Convencionalismo social

La primera vez que pensamos en la relación que puede existir entre convencionalismos sociales y derecho, nos sentimos tentados a ubicarlos en planos opuestos y sin ninguna vinculación. No obstante, a medida que nos adentramos en el estudio de los usos sociales llegamos a la conclusión que si hay una vinculación entre ellos, bien sea que lo consideremos un orden normativo distinto, bien sea que lo aceptemos como uno de carácter secundario. Partiendo de este análisis se puede definir lo que es el convencionalismo social como reglas de trato externo, normas convencionales, reglas del trato social y hasta moralidad positiva. Suele definirse como reglas que imponen en forma de costumbres en la sociedad o en un grupo especifico de ella, que generalmente poseen carácter anónimo, no son coactibles, implican una sanción subjetiva e indeterminada y persiguen el mejor desenvolvimiento de los miembros de la comunidad o de una parcela de ella, Para comprender lo que es la costumbre, es menester saber que es el uso. Este es el ejercicio o práctica general de una cosa, es “el modo de obrar que tiene una persona o el modo de obrar de una cosa”. Cuando el uso se extiende y generaliza, se convierte en costumbre y, ésta, deviene obligatoria. La costumbre entraña actos sociales que se expresan de dos maneras: como norma jurídica consuetudinaria y como norma de trato social. El conjunto de normas de trato social constituye el llamado convencionalismo social: la cortesía, la delicadeza, la pertinencia, la moda, la buena educación, etc.

Principales teorías que diferencian el Derecho y los usos sociales Al hablar de la diferenciación entre el derecho y los usos sociales es necesario adelantar que la posición que se asuma en relación a la misma, va a condicionar el que se niegue; se le conceda, el carácter de orden normativo autónomo o solo se le tenga en un plano secundario. En efecto quienes adoptan la primera actitud, coincidirán en la imposibilidad de que exista un orden como este que no sea unilateral o bilateral, o simplemente, se quedaran en el plano de negar que ellos persiguen un valor autentico. Lo dicho anteriormente conduce a cerrar filas con quienes necesariamente los incluyen dentro de la moral y el derecho y a negarle su carácter primario. Aquellos que asuman la posición contraria, llegaran a sostener que los convencionalismos constituyen un orden normativo independiente de los demás.

en particular. la segunda. los seguidores de la corriente dentro de la cual ubicamos al profesor Roberto Picón Parra. Es claro. Los llamados convencionalismos sociales no constituyen a las normas. . que no puede haber una regla sin ninguna de las dos cosas. si no que pertenecen al ámbito de la moral. absteniéndose de toda valoración o especulación acerca de la justicia y la moral. pero no se ocupa del real comportamiento de estos tal como efectivamente se conducen (sociología jurídica). ya que siempre estará subordinado a los otros ( Moral. acudiendo a dos características últimas e irreductibles: ser y debe ser. requiere dos purificadores: Primera purificación (Positivista o Anti naturalista): de la política. aunque en el mundo real. encontramos muchas reglas sin un precepto definido. o preceptos morales que aspiran a convertirse en reglas de derecho. pueden ser normas imperativo-atributivas que han perdido su estructura bilateral. los sitúan en un plano secundario. que es y como es. no es posible admitir la existencia de una regla de conducta que no pertenezca a alguna de las dos categorías que hemos dicho Solo existen dos tipos de normas. morales y jurídicas Tesis Hans kelsen La existencia metodología de pureza. La teoría pura del derecho es una teoría del derecho positivo. de la sociología jurídica. La ciencia jurídica estudia las normas como sistema que da sentido jurídico a la conducta de los hombres. la justicia y toda la ideología. Segunda purificación (Anti sociológica o Anti naturalista): de las ciencias naturales y. Las que son morales son siempre unilaterales.Y por último. derecho y religión) Tesis de Giorgio Del Vecchio Según este jurista italiano. toda vez que considera que no existen principios morales y de justicia universalmente valido y cognoscible por medios racionales y objetivos. La actividad humana puede hallarse sujeta a obligaciones que unas veces tienen una índole típicamente moral (siempre unilaterales) y otras asumen carácter jurídico ( estructura bilateral). la moral. la actividad humana puede hallarse sujeta a obligaciones que unas veces tienen una índole típicamente moral y otras asumen un carácter jurídico. mientras que las segundas poseen una estructura bilateral. Su función es la descripción del mismo. estas reglas de perfil equivoco. referida la primera al comportamiento real de los hombres tal como es o será y. al comportamiento tal como debe ser. Efectúa una separación entre la ciencia casual explicativa y la normativa.

siempre será posible distinguirlos en función de las otras dos notas. que poseen siempre estructura imperativo-atributiva. lo mismo que los convencionalismos. En el primer caso la forma de enlace de los hechos es la causalidad (tener que ser). Es deber de cortesía ceder el asiento a una dama que viaja de pie en un camión. La regulación jurídica es bilateral y exige una conducta puramente exterior. mientras que la norma jurídica enlaza un hecho antecedente (o condición) con un hecho consecuente que debe ser. A diferencia de las normas del derecho. el deber impuesto por ésta se convertiría en obligación jurídica. los convencionalismos son. mas no facultan. unilaterales. y la unilateralidad de las reglas de trato social que obliga pero no facultan. García Máynez nos dice que en su concepto la distinción entre regulación jurídica y convencionalismos sociales debe hacerse atendiendo al carácter bilateral de la primera y a la índole unilateral de los segundos. . la impugnación (debe ser). sin embargo. La impugnación no refleja ni pretende reflejar algo que efectivamente ocurra en el orden de la naturaleza. es meramente el sentido de las normas jurídicas. Ello significa que obligan. Los criterios que hemos aplicado a las normas jurídicas y los convencionalismos sirven para diferenciar a estos últimos de las normas éticas. en todo caso. Distincion o diferencias sustanciales entre los usos sociales y morales Distinciones: En razón de la unilateralidad o bilateralidad: las normas jurídicas son bilaterales en tanto imponen un deber y correlativamente facultan a otro sujeto a exigir el cumplimiento de esa obligación. los convencionalismos prescriben también una conducta externa. A la interioridad de las primeras se opone. Unas y otros poseen. En el momento mismo en que facultase legalmente a una persona para exigir la observancia de una regla convencional. Tesis de Eduardo García Máynez García Máynez: para este autor la distinción radica en la bilateralidad propia de las normas jurídicas que tienen una estructura imperativo-atributiva. estructura unilateral.La ley natural (o ley física) enlaza un hecho antecedente como causa (que efectivamente es) con un hecho consecuente como efecto que necesaria o probablemente será. pero a diferencia de ellos exigen en todo caso la rectitud de la intención. la exterioridad de los segundos. pero tienen estructura unilateral. Tales normas son unilaterales. en el segundo. pues. Aun cuando derecho y convencionalismos coinciden en su exterioridad. pero tal deber no constituye una deuda.

Las normas morales exigen que la conducta del sujeto. fundamentalmente en lo interior. con respectiva indiferencia de cual ha sido la voluntad del mismo. En razón de la autonomía o heteronomía: las normas jurídicas son heterónomas porque su origen está en la voluntad de un sujeto diferente del obligado. son susceptibles de ser cumplidas coactivamente. no puede darse un cumplimiento coactivo de ellas. En este aspecto los convencionalismos sociales coinciden con la moral pero difieren del derecho. En este aspecto los convencionalismos sociales también coinciden el derecho y difieren de la moral. En razón de la exterioridad o interioridad: las normas jurídicas exigen que el sujeto obligado ajuste su conducta a lo prescripto en su manifestación exterior.Las normas morales son unilaterales por cuanto solamente imponen deberes sin otorgar facultades. Las normas de trato social son unilaterales porque no facultan para exigir su cumplimiento. con independencia de la conformidad de esté. esté de acuerdo con ella. Las normas de trato social solo exigen un cumplimiento externo del contenido de las mismas. Comparación de los tres tipos normativos Norma moral = Norma jurídica = Regla de trato social Autónoma = Heterónoma = Heterónoma Unilateral = Bilateral = Unilateral Interior = Exterior (primordialmente) = Exterior Incoercible = Coercible = Incoercible . Las normas morales son autónomas porque la voluntad del obligado es determinante para su adhesión y acatamiento. Los convencionalismos sociales coinciden con la moral pero difieren del derecho. En razón de la coercibilidad: las normas jurídicas son coercibles. Las normas morales son incoercibles. En este aspecto los convencionalismos sociales coinciden con el derecho pero difieren de la moral. Las normas de trato social son heterónomas puesto que son exigencias que tienen su origen en el grupo se va a restringir la vigilancia de tales normas que no obligan mas allá de él y lo hacen con prescindencia de la opción de los destinatarios.

en los usos sociales la sanción tiende al castigo (expresión de condena. Se debe entender que cuando nos referimos a lo que se denomina convencionalismo social nos referimos a que son reglas que aparecen basadas en la costumbre. etc. El convencionalismo social participa de la naturaleza de la costumbre por lo que se refiere a la práctica reiterada y constante. su cumplimiento es esperado y exigido. el saludo. exclusión. ejemplos la decencia. el buen comportamiento. sin embargo y a diferencia de la norma de derecho cuya sanción consiste en el cumplimiento forzado de la norma más un castigo.) pero no al acatamiento forzado del mismo. sin embargo a diferencia de la norma jurídica.Sanción = Sanción institucionalizada = Sanción no institucionalizada Introducción Tomando en cuenta el contenido de dicha esta investigación debemos adelantar de manera preciosa todo lo relacionado al convencionalismo social. no tiene obligatoriedad. Sin embargo a lo largo de esta investigación precisaremos todos y cada uno de los puntos primordiales para lograr un optimo entendimiento del tema . etc. la cortesía. la caballerosidad. Son una especie de mandatos que surgen de la colectividad y que son necesarios llevar a cabo dentro de la sociedad. censura.

se convierte en costumbre y. la delicadeza. es “el modo de obrar que tiene una persona o el modo de obrar de una cosa”. El conjunto de normas de trato social constituye el llamado convencionalismo social: la cortesía. Este es el ejercicio o práctica general de una cosa. la pertinencia. deviene obligatoria. es menester saber que es el uso.Conclusión Para finalizar dicha investigación es válido referirnos a que. La costumbre entraña actos sociales que se expresan de dos maneras: como norma jurídica consuetudinaria y como norma de trato social. ésta. Cuando el uso se extiende y generaliza. la moda. la buena educación .

José Rafael Hernández Gordills .Bibliografía • Introduccion al derecho.