Está en la página 1de 24

.

.'.
.
",
:' ,;'Ias responsabilidades por lo ocurrido, no haya más remedio que atri-
I -"buirla a los que tenían en sus manos el poder de decisión. los denun-

~.1,:
,.<. ciantes, los delatores y los miserables que realizaron los crímenes, mere·
" ;, cen el mayor desprecio por su vileza, pero la máxima responsabilidad
", '
r':: '
I i"
.' .: hay que atribuirla a los que ten ían la mayor Autoridad. A mayor cate-
Ij¡ji goría de las personas, dijo Gil Robles, en un discurso en el Parlamento
, "Y dirigiéndose a Casares Quiroga, "yo le atribuyo la máxima responsa-
1::0: ~"bilidad". Completamente de acuerdo.
•I , :.'1';
I
¡ l¡.,¡ .~ Se puede argüir en su descargo que ellos, a su vez, obedecían órdenes
I.
:~~superiores. Ya hemos visto la célebre Circular de Mola y las consignas
"

• I .'
;;
l. • :
l' :
::
n. de éste, de Queipo, y de Franco, pero aun así, ni Muga ni Casado pue-
" :
,. .. ·."'ji den quedar exonerados de su responsabilidad, por muchas razones:
~\ porque estaban incursos en la conjura o se unieron a los sublevados,
,
1 ' " (' :
:i '1¡ . "''2' haciendo causa común con ellos y sabiendo que tenían que obrar con
.,•• .,•••
l' •

J:: crueldad y de modo arbitrario; sabían que había que imponerse por el
·... .
.. .!: ~, "terror" Y obrar contra el derecho de gentes, deteniendo y fusilando a
·, .
· .j "
• ••••
..
:S personas que no habían cometido delito alguno, porque estar afiliado a
, L,
, : . ". un partido o sindicato legalizado era un acto perfectamente legítimo,
i I ': desde todos los puntos de vista. Y además, los sublevados se levantaron
· , , en armas, artículos 237-242, del Código de Justicia Militar entonces
'. vigentes, contra la legalidad, contra la voluntad popular, única fuente
·. \• legítima de soberanía.
,.
Pero aun dejando aparte lo dicho - ique ya es dejar!- la represión
en Soria fue brutal con exceso y fue innecesaria; con una décima parte
de las personas que fueron detenidas y con un cinco por ciento' de los
ejecutados -que no dejaría de ser lIelictivo- se hubiera conseguido
mantener en silencio y sujeta a la población. Pero se quiso otra cosa:
sembrar el terror, humillar y exterminar al adversario.
Hemos dicho y demostrado a lo largo del libro que la mayor parte de
los ejecutados -y por lo tanto asesinados- lo fueron sin proceso algu-
.,' ¡..
'!.'
' .. . no. Es posible que otros muchos fueran encausados y se les juzgara.
No nos es posible determinarlo, pero aún en este supuesto, cabe hacer
. ·algunas puntualizaciones.
Antes de 1.936, los consejos de guerra entendían en delitos pura-
mente militares y juzgaban con criterios de imparcialidad y constituían
una garantía de justicia para los encausados. El militar que tenía que
formar parte de un consejo de guerra, estudiaba el caso a conciencia,
cosultaba libros, cambiaba impresiones con técnicos y podía cometer
algún error como todo ser humano, pero al emitir su voto, al dictami-
nar, al sentenciar, lo hacía con el debido reposo y serenidad y cono-
ciendo perfectamente la causa.
Después de 1.936 se crearon' los Juzgados "eventuales" y los
consejos de guerra, también "eventuales". Y surgieron los juicios suma-

186 187
ljl
JI :;:.~.
. ~..
~ rísimos de urgencia, no para juzgar delitos militares, sino para entender
'J en "delitos" puramente políticos, sociales o ideológicos, al amparo de
w, nuevas leyes, con carácter RETROACTIVO, lo que constituye una abe·
t!'
'c, "
rración jurídica. ,
Se constituyeron estos Juzgados con jefes y oficiales retirados del
¡, Ejército, y como faltaba personal especializado, letrados del Cuerpo
,1 Jurídico Militar, que con sús conocimientos jurídicos pudieran aseso·
;~; rar a aquéllos, se recurrió a la militarización de los secretarios judiciales,
,"o notarios, registradores, y a quien tuviera el título de licenciado en De·
,'" recho, que fueron asimilados por el Generalísimo a Capitán o Teniente
':i del Cuerpo Jurídico Militar, para ocupar las plazas de jueces, secreta·
t~ dos o fiscales del Ejército. Queipo de Llano en un bando establtició
\t, en su artículo 5, "A la disposición del jefe militar de cada zona funcio·
,: nará un consejo de guerra SUMARISIMO DE URGENCIA, que actua·
, rá en los lugares que esta autoridad designe".
';' Estos consejos de guerra se constituyeron "para dar mayor rapidez a
,,' las causas y en.un solo acto se oirá al acusado, a los testigos de cargo, en
11 un número mínimo de, dos y será dictada sentencia, que será seguida-
'1". ''
, mente ejecutada. De defensor,. nada; garantías procesales, posibles re·
cursos, apelaciones, ,¡nada de nada!.
L.. Pero es que, además, estos consejos de guerra "eventuales", lo
.., ...!
1

: !'
j •
,
mismo juzgaban a una sola persona que a diez o quince o veinte, en el
• mismo acto. La petición fiscal sol ía ser con frecuencia la de muerte,
.; ¡: por rebelión militar .
.1: : V volviendo otra vez a Soria, en el supuesto de que Arsenio Martí-
{ : nez, Fermín González, Tomás Cué y Antonio Lafuente fueraA juzgados
" '
y condenados a muerte por "rebelión militar", ¿cómo pudieron rebelar·
se si a la entrada de los requetés en Soria se refugiaron en sus casas,
hasta que fueron detenidos? ¿V don Anastasio Vitoria, alcalde de Agre-
da y don Teodoro del Olmo, alcalde de Almazán, que permanecieron
en sus puestos, colaborando con la Guardia Civil en el mantenimiento
del orden? ¿V don Felipe Caballero, alcalde de Baraona, que permane·
ció en el cargo hasta el 31 de julio, que fue sustituído, detenido y fusi-
lado? ¿V el delegado de Hacienda, dori Joaquín Ranz Borja y el jefe de
Correos, don Saturnino Castiella, que fueron detenidos en los primeros
momentos de la sublevación, siendo más tarde fusilados, sin haber rea-
lizado ningún acto de oposición a las fuerzas insurgentes? ¿Y a don An·
tonio Burxal, jefe de Telégrafos, se le puede condenar a la pena de
muerte por rebelión militar, aunque fuera verdad que avisara a las fuer·
zas que procedían 'de Madrid, como dijo en una Réplica Falangista don
Jesús Martínez-Trillo? Aunque lo hiciera, en todo caso sumplió con su
Nicolás Alvarez Revuelto (en el centro de la foto, con traje claro y corbata a rayas),
aparece con un grupo de amigos. Nicolás Alvarez era dependiente de 1a sección de deber, pues él estaba al servicio del Gobierno legal; y aun aceptando
tejidos de almacenes Redondo. (foto: archivo de los autores). que el Gobi~rno de Madrid hubiera perdido su legitimidad -cosa que
, ..
; ..
.., 188 189
!'

.ji ¡
I
Tema tabú
¡.
negamos:'" su delito no hubiera sido el de rebelión militar, sino en todo
, caso el de auxilio a la rebelión, que nunca puede castigarse con la pena
de muerte.
,i '. ¿y qué delito de rebelión militar cometieron don Manuel Blanco La guerra civil española tuvo unas consecuencias importantísimas,
,
fotógrafo, don Mariano Cabrujas, periodista, don Vicente Soria, maes~ .:. 'no sólo en plano interior, sino también en el internacional, pero no es
,
I' ; tro, don Antonio Uriel, interventor del Ayuntamiento, don Recadero i' ésta la ocasión de analizarlas, en lo que respecta a este último aspecto.
i. ¡ Marín, propietario de un bar, detenidos todos en los primeros momen- ..i El profesor Juan Marichalar, biógrafo de Azaña y una de las personali-
tos de la sublevación, sin armas, sin realizar ningún acto hostil, siendo ~ dades españolas que más se han preocupado del tema, asegura que
,.
personas todas ellas pacíficas e inofensivas? Porque el único delito l' "la bibliografía internacional sobre la guerra civil de 1.936-1.939 y sus
,~
castigado con la pena de muerte, era el de rebelión militar, y está c1ar~ ~.' antecedentes, desplaza actualmente igual volumen que el de la historia
,
,.: ,1, que ninguno de los citados lo pudieron cometer, ni lo cometieron. ~. de E~paña desde 1.492 a ) .931". Y esto !o dijo en el año 1.968. .
,
¡"
Tenemos, pues, dos clases de ejecutados: los que lo fueron sin pro- ¡¡¡o Sm embargo, en Espana, hasta despues de 1.975, el tema de la guerra
ces~ .alguno y sin siquiera pasar por las cárceles, qu~ a nuestro juicio y ~. civil, era algo intocable, una especie de "tabú" que habla que obviar.
¡ .
segun se desprende de los datos acumulados en este libro, todos contras. ~" Solamente desde el lado oficialista' y desde una óptica partidista, se es-
tados debidamente, fueron la mayoría; y los que, tras un corto periodo ~f tudiaron aspectos sectoriales de la misma, con fines de propaganda, y
de detención, en los calabozos del Gobierno Civil o en las prisiones ,;. con una c1ar.a manipulación de la realidad, hasta falsearla casi por com-
fueron finalmente fusilados. De éstos últimos, creemos honradamente ';::. pleto. Más tarde, se dijo que lo mejor era olvidarla, para no remover
que sólo una pequeñísima parte fueron sometidos a proceso. Pero un '.', los rescoldos y, para usar un lenguaje vulgar, "que agua pasad'a no
proceso sui géneris, sin garantías procesales, sin que el encausado pu- mueve molino·... 'Y, sin eJTIbargo, como dice Sánchez Albornoz, "la his-
dira defenderse; en muchos casos, sin saber realmente hasta el momento. toria trata de indagar y comprender el proceso que ha llevado hasta la
de ser juzgado, cuál era el delito de que se le acusaba, lo que le privaba hora en que se escribe y se vive, proceso que proyecta sus luces o sus
de presentar pruebas y testigos en su descargo. Los condenados y eje. sombras sobre ella". ¿Cómo es posible entender la realidad actual y
cutados, tras esta parodia de justicia, difícilmente pueden encuadrarse nuestras perspectivas cara al futuro, si hacemos abstracción de lo suce-
en la categoría de personas sentenciadas judicialmente. dido en España desde el año 1.936 hasta la fecha.? Es imposible -y se-
Lo menos que puede decirse de tales procesos, es que constituían ría injusto y nocivo-o enterrar la historia, desconocerla. Aunque se des-
una mascarada pseudo jurídica, para ocultar su verdadera naturaleza, truyeran todas las bibliotecas, siempre quedarla la tradición oral, y
su finalidad última: dar una especie de cobertura legal a unos actos de aunque incompleta y quizás desfigurada, la historia de lo que sucedió
represión pura y simple, Y no vamos a insistir en la absurda paradoja de siempre permanecería, siempre permanecerá. Por lo' mismo, la posición
que a personas civiles, que nunca habían esgrimido armas y que perma- más racional es ayudar a configurar la realidad, tal como fue, con la
necieron leales al poder legítimamente constituído, se les acusase de mayor objetividad posible, y, a ser posible, con datos rigurosamente
auxilio o de adhesión o de rebelión militar, por quienes, efectivamente, comprobados; y, en cuanto a la guerra civil, la necesidad de estudiarla
se habían rebelado, es obvia, aunque sólo sea para que nos sirva de antídoto para evitar que
,
se repita.
,, y dentro de la guerra civil, el aspecto más delicado y no por casua·
'1 :
lidad, el menos conocido es el de las represalias. Sigue sin afrontarse el
tema con el rigor necesario; más aún, resulta casi imposible hacerlo.
Alberto Reig Tapia nos confirma nuestra experiencia personal de
que los archivos de las auditorías de guerra. permanecen cerrados a la
investigación, aduciendo que "dado el relativamente poco tiempo transo
currido, no hace aconsejable dar aún el calificativo de histórico a tal
acontecimiento, máxime teniendo en cuanta que muchos de sus prota-
gonistas viven todavía en la actualidad y, en consecuencia, los que pu-

