P. 1
corrientes filosóficas periodo antropologico 4

corrientes filosóficas periodo antropologico 4

|Views: 880|Likes:
Publicado porJorge Sadi Durón

More info:

Published by: Jorge Sadi Durón on Feb 02, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PPTX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/25/2013

pdf

text

original

Corrientes Filosóficas Contemporáneas

Filosofía del hombre (periodo antropológico) Sofistas vs Sócrates
M.C. Jorge Sadi Durón

Características
‡ Lo distintivo de este periodo es que el hombre comienza a reflexionar sobre sí mismo y deja momentáneamente de prestarle atención a la realidad exterior. ‡ Ahora el punto central de su preocupación es el objeto y la naturaleza de la vida humana, en lugar del mundo que le rodea. ‡ La reflexión propiamente filosófica sobre el hombre mismo se inicia con Sócrates. ‡ Pero antes que él y aunque de una manera meramente incidental, no filosófica, quienes se ocuparon de dicha problemática fueron los sofistas.

Sofistas
‡ Como yal o mencionamos, en el periodo antropológico -en el que incluimos a los sofistas- se pasa de la reflexión acerca de la naturaleza a la reflexión acerca del hombre mismo. ‡ Las razones de éste cambio de interés son diversas, pero entre las principales podemos considerar las siguientes:

Factores para el cambio de enfoque:
‡ 1.- Insatisfacción por las doctrinas de los filósofos naturales: Como hemos visto, la preocupación central de los pensadores presocráticos fue la búsqueda de un elemento subyacente a toda esta pluralidad de cosas del mundo. ‡ Esta búsqueda de un elemento-origen de todas las cosas, no llega a una respuesta única satisfactoria. ‡ Al hombre común debió parecerle sin duda, que los primeros filósofos habían fracasado en su intento por explicar la naturaleza del mundo; evidentemente no alcanzó a comprender la importancia de sus cuestionamientos ni el valor del tipo de respuestas que ofrecieron, no tanto como la respuesta en sí.

‡ Lo que dará a lugar a un cierto escepticismo en cuanto a alcanzar la verdad.

Factores para el cambio de enfoque:
‡ 2.- La democracia ateniense. Otro factor decisivo para este cambio de interés fue la situación política de Atenas. ‡ Ésta era como en todas las partes de la Grecia- una ciudad independiente, una polis, que mantenía la democracia con la participación espontánea en la vida política de todos los ciudadanos libres. ‡ De ahí la necesidad de sus habitantes de saber cada vez más acerca de artes como la retórica y la dialéctica, tan importante para el éxito político.

Sofistas
‡ Factores como éstos hicieron posible el surgimiento de un grupo de pensadores como los sofistas. Originalmente la palabra sofista significa sabio. Pero más tarde la palabra habrá de adquirir un sentido peyorativo debido a aquello en lo que habrán de convertirse estos pensadores. Los sofistas no formaban una escuela propiamente dicha, sino que más bien constituyen una profesión. Eran maestros ambulantes que pretendían saberlo todo, maestro de sabiduría se llamaban a sí mismos, y se ofrecían como tales a cambio de dinero. Pregonan un nuevo ideal para la formación del ciudadano: todo aquel que quiera tener éxito en la vida pública habrá de saber imponerse en las asambleas del pueblo por medio de la palabra, habrá de ser capaz de convencer a los demás de lo que él quiera. ‡

‡ ‡

‡

Sofistas
‡ Hablar bien y de este modo persuadir, convencer, según la propia conveniencia, se convirtió en lo primordial, sin importar que lo propuesto fuera verdadero o no. ‡ Por esto último se colocan tan lejos de la filosofía, preocupada siempre por la búsqueda de la verdad. ‡ Los temas principales entre los sofistas, eran aquellos directamente relacionados con la vida práctica y la democracia griega: la dialéctica, la retórica, la ética y la política.

