3er Domingo del Tiempo Ordinario ± Ciclo B

Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el evangelio de Dios.

Y decía: - Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: Convertíos y creed la Buena Noticia.
Mc 1, 14 - 15 14-

Jonás es recordado sobre todo por la ballena que lo devora en un mar revuelto por la tempestad. Parece el protagonista de un cuento inverosímil. Nadie viaja durante tres días en el vientre de un cetáceo y se dedica mientras tanto a componer un bello salmo.

El autor, con rasgos increíbles quería transmitir el más creíble de los mensajes sobre el amor de Dios. Dios ama a los hombres, incluso a los pecadores. Y se las ingenia para invitarlos a la conversión.

El Libro de Jonás es además un hermoso relato sobre el humor de Dios. Un Dios que confía de verdad en un profeta cascarrabias, que no acaba de aceptar la misión que le encomienda. ¡Nada menos que ir a predicar a Nínive, la capital del imperio opresor!

Cuando vio Dios que los ninivitas se convertían de su mala vida, tuvo piedad de su pueblo el Señor.

Esa es la gran moraleja. Dios es compasivo, pero no es nacionalista. Su amor no tiene fronteras.

El Evangelio de hoy compara a Jesús con Jonás en el mensaje que va predicando por tierras de Galilea: ³ Se ha cumplido el plazo, está cerca el Reino de Dios: Convertíos y creed la Buena Noticia´.

Porque Dios es nuestro Rey y Señor, es necesario y posible vivir de otra manera. Porque somos miembros de un Reino estupendo no podemos vivir como los malhechores.

Difícilmente podrá cambiar de vida y de valores, quien no ha creído en el mensaje que anuncia la majestad de Dios y su bondad.

Pero no es verdadero creyente quien no traduce su fe en un cambio y renovación de vida.

³Convertíos y creed la Buena Noticia´

Ese pregón evangélico ha sido confiado a la Iglesia y a cada uno de los cristianos. Para anunciarlo de forma creíble hay que hacerlo propio y vivirlo con sinceridad.

Señor Jesús, que nunca olvidemos estas primeras palabras con las que inicias tu misión entre nosotros. Aumenta nuestra fe y apoya nuestra voluntad de convertirnos. Amén.

Texto:

José Román Flecha Andrés
PALABRA DEL SEÑOR ±Salamanca

Presentación: Antonia Castro Panero Música: Magnum Mysterium

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful