P. 1
Gobierno y Formas de Gobierno: Problemas actuales. Resumen.

Gobierno y Formas de Gobierno: Problemas actuales. Resumen.

|Views: 666|Likes:
Publicado porFelipe Díaz

More info:

Published by: Felipe Díaz on Feb 02, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/28/2014

pdf

text

original

Resumen1: Gobierno y forma de gobierno: problemas actuales.

Manuel Aragón Reyes.
I) Introducción: La forma de gobierno significa el modo en que está organizado el poder constituido dentro del Estado, alude al Estado-aparato, es decir, a las instituciones que públicas que la forman. En cambio una forma de Estado intenta explicar la relación entre estado y comunidad desde una dimensión personal (autocracia y democracia) y territorial (Estado compuesto y Estado simple). Las formas de gobierno dentro de un sistema de Estado democrático pueden ser parlamentaria, presidencial mixta (semi-presidencial) y directorial. En España la forma de Estado es democrática y autonomista, y su forma de gobierno es parlamentaria monárquica2, en donde el gobierno debe tener la confianza del parlamento y el rey tiene la jefatura de Estado pero sin poderes propios, es una función, como dice el autor, de unidad y simbólico y no política. II) Monarquía parlamentaria: Es producto de una evolución histórica que se dio de manera similar en Europa y siempre llegó a los mismo resultados, a saber, que el rey no es soberano, lo es el pueblo; el rey no legisla, lo hace el parlamento; el rey no gobierna, lo hace el ejecutivo (que ha de gozar de la confianza parlamentaria, no del rey). Estas características derivan tanto de la constitución como de la costumbre. Como ya adelanté, en la constitución española el rey es símbolo de unidad y permanencia del estado, pero sin ejercer potestades legislativas, ejecutivas o judiciales, sin embargo, todavía existen relaciones entre el rey y estos 3 poderes: entre otras, en España para que

Resumen hecho por Felipe Díaz, si tienen algún comentario, corrección, improperio, etc. Que quieran hacer, háganlo al email fdiaz.vallejos@gmail.com, en u-cursos, en grupo de facebook o en cualquier parte. El autor siempre da ejemplos de España, pero se pueden extrapolar, en mayor o menor medida, a nuestro país, y lo más probable es que si hay una pregunta sobre este texto en la prueba sea hacer esa comparación.
2

1

una ley puede ser promulga necesita la firma del rey, pero este no interfiere en la creación o discusión de la misma (hay otras potestades simbólicas que tiene el rey, pero no me parece pertinentes agregarlas a un resumen). En una monarquía parlamentaria, la realeza no puede ser nunca una interrupción o restricción al ejercicio de la soberanía (lo que es lógico, sino estaríamos en presencia de una monarquía absoluta, por ejemplo.), por eso se puede decir que el hecho que el Estado español sea monárquico no quiere decir que no pueda ser democrático. A la opinión del autor, la monarquía es un elemento de integración nacional que resulta apreciable para la vida pública, la paz, la convivencia y el progreso de los españoles. III) El gobierno parlamentario. 1. Las previsiones constitucionales:
La democracia constitucional es, por principio, democracia representativa. Los elementos de participación directa son una excepción a la regla general de la representatividad. Es por eso que en los Estados democráticos el parlamento sea la pieza fundamental de la organización política, incluso en los sistemas presidenciales el parlamento es el órgano más importante al desarrollarse ahí la función legislativa y las decisiones políticas más importantes. En el sistema parlamentario, el ejecutivo tiene que tener la confianza del parlamento, sino se puede derribar su gobierno mediante un voto de censura, haciendo que su función sea mucho más que hacer leyes . En España el parlamento se compone de 2 cámaras: congreso de los diputados y senado. Hay diferencias en el modo de elegir a sus miembros, pero responden al mismo tipo de representación y de circunscripción, a saber, la provincia. Es por eso que Aragón reconoce como primera característica del parlamento español su duplicidad representativa.

Como segunda característica tenemos a la duplicidad funcional en todo lo que se refiere a la potestad legislativa, o sea, que todo procedimiento legislativo ha de repetirse de modo sustancialmente idéntico en cada cámara, con la excepción de que la mayoría absoluta se de las leyes orgánicas sólo se requiere en el congreso y en caso de conflicto entre cámaras prevalece la de diputados.

Una tercera característica es que sólo compete al congreso (diputados) ver las responsabilidades del ejecutivo y es esta cámara la que lo inviste. Además, el congreso tiene el monopolio de convalidar o derogar decretos leyes, autorizar referéndums, declarar o prorrogar estados de excepción, etc. Lo que nos lleva a la conclusión de que en España en parlamento es imperfecto, ya que está muy equilibrado a favor del congreso. El modelo parlamentario español, a pesar de lo anterior, se hace llamar racionalizado desde la perspectiva de fomentar la estabilidad de gobierno ¿Pero cómo? ¿Si arriba mencionamos que el parlamento tiene la facultad de echar abajo al presidente? Bueno, esto es porque para realizar una moción de censura, se necesita, aparte de una mayoría absoluta para llevarla a cabo, otra mayoría absoluta que proponga al presidente de reemplazo (este modelo se llama constructivo y también se aplica en Alemania). Lo anterior lleva a que sea difícil destituir a un gobierno, ya que aparte de que los parlamentarios estén de acuerdo en su destitución, deben estar de acuerdo también en su reemplazante (se imaginan el congreso chileno buscando un reemplazante de Piñera? Esa discusión no tendría fin). La responsabilidad de gobierno es del presidente y este responde de su gestión ante el congreso, y si un ministro se manda un cagazo , este responde ante presidente, mas no así con el congreso. 2. La práctica política: parlamentarismo presidencial y parlamentarismo presidencialista. En teoría, como ya se aseveró, el gobierno obtiene su legitimidad del parlamento y ha de rendir cuentas a él (parlamentarismo presidencial). Sin embargo, hoy los partidos políticos y no los parlamentarios individuales son los verdaderos protagonistas de la actividad de las cámaras, haciendo mediante su disciplina partidista (les suena la palabra maquineo?), que el jefe de gobierno (generalmente el jefe de partido) sea quién dirija a su mayoría en las cámaras, invirtiendo el papel clásico de subordinación en el parlamentarismo. Esto es potenciado por el sistema de listas cerradas y la cohesión que existe en los grupos

políticos. Lo anterior es a lo que llamamos parlamentarismo presidencialista. Esto no lleva, necesariamente, a una difuminación del parlamento, si no que éste se vería reducido a un parlamento de jefes de grupos, de voceros. Es por eso que en España se hable no de elecciones de diputados sino de elección de presidente de gobierno. Sin embargo, esto no hace que el sistema español sea menos democrático, ya que el presidente es elegido, al fin y al cabo, por el pueblo. Y tampoco se ha de entender que España pase de un sistema parlamentario a otro presidencialista, ya que en un sistema presidencialista las elecciones de presidente y parlamento son distintas y la coincidencia entre mayoría parlamentaria y presidente no tiene por qué darse, necesariamente. 3. Parlamentarismo y presidencialismo, hoy. a) Aproximación y distanciamiento: La aproximación entre ambos es más una consecuencia política que jurídica, no es un fenómeno generalizado y pude convivir, paradójicamente, con su opuesto, es decir, el distanciamiento entre ambos modelos. b) Rechazo Europeo del presidencialismo: En Europa se suele asociar el presidencialismo a malas experiencias como el cesarismo del segundo imperio francés, las jefaturas del estado basadas en el principio monárquico en Alemania, las experiencias contemporáneas del fascismo, etc. c) La emulación presidencialista en el parlamentarismo europeo: Se trata de mantener la democracia parlamentaria como forma de Estado, es decir, mantener las estructuras propias del parlamentarismo pero se introduce una práctica política presidencialista, como por ejemplo el parlamentarismo presidencial que ya vimos. Debido a una diversidad de factores (burocratización de los partidos, aumento del personalismo en la política, la Unión Europea, etc.) se ha ido gestando que las cámaras pasen a un segundo plano otorgando primacía ya no al gobierno, sino a la persona que lo dirige.

4. Parlamento y democracia a) Democracia y control del poder: La libertad de los ciudadanos sólo está garantizada si el poder se encuentra limitado, por eso el poder absoluto es incompatible con la libertad, aunque tenga legitimación democrática. Es por eso que el Estado constitucional, cuya base la democracia representativa, es la única forma de resguardad la libertad y democracia. Se tiene que dividir y distribuir el poder mediante la asignación de potestades y competencias. Si ni hay distribución, no hay limitación. La división más básica es la de poder constituyente y poder constituido, que tiene ingredientes formales (los métodos mediante se cambia la constitución deben ser diferentes al modo de actuar del poder constituido) y materiales (el poder constituido no puede actuar de la misma forma que el poder constituyente, debe ser limitado). Otra división es la del propio poder constituido, organizado por la parte orgánica de la constitución mediante la creación de diferentes organismos. b) Parlamentos y partidos: La democracia que impera en nuestros días es la democracia de los partidos, sin embargo, esta no debería sustituir a la democracia de ciudadanos, ya que la función partidista es una función supletoria: instrumentos para facilitar la participación ciudadana, mas no para agotar todos los métodos de participación. Aragón hace una fuerte crítica a los partidos, argumentando que deberían tener sólo una función política y no social y que no deberían sustituir al estado. c) La necesidad de parlamentizar el régimen parlamentario: El parlamento constituye la institución central de la democracia como forma de estado por excelencia, sea su gobierno presidencial o parlamentario. Ya que el parlamento es una expresión del pluralismo político, ejerce un control permanente sobre el ejecutivo y en él se dan instancias de debate sobre temas de gobierno, además es difícil imaginar un sistema presidencial sin contrapesos provenientes del parlamento. Aragón insiste en el fortalecimiento de las cámaras mediante medidas normativas como las relacionadas con

el sistema electoral, la organización de elecciones, la organización y financiación de partidos y la organización y funcionamiento interno de las cámaras d) El control parlamentario del gobierno. Problemas de perspectiva. Los derechos de control: Controlar la acción del gobierno es una de las principales funciones del parlamento en un sistema de Estado democrático. El control parlamentario es del tipo político y su objeto de acción es el gobierno. El control parlamentario puede ser de tipo estricto o amplio, el primero se refiere al control de las cámaras sobre los diferentes órganos pero excluyendo todo lo referente a normas o proyectos de ley, el control así entendido resulta ligado a la responsabilidad política del gobierno y resulta escasamente operativo, ya que sólo sería operante un gobierno parlamentario y no presidencial, y además porque dado las prácticas partidistas el control parlamentario sería casi inexistente (una suerte de auto-control del gobierno). Los que nos lleva a hablar de control en el sentido amplio, esto es, fiscalizar normativa y no normativamente al gobierno, traiga esto consigo una sanción o exigencia de responsabilidad inmediata. La sanción indirecta que puede tener el parlamento es más eficaz que la obstaculación inmediata. La labor crítica, de fiscalización, constituye el significado propio del parlamento3. Para comprender mejor el significado del control parlamentario, Aragón nos propone distinguir entre control del parlamento y control en el parlamento. El primero se refiere a los actos parlamentarios que expresan la voluntad de la mayoría de la cámara (procedimientos legislativos, mociones, actos de aprobación o autorización, etc.), el segundo son todas las actividades que parlamentarios, o grupos de ellos, realizan en la cámara y no culminan en un acto adoptado por la mayoría. Lo último es un método de control ya que fomenta el debate y la pluralidad que debe existir en el congreso. Es un control permanente en las cámaras. Las minorías han de tener reconocidos sus derechos a

Esta parte del texto la tengo toda destacada, por lo que puse sólo el núcleo de la idea y para no hacer un descarado y extenso copy/paste es mejor que ustedes mismos revisen las páginas 58 y 59.

3

debatir, criticar e investigar sobre cualquier tema, aunque la mayoría sea la que en última instancia entre ellos. 5. Relación entre los poderes del estado. Poderes políticos y poder jurisdiccional. a) Relación entre los jueces y el legislador: Aragón dice que este poder debe estar completamente separado de los otros, ya que en esta separación descansa la existencia del estado de derecho. Sin embargo, este equilibrio suele desnivelarse al introducirse el gobierno a la administración de la justicia (designar jueces) y participar los jueces en materias político-legislativas (declarar la constitucionalidad o inconstitucionalidad de ciertas leyes) b) Relaciones entre jueces y gobierno4

4

Lo mismo que el último pie de página, es mejor leer directamente la página 65.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->