P. 1
c. 12. Libro Gobbi Color PDF

c. 12. Libro Gobbi Color PDF

5.0

|Views: 11.359|Likes:
Publicado porADSER3598
ULTIMOS TIEMPOS
ULTIMOS TIEMPOS

More info:

Published by: ADSER3598 on Feb 03, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/23/2015

pdf

text

original

Libro 12 MENSAJES DE LA VIRGEN MARÍA AL PADRE GOBBI SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS

Serie: REVELACIONES DE JESÚS Y MARÍA SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS

Carlos Eduardo Rodríguez Cañón

Título de la obra: REVELACIONES DE JESÚS y MARíA SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS: MENSAJES DE LA VIRGEN MARíA AL PADRE GOBBI SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS 3a. Edición: Autor: Editado por: E-mail: Marzo de 2009 CARLOS EDUARDO RODRÍGUEZ CAÑÓN FUNDACIÓN JESÚS DE LA MISERICORDIA revelaciones@etb.net.co

Diseño de carátula y diagramación: MARLENE B. ZAMORA CORTÉS / SANTIAGO MARTÍNEZ S. Carlos Eduardo Rodríguez Cañón
Prohibida la reproducción total o parcial por sistemas de impresión, audiovisuales, grabaciones o cualquier otro medio, sin permiso previo, por escrito del autor: Derechos amparados por las leyes internacionales de Derechos de Autor. ISBN: 958-33-1459-5

Declaración
Amparado por el decreto del 15 de noviembre de 1966 publicado en el “Acta Apostolicae Sedis” el 29 de diciembre de 1966 (Volumen 58, número 16), este libro se publica sin necesidad de censura eclesiástica. Este decreto se basa en la derogación que hizo el Papa Pablo VI de los cánones 1399 y 2318 del Derecho Canónico, que exigían esta censura cuando se escribiera sobre temas referentes a nuevas apariciones y manifestaciones Divínas en lo que conocemos como revelación privada. En la actualidad, los estudiosos pueden editar escritos referentes a este tema sin el conocido lmprimatur; con tal de que se ajusten a la moral ya la fe aceptada por el Magisterio de la Iglesia. De otro lado, de acuerdo al decreto del Papa Urbano VIII al respecto, declaro que de ninguna revelación privada consignada en este documento, afirmo su origen sobrenatural, y al respecto, me atengo al juicio de la Autoridad Superior Competente. No pretendo, por lo tanto, adelantarme al juicio definitivo de la jerarquía Eclesiástica y me someto incondicionalmente al dictamen final y oficial de este Magisterio

Pedidos a:

FUNDACIÓN JESÚS DE LA MISERICORDIA
Av. Eloy Alfaro No. 29-150y9 de Octubre Tel.: (593) (2) 2564 519 / 2528 611 • Fax: (593) (2) 2561 445 P.O. Box 6252 C.C.I. Quito - Ecuador E-mail: jesusmi@quik.com.ec Impreso en Ecuador - Printed in Ecuador

MENSAJES DE LA VIRGEN MARÍA AL PADRE GOBBI SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS
INDICE GENERAL
A. UN MENSAJE DE ESPERANZA PARA ESTOS TIEMPOS TURBULENTOS
1. La maravillosa época de paz y amor que se aproxima para la humanidad
Todo les ha sido revelado Un mensaje de esperanza y confianza Segunda venida de Cristo (o intermedia) Cielo nuevo, tierra nueva Hombres nuevos Renovación y triunfo de la única Iglesia Reinado efectivo de Dios sobre toda la tierra
Pg.

21

2. Instrucciones del Cielo para protegernos durante las tribulaciones de los últimos tiempos
La consagración al Inmaculado Corazón de María La oración El santo Rosario La Eucaristía Protección bajo el Manto Inmaculado de María Apoyo en la comunión de los santos Apoyo con los ángeles El camino de la cruz El poder de los pequeños

41

B. LA COMPRENSIÓN DEL SENTIDO DE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS
1. ¿Cómo puede un Dios misericordioso permitir tantas tribulaciones a sus criaturas? a. Por el reinado actual de los siete pecados capitales 71
Negación de los mandamientos de la ley de Dios Se opone a los siete sacramentos, las siete virtudes y los siete dones; los siete pecados capitales

b. Por querer construir un mundo sin Dios
Orgullo y soberbia de querer construir un mundo sin Dios. Peor que antes del Diluvio y de Sodoma y Gomorra Llamada a la conversión rechazada y con aumento de la perversidad Purificación necesaria para el comienzo de una era nueva

77

2. Cercanía del fin de los tiempos ¿Debemos temer? Inminencia por no haber atendido y no habernos convertido
Advertencias no escuchadas Dificultades para la difusión de los mensajes divinos Postergado pero irreversible No tener miedo, al contrario, ¡estar alegres!

93

3. María, profetisa de los últimos tiempos, explica las profecías bíblicas 107
María, profetisa de los últimos tiempos Arca de salvación para estos últimos tiempos (como en los tiempos de Noé) La anunciada en la Biblia Lidera una batalla espiritual en la que vencerá a Satanás Enviada para hacer entender las profecías bíblicas Incredulidad a las profecías bíblicas

4. Un gran plan de salvación para la renovación del mundo en crisis

Un gran plan de salvación para estos tiempos El escuadrón de los pequeños, dirigidos por María, vencerá al de los soberbios Un escuadrón de Apóstoles de los últimos tiempos consagrados a su Inmaculado Corazón Diferentes responsabilidades Divulgación de las advertencias y mensajes proféticos La última evangelización Dificultades y ayudas Formación y guía de acción El Movimiento Sacerdotal Mariano

123

C. LA CRISIS EN LA IGLESIA CATÓLICA Y EL SURGIMIENTO DE UNA IGLESIA ECUMÉNICA UNIVERSAL
1. La profetizada crisis en la iglesia católica para los últimos tiempos y su renovación 149
La gran apostasía profetizada en la Biblia ha llegado Apostasía basada en la soberbia y rebeldía satánica Crisis temporal de la Iglesia para renovarse La Iglesia sufrirá la pasión de Jesús, la cabeza del Cuerpo Místico Crisis de autoridad y disciplina Los objetivos de la masonería La masonería eclesiástica Infiltración del modernismo Destronando a la Virgen María, Corredentora y Medianera Invasión de las herejías Ataque a los sacramentos Crisis en el sacerdocio Crisis de aceptación de la Autoridad del papado Juan Pablo II: el Papa de las profecías El gran cisma, haber separación del magisterio tradicional Una falsa iglesia ecuménica universal favorable al Anticristo Quedará solo un pequeño resto fiel al magisterio

2. El tercer secreto de Fátima se refiere a la Crisis en la Iglesia y sus consecuencias para el mundo 195
Con la muerte de Juan Pablo II se abren las esclusas de la gran apostasía El tercer secreto divulgado oficialmente y una interpretación.

D. NUEVO ORDEN MUNDIAL, LA APARICIÓN DEL ANTICRISTO PROFETIZADO Y LA RENOVACIÓN DEL MUNDO
1. El colapso mundial y la anarquía propicia para el ascenso de un “salvador”
Arribo a los últimos tiempos y a las tribulaciones profetizadas La Gran Señal Colapso mundial: guerras, crisis económica, cataclismos Tercera guerra mundial

209

2. El Nuevo orden mundial: ascenso del Anticristo
Nuevo orden basado en una civilización fuera de los Mandamientos El Anticristo se toma el poder y ocupa inclusive el Trono de San Pedro

221

3. El cercano y corto reinado del Anticristo

231

Gobierno de siete años y reinado de tres años y medio Será un gobierno totalitario político-religioso con sede en el Vaticano Marcaciones con el chip inteligente Dios y la Virgen también marcan a sus fieles Supresión de la Eucaristía y exigencia de adoración Gran persecución a los cristianos durante la falsa paz

4. La Purificación del Mundo
La Gran tribulación final

244

5. Renovación del mundo “Al final mi Inmaculado Corazón triunfará”

253

La Virgen María vence finalmente a Satanás Cristo, vencedor, establecerá el Reino de Dios pleno, en la tierra

ANEXO: EL DILEMA DEL MILENARISMO HERÉTICO VS. EL MILENISMO ACEPTABLE POR EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA
A. El predominante milenarismo alegórico de San Agustín B. Tipos de milenarismo y la posición del Magisterio C. El milenismo católico: solo uno de los tres enemigos del alma seguirá atacando. 259 265 269

ANEXO 2: LA SALETTE
275
BIBLIOGRAFÍA Y REFERENCIAS POR INTERNET

REVELACIONES DE JESÚS Y MARÍA SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS
de la Iglesia, santos y místicos muy apreciados e incuestionados por ella. Son muy explícitos al escribir las profecías que recibieron sobre “los últimos tiempos”. Hacia 1846 se inicia el “boom” de las apariciones Marianas con las de La Salette, en Francia, considerada por Juan Pablo II como “la reina de las profecías”. (ver anexo 2) Es un punto de referencia clave porque plantea ya las grandes líneas del panorama profético que desarrollarán y ampliarán las profecías en los 150 años siguientes. De 1850 a 1900 se presentan unos 15 videntes muy apreciados por la Iglesia. De 1900 a 1950 se duplica el número de las apariciones documentadas (35). Pero la explosión se presenta en estos últimos 50 años cuando se documentan 110 videntes concentrados en los últimos 25 años (75 casos). Al estudiar estas revelaciones privadas se descubrieron grandes temas recurrentes, y se agruparon según las distintas categorías. Para presentarlas se optó por separar más de 2000 citas. Paralelamente a este proceso se iba estudiando la profecía pública de la Iglesia, o sea las Sagradas Escrituras, en busca de todo cuanto tenía que ver con los temas que se iban estudiando. Así llegaron a identificarse más de 400 pasajes bíblicos proféticos. Todo lo descubierto se iba comparando con las respectivas enseñanzas del Magisterio de la Iglesia. Gracias a estas dos comparaciones todo lo estudiado ganaba en perspectiva, comprensión y profundidad así como se iba encontrando la perfecta concordancia de todas las revelaciones privadas con la doctrina católica. Vista la claridad con que las revelaciones hablaban por sí mismas y sin necesidad de comentarios o ampliaciones humanas, se optó por preparar un marco titular a toda la obra de ordenamiento de los mensajes del cielo. Son tan claros, completos y comprensibles las revelaciones y mensajes de Jesús, de la Virgen María y de la Biblia que lo mejor para quien hace este tipo de trabajo parece ser hacerse a un lado y dejar que todos ellos obren por su cuenta.

La crisis económica mundial y sus graves consecuencias, iniciadas para el mundo a finales del 2008 muestran que entramos en un período crítico de transición en la historia de la humanidad, denominado “los últimos tiempos”, según múltiples profecías de origen católico, que la Virgen María pide, sean divulgadas. *

La serie de la cual éste libro hace parte es el resultado de un estudio de las revelaciones privadas sobre estos últimos tiempos que Dios ha tenido a bien dar a distintos tipos de personas (santos, místicos y católicos del común), en los 2000 años de la historia de la Iglesia. Actualmente hay más de 1000 casos de revelaciones privadas, serias, debidamente documentadas (en su gran mayoría apariciones marianas) en estudio en las oficinas de la Congregación para la Doctrina de la Fe regentadas por el Cardenal Ratzinger antes de ascender a Papa. De estas hay cerca de 400 relativamente conocidas alrededor del mundo. El estudio se circunscribió a algo más de 200 sobre las cuales es fácil recabar información. En las siguientes páginas se ofrece un listado de ellas. La muestra conseguida –las 200 revelaciones privadas- representan dos milenios de profecía en los cinco continentes. Cerca de 40 de los casos son de antes de 1850. Son revelaciones hechas a Padres

* Introducción común a todos los libros de la serie

Se reducen a un mínimo del total de estas páginas los complementos por parte del compilador que se disponen en algunos anexos. La obra es, por tanto, una compilación de profecías hechas a miembros de la Iglesia católica en estos 2000 años a lo ancho de todo el globo, presentadas temáticamente. Viene a ser como

una cátedra sobre los últimos tiempos dada por Jesús y por María, con la respectiva concordancia bíblica. Para facilitar su lectura y estudio la obra está dividida en doce libros cuyos índices vemos más adelante.

UNA PERSPECTIVA ESPERANZADORA
Una divulgación parcializada y fatalista de los mensajes proféticos Quien oye hablar de apariciones de la Virgen y del mundo de las profecías suele hacer la asociación con mensajes apocalípticos que describen calamidades y catástrofes futuras. Mucho puede leerse o escucharse en los ambientes católicos sobre personas que han recibido revelaciones que advierten de unos últimos tiempos muy difíciles para la humanidad y que, según parece, coinciden con los de la época actual. Teniendo en cuenta los tantos problemas que la mayoría tiene es natural que en el interior de muchos brote una resistencia a escuchar mensajes pesimistas que acrecienten el desasosiego que nos envuelve, pero por poca atención que se preste es fácil ver que muchas de las profecías que circulan concuerdan con los titulares de los medios de comunicación y que la factibilidad del cumplimiento de lo pronosticado es cada vez mayor. Es verdad que frecuentemente las profecías aluden a las tribulaciones por las que pasará la humanidad como consecuencia del grave y culpable alejamiento de Dios, de sus mandamientos, de la desatención a las advertencias y de haber seguido su loco camino hacia el abismo. Pero todo esto, siendo verdad, resulta ser verdad a medias, y carente de la debida perspectiva puede conducir al error. Quien observa la gran cantidad de advertencias y de mensajes proféticos que el cielo ha regalado capta en primer lugar que todo constituye un llamado a la conversión, así como un más amplio panorama de mensajes. Atender tan solo a un aspecto de las profecías —de origen católico—, aquel de “malas noticias” puede inducir al pesimismo, al fatalismo y a algo aún peor: la desesperanza, todo lo contrario de la intención del Autor de todo cuanto contienen estos mensajes. Como todo Evangelio, el que este mundo profético contiene es una “Buena Nueva”. El mensaje esperanzador Los mensajes “positivos” y esperanzadores que el Cielo ha dado a través de revelaciones privadas exceden con creces los negativos. Considérense dos como ejemplo: cuando hay una tormenta o una larga noche oscura el hombre se puede mantener firme bajo la seguridad del fin del mal tiempo: finalmente debe amainar la tormenta o llegar la claridad del amanecer. Así ocurre a quien estudia cuanto está anunciado. Los mensajes proféticos, tanto los de las Sagradas Escrituras como los recibidos por distintas personas después del siglo primero, describen un futuro maravilloso tras la purificación necesaria, futuro del que podrán gozar en vida los que sean preservados para él por el poder de Dios. Un conocimiento sin duda esperanzador para quienes vivimos estos tiempos turbulentos.

De otro lado, en toda situación difícil por la que pasa el hombre bien sea un peligro físico, bien sea uno espiritual, bien sea de ambos, necesita saber cómo salir bien de ella. Los mensajes que el Cielo ha enviado ofrecen una guía muy específica para enfrentar las tribulaciones y pasar airosamente las pruebas. El conocimiento y la aceptación de ellos trae consigo paz, pues se consolida la confianza en el poder de Dios, que todo lo sabe, todo lo puede, todo lo dispone para el bien de los fieles. Dios, Padre de Misericordia, ha dispuesto las armas y las armaduras para sobrevivir dignamente a las dificultades de los últimos tiempos anunciados y para “pasar” con los nuestros al reinado de paz y de amor que Él tiene dispuesto. Una teología de la historia Otros aspectos que no suscitan el suficiente interés de algunos, quizás por falta de fe en ellos, pero de los cuales las revelaciones privadas ofrecen mucha información es el de las causas últimas —el por qué y el para qué en los planes de Dios— de las tribulaciones: qué papel cumplen en el plan divino de salvación . Por lo demás, muchas preguntas surgen cuando se busca por estos caminos el sentido del período que ya se vive, tanto en la Iglesia como en el mundo. Por ejemplo:
¿ Puede un católico respetuoso del Magisterio de la Iglesia creer en las profecías privadas? Las profecías bíblicas, ¿no son simples figuras y géneros literarios? ¿ La creencia en el milenarismo (la época de paz) no está prohibida por la Iglesia? ¿ Cómo puede un Dios misericordioso permitir tantas tribulaciones?

¿ ¿

¿ ¿ ¿

¿

Si Dios quiere la conversión por amor y no por miedo ¿por qué parece asustarnos con advertencias de situaciones difíciles? Qué tan cerca estamos del final de los tiempos? Cuál es la diferencia entre el fin de los tiempos y el fin del mundo? ¿Cuál es su relación? Por qué tiene tanta importancia la Virgen María en estos últimos tiempos? Es real la crisis profetizada para la Iglesia Católica para los últimos tiempos? No será el Anticristo una figura literaria bíblica más que una persona histórica concreta? Deben divulgarse las advertencias y los mensajes proféticos? ¿Quién debe hacerlo y cómo?

Es consecuencia de la bondad infinita de Dios que Él quiere que sepamos todo cuanto hace falta conocer para nuestra salvación. De allí que haya previsto esta necesidad y se haya adelantado desde hace siglos ofreciendo toda la información necesaria. Incluso ha pensado en la respuesta a tantas expresiones de incredulidad respecto a la veracidad de las revelaciones que Él hace en todo tiempo. A medida que se conocen las revelaciones se descubre una perfecta exposición de una teología de la historia realizada por Dios por diversos medios: la explicación de sus planes amorosos con la humanidad, con todos y cada unos de sus hijos.

CREDIBILIDAD DE LAS REVELACIONES
Al cruzar y organizar temáticamente las citas proféticas recopiladas se encuentran asombrosas “coincidencias” como las siguientes: Concordancia entre los videntes Como podrá ver cada lector la concordancia y armonía entre los videntes es asombrosa. Conforman como un gran rompecabezas del que cada revelación viene a ser como una pieza que aporta algo propio al total y que reitera de alguna manera los temas centrales pero con su propio matiz, y todo ello develándose poco a poco a lo ancho del mundo y a lo largo de la historia. ¿Cómo explicar estas asombrosas ratificación y complementariedad sin aceptar su origen sobrenatural? No hay explicación “humana” posible. Por otro lado, tanto los Padres de la Iglesia como los santos, y los videntes de los últimos ciento cincuenta años no han sacado provecho alguno que pudiera hacer pensar en algún deseo de mentir, así como no han contradicho con sus actos la honestidad con que “predican”. Además, los fenómenos por los que ellos llegan a saber lo que dan a conocer van normalmente acompañados de manifestaciones sobrenaturales que producen frutos de conversión y santidad en ellos y en muchos de los que los rodean. Nadie podría decir con sensatez que toda esta expresión profética —que cubre los cinco continentes durante dos mil años— sea información sin sentido o una gran patraña o conspiración para desorientar a los hombres, creyentes o no, para alejarlos de la verdad proclamada por la Iglesia, cuando evidentemente se puede deducir lo contrario. Unas cuantas y supuestas apariciones de la Virgen a presuntos videntes, cercanos geográficamente y en el tiempo, podrían ser consideradas como histeria o sugestión colectiva. Pero un conjunto tan grande de fenómenos, tan esparcido en el tiempo y en la geografía mundial, no puede ser descalificado a la ligera con una acusación semejante: el asunto adquiere otro cariz y exige otra respuesta. Del estudio de unos pocos casos aislados podría no deducirse veracidad alguna, pero tras un análisis serio del gran conjunto informativo recibido y dado por los videntes la credibilidad en todo cuanto aseveran toma una fuerza avasalladora. Concordancia con el Magisterio de la Iglesia Se observa fácilmente que de todo lo dicho en el gran conjunto de mensajes, aquí trascrito, nada atenta contra lo enseñado por el magisterio infalible de la Iglesia. La mayoría de los videntes de los últimos siglos son personas sin instrucción especial (pastores, campesinos, muchachas de servicio, amas de casa, niños) gente del común y sin capacidades extraordinarias; sin embargo, muestran en todo cuanto dicen una sabiduría espiritual excepcional y un gran conocimiento de los contenidos de la fe. ¿Cómo se puede explicar tanta sabiduría y profundidad doctrinal en estos videntes si sus mensajes no vienen del Cielo? ¿Diciendo que vienen del lado enemigo? Solo un hombre realmente ciego podría afirmar cosa semejante.

Concordancia con la profecía bíblica Otro resultado asombroso del estudio es la visión de la congruencia entre las profecías bíblicas y las de los videntes, entre la revelación “pública” con la revelación “privada”. Y no podría ser de otro modo teniendo ambas a Dios como autor. En la presentación que estas libros pretenden se intercalan las citas bíblicas en concordancia con cada tema para que pueda apreciarse su armonía y se logre una mayor comprensión del contenido de los mensajes. Puede decirse con seguridad que la revelación privada explica la revelación bíblica, la hace más comprensible, la devela aún más según la realidad histórica y el modo de su cumplimiento. Congruencia con el sentido común y la lógica histórica No se necesita ser un historiador para ver en las simples noticias de diarios y televisión que el mundo está entrando aceleradamente a la que podría considerarse como primera etapa de la debacle. Ni se necesita ser un científico social para darse cuenta de que las proyecciones políticas, económicas, culturales, religiosas y sociales permiten deducir la factibilidad de las siguientes etapas [en la lógica de las profecías, siempre y cuando no haya una radical e inmediata conversión mundial]. Coincidencia con otros mensajes proféticos no cristianos Causa cuando menos curiosidad y extrañeza la similitud entre un gran conjunto de profecías existentes en casi todas las épocas y culturas. Tanto en las culturas prehispánicas centroa-mericanas como la hindú, la judía, la

egipcia, la europea antigua y la musulmana, a lo largo de los siglos, todas coinciden en pronosticar unos tiempos cataclísmicos históricos universales previos a un renacer esplendoroso. En sus distintas cronologías todas predicen una época de purificación y renovación que coinciden con alto grado de aproximación con el año 2000 de la era cristiana (pocos años más o menos) y que se extiende por un corto período. También en los últimos años todo un grupo de parasicólogos, de personas creyentes en los OVNIS y de gente adepta al movimiento de la Nueva Era, ofrecen profecías similares y unas cuantas diferencias. Estas similitudes (¿simples coincidencias?) pueden o no aportar validez a las profecías “católicas”. Pero las diferencias sí pueden resultar muy significativas para la fe católica y la salvación del alma. En el caso de las profecías cuyo origen es el conjunto de doctrinas y enseñanzas de la Nueva Era y de los creyentes en Ovnis, podría decirse que buscan imitar las profecías de origen cristiano y adaptarla para sus fines de conquista de adeptos a sus oscuros propósitos. En el noveno libro puede verse el desarrollo de este tema.

DEDICATORIA
A los Cardenales, Obispos, Sacerdotes, teólogos, estudiosos del tema y servidores de grupos de oración y de comunidades a quienes corresponde discernir los signos de los tiempos y orientar el caminar del pueblo de Dios en esta turbulenta época de la historia. A todos los buscadores de la verdad de todas las religiones y creencias. La información necesaria sobre el importante tema de las revelaciones privadas de origen católico sobre los últimos tiempos es muy amplia y suele estar dispuesta de tal forma que resulta difícil estudiarse en perspectiva. Muchas veces sus ramas no dejan ver el árbol con las consecuencias negativas esperadas: una verdad a medias suele inducir errores de apreciación. Es el deseo del autor de esta compilación que su trabajo contribuya al esclarecimiento de la Verdad al respecto y que esta sea utilizada para dar mayor gloria a Dios y facilitar la salvación de muchas almas. Agradezco mucho a Alejandro Pedraza, Antonio Yague, Rafael Arango. José Galat, Susana Díaz, Julián Gómez, Francisco y Juan Carlos Sánchez-Ventura, Fausto Galeano y a muchas otras personas que fueron decisivas con su ayuda a la obra. Agradezco sobremanera a mi familia su apoyo y comprensión, y solicito su perdón por el sacrificio en todos los aspectos a que se vieron avocados por mi dedicación en exclusividad a este proyecto durante un largo período, descuidando un poco mis deberes de estado.

DECLARACIÓN
Amparado por el decreto del 15 de Noviembre de 1966 publicado en el “Acta Apostolicae Sedis” el 29 de diciembre de 1966 (Volumen 58, número 16) este libro se publica sin necesidad de Censura Eclesiástica. Este decreto se basa en la derogación que hizo el Papa Pablo VI de los cánones 1.399 y 2.318 del Derecho Canónico que exigían esta censura cuando se escribiera sobre temas referentes a nuevas apariciones y manifestaciones Divinas en lo que conocemos como revelación privada. En la actualidad los estudiosos pueden editar escritos referentes a este tema sin el conocido Imprimatur con tal de que se ajusten a la moral y a la fe aceptada por el Magisterio de la Iglesia. De otro lado, de acuerdo al decreto del Papa Urbano VIII al respecto, declaro que de ninguna revelación privada consignada en este documento afirmo su origen sobrenatural, y al respecto me atengo al juicio de la Autoridad Superior Competente. No pretendo, por lo tanto, adelantarme al juicio definitivo de la Jerarquía Eclesiástica y me someto incondicionalmente al dictamen final y oficial de este Magisterio

PLAN DE TEMAS DE LA OBRA
Como puede verse en la página frontal y en la contracarátula al principio la obra está estructurada en cuatro grupos de tres libros. Aunque se puede leer cualquiera de los libros en forma independiente y se puede leer el total de la obra en cualquier orden, el diseño cuenta con una estructura secuencial lógica que tiene una meditada utilidad.

REVELACIONES DE JESÚS Y MARÍA SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS
TÍTULOS DE LA SERIE DE LIBROS*
Trilogía de la Esperanza
1. LA MARAVILLOSA ÉPOCA DE PAZ Y AMOR QUE SE APROXIMA 2. ¿PUEDE UN CATÓLICO, RESPETUOSO DEL MAGISTERIO DE LA IGLESIA, CREER EN LAS PROFECÍAS PRIVADAS? 3. REVELACIONES SOBRE LA VIDA DESPUÉS DE LA VIDA

Trilogía de la Fe
4. ¿COMO PUEDE UN DIOS MISERICORDIOSO PERMITIR TANTAS TRIBULACIONES A SUS CRIATURAS? 5. UN GRAN PLAN DE DIOS PARA LA SALVACIÓN Y RENOVACIÓN DE ESTE MUNDO EN CRISIS 6. INSTRUCCIONES DEL CIELO PARA PROTEGERNOS DURANTE LAS TRIBULACIONES DE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS

Trilogía apostólica (primer libro)
7. LA PROFETIZADA CRISIS EN LA IGLESIA CATÓLICA Y SU RENOVACIÓN

Trilogía de la Caridad
8. LA CRISIS GLOBAL PROPICIA PARA EL SURGIMIENTO DE UN NUEVO ORDEN MUNDIAL Y DE UNA IGLESIA ECUMÉNICA UNIVERSAL 9. EL CERCANO Y CORTO REINADO DEL ANTICRISTO PROFETIZADO 10. LA GRAN TRIBULACIÓN FINAL ANTES DE LA RENOVACIÓN DEL MUNDO

Trilogía Apostólica
11. ¿DEBEN DIVULGARSE LAS ADVERTENCIAS Y MENSAJES PROFÉTICOS? LOS APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS 12. MENSAJES DE LA VIRGEN MARÍA AL PADRE GOBBI SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS *Ver índices más detallados de los libros y sus capítulos al final del libro

Todo lo que el Cielo revele tiene como fin fortalecer las tres virtudes teologales: fe, esperanza y caridad, fundamento de todas las demás. Por demás, todo lo que comuni-ca el cielo tiene por objeto la salvación de almas e implica para quien lo recibe la responsabilidad de ser divulgador. Así se conformaron las trilogías:

Trilogía de la Fe
El cuarto libro ¿Como puede un Dios misericordioso permitir tantas tribu-laciones a sus criaturas? puede ayudar a mantener la fe pues ayuda a comprender cómo esta purificación es permitida —no causada— por Dios como una expresión de su misericordia, aunque también de su justicia; que Él no permite o quiere nada que no sea bueno para sus hijos, y si lo permite será para la salvación de un mayor número de almas, para la gloria de su nombre. El quinto libro Un gran plan de Dios para la salvación y renovación de este mundo en crisis ayuda a tomar conciencia de cómo esta etapa de la historia estaba prevista dentro del plan de Dios para la salvación de la humanidad, para la segura victoria de la Virgen María y de su linaje sobre Satanás y sus huestes en la gran batalla final profetizada en el libro del Génesis (Gen 3, 14-15) y en el del Apocalipsis (Ap 13, 1-3, 13), base para la renovación del mundo. El conocimiento de esto debe ayudar a aumentar la fe del creyente, del mismo modo que el contenido del libro sexto (Instrucciones del cielo para protegernos durante las tribulaciones de estos últimos tiempos) debe mover a la confianza abandonada en Dios Padre de misericordia. Dios ha previsto la protección de su pueblo durante esta época de grandes tribulaciones como expresión de su amor.

Trilogía de la esperanza
Necesitamos urgentemente de esperanza para seguir luchando en la vida, tanto a nivel humano como a nivel espiritual. En el primer libro La maravillosa época de paz y amor que se aproxima las revelaciones nos dan la esperanza cierta de un cielo nuevo y la tierra nueva prometidos luego de esta purificación. Su cercanía, y su disfrute con los nuestros debe llenarnos de alegría. En el segundo libro ¿Puede un católico, respetuosos del magisterio de la Iglesia creer en las profecías bíblicas y privadas? no solo encontramos respuesta afirmativa a la pregunta, sino la explicación de cómo sí es lícito de acuerdo al magisterio creer en un milenio esplendoroso dentro de la próxima historia de la humanidad. En el tercer libro Revelaciones sobre la vida después de la vida puede verse la diferencia entre el fin de los tiempos y el fin del mundo; con ese conocimiento puede renovarse la virtud teologal de la Esperanza por cuanto se recuerda el Cielo prometido a quienes acepten la invitación de Dios a compartir su felicidad eterna. Infinitamente más importante que ser merecedores de participar en el maravilloso milenio que se aproxima, que es temporal, es ser considerados dignos de la felicidad eterna.

Trilogía de la Caridad
Los libros octavo La crisis global propicia para el surgimiento de un Nuevo orden mundial y de una Iglesia ecuménica

universal, noveno El cercano y corto reinado del Anticristo profetizado y décimo La gran tribulación final antes de la renovación del mundo ofrecen una relación secuencial de los eventos históricos advertidos por el Cielo para los próximos años previos a la renovación del mundo. Es la descripción de los duros hechos que han de ocurrir, usualmente son los más divulgados y su aceptación es la más difícil. Como dijimos, ellos solos, sin aquello que los dota del sentido querido por Dios en su plan de salvación, pueden traer mucho desasosiego. Dios nos da esta información con el propósito de conocer con anticipación los eventos para entenderlos y poderlos manejar apropiadamente según sus instrucciones. No da Dios sus dones para nuestra intranquilidad, sino para nuestro bien. Lo nuestro es la correspondencia. Llamamos a esta trilogía de la Caridad, para hacer ver que esto entra en los planes misericordiosos de Dios y que durante este período va a ser necesaria en la Iglesia remanente un despliegue especial del amor fraterno tendiente al apoyo mutuo para pasar la dura prueba a la que vamos a estar sometidos.

cumplirá la promesa del Señor acerca del que “las puertas del Infierno no prevalecerán contra ella”. La prueba por la que va a pasar el cuerpo místico de Cristo, a semejanza de la que pasó Jesús, su Cabeza, tiene un propósito, y, como Él, resucitará hermosamente renovad. El libro undécimo ¿Deben divulgarse las advertencias y mensajes proféticos? Los apóstoles de los últimos tiempos presenta una respuesta afirmativa a la pregunta y ayuda a tomar conciencia de la urgencia de la divulgación de los mensajes proféticos y de un apostolado de los últimos tiempos. El Cielo nos da toda una guía de acción como parte del plan salvífico. El último libro Mensajes de la Virgen María al padre Gobbi sobre estos últimos tiempos documenta en forma temática parte de los mensajes que la Virgen dio durante 25 años al Padre Gobbi, quien guía humanamente el Movimiento Sacerdotal Mariano. Dejó estos mensajes y advertencias proféticas consignadas en su libro “A los Sacerdotes, hijos predilectos de la Santísima Virgen”, editado con imprimatur. En esta obra la Virgen presenta un panorama global completo sobre todos los temas referentes a los últimos tiempos vistos en los otros libros. Puede leerse a modo de resumen. Al Movimiento Sacerdotal Mariano están adscritos más de 100.000 sacerdotes (casi un 20% de los sacerdotes del mundo) y más de 400 Cardenales y Obispos. Los siguen millones de laicos que se reúnen semanalmente en cenáculos de oración y estudian las revelaciones privadas recibidas. Aún así, esta institución tiene detractores y ante él algunos jerarcas reaccionan con incredulidad.

Trilogía apostólica
El séptimo libro La profetizada crisis en la iglesia católica y su renovación está situado dentro de la secuencia anterior de la trilogía de los eventos de las tribulaciones. Se hace así para mostrar la relación causa - efecto entre esta descripción de la Gran apostasía profetizada, las tribulaciones y la aparición del Anticristo (1 Tes 2, 3-4). Son también mensajes de difícil aceptación, quizás por el amor hacia nuestra Santa Madre Iglesia, y aún así es un canto a la esperanza pues se

Este ejemplo nos permite también mostrar la seriedad del tema y rebatir ataques simplistas que descalifican a las personas que creemos en estos planteamientos, y que

nos tildan de ignorantes, fanáticos y desobedientes a la Jerarquía cuando los divulgamos. Vemos los índices generales de los doce li-

PRESENTACIÓN DE LA OBRA EN VERSIÓN DE LIBROS ELECTRÓNICOS PARA VER EN CUALQUIER COMPUTADOR, CON IMPORTANTES COMPLEMENTOS Los doce libros en versión digital en PDF
Para versatilidad en el manejo de los doce temas y libros se provee una presentación de estos en versión electrónica (e-books) en 4 CD-Roms que agrupan tres libros en cada uno, como se ve en la carátula interior (al inicio). De esta forma el CD-Rom A agrupa en la trilogía de la Esperanza que incluye los libros 1, 2 y 3 de la serie, el CD-Rom B integra la trilogía de la Fe con los libros 4, 5 y 6, etc. Los CD-Roms se abren desde cualquier computador, en PDF, y se pueden leer en pantalla, con la ventaja de que las ilustraciones están a todo color en versión más estética. Permite imprimir selecciones de textos para fines de estudio personal o grupal, aunque se pide respeto de derechos de autor, en impresión en escala o con afán de lucro. En los CD-Roms se incluye un juego de diapositivas en POWERPOINT como resumen y presentación para cada uno de los libros. Esto facilita en forma por demás clara, gráfica y sencilla, el estudio de cada libro sea en forma personal o en grupos de estudio. Cada libro tiene a su vez unos formatos de trabajo en material de guía de estudio que facilita el manejo del tema en forma didáctica. Estos se pueden imprimir conformando una especie de manual ilustrado de estudio y trabajo de toda la obra.

Peliculas sobre las principales Apariciones de la Virgen y de sus mensajes, y de otras revelaciones privadas.
Por último, se incluye en cada uno de los CD-Roms de una serie de clips sobre las principales apariciones de la Virgen María y de otras revelaciones privadas, en videos en formato MPG que se puede ver desde cualquier computador. Esto termina de dar una presentación agradable y pedagógica a la obra.

Presentación Power-Point de resúmen y materiales de trabajo imprimibles para estudio personal o para grupos de estudio.

MENSAJES DE LA VIRGEN MARÍA AL PADRE GOBBI SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS
A. UN MENSAJE DE ESPERANZA PARA ESTOS TIEMPOS TURBULENTOS1
1. LA MARAVILLOSA ÉPOCA DE PAZ Y AMOR QUE SE APROXIMA PARA LA HUMANIDAD 21
Todo les ha sido revelado (9)2 Un mensaje de esperanza y de confianza (12) Segunda venida de Cristo (o intermedia) (4) Cielo Nuevo, Tierra Nueva (13) Hombres Nuevos (9) Renovación y triunfo de la única Iglesia (7) Reinado efectivo de Dios sobre toda la Tierra (18)

2. INSTRUCCIONES DEL CIELO PARA PROTEGERNOS DURANTE LAS TRIBULACIONES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS3 41
ARMAS Y ARMADURAS PARA EL COMBATE FINAL La consagración al Inmaculado Corazón de María (16) La Oración (10) El Santo Rosario (6) La Eucaristía (4) Protección bajo el Manto de María (19) Apoyo en la Comunión de los Santos (3) Apoyo en los Ángeles (9) El Camino de la Cruz (8) El Poder de los Pequeños (7)

1

Sobre este tema se transcriben 72 mensajes dados por la Virgen durante los 25 años de las revelaciones y algunas citas bíblicas en concordancia. El libro No 1 de la serie “La Maravillosa época de paz y amor que se aproxima” amplía el tema con las revelaciones hechas a los otros 200 videntes del estudio, durante 2000 años en los cinco continentes. Número de mensajes citados sobre cada subtema El libro No 6 “Instrucciones del cielo para protegernos durante las tribulaciones de estos últimos tiempos” de la serie, amplía estos 92 mensajes transcritos con los dados a los otros videntes alrededor del mundo sobre este tema, estudiados.

2

3

A.

UN MENSAJE DE ESPERANZA PARA ESTOS TIEMPOS TURBULENTOS

1. LA MARAVILLOSA ÉPOCA DE PAZ Y AMOR QUE SE APROXIMA PARA LA HUMANIDAD TODO LES HA SIDO REVELADO
Ahora cuanto os debía decir os ha sido dicho, porque todo os ha sido revelado. Así pues, en esta noche, terminan los mensajes públicos, que desde hace veinticinco años os he dado: ahora debéis meditarlos, vivirlos y ponerlos en práctica. Entonces las palabras que he hecho descender de mi corazón Inmaculado, como gotas de rocío celestial sobre el desierto de vuestra vida insidiada, producirán frutos de gracia y de santidad. Todo os ha sido revelado: Mi designio os ha sido predicho sobre todo en lo referente a su maravilloso y victorioso cumplimiento. Os he anunciado el triunfo de mi Corazón Inmaculado en el mundo. Al final mi Corazón Inmaculado triunfará. Esto sucederá en el máximo triunfo de Jesús, que traerá al mundo su Reino glorioso de amor, de justicia y de paz, y hará todas las cosas nuevas.

Todo os ha sido revelado: Mi designio os ha sido predicho sobre todo en lo referente a su maravilloso y victorioso cumplimiento… también en su dolorosa realización. Abrid los corazones a la esperanza. Abrid las puertas a Cristo que viene a vosotros en gloria. Vivid la hora vibrante de este segundo adviento. (1238 e/ 98) * Todo os ha sido revelado: Mi designio os ha sido indicado también en su dolorosa realización. La humanidad ha caído bajo el dominio de Satanás y de un gran poder, ejercitado

*

Número de la página del libro A los Sacerdotes, hijos predilectos de la Santísima Virgen, (3ª edición latinoamericana) y año de la cual fueron transcritas las citas, excepto cuando incluye una e, de la 20a edición Española.

22

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

con las fuerzas satánicas y masónicas; mi Iglesia ha sido oscurecida por el humo que ha entrado dentro de ella. Para dar a la Iglesia, sufriente y crucificada de vuestro tiempo, mi ayuda materna y un refugio seguro, he hecho surgir el Movimiento Sacerdotal Mariano y lo he difundido por todas partes del mundo, por medio de este libro mío, que os traza la senda que debéis recorrer para difundir mi Luz. (1237e /98) A quien quiera escuchar y entender, ya todo ha sido revelado (560/84) En mi libro ya está revelado todo lo que ustedes deben conocer. Si saben leerlo, verán en él todo mi designio en su preparación, en su dolorosa actuación, en su luminoso y victorioso cumplimiento. Léanlo, hijos míos predilectos, medítenlo, vívanlo. No tengan dudas: Yo les hablo en él. A través de sus palabras estoy presente y me manifiesto. Solo en el futuro entenderán el valor de mi mensaje maternal.

Un don de mi Corazón Inmaculado es el designio que les he revelado. Cuando les hablo, Yo uso palabras humanas; pero, mientras ustedes hablan a través de la experiencia que tienen de su vida terrenal, Yo les hablo a través de la Luz del Paraíso. En el Corazón de mi Hijo Jesús y en el profundo misterio de la Santísima trinidad se contiene una sola realidad que liga, en una verdadera comunión de vida, el presente, el pasado y el futuro, la Iglesia que triunfa y goza en el Cielo, la que sufre y se purifica en el Purgatorio y la que lucha todavía como peregrina en la pobre tierra de ustedes. (520/84) A través de Mí se manifiesta el gran designio escondido en el misterio mismo de Dios (5/80) Aparecí para anunciarles que han entrado en el tiempo de mi plena manifestación. Aparecí para indicarles el camino que tienen que recorrer, en estos sus últimos tiempos. Aparecí para cumplir la tarea de Mamá hacia ustedes, mis hijos, tan insidiados por vuestro adversario y mío. En el tiempo de la gran prueba, yo les indico los peligros que los amenazan. (1006/93)
¿Cómo debe leerse este libro?

¿Cómo debe leerse este libro? Con la sencillez de un niño que escucha a la madre. Él no pregunta por qué ella habla, o cómo habla, o a dónde llevar sus palabras.

Con la sencillez de un niño que escucha a la madre. Él no pregunta por qué ella habla, o cómo habla, o a dónde llevar sus palabras. La ama y la escucha; hace todo lo que ella dice; entonces el niño es feliz, porque se siente así, guiado e iluminado por la mamá. Guiado por ella y formado por sus palabras, cada día crece en la vida.

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

23

Así debe ser para ustedes, léanlo con sencillez, sin plantearse tantos problemas; cómo hablo, por qué hablo, dónde hablo. A mí sólo me interesa que vivan todo lo que les he dicho. Entonces sus corazones arderán en amor, sus almas serán iluminadas por mi luz y Yo los transformaré interiormente para conducirlos cada día a hacer lo que agrada al Corazón de Jesús. (515/84)
¿Qué digo Yo en este libro mío?

Yo manifestaré mi fuerza; a través de tu nulidad Yo manifestaré mi poder. Yo misma seré la conductora de este ejército. Me lo estoy formando ahora en el silencio de la intimidad, así como por nueve meses formé a Jesús en mi seno y por muchos años le vi crecer día tras día en el silencio y en la vida oculta. (70/73)

UN MENSAJE DE ESPERANZA Y CONFIANZA
Está a punto de abrirse la puerta de oro de su Corazón divino y Jesús va a derramar sobre el mundo los torrentes de su misericordia. Son ríos de fuego y de gracia que transformarán y renovarán el mundo entero. Sobre las olas de sufrimientos, hasta ahora jamás conocidos, y de los prodigios nunca antes realizados, llegarán al puerto seguro de un nuevo cielo y de una tierra nueva. Una era de gracia, de amor y de paz va a nacer de los días dolorosos que están viviendo. (395/80)

Yo trazo un camino sencillo y bello, pero ¡Difícil, muy difícil!, que deben recorrer, si quieren vivir su consagración. Les enseño cómo se debe vivir; los formo concretamente para vivir Conmigo.
Les digo las cosas que llevo en el Corazón, porque son las mismas que Jesús les ha dicho en el Evangelio, que hoy debe vivirse con la sencillez de los pequeños, con el ardor de los mártires, con la fidelidad de los testigos valientes: ¡debe vivirse a la letra! (515/84)

Me preguntas por qué te he elegido a ti para difundir mi Movimiento, cuando te sientes tan inepto e incapaz. Justamente ves tu nulidad y tus debilidades y me preguntas: ¿Por qué no escoges a uno más idóneo y capaz que Yo? ¿Cómo puedes fiarte de mí cuando conoces bien todas mis infidelidades?
Hijo mío, te he elegido a ti, porque eres el instrumento menos idóneo: así nadie podrá decir que la obra es tuya.

El Movimiento Sacerdotal Mariano debe ser sólo Obra mía. A través de la debilidad

Una era de gracia, de amor y de paz va a nacer de los días dolorosos que están viviendo

24

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

Yo soy la Madre de la esperanza y de la confianza.

Vivan conmigo estos tiempos de su adviento. Así como fui Madre virginal de la primera venida de Jesús, hoy soy la Madre gloriosa de su venida. Vivan en esta espera y serán bienaventurados. Bienaventurados en medio de las pruebas y sufrimientos de todo tipo, porque tienen la certeza de que la hora de la presente tribulación prepara el tiempo del retorno glorioso de mi Hijo Jesús. (600/85)
Es un mensaje de confianza y esperanza.

Yo les he anunciado los tiempos que les esperan, tiempos dolorosos y difíciles, exactamente para ayudarles a vivir en la esperanza y una gran confianza en su Mamá Celestial.
¡Yo soy la Madre de la Esperanza! Esta es la virtud teologal que debe ser particularmente vivida en las sangrientas horas de la purificación.

A pesar de las dificultades y de los sufrimientos que la Iglesia está llamada a soportar y de las horas dolorosas de agonía y de pasión, que señalan el tiempo de su sangrienta purificación, ya se prepara para ella el momento de su renovado esplendor y de un segundo Pentecostés. Hijos míos tan amados, nunca pierdan la confianza, ni la esperanza. (566/85) En los tiempos dolorosos de la purificación, Yo les digo. -¡No duden, tengan gran esperanza!
Jesús ha vencido para siempre el mundo. Jesús solo es también el verdadero vencedor. (615/86) Yo les he anunciado los tiempos que les esperan, tiempos dolorosos y difíciles, exactamente para ayudarles a vivir en la esperanza y una gran confianza en su Mamá Celestial.

¡De cuántas maneras mi adversario trata de llevarlos al desaliento para hacerlos así inofensivos y restar vigor a la fuerza de mi escuadrón victorioso! No teman porque Satanás ya ha sido vencido por Jesús, y cada una de sus aparentes victorias prepara para él una nueva y real gran derrota. (462/83) No se dejen seducir por aquellos que señalan años y días, como queriendo imponer un horario a la infinita misericordia del Corazón Divino de mi Hijo Jesús.

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

25

A medida que entren en el tiempo de la gran prueba, experimentarán, de manera extraordinaria mi presencia de Mamá al lado vuestro para ayudarlos, defenderlos, protegerlos, consolarlos, para prepararles los nuevos días de serenidad y de paz. Al final, después del tiempo de la gran prueba, les espera el tiempo de la gran paz, del gran gozo, de la gran santidad, del más grande triunfo de Dios en medio de ustedes. (1004/93 ) Déjense llevar por Mí y reúnanse todos en el refugio de mi Inmaculado Corazón que Yo les he preparado para estos últimos tiempos. Lean conmigo los signos de los tiempos de ustedes y vivan con la paz del corazón y en la confianza. Yo estoy siempre con ustedes, para decirles que la realización de estos signos indican la seguridad que se acerca el fin de los tiempos, con el regreso de Jesús en gloria. “Aprendan del árbol, hijos, esta parábola: cuando sus ramas se vuelven tiernas y brotan las primeras hojas, ustedes entienden que el verano está cerca. De la misma manera, cuando ustedes vean estas cosas, sepan que su liberación está cerca” (Mt 24, 32-33) (998/92) Evangelicen a todos los hombres, predicando que el Reino de Dios está cerca. Se acerca el momento de la segunda venida de Jesús, del regreso de Cristo en la gloria, para instaurar entre ustedes su Reino de gracia, de santidad, de justicia, de amor y de paz.
Anuncien a todos este glorioso regreso, para que florezca en este mundo la esperanza y el corazón de los hombres se abra para recibirlo. (954/92)

Anuncien a todos este glorioso regreso, para que florezca en este mundo la esperanza y el corazón de los hombres se abra para recibirlo.
Prepárense Conmigo para su retorno en la gloria. En estos días yo debo preparar a la Iglesia y a toda la humanidad para Su próximo y glorioso retorno. Por esto mi presencia se hará más sensible entre ustedes, como la aurora que llega a su cumbre a la salida del sol, que aleja del mundo todas las sombras de la noche. De ahora en adelante verán, cómo mi Luz se irá intensificando hasta llegar al vértice de su esplendor, que se reflejará en todas las partes de la tierra. Cuanto más se difunda por doquier la luz inmaculada de su Madre Celestial, tanto más la humanidad y la Iglesia estarán preparadas para recibir al Señor en su venida.
Es un mensaje apocalíptico. Se refiere al fin de los tiempos. Anuncia y prepara el regreso de mi Hijo en la gloria (1072/94)

26

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

Es un mensaje de aliento y de consolación. Confíense todos a su Madre Celestial y serán consolados. En la gran batalla que están librando allí encontrarán fuerza y consuelo y nunca perderán el ánimo en cualquier dificultad. Si ustedes viven en mi Corazón Inmaculado, nada los turbará de lo que pueda suceder. Dentro de este refugio Maternal estarán siempre seguros, envueltos en la luz y presencia de la Santísima Trinidad, que los ama y los rodea con su Divina protección. Tienen necesidad, de que mi palabra haga descender a sus corazones resecos una lluvia de ternura maternal, de frescor, de filial abandono, de esperanza en los bellos días que les esperan, en la era nueva, que está a punto de florecer en el desierto de los últimos tiempos. (573/85) Oren, invocando el Espíritu Santo para que se realice lo más pronto posible, el prodigio de un segundo Pentecostés de santidad y de gracia, que pueda verdaderamente cambiar la faz de la tierra. (658/86) La paz vendrá, como don de Amor Misericordioso de Jesús, que está a punto de derramar sobre el mundo torrentes de fuego y de gracia, que renovarán todas las cosas. La paz vendrá, como fruto de una particular efusión del Espíritu Santo, que será donado por el Padre y por el Hijo, para transformar al mundo en la Jerusalén Celestial y para conducir la Iglesia a la cumbre de su santidad y de su divino esplendor.
La paz vendrá, después del evento del terrible castigo, que Yo les he predicho ya en los albores del siglo.

Y vendrá a ustedes la paz por el triunfo de mi Corazón Inmaculado, mientras está por terminar el espacio de tiempo, concedido por el Señor a la humanidad para el arre-pentimiento y para su conversión. Ha llegado ya la hora de los grandes acontecimientos y todo se cumplirá a un ritmo de tiempo más rápido, para que aparezca cuanto antes sobre el mundo el Arco Iris de Paz que desde hace muchos años les he predicho ya en Fátima. (663/86)

SEGUNDA VENIDA DE CRISTO (O INTERMEDIA)
Semejante a la primera será su segunda venida, hijos predilectos. Como fue su nacimiento en esta noche (conmemoración de la navidad), será el retorno de Jesús en su gloria, antes de su última venida para el Juicio Final, cuya hora sigue aun escondida en los secretos del Padre. También en esta segunda venida, el Hijo vendrá a ustedes a través de su Madre. Como el Verbo del Padre se sirvió de mi seno virginal para llegar a ustedes, así también Jesús se servirá de mi Corazón Inmaculado para llegar a reinar entre ustedes.

Será el retorno de Jesús en su gloria, antes de su última venida para el Juicio Final, cuya hora sigue aun escondida en los secretos del Padre.

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

27

Esta es la hora de mi Corazón Inmaculado porque se está preparando la venida del glorioso Reino de amor de Jesús. (302/78) Hoy les anuncio que está a punto de nacer la nueva Iglesia de Luz, que mi Hijo Jesús se está formando en todas partes de la tierra, para que este lista para recibirlo, con fe y con gozo, en el cercano momento de su segunda venida.
El reino glorioso de Cristo que será ins taurado entre ustedes con la segunda venida de Cristo al mundo está cerca.

ra para recibir su renovación total. (640/86)

Este es su retorno en la gloria. Es su retorno glorioso, para instaurar entre ustedes su Reino y devolver a toda la humanidad, redimida por su Preciosísima Sangre, al estado de su nuevo Paraíso terrenal. (878/90) En la hora de la gran prueba el Paraíso se unirá con la tierra. Momento en que se abrirá la puerta luminosa, para hacer bajar al mundo la gloriosa presencia de Cristo, quien instaurará su Reino en el cual se hará la Voluntad Divina de manera perfecta, así en la tierra como en el cielo.
El Reino glorioso de Cristo se instaurará después de la derrota total de Satanás y todos los espíritus del mal y con la destrucción de su poder diabólico. Así será atado y aplastado en el infierno y la puerta del abismo cerrada para que no pueda salir y hacer daño al mundo. Cristo reinará en el mundo.

El glorioso Reino de Cristo que será establecido entre ustedes con la segunda venida de Jesús al mundo, está cerca, al alcance de la mano. Este es su regreso en Gloria, para establecer Su Reino entre ustedes, y para traer a toda la humanidad, redimida por su Preciosísima Sangre, su nuevo paraíso terrenal. Lo que está siendo preparado es tan grande que no tiene paralelo y nada igual jamás ha existido desde la creación del mundo. Prepárense con humildad, con fe, con intensa oración. Con un pequeño número de sus Hijos, el Señor pronto restaurará en la tierra a su glorioso Reino de Amor, de santidad y de paz.

CIELO NUEVO, TIERRA NUEVA
Estos son los tiempos del gran retorno. Si, después del tiempo del gran sufrimiento llegará un tiempo de gran renacimiento y todo reflorecerá. La humanidad será de nuevo un jardín de vida y de belleza, y la Iglesia una familia iluminada por la verdad nutrida por la gracia, consolada por la presencia del Espíritu Santo. Jesús res-

Se abre una nueva aurora para toda la humanidad. El pecado está a punto de ser vencido y para el espíritu del mal se acerca el momento de su completa derrota, mientras toda la creación se prepa-

Estos son los tiempos del gran retorno. Si, después del tiempo del gran sufrimiento llegará un tiempo de gran renacimiento y todo reflorecerá. La humanidad será de nuevo un jardín de vida y de belleza

28

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

taurará su reinado glorioso. El estará con ustedes y ustedes conocerán los nuevos tiempos, la era nueva. Verán al fin una nueva tierra y unos cielos nuevos. Estos son los tiempos de la gran misericordia. El Padre se estremece de ardor y quiere derramar sobre esta pobre humanidad los torrentes de su Amor infinito. El Padre quiere moldear con sus manos una nueva creación donde su divino sello sea más visible, bienvenido y recibido, y su Paternidad exaltada y glorificada por todos. La respiración de esta nueva creación será el hálito del amor del Padre, que será glorificado por todos mientras la plenitud de su divino amor se extenderá por doquiera y de modo más creciente y lleno, como agua que brota de una fuente viva e inagotable. (693/87) Isaías Israel, 486 a.c.: Pues Yo voy a crear un cielo nuevo y una tierra nueva y el pasado no se volverá a recordar más ni vendrá más a la memoria. Que se alegren y que estén contentos para siempre por lo que voy a crear. Pues Yo voy a hacer de Jerusalén un Contento y de su pueblo una Alegría. Yo quedaré contento con Jerusalén y estaré feliz con mi pueblo. Ya no se oirán, en adelante, sollozos ni gritos de angustia. (Is 65, 17-19) San Lucas Palestina, 81 d.c.: Enviándoles al Mesías que les ha sido destinado, que es Jesús. Pues el cielo debe guardarlo hasta que llegue el tiempo de la restauración del universo, según habló Dios en los tiempos pasados por boca de los santos profetas. (Hch 3, 20-21) El Espíritu de Amor, con su gran fuerza de santidad y de luz, será quien llevará a mi Iglesia a un nuevo esplendor y la hará

Hasta que llegue el tiempo de la restauración del universo, según habló Dios en los tiempos pasados por boca de los santos profetas. (Hch 3, 20-21)
por lo tanto, humilde y pobre, evangélica y casta, misericordiosa y santa. El Espíritu de Amor será el que, a través del fuego de innumerables sufrimientos, renovará todo lo creado para que vuelva a ser aquel jardín de Dios, el nuevo Paraíso terrenal, en que Jesús estará siempre con ustedes, como un Sol de luz que reflejará sus rayos en todas partes.(522/84)
San Pedro, Roma, 96 d.c.: Mas nosotros esperamos, según la promesa de Dios, cielos nuevos y una tierra nueva en que reine la justicia. Con una esperanza así, queridos hermanos,

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

29

esfuércense para que Dios los encuentre en su paz, sin mancha ni culpa. (2 Pe 3, 13-14) Finalmente preparo el día, ya inminente, de su liberación, con la definitiva derrota del Dragón Rojo, del ateísmo teórico y práctico, que se ha conquistado el mundo entero. El tiempo de la esclavitud está a punto de terminarse. Naciones de toda la tierra, salgan de la esclavitud y de las tinieblas, y corran al encuentro de Cristo, que viene a establecer entre ustedes su glorioso reino de amor. Por fin ha llegado el momento en que Yo, la Mujer vestida de sol, venceré al Dragón Rojo, lo ataré con una cadena y lo arrojaré al infierno para que no pueda volver a dañar a la tierra. Esta en efecto será toda transformada en un nuevo Paraíso terrestre para la perfecta glorificación de la Santísima Trinidad. (716/87) La era nueva que les espera, corresponde a un particular encuentro de amor, de luz y de vida entre el Paraíso, en el cual me encuentro en beatitud perfecta con los Ángeles y los Santos, y la tierra en la cual ustedes viven, mis hijos, en medio de tantos peligros y de innumerables tribulaciones.
Es la Jerusalén Celestial, que baja del cielo a la tierra, para transformarla completamente y formar así los cielos nuevos y la tierra nueva.

La era nueva hacia la cual están encaminados, lleva a toda la creación a la glorificación perfecta de la Santísima Trinidad. El Padre recibe su mayor gloria de cada criatura, que refleja su luz, su amor y su esplendor divino. El Hijo instaura su Reino de gracia y de santidad, liberando a toda la creación de la esclavitud del mal y del pecado. El Espíritu Santo se derrama en plenitud con sus santos dones, lleva a la comprensión de toda la Verdad y renueva la faz de la tierra. (921/91) Nueva Jerusalén, acoge mi invitación a la conversión y a la purificación interna. Así pronto resplandecerá sobre ti la nueva era de justicia y de santidad; difundirás tu luz en todas las naciones de tierra. Mi Hijo Jesús instaurará entre ustedes el glorioso Reino de amor y de paz. (435/82) San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva, pues el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido, y el mar no existe ya. Y vi a la Ciudad Santa,

Y vi a la Ciudad Santa, la Nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, de junto a Dios, engalanada como una novia que se adorna para recibir a su esposo. (Ap 21, 1-4)

30

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

la Nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, de junto a Dios, engalanada como una novia que se adorna para recibir a su esposo.

Y oí una voz que clamaba desde el trono: «Esta es la morada de Dios con los hombres; Él habitará en medio de ellos; ellos serán su pueblo y Él será Dios-con-ellos; Él enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá muerte ni lamento, ni llanto ni pena, pues todo lo anterior ha pasado.» (Ap 21, 1-4) En efecto el dolor inmenso de estos últimos tiempos prepara al nacimiento de una era nueva, de nuevos tiempos, en que Jesús vendrá en el esplendor de su gloria e instaurará su Reino en el mundo. Entonces la creación entera, liberada de la esclavitud del pecado y de la muerte, conocerá el esplendor de su segundo Paraíso terrestre, en el cual Dios morará con ustedes, secará cada lágrima, y no habrá más ni día ni noche, porque todas las cosas de antes habrán pasado, y su luz será la luz del Cordero y de la nueva Jerusalén bajada del cielo en la tierra, lista como Esposa para su Esposo. (872/90)
San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: No necesita ni de luz del sol, ni de la luna, porque la Gloria de Dios la ilumina, y su lámpara es el Cordero. Las naciones caminarán hacia su luz, y los reyes de la tierra vendrán a traerle sus riquezas. Sus puertas permanecerán abiertas todo el día, ya que allí no hay noche, y vendrán a presentarle todo lo precioso y todo lo grande de las naciones. En ella no entrará nada manchado. No, no entrarán los que cometen maldad y mentira, sino solamente los que están escritos en el Libro de la Vida del Cordero (Ap 21, 23-27)

En efecto el dolor inmenso de estos últimos tiempos prepara al nacimiento de una era nueva, de nuevos tiempos, en que Jesús vendrá en el esplendor de su gloria e instaurará su Reino en el mundo.
La era nueva que Yo les anuncio, coincide con el pleno cumplimiento de la Divina Voluntad, para que se realice finalmente lo que Jesús les ha enseñado a pedir al Padre Celestial: “Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo.” Es el tiempo en el cual en las criaturas se cumple el querer Divino del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Por el cumplimiento perfecto de la Divina Voluntad todo el mundo es renovado, porque Dios encuentra en él su nuevo jardín del Edén, en el cual puede vivir en compañía amorosa con sus criaturas. La era nueva que Yo les preparo, coincide con la derrota de Satanás y de su dominio universal. Todo su poder es destruido. Es atado, con todos los espíritus malos, y encerrado en el infierno del cual no podrá salir para hacer daño al mundo. (922/91)

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

31

Isaías Israel, 486 a.c.: Pero sobre nosotros se derramará el espíritu desde arriba. Entonces el desierto se transformará en un vergel, y lo que ahora es llamado vergel será tenido por terreno baldío. En el desierto acampará el Derecho; en el jardín descansará la Justicia. La obra de la Justicia será la Paz y los frutos de la Justicia serán tranquilidad y seguridad para siempre. Mi pueblo vivirá en habitaciones buenas, en barrios seguros, en lugares tranquilos. La selva será cortada, y la ciudad humillada. Felices ustedes, que sembrarán entonces a orillas de todos los esteros o soltarán sin problemas su buey o su burro. (Is 32, 15-20)

tés. Y las almas serán iluminadas por la presencia de la Santísima Trinidad, que producirá en ellas un crecimiento extraordinario de todas las virtudes. (1041/93)

HOMBRES NUEVOS
El reino glorioso de Cristo corresponderá con un florecer general de santidad y de pureza, de amor y de justicia, de gozo y de paz. Porque los corazones de los hombres serán transformados por la fuerza poderosa del Espíritu Santo, que se derramará en ellos con el prodigio de un segundo Pentecos-

El Espíritu Santo bajará como fuego, pero de un modo distinto al de su primera venida: será un fuego que quemará y transformará todo, que santificará y renovará la tierra desde sus cimientos. Abrirá los corazones a una nueva realidad de vida y guiará a las almas a un amor tan grande y una santidad tan perfecta, como nunca habían conocido. Entonces el Espíritu será glorificado: llevando a todos al más grande amor para con el Padre y con el Hijo. (695/87) San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Y el que está sentado en el trono dijo: «Ahora todo lo hago nuevo». Luego me dijo: «Escribe que estas palabras son ciertas y verdaderas.» Y añadió: «Ya está hecho; yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin. Al que tenga sed yo le daré de beber gratuitamente del manantial del agua de la vida. Esa será la herencia del vencedor: yo seré Dios para él, y él será hijo para mí.
Pero para los cobardes, los renegados, los corrompidos, los asesinos, los impuros, los hechiceros, los idólatras, en una palabra, para todos los falsos, su lugar y su parte es el lago que arde con fuego de azufre, que es la segunda muerte.» (Ap 21, 5-8)

Porque los corazones de los hombres serán transformados por la fuerza poderosa del Espíritu Santo, que se derramará en ellos con el prodigio de un segundo Pentecostés. Les daré un corazón nuevo y pondré dentro de ustedes un espíritu nuevo. (Ez 36, 25-27)

Ezequiel Babilonia, 597 a.c.: Los rociaré con un agua pura y quedarán purificados; los purificaré de todas sus impurezas y de todos sus inmundos ídolos. Les daré un corazón nuevo y pondré dentro de ustedes un espíritu nuevo. Quitaré de su carne ese corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Pondré dentro de ustedes mi Espíritu y

32

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

Ni habrá más, allí, recién nacidos que vivan apenas algunos días, o viejos que no vivan largos años, pues morir a los cien años será morir joven, y no llegar a los cien será tenido como una maldición. (Is 65, 20) haré que caminen según mis mandamientos, que observen mis leyes y que las pongan en práctica. (Ez 36, 25-27) Jeremías, Israel, 665 a.c.: Esta es la alianza que yo pactaré con Israel en los días que están por llegar, dice Yavé: pondré mi ley en su interior, la escribiré en sus corazones, y Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. Ya no tendrán que enseñarle a su compañero, o a su hermano, diciéndoles: «Conozcan a Yavé.» Pues me conocerán todos, del más grande al más chico, dice Yavé; yo entonces habré perdonado su culpa, y no me acordaré más de su pecado. (Jer 31,33-34) San Pablo, Palestina, 58 d.c.: Estimo que los sufrimientos de la vida presente no se pueden comparar con la Gloria que nos espera y que ha de manifestarse. Algo entretiene la inquietud del universo, y es la esperanza de que los hijos e hijas de Dios se muestren como son. Pues si la creación se ve obligada a no lograr algo duradero, esto no viene de ella misma, sino de aquel que le impuso este destino. Pero le queda la esperanza; porque el mundo creado también dejará de trabajar para que sea destruido, y compartirá la libertad y la gloria de los hijos de Dios. (Rom 8, 18-21) San Pablo, Palestina, 55 d.c.: Luego llegará el fin. Cristo entregará a Dios Padre el Reino después de haber desarmado todas las estructuras, autoridades y fuerzas del universo. Está dicho que debe ejercer el poder hasta que haya puesto a todos sus enemigos bajo sus pies, y el último de los enemigos sometidos será la muerte. Dios pondrá todas las cosas bajo sus pies. Todo le será sometido; pero es evidente que se excluye a Aquel que le somete el universo. Y cuando el universo le quede sometido, el Hijo se someterá a Aquel que le sometió todas las cosas, para que en adelan-

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

33

Así, por medio de ustedes, la Iglesia volverá a resplandecer con una gran luz para todos aquellos que viven en esta nación. Les espera la tarea de evangelizar esta pobre humanidad que ha sido engañada y seducida por el espíritu del mal. Piensen en tantos hijos míos – sobre todo los jóvenes – que desde hace años han sido formados en la escuela de la negación de Dios y del rechazo de su Ley del Amor. Si cumplen esta tarea que les encomiendo hoy, ustedes se convertirán realmente en los Apóstoles de la era nueva que Yo ya he empezado aquí. (924/91) Y la Luz resplandecerá en la creación, cuando ésta vuelva a cantar al amor y la gloria de Dios, después de la derrota de toda forma de ateísmo y de soberbia rebelión.
En la Iglesia volverá a resplandecer plenamente la luz de la verdad, de la fidelidad, de la unidad. Mi Hijo Jesús se manifestará plenamente; y así la Iglesia se convertirá en Luz para todas las naciones de la tierra.

En la Iglesia, ahuyentadas todas las tinieblas del error, de la infidelidad y del pecado, que ahora la ensombrecen, volverá a brillar la luz de la Verdad, de la Gracia y de la Santidad. te, Dios sea todo en todos (1 Cor 15, 24-28) Isaías Israel, 486 a.c.: Ni habrá más, allí, recién nacidos que vivan apenas algunos días, o viejos que no vivan largos años, pues morir a los cien años será morir joven, y no llegar a los cien será tenido como una maldición. (Is 65, 20) Isaías, Israel, 745 a.c.: No cometerán el mal, ni dañarán a su prójimo en todo mi Cerro santo, pues, como llenan las aguas el mar, se llenará la tierra del conocimiento de Yavé. (Is 11, 9)

En las almas haré refulgir la Luz de la Gracia. El Espíritu Santo se comunicará a ellas con sobreabundancia para conducirlas a la perfección del amor. (368/80) Quiero indicarles así que mi victoria consistirá, sobre todo, en hacer que la luz vuelva a brillar sobre el mundo y sobre la Iglesia. El mundo será iluminado de nuevo, porque se ofrecerá totalmente a la adoración y a la glorificación de Dios.
En la Iglesia, ahuyentadas todas las tinieblas del error, de la infidelidad

RENOVACIÓN Y TRIUNFO DE LA ÚNICA IGLESIA
(Ver Crisis temporal de la Iglesia para renovarse pg. 154)
Les espera la tarea de reconstruir la Iglesia, ahí donde ha sido tan perseguida y violada por mi adversario.

34

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

Mira cuantas decenas de millones de hermanos tuyos siguen viviendo envueltos en la tiniebla del paganismo y esperan el momento de entrar en el único redil, para conocer, finalmente, la voz consoladora del único buen Pastor. Hoy les anuncio que este gran milagro se realizará pronto
y del pecado, que ahora la ensombrecen, volverá a brillar la luz de la Verdad, de la Gracia y de la Santidad. Jesús resplandecerá tanto en la vida de la Iglesia que ella misma será la luz más grande para todas las naciones de la tierra.

Cada hombre se verá a sí mismo en el fuego abrasador de la Divina Verdad. Será un juicio en pequeño. Luego Jesucristo establecerá su Reino Glorioso en el mundo. El Espíritu Santo vendrá por medio del triunfo de mi Corazón Inmaculado. Por eso hoy los invito a todos a entrar en el Cenáculo de mi Corazón. (752/88) Mira cuantas decenas de millones de hermanos tuyos siguen viviendo envueltos en la tiniebla del paganismo y esperan el momento de entrar en el único redil, para conocer, finalmente, la voz consoladora del único buen Pastor. Hoy les anuncio que este gran milagro se realizará pronto.
Con el triunfo de mi Inmaculado Corazón en el mundo, este pueblo entero todavía pagano entrará a formar parte de la grey cuyo Buen Pastor es Jesucristo.

Pero la victoria más grande de mi Corazón Inmaculado de Madre consistirá en hacer que resplandezca Jesús en las almas de todos mis hijos. (261/77) El Espíritu Santo vendrá como un rocío celestial de gracia y de fuego, que renovará el mundo entero.
Bajo su irresistible acción de amor, la Iglesia se abrirá para vivir la era nueva de su más grande santidad y resplandecerá con una luz tan fuerte, que atraerá hacia sí a todas las naciones de la tierra.

El Espíritu Santo vendrá, para que se cumpla la Voluntad del Padre Celestial y el universo entero vuelva a reflejar su inmensa gloria. El Espíritu Santo vendrá para instaurar el Reino Glorioso de Cristo y será un reino de gracia, de santidad, de amor, de justicia y de paz. Con su Divino Amor abrirá las puertas de los corazones e iluminará a todas las conciencias.

Prepárense para este momento en la humildad y la confianza, escuchando con docilidad la voz de su Mamá Celestial. Yo también soy la Mamá de los paganos, preocupada y ansiosa por su salvación. Cultivo en sus corazones semillas de vida

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

35

y de bondad, los ayudo a observar esa Ley que el Señor grabó en lo íntimo de cada hombre; despierto en sus mentes el deseo de la Verdad y los llevo así dulcemente hacia el encuentro con mi Hijo Jesús. Y, su plena y total adhesión al Evangelio será obra extraordinaria de mi Corazón Inmaculado. (1032/93) Jesús, Palestina, 33 d.c. Que todos sean uno como Tú, Padre, estás en Mí, y Yo en Ti. (Jn, 17, 21) Vivan en mi Corazón Inmaculado y den a Jesús todos los pueblos de la tierra. Pronto se realizará el deseo más íntimo de mi Hijo y de todas las partes de los cinco continentes, bajo mi guía, todos correrán para entrar a formar parte de un solo redil bajo el cayado de un único Pastor. (391/80)

del Hijo, así en la tierra como en el cielo. (986/92) En el momento de la gran prueba el Paraíso se unirá con la tierra. Momento en que se abrirá la puerta luminosa, para hacer bajar al mundo la gloriosa presencia de Cristo, quien instaurará su Reino en el cual se hará la Voluntad Divina de manera perfecta, así en la tierra como en el cielo. (880/90) San Pablo, Palestina, 55 d.c.: Luego llegará el fin. Cristo entregará a Dios Padre el Reino después de haber desarmado todas las estructuras, autoridades y fuerzas del universo. Está dicho que debe ejercer el poder hasta que haya puesto a todos sus enemigos bajo sus pies, y el último de los enemigos sometidos será la muerte. Dios pondrá todas las cosas bajo sus pies. Todo le será sometido; pero es evidente que se excluye a Aquel que le somete el universo. Y cuando el universo le quede sometido, el Hijo se someterá a Aquel que le sometió todas

REINADO EFECTIVO DE DIOS SOBRE TODA LA TIERRA
Jesucristo es Rey, porque corresponde a su divina misión llevar de nuevo al universo creado a la glorificación perfecta del Padre, purificándolo con el fuego abrasador del Espíritu Santo, para que sea liberado de todo espíritu del mal, de toda sombra de pecado, y pueda así abrirse al encanto de un nuevo Paraíso terrestre.

Entonces el Padre será glorificado y su Nombre será santificado en toda la creación. Esta creación, renovada por una perfec-ta comunión de vida con el Padre, Jesucristo instaurará su Reino de gloria, para que la obra de su divina Redención pueda alcanzar su cumplimiento perfecto. El Espíritu Santo abrirá los corazones y las mentes, de manera que todos puedan cumplir perfectamente la voluntad del Padre y

Entonces la creación entera, liberda de la esclavitud del pecado y de la muerte, conocerá el esplendor de su segundo Paraíso terrestre, en el cual Dios morará con ustedes, secará cada lágrima

36

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

las cosas, para que en adelante, Dios sea todo en todos (1 Cor 15, 24-28) En efecto el dolor inmenso de estos últimos tiempos prepara al nacimiento de una era nueva, de nuevos tiempos, en que Jesús vendrá en el esplendor de su gloria e instaurará su Reino en el mundo. Entonces la creación entera, liberada de la esclavitud del pecado y de la muerte, conocerá el esplendor de su segundo Paraíso terrestre, en el cual Dios morará con ustedes, secará cada lágrima, y no habrá más ni día ni noche, porque todas las cosas de antes habrán pasado y su luz será la luz del Cordero y de la nueva Jerusalén bajada del cielo en la tierra, lista como Esposa para su Esposo. (872/90) San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Hará de árbitro entre las naciones y a los pueblos dará lecciones. Harán arados de sus espadas y sacarán hoces de sus lanzas. Una nación no levantará la espada contra otra y no se adiestrarán para la guerra. (Ap 2, 4) Sofonías, Israel, 640 a.c.: Dejaré dentro de ti a un pueblo humilde y pobre, que buscará refugio sólo en el Nombre de Yavé. Aquellos que queden de Israel no cometerán injusticias; no hablarán para engañar, ni se hallará falsedad en su boca. Entonces serán como el rebaño que pasta y que descansa, y no habrá quién los perturbe. ¡Grita de gozo, oh hija de Sión, y que se oigan tus aclamaciones, oh gente de Israel! ¡Regocíjate y que tu corazón esté de fiesta, hija de Jerusalén! Pues Yavé ha cambiado su suerte, ha alejado de ti a tus enemigos. No tendrás que temer desgracia alguna, pues en medio de ti está Yavé, rey de Israel. Ese día le dirán a Jerusalén: «¡No tengas ningún miedo,

Jesús que nos enseñó a la oración, a la oración diaria, para implorar la venida de su Reino a la tierra, verá por fin realizada la súplica de su oración.
ni te tiemblen las manos! ¡Yavé, tu Dios, está en medio de ti el héroe que te salva! El saltará de gozo al verte a ti y te renovará su amor. Por ti danzará y lanzará gritos de alegría como lo haces tú en el día de la Fiesta.» (Sof 3,12-17) Jeremías, Israel, 665 a.c. Entonces la muchacha bailará de alegría, jóvenes y viejos vivirán felices; cambiaré su tristeza en alegría, los consolaré, los haré reír después de sus penas. (Jer 31,13)
Jesús que nos enseñó a la oración, a la oración diaria, para implorar la venida de su Reino a la tierra, verá por fin realizada la súplica de su oración. Él Reinará, instaurará su Reino y esta creación volverá a Él como un jardín donde Cristo será glorificado, donde su realeza sea acogida y exal-

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

37

sembrarán entonces a orillas de todos los esteros o soltarán sin problemas su buey o su burro. (Is 32, 15-20) Miqueas, Israel, 745 a.c.: El Señor gobernará las naciones y enderezará a la humanidad. Harán arados de sus espadas y sacarán hoces de sus lanzas. Una nación no levantará la espada contra otra y no se adiestrarán para la guerra. Cada uno podrá permanecer sentado bajo su parrón o su higuera sin que nadie lo moleste; pues así lo dice el Señor. (Miq 4, 3-4) El reino de Cristo se reflejará también en una nueva forma de vida para todos. Porque serán llevados a vivir solamente para la gloria del Señor. Y el Señor será glorificado cuando cada uno de ustedes, cumplirá perfectamente su Divina Voluntad. El Reino glorioso de Cristo coincidirá entonces con el cumplimiento perfecto de la Voluntad de Dios por parte de todas sus criaturas como en el cielo, así sucederá en la tierra.
Pero esto no será posible si antes Satanás no es derrotado, el seductor, el espíritu de mentira que siempre interviene en la historia de los hombres, para llevarlos a la rebelión contra El Señor y la desobediencia de su ley. (1041/93)

Sujetó al monstruo, la serpiente antigua, que es Satanás o el diablo, y lo encadenó por mil años. Lo arrojó al Abismo, cerró con llave y además puso sellos para que no pueda seducir más a las naciones hasta que pasen los mil años. (Ap 20, 1-3)
tada. Este será un Reino universal de gracia, de comunión, de santidad, de justicia y de paz. (694/87) Isaías Israel, 486 a.c.: Pero sobre nosotros se derramará el espíritu desde arriba. Entonces el desierto se transformará en un vergel, y lo que ahora es llamado vergel será tenido por terreno baldío. En el desierto acampará el Derecho; en el jardín descansará la Justicia. La obra de la Justicia será la Paz y los frutos de la Justicia serán tranquilidad y seguridad para siempre. Mi pueblo vivirá en habitaciones buenas, en barrios seguros, en lugares tranquilos. La selva será cortada, y la ciudad humillada. Felices ustedes, que

San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Vi después a un ángel que bajaba del cielo llevando en la mano la llave del Abismo y una cadena enorme. Sujetó al monstruo, la serpiente antigua, que es Satanás o el diablo, y lo encadenó por mil años. Lo arrojó al Abismo, cerró con llave y además puso sellos para que no pueda seducir más a las naciones hasta que pasen los mil años. Después tendrá que ser soltado por poco tiempo. (Ap 20, 1-3)

38

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

Isaías Israel, 486 a.c.: El lobo habitará con el cordero, el puma se acostará junto al cabrito, el ternero comerá al lado del león y un niño chiquito los cuidará. La vaca y el oso pastarán en compañía y sus crías reposarán juntas, pues el león también comerá pasto, igual que el buey. El niño de pecho jugará sobre el nido de la víbora, y en la cueva de la culebra el pequeñuelo meterá su mano. (Is 11,6-8) Isaías, Israel, 486 a.c. Harán casas y vivirán en ellas, plantarán viñas y comerán sus frutos. Ya no edificarán para que otro vaya a vivir, ni plantarán para alimentar a otro. Los de mi pueblo tendrán vida tan larga como la de los árboles y mis elegidos gozarán de los frutos de su trabajo. No trabajarán inútilmente ni tendrán hijos para perderlos, pues ellos y sus descendientes serán una raza bendita de Yavé. Antes que me llamen les responderé, y antes que terminen de hablar habrán sido atendidos. (Is 65, 21-24) La era nueva que Yo les anuncio, coincide con el pleno cumplimiento de la Divina Voluntad, para que se realice finalmente lo que Jesús les ha enseñado a pedir al Padre Celestial: “Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo.” Es el tiempo en el cual en las criaturas se cumple el querer Divino del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Por el cumplimiento perfecto de la Divina Voluntad todo el mundo es renovado, porque Dios encuentra en él su nuevo jardín del Edén, en el cual puede vivir en compañía amorosa con sus criaturas. (922/91) Daniel, Babilonia 590 a.c.: En tiempos de estos reyes, Dios hará surgir un Reino que jamás será destruido. Este Reino no pasará a otras manos, sino que pulverizará y destruirá a todos estos reinos y él permanecerá eternamente. Es el significado de la piedra que has visto desprenderse del monte sin ayuda de ninguna mano y que redujo a polvo el hierro, el bronce, la loza, la plata y el oro. El Dios grande te ha revelado lo que ha de venir. ¿No es cierto que éste fue tu sueño? Entonces puedes estar seguro de la explicación.» Al oír esto, el rey Nabucodonosor se arrodilló delante de Daniel y ordenó que se le ofreciera un regalo. (Dan 2, 44-46) La victoria resplandecerá pronto por todas partes cuando por medio de mi Corazón Inmaculado venga a vosotros el Reino Glorioso de Jesús, que su Espíritu de Amor conducirá a toda la creación a la mayor glorificación del Padre y a renovar final-mente la faz de la tierra. El Reino glorioso coincidirá con el triunfo del reino Eucarístico de Jesús. Porque en un mundo purificado y santificado, totalmente renovado por el amor, Jesús se manifestará sobre todo en el misterio de su presencia Eucarística. La Eucaristía emanará todo su poder divino y llegará a ser el nuevo sol, que refleja sus rayos luminosos en los corazones y en las almas; y después en la vida de los individuos de las familias y de las naciones, formando de todos un único rebaño, dócil y manso, cuyo único Pastor será Jesús. Es hacia estos nuevos cielos y esta tierra nueva que los conduce su Mamá Celes-

Es hacia estos nuevos cielos y esta tierra nueva que los conduce su Mamá Celestial, que hoy los reúne de todas partes del mundo para prepararlos a recibir al Señor que viene.

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

39

tial, que hoy los reúne de todas partes del mundo para prepararlos a recibir al Señor que viene. (1042/93)
Cristo instaurará su Reino Glorioso en el triunfo universal de su Reino Eucarístico, que se desarrollará en toda su potencia y tendrá la capacidad de cambiar corazones, las almas, las perso-

nas, las familias, la sociedad, la estructura misma del mundo. Cuando Jesús haya instaurado su Reino Eucarístico, los conducirá a gozar de ésta, su habitual presencia, que ustedes sentirán de una manera nueva y extraordinaria y los llevará a hacer la experiencia de su segundo, renovado y más hermoso Paraíso Terrenal. (706/87)

Cristo instaurará su Reino Glorioso en el triunfo universal de su Reino Eucarístico, que se desarrollará en toda su potencia y tendrá la capacidad de cambiar corazones, las almas, las personas, las familias, la sociedad, la estructura misma del mundo.

2. INSTRUCCIONES DEL CIELO PARA PROTEGERNOS DURANTE LAS TRIBULACIONES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS
ARMAS Y ARMADURAS PARA EL COMBATE FINAL
LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA
Veneren mi Corazón Inmaculado, hijos predilectos. Hoy la Iglesia los invita a mirar al misterio de amor y de misericordia escondidos en mi Corazón Inmaculado. Si veneran mi Corazón, ustedes alaban también a la Santísima Trinidad, que en él recibe su mayor

gloria, porque ha hecho de éste mi celeste jardín, el lugar de su divina complacencia.

En él, el Padre se refleja con alegría; el
Verbo se reclina como en una preciosa cuna; el Espíritu Santo arde con la purísima luz de su divino Amor. Si veneran mi Corazón Inmaculado, glorifican también a la Madre Celestial, porque en él se esconde el misterio de mi predilección y de los privilegios de la gracia, de la que he sido adornada por Dios. Y así veneran también los singulares privilegios de mi Inmaculada Concepción, de mi divina Maternidad, de mi Asunción en cuerpo y alma al cielo, de mi plenitud de Gracia y de mi perpetua Virginidad.. A través de mi Corazón comienzan a comprender y a gozar la divina obra maestra que es su Madre Celestial. (534/84)
¿Por qué les pido la consagración? Cuando se consagra una cosa se sustrae

Si veneran mi Corazón, ustedes alaban también a la Santísima Trinidad, que en él recibe su mayor gloria, porque ha hecho de éste mi celeste jardín, el lugar de su divina complacencia.
a cualquier otro uso para dedicarla solamente al uso sagrado. Así se hace con todo objeto destinado al culto divino. Lo mismo ocurre con una persona, cuando Dios la llama a rendirle un culto perfecto. Por eso deben comprender que el verdadero acto de consagración es el bautismo. Después del Bautismo están destinados a la perfecta glorificación de la Santísima Trinidad y consagrados a vivir en el amor del Padre, en la imitación del Hijo y en plena comunión con el Espíritu Santo.

42

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

Cuando Yo les pido la consagración a mi Corazón Inmaculado, es para hacerlos comprender que deben confiarse a Mí completamente, de manera total y perenne, para que Yo pueda disponer de ustedes según la Voluntad de Dios.

Deben confiarse de modo completo, entregándome todo. No deben darme algo y quedarse con algo para sí mismos: deben ser verdaderamente y solamente míos del todo. (528/84) Desde que se han consagrado a mi Corazón Inmaculado no pueden pertenecerse más a sí mismo. Su vida, su alma, su inteligencia, su corazón, sus bienes, también el mal que haya hecho y los defectos que tengan: todo es mío, todo me pertenece.
Mi Corazón Inmaculado es un horno de purísimo fuego: todo lo quema, todo lo consume, todo lo transforma. (78/73)

Es por eso que les he pedido la consagración a mi Corazón Inmaculado. Para formarlos a todos en la docilidad interior que necesito para poder actuar en cada uno de ustedes, llevándolos a una profunda transformación, que los prepara para recibir dignamente al Señor. (843/90) Ha ocurrido en ti, oh hijo, el hecho grande y decisivo de tu consagración a Mí. Este acto ha sido tomado en serio por Mí y tiene en sí la capacidad de cambiar realmente y de transformar toda tu vida.
Con el acto de consagración tú has puesto en mis manos tu vida; ahora ella me perte-nece, es mía. Yo he tomado posesión de ella y ahora, poco a poco, voy transformándola según mi voluntad.

Es por eso que les he pedido la consagración a mi Corazón Inmaculado. Para formarlos a todos en la docilidad interior que necesito para poder actuar en cada uno de ustedes, llevándolos a una profunda transformación, que los prepara para recibir dignamente al Señor poco te transformaré en una copia del todo semejante a mi Hijo Jesús.
Te daré un nuevo modo de ver las cosas: las verás con mis mismos ojos. Todo lo que es del mundo no podrá interesarte: antes bien, dejará en ti como una pena profunda. Dirás de estas cosas: ¡qué vanas son, qué inútiles! Te daré también un nuevo modo de sentir: sentirás según mi Corazón. Entonces tu capacidad de amar y sufrir aumentará enormemente, porque ¡sentirás, hijo, como siente el Corazón de tu Madre!

Dulcemente te llevaré a aquella perfección que agrada a mi Corazón, y poco a

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

43

Y te daré también un nuevo modo de pensar: pensarás según el Corazón de Jesús y mi Corazón maternal, viendo cada cosa en Dios y desde Dios, según el Espíritu de Sabiduría. Te daré la Sabiduría del corazón. (86/73)

sión hago fructífero su trabajo apostólico; con mi Corazón Inmaculado les doy gozo y paz en los momentos de desaliento y aridez. (669/87) Como Madre atenta y preocupada, pido para ustedes las gracias que les son necesarias para andar por el camino del bien, del amor y de la santidad.
Para mis hijos pecadores alcanzo la gracia del arrepentimiento, del cambio del corazón, del retorno al Señor Para mis hijos enfermos les concedo el don de comprender el significado de cada sufrimiento, de aceptarlo con docilidad, de ofrecerlo con amor, de llevar su propia Cruz con confianza y con filial obediencia al Querer del Señor. Para mis hijos buenos alcanzo el don de la perseverancia en el bien. (779/88) En estos tiempos, todos necesitan correr al refugio seguro de mi Corazón Inmaculado, porque unos graves peligros de males pesan sobre ustedes.

Comprendan el porqué les pido que se confíen a Mí completamente por medio de su acto de consagración a mi Inmaculado Corazón. Este acto me permite intervenir en sus vidas para dirigirlas al perfecto cumplimiento de la voluntad del Padre. Así estoy a su lado en cada instante de sus días; con mi silencio los ayudo a hablar; con mi voz les enseño a orar, con mis manos los guío por el camino verdadero: con mi presencia los aliento en sus fatigas; con mi amor maternal los consuelo en sus penas; con mi poderosa interce-

Son ante todo males de orden espiritual, que pueden dañar la vida sobrenatural de sus almas. El pecado se extiende como la peor y la más perniciosa de las epidemias y, por todas partes lleva la enfermedad y la muerte a tantas almas. Si viven habitualmente en pecado mortal, están espiritualmente muertos; y si mueren en ese estado, los aguarda la muerte eterna en el infierno. El infierno existe, es eterno, y hoy muchos corren el peligro de caer en él, por estar contagiados por esta enfermedad mortal. (618/86)

En estos tiempos, todos necesitan correr al refugio seguro de mi Corazón Inmaculado, porque unos graves peligros de males pesan sobre ustedes. Son ante todo males de orden espiritual, que pueden dañar la vida sobrenatural de sus almas.

44

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

Esta es la hora de recurrir al gran remedio que el Padre les ofrece para resistir a las seducciones del maligno y para oponerse a la verdadera apostasía que se extiende cada vez más entre mis pobres hijos.
Conságrense a mi Corazón Inmaculado.

Les pido que renueven con frecuencia y vivan la consagración a mi Corazón Inmaculado. (478/83) Ahora comprenden que, en estos tiempos, Mi Corazón Inmaculado se hace su refugio y el camino seguro que los lleva a Dios, frente al terrible e insidioso ataque de la Bestia Negra, es decir de la Masonería. En Mi Corazón Inmaculado se delinea la táctica usada por su Madre Celestial para contraatacar y vencer a la astuta trama usada por la Bestia Negra. De ese modo, me sirvo de vosotros, pequeños hijos que os habéis consagrado a Mí, para desenmascarar todas estas insidias disimuladas que la bestia negra os tiende y, en fin, anular el gran ataque que la masonería hoy, ha desencadenado contra Cristo y su Iglesia. Y al final, sobre todo con su gran derrota, aparecerá en todo su esplendor. (805/89)
Hay males de orden físico, como enfermedades, desgracias, accidentes, sequías, terremotos, males incurables en aumento. Aun en lo que sucede en el orden natural véanlo como una señal de alerta para ustedes.

A quien se consagra a Mí Yo vuelvo a prometerle la salvación: salvación del error en este mundo y la salvación eterna. La obtendrán por mi especial intervención como Madre. Así Yo impediré que puedan caer en las seducciones de Satanás. Yo misma los protegeré y defenderé; los consolaré y fortaleceré.
Es como una vacuna que como Madre buena les doy para preservarlos de la epidemia del ateísmo que contamina a tantos hijos míos y los lleva a la muerte del espíritu. (198/76)

Deben ver en todo una señal de la Justicia Divina, que no puede dejar impunes los innumerables delitos que se cometen cada día.
Hay males de orden social, como la división y el odio, el hambre y la pobreza, la explotación y la esclavitud, la violencia, el terrorismo y la guerra. Para protegerse de todos los males, los invito a ampararse en el refugio seguro de Mi Corazón Inmaculado. (618/86)

Frente al terrible e insidioso ataque de la Bestia Negra, es decir de la Masonería. En Mi Corazón Inmaculado se delinea la táctica usada por su Madre Celestial para contraatacar y vencer a la astuta trama usada por la Bestia Negra.

Pero en estos tiempos tienen, sobre todo, la necesidad de ser defendidos de las terri-

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

45

bles asechanzas de mi adversario, que ha logrado instaurar su reino en el mundo. Es el reino que se opone a Cristo, el reino del Anticristo. En el último período del siglo, su reino llegará a la cumbre de su fuerza, de su poder, de su gran seducción. Llega la hora en que el hombre inicuo, que pretende suplantar a Dios para hacerse adorar como Dios, se manifestará en todo su poder. Bajo el flagelo sangriento de esta horrible prueba, ¿cómo podrán evitar la disgregación y el abatimiento y permanecer fuertes en la fe y fieles a Jesús y al Evangelio?
Mi Corazón Inmaculado será su defensa fortísima, el escudo de protección, que los salvaguardará de todos los ataque de mi adversario. (619/86)

Por tanto, traed a todos mis hijos al refugio de mi Corazón Inmaculado. Llamadlos, tomadlos de la mano. No olvidéis a ninguno. Amados hijos, mirad en vuestros caminos a los alejados, a los pequeños, a los pobres, a los marginados, a los perseguidos, a los pecadores, a los adictos a la droga, a los que son víctimas del demonio de Satanás. Yo quiero salvar a todos mis hijos. Yo tengo necesidad de vosotros. Quiero salvarlos a través de vosotros. En el tiempo del castigo deben ser protegidos y defendidos, deben ser ayudados y consolados. ¿Por qué no queréis escuchar mi voz, implorándoos que vayáis a todas partes a recoger a los más débiles, a los pequeños, a los más frágiles, a los que más sufre, a los alejados, a los perdidos? ¡Traedlos a todos, a todos! ¡Los quiero a todos en el refugio seguro de mi Corazón Inmaculado. (693/87)

Es el reino que se opone a Cristo, el reino del Anticristo. En el último período del siglo, su reino llegará a la cumbre de su fuerza, de su poder, de su gran seducción. Llega la hora en que el hombre inicuo, que pretende suplantar a Dios para hacerse adorar como Dios, se manifestará en todo su poder. Mi Corazón Inmaculado ser á su defensa fortísima, el escudo de protección, que los salvaguardará de todos los ataque de mi adversario
El triunfo de mi Inmaculado Corazón no puede realizarse sino en el triunfo de mi Hijo Jesús, que volverá a reinar en los corazones, en las almas, en la vida de cada uno y de las naciones en toda la humanidad. (326/79)

Mi acción de Madre prepara en su tiempo la venida del Reino glorioso de mi Hijo Jesús. Mi Inmaculado Corazón es el camino que los conduce a su Reino.

46

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

De hecho el Triunfo de mi Inmaculado Corazón coincidirá con el triunfo de mi Hijo Jesús en su glorioso Reino de Santidad y de Gracia, de Amor y de Justicia, de Misericordia y de Paz, que será instaurado en todo el mundo.

El triunfo de mi Corazón Inmaculado, coincidirá con la segunda venida de Jesús en la gloria, para renovar todas las cosas. (654/86)

LA ORACIÓN
Para vencer en la batalla que se aproxima les quiero dar un arma: la oración. Olvídense de cualquier otra cosa y acostúmbrense a utilizar sólo esta arma. Los tiempos decisivos han llegado y no hay ya más tiempo para ciertas cosas vanas y superfluas. No hay tiempo para inútiles discusiones, no hay más tiempo para charlas y proyectos: ¡éste es sólo tiempo de oración! (98/73)

Hijos predilectos, en la batalla en que están empeñados cada día contra Satanás y sus insidiosas y peligrosas seducciones, contra el poderoso ejército del mal, además de la ayuda especial que les dan los Ángeles del Señor, ustedes necesitan usar un arma segura e invencible. Esta arma es su oración. Con la oración siempre podrán arrebatar al enemigo el terreno que ha conquistado; podrán hacer brotar gérmenes de bien en el desierto del mal y del pecado; sobre todo podrán liberar un número inmenso de almas que Satanás ha logrado hacer prisioneras. La oración es una fuerza poderosa y, suscita en el bien, reacciones en cadena más fuertes que las reacciones atómicas. (498/83)
Las almas en masa se han alejado de Dios y corren por el camino de la

Para vencer en la batalla que se aproxima les quiero dar un arma: la oración. Olvídense de cualquier otra cosa y acostúmbrense a utilizar sólo esta arma. Los tiempos decisivos han llegado y no hay ya más tiempo para ciertas cosas vanas y superfluas.
perversión, que cada día se hace más violenta y más inhumana. Ya no basta la acción emprendida por ustedes para ponerles freno. Están a un paso de su eterna perdición. Yo sola, con mi intervención maternal y milagrosa, podré salvarlas a última hora. ¡Por eso tengo necesidad de su oración! (142/75)

Muchos de mis hijos están a punto de perderse eternamente en estos momentos decisivos, porque no hay quien ore y se sacrifique por ellos: ¡Ayúdenme a salvar a sus hermanos! (199/76) La noche del pecado ha envuelto el mundo y el mal se ha propagado por doquiera como un terrible cáncer. No se quiere

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

47

La purificación todavía puede ser alejada y abreviada. Mucho dolor se les puede evitar aún. Escúchenme, hijos, con sencillez. Si son pequeños, entonces me oirán y me escucharán. Los niños entienden muy bien la voz de la Madre. (217/76) Oren Conmigo, con el rezo del Santo Rosario. Oren y hagan penitencia para que sean abreviadas las horas, y el mayor número de mis hijos pueda salvarse eternamente.
Oren para que los sufrimientos sirvan para la conversión de todos aquellos que se han alejado de Dios.

Cuántas almas van al infierno… porque ya no se ora, porque el pecado se difunde y ya no se repara, porque el error es fácilmente seguido! Puedo abreviar los tiempos de la gran purificación a través de ustedes, apóstoles de la Luz de mi Corazón Inmaculado reconocer el pecado como un mal; por el contrario, es justificado abiertamente y exaltado como un bien. Ya no se lo confiesa. Viven y mueren habitualmente en pecado mortal y cada día ¡cuántas almas van al infierno porque no hay quien ore ni se sacrifique por su salvación. (682/87) Quiero que los tiempos sean abreviados. ¡Porque muchas almas cada día se pierden eternamente!
Cuántas almas van al infierno… porque ya no se ora, porque el pecado se difunde y ya no se repara, porque el error es fácilmente seguido!

Oren para que nunca duden del amor del Padre que siempre los mira y provee y usa del dolor como un medio para curarlos de la enfermedad de la corrupción, de la infidelidad, de la rebeldía, de la impureza y del ateísmo. Ahora les pido más oración. (354/80)
Multiplique las horas de adoración pública para reparar la indiferencia, los ultrajes, los numerosos sacrilegios y las terribles profanaciones a las cuales se ve sometido durante las misas negras, un culto diabólico y sacrílego que se difunde cada vez más y que tiene como vértice actos innominables y obscenos hacia la Santísima Eucaristía.

Es por eso que el mundo está sumergido en la noche más profunda, en las tinieblas del pecado y de la impureza, del egoísmo y del odio, de la avaricia y de la impiedad y parece que ya nada es capaz de impedir su caída en un abismo sin fin. (742/88)
Sea la Palabra de Dios el alimento cotidiano con el cual alimentan su espíritu. Busquen esta Palabra en el Sa-

Puedo abreviar los tiempos de la gran purificación a través de ustedes, apóstoles de la Luz de mi Corazón Inmaculado. (300/78)

48

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

grado Libro de la Divina Escritura, saboreen toda su belleza en el Evangelio de mi Hijo Jesús. A través de la Sabiduría que les doy, les llevo a comprender más profundamente el secreto de la Divina Escritura, para que puedan penetrarla, gozarla, custodiarla y vivirla. (557/84)

En esta hora, en que todo parece perdido, todo se salvará por el amor misericordioso del Padre, que se hará visible a través de la más grande manifestación del Corazón Eucarístico de Jesús. El estandarte, bajo el cual los reúno, es el de Jesús Crucificado, que debe ser exhibido por ustedes porque, aún para su perversa generación, no hay más salvación que la Cruz de Jesucristo.
Con la corona del Rosario en una mano y el estandarte del Crucificado en la otra, luchen ya desde ahora en la fase decisiva de la batalla.

EL SANTO ROSARIO
Estas son las horas de la batalla y por ello deben valerse de las armas que Yo a propósito he preparado.

- La consagración de mi Corazón Inmaculado; - El rezo frecuente del Santo Rosario; - La práctica de los cinco primeros sábados del mes para reparar las ofensas causadas a mi Corazón Inmaculado. Prometí a mi hija Sor Lucía una protección especial en el momento de la muerte, y la obtención de las gracias necesarias para su eterna salvación, a todos aquellos hijos que, atendiendo a mis peticiones, hayan observado devotamente la práctica de los primeros cinco sábados. En estos momentos, en que el peligro de perderse eternamente es tan grave, pongan las almas a salvo, confiándolas a la particular protección de su Madre Celestial. (333/79) El arma que les doy para combatir es la cadena que los ata a mi Corazón: el Santo Rosario. Hijos predilectos, récenlo con frecuencia, porque solamente con su oración sacerdotal, recibida en mi Corazón Inmaculado, podremos en estos tiempos mover y casi forzar a manifestarse la gran misericordia del Señor.

Por eso los reúno hoy en mi escuadrón y les doy el escudo, el arma y el estandarte para el combate. A todos los fortalezco y los bendigo. (392/80)
La oración que yo prefiero es el Santo Rosario. Por eso en mis numero-

El arma que les doy para combatir es la cadena que los ata a mi Corazón: el Sato Rosario

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

49

sas apariciones, Yo siempre invito a rezarlo, me uno a los que lo dicen, lo pido a todos con ansia y preocupación maternal. ¿Por qué el Santo Rosario es tan eficaz? Porque es una oración sencilla, humilde y los forma espiritualmente en la pequeñez, en la mansedumbre, en la sencillez del corazón.

el Dragón rojo se sentirá definitivamente humillado y derrotado, cuando Yo lo ate, no con una gruesa cadena, sino con una cuerda fragilísima: la del Santo Rosario. Es una oración que ustedes rezan junto Conmigo. Cuando me suplican que ruegue por ustedes, Yo accedo a su plegaria con la mía. De este modo su oración es siempre eficaz, pues su Madre Celestial es la omnipotencia suplicante. Cuando Yo pido siempre obtengo, porque Jesús nunca puede decir que no a lo que pide su Madre. Cuando rezan el Rosario me invitan a orar con ustedes y Yo, cada vez que lo hacen, me uno verdaderamente a su oración. Así, ustedes son los pequeños hijos que rezan en torno a la Madre Celestial. Por ello el Santo Rosario es el arma más poderosa que pueden usar en la terrible batalla que están llamados a librar contra Satanás y su ejército del mal. (277/78) Les pido, sobre todo ahora, que oren con fervor y con alegría por medio del Santo Rosario. Es el arma que deben usar hoy para combatir y para vencer en esta sangrienta batalla; es la cadena de oro que los liga a mi Corazón; es el pararrayos que aleja de ustedes y de las personas queridas el fuego del castigo; es el medio seguro para tenerme siempre cerca de ustedes. (478/83) Cada Rosario que ustedes rezan conmigo, tiene el efecto de reducir la acción del Maligno, de sustraer las almas de su influencia maléfica y de dar una mayor fuer-za a la expansión del bien en la vida de tantos hijos míos. La cadena del Santo Rosario tiene también el efecto de encadenar a Satanás es decir de hacer impotente su acción y de disminuir y debilitar cada vez más la fuerza de su poder diabólico.

Hoy, Satanás logra conquistarlo todo con el espíritu de la soberbia y de la rebelión contra Dios y tiene terror a todos los que siguen a su Madre Celestial en el camino de la pequeñez y de la humildad. Mientras los grandes y soberbios desprecian esta oración, ¡con cuanto amor y alegría la rezan mis pequeños!: los pobres, los niños, los humildes, los que sufren, la multitud de los fieles que han aceptado mi invitación. La soberbia de Satanás volverá a ser vencida por la humildad de los pequeños y

¿Por qué el Santo Rosario es tan eficaz? Porque es una oración sencilla, humilde y los forma espiritualmente en la pequeñez, en la mansedumbre, en la sencillez del corazón.

50

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

Por esto cada Rosario bien rezado es un duro golpe infligido al poder del mal, es una parte de su reino que es destruida.
La cadena del Santo Rosario logra finalmente hacer a Satanás totalmente inofensivo.

cerle daño al mundo. Por eso debe bajar del cielo un Ángel, al cual le es entregada la llave del abismo y una cadena con la cual atará al gran dragón rojo, la serpiente antigua, Satanás con todos sus seguidores. La llave es el signo del poder que tiene aquel que es señor y dueño de un lugar que le pertenece. En este sentido aquel que posee la llave de la creación es solamente el Verbo Encarnado porque todo ha sido hecho por medio de Él y por eso Jesucristo es el dueño y el Rey de todo el universo, es decir el cielo, de la tierra y del abismo.

Su gran poder es destruido. Ahora entiendan, hijos míos predilectos, por qué en estos últimos tiempos de la batalla entre la Mujer vestida de sol y el gran Dragón, les pido multiplicar en todas partes los Cenáculos de oración , con el rezo del Santo Rosario, la meditación de mi palabra y la consagración a mi Inmaculado Corazón. Con ellos ustedes dan a la Madre Celestial la posibilidad de intervenir para atar a Satanás, para que yo pueda cumplir mi misión de aplastar su cabeza, es decir de derrotarlo para siempre, encerrándolo en su abismo de fuego y azufre. La humilde y frágil cadena del Santo Rosario forma la fuerte cadena con la que hacen prisionero al tenebroso dominador del mundo, el enemigo de Dios y de sus siervos fieles. Así una vez más la soberbia de Satanás será derrotada por el poder de los pequeños, los humildes, los pobres. (979/92) Ustedes me veneran como la Virgen del Santo Rosario. El Rosario es mi oración, es la oración que Yo vine a pedirles desde el cielo, porque es el arma que deben usar en estos tiempos de la gran batalla y es el signo de mi victoria segura. Mi victoria que se cumple cuando Satanás, con su poderoso ejército de todos los espíritus infernales, será encerrado en su reino de tinieblas y de muerte, del cual no podrá salir para ha-

La cadena del Santo Rosario tiene también el efecto de encadenar a Satanás es decir de hacer impotente su acción y de disminuir y debilitar cada vez más la fuerza de su poder diabólico. La cadena del Santo Rosario logra finalmente hacer a Satanás totalmente inofensivo. Su gran poder es destruido.

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

51

Solo mi Hijo Jesús posee la llave del abismo, porque es Él mismo la Llave de David, que abre y nadie puede cerrar, que cierra y nadie puede abrir. Jesús pone esta llave que representa su poder divino, en mi mano, porque Yo como Madre suya, mediadora entre ustedes y mi Hijo, he recibido la tarea de vencer a Satanás y a todo su ejército del mal. Con esta llave es que puedo abrir y cerrar la puerta del abismo.
La cadena con la cual el gran Dragón rojo debe ser atado, es formada por la oración hecha conmigo y por mi medio.

Esta oración es el Santo Rosario. En efecto una cadena tiene la tarea de limitar la acción, y luego de encadenar y hacer vana toda actividad de aquel que es atado. La cadena del Santo Rosario tiene ante todo la tarea de limitar la acción de mi adversario. (977/92)

No son sus planes pastorales ni sus discusiones, no son los medios humanos en los que ponen tanta confianza y seguridad, sino solamente Jesús Eucarístico es Quien dará a toda la Iglesia la fuerza de una completa renovación Deseo que este mensaje Mío se haga público y se incluya entre los contenidos en mi libro. (636/86) La batalla se desarrolla, sobre todo, a nivel espiritual, y por eso deben combatir con el arma espiritual de la oración. ¡Qué fuerza dan ustedes a mi obra materna de intercesión y reparación cuando, unidos, rezan la liturgia de las horas, el Santo Rosario y, sobre todo, cuando ofrecen el Santo Sacrificio de la nueva y eterna Alianza,
por medio de su cotidiana celebración Eucarística! (543/84)

LA EUCARISTÍA
Les amenaza el peligro de dejarse absorber por una acción desordenada, olvidando así la fuerza poderosa que tiene la oración, para obtener la conversión a tantos de mis pobres hijos pecadores.
No son sus planes pastorales ni sus discusiones, no son los medios humanos en los que ponen tanta confianza y seguridad, sino solamente Jesús Eucarístico es Quien dará a toda la Iglesia la fuerza de una completa renovación, la que la llevará a ser pobre, evangélica, casta despojada de todos los apoyos en que confía, santa bella, sin mancha ni arruga, a imitación de su Madre celestial.

52

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

Necesito mucha oración. Se obtiene más con un día de intensa oración que con años de continuas discusiones. (550/84) Ya no se ora. La acción lo absorbe todo. Se pone en la actividad y la programación pastoral toda la eficacia del apostolado. Ustedes olvidan que por sí mismos no pueden hacer nada y que solo Jesucristo es el que actúa y salva, por medio de ustedes. Se olvidan que son siervos inútiles, pobres y pecadores. Vuelvan a la oración. Hagan de Jesús Eucarístico el centro de su oración, el secreto de su vida, el alma de su acción apostólica. (971/92)

PROTECCIÓN BAJO EL MANTO INMACULADO DE MARÍA
(Ver Arca de la Salvación Pág. 109) Hijos predilectos, hoy los reúno a todos bajo mi manto Inmaculado. Es el escudo con el cual los cubro para defenderlos de todo ataque en la gran batalla a la que los llamo. Deben revestirse de este poderoso escudo que les doy para su defensa y para su salvación. (392/80) Pero en estos tiempos tienen, sobre todo, la necesidad de ser defendidos de las terribles asechanzas de mi adversario, que ha logrado instaurar su reino en el mundo. Es el reino que se opone a Cristo, el reino del Anticristo. En el último período del siglo, su reino llegará a la cumbre de su fuerza, de su poder, de su gran seducción. Llega la hora en que el hombre inicuo, que pretende suplantar a Dios para hacerse adorar como Dios, se manifestará en todo su poder. Bajo el flagelo sangriento de esta horrible prueba, ¿cómo podrán evitar la disgregación y el abatimiento y permanecer

Hoy los reúno a todos bajo mi manto Inmaculado. Es el escudo con el cual los cubro para defenderlos de todo ataque en la gran batalla a la que los llamo.
fuertes en la fe y fieles a Jesús y al Evangelio?
Mi Corazón Inmaculado será su defensa fortísima, el escudo de protección, que los salvaguardará de todos los ataques de mi adversario.

Déjense nutrir y formar por Mí. Déjense marcar por Mí con mi sello maternal. Si mi adversario marca con su sello a todos sus secuaces, ha llegado el tiempo en el que Yo, vuestra Celestial Capitana, marco con mi sello maternal a todos aquellos que se han consagrado a mi Corazón Inmaculado y forman parte de mi escuadrón. (823/89)

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

53

Así quedarán marcados con mi sello de amor que los distingue de todos aquellos que se han dejado seducir por la Bestia y llevan el número blasfemo. El Dragón y la Bestia nada pueden hacer contra aquellos que han sido marcados con mi sello. La estrella del abismo perseguirá a todos los que han sido marcados con mi sello, pero nada podrá dañar a las almas a las que Yo misma he impreso mi imagen. Ha llegado el tiempo en que mi Corazón Inmaculado debe ser glorificado por la Iglesia y por toda la humanidad.

Porque en estos tiempos de la apostasía, de la purificación y de la gran tribulación, mi Corazón Inmaculado es el único refugio y el camino que os conduce al Dios de la salvación y de la paz. Sobre todo, mi Corazón Inmaculado se vuelve el signo de mi segura victoria en la gran lucha que se combate entre los seguidores del enorme Dragón Rojo y los seguidores de la Mujer vestida de Sol. Isaías, Israel, 745 a.c.: Robustezcan las manos débiles y afirmen las rodillas que se doblan. Díganles a los que están asustados: «Calma, no tengan miedo, porque ya viene su Dios a vengarse, a darles a ellos su merecido; él mismo viene a salvarlos a ustedes.» (Is 35, 3-4) Nahum, Israel, 626 a.c.: Yavé es bueno; para los que en él confían, es un refugio en el día de la angustia. Conoce a los que en él confían, y los salva de las aguas embravecidas. Mas extermina a los que se alzan contra él, a sus enemigos los persigue hasta en la oscuridad. ¿Qué traman contra Yavé? (Nah 1, 7-9) Y puesto que ustedes están en mi Corazón Inmaculado, nada los puede tocar.
Quien quisiera hacerles algún mal intencionalmente, no logrará dañarlos; quien obrare de buena fe, tendrá la luz antes de que el mal lo alcance.

Y puesto que ustedes están en mi Corazón Inmaculado, nada los puede tocar. Quien quisiera hacerles algún mal intencionalmente, no logrará dañarlos; quien obrare de buena fe, tendrá la luz antes de que el mal lo alcance.

Y ustedes caminarán en la paz, aun en medio de la tempestad del momento presente. (207/76) Isaías, Israel, 745 a.c.: Y dirás aquel día: Te doy gracias, Yavé, porque estabas enojado conmigo, pero se te pasó el enojo y me levantaste. ¡Vean cómo

54

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

es él, el Dios que me salva! En él confío y no tengo más miedo, pues Yavé es mi fuerza y mi canción, él ha sido mi salvación.

Y ustedes sacarán agua con alegría de las vertientes de la salvación. Ustedes dirán ese día: ¡Denle las gracias a Yavé, vitoreen su Nombre! (Is 12, 1-4) Robustezcan las manos débiles y afirmen las rodillas que se doblan. Díganles a los que están asustados: «Calma, no tengan miedo, porque ya viene su Dios a vengarse, a darles a ellos su merecido; él mismo viene a salvarlos a ustedes.» (Is 33, 14-16) En los momentos de tentación, de la lucha y del desaliento, mírenme a Mí y recibirán aliento y ayuda. Si llegan a caer o sentir el peso de la derrota o a verse sumergidos en el mal y en el pecado, Vengan a Mí y yo seré su sostén. Hoy, mirando con ojos misericordiosos a mis hijos pecadores, les digo: Soy su Madre Celestial que los invita, a todos, a cobijarse bajo su manto Inmaculado para protegerlos y conducirlos a Jesús, su Salvador. (413/81) ¡Cuántas veces los he acogido en mis brazos, después de cada caída; cuántas veces he vendado sus dolorosas heridas y he dado fuerza a su gran debilidad! ¡Cuántas veces, sin darse apenas cuenta, he intervenido personalmente para sustra-erlos de las peligrosas insidias que todos los días les tiende el adversario mío y suyo! (401) Isaías, Israel, 745 a.c.: A ver ustedes que andan con sed, ¡vengan a las aguas! No importa que estén sin pla-

No importa que estén sin plata, vengan; pidan trigo sin dinero, y coman, pidan vino y leche, sin pagar.
ta, vengan; pidan trigo sin dinero, y coman, pidan vino y leche, sin pagar. ¿Para qué van a gastar en lo que no es pan y dar su salario por cosas que no alimentan? Si ustedes me hacen caso, comerán cosas ricas y su paladar se deleitará con comidas exquisitas. Atiéndanme y acérquense a mí, escúchenme y su alma vivirá. (Is 55, 1-3)

En vista de esto, el Señor Yavé les dice: ¡Muy bien! Mis servidores comerán, mientras que ustedes estarán con hambre. Ellos tendrán de beber, mientras que ustedes sentirán sed. Se alegrarán, mientras que ustedes se verán humillados. Mis servidores cantarán con el corazón lleno de felicidad, mientras que ustedes se quejarán, con el corazón apenado, y gritarán, con el ánimo aplastado. (Is 65, 13-14) Mis sacerdotes deberán ser pobres, a imitación de mi Hijo Jesús: pero nunca les faltará lo necesario para vivir con decoro.

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

55

Yo soy Madre y me cuidaré también de esto. Haré cosas grandes, extraordinarias, hasta milagros, cuando sea necesario.

Pero que mis Sacerdotes no estén solícitos ni preocupados en cuanto a alimento y vestido. ¡Como niños dejen que sea su Madre la que provea! (107/74) Recoge de todas partes a mis hijos predilectos. Tienen necesidad de conocerse, de encontrarse, de amarse como hermanos, de ayudarse mutuamente, de alentarse entre sí, para ir siempre, con sencillez y abandono, por el camino difícil y doloroso de este tiempo. Yo estaré contigo, no temas. Como madre te proveeré de todo: casa, vestido, alimento, como sólo la Madre lo sabe hacer. (117/74) No temas, porque yo te he rescatado; te he llamado por tu nombre, tú eres mío. Si atraviesas el río, yo estaré contigo y no te arrastrará la corriente. Si pasas por medio de las llamas, no te quemarás, ni siquiera te chamuscarás. Pues yo soy Yavé, tu Dios. (Is 43, 1-3) Sofonías, Jerusalén, 630 a.c.: Busquen a Yavé todos ustedes, los humildes del país, que cumplen sus mandatos, practiquen la justicia y sean humildes y así, tal vez, encontrarán refugio el día del furor de Yavé. (Sof 2, 3) Isaías, Israel, 745 a.c.: Si hubieras estado atento a mis leyes, la dicha te habría inundado como un río. Habrías sido fuerte como las olas del mar, y tus hijos, numerosos como los granos de arena, y tu nombre no sería nunca arrancado o borrado de mi vista.» «¡Salgan de Babilonia! ¡Huyan del país

Si pasas por medio de las llamas, no te quemarás, ni siquiera te chamuscarás. Pues yo soy Yavé, tu Dios.
de los caldeos!» Griten esto alegremente, anúncienlo y transmítanlo hasta el último rincón del mundo. Digan: «Yavé ha salvado a su servidor Jacob. No pasaron sed en los desiertos por los que los guió; para ellos sacó agua de la roca.» Pero no hay paz para los malvados, dice Yavé. (Is 48, 18-22) San Pablo, Palestina, 65 d.c. Pónganse las armas que Dios les da, para poder resistir a las estratagemas del diablo, porque nuestra lucha no es contra hombres de carne y hueso, sino contra principados, autoridades y poderes que dominan este mundo de tinieblas, contra las fuerzas sobrehumanas y supremas del mal. Por eso, tomen las armas de Dios, para poder resistir en el día fatal y, después de actuar a fondo, mantener las posiciones. El desierto donde me retiro (Ap 12, 6) son ustedes, hijos consagrados a mi Corazón Inmaculado; es su corazón azotado por tantas heridas en un mundo invadido por la rebelión contra Dios y su ley, marcado por el odio y la violencia que se extiende de manera amenazadora.

56

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

Cada día riego la aridez de sus corazones con la ternura de mi amor Inmaculado, la aridez de sus almas con la gracia de la que estoy llena, porque, como Madre, debo distribuirla a todos mis pequeños hijos.
Luego vendo sus heridas con un bálsamo celestial, los limpio ayudándolos a librarse cada vez más de los pecados, de sus numerosos defectos y de las aficiones desordenadas. De este modo preparo y hago fecundo el terreno de mi jardín.

Después siembro en ustedes el amor de mi Hijo Jesús, para que pueda germinar y florecer de manera cada vez más perfecto y luminoso. Y, en su espíritu de amor, los abro, como renuevos, al sol de la complacencia del Padre, de manera que la Santísima Trinidad pueda resplandecer y reflejarse en la celeste morada edificada en mi Corazón Inmaculado. (371/80) Isaías, Israel, 745 a.c.: Él da la fuerza al que está cansado y robus-tece al que está débil. Mientras los jóvenes se cansan y se fatigan y hasta pueden llegar a caerse, los que en El confían recuperan fuerzas, y les crecen alas como de águilas. Correrán sin fatigarse y andarán sin cansarse.» (Is 40, 29-31) A aquellos que han caído les daré una nueva pureza, los llamaré a una segunda y más bella inocencia de dolor y de amor (86) Quiero curarlos del pecado y de las consecuencias que deja en ustedes: ese sentido de debilidad y de inestabilidad que tantas veces los postra y los desanima. Se sienten tan frágiles e inseguros, tan inciertos y temerosos de volver a ser víctimas del mal que los rodea.

Cada día riego la aridez de sus corazones con la ternura de mi amor Inmaculado, la aridez de sus almas con la gracia de la que estoy llena, porque, como Madre, debo distribuirla a todos mis pequeños hijos.
¡No recaerán en el pecado si viven siempre bajo el Manto Inmaculado de su Madre Celestial!

Aquí Yo curo sus heridas, derramo bálsamo sobre sus llagas dolorosas, les doy el alimento que les nutre, los abrigo con mis bellísimas vestiduras, los formo y los conduzco con maternal firmeza hacia la santidad. (357/80)

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

57

APOYO EN LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS
A los peligros que, en estos tiempos, les tienden los malos, tratando de esparcir en el camino por el que deben andar, obstáculos, dificultades y astutas oposiciones, los Santos del paraíso responden con su poderosa asistencia e intercesión. Las tramas ocultas y obscuras, que la Masonería urde contra ustedes para hacerlos caer en sus redes, son descubiertas y des-truidas por los Santos, quienes hacen bajar desde el Cielo una fuerte luz que los envuelve, para perfumar la fe, de esperanza, de amor, de pureza y de Santidad, toda su existencia.

La comunión de vida con los Santos del paraíso es el remedio que Yo les doy contra los peli gros engañosos y muy astutos, que la bestia negra de la Masonería, hoy les tiende. Contra las dificultades, las ironías, las marginaciones que la bestia, semejante a un cordero, usa en contra de ustedes, mis hijos predilectos, recurran a una perenne comunión de oración con las almas santas del purgatorio. Esta comunión de oración con las almas purgantes les da la luz y el alivio de abreviar el tiempo de su purificación, y concede a ustedes, la seguridad y el valor para realizar en su vida mi designio, que es el de ayudarlos a cumplir en todo momento la Divina Voluntad del Señor. Hoy los contemplo con alegría, reunidos juntos en el celestial jardín de mi Corazón inmaculado, viviendo esta estupenda realidad de la Comunión de los Santos, que los une, los ayuda, los compromete a todos a combatir por el pleno triunfo de Cristo, con la venida de su glorioso reino de amor, de santidad, de justicia y de paz en el mundo. (831/89) Muchos se encuentran en el Purgatorio, con la certeza de ser salvados para siempre, pero todavía en el sufrimiento purificador, en una posesión de Dios que no es plena ni perfecta. Hoy quiero decirles que estos hermanos están muy cerca de ustedes y forman la parte más preciosa de mi ejército victorioso. Mi ejército es uno, como una es la Iglesia, reunida en la gozosa experiencia de la Comunión de los Santos. Los Santos interceden por ustedes, iluminan su camino, los ayudan con su amor purísimo, los defienden de las insidias que les tiende nuestro Adversario y esperan ansiosos el momento del encuentro con ustedes.

La comunión de vida con los Santos del paraíso es el remedio que Yo les doy contra los peligros engañosos y muy astutos, que la bestia negra de la Masonería, hoy les tiende.

58

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

Las almas purgantes oran por ustedes, ofrecen sus sufrimientos por el bien de ustedes, y son ayudadas, por las oraciones de ustedes a liberarse de las imperfecciones humanas, que les impiden entrar en el gozo eterno del Paraíso. Mi ayuda corresponderá a la ayuda de mis hijos (preces, sacrificios, etc.). Necesito muchos sacrificios. Es menester que mis hijos cooperen conmigo. (982/92) Mi Corazón de Madre los une, hoy, en una extraordinaria comunión de vida, con todos sus hermanos del Paraíso y con los que tienen la certeza de ser salvados, pero que todavía sufren el tiempo de su purificación personal en el purgatorio. Es la parte inmensa, invisible, pero la más preciosa de mi escuadrón, porque mis hijos santos ya están revestidos del poder de Dios y de mi propia fuerza, mientras que las almas que se encuentran en el purgatorio pueden darme la contribución de su sufrimiento y d su incesante oración. Por eso nunca deben sentirse solos. Hagan más fuertes sus lazos con lo santos del cielo y con los que se están todavía purificando en el Purgatorio; están muy cerca de ustedes, ven todas sus dificultades, conocen las terribles insidias que les tiende mi adversario, y los ayudan siempre de manera eficaz. ¡Miren hoy hacia todos los que los precedieron en la vida terrena con la señal de la fe, y que ahora los esperan con amor y alegría! Soy Madre y Reina de todos los Santos. ¡Soy la Capitana de un único escuadrón!
Soy Madre de toda la Iglesia: militante, purgante y triunfante, y mi Corazón Inmaculado salta de alegría al verlos así de unidos en el vínculo

fraterno de una comunión de amor y de vida. (502/83)

APOYO EN LOS ÁNGELES
Combatan, hijos predilectos, mis apóstoles, en estos últimos tiempos suyos. Esta es la hora de la batalla. Esta es la hora de la gran victoria.
Con ustedes en el combate están también los Ángeles del Señor que, a mis órdenes cumplen la misión que Yo les he confiado.

Todos los Espíritus Celestiales son seres luminosos y poderosos y se hallan muy cerca de Dios, a quien aman, sirven, defienden y glorifican. En la Luz de la Santísima Trinidad, Ellos ven todas las insidias peligrosas y engañosas que les tienden los malos espíritus, que luchan contra Dios y contra su real dominio. Esta es una batalla terrible, que se libra sobre todo a nivel de espíritus: los buenos contra los malos, los Ángeles contra los demonios.

Con ustedes en el combate están también los Ángeles del Señor que, a mis órdenes cumplen la misión que Yo les he confiado.

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

59

Ustedes están también comprometidos en esta gran lucha y por esto deben confiarse siempre a su segura protección e invocar a menudo, con la oración, su poderosa ayuda. Todos los Espíritus Celestiales conocen mi designio, saben la hora de mi triunfo, ven cómo el ataque del infierno, en estos tiempos suyos, es potente, continuo y universal. Satanás ha logrado establecer su reino en el mundo y se siente ya, vencedor seguro. Pero está cerca el momento de su grande y definitiva derrota.( 644/86) Cuando se ha dado en estos tiempos gran libertad a los demonios y a todos los espíritus del mal para sus diabólicas manifestaciones, también son estos los días en que los ángeles del Señor están llamados a llevar a cabo la parte más importante de mi plan. Cielos y tierra se unen en esta hora de la gran batalla conclusiva. Y así les pido a todos, que formen una sola entidad con los ángeles y con los santos del Paraíso. Sobre todo, les pido que rueguen más a sus ángeles guardianes, porque ellos están llamados en estos tiempos a cumplir la tarea particular que se les ha asignado con respecto a cada uno de mis hijos predilectos. Es el deseo de mi corazón, que en la recitación diaria del Ángelus, se incluya la oración al ángel de Dios.
Yo les pido que vivan siempre en intimidad y familiaridad con sus ángeles guardianes. Llámenlos en las necesidades; invóquenlos en los peligros; asócienlos a su trabajo, confíenles sus dificultades; acudan a ellos en los momentos de tentación. Ellos deben ahora formar una entidad con ustedes. (714/87) Esta es la hora de Satanás y del poder de los espíritus de las tinieblas.

Yo les pido que vivan siempre en intimidad y familiaridad con sus ángeles guardianes. Llámenlos en las necesidades; invóquenlos en los peligros; asócienlos a su trabajo, confíenles sus dificultades;
Es su hora, que corresponde al momento de su aparente acción victoriosa. Es su hora, pero el tiempo de que dispone es breve y sus días de triunfo están contados. Por eso, les tienden unas insidias peligrosas y terribles, que no podrán eludir sin una ayuda especial de sus Ángeles Custodios

¡Cuántas veces al día ellos intervienen para sustraerles de las engañosas maniobras que les tiende con su astucia mi adversario! Por eso, los invito a confiarse cada vez más a los Ángeles del Señor.

60

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

Tengan con ellos una afectuosa intimidad porque están más cerca de ustedes que los amigos y personas más queridas. Caminen a la luz de su invisible, pero segura y preciosa presencia. Ellos ruegan por ustedes, caminan a su lado, los sostienen en la fatiga, los consuelan en el dolor, velan sobre su reposo, los toman de la mano y dulcemente los atraen al camino que les he trazado. Rueguen a sus Ángeles Custodios y vivan con confianza y serenidad las dolorosas horas de la purificación. En estos momentos, en efecto, el Cielo y la tierra se unen en una extraordinaria comunión de oración, de amor y de acción, a las órdenes de su Celestial Conductora. (418/81)
Cómo son de fuertes y continuos los ataques de los espíritus malos, para golpearlos hasta en su vida física, con accidentes, desgracias, atentados, enfermedades, calamidades, explosiones de violencia, guerras y revoluciones. Los Ángeles Custodios tienen la tarea de protegerlos de todos estos males, contra las insidias y para hacerlos caminar en la vida bajo su protección segura y poderosa.

Cómo son de fuertes y continuos los ataques de los espíritus malos, para golpearlos hasta en su vida física, con accidentes, desgracias, atentados, enfermedades, calamidades, explosiones de violencia, guerras y revoluciones.
buenos contra los espíritus malos; los Ángeles contra los demonios; San Miguel Arcángel contra Lucifer. Ustedes están involucrados en esta lucha, que los supera inmensamente. Entonces deben estar particularmente unidos a Aquellos que están cerca de ustedes en la gran batalla, que tienen gran poder en esta lucha, que los ayudan a luchar y los llevan hacia la victoria segura. (1036/93) Hijos predilectos, Yo los llamo de todas partes de la tierra. Los Ángeles de Luz de mi Corazón Inmaculado están reuniendo de todas partes a los elegidos, llamados a formar parte de mi escuadrón victorioso.
Ellos los están marcando con su sello. Ellos los están revistiendo con mi poderosa coraza para la batalla.

Los Ángeles Custodios tienen, en fin, la tares de luchar con ustedes la misma batalla para conseguir la misma victoria. En la gran prueba, que ya ha llegado, es aún más fuerte y sangrienta la lucha entre la Mujer vestida de sol y el Dragón rojo, entre las fuerzas del bien y las fuerzas del mal, entre Cristo y el anticristo. Es una batalla que se desenvuelve sobre todo a nivel de los espíritus: los espíritus

Ellos están dándoles el crucifijo y el

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

61

rosario como armas que deben esgrimirse par la gran victoria.
Ha llegado ya el tiempo para la batalla decisiva. Para ello, los ángeles del Señor están interviniendo de modo extraordinario, se sitúan, cada día, junto a cada uno de ustedes para guiarlos, para protegerlos y para confortarlos. (713/87) Los Ángeles los toman de la mano y los conducen por la senda de la luz, del amor y de la santidad. - Les dan valor y consuelo en las muchas dificultades que deben soportar y los sostienen en la debilidad humana. - Están al lado de ustedes como verdaderos hermanos que toman a pecho su persona y su vida. - Los defienden contra los continuos ataques de Satanás, contra sus nu-

merosas asechanzas, contra los obstáculos que pone en su camino. La gran batalla que se está combatiendo ahora es sobre todo a nivel de espíritus: los espíritus malos, contra los Espíritus Angélicos. Ustedes están involucrados en esta lucha entre el cielo y la tierra, entre los Ángeles y los demonios, entre San Miguel Arcángel y Lucifer. A los Ángeles del Señor ha sido encomendada la tarea de defender sus persona., la vida de la Iglesia, el bien de toda la humanidad. (875/90)
Sientan siempre junto a ustedes los Ángeles de Dios y con frecuencia invoquen su ayuda y su protección. Ellos tienen una gran fuerza para defenderlos y para sustraerlos de todas las insidias que les tiende Satanás, adversario Mío y de ustedes.

Ahora su protección se intensificará y será particularmente advertida por ustedes, porque los tiempos de la gran prueba han llegado y van a entrar en un período de gran angustia, como no lo ha habido hasta ahora. A mis órdenes, sientan junto a ustedes los Ángeles del Señor, que serán su defensa y su guía para que cada uno de ustedes pueda cumplir cuanto Yo he determinado para el triunfo de mi Inmaculado Corazón. San Miguel está a la cabeza de todo mi ejército celestial y terrestre, dispuesto para la batalla. San Gabriel está junto a ustedes para darles a cada uno la misma fuerza invencible de Dios, y San Rafael los cura de las numerosas heridas que a menudo ustedes reciben a causa de la gran lucha en que están empeñados. (339/79)

Ahora su protección se intensificará y será particularmente advertida por ustedes, porque los tiempos de la gran prueba han llegado y van a entrar en un período de gran angustia, como no lo ha habido hasta ahora.

62

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

En la lucha entre la Mujer vestida de sol y el dragón rojo, los Ángeles tienen la parte más importante a ejecutar. Por esto, ustedes deben dejarse guiar por ellos.
Los Ángeles, los Arcángeles y todas las milicias celestiales están unidos con ustedes en el terrible combate contra el Dragón y sus secuaces.

Ellos los defienden de las insidias de Satanás y de los muchos Demonios que se han desencadenado, ahora, con furia rabiosa y destructora, en todos los lugares del mundo. (418/81)
El Arcángel Miguel los defiende de todos los terribles ataques de Satanás que se ha desencadenado particularmente contra ustedes que integran mi escuadrón y se dejan guiar dócilmente por su Celestial Conductora. ¡Cuántas veces serían víctimas de los ataques de Satanás, si el Arcángel Miguel no hubiese intervenido para su defensa y protección! Invóquenlo a menudo con la oración del exorcismo contra Satanás y los ángeles rebeldes para que los guíen en esta lucha, de modo que cada uno de ustedes pueda cumplir la tarea que les ha sido confiada por la Madre Celestial. (645/86)

El Arcángel Miguel los defiende de todos los terribles ataques de Satanás que se ha desencadenado particularmente contra ustedes que integran mi escuadrón
Los Espíritus Celestiales tienen también el encargo de fortalecerlos, de curarlos de las heridas, de defenderlos de las asechanzas de mi adversario, de protegerlos del mal y de conducirlos por la vía luminosa de mi Querer.
El Arcángel Gabriel, enviado por Dios para recibir el Sí de su Madre Celestial, tiene ahora el encargo de recibir su Sí al Querer del Padre. Él los refuerza y los sostiene; los conduce por el camino del coraje y del heroico testimonio a Jesús y a su Evangelio. El Arcángel Rafael da la fuerza a su debilidad, derrama bálsamo en toda herida dolorosa y los levanta del peso del cansancio y del desaliento para continuar la lucha, con el escudo de la fe y con la coraza del amor y de la santidad. (645/86)

Por esto, la batalla es cada día más áspera y terrible y también ustedes con los Ángeles del Señor, están llamados al combate. Las armas manejadas por los demonios son del mal, del pecado, del odio, de la impureza, de la soberbia y de la rebeldía a Dios. Las armas esgrimidas por los Espíritus Celestiales, que están junto a ustedes en el combate son el bien, de la Gracia Divina, del amor, de la pureza, de la humildad y de la dócil sumisión a la Voluntad del Señor.

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

63

EL CAMINO DE LA CRUZ
El camino de la cruz, mis pequeños hijos, es el único camino que he trazado para ustedes, porque es el que primeramente recorrió su Madre con su Hijo Jesús.

Recórranlo sin miedo, porque serán condu-cidos de la mano por Mí, alentados con mi afecto de Madre. Recórranlo Conmigo, en mi Corazón Inmaculado: así, junto a su cruz, sentirán la presencia de la Madre que los confortará y los ayudará. Este camino debe ser recorrido por ustedes, porque sólo así podrán ser en todo semejantes a mi Hijo Jesús. Mi misión es hacerlos en todo semejantes a Él. (147/75) En estos tiempos, la Madre Celestial les pide obras de penitencia y de conversión. La oración vaya siempre acompañada de interior y fecunda mortificación.
Mortifíquense en los sentidos para que puedan ejercer el dominio sobre ustedes mismos y sobre sus pasiones desordenadas. (402/81)

Ofrézcanme la penitencia interior, que deben cumplir para poder lograr el dominio sobre ustedes mismos, sobre sus pasiones, y para volverse verdaderamente dóciles, humildes, pequeños y prontos a mis designios. poder utilizarlos para realizar mi plan de salvación y misericordia. (673/87) ¡Hijos predilectos, síganme en el camino de la penitencia! Las armas que deben emplear en mi batalla son la oración y la penitencia. Hoy quiero indicarles el camino de la penitencia que debe ser recorrido por cada uno de ustedes. La primera etapa es la renuncia y negación de sí mismo.
Es necesario renunciar a uno mismo y a todos los apegos desordenados y a las pasiones, a los deseos inmoderados, a las ambiciones. Aun en la labor apostólica no busquen el éxito o la aprobación humana, sino busquen el ocultamiento y amen el apostolado en el silencio, en la humildad, en el diario y fiel cumplimiento de su deber.

Ofrézcanme la penitencia interior, que deben cumplir para poder lograr el dominio sobre ustedes mismos, sobre sus pasiones, y para volverse verdaderamente dóciles, humildes, pequeños y prontos a mis designios. Algunas veces mi Corazón se duele al ver cómo se resisten a mis maternales exhortaciones, y por ello no logran esa medida de docilidad, de humildad, de real aniquilamiento propio, que les estoy pidiendo porque me es indispensable para

64

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

y de ofrecimientos se les presentarán en el curso del día! Sus sonrisas, serenidad, calma, paciencia, aceptación y ofrecimiento son verdaderas y silenciosas penitencias que darán mayor valor y luz a cada circunstancia de sus vidas. (673/87) Cada uno debe llevar bien su propia cruz. La cruz está constituida por las dificultades que surgen cuando se quiere cumplir la sola voluntad de Dios, lo cual supone el empeño de cumplir fielmente cada día los deberes del propio estado. Es la fidelidad en hacer con perfección aun las cosas más pequeñas; en cumplir cada cosa con amor; en vivir cada momento del día en el cumplimiento de la Divina Voluntad. (468/83) La cruz está constituida por las dificultades que surgen cuando se quiere cumplir la sola voluntad de Dios, lo cual supone el empeño de cumplir fielmente cada día los deberes del propio estado. Es la fidelidad en hacer con perfección aun las cosas más pequeñas; en cumplir cada cosa con amor; en vivir cada momento del día en el cumplimiento de la Divina Voluntad. Así puede ser mortificado el egoísmo, que es el mayor peligro para ustedes, la insidia más fácil y corriente de mi Adversario para impedir su camino. Entonces llegarán a ser interiormente libres y les será fácil ver la Voluntad de Dios en la luz y se hallarán en mejor disposición para cumplirla perfectamente. (467/83) Ofrézcanme la penitencia silenciosa y cotidiana, que surge de hacer el bien, en cada circunstancia de su vida, solo la voluntad del Señor por el humilde, fiel y perfecto cumplimiento de todos sus deberes. Si obran de este modo, ¡cuántas oportunidades preciosas de sufrimientos Les pido también penitencia exterior que se ejerce siempre en el control de las pasiones y en la mortificación de los sentidos, en especial la de los ojos, la lengua, los oídos, y el gusto. Dejen de mirar el gran mal que los rodea y tanta impureza que infecta sus calles. Renuncien a la televisión para conservar en el alma la luz y para que puedan dedicar así más tiempo de sus vidas al recogimiento, la meditación y la plegaria. Aprendan a controlar la lengua y guarden silencio dentro y fuera de ustedes para que puedan así hablar solo de la propagación del bien, en espíritu de amor y de humilde servicio a todos. Huyan de la murmuración y del descontento, de los chismes y de las conversaciones maliciosas. No caigan en la fácil tentación del

juicio y la condena.

Mortifiquen el gusto, absteniéndose de aquello que les proporciona mayor placer; también por la práctica del ayuno corporal, pedido por Jesús en su Evangelio y que les pido de nuevo hoy.

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

65

Si caminan en esta senda que les estoy indicando, el Señor bendecirá los días de su vida y los llevará a la paz del corazón y a la pureza de alma. Se convertirán ustedes mismos en mi palabra vivida y llevarán por todas partes la luz de mi presencia en medio de la gran tiniebla que se está densificando en el mundo. En este camino luminoso de conversión y penitencia Yo siempre los conduzco, en especial durante estos días previos al gran milagro de la Misericordia Divina que está a punto de realizarse. (674/87) Les pido el ayuno corporal como medio de mortificar los sentidos, como reparación por el engaño generalizado con que hoy son seducidos tantos hijos míos buscando la felicidad solamente en el goce de los placeres sensibles y materiales. ¡Cuántos son los que se nutren con el alimento venenoso de la impureza y de la droga! ¡Cómo avanza la llaga pútrida de la prensa inmoral y de la pornografía!

Los medios de comunicación social son a menudo instrumentos de corrupción moral de las conciencias, de la difusión del vicio y de la obscenidad, del pecado propuesto hoy como un bien y como un valor. Por esto les pido a ustedes, mis predilectos e hijos a Mí consagrados, que me den una fuerza de reparación para oponer un dique a la inundación de un mal tan contagioso y peligroso.
Les pido el ayuno corporal para mortificar sus sentidos, para testimoniar hoy la necesidad de poner un límite a la exasperada búsqueda de placer. (579/85)

EL PODER DE LOS PEQUEÑOS
(Ver Formación y guía de acción pg. 137) Deben ser pequeños para llegar a ser instrumentos dóciles de mi designio y para atraer sobre ustedes la complacencia de mi Hijo Jesús. ¡Cuánto los ama Jesús, hijos míos predilectos! Los ama precisamente porque quieren ser pequeños, pobres, sencillos, humildes.
Deben ser pequeños para enfrentarse a Satanás, que quiere seducir con el orgullo y la soberbia.

¿No comprenden que jamás logrará seducirlos y engañarlos si ustedes permanecen humildes? (215/76) ¡Hijos míos predilectos, déjense desprender verdaderamente de todo! Miren: no son sus defectos, sus caídas, sus grandes limitaciones, lo que les impide ser totalmente míos y disponibles para mi gran designio. ¡Oh no! Son más bien un gran don para ustedes, porque les ayu-

Deben ser pequeños para enfrentarse a Satanás, que quiere seducir con el orgullo y la soberbia. ¿No comprenden que jamás logrará seducirlos y engañarlos si ustedes permanecen humildes?

66

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

¿Será posible que yo –después de todas mis debilidades e infidelidades- sea verdaderamen-te elegido y predilecto de la madre del Cielo?
¡Oh, hijos míos! Mi Corazón rebosa de ternura por ustedes, precisamente porque son pequeños, débiles, porque a veces han caído, porque se sienten frágiles.

¡Oh, hijos míos! Mi Corazón rebosa de ternura por ustedes, precisamente porque son pequeños, débiles, porque a veces han caído, porque se sienten frágiles.
dan a sentirse y permanecer pequeños. Les dan como la medida de su pequeñez. (145/75) Yo te daré el don de dejarte con tus defectos. Mi hijo Jesús no te ama por lo que sabes hacer, sino por tí mismo: te ama así como eres. No son tus méritos, sino sólo su Amor lo que lo atrae fuertemente hacia ti. También Yo, Madre, te amo tal como eres: aún con tus defectos, siempre que haya en ti el esfuerzo de corregirlos. Y si te dan la verdadera medida de tu pequeñez, también ellos me sirven para hacerte más mío. (160/75) No piensen más en su pasado. Hay entre ustedes quien piensa todavía en el propio pasado, resiente el dolor de tantas heridas que Yo he curado y está como frenado para darse completamente a Mí. Está frenado por este pensamiento:

Ustedes, mis pequeños hijos, por ustedes mismos no podrán jamás superar lo que los espera: por esto los quiero encerrar en mi Corazón Inmaculado. Y misma seré su seguridad y defensa. (149/75)
Acostúmbrate a ser pisoteado, a ser olvidado, a no ser comprendido ni estimado. Es necesario que te suceda así. Y cuando sientas dentro de ti una rebelión interior que te lleva a decirte a ti mismo “¿Por qué? ¡No es justo! ¡Debo reivindicar mis justos derechos” responde enseguida: ¡Apártate Satanás! ¿No he de beber el cáliz que el Padre me ha preparado?

¡Yo misma vendré en ayuda de tu gran debilidad! Pero tú quédate en todo instante en mi Corazón en oración. ¡Deja que Yo actúe cada vez más en ti! (76/73)
Sean dóciles: es lo que más me agrada y lo que más les cuesta.

Sean dóciles: es lo que muchas veces no logran ser y su Madre Celestial se entristece cuando a tan buena voluntad, corresponden en la práctica poca docilidad. Los he elegido para un designio que comprenderán plenamente más adelante. (290/78)

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

67

Ustedes realizan el designio de Dios sólo si corresponden a mi acción maternal que dulcemente los va transformando. Por este motivo quiero hacerlos pequeños, cada vez más pequeños, hasta reducir a cada uno al total anonadamiento del propio yo. Estimo en todo su valor su miseria, porque solo ella atrae irresistiblemente sobre ustedes, la predilección toda misericordiosa de mi Corazón Inmaculado. Deben ser cada vez más pequeños porque su Madre los quiere a todos para Sí: los quiere alimentar, los quiere vestir, los quiere llevar en sus brazos. Deben ser pequeños porque así dirán siempre sí a la voluntad del Padre. Digan conmigo su sí. Así, en ustedes se repetirá el sí de mi perfecta docilidad a la voluntad de Dios.
Pequeños, en fin, para formar este humilde talón que Satanás intentará morder, pero con el cual Yo aplastaré la cabeza.

Pequeños, en fin, para formar este humilde talón que Satanás intentará morder, pero con el cual Yo aplastaré la cabeza. ¡Por el poder de los pequeños será derrotado mi orgulloso adversario; y será renovado todo el mundo! ños, no podrán comprender mi designio. Su fuerza está en la debilidad y su actuación avanza cada día en el silencio y en el ocultamiento. Con la fuerza del Espíritu Santo, que todo lo quema y lo renueva, vendrá a ustedes el Reino de Dios, a través de la pequeñez y de la humildad. Si su corazón es puro, se podrá abrir al Espíritu Santo, que viene a testimoniar en gloria el triunfo de mi Hijo Jesús. Si su mente es dócil, entonces podrán comprender y secundar esta invitación.
¡Por el poder de los pequeños será derrotado mi orgulloso adversario; y será renovado todo el mundo! (416/81)

Deben, por tanto, ser cada vez más pequeños si quieren preparar el más grande triunfo de mi Corazón Inmaculado Aprendan a ser pequeños. Si no se convierten y no se vuelven como ni-

MENSAJES DE LA VIRGEN MARÍA AL PADRE GOBBI SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS

B. LA COMPRENSIÓN DEL SENTIDO DE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS PROFETIZADOS
1. ¿CÓMO PUEDE UN DIOS MISERICORDIOSO, PERMITIR TANTAS TRIBULACIONES A SUS CRIATURAS?1
A. POR EL REINADO ACTUAL DE LOS SIETE PECADOS CAPITALES 69

Por la Negación de los mandamientos de la ley de Dios (4) Se opone a los siete sacramentos, las siete virtudes y los siete dones, los siete pecados capitales (6)

B. POR QUERER CONSTRUIR UN MUNDO SIN DIOS

77

Orgullo y soberbia de querer construir un mundo sin Dios. (11) Peor que antes del Diluvio y de Sodoma y Gomorra (20) Llamada a la conversión rechazada y con aumento de la perversidad (11) Purificación necesaria para el comienzo de una era nueva (21)

2. CERCANÍA DEL FIN DE LOS TIEMPOS ¿DEBEMOS TEMER? INMINENCIA POR NO HABER ESCUCHADO Y NO HABERNOS CONVERTIDO3

93

Advertencias no escuchadas (16) Dificultades para la divulgación de estos mensajes divinos (14) Postergado pero irreversible (17) No tener miedo, al contrario ¡estar alegres! (14)
1

Sobre este tema se transcriben 73 mensajes dados por la Virgen durante los 25 años de las revelaciones y algunas citas bíblicas en concordancia. El libro No 4 de la serie “¿Cómo puede un Dios misericordioso permitir tantas tribulaciones a sus criaturas?” amplía el tema con las revelaciones hechas a los otros 200 videntes del estudio, durante 2000 años en los cinco continentes. Número de mensajes citados sobre cada subtema El libro No 5 “Un gran plan para la salvación y renovación de este mundo en crisis” de la serie, amplía estos 51 mensajes transcritos con los dados a los otros videntes alrededor del mundo sobre este tema, estudiados.

2

3

3. MARÍA, PROFETISA DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, EXPLICA LAS PROFECÍAS BÍBLICAS4 107
María, profetisa de los últimos tiempos (8) Arca de salvación para estos últimos tiempos (como en los tiempos de Noé) (2) La anunciada en la Biblia (15) Lidera una batalla espiritual en la que vencerá a Satanás (8) Enviada arrojar luz sobre las profecías bíblicas (7) Incredulidad a las profecías bíblicas (4)

4. UN GRAN PLAN DE SALVACIÓN PARA LA RENOVACIÓN DEL MUNDO EN CRISIS5

122

Un gran plan de salvación para estos tiempos (4) El escuadrón de los pequeños, dirigidos por María,vencerá a los soberbios (9) Un escuadrón de Apóstoles de los últimos tiempos consagrados a su Inmaculado Corazón (4) La consagración al Inmaculado Corazón de María (14) Diferentes responsabilidades (3) Divulgación de las advertencias y mensajes proféticos (5) La segunda evangelización (10) Dificultades y ayudas (11) Formación y guía de acción (7) El Movimiento Sacerdotal Mariano (14) Los cenáculos de oración (6)

4

El libro No 5 “Un gran plan para la salvación y renovación de este mundo en crisis” de la serie, amplía estos 44 mensajes transcritos con los dados a los otros videntes alrededor del mundo sobre este tema, estudiados El libro No 5 “Un gran plan para la salvación y renovación de este mundo en crisis” de la serie, amplía estos 87mensajes transcritos con los dados a los otros videntes alrededor del mundo sobre este tema, estudiados

5

B. LA COMPRENSIÓN DEL SENTIDO DE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS PROFETIZADOS
1. ¿CÓMO PUEDE UN DIOS MISERICORDIOSO PERMITIR TANTAS TRIBULACIONES A SUS CRIATURAS?
A. POR EL REINADO ACTUAL DE LOS SIETE PECADOS CAPITALES POR LA NEGACIÓN DE LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS
El cuerno, en el mundo bíblico, siempre ha sido un instrumento de amplificación, un modo de hacer escuchar más fuertemente la propia voz, un importante medio de comunicación. Por eso Dios ha comunicado a su pueblo su voluntad por medio de los diez cuernos que han hecho conocer su ley: los diez Mandamientos. Quien los acepta y los observa anda en la vida por el camino de la Divina Voluntad, de la alegría y de la paz. La Bestia Negra (Ap 13, 1) tiene diez cuer-nos y sobre los cuernos diez diademas, que son signo de su realeza. La Masonería domina y gobierna todo el mundo por medio de los diez cuernos. (800/89)
El objetivo de las logias masónicas hoy, es el de obrar gran astucia para llevar a la humanidad, en todas partes, a despreciar la Santa Ley de Dios, a

El objetivo de las logias masónicas hoy, es el de obrar en abierta oposición a los Diez Mandamientos, a sustraer el culto debido solo a Dios para darlo a los falsos ídolos,
de hombres: la razón, la carne, el dinero, la discordia, la violencia, el placer. De esta manera las almas son precipitadas en tenebrosa esclavitud del mal, del vicio y del pecado, y, en el momento de la muerte y del juicio de Dios, en el estanque de fuego eterno que es el infierno. (805/89)

obrar en abierta oposición a los Diez
Mandamientos, a sustraer el culto debido solo a Dios para darlo a los falsos ídolos, que son exaltados y adorados por un número creciente

72

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Si el Señor ha comunicado su ley con los diez mandamientos, la masonería difunde por todas partes, con la potencia de sus diez cuernos, una ley que es completamente opuesta a la ley de Dios. Al mandamiento del Señor: “No tendrás otro Dios más que a Mí”, aquella construye otros falsos ídolos, frente a los cuales, hoy muchos se postran en adoración. A mandamiento “No tomar el nombre de Dios en vano”, aquella se opone con las blasfemias contra Dios y contra su Cristo, de muchas maneras engañosas y diabólicas, hasta reducir a un marco indecoroso Su nombre, y hacer películas sacrílegas sobre su Vida y su Divina Persona. Al mandamiento: “Acuérdate de santificar las fiestas”, aquella transforma el domingo en “week-end”, en el día del deporte, de las corridas, de los juegos, de las diver-siones. Al mandamiento: “Honra a tu padre y a tu madre”, aquella contrapone un modelo nuevo de familia fundado sobre la convivencia hasta de homosexuales. Al mandamiento: “No matar”, aquella ha logrado hacer legitimizar en todas partes, el aborto, hacer acoger la eutanasia, hacer desaparecer el respeto debido al valor de la vida humana. Al mandamiento: “No cometer actos impuros”, aquella justifica, exalta y hace propaganda de toda forma de impureza, hasta llegar a la justificación de los actos contra natura. Al mandamiento “No robar”, ella obra para que se difundan cada vez más los hurtos, la violencia, los secuestros, y las rapiñas.

La masonería difunde por todas partes, con la potencia de sus diez cuernos, una ley que es completamente opuesta a la ley de Dios. Al mandamiento del Señor: “No tendrás otro Dios más que a Mí”, aquella construye otros falsos ídolos, frente a los cuales, hoy muchos se postran en adoración Al mandamiento: “No dar falso testimonio ni mentir”, aquella obra para que se propague cada vez más la ley del engaño, de la mentira, del fingimiento. Al mandamiento: “No desear los bienes ajenos y la mujer de tu prójimo”, obra para corromper lo profundo de la conciencia, engañando la mente y el corazón del hombre. De esta manera, las almas son impulsadas por el camino perverso y malo de la des-obediencia a la Ley del Señor, son sumergidas en el pecado, y así se les impide recibir el Don de la Gracia y de la Vida de Dios. (802/89)

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

73

Objetivo de la bestia negra (Ap 13), es decir de la masonería, es el de combatir de una manera disimulada, pero tenaz, para impedir a las almas recorrer este camino, indicado por el Padre y por el Hijo, e iluminado por los dones del Espíritu
San Pablo, Jerusalén, 60 d.c: Ya que juzgaron inútil conocer a Dios, Dios a su vez los abandonó a los errores de su propio juicio, de tal modo que hacen absolutamente todo lo que es malo. En ellos no se ve más que injusticia, perversidad, codicia y maldad. Rebosan de envidia, crímenes, peleas, engaños, mala fe, chismes y calumnias. Son insensatos, desleales, sin amor, despiadados. Desafían a Dios, son altaneros, orgullosos, farsantes, hábiles para lo malo y no obedecen a sus padres. Son insensatos, desleales, sin amor, despiadados. (Rom 1, 28- 31) de la Gracia, que Él ha merecido con su sacrificio realizado en el calvario. La Gracia de la Redención es comunicada por medio de los Siete Sacramentos. Con la Gracia se insertan en el alma gérmenes de vida sobrenatural que son las virtudes. Entre ellas las más importantes son las tres virtudes teologales y las cuatro cardinales: fe, esperanza y caridad, prudencia, fortaleza, justicia y templanza. Al Sol divino de los siete Dones del Espíritu Santo, estas virtudes germinan, crecen, se desarrollan cada vez más y así conducen a las almas por el camino luminoso del amor y de la santidad.
Objetivo de la bestia negra, es decir de la masonería, es el de combatir de una manera disimulada, pero tenaz, para impedir a las almas recorrer este camino, indicado por el Padre y por el Hijo, e iluminado por los dones del Espíritu. (801/89)

SE OPONE A LOS SIETE SACRAMENTOS, LAS SIETE VIRTUDES Y LOS SIETE DONES, LOS SIETE PECADOS CAPITALES
Quien hace la voluntad del Padre, acoge la palabra de su Hijo y participa de la Redención llevada a cabo por Él. Jesús da a las almas la misma vida divina, a través

74

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

A las siete virtudes teologales y cardinales, que son el fruto de vivir en Gracia de Dios, la masonería opone la difusión de los siete vicios capitales, que son el fruto de vivir habitualmente en estado de pecado. A la Fe, aquella opone la soberbia; a la Esperanza, la lujuria; a la Caridad, la avaricia, a la Prudencia, la ira; a la Fortaleza, la pereza; a la justicia, la envidia; a la Templanza, la gula.

Isaías, Israel,745 a.c. Su país está lleno de ídolos, pues se inclinan ante la obra de sus manos, ante la figura que modelaron sus dedos. (Is 2,8) La primera cabeza lleva el título blasfemo de la soberbia, que se opone a la virtud de la Fe y conduce a dar culto al dios de la razón humana y del orgullo, de la técnica y del progreso. La segunda cabeza lleva el título blasfemo de la lujuria, que se opone a la virtud de la Esperanza, y lleva a dar culto al dios de la sensualidad y de la impureza, La tercera cabeza lleva el título blasfemo de la avaricia, que se opone a la virtud de la Caridad, y difunde por doquier el culto al dios del dinero. La cuarta cabeza lleva el título blasfemo de la ira, que se opone a la virtud de la Prudencia, y conduce a dar culto a la discordia y de la división. La quinta cabeza lleva el título blasfemo de la acidia (o pereza espiritual), que se opone a la virtud de la Fortaleza, y difunde el culto al ídolo del miedo a la opinión pública y de la explotación del prójimo. La sexta cabeza lleva el título blasfemo de la envidia, que se opone a la virtud de la Justicia, y lleva a dar culto al ídolo de la violencia y de la guerra.

Aquel que se hace víctima de los siete vicios capitales es conducido gradualmente a abandonar el culto debido al único Dios, para darlo a falsas vanidades, que son la personificación misma de todos los vicios. En esto consiste la blasfemia más grande y horrible. (803/89) He aquí por qué sobre cada cabeza de la bestia hay escrito un título blasfemo. Cada logia masónica tiene la incumbencia de hacer adorar una divinidad distinta. (804/89)

Cada logia masónica tiene la incumbencia de hacer adorar una divinidad distinta. La primera cabeza lleva el título blasfemo de la soberbia, que se opone a la virtud de la Fe y conduce a dar culto al dios de la razón humana y del orgullo, de la técnica y del progreso.

La séptima cabeza lleva el título blasfemo de la gula, que se opone a la virtud de la Templanza, y conduce a dar culto al ídolo tan exaltado del hedonismo, del materialismo, del placer. (804/89)

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

75

San Pablo, Palestina, 58 A.c Desde el cielo nos amenaza la indignación de Dios por todas las maldades e injusticias de aquellos que sofocan la verdad con el mal. Todo lo que se puede conocer de Dios lo tienen ante sus ojos, pues Dios se lo manifestó. Lo que es y que no podemos ver ha pasado a ser visible gracias a la creación del universo, y por sus obras captamos algo de su eternidad, de su poder y de su divinidad. De modo que no tienen disculpa. A pesar de que conocían a Dios, no le rindieron honores ni le dieron gracias como corresponde. Al contrario, se perdieron en sus razonamientos y su conciencia cegada se convirtió en tinieblas. Creyéndose sabios, se volvieron necios. Incluso reemplazaron al Dios de la Gloria, al Dios inmortal, con imágenes de todo lo pasajero: imágenes de hombres, de aves, de animales y reptiles. Cambiaron la verdad de Dios por la mentira. Adoraron y sirvieron a seres creados en lugar del Creador, que es bendecido por todos los siglos: ¡Amén! (Rom 1, 18-25)

Su país está lleno de ídolos, pues se inclinan ante la obra de sus manos, ante la figura que modelaron sus dedos.(Is 2,8)

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

77

B. POR QUERER CONSTRUIR UN MUNDO SIN DIOS
ORGULLO Y SOBERBIA DE QUERER CONSTRUIR UN MUNDO SIN DIOS
(Ver Nuevo orden mundial pg. 221) Hace setenta años (Fátima) que Yo he bajado del cielo para estar con ustedes como la Mujer vestida de sol. Hace setenta años que mi adversario Satanás ha subido del abismo para estar entre ustedes y manifestarse como el Dragón Rojo en todo su terrible poder. De hecho, ha logrado extender su dominio en muchas naciones y difundir su gesto de negación y rebelión contra Dios en todas las partes de la tierra. Así, durante el período de estos setenta años, el Dragón Rojo ha atado a los hombres con la cadena de la esclavitud.
Los ha hecho esclavos del orgullo y la soberbia, con el engañoso espejismo de poder prescindir de Dios en todos sus pasos y de ponerse ustedes mismos en el lugar de Dios, para que él pueda renovar en ustedes su gesto de rebelión y de desafío al Señor. Así ha difundido en todas partes el error del ateísmo y ha lanzado a la humanidad a construir una nueva civilización sin Dios. (716/87) ¡Pobre, pobre esta generación a la que le ha tocado la tremenda suerte de ser tan contaminada y corrompida por el Espíritu del mal, que se ha levantado contra Dios para repetir otra vez su desafío: “Non serviam: no serviré, no reconoceré a Dios.”

El Espíritu del mal, que se ha levantado contra Dios para repetir otra vez su desafío: “Non serviam: no serviré, no reconoceré a Dios.” que la historia conozca: el error del ateísmo, que ya ha arrebatado a mi Hijo casi toda la humanidad. (131/74)
Causada por la rebelión contra Dios, por este orgullo que solo proviene de Satanás, es la oleada de la negación de Dios, del ateísmo que amenaza verdaderamente con seducir a gran parte de la humanidad.

Yo, que he triunfado sobre todos los errores y herejías en el mundo entero, con el escuadrón de mis hijos predilectos, triunfaré también sobre el error más grande

Este espíritu de soberbia y de rebelión ha contaminado también a una parte de mi Iglesia. Engañados y seducidos por Satanás, aun aquellos que debería ser luz para los demás, ahora no son más que sombras que caminan en la oscuridad de la duda, de la incertidumbre, de la falta de fe.

78

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Ya dudan de todo. ¡Pobres hijos míos, cuanto más busquen solos y con sus propias fuerzas la luz, tanto más caerán en la oscuridad! Hoy es necesario volver a la simplicidad, a la humildad, a la confianza de los pequeños, para ver a Dios. (126/74) Rey David, 445 a.c Guárdame también de la soberbia, que nunca instale en mí su dominio. Entonces seré un hombre perfecto y limpio del pecado más grave. (Sal 21, 14)
Los ha hecho esclavos del placer y de la impureza, para sustituir al verdadero Dios con nuevos ídolos, hoy seguidos y ado-rados por muchos: el sexo, las diversiones, el dinero, el bienestar. Así el pecado ha extendido su tenebroso velo de frialdad y de muerte sobre el mundo. Los ha hecho esclavos del egoísmo y la avaricia, elevándolos a la desesperada búsqueda de la propia afirmación de predominio sobre los demás, y se han vuelto insensibles a las grandes necesidades de los pobres, de los pequeños, de los enfermos, de los necesitados. Así, el mundo ha pasado a ser un verdadero desierto de amor y, en este inmenso desierto, cuántos de mis hijos son cada día atropellados, heridos y derrotados. (717/87)

El Dragón Rojo (Ap 13), es el comunismo ateo, que ha difundido por todas partes el error de la negación y del obstinado rechazo a Dios. años ha logrado conquistar la humanidad con el error del ateísmo teórico o práctico, que ya ha seducido a todas las naciones de la tierra. de las cuales hay una corona, signo de poder y realeza. Las cabezas coronadas indican las naciones en las que el comunismo ateo se ha establecido y domina con la fuerza de su poder ideológico, político y militar. La enormidad del Dragón manifiesta claramente la extensión de la tierra ocupada por el dominio firme del ateísmo comunista. Su color es rojo porque usa la guerra y la sangre como instrumentos de sus numerosas conquistas. El enorme Dragón Rojo en estos años ha logrado conquistar la humanidad con el error del ateísmo teórico o práctico, que ya ha seducido a todas las naciones de la tierra. De este modo se ha logrado construir una nueva civilización sin Dios, materialista, egoísta, hedonista, árida y fría, que lleva en sí los gérmenes de la corrupción y muerte.

El Dragón Rojo (en el Apocalipsis), es el comunismo ateo, que ha difundido por todas partes el error de la negación y del obstinado rechazo a Dios. El enorme Dragón rojo es el ateísmo marxista que se presenta con diez cuernos, es decir con la potencia de sus medios de comunicación para conducir a la humanidad a desobedecer los diez mandamientos de la Ley de Dios, y con siete cabezas, sobre cada una

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

79

a todos con la bondad de los siervos de Señor. (1060/94) Como Madre estoy al lado de esta pobre humanidad, enferma y oprimida bajo el peso de su obstinado rechazo a Dios y a su Ley de amor. ¡Cómo se ha alejado del Señor! ¡Cuánta maldad existe hoy entre los ricos! Qué grande es el egoísmo que se difunde entre los que buscan solamente el bienestar material y quieren construir una sociedad fundada en la posesión de bienes materiales.
Han querido construir una civilización atea y materialista; han propuesto unos nuevos valores, fundados en la satisfacción de todas las pasiones, en la búsqueda de todos los placeres, en la legitimización de cada desorden moral. (892/91)

Todas estas señales se están realizando en vuestro tiempo. (798/89)
San Pablo, Roma, 90 d.c.: Has de saber que en los últimos días vendrán momentos difíciles; Los hombres serán egoístas, amantes del dinero, farsantes, orgullosos, chismosos, rebeldes con sus padres, ingratos, sin respeto a la religión; no tendrán cariño ni sabrán perdonar; serán calumniadores, desenfrenados, crueles, enemigos del bien, traidores, sinvergüenzas, llenos de orgullo, más amigos de los placeres que de Dios. Y tanta será la maldad, que el amor se enfriará en muchos. (2 Tim 3, 1-4. 12)
¡Cuánta maldad existe hoy entre los ricos! Qué grande es el egoísmo que se difunde entre los que buscan solamente el bienestar material y quieren construir una sociedad fundada en la posesión de bienes materiales.

Rey David, Israel, 445 a.c.: ¿Para qué meten ruido las naciones y los pueblos se quejan sin motivo? Se levantan los reyes de la tierra, y sus jefes conspiran en contra del Señor y su elegido. ¡Ea, vamos, rompamos las cadenas y su yugo quebremos!
Aquel que es el rey del cielo se sonríe, mi Dios se burla de ellos. Las podrá aplastar con vara de hierro y romperlas como cántaro de greda.

Y ahora, reyes entiendan, corríjanse los jueces de la tierra. Sirvan a Dios con temor, besen, temblando, sus pies. Si

Los pobres consiguen de Mí el gran don del desapego de los bienes materiales, de vivir confiando en la bondad de la divina Providencia, de saber dar a los demás parte de lo poco que poseen, de acoger

Aquel que es el rey del cielo se sonríe, mi Dios se burla de ellos. (Sal 2, 1-4. 9-12)

80

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

él se enojare, ustedes morirán, pues su cólera estalla en un momento. (Sal 2, 1-4. 9-12)

Este mundo se aleja cada vez más de Dios y ya no quiere escuchar la palabra de mi Hijo Jesús. Así cae en las tinieblas de la negación de Dios, en el engañoso espejismo de poder prescindir de Él. Casi han logrado construir una civilización solamente humana, cerrada obstinadamente a cualquier influjo divino.
Y Dios en su infinita majestad no puede menos que reírse de esta humanidad que se ha conjurado contra Él.

Sobre todo la televisión se ha convertido en el perverso instrumento de un diario bombardeo de imágenes obscenas, dirigidas a corromper la pureza de la mente y del corazón de todos.

Así el hielo del egoísmo y de la soberbia aumenta constantemente. El odio preva-lece sobre el amor y cada día causa innumerables víctimas… conocidas y desconocidas, violencias a criaturas inermes e inocentes que a cada instante piden a gritos una terrible venganza. (219/76).

cada día cosechan víctimas entre sus mismos predilectos (sacerdotes). ¡Seducidos por Satanás, cuántos de ellos han perdido la luz para caminar por la senda justa: la senda de la verdad, de la fidelidad, de la gracia, del amor, de la oración, del buen ejemplo, de la santidad! (280/78) No miren el gran mal que se sigue cometiendo y difundiendo con los más refinados medios de comunicación (404/81)
En una medida que nunca se vio, hoy la inmoralidad, la impureza y la obscenidad son continuamente propagados a través de la prensa y de todos los medios de comunicación social.

PEOR QUE ANTES DEL DILUVIO Y DE SODOMA Y GOMORRA
Esta es la hora de Satanás y de su gran poder.
¡Es la hora de las tinieblas! Las tinieblas se han extendido a todas las partes del mundo y los hombres, mientras se ilusionan por haber llegado a la cumbre del progreso, caminan en la más profunda oscuridad. Así todo está

oscurecido por la sombra de la muerte que los mata, del pecado que los aprisiona, del odio que los destruye. Las tinieblas han invadido también a la Iglesia. Se extiende cada vez más y

Sobre todo la televisión se ha convertido en el perverso instrumento de un diario bombardeo de imágenes obscenas, dirigidas a corromper la pureza de la mente y del corazón de todos. Los locales de diversión – en particular el cine y las discotecas – se han vuelto lugares de pública profanación de la propia dignidad humana y cristiana.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

81

Es el tiempo en el que el Señor, nuestro Dios, es continua y públicamente ofendido con los pecados de la carne. Ya la Sagrada Escritura los ha advertido que quien peca por medio de la carne, en la misma carne encuentra su justo castigo. Y de este modo, ha llegado el tiempo en el que el Ángel del primer flagelo pasa por el mundo, para que sea castigado según el querer de Dios. El primer flagelo es la nueva enfermedad del SIDA, que ataca sobre todo a mis pobres hijos víctima de la droga, de los vicios y de los pecados impuros contra natura. (828/89) Isaías, Reino de Judá, 736 a.c.: Su rostro descarado los denuncia y, como Sodoma, muestran sus pecados en vez de esconderlos. ¡Ay de ellos que han preparado su propia ruina! Digan: «Feliz el justo, pues comerá el fruto de sus obras»; pero: «Pobre del malo, porque le irá mal, y será tratado según las obras de sus manos.» (Is 3,9-10)
Se seduce con las imágenes.

Su rostro descarado los denuncia y, como Sodoma, muestran sus pecados en vez de esconderlos. (Is 3,9-10)
medios de comunicación social, especialmente el cine, la prensa y la televisión. Por medio de esta última en cada familia entra una sutil y diabólica táctica de seducción y de corrupción. Las víctimas más indefensas son los niños y los jóvenes, a los que Yo miro con inquieta ternura de Madre. (459/82) Cuántas son las insidias que cada día les tienden los espíritus malos, los demonios que ahora se han volcado en el mundo y actúan por doquier para llevar a las almas a la eterna condenación. Su acción se ha vuelto poderosa, porque se han asociado a la fuerza que tienen los medios de comunicación, como la prensa y la televisión. (1035/93) Miren en qué grave situación se encuentran hoy: la humanidad se ha rebelado contra el Dios del amor y camina por la senda del odio y del pecado, que es presentada como un bien a través de los medios de comunicación social.

Nunca la inmoralidad y la obscenidad han sido tan difundidas y exaltadas como en estos días.
Se comienza con los pequeños a traicionar la inocencia de tantas almas. Así, muchos acaban por ser contaminados sin darse apenas cuenta. Ustedes respondan mirándome a Mí sola. Entonces verán el mal que los rodea, sin mirarlo. Y caminarán mirando a mi Hijo Jesús, que es su única vía. (243/77)

La inmoralidad se extiende como un diluvio de lodo y se propaga a través de los

82

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Viven en un ambiente malsano y corrompido, y se les hace muy difícil permanecer fieles a los mandamientos de Dios, que los lleva a recorrer el camino del amor, a huir del pecado, a vivir la gracia y la santidad. Así cada día aumenta el número de los pobres hijos que se dejan seducir por el egoísmo desenfrenado, por la envidia y la impureza. Las víctimas fáciles, menos culpables, son los jóvenes que tienen la dolorosa suerte de vivir en estos años en que el mundo se ha vuelto peor que en los tiempos del diluvio. (446/82) Miro, con ojos de llanto, los niños iniciados precozmente a las experiencias del mal y del pecado; los jóvenes engañados y trai-

cionados por una sociedad en que viven, a los cuales se le proponen unos falsos valores, y ya se han vuelto víctimas de la impureza y de la droga; las familias divididas y destruidas; los pobres que mueren de hambre; los que son destrozados y matados en la guerra, los enfermos a los cuales se les niegan los cuidados y la asistencia; los abandonados, los desesperados, los agonizantes, los moribundos. (973) San Pablo, Jerusalén, 60 d,c,: Por esto Dios dejó que fueran presa de pasiones vergonzosas: ahora sus mujeres cambian las relaciones sexuales normales por relaciones contra la naturaleza. Los hombres, asimismo, dejan la relación natural con la mujer y se apasionan los unos por los otros; practican torpezas varones con varones, y así reciben en su propia persona el castigo merecido por su aberración. (Rom 1, 26-27) ¡Cuántos jóvenes son seducidos por el vicio, se entregan a la búsqueda de toda clase de placer y, atraídos por la enorme difusión de la impureza y de la droga, viven como enfermos, necesitados de ayuda para poder curarse! (550/84) Ha llegado al mundo la hora de la gran tribulación, porque los Ángeles del Señor son enviados, con sus flagelos, para castigar la tierra. Cuántas veces los he invitado a andar por el camino del dominio de las pasiones, de la modestia, del buen ejemplo, de la pureza, de la santidad.

Los hombres, asimismo, dejan la relación natural con la mujer y se apasionan los unos por los otros; practican torpezas varones con varones, y así reciben en su propia persona el castigo merecido por su aberración. (Rom 1, 26-27) -marchas del orgullo gay-

Pero la humanidad no ha acogido mi invitación y ha seguido desobedeciendo el sexto mandamiento de la Ley del Señor que prescribe no cometer actos impuros. Al contrario, han querido exaltar tales transgresiones y proponerlas como la conquista

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

83

de un valor humano y un modo nuevo de ejercitar su propia libertad personal. De este modo hoy se ha llegado a legitimar como buenos todos los pecados de impureza. Se ha empezado por corromper la conciencia de los niños y de los jóvenes, llevándolos a la convicción de que los actos impuros cometidos solos ya no son pecado; que las relaciones prematrimoniales en el noviazgo son lícitas y buenas; que las familias pueden comportarse libremente y recurrir también a los medios para impedir los nacimientos.
Se ha llegado hasta la justificación y la exaltación de los actos impuros contra natura e incluso a proponer leyes que equiparan a la familia la convivencia de homosexuales. (827/89)

La sangre de estos inocentes cada día clama venganza en la presencia de Dios y abre en mi Corazón Maternal unas heridas de profundo dolor. de Dios y abre en mi Corazón Maternal unas heridas de profundo dolor. (449/82) A diario se atenta contra la vida. Cada año, en el mundo se matan criaturas por decenas de millones en el seno de la madre y crece el número de homicidios, violencia, raptos y secuestros. (459/82) También en las naciones de más antigua tradición cristiana se ha llegado a legitimizar el gran delito del asesinato de los niños en el seno materno. Este delito clama pidiendo venganza en presencia de Dios. (385/80) El valor de la vida es despreciado; aumentan las violencias y homicidios; se recurre a cualquier medio para evitar el nacimiento de criaturas nuevas; se multiplican en todas partes los abortos voluntarios, esos terribles delitos que reclaman venganza día y noche frente a Dios; la

San Pablo, Jerusalén, 60 d,c, Por eso Dios los abandonó a sus pasiones secretas; se entregaron a la impureza y deshonraron sus propios cuerpos. (Rom 1, 24) San Pablo, Palestina, 55 d.c.: No se engañen: no heredarán el reino de Dios los que tienen relaciones sexuales prohibidas, ni los que adoran los ídolos, ni los adúlteros, ni los homosexuales de toda clase. (1 Cor, 9)
En un mundo donde impera el egoísmo y la soberbia, las víctimas más numerosas son los inocentes. Hoy se matan a millones en el seno materno, a través del delito del aborto, legalizado ya en todas partes.

¿Por qué tanta crueldad? ¿Por qué hoy se han difundido en el mundo tan inhumana crueldad? La sangre de estos inocentes cada día clama venganza en la presencia

84

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

impureza aumenta como una marea que todo lo arrastra. (1049/93) Satanás ha engañado a toda esta pobre humanidad llevándola tan lejos de Dios y construyendo para ella los ídolos de su perversión: el placer, el dinero, el orgullo, el egoísmo, la diversión y la impureza. Por eso la humanidad es hoy tan amenazada por la violencia, el odio, la rebelión y la guerra. En estos años ustedes verán el gran castigo con el cual la justicia de Dios purificará este mundo, que se ha vuelto mil veces peor que en el tiempo del diluvio y es tan poseído por los espíritus del mal. Por eso Yo recojo de cada parte de la tierra a mis pequeños niños y los encierro en el refugio seguro de mi Corazón Inmaculado, para que sean defendidos y salvados por Mí en el momento de la gran prueba que ya ha llegado para todos. (1045/93)

Ustedes viven bajo mi dolorosa preocupación al verlos aún víctimas del pecado que se propaga; observando cómo en todas partes, a través de los medios de comunicación social, se propone a mis pobres hijos, unas experiencias de vida contrarias a lo que les indica la ley santa de Dios. Cada día, se les da de comer el pan envenenado del mal y son abrevados en la fuente contaminada de la impureza. Se les propone el mal como un bien; el pecado como un valor; la trasgresión de la ley de Dios como un modo de ejercitar su autonomía y su libertad personal.
De este modo, se llega hasta a perder conciencia del pecado como un mal; y la injusticia, el odio y la impiedad cubren la faz de la tierra y la convierten en un inmenso desierto de vida y de amor. La obstinada negación de Dios y de retornar a Él; la pérdida de la verdadera fe; la iniquidad que se propaga y permite la difusión del mal y del pecado; ¡He aquí los signos del perverso tiempo que viven! (563/84)

LLAMADA A LA CONVERSIÓN RECHAZADA Y CON AUMENTO DE LA PERVERSIDAD
¡Cuántas veces y en cuántas maneras he intervenido personalmente para invitarles a la conversión y al retorno al Señor de su paz y de su gozo! Esta es la razón de mis numerosas apariciones, de los mensajes que doy por medio de este pequeño hijo mío y de mi Obra del Movimiento Sacerdotal Mariano, que yo misma he difundido en todas partes del mundo.

La sangre de estos inocentes cada día clama venganza en la presencia de Dios y abre en mi Corazón Maternal unas heridas de profundo dolor.

Como mamá les he indicado repetidamente el camino que deben seguir para llegar a la salvación.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

85

Pero no he sido escuchada.

Han continuado a recorrer el camino del rechazo de Dios y de su ley de amor (887/90) .
La conversión que les pido es la que Jesús les pidió en su Evangelio. Sepárense del camino del mal, de la soberbia, del egoísmo y del pecado.

En el mundo en que viven, donde la rebelión contra Dios y su ley de amor es acogida, propagada, exaltada y erigida como un nuevo modelo de vida, ¡cuántos de mis hijos se hacen víctimas, cada día, del pecado y del odio, de la violencia y de la corrupción, del egoísmo y de la impureza! El pecado grave los aleja de Dios, arrebata el precioso regalo de Su vida y de Su gracia para las almas, los hace esclavos de pasiones y de vicios, debilita su resistencia a las tentaciones, da más ámbito a la acción de Satanás, quien, entonces toma mayor pose-sión de su vida y hace de ella un instrumento para la propagación del egoísmo desenfrenado, de la soberbia, del odio y la división, de la lujuria y la impiedad. (672/87)
La negativa a retornar a Dios por la conversión llevó a toda la humanidad por el árido y frío sendero del odio, de la violencia y del pecado, y de la propagación constante de la impureza. Las guerras se han sucedido continuamente una tras otra, y a pesar de muchos esfuerzos no ha logrado edificar la paz. Por el contrario, nunca como ahora el mundo estuvo amenazado de su propia destrucción.

La humanidad camina por la senda de la rebeldía contra Dios y de su obstinada perversión. Así los frutos que hoy recogen se han vuelto: los del odio y de la violencia, de la corrupción y de la impiedad, de la impureza y de la idolatría. Su cuerpo es ensalzado como ídolo y el placer buscado como valor supremo.
¡Cuántas señales les manda el Señor para invitarlos al arrepentimiento y a la enmienda: Enfermedades, desgracias, males incurables que se propagan, guerras que se extienden, amenazas de males inminentes! (489/83)

La negativa a retornar a Dios por la conversión llevó a toda la humanidad por el árido y frío sendero del odio, de la violencia y del pecado, y de la propagación constante de la impureza. Las guerras se han sucedido continuamente una tras otra

Jeremías, Israel, 665 a.c.: Les dirás: Así dice Yavé: ¿Acaso el que cae no se levanta, y el que se ha perdido de camino, no vuelve atrás? Pues ¿por qué este pueblo sigue en su rebeldía, sin querer ceder? Se aferran fuertemente a la mentira y se niegan a convertirse. Ven y oyen, pero hablan otro lenguaje y nadie llora su maldad, diciendo:

No se ha querido responder a mi súplica de oración, que les hice entonces, especialmente del rezo frecuente del rosario, para obtener la conversión de los pecadores y la salvación de muchas almas expuestas al grave peligro de la condenación eterna. (681/87)

86

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

«¿Qué es lo que he hecho?» Todos prosiguen su loca carrera como un caballo que se lanza a la carga. Hasta la cigüeña, en el cielo, conoce su estación; la tórtola, la golondrina y la grulla saben la época de sus migraciones. ¡Pero mi pueblo ignora el derecho de Yavé!

entendida. Así Satanás, mi adversario, ha logrado hacerlos caer en su seducción. Muchos han perdido la conciencia del pecado; por eso los cometen y los justifican más cada día. Casi ha desaparecido el sentido del arrepentimiento, que es el primer paso que hay que dar en el camino de la conversión. (384/80) Jeremías, Israel, 665 a.c.: Se engañan unos a otros, nunca dicen la verdad, su lengua está acostumbrada a mentir, y no pueden convertirse. Viven en la mentira y la mentira les impide conocerme. (Jer, 9, 4-5)
¿Por qué lloro aún? Lloro porque la humanidad no acoge mi maternal invitación a la conversión y a su retorno al Señor. Ella continúa corriendo con obstinación por el camino de la rebelión a Dios y a su ley de Amor. Abiertamente se reniega del Señor, se le ultraja y se le blasfema. Se le vilipendia públicamente y se pone en ridículo a vuestra Madre Celeste. Mis llamadas extraordinarias no son acogidas; los signos que doy de mi inmenso dolor no se creen. Vuestro prójimo no es amado; cada día se atenta contra su vida y sus bienes. El hombre se vuelve cada día más corrupto, más impío, más perverso y más cruel. Un castigo peor que el diluvio está a punto de caer sobre esta pobre y pervertida humanidad. Descenderá fuego del cielo y será este el signo de que la justicia de Dios ya ha sido establecida para la hora de su gran manifestación. (710/87) En este mundo, que se ha puesto peor que en el tiempo del diluvio, corren peligro de perderse, en esta vida, por los malos caminos del pecado y de la infidelidad, y en la otra vida corren el peligro de perderse eternamente.

¡No pequen más! No ofendan más a Mi Hijo Jesús, que ya está demasiado ofendido. Vuelvan a Dios por medio de la conversión, por el camino de la oración y de la penitencia.
Desgraciadamente este mensaje mío no ha sido escuchado. Así la humanidad ha continuado recorriendo el camino de la rebeldía contra Dios, del rechazo obstinado de su ley del amor. Hasta se ha llegado a la negación del pecado y a justificar los más graves desórdenes morales en nombre de la libertad falsamente

¿Por qué lloro aún? . El hombre se vuelve cada día más corrupto, más impío, más perverso y más cruel. Un castigo peor que el diluvio está a punto de caer sobre esta pobre y pervertida humanidad.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

87

¡En efecto, cuántas almas van cada día al infierno porque todavía no ha sido acogida la invitación que Yo les hice también para volver a Dios por el camino de la oración, de la penitencia y de la conversión interior! Son pues, los tiempos del castigo y de la salvación, de la justicia y de la misericordia. (450/82) La humanidad sigue corriendo por el cami-no de su obstinado rechazo de Dios, a pesar de todos mis reclamos maternales y los signos que la Misericordia del Señor sigue enviándole. (416/81)
¡Cuántas veces, como mamá preocupada y adolorida, he querido invitar a mis hijos a recorrer al camino de la conversión y del regreso al Señor! No he sido escuchada.

do como un mar que ha sumergido todas las cosas; el uso de los medios para impedir la vida se ha generalizado, mientras los abortos, estas matanzas de niños inocentes que claman venganza ante Dios, se han difundido y son practicadas por todas partes.
Ya ha llegado el momento de la justicia Divina y de la gran misericordia. Conocerán la hora de la debilidad y de la pobreza; la hora del sufrimiento y de la gran derrota; la hora purificadora del gran castigo. (881/90)

Ustedes han seguido por el camino del rechazo de Dios y de su ley del amor. Cada vez se han difundido más los pecados de impureza, y la inmoralidad se ha extendi-

San Pablo, Jerusalén, 60 d.c.: Si tu corazón se endurece y te niegas a cambiar, te estás preparando para ti mismo un gran castigo para el día del juicio, cuando Dios se presente como justo Juez. Él pagará a cada uno de acuerdo con sus obras. Dará vida eterna a quien haya seguido el camino de la gloria, del honor y la inmortalidad, siendo constante en hacer el bien; y en cambio habrá sentencia de reprobación para quienes no han seguido la verdad, sino más bien la injusticia. Habrá sufrimientos y angustias para todos los seres humanos que hayan hecho el mal, en primer lugar para el judío, y también para el griego. La gloria, en cambio, el honor y la paz serán para todos los que han hecho el bien, en primer lugar para el judío, y también para el griego, porque Dios no hace distinción de personas. (Rom 2, 5-11)

¡Cuántas veces, como mamá preocupada y adolorida, he querido invitar a mis hijos a recorrer al camino de la conversión y del regreso al Señor! No he sido escuchada. Ya ha llegado el momento de la justicia Divina y de la gran misericordia. Conocerán la hora de la debilidad y de la pobreza; la hora del sufrimiento y de la gran derrota; la hora purificadora del gran castigo

PURIFICACIÓN NECESARIA Y JUSTA PARA EL COMIENZO DE UNA ERA NUEVA
Han vivido setenta años como esclavos del adversario, que ha logrado transformar el mundo en la Babilonia, perversa y pecadora, que, con la copa llena de placeres y de la lujuria, ha seducido a todas las

88

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

naciones de la tierra. Pero ahora el período de esta esclavitud babilónica está a punto de terminarse. Yo pondré fin a su esclavitud. El milagro del sol, que tuvo lugar durante mi última aparición, fue solamente una señal profética para indicarles que todos deben mirar al Libro que aun está sellado. Hoy Yo soy enviada por Dios para abrir este libro, para que los secretos les sean revelados. Así todos podrán por fin comprender a qué incomparable profundidad y universalidad de renovación, los llevará la victoria del Amor Misericordioso de Jesús, victoria que se llevará a cabo por medio del triunfo de mi Inmaculado Corazón en el mundo ante el trono de Dios. (717/87)

La copa de la iniquidad está colmada y la justicia de Dios reclama ser aplacada. (191/76)

La iniquidad cubre toda la tierra como una espesa capa de hielo, y la copa de la Divina Justicia ya está colmada y rebosante. (555/84) Ezequiel, Babilonia, 597 a.c.: Ahora es el fin para ti. Voy a desatar mi cólera contra ti, te juzgaré de acuerdo con tu comportamiento y haré recaer sobre ti todos tus crímenes. Mi ojo no te perdonará, seré inclemente. Haré recaer sobre ti tu conducta, y te recordaré todos tus crímenes; entonces sabrán que soy Yavé. Esto dice Yavé: Ya llega la desgracia, una desgracia única. Es el fin, se acerca el fin, se muestra aquí y acullá. Es tu turno, habitante del país, llegó el momento, se acerca el día; no faltará, no tardará. Voy a hacer que mi cólera se derrame sobre ti; se descargará mi cólera sobre ti y te juzgaré según tu conducta. Haré que pagues todos tus crímenes. Mi ojo no te perdonará, seré inclemente, haré que pagues tu conducta y me recordaré de tus crímenes; entonces sabrán que yo, Yavé, soy quien castiga. (Ez 7, 3-9)

Te juzgaré de acuerdo con tu comportamiento y haré recaer sobre ti todos tus crímenes. (Ez 7, 3-9)

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

89

Abdías, Israel, 486 a.c. Ya viene, para todas las naciones, el día de Yavé: como tú has hecho, así se te hará; sobre tu cabeza recaerá tu merecido (Ab 1, 15) Isaías Israel, 745 a.c.: Porque Yavé está saliendo de su morada para castigar la maldad de los habitantes de la tierra. La tierra dejará ver la sangre derramada y no esconderá más a los que fueron degollados. (Is 26, 21) San Juan, Isla de Patmos, 100 d.c.: Y oí al ángel de las aguas que decía: «Tú, el que eras y eres, el Santo, eres justo al castigarlos de este modo, pues ellos derramaron la sangre de los santos y de los profetas, y Tú les has dado a beber sangre. Bien se lo merecían.» Entonces oí otro grito que venía del altar: «Sí, Señor y Dios, Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos.» (Ap 16, 5-7) Se acercan los tiempos de la purificación y de la prueba sangrienta. Esta es necesaria para la salvación de mis hijos y para purificar la Iglesia de la llaga de la apostasía y de la infidelidad. Mi amor maternal me impele a abreviar estos tiempos. Dentro de poco, comenzarán a comprender lo que les estoy comunicando desde hace años.
Si el castigo vine, será por una última y gran exigencia de sufrimien-

to para la renovación del mundo y la salvación de tantos pobres hijos míos. (163/75)

San Pedro, Roma, 96 d.c.: Los inspirará el amor al dinero, y se aprovecharán de ustedes con palabras engañosas. Pero ya fue dictada su condenación, y su destrucción es inminente. En efecto, Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los precipitó en el infierno y los encerró en cavernas tenebrosas, manteniéndolos allí hasta el día del juicio. Tampoco perdonó al mundo antiguo, cuando desencadenó las aguas del diluvio sobre el mundo de los malvados, y solamente protegió a Noé, el octavo portavoz del bien. También condenó Dios a las ciudades de Sodoma y Gomorra reduciéndolas a cenizas, para que sirvieran de escarmiento a los malvados del futuro. Pero en cambio salvó a Lot, hombre recto que se sentía profundamente afligido por la conducta desenfrenada de aquella gente viciosa. Este hombre recto vivía en medio de ellos, y su conciencia recta sufría día tras día viendo y oyendo sus crímenes. Pero el Señor sabe librar de la prueba a sus servidores y reserva a

90

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Isaías, Israel, 745 a.c.: Y dirás aquel día: Te doy gracias, Yavé, porque estabas enojado conmigo, pero se te pasó el enojo y me levantaste. ¡Vean cómo es él, el Dios que me salva! En él confío y no tengo más miedo, pues Yavé es mi fuerza y mi canción, él ha sido mi salvación. Y ustedes sacarán agua con alegría de las vertientes de la salvación. Ustedes dirán ese día: ¡Denle las gracias a Yavé, vitoreen su Nombre! (Is 12, 1-4) El orgullo del hombre será doblegado y las glorias humanas, humilladas Sólo Yavé será exaltado cuando venga aquel día, y de los ídolos no quedará nada. (Is 2, 11-17)
los malos para castigarlos en el día del juicio. (2 Pe 2, 3-9)

Rey David, 445 a.c : “Los pobres son despojados, gimen los humildes, ahora me levanto - dice el Señor - y prestaré socorro al que es despreciado.” Las palabras del Señor son palabras seguras, son como plata pura siete veces purificada en el crisol. Tú, Señor, cuidarás de nosotros; protégenos por siempre de esta generación. Por doquier se andan paseando los malvados y cunde el vicio entre los hijos de Adán (Sal 11, 6-9) San Pablo, Roma, 60 d.c.: Pero también es justo que Dios devuelva sufrimientos a los perseguidores y que a ustedes, los perseguidos, les dé el descanso con nosotros el día en que el Señor Jesús se manifieste glorioso y venga del cielo rodeado de su corte de ángeles. Entonces la llama ardiente castigará a los que no reconocen a Dios y no obedecen al Evangelio de Jesús, nuestro Señor. (2 Tes 1 6-8)

Isaías, Israel, 745 a.c.: El hombre bajará sus ojos orgullosos y su soberbia se irá al suelo; sólo Yavé será exaltado aquel día. Pues Yavé Sabaot tendrá su día contra todo orgullo e insolencia y contra todo el que se cree: ¡será rebajado! Pedirá cuentas a los cedros del Líbano elevados y altaneros, y a las encinas de Basán, a los cerros altos y las lomas orgullosas, a las torres altas y las murallas fortificadas, a los barcos de ultramar y las naves lujosas. El orgullo del hombre será doblegado y las glorias humanas, humilladas Sólo Yavé será exaltado cuando venga aquel día, y de los ídolos no quedará nada. (Is 2, 11-17)
Jeremías, Israel, 665 a.c. Por eso, así habla Yavé de los Ejércitos: Voy a probarlos en el fuego del crisol, ¿qué otra cosa puedo hacer con la hija de mi pueblo? (Jer 9, 6)

Ezequiel, Babilonia 597, a.c.¡ Este es el día! ¡La insolencia floreció, el orgullo se expandió, la violencia reina, castiga perversamente. ¡Llegó el momento, llegó el día! Que el comprador no se alegre, que el vendedor no se queje,.(Ez 7, 10-12) Jeremías, Israel, 665 a.c.: ¿Cómo pueden ustedes decir: «Somos sabios y

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

91

imaginar, pero es necesaria para la Iglesia y para toda la humanidad, para que pueda llegar a ustedes la era nueva, el mundo nuevo, la reconciliación de la humanidad con su Señor.

En estos días, Jesús está actuando de una manera muy fuerte en todas partes del mundo para realizar el designio de su Amor Misericordioso. Este designio, por ahora, permanece escondido y encerrado en el secreto de su Corazón Divino. Es una prueba tan grande y dolorosa que ustedes ni siquiera pueden imaginar, pero es necesaria para la Iglesia y para toda la humanidad, para que pueda llegar a ustedes la era nueva, el mundo nuevo, la reconciliación de la humanidad con su Señor
poseemos la Ley de Yavé?» Cuando es bien cierto que la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribientes. Los sabios pasarán vergüenza, serán confundidos y caerán en la trampa. Como despreciaron la palabra de Yavé, ¿qué les queda ahora como sabiduría? (Jer 8, 8-9) Isaías, Israel, 745 a.c.: Y desde allí levantará sus brazos como los extiende el nadador para nadar. Pero Yavé aplastará su soberbia a pesar de sus esfuerzos. Tus seguras y elevadas torres, las destruirá, las demolerá y las echará abajo. (Is 25, 11-12) Isaías, Israel, 745 a.c.: Así demostraré mi grandeza y mi santidad, y me daré a conocer ante numerosas naciones: sabrán que yo soy Yavé. (Is 26, 23)
Es una prueba tan grande y dolorosa que ustedes ni siquiera pueden

Hoy también es revelado solamente a los pequeños, a los sencillos, a los pobres, a los puros de corazón. Con estos pequeños, que El está reuniendo de todas partes de la tierra. Jesús instaurará pronto su reino de Gloria. Este es el camino que lleva a la era nueva. (896/91)
Isaías, Israel, 745 a.c. Volveré mi mano contra ti y quemaré tus impurezas con la cal, hasta quitarte todo lo sucio que tengas. (Is 1, 25) Isaías, Israel, 745 a.c.: Robustezcan las manos débiles y afirmen las rodillas que se doblan. Díganles a los que están asustados: «Calma, no tengan miedo, porque ya viene su Dios a vengarse, a darles a ellos su merecido; él mismo viene a salvarlos a ustedes.» (Is 35, 3-4)

Ustedes leen en el Evangelio: ¿Cuándo el Hijo del Hombre vuelva, encontrará aún fe en la tierra? –

92

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Son palabras graves, que hacen reflexionar y logran hacerles entender los tiempos que viven. Se puede preguntar, ante todo, por qué Jesús las pronunció. Para prepararlos a su segunda venida y para describir una circunstancia que indicará el aproximarse de su regreso glorioso. Esta circunstancia es la pérdida de la fe. También en otro pasaje de la Escritura Divina, en la carta de San Pablo a los Tesalonicenses, se anuncia claramente que antes del retorno glorioso de Cristo, debe manifestarse una gran apostasía.
La difusión de la apostasía es entonces, el signo que indica que la segunda venida de Cristo ya se está acercando.

Ustedes leen en el Evangelio: - ¿Cuándo el Hijo del Hombre vuelva, encontrará aún fe en la tierra? – Hoy quiero invitarles a meditar estas palabras pronunciadas por mi Hijo Jesús. Son palabras graves, que hacen reflexionar y logran hacerles entender los tiempos que viven. Se puede preguntar, ante todo, por qué Jesús las pronunció. Para prepararlos a su segunda venida y para describir una circunstancia que indicará el aproximarse de su regreso glorioso. Esta circunstancia es la pérdida de la fe.

Yo les he predicho en Fátima que llegará un tiempo en el cual la verdadera fe será perdida. Estos son los tiempos. (849/90)

Hoy quiero invitarles a meditar estas palabras pronunciadas por mi Hijo Jesús.

2. CERCANÍA DEL FIN DE LOS TIEMPOS ¿DEBEMOS TEMER?
INMINENCIA POR NO HABER ESCUCHADO Y NO HABERNOS CONVERTIDO
ADVERTENCIAS NO ESCUCHADAS

(Ver María Profetisa pg. 107)

Causa de mi gran dolor es la dureza de sus corazones y la incapacidad para acoger lo que les pide la Madre celestial. ¡Cuántas veces he hablado y no he sido escuchada; he dado signos extraordinarios de mi maternal intervención y no he sido creída! En esta nación (Japón) les he dado un signo extraordinario, dejando bajar lágrimas abundantes, por más de cien veces, de los ojos de una estatua en la cual soy representada como Madre Dolorosa al pie de la Cruz de mi Hijo Jesús. Ahora les anuncio que ha llegado el tiempo de la gran prueba, porque en estos años se realizará todo lo que les he anunciado. (1034/93) Lucas, Antioquia, 62 d.c.: Escuchen lo que sucederá en los últimos días, dice Dios: derramaré mi Espíritu sobre cualesquiera que sean los mortales. Sus hijos e hijas profetizarán, los jóvenes tendrán visiones y los ancianos tendrán sueños proféticos. En aquellos días derramaré mi Espíritu sobre mis siervos y mis siervas y ellos profetizarán. (Hch 2, 17-18) Las señales que el Señor manda ni se comprenden ni se atienden. Los avisos de peligro de “mi” Papa que, con valor y con afán anuncia el huracán que los espera, no son creídos.

¡Cuántas veces he hablado y no he sido escuchada; he dado signos extraordinarios de mi maternal intervención y no he sido creída! -Aparición en La Salette, aprobada por la IglesiaLos mensajes que doy por medio de almas sencillas y pequeñas, que yo escojo por todas partes del mundo, no se tienen en cuenta para nada.

Las apariciones que todavía realizo, a menudo en muchos lugares son ignoradas. Y, sin embargo, están solo a un palmo de su ruina. Cuando todos clamen por la paz, de improviso, podría estallar una nueva guerra mundial, que sembraría por todas partes la muerte y la destrucción.

94

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

maculado el último y extremo intento de conducir a todos a la salvación. (827/89) Amos, Israel del Norte, 81 a.c En realidad, el Señor Yavé no hace nada sin comunicárselo antes a sus servidores, los profetas (Am 3, 7)
¡Miren con cuántos signos acompaño mi petición angustiosa! Con mis mensajes y apariciones en muchas partes del mundo, con mis numerosas lágrimas, incluso de sangre, quiero hacerles comprender que la hora es grave, que la copa de la Justicia Divina ya está colmada.

Una profunda herida es causada en mi Corazón de Madre al ver que los signos extraordinarios no son creídos ni aceptados. ¿Qué más puedo hacer por ustedes mis pobres hijos, tan amenazados y expuestos al peligro? (419/81) ¿Por qué lloro todavía? Estoy llorando, porque les he hablado y no me han escuchado; les he dado señales milagrosas y no me han abierto las puertas de sus corazones. (711/87) Jesús, Palestina, 33 a.c.¡ Gente superficial! Ustedes saben interpretar el aspecto de la tierra y del cielo, y ¿cómo es que no comprenden el tiempo presente? (Lc 12, 56.)
Ustedes transcurren sus días en un estado de inconciencia, de indiferencia y de completa incredulidad.

¡Miren con cuántos signos acompaño mi petición angustiosa! Con mis mensajes y apariciones en muchas partes del mundo, con mis numerosas lágrimas, incluso de sangre, quiero hacerles comprender que la hora es grave, que la copa de la Justicia Divina ya está colmada. -Aparición en Akita, Japón, aprobada por la Iglesia, donde una imagen de la Virgen lloraCuando se diga: ¡tranquilidad y seguridad! Podría empezar la peor subversión de individuos y pueblos. ¡Cuánta sangre veo correr por los caminos del mundo!... ¡Cuántos pobres hijos míos veo llorar a causa del azote del fuego, del hambre y de una terrible destrucción! (508/83) ¡Si supieran el castigo que los espera, si siguen cerrando las puertas de sus corazones a la voz angustiada de su Madre Celestial! Ya que el Corazón Divino de mi Hijo Jesús ha confiado a mi Corazón In-

¿Cómo es posible esto, cuando Yo, de tantos modos y con señales extraordinarias, les he advertido del peligro que corren y les he predicho la prueba sangrienta, que ya ha llegado?

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

95

Ya que esta humanidad no ha acogido mi repetida invitación a la conversión, al arrepentimiento, al retorno a Dios, sobre ella está por caer el más grande castigo que jamás haya conocido la historia humana.
Es un castigo más grande que aquel del diluvio. Bajará el fuego desde el cielo y gran parte de la humanidad será destruida. (638/86) He hablado de tantas maneras, pero mis palabras no han sido escuchadas. Me he manifestado de tantos modos, pero mis señales no han sido creídas. Mis intervenciones, aún las más extraordinarias, han sido combatidas.
Pero ahora vendrán sobre ti grandes tribulaciones. Serás sacudida por el viento de la tempestad y del huracán; de las grandes obras, construidas en ti por el orgullo humano, no quedará piedra sobre piedra. (435/82)

San Pablo, Jerusalén, 60 d.c.: Si tu corazón se endurece y te niegas a cambiar, te estás preparando para ti mismo un gran castigo para el día del juicio, cuando Dios se presente como justo Juez. Él pagará a cada uno de acuerdo con sus obras. Dará vida eterna a quien haya seguido el camino de la gloria, del honor y la inmortalidad, siendo constante en hacer el bien; y en cambio habrá sentencia de reprobación para quienes no han seguido la verdad, sino más bien la injusticia. Habrá sufrimientos y angustias para todos los seres humanos que hayan hecho el mal, en primer lugar para el judío, y también para el griego. La gloria, en cambio, el honor y la paz serán para todos los que han hecho el bien, en primer lugar para el judío, y también para el griego, porque Dios no hace distinción de personas. (Rom 2, 5-11)

Con los signos extraordinario que realizo en todas partes del mundo; con mis mensajes, con mis apariciones ahora tan frecuentes, indico a todos que se aproxima el gran día del Señor. -Milagro del sol en Fátima 1917Con los signos extraordinario que realizo en todas partes del mundo; con mis mensajes, con mis apariciones ahora tan frecuentes, indico a todos que se aproxima el gran día del Señor.

Pero qué dolor experimenta mi Corazón Inmaculado al ver que estos reclamos, avisos, súplicas, no son tenidos en cuenta; con frecuencia son abiertamente rechazados y combatidos, aun por aquellos que deberían ser los primeros en acogerlos, ya que tienen la misión de estudiarlos y quedarse con lo bueno. Por eso hoy me revelo solo a los pequeños, a los pobres, a los sencillos, a todos mis hijos que saben aun escucharme y seguirme. (564/84)

96

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Por eso, en todas partes del mundo, estoy formando mi escuadrón de los pequeños, de los pobres, de los humildes, de los puros de corazón, para preparar así una cuna preciosa para Jesús, que regresa a ustedes en gloria. (887/90).
La paz vendrá, después del gran sufrimiento, al cual están llamados ahora la Iglesia y toda la humanidad, para su interior y sangrienta purificación.

Ha llegado ya la hora de los grandes acontecimientos y todo se cumplirá a un ritmo de tiempo más rápido, para que aparezca cuanto antes sobre el mundo el Arco Iris de Paz que desde hace muchos años les he predicho ya en Fátima.
Ha llegado ya la hora de los grandes acontecimientos y todo se cumplirá a un ritmo de tiempo más rápido, para que aparezca cuanto antes sobre el mundo el Arco Iris de Paz que desde hace muchos años les he predicho ya en Fátima. (663/86)
Ustedes han entrado en los últimos tiempos que les han sido predichos. Han entrado en los últimos tiempos.

La paz vendrá, después del evento del terrible castigo, que Yo les he predicho ya en los albores del siglo. La paz vendrá, como don de Amor Misericordioso de Jesús, que está a punto de derramar sobre el mundo torrentes de fuego y de gracia, que renovarán todas las cosas. La paz vendrá, como fruto de una particular efusión del Espíritu Santo, que será donado por el Padre y por el Hijo, para transformar al mundo en la Jerusalén Celestial y para conducir la Iglesia a la cumbre de su santidad y de su divino esplendor. Y vendrá a ustedes la paz por el triunfo de mi Corazón Inmaculado, mientras está por terminar el espacio de tiempo, concedido por el Señor a la humanidad para el arrepentimiento y para su conversión. Jesús, Jerusalén, 33 d.c.: Aprendan esta lección de la higuera: Cuando están ya tiernas sus ramas y empiezan a brotar las hojas, ustedes saben que se acerca el verano. Asimismo, cuando ustedes noten todas estas cosas que les he dicho, sepan que el tiempo ya está cerca, a las puertas. (Mt 24, 32-33)

Entonces acepten los anuncios proféticos que de muchas maneras les han indicado la cercanía de este segundo Nacimiento. Mientras la noche profunda ha bajado otra vez sobre el mundo y tanto hielo enardece los corazones de los hombres, abran sus almas a la confianza y a la esperanza. Escuchen con gozo mi anuncio profético. Como Madre del segundo Adviento Yo los preparo a su nuevo Nacimiento.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

97

DIFICULTADES PARA LA DIVULGACIÓN DE ESTOS MENSAJES
No se dejen sorprender, hijos predilectos, al ver que mi adversario hace todo lo posible para obstaculizar esta Obra mía.

Su arma preferida es insinuar dudas y perplejidad sobre todo lo que Yo misma estoy haciendo en la Iglesia. Intenta fundar estas dudas en razones que, en apariencia, parecen sólidas y justas. Así lleva a una actitud de crítica sobre todo lo que Yo les digo, aún antes de aceptar y comprender mis palabras. Les sucede que escuchan a unos hermanos, culturalmente preparados, que a veces son expertos y maestros en ciencias teológicas, que rechazan lo que Yo les digo porque filtran con su mente, repleta de riqueza cultural, cada una de mis palabras. Así encuentran dificultades insuperables, aun en aquellas frases que aparecen tan claras a los sencillos y a los pequeños. Mi palabra sólo puede ser comprendida y aceptada por aquéllos que tienen la mente humilde y dispuesta, el corazón sencillo y los ojos límpidos y puros. Cuando la Madre habla a sus hijos, ellos la escuchan porque la aman, hacen lo que les dice y así crecen en el conocimiento y en la vida. No pueden ser sus hijos los que la critican aún antes de escucharla, los que rehúsan lo que les manda aún antes de ponerlo en práctica. Estos, por más que crezcan en la ciencia, no podrán crecer en la sabiduría y en la vida. (263/77) Mis invitaciones no han sido acogidas. Mis intervenciones extraordinarias no han sido creídas. Han dejado caer en el vacío

También ahora en la Iglesia, nuevo Israel, ha sido obstaculizada, demasiadas veces con el silencio y el repudio, la acción salvadora de su Madre celestial, profetiza de estos últimos tiempos. -El Padre Gobbi con Jerarcas en Akitacuanto he dicho en estos años para acudir a sus necesidades y librarlos de los peligros que los amenazan. Así como en Jerusalén los profetas fueron destinados a la muerte, como en esta ciudad el Hijo de Dios ha sido rechazado, ultrajado y condenado – el Mesías prometido y preparado desde siglos, - también ahora en la Iglesia, nuevo Israel, ha sido obstaculizada, demasiadas veces con el silencio y el repudio, la acción salvadora de su Madre celestial, profetiza de estos últimos tiempos. (434/82) No os dejéis prender por el desánimo. Con frecuencia mi adversario os hiere valiéndose de personas buenas, a las que vosotros, de muchas maneras, incluso, habéis beneficiado. A veces se sirve precisamente de vosotros mismos co-hermanos. Han llegado los tiempos que Yo os he predicho, en los que todos los sacerdotes que me veneran, me escuchan y me siguen, son ironizados, vilipendiados y combatidos por otros sacerdotes que también son hijos de mi Maternal predilección.

98

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Preparaos para experimentar el indecible sufrimiento de veros abandonados por los más fieles, burlados por los hermanos, marginados por los superiores, combatidos por los amigos, perseguidos por aquellos que han acogido el compromiso con el mundo, y se han asociado al escuadrón secreto de la Masonería. (772/88). Ha llegado el tiempo en que Yo misma me manifestaré en la Iglesia con señales cada vez más grandes. Mis lágrimas han sido derramadas en muchos lugares para llamar a todos y atraerlos al Corazón Dolorido de la Madre. Las lágrimas de una madre logran conmover hasta los corazones más duros. Ahora mis lágrimas, aún las de sangre, dejan completamente indiferentes a tantos hijos míos.
Mis mensajes se multiplicarán cuanto más la voz de los ministros se cierre al anuncio de la verdad. A causa de la prevaricación de tantos Sacerdotes, cuántos hijos míos hoy sufren

una verdadera carestía espiritual de la Palabra de Dios. Las verdades más importantes para la vida de ustedes, hoy, ya no se anuncian: el Paraíso que les espera; la Cruz de mi Hijo que los salva; el pecado que hiere el Corazón de Jesús y el mío; el infierno en que cada día caen innumerables almas; la urgente necesidad de la oración y de la penitencia. Cuanto más se difunde el pecado como una pestilencia y lleva las almas a la muerte, tanto menos se habla de él. Hoy también es negado por algunos sacerdotes. Después de estas intervenciones mías, ha llegado el momento en que Yo misma me hago personalmente presente y actúo en la Iglesia de la que soy Madre. (170/75)

POSTERGADO PERO YA IRREVERSIBLE
(Ver Arribo de los últimos tiempos y a las tribulaciones profetizadas pg. 209)
En este período de diez años se cumplirá la plenitud del tiempo, que Yo les he indicado desde La Salette hasta mis últimas y actuales apariciones.

Mis mensajes se multiplicarán cuanto más la voz de los ministros se cierre al anuncio de la verdad … Las verdades más importantes para la vida de ustedes, hoy, ya no se anuncian: el Paraíso que les espera; la Cruz de mi Hijo que los salva; el pecado que hiere el Corazón de Jesús y el mío; el infierno en que cada día caen innumerables almas

En este período de diez años llegará a su culminación la purificación, que ustedes desde hace años están viviendo, y en consecuencia, los sufrimientos se volverán más grandes para todos. En este período de diez años se cumplirá el tiempo de la gran tribulación, que les ha sido predicha por las sagradas Escrituras, antes de la segunda venida de Jesús. (765/88)

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

99

Hoy, mi mensaje se hace más urgente y actual. Actual, porque nunca como en estos momentos la humanidad ha estado al borde de su propia destrucción; y urgente, porque todo lo decretado por la Justicia de Dios está en vías de su progresiva y rápida ejecución. Durante este año, que está por terminar, he podido detener el castigo por las oraciones y sufrimientos de muchos hijos míos. Su “si” me ha permitido dar fuerza a si acción de intercesión maternal por ustedes. Jesús ha querido confiar de nuevo a la Madre Suya y de ustedes, la última posibilidad de intervenir para conducirlos a la salvación y para aliviar el gran dolor que les espera. (268/77) San Pedro, Roma, 100 d.c Consideren que las demoras de nuestro Señor son para nuestra salvación como lo escribió nuestro querido hermano Pablo con la sabiduría que le fue dada. (2 Pe, 15) Aunque les predigo los castigos, recuerden que, en todo momento, la fuerza de su plegaria y de su penitencia reparadora puede cambiarlo todo.
Así, pues no digan: ¡Lo que predijiste no se ha cumplido más!, más bien den gracias Conmigo al Padre Celestial, porque por la respuesta de oración y de consagración, por su sufrimiento, por el inmenso sufrimiento de tantos pobres hijos míos, él de nuevo ha alejado el espacio de la Justicia para que florezca el de la gran Misericordia. (516/84)

Así, pues no digan: ¡Lo que predijiste no se ha cumplido más!, más bien den gracias Conmigo al Padre Celestial, porque por la respuesta de oración y de consagración, por su sufrimiento, por el inmenso sufrimiento de tantos pobres hijos míos, él de nuevo ha alejado el espacio de la Justicia para que florezca el de la gran Misericordia. chos hijos míos, que Yo he podido obtener de la Divina Justicia un nuevo alejamiento de un gran castigo que ya debería haber caído sobre la humanidad. Pero ahora, con la clausura de este año mariano, está por cerrarse también el espacio concedido por el Señor a la humanidad para su conversión.
Ya están en los umbrales de los acontecimientos que les han sido predichos. (759/88)

Ha sido por la respuesta de oración, y de penitencia que ha habido de parte de mu-

Jesús , hijo de Sirá, Palestina 180 a.c.: No digas: “¡Pequé y no me pasó nada!” El Señor se toma todo su tiempo. No estés demasiado seguro del perdón cuando acumules pecados. No digas: “¡La misericordia del Señor es grande, perdonará mis pecados por numerosos que sean!”. Porque en él se encuentran misericordia y reprobación; su cólera se deja caer sobre los pecadores. No tardes en volver al Señor, no postergues cada día más, no sea que

100

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

llegue el día del ajuste de cuentas; se encenderá de repente la cólera del Señor y tú perecerás. No cuentes con las riquezas mal adquiridas, de nada te servirán el día de la desgracia. (Eclo 5, 4-8) Los tiempos predichos por Mí han llegado y deben dejarme a Mí toda preocupación. Soy su Madre Celestial y me encuentro junto a cada uno de ustedes. Los protejo y los conduzco. Los amparo y los defiendo. No se preocupen por la suerte que los espera, porque todo ya ha sido dispuesto en mi Corazón Maternal. La humanidad se encuentra ya al borde de la destrucción que ella podría provocar con sus propias manos. Ya empezó en Fátima para el último período de este siglo.
¿Cómo podré seguir deteniendo la mano de la Justicia Divina, si cada día es más grande la perversión a la cual llega la humanidad, caminando por la vía de su obstinada rebelión contra Dios? ¡Cuántas naciones podrán

verse envueltas en ella y cuántas personas muertas, mientras otros muchos deberán padecer indecibles sufrimientos! El hambre, el fuego y una gran destrucción: ¡he ahí lo que les traerá el azote que está a punto de caer sobre la humanidad! Hijos predilectos, acojan todos mi insistente invitación porque mi corazón Inmaculado tiembla; está angustiado por la suerte que les espera. (353/80) Ezequiel, Caldea, 580 a.c.: Se me dirigió esta palabra de Dios: Hijo de hombre, ¿qué se oye repetir entre ustedes en tierra de Israel? “Se alarga el plazo, la visión no vale”? Pues bien, tú les dirás esta palabra de Yavé: Haré que lo que dicen quede en falso y que no lo repitan más en Israel. Y tú añadirás: Han llegado los días en que se cumplirá toda visión. Porque yo, Yavé, digo lo que tengo que decir y mis palabras se cumplirán. Ya no habrá más plazo, porque lo que voy a hablar y a hacer se refiere a sus días, banda de rebeldes - palabra de Yavé. (Ez 12, 21-23. 24-26) ¿No oyen cómo en todas partes los llamo, los reúno y les suplico? Les imploro con señales cada vez más numerosas y grandes: mis lágrimas, mis apariciones, mis mensajes.
No puedo sostener por más tiempo a este mundo, que se precipita hacia el fondo del abismo. Este es su mayor castigo, porque, si llega a tocar fondo, el mundo se destruirá por sí mismo.

En efecto, será destruido y consumido por el fuego del egoísmo desenfrenado, del odio que lanzará a unos contra otros. Será el hermano que matará al hermano, un pueblo que destruirá a otro pueblo en una guerra de inaudita violencia, que causará innumerables víctimas. La sangre correrá por todas partes.

En efecto, será destruido y consumido por el fuego del egoísmo desenfrenado, del odio que lanzará a unos contra otros. Será el hermano que matará al herma-

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

101

no, un pueblo que destruirá a otro pueblo en una guerra de inaudita violencia, que causará innumerables víctimas. La sangre correrá por todas partes. (272/78)
Mis tiempos han llegado ya. Lo que les he predicho ya está por cumplirse. Están en los umbrales de los más graves y dolorosos acontecimientos para la Iglesia y para la humanidad. (601/85)
Ya todo está a punto de cumplirse a fin de que la Iglesia pueda salir del gran dolor de la purificación, aún más bella y luminosa, en un mundo renovado. Miren en esta luz todo lo que les sucede. Todos los detalles del tiempo que viven sitúenlos en el contexto de este admirable designio.

Jesús, Jerusalén, 33 d.c.: La venida del Hijo del Hombre recordará los tiempos de Noé. Unos pocos días antes del diluvio, la gente seguía comiendo y bebiendo, y se casaban hombres y mujeres, hasta el día en que Noé entró en el arca. No se dieron cuenta de nada hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos. Lo mismo sucederá con la venida del Hijo del Hombre. (Mt 24, 37-39)
Ya están a punto de llegar al término más doloroso y sangriento de la purificación, que se desarrollará en estos años, antes del triunfo de mi Corazón Inmaculado, con la venida del Reino glorioso de Jesús a ustedes.

No se detengan en mirar las tinieblas, que se hacen más densas cada día, el pecado, convertido en norma de conducta humana, el sufrimiento, que está creciendo hasta el máximo, al castigo que esta humanidad se está preparando con sus propias manos. (264/77) Ya nada puede detener la mano de la justicia de Dios, que pronto se desatará contra Satanás y sus secuaces, por el amor, la oración y el sufrimiento de los elegidos. Se preparan momentos de grandes e indecibles tribulaciones, Si los hombres lo supieran, tal vez se arrepentirían. Pero ¡quién ha escuchado mis mensajes? ¿quién ha captado el sentido de mis lágrimas, de mis maternales invitaciones? (96/73) La venida del Hijo del Hombre recordará los tiempos de Noé. Unos pocos días antes del diluvio, la gente seguía comiendo y bebiendo, y se casaban hombres y mujeres, hasta el día en que Noé entró en el arca. No se dieron cuenta de nada hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos. Lo mismo sucederá con la venida del Hijo del Hombre (Mt 24, 37-39)

102

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Es un designio que abraza este siglo.
En 1917 lo anticipé en Fátima, casi como anuncio profético, en el momento en que aparecía evidente la gran lucha entre la Mujer vestida de sol y el Dragón rojo, que habría de durar durante todo el siglo, como soberbio desafío a Dios por parte de mi adversario, en la certeza de que lograría destruir la Iglesia y llevaría a toda la humanidad a un universal rechazo a Dios. El Señor le ha concedido este espacio de tiempo, para que cuando termine el plazo, la soberbia del Dragón rojo sea humillada y vencida por la humildad, por la pequeñez y por el poder de su Madre Celestial, la Mujer vestida de sol, que ahora reúne a todos sus hijitos en su ejército, ordenado para la batalla. (552/84) Unas circunstancias particulares no han permitido la consagración expresa de Rusia, como he pedido tantas veces. Como ya les he dicho, esta consagración será hecha cuando ya estará a punto de ocurrir unos sucesos sangrientos.

Bendigo este acto de valentía de “mi” Papa que ha querido confiar el mundo y todas las naciones a mi Corazón Inmaculado; lo recibo con amor y gratitud y por eso prometo intervenir y abreviar mucho las horas de la purificación y hacer la prueba menos dura. (527/84)
La purificación todavía puede ser alejada y abreviada. Mucho dolor se les puede evitar aun.

Puedo abreviar los tiempos de la gran purificación a través de ustedes, apóstoles de la Luz de mi Corazón Inmaculado. El año que cierra y el que se abre hacen parte del tiempo de la gran tribulación, durante el cual se difunde la apostasía, se multiplican las guerras, suceden en muchas partes unas catástrofes naturales, se intensifican las persecuciones, el anuncio del Evangelio es llevado a todos los pueblos, unos fenómenos extraordinarios se dan en el cielo y se acerca cada vez más el momento de la plena manifestación del Anticristo. Entonces los invito a permanecer fieles en la fe, seguros en la esperanza y ardientes en la caridad. Déjense llevar por Mí y reúnanse todos en el refugio seguro de mi Corazón Inmacula-do que Yo les he preparado para estos últimos tiempos. Lean conmigo los signos de los tiempos de ustedes y vivan en la paz del corazón y en la confianza.

Lean conmigo los signos de los tiempos de ustedes y vivan en la paz del corazón y en la confianza. Yo estoy siempre con ustedes, para decirles que la realización de estos signos indican con seguridad que se acerca el fin de los tiempos, con el regreso de Jesús en la gloria.

Yo estoy siempre con ustedes, para decirles que la realización de estos signos indican con seguridad que se acerca el fin de los tiempos, con el regreso de Jesús en la gloria.

“Aprendan del árbol, hijos esta parábola: cuando sus ramas se vuelven tier-

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

103

nas y brotan las primeras hojas, ustedes entienden que el verano está cerca. De la misma manera, cuando ustedes vean estas cosas, sepan que su liberación está cerca. (Mt 24, 32-33)” (998/92) Todo lo que les he predicho desde hace tiempo, está a punto de realizarse. (288)

NO TENER MIEDO, AL CONTRARIO, ¡ESTAR ALEGRES!
En este día Yo me acerco a ustedes y les digo. “¡No tengan miedo, no teman nada, porque tienen junto a ustedes a su Madre Inmaculada.” Yo les he indicado la meta a la que deseo conducirlos. Yo les he trazado el camino. Yo les he llamado de cada lugar del mundo y los he encerrado en mi Corazón Inmaculado. Yo les he predicho también lo que va a suceder. Ahora, en este día, los invito a confiarse completamente a Mí, sin temor y sin inquietud. Si les he dicho que, en medio de la más grande oscuridad, la luz les vendrá de mi Corazón Inmaculado, con ello he querido advertirles que, en los momentos decisivos, Yo misma les indicaré cada cosa. Les diré a quienes tendrán que seguir para ser fieles al Vicario de mi Hijo Jesús y a mi Iglesia. (265/77)
Tu poca fe, tu desconfianza en Mí me duele, hijo. ¿Qué temes? ¿De qué tienes miedo? Ora y abandónate a Mí: deja que, de veras, yo sola actúe. (83/73)

Tu poca fe, tu desconfianza en Mí me duele, hijo. ¿Qué temes? Debo pedirle lo que más cuesta a su naturaleza humana: les pido que vivan sin pensar en el mañana, sin preocuparse por el futuro. Isaías, Israel, 745 a.c.: Robustezcan las manos débiles y afirmen las rodillas que se doblan. Díganles a los que están asustados: «Calma, no tengan miedo, porque ya viene su Dios a vengarse, a darles a ellos su merecido; él mismo viene a salvarlos a ustedes.» (Is 35, 3-4) Isaías, Israel, 745 a.c.: El da la fuerza al que está cansado y robustece al que está débil. Mientras los jóvenes se cansan y se fatigan y hasta pueden llegar a caerse, los que en El confían recuperan fuerzas, y les crecen alas como de águilas. Correrán sin fatigarse y andarán sin cansarse.» (Is 40, 29-31)
Debo pedirle lo que más cuesta a su naturaleza humana: les pido que vivan sin pensar en el mañana, sin preocuparse por el futuro.

No se pregunten: ¿qué haremos? ¿Cómo deberemos comportarnos? ¿Es inminente la gran purificación? ¿Cuál será la suerte que nos estará reservada? Vivan con perfecto amor y con perfecto abandono el presente que Yo –momen-

104

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

to por momento- dispongo para ustedes, mis pequeños hijos. Para ello acostúmbrense a no mirar las cosas, sino a Mí sola. No miren lo que les espera, las vicisitudes tan angustiosas de su tiempo. No miren lo que muchos hacen contra mi Hijo y contra Mí y se disponen a hacer contra ustedes. Se acerca la hora de las tinieblas, la hora en que deberán beber el cáliz que mi Hijo ha preparado para cada uno de ustedes. Pero ni siquiera miren a esta hora, para que no sean presa del miedo y la turba-ción. ¡Miren sólo a mi Corazón Inmaculado: refúgiense aquí, fortalézcanse aquí! ¡Siéntanse seguros aquí. (146/75)
¡Nada turbe su paz!

Por lo tanto, caminen serenos, caminen tranquilos, caminen confiados. (207/76) San Juan, Isla de Patmos, 98 d.c.: Cuando nos sentimos seguros para el día del Juicio, sabemos que hemos llegado al amor perfecto, pues ya andamos en este mundo semejantes a Él en todo. En el amor no hay temor. El amor perfecto echa fuera el temor, pues el temor mira al castigo. Mientras uno teme, no conoce el amor perfecto. (1 Jn, 4, 17-18) Tienen que vencer la tentación del miedo, del desaliento, de la tristeza. La desconfianza paraliza su actividad y eso ayuda mucho a mi adversario.
¡Estén serenos, estén alegres!

Ni el mundo en que viven, rebelde a Dios, pervertido y en manos del maligno. Jesús ha vencido al mundo. Ni la Iglesia, oscurecida y dividida, asediada por la idolatría y la apostasía. Jesús ama a su Esposa con amor divino, y ahora más que nunca está junto a Ella en estos momentos de su purificación. Ni los acontecimientos cada vez más alarmantes; ni las persecuciones y las luchas fraticidas; ni el fuego y el azote rojo que está avanzando sobre le mundo. Él guía los acontecimientos del mundo y de la historia, según los designios de su amor misericordioso, para la salvación de todos los hermanos redimidos. (476/83) Ustedes están llamados a ser mi Paz en esta tempestad.

¡No es éste el fin para mi Iglesia; se prepara el comienzo de su total y maravillosa renovación! El Vicario de mi Hijo, por un don mío, puede ya entrever esto y, a pesar de la tristeza del momento presente, los invita a permanecer en la alegría.

En el amor no hay temor. El amor perfecto echa fuera el temor, pues el temor mira al castigo. Mientras uno teme, no conoce el amor perfecto. (1 Jn, 4, 17-18)

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

105

Rey David, Israel, 445 a.c.:¡Gozo en los cielos, júbilo en la tierra, bramido del mar y del mundo marino! Muestren su júbilo el campo y todos sus frutos, lancen vivas los árboles del bosque delante del Señor, porque ya viene, porque ya viene a juzgar a la tierra. Al mundo con justicia juzgará, y a los pueblos, según su verdad. (Sal 96, 11-13) Soy la puerta que se abre a la era nueva que los espera y que está por llegar al mundo. Por eso, en estos tiempos, Yo soy la llamada a ser la Madre del segundo Adviento. Mi presencia entre ustedes debe hacerse ahora más fuerte, continua y extraordinaria. Con ella quiero anunciarles que deben levantar la cabeza del pesado yugo de la gran tribulación que están viviendo porque su liberación está cerca. Soy la puerta que se abre sobre los tiempos nuevos que los esperan. Isaías, Israel, 745 a.c.: Y dirás aquel día: Te doy gracias, Yavé, porque estabas enojado conmigo, pero se te pasó el enojo y me levantaste. ¡Vean cómo es él, el Dios que me salva! En él confío y no tengo más miedo, pues Yavé es mi fuerza y mi canción, él ha sido mi salvación. Y ustedes sacarán agua con alegría de las vertientes de la salvación. Ustedes dirán ese día: ¡Denle las gracias a Yavé, vitoreen su Nombre! (Is 12, 1-4) Robustezcan las manos débiles y afirmen las rodillas que se doblan. Díganles a los que están asustados: «Calma,

¿En la alegría?, me preguntan sorprendidos. Sí, hijitos míos, en la alegría de mi Corazón Inmaculado que los cobija a todos. Mi Corazón de Madre será para ustedes el lugar de paz, mientras afuera arreciará la más grande tempestad.
¿En la alegría?, me preguntan sorprendidos. Sí, hijitos míos, en la alegría de mi Corazón Inmaculado que los cobija a todos. Mi Corazón de Madre será para ustedes el lugar de paz, mientras afuera arreciará la más grande tempestad.

Aunque hubiesen quedado heridos, aunque hubiesen caído con frecuencia, aunque hubiesen traicionado, no se desanimen porque ¡Yo los amo! Cuanto más se haya ensañado mi adversa-rio contra ustedes, tanto más grande será mi amor por ustedes. (166/75)

106

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

no tengan miedo, porque ya viene su Dios a vengarse, a darles a ellos su merecido; él mismo viene a salvarlos a ustedes.» (Is 33, 14-16)

Jesús, Jerusalén, 33 d.c. Cuando se presenten los primeros signos, enderécense y levanten la cabeza, porque está cerca su liberación. (Lc 21, 28)

Cuando se presenten los primeros signos, enderécense y levanten la cabeza, porque está cerca su liberación. (Lc 21, 28)

3. MARÍA, PROFETISA DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, EXPLICA LAS PROFECÍAS BÍBLICAS
(Ver Advertencias no escuchadas Pag.93) Una señal perfumada de mi maternal presencia son las apariciones que aún sigo realizando en muchas regiones de la tierra.
Sí, en estos tiempos, Yo me aparezco en Europa, en Asia, en África, en América y en la lejana Oceanía. ¡El mundo entero está envuelto en mi manto!

MARÍA, PROFETISA DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

En la lucha, ahora conclusiva, entre mi adversario y Yo, mi presencia extraordinaria les dice que mi victoria ya empezó. (519/84) Es para darles un signo seguro de mi maternal presencia, y para darles alegría y consuelo en medio de sus muchos padecimientos, que Yo misma, he elegido esta tierra para aparecerme de una manera nueva, más prolongada y más extraordinaria. Los puros de corazón me saben ver; los pobres, los pequeños, los sencillos me saben escuchar; los humildes, los enfermos, los pecadores me saben hallar. (555/84)
Comprendan el significado de mis maternales intervenciones, hoy tan frecuentes, que les doy como Celestial Profetisa de los últimos tiempos (560/84)

Comprendan el significado de mis maternales intervenciones, hoy tan frecuentes, que les doy como Celestial Profetisa de los últimos tiempos…, he multiplicado por doquier mis manifestaciones milagrosas.
Este siglo ha sido marcado por una fuerte presencia Mía en medio de ustedes y, para volverla perceptible a todos, he multiplicado por doquier mis manifestaciones milagrosas. ¿Por qué, en estos tiempos, Yo me hago presente entre ustedes de una manera nueva, continua y extraordinaria? Porque estos son los tiempos del dominio de mi adversario, el Dragón Rojo, Satanás, la antigua serpiente a la que yo aplastaré la cabeza. Bajo el peso de su dominio aumentan entre ustedes las pruebas, los sufrimientos, las heridas y las caídas, y así se hace cada

A medida que el dominio de mi adversario el Dragón rojo, se haga más grande y universal, también se hará más grande y universal la presencia victoriosa de la Mujer vestida de sol. (782/89)

108

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

vez mayor para todos, el peligro de perderse. Entonces Yo me manifiesto a ustedes, de manera extraordinaria, para invitarlos a la confianza. A la esperanza, a refugiarse en Mí con su acto de consagración a mi Corazón Inmaculado. Soy enviada para preparar el camino al glorioso retorno de Jesús. Caminen en la luz y conviértanse en los apóstoles de su Madre Celestial en estos últimos tiempos. (731/88)
Hoy intervengo de una manera nueva, fuerte y extraordinaria, como nunca lo había hecho hasta ahora;

como una Madre que quiere ayudar a todos sus hijos y como una profetisa celestial de estos últimos tiempos. Mi luz que se está propagando más y más en las almas y en los corazones –como aurora que se levanta en la larga y oscura noche en que aún están viviendoles anuncia que está ya cerca el gran día del Señor. (67087)

Seré su confianza, su consuelo y su salvación es estos últimos tiempos, que están viviendo. Por eso, yo me manifiesto hoy de una manera más intensa a través de los mensajes que doy por medio de este mi pequeño hijo, y de las apariciones continuas y extraordinarias que realizo en muchas partes del mundo. ¡Crean en mis invitaciones, acojan mis mensajes, observen mis señales! Soy la Reina de la Paz; soy el inicio de los tiempos nuevos; soy la aurora del nuevo día. (568/85) Mis invitaciones no han sido acogidas. Mis intervenciones extraordinarias no han sido creídas. Han dejado caer en el vacío cuanto he dicho en estos años para acudir a sus necesidades y librarlos de los peligros que los amenazan. Así como en Jerusalén los profetas fueron destinados a la muerte, como en esta ciudad el Hijo de Dios ha sido rechazado, ultrajado y condenado – el Mesías prometido y preparado desde siglos, - también ahora en la Iglesia, nuevo Israel, ha sido obstaculizada, demasiadas veces con el silencio y el repudio, la acción salvadora de su Madre celestial, profetisa de estos últimos tiempos. (434/82)

Hoy intervengo de una manera nueva, fuerte y extraordinaria, como nunca lo había hecho hasta ahora; como una Madre que quiere ayudar a todos sus hijos y como una profetisa celestial de estos últimos tiempos.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

109

ARCA DE SALVACIÓN PARA ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS (COMO EN LOS TIEMPOS DE NOÉ)
(Ver Protección bajo el Manto de María Pg. 52)
Este es el momento de refugiarse en Mí, porque Yo soy el Arca de la Nueva Alianza. En los tiempos de Noé, inmediatamente antes del diluvio, entraban en el Arca aquellos que el Señor destinaba a sobrevivir a su terrible castigo. En sus tiempos, Yo invito a todos mis hijos a entrar en el Arca de la Nueva Alianza, para ser ayudados por Mí, a sobrellevar el peso sangriento de la gran prueba, que precede la llegada del día del Señor. No miren hacia otro lado. Sucede hoy como en el tiempo del diluvio y nadie piensa en lo que le espera. Todos están muy ocupados en pensar solamente en sí mismos, en sus propios intereses terrenales, en el placer, en satisfacer, de todos los modos, sus pasiones desordenadas. Hasta en la Iglesia, ¡qué pocos son los que se preocupan de mis llamadas maternales tan dolorosas! Al menos ustedes, mis predilectos, deben escucharme y seguirme. Entonces, por medio de ustedes, Yo podré llamar a todos para que entren lo más pronto, en el Arca de la Nueva Alianza y de la salvación, que Mi Corazón Inmaculado les ha preparado para estos tiempos del castigo. (627/86)
Como Noé, en nombre del Señor, invitaba a subir en el arca a los que debían salvarse del diluvio, así ahora tú, mi pequeño, en nombre

Como Noé, en nombre del Señor, invitaba a subir en el arca a los que debían salvarse del diluvio, así ahora tú, mi pequeño, en nombre de tu Madre celestial debes invitar a entrar en el refugio de mi Corazón Inmaculado a aquellos que deben ser protegidos, defendidos y salvados de la gran prueba que ha llegado para la Iglesia y para toda la humanidad.. -Un famoso sueño de Don Boscode tu Madre celestial debes invitar a entrar en el refugio de mi Corazón Inmaculado a aquellos que deben ser protegidos, defendidos y salvados de la gran prueba que ha llegado para la Iglesia y para toda la humanidad. (1008/93)

LA ANUNCIADA EN LA BIBLIA
Es por eso que hoy vengo a iluminaros con relación a las páginas del Apocalipsis que se refieren a los tiempos que estáis viviendo. Esto es para que os preparéis para el más doloroso y decisivo período

110

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

su poderoso ejército, para vencerlo, atarlo y arrojarlo a su reino de muerte, para que en el mundo pueda reinar solamente Cristo.

Véanme entonces presentada por la Sagrada Escritura en el fulgor de mi maternal realeza: “Y apareció en el Cielo otra señal: una Mujer vestida de sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza (Ap 13, 1-3)”. (833/89) Soy su Madre Inmaculada: déjense conducir por Mí, hijos predilectos, al perfecto cumplimiento de mi designio maternal. Es por eso que hoy vengo a iluminaros con relación a las páginas del Apocalipsis que se refieren a los tiempos que estáis viviendo. Esto es para que os preparéis para el más doloroso y decisivo período de la gran lucha que está a punto de ser librada entre vuestra Madre Celestial y todas las fuerzas del mal que han sido dejadas sueltas. de la gran lucha que está a punto de ser librada entre vuestra Madre Celestial y todas las fuerzas del mal que han sido dejadas sueltas. He sido escogida por la Santísima Trinidad para ser la Madre del Segundo Adviento y, por consiguiente, mi tarea es la de preparar la Iglesia y toda la humanidad para recibir a Jesús que regresa en gloria.
Al principio soy anunciada como la enemiga de Satanás, la que obtendrá sobre él la completa victoria.

¡Es un designio de enemistad! “Pondré enemistad entre ti y la Mujer, entre tu descendencia y la suya.” (Gen 3,1415) Así dijo de mí el Señor, dirigiéndose a la serpiente, cuando por su medio entró el pecado al principio de la historia del género humano. Enemistad entre Mí y Satanás, entre la Mujer y la serpiente; entre mi ejército y el suyo; entre el bien y el mal; entre la gracia y el pecado. (453/82) El Yavista, Jerusalén, 900 a.c.: Dijo luego Yavé Dios a la serpiente: Por haber hecho esto, maldita serás entre todos los ganados y entre todas las bestias del campo. Te arrastrarás sobre tu pecho, y comerás el polvo todo el tiempo de tu vida. Pongo perpetua enemistad entre ti y la Mujer y entre tu linaje y el suyo; esta te aplastará la cabeza, y tú le asecharás el calcañal (Gen 3, 14-15) San Juan, Isla de Patmos, 100 d.c.: Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas en la cabeza. Está embarazada y grita de dolor, porque le ha llegado la hora de dar a luz. Apareció también otra

“Pondré enemistades entre ti y la Mujer, entre tu descendencia y la suya; Ella te aplastará la cabeza, mientras tú tratarás de morder su talón”. (Gen 3, 14-15)
Al final, soy vista como la Mujer vestida de Sol que tiene la misión de combatir contra el Dragón Rojo y

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

111

señal: un enorme dragón rojo con siete cabezas y diez cuernos, y en las cabezas siete coronas; Cuando el dragón vio que había sido arrojado a la tierra, se puso a perseguir a la mujer que había dado a luz al varón. (Ap 13, 1-3. 13) Estos son mis tiempos. Al recordar hoy la primera de mis apariciones en Fátima en 1917, están viviendo los acontecimientos que Yo les predije entonces.
Están dentro del período en que la lucha entre “la Mujer Vestida de sol” y mi adversario, “el Dragón rojo”, se encamina ya hacia su conclusión (Ap 13, 1-3).

Por esto me aparezco otra vez de una manera nueva y más extraordinaria, para confirmarles que es habitual mi presencia en medio de ustedes Comunico a todos mi voluntad maternal con un mensaje que hoy resulta urgente y angustioso. - Conviértanse y arrepiéntanse de sus pecados. - Conviértanse y vuélvanse al Dios que los salva. - Conviértanse y caminen por el camino del bien, del amor y la santidad. (533/84) Ahora les anuncio que éste es el tiempo de la batalla decisiva. En estos años he venido interviniendo Yo misma, como la Mujer vestida de sol, para llevar a cabo el triunfo de mi Corazón Inmaculado, que he iniciado ya por medio de ustedes, mis hijos predilectos Por eso les digo: dentro de poco el desierto florecerá y toda la creación se convertirá en aquel jardín maravilloso, que fue creado para el hombre para reflejar

Estos son mis tiempos. Al recordar hoy la primera de mis apariciones en Fátima en 1917, están viviendo los acontecimientos que Yo les predije entonces. Están dentro del período en que la lucha entre “la Mujer Vestida de sol” y mi adversario, “el Dragón rojo”, se encamina ya hacia su conclusión (Ap 13, 1-3).
de manera perfecta la más grande gloria de Dios Uno solo es el signo que Dios da al mundo y a la Iglesia de hoy: Yo misma. Yo sola soy anunciada como la gran señal en el cielo: esta mujer, vestida de sol, con la luna como alfombra a sus pies y doce estrellas como corona luminosa alrededor de su cabeza. Está preanunciada mi victoria sobre el dragón rojo, sobre el ateísmo triunfante y hoy aparentemente victorioso. Esta victoria se obtendrá por medio del triunfo de

112

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

mi Corazón Inmaculado en el mundo, y esta victoria la alcanzaré Yo con los sacerdotes de mi Movimiento.
No busquen, por ahora, otros prodigios en el cielo; ¡este será el único prodigio! (133/74)

enrolados a las órdenes de dos caudillos opuestos: la Mujer vestida de sol y el Dragón rojo. Les he indicado el camino a recorrer, el de la oración y el de la penitencia. Los he invitado a la conversión interior de vida. Les he preparado, asimismo, un refugio para estar recogidos, protegidos y fortalecidos durante la presente tempestad, que irá en aumento. El refugio es mi Corazón Inmaculado.
Ahora les anuncio que éste es el tiempo de la batalla decisiva. En estos años he venido interviniendo Yo misma, como la Mujer vestida de sol, para llevar a cabo el triunfo de mi Corazón Inmaculado, que he iniciado ya por

Soy la Mujer vestida de sol. Mi cuerpo glorioso es para ustedes una señal de mi completa victoria. El sol eterno de la gracia y del amor ilumina, penetra y circunda mi cuerpo glorioso, íntimamente asociado en la gloria al de mi Hijo Jesús (378/80) En torno a mi cabeza hay, pues, una corona de doce estrellas. Las doce estrellas indican las doce tribus de Israel que componen el pueblo elegido, seleccionado y llamado por el Señor para preparar la venida al mundo del Hijo de Dios y del Redentor. Las doce estrellas significan también los doce Apóstoles que son el fundamento sobre el cual Cristo ha fundado la Iglesia. Las doce estrellas significan además una nueva realidad. El Apocalipsis, en efecto, me ve como un gran signo en el cielo: la Mujer vestida de sol, que lucha contra el Dragón y su poderoso ejército del mal. De allí, las estrellas en torno a mi cabeza indican a aquellos que se consagran a mi Corazón Inmaculado, forman parte de mi escuadrón victorioso, se dejan guiar por Mí para combatir esta batalla y para alcanzar al final nuestra más grande victoria. Así, todos mis predilectos y los hijos consagrados a mi Inmaculado Corazón, llamados hoy a ser los Apóstoles de los últimos tiempos, son las estrellas más luminosas de mi real corona. (834/89) He venido del Cielo a revelarles mi designio en esta lucha que envuelve a todos,

De allí, las estrellas en torno a mi cabeza indican a aquellos que se consagran a mi Corazón Inmaculado, forman parte de mi escuadrón victorioso, se dejan guiar por Mí para combatir esta batalla y para alcanzar al final nuestra más grande victoria

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

113

medio de ustedes, mis hijos predilectos. (324/79) San Juan, Isla de Patmos, 100 d.c.: Al verse arrojado a la tierra, el Monstruo se lanzó en persecución de la Mujer que había dado a luz al Varón. Pero a la Mujer le dieron las dos alas del águila grande para que volara al desierto al refugio en que. Lejos de la serpiente, debe ser mantenida por un tiempo, dos tiempos y la mitad de un tiempo. Entonces la serpiente vomitó detrás de la Mujer como un río de agua para que la arrastrara. Pero la tierra vino en socorro de la Mujer, abrió la boca y se tragó el río vomitado por el Monstruo (Ap 12, 13-16)
El dragón rojo ha desatado contra Mí un ataque vomitando de su boca un río de aguas para sumergirme. (Ap 12, 13)

El río de aguas está formado por el conjunto de todas las nuevas doctrinas teológicas que han tratado de oscurecer la figura de la Madre Celestial, de negar mis privilegios, de redimensionar la devoción para Conmigo, de poner en ridículo a todos mis devotos. A causa de estos ataques del Dragón, en estos años la piedad hacia Mí ha ido disminuyendo en muchos fieles y en algunos lugares, ha desaparecido por completo. Pero han acudido en auxilio de su madre Celestial las dos alas del águila grande. (Ap 12, 14) Las dos alas del águila son la Palabra de Dios acogida, amada y custodiada con la fe y la Palabra de Dios vivida con la Gracia y la Caridad. Luego he buscado mi refugio en el desierto. (Ap 12, 6) El desierto en el que he establecido mi morada habitual, está formado por el co-

El dragón rojo ha desatado contra Mí un ataque vomitando de su boca un río de aguas para sumergirme. (Ap 12, 13) El río de aguas está formado por el conjunto de todas las nuevas doctrinas teológicas que han tratado de oscurecer la figura de la Madre Celestial, de negar mis privilegios, de redimensionar la devoción para Conmigo, de poner en ridículo a todos mis devotos razón y el alma de todos aquellos hijos que me acogen, me escuchan, se confían completamente a Mí, se consagran a mi Corazón Inmaculado. En el desierto que me encuentro hoy, Yo obro mis grandes prodigios. Los obro en el corazón y en el alma, es decir, en la vida de todos mis más pequeños niños. (795/89)
En la lucha entre el Dragón rojo y la Mujer vestida de sol, en la que participan Cielo y tierra, las potencias celestes y las infernales, su Madre y Reina cada día da un paso importante en la realización de su plan victorioso.

114

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Por eso les digo: dentro de poco el desierto florecerá y toda la creación se convertirá en aquel jardín maravilloso, que fue creado para el hombre para reflejar de manera perfecta la más grande gloria de Dios. (345/79) Yo soy la Virgen Madre que trae ayuda y salvación a todos los pueblos del mundo. Yo soy el camino abierto para el glorioso triunfo de Cristo. Yo soy la mujer vestida de sol, que está a punto de intervenir de modo extraordinario para atar al Dragón rojo, a fin de echarlo a su reino de fuego y de muerte. De lo que está sucediendo aquí debe entender toda la Iglesia que la presencia de la Madre es indispensable para su universal renovación. (712/87)

Mi adversario teme solamente esto. Hará todos los esfuerzos para alejarme aun más del corazón de mis fieles, para tenerme aún más oscurecida en la Iglesia. Ha entablado Conmigo la más grande batalla, la decisiva, en la que uno de los dos quedará derrotado para siempre.
Ahora, por muchos motivos, pareciera que el vencedor fuera él, Mi Adversario; pero están cercanos los tiempos de mi más grande retorno y de mi completa victoria. (91/73) Mi adversario creerá un día cantar completa victoria sobre el mundo, sobre la Iglesia, sobre las almas.

LIDERA UNA BATALLA ESPIRITUAL EN LA QUE VENCERÁ A SATANÁS
San Pablo, Palestina, 65 d.c. Pónganse las armas que Dios les da, para poder resistir a las estratagemas del diablo, porque nuestra lucha no es contra hombres de carne y hueso, sino contra principados, autoridades y poderes que dominan este mundo de tinieblas, contra las fuerzas sobrehumanas y supremas del mal. Por eso, tomen las armas de Dios, para poder resistir en el día fatal y, después de actuar a fondo, mantener las posiciones Exulta el Dragón frente a la amplitud de su conquista, con la ayuda de la bestia negra (la masonería) y la bestia semejante a un cordero (la masonería eclesiástica), en estos sus días, en los que el diablo se ha desencadenado contra ustedes, sabiendo que le queda poco tiempo. (825/89)

Exulta el Dragón frente a la amplitud de su conquista, con la ayuda de la bestia negra (la masonería) y la bestia semejante a un cordero (la masonería eclesiástica), en estos sus días, en los que el diablo se ha desencadenado contra ustedes, sabiendo que le queda poco tiempo… Ahora, por muchos motivos, pareciera que el vencedor fuera él, Mi Adversario; pero están cercanos los tiempos de mi más grande retorno y de mi completa victoria.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

115

Ante todo es necesario que mi Enemigo tenga la impresión de haberlo conquistado todo, de tener ya todo en sus manos. Por eso le será permitido introducirse aún en el interior de mi Iglesia y llegará a ofuscar el Santuario de Dios. Cosechará las víctimas más numerosas entre los Ministros del Santuario. (165/75) Miren a su Madre Celestial, que nace “terrible como un ejército en orden de batalla.” ¿Qué es lo que hace vana su fuerza y los acobarda y paraliza, ante el gran ataque de mi adversario?
Soy terrible, como un ejército listo para la batalla, porque la tarea que me ha sido encomendada por el Señor, es la de vencer a Satanás, de aplastar la cabeza de la antigua serpiente, de encadenar el enorme dragón rojo y precipitarle en su abismo de fuego, de luchar y de derrotar aquel que se opone a Cristo, es decir el Anticristo, para preparar la segunda venida de Jesús, quien instaurará su Reino glorioso entre ustedes. Este es mi designio.

Soy terrible, como un ejército listo para la batalla, porque la tarea que me ha sido encomendada por el Señor, es la de vencer a Satanás, de aplastar la cabeza de la antigua serpiente, de encadenar el enorme dragón rojo y precipitarle en su abismo de fuego, de luchar y de derrotar aquel que se opone a Cristo, es decir el Anticristo, para preparar la segunda venida de Jesús, quien instaurará su Reino glorioso entre ustedes
Será solamente entonces cuando Yo intervendré –terrible y victoriosa- para que su derrota sea tanto más grande, cuanto más segura sea la certeza de haber vencido para siempre. Cuanto se está preparando es algo tan grande que nunca ha habido cosa igual desde la creación del mundo: por eso ya todo ha sido predicho en la Biblia.

Cuanto más mi presencia se hace fuerte entre ustedes, tanto más se alejan de ustedes las tinieblas del mal, del pecado, del odio, de la impureza, porque Satanás es cada vez más sujetado y destruido. En estos últimos tiempos de ustedes, la tarea de su Madre Celestial, hermosa como la luna, resplandeciente como el sol, terrible como un ejército listo para la batalla, es la de anunciar que está a punto de llegar a ustedes el gran día del Señor. (871/90) Levanten los ojos de este tiempo tenebroso que están viviendo, y no teman si Satanás es ahora el dominador incontrastable del mundo y el due-

Es el momento en que deben saber esto: para prepararse con pleno conocimiento a la batalla. Es la hora en que comenzaré.

116

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

ño de toda la humanidad. Pronto su reino será hecho pedazos y su poder será destruido, porque Yo misma lo ataré con una cadena y lo encerraré en su pantano de fuego eterno y de muerte, del cual no podrá salir.

Y Jesucristo Rey de la gloria eterna, será el que reinará sobre el nuevo mundo renovado, y así se iniciarán los nuevos tiempos que están por llegar. (946/92)
He sido escogida por la Santísima Trinidad para ser Madre del segundo adviento, y así mi tarea maternal es la de preparar a la Iglesia y a toda la humanidad para recibir a Jesús que regresa a ustedes en gloria.

Esta segunda venida suya ocurrirá en la luz de su Divinidad, porque Jesús regresará a ustedes en las nubes del cielo, en el esplendor de su Realeza y someterá a los pueblos de la tierra; y todos sus enemigos serán aplastados bajo el trono de su dominio universal. Así mi acción maternal, en estos últimos tiempos, se ejerce de manera abierta y más fuerte, mi luz se hace resplandeciente en cada parte de la tierra. Por eso hoy, Yo me manifiesto por doquier por medio de mis numerosas apariciones y de mis manifestaciones extraordinarias. El Reino de amor que Yo establezco en los corazones y en las almas, es el camino que prepara el Reino glorioso de Cristo. El triunfo de mi Corazón Inmaculado, coincidirá con la venida de Jesús en la gloria, para renovar todas las cosas. (884/90)

He sido escogida por la Santísima Trinidad para ser Madre del segundo adviento, y así mi tarea maternal es la de preparar a la Iglesia y a toda la humanidad para recibir a Jesús que regresa a ustedes en gloria… Al escuadrón de los soberbios que se rebelan contra Dios, Yo responderé con el escuadrón de los hijos pequeños, humildes, despreciados y perseguidos. Y por medio de ustedes, la victoria será, al final, de la humilde “sierva del Señor”. La lucha será sobre todo entre la serpiente antigua y Yo, a la que por fin aplastaré la cabeza. Por eso, ahora les pido solamente aquellas cosas que, a su humano modo de ver, parecen pequeñas e insignificantes. Mientras aumenta cada día la propaganda y el clamor de los enemigos de Dios que logran conquistarlo todo, Yo les pido que respondan solo con su confianza y total abandono, con la oración, con el sufrimiento y su silencio. Sin embargo, cuanto ofrezcan a mi Corazón, en mis manos se convertirá en un arma terrible para combatir y vencer en esta batalla. Al escuadrón de los soberbios que se rebelan contra Dios, Yo responderé con el escuadrón de los hijos pequeños, humildes, despreciados y perseguidos.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

117

Y por medio de ustedes, la victoria será, al final, de la humilde “sierva del Señor”. (170/75)

Satanás solo teme a esto: al ejército de Sacerdotes consagrados a mi Corazón Inmaculado y completamente abandonados a Mí. Sabe bien que, a través de ellos, yo misma he recogido el guante de desafío que ha osado lanzar de nuevo a mi hijo y siente ahora que está ya cercana la hora de la derrota. A su renovado reto de soberbia y de rebeldía, que ha seducido ahora a la humanidad entera, Yo repetiré otra vez por medio de mis hijos: he aquí la esclava del Señor: hágase en Mí tu palabra.
Y llegará entonces la definitiva derrota de Satanás y de sus muchos secuaces con el triunfo de los pequeños hijos de mi Inmaculado Corazón.

El milagro del sol (Fátima), que tuvo lugar durante mi última aparición, fue solamente una señal profética para indicarles que todos deben mirar al Libro que aun está sellado. Hoy Yo soy enviada por Dios para abrir este Libro, para que los secretos les sean revelados.
del triunfo de mi Corazón Inmaculado en el mundo. (718/87) Les abro el libro sellado, para que sean revelados los secretos contenidos en él. Los he reunido desde todas partes y han sido formados por Mi para estar listos para grandes acontecimientos que los esperan. Solo así podrán cumplir con su importante misión. En la gran apostasía, que se ha difundido por doquier, ustedes deben permanecer radicados fuertemente en la verdadera fe y ser testigos valientes de la fe. (768/88) Los ayudo a comprender y a interpretar los signos de su tiempo. Así podrán cooperar con el designio de salvación que el Señor tiene sobre ustedes y que quiere realizar a través de los nuevos días que les esperan. (562/84) En los momentos presentes, tan cargados de oscuridad y amenazas, miren a su Madre Celestial. Revelará a sus almas el

No me pregunten cuándo sucederá, porque Yo ya he iniciado este triunfo. (156/75)

ENVIADA PARA HACER ENTENDER LAS PROFECÍAS BÍBLICAS
El milagro del sol (Fátima), que tuvo lugar durante mi última aparición, fue solamente una señal profética para indicarles que todos deben mirar al Libro que aun está sellado. Hoy Yo soy enviada por Dios para abrir este Libro, para que los secretos les sean revelados. Así todos podrán por fin comprender a qué incomparable profundidad y universalidad de renovación, los llevará la victoria del Amor Misericordioso de Jesús, victoria que se llevará a cabo por medio

118

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

secreto de la Palabra hecha carne en mi seno materno.
Los llevaré a la plena comprensión de la Sagrada Escritura. Sobre todo, les leeré las páginas de su último libro que están viviendo. En él ya todo está predicho, aun aquello que ha de suceder. Está claramente descrita la batalla final a la cual los llamo y está preanunciada mi gran victoria.

cuántos siglos estos justos de Israel han vivido invocando, esperando estos momentos.
Ustedes están en el corazón de la historia. Aquí pueden comprender todos los acontecimientos del pasado; aquí pueden dar un sentido y significado a todos los acontecimientos del futuro.

Por eso les repito: no teman; ¡tengan confianza! En mi Corazón Inmaculado experimentan la alegría y la paz que, también hoy, mi Hijo Resucitado les da a todos. (366/80) El tiempo, en su correr, ha sido ordenado para este momento. Desde el principio. Desde la eternidad, en la mente del Padre. Es la plenitud del tiempo porque reúne la espera ardiente de toda la historia: de Adán, de Abraham, de los Patriarcas y los Profetas, de los Reyes y de los Sacerdotes, de los grandes y de los pequeños. Por

Comprendan también cómo la plenitud del tiempo se cumple en el tiempo nuevo que les espera. Porque la primera venida de Jesús en la fragilidad de su naturaleza humana es ordenada para su segunda venida, cuando aparecerá en el esplendor de su gloria divina. En la primera Natividad su divinidad viene ofuscada y escondida por su humanidad; en su segunda Natividad su humanidad será ocultada por el esplendor de su divinidad. Este regreso glorioso dará cumplimiento a la plenitud del tiempo, cuando iniciará el tiempo nuevo de los cielos nuevos y la tierra nueva. (1101/94) Como los retoños que brotan de los árboles os anuncian que ha llegado la primavera, así también estas grandes señales que han estado ocurriendo en vuestro tiempo, os dicen que ya llegan a vosotros los tiempos de la Gran Tribulación, que prepara para la era nueva que Yo os he prometido con el triunfo de Mi Corazón Inmaculado en el mundo.
La hora de la Gran Apostasía ha llegado. Se está realizando cuanto se ha dicho por la Sagrada Escritura, en, la segunda carta de San Pablo a los Tesalonicenses. (753/88)

Los llevaré a la plena comprensión de la Sagrada Escritura. Sobre todo, les leeré las páginas de su último libro que están viviendo. En él ya todo está predicho, aun aquello que ha de suceder. Está claramente descrita la batalla final a la cual los llamo y está preanunciada mi gran victoria.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

119

En primer lugar una gran apostasía se está difundiendo en todas partes de la Iglesia, por la falta de la fe, que fluye aún entre sus mismos pastores. Satanás ha logrado difundir la gran apostasía por medio de su sutil obra de seducción que ha alejado a muchos de la verdad del Evangelio para seguir las fábulas de las nuevas teorías teológicas, y deleitarse en el mal y en el pecado, buscado como un bien positivo. Estáis bajo el signo de los grandes eventos que se os ha predicho.
Sabed leer y meditad todo lo que en la Sagrada Escritura os ha sido claramente descrito, para ayudaros a comprender las señales de la Gran Tribulación. En los Evangelios, en las cartas de los Apóstoles, y en el Libro del Apocalipsis, se os han descrito claramente señales ciertas para haceros comprender cuál es el período de la Gran Tribulación. (723/87)

La importancia exagerada dada a la razón, como criterio exclusivo de verdad, lleva necesariamente a la destrucción de la fe en la Palabra de Dios… quieren interpretarla según el modo humano de razonar y de ver, y con más frecuencia deja de ser presentada en su integridad… Esta es una actitud de soberbia, y es la menos indicada para acercarse al gran misterio de Dios. Esta divina Palabra, contenida en la Sagrada Escritura y, sobre todo en el Evangelio, es la única Luz que debe guiarlos. Pero hoy se ve rodeada de tantas dudas, que quieren interpretarla según el modo humano de razonar y de ver, y con más frecuencia deja de ser presentada en su integridad. Así los errores se difunden y, cuando ustedes más se acercan al designio de Dios son incapaces de comprenderlo en su plenitud, porque se valen de una actitud demasiado humana, que pretenden entenderlo todo a través de la razón.
Esta es una actitud de soberbia, y es la menos indicada para acercarse al gran misterio de Dios.

INCREDULIDAD A LAS PROFECÍAS BÍBLICAS
En este período histórico el anticristo se manifiesta con un radical ataque a la fe en la Palabra de Dios. A través de los filósofos, que comenzaron a dar exclusivo valor a la ciencia y luego a la razón, se tiende gradualmente a constituir como único criterio de verdad a la sola inteligencia humana. Nacen los grandes errores filosóficos que se prolongan a través de los siglos hasta sus días. La importancia exagerada dada a la razón, como criterio exclusivo de verdad, lleva necesariamente a la destrucción de la fe en la Palabra de Dios

Para comprender la Verdad es necesario ser pequeños; para verla en su justa luz es necesario ser pobres; para guardarla en su integridad hay que ser sencillos;

120

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

para darla a otros, en el esplendor de su autenticidad, hay que ser humildes. Por esto, con mi palabra, los formo en la humildad, en la sencillez, en la pequeñez. (572/85) ¡Cuántos son los Sacerdotes que hoy día son víctimas de tantos errores! Los errores son enseñados, difundidos, propagados bajo forma de nuevas interpretaciones culturales de la verdad. Y así son fácilmente acogidos y alejan a un gran número de hijos míos de la verdadera fe.
Los tiempos de ustedes son los tiempos anunciados por la Escritura divina. Surgen así muchos falsos maestros, que enseñan unos cuentos y alejan a los fieles de la verdad del Evangelio.

Les hablo porque hoy es necesario escuchar Su Palabra. Es necesario acogerla y custodiarla celosamente. Es sólo la Palabra de mi Hijo la que Yo les quiero hacer escuchar. Hoy su Voz parece como oscurecida: es el Verbo del Padre, es mi Hijo Jesús al que ya no escuchan. Su Palabra, tan claramente contenida en el Evangelio, está como sumergida por tantas otras voces humanas. Ustedes

Ustedes prediquen siempre con valentía y literalmente el Evangelio de Jesús. Así se quedarán en la verdadera fe y ayudarán al pequeño resto a permanecer firme en la seguridad de la fe, en estos tiempos de apostasía universal. (970/92) Con frecuencia se ofrece de él una interpretación meramente humana, que tiende a excluir cualquier intervención sobrenatural. ¡Cuántos de sus episodios se explican como leyendas o géneros literarios! Nunca como hoy, se ha ofrecido una interpretación del gran misterio de Dios tan banal y mezquina. Como consecuencia de esto, la fe de muchos se ha apagado y unos grandes errores se difunden, cada vez más, en la Iglesia. Permanecerán en la verdadera fe solamente si dan su perfecto asentimiento a todo lo que dice el Evangelio de Jesús. Anúncienlo a la letra; vívanlo a la letra. (436/82)

Con frecuencia se ofrece de él una interpretación meramente humana, que tiende a excluir cualquier intervención sobrenatural. ¡Cuántos de sus episodios se explican como leyendas o géneros literarios! Nunca como hoy, se ha ofrecido una interpretación del gran misterio de Dios tan banal y mezquina. Como consecuencia de esto, la fe de muchos se ha apagado y unos grandes errores se difunden, cada vez más, en la Iglesia.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

121

han compuesto un Evangelio suyo con sus palabras. Ustedes, hijos míos predilectos, deben escuchar y anunciar solo la Palabra de mi Hijo, tal como está dicha en su Evangelio. (216/76)

Y el Evangelio debe ser predicado a todas las criaturas, como Jesús les ha enseñado, como el Espíritu Santo lo ha dado a la Iglesia. Y el Evangelio debe ser conservado a la letra. El Evangelio debe ser hoy vivido a la letra. El Evangelio debe ser predicado a la letra.

La tentativa, seguida por muchos, de enseñar solo humanamente el Evangelio, de eludir su contenido histórico y sobrenatural, de reducir a interpretaciones naturales lo que hay en él de divino y milagroso, ha traído como consecuencia enervar el mensaje y debilitar la eficacia de su anuncio. La fuerza de la evangelización está en su fidelidad y en su autenticidad. No está en adaptar el mensaje de Cristo a las varias culturas, sino en llevar todas las culturas a Cristo; así es como cumplirán la misión de evangelizar que les ha confiado. (390/80)

La fuerza de la evangelización está en su fidelidad y en su autenticidad. No está en adaptar el mensaje de Cristo a las varias culturas, sino en llevar todas las culturas a Cristo; así es como cumplirán la misión de evangelizar que les ha confiado.

4. UN GRAN PLAN DE SALVACIÓN PARA LA RENOVACIÓN DE ESTE MUNDO EN CRISIS
UN GRAN PLAN DE SALVACIÓN PARA ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS
Les quiero revelar tres insidias de la estrategia particular, utilizada por mi adversario en esta gran lucha. La primera es difundir la noticia de haber logrado conquistar el mundo, de haber instaurado en él su reino y de ejercer en él pleno dominio.

Su gran conquista es la humanidad actual. Esta humanidad que se ha rebelado contra Dios y repite su soberbio grito de desafío: - ¡No serviré al Señor! Medio muy peligroso, usado en estos tiempos por Satanás, es dar la impresión de que ya no hay nada que hacer, de que no se puede hacer ningún cambio, de que es inútil ahora cualquier esfuerzo para que la humanidad retorne a Dios y al bien.
La segunda es la de haber logrado poner a la Iglesia en estado de graves dificultades, acudiéndola desde sus fundamentos con el viento de la contestación, de la división, de la infidelidad y de la apostasía. Muchos pierden el ánimo al ver el gran número de Pastores que hoy se dejan engañar por su acción capciosa y peligrosa. La tercera es la de lograr difundir en todas partes a través de los medios de comunicación social, sus obras malévolas de destrucción y de muerte. Así las divisiones se multiplican, la impureza es ensalzada, la corrupción se extiende, el odio y la violencia avanzan y las guerras se extienden amenazadoras. (646/86)

No se turben por la oscuridad que se ha extendido, porque forma parte del plan de mi adversario; por el contrario, es parte de mi plan victorioso ahuyentar las tinieblas para que la Luz pueda volver a todas partes. Pero la “Mujer vestida de sol” ya ha iniciado su gran batalla y la lleva adelante cada día a través de ustedes, mi pequeño escuadrón fiel. Por medio de ustedes Yo devolveré a su esplendor la Obra de la creación, de la redención y de la santificación, de modo que la Santísima Trinidad reciba su mayor gloria.
No se turben por la oscuridad que se ha extendido, porque forma parte del plan de mi adversario; por el contrario, es parte de mi plan victorioso ahuyentar las tinieblas para que la Luz pueda volver a todas partes.

Y la Luz resplandecerá en la creación, cuando esta vuelva a cantar al amor y la gloria de Dios, después de la derrota de toda forma de ateísmo y de soberbia rebelión. (368/80)

124
En la lucha entre el Dragón rojo y la Mujer vestida de sol, en la que participan Cielo y tierra, las potencias celestes y las infernales, su Madre y Reina cada día da un paso importante en la realización de su plan victorioso.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Por eso les digo: dentro de poco el desierto florecerá y toda la creación se convertirá en aquel jardín maravilloso, que fue creado para el hombre para reflejar de manera perfecta la más grande gloria de Dios. (345/79) ¡Esta es mi gran batalla! Lo que ven y están viviendo ahora forma parte de mi plan, escondido en el secreto de mi Corazón Inmaculado. La Santísima Trinidad me ha confiado a Mí, la más pequeña esclava del Señor, la ejecución de su plan victorioso para que el espíritu de la soberbia y de la rebelión pueda ser vencido una vez más por la humildad y la obediencia de su Madre Celestial. (367/80) Desde este lugar, donde me aparecí como la Mujer vestida de sol, los llamo a todos para reunirlos alrededor de su Celeste Conductora.
Estos son los tiempos de de la gran batalla entre el poderoso ejército comandado por el Dragón rojo y por la bestia negra, y Yo.

El ateísmo marxista y la masonería guían este ejército reclutado para llevar a toda la humanidad a negar a Dios y a rebelarse contra Él. Con él combaten todos los demonios que desde el infierno se han desparramado sobre la tierra, en estos tiempos, para llevar a la perdición el mayor número posible de almas. Con ellos están unidos todos los espíritus de los condenados y aquellos que, en esta vida, caminan rechazando a Dios, ofendiéndolo, blasfemando contra Él, y recorren la senda del egoísmo, del mal y de la impureza. Su único fin es la búsqueda de placeres, la satisfacción de todas las pasiones, y combaten para el triunfo del odio, del mal y de la impiedad. El ejército que Yo misma conduzco, está integrado por todos los Ángeles y los Santos del Paraíso, guiados por San Miguel Arcángel, cabeza de toda la milicia celestial.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

125

Esta es una gran batalla, que se libra sobre todo a nivel de espíritus. En esta tierra mi ejército está formado por todos aquellos que viven amando y glorificando a Dios, secundan la gracia recibida en el santo Bautismo, y caminan por la senda segura de la perfecta observancia de los Mandamientos del Señor. Son humildes, dóciles, pequeños, caritativos; huyen de las insidias del demonio y de las fáciles seducciones del placer, recorren el camino del amor, de la pureza y de la santidad. Este ejército mío está formado por todos mis pequeños hijos que, en todas partes del mundo, me responden hoy con un sí, y me siguen por el camino que Yo les he trazado en estos años. (596/85)

EL ESCUADRÓN DE LOS PEQUEÑOS, CONDUCIDOS POR MARÍA VENCERÁ AL DE LOS SOBERBIOS
Comenzaré atacando al corazón de mi adversario, y lo haré sobre todo allí donde se siente vencedor seguro.

Ha logrado seducirlos con la soberbia. Ha sabido disponerlo todo de manera inteligentísima. Ha doblegado a su designio todos los sectores de la ciencia y de las técnicas humanas, ordenando cada cosa a la rebelión contra Dios… Pero aquí mismo está su punto débil. Lo atacaré usando la fuerza de los pequeños, de los pobres, de los humildes, de los débiles. Yo, “la pequeña esclava del Señor”, me pondré a la cabeza del gran escuadrón de los humildes para atacar la aguerrida fortaleza de los soberbios. Pero aquí mismo está su punto débil.
Lo atacaré usando la fuerza de los pequeños, de los pobres, de los humildes, de los débiles. Yo, “la pequeña esclava del Señor”, me pondré a la cabeza del gran escuadrón de los humildes para atacar la aguerrida fortaleza de los soberbios.

Ha logrado seducirlos con la soberbia. Ha sabido disponerlo todo de manera inteligentísima. Ha doblegado a su designio todos los sectores de la ciencia y de las técnicas humanas, ordenando cada cosa a la rebelión contra Dios. En sus manos se encuentra ya gran parte de la humanidad. Ha sabido atraerse con engaño a los científicos, a los artistas, a los filósofos, a los doctos, a los poderosos. Seducidos por él, se han puesto hoy a su servicio para obrar sin Dios y contra Dios.

A todos estos hijos míos sólo les pido que se consagren a mi Corazón Inmaculado y que se dejen poseer por Mí. Así seré Yo misma la que actuaré en ellos. Usaré las tinieblas que él ha difundido por doquier para escoger las almas de mis pequeños hijos más pequeños y les daré a ellos mi misma luz.

126

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Pero yo estoy moviéndome ya con el escuadrón de mis pequeños hijos. Nada podrá detenerme hasta mi más completa victoria. Así, en el mismo momento en que todo parezca perdido, la Providencia llevará a cabo el triunfo de mi Corazón Inmaculado en el mundo. (246/77) Soy su Celestial Conductora. Los he querido aquí para alistarlos en mi escuadrón, preparado para la batalla, porque ésta es la hora de entrar Conmigo en el combate. (330/79)
Soy su Conductora., que los guía en la terrible batalla contra Satanás y todos los espíritus del mal.

Yo soy, de hecho, la Conductora de un solo y único escuadrón…Han llegado los tiempos en que Yo quiero manifestarme a la Iglesia y a la humanidad como guía de mi escuadrón, formado por Mí en todas partes del mundo, para combatir contra el gran ejército de los enemigos de Dios, a las órdenes de aquel que se opone a Cristo, es decir: el Anticristo Todos serán llevados por la misma oscuridad a buscar la salvación en la luz que brota de mi Corazón Inmaculado. Y todo el triunfo de mi Adversario servirá únicamente para ayudar a innumerables almas a refugiarse en mi Corazón de Madre. Llevaré a gran santidad a mis hijos predilectos para que, por medio de ellos, sea reparado de nuevo todo el pecado del mundo. Y así tantos hijos míos perdidos podrán todavía salvarse.
¡Por eso Satanás tiene tanto miedo de Mí!

Si se dejan conducir por Mí, sentirán siempre junto a ustedes la ayuda preciosa que les dan los Ángeles del Señor, los Beatos y los Santos del Paraíso y todas las almas que se purifican en el Purgatorio.
Yo soy, de hecho, la Conductora de un solo y único escuadrón. (646/86)

Han llegado los tiempos en que Yo quiero manifestarme a la Iglesia y a la humanidad como guía de mi escuadrón, formado por Mí en todas partes del mundo, para combatir contra el gran ejército de los enemigos de Dios, a las órdenes de aquel que se opone a Cristo, es decir: el Anticristo. Mi escuadrón está formado por los pequeños, los pobres, los últimos siervos del Señor, que Yo llamo a entrar en el Cenáculo de mi Corazón Inmaculado, para que puedan recibir en plenitud el don del Espíritu Santo. En el corazón y en el alma de los más pequeños es donde Yo realizo en estos

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

127

el arma de la oración y del sufrimiento. (454/82) Su Madre y Reina cada día da un paso importante en la realización de su plan victorioso. Han entrado en los últimos tiempos. Entonces acepten los anuncios proféticos que de muchas maneras les han indicado la cercanía de este segundo nacimiento. Mientras la noche profunda ha bajado otra vez sobre el mundo y tanto hielo enardece los corazones de los hombres, abran sus almas a la confianza y a la esperanza. Escuchen con gozo mi anuncio profético.
Por eso, en todas partes del mundo, estoy formando mi escuadrón de los pequeños, de los pobres, de los humildes, de los puros de corazón, para preparar así una cuna preciosa para Jesús, que regresa a ustedes en la gloria.

Porque con la debilidad de los pequeños es como venceré la fuerza orgullosa de los grandes… Por eso, en todas partes del mundo, estoy formando mi escuadrón de los pequeños… Esta es mi hora. Nadie podrá estorbar mi plan que desde hace tiempo he preparado para la salvación de la Iglesia años, mis mayores prodigios. . Por eso los he querido aquí. Para formarlos todos en la pequeñez, en la infancia espiritual, en la pobreza, en la humildad, porque con la debilidad de los pequeños es como venceré la fuerza orgullosa de los grandes. (919/91) Si, por divino privilegio, he sido exenta de todo pecado, aún del original, es porque la Santísima Trinidad me ha constituido Conductora de esta terrible batalla que compromete a Cielo y Tierra, a espíritus celestiales y terrestres. Es una lucha grande y continua, muchas veces invisible, y que se ha generalizado en estos tiempos. En el Apocalipsis fui preanunciada como la “Mujer vestida de sol” que guía el combate contra el “Dragón rojo” y todos sus secuaces. Si quieren secundar mi plan, deben luchar, mis pequeños, hijos de una Madre Conductora. Luchen contra el pecado, contra los compromisos, con

Entonces comprenderán los misterios del Reino de Dios que están ocultos a los grandes y a los soberbios, pero que se revelan a los pequeños. (437/82)
Esta es mi hora. Nadie podrá estorbar mi plan que desde hace tiempo he preparado para la salvación de la Iglesia.

Los puntos estratégicos de este plan son ustedes Sacerdotes, Hijos de mi maternal predilección. Mi plan solo se puede realizar por medio de ustedes. Pero a ustedes no les toca conocerlo en sus detalles. Basta que sea conocido por Mí, que soy su conductora. Todos ustedes deben obedecer dócilmente mis órdenes y dejarse conducir por Mí. No me pregunten a dónde los llevo.

128
Yo situaré a cada uno en el sitio exacto. Que cada uno trate de cumplir bien su parte. De otra cosa no se ocupe ni se preocupe.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

A Mí me incumbe disponerlo todo según el plan que mi Corazón Inmaculado ha preparado desde hace tiempo en la luz de la Sabiduría de Dios. (244/77) Ustedes sean los que amen en Mí y por Mí. Que su amor sea puro y sin reservas, que sea mi mismo amor. Aunque parezca que no les responden, en realidad no es así: ¡el amor de ustedes ya es una fuerza que los sustrae al dominio de Satanás! Es ya una luz que hiende las tinieblas que los rodean; es la ayuda más preciosa que pueden darles para llevarlos a la salvación. Ustedes son míos, y me serviré de ustedes para hacer volver a casa a todos aquellos hijos que mi adversario me ha arrebatado para asociarlos a su dominio. ¡Quiero que todos mis hijos perdidos vuelvan, por medio de ustedes, a entrar en el recinto de mi jardín; así volverán a la salvación! Tengo prisa, hijos predilectos, porque ya han llegado los tiempos. Tengo prisa porque la batalla, ya iniciada tiene un plan que está en vía de completa actuación. (258/77)
Con mi personal y particular intervención, estoy formando en todas partes este mi ejército, para combatir la parte final de la batalla y alcanzar mi más grande victoria. (1059/94)

UN ESCUADRÓN DE APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS CONSAGRADOS A SU INMACULADO CORAZÓN
Yo los llamo de todas las partes de la tierra. Los Ángeles de Luz de mi Corazón Inmaculado están ahora reuniendo de todas partes a los elegidos, llamados a formar parte de mi escuadrón victorioso. Ellos los están marcando con su sello. Ellos los están revistiendo con mi poderosa coraza para la batalla. Ellos los están cubriendo otra vez con mi escudo. Ellos están dándoles el Crucifijo y el Rosario como armas que deben esgrimirse para la gran victoria.

Ha llegado ya el tiempo par la batalla decisiva. Para ello, los ángeles del Señor están interviniendo de modo extraordinario, se sitúan, cada día, junto a cada uno de ustedes para guiarlos, para protegerlos y para confortarlos. (713/87)
Todos los que aceptan mi invitación y se consagran a mi Corazón, forman parte de mi escuadrón victorioso. (594/85)

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

129

Entonces quedará solamente un pequeño rebaño que yo guardaré en el jardín de mi Corazón Inmaculado. La gran prueba ha llegado para toda la humanidad. El castigo que he predicho en Fátima y que es contenido en esa parte del secreto que todavía no se les ha sido revelado, está a punto de llegar. Ha llegado en el mundo el gran momento de la justicia Divina y de la misericordia. Por eso los he querido aquí. Ustedes deben ser los apóstoles de estos últimos tiempos. Vayan a todas partes y proclamen, con fortaleza y valor, el Evangelio de Jesús. Caminen por la senda del desprecio del mundo y de ustedes mismos. Iluminen la tierra en estos tiempos de gran oscuridad. Hagan bajar sobre le mundo los rayos de su fe, de su santidad y de su amor.
Han sido escogidos para combatir con valor contra las fuerza de aquel que se opone a Cristo, para lograr mi mayor victoria.

Este es mi designio, les ha sido revelado en cada detalle. Ahora debe ser manifestado a la Iglesia y a la humanidad en todo su esplendor, porque estos son los tiempos de su madurez y de su testimonio público.
Muéstrense a todos como mis consagrados, como los Apóstoles de estos últimos tiempos. (916/91)

LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

Salgan de este cenáculo con confianza; salgan con gozo y con una gran esperanza. Yo estoy con ustedes. Yo me manifiesto por medio de ustedes. Yo realizaré prodigios en ustedes, para que todos puedan ver mi Luz y sentir mi presencia maternal. (882/90)
Ustedes han sido escogidos por Mí y llamados a ser parte de mi escuadrón victorioso.

Ustedes son parte de Mi propiedad. Tengo un gran designio sobre ustedes.

De hecho el Triunfo de mi Inmaculado Corazón coincidirá con el triunfo de mi Hijo Jesús en su glorioso Reino de Santidad y de Gracia, de Amor y de Justicia, de Misericordia y de Paz, que será instaurado en todo el mundo. -Ver el desarrollo del tema , 14 citas, en las páginas 41-46

130

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

DIFERENTES RESPONSABILIDADES
Algunos de ustedes serán llamados a situarse en la línea de acción.

A ellos les daré el consuelo de mi habitual y extraordinaria presencia. Mi Corazón Inmaculado será el altar en que serán inmolados para la salvación del mundo. (244/77) A partir de este año, Yo comenzaré a realizar este triunfo de modo cada vez más fuerte y extraordinario. La Iglesia y la humanidad mirarán con alegría el cumplimiento de mi plan maternal.
Para llevarlo a cabo me valdré de ustedes, sacerdotes y fieles consagrados a mi Corazón Inmaculado. Por esto, mi pequeño hijo, te he traído otra vez a estos países tan distantes, para que puedas repetir mi anuncio aun a las fronteras más alejadas en la tierra.

A ellos les dará luz y fuerza para aniquilar los ataques de aquellos que intentarán destruir toda la Verdad contenida en el Evangelio de mi Hijo Jesús. En su boca estará la espada de doble filo para desenmascarar el error y defender la Verdad. En una mano llevarán la corona del Rosario y en la otra la Cruz de mi Hijo, a quienes atraerán las almas en un número tanto mayor, cuanto más intensa y decisiva será la batalla. Serán revestidos con el fugo de la purísima luz del Espíritu Santo, para quemar toda tiniebla de error. Al fin, por medio de ustedes, vencerá la Verdad.
Otros serán llamados a situarse en la línea de apoyo. Tendrán que orar y sufrir mucho. A muchos de estos deberé pedirles un sufrimiento tan grande que culminará con el ofrecimiento de la propia vida.

Mi tiempo ha llegado. Es ahora cuando están llamados a ver las grandes maravillas del Señor, en el triunfo de mi Corazón Inmaculado. Él trata de convencerlos que son ustedes los que hacen, los que deben organizar y obrar, que todo depende de ustedes.
Formen en torno a los Sacerdotes mi fiel escuadrón, mi gran “Ejército Blanco”. Por medio de ellos aparecerá de nuevo mi Luz en medio de la gran tiniebla y mi candor inmaculado en medio de tanta podredumbre de muerte. Estos fieles hijos míos serán llamados y formados por Mí para esta gran misión: preparar este mundo para la gran purificación que les espera, para que pueda finalmente nacer un mundo nuevo, totalmente renovado por la luz y el amor de mi Hijo Jesús, que reinará sobre todas las cosas. (93/73)

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

131

No te turbes, si ves que por acá o por allá surgen movimientos inspirados por almas a las que Yo me revelo: todo forma parte de un gran designio mío. Por esto, cada cosa debe quedar en su lugar. (151/75)

DIVULGACIÓN DE LAS ADVERTENCIAS Y MENSAJES PROFÉTICOS
¡Amados hijos! Tengo necesidad de voces que difundan mi voz, de manos que ayuden, de pies que vayan por los caminos del mundo Necesito que este mensaje urgente mío llegue a todas las partes del mundo! ¡Sed vosotros mis mensajeros! Yo tengo necesidad de vosotros. Quiero salvarlos a través de vosotros. (692/87) Sean como niños que se dejan llevar en mis brazos maternos, para que mi plan pueda realizarse a través de ustedes. Sean también valientes testigos de su Madre Celestial. Quiero ser glorificada en ustedes. Por medio de ustedes deseo ser cada vez más honrada. Han sido llamados a ser mis Apóstoles en estos tiempos tan difíciles.
Sean mis Apóstoles, viviendo y difundiendo todo lo que en estos años les he dicho.

¡Amados hijos! Tengo necesidad de voces que difundan mi voz, de manos que ayuden, de pies que vayan por los caminos del mundo Necesito que este mensaje urgente mío llegue a todas las partes del mundo! ¡Sed vosotros mis mensajeros! Yo tengo necesidad de vosotros. Quiero salvarlos a través de vosotros. Esta es la hora de la justicia y de la misericordia. Esta es la hora del castigo y de la salvación. La Madre Celestial intercede ante Dios por ustedes porque, nunca como en estos momentos, están tan amenazados y tan cercanos a la prueba suprema. Por esto les suplico que se arrepientan y que vuelvan a Dios. Por medio de ustedes, hijos míos predilectos y consagrados a Mí, mis Apóstoles de estos últimos tiempos, quiero que esta llamada angustiosa llegue a los últimos confines de la tierra. (385/80) Mi designio está a punto de cumplirse, porque el triunfo de mi Corazón Inmaculado ha llegado ya.
Han sido armados por Mí, para ser apóstoles en este momento. Son, por lo tanto, los apóstoles de la Luz en la hora en que las tinieblas lo cubren todo.

Yo misma llevo adelante mi Obra del Movimiento Sacerdotal Mariano, por medio de todo lo que les he comunicado a través del libro de mis mensajes, y del pequeño hijo que he escogido como instrumento mío, para difundirla en todas las partes del mundo. Sean mis Apóstoles, difundiendo mi Luz y conduciendo a todos al refugio seguro de mi Corazón Inmaculado. (546/84)

132

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Ustedes están formados para preparar y realizar mi triunfo maternal en el triunfo glorioso de mi Hijo Jesús.
Ustedes están llamados a ser los Apóstoles de estos últimos tiempos. Por lo mismo les incumbe la tarea de proclamar, en todas partes de la tierra, el amor y la gloria de su Madre Celestial. (863/90)

Sean mis Apóstoles, viviendo y difundiendo todo lo que en estos años les he dicho… Han sido armados por Mí, para ser apóstoles en este momento… Ustedes están llamados a ser los Apóstoles de estos últimos tiempos. Por lo mismo les incumbe la tarea de proclamar, en todas partes de la tierra, el amor y la gloria de su Madre Celestial Vivan en la luz. Caminen en la Luz. Difundan la luz que sale de mi corazón Inmaculado.
Proclamen a todos su próximo regreso: maranathá: ¡Ven Señor Jesús!

LA SEGUNDA EVANGELIZACIÓN
Que ustedes sean los instrumentos de la renovación interior de toda la Iglesia, ustedes que son llamados a ser el nuevo corazón de la nueva Iglesia purificada, iluminada y santificada. (1080/94) Deben prepararse, deben estar listos a mis órdenes, porque pronto Yo los llamaré y todos deberán responderme, dispuestos a ser utilizados por Mí para la extrema defensa de mi Hijo, Mía, del Evangelio y de la Iglesia.
Serán la sal en un mundo todo corrompido y la luz encendida en las tinieblas que lo habrán invadido todo.

Vosotros estáis aquí porque yo quiero haceros instrumentos de este llamamiento Mío. Id desde aquí para dirigiros a todos los que encontréis. En todas las naciones a las que regreséis, vosotros debéis proclamar y difundir este mensaje mío Maternal, ansioso y urgente. Ustedes entran en mis tiempos. Se están cumpliendo los acontecimientos misteriosos y fuertes que Yo les he predicho. Por esto ha llegado el momento en el cual mi Corazón Inmaculado debe ser glorificado delante de la Iglesia y de la humanidad entera. Ustedes han sido escogidos para ser los niños pequeños consagrados a Mí y totalmente confiados a Mí.

A luchar, porque mi Adversario desatará contra ellos su ejército. Serán escarnecidos, despreciados, perseguidos y algunos hasta asesinados. Pero yo estaré siempre con ellos y los protegeré y defenderé y los consolaré enjugando cada una de sus lágrimas como sólo una Madre sabe hacerlo. A defender al Papa, tan solo para llevar la cruz de la Iglesia; pero llegará el momento en que, como Jesús en la vía al Calvario, será abandonado por casi todos.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

133

Entonces estos hijos míos serán su consuelo y su defensa, y vencerán Conmigo la más grande batalla de la Iglesia. Por ahora, hijos míos predilectos, oren, ámense, sean como niños: déjense formar y guiar sólo por Mí. (81/73) Después de casi dos mil años desde el primer anuncio del Evangelio, la humanidad se ha vuelto pagana.
Yo soy la Madre de la segunda evangelización. Mi tarea es la de formar a los Apóstoles de la segunda evangelización.

Después de casi dos mil años desde el primer anuncio del Evangelio, la humanidad se ha vuelto pagana. Yo soy la Madre de la segunda evangelización. Mi tarea es la de formar a los Apóstoles de la segunda evangelización. Que los ídolos que ella ha construido con sus propias manos, sean destruidos: el placer, el dinero, el orgullo, la impureza, el ateísmo, el egoísmo desenfrenado, el odio y la violencia. (953/92) El mundo entero espera, con esperanza ardiente, el anuncio de ustedes. Ustedes son los apóstoles de la segunda evangelización. Prediquen a todas las gentes que Jesucristo es el único Señor, su Salvador y Redentor y que está por regresar, ya a ustedes, en el esplendor de su gloria. (1084)
Transfórmense, pues, en mis rayos de luz que propagan por doquier el anuncio de mi nuevo amanecer. Alumbren la densa oscuridad de sus días con la luz de la fe y de la santidad. Dejen que sus rayos desciendan sobre el árido desierto del mundo para que se abra a una nueva primavera de vida y de belleza. Dejen que entren en el vacío de muchos corazones para colmarlos de amor y confianza. (671/87)

En estos años los he formado, con cuidado particular y a través del don de mis palabras, para ser los Apóstoles de estos últimos tiempos. Apóstoles de los últimos tiempos, porque tienen que anunciar a todos, hasta los extremos confines de la tierra, el Evangelio de Jesús, en estos días de gran apostasía. Difundan, en la gran tiniebla que ha bajado sobre el mundo, la Luz de Cristo y de su Verdad divina. Apóstoles de los últimos tiempos, porque deben anunciar el cercano regreso de Jesús en la gloria, que introducirá a la humanidad en los tiempos nuevos, en que finalmente verán los cielos y la tierra nueva. (1100/94) Vayan y evangelicen.
Evangelicen a esta pobre humanidad, que ha vuelto a ser pagana, después de dos mil años desde el primer anuncio del Evangelio.

Evangelícenla, predicando la urgente necesidad de la conversión y de la vuelta al Señor.

134

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Como Apóstoles de los últimos tiempos, ahora les corresponde a ustedes la tarea de realizar la segunda Evangelización, tan pedida por mi Papa Juan Pablo II.
Evangelicen la Iglesia, que se ha alejado del Espíritu de Cristo y se ha dejado seducir por el espíritu del mundo, que ha penetrado profundamente en ella y se la ha invadido totalmente. Evangelicen la humanidad, que se ha vuelto pagana después de casi dos mil años desde el primer anuncio del Evangelio.

Evangelicen a todos los hombres, que se han convertido en víctimas de los errores, del mal, del pecado y se dejan arrastrar por el viento impetuoso de todas las falsas ideologías. Evangelicen los pueblos y las naciones de la tierra, sumergidas en la tiniebla de la negación práctica de Dios, mientras se postran ante el culto del placer, del dinero, de la fuerza, del orgullo, de la impureza.
Han llegado sus tiempos y Yo los he formado en estos años, para que puedan dar ahora su fuerte testimonio de discípulos fieles de Jesús, hasta derramar su propia sangre.

Como Apóstoles de los últimos tiempos, ahora les corresponde a ustedes la tarea de realizar la segunda Evangelización, tan pedida por mi Papa Juan Pablo II. Evangelicen la Iglesia, que se ha alejado del Espíritu de Cristo y se ha dejado seducir por el espíritu del mundo, que ha penetrado profundamente en ella y se la ha invadido totalmente. -El padre Gobbi recibiendo los mensajesdisfrazan de verdades, para engañar mejor las mentes y de este modo alejar de la fe un gran número de fieles. Como Apóstoles de los últimos tiempos, ustedes deben oponerse con el poder de los pequeños, a la fuerza soberbia de los grandes y de los sabios, quienes seducidos por la falsa ciencia y por la vanagloria, han desgarrado el Evangelio de Jesús, proponiendo una interpretación racional, humana y totalmente equivocada. Han llegado los tiempos anunciados por San Pablo, en los cuales muchos anuncian unas doctrinas falsas y peregrinas y así la gente corre detrás de estos “cuentos” y se aleja de la verdad del Evangelio. Como Apóstoles de los últimos tiempos, deben seguir a Jesús por el camino del desprecio del mundo y de sí mismos, por el camino de la humildad, de la oración, de la pobreza, del silencio, de la mortificación, de la caridad, de una unión más profunda con Dios. (916/91)

Cuando, de cada rincón de la tierra, todos ustedes, mis pequeños hijos, darán este testimonio de Apóstoles de los últimos tiempos, entonces mi Corazón Inmaculado tendrá su triunfo más grande. (917/91) Como Apóstoles de los últimos tiempos, deben anunciar con valentía todas las Verdades de la fe católica, proclamar el Evangelio con fuerza, desenmascarar con decisión las herejías peligrosas, que se

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

135

del error, que se manifestarán contra el Papa y mi Iglesia, arrastrando a la perdición a un inmenso número de mis pobres hijos, serán entonces mis Sacerdotes fieles. (141/75)
DIFICULTADES Y AYUDAS

No se dejen sorprender, hijos predilectos, al ver que mi adversario hace todo lo posible para obstaculizar esta Obra mía. Está cercano el tiempo en que algunos de mis pobres hijos Sacerdotes, engañados y seducidos por Satanás, saldrán abiertamente a ponerse contra mi Hijo, contra Mí misma, contra la Iglesia y el Evangelio ¡Entonces el escuadrón de Sacerdotes, preparados y guiados por Mí, deberá salir a campo abierto para proclamar con coraje y delante de todos la Divinidad de mi Hijo, la realidad de todos mis privilegios, la necesidad de la Iglesia jerárquica unida con y bajo el Papa, y todas las verdades contenidas en el Evangelio Está cercano el tiempo en que algunos de mis pobres hijos Sacerdotes, engañados y seducidos por Satanás, saldrán abiertamente a ponerse contra mi Hijo, contra Mí misma, contra la Iglesia y el Evangelio.
¡Entonces el escuadrón de Sacerdotes, preparados y guiados por Mí, deberá salir a campo abierto para proclamar con coraje y delante de todos la Divinidad de mi Hijo, la realidad de todos mis privilegios, la necesidad de la Iglesia jerárquica unida con y bajo el Papa, y todas las verdades contenidas en el Evangelio! Muchos Sacerdotes, inciertos y casi vencidos por la tempestad, seguirán su ejemplo y volverán al camino de la salvación. Por ahora prepárense Conmigo en la espera. (106/74)

Su arma preferida es insinuar dudas y perplejidad sobre todo lo que Yo misma estoy haciendo en la Iglesia. Intenta fundar estas dudas en razones que, en apariencia, parecen sólidas y justas. Así lleva a una actitud de crítica sobre todo lo que Yo les digo, aún antes de aceptar y comprender mis palabras. Les sucede que escuchan a unos hermanos, culturalmente preparados, que a veces son expertos y maestros en ciencias teológicas, que rechazan lo que Yo les digo porque filtran con su mente, repleta de riqueza cultural, cada una de mis palabras. Así encuentran dificultades insuperables, aun en aquellas frases que aparecen tan claras a los sencillos y a los pequeños. Mi palabra sólo puede ser comprendida y aceptada por aquéllos que tienen la mente humilde y dispuesta, el corazón sencillo y los ojos límpidos y puros. Cuando la Madre habla a sus hijos, ellos la escuchan porque la aman, hacen lo que les dice y así crecen en el conocimiento y en la vida. No pueden ser sus hijos los que la critican aún antes de escucharla, los que rehúsan lo que les manda aún antes de ponerlo en práctica. Estos, por más que crezcan en la ciencia, no podrán crecer en la sabiduría y en la vida. (263/77)

Cuando llegue el momento del terrible encuentro con los Sacerdotes portadores

136

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Su Madre quiere descubrirles hoy su trama y ponerlos en guardia contra sus insidias. Ustedes son mis lirios y por eso los atormenta con imágenes, fantasías y tentaciones impuras. (247/77) No teman si aumentan las incomprensiones, las críticas y las persecuciones contra ustedes. Es necesario que esto suceda, porque, como mi Hijo Jesús, también ustedes están llamados a ser signo de contradicción. Serán cada vez más seguidos y serán también cada vez más rechazados y perseguidos. No teman si aumentan las incomprensiones, las críticas y las persecuciones contra ustedes. Es necesario que esto suceda, porque, como mi Hijo Jesús, también ustedes están llamados a ser signo de contradicción. Serán cada vez más seguidos y serán también cada vez más rechazados y perseguidos.
Para ser dóciles a mis órdenes y formar mi ejército invencible deben resistir a las insidias de mi adversario, que nunca como en estos tiempos se han desatado contra ustedes.

Cuando ataquen a su persona o a mi Movimiento, respondan con la oración, con el silencio y el perdón. Pronto serán llamados a la batalla abierta cuando sean atacados mi Hijo Jesús, Yo misma, la Iglesia y el Evangelio. Solo entonces, conducidos de la mano por Mí, deberán salir al descubierto para dar finalmente su público testimonio. Por ahora vivan todavía con simplicidad, confiándose todos a los cuidados de este mi Corazón maternal. (186/76)
Ustedes son desconocidos y despreciados por el mundo y por los que los rodean, con frecuencia son obstaculizados, marginados y perseguidos, porque este sufrimiento es necesario a la fecundidad de su misma misión.

Quiere llevarlos a la desconfianza y al desaliento. Los hace sufrir con su acción solapada y engañosa. Hasta les insinúa la duda de haber sido elegidos por Mí, como hijos predilectos, los persuade tanto de su gran miseria y les hace sentir la medida de su fragilidad humana. Para llevarlos a la parálisis del espíritu y hacerlos así inofensivos, lanza contra ustedes toda clase de tentaciones. Estén alerta, hijos míos predilectos: éstas son las insidias de mi adversario. Es el arma secreta que utiliza contra ustedes. Es la mordedura venenosa con que intenta herir mi pequeño calcañal.

Como Apóstoles de los últimos tiempos ahora deben iluminar la tierra con la Luz de Cristo. Muéstrense a todos como hijos míos, porque Yo estoy siempre con ustedes. Que la fe sea la Luz que los ilumine, en estos días de apostasía y de gran oscuridad, y que sólo los consuma el celo por la glo-

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

137

ria de mi hijo Jesús, en estos tiempos de gran infidelidad.
¡Cuán fatigoso es el trabajo que deben llevar a cabo! Siguen un camino que cada día se hace más áspero y más difícil. A menudo sienten la tentación de detenerse a causa del cansancio, de la aridez, de los obstáculos que encuentran. Nunca se detengan: déjense conducir siempre por la mano de su Madre Celestial.

Hoy están recorriendo la difícil senda de la purificación. ¿Se alarga todavía? ¿Cuándo terminará? ¿Debemos sufrir mucho? ¿Qué le tocará a cada uno y quién llegará a la meta? Estas son las preguntas que ustedes se hacen muchas veces. Sí, hijos, los espera todavía el tramo más doloroso por recorrer; y aún hace falta tiempo para todo se cumpla. Para no cansarse, refúgiense en el Corazón Inmaculado. Es el jardín que la Trinidad ha construido para Sí y para ustedes. Para sí, porque en él se refleja su purísima Luz y el lugar de la mayor glorificación de Dios. Para ustedes, porque tienen necesidad de este jardín delicioso, sobre todo, en los momentos que están viviendo. (278/78) Sepan leer en el Espíritu de Sabiduría, los signos del momento presente que están viviendo. Por esto los he llamado y traído aquí arriba y los he fortalecido, porque ahora mi gran designio debe cumplirse.
Pero yo solo puedo cumplirlo a través de ustedes.

¡Cuán fatigoso es el trabajo que deben llevar a cabo! Siguen un camino que cada día se hace más áspero y más difícil. A menudo sienten la tentación de detenerse a causa del cansancio, de la aridez, de los obstáculos que encuentran. Nunca se detengan: déjense conducir siempre por la mano de su Madre Celestial. dumbres. ¡A cuántos de ustedes mi Adversario ha paralizado con estas armas tan sutiles y peligrosas! No miren a los que los rodean; no presten atención a las críticas que escuchan, al escepticismo que con frecuencia envuelve esta Obra mía. No se da a todos comprender mi designio. (411/81)
Estoy junto a la Cruz que hoy llevan los Sacerdotes, mis hijos predilectos, que están llamados a vivir en absoluta fidelidad a Jesús, a su Evangelio y a su Iglesia. Con frecuencia ellos tienen que soportar el martirio interior de sentirse incomprendidos, escarnecidos y hasta marginados por sus propios hermanos.

Así que espero de ustedes una respuesta completa a mi querer. No más dudas, no más perplejidades, no más incerti-

Estoy junto a la Cruz de las almas consagradas que desean vivir con fidelidad su consagración, oponiéndose al espíritu del

138

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Caminen Conmigo y síganme por el camino de mi Hijo Jesús. Por el camino del Calvario, por el camino de la Cruz. Nunca como en estos momentos debe ser vivida por ustedes, hasta la última consecuencia, lo que es la vocación de todo cristiano: “¡Quien quiera venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame! (199/76) Estoy junto a la Cruz de tantos fieles que, con valor y generosidad, han aceptado mi invitación. En medio de tantas dificultades, esperan y confían en Mí, en medio de grandes pruebas … Hoy son las incomprensiones, los ataques, las calumnias de sus hermanos. Mañana serán las persecuciones, la prisión, las condenas por parte de los ateos y de los enemigos de Dios, que verán en ustedes los obstáculos que necesariamente deben eliminarse. mundo, que ya ha penetrado en tantas casas religiosas, introduciendo en ellas la tibieza, la impureza, la laxitud y la búsqueda de todos los placeres mundanos. Estoy junto a la Cruz de tantos fieles que, con valor y generosidad, han aceptado mi invitación. En medio de tantas dificultades, esperan y confían en Mí, en medio de grandes pruebas, ellos rezan con fe y perseverancia; en medio de innumerables sufrimientos, ellos ofrecen con espíritu de reparación lo que el Señor dispone en su existencia. (495/83) Denme todo su dolor. Hoy son las incomprensiones, los ataques, las calumnias de sus hermanos. Mañana serán las persecuciones, la prisión, las condenas por parte de los ateos y de los enemigos de Dios, que verán en ustedes los obstáculos que necesariamente deben eliminarse.
Mi adversario logra detenerlos con las dudas y los paraliza con la desconfianza. Ya les he revelado mi plan de batalla, mientras los he formado y los he llevado de la mano para prepararlos para el gran combate que les espera.

Estarán disponibles si usan las armas que les he dado: la oración, su oración sacerdotal, el rezo frecuente del Santo Rosario y el sufrimiento, su inmolación sacerdotal. Quien es fiel, avanza con confianza y abandono por el camino que eles he trazado, sin mirar a criatura alguna, sin esperar aprobaciones humanas, sin buscar apoyos o alientos, sino entrando más y más en lo íntimo de mi Corazón Inmaculado; dejándose guiar por Mí en el camino de la Cruz, hasta llegar a la cima del Calvario. Por el modo que sabrán sufrir, callar y ofrecer, se podrá medir el grado de fidelidad, que deseo llevar hasta el heroísmo. (335/79) Esta, hijos míos predilectos, es para la Iglesia otra vez la hora de Satanás y del poder de las tinieblas. También ella será inmolada como Cristo en la Cruz y será llamada a morir por la salvación y la renovación del mundo. Esta es para ustedes la hora de la purificación y, sobre todo, del sufrimiento.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

139

con mi sello, pero nada podrá dañar a las almas en las que Yo misma he impreso mi Imagen.

Con la sangre, que muchos de ellos deberán derramar, será aplacada la Justicia divina y se apresurará el tiempo de mi victoria. Con su oración, su sufrimiento y su personal inmolación, llevaré a cabo mi designio. Adelantaré el momento del triunfo de mi Corazón Inmaculado en el Reino de Jesús que llegará a ustedes en la gloria. Así comenzará una era nueva de paz y verán finalmente, unos cielos nuevos y una tierra nueva. (423/81) La estrella del Abismo perseguirá a todos los que han sido marcados con mi sello, pero nada podrá dañar a las almas en las que Yo misma he impreso mi Imagen
¿Acaso tienen miedo de esta hora? ¡Pero si es para esta hora que el Padre, desde la eternidad, los ha llamado uno por uno! ¡Pero si para esta hora su Madre del Cielo los ha elegido y preparado desde hace tiempo! Todo lo dispongo para ti como verdadera Madre tuya: las personas que debes encontrar, las circunstancias en que has de hallarte, lo que debes hacer. Acostúmbrate pues a vivir con confianza el momento presente que el Padre te da y que la Madre te prepara. (203/76)

FORMACIÓN Y GUÍA DE ACCIÓN
(Ver: El poder de los pequeños pg. 65) Muéstrense a todos como Mis hijos predilectos, Mis consagrados, los apóstoles de los últimos tiempos que Yo, desde hace veinte años estoy formando, por medio de los mensajes que entrego a través de este hijo mío, el más pequeño. (945/92) Déjate conducir por Mí en todo momento, hijo, y encontrarás la paz. También en el dolor, también en el abandono, también en las contradicciones, también cuando te sientas como impotente para hacer el bien.

Vivan, entonces, en la serenidad de espíritu y sin miedo, a pesar de las inquietudes y amenazas de su tiempo. (222/76) Hace mucho tiempo imprimí mi Imagen en el manto de mi pequeño hijo Juan Diego, a quien me aparecí: hoy quiero imprimir mi Imagen en el corazón y en la vida de cada uno de ustedes. Así quedan marcados con mi sello de amor que los distingue de todos aquellos que se han dejado seducir por la Bestia y llevan impreso el número blasfemo. El Dragón y la bestia nada pueden contra aquellos que han sido marcados con mi sello.
La estrella del Abismo perseguirá a todos los que han sido marcados

Quisieras y no puedes, porque no depende de ti; quisieras y no puedes, porque encuentras dificultades que tú solo no puedes superar. Quisieras y no puedes, porque uno a uno se te caen todos

140

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

Una docilidad interior que los lleve a decirme siempre que “sí”, a buscar en su obrar la exclusiva actuación de mí querer, Ahora ya conocen la voluntad de su Madre Celestial: - Los quiero humildes, silenciosos, recogidos, ardientes en el amor a Jesús y a las almas. Solo así llegarán a ser grandes a mis ojos. - Los quiero confiados, abandonados, sin preocupaciones humanas. Aún la del querer “hacer algo” por mi movimiento, puede llegar a ser una preocupación humana. Solamente así, su espíritu podrá ver la gran obra que estoy realizando entre ustedes y por medio de ustedes; - Los quiero mortificados en los sentidos, perseverando en la oración, recogidos en torno a Jesús en la Eucaristía, como lámparas vivas de amor. Solo así me sentirán cerca de ustedes. - Los quiero cada vez más puros; así ustedes podrán finalmente verme. Verán con los ojos del alma, si cierran los ojos del cuerpo a las vanidades de este mundo. (252/77) Cada cosa -aun la más insignificante- en sus vidas tiene un preciso y profundo significado. Por eso, acostúmbrese cada uno a leer Conmigo en el libro estupendo de su propia existencia.
Yo les daré el don de la Sabiduría del corazón y comprenderán conmigo el porqué de cada una de sus cosas. (97/73)

Es mi deber de Madre formarlos de un modo del todo particular y personal. También son diferentes los caminos por los cuales los conduzco, pero todos los llevan a la misma meta, la que mi Hijo Jesús fijó para cada uno de ustedes. los apoyos humanos con los que tanto contabas. Aun para Mí y para mi Movimiento, cuántas veces quisieras hacer algo y no puedes. ¡Oh, esta impotencia para hacer, la experiencia de tu fragilidad, la paciencia que debes ejercitar, esta espera, cómo te cuesta a veces, cómo te hace sufrir, cómo te purifica! (115/74)
Es mi deber de Madre formarlos de un modo del todo particular y personal. También son diferentes los caminos por los cuales los conduzco, pero todos los llevan a la misma meta, la que mi Hijo Jesús fijó para cada uno de ustedes.

No miren mi modo de formarlos; no me pregunten a dónde los conduzco, no quieran saber de antemano el camino que les he trazado. Su deber es secundar mi acción con docilidad.

Aprendan hoy, sobre todo, a callar. Guarden silencio en su interior para escuchar solamente Su Divina Palabra.
Guarden silencio a su alrededor. No contesten a las críticas ni a las calumnias de quien no los acepta.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

141

No respondan a los desprecios y a las ofensas de quien los persigue. No juzguen a nadie.

En los momentos que les esperan serán llamados cada vez más a guardar silencio. Hablarán con la vida. (242/77)
Cuando sean más perfectos en la infancia espiritual, cuando su sola preocupación sea la de dejarse conducir por la confianza en Mí, entonces estarán prontos para mi gran designio.

Hijos míos, déjense formar y trabajar por Mí. Sin que ustedes mismos ni los demás lo adviertan. Yo los transformaré completamente, les daré grandes dones de amor, los llamaré a una unión cada vez más profunda con Dios y Conmigo. Por eso les pido que se confíen en Mí: si esta donación no fuese perfecta, me atarían las manos y Yo no podría actuar según mi voluntad. (114/74) Satanás los seduce haciendo que se sientan adultos y seguros, sugiriendo que la razón de su seguridad está en ustedes mismos, en sus ideas y acciones. Y, como la confianza y el abandono son cualidades de los pequeños, por eso los tienta aun más, con la duda y la desconfianza de mi acción en ustedes. Él trata de convencerlos que son ustedes los que hacen, los que deben organizar y obrar, que todo depende de ustedes.
Y ustedes hacen cada vez más y no me dejan hacer a Mí misma.

Cuando sean más perfectos en la infancia espiritual, cuando su sola preocupación sea la de dejarse conducir por la confianza en Mí, entonces estarán prontos para mi gran designio. Hijos míos, déjense formar y trabajar por Mí. Sin que ustedes mismos ni los demás lo adviertan. Yo los transformaré completamente, les daré grandes dones de amor

EL MOVIMIENTO SACERDOTAL MARIANO
Ahora que llegan a los años más dolorosos y sangrientos de esta terrible lucha, he intervenido personalmente para formarme mi ejército a través del Movimiento Sacerdotal Mariano, que es obra mía.

Yo no puedo seguir conduciéndolos, porque, así como van, ya no son capaces de sumisión y docilidad.
Si no permanecen pequeños, mi plan no podrá realizarse. (249/77)

Por eso he elegido como instrumento, un hijo entre los más débiles, humanamente el más desprovisto, y lo he llevado a todas partes del mundo para demostrar a todos, que lo que está sucediendo se

142

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

debe sólo a una personal y extraordinaria intervención Mía. Por consiguiente, no temas, hijo, las dificultades que encuentras cuando te parece que algún instrumento elegido por Mí, engañado por Satanás, se niega a corresponder a mi designio. Ten confianza en Mí: Yo sola soy la Capitana en mi ejército; Yo sola soy la Madre y Reina de mi movimiento. Utilizo los instrumentos que me responden; escojo a otros, cuando ya no me responden los que elegí. Yo misma llevo adelante cada día esta obra para la gran batalla que estamos combatiendo. (553/84) Ahora comienza a hacerse visible la trama secreta que Yo desde hace tiempo iba tejiendo ocultamente para realizar mi gran designio; el Movimiento de mis Sacerdotes: mi escuadrón listo para la batalla decisiva y destinada a la victoria. (81/73)
Todo lo que les he dicho se cumplirá al pié de la letra; la Iglesia comprenderá cada vez más que el movimiento Sacerdotal Mariano es un don de mi Corazón

Inmaculado, porque con él también quiero darle la certeza de mi perenne presencia y de mi maternal protección.

Pero sobre todo será un don de mi Corazón Inmaculado el nuevo Pentecostés. Así como en el Cenáculo de Jerusalén, los Apóstoles, reunidos en oración Conmigo, prepararon el momento del primer Pentecostés, ahora en el cenáculo de mi Corazón Inmaculado (y por ende, en los cenáculos donde ustedes se reúnen en oración) ustedes, apóstoles de estos últimos tiempos, con su Madre Celestial, pueden tener una nueva efusión del Espíritu Santo. (522/84) Por medio de mi Movimiento Sacerdotal Mariano, he podido lograr en todas partes del mundo, una gran respuesta de Sacerdotes y de fieles a mi petición de Consagración y de oración. Los Cenáculos se han difundido por doquier, como Yo les pidiera en mi mensaje del 17 de enero de 1974. Ahora su Madre Celestial puede ejercer su gran poder. (839/89) También aquí tienes que mi Movimiento se ha difundido espontáneamente en todas partes. Es una prueba más de que es sólo Obra Mía y de que Yo actúo en el silencio y ocultamente. Voy escogiendo, como mis instrumentos preferidos, a aquellos que pasan inadvertidos y saben callar, orar, sufrir y amar. (346/79)
Este es el tiempo en que los ataques contra mi Movimiento son fuertes, continuos, intentando sobre todo sembrar confusión y división entre los que Yo he escogido como Responsables de esta Obra mía.

Todo lo que les he dicho se cumplirá al pié de la letra; la Iglesia comprenderá cada vez más que el movimiento Sacerdotal Mariano es un don de mi Corazón Inmaculado, porque con él también quiero darle la certeza de mi perenne presencia y de mi maternal protección

¡No teman! Yo los cubro con mi manto y los protejo.

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

143

Yo estoy siempre junto a ustedes y los conduzco por el camino que les he trazado. Permito sus intrigas para purificarlos, pero después intervengo personalmente para ayudarlos a vencerlas y superarlas. Con mi cuerpo glorioso a menudo me hago presente para darles señales de mi asistencia maternal. Por eso todavía me aparezco de manera continua, cotidiana y extraordinaria. (593/85) Sepan todos los Sacerdotes de mi Movimiento cuánto los teme y los odia el Demonio, cuánto deberán sufrir con sus insidias. Ahora el Maligno comienza a sospechar algo, y se enfurecerá cada vez más. Pero Yo estaré con mis Sacerdotes para protegerlos y defenderlos. No se les tocará ni siquiera un cabello de la cabeza, porque son mis hijos predilectos y ahora los estoy formando y haciéndolos crecer; los estoy preparando para que sean fuertes e invencibles en la hora de la batalla decisiva. (93/73) A los Sacerdotes del Movimiento les estoy escogiendo y formando Yo misma según un designio de mi Corazón Inmaculado. Vendrán de todas partes: del Clero Diocesano, de las Órdenes Religiosas y de varios institutos. Formarán las filas de “mis Sacerdotes” que Yo misma nutriré y formaré, preparándolos para las próximas batallas del Reino de Dios. Que no haya un jefe entre ustedes: Yo misma seré su Conductora. Ustedes sean todos hermanos: ámense, compréndanse, ayúdense. La única cosa que importa es que se dejen formar por Mí: para esto es necesario que cada uno se ofrezca y se consagre a mi Corazón Inmaculado, se fíe totalmente de Mí como Jesús se fió; después Yo me ocuparé de todo. Y cuando haya llegado el momento, entonces el Movimiento saldrá al descubierto para combatir abiertamente contra las filas que el Demonio, mi adversario de siempre, se está formando ente los Sacerdotes Yo los formaré en un gran amor al Papa y a la Iglesia a Él unida. Los prepararé para dar un heroico testimonio del Evangelio que, para algunos, será hasta el derramamiento de su sangre.
Y cuando haya llegado el momento, entonces el Movimiento saldrá al descubierto para combatir abiertamente contra las filas que el Demonio, mi adversario de siempre, se está formando ente los Sacerdotes. (71/73) Tú tienes prisa: quisieras que mi Movimiento se difundiera más rápidamente, que el libro no encontrara tantas dificultades para reimprimirse. ¡Hay mucho de humano en este deseo tuyo! Es necesario que Yo maternalmente te purifique, si quieres que te conduzca a aquella perfección que agrada a mi Corazón.

Fíate solo de Mí, no de los medios humanos; confíate sólo a Mí. Hay una cosa que puedes hacer siempre y es la única que en todo momento Yo quiero de ti, porque me sirve tanto para mi Movimiento: tu

144

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

oración, tu sufrimiento, tu confianza en Mí.
Esto Yo te pido: déjate, en cambio, despojar de toda otra preocupación. Este no es uno de tantos movimientos, sino que es mi Movimiento, oh hijo. ¡Déjame, entonces, actuar a Mí.

Así deberán proceder todos mis Sacerdotes: lo daré a entender haciendo derribar todo medio humano en que pongan su confianza. Deben fiarse sólo de Mí. Sé que esto cuesta mucho a la naturaleza humana. ¡Pero Yo quiero a los Sacerdotes de mi Movimiento sólo míos! (109/74) Suponte que con una perfecta organización pudiera despacharse inmediatamente todos los libros pedidos. ¿Y crees tú que bastaría esto para la difusión de mi Movimiento? No, hijo, porque los libros, una vez llegados al lugar de destino, podrían quedarse allí; o bien, si llegan a manos de los destinatarios, podrían quedarse relegados a algún cajón sin ser leídos, o, si son leídos, dejar indiferentes a quienes los lean.
Sólo mi acción de Madre es necesaria para la difusión de mi Movimiento. Sólo mi acción es la que prepara a las almas a recibir este don mío: la que dispone para cada uno el momento que debe dársele: la que da una gracia especial para que mis palabras puedan ser comprendidas y puedan producir en las almas aquella maravillosa realidad que ellas expresan. Por esto les pido insistentemente que secunden mi acción con su oración. Esta la reclamo siempre de ustedes porque ella me es necesaria, y no la perfección técnica. (157/75)

Sólo mi acción de Madre es necesaria para la difusión de mi Movimiento. Sólo mi acción es la que prepara a las almas a recibir este don mío: la que dispone para cada uno el momento que debe dársele. -El Padre Gobbi en un cenáculo con Juan Pablo IInunca obstáculos! Esta es mi obra; ninguno la tocará. (167/75) No te dejes aprisionar por las cosas: no te preocupes. Te repito: ninguna interferencia externa podrá perjudicar mi Obra. (127/74) Si Yo he pedido que no haya ninguna estructura jurídica para mi Movimiento, es porque quiero precisamente que se difunda en el silencio y en el escondimiento. (168/75) He aquí que Yo quiero hacer de ustedes un escuadrón ordenado y atento, obediente y dócil hasta los deseos de este mi primer hijo predilecto, del Vicario de mi Hijo Jesús. Jesús que actúa: deben, sobre todo, revivir a Jesús en su vida y ser solo Evangelio vivo. Por eso, los hago cada vez más pobres, cada vez más pequeños. No teman, confíense completamente en Mí. Soy Madre Suya y Madre de ustedes, y no sé hacer por ustedes otra cosa que ayudarlos a nacer y a crecer, como otros

¡Cuántas veces te he repetido: tendrás sufrimientos e incomprensiones, pero

B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados

145

pequeños Jesús, para la salvación de todos mis hijos.
Cuando este escuadrón de Sacerdotes esté listo, entonces, ese será el momento en que aplastaré la cabeza de mi adversario y el mundo renovado gozará de la alegría del triunfo de mi Corazón. (209/76)

LOS CENÁCULOS DE ORACIÓN
Multipliquen los Cenáculos de oración entre los Sacerdotes y con los fieles. Sobre todo, difundan a su alrededor los Cenáculos familiares, queridos por Mí como remedio para los grandes males que hoy amenazan la existencia de la familia cristiana por la legitimación del aborto, del divorcio y de los medios para impedir la vida. (770/88) Mis tiempos han llegado. Diles a todos que entren en el arca de mi Corazón Inmaculado, para que sean protegidos y salvados por mí. Les pido que multipliquen sus cenáculos de oración entre los sa-

Multipliquen los Cenáculos de oración entre los Sacerdotes y con los fieles. Sobre todo, difundan a su alrededor los Cenáculos familiares, queridos por Mí como remedio para los grandes males que hoy amenazan la existencia de la familia cristiana por la legitimación del aborto, del divorcio y de los medios para impedir la vida. Quiero que las familias cristianas vuelvan a orar Conmigo y por Mi medio, para que se salven de los grandes males que las amenazan. (533/84) Multipliquen por doquier los Cenáculos de oración y de fraternidad. (550/84)
Ustedes salen de este Cenáculo totalmente renovados, porque el Espíritu Santo, invocado por mi intercesión, les ha sido comunicado con sus siete Dones Santos, que infunden vigor y fuerza al desarrollo de todas las virtudes de ustedes. (866/90)

cerdotes, entre los niños, entre los jóvenes, y especialmente entre las familias. (1093/94) Este es todavía para ustedes el tiempo precioso de la conversión. Acepten esta invitación mía que de tantas maneras quiero dirigir nuevamente a mis hijos tan amenazados. Oren más, oren el Santo Rosario, oren en Cenáculos entre ustedes, oren sobre todo en familia.

