irene

roga

la canción de ariadna
© 2011 Irene Rodríguez García (Irene Roga) © 2011 Ediciones Glénat España, S.L. sobre la presente edición. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este libro puede ser reproducida, ni incorporada a un sistema informático, ni está permitida su transmisión en cualquier forma o por cualquier medio, sea este electrónico, mecánico, por fotocopia, por grabación u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito del editor. Las infracciones se perseguirán según la Ley. Ediciones Glénat, S.L. C/ Sancho de Ávila 89, 4ª planta 08018 Barcelona www.edicionesglenat.es info@edicionesglenat.es Director editorial: Joan Navarro Directora de colección: Aurora García Redacción: Rosa Martí Diseño gráfico: Dani Barbero, Gus López, Noelia Jiménez y Luis Domínguez Editor jefe: Félix Sabaté Depósito legal: B-9800-2011 ISBN: 978-84-9947-164-8 Impreso por Liberdúplex Printed in Catalonia

“Ariadna, que se reprochaba haber abandonado a su padre y a su patria por un amante voluble...”

“Ariadna abandonada en una isla desierta. Ariadna plañidera y gemebunda...”.

“Ariadna, que tenía por únicos testimonios de su pena los peñascos insensibles y las olas en perpetuo mugido...”

érase una vez un rey que había perdido a su esposa, y una princesa, cuya belleza superaba la de las estrellas. El rey había quedado prendado de una bella mujer, y pronto se anunciaron sus desposorios con ella.

cuando la princesa conoció a su nueva madre, supo en su corazón...

...que su destino dependería desde ese instante de aquella misteriosa mujer.

Un suave rumor lLega a mis oídos, las ramas y las hojas...

...La voz de mi amor que me lLama a su lado.

veo de nuevo el día en esta noche...

mis dedos sobre el frío mármol, mi pecho canta una belLa canción.

en mis labios nace y muere una flor.

eres una gran poetisa, ariadna.

Guardaré siempre estos versos cerca de mi corazón.

me parecen hermosos solo cuando los lees tú, mi príncipe.

Ahora que las bodas de tu padre han terminado...

...podré pedirle tu mano, y haremos público por fin nuestro compromiso secreto.

le causaste muy buena impresión cuando viniste en aquella visita real con tu padre.

nuestra unión confirmará las buenas relaciones entre los dos reinos.

se van a llevar una gran sorpresa.

...Aunque incluso en la guerRa te amaría como ahora, órelan.

oigo pasos.

Cuida que no te vean, mi amor.

Escóndete.

¡Es mi madrastra!

¿Qué hace aquí a estas horas?

¿Me habrá oído hablando con Órelan?

¡Oh, padre mío!

¿A quién has traído a esta casa?

perea

...

ariadna, ¿tan temprano y ya has ido a cabalgar?

Sí, Perea.

Apenas he dormido en toda la noche.

He intentado escribir una canción para Órelan, pero no podía pensar en nada bonito.

Me he consternado tanto que he tenido que salir a pasear con Galilea y poru.

Mi pobre niña, necesitas pasar más tiempo con otras personas de tu edad.

Tus compañeros de estudios seguro que se alegrarían de verte más a menudo.

En lugar de estar todo el día con tu caballo y ese perro.

No es un perro, Perea.

hija… Es un cervatillo. es un perro.

¡No! ¿Acaso no lo ves?

Órelan me lo regaló, dijo que es un cervatillo que él mismo capturó en el monte.

lo encontró y me lo trajo a mí porque estaba solo.

Órelan ha influido tanto en mi pequeña…

Desde que se conocieron, noto que Ariadna ha cambiado mucho.

de ser aquelLa niña independiente y rebelde que era...

¡nunca me casaré!

...a la joven sensata en la que se ha convertido.

Desde que cuido a esta criatura, nunca la había visto confiar tan ciegamente en nadie.

Sí, ariadna ha cambiado desde aquel día....

Hija, deja de escribir mientras te peino.

llegarás tarde a la recepción.

Pero... aya, ¿por qué tengo que ir?

el rey es mi padre, no yo. No hace falta que yo esté presente.

¿Qué dices? un día serás reina y debes ir acostumbrándote a asistir a estos encuentros.

además, este Es muy importante, Va a visitarnos numa, el rey de bathmos.

ESCUCHA ESTO.

es dichoso el guerRero que clava su espada en la tierRa de sus padres. limpiando con esa misma tierRa la sangre de su enemigo.

¿no es maravillosa, la épica?

...

¡anda! deja eso ya. ¡no vas a llegar a tiempo!

¡YA VOY!

Numa, señor de bathmos.

gran kreios, amigo mío. me presento ante ti.

yo Soy Numa, me alegra por fin estar presente en tu reino y en tu casa.

te decía...

ÓRELAN.
¡¿QQUÉ?! ...que saludes a kreios.

¡oh!

¡claro!

señor.

disculpa a mi atónito hijo.

los cabellos claros no se ven comúnmente en mi tierra.

traed una silla para que mi amigo se siente a mi derecha.

¿...?

regalos del rey de bathmos. tesoros y alhajas.

¡no saben que a mí no me gustan las joyas!

¡son tan impersonales y vulgares!

menos mal que ya se ha terminado el día...

¿?

¿quién ha...!

¿una piña?

¿el príncipe de bathmos?

Ariadna, escúchame un momento.

he venido a discul parme.

¿discul parte... ? ¿por qué?

por esos regalos tan indignos que te he ofrecido hoy.

he traído esto para que me perdones.

había oído hablar de tu belleza, pero nunca imaginé que la realidad fuese tan superior a tu reputación.

hasta las joyas más valiosas de mi reino pierden su brillo al lado de tu persona.

de haberlo sabido antes, como regalo te habría traído la luna.

volveré a visitarte.

a no ser que tú me lo prohibas.

entonces...

hasta mañana.

ahora, Ariadna se comporta DE UN modo tan distinto… se ha hecho una mujer sin darme cuenta.

Ven conmigo, hija,

tu padre te espera.

buenos días, padre.

ariadna, escucha lo que he de decirte.

mis bodas han terminado, soy feliz junto a melanthia y deseo que tú también lo seas.

creo que es el momento de que tomes un esposo, digno de mi casa y mi tierra.

¡oh! padre... ¿quieres... que me case?

entonces yo tengo que decirte que...

¡silencio!

existe un gran señor entre cuyo reino y el mío siempre ha habido enemistad.

y es algo que quiero solucionar.

¿te refieres a ptolemos?

pero... ningún reino se ha aliado con él.

¡silencio!

ya he pactado tu matrimonio con su primogénito.

su pueblo adora a la gorgona y practica brujería.

te marcharás con tu esposo y se firmará una alianza militar y de estado.

pero...

¡padre!

serás muy feliz, ariadna.

ahora empieza tu nueva vida.

¡padre!

¡oh, perea!

Necesito que envíes al mensajero más veloz.

¡Que avise a Órelan para que venga en seguida a buscarme!

Mi padre está muy extraño, Él nunca me haría una cosa así.

Nunca me casaré con nadie que no sea Órelan. es lo que más me importa en este mundo.

Prefiero enfrentarme a todo, incluso a mi padre, si esa no es su voluntad, ¡y sé que órelan también lo hará!

¡órelan...!

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful