P. 1
Mapa de Pobreza y Desigualdad en El Ecuador

Mapa de Pobreza y Desigualdad en El Ecuador

5.0

|Views: 20.119|Likes:

More info:

Published by: Espacio De Politología Sociología Uce on Jan 03, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/04/2015

pdf

text

original

1

NAFA DE FO8KEZA
Y DE5¡GUALDAD
EN ECUADOK
Unidad de Análisis e Información de la Secretaría Técnica del Ministerio de Coordinación de Desarrollo Social
SIISE- STMCDS
2
Autoridades
Econ. Rafael Correa Delgado
Presidente Constitucional de la República
Econ. Nathalie Cely Suárez
Ministra de Coordinación de Desarrollo Social
Econ. José Rosero Moncayo
Secretario Técnico del Ministerio de Coordinación de Desarrollo Social
Ing. Reinaldo Cervantes Esparza.
Coordinador Unidad de Análisis e Información SIISE-STMCDS
Equipo de Investigación
El equipo que realizó este estudio estuvo integrado por Marcos Robles y Pavel Luengas, funcionarios de la
Unidad de Pobreza y Desigualdad del Banco Interamericano de Desarrollo; y Carla Calero, Rosario Maldonado,
Andrea Molina y José Rosero, funcionarios de la Secretaría Técnica del Ministerio de Coordinación de Desarro-
llo Social.
Coautores
Carla Calero León, Rosario Maldonado Cabrera, Andrea Molina Vera
Marcos Robles Chávez y Pavel Luengas Sierra
Elaboración visual de los mapas
Reinaldo Cervantes, Richard Boada y Hernán Rengel
Editor
Jorge Nuñez Vega
Fotografía
Fotos donadas por Pablo Corral Vega.
Foto Portada: Zumbahua
Equipo del SIISE
Diana Benalcázar, Kerlly Bermúdez, Carla Calero, Reinaldo Cervantes, Jorge Cóndor, Cristina Fabara, Rosario
Maldonado, Andrea Molina, Jorge Nuñez Vega, Alejandra Onofa, Hernán Rengel, Adriana Rodríguez
Agradecimientos
Carlos Melo - Representante BID en Ecuador
Marcelo Pérez Alfaro - Especialista Sectorial BID
Manuel Martínez - Director Ejecutivo del INNFA
Pablo Corral Vega por la donación del material fotográfco
La impresión de este documento ha sido realizada con el auspicio del Instituto Nacional del Niño y la Familia
INNFA.
Secretaría Técnica del Ministerio de Coordinación de Desarrollo Social Av. Amazonas y Santa María, esq.
Edif. Tarqui, 5to. Piso. Casilla postal: 1716158. Quito-Ecuador. Teléfono: 2-520-630, 2-521864.
Email: siise@mcds.gov.ec. Página Web: www.mcds.gov.ec, www.siise.gov.ec.
Diseño e impresión : Editorial Aries •Telf.: 2812-652
Dis. Freddy Collaguazo C. - email: gerco72@hotmail.com
3
TA8LA DE CONTEN¡DO
Presentación
Introducción
1. POBREZA Y DESIGUALDAD EN EL ECUADOR
1.1 Evolución de la Pobreza y Desigualdad
1.2 Perfl de la pobreza en Ecuador
1.2.1 Incidencia de la pobreza según grupos étnicos
1.2.2 Características entre los hogares pobres y no pobres

2. MARCO METODOLÓGICO
2.1 Etapa de selección de variables predictoras para los modelos de consumo
2.2 Etapa de construcción de los modelos de consumo o ingreso
2.3 Etapa de estimación de indicadores
2.4 Criterio de Validación de los Resultados
3. RESULTADOS DEL MAPA DE POBREZA DEL 2006 EN ECUADOR
4. MAPAS Y CUADROS
COSTA
SIERRA
AMAZONÍA
GALÁPAGOS
CIUDADES Y CANTONES
5. BIBLIOGRAFÍA
6. ANEXOS
Anexo 1 : Diccionario de Variables
Anexo 2 : Aspectos metodológicos adicionales.
Anexo 3 : Resultados de las estimaciones de los modelos de consumo
Anexo 4 : Descomposición de la desigualdad
Anexo 5 : Administarciones Zonales del cantón Quito
Anexo 6 : Areas de Desarrollo del cantón Guayaquil
5
7
10
10
14
14
15
18
18
21
22
25
28
33
41
75
121
149
155
170
173
172
181
182
187
188
189
4
õ
FKE5ENTAC¡ÓN
La construcción de políticas sociales efectivas que aporten a la consecución de
objetivos y metas de desarrollo, entre ellas, la reducción efectiva de la pobreza, requiere
instrumentos técnicos y metodológicos sólidos, que guíen a los responsables de la toma
de decisiones en su diseño, implementación, seguimiento y evaluación. Contar con este
tipo de instrumentos incide de forma defnitiva en el impacto que tienen las políticas
sociales en el mejoramiento de las condiciones de vida de la población ecuatoriana,
tomando en cuenta que, si bien el Estado debe garantizar de manera universal los
derechos humanos, económicos y sociales de la población, la equidad en el ejercicio de
la política pública se alcanza mediante la priorización de la acción en los sectores más
pobres y vulnerables debido a las restricciones presupuestarias vigentes.
En este sentido, se presenta a continuación el Mapa de Pobreza y Desigualdad por
Consumo del Ecuador, en base a la reciente encuesta de Condiciones de Vida que el
Instituto Nacional de Estadísticas y Censos produjo en los años 2005-2006 y el Censo
de Población y Vivienda del año 2001 mediante la metodología de áreas pequeñas.
Esta metodología permite obtener indicadores de pobreza y desigualdad, así como sus
respectivos intervalos de confanza, no solo de las provincias del país, sino también de
sus cantones, parroquias, zonas y sectores censales.
El presente trabajo es el fruto de la cooperación de los equipos técnicos de la Secretaría
Técnica del Ministerio de Coordinación de Desarrollo Social y el Banco Interamericano
de Desarrollo y nace de la necesidad del Estado de comprender cómo afecta la pobreza
y la desigualdad a los hogares y personas; así como la necesidad de analizar su
dispersión geográfca a niveles desagregados. Información que comúnmente no puede
ser analizada con las encuestas a hogares cuyos marcos muéstrales no permiten una
representatividad a niveles de áreas geográfcas pequeñas.
Seguramente la información del presente estudio tomará varios caminos. Las acciones
y programas dirigidos a reducir los niveles de pobreza y desigualdad en el país podrán,
sin duda, valerse de ella para diseñar y ejecutar de manera más efciente y efectiva
focalizaciones en las áreas más vulnerables. De la misma manera, este instrumento
técnico servirá también para realizar evaluaciones ex post de las inversiones o
intervenciones efectuadas o que se encuentran en vigencia con el objeto de reafrmar o
cambiar dichas políticas.

6
Un uso básico de la información contenida en los mapas dada su composición gráfca,
es la posibilidad de mejorar la comunicación sobre el tema de pobreza. En tanto,
facilitan la comprensión de resultados, mostrando directamente tendencias espaciales,
concentración o dispersión de desigualdad y pobreza. Para los gobiernos locales podría
ser una herramienta útil para la toma de decisiones, para negociar con las agencias
centrales y, por ende, para el fortalecimiento de las instancias locales y el proceso mismo
de descentralización.
Dentro de la Secretaría Técnica del Ministerio de Coordinación de Desarrollo
Social, estamos seguros que estos mapas contribuirán substancialmente a una mejor
comprensión de las desigualdades espaciales que defnen la pobreza en el Ecuador
y guiarán de mejor manera la política social del país, así como la incidencia de los
programas sociales en reducir la pobreza estructural que afecta al 38% de la población
nacional.
Ec. José A. Rosero M.
Secretario Técnico del Ministerio de Coordinación de Desarrollo Social
7
¡NTKODUCC¡ÓN
Los mapas de pobreza son una herramienta útil para el conocimiento de la realidad
social de un país, porque identifcan geográfcamente indicadores de pobreza, no sólo a
nivel regional o provincial, sino también a niveles más desagregados como cantonal y
parroquial; constituyéndose de esta manera en un instrumento de focalización para el Estado
Ecuatoriano y los hacedores de políticas que trabajan en la implementación de proyectos de
desarrollo social o programas dirigidos a la reducción de la pobreza de manera más efciente.
En Ecuador se han realizado varios estudios que analizan la distribución de la pobreza
espacial, los mismos que han combinado varias estrategias metodológicas para describir
las desigualdades existentes entre las unidades geográfcas del país y así guiar la política
social. Se puede mencionar el realizado en 1989 por la Comisión Económica para América
Latina y el Caribe (CEPAL) que estimó a partir del censo de 1982 los niveles de pobreza
medida por Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) a nivel cantonal y parroquial.
2
En 1993,
el Consejo Nacional de Desarrollo (CONADE) desarrolló un mapa nacional consolidado
de pobreza que sintetizó en un índice cantonal compuesto el resultado de varios estudios
espaciales relacionados con el tema de la pobreza. Posteriormente, en 1995 el Instituto
Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) presentó un Compendio de Necesidades Básicas
Insatisfechas de la población ecuatoriana que incorporó variables de infraestructura
educación y salud; calculadas en base al Censo de Población y Vivienda de 1990.
3
En 1996, el estudio “La geografía de la Pobreza en el Ecuador”, publicado por la Secretaría
Técnica del Frente Social
4
, utiliza una metodología derivada de Hentschel y Lanjouw
5
, la
cual se basa en la estimación de un modelo que proyecta el consumo familiar per cápita de
la Encuesta de Condiciones de Vida de 1994 al Censo de Población y Vivienda de 1990.
6

Una actualización del estudio anterior, usando una metodología similar a la expuesta, es
decir, modelos de regresión para imputar a cada uno de los hogares del censo 1990 un
consumo familiar estimado mediante variables socioeconómicas, fue realizado por la Of-
cina de Planifcación de la Presidencia de la República en 1999. En este caso la fuente
del modelo matemático de regresión fue la Encuesta de Condiciones de Vida de 1995, la
misma que a diferencia de la ECV 1994 tiene una cobertura completa de las zonas rurales.
7
2
CEPAL. “Ecuador: Mapa de Necesidades Básicas Insatisfechas”, 1989
3
INEC. “Compendio de las Necesidad Básicas Insatisfechas de la Población Ecuatoriana”. 1995
4
La Secretaría Técnica del Frente Social, según el Decreto Presidencial No. 117-A de marzo del 2007 pasó a denominarse
Secretaría Técnica del Ministerio de Coordinación de Desarrollo Social.
5
Hentschel, J., Lanjouw J., Lanjouw, P. y Poggi, J. (2000) “Combining Household Data with Census Data to Construct
a Disaggregated Poverty Map: A Case Study of Ecuador”, World Bank Economic Review, Vol 14, No. 1.
6
Secretaría Técnica del Frente Social. “La geografía de la Pobreza en el Ecuador”. 1996
7
ODEPLAN. “Desarrollo Social y gestión municipal en el Ecuador”. 1999
8
8
World Bank. “Ecuador, Poverty Assessment”. 2003
9
Una descripción detallada de la metodología se encuentra en Elbers, Lanjouw y Lanjouw (2003). Micro-Level Estimation
of Poverty and Inequality. Econometrica. También se encuentra en “Ecuador, Poverty Assessment, 2003” del Banco
Mundial.
10
Elbers, Lanjouw, Lanjouw (2003), Micro Level Estimation of Poverty and Inequality, Econometrica, 71:1, pages 355-
364
Los más recientes esfuerzos de producción de mapas de pobreza son (i) el realizado por
un equipo conjunto del Banco Mundial y la Unidad de Análisis e Información (SIISE) de
la Secretaría Técnica del Frente Social , combinando los dos últimos censos de población
del año 1990 y 2001 con las encuestas de condiciones de vida 1994 y la de 1999, usando la
metodología aplicada por Elbers, Lanjouw y Lanjouw (2003)
9
para construir un mapa de
pobreza de consumo; (ii) el mapa de pobreza por Necesidades Básicas Insatisfechas a nivel
provincial, cantonal y parroquial haciendo uso del Censo del año 2001, producido también
por la Unidad de Análisis e Información (SIISE) de la Secretaría Técnica del Frente Social.
Sin duda, todos estos mapas desarrollados con diferentes defniciones de pobreza,
metodologías y con diversas fuentes de datos, se han constituido en instrumentos
importantes para desarrollar políticas sociales públicas de focalización en las zonas más
pobres del país; lo cual ha guiado de forma efciente los escasos recursos que el Ecuador
destina al alivio del fenómeno de la pobreza.
No obstante, la carencia desde el año 1999 de una Encuesta de Condiciones de Vida
actualizada con un módulo de consumo, que permita caracterizar a la población y a las
zonas geográfcas según sus condiciones actuales de pobreza monetaria, ha impedido
que determinados subsidios públicos sean focalizados con información actualizada.
Por esta razón, y tomando en cuenta la realización de la encuesta de condiciones de vida
2006, la Unidad de Información y Análisis (SIISE) de la Secretaría Técnica del Ministerio de
Coordinación de Desarrollo Social con el apoyo técnico del Banco Interamericano de Desa-
rrollo (BID) pone a disposición el nuevo Mapa de Pobreza y de Desigualdad por Consumo
2006. El mapa emplea la metodología de áreas pequeñas propuesta por Elbers, Lanjouw y
Lanjouw (2003)
10
y combina la ECV 2005-2006 con el Censo de Población y Vivienda 2001.
El Mapa de Pobreza y Desigualdad 2006 presenta información actualizada y confable
sobre indicadores de pobreza por consumo y desigualdad a niveles geográfcos altamente
desagregados (cantonal y parroquial). Además, incluye estimaciones para las ciudades
9
de Quito, Guayaquil, Cuenca, Machala, Ambato y Santo Domingo a nivel de parroquias
urbanas.
11
Se incluye también las estimaciones de pobreza y desigualdad para las
administraciones zonales de Quito y para las áreas de desarrollo de Guayaquil; debido
a que los municipios de estos cantones han desarrollado una sectorización con fnes de
planifcación y desarrollo social.
Es importante señalar que, además de las estimaciones de pobreza por consumo, se calcularon
también indicadores de desigualdad; por ejemplo el coefciente de Gini. La pertinencia de
esta información radica en que un desarrollo inclusivo no esta solamente relacionado con
el combate a la pobreza, sino también con la reducción de las brechas sociales. Es así que
se cuenta con estimaciones de inequidad al mismo nivel de desagregación mencionado
anteriormente.
El documento está organizado de la siguiente manera. En la primera sección se revisa
brevemente el concepto de pobreza empleado, así como la evolución de la pobreza y
desigualdad en el período 1995-2006, además se detalla un perfl de pobreza en base a la
información de la ECV 2005-2006. En la sección 2 se examina el marco metodológico empleado
en la construcción del mapa. En la sección 3 se presentan los resultados de las principales
estimaciones. Finalmente, el documento incluye una sección completa de las estimaciones
de pobreza de consumo y desigualdad en forma de mapas y cuadros (nacional, cantonal
y parroquial). Adicionalmente, se adjunta un anexo estadístico en versión magnética. En
este último se encuentran los siguientes indicadores con sus respectivos errores estándar, a
los niveles de desagregación cantonal y parroquial: medidas de pobreza (incidencia, brecha
y severidad de la pobreza y de la extrema pobreza), medidas de desigualdad de consumo
(el coefciente de Gini, promedio del logaritmo de la desviación, índice de Theil y la mitad
del cuadrado del coefciente de variación), y medidas del consumo (consumo per cápita
promedio y el consumo per cápita promedio por decil).
11
Las estimaciones a nivel de parroquia urbana para estas ciudades se encuentran en el archivo magnético que se adjunta
a este documento. Adicionalmente, en formato de mapa se presentan los resultados para las ciudades de Ambato, Cuenca,
Quito y Guayaquil. En el caso de Ambato y Cuenca los mapas se presentan a nivel de parroquias urbanas; entre tanto que,
para Quito a nivel de administraciones zonales y para Guayaquil a nivel de áreas de desarrollo.
10
1
FO8KEZA Y DE5¡GUALDAD EN EL ECUADOK
El concepto de pobreza tradicional se refere a las privaciones de las personas u hogares
en la satisfacción de sus necesidades básicas, en particular las necesidades materiales.
Algunos enfoques, además de observar los resultados materiales de la pobreza, consideran
también la ausencia de ciertas capacidades individuales y colectivas (PNUD, 1997). Desde la
perspectiva de los aspectos observables de la pobreza, los métodos principales de medición
son dos (Vos, 1998): i) el método indirecto (o método del ingreso o consumo) y ii) el método
directo (o método de las necesidades básicas insatisfechas o de los indicadores sociales).
El presente estudio emplea una medición indirecta o monetaria de la pobreza que determina
en base al consumo el nivel de vida de las personas u hogares. Para el análisis de la tendencia,
se utilizó las Encuestas de Condiciones de Vida (ECV-INEC) 1995 (segunda ronda), 1998
(tercera ronda), 1999 (cuarta ronda) y 2005-2006 (quinta ronda). Para determinar el perfl
de la pobreza se empleó la última ronda de la ECV (2005-2006). Las encuestas contienen
un módulo de consumo que permite construir un agregado de consumo, determinar de
manera endógena líneas de pobreza y extrema pobreza; así como obtener indicadores
de pobreza por consumo. Es importante mencionar que, con el objeto de tener una serie
comparable de pobreza a lo largo de las cuatro rondas, se construyeron agregados de
consumo similares
12
para todas las ECV. Además, se estableció una nueva norma calórica,
igual a 2,141 kilocalorías diarias por adulto, más acorde con los requerimientos calóricos de
la población ecuatoriana
13
. Bajo estos nuevos parámetros se recalculó toda la serie de datos
disponible: 1995, 1998, 1999 y 2006 y se obtuvo una serie de datos estrictamente comparable.

1.1 Evolución de la Pobreza y Desigualdad
En la Tabla 1 se presentan los valores de las líneas de pobreza y extrema pobreza utilizadas
para los años de 1995, 1998, 1999 y 2006. La línea de pobreza refeja el costo mínimo de una
canasta de bienes y servicios que satisfaga las necesidades básicas. Aquellas personas que
tienen un consumo per cápita por debajo de la línea de pobreza son consideradas “pobres”.
Por su parte, la línea de extrema pobreza o indigencia representa el costo de una canasta
12
Esto demandó un análisis exhaustivo en cuanto a la incorporación de ciertos ítems que debido a variaciones en el diseño
de los cuestionarios fueron agregados y desagregados en ciertas rondas, ubicados en otras secciones, y recolectados en di-
ferentes períodos de referencia. Tomando en cuenta estas consideraciones se realizo la selección de los ítems de tal manera
que los agregados fueran lo más comparables posible a lo largo de todas las encuestas.
13
Este trabajo fue llevado a cabo en conjunto por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INEC), la Secretaría Téc-
nica del Ministerio de Coordinación de Desarrollo Social (STMCDS), la Secretaria Nacional de Planifcación y Desarrollo
(SENPLADES), y el Centro de Investigaciones Sociales del Milenio (CISMIL), en el esfuerzo de producir cifras ofciales
que sean objetivas y confables, y que apoyen al proceso planifcador del Estado
11
de alimentos necesaria para cubrir los requerimientos nutricionales mínimos. Quienes
presentan un consumo per cápita inferior a la línea de extrema pobreza son considerados
“indigentes” (SIISE Versión 4.5).
Tabla 1: Línea de pobreza y extrema pobreza de consumo 1995-2006 (en dólares corrientes
por mes)
Como se observa en la Tabla 1, en 1999 la línea de pobreza fue de 43 dólares corrientes
mensuales por persona; es decir, 5.2 dólares menos que la línea de 1995. Para el 2006 la
línea de pobreza se incrementó en 13.6 dólares corrientes frente a la de 1999, llegando a
56.6 dólares corrientes por mes por persona. La línea de indigencia paso de 27.6 dólares
corrientes mensuales por persona en 1995 a 23.2 dólares corrientes por mes por persona en
1999. Finalmente, en el 2006 se incrementó a 31.9 dólares corrientes por mes por persona.
La disminución en el valor de las líneas de pobreza e indigencia durante 1999 se explicaría
por la devaluación acelerada presentada en ese año; mientras que, el incremento en el 2006
se debería al reajuste de precios posterior a la crisis, producto de la adopción de un nuevo
sistema monetario.
En base a las líneas de pobreza y extrema pobreza mencionadas se calcularon los indicadores
14

de pobreza e indigencia. El Gráfco 1 muestra la evolución de la pobreza en el Ecuador para
el período 1995-2006. En 1995 el 39.3% de la población ecuatoriana se ubico por debajo
de la línea de pobreza; mientras que, durante la crisis económica y fnanciera en 1999 este
porcentaje llegó a ser del 52.2%. No obstante, para el año 2006, siete años después, este
valor se redujo en 13.9 puntos porcentuales llegando a niveles similares a los presentados
en 1995.
14
Se emplearon los indicadores propuestos por Foster, Greer y Thorbecke (FGT).

Fuente: ECV 1995, 1998, 1999 y 2006
Elaboración: SIISE-STMCDS
12
Gráfco 1: Evolución de la pobreza de consumo 1995-2006 (en porcentaje)
La indigencia o extrema pobreza presentó la misma tendencia que la pobreza. Para 1995 la
población que no podía satisfacer una canasta de alimentos de 2,141 kilocalorías por per-
sona al día llegó a ser del 13.6%; entre tanto, que para 1999 el 20% de los ecuatorianos eran
considerados indigentes. En el 2006 el nivel de indigencia fue de 12.9% (Gráfco 2).
Gráfco 2: Evolución de la indigencia de consumo 1995-2006 (en porcentaje)
Fuente: ECV 1995, 1998, 1999 y 2006
Elaboración: SIISE-STMCDS
Fuente: ECV 1995, 1998, 1999 y 2006
Elaboración: SIISE-STMCDS
13
Algunos factores incidieron en la evolución de la pobreza e indigencia durante el período de
análisis. De acuerdo a Vos et al. (2003), la crisis económica ocasionada por factores internos
y externos tales como la crisis fnanciera nacional, la caída del precio de petróleo en 1997-
1998, la crisis asiática, así como los daños ocasionados por el fenómeno de El Niño fguran
como factores determinantes en el incremento de los niveles de pobreza e indigencia en los
años de 1998 y 1999. Por otro lado, la recuperación de los salarios reales, la reducción del
desempleo, el incremento en el envío de las remesas internacionales, la desaceleración de
la infación, y el mejor desempeño económico después de la contracción sufrida en los años
1998 y 1999 estarían vinculados con la reducción en las cifras de pobreza y extrema pobreza
en los siguientes años
15
.
Al comparar la incidencia de la pobreza entre áreas o regiones se evidencia una importante
heterogeneidad. La pobreza afectó en mayor medida al área rural; más del 60% de la
población, entre 1995 y 2006, vivía en hogares cuyo consumo era inferior al valor de la
línea de pobreza. En contraste en el área urbana, donde no más del 30% de la población
se ubicaba bajo la línea de pobreza (Tabla 2). Esta diferencia se hace más evidente si se
emplea la estimación de riesgo relativo
16
. El cálculo del riesgo relativo revela que población
de zonas rurales tiene un 147% más de probabilidad de ser pobre que la población asentada
en zonas urbanas. A nivel regional las diferencias también fueron marcadas. Mientras la
incidencia de la pobreza en la Costa llegó a 40.3% en el 2006, en la Sierra era de 33.7% y en
la Amazonía de 59.7%
Tabla 2: Incidencia de la pobreza de consumo por área y región 1995-2006 (en porcentaje)
Fuente: ECV 1995, 1998, 1999 y 2006
Elaboración: SIISE-STMCDS
15
Secretaria Técnica del Frente Social (2005), Documento presentado para el Primer Informe ODM coordinado por la Se-
cretaría Nacional de Objetivos del Milenio.
16
“El riesgo relativo estima la probabilidad que los miembros de un grupo determinado sean pobres en relación con la
correspondiente probabilidad de todas las demás unidades familiares de la sociedad (todas las que no pertenecen al grupo)”
(Coudouel, Hentschel y Wodon, 2002:14). En el caso del Ecuador la estimación del riesgo relativo es igual a:
1- (61.5/24.9)=1.47
14
A pesar que la pobreza decreció entre 1995 y 2006, la desigualdad en la distribución del
consumo medida a través del coefciente de Gini
17
se incrementó en ese mismo período.
El coefciente de Gini pasó de 0.43 en 1995, a 0.45 en 1999 y a 0.46 en el 2006. En cuanto a
la participación en el consumo según quintiles, la participación del quintil más pobre en el
total del consumo decreció a lo largo del período de análisis; mientras que, el quintil más
rico ganó una mayor participación (Tabla 3). Para 1995 el 20% más pobre de la población
concentraba el 5.4% del total del consumo frente al 49.6% que capturaba el 20% más rico.
Para 2006 esta relación fue de 4.9% (el 20% más pobre) y de 52.6% (el 20% más rico).
Tabla 3: Distribución del consumo per cápita según quintiles 1995-2006 (en porcentaje)
1.2 Perfl de la pobreza en Ecuador
Además de la ubicación geográfca de la pobreza, es pertinente analizar fenómenos
complementarios que permitan identifcar a los grupos más vulnerables y evidenciar las
dimensiones relacionadas con la pobreza. A continuación se presenta una breve descripción
de la pobreza haciendo uso de este tipo de análisis.
1.2.1 Incidencia de la pobreza según grupos étnicos
Si bien la incidencia de la pobreza en el país es de 38.3% en el 2005-2006, existen grupos
sociales que son más pobres. El análisis de la pobreza según grupo étnico
18
permite detectar
dos grupos que presenta una incidencia de pobreza mayor que la observada a nivel nacional.
Estos dos grupos son: los indígenas y los afroecuatorianos.
Fuente: ECV 1995, 1998, 1999 y 2006
Elaboración: SIISE-STMCDS
17
El coefciente de Gini del consumo es una medida estadística de la desigualdad en la distribución del consumo per cápita
de los hogares, la cual varía entre 0 y 1. Muestra mayor desigualdad mientras se aproxima más a 1 y corresponde a 0 en el
caso hipotético de una distribución totalmente equitativa (SIISE Versión 4.5).
18
Para la identifcación de los grupos étnicos, se ha usado la auto-identifcación étnica del jefe del hogar.

Dentro de la población indígena 7 de cada diez se encuentran por debajo de la línea de
pobreza, lo que representa casi el doble de los niveles presentados a nivel nacional. En
la población afroecuatoriana aproximadamente 5 de cada 10 son considerados pobres.
Este análisis revelaría que la pobreza se concentra mayoritariamente en los grupos étnicos
mencionados.

Tabla 4: Incidencia de Pobreza por consumo según grupos étnicos (en porcentaje)
1.2.2 Características entre los hogares pobres y no pobres
19
Con el fn de comprender e identifcar cuáles son las dimensiones relacionadas con la
pobreza se compara distintas características entre las familias pobres y aquellas no pobres.
En el siguiente análisis descriptivo se compara hogares pobres y no pobres en función de las
siguientes características: años de escolaridad del jefe y cónyuge del hogar, nivel educativo
del jefe del hogar, indicadores de salud, rama de actividad del jefe del hogar, y algunos
indicadores de acceso a servicios públicos.
En lo referente a las características educativas, los jefes de hogar de las familias pobres
presentan en promedio de escolaridad 4.9 años que los jefes de hogares de familias no
pobres, 9.2 años. De la misma manera sucede con los años de escolaridad del cónyuge,
en los hogares pobres el cónyuge presenta en promedio 3.6 años de escolaridad y en los
hogares no pobres 6.2 años.
Fuente: ECV 2005-2006
Elaboración: SIISE-STMCDS
19
Este tipo de análisis permite comprender de manera sencilla la naturaleza de la pobreza, pero se encuentra limitado a
mostrar asociaciones bivariadas entre ciertas características y las medidas de pobreza. Un análisis complementario es
construir perfles de pobreza mediante modelos de regresiones (probit o logit) que establezcan la probabilidad de ser pobre.
La principal ventaja de estos modelos es que aíslan el efecto de una sola variable al controlar para el resto de variables
incluidas en el mismo.
16
Los datos revelan que la educación es un factor importante en la caracterización de la
pobreza; lo que también se refeja cuando se examina el nivel educativo alcanzado por
el jefe de hogar. Así por ejemplo, en cuanto a la primaria completa, en promedio sólo el
53.41% de los jefes de hogar de familias pobres tienen primaria completa; en contraste con
el 81.20% de los jefes de hogar de familias no pobres. Por otro lado, en promedio sólo el
5.97% de los jefes de hogar de las familias pobres han completado la secundaria; mientras,
el 38.80% de los jefes de hogar de las familias no pobres lo han hecho. Finalmente, la
educación superior del jefe del hogar remarca la brecha entre pobres y no pobres en el nivel
educativo, en promedio 1.87% vs 24.70%.
20

