Teoría del apego La teoría del apego afirma que el apego afectivo de aves y mamíferos es un proceso del desarrollo

psicológico del animal, incluyendo el humano, que se desarrolló como una tendencia de adaptación para mantener proximidad a la figura del progenitor. El origen de la teoría del apego puede rastrearse a la publicación de dos artículos de 1958, uno de John Bowlby, "the Nature of the Child's Tie to his Mother", que presenta el concepto del "apego", y el de Harry Harlow, "The Nature of Love", basado en sus experimentos en que los macacos prefieren el apego afectivo a la comida. La teoría del apego de John Bowlby La necesidad de bebé de estar próximo a su madre, de ser acunado en brazos, protegido y cuidado ha sido estudiada científicamente. La experiencia de su trabajo en instituciones con niños privados de la figura materna condujo al psicólogo John Bowlby a formular la teoría del apego. El apego es el vínculo emocional que desarrolla el niño con sus cuidadores o figuras de apego (Caregivers) y que le proporciona la seguridad emocional indispensable para un buen desarrollo de la personalidad. La tesis fundamental de la Teoría del Apego es que el estado de seguridad, ansiedad o temor de un niño es determinado en gran medida por la accesibilidad y capacidad de respuesta de su principal figura de afecto (persona con que se establece el vínculo). El apego proporciona la seguridad emocional del niño: ser aceptado y protegido incondicionalmente. Este planteamiento también puede observarse en distintas especies animales y que tiene las mismas consecuencias: la proximidad deseada de la madre como base para la protección y la continuidad de la especie. El trabajo de Bowlby estuvo influenciado por Konrad Lorenz (1903-1989) quien en sus estudios con gansos y patos en los años 50, reveló que las aves podían desarrollar un fuerte vínculo con la madre (teoría instintiva) sin que el alimento estuviera por medio. Pero fue Harry Harlow (1905-1981) con sus experimentos con monos, y su descubrimiento de la necesidad universal de contacto quien le encaminó de manera decisiva en la construcción de la Teoría del Apego. El bebé –según esta teoría- nace con un repertorio de conductas las cuales tienen como finalidad producir respuestas en los padres: la succión, las sonrisas reflejas, el balbuceo, la necesidad de ser acunado y el llanto, no son más que estrategias por decirlo de alguna manera del bebé para vincularse con sus papás. Con este repertorio los bebés buscan mantener la proximidad con la figura de apego, resistirse a la separación, protestar si se lleva a cabo (ansiedad de separación), y utilizar la figura de apego como base de seguridad desde la que explora el mundo.

. que lloraban frecuentemente. pero manteniéndose la universalidad de la importancia del apego. sus cuidados y la sensibilidad a sus demandas están presentes en todos los modelos de crianza. Ainsworth encontró tres patrones principales de apego: niños de apego seguro que lloraban poco y se mostraban contentos cuando exploraban en presencia de la madre. La teoría del apego tiene una relevancia universal. encontró una información muy valiosa para el estudio de las diferencias en la calidad de la interacción madre-hijo y su influencia sobre la formación del apego. y niños que parecían no mostrar apego ni conductas diferenciales hacia sus madres. y la alimenta a valorar y continuar la relación» (John Bowlby). «Un niño que sabe que su figura de apego es accesible y sensible a sus demandas les da un fuerte y penetrante sentimiento de seguridad. la importancia del contacto continuo con el bebé. con variaciones según el medio cultural. incluso cuando estaban en brazos de sus madres.Más tarde Mary Ainsworth (1913-1999) en su trabajo con niños en Uganda. Estos comportamientos dependían de la sensibilidad de la madre a las peticiones del niño. niños de apego inseguro.

Cuando Bowlby se refiere a presencia . bien a tono con los derroteros epistemológicos de su tiempo. ansiedad o zozobra de un niño o un adulto es determinado en gran medida por la accesibilidad y capacidad de respuesta de su principal figura de afecto. 1985). La tesis fundamental de la Teoría del Apego es que el estado de seguridad. el temor a objetos que aumentan de tamaño o se aproximan rápidamente. esta es una teoría iniciada en los años cincuenta que parte de una perspectiva etológica. Nada de esto es peligroso en sí mismo pero desde el punto de vista evolutivo tiene explicación: son señales de peligro. Sin embargo compartimos con los animales ciertos temores: el desconocimiento del otro ser o de un objeto. Como resultado. la presencia de depredadores que se perciben como seres extraños y que se aproximan comúnmente durante la noche y la cercanía de un desastre natural (Bolwby. 1985). Aisworth plantean que la separación producida entre un niño pequeño y una figura de apego es de por sí perturbadora y suministra las condiciones necesarias para que se experimente con facilidad un miedo muy intenso. cuando el niño visualiza ulteriores perspectivas de separación. por ejemplo. Sus principales exponentes. el temor a los ruidos intensos y el temor a la oscuridad y el aislamiento. Bolwby pensaba que la relación entre lo que provoca temor y lo que realmente puede dañarnos es indirecta.M. Bowlby La Teoría del Apego. J. El propio Bolwby cree que su planteo es una combinación de la Teoría de las señales y de la Teoría del apego frustrado (Bolwby. surge en él cierto grado de ansiedad. Bolwby y M. Ainsworth J.

sin embargo.de la figura de apego quiere decir no tanto presencia real inmediata sino accesibilidad inmediata. Aunque inicialmente esta postura podría evaluarse como demasiado sesgada hacia la carga biológica. Bolwby parte de una perspectiva evolutiva de sesgo darwiniano. son interpretados por Bolwby como el desarrollo de tendencias genéticamente determinadas que redundan en una predisposición a enfrentar peligros reales de la especie y que existen en el hombre durante toda la vida. Basándose en la teoría de los sistemas de control. la oscuridad. será mucho menos propenso a experimentar miedos intensos o crónicos que otra persona que no albergue tal grado de confianza. maneja muchos conceptos propiamente psicológicos y de cualificación de la relación. su concepción de la conducta instintiva iba más allá de las explicaciones que habían ofrecido etólogos como Lorenz. sino un plan programado con corrección de objetivos en función de la retroalimentación. los indicios culturales aprendidos de otras personas sobre el peligro. s/a). a pesar de mostrar una indudable orientación etológica al considerar el apego entre madre e hijo como una conducta instintiva con un claro valor adaptativo de sobrevivencia. de adaptación. Bolwlby planteó que la conducta instintiva no es una pauta fija de comportamiento que se reproduce siempre de la misma forma ante una determinada estimulación. el bebé ha empezado a percibir el objeto como algo que existe independientemente de sí mismo. la . lo cual no es común en otros modelos. La confianza se va adquiriendo gradualmente durante los años de inmadurez y tiende a subsistir por el resto de la vida. en realidad. Bolwby completa su postura refiriéndose a una serie de circunstancias psicológicas y culturales que dan lugar a estas reacciones. Hay experimentos de los 70 que demuestran que la permanencia de las personas se produce primero que la permanencia de los objetos inanimados (Oliva. En las 28-30 semanas de vida se da el punto de viraje es decir aparecen las respuestas a la separación como evidentes. la racionalización. a las condiciones ambientales (Oliva. con un modelo energético-hidraúlico muy en consonancia con los antiguos postulados de la física mecánica. los ruidos fuertes. Su teoría defiende tres postulados básicos: Cuando un individuo confía en contar con la presencia o apoyo de la figura de apego siempre que la necesite. etc. Relevancia de la Teoría del Apego Es una teoría que a pesar de su declarada filiación etológica. La figura de apego no sólo debe estar accesible sino responder de manera apropiada dando protección y consuelo. Las diversas expectativas referentes a la accesibilidad y capacidad de respuesta de la figura de apego forjados por diferentes individuos durante sus años inmaduros constituyen un reflejo relativamente fiel de sus experiencias reales. aún cuando no lo perciba directamente por lo cual puede iniciar su búsqueda. En este sentido hace referencia a los peligros imaginarios. s/a) Es interesante señalar que la Teoría del Apego investiga la ontogenia de las respuestas a la separación e incluye referencias a Piaget al hablar de la interacción del apego con el desarrollo cognitivo del bebé en la segunda mitad del primer año de vida. que se adapta. La tendencia a reaccionar con temor a la presencia de extraños. Se destaca además por investigar la perspectiva evolutiva del apego. cuando este logra permanencia del objeto. modificándose.

quedaba claro que el niño utilizaba a la madre como una base segura para la exploración. A partir. Ainsworth encontró que los niños exploraban y jugaban más en presencia de su madre. La madre regresa y vuelve a salir. Desde este momento la Situación del Extraño se convirtió en el paradigma experimental por excelencia de la Teoría del Apego. Mientras esta persona juega con el niño. Durante los años sesenta. Finalmente regresan la madre y la extraña. y que la percepción de cualquier amenaza activaba las conductas de apego y hacía desaparecer las conductas exploratorias (Oliva. 1985). En 1970 Ainsworth y Bell diseñaron la Situación del Extraño (en Bolwby. esta vez con la desconocida. y que esta conducta disminuía cuando entraba la desconocida y. Tal y como esperaba. La madre y el niño son introducidos en una sala de juego en la que se incorpora una desconocida. Como resultado de este experimento Aisworth y Bell postularon lo que se conoce como los diferentes tipos de apego: Apego seguro: Es un tipo de relación con la figura de apego que se caracteriza porque en la situación experimental los niños lloraban poco y se mostraban contentos cuando exploraban en presencia de la madre. Con el paso del tiempo esta teoría se ha fortalecido y enriquecido gracias a una gran cantidad de investigaciones realizadas en los últimos años que la han convertido en una de las principales áreas de investigación evolutiva (Oliva. Ellos observaron que los niños poco tiempo después de estar en las guarderías. sobre todo. Inmediatamente después de entrar en la sala de juego. s/a). estos niños usaban a su madre como una base a partir de la que comenzaban a explorar. de estos datos. Anna Freud y Burlingham describieron la experiencia de cuidado de niños en una guardería separados de sus madres. desarrollaban un sentimiento intenso de posesión hacia las niñeras y daban señales de inquietud cuando esta no estaba disponible. A. Schaffer y Emerson (1964) realizaron en Escocia una serie de observaciones sobre sesenta bebés y sus familias durante los dos primeros años de vida. dejando al niño completamente solo. La Situación del Extraño es una situación de laboratorio de unos veinte minutos de duración con ocho episodios.atribución de significado a las conductas de los niños por parte de los padres. 1985). cuando salía la madre. Cuando la madre salía de la habitación. 1985) para examinar el equilibrio entre las conductas de apego y de exploración. La teoría formulada por John Bowlby y Mary Ainsworth sobre el vínculo afectivo que se establece entre madre e hijo es un planteo teórico de mucha fuerza en el área del desarrollo socio-emocional. Este estudio puso de manifiesto que el tipo de vínculo que los niños establecían con sus padres dependía fundamentalmente de la sensibilidad y capacidad de respuesta del adulto con respecto a las necesidades del bebé (en Bolwby. Esta teoría está basada en observaciones naturalistas y en una extensa investigación empírica. Su regreso les alegraba claramente y se . la madre sale de la habitación dejando al niño con la persona extraña. s/a). su conducta exploratoria disminuía y se mostraban claramente afectados. la proyección y el contexto familiar (Bolwby. bajo condiciones de alto estrés. En la década del 40.

En la observación en el hogar las madres de estos niños se habían mostrado relativamente insensibles a las peticiones del niño y/o rechazantes. s/a) encontraron que en ciertas circunstancias estas madres se mostraban responsivas y sensibles. diversos estudios realizados en distintas culturas han encontrado relación entre el apego inseguro-ambivalente y la escasa disponibilidad de la madre. Así. Otros estudios (Isabella. En el hogar. y ante su regreso se mostraban ambivalentes. Sin embargo. La interpretación global de Ainsworth en este caso era que cuando estos niños entraban en la Situación del Extraño comprendían que no podían contar con el apoyo de su madre y reaccionaban de forma defensiva. mostrándose disponibles cuando sus hijos las necesitaban. por el contrario la ignoraban. Como habían sufrido muchos rechazos en el pasado. lloraban incluso en sus brazos.acercaban a ella buscando el contacto físico durante unos instantes para luego continuar su conducta exploratoria. lo que habla de una capacidad de actuar adecuadamente a las necesidades de sus hijos. en Oliva. Son poco sensibles y atienden menos al niño. Al mismo tiempo en observaciones naturalistas llevadas a cabo en el hogar de estas familias se encontró que las madres se habían comportado en la casa como muy sensibles y responsivas a las llamadas del bebé. y en algunos casos muy preocupados por la proximidad de la madre. la resistencia al contacto. adoptando una postura de indiferencia. Frente a las madres de los niños de apego seguro que se muestran disponibles y responsivas. Además de los datos de Ainsworth. ellos renunciaban a mirarla. se habían mostrado sensibles y cálidas en algunas ocasiones y frías e insensibles en otras. el acercamiento y las conductas de mantenimiento de contacto. cuando la madre regresaba a la habitación. Su desapego era semejante al mostrado por los niños que habían experimentado separaciones dolorosas. el rasgo que mejor define a estas madres es el no estar siempre disponibles para atender las llamadas del niño. las madres de estos niños habían procedido de forma inconsistente. La pasaban mal cuando ésta salía de la habitación. Stevenson-Hinde y Shouldice. s/a). Incluso si su madre buscaba el contacto. Cuando la madre abandonaba la habitación no parecían verse afectados y tampoco buscaban acercarse y contactar físicamente con ella a su regreso. Desde el primer momento comenzaban a explorar e inspeccionar los juguetes. intentaban negar la necesidad que tenían de su madre para evitar frustraciones. y las de apego inseguro-evitativo que se muestran rechazantes. Los niños se mostraban inseguros. Estos niños vacilaban entre la irritación. aunque sin utilizar a su madre como base segura. negando cualquier tipo de sentimientos hacia ella (Oliva. iniciando menos interacciones. Apego inseguro-ambivalente: Estos niños se mostraban muy preocupados por el paradero de sus madres y apenas exploraban en la Situación del Extraño. el no . ya que no la miraban para comprobar su presencia. s/a). ellos rechazaban el acercamiento. Estas pautas de comportamiento habían llevado al niño a la inseguridad sobre la disponibilidad de su madre cuando la necesitasen (Oliva. Apego inseguro-evitativo: Es un tipo de relación con la figura de apego que se caracteriza porque los niños se mostraban bastante independientes en la Situación del Extraño.

que continúa generando investigación y debate en la psicología. En su artículo “Estado actual de la Teoría del Apego”. C. Para ello es necesario que intervengan otras variables como amenazas de abandono con fines disciplinarios. 1993). y se hace énfasis en la actividad y no en la indefensión. o “Te dejaremos solo”. .hacerlo siempre hace pensar a los investigadores que el comportamiento de las madres está afectado por su humor y su grado de tolerancia al estrés. Sin embargo. Este artículo ejerció una poderosa influencia en la aplicación de un modelo observacional de la relación. A. Bowlby tomó en cuenta la etología al describir el carácter muy activo de las conductas de vínculo del niño. El niño en este caso se comporta de modo tal que responde a una figura de apego que esta mínima o inestablemente disponible. El pensamiento analítico anterior hacía mucho hincapié en la dependencia del bebé con respecto a la madre. o “Papá se marchará”. a nivel psicológico no es tan adaptativa. Entonces acentúa su inmadurez y la dependencia puede resultar adaptativa a nivel biológico. ya que sirve para mantener la proximidad de la figura de apego. El término interacción fue utilizado por primera vez por Bolwby en un famoso artículo “La índole del vínculo del hijo con su madre” (Brazelton. Bowlby a diferencia de los psicoanalistas anteriores sostuvo que el intercambio con la madre no se basa únicamente en la simple gratificación oral y su concomitante reducción de la tensión. B. Oliva resume varias líneas de investigación que se han abierto a partir de los debates que generan aún hoy los planteamientos cincuentenarios de Ainsworth y Bolwby. 1993). Es muy típico escuchar a muchos padres con la amenaza de: “Si no te portas bien. o “Mamá se enfermará y se morirá”. en la necesidad de gratificación para mantener bajo control la tensión instintual. te llamo al policía para que te lleve”. en Bowlby se aprecia el reconocimiento del rol del bebé en su voluntad de suscitar respuestas en su madre. congruente con toda la investigación posterior. en la facultad de promover conductas y no en la pasividad (Brazelton. Es sorprendente el número de investigaciones en Psicología que se ha generado a partir de la Teoría del Apego. A diferencia de esto. s/a). Al hacer referencia al rol de la interacción Bowlby plantea que la experiencia de separación real mina la confianza pero no es suficiente para que surja la ansiedad de separación. etc. Teoría de alto valor heurístico. o amenazas y/o intentos reales de suicidio. Teoría que centra el interés en el vínculo y la calidad de la interacción afectiva inicial. discusiones de los padres con significado implícito de riesgo de separación. ya que impide al niño desarrollar sus tareas evolutivas (Oliva. el niño puede desarrollar una estrategia para conseguir su atención: exhibir mucha dependencia. Reseñaremos a continuación algunas de las polémicas más importantes al interior de cada una de estas líneas de investigación.

