P. 1
RESUMEN ANTROPOLOGÍA ECONÓMICA 1ºPP

RESUMEN ANTROPOLOGÍA ECONÓMICA 1ºPP

|Views: 4.155|Likes:
Publicado pormya_tk

More info:

Published by: mya_tk on Dec 29, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/10/2013

pdf

text

original

Sections

CARACTERÍSTICAS DE LAS SOCIEDADES CAMPESINAS.

Las sociedades agrarias se encuentran entre dos polos: la producción a pequeña escala
dirigida a la autosuficiencia del grupo doméstico (unidad de producción y consumo) y la
agricultura orientada al mercado. Por otro lado, a pesar de ser consideradas comunidades
autónomas, forman parte de estructuras políticas estatales en las que están subordinadas
social, política y económicamente.

Campesinos y primitivos. Wolf distingue entre campesinos y primitivos (horticultores5

).

Los campesinos son labradores y ganaderos rurales: recogen sus cosechas y crían su
ganado en el campo, no en las ciudades. No son granjeros (si entendemos por granjero
empresario agrícola; la granja es un negocio para obtener provecho con la venta de
productos). Al campesino le interesa el desarrollo de una casa y no de un negocio. El
campesino forma parte de una sociedad más amplia y compleja y la banda de los pueblos
primitivos no.
Es cierto que hasta la banda más primitiva, mantiene vínculos con otros grupos
y pueblos, sin embargo, lo que distingue al campesinado de los pueblos primitivos es el
carácter de las relaciones con el mundo exterior y no el grado de implicación con él.
Deben
pagar fondo de renta al Estado.

En la sociedad primitiva, los productores controlan sus medios de producción
incluyendo su propio trabajo, e intercambian sus productos por artículos y servicios de otros
que, culturalmente han sido definidos como equivalentes. A lo largo de la evolución, estos
sistemas simples, han sido reemplazados por otros en los que el control de los medios de
producción, incluido el trabajo humano, pasa de las manos de los productores primarios a las
de otros que no se encargan del proceso de producción, sino que asumen tareas de
administración y ejecución fundados en el uso de la fuerza. Así, en los pueblos primitivos, los
excedentes se intercambiaban directamente entre los grupos o miembros de grupos en
tanto que los campesinos se transfieren a un grupo dominante de gobernantes que los usa
para asegurar su nivel de vida y que distribuye el remanente a los grupos que no labran la
tierra y deben ser alimentados a cambio de otros artículos que sí producen
.

La división entre dirigentes y productores de alimentos se relacionan con el
nacimiento de las civilizaciones
. Este acontecimiento implica multitud de procesos que se han
desarrollado de formas distintas y en tiempos y lugares diversos. La agricultura fue aceptada
con mayor o menor disponibilidad por y entre los que la adoptaron con el objetivo de alcanzar
altos niveles de productividad y organización social surgió la división entre labradores y
ganaderos por un lado y dirigentes por otro, hecho que caracteriza la civilización.
Con la Revolución industrial, las tierras comunales de las aldeas de los campesinos son
compradas por los ricos y los campesinos se ven obligados a emigrar a las ciudades para
trabajar precariamente en las industrias, formándose una nueva clase social, el proletariado.
Los agricultores industriales se centran en la producción masiva de un solo producto
con un gran rendimiento, que conlleva una alta inversión de capital, energía, recursos y
tecnificación. Los proletarios u obreros agrícolas trabajan en las factorías agrícolas de los
agricultores industriales por un sueldo.

Fondo de reemplazo, fondo ceremonial y fondo de renta (Wolf).

FONDO DE REEMPLAZO: La división funcional del trabajo entre cultivadores y
dirigentes, es fruto de la capacidad de una sociedad para producir excedentes sobre el
mínimo requerido para mantenerse con vida
. Este puede definirse fisiológicamente en

5

Usan periodos de barbecho. Los campesinos que son agricultores no.

70

relación con la ingestión diaria de calorías (2000-3000 cal/persona/día). Además de esas
raciones calóricas, los agricultores deben producir un remanente de alimentos que aporten la
semilla para la siembra y cosecha del año siguiente o para alimentar a su ganado. Así, no se
trata de un verdadero excedente sino de algo necesario para mantener los elementos
básicos de producción.
También debe contabilizarse el tiempo para reparar útiles y realizar
otros trabajos diversos. La cifra necesaria para reemplazar su equipo mínimo de producción y
consumo es su fondo de reemplazo.
Si éste se ve amenazado, afectará tanto a su existencia
biológica como a su capacidad de producir lo preciso para sus exigencias culturales. La
producción más allá de un mínimo calórico y del fondo de reemplazo sólo obedece a
requerimientos e incentivos sociales aunque para algunos investigadores la aparición de
excedentes es universal y que lo que cuenta son los medios institucionales para movilizarlos.

FONDO CEREMONIAL: las relaciones sociales nunca son enteramente instrumentales
o utilitarias, están rodeadas de cierto ceremonial
(elementos simbólicos que aclaran,
justifican y regulan los actos). El ceremonial puede ser pagado con trabajo, bienes o dinero de
modo que el trabajo debe posibilitar un fondo para este tipo de gastos. Los gastos
ceremoniales dependen de la tradición cultural y varían de cultura a cultura. Lo que sí es cierto
es que en todas partes el fondo ceremonial obliga a la producción de excedentes por encima
del fondo de reemplazo
. Debemos recordar también que el campesinado existe en el seno de
una sociedad más amplia y la forma en que el trabajo está dividido en esa sociedad influyen en
el grado de esfuerzo a realizar para reemplazar sus medios de producción o pagar el coste de
sus ceremonias. Así, en sociedades en las que producen sus alimentos y fabrican su equipo
básico, la cantidad de esfuerzo para cubrir las necesidades será pequeño
. En sociedades
complejas
en las que los intercambios son indirectos y no tienen en cuenta el poder
adquisitivo de la población, un labrador debe elevar mucho su producción y su esfuerzo para
cubrir los elementos de reemplazo.

FONDO DE RENTA: las relaciones del labrador con especialistas de otros oficios puede
ser simétricas (intercambio de productos pero según proporciones tradicionales) o asimétricas
(basadas en el ejercicio del poder). La carga de este tipo constituye la renta, siendo indiferente
que se pague en dinero, trabajo o productos. Donde alguien ejerce un poder superior
efectivo o un dominio sobre el campesino, éste está obligado a producir un fondo de renta y
esto es lo que distingue al agricultor primitivo del campesino.
Existen varias formas de
producir ese fondo de renta ya que el poder se usa de formas diferentes y éstas influyen en
la estructuración del propio campesinado; de ahí que existan varios tipos de campesinado y
no sólo uno
. En el fondo el término campesino denota una relación estructural asimétrica
entre productor de excedentes y controlador.

El papel de la ciudad. Para Wolf, es la cristalización del poder ejecutivo lo que sirve para
distinguir lo primitivo de lo civilizado, independientemente de que los controles de poder se
sitúen en un lugar u otro. Más que la ciudad, es el Estado el que constituye el criterio de
aparición de la civilización y la transición entre productores primitivos y campesinos. Así, sólo
cuando el productor es integrado en una sociedad con Estado, cuando el labrador se
convierte en sujeto de demandas y sanciones por parte de los que detentan el poder sobre
su estrato social, se puede hablar propiamente de campesinado.
En términos generales, esto
ocurrió en el Próximo Oriente hacia el 3500 a. de. C. y en torno al 1000 a. de. C. en
Mesoamérica.
El lugar del campesinado en la sociedad. Hay sociedades en las que el campesino constituye el
principal productor de riqueza social facilitando los fondos de renta y beneficios que aseguran
la estructura social. En otras, su papel es secundario ya que la revolución industrial ha
posibilitado la producción de bienes independientemente de los campesinos. La alimentación
de los obreros surgidos de esa situación es más cosa de factorías agrícolas que de los
campesinos. Esas factorías aplican la tecnología a la producción de alimentos intensificada,

71

contando con fuertes capitales y granjas organizadas científicamente. En esas granjas no
trabajan campesinos sino obreros agrícolas que cobran un sueldo por su trabajo.

ORGANIZACIÓN DE LAS UNIDADES DOMÉSTICAS CAMPESINAS.

Las necesidades de un campesino (mínimo calórico, fondo de reemplazo y fondo
ceremonial) pueden entrar en conflicto con las demandas impuestas por el extraño a su
estrato social. El extraño ve al campesino como una fuente de trabajo y de bienes para
aumentar su fondo de poder pero el campesino es también agente económico y jefe de una
unidad doméstica. Ésta unidad es económica pero también es un hogar. La unidad grupo de
campesinos no es solo una organización productora, sino también una unidad de consumo que
precisa alimentos, educación para los niños y cuidado para enfermos y ancianos. Por otro lado

el fondo ceremonial ayuda a pagar los “gastos de representación” de los componentes dentro

de una comunidad más amplia. El trabajo resulta necesario por causas diversas y los gastos no
son resueltos directamente por la existencia de un sistema económico gobernado por precios
y beneficios (es decir, realizar tareas y trabajos sin percibir nada).
Chayanov pensó que el relativo bienestar económico del campesinado ruso variaba
significativamente a lo largo del ciclo vital de la familia, principalmente en función del relativo
equilibrio que existía entre productores y consumidores dentro del hogar. Chayanov insistía en
que la racionalidad económica de los campesinos no significaba siempre optimizar los
beneficios obtenidos
. En momentos en que la relación productores/consumidores era más
favorable, la familia campesina no utilizaría necesariamente todas sus disponibilidades de
trabajo. En cambio, en momentos de gran necesidad, se emplearía a fondo el potencial
productivo del hogar, aun en un contexto de rendimientos decrecientes. El tipo especial de
economía campesina de Chayanov tenía las siguientes características:
La economía del campesino es una economía familiar. Toda su organización viene
determinada por la composición de la familia del campesino: el número de miembros, su
coordinación, sus demandas de consumo y el número de trabajadores con que cuenta.
Esto se explica porque la economía del campesino difiere de la capitalista. El beneficio
capitalista
es un beneficio neto calculado sustrayendo todos los gastos de producción del
resultado total. Esto no es aplicable a la economía del campesino ya que el trabajo y
esfuerzo de la familia del campesino no es medible en salarios o dinero.

Se valora más la satisfacción de las necesidades de la familia que la carga necesaria de
trabajo para ello, de modo que se podrá trabajar por remuneraciones que no serían
provechosas en una economía capitalista. El interés se centra no en el trabajo diario sino
en el de todo el año
porque se pretende satisfacer el presupuesto anual de consumo de la
familia.

Desde una perspectiva formalista, este tipo de comportamiento expuesto por
Chayanov, se podría interpretar como una estrategia de los campesinos para maximizar el
producto medio, pero no los beneficios, en ausencia de técnicas alternativas y en un contexto
de presión demográfica sobre los recursos.
Desde una perspectiva sustantivista (Sahlins), el comportamiento observado por
Chaianov se interpreta como una situación en la que los campesinos trabajan sólo para cubrir
las necesidades
familiares, física y culturalmente consideradas como satisfactorias, sin ningún
criterio maximizador. Así, la familia campesina se mostraría más preocupada por una
estabilidad más bien cíclica que por la posibilidad de acumulación de riqueza.

El perenne problema del campesino es equilibrar las demandas del mundo exterior
con las necesidades de aprovisionamiento de su casa
. Para resolver el problema, aplican dos
estrategias distintas:
Aumentar su producción: acelerando el rendimiento para elevar su productividad y
aumentando la cantidad de productos a presentar en el mercado. Su éxito depende de su
capacidad para movilizar los factores de producción necesarios: tierra, trabajo y capital

72

(ahorro, dinero o crédito) y de la situación del mercado. La adopción de esta estrategia se
da cuando los gravámenes tradicionales sobre los fondos de renta del campesinado

disminuyen y cuando el campesino “escapa” de las demandas derivadas de la tradición

que socavan su fondo ceremonial. Muchas veces estas dos circunstancias se dan juntas y
el campesino utiliza los fondos liberados para su progreso económico. Posteriormente,
puede ocurrir que unos pocos campesinos se enriquezcan y ocupen los lugares de los
antaño poderosos.
Reducir el consumo: aminorando su ración calórica, restringiendo el consumo de artículos
en el mercado, incrementando el trabajo de su propio grupo doméstico para producir
alimentos destinados al consumo de la casa… Pretenden equilibrar la economía casera y
para ello se retraen a sus formas de vida tradicionales desconfiando de lo externo. Al
mismo tiempo mantienen sus relaciones sociales y sus obligaciones ceremoniales.

Aunque las dos estrategias apuntan en direcciones opuestas, no son excluyentes. Su
predominio depende de la sociedad en la que vive el campesino. Cuando el orden social se
refuerza o se debilita, el campesinado puede optar por una u otra o, incluso, por ambas. Lo
importante es que el campesinado no tiene un carácter inamovible sino que es un estamento
social dinámico que oscila entre dos polos en busca de la solución a su dilema fundamental.

En gran parte del mundo encontramos a un campesinado luchando por librarse de los
compromisos impuestos por un sistema más amplio. Por otro lado, los hogares campesinos,
con su control de la tierra y su capacidad de extraer cosechas de ella, son mucho más
autónomos y capaces de sobrevivir en épocas difíciles (guerras, depresiones…).

FAMILIA, TIERRAS Y HERENCIAS.

La renta del afecto (Susana Narotzky)

Esta etnografía en una población rural de Lérida, nos da a conocer los mecanismos de
herencia y transmisión de los bienes. Normalmente, cuando el hijo primogénito se casaba
tenía que trabajar las tierras de sus progenitores y podía vivir con ellos o en una casa cercana,
para tener más intimidad e independencia. Sus progenitores tenían que mantenerlos aunque
no fueran co-residentes, ya que trabajaban para la unidad familiar. Cuando los predecesores
están viejos o uno de ellos moría, el hijo primogénito y su mujer deberían ir a vivir con ellos y
cuidarlos hasta el fin de sus días. Esto era su deber porque a cambio heredarían todos los
medios de producción (casa, tierras, maquinaria…). En el caso de ser un hijo/a no primogénito,
éstos pueden acceder a la herencia de dos maneras distintas:
1) Si ninguno de los hijos trabaja para la casa familiar, el no primogénito puede hacerlo
cuando se casa y también cuidar a sus padres, con lo cual asegura su herencia.
2) Si uno de los predecesores ha muerto y el hijo primogénito no se muda a la casa
familiar, el no primogénito se lo puede llevar a su propia casa para cuidarlo. En teoría está
cumpliendo su deber como hijo/a, pero espera que se le agradezca en la herencia.
Uno debe cuidar a sus predecesores porque es heredero/a, pero al final uno es
heredero/a porque ha cuidado de sus predecesores.

Modelos de trabajo e ideologías de género en Galicia (Paz Moreno Feliu).
Los modelos de género existentes en Galicia no son duales. Aunque se ha presentado
la “casa” como esfera privada autónoma del resto de la sociedad, lo cierto es que las
transformaciones, incluidas las de las relaciones de género, se producen dentro de esas casas
que no podemos considerar como entes aislados. En Galicia, la casa como categoría social real
no se refiere sólo al edificio, sino que designa tanto al grupo doméstico que la habita, sus
posesiones, a la organización y relaciones de producción, distribución y consumo, como a las

73

representaciones ideológicas que buscan la perpetuación de la casa. La organización interna de
la casa y los papeles de las mujeres en ella son muy variables.

Toda mujer ocupará distintas posiciones en sus relaciones dentro del propio grupo
doméstico en las distintas etapas de su vida
. Tendrá distintas relaciones de conflicto y alianza
con los hombres, con otras mujeres y distinto acceso a los recursos y al poder, en los distintos
momentos de su vida. La división del trabajo en la casa está dividida por género y edad. Los
trabajos cotidianos de las mujeres son limpiar la casa, lavar la ropa, hacer la comida y cuidar a
los enfermos y ancianos. Suelen realizar también los trabajos agrícolas ya que los hombres

trabajan en el mar. Además, también realizan los “trabajos no considerados trabajos” que es

trabajo para la casa como coser, conservar la carne y confeccionar embutidos (mujeres) y
reparaciones y cortar leña (hombres). En los trabajos ceremoniales-sociales, son ellas las que
hacen todo, mientras los hombres atienden a los invitados.
La división del trabajo está íntimamente relacionada con el sistema de herencias. Hay
dos formas básicas de éste: dividir por igual entre todos los hijos; o dar la casa, animales y
maquinaria a uno de los hijos (millorado/a) y repartir las tierras entre todos los hijos. La
decisión de millorar a un hijo se toma cuando al casarse, reside con su cónyuge en la casa
matriz con el compromiso de cuidar de los padres en su vejez. La herencia plena la reciben
cuando éstos mueren. En muchas zonas de Galicia se prefiere millorar a la hija menor, ya que
así se evitan conflictos con nueras.
Las mujeres solían trabajar fuera de casa como asalariadas antes del matrimonio y
dentro de casa después de casarse (como coser y cobrar por pieza). En España se definía el
trabajo en función de su separación o no de la casa.

EL MODELO DE LA HOMOGENEIDAD SOCIAL DE LA COMUNIDAD CAMPESINA Y SU QUIEBRA.

Los estudios de los 50 sobre los campesinos sustituyeron a los que se centraban en los

“primitivos actuales”. La elección de las comunidades campesinas se justificaba por su tamaño,

su asilamiento y autosuficiencia. A pesar de ello, las sociedades campesinas tienen una

“orientación interior” (son autosuficientes, rurales y aisladas) pero también dependen del
exterior
(de las fuerzas políticas, históricas y económicas). Por lo tanto, las distinciones del
tipo “rural-urbano” son rechazables; ya que ambos forman parte del sistema capitalista
.

Caso de estudio: Campo Lameiro (Galicia). Para ejemplificar esa falsa distinción “rural-
urbano” ofrece un estudio de caso. Señala la preferencia existente en Campo Lameiro de
escoger a la hija como heredera y no al hijo en algunas zonas de Galicia. Esta preferencia se da
en algunas zonas costeras (hombres ausentes por la pesca) donde se considera que la hija es
más “segura” a la hora de cuidar a los padres y reproducir la casa. En Lameiro la mayoría de los
hombres eran canteros y permanecían en la casa sólo durante el invierno. A finales del XIX
parten grandes oleadas de inmigrantes a Sudamérica y a mediados del XX, a Europa. Por otro
lado, los hombres que permanecieron en el pueblo buscaron trabajos asalariados. La mujer se
convierte en centro organizando la casa si bien el dinero de los hombres
(procedente de su
trabajo como canteros, de la inmigración o de su trabajo como asalariados) es importante.
Estos campesinos están insertos en todas las redes de mercado y por tanto, pone en duda la
dicotomía “abierto-cerrado”, “interior-exterior” e incluso “rural-urbano”.

FORMULACIÓN Y QUIEBRA DEL MODELO COMUNITARIO.
Los primeros estudios antropológicos, se han centrado en los que Cancian denomina

“perspectiva de la comunidad homogénea”. Esto se explica por la facilidad de aplicación de la
observación participante el estudio de la “orientación interior”, aunque esto s
uponga omisión
de los nexos fundamentales que de hecho existen con el exterior. Las características generales
de este modelo presuponen:

Estudio de comunidades homogéneas

74

Corporativas

Resistentes al cambio del exterior y socialmente intensivas

Habitantes campesinos pobres, dominados, aislaos y autosuficientes

Diferencias entre los hogares pequeñas

Costumbres locales que mantienen a la población con pautas y tradiciones

similares y compartidas

Agricultura de subsistencia y no como negocio

Lo rural y lo urbano son sistemas distintos

Todos estos presupuestos se cuestionan a partir de trabajos empíricos, del
replanteamiento del sentido y técnicas del trabajo de campo y de la ampliación de los campos
temáticos. Las migraciones tenían su impacto, las estructuras cambiaban a lo largo del tiempo,

el campesino dejó de ser considerado como un “exótico tradicional” cuando se constató la

existencia del trabajo asalariado, las economías rurales ya no eran cerradas y producían
mercancías para las grandes firmas capitalistas, las decisiones que afectan al campesino se
toman a menudo en contextos más amplios (por ejemplo la U.E).

La quiebra del modelo homogéneo no ha sido brusca y ha tenido tres perspectivas

fundamentales:
Modelo homogéneo 1. Perspectiva Institucional. Wolf distinguía: comunidades campesinas
abiertas al exterior y las cerradas-corporativas
. Las características de éstas últimas eran: 1) la
comunidad mantiene un corpus de derechos sobre la tierra, 2) existen presiones internas para
la redistribución ceremonial de excedentes (religión) y 3) se produce un desaliento frente a
extraños y frente a la participación en actividades del exterior de la comunidad. Se hace
hincapié en el igualitarismo y la homogeneidad de la comunidad y en el aislamiento del
exterior
. Estudios posteriores cuestionan este igualitarismo.
Caso de estudio: Fontelas (Portugal). O´Neill estudia una aldea campesina portuguesa que
reúne dos condiciones clásicas: pequeño tamaño y alto grado de aislamiento. En sus
conclusiones señala que el pretendido igualitarismo en este tipo de sociedades es una falacia.
Demuestra que:

La posesión de la tierra no es uniforme.
En los trabajos cooperativos (idealmente igualitarios según muchos) se mantiene una
estructura jerárquica a la hora de realizar las tareas.
Existe un gran número de hijos ilegítimos (bastardos), solteros, matrimonios tardíos y
uniones fuera del matrimonio. No se consideran parte de una subsociedad marginal.
Esto influye en las estrategias matrimoniales y en la transmisión de propiedades.
Priman las relaciones de filiación frente a las afines con el fin de mantener el
patrimonio unido.

Modelo homogéneo 2. Perspectiva Cognitiva. Otra de las formas de establecer la
homogeneidad de la comunidad campesina se liga a la interpretación cognitiva cuyo máximo

representante es Foster y su formulación de la “imagen del bien limitado”. Se considera que

los bienes de la comunidad son finitos y que los campesinos piensan que un incremento de la
riqueza por parte de otro campesino o bien proviene del azar o del exterior
. Si proviene del
interior se supone que ha privado a otro de su parte por lo que existen mecanismos para
obligar al enriquecido a redistribuir sus bienes (a menudo en las ceremonias o las fiestas) para
mantener así la homogeneidad de la comunidad.
Estudio de caso: El Riego (León). Ubaldo Martínez Veiga muestra cómo la explicación de la
posesión de riquezas no es estática y se interpreta de formas diferente a las de la “imagen del
bien limitado”. Estudia El Riego, en León a través de distintas figuras a lo largo del siglo XX
.

75

Modelo homogéneo 3. Perspectiva de la Familia Campesina. Sahlins formula lo que él llamó
la ley de Chayanov: “La intensidad del trabajo de un sistema de producción doméstica para el
consumo varía inversamente a la capacidad de trabajo de la unidad doméstica”. Es decir, como

la casa familiar es a la vez unidad de producción y consumo, la relación entre ambos se
establece a través del número de miembros de la familia que varía según su ciclo vital (cuantos
más miembros en la familia, menos cantidad de trabajo debe realizar cada uno para alcanzar
el nivel de autosuficiencia deseado
). Se parte de que el grupo pretende en primer lugar
satisfacer las necesidades de la casa. A partir de estas ideas los antropólogos se centraron en el
estudio de la familia como unidad de producción y consumo. La herencia ha sido objeto
principal de interés por residir en la casa campesina distintas generaciones y por haber
diferentes tipos de reparto del patrimonio (entre todos los herederos o a uno/a solo/a). Esta
perspectiva presupone linealidad entre producción y consumo y homogeneidad del grupo
doméstico.
Caso de estudio: Cerviá (Cataluña)
. Susana Narotzky realizó un estudio en dicha localidad
centrándose en la ideología de la casa como elemento estructurante de la ideología de
producción y cómo ésta ha cambiado y se ha mezclado con otras ideologías. La investigadora
señala la ambivalencia entre la ideología tradicional de la casa (grupos domésticos
campesinos basados en la producción) y la capitalista de la familia (grupo doméstico basado
en la reproducción).
Las actividades del grupo cambian su significado según se vean desde el
marco de la casa o de la familia. El concepto de casa en Cerviá se acerca al de la división sexual

del trabajo de la familia definido en función del género. Se distingue el “jornal de la casa”
aportado por el hombre y los “malgastos” o cantidades para gastos
, individuales normalmente
aportados por la mujer al realizar trabajo de costura. Estos trabajos se consideran “economía
informal” o “economía sumergida”
.

SEMBLANZAS DEL CACIQUISMO Y EL CACIQUE (Joan Frigolé). Los significados principales de la
palabra cacique tienen que ver con un proceso histórico que conllevó la oposición y
substitución de un orden económico y político antiguo, el señorial, por un orden económico y
político nuevo, el capitalista. Nobleza frente a burguesía, tributos frente a rentas. Sin embargo,
el significado del patrón no tiene una connotación negativa, ya que aunque sea rico y el pobre
trabaja para él, lo ayuda y protege y el pobre le da prestigio y vigila sus intereses. Más que un
explotador y un opresor, es un mediador entre los individuos y la comunidad y el Estado. Las
relaciones patrón-cliente y cacique-explotado son distintas pero complementarias, ya que “el
que es mi patrón, es un cacique para otros”.
El cacique representa para los jornaleros la
imagen de la traición, ya que obtiene unos beneficios y unas ventajas a costa de perder su
dignidad (por eso se le niega su condición de hombre).

LOS CAMPESINOS EN LA SOCIEDAD GLOBAL: LAS CIUDADES Y EL ESTADO.

La “economía informal” o “economía sumergida” da cuenta de un fenómeno
recurrente en muchas ciudades de países descolonizados desde la II GM y constata la
existencia de actividades que no pertenecen al sector formal de la economía, no tenidas en
cuenta por los economistas o planificadores del desarrollo. Las características de este sector
informal son: autoempleo, acceso fácil al trajo mediante redes de conocidos, apoyo en

recursos locales y modelo de trabajo y tecnología intensiva. En realidad, el término “economía
informal” se refiere a dos cosas distintas que a menudo confluyen:

1. Análisis de los sectores formal e informal.
2. Análisis de la producción subalterna, producción y distribución de pequeñas
mercancías que ocupan un lugar subordinado en la economía capitalista.
Muchos autores reconocen la interdependencia: el sector formal depende del
informal para obtener mano de obra barata, bienes y servicios y el informal depende del
formal para obtener clientes, ingresos y también servicios. La economía informal o sumergida

76

existe desde antiguo y ha aparecido siempre que el modo de producción de una sociedad es
inadecuado para satisfacer las necesidades de la población. Asimismo se da tanto en países en
desarrollo como en países considerados desarrollados.
Caso de Estudio: Huaraz (Perú). Babb estudió en Perú la incorporación de los inmigrantes a la
venta callejera y el comercio ambulante. Estos han sido tachados por los gobiernos peruanos
como responsables de los males que aquejan a la nación: responsables de los altos precios. El
estudio de Babb contradice esas acusaciones. Muestra también cómo se han producido

cambios en el sector surgiendo jerarquías de “ambulantes” y creciendo los vínculos entre el

sector informal y el sector formal peruano.
El Ejido, un experimento del capitalismo moderno (Ubaldo Martínez Veiga). El autor muestra
El Ejido como ejemplo claro de agroindustria pero también de un sistema que mezcla
elementos arcaicos con otros novedosos. Debido a la densidad institucional (mercado con
fuertes componentes locales basados en relaciones sociales), se han excluido a los inmigrantes
marroquíes de ser propietarios y se les trata como a los antiguos proletarios.

INDICE DEL LIBRO “EVOLUCIÓN DE LAS SOCIEDADES HUMANAS”.

Cáp. 1 Introducción
Cáp. 2 Primera parte

EL GRUPO NIVEL FAMILIAR

Cáp. 3

Cazadores-recolectores nivel familiar

Shoshón de la Gran Cuenca
Kung de Kalahari

Cáp. 4

Familias con domesticación

Machiguenga Amazonas
Nganasan de Siberia

Cáp. 5 Segunda parte

GRUPO LOCAL

Cap. 6

La familia y el poblado

Los Yanomami de Venezuela

Cáp. 7

El poblado y el clan

Esquimales de Alaska
Tsembaga Nueva Guinea
Turkana de Kenia

Cáp. 8

El grupo corporativo y colectividad del gran hombre

Indios de Norteamérica
Enga Nueva Guinea
Kirguises Afganistán

Cáp. 9 Tercera parte

ENTIDAD POLÍTICA REGIONAL

Cáp. 10

Cacicazgo simple

Isleños Trobriand

Cáp. 11

Cacicazgo complejo

Isleños Hawai
Basseri Irán

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->