P. 1
Resolución de Casos Prácticos - Área de Derecho Laboral

Resolución de Casos Prácticos - Área de Derecho Laboral

|Views: 2.785|Likes:
Evaluación para el módulo de Derecho Laboral del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo del IGEZ / UNIMET - Segunda Cohorte.
Evaluación para el módulo de Derecho Laboral del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo del IGEZ / UNIMET - Segunda Cohorte.

More info:

Published by: Alejandro Morales Loaiza on Jan 16, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF or read online from Scribd
See more
See less

06/26/2013

pdf

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA INSTITUTO DE GERENCIA Y ESTRATEGIA DEL ZULIA

UNIVERSIDAD METROPOLITANA PROGRAMA DE ESTUDIOS AVANZADOS EN DERECHO CORPORATIVO II COHORTE (2010-2011) MÓDULO DE DERECHO LABORAL

RESOLUCIÓN DE CASOS PRÁCTICOS (Prof. Nancy Perelló Gómez).

Alejandro Morales-Loaiza, C.I.: V- 17. 604.309

Maracaibo, junio de 2011

no disfrutó de vacaciones y/o utilidades y su salario era cancelado en efectivo cada semana por supervisores de la productora. las demandas del trabajador y la defensa de fondo por parte de la empresa. vacaciones y utilidades no canceladas y vacaciones y utilidades fraccionadas. En este sentido se debe determinar: 1) Existe una relación laboral del trabajador con la Productora de Sal o con otra u otras empresas. recibía charlas para la ejecución de su obra e incluso formaba a quienes junto con el comenzaban a ejecutar dicha labor. prestaciones sociales. de hecho era así por cuanto el mismo trabajador recibía son honorarios por parte de los camioneros. la productora de sal niega la relación laboral. El trabajador prestaba servicios en un área específica de la empresa y contaba con los equipos y herramientas necesarias para su labor. En la contestación de la demanda. El proceso del enlonado constituye una tarea obligatoria dentro de las actividades de la empresa. por cuanto es esencial que el traslado del producto se haga en camiones enlonados con base en lo establecido en leyes que protegen al Medio Ambiente. que los camiones son de cada una de las empresas que compran la sal y eran ellos quienes debían encargarse del mismo.2 Caso 1 (Transcripción fiel y exacta del original): Un trabajador es contratado en una empresa productora de sal para enlonar los camiones que transportan la Sal a los distintos clientes. con basamento legal y jurisprudencial en cuanto a la existencia o no del contrato. proporcionados por la misma productora de sal. 2) De ser demostrada la relación laboral. le corresponden los conceptos reclamados en el libelo de demanda. Por su trabajo se le cancelaba el salario mínimo obligatorio. Transcurrido ese tiempo es despedido sin causa justificada y asume la actividad de éste una subcontrata J y M INGENIERÍA y MANTENIMIENTO S. En la interposición de su demanda el trabajador reclama. indemnización por despido. en una jornada de 8am a 3 pm.A de la productora. Sin embargo. La empresa alega que permitía el acceso a sus instalaciones porque era petición de distintos choferes de los camiones pero que en ningún caso podría considerarse esta relación de tipo laboral. Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . aduciendo que la actividad del enlonado no es propia de la misma. nunca fue incorporado a nómina durante los 4 años que presta dichos servicios. Preguntas: Con base en los datos suministrados se propone efectuar un análisis del presente caso a fin de ofrecer su opinión.

a pesar de la aplicación de la presunción iuris tantum contenida en el artículo 65 de la Ley Orgánica del Trabajo (LOT en adelante). sólo si en la contestación de la demanda hubiese admitido la prestación de un servicio personal y lo hubiese calificado con una naturaleza distinta de la laboral (P. por influjo de lo dispuesto en los artículos 72 y 135 de la vigente Ley Orgánica Procesal del Trabajo (LOPT en adelante). y 2.).3 Para precisar la existencia o no de una relación de trabajo en cualquier caso en el que se presenten dudas. pechar a este último con exigencias probatorias excesivas dejaría sin efecto la presunción del artículo 65 de la LOT.A.: que alegara la existencia de una relación mercantil). puesto que este último en su contestación de la demanda negó la prestación de un servicio personal y directo. C. (Vide Sentencia del Tribunal Noveno de Primera Instancia de Juicio para el Nuevo Régimen Procesal del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia. creen una convicción favorable a su afirmación. el sistema probatorio propone: 1. Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . la jurisprudencia venezolana ha dado en aplicar un modelo de determinación con base en cargas probatorias que a nuestro criterio peca de ser excesivamente procesalista. de fecha 30 de abril de 2007 ± GERARDO ANTONIO PEROZO PEROZO contra PRODUCTORA DE SAL. el demandante (trabajador). En el presente caso. complementados con la presunción ya dicha y la virtud inquisitiva del juez. por lo que se considera más justo ²y verdaderamente más adecuado a la naturaleza del proceso laboral².E. que el trabajador sólo esté en la obligación de aportar a la causa indicios que. Visto con frecuencia en tribunales de instancia. tiene la carga de probar la naturaleza de la relación que le unió con el demandado (empleador). Si bien es lógico pensar que la defensa del demandado que niega la existencia de una relación de trabajo invierte sobre el demandante la carga de la prueba (por la imposibilidad cierta de probar la mayoría de los hechos negativos). El demandado tendría la carga de probar la naturaleza de la relación que le unió con el trabajador.

José Rafael Perdomo). asumiendo el transportista los gastos y costos del personal. que obedece en muchas oportunidades a una mera cuestión de estilo en el ideario del juez. en criterio de este tribunal. «En consecuencia. quedó desvirtuada la presunción de laboralidad de la que pretendía gozar el actor. tales como subordinación. de todo el análisis del material probatorio conjuntamente con el test de laboralidad. de cualidad para haber sido demandada en este caso. concluye este Tribunal de Alzada que en el caso concreto. (Sentencia de fecha 11 de mayo de 2004 de la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia.A. en este caso. concluye que al tratarse la defensa fundamental de la parte demandada en la negativa de la existencia de la relación de trabajo le corresponde al trabajador la carga de probar la existencia de dicho vínculo». todo lo contrario. («) « recurrida una vez expuestos los términos en que quedó la planteada la controversia.4 Casos análogos al propuesto han sido desestimados por la imposibilidad del trabajador de aportar algo más que dudas razonables sobre la naturaleza del vínculo que lo unía con la parte demandada. El desarrollo de este test.. careciendo así la demandada sociedad mercantil PRODUCTORA DE SAL C. en vehículos propiedad de estos transportistas. con ponencia del Dr. razón por la cual. quedó desvirtuada -como se dijo. contrataban a los enlonadores para cubrir o enlonar las gandolas o camiones cargados de sal. personas que contrataban los clientes de la empresa demandada para que les transportaran la sal. quienes a su vez. razones que llevan a esta Juzgadora a declarar sin lugar la presente Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . incluso después de la aplicación del test de laboralidad. pues éste no logró demostrar la relación laboral alegada.la relación laboral alegada por el actor. pues se destruyó la existencia de los elementos propios de la relación de trabajo. se convierte en un travestismo cuando se le hace depender de las formas que las partes hayan estado en capacidad de acreditar dentro del proceso. ajenidad y el salario. quedó demostrado que el actor prestó sus servicios personales a los transportistas. del actor y el transporte utilizado.

tal y como se dispondrá en el dispositivo del presente fallo. hayan generado decisiones tan contradictorias.). Que el servicio prestado por el trabajador tenía por objeto la realización de una actividad particular. Produce desconcierto que una y otra instancia. (Sentencia de fecha 2 de agosto de 2007 del Juzgado Superior Cuarto del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia ± JOSÉ DE LA CRUZ CHACÍN contra PRODUCTORA DE SAL. no general. bajo amparo del artículo 5 de la LOPT). Así se decide». al evaluar los datos suministrados en el ejercicio. Cabe destacar que la causa cuya sentencia se cita parcialmente en el párrafo anterior. como sistema determinador de certeza que tiene su base en la evaluación crítica de la realidad sobre las formas o apariencias (amén de aquellos hechos inquiridos por el juez. ²que para el presente caso asumiremos fue favorable al trabajador². con base igualmente en la aplicación del test de laboralidad y la presunción consagrada en el artículo 65 de la LOT. 2. no obstante haber aplicado los mismos procedimientos y técnicas para llegar a la verdad de los hechos.5 demanda. de ocho de la mañana (8:00am) a tres de la tarde Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . Que el servicio prestado estaba sujeto a jornadas fijas de trabajo de lunes a viernes. el test de laboralidad. que consistía en el revestimiento con lonas de los camiones que transportaban la sal desde los galpones de la demandada hasta el sitio determinado por los clientes. C. Pero independientemente de la dinámica de las cargas y más allá del resultado de la actividad probatoria. apunta: 1.A. en primera instancia fue declarada CON LUGAR (7 de mayo de 2007) por el Tribunal Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia.

4. 5. 8. Que la beneficiaria exclusiva durante el tiempo de prestación de los servicios fue la empresa. Que la naturaleza de la remuneración. (Vide Sentencia de la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela. Que la cantidad percibida por el trabajador como remuneración a la prestación de sus servicios no puede calificarse de exorbitante ni desproporcionada al ser comparada con los estándares salariales del sector. de fecha 13 de agosto de 2002 ± MIREYA BEATRIZ ORTA DE SILVA contra FEDERACIÓN NACIONAL DE PROFESIONALES DE LA DOCENCIA ± COLEGIO DE PROFESORES DE VENEZUELA (FENAPRODO-CPV). al principio de sus funciones. en un área específica de la empresa demandada.6 (3:00pm). Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . 6. por exigencia de la normativa legal en materia ambiental. Que el trabajador. el cual se ajustaba al salario mínimo obligatorio vigente a la fecha. con equipos y herramientas que ésta suministraba al trabajador para la normal ejecución de su labor. recibía charlas de seguridad del personal de la empresa demandada. 7. y 10. sujeta al tiempo trabajado y no a la entrega obras o a la culminación de un servicio. Que el proceso de enlonado constituye una tarea obligatoria dentro de las actividades de la empresa demandada. escapa de la calificación de honorarios. Que el trabajador recibía un pago semanal en efectivo de manos de los supervisores de la empresa. 3. 9. y que la recepción de esos servicios no puede adjudicársele a ningún camionero en particular. para fungir finalmente como facilitador de estas charlas para aquellos recién ingresados a la labor. Que en la prestación del servicio el trabajador estaba sujeto a la supervisión y control disciplinario de la empresa. Que todos los bienes e insumos con los que el trabajador prestaba sus servicios eran propiedad de la empresa.

Que el proceso de enlonado es propio de las actividades de transporte de sal y. que los mismos se hacían responsables de la seguridad de los caleteros y les proveían de las herramientas necesarias para el cumplimiento de su labor. aun cuando se les hubiere rechazado expresa y precisamente y se trate de rechazos o negativas que se agotan en sí mismas. dependerá de la naturaleza y circunstancias de cada asunto y resultará del examen de las mismas que debe practicar el juzgador. la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia. (Sentencia de fecha 9 de mayo de 2011 del Tribunal Noveno de Primera Instancia de Juicio para el Nuevo Régimen Procesal del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia ±MATTIUSSI URRIBARRÍ contra MONTAÑEZ PANTALEÓN). 2. pero de la que no puede eximirse con el solo fundamento de indicar que por efecto de declararse la existencia de la relación de trabajo alegada. tarea en la cual hará uso de las presunciones a favor del trabajador. «De la misma forma. Que el demandante tenía acceso a las instalaciones de la empresa por petición de los transportistas. Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . porque la adecuada o suficiente precisión en el rechazo o en la exposición de las razones y fundamentos de las defensas. deberán recibir idéntico tratamiento. se tendrán por admitidos todos los hechos y pedimentos planteados con fundamento y por derivación de ella. si logra probar: 1. por tanto. en relación con la carga de la prueba o el riesgo de no aportarla. la demandada tendría la posibilidad de desvirtuar los alegatos del trabajador (y en el supuesto de que la actividad probatoria de éste no le hubiere resultado tan favorable). y 3. mediante el pago a caleteros (enlonadores). también ha ampliado el criterio antes enunciado. como son las opuestas a condiciones distintas o exorbitantes de las legales». son los camioneros los responsables de que este se lleve a cabo. Que el transporte de la sal no se encuentra dentro de las funciones habituales de la empresa. afirmando que no todos los alegatos y rechazos que se expongan en la contestación.7 Ahora bien.

O. 125 L.T. Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET .T. y 7.T.).).). 174 L.). Utilidades Vencidas (Art.T. 219 y 223 L.O. 5.O.T. al trabajador le corresponde recibir: 1.O. Vacaciones y bono vacacional vencido (Arts. 108 L. 3.O. Corrección monetaria (ajuste por inflación).8 Para el caso de que la relación de trabajo fuese demostrada. Indemnización sustitutiva del preaviso (Art. Indemnización por despido injustificado (Art. Prestación de antigüedad acumulada (Art. por lo ya dicho y una vez salvados los obstáculos que pudiera presentar la propia dinámica procesal. 6. Intereses de mora. 2. 4.). 107 L.

Se pregunta: 1) Con los datos suministrados. El trabajador insiste en que presenta un dolor de fuerte intensidad y pese a esto le es ordenado reincorporase a sus labores. Al cabo de 5 años y encontrándose sumergido dentro de su jornada laboral presentó una anormalidad a nivel del oído con dolor irradiado a toda la cara por lo que es trasladado a una centro de salud y es suspendido por presentar una ³Otitis aguda´. finalmente es diagnosticado con Compresión Medular y Hernia Discal. De vuelta a su faena se magnifica el dolor y es afectado por otras manifestaciones que ameritan hospitalización. Antes de ingresar a su puesto de trabajo le fueron practicados una serie de exámenes de pre-ingreso en los cuales se evidenciaba total normalidad en sus condiciones físicas. La empresa termina la relación laboral con la oferta real de pago alegando que ésta finaliza por causa ajena a la voluntad de las partes con lo cual el trabajador demanda por enfermedad profesional. Siendo tratado. en donde la repetitividad de las tareas y/o movimientos varían según las veces que pueden sumergirse. con posturas forzadas y expuesto a situaciones comprometidas físicamente como ruido y vibración. permaneció suspendido 52 semanas en las cuales recibió su salario y finalmente el INPSASEL certifica que presenta un Discapacidad Total y Permanente para el Trabajo Habitual por presentar una la patología médica denominada Hernia Discal C4-C5 y C5-C6. presta sus servicios como buzo para una contratista petrolera.9 Caso 2 (Transcripción fiel y exacta del original): Un trabajador. Como buzo se encontraba expuesto a riesgos debido a que sus tareas consistían en realizar movimientos de flexión del tronco del cuerpo cuando se procedía a cargar las tuberías. El trabajador es sometido a una serie de intervenciones quirúrgicas asumidas por la empresa. daño moral y lucro cesante. y que tipo de responsabilidad? 2) ¿Es procedente la indemnización por Daño Moral y Lucro Cesante? 3) ¿Basta la certificación de la enfermedad profesional por parte de INPSASEL para que procedan las indemnizaciones por responsabilidad objetivo y/o subjetiva? 4) ¿Corresponde al trabajador la reubicación en otro puesto de trabajo acorde a su grado de discapacidad? Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . ¿existe responsabilidad de la empleadora con base en lo dispuesto por la LOPCYMAT de la empresa. Recibió las charlas de seguridad y los equipos correspondientes.

En cuanto a la calificación de ocupacional. la LOPCYMAT establece en su artículo 70: «Se entiende por enfermedad ocupacional. Así. los estados patológicos contraídos o agravados con ocasión del trabajo o exposición al medio en el que el trabajador o la trabajadora se encuentra obligado a trabajar. factores psicosociales y emocionales. condiciones disergonómicas. que se manifiesten por una lesión orgánica. las hernias discales. trastornos enzimáticos o bioquímicos. que afecta las vértebras C4-C5 y C5-C6 del trabajador. Se diagnostica una enfermedad conocida comúnmente como hernia discal (protrusión de disco intervertebral. biológicos. La presunción contenida en el segundo párrafo del artículo citado. se Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . trastornos funcionales o desequilibrio mental. Se presumirá el carácter ocupacional de aquellos estados patológicos incluidos en la lista de enfermedades ocupacionales establecidas en las normas técnicas de la presente Ley. conforme la Norma Técnica para la Declaración de Enfermedad Ocupacional de INPSASEL vigente. tales como los imputables a la acción de agentes físicos y mecánicos. meteorológicas. agentes químicos. es posible afirmar la existencia de responsabilidad por parte de la empleadora. Esta enfermedad es certificada como DISCAPACITANTE por el INPSASEL conforme el procedimiento establecido en la Ley Orgánica de Prevención. permite hacer una calificación previa del carácter ocupacional de la patología diagnosticada. temporales o permanentes.10 Con los datos que aporta el presente caso. al menos en su dimensión objetiva. Condiciones y Medio Ambiente en el Trabajo (LOPCYMAT. y las que en lo sucesivo se añadieren en revisiones periódicas realizadas por el Ministerio con competencia en materia de seguridad y salud en el trabajo conjuntamente con el Ministerio con competencia en materia de salud». en términos médicos). en adelante).

en cuestiones laborales la figura del empleador se equipara con la del dueño de la cosa. conforme lo establecido en el artículo 1. Por la Teoría del Riesgo Profesional (vide infra: Colin y Capitant): hace proceder a favor del trabajador accidentado o que adolece de enfermedad profesional el pago de indemnización por daños. independientemente de la culpa o negligencia del empleador. Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . Por la Teoría de la Guarda de Cosas: establece la responsabilidad civil del dueño de una cosa.193 del Código Civil venezolano vigente. es posible determinar que la enfermedad diagnosticada guarda una relación causal directa con el normal desarrollo de la prestación del servicio. De un breve examen a las funciones propias del cargo de buzo.196 del Código Civil venezolano. con repetición variable conforme las exigencias de la actividad diaria. (vide Lista de Enfermedades Ocupacionales. Anexo 1 de la Norma Técnica de INPSASEL). Por extensión. La responsabilidad objetiva del empleador se extiende a la reparación del daño material ocasionado (Tarifado en la LOT) y al daño moral consagrado en el artículo 1. y 2.11 subsumen en la clasificación de TRASTORNOS MUSCULOESCELÉTICOS bajo la denominación 010-02 (M50) de TRASTRONO DE DISCO INTERVERTEBRAL. Una vez determinado el alcance del diagnóstico y la relación causal ¿Bajo qué criterios existe una responsabilidad objetiva para el empleador? 1. por cuanto había un riesgo real y probado al que se sometía al trabajador por la flexión del tronco del cuerpo cuando se procedía a cargar las tuberías.

Omar Alfredo Mora Díaz. En cuanto a la procedencia de indemnización por daño moral y lucro cesante. pretende el pago de indemnizaciones por daño moral y lucro cesante. por la culpa o negligencia del empleador ante el daño material. y 3) Se podrán reclamar las indemnizaciones provenientes del hecho ilícito del patrono. a saber: 1) El reclamo de las indemnizaciones previstas en la Ley Orgánica del Trabajo en sus artículos 560 y siguientes. como quiera que el actor con ocasión de la enfermedad profesional contraída.12 Por las razones que expondremos en lo sucesivo. en este caso no hay lugar a declaración de una responsabilidad subjetiva por parte del empleador. sobre este alcance: «Ahora bien. 2) Las indemnizaciones establecidas en el artículo 33 de la Ley Orgánica de Prevención. que concibe la responsabilidad subjetiva por incumplimiento de la empresa de su disposiciones legales. que origina una responsabilidad objetiva del patrono. debe demostrar que la existencia de una enfermedad o accidente (el daño) sea consecuencia de la conducta imprudente. Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo -vigente para la época-. esta Sala considera pertinente hacer las siguientes consideraciones: En reiteradas oportunidades esta Sala de Casación Social. ha dicho la Sala que quien pretenda ser indemnizado por concepto de lucro cesante. no en la normativa específica del derecho del trabajo. con ponencia del Dr. tanto por daños materiales allí tarifados como por daño moral. en la que pueden concurrir tres pretensiones claramente diferenciadas. la cual supone también una responsabilidad subjetiva. inobservante. permítasenos citar la posición de la Sala de Casación Social. negligente. («) Con relación a ello. prevista. imperita del patrono (hecho Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . sino en el Derecho Común. ha establecido que es posible para un trabajador incoar una acción por indemnización de daños materiales derivados de accidente de trabajo o enfermedad profesional.

una enfermedad de origen profesional. las cuales le impidieron un desenvolvimiento moral. con la particularidad de tarifar la indemnización pagadera al trabajador por daño material en la medida de la incapacidad producida por el accidente o enfermedad Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . Con base al análisis probatorio efectuado en acápites anteriores y visto el reclamo solicitado en el libelo de demanda por lucro cesante precedentemente especificado. Al respecto. laboral y familiar acorde con su juventud. su procedencia a los efectos de establecer la condena. es decir. correspondía en este caso demostrar al actor. se logró demostrar que el daño sufrido por éste (enfermedad broncopulmonar con compromiso respiratorio).000. pese a que de la carga probatoria que soportaba el actor. inobservante o imperita.000. con base a ello. referente a que la Ley Orgánica del Trabajo adoptó la teoría del riesgo profesional aplicable en materia de accidentes o enfermedades profesionales. negligente. no habiendo probado la parte reclamante tales extremos. que el ente empleador haya tenido una conducta imprudente.13 ilícito). que además de demostrar el daño sufrido y el hecho ilícito generador. inequívocamente. la culpabilidad en el patrono. aprecia la Sala que el actor reclamó una indemnización por daño moral. el nexo de causalidad y el hecho dañoso. es decir. es decir. de las actas que cursan en el expediente no se encontró prueba alguna tendiente a demostrar la presencia de los extremos que involucren la culpa en el patrono. Así pues. Por otra parte. 75.00). 75. resulta pertinente puntualizar lo establecido por esta Sala en múltiples ocasiones. es producto directo de la prestación del servicio en la empresa accionada. lo cual constituye.00 o Bs. en virtud de los daños y secuelas sufridas a consecuencia de la enfermedad profesional. la cual estimó en la cantidad de setenta y cinco millones de bolívares (Bs. se declara improcedente las reclamaciones por lucro cesante fundadas en el hecho ilícito de la demandada y así se decide. Por lo que.f. los extremos que conforman el hecho ilícito. siendo imperativo para los operadores de justicia justificar. debe comprobar que la primera es producto de un efecto consecuencial de la otra.000.

Por tanto. mientras que el daño moral. toda vez que habiéndose establecido la existencia del hecho generador. analiza la importancia del daño. impericia e inobservancia de éste como causante de la enfermedad profesional. es decir. quien a partir de un proceso lógico de establecimiento de los hechos.14 profesional. Así se decide. ello indudablemente repercutió en la esfera moral del demandante. S. NO PROCEDE la indemnización por lucro cesante. aplica la ley y la equidad. aplicado el criterio transcrito al caso que nos ocupa. (Sentencia de la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia de fecha 12 de noviembre de 2009. por cuanto la misma va sujeta a la responsabilidad objetiva del empleador. por cuanto no está demostrada la responsabilidad subjetiva del empleador. imprudencia. Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . esta Sala considera procedente la indemnización reclamada. PROCEDE la indemnización por daño moral. debemos apuntar: 1. la enfermedad profesional. el grado de culpabilidad del autor. pero 2. relacionada con la negligencia. dado que el alcance sobre la indemnización por la responsabilidad objetiva del patrono se extiende también al daño moral. la conducta de la víctima y la llamada escala de sufrimientos morales.AQUILES ANTONIO MÉNDEZ BEMBENI contra ZARAMELLA & PAVAN CONSTRUCTION COMPANY. queda a la libre estimación del sentenciador. ni mucho menos tarifado por la Ley. al no poder ser realmente cuantificable.). plenamente demostrada y sujeta a la sola existencia de una enfermedad de tipo profesional debidamente calificada por el INPSASEL.A. con ponencia del Magistrado Omar Alfredo Mora Díaz . (Negrillas y destacado nuestro). aun cuando no haya mediado culpa o negligencia de su parte en el acaecimiento del infortunio. Así. valorándolos para llegar a una indemnización razonable.

15 «Para que esto proceda. debemos comentar: Por lo que respecta a la responsabilidad objetiva. en sentencias como la número 144 de fecha 07 de marzo de 2002 (caso: José Francisco Tesorero Yánez contra Hilados Flexilón S. sus condiciones y la lesión. Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . y la número 1844 de fecha 26 de noviembre de 2009. que ha sido reiteradamente sostenida por la doctrina casacional del Tribunal Supremo de Justicia. de fecha 15-05-2007). a los fines de establecer la existencia de un hecho ilícito que pueda dar lugar al pago del lucro cesante reclamado».). de fecha 16-03-06). Nota: El monto de la indemnización por daño moral. c) La relación de causalidad». 977 de la SCS del TSJ.). el actor ha debido demostrar: a) La incapacidad.A. b) El hecho ilícito y. no evidencia el nexo causal entre el trabajo.A. (Sentencia No. la certificación del INPSASEL se considera suficiente para que sea procedente toda indemnización. Respecto de si basta la certificación del INPSASEL para que procedan las indemnizaciones por responsabilidad objetiva y/o subjetiva. deberá ser estimado por el juez de la causa y conforme lo dispuesto en el Código Civil. 512 de la SCS del TSJ. con fundamento en la teoría del riesgo profesional. «El hecho que el examen médico Pre-empleo señale como apto al trabajador. con ponencia de la Magistrada Carmen Elvigia Porras de Roa (Caso: José Ramón Rodríguez Yépez contra Aluminio de Venezuela. C. (Sentencia No.

No hay que buscar la causa que lo produce porque.16 Corresponde a INPSASEL. la certificación del INPSASEL no basta para ordenar la indemnización. que pueda jactarse de escapar a él. los de un obrero. En cuanto a la responsabilidad subjetiva. Editorial Reus. porque es él quien obtiene el principal beneficio del trabajo». sin que haya que investigar en principio si éste Accidente proviene. Tomo 3°. por atento que sea. El accidente de trabajo es un riesgo de la profesión: amenaza a todos los que trabajan. sino también de establecer la relación Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . es ella la que produce el riesgo y es ella la que debe repararlo. los actos de negligencia de un patrono. ya de caso fortuito. ya de culpa del patrono. El que hace trabajar por su cuenta mediante salario debe sufrir las consecuencias de los riesgos inherentes a dicho trabajo. No hay hombre prudente. toda vez que el trabajador está en la obligación de demostrar no solamente la existencia de una enfermedad de tipo profesional. 1960. Así. (COLIN Y CAPITANT. mediante informe con carácter de documento público y previa investigación. Se considera por lo tanto el accidente [o la enfermedad profesional] como algo aleatorio unido al oficio. porque es él quien los origina y además. Este algo aleatorio pesará sobre la empresa misma. en virtud de la costumbre profesional. Madrid. pp 837 y 838). son inevitables y hasta excusables. la responsabilidad objetiva: ««Consiste en que el patrón de una empresa está obligado a pagar una indemnización a cualquier obrero víctima de un accidente de trabajo o a sus familiares. Curso Elemental de Derecho Civil. ya inclusive de un hecho culpable del obrero. la calificación del origen ocupacional de la enfermedad. y sobre todo. calificación y certificación del origen de la misma. El trabajador a quien se le diagnostique una enfermedad ocupacional está en la obligación de acudir al organismo y someterse a las evaluaciones necesarias que permitan la comprobación.

En este caso. Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET .17 causal entre la ocurrencia de ésta y una conducta culposa o dolosa por parte del empleador. generado con intención. el trabajador debía demostrar que el empleador conocía las condiciones de riesgo. dispone: «Artículo 81. El trabajador o trabajadora con esta contingencia debe entrar con prioridad en los programas de recapacitación laboral de la Seguridad Social y debe ser reinsertado en la misma empresa o establecimiento laboral donde se le generó la discapacidad. Mientras el trabajador o la trabajadora es recapacitado y reinsertado laboralmente. negligencia. tiene derecho a una prestación dineraria equivalente al cien por cien (100%) de su último salario de referencia de cotización. a consecuencia de un accidente de trabajo o una enfermedad ocupacional. siempre que se conserve capacidad para dedicarse a otra actividad laboral distinta. mala fe. abuso de derecho e inobservancia normativa. el artículo 81 de la LOPCYMAT. genera en el trabajador o trabajadora una disminución mayor o igual al sesenta y siete por ciento (67%) de su capacidad física. La responsabilidad subjetiva se fundamenta en el hecho ilícito. entendido éste como cualquier acto contrario al ordenamiento jurídico. La discapacidad total permanente para el trabajo habitual es la contingencia que. impericia. imprudencia. intelectual o ambas. este monto será reducido al porcentaje real de discapacidad cuando el trabajador o trabajadora logre su reinserción laboral y se constituirá en una pensión o en un pago único de acuerdo a lo establecido en el artículo 80 de la presente Ley». Acerca de si corresponde o no la reubicación del trabajador en otro puesto de trabajo acorde con su grado de discapacidad. que le impidan el desarrollo de las principales actividades laborales inherentes a la ocupación u oficio habitual que venía desarrollando antes de la contingencia.

Alejandro Morales-Loaiza II Cohorte del Programa de Estudios Avanzados en Derecho Corporativo IGEZ / UNIMET . en el presente caso es obligación de la contratista petrolera la reinserción del trabajador en su nómina y dentro un puesto de trabajo que se ajuste con sus condiciones de salud.18 De este modo.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->