Los investigadores explican este fenómeno a partir de los modelos internos activos que son trasmitidos a los hijos. Es decir. s/a) lo importante no es el tipo de relación que el adulto sostuvo durante su infancia con sus figuras de apego. s/a). No es de antemano negativa la existencia de varias figuras de apego. una situación donde los niños fueran criados por varias personas no sería adecuada. s/a). Los niños se ofrecen unos a otros ayuda y consuelo en situaciones desconocidas o amenazantes (Oliva. Si bien los modelos representacionales del tipo de apego parecen tener mucha estabilidad. Por el contrario . se sabe que con los hermanos se logran verdaderas relaciones de apego. Consecuentemente. Trasmisión generacional del apego. Es común que cuando un niño/a está triste o enfermo busque la compañía de su madre preferentemente. 1994. El hecho de que los padres seguros tengan hijos con apego seguro. Steele y Steele. 2. Fonagy. algunos acontecimientos en la vida de los padres. El hecho de que exista la transmisión generacional del apego no debe llevarnos a pensar que siempre es una copia exacta del apego materno. y que el apego con esta figura sería especial y distinto cualitativamente del establecido con otras figuras secundarias. Estos datos ponen el acento en la transmisión intergeneracional del tipo de apego entre padres e hijos. los niños son capaces de establecer vínculos de apego con distintas figuras. Aunque Bowlby admitió que el niño puede llegar a establecer vínculos afectivos con distintas personas. pensaba que los niños estaban predispuestos a vincularse especialmente con una figura principal. que fueron construidos durante la infancia y reelaborados posteriormente. En conclusión. siempre que éstas se muestren sensibles y cariñosas. A esto lo llamó monotropía o monotropismo y planteaba que era lo más conveniente para el niño/a. Se ha encontrado que la capacidad predictiva que las representaciones maternas tienen sobre el tipo de apego que establecen sus hijos es de alrededor del 80%. Este último aspecto es muy importante.1. y los padres rechazados niños de apego inseguro-evitativo. s/a). Más tarde Bolwby afirmó haber sido malinterpretado sobre este particular (Oliva. La transmisión intergeneracional de la seguridad en el apego ha sido cuestionada e investigada en varios estudios. pueden provocar su cambio. no es tan determinante el tipo de apego que se tuvo con los padres propios sino la reelaboración consciente e inconsciente que luego. Apego múltiple. s/a). durante la vida y el cumplimiento del rol de padres se haga de aquella experiencia. Aunque se admite que hay poca investigación al respecto. los padres preocupados niños con apego inseguro-ambivalente. Investigaciones realizadas en este sentido prueban que en el momento del nacimiento los padres pueden comportarse tan sensibles y dispuestos a responder a los bebés como las madres (Oliva. en Oliva. El apego no sólo se produce con relación a las figuras parentales. sino la posterior elaboración e interpretación de estas experiencias. ha sido probado en varias investigaciones (Benoit y Parker. pero también es posible que prefiera al padre. ya que como señala Bretherton (en Oliva.

Es decir. . Esto será lo que determinará la seguridad del apego. Por otra parte. sobre lo atractivo de jugar con otros niños. 3. Cuando el niño muestra un tipo de apego seguro en la Situación del Extraño con la madre. s/a). por tanto. la experiencia clínica ha aportado sobre ciertos elementos a tener en cuenta en estos casos. Apego madre-apego padre. pues facilita elaboración de los celos. Hay varias hipótesis entre las cuales la que parece recibir mayor apoyo es la que se conoce como: el modelo de bondad de ajuste (Thomas y Chess. Por ejemplo. Al parecer. deben comentar al niño/a . ciertos rasgos del niño pueden influir en el tipo de interacción adulto-niño y. Esta postula que el factor clave es la interacción entre las características temperamentales del niño y las características de los padres. el tenerlos claros puede ser muy útil para manejar la situación emocional que se genera en el ambiente familiar. enfermedad o muerte (Oliva. 5. la irritabilidad en el niño puede suscitar respuestas completamente diferentes en dos personas de distintas características de personalidad. no se espera que aparezcan problemas emocionales. s/a) plantea que hay una concordancia entre el tipo de apego que el niño establece con ambos progenitores. en Oliva. sin que se haya llegado a un acuerdo absoluto. los datos hacen difícil la generalización acerca de las influencias de los cuidados alternativos sobre el vínculo que el niño establece con sus padres. Incluso es una garantía para una mejor adaptación en caso de una inevitable separación de los padres en caso de accidente. 4. También hay una clara similitud en cuanto al tipo concreto de apego inseguro mostrado hacia ambos padres. (en Oliva. Habría que investigar la influencia del paradigma experimental de la situación del extraño en el tipo de apego encontrado.puede ser muy conveniente. Temperamento y Apego. que los padres deben prepararse para ese proceso. en la seguridad del apego. Bretherton. Brazelton (1992) indica la importancia de que los padres reconozcan los sentimientos dolorosos asociados a dejar al bebé en un cuido. Se ha pensado que existe una relación entre el temperamento del niño y el tipo de apego que pueda llegar a establecerse. Este tema ha creado un fuerte debate en los últimos años. el aprendizaje por imitación y la estimulación variada. Si los cuidados son adecuados y promueven que el niño pueda interactuar con los padres sin ansiedad. Apego y “Day Care”. El elemento esencial parece ser la calidad de los cuidados que se ofrecen al niño como alternativa a los cuidados de los padres. Sin embargo. No puede decirse con certeza que estos cuidados necesariamente implican mayor probabilidad de inseguridad en este vínculo. pero en función de la personalidad y circunstancias del adulto. es muy probable que también sea clasificado como de apego seguro cuando es el padre quien acompaña al niño en esta situación. los resultados reseñados parecen contradecir la hipótesis de “bondad de ajuste”. Este autor recomienda para facilitar la transición del hogar al cuido. Hay muchas investigaciones con datos algo contradictorios en torno al asunto de los cuidados alternativos a los bebés en su primera infancia y la relación de apego. s/a). según la clasificación tradicional.

