P. 1
Unidad 4 - Análisis de Comunicación y Ambiente externo

Unidad 4 - Análisis de Comunicación y Ambiente externo

5.0

|Views: 7.844|Likes:
Publicado porEmelys Rukoz
Materia 32174 - Trabajo entregado por los participantes del curso
Materia 32174 - Trabajo entregado por los participantes del curso

More info:

Published by: Emelys Rukoz on Nov 07, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/27/2013

pdf

text

original

República Bolivariana de Venezuela Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez

Convenio ATSU – VTV Carrera: Organización y Sistemas Cátedra: Análisis Organizativo II

Participantes: Álvarez Astrid, C.I 17.100.113 Gamardo Aileem, C.I 16.411.830 Mendoza Judith, C.I 13.494.235 Robles Maricela, C.I 16.578.598 Sarli Guiseppe, C.I 16.412.352 Suarez Arelis, C.I 17.693.156 Urban Liomar, C.I 14.559.534

Caracas, 22 de Octubre de 2008

INDICE
Introducción Análisis De Las Comunicaciones Y Del Ambiente Externo Importancia De La Comunicación Importancia De La Comunicación En Las Organizaciones, Un Sistema De Comunicación Eficiente Las Organizaciones Y Sus Problemas De Comunicación Factores Organizacionales Que Influyen En La Comunicación El Dominio Ambiental Y El Desarrollo Organizacional Conclusiones Bibliografía

INTRODUCCION Pese a lo relativamente nuevo de las investigaciones en relación a la Comunicación en las Organizaciones, ésta es una materia que en pocos años ha

despertado un gran interés por parte de los estudiosos de las organizaciones, empresarios y gerentes interesados en "mejorar" los procesos de producción laboral, y en general para todos aquellos que de una u otra manera, en su actividad cotidiana, ejercitan la comunicación ( directores de organizaciones escolares, coordinadores, supervisores, facilitadores y participantes ) como factor fundamental de sus relaciones interpersonales.

El tema de la Comunicación, como Ciencia Social, es extenso y variado, está asociado a las teorías de aprendizaje, a los ritos, roles, reglas de las relaciones interpersonales, a las dinámicas y procesos de grupo, a los factores que intervienen en las estructuras , funciones, efectos e influencias de los llamados Medios de Comunicación de Masas, a las recientes Tecnologías de Información y Comunicación, al tema de la comunicación intercultural, a las interpretaciones psicosociales del comportamiento no verbal en la comunicación diaria, a los mecanismos de "control social" que mediante la comunicación persuasiva ejercen ciertas instituciones ( políticas, publicitarias, religiosas y educativas ) sobre el comportamiento social de los individuos y grupos, y en definitiva, a todos los procesos del lenguaje asociados con la cultura ( teórica y práctica) en la creación de mapas cognitivos y conductuales que sirvan para el mantenimiento o transformación de determinadas estructuras sociales. Este trabajo, se centrara básicamente en la teoría de la Comunicación aplicada a las Organizaciones, en su relación con los procesos de adaptación, desarrollo y cambio de estructuras y funciones de los actores implicados en los mecanismos de interacción comunicativa con su entono cultural. ANALISIS DE LAS COMUNICACIONES Y DEL AMBIENTE EXTERNO

LA COMUNICACIÓN

Comunicar puertas adentro es desarrollar en las relaciones de trabajo un ambiente de sinceridad, de escucha y de circulación de la información. Para ello, primeramente, resulta importante implementar diagnósticos y planificaciones participativas. Si no se estimula la habilidad de escucha al otro, no hay feedback y se pierde el sentido. Como diría Prieto Castillo (1999), se produce la "entropía comunicacional". Si no se sabe escuchar, se corre el riesgo de comunicar muy bien la información que no le interesa a nadie y además se trunca otra vía de intercambio para generar creatividad y espíritu de equipo. La comunicación interna sirve a que la misión y la historia de la organización sean compartidas por todos. En las corrientes vinculadas al managment esto se lo vincula con la "motivación personal". Ignorar los planes generales de trabajo suele conducir a la fragmentación y al desconocimiento del sentido de las propias acciones en una organización.

