P. 1
Comunión – Eucarísticos

Comunión – Eucarísticos

|Views: 86|Likes:
Cantos de Comunión de los coros de María Reina de la Paz en Aguascalientes, México.
Cantos de Comunión de los coros de María Reina de la Paz en Aguascalientes, México.

More info:

Published by: Juan Carlos García Soledad on Jan 12, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/13/2014

pdf

text

original

Comunión  –  Eucarísticos  

 

Adoremos  
  Adoremos  este  pan,   es  Jesús  que  se  nos  da   en  alimento  y  en  manjar.     Adoremos  a  Jesús   en  el  cáliz  que  nos  da   para  saciar  nuestra  sed.     Es  el  momento  para  decir  tantas  cosas   para  cantar,  para  alabar,  para  adorarte,   es  el  momento  para  decirte:   Te  amo.      

Al  recibirte  en  comunión  

  Señor  Jesús,  dulce  bien  de  mi  alma   al  recibirte  en  comunión  (2)     En  lugar  de  sentirte  a  ti  dentro  de  mi,   me  siento  yo  dentro  de  ti,   en  tu  mismo  cuerpo  (2)     Señor…     Me  parece  que  mi  alma  duerme   en  brazos  del  amor   se  desvanece  en  suavidad   y  sólo  sabe  amar.     Me  parece  que  mi  alma  duerme   en  brazos  del  amor   se  desvanece  en  suavidad  y   //ya  no  sabe  otra  cosa  más  que  amar.//      

es  aquel  que  nos  trae  la  paz,   es  Jesús  el  hijo  de  Dios  que  hoy  se  nos  da.     El  vino  que  hoy  se  nos  da  ha  bajado  del  cielo,   es  la  sangre  que  fue  derramada  en  la  cruz,   es  el  pacto  de  la  nueva  alianza,     es  el  precio  de  la  salvación,   es  Jesús  el  hijo  de  Dios  que  hoy  se  nos  da.     El  que  coma  de  su  cuerpo,   el  que  beba  de  su  sangre,   tendrá  vida  eterna,   tendrá  la  salvación.     Y  aquel  que  lo  reciba,   lo  ha  dicho  el  Señor,   en  el  último  día   Yo  lo  resucitaré.        

El  pan  sabroso  

  Que  bueno  es  el  pan  que  tú  nos  das,   regalo  de  tu  amor  Jesús.   Que  bueno  es  el  pan  que  tú  nos  das,   el  pan  sabroso  que  eres  tú.       Tú  que  diste  el  maná  en  el  desierto,   danos  pan  y  esperanza  en  el  camino.       Señor  que  multiplicas  los  panes   toma  en  tus  manos  mis  deseos  de  ser  bueno.       En  el  largo  recorrer  de  mi  camino   sólo  Tú  podrás  calmar  mi  sed  de  cielo.     No  me  sacian  las  migajas  de  placeres,     que  a  su  paso  va  ofreciéndome  la  vida.      

El  pan  que  hoy  se  nos  da  
  El  pan  que  hoy  se  nos  da  ha  bajado  del  cielo,   pero  no  es  el  maná  que  comieron  nuestros   padres,  es  aquel  que  da  vida  eterna,  

Es  mi  cuerpo  
 

Es  mi  cuerpo,  tomad  y  comed   es  mi  sangre,  tomad  y  bebed   porque  yo  soy  vida,  yo  soy  amor,   oh  Señor  nos  reuniremos  en  tu  amor.  

  El  Señor  nos  da  su  amor,     como  nadie  nos  lo  dio,   Él  nos  guía  como  estrella     en  la  inmensa  oscuridad,   al  partir  juntos  el  pan,     Él  nos  llena  de  su  amor,  pan  de  Dios,     el  pan  comamos  de  amistad.     El  Señor  nos  da  su  amor,     como  nadie  nos  lo  dio,   como  todos  sus  amigos     trabajaba  en  Nazaret,   carpintero  se  alegró,     trabajando  en  su  taller,   con  sus  manos,  Cristo  obrero  trabajó.     El  Señor  nos  da  su  amor,     como  nadie  nos  lo  dio,   era  tan  grande  y  tan  hondo,   que  murió  sobre  una  cruz.     Era  tan  fuerte  su  amor,   que  de  la  muerte  triunfó,     de  la  tumba  salió  libre  y  vencedor.     El  Señor  nos  da  su  amor,     como  nadie  nos  lo  dio   Él  reúne  a  sus  amigos     en  la  mesa  del  amor,   en  el  mundo  todos  son     carne  y  sangre  del  Señor,   nada  puede  separarnos  de  su  amor.      

Eucaristía  
  Pan  transformado  en  el  cuerpo  de  Cristo,   vino  transformado  en  el  cuerpo  del  Señor.     Eucaristía  milagro  de  amor,   Eucaristía  presencia  del  Señor.     ¡Oh  gran  invento  de  Cristo  sabio  y  bueno   para  alimentarnos  con  su  sangre     y  con  su  cuerpo!     Cuando  comulgamos  nos  unimos  al  Señor,   formamos  todos  juntos     la  familia  del  amor.     En  la  familia  de  todos  los  cristianos,   Cristo  quiere  unirnos     en  la  paz  y  en  el  amor.     Cristo  nos  dice,  tomen  y  coman,   este  es  mi  cuerpo  que  ha  sido  entregado.     Cristo  en  persona  nos  viene  a  liberar,   de  nuestro  egoísmo  y  la  división  fatal.       Jesús  Amigo     Hoy  te  quiero  contar  Jesús  amigo,     que  contigo  estoy  feliz,     si  tengo  tu  amistad  lo  tengo  todo,     pues  estas  dentro  de  mi.       Después  de  comulgar,  me  haces  como  Tú,     me  llenas  con  tu  paz,     en  cada  pedacito  de  este  pan,     completo  estas  y  así  te  das,       Estas  ahí  por  mi,  porque  conoces     que  sin  ti  pequeño  soy,     de  ahora  en  adelante  nada  nos  separará     ya  lo  verás.       Te  escondes  en  el  pan,     y  aunque  no  te  puedo  ver,    

Este  es  mi  cuerpo  

  Este  es  mi  cuerpo,  es  para  ti   ven  a  mi  encuentro  ven  hoy  a  mí   Es  pan  de  vida  y  de  salvación   don  de  mi  Padre  lleno  de  amor.     Esta  es  mi  sangre,  tómala  tu   fue  derramada  en  una  cruz.   Para  salvarte  y  perdonarte   es  vino  nuevo,  fruto  de  amor.    

te  puedo  acompañar,     es  mi  lugar  preferido.     Hoy  quiero  comulgar,   abrirte  mi  corazón,   y  así  de  par  en  par,     eres  mi  mejor  amigo.       Dos  mil  años  atrás  a  tus  amigos,     invitaste  a  cenar,     y  ahí  les  prometiste  que  con  ellos,     por  siempre  ibas  a  estar.     Y  ahora  cada  vez  que  el  sacerdote,     eleva  el  pan,  en  el  altar,     me  pongo  de  rodillas,     por  que  sé,  que  en  esa  hostia  Tú  estás.       Te  escondes  en  el  pan…   Hoy  quiero  comulgar…     Me  vuelves  a  salvar,     como  lo  hiciste  en  la  cruz,     en  cada  misa  Tú,  repites  tu  sacrificio     Hoy  quiero  comulgar…  Jesús.    

Milagro  de  amor  
  Jesús,  aquí  presente  en  forma  real,     te  pido  un  poco  más  de  fe  y  de  humildad.   Quisiera  poder  se  digno  de  compartir   contigo  el  milagro  más  grande  de  amor.     Milagro  de  amor  tan  infinito  en  que  Tú,  mi   Dios,  te  has  hecho  tan  pequeño  y  tan  humilde   para  entrar  en  mi.     Milagro  de  amor  tan  infinito  en  que  Tú,  mi   Dios,  te  olvidas  de  tu  gloria  y  de  tu  majestad   por  mi.     Hoy  vengo  lleno  de  alegría,   a  recibirte  en  esta  Eucaristía.   Te  doy  gracias  por  llamarme  a  esta  cena,   porque  aunque  no  soy  digno,  visitas  Tú  mi   alma.      

Mira  más  allá  del  pan  

Mi  primera  comunión  

  Esta  mañana  Jesús,  vengo  lleno  de  ilusión,   a  recibirte  hoy  a  Ti,  dentro  de  mi  corazón.     Por  primera  vez  Jesús,  Jesús  Eucaristía,   vienes  a  mi  corazón,  me  llenas  de  gozo,   me  llenas  de  amor.     Quiero  recibirte  siempre,  al  acercarme  a  tu   altar,  en  mi  caminar  de  niño,  junto  a  mi  puedes   estar.     Este  día  es  importante,  es  día  de  comunión,  en   que  quieres  convertirme,  en  testigo  de  tu  amor     Jesús  amigo,  Jesús  pastor,  Tú  que  me  das  sin   reservas,  en  este  sacramento  de  amor,  en  esta   mi  primer  comunión.  

  Mira  más  allá  del  pan,   mira  el  cuerpo  del  Señor,   mira  más  allá  del  cáliz,   es  la  sangre  del  Señor.     Hoy  deseamos  ver  un  signo  y  creer   comieron  pan  del  cielo  nuestros  padres     Soy  el  pan  que  bajó  del  cielo   quien  come  de  este  pan  no  morirá  jamás     El  pan  que  doy  será  mi  cuerpo   mi  sangre  tu  bebida  será     ¿A  quién  iremos  Señor?  sino  a  ti   Tú  tienes  palabras  de  vida            

Pacto  de  esperanza  
  Me  sorprende  Señor   hallarte  tan  pequeño  en  un  humilde  pan,     que  mi  boca  puede  triturar   y  poder  tener  dentro  de  mí,   a  un  amigo  de  verdad.     Me  sorprende  Señor   que  siendo  Tú  el  más  grande,  puedas  allí  estar.   Demostrando  toda  tu  humildad,   demostrando  cuanto  eres  capaz  de  amar.     Hoy  me  alegra  Señor,   saberme  convidado  a  tu  celebración.   Sentarme  a  quien  tu  mesa  y  de  corazón     sellar  contigo  el  pacto  de  esperanza,   de  llevar  a  los  demás  tu  pan  de  vida,   y  llenar  el  corazón  que  triste  está.      

Una  espiga  dorada  por  el  sol  
  Una  espiga  dorada  por  el  sol,   el  racimo  que  corta  el  viñador,   se  convierten  ahora  en  pan  y  vino  de  amor,   en  el  Cuerpo  y  la  Sangre  del  Señor.       Compartimos  la  misma  comunión,   somos  trigo  del  mismo  sembrador,   un  molino,  la  vida,  nos  tritura  con  dolor;   Dios  nos  hace  Eucaristía  en  el  amor.       Como  granos  que  han  hecho  el  mismo  pan,   como  notas  que  tejen  un  cantar,   como  gotas  de  agua  que  se  funden  en  el  mar,   los  cristianos  un  cuerpo  formarán.       En  la  mesa  de  Dios  se  sentarán,   como  hijos  su  Pan  comulgarán,   una  misma  esperanza,  caminando  cantarán,   en  la  vida  como  hermanos  se  amarán.      

Tú  nos  invitas  Jesús    

Tú  nos  invitas,  Jesús,   para  ti  siempre  somos  importantes,   en  tu  mesa  nos  das  la  comida  mejor:   //el  Pan  de  la  Vida  y  el  Amor//     Dejad  que  los  niños  se  acerquen,   dejad  que  vengan  a  mí.  (2)     Un  mismo  Pan  se  nos  da,   es  el  pan  de  tu  cuerpo  y  de  tu  sangre   que  nos  une  en  familia  y  nos  llena  de  Dios,     //el  pan  de  la  Vida  y  del  Amor//     Para  crecer  y  vivir  cada  día   tendré  que  alimentarme;   para  el  alma  nos  das  la  comida  mejor:   //el  pan  de  la  Vida  y  del  Amor//            

Yo  soy  el  Pan  de  vida  

  Yo  soy  el  pan  de  vida,  el  que  crea  en  mi  no   tendrá  hambre,  el  que  crea  en  mi  no  tendrá   sed,  nadie  viene  a  mi,  sí  mi  Padre  no  lo  llama     Yo  lo  resucitaré  (3)  en  el  día  final     El  pan  que  yo  daré  es  mi  cuerpo  vida  para  el   mundo,  el  que  coma  de  este  pan,  tendrá  vida   eterna,  tendrá  vida  eterna.     Sí  tú  no  comes  del  cuerpo  del  hijo  del  hombre,   ni  bebes  de  su  sangre,  ni  bebes  de  su  sangre,   no  tendrás  vida  en  Él.     Yo  soy  la  resurrección,  Yo  soy  la  vida,  el  que   crea  en  mi  aunque  muriera,  tendrá  vida  eterna,   tendrá  vida  eterna.  

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->