Brazelton. 6. Universidad de Sevilla. p. J. En Touchpoints: your child’s emotional and behavioral development. y Cramer. Padres. de forma que su influencia positiva o negativa sobre el desarrollo socio-emocional del niño estará claramente mediada culturalmente” (Oliva. Creemos que lo que está en evidencia aquí además de la diferenciación cultural es la validez de este diseño experimental para dar conclusiones sobre la “adecuación” de diferentes interacciones y prácticas de apego. Perseus Books. En tal sentido Oliva (s/a) reseña abundante investigación transcultural que prueba que en ciertas culturas un tipo de respuesta ante las necesidades de los bebés es más frecuente que en otras. entre la responsividad materna y el tipo de apego establecido por el niño. s/a. no tienen porqué ser compatibles con los principios de adaptación filogenética o individual (Hinde y Stevenson-Hinde. Oliva. Ediciones Paidos: Buenos Aires. Referencias: Bowlby. La separación afectiva. bebés y el drama del apego inicial. Brazelton. Reading: Massachussetts. lo que desde el punto de vista teórico es cuestionable. Tampoco sobre este punto se disponen de datos transculturales suficientes. Siempre ha sido común entre los investigadores de este tema. Pensamos que aunque puede haber un cuerpo o núcleo común de respuestas o conductas del adulto cuya relación con un desarrollo favorable en el niño sea ajena a la cultura. B. la idea de que distintas culturas que representan distintos ambientes de adaptación. en Oliva. La relación más temprana. también independiente de factores culturales.presentarlo a su cuidador/ra. permitirle que lleven consigo un objeto de casa y recordarle cuándo regresarán a buscarlo. 35 Separation. . T. A. s/a). Esto traerá por consecuencia que variarán los comportamientos y reacciones de los padres ante las llamadas y señales de sus hijos. Otras voces se han levantado para apoyar la validez de una supuesta universalidad de la teoría del apego es decir. Tomando como base el comportamiento típico de los niños/as en la Situación del extraño se ha llegado a plantear la mayor o menor frecuencia de aparición de los tres tipos de apego según distintas culturas. Validez trascultural de la Teoría del Apego. T. Las prácticas establecidas con los niños.20). tendrán diferentes prácticas de crianza consideradas como las más adecuadas. teniendo en cuenta los factores culturales. Estado actual de la teoría del apego. El propio Oliva cree que “…hay que definir mejor la sensitividad o responsividad materna/paterna. Este es precisamente el punto central de la polémica. postular la existencia de una relación. también habrá otras muchas que adquirirán su sentido en un determinado contexto cultural. (1992). (1993). que se consideran adecuadas en la cultura de pertenencia. (1985). Ediciones Paidos: Barcelona.

Para Bowlby. existe una necesidad humana universal para formar vínculos afectivos estrechos. La teoría incluye conceptos del psicoanálisis. El mantenimiento de estos vínculos de apego es considerado como una fuente de seguridad que permite tolerar esos sentimientos. Nociones como ansiedad de separación y disposición básica del ser humano ante la amenaza de pérdida. 3) Etapa de desapego: con el transcurrir del tiempo los niños se volvían apáticos y retiraban todo interés aparente por el entorno. Sus investigaciones lo llevaron a sostener que la necesidad de entablar vínculos estables con los cuidadores o personas significativas es una necesidad primaria en la especie humana. Comenzaban. Bowlby se interesó en el tema a partir de la observación de las diferentes perturbaciones emocionales en niños separados de sus familias. La regla general es el mantenimiento de la proximidad por parte de un animal inmaduro a un adulto preferido. ignoraban y evitaban activamente la figura de apego primaria al llegar el momento de un eventual reencuentro. La amenaza de pérdida despierta ansiedad. incluyendo las enfermeras y los otros niños. los niños que continuaban separados atravesaban una fase de desesperación. Tomó aportes de diversas disciplinas. gran exponente y fundador de la teoría del apego. según los etólogos. tiene gran valor para la supervivencia. tales como el de medio ambiente facilitador de Winnicott. es concebido como una clase particular de comportamiento. en el sentido que el individuo desarrolla dentro de sí modelos prácticos que representan rasgos del mundo y de sí. ya que brinda protección contra los depredadores. rabia e ira. a fijarse en el entorno inmediato. cuando se encuentran en entornos poco familiares. tristeza. A partir de las observaciones de primates no humanos. y algunos parecían no poder recordarla. le permitieron clasificar la reacción de los niños en sucesivas etapas: 1) etapa inicial de protesta. Se caracteriza también por la tendencia a utilizar al cuidador principal como una base segura. historia y desarrollo del concepto Según John Bowlby. casi siempre la madre. y su posterior capacidad para establecer vínculos afectivos. con respecto a la localización exacta de las figuras parentales. desde la cual explorar los entornos desconocidos. Origen. El apego es claramente observable en la preocupación intensa que los niños pequeños muestran. se evidencia que el comportamiento de apego se da en las crías de casi todas las especies de mamíferos. Tal comportamiento.Definición El comportamiento de apego se define como toda conducta por la cual un individuo mantiene o busca proximidad con otra persona considerada como más fuerte. que se expresaba en llamadas esperanzadas y llanto. entre 1969 y 1980 desarrolló la teoría de apego y pérdida. El punto central de la teoría está dado en la postulación de una relación causal entre las experiencias de un individuo con las figuras significativas (los padres generalmente). Centrado en estos estudios. caracterizada por una preocupación marcada acerca de la ubicación de la figura de apego. 2) Al cabo de unos días. fue clave. y hacia la cual retornar como refugio en momentos de alarma. y la pérdida ocasiona pena. . tienen especial relevancia. igualmente. También incorporó conceptos de la psicología cognitiva. distinto del nutricio y del sexual. aparentemente todavía preocupados por el progenitor perdido. Sus observaciones de situaciones de separación prolongada. Los niños que llegaban a este estado. mostraban llanto débil y paulatinamente más desesperanza. Su contacto con los trabajos de Lorenz sobre la conducta instintiva de patos y gansos en 1951.

