Está en la página 1de 6

MODELO DE FICHA DE LECTURA.

NIVEL: 3º Y 4º DE ESO.

1. Ficha bibliográfica.
LATORRE, José María. El palacio de la noche eterna.
Madrid, Alfaguara, “Serie roja”, 2003.
2. Resumen y estructura.
Christopher Travers recibe la noticia del regreso a Kensfield de su antiguo
amigo Jeremy Mortimer. Extrañado por el hecho de que su amigo no haya dado señales
de vida, decide acercarse a la vieja mansión donde vivía. Queda impresionado por el
estado de abandono del palacio y por un extraño rugido que proviene del interior.
Paralelamente, el Chris, que ha perdido a sus padres recientemente y tiene que cuidar
a su hermana enferma, se ve obligado a alquilar una habitación de su casa a un
individuo extraño, Sandor Balász, de origen húngaro.
A partir de este momento en la ciudad comienzan a ocurrir hechos extraños, se
producen profanaciones de tumbas en el cementerio y la gente de allí culpa a Balász de
todo lo que pasa. Chris, movido por la curiosidad, comprueba primero que su antiguo
amigo ha desaparecido de las fotos, y tras varias tentativas, comete la imprudencia de
soltarlo del lugar donde lo tenían encadenado. El húngaro le informa de lo que le
ocurre a Jeremy, de las causas que lo han provocado su estado y de la solución. Entre
los dos planean el modo de acabar con él. La muerte de Judy hace que sea Balász el
que vaya solo y no vuelve... Christopher debe proteger la tumba de su hermana del
monstruo y a la vez cuidar de Dorothy, la hija de Dan Higgins, dueño de la librería
donde trabaja, que ha sido amenazada directamente por Jeremy. Tras una noche de
pesadilla en la casa de los Higgins, deciden acabar inmediatamente con el zahro.
Marchan hacia la mansión Mortimer y tras varias refriegas que acaban con la
muerte de Sir Alan y la pierna rota de Dan Higgins, Dorothy consigue disparar a
Jeremy y matarlo con la única bala con la que podría hacerlo. La tranquilidad vuelve a
Kensfield y los dos jóvenes pueden continuar con sus estudios.

Cada uno de los párrafos del resumen corresponden a una de las partes que
tiene la novela.
La introducción abarca la primera parte del capítulo 1 (hasta la p. 28).
El nudo abarca desde que termina la introducción hasta la mitad del penúltimo
capítulo (concretamente hasta la p. 196)
El desenlace explica la resolución del conflicto y va desde que termina el nudo
hasta el final de la novela.
Como se ve la obra tiene la estructura clásica propia de la narrativa.

3. Personajes.
Personaje protagonista: Christopher Travers.
Además de ser el protagonista es el narrador interno del relato que está
escrito en primera persona. No hay ninguna descripción física del personaje. Solo
sabemos de él que tiene 20 años. Más datos tenemos de su situación familiar y laboral:
“Hacía unos años que yo vivía y estudiaba en Londres, pero por entonces me
encontraba en Kensfield porque había tenido que suspender temporalmente mis clases
de Literatura Clásica y dejar mi residencia para ir a atender a mi hermana enferma,
Judy, tres años mayor que yo, si bien seguía estudiando por mi cuenta y abrigaba el
severo propósito de presentarme a exámenes en primavera. Nuestra madre había
fallecido pocos meses después que nuestro padre y una grave enfermedad ósea
obligaba a Judy a permanecer en la cama durante la mayor parte del día.” (p.14)
“...no éramos una familia rica y, como la pequeña pensión por enfermedad que
recibía mi hermana apenas alcanzaba para cubrir los gastos..., tuve que ponerme a
buscar un trabajo...”(p.14) “Es probable que nunca lo hubiera encontrado (...)de no
haber sido por Dan Higgins y su hija Dorothy. Dan era el propietario de la única
librería digna de ese nombre...” (p.14).
Como buen estudiante de literatura es un gran aficionado a los libros:
“... habría sido capaz de estar horas entre libros sin cobrar por ello.” (p. 15)
“... cualquier persona amante de los libros dejaba de serlo y se convertía en un
amigo” (p. 20)
El protagonista se muestra en todo momento muy cariñoso y amable con su
hermana enferma, la cuida, le lee libros y evita comentarios que pudieran herirla
(sobre estos aspectos podemos leer las pp. 19,21 y 22). Quiere quitarle
preocupaciones y sufre mucho cuando la ve debilitarse poco a poco (p. 23 y 24) y
cuando finalmente muere (pp. 130 y ss.). Se le hace insoportable que el zahro pueda
profanar su tumba y por ello desafía los peligros y vigila en el cementerio (p.145, p.
151 y ss.).
De todo su comportamiento podemos extraer algunas conclusiones: es una
persona curiosa, que quiere llegar al fondo de los asuntos y que no se conforma con
cualquier explicación. Pasa por encima del miedo como demuestra en el colegio, en el
cementerio y en la mansión Mortimer, para satisfacer su curiosidad o para solucionar
un problema del que se siente responsable. A la vez es imprudente y tiene buen
corazón. Y eso le acarrea problemas graves porque le lleva a soltar a su amigo de
antaño y provoca que se desate el horror en la ciudad.
Es agradecido y rinde el homenaje que se merece a Sandor Balász, al que en
todo momento había defendido.
Se enamora de Dorothy y expone su propia vida para protegerla.

Antagonista: Jeremy Mortimer.


En este personaje hay un antes y un después. Gracias a los recuerdos de
Christopher conocemos su carácter de niño: “un niño generoso que no dudaba en
compartir las cosas que tenía.” (p. 12) No hacía alarde ni él ni su familia de su situación
social y económica privilegiada y por ello era una familia querida en toda la ciudad,
“resultaban agradables en el trato” (p. 12).
Las revelaciones de Balász nos dan, sin embargo otra visión muy diferente de la
misma persona que ilustra con detalle cómo había cambiado: “...Jeremy no era mejor
que su padre; al contrario, desde su adolescencia llevó una vida disoluta,
aprovechándose del poder de los Mortimer y abusando de sus supuestos privilegios de
clase. Consideraba escoria a quienes trabajaban para la familia. Había llegado a
hacerse famoso por sus robos de joyas y de objetos religiosos zairhies y por sus
extravagantes fiestas, una de las cuales acabó con la violación y el asesinato de una
joven zairhie que había sido llevada a la fuerza.” (pp. 118-119). Este hecho,
precisamente es el que provoca que el padre de la joven asesinada, que era el
hechicero, desate su venganza sobre Jeremy y lo convierta en un zahro, un ser
monstruoso, que no soporta la luz, se alimenta de carne humana y desaparece de las
fotografías porque carece de alma.
La actuación del propio Jeremy nos revela un ser repugnante que carece de
escrúpulos, pero que es inteligente, sabe mentir cuando le conviene y que no es capaz
de ningún sentimiento noble, ni generoso. No tiene compasión y solo saba guiarse por
sus instintos más repugnantes y repulsivos.
La descripción física que ofrece el libro viene a completar al personaje: “era un
joven de mi misma edad, con abundante cabello, aunque blanco (…). Tenía una expresión
dura, desagradable” (p. 87-88). “...sonrió abiertamente por primera vez; eso me
permitió ver que sus dientes eran desagradables, grandes y oscuros” (p. 91) “Hasta
entonces yo no había reparado en sus uñas largas y afiladas” (p. 94). “En su mirada
había un brillo de crueldad que me repelió. Y debió de darse cuenta de mi sospecha,
pues abrió la boca como si se dispusiera a prorrumpir en una carcajada, pero lo que
hizo fue mostrarme sus dientes, aun más grandes, oscuros y afilados de lo que lo había
visto un rato antes, y lanzar un aterrador aullido” (p.95). “ Sus ojos azules se habían
vuelto completamente negros, mantenía abierta la boca y sus dientes eran como los de
una fiera salvaje” (p. 95). “...se dirigió hacia nosotros, mas no lo hizo andando sino a
saltos, como si fuera ingrávido o se moviera al ralentí” (p. 179)