Sofistas
‡ Los sofistas hablaban de temas filosóficos con una sabiduría aparente. El sofista dirá Aristóteles- parece filósofo, pero no lo es. Y no lo es porque abandona el camino de la verdad y cultiva, en cambio, la desconfianza con respecto a la posibilidad de alcanzar el conocimiento universal y la existencia de principios político-morales absolutos que rijan las relaciones entre los hombres. ‡ Los sofistas, viajeros incansables que iban de ciudad en ciudad enseñando lo que creían saber, habían observado que la moral, la política, la religión, etc., variaban de un pueblo a otro; y tal vez por ello llegaron a pensar que la verdad universal no existía, ellos afirmaban la verdad particular, subjetiva, la verdad que depende de lo que a cada quien le parece.

Sofistas
‡ La importancia de los sofistas no radica tanto en su pensamiento en sí, sino en la reacción tan vigorosa que provocaron sus planteamientos y en la riqueza de frutos que producía esta reacción. ‡ CONTRA ellos Sócrates y Platón reclamarán la verdad, el conocimiento verdadero.

Protágoras: El hombre es la medida de todo
Influencias
‡ De Heráclito retoma la tesis de que las cosas están sujetas a un cambio continuo. ‡ Protágoras considera que lo mismo ocurre con el cuerpo humano y los órganos de los sentidos, y por todo ello debemos concluir que el contenido de nuestra percepción es siempre distinta, es decir, que no podemos afirmar verdades absolutas.
Como cada cosa me parece, así es para mí; y como te parece a ti, así es para ti

Protágoras: El hombre es la medida de todo
Conocimiento ‡ Para Protágoras no podemos decir cómo son realmente las cosas , sino solamente cómo nos parece que son en un momento determinado. ‡ A cada quien le parecen las cosas de manera distinta; a alguien pueden parecerle que en este momento hace frio y a otra persona puede parecerle que no; a mí parecerme que tal comida es deliciosa y a otra persona parecerle desagradable. ‡ El hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en cuanto que son, y de las que no son en cuanto que no son

Protágoras: El hombre es la medida de todo
‡ Protágoras proclama el más decidido subjetivismo: para él, el conocimiento es algo que se da en el sujeto, en su mente y por ello no pueden existir verdades universales, absolutas; es decir, verdades que sean válidas para todos, porque de cada cosa se pueden decir cosas distintas, o hasta contrarias, y ambas justificarse por igual. ‡ Lo mismo ocurre con las costumbres y las leyes, éstas no son universalmente válidas ni eternas, sino, sino que más bien se siguen por una especie de acuerdo, y por eso son distintas en cada lugar y época. ‡ Lo justo y lo injusto, lo bueno y lo malo son meros nombres, aun cuando es necesario actuar como si fueran algo más que eso, por la utilidad y la práctica que reportan a la comunidad.

Protágoras: El hombre es la medida de todo
‡ Es necesario señalar que la importancia de Protágoras para la filosofía radica en haber planteado por primera vez el problema del conocimiento. ‡ Este subjetivismo de Protágoras, al considerar como verdaderas todas las opiniones de los individuos, desemboca en un escepticismo en relación con la posibilidad de alcanzar un conocimiento de verdades universales. ‡ A combatir esta postura, replanteando el problema de una manera más adecuada al situarlo sobre las nuevas bases, habrá de empeñarse Sócrates. ‡ Tarea: Busquen a los otros sofistas: Gorgias, Hipias, Pródico, Antifonte

Sócrates: Conócete a ti mismo.
La verdad es lo universal
‡ Aunque el principio algunos lo creyeron un sofista, Sócrates pronto daría pruebas del error en el que estaban. ‡ Sócrates, por el contrario, afirma que el conocimiento no puede ser tal como lo pregonan los sofistas, es decir, conocimientos de lo individual, porque ese es sólo un saber aparente; el conocimiento genuino, verdadero, lo es de lo universal valido en cualquier tiempo y lugar-; si no es así, será sólo una mera opinión.

Sócrates: La dialéctica
‡ Para llegar al verdadero conocimiento, Sócrates emplea el método de la dialéctica, que consistía en una discusión dirigida siempre con rigor y precisión, un diálogo en el que se tiene siempre presente la finalidad de llegar a la verdad; llegar a descubrir lo que las cosas son y no sólo lo que parecen ser.

