Está en la página 1de 5
BOE nam, 312 Sébado_ 30 diciembre 1996 37931 Para | céloulo de la cuantia de dicho suplemento, ‘ANEXO se aplicard la siguiente formula en cada concesiOn: Sal = 0,1269 40,1622 7/265 Estructura de costes de la concesién Siendo: Contes descontando VA Sai: Suplemento por aire acondicionado por viajero-ki-~ lometro, : Numero medio de dias al afio, en los que la tem- peratura maxima media supera los 20° C en el trayecto de la concesién, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Meteorologia. QuintoLos requisitos que deberan cumplir las ‘empresas para poder optar por el sistema indicado. en el apartado anterior, serén los siguientes: a) Tener dotados de equipo de aire acondicionado todos los vehiculos adscritos a la concesién de que se trate. b) Deberén, asimismo, estar dotados de aire acon dicionado los vehiculos que se utiicen para realizar sus- tituciones y para hacer frente a las eventuales inte sificaciones de tréfico, tanto si se trata de vehiculos de. titularidad dé la empresa concesionaria, como si son vehiculos contratados a otras empresas ai efecto. ) En los cuadros de tarifas expuestos al publico, deberé hacerse constar que la empresa presta todos sus servicios con vehiculos dotados de aire acondicio- nado, por lo que queda autorizada para el cobro de un suplemento tarifario por este concepto. ‘Sexto.—Aquellas empresas que no opten por el sis- tema previsto en el apartado cuarto, podran elevar hasta 0,5082 posetas/vigjero-kilometro la cantidad a perc en concepto de suplemento por aire acondicionado en las expediciones realizadas con el equipo en funciona- miento, manteniendo sin aumento alguno la que tuviera autorizada si fuese superior a aquélla.. Séptimo.—Las empresas concesionarias_deberén someter a la aprobacién del érgano competente los cua- dros de las tarifas de aplicacién, que comprenderan todas las subidas autorizadas, incluidos los suplementos por aire acondicionado, asi como los impuestos correspon- dientes. Octavo—Las empresas, sin perjuicio de las compe- tencias que correspondan’en esta materia a las Comu- nidades Auténomas, podran. redondear. el precio total de los billetes, incluidos los impuestos, para suprimir fracciones inferiores a cinco pesetas. Noveno.-El incumplimiento de io dispuesto en los apartados anteriores, seré sancionado, de conformidad con lo establecido en la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenacién de los Transportes Terrestres. Décimo.—Quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo dispuesto en la presente Orden. Undécimo.—Se autoriza al Secretario general para los Servicios de Transportes y al Director general del Trans- porte Terrestre para que, en el Ambito de sus respectivas competencias, puedan dictar las resoluciones que sean necesarias para la aplicacién e interpretacién de la pre- sente Orden. Duodécimo—La presente Orden entraré en vigor ol dia siguiente al de su publicacién en el «Boletin Oficial del Estado», Madrid, 28 de diciembre de 1995. BORRELL FONTELLES limos. Sres. Secretario general para los Servicios de Trans- portes y Director general del Transporte Terrestre. cost wt] come | pore. ‘nual (GA) | vores, | PO Personal Amortizac ion (2) 2 Costes financieros de ia inversién . Seguros Reparacién y conser Combustibles y lubricantes Neuméticos Peajes de autopistas Varios (4) . Costes totales 100 1) Esto concepto engloba, edemés de los costes de personal de movi imiento, los relatwos a los gastos generales y de estructura do porsonal do [a'omprosa imputables ® Is conession, Inckiyondo en todos lor supuestos los gastos de Seguridad Social No che lo gastos do posonal de tates, conservacin y manta 2) "Ete apartado incluye le amortzaeién del matoral movi do cesign; que na haya agotado el pazo previsto pare la mis ‘3 Comprende este apartado los gastos de raparacion y conservacién dol material movi. incluyende os gastos da porsonal de tallres en al supuesto 4 que estas notvidedes ao efoctoen en lo taleres de la empresa “4 ‘Bajo af concepto de varios, se incluyon todos los costes no com- prendidos en los tron conceptos, como la hcencia fiscal. os impuestos. 1s {sas de ostacionos, os algulros, os gastos de onergia, MINISTERIO * DE EDUCACION Y CIENCIA 27974 REAL DECRETO 2192/1995, de 28 de diciembre, por el que se regula la acreditacién para el ejercicio de la Direccién en los centros + docentes publicos. La Ley Orgénica 9/1995, de 20 de noviembre, de la Participacién, Evaluacién y el Gobierno de los centros docentes, establece. un nuevo sistema para la eleccién de ios Directores de los centros docentes publicos que, ‘conservando en sus principales aspectos el modelo que contenia la Ley Orgénica 8/1985, de 3 de octubre, del Derecho a la Educacién, introduce, entre sus novedades, una mayor exigencia én cuanto a la garantia de que quienes accedan a esta importante funcién estén sufi- cientemente formados y puedan asumir sus responsa- bilidades de modo més ajustado. Elemento esencial de este nuevo sistema es la exigencia de una serie de requ- sitos, entre los que adquiere especial relevancia 14 obli- gacién de obtener una acreditacién especifica a quienes deseen ser candidatos ala eleccién de Director. La propia ley astablece que, para obtener dicha acre: ditacién, los profesores deben reunir dos requisitos. El primero, contar con la formacién previa que cada Admi nistracién educativa determine y que debera consistir en la posesién de determinadas titulaciones o en la supe- racién de programas especificos para este fin. El segun- do, que sea objeto de una valoracién positiva la actividad profesional desarrollada por el profesor, bien en el ejer- icio de cargos unipersonales de gobierno, bien en el ejercicio de la labor docente, en las condiciones, con 39632 los criterios y segiin el procedimiento que, igualmente, cada Administracién establezca. Para facilitar la puesta en practica del nuevo sistema, la ley establece la acreditacion de aquellos profesores que hubieran desemperiado los cargos-de Director, Jefe de Estudios 0 Secretario durante un minimo de cuatro afios. Asimismo, la ley permite sustituir transitoriamente la formacién previa por la posesién de otros méritos que garanticen la preparacién para el ejercicio de la fun- cién directiva. Parece conveniente, por tanto, establecer las condi. siones para la acreditacion de profesores para el ejercicio de la Direccién, asi como los procedimientos por los que “quienes cumplen estas condiciones puedan efec- tivamente ser acreditados. Asi podra darse lugar a la realizacién de las correspondientes convocatorias y, de este modo, facilitar que el primer proceso para la elecci6n de Director que se haya de celebrar con posterioridad a la promulgacién de la Ley Orgénica 9/1995, pueda realizarse completamente, de acuerdo con el nuevo sis- tema. En virtud de todo ello, a propuesta del Ministro de Educacién y Ciencia, con la aprobacién del Ministro para las Administraciones Publicas, previo informe del Con- sejo Escolar del Estado, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberacién del Consejo de Ministros, en su reunién del dia 28 de diciembre de 1995, DISPONGO: Articulo 1. Ambito de aplicacién. La presente norma es de aplicacién, en el émbito de gestién del Ministerio de Educacién y Ciencia, a aque- llos funcionarios docentes que pertenezcan a los Cuerpos 0 Escalas a que se refiere la Ley Orgénica 1/1990, de 4 de octubre, de Ordenacién General del Sistema Educa- tivo, que soliciten la acreditacién exigida para el desem- pefio de la funcién de Director y tengan su destino en dicho ambito, sin perjuicio de lo establecido en la dis- posicién adicional primera. Articulo 2. Efectos de la acreditacién. 1._ La posesién de la acreditacién para el ejercicio de la Direccién facultaré al interesado para ser candidato a Director en los centros docentes publicos que impartan las ensefianzas establecidas en la Ley Organica 1/1990. Asimismo, la acreditacién permitiré su designacién como Director, en los términos establecidos en el articulo 20 de la Ley Orgénica 9/1995. 2. La acreditacién de un funcionario docente para el ejercicio de la Direccién constaré en el expediente personal del interesado. El Ministerio de Educacién y Ciencia expedird, asimismo, un documento en el que ‘se harén constar las condiciones que permitierdn su acre- ditacién para el ejercicio de la funcién directiva. El docu- mento de acreditacién se ajustaré al modelo incluido enel anexo |. 3. La evaluacién negativa del Director al final de su mandato daré lugar a la pérdida de la acreditacién, sin perjuicio de que pueda obtenerla de nuevo, segin io establecido en el articulo siguiente. Articulo 3.’ Requisitos pata la acreditaci6n. 1. Serén acreditados para el ejercicio de la Direc- cidn, alos efectos que establece la Ley Organica 9/1995, de 20 de noviembre, de la Participacién, la Evaluacion y ef Gobierno de los centros docentes, los funcionarios de carrera que rednan las condiciones establecidas en Sébado_30 diciembre 1995 BOE nim. 312 este articulo y lo soliciten en los plazos que se este blezcan en las correspondientes convocatorias. 2. Para obtener la acreditacién para el ejercicio de a Direccién, los profesores deberén reunir los siguientes requisites: ‘a)_ Superacién de los programas de formacién que ” se indican en el articulo 4 0 posesién de las titulaciones sefialadas en el anexo il. b)_Experiencia y valoracion positiva del trabajo pre- vio desarrollado en el ejercicio de los cargos correspon- dientes a los érganos unipersonales de gobierno, en los términos establecidos en el articulo 5 del presente Real Decreto, 0- valoracién positiva de la labor docente desarroliada en el aula y en tareas de coordinacién peda- gégica, asi como, en su caso, en funciones de orga nizacién, gestion y participacién en érganos de gobierno. 3. El Ministerio de Educacién y Ciencia publicaré anualmente una convocatoria para que los profesores que lo deseen y cumplan los requisitos puedan ser acre- ditados para el ejercicio de la Direccién. Articulo 4. Programas de formacién. Las actividades de formacién validas a efectos de acreditacién para el ejercicio de la Direccién deberdn ‘cumplir los siguientes requisitos: a) Tener una duracién minima de 70 horas. b)_ Incorporar en su contenido los aspectos funda- mentales del sistema educativo, de la organizacién y funcionamiento de los centros educativos y del papel de los equipos directivos en los centros docentes. ¢) Haber sido organizados por el Ministerio de Edu- ‘cacién y Ciencia o por las administraciones educativas que se encuentren en el pleno ejercicio de sus com- petencias educativas, bien directamente o mediante con- venios de colaboracién establecidos con las Universi- dades 0 con otras entidades. Articulo 5. Valoracién del trabajo desarrollado. 1. Deberén solicitar la acreditacién mediante valo- racién del trabajo previo desarrollado en el ejercicio de los cargos correspondientes a los érganos unipersonales de gobierno, los profesores que lleven desempefiando uno de esos cargos al menos durante un curso aca démico. Los profesores que lleven desempefiando el car- go durante un perfodo de tiempo menor, podrén optar entre la valoracién de su experiencia en ese cargo 0 la de la practica docente a que se refiere el apartado siguient ‘i 2. Podrén solicitar la acreditacién a través de la valo- racién de la practica docente los funcionarios docentes que formen parte de un claustro de profesores y no se encuentren en la situacién sefialada en el apartado anterior. i 3. La valoracién de Ia labor docente consideraré la docencia directa en el aula, las actividades relacionadas con ella y las iniciativas para mejorar la practica docente, asi como aquellas otras actuaciones de cardcter general relacionadas con la coordinacién pedagégica y la par- ticipacién en la vida del centro y la atencién al alumnado y, en Su caso, a sus familias. 4. La valoracién de la labor docente sera respon- sabilidad de la inspeccién de educacién y se efectuara tomando en consideracién la informacién del Director del centro, del Jefe de estudios y del Jefe de depar- tamento 0 Coordinador de ciclo correspondiente, asi como la opinién del valorado. Asimismo, el proceso de valoracién incluiré la visita de un Inspector al aula o BOE nom: 302 aulas en las que presta servicios el profesor y una entre- vista con el interesado. 5. La valoracién del trabajo desarrollado en el cicio de cargos correspondientes a los érganos uniper- sonales de gobierno consideraré, de acuerdo con las competencias establecidas y con las caracteristicas -y el contexto socio-educativo del centro, la eficacia en la organizacién y gestién de los recursos, la participacién en la elaboracién y puesta en practica de las lineas edu- cativas del centro, asi como las iniciativas adoptadas que contribuyan a la mejora de la calidad de la ensefianza impartida en el centro. Esta valoracién seré también res ponsabilidad de la inspeccién de educacién y debera tener en cuenta la informacién que proporcionen tanto la comunidad educativa como el propio candidato sobre el desempefio de sus funciones y los resultados obte- nidos. 6. El Ministerio de Educacién y Ciencia determinaré ‘en qué casos se considerard valida, a los efectos esta- blecidos en este Real Decreto, la valoracién de la préctica docente y del desemperio de cargos directivos realizada con finalidad diferente a la acreditacién para el ejercicio de la Direccién. La Administracién educativa podré asi- mismo establecer en las correspondientes convocatorias que la posesién del requisito de formacién sea condicién necesaria para la valoracién a que se refiere este articulo. Articulo 6. Indicadores para la valoracién. 1. El Ministro de Educacién y Ciencia desarrollaré los diversos aspectos objeto de valoracién sefialados en el articulo 5 y establecerd indicadores sobre los mismos. Igualmente, fijaré los procedimientos adecuados con ei {in de facilitar la homologacién del proceso de valoracién. Unos y otros seran conocidos por los interesados antes de iniciarse el mismo. 2. El procedimiento que se establece deberd garan tizar en todo momento la transparencia y objetividad del proceso y su publicidad, as{ como prever un sistema de reclamacién. Articulo 7. Comisién de acreditacién. 1. En cada Direccién Provincial o Subdireccién Terri- ‘torial de Educacién se constituiré una Comisién de acre- ditacién, designada por el Director provincial, que estaré compuesta por: El Jefe del Servicio de Inspeccién Técnica de Edu- cacién, que actuaré como Presidente. Un inspector. Un Asesor técnico docente de la Unidad de Progra- mas Educativos. Dos Directores de centros docentes de la provincia @ territorio:de entre los acreditados para esta funcién ¥ que hubieran sido elegidos por el. Consejo Escolar. 2. La Comisién de acreditaci6n tendré las siguientes funciones: a) Solicitaré de la Inspeccién de Educacién la valo- racién correspondiente al apartado al que: se acoge el solicitante, de los indicados en el pérrafo b) del ar- ticulo 3.2 de este Real Decreto. b) Comprobaré que los aspirantes retinen los corres- pondientes requisitos de formacién indicados en el parra- fo.a) del articulo 3.2. c) Emitira una Resolucién con la relacién de can- didatos acreditados. * d) _Resolverd las reclamaciones presentadas contra dicha Resolucién, emitiendo en su caso una Resolucién definitiva:con la relacién de candidatos acreditados. ‘Sabado_30 diciembre 1995 37033 e) Cuantas otras funciones le encomienden las con- vocatorias. 3. _Las resoluciones de la Comisién de acreditacién podrén ser recurridas ante el Director provincial, cuya resolucién agota la via administrativa. 4. ‘Las disposiciones de desarrollo de este Real Decreto determiriaran los érganos que deban realizar la acreditacién de los profesores que no dependan de ninguna Direccién Provincial, as{ como la composicién de dichos érganos. Disposicién adicional primera. Supletoriedad. En las Comunidades Auténomas que se encuentran en el pleno ejercicio de las competencias en materia de educacién, el presente Real Decreto es de aplicacion, con cardcter supletorio, a los funcionarios docentes con destino en ese dmbito que pertenezcan a los cuerpos © escalas a que se refiere la Ley Organica 1/1990, de 4 de octubre, de Ordenacién General del. Sistema Edu- Cativo, y que soliciten la acreditacién exigida para el desemperio de la funcién de director. En estos casos, las funciones ejecutivas atribuidas al Ministerio de Educacién y Ciencia serdn ejercidas por los Srganos competentes de la respectiva Comunidad Auténoma, Disposicién adicional segunda. Acreditacién expedida Por otras Administraciones educativas. EI Ministerio de Educacién y Ciencia podra establecer en qué casos y con qué condiciones se consideran acre- ditados para el ejercicio de la Direccién, en el dmbito de gestion de dicho Ministerio, los profesores que hubie- ran obtenido una acreditacién expedida por una Admi- nistracién educativa diferente. A estos efectos, se tendré gn cuenta que las condiciones exigidas pare a obtencion de la citada acreditacién sear similares a las que se establecen en el presente Real Decreto. Disposicién transitoria primera. Acreditacién de profe- “sores con experiencia en la funcién directiva. De acuerdo con lo establecido en la disposicién tran- sitoria tercera.1 de la Ley Orgénica 9/1995, los fun- cionarios docentes de los cuerpos a los que se refiere esta norma serdn acreditados para el ejercicio de la Direc- cidn siempre que hayan ejercido los cargos de director, jefe de estudios o secretario durante al menos cuatro afios en cualquiera de los centros y niveles que integran ma educativo. A estos efectos se consideraré el desemperio de cargos directivos hasta el 30 de junio de 1996 y se acumularé el tiempo de ejercicio de los citados cargos, independientemente de cudles hayan sido éstos y tanto si dichos cargos se han ocupado de forma continuada como en periodos discontinuos. Correspionde a las comisiones reguladas en el articulo 7 del presente Real Decreto la acreditacién para el ejer- cicio de la Direccién de los profesores a que se refiere el parrafo anterior. Para la valoracién de esta circuns- tancia, asi como ena primera convocatoria si fuera nece- sario, a los dos vocales designados en su calidad de directores de centros, no les sera de aplicacién el requi- sito de acreditacién ‘para el ejercicio de la Direccién. Disposicién transitoria segunda. programas de formacién. Equivalencia de los En aplicacién del apartado 2 de la disposicién tran- sitoria tercera de la Ley Orgénica 9/1995, en los dos afios posteriores a la entrada en vigor de dicha ley, la