la presencia de un sistema de control del apego y su conexión con los modelos operantes del sí mismo. la conducta de apego se organiza por medio de un sistema de control. En esta teoría. constituyen características centrales del funcionamiento de la personalidad. es un regulador de la experiencia emocional. y su capacidad para colaborar en el establecimiento de una relación mutuamente gratificante. donde se observaban las respuestas del infante frente a separaciones muy breves de uno de los padres. En la categoría ansioso/resistente. en el que las señales del niño sobre sus estados sean entendidas y respondidas por sus figuras significativas. La salud estará relacionada con la capacidad del individuo de reconocer figuras adecuadas para darle una base segura. análogo a los sistemas de control fisiológico que mantienen dentro de ciertos limites las medidas fisiológicas (como la presión sanguínea). Es decir. tienden a ser altamente perturbados por la . Los trabajos de Mary Ainsworth (1978) tuvieron un papel central en el desarrollo de la investigación del apego. el sistema de control del apego mantiene el equilibrio entre cercanía-distancia respecto de la figura de apego. Para Bowlby. Son niños que muestran limitada exploración y juego. En el desarrollo de la personalidad se consideran dos tipos de influencias: el primero se relaciona con la presencia o ausencia de una figura confiable quien proporciona la base segura al niño. el cual supone una organización homeostática para asegurar que una determinada medida se mantenga dentro de límites adecuados. Maryland. al que consideraba ambiguo. y reaseguramiento al volver a encontrarse con la madre. Así. Supone un modelo de funcionamiento interno de confianza en el cuidador. cuyo objetivo es la experiencia de seguridad. el niño muestra ansiedad de separación. se relaciona con una desconfianza en la disponibilidad del cuidador. Uganda. y sus posteriores reuniones. ansioso/evitativo. La principal variable se concentra sobre la capacidad de los padres para proporcionar al niño una base segura. lo que le permitirá alcanzar así la regulación de esos estados. por ejemplo. y de las figuras de apego. El sistema de apego. los cuales se relacionan con diferentes tipos de apego. y el segundo se refiere a la capacidad del individuo de reconocer cuando otra persona es digna de confianza (factores internos). Identificó así tres patrones organizados de respuestas infantiles: seguro. y ansioso/resistente (ambivalente). El apego seguro se caracteriza porque aparece ansiedad frente a la separación. Un buen apego incluye dos aspectos: base segura y exploración. El ser humano no nace con la capacidad de regular sus reacciones emocionales. Necesita de un sistema regulador diádico.Buscaba así diferenciarse de conceptos como "objeto interiorizado". como en los tipos de pensamientos. le permitieron diseñar el procedimiento de laboratorio conocido como la situación extraña. Sostenía que la modalidad de apego influye tanto en la forma de vincularse. pero no se tranquiliza al reunirse con la madre. El apego ansioso/evitativo muestra poca ansiedad durante la separación y un claro desinterés en el posterior reencuentro con la madre. un concepto clave es el de sistema conductual. y de Baltimore. modelos de funcionamiento interno. y la de animarlo a explorar a partir de ellos. son incorporadas en sus modelos representacionales. Sus observaciones e investigaciones sobre la interacción entre la madre y el infante en los hogares de Kampala. a los cuales Bowlby (1973) denominó Modelos de Funcionamiento Interno (internal working models). Sus experiencias pasadas con la madre. sentimientos y recuerdos.

