Está en la página 1de 1

Nombre de que vives pero muerto Un nombre de Cristiano no vale de nada.

Apocalipsis 3:1 El que tiene los siete espritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y ests muerto. Tenan nombre de que vivan; pero estaban muertos en lo que se refiere a ejercer una influencia salvadora. Tenan apariencia de piedad sin el poder correspondiente. Sutilizaban en cuanto a asuntos sin importancia especial, no dados por el Seor como pruebas, hasta que esos asuntos se transformaron en montaas que los separaban de Cristo y tambin entre s... "Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y ests muerto". Delante de Dios de nada vale la apariencia exterior. Las ceremonias externas de la religin son absolutamente intiles si falta el amor de Dios en el alma. "S vigilante, y afirma las otras cosas que estn para morir". (Apoc. 3:2) Esta es nuestra obra. Hay muchos que estn a punto de morir espiritualmente, y el Seor nos exhorta para que los fortalezcamos. Los hijos de Dios deben estar firmemente unidos con los vnculos de la comunin cristiana, y deben ser fortalecidos en la fe hablando con frecuencia mutuamente acerca de las preciosas verdades confiadas a ellos. Nunca deben pasar su tiempo acusando y condenando el uno al otro". Ellen G. White, R&H. 10-8-1905. "El discernimiento manifestado por Cristo al pesar los caracteres de los que ostentan el nombre del Seor en su carcter de cristianos, nos induce a comprender ms plenamente que cada individuo est bajo la supervisin del Seor. El conoce ntimamente los pensamientos y las intenciones del corazn, as como tambin cada palabra y acto. Conoce todo lo que se refiere a nuestra experiencia religiosa; sabe a quin amamos y servimos". MS. p. 81, 1900.