Multipliquen por doquiera los Cenáculos de oración para forzar la misericordia de Dios a descender, como rocío, sobre el inmenso desierto de este mundo. Y prepárense a ver lo que ojos humanos jamás han visto. (399/81) La oración es la fuerza de la Iglesia, la oración es necesaria para su salvación. (911/91)

MENSAJES DE LA VIRGEN MARÍA AL PADRE GOBBI SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS

C. LA CRISIS EN LA IGLESIA CATÓLICA Y EL SURGIMIENTO DE UNA IGLESIA ECUMÉNICA UNIVERSAL
1. LA PROFETIZADA CRISIS EN LA IGLESIA CATÓLICA PARA LOS ÚLTIMOS TIEMPOS Y SU RENOVACIÓN1 147

La gran apostasía profetizada en la Biblia ha llegado (9)2 Apostasía basada en la soberbia y rebeldía satánica (5) Crisis temporal de la Iglesia para renovarse (10) La Iglesia sufrirá la pasión de Jesús, la cabeza del Cuerpo Místico (7) Los objetivos de la masonería (6) La masonería eclesiástica (8) Infiltración del modernismo (14) Destronando a la Virgen María, Corredentora y Medianera (12) Invasión de las herejías (8) Ataque a los sacramentos (8) Crisis en el sacerdocio (13) Crisis de aceptación de la Autoridad del papado (12) El gran cisma, por separación del magisterio tradicional (7) Una falsa iglesia ecuménica universal favorable al Anticristo (6) Quedará solo un pequeño resto fiel al magisterio (3)

2. EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA SE REFIERE A LA CRISIS EN LA IGLESIA Y SUS CONSECUENCIAS PARA EL MUNDO

193

Juan Pablo II: el Papa de las profecías (7) Con la muerte de Juan Pablo II se abren las esclusas de la gran apostasía (10) El tercer secreto divulgado oficialmente y una interpretación

1

Sobre este tema se transcriben 128 mensajes dados por la Virgen durante los 25 años de las revelaciones y algunas citas bíblicas en concordancia. El libro No 7 de la serie “La crisis en la Iglesia Católica y su renovación, profetizadas” amplía el tema con las revelaciones hechas a los otros 200 videntes del estudio, durante 2000 años en los cinco continentes. Número de mensajes citados sobre cada subtema

2

C. LA CRISIS EN LA IGLESIA CATÓLICA Y EL SURGIMIENTO DE UNA IGLESIA ECUMÉNICA UNIVERSAL 1. LA PROFETIZADA CRISIS EN LA IGLESIA CATÓLICA PARA LOS ÚLTIMOS TIEMPOS Y SU RENOVACIÓN
LA GRAN APOSTASÍA ANUNCIADA EN LA BIBLIA HA LLEGADO
Les haré amar mucho a la Iglesia. Hoy la Iglesia atraviesa momentos de grandes sufrimientos, porque cada vez es menos amada por sus hijos. Muchos quieren renovarla y purificarla con sólo la crítica, con ataques violentos a su institución. ¡Nada se renueva ni se purifica sin amor! (173/75) San Pablo, Palestina, 51 d.c No se dejen engañar de ninguna manera. Primero tiene que producirse la apostasía y aparecer el adversario de la religión, el instrumento de la perdición, el rebelde que se pone por encima de todo lo que es considerado divino y sagrado, que incluso pondrá su trono en el templo de Dios para mostrar que él es Dios” (2 Tes 3-4) La hora de la gran apostasía ha llegado. Se está realizando cuanto ha sido predicho por la Sagrada Escritura, en la segunda carta de San Pablo a los Tesalonicenses.

La hora de la gran apostasía ha llegado. Se está realizando cuanto ha sido predicho por la Sagrada Escritura, en la segunda carta de San Pablo a los Tesalonicenses.
forma de nuevas y más actualizadas interpretaciones de la verdad, y ha llevado a muchos a elegir concientemente y a vivir en el pecado, en la engañosa convicción de que éste ya no es un mal y hasta que es un valor y un bien. Han llegado los tiempos de la general confusión y de la más grande turbación de los espíritus. La confusión ha entrado en las almas y en la vida de muchos hijos míos.

Satanás mi adversario, con engaño y por medio de su astuta seducción, ha logrado difundir por doquier los errores, bajo la

150

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

Porque ya ha entrado en los últimos tiempos, que los llevarán a la era nueva. (915/91) Sepan leer y meditar todo lo que en las Sagradas Escrituras les ha sido claramente descrito, para ayudarlos a comprender el tiempo que están viviendo. Con mi voz maternal los llevo a todos a comprender las señales de la gran tribulación. En los Evangelios, en las Cartas de los Apóstoles y en el Libro del Apocalipsis se les ha descrito claramente señales ciertas para hacerlos comprender cuál es el período de la gran tribulación. Todas estas señales se están realizando en su tiempo. En primer lugar, una gran apostasía se está difundiendo en todas partes de la Iglesia, por la falta de fe, que fluye aún entre sus mismos Pastores. Satanás ha logrado difundir por doquiera la gran apostasía, por medio de la sutil obra de la seducción, que ha alejado a muchos de la verdad del Evangelio para seguir las fábulas de las nuevas teorías teológicas y deleitarse en el mal y en el pecado, buscado como bien positivo. (723/77) Esta es la hora de mi gran dolor por esta pobre humanidad, dominada por los Espíritus del mal, porque ya llegó la hora de su gran castigo. (973/92) En estos tenebrosos tiempos de la gran tribulación, si no se dejan llevar en mis brazos con filial abandono y con gran docilidad, difícilmente lograrán huir de las engañosas insidias que les tiende mi adversario. Sus seducciones se han vuelto tan peligrosas y sutiles, que casi no se logra huir de ellas. Corren gran peligro de caer en las seducciones que les tiende mi Adversario, para alejarlos de Jesús y de Mí.

Son los tiempos predichos por la Divina Escritura como los de la Gran Apostasía y de la venida del Anticristo… Satanás ha logrado difundir por doquiera la gran apostasía, por medio de la sutil obra de la seducción, que ha alejado a muchos de la verdad del Evangelio para seguir las fábulas de las nuevas teorías teológicas y deleitarse en el mal y en el pecado, buscado como bien positivo. Esta gran apostasía se difunde cada vez más también en el interior de la Iglesia Católica. (754/88)
Son los tiempos predichos por la Divina Escritura como los de la Gran Apostasía y de la venida del Anticristo.

Son unos tiempos de gran tribulación y de sufrimientos innumerables para todos, que los llevarán a vivir los últimos acontecimientos en preparación de la segunda venida de Jesús en la gloria. El Espíritu Santo da su perfecto testimonio a Jesús y lo proclama Hijo Unigénito, coeterno y consustancial al Padre, Aquel por medio del cual todo ha sido hecho, el Verbo Encarnado, el Rey del Universo entero que debe volver en la gloria para instaurar su Reino en el mundo. El Espíritu Santo prepara los corazones y las almas para la segunda venida de Jesús. Por eso derrama hoy sus carismas, de una manera aun más fuerte y extraordinaria que en los tiempos de los inicios de la Iglesia.

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

151

fuerte acción de justicia y de amor. Se preparan para vosotros las horas más dolorosas y sangrientas. Estos tiempos están más cerca de los que pensáis. Ya durante este año tendrán lugar algunos grandes acontecimientos referentes a lo que predije en Fátima, y he dicho bajo secreto a los niños, a quienes aún me aparezco en Medjugorje. Caen en él Sacerdotes y Obispos también. Caen fieles y también consagrados. Caen los sencillos y también los doctos. Caen los discípulos y también los maestros. Nunca caen en él aquéllos que –como pequeños niños – se consagran a Mi Corazón Inmaculado y se dejan llevar en mis brazos maternales.
Caen en él Sacerdotes y Obispos también. Caen fieles y también consagrados. Caen los sencillos y también los doctos. Caen los discípulos y también los maestros. Satanás ha conseguido entrar en la Iglesia... Ha penetrado en ella con el humo del error y el pecado, de la pérdida de la fe y de la apostasía, del compromiso con el mundo y de la búsqueda de los placeres. En estos años ha conseguido seducir a obispos y sacerdotes, religiosos y fieles.

Ya ha caído la noche sobre el mundo, oh hijo: esta es la hora de las tinieblas, la hora de Satanás; es el momento de su más grande triunfo. Cuán gratos me han sido tu oración y tu sufrimiento para reparar el gran ultraje, la más horrible blasfemia que jamás se haya lanzado contra mi Hijo. Ni durante su vida pública, ni durante su proceso y su horrible condena, mi Hijo ha sido tan ensuciado. Ni siquiera delante del Sanedrín se encontraron acusadores; tan limpia y pura había sido toda su vida. Ahora se ataca su pureza, se propaga una blasfemia tan horrible y satánica que el Cielo queda como pasmado e incrédulo. ¿Cómo se ha podido llegar a tanto? ¡Qué tremenda y ya inevitable tormenta está por abatirse sobre la pobre humanidad! El Papa sufre y ora; esta es la cruz que lo consume y lo mata. Esta vez también ha

Nunca caen en él aquéllos que –como pequeños niños – se consagran a Mi Corazón Inmaculado y se dejan llevar en mis brazos maternales. Ya irá apareciendo cada vez con más claridad ante la Iglesia y el mundo que la pequeña grey que, en estos tiempos de la gran apostasía, permanecerá fiel a Jesús y a su Evangelio, estará toda custodiada en el recinto materno de mi Corazón Inmaculado. La iniquidad cubre toda la tierra. La Iglesia está como oscurecida por la difusión de la apostasía y el pecado. El Señor, por el triunfo de su misericordia, debe purificaros ahora con su

152

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

hablado, pero su voz cae en el desierto. Mi Iglesia se ha convertido en más que un desierto. (79/73) Sobre todo ven cómo la Iglesia en sus países es violada por mi adversario, que trata de oscurecerla con el errór, acogido y enseñado; de herirla con la autorización moral, que conduce a muchos a justificarlo todo y a vivir en pecado; de paralizarla con el espíritu del mundo, que ha entrado en su interior y ha secado muchas vidas sacerdotales y consagradas.
Tres son las heridas que especialmente hacen sufrir a mi Corazón Inmaculado en sus países: - La Catequesis, que a menudo no se conforma ya con la verdad que Jesús ha enseñado y con lo que el Magisterio auténtico de la Iglesia propone todavía hoy a todos para que crean. - El Secularismo, que ha penetrado en la vida de muchos bautizados, sobre todo de muchos Sacerdotes que en el amor en su modo de vivir y obrar, y también en su modo de vestir, no se comportan, como discípulos de Cristo, sino según el espíritu del mundo en que viven.

acercan a comulgar en estado de pecado mortal, sin haberse confesado antes. (544/84) ¡Cuántas son las vidas sacerdotales y religiosas secadas por el secularismo, que las ha poseído completamente! (932/91)

¡Oh, si vieran con mis ojos, qué grande es esta desolación, que golpea tanto a la Iglesia!
- El vacío, el abandono y el descuido que rodea a Jesús presente en la Eucaristía. Se cometen demasiados sacrilegios por los que ya no creen en la presencia real de Jesús en la Eucaristía, y por los que se

Tres son las heridas que especialmente hacen sufrir a mi Corazón Inmaculado en sus países: - La Catequesis, que a menudo no se conforma ya con la verdad que Jesús ha enseñado y con lo que el Magisterio auténtico de la Iglesia propone todavía hoy a todos para que crean. - El Secularismo, que ha penetrado en la vida de muchos bautizados, sobre todo de muchos Sacerdotes que en el amor en su modo de vivir y obrar, y también en su modo de vestir, no se comportan, como discípulos de Cristo, sino según el espíritu del mundo en que viven. - El vacío, el abandono y el descuido que rodea a Jesús presente en la Eucaristía.

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

153

APOSTASÍA BASADA EN LA SOBERBIA Y LA REBELDÍA SATÁNICA
¡Pobre, pobre esta generación a la que le ha tocado la tremenda suerte de ser tan contaminada y corrompida por el Espíritu del mal, que se ha levantado contra Dios para repetir otra vez su desafío: “Non serviam: no serviré, no reconoceré a Dios.”

Yo, que he triunfado sobre todos los errores y herejías en el mundo entero, con el escuadrón de mis hijos predilectos, triunfaré también sobre el error más grande que la historia conozca: el error del ateísmo, que ya ha arrebatado a mi Hijo casi toda la humanidad. (131/74) Rey David, 445 a.c Guárdame también de la soberbia, que nunca instale en mí su dominio. Entonces seré un hombre perfecto y limpio del pecado más grave. (Sal 21, 14)
Causada por la rebelión contra Dios, por este orgullo que solo proviene de Satanás, es la oleada de la negación de Dios, del ateísmo que amenaza verdaderamente con seducir a gran parte de la humanidad.

Este espíritu de soberbia y de rebelión ha contaminado también a una parte de mi Iglesia. Engañados y seducidos por Satanás, aun aquellos que debería ser luz para los demás, ahora no son más que sombras que caminan en la oscuridad de la duda, de la incertidumbre, de la falta de fe. Ya dudan de todo. ¡Pobres hijos míos, cuanto más busquen solos y con sus propias fuerzas la luz, tanto más caerán en la oscuridad! Hoy es necesario volver a la simplicidad, a la humildad, a la confianza de los pequeños, para ver a Dios. (126/74) Este mundo está a merced de mi adversario que lo domina con su espíritu de soberbia y rebeldía y arrastra a un inmenso número de hijos de Dios por el camino del placer, del pecado, de la desobediencia a la ley de Dios junto con el desprecio a su voluntad. (457/82) Las fuerzas diabólicas dominan la tierra y llevan a todas partes los frutos de su dominio de tinieblas. Así esta humanidad se ha vuelto nueva-

Este espíritu de soberbia y de rebelión ha contaminado también a una parte de mi Iglesia. Engañados y seducidos por Satanás, aun aquellos que debería ser luz par a los demás, ahora no son más que sombras que caminan en la oscuridad de la duda, de la incertidumbre, de la falta de fe. Ya dudan de todo. ¡Pobres hijos míos, cuanto más busquen solos y con sus propias fuerzas la luz, tanto más caerán en la oscuridad!

154

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

mente pagana, después de casi dos mil años de su Redención y del primer anuncio del Evangelio de salvación.

La incredulidad y la impiedad la cubren; los pecados la hieren; el mal la envenena; el orgullo la domina; la impureza la seduce; el egoísmo y el odio la encadenan; Satanás la esclaviza cada vez más y reina en ella con su poder diabólico.
¡Pobres hijos míos, cuán insensatos son, cuán ciegos están! ¡Cómo el demonio ha sabido atraparlos! Han llegado a tan gran ceguedad por no haber escuchado a Jesús ni a Mí.

¡Se han dejado conducir tan solo por sí mismos, por su inteligencia, por su soberbia, y así se han prestado al juego de Satanás, que era el de lograr –finalmente- oscurecerme en la Iglesia y borrarme de las almas!

Será necesario que me ponga otra vez en camino para buscar entre los sacerdotes a los que me son fieles, a los que me escuchan, a los que me aman. Por medio de ellos volveré a resplandecer más luminosa en la Iglesia, después de la gran purificación… La Madre tiene de Jesús el poder de traer de nuevo a casa a los hijos que se han extraviado. Pero tengo necesidad de Sacerdotes humildes y valientes; prontos a dejarse escarnecer, prontos a dejarse pisotear por Mí. Será con estos Sacerdotes humildes, escarnecidos y despreciados que Yo formaré el escuadrón que me permitirá llevar a Jesús un innumerable número de hijos, purificados ya por grandes tribulaciones. (76/73)

CRISIS TEMPORAL DE LA IGLESIA PARA RENOVARSE
(Ver Renovación y triunfo de la única Iglesia pg. 33) Ante todo debería sufrir Mi Iglesia que será llamada a una más intensa y dolorosa obra de purificación. Yo estaré a su lado en todo momento para ayudarla y confortarla. Cuanto más la Iglesia tenga que subir al calvario, con mayor intensidad sentirán mi auxilio y mi extraordinaria presencia. Debe entrar ahora en el momento precioso de su pasión redentora para su más bello renacimiento. (352/80)

Ante todo debería sufrir Mi Iglesia que será llamada a una más intensa y dolorosa obra de purificación. Yo estaré a su lado en todo momento para ayudarla y confortarla. Cuanto más la Iglesia tenga que subir al calvario, con mayor intensidad sentirán mi auxilio y mi extraordinaria presencia. Debe entrar ahora en el momento precioso de su pasión redentora para su más bello renacimiento.A

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

155

¿Pobre Iglesia mía! Como Madre me acerco a ti y te encuentro, oh, hija, tan enferma: como si estuvieras próxima a la muerte… ¡Qué grande es tu aflicción y tu abandono! Mi adversario te hiere más cada día en los Pastores que te traicionan, en los Sacerdotes que se vuelven siervos infieles. Pero esta grave enfermedad que padeces, la aparente victoria de mi Adversario sobre ti, no es para tu muerte, sino para la mayor glorificación de Dios. Yo misma, como Madre, te asisto en esta agonía de tu dolorosísima purificación. Yo te acojo en mis brazos maternales y te aprieto contra mi Corazón Inmaculado. Como Madre, derramo bálsamo en tus heridas y espero la hora de tu perfecta curación. Yo misma –cuando llegue la hora- te curaré.
¡Serás más bella! Serás totalmente renovada y completamente purificada en el momento en que, por medio de tu nueva vida, resplandecerá en todo el mundo el triunfo del Corazón de Jesús y de mi Corazón Inmaculado. (232/77)

En la Iglesia volverá a resplandecer plenamente la Luz de la verdad, de la fidelidad, de la unidad. Mi Hijo Jesús se manifestará plenamente; y así la Iglesia se convertirá en Luz para todas las naciones de la tierra. En las almas haré refulgir la Luz de la Gracia. El Espíritu Santo se comunicará a ellas con sobreabundancia para conducirlas a la perfección del amor. (369/80) Pero la “Mujer vestida de sol” ya ha iniciado su gran batalla y la lleva adelante cada día a través de ustedes, mi pequeño escuadrón fiel. Por medio de ustedes, Yo devolveré a su esplendor la Obra de la creación, de la redención y de la santificación, de modo que la Santísima Trinidad reciba su mayor gloria.

Dentro de poco, nada quedará ya de las grandes tinieblas que han oscurecido a la Iglesia. Después de su gran sufrimiento se hallará finalmente lista para su renacimiento: la nueva Iglesia de la Luz. Es la misma Iglesia pero renovada, en la que resplandecerá la gloria de la Santísima Trinidad, y en la que Jesús será adorado, honrado, escuchado y seguido por todos. Así la Iglesia resplandecerá con una luz tan grande como jamás se ha conocido desde el tiempo del Cenáculo hasta ahora. (296/78)

¡Serás más bella! Serás totalmente renovada y completamente purificada en el momento en que, por medio de tu nueva vida, resplandecerá en todo el mundo el triunfo del Corazón de Jesús y de mi Corazón Inmaculado.

156

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

No se turben por la oscuridad que se ha extendido, porque forma parte del plan de mi adversario; por lo contrario, es parte de mi plan victorioso ahuyentarlas tinieblas para que la Luz pueda volver a todas partes. Y la Luz resplandecerá en la creación, cuando ésta vuelva a a cantar al amor y la gloria de Dios, después de la derrota de toda forma de ateísmo y de soberbia rebelión.
En la Iglesia volverá a resplandecer plenamente la luz de la verdad, de la fidelidad, de la unidad. Mi Hijo Jesús se manifestará plenamente; y así la Iglesia se convertirá en Luz para todas las naciones de la tierra.

Quiero indicarles así que mi victoria consistirá, sobre todo, en hacer que la luz vuelva a brillar sobre el mundo y sobre la Iglesia. El mundo será iluminado de nuevo, porque se ofrecerá totalmente a la adoración y a la glorificación de Dios.
En la Iglesia, ahuyentadas todas las tinieblas del error, de la infidelidad y del pecado, que ahora la ensombrecen, volverá a brillar la luz de la Verdad, de la Gracia y de la Santidad. Jesús resplandecerá tanto en la vida de la Iglesia que ella misma será la luz más grande para todas las naciones de la tierra.

En las almas haré refulgir la Luz de la Gracia. El Espíritu Santo se comunicará a ellas con sobreabundancia para conducirlas a la perfección del amor. (368/80)

Pero la victoria más grande de mi Corazón Inmaculado de Madre consistirá en hacer que resplandezca Jesús en las almas de todos mis hijos. (261/77) Hoy te amparo en mi Corazón, oh Iglesia de mi Jesús, que vives y sufres, oh Iglesia una, santa católica apostólica, unida a mi Papa de Roma. Los tiempos de tu sufrimiento están ya contados. Pronto volverá a brillar con tal intensidad que atraerá a todos los que viven en este gran continente. (684/87) Este repudio oficial, como una espada traspasa mi Corazón de Madre. Pero Jesús es bien recibido por los pobres, por los enfermos, por los pecadores. Su voz llega al corazón de los sencillos. Entonces mi dolor maternal se siente aliviado por la respuesta que saben dar a mi Hijo los más pequeños. Los pequeños son para él la dádiva del Padre. Son los pequeños el “gracias” con que responde al Padre. Porque solamente los pequeños comprenden los misterios del Reino de los Cielos.

En la Iglesia, ahuyentadas todas las tinieblas del error, de la infidelidad y del pecado, que ahora la ensombrecen, volverá a brillar la luz de la Verdad, de la Gracia y de la Santidad. Jesús resplandecerá tanto en la vida de la Iglesia que ella misma será la luz más grande para todas las naciones de la tierra

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

157

Sean hoy, hijos predilectos, mis niños pequeños. Mi Iglesia debe abrirse a la acción del Espíritu Santo.
Este edificio está construido sobre columnas que desafían a los siglos, contra los cuales el Infierno no puede prevalecer: el colegio de los Apóstoles fundado sobre Pedro, que se perpetúa hasta el fin del mundo en los Obispos unidos al Papa.

Pero hoy, cuando este edificio parece invadido por tantas tinieblas, es necesario que el Espíritu Santo lo haga resplandecer todo con una nuevísima luz. Por eso, Yo reúno de todas partes del mundo, el escuadrón de mis hijos predilectos: para que el Espíritu Santo los transforme y los prepare para cumplir el gran designio del Padre. (234/77) La Iglesia es perseguida también en su interior, sobre todo por aquellos hijos suyos que han llegado a un compromiso con su adversario. Este ha logrado seducir a algunos de sus mismos Pastores. También entre ellos existen los que colaboran a sabiendas en este designio, de interior y escondida persecución de mi Iglesia. Mis hijos predilectos están llamados a la prueba de sentirse a veces obstaculizados, marginados y perseguidos por algunos de sus mismos compañeros, mientras los que son infieles gozan de ancho y fácil espacio para su acción. Se preparan también para ustedes, hijos predilectos, las mismas horas de sufrimiento que ha vivido mi Hijo Jesús: las horas de Getsemaní, en que sentía la interior agonía de verse abandonado, traicionado y renegado por los suyos… Si este es el camino recorrido por el Maestro, es también el camino que ahora de-

Este edificio está construido sobre columnas que desafían a los siglos, contra los cuales el Infierno no puede prevalecer: el colegio de los Apóstoles fundado sobre Pedro, que se perpetúa hasta el fin del mundo en los Obispos unidos al Papa.
ben recorrer ustedes sus fieles discípulos, mientras más dolorosa sea la purificación para toda la Iglesia. ¡Tengan confianza, hijos predilectos, apóstoles de mi Corazón Inmaculado!
Ninguna prueba contribuirá tanto a la completa renovación de la Iglesia como esta de su persecución interior. Sin duda, de este sufrimiento saldrá más pura, más humilde, más iluminada, más fuerte. (317/79)

Jesús, Palestina, 33 d.c. Que todos sean uno como Tú, Padre, estás en Mí, y Yo en Ti. (Jn, 17, 21)

158

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

LA IGLESIA SUFRIRÁ LA PASIÓN DE JESÚS, LA CABEZA DEL CUERPO MÍSTICO
¡Cuánto sufre la Iglesia en estos tiempos mientras lleva su gran Cruz y sube al Calvario sangriento de su pasión y de su inmolación cruenta! Nunca como hoy la Iglesia se ha parecido tanto a mi hijo Jesucristo.

Los errores que se difunden en la Iglesia y la ofusca en la fe son la corona de espinas; los pecados que se cometen y no se reparan son los dolorosos azotes; la impureza desbordante reduce todo su cuerpo sacerdotal a una llaga; el odio del mundo, la incomprensión y hasta la marginación que los rodean, son los clavos que la traspasan; están llamados a subir conmigo al Calvario, donde serán inmolados para la salvación del mundo. (484/83)
Su camino terreno recorre las etapas del mismo camino de Cristo. Todavía están en el momento de la purificación y del sufrimiento, del Getsemaní y del calvario.

Es semejante a Él en la negación y en la traición; es semejante a Él en el vilipendio y la condenación; es semejante a Él en la crucifixión y en su agonía. Esta es la hora de mi gran dolor por la Iglesia, porque ha llegado la hora de su pasión redentora. (972/92)
Así encuentro, también hoy, a la Iglesia, místico cuerpo de Jesús crucificado; ella también sube al Calvario, llevando una pesada cruz, ella también conoce la hora de los abandonos y de las traiciones; igualmente tiene su cuerpo martirizado por los azotes de los pecados que la hieren y de los sacrilegios que le abren unas llagas profundas.

Pero hoy, abran las puertas de su corazón al gozo conmigo que soy la Madre de su gozo. Él, Cristo resucitado y vivo entre nosotros ordena todos los acontecimientos, para el cumplimiento de su designio divino y

No obstante, la Iglesia mira a esta humanidad perdida con ojos maternales y misericordiosos, y confiada se dirige a la cima del Gólgota para su crucifixión y agonía. Así encuentro a mi Hija. Estoy a su lado en la hora dolorosa de su “viernes santo”. Con Juan, que revive en todos mis hijos predilectos, consagrados a mi Corazón Inmaculado, queremos juntos ayudarla en esta su agonía. (438/82)

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

159

predispone todas las causas para que pronto pueda llegar a ustedes su Reino de gloria. (910/91) Por el fuego del Espíritu de Amor se completará pronto la obra de la gran purificación. La Iglesia espera gimiendo Su misericordiosa obra de santificación.
A través de interiores sufrimientos, por medio de pruebas que renovará en Ella las sangrientas horas de la pasión vividas por mi Hijo Jesús, la Iglesia será conducida a su divino esplendor.

Será curada de las llagas del error, que se difunde como un cáncer oscuro y amenaza al depósito de la Verdad. Será sanada de la lepra del pecado, que obscurece su santidad. Será purificada de todos aquellos elementos humanos que la alejan del espíritu del Evangelio. Será despojada de sus bienes terrenos y purificada de muchos medios de poder, para que vuelva a ser pobre, humilde, sencilla y casta. En sus Pastores y en su grey será también crucificada, para que pueda dar perfecto testimonio del Evangelio de Jesús. Con la fuerza del Fuego y de la Sangre será renovado también todo el mundo. La humanidad tornará a la glorificación del Padre, por medio de Jesús, que finalmente habrá instaurado su Reinado entre ustedes. (441/82) Es mucho el hielo que la recubre (a la Iglesia) y está invadida por una gran oscuridad. Está viviendo ahora los momentos dolorosos de su purificación.

Asistida y sostenida por su Madre, la Iglesia está subiendo el duro recorrido hacia el Calvario, donde todavía deberá ser crucificada e inmolada para el bien de tantos hijos míos. Pero, ¡entren conmigo en el corazón de la Iglesia! Aquí se ha logrado ya el triunfo de mi Corazón Inmaculado. Se ha logrado en la persona y en la vida del Santo Padre, que es conducido por Mí a un alto vértice de Santidad, en su cotidiana inmolación que lo llevará al más verdadero martirio. (291/78) Estoy particularmente cerca de la Iglesia en estos últimos tiempos, en que ella debe vivir la hora sangrienta de su purificación y de la gran tribulación. Para ella también debe cumplirse el designio del Padre Celestial y está llamada a subir el calvario de su inmolación.
Esta, mi amadísima hija, será perseguida y herida, traicionada y despojada, abandonada y llevada al patíbulo, donde será crucificada.

160

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

En su interior entrará el hombre inicuo, quien llevará la abominación de la desolación, anunciada en las Escrituras divinas. No pierdan el coraje, hijos predilectos. Que su confianza sea fuerte. (1054/94)

LOS OBJETIVOS DE LA MASONERÍA
(Ver: el reinado actual de los siete pecados capitales pg.71
El objetivo de las logias masónicas hoy es el de obrar con gran astucia para llevar a la humanidad, en todas partes, a despreciar la Santa Ley de Dios, a obrar en abierta oposición a los Diez Mandamientos, a sustraer el culto debido solo a Dios para darlo a los falsos ídolos, que son exaltados y adorados por un número creciente de hombres: la razón, la carne, el dinero, la discordia, la violencia, el placer. (805/89).

El objetivo de las logias masónicas hoy es el de obrar con gran astucia para llevar a la humanidad, en todas partes, a despreciar la Santa Ley de Dios, a obrar en abierta oposición a los Diez Mandamientos, a sustraer el culto debido solo a Dios para darlo a los falsos ídolos, que son exaltados y adorados por un número creciente de hombres: la razón, la carne, el dinero, la discordia, la violencia, el placer sido un instrumento de amplificación, un modo de hacer escuchar más fuertemente la propia voz, un importante medio de comunicación. Por eso Dios ha comunicado a su pueblo su voluntad por medio de los diez cuernos que han hecho conocer su ley: los diez Mandamientos. Quien los acepta y los observa anda en la vida por el camino de la Divina Voluntad, de la alegría y de la paz.
El objetivo de la Bestia Negra, es decir de la Masonería, es el de combatir de una manera disimulada, pero tenaz, para impedir a las almas recorrer este camino, indicado por el Padre y por el Hijo, e iluminado por los Dones del Espíritu. En efecto, si el Dragón Rojo obra para llevar a la humanidad a prescindir de Dios, a la negación

Si el Dragón Rojo es el ateísmo Marxista (en el Apocalipsis 13), la Bestia Negra es la Masonería. El Dragón se manifiesta en el vigor de su potencia. La Bestia Negra, en cambio, obra en la sombra. Se esconde, se oculta tratando de introducirse en todas partes. Tiene las garras de oso la boca de un león, porque obra por doquier con la astucia y con los medios de comunicación social, es decir con la propaganda. Las siete cabezas indican las varias logias masónicas que obran en todas partes de una manera engañosa y peligrosa. Esta Bestia Negra (La Masonería), tiene diez cuernos y sobre los cuernos diez diademas, que son signo de su realeza. La Masonería domina y gobierna todo el mundo por medio de los diez cuernos. El cuerno, en el mundo bíblico, siempre ha

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

161

de Dios, y para ello difunde el error del ateísmo, el fin de la Masonería no es el de negar a Dios, sino el de blasfemarlo. (800/89) Quien hace la voluntad del Padre, acoge la palabra de su Hijo y participa de la Redención llevada a cabo por Él. Jesús da a las almas la misma vida divina, a través de la Gracia, que Él ha merecido con su sacrificio realizado en el calvario. La Gracia de la Redención es comunicada por medio de los Siete Sacramentos. Con la Gracia se insertan en el alma gérmenes de vida sobrenatural que son las virtudes. Entre ellas las más importantes son las tres virtudes teologales y las cuatro cardinales: fe, esperanza y caridad, prudencia, fortaleza, justicia y templanza. Al Sol divino de los siete Dones del Espíritu Santo, estas virtudes germinan, crecen, se desarrollan cada vez más y así conducen a las almas por el camino luminoso del amor y de la santidad. (801/89)

A las siete virtudes teologales y cardinales, que son el fruto de vivir en Gracia de Dios, la masonería opone la difusión de los siete vicios capitales, que son el fruto de vivir habitualmente en estado de pecado.

A la Fe, aquella opone la soberbia; a la Esperanza, la lujuria; a la Caridad, la avaricia, a la Prudencia, la ira; a la Fortaleza, la pereza; a la justicia, la envidia; a la Templanza, la gula. Aquel que se hace víctima de los siete vicios capitales es conducido gradualmente a abandonar el culto debido al único Dios, para darlo a falsas vanidades, que son la personificación misma de todos los vicios. En esto consiste la blasfemia más grande y horrible. (803/89) He aquí por qué sobre cada cabeza de la bestia hay escrito un título blasfemo. Cada logia masónica tiene la incumbencia de hacer adorar una divinidad distinta. La primera cabeza lleva el título blasfemo de la soberbia, que se opone a la virtud de la Fe y conduce a dar culto al dios de la razón humana y del orgullo, de la técnica y del progreso. La segunda cabeza lleva el título blasfemo de la lujuria, que se opone a la virtud de la Esperanza, y lleva a dar culto al dios de la sensualidad y de la impureza,

A las siete virtudes teologales y cardinales, que son el fruto de vivir en Gracia de Dios, la masonería opone la difusión de los siete vicios capitales, que son el fruto de vivir habitualmente en estado de pecado… De esta manera las almas son precipitadas en tenebrosa esclavitud del mal, del vicio y del pecado, y, en el momento de la muerte y del juicio de Dios, en el estanque de fuego eterno que es el infierno

La tercera cabeza lleva el título blasfemo de la avaricia, que se opone a la virtud de la Caridad, y difunde por doquier el culto al dios del dinero. La cuarta cabeza lleva el título blasfemo de la ira, que se opone a la virtud de la Prudencia, y conduce a dar culto a la discordia y de la división.

162

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

La quinta cabeza lleva el título blasfemo de la acidia (o pereza espiritual), que se opone a la virtud de la Fortaleza, y difunde el culto al ídolo del miedo a la opinión pública y de la explotación del prójimo. La sexta cabeza lleva el título blasfemo de la envidia, que se opone a la virtud de la Justicia, y lleva a dar culto al ídolo de la violencia y de la guerra. La séptima cabeza lleva el título blasfemo de la gula, que se opone a la virtud de la Templanza, y conduce a dar culto al ídolo tan exaltado del hedonismo, del materialismo, del placer. (804/89)
De esta manera las almas son precipitadas en tenebrosa esclavitud del mal, del vicio y del pecado, y, en el momento de la muerte y del juicio de Dios, en el estanque de fuego eterno que es el infierno. (805/89)

LA MASONERÍA ECLESIÁSTICA
Desde la tierra, acude en ayuda de la Bestia Negra que sube del mar, una bestia que tiene dos cuernos, semejantes a los de un cordero... Al símbolo del sacrificio está íntimamente unido el del sacerdocio: los dos cuernos. Un cubrecabeza con dos cuernos llevaba el Sumo Sacerdote del Antiguo Testamento. La Mitra, con dos cuernos, llevan los obispos de la Iglesia, para indicar la plenitud de su sacerdocio. La Bestia Negra, semejante a una pantera, indica la masonería. La bestia de dos cuernos, semejante a un cordero, indica la masonería infiltrada dentro de la Iglesia, es decir la masonería eclesiástica, que se ha difundido sobre todo entre los miembros de la jerarquía. Esta infiltración masónica dentro de

La bestia de dos cuernos, semejante a un cordero, indica la masonería infiltrada dentro de la Iglesia, es decir la masonería eclesiástica, que se ha difundido sobre todo entre los miembros de la jerarquía. Esta infiltración masónica dentro de la Iglesia ya había sido predicha por Mí en Fátima, cuando les anuncié que Satanás se introduciría hasta el vértice de la Iglesia. Si el objetivo de la masonería es el de conducir a las almas a la perdición, llevándolas al culto de falsas divinidades, el fin de la masonería eclesiástica, en cambio es destruir a Cristo y a su Iglesia, construyendo un nuevo ídolo, es decir un falso Cristo y una falsa Iglesia la Iglesia ya había sido predicha por Mí en Fátima, cuando les anuncié que Satanás se introduciría hasta el vértice de la Iglesia. Si el objetivo de la masonería es el de conducir a las almas a la perdición, llevándolas al culto de falsas divinidades, el fin de la masonería eclesiástica, en cambio es destruir a Cristo y a su Iglesia, construyendo un nuevo ídolo, es decir un falso Cristo y una falsa Iglesia. (807/89) Únanse a mí en la batalla, hijos míos, contra la bestia negra, la masonería, infiltrada en la vida eclesiástica para destruir a Cristo y a su Iglesia. La masonería eclesiástica recibe órdenes y poder de las diferentes logias masónicas, y trabaja para guiar a todos a ser miembros de estas sectas secretas. (813/89)

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

163

¡No se turben, hijos, sus corazones: entréguense a Mí en todo momento! Ha llegado para mi Iglesia la hora de la desolación y el abandono. Será abandonada sobre todo por muchos de sus Ministros y por muchos de sus hijos.
Será escarnecida, traicionada, entregada en manos de quien es su enemigo y quiere destruirla. Serán algunos de sus mismos Ministros los que la entregarán en manos de sus verdugos. (174/75) Las fuerzas masónicas han entrado a la Iglesia de manera disimulada y oculta, y han establecido su cuartel general en el mismo lugar donde vive y trabaja el Vicario de mi Hijo Jesús.

Se está realizando cuanto está contenido en la tercera parte de mi mensaje, que aún no ha sido revelado, pero que ya se ha vuelto patente por los mismos sucesos que estáis viendo... (1020/93) Hoy las tenebrosas fuerzas del mal la insidian por todas partes: las oscuras tramas entretejidas por la Masonería, por intermedio de sus numerosos adeptos que se han introducido en el vértice de la Iglesia, han logrado paralizar su acción y apagar su ardor apostólico. Muchos, hasta entre su mismos Pastores, languidecen en la aridez y en la tibieza, mientras esta mi amadísima Hija vive la hora de la agonía. (758/88) La bestia abre la boca para proferir blasfemias contra Dios, para blasfemar su nombre y su morada, contra todos aquellos que habitan en el Cielo. La más grande de las blasfemias es la de negar el culto debido sólo a Dios para darlo a las criaturas y al mismo Satanás.

¡No se turben, hijos, sus corazones: entréguense a Mí en todo momento! Ha llegado para mi Iglesia la hora de la desolación y el abandono. Será abandonada sobre todo por muchos de sus Ministros y por muchos de sus hijos. Será escarnecida, traicionada, entregada en manos de quien es su enemigo y quiere destruirla. Serán algunos de sus mismos Ministros los que la entregarán en manos de sus verdugos. Las fuerzas masónicas han entrado a la Iglesia de manera disimulada y oculta, y han establecido su cuartel general en el mismo lugar donde vive y trabaja el Vicario de mi Hijo Jesús
He aquí por qué en estos tiempos, tras la perversa acción de la masonería se difunden por doquier las misas negras y el culto satánico. Además la masonería obra, con todos los medios, para impedir que las almas se salven y así quiere volver inútil la Obra de la Redención llevada a cabo por Cristo. (802/89)

El 666 indicado 3 veces es decir por 3,
expresa el año 1998. En este período histórico, la masonería, ayudada por la eclesiástica, logrará su

164

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

 

Favorece las interpretaciones que dan del Evangelio, interpretaciones racionales y naturales, por medio de la aplicación de varios géneros literarios, de manera que queda lacerado en todas sus partes… Trata de atacar de muchas maneras engañosas la piedad hacia el Sacramento de la Eucaristía. De esta, solo valoriza el aspecto de la cena, tiende a minimizar su valor de sacrificio -El Masterplan, famoso documento que muestra los planes de la masonería al respectogran objetivo: construir un ídolo para ponerlo en lugar de Cristo y su Iglesia. (814/89)

 

 Obra para oscurecer la Divina Palabra de Dios, por medio de interpretaciones naturales y racionales, y con el pretexto de volverla más comprensiva y aceptada, la vacía de todo contenido sobrenatural. Así es como difunden los errores por todas partes dentro de la misma Iglesia Católica. A causa de la difusión de estos errores, hoy, muchos se alejan de la verdadera fe, haciendo una realidad la profecía que les ha sido hecha por Mí

en Fátima: vendrán tiempos en los que muchos perderán la verdadera fe. La pérdida de la fe es la apostasía. Actúa de una manera astuta y diabólica para conducir a todos a la apostasía. Tiene como propósito justificar el pecado, presentado no ya como un mal sino como un valor y un bien... Fruto pernicioso de este maldito cáncer, que se ha difundido por toda la Iglesia, es la desaparición, en todas partes, de la confesión individual. Favorece las interpretaciones que dan del Evangelio, interpretaciones racionales y naturales, por medio de la aplicación de varios géneros literarios, de manera que queda lacerado en todas sus partes. Al final se llega a negar la realidad histórica de los milagros y de la resurrección, y se pone en tela de juicio la misma Divinidad de Jesús y su Misión Salvífica. Trata de destruir el Cuerpo Místico que es la Iglesia.: Trata de destruir la realidad de la Iglesia Jerárquica, es decir al Papa y a los Obispos unidos a él, con el falso ecumenismo, que lleva a la aceptación de todas las iglesia cristianas, afirmando que cada una de ellas posee una parte de la verdad. Cultiva el designio de fundar una iglesia ecuménica universal, formada por la fusión de todas las confesiones cristianas, entre las cuales está la Iglesia Católica. Trata de atacar de muchas maneras engañosas la piedad eclesial hacia el Sacramento de la Eucaristía. De esta, solo valoriza el aspecto de la cena, tiende a minimizar su valor de sacrificio, trata de negar la presencia personal y real de Jesús en las hostias consagradas. Por eso se han ido suprimiendo gradualmente todos los signos externos como son los indicativos de la fe en la presencia real de Jesús en la Eucaristía, como son las genuflexiones, las horas de ado-

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

165

ración pública, la sana costumbre de circundar el tabernáculo con luces y flores, y  Trata de destruir el fundamento de la unidad de la Iglesia con el ataque astuto e insidioso contra el Papa. (808/89)

INFILTRACIÓN DEL MODERNISMO
¡Cuántos son los Sacerdotes que hoy día son víctimas de tantos errores! Los errores son enseñados, difundidos, propagados bajo forma de nuevas interpretaciones culturales de la verdad. Y así son fácilmente acogidos y alejan a un gran número de hijos míos de la verdadera fe.
Los tiempos de ustedes son los tiempos anunciados por la Escritura divina. Surgen así muchos falsos

La masonería eclesiástica urde las tramas del rechazo y de la objeción al Papa: sostiene y premia a aquéllos que lo desprecian y le desobedecen; propaga las críticas y las oposiciones de Obispos y de teólogos.

De esta manera se destruye el fundamento mismo de su unidad y así la Iglesia, es cada vez más lacerada y dividida. Hijos predilectos, los he invitado a consagrarse a mi Inmaculado Corazón y a entrar en este mi refugio maternal, sobre todo, para ser preservados y defendidos contra esta terrible insidia. Es por eso que, en el acto de consagración de mi Movimiento, Yo les he pedido renunciar a toda aspiración a “hacer carrera”. Así pueden evitar la más peligrosa y fuerte maniobra usada por la masonería, para asociar a su secta secreta a tantos hijos míos predilectos. (811/89) Por medio de su amor y de su fidelidad, el designio divino de la perfecta Unidad de la Iglesia volverá a resplandecer en todo su esplendor. De este modo, a la tenebrosa fuerza que hoy ejerce la masonería eclesiástica para destruir a Cristo y a su Iglesia, Yo opongo el fuerte esplendor de mi escuadrón sacerdotal y fiel, para que Cristo sea amado por todos, escuchado y seguido, y su Iglesia sea cada vez más amada. Defendida y santificada. (812/89)

¡Cuántos son los Sacerdotes que hoy día son víctimas de tantos errores! Los errores son enseñados, difundidos, propagados bajo forma de nuevas interpretaciones culturales de la verdad. Y así son fácilmente acogidos y alejan a un gran número de hijos míos de la verdadera fe. -Hans Kung, famoso teólogo modernista, desautorizado por la Iglesia-

166

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

maestros, que enseñan unos cuentos y alejan a los fieles de la verdad del Evangelio.

Ustedes prediquen siempre con valentía y literalmente el Evangelio de Jesús. Así se quedarán en la verdadera fe y ayudarán al pequeño resto a permanecer firme en la seguridad de la fe, en estos tiempos de apostasía universal. (970/92) San Pablo, Roma 66 d.c.: El Espíritu nos dice claramente que en los últimos tiempos algunos renegarán de la fe para seguir espíritus seductores y doctrinas diabólicas Aparecerán hombres mentirosos con la conciencia marcada con la señal de los infames. Estos prohíben el matrimonio y no permiten el uso de ciertos alimentos, a pesar de que Dios los creó para que los comamos y luego le demos gracias. Así lo hacen los creyentes que conocen la verdad. Porque todo lo que Dios ha creado es bueno y no hay por qué rechazar un alimento que se toma dando gracias a Dios; es santificado por la palabra de Dios y la oración. Rechaza las leyendas vergonzosas, verdaderos cuentos de viejas, y dedícate a la piedad como a tu deporte. (1 Tim 4, 1-7) Están como sumergidos en un mar de palabras que aumenta cada vez más y que todo lo cubre. Se repite el hecho de la torre de Babel descrito en la Biblia. Hoy vuelven a vivir el drama de la confusión de las lenguas. Les hablo para ayudarlos a salir de la confusión creada por sus mismas palabras.

¿Ven cuántos de sus hermanos Sacerdotes traicionan la Verdad en su empeño de adaptarla a la mentalidad del mundo, movidos por la falsa ilusión de ser mejor comprendidos, más escuchados y más fácilmente seguidos? Ninguna ilusión más peligrosa que ésta. -Schillebeeckx, sacerdote modernista con graves errores doctrinalesSu Palabra, tan claramente contenida en el Evangelio, está como sumergida por tantas otras voces humanas. Ustedes han compuesto un Evangelio suyo con sus palabras. Ustedes, hijos míos predilectos, deben escuchar y anunciar solo la Palabra de mi Hijo, tal y como está dicha en su Evangelio. (216/76) ¿Ven cuántos de sus hermanos Sacerdotes traicionan la Verdad en su empeño de adaptarla a la mentalidad del mundo, movidos por la falsa ilusión de ser mejor comprendidos, más escuchados y más fácilmente seguidos? Ninguna ilusión más peligrosa que ésta. (185/76)

Es solo la Palabra de mi Hijo la que
Yo les quiero hacer escuchar. Hoy su Voz parece como oscurecida: es el Verbo del Padre, es mi Hijo Jesús al que ya no escuchan.

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

167

San Pablo, Palestina, 58 d.c Pues llegará un tiempo en que los hombres ya no soportarán la sana doctrina, sino que se buscarán maestros a su gusto, hábiles en captar su atención; cerrarán los oídos a la verdad y se volverán hacia puros cuentos. (2 Tim 4, 3-4) Lleven en el corazón los sufrimientos de Jesús y de los mío por el estado de agonía que atraviesa la Iglesia actualmente en el mundo entero. Se enseña el error y se difunde bajo fórmulas ambiguas de nuevas interpretaciones culturales de la realidad; se acepta el espíritu del mundo cuya maléfica influencia aumenta y lleva a tantas almas a escoger el pecado, a justificarlo y a vivir en él; crece la falta de fe y en muchos templos se eliminan las imágenes de los Santos y hasta la de su Madre Celestial. La apostasía se ha difundido por todas partes en la Iglesia, que ha sido traicionada hasta por algunos de sus Obispos, abandonada por muchos de sus sacerdotes, por tanto hijos suyos que han desertado de ella, y que ha sido profanada por mi adversario. Tú, hijito mío, ve una vez más por el mundo entero y anuncia con fuerza a todos mi mensaje. Estos son los tiempos terribles y dolorosos de su purificación. Nunca como ahora deberán mirar hacia Mí para ser consolados, defendidos y salvados. (491/83) San Pedro, Roma, 66 d.c.: Con sus discursos altisonantes y vacíos alientan las pasiones y los deseos impuros en aquellos que acababan de liberarse, y los hacen recaer en el error. Prometen libertad, cuando ellos mismos son esclavos de la corrupción, pues cada uno es

Pues llegará un tiempo en que los hombres ya no soportarán la sana doctrina, sino que se buscarán maestros a su gusto, hábiles en captar su atención; cerrarán los oídos a la verdad y se volverán hacia puros cuentos. (2 Tim 4, 3-4) -Ej Teología de la liberaciónesclavo de aquello que lo domina. Y si éstos, que se habían liberado de los vicios del mundo por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, vuelven a esos vicios y se dejan dominar por ellos, su situación actual resulta peor que la primera. Más les valdría no haber conocido los caminos de la santidad, que después de haberlos conocido, apartarse de la santa doctrina que les fue enseñada. Se les aplica con razón lo que dice el proverbio: «El perro vuelve a su propio vómito», y «el cerdo lavado se revuelca en el barro.» (2 Pe 2, 18-22) Les he predicho en Fátima que llegaría un tiempo en el cual la verdadera fe sería perdida.

168

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

políticas y sociales en vez de anunciar a Cristo y su Evangelio, olvidando así el mandato recibido por Él: vayan al mundo entero y prediquen el Evangelio a toda criatura. – De este modo, en estos días, se extiende cada día más la deserción por parte de tantos pobres hijos míos. ¿Cuándo el Hijo del Hombre vuelva, encontrará aún fe en la tierra? (847/90)
Satanás está tramando cada vez más abiertamente en mi Iglesia. Ya ha asociado a sí a muchos de mis hijos Sacerdotes, engañándolos con la falsa ilusión de que el marxismo propone a todos el interés exclusivo por los pobres: un cristianismo empeñado solamente en la construcción de una sociedad humana más justa; una Iglesia que se quiere más evangélica y, por ende, sustraída a su institución jerárquica.

Satanás está tramando cada vez más abiertamente en mi Iglesia. Ya ha asociado a sí a muchos de mis hijos Sacerdotes, engañándolos con la falsa ilusión de que el marxismo propone a todos el interés exclusivo por los pobres: un cristianismo empeñado solamente en la construcción de una sociedad humana más justa; una Iglesia que se quiere más evangélica y, por ende, sustraída a su institución jerárquica. Estos son los tiempos.
Las causas de la pérdida de la fe son: 1) La difusión de los errores propagados, enseñados a menudo por los profesores de teología en los Seminarios y en las escuelas católicas; de este modo adquieren un cierto carácter de autenticidad y de legitimidad.

Esta verdadera división en mi Iglesia, esta verdadera apostasía de parte de muchos de mis hijos Sacerdotes, se acentuará hasta convertirse en una violenta y abierta rebelión. (180/75) Ella (la Iglesia) está interiormente dividida; está amenazada por la pérdida de la verdadera fe; muchos errores se difunden en su interior. Causa de esta situación son los Pastores que ya no están unidos al Papa.
Su única preocupación está dirigida exclusivamente a los problemas sociales y se olvidan que Jesús ha muerto en la Cruz y ha resucitado para obtenerles el gran Don de la Redención y para salvar las almas. Es así como cada vez más es propagada la enseñanza de la teología de la liberación, que es una verdadera traición a Cristo y a su Evangelio.(735/88)

2) La rebelión abierta y pública contra el Magisterio auténtico de la Iglesia, sobre todo, el Magisterio del Papa, quien recibe de Cristo la tarea de preservar a toda la Iglesia en la verdad de la fe católica. 3) El mal ejemplo de aquellos pastores, que han dejado que el espíritu del mundo se apodere completamente de ellos y que llegan a propagar ideologías

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

169

Deben amar a mi Hijo Jesús y a las almas por amor a Él. ¿Se puede amar al prójimo sin amar a Dios? Hoy hay la tendencia tan falsa y tan extendida aún entre muchos de mis hijos: tratar de amar al prójimo, ignorando a Dios. Pueden siempre hacer el bien y ayudar a su prójimo. Pero para que su amor sea sobrenatural y perfecto, debe partir de Dios. Amen a la Santísima Trinidad con el Corazón de mi Hijo Jesús y ámense los unos a los otros como Él los ha amado. Así su amor será más puro cada día y serán capaces de querer el verdadero bien de sus hermanos. Sólo quien es puro de corazón puede abrirse a una gran capacidad de amar y vivir la virtud de la caridad. (237/77) Se difunden cada vez más, los males que amenazan la integridad moral de los pueblos: como la impureza, la pornografía, la droga, los divorcios, el abuso de los medios para evitar la vida y esos abortos maldecidos que gritan venganza en presencia de Dios. También la Iglesia, en este continente vive, sufre y es amenazada con una división interior, causada por la separación al Papa y por la oposición a su Magisterio de parte de algunos Obispos, teólogos, Sacerdotes y fieles.
Sobre todo mi adversario ha querido golpearla con la insidia engañosa de la teología de la liberación, que es una verdadera traición a Cristo y a su Evangelio. (951/92) ¡Cuánto hace sufrir a su Divino Corazón la actitud permisiva de muchos sacerdotes y de algunos Obispos que justifican hasta los actos más graves de impureza!

Deben amar a mi Hijo Jesús y a las almas por amor a Él. ¿Se puede amar al prójimo sin amar a Dios? Hoy hay la tendencia tan falsa y tan extendida aún entre muchos de mis hijos: tratar de amar al prójimo, ignorando a Dios. Pueden siempre hacer el bien y ayudar a su prójimo. Pero para que su amor sea sobrenatural y perfecto, debe partir de Dios. vicio, y por el público apoyo otorgado para que continúen en el camino del pecado impuro contra natura. Los actos impuros contra natura claman venganza ante los ojos de Dios. Estos pecados atraen, tanto sobre ustedes como sobre otras naciones, las llamas de la justicia de Dios. Ha llegado el tiempo de proclamar ante todos con claridad y valentía, que el sexto mandamiento dado a Moisés de “no cometer actos impuros” tiene todavía plena fuerza y debe ser observado aún por esta corrompida y pervertida generación. Cada pastor que de cualquier manera justifique estos pecados atraerá sobre sí y sobre su vida el fuego devorador de

Justamente aquí en este mismo lugar el Corazón de Jesús ha sido ultrajado y despreciado por la conducta de tantos de mis pobres hijos, consumidos en este terrible

170

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

la justicia divina. La copa de la iniquidad
está colmada y más que llena está desbordándose por doquier. (686/87)
Pero en estos tiempos la Iglesia es con frecuencia sometida a una prueba mayor: es perseguida de manera solapada sin dolores, sustrayéndole poco a poco el oxígeno que necesita para vivir. Se trata de llevarla al compromiso con el espíritu del mundo, que de este modo, penetra en su interior y condiciona y paraliza su vitalidad.

La colaboración se ha convertido a menudo en la forma más engañosa de la persecución; la ostentosa manifestación de respeto hacia Ella ha llegado a ser la manera más segura de herirla.
Se ha logrado descubrir la nueva técnica de hacerla morir sin clamor y sin derramamiento de sangre. (316/79)

DESTRONANDO A LA VIRGEN MARÍA, CORREDENTORA Y MEDIANERA
Entre los errores que hoy se difunden se encuentran también los que afectan la persona y el honor de su Madre Celestial.
Algunos niegan mi Inmaculada Concepción y mi plenitud de la Gracia; otros ya no creen en el gran privilegio de mi perpetua virginidad y de mi divina y universal maternidad.

Algunos niegan mi Inmaculada Concepción y mi plenitud de la Gracia; otros ya no creen en el gran privilegio de mi perpetua virginidad y de mi divina y universal maternidad… Soy verdadera mediadora de gracias entre ustedes y mi Hijo Jesús. Mi misión es la de distribuir a mis pequeños hijos esa gracia que brota del seno del Padre, la merece el Hijo y la otorga el Espíritu Santo. ductora de esta terrible batalla que compromete a Cielo y Tierra, a espíritus celestiales y terrestres. Es una lucha grande y continua, muchas veces invisible, y que se ha generalizado en estos tiempos. (454/82) Soy verdadera mediadora de gracias entre ustedes y mi Hijo Jesús. Mi misión es la de distribuir a mis pequeños hijos esa gracia que brota del seno del Padre, la merece el Hijo y la otorga el Espíritu Santo. Mi misión es distribuirla a todos mis hijos, según las necesidades particulares de cada uno, que la Madre conoce muy bien.

Además, con frecuencia, hasta mis imágenes son retiradas de los lugares de culto. (746/88) Si, por divino privilegio, he sido exenta de todo pecado, aún del original, es porque la Santísima Trinidad me ha constituido Con-

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

171

Yo cumplo siempre con esta función mía. Pero sólo puedo ejercerla plenamente en aquellos hijos que se confían a Mí con perfecto abandono. Puedo ejercerla sobre todo en ustedes, hijos predilectos, que con su consagración se han confiado completamente a Mí. (376/80) Hijos, déjense transformar por mi poderosa acción de Madre, Medianera de todas las gracias y corredentora. No teman porque en el desierto de su corazón Yo he buscado mi refugio y he puesto mi morada habitual. Vivan en la alegría y en la confianza porque han sido marcados por Mí con mi sello y han entrado a formar parte de mi propiedad. (370/80) Soy la mujer vestida de sol. Estoy en lo más íntimo de la Divina Trinidad.
Mientras no sea reconocida allí donde me ha querido la Santísima Trinidad, Yo no podré ejercer plenamente mi poder en la obra maternal de la corredención y de mediación universal de todas las gracias. Por eso, mientras la batalla entre Yo y mi adversario entraba en su fase decisiva, él ha intentado por todos los medios, oscurecer la misión de la Madre Celestial. (369/80)

Mientras no sea reconocida allí donde me ha querido la Santísima Trinidad, Yo no podré ejercer plenamente mi poder en la obra maternal de la corredención y de mediación universal de todas las gracias. Por eso, mientras la batalla entre Yo y mi adversario entraba en su fase decisiva, él ha intentado por todos los medios, oscurecer la misión de la Madre Celestial
cas con que se intenta desalojar a su Madre Celestial del lugar en el cual ha sido colocada por la Trinidad Santísima? Así se ha podido llegar a oscurecerme en el alma, en la vida y en la piedad de muchos hijos míos, hasta se ha llegado a negar algunos de los privilegios con que fui adornada por mi Señor.

Mi Corazón Inmaculado es la Puerta del Cielo a través de la cual pasa el Espíritu de Amor del Padre y del Hijo para llegar a ustedes y renovar al mundo entero. (480/83) El Dragón Rojo, para llegar a dominar la tierra, se ha lanzado a perseguir ante todo a la Mujer vestida de sol. Y de su boca ha arrojado la serpiente un río de aguas para sumergirla y desviarla del camino.
¿Qué es este río de aguas, sino el conjunto de estas nuevas teorías teológi-

Para huir de este gran río de aguas se le dieron a la Mujer “alas de la gran águila”, y así Ella ha podido encontrar un lugar en el desierto. ¿Qué es el desierto sino un lugar escondido, silencioso y apartado y árido? El lugar escondido, silencioso, agotado por tantas luchas y tantas heridas en el cual la Mujer encuentra ahora su lugar, es el alma y el corazón de mis hijos pre-

172

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

dilectos y de todos aquellos que se han consagrado a mi Corazón Inmaculado. (369/80) Cuanto me duele el hecho, hoy frecuente, de ser puesta fuera de las iglesias; a veces en un pasillo, como un adorno cualquiera; a veces en el fondo de la iglesia, donde ninguno de mis hijos puede venerarme. (516/84)
Soy la Esposa del Espíritu Santo. Mi poderosa función de medianera entre ustedes y mi Hijo Jesús se ejerce sobre todo, en obtenerles superabundantemente del Padre y del hijo, el Espíritu de Amor.

Amor será renovado todo el mundo. Bajo su poderoso hálito de vida ¡se abrirán por fin los nuevos cielos y la nueva tierra! En el Cenáculo de mi Corazón Inmaculado dispónganse a recibir este Divino Espíritu. (409/81) Y la presencia de la Madre llevará a la Iglesia la gracia de la renovación total, haciéndola finalmente salir de la larga noche en la cual se encuentra, hacia el día luminoso de los nuevos tiempos que están por llegar. (933/91)
Algunos han querido hacer a un lado a su Madre Celestial, precisamente en la perspectiva engañosa de hacer más fácil la reunificación de los cristianos. Esto, al contrario, ha causado un nuevo y más grave obstáculo. De hecho, la desunión ha penetrado en lo interno de la Iglesia Católica.

Por este Divino fuego debe ser renovada y transformada la Iglesia. Por este fuego de

No es posible una verdadera reunificación de los Cristianos si no es en la perfección de la verdad. Y la verdad se mantiene íntegra sólo en la Iglesia Católica, la cual debe conservarla, defenderla y anunciarla a todos sin miedo alguno. Algunos han querido hacer a un lado a su Madre Celestial, precisamente en la perspectiva engañosa de hacer más fácil la reunificación de los cristianos. Esto, al contrario, ha causado un nuevo y más grave obstáculo. De hecho, la desunión ha penetrado en lo interno de la Iglesia Católica. No es posible una verdadera reunificación de los Cristianos si no es en la perfección de la verdad. Y la verdad se mantiene íntegra sólo en la Iglesia Católica, la cual debe conservarla, defenderla y anunciarla a todos sin miedo alguno. La luz de la verdad es la que atraerá a muchos hijos a regresar al seno de la única Iglesia fundada por Jesús La luz de la verdad es la que atraerá a muchos hijos a regresar al seno de la única Iglesia fundada por Jesús. (387/80) En este mes de mayo, a Mí consagrado, intensifiquen también su filial reparación por el modo sacrílego y diabólico con que se presenta en público la vida de su Madre Celestial.
El Cielo todo se estremece de indignación, ante este público y grave ultraje inferido al honor de su Madre, y Jesús en persona, ya está tomando la defensa de la Criatura por Él más amada y glorificada.

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

173

No pasará mucho tiempo sin que el gran castigo caiga sobre toda su pobre Patria, tan amada y protegida por Mí, que ha permitido públicamente este sacrílego ultraje, inferido a su Madre Celestial. Mi Corazón sangra al ver que solamente mi primer hijo predilecto, el Papa, ha querido protestar y reparar públicamente por este ultraje y ha elevado su voz con valiente acto de condena. Pero ningún otro miembro de la Jerarquía ha tenido el valor de hacerlo; antes bien, algunos Obispos y algunos sacerdotes han tenido la osadía de justificar públicamente tan horrible sacrilegio. Por esto ha llegado ahora para la Iglesia el tiempo de su más grande división, de la apostasía penetrada en su seno, que la llevará a vivir el momento de su más grave crisis, de la persecución sangrienta y terrible. (586/85)

Sean hoy ustedes fuertes testigos de fe, aceptando con docilidad lo que el Papa y el auténtico Magisterio de la Iglesia siguen enseñando, predicando todas las verdades de la fe católica, especialmente aquéllas que han dejado de anunciarse. (760/88)
Continúa el intento de reconocerlo (a Cristo) únicamente como hombre; la tendencia de muchos a negar su Divinidad, a reducir la interpretación humana su Divina Palabra, a explicar en términos naturales todos sus milagros y hasta se llega a negar el hecho histórico de su resurrección (46/73)

INVASIÓN DE LAS HEREJÍAS
Los errores son enseñados y difundidos, mientras que con tanta facilidad son negadas las verdades fundamentales de la fe, que el auténtico Magisterio de la Iglesia siempre ha enseñado y defendido enérgicamente contra cualquier desviación herética. Los Episcopados mantienen un extraño silencio y no reaccionan más. (754/88) ¡Cuántos errores se difunden en sus países, causados con frecuencia, por la actitud de soberbia de parte de muchos teólogos, que ya no aceptan el Magisterio de la Iglesia!

Así, todos los días, muchos hijos
míos se alejan de la verdadera fe y caen en la tiniebla profunda de la deserción.

Los errores son enseñados y difundidos, mientras que con tanta facilidad son negadas las verdades fundamentales de la fe, que el auténtico Magisterio de la Iglesia siempre ha enseñado y defendido enérgicamente contra cualquier desviación herética. Los Episcopados mantienen un extraño silencio y no reaccionan más. Cuando mi Papa habla con valentía y reafirma con fuerza la Verdad de la fe católica, ya no es escuchado y hasta es criticado e ironizado públicamente.

174

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

Cuando mi Papa habla con valentía y reafirma con fuerza la Verdad de la fe católica, ya no es escuchado y hasta es criticado e ironizado públicamente. Hay una sutil y diabólica táctica, entretejida secretamente por la Masonería, que hoy se emplea en las confrontaciones con el Santo Padre para poner en ridículo su persona y su obra y para volver vano su Magisterio. Víctimas de la gran apostasía son mis hijos que, con frecuencia, inconsciente-

mente se dejan arrastrar por esta ola de error y de mal. Víctimas de la gran apostasía son muchos obispos, sacerdotes, religiosos y fieles. (754/88) Les he anunciado más de una vez que se está acercando el fin de los tiempos y la venida de Jesús en la gloria. Ahora quiero ayudarles a comprender los signos descritos en la Escritura divina que indican que su retorno glorioso está cerca. Estos signos son indicados claramente por los Evangelios, las Cartas de San Pedro y San Pablo, y se están realizando en estos años. El primer signo es la difusión de los errores que llevan a la pérdida de la fe y a la apostasía.
Estos errores son propagados por falsos maestros y por teólogos famosos que ya no enseñan las verdades del Evangelio, sino unas herejías pretenciosas, fundadas en razonamientos equivocados y humanos.

Es por la enseñanza de estos errores que se pierde la fe verdadera y se difunde por todas partes la gran apostasía. “Tengan cuidado de que nadie los engañe. Porque muchos tratarán de engañar a mucha gente. Vendrán unos falsos profetas y engañarán a muchos.” (Mt 24, 5-9) Cuando mi Papa habla con valentía y reafirma con fuerza la Verdad de la fe católica, ya no es escuchado y hasta es criticado e ironizado públicamente. Hay una sutil y diabólica táctica, entretejida secretamente por la Masonería, que hoy se emplea en las confrontaciones con el Santo Padre para poner en ridículo su persona y su obra y para volver vano su Magisterio. El día del Señor no vendrá hasta que se produzca la gran apostasía” (2 Tes 2,3). “En el pueblo de Israel hubo también muchos falsos profetas. De la misma manera, habrá entre ustedes falsos maestros. Ellos tratarán de difundir unas herejías desastrosas y llegarán a renegar del Se-

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

175

ñor que los salvó, atrayendo sobre sí una inminente perdición. Muchos lo escucharán y vivirán como ellos una vida impura. Por su culpa será desprestigiada la fe cristiana. Por el deseo de riquezas, los engañarán con razonamientos erróneos” (2 Pe 2, 1-3) (994/92) San Pedro, Roma, 64 d..c.: Así como hubo falsos profetas en el pueblo de Israel, también entre ustedes habrá falsos maestros. Introducirán novedades dañinas, pero sin tardar se perderán por renegar del Maestro que los rescató. Muchos imitarán sus vicios, y por su culpa será desprestigiado el camino de la verdad. Los inspirará el amor al dinero, y se aprovecharán de ustedes con palabras engañosas. Pero ya fue dictada su condenación, y su destrucción es inminente (2 Pe 2, 1-3).
La confusión se ha difundido en el interior de la Iglesia, donde se ha tratado de subvertirlo todo en el campo dogmático, litúrgico y disciplinario.

prenderlo todo –aún el misterio- llegándose así a aceptar de la Verdad sólo aquella parte que pueda ser comprendida por la inteligencia humana. Se quiere descubrir el misterio mismo de Dios. Se rechaza aquella verdad que no se comprende racionalmente. Se tiende a replantear racionalísticamente, toda la verdad revelada, con la ilusión de hacerla aceptable a todos.

Hay verdades reveladas por mi Hijo, que la Iglesia ha definido para siempre con su divina e infalible autoridad. Estas verdades son inmutables, como es inmutable la Verdad misma de Dios. Muchas de ellas forman parte de Verdaderos y propios misterios, porque no son ni podrán ser comprendidos jamás por la inteligencia humana. El hombre debe aceptarlas con humildad, mediante un acto de fe pura y de firme confianza en Dios, quien las ha revelado y las propone a los hombres de todos los tiempos, a través del magisterio de la Iglesia. Pero ahora se ha difundido la tendencia tan peligrosa de querer penetrarlo y com-

Hay verdades reveladas por mi Hijo, que la Iglesia ha definido para siempre con su divina e infalible autoridad. Estas verdades son inmutables, como es inmutable la Verdad misma de Dios. Muchas de ellas forman parte de Verdaderos y propios misterios, porque no son ni podrán ser comprendidos jamás por la inteligencia humana. El hombre debe aceptarlas con humildad, mediante un acto de fe pura y de firme confianza en Dios, quien las ha revelado y las propone a los hombres de todos los tiempos, a través del magisterio de la Iglesia

176

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

Así se corrompe la verdad con el error. El error se difunde de la manera más peligrosa, es decir, como un modo nuevo y actualizado de comprender la Verdad; y se acaba subvirtiendo las mismas verdades que son el fundamento de la fe católica. (308/79) San Pablo, 58 d.c. A pesar de que conocían a Dios, no le rindieron honores ni le dieron gracias como corresponde. Al contrario, se perdieron en sus razonamientos y su conciencia cegada se convirtió en tinieblas. Creyéndose sabios, se volvieron necios (Rom 1, 21-22)

ATAQUE A LOS SACRAMENTOS
Está rodeado (Jesús Eucarístico) también de la indiferencia de tantos hijos míos, que viven como su Él no existiera y, cuando entran en la Iglesia para las funciones litúrgicas, no se percatan de Su Divina y Real presencia entre ustedes. Con frecuencia Jesús Eucarístico es arrinconado, cuando debe ser puesto en el centro de la Iglesia y al centro de sus reuniones eclesiales, porque la Iglesia es Su Templo, que ha sido construido, en primer lugar, para Él y después para ustedes. Amarga profundamente mi corazón de Madre, el modo con que Jesús presente en el Tabernáculo, es tratado en tantas Iglesias, donde es arrinconado como cualquier objeto de uso para sus reuniones eclesiales. Pero están sobre todos los sacrilegios que forman hoy, en torno a Mi Corazón Inmaculado, una dolorosa corona de espinas. En estos tiempos ¡cuántas son las comuniones y cuántos sacrilegios no se cometen! Se puede decir que hoy ya no hay celebración Eucarística en que

Amarga profundamente mi corazón de Madre, el modo con que Jesús presente en el Tabernáculo, es tratado en tantas Iglesias, donde es arrinconado como cualquier objeto de uso para sus reuniones eclesiales… En estos tiempos ¡cuántas son las comuniones y cuántos sacrilegios no se cometen! Se puede decir que hoy ya no hay celebración Eucarística en que no se hagan comuniones sacrílegas. ¡Si vieran con mis propios ojos, cuán grande es esta plaga que ha contaminado a toda la Iglesia y la paraliza, la detiene, la hace impura y tan enferma!
no se hagan comuniones sacrílegas. ¡Si vieran con mis propios ojos, cuán grande es esta plaga que ha contaminado a toda la Iglesia y la paraliza, la detiene, la hace impura y tan enferma!

Si vieran con mis ojos, también ustedes derramarían Conmigo lágrimas copiosas. (634/86) Aún entre los mismos Sacerdotes se difunden dudas sobre la divina presencia de mi Hijo Jesús en el misterio de la Eucaristía. Y así se propaga la indiferencia al Sacramento Eucarístico, se apagan la adoración y la oración, y aumentan cada día los sacrilegios de los que se acercan a este Sacramento en estado de pecado mortal.

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

177

Lamentablemente aumenta el número de sacerdotes que celebran la Eucaristía sin creer en ella. Algunos niegan la presencia real de mi Hijo Jesús, otros quieren limitarla al momento de la celebración de la Santa Misa, otros la reducen todavía a una presencia puramente espiritual y simbólica. Estos errores tienden a difundirse, a pesar de que la doctrina sobre la presencia real ha sido claramente reafirmada por el Magisterio y, sobre todo, por el Papa.
Vendrá el tiempo en que desgraciadamente estos errores se extenderán aún más y en la Iglesia se extinguirá el perfume de la adoración y del Santo Sacrificio. Llegará así a la cumbre la “abominación de la desolación” que ya ha entrado en el Templo santo de Dios. (267/77)

Hoy es necesario poner de relieve el valor de la Santa Misa como Sacrificio que renueva, de manera incruenta, pero verdadera, el sacrificio realizado por Jesús en el Calvario. (538/84)
El pecado ya no es reconocido como un mal. A menudo son justificados aun los más graves pecados contra la naturaleza, como el aborto y la homosexualidad. Los pecados ya no son confesados.

El pecado ya no es reconocido como un mal. A menudo son justificados aun los más graves pecados contra la naturaleza, como el aborto y la homosexualidad. Los pecados ya no son confesados. ¡A qué estado de enfermedad tan grave han llegado! Vuelvan a enseñar a todos la verdadera moral católica. necesidad de la Confesión frecuente, que es indispensable a quienes se encuentran en estado de pecado mortal, para recibir la Comunión Eucarística.
Aquí está llagada toda la Iglesia a causa de las comuniones sacrílegas. (656/86)

Lleven a todos a Jesús en la Eucaristía; a la adoración, a la comunión, a un amor más grande. Ayuden a todos a acercarse a Jesús Eucarístico de una manera digna, cultivando en los fieles la conciencia del pecado, invitándolos a acercarse a la Comunión sacramental en estado de gracia, educándolos en la confesión frecuente y advirtiéndoles que la confesión es necesaria a quien se halla en pecado mortal, para recibir la sagrada Eucaristía. Hijos predilectos, opongan un dique a los sacrilegios; nunca como en estos tiempos se han hecho tantas comuniones tan indignas.

¡A qué estado de enfermedad tan grave han llegado! Vuelvan a enseñar a todos la verdadera moral católica. Den una mano a mis pobres hijos pecadores para conducirlos a la observancia de la Ley de Dios. Háganle comprender la

178

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

tervengan con valor y celo, para que el Sacramento de la Reconciliación vuelva a florecer en toda su plenitud y así las almas sean ayudadas a vivir en la Gracia y la Iglesia sea sanada de las llagas sangrientas de los pecados y de los sacrilegios, que la cubren como a una leprosa. (970/92) Es voluntad de Dios que ustedes ardan de un gran celo por la salvación de las almas y estén, por lo tanto, siempre dispuestos a la tarea que les ha sido confiada como ministros de la reconciliación. Actualmente en gran parte de la Iglesia está desapareciendo este sacramento tan necesario, precisamente porque muchos Sacerdotes no van más al confesionario a disposición de las almas que tienen extrema necesidad de este sacramento de la Divina Misericordia. (609/86) La primera cosa que deben hacer es reconocer el pecado como un mal y arrepentirse enseguida, con un acto de amor puro y sobrenatural. Cuántos hijos míos ya no lo reconocen hoy como un mal, con frecuencia lo aceptan como un bien y así se dejan penetrar por él en el alma, el corazón y la vida; luego se vuelven incapaces de arrepentirse y viven habitualmente contagiados por esta grave enfermedad. Entonces deben recurrir a la medicina que la misericordia de Jesús ha preparado para ustedes: el Sacramento de la Reconciliación. Nunca como en estos tiempos es necesario que se hagan confesiones frecuentes. Hoy la confesión está desapareciendo de la vida y de las costumbres de tantos hijos míos, y esto es señal de la crisis que está atravesando la Iglesia.

Actualmente en gran parte de la Iglesia está desapareciendo este sacramento tan necesario, precisamente porque muchos Sacerdotes no van más al confesionario a disposición de las almas que tienen extrema necesidad de este sacramento de la Divina Misericordia…. Hoy la confesión está desapareciendo de la vida y de las costumbres de tantos hijos míos, y esto es señal de la crisis que está atravesando la Iglesia.
¡La Iglesia está profundamente herida por la difusión de las Comuniones sacrílegas! Ha llegado el tiempo en que su Madre Celestial dice: ¡Basta! (327/79) Sean fieles al ministerio de los Sacramentos, especialmente de la Reconciliación que devuelve la Gracia a los que la perdieron, por los pecados mortales cometidos. Hoy en la Iglesia está desapareciendo este Sacramento tan precioso y necesario.

Pastores de la Iglesia, Obispos establecidos por Cristo como guías de su rebaño, abran los ojos a este mal que se difunde en la Iglesia como un cáncer terrible. In-

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

179

También por medio de ustedes, mis predilectos, quiero que en la Iglesia, el Sacramento de la Reconciliación recupere su esplendor. Quiero que todos mis hijos acudan numerosos a esta fuente de la gracia y de la divina misericordia. Y los invito a ustedes, mis predilectos, a confesarse frecuentemente, si es posible cada semana. Les pido que vayan al confesionario para estar a la disposición de todos los que tengan necesidad de este sacramento. Eduquen bien a todos los fieles sobre la necesidad de usar este Sacramento, sobre todo cuando se encuentre en pecado mortal. (505/83)

CRISIS EN EL SACERDOCIO
¿Dónde hay hoy un lugar sin pecado? Hasta las casas consagradas al culto de Dios son profanadas por los pecados que allí se cometen. Son las personas consagradas, son los mismos Sacerdotes y Religiosos quienes pierden hasta el sentido del pecado.

¿Dónde hay hoy un lugar sin pecado? Hasta las casas consagradas al culto de Dios son profanadas por los pecados que allí se cometen. Son las personas consagradas, son los mismos Sacerdotes y Religiosos quienes pierden hasta el sentido del pecado. -El Obispo de Boston enfrentando los graves escándalos sobre pederastia sacerdotalJeremías, Judá 626 a.c: Los sacerdotes ya no se preguntan: ¿Dónde está Yavé? ¡Los dueños de mi enseñanza no me conocen! Los pastores de mi pueblo se rebelaron contra mí, y los profetas consultaron a dioses inútiles, dando respuestas en nombre de Baal. Por eso, les he metido pleito a esa gente -palabra de Yavé. (Jer 2, 8-9)
Hasta el profeta y el sacerdote se han vuelto impíos, y en mi propia Casa me he topado con su maldad, dice Yavé. Por eso, su camino se les hará resbaladizo en la oscuridad; caerán y se irán al suelo cuando llegue el año del castigo y les envíe la desgracia. (Jer 23, 11-12)

Algunos de ellos, en el pensamiento, en las palabras y en la vida, sacrílegamente se dejan conducir por Satanás. Nunca como hoy el Demonio ha logrado seducirlos. Los seduce con el orgullo, y así los hace justificar y legitimar el desorden moral. Y después de las caídas logra apagar en ustedes las voces del remordimiento, que son un verdadero don del Espíritu que los apremia a la conversión. ¡Cuán numerosos son ya mis pobres hijos que llevan años sin confesarse! (219/76) ¡Cuántas son las vidas sacerdotales y religiosas secadas por el secularismo, que las ha poseído completamente! (932/91)

180

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

La confusión aumenta también en la Iglesia y se extiende ya, a todas partes del mundo. Los primeros afectados son los Sacerdotes. Día a día aumentan los que se dejan seducir por el error, que los lleva a la infidelidad. En nombre del progreso algunos han pasado a ser sólo ministros del mundo y viven según el mundo.
Han sustituido la oración por la acción desordenada; la mortificación, por el afán desmedido de comodidades y placeres; la santidad por la admisión progresiva del pecado, especialmente de la impureza, que es el que más cometen y tratan de justificar.

Es indisciplina la falta de docilidad interior a la voluntad de Dios, que se manifiesta al anular las obligaciones propias de su estado: la obligación de la oración, del buen ejemplo, de una vida santa y apostólica. ¡Cuántos Sacerdotes hay que se dejan absorber por una actividad desordenada y que no oran! Descuidan habitualmente la Liturgia de las Horas, la meditación, el rezo del Santo Rosario. Limitan la oración a una apresurada celebración de la Santa Misa. Así estos pobres hijos míos se vuelven interiormente vacíos y no tienen ya luz ni fuerza para resistir a las muchas insidias que los rodean. Por eso, llegan a contaminarse con el espíritu del mundo y, por ende, aceptan su modo de vida, comparten sus valores, participan de sus manifestaciones profanas, se dejan condicionar por sus medios de propaganda y, por fin, se revisten de su misma mentalidad.

Se han convertido en cadáveres ambulantes, en sepulcros blanqueados, llamándose todavía Sacerdotes, pero que mi Hijo ya no reconoce como tales.
Y a veces son precisamente éstos los más estimados, los que logran abrirse camino, los que son promovidos a puestos de responsabilidad.

Hoy mi Corazón es nuevamente herido al ver cuántos son, entre mis hijos predilectos, aquellos que viven sin docilidad a la Voluntad de Dios, porque no observan y a veces desprecian abiertamente las leyes propias del estado sacerdotal. Así la indisciplina se difunde en la Iglesia y cosecha víctimas aún entre sus mismos Pastores.
Esta es una señal que les indica que ha llegado para la Iglesia el tiempo conclusivo de su purificación: la indisciplina difundida en todos los niveles, especialmente en el clero.

Esta es una señal que les indica que ha llegado para la Iglesia el tiempo conclusivo de su purificación: la indisciplina difundida en todos los niveles, especialmente en el clero Es indisciplina la falta de docilidad interior a la voluntad de Dios, que se manifiesta al anular las obligaciones propias de su estado: la obligación de la oración, del buen ejemplo, de una vida santa y apostólica. ¡Cuántos Sacerdotes hay que se dejan absorber por una actividad desordenada y que no oran! Descuidan habitualmente la Liturgia de las Horas, la meditación, el rezo del Santo Rosario. Limitan la oración a una apresurada celebración de la Santa Misa

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

181

Luego terminan viviendo como ministros del mundo, según su espíritu, que justifican y difunden, provocando escándalo en medio de tantos fieles. (312/79) De aquí nace la creciente rebeldía a las normas canónicas que regulan la vida de los Sacerdotes y la reiterada oposición a la obligación del sagrado celibato, querido por Jesús por medio de su Iglesia y que, en estos días, les ha sido reiterado nuevamente por el Papa, con firmeza. Es indisciplina la facilidad con que descuidan las normas que la Iglesia ha establecido para regular la vida litúrgica y eclesiástica.
Hoy cada uno tiende a regularse según su propio gusto y arbitrio y, ¡con qué escandalosa facilidad violan las normas de la Iglesia, a pesar de haber sido reafirmadas muchas veces por el Santo Padre, como la obligación que tienen los Sacerdotes de llevar el hábito eclesiástico!

Esto del hábito es solo un pequeño ejemplo, pero es claro indicio de una triste realidad; hoy la disciplina, la desobediencia, la intolerancia hacia toda norma cunde entre los Sacerdotes que, a pesar de todo, son siempre los hijos de mi predilección maternal Y sin embargo la vigente disciplina de la Iglesia obliga a estos hijos míos a vestir el hábito eclesiástico. Pero ¿Quién observa todavía esta disciplina? Pocos, y estos las más de las veces son considerados como retrógrados y anticuados.
Esto del hábito es solo un pequeño ejemplo, pero es claro indicio de una triste realidad; hoy la disciplina, la desobediencia, la intolerancia hacia toda norma cunde entre los Sacerdotes que, a pesar de todo, son siempre los hijos de mi predilección maternal.

Lamentablemente, a veces, los primeros en seguir desobedeciendo esta prescripción son los mismos Pastores, y, debido a su mal ejemplo, la indisciplina cunde luego en todos los sectores de la Iglesia. Este desorden, que se propaga en la Iglesia, les indica con claridad que ha llegado para ella el momento conclusivo de su purificación. (313/79) Participa en mi dolor y repara por estas verdaderas profanaciones que cada día se cometen en este lugar consagrado a Mí. Por desgracia los mayores responsables son los Sacerdotes. Mira cómo ellos mismos visten de cualquier manera, a veces de modo tan extraño que escandalizan a los mismos fieles.

Por lo menos ustedes, Sacerdotes consagrados a Mi Inmaculado Corazón, sean ejemplo por su interior docilidad y por su obediencia a la disciplina de la Iglesia. (201/76) Nunca participen en espectáculos profanos; no concurran a aquellos lugares que no son adecuados a su dignidad de Ministros de Dios; sepan proteger y defender el carácter sagrado de su persona.

182

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

Ustedes están en el mundo pero no son de este mundo. No se avergüencen de dar a todos este testimonio público. Por eso les pido que lleven siempre su hábito eclesiástico, para que se vea por doquier que son Sacerdotes de Dios y mis hijos predilectos. Causa mucho dolor a mi Corazón Inmaculado el ver que muchos Sacerdotes y hasta algunos Obispos visten como cualquier ciudadano, ¡desobedeciendo abiertamente las leyes que la Iglesia ha establecido para ustedes! (608/86) Esta es la hora del error, que logra entrar en todas partes y seducir sobre todo a muchos de mis hijos sacerdotes.
No se asombren si ven caerse a los que hasta ayer parecían los más fieles, los más seguros.

Ha llegado el momento en que un número de mis hijos Sacerdotes se disponen a pronunciarse públicamente contra mi Hijo y contra Mí misma, contra el Papa y la Iglesia. Entonces no podré reconocerlos ya como hijos míos; bajaré del Cielo Yo misma para ponerme a la cabeza del escuadrón
Yo misma para ponerme a la cabeza del escuadrón de mis hijos predilectos, y destruiré sus maquinaciones.

Verán caer también, a aquellos que se erigían como maestros de los demás. No se asombren si en esta batalla caen los que no han querido o no han sabido usar el arma que Yo misma les he dado: la oración sencilla, humilde y mía del santo Rosario. Es oración sencilla y humilde y, por lo tanto, es la más eficaz para combatir a Satanás, que hoy los seduce sobre todo, con el orgullo y la soberbia. (199/76)
Ha llegado el momento en que un número de mis hijos Sacerdotes se disponen a pronunciarse públicamente contra mi Hijo y contra Mí misma, contra el Papa y la Iglesia. Entonces no podré reconocerlos ya como hijos míos; bajaré del Cielo

Después de una gran revolución y una purificación de la tierra, mi Corazón Inmaculado cantará su victoria en el más grande triunfo de Dios. Para este momento, Sacerdotes míos predilectos, los he llamado uno por uno, de todas partes del mundo y los he preparado. (149/75) Hijos predilectos, en su saña de alejarlos de Mí, hoy mi adversario se desencadena furiosamente contra ustedes. Logra arrastrar y arrojar del cielo a una tercera parte de las estrellas, y ustedes también son estrellas en el firmamento de la Iglesia. Pero ¡cuánto más grande es el número de las que empaña en su esplendor!

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

183

más queridos, incluso compañeros que se sientan en la misma mesa, Sacerdotes y Religiosos, quienes traicionan a la Iglesia y se ponen contra ella? Esta es, pues, la hora de recurrir al gran remedio que el Padre les ofrece para resistir a las seducciones del maligno y para oponerse a la verdadera apostasía que se extiende cada vez más entre mis pobres hijos. Conságrense a mi Corazón Inmaculado. Esta es, pues, la hora de recurrir al gran remedio que el Padre les ofrece para resistir a las seducciones del maligno y para oponerse a la verdadera apostasía que se extiende cada vez más entre mis pobres hijos. Conságrense a mi Corazón Inmaculado. A quien se consagra a Mí Yo vuelvo a prometerle la salvación: la salvación del error en este mundo y la salvación eterna Así, los tienta de todas las maneras; con frecuencia los combate en las almas más cercanas y más amadas por ustedes para llevarlos al desaliento y así apagar en ustedes el ardor y el fervor en su acción apostólica. (379/80) Ahora están viviendo los momentos en que el Dragón Rojo, es decir, el ateísmo marxista, se ha propagado por todo el mundo y hace estragos cada vez mayores entre las almas.
Logra verdaderamente seducir y derribar un tercio de las estrellas del cielo. Estas estrellas, en el firmamento de la Iglesia, son los Pastores: son ustedes mis pobres hijos Sacerdotes.

A quien se consagra a Mí Yo vuelvo a prometerle la salvación: la salvación del error en este mundo y la salvación eterna. (179/75) Pero los que permanecen fieles son en general los más perseguidos, los más desdeñados y a veces intencionalmente marginados. Así las tinieblas se extienden y el humo de Satanás trata de envolverlo todo: la apostasía aumenta cada día. (239/79)

CRISIS DE ACEPTACIÓN DE LA AUTORIDAD DEL PAPADO
Mi adversario ha osado atacar a la Santísima Trinidad, oscureciendo su gran Obra de amor y de gloria. Ha oscurecido la Obra del Padre, seduciendo a las otras criaturas hacia la rebeldía contra Dios, a través de la difusión del ateísmo en tal medida, como nunca la humanidad había conocido. Para hacer estéril la obra redentora del Hijo ha intentado obscurecer su Iglesia, infiltrando en su interior el error y difundiendo la infidelidad, como un terrible cáncer. Ha encen-

¿Acaso no les ha confirmado también el Vicario de mi Hijo que hoy son los amigos

184

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

dido la oposición contra el Papa, a quien Jesús ha puesto en la Iglesia como centro de Unidad y como custodio de la Verdad.

Ha oscurecido la obra del Espíritu Santo, logrando apagar en muchas almas la luz de la Vida Divina a través del pecado. Muchos lo cometen fácilmente y hasta lo justifican, y algunos ni siquiera se confiesan (368/80)
Ahora el Papa sufre por la traición y el abandono de muchos: hasta algunos de sus más cercanos colaboradores a menudo le desobedecen y lo obstaculizan. Muchos Sacerdotes por Él tan amados Lo hostilizan; muchos hijos míos, víctimas de Satanás, Lo ridiculizan y Lo condenan. Cuántos que aún diciéndose cristianos y católicos, Lo critican cada día, Le contradicen, Lo juzgan. Verdaderamente para mi Iglesia esta es la hora del poder de las tinieblas.

Estarán siempre con Él aún en el momento del gran abandono; llevarán con Él su cruz también cuando, como mi Hijo, deban subir por el camino del calvario. (89/73)
Hoy, ¡cuán herido y afligido está mi Corazón de Madre al ver que hay Sacerdotes y hasta Obispos que ya no obedecen las órdenes del Vicario de mi Hijo Jesús! Todo reino en sí dividido está destinado a la derrota y a la ruina. Estos pobres hijos míos que no obedecen, que se rebelan, ya son víctimas de la forma más sutil e insidiosa de la soberbia y caminan hacia la muerte.

Ahora el Papa sufre por la traición y el abandono de muchos: hasta algunos de sus más cercanos colaboradores a menudo le desobedecen y lo obstaculizan. Muchos Sacerdotes por Él tan amados Lo hostilizan; muchos hijos míos, víctimas de Satanás, Lo ridiculizan y Lo condenan Cuántos que aún diciéndose cristianos y católicos, Lo critican cada día, Le contradicen, Lo juzgan. Verdaderamente para mi Iglesia esta es la hora del poder de las tinieblas ¡Cómo Satanás, mi adversario desde el principio, logra hoy engañarlos y seducirlos! Los hace ver que el Papa traiciona la Verdad y así destruyen el fundamento sobre el cual se sostiene la Iglesia y por el cual la Verdad se mantiene íntegra a través de los siglos. Hasta les hace pensar que Yo misma no comparto su modo de actuar. Así, en mi nombre, se propagan críticas desagradables contra la persona y la obra del Santo Padre. (213/76)

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

185

Cuánto sufre mi Corazón de Madre porque frente al desbordamiento de errores y de las herejías, de los escándalos y de los malos ejemplos, se mantiene un profundo silencio, cargado de indiferencia y de complicidad, por parte de todos los que tienen el deber de hablar.
Nunca como en sus días, muchos Pastores se convierten en “perros mudos” que no defienden la grey a ellos confiada, de la amenaza, de la seducción y del peligro de ser devorada por muchos lobos rapaces.

La causa de tan vasta difusión de errores y de esta apostasía son los pastores infieles. Ellos guardan silencio cuando deben hablar con valentía para condenar el error y para defender la Verdad. No intervienen cuando deben desenmascarar a los lobos rapaces que se han introducido en el rebaño de Cristo, disfrazados con piel de corderos. Son perros mudos que dejan despedazar su rebaño
La causa de tan vasta difusión de errores y de esta apostasía son los pastores infieles. Ellos guardan silencio cuando deben hablar con valentía para condenar el error y para defender la Verdad. No intervienen cuando deben desenmascarar a los lobos rapaces que se han introducido en el rebaño de Cristo, disfrazados con piel de corderos. Son perros mudos que dejan despedazar su rebaño.

Es por eso que el Evangelio de mi Hijo Jesús es herido y desgarrado en todas sus partes. (1108 e/97) Los Pastores son responsables de esta situación dolorosa, porque muchos de ellos no defienden con valor a la Verdad, a menudo se callan y toleran toda clase de abusos y así, la integridad de la Fe Católica es cada vez más amenazada. (877/90) Está lacerada (la Iglesia) por una profunda e interior división; está golpeada en sus Pastores que, por temor a exponerse a las críticas, hacen silencio y ya no defienden la grey que les ha sido confiada por Cristo. Yo dirijo hoy el afligido reproche de mi Corazón maternal por su falta de fe, de celo, de oración y de santidad.
El Señor está por pedirles cuenta acerca de cómo han administrado su viña y por qué han permitido que entraran en ella los lobos rapaces, disfrazados de ovejas, para devorar una grey aplastada y dispersa. (767/88)

Ustedes, en cambio, deben hablar con fuerza y con valentía, para condenar el error y para defender solo la verdad. Ha llegado la hora de su público y valiente testimonio. (595/85) Jeremías, Judá 626 a.c.: «¡Ay de esos pastores que pierden y dispersan las ovejas de mis praderas!» Así habla Yavé, el Dios de Israel, contra los pastores que pastorean a mi pueblo: «Ustedes han dispersado mis ovejas y las han echado en vez de preocuparse de ellas. Pero ahora me voy a preocupar de ustedes por todo el mal que cometieron -palabra de Yavé. (Jer 23, 1-2)

El ver hoy a su Iglesia tan violada y desierta, es para Jesús, un nuevo Getsemaní, donde la mayor parte de los Pastores duerme en la indiferencia y en la tibieza,

186

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

mientras otros repiten el gesto de Judas y traicionan por sed de poder y de dinero. (825/89)
¡Cuántos son hoy los pastores que ya no defienden la grey que Jesús les ha confiado! Algunos guardan silencio cuando deben hablar con valor para defender la verdad y condenar el error y el pecado. Toleran para no arriesgarse, se rebajan al compromiso con tal de no perder sus privilegios. Así el error es difundido con fórmulas ambiguas y el pecado ya no es reparado, en una progresiva apostasía de Jesús y de su Evangelio. (449/82)

UN GRAN CISMA AL SEPARARSE DEL MAGISTERIO TRADICIONAL
Hoy mi Corazón Inmaculado se estremece y angustia al ver a la Iglesia interiormente dividida. Esta división, que ha penetrado en el interior de la Iglesia, es una señal que les indica con seguridad, que ha llegado para ella, el momento conclusivo de su dolorosa purificación.
Si en el curso de los siglos la Iglesia ha sido lacerada muchas veces por divisiones, que ha llevado a tantos hijos míos a separarse de ella, Yo, sin embargo, le he obtenido de Jesús el

Oscurece también el esplendor de la Iglesia la profunda división introducida en su seno, y que cada día es más grande. Entonces ustedes deben testimoniar esta unidad, con una firme actitud de unión con el Papa y con los Obispos a Él unidos.
No sigan a aquellos Obispos que se oponen al Papa. Háganse intrépidos defensores del Papa y denuncien abiertamente a aquellos que se oponen a su Magisterio y enseñan lo contrario a él.

Miren a su Madre Celestial, que nace “terrible como un ejército en orden de batalla.” ¿Qué es lo que hace vana su fuerza y los acobarda y paraliza, integran el ataque de mi adversario? (595/85) Pronto llegará un tiempo en que sólo el que esté con el Papa logrará permanecer en la fe de mi Hijo y salvarse de la gran apostasía que se difundirá por todas partes. (92/73)

Si en el curso de los siglos la Iglesia ha sido lacerada muchas veces por divisiones, que ha llevado a tantos hijos míos a separarse de ella, Yo, sin embargo, le he obtenido de Jesús el singular privilegio de su unidad interior. Pero en estos tiempos mi adversario, con su humo, ha logrado también oscurecer la luz de esta divina prerrogativa

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

187

singular privilegio de su unidad interior. Pero en estos tiempos mi adversario, con su humo, ha logrado también oscurecer la luz de esta divina prerrogativa.

Esta división interior lleva también a unos Sacerdotes a enfrentarse contra otros, Obispos contra obispos, Cardenales contra Cardenales, porque nunca como en estos tiempos ha logrado Satanás introducirse en medio de ellos, lacrando el precisos vínculo de su mutuo y recíproco amor. (314/79) La división interior se manifiesta además en la tendencia a dejar solo, casi abandonado, al Vicario de Jesús, el Papa, que es el hijo particularmente amado e iluminado por Mí. Mi Corazón de Madre es herido al ver cómo el silencio y el vacío rodean a menudo la palabra y la obra del Santo Padre, mientras es atacado y obstaculizado cada vez más por mis adversarios. Mi Corazón maternal se aflige al ver que hasta algunos Pastores rehúsan dejarse guiar por su Palabra luminosa y segura.
El primer modo de apartarse del Papa es el de la rebelión abierta. Pero hay también otro modo más sutil y peligroso: es el proclamarse abiertamente unidos a Él, pero oponiéndose interiormente a Él, dejando caer en el vacío su magisterio y haciendo, en la práctica, lo contrario de cuanto Él indica.

El primer modo de apartarse del Papa es el de la rebelión abierta. Pero hay también otro modo más sutil y peligroso: es el proclamarse abiertamente unidos a Él, pero oponiéndose interiormente a Él, dejando caer en el vacío su magisterio y haciendo, en la práctica, lo contrario de cuanto Él indica Miren la gran luz que mi Corazón Inmaculado ha dado a la Iglesia: es mi primer hijo predilecto, el Papa Juan Pablo II. De ahora en adelante esta luz se hará mucho más intensa, mientras más áspero sea el combate.
Este Papa es la señal de mi extraordinaria presencia junto a ustedes; será piedra de tropiezo para todos mis enemigos y escollo contra el cual se producirá la gran división.

Dentro de poco, la apostasía se pondrá de manifiesto; se salvarán de la amenaza de naufragar en la fe solamente aquéllos que estén con el Papa. (380/80) Es una división cada vez más profunda, y de una obstinada oposición al Papa. Esta se concreta en ignorar su Magisterio, más aún, en difundir doctrinas opuestas al mismo y abiertamente contrarias a la fe católica. La causa de esta grave situación son los Pastores.
Obispos de la santa Iglesia de Dios, vuelvan al camino trazado por el

¡Oh Iglesia, cuerpo místico de mi Jesús, en tu doloroso camino al Calvario, has llegado a la undécima estación y te ves desgarrada y lacerada en tus miembros otra vez crucificados! (314/79)

188

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

Buen Pastor, sean fieles al Evangelio y custodien, con firmeza y valentía, el depósito de la fe que les ha sido confiado.

Obispos de la Santa Iglesia de Dios, vuelvan a una plena, humilde y total unidad con el Papa, porque hoy corren el peligro de un gravísimo cisma, y por esto ¡cuán grande es su responsabilidad ante Dios! (684/87) La Iglesia de Jesús está llagada por el contagio maléfico de la infidelidad y de la apostasía. En apariencia todo permanece tranquilo y parece que todo va bien. En realidad está invadida por una falta de fe, que crece de día a día, extendiéndose a todas partes la gran apostasía. Muchos Obispos, sacerdotes, Religiosos y fieles no creen ya, han perdido la verdadera fe en Jesús y en su Evangelio. Por eso, la Iglesia debe ser purificada con la persecución y con la sangre. En la Iglesia también ha entrado la desunión, la división, la lucha el antagonismo. Las fuerzas del ateísmo y de la masonería, infiltrada en su seno, han logrado romper su unidad interior y obscurecer el esplendor de su santidad.
Estos son los tiempos, por Mí predichos, en que Cardenales se oponen a Cardenales, Obispos a Obispos, Sacerdotes a Sacerdotes y la grey de Cristo es despedazada por lobos rapaces que se han introducido, disfrazado de inofensivos y mansos corderos.

Estos son los tiempos, por Mí predichos, en que Cardenales se oponen a Cardenales, Obispos a Obispos, Sacerdotes a Sacerdotes y la grey de Cristo es despedazada por lobos rapaces que se han introducido, disfrazado de inofensivos y mansos corderos. Entre ellos figuran algunos que ocupan puestos de gran responsabilidad, y por su medio ha logrado Satanás penetrar y actuar en las más altas esferas de la Iglesia. ¡Obispos y Sacerdotes de la Santa Iglesia de Dios, cuán grande es hoy su responsabilidad! El Señor está a punto de pedirles cuenta de cómo han administrado su viña su medio ha logrado Satanás penetrar y actuar en las más altas esferas de la Iglesia. ¡Obispos y Sacerdotes de la Santa Iglesia de Dios, cuán grande es hoy su responsabilidad! El Señor está a punto de pedirles cuenta de cómo han administrado su viña. Arrepiéntanse, imploren perdón, reparen y, sobre todo, vuelvan a ser fieles al ministerio que les fue confiado. (638/86) Hoy, ¡cuán herido y afligido está mi Corazón de Madre al ver que hay sacerdotes y hasta Obispos que ya no obedecen las órdenes del Vicario de mi Hijo Jesús!
Todo reino en sí dividido está destinado a la derrota y a la ruina.

Entre ellos figuran algunos que ocupan puestos de gran responsabilidad, y por

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

189

Estos pobres hijos míos que no obedecen, que se rebelan, ya son víctimas de la forma más sutil e insidiosa de la soberbia y caminan hacia la muerte.

de la justicia de Dios. Pero después de su muerte todo se precipitará. La Iglesia se verá como sumergida en el error, que será acogido y propagado, y casi llegará a su más alta cima de apostasía, que desde ahora se está extendiendo como una gran mancha de aceite.
Serán heridos los pastores y la grey a ellos confiada; por un momento el Señor permitirá que la Iglesia se vea como abandonada por Él.

¡Cómo Satanás, mi adversario desde el principio, logra hoy engañarlos y seducirlos! Los hace sentirse custodios de la tradición y defensores de la fe, mientras ustedes mismos son los primeros a quienes hace naufragar en la fe y los lleva inadvertidamente al error. Los hace ver que el Papa traiciona la Verdad y así destruyen el fundamento sobre le cual se sostiene la Iglesia y por el cual la Verdad se mantiene íntegra a través de los siglos. Hasta les hace pensar que Yo misma no comparto su modo de actuar. Así, en mi nombre, se propagan críticas desagradables contra la persona y la obra del santo Padre. Sacerdotes, hijos de mi maternal predilección: sean prudentes, estén atentos e iluminados, porque las tinieblas están invadiéndolo todo. ¿Cómo puede la Madre criticar públicamente las decisiones del Papa, cuando Él solo tiene la gracia especial para el ejercicio de su excelso ministerio? Las tinieblas caerán sobre la Iglesia, y serán más densas después que tu Madre Celestial haya acogido el alma de su primer hijo predilecto, el Papa Pablo VI, que está consumado en la cruz de su supremo sacrificio. Mientras viva, en virtud de su doloroso martirio Yo podré detener aun el brazo

Las tinieblas se harán más densas en el mundo, que llegará al extremo de la perversión. Cuanto más se pervierta, más se aferrará al camino de la rebelión contra Dios, de la idolatría, de la blasfemia y de la impiedad. Así atraerá por sí mismo lo que la Divina Justicia ha decretado para su total puri-

Cuanto más se pervierta, más se aferrará al camino de la rebelión contra Dios, de la idolatría, de la blasfemia y de la impiedad. Así atraerá por sí mismo lo que la Divina Justicia ha decretado para su total purificación con las tinieblas, con el fuego, y con la sangre. Será el momento de los mártires que, en gran número derramarán su sangre, y de los sobrevivientes que envidiarán a los perseguidos y matados. Solo entonces se comprenderá todo lo que Yo he hecho por ustedes

190

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

ficación con las tinieblas, con el fuego, y con la sangre. Será el momento de los mártires que, en gran número derramarán su sangre, y de los sobrevivientes que envidiarán a los perseguidos y matados. Solo entonces se comprenderá todo lo que Yo he hecho por ustedes. (275/78)
Lloro porque la Iglesia continúa caminando por la senda de la división, de la pérdida de la verdadera fe, de la apostasía, de los errores que cada vez se publican.

El intento de reunir a todas las religiones, aun aquella que adoran a seres falsos y falaces, con la perspectiva de una unión religiosa mundial para la defensa de los valores humanos, es vano, peligroso y no conforme al deseo de mi Corazón Inmaculado. Esto aumenta la confusión, la indiferencia religiosa y aún hace más difícil el logro de la verdadera paz. (650/86) Algunos han querido hacer a un lado a su Madre Celestial, precisamente en la perspectiva engañosa de hacer más fácil la reunificación de los cristianos. Esto, al contrario, ha causado un nuevo y más grave obstáculo. De hecho, la desunión ha penetrado en lo interno de la Iglesia Católica.

Ahora se está cumpliendo lo que predije aquí en el tercer mensaje a una hija mía. Entonces para la Iglesia ha llegado el momento de su gran prueba, porque el “hombre de iniquidad” se establecerá en su interior y la abominación de la desolación entrará en el templo santo de Dios (711/87)

No es posible una verdadera reunificación de los cristianos si no es en la perfección

UNA FALSA IGLESIA ECUMÉNICA UNIVERSAL FAVORABLE AL ANTICRISTO
(Esta forma de masonería eclesiástica:) Trata de destruir la realidad de la Iglesia Jerárquica, es decir al Papa y a los Obispos unidos a él, con el falso ecumenismo, que lleva a la aceptación de todas las iglesia cristianas, afirmando que cada una de ellas posee una parte de la verdad. Cultiva el designio de fundar una iglesia ecuménica universal, formada por la fusión de todas las confesiones cristianas, entre las cuales está la Iglesia Católica. (809/89)

El intento de reunir a todas las religiones, aun aquella que adoran a seres falsos y falaces, con la perspectiva de una unión religiosa mundial para la defensa de los valores humanos, es vano, peligroso y no conforme al deseo de mi Corazón Inmaculado. Esto aumenta la confusión, la indiferencia religiosa y aún hace más difícil el logro de la verdadera paz

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

191

de la verdad. Y la verdad se mantiene íntegra sólo en la Iglesia Católica, la cual debe conservarla, defenderla y anunciarla a todos sin miedo alguno. La luz de la verdad es la que atraerá a muchos hijos a regresar al seno de la única Iglesia fundada por Jesús. (387/80) La Masonería Eclesiástica llega hasta construir una estatua en honor a La bestia y obliga a todos a adorar esta estatua. El gran ídolo, construido para ser servido y adorado por todos. Tal como les he revelado, es un Cristo falso con una falsa iglesia. Pero cuál es su nombre? Su número en cuestión es el 666.” 666 en su tercera manifestación (666 por 3) expresa el año 1998. En este período de la historia, la Masonería, asistida por su versión eclesiástica, tendrá éxito en su creación, al levantar un ídolo que será colocado en lugar de Cristo y de su Iglesia. Consecuentemente la estatua erigida en honor de la bestia para ser adorada por todos los habitantes de la tierra, y que sellará con su marca a todos los que quieran comprar o vender será la estatua del Anticristo En ella entrará el hombre de la iniquidad, que se opone a Cristo y que llevará a su interior la abominación de la desolación En el mismo lugar donde me aparecí, quiero manifestaros mi secreto. Mi secreto concierne a la Iglesia. En la Iglesia se llevará a cabo la gran apostasía, que se difundirá por todo el mundo; el cisma se realizará en el general alejamiento del evangelio y de la pérdida de la fe. En ella entrará el hombre de la iniquidad, que se opone a Cristo y que llevará a su interior la abominación de la desoEstoy junto a la Cruz que hoy llevan los Obispos que permanecen fieles, mientras aumenta el número de los que quieren seguir su propio camino, sin escuchar ni seguir al Santo Padre, a quien Jesús ha puesto como fundamento de su Iglesia; están preparando otra Iglesia, separada del Papa, y que provocará de nuevo el escándalo de una dolorosa división
lación, dando así cumplimiento al horrible sacrilegio, del cual habló el profeta Daniel. (Mt 24,15) (1089e/96)

Estoy junto a la Cruz que hoy llevan los Obispos que permanecen fieles, mientras aumenta el número de los que quieren seguir su propio camino, sin escuchar ni seguir al Santo Padre, a quien Jesús ha puesto como fundamento de su Iglesia; están preparando otra Iglesia, separada del Papa, y que provocará de nuevo el escándalo de una dolorosa división. (495/83) Mi adversario se jactará un día de cantar completa victoria sobre el mundo, sobre la Iglesia, sobre las almas Mi tercer secreto que yo revelé a los tres niños a quien me aparecí y que hasta ahora no os ha sido revelado, será manifestado a todos por el mismo desarrollo de los acontecimientos. La Iglesia conocerá la hora de mayor apostasía. El hombre de la iniquidad, el Anticristo, penetrará hasta

192

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

su interior y llegará a sentarse en el mismo trono de Dios, mientras que el pequeño grupo que se mantendrá fiel, será sometido a grandes pruebas y persecuciones. (860/90)

to a permanecer firme en la seguridad de la fe, en estos tiempos de apostasía universal. (970/92)

QUEDARÁ SOLO UN PEQUEÑO RESTO FIEL AL MAGISTERIO
En estos tiempos quedará en la Iglesia Católica un pequeño resto que será fiel a Cristo, al Evangelio, a toda su Verdad.

El pequeño resto formará una pequeña grey, toda custodiada en lo profundo de mi Corazón Inmaculado. Esta pequeña grey estará formada por aquellos Obispos, sacerdotes, religiosos y fieles que permanecerán firmemente unidos al Papa, todos reunidos en el Cenáculo de mi Corazón Inmaculado, en acto de oración incesante, de inmolación perenne, de ofrenda total, para preparar la vía dolorosa para la segunda y gloriosa venida de mi hijo, Jesús. (755/88) ¡Cuántos son los sacerdotes que hoy día son víctimas de tantos errores! Los errores son enseñados, difundidos, propagados bajo forma de nuevas interpretaciones culturales de la verdad. Y así son fácilmente acogidos y alejan a un gran número de hijos míos de la verdadera fe. Los tiempos de ustedes son los tiempos anunciados por la Escritura Divina. Surgen así muchos falsos maestros, que enseñan unos cuentos y alejan a los fieles de la verdad del Evangelio.
Ustedes prediquen siempre con valentía y literalmente el Evangelio de Jesús. Así se quedarán en la verdadera fe y ayudarán al pequeño res-

El momento de la Justicia Divina y de la Gran Misericordia ha llegado. Ustedes conocerán la hora de la pobreza y debilidad; la hora del sufrimiento y de la derrota; la hora purificadora del gran castigo proclamado. Y entonces solo quedará un pequeño grupo fiel, el cual vigilará en el jardín de Mi Corazón Inmaculado. La Gran Tribulación ha llegado para toda la humanidad. El castigo, predicho por Mí en Fátima y contenido en aquella parte del secreto que aún no ha sido revelada, está a punto de tener lugar. El gran momento de la Justicia Divina y de la Misericordia, ha llegado sobre el mundo. No os dejéis prender por el desánimo. Con frecuencia Mi adversario os hiere valiéndose de personas buenas, a las que vosotros, de muchas maneras, incluso, habéis beneficiado. A veces se sirve precisamente de vosotros mismos cohermanos. Han llegado los tiempos que Yo os

En estos tiempos quedará en la Iglesia Católica un pequeño resto que será fiel a Cristo, al Evangelio, a toda su Verdad. El pequeño resto formará una pequeña grey, toda custodiada en lo profundo de mi Corazón Inmaculado. Esta pequeña grey estará formada por aquellos Obispos, sacerdotes, religiosos y fieles que permanecerán firmemente unidos al Papa

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

193

he predicho, en los que todos los sacerdotes que me veneran, me escuchan y me siguen, son ironizados, vilipendiados y combatidos por otros sacerdotes que también son hijos de mi Maternal predilección.

Preparaos para experimentar el indecible sufrimiento de veros aban-

donados por los más fieles, burlados por los hermanos, marginados por los superiores, combatidos por los amigos, perseguidos por aquellos que han acogido el compromiso con el mundo, y se han asociado al escuadrón secreto de la Masonería. (772/88)

2. EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA SE REFIERE A LA CRISIS EN LA IGLESIA Y SUS CONSECUENCIAS
JUAN PABLO II, EL PAPA DE LAS PROFECÍAS
Os sentís muy unidos espiritualmente a mi Papa Juan Pablo II, este precioso don que mi Corazón Inmaculado os ha dado, que en estos mismos momentos se encuentra orando en Cova de iría para dar gracias por la protección extraordinaria y materna que Yo le di, salvándole la vida, en la circunstancia del cruento atentado, ocurrido hace diez años en la Plaza de San Pedro.
Hoy os confirmo que este es el Papa de mi secreto; del Papa de quien hablé con los niños durante mis apariciones; el Papa de mi amor y mi dolor.

Con mucho valor y fortaleza sobrehumana, él va a todas partes del mundo sin preocuparse por el cansancio ni los peligros innumerables, para confirmar a todos en la fe, cumpliendo así con su ministerio apostólico como sucesor de Pedro... (913/91) Él avanza por doquier sin miedo, con la fuerza de su gran amor de Pastor Universal y de vicario de mi hijo Jesús. No teme ni críticas ni obstáculos; no se detiene ante las amenazas y los atentados. Conducido y defendido por Mí, recorre el camino que Yo le he trazado, como un niño confiado que se deja llevar siempre en los brazos. Y así sube cada día su doloroso Calvario, llevando una cruz grande para el bien y la salvación de todos.
Cuanto el Papa está viviendo ahora, ya lo he predicho a él. (440/82)

Hoy os confirmo que este es el Papa de mi secreto; del Papa de quien hablé con los niños durante mis apariciones; el Papa de mi amor y mi dolor. Cuanto el Papa está viviendo ahora, ya lo he predicho a él … El Papa da a todos la luz de Cristo en estos tiempos de gran oscuridad. Confirma con vigor en las verdades de la fe en estos tiempos de apostasía general está fundada la Iglesia, pero Yo se lo he impedido. Precisamente cuando Satanás creía tener segura su victoria, y después de haber aceptado Dios el sacrificio de Pablo VI y de Juan Pablo I, Yo he obtenido de Dios para la Iglesia el Papa preparado y formado por Mí misma.
Él se consagró a mi Corazón Inmaculado y me confió solemnemente la Iglesia, de la cual soy Madre y Reina.

Satanás ha intentado introducirse hasta amenazar a la misma roca sobre la cual

En la persona y en la obra del Santo Padre Juan Pablo II, Yo irradio mi gran Luz, que será tanto más fuerte cuanto más las tinieblas lo envuelvan todo. (307/79)

196

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

Para estos momentos os he preparado un auxilio seguro en mi Corazón Inmaculado. Es el Vicario de Jesús, el Papa, que os es dado para que sea amado, escuchado y seguido por vosotros. También para él se acercan ya las horas de Getsemaní y del calvario, y vosotros, hijos míos predilectos, debéis comprenderle y defenderle. (353/80)
Hay una sutil y diabólica táctica, entretejida secretamente por la Masonería, que hoy se emplea en las confrontaciones con el Santo Padre, para poner en ridículo su persona y su obra, y para volver vano su Magisterio.

Rezad por el Papa. Este Papa es el don más grande que mi Corazón Inmaculado ha dado para el tiempo de la purificación y de la gran tribulación. Parte importante de mi mensaje y de mi secreto que aquí revelé a los tres niños a los que me aparecí (Fátima), se refiere especialmente a la persona y a la misión del Papa Juan Pablo II. ¡Qué grande es su sufrimiento! A menudo está como aplastado por el peso de una cruz, que se ha hecho tan pesada. Rezad por el Papa. Él está viviendo la hora de Getsemaní y el calvario, de la crucifixión y de su inmolación. El Señor lo mira como la víctima más preciosa, que ahora debe ser inmolada sobre el altar de su sacerdotal sacrificio. Y es justamente por el sacrificio de éste, mi primer hijo predilecto, que la divina justicia se desposará con una gran misericordia.(1101e/97) El Papa da a todos la luz de Cristo en estos tiempos de gran oscuridad. Confirma con vigor en las verdades de la fe en estos tiempos de apostasía general...

Cuando este Papa haya cumplido la misión que Jesús le haya encomendado y Yo baje del cielo para acoger su sacrificio, todos seréis envueltos por una densa tiniebla de apostasía que entonces llegará a ser general … Pero ustedes comienzan a vivir lo que les predije en Fátima para los últimos años de este siglo, y que aún sigue guardado bajo el velo secreto. Estos son mis tiempos Mi Corazón Inmaculado está herido al ver cómo alrededor suyo, se difunden el vacío y la indiferencia; la rebelión por parte de algunos hijos míos, obispos, sacerdotes, religiosos y fieles, y la oposición soberbia a su magisterio. Por eso hoy mi Iglesia es lacerada por una profunda división, amenazada por la pérdida de la verdadera fe, y es invadida por una infidelidad que se hace cada día mayor.
Cuando este Papa haya cumplido la misión que Jesús le haya encomendado y Yo baje del cielo para acoger su sacrificio, todos seréis envueltos por una densa tiniebla de apostasía que entonces llegará a ser general. (914/91)

Por eso, ustedes están llamados a grandes sufrimientos, siguiendo a mi primer hijo predilecto, el Papa, que recorre ahora el camino, bañado en su propia sangre, hacia el Calvario, al cual, junto con Él, los conduce su Madre Celestial. (412/81)

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

197

CON LA MUERTE DE JUAN PABLO II SE ABREN LAS ESCLUSAS DE LA GRAN APOSTASÍA
Están viviendo en una humanidad que ha creado una civilización atea y antihumana. Los hombres ya no se aman los unos a los otros; ya no respetan la vida ni los bienes de los semejantes; las llamas del egoísmo y del odio están extinguiendo esas semillas de bondad que todavía florecen en los corazones de los hombres. Los pobres son abandonados; los pequeños son insidiados y alimentados con el alimento envenenado del escándalo; la juventud es traicionada y conducida hacia las experiencias precoces del mal; los hogares son profanados y destruidos… ¡Cuán grande es la desolación! ¡Cuán densa la oscuridad que los rodea! ¡En qué abismo han caído!
Pero ustedes comienzan a vivir lo que les predije en Fátima para los últimos años de este siglo, y que aún sigue guardado bajo el velo secreto. Estos son mis tiempos. (682/87) En el mismo lugar donde me aparecí, quiero manifestaros mi secreto. Mi secreto concierne a la Iglesia. En la Iglesia se llevará a cabo la gran apostasía, que se difundirá por todo el mundo; el cisma se realizará en el general alejamiento del evangelio y de la pérdida de la fe. En ella entrará el hombre de la iniquidad, que se opone a Cristo y que llevará a su interior la abominación de la desolación, dando así cumplimiento al horrible sacrilegio, del cual habló el profeta Daniel. (Mt 24,15)

En el mismo lugar donde me aparecí, quiero manifestaros mi secreto. Mi secreto concierne a la Iglesia. En la Iglesia se llevará a cabo la gran apostasía, que se difundirá por todo el mundo; el cisma se realizará en el general alejamiento del evangelio y de la pérdida de la fe. En ella entrará el hombre de la iniquidad, que se opone a Cristo y que llevará a su interior la abominación de la desolación, dando así cumplimiento al horrible sacrilegio, del cual habló el profeta Daniel. (Mt 24,15) Mi secreto concierne a la humanidad. La humanidad llegará al culmen de la corrupción y de la impiedad, de la rebelión contra Dios y de la abierta oposición a su ley de amor. Ella conocerá horas de mayor castigo, que ya os predijo el pro-feta Zacarías (Zac 13, 7-9) Mi secreto concierne a la humanidad. La humanidad llegará al culmen de la corrupción y de la impiedad, de la rebelión contra Dios y de la abierta oposición a su

198

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

ley de amor. Ella conocerá horas de mayor castigo, que ya os predijo el profeta Zacarías (Zac 13, 7-9) (1089/94)
Hace 73 años bajé del cielo en esta Cova de Iría para indicar el camino que debéis recorrer en este difícil siglo...

ciones de pueblos y naciones. Rusia no me ha sido consagrada por el Papa con todos los obispos y por eso no ha tenido la gracia de la conversión y ha difundido sus errores por todas partes del mundo, provocando guerras, violencias, revoluciones sangrientas, persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre. Satanás ha sido el dominador indiscutible en los acontecimientos de este vuestro siglo, llevando a la humanidad entera al rechazo de Dios y de su ley de amor, difundiendo en tosas partes la división y el odio, la inmoralidad y la maldad y haciendo legitimar en todas partes el divorcio, el aborto, la obscenidad y la homosexualidad, y el uso de todos los medios para impedir la vida. (859/90)
Mi tercer secreto que yo revelé a los tres niños a quien me aparecí y que hasta ahora no os ha sido revelado, será manifestado a todos por el mismo desarrollo de los acontecimientos. La Iglesia conocerá la hora de su mayor apostasía, el hombre de la iniquidad se introducirá en el interior de ella y se sentará en el mismo templo de Dios, mientras el pequeño resto que permanecerá fiel será sometido a las mayores pruebas y persecuciones.

La humanidad no ha acogido mi invitación maternal de volver al Señor por el camino de la conversión del corazón y de la vida de oración y de la penitencia. De este modo ha conocido los años terribles de la segunda guerra mundial, que trajo decenas de muertos, e inmensas destruc-

Mi tercer secreto que yo revelé a los tres niños a quien me aparecí y que hasta ahora no os ha sido revelado, será manifestado a todos por el mismo desarrollo de los acontecimientos. La Iglesia conocerá la hora de su mayor apostasía, el hombre de la iniquidad se introducirá en el interior de ella y se sentará en el mismo templo de Dios, mientras el pequeño resto que permanecerá fiel será sometido a las mayores pruebas y persecuciones -Los tres niños de Fátima-

La humanidad vivirá el momento de su gran castigo, será de este modo preparada par recibir al Señor Jesús, que volverá a vosotros en gloria...”. (859/90) Como Noé, en nombre del Señor, invitaba a subir en el arca a los que debían salvarse del diluvio, así ahora tú, mi pequeño, en nombre de tu Madre celestial debes invitar a entrar en el refugio de mi Corazón Inmaculado a aquellos que deben ser protegidos, defendidos y salvados de la gran prueba que ha llegado para la Iglesia y para toda la humanidad.

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

199

Te he querido aquí, porque debéis comunicar a todos, que ya desde este año, habéis entrado en los acontecimientos que os han sido predichos por mí y que están contenidos en la tercera parte del secreto que todavía no os ha sido revelado. Ahora serán hechos patentes por los mismos acontecimientos que están por suceder en la Iglesia y en el mundo. Mi Iglesia será sacudida por el viento impetuoso de la apostasía y de la incredulidad, mientras aquel que se opone a Cristo entrará en su interior, llevando así a cumplimiento la abominación de la desolación que os ha sido predicha por la divina Escritura. La humanidad conocerá la hora sangrienta de su castigo. Será herida por el flagelo de las epidemias, del hambre y del fuego; mucha sangre será esparcida en vuestras calles; la guerra se extenderá por doquier, llevando al mundo una devastación inconmensurable. (1008/93) La lucha entre la Mujer vestida de sol y el Dragón rojo, en estos años, ha alcanzado su vértice más alto... Satanás ha conseguido entrar en la Iglesia... Ha penetrado en ella con el humo del error y el pecado, de la pérdida de la fe y de la apostasía, del compromiso con el mundo y de la búsqueda de los placeres. En estos años ha conseguido seducir a obispos y sacerdotes, religiosos y fieles. Las fuerzas masónicas han entrado a la Iglesia de manera disimulada y oculta, y han establecido su cuartel general en el mismo lugar donde vive y trabaja el Vicario de mi Hijo Jesús.

Mis llamadas extraordinarias no son acogidas; los signos que doy de mi inmenso dolor no se creen. Vuestro prójimo no es amado; cada día se atenta contra su vida y sus bienes. El hombre se vuelve cada día más corrupto, más impío, más perverso y más cruel. Un castigo peor que el diluvio está a punto de caer sobre esta pobre y pervertida humanidad. -El Papa con Lucía la vidente de FátimaSe está realizando cuanto está contenido en la tercera parte de mi mensaje, que aún no ha sido revelado, pero que ya se ha vuelto patente por los mismos sucesos que estáis viendo... (1019/93)

¿Por qué lloro aún? Lloro porque la humanidad no acoge mi maternal invitación a la conversión y a su retorno al Señor. Ella continúa corriendo con obstinación por el camino de la rebelión a Dios y a su ley de Amor. Abiertamente se reniega del Señor, se le ultraja y se le blasfema. Se le vilipendia públicamente y se pone en ridículo a vuestra Madre Celeste. Mis llamadas extraordinarias no son acogidas; los signos que doy de mi inmenso dolor no se creen. Vuestro prójimo no es amado; cada día se atenta contra su vida y sus bienes. El hombre se vuelve cada día más corrupto, más impío, más perverso y más cruel. Un castigo peor que el diluvio está a punto de caer sobre esta pobre y pervertida

200

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

llegado el momento de su gran prueba, porque el “hombre de iniquidad” se establecerá en su interior y la abominación de la desolación entrará en el templo santo de Dios (710/87) En 1917 lo anticipé en Fátima, casi como anuncio profético, en el momento en que aparecía evidente la gran lucha entre la Mujer vestida de sol y el Dragón rojo, que habría de durar durante todo el siglo, como soberbio desafío a Dios por parte de mi adversario, en la certeza de que lograría destruir la Iglesia y llevaría a toda la humanidad a un universal rechazo a Dios.

En 1917 lo anticipé en Fátima, casi como anuncio profético, en el momento en que aparecía evidente la gran lucha entre la Mujer vestida de sol y el Dragón rojo, que habría de durar durante todo el siglo, como soberbio desafío a Dios por parte de mi adversario, en la certeza de que lograría destruir la Iglesia y llevaría a toda la humanidad a un universal rechazo a Dios. El Señor le ha concedido este espacio de tiempo, para que cuando termine el plazo, la soberbia del Dragón rojo sea humillada y vencida por la humildad, por la pequeñez y por el poder de su Madre Celestial humanidad. Descenderá fuego del cielo y será este el signo de que la justicia de Dios ya ha sido establecida para la hora de su gran manifestación. Lloro porque la Iglesia continúa caminando por la senda de la división, de la pérdida de la verdadera fe, de la apostasía, de los errores que cada vez se publican.
Ahora se está cumpliendo lo que predije aquí en el tercer mensaje a una hija mía. Entonces para la Iglesia ha

El Señor le ha concedido este espacio de tiempo, para que cuando termine el plazo, la soberbia del Dragón rojo sea humillada y vencida por la humildad, por la pequeñez y por el poder de su Madre Celestial, la Mujer vestida de sol, que ahora reúne a todos sus hijitos en su ejército, ordenado para la batalla. Estos son mis tiempos. Al recordar hoy la primera de mis apariciones en Fátima en 1917, están viviendo los acontecimientos que Yo les predije entonces. Están dentro del período en que la lucha entre “la Mujer Vestida de sol” y mi adversario, “el Dragón rojo”, se encamina ya hacia su conclusión (Ap 13, 1-3). Por esto me aparezco otra vez de una manera nueva y más extraordinaria, para confirmarles que es habitual mi presencia en medio de ustedes (533/84) Otro signo es constituido por fenómenos extraordinarios, que se realizarán en el firmamento del cielo. “El sol se oscurecerá, la luna perderá su brillo, las estrellas caerán del cielo y las poten-

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

201

cias del cielo se conmoverán” (Mt 24, 29). El milagro del sol, sucedido en Fátima durante mi última aparición, quiere indicarles que ya han entrado en los últimos tiempos en los cuales se realizarán estos acontecimientos, que los preparan para el regreso de Jesús en la gloria. Hijos míos predilectos consagrados a mi Corazón Inmaculado, he querido instruirlos sobre estos signos que Jesús les indicó en el Evangelio, para prepararlos para el fin de los tiempos porque ellos se están cumpliendo en sus días. (997) Ya están a punto de llegar al término más doloroso y sangriento de la purificación, que se desarrollará en estos años, antes del triunfo de mi Corazón Inmaculado, con la venida del Reino glorioso de Jesús a ustedes. Es un designio que abraza este siglo. La paz vendrá, después del gran sufrimiento, al cual están llamados ahora la Iglesia y toda la humanidad, para su interior y sangrienta purificación. La paz vendrá, después del evento del terrible castigo, que Yo les he predicho ya en los albores del siglo. La paz vendrá, como don de Amor Misericordioso de Jesús, que está a punto de derramar sobre el mundo torrentes de fuego y de gracia, que renovarán todas las cosas. La paz vendrá, como fruto de una particular efusión del Espíritu Santo, que será donado por el Padre y por el Hijo, para transformar al mundo en la Jerusalén Celestial y para conducir la Iglesia a la cumbre de su santidad y de su divino esplendor. Y vendrá a ustedes la paz por el triunfo de mi Corazón Inmaculado, mientras está La paz vendrá, como don de Amor Misericordioso de Jesús, que está a punto de derramar sobre el mundo torrentes de fuego y de gracia, que renovarán todas las cosas. La paz vendrá, como fruto de una particular efusión del Espíritu Santo, que será donado por el Padre y por el Hijo, para transformar al mundo en la Jerusalén Celestial y para conducir la Iglesia a la cumbre de su santidad y de su divino esplendor Y vendrá a ustedes la paz por el triunfo de mi Corazón Inmaculado, mientras está por terminar el espacio de tiempo, concedido por el Señor a la humanidad para el arrepentimiento y para su conversión por terminar el espacio de tiempo, concedido por el Señor a la humanidad para el arrepentimiento y para su conversión.
Ha llegado ya la hora de los grandes acontecimientos y todo se cumplirá a un ritmo de tiempo más rápido, para que aparezca cuanto antes sobre el mundo el Arco Iris de Paz que desde hace muchos años les he predicho ya en Fátima. (663)

202

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

3. EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA DIVULGADO OFICIALMENTE Y UNA INTERPRETACIÓN
El siguiente es el Tercer Mensaje divulgado oficialmente por la Iglesia el 26 de Junio de 2000: A Lucía, Fátima, Portugal 1917: “Escribo En obediencia a Vos, Dios mío, que lo ordenáis por medio de Su Excelencia Reverendísima el Señor Obispo de Leira y de la Santísima Madre vuestra y mía.
La Virgen María intercede para posponer el cumplimiento de las profecías* Después de las dos partes que ya he expuesto, hemos visto al lado izquierdo de Nuestra Señora un poco más en lo alto a un ángel con una espada de fuego en la mano izquierda; centellando emitía llamas que parecía iban a incendiar el mundo; pero se apagaban al contacto con el esplendor que Nuestra Señora irradiaba con su mano derecha dirigida hacia él; el ángel señalando la tierra con su mano derecha, dijo con voz fuerte: ¡Penitencia, Penitencia, Penitencia! El Papa, sus obispos y sacerdotes suben una montaña empinada Y vimos en una inmensa luz, que es Dios, algo semejante a como se ven las personas en un espejo cuando pasan ante él o a un obispo vestido de blanco. Hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre. También a otros obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas subir una montaña empinada, en cuya cumbre había una gran Cruz de maderos toscos como si fuera de alcornoque con la corteza.

Atraviesan una gran ciudad en ruinas llena de cadáveres El Santo Padre, antes de llegar a ella, atravesó una gran ciudad medio en ruinas y medio tembloroso con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino. El Papa es asesinado con sus compañeros por un grupo de soldados Llegado a la cima del monte, postrado de rodillas a los pies de la gran Cruz fue muerto por un grupo de soldados que le dispararon varios tiros de arma de fuego y flechas. Y del mismo modo murieron unos tras otros los Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas y diversas personas seglares, hombres y mujeres de diversas clases y posiciones. Dos ángeles recogen la sangre de los mártires. Bajo los dos brazos en de la Cruz había dos ángeles, cada uno de ellos con una jarra de cristal en la mano, en las cuales recogían la sangre de los Mártires, y regaban con ella las almas que se acercaban a Dios”

* Subtítulos de este tercer mensaje de Fátima por el autor.

Si hacemos un resumen de los mensajes al Padre Gobbi sobre el tercer secreto transcrito arriba, y lo cruzamos con esta

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

203

visión divulgada por la Iglesia, vemos como todo adquiere perspectiva: El tercer mensaje de Fátima concierne a la gran apostasía que se ha estado gestando en la Iglesia, a la resistencia que ha hecho el mundo a escuchar las advertencias y reorientar su camino actual de autodestrucción, al papel tan importante dentro de todo esto que tuvo el Papa Juan Pablo II, a las consecuencias de este rechazo, a las grandes calamidades que el mundo tendrá que afrontar en el inmediato futuro, y su renovación. Veamos esto por partes:
1. La gran apostasía que se ha estado gestando dentro de la Iglesia católica La Virgen denuncia con gran dolor la grave y terrible decadencia de una parte de la jerarquía, infiltrada por la masonería eclesiástica, que se ha posicionado en altos cargos en el mismo Vaticano. Deja así de ser el potente faro, guía de la humanidad, con desorientación y pérdida de la fe de muchos de sus fieles. Llegará hasta el extremo de caer próximamente en un grave cisma, o sea una división en sus filas.

Todo esto está figurado en el segundo párrafo del mensaje divulgado por la Iglesia. Esta grave crisis de apostasía dentro de la Iglesia es presentada figurativamente por el ascenso del Papa y sus jerarcas por la montaña empinada, en cuya cumbre hay una gran Cruz de madera tosca. Este capítulo desarrolla el tema con las transcripciones de las revelaciones de la Virgen al respecto. Se ve en forma más amplia en El libro siete de la serie, La crisis en la Iglesia Católica y su renovación profetizada donde vemos lo que dicen sobre este tema decenas de videntes alrededor del mundo en los últimos 2000 años.
2. Resistencia del mundo a escuchar las advertencias y a reorientar su camino actual hacia la autodestrucción, la que ha sido pospuesta por intercesión de la Virgen María

La humanidad no ha escuchado los reiterados mensajes de la Virgen alrededor del mundo, su llamado a la conversión. Por eso ha caído en las tantas tribulaciones físicas, sociales y morales que han acongojado al mundo durante este último siglo y todo apunta hacia un desenlace fatal. Vemos esto en los mensajes al padre Gobbi que hemos estado viendo incluyendo el que se haya pospuesto este desenlace (ej. pgs 98-103). Esto es lo expresado en el primer párrafo divulgado por la Iglesia, cuando describe las llamas que parecía que iban a incendiar el mundo y se apagaban al contacto con el esplendor del Nuestra Señora.
3. El importante papel del Papa Juan Pablo II y Benedicto XVI en este drama

204

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

“Este es el Papa de mi secreto”. Juan Pablo II, uno de los más grandes y santos Papas de la historia, luchó en forma monumental para detener esta apostasía, viajando por todo el mundo y defendiendo las doctrinas tradicionales de la Iglesia contra tantos embates e intentos de distorsión. Fue protegido sobrenaturalmente por la Virgen María de los muchos atentados de los que fue víctima. “¡Qué grande es su sufrimiento! A menudo está como aplastado por el peso de una gran cruz, que se ha hecho pesada.” Logró detener temporalmente el cisma, y murió dejando un cirineo que le ayude a cargar la cruz final. Entonces todas las profecías se cumplirán y tendrán sus desenlaces. Juan Pablo II no fue ya evidentemente el Obispo vestido de blanco nombrado en el primer y segundo párrafo de la visión; posiblemente lo será su sucesor. Los párrafos tercero y cuarto del mensaje publicado por la Iglesia describen la tan profetizada huida de un Papa del Vaticano para salvar su vida, -posiblemente Benedicto XVI-, y su posterior muerte como mártir. El papel que jugó el Santo Papa Juan Pablo II, y el que posiblemente desempeñará Benedicto XVI, se desarrollan en otra parte de este libro y en forma más amplia en el libro No. 7 sobre la crisis en la Iglesia.
4. Consecuencias de este rechazo: ya está en cumplimiento lo advertido

las guerras, la caída de la economía, epidemias, hambrunas, y demás tribulaciones predichas por los profetas de la Biblia, como Daniel y Zacarías. Y estos son solo el principio de los dolores. Ya estamos en el cumplimiento de los acontecimientos predichos en el tercer mensaje, hayan sido estos divulgados o no, sea este el mensaje completo, o falte todavía una parte por divulgar. El desarrollo del inicio de este drama histórico en sus hechos por cumplirse, se consigna en el libro 8 La crisis mundial propicia para el surgimiento de un Nuevo orden mundial y una Iglesia ecuménica universal, y en los capítulos que siguen.
5. Las grandes calamidades que el mundo tendrá que afrontar en el próximo futuro antes de una renovación.

Como consecuencia de esta apostasía vendrá una época de unas densas tiniebla para la humanidad total, en la que la Ley del Amor será olvidada. La rebelión contra Dios se manifestará en que el hombre se vuelve cada día más corrupto, más impío, más perverso y más cruel. Llegan

La principal catástrofe será que el Anticristo aprovechará la situación para to-

C. La crisis en la iglesia y el surgimiento de una iglesia ecuménica universal

205

marse el poder en el mundo y se sentará en el mismo Templo de Dios. Dirigirá desde el mismo Vaticano. Será el culmen de la apostasía, la abominación de la desolación. Vendrá una gran persecución a los católicos auténticos y firmes en la verdad, como se simboliza en el quinto y último párrafo de la visión. Pero serán protegidos por María “el arca de la salvación de estos tiempos”. Luego vendrá un gran castigo para la humanidad por medio de grandes cataclismos. “Será de este modo preparada para recibir al Señor Jesús, que volverá a nosotros en gloria.” La profecía del reinado del Anticristo, y la persecución de los cristianos se refieren a continuación al igual que en el libro 9, y

las tribulaciones finales antes de la renovación del mundo están reveladas en las transcripciones adelante y en el libro 10. Cada uno podrá sacar sus propias conclusiones sobre lo cierto de estas revelaciones privadas, una vez las lea y las confronte con el discernimiento del Espíritu Santo, a la luz de los hechos históricos que se están desarrollando ante nuestros propios ojos. De otro lado vemos que todo esto ha sido profetizado por la Virgen en la Salette, en revelación aprobada por la Iglesia, como vimos en el Anexo del libro No. 2. Todo tiene congruencia perfecta y se ajusta a lo permitido de ser creído por el Magisterio de la Iglesia.

MENSAJES DE LA VIRGEN MARÍA AL PADRE GOBBI SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS D. EL NUEVO ORDEN MUNDIAL, LA APARICIÓN DEL ANTICRISTO PROFETIZADO Y LA RENOVACIÓN DEL MUNDO
ÍNDICE DETALLADO Pg.

1. EL COLAPSO MUNDIAL Y LA ANARQUÍA PROPICIA PARA EL ASCENSO DE UN SALVADOR1

209

Arribo a los últimos tiempos y a las tribulaciones profetizados (13) La Gran Señal (3) Colapso mundial: guerras, crisis económica, cataclismos (15) Tercera guerra mundial (8)

2. EL NUEVO ORDEN MUNDIAL: ASCENSO DEL ANTICRISTO

216

Nuevo orden basado en una civilización fuera de los Mandamientos (6) El Anticristo se toma el poder y ocupa inclusive el Trono de San Pedro (20)

3. EL REINADO DEL ANTICRISTO
Marcaciones con el chip inteligente (8) Dios y la Virgen también marcan a sus fieles (5) Supresión de la Eucaristía y exigencia de adoración (13) La gran persecución a los cristianos durante la falsa paz (16)

231

1

Sobre este tema se transcriben 167 mensajes dados por la Virgen durante los 25 años de las revelaciones y algunas citas bíblicas en concordancia. En los libros 8, 9 y 10 de la serie se amplían los temas con las revelaciones hechas a los otros 200 videntes del estudio, durante 2000 años en los cinco continentes.

2

Número de mensajes citados sobre cada subtema

4. LA PURIFICACIÓN DEL MUNDO
La Gran tribulación final (40)

244

5. RENOVACIÓN DEL MUNDO

253

La Virgen María vence finalmente a Satanás (10) Cristo, vencedor, establecerá el Reino de Dios pleno (10)

ANEXO 1: EL DILEMA DEL MILENARISMO HERÉTICO VS. EL MILENISMO ACEPTABLE POR EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA
A. EL PREDOMINANTE MILENARISMO ALEGÓRICO DE SAN AGUSTÍN B. TIPOS DE MILENARISMO Y LA POSICIÓN DEL MAGISTERIO C. EL MILENISMO CATÓLICO: SOLO UNO DE LOS TRES ENEMIGOS DEL ALMA SEGUIRÁ ATACANDO 260 265 269

ANEXO 2: LA SALETTE
275

D. NUEVO ORDEN MUNDIAL, LA APARICIÓN DEL ANTICRISTO PROFETIZADO Y LA RENOVACIÓN DEL MUNDO
1. EL COLAPSO MUNDIAL Y LA ANARQUÍA PROPICIA PARA EL ASCENSO DE UN “SALVADOR”
ARRIBO A LOS ÚLTIMOS TIEMPOS Y A LAS TRIBULACIONES PROFETIZADAS
(Ver Postergado pero ya irreversible pg. 98) Sabed leer y meditad todo lo que en la Sagrada Escritura os ha sido claramente descrito, para ayudaros a comprender las señales de la Gran Tribulación. En los Evangelios, en las cartas de los Apóstoles, y en el Libro del Apocalipsis, se os han descrito claramente señales ciertas para haceros comprender cuál es el período de la Gran Tribulación. Todas estas señales se están cumpliendo en este su tiempo.

Mis tiempos han llegado ya. Lo que les he predicho ya está por cumplirse. Están en los umbrales de los acontecimientos graves y dolorosos para la Iglesia y la humanidad. (601/85) Jesús, Jerusalén 33 d.c.: Cuando oigan hablar de guerras y de rumores de guerra, no se alarmen, porque eso tiene que pasar, pero todavía no será el fin. Habrá conflictos: nación contra nación, y reino contra reino. Habrá

En su tiempo se multiplican los trastornos de orden natural como terremotos, sequías, inundaciones, desastres que causan la muerte inesperada de miles de personas, seguidos de epidemias y de males incura-bles que se extienden por todas partes. Por otra parte, sus días están marcados por continuos rumores de guerras, que se multiplican y cosechan, cada día, innumerables víctimas. Crecen las discordias y disensiones dentro de los países; se propagan las revueltas y las luchas entre los diversos pueblos; guerras sangrientas siguen extendiéndose, a pesar de todos los esfuerzos que se hacen por lograr la paz. (723/87)

Sabed leer y meditad todo lo que en la Sagrada Escritura os ha sido claramente descrito, para ayudaros a comprender las señales de la Gran Tribulación. En los Evangelios, en las cartas de los Apóstoles, y en el Libro del Apocalipsis, se os han descrito claramente señales ciertas para haceros comprender cuál es el período de la Gran Tribulación Todas estas señales se están cumpliendo en este su tiempo

210

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

terremotos y hambre en diversos lugares. Estos serán los primeros dolores del parto.(Mc 13, 7-8)
Nunca como en estos momentos la humanidad ha estado al borde de su propia destrucción; y todo lo decretado por la Justicia de Dios está en vías de su progresiva y rápida ejecución.

Durante este año, que está por terminar, he podido detener el castigo por las oraciones y sufrimientos de muchos hijos míos. Su “si” me ha permitido dar fuerza a si acción de intercesión maternal por ustedes. Jesús ha querido confiar de nuevo a la Madre Suya y de ustedes, la última posibilidad de intervenir para conducirlos a la salvación y para aliviar el gran dolor que les espera. (268/77) Zacarías, Palestina, 520 a.c.: Vienen los días en que yo haré que Jerusalén sea para todos los pueblos una copa de vino que hace perder los sentidos. Jerusalén, en ese entonces, será como una piedra que tratarán de levantar todos los pueblos; pero cuantos lo hagan quedarán desgarrados. (Zc 12, 2-3) San Lucas, Antioquía, 81 d.c Haré prodigios arriba en el cielo y señales milagrosas abajo en la tierra. (Hch 2, 19) Finalmente, en su tiempo, ocurren grandes señales en el sol, en la luna y en las estrellas. El milagro del sol ha sido una señal, que les di en Fátima, para advertirles que han llegado ya, ahora, los tiempos de estos fenómenos extraordinarios que están ocu-rriendo en el cielo. Y cuántas veces, durante mis apariciones actuales, ustedes mismos han podido contemplar los grandes prodigios que se realizan en el sol. Como los retoños que brotan en los árboles les anuncian que ha llegado la primavera, así también estas grandes señales que están ocurriendo en su tiempo les dicen que ha llegado ya a ustedes la gran tribulación, que los prepara para la era nueva, que Yo les he prometido con el triunfo de mi Inmaculado Corazón en el mundo
Como los retoños que brotan en los árboles les anuncian que ha llegado la primavera, así también estas grandes señales que están ocurriendo en su tiempo les dicen que ha llegado ya a ustedes la gran tribulación, que los prepara para la era nueva, que Yo les he prometido con el triunfo de mi Inmaculado Corazón en el mundo. (724/87)

Jesús, Jerusalén, 33 d.c.: Aprendan esta lección de la higuera: Cuando están ya tiernas sus ramas y empiezan a brotar las hojas, ustedes saben que se acerca el verano. Asimismo, cuan-

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

211

do ustedes noten todas estas cosas que les he dicho, sepan que el tiempo ya está cerca, a las puertas. (Mt 24, 32-33)

Aunque les predigo los castigos, recuerden que, en todo momento, la fuerza de su plegaria y de su penitencia reparadora puede cambiarlo todo. (516/84). Ha sido por la respuesta de oración, y de penitencia que ha habido de parte de muchos hijos míos, que Yo he podido obtener de la Divina Justicia un nuevo alejamiento de un gran castigo que ya debería haber caído sobre la humanidad. Pero ahora, con la clausura de este año mariano, está por cerrarse también el espacio concedido por el Señor a la humanidad para su conversión.
Ya están en los umbrales de los acontecimientos que les han sido predichos. (759/88)

Porque la prueba que está a punto de llegarles es tan grande y todos están llamados a sufrir conmigo. Pero su sufrimiento es como el de una madre que va a dar a luz su hijo. (872/90)
Ya todo está a punto de cumplirse a fin de que la Iglesia pueda salir del gran dolor de la purificación, aún más bella y luminosa, en un mundo renovado. Miren en esta luz todo lo que les sucede. Todos los detalles del tiempo que viven sitúenlos en el contexto de este admirable designio.

Miren en esta luz todo lo que les sucede. Todos los detalles del tiempo que viven sitúenlos en el contexto de este admirable designio… Ya están a punto de llegar al término más doloroso y sangriento de la purificación, que se desarrollará en estos años, antes del triunfo de mi Corazón Inmaculado, con la venida del Reino glorioso de Jesús a ustedes
do hasta el máximo, al castigo que esta humanidad se está preparando con sus propias manos. (226/77)
Ya están a punto de llegar al término más doloroso y sangriento de la purificación, que se desarrollará en estos años, antes del triunfo de mi Corazón Inmaculado, con la venida del Reino glorioso de Jesús a ustedes.

No se detengan en mirar las tinieblas, que se hacen más densas cada día, el pecado, convertido en norma de conducta humana, el sufrimiento, que está crecien-

Es un designio que abraza este siglo. En 1917 lo anticipé en Fátima, casi como anuncio profético, en el momento en

212

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

que aparecía evidente la gran lucha entre la Mujer vestida de sol y el Dragón rojo, que habría de durar durante todo el siglo, como soberbio desafío a Dios por parte de mi adversario, en la certeza de que lograría destruir la Iglesia y llevaría a toda la humanidad a un universal rechazo a Dios. El Señor le ha concedido este espacio de tiempo, para que cuando termine el plazo, la soberbia del Dragón rojo sea humillada y vencida por la humildad, por la pequeñez y por el poder de su Madre Celestial, la Mujer vestida de sol, que ahora reúne a todos sus hijitos en su ejército, ordenado para la batalla. El mundo se hallará todo envuelto en las tinieblas de la negación de Dios, de su obstinado rechazo, de la rebeldía a su Ley de amor. El hilo del odio habrá convertido los caminos del mundo en desiertos. Así casi ninguno estará preparado para reci-birle. Los grandes ni siquiera se acordarán de Él, los ricos le cerrarán las puertas, mientras los Suyos estarán muy ocupados en buscarse y afirmarse a sí mismos. (302/78)

Con Su Divino Amor, abrirá las puertas de los corazones e iluminará a todas las conciencias. Cada hombre se verá a sí mismo en el fuego abrasador de la Divina Verdad. Será como un juicio en pequeño. Luego Jesucristo establecerá su Reino Glorioso en el Mundo Al primer Ángel toca el deber de proclamar a todos éste anuncio “Dad a Dios gloria y obediencia: alabadlo, porque ha llegado el momento en que juzgará al mundo. Arrodillaos frente a Aquel que ha hecho el cielo, la tierra, los manantiales y el mar.” (975/92) Jesús, Jerusalén, 33 d.c.: Habrá grandes terremotos, pestes y hambre en diversos lugares. Se verán también cosas espantosas y señales terribles en el cielo. (Lc 21, 11)

LA GRAN SEÑAL
Con Su Divino Amor, abrirá las puertas de los corazones e iluminará a todas las conciencias. Cada hombre se verá a sí mismo en el fuego abrasador de la Divina Verdad. Será como un juicio en pequeño. Luego Jesucristo establecerá su Reino Glorioso en el Mundo.

(753/88)
Cuanto vendrá será una cosa tan grande, que no ha estado desde el principio del mundo. Será como un juicio en pequeño y cado uno verá su propia vida y todas sus obras en la misma luz de Dios.

COLAPSO MUNDIAL: GUERRAS, CRISIS ECONÓMICA, CATACLISMOS
Les he anunciado más de una vez que se está acercando el fin de los tiempos y la venida de Jesús en la gloria. Ahora quiero ayudarles a comprender los signos des-

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

213

critos en la Escritura Divina que indican que su retorno glorioso está cerca. Estos signos son indicados claramente por los Evangelios, las Cartas de San Pedro y San Pablo, y se están realizando en estos años. Un signo será las guerras y las luchas fraticidas que llevarán al predominio de la violencia y del odio y a una disminución general de la caridad, mientras aumentarán las catástrofes naturales como epidemias, carestías. Inundaciones y terremotos.

“Cuando se hable de guerras y de rumores de guerras, no se alarmen, porque todo esto tiene que pasar. Unas naciones se levantarán contra otras y pueblos contra otros pueblos. Habrá carestías y terremotos en diversos lugares, pero eso no será sino el comienzo de unos sufrimientos más grandes.
El mal será tan difundido que el amor de muchos se enfriará. Pero Dios salvará a quien persevere hasta el fin.” (Mt 24, 6-12) (995/92) ¡Cuántos pobres hijos míos veo llorar a causa del azote del fuego, del hambre y de una terrible destrucción! Las señales que el Señor manda ni se com-prenden ni se atienden. Los avisos de peli-gro de “mi” Papa que, con valor y con afán anuncia el huracán que los espera, no son creídos. Los mensajes que doy por medio de almas sencillas y pequeñas, que yo escojo por todas partes del mundo, no se tienen en cuenta para nada. Las apariciones que todavía realizo, a menudo en todos los lugares, son ignorados.

Las apariciones que todavía realizo, a menudo en todos los lugares, son ignorados. Y, sin embargo, están solo a un palmo de su ruina. Cuando todos clamen por la paz, de improviso, podría estallar una nueva guerra mundial, que sembraría por todas partes la muerte y la destrucción. Cuando se diga: ¡tranquilidad y seguridad! podría empezar la peor subversión de individuos y pueblos. ¡Cuánta sangre veo correr por los caminos del mundo!... Y, sin embargo, están solo a un palmo de su ruina. Cuando todos clamen por la paz, de improviso, podría estallar una nueva guerra mundial, que sembraría por todas partes la muerte y la destrucción.
Cuando se diga: ¡tranquilidad y seguridad! podría empezar la peor subversión de individuos y pueblos. ¡Cuánta sangre veo correr por los caminos del mundo!...

214

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

Te he querido aquí, porque debes comunicar a todos que a partir ya de este año, han entrado ustedes en los acontecimientos que les he anunciado y que son contenidos en la tercera parte del secreto que aún no les ha sido revelado. Ahora éste se manifestará por los acontecimientos que van a realizarse en la Iglesia y en el mundo. Mi Iglesia será sacudida por el viento de la apostasía y de la incredulidad, mientras aquel que se opone a Cristo entrará en ella, llevando así a cabo la abominación de la desolación que ha sido anunciada por las Divinas Escrituras.
La humanidad conocerá la hora sangrienta de su castigo: será golpeada por el azote de las epidemias, del hambre y del fuego; mucha sangre será derramada en sus calles; la guerra se extenderá a todas partes, llevando al mundo entero una inconmensurable destrucción. (1009/93) Todos ustedes mis pobres hijos deberán llevar el peso de grandes sufrimientos y de dolores indecibles, porque a todos se manifestará el gran milagro de la Justicia Divina y de la Misericordia.

La humanidad conocerá la hora sangrienta de su castigo: será golpeada por el azote de las epidemias, del hambre y del fuego; mucha sangre será derramada en sus calles; la guerra se extenderá a todas partes, llevando al mundo entero una inconmensurable destrucción… Por eso hoy, desde mi Santuario de Fátima, renuevo con insistencia la invitación a refugiarse en Mí, con su consagración a mi Corazón Inmaculado, y a multiplicar en todas partes los Cenáculos de oración que les he pedido, entre sacerdotes, los pequeños, los jóvenes y en las familias. No tengan miedo. No se dejen llevar por el desánimo. Yo estoy siempre con ustedes ¡Cuántos pobres hijos míos veo llorar a causa del azote del fuego, del hambre y de una terrible destrucción! (508/83) San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo Viviente gritar: “Ven”. Salió entonces otro caballo color fuego. Al que lo montaba le ordenaron que desterrara la paz de la tierra, y que hiciera que se mataran unos a otros; para esto se le dio una gran espada. (Ap 6, 3-4) Jesús, Jerusalén, 95 d.c. Habrá conflictos: nación contra nación, y reino contra reino. No se asusten si oyen hablar de guerras y disturbios, porque estas cosas tienen que ocurrir primero, pero el fin no llegará tan de inmediato. (Mc 13,8. Lc 21, 9)

Por eso hoy, desde mi Santuario de Fátima, renuevo con insistencia la invitación a refugiarse en Mí, con su consagración a mi Corazón Inmaculado, y a multiplicar en todas partes los Cenáculos de oración que les he pedido, entre sacerdotes, los pequeños, los jóvenes y en las familias.
No tengan miedo. No se dejen llevar por el desánimo. Yo estoy siempre con ustedes.

La gran prueba ha llegado para toda la humanidad, ya desgarrada por la violencia que se propaga, por el odio que des-

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

215

truye, por las guerras que se extienden con amenaza, por los grandes males que no logran ser sanadas. Al iniciar este nuevo año se fortalece y se hace más preocupante la amenaza de una terrible tercera guerra mundial.
Muchos tendrán que sufrir el azote del hambre, de la carestía, de la discordia, de las luchas fratricidas que derramarán tanta sangre por sus caminos.

Si el tiempo de la gran prueba ha llegado, ha llegado también el momento de correr todos al refugio seguro de mi Corazón Inmaculado. No pierdan el valor. Sean fuertes en la esperanza y en la confianza. (1003/93) Ezequiel, Babilonia, 537 a.c.: Tirarán por las calles su plata y arrojarán su oro a la basura. Esto no calmará su hambre ni llenará su estómago, ya que todo eso solamente los conducirá al mal. En su “Joya”, que constituía su orgullo, pondrán sus miserables ídolos, y por ello yo se la convertiré en algo horroroso. (Ez 7, 19-20) Ezequiel, Babilonia 537 a.c.: Así dice Yavé: Quitarán el turbante y la corona; todo cambiará. Lo humilde será enaltecido y lo alto humillado. Será una ruina tan grande como jamás se vió. Arruinaré todo hasta que llegue Aquel a quien pertenece el juicio y al que yo reestableceré. (Ez 21, 31-32) Jeremías Babilonia, 570 a.c.: Todo su pueblo gime y busca pan. Entregan sus joyas a cambio de comida, para conservar la vida. «Mira, ¡oh Yavé!, y observa a qué humillación he llegado.» (Lm 1, 11)
Mi petición de que Rusia sea consagrada a mí por el Papa en unión de todos los Obispos no ha sido escuchada y por

Siempre he permanecido junto a ustedes, en los momentos decisivos, en los cuales el comunismo era derrotado por ustedes, e intervine personalmente para que esto sucediera sin luchas fraticidas, sin derramamiento de sangre y sin ulteriores destrucciones
tanto ella ha esparcido sus errores por todas partes del mundo.

Están viviendo en una humanidad que ha creado una nueva civilización atea y antihumana. ¡En qué abismo han caído! Satanás ha triunfado en extender por doquiera su reino de tinieblas y gobierna como un seguro vencedor. (682/87) Tiene particular importancia para el desa-rrollo de los grandes acontecimientos que han sido predichos por Mí, si, durante este año, finalmente fuera satisfecho mi pedido, hecho a mi hija Sor Lucía en Fátima, de consagrarme a Rusia, por parte

216

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

del Papa en unión con todos los Obispos del mundo. (690787) Le pido ante todo al Papa Juan Pablo II, primer hijo predilecto, que con motivo de esta fiesta la realice de manera solemne (la consagración expresa de Rusia al Inmaculado Corazón de María), después de haber escrito a los Obispos del mundo, pidiéndole que la hagan en unión con él.

Por desgracia, no todos los Obispos han aceptado su invitación. Unas circunstancias particulares no han permitido la consagración expresa de Rusia, como he pedido tantas veces. Como ya les he dicho, esta consagración será hecha cuando ya estarán a punto de ocurrir unos sucesos sangrientos.

La incapacidad de los hombres de hoy para construir la paz, depende de su obstinada negación de Dios… Se podrá llegar a la posibilidad de una tercera guerra mundial, muchas veces prevista, que tendrá la terrible capacidad de destruir gran parte de la humanidad
sucediera sin luchas fraticidas, sin derramamiento de sangre y sin ulteriores destrucciones. (926/91) La acción de mi adversario se hará más fuerte, para extender su dominio sobre toda la humanidad. Así aumentarán por doquier el mal, el pecado, la violencia y el odio, la perversión y la incredulidad.
Las guerras se difundirán involucrando a otros pueblos y naciones, y muchos de mis pobres hijos tendrán que llevar la pesada carga de esta cruz sangrienta. (944/92)

Bendigo este acto de valentía de “mi” Papa, que ha querido confiar el mundo y todas las naciones a mi Corazón Inmaculado; lo recibo con amor y gratitud y por eso prometo intervenir y abreviar mucho las horas de la purificación y hacer la prueba menos dura. Pero Yo pido esta consagración también a todos los Obispos, a todos los Sacerdotes, a todos los Religiosos y a todos los fieles. Esta es la hora en que toda la Iglesia debe reunirse en el seguro refugio de mi Corazón Inmaculado. (527/84) Después de tantos años de esclavitud comunista, Yo les he alcanzado la gracia de la liberación, como ya se los había anunciado. Ahora les pido que se conviertan en los Apóstoles de la era nueva que les espera. (923/91) Siempre he permanecido junto a ustedes, en los momentos decisivos, en los cuales el comunismo era derrotado por ustedes, e intervine personalmente para que esto

TERCERA GUERRA MUNDIAL
La incapacidad de los hombres de hoy para construir la paz, depende de su obstinada negación de Dios. Mientras la humanidad siga recorriendo el camino del rechazo de Dios y de la rebelión a su ley, no habrá paz. Al contrario, aumentarán el egoísmo y la violencia y se sucederán guerras cada vez más crueles y sangrientas.

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

217

bres no se proponen seriamente volver a Dios. (398/81) El egoísmo y el odio han reemplazado al amor; la soberbia y la incredulidad han reemplazado la fe, la avaricia y la lujuria han reemplazado la esperanza; el fraude y el engaño han reemplazado la honestidad; la maldad y la dureza de los corazones han reemplazado la bondad. Satanás cantó su victoria porque ha llevado el pecado a las almas y la división a las familias, en la sociedad, en las naciones mismas y entre las naciones. Así la paz nunca ha sido tan amenazada como en estos días.
Empieza este año nuevo bajo la grave amenaza de un conflicto (Irak, 1991), que podrá llegara a ser la chispa que hará explotar la terrible tercera guerra mundial. (894/91)

Se podrá llegar a la posibilidad de una tercera guerra mundial, muchas veces prevista, que tendrá la terrible capacidad de destruir gran parte de la humanidad, si los hom-

San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c. Cuando abrió el tercer sello, oí gritar al tercer Ser Viviente: «Ven.» Esta vez el caballo era negro y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Entonces se escuchó una voz de en medio de los cuatro Seres que decía: «Una medida de trigo por una moneda de plata; tres medidas de cebada por una moneda también; ya no gastes el aceite y el vino.» (Ap 6,5-6) Mientras no se acepte al Dios de la Paz y obstinadamente se siga negándole y re-

Los sufrimientos de los niños, privados del alimento y asistencia; de los jóvenes, abandonados y desilusionados; de los hombres, vejados en su dignidad y convertidos en instrumentos de dominio y de opresión; de las mujeres, llorando sus hogares destruidos… La humanidad está al borde de una nueva guerra mundial. ¡Cuán grande es mi angustia por todo lo que les espera, pobres hijos míos, tan amenazados por el hambre, la guerra, el odio y la violencia! (Ap 6, 5-6) chazándole, no podrán salvaguardarse ni siquiera las exigencias del respeto a los derechos humanos y civiles del hombre. Si no se observa la Ley del Señor y, al contrario, se viola cada vez más abiertamente, la humanidad seguirá corriendo

218

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

por el camino del desorden, de la injusticia, del egoísmo y de la violencia. Por esta razón la humanidad está amenazada ahora más que nunca por la guerra y por el sufrimiento. ¡Cuánto dolor veo regado por todos los caminos del mundo, al iniciarse este año nuevo! Los sufrimientos de los niños, privados del alimento y asistencia; de los jóvenes, abandonados y desilusionados; de los hombres, vejados en su dignidad y convertidos en instrumentos de dominio y de opresión; de las mujeres, llorando sus hogares destruidos…
La humanidad está al borde de una nueva guerra mundial. ¡Cuán grande es mi angustia por todo lo que les espera, pobres hijos míos, tan amenazados por el hambre, la guerra, el odio y la violencia!

bre la vida de las familias y naciones. (1104/94)

Joel, Palestina, 620 a.c.: ¡Ay, qué día! Se acerca el día de Yavé! Es como una devastación mandada por el Todopoderoso. Ya no vemos con qué mantenernos y toda alegría ha huido de la casa de nuestro Dios. La semilla se secó debajo de los terrones, los graneros están vacíos y las granjas arruinadas porque no hay grano. ¡Cómo mugen los animales! Las manadas de bueyes andan locas porque no tienen pasto, y perecen los rebaños. Oh Yavé, a ti clamo, porque el fuego ha consumido los árboles del campo. Hasta las bestias del campo se vuelven a ti ávidas porque se han secado los arroyos y el fuego ha devorado los prados del llano. (Joel 1, 15-20)

(431/82)
Así en estos años se ha difundido la violencia; el egoísmo ha vuelto los corazones de los hombres duros e insensibles; el odio es como un fuego que quema; las guerras se han multiplicado en todas partes del mundo y están viviendo el peligro de una nueva y terrible guerra mundial, que llevará a la destrucción de pueblos y naciones y de la cual nadie saldrá vencedor. (1020/93) ¡Qué grande es el peligro que la humanidad llegue a destruirse con sus propias manos!
Yo veo sus calles bañadas por la sangre y la violencia y el odio cayendo como un terrible huracán so-

Pero ni siquiera miren a esta hora, para que no sean presa del miedo y la turbación.¡ Miren sólo a mi Corazón Inmaculado: refúgiense aquí, fortalézcanse aquí! ¡Siéntanse seguros aquí. ¡Nada turbe su paz!

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

219

No miren lo que les espera, las vicisitudes tan angustiosas de su tiempo. No miren lo que muchos hacen contra mi Hijo y contra Mí y se disponen a hacer contra ustedes. Se acerca la hora de las tinieblas, la hora en que deberán beber el cáliz que mi Hijo ha preparado para cada uno de ustedes.

Pero ni siquiera miren a esta hora, para que no sean presa del miedo y la turbación. ¡Miren sólo a mi Corazón Inmaculado: refúgiense aquí, fortalézcanse aquí! ¡Siéntanse seguros aquí. (146/75) ¡Nada turbe su paz!

2. EL NUEVO ORDEN MUNDIAL: ASCENSO DEL ANTICRISTO
NUEVO ORDEN BASADO EN UNA CIVILIZACIÓN FUERA DE LOS MANDAMIENTOS
(Ver Orgullo y soberbia de querer construir un mundo sin Dios pg. 77) San Juan Isla de Patmos, 95 d.c.: Pero los sobrevivientes, los que no fueron exterminados por estas plagas, no renunciaron a sus prácticas; continuaron adorando a los demonios, con esos ídolos de oro, plata, bronce, piedra y madera, que no pueden ver, oír ni caminar. No se arrepintieron de sus crímenes, ni de sus brujerías, ni de su inmoralidad sexual, ni de sus robos. (Ap 9, 20-21) La “Mujer vestida de sol” combate abiertamente con su escuadrón, contra el escuadrón que está a las órdenes del Dragón Rojo, a cuyo servicio se ha puesto la Bestia negra venida del mar. El Dragón rojo es el ateísmo marxista, que ya ha conquistado el mundo entero y ha llevado a la humanidad a construirse una nueva civilización sin Dios. Por esto el mundo se ha convertido en un desierto árido y frío, inmerso en el hielo del odio y en las tinieblas del pecado y de la impureza. La Bestia negra es la masonería, que se ha infiltrado en la Iglesia y la ataca, la hiere y trata de destruirla con su táctica engañosa. Su espíritu se difunde por todas partes como una nube tóxica y lleva a la parálisis de la fe, apaga el ardor apostólico, aleja cada vez más de Jesús y de su Evangelio. (484/83) Mira esta inmensa nación (China) de la cual ha sido oficialmente borrada hasta la misma idea de Dios. Centenares de millones de mis pobres hijos son enseñados desde la infancia a prescindir de Dios.
Mira esta inmensa nación (China) de la cual ha sido oficialmente borrada hasta la misma idea de Dios.

Centenares de millones de mis pobres hijos son enseñados desde la infancia a prescindir de Dios. A menudo son hijos buenos, generosos, pero privados de la verdadera Luz, la única que puede dar alegría y esperanza a su existencia. Sientan con pena el gran sufrimiento que cubre a este inmenso País.
Te aseguro que en verdad se ha realizado cuanto les he predicho en Fátima: Rusia ha difundido sus errores en todo el mundo. El Señor

222

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

se ha servido de las naciones sin Dios para castigar a los pueblos cristianos que se han alejado del camino trazado por mi Hijo Jesús. (287/78) San Pedro, Roma, 66 d.c.: Con sus discursos altisonantes y vacíos alientan las pasiones y los deseos impuros en aquellos que acababan de liberarse, y los hacen recaer en el error. Prometen libertad, cuando ellos mismos son esclavos de la corrupción, pues cada uno es esclavo de aquello que lo domina. Y si éstos, que se habían liberado de los vicios del mundo por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, vuelven a esos vicios y se dejan dominar por ellos, su situación actual resulta peor que la primera. Más les valdría no haber conocido los caminos de la santidad, que después de haberlos conocido, apartarse de la santa doctrina que les fue enseñada. Se les aplica con razón lo que dice el proverbio: «El perro vuelve a su propio vómito», y «el cerdo lavado se revuelca en el barro.» (2 Pe 2, 18-22) Como Madre estoy al lado de esta pobre humanidad, enferma y oprimida bajo el peso de su obstinado rechazo a Dios y a su Ley de amor. ¡Cómo se ha alejado del Señor! Han querido construir una civilización atea y materialista; han propuesto unos nuevos valores, fundados en la satisfacción de todas las pasiones, en la búsqueda de todos los placeres, en la legitimización de cada desorden moral. (892/91) Rey David, Israel, 445 a.c.: ¿Para qué meten ruido las naciones y los pueblos se quejan sin motivo? Se levantan los reyes de la tierra, y sus jefes cons-

piran en contra del Señor y su elegido. ¡Ea, vamos, rompamos las cadenas y su yugo quebremos!

Aquel que es el rey del cielo se sonrie, mi Dios se burla de ellos. Las podrá aplastar con vara de hierro y romperlas como cántaro de greda. Y ahora, reyes entiendan, corríjanse los jueces de la tierra. Sirvan a Dios con temor, besen, temblando, sus pies. Si él se enojare, ustedes morirán, pues su cólera estalla en un momento. (Sal 2, 1-4. 9-12)

Han querido construir una civilización atea y materialista; han propuesto unos nuevos valores, fundados en la satisfacción de todas las pasiones, en la búsqueda de todos los placeres, en la legitimización de cada desorden moral.

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

223

EL ANTICRISTO SE TOMA EL PODER Y OCUPA INCLUSIVE EL TRONO DE SAN PEDRO
(Ver la Masonería eclesiástica pg.162 y Una falsa Iglesia ecuménica universal favorable al anticristo pg.190)
Han llegado los días predichos por el Evangelio y por el Apocalipsis. Las fuerzas del mal, unidas al poder de quien se opone a Cristo harán grandes prodigios en el cielo y sobre la tierra, hasta seducir a gran parte de la humanidad.

Permanezcan firmes en su heróico testimonio de Jesús y luchen conmigo contra la fuerza poderosa de aquél que se manifestará como el enemigo de Cristo. (819/89) En estos tiempos de purificación, muchos son desviados por otras palabras. De hecho, mi adversario logra seducir aún a los buenos con falsas manifestaciones sobrenaturales para llevar a todas partes al engaño y a la confusión. Logrará obrar muchos prodigios que engañarán inclusive a las almas de los buenos. Ustedes permanezcan en el refugio de mi Corazón Inmaculado y escuchen allí la Palabra de Dios que la Iglesia custodia, interpreta y anuncia (322/79) San Pablo, Palestina 51 d.c.: ¿No recuerdan que se lo decía cuando estaba con ustedes? Además, saben lo que ahora detiene al misterio de la maldad, de manera que se manifieste a su debido tiempo. Ya está obrando, pero falta que desaparezca lo que lo retiene. Entonces se manifestará el Rebelde que el Señor ha de barrer con el soplo de su boca y al que destruirá con el esplendor de su venida.

Mi adversario logra seducir aún a los buenos con falsas manifestaciones sobrenaturales para llevar a todas partes al engaño y a la confusión. Logrará obrar muchos prodigios que engañarán inclusive a las almas de los buenos. Ustedes permanezcan en el refugio de mi Corazón Inmaculado y escuchen allí la Palabra de Dios que la Iglesia custodia, interpreta y anuncia
Al presentarse este sin-ley con el poder de Satanás, hará milagros, señales y prodigios al servicio de la mentira Entonces se manifestará el adversario, a quien el Señor ha de barrer con el soplo de su boca y al que derribará cuando venga en su gloria. Al presentarse este sin-ley con el poder de Satanás, hará milagros, señales y prodigios al servicio de la mentira, para engañar y pervertir a todos los que han de perderse, a los que no aceptaron el amor de la verdad que los habría salvado. Por esta razón les dirige Dios las fuerzas del engaño, dejando que crean en la mentira. Así serán condenados al fin todos los que no quisieron creer en la verdad porque les gustaba más el mal. (2 Tes 2, 5-12)

224

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

Jesús, Jerusalén, 33 d.c.: Jesús les contestó: «No se dejen engañar cuando varios usurpen mi nombre y digan: Yo soy el Mesías. Pues engañarán a mucha gente. Aparecerán falsos profetas, que engañarán a mucha gente. Pero el que se mantenga firme hasta el fin, ése se salvará. Entonces, si alguien les dice: Miren, el Mesías está aquí o está allá, no le crean. Porque se presentarán falsos mesías y falsos profetas, que harán cosas maravillosas y prodigios capaces de engañar, si fuera posible, aun a los elegidos de Dios. Miren que yo se lo he advertido de antemano. (Mt 24, 4-5. 11-13. 23-25) San Pablo, Roma 66 d.c.: El Espíritu nos dice claramente que en los últimos tiempos algunos renegarán de la fe para seguir espíritus seductores y doctrinas diabólicas Aparecerán hombres mentirosos con la conciencia marcada con la señal de los infames. Estos prohíben el matrimonio y no permiten el uso de ciertos alimentos, a pesar de que Dios los creó para que los comamos y luego le demos gracias. Así lo hacen los creyentes que conocen la verdad. Porque todo lo que Dios ha creado es bueno y no hay por qué rechazar un alimento que se toma dando gracias a Dios; es santificado por la palabra de Dios y la oración. Rechaza las leyendas vergonzosas, verdaderos cuentos de viejas, y dedícate a la piedad como a tu deporte. (1 Tim 4, 1-7) Son los tiempos predichos por la Divina Escritura como los de la gran apostasía y de la venida del anticristo. Son unos tiempos de gran tribulación y de sufrimientos innumerables para todos, que los llevará a vivir los últimos acontecimientos en preparación de la segunda venida de Jesús en gloria. (915/91)

Un falso Cristo y una falsa Iglesia. Por lo tanto, la estatua construida en honor de la primera bestia, para ser adorada por todos los habitantes de la tierra, y que marcará con su sello a todos aquellos que quieran comprar o vender, es la del Anticristo.

Un falso Cristo y una falsa Iglesia. Por lo tanto, la estatua construida en honor de la primera bestia, para ser adorada por todos los habitantes de la tierra, y que marcará con su sello a todos aquellos que quieran comprar o vender, es la del Anticristo.

Habrán llegado, así, al vértice de la purificación, de la gran tribulación y de la apostasía. La apostasía, será entonces generalizada, porque casi todos seguirán al falso Cristo y a la falsa Iglesia.

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

225

Entonces será abierta la puerta para la aparición del hombre o de la persona misma del Anticristo. He aquí, hijos predilectos, porqué les he querido iluminar sobre las páginas del Apocalipsis, que se refieren a los tiempos que ustedes viven.

Llega la hora en que el hombre inicuo, que pretende suplantar a Dios para hacerse adorar como Dios, se manifestará en todo su poder.

Para prepararlos conmigo a la parte más dolorosa y decisiva de la gran lucha que se está combatiendo entre la Madre Celestial y todas las fuerzas del mal que se han desatado. (817/89) San Juan Isla de Patmos, 95 d.c. Los diez cuernos son diez reyes que todavía no han recibido el reino, pero tendrán poder por una hora junto a la bestia. Persiguen todos una sola meta, y pondrán su autoridad y sus fuerzas al servicio de la bestia. (Ap 17, 12-13)
¿Y quien es el mentiroso sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es el Anticristo, que niega a la vez al Padre y al Hijo. (1 Jn 2, 23)

Bajo el flagelo sangriento de esta horrible prueba, ¿cómo podrán evitar la disgregación y el abatimiento y permanecer fuertes en la fe y fieles a Jesús y al Evangelio? Mi Corazón Inmaculado será su defensa fortísima, el escudo de protección, que los salvaguardará de todos los ataque de mi adversario.(618/86) San Juan Isla de Patmos, 95 d.c.: Una de sus cabezas parecía herida de muerte, pero su llaga mortal se le curó. Entonces toda la tierra se maravilló, siguiendo a la bestia. Se postraron ante el dragón que había entregado el poderío a la bestia, y se postraron también ante la bestia, diciendo: «¿Quién hay como la bestia? ¿Quién puede competir con ella?»

Jesús, Palestina, 30 d.c Yo vengo de parte de mi Padre y ustedes no me hacen caso. Pero, si otro viene en su propio nombre, ustedes les harán caso (Jn, 5, 43) Pero en estos tiempos tienen, sobre todo, la necesidad de ser defendidos de las terribles asechanzas de mi adversario, que ha logrado instaurar su reino en el mundo.
Es el reino que se opone a Cristo, el reino del Anticristo. En el último período del siglo, su reino llegará a la cumbre de su fuerza, de su poder, de su gran seducción.

Es el reino que se opone a Cristo, el reino del Anticristo. En el último período del siglo, su reino llegará a la cumbre de su fuerza, de su poder, de su gran seducción. Llega la hora en que el hombre inicuo, que pretende suplantar a Dios para hacerse adorar como Dios, se manifestará en todo su poder.

226

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

A ver si ustedes lo adivinan. Las siete cabezas son siete colinas sobre las que la mujer está asentada. Y son también siete reyes, de los cuales cinco han caído ya, uno está en el poder y el otro no ha llegado aún, y cuando llegue, habrá de durar poco tiempo. La bestia que era y ya no es, hace el octavo, pero es uno de los siete, y camina hacia su destrucción. (Ap 13 3-4. 9-11)

Luchen conmigo, pequeños hijos, contra el Dragón, que trata de llevar a toda la humanidad contra Dios. Luchen conmigo, pequeños hijos, contra la bestia semejante a un cordero, la masonería infiltrada dentro de la vida eclesial, para destruir a Cristo y a su Iglesia. Para lograr este objetivo ella quiere construir un nuevo ídolo, es decir, un falso Cristo y una falsa Iglesia. La masonería eclesiástica recibe órdenes y poder de las varias logias masónicas y obra para conducir secretamente a todos a formar parte de estas sectas secretas. Así, solicita a los ambiciosos con la perspectiva de fáciles carreras; colma de bienes a los hambrientos de dinero; ayuda a sus miembros a sobresalir y a ocupar los puestos más importantes, mientras de una manera engañosa y decidida, margina a todos aquellos que se niegan a participar en su designio.

En efecto, la bestia, semejante a un cordero, ejerce todo poder de la primera bestia, en su presencia, y obliga a la tierra y a sus habitantes a adorar a la primera bestia.
Sin rodeos, la masonería eclesiástica llega hasta a construir una estatua en honor a la bestia y obliga a todos a adorar esta estatua. Pero según el primer mandamiento de la Santa Ley del Señor, solo Dios debe ser adorado y a Él solo se debe tributar culto. (813/89) San Juan Isla de Patmos, 95 d.c.: Vi luego otra bestia que surgía de la tierra y tenía dos cuernos de cordero, pero hablaba como un dragón. Esta

La masonería eclesiástica recibe órdenes y poder de las varias logias masónicas y obra para conducir secretamente a todos a formar parte de estas sectas secretas. Así, solicita a los ambiciosos con la perspectiva de fáciles carreras; colma de bienes a los hambrientos de dinero; ayuda a sus miembros a sobresalir y a ocupar los puestos más importantes, mientras de una manera engañosa y decidida, margina a todos aquellos.

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

227

segunda bestia está al servicio de la primera, y dispone de todo su poder y autoridad; hace que la tierra y todos sus habitantes adoren a la primera bestia, cuya herida mortal ha sido curada. Realiza grandes prodigios, incluso hace descender fuego del cielo a la tierra en presencia de toda la gente. Por medio de estos prodigios que le ha sido concedido obrar al servicio de la bestia, engaña a los habitantes de la tierra y los persuade a que hagan una estatua en honor de la bestia que, después de ser herida por la espada, se recuperó. Se le concedió dar vida a la estatua de la bestia, hasta el punto de hacerla hablar y que fueran exterminados todos los que no la adorasen. (Ap 13, 11-15)

Lloro porque la Iglesia continúa caminando por la senda de la división, de la pérdida de la verdadera fe, de la apostasía, de los errores que cada vez se publican.

Ahora se está cumpliendo lo que predije aquí en el tercer mensaje a una hija mía. Entonces para la
Iglesia ha llegado el momento de su gran prueba, porque el “hombre de iniquidad” se establecerá en su interior y la abominación de la desolación entrará en el templo santo de Dios. (711/87)

Lucifer se rebela contra Dios por soberbia, porque quiere ponerse por encima de Dios. El 333 es el número que indica el misterio de Dios. Aquel que quiere ponerse por encima de Dios lleva el signo de 666; por lo tanto este número indica el nombre de Lucifer, Satanás, es decir, de aquel que se pone contra Cristo, del anticristo
Calculen ahora su número 666, para comprender cómo indica el nombre de un hombre.

El número 333 indica la Divinidad. Lucifer se rebela contra Dios por soberbia, porque quiere ponerse por encima de Dios. El 333 es el número que indica el misterio de Dios. Aquel que quiere ponerse por encima de Dios lleva el signo de 666; por lo tanto este número indica el nombre de Lucifer, Satanás, es decir, de aquel que se pone contra Cristo, del anticristo.

Lucifer, la serpiente antigua, el diablo o Satanás, el Dragón rojo, se vuelve, en estos tiempos el Anticristo. El Apóstol San Juan ya afirmaba que cualquiera que negara que Jesucristo es Dios es el Anticristo. La estatua o el ídolo construido en honor de la bestia para ser adorado por todos los hombres, es el anticristo.

228

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

El 666 indicado 3 veces es decir por 3, expresa el año 1998. En este período histórico, la masonería, ayudada por la eclesiástica, logrará su gran objetivo: construir un ídolo para ponerlo en lugar de Cristo y su Iglesia. (814/89) Satanás ha sido el dominador indiscutible en los acontecimientos de este vuestro siglo, llevando a la humanidad entera al rechazo de Dios y de su ley de amor, difundiendo en todas partes la división y el odio, la inmoralidad y la maldad y haciendo legitimar en todas partes el divorcio, el aborto, la obscenidad y la homosexualidad, y el uso de todos los medios para impedir la vida. Mi tercer secreto que yo revelé a los tres niños a quien me aparecí y que hasta ahora no os ha sido revelado, será manifestado a todos por el mismo desarrollo de los acontecimientos. La Iglesia co-

nocerá la hora de su mayor apostasía, el hombre de la iniquidad se introducirá en el interior de ella y se sentará en el mismo templo de Dios, mientras el pequeño resto que permanecerá fiel será sometido a las mayores pruebas y persecuciones.

La humanidad vivirá el momento de su gran castigo, será de este modo preparada para recibir al Señor Jesús, que volverá a vosotros en gloria (860/90) Daniel, Babilonia 590 a.c.: Llevará a cabo sus engaños, (el Anticristo) se creerá mucho y, en plena paz, destruirá a muchos. Incluso se alzará contra el Príncipe de los príncipes*, pero, sin que intervenga mano alguna, será destruido. (Dan 8, 25) (*Denominación frecuente del Papa)

escuadrón, formado por Mí en todas partes del mundo, para combatir contra el gran ejército de los enemigos de Dios, a las órdenes de aquel que se opone a Cristo, es decir: el Anticristo.

Han llegado los tiempos en que Yo quiero manifestarme a la Iglesia y a la humanidad como guía de mi

Satanás ha sido el dominador indiscutible en los acontecimientos de este vuestro siglo, llevando a la humanidad entera al rechazo de Dios y de su ley de amor, difundiendo en todas partes la división y el odio, la inmoralidad y la maldad y haciendo legitimar en todas partes el divorcio, el aborto, la obscenidad y la homosexualidad, y el uso de todos los medios para impedir la vida.

Mi escuadrón está formado por los pequeños, los pobres, los últimos siervos del Señor, que Yo llamo a entrar en el Cenáculo de mi Corazón Inmaculado, para que puedan recibir en plenitud el don del Espíritu Santo. En el corazón y en el alma de los más pequeños es donde Yo realizo en estos años, mis mayores prodigios. Por eso los he querido aquí. Para formarlos todos en la pequeñez, en la infancia espiritual, en la pobreza, en la humildad, porque con la debilidad de los pequeños es como venceré la fuerza orgullosa de los grandes.

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

229

Su Madre y Reina cada día da un paso importante en la realización de su plan victorioso. (919/91) Ahora que están viviendo todo cuanto les he predicho, ¿qué deben hacer, mis pobres hijos, para su defensa y seguridad? Recurran ante todo a la oración. Oren más: oren con mayor confianza, oren con humildad y con supremo abandono. Sobre todo recen cada día el Santo Rosario. Con su fuerza impiden que el error se difunda con fuerza; detienen la acción del maligno, pasan al contraataque y limitan cada vez más su margen de acción. Al final, con su oración podrán obtener la victoria: Será solo Dios el que vencerá por medio de ustedes. Ofrezcan el holocausto de su sufrimiento. Las horas que viven son en verdad difíciles y dolorosas. Lo que les espera es un dolor que el mundo jamás ha conocido. Pero, por medio de este holocausto, ustedes pueden salvar a los que tratan de

Ahora que están viviendo todo cuanto les he predicho, ¿qué deben hacer, mis pobres hijos, para su defensa y seguridad? Recurran ante todo a la oración. Oren más: oren con mayor confianza, oren con humildad y con supremo aban-dono. Sobre todo recen cada día el Santo Rosario. Con su fuerza impiden que el error se difunda con fuerza; detienen la acción del maligno, pasan al contraataque y limitan cada vez más su margen de ac-ción. Al final, con su oración podrán obtener la victoria: Será solo Dios el que vencerá por medio de ustedes
perderlos y pueden hacer bien a aquellos que son para ustedes un flagelo. Así al final, podrán también ser salvadas estas grandes naciones que se han rebelado abiertamente contra Dios y se tornaron un verdadero azote para toda la humanidad. (287/78)

A. Un mensaje de Esperanza para estos tiempos turbulentos

231

3. EL REINADO DEL ANTICRISTO
MARCACIONES CON EL CHIP INTELIGENTE
Entonces se sustituye a Dios por un ídolo poderoso, fuerte, dominador. Un ídolo tan poderoso que pone frente a la muerte a todos aquellos que no adoren la estatua de la bestia. Un ídolo tan fuerte y dominador que hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, reciban una marca sobre la mano derecha o en la frente, de manera que ninguno pueda comprar o vender sin tener esa marca, es decir, el nombre de la bestia o el número de su nombre. Este gran ídolo, construido para ser adorado y servido por todos, como ya les he revelado en el mensaje precedente, es un falso Cristo y una falsa Iglesia. Pero, ¿cuál es su nombre? En el capítulo 13 del Apocalipsis está escrito: “Aquí se requiere sabiduría. El que tiene inteligencia calcule el número de la bestia; el mismo representa la cifra de un hombre. Tal cifra es 666 (seiscientos sesenta y seis).” Con la inteligencia, iluminada por la Divina Sabiduría, se logra descifrar del número 666 el nombre de un hombre y este nombre, indicado por tal número, es el del Anticristo. (813/89) San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Hace, pues, que todos, grandes y pequeños, ricos y pobres, libres y esclavos, se pongan una marca en la mano derecha o en la frente; ya nadie podrá comprar o vender si no está marcado con el nombre de la bestia o con la cifra de su nombre. ¡Vean quién es sabio! El que sea inteligente, que interprete la cifra de la bestia. Es la cifra de un ser humano, y su cifra es 666. (Ap 13, 16-18) Dirijan su mirada hacia Mí como signo de segura esperanza y de consolación, de estos tiempos de la purificación, de la apostasía, y de la gran tribulación. Han llegado los tiempos de la lucha y de la mayor conquista de parte del Dragón, de la bestia que viene de la tierra y de la bestia que viene del mar. Por lo tanto, son los tiempos en los que se construye una civilización sin Dios y se conduce a toda la humanidad a vivir sin Él. Son los tiempos en los que Satanás y las fuerzas diabólicas se hacen adorar por un número cada vez mayor de hombres y, así se hace más vasta la difusión del culto satánico, de las sectas y de las misas negras.

Un ídolo tan fuerte y dominador que hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, reciban una marca sobre la mano derecha o en la frente, de manera que ninguno pueda comprar o vender sin tener esa marca, es decir, el nombre de la bestia o el número de su nombre

232

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

Son los tiempos en los que se construye un ídolo para poner en lugar del verdadero Dios y de la verdadera Iglesia, y este ídolo es un falso Cristo y una falsa Iglesia.
Son los tiempos en los que todos aquellos que sigan a este ídolo serán marcados con su sello en la frente y sobre la mano. Son los tiempos en los que los fieles seguidores del Cordero serán sometidos a marginaciones, a persecuciones, a prisiones y a la muerte. (820/89)

Quien permite ser señalado con la marca en la mano es obligado a actuar de una manera autónoma e independiente de Dios, ordenando la propia actividad a la búsqueda de bienes solamente materiales y terrenales. La marca es impresa en la frente y en la mano. La frente indica la inteligencia, porque la mente es la sede de la razón humana. La mano expresa la actividad humana, porque es con sus manos que el hombre actúa y trabaja. Por lo tanto es la persona la que es marcada con el sello del Anticristo en su inteligencia y voluntad. Quien permite ser sellado con la marca en la frente, es conducido a acoger la doctrina de la negación de Dios, el rechazo

Estos son los tiempos en los que los seguidores de aquél que se opone a Cristo son sellados con la marca en la frente y en la mano. La marca en la frente y en la mano es expresión de una total dependencia de aquél que es marcado por este signo. El signo indica que es enemigo de Cristo, es decir, el Anticristo y su marca, cuando es impresa significa la completa pertenencia de la persona marcada al escuadrón de aquél que se opone a Cristo y lucha contra su Divino y Real Dominio.

de su Ley, del ateísmo que en estos tiempos es cada día más difundido y propagado. Y así es impulsado a
seguir las ideologías hoy de moda, y a hacerse propagador de todos los errores. (822/89)

Quien permite ser sellado con la marca en la frente, es conducido a acoger la doctrina de la negación de Dios, el rechazo de su Ley, del ateísmo que en estos tiempos es cada día más difundido y propagado. Y así es impulsado a seguir las ideologías hoy de moda, y a hacerse propagador de todos los errores

Quien permite ser señalado con la marca en la mano es obligado a actuar de una manera autónoma e independiente de Dios, ordenando la propia actividad a la búsqueda de bienes solamente materiales y terrenales. De este modo sustrae su acción al designio del Padre, quien quiere iluminarla y sostenerla con su Divina Providencia, al Amor de su Hijo, quien hace la fatiga humana un medio precioso para su misma redención y santificación, al poder del Espíritu Santo que actúa por do-

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

233

quier para renovar interiormente a cada criatura. Quien está sellado con la marca en la mano trabaja sólo para sí mismo, para acumular bienes materiales. Hace del dinero su Dios y se vuelve víctima del materialismo. Quien está sellado con la marca en la mano obra solo para la satisfacción de sus propios sentidos, para buscar el bienestar y el placer, para dar plena satisfacción a todas sus pasiones, especialmente a la de la impureza, y se hace víctima del hedonismo. Quien está sellado con la marca en la mano hace de su propio yo el centro de todo su obrar, mira a los demás como objetos para usar y explotar para su provecho propio, y se hace víctima del egoísmo desenfrenado y de la falta de amor. (823/89) San Marcos, Palestina 66 d.c.: Pues el que quiera asegurar su vida la perderá, y el que sacrifique su vida por mí y por el Evangelio, la salvará. ¿De qué le sirve a uno si ha ganado el mundo entero, pero se ha destruido a sí mismo? ¿Qué podría dar para rescatarse a sí mismo? Yo les aseguro: Si alguno se avergüenza de mí y de mis palabras en medio de esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del Hombre se avergonzará de él cuando venga con la Gloria de su Padre rodeado de sus santos ángeles.» (Mc 8, 35-38)
Aquí Debe mostrarse la constancia de aquéllos que no adoran a la bestia y no se dejan marcar con su sello diabólico. En cambio aquellos que adorarán a la Bestia y a su estatua y recibirán su marca en la frente o en la mano, beberán su terrible castigo, y serán

En cambio aquellos que adorarán a la Bestia y a su estatua y recibirán su marca en la frente o en la mano, beberán su terrible castigo, y serán torturados en la presencia del Cordero y de los Ángeles santos con fuego y azufre.
torturados en la presencia del Cordero y de los Ángeles santos con fuego y azufre.

Aquí debe mostrarse la constancia de los que llevan escrito en la frente el nombre del Cordero y el nombre del Padre, porque no han traicionado a su Dios, y en su hablar nunca han dicho una mentira, y siguen al Cordero donde quiera que Él vaya. Aquí debe mostrarse la constancia de todos mis pequeños niños que Yo llamo a consagrarse a mi Corazón Inmaculado, para vivir conmigo los momentos conclusivos de la batalla y de la caída de Babilonia, cuando la viña de la tierra sea vendimiada y los racimos sean arrojado al tonel del prensado, que representa el gran castigo de Dios. (821/89) San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Un tercer ángel pasó después, clamando con voz fuerte: «Si alguno adora a la bestia y a su imagen y se deja marcar la frente o la mano, tendrá que

234

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

beber también el vino embriagante de Dios, que está preparado, puro, en la copa de su enojo. Será atormentado con fuego y azufre ante los santos ángeles y ante el Cordero.» No hay reposo, ni de día ni de noche, para los que adoran a la bestia y a su imagen, ni para quienes se dejan marcar con la marca de su nombre. El humo de su tormento se eleva por los siglos de los siglos. Este es el tiempo de aguantar para los santos, para todos aquellos que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. (Ap 14, 9-12)
No hay reposo, ni de día ni de noche, para los que adoran a la bestia y a su imagen, ni para quienes se dejan marcar con la marca de su nombre. El humo de su tormento se eleva por los siglos de los siglos. Este es el tiempo de aguantar para los santos, para todos aquellos que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. (Ap 13, 11-1)

DIOS Y LA VIRGEN TAMBIÉN MARCAN A SUS FIELES
Déjense nutrir y formar por Mí. Déjense marcar por Mí con mi sello maternal. Si mi adversario marca con su sello a todos sus secuaces, ha llegado el tiempo en el que Yo, vuestra Celestial Capitana, marco con mi sello maternal a todos aquellos que se han consagrado a mi Corazón Inmaculado y forman

Déjense nutrir y formar por Mí. Déjense marcar por Mí con mi sello maternal. Si mi adversario marca con su sello a todos sus secuaces, ha llegado el tiempo en el que Yo, vuestra Celestial Capitana, marco con mi sello maternal a todos aquellos que se han consagrado a mi Corazón Inmaculado y forman parte de mi escuadrón La estrella del abismo perseguirá a todos los que han sido marcados con mi sello, pero nada podrá dañar a las almas a las que Yo misma he impreso mi imagen. San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Luego vi a otro ángel que subía desde el oriente y llevaba el sello del Dios vivo. Gritó con voz poderosa a los cuatro ángeles autorizados para causar daño a la tierra y al mar: «No hagan daño a la tierra ni al mar ni a los árboles hasta que marquemos con el sello la frente de los servidores de nuestro Dios.» Tuve otra visión: el Cordero estaba de pie sobre el monte Sión y lo rodeaban ciento cuarenta y cuatro mil personas,

parte de mi escuadrón. (823/89)

Así quedarán marcados con mi sello de amor que los distingue de todos aquellos que se han dejado seducir por la Bestia y llevan el número blasfemo. El Dragón y la Bestia nada pueden hacer contra aquellos que han sido marcados con mi sello.

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

235

que llevaban escrito en la frente el nombre del Cordero y el nombre de su Padre. Un ruido retumbaba en el cielo, parecido al estruendo de las olas o al fragor del trueno: era como un coro de cantores que se acompañan tocando sus arpas. Cantan un cántico nuevo delante del trono y delante de los cuatro Vivientes y de los Ancianos. Y nadie podía aprender aquel canto, a excepción de los ciento cuarenta y cuatro mil que han sido rescatados de la tierra. (Ap 7, 2-3. 14, 1-3) Hijos predilectos, Yo los llamo de todas partes de la tierra. Los Ángeles de Luz de mi Corazón Inmaculado están reuniendo de todas partes a los elegidos, llamados a formar parte de mi escuadrón victorioso.
Ellos los están marcando con su sello. Ellos los están revistiendo con mi poderosa coraza para la batalla. Ellos están dándoles el crucifijo y el rosario como armas que deben esgrimirse para la gran victoria.

Ha llegado ya el tiempo para la batalla decisiva. Para ello, los ángeles del Señor están interviniendo de modo extraordinario, se sitúan, cada día, junto a cada uno de ustedes para guiarlos, para protegerlos y para confortarlos. (713/87) Yo soy la Mujer victoriosa. Al final el poder de Satanás será destruido y Yo misma lo ataré con mi cadena y lo encerraré en su reino de muerte y de tormento eterno, del cual ya no podrá salir. En el mundo solamente reinará el Vencedor de los pecados y de la muerte, el Rey de todo el Universo creado, Jesucristo. Déjense marcar ahora con mi sello.
En estos tiempos los Ángeles de Luz recorren el mundo para marcar con el signo de la Cruz a todos los que forman parte de mi escuadrón victorioso.

En contra de estos, la estrella del abismo no tendrá ningún poder, aunque estén llamados a grandes sufrimientos y algunos de ellos a derramar su sangre. Pero con el dolor de estos hijos míos, Yo alcanzaré mi mayor victoria. Hoy los invito a mirar hacia Mí, como a la gran señal que aparece en el cielo, para vivir en la confianza y en la serenidad, mientras son iluminados por mi Luz y son marcados por mi sello maternal. (931/91)

Ellos (Los ángeles de luz) los están marcando con su sello. Ellos los están revistiendo con mi poderosa coraza para la batalla. Ellos están dándoles el crucifijo y el rosario como armas que deben esgrimirse para la gran victoria. «No hagan daño a la tierra ni al mar ni a los árboles hasta que marquemos con el sello la frente de los servidores de nuestro Dios.» (Ap 7, 2-3. 14, 1-3)

Imprimo en su frente mi sello con el Signo Santísimo de la Cruz de mi Hijo Jesús.

Así, abro la inteligencia humana para acoger su Divina Palabra, amarla, vivirla; los conduzco a confiarse completamente a Jesús que se las ha revelado, y los vuelvo, hoy, valientes testigos de fe.

236

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

A los que están marcados en la frente con el signo blasfemo, Yo contrapongo mis hijos, marcados con la Cruz de Jesucristo.

La estrella del Abismo perseguirá a todos los que han sido marcados con mi sello, pero nada podrá dañar a las almas en las que Yo misma he impreso mi Imagen.

Hijos míos predilectos, déjense marcar, todos, en la frente y en las manos con mi sello maternal en este día. (824/89) Hace mucho tiempo imprimí mi Imagen en el manto de mi pequeño hijo Juan Diego, a quien me aparecí: hoy quiero imprimir mi Imagen en el corazón y en la vida de cada uno de ustedes. Así quedan marcados con mi sello de amor que los distingue de todos aquellos que se han dejado seducir por la Bestia y llevan impreso el número blasfemo. El Dragón y la bestia nada pueden contra aquellos que han sido marcados con mi sello.

Con la sangre, que muchos de ellos deberán derramar, será aplacada la Justicia divina y se apresurará el tiempo de mi victoria. Con su oración, su sufrimiento y su personal inmolación, llevaré a cabo mi designio. Adelantaré el momento del triunfo de mi Corazón Inmaculado en el Reino de Jesús que llegará a ustedes en la gloria. Así comenzará una era nueva de paz y verán finalmente, unos cielos nuevos y una tierra nueva. (423/81)

SUPRESIÓN DE LA EUCARISTÍA Y EXIGENCIA DE ADORACIÓN
(Esta forma de masonería eclesiástica:) Trata de atacar de muchas maneras engañosas la piedad eclesial hacia el Sacramento de la Eucaristía. De esta, solo valoriza el aspecto de la cena, tiende a minimizar su valor de sacrificio, trata de negar la presencia personal y real de Jesús en las hostias consagradas. Por eso se han ido suprimiendo gradualmente todos los signos externos como son los indicativos de la fe en la presencia real de Jesús en la Eucaristía, como son las genuflexiones, las horas de adoración pública, la sana costumbre de circundar el tabernáculo con luces y flores... (810/89) Daniel, Babilonia, 590, a.c.: Mandará parte de sus fuerzas a profanar el santuario-fortaleza; suprimirán el sacrificio perpetuo y pondrán allí el abominable ídolo del devastador.

Por eso se han ido suprimiendo gradualmente todos los signos externos como son los indicativos de la fe en la presencia real de Jesús en la Eucaristía

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

237

Corromperá con halagos a los violadores de la alianza; pero el pueblo de los que conocen a su Dios se mantendrá firme. (Dan 11, 31-32) Llegó incluso hasta el jefe del ejército, le quitó el sacrificio perpetuo y sacudió los cimientos de su templo y al ejército; en el lugar del sacrificio puso la abominación y echó por tierra la verdad. Y cualquier cosa que emprendiera, tenía éxito. Entonces oí a un santo que hablaba, y a otro que le contestaba: «¿Cuándo se cumplirá la visión? ¿Hasta cuándo lo del sacrificio perpetuo, la abominación del devastador, el santuario profanado y el ejército pisoteado?» (Dan 8, 11-13) Jesús, Palestina 30 D.C. “Un día ustedes verán en el lugar santo aquel que comete el horrible sacrilegio”. El Profeta Daniel ha hablado de él. El que lee trate de entender (Mt 24, 15) Hijos predilectos, para entender en que consiste este horrible sacrilegio lean lo que dijo el Profeta Daniel. “Anda, Daniel, porque estas palabras están cerradas y selladas hasta el fin del tiempo fijado. Muchos serán purificados, blanqueados y probados; los impíos seguirán haciendo el mal; ninguno de ellos comprenderá nada; sólo los entendidos entenderán. Contando desde el momento en que sea suprimido el sacrificio perpetuo e instalado el abominable ídolo devastador, mil doscientos noventa días. Dichosos el que sepa esperar y alcance mil trescientos treinta y cinco días. (Dn 12, 9-12)” La Santa Misa es el sacrificio cotidiano, la oblación pura que es ofrecida al Señor en todas partes, desde el amanecer hasta la puesta del sol. El sacrificio de la Misa renueva el sacrificio de Jesús en el Calvario.

Acogiendo la doctrina protestante, dirán que la Misa no es el sacrificio sino solo la sagrada cena, es decir el recuerdo de lo que Jesús hizo en su última cena. Así será suprimida la celebración de la Santa Misa. En esta abolición del sacrificio cotidiano consiste el horrible sacrilegio cumplido por el anticristo, que durará aproximadamente tres años y medio. Es decir, mil doscientos noventa días
Acogiendo la doctrina protestante, dirán que la Misa no es el sacrificio sino solo la sagrada cena, es decir el recuerdo de lo que Jesús hizo en su última cena. Así será suprimida la celebración de la Santa Misa. En esta abolición del sacrificio cotidiano consiste el horrible sacrilegio cumplido por el anticristo, que durará aproximadamente tres años y medio. Es decir, mil doscientos noventa días. (996/92)

Aún entre los mismos Sacerdotes, se difunden dudas sobre la divina presencia de mi Hijo Jesús en el misterio de la Eucaristía. Y así se propaga la indiferencia al Sacramento Eucarístico, se apagan la adoración y la oración y aumentan cada día los sacrilegios de los que se acercan a este Sacramento en estado de pecado mortal. Lamentablemente aumenta el número de sacerdotes que celebran la Eucaristía sin creer en ella. Algunos niegan la presencia real de mi Hijo Jesús, otros quieren

238

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

limitarla al momento de la celebración de la Santa Misa, otros la reducen todavía a una presencia espiritual y simbólica. Estos errores tienden a difundirse, a pesar de que la doctrina sobre la presencia real ha sido claramente reafirmada por el Magisterio y, sobre todo, por el Papa.
Vendrá el tiempo en que desgraciadamente estos errores se extenderán aún más y en la Iglesia casi se

Y la van a adorar todos los habitantes de la tierra, todos aquellos cuyos nombres no están inscritos desde la creación del mundo en el libro de la vida del Cordero degollado. (Ap 13, 8) Un signo (del fin de los tiempos) es el horrible sacrilegio cumplido por aquel que se opone a Cristo, es decir el anticristo. Entrará al templo santo de Dios y se sentará en su trono y se hará adorar él mismo como Dios. “Este vendrá a oponerse a todo lo que los hombres adoran y llaman de los falsos milagros y falsos prodigios. Usará toda clase de engaño maléfico para hacer daño” (Tes 2, 4-9) (996/92)

extinguirá el perfume de la adoración y del Santo Sacrificio. Llegará así a
la cumbre de la “abominación de la desolación” que ya ha entrado en el Templo santo de Dios. (267/77) En ella entrará el hombre de la iniquidad, que se opone a Cristo y que llevará a su interior la abominación de la desolación

Sobre esta Iglesia, oscurecida y herida, golpeada y traicionada Yo derramo los rayos de amor y de luz de mi Corazón Inmaculado Cuando entrará en ella el hombre inicuo, que llevará a cabo la abominación de la desolación y culminará en el horrible sacrilegio, mientras la apostasía más grande se habrá difundido en todas partes,

En el mismo lugar donde me aparecí, quiero manifestaros mi secreto. Mi secreto concierne a la Iglesia. En la Iglesia se llevará a cabo la gran apostasía, que se difundirá por todo el mundo; el cisma se realizará en el general alejamiento del evangelio y de la pérdida de la fe. En ella entrará el hombre de la iniquidad, que se opone a Cristo y que llevará a su interior la abominación de la desolación, dando así cumplimiento al horrible sacrilegio, del cual habló el profeta Daniel. (Mt 24,15) San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c Se postraron ante el dragón que había entregado el poderío a la bestia, y se postraron también ante la bestia, diciendo: «¿Quién hay como la bestia? ¿Quién puede competir con ella? Se le concedió hablar en un tono altanero que desafiaba a Dios, y se le concedió ejercer su poder durante cuarenta y dos meses. (Ap 13, 4-5)

Se postraron ante el dragón que había entregado el poderío a la bestia, y se postraron también ante la bestia, diciendo: «¿Quién hay como la bestia? ¿Quién puede competir con ella? Se le concedió hablar en un tono altanero que desafiaba a Dios, y se le concedió ejercer su poder durante cuarenta y dos meses. (Ap 13, 4-5)

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

239

tos serán entregados a su poder por un tiempo, y dos tiempos y mitad de un tiempo. (Dan 7, 25) Contando desde el momento en que sea suprimido el sacrificio perpetuo e instalado el abominable ídolo del devastador, serán mil doscientos noventa días. (Dan 12, 11)

LA GRAN PERSECUCIÓN A LOS CRISTIANOS DURANTE LA FALSA PAZ
San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Apareció un caballo blanco, el que lo montaba tenía un arco. Le dieron una corona, y partió como vencedor y para vencer.
Se le concedió hacer la guerra a los santos y vencerlos; se le concedió autoridad sobre toda raza, pueblo, lengua y nación. (Ap 6, 2. 7)

Este rey insultará al Dios Altísimo y perseguirá a los santos del Dios Altísimo. Tratará de cambiar las fiestas y las leyes. Los santos serán entregados a su poder por un tiempo, y dos tiempos y mitad de un tiempo. (Dan 7, 25)
entonces mi Corazón Inmaculado recogerá este pequeño resto fiel, que en el sufrimiento, en la oración y en la esperanza, esperará el regreso de mi Hijo Jesús en la gloria. (1073/94) San Mateo Palestina, 66 d.c Cuando ustedes vean lo anunciado por el profeta Daniel: el ídolo del invasor instalado en el Templo (que el lector sepa entender), entonces los que estén en Judea huyan a los monte (Mt 24, 15-16) Daniel, Babilonia, 590 a.c.: Este rey insultará al Dios Altísimo y perseguirá a los santos del Dios Altísimo. Tratará de cambiar las fiestas y las leyes. Los san-

Por lo tanto son los tiempos de la constancia. Aquí debe mostrarse la constancia de aquellos que serán perseguidos y conducidos al martirio, porque son bienaventurados aquellos que mueren en el Señor, encuentran reposo a sus fatigas y el bien que han hecho los acompaña.
Aquí se debe mostrar la constancia de aquellos que no adoran la Bestia y no se dejarán marcar con su sello diabólico.

En cambio aquellos que adorarán la Bestia y a su estatua y recibirán su marca en la frente o en la mano, beberán su terrible castigo, y serán torturados en la presencia del Cordero y de los Ángeles santos con fuego y azufre.

240

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

Aquí debe mostrarse la constancia de los que llevan escrito en la frente el nombre del Cordero y el nombre de su Padre, porque no han traicionado a Dios, y en su hablar nunca ha habido una mentira y siguen al Cordero dondequiera que Él vaya. Aquí debe mostrarse la constancia de todos mis pequeños niños que Yo llamo a consagrarse a mi Corazón Inmaculado, para vivir conmigo los momentos conclusivos de la batalla y de la caída de Babilonia, cuando la viña de la tierra sea vendimiada y los racimos sean arrojados al tonel del prensado, que representa el gran castigo de Dios. (821/89) La Iglesia conocerá la hora de mayor apostasía. El hombre de la iniquidad, el Anticristo, penetrará hasta su interior y llegará a sentarse en el mismo trono de Dios, mientras que el pequeño grupo que se mantendrá fiel, será sometido a grandes pruebas y persecuciones. (860/90) No se dejen agarrar por el miedo. Ya ha llegado el tiempo de su inmolación. Serán perseguidos. Aquéllos que los obstaculizan, que los calumnian, que los desprecian, que los marginan, que los persiguen, creerán hacer algo grato al Padre Celestial y, aún, a Mí, su Madre Inmaculada. Esto forma parte del tiempo tenebroso que viven.
Porque ahora entran en la fase más dolorosa y más tenebrosa de la purificación y pronto la Iglesia será sacudida por una persecución te-

No se dejen agarrar por el miedo. Ya ha llegado el tiempo de su inmolación. Serán perseguidos. Aquéllos que los obstaculizan, que los calumnian, que los desprecian, que los marginan, que los persiguen, creerán hacer algo grato al Padre Celestial y, aún, a Mí, su Madre Inmaculada. Esto forma parte del tiempo tenebroso que viven. Porque ahora entran en la fase más dolorosa y más tenebrosa de la purificación y pronto la Iglesia será sacudida por una persecución terrible, nueva, que hasta ahora no había conocido
rrible, nueva, que hasta ahora no había conocido. (773/88)

San Mateo, Palestina, 85 d.c.: Entonces los denunciarán a ustedes, y serán torturados y asesinados. Todas las naciones los odiarán por mi causa... (Mt 24, 9) Síganme por el camino del sufrimiento. Ya han llegado al momento de su inmolación, están llamados a sufrir cada vez más. Denme todo su dolor. Hoy son las incomprensiones, los ataques, las calumnias de sus hermanos. Mañana serán las persecuciones, la prisión, las condenas por parte de los ateos y de

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

241

No se dejen agarrar por el desaliento. Con frecuencia mi adversario los hiere, valiéndose de personas buenas a las que ustedes, incluso, han beneficiado de muchas maneras. A veces se sirve precisamente de sus mismos cohermanos. Han llegado los tiempos, que Yo les he predicho, en los que los Sacerdotes que me veneran, me escuchan y me siguen son ironizados, despreciados y combatidos por otros Sacerdotes, que también son hijos de mi maternal predilección.
Prepárense para experimentar el indecible sufrimiento de verse abandonados por los más fieles, burlados por los hermanos, marginados por los superiores, combatidos por los amigos, perseguidos por aquellos que han acogido el compromiso con el mundo y se han asociado al escuadrón secreto de la Masonería.

Caminen Conmigo y síganme por el camino de mi Hijo Jesús. Por el camino del Calvario, por el camino de la cruz. Nunca como en estos momentos debe ser vivida por ustedes, hasta su última consecuencia, lo que es la vocación de todo cristiano: “¡Quien quiera venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame!”
los enemigos de Dios, que verán en ustedes los obstáculos que necesariamente deben eliminarse.

(772/88)
San Mateo, Palestina, 85 d.c : Miren que los envío como ovejas en medio de lobos: sean, pues, precavidos como la serpiente, pero sencillos como la paloma. ¡Cuídense de los hombres! A ustedes los arrastrarán ante sus consejos, y los azotarán en sus sinagogas.
Un hermano denunciará a su hermano para que lo maten, y el padre a su hijo, y los hijos se sublevarán contra sus padres y los matarán. Ustedes serán odiados por todos por causa mía, pero el que se mantenga firme hasta el fin, ése se salvará. Cuando los persigan en una ciudad, huyan a otra. En verdad les digo: no terminarán de recorrer todas las ciudades de Israel antes de que venga el Hijo del Hombre. (Mt 10, 16-17. 21-23)

Caminen Conmigo y síganme por el camino de mi Hijo Jesús. Por el camino del Calvario, por el camino de la cruz. Nunca como en estos momentos debe ser vivida por ustedes, hasta su última consecuencia, lo que es la vocación de todo cristiano: “¡Quien quiera venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame!” Síganme, hijos predilectos; hoy es necesario que sigan a su Madre, si quieren recorrer sin miedo el camino de mi Hijo Jesús. (199/76) ¡Yo veo qué grande es la cruz que hoy deben llevar y estoy al lado de cada uno de ustedes con mi ternura de Madre!

242

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

Renueven cada día, su acto de consagración a mi Corazón Inmaculado, en diversas lenguas, y así se unirán realmente a todos los hermanos de mi Movimiento, que se encuentran esparcidos por todos los rincones del mundo. Ustedes forman parte de mi escuadrón. Son una porción preciosa de mi maternal herencia. Posean el testimonio de Jesús y observen los mandamientos de Dios. Satanás se desata contra ustedes porque forman mi talón, es decir, la parte más débil y frágil de Mí misma y porque son mi estirpe. Así, hoy, los asecha fuertemente y se desata contra ustedes toda clase de tentaciones y de persecuciones. (818/89) San Juan Isla de Patmos, 95 d.c: Entonces el dragón se enfureció contra la mujer y se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, es decir, a los que observan los mandamientos de Dios y guardan el mensaje de Jesús. Y se quedó a orillas del mar. (Ap 12, 17-18) Se le concedió hacer la guerra a los santos y vencerlos; se le concedió autoridad sobre toda raza, pueblo, lengua y nación. Y la van a adorar todos los habitantes de la tierra, todos aquellos cuyos nombres no están inscritos desde la creación del mundo en el libro de la vida del Cordero degollado. El que tenga oídos para oír, que oiga: (Ap 13, 7-8) Jesús, Palestina 33 d.c.: Ustedes serán entregados por sus padres, hermanos, parientes y amigos, y algunos de ustedes serán ajusticiados. Serán odiados por todos a causa de mi nombre. Con

Satanás se desata contra ustedes porque forman mi talón, es decir, la parte más débil y frágil de Mí misma y porque son mi estirpe. Así, hoy, los asecha fuertemente y se desata contra ustedes toda clase de tentaciones y de persecuciones
todo, ni un cabello de su cabeza se perderá. Manténganse firmes y se salvarán (Lc 21 12-19).

Sí, poco falta para que se cumpla el tiempo que el Padre ha establecido, y luego, la batalla entre mi adversario y Yo se desencadenará de modo terrible y entrará en su fase conclusiva.
A muchos de ustedes los he preparado para la prueba suprema; serán inmolados en mis brazos como pequeños corderitos, para que su sangre con la sangre de Jesús, sirva también para purificar a la Iglesia y renovar el mundo.

Otros tendrán que padecer persecuciones y sufrimientos que ahora no pueden imaginar; pero tengan confianza porque Yo estaré, de manera extraordinaria, junto a

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

243

cada uno para ayudarlo a cumplir a la perfección mi designio hasta el final. (337) San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: El que está destinado a la cárcel, a la la cárcel irá; el que está destinado a morir a espada, a espada morirá. Esta es la hora de la perseverancia y de la fe para los santos.(Ap 13, 10)

des de esta tierra, ni tampoco por sus recíprocos acuerdos, La paz sólo puede llegar a ustedes por el retorno de la humanidad a su Dios por medio de la conversión, para la cual los llamo de nuevo en este mi día, y por medio de la oración, el ayuno y la penitencia.

Jesús, Palestina 33 d.c.: Pero antes de que eso ocurra los tomarán a ustedes presos, los perseguirán, los entregarán a los tribunales judíos y los meterán en sus cárceles. Los harán comparecer ante reyes y gobernadores por causa de mi nombre, y ésa será para ustedes la oportunidad de dar testimonio de mí. Tengan bien presente que no deberán preocuparse entonces por su defensa. Pues yo mismo les daré palabras y sabiduría, y ninguno de sus opositores podrá resistir ni contradecirles. (Lc 21, 12-15)
Jesús, Palestina, 33 d.c: Ustedes incluso serán llevados ante gobernantes y reyes por causa mía, y tendrán que dar testimonio ante ellos y los pueblos paganos. Cuando sean arrestados, no se preocupen por lo que van a decir, ni cómo han de hablar. Llegado ese momento, se les comunicará lo que tengan que decir. Pues no serán ustedes los que hablarán, sino el Espíritu de su Padre el que hablará en ustedes. (Mt 10, 18-20)
No se dejen engañar. La paz no vendrá al mundo por los encuentros de aquellos que ustedes llaman gran-

De lo contrario, en el momento en que todos griten “paz y seguridad”, sobrevendrá repentinamente la calamidad. (720/87)
San Pablo, Palestina, 50 d.c. ¿Cuándo sucederá eso? ¿Cómo será? Sobre esto, hermanos, no necesitan que se les hable, pues saben perfectamente que el día del Señor llega como un ladrón en plena noche. Cuando todos se sientan en paz y seguridad, les caerá de repente la catástrofe encima, lo mismo que llegan los dolores de parto a la mujer embarazada, y nadie podrá escapar. (1Tes 5, 1-3)

Otros tendrán que padecer persecuciones y sufrimientos que ahora no pueden imaginar; pero tengan confianza porque Yo estaré, de manera extraordinaria, junto a cada uno para ayudarlo a cumplir a la perfección mi designio hasta el final

244

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

4. PURIFICACIÓN DELMUNDO
LA GRAN TRIBULACIÓN FINAL
La Cruz sangrienta, que hoy contemplan llorando, será la causa de su mayor gozo, porque se transformará en una gran cruz luminosa. La cruz luminosa, que se extenderá de oriente hasta occidente y aparecerá en el cielo, será el signo del regreso de Jesús en la gloria. La cruz luminosa, se transformará de patíbulo en trono de su triunfo, porque Jesús vendrá en ella a instaurar su reino glorioso en el mundo.
La cruz luminosa, que aparecerá en el cielo al final de la purificación y de la gran tribulación, será la puerta que abre el largo y tenebroso sepulcro en el cual se encuentra la humanidad, para guiarla hacia el nuevo reino de vida que Jesús traerá con su regreso glorioso. (1066/94)

Jesús, Jerusalen, 33 d.c.: “El sol se oscurecerá, la luna perderá su brillo, las estrellas caerán del cielo y las potencias del cielo se conmoverán” (Mt 24, 29) El milagro del sol, sucedido en Fátima durante mi última aparición, quiere indicarles que ya han entrado en los últimos tiempos en los cuales se realizarán estos acontecimientos, que los prepara para el regreso de Jesús en la gloria. Jesús, Jerusalen, 33 d.c.: “Entonces verán en el cielo el signo del Hijo del Hombre. Todos los pueblos de la tierra llorarán y los hombres verán al Hijo del Hombre en las nubes del cielo con gran poder y esplendor” (Mt 24, 30)

La cruz luminosa, que aparecerá en el cielo al final de la purificación y de la gran tribulación, será la puerta que abre el largo y tenebroso sepulcro en el cual se encuentra la humanidad, para guiarla hacia el nuevo reino de vida que Jesús traerá con su regreso glorioso
Hijos míos predilectos, consagrados a mi Corazón Inmaculado, he querido instruirlos sobre estos signos que Jesús les indicó en el Evangelio, para prepararlos para el fin de los tiempos porque se están cumpliendo en sus días. (997/92)

Jesús, Jerusalen, 33 d.c.: Después de esos días de angustia, el sol se oscurecerá, la luna perderá su brillo, caerán las estrellas del cielo y se bambolearán los mecanismos del universo. Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre. Mientras todas las razas de la tierra se golpearán el

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

245

pecho, verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con el poder divino y la plenitud de la gloria. (Mt 24, 29-30) Pequeño hijo mío, este lugar (Nagasaki) y este día son para ti una señal y, por medio tuyo, quiero hoy, desde aquí, darla también a todos mis hijos predilectos.
Cuanto ha ocurrido aquí en este lugar, podría suceder pronto en cada parte del mundo, si mis hijos no acogen mi invitación para el retorno a Dios.

Miren mi Corazón Inmaculado: tiembla y se angustia por la suerte que ahora los aguarda, si no aceptan la urgente invitación de nuestra Madre. (286/78) San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo Viviente gritar: “Ven”. Salió entonces otro caballo color fuego. Al que lo montaba le ordenaron que desterrara la paz de la tierra, y que hiciera que se mataran unos a otros; para esto se le dio una gran espada. (Ap 6, 3-4)
Los reunieron en el lugar llamado en hebreo Armagedón (o sea, cerros de Meguido).( Ap 16, 16)

Pequeño hijo mío, este lugar (Nagasaki) y este día son para ti una señal y, por medio tuyo, quiero hoy, desde aquí, darla también a todos mis hijos predilectos. Cuanto ha ocurrido aquí en este lugar, podría suceder pronto en cada parte del mundo, si mis hijos no acogen mi invitación para el retorno a Dios. Miren mi Corazón Inmaculado: tiembla y se angustia por la suerte que ahora los aguarda, si no aceptan la urgente invitación de nuestra Madre. con sus propias manos. Ya empezó en Fátima para el último período de este siglo. ¿Cómo podré seguir deteniendo la mano de la Justicia Divina, si cada día es más grande la perversión a la cual llega la humanidad, caminando por la vía de su obstinada rebelión contra Dios? ¡Cuántas naciones podrán verse envueltas en ella y cuántas personas muertas, mientras otros muchos deberán padecer indecibles sufrimientos!
El hambre, el fuego y una gran destrucción: ¡he ahí lo que les traerá el azote que está a punto de caer

Abdías Israel, 486 a.c.: Ya viene, para todas las naciones, el día de Yavé: como tú has hecho, así se te hará; sobre tu cabeza recaerá tu merecido. Así como ustedes bebieron sobre mi monte santo, así van a beber, naciones que me rodean; beberán hasta que pierdan los sentidos, y serán luego como si no hubieran sido (Ab 1, 15-16). La humanidad se encuentra ya al borde de la destrucción que ella podría provocar

sobre la humanidad!

246

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

Hijos predilectos, acojan todos mi insistente invitación porque mi corazón Inmaculado tiembla; está angustiado por la suerte que les espera. (354/80) Jesús, Jerusalén, 33 d.c.: ¡Pobres de las que, en esos días, se hallen embarazadas o estén criando! Rueguen para que no les toque huir en invierno o en día sábado. Porque será una prueba tan enorme como no ha habido igual desde el principio del mundo hasta ahora, ni jamás la volverá a haber. (Mt 24, 19-21) San Juan Isla de Patmos, 95 d.c.: El sexto ángel derramó su copa en el gran río Eufrates, y sus aguas se secaron, dejando un paso libre para los reyes de oriente. Y vi que de la boca del dragón, de la bestia y del falso profeta salían tres espíritus inmundos que tenían aspecto de ranas. Estos son espíritus diabólicos que pueden hacer milagros, y se dirigen a los reyes del mundo entero para convocarlos para la batalla del gran día de Dios, el Todopoderoso. (Ap 16, 12-14) San Juan Isla de Patmos, 95 d.c.: El ángel prosiguió: «Las aguas que has visto, a cuyo borde está sentada la prostituta, representan pueblos, multitudes y naciones de todos los idiomas. Los diez cuernos y la misma bestia planearán maldades contra la prostituta, la arruinarán y la dejarán desnuda, co-

merán sus carnes y la consumirán por el fuego. Porque Dios se vale de ellos para ejecutar su plan, y les ha inspirado la misma intención de poner sus fuerzas al servicio de la bestia hasta que se cumplan las palabras de Dios. Esa mujer que has visto es la Gran Ciudad, la que reina sobre los reyes del mundo entero.» (Ap 17, 15-18) Jeremías, Israel del Norte, 665 a.c.: Gente de Israel, Yavé les habla: Estoy trayendo de muy lejos una nación contra ustedes. Es una nación invencible y muy antigua, cuyo idioma desconoces. Son arqueros certeros, todos ellos valientes, ellos comerán tu cosecha y tu pan, devorarán a tus hijos y a tus hijas, se comerán tus carneros y tus vacas, tus viñas y tus higos, destruirán tus plazas fuertes en las que tanto confías. Sin embargo, dice Yavé, ni siquiera en aquellos días los voy a destruir completamente. (Jer 5, 15-18) Ahora les anuncio que ha llegado el tiempo de la gran prueba, porque en

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

247

estos años se realizará todo lo que les he anunciado. La apostasía y el cisma en la Iglesia está por cumplirse, y el gran castigo que les he anunciado es este lugar está cerca. Bajará fuego del cielo y una gran parte de la humanidad será destruida. Los que sobrevivan envidiarán a los muertos, porque por todas partes habrá desolación muerte y ruina. Por eso te he querido aquí una vez más, mi pequeño niño: porque tienes que decir a todos que la hora del castigo ha llegado y que para ser protegidos y salvados, deben entrar lo más pronto posible en el refugio de mi Corazón Inmaculado. (1034/93) San Juan Isla de Patmos, 95 d.c.: El sexto ángel derramó su copa en el gran río Éufrates, y sus aguas se secaron, dejando un paso libre Para los reyes de oriente. Y vi que de la boca del dragón, de la bestia y del falso profeta salían tres espíritus inmundos que tenían aspecto de ranas. Estos son espíritus diabólicos que pueden hacer milagros, y se dirigen a los reyes del mundo entero para convocarlos par la batalla del gran día de Dios, el Todopoderoso. (Ap 16, 12-14). Tocó el sexto ángel su trompeta. Entonces oí una voz que salía de las cuatro esquinas del altar de oro que está de-

lante de Dios. Decía la voz al ángel de la sexta trompeta: «Suelta a los cuatro ángeles inmovilizados a orillas del gran río Éufrates.» Y fueron soltados los cuatro ángeles que esperaban la hora, el día, el mes y el año, para exterminar a la tercera parte de la humanidad. El número de los soldados de a caballo era de doscientos millones; es el número que oí. Así vi a los caballos y a los que los montaban: tenían corazas color fuego, jacinto y azufre; las cabezas de los caballos son como cabezas de leones y de sus bocas sale fuego, humo y azufre. (Ap, 9, 13-17) Ezequiel Babilonia, 597 a.c.: Haré que te pongas en marcha con todo tu ejército, tus caballos y tus caballe-

248

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

ros, todos vestidos magníficamente, tus numerosas tropas armadas con espadas, lanzas y escudos. Allí están los Persas, los Cuchitas y la gente de Put con sus armas y sus cascos, como también Gomer con todas sus tropas y Bet-Togorma, que vino de los lejanos países nórdicos con todas sus tropas. ¡Cuántos pueblos contigo! (Ez 38, 4-6)

Joel, Israel, 609, a.c: Ahí viene un pueblo numeroso y fuerte, como jamás hubo otro ni lo habrá después de él, avanza y se extiende como una sombra sobre los cerros Yavé hace oír su trueno, al frente de su ejército: numerosos son sus soldados, poderosos los que cumplen sus órdenes. Porque grande y temible es el día de Yavé. ¿Quién podrá soportarlo? (Jl 2, 2. 11)
Para alcanzar estos cielos nuevos y tierra nueva, es necesario pasar por la prueba dolorosa y sangrante de la purificación, de la gran tribulación y del castigo. Hijos predilectos consagrados a mi Corazón Inmaculado, escuchen las palabras de su Madre Celestial, que los prepara dulcemente y los lleva a vivir estos acontecimientos, porque ya han llegado los tiempos que les han sido preanunciados por el profeta Zacarías.

San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Cuando el Cordero abrió el séptimo sello, se produjo en el Cielo un silencio como de media hora. Y vi a los siete ángeles que están de pie delante de Dios; se les entregaron siete trompetas. Después, el ángel tomó su incensario, lo llenó con brasas del altar y las arrojó sobre la tierra: hubo tremendos truenos, relámpagos y terremotos. (Ap 8, 1. 2-5) Tocó el segundo ángel su trompeta, y algo así como un inmenso cerro fue echado al mar: la tercera parte del mar se convirtió en sangre. Tocó el tercer ángel su trompeta, y una estrella grande, que parecía un globo de fuego, cayó del

“Oráculo del Señor. Golpearé al pastor y la grey será dispersada, entonces extenderé mi mano sobre los débiles”. “Oráculo del Señor. Dos tercios serán exterminados y perecerán en todo el país, un tercio será conservado.
Haré pasar a ese tercio por el fuego; lo purificaré como se purifica la plata y lo probaré como el oro en el crisol. (986)

Para alcanzar estos cielos nuevos y tierra nueva, es necesario pasar por la prueba dolorosa y sangrante de la purificación, de la gran tribulación y del castigo…“Oráculo del Señor. Dos tercios serán exterminados y perecerán en todo el país, un tercio será conservado. Haré pasar a ese tercio por el fuego; lo purificaré como se purifica la plata y lo probaré como el oro en el crisol

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

249

cielo sobre la tercera parte de los ríos y de los manantiales de agua. La estrella se llama Ajenjo. La tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo, y mucha gente murió a causa de las aguas que se habían vuelto amargas. (Ap 8, 8-11) Y tocó el quinto ángel. Vi entonces una estrella que había caído del cielo a la tierra. Le fue entregada la llave del pozo del abismo. Abrió, pues, el pozo del abismo, y del pozo subió una humareda como la de un horno inmenso que oscureció el sol y el aire. (Ap 9, 1-2) Jesús, Jerusalén, 33 d.c.: Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y por toda la tierra los pueblos estarán llenos de angustia, aterrados por el estruendo del mar embravecido. La gente se morirá de espanto con sólo pensar en lo que va a caer sobre la humanidad, porque las fuerzas del universo serán sacudidas. (Lc 21, 25-26)

Jeremías, Israel, 665 a.c.: Y añade Yavé: La catástrofe se extiende de nación en nación, y una tempestad inmensa estalla desde los confines de la tierra.(Jer 25, 32) Isaías, Israel, 549 a.c.: La tierra estalla en pedazos, la tierra cruje y se agrieta, la tierra tiembla y se sacude, la tierra se bambolea como un borracho, se balancea como una hamaca; es tanto el peso de sus faltas con las que debe cargar, que cae al suelo sin poder levantarse. (Is 24, 19-20) Jeremías, Israel, 665 a.c.: Miré a los montes, y temblaban; a los cerros, y se sacudían. Miré y me di cuenta que no había un alma, y que todos los pájaros del cielo se habían ido.( Jer 4, 24-25)
El Espíritu Santo bajará como fuego, pero de un modo distinto al de su primera venida: Será un fuego que quemará y transformará todo, que santificará y renovará la tierra desde sus cimientos. Abrirá los corazones a una nueva realidad de vida y guiará a las almas a un amor tan grande y una santidad tan perfecta, como nunca habían conocido. Entonces el Espíritu será glorificado: llevando a todos al más grande amor para con el Padre y con el Hijo. (695/87)

San Pedro, Roma, 96 d.c.: Llegará el día del Señor como hace un ladrón, y

250

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

entonces los cielos se desarmarán entre un ruido ensordecedor, los elementos se derretirán por el calor y la tierra con todo lo que hay en ella se consumirá. Si el universo ha de descomponerse así, ¡cómo deberían ser ustedes! Les corresponde llevar una vida santa y piadosa, mientras esperan y ansían la venida del día de Dios, en la que los cielos se desarmarán en el fuego y los elementos se derretirán por el calor. (2 Pe 3, 10-12) Ezequiel, Babilonia, 597 a.c.: En mi celo y en el ardor de mi cólera, lo digo: Sí, ese día será un terremoto para Israel. Ante mí temblarán los peces del mar, las aves del cielo, los animales del campo, todos los reptiles que se arrastran por el suelo y todos los hombres que están en la tierra. Las montañas se hundirán, los acantilados se derrumbarán y todas las fortificaciones caerán”. (Ez 25, 19-20) ¡De mi Inmaculado Corazón vendrá a ustedes la Paz! En el momento en que todo parezca perdido, verán el extraordinario prodigio de la Mujer vestida de sol que se manifestará en toda su potencia.
Las tinieblas serán vencidas por una luz que cubrirá todo el mundo; el hielo del odio, por el fuego del amor; la gran rebelión contra Dios, por el retor-

no universal a su misericordioso amor de Padre. Más pronto de lo que piensan vendrá a ustedes el Reino de amor y de paz de mi Hijo Jesús, a quien sólo se debe el honor, el poder y la gloria por los siglos de los siglos. (421/81) En la hora de la gran prueba el Paraíso se unirá con la tierra. Momento en que se abrirá la puerta luminosa, para hacer bajar al mundo la gloriosa presencia de Cristo, quien instaurará su Reino en el cual se hará la Voluntad Divina de manera perfecta, así en la tierra como en el cielo. (880/90) San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Y mi visión continuó. Cuando el Cordero abrió el sexto sello, se produjo un violento terremoto; el sol se puso negro como vestido de luto, la luna entera se tiñó como de sangre. (Ap, 6, 12) El quinto ángel vació su copa sobre el trono de la bestia, y al instante su reino quedó sumido en tinieblas y la gente se

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

251

El sol y la luna se oscurecieron y las estrellas retiraron su resplandor. Yavé ruge desde Sión y desde Jerusalén hace oír su voz. Los cielos y la tierra se han conmovido. (Jl 4, 15-16)

Ezequiel, Babilonia, 597 a.c: Cubriré los cielos y oscureceré las estrellas, cubriré el sol con nubes y la luna no alumbrará más. Por culpa tuya apagaré todas las estrellas del cielo y extenderé sobre tu país las tinieblas, palabra de Yavé. (Ez 32, 7-9) Isaías, Israel, 486 a.c.: Pinto a los cielos de negro y los visto de luto. (Is 50,3)

¡De mi Inmaculado Corazón vendrá a ustedes la Paz! En el momento en que todo parezca perdido, verán el extraordinario prodigio de la Mujer vestida de sol que se manifestará en toda su potencia. Las tinieblas serán vencidas por una luz que cubrirá todo el mundo; el hielo del odio, por el fuego del amor; la gran rebelión contra Dios, por el retorno universal a su misericordioso amor de Padre
mordía la lengua de dolor. Insultaron al Dios Altísimo a causa de sus dolores y de sus llagas, pero no se arrepintieron ni dejaron de hacer el mal. (Ap 16, 10-11) Sofonías, Israel, 640 a.c.: Es un día de cólera aquel día, de angustia y de congoja; día de destrucción y de ruinas, de sombras y tinieblas; día de nubarrones y neblina.(Sof 1, 15) Joel, Israel, 609 a.c.: Daré a ver señales en el cielo, y en la tierra habrá sangre, fuego y nubes de humo. El sol se cambiará en tinieblas y la luna en sangre cuando se acerque el día de Yavé, día grande y terrible. (Jl 3, 3-4)

Las estrellas del cielo y sus constelaciones han dejado de alumbrar, el sol ha salido negro y la luna no envía más su luz. (Is 13, 10) Jesús, Jerusalén, 33 d.c.: Después de esa angustia llegarán otros días; entonces el sol dejará de alumbrar, la luna perderá su brillo, las estrellas caerán del cielo y el universo entero se conmoverá. (Mc 13, 24-25)

Jeremías, Israel, 665 a.c.: Miré a la tierra, pero estaba vacía y llena de confusión. Miré a los cielos, y eran sólo tinieblas. Por eso, la tierra se viste de luto y los cielos se oscurecen, porque yo lo he dicho y no me arrepentiré; lo he resuelto y no me volveré atrás.» (Jer 4, 23.28)
¡Oigan, pongan atención, no sean tan creídos, pues es Yavé el que habla! Reconozcan a Yavé, su Dios, antes que llegue la noche y sus pies tropiecen en las oscuras montañas. Ustedes esperaban la luz, pero Él la cambia en sombra de muerte y, luego, en total oscuridad. (Jer 13, 15-16)

252

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

Zacarías, Palestina, 520 a.c.: Hiere al pastor para que se dispersen las ovejas, que yo me encargaré de matar a los corderitos. Y en todo el país, amenaza Yavé, dos tercios serán exterminados, y sólo se salvará un tercio. Echaré ese tercio al fuego; lo purificaré como se hace con la plata, lo pondré a prueba como se prueba el oro. Él invocará mi Nombre y yo lo escucharé. Entonces yo diré: ¡Este es mi pueblo!, y él, a su vez, dirá: ¡Yavé es mi Dios! (Zc 13, 8-9) Lo que más enternece mi Corazón es cuando los siento llorar como niños. ¿Puede la madre no conmoverse frente al niño que llora? Lo que más enternece mi Corazón es cuando los siento llorar como niños. ¿Puede la madre no conmoverse frente al niño que llora? Mira: cuando todo se haya derrumbado, solo quedará la fuerza de su llanto que me obligará a intervenir de manera prodigiosa y terrible Mí. Su débil voz tendrá un día el clamor de un huracán, y uniéndose al grito de los Ángeles, hará resonar en todo el mundo el potente grito: “¿Quién como Dios? ¿Quién como Dios?” Será entonces la definitiva derrota de los soberbios y el triunfo mío y de mis pequeños hijos. (126/74)

Mira: cuando todo se haya derrumbado, solo quedará la fuerza de su llanto que me obligará a intervenir de manera prodigiosa y terrible. Y

mi triunfo comenzará con los hijos predilectos, con mis Sacerdotes. (112/74)

Humildes, pequeños, abandonados y confiados, todos se dejarán conducir por

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

253

5. RENOVACIÓN DEL MUNDO*
LA VIRGEN MARÍA VENCE FINALMENTE A SATANÁS
Viena y amenazaban con invadir y destruir todo el mundo Cristiano. Eran muy superiores en fuerza, en número y armas, y sentían que su victoria estaba asegurada. Pero Yo fui públicamente invocada y Me oraron. Mi Nombre fue escrito en los estandartes, gritado por los soldados y así por mi intercesión, sucedió el milagro de esta victoria que salvó al mundo, cristiano de su destrucción. Por esta razón, el Papa instituyó es este día, la fiesta del nombre de María. En el Nombre de María, en estas naciones ha sido derrotado el comunismo marxista, que desde hace unas decenas de años, dominaba y tenía a tantos pobres hijos míos bajo su pesada y sangrienta esclavitud. No fue por los movimientos o por los hombres políticos, sino por mi intervención personal que finalmente ocurrió la liberación de ustedes.