considera que la armonía en la relación madre-niño contribuye a la emergencia del pensamiento simbólico. en términos de estados mentales. Desarrolló mediciones y construcciones teóricas. es decir que los "modelos de funcionamiento interno" del self y de los otros proveen prototipos para todas las relaciones ulteriores. elaborada por Main. En la Entrevista de Apego del Adulto (AAI). con rechazo materno y falta de predictibilidad de la madre. las personas inseguras presentan dificultades en integrar las memorias de las experiencias con el significado de las mismas. Los resultados han mostrado que la calidad de la descripción narrativa de una madre sobre sus propias experiencias de apego temprano está fuertemente asociada con la clasificación de apego de su hijo. la función reflexiva es un logro intrapsíquico e interpersonal. Es de esta forma que se logra regular la propia experiencia afectiva y se llega a conocer lo que ocurre en la mente de los otros. inseguro/desentendido (despreocupado) e inseguro/preocupado. el cual. que es necesaria la presencia de una figura parental que pueda pensar sobre la experiencia mental del niño. Éstos pueden facilitar la creación de modelos mentalizantes. Fonagy describe la mentalización como la capacidad para la representación mental del funcionamiento psicológico del self y del otro. la cual surge en el contexto de una relación de apego seguro. Main describió tres tipos de apego del adulto: seguro/autónomo. Main estableció que la adquisición de la capacidad de mentalizar es parte de un proceso intersubjetivo entre el infante y sus figuras significativas. Es decir. quien ha centrado sus investigaciones y desarrollos en la relación entre apego seguro y capacidad de mentalización o función reflexiva. recuerdos y relatos acerca de relaciones pasadas. respectivamente. y tienen dificultad en reponerse después. Los trabajos de Mary Main (1985) se ocuparon posteriormente en correlacionar la conducta del niño en la Situación Extraña con el discurso de los padres. Se encontró que la organización segura guardaba relación con la sensibilidad de la madre a las señales del infante. Diversas investigaciones empíricas han correlacionado un apego seguro con la función reflexiva. las de Peter Fonagy. así como a las de los otros. los patrones de apego se mantienen a lo largo del tiempo. facilita el desarrollo de la capacidad de mentalizar. que a sus contenidos específicos. Un cuidador reflexivo incrementa la probabilidad del apego seguro del niño. a su vez. La presencia de la madre y sus intentos de calmarlo fracasan en reasegurarlo. Mientras que las personas clasificadas como seguras integran coherentemente sus recuerdos en una narración con sentido. de sus sentimientos e intenciones. mientras que las dos formas de organización de apego inseguro/indiferente-evitativo y el abiertamente ansioso ambivalente/resistente estaban relacionadas. Esto dio pie a numerosas investigaciones. El reconocimiento materno de los deseos del niño. La . Para Fonagy (1998). se busca. Poniendo el énfasis en el concepto de Bowlby de "modelos internos de funcionamiento" de las figuras de apego. y la ansiedad del infante y la rabia parecen impedir que obtengan alivio con la proximidad de la madre. idealizando o minimizándolos. dando más importancia a los patrones de pensamiento. o sea. basándose en las narrativas de padres y madres sobre sus experiencias relacionales. y los desentendidos tienden a negar recuerdos. clasificar el estado mental del sujeto en cuanto a sus vínculos. le permitirá luego a éste dar sentido a los propios sentimientos y conductas. sobre todo. Entre ellas. siendo relativamente estables a lo largo del ciclo vital. Para Bowlby.separación. La clasificación del apego se basó en la cualidad de los relatos parentales.

En su momento. los cuales hacen referencia a la relación madre-hijo y a su papel en la estructuración psíquica. utilizando conceptos tales como sistema de control y vía evolutiva. R. Encontramos similitudes con otros conceptos como madre suficientemente buena (Winnicott). discípulo de Ferenczi. la importancia que él le da al entorno familiarextraño. Teoría del apego y psicoanálisis La intención de Bowlby fue desarrollar una variante de la teoría de las relaciones objetales. términos éstos más comunes en las ciencias biológicas. en los primeros tiempos de la vida. Encontramos como pieza fundamental el papel desempañado por los progenitores o cuidadores. La teoría del apego ha seguido una tradición próxima a la psicología experimental. Los fallos maternos en delimitar y contener la experiencia afectiva del niño acarrean en éste fallas de regulación e integración.capacidad de una madre para la función reflexiva guarda relación con su capacidad para regular. La teoría del apego subraya el papel del ambiente en el origen de enfermedades mentales. dependencia madura (Fairbain). tanto los discípulos de Melanie Klein como los de Anna Freud lo criticaron pues consideraban su teoría como no dinámica y reduccionista por privilegiar los aspectos evolutivos a los simbólicos. basados en la observación directa de infantes. al sustituir los conceptos de dependencia por los de apego. modular y simbolizar la experiencia afectiva. Algunas de las diferencias fueron señaladas por el mismo Bowlby. Entre éstas. la tendencia a vincularse a otro es primaria. en sus estudios sobre el primer año de vida. confianza y autoconfianza. introyección de objeto bueno (Klein). Spitz (1965) realizó grandes aportes acerca de las consecuencias de la deprivación materna (depresión anaclítica y marasmo). Quizás las mayores diferencias con los enfoques más tradicionales del psicoanálisis estribe en que Bowlby no tomó los conceptos de etapas psicosexuales y de fijación. que tienen consecuencias en la formación de su self. constituida a partir de la satisfacción de las necesidades orales. de la autovalía y de la autonomía. lo que ha llevado quizás a marcar cierta diferencia en la construcción de las conceptualizaciones. y no una pulsión secundaria. Estos planteos coinciden con las teorizaciones de varios autores como Winnicott y Bion acerca de la función materna. Y además se apoyó en los conceptos de la teoría de la mente (de la psicología cognitiva) con el propósito de aportar precisión a los procesos internos descriptos por el psicoanálisis. El apego seguro incrementa el desarrollo de la seguridad interna. También busca diferenciarse. y está más ligado al objeto. Ya que . confianza básica (Erikson). lo cual le permitirá a su vez contener y vincularse con la expresión afectiva de su hijo. Las teorías más tradicionales sostienen que un niño entabla una relación estrecha con su madre porque ésta lo alimenta. ya que considera que el término "dependencia" tiene connotación negativa. Para Bowlby. También cobran interés en esta línea los conceptos de instinto de aferramiento y de unidad dual. Tanto el psicoanálisis como la teoría del apego sostienen que la sensibilidad materna desempeña un papel decisivo en el desarrollo de la psique. elaborados ya en los años cuarenta por Imre Hermann.

La clínica desde la teoría del apego La clínica desde esta teoría apunta a que el paciente revise sus experiencias de apego. los cuales implican modelos de funcionamiento interno. como confiable. Esto quizás ha contribuido en la impresión de que los teóricos del apego consideran las categorías de apego sin tener en cuenta los procesos psíquicos que subyacen a dichos comportamientos. predicciones y actos. predicciones y consecuencias de las mismas. y así arrojar comprensión sobre sus relaciones actuales.Relacionar sus modos de vincularse. . los cuales rigen actualmente sus percepciones. El análisis minucioso sobre los primeros años de vida aportado por los teóricos del apego ha sido de gran valor a los clínicos. Bowlby clasifica las funciones del analista de la siguiente manera: . Stern (1990). acentuando en sus conceptualizaciones el sentido subjetivo del sí mismo como principio organizador del desarrollo. los duelos. ya que los modelos de apego se reflejarán en ésta. sino a través de la observación directa de niños en determinadas situaciones. El objetivo central es ayudar a revisar al paciente los modelos representacionales de sí mismo y de sus figuras de apego. incluso con el terapeuta. diversos autores se han dedicado a reflejar los puntos en común y de enriquecimiento entre los conceptos psicoanalíticos básicos y la teoría del apego. . . todas estas funciones se realizan simultáneamente. cómo se relaciona en general y con el terapeuta. Se puede decir que. en sus investigaciones y desarrollos en primera infancia. sobre todo las separaciones y los encuentros. BIBLIOGRAFIA .no es hecho a partir de la reconstrucción retrospectiva con un paciente. con experiencia de la vida real que tuvo con figuras de apego. en cierta forma.Señalar la manera en que éste tiende a "construir" sus sentimientos. . Esto es concordante con gran parte de los objetivos terapéuticos psicoanalíticos. Bowlby considera que la actitud empática del terapeuta puede producir modificaciones en los Modelos de Funcionamiento Interno. tiene un papel central en el proceso terapéutico. Es decir. diferencia claramente esta teoría del conductismo.Realizar con el paciente las exploraciones sobre sus relaciones interpersonales. Por partir de la observación de la conducta. ha tomado los aportes de la teoría del apego poniendo énfasis principalmente en que el apego constituye también un modo de ver la experiencia subjetiva del infante en relación con un modelo de vínculo con la madre. Se examinan también los sucesos importantes de su vida. El vínculo terapeuta-paciente. semejantes a los postulados por la teoría psicoanalítica. Bowlby considera que la inclusión de modelos de representación del sí mismo y de las figuras de apego.En la práctica. sus expectativas en los vínculos. tanto en el trabajo con niños como con adultos.Proporcionar una base segura a partir de la cual el paciente pueda explorarse a sí mismo y sus relaciones. establecer un vínculo confiable. analizar los patrones de apego va ligado a un análisis de la transferencia. En las últimas décadas. buscando en primer lugar detectar el patrón típico de apego del paciente. algunos teóricos lo han emparentado con el conductismo.

Paidós. Attachment and Loss. (1998).S.. Una base segura. The first year of life. "Representación. Ainsworth. Londres. 2001. G. Mary. Daniel (1985). Attachment and Loss. Paidós. "The Development of Infant-Mother attachment".G. P. simbolización y regulación afectiva en el tratamiento concomitante de una madre y su niño: teoría del apego y psicoterapia infantil". Nueva York. y en el adulto: Atención flexible versus inflexible bajo estrés relacionado con el apego". Buenos Aires. E. Blehar. International Univesities Press. nº 3. . Editorial SPAXS. Nueva York. Revista de Psicoanálisis. Buenos Aires.G (1978). P. Teoría del apego y psicoanálisis. Target.S. 3: Loss: Sadness and Depression. La separación afectiva. Revista de Psicoanálisis. 1991. Barcelona. Hogarth Press and the Institute of Psycho-Analysis. Madrid.D. y Target. Fonagy.Vínculos afectivos: formación. M. Slade. Paidós... Nicolas y Torok. capítulo: 'Introducción del instinto filial (Abraham. Maria (1978). 1: Attachment. for Application to Adult Attachment Interviews. (1969). 1999. Aperturas Psicoanalíticas. Gergely. El mundo interpersonal del infante. M. Main. nº 5. La corteza y el núcleo. J. 1989. Amorrortu. nº 8. en el niño. Vol. Aperturas Psicoanalíticas. Chicago .Abraham. — (1973). Patterns of Attachment". Fonagy.. P. y Wall S.D. "Las categorías organizadas del apego en el infante.. E. desarrollo y pérdida. Mentalization: Developmental. Arrieta. version 5. — (1980). University College London. Spitz.. Fonagy. M. 1972). y Steele. Clinical and Theoretical Perspectives. Londres. Londres.0.. Nueva Jersey. Aperturas Psicoanalíticas. H. Wlaters. Buenos Aires. Steele. Buenos Aires. Vol. René (1965). "Persistencias transgeneracionales del apego: una nueva teoría".. (2001). Ediciones Morata. Bowlby. Ainsworth. Hogarth Press and Institute of Psycho-Analysis. 2000. LEA Publishers. Jurist. 1986. Stern. M. Other Press. Reflective-Functioning Manual. M. — (1979). (2002): Affect Regulation. Aplicaciones clínicas de una teoría del apego. M. Fonagy. University of Chicago Press. Revista de Psicoanálisis. Reviews of Child Development. 1976. 2005. (1974). 2004. — (1988). P.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful