P. 1
Programa de Estudio de Educación Básica I

Programa de Estudio de Educación Básica I

|Views: 2.997|Likes:

More info:

Published by: Gustavo E. Gómez F. on Jan 24, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as RTF, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/17/2013

pdf

text

original

Programa de Estudio de Educación Básica

Información General
PLAN DE ESTUDIO
El Plan de Estudio de la Primera Etapa corresponde en un ochenta por ciento (80%) al Currículo Básico Nacional, con veintiséis (26) horas semanales. En ellas están incluidas las actividades de rutina y de planificación. El Currículo Estadal, representa el veinte por ciento (20%) restante, lo cual equivale a siete (7) horas semanales.

1.- El nivel de Educación Básica
Los procesos de democratización y la reforma del Estado venezolano han creado la necesidad de replantear la política educativa nacional sobre la base de los documentos y diagnósticos acerca de esta materia efectuados en el país, entre los cuales es necesario mencionar: - El informe de la Comisión Presidencial para el Estudio del Proyecto Educativo Nacional (1986)

El diagnóstico del Banco La Reforma Educativa: Una Prioridad - El Plan de Acción del Ministerio de Educación (1995).

Mundial Nacional.

(1992). (1994)

De los resultados de estas investigaciones, surge una visión del Nivel de Educación Básica que muestra su poca vinculación con las prioridades y las expectativas que el país ha colocado en este nivel como instrumento de formación y transformación social. Es innegable la necesidad de emprender una profunda transformación en el sector educativo, una transformación que conduzca a producir verdaderos cambios, no sólo en las estrategias organizativas sino, mucho más importante, en las intenciones y valores inmersos en las prácticas pedagógicas. La situación de deterioro de la educación venezolana responde a la poca capacidad y autonomía de la institución escolar para autorrenovarse y a la carencia de una fuerza social que exija, promueva y contribuya a esta renovación. En respuesta a este reto y en la búsqueda de una mayor eficiencia y calidad de la práctica educativa, el Ministerio de Educación propuso un Plan de Acción en el cual se privilegia la palabra «reestructuración» con un significado de transformación total, desde las bases operativas, hasta la cima gerencial del sector educativo. Esta transformación implica repensar la concepción, las metas y propósitos de la educación venezolana, así como actualizar las estrategias y modernizar los recursos que sustentan el proceso enseñanza-aprendizaje. Desde esta perspectiva, se formula un Modelo Curricular que constituye el referente teórico que sustenta la reforma curricular propuesta por el Despacho, la cual se ha iniciado en el Nivel de Educación Básica por concentrarse en este nivel la gran mayoría de la población en edad escolar. CONCEPTUALIZACIÓN DEL NIVEL DE EDUCACIÓN BÁSICA El nivel de Educación Básica es el segundo del sistema educativo venezolano, tiene una duración de nueve (9) años y se organiza en tres etapas sucesivas: la Primera Etapa abarca 1°, 2° y 3° grado; Segunda Etapa incluye 4°, 5° y 6° grado y la Tercera Etapa comprende 7°, 8° y 9° grado. La educación formal ofrecida en este nivel es gratuita y obligatoria para toda la población en edad escolar como servicio público garantizado por el Estado venezolano. Mediante la aplicación del Modelo Curricular planteado, se aspira lograr que el diseño curricular del nivel esté coherentemente articulado con los niveles de Preescolar y Educación Media Diversificada y Profesional, así como, con las modalidades de Educación Especial y Educación de Adultos. Asimismo, el diseño alcanzará, progresivamente, una mayor pertinencia puesto que el modelo incorpora la instancia estadal que considera las prioridades y necesidades de las distintas entidades federales, favoreciendo así su coherencia externa. En el nivel de Educación Básica se ofrece a los niños y adolescentes una formación:

•Integral al abarcar todos los aspectos del desarrollo: lo afectivo, lo cognitivo y lo biosocial. •General por cuanto promueve aprendizajes y conocimientos variados de los elementos humanísticos, artísticos y científicos de la cultura nacional y universal. •Básica porque proporciona la educación formal mínima que deben cumplir los venezolanos según lo pautado por la ley. De esta manera, el Modelo Curricular, de carácter normativo, asume la definición del Nivel de Educación Básica según lo establecido en la Ley Orgánica de Educación. FINALIDADES DEL NIVEL En la concepción del Nivel de Educación Básica, el Modelo Curricular considera los mandatos de la Constitución Nacional y el ordenamiento legal expresado en la Ley Orgánica de Educación, su Reglamento y otros instrumentos legales que rigen la materia educativa. En concordancia con estas bases legales, con los planteamientos curriculares y los principios del modelo, se plantean como finalidades del Nivel de Educación Básica las siguientes: •La formación integral del educando; •La formación para la vida; •La formación para el ejercicio de la democracia; •El fomento de un ciudadano capaz de participar activa, consciente, y solidariamente en los procesos de transformación social; •El desarrollo de una conciencia ciudadana para la conservación, defensa, y mejoramiento del ambiente y la calidad de vida y para el uso racional de los recursos naturales; •El desarrollo de sus destrezas y su capacidad científica, técnica, humanística y artística; •El inicio de la formación en el aprendizaje de disciplinas y técnicas que le permitan el ejercicio de una función socialmente útil; •El desarrollo de las capacidades del ser, conocer, hacer y convivir de cada individuo de acuerdo con sus aptitudes; •La dignificación del ser. La dignificación del ser como finalidad se consolida en la tres etapas del nivel. Es importante destacar, que la Primera Etapa de Educación Básica es un período donde los ejes transversales y las disciplinas del saber aparecen totalmente integrados, por esta razón

se le reconoce como una etapa de integración, en la cual el aprendizaje se da de una manera globalizada. En este caso, los ejes transversales no tienen una epistemología propia, ni un espacio determinado en el Diseño Curricular. Estos se desarrollan en el contexto de la áreas académicas. En la Segunda Etapa del nivel los ejes continúan interrelacionados con las áreas del conocimiento. Aún cuando éstas comienzan a tomar su propio carácter y naturaleza. Esta etapa se reconoce como un periodo de interrelación. La Tercera Etapa es una etapa de independencia, donde se plantea el reto de controlar el número de asignaturas y continuar con el concepto de áreas interdisciplinarias en lo referido al saber y al hacer. Asimismo, reforzar la presencia de los ejes transversales con el propósito de fortalecer la convivencia en democracia; los valores universales y culturales; la preservación de la salud, y de contribuir a resolver los problemas de actualidad de cuya solución depende el disfrute de una vida mejor.

2.- Currículo Básico Nacional (CBN) Del Nivel de Educación Básica
1.- CARACTERÍSTICAS En conformidad con los planteamientos del Modelo Curricular, el Currículo Básico Nacional que se establece para el Nivel de Educación Básica presenta las siguientes características:
CENTRADO EN LA ESCUELA

La formación centrada en la escuela se plantea desde una perspectiva organizativa y globalizadora del aprendizaje que involucra a la institución escolar en todos sus aspectos. Se instrumenta a través de los Proyectos Pedagógicos de Plantel y de Aula mediante los cuales se concretan los procesos de reflexión sobre la práctica educativa; se produce la adecuación progresiva de los contenidos de enseñanza; se desarrollan experiencias significativas y actividades didácticas que responden a una concepción constructivista del aprendizaje y de la intervención pedagógica.
SUSTENTADO EN TEORÍAS DEL APRENDIZAJE

El Currículo Básico Nacional de este nivel se concibe con una visión holística, integral, sistémica, sustentada en una serie de teorías del aprendizaje que tienen principios comunes, destacándose las siguientes: el Humanismo; la Teoría Genética de Jean Piaget; la Teoría Sociocultural de los Procesos Superiores de Vigotsky; la Teoría del Aprendizaje Significativo planteada por Ausubel; la Teoría del Procesamiento de la Información; las Teorías Neurofisiológicas y el Constructivismo.
CONSENSUADO

Mediante la aplicación de este principio se abren espacios a todos los sectores involucrados en el quehacer educativo (Maestros, Directores, Supervisores, Padres y Representantes, Universidades, Gremios docentes, Sociedad civil y Medios de Comunicación Social) a fin de permitir su participación en la formulación del diseño curricular a través de estrategias

de consulta nacional dirigidas a estos actores, lo que genera niveles de compromiso, colaboración, receptividad y un intercambio de experiencias que enriquecen el diseño y ofrecen respuestas a las exigencias del siglo XXI.
ABIERTO Y FLEXIBLE

- Es abierto y flexible por cuanto permite: •integrar y potenciar los aportes de los Docentes y Especialistas en un proceso de mejoramiento permanente y progresivo; •considerar las características y necesidades de la comunidad y las condiciones reales en las que va a desarrollarse el proceso educativo; •incorporar, dentro del porcentaje de la carga horaria establecida para la instancia estadal (20%), nuevas áreas académicas al Plan de Estudio en atención a las necesidades del estado y el pluralismo étnico, lingüístico y cultural de la región. •realizar adaptaciones curriculares tales como: incorporación de contenidos de aprendizaje, aplicación de metodologías innovadoras y otras que atienden a los contextos estadal y local y se concretan en los Proyectos Pedagógicos de Plantel y de Aula.
ORGANIZA EL CONOCIMIENTO POR TIPOS DE CONTENIDO

El diseño contempla una tipología que incluye contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales que generan aprendizajes significativos; contribuyen a la concreción de las intenciones educativas y mantienen una estrecha relación con el desarrollo de las capacidades cognitivas-intelectuales, cognitivas-motrices y cognitivas-afectivas que se aspira desarrollar en el educando. Entre todas estas características del Currículo Básico Nacional del Nivel de Educación Básica, destacan su carácter dinámico, flexible y abierto. En este sentido, el diseño orienta la práctica educativa, pero es imposible que la determine y la cierre del todo, ya que al proporcionar principios válidos para cualquier situación concreta, no puede tener en cuenta, simultáneamente, lo que tiene de específico cada realidad educativa (Soler, 1994). Desde esta perspectiva, en este diseño se asume una definición de currículo considerado como: «... una praxis antes que un objeto estático emanado de un modelo coherente de pensar la educación o los aprendizajes necesarios de los niños y de los jóvenes, que tampoco se agota en la parte explícita del proyecto de socialización cultural en las escuelas. Es una práctica, expresión, eso sí, de la función socializadora y cultural que tiene dicha institución, que reagrupa en torno a él una serie de subsistemas o prácticas diversas, entre las que se encuentra la práctica pedagógica desarrollada en instituciones escolares que

comúnmente llamamos enseñanza» (Gimeno Sacristán, 1991). El currículo de la educación básica se sitúa en una confrontación teórico - práctica, y parte de las intenciones educativas, nacionales, estadales y locales, que se operacionalizan en la escuela a través de los proyectos pedagógicos. Esto implica proporcionar al docente un conjunto de metodologías y herramientas que le faciliten el desarrollo de su práctica. 2.- ESTRUCTURA DEL CURRÍCULO BÁSICO NACIONAL (CBN) DEL NIVEL DE EDUCACIÓN BÁSICA El Currículo Básico Nacional del Nivel de Educación Básica responde a las políticas educativas nacionales propias de este nivel, sigue los lineamientos establecidos en el Modelo Curricular y tiene carácter prescriptivo para todos los planteles del país. Su diseño y formulación corresponde al Nivel Central del Ministerio de Educación. El Currículo Básico Nacional (CBN), implica la homologación de contenidos básicos nacionales y representa un ochenta por ciento (80%) de la carga horaria que rige para el Nivel de Educación Básica, la cual se discrimina en el Plan de Estudio del nivel. De esta manera, se asegura la coherencia y continuidad entre las distintas etapas del Nivel de Educación Básica y se facilita el traslado de los alumnos a otras entidades federales, sin sufrir desajustes en su escolaridad. Igualmente, se formulan los Currículos Estadales para el Nivel de Educación Básica, en correspondencia con los planteamientos del CBN y en atención a las necesidades específicas de cada entidad federal. Los Currículos Estadales representan un veinte por ciento (20%) de la carga horaria establecida para este nivel educativo. El porcentaje, asignado a la instancia estadal, permite la incorporación de áreas académicas al Plan de Estudio y la contextualización y adecuación de los objetivos y contenidos del CBN en la planificación de los Proyectos Pedagógicos de Plantel y de Aula. (Véase Modelo Curricular, Reformulación y Flexibilización del Currículo, 1997). La estructura planteada para el Currículo Básico Nacional del Nivel de Educación Básica se enmarca en los planteamientos teóricos y las líneas de desarrollo del Modelo Curricular. Responde a las características de apertura y flexibilidad y considera en su desarrollo y concreción las adaptaciones y los ajustes necesarios, según las características propias de este nivel educativo. La estructura del Currículo Básico Nacional (CBN) del Nivel de Educación Básica se presenta en el gráfico siguiente:

3.- Componentes del currículo del Nivel de Educación Básica
En atención a la estructura definida para el Currículo Básico Nacional el Currículo del Nivel de Educación Básica, comprende los siguientes Componentes Curriculares: Ejes Fundamentación Perfil de Competencias Objetivos: de Nivel; Objetivos Generales Áreas Académicas (Plan Contenidos: Bloques de Contenidos; Proyectos Pedagógicos de Plantel Evaluación. 3.1.- EJES TRANSVERSALES El hombre enfrenta actualmente múltiples problemas que afectan en mayor o menor grado, Transversales del de de de Tipos de y de Egresado Etapa; Área Estudio) Contenidos; Aula

tanto al mundo oriental como al mundo occidental: el deterioro de la salud, del ambiente, de las relaciones internacionales, el consumismo, la desigualdad, la pobreza extrema, los prejuicios raciales, la violencia, la corrupción, la pérdida de identidad cultural son, entre otros, problemas que se manifiestan en las diferentes culturas. Junto a ellos, los cambios acelerados en el ámbito científico, tecnológico, comunicacional, industrial, obligan a una reorientación de la educación sobre la base de un nuevo paradigma sustentado en valores y actitudes que brinden sentido y armonía a la vida del hombre. En Venezuela, y en relación con la necesidad imperativa del cambio educativo a partir de las transformaciones que enfrenta el hombre del siglo XXI, Rivas C. (1996) señala: «...el mundo actual está urgido de una educación diferente con un fuerte contenido ético y principista que le permita facilitar la más armoniosa forma de convivencia con las nuevas dimensiones determinadas por aquellas concepciones básicas de la cultura y del saber científico y tecnológico. En la actualidad, se impone la urgencia de una educación llamada a revisar la pertinencia y el enfoque de los contenidos indispensables para conformar su propia naturaleza y proporcionar una profunda sustentación axiológica, en cuya sólida y esencial conformación, el hombre pueda encontrar respuestas oportunas y convincentes para sus inquietudes...» Otros autores manifiestan preocupaciones que pueden relacionarse con la cita anterior. Así, De Viana (1997), en un artículo en el cual se plantea el problema de la ética y la política en nuestro país, expresa que más que el «rescate» de los valores, el desafío de la sociedad venezolana es el de «crear la posibilidad de que existan esos valores y convicciones en la conciencia de los individuos». Para dar respuesta a expectativas como las citadas, se hace indispensable asumir la reforma educativa a partir de una concepción dentro de la cual la escuela sea entendida como una organización integrada a la comunidad y como centro para la reflexión y la discusión de los problemas éticos-morales que afectan directamente al colectivo venezolano. Dentro de esta concepción y a partir de lo señalado en el diseño curricular de Educación Básica, se asume la transversalidad como mecanismo que permite la interrelación entre el contexto escolar, familiar y socio cultural. Así mismo, garantiza la integración de todas las áreas académicas. El enfoque transversal que se propone considera cuatro ejes en la primera etapa de Educación Básica: Lenguaje, Desarrollo del pensamiento, Valores y Trabajo. En el Modelo Curricular para el Nivel de Educación Básica (1997) se señala explícitamente que los ejes «...constituyen una dimensión educativa global interdisciplinaria que impregna todas las áreas y que se desarrolla transversalmente en todos los componentes del curriculum...»

Debe quedar claro que los ejes constituyen temas recurrentes que emergen de la realidad social, entretejidos en cada una de las áreas que integran el curriculum, lo que les asigna su carácter transversal. En consecuencia, no pueden considerarse como contenidos paralelos a las áreas sino como medios que conducen a un aprendizaje que propicie la formación científica humanística y ético moral, de un ser humano cónsono con los cambios sociales que se susciten. Los ejes transversales se constituyen, entonces, en fundamentos para la práctica pedagógica al integrar los campos de ser, el saber, el hacer y el convivir a través de los conceptos, procesos, valores y actitudes que orientan la enseñanza y el aprendizaje. Hay que insistir en el hecho de que el enfoque transversal no niega la importancia de las disciplinas, sino que obliga a una revisión de las estrategias didácticas aplicadas tradicionalmente en el aula al incorporar al curriculum, en todos sus niveles, una educación significativa para el niño a partir de la conexión de dichas disciplinas con los problemas sociales, éticos y morales presentes en su entorno. Yus Ramos (1997), coincide con otros especialistas y con los planteamientos señalados al

considerar que la función de la escuela actual gira en torno a dos aspectos: 1. El desarrollo radical de la función compensatoria de las desigualdades de origen social, mediante la atención y el respeto a la diversidad y 2. La reconstrucción de los conocimientos, actitudes y pautas de conducta que el alumnado asimila en las prácticas sociales de la vida paralela a la escuela. Para atender estos aspectos, señala, se hace necesaria otra forma de enseñanza y una reconceptualización de la cultura escolar. El mismo autor indica que: "... frente a una tradición signada por el estudio memorístico, superficial y fragmentario se hace necesario encontrar un vínculo o un puente que una la cultura académica con la cultura vulgar, que provoque la relación activa y creadora del alumnado con la cultura pública de la comunidad humana. Desde esta perspectiva, los contenidos disciplinarios sólo pueden considerarse herramientas valiosas para ayudar a comprender la realidad natural y social, para la reconstrucción crítica de los propios significados y comportamientos..." "La reconceptualización de la cultura escolar" implica una reorientación ética, moral y didáctica bajo la responsabilidad de todos los docentes. Por lo tanto, debe ser explicitada en los proyectos que desarrollen las diversas instituciones educativas comprometidas con el hecho de brindar un nuevo sentido a la educación, La transversalidad, entendida así, conduce a considerar la educación como una acción profundamente humanizadora a partir de la cual se hacen realidad las nuevas proposiciones en las que importa el "aprender a aprender", "aprender a hacer" y "aprender a vivir" dentro de un contexto caracterizado por la armonía, la convivencia y la solidaridad. La reorientación de la cultura escolar está también unida a una nueva organización de los contenidos como fundamento para posibilitar el conocimiento integral de la realidad que, según la UNESCO, debe fomentarse a partir de aproximaciones interdisciplinarias, orientadas a la resolución de problemas. Dentro de este enfoque integrador, los ejes transversales, organizados como una red, posibilitan el encuentro entre las disciplinas y el establecimiento de relaciones significativas entre los diferentes contenidos. Desde el punto de vista operativo es importante observar que los ejes transversales se materializan en el curriculum en tres dimensiones interrelacionadas: 1. En la toma de decisiones sobre el sistema de valores en los que se va a centrar la acción educativa. Estas dimensiones suponen un proceso de reflexión, diálogo, definición, acuerdos y compromisos que debe explicitarse en el Proyecto Pedagógico de Plantel como uno de sus componentes esenciales. 2. En la adecuación de los reglamentos escolares con los valores seleccionados: La organización y el funcionamiento de la vida escolar debe ser coherente con aquellos valores que se han considerado básicos para la convivencia humana. 3. En los contenidos curriculares a través de problemas y situaciones que fundamenten un aprendizaje significativo para el niño.

Como puede inferirse de los planteamientos anteriores, la inclusión de los ejes transversales en el currículo favorece también la "autonomía pedagógica" del docente en la búsqueda de respuestas ajustadas a las particularidades de la escuela y de los alumnos. Este hecho explica la orientación del currículo oficial que sólo propone los elementos básicos nacionales en cada etapa de Educación Básica, de forma que sean los equipos docentes de cada escuela los que concreten las acciones a desarrollar de acuerdo con las particularidades regionales y estadales. Se valora de esta forma la acción del maestro, directivos y la familia, como responsables del equipo que, conjuntamente con los alumnos, harán realidad un proyecto educativo ajustado a su contexto sociocultural. Todo lo expuesto permite observar que los ejes transversales no son abstracciones que se aprenden conceptualmente. Se aspira que ellos se traduzcan en actitudes y comportamientos concretos relacionados dinámicamente con la realidad en cada una de las áreas curriculares. Esto, dentro de un enfoque que propicia la autonomía, la globalización y la interdisciplinariedad como recursos que permitan al sistema educativo, dentro de un contexto cambiante, responder con vivencias concretas a las exigencias que la sociedad le impone. A continuación se presenta la justificación así como las dimensiones, alcances e indicadores correspondientes a cada uno de los Ejes Transversales propuestos en el Currículo Básico Nacional del Nivel de Educación Básica.