Los indicadores de salud también ponen de manifesto claras diferencias entre los hogares
pobres y no pobres. La tasa de desnutrición crónica infantil; por ejemplo, es mayor para las
familias pobres 34.40%, que para las no pobres 17.40%
21
. Adicionalmente, entre las familias
pobres en promedio el 81.10% de los jefes del hogar no tienen ningún seguro de salud en
comparación al 59.80% de los jefes de familias no pobres.
Otra dimensión que puede aportar información para la elaboración de políticas públicas, es
la relación entre la rama de actividad del jefe del hogar y la pobreza, con estos datos se puede
indicar qué sector presenta un deterioro en términos de intercambio en relación con el resto
de actividades en el mercado laboral. Además, muestra qué ramas de actividad tendrían
que ser priorizadas en un modelo económico de desarrollo que disminuya la pobreza. La
evidencia muestra que una de las ramas de actividad identifcadas para una política de esta
naturaleza es la agrícola, donde el 51.20% de los jefes de hogar de las familias pobres se
encuentran trabajando frente a un 18.50% de los jefes de hogar de las familias no pobres.
Finalmente, la comparación entre hogares pobres y no pobres a partir del acceso a ciertos
servicios básicos refejaría el carácter estructural de la pobreza, lo cual indicaría un punto
hacia donde orientar la política pública. En la Tabla 5 se observa que el acceso a electricidad
ya no es una dimensión correlacionada con la pobreza, la diferencia entre hogares pobres
y no pobres no es muy amplia y la cobertura es bastante alta en los dos grupos. En cambio
existen otras dimensiones de acceso a servicios que todavía se encuentran relacionados
con la pobreza. Por ejemplo, sólo el 14.90% de los hogares pobres tienen agua por red
20
Este indicador, considera que el jefe del hogar haya cursado algún año de educación superior.
21
Los datos de desnutrición crónica infantil están calculados a partir de los nuevos patrones de crecimiento de la OMS
2005, resultado de un estudio multicéntrico sobre el patrón de crecimiento entre 1997 y el 2003.
17
pública al interior de la vivienda frente al 62.20% de hogares no pobres que cuentan con
este servicio. Otro indicador relacionado no sólo con la pobreza estructural sino también
con las condiciones sanitarias de las familias es la eliminación de excretas por alcantarillado
o pozo. Este indicador muestra que en promedio el 61.50% de las familias pobres cuentan
con estos mecanismos de eliminación de excretas, en contraste al 91.60% de familias no
pobres.
Tabla 5: Características de los hogares pobres en Ecuador (2005-2006)
Fuente: ECV 1995, 1998, 1999 y 2006
Elaboración: SIISE-STMCDS
18
2
NAKCO NETODOLÓG¡CO
Los mapas de pobreza se basan en la metodología de áreas pequeñas propuesta por Elbers,
Lanjouw y Lanjouw (2003) y la idea básica para su construcción consiste en: (a) estimar
modelos de predicción del logaritmo del consumo familiar per cápita con la información
de la encuesta de hogares, empleando variables independientes que existen y son similares
en la encuesta y el censo o de fuentes externas que pueden ser incorporada a ambas; (b)
aplicar los parámetros estimados de estos modelos a la información del censo para predecir
el consumo per cápita de cada hogar censado; y (c) sobre la base de estas predicciones,
construir indicadores de pobreza y desigualdad para diferentes subgrupos de la población
defnidos geográfcamente. La aplicación de esta metodología, adicionalmente, implica
abordar aspectos complejos relacionados con la necesidad de reducir los efectos de la
ubicación geográfca sobre los niveles de consumo, la existencia de heterocedasticidad en
los errores de los modelos, las simulaciones empleadas para obtener las estimaciones de los
indicadores, entre otros. Las actividades realizadas para construir los mapas de pobreza de
Ecuador pueden agruparse en las siguientes etapas:
2.1 Etapa de selección de variables predictoras para los modelos de consumo
Fuentes de información. La información básica provino del VI Censo de Población y
V de Vivienda 2001 y de la Encuesta de Condiciones de Vida – Quinta Ronda 2005-
2006. Antes de utilizarla se evaluó la cobertura temática y los alcances geográfcos de
ambas fuentes, el tamaño muestral y representatividad estadística de la encuesta, así
como la coherencia del diseño muestral de la encuesta y las agrupaciones geográfcas
utilizadas para la ejecución del censo. A partir de este análisis se decidió descartar
las observaciones de la base de datos del Censo correspondientes a las viviendas
colectivas para obtener un universo de estudio similar a la encuesta y se creó una
variable que identifcó a las unidades primarias de muestreo en la encuesta y su
correspondiente agrupación en el censo
22.
También se utilizó la información de otras fuentes de información para reducir el
efecto de la ubicación geográfca sobre los niveles de consumo de los hogares, el
cual puede estar presente incluso después de considerar al conjunto de variables
predictoras relacionadas con las características socioeconómicas y demográfcas de
22
Esta variable fue construida para poder identifcar con un mismo código a la provincia, cantón, parroquia, zona y sector
censal.
(i)
19
los hogares y sus miembros. Como se sabe, si no se considerara este efecto en las
estimaciones podría sobreestimarse artifcialmente la precisión de las estimaciones
obtenidas
23
. En este sentido, siguiendo la experiencia en la construcción de mapas de
pobreza bajo este método
24
, además de la inclusión de los promedios de las variables
predictoras calculados a nivel de parroquias con los datos del censo, se utilizó la
información correspondiente a los registros del Sistema Nacional de Estadísticas
Educativas (SINEC_MEC) del Ministerio de Educación y Cultura período 2004-
2005, sobre establecimientos educativos; los registros de Estadísticas de Recursos
y Actividades de Salud (ERAS_INEC) año 2005, sobre establecimientos de salud;
información del mapa potencial de formaciones vegetales (Sierra, 1996) y mapa de
uso del suelo (Alianza Jatunsacha - CDC, 2001), sobre tipo de suelo a nivel cantonal
del año 2003; y del SIISE con fuente Censo 2001, sobre densidad poblacional a nivel
de parroquia
25
.
Medida de bienestar y líneas de pobreza. La medida de bienestar individual que se utilizó
fue el consumo familiar per cápita dadas sus ventajas para capturar la dimensión
monetaria de la pobreza respecto al ingreso. Pudo haberse optado por utilizar el
consumo “por adulto equivalente” como medida de bienestar para mostrar de mejor
manera la distribución de los gastos al interior de los hogares; sin embargo, se optó
por el consumo per cápita debido a que es la medida que se utiliza en Ecuador para
obtener la medición ofcial de la pobreza.

Los valores de la canasta básica de consumo de alimentos (línea de pobreza extrema)
y los de la canasta de consumo total (línea de pobreza total), utilizados para distinguir
a la población entre pobres extremos, pobres no extremos y no pobres basado en el
gasto de consumo familiar por persona, fueron las siguientes (expresados en dólares
mensuales por persona): línea de pobreza extrema 31.92 y línea de pobreza total
56.64
26.

23
Elbers , Chris, Lanjouw, Jean O. and Lanjouw, Peter. January 2003 “Micro-level estimation of poverty and inequality”,
Econometrica Vol. 71(1): 355-64.
24
Demombynes, Gabriel, Elbers, Chris, Lanjouw, Jean O. and Lanjouw, Peter, (March1, 2007) “How Good a Map? Putting
Small Area Estimation to the Test” World Bank Policy Research Working Paper No. 4155
25
Para la superfcie parroquial que es insumo para la densidad poblacional, la fuente es Ecociencia y Sistema de Monitoreo
Socioambiental SIISE.
26
Las líneas de pobreza y extrema pobreza fueron parte de la homologación de los indicadores de pobreza entre el Ins-
tituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), el Ministerio de Coordinación de Desarrollo Social (MCDS-SIISE), la
Secretaria Nacional de de Planifcación y Desarrollo (SENPLADES), y el Centro de Investigaciones Sociales del Milenio
(CISMIL), a partir de la Encuesta de Condiciones de Vida 2005-2006
(ii)
20
Preguntas comunes. Considerando la forma en que fueron formuladas las preguntas
y las opciones de respuesta en los cuestionarios de ambas fuentes se detectaron y
seleccionaron 47 preguntas similares para la creación de variables predictoras (casi la
totalidad de la preguntas del censo), las cuales se referen al material predominante
de las viviendas, tenencia y tipo de servicios básicos, conformación de los hogares,
características demográfcas, educación, lugar de nacimiento, fecundidad y
mortalidad, estado civil, y condición laboral de los miembros del hogar.
Variables predictoras. A partir de las preguntas comunes se generaron variables que
expresen la misma información en ambas fuentes. Se tuvo en consideración que a
pesar que la formulación de las preguntas en los cuestionarios pudiera ser idéntica o
muy similar, la unidad de análisis, conceptos investigados y opciones de respuesta
de cada fuente podrían no ser las mismas. Por ejemplo, algunas preguntas comunes
diferían en términos de la edad de la población de referencia, la unidad de análisis
(vivienda u hogar) o de las opciones de respuesta. En este sentido, a partir del análisis
de la formulación de las preguntas, y de la información contenida en los manuales
del entrevistador, se construyeron alrededor de 260 variables comunes a nivel de
hogar, recodifcando y transformando las opciones de respuesta de las preguntas
seleccionadas para lograr que expresaran los mismos conceptos y unidades de
análisis. Asimismo, se tuvo en consideración que las variables pudieran expresarse
en forma cuantitativa y/o categórica, y relacionarse con el consumo de manera
aditiva o multiplicativa, lineal, logarítmica, cuadrática, cúbica, etc. En el Anexo 1 se
encuentra el listado y descripción de las variables predictoras creadas.
Similitud estadística de variables. A partir de este paso el procedimiento se efectuó de
manera independiente para cada una de las 20 áreas geográfcas representativas de
la V ronda de la ECV: 15 provincias de las regiones Costa y Sierra, un dominio que
agrupa las seis provincias de la región Amazonía, y las ciudades de Quito, Guayaquil,
Cuenca y Machala
27
.
27
Para las anteriores rondas sólo era posible obtener estimaciones confables a nivel de las dos ciudades principales, Quito
y Guayaquil; y a nivel de zonas urbanas y rurales para las regiones Sierra, Costa y Amazonía (sólo para las dos primeras
regiones en la IV Ronda). Cabe aclarar que para esta V Ronda las estimaciones a nivel de provincia no son confables si no
se considera la parte de la muestra que corresponde a las cuatro ciudades autorrepresentadas.
(iii)
(iv)
(v)
21
Debido a que las fechas de recolección de los datos de la encuesta y el censo diferen
de manera considerable, y a pesar de la homologación de las preguntas y conceptos
efectuada en la etapa anterior, fue necesario probar estadísticamente la similitud de
las variables antes de ser incorporadas en los modelos (una premisa básica de la
metodología es que las variables creadas en ambas fuentes deben expresar la misma
información). El criterio seguido fue el siguiente
28
: (a) se calculó para cada uno de los
20 dominios de estudio el promedio censal de las variables, y el promedio e intervalo
de confanza al 95% correspondiente a la encuesta
29
, (b) se defnió como variables
similares, y por tanto como predictoras potenciales, a aquellas cuyo promedio censal
se encontraba dentro del intervalo de confanza correspondiente a la encuesta. No
fueron consideradas en estas pruebas y, por tanto, se descartaron como predictoras
a aquellas variables dummy cuyo promedio en la encuesta o censo fue menor al 3%
o mayor al 97%. Esto último se hizo con el propósito de asegurar que los valores de
las variables elegidas muestren alguna variación que pueda infuir en la variación
del consumo o el ingreso.
2.2 Etapa de construcción de los modelos de consumo o ingreso
Los modelos de consumo se construyeron siguiendo a Elbers, Lanjouw y Lanjouw (2003),
quienes parten de la expresión: ln y
sh
= E[ln y
sh
| x
sh
] + u
sh
donde ln y
sh
es el logaritmo del
consumo per cápita del hogar h en el segmento s (en este caso el sector censal), x
sh
es un
vector que expresa las características observadas de este hogar y de sus miembros (capta la
heterogeneidad observada del consumo) y u
sh
es una variable aleatoria con una distribución
F(0,S) (capta la heterogeneidad no observada del consumo).
Este modelo es simplifcado usando una aproximación lineal de E[ln y
sh
| x
sh
] y
descomponiendo u
sh
en dos partes independientes y no correlacionados con las
x
sh
: ln y
sh
= x
sh
’b+ n
s
+ e
sh
, donde b es el vector de parámetros a estimarse, n
s
representa
al componente geográfco de u
sh
, común a todos los hogares de un segmento (capta la
heterogeneidad debido a la residencia en distintos segmentos) y e
sh
es el componente de u
sh

específco a cada hogar (capta la heterogeneidad debido a otras razones no observadas con
la encuesta, el cual podría presentar heterocedasticidad).
28
Similar a lo efectuado en Mistiaen y otros “Putting welfare on the map in Madagascar”, Africa Region Working Paper
Series No. 34, julio de 2002.
29
Esto se hizo considerando la información del diseño muestral de la encuesta de hogares para estimar el promedio y el
intervalo de confanza de cada variable (se utilizaron los comandos para el análisis de encuestas del paquete estadístico
Stata). El resultado de esta prueba implica que las variables seleccionadas son estadísticamente similares en la fecha de la
encuesta o en la del censo y, por consiguiente, es posible utilizarlas en los modelos de predicción ya que refejan la misma
información.
22
Los modelos se estimaron con el método de mínimos cuadrados generalizados (MCG)
utilizando la información de la encuesta de hogares, luego de estimar la matriz de varianza
y covarianza, S
30
. El procedimiento utilizado para calcular esta matriz se detalla en el
Anexo 2.
2.3 Etapa de estimación de indicadores
Con los parámetros estimados (las “b” y la correspondiente matriz de varianza y covarianza
obtenidas con el MCG, las “a” y la correspondiente matriz de varianza y covarianza, y la
varianza de n
s
) y las características de cada hogar observadas en el censo se generaron
los valores estimados del consumo. Estos valores se obtuvieron 100 veces utilizando la
expresión:
ln y
s
sh
=x
sh
’b
s
+ n
s
s
+ e
s
sh
,
donde el supra-índice “s” indica la versión simulada de cada parámetro o variable y
las x
sh
se referen a las características de los hogares observadas en los censos que son
estadísticamente similares a las observadas en la encuesta y que muestran una relación
signifcativa con el consumo. Se consideró que los valores simulados de b, n
s
, y e
sh
se
obtienen de manera aleatoria : (a) b con una distribución normal, con media y
, (b) n
s
con una distribución normal o t, con media cero y varianza como la
indicada anteriormente
31
, y (c) e
sh
, con una distribución normal o t, con media cero y
una varianza defnida en el paso (vii) del Anexo 2 (asumiendo también que los valores
simulados de “a” en B=exp(Z
sh
’a
s
) se distribuyen normalmente con media y var .
De este modo, las estimaciones puntuales de los indicadores de pobreza y desigualdad
a nivel de áreas pequeñas corresponden al promedio de las 100 simulaciones efectuadas
para cada hogar dentro de cada área y el estadístico de error corresponde a la desviación
estándar de estas simulaciones
32
. En total se estimaron tres medidas de pobreza (incidencia,
intensidad y severidad, las medidas FGT), cuatro medidas de desigualdad del consumo o el
ingreso (el coefciente de Gini, promedio del logaritmo de la desviación, índice de Theil y la
30
Teniendo en consideración las ponderaciones a nivel de población, ya que las variables de los modelos se expresan a
nivel de hogar.
31
Se examinaron las distribuciones de los dos componentes de los errores (con los comandos “sktest” y “kdensity” del
Stata) después de hacer las regresiones fnales de la segunda etapa para determinar a cual distribución (entre la normal y t
con diferentes grados de libertad) se asemejaba más. En todos los casos fue la normal la que más se ajustó.
32
Las estimaciones de la segunda etapa fueron realizadas con los programas SPSS y POVMAPPACKER, y la tercera etapa
correspondiente a las simulaciones de los indicadores de pobreza y desigualdad con el POVMAP.
23
mitad del cuadrado del coefciente de variación, las medidas de entropía generalizada) y 11
medidas del consumo (consumo per cápita promedio y el de cada decil). En el Recuadro 1 se
muestra la formulación matemática e interpretación de los dos conjuntos de indicadores.

Debido a que en el marco de la encuesta no se levantó información para las Islas Galápagos
y las zonas no delimitadas los datos de estas áreas no están contenidas en ninguno de los
modelos estimados en la segunda etapa. Sin embargo, como la información para estas zonas
existe en el censo, las estimaciones de pobreza y desigualdad a nivel de áreas menores para
estas regiones se obtuvieron aplicando los parámetros estimados correspondiente a los
modelos de Manabí y la región de Amazonía a la información censal de las Islas Galápagos
y zonas no delimitadas, respectivamente. Este proceso asume que las relaciones entre las
variables independientes y el consumo es similar en los modelos seleccionados y en las
regiones a las que se les aplicaron sus parámetros.
Además de la estimación a nivel de parroquias urbanas para las ciudades autorepresentadas
en la quinta ronda de la ECV (Quito, Guayaquil, Cuenca y Machala), se estimó también
a este nivel de desagregación las ciudades de Ambato y Santo Domingo. En el caso de
Ambato se usó el modelo de Tungurahua y en el de Santo Domingo el modelo de Pichincha.
También se realizaron estimaciones de los indicadores de pobreza y desigualdad para las
administraciones zonales en el cantón Quito, basados en el modelo de Pichincha; y para las
áreas de desarrollo social en el cantón Guayaquil en base al modelo de Guayas. Finalmente,
se estimaron indicadores de pobreza y desigualdad para las dos nuevas provincias: Santo
Domingo de los Tsáchilas y la Península de Santa Elena. Para Santo Domingo se empleó
el modelo de Pichincha y para la Península de Santa Elena el modelo de Guayas.
24

2.4 Criterio de Validación de los Resultados
Antes de analizar los resultados obtenidos a partir de esta metodología, fue necesario
evaluar su confabilidad. Una manera directa de hacerlo sería comparar las predicciones
de los indicadores de bienestar con sus “verdaderos” valores, pero esto rara vez es posible
hacerlo debido a la ausencia de la medida de bienestar monetaria en los censos
33
. Como
alternativa se analizó la bondad de ajuste de los datos a los modelos de consumo construidos,
se compararon las estimaciones de pobreza y desigualdad obtenidas por este método para
20 dominios geográfcos con las estimaciones obtenidas directamente con la encuesta para
los mismos dominios, y se analizaron los coefcientes de variación de cada una de las
estimaciones obtenidas a nivel de áreas pequeñas.
En el Anexo 3 se muestran los resultados de las regresiones de los veinte modelos de
consumo estimados . Debe aclararse que se trata de modelos de asociación, por lo que
los parámetros estimados de las variables independientes no deben ser interpretados
como efectos casuales. Puede observarse que la variación de los valores de las variables
independientes seleccionadas para los modelos explica en promedio el 75% de la variación
del consumo (variando entre 59% en Los Ríos y 85% en la Amazonía). El resto de esta
variación se consideró es generada aleatoriamente con una distribución específca. En
general, fueron la educación de los miembros adultos del hogar, el tamaño familiar, el
número de cuartos, la actividad del jefe de hogar, y algunas variables relacionadas con los
activos físicos de la vivienda y el acceso de los hogares a los servicios básicos, las variables
más signifcativas en la mayoría de las regresiones.
La Tabla 6 muestra que las estimaciones promedio de la incidencia de la pobreza total y el
indicador de desigualdad a nivel de los dominios de la encuesta basadas en la metodología
descrita son muy similares a las obtenidas con la información de ECV 2005-2006, en términos
ordinales y en términos de los valores absolutos. Estadísticamente puede probarse que con
los errores estándar de los indicadores no se rechazaría la hipótesis de que las predicciones
promedio obtenidas con la metodología son similares a las obtenidas con la encuesta (a un
nivel de confanza del 95%), debido a que caen dentro del intervalo de confanza estimada
con la misma. Sin embargo, debe tenerse en consideración que las estimaciones promedio
33
Demombynes, Gabriel, Elbers, Chris, Lanjouw, Jean O. and Lanjouw, Peter, (2007) examinaron la confabilidad de esta
metodología utilizando la información de gastos obtenida a partir de un censo de hogares aplicado a un conjunto de comu-
nidades rurales en México.
26
obtenidas por la metodología también están sujetas a un error estándar, y por lo tanto,
deberían considerarse para hacer una evaluación estadística más precisa.
Tabla 6: Comparación de estimaciones de pobreza y desigualdad según fuente utilizada
Nota: Las medidas de pobreza están expresadas en proporciones respecto a la población total de cada dominio. A nivel de
la encuesta los intervalos de confanza (al 95%) fueron estimados teniendo en consideración las características del diseño
muestral de la misma.
Fuente: ECV 2005-2006
Elaboración: Equipo SIISE-BID
Finalmente, el análisis de los coefcientes de variación muestra que a nivel de provincias
las estimaciones obtenidas con la metodología tienen errores estándar promedio del 3%
respecto a sus correspondientes estimaciones puntuales (errores relativos o coefcientes de
variación) y a nivel de cantones, parroquias y zonas censales los promedios son 4.8%, 5.6%
27
y 12%, respectivamente. Si se toma como límite el 25% para califcar como confables las
estimaciones efectuadas (límite similar al que utilizan las ofcinas de estadística de la región
cuando utilizan los datos de las encuestas de hogares), puede indicarse que esta califca-
ción tiene el 100% de las estimaciones a nivel de provincias y cantones, el 99.4% a nivel de
parroquias y el 93.1% a nivel de zonas censales. En general, el coefciente de variación es
mayor cuanto más bajo es la incidencia de pobreza y menor es el tamaño de hogares de las
divisiones geográfcas. En el Gráfco 3 se muestran los coefcientes de variación para las
provincias, cantones y parroquias.
Gráfco 3: Coefciente de variación de las estimaciones de la incidencia de pobreza a nivel
de provincias, cantones y parroquias
Fuente: ECV 1995, 1998, 1999 y 2006
Elaboración: SIISE-STMCDS
28
KE5ULTADO5 DEL NAFA DE FO8KEZA
DEL 2006 EN ECUADOK 3
Los resultados se presentan en formato de mapas y tablas. Para cada una de las 24
provincias se han realizado mapas desagregados a nivel cantonal y parroquial, con
los indicadores de incidencia de pobreza y coefciente de Gini; los mapas se presentan
divididos y ordenados por quintiles según el indicador respectivo. Además, se incluye
un cuadro de información contextual de cada provincia, donde se detalla la población, los
principales productos agrícolas, la tasa de desempleo, la tasa de analfabetismo, los años de
escolaridad promedio, e indicadores relacionados con el acceso a servicios básicos. Por
su parte, las tablas contienen información de incidencia de pobreza, incidencia de extrema
pobreza, desigualdad (coefciente de Gini), y el número de habitantes a nivel parroquial.
Adicionalmente, se presentan los resultados estimados para las ciudades Cuenca y Ambato
a nivel de parroquia urbana, y los resultados de los cantones Quito y Guayaquil a nivel de
administraciones zonales y por áreas de desarrollo, respectivamente.
Por otra parte, es importante mencionar que la información de las tablas al igual que
otros indicadores de pobreza y desigualdad, se presenta en formato magnético en el CD
adjunto al documento; facilitando así el uso de la información. El documento también
incluye acetatos de otros mapas tales como ubicación de pueblos y etnias, de viabilidad,
de amenazas multifenómeno, de vulnerabilidad territorial, de áreas protegidas, de pobreza
según necesidades básicas insatisfechas, de desnutrición crónica infantil, de servicios
de saneamiento (agua, alcantarillado, sistema de eliminación de excretas), de años de
escolaridad y de analfabetismo. Estos mapas pueden ser superpuestos al mapa de pobreza
provincial con el objeto de tener una mirada más amplia y compleja de la problemática
analizada.
El objetivo fnal de esta metodología es la construcción de un instrumento técnico que
coadyuve al ordenamiento de las unidades territoriales, a fn de poder realizar una
focalización más efciente del gasto público o evaluar el nivel de bienestar y pobreza de una
población. Un mapeo de la pobreza a nivel cantonal, o parroquial como el que se presenta
en este estudio permite evidenciar la heterogeneidad de la pobreza al interior de unidades
territoriales en diferentes escalas comparativas. A continuación se presentan los principales
resultados encontrados en esta investigación acerca de la pobreza y la desigualdad a nivel
provincial, cantonal y parroquial.
A nivel provincial, en el mapa de la página 35, el ordenamiento por incidencia de pobreza
revela que las provincias más pobres por consumo son Morona Santiago (69%), Napo (68%),
Orellana (63%), Zamora Chinchipe (62%) y Bolívar (61%). Entre tanto que, las provincias
29
con menor incidencia de pobreza son: Pichincha (22%), Galápagos (23%), Azuay (27%) y
El Oro (28%). Estas provincias presentan un nivel de pobreza por debajo del observado a
nivel nacional. En cuanto a la desigualdad en el consumo, en el mapa de la página 36, las
provincias que presentan una mayor desigualdad según el coefciente de Gini son: Napo
(0.51), Pastaza (0.51) y Morona Santiago (0.50); mientras que, las más equitativas son: El
Oro (0.39), Cañar (0.38), La Península de Santa Elena (0.36) y Los Ríos (0.36). El resto de las
provincias presenta un coefciente de Gini entre el 0.41 y el 0.48.
A nivel cantonal, en el mapa de la página 38, las zonas geográfcas con una incidencia de
pobreza por encima del 90% son: Taisha y Huamboya de la provincia de Morona Santiago;
Aguarico y Loreto de Orellana; Arajuno de Pastaza; y Sigchos de Cotopaxi. Entre tanto
que, los cantones con menor nivel de pobreza son: Isabela, Quito, Rumiñahui, Cuenca, San
Cristóbal, Guayaquil, Machala, Santa Cruz, Loja y Pasaje, todos ellos con porcentajes por
debajo del 30% de pobreza. En cuanto a la desigualdad en el consumo, medida a través
del coefciente de Gini, el cantón con mayor desigualdad es Samborondón (0.59), y el más
equitativo es Isidro Ayora (0.27). Estos dos cantones se ubican en la provincia de Guayas,
lo que revela situaciones polarizadas dentro de una misma provincia.
A nivel parroquial, en el mapa de la página 39, las zonas con niveles de pobreza por encima
del 95% son: 20 parroquias de la región Amazónica, dos de Cotopaxi (Chugchilán y Isinliví),
una de Chimborazo (Pistishi) y una del Carchi (Tobar Donoso). En el otro extremo, las
parroquias con menor pobreza cuya incidencia se encuentra por debajo del 20% son: 7
parroquias de la provincia de Pichincha
34
, una de El Oro (Zaruma), dos de Galápagos (Puerto
Villamil y Puerto Baquerizo Moreno), una de Chimborazo (Riobamba), una de Tungurahua
(Ambato), una de Azuay (Cuenca) y una de Loja (Loja). Por su parte, el coefciente de Gini
a nivel parroquial revela que la parroquia más inequitativa (Tarifa) se ubica en la provincia
de Guayas, con un coefciente de Gini de 0.586; y, la parroquia con menor desigualdad
(Puerto Bolívar) en la provincia de Sucumbíos, con un coefciente de Gini de 0.22.
Los mapas de pobreza, además de permitir comparaciones entre provincias, cantones y
parroquias a nivel nacional, posibilitan visualizar la situación de pobreza y desigualdad
por consumo al interior de cada provincia, poniendo en evidencia diferencias aún mayores
que las nacionales. Por ejemplo, en el mapa de El Oro, en la página 43, donde se presenta
la pobreza de consumo a nivel cantonal se observa una alta heterogeneidad en los
resultados.
34
Cumbayá, Pomasqui, Conocoto, Quito, Alangasí, Nayón, Tumbaco, y Calderón del cantón Quito; Sangolquí del cantón
Rumiñahui; y Uyumbicho del cantón Mejía.
30
Los niveles de pobreza varían desde 23% en el cantón Machala a 73% en el cantón Santa
Elena. Un mayor nivel de desagregación al interior de la provincia de El Oro pone en
evidencia diferencias aún más marcadas que las cantonales. En el mapa de El Oro, en la
página 45, que muestra la distribución de la pobreza a nivel parroquial, los estimados de
pobreza fuctúan entre 18% (Zaruma) y 84% (San Isidro).
Como se menciono anteriormente también se puede encontrar en la publicación los
resultados mapeados de las parroquias urbanas de Cuenca y Ambato, y de los cantones
Quito y Guayaquil a nivel de administraciones zonales y áreas de desarrollo social
respectivamente. En relación a las estimaciones de pobreza y desigualdad en las parroquias
urbanas de Cuenca y Ambato, se puede revisar a manera de ejemplo los resultados en la
ciudad de Cuenca. En el mapa de la página 157, se observa que las parroquias urbanas
con menor pobreza son La Merced, Matriz y San Francisco, con una incidencia de pobreza
menor al 10%; las parroquias urbanas de mayor pobreza son Pishilata y La Península, con
una incidencia de pobreza superior al 20%; mientras que, las parroquias Atocha-Ficoa,
Celiano Monge, Huachi Chico y Huachi Loreto presentan una pobreza entre el 11% y 13%.
En cuanto a la desigualdad, en el mapa de la página 158, las parroquias urbanas de Cuenca
presentan un Gini entre el 0.31 en San Francisco y el 0.39 en Atocha Ficoa.
En el mapa de las administraciones zonales del cantón Quito, en la página 163 se observa
que las zonas Norcentral (64%) y Noroccidente (57%) son las de mayor pobreza, seguidas
por la zona del Aeropuerto (37%) y Quitumbe (30%) que se ubican en el siguiente de mayor
pobreza. Entre tanto que, las administraciones zonales Centro (15%), Eloy Alfaro (14%)
y Norte (8%) son las que presentan menor incidencia de pobreza. Por su parte, las zonas
restantes tienen niveles de pobreza entre el 19% y el 26% distribuida de la siguiente: Los
Chillos 26%, Calderón 25%, La Delicia 19% y Tumbaco 19%.
En el cantón Guayaquil, en el mapa de la página 166, el Municipio ha conformado 37 áreas
de desarrollo social para fnes de planifcación, el mapa del cantón Guayaquil indica que las
áreas de mayor pobreza son Puná (60%), el Morro (57%), Juan Gómez Rendón (45%), Flor
de Bastión (43%), Posorja (39%), La Trinitaria (38%) y Nueva Prosperina (38%). En las áreas
de desarrollo de mayor pobreza es importante destacar que se encuentran la mayoría de las
parroquias rurales del cantón Guayaquil, como son Puná, el Morro, Juan Gómez Rendón, y
Posorja; pero también se encuentran las áreas urbanas como Flor de Bastión, La Trinitaria
y Nueva Prosperina. Entre las áreas de desarrollo social que presentan menor incidencia
de pobreza por consumo, se encuentran: Pradera, Ayacucho, Martha de Roldós, Esteros,
31
Alborada, Aeropuerto, Urdesa y los Ceibos, con una pobreza por debajo del 10%. En este
mapa, se puede identifcar en qué quintil de pobreza se encuentran las restantes áreas de
desarrollo social.

Para ejemplifcar el uso y la utilidad de los otros mapas adjuntos al documento (mapas
en acetatos) que pueden ser superpuestos al mapa de pobreza (página 35), se revisan a
continuación algunos ejemplos:
Cuando se relaciona la información de pobreza por consumo y desnutrición crónica infantil,
a través de la superposición de estos dos mapas, se observa que las provincias con mayor
prevalencia de desnutrición crónica (Chimborazo, Bolívar y Cotopaxi) no necesariamente
son aquellas que presentan altos niveles de pobreza por consumo, a excepción de Bolívar
que además de ser una de las provincias más pobres tiene un gran porcentaje de población
infantil desnutrida. Esta evidencia sugeriría que si bien la pobreza está relacionada
con la desnutrición crónica la relación no es tan directa ya que entre los determinantes
de la desnutrición crónica infantil, se encuentra otros factores que no son capturados en
el agregado de consumo, como por ejemplo las prácticas maternas en el cuidado de los
niños.
Finalmente, al superponer el mapa de pueblos y nacionalidades al de pobreza por consumo
se puede observar qué pueblos y nacionalidades se encuentran en las provincias más pobres,
como el caso de los Shuar y Achuar en Morona Santiago, los Kichwa de la Amazonía en
Napo, los Siona en Orellana y los Waranka y los Kichwa del Tungurahua en la provincia
de Bolívar. En el siguiente quintil con mayor pobreza, se encuentran los Panzaleos de
Cotopaxi; los A’i Cofán, Secoya y el pueblo afroecuatoriano Amazonía Norte en Sucumbíos;
fnalmente, los Awá de la provincia de Carchi.

32
33
34

ECUADOK
¡nctdencta de FoUreza FroVtncta¡
36
ECUADOK
Coe1tcten1e de Gtnt FroVtncta¡
37
TA8LA 1
ECUADOK
FO8KEZA Y DE5¡GUALDAD
38
ECUADOK
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
39
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
ECUADOK
40
41
San Clemente. Foto de Pablo Corral Vega
42
43
EL OKO
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de El Oro está conformada por 14 cantones y 86 parroquias. Su población, según
proyecciones del INEC para el año 2007, es de 608.032 habitantes; de la cual un 80.4% se
localiza en el área urbana y un 19.6% en el área rural. Sus principales productos agrícolas
en cuanto a cultivos permanentes son el banano, cacao, café y cultivos transitorios el maíz
duro seco, arroz y maíz suave seco. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es de 5.7%
(ENEMDUR 2006).
44
E¡ OKO
Coe1tcten1e Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base a la ECV 2005-2006,
se tiene que el 28% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente
de Gini es de 0.39. El nivel de analfabetismo en la provincia de El Oro es de 5.6%; entre tanto
que, en promedio la población tiene 8.3 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo que se refere
a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV 2005-2006, el
48.1% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 62.4% cuenta con servicio de alcantarillado,
y un 85.7% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de excretas.

E¡ OKO
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
46
CUADKO N° 1
FroVtncta de E¡ Oro
FoUreza y Destgua¡dad
47
CUADKO N° 1
FroVtncta de E¡ Oro
FoUreza y Destgua¡dad
48
E5NEKALDA5
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Esmeraldas está conformada por 7 cantones y 77 parroquias. Su población,
según proyecciones del INEC para el año 2007, es de 438.576 habitantes; de la cual un 43.3%
se localiza en el área urbana y un 56.7% en el área rural. Sus principales productos agrícolas
en cuanto a cultivos permanentes son la palma africana, cacao, plátano y cultivos transitorios
el maíz duro seco, arroz y otros. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es de 8.9%
(ENEMDUR 2006).
49
E5NEKALDA5
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base a la ECV 2005-2006,
se tiene que el 49.5% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente
de Gini es de 0.44. El nivel de analfabetismo en la provincia de Esmeraldas es de 13.5%; entre
tanto que, en promedio la población tiene 7.3 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo que se
refere a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV 2005-
2006, el 35.8% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 33.3% cuenta con servicio de
alcantarillado, y un 57.5% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de
excretas.
õ0
E5NEKALDA5
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
õ1
CUADKO N° 3
FroVtncta de Esmera¡das
FoUreza y Destgua¡dad
õ2
CUADKO N° 3
FroVtncta de Esmera¡das
FoUreza y Destgua¡dad
õ3
GUAYA5
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Guayas está conformada por 25 cantones y 95 parroquias. Su población, según
proyecciones del INEC para el año 2007, es de 3.356.533 habitantes; de la cual un 84.8%
se localiza en el área urbana y un 15.2% en el área rural. Sus principales productos agrícolas
en cuanto a cultivos permanentes son el cacao, caña de azúcar, banano y cultivos transitorios
el arroz, maíz duro seco y otros. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es de 8.3%
(ENEMDUR 2006).
õ4
GUAYA5
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base al Censo 2001 y la ECV
2005-2006, se tiene que el 32% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el
coefciente de Gini es de 0.39. El nivel de analfabetismo en la provincia de Guayas es de 7.1%;
entre tanto que, en promedio la población tiene 8.6 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo
que se refere a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV
2005-2006, el 52% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 39.7% cuenta con servicio de
alcantarillado, y un 83.6% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de
excretas.
Nota: Los indicadores de desempleo (ENEMDUR), analfabetismo, años de estudio, y servicios básicos (ECV 2005-2006)
presentan información de la provincia del Guayas considerando los cantones de Santa Elena, La Libertad y Salinas.
õõ
GUAYA5
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
õ6
CUADKO N° 4
FroVtncta de¡ Guayas
FoUreza y Destgua¡dad
õ7
CUADKO N° 4
FroVtncta de¡ Guayas
FoUreza y Destgua¡dad
õ8
LO5 K¡O5
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Los Ríos está conformada por 12 cantones y 49 parroquias. Su población,
según proyecciones del INEC para el año 2007, es de 742.241 habitantes; de la cual un 56.8%
se localiza en el área urbana y un 43.2% en el área rural. Sus principales productos agrícolas
en cuanto a cultivos permanentes son el cacao, banano, palma africana y cultivos transitorios
el arroz, maíz duro seco y soya. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es de 11%
(ENEMDUR 2006).
õ9
LO5 K¡O5
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base a la ECV 2005-2006,
se tiene que el 48.9% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente
de Gini es de 0.36. El nivel de analfabetismo en la provincia de Los Ríos es de 10.3%; entre
tanto que, en promedio la población tiene 7.1 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo que se
refere a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV 2005-
2006, el 24.4% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 13.4% cuenta con servicio de
alcantarillado, y un 59.8% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de
excretas.
60
LO5 K¡O5
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
61
CUADKO N° õ
FroVtncta de Los Ktos
FoUreza y Destgua¡dad
62
NANA8¡
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Manabí está conformada por 22 cantones y 109 parroquias. Su población,
según proyecciones del INEC para el año 2007, es de 1.314.445 habitantes; de la cual un 59.2%
se localiza en el área urbana y un 40.8% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son el café, cacao, plátano y cultivos transitorios el maíz duro
seco, arroz, y otros. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es de 6.6% (ENEMDUR
2006).
63
NANA8¡
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base a la ECV 2005-2006,
se tiene que el 53.4% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente
de Gini es de 0.43. El nivel de analfabetismo en la provincia de Manabí es de 13%; entre tanto
que, en promedio la población tiene 7.2 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo que se refere
a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV 2005-2006, el
28% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 29% cuenta con servicio de alcantarillado, y
un 62.3% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de excretas.
64
NANA8¡
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡

CUADKO N° 6
FroVtncta de NanaU1
FoUreza y Destgua¡dad
66
CUADKO N° 6
FroVtncta de NanaU1
FoUreza y Destgua¡dad
67
5ANTA ELENA
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
Antiguo cantón de la provincia del Guayas, consiguió su provincialización el 17 de octubre
de 2007. La provincia de Santa Elena está conformada por 3 cantones y 18 parroquias. Su
población, según proyecciones del INEC para el año 2007, es de 260.971 habitantes; de la cual
un 56.2% se localiza en el área urbana y un 43.8% en el área rural. Respecto a indicadores de
pobreza y desigualdad por consumo, en base al Censo 2001 y la ECV 2005-2006, se tiene que
el 59% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente de Gini es de
0.36.
68
5ANTA ELENA
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
El nivel de analfabetismo en el Cantón Santa Elena es de 9.4%, en el cantón Salinas es de 7.1%
y en el cantón La Libertad es de 7.2%; entre tanto que, en promedio la población del cantón
Santa Elena tiene 5.9 años de estudio, el cantón Salinas tiene 6.7 años de estudio y el cantón La
Libertad tiene 6.9 años de estudio (Censo 2001). En lo que se refere a variables relacionadas
con el acceso a servicios básicos, de acuerdo al Censo 2001, las viviendas que tienen acceso
agua potable en el cantón Santa Elena son el 25.3%, en el cantón Salinas el 45.8% y en el cantón
La Libertad el 40.8%. En cuanto al servicio de alcantarillado, el cantón Santa Elena tiene
10.9%, el cantón Salinas tiene 11.8% y el cantón La Libertad tiene 8.5%. Las casas disponen
de algún medio sanitario de eliminación de excretas en el cantón Santa Elena es de 68.7%, en
el cantón Salinas es de 77.4% y en el cantón La Libertad es de 69.2%.
69
5ANTA ELENA
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
70
CUADKO N° 7
FroVtncta de 5an1a E¡ena
FoUreza y Destgua¡dad
71
5ANTO DON¡NGO
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
Antiguo cantón de la provincia de Pichincha, consiguió su provincialización el 02 de octubre
de 2007. La provincia de Santo Domingo está conformada por 1 cantón y 15 parroquias. Su
población, según proyecciones del INEC para el año 2007, es de 322.080 habitantes; de la cual
un 69.1% se localiza en el área urbana y un 30.9% en el área rural. Respecto a indicadores de
pobreza y desigualdad por consumo, en base al Censo 2001 y la ECV 2005-2006, se tiene que
el 49% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente de Gini es de
0.39.
72
5ANTO DON¡NGO
Coe1tcten1e de Gtnt Farroquta¡
El nivel de analfabetismo en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas es de 9.2%; entre
tanto que, en promedio la población tiene 6.4 años de estudio (Censo 2001). En lo que se refere
a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo al Censo 2001, el 32.3%
de las viviendas tiene acceso agua potable, el 56.2% cuenta con servicio de alcantarillado, y un
82.5% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de excretas.
Nota: Santo Domingo es una provincia de reciente creación que al momento de esta publicación no está identifcada con una
región natural especifca, para este documento se la ha ubicado en la Región Costa.
73
CUADKO N° 8
FroVtncta de 5an1o Domtngo
FoUreza y Destgua¡dad
74

Cayambe. Foto de Pablo Corral Vega
76
77
AZUAY
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Azuay está conformada por 15 cantones y 100 parroquias. Su población, según
proyecciones del INEC para el año 2007, es de 678.746 habitantes; de la cual un 60.2% se
localiza en el área urbana y un 39.8% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son el banano, cacao, café y cultivos transitorios el maíz, papa y
arveja Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es de 4.8% (ENEMDUR 2006).
78
AZUAY
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base a la ECV 2005-2006,
se tiene que el 26.7% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente
de Gini es de 0.44. El nivel de analfabetismo en la provincia de Azuay es de 9.1%; entre tanto
que, en promedio la población tiene 8.1 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo que se refere
a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV 2005-2006, el
61.9% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 60.5% cuenta con servicio de alcantarillado,
y un 82.6% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de excretas.
79
AZUAY
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
80
CUADKO N° 9
FroVtncta de Azuay
FoUreza y Destgua¡dad
81
CUADKO N° 9
FroVtncta de Azuay
FoUreza y Destgua¡dad
82
8OL¡YAK
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Bolívar está conformada por 7 cantones y 42 parroquias. Su población, según
proyecciones del INEC para el año 2007, es de 180.293 habitantes; de la cual un 32.7% se
localiza en el área urbana y un 67.3% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son la caña de azúcar, banano, cacao y cultivos transitorios el
maíz suave seco, maíz suave choclo y cebada. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial
es de 2.7% (ENEMDUR 2006).
83
8OL¡YAK
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base a la ECV 2005-2006, se
tiene que el 60.4% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente de
Gini es de 0.45. El nivel de analfabetismo en la provincia de Bolívar es de 19.1%; entre tanto
que, en promedio la población tiene 6 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo que se refere
a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV 2005-2006, el
21.9% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 29.7% cuenta con servicio de alcantarillado,
y un 64% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de excretas.
84
8OL¡YAK
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡

CUADKO N° 10
FroVtncta de 8o¡1Var
FoUreza y Destgua¡dad
86
CANAK
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Cañar está conformada por 7 cantones y 41 parroquias. Su población, según
proyecciones del INEC para el año 2007, es de 226.021 habitantes; de la cual un 45.4% se
localiza en el área urbana y un 54.6% en el área rural. Sus principales productos agrícolas
en cuanto a cultivos permanentes son la caña de azúcar, banano, cacao y cultivos transitorios
el maíz suave seco, arroz y papa. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es de 3.7%
(ENEMDUR 2006).
87
CANAK
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base a la ECV 2005-2006,
se tiene que el 38.5% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente
de Gini es de 0.38. El nivel de analfabetismo en la provincia de Cañar es de 15.4%; entre tanto
que, en promedio la población tiene 6.1 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo que se refere
a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV 2005-2006, el
43.2% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 40.5% cuenta con servicio de alcantarillado,
y un 71.4% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de excretas.
88
CANAK
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
89
CUADKO N° 11
FroVtncta de Cahar
FoUreza y Destgua¡dad
90
CAKCH¡
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Carchi está conformada por 6 cantones y 40 parroquias. Su población, según
proyecciones del INEC para el año 2007, es de 166.116 habitantes; de la cual un 54.3% se
localiza en el área urbana y un 45.7% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son el plátano, aguacate, caña de azúcar y cultivos transitorios
la papa, fréjol seco, y cebada. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es de 4.7%
(ENEMDUR 2006).
91
CAKCH¡
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base a la ECV 2005-2006,
se tiene que el 54.6% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente
de Gini es de 0.47. El nivel de analfabetismo en la provincia de Carchi es de 8.5%; entre tanto
que, en promedio la población tiene 6.9 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo que se refere
a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV 2005-2006, el
46.9% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 67.6% cuenta con servicio de alcantarillado,
y un 80.9% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de excretas.
92
CAKCH¡
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
93
CUADKO N° 12
FroVtncta de Carcht
FoUreza y Destgua¡dad
94
COTOFAX¡
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Cotopaxi está conformada por 7 cantones y 53 parroquias. Su población, según
proyecciones del INEC para el año 2007, es de 400.411 habitantes; de la cual un 35.2% se
localiza en el área urbana y un 64.8% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son la caña de azúcar, banano, cacao y cultivos transitorios la
cebada, papa y maíz suave. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es de 1% (ENEMDUR
2006).

COTOFAX¡
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base a la ECV 2005-2006,
se tiene que el 47.9% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente
de Gini es de 0.43. El nivel de analfabetismo en la provincia de Cotopaxi es de 15.9%; entre
tanto que, en promedio la población tiene 6.4 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo que se
refere a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV 2005-
2006, el 27.1% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 36.7% cuenta con servicio de
alcantarillado, y un 71.6% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de
excretas.
96
COTOFAX¡
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
97
CUADKO N° 13
FroVtncta de Co1opaxt
FoUreza y Destgua¡dad
98
CH¡N8OKAZO
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Chimborazo está conformada por 10 cantones y 65 parroquias. Su población,
según proyecciones del INEC para el año 2007, es de 443.522 habitantes; de la cual un 47.7%
se localiza en el área urbana y un 52.3% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son la caña de azúcar, banano, manzana y cultivos transitorios
la cebada, maíz suave seco y papa. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es de 2.1%
(ENEMDUR 2006).
99
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
CH¡N8OKAZO
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base a la ECV 2005-2006,
se tiene que el 54.2% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente
de Gini es de 0.48. El nivel de analfabetismo en la provincia de Chimborazo es de 19%; entre
tanto que, en promedio la población tiene 7.1 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo que se
refere a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV 2005-
2006, el 34.9% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 47.7% cuenta con servicio de
alcantarillado, y un 64.9% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de
excretas.
100
CH¡N8OKAZO
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
101
CUADKO N° 14
FroVtncta de ChtmUorazo
FoUreza y Destgua¡dad
102
¡N8A8UKA
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Imbabura está conformada por 6 cantones y 53 parroquias. Su población, según
proyecciones del INEC para el año 2007, es de 397.704 habitantes; de la cual un 55.9% se
localiza en el área urbana y un 44.1% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son la caña de azúcar, plátano, otros y cultivos transitorios el
maíz suave seco, fréjol seco y trigo. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es de 3.8%
(ENEMDUR 2006).
103
¡N8A8UKA
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base a la ECV 2005-2006,
se tiene que el 43.8% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente
de Gini es de 0.44. El nivel de analfabetismo en la provincia de Imbabura es de 13.7%; entre
tanto que, en promedio la población tiene 7.5 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo que se
refere a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV 2005-
2006, el 54.7% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 70.9% cuenta con servicio de
alcantarillado, y un 80.8% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de
excretas.
104
¡N8A8UKA
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
10õ
CUADKO N° 1õ
FroVtncta de ¡mUaUura
FoUreza y Destgua¡dad
106
LOJA
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Loja está conformada por 16 cantones y 112 parroquias. Su población, según
proyecciones del INEC para el año 2007, es de 434.020 habitantes; de la cual un 51.1% se
localiza en el área urbana y un 48.9% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son la caña de azúcar, café, banano y cultivos transitorios el maíz
suave seco, maíz duro seco y trigo. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es de 4.6%
(ENEMDUR 2006).
107
LOJA
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base a la ECV 2005-2006,
se tiene que el 47.1% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente
de Gini es de 0.48. El nivel de analfabetismo en la provincia de Loja es de 6.9%; entre tanto
que, en promedio la población tiene 7.9 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo que se refere
a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV 2005-2006, el
37.8% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 40.6% cuenta con servicio de alcantarillado,
y un 61.7% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de excretas.
108
LOJA
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
109
CUADKO N° 16
FroVtncta de Loja
FoUreza y Destgua¡dad
110
CUADKO N° 16
FroVtncta de Loja
FoUreza y Destgua¡dad
111
F¡CH¡NCHA
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Pichincha está conformada por 8 cantones y 206 parroquias. Su población,
según proyecciones del INEC para el año 2007, es de 2.361.192 habitantes; de la cual un 71.5%
se localiza en el área urbana y un 28.5% en el área rural. Sus principales productos agrícolas
en cuanto a cultivos permanentes son la palma africana, plátano, palmito y cultivos transitorios
el maíz suave seco, cebada y papa. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es de 7.9%
(ENEMDUR 2006). Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base al
Censo 2001 y la ECV 2005-2006, se tiene que el 22% de la población se ubica por debajo de la
línea de pobreza y el coefciente de Gini es de 0.47.
112
F¡CH¡NCHA
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
El nivel de analfabetismo en la provincia de Pichincha es de 5.6%; entre tanto que, en promedio
la población tiene 9.4 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo que se refere a variables
relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV 2005-2006, el 68.4% de las
viviendas tiene acceso agua potable, el 79.5% cuenta con servicio de alcantarillado, y un 95%
de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de excretas.
Nota: Los indicadores de desempleo (ENEMDUR), analfabetismo, años de estudio, y servicios básicos (ECV 2005-2006)
presentan información de la provincia de Pichincha considerando a Santo Domingo.
113
F¡CH¡NCHA
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
114
CUADKO N° 17
FroVtncta de Ftchtncha
FoUreza y Destgua¡dad
11õ
CUADKO N° 17
FroVtncta de Ftchtncha
FoUreza y Destgua¡dad
116
TUNGUKAHUA
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Tungurahua está conformada por 9 cantones y 66 parroquias. Su población,
según proyecciones del INEC para el año 2007, es de 501.437 habitantes; de la cual un 48.9%
se localiza en el área urbana y un 51.1% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son el tomate de árbol, mora, manzana y cultivos transitorios la
papa, maíz suave choclo, y maíz suave seco. Por otra parte, la tasa de desempleo provincial es
de 2.5% (ENEMDUR 2006).
117
TUNGUKAHUA
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base a la ECV 2005-2006,
se tiene que el 36.2% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el coefciente
de Gini es de 0.42. El nivel de analfabetismo en la provincia de Tungurahua es de 11.9%;
entre tanto que, en promedio la población tiene 7.3 años de estudio (ECV 2005-2006). En lo
que se refere a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo a la ECV
2005-2006, el 44.4% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 52.8% cuenta con servicio
de alcantarillado, y un 77.2% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de
excretas.
118
TUNGUKAHUA
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
119
CUADKO N° 18
FroVtncta de Tugurahua
FoUreza y Destgua¡dad
120
121
Punta Ahuano. Napo. Foto de Pablo Corral Vega
122
123
NOKONA 5ANT¡AGO
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Morona Santiago está conformada por 12 cantones y 73 parroquias. Su
población, según proyecciones del INEC para el año 2007, es de 131.337 habitantes; de la cual
un 41.5% se localiza en el área urbana y un 58.5% en el área rural. Sus principales productos
agrícolas en cuanto a cultivos permanentes son el plátano, naranjilla, caña de azúcar y cultivos
transitorios la yuca, maíz duro seco y otros. Por otra parte, la tasa de desempleo en la región
amazónica es de 3.3% (ENEMDUR 2006).
124
NOKONA 5ANT¡AGO
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base al Censo 2001 y ECV
2005-2006, se tiene que el 69% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el
coefciente de Gini es de 0.50. El nivel de analfabetismo en la provincia de Morona Santiago
es de 10%; entre tanto que, en promedio la población tiene 5.8 años de estudio (Censo 2001).
En lo que se refere a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo al
Censo 2001, el 34.3% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 37.7% cuenta con servicio
de alcantarillado, y un 60% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de
excretas.
12õ
NOKONA 5ANT¡AGO
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
126
CUADKO N° 19
FroVtncta de Norona 5an1tago
FoUreza y Destgua¡dad
127
CUADKO N° 19
FroVtncta de Norona 5an1tago
FoUreza y Destgua¡dad
128
NAFO
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Napo está conformada por 9 cantones y 28 parroquias. Su población, según
proyecciones del INEC para el año 2007, es de 96.029 habitantes; de la cual un 40.5% se
localiza en el área urbana y un 59.5% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son el café, cacao, naranjilla y cultivos transitorios el maíz duro
seco, yuca y maíz duro choclo. Por otra parte, la tasa de desempleo en la región amazónica es
de 3.3% (ENEMDUR 2006).
129
NAFO
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo,en base al Censo 2001 y ECV
2005-2006, se tiene que el 67.9% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el
coefciente de Gini es de 0.51. El nivel de analfabetismo en la provincia de Napo es de 10.5%;
entre tanto que, en promedio la población tiene 6.5 años de estudio (Censo 2001). En lo que se
refere a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo al Censo 2001, el
30% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 38.2% cuenta con servicio de alcantarillado,
y un 56.4% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de excretas.
130
NAFO
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
131
CUADKO N° 20
Napo
FoUreza y Destgua¡dad
132
OKELLANA
tnctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Orellana está conformada por 4 cantones y 33 parroquias. Su población, según
proyecciones del INEC para el año 2007, es de 110.782 habitantes; de la cual un 34.8% se
localiza en el área urbana y un 65.2% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son el café, palma africana, plátano y cultivos transitorios el
maíz duro seco, arroz, y yuca. Por otra parte, la tasa de desempleo en la región amazónica es de
3.3% (ENEMDUR 2006).
133
OKELLANA
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base al Censo 2001 y ECV
2005-2006, se tiene que el 62.8% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y
el coefciente de Gini es de 0.37. El nivel de analfabetismo en la provincia de Orellana es de
9.2%; entre tanto que, en promedio la población tiene 5.9 años de estudio (Censo 2001). En lo
que se refere a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo al Censo
2001, el 12.7% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 18.6% cuenta con servicio de
alcantarillado, y un 48.2% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de
excretas.
134
OKELLANA
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
13õ
CUADKO N° 21
Ore¡¡ana
FoUreza y Destgua¡dad
136
FA5TAZA
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Pastaza está conformada por 4 cantones y 24 parroquias. Su población, según
proyecciones del INEC para el año 2007, es de 75.782 habitantes; de la cual un 48.9% se
localiza en el área urbana y un 51.1% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son el plátano, caña de azúcar, naranjilla y cultivos transitorios la
yuca, maíz duro seco, y papa china. Por otra parte, la tasa de desempleo en la región amazónica
es de 3.3% (ENEMDUR 2006).
137
FA5TAZA
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base al Censo 2001 y ECV
2005-2006, se tiene que el 54% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y
el coefciente de Gini es de 0.51. El nivel de analfabetismo en la provincia de Pastaza es de
10.1%; entre tanto que, en promedio la población tiene 7.1 años de estudio (Censo 2001). En
lo que se refere a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo al Censo
2001, el 41.1% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 47.3% cuenta con servicio de
alcantarillado, y un 65.8% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de
excretas.
138
FA5TAZA
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
139
CUADKO N° 22
Fas1aza
FoUreza y Destgua¡dad
140
5UCUN8¡O5
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Sucumbíos está conformada por 7 cantones y 38 parroquias. Su población,
según proyecciones del INEC para el año 2007, es de 163.447 habitantes; de la cual un 45.6%
se localiza en el área urbana y un 54.4% en el área rural. Sus principales productos agrícolas
en cuanto a cultivos permanentes son el café, palma africana, plátano y cultivos transitorios el
maíz duro seco, arroz, y otros. Por otra parte, la tasa de desempleo en la región amazónica es
de 3.3% (ENEMDUR 2006).
141
5UCUN8¡O5
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base al Censo 2001 y ECV
2005-2006, se tiene que el 59.4% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y
el coefciente de Gini es de 0.41. El nivel de analfabetismo en la provincia de Sucumbíos es
de 8.5%; entre tanto que, en promedio la población tiene 6 años de estudio (Censo 2001). En
lo que se refere a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo al Censo
2001, el 13.9% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 26.7% cuenta con servicio de
alcantarillado, y un 60.4% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de
excretas.
142
5UCUN8¡O5
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
143
CUADKO N° 23
5ucumUtos
FoUreza y Destgua¡dad
144
ZANOKA CH¡NCH¡FE
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Zamora Chinchipe está conformada por 9 cantones y 43 parroquias. Su población,
según proyecciones del INEC para el año 2007, es de 85.571 habitantes; de la cual un 44%
se localiza en el área urbana y un 56% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son el café, plátano, caña de azúcar y cultivos transitorios el maíz
duro seco, yuca y otros. Por otra parte, la tasa de desempleo en la región amazónica es de 3.3%
(ENEMDUR 2006).
14õ
ZANOKA CH¡NCH¡FE
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base al Censo 2001 y ECV
2005-2006, se tiene que el 62.3% de la población se ubica por debajo de la línea de pobreza y el
coefciente de Gini es de 0.45. El nivel de analfabetismo en la provincia de Zamora Chinchipe
es de 8.2%; entre tanto que, en promedio la población tiene 6.2 años de estudio (Censo 2001).
En lo que se refere a variables relacionadas con el acceso a servicios básicos, de acuerdo al
Censo 2001, el 32.5% de las viviendas tiene acceso agua potable, el 43.7% cuenta con servicio
de alcantarillado, y un 58.9% de las casas disponen de algún medio sanitario de eliminación de
excretas.
146
ZANOKA CH¡NCH¡FE
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
147
CUADKO N° 24
Zamora Chtnchtpe
FoUreza y Destgua¡dad
148
149
Galápagos. Foto de Pablo Corral Vega
1õ0
1õ1
GALAFAGO5
¡nctdencta de FoUreza Can1ona¡
La provincia de Galápagos está conformada por 3 cantones y 8 parroquias. Su población, según
proyecciones del INEC para el año 2007, es de 22.678 habitantes; de la cual un 84.3% se
localiza en el área urbana y un 15.7% en el área rural. Sus principales productos agrícolas en
cuanto a cultivos permanentes son el café, banano, plátano y cultivos transitorios el maíz duro
seco y otros. Respecto a indicadores de pobreza y desigualdad por consumo, en base al Censo
2001 y la ECV 2005-2006, se tiene que el 23% de la población se ubica por debajo de la línea
de pobreza y el coefciente de Gini es de 0.41.
1õ2
GALAFAGO5
Coe1tcten1e de Gtnt Can1ona¡
El nivel de analfabetismo en la provincia de Galápagos es de 2.7%; entre tanto que, en promedio
la población tiene 9.5 años de estudio (Censo 2001). En lo que se refere a variables relacionadas
con el acceso a servicios básicos, de acuerdo al Censo 2001, el 52% de las viviendas tiene
acceso agua potable, el 30.8% cuenta con servicio de alcantarillado, y un 97.3% de las casas
disponen de algún medio sanitario de eliminación de excretas.
1õ3
GALAFAGO5
¡nctdencta de FoUreza Farroquta¡
1õ4
CUADKO N° 24
GALAFAGO5
FoUreza y Destgua¡dad
1õõ
Quito. Foto de Pablo Corral Vega
1õ6
1õ7
C¡UDAD CUENCA
¡nctdencta de FoUreza Farroqutas UrUanas
1õ8
C¡UDAD CUENCA
Coe1tcten1e de Gtnt Farroqutas UrUanas
1õ9
CUADKO N° 2õ
Ctudad Cuenca
FoUreza y Destgua¡dad
160
C¡UDAD AN8ATO
¡nctdencta de FoUreza Farroqutas UrUanas
161
C¡UDAD AN8ATO
Coe1tcten1e de Gtnt Farroqutas UrUanas
162
CUADKO N° 26
Ctudad AmUa1o
FoUreza y Destgua¡dad
163
CANTÓN GU¡TO
¡nctdencta de FoUreza Admtnts1ractones Zona¡es
164
CANTÓN GU¡TO
Coe1tcten1e de Gtnt Admtnts1ractones Zona¡es
16õ
CUADKO N° 27
Can1ón Gut1o
FoUreza y Destgua¡dad
166
CANTÓN GUAYAGU¡L
¡nctdencta de FoUreza Areas de Desarro¡¡o
167
CANTÓN GUAYAGU¡L
Coe1tcten1e de Gtnt Areas de Desarro¡¡o
168
CUADKO N° 29
Can1ón Guayaqut¡
FoUreza y Destgua¡dad
169
CEPAL (1989) “Ecuador: Mapa de Necesidades Básicas Insatisfechas”, División de
Estadística y Proyecciones.
Coudouel, A., S. Jesko y Q. Wodon (2002) “Medición y análisis de la pobreza”, Banco
Mundial, Washington D.C..
Cowell, F. y S. Jenkins “How much inequality can we explain? A methodology and an
application to the USA”, Economic Journal, 105:421-430.
Demombynes, G., C. Elbers, J. Lanjouw, y P. Lanjouw (2007) “How Good a Map? Putting
Small Area Estimation to the Test”. World Bank Policy Research Working Paper No. 4155,
Washington D.C..
Elbers, C., J. Lanjouw, y P. Lanjouw (2003) “Micro-level estimation of poverty and
inequality”, Econometrica 71(1): 355-64.
Ferreira, F. y J. Litchfeld (1997) “Income distribution and poverty: a statistical overview”.
Banco Mundial, Washington D.C..
Foster, J., J. Greer, y E. Thorbecke (1984) “A class of decomposable poverty measures”,
Econometrica 52(3): 761-766.
Hentschel, J., J. Lanjouw, P. Lanjouw, y J. Poggi (2000) “Combining Household Data with
Census Data to Construct a Disaggregated Poverty Map: A Case Study of Ecuador”, World
Bank Economic Review 14(1).
INEC (1995) “Compendio de las Necesidad Básicas Insatisfechas de la Población
Ecuatoriana”.
Larrea, C., J. Andrade, W. Brborich, D. Jarrín, y C. Reed (1996) La Geografía de la Pobreza
en el Ecuador. Quito: Secretaría Técnica del Frente Social.
Larrea, C. (coord) (1999) Desarrollo Social y Gestión Municipal en el Ecuador: Jerarquización
y Tipología. Quito: ODEPLAN.

õ
8tU¡togra11a
170
León, M. y R. Vos (2000) “La Pobreza Urbana en el Ecuador 1988-1998: Mitos y Realidades”.
Estudios e Informes del SIISE, Secretaría Técnica del Frente Social, Quito.
Mistiaen, J., B. Soler, T. Razafmanantena, y J. Razafndravonona (2002) “Putting welfare
on the map in Madagascar”. Africa Region Working Paper Series No.34, World Bank,
Washington D.C..
PNUD (1997) Informe sobre desarrollo humano 1997. Madrid: Ediciones Mundi-Prensa.
Secretaria Técnica del Frente Social (2005) “Erradicar la pobreza extrema y el hambre”, en
Secretaría Nacional de Objetivos del Milenio (coord) Primer Informe ODM, pp. 11-15.
Vos, R. (1998) “Hacia un sistema de indicadores sociales”. Documentos de Trabajo del SIISE
No.1, Secretaría Técnica del Frente Social, Quito.
Vos, R. (ed) (2003) ¿Quién se benefcia del gato social en el Ecuador? Desafíos para mejorar
la equidad y la efciencia del gasto social. Quito: Ediciones-Abya Yala.
World Bank (2003) “Ecuador Poverty Assessment”, Washington D.C..
Zhao, Q. (2004) “User manual for PovMap. Version 1.1a”. Developmente Research Group
World Bank, Washington D.C..
171
ANEXO5
6
1. CARACTERÍSTICAS DE LA VIVIENDA
Tenencia de la vivienda
TENVIV1 Propia
TENVIV2 Arrendada o anticresis
TENVIV3 Gratuita (cedida)
TENVIV4 Recibida por servicios
Tipo de vivienda
TIPOV1 Casa o villa
TIPOV2 Departamento
TIPOV3 Cuarto(s) en casa de inquilinato
TIPOV4 Mediagua
TIPOV5 Rancho, choza o covacha
TIPOVS Casa, villa o departamento
Material del techo
TECHO1 Hormigón
TECHO2 Asbesto
TECHO3 Zinc
TECHO4 Teja
TECHO5 Paja
TECHOADR Viviendas con techo de losa, hormigón o teja.
Material de pared
PARED1 Hormigón, ladrillo o bloque
PARED2 Adobe o tapia
PARED3 Madera
PARED4 Bahareque
PARED5 Caña no revestida
PAREDADF Paredes de hormigón o ladrillo, adobe, o madera
Material de piso
PISO1 Parquet o entablado
PISO2 Baldosa
PISO3 Ladrillo o cemento
PISO4 Caña
PISO5 Tierra
PISOADE Piso adecuado (parquet, baldosa, o ladrillo)
PISONTIE Pisos que no son de tierra
Anexo 1.
Dtcctonarto de YartaU¡es
172
Número de cuartos
CUAR_V Total de cuartos en la vivienda
CUAR_H Cuartos disponibles para el hogar
CUAR_D Dormitorios disponibles para el hogar
CUAR_C Cuarto exclusivo para cocinar
CUAR_N Cuarto dedicado exclusivamente para negocios
Combustible para cocinar
COMBCO1 Gas
COMBCO2 Leña o carbón
Hacinamiento y total de personas en el hogar
PERS Total de personas en el hogar
PERCUA Número de personas por cuartos disponibles para el hogar
HAC Hacinamiento (3 o más personas por cuarto disponible)
Índice de calidad de la vivienda
INDICE Suma de tipovs, techoadf, paredadf, pisoade, aguader, sanivs, elec, telef y
basu1
INDIC1 ÍNDICE sin considerar elec
Ubicación de la vivienda en áreas urbanas
URBAN Vivienda ubicada en poblaciones con más de 5,000 habitantes
2. ACCESO A SERVICIOS
Abastecimiento de agua
AGUA1 Red pública
AGUA2 Pozo
AGUA3 Río
AGUA4 Carro repartidor
AGUA5 Otro
AGUADER Agua entubada por red pública dentro de la vivienda
AGUADEF Agua entubada por red pública o pozo
Servicio higiénico de la vivienda
SANIV1 Alcantarillado
SANIV2 Pozo ciego
SANIV3 Pozo séptico
SANIV4 Otra forma
SANIVS Alcantarillado y pozo séptico

173
Electricidad
ELEC Viviendas con acceso a electricidad
Teléfono
TELEF Viviendas con acceso a línea telefónica fja
Recolección de basura
BASU1 Carro recolector
BASU2 Terreno baldío
BASU3 Quemar-enterrar
BASU4 Otra forma
Servicio higiénico del hogar
SANIH1 Excusado exclusivo
SANIH2 Excusado común
SANIH3 Letrina
SANIH4 No tiene
Ducha
DUCHA1 Ducha exclusiva
DUCHA2 Ducha común
DUCHA3 No tiene
3. CARACTERÍSTICAS DEMOGRÁFICAS
JEF_FEM Miembros en hogares con jefatura femenina
Estado Civil del jefe
CIVIL1J Unido
CIVIL2J Soltero
CIVIL3J Casado
CIVIL4J Divorciado
CIVIL5J Viudo
Edad
J_EDAD Edad del jefe del hogar
CO_EDAD Edad del cónyuge
EDM5 Total de miembros en el hogar menores a 5 años de edad
ED6A14 6 a 15 años
ED15A24 15 a 24 años
ED25A64 25 a 64 años

174
Idioma del jefe del hogar
JE_LSP Sólo español
JE_LIND Sólo lengua nativa, o español y lengua nativa
Pertenencia étnica del jefe del hogar
JE_IND Indígena
JE_AFRO Afro-ecuatoriano, o mulato
JE_BLAN Blanco
Dependencia demográfca
DEPDEM Total de miembros de 14 años, o menos y miembros de 65 años o más,
entre el total de miembros de 15 a 64 años
4. EDUCACIÓN
Asistencia
NOASPRH Número de miembros en edad de asistir a primaria que no asisten a éste
u otro nivel de educación superior
PNOASPRH Variable anterior expresada como el porcentaje de miembros en el hogar
entre 6 y 11 años de edad
NOASECH No. de miembros en edad de asistir a secundaria que no asisten a éste u
otro nivel de educación superior
PNOASECH % de miembros entre 12 y 17 años de edad
NOASTEH No. de miembros en edad de asistir a la educación terciaria que no asis-
ten a este nivel
PNOASTEH % de miembros entre 18 y 22 años de edad
NOASISH No. de miembros entre 6 y 17 años que no asisten a un nivel educación -
formal
PNASIS % de miembros entre 6 y 17 años de edad
Alfabetismo
NLC15H No. de miembros del hogar de 15 años o más de edad que no saben leer y
escribir
PNLC15H % de miembros de 15 años o más de edad que no saben leer y escribir
HNLC15H No. de hombres en el hogar de 15 años o más de edad que no saben leer
y escribir
PHLC15H % de hombres de 15 años o más de edad que no saben leer y escribir
MNLC15H No. de mujeres en el hogar de 15 años o más de edad que no saben leer y
escribir
PMLC15H % de mujeres de 15 años o más de edad que no saben leer y escribir
ANALFH No. de miembros del hogar de 15 años o más de edad con tres años, o
menos, de educación formal.
17õ
Años de educación
ANOESEJ Del jefe del hogar
ANOESCO Del cónyuge
ANOTPC Años de estudio promedio del resto de las miembros de 15 años o más
edad
ANOTHPC Años de estudio promedio del resto de los hombres (15+)
ANOTMPC Años de estudio promedio del resto de las mujeres (15+)
Nivel de educación alcanzado (personas de 18 años o más de edad)
Jefe del hogar
EDUCJ0 Sin ningún grado aprobado
EDUCJPI Primaria incompleta
EDUCJPC Primaria completa
EDUCJSI Secundaria incompleta
EDUCJSC Secundaria completa
EDUCJU Algún grado de universidad
Cónyuge
EDUCC0 Sin ningún grado aprobado
EDUCCPI Primaria incompleta
EDUCCPC Primaria completa
EDUCCSI Secundaria incompleta
EDUCCSC Secundaria completa
EDUCCU Algún grado de universidad
Resto de las personas en el hogar
NOEDUH Sin ningún grado aprobado
PNOEDUH % de miembros de 18 años o más de edad sin ningún grado aprobado
PRINCH Primaria incompleta
PPRINCH Porcentaje
PRICH Primaria completa
PPRICH Porcentaje
SECICH Secundaria incompleta
PSECICH Porcentaje
SECCH Secundaria completa
PSECCH Porcentaje
OTUNIVH Algún grado de universidad
POTUNIVH Porcentaje
176
Personas de 25 años o más de edad con titulo universitario
J_UNI Jefe
CO_UNI Cónyuge
OTM_UNI Resto de las miembros en el hogar
POTM_UNI Porcentaje del resto de las miembros en el hogar
Rezago. Personas entre 7 y 17 que no tienen el año de educación correspondiente a su
edad
REZH Número
PREZH Porcentaje
5. EMPLEO
Categoría ocupacional de los miembros del hogar entre 15 y 64 años de edad
Jefe del hogar
J_CAT1 Patrono o socio activo
J_CAT2 Cuenta propia
J_CAT3 Empleado del sector público
J_CAT4 Empleado del sector privado
J_CAT5 Sin remuneración
Cónyuge
CO_CAT1 Patrono o socio activo
CO_CAT2 Cuenta propia
CO_CAT3 Empleado del sector público
CO_CAT4 Empleado del sector privado
CO_CAT5 Sin remuneración
Ocupación de los miembros del hogar entre 15 y 64 años de edad
Jefe del hogar
J_OCUP1 Fuerzas armadas
J_OCUP2 Miembros del poder ejecutivo, legislativo, administración pública
J_OCUP3 Profesionales científcos e intelectuales
J_OCUP4 Técnicos profesionales de nivel medio
J_OCUP5 Empleados de ofcina
J_OCUP6 Trab. de servicios, y vendedores de comercio y mercados
J_OCUP7 Agricultores y trabajadores califcados agropecuarios
J_OCUP8 Operadores de instalaciones y máquinas y montadores
J_OCUP9 Trabajadores no califcados
177
Cónyuge
CO_OCUP1 Fuerzas armadas
CO_OCUP2 Miembros del poder ejecutivo, legislativo, administración pública
CO_OCUP3 Profesionales científcos e intelectuales
CO_OCUP4 Técnicos profesionales de nivel medio
CO_OCUP5 Empleados de ofcina
CO_OCUP6 Trab. de servicios, y vendedores de comercio y mercados
CO_OCUP7 Agricultores y trabajadores califcados agropecuarios
CO_OCUP8 Operadores de instalaciones y máquinas y montadores
CO_OCUP9 Trabajadores no califcados
Rama de actividad de los miembros entre 15 y 64 años de edad
Jefe del hogar
J_RAM1 Trabajadores de agricultura, silvicultura, caza y pesca
J_RAM2 Explotación de minas y canteras
J_RAM3 Industria manufacturera
J_RAM4 Electricidad, gas y agua
J_RAM5 Trabajadores de la construcción
J_RAM6 Comercio al por mayor y menor, restaurantes y hoteles
J_RAM7 Transportes, almacenamientos y comunicaciones
J_RAM8 Banca y seguros
J_RAM9 Servicios comunales, sociales y personales
Cónyuge
CO_RAM1 Trabajadores de agricultura, silvicultura, caza y pesca
CO_RAM2 Explotación de minas y canteras
CO_RAM3 Industria manufacturera
CO_RAM4 Electricidad, gas y agua
CO_RAM5 Trabajadores de la construcción
CO_RAM6 Comercio al por mayor y menor, restaurantes y hoteles
CO_RAM7 Transportes, almacenamientos y comunicaciones
CO_RAM8 Banca y seguros
CO_RAM9 Servicios comunales, sociales y personales
Condición de actividad del jefe y cónyuge
OCUPJ Jefe ocupado
DESOJ Jefe desocupado
INACJ Jefe inactivo
OCUPCO Cónyuge ocupado
178
Miembros del hogar entre 15 y 64 años de edad por condición de actividad
OCUPH Ocupados
POCUPH Porcentaje de miembros ocupados en el hogar
DESOCH Desocupados
PDESOCH Porcentaje de miembros desocupados en el hogar
INACH Inactivos
PINACH Porcentaje de miembros inactivos en el hogar
Trabajo infantil (personas entre 10 y 14 años de edad)
TRAINFH Miembros del hogar menores a 15 años de edad que trabajan
PTRAINFH Porcentaje
HTRAINFH Hombres menores a 15 años de edad que trabajan
PHTRINFH Porcentaje
MTRAINFH Mujeres menores a 15 años de edad que trabajan
PMTRINFH Porcentaje
Horas trabajadas por semana de las personas entre 15 y 64 años de edad
J_HTRAB Jefe del hogar
CO_HTR Cónyuge
POTRHTR Promedio de horas trabajadas por el resto de los miembros
Miembros del hogar afliados a la seguridad social
IESSH Total de miembros
6. FERTILIDAD
PHNV Promedio de hijos nacidos vivos de mujeres entre 12 y 49 años de edad
PHNV1 Promedio de hijos nacidos vivos de mujeres entre 12 y 34 años de edad
PHNV2 Promedio de hijos nacidos vivos de mujeres entre 35 y 49 años de edad
PHA_NV Razón de niños vivos actualmente - vivos al nacer
7. VARIABLES EXTERNAS
Centros de salud y establecimientos educativos. Promedios a nivel de cantón
ECENTRO Centros de salud
ESUBCENT Subcentros de salud
EPUESTO Puestos de salud
EDISPEN Dispensarios médicos
EOTRO Otros
EESI Total de establecimientos sin internación por 10000 habitantes
ETESI Tasa de establecimientos sin internación por 10,000 habitantes
179
EECI Establecimiento con internación
ETECI Tasa de establecimientos con internación por 10,000 habitantes
EECIPU Establecimiento con internación publico
ETECIPU Tasa de establecimientos con internación públicos por 10,000 habitantes
EECIPR Establecimiento con internación privados
ETECIPR Tasa de establecimientos con internación privados por 10.000 habitantes
EPLANT1 Planteles de nivel 1
EPLANT2 Planteles de nivel 2
EPLANT3 Planteles de nivel 3
Uso de suelo. Promedios a nivel de cantón
ESUELO1 Km2 de bosque intervenido (50% o más)
ESUELO2 Km2 de cultivos de ciclo corto (50% o más)
ESUELO3 Km2 de maíz (50% o más)
ESUELO4 Km2 de arboricultura (50% o más)
ESUELO5 Km2 de pasto cultivado (50% o más)
ESUELO6 Km2 de bosques naturales
Densidad poblacional. Promedios a nivel de parroquia
EDENSI Habitantes por Km2
Nota: a partir de todas las variables (con excepción de los porcentajes, variables dicotómi-
cas, y variables externas) se calcularon sus transformaciones cuadráticas como variables
adicionales para los modelos. Adicionalmente, como variables predictoras también se
calculó el logaritmo natural de las variables número de personas en el hogar, cuartos por
vivienda, cuartos por hogar y personas por cuarto.
180
Anexo 2.
Aspec1os me1odo¡ógtcos adtctona¡es
Para cada uno de los 20 dominios de estudio de la encuesta se realizó lo siguiente:
Utilizando el método de mínimos cuadrados ordinarios y el procedimiento
stepwise (MCO-s), se regresionó el logaritmo del consumo con todas las
variables estadísticamente similares para seleccionar a las que se correlacionan
signifcativamente con el consumo. En esta regresión también se consideraron todas
las variables externas para ayudar a explicar el efecto de la ubicación geográfca.
Utilizando MCO-s, se regresionó los promedios de los residuos de (i) con los
promedios (a nivel de sector censal
35
) de las variables estadísticamente similares
para seleccionar a las que se correlacionan signifcativamente con el componente
geográfco de u
sh
.
Se regresionó nuevamente el logaritmo del consumo utilizando MCO-s únicamente
con las variables signifcativas obtenidas en (i) y (ii),
Se descompusieron los residuos de (iii) en , promedio de los residuos a nivel de
segmento, y ê
sh
, resto de los residuos, igual a û
sh
- .
Se estimó la varianza de n
s
, var(n
s
)
36
.
Utilizando MCO-s, se regresionaron los ê
2
sh
con todas las variables estadísticamente
similares, sus cuadrados e interacciones para seleccionar las (Z
sh
) que se correlacionan
signifcativamente con la heterocedasticidad de ê
sh
.
Para obtener la varianza de e
sh
se estimó el modelo logístico ln(e
2
sh
/(A-e
2
sh
)) = Z
sh
’a
+ r
sh
con las variables seleccionadas en (vi) (delimitando su predicción entre cero
y un máximo), donde A=1.05*max{e
2
sh
}, B=exp(Z
sh
’a) y var(e
sh
) = (AB/(1+B))+0.5
var(r)[AB(1-B)/(1+B)
3
], y
con var(n
s
) y var(e
sh
) se produjeron dos matrices cuadradas de dimensión n (donde n
es el número de hogares encuestados) cuya suma produjo una matriz de varianza y
covarianza, S , con la estructura siguiente
37
:

35
Con este paso se trata de identifcar los promedios de las variables a nivel sector censal que permitan reducir el tamaño
del componente locacional de los residuos. Cuanto más pequeño el tamaño de este componente mayor será la precisión del
consumo o ingreso estimado y la de los indicadores de pobreza y desigualdad.
36
Con la expresión que se muestra en el anexo de Elbers, C. y otros (2003), op cit.
37
Ver Zhao, Q. “User manual for PovMap. Version 1.1a”, DRG-World Bank.
(i)
(ii)
(iii)
(iv)
(v)
(vi)
(vii)
(viii)
181
Anexo 3.
Kesu¡1ados de ¡as es1tmactones de ¡os mode¡os de consumo
Azuay - 8o¡1Var - Cahar - Carcht
182
Co1opaxt - ChtmUorazo - E¡ Oro - Esmera¡das
183
Guayas - ¡mUaUura - Loja - Los K1os
184
NanaU1 - Ftchtncha - Tungurahua - Amazon1a
18õ
Gut1o - Guayaqut¡ - Cuenca - Nacha¡a
Ctudades Au1orepresen1adas
186
Anexo 4:
Descompostctón de ¡a destgua¡dad
Finalmente, la información sobre la desigualdad a diferentes niveles geográfcos podía
utilizarse para determinar si la desigualdad total del país se debe más a las diferencias del
consumo entre las distintas divisiones geográfcas o al interior de ellas. Las implicancias
de política, en particular para el tema de la focalización, podrían ser muy importantes si
la desigualdad es atribuida más a diferencias del consumo, por ejemplo, a nivel de las
áreas que están siendo focalizadas. Los indicadores que pueden descomponerse (en sus
componentes “entre” e “intra” grupo) son el promedio del logaritmo de la desviación
E(0), el índice de Theil E(1) y (la mitad del cuadrado) del coefciente de variación E(2), los
cuales son conocidos como los indicadores de Entropía Generalizada (ver las fórmulas en
el recuadro 1 de la segunda sección).
Esta descomposición implica que en un extremo, cuando se toma la perspectiva de país,
toda la desigualdad es por defnición “intra” grupo. En el otro extremo, cuando cada
individuo es tomado como un grupo independiente, la contribución de este componente a
la desigualdad total es cero. La siguiente tabla muestra que a nivel de parroquias el 69%
de la desigualdad total, medida por el índice Theil, puede atribuirse a diferencias al interior
de las parroquias. Este resultado indica que aún en comunidades pequeñas existe un alto
grado de heterogeneidad en las condiciones de vida. Por este motivo, a pesar de utilizar
mapas de pobreza desagregados geográfcamente para efectuar transferencias a los grupos
más empobrecidos existe el riesgo de cometer errores de fltración.
187
Anexo õ:
Admtnts1ractones Zona¡es de¡ can1ón Gut1o
Las Administraciones Zonales son las unidades responsables de desarrollar dos ejes
estratégicos básicos de la administración municipal: La Descentralización- Desconcentración
Institucional y el Sistema de Gestión Participativa.
El primero de esos ejes posibilita una atención más directa, inmediata y permanente del
Municipio a las zonas, sectores urbanos y parroquias rurales del Distrito; el segundo articula
la intervención directa y activa de la ciudadanía en la gestión de gobierno local. (Tomado
de la página web del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito).
Las Administraciones Zonales son las siguientes:
Zona Equinoccial (La Delicia) que comprende las siguientes parroquias: Nono, Calacalí,
San Antonio, Pomasqui, El Condado, Carcelén, Cotocollao, Ponciano, Comité del
Pueblo.
Zona Calderón que comprende las siguientes parroquias: Calderón y Llano Chico
Zona Norte (Eugenio Espejo) que comprende las siguientes parroquias: Cochabamba,
Concepción, Kennedy, San Isidro Inca, Rumipamba, Jipijapa, Zámbiza, Nayón, Iñaquito,
Belisario Quevedo y Mariscal Sucre
Zona Centro (Manuela Sáenz) que comprende las siguientes parroquias: Puengasí,
Centro Histórico, La Libertad, Ichimbía y San Juan.
Zona Sur (Eloy Alfaro) que comprende las siguientes parroquias: LLoa, Chilibulo, La
Mena, Solanda, San Bartola, La Magdalena, Chimbacalle, La Ferroviaria, La Argelia.
Zona de Tumbaco que comprende las siguientes parroquias: Cumbayá y Tumbaco.
Zona Valle de Los Chillos que comprende las siguientes parroquias: Alangasí,
Amaguaña, Conocoto, Guangopolo, La Merced y Píntag
Zona Quitumbe que comprende las siguientes parroquias: Chillogallo, La Ecuatoriana,
Guamaní, Quitumbe y Turubamba.
Aeropuerto (Oyambaro) que comprende las siguientes parroquias: Puembo, Pifo,
Tababela, Yaruquí, Checa, el Quinche, Guayllabamba.
Zona Noroccidental que comprende las siguientes parroquias: Nanegalito, Nanegal,
Gualea, Pacto
Zona Norcentral que comprende las siguientes parroquias: Puéllaro, Perucho,
Chavespamba, Atahualpa y Minas.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
188
Anexo 6:
Areas de Desarro¡¡o 5octa¡ de¡ can1ón Guayaqut¡
Para la planifcación social se ha dividido el cantón Guayaquil en pequeños territorios que
responden a características comunes en términos de afnidad cultural, social e histórica que
se denominan áreas de desarrollo social (ADS): 15 corresponden al sector urbano popular,
17 al sector consolidado y 5 a las parroquias rurales. Cada área de desarrollo está compuesta
por un conjunto de sectores catastrales. Sectores de Planifcación Municipal o sectores cen-
sales (Tomado del Sistema de Información Social del M.I. Municipalidad de Guayaquil.)
Las áreas de desarrollo social son las siguientes:
I. ÁREA URBANA: 32 áreas de desarrollo social
ÁREAS DE DESARROLLO SOCIAL NO CONSOLIDADAS
a) Zona Norte: 10 Áreas de Desarrollo Social
Bastión, Flor de Bastión, Fortín, Kilómetro 8 _, Mapasingue, Nueva Prosperita,
Pascuales, Prosperita, Vergeles, e Inmaconsa.
b) Zona Sur: 5 Áreas de Desarrollo Social
Batallón del Suburbio, Cisne II, Fertisa, Guasmo, y Trinitaria
ÁREAS DE DESARROLLO SOCIAL CONSOLIDADAS
a) Zona Norte: 6 Áreas de Desarrollo Social
Aeropuerto, Alborada, Ceibos, Martha de Roldós, San Eduardo, y Urdesa
b) Zona Sur: 11 Áreas de Desarrollo Social
Ayacucho, Esteros, Febres Cordero, Garay, García Moreno, Letamendi, Nueve
de Octubre, Pradera, Rocafuerte, Urdaneta, y Veintinueve
II. ÁREAS RURALES. 5 Áreas de Desarrollo Social
El Morro, Juan Gómez Rendón, Posorja, Puná, y Tenguel

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->