P. 1
Reparación de Estructuras de Madera - EADIC

Reparación de Estructuras de Madera - EADIC

|Views: 2.498|Likes:
Publicado porhumosapiens

More info:

Published by: humosapiens on Jan 08, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/11/2014

pdf

text

original

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN.

DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA
Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

www.eadic.com

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

Tema 13 INTRODUCCIÓN ESTRUCTURAS DE MADERA
INDICE:

A

LA

REPARACIÓN

DE

1. INTRODUCCIÓN AL TEMA: REPARACIÓN Y REFUERZO……..............................3 2. LA PRUEBA DE CARGA ………………………………………………………………..19

2

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

1. INTRODUCCIÓN AL TEMA: REPARACIÓN Y REFUERZO.
Problemas: - Apoyos de vigas - Piezas sometidas a flexión - Pies derechos - Armaduras de cubiertas Técnicas: - Madera - Hormigón - Acero - Formulaciones epoxi.

El proceso patológico de una estructura, mediante el cual un elemento estructural manifiesta a través de síntomas la existencia de una lesión, suele comenzar con la aparición de fisuras o de deformaciones. En otras ocasiones, menos frecuentes, el deterioro se manifiesta a través de los materiales empleados en la construcción de la estructura. Es el caso de la pudrición de las viguetas de madera, de la oxidación de las vigas metálicas o de la degradación de la capa de compresión.

3

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

En cuanto a las causas de las lesiones, si buscamos el origen primero daremos prácticamente siempre con algún defecto intrínseco, del tipo de los producidos por fallos durante el proyecto o el proceso de ejecución de la obra. Sin embargo, la causa directa del fallo será, en la mayoría de los casos, un fenómeno extrínseco, como es un incremento de las solicitaciones que soporta. Los problemas de un forjado que se ha de reforzar o reparar son muchos y muy complejos. Así como existen defectos estructurales muy localizados y de poca importancia, que no afectan al resto de la estructura, podemos encontrar también lesiones de una complejidad tal que exijan un estudio preliminar de los más mínimos detalles de la estructura. En los primeros, la reparación no implica mayores problemas y puede realizarse de forma inmediata. En los segundos, por el contrario, será necesario conocer las causas que han motivado el problema, el historial del edificio, las sobrecargas que ha soportado, el tipo de material empleado, etc. Siempre es una gran ayuda disponer del proyecto original. En muchos casos, se habrá de recurrir a la realización de análisis y ensayos, destructivos y no destructivos, para estudiar a fondo el estado de los materiales y de la estructura. La aparición de los primeros síntomas es motivo suficiente para la realización inmediata de un reconocimiento. No hay que olvidar que este elemento estructural resulta esencial para la seguridad del edificio. Una vez tomadas las medidas de seguridad pertinentes, es necesario conocer la causa del deterioro.

4

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

Deben realizarse con urgencia las comprobaciones necesarias acerca de la resistencia de la sección, a fin de poder evaluar la extensión y la gravedad de la lesión y de tomar las medidas convenientes. Realizar la comprobación de la sección, es decir, determinar la gravedad de la lesión, permitirá llevar a cabo las acciones consecuentes, que pueden llegar a aconsejar el desalojo del edificio si existe peligro inminente de hundimiento.

En otros casos menos extremos, puede ser aconsejable realizar el apuntalamiento del forjado o proceder a reducir la sobrecarga proporcional a la disminución de su resistencia.

5

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

Las degradaciones de la estructura pueden estar estabilizadas o, por el contrario, avanzar progresivamente. Ello determinará la velocidad de las intervenciones. La observación del cuadro de fisuración puede aportar información muy valiosa. En ocasiones, es suficiente el análisis de esta sintomatología para llegar a conclusiones bastante exactas.

Afortunadamente, la gran superficie de exposición de los forjados facilita el proceso de diagnosis, algo que no sucede con otros elementos estructurales, en los que a menudo pasan desapercibidas las lesiones hasta que éstas se hallan en un estado avanzado. Pero la presencia de falsos techos y solados puede oponer una barrera importante, ya que a menudo ocultan lesiones que, en su ausencia, hubiesen sido fáciles de detectar. Algunas lesiones importantes pueden resultar difíciles de detectar, como es el caso de la pudrición de cabezas de vigas de madera encastradas en el muro.

6

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

Detectada la presencia de fisuras, la primera medida a tomar es conocer la actividad o inactividad de éstas, es decir, si se trata de fisuras vivas, en movimiento; o de fisuras muertas, estabilizadas. Se considera activa una fisura cuyas variaciones de desplazamiento, longitud o anchura pueden determinarse visiblemente mediante testigos, en un periodo de tiempo no superior a un año. Las fisuras muertas o pasivas son aquéllas que estabilizan su crecimiento al cesar la causa que las produjo.

Existen además dos grados de fisuración: una microfisuración inicial, no apreciable dado que en general no es exteriormente aparente; y una macro fisuración posterior, que es en realidad la que acapara nuestra atención. La actividad o inactividad de la grieta es un factor que condiciona el tratamiento que se ha de dar para su reparación. Realización de termografía de una casa para conocer su Ataque xilófago en una viga de madera interior.
Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

7

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

Para detectarlo, será suficiente el uso de alguno de los métodos clásicos, como la colocación de testigos, el marcaje con un lápiz de los límites de la fisura, la colocación de un palillo de dientes encajado en la fisura para determinar variaciones de amplitud, etc. Hay que observar la ubicación de la lesión, su amplitud, su trayectoria, su cadencia, etc. para poder llegar a la causa que la ha motivado, esencial a la hora de proyectar la reparación o los refuerzos necesarios.

8

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

El análisis de las sobrecargas que en el tiempo ha soportado el forjado contribuye a dar una idea bastante aproximada de su capacidad resistente. En ausencia de indicios de pérdida de resistencia, siempre es posible esperar que se comporte correctamente con cargas menores. Un método simple consiste en estudiar la resistencia de los elementos, fijando un tope máximo en la disminución de ésta con respecto a la inicial. Aquellos elementos que no se sitúen por debajo de este límite se considerarán suficientes desde el punto de vista resistente, mientras que los que lo sobrepasen serán objeto de un posible refuerzo. La fijación de este límite, potestativa del ingeniero encargado del refuerzo, se decidirá teniendo en cuenta la concepción del edificio, su uso, el método de cálculo seguido en el proyecto, las cargas que actúan sobre el forjado, etc. En el caso de los forjados de madera, éstos acostumbran a estar sobredimensionados, por lo que tienen gran capacidad portante residual. Incluso en condiciones de degradación importantes, la estructura sigue manteniendo su misión estática. Una prueba que puede eliminar toda duda sobre el estado actual de la estructura es la prueba de carga a cuasirotura. Este método, solamente se realizará en estructuras sometidas a flexión y cuando los resultados de un cálculo previo nos indiquen que el coeficiente de seguridad es suficiente para que no se produzca el colapso de la misma durante el ensayo.

9

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

Los resultados obtenidos ofrecen una información extremamente fiable acerca del estado del forjado. Los denominados ensayos de carga a servicio, en los cuales la aplicación de carga es menor. Si tras el reconocimiento y la diagnosis del forjado, se extrae que la resistencia de éste no es suficiente para soportar las solicitaciones que produce su uso normal, se considerará alguna de las siguientes medidas de intervención: EL REFUERZO DE LA ESTRUCTURA O DE ALGUNAS DE SUS PARTES. Un método estandarizado es el incremento de la sección resistente del elemento. Existen muchas otras posibilidades, como son la aplicación de pletinas, viguetas y perfiles metálicos, que pueden conseguir mejoras notables de la capacidad resistente en prácticamente todo tipo de forjados. El inconveniente de algunas de estas soluciones es la pérdida de altura del elemento, que provoca problemas estéticos y de espacio. Las resinas sintéticas y epoxi, los morteros de baja retracción y otros compuestos de última generación están consiguiendo notables avances y éxitos en la aplicación de refuerzos. LA SUSTITUCIÓN DE LOS ELEMENTOS ESTRUCTURALES AFECTADOS. Bien sea a través de una sustitución física (extrayendo los elementos dañados y colocando otros nuevos) o de una sustitución funcional (añadiendo a los ya existentes nuevos elementos estructurales con características equivalentes, que sustituyen la función de aquéllos sin necesidad de realizar destrozos para extraerlos). Cuando se trata de una sustitución física general, hablamos de derribo total del forjado y construcción de uno nuevo. Estas sustituciones son más recomendables, incluso económicamente, cuando se trata de forjados bajo cubierta, dada la posibilidad de salvar los cielos rasos, las instalaciones y los acabados interiores. En forjados de madera, considerada la carga histórica y artística de este tipo de estructuras, se aconseja siempre agotar el resto de posibilidades antes de proceder a su demolición. Si resulta imprescindible una sustitución física, es preferible realizarla por medio de materiales afines, que no supongan una discontinuidad estética con el resto del edificio. La sustitución funcional resulta sobre todo recomendable en forjados entre pisos, ya que evita el derribo del forjado existente y, a menudo, el tener que reponer los pavimentos y las instalaciones. Dado que se trata de suplir las funciones resistentes, que se encomiendan a un nuevo montaje estructural, ello equivale a un apeo general del forjado. Si la altura es muy limitada y no permite la construcción de una nueva estructura en
Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

10

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

su cara inferior o si la estructura portante (paredes o jácenas) está al límite de su capacidad, puede considerarse la posibilidad de emprender una sustitución física, incluso en el interior del edificio. En ocasiones, el análisis del estado del forjado nos indica un estado de seguridad aceptable, pero los daños detectados pueden favorecer el deterioro progresivo del forjado o, por otra parte, conviene mejorar el aspecto estético de la estructura. En estos casos, no será necesario reforzarla, pero sí proceder a su reparación, revolviéndole su aspecto original mediante el saneado y la restauración de sus zonas disgregadas, fisuradas o que presenten grandes oquedades. En todo caso, se trata de operaciones delicadas, en las cuales deben realizarse cada uno de los pasos con sumo cuidado, a riesgo de restarles eficacia o de provocar efectos indeseables que obliguen a tratar posteriormente las patologías ocasionadas por la reparación o el refuerzo.

13.2. CRITERIOS PARA EL DISEÑO DE REFUERZO EN ESTRUCTURAS DE MADERA. En todo elemento constructivo, estructural o no, que utilice como materia principal la madera, a la hora de hablar de las patologías y su tratamiento nos referimos no solamente a la necesidad de dar o devolver a la estructura una respuesta correcta ante las solicitaciones que ésta soporta. Nos referimos además al compromiso de mantener la estructura original, que sigue viva y, por lo tanto, en servicio, con el mínimo de modificaciones, de tal forma que la madera siga cumpliendo sus funciones resistentes del mismo modo en que éstas fueron concebidas en su principio. El valor histórico y tecnológico de la estructura prevalecerá, en muchas ocasiones, sobre otros factores tan importantes como el económico.

11

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

Hay que tener en cuenta que las estructuras antiguas son, en general, de excelente madera y la degradación suele ser sólo puntual. Muchas utilizan duramen, sólo atacable por termitas. Y avisan siempre antes del colapso, puesto que los haces de fibras no se rompen todos a la vez, no produciendo derrumbes repentinos.

12

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

Además, los forjados de madera acostumbran a estar sobredimensionados, por lo que tienen gran capacidad portante residual. No es raro que, al estudiar sus condiciones estáticas, nos encontremos con coeficientes de seguridad 10. Por ello, incluso en condiciones de degradación importantes, el forjado sigue manteniendo su misión estática.

13

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

En general, como en todo tipo de actuación frente a problemas estructurales, pero en particular en el caso de los forjados de madera, no es posible ofrecer un catálogo de soluciones estandarizadas, sino que se deben buscar soluciones singulares para cada caso, según el resultado de la diagnosis y la realidad histórica y física del elemento.

A. ALTERACIONES DE LA MADERA En los forjados con viguería de madera, el lugar más expuesto a la degradación por humedades es siempre la cabeza de la viga, sobre todo si el muro de apoyo es de cerramiento o bien existen canalizaciones de agua próximas.

14

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

En el caso de las termitas, el mayor daño se sitúa asimismo en las cabezas, lugar por donde inician su ataque estos insectos que acceden a la viga a través del muro. La humedad permite la actuación de los hongos de pudrición y, al mismo tiempo, favorece el desarrollo de las termitas, por lo cual es normal encontrar ambos fenómenos a la vez. Las zonas próximas a áreas húmedas (baños, cocinas, bajantes, etc) serán por lo general las más afectadas.

Frente a estos fenómenos, además de los sistemas de protección que se tratarán en el capítulo correspondiente, hay que considerar la importancia de la

15

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

prevención constructiva, sobre todo en lo que se refiere al apoyo de los elementos en los muros de soporte. Este punto tan delicado generalmente se resuelve con el encastre directo de la pieza en el muro. La consecuente falta de impermeabilización y la ausencia de ventilación exponen a la viga a las humedades que pueden penetrar. A posteriori, es posible aislar los cabezales abriendo la zona de muro en que éstos se alojan y colocando algún método impermeabilizante y separadores que aíslen la pieza de madera. También puede abrirse un hueco de ventilación en la parte posterior del muro. B. FALLOS DEBIDOS A LESIONES MECÁNICAS Cuando la sección de la viga es insuficiente para las condiciones de carga y deformación exigidas, puede aumentarse el canto de la misma con un suplemento de madera unida con epoxi y, adicionalmente, con tornillos. Previamente, se estudiará el diagrama de momentos de la viga y se calcularán las secciones de madera que es necesario añadir lateralmente, de manera que el momento de inercia y el módulo resistente resultante sean suficientes. Este método tiene el inconveniente de elevar el nivel del suelo y de modificar la apariencia exterior de la viga. En lugar de aumentar la capacidad portante de la viga, podemos, en sentido contrario, disminuir las solicitaciones a las que ésta es sometida. Para ello, se modifica el sistema estructural, colocando una viga perpendicular al sentido del forjado, partiendo en dos la luz. Si la luz del envigado es muy grande (más de seis metros), es conveniente colocar dos refuerzos, el primero a 1/3 y el segundo a 2/3 de la luz. El aspecto más delicado de esta actuación es el punto sobre el que se apoyarán las nuevas vigas, que ha de ser suficientemente sólido para admitir las tensiones creadas sin causar problemas en la estructura vertical. La puesta en carga se realiza mediante dos cuñas entre la viga original y la nueva, evitando deformaciones excesivas en techo y muros. En esta operación, históricamente una de las más usadas para mejorar el comportamiento de los forjados de madera, se están sustituyendo actualmente las vigas de madera por los perfiles de acero. C. CONSOLIDACIÓN Y REFUERZO Tras el proceso de diagnosis y la evaluación real del estado de la estructura y de las patologías que la afectan caben tres actuaciones posibles:

16

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

- LA CONSERVACIÓN TOTAL DE LA ESTRUCTURA, es decir, su rehabilitación, mediante técnicas de recuperación y refuerzo del elemento estructural y de reparación y consolidación de partes del mismo. - LA SUSTITUCIÓN FUNCIONAL O ELIMINACIÓN DEL VALOR ESTRUCTURAL DE LA MADERA, para lo cual la parte resistente es sustituida por otro material que asume todas las cargas, quedando la madera solamente con su valor decorativo e histórico. - LA SUSTITUCIÓN FÍSICA POR OTRA ESTRUCTURA, de madera o de otros materiales, como el acero o el hormigón. Trataremos, en primer lugar, algunos aspectos generales acerca de los procesos de consolidación y reparación en las cabezas de vigas. Antes de proceder a realizar cualquier actuación, debemos conocer cuál es el estado real de las vigas, revisándolas una por una y, por lo tanto, abriendo la zona del muro que rodea cada cabeza, que posteriormente cegaremos, o perforando con un taladro y comprobando las virutas que saltan. Además, habrá que realizar los trabajos de apeo necesarios, después de calcular las cargas residuales. A la hora de plantearnos la reparación de una estructura de forjado con vigas de madera, pueden surgir dos posibilidades claras y excluyentes: - SI EL DEBILITAMIENTO DE LA SECCIÓN NO ES TAN EXTREMO como para afectar a la seguridad de la estructura, puede reconstruirse la zona dañada mediante un mortero epoxi, conectándose a la madera sana con algún elemento embebido en resina. - SI LA CABEZA DE VIGA APARECE MUY DEBILITADA, hasta el extremo de poner en peligro la estructura, como consecuencia de pudriciones, ataque de insectos o falta de superficie de apoyo, se debe proceder a la recuperación de la resistencia necesaria. A veces será necesario llevar a cabo actuaciones en tramos de vigas, que presentan discontinuidades en cuanto a su conservación: vigas partidas o cedidas, pudriciones en el vano de la viga, ensambles defectuosos, etc. En intervenciones puntuales y reconstrucción de pequeñas zonas o secciones perdidas, es posible rellenar la zona degradada, previamente retirada y encofrada, con mortero epoxi y serrín (técnica de estucado). En los trabajos de saneamiento, será necesario eliminar la totalidad de la zona atacada cuando el ataque sea muy intenso o provocado por pudrición. Si la zo-

17

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

na es pequeña y no se trata de pudrición, puede optarse por inyectar resinas que consoliden la madera. Tras la reparación o el refuerzo, debe efectuarse siempre un tratamiento curativo y preventivo de la madera en cabeza de viga, que elimine los focos del ataque biológico o físico y la proteja en el futuro contra ellos.

18

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

2 LA PRUEBA DE CARGA
En ocasiones es preciso tener que evaluar la capacidad resistente de una estructura construida, por tener dudas sobre los materiales con que ha sido realizada, por su estado de conservación, por tener previsto un cambio de uso, o por haber sufrido un incendio u otro tipo de siniestro que pueda haber afectado al esquema estructural de la construcción, etc. Cuando esta evaluación es necesaria, se precisa realizar un ensayo denominado "prueba de carga". La prueba de carga constituye un conjunto de ensayos, conforme a lo expuesto por el profesor Fernández Cánovas", destinados a "verificar el estado en que se encuentran estructuras antiguas en los casos en que la solicitación deba ser incrementada y el análisis teórico no sea satisfactorio, o cuando haya sospechas de que por el tiempo de servicio u otras causas, su capacidad portante ha descendido por debajo de los niveles requeridos". Existen, además, otras circunstancias que hacen obligatoria la realización de una prueba de carga; tal es el caso de puentes, pasarelas, y todas aquellas estructuras en las que el Pliego de Condiciones Técnicas del Proyecto de Ejecución de la misma, así lo señale. La prueba de carga, en una estructura de edificación, tiene validez y sentido cuando se carece de la oportuna documentación que la define: planos, memoria de cálculo, etc., siendo por ello imposible de evaluar, mediante un cálculo teórico, las capacidades mecánicas de la misma. Los elementos de una estructura susceptibles de ser evaluados mediante un ensayo de prueba de carga, queda circunscrito a aquellos elementos de la estructura que estén sometidos fundamentalmente a esfuerzos de flexión. Retomando lo señalado por Fernández Cánovas, las pruebas de carga se pueden clasificar: a) Según la magnitud de la carga. • • • Carga básica. Carga mayorada. Carga extraordinaria.

b) Según las características de la carga.

19

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

• •

Estática. Dinámica.

c) Según la duración del ensayo. • • Corta duración. Larga duración.

En edificación el ensayo normalizado, a realizar en los casos antes descritos está regulado y definido por la Norma UNE 7-457, con la denominación: "Realización de ensayos estáticos de puesta en carga sobre estructuras de piso en edificación". Mediante la "prueba de carga" lo que se hace es simular mediante diversos procedimientos, las cargas reales a que va a estar sometida una estructura, una vez que esta entrase en servicio. (UNE 7-457) 2.1 prueba de carga: proceso de investigación sobre una estructura ya construida, o parte de ella, mediante la reproducción de un estado de carga determinado, con el fin de obtener datos experimentales sobre su seguridad y/o comportamiento estructural. La Norma UNE en su punto 2.2, define la "carga de ensayo" como:'! la carga o combinación de cargas capaz de reproducir, con suficiente aproximación, las solicitaciones y deformaciones previstas en la sección crítica para la situación de proyecto o bien para la combinación pésima de cargas básicas que se prevea posible en /a práctica". En general la carga básica es la que se utiliza normalmente, empleándose la mayorada para aquellas estructuras en las que "hay grandes dudas por efecto de los materia/es, dimensiones, capacidad de carga de las cimentaciones, calidad de ejecución, efecto de cargas repetidas, etc. JI; a esta situación con cargas básicas y estáticas, se denomina: "Momento de Servicio"

20

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

Este esquema de cargas, ha sufrido una redefinición por aplicación del CTE (Código Técnico de la Edificación, 31 de marzo de 2006), que es el nuevo marco normativo por el que se regulan las exigencias básicas de calidad que deben cumplir los edificios, incluidas sus instalaciones, para satisfacer los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad, en desarrollo de lo previsto en la disposición adicional segunda de la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación. FUNCIONALIDAD UTILIZACIÓN SEGURIDAD ESTRUCTURAL HABITABILIDAD HIGIENE,SALUD Y PROTECCIÓN AL MEDIO AMBIENTE RUIDO ENERGIA Y AISLAMIENTO TÉRMICO OTROS ASPECTOS FUNCIONALES

ACCESIBILIDAD SERVICIOS TELECOMUNICACIÓN SERVICIOS POSTALES

INCENDIO UTILIZACIÓN

La Ley 38/1999, de Ordenación de la Edificación, determina que los edificios deberán proyectarse, construirse, mantenerse y conservarse de tal forma que satisfagan los siguientes requisitos básicos: El Código Técnico de la Edificación, que en si mismo constituye un único documento, se estructura en torno a una serie de exigencias básicas, que se ponen de manifiesto mediante los denominados Documentos Básicos (08):

21

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

EXIGENCIAS BÁSICAS: SE.-Seguridad estructural. SE 1.-Resistencia y estabilidad. SE 2.-Aptitud al servicio. SI.-Seguridad en caso de incendio. SI 1.-Propagación interior. SI 2.-Propagación exterior. SI 3.-Evacuación de ocupantes. SI 4.-Instalaciones de Protección contra incendios. SI 5.-Intervención de bomberos. SI 6.-Resistencia estructural al incendio. SU.-Seguridad de utilización. SU 1.-Frente al riesgo de caídas. SU 2.-Frente al riesgo de impacto o de atrapamiento. SU 3.-Frente al riesgo de aprisionamiento. SU 4.-Causado por iluminación inadecuada. SU 5.-Causado por situaciones de alta ocupación. SU 6.-Riesgo de ahogamiento. SU 7.-Causado por vehículos en movimiento. SU 8.-Causado por la acción del rayo. HS.-Salubridad "higiene, salud y protección del medio ambiente". HS 1.-Protección frente a la humedad. HS 2.-Recogida y evacuación de residuos. HS 3.-Calidad del aire interior. HS 4.-Suministro de agua.

22

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

HS 5.-Evacuación de aguas. HE.-Ahorro de energía.. HE 1.-Limitación de demanda energética. HE 2.-Rendimiento de las instalaciones térmicas. HE 3.-Eficiencia energética de las instalaciones de iluminación. HE 4.-Contribución solar minima de ACS. HE 5.-Contribución fotovoltaica mínima de energía eléctrica. En cuanto a la Seguridad Estructural (SE), las exigencias básicas quedan establecidas en el artículo 10 de la Parte I de este CTE, del siguiente modo: 1. El objetivo del requisito básico "seguridad estructural" consiste en asegurar que el edificio tiene un comportamiento estructural adecuado frente a las acciones e influencias previsibles a las que pueda estar sometido durante su construcción y uso previsto. 2. Para satisfacer este objetivo, los edificios se proyectarán. fabricarán, construirán y mantendrán de forma que cumplan con una fiabilidad adecuada las exigencias básicas que se establecen en los apartados siguientes. 3. Los documentos básicos "DB-SE Seguridad Estructural", "DB-SEAE Acciones en la edificación", "DB-SE-C Cimientos", "DB-SE-A Acero ", "DB-SE-F Fábrica" y "DB-SE-M Madera, especifican parámetros objetivos y procedimientos cuyo cumplimiento asegura la satisfacción de las exigencias básicas y la superación de los niveles mínimos de calidad propios del requisito básico de seguridad estructural.

23

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

De esta manera, las anteriores normas básicas de la Edificación "NBE" quedan estructuradas, con referencia al Código Técnico de la Edificación, en la siguiente forma: NBE CONCEPTO Capitulo 1.- Generalidades Capítulos1IalVI.- Acciones Capítulos VIII y IX.-Terreno Fábrica de ladrillo Acero Madera CTE SE SE-AE (acciones) SE-C (cimentaciones) SE-F (fábricas) SE-A (acero) SE-M(madera)

NBE-AE NBE-FL NBE-EA -

Instrucción de Hormigón Estructural (EHE-08),(B.O.E. 22/08/2008)EHE. Engloba también la nueva versión de la EFHE (estructuras de forjados de hormigón estructural) NCSE (sísmica) Atendiendo a la nueva normativa las acciones sufren algunas consideraciones y agrupaciones que resultan novedosas:

24

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

VARIABLES BÁSICAS

• ACCIONES • CLASIFICACIÓN o Por su variación en el tiempo. Acciones permanentes. Acciones variables. Acciones accidentales. o Por su naturaleza. Directas. Indirectas (asientos, sismo, etc.) o Por su variación espacial. Fijas Libres o VALORES. Valor característico. Valor representativo. • Valor de combinación • Valor frecuente Ψ1 Ψ2
Actúa con otra accidental o efectos de larga duración. La probabilidad de que todas acciones variables actúen con su valor característico es muy pequeño.

Ψ0
>1%tiempo de referencia para estudiar efectos reversibles.

• Valor casi permanente o DINAMICAS. Viento. Choques. Sismo.

25

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

Movimiento maquinaria. DATOS GEOMÉTRICOS MATERIALES (Fractíl del 95% o del 5%, desfavorable o favorable)
VERIFICACIONES BASADAS EN COEFICIENTES PARCIALES DE SEGURIDAD

• • •

GENERALIDADES

VALORES DE CÁLCULO

CAPACIDAD PORTANTE VERIFICACIONES :
Condición de estabilidad del conjunto del edificio o de una parte independiente del mismo.

Ed,dst ≤ Ed ,est

Condición de suficiente resistencia de la estructura portante de un elemento estructural de una sección, de un punto o de una unión entre elementos.

Ed ≤ Rd.

26

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

• Combinación de acciones o Estados límites últimos: ELU - En situación persistente o transitoria.

- En situación extraordinaria, sin incluir sismo.

- En situación extraordinaria con sismo

o En estados límites de servicio: ELS - Combinación de acciones Los efectos debidos a las acciones de corta duración que puedan resultar irreversibles. Se determinan mediante la combinación de acciones denominadas características.

Los efectos debidos a las acciones de corta duración que puedan resultar reversibles. Acciones frecuentes.

Acciones de permanentes

larga

duración,

con

las

acciones

casi

- Deformaciones - Vibraciones - Efectos del tiempo - Fatiga
Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

27

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

ACCIONES • PERMANENTES o Peso propio.- El peso propio a tener en cuenta es el de los elementos estructurales, los cerramientos y elementos separadores, la tabiquería, todo tipo de carpinterías. revestimientos (como pavimentos, guarnecidos, enlucidos, falsos techos), rellenos (como los de tierras) y equipo fijo.

o Pretensado o Acciones del terreno • VARIABLES o Sobrecarga de uso .- TABLA 3.1 o Barandillas y elementos divisorios .- TABLA 3.2 o Viento o

o TÉRMICAS o NIEVE Carga Uniforme.

28

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

Carga lineal. H >1000 m

Acumulación de nieve. Pd = (1-4) L Sk Pa = min (1-4i) Pd. Franja de 2m a ambos lados.

ACCIDENTALES o Sismo -o Incendio Agresión fuego Vehículos extinción 45 kN en 2001(200 mm o Impacto. NCSE

El CTE en el Documento Básico SE, Seguridad Estructural, en su anejo D, recoge las bases y los procedimientos para la evaluación estructural de edificios existentes, señalándose, no obstante, que este documento solo es de aplicación, para la evaluación estructural de cualquier tipo de edificio existente, si se cumple alguna de las condiciones siguientes: a) Se ha concebido, dimensionado y construido de acuerdo con las reglas en vigor en el momento de su realización;

29

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

b) Se ha construido de acuerdo con la buena práctica, la experiencia histórica y la práctica profesional aceptada. Lógicamente la utilización directa de las normas y reglas establecidas en el CTE, no son adecuadas, al actuar sobre edificaciones construidas en base a reglamentaciones anteriores; pero no por ello se debe obviar la evaluación estructural, marcando en el apartado 0 .2, del mencionado anejo, los criterios básicos para la realización de la misma. "(D.2.1.1) La evaluación estructural de un edificio existente se realizará, normalmente, mediante una verificación cuantitativa de su capacidad portante y, en su caso, de su aptitud de servicio, teniendo en cuenta los procesos de deterioros posibles". Pudiéndose adoptar un procedimiento de evaluación por fase s que tengan en cuenta el estado actual del edificio: 1a fase: Evaluación preliminar, que incluye en general: • La recopilación y estudio de la documentación disponible y, en su caso, el levantamiento de planos. Una inspección preliminar. La elaboración de bases para la evaluación. La verificación preliminar de la capacidad portante y de la aptitud al servicio de los elementos estructurales principales.

• • •

2a fase: Evaluación detallada, que incluye en general: • La determinación del estado del edificio mediante una inspección detallada, incluida la cuantificación de posibles daños. La actualización de la geometría y de los planos del edificio. La actualización de las características de los materiales La actualización de las acciones. La actualización de las bases para la evaluación. El análisis estructural. La verificación de la capacidad portante y de la aptitud al servicio

• • • • • •

30

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

3a fase: Evaluación avanzada, con métodos de análisis de la seguridad, que incluye en general: • La determinación determinantes de las situaciones de dimensionado

La adquisición , en su caso, de más datos sobre las características de la estructura o de los materiales, o sobre las acciones. La determinación de los modelos probabilistas de las variables. El análisis estructural. La verificación con métodos de seguridad.

• • •

Resulta evidente que el estudio se realiza a partir de los datos obtenidos del proyecto original, el estudio de los daños, uso del edificio, etc., y de los objetivos que se pretendan obtener de cara a las futuras prestaciones del edificio: a) El nivel de seguridad en relación con la resistencia y la estabilidad estructural. b) La garantía de continuidad del funcionamiento en edificios de especial importancia, tales como hospitales, centros de comunicación o similares. c) Las exigencias específicas de la propiedad en relación con la protección de los bienes (protección frente a pérdidas económicas) o con la aptitud al servicio. El nivel de estas exigencias se basa normalmente en requisitos funcionales específicos y en criterios de optimización. "(D.2.1.2) En edificios en los que no resulte posible o resulte poco fiable una verificación cuantitativa, o cuando el edificio haya demostrado un comportamiento satisfactorio en el pasado, podrá realizarse una evaluación cualitativa de la capacidad portante y de la aptitud al servicio", de acuerdo con los siguientes criterios: • (D .6.1) Capacidad portante. 1. Puede suponerse que un edificio que haya sido dimensionado y construido de acuerdo con las reglas de normas antiguas, tendrá una capacidad portante adecuada, si se cumplen las siguientes condiciones.
Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

31

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

o El edificio se ha utilizado durante un periodo de tiempo suficientemente largo sin que se hayan producido daños o anomalías (desplazamientos, deformaciones, fisuras, corrosión, etc.) o Una inspección detallada no revele ningún indicio de daños o deterioro. o La revisión del sistema constructivo permita asegurar una transmisión adecuada de las fuerzas, especialmente a través de los detalles críticos. o Teniendo en cuenta el deterioro previsible, así como el programa de mantenimiento previsto se puede anticipar una durabilidad adecuada. o Durante un periodo de tiempo suficientemente largo no se han producido cambios que pudieran haber incrementado las acciones sobre el edificio o haber afectado su durabilidad. o Durante el periodo de servicio restante no se prevean cambios que pudieran incrementar las acciones sobre el edificio o afectar su durabilidad de forma significativa. 2. Una evaluación cualitativa de la capacidad portante de un edificio existente puede ser insuficiente para situaciones de dimensionado extraordinarias. 3. El comportamiento de un edificio cuya capacidad portante haya sido evaluada cualitativamente se controlará periódicamente durante el periodo de servicio restante. Para ello se emplearán los medios que se estimen necesarios, dependiendo de las características de la estructura, así como de las acciones e influencias que actúen sobre ella y de su estado. • (D.6.2) Aptitud al servicio. 1. Un edificio que haya sido dimensionado y construido de acuerdo con las reglas de normas antiguas podrá considerarse apto para el servicio, si se cumplen las siguientes condiciones: o El edificio se ha comportado satisfactoriamente durante un periodo de tiempo suficientemente largo sin que se hayan
Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

32

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

producido daños o anomalías, y sin que se hayan producido deformaciones o vibraciones excesivas. o Una inspección detallada, no revela ningún indicio de daños o deterioro, ni de deformaciones, desplazamientos o vibraciones excesivas. o Durante el periodo de servicro restante no se prevean cambios que puedan alterar significativamente las acciones sobre el edificio o afectar su durabilidad. o Teniendo en cuenta el deterioro previsible así como el programa de mantenimiento previsto se pueda anticipar una adecuada durabilidad. El CTE, DB-SE (anexo O), al que nos venimos refiriendo, en el apartado 0.3, señala como, antes de proceder a la evaluación de un edificio existente, es preciso recabar toda la información relativa a: a) Las acciones de todo tipo, directas o indirectas (influencias) con los siguientes criterios: o El peso propio de los elementos podrá comprobarse en obra, adaptándose en consecuencia, los valores adoptados inicialmente, de acuerdo con la información previa. o Las sobrecargas de uso dependerán del uso futuro de la obra, pudiendo adoptarse, a efectos de la evaluación, modelos específicos adaptados al caso estudiado (normalmente menos conservadores que los modelos correspondientes según el CTE). En estos casos, se adoptarán disposiciones adicionales con el fin de asegurar que no sobrepasen los valores extremos establecidos. o Las acciones climáticas a tener en cuenta pueden determinarse a partir de mediciones directas efectuadas en estaciones meteorológicas representativas para la obra objeto de la evaluación estructural, durante un periodo de tiempo adecuado. En este caso, en la determinación de estas acciones se tendrá en cuenta que sus efectos extremos no se pueden deducir directamente de los valores medidos. En el ajuste de los valores extremos se podrá tener en cuenta el periodo de servicio restante.

33

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

o Se tendrán en cuenta las influencias ambientales de origen físico, químico o biológico que puedan afectar a las características de los materiales o a la resistencia de los elementos estructurales, así como los posibles cambios en las mismas que puedan producirse como consecuencia de una intervención. En los casos en los que existan incertidumbres, se determinarán mediante inspecciones, ensayos o mediciones. b) Las dimensiones de la obra , recopilando los datos de la misma y de los elementos estructurales, cuando la información disponible carezca de ellos, cuando se hayan realizado modificaciones y no exista documentación fiable al respecto, o cuando se observen discrepancias entre la información disponible y la situación real. c) Características de los materiales empleados. Cuando las características de los materiales no se puedan deducir de forma fiable a partir de la información disponible, se determinarán mediante ensayos no destructivos o destructivos a partir de muestreos estadísticamente representativos, que tengan en cuenta el uso del edificio, así como las influencias ambientales. d) El sistema estático y el comportamiento estructural, con los siguientes criterios: o Se comprobará en obra las condiciones de todo tipo que resulten determinantes para el comportamiento estructural, como las condiciones de apoyo, empotramientos, libertad de movimiento de apoyos y juntas o la capacidad de deformación. o Cuando se determine experimentalmente el comportamiento estructural (estático adinámico) de un edificio, en la evaluación e interpretación de los resultados se tendrá en cuenta que los ensayos se realizan con cargas de servicio, mientras que la capacidad portante se debe evaluar para estados más avanzados de carga. e) Los daños y anomalías existentes: deformaciones, desplazamientos, corrosión , fatiga y envejecimiento en general.

De todo lo anteriormente expuesto, resulta significativo el predominio de los estudios analíticos sobre los experimentales, e incluso, como estos últimos quedan condicionados, como se puede deducir en el apartado 2° del punto "d"
Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

34

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

del texto anterior: "Cuando se determine experimentalmente el comportamiento estructural (estático o dinámico) de un edificio, en la evaluación e interpretación de los resultados se tendrá en cuenta que los ensayos se realizan con cargas de servicio, mientras que la capacidad portante se debe evaluar para estados más avanzados de carga". No obstante, conviene tener presente el ámbito de aplicación del CTE, puesto de manifiesto en el artículo 2 del Capítulo I "Disposiciones Generales", en el que en su apartado 2.2 dice textualmente: “Igualmente, el CTE se aplicará a las obras de ampliación, modificación, reforma o rehabilitación que se realicen en edificios existentes, siempre y cuando dichas obras sean compatibles con la naturaleza de la intervención y, en su caso, con el grado de protección que puedan tener los edificios afectados. La posible incompatibilidad de aplicación deberá justificarse en el proyecto y, en su caso, compensarse con medidas alternativas que sean técnica y económicamente viables" Dado que no existen más referencias en el CTE, referidas de manera explícita a la evaluación estructural mediante la realización de la prueba de carga. Continuaré exponiendo el procedimiento para la realización de dicho ensayo conforme a la Norma UNE 7-457, una vez definidas las cargas actuantes y deducidas la fracción de las mismas que debe ser simulada en la realización del ensayo, puesto que no existe físicamente aplicada aún sobre la estructura a ensayar pero responde a las previsiones reales de servicio. Esta carga puede ser simulada mediante la colocación de sacos de cemento, mediante la colocación de una capa homogénea de arena, mediante la colocación de balsas de agua, o por cualquier otro procedimiento similar que permita reproducir las cargas del momento de servicio. Hoy en día, lo más normal es usar balsas de agua dotadas de un tapón de desagüe de emergencia, situado en un lateral en su parte inferior, que permite poder descargar rápidamente la estructura sometida a ensayo, en caso de manifestarse efectos que hagan suponer, durante la realización de la prueba de carga, la entrada en colapso de la misma o la aparición de daños irreversibles, que dejarían la estructura fuera de servicio, que no es la finalidad deseada; sin que por ello se tenga que poner en peligro la seguridad de los posibles operarios, que ante tales vicisitudes, se verían obligados a transitar sobre la estructura a fin de desmontar la carga colocada. El ensayo deberá ser dirigido por un técnico capacitado, quien tras la estimación de la carga a simular y previa definición de cuál es el valor del "escalón de origen ", constituido por las cargas dispuestas en el instante
Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

35

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

inmediatamente anterior al comienzo del ensayo (peso propio del elemento a ensayar y cargas permanentes que inciden sobre él o bien una fracción de estas), proceda a cargar la estructura siguiendo un plan determinado, constituido por diversos escalones de carga , en los que se irá incrementando una cantidad igual del total de la carga , hasta colocar el total estimado, procediéndose de forma similar en la fase de descarga. Si las cargas de tipo permanente no están materializadas en su totalidad, en el momento de realizar el ensayo, deberán disponerse, las cargas sustitutorias de éstas, 48 horas antes de dar inicio al mismo, permaneciendo durante todo el tiempo que dure la prueba. En cada fase, o escalón de carga, deberán medirse: las flechas producidas, las fisuraciones (en su recorrido y espesor), el posible asentamiento de soportes y la transmisión de presiones a los elementos colaborantes, las deformaciones unitarias en puntos significativos externos del elemento o estructura (a causa de dudas en la calidad de los materiales y/o errores de las dimensiones actuales en comparación con las de proyecto), otras mediciones, desplazamientos de elementos auxiliares, medición de presión sobre el suelo , etc. En general, en ensayos estáticos de puesta en carga, sobre edificaciones, mediremos flechas y fisuraciones. Las deformaciones se miden mediante la utilización de flexímetros y niveles de alta precisión; para la determinación del ancho de fisuras pueden utilizarse escalas graduadas y lentes graduadas, en cuanto al control de variación de la anchura de fisuras se realiza mediante medidores de desplazamiento (extensómetros), la distancia entre fisuras mediante reglas graduadas o cintas métricas, etc.

36

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

La Norma UNE señala que los elementos de carga mantendrán esta con valor constante durante el ensayo. Los elementos auxiliares y soportes sobre los que se deben instalar los instrumentos de medición deben ser independientes de la estructura y estar situados en puntos que no resulten afectados por los posibles movimientos de las zonas ensayadas.

A la hora de realizar el ensayo sobre una determinada zona de una estructura, esta deberá carecer de ningún punto de apoyo sobre elementos de compartimentación (tabiquería, etc.) a fin de no falsear las condiciones de trabajo estimadas al elemento, en flexión, ensayado. Para ello será preciso
Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

37

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

descabezar las tabiquerías situadas en la parte inferior y eliminar los arriostramientos y conexiones que pudieran producirse durante el ensayo de prueba de carga. UNE 7-457 (3.2).-"La disposición de las cargas de ensayo debe reproducir lo más fielmente la situación prevista en el proyecto, evitando la reducción de solicitaciones y deformaciones que pudieran producirse por efecto arco o por interacción con elementos de la estructura distintos del ensayo"

El Real Decreto 1247/2008, de 18 de julio, por el que se aprueba la Instrucción de Hormigón Estructural (EHE-08), (B.O.E. 22/08/2008), en su artículo 79.5. "Comprobación de la conformidad de la estructura terminada", dice: Una vez finalizada la estructura, en su conjunto o alguna de sus fases, la Dirección Facultativa velará para que se realicen las comprobaciones y

38

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

pruebas de carga exigidas en su caso por la reglamentación vigente que le fuera aplicable, además de las que pueda establecer voluntariamente el proyecto o decidir la propia Dirección Facultativa; determinando la validez, en su caso, de los resultados obtenidos.

Para posteriormente dedicar el Capítulo XVII "Control de la ejecución", a matizar la realización de dichas comprobaciones: Artículo 101.0 Controles de la estructura mediante ensayos de información complementaria. 101.1. Generalidades De las estructuras proyectadas y construidas con arreglo a la presente Instrucción, en las que los materiales y la ejecución hayan alcanzado la calidad prevista, comprobada mediante los controles preceptivos, sólo necesitan someterse a ensayos de información y en particular a pruebas.de carga, las incluidas en los supuestos que se relacionan a continuación: a) cuando así lo dispongan las Instrucciones, reglamentos específicos de un tipo de estructura o el pliego de prescripciones técnicas particulares. b) cuando debido al carácter particular de la estructura convenga comprobar que la misma reúne ciertas condiciones específicas. En este caso el pliego de prescripciones técnicas particulares establecerá los ensayos oportunos que deben realizar, indicando con toda precisión la forma de realizarlos y el modo de interpretar los resultados.

39

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

e) cuando a juicio de la Dirección Facultativa existan dudas razonables sobre la seguridad, funcionalidad o durabilidad de la estructura.

Pruebas de carga Existen muchas situaciones que pueden aconsejar la realización de pruebas de carga de estructuras. En general, las pruebas de carga pueden agruparse de acuerdo con su finalidad en: a) Pruebas de carga reglamentarias. Son todas aquellas fijadas por el Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares o Instrucciones o Reglamentos, y que tratan de realizar un ensayo que constate el comportamiento de la estructura ante situaciones representativas de sus acciones de servicio. Las reglamentaciones de puentes de carretera y puentes de ferrocarril fijan , en todos los casos , la necesidad de realizar ensayos de puesta en carga previamente a la recepción de la obra. Estas pruebas tienen por objeto el comprobar la adecuada concepción y la buena ejecución de las obras frente a las cargas normales de explotación, comprobando si la obra se comporta según los supuestos de proyecto, garantizando con ello su funcionalidad. Hay que añadir, además, que en las pruebas de carga se pueden obtener valiosos datos de investigación que deben confirmar las teorías de proyecto (reparto de cargas, giros de apoyos, flechas máximas) y utilizarse en futuros proyectos. Estas pruebas no deben realizarse antes de que el hormigón haya alcanzado la resistencia de proyecto. Pueden contemplar diversos sistemas de carga, tanto estáticos como dinámicos. Las pruebas dinámicas son preceptivas en puentes de ferrocarril y en puentes de carretera y estructuras en las que se prevea un considerable efecto de vibración, de acuerdo con las Instrucciones de acciones correspondientes. En particular, este último punto afecta a los puentes con luces superiores a los 60 m o diseño inusual, utilización de nuevos materiales y pasarelas y zonas de tránsito en las que , por su esbeltez, se prevé la aparición de vibraciones que puedan llegar a ocasionar molestias a los usuarios. El proyecto y realización de este tipo de ensayos deberá estar encomendado a equipos técnicos con experiencia en este tipo de pruebas.

40

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

La evaluación de las pruebas de carga reglamentarias requiere la previa preparación de un proyecto de Prueba de carga, que debe contemplar la diferencia de actuación de acciones (dinámica o estática) en cada caso. De forma general, y salvo justificación especial. se considerará el resultado satisfactorio cuando se cumplan las siguientes condiciones: • En el transcurso del ensayo no se producen fisuras que no se correspondan con lo previsto en el proyecto y que puedan comprometer la durabilidad y seguridad de la estructura. • Las flechas medidas no exceden los valores establecidos en proyecto como máximos compatibles con la correcta utilización de la estructura. • Las medidas experimentales determinadas en las pruebas (giros, flechas, frecuencias de vibración) no superan las máximas calculadas en el proyecto de prueba de carga en más de un 15% en caso de hormigón armado y en 10% en caso de hormigón pretensado. • La flecha residual después de retirada la carga, habida cuenta del tiempo en que esta última se ha mantenido, es lo suficientemente pequeña como para estimar que la estructura presenta un comportamiento esencialmente elástico. Esta condición deberá satisfacerse tras un primer ciclo carga-descarga, y en caso de no cumplirse, se admite que se cumplan los criterios tras un segundo ciclo. b) Pruebas de carga como información complementaria. En ocas iones es conveniente realizar pruebas de carga como ensayos para obtener información complementaria, en el caso de haberse producido cambios o problemas durante la construcción. Salvo que lo que se cuestione sea la seguridad de la estructura, en este tipo de ensayos no deben sobrepasarse las acciones de servicio, siguiendo unos criterios en cuanto a la realización, análisis e interpretación semejantes a los descritos en el caso anterior. b) Pruebas de carga para evaluar la capacidad resistente. En algunos casos las pruebas de carga pueden utilizarse como medio para evaluar la seguridad de estructuras. En estos casos la carga a materializar deberá ser una fracción de la carga de cálculo superior a la carga de servicio. Estas pruebas requieren siempre la redacción de un Plan de Ensayos que evalúe la viabilidad de la prueba, la realización de la misma por una organización con experiencia en este tipo de trabajos, y ser dirigida por un técnico competente.

41

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

El Plan de Prueba recogerá, entre otros, los siguientes aspectos: Viabilidad y finalidad de la prueba. Magnitudes que deben medirse y localización de los puntos de medida. Procedimientos de medida. Escalones de carga y descarga. Medidas de seguridad. Este último punto es muy importante, dado que por su propia naturaleza en este tipo de pruebas se puede producir algún fallo o rotura parcial o total del elemento ensayado. Estos ensayos tienen su aplicación fundamental en elementos sometidos a flexión. Para su realización deberán seguirse los siguientes criterios: • Los elementos estructurales que sean objeto de ensayo deberán tener al menos 56 días de edad, o haberse comprobado que la resistencia real del hormigón de la estructura ha alcanzado los valores nominales previstos en proyecto. • Siempre que sea posible, y si el elemento a probar va a estar sometido a cargas permanentes aún no materializadas, 48 horas antes del ensayo deberían disponerse las correspondientes cargas sustitutorias que gravitarán durante toda la prueba sobre el elemento ensayado . • Las lecturas iniciales deberán efectuarse inmediatamente antes de disponer la carga de ensayo. • La zona de estructura objeto de ensayo deberá someterse a una carga total , incluyendo las cargas permanentes que ya .actúen, equivalente a 0,85 (1,35 G + 1,5 Q), siendo G la carga permanente que se ha determinado actúa sobre la estructura y Q las sobrecargas previstas. • Las cargas de ensayo se dispondrán en al menos cuatro etapas aproximadamente iguales, evitando impactos sobre la estructura y la formación de arcos de descarga en los materiales empleados para materializar la carga. • 24 horas después de que se haya colocado la carga total de ensayo, se realizarán las lecturas en los puntos de medida previstos. Inmediatamente después de registrar dichas lecturas se iniciará la descarga, registrándose las

42

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

lecturas existentes hasta 24 horas después de haber retirado la totalidad de las cargas. • Se realizará un registro continuo de las condiciones de temperatura y humedad existentes durante el ensayo con objeto de realizar las oportunas correcciones si fuera pertinente. • Durante las pruebas de carga deberán adoptarse las medidas de seguridad adecuadas para evitar un posible accidente en el transcurso de la prueba. Las medidas de seguridad no interferirán la prueba de carga ni afectarán a los resultados. El resultado del ensayo podrá considerarse satisfactorio cuando se cumplan las condiciones siguientes: Ninguno de los elementos de la zona de estructura ensayada presenta fisuras no previstas y que comprometan la durabilidad o seguridad de la estructura. - La flecha máxima obtenida es inferior de 12 / 2 o•ooo h, siendo 1 la luz de cálculo y h el canto del elemento. En el caso de que el elemento ensayado sea un voladizo, I será dos veces la distancia entre el apoyo y el extremo. - Si la flecha máxima supera 12/20.000 b, la flecha residual una vez retirada la carga, y transcurridas 24 horas, deberá ser inferior al 25% de la máxima en elementos de hormigón armado e inferior al 20% de la máxima en elementos de hormigón pretensado. Esta condición deberá satisfacerse tras el primer ciclo de carga-descarga. Si esto no se cumple, se permite realizar un segundo ciclo de cargadescarga después de transcurridas 72 horas de la finalización del primer ciclo. En tal caso, el resultado se considerará satisfactorio si la flecha residual obtenida es inferior al 20% de la flecha máxima registrada en ese ciclo de carga, para todo tipo de estructuras. La Dirección Facultativa velará para que se observen las condiciones específicas de carácter medioambiental que, en su caso, haya definido el proyecto para la ejecución de la estructura. En el caso de que la Propiedad hubiera establecido exigencias relativas a la contribución de la estructura a la sostenibilidad, de conformidad con el Anejo nO 13 de esta Instrucción, la Dirección Facultativa deberá comprobar durante la fase de ejecución que, con los medios y procedimientos reales empleados en

43

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

la misma, se satisface el mismo nivel (A, B, C, D ó E) que el definido en el proyecto para el índice ICES. Se trata, pues, de evaluar una estructura, su capacidad portante, mediante la medición de sus respuestas ante la presencia de determinadas acciones. Como capacidad portante se entiende la maxima carga total, que la estructura en estudio, es capaz de soportar con un determinado nivel de seguridad, en el estado de conservación en que realmente se encuentra. No se trata solo de comprobar que no se alcanza el estado último de prestación estructural, sino que tampoco debe sobrepasarse el momento último de servicio, es decir que no se supera un determinado nivel de deformación. Para la realización de una prueba de carga se precisa la redacción de un plan, por técnico competente, que debe ser aprobado por la Dirección Facultativa, en el que deben definirse, al menos, los siguientes apartados: 1. Descripción del ensayo. 2. Finalidad y alcance de la prueba. 3. Determinación de las zonas de ensayo. 4. Carga de ensayo. 5. Magnitudes que deben ser medidas. 6. Instrumentación. 7. Proceso del ensayo. 8. Medidas de seguridad. El desarrollo de estos apartados y los resultados obtenidos, deben quedar plasmados en un informe final o informe de resultados, que deberá ser redactado por el técnico Director del ensayo. Por otro lado conviene tener en cuenta lo recogido en la UNE 41805 -3 IN, Estudios Constructivos y Patológicos, en cuanto a la toma de datos para la evaluación estructural y los sistemas de auscultación del comportamiento de la estructura, que se plasman en la tabla 6 de la mencionada norma, dejando claro que no es misión de la misma la evaluación de la funcionalidad y seguridad de una estructura ni de ninguna otra unidad constructiva, "limitándose a establecer algunas consideraciones generales orientativas para los técnicos responsables de realizar un estudio patológico y llegar al dictamen de la situación del edificio", proponiendo, "la aplicación de la filosofía de
Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

44

REHABILITACIÓN EN EDIFICACIÓN. DIAGNÓSTICO E INTERVENCIÓN EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN Y MADERA

evaluación por fases como la propugnada en el Código Técnico de la Edificación" en el Documento Básico de Seguridad Estructural, en su anejo D "Evaluación estructural de edificios existentes", al que nos hemos referido con anterioridad.

45

Tema 13 Introducción a la Reparación de Estructuras de Madera

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->