Justificación de los Ejes Transversales
EJE TRANSVERSAL LENGUAJE La inclusión del Eje Transversal Lenguaje en el diseño obedece a su importancia para la vida y la formación integral del individuo como ser social ubicado en un contexto cultural determinado. Asimismo, obedece a un contexto educativo donde se observan deficiencias alarmantes en el uso del lenguaje. Así lo reflejan los resultados de los egresados de educación básica quienes no poseen las destrezas necesarias para la correcta utilización y la compresión del lenguaje oral y escrito, lo que amerita una atención de esta problemática desde las distintas áreas académicas del currículo. El hombre mediante el uso del lenguaje es capaz de tomar parte en procesos sociales de entendimiento que le permitan afianzar su propia identidad, interactuar en una sociedad específica y compartir una misma cultura. A través de la comunicación los individuos pueden desarrollar acciones que propicien transformaciones sociales. La oportunidad de dialogar, criticar, discernir y consensuar proporciona oportunidades para reflexionar y cuestionar, eliminar prejuicios y valoraciones preconcebidas. En el proceso de la comunicación es posible que los individuos cambien sus propias opiniones o construyan otras que podrían ser introducidas a nivel social a partir de la actividad comunicativa y del consenso entre los individuos. Las ideas antes señaladas, aplicadas al campo educativo, propenden al desarrollo de un modelo cuyo objetivo es crear situaciones óptimas para que se dé el diálogo intersubjetivo (horizontal) en un ambiente que promueva la igualdad y la democracia. Un proyecto educativo, entonces, ha de concebirse como un acto de entendimiento y de elaboración

conjunta de todos los elementos involucrados en el proceso educativo. El enfoque comunicativo establece que es necesario explicitar lo que se ha llamado el "currículo oculto" de tal manera que los participantes en el proceso educativo puedan fijar posición sobre el modelo de sociedad y persona que se desea lograr. La educación, desde esta dimensión, es responsable de la atención al contexto sociocultural en el cual se desarrolle la acción escolar. Esta concepción sociopedagógica está en sintonía con las orientaciones que se formulan para la enseñanza de la lengua y como fundamento del eje lenguaje en la nueva propuesta. La importancia del lenguaje en la vida es obvia: gracias a él se adquiere un conjunto de experiencias que permite la conformación y desarrollo del individuo como ser social identificado cultural y afectivamente con su comunidad regional y nacional. En este sentido, es misión fundamental de la escuela enriquecer el conocimiento lingüístico que posee el niño al desarrollar sus capacidades para apropiarse progresivamente de los variados usos del lenguaje impuestos por la cultura en la cual se desenvuelve. Así, las orientaciones que se proponen en el eje lenguaje parten de un enfoque comunicacional - funcional (Ver programa de Lengua y Literatura) que exige atender la variedad de usos verbales y no verbales que se utilizan en situaciones concretas de comunicación: satisfacer necesidades materiales, intercambiar ideas, expresar puntos de vista, expresar su curiosidad acerca del por qué de las cosas, transmitir mensajes, manejar el lenguaje de las normas e instrucciones, inventar mundos posibles a través de la palabra oral o escrita, leer imágenes e ilustraciones, mapas, gráficos, señales, jugar con las palabras... Es necesario, por lo tanto, que el maestro cree ambientes propicios, diseñe estrategias didácticas que estimulen la potencialidad comunicativa de los alumnos. Ubicados en esta concepción, se privilegia, didácticamente el trabajo en equipo como medio para fomentar el sentido de solidaridad y responsabilidad, el respeto a las ideas ajenas, la capacidad para evaluarse y evaluar a los demás, la capacidad para planificar actividades, capacidad para procesar conocimientos y participar activamente en su propio proceso de aprendizaje. Condiciones indispensables para formar ciudadanos democráticos, críticos y participativos. El eje transversal lenguaje, junto con los otros ejes, promueve la integración de todas las áreas del currículo. Este hecho contribuye a la organización de actividades que favorezcan la participación del niño en procesos de observación, análisis, síntesis, comparación, clasificación, inferencias, parafraseo, anticipaciones... sobre la base de situaciones que permitan su crecimiento intelectual, afectivo y social. Esta integración exige que el niño maneje contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales, indispensables para su desenvolvimiento posterior, no sólo en otros niveles educativos sino también en la vida. Es indispensable acotar que el español de Venezuela ha de ser la variedad lingüística en la que se fundamentarán las actividades que se planifiquen en el Proyecto Pedagógico de Plantel y en el Proyecto Pedagógico de Aula. Esta variedad es la que han internalizado los niños en el contacto cotidiano con los miembros de su comunidad. Es la que usan para comunicarse. Además de este factor eminentemente pedagógico y psicológico, debe destacarse la importancia ideológica de esta concepción: el reconocimiento del español de

Venezuela y sus distintas variedades como afirmación de identidad regional y nacional. En síntesis, el eje transversal lenguaje, en conjunción armónica con los otros ejes, tiene como propósito la formación de hombres y mujeres que comprendan que el intercambio comunicativo debe fundamentarse en valores esenciales: el respeto a las ideas ajenas, la afectividad, la claridad en la expresión de mensajes coherentemente organizados, la adecuación del lenguaje al contexto de uso, la conciencia de la validez de los usos lingüísticos como expresión de la libertad a que tiene derecho todo ser humano. A continuación se muestran las dimensiones, alcances e indicadores del Eje Transversal Lenguaje
EJE TRANSVERSAL LENGUAJE

DIMENSIONES

ALCANCES •Respete las normas y valores inherentes al intercambio comunicativo en la familia la escuela y la comunidad. •Aprecie los usos lingüísticos característicos de la comunidad a la que pertenece como expresión de su identidad.

INDICADORES •Comunicación y cambio social. •Comunicación, convivencia, solidaridad, responsabilidad. •Comunicación y autoestima. •Comunicación e identidad nacional. •Comunicación e identidad regional. •Comunicación e identidad personal. •Comunicación y lenguaje. •Valoración de los hablar y escribir. procesos

Comunicación

•Valore la importancia comunicativa del lenguaje •Aprecie la literatura como un valor estético que representa un saber y un pensar social. •Valore la importancia de los roles de escritor y lector en la interacción comunicativa escrita.

Producción (hablar y escribir)

•Exprese interés por la producción de textos orales y escritos coherentemente organizados. •Valore la importancia de los roles de hablante en la interacción comunicativa oral. •Tome conciencia de sus capacidades críticas al opinar sobre problemas de su entorno. •Evalúe su actuación y la de otras personas en situaciones comunicativas. •Valore sus capacidades personales para crear

•Producción textual y creatividad. •Producción lingüística y capacidad crítica y reflexiva. •Producción lingüística y coherencia. •Producción lingüística y contexto socio-cultural. •Producción lingüística y

textos orales y escritos. •Valore la importancia de la gestualidad en la comunicación oral. •Aprecie la lectura como instrumento para obtener información y como medio para ampliar el conocimiento del mundo que lo rodea. •Disfrute la lectura como medio de recreación. •Valore la importancia de prestar atención al contenido del mensaje oral. •Aprecie la importancia del seguimiento de las normas e instrucciones al compartir actividades lúdicas o laborales. •Aprecie la importancia de la lectura de materiales propios del lenguaje no verbal: mapas, gráficos, imágenes, ilustraciones, señales de tránsito. •Tome conciencia de los procesos de la composición escrita.
EJE TRANSVERSAL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO

gestualidad.

•Valoración del proceso comprender-responder.

oír-

•Valoración del proceso leercomprender. •Lectura y autodesarrollo. •Lectura e imaginación. •Lectura, información investigación. •Lectura, contexto escolar contexto familiar. •Lectura y lenguaje no verbal. e y

Comprensión (escuchar y leer)

La incorporación del Eje Transversal Desarrollo del Pensamiento en el Diseño Curricular de Educación Básica, obedece al bajo nivel intelectual detectado en los alumnos ya que carecen de un conjunto de herramientas y de habilidades necesarias para el adecuado procesamiento de la información, la resolución de problemas, la transferencia de conocimientos, la toma de decisiones, entre otros. En respuesta a esta situación, el Eje Desarrollo del Pensamiento permite considerar, en todas las actividades que se realicen en la escuela, el desarrollo de habilidades cognitivas y actitudes que propicien el uso adecuado de la información para tomar decisiones e interactuar efectivamente en el medio socio-cultural. Asimismo, este Eje Transversal persigue el propósito siguiente: asignarle tanta importancia a los procesos como a los contenidos. Se intenta así, erradicar la presencia de informaciones inconexas y enseñar a pensar con rigor lógico, creatividad y claros referentes. Se trata de sistematizar el desarrollo de procesos que conceptualmente están presentes en las áreas académicas del currículo venezolano pero que en la práctica no se enfatizan. En consecuencia, se diluyen en el quehacer educativo Tal como plantea Palladino (1997), en la primera etapa de la Educación Básica no se deben encauzar los aprendizajes de las diferentes áreas a la consecución de especialistas en las

mismas. Nadie pretenderá en estos niveles enseñar historia, lengua, matemática, estética, para formar profesionales en estos campos, es decir, ninguna de estas materias constituye una finalidad en sí misma, sino que todas ellas constituyen uno de los medios para alcanzar otras finalidades, entre las que podemos destacar el desarrollo de la capacidad de pensar y desenvolverse adecuadamente en el mundo que nos rodea. Al intentar el desarrollo del pensamiento, se pretende que los niños, al culminar la Primera Etapa de Educación Básica, se interesen en saber las respuestas a diversos planteamientos y en reproducir conocimientos, pero interesa aún más la actitud que se asume cuando no se conocen las respuestas y la producción de conocimiento con cierta autonomía intelectual. Para el desarrollo social es importante tener estudiantes que sean creativos, atentos, reconozcan discrepancias y averigüen causas sobre los fenómenos, erradicando las actitudes pasivas de aceptación sin crítica, donde el docente plantea problemas con soluciones inmediatas. Los educadores tienen la gran responsabilidad de propiciar el desarrollo del pensamiento en los estudiantes, suministrando condiciones, experiencias que conduzcan a valorar la acción inteligente, creativa y racional. Las conductas inteligentes pueden ser enseñadas, practicadas y aprendidas. (Perkins, 1995). El tratamiento del eje "Desarrollo del Pensamiento" contribuirá a formar una sociedad que responda a un avance social y tecnológico, por tanto estará orientado a alcanzar las siguientes finalidades: Propiciar la capacidad general que tiene el hombre para actuar intencionalmente, pensar racionalmente e interactuar creativa y eficazmente con su medio, (comportamiento inteligente). Desarrollar habilidades para procesar información que conlleve a la toma de decisiones y a la resolución de problemas científicos, sociales y cotidianos. A continuación se muestran las dimensiones, alcances e indicadores del Eje Transversal Desarrollo del Pensamiento
EJE TRANSVERSAL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO

DIMENSIONES Pensamiento Lógico

ALCANCES

INDICADORES

Identifique características, propiedades y Observación. relaciones entre elemento usando todos los Descripción. Clasificación. sentidos. Encuentre aspectos comunes y no comunes entre Seriación. ideas, objetos y procesos. Comparación. Regrese al punto de partida en un razonamiento y Analogía. tome conciencia de las diferentes alternativas que Reversibilidad. pudo haber considerado. Razonamiento. Exponga razones y conclusiones usando Análisis. inducción, deducción e inferencia. Síntesis. Nociones de espacio y tiempo.

Profundice conocimientos en la comprensión de una situación global Secuencie eventos. Planifique hechos futuros. Describa sucesos con palabras. Analice situaciones, estableciendo pasos que puede realizar. Plantee estrategias diferentes antes de abordar la solución de problemas. Comprenda las instrucciones de un trabajo antes de comenzarlo. Esclarezca metas y planifique estrategias de solución a los problemas. Explore estrategias de solución a problemas. Considere consecuencias de las acciones antes de comenzar.. Actuar bajo incertidumbre.. Plantee varias formas de resolver problemas. Control de la impulsividad. Considere los puntos de vista de otros. Flexibilidad del pensamiento Considere posibilidades alternativas. (divergente). Emita juicios. Conciencia del pensamiento Genere productos, soluciones y técnicas (metacognición). (ingeniosas, propias). Creatividad. Transforme en palabras sus ideas. Crecimiento en el deseo de la Describa qué sabe y qué necesita saber. exactitud. Describa su plan de acción en diferentes Pensamiento crítico. actividades Aplicación de conocimientos a Revise sus trabajos en función de criterios que situaciones nuevas. debía seguir (normas, reglas, modelos, etc.). Solución de problemas. Solicita datos para apoyar conclusiones o Análisis de diferentes alternativas en suposiciones de otros. las mismas situaciones. Plantee problemas caracterizados por el condicional "si". Explique sus acciones en términos de analogías con experiencias anteriores. Transfiera los aprendizajes. Establezca prioridades básicas. Se mueva desde una actitud "yo puedo" hacia el sentimiento "yo disfruto". Muestre independencia en la resolución de problemas.

Pensamiento Efectivo

EJE TRANSVERSAL VALORES

La presencia del Eje Transversal Valores en el Diseño Curricular del Nivel de Educación Básica se justifica por la crisis moral que caracteriza la época actual. En Venezuela es motivo de preocupación la pérdida progresiva de valores que se observa en los diferentes

sectores que conforman nuestra sociedad. En este sentido, una educación en valores debe promover cambios significativos que conduzcan a la formación de un ser humano capaz de desenvolverse en una sociedad pluralista en la que pueda, de una manera crítica, practicar como norma de vida la libertad, la tolerancia, la solidaridad, la honestidad y la justicia. Diferentes autores, en distintas épocas, han tratado de definir qué son los valores. El tema por ser de gran complejidad, ha sido, es y será objeto de polémica y discusión. Sin embargo, hay consenso en que los valores son realidades que permiten al hombre ubicarse a sí mismo en relación con los demás. Son tan importantes que llegan a ser condiciones esenciales de la vida humana. Los valores son una abstracción propia de la mente humana. La belleza, por ejemplo, no "es" pero "existe". Los valores manifiestan sus propiedades en sí mismos pero requieren siempre de algo o de alguien en que encarnarse; los valores son distinguibles entre sí por su contenido propio y comparativo. Manifiestan jerarquías que cambian por circunstancias históricas o causales y pueden distinguirse por su propio contenido. En fin, los valores son aprehensibles en la experiencia pero no por la razón. Por otra parte, a todo valor corresponde un anti valor que es un valor de signo negativo. Esto es conocido como un "hecho" que impone una polaridad. Para entender un valor en sus diferentes manifestaciones e interioridades se requiere, por oposición, conocer el anti valor, por ejemplo: el respeto versus el irrespeto, el aprecio versus el desprecio. Los valores se clasifican y se jerarquizan. Además, para los efectos de los currículos escolares debemos decir que se aprenden y se "internalizan", es decir, se adquieren por la experiencia, pero se concientizan cuando se aprenden por la conducta. Esto permite proporcionar la primera regla para la educación de los valores en el contexto escolar: deben irse "internalizando", en el proceso de la enseñanza a medida que el niño, el adolescente o adulto los "experimenta en su propia vida". Por ejemplo, el amor versus el desamor, la seguridad versus la inseguridad. No se puede hablar de valores de una forma teórica, sin un contexto, sino a partir de situaciones de la vida real. De allí se desprende una segunda regla: "la concientización" de los valores debe partir de la consideración del "yo" para llegar al "nosotros" en la medida en que el desarrollo evolutivo de la persona lo exija. Aquí se hace necesario destacar que el aprecio por sí mismo, natural en todo ser humano, debe educarse como un valor a partir del auto respeto. El que aprende a respetarse a sí mismo e internaliza este valor, crea las bases para su éxito en la vida. La tercera regla para propiciar la internalización de los valores es la de lograr una paulatina identificación del "yo" con el mundo exterior, de manera tal que pueda ser entendida por el educando en la medida en que sus experiencias le vayan planteando interrogantes. Así por ejemplo, en el niño, el proceso de socialización primario se presenta al descubrir el egoísmo frente al altruismo, el amor frente al desamor. La cuarta regla es la búsqueda del aprecio de los valores positivos en contraposición a los antivalores. En este sentido, se hace necesario sensibilizar al educando para que diferencie unos de otros y para que manifieste, en su comportamiento, que ha comprendido el poder

creativo de los primeros frente al poder destructivo de los segundos. La quinta regla es complemento de la segunda, pretende lograr el hábito de la reflexión sobre la importancia que los valores tienen en nuestra propia existencia al condicionar, estimular o entorpecer los propósitos que nos proponemos como metas que deben desarrollarse en los educandos. Por lo antes expuesto, se precisan algunas orientaciones que pueden facilitar la planificación escolar: 1. Un estudio y análisis del contexto socio - cultural en el cual se ubica la escuela, en forma tal que el educador pueda señalar los valores que orientarán el diseño de los proyectos de plantel y de aula. 2. Una racionalización y jerarquización de los valores con los cuales puedan establecerse relaciones sin desvirtuar el objetivo propio de cada área. Así, por ejemplo, el trabajo en equipo es ocasión oportuna para atender en cada una de ellas, valores relacionados con el respeto a las ideas ajenas, la solidaridad, la disciplina... 3. Los valores se irán consolidando progresivamente. En una primera fase se enfatizará en los valores personales, sin descuidar los valores sociales y los que corresponden a la identidad nacional. Estos últimos se internalizarán y racionalizarán en fases sucesivas. La escuela debe ser el complemento del hogar, el lugar donde se contribuye de manera sistemática a formar el aprecio por los valores. Cuando las condiciones familiares del niño no sean favorables, la responsabilidad de la escuela aumenta considerablemente. En cualquier caso, la escuela debe ser inteligentemente dirigida, celosamente cuidada y meticulosamente evaluada. El niño viene a la escuela desde su hogar, pero vive inmerso en una sociedad que lo condiciona implacablemente, por lo que el aula y el ambiente escolar deben permitirle lograr dos cosas: (a) Un ambiente donde pueda tener sosiego para sistematizar sus conocimientos, analizar sus conductas, meditar sobre sus exigencias, apreciar sus valores y formular comparaciones y opiniones críticas. (b) Una colectividad escolar que sea ejemplar en todas sus manifestaciones pero esencialmente en la conducta de sus directivos y docentes, de sus administrativos y obreros, y que ello se manifieste en su apariencia física externa, en su organización interna y en la armonía de sus relaciones humanas tanto dentro de la escuela como fuera de ella. Los valores que se proponen en la reforma curricular atienden al contexto sociocultural venezolano y fundamentalmente a los consagrados en la Constitución Nacional de la República de Venezuela y en la Ley Orgánica de Educación. Se aspira así lograr la formación integral del estudiante y la continuidad de nuestros valores culturales e históricos, razón primordial de nuestra existencia como país. A continuación se muestran las dimensiones, alcances e indicadores del Eje Transversal Valores

EJE TRANSVERSAL VALORES

DIMENSIONES

ALCANCES

INDICADORES

Respeto por la vida

Aprecie la autoestima y la seguridad en sí mismo como condiciones inherentes a la naturaleza humana. Se acepte y se respete a si mismo para aceptar y respetar a los demás. Respete y cuide su cuerpo mediante hábitos de Autoestima. vida saludable. Respeto por el ambiente. Demuestre una actitud responsable y crítica Biofísico y social. frente a la incitación al consumo de sustancias Hábitos de vida saludable. que ponen en peligro la vida. Espíritu comunitario. Aprecie y respete los recursos que brinda la naturaleza. Sea sensible ante los problemas sociales y económicos que afectan la calidad de vida de los seres humanos. Sea autónomo en su actuación. Emita juicios críticos. Autonomía en la actuación. Demuestre ser auténtico como persona. Pensamiento crítico. Manifieste seguridad al formular opiniones. Capacidad de decisión. Acepten las críticas que le hacen. Capacidad para evaluar. Sea justo al evaluarse y evaluar a los demás. Autenticidad personal. Demuestre capacidades para tomar decisiones. Sea sensible ante el dolor ajeno y problemas de la comunidad. Actitud cooperativa. Colabore en las tareas propias de su entorno y de Sensibilidad social. su hogar. Conservación del ambiente. Colabore en la conservación del ecosistema. Responsabilidad en el trabajo. Manifieste espíritu cooperativo en la realización de trabajos en grupo. Coopere en el logro de objetivos comunes. Respete las normas sociales, las leyes y las ideas Tolerancia. ajenas. Trabajo Respete la diversidad. Actitud Exprese capacidad para el diálogo en la Respeto a resolución de conflictos. Respeto a Respete a los mayores y minusválidos. Amor por Manifieste sentimientos de amor hacia la naturaleza y a los seres humanos de su entorno y de la sociedad en la cual vive.

Libertad

Solidaridad

Convivencia

de las las sus

cooperativo. diálogo. normas. personas. semejantes.

Honestidad

Valore la honradez como norma de vida. Manifieste coherencia entre lo que dice y lo que hace. Honradez. Sea sincero consigo mismo y con los demás. Sinceridad. Sea responsable ante los compromisos contraídos Responsabilidad. en la escuela, en la familia, en la comunidad. Cumplimiento. Cumpla con las tareas asignadas en el hogar, la escuela y la comunidad. Valore las tradiciones y costumbres de su comunidad, de su región y de su país. Exprese interés por conocer los recursos naturales propios de su comunidad, de su región y de su país. Aprecie las manifestaciones Amor a la Patria. artísticas de su comunidad, de su región y de su Orgullo de ser venezolano. país. Identificación con su país . Reconozca la importancia de los personajes Identificación con su región. históricos que han contribuido al crecimiento y Identificación con su comunidad. fortalecimiento de nuestra identidad. Reconozca la importancia de las personas que contribuyen al desarrollo de Venezuela y a su proyección en el exterior. Demuestre constancia para lograr el éxito en la actividad emprendida. Constancia. Demuestra capacidad para superar dificultades. Superación Valore la perseverancia de nuestros Libertadores para lograr la emancipación de Venezuela.

Identidad Nacional

Perseverancia

de

dificultades.

EJE TRANSVERSAL TRABAJO

El trabajo debe concebirse como parte de la vida del hombre. Es la expresión pura del hacer, ya que mediante la acción se identifica con lo que él hace o produce y participa, además, en el entorno donde vive. En Venezuela, es necesario implantar un nuevo paradigma de trabajo que permita considerarlo como actividad humana la cual exige el ejercicio de las mejores virtudes de la persona. Desde esta perspectiva, se incorpora en el Diseño Curricular del Nivel de Educación Básica el Eje Transversal Trabajo, con el fin de lograr en el estudiante una formación integral fundamentada en el hacer, inspirada en los valores democráticos básicos necesarios para la vida, gestores del bien común y de una convivencia que le permita la participación activa y solidaria en la sociedad a la cual pertenece. El enfoque del Trabajo, como eje transversal, debe estar presente en todas las áreas académicas que integran el currículo de la Primera Etapa del Nivel de Educación Básica, en

la cual se hace énfasis en la Valoración del Trabajo, la exploración y orientación vocacional. En tal sentido, el trabajo en la escuela debe estar vinculado con la realidad, sin constituirse en un simple apéndice de contenidos teóricos. Las experiencias de trabajo que se incorporen en el currículo, deben tener un propósito de exploración de habilidades e intereses y de aplicación en la comunidad que circunda al estudiante, tomando como base los conocimientos de la ciencia y la tecnología. La calidad de la escuela está ligada íntimamente con la calidad de la pedagogía que la misma propone. Cuando se dice que toda educación debe estar imbuida del trabajo, se está afirmando que el trabajo es el lugar, el espacio, el contexto donde ha de desenvolverse la práctica educativa. A aprender se aprende haciendo, observando, probando, manipulando, construyendo, recreando. Así, las aulas se transforman en talleres y todas las actividades tienen la intencionalidad de producir algo significativo y útil. Se fortalece así, la creatividad, participación, curiosidad, responsabilidad comunitaria, el interés por la obra bien elaborada y el servicio. Valores que el estudiante debe vivir y disfrutar en el contexto educativo. La preparación hacia el trabajo implica elevar la capacidad para comprender y aplicar nuevos conocimientos; esto es una condición que garantiza la calidad de vida, de esta manera se puede transformar el concepto de trabajo - producto de la herencia cultural- que el venezolano tiene en la actualidad (Uslar Pietri, 1995). Sólo se aprende a trabajar trabajando. Por lo tanto, es de urgente necesidad "enseñar a aprender", "enseñar a ser" y "enseñar a hacer". Una adecuada educación hacia el trabajo induce a aprovechar bien el tiempo, a ser disciplinado, responsable y organizado, a trabajar cooperativamente, resolver creativamente los problemas, seguir instrucciones y procesos, buscar calidad del producto, valorar al trabajador y reconocer que el trabajo debe estar siempre al servicio de la persona humana. Cabe destacar que la Educación Básica es un nivel de educación general, por lo tanto, no puede ni debe tender a formar mano de obra específica para puestos de trabajo, ya que su prioridad está en el desarrollo integral del ciudadano vinculándolo al mundo del trabajo a través de la escuela. (Rodríguez, 1995). Sin embargo, la experiencia de trabajo real es necesaria para que los estudiantes posteriormente sepan desenvolverse en la sociedad y puedan comprender las relaciones sociales (Schwartz, 1986). Por eso, es preciso integrar los contenidos teóricos con los de la vida cotidiana. La Educación para el Trabajo "implica y exige la realización de experimentos para comprobar lo que se dice, la demostración en el terreno, la aplicación de los conocimientos teóricos a la solución de los problemas de la realidad, la observación directa, la manipulación de instrumentos, la vivencia directa de las situaciones, la participación en el trabajo de organización y funcionamiento de la escuela, la familia y el aula" (Rodríguez, 1995 p. 303). De acuerdo con las ideas de esta autora, el Eje Transversal Trabajo aspira que el educando valore el trabajo como actividad que dignifica al hombre, aprecie sus ventajas al aplicar los

conocimientos científicos y tecnológicos para mejorar su calidad de vida, defienda el trabajo cooperativo como un paso para el autoabastecimiento y vea con claridad la relación que existe entre sus intereses habilidades y las oportunidades, educativas y ocupacionales que le ofrece el ambiente social en el cual se desenvuelve. A continuación se muestran los énfasis, las dimensiones, alcances e indicadores del Eje Transversal Trabajo
ÉNFASIS DEL EJE TRANSVERSAL TRABAJO EN LA PRIMERA ETAPA

En esta etapa los aprendizajes presentan un alto nivel de interrelación entre las diferentes actividades dirigidas a la satisfacción de necesidades. Formación de hábitos, actitudes cuidado personal y autoestima. Manipula materiales equipos, herramientas y otros instrumentos para la realización de trabajos creativos. Mantiene y organiza útiles y trabajos escolares Adquiere conocimientos en procesos elementales de trabajo y uso de materias primas
EJE TRANSVERSAL TRABAJO

DIMENSIONES

ALCANCES

INDICADORES

Valoración del trabajo

Valore el trabajo del entorno familiar, escolar y comunitario. Valore la perspectiva laboral de los padres Familia y trabajo. que integran la comunidad escolar. Entorno escolar y comunitario. Valore las ventajas del trabajo cooperativo Trabajo cooperativo y solidario. para adquirir y producir conocimientos. Satisfacción del trabajo. Vivencie la satisfacción del trabajo y el deber cumplido. Reconozca el "hacer" como la manera de experimentar, aplicar y comprobar lo que se dice, (aprende haciendo). Estimule su capacidad creadora como factor importante para la reconstrucción del país. Planificación del trabajo. Transfiera los conocimientos teóricos y Trabajo en equipo. prácticos ejecutando procesos básicos de Capacidad creadora. trabajo (medir, cortar, trazar, pesar, untar) en Satisfacción de necesidades. la solución de problemas y satisfacción de Mejoras en la calidad de la vida. necesidades. Asuma el trabajo como medio para lograr mejoras en las condiciones personales de vida en el contexto escolar, familiar y comunitario. Reconozca la presencia del trabajo en todas Vinculación de la teoría con la

Calidad y productividad

Labores y ocupaciones

las actividades humanas. Vincule la teoría con la práctica en la adquisición y comprensión del conocimiento práctica (aprende haciendo). Interrelación del pensamiento y la Interrelacione el pensamiento y la acción, la acción. teoría y la experiencia, el trabajo manual con Perspectivas laborales. el intelectual en todas las áreas del saber. Analice, desde sus propias inclinaciones, las diversas posibilidades laborales que le ofrece el contexto comunitario. Trabajo y compromiso social. Visión de la realidad laboral e Ejerza el derecho a la libertad y a la Sistematización de tareas. industrial del país. autonomía sobre la base de las aptitudes que Derecho a la libertad y a la lo caracterizan como persona. autonomía. Busque significación a lo que hace y aprende.

FUNDAMENTACIÓN DEL DISEÑO CURRICULAR DEL NIVEL DE EDUCACIÓN BÁSICA
Bases conceptuales: Filosófica, Sociológica, Psicológica y Pedagógica. (Discurso Explicativo). El Ministerio de Educación, a partir del análisis del hecho cultural (valores y funciones sociales), identifica la multidimensionalidad de factores que lo influyen y se manifiestan en indicadores como: bajos índices de inserción y permanencia del niño en el sistema educativo, bajo rendimiento escolar con pocas competencias en comprensión de la lengua escrita y cálculo, con escasa pertinencia de la educación. Socialmente estos indicadores están vinculados con desnutrición, incorporación prematura del niño al mercado laboral sin preparación alguna, subempleo, explotación al menor, transgresión social, situación económica, desadaptación a la escuela por exceso de contenidos programáticos. Desintegración del conocimiento. A partir del análisis del hecho cultural, el Ministerio de Educación determina la política educativa, sus valores y fines, los cuales apuntan a la innovación de las dimensiones del aprender a ser-conocer-hacer-vivir juntos, como a continuación queda expresado: * Promover el pleno desarrollo de la personalidad de los ciudadanos, tanto en su sentido individual como social, para que sean capaces de convivir en una sociedad pluralista. Tal capacitación les permitirá contribuir a la integración y a la solidaridad, enfrentando las tendencias a la fragmentación y a la segmentación sociales. * Propiciar el dominio de los códigos en los cuales circula la información socialmente

necesaria y formar a las personas en los valores, principios éticos y habilidades para desempeñarse en los diferentes ámbitos de la vida social. * Formar a las personas para que puedan responder a los nuevos requerimientos del proceso productivo y a las formas de organización del trabajo que resulta de la revolución tecnológica. * Desarrollar capacidades de anticipación del futuro y de actualización permanente para seleccionar información, para orientarse frente a los cambios, para generar nuevos cambios, para asumir con creatividad el abordaje y la resolución de los problemas. BASE FILOSÓFICA En las dimensiones del aprender a: Ser-Conocer-Hacer-Vivir juntos. Ser: Único con espacio propio, el cual comparte en el cosmos, donde prevalecen valor y espíritu en una estrecha vinculación, cuyo centro activo es la persona. El espíritu: Principio que hace del hombre un ser, que muestra una serie de cualidades que lo identifican:

- Intuye espontáneamente tanto las esencias como también el espacio y tiempo al ejecutar movimientos y acciones. - Piensa, tiene conciencia de sí y del mundo, analiza las ideas, comprende que puede convertir las cosas, entre ellas a sí mismo en objeto de su conocimiento. - Exhibe una conducta motivada que le lleva a plantearse metas y lograr lo que se propone. Entiende que puede contar consigo mismo y con toda su organización física y psíquica. - Se percata de que su emocionalidad y voluntad le permite hacer transferencias hacia la aceptación, el amor y la bondad hacia otro ser, humanizando así la convivencia. El poseer voluntad le hace capaz de actuar con disposición tanto para impulsar dinámicas sociales transformadoras, ejerciendo su derecho a la libertad de participar en la búsqueda de nuevas formas de vida, como para inhibir su conducta. Conocer: La simple transmisión de conocimientos es insuficiente para aprehender la

verdad. Para llegar a ella la ciencia no se basta a sí misma pues requiere de la formación espiritual del hombre (que piensa, analiza, intuye y comprende la modificabilidad de las cosas). Para ir hacia la construcción de ese conocimiento desde la perspectiva de un enfoque ecológico, este plantea la sustitución del análisis sistemático de las actividades cognitivas (que sólo permite abordar el conocimiento con el uso de inferencias formales y términos de enunciados que utilizan sólo un conjunto de conceptos). Los seguidores del enfoque ecológico proponen un análisis poblacional y sistemático de las actividades cognitivas, que obliga a desprenderse de todo dogma y aceptar que las ideas de cualquier tipo forman poblaciones conceptuales en desarrollo histórico, tanto en el ámbito colectivo como individual y por consiguiente deben analizarse todos los contenidos antes de asumir una posición. Esta posición está asociada con actitudes inflexibles que muestran algunas personas al abordar un problema en situaciones experienciales nuevas, negando que si el conocimiento cambia, los criterios de evaluación también lo harán. Para Morín un conocimiento complejo, sea éste científico, filosófico, práctico o artístico, debe ser evaluado a partir de la conjunción entre teoría y método (queda entendida en esta interrelación la aplicación). El método para construir el conocimiento retorna la relatividad de la verdad afirmando que el mundo, sus problemas y la naturaleza cambian y con ellos el conocimiento humano. La realidad nunca está separada de este conocimiento, es una experiencia de transición que cambia continuamente. El ser parte de un universo dinámico en constante cambio, lleva a formular el conocimiento en términos de probabilidad. Los pragmáticos sugieren la comprobación de toda afirmación considerada verdadera a través de la experiencia empírica como también por la prueba pública, transformar la ciencia con el perfeccionamiento de los métodos de investigación y de la formación de conceptos. Bacon propone la duda, no como fin en sí misma, sino como medio para hallar la verdad con mayor probabilidad. En el mismo sentido y con relación a los valores, el hombre responsable de la verdad del conocimiento también lo es de los valores, los cuales deben ser sometidos al consenso, pues no siempre existen principios absolutos que los respalden. Al cambiar la cultura los valores también lo hacen. No significa que la moralidad fluctúe, sino que ningún precepto axiológico puede ser considerado de validez universal sin haber sido sometido al análisis. La ética, para resolver la cuestión, propone utilizar un criterio de buena conducta "Lo bueno debe serlo para la sociedad". La escuela debe enseñar una nueva fundamentación moral como solución a los problemas sociales. Adquirir su autonomía y trabajar por proyectos flexibles que relacionen los contenidos con la realidad y estén sujetos a una evaluación continua. Hacer: Con el surgimiento del reconstruccionismo como movimiento de reforma general hacia un sistema de democracia más operativa, se genera una reacción en contra de la educación tradicional.

Afloran divergencias presentes entre sus representantes, pero esto no les impide coincidir en tres aspectos negativos en la formación del alumno: El docente autoritario (que impone su verdad), el aprendizaje pasivo (que considera al alumno un recipiente vacío) y el enfoque de cuatro paredes (que limita el contacto del estudiante con el ambiente y la realidad de su entorno social). En respuesta a esto proponen una educación significativa. La escuela como órgano social, para adecuarse a las nuevas exigencias de la sociedad postmoderna, debe asumir el reto colaborando con la familia y la comunidad

La familia es el primer agente socializador. Su influencia y responsabilidad permanecen más allá del ingreso del alumno a la escuela. La familia genera dinámicas internas que se reflejan en comportamientos (autoestima, tolerancia, comprensión, cooperación) que influyen en la actuación del alumno en la escuela. En síntesis es en el seno de la familia donde se desencadena el proceso de descubrimiento del otro. La humanización, concebida como crecimiento interior del individuo en el punto donde se cruzan libertad y responsabilidad (UNESCO).La escuela fortalece continuamente este proceso. Currículo: Debe ser flexible, centrado en el alumno y en su contexto sociocultural, tomar en cuenta sus necesidades, intereses y aspiraciones, y a partir de esta descripción seleccionar los contenidos, para integrarlos vertical y horizontalmente y dinamizar el proceso a través de los ejes transversales (lenguaje, desarrollo del pensamiento, valores y trabajo) a través del consenso y la negociación. Método: activo, flexible y reflexivo, basado en la libertad democrática, que le permite al alumno expresarse libremente, disentir, investigar (teniendo presente siempre que comparte su espacio en el cosmos). Experiencia práctica-comprensión científica.

Ir al ambiente y la realidad de su entorno social. Anticiparse al futuro planificando antes de actuar.

La evaluación dentro de una dinámica constructivista debe significar un cambio en el "qué", "para qué", "cuándo" y "cómo evaluar". Con relación al "qué", evaluar procesos en la construcción del conocimiento, condiciones presentes para esa construcción, papel de mediador en ese proceso (docente-familia). "Para qué" para atender las condiciones cuando interfiere en el aprendizaje y para facilitar nuevas construcciones. "Cuándo" en todo momento de interacción constructiva tanto dentro del aula como fuera de ella. "Cómo" observando, determinando si las respuestas se repiten, si obedecen a una situación especial (particular) que la genera (desequilibrios sociales, situación de enfermedad, influencia no prevista). Registrando en la carpeta del alumno cada evento del proceso y determinando las relaciones causales observadas, tanto positivas como negativas, en las dimensiones del aprender a ser, conocer, hacer, vivir juntos. La evaluación dejará de ser un instrumento de castigo, para convertirse en estimulo, reconocimiento, regocijo y motivación a la convivencia. Debe comunicarse para despertar la conciencia, el compromiso y voluntad para participar más activamente en los proyectos individuales y colectivos. De esta manera, la relación humana docente-alumno genera un despertar ético (frente a una realidad que muestra diversidad) que los fortalece. Mediante interacciones constructivas en el contexto socio-cultural, el docente va interviniendo cooperativa y socialmente.

BASE SOCIOLÓGICA En el ámbito mundial, el sistema capitalista ha venido desarrollando un proceso de cambio

social, económico y político denominado globalización que, fuertemente influido por los avances tecnológicos, demanda de las sociedades amplia productividad en el área de la generación de conocimientos y su aplicación y difusión. Sin ignorar los peligros que tal concepción encierra, ya que pareciese tender a la creación de una sociedad internacional homogénea que amenaza la identidad cultural (Cordiplan), ella nos lleva a plantearnos la necesidad de construir la Sociedad del Conocimiento, que nos obliga a asumir retos a cumplir en corto plazo, so pena de quedarnos anclados en la crisis que hoy vivimos. En la Sociedad del Conocimiento la competitividad de un país, en el ámbito mundial, estará marcada por el uso inteligente de la información, la construcción del conocimiento y la capacidad de difusión de éstos. Vista así, la sociedad deberá ser una sociedad educadora que genere en sus integrantes el aprendizaje permanente. La formación de las nuevas generaciones es un problema en el cual, si bien el Ministerio de Educación tiene la trascendente tarea y responsabilidad de orientar, no es el único agente que sustenta ese compromiso. El bombardeo informativo y valorativo que el niño recibe fuera de la escuela puede ser tanto o más importante y trascendente que el mensaje escolar; todo ello obliga a redefinir la relación del Sistema Educativo con la comunidad organizada, con los sectores productivos y, particularmente, con otros agentes socializadores como la familia, los medios de comunicación y la iglesia. En definitiva la escuela debe, por una parte abrirse a los requerimientos del medio y, por la otra coordinar sus esfuerzos con otros agentes sociales a fin de orientarlos bajo principios que sean lo más coherente posible. Ya que se contempla el enfoque de Vygotski como una de las fuentes teóricas de la reforma se verá que lo social impregna profundamente las fundamentaciones en lo filosófico, psicológico y pedagógico, expresándose allí elementos sociológicos fundamentales para la nueva propuesta educativa BASE PSICOLÓGICA Para entender el hecho educativo es imprescindible realizar un abordaje multidisciplinario, debido a la complejidad que presenta. La psicología es una de las ciencias que debe dar su aporte para comprender el fenómeno ya que ella puede explicar los procesos de desarrollo y de aprendizaje de los alumnos. El marco de referencia psicológico que sirve de base al nuevo currículo de Educación Básica es el constructivismo, debido a que permite incluir los aportes de diversas teorías psicológicas que participan de muchos principios comunes. Básicamente el constructivismo postula que toda persona construye su propio conocimiento, tomando de su ambiente los elementos que su estructura cognoscitiva sea capaz de asimilar. Ante una misma situación diversos sujetos van a construir conocimientos diferentes. Esto se explica porque su experiencia y conocimientos previos son también diferentes. El mismo principio de construcción es válido pana el afectivo, es así cómo, mediante

interacciones constructivas con objetos de su medio, pero sobre todo con otras personas, el alumno se va desarrollando como un ser autónomo, moral, social e intelectual. Este proceso de interacción de los seres humanos con su entorno va a estar mediatizado, desde que nace, por la cultura; y esta mediación va a permitir, tal como lo afirma Vygotski, el desarrollo de los procesos psicológicos superiores que caracterizan la especie: Pensamiento, Memoria, Lenguaje, Anticipación del futuro, entre otros. El sistema educativo tiene a su cargo la educación formal de los ciudadanos. Ello implica una acción intencional que está dirigida al desarrollo de los educandos. Esto, debe basarse en el desarrollo que ya poseen los alumnos, puesto que el conocimiento se construye en forma progresiva, mediante un juego incesante de procesos de asimilación de elementos del medio externo y de acomodación de las estructuras cognitivas (Piaget). El alumno, en un determinado momento, tendrá la capacidad de ejecutar tareas, dar respuestas o solucionar problemas por sí mismo, sin ningún tipo de ayuda; ello representa su zona de desarrollo real. Sin embargo, podrá alcanzar, con ayuda de un adulto, un compañero o un grupo de compañeros más avanzados, una serie de conductas que no podría manifestar sin esa ayuda. Este espacio de acción es denominado por Vygotski "Zona de desarrollo próximo potencial" El concepto anterior es de mucha importancia, pues concede al docente un rol protagónico en el proceso enseñanza-aprendizaje. El docente es la persona encargada de organizar el ambiente educativo para que los alumnos construyan su conocimiento y es, a la vez, el mediador de sus aprendizajes. Siendo uno de los objetivos primordiales del nuevo currículo el educar para la vida (Odremán), los ambientes educativos deben presentar semejanza con la vida y no estar desconectados y serles extraños. Para tener conexión con las vivencias diarias del alumno fuera de la escuela, es imprescindible que la familia y la comunidad interactúen con la institución escolar, lo cual se ve favorecido por la posibilidad que brindan los proyectos de plantel y los proyectos de aula. Estos permitirán al alumno vincularse con su historia, su espacio, su gente, en fin, con su cultura y con ello plantear la base para alcanzar su dignidad (Esté) y que sus aprendizajes sean significativos (Ausubel). La psicología puede aportar a la educación una serie de conocimientos. Entre ellos, el desarrollo evolutivo de la persona que transita la primera etapa de la Educación Básica es de los más relevantes. Ese desarrollo se contempla a continuación, aclarando que si bien se exponen por separado el desarrollo cognitivo, el del lenguaje y el socio - afectivo - moral, se da por descontado que el desarrollo humano es un proceso global donde las diferentes áreas se desenvuelven simultáneamente y se influyen mutuamente para dar como resultado la personalidad de un individuo. Se considera que la teoría Piagetiana aporta el modelo más consistente, epistemológicamente, para explicar el desarrollo intelectual; por ello, constituirá la base en lo que respecta a la explicación de este proceso. Para Piaget, cinco grupos de factores, mediante una intrincada interacción entre ellos, van a dar cuenta del desarrollo de las estructuras cognoscitivas.

Como se aprecia en el siguiente gráfico, el factor equilibración regula los otros factores. Es así como el conocimiento social, el lógico y el infralógico se desarrollan mediante regulación interna, pautada por la biología y la psicología del sujeto, en interacción constructiva con personas y objetos de su medio, que junto con la familia, constituye los principales espacios de transmisión e interacción social.

ESTRUCTURA COGNOSCITIVA AFECTIVA En relación con la construcción de conocimientos Vygotski hace una distinción entre los conceptos científicos y espontáneos. Estos últimos se originan en la actividad cotidiana, mientras que los primeros surgirán de la actividad estructurada que se propicia en la escuela y que se caracteriza por una organización sistemática y lógica. Este aprendizaje científico promoverá el desarrollo cognitivo ejerciendo una influencia recíproca sobre la cognición cotidiana. El papel principal en este proceso lo jugará el docente quien ejercerá como

mediador, propiciando situaciones de interacción entre su persona y los alumnos, o de los alumnos entre sí. La mediación que el docente ejerza en esta primera etapa debe tomar en cuenta los ejes transversales del nuevo currículo de Educación Básica, sin descuidar la diversidad cultural de los alumnos que pueblan el sistema educativo tratando de trabajar en todo momento con materiales concretos y con explicaciones verbales (lenguaje) que lleven al alumno a la simbolización y ulterior abstracción de su propia experiencia, para propiciar el pensamiento. Muchos niños ingresarán con un pensamiento donde la lógica concreta imperará, pero otros muchos provenientes de los estratos más desfavorecidos del sistema social, sólo contarán con un pensamiento prelógico característico del niño en el período preoperatorio. Una educación que propicie ambientes educativos, con situaciones concretas, que abra zonas colectivas de desarrollo próximos que faciliten la cooperación cono elemento social que favorezca el desarrollo moral y la capacidad de colocarse en el lugar de otro, que aproveche los errores para generar conflictos sociocognitivos y el uso de diversas herramientas mediadoras que faciliten el pensamiento lógico y crítico, en síntesis, una educación del alumno para la vida democrática que el país requiere. DESARROLLO LINGÜÍSTICO COMUNICATIVO El lenguaje como función psíquica superior sirve de comunicación y favorece la comprensión de la personalidad del individuo, la apropiación de los valores culturales, sociales y morales de su cultura tanto externa como interna. Cuando se habla del lenguaje se incluyen todas sus formas de expresión: - Lenguaje oral (comprensivo y expresivo). - Lenguaje escrito (lectura y escritura). - Lenguaje gestual. Para estudiar el lenguaje es necesario plantearlo en correlación con lo biológico, lo social, lo cultural y lo histórico. Por tanto, la perspectiva del lenguaje y su construcción por parte del alumno debe considerarse en una doble vertiente, evolutiva e histórico - cultural, especialmente hoy cuando los nuevos enfoques de la enseñanza del lenguaje persiguen prioritariamente el incluir al alumno en su mundo cultural de valores y saber vivir, gracias a la creación de nuevas herramientas cognoscitivas y culturales y de nuevos medios y sistemas simbólicos de comunicación El nuevo currículo de Educación Básica expresa claramente la importancia del lenguaje cuando lo incorpora como uno de los ejes transversales. El lenguaje es un proceso cognoscitivo, plenamente influido por lo afectivo, el cual se evidencia en cualquier actividad escolar donde alumno-docente, alumno-alumno interactúan. Para contemplar este eje curricular, el docente debe considerar la diversidad que presentan los alumnos en relación con su competencia lingüística y comunicativa, no entienden un mensaje de la misma manera, ya que los significados están relacionados con su experiencia previa.

Considerar el lenguaje como un eje fundamental de estudio en la Educación Básica, también tiene que ver con el lenguaje como medio de aprendizaje, o lo que es lo mismo, con el uso cognitivo del lenguaje, la escuela debería reflexionar sobre su rol en el aula y la forma cómo el maestro facilita a través del significado el objeto del conocimiento que presenta a sus alumnos. Si se toma en cuenta cómo a través de los significados el discurso docente supone la enseñanza de cualquier objeto, cuya identidad de los procesos cognitivos de referencia serían la clave del aprendizaje en el desarrollo lingüístico comunicativo. Una atención especial del uso cognitivo tiene que ver con las paradojas de la comunicación en el aula, ya que a través de la intersubjetividad comunicativa, el docente debe tener acceso a las diferentes aperturas lingüísticas (tanto de él como de sus alumnos), sin descuidar la diversidad, pues no debe olvidarse que los códigos lingüísticos muchas veces dinamizan la exclusión y deserción escolar. El uso que el docente haga del lenguaje deberá garantizar la objetividad de la experiencia de todos y cada uno. DESARROLLO SOCIO-AFECTIVO Y MORAL El hecho educativo tiene entre uno de sus objetivos la optimización de las condiciones individuales (del alumno) y sociales (del entorno) para facilitar: en primer término, el desarrollo del conocimiento social que implica conocer y comprender el mundo de los otros y el funcionamiento de la sociedad; en segundo término, la construcción de las nociones tales como valores, normas, creencias y costumbres, que permitan representar lo que es justo o injusto, bueno o malo, correcto o incorrecto, lo que perjudica o beneficia a los otros. La adquisición de estas nociones corresponden a lo que autores como Piaget, Kohlberg y otros han llamado juicio o razonamiento moral. El conocimiento social y el juicio o razonamiento moral, son representaciones que el alumno construye en un proceso interactivo con el mundo social que se conoce con el nombre de desarrollo social y moral. El conocimiento social es el área de estudio del ser humano que busca explicar cuándo empieza y cómo se adquiere el conocimiento de los otros como individuos que poseen sentimientos, deseos, estados de ánimo, etc., y el de nosotros mismos en diferenciación con los otros; el conocimiento de las relaciones sociales, bases de conceptos como la amistad, autoridad conflictos, y por último el funcionamiento de los grupos e instituciones sociales tales como la familia, la escuela, la comunidad, el país, las naciones, los cuales contribuyen a la formación de la conducta como ciudadanos. El ser humano es fundamentalmente un individuo social en su origen y en su función. El alumno nace con un organismo biológicamente preparado para su adaptación al medio físico, pero su supervivencia sería imposible sin el concurso de los adultos y de su grupo social. Investigaciones recientes han demostrado que el cariño, la compañía, la actividad lúdica, el vínculo afectivo, son tan importantes para el desarrollo humano como la alimentación.

El niño como ser social, nace con disposiciones para establecer vínculos sociales. Esta capacidad explica el hecho de que a lo largo de la evolución se hayan seleccionado conductas convenientes para la socialización de los individuos, como son las relaciones afectivas entre padres e hijos, entre los pares, así como las conductas para pedir ayuda, los gestos comunicativos, la sonrisa, el interés por las personas. Esta capacidad social es, a su vez, aprovechada por el grupo para transmitir la cultura acumulada en el desarrollo de la especie: valores, normas, convenciones, roles, lenguaje y contenidos culturales. Existen indicadores que ponen de manifiesto la evolución social desde temprana edad. - La sonrisa social, por ejemplo, es una reacción que se expresa ante las personas que atienden al alumno, por ser éstas fuentes de estimulación visual, táctil, auditiva y afectiva. - El apego, es un vínculo afectivo estrecho que surge con la madre o cuidadora y tiene el valor de permitir la interiorización de las figuras afectivas que proporcionan seguridad. La construcción del mundo que cada cual dispone, está sustentada en buena medida en su noción sobre las figuras de apego: quiénes son, dónde están, qué le garantizan, qué tan accesibles se encuentran. - La angustia de separación ante las personas con las que se han establecido vínculos de apego, en otras palabras vínculos afectivos. Estos hechos unidos al sentido de amistad, empatía, atracción, etc., constituyen elementos importantes en el establecimiento de las relaciones con los otros y en el desarrollo del afecto. El conocimiento social es un proceso racional y afectivo (Piaget y Turiel).El ser humano no sólo es capaz de vivir entre sus compañeros, en su grupo, sino que puede cooperar con otros en la realización de tareas, solidarizarse, armonizar, mantener vínculos sociales con personas que estén alejadas e incluso desconocidas. del desarrollo social y las interacciones hacen posible la asimilación de la cultura y contribuyen significativamente al desarrollo intelectual. Cada sociedad posee sus propias normas acerca de las conductas deseables e indeseables, acerca de las acciones que se pueden considerar buenas o malas. Este conjunto de normas, que toda sociedad transmite generacionalmente como una forma de regular la conducta de sus miembros, es lo que se denomina la moral. Son estas normas convencionales y morales las que el niño debe construir en el proceso de desarrollo moral. Las normas, valores, convenciones, informaciones, son elementos que constituyen modelos o representaciones que el niño va construyendo sobre el mundo social. Una de las primeras cosas que las personas adquieren en su proceso de socialización son las normas o reglas. Los adultos cuidan mucho el enseñar sobre lo que se debe o no se debe hacer y ponen especial atención en inducir pautas. Se anima al niño para que asuma conductas adecuadas o se le reprime su desempeño cuando contraviene normas consideradas justas. Esas regulaciones están estrechamente vinculadas a los valores sociales que orientan hacia

lo que es deseable o no desde el punto de vista social. Los adultos en general (padres, docentes) hacen esfuerzos por ejemplarizar conductas deseables y estimular la imitación. ¿Cómo el alumno va adquiriendo la moralidad a lo largo de su desarrollo?. Este ha sido un tema de estudio de autores como Piaget y Kohlberg; quienes orientaron sus estudios hacia el razonamiento moral, es decir hacia la forma cómo los niños van construyendo el juicio sobre las conductas morales y cómo razonan acerca de ellas. Ambos autores plantean, derivados de sus estudios, la existencia de momentos o etapas en el desarrollo moral. Piaget habla de dos tipos de comportamiento moral: La moral heterónoma, caracterizada por: - El valor de las normas está ligado a las personas que las dictan o imponen. El control de los demás, presión desde afuera. - La obediencia al adulto, quien representa la autoridad. La obediencia a lo establecido. El respeto unilateral. El miedo al castigo. - La justicia retributiva, aquella en la que el individuo es premiado en función de su esfuerzo. - La responsabilidad objetiva, basada en las consecuencias del hecho. La moral autónoma, caracterizada por: - El valor de las normas en función de los demás. Control desde su propio criterio, interno. - La reflexión sobre las normas, puede estar de acuerdo con ellas o no. - La responsabilidad objetiva, basada en las consecuencias del hecho. El respeto mutuo. - La justicia racional basada en la intención, en la reciprocidad. - La responsabilidad objetiva, apoyada en ideas igualitarias. Piaget concede importancia, en el desarrollo moral, al aumento de la descentración que permite entender la posición contraria (perspectiva del otro) y a la cooperación, como aspectos que le permiten al alumno descubrir que la reciprocidad es necesaria para actuar conforme a las reglas, teniendo en consideración que la regla es efectiva, siempre que provenga del consenso. Así, la norma no es entendida como externa y que tiene un origen en una autoridad adulta, sino que constituye el resultado del acuerdo entre individuos y por tanto estará sujeta a modificación, al efecto social. Una educación basada en valores morales que suponen la comprensión y adquisición de conceptos y formas de actuar de acuerdo con valores sociales de responsabilidad, solidaridad, participación, respeto, justicia, deben conducir a un desarrollo de una moral autónoma, que conlleve a una verdadera actitud democrática. Este es el objetivo que se persigue al incluir el eje de valores en el currículo de la escuela básica, a fin fomentar la reflexión permanente sobre situaciones que contribuyan a crear actitudes críticas frente a nuestra realidad.

Desde este eje transversal de valores se deberán fomentar experiencias vinculadas con la realidad social y cultural, en las cuales el niño/a afectivamente se identifica con el otro y asume roles de ayuda, cooperación, aliento, desprendimiento, necesidad de compartir y de aplazar beneficios inmediatos en pro del bienestar del otro, asignar responsabilidades y permitir la toma de decisiones que tengan que ver con lo justo e injusto, lo correcto e incorrecto en relación con los otros. De esta manera, se contribuirá al desarrollo del razonamiento moral y la conducta prosocial. Tanto el juego simbólico, como el juego de reglas, representan escenarios propicios para la adquisición de lo moral. En el juego simbólico se escenifica la escuela, el hogar, el hospital, produciéndose una experiencia o representación de situaciones sociales dadas, en donde el alumno ejerce papeles difíciles y que contribuyen a su adaptación En el juego de reglas, las acciones requieren del concurso de todos, hay que entender la posición contraria para poder participar. Surgen conflictos (socio - cognitivos) y hay que resolverlos, buscar los argumentos más convincentes y más razonables. El grupo ejerce una gran influencia sobre sus componentes (Piaget y Vygotski), siendo un espacio propicio, para la construcción social, que la escuela debería adoptar para facilitar la adquisición de conocimientos sociales y morales. En la construcción del desarrollo moral se hace necesario que el aula y la escuela generen un ambiente de valores compartidos donde el diálogo, la tolerancia, la solidaridad, la ayuda, el ejemplo, permitan el desarrollo de competencias para la vida en comunidad. La inducción, el razonamiento, entre otros recursos, son medios que se prestan para el desarrollo de una autonomía moral y una participación responsable. Toda actividad que implique la interacción, la cooperación de los alumnos entre sí, con sus profesores y con el contexto social, estará contribuyendo al desarrollo de la moral autónoma. Crear situaciones de aprendizaje donde los alumnos se vean en la necesidad de analizar problemas que entrañen conflictos de valores, toma de decisiones, adopción de posiciones que se consideren más justas, el uso de dilemas fundamentados en los trabajos de Kohlberg, ajustándolos al desarrollo del niño y a su propia realidad, estimulan la capacidad del niño de razonar su juicio moral sobre circunstancias problemáticas. BASE PEDAGÓGICA Si se considera una visión pedagógica totalizadora de la educación, puede afirmarse que sus fines o funciones inherentes lo constituyen la adaptación, la socialización y la endoculturización, así como también la creación y transformación cultural y la integración personal como parte de la misión renovadora, innovadora y transformadora que la educación debe cumplir. Estas consideraciones apuntan a la promoción del desarrollo humano como fin último de la educación. Para lograr este desarrollo humano de los agentes involucrados en la educación (alumnodocente-familia-comunidad) es necesario tener una visión clara del hombre o persona en sus dimensiones filosóficas (qué es el hombre, cómo se le concibe), psicológica (cuáles son sus características intelectuales, comunicativas, sociales y morales de acuerdo con su momento evolutivo) y pedagógica (cuáles son las condiciones necesarias para la

construcción de nuevos conocimientos). En lo referente a la dimensión pedagógica, se propone analizar y redimensionar el hecho educativo como un proceso interactivo-constructivo, en el cual la relación docente-alumno y contenido crea condiciones para el encuentro entre el deseo de enseñar del docente y el deseo de aprender del alumno, en un espacio social, cultural e histórico específico. En relación con esto, Sacristán, propone considerar tres elementos fundamentales dentro del currículo: contenidos, docente y alumno, los cuales pueden ser representados en los vértices del triángulo para significar el hecho educativo dentro del cual se desarrolla el proceso de enseñanza-aprendizaje, como queda expresado en el siguiente gráfico.

En el triángulo educativo considerado como el espacio en el cual se realiza la interacción constructiva dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje, se contemplan: la importancia de la vinculación de los programas simplificados y flexibles con la vida diaria, la consideración de los alumnos en su diversidad y unicidad y la formación de un docente en teorías de desarrollo del niño (características intelectuales, comunicativas, sociales y morales), como también en áreas del conocimiento y estrategias pedagógicas que lo conviertan en un conocedor preparado y capaz de atender a los alumnos en las necesidades comunes e individuales de su aprendizaje. La Interacción Constructiva, como criterio pedagógico, concibe la construcción del saber como una relación de los acervos, experiencias, necesidades y subjetividad, que darán como producto una diversidad acompañada y guiada, con voluntad para armar conocimientos en una dirección establecida o propuesta por otros (Esté), para lo cual el docente debe tener un amplio conocimiento de los programas de estudio.

Partiendo de esta interacción constructiva los actores de la escuela promoverán la construcción de su propia identidad en interacción con la comunidad a la cual pertenecen, contando con un diseño curricular legítimo y flexible que responda a las características y necesidades de la comunidad y guíe la acción docente, permitiendo elaborar los proyectos tanto del plantel como del aula, aspectos éstos contemplados en el Proyecto Nacional (Odreman). Las redes de escuelas, la formulación y evaluación de los proyectos pedagógicos de plantel y los proyectos de aula constituyen la concreción del proyecto Educativo Nacional lo cual dinamizará permanentemente la vida de las escuelas y generará un proceso de acomodación con los proyectos propuestos por el Ministerio de Educación. Por otra parte, dentro de este marco de redimensión del Proyecto Nacional, se hace imprescindible considerar la formación de los actores para abordar los retos e innovaciones que plantea, considerando que la educación debe responder a los cambios sociales. Esta propuesta de diseño curricular implica una serie de condiciones: exige de los actores fundamentales (alumnos y docentes) desarrollar una serie de características; que los contenidos escolares sean concebidos en forma global e integrada y que se incorporen la familia y la comunidad en el hecho educativo. De esta manera, el alumno será un constructor de su aprendizaje producto de las interacciones diversas promovidas tanto en el contexto escolar como fuera de este. Actuará con autonomía y libertad, será participativo y proactivo en el proceso de enseñanza y aprendizaje, será un investigador analítico de los diferentes campos del saber para reconstruir los esquemas que posee en las diferentes áreas. En este proceso de aprendizaje se valora el acervo cultural de la comunidad y región a la cual pertenece y le servirá de base para enriquecer sus conocimientos, destrezas, valores y normas. El facilitador-mediador desarrolla su capacidad de aprendíz-investigador permanentemente, al interactuar con sus alumnos enriquece sus acervos en las diferentes áreas del conocimiento Para ello se promoverá en el alumno el desarrollo de cuatro habilidades superiores que deberán ser el norte de las actividades diseñadas por los docentes en aula: - El desarrollo de una creatividad que permita al individuo una alta capacidad de abstracción, juicio crítico e imaginación para realizar tareas de diseño. reinterpretación, planeación, formulación de analogías, etc.; una gran capacidad de exploración que contempla el ensayo, el descubrimiento y el aprendizaje por error, que permitan construir nuevos conocimientos; la habilidad de realizar un análisis dinámico a través de la retroalimentación y la reinvención que le permita coexistir con una sociedad en cambio permanentemente; el desarrollo de la comunicación que le permita presentar y escuchar ideas, implicando el desarrollo del trabajo en equipo y la cooperación, constituyen habilidades que serán fomentadas y desarrolladas en nuestros educandos. En relación con los contenidos escolares, estos serán simplificados y flexibles, constituyendo ejes del saber donde docentes y alumnos puedan encontrar respuestas oportunas y convincentes para sus inquietudes. En tal sentido, el Proyecto Educativo Nacional plantea una redimensión del proceso educativo, abordando la acción educativa a

partir de ejes transversales: Lenguaje, Desarrollo del Pensamiento, Valores y Trabajo. Estos ejes profundamente éticos, humanísticos y científicos favorecerán la formación integral de los alumnos para ayudarlos a vivir considerando su momento histórico-cultural, contribuyendo así con el desarrollo de sus capacidades para la construcción autónoma de sus aprendizajes (Odreman), lo que hará la educación más pertinente. Los ejes transversales constituirán temas recurrentes entretejidos en cada una de las áreas del currículo, convirtiéndose entonces en fundamentos para la práctica pedagógica al integrar los campos del ser, saber, hacer y vivir juntos a través de los conceptos, procesos, valores y actitudes que orientan la enseñanza y el aprendizaje La incorporación de los ejes transversales al currículo obliga a una revisión de las estrategias didácticas aplicadas tradicionalmente para el desarrollo de los objetivos, esto requiere del docente una evaluación formativa permanente para conectar las disciplinas presentes en los ejes. Considerar los problemas comunicacionales, laborales, sociales, éticos y morales presentes en su entorno, lo que permitirá abordar al alumno con todas sus circunstancias y concebir el acto educativo como un hecho holístico. Las redes de escuela, los proyectos pedagógicos de plantel y los proyectos de aula constituyen la concreción de este proyecto Educativo Nacional que permitirá dinamizar la vida de las escuelas, formulando y evaluando permanentemente los proyectos propios y la adaptación a los proyectos propuestos por el Ministerio de Educación. Esta propuesta de globalización de las áreas del saber conlleva a una concepción de evaluación centrada en el proceso, con carácter dinámico y formativo, que permita realizar cambios en las actividades de aprendizaje. La evaluación será entonces multidireccional y centrada en el proceso evaluando todos los elementos, relaciones e influencias que permitan el mejoramiento continuo de quienes participan en el proceso de aprendizaje (docente, alumno, materia). De esta forma los actores involucrados (docente y alumnos) participarán en autoevaluaciones, coevaluaciones y heteroevaluaciones con el objeto de lograr el mejoramiento y la calidad de su actuación. Por último, cabe resaltar la importancia de la incorporación de la familia y la comunidad a la vida escolar, ya que los saberes y experiencias vividas en el seno de éstas constituyen los insumos para una práctica escolar arraigada en su contexto social. En tal sentido, se propone una relación constante entre escuela, familia y comunidad que permita una comunicación y apoyo permanente entre estos microsistemas. Estas interacciones brindarán al alumno una educación para la vida, donde los ámbitos social, familiar y escolar tengan un fin común compartido: formarlo para los retos que el futuro imponga. Todo lo expuesto anteriormente supone concebir, en el acto educativo, una relación alumno-docente dentro de un clima de respeto hacia ambos actores del proceso, reconociendo y valorando su individualidad, al concebir el proceso de aprendizaje como un acto globalizador e interdisciplinario, que considera los acervos que ofrecen la familia y la comunidad en las cuales está inmerso. Esta relación promoverá una educación para la libertad, la democracia, la responsabilidad y la autodisciplina, aceptando las particularidades de cada contexto educativo para responder a las exigencias que la vida social cambiante demanda.

Marco Legal
El Currículo Básico Nacional tiene su referente legal fundamentalmente en la Constitución Nacional y en la Ley Orgánica de Educación, las cuales permiten implementar reformas cónsonas con los avances educativos mundiales, en concordancia con las políticas e intereses nacionales y estadales, además se incorporan otras normas o disposiciones legales que por su importancia y correspondencia con los hechos sociales presentes, se hacen pertinentes. En este orden de ideas, la reforma educativa requiere la modificación de normas de rango sublegal para adecuarlas a los componentes curriculares, insertados en un paradigma cualitativo, constructivo, participativo y global; integrado al quehacer del proceso de construcción de conocimientos, especialmente el componente evaluación, el cual requiera mayores modificaciones en la normativa que lo regula. La Ley Orgánica de Educación en el Artículo 21 señala: "La educación básica tiene como finalidad contribuir a la formación integral del educando mediante el desarrollo de sus destrezas y de su capacidad científica, técnica, humanística y artística; cumplir funciones de exploración y de orientación educativa y vocacional e iniciarlos en el aprendizaje de disciplinas y técnicas que le permitan el ejercicio de una función socialmente útil; estimular el deseo de saber y desarrollar la capacidad de ser de cada individuo, de acuerdo con sus aptitudes..."; concepto que en la conformación del Currículo Básico Nacional se amplía. Esta dimensión global e integral de los saberes formales ofrecen una alternativa importante para contextualizar la educación de la población que cursa el Nivel de Educación Básica en un marco ético acorde con la realidad de la sociedad y la cultura venezolana, donde el sujeto sea reivindicado en el ser, privilegiando su capacidad para crear, conocer, hacer y proponer cambios en la estructura de vida actual. La transversalidad le imprime al Nivel la responsabilidad en la dignificación del ser, la cual se consolida en tres etapas subsecuentes. La reforma enfatiza el respeto a los derechos del niño y el fortalecimiento de la conducta democrática y el educar para la vida; sobre la base de un plan de estudio conformado además por ser áreas académicas: Lengua y Literatura, Matemática, Ciencias de la Naturaleza y Tecnología, Ciencias Sociales, Educación Estética, Educación Física y la incorporación de los ejes transversales: Lenguaje, Desarrollo del Pensamiento, Valores y Trabajo: como elementos relevantes en el desarrollo de las áreas; la capacitación de los distintos agentes educativos que participan en el desarrollo de los componentes curriculares y el ejercicio de los proyectos pedagógicos de plantel y de aula. Estas disposiciones se formularán conforme a los requerimientos para la ejecución de los diferentes componentes de la reforma educativa. La reforma educativa se inserta, entonces, en el ordenamiento jurídico venezolano, del cual citamos los cuerpos normativos y dispositivos más relevantes: Constitución de la República de Venezuela Artículo 43 Todos tienen derecho al libre desenvolvimiento de su personalidad, sin más limitaciones que la derivadas del derecho de los demás y del orden público y social.

Artículo 55 La educación es obligatoria en el grado y condiciones que fije la ley. Los padres y representantes son responsables del cumplimiento de este deber, el Estado proveerá los medios para que todos puedan cumplirlo. Artículo 76 Todos tienen derecho a la protección de la salud. Las autoridades velarán por el mantenimiento de la salud pública y proveerán medios de prevención y asistencia a quienes carezcan de ellos. Todos están obligados a someterse a las medidas sanitarias que establezca la ley, dentro de los límites impuestos por el respeto a la persona humana. Artículo 78 Todos tienen derecho a la educación. El Estado creará y sostendrá escuelas, instituciones y servicios suficientemente dotados para asegurar el acceso a la educación y a la cultura, sin más limitaciones que las derivadas de la vocación y de las aptitudes. La educación impartida por los institutos oficiales será gratuita en todos sus ciclos. Sin embargo, la ley podrá establecer excepciones respecto a la enseñanza superior y especial, cuando se trate de personas provistas de medios de fortuna. Artículo 80 La educación tendrá como finalidad el pleno desarrollo de la personalidad, la formación de ciudadanos aptos para la vida y para el ejercicio de la democracia, el fomento de la cultura y el desarrollo del espíritu de solidaridad humana. Artículo 81 La educación estará a cargo de personas de reconocida moralidad y de idoneidad docente comprobada, de acuerdo con la ley. Ley Orgánica de Educación: Artículo 6 Todos tienen derecho a recibir una educación conforme con sus aptitudes y aspiraciones, adecuada a su vocación y dentro de las exigencias del interés nacional o local, sin ningún tipo de discriminación por razón de la raza, del sexo, del credo, la posición económica y social o de cualquier otra naturaleza. El Estado creará y sostendrá instituciones y servicios suficientemente dotados para asegurar el cumplimiento de la obligación que en tal sentido le corresponde, así como los servicios de orientación, asistencia y protección integral al alumno con el fin de garantizar el máximo rendimiento social del sistema educativo y de proporcionar una efectiva igualdad de oportunidades educacionales. Artículo 7 El proceso educativo estará estrechamente vinculado al trabajo, con el fin de armonizar la educación con las actividades productivas propias del desarrollo nacional y regional y deberá crear hábitos de responsabilidad del individuo con la producción y la distribución equitativa de sus resultados. Artículo 9 La Educación será obligatoria en los niveles de educación pre-escolar y de educación básica. La extensión de la obligatoriedad en el nivel de pre-escolar se hará en forma progresiva y coordinándola además, con una adecuada orientación de la familia mediante programas especiales que la capacite para cumplir mejor su función educativa. Artículo 11 Los medios de comunicación social son instrumentos esenciales para el desarrollo del proceso educativo; en consecuencia, aquellos dirigidos por el Estado serán orientados por el Ministerio de Educación y utilizados por éste en la función que le es propia. Los particulares que dirijan o administren estaciones de radiodifusión sonora o

audiovisual están obligados a prestar su cooperación a la tarea educativa y ajustarán su programación para el logro de los fines y objetivos consagrados en la presente Ley. Se prohíbe la publicación y divulgación de impresos u otras formas de comunicación que produzcan terror en los niños, inciten al odio, a la agresividad, la indisciplina, deformen el lenguaje y atenten contra los sanos valores del pueblo venezolano, la moral y las buenas costumbres. Asimismo, la Ley y los reglamentos regularán la propaganda en defensa de la salud mental y física de la población. Artículo 12 Se declaran obligatorios la educación física y el deporte en todos los niveles y modalidades del sistema educativo. El Ejecutivo Nacional promoverá su difusión y práctica en todas las comunidades de la nación y establecerá las peculiaridades y excepciones relativas a los sujetos de la educación especial y de adultos. Artículo 13 Se promoverá la participación de la familia, de la comunidad y de todas las instituciones en el proceso educativo. Artículo 14 El sistema educativo es un conjunto orgánico integrador de políticas y servicios que garanticen la unidad del proceso educativo tanto escolar como extra escolar y su continuidad a lo largo de la vida de la persona mediante un proceso de educación permanente. Artículo 15, numerales: 2.- Se establecerán las conexiones e interrelaciones entre los distintos niveles y modalidades del sistema educativo para facilitar las transferencias y los ajustes requeridos para la incorporación de quienes habiendo interrumpido sus estudios deseen reanudarlos. 3. Se establecerán las condiciones para que el régimen de estudio sea revisado y actualizado periódicamente. 5. Se tomarán en cuenta las peculiaridades regionales del país a fin de facilitar la adaptación de los objetivos y de las normas técnicas y administrativas a las exigencias y necesidades de cada región. 6. - Se establecerán las estructuras necesarias para que la investigación y experimentación sea factores de renovación del proceso educativo. Artículo 16 El sistema educativo venezolano comprende niveles y modalidades. Son niveles: la educación pre-escolar, la educación básica, la educación media diversificada y profesional y la educación superior. Son modalidades del sistema educativo: la educación especial, la educación para las artes, la educación militar, la educación para la formación de ministros del culto, la educación de adultos y la educación extra escolar. El Ejecutivo Nacional queda facultado para adecuar estos niveles y modalidades a las características del desarrollo nacional y regional. Artículo 21 La educación básica tiene como finalidad contribuir a la formación integral del educando mediante el desarrollo de sus destrezas y de su capacidad científica, técnica, humanística y artística; cumplir funciones de exploración y de orientación educativa y vocacional e iniciarlos en el aprendizaje de disciplinas y técnicas que le permitan el

ejercicio de una función socialmente útil; estimular el deseo de saber y desarrollar la capacidad de ser de cada individuo, de acuerdo con sus aptitudes. La educación básica tendrá una duración no menor de nueve años. El Ministerio de Educación organizará en este nivel, cursos artesanales o de oficios que permitan la adecuada capacitación de los alumnos. Artículo 22 La aprobación de la educación básica da derecho al certificado correspondiente. Artículo 32. La educación especial tiene como objetivo atender en forma diferenciada, por métodos y recursos especializados, a aquellas personas cuyas características físicas, intelectuales o emocionales comprobadas sean de tal naturaleza y grado, que les impida adaptarse y progresar a través de los programas diseñados para los diferentes niveles del sistema educativo. Igualmente deberá prestar atención especializada a aquellas personas que posean aptitudes superiores y sean capaces de destacarse en una o más áreas del desenvolvimiento humano. Artículo 33.La educación especial estará orientada hacia el logro del máximo desarrollo del individuo con necesidades especiales, apoyándose más en sus posibilidades que en sus limitaciones y proporcionará la adquisición de habilidades y destrezas que le capaciten para alcanzar la realización de sí mismo y la independencia personal, facilitando su incorporación a la vida de la comunidad y su contribución al progreso general del país. Artículo 36 La educación estética tiene por objeto contribuir al máximo desarrollo de las potencialidades espirituales y culturales de la persona, ampliar sus facultades creadoras y realizar de manera integral su proceso de formación general. Al efecto, atenderá de manera sistemática el desarrollo de la creatividad, la imaginación, la sensibilidad y la capacidad de goce estético mediante el conocimiento y práctica de las artes y el fomento de actividades estéticas en el medio escolar y extra escolar. Asimismo prestará especial atención y orientará a las personas cuya vocación, aptitudes e intereses estén dirigidos al arte y su promoción, asegurándoles la formación para el ejercicio profesional en este campo mediante programas e instituciones de distinto nivel destinados a tales fines. Artículo 37 La educación militar se rige por las disposiciones de leyes especiales, sin perjuicio del cumplimiento de los preceptos que de la presente le sean aplicables. Artículo 39 La educación de adultos está destinada a las personas mayores de quince años que deseen adquirir, ampliar, renovar o perfeccionar sus conocimientos, o cambiar su profesión. Tiene por objeto proporcionar la formación cultural y profesional indispensable que los capacite para la vida social, el trabajo productivo y la prosecución de sus estudios. Artículo 41 En la admisión de alumnos, organización de los cursos, régimen de estudios y en el proceso de evaluación se tomarán en cuenta los conocimientos, destrezas y experiencias, el grado de madurez, las diferencias de intereses y de actividades de los cursantes. La forma de acreditar los conocimientos y experiencias serán objeto de reglamentación especial.

Artículo 44 La educación extra escolar atenderá los requerimientos de la educación permanente. Programas diseñados especialmente proveerán a la población de conocimientos y prácticas que eleven su nivel cultural, artístico y moral y perfeccionen la capacidad para el trabajo. El Estado proporcionará en todos los niveles y modalidades la orientación y los medios para la utilización del tiempo libre. Artículo 45 La educación extra escolar aprovechará todas las facilidades o recursos que para esta clase de educación posean las instituciones docentes públicas o privadas, los talleres libres de arte, las bibliotecas, las instalaciones deportivas y recreacionales, las industrias establecidas y demás posibilidades existentes dentro de las comunidades y utilizará al máximo la potencialidad educativa de los medios de comunicación social. Artículo 49 Son obligatorias las asignaturas vinculadas a los fundamentos de la nacionalidad venezolana, las cuales serán impartidas por ciudadanos venezolanos. Artículo 50 La educación religiosa se impartirá a los alumnos hasta el sexto grado de educación básica, siempre que sus padres o representantes lo soliciten. En este caso se fijarán dos horas semanales dentro del horario escolar. Artículo 51 El Estado prestará atención especial a los indígenas y preservará los valores autóctonos socio culturales de sus comunidades, con el fin de vincularlos a la vida nacional, así como habilitarlos para el cumplimiento de sus deberes y disfrute de sus derechos ciudadanos sin discriminación alguna. A tal fin se crearán los servicios educativos correspondientes. De igual modo, se diseñarán y ejecutarán programas destinados al logro de dichas finalidades. Artículo 53 El Ministerio de Educación establecerá los regímenes de administración educativa aplicables en el medio rural, especialmente en las regiones fronterizas y en las zonas indígenas. Artículo 54 Las entidades públicas cuando sean requeridas, deberán participar en el desarrollo de los planes y programas del Ministerio de Educación para atender exigencias del sistema educativo. Artículo 63 La evaluación, como parte del proceso educativo será continua, integral y cooperativa. Determinará de modo sistemático en qué medidas se han logrado los objetivos educacionales indicados en la presente Ley; deberá apreciar y registrar de manera permanente mediante procedimientos apropiados, el rendimiento del educando, tomando en cuenta los factores que integran su personalidad; valorará asimismo, la actuación del educador y, en general, todos los elementos que constituyen dicho proceso. Artículo 64 El Ejecutivo Nacional establecerá en cada caso las normas y procedimientos que regirán el proceso de evaluación en los diferentes niveles y modalidades del sistema educativo, sin perjuicio de lo dispuesto en esta Ley y en leyes especiales. Reglamento General de la Ley Orgánica de Educación Artículo 19 La educación básica es el segundo nivel obligatorio del sistema educativo. Constituye el nivel siguiente al de educación pre-escolar y previo al nivel de educación

media diversificada y profesional, con los cuales estará articulado curricular y administrativamente. Artículo 20 Para alcanzar los fines de la educación y los del nivel de educación básica, conforme a lo dispuesto en los artículos 3° y 21 de la Ley Orgánica de Educación, respectivamente, dicho nivel comprenderá tres etapas con duración de tres años de escolaridad cada una. Dichas etapas se destinarán a la realización de las actividades pedagógicas que en cada caso determine el Ministerio de Educación. Artículo 21 El nivel de educación básica se cursará preferentemente a partir de los seis años de edad. Aquellos alumnos cuyas aptitudes, madurez y desarrollo se lo permitan, podrán incorporarse antes de la edad señalada y avanzar en los estudios en menor tiempo que el establecido para cursar este nivel, previo el cumplimiento de las exigencias curriculares de las distintas etapas de educación básica, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 32 de la Ley Orgánica de Educación y las regulaciones sobre el régimen de evaluación previsto en el presente Reglamento. Artículo 23 En todos los grados y actividades de educación básica, los órganos de la comunidad educativa atenderán la formación de hábitos y formas de comportamiento de los alumnos, a fin de propiciar un mejor ajuste con su ambiente familiar, social y natural, para fortalecer su formación espiritual. Artículo 52 Los medios de comunicación social contribuirán con el Ministerio de Educación y demás organismos públicos y privados, en la ejecución de programas de educación extra escolar en los campos científico, artísticos, técnicos, cultural, social, deportivos y recreativos dirigidos a la población en general en la forma y condiciones que se establezcan en el Reglamento que al efecto se dicte. Ley Orgánica de Administración Central Artículo 29 Corresponde al Ministerio de Educación la planificación y la realización de las actividades del Ejecutivo Nacional en el sector educación que comprende la orientación, programación, desarrollo, promoción, supervisión, control y evaluación del sistema educacional en todos sus aspectos y niveles, salvo lo que Leyes especiales determinen, y en particular, las siguientes actividades: 1°. - La elaboración de los programas de Educación pre escolar, educación básica, educación media, diversificada, inclusive la técnica, así como de las modalidades que determine la Ley de Educación. 2°. - Las relaciones con los organismos de investigación científica y tecnológica, y de cultura, a los fines de coordinar sus programas con los propósitos del sistema educativo. 3°. - La orientación y administración de la educación superior en los Colegios Universitarios, Institutos Politécnicos, Institutos Universitarios de Tecnología e Institutos Universitarios Pedagógicos. 4°. - Las relaciones con las Universidades públicas y privadas y la supervisión y control de estas últimas, de acuerdo con la ley. 5°. - La creación, dotación, organización y funcionamiento de planteles, instituciones y servicios educativos y culturales para la ejecución de los planes y programas de estudio. 6°. - La supervisión general y control de la educación. La inspección y vigilancia de los

institutos educativos. 7°. - La elaboración de los planes y programas de orientación educativa y profesional, así como de los programas de investigación y experimentación pedagógicas. 8°. - El conferimiento de diplomas, títulos y certificados oficiales, salvo lo previsto en la Ley así como el referendo de los que expidan las Universidades privadas y demás Institutos superiores privados. 9°. - La equivalencia de estudios y la reválida de certificados y de títulos extranjeros, salvo lo dispuesto en la Ley de Educación. 10. - El sistema de becas y créditos educativos, en coordinación con los organismos económicos especializados, así como las pensiones y jubilaciones de los profesionales de la docencia. 11. - Los recursos para el aprendizaje, entre otros, libros de textos y el material de enseñanza en general. La radiodifusión, televisión y cine educativo. La organización de colonias y campamentos recreacionales. Roperos escolares, las viviendas educacionales, distribución gratuita de libros y útiles escolares y los demás programas de carácter socio educativos que fueren necesarios. 12. - La formación, profesionalización y mejoramiento del personal docente, técnico y de servicios del sistema educacional. 13. - Las condecoraciones por servicios a la Educación, la ciencia y la cultura. Distinciones por antigüedad y méritos al personal administrativo. 14. - La coordinación de la asistencia técnica en materia de educación, ciencia y cultura. 15. - La educación de los indígenas y la orientación y supervisión de las Misiones. La dirección de las entidades indigenistas. 16. - Colaborar con las actividades del Estado tendientes al estímulo, formación y fomento de las artes plásticas, el teatro, la música, la danza, el cine y demás manifestaciones de la cultura, así como las relativas a la defensa, conservación y promoción del folklore, el lenguaje, la literatura y en general, del patrimonio cultural de la Nación. 17. Las estadísticas educacionales. 18. - Las demás que le señalen las leyes. Ley Orgánica de Descentralización y Transferencia de Competencias del Poder Público Artículo 4. - En ejercicio de las competencias concurrentes que establece la Constitución, y conforme a los procedimientos que esta Ley señala, serán transferidos progresivamente a los Estados, los siguientes servicios que actualmente presta el Poder Nacional: Numeral 5. - La Educación, en los diversos niveles y modalidades del sistema educativo, de conformidad con las directrices y bases que establezca el Poder Nacional. Tabla de los Derechos del Niño PRINCIPIO 5. - El niño física o mentalmente impedido o que sufra algún impedimento social, debe recibir el tratamiento, la educación y el cuidado especial que requiere su caso particular. PRINCIPIO 6. - El niño, para el pleno derecho y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Siempre que sea posible, deberá crecer al amparo y bajo la

responsabilidad de sus padres y en todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material; salvo circunstancias excepcionales, no deberá separarse al niño de corta edad de su madre. La sociedad y las autoridades públicas tendrán la obligación de cuidar especialmente a los niños sin familia o que carezcan de medios adecuados de subsistencia. Para el mantenimiento de los hijos de familias numerosas convienen conceder subsidios estatales o de otra índole. PRINCIPIO 7. - El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad. El interés superior del niño debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación; dicha responsabilidad incumbe, en primer término, a sus padres. El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deberán estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho. PRINCIPIO 8. - El niño debe en todas las circunstancias figurar entre los primeros que reciban protección y socorro. PRINCIPIO 9. - El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata. No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada. En ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno que pueda perjudicar su salud o su educación, o impedir su desarrollo físico, mental o moral. PRINCIPIO 10. - El niño debe ser protegido contra las prácticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquier otra índole. Debe ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia de que debe consagrar sus energías y aptitudes al servicio de sus semejantes. Además de las disposiciones anteriores, existen otras normas complementarias que avalan la referida propuesta, entre las cuales se citan: - Reglamento General de la Ley Orgánica de Educación, Artículos: 3, 6, 7, 8, 48, 84, 85 y 86. - Ley Orgánica del Ambiente y de los Naturales Renovables, Artículos 1 y 3, Numerales: 6, 7, 9 y 10. Ley del Deporte, Artículos 1, 2, 5, 9 y 12. - Ley Orgánica Sobre Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, Artículo 102. Ley del Consejo Nacional de la Cultura, Artículo 4. Ley Tutelar de Menores, Artículo 1, Numeral 4. - Estatuto de Menores, Artículo 1, Literal “d”.

CONVENIOS NACIONALES Celebrado entre el Misterio de Educación y el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables de fecha 26-03-96. CONVENIOS INTERNACIONALES Decreto 2349 del 08-12-83, Artículos 4 y 5. Carta Nacional de la Educación Física y el Deporte de la UNESCO (1978). - Convenio 107, relativo a la Protección e Integración en Poblaciones Indígenas y de Otras Poblaciones Tribales y Semitribales en los Países. Ginebra 1957. - Conferencia Intergubernamental sobre los aspectos Institucionales, Administrativos y Financieros de las Políticas Culturales. Venecia, 28-08 al 02-10-1970. - Recomendación N.- 20 de la Conferencia Intergubernamental sobre las Políticas Culturales en América Latina y el Caribe. Bogotá, 10 al 20-01 de 1978.

Perfil de competencias del egresado del Nivel de Educación Básica
En el Currículo Básico Nacional del Nivel de Educación Básica, el perfil de competencias se define con una visión humanística científica y social atendiendo a los diferentes tipos de capacidades que el estudiante debe adquirir al egresar de este nivel educativo. El perfil se organiza en torno a los cuatro aprendizajes fundamentales el Aprender a ser; Aprender a conocer; Aprender a convivir y Aprender a hacer en los cuales se integran las competencias cognitivas-intelectuales, cognitivas-motrices y cognitivas-afectivas a objeto de lograr una formación integral y holística del educando. APRENDER A SER El diseño curricular plantea la formación de un individuo:

Analítico, crítico, culto, reflexivo y comprometido. - Feliz, generoso, honrado, con amor por la vida, la paz y la libertad. Creativo, espontáneo, libre, sensible, curioso e imaginativo. - Abierto al cambio, emocionalmente seguro, con motivación interna. Autónomo, autosuficiente. - Con espíritu de investigación, exploración y cuestionamiento. - Que aprende por sí mismo, comprende y transmite significados. - Que valore el lenguaje como medio de comunicación y satisfacción de necesidades. - Que valore la lectura y la escritura como medio para desarrollar sus potencialidades creativas sobre la base del derecho a la expresión libre y espontánea de las ideas. - Que valore y disfrute las manifestaciones deportivas y las producciones científicas, literarias y artísticas, nacionales y universales. - Que disfrute la actividad física y valore la salud corporal, mental y social como factores de preservación de la vida. - Aprecie el uso del español de Venezuela como reafirmación de identidad. - Que reconozca a la familia como base esencial de la sociedad. - Con conciencia ecológica, aprecio y valoración del patrimonio natural y cultural de la nación venezolana y del planeta. APRENDER A CONOCER El diseño curricular plantea la formación de un individuo que: - Conoce, comprende, interpreta, infiere y generaliza conceptos, reglas, principios y métodos. - Reconoce y comprende ideas, nociones abstractas, imágenes y símbolos. - Identifica elementos vinculados con el lenguaje literario, científico, tecnológico, estético y corporal. Discierne relaciones, causas y efectos. - Reconoce relaciones espaciales y temporales. APRENDER A CONVIVIR El diseño curricular plantea la formación de un individuo que: - Promueve el mejoramiento personal y social a través de su participación activa y consciente en acciones comunitarias. - Participa de manera permanente y entusiasta en actividades culturales, científicas y deportivas. - Trabaja en grupos y mantiene relaciones interpersonales abiertas y positivas. - Comprende los procesos que permiten el equilibrio natural y el funcionamiento social. - Se reconoce como un individuo productivo y como un elemento integrador y transformador del ambiente natural y social. Siente interés y empatía con otras culturas. - Valora el esfuerzo, el trabajo y el estudio como fuentes de avance personal y

social. - Respetuoso de los deberes y derechos propios - Responsable, sincero, justo, solidario, participativo, tolerante. APRENDER A HACER El diseño curricular plantea la formación de un individuo que:

y

ajenos.

Adquiere, aplica, procesa y produce información. - Aplica procesos de pensamiento, experiencias y conocimientos en las diversas situaciones y problemas que confronta. - Utiliza de manera adecuada y racional los objetos, instrumentos productos y materiales disponibles en su entorno para el disfrute, el trabajo y el estudio. Expresa su pensamiento de manera clara y coherente. - Usa con propiedad términos y elementos vinculados al lenguaje literario, científico, tecnológico, estético y corporal.

OBJETIVOS
Los criterios adoptados en el Diseño Curricular para el nivel de Educación Básica, conllevan al establecimiento de objetivos, (formulados utilizando la tercera persona del singular) que establecen las capacidades que el estudiante debe adquirir, constituyen la concreción de las finalidades de la educación venezolana y reflejan las intenciones globales de las Áreas Académicas y de los Ejes Transversales. Asimismo, los objetivos deben reflejar los resultados esperados de los aprendizajes de los alumnos, en relación con los diferentes tipos de capacidades (cognitivas-intelectuales, cognitivas-motrices y cognitivas-afectivas) las cuales, a su vez, se vinculan con los tipos de contenido (conceptuales, procedimentales y actitudinales).

Objetivos del Nivel de Educación Básica
El Estado venezolano aspira que al concluir la educación Básica el educando: - Logre una formación integral y desarrolle una dimensión ético- moral inspirada en los valores básicos para la vida y para la convivencia, en un sistema de valores dirigido a fomentar una actitud democrática, responsable, tolerante que favorezca la participación activa y solidaria en la sociedad, a objeto de propiciar niveles cada vez más altos de libertad, igualdad y justicia social. - Desarrolle sus capacidades cognitivas-intelectuales, cognitivas-motrices y cognitivas-afectivas así como sus competencias comunicativas en atención a los procesos de comprensión y producción del lenguaje oral y escrito, a la valoración del trabajo en su sentido individual, social y trascendental a fin de formar un individuo autónomo que pueda desenvolverse como ciudadano con plenos derechos y deberes en la sociedad en que vive.

- Conozca, comprenda y aprecie las distintas manifestaciones, hechos y fenómenos del entorno natural, cultural y social; su diversidad y sus relaciones, mediante la aplicación del pensamiento científico, del razonamiento lógico, verbal y matemático, así como de la creatividad, la sensibilidad estética y la expresión corporal. - Elabore sus propios juicios críticos ante los problemas y conflictos sociales, personales a objeto de adoptar frente a ellos actitudes y comportamientos basados en el análisis, en la reflexión y sustentados en valores racionales y libremente asumidos. - Participe de manera activa, solidaria y consciente en los procesos de transformación social consustanciados con los valores de la identidad nacional, la responsabilidad, el amor, la justicia, la libertad que contribuyan al desarrollo de una conciencia ciudadana para la conservación ambiental, la paz entre los pueblos, la defensa y el mejoramiento de la calidad de vida. - Desarrolle la capacidad científica, técnica, humanística y artística que le permita tener una visión integral de la vida y el mundo, ser un individuo productivo, responsable y adquirir competencias para su incorporación futura en el mercado de traba

Objetivos de la Primera Etapa
Al finalizar la primera etapa del Nivel de Educación Básica el educando: - Adquiere las destrezas básicas que le permitan comprender e interpretar diferentes tipos de lenguaje, utilizar recursos expresivos y desarrollar la creatividad para el logro de un individuo sensible. Adquiere conceptos, procedimientos, actitudes y valores necesarios para analizar, interpretar y reflexionar acerca de su entorno y realidad social. - Inicia la adquisición de conocimientos referidos al campo de las ciencias sociales, ciencias naturales, el arte y la tecnología, aplicables en su entorno y en su quehacer cotidiano, para el ejercicio de una función socialmente útil. - Desarrolla procesos cognitivos que le permitan construir el conocimiento, basado en experiencias significativas para consolidar habilidades, aplicar el razonamiento y tomar decisiones a fin de enfrentar situaciones o problemas de su vida cotidiana. - Desarrolla experiencias afectivas y sociales que contribuyan a su desarrollo integral, autónomo y la capacidad comunicativa a fin de aplicar y transferir lo aprendido a situaciones de la vida cotidiana. - Fortalece su identidad nacional y regional a través del desarrollo de actitudes y valores que le han de permitir acciones responsables dentro de una sociedad democrática, moderna y pluralista, respetando los valores y creencias de otras personas y grupos sociales.

- Adquiere conocimientos útiles para la vida, para la consolidación futura de un ciudadano crítico, participativo, cooperativo, solidario; como una manera de lograr una actitud positiva hacia: la preservación y conservación del patrimonio histórico y del medio ambiente; consciente sobre las posibles incidencias de las propias actitudes y comportamientos habituales en el equilibrio del entorno. - Toma consciencia de las necesidades humanas básicas así como del desarrollo de actitudes y valores que hagan posible que los individuos contribuyan positivamente hacia las buenas relaciones humanas en la familia, en la escuela y en la comunidad. - Adquiere destrezas motrices, realiza actividades de exploración y conservación en el ambiente que lo rodea y valora la salud como un estado óptimo de bienestar físico y social esencial para la vida misma y como condición previa para acceder a cualquier otra de las necesidades y aspiraciones de bienestar y felicidad de todo ser humano. Relación de objetivos de etapa y objetivos generales de área A continuación se incluyen los cuadros que muestran la relación presente en los Programas de Estudio entre los Objetivos de la Primera Etapa del Nivel de Educación Básica y los Objetivos Generales de Área. Al finalizar la primera etapa del Nivel de Educación Básica el educando: OBJETIVO DE ETAPA - Adquiere las destrezas básicas que le permitan comprender e interpretar diferentes tipos de lenguaje, utilizar recursos expresivos y desarrollar la creatividad para el logro de un individuo sensible. Adquiera conceptos, procedimientos, actitudes y valores necesarios para analizar, interpretar y reflexionar acerca de su entorno y realidad social. - Inicia la adquisición de conocimientos referidos al campo de las ciencias sociales, la matemática, las ciencias naturales, el arte y la tecnología, aplicables en su entorno y en su quehacer cotidiano, para el ejercicio de una función socialmente útil.
ÁREA DE LENGUA Y LITERATURA

- Se expresa en forma oral con propiedad y adecuación, cónsonas con las diferentes situaciones comunicativas del contexto socio cultural. - Participa como oyente en procesos de comprensión de textos orales estableciendo relaciones con sus vivencias y opiniones. - Descubre en la literatura oral y escrita una fuente de disfrute y recreación. - Manifiesta posibilidades creativas en situaciones en las cuales juega con la fantasía y la imaginación.
ÁREA DE MATEMÁTICA

- Desarrolla el pensamiento lógico matemático a través de operaciones mentales lógicas. - Conoce y maneja el conjunto de los números naturales y aplica las operaciones básicas en situaciones de la vida cotidiana.

- Utiliza el lenguaje matemático para comunicarse y como instrumento de apoyo para facilitar el estudio de otras disciplinas.
ÁREA DE CIENCIAS DE LA NATURALEZA Y TECNOLOGÍA

- Inicia la adquisición y comprensión de conocimientos conceptuales y procedimentales referidos a las nociones de espacio, tiempo y movimiento, seres vivos, sistema sol-tierraluna, los alimentos y conoce sus relaciones con la salud, la tecnología y la sociedad. - Reconoce el valor y la utilidad práctica inmediata del conocimiento científico y tecnológico.
ÁREA DE CIENCIAS SOCIALES

- Interpreta el espacio geográfico como reflejo de las interrelaciones entre las actividades humanas y el medio físico. - Se inicia en la asimilación de nociones temporo-espaciales que le permita un progresivo acercamiento a la realidad social e histórica.
ÁREA DE EDUCACIÓN FÍSICA

-Adquiere y aplica conocimientos relacionados con el ambiente que le sirve de espacio vital para sus experiencias motrices.
ÁREA DE EDUCACIÓN ESTÉTICA

- Utiliza la voz y el propio cuerpo como instrumento de representación y comunicación plástica musical y dramática a fin de contribuir con ello al equilibrio afectivo y a la relación con el grupo. - Explora materiales e instrumentos diversos, musicales, plásticos y dramáticos para conocer sus propiedades y posibilidades de utilización con fines expresivos comunicativos y lúdicos. Al finalizar la primera etapa del Nivel de Educación Básica el educando: OBJETIVOS DE ETAPA - Desarrolla procesos cognitivos que le permitan construir el conocimiento, basado en experiencias significativas para consolidar habilidades, aplicar el razonamiento y tomar decisiones a fin de enfrentar situaciones o problemas de su vida cotidiana. - Desarrolla experiencias afectivas y sociales que contribuyan a su desarrollo integral, autónomo y la capacidad comunicativa a fin de aplicar y transferir lo aprendido a situaciones de la vida cotidiana.
ÁREA DE LENGUA Y LITERATURA

-Lee textos diversos apropiados a su nivel de desarrollo que le permiten obtener información e incorporarse de una manera significativa a su mundo. - Escribe textos breves y significativos adecuados a los diferentes contextos comunicativos y a los aspectos normativos elementales para la lengua escrita. - Reconoce y utiliza adecuadamente elementos normativos y convencionales básicos del sistema de la lengua oral y escrita.

ÁREA DE MATEMÁTICA

- Maneja situaciones del entorno susceptibles al uso de fracciones y números decimales hasta las milésimas. - Interpreta situaciones tomadas de la vida cotidiana a partir del estudio de nociones de probabilidad y estadística. - Desarrolla el proceso de medición y los conceptos elementales relacionados con las unidades de medida de uso más corriente. - Resuelve problemas del entorno sociocultural que lo lleven a desarrollar una o varias soluciones apropiadas a través de un proceso de pensamiento matemático. - Manifiesta una actitud favorable hacia la matemática a través de la satisfacción por el descubrimiento y el refuerzo de la confianza en sí mismo, por la sensación de logro.
ÁREA DE CIENCIAS DE LA NATURALEZA Y TECNOLOGÍA

- Inicia el desarrollo progresivo de estructuras cognitivas- conceptuales que le permitan explicar y comprender el conocimiento científico presente en el ambiente que le rodea. - Desarrolla las habilidades del pensamiento para que se traduzcan en un pensamiento científico y tecnológico mediante la práctica diaria del pensamiento lógico, destrezas motoras, procesos de comunicación, imaginación y creatividad. - Comprende y manifiesta actitudes propias del quehacer científico en la vida cotidiana.
ÁREA DE EDUCACIÓN FÍSICA

- Participa en actividades motrices lúdicas y rítmicas disfrutando plenamente de las mismas y comprendiendo su importancia en el desarrollo integral de su personalidad.
ÁREA DE EDUCACIÓN ESTÉTICA

- Comprende las capacidades del sonido, la imagen, el gesto y el movimiento como elementos de representación a fin de utilizarlos para expresar ideas, sentimientos y vivencias de forma personal y libre en situaciones de comunicación y juego. Al finalizar la primera etapa del Nivel de Educación Básica el educando: OBJETIVO DE ETAPA - Fortalece su identidad nacional y regional a través del desarrollo de actitudes y valores que le han de permitir acciones responsables dentro de una sociedad democrática, moderna y pluralista, respetando los valores y creencias de otras personas y grupos sociales. - Adquiere conocimientos útiles para la vida, para la consolidación futura de un ciudadano crítico, participativo, cooperativo, solidario; como una manera de lograr una actitud positiva hacia: la preservación y conservación del patrimonio histórico y del medio ambiente; consciente sobre las posibles incidencias de las propias actitudes y comportamientos habituales en el equilibrio del entorno.

ÁREA DE LENGUAJE Y LITERATURA

-Reconoce el uso del léxico del Español de Venezuela y de las lenguas indígenas como reafirmación de su identidad. -Afianza su identidad nacional a través de la lectura de textos literarios propios del acervo cultural de su región y país.
ÁREA DE CIENCIAS SOCIALES

- Fortalece la identidad personal y familiar fundamentadas en la convivencia, solidaridad, responsabilidad, colaboración y respeto hacia la creación de una conciencia ciudadana. - Muestra interés por la comprensión de la realidad social hacia el afianzamiento de la identidad regional y nacional. - Desarrolla actitudes de defensa del patrimonio histórico y cultural contribuyendo activamente a su conservación y mejoramiento. - Valora los hechos y los personajes históricos para el fortalecimiento de la identidad local, regional y nacional.
ÁREA DE CIENCIAS DE LA NATURALEZA Y TECNOLOGÍA

- Desarrolla actitudes y valores vitales, estéticos, sociales, intelectuales, morales, espirituales, conocimientos útiles y la preservación del equilibrio ecológico y la equidad social.
ÁREA DE EDUCACIÓN FÍSICA

- Adquiere y aplica conocimientos acerca de su cuerpo, las actividades motrices lúdicas y rítmicas que este puede realizar y los beneficios de las mismas para el desarrollo integral de su personalidad. Al finalizar la primera etapa del Nivel de Educación Básica el educando: OBJETIVO DE ETAPA - Toma conciencia de las necesidades humanas básicas así como del desarrollo de actitudes y valores que hagan posible que los individuos contribuyan positivamente liaba las buenas relaciones humanas en la familia, en la escuela y en la comunidad.
ÁREA DE LENGUA Y LITERATURA

- Desarrolla el sentido de la responsabilidad y solidaridad, el respeto a las ideas ajenas, la capacidad para autoevaluarse y evaluar a los demás, para expresar sus ideas personales y dialogar, como condiciones indispensables de un individuo activo, participativo y democrático.
ÁREA DE MATEMÁTICA

- Manifiesta una actitud caracterizada por la creatividad, la búsqueda de alternativas y la perseverancia en la solución de problemas en los ámbitos social, familiar y escolar.

ÁREA DE CIENCIAS DE LA NATURALEZA Y TECNOLOGÍA

- Contribuye a la adquisición de destrezas de interacción, comprensión, respeto y apreciación de los puntos de vista de los demás, al participar en trabajos de equipo en la escuela y en su acción comunitaria.
ÁREA DE CIENCIAS SOCIALES

- Manifiesta actitudes solidarias hacia el fortalecimiento de las relaciones humanas. - Desarrolla actitudes para la práctica de sus deberes y derechos como miembro de la comunidad regional, nacional y mundial.
ÁREA DE EDUCACIÓN FÍSICA

- Estimula su autoestima, creatividad, confianza en sí mismo y autonomía personal, mediante su participación en actividades motrices de carácter lúdico, rítmico, de exploración y conservación del ambiente que lo rodea. Al finalizar la primera etapa del Nivel de Educación Básica el educando: OBJETIVO DE ETAPA - Adquiere destrezas motrices, realiza actividades de exploración y conservación en el ambiente que lo rodea y valora la salud como un estado óptimo de bienestar físico y social esencial para la vida misma y como condición previa para acceder a cualquier otra de las necesidades y aspiraciones de bienestar y felicidad de todo ser humano.
ÁREA DE LENGUA Y LITERATURA

- Desarrolla la competencia comunicativa que le permite la interacción espontánea con el contexto social y el ambiente natural que lo rodea, y la satisfacción de sus necesidades.
ÁREA DE MATEMÁTICA.

- Identifica y reconoce las formas geométricas en el mundo circundante, construye modelos y se ubica en el espacio utilizando diferentes puntos de vista y sistemas de referencia, manifestando interés por el ambiente que lo rodea.
ÁREA DE CIENCIAS DE LA NATURALEZA Y TECNOLOGÍA

- Al finalizar la primera etapa del Nivel de Educación Básica el educando: - Valora la salud como un estado óptimo de bienestar físico y mental.
ÁREA DE CIENCIAS SOCIALES

- Desarrolla actitudes necesarias para la conservación y mejoramiento del ambiente y contribuye al bienestar social.

ÁREA DE EDUCACIÓN FÍSICA

- Desarrolla habilidades y capacidades motrices por medio de actividades perceptomotoras, lúdicas y rítmicas, que contribuyan a su formación integral, a su desarrollo corporal, al mejoramiento de su salud y a la posterior adquisición de destrezas motrices.

Áreas Académicas
Las Áreas Académicas establecidas para la Primera Etapa del Nivel de Educación Básica son las siguientes: Lengua y Literatura, Matemática, Ciencias de la Naturaleza y Tecnología, Ciencias Sociales, Educación Estética y Educación Física. En el Diseño Curricular del Nivel de Educación Básica se plantea además la integración de las áreas académicas y de los ejes transversales mediante la incorporación de elementos comunes subyacentes, tales como: conceptos claves, métodos de análisis, instrumentos, técnicas, axiomáticas, métodos de investigación, procesos mentales. De esta manera, se aspira lograr la interdisciplinaridad que conlleva a una integración del conocimiento basado en dichos elementos. Las Áreas Académicas y Asignaturas constituyen un sistema de organización del saber a partir de su propia naturaleza, lógica interna y sistematicidad, proporcionan un cuerpo coherente de conocimientos y poseen su propio lenguaje, su propio sistema de conceptos y procedimientos e integran los ejes transversales, dando al proceso enseñanza - aprendizaje un sentido de globalidad, tal como se ilustra a continuación en el Diseño Curricular para la primera etapa del Nivel de Educación Básica

La selección de las Áreas Académicas parte de los requerimientos del diseño curricular del nivel y adquiere su sustento legal en el Plan de Estudio del Nivel de Educación Básica.

PLAN DE ESTUDIO El Plan de Estudio es un instrumento legal que estructura y organiza los componentes del currículo. El Plan de Estudio determina la organización por áreas académicas dada a los contenidos y establece la carga horaria correspondiente.

Contenidos
Son el conjunto de los saberes relacionados con lo cultural, lo social, lo político, lo económico, lo científico, lo tecnológico, etc., que conforman las distintas Áreas Académicas y Asignaturas, cuya asimilación y apropiación por los alumnos es considerada esencial para su desarrollo y socialización. (Coll y otros, 1992) Esta definición de los contenidos rompe con la tradicional interpretación transmisiva, pasiva y acumulativa de la enseñanza y del aprendizaje, plantea una concepción constructivista de estos procesos y mantiene el papel decisivo de los contenidos en la educación. Se destaca además, el papel de la actividad constructiva del alumno y la importancia de la influencia educativa del Docente como uno de los factores determinantes de esta actividad. Lo más importante es que los alumnos puedan construir significados y atribuir sentido a lo que aprenden (Coll, 1993) Se consideran tres tipos de contenido (conceptual, procedimental y actitudinal) que no deben ser abordados por el docente de manera aislada: - Los conceptos guardan una estrecha relación con las actitudes y a la inversa. - Un concepto puede ser aprendido de formas muy diversas en función de las actitudes con que se relacione. - Los conceptos, para ser adquiridos, necesitan de un procedimiento. - Los procedimientos facilitan el aprendizaje de los conceptos y favorecen el desarrollo de actitudes. - Las actitudes a su vez facilitan la selección de los procedimientos adecuados. (Mestres, 1994) De igual manera, en el Modelo Curricular se plantea la integración de los ejes transversales con los diferentes tipos de contenido, en la búsqueda de la globalización del proceso enseñanza aprendizaje, tal como se refleja en el gráfico siguiente:

A continuación se definen los tres tipos de contenido contemplados en el modelo. Los contenidos Conceptuales se refieren al conocimiento que tenemos acerca de las cosas, datos, hechos, conceptos, principios, y leyes que se expresan con un conocimiento verbal. Los contenidos Procedimentales el conocimiento procedimental es el referido a cómo ejecutar acciones interiorizadas como las habilidades intelectuales y motrices; abarcan destrezas, estrategias y procesos que implican una secuencia de acciones u operaciones a ejecutar de manera ordenada para conseguir un fin. Los contenidos Actitudinales están constituidos por valores, normas, creencias y actitudes dirigidas al equilibrio personal y la convivencia social. Estos tipos de contenido abarcan el Saber qué, Saber cómo y el Saber hacer y se relacionan con los tipos de capacidades: cognitivas- intelectuales, cognitivas-motrices y cognitivasafectivas. Tal como se ilustra a continuación:

BLOQUES DE CONTENIDO En el Diseño curricular del Nivel de Educación Básica los contenidos se han organizado en Bloques de Contenido. Estos bloques constituyen un elemento organizador de los contenidos de las distintas áreas académicas, guardan estrecha relación con lo planteado en los objetivos de etapa y de área. No deben ser considerados como temas sino como una forma de agrupar los contenidos esenciales en torno a un elemento vertebrador. Un Bloque de Contenido, según la naturaleza del área académica y de su mayor o menor nivel de complejidad, puede variar de un grado a otro o puede mantenerse a lo largo de

varios grados o varias de las etapas educativas del nivel. En el cuadro siguiente se muestran los bloques de contenido para la primera etapa contemplados en los programas de estudio de las distintas áreas académicas: CURRICULO EDUCACIÓN BÁSICA BÁSICO NACIONAL

BLOQUES DE CONTENIDO PRIMERA ETAPA
LENGUA Y LITERATURA

EL INTERCAMBIO i A LEER Y REFLEXIONES SOBRE LA LITERATURA: EL MUNDO DE LA IMAGINACIÓN
MATEMÁTICA

ORAL ESCRIBIR! LENGUA

CONOCIENDO LOS COMENZANDO A CUERPOS Y ¿CÓMO ESTADÍSTICA Y PROBABILIDAD
CIENCIAS SOCIALES

NÚMEROS. CALCULAR. FIGURAS. MEDIMOS?

EL NIÑO, FAMILIA, EL ESPACIO GEOGRÁFICO Y NUESTRO PASADO HISTÓRICO.
CIENCIAS DE LA NATURALEZA Y TECNOLOGÍA

ESCUELA Y LA DIVERSIDAD

DE

COMUNIDAD. PAISAJES.

ESPACIO, SERES SOL, ALIMENTOS.
EDUCACIÓN ESTÉTICA

TIEMPO TIERRA

Y Y

MOVIMIENTO. VIVOS. LUNA.

EL MOVIMIENTO DEL CUERPO, FORMAS E IMÁGENES. EL RITMO Y EL SONIDO EN REPRESENTACIONES ARTÍSTICAS. RELACIÓN TIEMPO Y ESPACIO. ELEMENTOS Y MEDIOS DE EXPRESIÓN ARTÍSTICA. EL LENGUAJE ARTÍSTICO Y SU COTIDIANIDAD
EDUCACIÓN FÍSICA

JUEGOS APTITUD FÍSICA VIDA AL AIRE LIBRE

RITMO

MOTRICES. CORPORAL

Proyectos Pedagógicos
Los Proyectos Pedagógicos se operacionalizan en los currículos estadales en la medida que se realizan las contextualizaciones y adecuaciones pertinentes en atención al Currículo Básico Nacional (CBN ). En el Modelo Curricular se plantean dos tipos de Proyectos Pedagógicos Proyecto Pedagógico de Plantel y Proyecto Pedagógico de Aula como una estrategia de planificación que apoya la gestión y autonomía de los planteles y fomenta la globalización de los aprendizajes. PROYECTOS PEDAGÓGICOS DE PLANTEL (PPP) El Plan de Acción del Ministerio de Educación y la propuesta de reorganización de este despacho promueven la descentralización y desconcentración de funciones hacia los Estados y Municipios y apoyan la gestión autónoma de los planteles. Para ello, se considera indispensable fomentar las acciones colectivas, el trabajo en grupos y la interacción entre todos los actores, a fin de transformar progresivamente a la institución escolar en una verdadera comunidad, es decir, en un grupo de ciudadanos con metas comunes en relación a la enseñanza, al aprendizaje, la escuela, la comunidad y la sociedad. “Un Proyecto Pedagógico de Plantel se basa en un conjunto de acciones planificadas de manera colectiva por los docentes, directivos y miembros de la comunidad educativa, las cuales se orientan a fortalecer los aciertos de la escuela y a resolver los principales problemas pedagógicos de la misma.”(Cárdenas, 1995) La preparación del Proyecto Pedagógico conlleva un incremento de la comunicación entre los integrantes de la institución, es allí donde radica el germen del cambio organizado. EI proyecto pedagógico implica un proceso permanente de discusión de las prácticas, de los problemas de la institución escolar, planteados a nivel personal y colectivo, de los propósitos de la escuela y de sus presupuestos de acción De allí, que la importancia de la planificación recae en el proceso mismo y no en la simple presentación de un Plan. El Proyecto Pedagógico de Plantel (PPP) es una de las estrategias del plan de acción del Ministerio de Educación enunciada no sólo como procedimiento innovador de gestión escolar sino inserta en el objetivo de elevar la calidad de la educación y de transformación de las prácticas pedagógicas hacia el perfeccionamiento de la formación ética e intelectual de los alumnos. El PPP como política educativa implica la democratización de la toma de decisiones y la aceptación de la diversidad la particularidad de las condiciones internas y externas de cada escuela. A través de los PPP se espera iniciar la creación de condiciones que permitan en cada escuela: - Generar un clima intenso de reflexión sobre las prácticas pedagógicas a partir de una revisión de las características particulares de los alumnos y de su entorno para propiciar el uso más provechoso posible de los recursos que la escuela posea.

- Estimular el desempeño profesional de supervisores, directivos y docentes al ofrecer una oportunidad de aplicación de sus experiencias e iniciativas en los procesos de enseñanza, para mejorar el nivel de aprendizaje de los alumnos. - Elevar la eficacia de la escuela en el desempeño de sus funciones como institución educativa al servicio de la sociedad. - Iniciar un proceso de aprendizaje organizacional que incorpore a todos los integrantes de la comunidad escolar en el ejercicio progresivo de prácticas autogestionarias, destinadas al perfeccionamiento de la calidad de la educación. PROYECTOS PEDAGÓGICOS DE AULA Se define el Proyecto Pedagógico de Aula como un instrumento de planificación de la enseñanza con un enfoque global, que toma en cuenta los componentes del currículo, se sustenta en las necesidades e intereses de la escuela y de los educandos a fin de proporcionarles una educación mejorada en cuanto a calidad y equidad. El Proyecto Pedagógico de Aula es también una estrategia de planificación, concebida en la escuela, para la escuela y los educandos. Implica acciones precisas en la búsqueda de la solución de los problemas de tipo pedagógico, ejecutadas a corto, mediano o largo plazo, en atención a las particularidades de cada proyecto que se desarrolle en las distintas etapas o grados de estudio. Los Proyectos de Aula como instrumentos de planificación contribuyen a mejorar la calidad de la enseñanza, y se convierten en una herramienta importante para la reflexión y el análisis de la práctica educativa Además, garantizan la coherencia y el sentido de todas las actuaciones docentes relacionadas con el trabajo del aula. En la medida en que se diseñen y ejecuten los proyectos de aula, en esa misma medida se puede producir el análisis y la reflexión de la práctica educativa que ha de facilitar pautas y criterios para ir revisando y retroalimentando estos proyectos, de acuerdo con una concepción global de la enseñanza. De esta manera, se aspira mejorar la calidad de la educación que se imparte en las instituciones escolares. Los proyectos de aula en manos de los docentes explicitan las estrategias más adecuadas de intervención pedagógica y determinan los objetivos, contenidos y medios a ser utilizados. Además, permiten una evaluación comparativa de lo planificado, en relación con el proceso y los resultados obtenidos por los alumnos. Asimismo, posibilitan la adaptación y redefinición de los proyectos a las nuevas necesidades detectadas. El proyecto de aula toma en cuenta los componentes del currículo referidos al qué enseñar, cuándo enseñar, cómo enseñar y al qué, cómo y cuándo evaluar; también, considera los actores que intervienen en el proceso de enseñanza - aprendizaje (alumno - docente) y las relaciones que se establecen entre ellos. CARACTERÍSTICAS DE LOS PROYECTOS DE AULA Los proyectos de aula presentan entre otras, las siguientes características: - Permiten la globalización e integración de los aprendizajes, favorecen el

aprendizaje significativo. Es decir, mediante el desarrollo de los proyectos de aula, los alumnos asimilan y atribuyen significado a los contenidos propuestos, para ello, establecen relaciones entre los conocimientos previos que ya poseen y los contenidos nuevos objeto del aprendizaje. - Facilitan el establecimiento de relaciones entre contenidos pertenecientes a varias áreas académicas o bien entre contenidos diferentes de una sola de ellas. - Guardan una estrecha relación con los Proyectos Pedagógicos de Plantel, porque incorporan un conjunto de actividades relacionadas con los problemas de tipo pedagógico detectados en la institución escolar, a objeto de contribuir a mejorar la calidad de la educación. - Contextualizar y adaptan los objetivos de etapa y de área, así copio los ejes transversales y los contenidos de tipo conceptual, procedimental y actitudinal, en atención a las características, necesidades e intereses de los educandos y a la realidad del plantel escolar. - Establecen métodos, técnicas de enseñanza y actividades que permiten una adecuada intervención pedagógica en el aula. En este sentido el proyecto de aula permite explicitar las intenciones educativas definidas en el Currículo Básico Nacional, así como las intenciones educativas propias de la institución escolar, en la búsqueda de mejorar la calidad de la educación. El proyecto de aula ayuda a la torna de decisiones respecto al diseño de proyectos globales de enseñanza, la organización y ambientación de las aulas; la distribución de espacios y tiempo, la selección de materiales y recursos didácticos; la distribución de las tareas entre el equipo docente y el establecimiento de un sistema compartido de evaluación. Para la elaboración de los Proyectos Pedagógicos de plantel y de Aula el Ministerio de Educación realizará una labor de apoyo y asesoramiento a los estados mediante: - Elaboración de la serie pedagógica: Proyecto Pedagógico de Plantel y de Aula. - Elaboración de materiales de divulgación (trípticos, afiches, folletos). - Organización de charlas y encuentros nacionales y regionales entre las escuelas

Evaluación
La propuesta de evaluación de los aprendizajes en la primera Etapa de Educación Básica se enmarca dentro de los principios, propósitos y objetivos del Proyecto Educativo Educación Básica: "Reto, Compromiso y Transformación", el Plan de Acción del Ministerio de Educación, y Modelo Curricular planteado, está sustentada teóricamente en la cuarta generación de la evaluación, la cual es concebida como un proceso democrático, respondiente, negociado, iluminativo e integrado a los procesos de enseñanza y de aprendizaje. Coll (1987) considera que el cómo evaluar va unido al cómo enseñar, por cuanto ambos

procesos se realizan simultáneamente en el aula y no de forma separada. De allí que la evaluación podrá verse como un proceso constructivo integrado al quehacer educativo, en el que se contemplan diversas dimensiones: evaluación del aprendizaje en los alumnos, la práctica pedagógica y el proyecto pedagógico de aula y plantel. ARGUMENTACIÓN TEÓRICA En una sociedad convulsionada como la nuestra, inmersa en una crisis de valores, que ha provocado una ruptura ética en los individuos y desintegración de las comunidades, se observa una educación ajena a este problema. Para cubrir tales exigencias se plantean, innovaciones en la Educación Básica que conducirán a redimensionar el proceso enseñanza - aprendizaje como vía para la comprensión, el saber, el hacer, el ser y la comunicación para lograr un cambio que permita superar los obstáculos y dificultades y poder encauzarlo con bases firmes hacia el nuevo milenio. Esto supone el uso de nuevas estrategias y actividades que tomen en cuenta al niño como centro del saber, al maestro como mediador y a la escuela en integración con su comunidad, para avanzar en un proceso democrático dignificador de sus actores y cohesionador de sus comunidades. En este sentido, tanto la enseñanza como el aprendizaje cobran una nueva connotación: - La enseñanza es concebida como un proceso intencional, planificado y provocado por agentes externos, que plantea como finalidad proyectar, orientar y dirigir las experiencias del trabajo reflexivo de los alumnos atendiendo a hechos y valores de sus culturas y de sus vidas. - El aprendizaje es una actividad mental, dinámica, continua, intensiva, personalizada, autónoma e implica que el alumno esté en constante interacción con el objeto de conocimiento. Por ello ambos procesos (enseñanza y aprendizaje) no pueden darse aisladamente sino de forma cohesionada e interactiva. El docente debe provocar y planificar las condiciones óptimas para que se produzcan los encuentros entre él, los alumnos y la comunidad, a fin de favorecer una verdadera enseñanza y la construcción del saber por parte del niño. Como lo afirma Coll (1990), la actividad pedagógica deberá ser articulada entre el alumno que lleva a cabo su aprendizaje. el objeto de conocimiento que constituye el contenido del saber y el profesor que enseña con el propósito de favorecer el aprendizaje de los alumnos. El aprendizaje, así concebido, se identifica como la construcción interna del conocimiento donde subyace una actividad autoestructurante por parte del alumno cuya dinámica, según lo postulado por Piaget (1966 y 1975), depende de los procesos cognitivos estructurales cada vez más complejos que determinan las relaciones interpersonales entre el alumno y el docente. Nos encontrarnos con un alumno en capacidad de aprender una serie de aspectos que tienen que ver con su nivel de desarrollo, así como con otros fuera de su alcance que puedan ser asimilados con la orientación del docente o por intermedio de otros compañeros de clase o

de la comunidad donde vive el niño. En este sentido la teoría de Vygotzky (1977 y 1979), concede al maestro un papel importante como mediador en el desarrollo de las estructuras mentales del alumno, quien estará en capacidad de construir e integrar aprendizajes cada vez más complejos en función de la interacción y cooperación con los demás. Cabe destacar la teoría psicológica, verbal, significativa planteada por Ausubel (1977), quien señala la importancia de los conocimientos previos de los alumnos en la adquisición de nuevas informaciones. La significatividad reside en relacionar e integrar los nuevos conocimientos que el alumno adquiere con los que ya posee. El autor define estas tres condiciones básicas para que se produzca el aprendizaje: (1) Estructuración lógica de los materiales de enseñanza, (2) Organización de la enseñanza tomando en cuenta los conocimientos previos y estilos de aprendizaje en los alumnos y (3) La motivación como elemento importante para aprender. La necesidad comunicativa es planteada por Esté (1994), como inherente a la condición social del sujeto El hombre desarrolla sus potencialidades genéticas realiza sus logros c culturales en función de la interacción con otros hombres, con la naturaleza y, simultáneamente, alimentándose de esa interacción, construye aprendizajes, propone, evalúa, autoevalúa, contrasta y logra cosas en un mismo curso de negociaciones. La interacción y la comunicación, según el mismo autor, son posibles en la medida en la que el sujeto que interactúa sea percibido como: (1) Dignificado en su capacidad para comprender, construir conocimientos y emprender tareas y (2) Poseedor de un acervo cultural que tenga continuidad en la escuela Las teorías anteriormente descritas centran su atención en el estudiante, su reflexión e interacción en los procesos de enseñanza y de aprendizaje, por lo que tienen gran importancia en la práctica pedagógica y evaluativa, al considerar al aprendizaje como un proceso constructivo interno y personal, que toma en cuenta las estructuras mentales del que aprende, a través de un proceso interactivo que se origina entre docentes, alumnos y objetos de conocimiento en el cual el maestro actúa como mediador del aprendizaje del alumno. Para ello, planifica y organiza situaciones significativas y pertinentes que promueven la participación democrática en el aula. La práctica pedagógica no puede ir separada de la práctica evaluativa, por lo que se debe propiciar en el aula un ambiente favorable para la discusión y confrontación de ideas, donde cada niño sea percibido como un ser diverso que avanza a su propio ritmo de acuerdo con su nivel de maduración, esto implica un aula que: Respete a cada niño como individuo, es decir, que permita su libre actuación para que manifieste lo que él es y quiere ser y hacer. Se base en el derecho democrático que todos tienen a participar en la toma de decisiones y en el control y evaluación de procesos y resultados desarrollados a partir de tales decisiones. Estimule la ayuda mutua y la cooperación. Incluya la planificación integrada al contexto y al proceso de evaluación.

Invite al docente a observar y describir la evolución del aprendizaje de los alumnos (bloqueos, progresos, aptitudes, actitudes, regresiones,...). ENFOQUE DE LA EVALUACIÓN Consecuentemente con las bases conceptuales del diseño del nivel antes enunciadas, se inserta la evaluación de los aprendizajes en la Educación Básica, dentro del enfoque cualitativo - etnográfico - naturalístico, que pretende hacer de la escuela un lugar que valore y comprenda las consideraciones, interpretaciones, intereses y aspiraciones de quienes actúan en el proceso enseñanza aprendizaje, a fin de ofrecer información pertinente y oportuna a cada uno de los participantes. La metodología de la evaluación cualitativa, es comprensiva, global, de carácter descriptivo, narrativo. Usa la investigación etnográfica, por cuanto, analiza la interrelación del proceso de aprendizaje en el contexto donde se desarrolla, para vincularlo con los resultados reflejados en el curriculum que se producen a corto, mediano y largo plazo. Entre los modelos evaluativos que sirven de apoyo a la nueva corriente de evaluación planteada, se destacan los siguientes: 1. Evaluación iluminativa (Parlett y Hamilton, 1972) Es un modelo cualitativo que se fundamenta en dos ejes conceptuales: sistema de instrucción y el ambiente o entorno de aprendizaje. El sistema de instrucción está constituido por un conjunto de elementos que toma en cuenta y relaciona con el entorno socio-psicológico y material, el proceso de la enseñanza por parte del docente, y el aprendizaje por parte de los alumnos. El ambiente de aprendizaje está representado por un conjunto de relaciones culturales, sociales, institucionales y psicológicas las cuales inciden en las normas, opiniones y estilos de trabajo que tienen lugar en el aula. 2. Evaluación respondiente (Etake, 1975) El propósito principal del modelo es responder a los problemas que se confrontan en el aula, descubriendo y ofreciendo un retrato completo y holístico de los procesos de enseñanza y de aprendizaje. Toma en cuenta la experiencia vivenciada de cada uno de los participantes, con el fin de responder a las necesidades de información y al nivel de conocimientos de quienes participan en el proceso. 3. Evaluación democrática (Stenhouse, McDonald y Elliot, 1976 y 1982) Postula el derecho del alumno y del docente de expresar sus puntos de vista y opiniones en el aula, la escuela y la comunidad. Enfatiza el rol del docente evaluador como orientador que se ocupa de analizar y valorar el progreso del estudiante, a través del uso de las formas de participación de la evaluación como forma para transformar y modificar la práctica educativa. 4. Evaluación negociada (Guba y Lincoln. 1989)

Proponen en su modelo, el consenso entre los distintos agentes que actúan en el proceso de evaluación, a través de ciclos dinámicos de confrontación de ideas para tomar decisiones. Todos estos modelos evaluativos anteriormente descritos, se agrupan para dar fundamento a la cuarta generación de la evaluación. A través de esta concepción evaluativa se propicia una relación ética y de respeto que toma en cuenta las diferencias individuales de los alumnos, en atención a sus logros y dificultades para aprender. Así mismo, invita al docente a reflexionar acerca de la didáctica y metodología de la enseñanza utilizadas, reorienta y mejora el proyecto de aula y de la institución. El rol del evaluador pasa a ser más dinámico, por cuanto: A. Comunica, orienta v hace reflexionar sobre todo el proceso educativo. B. Concede mayor importancia al trabajo en equipo. C. Participa y propicia actividades de interacción constructiva. D. Atiende las diferencias individuales. F. Está en capacidad de negociar y generar consenso entre los participantes. G. Delega funciones en un trabajo organizado, cooperativo y democrático. H. Planifica en atención a las necesidades de los alumnos y del contexto. I. Informa a los alumnos y a sus representantes acerca del progreso habido durante el trabajo escolar. J. Redimensiona y reorienta su proyecto de aula y aporta esfuerzos para el alcance de las metas establecidas en el proyecto plantel. Todo esto conduce a conceptualizar el proceso evaluativo como: - Constructivo - interactivo - participativo: por cuanto se considera que el alumno va descubriendo y construyendo su aprendizaje a partir de experiencias previas, las cuales son convalidadas y enriquecidas en el aula. La evaluación recoge evidencias continuas, tal y como suceden en la realidad sobre como aprende el estudiante y como el docente logra que aprenda más y mejor. - Global: porque se pretende evaluar todos los componentes de la practica pedagógica, relaciones e influencias, que permitan el mejoramiento continuo de quienes participan en los procesos de enseñanza y de aprendizaje. LA NECESIDAD DE LA PROPUESTA La aplicación de esta nueva forma de evaluación generará cambios en la práctica pedagógica, la cual constituye el elemento didáctico fundamental para promover la reforma necesaria en el mejoramiento del proceso educativo, tanto en lo general, como en lo particular. En tal sentido, la evaluación centrada en procesos es la práctica evaluativa que

más se ajusta al modelo planteado anteriormente. La evaluación como parte de los procesos de enseñanza y de aprendizaje tiene como finalidad principal, despertar el interés hacia el mejoramiento del desarrollo de los alumnos, la actividad del docente, los materiales educativos, el Proyecto Curricular del Plantel y el Currículo Básico; por lo que deberá: - Servir de instrumento de investigación y reflexión para proporcionar un potencial formativo a cada uno de los agentes que interactúan en el proceso educativo. - Proporcionar medios que permitan detectar dificultades en los procesos de enseñanza y de aprendizaje. - Reconsiderar fines, métodos y técnicas que contribuyan a mejorar la práctica pedagógica y a evitar conflictos y bloqueos en los alumnos. - Promover la autoafirmación personal como estímulo positivo para valorar progresos y esfuerzos. - Fomentar relaciones democráticas y afectivas a través de actividades de cooperación que involucren la autoevaluación, coevaluación y heteroevaluación. - Incentivar el trabajo en equipo, como un espacio de reflexión conjunta donde los agentes educativos puedan compartir experiencias, estrategias y criterios de evaluación, a objeto de proporcionar un tratamiento más justo a los alumnos. Desde esta perspectiva, la presente propuesta promueve situaciones específicas para integrar la evaluación a los procesos de enseñanza y de aprendizaje, con el fin de mejorarlo y contribuir a la permanencia de los estudiantes en el sistema educativo, evitando de esta manera la exclusión, la repitencia, el fracaso escolar y los profundos niveles de insatisfacción de docentes, padres y niños. EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE EN EL ALUMNO En atención a los planteamientos curriculares la evaluación de los aprendizajes se concibe como: Un proceso interactivo de valoración continua de los progresos de los alumnos, fundamentado en objetivos de aprendizaje de etapa y los planteados por los docentes en el proyecto de aula, que tonga en cuenta contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales y el nivel de evolución del estudiante. En este sentido tendrá como finalidad: - Determinar el avance del aprendizaje de los alumnos en la adquisición de los tres tipos de contenidos. - Contribuir a formar y afianzar los valores y actitudes. - Desarrollar en cada alumno sus capacidades del saber, del saber hacer y del ser. - Detectar en los alumnos: intereses, actitudes, aptitudes, ritmos y estilos de aprendizaje.

- Identificar las limitaciones o dificultades que poseen los alumnos, para orientarlos hacia la consolidación de logros - Brindar al alumno oportunidades para aprender del acierto y del error y en general de la experiencia, lo cual contribuye al desarrollo de la metacognición. - Proporcionar al docente información para mejorar y fortalecer su práctica pedagógica y la planificación que se desarrollará en el aula. - Fortalecer la interacción entre el docente y el alumno, que permita el intercambio de ideas sobre el trabajo y la responsabilidad que corresponde a cada uno en el proceso de aprendizaje. PRINCIPIOS DE LA EVALUACIÓN INTEGRAL E INTEGRADA Entendida como: - Conjugación de contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales. - Evaluación conjunta e implícita en los procesos de enseñanza y de aprendizaje. - Individualizada, es decir, centrada en la evolución y particularidades de cada alumno, para lo cual emplea diversas técnicas que permitan conocer y reflexionar acerca de las diferencias individuales y grupales, así como entender y orientar el aprendizaje y la enseñanza. - Global, porque la evaluación: a) Considera el proceso de aprendizaje del alumno como un todo, explicando sus progresos en todos los aspectos de su personalidad en relación con las circunstancias que lo rodean en la escuela, en el grupo, en la familia y en su comunidad. b) Pretende evaluar, junto con el alumno, el trabajo docente, la estrategia empleada, la organización del plantel, el proyecto de aula y en general todos los componentes del diseño curricular, tanto a nivel formal como lo no previsto en el currículo. c) Aspira el conocimiento global del alumno como sujeto de aprendizaje, por lo que se requiere de una comunicación abierta con él para comprender sus problemas, circunstancias y trabajo. CONTINUA Centrada en el proceso, valorando reflexiva y permanentemente la actuación del alumno para la consecución de competencias expresadas en los objetivos generales de etapa que abarque todos los contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales; tome en cuenta las individuales de los alumnos y el contexto donde se produce el aprendizaje para reorientarlo, retroalimentarlo y mejorarlo.

La evaluación continua implica: a) Observación permanente, reflexiva e individualizada con retroalimentación constante. b) Carácter cualitativo, descriptivo e interpretativo. c) Acumulación de juicios basados en procedimientos formales e informales. d) Conocimiento del alumno para comprender sus adquisiciones, posibilidades progresos y carencias, con el fin de proporcionarle la ayuda requerida. e) Incentivo de las funciones orientadora v motivadora de la evaluación. f) Información útil al alumno sobre su proceso de aprendizaje que le permita asumir la responsabilidad que le corresponde a su continuidad. g) Consideración de la autoevaluación, coevaluación y heteroevaluación para el logro de una interacción constructiva de los participantes. h) Aprovechamiento de logros anteriores en todo el proceso y al final del mismo, atendiendo a criterios previamente establecidos y a su aplicación. FUNCIÓN En este sentido, la evaluación contempla tres funciones: - Explorativa: tiene como propósito, obtener información sobre los conceptos y experiencias que el alumno posee, para construir significativamente su propio aprendizaje y al mismo tiempo proporciona herramientas al docente para la planificación del proceso enseñanza aprendizaje. En tal sentido se debe explorar en el alumno: a) Disposiciones, sentimientos, valores, actitudes y aptitudes. b) Cómo aprende: hechos, conceptos, representaciones y esquemas, que permitan conocer el punto del cual parte y establecer necesidades previas. c) El sentido, significación y utilidad de lo aprendido. d) Carencias, incomprensiones y errores, para corregirlos y superarlos con el fin de garantizar el éxito en el aprendizaje. e) Logros alcanzados después de un tiempo de aprendizaje. - Formativa: Tiene como propósito observar, investigar y reflexionar constantemente con el alumno su proceso de aprendizaje, para iluminar lo que está ocurriendo y a la vez ofrecer retroalimentación y acciones necesarias para estimular y mejorar su aprendizaje. La evaluación de procesos tiene carácter dinámico y formativo, debe estar estrechamente vinculada con las actividades de enseñanza y de aprendizaje, y ser realizada

fundamentalmente a través de procedimientos informales que permitan: a) Conocer los progresos de los alumnos. b) Determinar las causas de sus deficiencias y éxitos. c) Propiciar situaciones donde se manifiesten rasgos del alumno: hábitos de trabajo, dedicación, responsabilidad, disposición, integración del grupo, actitudes, manifestaciones intelectuales y potencialidades entre otras. d) Analizar con sentido crítico la participación en el trabajo tanto del alumno como del profesor. e) Acumular juicios descriptivos, que permitan evidenciar los progresos y las limitaciones que requieran una atención esmerada en beneficio del aprendizaje del estudiante. f) Planificar nuevas acciones educativas tomando en consideración los contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales adquiridos por los alumnos, para continuar la labor educativa. g) Elaborar criterios para la promoción de los alumnos, tomando en cuenta los aspectos conceptuales, procedimentales y actitudinales, la madurez del aprendiz, aptitudes, habilidades y destrezas, capacidades e intereses para la resolución de la realidad. h) Implementar las diferentes formas de participación de la evaluación: autoevaluación, coevaluación y heteroevaluación como herramientas de la evaluación de procesos. Final: Cumple con la función administrativa de la evaluación, con ella se pretende: a) Recoger y analizar evidencias sobre los resultados obtenidos durante el proceso de aprendizaje. b) Determina el nivel de logro de competencias fijadas, en términos de criterios de evaluación previamente establecidos. c) Proporcionar información relevante para promover al alumno, tomando en consideración el conjunto de observaciones hechas durante el proceso sobre: consecución de objetivos educacionales, acciones concretas para mejorar el aprendizaje, capacidades, actitudes, posibilidades y limitaciones de los alumnos y los criterios de evaluación establecidos previamente. d) Proporcionar información a los: - Alumnos, continuidad capacidades, - Docentes, para asumir la responsabilidad que les corresponde en la del proceso de aprendizaje y para que conozcan sus aptitudes e intereses, que determinan su crecimiento integral. para otorgar una calificación basada en la acumulación de

juicios descriptivos sobre cl proceso de aprendizaje del estudiante. COOPERATIVA Concebida como una labor conjunta de todos los participantes para: - Propiciar niveles de relación, comunicación e información constante. - Integración de juicios, perspectiva y apreciaciones con carácter deliberativo y negociado. - Flexibilizar la aplicación de criterios de evaluación que se seleccionen. - Mantener una visión multidireccional. Formas de participación AUTOEVALUACIÓN Es un proceso que permite el autodesarrollo del alumno, por cuanto identifica sus posibilidades y limitaciones para hacerlo consciente de los cambios necesarios para su propia actuación. Mediante la autoevaluación el alumno: a) Emite juicios de valor sobre sí mismo en función de ciertos criterios o puntos de referencia. b) Analiza y describe sus actividades, características y la variedad de causas de sus éxitos y fracasos. c) Estimula la retroalimentación constante de sí mismo y de otras personas para mejorar su actuación. d) Participa críticamente en la construcción de su aprendizaje. e) Evalúa todo el proceso, así como su propio interés, dedicación, atención, preparación anterior, actitud frente a la materia, ritmo de trabajo y progreso en su desarrollo, para decidir cual fue la causa del acierto y del error. f) Evita errores y sus causas que le ayudarán a planear mejor la actividad. COEVALUACIÓN Es un proceso de valoración recíproca que realizan los alumnos sobre su propia actuación y la del grupo, atendiendo a ciertos criterios previamente establecidos. Mediante la coevaluación el alumno: a) Determina los logros personales y grupales. b) Incrementa su participación, reflexión y crítica constructiva ante situaciones

específicas de aprendizaje. c) Aporta soluciones para el mejoramiento individual y grupal. d) Opina sobre su actuación en el grupo. e) Desarrolla su capacidad de líder. f) Desarrolla actitudes para la integración del grupo. g) Mejora su responsabilidad e identificación con el trabajo. h) Posee libertad para emitir juicios valorativos acerca de otros porque es parte activa del proceso. HETEROEVALUACIÓN Es un proceso de valoración recíproca que se realiza entre los agentes educativos (alumno, docente, equipo de docentes, padres y representantes,...), con el objeto de lograr el mejoramiento y la calidad de su actuación. La heteroevaluación se fundamenta en una evaluación continua donde cada uno de los agentes: - Recoge e interpreta datos que evidencian el desarrollo del proceso educativo. - Acumula una serie de datos integrales acerca de la actuación del alumno. - Saca conclusiones sobre el progreso del alumno, los métodos de enseñanzas empleados y la participación y colaboración de los padres y representantes en el proceso educativo. PLANIFICACIÓN DE LA EVALUACIÓN La planificación de la evaluación debe estar estrechamente vinculada con el proceso interactivo de la clase. Esto significa que el docente al planificar debe incluir los elementos relacionados con la evaluación, tales como: el qué, el cómo, el con qué y el cúando evaluar.
EL QUÉ EVALUAR

Vendrá dado por los objetivos generales de grado, las competencias derivadas de los mismos y los criterios de evaluación establecidos para definir el logro alcanzado por los alumnos. Las competencias representan el nivel de desempeño que debe demostrar el. alumno al final de la etapa. La primera Etapa de Educación Básica contempla tres grados, en cada uno de estos grados debe aspirarse al logro de las competencias básicas, los cuales permitirán, una vez evidenciadas, tomar decisiones para:

a) Nivelar o recuperar a los alumnos con la ayuda de docentes, padres o representantes así como de tutorías de alumnos más avanzados. b) Ubicar a los alumnos en un grado de acuerdo con las competencias logradas. c) Promover al alumno una vez que haya adquirido las competencias generales de la etapa. Para evaluar las competencias se deben establecer criterios e indicadores de logro, a través de los cuales se podrá evidenciar los progresos alcanzados por los alumnos. Indicador: es la señal que permite evidenciar el dominio de la competencia. Permite establecer diferencias cualitativas y cuantitativas en logro de la misma. Criterio: implica la norma o recurso que permite evidenciar el nivel del logro de la competencia del alumno, es decir, convalidar lo que sabe, qué hace y cuáles son sus actitudes Es importante que el docente al evaluar tenga presente la consideración de estos aspectos (indicadores y criterios de la evaluación) a fin de evitar el azar, la costumbre o la rutina, la arbitrariedad e irracionalidad.

EL COMO EVALUAR

A través de: a) Situaciones relacionadas con lo enseñado que involucren lo conceptual, procedimental y actitudinal. b) Las tareas donde se manifieste el grado de significación de lo aprendido en el desarrollo de la clase. c) Actividades continuas que proporcionen información sobre todo el proceso, atendiendo el carácter dinámico de la evaluación. d) Una gama diversa de actividades de evaluación que permitan la transferencia de lo aprendido a situaciones diferentes. e) La utilización de distintas estrategias de evaluación: actividades, funciones, formas de participación y diversas técnicas y procedimientos que permitan orientar el proceso de aprendizaje del alumno. En el siguiente cuadro se presenta una propuesta que permite visualizar cómo evaluar:

EL CON QUÉ EVALUAR

Con instrumentos que además de aportar la información que se requiera, que sean capaces de promover la interrelación docente - alumno. Se recomienda el empleo de instrumentos que se caractericen por: a) Recoger aspectos concretos y al mismo tiempo permitan la incorporación de otros no previstos. b) Ser de fácil interpretación y manejo diario. c) Evitar en lo posible el sesgo cuantitativo. Entre algunos de los procedimientos e instrumentos de evaluación recomendables para la primera etapa de Educación Básica figuran:

EL CÚANDO EVALUAR

No se dispone de una fecha prevista para evaluar. La evaluación tendrá carácter continuo, basada en observaciones permanentes sobre la actuación de cada alumno para determinar e interpretar sus progresos, limitaciones, ritmos y estilos de aprendizaje, aptitudes, intereses que permitan realizar el análisis del proceso. Será responsabilidad del plantel en atención a sus necesidades y al proyecto pedagógico de aula que decidirá la periodicidad o frecuencia de información a padres y representantes, del progreso de su representado. Asimismo se recomienda que esa información llegue tanto al representante como al alumno, a través de los portafolios y registros descriptivos, de manera que puedan percibir cómo el estudiante ha evolucionado en su aprendizaje y cuáles han sido los progresos alcanzados.

Bibliografía
ALONSO, C. y otros, (1994). Los estilos de aprendizajes, (Procedimientos de Diagnóstico y Mejora). Ediciones Mensajero. Bilbao. España. ALVAREZ, Soler y HERNADEZ J. (1995). Educación y Reforma. S.M. Madrid. España. AUSUBEL, D. (1977). La educación y la estructura del conocimiento. El ateneo. Buenos Aires. Argentina. AUSUBEL, D. (1976). Psicología Educativa. Un punto de Vista Cognoscitivo. Trillas. México. AYUSTE, A. y otros (1994). Planteamientos de la pedagogía crítica. Comunicar y transformar. Grao. Barcelona. España. BAJTIN, M. M. (1982). Estética de la creación verbal. Siglo XXI. México. BARROSO, M. (1980). Autoestima del Venezolano. Galac. Caracas. Venezuela. BELMONTE, M. (1996). La práctica de la evaluación en la enseñanza secundaria obligatoria. Nerssapro. Bilbao. España. BELINCHON, M. y otros. (1992). Psicología del lenguaje. Investigación y teoría. Tuotta. Madrid. España. BERNSTEIN, B. (1993). La estructura del discurso pedagógico. Morata. Madrid. España. BOLADERAS, M. (1996). Comunicación, ética y política. Habermas y sus críticos. Tecnos S.A. Madrid. España. BOLIVAR, A. (1995). Hacer reforma. La evaluación de valores y actitudes. Grupo España. Madrid. España. BRONFENBRÉNNER, U. (1987). La psicología del desarrollo humano. Cognición y desarrollo humano. Paidós. Barcelona. España. BRONFENMAJER, G. y otros. (1993). Innovaciones, reformas y consensos en la educación venezolana. SENDES. Caracas. Venezuela. BUSQUETS, M. D. y otros. (1993). Los temas transversales, claves de la formación integral. Santillana. Madrid. España. CABEZÓN, E. (S/F). Evaluación y transversalidad. Organización de las naciones unidas para la educación, la ciencia y la cultura. (Material mimeografiado). Santiago de Chile. CÁRDENAS, A. (1995), Los retos del siglo XXI: Socialización del conocimiento y Educación. SEDUPEL. Caracas. CARDEÑO, J. Y otros. (1995). Evaluación cualitativa. Alas libres Ltda. Colombia.

COL.L, S. (1990), Aprendizaje y construcción. Paidós. Barcelona. España. COLL, C. y otros. (1990). Desarrollo psicológico y educación II. Un marco de referencia psicológico para la educación escolar, la concepción constructivista del aprendizaje y de la enseñanza. Alianza Psicología. Madrid. España COLL, C. (1991). Aprendizaje escolar y construcción de conocimiento. Paidós Educador. Buenos Aires. Argentina. COLL, C. (1993). Psicología y curriculum. Paidós. Barcelona. España. COLL, C. y otros. (1995). Los contenidos de la reforma. Santillana. España. COLL, C. (1996). Aprendizaje escolar y construcción del conocimiento. Paidós. Barcelona. España. COLL, C. y otros. (1996). El constructivismo en el aula. Graó. España. COLL, C. y otros (S/F). El marco curricular en una escuela renovada. Cuadernos de educación Curriculum. Cooperativa laboratorio educativo N° 137. Caracas. Venezuela. CONSEJO NACIONAL DE EDUCACIÓN, COMISIÓN FORMACIÓN PARA EL TRABAJO, (1995). Hacia un sistema nacional de formación para el trabajo o un sistema de educación para y por el trabajo. Caracas. Autor. CORTINA, A. y otros. (1996). Un mundo de valores. Generalidad. Valenciana. España. Cuaderno de pedagogía N° 227. Monografía Temas Transversales. Caracas. COSTA, A. (1997). Qué hacen los seres cuando se comportan inteligentemente y cómo pueden hacerlo aún más. Ponencia. CUNNINGHAM, W. F. (1972). Filosofía de la educación. Ateneo. Buenos Aires. Argentina. CHWARTZ, B. (1986). La incorporación del trabajo productivo al proceso educativo. Ponencia. Unesco. Caracas. Venezuela. DECROLY, O., Boon, G. (1968). Iniciación general al método Decroly. Lozada. Buenos Aires. Argentina. DE SANCHES, M. (1992). Desarrollo de habilidades del pensamiento. Trillas Caracas. DIAZ, F. y otros. (1990). Metodología de diseño curricular para educación superior. Trillas. México. ESCORCIA, G. (1997). Educación para la próxima civilización. Centro Latinoamericano de Investigación Educativa. Ponencia presentada en la II feria de informática educativa. UCAB. Caracas. ESTÉ, A. (1994). El aula punitiva. Tropykos-TEBAS. Caracas. Venezuela

ESTÉ. A. (1995). Educación para la dignidad. El cambio educativo en Venezuela. Tropykos-TEBAS. Caracas. Venezuela. FERNÁDEZ, M. (1986). Evaluación y cambio educativo. El fracaso escolar. España. FULLAT, O. (1979). Filosofía de la educación. CEAC. Barcelona. España. GARCIA, R. J. y TORREGO, J. C. (1996). La construcción de los afectos y la moral en la escuela: un problema de compromiso crítico y no de estrategia didáctica. Cultura y educación. 3, 5-18. Madrid, España. GARCIA, J. E, y GARCIA, F. F. (1995). Aprender investigando. Una propuesta metodológica basada en la investigación. GONZALEZ, P (1995) La familia como inductora del desarrollo autónomo. Tesis de Maestría. UCV. Caracas. Venezuela. GUBA, E. y LINCOLN, I. (1989) Fourth Generation Evaluation. Sage Publication. West Hilcrest Drive. Newbury Park. California. GUMMAR, M. (S/F). El concepto de valor en la teoría social. HEBERMAS, J. (1994). Teoría de la acción comunicativa. Complementos y estudios previos. Cátedra. Madrid. España. HERNADEZ, F. y VENTURA, M. (1992). La organización del curriculum por proyecto de trabajo. Grao. Barcelona. España. HERNADEZ, F. y SANCHO, J. M. (1993). Para enseñar no basta con saber la asignatura. Paidós. Barcelona. España. KNELLER, G. (1967). Introducción a la filosofía de la educación. Norma. Cali. Colombia. KOHLBERG, L. y MAYER, R. (S/F). El desarrollo del educando como finalidad de la educación. Vadell Hermanos. Valencia. España. LAFONT, C. (1993). La razón como lenguaje. Visor. Madrid. España. LARROYO, F. (1967). Historia general de la pedagogía. Norma. Cali. Colombia. LEDEZMA, M. y PINTO, N. (1996). Teoría lingüística, práxis pedagógica. Revista Letras N° 53. IPC-UPEL. Caracas. Venezuela. MAYOR, L. y otros. (1995). Estrategias Metacognitivas. Aprender a aprender y aprender a pensar. Síntesis. Madrid. España. MEDINA, J. (1975). Filosofía, Educación y Desarrollo. Siglo XXI. México, D.F. MERCER, N. (1996). Las perspectivas socioculturales y el estudio del discurso en el aula. En: Coll, C. Derek, E. (Eds.,) Enseñanza, Aprendizaje y Discurso en el Aula. Infancia y Aprendizaje. Madrid. España.

MESTRES, J. (1994). Cómo construir el Proyecto Curricular de Centro. Vicens Vives. España. MINISTERIO DE EDUCACIÓN (1993). Plan de Acción. Caracas. Autor. MINISTERIO DE EDUCACIÓN (1996). Plan de Acción. Caracas. Autor. MINISTERIO DE EDUCACIÓN (1996). Memoria y Cuenta. Caracas. Autor. MINISTERIO DE EDUCACIÓN (1992). Calidad de la Educación Básica. Diagnóstico general. Caracas. Autor. MINISTERIO DE EDUCACIÓN (1992). Matrícula, Deserción, Repitencia y Prosecución por Entidades Federales. Caracas. Autor. MINISTERIO DE LA FAMILIA - UNICEF (1994). La Magnitud y las Fuentes de la Deserción Escolar en Venezuela. Caracas. Autor. MINISTERIO DE LA FAMILIA (1993). Los Jóvenes en Cifras. Caracas. Autor. MOLL, L.C. (Compilador). (1995). Vigotski y la Educación. Aique. Buenos Aires. Argentina. MORENO, N. y BOTERO, A. (1973). Autoevaluación Por Qué. Educación Hoy. Perspectivas Latinoamericanas. N° 17. Año III. Sep.-Oct. MORÍN, E. (1984). Ciencia con Conciencia. Anthropos. Barcelona. España. MORÍN, E. (1986). El Método. La Naturaleza de la Naturaleza. Cátedra. Madrid. España. MORÍN, E. (1988). El Conocimiento del Conocimiento. Cátedra. Madrid. España. MUGNY, G. y DOISE, W. (1983). La Construcción Social de la Inteligencia. Trillas. México. NASSIF, R. (1980). Teoría de la Educación. Cincel, S.A. Madrid. España. NIEDA, J. y MACEDO, B. (1997). Un Currículo Científico para el Estudiante de 11 a 14 años. Organización de los Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Unesco. Madrid. España. ODREMAN, N. (1996). Proyecto Educativo. Educación Básica: Reto, Compromiso y Transformación. Ministerio de Educación de Venezuela. Caracas. OCEI (1991). Indicadores de la Fuerza de Trabajo. Segundo Semestre. Caracas. COLL, C. y otros. (1990). Desarrollo Psicológico y Proceso Educativo. Alianza Psicológica. Madrid. Pp. 367-384. PALADINO, E. (1997). Proyecto y Contenidos Transversales. Espacio. Buenos Aires. Argentina.

PERKINS, D. (1995). The Emerging of Learnable Intelligence. The Free Press. New York. USA. PÉREZ, A. y otros (1985). La Evaluación su Teória y Práctica. Cuaderno de Educación N° 126. Cooperativa del Laboratorio Educativo. Caracas. PIAGET, J. (1966). La psicología del Niño. Morata. Madrid. PIAGET, J. (1973). Psicología y Epistemología. Ariel. Barcelona. España. PIAGET, J. (1973). Seis Estudios de Psicología. Seix Barral. Barcelona. España. PIAGET, J. e INHELBERG, B. (1973). Psicología del Niño. Morata. Madrid. PIAGET, J. (1975). La Equilibración de las Estructuras Cognitivas. Siglo XXI. Madrid. España. RIVAS, C. (1996). Un Nuevo paradigma en Educación y Formación de Recursos Humanos. Cuadernos Lagoven. Caracas. Venezuela. RIVAS, E. (1996). La educación ante la crisis de valores de la sociedad actual. Laurus N°.3,UPEL. Caracas. SACRISTÁN. J., G. (1989). Teoría de la enseñanza y desarrollo del currículo. Anaya. Madrid. SACRISTÁN. J., G. (1989). El Currículo: Una reflexión sobre la práctica. Morate. Madrid. SACRISTÁN. J., G. (1993). La Evaluación de la Enseñanza. Cuaderno de Educación N° 143. Cooperativa de Laboratorio Educativo.Caracas. SCHELER, M. (1970). El Puesto del Hombre en el Cosmos. Losada S.A. Buenos Aires. Argentina. VALBUENA, A. (S/F). El aprendizaje Multidireccional y la Evaluación Multidireccional en la Educación Superior. Fondo Editorial Lola. VÁSQUEZ, H.(S/F). Algunas consideraciones para la evaluación de los aprendizajes de la Educación Básica. Ponencia M.E. Caracas. VÁSQUEZ, M. (1995). La evaluación en el proceso enseñanza -aprendizaje. Revista Aula N° 51.XVI Encuentro de M.R.P. Huesca. España. VYGOTSKY, L. (1977). Pensamiento y Lenguaje. La Pléyade. Buenos Aires. VYGOTSKY, L. (1979). El desarrollo de los procesos psicológicos superiores. Crítica. Barcelona. YUS RAMOS, R. (1997). Hacia una educación global desde la transversalidad. Araya. Madrid. (1966). Temas transversales y Educación Global. Aula N° 51. Málag.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->