P. 1
HERRAMIENTAS MANUALES

HERRAMIENTAS MANUALES

|Views: 610|Likes:
Publicado pormech19
Taller
Taller

More info:

Published by: mech19 on Dec 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/20/2015

pdf

text

original

UNIVERSIDAD MARITIMA INTERNACIONAL TALLER ANALISIS DE LOS POSIBLES ACCIDENTES AL USAR HERRAMIENTAS MANUALES GRUPO CHARLIE María García

VESPERTINO 2007

1

INDICE
1. Definición de herramienta manual 2. Tipos de herramientas manuales 3. Causas de accidentes con herramientas manuales 4. Riesgo en el uso de herramientas manuales 5. Recomendaciones generales 6. Equipos de protección personal 4 4 5 6 7 8

7. Medidas preventivas especificas de herramientas manuales de uso común: • • • • • • • • • Alicates Cinceles Cuchillos Destornilladores Escolpos y punzones Limas Llaves Sierras Tijeras 9 11 13 15 17 18 20 24 26 28 29

8. Conclusiones 9. Bibliografía

2

INTRODUCCION

Muchas actividades laborales que realizan los marinos en los diversos tipos de barcos se hallan expuestas a riesgos mecánicos derivados del uso de herramientas manuales y portátiles, máquinas y equipos diversos. El uso de estas herramientas y máquinas puede provocar riesgos de diversa consideración para los marinos, si no se conocen adecuadamente sus condiciones uso. En este trabajo pasaremos a hablar solamente de las herramientas manuales que son los utensilios de trabajo utilizados generalmente de forma individual que únicamente requieren para su accionamiento la fuerza motriz humana. El objetivo de nuestro trabajo de investigación es dar a conocer que es una herramienta manual, los diferentes tipos, los principales riesgos derivados de las herramientas de uso común, causas que los motivan y medidas preventivas básicas. De acuerdo con estas consideraciones, conocer los riesgos que la manipulación de estas herramientas manuales pueden originar es un derecho y una obligación que todo marino debe saber, cuyo cumplimiento constituye, sin duda, es uno de los mejores medios para lograr unas condiciones de trabajo seguras en las embarcaciones que navegue, así como el objetivo primordial que persigue este trabajo de investigación.

3

ANALISIS DE LOS POSIBLES ACCIDENTES AL USAR HERRAMIENTAS MANUALES
1. HERRAMIENTA MANUAL Se denomina como herramienta manual o de mano al utensilio, generalmente metálico de acero, de madera o de goma, que se utiliza para ejecutar de manera más apropiada, sencilla y con el uso de menor energía, tareas constructivas o de reparación, que sólo con un alto grado de dificultad y esfuerzo se podrían hacer sin ellas. Por ello las herramientas manuales, pueden ser causal de accidentes cuyas consecuencias van desde leves hasta fatales. También pueden contribuir a lesiones en los músculos o tendones causadas por herramientas con características ergonómicas incorrectas, estas se pueden presentar en poco tiempo o se pueden desarrollar con bastante posterioridad. 2. TIPOS DE HERRAMIENTAS MANUALES Las herramientas manuales se dividen en: • herramientas de corte • herramientas de torsión • herramientas de golpe • herramientas con bordes filosos Herramientas manuales de corte: Herramientas llamadas de corte, sirven para trabajar los materiales que no sean más duros que un acero normal sin templar. Los materiales endurecidos no se pueden trabajar con las herramientas manuales de corte. Como herramientas manuales de corte podemos citar algunos como: Sierra de mano, lima, tenazas, tijera, buril, cizalla, tenaza, serrucho, etc. Herramientas manuales de torsión En segundo lugar se pueden considerar las herramientas que se utilizan para sujetar piezas o atornillar piezas. En este grupo se pueden considerar las siguientes. Destornilladores (estrella, plano..) Alicates (de punta redonda, electricista) Pinzas Llaves ajustables Llaves de boca

4

Herramientas manuales de golpe Son herramientas que se utilizan para golpear y posiblemente sea una de las más antiguas que existen, podemos mencionar como: Martillo, mazos, cincel, etc. Herramientas con bordes filosos Son herramientas que poseen bordes con filo, que tienen diferente trato que las herramientas de corte, podemos citar por ejemplo: Cuchillos, Navajas, hachas, etc.

3. CAUSAS DE LOS ACCIDENTES CON HERRAMIENTAS MANUALES
Si bien es cierto que la responsabilidad por el uso de las herramientas corresponde a cada trabajador (lo cual normalmente se puede establecer en el reglamento interno), no obstante cualquier deterioro o falla debe comunicarlo de inmediato, pues esto contribuye a controlar algunas de las principales causas de accidentes. Algunas de estas causas con herramientas manuales son: • Abuso de herramientas para efectuar cualquier tipo de operación

En cuanto a la utilización de herramientas inadecuadas para el trabajo se pueden dar los siguientes ejemplos de usos frecuentes: o o o o • Utilización de destornillador como cincel Empleo de navaja como destornillador Utilización de llave de tuerca como martillo Utilización de una lima como punzón

Uso de herramientas de forma incorrecta Aunque se esté usando la herramienta correcta se precisa que el usuario haya sido previamente adiestrado y formado sobre la técnica segura de su uso, evitando que los dedos, manos o cualquier parte del cuerpo pueda ser alcanzada por la herramienta al quedar dentro de la dirección de trabajo de ésta..

Uso de herramientas inadecuadas, defectuosas, de mala calidad o mal diseñadas Podemos por ejemplo se puede mencionar en los cinceles y punzones con cabezas agrietadas, limas con dientes gastados o embotadas, llaves

5

tuercas con quijadas desgastadas, herramientas eléctricas con interruptores defectuosos o aislamientos deteriorados, etc. • Herramientas transportadas de forma peligrosa. El personal encargado de su uso deberá proveerse de las adecuadas cajas, bolsas, cinturones porta- herramientas o carros de herramientas, donde éstas permanezcan adecuadamente ordenadas. • Abandono de herramientas en lugares peligrosos Las herramientas se deberán colocar en el lugar adecuado (armarios o estantes) de forma que la falta de alguna de ellas pueda ser fácilmente detectada, a la vez que se encuentran protegidas contra su deterioro por golpes o caídas. El abandono de las herramientas en el suelo, en zonas de paso o en lugares elevados puede ser causa de lesión al caer sobre alguna persona. • • • • Poca concentración o distracción en el trabajo que se ejecuta Remover protecciones a algunas partes de la herramienta y no reponerlas No respetar recomendaciones efectuadas por el fabricante El no uso de elementos de protección personal

4. RIESGOS EN EL USO DE HERRAMIENTAS MANUALES Al realizar trabajos con herramientas manuales se pueden producir diversas lesiones, sino se toman las medidas adecuadas para evitar accidentes. Se describen a continuación y de forma general los principales riesgos derivados del uso, transporte y mantenimiento de las herramientas manuales. Los principales riesgos asociados a la utilización de las herramientas manuales son:
• • • • • • •

Golpes y cortes en manos ocasionados por las propias herramientas durante el trabajo normal con las mismas. Lesiones oculares por partículas provenientes de los objetos que se trabajan y/o de la propia herramienta. Golpes en diferentes partes del cuerpo por despido de la propia herramienta o del material trabajado. Esguinces por sobreesfuerzos o gestos violentos. Afecciones músculo esqueléticas Amputaciones Shock Eléctrico 6

5. RECOMENDACIONES GENERALES De acuerdo con estas consideraciones, las recomendaciones generales para el correcto uso de estas herramientas, con el fin de evitar los accidentes que pueden originar, son las siguientes: -El correcto almacenamiento, la conocida regla de orden y limpieza "un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar", debe aplicarse siempre y en todo lugar de trabajo. Cada herramienta debe ser almacenada, en repisas o estantes destinados especialmente para ellas. -Selección correcta de la herramienta para el trabajo -Orden y aseo permanente en el puesto o lugar de trabajo -Conservación de las herramientas en buenas condiciones de uso: Las herramientas deben ser sustituidas o reparadas cuando se advierta algún defecto en ellas. - Utilización de las herramientas adecuadas a cada tipo de trabajo que se vaya a realizar. - Entrenamiento apropiado de los usuarios en el manejo de las herramientas de trabajo -Transporte adecuado y seguro, protegiendo los filos y puntas y manteniéndolas ordenadas, limpias y en buen estado, en el lugar destinado a tal fin. -Inspecciones periódicas -Colocar las protecciones de cada herramienta

7

6. EQUIPOS DE PROTECCIÓN PERSONAL Se entiende como equipo de protección personal a cualquier dispositivo o medio que vaya a llevar o del que vaya a disponer una persona con el objetivo de que la proteja contra uno o varios riesgos que pueden amenazar su salud y su seguridad Dependiendo del tipo de trabajo o actividad que se desarrolle, en algunos casos es indispensable el uso de elementos de protección personal básicos, algunos de los elementos a utilizar podrían ser: - Protección para la cabeza: Casco de seguridad -Protección para los ojos: Lentes de seguridad o antiparras, para protección ocular - Protección para oídos: Protección auditiva, tapones u orejeras si existe el riesgo de lesión auditiva, si se encuentra en un ambiente con exceso de ruido - Protección para el sistema respiratoria - Protección para brazos, manos: Guantes para protección de manos y de brazos, el tipo dependerá del riesgo al que está expuesto - Protección para el tronco: Delantal o pechera, Faja lumbar - Protección para las piernas: rodilleras, botas largas hasta la cadera - Calzado de protección: Calzado de seguridad con punta de acero

8

7. MEDIDAS PREVENTIVAS ESPECÍFICAS DE LAS HERRAMIENTAS MANUALES DE USO COMÚN Alicates Los alicates son herramientas manuales diseñadas para sujetar, doblar o cortar. Las partes principales que los componen son las quijadas, cortadores de alambre, tornillo de sujeción y el mango con aislamiento. Se fabrican de distintas formas, pesos y tamaños. (Fig. 2: )

Fig. 2: Partes de los alicates Los tipos de alicates más utilizados son: (Fig. 3) • • • • • • Punta redonda. De tenaza. De corte. De mecánico. De punta semiplana o fina (plana). De electricista.

9

Fig. 3: Tipos de alicates más utilizados Deficiencias típicas
• • • • • •

Quijadas melladas o desgastadas. Pinzas desgastadas. Utilización para apretar o aflojar tuercas o tornillos. Utilización para cortar materiales más duros del que compone las quijadas. Golpear con los laterales. Utilizar como martillo la parte plana.

Prevención Herramienta

• • •

Los alicates de corte lateral deben llevar una defensa sobre el filo de corte para evitar las lesiones producidas por el desprendimiento de los extremos cortos de alambre. Quijadas sin desgastes o melladas y mangos en buen estado. Tornillo o pasador en buen estado. Herramienta sin grasas o aceites.

Utilización

• • • • • •

Los alicates no deben utilizarse en lugar de las llaves, ya que sus mordazas son flexibles y frecuentemente resbalan. Además tienden a redondear los ángulos de las cabezas de los pernos y tuercas, dejando marcas de las mordazas sobre las superficies. (Fig. 4) No utilizar para cortar materiales más duros que las quijadas. Utilizar exclusivamente para sujetar, doblar o cortar. No colocar los dedos entre los mangos. No golpear piezas u objetos con los alicates. Mantenimiento. Engrasar periódicamente el pasador de la articulación.

Fig. 4: Mala utilización de alicates

10

Cinceles Los cinceles son herramientas de mano diseñadas para cortar, ranurar o desbastar material en frío, mediante la transmisión de un impacto. Son de acero en forma de barras, de sección rectangular, hexagonal, cuadrada o redonda, con filo en un extremo y biselado en el extremo opuesto. Las partes principales son la arista de corte, cuña, cuerpo, cabeza y extremo de golpeo. (Fig. 5)

Fig. 5: Partes de un cincel Los distintos tipos de cinceles se clasifican en función del ángulo de filo y éste cambia según el material que se desea trabajar, tomando como norma general los siguientes: Materiales muy blandos Cobre y bronce Latón Acero Hierro fundido 30º 40º 50º 60º 70º

El ángulo de cuña debe ser de 8º a 10º para cinceles de corte o desbaste y para el cincel ranurador el ángulo será de 35º, pues es el adecuado para hacer ranuras, cortes profundos o chaveteados. Deficiencias típicas
• • •

Utilizar cincel con cabeza achatada, poco afilada o cóncava. Arista cóncava. Uso como palanca.

Prevención Herramienta

Las esquinas de los filos de corte deben ser redondeadas si se usan para cortar. 11

• •

Deben estar limpios de rebabas. Los cinceles deben ser lo suficientemente gruesos para que no se curven ni alabeen al ser golpeados. Se deben desechar los cinceles mas o menos fungiformes utilizando sólo el que presente una curvatura de 3 cm de radio. Fig. 6

Fig. 6: Posibles estados de cinceles

Para uso normal, la colocación de una protección anular de esponja de goma, puede ser una solución útil para evitar golpes en manos con el martillo de golpear.

Fig. 7: Protección anular de cinceles y uso de porta-cinceles< Utilización
• •

• •

• • • •

Siempre que sea posible utilizar herramientas soporte. Cuando se pique metal debe colocarse una pantalla o blindaje que evite que las partículas desprendidas puedan alcanzar a los operarios que realizan el trabajo o estén en sus proximidades. Para cinceles grandes, éstos deben ser sujetados con tenazas o un sujetador por un operario y ser golpeadas por otro. Los ángulos de corte correctos son: un ángulo de 60º para el afilado y rectificado, siendo el ángulo de corte más adecuado en las utilizaciones más habituales el de 70º. Para metales más blandos utilizar ángulos de corte más agudos. Sujeción con la palma de la mano hacia arriba cogiéndolo con el pulgar y los dedos índice y corazón. El martillo utilizado para golpearlo debe ser suficientemente pesado. El cincel debe ser sujetado con la palma de la mano hacia arriba, sosteniendo el cincel con los dedos pulgar, índice y corazón.

Protecciones personales

Utilizar gafas y guantes de seguridad homologados. 12

Cuchillos Son herramientas de mano que sirven para cortar. Constan de un mango y de una hoja afilada por uno de sus lados. Existen diversos tipos y medidas en función del material a cortar y del tipo de corte a realizar. (Fig. 8)

Fig. 8: Algunos tipos de cuchillos Deficiencias típicas
• • • • • • •

Hoja mellada. Corte en dirección hacia el cuerpo. Mango deteriorado. Colocar la mano en situación desprotegida. Falta de guarda para la mano o guarda inadecuada. No utilizar funda protectora. Empleo como destornillador o palanca.

Prevención Herramienta
• • •

Hoja sin defectos, bien afilada y punta redondeada. (Fig. 9) Mangos en perfecto estado y guardas en los extremos. (Fig. 9) Aro para el dedo en el mango.

Fig. 9: Guardas en extremo del mango y punta redondeada

Utilización 13

• • • • • • •

• •

Utilizar el cuchillo de forma que el recorrido de corte se realice en dirección contraria al cuerpo. Utilizar sólo la fuerza manual para cortar absteniéndose de utilizar los pies para obtener fuerza suplementaria. No dejar los cuchillos debajo de papel de deshecho, trapos etc. o entre otras herramientas en cajones o cajas de trabajo. Extremar las precauciones al cortar objetos en pedazos cada vez más pequeños. No deben utilizarse como abrelatas, destornilladores o pinchos para hielo. Las mesas de trabajo deben ser lisas y no tener astillas. Siempre que sea posible se utilizarán bastidores, soportes o plantillas específicas con el fin de que el operario no esté de pie demasiado cerca de la pieza a trabajar. Los cuchillos no deben limpiarse con el delantal u otra prenda, sino con una toalla o trapo, manteniendo el filo de corte girado hacia afuera de la mano que lo limpia. Uso del cuchillo adecuado en función del tipo de corte a realizar. Utilizar portacuchillos de material duro para el transporte, siendo recomendable el aluminio por su fácil limpieza. El portacuchillos debería ser desabatible para facilitar su limpieza y tener un tornillo dotado con palomilla de apriete para ajustar el cierre al tamaño de los cuchillos guardados.

Fig. 10: Portacuchillos de aluminio ajustable

• •

Guardar los cuchillos protegidos. Mantener distancias apropiadas entre los operarios que utilizan cuchillos simultáneamente.

Protecciones personales

Utilizar guantes de malla metálica homologados, delantales metálicos de malla o cuero y gafas de seguridad homologadas.

Destornilladores

14

Los destornilladores son herramientas de mano diseñados para apretar o aflojar tornillos ranurados de fijación sobre materiales de madera, metálicos, plásticos etc. Las partes principales de un destornillador son el mango, la cuña o vástago y la hoja o boca (Fig. 11). El mango para sujetar se fabrica de distintos materiales de tipo blando como son la madera, las resinas plásticas etc que facilitan su manejo y evitan que resbalen al efectuar el movimiento rotativo de apriete o desapriete, además de servir para lograr un aislamiento de la corriente eléctrica.

Fig. 11: Partes de un destornillador Los principales tipos de destornilladores son (Fig. 12)
• • • •

Tipo plano de distintas dimensiones. Tipo estrella o de cruz. Tipo acodado. Tipo de horquilla.

Fig. 12: Tipos de destornilladores Deficiencias típicas
• • • • • •

Mango deteriorado, astillado o roto. Uso como escoplo, palanca o punzón. Punta o caña doblada. Punta roma o malformada. Trabajar manteniendo el destornillador en una mano y la pieza en otra. Uso de destornillador de tamaño inadecuado. (Fig. 13 c)

15

Fig. 13: Utilización de destornilladores Prevención:Herramienta

• • •

Mango en buen estado y amoldado a la mano con o superficies laterales prismáticas o con surcos o nervaduras para transmitir el esfuerzo de torsión de la muñeca. El destornillador ha de ser del tamaño adecuado al del tornillo a manipular. Porción final de la hoja con flancos paralelos sin acuñamientos. Desechar destornilladores con el mango roto, hoja doblada o la punta rota o retorcida pues ello puede hacer que se salga de la ranura originando lesiones en manos.

Utilización
• • • • • •

Espesor, anchura y forma ajustado a la cabeza del tornillo. (Fig. 13 a y b) Utilizar sólo para apretar o aflojar tornillos. No utilizar en lugar de punzones, cuñas, palancas o similares. Siempre que sea posible utilizar destornilladores de estrella. La punta del destornillador debe tener los lados paralelos y afilados. (Fig. 13 a) No debe sujetarse con las manos la pieza a trabajar sobre todo si es pequeña. En su lugar debe utilizarse un banco o superficie plana o sujetarla con un tornillo de banco. (Fig. 14) Emplear siempre que sea posible sistemas mecánicos de atornillado o desatornillado.

Fig. 14: Sujeción incorrecta de una pieza a atornillar Escolpos y punzones 16

Los escoplos o punzones son herramientas de mano diseñadas para expulsar remaches y pasadores cilíndricos o cónicos, pues resisten los impactos del martillo, para aflojar los pasadores y empezar a alinear agujeros, marcar superficies duras y perforar materiales laminados. Son de acero, de punta larga y forma ahusada que se extiende hasta el cuerpo del punzón con el fin de soportar golpes más o menos violentos. En la figura 15 se muestran diversos tipos de punzones.

Fig. 15: Tipos de punzones Deficiencias típicas
• • • • • •

Cabeza abombada. Cabeza y punta frágil (sobre templada). Cuerpo corto dificultando la sujeción. Sujeción y dirección de trabajo inadecuados. Uso como palanca. No utilizar gafas de seguridad.

Prevención Herramienta: El punzón debe ser recto y sin cabeza de hongo. Utilización

• • • •

Utilizarlos sólo para marcar superficies de metal de otros materiales más blandos que la punta del punzón, alinear agujeros en diferentes zonas de un material. Golpear fuerte, secamente, en buena dirección y uniformemente. Trabajar mirando la punta del punzón y no la cabeza. No utilizar si está la punta deformada. Deben sujetarse formando ángulo recto con la superficie para evitar que resbalen. (Fig. 16)

17

Fig. 16: Forma correcta de utilizar un punzón Protecciones personales

Utilizar gafas y guantes de seguridad homologados

Medidas preventivas específicas para limas Las limas son herramientas manuales diseñadas para conformar objetos sólidos desbastándolos en frío. Las partes principales de una lima son los cantos, cola, virola y mango. (Fig. 1)

Fig. 1: Partes de una lima y detalle interior del mango El mango es la parte que sirve para sujetar la herramienta y cubre la cola de la lima. En el mango existe un anillo metálico llamado virola, que evita que el mango se dé y se salga. La parte útil de trabajo se denomina longitud de corte y tiene cantos de desbaste, pudiendo contar con cantos lisos. Por su forma se clasifican en:
• • • • • •

Cuadrangulares. Planas. Mediacaña. Triangulares. Redondas. El número de dientes varía de 60 a 6500 dientes/cm2.

18

Deficiencias típicas
• • •

Sin mango. Uso como palanca o punzón. Golpearlas como martillo.

Prevención Herramienta
• • • •

Mantener el mango y la espiga en buen estado. Mango afianzado firmemente a la cola de la lima. Funcionamiento correcto de la virola. Limpiar con cepillo de alambre y mantener sin grasa.

Utilización
• • •

Selección de la lima según la clase de material, grado de acabado (fino o basto). No utilizar limas sin su mango liso o con grietas. No utilizar la lima para golpear o como palanca o cincel. (Fig. 2)

Fig. 2: Utilización incorrecta de lima como palanca o para golpear

• •

La forma correcta de sujetar una lima es coger firmemente el mango con una mano y utilizar los dedos pulgar e índice de la otra para guiar la punta. La lima se empuja con la palma de la mano haciéndola resbalar sobre la superficie de la pieza y con la otra mano se presiona hacia abajo para limar. Evitar presionar en el momento del retorno. Evitar rozar una lima contra otra. No limpiar la lima golpeándola contra cualquier superficie dura como puede ser un tornillo de banco.

19

Llaves Existen dos tipos de llaves: Boca fija y boca ajustable. Boca fija Las llaves de boca fija son herramientas manuales destinadas a ejercer esfuerzos de torsión al apretar o aflojar pernos, tuercas y tornillos que posean cabezas que correspondan a las bocas de la herramienta. Están diseñadas para sujetar generalmente las caras opuestas de estas cabezas cuando se montan o desmontan piezas. Tienen formas diversas pero constan como mínimo de una o dos cabezas, una o dos bocas y de un mango o brazo. Los principales son (Fig. 3):
• • • • • • •

Españolas o de ingeniero Estriadas Combinadas Llaves de gancho o nariz Tubulares Trinquete Hexagonal o allen

La anchura del calibre de la tuerca se indica en cada una de las bocas en mm o pulgadas.

Fig. 3: Tipos de llaves de boca fija

20

Boca ajustable Las llaves de boca ajustables son herramientas manuales diseñadas para ejercer esfuerzos de torsión, con la particularidad de que pueden variar la abertura de sus quijadas en función del tamaño de la tuerca a apretar o desapretar. Los distintos tipos y sus partes principales son: mango, tuerca de fijación, quijada móvil, quijada fija y tornillo de ajuste. (Fig. 4)

Fig. 4: Llaves de boca ajustable y sus partes Según el tipo de superficie donde se vayan a utilizar se dividen en: Llaves de superficie plana o de superficie redonda. Deficiencias típicas
• • • • •

Mordaza gastada. (Fig. 5) Defectos mecánicos. (Fig. 5) Uso de la llave inadecuada por tamaño. Utilizar un tubo en mango para mayor apriete. Uso como martillo.

Fig. 5: Llave con mordazas gastadas y defectos mecánicos. Prevención Herramienta
• • •

Quijadas y mecanismos en perfecto estado. Cremallera y tornillo de ajuste deslizando correctamente. Dentado de las quijadas en buen estado.

21

• • •

No desbastar las bocas de las llaves fijas pues se destemplan o pierden paralelismo las caras interiores. Las llaves deterioradas no se reparan, se reponen. Evitar la exposición a calor excesivo.

Utilización

Efectuar la torsión girando hacia el operario, nunca empujando. (Fig. 6)

Fig. 6: Utilización correcta de llave girando hacia el operario
• • •

Al girar asegurarse que los nudillos no se golpean contra algún objeto. Utilizar una llave de dimensiones adecuadas al perno o tuerca a apretar o desapretar. Utilizar la llave de forma que esté completamente abrazada y asentada a la tuerca y formando ángulo recto con el eje del tornillo que aprieta. (Fig. 7)

Fig. 7: Utilizaciones correctas e incorrectas de llaves fijas

22

No debe sobrecargarse la capacidad de una llave utilizando una prolongación de tubo sobre el mango, utilizar otra como alargo o golpear éste con un martillo. (Fig. 8)

Fig. 8: Utilización de llaves inadecuadas

Es más seguro utilizar una llave más pesada o de estrías. (Fig. 9)

Fig. 9: Utilización de llaves de estrías cerradas
• •

Para tuercas o pernos difíciles de aflojar utilizar llaves de tubo de gran resistencia. La llave de boca variable debe abrazar totalmente en su interior a la tuerca y debe girarse en la dirección que suponga que la fuerza la soporta la quijada fija. Tirar siempre de la llave evitando empujar sobre ella. (Fig. 10)

23

Fig. 10: Utilizaciones correcta e incorrecta de llave de boca variable
• •

Utilizar con preferencia la llave de boca fija en vez de la de boca ajustable. No utilizar las llaves para golpear.

Las herramientas manuales son los utensilios de trabajo generalmente utilizados de modo individual, y que únicamente requieren para su accionamiento la fuerza motriz humana. No se incluyen las herramientas eléctricas, neumáticas o de impacto.

Sierras
Las sierras son herramientas manuales diseñadas para cortar superficies de diversos materiales. Se componen de un bastidor o soporte en forma de arco, fijo o ajustable; una hoja, un mango recto o tipo pistola y una tuerca de mariposa para fijarla. (Fig. 12) La hoja de la sierra es una cinta de acero de alta calidad, templado y revenido; tiene un orificio en cada extremo para sujetarla en el pasador del bastidor; además uno de sus bordes está dentado.

Fig. 12: Partes y tipos de sierras de arco

24

Deficiencias típicas
• • • • •

Triscado impropio. Mango poco resistente o astillado. Uso de la sierra de tronzar para cortar al hilo. Inadecuada para el material. Inicio del corte con golpe hacia arriba.

Prevención Herramienta
• • •

Las sierras deben tener afilados los dientes con la misma inclinación para evitar flexiones alternativas y estar bien ajustados. Mangos bien fijados y en perfecto estado. Hoja tensada.

Utilización

Antes de serrar fijar firmemente la pieza a serrar. (Fig. 13)

Fig. 13: Pieza fijada firmemente antes de serrar
• •

• •

Utilizar una sierra para cada trabajo con la hoja tensada (no excesivamente) Utilizar sierras de acero al tungsteno endurecido o semiflexible para metales blandos o semiduros con el siguiente número de dientes: o Hierro fundido, acero blando y latón: 14 dientes cada 25 cm. o Acero estructural y para herramientas: 18 dientes cada 25 cm. o Tubos de bronce o hierro, conductores metálicos: 24 dientes cada 25 cm. o Chapas, flejes, tubos de pared delgada, láminas: 32 dientes cada 25 cm. Utilizar hojas de aleación endurecido del tipo alta velocidad para materiales duros y especiales con el siguiente número de dientes: o Aceros duros y templados: 14 dientes cada 25 cm. o Aceros especiales y aleados: 24 dientes cada 25 cm. o Aceros rápidos e inoxidables: 32 dientes cada 25 cm. Instalar la hoja en la sierra teniendo en cuenta que los dientes deben estar alineados hacia la parte opuesta del mango. Utilizar la sierra cogiendo el mango con la mano derecha quedando el dedo pulgar en la parte superior del mismo y la mano izquierda el extremo opuesto del arco. El corte se realiza dando a ambas manos un 25

movimiento de vaivén y aplicando presión contra la pieza cuando la sierra es desplazada hacia el frente dejando de presionar cuando se retrocede. (Fig. 14)

Fig. 14 Forma correcta e incorrecta de usar sierras Cuando el material a cortar sea muy duro, antes de iniciar se recomienda hacer una ranura con una lima para guiar el corte y evitar así movimientos indeseables al iniciar el corte. Serrar tubos o barras girando la pieza.

Tijeras
Son herramientas manuales que sirven para cortar principalmente hojas de metal aunque se utilizan también para cortar otras materiales más blandos. Deficiencias típicas
• • • • • •

Mango de dimensiones inadecuadas. Hoja mellada o poco afilada. Tornillos de unión aflojados. Utilizar para cortar alambres o hojas de metal tijeras no aptas para ello. Cortar formas curvas con tijera de corte recto. Uso sin guantes de protección. Prevención Herramienta
• • •

Las tijeras de cortar chapa tendrán unos topes de protección de los dedos. Engrasar el tornillo de giro periódicamente. Mantener la tuerca bien atrapada.

26

Utilización
• • • •

Utilizar sólo la fuerza manual para cortar absteniéndose de utilizar los pies para obtener fuerza suplementaria. Realizar los cortes en dirección contraria al cuerpo. Utilizar tijeras sólo para cortar metales blandos. Las tijeras deben ser lo suficientemente resistentes como para que el operario sólo necesite una mano y pueda emplear la otra para separar los bordes del material cortado. El material debe estar bien sujeto antes de efectuar el último corte, para evitar que los bordes cortados no presionen contra las manos. Cuando se corten piezas de chapa largas se debe cortar por el lado izquierdo de la hoja y empujarse hacia abajo los extremos de las aristas vivas próximos a la mano que sujeta las tijeras. No utilizar tijeras con las hojas melladas.

Fig. 15 Utilización incorrecta de tijeras con hojas melladas
• • • •

No utilizar las tijeras como martillo o destornillador. Si se es diestro se debe cortar de forma que la parte cortada desechable quede a la derecha de las tijeras y a la inversa si se es zurdo. Si las tijeras disponen de sistema de bloqueo, accionarlo cuando no se utilicen. Utilizar vainas de material duro para el transporte.

Protecciones personales
• •

Utilizar guantes de cuero o lona gruesa homologados. Utilizar gafas de seguridad homologadas.

27

CONCLUSIONES

Al promover la prevención de accidentes, recalcamos mucho los dispositivos de protección tales como resguardos, cascos o botas protectores, gafas, respiradores y cientos de otras cosas más. La mayoría nunca pensamos que uno de los dispositivos de protección mas importante que tenemos es la herramienta en buenas condiciones que necesitamos para realizar el trabajo. Las buenas herramientas son dispositivos de protección que reemplazan nuestras manos, hacen el trabajo que las manos no pueden hacer e impiden que estas se lesionen. Debemos tener presente que utilizar la herramienta incorrecta es peligrosa por dos razones: 1. No se realiza bien el trabajo y se requiere demasiada energía para realizarlo. La herramienta incorrecta puede hacer que nos resbalemos o que suframos algún tipo de lesión. 2. El otro peligro de utilizar una herramienta de improvisación es el daño que se puede hacer a la herramienta en si, lo que pudiera producir un accidente cuando lo volviéramos a utilizar. Por eso es muy importante que el marino o cualquier trabajador tengan presente a nivel general para evitar posibles accidentes, estas seis prácticas de seguridad asociadas al buen uso de las herramientas de mano: 1. Selección de la herramienta correcta para el trabajo a realizar. 2. Mantenimiento de las herramientas en buen estado. 3. Uso correcto de las herramientas. 4. Evitar un entorno que dificulte su uso correcto. 5. Guardar las herramientas en lugar seguro. 6. Asignación personalizada de las herramientas siempre que sea posible.

28

BIBLIOGRAFÍA
NATIONAL SAFETY COUNCIL Manual de Prevención de Accidentes para Operaciones Industriales Madrid. Ed. MAPFRE S.A., 1977 Guía práctica para la seguridad en el uso y operación de las herramientas de mano MÉXICO D.F. Jefatura de Publicaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social, 1983 Millán Gómez, Simón (2006), Procedimientos de Mecanizado, Madrid: Editorial Paraninfo. http://es.wikipedia.org/wiki/Herramienta_manual http://www.sprl.upv.es/msherramientas1.htm

http://www.siafa.com.ar/notas/nota42/herramientas3.htm

http://www.uc3m.es/uc3m/serv/GR/SPRL/manuh.htm

http://www.sprl.upv.es/Guiapracalummecan5.htm

www.educar.org/inventos/herramientas.asp http://64.233.169.104/search? q=cache:lPD6QUUdto0J:sstmpe.fundacentro.gov.br/Anexo/Cap04_Hierrament as %2520Manuales.pdf+herramientas+manual+de+golpe&hl=es&ct=clnk&cd=18

http://www.mtas.es/insht/ntp/ntp_391.htm

29

Se denomina como herramienta manual o de mano al utensilio, generalmente metálico de acero, de madera o de goma, que se utiliza para ejecutar de manera más apropiada, sencilla y con el uso de menor energía, tareas constructivas o de reparación, que sólo con un alto grado de dificultad y esfuerzo se podrían hacer sin ellas.

Las herramientas manuales se pueden definir como utensilios de trabajo utilizados generalmente de forma individual y que únicamente requieren para su accionamiento la fuerza motriz humana. Existe multiplicidad de herramientas manuales, las más corrientes podemos subdividirlas en: • Herramientas de golpe (martillos, cinceles, etc.). • Herramientas con bordes filosos (cuchillos, hachas, etc.). • Herramientas de corte (tenazas, alicates, tijeras, etc.). • Herramientas de torsión (destornilladores, llaves, etc.). CAUSAS DE LOS ACCIDENTES CON HERRAMIENTAS MANUALES Se pueden agrupar dentro de los siguientes epígrafes:
• • • • • •

Uso de herramientas inadecuadas para el trabajo a realizar Uso de herramientas defectuosas Uso de herramientas de forma incorrecta Abandono de herramientas en lugar peligroso Transporte de herramientas de forma peligrosa Deficiente conservación y mantenimiento

Las principales causas genéricas que originan los riesgos indicados son:
• • • • • •

Abuso de herramientas para efectuar cualquier tipo de operación. Uso de herramientas inadecuadas, defectuosas, de mala calidad o mal diseñadas. Uso de herramientas de forma incorrecta. Herramientas abandonadas en lugares peligrosos. Herramientas transportadas de forma peligrosa. Herramientas mal conservadas.

