P. 1
Caso Clínico María Estela

Caso Clínico María Estela

|Views: 73|Likes:
Publicado porHernán Fernández

More info:

Published by: Hernán Fernández on Jan 31, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/05/2013

pdf

text

original

INFORME PSICOLÓGICO

I.

Identificación: Nombre Edad Fecha de nacimiento Fecha de evaluación Motivo de consulta : María Estela Gonzales Aqueveque : 62 años : 28 de julio de 1949 : 1 de septiembre del 2011 : Se solicita evaluación psicológica de la paciente

debido a un episodio de hemiparesia (disminución de la fuerza motora o parálisis parcial) izquierda, que tras una exploración neurológica arrojó datos discordantes que hacen sospechar origen no orgánico. Evaluadores : Hernán Fernández, María de los Ángeles Álvarez.

II.

El motivo de consulta: María Estela ingresa a la Clínica Ciudad del Mar tras sufrir un síndrome coronario agudo en febrero del 2009. Durante la hospitalización presenta un episodio de hemiparesia (disminución de la fuerza motora o parálisis parcial) izquierda, por lo cual se realiza un estudio neurológico de la paciente en el que se obtienen los siguientes hallazgos: y Funciones corticales normales aunque con quejas verbalizadas de pérdida de memoria continua desde que ha ingresado. y Hemiparesia izquierda no congruente por: o No distribución piramidal. o Fluctuaciones durante la exploración siendo las gesticulación manual aceptable. o Prácticamente anestesia global hemicorporal izquierda hasta línea media independiente.

Por tanto, en la exploración neurológica se concluye que existen datos discordantes que hacen sospechar origen no orgánico, al menos, no se explicaría todo el cuadro. También presentaba cefalea resistente de características tensionales.

Por ello se solicita valoración psicológica de la paciente.

III.

Antecedentes Generales:

Al iniciar la entrevista con María Estela en el hospital se le ve algo confusa y angustiada por estar hospitalizada. No muestra signos de preocupación por los síntomas que presente y en varias ocasiones habla acerca de sus deseos de ser dada de alta. En un principio de la entrevista se muestra resistente a ser evaluada ya que está convencida de que su problema es únicamente físico y no haya la ls relación que una evaluación psicológica puede tener con su enfermedad. Conforme avanza la entrevista María Estela cuenta que nació en Chincolco, en un ambiente rural, y es la sexta de 9 hermanos. Dice no haber tenido infancia ya que desde los 9 años tuvo que trabajar en el campo, por lo cual es analfabeta, condición que provoca gran frustración en la actualidad. Comenta que en su infancia solo podía ausentarse al trabajo en caso de estar enferma, y que en más de una ocasión sufrió mareos y desmayos, síntomas que se reiteraron en situaciones de excesiva pena o estrés, como el funeral de su padre. En torno a las relaciones sociales, dice no haber tenido relaciones significativas con sus pares a excepción de la que tenía con sus hermanos. Está casada y al consultar por su relación con su marido aduce que ³es buena, con altos y bajos como todos los matrimonios, pero nada que no tenga solución´. Tiene una hija y un hijo, de 42 y 35 años respectivamente, ambos están casados y tienen hijos. Al consultar por su relación con sus hijos afirma que siempre han tenido una relación ³de amigos´ y que desde pequeños hay confianza para contarles todo, no obstante, recuerda que en ocasiones la han tildado como sobreprotectora. En cuanto a su historial médico, no ha recibido anteriormente tratamiento psiquiátrico o psicológico previo. Se atendió hace aproximadamente 8 años por insomnio, para lo cual se le recetó mianserina, la cual se administró hasta hace un año atrás, en el cual su doctor se lo cambió por paroxetina y bromazepam.

María estela está diagnosticada de hipertensión arterial e hipotiroidismo y ha pasado por 8 cirugías. Esto último toma relevancia al afirmas que ha tenido 8 episodios anteriores de hemiparesia y todos coincidiendo con períodos en que se encuentra hospitalizada. En cuanto a los antecedentes familiares cuenta que el único antecedente psíquico en su familia es el de su hija, la cual se encuentra en tratamiento en el Centro de Salud Mental por episodios de ataques de pánico, por otro lado cuenta que hay varios antecedentes de hemiplejías izquierdas en la familia, en primer lugar su padre, al cual ella describe como rígido y autoritario, refiriéndose a el diciendo que ³era un dictador´, no obstante lo justifica y perdona afirmando que su situación de vida fue dura, en segundo lugar están dos de sus hermanas, a quienes describe como mujeres de carácter fuerte, y las cuales de acuerdo a sus dichos ³se revelaron´ y enfrentaron a su padre. Describe al resto de sus hermanos y hermanas como sumisos y obedientes con las reglas del padre, pero a pesar de esto, dice que todos se casaron jóvenes como medio para irse de la casa.

IV.

Hipótesis

En primer lugar se presume que se trata de una enfermedad orgánica, hipótesis descartada luego de los exhaustivos exámenes médicos que no arrojan indicios de la presencia de alguna patología que se relacione con la hemiparesia. Posteriormente se duda acerca de la presencia de un trastorno somatoforme, esto dado que no se pudo explicar de otra manera, y tomando consistencia durante la primera visita, en que se recopilan antecedentes generales que muestran el incidente como algo reiterado, sin causas orgánicas, y con similitudes entre sus síntomas físicos en situaciones de gran estrés, y la hemiparesia. En último lugar se presume la existencia de un trastorno de conversión en María Estela.

V.

Resultados ante las pruebas

Como primer método de recogida de información se utilizó la entrevista clínica donde fue entrevistada María Estela. María Estela resulta colaboradora en la entrevista y no se muestra totalmente indiferente a la hemiparesia, no obstante le resta mucha importancia, centrándose más en las consecuencias de ésta que en las causas. Se aprecia dificultad para recordar nombres propios y fechas, lo cual mejora a los largo de la entrevista, afirma tener sentimientos de culpa relacionados a la preocupación que su estado de salud puede producir en sus familiares. En cuanto a su personalidad, se describe como alguien sociable, ansiosa, muy activa, autoexigente y controladora. Manifiesta reiteradamente que intenta presentarse como una persona fuerte y evita pedir ayuda a su familia para no preocuparla, ³cuando me siento un poco mal, o siento síntomas que pueden ser de pre-infarto como me ha pasado, he preferido no decir nada a nadie para no preocupar, al final igual se han enterado por que he debido acudir a urgencias´. A medida que transcurre la entrevista cuenta que esta manera de actuar se reitera en sus estados emocionales. A pesar de esto, en muchas situaciones actúa de manera muy dependiente con figuras idealizadas, del mismo modo, tiende a idealizar a los terapeutas mostrando una actitud seductora en el trato con ellos a pesar de ser reservada, y por el contrario desvalorizando al resto de profesionales, tales como médicos y enfermeras. Como segundo método de recogida de información se utilizó el inventario MCMI-II, derivado de la teoría sobre la personalidad de Millon (1998), que incluye en su adaptación española diez escalas básicas de personalidad, tres de personalidad patológica, ocho síndromes de gravedad moderada y tres síndromes graves. En el perfil de María Estela destaca el alto valor obtenido en ³deseabilidad´, lo que quiere decir que aunque es sincera contestando la prueba hace lo posible por mostrar una buena imagen, por parecer sana y causar una buena impresión negando tener algún problema en particular. En la dimensión de escalas clínicas de personalidad se observan elevaciones importantes en las escalas

³dependiente´, ³histriónica´ y ³compulsiva´, lo que evidencia que es una persona que necesita aprobación, y afecto constantes por parte de quienes la rodean, consiguiendo esto comportándose de modo sumiso, actuando con poca autonomía y falta de asertividad, y por otro lado con cierta tendencia a llamar la atención del resto con autodramatizaciones. La puntuación en la escala compulsiva puede indicar que ese autocontrol de la paciente ante hacer aflorar sus deseos y sentimientos reales ante determinadas situaciones, especialmente las que le provocan ira o enfado. En relación a la dimensión de síndromes clínicos de intensidad moderada se observa que María Estela se encuentra tensa, nerviosa e inquieta (escala de ³ansiedad´), con un estado de ánimo bajo crónico, con sentimientos de desanimo, apatía y baja autoestima (escala de ³distimia´). Llama la atención su tendencia a expresar problemas psicológicos a través de canales somáticos (escala histeriforme), y por último la dimensión que indica trastornos graves de la personalidad (esquizotipica, límite y paranoide) y síndromes clínicos (pensamiento psicótico, depresión mayor y trastorno delirante) ninguna de ellas sobrepasa una puntuación base, siendo por lo tanto no significativas. El cuarto método de recogida de información fue el DSM-IV. DSM-IV Criterios para el diagnóstico de Trastorno de conversión: A. Uno o más síntomas o déficit que afectan las funciones motoras voluntarias o sensoriales y que sugieren una enfermedad neurológica o médica. B. Se considera que los factores psicológicos están asociados al síntoma o al déficit debido a que el inicio o la exacerbación del cuadro vienen precedidos por conflictos u otros desencadenantes. C. El síntoma o déficit no está producido intencionadamente y no es simulado (a

diferencia de lo que ocurre en el trastorno facticio o en la simulación). D. Tras un examen clínico adecuado, el síntoma o déficit no se explica por la presencia de una enfermedad médica, por los efectos directos de una sustancia o por un comportamiento o experiencia culturalmente normales. E. El síntoma o déficit provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral, o de otras áreas importantes de la actividad del sujeto, o requieren atención médica.

Cumple con todos los criterios del DSM IV para diagnosticar trastorno de conversión.

VI.

Conclusiones y sugerencias:

Como conclusión se obtuvo que María Estela presenta trastorno de conversión, ya que cumple las criterios de DSM IV para el diagnostico. Uno de los principales problemas al hacer el diagnóstico de este tipo de cuadros es la dificultad para descartar completamente la existencia de una patología médica. Pero, además, el diagnóstico diferencial de las quejas médicamente inexplicables incluye diversos trastornos psiquiátricos. Se sugiere coordinación con psiquiatra para contención farmacológica adecuada, y psicoterapia con el fin de mejorar la relación con sus hijas para hacer hincapié en el apoyo familiar, y también poder trabajar el duelo de la muerte de su personajes significativos para ella.

VII.

Antecedentes Bibliográficos

1.- American Psychiatric Association (2002) ³DSM-IV-TR. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales´. Texto revisado. Barcelona: Masson. 2.- Derogatis (1977) ³L. SCL-90-R: Administración, puntuación y manual de procedimientos.´ EEUU: Baltimore. 3.- Millon (1996) ³Inventario clínico multiaxial de Millon II (MCMI-II).´ España: Madrid. 4.- Orengo, F. (1991) "Un caso de trastorno de conversión analizado desde una perspectiva psicodinámica, psicofisiológica y morfodinámica". Arch de Neurobiol.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->