¿Qué es Gestionar la Comunicación? Gestionar la comunicación implica definir un conjunto de acciones y procedimientos mediante los cuales se despliegan una variedad de recursos de comunicación para apoyar la labor de las organizaciones. A través de la Gestión en la Comunicación Interna se facilita el despliegue de todo el aparato comunicacional destinado al personal con el objeto de:
o o

Promover la comunicación entre los miembros. Facilitar la integración entre las realizaciones personales y las institucionales.

o

Reducir los focos de conflicto interno a partir del fortalecimiento de la cohesión de los miembros. Contribuir a la creación de espacios de información, participación y opinión.

o

No hay que olvidar que la Comunicación Interna de toda organización está inmersa en la Cultura Organizacional. Es decir, por el conjunto de valores, referencias, hábitos, ritos, signos etc. Que fundamentan la concepción que la organización tiene de sí misma. Esta cultura se debe tomar como punto de partida y marco para la implementación de una gestión ya que condiciona la comunicación. Cuando se habla de "Público Interno”, se lo remite solamente al personal de una organización dada. Pero también es importante considerar en la estrategia a todos aquellos públicos cercanos como los proveedores o familiares del personal que indirectamente comparten la cotidianeidad de la institución y se pueden identificar con ella. En este aspecto, vale la pena apuntar que la comunicación externa también tiene su relación con la interna. Todo lo que se comunica hacia fuera, a través de los medios de comunicación, también repercute en el público interno. Si diseñamos una campaña de publicidad institucional, en contradicción con los mensajes que circulan puertas adentro se pueden producir focos de conflictos importantes.

Participación: la piedra angular La participación, tan temida por algunas organizaciones, resulta fundamental y no se reduce solamente a saber lo que ocurre. Es necesaria la previsión de espacios emergentes de comunicación que faciliten formar, tener y tomar parte en los procesos orientados a la creación de valores en las organizaciones,

sentimientos de pertenencia y valoración del integrante como recurso humano. En otras palabras, se trata de involucrar en lugar de convencer e imponer , de fomentar la toma de decisiones a partir de la experiencia de sus propios integrantes, de favorecer la integración entre los objetivos institucionales y los individuales, de contar con el personal como recurso estratégico, como Cliente Interno (como les gusta diferenciar en el marketing institucional de vanguardia) y no solamente como un eslabón en la cadena de montaje. Las instancias de participación se distinguen en tres niveles que suponen grados distintos de compromisos: Información: Contar con información sobre la organización permite a cada integrante saber dónde está parado. Opinión: para facilitar la incorporación de la experiencia de los integrantes de la organización. A esto algunos autores lo denominan "activo intangible". Todo ello en pos del desarrollo institucional. La opinión presupone el conocimiento de la información. Se trata de sumar puntos de vistas, de identificar problemas que otros no observaron. Toma de Decisiones: vinculada con el desarrollo de la autonomía necesaria en cada área. Es el nivel superior de la participación y presupone los dos niveles anteriores. Hacia un Plan de Comunicación Institucional Interno Una organización es producto de la confluencia de varias dimensiones: sus objetivos, los mecanismos organizativos y lo económico. La Comunicación atraviesa transversalmente a la institución en todas sus dimensiones. A raíz de ello, podemos reconocer diversos ámbitos de la comunicación en las organizaciones: Ámbito de la información: se compone de normas y datos que permiten que la organización funciones de acuerdo al objetivo definido.

Ámbito de divulgación: son las novedades y elementos que buscan captar a las personas, convencerlos, persuadirlos y sumar su voluntad a los fines de la organización. Los boletines, las publicaciones, son algunos de los elementos que se pueden implementar. Ámbito de formación y socialización: tiene por meta reforzar en forma explícita la cultura institucional. En este marco se insertan las actividades de capacitación, las actividades recreativas y las celebraciones. Ámbito de participación: es la participación destinada a que cada uno se exprese, darle la palabra y ofrecerle el reconocimiento. Puede incluirse el trabajo en equipo, el reconocimiento a las iniciativas, las sugerencias y las propuestas. Un Plan incluye en sí mismo para comunicar la visión, los objetivos, los valores de la organización. Para su desarrollo y ejecución previamente se necesita contar con la decisión política de la máxima autoridad sino quedará en un cajón y el esfuerzo habrá sido en vano. Decálogo de atributos para una Gestión en Comunicación, según Norberto Chávez: Pertinencia: ajuste a la identidad y los objetivos de la organización. Sinergia: apoyo recíproco entre mensajes. Uno corrobora al otro. Una sinergia clásica se da entre la publicidad y la prensa de una empresa. Síntesis: concentración y especificidad. La comunicación eficaz tiene alto grado de concentración y especificidad. Concentración en contenido y especificidad en contenido y en oportunidades. El contexto del mensaje define al mensaje, aporta significación. Dinamicidad: Evolución adaptativa permanente. La comunicación debe estar adaptándose permanentemente sin perder el estilo.

IMPORTANCIA DE LA COMUNICACION Una buena comunicación es importante para los gerentes por dos razones. En primer lugar, la comunicación es el proceso mediante el cual se cumplen las funciones gerenciales de planeación, organización, dirección y control. En segundo lugar, la comunicación es una actividad a la que los gerentes dedican una abrumadora cantidad de su tiempo. El proceso de comunicación permite a los gerentes llevar a cabo las tareas de su trabajo. Hay que comunicarle la información para que tengan una base de planeación; los planes han de ser comunicados a otros para que se realicen. La organización requiere comunicar a las personas sus responsabilidades de trabajo, así como comunicarse con los subordinados de modo que se alcancen las metas del grupo. Las comunicaciones orales, las escritas y, en forma creciente, las electrónicas son parte esencial del control. Los administradores pueden efectuar sus funciones gerenciales solo interactuando y comunicándose con los demás. De ahí que el proceso de la comunicación sea el fundamento de las funciones gerenciales. Gran parte del tiempo de los gerentes está dedicado a la actividad de la comunicación. Rara vez los gerentes están solos en un escritorio, pensando, planificando, o analizando alternativas. En efecto, los gerentes pasan la mayor parte de su tiempo en la comunicación personal, electrónica o telefónica con los subordinados, colegas, supervisores, proveedores o clientes. Cuando no hay memorándums, cartas o informes o, tal vez, leyendo memorándums, cartas o informes que le son enviados. Incluso en las pocas ocasiones en que están solos se ven interrumpidos frecuentemente por comunicaciones. Por ejemplo, en un estudio de gerentes de nivel medio y alto se descubrió que podrían trabajar ininterrumpidamente durante media hora o más solo una vez cada dos días.

IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÒN EN LAS ORGANIZACIONES, UN SISTEMA DE COMUNICACIÒN EFICIENTE "La comunicación propicia la coordinación de actividades entre los individuos que participan en las mismas, y posibilita el alcance de metas fijas." (Bonilla Gutiérrez, 1988.) La actividad humana se desarrolla a través de la comunicación, al relacionarnos con los individuos o grupos que nos rodean. En la medida en que las organizaciones y las relaciones entre ellas se han hecho complejas, los medios de comunicación han evolucionado para adecuarse al nivel de avance y dificultad de estas relaciones. En la actividad laboral, de acuerdo con las investigaciones, el 80% de los empleados que fallan lo hace porque no sabe relacionarse con sus compañeros. Gracias a la comunicación, los individuos que integran la organización logran entender su papel dentro de ella, y así ofrecen mejores resultados respecto a su actividad. Está comprobado que nueve de cada diez problemas entre las personas son el resultado de una mala comunicación. Son tan fuertes los poderes de la comunicación que pueden dar como resultado la larga o corta existencia de una empresa. Es tal su influencia que además de ayudar a lograr los objetivos planteados al inicio de un proyecto, también se puede lograr que se formen lazos con otras organizaciones, socios, clientes, proveedores, etc., para acrecentar la productividad de la organización. Dentro de una organización se necesita el constante uso de la comunicación, ya que la comunicación propicia la coordinación de actividades entre individuos

que participan dentro de la misma: "Nos comunicamos para trabajar en equipo, enseñar a otros, dirigir, negociar, trabajar, atender a los clientes, entrevistar, escuchar, encabezar juntas de trabajo, resolver conflictos, etc." (Adler y Jeanne,1983). Un adecuado flujo de comunicación en una organización, tanto para sus públicos internos como externos, facilita que los objetivos para los que fue creada se cumplan; además de promover actitudes favorables de los públicos a la organización, las cuales son indispensables para que ésta subsista y se desarrolle. La comunicación eficaz se da cuando existe un adecuado flujo de mensajes, esto tiene como resultado que los individuos que forman parte del público interno y externo de la organización, desarrollan adecuadamente sus actividades y así se logran los objetivos de dicha organización. Otro punto muy importante a tomar en cuenta para lograr una comunicación eficaz, es el saber escuchar. En una organización se tiene que saber qué necesita la otra parte, qué piensa, qué opina de la organización. Teniendo estos datos, se puede estructurar el mensaje adecuado que cumpla con los objetivos planteados. Todas las empresas tienen necesidades diferentes de comunicación, pero es esencial que exista una evaluación y selección en los mensajes y medios que se vayan a utilizar hacia su público, tomando en cuenta el perfil de la organización. Si se desea tener una mayor productividad en una organización, se debe tener un buen sistema de comunicación y para lograrlo el experto debe considerar el contexto del receptor o públicos a los que van dirigidos, tomando en cuenta sus ideas, valores, conocimiento en el tema, situación respecto a la organización (posición dentro del organigrama si es público interno, o externo), imagen que

tiene de ésta, nivel cultural, etc. y valorar los conocimientos e importancia que tiene un experto en el área de la comunicación. La persona que se encargue de manejar el sistema de comunicación de una empresa debe analizar todos estos aspectos, pero sobre todo, debe conocer la naturaleza, usos, características, ventajas, desventajas de cada uno de los medios de comunicación disponibles en el mercado y utilizar los medios adecuados para cada situación, si hace lo anterior logrará una comunicación efectiva y en consecuencia los objetivos planteados se realizarán satisfactoriamente.

LAS ORGANIZACIONES Y SUS PROBLEMAS DE COMUNICACION Todos los factores en relación con la comunicación interpersonal se aplican de igual modo dentro de las organizaciones. Raymond V. Lesikar ha descubierto cuatro factores que influyen en la eficiencia de la comunicación organizacional: Los canales formales de la comunicación.: Estos influyen en la eficacia de dos maneras. Primero, los canales formales abarcan una distancia siempre creciente a medida que una empresa crece y se desarrolla. Por ejemplo, una buena comunicación suele ser más difícil en una gran compañía minorista con sucursales en varias regiones que en una pequeña tienda de departamentos. Segundo, los canales formales de comunicación inhiben el flujo libre de información entre los niveles organizacionales. Así un trabajador de la línea de

montaje casi siempre comunicara sus problemas al supervisor y no al gerente de planta. La estructura de autoridad.: Las diferencias de estatus y de poder en la organización ayudan a determinar quienes podrán comunicarse cómodamente entre sí. El contenido y la precisión de la comunicación también se verán afectados por las diferencias de autoridad entre los individuos. Por ejemplo, la conversación entre el presidente de una compañía y un empleado administrativo posiblemente se caractericen por una cortesía y formalidad un poco tensas: ninguno de los dos dirá mucha cosa importante. La especialización del trabajo: Por lo general facilita la comunicación dentro de grupos diferenciados. Los miembros de un mismo grupo tienden a compartir una jerga común, los horizontes del tiempo, las metas, las tareas y los estilos persónales. Sin embargo, la comunicación entre grupos sumamente diferenciados suele quedar inhibida. Propiedad de la información: Significa que los individuos que poseen información y conocimientos exclusivos sobre su puesto. Así, el que trabaja en el cuarto oscuro quizá haya encontrado una forma muy eficiente de revelar impresiones fotográficas; el gerente de un departamento puede tener un método particularmente eficaz de manejar el conflicto entre sus subordinados; un vendedor tal vez sepa quiénes son los que toman las decisiones en sus cuentas principales. Tal información es una forma de poder para quienes la tienen, y estos son capaces de cumplir mejor sus obligaciones que sus colegas. Muchas personas dotadas de esas destrezas y conocimientos no quieren compartir esa información con otros, de ahí que no se realiza una comunicación totalmente abierta dentro de la empresa.

FACTORES ORGANIZACIONALES QUE INFLUYEN EN LA COMUNICACIÓN

La organización y la comunicación se encuentran estrechamente vinculadas dentro del funcionamiento que busca resultados positivos entre necesidades y satisfactores. Sus vínculos vienen dados a través de los componentes: a) Políticos, de una acción estratégica global, b) Socioculturales, de los valores y de las representaciones simbólicas de las acciones reguladas por normas y c) Psicológicos, los establecidos mediante las acciones dialógicas entre los participantes o miembros de la organización. Según Annie Bartoli, 1992, la "organización comunicante" presenta ciertas características fundamentales:
o

Ser abierta: para comunicarse con el medio ambiente exterior de manera interactiva. Ser evolutiva: no rutinaria ni excesivamente formalista, a fin de manejar con eficacia su desarrollo frente a lo imprevisto. Ser flexible: para permitir igualmente y de manera oportuna comunicaciones formales e informales. Tener finalidad explícita: que proporcione un hilo conductor, coherente a la comunicación formal. Ser autorresponsabilizante: para todos los miembros, con la finalidad de evitar la búsqueda de un "poder artificial", por parte de algunos mediante la retención de información. Ser energética: para crear, por sí misma, mediante información, formación educativa y comunicación, potencialidades internas que pueden ser llevadas a una finalidad práctica.

o

o

o

o

o

Para que esté organizada, y no desfasada, la comunicación en una organización, ésta debe estar asociada a objetivos y planes conjuntos (finalidad),, circule en todas las direcciones y través de todos los canales ( multidireccional ), pueda valerse de instrumentos seleccionados en función de los objetivos a lograr (instrumentada ), integre necesidades con circunstancias específicas de los respectivos contextos interactuantes ( adaptada ), de manera abierta entre lo informal y las estructuras (flexible). En este sentido, la contingencia es un principio clave para el análisis de la comunicación en las organizaciones. "La adaptación a las especificidades del contexto constituye uno de los factores esenciales de la eficacia" (Annie Bartoli, 1992). Y este contexto presenta, a saber diferentes facetas-ambiente externo (político, económico, cultural), políticas de administración, hábitos sociológicos y culturales, además de la influencia de personalidades individuales o colectivas asociadas con la vida de la organización.

Una intervención significativa que aborde el problema de la comunicación en la organización, es según Annie Bartoli, un acto político, insertado en una lógica a mediano y largo plazo, nunca visto desde una óptica a corto plazo a las cuales están acostumbrados muchos gerentes de organizaciones. Cualquier acción de reorganización de la comunicación, implica un cambio en los estados existentes. Para realizar este cambio con éxito, lo primero será diagnosticar lo disponible, o existente, a fin de analizar las ventajas de lo que conviene reforzar y los puntos negativos a transformar. Esta acción ha de considerar cuatro variables de funcionamiento: (Annie Bartoli, 1992).
1. Las estructuras: organigrama, procedimientos, organización y mecanismos

de coordinación del trabajo, flujos de información y comunicación, estructuras físicas y técnicas, condiciones de trabajo y de seguridad.

2. Las estrategias: verificar si la estrategia existe, si es pertinente y coherente, si

sus directrices generales son conocidas por todos los actores de la organización.
3. La cultura: revisión de la historia de la organización, de sus personalidades

más relevantes, de los sistemas de valores, costumbres colectivas, ritos y estilos de administración, formas de lenguaje, jergas internas y de las características demográficas.
4. El comportamientos: mediante la observación de opiniones y percepciones,

imágenes y representaciones individuales y colectivas, que unido a la observación de las prácticas reales dará una importante información sobre los grados de implicación de los actores en el funcionamiento de la organización. También permitirá descubrir y delimitar los estilos de relaciones y modos de comunicación informal existentes, descubrir las características de la comunicación, vistas por los distintos actores. Ahora bien, Libeart (2006), manifiesta que una vez que se pierde la confianza en nivel general, la tarea de comunicación se vuelve casi imposible. “He descubierto que las fuerzas laborales desmoralizadas generalmente tienen algunas cosas en común” Primero: tienen falta de orientación y la sensación de que la organización no responde a los problemas sistémicos que consideran evidentes, lo más común es que el silencio oficial acera de problemas de la empresa sea lo que los lleve a esta conclusión. La conducción que opta por el silencio frente a la conmoción apuesta a un juego en el que hay mucho por perder. Segundo: en las organizaciones desmoralizadas, en algún momento del pasado actuaron de modo poco claro hacia su fuerza laboral. La acción pudo haber sido flagrante, como una reducción dramática y sorpresiva. Puede haber sido

la remoción repentina de figuras claves sin dar explicación, creando la convicción de que arriba todos son traiciones y que solo los que saben engañar sobreviven. Puede ser la instauración de prácticas y políticas arbitrarias, a veces pequeñas, que la fuerza laboral considera persecutorias. Pero la tercera y mayor causa que veo en las empresas es la sensación de que las conducciones han renunciado a su posibilidad de conducción y no dan respuesta al problema serio del mercado. La gente puede superar eventualmente una reducción, aunque puedan tener problemas con sus culpas y con los temores con relación si sobrevivirán. Pero tienen mayor dificultad para manejar la sensación de que la organización está descabezada. “En ese punto, recurren a teorías conspirativas o temen que los tres chiflados están manejando las cosas”.

EL DOMINIO AMBIENTAL Y EL DESARROLLO ORGANIZACIONAL

Los sistemas políticos, técnicos y culturales se interrelacionan y forman a un sistema organizacional más grande. La administración del cambio estratégico comprende el mantener a los tres sistemas balanceados o alineados frente a las presiones ambientales. Esto significa que los sistemas deben apoyarse uno a los otros y no trabajar contrapropósitos. Por ejemplo, si las fuerzas ambientales llevan a los bancos a presionar para ofrecer un amplio rango de servicios financieros, entonces las estructuras organizacionales podrían cambiar a departamentos funcionales a grupos de productos organizados alrededor de diferentes servicios. Esto requerirá los cambios correspondientes en los sistemas políticos tales como presupuestos o promociones y sistemas culturales tales como los valores o las metas para apoyar la estructura del producto. De otra

forma, los tres sistemas podrán estar mal alineados y los bancos tendrán severas dificultades para implementar y tomar ventaja de una nueva estructura. Es decir, los cambios en uno de los sistemas requieren las modificaciones correspondientes en los demás si se quiere mantener el alineamiento. Según D´Aprix (1999), explica que la influencia de los factores políticos en las empresas como comunidad humana que es, suelen generarse conflictos entre sus miembros y es la comunicación interna como estrategia social, la que tiene como objetivo prevenirlos y “ocupar un terreno” antes que otros hagan circular rumores o tergiversen la información. La comunicación interna nos debe servir como un cuadro de control para determinar el grado de implicación, integración y desarrollo de las personas que componen la empresa. Su estudio nos debe revelar en todo momento las siguientes cuestiones: El grado de de conocimiento y motivación que tienen los empleados hacia los objetivos de la empresa. El grado de eficacia y permeabilidad de comunicación de los empleados hacia y desde la dirección. La determinación de los grupos y las posibles tensiones entre ellos asi como, la detección de los focos de discrepancias y conflictos. También el grado de anticipación de la dirección hacia esos problemas. La comprobación de programas de sugerencias, mejoras y sistemas de reconocimiento de los empleados que tiene establecida la empresa. Además de los factores políticos también encontramos: El empresarial, entidad económica social donde las personas integrantes de ella deben aportar el máximo de eficacia, donde la comunicación interna es

el vehículo de gestión, cuyo objetivo es el de facilitar la circulación de información de forma descendente, ascendente y horizontal, así como dinamizar al personal para mejorar el funcionamiento de la empresa. Mientras que en lo cultural, la empresa es una comunidad de de personas que debe desarrollar su propia cultura. Esta cultura esta cultura es plasmada en principios explícitos y establecidos, siendo la parte sustancial e inmaterial de la identidad de la empresa, en suma es lo que denominamos su “filosofía” consecuentemente los integrantes de la empresa, deben encontrar en ella arraigo cultural que refuerce su adhesión más allá de los objetivos puramente económicos. Y en lo que a la parte humanista se refiere, las personas de la empresa deben sentir que son parte integrante de la misma, por tanto, deben recibir información de la marcha de la empresa, participar en su gestión en la medida de lo posible y estar asociado a la toma de decisiones.

Fuerzas Políticas

Fuerzas Económicas Sistema Organizacional
Fuerzas Ambientales y Sistemas Organizacionales

Fuerzas Culturales

Sistema Político

Se ha observado en los datos que se han ido proporcionando el Desarrollo Organizacional y el papel que juega la comunicación dentro del mismo, así que es precisamente la comunicación la que permite un conocimiento más profundo y conveniente del sistema organizacional. Del autor Tichy se presenta el conjunto de las tres herramientas administrativas básicas: sistemas técnicos, políticos y culturales. En el cuadro anterior se indica en forma precisa cuáles son las áreas administrativas y las herramientas administrativas convenientes para la aplicación del diagnóstico organizacional en el proceso de Desarrollo Organizacional. Por lo tanto, la influencia de factores: políticos, legales, económicos, tecnológicos, sociales, culturales y ecológicos; afectan positiva o negativamente a las empresas, tal como se muestra en la figura anterior, por que de estás depende que se logren los objetivos o que sencillamente desaparezcan de ámbito organizacional. En Venezuela, existen organizaciones como la industria básica, entre otras, que funcionan con una problemática tecnológica específica, con los recursos humanos propios de la región y con la gerencia característica de un país subdesarrollado. Esto ha dado como consecuencia que se dependa exclusivamente de países emisores de tecnología y de acuerdo a los resultados de la Encuesta Nacional de Unidades de Investigación y Desarrollo, elaborada por el CONICIT, para 1980, del total de proyectos en ciencia y tecnología tan sólo el 16,7% corresponde al área de ingeniería y arquitectura venezolana. Este ejemplo nos demuestra que existen influencias externas como las de orden político, en donde se pueden mencionar los siguientes: la política internacional, relaciones entre los países, acuerdos y negociaciones, aspectos de política nacional, planes y estrategias nacionales y regionales, tipos de regímenes políticos, estabilidad política, intereses y conveniencias, etc.; en el orden económico tenemos la potencialidad de las riquezas naturales, capacidad de

endeudamiento, negociación, infraestructura física, etc., y en el orden humanosocial podrían destacarse aspectos sociales derivados del proceso tecnológico, cultura tecnológica nacional y regional, estilos de gestión de tecnología, disposición socio-cultural hacia la tecnología, etc. Esto quiere decir, que la influencia de los factores internos y externos proyecta a que una empresa venezolana o de otro país cumpla con sus objetivos específicos. Es necesario entonces, que las empresas se ajusten a todos estos factores, para mantenerse en el mercado laboral, pero deben actuar de forma equilibrada para garantizar una efectiva gestión, que posean una planificación estratégica a mediano y largo plazo y pensar en términos de la efectividad de la organización y del bienestar de las personas que laboran en ella.

CONCLUSIONES

La comunicación y el ambiente externo, para una organización son elementos fundamentales, ya que el proceso de comunicación permite a la alta gerencia apoyarse en un canal para manifestar sus ideas y estrategias, que conlleven al logro de las metas. Hoy, cada vez más, trabajar es comunicarse, manejar información, por esto, es que ha adquirido mayor importancia el concepto de red en las organizaciones.

El papel estratégico de la comunicación, será motivar a los miembros de la organización a una acción y comportamiento productivo, de calidad, y con moral que resulten importantes para el progreso de la organización y la sociedad. Externamente la comunicación ayudará a posicionar la organización, a hacerla creíble. Para esto se hará necesario que la comunicación de retorno que se implemente sea eficaz, y que el impacto de los medios de comunicación sea el adecuado para lo cual deberá ser eficiente el monitoreo constante de la marcha de los procesos. De esta manera, las organizaciones, como organismo vivo que se comporta, crece y se sostiene en el tiempo como resultado de la visión de sus líderes, deben atender a las diferentes influencias, a fin de minimizar su impacto y de esta manera cumplir con los objetivos y que la productividad satisfaga con las expectativas de los consumidores.

BIBLIOGRAFIA

Bonilla Gutiérrez, C. (1988). La comunicación, función básica de las Relaciones Públicas . México: Trillas. Berlo, D. K. (1979). El Proceso de Comunicación. Argentina : Ateneo. Ronald Adler , Jeanne Marquarte (1983). Communicating at Work Principles and Practices for Business and the Professions . 3a ed.

DASI, Fernando de Manuel. (2000) Comunicación y Negociación Comercial, edit esic, 3era edición, Madrid España, págs 278. BORRELL, Francesc. Comunicar Bien para Dirigir Mejor, edit gestión 2000, 2da edic, España, págs 197. HARVAR BUSINESS SHOLL PRESS, (2005), Comunicaciones Cara a Cara para Lograr la Claridad e Impacto. Edit gestión 2000, España, págs 178. LIBEART, Thierry. (2006), El Plan de Comunicación Organizacional, edit limusa, México, págs 283. D’ APRIX, Roger. (1999), La Comunicación para el Cambio, Título Original: Communicating for Change, Traductor: Zadunaisky, Gabriel, EDIT, CIUDAD, págs 204.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->