P. 1
La Venezuela de Chávez: ¿dictadura o democracia?

La Venezuela de Chávez: ¿dictadura o democracia?

|Views: 148|Likes:
Publicado poralumniupc
Trabajo de Iván Bartolo y Paloma Zuazo desarrollado en el curso Análisis Internacional (Carrera de Comunicación y Periodismo de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas - UPC).
Trabajo de Iván Bartolo y Paloma Zuazo desarrollado en el curso Análisis Internacional (Carrera de Comunicación y Periodismo de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas - UPC).

More info:

Categories:Types, Research
Published by: alumniupc on Jan 02, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/18/2014

pdf

text

original

ANÁLISIS INTERNACIONAL

La Venezuela de Chávez: ¿dictadura o democracia?
Por: Iván Bruno Bartolo vergara y Paloma ZuaZo arcInIega

En el presente trabajo, se discutirá hasta qué punto la Venezuela de Chávez es una dictadura y hasta qué punto es una democracia. La primera parte tiene como objetivo presentar una clara definición de los conceptos para poder entender de una manera eficaz la segunda parte del presente trabajo. En el segundo capítulo, se discute directamente lo que ocurre en Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez: las mordazas que se están dando en la prensa, en la gente y la utilización del fundamento de izquierda para ganar adeptos y aceptación a su gobierno.

Y es que ya no puede asegurarse que Venezuela viva hoy en democracia; al menos no en una democracia liberal, a pesar de que aún conserva las instituciones (deberíamos decir cascarones) que la identifican.” (Arenas 2004: 57). Palabras sabias de la investigadora Nelly Arenas, pues el gobierno bolivariano de Venezuela, ha demostrado que utiliza las herramientas democráticas que utilizan la mayoría de países para encubrir su forma de autoritarismo encarnada en un personaje, Hugo Chávez Frías. En los últimos años, se alega que Chávez ha llevado a Venezuela por el camino de la dictadura; sin embargo, para poder afirmarlo se debe tener conocimientos sobre qué es una democracia y qué es una dictadura. Si bien Chávez ingresó al poder gracias a los votos que el pueblo venezolano le otorgó, muchos no están de acuerdo con esta decisión y siguen afirmando que se encuentran bajo un gobierno totalitario bajo las leyes de la autocensura. Cada vez que Hugo Chávez ve que su puesto es amenazado, elabora una seria de leyes y mordazas que transgreden y violentan la libertad democrática de las personas. Cabe resaltar que estas mordazas no

ANÁLISIS INTERNACIONAL

podrían ser llamadas propiamente dignas de una dictadura, puesto que no se utiliza la fuerza bruta ni algún método de represión violento para opacar las opiniones contrarias. Por el contrario, las nuevas formas autoritarias han encontrado una manera de asolapar su dictadura. Es decir, se utilizan las herramientas democráticas como cascarón para poder perpetuarse en el poder, ganar adeptos y así convertirse en la principal cabeza de una sociedad: el dictador.

1. DEMOCRACIA Y DICTADURA El objetivo de este capítulo es presentar una clara definición de lo que es dictadura y democracia para así poder aplicar las ideas en la segunda parte del trabajo y así entender si Venezuela, bajo el mandato de Hugo Chávez, es una dictadura o una democracia.

1.1. Democracia Para poder tener una mayor claridad en el tema, se utilizarán fuentes académica confiables sobre el tema en cuestión. Así podremos tratar de entender, de una manera más eficiente, lo que está ocurriendo en el gobierno de Chávez y sostener nuestra tesis. “(…) la democracia es el sistema político que se establece a partir de los ideales de igualdad y autogobierno”. (Sánchez-Cuenca 2010: 194). Según esta definición, la democracia debe ser dada a partir de la igualdad, en donde todos los participantes se sienten parte de un conjunto y comparten los mismos derechos, sin discriminar a los miembros del grupo dentro del que se encuentran. También sostiene que se encuentra regido a partir del ideal de autogobierno, que es aquella que se rige a sí misma. El autogobierno constituye una forma de soberanía. Se sostiene que, desde el punto de gobierno conceptual, hay dos formas que justifican la democracia. La primera es una defensa consecuencialista de la democracia mientras que, la segunda es una defensa procedimentalista . Teniendo en cuenta el primer punto de vista, la práctica democrática resulta valiosa porque “(…) produce ciertos resultados que consideramos justos, correctos o eficientes.” (Sánchez – Cuenca 2010:31). Mientras que, si se tiene en cuenta el segundo punto de vista, “(…) lo que importa es que los procedimientos mediante los cuales la democracia produce decisiones colectivas sean ellos mismos

La democracia debe ser dada a partir de la igualdad, en donde todos los participantes se sienten parte de un conjunto y comparten los mismos derechos, sin discriminar a los miembros del grupo dentro del que se encuentran.

ANÁLISIS INTERNACIONAL

justos o imparciales.” (Sánchez – Cuenca 2010:31). A pesar de haber realizado esta distinción, se debe mencionar que la misma no deja de ser un tanto artificial aunque altamente útil cuando se trata de efectos expositivos. Sobre la democracia, también se puede afirmar que hay una misión de la idea de la misma y es así como lo sostiene Massimo Cacciari: “La misión de la idea democrática consiste en ‘perfeccionar’ esta ‘decadencia’ del Estado, de lo ‘político’ como totalidad, en la concurrencia de los diversos sujetos que, ahora ‘autónomamente’ lo componen. […] Todos ‘hacen política’ y se organizan ‘políticamente’; pero justamente porque lo ‘político’ ha perdido toda ‘aura’. […] Si el Estado aparece finalmente como organización ‘sectaria’ de ‘derecho arbitrario’ – si en el Estado emergen diversos ‘derechos’ en concurrencia recíproca – se expulsa también ‘el último encanto’ de la idea de lo ‘político’. En la desacralización de lo ‘político’ consiste la misión de la idea democrática.” (Camps 2010: 34). En esta cita, lo que se quiere dar a conocer es que la misión que tiene la democracia es darle una mayor perfección al Estado en cuestiones políticas, dejar de lado la totalidad que, en algunos casos se pueda mantener, para así tener un Estado en el que se tenga una mayor participación y una acción recíproca dentro del Estado. Si volvemos a la cita en la que se señala que la democracia se establece a partir de dos ideales, se puede ver que uno de ellos es el autogobierno. Con respecto a este punto, el autogobierno “(…) solo implica que las decisiones colectivas se fundamenten en las preferencias de las personas.” (Sánchez-Cuenca 2010:39). El autogobierno, se debe decir, existe debido a que a que es la propia ciudadanía quien toma las decisiones colectivas y no un enviado por un ser supremo o un filósofo.

La democracia se da gracias a que el pueblo se encuentra siendo partícipe dentro de las decisiones tomadas por los mandatarios de una manera directa o indirecta. En conclusión, en una democracia existe una igualdad entre los ciudadanos y esta es respetada.

Como se ha podido observar en este punto, la democracia se da gracias a que el pueblo se encuentra siendo partícipe dentro de las decisiones tomadas por los mandatarios de una manera directa o indirecta. En conclusión, en una democracia existe una igualdad entre los ciudadanos y esta es respetada. Dentro de una democracia, las opiniones realmente importan, se escuchan y se toman en cuenta.

ANÁLISIS INTERNACIONAL

1.2. Dictadura La dictadura es una forma de gobierno en la que el poder se encuentra girando en torno a la figura de un único personaje. Por lo general, este tipo de gobierno logra consolidarse por la ausencia de división de poderes en el Estado y esto es lo que caracteriza a una dictadura. Aquellos que se encuentran al mando en estos casos, se ven apoyados por una minoría dentro del país en el que se encuentran. Quienes se encuentran en el poder en estas circunstancias, ejercen arbitrariamente el mando en beneficio de quienes lo apoyan. En la actualidad, “(…) hay un gran número de pueblos que aún viven bajo condiciones de tiranía.” (Sharp 2003:2). En esta cita, se sostiene que las condiciones en las que se viven son de tiranía, esto se debe a que los pueblos, los países, viven bajo regímenes de opresión, viven bajo aquella constante lucha por parte de sus gobernantes para mantenerse en el poder. Bajo este gobierno, se sostiene que los derechos humanos básicos serán negados a un gran número de personas y es que el problema que trae consigo las dictaduras es realmente profundo. Es así como lo dice Sharp:

La dictadura es una forma de gobierno en la que el poder se encuentra girando en torno a la figura de un único personaje. Por lo general, este tipo de gobierno logra consolidarse por la ausencia de división de poderes en el Estado y esto es lo que caracteriza a una dictadura. Aquellos que se encuentran al mando en estos casos, se ven apoyados por una minoría dentro del país en el que se encuentran. Quienes se encuentran en el poder en estas circunstancias, ejercen arbitrariamente el mando en beneficio de quienes lo apoyan.

“El problema de las dictaduras es profundo. En muchos países el pueblo ha vivido experiencias de décadas y hasta siglos de opresión, ora doméstica ora de origen extranjero. Con frecuenta se les ha inculcado instantáneamente la sumisión incondicional a las figuras y gobernantes que detentan la autoridad.” (2003:3). Como bien se menciona en la cita, existe una sumisión hacia la figura de los gobernantes que se encuentran a la cabeza de estos gobiernos, demandan tener autoridad frente a quienes se encuentran por debajo de ellos: “En casos extremos, las instituciones sociales, económicas, políticas y hasta religiosas de la sociedad – aquellas fuera del control estatal – han sido deliberadamente debilitadas, subordinadas o aún reemplazadas por otras nuevas, y regimentadas”. (Sharp 2003:3). Y es que, efectivamente, existen casos extremos en los que instituciones se ven afectadas deliberadamente y se les restan poder para que así los gobernantes que se encuentran frente al cargo de un gobierno dictatorial tengan un mayor control, un total dominio de lo que está ocurriendo en su país. El partido que se encuentra en estado dominante usa las debilidades de las instituciones para así dominar a la sociedad. Es de esta manera que los ciudadanos se encuentran incapaces de tomar cartas

ANÁLISIS INTERNACIONAL

en el asunto y defender su libertad, se encuentran en una posición de temor hacia el gobierno de turno., la población se vuelve débil, no tiene confianza en sí misma y no logra tener la confianza suficiente como para enfrentar al mandatario que está empeñado en hacer que su palabra sea la que se haga sin importar las opiniones o lo que le convenga realmente a la población y únicamente a él. Existen también casos en los que individuos o pequeños grupos lograr armarse de valor y levantarse en contra de estas dictaduras; sin embargo, la población, en la mayoría de cosas, ha sido atomizada y esto ocasiona que no se puedan reunir para luchar a favor de su libertad. Como resultado, se obtiene a una población débil, incapaz de luchar por sus derechos : “Por muy nobles que hayan sido los motivos estos actos de resistencia pasados frecuentemente han sido insuficientes para vencer el miedo de la gente y su habitual obediencia, condición esencial para destruir una dictadura. Esas acciones, lamentablemente, pueden en cambio haber causado solamente más sufrimiento y muerte, no una victoria, ni una esperanza.” (Sharp 2003:4). El miedo que los gobernantes inyectan a la gente, a sus ciudadanos, hace que no se encuentren en la posibilidad de defenderse, de hacer valer sus valores, sus derechos como tales y que se encuentren sometidos a las decisiones que el mandatario dicte. Acatar las órdenes es lo que hacen. No existe una consulta popular, no se parte de la igualdad entre la gente, no son más los ciudadanos quienes eligen a sus gobernantes. La dictadura, como se ha podido observar a lo largo de este punto, somete a los ciudadanos a tal forma de generar miedo, de no dejarlos opinar. La dictadura es un problema, y uno muy profundo, que no deja ver a la autoridad como otra cosa que una mera autoridad que solo se encarga da impartir órdenes que deben ser aceptadas sin reproche alguno. En conclusión, el capítulo 1 abarca aspectos de gobiernos que se dan en el mundo. Se ha tratado sobre la democracia y la dictadura qué es cada una de ellas para así poder tener un mejor entendimiento sobre lo que se planteará en los siguientes capítulos del presente trabajo.

La dictadura es un problema, y uno muy profundo, que no deja ver a la autoridad como otra cosa que una mera autoridad que solo se encarga da impartir órdenes que deben ser aceptadas sin reproche alguno.

2. LA VENEZUELA DE HUGO CHÁVEZ En el capítulo anterior, se vio que es lo que era Democracia y Dictadura. Dos conceptos polarizados y muy bien definidos. Sin embargo, en

ANÁLISIS INTERNACIONAL

Venezuela ocurre una mezcla estrambótica de aquellas dos palabras, la cual para criterio de los investigadores que elaboraron la presente monografía, sería una “demodura”. Ciertamente, no es posible realizar un estudio de análisis sobre el gobierno de Venezuela sin mencionar a Hugo Chávez. Es necesario mencionarlo y presentar cuál es forma de gobierno y/o pensamiento para desarrollar nuestra tesis.

2.1 El neopopulismo ambiguo de Chávez El actual gobierno de Hugo Chávez, presidente constitucional elegido democráticamente, podría considerar como eje principal el populismo pero con variantes democráticas que han hecho surgir un nuevo concepto, el neopopulismo. “El gobierno de Hugo Chávez en Venezuela combina rasgos tanto del populismo histórico como de un populismo de generación reciente que algunos sociólogos denominan «neopopulismo». La novedad está en que, a diferencia de los viejos populismos, Chávez ha probado ser muy afecto al militarismo. Al igual que otros movimientos de este corte, el gobierno chavista mantiene una relación ambigua con las instituciones democráticas y un acentuado inmediatismo que mina la institucionalidad y la democracia misma.” (Arenas 2004: 38) Es allí, donde hay todo un debate acerca si el gobierno actual de la república de Venezuela es considerado autoritario o democrático (punto principal que abarca toda la tesis); pues, Hugo Chávez Frías posiblemente utiliza la democracia para asolapar su autoritarismo. En los últimos años, Chávez ha demostrado que en su gobierno existen muchas características producidas que se parecen a los gobiernos populistas de antaño.

El actual gobierno de Hugo Chávez, presidente constitucional elegido democráticamente, podría considerar como eje principal el populismo pero con variantes democráticas que han hecho surgir un nuevo concepto, el neopopulismo.

“Así, una fuerte retórica anti statu quo y una disposición a incorporar a los grupos menos favorecidos al sistema político han sido señalados (…) como elementos de coincidencia entre el chavismo y el peronismo” (Arenas 2004: 39) Entonces, es posible afirmar que la utilización de las masas o grupos de personas que poseen un nivel socioeconómico bajo para generar aceptación y apoyo, es uno de los motores del gobierno chavista. Las personas son incluidas en el sistema, especialmente, las que viven en lugares marginados. Chávez, les da comida, subsidios, hogares,

ANÁLISIS INTERNACIONAL

educación y servicios gratuitos ; los apoya tan sólo pidiéndoles que se respete la democracia. “Chávez ha desplegado a lo largo de su actividad política un discurso que se identifica básicamente por su antielitismo” (Arenas 2008: 39) No existe el apoyo al empresariado abiertamente. Lo cual, produce una cierta ambigüedad, ya que Venezuela es un país petrolífero por excelencia, pero ese ya es otro tema. “Este discurso antielitista se apoya en una lógica divisiva de la sociedad, a partir de la cual se construyen nudos antagónicos que oponen en el imaginario al pueblo contra la oligarquía y a la Nación contra el imperialismo.” (Arenas 2004: 40) Todo ese discurso, parte de una lógica simple ya mencionada anteriormente: ganar aceptación y apoyo por parte de las masas. Así, se podría cumplir una fórmula simple: la de convertirse en una figura heroica de epopeya. Esto, tal ves, suene particularmente cantinflesco pero puede que justifique el accionar de un mandatario o gobierno. No importe cuál sea la forma de actuar (dictatorial o autoritarista) tan sólo importa la frase: “si lo hace bien, no hay por qué quejarse”. Gracias a esto, no podría ser factible una fiscalización por excelencia; y esto, es lo que ocurre en la república de Venezuela. En la actualidad, hay una crisis d los estados democráticos. Pero ya no es en base de un dictador que da golpes de Estados y asume ilegalmente el poder (tema que no se tocará en esta monografía). Ahora, son elegidos bajo el concepto de democracia. La utilizan y se camuflan en ella. En otras palabras, han hallado la forma de ocultar la verdadera esencia, el autoritarismo. “La crisis del estado democrático no es producto ni de una falta de autoridad, o de una autoridad excesiva. Es más bien producto de una brecha entre la ciudadanía y la representación política y las instituciones estatales, las limitaciones de la eficacia gubernamental y las falencias del estado de derecho. La autoridad es necesaria, pero tiene que ser transparente y responsable. En democracia la autoridad no puede esconderse detrás de la tradición o el poder. Tienen, al final de cuentas que justificar sus decisiones y convencer a la población que merecen apoyo y confianza.” (Valenzuela 2002: 6) Manejar a las masas y tener su aceptación, es una clara forma de populismo. Pero es más innovador (por así llamarlo), porque se usa a la democracia para ganar aceptación. La apropiación de la voluntad populista de las masas es una razón por la cuál la mayoría de regímenes populistas tienden al autoritarismo. “Esta extrema

Manejar a las masas y tener su aceptación, es una clara forma de populismo. Pero es más innovador (por así llamarlo), porque se usa a la democracia para ganar aceptación. La apropiación de la voluntad populista de las masas es una razón por la cuál la mayoría de regímenes populistas tienden al autoritarismo.

ANÁLISIS INTERNACIONAL

delegación es precisamente lo que hace peligroso al populismo porque la representación, al basarse en una personificación excesiva, hace que los alineamientos políticos comiencen a ordenarse a favor o en contra del líder y no en función de los intereses e ideales que éste encarna.” (Mires 2004: 35) ¿Pero, por qué ocurre esto? La respuesta tentativa es muy simple. América Latina, ha vivido con caudillos militares casi toda su historia. El caudillismo o gobiernos autoritarios, han dejado marcada a la sociedad, tanto así que podría estar acostumbrada a tener estructuras de poder con estos rasgos. Entonces, ¿cómo sobrevive la democracia? Pues, en el caso de Venezuela, podría ser muy pronto afirmar sin tantos argumentos que es una democracia falaz. Sin embargo, vemos que la respuesta ya se esta definiendo. 2.1.1 ¿Quién es Hugo Chávez? Según, la propia historia, Hugo Chávez era un personaje que no tenía ninguna vida política, salvo un intento de golpe de Estado en 1992 en contra de un presidente democráticamente electo . “En 1992, justo después de haber concluido estudios de ciencias políticas, Hugo Chávez dirigió un golpe de estado en contra de un presidente democráticamente electo. El suceso dejo más de 100 personas muertas y numerosos heridos. Hago énfasis en democráticamente electo, pues ese argumento es otro muy en boga entre los defensores del presidente venezolano, especialmente cuando aquellos que adversamos sus políticas nos referimos a su carácter autoritario e inconstitucional. (Boyd 2004: 1) Después de ese fallido golpe, Hugo Chávez se convirtió en ídolo de la prensa y la sociedad. Lo que no hace de extrañar el cómo ganó las elecciones de 1998. Estuvo en la prisión de San Carlos, pero liberado y perdonado por Rafael Caldera, en ese entonces Presidente de Venezuela.

Esta mal llamada democracia, al menos en Venezuela, está sobreviviendo gracias a su disfraz real: la dictadura. Hugo Chávez ha logrado que los máximos poderes de ese país actúen apegados a su sombra.

2.2 ¿Existe democracia? Esta mal llamada democracia, al menos en Venezuela, está sobreviviendo gracias a su disfraz real: la dictadura. Hugo Chávez ha logrado que los máximos poderes de ese país actúen apegados a su sombra. Tanto el poder Legislativo, el Judicial, la Contraloría, la Defensoría del Pueblo y la fiscalía, han actuado, casi siempre, a favor del gobierno chavista ; generando que no exista un equilibrio de poderes que existe

ANÁLISIS INTERNACIONAL

en una verdadera democracia. Sin embargo, no han sido eliminados; al contrario, se han prevalecido y validado en el contexto del gobierno chavista. Como bien es cierto, el concepto de democracia en relativamente nuevo para América Latina, no importa la forma del régimen: Presidencialista o parlamentario. Pero se basa en el voto popular, porque se elige un líder por una determinada duración de años; así como prevalece el principio de división de poderes, el cual permite que exista una fiscalización por excelencia al gobierno de turno y que no se concentre todo el poder en un solo ente y así se evite llegar o inclinar la balanza al tan temido caudillismo o autoritarismo. No obstante, Venezuela, según Nelly Arenas, esta viviendo una vuelta al militarismo: (…) ciertamente, estamos presenciando la vuelta del militarismo después de su defenestración por varias décadas. El militarismo chavista se nos presenta tanto en la forma como en el contenido. En la forma, pues su discurso y su gestión están fuertemente saturados de sustancia militar. En el contenido, puesto que en la propia Constitución, de acuerdo con el artículo 328, se consagra la participación activa de la Fuerza Armada en el desarrollo nacional, más allá del papel de garante de la defensa que históricamente le correspondió. «La Fuerza Armada está en el corazón mismo de la revolución», ha dicho el presidente, palabras con las que dibuja una simbiosis entre su interés político particular y el componente militar venezolano, revelando la conversión del estamento armado en el eje sobre el que gira el proyecto de la Quinta República. (Arenas 2004: 43)

“El militarismo chavista se nos presenta tanto en la forma como en el contenido. En la forma, pues su discurso y su gestión están fuertemente saturados de sustancia militar. En el contenido, puesto que en la propia Constitución, de acuerdo con el artículo 328, se consagra la participación activa de la Fuerza Armada en el desarrollo nacional, más allá del papel de garante de la defensa que históricamente le correspondió”.

Ahora, en aquel país, un ciudadano mayor de 18 años tiene que responder al llamado de las Fuerzas Armadas para servir a la causa revolucionaria. Pero es claro que todo esto se actúa bajo los términos democráticos. ¿Y por qué llamar a toda una población al servicio militar? Para ninguna persona es novedad, el constante discurso antiimperialista mencionado por Chávez. “Uno de los pretextos de los que el presidente y su gobierno se han valido para ensanchar las fortalezas del estamento armado es el de la posibilidad de invasión por parte de EEUU.” (Arenas 2004: 44), puesto que Chávez siempre afirmó que el antiimperialismo no quiere respetar la democracia que existe en Venezuela. Esto llama la atención porque habría que preguntarse el verdadero por qué de la existencia de esa ley. Un posible postulado o respuesta ante aquella pregunta sería si Chávez tiene un ejército influenciado por él; que respete sus ideales, que sea entrenado e ideologizado para la causa revolucionaria. Así, podrá aplacar cualquier tipo de cuestionamiento masivo. Pero eso sólo es una posible respuesta, algo que no esta en materia de investigación.

ANÁLISIS INTERNACIONAL

Lo que sí es cierto, es que Chávez se escuda en ese sentimiento de miedo por la invasión estadounidense: “No, no, no, el enemigo está ahí. Esto que estoy planteando (...) es la continuación de la ofensiva, para impedir que se reorganicen, hablando en términos militares, y si se reorganizaran: para atacarlos y hostigarlos sin descanso» (Harnecker 2004: 45), ha señalado Hugo Chávez para justificar ese enrolamiento de los jóvenes, para así evitar la pérdida de la democracia en Venezuela. Pero, como dice Arenas, la democracia se acaba cuando este tipo de líderes populistas se ofrecen como aquellos únicos personajes que son capaces de resolver los problemas.

2.3 Los medios de comunicación en Venezuela Según, Aleksander Boyd, los dos primeros años de gobierno pasaron rápidamente y sin mucho conflicto: “(…) aunque debe admitirse que tras bastidores ya se estaba resquebrajando irremediablemente la relación de conveniencia del presidente y los medios. Algunos cambios constitucionales despertaron sospechas y los patrones editoriales pasaron de ser claramente amistosos hacia el presidente a otros, los cuales cuestionaban la finalidad de los cambios de raíz, que a nivel de institucionalidad propulsaba Chávez. (Boyd 2004:2) A todo esto, ahora sí se puede explicar con mayor fundamento, el por qué el gobierno de Venezuela (Hugo Chávez) es más una dictadura que una democracia. El 22 de diciembre de 1999, se decide eliminar todos los poderes del Estado. Se eliminó el sistema bicameral (dos cámaras en el parlamento: senados y diputados) y se nombró a nuevas personas para ocupar cargos públicos: “se nombro a nuevos jueces para el tribunal supremo de justicia, se designo al fiscal general de la republica así como también al defensor del pueblo, al contralor general y a la directiva del Consejo Nacional Electoral” (Boyd 2004: 3). Esto, con intención de apoyar la causa revolucionaria. Era normal que la prensa, considerada el cuarto poder, fiscalizara esta anormalidad. Sin embargo, Chávez demostró su incomodidad burlándose y arremetiendo en contra del cuarto poder; alegando que estaban poniendo en peligro a la democracia y usurpando a favor del gobierno imperialista. No es que en Venezuela no exista la libertad de expresión. Al contrario, Hugo Chávez ha encontrado la manera de ponerles trabas con medios totalmente democráticos. Por ejemplo, le ha quitado la licencia a más de 34 emisoras

Chávez demostró su incomodidad burlándose y arremetiendo en contra del cuarto poder; alegando que estaban poniendo en peligro a la democracia y usurpando a favor del gobierno imperialista. No es que en Venezuela no exista la libertad de expresión. Al contrario, Hugo Chávez ha encontrado la manera de ponerles trabas con medios totalmente democráticos.

ANÁLISIS INTERNACIONAL

de radio y televisión. Alegando que más del 80% pertenece al ámbito privado y que el espectro radioeléctrico es de la colectividad y no de un sector minoritario . Este tipo de mordazas no son las únicas que se pueden ver en toda la colectividad. También hay la llamada autocensura de los medios, la cual consiste en que un periodista debe medir la noticia que va a publicar, porque si no se vería envuelto en una serie de trabas judiciales y penales si la noticia perjudica al gobierno bolivariano. “Hay un giro por parte del Estado. Se ha pasado de ese discurso agresivo que ubica a los medios como enemigos, a las agresiones a periodistas por sus seguidores, para pasar directamente a la acción con normas y sanciones judiciales contra los medios críticos”, dijo Carlos Correa, director de la organización Espacio Público. (Extraído del diario “El Universo – Guayaquil Ecuador – 3 de mayo de 2011). Entonces, se han cerrado programas de televisión, medios impresos y no se pueden transmitir programas fiscalizadores que informen propiamente a un pueblo que goce de una democracia. Gracias a una ley que impide la propagación de una completa libertad de expresión . Entonces, no existe una verdadera democracia en Venezuela. O más bien, las herramientas democráticas existen pero conviven junto al fantasma de la dictadura encarnada por Hugo Chávez, quien emana desde su poder mayores trabas legales que puedan defenderlo y ponerlo en su cápsula de poder chavista. Gracias a todos los acontecimiento que vive hoy el pueblo venezolano. La investigadora Nelly Arias llegó a la siguiente conclusión, que el equipo investigador que elaboró la siguiente monografía, apoya: “Y es que ya no puede asegurarse que Venezuela viva hoy en democracia; al menos no en una democracia liberal, a pesar de que aún conserva las instituciones (deberíamos decir cascarones) que la identifican.” (Arenas 2004: 57). Pues, no existe una verdadera sociedad libre si es que no vive en completa democracia. Los individuos son libres y tienen derecho desde que nacen a gozar de ella, pese lo que pese.

Este tipo de mordazas no son las únicas que se pueden ver en toda la colectividad. También hay la llamada autocensura de los medios, la cual consiste en que un periodista debe medir la noticia que va a publicar, porque si no se vería envuelto en una serie de trabas judiciales y penales si la noticia perjudica al gobierno bolivariano.

2.4 El estado de la democracia La frecuente y violenta oscilación entre regímenes autoritarios y democráticos ha caracterizado la historia de Latinoamérica hasta los años ochenta. Al parecer, este histórico patrón ha sido superado luego de una notable serie de transiciones democráticas que han probado ser notablemente estables. Esto no quiere decir que la democracia haya triunfado totalmente sobre la dictadura, desde los años noventa , “(…)

ANÁLISIS INTERNACIONAL

emergieron (o se diagnosticaron) nuevos y más sutiles obstáculos para la sobrevivencia de la democracia.” (Cameron y Luna 2010:13). Para entender cómo el gobierno chavista violenta la democracia de un modo de resumen se presenta la siguiente información : Componentes Democráticos en Venezuela Elecciones: El derecho a participar como candidato en las elecciones ha sido violado y los candidatos han sido proscriptos sin mediar un debido proceso judicial. Orden constitucional: Posee un orden constitucional hiperpresidencialista, exacerbado por la eliminación de las restricciones a la reelección presidencial aprobada en el 2009. El gobierno central ha obstruido la labor de representantes electos en el ámbito subnacional, mediante restricciones presupuestales y limitando sus prerrogativas. La independencia judicial también ha sido crecientemente restringida. Ciudadanía y participación: La falta de independencia judicial restringe los derechos civiles y políticos. La participación directa ha sido estimulada mediante la creación de concejos locales y otras innovaciones participativas.

CONCLUSIONES • En una democracia existe igualdad entre los ciudadanos y que hay una participación en donde las opiniones son escuchadas y al mismo tiempo respetadas por los altos mandatarios. El pueblo es quien los elige y les da el poder y mientras éste dure el pueblo seguirá siendo partícipe en las decisiones de una manera directa o indirecta.

El gobierno venezolano de Hugo Chávez Frías, es una nueva vertiente del neopopulismo, ya que fusiona elementos del populismo tradicional con la forma del militarismo que padeció América Latina. Por ello, tiene gran aceptación y apoyo de las masas pobres.

• La dictadura somete a los ciudadanos hasta el punto de generar miedo en ellos. Deja ver al alto mandatario como un ser que se encarga de dictar órdenes que deben ser cumplidas sin titubeo alguno. • El gobierno venezolano de Hugo Chávez Frías, es una nueva vertiente del neopopulismo, ya que fusiona elementos del populismo tradicional con la forma del militarismo que padeció América Latina. Por ello, tiene gran aceptación y apoyo de las masas pobres. • Venezuela no goza de una democracia en su totalidad. Por el contrario, el fantasma de la dictadura la apresa y la acecha gracias a

ANÁLISIS INTERNACIONAL

su encarnación, Hugo Chávez Frias. • Los medios de comunicación, no gozan de la libertad de expresión como debiera ser en una democracia plena y legal; puesto que, tienen trabas en las publicaciones y tienen que llegar a la autocensura para no ser clausurados. • La dictadura que tiene como cascarón elementos democráticos en Venezuela, tiene los principios de división de poderes, así como hay elecciones. Sin embargo, existen mordazas penales, judiciales y constitucionales para aplacar a quien no esté de acuerdo.

BIBLIOGRAFÍA ARENAS, Nelly (2004) El Gobierno de Hugo Chávez: populismo de otrora y de ahora En: Nueva sociedad 200. Estudios del trabajo Argentina BOYD, Aleksander (2004) Medios de comunicación y proceso de información: Caso Venezuela En: Pro Venezuela Organization, portal web de Org que vela y fomenta los derechos humanos en Venezuela. (Consulta: 7 de noviembre de 2011) (www.proveo.org/ mediosvenezuela.pdf) CAMERON, Maxwell A y LUNA Juan Pablo (2010) Democracia en la región andina. Lima: IEP Instituto de Estudios Peruanos. CAMPS, Victoria (2010) Democracia sin ciudadanos. La construcción de la ciudadanía en las democracias liberales. Madrid: Editorial Trotta.} DE LA TORRE, Carlos (2003): «Masas, pueblo y democracia: un balance crítico de los debates sobre el nuevo populismo» en Revista de Ciencia Política vol. XXIII No 1. HARNECKER, Marta (2004) (ed.): «Intervenciones del Presidente el día 12 de noviembre en el Teatro de la Academia Militar», Caracas. Mimeo. MIRES, Fernando (2004): Los diez riesgos de la democracia en América Latina. Mimeo. SÁNCHEZ-CUENCA, Ignacio (2010) Más democracia, menos liberalismo. Madrid: Katz.

ANÁLISIS INTERNACIONAL

SHARP, Gene (2003) De la dictadura a la democracia. Un sistema conceptual para la liberación. Boston. (Consulta: 1 de noviembre de 2011) (http://www.aeinstein.org/organizations/org/DelaDict.pdf) VALENZUELA, Arturo (2002) Las crisis de la democracia en América Latina. En: Conversatorio presentado en el lanzamiento de la Revista Caracas Venezuela, 19 de Junio de 2002. (Consulta: 27 de octubre de 2011) (http://www.nuevamayoria.com/analisis/frvalenzuelasubh.htm)

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->