190 191
..
11J 1
1I !
: ,1 diran tener algún tipo de intervención tanto en los expedientes que se 9.- Granada, 2.314 34.- Teruel, 560
I, citan cuanto más en la totalidad de los que existen y sobre los que se 10.- Ciudad Real, 2.263 35,.- Lérida, 532
': 11.- Oviedo, 2.037 36.- Lugo, 513
".
"1; soliciía autorización', pues dicha intervención a título de denunciantes
, 1:.
"
11 testigos, cargos judiciales, etc" no debe ser aún sus.ceptlble ~e, enjui- 12.- Toledo, '1.730 37.- Salamanca, 503
ciamiento histórico por lo que no debe darse a la misma publicidad ni 13.- Huelva, 1.587 . 38.- Avila, 428
ti
",
i1l
divulgación de ning~n tipo". (Del dictamen de la auditoría y del decre-
to de la Autoridad Judicial, denegándole la autorización de investiga_
14,- León, 1.409
15.- La Coruña, 1.408
39.- Almería, 386
40.- Orense, 346
16.- Valladolid, 1.303 41.- Vizcaya, 341
,i'1 ción en sus archivos, Alberto Reig Tapia).
17.- Zamora, 1.246 42.- Guipúzcoa, 334
il ! Nosotros en vista de no poder reconstruir la historia de la guerra
civil y, espe~ialmente, la represión, a base d~1 examen de la doc.umenta- 18.- Pontevedra, 985 43.- Alicante, 334
!I ció n necesaria nos hemos visto en la necesidad de recorrer vanas veces 19.- Navarra, 948 44,- Las Palmas, 213
•, I la provincia d~ Soria, buscando los testimonios de testig'.'s y familia- 2.0.- Logroño, 912 45.- Tenerife, 187
:11 res de las víctimas' manteniendo con ellos numerosas y dilatadas con- 21.- Castellón, 879 46.- Cuenca, 184
· ,r.
¡ ~¡t versaciones y contr~stando los datos de unos y otros, hasta aproximar- 22.- Murcia, 855 47.- Alava, 157
i ¡ 1: nos a la verdad histórica de lo sucedido. Quedan algunas lagunas por re- 23,- Cáceres, 818 48.-'Segovia, 147
.! .
i IU llenar algún dato por consignar, algunos sucesos por esclarecer, algunas 24.- Guadalajara, 789 49.- Gerona, 96
·<n
,.. vícti~as cuyos nombres y circunstancias personales se han perdido en la 25 - Tarragona, 776 50.- Soria, 82
•:Ii
;\li
barahúnda de aquellos acontecimientos, pero lo esencial, creemos ha- No hay que insistir mucho en que esta cuadro no solamente no se
berlo recogido. Y como dijimos al principio: si en el libro no está todo ajusta a la realidad, sino que ni siquiera se aproxima. Salas Larrmbal
:¡El
1
, • , I
• ,
lo que fue lo que está en el libro, SI FUE. Y fue como el lector habrá b~sa sus estadísticas en ~os, datos de los registros civiles, pero ya hemos
qH" comprobado algo desmesuradamente trágico, increíble en una tierra Visto a lo largo de este libro, que muchos de los Registros ni funciona-
~ ~ f:1 que no hab{a sufrido conmociones sociales, ni sucesos relevantes, ni ron con pulcritud y que muchas inscripciones se realizaro~ falseando la
.'·r "..,' ,.;.. hubo oposición a la sublevación, ni mucho menos enfrentamientos ar- cau~~ de la mu.e~te: el tiro en la cabe~~, se trocó en "hemorragia cere-
· .'
.'. mados. La represión en Soria es algo absolutamente condenable y cree-
"
~
~ bral y los reCibidos en el pecho por paro cardiaco". Incluso en regis-
: ~ ~¡ mos que nadie pueda, seriamente, justificarla, Fue una explosión d,e tros tan sagrados c?~o los 'parroquiales, véase Berlanga, de Duero, no
odio renovada día a día, durante meses y meses, en sus aspectos mas solamente hubo omISiones, SlOO claros falseamientos ...
violentos y mantenida después, con más cautela, pero con perseveran- . No es necesario extendernos lTlucho en rebatir los argumentos uti-
cia y crueldad, fríamente calculada., .. lizados por Salas Larrazábal, para justificar su estadística. Basta con ate-
El entonces coronel Ramos Salas Larrazabal, en 1.977 publico un nernos a. la realidad. De las OCHENTA y DOS ejecuciones que fija
libro titulado "Pérdida; de la Guerra", en las que pretende salir al paso para Sona, a las que nosotros hemos llegado, con npmbres y apellidos
de las exageraciones existentes, por defecto o por exceso y establece, (o apodos, en su caso) relatando pueblo por pueblo detallando incluso
limitándose al "frío rasero de las unidades matemáticas" en la cifra de las circunstancias que acompañaron a la detención y 'posterior ejecución
57.662 las ejecuciones y homicidios en ZONA NACIONAL, con arreglo d~ las .víctimas, hay una distancia considerable, un tremendo error. Las
al cuadro siguiente: ejecuciones en Soria se elevan a unas trescientas. No están incluídas en
1.- Córdoba, 3.864 26.- Burgos, 761 es.ta cifra, la de los prisioneros de Sigüenza y de los pueblos de Gua-
2.- Málaga, 3.864 27,- Baleares, 745 talara ocupados por las fuerzas de Franco y que en su mayor parte
3.- Zaragoza, 3.527 28.- Albacete, 742 fu.eron ejecutados en las "Matas de Lubia" (véase 'parajes de los fusila~
4.- Badajoz, 2.964 29.- Cádiz, 742 mlentos), en el cementerio de Soria, en el de Las Casas y en otros luga-
5.- Valencia, 2,760 30.- Santander, 710 res todavía ignorados.
6.- Barcelona, 2.542 31.- Palencia, 683 Ateniéndonos pues, solamente a las víctimas sorianas en la estadís-
7.- Madrid, 2.488 32,- Huesca, 633 tica de Salas Larrazábal hay un error comprobado indistutible eviden-
8.- Sevilla, 2.417 33.- Jaén, 606 te, de casi un CUATROCIENTOS POR CIEN. Óemasiado er~or, que

192 193
':
, ;I
, ..
I:n,i
dI
,

nos lleva a negar verosimilitud al estudio de Salas en cuanto a Soria, y a


.#
~~-,
.',: .
poner en cuarentena los datos referidos al resto de España. .' '
, , ,I ,;
,
·, , , Si consideramos que el error cometido por Salas en cuanto a Soria es "
,
¡, ¡
, equivalente al que pudiera haber cometido en el resto de las provincias "

.Pi
,,'
, , y hay razones para suponerlo así, pues la metodología de su trabajo es
similar para toda España y las fuentes de donde proceden sus datos son
.,,"':.,
-f.'
','" .
.d
,

:.
, ~ idénticas, la cifra de 57.662 que él establece, habría que multiplicarla ..
,~-

· ., por cuatro, lo que arrojaría la cantidad de DOSCIENTAS TREINTA ..,-, '

MIL SEISCIENTAS CUARENTA, Y OCHO PERSONAS que fueron


,
· 1:
: !,
ejecutadas.
:1' El historiador norteamericano Gabriel Jackson, en su obra "La Re-
j, j : pública Española y la Guerra Civil", calcula en DOSCIENTOS MIL
, :., ,"
los "paseados" en la zona nacional durante 1.936-1.939. Y los prisio-
neros "rojos" muertos por ejecución o enfermedades desde 1.939 a
,, 1.943, en otros DOSCI ENTOS MIL.
· ".
" De la magnitud de la represión franquista después de la Victoria, hay
..
,
numerosísimos testimonios. Elijamos uno, el menos sospechoso de sim-
, ,
patía por la causa republicana: el conde Ciano que, en julio de 1:939,
,, escribía: "Todavía hay muchas ejecuciones. Sólo en Madrid, entre 200
, y 250 diarias; en Barcelona, 150; en Sevilla, que nunca estuvo en poder
de los republicanos, 80. !?urante mi estancia en España, habiendo más
de 10.000 condenados a muerte, a la espera del inevitable momento de
la ejecución, sólo dos peticiones de perdón me fueron hechas por las
familias". Estas afirmaciones de Ciano están hechas en sus "Memorias"
editadas por José Janés. La edición fue confiscada, si bien la prensa de
'. : entonces publicó parte de la misma, realizados los oportunos expurgos.
La relación de ejecutados en Andalucía que da Salas Larrazábal es
francamente ridícula. Cualquiera que haya viajado por aquellas tierras
, '
y se haya interesado por esta cuestión, lo sabe y quien no lo haya
hecho, no tiene más que visitar el Arahal, Carmona o Lora del Río. En
esta última localidad, ocupada por las fuerzas sublevadas, sin disparar
un tiro, pues la población huyó al campo, las nuevas autoridades di-
fudieron la promesa de que no les pasaría nada a los que volvieran .
.,: .:
,.....
1 : ,.
'

'
Cuando lo hicieron, cerca de 1.600 hombres y mujeres, fueron fusila-
~
,
. :,
dos.
,! ,
, Según Philips, corresponsal de Reuter, de la Echange Telegrapf

,• 1
~
"

Company y del New Cronicle de Londres, "a fines de 1.939, CIEN MIL
, REPUBLICANOS habían sido ya ejecutados por Franco, en lo que era
a principios de este año, zona republicana" (1).
Son datos difícilmente rebatibles. Quien desde el punto de vista de

·,i (1 ).- Ramos Oliveir:l, A.


f" :

194 195

La Falange de Soria
estudioso de la historia se haya acercado al tema con objetividad y con
.
deseos de conocer la verdad , tiene que coincidir en lo fundamental
. con
ellos; y quien, por su edad, viviera aquella epoca y no qUiera cerrar los
ojos a la evidencia ha de reconocerlo Igualmente. . Producido el Alzamiento y desaparecidos todos los partidos pdl {.
Pero es que paralelamente a esta repre~ión, fijada primero entre 1· ticos de Soria, una sola organización -la Falange- adquiere un protago·
1.936.39 y después de la Victoria, entre abrol de 1.~3~ y 1.942, siguió nismo primordial en el Movimiento, y sobre ella descansa la mayor par·
otra más selectiva más tecnificada, con menores vICtlmas, es verdad ·ó•., te de la responsabilidad de lo ocurrido en la retaguardia. Existió la lIa-

pero con la misn:a finali~ad: mant~ner somet~d? ~I pueblo y evit~; ~ mada Ac~ión Ci.udadana, cuyo jefe f~e el tenient~ de la Guard!~ Ci~i1,
cualquier brote de rebeld.a. El vencl.do lo segUlra siendo y no es mas ~': don Paullno RUlz Navas, que a la sazon estaba retirado. En ACClon CIU·
que un enemigo a quien hay que castigar, \:' en e.1 mejor de los ca.sos, un :~ dadana buscaron cobijo todas aquellas personas que, ajenas a la suble·
equivocado a quien hay que _convenc~r, Sl~ dejar de tenerle sUJ~~o. Y 1: vación, la recibieron con mayor o menor entusiasmo; y en mayor medio
as( durante los veinticinco anos de VlCtoroa, cuya conmemoraClon se
orquestó, bajo la batuta de Franco y de Fraga, llenando España de aro
:1: da, aquéllos que por alguna circunstancia ten{an aJ~ún temor ante la
.<!<' nueva sitUación. Quienes habían pertenecido a partidos poi {ticos de
cos triunfales. _ " .~: centro o de izquierda o hablan cotizado en. algún .sindicato y se hab{an
Indalecio Prieto en su· libro "Convulsiones de Espana ,cuenta có· cr. librado de la detención, se apresuraron a afiliarse a Acción Ciudadana.
mo en el año 1.948 (el 21 de marzo) fueron arrojados al Pozu Fumeres %1· En principio, uno de los organizadores de esta especie de milicia
22 mineros asturianos, atraillados como perros y rematados con bombas ',r "c{vica", fue Samuel Redondo, sastre, que dejó las tijeras, para ir
de mano, arrojadas desde arriba. Esta matanza tuvo.~omo p.ro~esta una '> lIpantando en una de las aulas del Instituto a los que solicitaban la afio
nota al Gobierno británico por parte de la Federaclon Socialista y del ," Iiación, siendo ayudado en esta tarea por algunas personas de las llama·
Sindicato Minero; y, en cu~lquier caso, la veracidad del hecho es incues· e:' das de orden, como Ferm{n )iménez, Saturnino Ridruejo, el practican·
tionable. . . " ~~ te Luiz Mart{nez, el Registrador de la Propiedad Quiroga y varios más.
Antes hab{a ocurrido un hecho similar en Gran Canaroa, en la Sima El distintivo de la organización era llevar un brazalete con los colores de
de )inámar, que motivó ~~a. nota de. condena al general Franco, por la Bandera Nacional.
parte de la )erarqu(a EcleSlastlc;< canaroa. A medida que pasaban los días, cada vez se veían por el Collado más
personas con el brazalete, y llegó un momento en que el hecho de no
llevarlo, significaba un gesto, sino de rebelMa o de hostilidad, al
menos de reprobación o indiferencia ante lo que suced{a. Llegó a plan·
" tearse que la opción era llevar la camisa azulo. el brazalete, o quedarse
en casa. Los miembros de Acción Ciudadana, eran· los encargados de
ManueJ Hcdilla suponía un. .. proteger Correos, Telégrafos, los depósitos de agua !lel Castillo, los fie·
contradicción con los orlgene: ." latos y, especialmente, la estación del ferrocarril. Armados con escope·
de la Falange "y con el origel
tas, que la mayor parte no sab{an manejar, cump({an el servicio enco-
social de muchos de su
componentes. Hedilla, sin em mendado con más o menos agrado; pasado algún tiempo, con menos,
bargo, por no plegarse .3 lo pues la mayor{a de los afiliados a Acción Ciudadana simpatizaban más
designios de Franco, fue Juzga bien con las ideas republicanas y casi todos ten{an algún familiar en la
do y condenado a !JIuer.tl;!, sen cárcel y otros en alguna cuneta. Se podrían contar numerosas anécdo·
tencia que no llego a eJecutaJ tas sobre el particular. Una noche, vigilando la estación, diez personas
se por la intervención del Cal
denal primado. No obs~~ntE con sus escopetas correspondientes, se dieron cuenta que sólo uno de
Manuel Hedilla pennaneclo el ellos era entusiasta del Movimiento. "¿ y qué hacemos si vienen, de ver·
prisión más de cinco años, se dad, los republicanos?", se preguntaron... Pero no llegaron.
metido a un régimen carcel¡ Los requetés eran poco numerosos y. con ellos como base y con el
rio duro. ("'oto: "l-tisloria lole,
113{'junal", MariO. 1.Q76. añadido de monárquicos, se creó el Tercio Numantino, que en la reta·

196 197
.. guardia no tuvo actuación apreciable. De su eficacia guerrera no es éste
.'

,:. -
las cárceles de Soria y provincia, hacinados, sin espacio para moverse
,! el momento de enjuiciarla, • apenas, durmiendo en el santo suelo o recostados en la pared? ¿Es que
Así pues la verdadera protagonista fue la Falange, y a ella dedicare· tampoco eran personas los cientos y cientos de prisioneros procedentes
.., mos una especial atención. Antes de iniciarse el Movimiento, en plena de Sigüenza, que permanecieron todo el tiempo de su larga reclusión
República, Soria no contaba más que con ~eis fal~ngistas: Pe~ro Laban· sin colchones, ni mantas, ni ropa de abrigo, en el frío cuartel de Santa
1, ' Clara? Pero sigamos con la historia.
da Egido, Calixto de Miguel Alcalde, Jose Martlnez VergUlzas, Pedro
lii Jiménez González, Jesús Martínez !rillo y Vicente .Sánchez Cr~s'po. No El "caritativo" Pedro Cilla, fue el primer alcalde del Movimiento en
i 1:
pudo constituirse la Falange en Sor la por falta de numero de mIlitantes, Agreda y quien detuvo al anterior, al honesto abogado don Anastasio
ya que los Estatutos de la organización exigían un número de 24 miem· Vitoria, entregándole en el Gobierno Civil de Soria, de donde pasó a la
,I';'. bros para cada provincia. cárcel y, más tarde, a la fosa común del cementerio de Soria. Los cinco
Pedro Jiménez y José Martínez Verguiz~ se afiliar~nen Ma~rid.y en falangistas sorianos, el día 13 de julio de 1.936, son finalmente recluí-
1...1 Soria actuaron como propagandistas. A primeros de JUlIO, llego Trillo a dos en la prisión provincial, donde se les instala en la enfermerla, sepa·
. "
: ; .:
~.: , ~ Soria. En Madrid, pertenecía a una cédula clandestina que actuaba en el rados de los presos comunes. Esto último nos parece bien, pero en
• • 11
11 , .
jo" cuartel de la Montaña, en misiones de información, con vistas al Movi· cuanto a lo anterior, lo menos que se puede decir, es que las autoridades
·,d
. 1.
,· :: miento y al llegar a Soria, junto con Verguizas y Pedro Jiménez, sigue republicanas, no fueron tan "feroces" como la propaganda no dijo des·
... ., ,:'
,'

trabajando en el mismo sentido . pués, durante cuarenta años. Y unos jóvenes sanos y fuertes a la enfer-
· .. i
,! 1"
En el coche de Verguizas, éste, Trillo, Jiménez y José Pedro Buja. mería: ¿no es esto un trato de claro privilegio?
". ) rrabal -ingeniero aeronáutico- llegan a Noviercas para ponerse en con· La tarde del 17 de julio de 1.936 -ya se había sublevado el Ejército
!.!; : ";~ 1 tacto con su compañero Vicente Sánchez Crespo. En Noviercas se en· en Africa- ingresan en la prisión Jesús Posada Cacho, Ricardo Moreno
, ,.,
·· .'". . trevistan con varias personas y alguien pincha las ruedas del coche de Navarrete, Valentín Guisande y Antonio Sánchez Gómez, director del
periódico LABOR. La mañana del día 19 de julio, el teniente coronel
:.n Verguizas y se descubre en el mismo propaganda clandestina y dos pis·
"1·
<" ,
" tolas. (Según ellos descargadas, pero hay que suponer que no las lleva· Muga visita al director de la prisión y exige la libertad de los detenidos
; • l'
, rían de adorno' la munición podían llevarla en sus bolsillos o escondi· "políticos". Son puestos en libertad los cuatro de la CEDA y quedan
·,
" '1
, da). Son detenidos y conducidos al cuartel de la Guardia Civil, donde los cinco falangistas, ya que estaban procesados por el Juez y todavía
la autoridad judicial era respetada. Los cinco falangistas son trasladados
·'\! se les toma declaración y pasan a cenar a la posada del pueblo. Parte del
vecindario se amotina y la Guardia Civil, para protegerlos, los lleva al al pabellón de mujeres. Sigue el trato benévolo.
cuartel y -según testimonios de uno de los falangistas- se les entrega El día 22 de julio, Soria ya en poder de la columna de Mola y todos
'. ;1
,, :,· armas para que se defiendan en el caso de ser agredidos. (Aceptada esta los resortes en' manos de las nuevas autoridades, se presenta en la cár-
,! . cel el capitán de la Guardia Civil, Martínez (destinado en Almazán) y
',·1 versión, surgen muchos interrogantes: ¿Cumplieron con su deber, los
!> i'! guardias, entregando armas a unos presuntos culpables, de llevar p~op~· pone en libertad a los falangistas. El capitán Martínez había colaborado
t ' ., I
':ó,," •,I
.,-
·":tl ganda clandestina y pistolas, desarmadas o no? ¿~s ':!ue la G~ardl~ CI' en el mantenimiento del orden, con el alcalde socialista de Almazán,
vil se consideró impotente para defender por SI misma la integridad don Teodoro del Olmo, pero al sublevarse Muga, obedece a su mando
mili física de los detenidos? La protesta del vecindario fue puramente ver· natural y se suma a la sublevación.
i~'~k
o.' ~1' bal y nadie intentó atacar al cuartel, por lo que ~~timamo~ que si. es Los cinco falangistas sorianos, una vez puestos en libertad se presen-
IJj cirto que se entregó armas a los detenidos, la actuaclOn de qUIen lo hizo tan en el bar Talibesay y se ofrecen al capitán Vicario. lEste capitán se-
t, .I fue absolutamente irregular). De Noviercas pasaron detenidos a GÓma· ría después director de la Academia Militar de Zaragoza. Vicario no los
"t:l.':'
il:
admite en su columna, pues existía el proyecto de formar una expedi-
, ... t

'H,••.1
ra donde en la Casa de Juntas de la Casa Consistorial, permanecieron
H.

d~s días custodiados por un alguacil. De Gómara a Agreda, donde in- ción integrada por sorianos. Mientras se organiza una Bandera de fa-
'¡ gresan e~ la cárcel sita en el palacio de los Castejones. Aquí, don Pe- lange, durante los últimos días del mes de julio, el teniente corone'l
dro Cilla militante entonces de la CEDA, les lleva tres colchones para Muga y los cinco falangistas sorianos, tantas veces citados, recorren las
que puedan dormir como "personas". Surge inevitable la comparación, localidades más importantes de la provincia: Almazán, Deza, San Este·
el contraste y la correspondiente pregunta: ¿es que no eran personas los ban, zona de pinares, cesando a los Ayuntamientos republicanos y nomo
cientos y cientos de presos que a partir del 22 de julio, llenaron todas

199
198
, ,- : -

brando otros con sus adictos. (Por cierto, estos Ayuntamientos se foro
I
.:

~
.'
..

maron con las personas más reaccionarias, que pasan a formar parte de que !"uchos acudieron a Falange, influenciados por el ambiente y con
Falange. Ya dijimos, que la Falange se hincharía rápidamente, cOmo un la m,,:s absoluta buena !e. Otros. lo hi~ieron con móviles más prosaicos.
globo gigantesco). Mlentr.as esto :;u.c~dla en ~orla cap~tal.y en toda la provincia, la olea.
Se f<>rmó la primera Bandera de Falange, integrada por Guardias da represIVa ya iniCiada a fines de ,ulio fue in crescendo, como ha
Civiles, Fuerzas de Seguridad, soldados de quinta c.on permiso en Soria que.dad? demo~t!ado ~ todo lo largo de lo que llevamos escrito; y/a' oro
y COn su guarnición en zona republicana, y los nuevos afiliados a Fa. ganrzaclOn politlca mas numerosa, con mayor peso y autoridad y por
lange. Esta primera Bandera estuvo mandada por Muga, ayudado por el e"" lo ~anto, la ~e .mayor respon~abilidad fue la Falange, que contab; con
capitán Martínez. Con doscientos hombres aproximadamente, actuó en :¡¡: su J~f~ pro~lnclal, Lama NOrlega, con sus cuadros de mando con su
la carretera del Puente Ullán a la cuesta de Paredes. Su principal, por no '" servIcIo de Información, con sus "activistas" y con una estruct~ra debi.
decir única misión, fue la de preparar la voladura del puente que sobre \1:. damente jerarquizada.
la carretera impidiese el avance de la columna republicana, de haber ;~: Fundamentalmente en Soria, en aquellos tiempos, la autoridad y el
traspasado la provincia de Guadalajara. (Esta misma precaución se tomó n'~. . poder desca~saban en tres pilares: la Jefatura Militar, que ostentaba,. sin
duda, el tenrente coronel Muga; la autoridad civil, personificada en eJ
.¡ en Recuerda por falangistas de El Burgo, sobre el puente del río Duero
,., o en Baraona, por los requetés). ' 1'; Gober~ador Casado; y la autoridad poJítica representada por Falange.
.~:
:· .;...'I'~'[:!,
,
Se forma enseguida una segunda Bandera, ya que las afiliaciones a
Falange constituyen un verdadero aluvión y sale de Soria, al mando del
Los .aclertos o errores, el orden o los desl)1anes el respeto a Ja ley o su
vulner!ición, la salvaguardia de los derechos de I~ persona a la libertad y
· ',',
1 .'
¡ ,,"¡,! a I~ Vida, o ~I desprecio por ambas, tiene que ser forzosamente atri-
:
capitán Hernando, que ocupan Hiendelaencina, donde se produce la
·n¡.¡ primera víctima falangista, San Saturio, alias "el Monica". b~ldas a qUIenes detentaban el poder de decisión; a quienes podían
'¡l H
• e t ",
'"
· ¡:.1.4
Los republicanos atacan Atienza y Amador Oliden, Jesús Martínez ~vl~ar los ex~esos, Jo~ desmanes, I~s. crímenes, y en el supuesto de que
~ ;d Ventosa, Jesús Martínez Trillo, Vicente Sánchez y Verguizas acuden estos se hubieran r~lzado subrepticiamente, Ja obligación ineludible de
.'¡,1 I esclarecerlos y castigarlos.
'¡~il
voluntarios a la defensa, repeliendo la .acción republicana. Son amones.
tados por Muga, quien los en"ía a Soria ¿castigados? donde permanecen Que la Falange estuviera o no representada en Soria en sus altos ni-
:JI! ¡ unos días, gozando de un bien ganado descanso.
Se forma una Bandera llamada LA JARCA, integrada por falangista!
veles, por auténticos falangistas, o por advenedizos o '''conversos'' es
otro ~ro~l~ma, que no altera ni disminuye la responsabilidad de aquella
· h' ,
.1 '1~"i'. de Calatayud, a la que se integran los falangistas sorianos Trillo, VicentE organrzaclon por los sucesos que estaban ocurriendo en Soria a partir
':1:-' .,

idl
I, ,1
>•
I ': ~
Brieva y Félix Redondo. Otra Bandera soriana se forma también rá·
pidamente al mando del capitán de Carabineros Fonseca, que actuar;
del 22 de julio y, especiilimente, durante el mes de agosto su¿esos que
Po! otra parte, se, proJonga!on, repitiéndose, durante m~chos meses
, J'1I
i ¡i¡ ~ en Saelices. En estas Banderas, además de los citados, se integran falan· mas. ~e~o.lo que .Sl parece cle!,!o, es que al!¡unos falangistas, lIamémos.
L ~ ,1 , gistas sorianos recién afiliados: Francisco Roncal, León Brieva y vario! los hlstorlcOS, Trillo, Pedro J Imenez. y Jose Martínez Verguizas no es-
I• i~.¡.
'
de San Leonardo, como Ayuso, Esteban García, Alejandro de MigueL taban de acuerdo con la dirección del partido en Soria que había caído
Pedro Rupérez, Pablo Muñoz y Agustín Muñoz. e? manos de antiguos militantes de la CEDA y de p.ers~nas de la burgue-
1
¡ Paralelamente a lo relatado, sigue la aluencia de militantes a Falange. sla acomodada y s_e, ponen en contacto con Hedilla, que envía a Soria a
que de seis o siete que contaba el 17 de julio, llega a alcanzar en POCo! dos delegados, Tunon y Rey, que reclaman Ja presencia en nuestra ciu-
días la cifra de siete mil, según cálculos de uno de los más significado! dad de los falangistas de primera hora. Como resultado final de estas
falangistas: Jesús Martínez Trillo(t). Esta súbita ascensión de la Falan· entrevistas, quedan en Soria al mando de la Falange además de Lama
ge, casi meteórica, este verdadero diluvio de entusiasmo y de fe falan· Noriega, José Martínez Verguizas y José Mozas. •
gista, ¿cómo explicarlo racionalmente? ¿Cuántos entraron en Falang. . Nada sustancial. ~ambia en el panorama soriano con estas modifica-
por temor a ser detenidos, cuántos para hacer méritos, tratando de sal· ciones. La represlon a todos sus niveles continúa incansable' los
var a algún familiar amenazado o detenido? ¿A cuántos se les colocó er piquetes de fusilamiento siguen funcionando; continúa Ja dete~ción
la disyuntiva de acudir voluntarios a primera fila, o al pelotón de ejecu !~cesante de pe~~onas y persiste agudizada la ,amenaza de una supuesta
ción? Conocemos numerosos casos de personas que podríamos encua segunda .vuelta . q~e, en algunos lugares llego a producirse, si bien con
drarlos perfectamente en estos interrogantes, aunque no hay que duda, algu~as diferenCiaciones, no tan sangrie.nta, pero igualmente cruel y
despiadada.
(} ).- Véase "Réplica Falangista", de Jesús Martíne7. Trillo. al comieo7.0 (le este libro.

200 201
En Pedrollén (Salamanca) se celebró un curso ,de ~res mes.es d~ d~~a' de concentración en aumento y medio millón de españoles en el exilio.
ción, para Jefes de Centuria. Este curso era '!'las bl~n de Insplraclon y las cartillas de racionamiento y el hambre y los niños abandonados
• nazi y al frente del mismo se encontraba el flnlandes Hartman~ y ~I y los expedientes de depuración y el miedo y la angustia y el espíritu
teniente alemán Muller. Asisten a él 45 falangistas de todo el terrltono inquisitorial que impregnaba toda la vida nacional. Y no se nos diga que
nacional y cinco s.orianos: Pedro Jiménez, OIiden, Pedro Huerta, Jesús la Falange no tenía el poder, que evidentemente no· lo tenía en exclusi·
•, Pérez y Martínez Trillo. A raíz de la Unificació.n, estos 50 cursillistas va, pero sí participaba, sobre todo en aquella época, como parte
son detenidos y permanecen encarcelados en AVlla durante tres me~es. esencial del mismo.
I
,•
Puestos en libertad, son destinados a frentes distintos, como medida
precautoria.
En cuanto a la represión, ya hemos visto a lo largo del libro, cómo
son falangistas -u hombres con camisa azul- los que participan en la
Esta es a grandes rasgos la singladura de la Falange soriana y la ~e s~s mayor parte de las ejecuciones. Y hay que deducir por múltiples indi-

! militantes de primera hora, uno de los cuales,. al ~~recer, es ?eposlt:1rI0 cios que lo hicieron con carácter voluntario. Caso muy distinto es el de

;
y custodio de los símbolos de aquella orgaOlzaclOn despues ?e dl~ol­ Jos guardias civiles -y ya vimos en Lubia cómo algunos 1I0rabán- que
1 verse así como de las listas de afiliados que sería muy cunosa SI pudiera actuaron en cumplimiento de órdenes recibidas. Los falangistas de la
•'.
ser ~xaminada y que pondría de relieve la exis~encia de. bastantes retaguardia que fueron los más "activos", no tenían porqué recibir ór-
"tránsfugas" algunos muy conocidos, y que, por CircunstanCias que no denes de esa naturaleza. Dionisia Ridruejo, uno de los falangistas de
es ahora el :nomento de analizar, han "trepado" escandalosamente a primera hora más generosos e inteligentes, a propósito de la represión
cargos de responsabilidad en organizaciones radicalmente opuestas a la en Valladolid', dice, en sus "Casi unas memorias": "Tiñe mis memorias
Falange y al Movimiento Nacional Sindicalista. con un tinte sombrío, materia sobre la que no diré más, de ·momento
• • Es muy natural que aquellos falangist~s actuaran de ~~ena t~ y q~e puesto que no podría decirlo todo". '
no participaran en hechos violentos, defiendan sus pOSIciones I~eolo­ Otro falangista preclaro, Pedro Laín Entralgo, en su "Descargo de
., gicas. Incluso esta actitud es mucho más.honesta q~e la de los tr~nsfu­ conciencia", dice: "S.obre la represión en la zona franquista el silencio
gas a que hemos hecho referencia. Pero una cuestlon son I~ actitudes fue siempre total, mientras que en la otra, siempre hubo alg~na voz de-
!
pesonales, la pureza. i~eológica, equivoca~a o. ,no, de deter!"ln3das per- nunciadora". Y sigue diciendo: "La voz que ni durante la guerra civil,
sonas y otra muy distinta, la de la organlZ~clon en su c~nlunto .. y ana- ni después de ella ha sonado públicam~nte en las filas nacionales... "
lizando la actuación de la Falange en general -yen Sana esp.eclalm.en- y se pregunta Laín Entralgo: "/Tuvo verdadero fundamento para lla-
te- con la debida perspectiva histórica, el balance es negatIvo. ~I la marse cristiano un bando beligerante en el cual ninguno de sus miem·
.' .

Falange impulsó ninguna revolución, ni luchó contra la perman~nc!a .de bros, sacerdote o seglar, honestamente se atreviera a denunciar la verdad
privilegios injustos, ~i supo a~omodar su cond~cta a los p~InClpIOS de lo que entre· los suyos había ocurrido?".
joseantonianos; es mas, a medida que la guerra Iba t~anscu~r!endo, la Hemos hablado antes del espíritu inquisitorial que impregnaba toda
disociación del pensamiento de José A~tonio y la realidad v.lvlda día a la vida española y sobran testimonios para demostrarlo, además de la
·, día por la Falange primero, y despues por Falange Espanola de las memoria viva de cuantos la padecieron.
¡
;i JONS aparece más evidente. Existe un abismo insondable entre lo que Tomemos un ejemplo. Muy lejos ya de la Victoria, en 1.944, la Jefa-
:";.'
,, ,.., José Ántonio pensó o soñó y lo, que d~spués lI~varon a cabo sus cent~­ tura de Falange envía la siguiente circular confidencial:
riones: Girón de Velasco, Garcla Carres, Femandez Cuesta, Carlos PI- "Orden de preparar urgentemente un fichero de rojos y de indesea·
nilla, Demetrio Carceller y demás conmilitones. . ' bl~s se~alando con precisión para cada individuo, las relaciones que los
La Falange cerró los ojos a la realidad, a nuestra pobre, tr.lste y tra· rOJos tienen entre ellos. Este trabajo debe ser realizado con la mayor
gica realidad, y se aferró, para embriagarse -y pretender e,!,bnagarnos.- prudencia y discreción, tomando todas las precauciones posibles, evi-
a una verborrea barroca y rebuscada. Palabras hueras, altlsonante~, ~In tando los errores y realizando un trabajo exacto y detallado.
aliento sin contenido real. Cuando en 1.939 se pregonaba la _estuplda En consecuencia, procederá censar:
cantin~la de nuestro poder y la firmeza y la gloria de ~a. ~spana eterna 1.- Los ex militantes rojos, precisando sus antecedentes y su situa-
y renovada, frente a la decadencia y a .Ia descom~oslclon del mundo ción actual (~n prisión, en libertad vigilada, provisional, etc.).
occidental se ignoraban los cientos de miles de espanoles muertos, en el 2.- Los Indeseables. Entendemos por indeseables a todos los indivi·
frente y e~ la retaguardia, las cárceles abarrotadas de presos, los campos duos que sin filiación política definida, aprovechan todas las ocasiones
¡:
"

,
•• 202 203

Las cárceles
para perturbar el orden con fines inconfesables.
3.- Los simpatizantes rojos, es decir, que sin atreverse a actos peli.
.:
: ¡
.. grosos propiamente dichos, son adversarios de nuestro Movimiento y Se
hacen' eco de rumores y de quejas contra él. La prisión provincial de Soria, el fielato de la carretera de Valladblid,
4.- Los extranjeros que residan en nuestro país, después de la glo. la ermita de Santa Bárbara, los calabozos del Gobierno Civil en Soria, a
riosa Victoria, con indicación de sus ocupaciones y sus medios de exis· partir de los últimos días de julio de 1.936, estuvieron repletos de pre-
tencia. sos. Sin apenas servicios higiénicos, con una alimentación insuficiente y
Esperamos que comprenderá la importancia de estas investigaciones de baj ísima calidad, el régimen de vida de los presos, no hay que hacer
y las efectuará con la mayor rapidez. Se trata de una misión polífica muchos esfuerzos de imaginación, para obtener la conclusión de que era
del más elevado carácter y ser personalmente responsable de .errores u infrahumano. Si a ello añadimos, los "traslados" y la llegada de nu~vos
omisiones". detenidos y la angustia de no tener ninguna garantía de que sus vidas
Esta circular, ¿no demuestra claramente que la Falange, ya en el año serían re~petadas, la situación se entenebrece aún más.
1.944, cuando debería haberse llevado a cabo una política de armoni- En la provincia sucedía lo mismo: las dos cárceles de Almazán, tan
zación, de olvido, de comprensión, de tolerancia, de misericordia en peligrosas, porque los que entraban en ella, difícilmente tenían otra
fin, para los vencidos que tanto habían -y continuaban- sufriendo, no salida que ser abatidos en las "Matas de Lubia", Barcones, Cuesta de
solamente no lo hace, sino que persiste en su actitud represiva e incide P'Iredes, Llanos de Chavaler, etc.; la cárcel de Berlanga, una mazmorra
en una misión que no es po/(tica sino simplemente policiaca? ¿Cuán- sombría y húmeda; la de Agreda, de trato más humano y la de El Bur-
,
tas circulares confidenciales como ésta, fueron dirigidas por los mandos go. de Osma, la mejor preparada y donde por la preocupación de su
falangistas? ¿Cuántos españoles estuvimos sometidos a vigilancia, in- director, el preso estaba mejor tratado y considerado; todas ellas en
cluso de nuestros propios sentimientos o simpatías? Al parecer, la parte general, adolecían del mismo y gravísimo defecto: la acumulación de
más importante de los archivos de Fal,ange han sido destruídos. Una· presos y su hacinami.ento. En términos generales,. al penetrar en la cár-
verdadera lástima, porque de su examen atento y sereno, se podían cel, el preso dejaba de ser una persona humana, para convertirse en una
haber obtenido impresiones. y datos esclarecedores de la verdadera natu- bestia, que debería sufrir toda clase de vejaciones y malos tratos. Nin-
raleza de aquella organización, convertida, muerto su impulso pseudo- gún derecho, ninguna garantía, ningún cauce legal que los amparase,
revolucionario, en el pensamiento de José Antonio, en una especie de siempre. a merced del capricho o el malhumor de quienes estaban al
inquisición, en la que todos los españoles que discrepábamos de ella, cuidado de su custodia y esperando siempre el temido momento de o.ir
estábamos incursos, para descargar en el momento oportuno sobre nues- su nombre para ser trasladado o ejecutado. Esta fue la realidad y no es
tras espaldas, el peso de unas leyes especiales contra los rojos, masones necesario recargar las tintas para describirla.
o simpatizantes o sospechosos. No nos ha sido posible establecer con exactitud la cantidad de perso-
Habiendo leído las obras completas de José Antonio con especial nas detenidas en Soria y provincia durante los años 7936- 7939, pero sin
detenimiento y aun no estando de acuerdo con su pensamiento, ni con temor a pecar de exagerados, se pueden calcular en varios miles los que
su estrategia, hemos de reconocer que en ellas había cosas positivas; sufrieron reclusión más o menos prolongada, bien en la prisión provin-
admiramos también su entereza y serenidad a la hora de enfrentarse cial de Soria, bien en las de la provincia, bien en unas y otras según los
con la muerte -que lamentamos con sinceridad- y tenemos la seguri- ciclos. Es evidente, por otra parte, que en esta cifra están excluídos los
dad de que si hubiera salvado la vida, sus convicciones y sus principios prisoneros traídos a Soria desde SigüenziJ. Lo mismo que consignamos
le hubieran impedido colaborar, sobre todo, después de la Victoria, en en el libro, nombre a nombre, la cifra de fusilados en Soria -exclu ídos
la política que se siguió, que estamos seguros -o al menos lo creemos- los prisioneros de Sigüenza y algunos obreros del pantano y ferroviarios
que hubiera reprobado y combatido. Sí; la muerte de José Antonio que nos ha sido imposible constatar- hubiéramos querido detallar la
Primo de Rivera dio luz verde a una labor política ajena a su verdadero relación de detenidos que pasaron por las cárceles, para no pecar por
pensamiento. Una política, a la que una Falange, burocratizada y exceso. Por defecto es imposible no equivocarse, porque muchos fusi-
domesticada por Franco, sirvió de coartada ideológica al autócrata; lados lo fueron, como ya hemos explicado, sin pasar por ningún centro
• ••
para su permanencia en el Poder hasta la hora de su muerte. penitenciario.

204 205
.

..

• • Muga
·•l' I,
·;i
"1:
••
1
:¡ 1 A lo largo de este libro, creemos haber explicado la actuación del
, teniente coronel don Gregorio Ignacio Muga Díez', en los momentos
'.1 En cuanto a la totalidad del territorio nacional, parece que los in- iniciales de la sublevación del Ejército en Africa; sus vacilaciones o su
\iI• vestigadores han llegado a la conclusión de que en el año 1 .9~~" exis- doble juego; su pacto indudable con el Gobernador Alvajar para salvar-

tían más de DOSCIENTAS CINCUENTA MIL personas en pnslon,lo se mutuamente y, finalmente, su última decisión, sublevando a la Guar-
·• .•
.1 :
, que equivalía a un ocho por ciento de la población activa del país, en dia Civil y cooperando a la llegada de los requetés.
d' Su posición y sus responsabilidades respecto de la represión en So-
o i. aquel año.
ria, quedan también explicitadas. Tuvo algunos rasgos generosos, como
,n.:.
.... " en Duruelo de la Sierra, renunciando a detener a una larga lista de per-·
, 1',
sonas, ya preparada y cuyo final nadie podría decir cuál hubiera sido .
·,., Parece ser que también algunas personas se libraron dé ser ejecutadas
por su intervención. Pero a la vista de todo lo sucedido en Soria, hay
que señalar que hasta la llegada de Moscardó, él fue la máxima autori-
dad militar y, por consiguiente, el máximo responsable de las decisiones
·· i ,. que se tomaron, junto al Gobernador Civil, Enrique Casado. Quien más,

·, quie,n menos, la historia lo esclarecerá algún día y los datos aportados
por nosotros, pueden servir de avance y gu ía. Hemos procurado ser ob-
jetivos y no hacer afirmaciones que ho estén respaldadas por hechos
,.- ~
comprobados. .
.::
• •..~
El teniente coronel Muga, según los qatos del Registro Civil murió a
.: f las 19 horas del día 25 de junio de 1.937, en su domicilio, Mayor, 22-


primero, a consecuencia de "estreptrapcica, flemón difuso brazo dere-
,
, cho". Acerca de la inesperada muerte de Muga corrieron distintas ver-
' ..
·• ,.' siones. Recogemos la que nos da don Santiago GÓme.z Santacruz -na-
cido en Armijo en 1869 y muerto en Soria el 4 de febrero de 1.949- en
'. ,, su obra inédita "La meseta numantina". Según el Abad y refiriéndose a
,. , los sucesos ocurridos en Soria durante la sublevación, dice "que el te-
..,·,
.' ¡,
· niente coronel Muga murió en acto de servicio al volcar el automóvil
·,
;1I en que viajaba y de la intoxicación que le produjo un atentado por en-
:i "l venenamiento" .
Según otras versiones, en Cabrejas del Pinar se produciría el envene-
....
HI'
:: ~ namiento de Muga y otros mandos de la Guardia Civil durante una me-
.'1 rienda. Según esta versión, la cocinera -de no mucha lucidez mental-
:-'1
debió echar algún tipo de insecticida o sustancia similar por equivoca-
';111,,
'...tJ.
.!"';
J.
ción, descuido o ignorancia y Muga, que era diabético, acusó más grave-
mente la intoxicación, muriendo a los pocos días. En cualquier caso,
ignorancia, descuido o atentado, como dice el Abad, la cocinera y su
hijo dueron detenidos. .
Ermita de Santa Bárbara, utilizada como prisión en los días de la contienda. La hipótesis del atentado no tiene consistencia, porque la detención

206 207
[t
~
1'" ••
..
..:t-
'." que fue separado del servicio y condenado, aunque no podemos preci-
·,,
,:· ;1: sar en qué términos, ya que además, este tema es ajeno a la cuestión
,' , de éstos duró poco tiempo, quedando. e.xentos de responsabilidad. El
..

.11 accidente de automóvil lo tuvo Muga viajando en coche condUCido por "l que estudiamos: la represión en Soria durante la Guerra Civil. Lo que es
;11 :, indudable es la animadversión de Casado al .régimen republicano: Sea
·..,,,.' un chófer de la requisa, que chocó cont~a un árbol. .Fue intervenido
!j' por el doctor Santamaría y, ya curad~, d!o un comUnicado a la prensa ~, por esto o por su natural idiosincrasia, lo cierto es que la actuación de
,,1
agradeciendo a las personas que se hablan Jnt~resado.por su salud. ~:. Casado en Soria se distingue, primero por su dureza y después por su
~t

! Por otra parte, cuando el Abad don Santiago Gome~ S~ntacruz ha- ;" falta de misericordia.
'1' ."'o.
J
,. 1
bla de "acto de servicio", se equivoca. Fue una cac.ena .slmplemente,
acompañada de una merienda. Aunq!-'e luego la hlstona nos cue.nta
Hay una anécdota reveladora de su carácter: don Saturnino Castie-
:" lIa, jefe de Correos de Soria -detenido primero y fusilado después en el
iIhIii numerosas cacerías celebradas postenormente con Franco como ¡efe . ,. "Puente Ullán"-había albergado en su casa de Barbastro, durante al-
de Estado, donde' se resolvieron tras~endentales probl~mas del más gún tiempo de la República, a don Enrique Casado. Por otra parte, la
I·· I
!, .i
'
alto interés nacional. Así que, a lo meJor, el Abad acerto y somos no-
sotros los equivocados.
.. esposa qe Castiella era familia de la madre de aquél. Pues detenid9 Cas-
_ tiella, su antiguo huésped y digamos protegido, Enrique Casado, 'no so-
. lamente no movió un dedo para liberarlo, sino que no hizo nada para
impedir su fusilamiento. Y, una vez fusilado Castiella, su casa fue ex-
1111 poliada impunemente, sin que nadie lo evitara ni exigiera ninguna res-
; Il ~
,," :.1
pl,lnsabilidad a quienes fueran sus autores. Más aún: el hijo de Castiella
,· [',
h; Enrique Casado 'abordó al Gobernador Civil, a la puerta de su domicilio y le recriminó
,ti i
,¡, ,.
·',!,11. por su conducta. Casado, que llevaba sus guardaespaldas, reaccionó
,lió, •1 agarrando por el cüello al muchacho, que tuvo que alejarse magullado.
· ., Más tarde, una vez fallecida la viuda de Castiella, su hijo fue enviado a
·.
.... ~
·
Ennque C' ., d GCivil de
Ca sado tomó posesión de su cargo de. Gobernador . un correccional.
',. ,
'"
~.H Soria una vez que el teniente coronel de la Guardia IVI , on regono Pero aparte de esta anécdota, ya de por sí bastante significativa, la
.' .'
"1
.: ¡ ~
j .~ e
Ignacio Muga y tras la llegada' de los requetés a nuestra ciuda~, ya. pro- actuación de Casado presidiendo la represión, merece la más absoluta
.1 • ,
,J, clamado el estado de guerra lograra el control absoluto de la sltuaClOn. reprobación. Fue frío, perseverante, implacable e incansable. Las de-
,' La actuación de Casado-'se caracterizó desde el primer momento p~r nuncias. pasaban a sus manos o las recibía personalmente y -citemos
.' ,
" l'
::

· .:
su dureza Inmediatamente de tomar posesión de. su cargo,. do.n Juho otra vez el testimonio de Mozo- daba rápidamente las órdenes de de·
1" t:
··~".. García M~zo pidió la lista de los dirigentes republicanos y sl.ndlcales y tención. Su hombre de confianza fue el célebre Diego Navarro, que
ordenó su detención. Las órdenes las dio Casado .~I Comlsano ~e poh· igualó o superó la dureza de Casado. (Muga también tuvo su hombre de
cía don Manuel Blanco, quien a su vez las impartlo a sus subordJn~dos, confianza, Gregorio de Pablo). Los más perseguidos -otra vez según
los inspectores Y agentes de policía. Estos, nat.uralmente, CUJ~ph~on don Julio García Mozo- fueron los de la CNT, yen esto, está en lo
las órdenes recibidas, y si alg~no de ellos, por elempl?, don u 10 ar: cierto, aunque las víctimas pertenecieron a todo el espectro político. Y
cía Mozo resultó ser más actiVO, no fue por ~usto, smo por su ,excep como la represión ejercida sobre los miem/lros de la CNT fue excesiva
cional capacidad de trabajo y su celo profeSional. C~~do te~'a ade- don Julio García Mozo, una vez se enfrentó verbalmente con el Gober~
más un carácter autoritario y quien directamente recl~la sus ordelll;'s, nador Casado, alegando su condición de miembro de la Brigada' Social
las trasmitía a su vez con idénti~o talante, ~or lo que estas sedc,umShf' y logró salvar la vida a dos cenetistas, uno de los cuales, Nafría Arroyo,
ron con la debida eficacia y rapidez. De ahl, que a I,?s.pocos .Ias. e a todavía vive, residiendo en la barriada de Yagüe. Y tal como lo cuenta
toma de posesión de Casado como Gobernador, la pnslon provmclal de don Julio lo consignamos y aún debemos felicitarle por su valentía
Soría, estuviera abarrotada de detenidos, al igual que los calabozos ya que enfrentarse a don Enrique Casado y arrebatarle dos presas n~
del Gobierno Civil. , era cuestión baladL Pero, en fin, todo es posible en Granada... .;, en
Enrique Casado había actuado en el proc~so que cond.eno a muert~, Soria.
con la subsiguiente ejecución de la sentenCia, ~ I~s caplt~nes Fermm Para concluir: Enrique Casado fue un hombre nefasto para los so-
Galán y García Hernández. Proclamada la Republi.ca, EnrIque Casado rianos y su recuerdo está manchado con sombras siniestras.
fue procesado, junto con los miembros de aquel tribunal y, parece ser

209
208
Una tragedia gratuita

id
,I'
,. i
Hemos llegado al firial de este libro y antes de cerr¡¡rlo, queremos ha-
, cer algunas puntualizaciones a modo de resumen. Reiteramos que nues-
,, tro propósito al iniciar la tarea de escribirlo, fue ayudar a conocer la
, realidad de lo que sucedió en Soria después del 18 de julio. Hemos pro-
;l!..
",
,
'" curado buscar la verdad, y para ello todos los testimonios recibidos han
: .,
· 1:
,~ ~. sido contrastados debidamente; y aquellos casos que se presentaban du-
," i, ii
~l";'
dosos, los hemos silenciado. No creemos que se haya deslizado a la largo
,.t: .
,', ,<. de estas páginas algún error; en el supuesto de que ello haya ocurrido,
j¡ ~: pedimos disculpas. Pero en lo fundamental, este relato puede conside-,
¡:¡J' ~ rarse ponderado y ajustado a la verdad. '
• f Estimamos que ninguno de los hechos relevantes que hemos
\
·•
"
','
,
~: narrado, puede ser honradamente negado o desmentido; es más,
; , "l: tenemos la seguridad de haber pecado con defecto en la exposición de·
•" , §. los mismos yen el silencio de otros, de más difícil comprobación.
", '\. De todas maneras, la verdad escueta y terrible es que la Guerra Ci-
·1:1..,'
·,
' } vil, constituyó una explosión de odio, de fanatismo, de irracionalidad
:;t ., difícilmente imaginable; los españoles descendimos, como dijo Sán-
{ chez Albornoz, al "estado salvaje"; a la locura colectiva. Se procuró el
,
,
,
.., exterminio del adversario, sin advertir que aparte de su ilicitud moral,
•, -::
es tarea irrealizable.
,.

Don Manuel Azaña, a quien ya hemós citado, dijo en la "Velada de


,,.. '
"
Benicarló": "En esta zona las atrocidades cometidas en represalia de la
sublevación, o aprovechándola para venganzas innobles, ocurrían a pe-
...
sar del Gobierno inerme e impotente, como nadie ignora, a causa de la
rebelión misma.• En la España dominada por los rebéldes y los extran-
..
jeros, los crímenes, partede un plan político de regeneración nacional,
se cometían y se cometen con aprobación de las autoridades". La
.. mayor parte de los historiadores llegan a esta misma conclusión. Y si se
·, ..". ::' examina con detenimiento lo escrito referente a Soria -y a los prisio-
neros de Sigüenza- tenemos que coincidir en ello .
{ Pero aún más grave que todos los crímenes cometidos durante la
1, ...
: ..
",
•"
"" ." guerra, lo constituye la represión posterior a la Victoria. Cuando el
" vencido, desarmado e inerme, se encuentra con una persecución impla-
cable, que abarca a todos los aspectos: derecho a la vida, a la libertad,
a trabajar dignamente, a desplazarse, fijar su residencia, opositar a
cargos de la Administración, a ejercer los más sagrados derechos que son
·
"¡ 1·
'. .
'
inherentes a la condición humana.
Cuando este libro se entrega a la imprenta, se está celebrando el
Consejo de Guerra contra los procesados por los sucesos del 23-F, que
,
pudierori desembocar en una tragedia de proporciones incalculábles,
,

1:1:
I ,'
(; 211
;1. 210
,
, .'
Aquel día, millones de españoles vimos otra vez el espectro de una
nueva guerra civil, o, en el mejor de los casos, de otra dictadura, destina-
- '"
-'
... . - -c
- ~, ' da a fracasar a medio plazo, pero que nos hubiera sumido en un nuevo
, "
baño de sangre. Hagamos votos porque la justicia serena y refleXiva
" ',. dicte una sentencia'justa y. que nunca más los españj)/es nos veamos en-
: ,;.
,

., '
frentados con la posibilidad de que estalle la violencia, que sólo conse-
guiría agravar todos los problemas que nos preocupan, además del cos-
'

to social que supondría.


:~::"':~ -:'-(',.', " Si es verdad lo que escribió Karl Marx en "El dieciocho Brumario de
'.'
:
; --
'.!---
,

"
, , Luis Bonaparte". "que la tradición de todas las generaciones muer~s,
,

.
'

- ' . oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos" y habiendo tentdo
los españoles una larga tradición de pronunciamientos y guerras civiles,
"', '
con las consecuencias que acabamos de examinar, hagamos un esfuerzo
. y rompamos con esa tradición, para iniciar una etapa de paz, de concor·
',,,. dia, de confrontación pacífica de ideas e intereses y que la "pesadilla"
"";'
-, que aún pueda hoy oprimirnos el cerebro; desaparezca para siempre.
Ferrater Mora dijo "que cuando el español fracasa, persiste en su
fracaso, se aferra a él y lo convierte en su gloria". La Guerra Civil y la
• ....
represión, además de una tragedia gratuita, constituyó en defintiva un
;~ tremendo fracaso. ¡Que nadie intente glorificarlo y menos repetirloL
'. '
..
,
, .

,

...
,
,

.".
.,.' ,
..

..
,.,."
,

, , -
,
.
~.

"
'

'

':
. . :.'.;' ,...., '~ , .. ¡,

" .'
,
. ,',. .... '
"-'

"
, - '
' . ,',
"
", . ..
, ,',' ,
;, , .
" " ,',

" ",' '

n
. Paraje "'el Praderón , en la canetera de Cobertelada a Villasayas, a la izquierda de la
"
- ." ,
misma y cinco metros separado de la cuneta. Aquí Cueron inhumadas cuando me.
• • nos nueve personas (los viejos del lugar señalan que fueron once), todas ellas de Ber-
langa de Duero. (Foto de los autores),

212 213
"
I[
I

J "
APENDICE 1
I ';'

1,
"
,,
,

"
" ~.
1i,, En el B.O.P. núm. 116 de fecha 26 de agosto de 1.936, el Rectorado de la Uni·
" versidad de Zaragoza hace públicas las OBLIGACIONES QUE HAN DE CUMPLIR·
" "I
,
,11'• '

,

SE ANTES DEL DIA 30 de este mes de agosto.
"Antes del día 30 de agosto, los alcaldes deben enviar al Rectorado Universita-
" rio un informe sobre la conducta del maestro o maestros de sus respectivas localida~
des. Este informe deberá consistir en si el maestro era un elemento perturbador de
, las conciencias infantiles, así en el" aspecto patriótico, como en el moral, o si por el
"

, contrario es hombre que patriótica y moralmente puede llevar dignamente el nomo
• bre de Maestro.
1; En tárminos generales, puede decirse que los maestros socialistas o con concomi-
tancias con las Casas del Pueblo y con organizaciones marxistas, son maestros per-
.'
·" ,,
turbadqres. Maestros que hacían propaganda socialista, maestros que obligaban a
"
los niños a hacer manife~aciones con los puños en alto o a cantar canciones inter-
': r• nacionalistas o dar gritos subversivos antiespañoles.
.
';
, ,
Maestros que hicieron escarnio de las creencias religiosas del país, médula del al-
ma nacional, son ma'estros que han ocasionado, en buena parte, con su criminal con-
ducta la terrible convulsión a que estamos asistiendo.
Maestros que_ con sU" conducta moral, desarreglada, son un ejemplo pernicioso
en los pueblos. Maestros que quizás con sus predicaciones o enseñanzas han perver-
,; . :
'
tido a la niñez, son también maestros indignos.

, "
Los alcaldes de los pueblos han de inforrpar sobre estos hechos al Rectorado
Universitario respectivo, puestos los ojos en Dios y en España, con la conciencia
: :.;
, '
, ' fírme y .limpia de cualquiera otra intención que no sea la purísima y honradísima de
servir a España.
. ', Alcalde que, por motivos de venganza personal, mintiera en sus informes, es un
.; , - malvado. Alcalde que, por complacencias o condescendencias callase u ocultare co-
sas que no se pueli~n callar ni ocultar, es un traidor.
, '
Ni malvados, ni traidores.
, '
Hombres justos siempre, españoles honrados al servicio de España.
. . ., Ser hoy Alcalde de los pueblos de España, liberados para siempre de la antipa-
.':' .~,
, '

,
tria y de la poi ítica corrompida, es cosa muy seria.
Antes podía considerarse al Alcalde como un cacique o servidor de una
'.. .
tendencia política que se traducía muchas veces en favorecer al amigo y reventar al
,
enemigo.
Esto se ha acabado. Ser Alcalde hoy en un pueblo es ser el primer servidor de
España, el más obligado a una conducta intachable, con la justicia serena que no se
rinde ni se doblega al favor, o a la amistad, a la conveniencia, al capricho o a la ven·
ganza.
Alcaldes de los pueblos de España, cuando en estos días, antes del 30 de agosto,
• ~umpJáis con fa obligación de informar a Jos Rectorados sobre la conducta de los
maestros, pensad que sois los ciudadanos de mayor r~sponsabilidad en cada pueblo.
_.
,
,
.'
• Cumplir con vuestro deber, sin titubeos, sin flaqueos, pero también sin torci-
;
das intenciones. España os mira y os juzgará. ESTA OBLIGACION DE LOS AL·

214 215
., .~.

, "
,
I

I
I
)
CALDes es meramente informativa. Los Rectorados son los que tomarán después 16. Teótimo Cecilia Pascual . . . . . . . . • . . . , ••....• ',.. Burgo de Osmo
I,
!
la resolución que proceda.
Pero la base para que los Rectorados procedan en justicia, es que los Alcaldes
17. Restituto Pérez Carrasco
18. Rufino·Felipe Gómez Escribano . . . . • . . . . . . . . . • . . . . . . . . . Baraana
Barriomarti'n

I cumplan con su deber. Alcaldes de' España, cumplid con esta obligación. Si lo ha. 19. Adolfo'Urbina Pastor . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . . . . . . . . úmd;/ichera
ceís, Dios V la Patria os lo premien, si no, os lo demandarán inexorablemente. 20. Carmen Lamuedra La Orden . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . . . . Carazuelo
IViva la Escuela Española!. IViva el Ejército Español liberador de Españal. 21. José María Dolso del Hoyo . . . . . . . . . . . . . • . . . . Castillejo de Robledo
i Arriba España!. ¡Viva España!". 22. Claudia Revuelto Blasco , . . . . . . . Cueva de Agreda
Esta nota del Rectorado de Zaragoza, que después sería cumplida y aún rebasa- 23. Miguel Celorrio Ciria , . . . . . . . . . . . . . . Matalebreras
da ampliamente por los Alcaldes - ¡ah, la amenaza de poder ser considerados trai. 24. Francisco Jiménez Bartolomé . . . . . . . . • . . . . . . . . . • . . . . . . Cavoleda
dores y malvadosl- no tiene desperdicio, ni hace falta gastar mucha tinta en anali. 25. Eloy Serrano Forcén Cobertelada
zarla. Se comenta por sí sota. Aparte de su peculiar y pintoresca sintaxis, que si 26. Leona García Gallego . . . . . . . . . . . • . . . . . . " . . . . . . . . . Almántiga
merecería un estudio profundo para dilucidar el grado de inteligencia de quien la 27. Miguel Lozano Zaragoza . . . . . . • . . . . • . . . . . • . . . . . Cuevas de Ayllórt
redactó, su lectura demuestra de un solo golpe la fiebre inquisitorial que inspiraba 28. Abrahán Martínez García . . . . . • . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . . . ehaama
la actuación de las Autoridades Universitarias, el abismo infernal en que habían 29. Felipe Crespo ' . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Fuentecantos
caído, quienes por su cargo y por la capacidad que había que suponerles, estaban 30. T~ogenes Mariano Martín Fuentecombrón
obligados a obrar con serenidad, con mesura, con ponderación. la Univetsidad, el 31. Emilio de Vera Pérez . . . . . . . . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . . Gallinero
templo de la inteligencia -como dijo Unamuno- y el Rectorado, su sumo sacerdo- 32. Valeriana Martinez Fernández Huérteles
te -como don Miguel afirmara- por muy fuertes que fueran las presiones que recio 33. Pedro Gilbau : . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . , . . . . . . . . . Morcuero
biera, por muy denso que fuera el clima que se respiraba y por amenazador que re· 34. Perpetua Pastor Morcuero
sultara.el ambiente que a todos rodeaba, la Universidad y el Rectorado, nunca de· 3!i. Ricardo López García . . . . . . . . . . • . . . . • • . . . • . . . . . • . . . Modamio
berían haber descendido a un nivel tan bajo de sumisión, de vasallaje, de rendición 36. Est~nislao Moñux Beamonte . . . . . . • . . . • . . . . . . . . . . . . . . . • Olvega
incondicional ante los .dictados de un Poder que sólo tenía la legitimación de la 37. Julián de Marco Hernández .......• , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Olvega
fuerza. El Rectorado de la Universidad de Zaragqza, con esta nota y sus posteriores 38. Florencia del Amo Marina . . . . . . . . • . . . . . . . . . Revilla de Calatañazor
consecuencias, se convirtió pura y simplemente en un ORGANO REPRESIVO que 39. José Vagüe Ortuña ,............................. Reznos
dejó en la miseria a cientos de familias y alejó de la Enseñanza, a hombres dignísi· 40. Timoteo Díaz ,., .......•...• , ,... Ribo de Escalote
mos, a profesionales preparados y honestos. Veámoslo en lo que respecta a Soria. 41. José María Pinilla Laguna ........•. , . . . . . . . . . San Andrés de Soria
42. Constantino Simón Indiano Son Pedro Monrique
43. Teodora Peña Gil Soto de San Esteban
44. Julián Morales Alesón ' ,. Talveila
UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA -RECrORADO- 45. Justina Belaño : . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Taroncueña
-Maestros suspensos de empleo y sueldo- 46. Serafín Maján " ' • . . . . . . . . . . , •....... , . • . . . . .. Tejado
47. Manuel Soler Cabrera . . . . • . . . . . . . . . • . . . . . .' ... ,....... Tejado
1. Manuel Diaz Domarco Arenillas 48. Jesús Sáenz Ruiz . . . . . . . • • . . . . . . . . . . • . . . .,'. . . . . . .. Valdeprado
2. José Buil Rotellar . . . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . . . , . . . . . . . . Brias 49. Tirso Ontiveros . . . . . . . . • . . . . • . . . . . . . . . . . . Ventosa de San Pedro
3. Gerardo Estepa Ortega , , . . . . . . . . Agreda 50. Andresa Herrero . . . . . . . • . . . . . . . . . . . . . . . . . Ventosa de San Pedro
4. Urbano Sanz del Río . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Agreda 51. Vicente Pertegaz ., . . . . . . . . . . . • . . . . • . . . . . , . . . . . . . . Rebollasa
5. Estanislao Gil Guerrero Aguav;vo de la Vega 52. Francisco Segura . . . . . . . . . . . . • • . . . . • . . . . . . ,..... Canredondo
6. Ceferino Malina Palomar Andaluz 53. Patrocinio Femández Muñoz Noviercas
7. Víctor Martínez , . . . . . . . . . • . . . . , . . . . . . . . . Aldehuela de Agreda 54. Antonio Martínez Lacalle , . . . . . . . Monteagudo de las Vicarías
8. José Castañeda Blázquez . . . . . . . . . . • . . . , . . . . . . . . . Arcos de jalón 55. Encarnación Medrana Martínez Quintana Redonda
9. Josefa Alvaro Planelles Arcos de Jalón 56. Cristóbal Pérez Arcos . . . . . . . . . . • . , . . . . . . . Espeja de San Marcellno
10. Aurelio Hernández Bravo Berlanga de Duero 57. Matias de Miguel Miguel , ........• , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Tejado
11. Luisa Rodríguez Barón . . . . . . • . . . . • . . . . • . . . . . . Bedanga de Duero
12. Rosalía Esteve Fernández ....•...••.... ,...... Bedanga de Duero
13. Francisco Rivera Barrio , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Barca
14. Félix Cillero Santolalla , , . . . . • . . . . . . . . . . ,... Bretún Zaragoza, 16 de Septiembre de 1.936.- El Rector, Gonzalo Calamita.
(B,O.P.19·9·36),
15. Leandro Alvarez del Río ., ,...... Bretún

216 217
r! ¡

UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA -RECTORADO-


-Maestros suspensos de empleo y sueldo-
1. Ceferino García Muela .... .. Abejar
2. Presentación Martínez Ruiz .. • . •• • •• Agreda
3. Apolonio García de la Puerta .•• • . . Almazán
4. Atanasio A. de León Ibáñez •. Arganza
5. Bernardina Arriazábal Sobrado • . . Barcones
6. José A. de la Morena García •• Bocigas de Perales
7. Francisco Segura Herrero . .•. • .• .. Canredondo
:'
r,:
. 8. Raimundo Martínez Blanco • . . Carbonera
I, '' ;, 9. Emiliano Martínez Pérez .. •• . . Castilruiz
" , . ,, '
10. Pedro Alvarez Monge ••• . Cirujales
'\ : I
"

" . 11. Remigio Sánchez Martín


12. Tomás García Romero
• .. •.
.•
Las Fragaas
Fuencaliente del Burgo
13. Francisca Pascual Angulo. .• .• . . '. Hoz de Abajo
14. José Tabernero Bullón. •. •• . . Molinos de- Razón
15, Manuel Vargas del Valle o" Muriel Viejo
16. Adoración Gordón Jiménez .• " Navaleno
17. Domingo A. Hernando Tolosa • . . Negul1/as
18. Gregario Boc'os Martín .... .•• . Oncala
" , ,
19. Matilde del Cura García " , . . Peñalba de San Esteban
"
;r ~~
l' >i 20. Encarnación Medrano Martín. .. • •. Quintana Redonda
,:t, Santervás del Burgo
,"' ."-,, 21. Tiburcio P. Plou Martínez . . .
!
-
','
'"
22, Agustín García Palomar ...••. Sotillo del Rincón
23. Juan J. Pascual Frías , '. Villar del Campo
f':d
.' ,,', 24. Ciriaco Asensio Villares. . .. . . . . Zayuelas
Zaragoza, 25 de Noviembre de 1.936.- El Rector, G. Calamita.-
(B.O.P.28-11-36) ..
SECCION ADMINISTRATIVA DE PRIMERA ENSENANZA
-Maestros suspensos de empleo y sueldo-
1. Tiburcio Cebrián Pérez Cano • . Buitrago
2. Teógenes M. Martín Gonzalo • • .. Cenegro
3. Juan Francisco Pérez Megino • • • • • .. Iruecha
4. Angela Delgado L10rente • • Miño de San Esteban
5. Francisco Herrero Arribas • • • Miño de San Esteban
6. Pedro Domínguez Portero • • Noviercas
7. Eloísa Reglero Asensio • • • • • Olvega
8. Pilar Alvo Martínez • • Olvega
9. Daniel Arribas Ruiz • • • • • • .. Portelrubio
10. Andrés Zamora Cuesta • • • •• • 5, Pedro Manrique
11. Crispín Gonzalo de la Orden • • • • .. Rollamienta
12. Juan F. Barrio Somolino . Tarancueña
13. Julio Martínez Lacalle . Torrubia
Soria, 23 de febrero de 1.937,- El Jefe de la Sección, Sacerdote Ro·
Pedro Marrón Sampedro, maestro suspendido de empleo y sueldo. drigo.- (B.D.P.25·2-37).

218
",. ,
I 219
SECCION ADMINISTRATIVA DE PRIMERA ENSEÑANZ COMISION DEPURADORA Dl
. -Maestros suspensos de empleo y sueldo. -Maestros requeridos por expediente incoado-
1. Carlos Díez Millán Aldealafue
2. Elieio Gómez Borque . . . • • • . . • • . . . . • • . . . . • . . . . . . . . . . . La Sni
3. Basiliano Matute . . . . . . . • • . . • • . . . . . • . . . . . . . . . . . . . . . Segovl~(
1. Josefa Alvaro PlaneUes Arcos de jalón
__ . . . .. . . . . . ..
4. Rafael Alegría Eserieh . . . . • . . . • . . . . . . • . . . . . . . . . . Sotos del Bur;
2. José Castañeda Blázquez Arcos de jalón
3. Estanislao Gil Guerrero __ . Aguaviva de la Vega
5. Gabri~1 Pérez Malina . . . . . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . . . . . . . . . Vilo
6. Serafrn Antón Ajenjo Ribo de Escalol 4. Apolonio M. García de la Puerta Almazón
7. Alfonso Maria de ligorio García ~ ...•..... , . . . . . . . . . . . . . Baraon 5. Atanasia de león lbáñez Arganza
8. Acisclo Largo Jiménez Castilru¡ 6. Manuel Díaz Domareo . . . . . . . . . . . • . . . . . Arenillas
7. Francisco Rivera Barrio . . . . . • . . . . • . . . . . . . . Barca
9. Saturnino Alvaroz Revuelto Monteagudo de /05 VicanG
8_ José Buil Rotellar . . . . . . . . . . . . . . . • . . . . . _. Brias
Soria, 27 de marzo de 1.937.- El Jere de la Sección, Sacerdote Re 9. Francisco Segura Herrero . . . . . . • . . . • . . Canredondo
dllgo.- (B.O.P.31-3-37). 10. Justina Relaño Gómez . . . . . . . . • . . . . . . . . . Cañicera
11. Vicente Soria y Soria . . . . . • . . . . . . . . . . . . Las Cosas
12_ Eloy Serrano Foreén . _ ...•. ' _ .. Cobertelada
13. Tomás García Romero Fuencaliente del Burgo
14. Emilio Vera Pérez . . . . . . . • . . . _ . . . . . . .. Gallinero
.... 15. José Tabernero Bullón Molinos de Razón
COMISION DEPURADORA DI ..
....
'
16. David Ranz Lafuente _ . . • . . . . . . . . . . . .. Moñux
-Relación de maestros- 17. Manuel Vargas del VaUe .. _ • _ . . . . . . .. Muriel Viejo
1. Valero Garralba Marco _ .. _ .. ,. _ _. Velilla de los Ajo, 18. Tirso Ontiveros Martínez . . . . • . . . . . . . . . . . . . Polocio
2. Florentino Rodrigo Delgado . . . . . . . . • • . . . . . • . . . . . . . . . TajahuercE 19. Timoteo Díaz Gómez Ribo de Escalote
3. Demetrio Navalpotro Velamazán YubG 20. José Yagüe prtuño _ . . . . • • . . . . . . . . . .. Reznos
4. Anselmo Sanz Vinuesa :.. El Valleje 21. Agustín Garcia Palomar Sotillo del Rincón
5. Gumersindo Sanz Calvo . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . . Bayubos de ArribG 22. Benjamín Peña Hedo _ . . . . . . . . . . . .. Tarada
6. Adolfo Utrilla Zapata .. _ .. _ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. Noviale> 23. Salvador Goreerá Ordura _........... Viana de Duero
7. Antonia Navarro Solanas . . . . . . . • . . . . . • . . . . . • , . . . . . . . . . . O/vega
8. Petra Ibáñez Morales .........••....•.....••...•.... Castilrui2 Soria, 4 de Cebrero de 1.937.- El Presidente dela Comi·
9. Teodoro López Ramírez .............••....•....... Paredesroyo5 .,' -
sión, I. Maés.- (B.O.P. 8-2-37).
10. Gregario González Lázaro . . . . . . . • . . . . . • . . . . . . . . . . . . . Torresuso
11. Anacleto González Jiménez . . . . . . . • . . . . . • . . . . . . . . . . . . . Corvesin
12. Hilario Bravo de Gracia . . . . . . . . . . • . . . . . • . . . . . Hinojosa del Campo COMISION DEPURADORA Dl
13. Florencia Gareía Sanz . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . Carrascoso de la Sierro -Maestros requeridos por expédiente incoado-
14. Miguel Cuesta Romero . _ _ . . . . . . .. S. Pedro Manrique
15. Seeundino Cervero Gallego . . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . . . . Valtueño
16. Bias Mayo Rofso _ . _. . . • . . . . . • . . . . . . . . . . . . Arbujuel 1. Emiliana Falche Ruiz . . . . . . . . . . . • . . . . . . Almazán
17. Florentino Gutiérrez González . . . . . • . . . . . • . . . . . . . . . . . . Almozán 2. Restituto Pérez Carazo Barriomortín
18. Manuel Hernández Díez _. . • . . . . . . Cubo de la Solana 3. Adolfo Urbina Pastor .. _ . . . . • . . . . . . .. Candilichera
19. Gerardo Ruiz SeviUa _ . . . . . . . . . . . • • . .•............ _ . Deza 4. Gumersindo Sanz Calvo .....•. _ .. Bayubos de Arriba
20. Restituta Oeón Alonso .....•...••••....•... Escobosa de Almazón 5. Claudia Revuelto Blaseo Cueva de Agreda
21. Cándido de Martín Lorrio . . . . . . . . • • . . . . . • . . . . . . . . . . . Ambrona 6. Felipe Crespo del Saz _ •.. _ . __ . Fuentecantos
22. Sofía Haimad CasieUe, _. . . . . . . Esquedas 7. Juan Francisco Pérez Megino Iruecho
23. María Santos Bordejí Yubero __ . . .. Fuentelarbol 8. Miguel Lozano Zaragoza . . . . . . . . . . • . . . . . . . . Ligos
Soria, 19 de Diciembre de 1.938.- III Año TriunCal.- El Presid.nte de la 9. Eduardo López Gareía Modamio
Comisíón. B. Fernández Riofrío.- (B.O.P. 26-12-38). 10. Estanislao Moñux Beamonte . . • . . . . . . . . . . . . Olvega

220 221
• •

~.
.-
L
I ". JuJián de Marco Hernández O/vega
c
••

¡, COMISION DEPURADORA D)
12. Daniel Arribas Ruiz
13. Teodoro Peñalba Gil
, : Portelrubio
Solo de San ESleban t•

-Maestros requeridos por expediente incoado-

14. Serafín Maján Martinez Tejado t
15. Teó~imo Cecilia Pascual Valdelub' I ¡ 1. Remigio Sánchez Martín . . . • . . . . . . ~ . . .. Las Fraguas
16. Félix García Arranz Villálv::o •l
, 2. Dionisia Simón Pinto , . . . . . . . . . . . . . . Navabellida
17. Manuel Soler Cabrera Villanueva de Zamajón i 3. Timoteo Gil Ruiz , . . . . . . . . Sauquillo de Paredes
,,~
/1;fII Soria, 6 de marzo de 1.937.- El Presidente de la Comi.
sión, 1. Maés.- (B.O.P. 10·3-31).
'.
4. Florentino Rodrigo Delgado
5. Anselmo Sanz Vinuesa
Tajahuerce
El Vallejo
".• 6. Manuel Almazán Lucía .. , '.. Villaciervos
..;P" ,,

.. .,
"
."
·" ,.
-,

7. Juan J. PascUal Frías Villar del Campo

¡i; •
Soria, 17 de Septiembre de 1.937.- 11 Año Triunfal.-
El Presidente de la Comisión, B. Fernández Riofrío.-
¡tI COMISION DEPURADORA D)
-Maestros requeridos por expediente incoado":' (B.0.P.20·9·37).
111
¡!¡, COMISION DEPURADORA D)
1. Antonio Ucero del Prado -Maestros requeridos por expediente incoado-
:r! · . . . . • • . . . • • . .. Va/demoro
~I 2. Jerónimo del Río Cabrera · . . . . . • . . . . . . . . .. Sarnago
3. Victoriano del Río López · . . . . . . . . . . . .. Nomparedes
'tI 1. Julio Rivera Bandres Segollie/a
Soria, 27 de Abril de.1.937.- 11 Año Triunfal.- El Pre- 2. F)orencio del Amo Marina RelliJIo de Ca/atañazor
.;1" sidente de la Comisión, B. Fernández Riofrío.-
:n (B.0.P.1-5·37). Soria, 13 de noviembre de 1.937.- 11 Año Triunfal.- El
Presidente de la 'Comisión, B. Fernández· RioCrío.--
rIl:!ij (B.O.P.17-11-37).
.~¡
'.. COMISION DEPURADORA D)
-Maestros requeridos por expediente incoado- JUNTA DE DEFENSA NACIONAL
-Personal suspenso de empleo y sueldo (1)-

1. Carlos Díez Millán . . . . . . . . . . . • . . . . . Aldealafuente


2. Restituta Bravo de Gracia , . . • . . . . . . . . , Aylagas 1. Melchor Figuera Andú ... , . .. Catedrático del Instituto de
3. Rufina F. Gómez Escribano Baroana Segundo Enseñanza de 50rio
4. Gumersindo Sanz Calvo Bayubas de Arribo 2. Esteban Herrero García .... Profesor Instituto elemental de
5. José Delso del Hoyo Castillejo de Robledo Segunda Enseñanza de El Burgo de Osma
6. Pedro Martín Sánchez . . . . • • . . . . . . . . . . Fuente/árbol 3. Segundo García Romero .... Profesor de la Escuela Normal

7. Hilario Bravo de Gracia . . . • . . . . . . Hinojosa del Campo del Magisterio primario de Soria
8. Elicio Gómez Borque Lo Seca
9. Adolfo Utrilla Zapata Noviales Por la misma orden de la Junta de Defensa Nacional, de
10. Vicente PertegBz Martínez Rebafloso Cecha 21 de septiembre de 1.936, quedan asimismo suspensos
11. Julián Morales Alesón Talveila de empleo y sueldo:
l'." ' 12. Valero Garralda Marco Velilla de los Ajas
¡j
'i
,......
• Soria, 12 de junio de 1.937.- Benito Fernández Rio·
frío.- (B.O.P. 18-6-31). (1).- A proputlsta dt!l Rectorado de la Univl:rsidad de Zaragoza .

;
,
,:•

222 223
, I
I
¡j
I
HUESCA.- Cinco catedráticos del Instituto Nacional' de Se·
I gunda Enseñanza; un Profesor del mismo Centro y
dos más de l. Escuela normal del Magisterio primario.

I•
TERUEL.- Tres catedráticos del Instituto Nacional de Segunda
Enseñanza; un auxiliar administrativo del mismo Cen-
tro; dos profesores de la Escuela normal del Magiste-
rio primario y un profesor de la Escuela Elemental de
Trabajo.
JACA .- Cuatro profesores del Instituto de Segunda Ense·
nanza.
HARO.- Tres profesores del Instituto de Segunda Enseñanza.

'. ' y un auxiliar de Secretaría del mismo Centrp.
-:.-
-'r CERVERA
RIO ALHAMA.- Un profesor del Instituto de Segunda Enseñanza
-.. -
"

ZARAGOZA.- Tres profesOres de la Escuela normal del Magis-


terio primario; seis _ProCesores auxiliares del
mismo Centro y un Profesor del Conservatorio
de Música.
CALATAYUD.- Tres Profesores del instituto de Segunda Ense-
Danza.

Por la Junta de Defensa Nacional, Federico Montaner.-


8.0. de la Junta de Defensa del día 24-9·36. (B.O.P. 26-9-36).

JUNTA DE DEFENSA NACIONAL


-Relación de señores destituídos de sus cargos (1)-

1. Joaquín de Andrés Martínez . • pireetor Instituto Segundo


Enseñanza de Teruel
2. Romualdo Sánchez Granados . . . . . . . .. id. del de Joco
3. Enrique Moliner Ruiz ..... . . . . . . . .. id. del de Horo
4. Ricardo Mancho Alastuey ., .. Director Escuela Normal del
Magisterio primario de Zaragoza
5. Segundo Gatcóa Romero id. de lo de Sorio
6. José Solé Berenguer . id. de lo de Teruel
7. Jesús Abad Claver . . . .. . id. de lo de Huesco
Por la Junta de Defensa Nacional, Federico Montaner.-
B.O. de la Junta de Derensa del día 24-9-36. (B.O.P. 26-9-36).

(1).- A propuesta del I{ec.torado de la Universidad de Zaragoza.

224 225
APENDICE 2
REQUISITORIA
-Expedientados por supuestas irregular1dades Certificación del Secretario del J uz¡¡ado Instructor Provincial
en el Instituto de Segunda Enseñanza de Soria- de Responsabilidades Poi íticas por la que se comprueba la
exención de culpa en favor de Fernando Romero Ruiz, quien
había sido fusilado ya en la Venta de Valcorba,
1. José Maria Cillero Angula . Catedrático de Instituto y Secre- en el mes de agosto de 1.936.
tario
2. Juan Antonio Gaya Tovar ... Profesor de Educ¡Jción Fisica
y ex~Secretario Don Simón González y Gómez, Brigada de Infantería y Secretario del Juzgado
3. Fernando Pastor . . . . . . . . . . . . . . .. Inspector del Timbre Istruetor Provincial de Responsabilidades Políticas de Soria, del que es -Juez el
4. Eduardo Pedraza Pérez Oficial de Secretario icenclado en Derecho, Don José Molera García-Arévalo:
DOY FE': De que en el expediente de responsabilidad politica número 3858, d,el
Soria, 8 de enero de 1.937.- El Juez Instructor, Benito '¡bunal Regional de Burgos y 188 de este Juzgado y año actuaL Que se instruye
Fernández Riofrío.- (B.O.P. 12·1·37). ontra el vecino de Covaleda, JESUS GARCIA DE PABLO, obra al folio 28, el auto
ferente a FERNANDO ROMERO RUIZ, que es del siguiente tenor literal:
..Auto.- Srs.: Presidente: D. Alejandro Páramo.- Vocales: D. Pedro Palomeque,
. José' Luis del Valle.- En la ciudad de Burgos a catorce de agosto de mil nove·
!ntos cuarenta.- RESULTANDO: Que entre los expedientes remitidos por la
Jmisi6n Provincial de Incautación de Bienes, figufan los seguidos contra los ve-
.os de Covaleda, Jesús García de Pablo y FERNANDO ROMERO RUIZ. acusán·
Ise a éste último de propagandista del Frente Popular, el Inspector elevó el expe-
ente a la Comisión Provincial con el dictamen de irresponsabilidad en cuanto a
• :RNANDO ROMERO"por haberse acreditado que no desempeñó cargo alguno al
rvicio del Frente Popular, aunque fue simpatizante con él, y que ejerci6 única-
ente el cargo de Juez municipal, en cuyo ejercicio no produjo quejas de nadie.-
lNSIDERANDO: Que no existiendo materia definida de responsabilidad poli·
~, protede el sobreseimiento de las actuaciones en cuanto a FERNANDO RO-
ERO RUlZ, y que prosiga el expediente contra el otro inculpado, al que le resul·
• determinados cargos de responsabilidad.- SE SOBRESEE EL EXPEDIENTE
:GUIDO POR LA COMISION PROVINCIAL DE INCAUTACION DE BIENES
: SORIA, EN CUANTO A FERNANDO ROMERO RUIZ, AL QUE ,SE DE·
JELVE LA LIBRE DISPOSICION DE SUS BIENES. A sus efectos elévese cero
icación de este Acuerdo al Tribunal Nacional, y una vez que sea firme, notifi-
'ese al interesado y rem(tase el expresado expediente al Juzgado Instructor de
,ria, para su prosecución en cuanto al otro encanado, Jesús ~arcí8 de Pablo.-
I mandaron y firman los sres. del margen, de lo que yo el Secretario, certifico.-
eiandro Páramo.- Pedro Palomeque.- José Luis del Valle.- Saturnino Aparicio.
>dos rubricados.- Nota: Con fecha 14 de agosto de 1.940 se remitió testimonio
I precedente auto en unión de la oportuna comunicación al Tribunal Nacional.
Ita: En 8-4-41 se mandó nuevamente auto al Tribunal Nacional, a efectos de que
usen correspondiente recibo.- Ambas notas están rubricadas".
y para que as( conste, y su entrega al solicitante, don Pedro Romero Romero,
ro el presente testimonio, visado por Su Señoría, en Soria a veintiseis de julio de
I novecientos cuarenta y uno.-
• (Hay una firma en la que se lee: Simón González Rubricado.- Hay una antefir·
1: "v o BO, El Juez Instructor Provincial". Firmado, ilegible. Hay también un se·
en tinta en el que figura el Escudo de España y se lee en su contorno: Juzgado
lvincial de Responsabilidades Políticas. Soria.)

226 1 227
I1
APENDICE 3
,
,.:-,' '.' • -O·

.. , , Síntesis de los acuerdos adoptados por el


..
Ayuntamiento de Covaleda en plena Guerra Civil.
"

-" '
::.-

"
,
Sesión de 2 de agosto de 1,936.
"

Acta constitución definitiva del" nuevo Ayuntamiento. Se nombran primer te.


niente de Alcalde, segundo teniente de Alcalde y Regidor Síndico. Primer ten'iente
de Alcalde, don Ladislao Romero Ramos. Segundo teniente de Alcalde, don Teodo-
to Romero Herrero (en segunda votación) y Regidor, don Urbano Martínez de Pe-
dro. Se acuerda celebrar sesiones todos los domingos de cada semana.

Sesión de 16 de agosto de 1.936.


Asisten ocho concejales y se constituyen las Comisiones de Hacienda, Urbana y
Montes. El Secretario pide permiso de 8 días por "asuntos propios".
Se adjudican los montes en 36.000 pts., con derecho a tanteo, al Ayuntamiento.
"Asimismo acordó por unanimidad que contribuya el Ayuntamiento a la suscrip-
ción para la fuerza armada y milicias ciudadanas con la cantidad de trescientas
cincuenta pesetas con cargo al Capítulo de 1mprevisto del presupuesto del actual
ejercicio".
"lgualmente acordó por unanimidad que se publique un bando haciendo constar
que queda prohibido el trabajar los domingos, los infractores serán castigados con
el maximun de la multa que la- Ley autoriza".

Sesión de 23 de agosto de 1.936 (folio 38). '


No hizo uso del permiso el Secretario.
Se acuerda: -proceder a le recaudación del importe de los pinos huecos del año
actual a razón de 30 pts./vecino; y la recaudación del importe de la subasta de los
pinos secos, tronchados y desarraigados, 60 pts./vecino.
"Fue aprobada la factura presentada por Valentín Herrero Sanz que importó la
cantidad de ocho pesetas con cuarenta céntimos del gasto hecho en su estableci.
miento para obsequiar a los Falangistali y Guardia Civil el día 1 de agosto". "Igual
concepto del obsequio" a Braulio de Miguel Ureta, 18,85 pts., y 12,65 pts., por gas-
tos realizados los días 1 y 22 del actuar.
"Asimismo acordó por unanimidad aprobar la factura presentada por Urbano
Martínez de Pedro que importa la cantidad de noventa y una pesetas con sesenta
céntimos por el alquiler de su automóvil para llevar la Guardia Civil y gasto de ga-
solina, por requisar su auto para asuntos de Falange y servicios oficiales".

Sesión de 6 de septiembre de 1.936 (folio 38, reversol.


la sesión se celebra a las 10 de la mañana y se acuerda que el Alcalde y Secreta.
rio tengan poder y firma para Bancos y Cajas de Ahorros. Y que se coloquen 2
cruces en el Cementerio (entrada y centro).
Edificio donde se albergaba el Ayuntamiento de Covaleda, en 1,936, El inmueble se
encuentra junto al antiguo fronton de pelota. (Foto de los autores), (Los presentes acuerdos figuran en el Libro 8 de Actas año 1.935).

228 229
Sesión de 13 de septiembre de 1.936. • Escribano, con el sueldo anual de 365.- pts.
Se nombra una comisión para que visite al inspector provincial de sanidad al
El Presidente dio a conocer a la corporación la invitaci6n cursada por el Ayunta. objeto de cubrir en propiedad definitiva la plaza de médico domiciliado.
miento de Soria para nombrar hijo adoptivo de este pueblo, al Teniente Coronel de
la Guardia Civil de Soria, D. Gregario-Ignacio Muga Díez. Es enterada fa corpora. SesiOn de 11 de octubre de 1.936 (folio 42, reversol.
ción y acuerda por unanimidad:
1.- Nombrar hijo adoptivo de este pueblo al "mejor defensor de toda la Se dio fectura de la comunicación recibida del Excmo. Sr. Gobernador Civil de
provincia" de Saria, D. Gregario-Ignacio Muga Diez, con 10 que Covale- la provincia, núm. 981, de fecha 9 del actual, en la que se interesa que se informe
da recibirá el honor de contarlo entre sus hijos. sobre la instancia presentada por el vecino de este pueblo, don Francisco San Mi.
2.- Que ese nombramiento se comunique a dicho señor, mandando copia guel Herrero. (Como se recordará, era el alguacil dimitidol. Y enterada la corpora-
del acuerdo al Excmo. Ayuntamiento de Saria. ción de su contenido acuerda por unanimidad que se informe la citada instancia en
3.- Que se abone para ·'os gastos que ocasione el homenaje al sr. Muga la la que se haga constar que miente" el interesado por haber presentado la dimisión
II

cantidad de cinco pts. con cargo al capítulo. y no ser sustituido, existiendo una falsificación de firma.

SesiOn de 18 de septiembre de 1.936. SesiOn de 18 de octubre de 1.936 (folio 431.


La corporación acuerda anunciar vacante la plaza de Médico local por exce- Examinada la factura presentada por Urbano Mardnez de Pedro que importa la
dencia del titular, don Primo Martín Contreras. la vacante es de tercera categoria cantidad de 28,80 pesetas, como importe de 32 kilos de carburo a 90 céntimos el
y el sueldo anual es de 3.000 pts. kilo, facilitados por el mismo para el .alumbrado de la ca.. del Ayuntamiento y
guardias del puel¡lo. se aprobO.
Sesión de 20 de septiembre de 1.936 (folio 401. Se aprobó la factura de don Daniel Martinez, de Soria, que importa la cantidad
de 6 pesetas, por tela para las banderas nacionales de las escuelas.
La corporación acordó por unanimidad aprob.iu la factura presentada por Fe- Se acord6 por unanimidad que se abonen a Julio Herrero L10rente la cantidad
lipe SanlOrum Vela, que importa la cantidad de 34,60 pesetas por importe de la d, 40 pesetas por el importe de dos comisiones a Soria con el médico don Angel de
gasolina y aceite gastado en su auto estando requisado. Diego durante los días 14 y 21 de septiembre último.
Abonar a don Teodoro Romero Herrero y a don Pedro Rodrigo Blanco la can-
Sesión de 27 de septiembre de 1.936 (folio 411. tidad de 20 pesetas, por una comisión a Soria cada uno para traer la licencia de los
El Inspector provincial de Sanidad de esta provincia comunica en oficio núm. pinos malformados.
886 de fecha 23 del actual, el nombramiento del Médico de asistencia pública do- Abonar a don Urbano Martínez de Pedro la cantidad de 40 pesetas por el
miciliada con carácter interino, a don Luis Mateas Mateas, médico de Radol'!a. importe de dos comisiones a Soria, una para tratar de asuntos sobre el alumbrado
Se acuerda comisionar a don Pedro Rodrigo Blanco, secretario, y a don Pedro público, en virtu4 de haberse quemado la fábrica y otro por haber llevado los jer-
Sanz Covaleda, concejal del Ayuntamiento, para que se personen en Soria y visiten seys y ropa de abrigo para las milicias de Falange Española que luchan en el frente
al Gobernador Civil, para hacerle ver "la critica situación de este pueblo" sobre la y las demás fuerzas.
carencia de recursos de algunos vecinos.
Se acuerda requerir al médico excedente, don Primo Martín Contreras para que SesiOn de 1 de noviembre de 1.936 (folio 44, reverso).
desaloje la casa que él mismo ha habitado toda vez que él H ya no es médico de asis- Se acordó por unanimidad que se gratifique a los mozos con la cantidad de 10
tencia pública domiciliada de este municipio", en el plazo de 8 días. pesetas, por tocar las campanas durante el día de los santos.
Sesión de 4 de octubre de 1.936 (folio 41, reverso). SesiOn del 15 de noviembre de 1.936 (folio 45, reversol.
Se acordó por unanimidad que a la vista de las actuales circunstancias y con el Se dio lectura a la instancia presentada por el vecino de este pueblo, don Marcelo
fin de facilitar leña para los guardias, era necesario requisar las yuntas y carretas y Herrero de Miguel, er que solicita que se le facilite a su esposa, Feliciana Maqueda
personal para traerla. Leña de pino y ralete. Seis carretas por regia y el personal que García y sus hijos, una hogaza de pan diaria hasta que den los pinos de la concesión
sea necesario. ordinaria del año actual, respondiendo con dichos aprovechamientos, toda vez que
Se dio cuenta de la dimisión presentada por el alguacil de este municipio, don él esú detenjdo y no puede ganar ningún jornal para proporcionarles el alimento ne-
Francisco San Miguel Herrero, la que es admitida por unanimidad. Se nombra al- cesario. Enterada la corporación de su contenido y discutido ampliamente el asun-
guacil interino y hasta que se cubra en propiedad la plaza a don Severino Nájera to, acord6 por unanimidad que se conceda la petición con garantía de los citados

230 231
ci?nes,O; s~rvicios ~unicipalizados. O; eYentual~s y extraordinarios, 39.089;. arbi.

aprovechamientos comunales, para lo cual la aludida señora proponga el panadero tnos, con fmes no fiscales, O; contribuciones especiales, O; derechos Vtasas, O; cuo-
que le ha de facilitar la hogaza de pan. tas, recargos y participaciones en tributos y nacionales, 2.010; imposición munici-
(Hay entre los folios 45 reverso y 46 una nota que dice: "por pensión de dos pal, O; multas, 200; mancomunidades, O; entidades menores" O; agrupación forZosa
días, del sargento de la guardia civil y desayuno, 16 pesetas". La factura la firma de municipios, O; resultas, O).
Urbano Martínez de Pedrol.
~
Sesión de 9 de enero de 1.937 (folio 50, reverso).
Sesión de 16 de noviembre de 1.936 (folio 461.
Acordó por unanimidad aprobar la factura presentada por Urbano Martínez de
"Seguidamente púsose de manifiesto la comunicación recibida de la comisión Pedro que importa la cantidad de 89,39 pesetas correspondientes a las comidas del
provincial nombrada para el homenaje al Excmo. Sr. General Franco y enterada la cap!tán y.telegrafistas, cama y desayuno y 50 pts. por el alquiler del auto que f¡Je a
corporación de su contenido, acordó por unanimidad que se proceda a recoger las Sana el dla 8 del actual con el Ayuntamiento para asuntos del municipio.
firmas de todos los habitantes de este pueblo, mayores de 20 años, con obligación Acordó. por unanimidad que se coloque en el salón de actos del Ayuntamiento
de contribuir con la cantidad de 25 (:éntímos por cada firmante". el retrato del jefe nacional de Falange Española, don José Antonio Primo de Rivera,
para Jo cual se adquiera un retrato del mismo deJos de propaganda contribuyendo
Sesión de 30 de noviembre de 1.936 (folio 46, reversol. el Ayuntamiento con la cantidad de 25 pesetas.
Acordó por unanimidad abonar a don Manuel Burgos la cantidad de 15 pesetas . (Los presentes acuerdos figuran en el Libro 9 de sesiones que celebra el Ayunta.
por una comida hecha en su posada por unos falangistas y unos guardias que vinie- mle~to de Cavaleda; encuadernado en imprenta Las Heras, Canalejas, 56-58, Soria.
ron 8 ésta para recoger armamento. ClJr.losamente en la portada primera hoja impresa del libro se lee: "Ayuntamiento
Abonar a Urbano Martínez de Pedro la cantidad de 16 pesetas por la pensión de constitucional de ...", en plumilla ..."Covaleda". En imprenta, "año de 19..."
un sargento de la Guardia Civil que estuvo en ésta durante dos días para dar una bao en plumilla, .••"37". ·En imprenta, "libro de actas de las sesiones celebradas por .
tida en el monte de este pueblo. ..". En plumilla••.."el Ayuntamiento").
Por unanimidad. nombrar comisionado de este Ayuntamiento a don Julio Herre-
ro Llorente, para que lleve los.pliegos de firmas del homenaje al Excmo. Sr. Gene· Sesión de 16 de enero de 1.937 (folio 11.
ral Franco y al teniente coronel Muga e igual para estampillar los billetes que posea Se acordó por unanimidad que contribuya el Ayuntamiento al monumento por
el municipio. el Generalísimo Franco con la cantidad de 100 pts. Fue aprobada la factura presen·
tada por Braulio de Miguel Ureta que importa la cantidad de 94,10 pts. por los gas.
Sesión de 5 de diciembre de 1.936 (folio 47). tos hechos en su establecimiento, así como dos comisiones a Soria para asuntos del
'Acordó por unanimidad nombrar a don Teodoro Romero Herrero para que en municipio.
representación del Ayuntamiento acompañe a la comisión de señoritas para la re-
caudación del Día del Plato Unico con amplias facultades. Sesión de 31 de enero de 1.937 (folio 2, reversol.
Se acuerda que una comisión vaya a Soria para ver el medio de que rebajen el
Sesión de 12 de diciembre de 1.936 (folio 47, reverso). precio de tasación y nombrar comisionados para que recaben de las autoridades que
Por unanimidad acordó que se anuncie al público para conocimiento del vecin- no se embarguen en el juzgado más que la mitad de los pinos que vienen haciéndolo.
dario que desde esta fecha hasta el 15 del actual se permitirán donativos para el Se acord6 por unanimidad que se adquieran para el Ayuntamiento doscientos
aguinaldo del soldado, contribuyendo por parte del Ayuntamiento para dicho agui· sellos de la cruzada contra el frío, para que se apliquen en todos los libramientos y
naldo con la cantidad de 100 pesetas, con cargo al capítulo. (El presupuesto de correspondencia.
ingresos y gastos para 1.937 ascendía en el Ayuntamiento de Covaleda a 94.413,29
pesetas. Los gastos se distribuyen así: obligaciones generales, 19.461; representa- Sesión de 6 de febrero de 1.937 (folio 3).
ción municipal. 1.900; vigilancia y seguridad, 5.670; policra urbana y rural, 3.975; Se hizo prasente de la circular publicada en el BOP núm. 32 y correspondiente
recaudación, O; personal y material de oficinas. 10.185; salubridad e higiene, al día de hoy por la que se hace presente el Excmo. Sr. Gobernador Civil, en el sen.
7.500; beneficencia, 7.147; asistencia social, 1.000; instrucción pública, 3.924; tido de que queden suprimidas las fiestas de carnaval en el año actual.
obras públicas, 10250; montes, 19.560; fomento de los intereses comunales, 2.840;
municipalización de servicios, O; mancomunidades. O; entidades menores. O; agrupa· Sesión de 27 de febrero de 1.937 (folio 4, reverso).
ció" forzosa de municipios. O; imprevistos, 1.000; resultas, O. El capítulo de ingre-
sos es así: rentas, 8.963; aprovechamientos de bienes comunales. 44.150; subven· Fue aprobada la factura presentada por Urbano Martinez de Pedro que importa

232 233