P. 1
corrientes filosóficas periodo de los grandes sistemas 5

corrientes filosóficas periodo de los grandes sistemas 5

|Views: 1.439|Likes:
Publicado porJorge Sadi Durón

More info:

Published by: Jorge Sadi Durón on Feb 02, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PPTX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/06/2015

pdf

text

original

Corrientes Filosóficas contemporáneas

Filosofía del hombre
Grandes sistemas (epistémico-ontológico) Platón, Aristóteles.
M.C. Jorge Sadi Durón

Grandes sistemas (epistémicoontológico)
‡ Con Platón y Aristóteles la filosofía griega lega a su plena madurez y, en adelante, todo el pensar filosófico llevará de una u otra manera su sello. ‡ Estos dos pensadores se ocuparon, con un vigor enorme, de todos los grandes temas de la filosofía: el ser, el conocimiento, le ética, la política y la lógica, en el caso de Aristóteles.

‡ El pensamiento de ambos filósofos está estructurado de tal modo que los puntos medulares de sus tesis metafísica, conocimiento, ética, política, etc.- han quedado integrados en dos grandes sistemas. Idealismo y Realismo

Platón
Influencia

‡ Son varias las influencias de que Platón supo alimentarse:
‡ Heráclito. De él retoma la tesis de que todo el mundo está cambiando de manera continua. Parménides. Platón acepta, como él, la existencia de un tipo de realidad permanente que sólo puede ser descubierta por medio de la razón. Pitagóricos. De ellos le conmovió de manera muy especial su profundo interés y reverencia por las matemáticas y su creencia en la inmortalidad y la transmigración de las almas. Sócrates. Su maestro, cuya obra continuará con creces. De él retoma su confianza en la existencia de principios morales absolutos y en la posibilidad de formular definiciones acerca de conceptos universales.

‡

‡

‡

Teoría de las ideas: Metafísica y teoría del conocimiento.
‡ La teoría de las ideas es el núcleo de toda la filosofía platónica; contiene principalmente su teoría del conocimiento y su metafísica, aunque también encierra contenidos esenciales de política, ética y lógica. Uno de los problemas fundamentales que se plantean en la filosofía de Platón es el de la posibilidad del conocimiento universal. Sócrates había enseñado que si queremos saber, por ejemplo, qué es lo bueno, no debemos contentarnos con poder identificar actos particulares que puedan clasificarse como buenos, sino que debemos poder comprender, y así definir, qué es lo bueno en general, lo bueno en sí. También tenemos que el conocimiento no puede serlo acerca de las cosas que están cambiando continuamente, cosas que, como dice Heráclito, son en un momento y dejan de serlo en otro. Pues de esta manera el saber sólo sería un sueño, y su objeto una mera fantasía.

‡

‡

‡

Teoría de las ideas: Metafísica y teoría del conocimiento.
‡ El conocimiento requiere de un objeto permanente, inmutable, con las características del ser de Parménides. ‡ Considerando todo esto, Platón llega a la conclusión de que debe existir algo distinto de lo precedido por nuestros sentidos, que no cambie incesantemente. ‡ Este algo inmutable y eterno, objeto de nuestro conocimiento real, es lo que Platón llama ideas. En platón la palabra idea significa modelo o patrón. Las ideas no existen en el mundo sensorial ni en nuestra mente, sino en un lugar celeste, supraterrenal, fuera del espacio y el tiempo.

Teoría de las ideas: Metafísica y teoría del conocimiento.
‡ Las ideas: son lo autentico, lo verdaderamente real, lo que no está sujeto al cambio, al ser y dejar de ser, por eso decimos que no tiene mezcla de no ser, sino que es, de una manera plena, completa, independiente. ‡ Las cosas de este mundo, por el contrario, existen porque existe el mundo de las ideas; es decir, las cosas cambiantes de este mundo sensible son sólo copias de aquellas ideas; son sólo sombras , en el sentido de que éstas existen en función de aquellas. Así, por ejemplo, la sombra de un árbol existe solamente porque existe el árbol del que es sombra.

Teoría de las ideas: Metafísica y teoría del conocimiento.
Ahora bien, según todo esto, Platón sostiene que existen dos tipos de realidad:

1. El mundo sensible 2. El mundo de las ideas

Teoría de las ideas: Metafísica y teoría del conocimiento.
‡ Sostiene, además, que el conocimiento verdadero es aquel que se funda en las ideas y no aquel que se refiere a las cosas sensibles, es decir, que él auténtico conocimiento no lo obtengo por medio de los sentidos, pero ¿cómo es que tengo acceso al conocimiento de las ideas? Platón recurre aquí a una noción de los órficos y los pitagóricos: la de la existencia del alma. ‡ Platón recupera esta creencia y reafirma que el alma pertenece al mundo eterno y el cuerpo al mundo transitorio. Su doctrina de las ideas implica la creencia en la inmortalidad y la transmigración del alma, lo que le permite explicar la adquisición del conocimiento con base en un proceso de reminiscencia, de recordar.

Teoría de las ideas: Metafísica y teoría del conocimiento.
‡ El alma vivía en un lugar celeste donde contempló las ideas perfectas; la auténtica realidad; el caballo en sí, el bien en sí, el hombre en sí, etc., hasta que cayó en un cuerpo. ‡ Ahora bien, cuando percibimos las cosas de nuestro mundo derredor, copias imperfectas de la auténtica realidad, éstas nos provocan el recuerdo de las cosas perfectas que el alma vio en el mundo de las ideas, es decir, el contacto con las cosas sensibles ayuda al alma a recordar las cosas perfectas que conoció en otro tiempo. ‡ En definitiva, tenemos que el verdadero conocimiento es aquel que se tiene no acerca de las cosas sensibles, sino acerca de las ideas y no por medio de los sentidos, sino por medio de la reminiscencia. Conocer, por tanto, es recordar lo que el alma vio en el mundo de las ideas.

El alma
Platón nos describe, a través del mito del carro alado, en uno de sus diálogos llamado Fedro, las partes del alma, que son las siguientes:

1. La parte sensual 2. La parte afectiva 3. La parte racional

El alma
‡ La parte sensual está relacionada con los instintos y los placeres sensuales; a esta parte del alma le corresponde, tomando en cuenta la teoría ética de Platón, una virtud gracias a la cual esa parte del alma es refrenada; dicha virtud es la moderación o Templanza. ‡ La parte afectiva es la relativa, por supuesto, a la sensibilidad, y le corresponde la virtud de la fortaleza. ‡ La parte racional es precisamente por la que el alma entra nuevamente en contacto con el mundo de las ideas. Debe ser seguida por la sabiduría o prudencia.

El alma
‡ La coordinación de estas tres partes le corresponde a una cuarta virtud: la justicia, gracias a la cual la parte del alma que debería mandar (la razón) manda efectivamente y la parte del alma que debería obedecer (la sensual) obedece en realidad. ‡ Esto último trae como resultado un alma armoniosa, un alma virtuosa, que de este modo podrá liberarse de la materia y, al morir el cuerpo en el que se halla aprisionada, elevarse nuevamente a la serena contemplación de las ideas y buscar lo que verdaderamente es.

Política
Otro aspecto importante de la filosofía platónica, y consecuencia de su metafísica, es su teoría del Estado o política, la cual está íntimamente relacionada con su ética.

El estado se divide en tres clases sociales: 1. La gobernante 2. Los guerreros 3. Los productores

Política
1.- La clase gobernante. Compuesta por los más sabios: los filósofos, los únicos capaces de conocer cuál es el bien común. ‡ Esta clase no posee propiedades ni familia, sus hijos son educados en comunidad. Para éstos, el poder político será una carga más que una tentación, pero que por el bien del pueblo sabrán llevarla, pues es o que realmente les interesa. A pesar de todo son, en virtud de su sabiduría, la clase verdaderamente feliz. Su virtud es, precisamente, la sabiduría o prudencia.

‡

‡ ‡

Política
2.- Los guerreros. Su tarea es la defensa de la ciudad y del orden social y político establecido. Su virtud es la fortaleza. 3.- La clase productora. Su función es producir los bienes materiales. Su virtud es la templanza o moderación. Está sometida a las otras dos clases para las que produce bienes materiales, pero a cambio recibe educación y defensa, entre otros beneficios. ‡ Aquí también tenemos la cuarta virtud: la justicia, gracias a la cual se da una armonía, un equilibrio entre las distintas clases sociales. En atención a ella cada parte cumple su función o ejecuta su labor adecuadamente.

Platón
Partes del Virtud correspondiente alma
Sensual

Clase social

Justicia

Templanza o moderación

Justicia

Productora

Afectiva

Fortaleza

Guerreros

Racional

Sabiduría

Gobernantes

Aristóteles
‡ Con él la filosofía griega llega a su punto culminante. Discípulo de Platón durante veinte años. Estudio en la Academia desde los diecisiete. ‡ Al principio aceptó toda la filosofía de su maestro, pero más tarde su vigoroso sentido de la realidad y de los hechos empíricos le llevan a abandonar las místicas doctrinas de las ideas y de la inmortalidad y la transmigración del alma. ‡ Fue el creador de la lógica, a la que considero una parte esencial de la filosofía o, más exactamente, su método.

Teoría del conocimiento
‡ Para Aristóteles, por el contrario, los sentidos son la única fuente de conocimiento, porque a través de ellos conocemos las particulares con base en las cuales el intelecto se encarga de abstraer las características esenciales y así formar el universal. ‡ O para decirlo más exactamente: la sensación conoce las formas sensibles, esto es, formas presentes en la materia; la inteligencia conoce formas inteligibles abstraídas de la materia. ‡ Conforme predominan los sentidos o el intelecto en la elaboración del conocimiento, Aristóteles distingue diferentes grados de saber.

Grados de saber
1. La experiencia: Saber qué. Es el conocimiento que adquirimos en nuestro contacto directo con las cosas particulares, individuales, y que por ello no se pueden enseñar. Como cuando deseo que alguien conozca lo frio, lo único que puedo hacer es poner a esa persona e contacto con cosas frías, es decir, mostrarle las condiciones para tener y adquirir esa experiencia. Arte o técnica: Saber cómo. Es un saber hacer adquirido mediante la repetición de experiencias adecuadas. Nos da cierta universalidad y por ello se puede enseñar. Como por ejemplo, el manejar una máquina, o hilar una tela, etc. la técnica es superior a la experiencia. Sabiduría: Saber por qué. Es el saber pleno. Este saber nos dice lo que las cosas son y por qué son.

2.

3.

La sabiduría tiene dos elementos:
‡ La Episteme. Es el saber de la ciencia, el saber demostrativo. ‡ El nous. Es el saber de los principios. Aquellos que no se pueden demostrar, por ser principios. ‡ Se llega a ellos por intuición. Es el grado supremo del conocimiento, de la ciencia que tiene por objeto el ente en cuanto tal.

Metafísica
‡ En su filosofía Heráclito había enfatizado un aspecto importantísimo del mundo sensible: su continuo cambio. Platón no quiso- o no pudo- negar algo tan evidente, pero esto le llevó a rechazar el mundo de los sentidos como una auténtica realidad y se vio obligado a postular un mundo supraterrenal, el mundo de las ideas como el mundo verdadero, al que sólo podemos conocer por reminiscencia a través de nuestra alma. ‡ Parménides, por su parte, remarco el aspecto permanente de las cosas, pero en detrimento de los objetos sensibles. ‡ Aristóteles, por su parte, no va a negar algo tan evidente como el cambio, pero tampoco el ser permanente de las cosas; ahora bien, su vigoroso sentido de la realidad se niega a aceptar un mundo supraterrenal, como el de las ideas, descubriendo, en cambio, en este mundo sensible ambas cosas: permanencia y cambio.

Metafísica
‡ Es cierto, dice Aristóteles, que el verdadero conocimiento no es el de las cosas individuales, sino que se funda en los conceptos universales, pero eso no significa que dichos conceptos existan en sí como ideas que se dan a parte de las cosas y la razón las deduce al identificar lo común en los múltiples particulares y concibiéndolos como un universal. ‡ Este universal así concebido es sólo una forma lógica, pero no tiene una realidad ontológica; es decir, no existe como ser. En la realidad sólo existen las cosas individuales, el ser particular del mundo visible, lo que Aristóteles llama sustancia o, más exactamente, sustancia primera.

Sustancia
‡ La sustancia es el sentido fundamental del ser, porque todas las cosas son o sustancia o afecciones de la sustancia; es decir, la sustancia es el soporte o el substrato de sus accidentes. ‡ Así, el ser racional o mortal lo predicamos del hombre; el ser incolora o inodora lo decimos del agua. El hombre o el agua son sustancia. ‡ La sustancia es algo independiente que existe por sí y no en otro. Los accidentes, en cambio, son accidentes que sólo existen en una sustancia, sólo en ella ocurren. ‡ Así, el ser racional o mortal es una característica del hombre, el ser hombre, en cambio, no lo predicamos de ninguna otra cosa; ni tampoco el ser agua lo predicamos de cosa alguna.

Sustancia
Aristóteles distingue dos clases de sustancia: Sustancia primera y Sustancia segunda. 1. Sustancia primera. Es el ser propiamente dicho, las cosas individuales, las cosas concretas: esta flor, esta escuela, este hombre, etcétera. Sustancia segunda. Son los géneros y las especies; la flor, la escuela, el macho, la hembra, etcétera.

2.

‡ Los géneros y las especies son sólo abstracciones de las cosas individuales, por ello se les llamó sustancias segundas. Las sustancias primeras son un compuesto de materia y forma

Materia y Forma
Cuando ocurre el cambio debe de haber:

1. Algo que cambia y 2. Algo que permanece
‡ Es decir, no hay cambio absoluto. Esto es, por ejemplo, en el cambio de joven a viejo hay algo que cambió, que envejeció; pero también hay algo que permaneció en el cambio. Consideraciones como éstas, en relación con el cambio, llevan a Aristóteles a distinguir en las sustancias un doble elemento: la materia y la forma. La materia es aquella que sufre los cambios, es decir, lo que permanece en los cambios. Aquello de que está hecho algo. La forma es lo que hace que algo sea lo que es. Así por ejemplo, en una caja la materia puede ser de cartón; la forma, la caja.

‡

‡

‡

Materia y Forma
‡ Es importante percatarse que materia y forma son inseparables. No puede haber, por ejemplo, un trozo de madera, de carne, de cristal, sin forma; ni tampoco puede haber forma sin materia. ‡ Esta totalidad de materia y forma en la realidad son indisolubles, solamente podemos separarlas en el pensamiento. ‡ Juntas integran la sustancia, y como ya dijimos, la sustancia es el ser, lo que existe, la realidad; pero para Aristóteles no se es de una sola manera, sino que hay diferentes modos de ser.

Modos del ser
En la metafísica aristotélica el ser se dice de cuatro maneras: 1. Por esencia y por accidente 2. Según las categorías 3. El ser verdadero y el ser falso 4. Según la potencia y el acto
± Por esencia y por accidente. La esencia es el ser que existe por sí ± Por accidente. Es el ser que existe por otro; es decir. Aquello sin lo cual la cosa sigue siendo lo que es.

Ejemplo:
‡ Si decimos de María que es estudiante, el ser estudiante es un accidente, es simplemente algo que le acontece a María por accidente y no por esencia. ‡ Pero si decimos que María es un ser racional, esto no lo es María por accidente sino por esencia. ‡ O si consideramos un ave, su color y su tamaño son accidentes, pero el tener alas y estar cubierta de plumas es su esencia.

Aristóteles: Según las categorías, éstas son las distintas maneras según las cuales se pueden predicar el ser:
‡ En primer lugar, para que el ser exista ha de existir la sustancia. Ésta es algo así como el punto de partida. ‡ Pero la sustancia no puede existir sin más como sustancia, es necesario que tenga formas accidentales.

‡ Por ejemplo, un árbol no puede existir sin ser de algún color y no puede ser de algún color si no tiene extensión, cantidad. Asimismo, el árbol como sustancia física ha de existir en algún lugar y tiempo determinados. También sabemos que el árbol es idéntico en naturaleza con los demás árboles, y en cuanto al tamaño, es igual o diferente a otras sustancias, etc. ‡ Aristóteles nos ofrece una lista de diez categorías, que se muestran en el siguiente cuadro.

Categorías Aristotélicas
Categorías Ejemplo

Sustancia Cantidad Cualidad Relación Lugar Tiempo Acción Pasión Estado Posición

Árbol Tres metros de alto Verde Junto al río En el campo Ahora Crece Observando Sano Vertical

Modos del Ser
‡ Lo verdadero y lo falso. Decimos del ser que es verdadero cuando muestra el ser que realmente tiene, y falso cuando muestra otro ser diferente al que realmente es. ‡ Potencia y Acto. Estas nociones de potencia y acto le permiten a Aristóteles explicar el cambio o movimiento de las cosas del mundo sensible. ‡ Para ello identifica materia y forma con dichas nociones. La potencia radica en la materia, y el acto en la forma. No existe potencia en lo abstracto.

Modos del Ser
‡ La potencia es la posibilidad o posibilidades que tiene algo para modificarse. El acto es la realización de estas capacidades. Así por ejemplo, un bebé es bebé en acto, y joven en potencia; pero también tenemos que en un momento dado llegará a ser joven en acto y anciano en potencia. ‡ Es importante percatarnos que todos los seres son acto y potencia a la vez. Es acto en cuanto las posibilidades que realice o actualice, y es potencia en relación con aquello que puede llegar a ser o realizar. ‡ Como podemos darnos cuenta, el movimiento queda así explicado precisamente como el paso de la potencia al acto, o mejor dicho como la actualización de potencias.

Las cuatro causas
‡ El problema del cambio lleva también a Aristóteles a un estudio de cuáles son las causas de todo devenir; éstas son cuatro: 1. 2. 3. 4. Causa material. Es la materia, aquello de lo que está hecho algo. Causa formal. Es lo que hace que algo sea lo que es. Causa eficiente. Es el principio del movimiento o del cambio. Causa final. Es el fin, el para qué fue hecha una cosa.

‡ Veamos un ejemplo en el que podamos identificar las cuatro causas, así, en la realización de una casa: la causa formal es la estructura, el concepto de la casa tal como está en la mente del arquitecto; aquí el principio del movimiento, es decir, la causa eficiente, son los albañiles, el arquitecto; y la causa final es para habitarla.

Bibliografía
‡ Méndez Gonzales, Luz del Carmen et al. Filosofía. Ed. Compañía Editorial Nueva Imagen. México 1999. PP. 184

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->