30

a. Elección de la herramienta. Deberán ser herramientas de buena calidad, y en las de choque en especial, de acero de herramientas, y su tratamiento deberá seleccionarse y controlarse adecuadamente a fin de evitar la formación de mellas, rebordes o roturas; el mango debe colocarse de forma correcta. La fijación de las características de las herramientas a adquirir deberá venir impuesta por el análisis del trabajo a realizar, los accidentes que se producen al manejarlas y las sugerencias aportadas por las personas que han de utilizarlas. En cuanto a la utilización de herramientas inadecuadas para el trabajo se pueden dar los siguientes ejemplos de usos frecuentes:
o o o o

Utilización de destornillador como cincel Empleo de navaja como destornillador Utilización de llave de tuerca como martillo Utilización de una lima como punzón

b. Uso de herramientas defectuosas. Debido a fallos en el diseño y construcción de las herramientas, uso incorrecto o mal estado de mantenimiento (cinceles y punzones con cabezas agrietadas, limas con dientes gastados o embotadas, llaves tuercas con quijadas desgastadas, herramientas eléctricas con interruptores defectuosos o aislamientos deteriorados, etc.). c. Uso de herramientas de forma incorrecta. Aunque se esté usando la herramienta correcta se precisa que el usuario haya sido previamente adiestrado y formado sobre la técnica segura de su uso, evitando que los dedos, manos o cualquier parte del cuerpo pueda ser alcanzada por la herramienta al quedar dentro de la dirección de trabajo de ésta.. d. Abandono de herramientas en lugar peligroso. Las herramientas se deberán colocar en el lugar adecuado (armarios o estantes) de forma que la falta de alguna de ellas pueda ser fácilmente detectada, a la vez que se encuentran protegidas contra su deterioro por golpes o caídas. El abandono de las herramientas en el suelo, en zonas de paso o en lugares elevados puede ser causa de lesión al caer sobre alguna persona. e. Transporte de herramientas de forma peligrosa. El personal encargado de su uso deberá proveerse de las adecuadas cajas, bolsas, cinturones porta- herramientas o carros de herramientas, donde éstas permanezcan adecuadamente ordenadas.

31

f. Conservación y mantenimiento de herramientas. Las herramientas deben ser sustituidas o reparadas cuando se advierta algún defecto en ellas. A nivel general se pueden resumir en seis las prácticas de seguridad asociadas al buen uso de las herramientas de mano: • • • • • • Selección de la herramienta correcta para el trabajo a realizar. Mantenimiento de las herramientas en buen estado. Uso correcto de las herramientas. Evitar un entorno que dificulte su uso correcto. Guardar las herramientas en lugar seguro. Asignación personalizada de las herramientas siempre que sea posible.

Alicates Existen tres clases diferentes de alicates: universales, de puntas y de corte, debiendo seleccionarse los más apropiados para el trabajo que se pretende realizar. Antes de utilizar unos alicates es preciso comprobar que no están defectuosos, siendo los defectos más frecuentes:
• • •

Mandíbulas no enfrentadas correctamente, a causa de holguras en el eje de articulación por un mal uso de la herramienta. Mellas en la zona de corte por forzar la herramienta con materiales demasiado duros. Estrías desgastadas por el uso.

En cuanto a su utilización se recomienda:
• •

• •

No emplear esta herramienta para aflojar o apretar tuercas o tornillos, ya que deforman las aristas de unas y otros, ni para golpear. Cuando se precise cortar un hilo metálico o cable, realizar el corte perpendicularmente a su eje, efectuado ligeros giros a su alrededor y sujetando sus extremos para evitar la proyección violenta de algún fragmento. Cuando se usen los alicates para trabajos con riesgo eléctrico, deben tener sus mangos aislados. No extender demasiado los brazos de la herramienta con el fin de conseguir un mayor radio. Si es preciso, utilizar unos alicates más grandes.

32

Cinceles Estas herramientas deben conservarse bien afiladas y con su ángulo de corte correcto. Con el fin de evitar riesgos innecesarios es preciso que el usuario efectúe su trabajo con el martillo sostenido adecuadamente, dirigiendo la mirada hacia la parte cortante del cincel y utilizando gafas de seguridad. Para proteger a otros trabajadores de las posibles proyecciones de partículas al utilizar esta herramienta, se recomienda instalar pantallas de protección. La cabeza del cincel debe estar libre de rebabas y su filo debe estar bien definido. Asimismo, deberá usarse el martillo de peso acorde con el tamaño del cincel. Un martillo ligero tiende a deformar la cabeza de la herramienta. Cuando sea necesario afilar el cincel hay que evitar un calentamiento excesivo para que no pierda el temple. El rectificado se llevará a cabo en etapas o enfriándolo periódicamente con agua o fluido refrigerante. La pieza sobre la que se trabaja debe estar firmemente sujeta. Se aconseja utilizar un porta-cincel o un mago parachoques de caucho, ya que aísla del frío y evita el riesgo de contusiones en las manos en caso de golpe con el martillo. Destornilladores Para trabajar correctamente con esta herramienta, debe escogerse el destornillador adecuado al tipo de tornillo que se desea apretar o aflojar, en función de la hendidura de su cabeza (ranura, cruz, estrella, etc.) así como de su tamaño, debiendo utilizarse siempre la medida mayor que se ajuste a dicha hendidura. Antes de utilizar un destornillador debe comprobarse que se encuentra en buen estado, siendo los defectos más corrientes:
• • •

Presencia de grietas en el mango o cabeza deformada por mal uso, existiendo el riesgo de clavarse astillas en las manos. Vástago suelto del mango o torcido, con riesgo de provocar heridas en la mano. Boca de ataque o punta redondeada o mellada, siendo muy frecuente que resbale y origine lesiones en las manos

En cuanto a su utilización, una vez emplazada la punta del destornillador sobre la cabeza del tornillo, el esfuerzo debe realizarse verticalmente, a fin de evitar que resbale la herramienta y pueda provocar lesiones. La mano libre deberá situarse de forma que no quede en la posible trayectoria del destornillador. A este fin, la pieza que contiene el tornillo debe situarse en lugar firme y nunca debe sujetarse con la mano.

33

No utilizar el destornillador como palanca o cincel, porque además de propiciar el riesgo de lesiones diversas, se deteriora la herramienta. Cuando un tornillo se resista a girar debe procederse a su lubricación y no forzar el destornillador con otra herramienta, como los alicates. Asimismo, cuando se gaste o redondee la punta de un destornillador, debe reparase con una piedra de esmeril o una lima, procurando que no pierda el temple por calentamiento. Esta operación deberá realizarse con gafas de seguridad. 1.2.4 Formones Las precauciones a tener en cuenta en el manejo de esta herramienta son las siguientes:
• • •

La herramienta debe ir provista de un anillo metálico en el punto de unión entre el mango y la hoja. Los formones que se manejan golpeándolos con un martillo, deben ir provistos de una protección metálica en la extremidad que se golpea. Cuando se trabaja con esta herramienta, la pieza debe estar fuertemente sujeta a un soporte y el filo de la hoja no debe dirigirse a ninguna parte del cuerpo. La parte cortante del formón debe estar siempre bien afilada.