Esta es solamente mi Obra y Yo misma la llevo adelante en cada parte del mundo Porque estos son los tiempos de mi Triunfo, de mi victoria y de su salvación. En el nombre de su Madre Celestial, sí, en el Nombre de María, han sido derrotados los turcos, cuando atacaban la ciudad de
*

Y también en el Nombre de María Yo llevaré Mi Obra a su cumplimiento, con la derrota del la masonería, de toda fuerza diabólica, del materialismo, del ateísmo práctico, para que la humanidad entera pueda llegar a su encuentro con el Señor y sea así purificada y completamente renovada, con el triunfo de mi Corazón Inmaculado en el mundo. (928/91)
San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Pero la bestia fue capturada y con ella el falso profeta que había realizado maravillas al servicio de la bestia, engañando con ellas a los que habían aceptado la marca de la bestia y a los que adoraban su estatua. Los dos fueron

Ampliación en el Libro 1. Objeciones en el milenarismo a continuación.

254

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

arrojados vivos al lago del fuego que arde con azufre. Todos los demás fueron exterminados por la espada que sale de la boca del que monta el caballo, y todas las aves se hartaron de su carne. (Ap 19, 20-21) Isaías, Israel, 745, a.c.: ¡Cómo ha terminado el tirano y acabado su arrogancia! Yavé ha roto el palo de los malvados, el bastón de los opresores, que les pegaba a los pueblos con rabia, golpeándolos sin cesar, y oprimía con furia a las naciones, persiguiéndolas sin descanso. La tierra está ahora tranquila y quieta y retumban las aclamaciones. (Is 14, 5-7)

Entonces entienden que le corres-

ponde a la Mujer vestida de sol, Vencedora de Satanás, atar al gran Dragón, arrojarlo a su pantano de fuego, del cual ya no podrá salir para hacer daño al mundo.

Corresponde a la Mujer vestida de sol, Vencedora de Satanás, atar al gran Dragón, arrojarlo a su pantano de fuego, del cual ya no podrá salir para hacer daño al mundo Vi después a un ángel que bajaba del cielo llevando en la mano la llave del Abismo y una cadena enorme. Sujetó al monstruo, la serpiente antigua, que es Satanás o el diablo, y lo enca-denó por mil años. Lo arrojó al Abismo, cerró con llave y además puso sellos para que no pueda seducir más a las naciones hasta que pasen los mil años (Ap 20, 1-3) Y cuando se terminen los mil años, Satanás será soltado de su prisión, saldrá a engañar a Gog y Magog, es decir, a las naciones de los cuatro extremos de la tierra, una multitud tan numerosa como las arenas del mar. Invadieron el país entero y cercaron el campamento de los santos, la Ciudad muy amada, pero bajó fuego del cielo y los devoró (Ap 20, 1-3. 7-9) Oí entonces una fuerte voz en el cielo que decía: Por fin ha llegado la salvación, el poder y el reinado de nuestro Dios, y la soberanía de su Ungido. Pues echaron al acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche ante nuestro Dios. Ellos lo vencieron con la sangre del Cordero y con su palabra y con su testimonio, pues hablaron sin tener miedo a la muerte. Por

Cristo reinará en él, Jesús regresará en la gloria, para devolver la la creación entera el pleno esplendor del nuevo Paraíso terrestre. La ciudad pecadora habrá desaparecido y así toda la creación se abrirá con gozo para acoger la Ciudad santa, la nueva Jerusalén bajada del cielo, la morada habitual de Dios con los hombres. (991/92) San Juan, Isla de Patmos, 95 d.c.: Vi después a un ángel que bajaba del cielo llevando en la mano la llave del Abismo y una cadena enorme. Sujetó al monstruo, la serpiente antigua, que es Satanás o el diablo, y lo encadenó por mil años. Lo arrojó al Abismo, cerró con llave y además puso sellos para que no pueda seducir más a las naciones hasta que pasen los mil años. Después tendrá que ser soltado por poco tiempo.

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

255

eso, alégrense cielos y ustedes que habitan en ellos. (Ap 12, 10-12) Su liberación coincidirá con la derrota de Satanás y de todo espíritu diabólico.
Todos los demonios y los espíritus de los condenados que en estos años se han derramado en todas partes del mundo, para ruina y condenación de las almas, serán arrojados al infierno de donde salieron y ya no podrán hacer más daño.

Todo el poder de Satanás será destruido. El segundo Ángel tendrá la tarea de dar este anuncio. “Ha caído, ha caído la gran Babilonia, la que hizo beber a todos los pueblos del vino embriagante de la prostitución”. La liberación de ustedes coincidirá sobre todo con el premio concedido a todos los que en la gran prueba permanecieron fieles, y con el gran castigo dado a aquellos que se dejaron arrastrar por el pecado y por el mal, por la incredulidad y la impiedad, el dinero y el placer, el egoísmo y la impureza. (975/92) La cadena del Santo Rosario logra finalmente hacer a Satanás totalmente inofensivo. Su gran poder es destruido. Ahora entiendan, hijos míos predilectos, por qué en estos últimos tiempos de la batalla entre la Mujer vestida de sol y el gran Dragón, les pido multiplicar en todas partes los Cenáculos de oración, con el rezo del Santo Rosario, la meditación de mi palabra y la consagración a mi Inmaculado Corazón. Con ellos ustedes dan a la Madre Celestial la posibilidad de intervenir para atar a Satanás, para que yo pueda cumplir mi misión de aplastar su cabeza,

La humilde y frágil cadena del Santo Rosario forma la fuerte cadena con la que hacen prisionero al tenebroso dominador del mundo, el enemigo de Dios y de sus siervos fieles. Así una vez más la soberbia de Satanás será derrotada por el poder de los pequeños, los humildes, los pobres es decir de derrotarlo para siempre, encerrándolo en su abismo de fuego y azufre. La humilde y frágil cadena del Santo Rosario forma la fuerte cadena con la que hacen prisionero al tenebroso dominador del mundo, el enemigo de Dios y de sus siervos fieles. Así una vez más la soberbia de Satanás será derrotada por el poder de los pe-

queños, los humildes, los pobres. (979/92) En el mismo momento en que Satanás se
haya sentado como Señor del mundo y se crea ya vencedor seguro, Yo misma le arrebataré la presa de sus manos. Se encontrará como por encanto con las manos

256

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

vacías y al final la victoria será sólo de mi Hijo y Mía: este será el triunfo de mi Corazón Inmaculado en el mundo. (97/73) Mis tiempos han llegado y ahora estoy por salir del desierto, en el cual me encuentro, para cumplir mis más grandes prodigios y para obtener mi anunciada victoria. (748/88)
El Reino glorioso de Cristo se instaurará después de la derrota total de Satanás y todos los espíritus del mal y con la destrucción de su poder diabólico. Así será atado y aplastado en el infierno y la puerta del abismo cerrada para que no pueda salir y hacer daño al mundo. Cristo reinará en el mundo.

CRISTO, VENCEDOR, ESTABLECERÁ EL REINO DE DIOS, PLENO, EN LA TIERRA
(Ver: La maravillosa época de paz y amor que se aproxima para la humanidad Pg. 21) Cuando venga el Hijo del Hombre, ¿Encontrará todavía fe en la tierra? Vendrá de improviso y el mundo no estará preparado para su venida. Vendrá para un juicio para el cual el hombre no se encontrará preparado. Vendrá para instaurar su Reino en el mundo, después de haber derrotado y aniquilado a sus enemigos. (302/78)
Después del actual triunfo del mal, que ha logrado dominar el mundo, al final la victoria será sólo de mi Hijo Jesús. ¡Sólo Él es el vencedor!

Vendrá de improviso y el mundo no estará preparado para su venida. Ven-drá para un juicio para el cual el hom-bre no se encontrará preparado. Vendrá para instaurar su Reino en el mundo, después de haber derrotado y aniquilado a sus enemigos. Después del actual triunfo del mal, que ha logrado dominar el mundo, al final la victoria será sólo de mi Hijo Jesús. ¡Sólo Él es el vencedor! paz y bondad, de justicia y de santidad que se instaurará en el mundo y resplandecerá en el corazón de todos. Así se cumplirá el designio de enemistad, de lucha y de triunfo de mi Corazón Inmaculado. (455/84) La era nueva que Yo les anuncio, coincide con el pleno cumplimiento de la Divina Voluntad, para que se realice finalmente lo que Jesús les ha enseñado a pedir al Padre Celestial: “Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo”. Es el tiempo en el cual en las criaturas se cumple el querer Divino del Padre, del

La conclusión de la gran batalla que estamos viviendo será su Reino glorioso de

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

257

Hijo y del Espíritu Santo. Por el cumplimiento perfecto de la Divina Voluntad todo el mundo es renovado, porque Dios encuentra en él su nuevo jardín del Edén, en el cual puede vivir en compañía amorosa con sus criaturas. La era nueva que Yo les preparo, coincide con la derrota de Satanás y de su dominio universal. Todo su poder es destruido. Es atado, con todos los espíritus malos, y encerrado en el infierno del cual no podrá salir para hacer daño al mundo. (922/91) Dentro de poco, la puerta de este inmenso sepulcro en que yace la humanidad entera se abrirá. Jesucristo, rodeado por el coro de los Ángeles, sobre las nubes del cielo formando un trono real bajo sus pies, en el esplendor de su Divinidad, regresará para llevar a la humanidad a una vida nueva, las almas a la gracia ya al amor, la Iglesia a la cumbre más alta de la santidad, y así, instaurará en el mundo Su Reino de gloria. (858/90) Pronto la victoria resplandecerá en todas partes. Por medio del triunfo de mi Corazón Inmaculado vendrá a ustedes el reino glorioso de Jesús, que en su Espíritu de Amor, conducirá a toda la creación a la glorificación del Padre; finalmente será renovada la faz de la tierra. (485/83) Permanecerá fiel solamente ese pequeño “resto” que en estos años, aceptando mi invitación maternal se ha dejado encerrar en el refugio seguro de mi Corazón Inmaculado. Y este pequeño resto fiel, que Yo preparé y formé, tendrá la tarea de recibir al Cristo que volverá en la gloria, iniciando así la era nueva que los espera. (912/91)

Pronto la victoria resplandecerá en todas partes. Por medio del triunfo de mi Corazón Inmaculado vendrá a ustedes el reino glorioso de Jesús, que en su Espíritu de Amor, conducirá a toda la creación a la glorificación del Padre; finalmente será renovada la faz de la tierra

El glorioso Reino de Cristo que será establecido entre ustedes con la segunda venida de Jesús al mundo, está cerca, al alcance de la mano. Este es su regreso en Gloria, para establecer Su Reino entre ustedes, y para traer a toda la humanidad, redimida por su Preciosísima Sangre, su nuevo paraíso terrenal. Lo que está siendo preparado es tan grande que no tiene paralelo y nada igual jamás ha existido desde la creación del mundo. Prepáren-

se con humildad, con fe, con intensa oración. Con un pequeño número de
sus Hijos, el Señor pronto restaurará en la tierra a su glorioso Reino de Amor, de santidad y de paz.

258

D. El nuevo orden mundial, la aparición del anticristo y la renovación del mundo

Por eso, la reunificación de todos los cristianos en la Iglesia Católica coincidirá con el triunfo de mi Corazón Inmaculado en el mundo. Esta Iglesia, reunificada en el esplendor de un nuevo Pentecostés, tendrá la fuerza de renovar a todos los pueblos de la tierra. (388/80) El triunfo de mi Inmaculado Corazón no puede realizarse sino en el triunfo de mi Hijo Jesús, que volverá a reinar en los corazones, en las almas, en la vida de cada uno y de las naciones en toda la humanidad. (326/79)

Al final la victoria será de vuestra Mamá Inmaculada, quien con su pie virginal, aplastará la cabeza de la serpiente, y con sus manos atará al dragón, para que vuelto impotente ya no pueda hacer daño al mundo. Y la humanidad y la Iglesia conocerán es era nueva que ahora ustedes esperan en la confianza y la oración, en el sufrimiento y la esperanza. (1046) Entonces la Iglesia volverá a ser toda hermosa, sin mancha y sin arrugas, a imitación de su Madre Inmaculada. En la Iglesia, purificada y totalmente renovada, brillará en su gran poder, sólo la Luz de Cristo, que ella difundirá por doquier en la tierra y así todas las naciones llegarán a ella, para glorificación perfecta de la Santísima Trinidad. (989/92) Soy para ustedes el camino de la unidad. Cuando me acoja toda la Iglesia, entonces, como Madre, podré reunir a mis pequeños hijos al calor de una sola familia.

Mi acción de Madre prepara en su tiempo la venida del Reino glorioso de mi Hijo Jesús. Mi Inmaculado Corazón es el camino que los conduce a su Reino. De hecho el Triunfo de mi Inmaculado Corazón coincidirá con el triunfo de mi Hijo Jesús en su glorioso Reino de Santidad y de Gracia, de Amor y de Justicia, de Misericordia y de Paz, que será instaurado en todo el mundo.
El triunfo de mi Corazón Inmaculado, coincidirá con la segunda venida de Jesús en la gloria, para renovar todas las cosas. (654/86)

ANEXO 1: EL DILEMA DEL MILENARISMO HERÉTICO VS. EL MILENISMO ACEPTABLE POR EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA*
A. EL PREDOMINANTE MILENARISMO ALEGÓRICO DE SAN AGUSTÍN
INTERPRETACIÓN LITERAL O ALEGÓRICA
La polémica interpretación de Apocalipsis 20 No todos los teólogos, y exégetas bíblicos aceptan la realidad de las profecías que indican la cercanía de unos últimos tiempos de tribulaciones y un paso a una época maravillosa denominada el milenio. La mayoría cree que todas las advertencias de cataclismos, guerras, anticristo y cosas de esta línea, son simples estilos y figuras literarias. Creen por ejemplo que la descripción de una época de paz y amor profetizada para esta humanidad aquí en la tierra, en la Biblia o en las revelaciones privadas es una simple utopía o expresiones del género literario, y que aceptarlo equivale a caer en la herejía denominada milenarismo. Y es que la Biblia no es un libro fácil de entender y se presta a muchas formas de interpretarla. Hay por lo menos dos escuelas hermenéuticas (El arte y la ciencia de la interpretación correcta de la Biblia): la alegórica y la literal. El estilo judío de escribir está lleno de descripciones enriquecidas con poesía, con metáforas y alegorías, íntimamente entramadas con mensajes e ideas específicas, lógicas y literales. ¿Cómo distinguir, cuándo la Biblia está dando un mensaje literal y cuando se debe interpretar alegóricamente?
* Por el autor.

San Juan en la Isla de Patmos recibiendo los mensajes del Apocalipsis
Por ejemplo Jesús dice: “Por eso, si tu ojo derecho es ocasión de pecado para ti, sácatelo y tíralo lejos; porque es más provechoso para ti perder una parte de tu cuerpo y que no seas arrojado entero al infierno” (Mt 5, 29). No podemos tomar esto literal sino alegóricamente. Otro ejemplo que viene totalmente al caso, es más complicado. En el libro del Apocalipsis de Juan, capítulo 20 versículos 1 a 7 se afirma, entre otras cosas, que: - De una época de tribulaciones, sobrevivirán solamente los fieles a Dios que no se hayan dejado colocar la

260

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

marca en la mano que el anticristo impondrá para poder comprar y vender en su nuevo sistema económico (hoy entendido como un chip inteligente implantado, forma de transacciones financieras). - Surgirá una nueva civilización maravillosa, realizada por este grupo de preservados, que durará mil años. - Satanás será neutralizado durante este período, no teniendo poder de tentar hacia el mal a esa civilización, como lo ha estado haciendo con la actual. - Al final de ese largo período de la historia, Satanás volverá a entrar en acción y el hombre tendrá un último ciclo de decadencia, trayendo su propia desgracia. Concluye la historia del mundo con la segunda venida de Jesucristo, anunciada, para el juicio final. ¿Lo tomamos literal o alegóricamente? Cada escuela asume una posición.
La escuela alegórica predominante

el de quitarle todo lo sobrenatural a sus contenidos. Se unen a la escuela del denominado racionalismo. Redujeron, por ejemplo en el caso de las profecías, todo a solo géneros y estilos literarios (como el género apocalíptico, o poético), en los que no se puede encontrar más que mitos, alegorías, metáforas, y utopías pintorescas. La escuela alegórica ha predominado desde entonces con mucha fuerza. Este predominio de la interpretación alegórica sobre la literal fue tan fuerte que los últimos papas tuvieron que reorientar la hermenéutica, y equilibrarla hacia lo literal, que ha sido mantenido en el magisterio de la Iglesia durante siglos, como parte muy importante para el resguardo de sus verdades de fe. León XIII en la encíclica Providentísimus Deus y Pío XII en la encíclica Divino afflante Espiritu recuerdan la regla de oro de la hermenútica: la interpretación literal debe tener preminencia inicialmen-

La escuela literal predominó durante los primeros 19 siglos de la historia de la Iglesia católica, y es la predominante entre los protestantes. Da una interpretación directa y simple como en el lenguaje convencional sin rebuscar significados ocultos, metáforas, símbolos, a no ser que sean evidentes. Si un profeta dice que tal evento se cumplirá en un futuro, lo cree. Si se afirma que ocurrió un milagro y por ejemplo que el mar rojo se abrió para dejar pasar a las israelitas, lo cree. Así de simple. Durante el siglo XX con el desarrollo de las ciencias se aplicaron métodos científicos al estudio de la Biblia, e hicieron grandes avances interpretativos. Pero algunos llevaron esta “objetividad” a extremos como

La diosa razón proclamada en el modernismo, que rechaza cualquier hecho sobrenatural y rechaza la fe

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

261

te, y solo cuando el pasaje muestra evidentemente que es una alegoría, se da lugar a esa interpretación.

Hoy día domina la interpretación alegórica, que es la que asume el ala liberalizante, racionalista y modernista de la Iglesia católica. Estos teólogos, jerarcas y católicos estudiosos, tienen más dificultad para aceptar la posición obviamente literalizante de esta compilación de profecías privadas y bíblicas. El ala tradicional y conservadora de la Iglesia tiende a aceptar con más apertura los planteamientos de esta obra y las obras afines. Porqué la mayoría de los teólogos y jerarcas rechazan la posibilidad del milenio

Una razón que ya comentamos es que la
escuela de hermenéutica predominante en la Iglesia católica es la alegórica. La otra razón es el milenarismo alegórico que San Agustín propuso en su tiempo y quedó firmemente adherido a la opinión de la doctrina de muchos teólogos. En su libro “La Ciudad de Dios”, del capítulo 7 al 13 del libro 20, da una interpretación alegórica muy particular del milenio descrito en Apocalipsis cap. 20. Plantea que el milenio empezó luego de la Ascensión del Señor y durará hasta el fin de los tiempos, cuando venga Jesucristo al Juicio Final. Según esta interpretación, ya estamos en ese período de paz y armonía social, con ausencia de guerras, con el demonio neutralizado, sin guerras, etc. descrito en las páginas bíblicas. Solo que simbólicamente. Aunque él plantea esta interpretación solo como una idea personal, su fama monumental hizo que su interpretación fuera rápidamente aceptada por la mayoría de los estudiosos y desde

San Agustín y su interpretación milenarista, ha influido poderosamente en las posiciones de muchos teólogos al respecto
entonces ha sido la más frecuente en el catolicismo. Se ha llegado al grado de casi darla como artículo de fe, y de anematizar como hereje al que se atreva a salirse de esta interpretación. Sin embargo tenemos posteriormente a muchos personajes importantes en la Iglesia que han seguido aceptando la interpretación de un milenio en la tierra, luego de unas tribulaciones y de un encadenamiento de Satanás, como son San Beda, el Beato de Liébana, San Alberto Magno, el Venerable Holzhaser, Nicolás de Lira, Joaquín de Fiore, San Luis María Grignon de Monfort, Santa Catalina de Siena, Santa Brígida de Suecia y otros más.

262

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

¿ES EL MILENARISMO ALEGÓRICO DE SAN AGUSTÍN LA INTERPRETACIÓN CORRECTA?
Veamos que dice al respecto uno de los grandes autoridades de la Iglesia sobre el tema del Apocalipsis y los últimos tiempos, Monseñor Aldo Gregori7. Los encabezamientos son nuestros. Estos últimos dos mil años de historia no son el milenio profetizado en la Biblia Muchos intérpretes piensan que es un contrasentido relacionar el apresamiento de Satanás con la Resurrección o Ascensión de Jesús siguiendo la interpretación agustiniana, desmentido continuamente

por la historia. ¿Cómo se puede pensar en un Satanás vencido y aprisionado en el abismo, en el tiempo de la muerte y Resurrección de Cristo, cuando lo vemos desatar contra la Iglesia a lo largo del desarrollo de estos dos milenios toda clase de engaños y de violencias? Las herejías, las filosofías inmanentistas, las guerras, las revoluciones cruentas, los escándalos, la corrupción de las costumbres, son obra suya. El nazismo que ha arrasado a toda la nación alemana en el espantoso holocausto de la Segunda guerra mundial es obra suya. La ideología comunista que ha engañado y sigue engañando a pueblos enteros, en toda la faz de la tierra, es obra suya. No hay cómo hablar todavía del Reino de Dios, hoy, en esta pobre humanidad envenenada como lo está por el ateísmo teórico y práctico y puesta en un camino sin salida, bajo el temor espantoso de una tercera guerra mundial, que de estallar, cuando será muy difícil poder evitar el uso de armas bioquímicas, ya listas para el exterminio general. ¿Cómo es posible hablar de un Reino de Dios en la tierra desde la Resurrección de Cristo hasta la Parusía? ¿No es evidente por el contrario un reino de Satanás? Sí, el enemigo de Dios y de los hombres no está todavía derrotado. Cristo ha redimido al mundo, y ha puesto las condiciones indispensables par la derrota de Satanás, pero su cuerpo místico no ha sido todavía crucificado del todo, no ha muerto aún y resucitado, como su adorable cabeza que es Jesús. La Iglesia sigue luchando contra el Dragón y el choque decisivo no ha tenido lugar todavía. Interpretar el comienzo del milenio con la paz concedida por Constantino a la Iglesia, no cambia la veracidad de la historia. Constantino inaugura un tiempo de paz con el Imperio Romano, no con el dragón,

¿Cómo es posible hablar de un Reino de Dios en la tierra desde la Resurrección de Cristo hasta la Parusía? ¿No es evidente por el contrario un reino de Satanás? Sí, el enemigo de Dios y de los hombres no está todavía derrotado.
7

A los umbrales de la Era nueva, Aldo Gregori, Librería Espiritual, Quito. (pgs. 273-300)

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

263

que sigue impertérrito con su furia engañosa y homicida. Si alguien rechazara la veracidad de la historia como elementos extraños a la exégesis bíblica, lo podríamos invitar para que reflexione sobre lo que nos dice el mismo Apocalipsis. Los capítulos 12 y 13 nos ayudarán a comprender el verdadero significado del milenio.
La interpretación literal del Apocalipsis 20, de un milenio de real paz en la tierra, es la más lógica

Todas estas dificultades (de interpretación), se pueden fácilmente obviar tomando con sencillez los datos del Apocalipsis así como están, sin hacer esfuerzos para intentar hacerles decir lo que no dicen. Para nosotros el encadenamiento es encadenamiento y la cárcel es la cárcel. Si Satanás es derrotado, atado y encarcelado, ya no puede actuar sobre la tierra en perjuicio de las almas. Está fuera de combate, en la imposibilidad de hacer daño. Y entonces tenemos que decir que los “mil años” representan el Reino de Dios que es instaurado por él sobre la tierra, donde las seducciones del enemigo infernal ya no podrán dañar a los individuos y naciones. Este es el significado que el buen sentido entiende espontáneamente en la lectura del texto Sagrado.
La reflexión teológica nos lleva a la misma conclusión, de un real milenio de paz acá en la tierra.

¿Por qué ha estado Satanás suelto durante estos dos mil años?... Jesús ha querido asociar a si en la obra de la Salvación a los mismos redimidos. Ha que-rido que también su Cuerpo Místico participara en sus dolores, en sus fatigas, en la lucha diaria contra el usurpador y con Él participara en el triunfo de la victoria definitiva. Es por eso que el demonio puede asolar todavía al mundo puede pensar reducido a una Iglesia ultrajada, marginada de la vida social contrastada por la actividad política y hasta perseguida. Se tendría el reino de Satanás, no el de Cristo. Y en cambio Él tiene que reinar, hace falta que Él reine; que reine sin opositores, sobre los pueblos y las naciones, sobre todos los reyes y gobernantes.
¿Por qué ha estado Satanás suelto durante estos dos mil años?

De otro lado la simple reflexión teológica nos lleva a las mismas condiciones. Si Cristo ha redimido a la humanidad, la humanidad es suya, adquirida con el precio de su sangre. Sobre ella pues tiene que reinar. Y el Reino de Jesús Redentor no se

264

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

El derecho de Jesucristo a reinar sobre la humanidad redimida es total y absoluto. Satanás que había seducido desde el comienzo a la humanidad, ahora está vencido y tiene que abandonar la fuerza. Hubiera tenido que hacerlo enseguida, pero Jesús ha querido asociar a si en la obra de la Salvación a los mismos redimidos. Ha querido que también su Cuerpo Místico participara en sus dolores, en sus fatigas, en la lucha diaria contra el usurpador y con Él participara en el triunfo de la victoria definitiva. Es por eso que el demonio puede asolar todavía al mundo. Todavía estamos orando y esperando: “Venga a nosotros tu Reino” La batalla de la Iglesia contra el dragón ha comenzado desde el día de Pentecostés. Con el sermón de San Pedro, cuando 3000 judíos se convirtieron a Cristo y fueron bautizados, ha comenzado la marcha de la Iglesia hacia la conquista de la humanidad para Cristo. La tremenda lucha ha continuado en un alternarse de acontecimientos por dos mil años, durante los cuales los cristianos han luchado implorando de Dios la victoria sobre el mal con la hermosa imploración: “Venga tu Reino”. Este reino todavía no es realidad; la marcha para conquistar al género humano todavía no ha terminado. En el lapso del siglo XX, y exactamente en las regiones donde el cristianismo ha puesto sus sólidas raíces, parece más bien que Satanás esté dominando sin resistencia alguna en la cultura, en las artes, en la economía, en los comercios, en las industrias, en la política. Por doquier reina el ateísmo teórico y práctico, la corrupción de las costumbres, el engaño, el asesinato, las aberraciones de la mente y del corazón de los hombres. Satanás parece triunfar. Ha llegado a hacerse adorar como un Dios.

Pero su triunfo es aparente, es una mera ilusión. La “Mujer vestida de sol” le está pisando los talones y al final le arrancará la presa de sus garfios afilados. Entonces él será atado y arrojado al abismo, donde deberá gemir por el tiempo de “mil años” durante los cuales Jesús reinará finalmente sobre la humanidad renovada. Será la llegada de la Era nueva
Pronto Satanás perderá su reino y Jesús reinará durante “mil Años”

Pero su triunfo es aparente, es una mera ilusión. La “Mujer vestida de sol” le está pisando los talones y al final le arrancará la presa de sus garfios afilados. Entonces él será atado y arrojado al abismo, donde deberá gemir por el tiempo de “mil años” durante los cuales Jesús reinará finalmente sobre la humanidad renovada. Será la llegada de la Era nueva

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

265

B. TIPOS DE MILENARISMO Y LA POSICIÓN DEL MAGISTERIO
Muchos teólogos y jerarcas actuales de la Iglesia católica rechazan la existencia de una era nueva luego de un período de tribulaciones en nuestros días. Pero hay muchos pasajes de la Biblia y muchas revelaciones privadas como las transcritas de las páginas del primer libro de esta serie o en el primer capítulo de este libro, que hablan del período de paz y felicidad, posterior a las tribulaciones de los últimos tiempos, como hemos dicho. Esta contradicción se puede explicar. El capítulo 20 del libro del Apocalipsis habla de un reino de Dios durante mil años. Por eso se le ha dado el nombre a este período de “El Milenio”. Hay al menos tres interpretaciones de este: el carnal, el mitigado y uno que podemos llamar milenismo católico.

Este reino carnal, hedonista y grosero se denominó milenarismo o quilianismo (del griego kilas, mil) y fue debidamente condenado por la Iglesia como herejía.
damente condenado por la Iglesia como herejía.

EL MILENARISMO HERÉTICO CARNAL
El milenarismo carnal o quilianismo Una interpretación que le dio el hereje Cerino, a estos pasajes, en el siglo III, fue el de una época paradisíaca de mucho júbilo, de grandes banquetes y placeres, en medio de una gran prosperidad material pasiva. Jesús vendría a inaugurarlo con su segunda venida anunciada, y a reinar de cuerpo presente durante todo este período. No habría muerte ni enfermedad. Sería una especie de cielo aquí en la tierra con la resurrección de todos los muertos buenos de la historia. Este reino carnal, hedonista y grosero se denominó milenarismo o quilianismo (del griego kilas, mil) y fue debi-

Sigamos transcribiendo la opinión tan autorizada de Monseñor Aldo Gregori al respecto: Cuando se piensa en el “milenio” del que habla el Apocalipsis (20, 1-34), la mente corre espontáneamente al así llamado “milenarismo” condenado por el Magisterio, y se rehuye casi por instinto tomarlo en consideración y aceptarlo como verdadera profecía todavía no verificada. Este miedo es irracional y por lo tanto tiene que ser eliminado y sustituido por un fuerte examen crítico del “milenarismo” confrontándolo por el “milenio” del Apocalipsis. El “milenarismo”, llamado también “Quilianismo” (del griego kilias = mil), es una concepción escatológica según la cual Cristo deberá reinar visiblemente en la tierra por mil años al final del mundo.

266

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

Esta concepción ha tomado distintas formas según los varios autores que la han defendido. Para los más antiguos el reino terrenal de Cristo se debería insertar entre la primera resurrección reservada a los justos y la segunda resurrección reservada a los condenados, inmediatamente antes del juicio universal. Entre los milenaristas posteriores está quien pone el Reino de Cristo después del juicio universal. Según algunos el reino de los mil años consistiría en el goce de los bienes materiales, según otros en disfrute de los bienes espirituales.

EL MILENARISMO MITIGADO, O ESPIRITUAL, CUESTIONABLE
El milenarismo mitigado

Una versión de este milenio, mitigada en lo hedonista y carnal, tomó mucha importancia desde los primeros siglos en los intérpretes católicos. En los últimos años estaba tomando bastante fuerza y se hizo una consulta a la Sagrada Congregación para el Santo Oficio sobre su ortodoxia, en 1944. El Santo Oficio que contestó: “El sistema de milenarismo mitigado no puede enseñarse con seguridad” y se refiere a que “el que Cristo Nuestro Señor, antes del juicio final, previa o no la resurrección de muchos justos, ha de venir visiblemente para reinar en la tierra..” O sea, se aconseja prudencia y hay algo de reserva al respecto, pero no está prohibido.
No parece prudente aceptar el milenarismo mitigado ni reinos teocráticos temporales

“El sistema de milenarismo mitigado no puede enseñarse con seguridad”. O sea, se aconseja prudencia y hay algo de reserva al respecto, pero no está prohibido
Sigamos leyendo a monseñor Aldo Gregori: El milenarismo de los bienes materiales, llamado también carnal, fue rechazado por los Padres de la Iglesia y luego por los filósofos escolásticos. El milenarismo espiritual, llamado también mitigado, fue seguido también por algunos Padres de la Iglesia (Papia, San Ireneo, San Justino, Tertuliano) y también, aunque luego en la Edad Media por escritores eclesiásticos, entre los cuales se destaca Joaquín de Fiore.

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

267

No hay duda alguna sobre la naturaleza erótica del milenarismo carnal, y de alguna manera también del espiritual. Pero ni siquiera se puede aceptar el “milenarismo mitigado”, hecho solamente de alegrías espirituales. Con toda justicia el Santo Oficio en la declaración del 21 de julio de 1944 ha advertido que “el sistema del milenarismo mitigado no puede ser enseñado como doctrina segura”. Análogamente la teoría de la edad áurea de la Iglesia, considerada como una especie de democracia universal civil-religiosa, no perturbada por ningún mal físico ni moral, llena de gozo por los bienes terrenales precedidos por el progreso de la ciencia y las artes, como es concebido por el anónimo anglicano de la obra “Of the state of de Church to future age”, impresa en Londres en 1664, puede ser admitida. Igual sucede con el sistema de renovación escatológica propugnada por el canónigo E.A. Caubaty en tres volúmenes, puestos al índice en 1896, según el cual al final del mundo los hombres que sobrevivirán a la conflagración general final prevista por el Evangelio, darán origen a una raza pura y sin pecado original. Esta raza, según Caubaty, estaría destinada a construir la Nueva Jerusalén en la cual reinará visiblemente Jesucristo. Todo lo anterior no puede ser aceptado como acorde al concepto evangélico del Reino de Dios. También algunos intérpretes confunden el milenio con la gloria eterna del cielo. Por eso Aldo Gregori hace el siguiente comentario:
El milenio bíblico tampoco se refiere al paraíso eterno del cielo

al cielo donde Satanás no tiene poder alguno. Gog y Magog no son unos héroes del paraíso. Los mil años por lo tanto se refieren a la vida de los hombres que luchan aquí abajo, en la tierra, donde vive y actúa, no la Iglesia triunfante, sino la militante. Vemos la descripción clara y distinta del milenio en el libro “La Maravillosa época de paz y amor que se aproxima”.

EL MILENISMO CATÓLICO CONGRUENTE CON EL MAGISTERIO
Es el milenismo que describe Jesús y María en todos los mensajes proféticos transcritos en esta obra

Al principio de este libro y en el primer libro de la serie de la obra vemos como ha sido descrito este milenio en revelaciones privadas a cientos de videntes alrededor del mundo durante los dos mil años de historia de la Iglesia. Con todas estas consideraciones que estamos presentando podremos entender mejor su sentido y realidad

El encadenamiento de Satanás y su sucesivo desencadenamiento son acontecimientos que se refieren a la tierra, no

El milenismo católico es el que describe Jesús y María en todos los mensajes proféticos transcritos en esta obra y que es congruente con el magisterio de la iglesia Católica

268

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

El milenismo católico

Esta versión que henos presentado en las transcripciones no riñe con el Magisterio de la Iglesia. Es la que llamamos milenismo católico, consecuencia de una interpretación literal pero realista, y equilibrada con lo obviamente alegórico. Es la versión aceptada históricamente por los Padres de la Iglesia en los primeros siglos, en personas y obras como los siguientes: los escritores de la Didajé o doctrina de los Apóstoles, la epístola de San Bernabé, San Papías, San Justino, San Ireneo, Tertuliano, Nepote, San Victorino, San Metodio, Commodiano, Lactancio, Quinto Julio Hilariano, San Zenón, y San Ambrosio. Esta versión interpreta el milenio como un reino de Dios o civilización del amor en la que por fin se va a aplicar durante un período de la historia de la humanidad las leyes espirituales y de convivencia consignadas en el evangelio, con todos los beneficios para los habitantes de la tierra. Esta vendrá después de unos últimos tiempos llenos de tribulaciones purificadoras y sería disfrutada por las personas que sean milagrosamente preservadas, y sus descendientes.
La segunda venida de Cristo y la venida intermedia

Si la venida de Cristo a inaugurar el milenio es la segunda, se confundiría este milenio con el paraíso celestial. Si creemos que Cristo vine físicamente a gobernar durante todo el milenio desde la Gran Jerusalén, en un gobierno teocrático, caeríamos en el milenarismo carnal o el mitigado. La revelación privada viene a aclararnos este dilema, mostrándonos que sí viene Cristo a inaugurar el milenio, y reinará durante él, pero en forma espiritual. Si la venida de Cristo a inaugurar el milenio es la segunda, se confundiría este milenio con el paraíso celestial. Si creemos que Cristo vine físicamente a gobernar durante todo el milenio desde la Gran Jerusalén, en un gobierno teocrático, caeríamos en el milenarismo carnal o el mitigado. La revelación privada viene a aclararnos este dilema, mostrándonos que sí viene Cristo a inaugurar el milenio, y reinará durante él, pero en forma espiritual.

Un problema que en ocasiones confunde a los intérpretes tiene que ver con la venida de Cristo para este milenio. Sabemos por las Sagradas Escrituras que Cristo vendrá por segunda vez a la tierra al fin de la historia para el Juicio Final, para juzgar a los vivos y a los muertos, al fin de la historia, como rezamos en el Credo. Pero las profecías bíblicas y las revelaciones privadas hablan de una venida de Cristo ya al inicio de este milenio. ¿Cómo se entiende esto?

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

269

C. EL MILENISMO CATÓLICO: SOLO UNO DE LOS TRES ENEMIGOS DEL ALMA SEGUIRÁ ATACANDO
Terminemos entonces en las páginas referidas suficiente ilustración para una lectura correcta de las revelaciones sobre le milenio sin caer en interpretaciones milenaristas. Sigamos la guía de las palabras de Monseñor Aldo Gregori.

EL DEMONIO SERÁ NEUTRALIZADO
El demonio, uno de los tres enemigos del alma será neutralizado

La Era nueva estará caracterizada, entonces, solamente por la ausencia del enemigo infernal, por fin fuera de combate, vencido y encarcelado en el abismo sellado. La redención conlleva necesariamente la completa liberación de la humanidad del poder de Satanás. Al finalizar la lucha, con la plena victoria del Redentor y de su Iglesia, nos parece que el perturbador del plan de la Creación tenga que ser reducido a la impotencia total, como le corresponde al enemigo vencido, encadenado y encarcelado. Al finalizar la lucha, con la plena victoria del Redentor y de su Iglesia, nos parece que el perturbador del plan de la Creación tenga que ser reducido a la impotencia total, como le corresponde al enemigo vencido, encadenado y encarcelado (Ap 20, 1-3) sobrenatural. Los medios de la comunicación social ya no serán instrumentos de errores y de escándalos, ya no habrá concepciones morales aberrantes aunque justificadas teóricamente. Acabarán las pasiones desenfrenadas que desembocan en delitos inexplicables, los odios implacables, los egoísmos exasperantes, las codicias insaciables, las guerras, las revoluciones, los conflictos armados de toda clase, las degeneraciones humanas que no se comprenden sin el soplo envenenado de Satanás. Desaparecerán magias y maleficios, vejámenes y posesiones diabólicas.

EL “MUNDO” NO SERÁ MÁS ENEMIGO
El “mundo” pasará a amigo, con ayuda de la Iglesia

Todo lo tanto que ha sido efecto de la activa presencia en la vida humana de Satanás, deberá desaparecer. Ya no habrán falsas ideologías, filosofías inmanentistas racionalmente absurdas. No habrá gobiernos ateos y perseguidores, escándalos sociales, legislaciones inmorales, instituciones laicistas que niegan lo

270

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

Dios será conocido por todos como el Creador y Señor del Universo, Cristo como Dios Encarnado y Redentor de la humanidad, la Iglesia por Él fundada será vista y amada como una gran madre que engendra una multitud de hijos de Dios, los hace crecer en la virtud y los lleva a la salvación eterna.

Estas consecuencias han quedado después de la muerte y de la Resurrección de Jesús y quedará después del encadenamiento de Satanás, hasta el fin del mundo, de modo que al hombre le queda la necesidad de la lucha espiritual para mantenerse digno de Dios. No será una era de solo bienestar así como fue concebida por los varios milenaristas. No será pues un reino hecho de bienes materiales, no un reino de Dios que ignore el esfuerzo ascético de la lucha espiritual, no un tiempo áureo afianzado por un poder político directo o controlado por la Iglesia, no un reino visible de Dios a la Chaubaty sobre una humanidad pura, sin pecado original.
Seguiremos afectados por la pérdida de las cuatro inmunidades (del dolor, de la muerte, de la ignorancia y de la concupiscencia), debidas al pecado original.

LA “CARNE” O CONCUPISCENCIA, SEGUIRÁ ATACANDO POR EFECTOS DEL PECADO ORIGINAL
El pecado original y sus consecuencias seguirá pesando sobre los hombres durante el milenio

Hay una triste realidad, que nos ha sido revelada por la Sagrada Escritura, que pesará siempre sobre la vida de los hombres, también durante los “mil años” previstos por el Apocalipsis: es el pecado original. También durante los “mil años” el género humano será oprimido por esa pesada herencia. El pecado de Adán ha contaminado en esta tierra a la raza humana para siempre. Es la doctrina de la Iglesia sancionada por el Concilio de Trento. Con su redención Cristo nos ha alcanzado, a través del bautismo, la remisión del pecado original, no la liberación de las consecuencias que son la pérdida de las cuatro inmunidades (del dolor, de la muerte, de la ignorancia y de la concupiscencia).

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

271

Todo esto quiere decir que continuará la posibilidad de pecados y sufrimientos. Lo que ha sido alejado de los hombres, dice Adrienne von Speyr, no ha sido el pecado de las personas, ni las tentaciones al pecado, sino el demonio en persona”. Los mil años del encadenamiento ofrecen a los hombres “una ocasión para vivir por un cierto tiempo sin Satanás: como si las pasiones se vieran sustraer su alimento, sin ser eliminadas como tales”.
Los hombres por lo tanto estarán sometidos a la prueba y deberán luchar todavía contra la triple concupiscencia; deberán todavía sostener la rebelión de la carne, la atracción de los bienes terrenales, las insidias del orgullo. Aun podrán cometer pecados y soportar las dolorosas consecuencias.

La concupiscencia, afirma el Concilio de Trento, permanece en los hombres para la lucha, y por lo tanto para la conquista del mérito y del premio a favor de aquellos que han sabido vencerla, puesto que, dice san Pablo. “No será coronado sino aquel que haya luchado legítimamente” (2 Tim. 3,5). todavía luchar contra las malas tendencias y, por lo tanto, siendo éstas, consecuencias de la victoria inicial de Satanás, se puede siempre decir que la lucha contra el poder de las tinieblas sigue todavía. Que esta lucha tenga que durar hasta el último día, es cosa reconocida por todos, porque Satanás, al finalizar el período de los “mil años”, va a ser liberado de nuevo. La concupiscencia, afirma el Concilio de Trento, permanece en los hombres para la lucha, y por lo tanto para la conquista del mérito y del premio a favor de aquellos que han sabido vencerla, puesto que, dice san Pablo. “No será coronado sino aquel que haya luchado legítimamente” (2 Tim. 3,5). El Reino de Dios en la tierra, según la Sagrada Escritura y en la enseñanza de la Iglesia, se realiza a través de la lucha contra las pasiones, la negación de sí mismo, la oración. Se ve el ejemplo del Salvador que ha redimido al mundo con la cruz. El Reino de Dios no podrá dejar de lado la lucha ascética y la elevación mística hecha de amor y de dolor. La palabra

Sus pecados sin embargo no crearán focos de escándalo, sino que pronto serán borrados por el arrepentimiento, porque en una sociedad verdaderamente cristiana los pecadores se sentirán fuertemente impulsados hacia el arrepentimiento.
El mundo seguirá siendo un lugar de prueba y lucha ascética, el camino de la Cruz

No ignoramos la advertencia del Concilio Vaticano II: “Toda la historia humana está invadida por una lucha tremenda contra las potencias de las tinieblas; lucha comenzada desde el origen del mundo, que durará, como dice el Señor, hasta el último día” (Gaudium Spes, 37). No nos parece que este texto esté en contradicción con todo lo que estamos diciendo a costa del encarcelamiento de Satanás predicho por el Apocalipsis. Pues, permaneciendo también durante los “mil años” los efectos del pecado original, los hombres deberán

272

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

de Jesús es clara y amonestadora: “el que quiera seguirme que se niegue a sí mismo, que tome su cruz de cada día y me siga” (Lc 9. 23). Pensar en el Reino de Dios como una especie de país solo de placeres sin luchas, hedonista, es una aberración.
También durante los “mil años” permanecerán pues el pecado, el horror, el dolor y la muerte, al haber perdido los dones preternaturales. Pero será un mundo de paz, amor y progreso

Como consecuencia de este clima de elevada vida espiritual disminuirán las angustias y los sufrimientos, desaparecerán las enfermedades incurables o se encontrarán fármacos de pronta y enérgica eficacia; será resuelto el problema ecológico, el desarrollo de las ciencias entrará en el orden querido por Dios, mientras que los descubrimientos de las nuevas fuentes de energía pura asegurarán el progreso material sin temor de consecuencias dañinas al ambiente. La evangelización de los pueblos aun no cristianos (que fueron preservados durante la tribulación), será rápida y tranquila. Abundarán muchas vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa, y las misiones llegarán a ser prósperas, ya no obstaculizadas por prejuicios o culturas sospechosas.
Habrá un derramamiento del Espíritu

La Era nueva deberá ser el Reino de Cristo Redentor instaurado por fin en toda la humanidad.

Pensemos además de que Dios sostendrá al hombre también con medios extraordinarios, a través de la ayuda de almas místicas que sabrá crear centros de alta espiritualidad e irradiarán en la sociedad la atracción hacia la sincera piedad, una ferviente oración, una unión íntima con Dios. Como consecuencia de este clima de elevada vida espiritual disminuirán las angustias y los sufrimientos, desaparecerán las enfermedades incurables o se encontrarán fármacos de pronta y enérgica eficacia; será resuelto el problema ecológico, el desarrollo de las ciencias entrará en el orden querido por Dios, mientras que los descubrimientos de las nuevas fuentes de energía pura asegurarán el progreso material sin temor de consecuencias dañinas al ambiente Creemos también que la Era nueva, conocerá un culto de adoración más explícito y más fervoroso para la tercera Persona de la Santísima Trinidad. Al Espíritu Santo va atribuida una manera especial la obra de la santificación, no solamente de cada persona, sino también de toda la vida de la Iglesia, de la cual es el alma.

El dilema del milenarismo herético vs. el milenismo aceptable por el Magisterio

273

Los varios “Movimientos” que han surgido en los últimos años, no programados, no promovidos por la “Autoridad Eclesiástica”, sino suscitados por la acción escondida y fecunda del Espíritu Santo, como reconoce explícitamente el Cardenal Ratzinger, se caracterizan exactamente por una especial devoción a la tercera Persona. Ellos infundirán en la cristiandad un

renovado amor y una más ferviente devoción al Espíritu Santo. Tendremos con su acción una humanidad renovada, el fruto de la redención que Jesús ha conseguido con el precio de su sangre: será la Era nueva, el Reino de Dios que los cristianos esperan e invocan desde hace dos mil años.

ANEXO 2: LA SALETTE Y SUS MENSAJES PARA HOY
EL ARDUO CAMINO HASTA EL MILENIO CATÓLICO
En 1846, la Virgen María se apareció un sábado a dos pastores, Melania, de 14 años y Maximino, de 11, en La Salette, en los Alpes franceses, a 6.000 pies de altura. Estaba sentada, llorando, envuelta en un globo de luz y después se puso de pie. Te-nía una figura esbelta, preciosa, vestida de blanco, con una corona de rosas en la cabeza, y un crucifijo grande dorado, en el pecho, colgando de una de las dos cadenas que llevaba. Todo el tiempo estuvo llorando. Las lágrimas le caían en su vestido y se transformaban en perlas. De su corona de rosas salían como ramas y rayos que la hacían ver como una Reina Madre. Despertaba en ellos una profunda ternura y unos fuertes deseos de besarla. Primero les habló en francés, pero como no le entendían bien, les siguió hablando en su dialecto, el patoi. Les dio a cada uno por separado, un mensaje “secreto”. Finalmente dejó de llorar, y se desvaneció lentamente envuelta en su globo luminoso hacia el firmamento. Los secretos fueron entregados a las autoridades eclesiásticas. El secreto de Maximino nunca fue dado a conocer, pero el de Mela-nia sí fue conocido. El mensaje se centra en hacer tomar conciencia de la realidad del pecado, y en el que éste es la causa de todos los males y de todas las guerras. Advirtió en su época que “si mi pueblo no quiere convertirse, me veré forzada a dejar caer el brazo de mi Hijo. Es tan fuerte y pesado que no puedo sostenerlo más… Rezad mucho, porque si no, no habrá cosecha de patatas, ni de

trigo, ni de uvas. Sobrevendrá una gran hambre, y además, una peste…”. El mundo no hizo caso a sus mensajes y sobrevino la gran hambre del siglo, no hubo patatas en Irlanda, ni trigo en Europa, y las uvas se pudrieron, y vino la gran peste de tifus. Pero en el pueblo de Corps, de donde eran Melania y Maximino, no hubo hambre ni murió nadie, porque se convirtieron y rezaron. Ante el hambre y la peste, entonces sí, se convirtió y rezó toda Europa… Fue sólo una aparición de un par de horas, pero es una de las más importantes y controversiales en la historia de la Iglesia. después de la publicación del “secreto”, se ocasionó una tremenda oposición en

276

La Salette y sus mensajes para hoy. El arduo camino hasta el Milenio Católico

toda Europa por las palabras duras que contenía sobre el futuro de la Iglesia y sobre el clero. Sólo fue aprobada cinco años después, en 1851, aprobación en la que se dice “presenta todas las características de verdadera, y los fieles tiene fundamento para creerla indudable y cierta”. Es la única aparición que ha hecho surgir cuatro órdenes religiosas, con los estatutos que dio la Virgen a Melania: la orden de Sacerdotes de La Salette, de monjas, de la Confraternidad Seglar de Apóstoles de los Últimos Tiempos, y la Asociación de Nuestra Señora de la Reconcilicación de La Salette, extendidas en todo el mundo. Las palabras tan concretas y sinceras sobre hechos históricos en el próximo futuro, especialmente sobre la gran crisis y la noche oscura por la que va a pasar la Iglesia, todavía despiertan resistencia en algunos sectores del clero. Igual ha sucedido con otras profecías en posteriores apariciones alrededor del mundo, en las que se habla con igual claridad. Algunos obispos y sacerdotes no tienen el valor de aceptar la llamada de atención que les hace la Virgen

a parte del clero que ha apostatado de los principios eternos, abandonando sus responsabilidades pastorales. Por esta razón han sido atacadas tantas revelaciones privadas en los cinco continentes en los últimos ciento cincuenta años. Pero el Papa Juan Pablo II, refiriéndose a estos mensajes, dijo en 1992: “Estamos en el corazón de las profecías de La Salette…”. Veamos a continuación algunos apartes de esta amplia profecía, transcritos en forma temática, no en la secuencia original en corriente de pensamiento como suele hablar la Virgen. Pero no cambiamos ninguna de sus palabras, y respetamos los párrafos. Colocamos las citas bíblicas que profetizan estos mismos hechos, para los últimos tiempos. Concuerdan perfectamente.

COLAPSO MUNDIAL
Melania, lo que te voy a decir ahora, no será siempre un secreto; podrás publicarlo en 1858.

Desastres “naturales”
Las estaciones serán alteradas, la tierra no producirá más que malos frutos. La naturaleza clama venganza contra los hombres y se estremece de espanto a la espera de lo que debe ocurrir en la tierra manchada de crímenes. Temblad tierra, y vosotros, que hacéis profesión de servir a Jesucristo, pero que íntimamente os adoráis a vosotros mismos. La tierra será azotada por toda clase de plagas (aparte de la peste y el hambre que serán generales).
(Stg 1, 1-18 Tes 5, 1-6 Ez 7, 19-20 Mc 13, 8 Lc 21, 11 Mt 24, 6-8 Ap 6, 6 Is 24, 23 Hch 2, 19-20 )

La Salette y sus mensajes para hoy. El arduo camino hasta el Milenio Católico

277

Caos político y moral
Los jefes conductores del pueblo de Dios han desdeñado la oración y la penitencia, y el demonio les ha ofuscado la inteligencia; Los gobernantes civiles tendrán todos un mismo designio, que será el abolir y hacer desaparecer todo el principio religioso, para dar lugar al materialismo, al ateísmo, al espiritismo y a toda clase de vicios. Los poderes civiles y eclesiásticos serán abolidos, y pisoteados serán todo orden y toda justicia. No se verán más que homicidios, odio, envidia, mentira y discordia, sin amor por la patria ni por la familia. Olvidada la santa fe en Dios, cada indivi-duo querrá guiarse por sí mismo y ser su-perior a sus semejantes. Y muchos se dejarán seducir porque no han adorado al verdadero Cristo que vive entre ellos. Antes que esto ocurra, habrá una especie de falsa paz en el mundo; no se pensará más que en diversiones; los malos entregarán a toda suerte de pecados.
(Jer 8, 8-9 Is 2, 8 2Tim 3, 5-7 Rom 1, 25- 32 2Tim 2, 6 Rom 1, 24. 26-27)

querrá destruir el culto de Dios para hacerse contemplar como un dios. Francia, Italia, España e Inglaterra estarán en guerra; la sangre correrá por todas las calles; el francés luchará contra el francés; el italiano contra el italiano y a continuación habrá una guerra general que será espantosa. Italia será castigada por su ambición de sacudir el yugo del Señor de los Señores; también será entregada a la guerra; la sangre correrá por todas partes.
(Mc 13,8 Lc 21, 9 Mt 24, 6 Ap 6, 3-4. 12, 1-3 Is 13, 4-6 Ez 38, 2-6. 14-16 Zc 12, 2-3 Ap 8, 1-2. 5)

LA GRAN APOSTASÍA
Decadencia espiritual de muchas comunidades religiosas y sacerdotes Que los que se hallan a la cabeza de las comunidades religiosas presten atención a las personas que deben recibir porque el demonio empleará toda su malicia para introducir en las órdenes religiosas a personas entregada al pecado, y los desórdenes y la pasión por los placeres carnales

Guerras, hasta el inicio de la definitiva
Habrá guerras hasta la definitiva, que entonces será hecha por los diez reyes del anticristo, todos los cuales tendrán un mis-mo propósito y serán los únicos que gobernarán el mundo. Un precursor del anticristo, con sus tropas de muchas naciones, combatirá contra el verdadero Cristo, el único Salvador del mundo; derramará mucha sangre y

278

La Salette y sus mensajes para hoy. El arduo camino hasta el Milenio Católico

serán difundidos por toda la tierra. Muchas casas religiosas perderán totalmente la fe, y perderán muchas almas. Los sacerdotes, ministros de mi Hijo, los sacerdotes, por su mala vida, por sus irreverencias y por su impiedad en celebrar los santos misterios, por su amor al dinero, a los honores y a los placeres, se han convertido en cloacas de impurezas. Sí, claman venganza, y la venganza está suspendida sobre sus cabezas. ¡Maldición a los sacerdotes y a las personas consagradas a Dios, que con sus infidelidades y su mala vida crucifican de nuevo a mi Hijo! Los pecados de las personas consagradas a Dios claman al cielo y claman venganza, y esa se halla suspendida sobre sus cabezas, porque nadie implora ya misericordia y perdón para el pueblo, porque no hay almas generosas, no hay ya personas dignas de ofrecer la Víctima Inmaculada al Eterno favor del mundo. Temblad, pues el Señor va a entregaros a manos de su enemigo porque los lugares santos serán corrompidos y muchos conventos ya no son casa de Dios, sino establos de Asmodeo y los suyos. Los malos libros abundarán sobre la tierra y los espíritus de las tinieblas difundirán por todas partes un relajamiento universal para

todo el que se relacione con el servicio de Dios.
(Jer 6, 13-15 Is 3,9 9, 4-5. 8, 4-7) Mt 24, 10 2Tim 3, 12. Jer

La “Nueva Era” se toma la espiritualidad del mundo
Que el Papa esté en guardia contra los hacedores de milagros; porque ha llegado el tiempo en que los prodigios más estupendos tendrán lugar sobre la tierra y en los aires. Los demonios del aire y del anticristo harán grandes prodigios sobre la tierra y en los aires, y los hombres serán más perversos cada día. Habrá extraordinarios prodigios en todos los lugares porque la verdadera fe se ha apagado y la falsa luz ilumina al mundo. Adquirirán un enorme poder sobre la naturaleza; habrá iglesias al servicio de esos espíritus malos, y hasta sacerdotes, porque ellos no serán guiados por el buen espíritu del evangelio, que es espíritu de humildad, caridad y celo por la gloria de Dios. Muchos abandonarán la fe, y grande será el número de los sacerdotes y religiosos que se apartarán de la verdadera religión; entre ellos también habrá obispos.
(Mt 24, 4-5. 11-13. 23-27. 13, 22-23 2Pe 2, 12-22 Rom 1, 18-23. 1Tim 4, 1 Ap 12, 15)

La jerarquía eclesiástica y la crisis en la Iglesia. El Papa mártir
¡Ay de los príncipes de la Iglesia que sólo se han ocupado de acumular riquezas sobre riquezas, de salvaguardar su autoridad y de dominar su orgullo! Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del anticristo.

La Salette y sus mensajes para hoy. El arduo camino hasta el Milenio Católico

279

Ha llegado la hora; el abismo se abre. He aquí el rey de reyes de las tinieblas. He ahí la bestia con sus vasallos diciéndose el salvador del mundo. La sociedad está en vísperas de los más terribles azotes y de los más grandes acontecimientos; se debe aguardar a ser gobernados por una barra de hierro y beber el cáliz de la cólera de Dios.
(Ap 13, 14-15 Dan 8, 16-19. 23 Ap 13, 3-4. 17, 9-11 Dan 7, 25 Ap 13, 6 Dan 7, 7. 2, 40. 7, 19-23 Ap 6, 2)

La persecución de los católicos fieles
La Iglesia pasará por una horrorosa crisis. La Iglesia será eclipsada, el mundo estará consternado. El Vicario de mi Hijo tendrá mucho que sufrir, porque durante un tiempo la Iglesia será víctima de grandes persecuciones ; será ese el tiempo de las tinieblas. El Santo Padre sufrirá mucho. Los malvados atentarán muchas veces contra su vida, sin poder hacerle daño. Pero ni él ni su sucesor verán el triunfo de la Iglesia de Dios. Yo estaré con él hasta el fin, para recibir su sacrificio.
(Ap 17, 1-8 Jr 2, 8-9. 23, 1-12 Ap 13, 14-15)

Las iglesias serán profanadas; los sacerdotes, los religiosos, serán expulsados; se les hará morir y de una manera cruel. Los justos sufrirán mucho; sus oraciones, supervivencia y sus lágrimas subirán hasta el cielo, y todo el pueblo de Dios pedirá perdón y misericordia y buscará mi ayuda y mi intercesión.
(Ap 13, 7-10 Mt 24, 9 5,3) Ap 6, 9 Dan 7, 25 1Tes

AYUDAS FINALES
Apóstoles de los últimos tiempos
Yo dirijo un llamado urgente a la tierra; yo llamo a los verdaderos discípulos de Dios, vivo y reinante en los cielos; llamo a los verdaderos imitadores de Cristo hecho hombre, el único y verdadero salvador de los hombres; llamo a mis hijos, a mis verdaderos devotos a los que se han dado a mí para que yo los lleve a mi Divino Hijo, y los que llevo, por así decir, en mis brazos, a los que han vivido en mi espíritu; en fin, llamo a los apóstoles de los últimos tiempos, a los fieles discípulos de Jesucristo, a los que han vivido con desprecio de sí mismos, en la pobreza y en la humildad, en el desdén y en el silencio,

SUBE EL ANTICRISTO
Subida del anticristo, gobernante totalitario
Será en esa época que nacerá el anticristo, de una religiosa hebrea, de una falsa virgen que tendrá trato con la vieja serpiente, señora de la impureza; su padre será obispo; al nacer vomitará blasfemias y tendrá dientes; en una palabra, será el diablo encarnado; lanzará gritos horripilantes, hará prodigios, sólo se nutrirá de impurezas.

280

La Salette y sus mensajes para hoy. El arduo camino hasta el Milenio Católico

en la oración y en la mortificación, en la castidad y en la unión con Dios, en el sufrimiento y desconocidos del mundo.

Es tiempo ya de que ellos salgan y vengan a iluminar la tierra. Id y mostraos como mis amados hijos. Yo estos con vosotros y en vosotros, siempre que la fe sea la luz que los ilumine en los días de infortunio. Que vuestro celo os haga como hambrientos de la gloria y el honor de Jesucristo. Combatid, hijos de la luz, porque he aquí el tiempo de los tiempos, el fin de los fines. El evangelio será predicado por todas partes: todos los pueblos y todas las naciones tendrán conocimiento de la verdad.
(Ez 3, 18-21. 33, 4-6 Tim 1-5)

y los crímenes de los hombres traspasarán las bóvedas de los cielos. París será incendiado y Marsella engullida. Muchas grandes ciudades serán sacudidas y sepultadas por terremotos; se creerá que todo está perdido, no se verán más que homicidios; no se oirá más que rumor de armas y de blasfemias. Los astros perderán el ritmo de sus movi-mientos y la luna sólo reflejará una claridad rojiza; el agua y el fuego darán al globo terráqueo movimientos convulsivos y horribles terrores que harán desaparecer montañas, ciudades, etc. Roma pagana desaparecerá; el fuego celes-te caerá y consumirá tres ciudades; todo el universo será presa del terror. Entonces, por un acto de justicia y de misericordia infinita, para con los justos, Jesucristo ordenará a sus ángeles que den muerte a todos sus enemigos. De pronto, los perseguidores de la Iglesia de Jesucristo, y todos los pecadores perecerán, y la tierra quedará como un desierto.
(Sab 2, 21 Ap 8, 8-13 Is 66, 15-16 2Pe 3, 10-12 Is 34, 4 Ap 6, 14 Is 30, 26 Ez 25, 19-20 Ap 16, 17-18. 6, 12-13 Is 24,19 Jr 25, 32 Lc 21, 25-26 Ap 16, 3-5 Sab 5, 22-23 Ap 8, 9 Is 24, 1-6. 6, 11-12 Jr 4, 24-27 Ap 16, 19-21 Is 34, 1-3. 24, 2 y 6 Jr 6, 13 Sal 110, 5-6)

COLAPSO FINAL: LA GRAN TRIBULACIÓN
Guerra mundial atómica: el Armagedón
¡Desdichados los habitantes de la tierra! Habrá guerras sangrientas y miserias; pestes y enfermedades contagiosas; habrá espantosa granizada de animales; truenos que sacudirán las ciudades; terremotos que sepultarán países. Se escucharán voces en los aires. Los hombres golpearán sus cabezas contra las murallas; invocarán la muerte, y ésta, por su parte, será su tormento; la sangre correrá por todas partes.
(Ap 16, 12.-14. 9, 13-17. 17,15-18 1 Tes 5, 3 Jl 2, 2. 11 Jr 4, 24-25 Ab 1, 15-16 Mt 24, 19-21 Ap 8, 1-5. 6, 7-8. 9, 18-21. 18, 9-14)

El asteroide y los grandes cataclismos finales
Al primer golpe de su espada mortífera, las montañas y la tierra toda se estremecerán de espanto, porque los desórdenes

La Salette y sus mensajes para hoy. El arduo camino hasta el Milenio Católico

281

Los tres días de oscuridad y la depuración final ¿Quién podrá vencer si Dios no abrevia el tiempo de la prueba? Dios terminará por acceder, ante la sangre, las lágrimas y las súplicas de los justos. Es el momento; el sol se oscurece; sólo la fe subsistirá.
Se remontará soberbio por los aires para llegar al cielo; será ahogado por el aliento de San Miguel Arcángel. Se precipitará, y la tierra, que habrá estado tres días en evoluciones, abrirá su seno en llamas; será sumido para siempre, con los suyos, en los abismos eternos del infierno. Entonces, el agua y el fuego purificarán la tierra y consumirán todas las obras del orgullo de los hombres, y todo será renovado.
(Is 50, 3. 13, 10 Jer 4, 23 Ez 32, 7 Sof 1, 15 Is 27, 20-21 Zc 13, 8 Ap 11,16-18. 19,20-21)-

EL MILENIO CATÓLICO
Entonces se hará la paz, la reconciliación de Dios con los hombres; Jesucristo será servido, adorado y glorificado en todas partes. Florecerá la caridad. Los nuevos reyes serán el brazo derecho de la santa Iglesia que a su vez será fuerte, humilde, piadosa, pobre, solícita e imitadora de las virtudes de Jesucristo. El evangelio será predicado en todas partesy los progresos de la fe serán grandes, porque habrá unidad entre los obreros de Jesucristo y porque los hombres vivirán en el temor de Dios. Dios estará servido y glorificado
(2Pe 3, 13-14 Ap 21, 1-4 Is 65, 17-19 Jer 31, 33-34 Ez 36, 25-27 Is 11, 9. 30, 20 Rom 8, 18-21 Hch 3, 20-21 Is 65, 25. 11, 6-8. 32, 16 Is 62, 21-24 Sof 3, 11-17 Jer 31, 13 Miq3,3)

REVELACIONES DE JESÚS Y MARÍA SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS TÍTULOS DE LA SERIE Y SUS CAPÍTULOS Trilogía de la Esperanza
1. LA MARAVILLOSA ÉPOCA DE PAZ Y AMOR QUE SE APROXIMA A. Venida intermedia de Jesús B. Cielo nuevo, tierra nueva C. Los hombres transformados D. Una sola Iglesia renovada y triunfante E. Una sociedad en paz, sin más guerras F. Un largo reinado efectivo de Dios sobre la tierra Anexo 1: La Salette y sus mensajes para hoy. El arduo camino hasta el milenio católico Anexo 2: El dilema del milenarismo herético vs. el milenarismo aceptable por el magisterio de la Iglesia 2. ¿PUEDE UN CATÓLICO RESPETUOSO DEL MAGISTERIO DE LA IGLESIA CREER EN LAS PROFECÍAS BÍBLICAS Y PRIVADAS? A. Jesús y la Virgen María solo reafirman y explican las profecías bíblicas B. La incredulidad respecto a las profecías bíblicas y privadas y sus consecuencias C. La interpretación racionalista de las profecías bíblicas y priva das y sus consecuencias D. El predominante milenarismo alegórico de San Agustín E. El milenarismo herético y. el milenarismo carnal F. El milenismo católico. Solo uno de los tres enemigos del alma seguirá atacando G. Aceptación histórica de las revelaciones privadas proféticas acerca del fin de los tiempos por parte de la Iglesia Anexo: El tercer mensaje secreto de Fátima 3. REVELACIONES SOBRE LA VIDA DESPUÉS DE LA VIDA A. El real Fin del mundo y el Juicio Universal 1. La Venida de Cristo para el Juicio Universal 2. Resurrección de los muertos 3. El Juicio Universal y Final B. Revelaciones sobre la vida después de la vida 1. El Juicio Particular 2. El Purgatorio 3. El Cielo 4. El Infierno Anexo 1: El misterio del más allá (Las postrimerías según el magisterio la Iglesia)

Trilogía de la Fe
4. ¿COMO PUEDE UN DIOS MISERICORDIOSO PERMITIR TANTAS TRIBULACIONES A SUS CRIATURAS? La condición presente: peor que la anterior al Diluvio El reinado actual de los siete pecados capitales Advertidos. Rechazo a las continuas llamadas a la conversión El respeto de Dios del libre albedrío humano El origen no divino del mal. La permisión divina del mal para sacar de él, el bien F. Las tribulaciones entendidas como manifestaciones de la Miseri cordia de Dios G. Las tribulaciones entendidas como manifestaciones de la Justicia divina H. La necesidad de la tribulación en el plan de salvación de muchas almas y del nuevo comienzo. A. B. C. D. E.

5. UN GRAN PLAN DE DIOS PARA LA SALVACIÓN Y RENOVACIÓN DE ESTE MUNDO EN CRISIS Existencia de Satanás y de sus planes perversos El encargo a la Virgen María en los últimos tiempos El último ataque y su aprovechamiento para renovar el mundo El gran plan estratégico de salvación y de protección para estos tiempos difíciles E. Cercanía de la gran batalla final ¿Debemos temer? A. B. C. D.

6. INSTRUCCIONES DEL CIELO PARA PROTEGERNOS DURANTE LAS TRIBULACIONES DE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS A. B. C. D. E. F. G. H. I. J. K. Estrategia y arma: la Oración Un arma especial: el Santo Rosario Provisiones: la Eucaristía y demás sacramentos Coraza: la consagración a los Sagrados Corazones En la batalla: el camino de la Cruz y de la obediencia Al combate en unión con los ángeles y en la comunión de los santos Armadura: los Sacramentales Contraseña: las marcaciones de la Virgen María Contrainteligencia: los Exorcismos Ayudas físicas en las crisis El inevitable martirio de muchos

Trilogía de la Caridad
8. LA CRISIS GLOBAL PROPICIA PARA EL SURGIMIENTO DE UN NUEVO ORDEN MUNDIAL Y DE UNA IGLESIA ECUMÉNICA UNIVERSAL A. B. C. D. E. F. G. Razón de ser de las advertencias Una nueva guerra y sus consecuencias Una gran crisis económica y sus consecuencias Desenlace de la crisis en la Iglesia El Aviso y el cometa Las tribulaciones consecuentes Anarquía propicia para el surgimiento de un nuevo orden mundial y de una Iglesia ecuménica universal H. Grandes ayudas sobrenaturales: el Aviso, el Milagro y la última evangelización 9. EL CERCANO Y CORTO REINADO DEL ANTICRISTO PROFETIZADO A. El plan de Satanás para reinar mundialmente con el Anticristo B. Preparación de una falsa Iglesia ecuménica favorable al Anticristo C. Neutralización de las advertencias y llamados a la conversión D. Ascenso del Anticristo E. Dominio mundial durante tres años y medio F. La gran persecución a los cristianos G. “Al final mi Inmaculado Corazón triunfará” Anexo 1. La labor preparatoria del movimiento de la Nueva era Anexo 2. Maitreya en sus propias palabras y en la de sus seguidores actuales 10. LA GRAN TRIBULACIÓN FINAL ANTES DE LA RENOVACIÓN DEL MUNDO A. B. C. D. E. F. Causas y efectos de las tribulaciones permitidas por Dios Señales y eventos previos Guerra mundial final: el Armagedón El asteroide. Los cataclismos finales Los tres días de oscuridad La maravillosa época de paz y amor que surge a continuación

Trilogía Apostólica
7. LA PROFETIZADA CRISIS EN LA IGLESIA CATÓLICA Y SU RENOVACIÓN A. B. C. D. E. F. G. H. I. J. Introducción: el Masterplan para destruir a la Iglesia Olvido del fin de la vida y de las ayudas para salvarse Crisis en los sacramentos y en la liturgia Crisis en el sacerdocio y en los claustros Preparación de la Iglesia ecuménica universal La Gran apostasía profetizada Crisis temporal permitida para su renovación El “éxito” del modernismo Crisis de autoridad y disciplina El “éxito” de la masonería

11. ¿DEBEN DIVULGARSE LAS ADVERTENCIAS Y MENSAJES PROFÉTICOS? LOS APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS A B. C. D. E. Incredulidad a las advertencias y mensajes proféticos Un llamado urgente a la divulgación de los mensajes Los Apóstoles de los últimos tiempos Dificultades y ayudas Reunidos alrededor de cenáculos de oración

12. MENSAJES DE LA VIRGEN MARÍA AL PADRE GOBBI SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS A. Un mensaje de esperanza para estos tiempos turbulentos 1. La maravillosa época de paz y amor que se aproxima para la humanidad 2. Instrucciones del Cielo para protegernos durante las tribula ciones de estos últimos tiempos B. La comprensión del sentido de estos últimos tiempos profetizados 1. ¿Cómo puede un Dios misericordioso permitir tantas tribula ciones a sus criaturas? 2. Cercanía del fin de los tiempos ¿Debemos temer? 3. María, profetisa de los últimos tiempos, explica las profecías bíblicas 4. Un gran plan de salvación para la renovación del mundo en crisis C. La crisis en la Iglesia Católica y el surgimiento de una Iglesia ecuménica universal 1. La crisis profetizada en la Iglesia Católica para los últimos tiempos y su renovación 2. El tercer secreto de Fátima se refiere a la crisis en la Iglesia y sus consecuencias para el mundo D. El nuevo orden mundial y la aparición del Anticristo profetizado 1. El colapso mundial y la anarquía propicia para la subida de un “salvador” 2. El Nuevo orden mundial: ascenso del Anticristo 3. El cercano y corto reinado del Anticristo 4. La gran tribulación 5. Renovación del mundo

BIBLIOGRAFÍA BÁSICA EN ESPAÑOL
La Librería Espiritual, de Quito, Ecuador es la editorial que más ha editado libros sobre el tema de los anuncios proféticos sobre los últimos tiempos y temas afines. Su catálogo es amplísimo. Cuando no se refiere la editorial, se asume que es editado ella. El trueno de la justicia, Ted y Maureen Flynn, Maxcolm Communications, Inc. La hora final, Michel H. Brown, Librería Espiritual, Quito, Ecuador. De la obra de Luis Eduardo López Padilla, escritor Mexicano, excepcional y completa. Algunos de sus libros: Los últimos tiempos Advertencias de la Santísima Virgen María a la humanidad Tiempos de María El Diablo y el Anticristo La hora de la verdad Garabandal, la última oportunidad New Age, un engaño muy sutil Apocalipsis, descubriendo el Plan de Dios Juan Pablo II, en la encrucijada de los últimos tiempos De la obra de Francisco Sánchez Ventura, prolífero escritor español, y de su hijo Juan Carlos quienes editan la revista María Mensajera desde hace más de 30 años, sobre el tema, algunos de sus libros (Editorial Círculo): La Virgen llora en el Mundo El secreto oculto de Fátima El Diablo y sus secuaces Hemos entrado en la década final Dios avisa siempre La purificación universal parece inminente Las apariciones de la Virgen como fenómeno universal Testimonios de fe De la obra de Rafael Arango: El fin de los tiempos Voces del más allá Señales bíblicas del fin Una obra central, del Padre Gobbi: A los sacerdotes hijos predilectos de la Santísima Virgen, Centro internacional del Movimiento Sacerdotal Mariano Confidencias de Jesús a un Sacerdote, Monseñor Octavio Michelini (ocho tomos) Alerta humanidad Rachel Adams y Alfredo Bonicelli Reflexiones sobre los últimos tiempos según notables profecías, Rachel Adams Porque te amo te castigo. El Cielo nos avisa, Agustín Acosta y Padre Antonio Apariciones de la Virgen María, Esperanza Ridruejo A los umbrales de la Nueva era, Monseñor Algo Gregori La venida intermedia de Jesús, Monseñor Aldo Gregori La última batalla, Padre Ildebrando A. Santangelo Maran Ata, Eusebio García de Pesquera Las señales, Antonio Dalmiro Atienza Confidencias de Jesús y de la Santísima Virgen María para los últimos tiempos, Pequeña alma, España (cinco volúmenes) La obra de Consuelo, dictada por María y Jesús. Ediciones Consuelo, Barcelona: María, Trono de la Sabiduría María, estrella de la evangelización María, puerta del Cielo Maranathá Reflexiones al hilo del Apocalipsis, Antonio Yague

REFERENCIAS EN INTERNET SOBRE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS
(A TRAVÉS DE ESTOS SITIOS COMO ENTRADA SE PUEDE ACCEDER A OTROS CIENTOS DE HOJAS (LINKS) Apparitions of Jesus and Mary http://www.marypages.com/indexEng.html Appearances of Mary http://members.aol.com/bjw1106/marian. htm Better Get Ready http://members.tripod.com/~supremefiat/ main.htm Call to Christ http://www.calltochrist.com/ Dr. Domínguez http://www.biblia.com/dominguez/index. html End Times Prophecy http://conventhill.com/endtimes/ Etika http://www.etika.com/index.htm Marian Apparitions h t t p : / / w w w. g e o c i t i e s . c o m / A t h e n s / Academy/6002/links.html Marian apparitions and Catholic apocalypticism http://members.aol.com/UticaCW/Mar-link. html MaxKol http://www.maxkol.org/index.html Messages from Heaven http://catalog.com/endtimes/links.htm Our Lord and our Lady come to the world http://198.62.75.1/www1/apparitions/http:/ index.htm Sign of the times apostolate http://www.sign.org/index.phtml The Catholic Prophets http://myweb.tiscali.co.uk/praeternatural/ The%20Catholic%20Prophet1.htm The end days http://www.enddays.ws/ The Fatima Network http://www.fatima.org/index.shtml The Work of God http://www.theworkofgod.org/index.htm Los Ültimos tiempos http://members.tripod.com/ultimostiempos/ Stepping Stones to Catholic Apparitions h t t p : / / w w w. g e o c i t i e s . c o m / A t h e n s / Forum/2735/ Apparitions of the blessed Virgin http://www.immaculateheart.com/Ave%20 Maria/apparitions. Apparitions and Eucaristic Miracles http://198.62.75.1/www1/apparitions/ Marian Movement of Priests Official Website www.msm-mmp.org

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->