La dialéctica tiene dos fases: la ironía y la mayéutica.
‡ La ironía la usa Sócrates para limpiar la mente de falsos saberes, y la mayéutica para sacar a la luz los conocimientos que están en nuestro interior. ‡ El método culmina cuando se llega a una definición y por medio de ella se adquiere el concepto universal de aquello sobre lo cual gira la discusión el bien, la justicia, la verdad, etc.‡ El concepto universal se obtiene mediante la observación de casos particulares que comparten características comunes. El conjunto de estas características sirven de base para construir la definición buscada.

La ironía y la mayéutica
‡ Esta definición no registra lo particular de las cosas, sino lo que es común a todos los casos semejantes para llegar así al concepto universal, que encierra un conocimiento auténtico, válido para todos y no solamente para cada individuo. ‡ Sócrates supera así el subjetivismo y el escepticismo que habían sembrado los sofistas, colocando nuevamente a la filosofía en el camino de la verdad y sienta las bases del conocimiento científico.

La ironía
‡ Ante la retórica del sofista, quien cree tener un saber que realmente no tiene, Sócrates utiliza la ironía para que se dé cuenta que en realidad no sabe. ‡ Conócete a ti mismo es siempre el punto de partida hacia el verdadero conocimiento. Porque al estar conscientes de nuestra ignorancia, estaremos preparado para ir en búsqueda del auténtico saber. Sólo sé que no sé nada solía decir Sócrates-; aun así, superó a la generalidad de los hombres que no saben esto tampoco.

‡

La ironía
‡ La ironía consiste en hacer que el interlocutor exponga sus puntos de vistas para luego mostrarle, mediante una serie de preguntas, que está equivocado. ‡ Había ocasiones en que el opositor daba respuestas más o menos acertadas, pero al inquirirle Sócrates sobre los fundamentos de lo que afirmaba, los interrogados no sabían ya darle ninguna respuesta precisa, sino que comenzaban a divagar y a darle respuestas huecas, pues lo que su interlocutor creía saber no lo había adquirido por medio de la razón, de la reflexión y por ello no era un auténtico saber. ‡ Cuando su interlocutor se percata de sus errores y contradicciones y se da cuenta de su ignorancia, Sócrates se permite continuar y pasar a la siguiente etapa: la mayéutica.

La mayéutica
‡ Ahora Sócrates, siempre mediante preguntas, va a ayudar a dar a la luz a la verdad que el interlocutor tiene dentro de sí mismo. ‡ En esta fase de su método se trata de sacar el conocimiento que el otro posee ya en su interior pero de una manera confusa, obscura.

Sócrates: Moral
‡ El centro de la reflexión socrática es el hombre; el único en el que se da la moralidad. ‡ Incluso sus reflexiones acerca del conocimiento se dan siempre a propósito de este tema central, pues el único conocimiento realmente importante es aquel que se refiere al hombre, a su vida, de la cual debe hacer una tarea moral, un trabajo continuo en el que busque el verdadero bien. ‡ Bienes verdaderos y males verdaderos son sólo los del alma. ‡ Por ello, al hombre únicamente le puede dañar la ausencia o pérdida del saber, que es la base de toda virtud.

Sócrates: Moral
‡ A través de sus diálogos, el fin principal que persigue Sócrates es hacer hombres mejores, mostrarles que no saben lo que es la virtud, el bien, la justicia, etc. ‡ Hacerlos conscientes de su ignorancia es una manera de ayudarles, porque cuando se den cuenta de ello, entonces se propondrán alcanzar ese conocimiento y, ya en posesión de él, sólo podrán obrar bien, porque quién conoce la virtud, la busca. ‡ Aquel que obra mal lo hace por ignorancia, porque cree que hace bien. Por ello se dice que el primer paso hacia la virtud es intelectual y el segundo, moral; si conocemos qué es lo bueno, no querremos otra cosa. Se trata aquí de una ética intelectualista.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->