1.2.5 Limas Son herramientas de uso muy frecuente en diversos lugares de trabajo. Se diferencian entre sí por su tamaño, el tipo de corte que pueden realizar (más fino o más grueso) en función de la distancia entre sus dientes y su sección transversal. Como con cualquier herramienta manual, antes de empezar a trabajar con una lima deberá comprobarse que:
• • • •

El mango no tiene astillas ni grietas El cuerpo de la lima no está desgastado o sus dientes embotados La espiga penetra suficientemente en el mango La espiga no está torcida o lo que es lo mismo, el eje del mango y el de la espiga están alineados

Por lo que concierne al manejo de estas herramientas conviene tener presente los siguientes consejos de prudencia:

• •

Cuando se deba colocar el mango a una lima, disponer de un mango con anillo o virola metálica en el punto de penetración de la espiga. A continuación, coger la lima con una mano protegida con guante de seguridad y golpear el mango contra el banco de trabajo o con un martillo. Asegurar los mangos con frecuencia. No usar la lima como palanca, ya que la espiga es blanda y se dobla fácilmente, mientras que el cuerpo es quebradizo, pudiendo partirse.

34

• • • •

No golpearlas a modo de martillo. Dado que las limas se oxidan con facilidad, se deben mantener limpias, secas y separadas de las demás herramientas Cuando se utilice una lima, empujarla hacia delante ejerciendo la presión necesaria y levantarla ligeramente al retroceder. Siempre que los dientes estén embotados, debe limpiarse el cuerpo de la lima con una escobilla.

1.2.6 Llaves Estas herramientas son de uso muy extendido en trabajos mecánicos. Cuanto mayor es la abertura de la boca, mayor debe ser la longitud de la llave, a fin de conseguir el brazo de palanca acorde con el esfuerzo de trabajo de la herramienta. Según el trabajo a realizar existen diferentes tipos de llaves, a saber: de boca fija, de cubo o estrella, de tubo, llave universal llamada también ajustable o llave inglesa y llave hallen. Los accidentes con estas herramientas se originan cuando la llave se escapa del punto de operación y el esfuerzo que se hace sobre ella queda súbitamente interrumpido, produciéndose un golpe. A ello puede contribuir una conservación inadecuada de la herramienta que suele originar los siguientes problemas:
• • •

Boca deformada o desgastada Elementos de regulación deteriorados, sueltos o faltos de engrase Bocas y mangos sucios de grasa

A continuación se indican algunos consejos de prudencia a tener en cuenta en el manejo de estas herramientas:
• • • •

• •

Siempre que sea posible, utilizar llaves fijas con preferencia a las ajustables. Elegir siempre la llave que se ajuste perfectamente a la cabeza de la tuerca que se desea apretar o aflojar. Emplazar la llave perpendicularmente al eje de la tuerca. De no hacerlo así, se corre el riesgo de que resbale. Para apretar o aflojar tuercas debe actuarse tirando de la llave, nunca empujando. En caso de que la tuerca no salga, debe procederse a su lubricación sin forzar la herramienta. Tampoco debe aumentarse el brazo de palanca de la llave acoplando un tubo para hacer más fuerza. No deben utilizarse las llaves para golpear a modo de martillos o como palancas. Estas herramientas deben mantenerse siempre limpias. En las ajustables es conveniente aceitar periódicamente el mecanismo de apertura de las mandíbulas.

35

1.2.7 Martillos Es la herramienta diseñada para golpear. Hay diversos tipos, entre los que cabe señalar: el de bola, el de peña, el de orejas o uñas, la maceta y la mandarria o martillo pesado.

Las condiciones peligrosas más frecuentes de un martillo defectuoso y los riesgos que éstas originan derivados de su manejo son:
• • • •

Inserción inadecuada de la cabeza en el mango, pudiendo salir proyectada al golpear Presencia de astillas en el mango que pueden producir heridas en la mano del usuario Golpes inseguros que producen contusiones en las manos Proyección de partículas a los ojos

En el manejo de estas herramientas se recomienda:
• •

• • •

Comprobar que la herramienta se encuentra en buen estado antes de utilizarla y que el eje del mango queda perpendicular a la cabeza. Que el mango sea de madera dura, resistente y elástica (haya, fresno, acacia, etc.). No son adecuadas las maderas quebradizas que se rompen fácilmente por la acción de golpes. Que la superficie del mango esté limpia, sin barnizar y se ajuste fácilmente a la mano. Conviene señalar que a mayor tamaño de la cabeza del martillo, mayor ha de ser el grosor del mango. Agarrar el mango por el extremo, lejos de la cabeza, para que los golpes sean seguros y eficaces. Asegurarse de que durante el empleo del martillo no se interponga ningún obstáculo o persona en el arco descrito al golpear. Utilizar gafas de seguridad cuando se prevea la proyección de partículas al manipular estas herramientas.

1.2.8 Sierras Son herramientas dentadas, diseñadas para cortar madera, metales o plásticos. Las recomendaciones generales para su correcto uso son:
• • • •

Sujetar firmemente la pieza a cortar, de forma que no pueda moverse. Mantener bien tensada la hoja de la sierra que se destine a cortar metales. No serrar con demasiada fuerza, para evitar que la hoja se doble o se rompa. Proteger adecuadamente en fundas, las hojas de sierra cuando se transporten, con el fin de que los dientes no provoquen lesiones.

36

Al empezar a cortar una pieza, la hoja de la sierra debe estar ligeramente inclinada y a continuación se arrastra la herramienta tirando de ella hasta producir una muesca. Nunca debe empezarse el corte empujando hacia delante. Cuando se esté llegando al final, se debe disminuir la presión sobre la hoja. Al terminar el trabajo, se colgarán las sierras en la pared, especialmente las de cortar metal.

37

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->