Personajes secundarios:
Sandor Balász: Es el coleccionista de leyendas. Este personaje cuya descripción
física se encuentra en la p. 19, desempeña un papel fundamental en la novela, ya que
gracias a él conocemos la verdadera historia del zahro. Sacrifica su propia vida para
eliminarlo y, si bien no lo consigue, deja la puerta abierta a que lo puedan hacer otros.
Dorothy y Dan Higgins: Ayudan a Christopher a eliminar a Jeremy. En todo
momento encuentra en ellos el apoyo y la ayuda que necesita: le proporcionan trabajo,
le escuchan, le ayudan a cuidar de Judy..., al final la joven se convierte en la novia del
protagonista.
Judy: Es un personaje totalmente pasivo, que tiene una función que solo influye
en la trama de manera indirecta: su enfermedad y su muerte añaden una nueva
dificultad a la situación, ya que Chris se ve obligado a atender a varios frentes a la
vez. Tenemos algunos datos de su edad (p. 14) y de su postración física (p. 21).
Wanani: Es la hermana de la joven violada por Jeremy que les acompaña para
asegurarse de que la maldición se cumple y también para dar falsas esperanzas de
curación. Es muy hermosa, pero con una mirada increíblemente cruel. (p. 53). Se
encarga de proporcionar alimento al zahro y al final se convierte en una víctima suya.
Sir Alan Mortimer: Es el padre del “monstruo”. De él hay abundantes datos en la
novela (p. 12, p. 18, p. 71 y ss., p. 118, p. 121 y 122), que nos lo presentan como un
indeseable amargado por su situación y esclavo de ella, que a pesar de todo ama a su
hijo y se ocupa de protegerlo al precio que sea (p. 210).
Otros:
Ethel, Thomas: Los dos tienen la función básica de transmisores de noticias.
El doctor, la policía...

4. Marco de la obra:
Espacio:
Externo: La obra se sitúa en un espacio real, la ciudad de Kensfield en
Inglaterra. Hay referencias a Sudáfrica y a Londres.
Interno: En toda la novela hay una gran abundancia de escenarios
minuciosamente descritos que contribuyen en gran parte a crear un clima de misterio
y en algunos casos de terror. Los más importantes son los siguientes:
- El palacio Mortimer: Es el escenario más importante, que da título al libro. Se
suceden las descripciones de él. La primera de ellas es el recuerdo infantil de
Christopher:
“El palacio resultaba sobrecogedor en su inmensidad y aunque, como he
dicho, estuve cuatro veces en él y nos lo habían mostrado con cierto detalle,
había quedado en mi memoria como una interminable sucesión de corredores en
penumbra, de escalinatas y de estancias, algunas de ellas más grandes que el
conjunto de mi casa y otras tan pequeñas que daban la impresión de haber sido
diseñadas como lugares para meditar. Había visto incluso el ala donde vivían los
criados y el ama de llaves, pero lo que mayor curiosidad despertó en mí fue una
gigantesca bodega que parecía albergar todas las botellas del mundo, entre las
que predominaban el vino y el brandy. Ése era mi recuerdo infantil”. (p. 12).
En la primera visita de Christopher solo tenemos datos de los exteriores
del palacio. Es de noche. El bosquecillo que separa el edificio de la ciudad está
descrito con todo detalle (p. 24) y el camino por el que se podía acceder con
coches ha quedado invadido por la maleza. La sensación de abandono, de
soledad y de aislamiento son las notas características. El ambiente neblinoso, la
humedad, el silencio y el olor a putrefacción componen un escenario con todos
los ingredientes para el horror que se va a desarrollar en ese lugar. Asimismo,
la fachada de la mansión se describe en un estado de abandono lastimoso, muy
diferente del recuerdo de Chris. (p. 26 y 27).
La segunda visita del protagonista está hecha de día y el personaje entra
dentro. Llama la atención las comparaciones que se usan para describir el lugar:
“La falta de presencia humana confería al conjunto la apariencia de un
cementerio vegetal” (p. 69). “Mientras subía no aparté la mirada de los dos
leones de piedra (…) y ahora estaban revestidos de musgo, como una antigua
tumba olvidada.” (p.69). Y más adelante: El hecho de saber que fuera del
palacio había luz solar, por apagado que fuese el día, contribuía a hacer más
sombrío y lúgubre el interior; y no pude evitar asociarlo mentalmente con una
gran tumba vacía”. (p. 78). El interior del palacio está descrito con todo
detalle en esta ocasión. El vestíbulo, la escalera (p. 70), el corredor del
primer piso (p. 71), la habitación de Sir Alan (p. 71), la biblioteca (p. 72).
Igual que en el exterior, predomina dentro el estado de abandono, la dejadez y
la suciedad, el ambiente oscuro y un insoportable hedor al que Christopher no
le encuentra explicación.
La tercera visita al palacio la hace el protagonista al atardecer y de
nuevo aparecen las comparaciones inquietantes: “... quizá por la atmósfera de
aquel lugar, sentí de nuevo como si acabara de encerrarme en una tumba” (p.
84). Más adelante , de nuevo: “Igual que en el vestíbulo y en la escalera, nadie
se había ocupado de limpiar el polvo de los suelos, los techos, las paredes, los
arcos y las puertas, como si el palacio fuera una antigua tumba recién
descubierta sobre la cual hubiera caído la luz mostrando sin pudor un espacio
destinado a la descomposición o el olvido” (p. 102). Llama la atención la
descripción del sótano (pp. 84-85), que contrasta con el recuerdo infantil que
tenía Chris del mismo lugar. Y que es especialmente importante porque será el
escenario del desenlace (p.228-230). Pero lo fundamental es la habitación
negra, el lugar donde vive Jeremy, descrito con todo detalle (p. 87). Todo ello
hacen del palacio Mortimer “un lugar de decadencia y horror” (p. 104). La
descripción del lugar queda finalmente completada por el pasadizo que
conduce desde el sótano al pasillo en las inmediaciones de la habitación de
Jeremy (pp. 203-207) y por las estancias del segundo piso de la vivienda (pp.
219-220). Estos datos los tenemos a raíz de la cuarta visita al palacio.
El palacio Mortimer está descrito con tanto detalle que hasta sería
posible elaborar un plano de él. Al narrador le interesa que llegue a los lectores
con todo detalle el escenario donde van a ocurrir todos los hechos.
Hay otros muchos espacios en la novela, aunque no tan importantes: la casa de
los Travers; la de los Higgins, escenario del acoso de Jeremy; el cementerio, lugar de
las profanaciones; el colegio; la habitación del hotel, donde se producen las
sorprendentes revelaciones de Balász; la comisaría; el bar, y la librería, lugar de las
confidencias de Christopher.

Tiempo:
Externo: La novela se sitúa en la época actual, aunque sin precisar fechas
concretas. Se habla de ordenadores en la página 50, lo que nos permite pensar que
estamos como muy tarde en los años 80 ó 90.
Interno: La novela abarca un breve espacio de tiempo, que se ordena
cronológicamente con una gran precisión. La trama dura exactamente cinco días,
repartidos de la siguiente forma:
- Día 1: Christopher Travers es informado de la llegada de su antiguo amigo y
echa una ojeada al exterior del palacio sin llegar a entrar. (cap. 1 hasta la p. 28).
- Día 2: Primeras noticias de las profanaciones de tumbas. Misterio en torno a
las fotografías y visita al colegio. (P. 28-61)
- Día 3: Conversación con Balász, ataque a éste,visita al palacio y encuentro con
Sir Alan. Al atardecer, de nuevo en el palacio: Chris libera a Jeremy.
Por la noche, Jeremy amenaza a Judy y Dorothy. (P. 61-113).
- Día 4: Conversación del protagonista con el húngaro. Muerte de Judy. Por la
noche, vigilancia en el cementerio y acoso de Jeremy a la casa de los Higgins. (P.
113-180).
- Día 5: Búsqueda y eliminación de Jeremy. Desenlace. (P. 180 hasta el final).
Aunque el tiempo estricto de la novela es éste, hay varios retrocesos
temporales. Por un lado, los recuerdos infantiles de Christopher, que se remontan a
diez años atrás y por otro lado, la historia que cuenta Sandor Balász sobre el hechizo
de Jeremy que se supone que ha sido relativamente reciente, aunque el tiempo exacto
no se precisa.
Finalmente, se adivina el futuro feliz en Londres de la pareja de enamorados.

5. Vocabulario.
Respuesta libre. Conviene, además de buscar y presentar un mínimo de diez
palabras que no se hayan entendido, poner su significado y hacer una frase con cada
una de ellas.

6. Opinión personal.
Respuesta libre.

También podría gustarte