MARCELA SERRANO

El lenguaje coloquial es un poco pobre. La única idea posible para evitarlo es la lectura. Si lees bien, hablarás bien, y le tomarás cariño a las palabras.

MARCELA SERRANO
El lenguaje coloquial es un poco pobre. La única idea posible para evitarlo es la lectura. Si lees bien, hablarás bien, y le tomarás cariño a las palabras.

MARCELA SERRANO
El lenguaje coloquial es un poco pobre. La única idea posible para evitarlo es la lectura. Si lees bien, hablarás bien, y le tomarás cariño a las palabras.

MARCELA SERRANO
El lenguaje coloquial es un poco pobre. La única idea posible para evitarlo es la lectura. Si lees bien, hablarás bien, y le tomarás cariño a las palabras.

MARCELA SERRANO
El lenguaje coloquial es un poco pobre. La única idea posible para evitarlo es la lectura. Si lees bien, hablarás bien, y le tomarás cariño a las palabras.

MARCELA SERRANO
El lenguaje coloquial es un poco pobre. La única idea posible para evitarlo es la lectura. Si lees bien, hablarás bien, y le tomarás cariño a las palabras.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful