Está en la página 1de 2

Canto de entrada

LLEGA LA LIBERTAD Caminamos hacia el sol esperando la verdad. La mentira, la opresin, cuando vengas cesarn. Llegar con la luz la esperada libertad./ (2 v) Construimos hoy la paz en la lucha y el dolor, nuestro mundo surge ya a la espera del Seor. Llegar con la luz Te esperamos, T vendrs a librarnos del temor. La alegra, la amistad, son ya signos de tu amor. Llegar con la luz. Canto de ofertorio UN DlA DE BODAS Un da de bodas el vino falt, imposible poderlo comprar. Qu bello milagro hiciste, Seor, con el agua de aquel manantial! Colmaste hasta el borde del vino mejor las tinajas que pude llenar. Yo puse mi esfuerzo, yo puse mi afn, T pusiste, Jess, lo dems. Es muy poco, Seor, lo que vengo a traer es muy poco lo que puedo dar. Mi trabajo es el agua que quiero ofrecer, y mi esfuerzo un pedazo de pan. Es muy poco, Seor, lo que vengo a traer, es muy poco lo que puedo dar. En tus manos divinas lo vengo a poner T ya pones, seor, lo dems. La gente con hambre sentada esper en el prado que baja hasta el mar. Con cuanto tena, a Ti se acerc un muchacho que quiso ayudar.

Tu mano en su frente feliz descans y en tus ojos tu dulce mirar. El puso sus peces, l puso su pan, T pusiste, Jess, lo dems. Es muy poco, Seor, lo que vengo a traer

Canto de comunin
VEN SEOR A NUESTRAS VIDAS Ven, Seor, a nuestra vida, que ya estamos en Adviento, ven pronto que te esperamos, y salimos a tu encuentro. Ven, Seor, a nuestra vida, venga a nosotros tu Reino. Lo anunciaron los Profetas y le vieron desde lejos, para cumpli-ir sus promesas vino a salvar a su pueblo. Ven, Seor, a nuestra vida Nuestro mundo est esperando, el Seor sigue viniendo, ahora vie-ene por la gracia al corazn de su pueblo. Ven, Seor, a nuestra vida Como rey de las naciones y Seor del universo, vendr al fina-al de la historia a reunir a su pueblo. Ven, Seor, a nuestra vida Preparadle los caminos, Juan predica en el desierto, la Virgen Ma-adre concibe, la Palabra en el silencio. AVE MARIA Ave Maria, Madre de amor y de Bondad Protege Benigna nuestras Vidas, Que bajo, tu manto ponemos hoy Acepta, nuestra filial oracin, te rogamos con Fe. Se tu gua de nuestras mentes Se tu la fuerza de nuestro Amor Se tu Esperanza de los creyentes Y llvanos de tu mano hacia Dios Ave Maria