P. 1
Guía Civilización Romana

Guía Civilización Romana

|Views: 2.292|Likes:
Publicado porClaudia Olate Bello

More info:

Published by: Claudia Olate Bello on Jan 17, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/12/2013

pdf

text

original

Colegio Metodista Robert Johnson ……………………………………………. Departamento de Historia y Ciencias Sociales Curso:………………..

7° Básicos A-B-C Profesora Claudia Olate Bello Guía de Trabajo Evaluada La Civilización Romana.

Nombre:

Objetivo: Conocer, comprender, analizar y valorar los aportes entregados por la civilización romana, en todas las etapas de su existencia. Instrucciones: Lea atentamente la información entregada a continuación y realice las actividades que se solicitan, utilizando buena letra y cuidando su ortografía. Por favor evite utilizar corrector líquido. Roma: de monarquía a República La civilización romana, se ubicó en la península Itálica, valle del Lacio, dónde el pueblo latino había levantado distintas aldeas asentadas a los pies de siete colinas, en las riberas del tío Tíber. En el siglo VIII a.C. los etruscos, un pueblo ubicado al norte de Italia, conquistaron las siete colinas y convirtieron las aldeas en una colosal ciudad: Roma Las fronteras de los dominios romanos se fueron ensanchando entre los siglos IV a.C. y II a. C., mediante la conquista militar o la asociación con otras ciudades. Primero extendieron su poder a toda la península itálica, luego al Mediterráneo occidental y finalmente al Mediterráneo oriental. Por este motivo, los romanos llamaron a este mar Mare Nostrum (nuestro mar). El Origen de Roma: Según la leyenda (Roma) fue fundada por Rómulo y Remo, dos hermanos que eran hijos de Silvia, hija del rey Numitor. El dios Marte raptó a Silvia, dejándola encinta y Numitor, irritado, se deshizo de Rómulo y Remo abandonándolos en una canasta en el tío Tíber. Una loba les dio de amamantar, hasta que un pastor los descubrió y los adoptó como hijos propios. Un día los hermanos cayeron en manos de Numitor, quien conmovido por la historia de sus dos nuestos, les dio un ejército y les encargó que fundaran la ciudad.

1

La Monarquía y la República. Monarquía: (753 a.C. -509 a.C.) Los pueblos de las siete colinas fueron conquistados por los etruscos quienes convirtieron a Roma en una verdadera ciudad, rodeándolas de murallas y ordenando sus calles. Durante este periodo, Roma fue gobernada por reyes etruscos. Junto a la figura del rey aparece el Senado, una asamblea aristocrática constituida por hombres elegidos entre los jefes de las principales familias (gens). Los latinos terminaron por rebelarse ante la dominación etrusca y en el año 509 a. C. destronaron al último rey, adoptando una nueva forma de gobierno: La República. La República: (509 a. C. -31 a. C.) Durante la República existieron tres instituciones principales: los Comicios o asambleas, las Magistraturas y el Senado. La organización social romana se sustentaba en la familia que representaba la unidad básica de la sociedad. Su organización era de tipo patriarcal y la autoridad era ejercida por el pater familia. La sociedad romana distinguía a los esclavos de los hombres libres y por mucho tiempo hubo diferencias entre estos últimos, distinguiendo a patricios y plebeyos. Los patricios pertenecían a las familias más antiguas y concentraban los derechos políticos. Los plebeyos no pertenecían a un gens; constituían la mayoría de la población y carecían de derechos políticos. Los plebeyos iniciaron una larga lucha por alcanzar la igualdad de derechos políticos y sociales, la que estuvo marcada por revueltas y levantamientos. Así lograron la creación de una asamblea plebeya y la elección de magistrados que defendieran sus intereses. Consiguieron además que la ley se codificara en las llamadas XII tablas y que se les reconociera sus derechos. La República romana nunca llegó a convertirse en una democracia como la de Atenas. Las magistraturas o cargos eran honoríficos, sin remuneración, lo que dificultaba que los plebeyos se dedicaran a la política. Aun así, desarrollaron un sistema político caracterizados por el equilibrio entre distintas instituciones políticas y por la importancia de la participación ciudadana. La crisis de la República. El proceso de expansión territorial que le permitió a Roma dominar toda la costa del Mediterráneo, ocasionó transformaciones económicas y sociales que terminaron por debilitar la República. • La riqueza derivada de la expansión territorial se repartió desigualmente. La aristocracia aumentó sus propiedades agrícolas, mientras los pequeños propietarios se arruinaron. Los soldados,

2

a su regreso del campo de batalla, encontraban a sus familias empobrecidas. Los territorios conquistados se organizaron en provincias a cargo de gobernadores nombrados por el Senado, que muchas veces las administraba de manera opresiva y corrupta. Esta sensación de crisis moral, se extendió por toda la República. La desigual distribución de la riqueza hizo que pobres y ricos constituyeran dos grupos antagónicos, lo que provocó fuertes tensiones sociales. Además en el siglo I a. C. Roma se conmocionó con la gran rebelión de esclavos, dirigidos por el gladiador Espartaco. El ejército, motor de la expansión territorial, comenzó a ser un actor determinante de la política romana. Prestigiosos militares se hicieron cargo de algunas magistraturas y llegaron a concentrar gran poder. EN la segunda mitad del siglo I a. C. una serie de guerras civiles enfrentaron a los principales líderes militares y sus ejércitos, devastando la República. La influencia militar se reflejó en la formación de triunviratos o uniones de tres hombres prestigiosos. El primer triunvirato estuvo integrado por Julio César, Craso y Pompeyo; César se impuso y fue proclamado dictador, asumiendo máximos poderes. El segundo triunvirato lo integraron Marco Antonio, Lépido y Octavio. Este último se hizo del control y el 27 a. C. el Senado le confirió máximos poderes, poniéndose fin a la República.

El Imperio romano. Tras el colapso de la República romana, se desarrolló un nuevo sistema político, el Imperio, que se extendió entre los años 27 a. C y 476 d. C. Este sistema se caracterizó por la acumulación de los poderes civil, militar y religioso en manos de una persona, el Emperador. Las instituciones republicanas se mantuvieron, pero con poderes muy limitados. Octavio, llamado Augusto, fue el primer emperador de Roma, aunque él prefirió la designación de princeps, primero entre los ciudadanos. Su gobierno inició un periodo de paz, conocido como pax romana, que permitió un importante desarrollo artístico y económico. En la etapa imperial los dominios de Roma abarcaron desde las costas mediterráneas de África, Asia Menor y Europa, hasta los ríos Rin y Danubio, incluyendo partes de las islas británicas. Todas las provincias del Imperio se conectaban con Roma a través de una red de calzadas, lo que facilitó la administración y el comercio. Además, la cultura romana –especialmente su lengua, el latín- se difundió por los territorios del imperio, en un proceso denominado romanización. El cristianismo. El cristianismo es, hoy en día, una de las religiones más importantes del planeta 3

junto con el islamismo. El cristianismo se originó en la provincia romana de Judea, actual región de Palestina. La base de esta religión es la vida y predicación de Jesús, recogida en los Evangelios, que fue difundida por sus apóstoles tras su muerte. Las primeras comunidades cristianas permanecieron en Judea, pero posteriormente se extendieron por el territorio romano, proceso que se vio favorecido por la unidad geopolítica del Imperio. El cristianismo y el Imperio. Los cristianos debieron enfrentar distintas oleadas de persecuciones por parte de las autoridades romanas. Aun así, a comienzos del siglo IV, el mundo cristiano había crecido en número, influencia y organización, lo que contrastaba con los problemas internos que experimentaba el Imperio. Esto habría decidido al emperador Constantino I el Grande a establecer la tolerancia religiosa (Edicto de Milán, 313), abriendo el camino para que Teodosio, lo promulgara como la religión oficial del Imperio el año 380, mediante el Edicto de Tesalónica. La crisis del Imperio romano. Factores de la crisis. A partir del siglo III, el Imperio romano inicia un largo proceso de decadencia. Varios factores influyeron en este proceso entre los que se destacan: • La extensión del Imperio, dificultó el control de Roma sobre los funcionarios de las provincias, favoreciendo la corrupción y mala administración. • El debilitamiento del comercio, debido al exceso de gravámenes fiscales en los comerciantes y artesanos. Además, Roma se vio desplazada como el centro del comercio, a favor de otros núcleos comerciales en las provincias • La decadencia de las ciudades, derivada de la importancia económica del campo. Ante la pobreza de la vida urbana, su población se trasladó a los campos, acelerando la ruralización del Imperio. • El cobro de altos impuestos y la devaluación de la moneda, que favorecieron la desmonetarización de la economía romana. • La inestabilidad política, derivada de la constante destitución de emperadores. Los ejércitos de las provincias y la guardia pretoriana – escolta del Emperadorse rebelaban constantemente, por lo que varios comandantes se hicieron emperadores, aunque muy pocos terminaron su gobierno de una manera pacífico. • El grave descenso demográfico, agudizado por epidemias y por conflictos bélicos. • El debilitamiento de las fronteras del Imperio que permitió la penetración de distintos pueblos no romanizados: los germanos. 4

División del Imperio romano: Algunos emperadores intentaron frenar la crisis en que se encontraba sumido el Imperio. Dioclesiano decidió dividir la administración del Imperio entre cuatro gobernantes, sistema denominado tetrarquía, pero la idea no perduró. Constantino, trasladó la capital del Imperio a Constantinopla, Bizancio, lo que aceleró la decadencia de Roma. Por último, a la muerte del emperador Teodosio, en 395, el Imperio se dividió entre sus hijos, formando el Imperio Romano de Occidente, con capital en Roma, y el Imperio Romano de Oriente, con sede en Bizancio. Las invasiones germanas. Las fronteras de este Imperio dividido no lograron resistir la presencia germana, especialmente desde que los hunos, un pueblo asiático que había asolado Asia y Europa oriental, obligaron a los germanos a ingresar violentamente al territorio romano, donde se establecieron. En la práctica, sólo la península itálica podía considerarse romana, mientras el resto del territorio estaba ocupado por germanos. La agonía del Imperio de Occidente terminó el año 476, cuando los germanos hicieron abdicar al último emperador romano. Rómulo Augústulo. La parte oriental del Imperio, Bizancio, logró sobrevivir otros mil años. El diario vivir en Roma: En muchos sentidos, el Imperio romano funcionó como una unidad. Tuvo mismo idioma, el latín, y regían las mismas leyes. La mujer estaba sometida legalmente a la autoridad del varón, aunque tenía más libertad que la mujer griega: podían salir de su casa, tener propiedades, dirigir negocios y participar en actividades artesanales. En los campos, la principal actividad era la agricultura, que permitía cultivar productos como la vid, el trigo y el olivo, que eran la base de la alimentación romana. La Educación en Roma Hasta los 7 años: educación en casa. Las madres, junto con las nodrizas y los pedagogos, enseñaban a niños y niñas De 7 a 12 años: escuela primaria. Niños y niñas aprendían a leer, escribir y cálculo De 12 a 16 años: escuela secundaria. Solo varones asistían, estudiaban gramática, geografía, historia, astronomía, matemática, música y gimnasia. De 16 a 20 años: escuela superior. Acudían muy pocos alumnos. Su finalidad era aprender oratorio y conocer a fondo las leyes y la filosofía. Las ciudades romanas: El Imperio se caracterizó por ser fundamentalmente urbano. En las ciudades se desarrollaba toda la vida cultural, política y económica. Las ciudades nuevas (tenían) dos calles principales, el cardo y el decumano que se cruzaban en el 5

centro económico y social de la ciudad, el foro alrededor del cual se erigían los templos, monumentos y edificios públicos (…) la mayoría de las tiendas y puestos comerciales (…) Asimismo un cuidado sistema de alcantarillado garantizaba una buena salubridad e higiene de la ciudad romana. Entretenimiento y ocio en Roma. Los romanos contaron con diferentes edificios destinados al ocio. Entre ellos destacaban las termas, que eran al mismo tiempo lugares de higiene y de reunión. Estas construcciones tenían bóvedas enladrilladas con grandes depósitos de aguas y largas cañerías que ascendían por los muros, regulando la temperatura según la sala. Esto les permitía contar con baños de agua fría, caliente y vapor, además de espacios destinados para hacer ejercicio. Eran de uso masculino y femenino, aunque tenían diferentes horarios o incluso zonas separadas para hombres y mujeres. Otros espacios de ocio fueron la celebración de banquetes y los espectáculos gratuitos, como la lucha de gladiadores en la arena del anfiteatro, las carreras de cuadrigas en el circo o la representación de obras de teatro. Emperadores y romanos ilustres costeaban la realización de estos espectáculos como forma de acrecentar su popularidad; asimismo, servía como forma de distracción para la gente, que olvidaba en la excitación del combate o las carreras, los problemas que enfrentaban a diario. Legado de la cultura de Roma. • El Derechos Romano: El sistema jurídico elaborado por Roma fue producto de una larga y lenta evolución. Un paso decisivo fue la redacción de la XII tablas, una transcripción del Derechos consuetudinario que regía a Roma desde tiempos antiguos. El derecho romano fue una de las mayores contribuciones de Roma a la civilización occidental y hasta la actualidad continúa siendo materia de estudio de los juristas. El derecho romano, consideraba la distinción entre el lus civile o el Derecho Civil, cuyas normas afectaban a los ciudadanos romanos y el lus gentium o Derecho de Gentes, aplicable a los extranjeros y a las relaciones entre romanos y extranjeros. Para los romano, el derecho podía ser público, cuando regulaba las relaciones ciudadanos y el Estado, o privado, cuando normaba las relaciones entre ciudadanos. Asimismo regulaba distintas materias, como las relaciones comerciales, la familia o la propiedad. • El latín, idioma oficial: A comienzos del Imperio, el mundo mediterráneo todavía ofrecía una gran variedad idiomática, casi tan vasta como su variedad étnica. Nos obstante, el latín se convirtió en el idioma oficial de 6

la administración, del ejército y del comercio. Diversas lenguas habladas en la actualidad derivan del latín, son las llamadas lenguas romances como el castellano, el portugués o el italiano. Arquitectura e ingeniería: Los romanos fueron excelentes constructores, que desarrollaban técnicas que se continúan aplicando en la actualidad. Los edificios romanos utilizaron materiales de construcción innovadores para la época, como el cemento y el hormigón; asimismo, utilizaron técnicas como la construcción de arcos y bóvedas, que permitieron ampliar el espacio de los edificios y darles mayor magnificencia. Uno de los más destacados arquitectos fue Vitrubio, que fue además ingeniero civil y militar. Ciencia: Durante la época romana, se siguieron cultivando las ciencias en Alejandría y en todo el mundo griego. Destacaron figuras como Ptolomeo, astrónomo, matemático y geógrafo, autos de numerosos mapas y tratados, entre ellos el Almagesto, donde propone la idea de que la Tierra es el centro del Universo. Otro destacado científico de la antigüedad fue Galeno, famoso médico del siglo I, que alcanzó importantes conocimientos en anatomía.

Actividades: 1.- Identifica por los menos 3 características importantes, para cada periodo de gobierno que vivió Roma: Monarquía, República e Imperio. (6 puntos)

2.- ¿Cuál fue el rol del cristianismo dentro de la vida del Imperio Romano? Fundamenta tu respuesta (6 puntos)

3.- Explica a través de 3 fundamentos, por qué cae finalmente el Imperio Romano de Occidente y luego entrega tu opinión sobre el tema, respondiendo a la pregunta si pudo Roma tener un final diferente. Fundamenta tu respuesta. (10 puntos)

4.- ¿Cómo era la vida cotidiana en Roma? Menciona por lo menos 4 situaciones en que se parezcan a la vida cotidiana que tenemos hoy en día. (10 puntos)

7

5.- Entrega tu opinión en no menos de 10 líneas sobre la siguiente pregunta ¿Por qué aún recordamos a los romanos? Utiliza buena letra y evita recurrir al corrector. (10 puntos)

8

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->