P. 1
Personajes Del Antiguo Test Amen To Capitulo 1

Personajes Del Antiguo Test Amen To Capitulo 1

|Views: 976|Likes:
Publicado porValenzuela Jorge

More info:

Published by: Valenzuela Jorge on Dec 27, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/23/2013

pdf

text

original

Introducción

Debemos considerar con atención la situación de Jacob: él se
había
marchado de su tierra porque había robado la bendición de la
primogenitura a su hermano Esaú engañando a su padre ciego con
el consentimiento y la complicidad de su madre. Por veinte años
se había refugiado en casa de su tío Labán, quien le engañó y se
hizo servir por Jacob, llegando la situación a tal tirantez que Jacob
decidió volver a su tierra pese a las amenazas de Esaú.
Por su parte Esaú habitaba la tierra de Edom, del otro lado del
Jordán respecto a Canaán; una tierra árida y muy inferior a la de
su padre Isaac. Seguramente durante tantos años había
responsabilizado a Jacob de su suerte y habría alimentado su
deseo de venganza. Seguía siendo un cazador y un guerrero y esas
eran las características de la familia que había formado.

1- El temor de Jacob
Génesis 32: 1-11

El pasaje nos muestra a Jacob dejando un problema atrás, pero
tomando
conciencia de las dificultades mayores que le espera por delante.
En aquel momento Dios envía ángeles que le recuerden la
presencia protectora de Dios… Pero el temor de Jacob no
desaparece porque teme por la vida de toda su familia.
Envía entonces un humilde mensaje a su hermano y recibe como
respuesta que Esaú viene a su encuentro con cuatrocientos
hombres; el temor de Jacob se agiganta, porque es de suponer que
una comitiva tan grande no tendría intenciones pacifistas.
Entonces decide dividir a su familia en dos campamentos de
manera tal que si Esaú ataca a uno el otro pueda huir. También
ora a Dios reconociendo sus pecados y su debilidad…
Está ahora en manos de su hermano y en las manos de Dios…

2- El reencuentro y el perdón
Génesis 33: 1-7

Después de algunos sucesos ocurridos con Jacob que resultan en
una
nueva demostración divina de su presencia y su protección, llega
el momento tan temido… Jacob alza la vista y ve venir a su
hermano a su encuentro. Entonces decide poner a toda su familia
delante con la intención de conmover el corazón de Esaú. Luego,
al llegar su hermano frente a él, Jacob camina hacia Esaú,
arrodillándose siete veces delante de su hermano… Esta era una
honra a quien se reconocía como señor; el número siete significa
para los judíos lo completo… Jacob honraba a su hermano de la
mejor manera, se ponía a su servicio invocando su perdón y
reconociéndole implícitamente como el mayor y digno de la
autoridad patriarcal.
Sabemos que Jacob estaba en una situación difícil e indefenso,
pero no hay ninguna razón para especular con que él estuviera
fingiendo… Tantos años de ausencia y engaños, sumados a las
continuas demostraciones del amor de Dios a su favor,
seguramente habían hecho madurar a este hombre… Y esto es lo
que percibió Esaú, que había malgastado veinte años de rencor y

ahora, al ver a su hermano, el engañador, humillado y de rodillas
delante de él, siendo aún un hombre rústico y severo, no puede
contener las lágrimas y un beso y un abrazo profundo selló el
perdón y la reconciliación.
El amor de Dios había ganado una nueva batalla…

3- La gratitud de Jacob
Génesis 33: 8-20

Pese al rechazo de Esaú de los presentes que Jacob le ofrecía, este
insiste una y otra vez para que el mayor los reciba…Hay una frase
que finalmente convence a Esaú y que, sin dudas Jacob expresa
de todo corazón: “…acepta mi presente, porque he visto tu rostro,
como si hubiera visto el rostro de Dios, pues que con tanto favor
me has recibido”.
Aún así Jacob insiste ante Esaú haciéndole notar la ternura de sus
hijos y pidiéndole que él marche delante… Algunos interpretan
estos versículos (13 y 14) como una actitud de cierta desconfianza
de parte de Jacob, al fin y al cabo tan golpeado por tantos engaños
propios y ajenos; pero otros intérpretes creen ver en Jacob un
sincero deseo de no incomodar ni desagradar a Esaú… Por eso
rechaza la custodia de su hermano y sus preocupaciones. Esaú
parte entonces a Seir, su tierra, mientras Jacob sigue su lento viaje
hacia Canaán… En Sucot (que quiere decir barracas) se construye
una casa y corrales para su ganado aprovechando las
características del lugar.
Finalmente habrá de recalar en frente de la vieja ciudad de
Siquem en donde compra un campo e instala allí su tienda y
levanta un altar de gratitud a Dios que llamó “El-Elohe-Israel” (El
poderoso Dios de Israel).
La odisea había terminado y ahora Jacob se instalará en la tierra
que Dios había prometido a su abuelo Abraham… Los planes de
Dios a favor del hombre habrán de continuar.

Como conclusión podemos decir que pese a los pecados de Jacob,
a los engaños y las mentiras, Dios siempre fue fiel a lo que había
prometido a Abraham.

Nosotros podremos fallarle a El, pero El nunca dejará de ser fiel a
nosotros; y la razón de ello es su rectitud y su amor hacia la
humanidad.

Cuestionario de repaso:

¿Qué hace Jacob para tratar de ganar el favor de su hermano
Esaú?
¿Qué sucede al encontrarse Jacob con Esaú?
¿De qué forma podemos ver la mano del Señor obrando?
¿Qué lección podemos extraer para nuestras vidas?

Versículo para aprender de memoria:

“…porque he visto tu rostro, como si hubiera visto el rostro de
Dios…”
Génesis 33: 10

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->