P. 1
50 DIAS de FE # 8 Como Seguir Creyendo

50 DIAS de FE # 8 Como Seguir Creyendo

5.0

|Views: 982|Likes:
Publicado porpastor_hispano5752

More info:

Published by: pastor_hispano5752 on Oct 29, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/31/2014

pdf

text

original

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fe Parte 8ª de 8 Rick Warren Noviembre 25-26, 2000 “ …Dios hace todo bien y a tiempo, pero

la gente nunca puede entender completamente lo que está haciendo.” Ecle. 3:11 (“NCV”) CÓMO SEGUIR CREYENDO MIENTRAS ESPERAS A DIOS Romanos 4:17-20 1. ENTIENDE LAS SEIS FASES DE LA FE FASE 1. UN SUEÑO (Edad 75) (Dios) “Haré de tí una gran nación...” Ge. 12:1-3 FASE 2: DECISIÓN “Así qué Abran partió como el Señor le había dicho que...” Ge. 12:4 FASE 3: DILACIÓN (Edad 86) “Pero Sara todavía no había dado luz a ningún niño...” Gen. 16:1...” Gen. 16:1 FASE 4: DIFICULTAD (Edad 99) “¿Cómo va a tener un hijo un hombre de mi edad?” Ge. 17-18 FASE 5: CAMINO SIN SALIDA “Coge a tu hijo único, al que amas, y sacrifícalo...” Ge. 21:1-6, 22:1-12 FASE 6: ¡LIBERACIÓN! (Dios) “No dañes al chico… Yo he proveído una oveja...” Ge. 22:12-14

2. RECUERDA ________________________________ “Abraham creyó en Dios que da vida a los muertos y que crea algo de la nada.” Ro. 4:17 (“NCV”) “Lo que es imposible para el hombre es posible para Dios.” Lucas 18:27(NVI)

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8

3. CUENTA CON ______________________________ “Cuando la esperanza estaba muerta en él, Abraham continuo esperando en fe… Confió en la palabra de Dios…” Ro. 4:18 (“Ph”) “Cuando Dios le probaba Abraham siguió confiando en Dios y en Sus promesas, así qué ofreció a su hijo Isaac…” He. 11:17 (“LB”) “Aunque parecía que la esperanza de Abraham podría realizarse… si llegó a ser el padre de muchas naciones, exactamente como había prometido Dios.” Ro. 4:18 (“JB”)

4. RECONOCE ________________________________ “Sin debilitarse en su fe, reconoció el hecho de que su cuerpo estaba como muerto… y que también estaba muerta la matriz de Sara. Pero él no flaqueó con incredulidad... Ro. 4:19-20a (NVI) “A través de la fe consideró los hechos.” Ro. 4:19a (“GW”)

5. ALÉGRATE _________________________________ “Abraham nuca dudó. Creyó a Dios, pues su fe y su confianza se hicieron cada vez más fuertes y alabó a Dios por sus bendiciones incluso antes de que sucedieran. Estaba completamente seguro que Dios era capaz de hacer cualquier cosa que hubiera prometido..” Ro. 4:20-21 (LB) “Deja que tu esperanza te mantenga alegre, se paciente en tus problemas, y ora constantemente.” Ro. 12:12 (“GN”) 3 Tipos de liberación (1) Circunstancial (2) Personal (3) Ultima (Cielo) “Nos alegramos en la esperanza de la gloria de Dios.” Ro. 5:2 (NVI) “Pido a Dios que persistas en compartir tu fe…” Filemon 1:6 (NVI)

8 - 2

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de fe Parte 8ª de 8 Rick Warren Noviembre 25-26, 2000 ¿Alguna vez has tenido prisa cuándo Dios no la tenía? Una de las cosas más difíciles de la vida es sentarse en la sala de espera de Dios. La sala de espera de Dios es cuándo hay algo que está más allá de tu control y no lo puedes apresurar, una respuesta a la oración, un milagro, un cambio de situación—lo quieres cambiar pero está totalmente fuera de tu alcance y tienes que esperar en Dios. La Biblia dice en Eclesiastés 3:11 “Dios hace todas las cosas exactamente bien y a tiempo pero la gente nunca puede entender completamente lo que Él esta haciendo.”¡Hombre, eso si que es verdad! No siempre sabemos lo que Dios esta haciendo y no sabemos cuando lo va ha hacer. Pasamos mucho tiempo de nuestra vida esperando por el tiempo de Dios. Hoy vamos a concluir con las series “50 días de fe” mirando como seguir creyendo mientras esperamos a Dios. Vamos a ver a Abraham. Si alguien tuvo que esperar, ese fue Abran. Dios le prometió que iba a tener un niño, que haría una gran nación que más tarde fue la nación de Israel. Pero Abran tuvo que esperar cien años por ese niño. Es mucho tiempo de espera. ¿Qué haces mientras esperas a Dios? La Biblia dice cinco cosas. 1. Entiende las seis fases de la fe. Aquellos de ustedes que han estado en Saddleback por un periodo de tiempo saben que hará unos cinco años hice una serie en las seis fases de la fe. Dios siempre te lleva a través de fases de fe predecibles. Usamos un mensaje para cada fase. No vamos a hacerlo con detalle, puedes adquirir las series, sino que vamos a repasar esta mañana cómo trabaja Dios siempre en tu vida. La primera fase de la fe es cuando Dios te da un sueño – una idea, una ambición, una meta. Dios te da un sueño. Y a la edad de 75 Dios le dio un sueño a Abran. Le dijo, voy a hacer de tí una gran nación. Pero eso fue sólo el principio. La segunda fase es la Decisión. Una decisión es cuando decides actuar en ese sueño. Un sueño sin una decisión no tiene valor. Y todos los sueños de Dios envuelven un riesgo. Tienen una parte en la que debes dar un paso de fe. Abran tuvo que dejar su tierra existente e ir a un sitio que nunca había conocido, donde nunca había oído, nuca había estado. Así qué tomó el riesgo. Cuándo Dios te da un sueño y dice, “Es lo que quiero hacer con tu vida.” llega el punto en el que tienes que tomar la decisión de decir, “ bueno, Dios, voy a perseguir tu sueño para mi vida. Una vez que has hecho esto te mueves a la fase tercera. La tercera fase es demora. Un sueño nunca se realiza instantáneamente. Cuando Dios te da una idea de lo que quiere hacer con tu vida y cuando Él actualmente lo realiza después de un intervalo de tiempo, que siempre hay, porque quiere que crezcas. Quiere levantarte. Once años después de que Dios diera a Abran el sueño, Abran todavía no tenía un niño. “Cuando tenía 86 años dice, “Pero Sara todavía no había tenido ningún niño.” ¿Qué pasó en esos once años? La respuesta es nada. Él está simplemente esperando por Dios. Se siente tentado a dudar, tentado a desesperar, tentado a tomar desviaciones. Pero Dios dice, no, tú vas a esperar a que se realice el sueño que Yo te he dado.

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8 Después viene la cuarta fase y es Dificultad. Dios no sólo te deja esperar un rato sino que mientras esperas deja que tengas algunos problemas. ¿No es entretenido? Así qué pasas por el periodo de dificultad en el que las cosas van de mal, a realmente mal, a peor, a lo imposible. Y date cuenta que a la edad de 99 Abran todavía no tiene un hijo. Él tiene 99, su mujer, Sara, 89, Dice,“¿Cómo va a nacer un hijo a un hombre de mi edad?” Lo peor es que Dios cambió el nombre de Abran. Su nombre original era Abran y Dios se lo cambió a Abraham, que significa “Padre de una gran nación.” Imagínense esto: Entra en la tiendita y el hombre dice, “¿Cómo te llamas?” “Padre de una gran nación.” “¿Ho? ¿Cuántas criaturas tienes?” “Ninguna.” “¿Cuántos años tienes?” “99.” Es como para pasar vergüenza. Es una prueba de fe. Pero eventualmente Dios realiza el sueño y a la edad de 100 años y su mujer tiene 90, tienen un niño milagro. Y le llaman Isaac que significa “risa”. Porque se rieron de la idea. Sara tiene noventa años. Sabemos qué ella no creyó a Dios cuando la dijo que estaba embarazada porque se rió. Cualquier mujer que realmente hubiera creído a Dios y de 90 y que la dicen que está embarazada se hubiera echado a llorar. Pero ella se ríe y Dios se ríe y Abraham se ríe y Isaac se llamo “Risa”. Tienen un niño milagro. Y piensan que fenomenal. Pero entonces viene la fase más difícil de todas. Callejón sin salida. En el callejón sin salida Dios permite que parezca que el sueño muere. Se le pide a Abraham que renuncie a su niño milagro. Dios le dice, “quiero que Me lo devuelvas como sacrificio.” Entiende esto: Abraham espera cien años y tiene un niño. Empieza a crecer cuando Dios dice, aprovechando la ocasión, ahora quiero que me lo devuelvas. Quiero que me lo sacrifiques a Mí.” Abraham pensaba, “¿Qué tipo de Dios es éste? ¿Es un chiste cruel? Quiere que sacrifique el niño tan soñado que se me había prometido a mi.” Y se sintió bastante desesperanzado. ¿Cómo sabes que estás en un callejón sin salida? Te sientes desesperanzado. Algunos de ustedes están en un callejón sin salida en su matrimonio ahora mismo. Algunos de ustedes están en un callejón sin salida para casarse. Algunos están en un callejón sin salida al ver su presupuesto, cuando ven su profesión, cuando ven a sus amistades, sus relaciones. Algunos de ustedes están sin salida físicamente y su salud se está despedazando. Cuando estás en esta etapa empiezas a dudar la sabiduría de Dios y su amor y dices, “¿Por qué me pasa esto? Está fuera de tu control. ¡Te está preparando! Te prepara para la fase final de la fe que es Liberación. Cuanto mayor es la sin salida, la situación más desesperanzada, mayor va a ser la liberación, más milagrosa va a ser. Tú dirás, “¡guau! ¡Eso fue Dios! Sólo Dios pudo haber hecho eso.” Así que Dios está preparándote para un milagro, el milagro de la liberación. A todos los de este cuarto–Dios les va a llevar por esas seis fases de la fe muchas, muchas veces en su vida. Una vez detrás de otra van a ir del Sueño a la Decisión al Retraso al la Dificultad al Callejón sin Salida, a la Liberación. Luego Él lo va ha hacer otra vez y luego otra vez para que sigan creciendo en la fe. De hecho, todos en este cuarto, todos están en una de esas etapas ahora mismo. Algunos de ustedes están en la fase del Sueño –se les está ocurriendo una idea. Algunos de ustedes están en la fase de retraso o la de dificultad o la fase del callejón sin salida. En su programa, miren a “50 Días de fe – hoja de “Lo que he aprendido” Evalúa tu fe. Quiero que lo rellenen y que lo traigan la semana que viene.

8 - 2

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8 Tienen que entender cómo trabaja Dios si van a aprender a ser pacientes y a seguir creyendo cuando esperan a Dios. 2. Recuerda lo que puede hacer Dios. La situación puede estar fuera de tu control pero no está fuera del control de Dios. Así qué no enfocas en lo que tú no puedes hacer. Enfocas en lo que puede Dios. ¿Qué puedes hacer? Romanos 4:17 “Abraham creyó en Dios quien da vida a los muertos y quien crea algo de la nada.” Ese versículo que está ahí es una definición de un milagro. Aquí está lo que pasa en un milagro. O Dios da vida a algo que estaba muerto o Dios crea algo de la nada. De eso se trata. Eso es lo que Dios puede hacer. Puede dar vida a una profesión muerta, a un matrimonio muerto, a sueños muertos, a finanzas muertas, y puede sacar algo de la nada. Jesús dijo, “Cualquier cosa es posible si tienes fe.” Date cuenta de algo muy importante. ¿En que puso Abraham su fe? ¿En qué creía?¿Creía en sí mismo? No. ¿Creía en sus sentimientos? No. ¿Puso su fe en la fe? No. ¿Practicó el pensamiento positivo? No. Él creía en Dios. Yo creo en el pensamiento positivo. Hemos hablado de él muchas veces. Pero el pensamiento positivo y la fe no son la misma cosa. Oyes esas canciones acerca del pensamiento positivo como “I believe for every drop of rain that falls a flower grows.” [Creo que por cada gota de lluvia que cae crece una flor.] Eso es chatarra. Si cada gota de agua produciera una flor el mundo estaría cubierto de flores. Andaríamos de puntillas entre los tulipanes. Simplemente no es verdad. El pensamiento positivo trabaja en una situación. Trabaja en las situaciones en las que tienes control sobre la situación. Pero por ejemplo, si crees que vas ha hacer un buen trabajo en algo probablemente harías mejor trabajo si no lo creyeras. Pero el pensamiento positivo no sirve para nada en las cosas que están fuera de tu control. Puedes decir, “espero que mi madre viva” pero no va a cambiar nada. Podrías decir, “Espero que no se haga daño en ese accidente,” pero eso no va a impedir que se haga daño. “Espero que mi equipo gane... espero que me den ese trabajo...” eso es simplemente hacerse ilusiones. El pensamiento positivo no vale para nada en situaciones fuera de tu control, especialmente cuando estás en un callejón sin salida en la vida. Cuando llegas a un callejón sin salida necesitas más que simplemente un pensamiento agradable y alegre. Necesitas fe en Dios. Podrías decir “Creo que me parezco a Brad Pitt.” Yo podría decirlo tantas veces cómo quisiera. No va ha hacer que me parezca a Brad Pitt. La única cosa que cambia las circunstancias es la fe en Dios. La fe en Dios funciona cuando las cosas están más allá de tu control. Y la mayor parte de tu vida está más allá de tu control. Así qué necesitas la fe en Dios mucho más de lo que necesitas pensamientos alegres, positivos, bonitos. Cuando llegas a un callejón sin salida tienes que acordarte de lo que Dios puede hacer. “Lo que es imposible con el hombre es posible con Dios.” Hoy vamos a escuchar tres historias de parejas que estuvieron en la misma situación de Abraham y Sara-infertilidad– y Dios los liberó a cada uno de una manera diferente. Teresa: Me gustaría compartir cómo Dios profundizó nuestra fe al tratar el problema de la infertilidad. Después de que mi marido Dave y yo nos casamos tratamos por un poco más de dos años de embarazarme. No pasó nada así que empezamos el largo camino de exámenes médicos, drogas, tratamientos y opciones para la infertilidad. Lo irónico fue que durante ese periodo mi marido trabajaba para una compañía de infertilidad que nos previno

8 - 3

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8 de los procedimientos y las operaciones inútiles que los médicos querían que hiciéramos. Dave sabía que esos no eran los procedimientos apropiados para nosotros Durante nuestra búsqueda por las razones medicas de la infertilidad mi grupo cedula y mi grupo de mujeres de estudio bíblico estuvieron orando por mi. En los dos grupos había otras mujeres que habían pasado por lo que yo pasaba. Aprendí la importancia de tener soporte y oraciones cuando estás enfrentándote con problemas. Al encontrarnos en un callejón sin salida tras del otro decidí que tal vez deberíamos adoptar un niño y empecé a investigar esas opciones. Íbamos a tratar otro tratamiento para la infertilidad pero en vez de eso decidimos pasar y irnos a México de vacaciones. ¿Adivina el qué? Cuando volvimos de México me enteré que estaba embarazada. Fue un milagro para nosotros pero empezó un torbellino de problemas. Como una semana más tarde me dijeron que tenía cáncer en la vejiga y que era posible que perdiera mi bebé. Para ahorrarte los detalles en el fondo está que Dios se encargó de la situación. Después nos dijeron que nuestro bebe podría tener el Síndrome de Down. Nos quedamos pasmados. Nos preguntaron si queríamos abortar. Y el aborto no era una opción para nosotros. Después tuvimos que enfrentarnos a una enfermedad detrás de la otra y mi malestar matutino duró todo mi embarazo incluyendo el día del parto. A pesar de todo nació Ryan nuestro bebe milagro. Tenía dificultad para respirar al nacer y hubo que ayudarle. Pero les puedo decir que hoy Ryan es un niño de cuatro años muy saludable. Después de tanto problema pensamos que no íbamos a poder tener más criaturas. Pero estaba bien ya que Ryan era un niño milagro. Así que cuando Ryan tenía siete meses decidimos ir de vacaciones otra vez. Esta vez fuimos a Egipto. Y valla sorpresa cuando volvimos estaba embarazada otra vez y nuestra hija Taylor tiene tres años. Dave y yo ahora sabemos que todos los retrasos, las dificultades y los callejones sin salida tenían un propósito detrás. Uno fue el cambio de actitud de Dave. Él no estaba seguro de que quería un niño, pero después de toda la espera. los exámenes, los problemas llegó a ser más devoto a la tarea de tener un niño que yo. Dios hizo un milagro cambiando su corazón y yo se que fue porque tuvimos que esperar tanto tiempo. Dave fue conmigo a cada una de las citas medicas y durante cada uno de los procedimientos a lo largo de toda la prueba, y nos acercamos el uno a ser pareja del otro. Nunca se perdió nada durante mi embarazo y hoy es el padre más devoto que se pueden imaginar. Probablemente hay muchas parejas escuchando que luchan con el dolor de la infertilidad y mi corazón siente por ellos y nos uniremos a ellos en oración. No dejen de esperar y de orar a no ser que Dios les diga lo contrario. Excepto Dios nadie sabe porque las cosas pasan como pasan. Ciertamente no es cuestión de que alguien merece o se ha ganado un hijo. Dios nos ama a todos nosotros y cuando nos enfrentamos con los retrasos o incluso con los callejones sin salida necesitamos recordar que Él está permitiéndolos por una razón que es en última instancia por nuestro bien. Así que vierte tu corazón en el Señor y el te va a reconfortar y te va a dar fuerzas. Y recuerda que la Biblia dice, “Con Dios todas las cosas son posibles.” La tercera cosa que haces cuando esperas por Dios es… 3. Cuenta con las promesas de Dios. Cuenta con las promesas que ha hecho Dios. La Biblia dice en Romanos 4:18 “Cuando la esperanza murió en él, Abran siguió esperando con fe. Confiaba en la palabra de Dios. Circula “cuando la esperanza murió en él.”

8 - 4

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8 ¿Te has sentido así alguna vez? ¿Qué la esperanza estaba muriendo dentro de ti? ¿Cómo sabes que la esperanza está muriendo dentro de ti? Empiezas a usar la palabra “nunca.” “Nunca me voy a casar.. Nunca vamos a tener un bebe... Nunca volveré a ser feliz... No cambiare nunca… Nuca vamos a tener un presidente..” La esperanza muere dentro de ti. ¿Qué haces cuando la esperanza empieza a morir dentro de ti? ¡Te vas de vacaciones! No. Date cuenta de lo que haces,“Cuando murió la esperanza en él, Abraham continuó

8 - 5

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8 esperando con fe.” Circula “esperando con fe”. Esto no es sencillamente hacerse ilusiones, no es simplemente pensamiento positivo. Es esperar con fe. Fe en Dios. Sigues creyendo. ¿Cómo sigues creyendo cuando te sientes como para dudar? ¿Cuándo te sientes como para dejarlo? Lo dice aquí“Él confió en la palabra de Dios.” Y no hay nada más seguro. Espero que ya hayas entendido esto en los “50 días de fe”. En cada uno del los mensajes de los que hablamos, han tenido que introducirse en la palabra de Dios. Si vas a ser un hombre / mujer de fe tienes que apropiarte de las promesas de Dios en tu vida. Incluso aquí otra vez–confía en lo que Dios a prometido. Él confió en la palabra de Dios y esto fue lo que le mantuvó cuando la esperanza quiso dejarle. Necesitas leer este libro, estudiarlo, memorizar versículos Bíblicos. Luego puedes sacar los versículos para memorizar de esta semana y como es la ultima te he dado dos. Mateo 19:26 “Con Dios todo es posible.” Y Galatas 5:6 “Lo único que cuenta es la fe expresándose a través del amor.” Con las promesas de Dios en tu vida puedes esperar con fe en vez de desistir. Cuando llegas a un callejón sin salida confías en las promesas. “Cuándo Dios le probaba (y eso es lo que esperar es una prueba), Abraham siguió confiando en Dios y en sus promesas así que ofreció a su hijo Isaac.” Esto es una prueba. Isaac crece y Dios dice quiero que me lo devuelvas. Quiero que me lo sacrifiques. Pero Abraham no entró en pánico. ¡Yo hubiera entrado! Pero a Abraham no le dio pánico. Dios dice, devuélveme tu hijo. Sacrifícamelo. Pero él no entró en pánico por tres razones. La Biblia nos lo dice. 1. Él creyó que Dios lo iba a resucitar de los muertos. Hebreos 11:19. 2. Cuando le dice a su sirviente, vamos a subir la colina para sacrificar, dijo “Volveremos” no “volveré” Tenía todas las intenciones de volver con el hijo. 3. Cuando su hijo pequeño Isaac subía con él por la colina y dijo, “¿Papá, donde está la oveja que vamos a sacrificar?” Abraham dice, “El Señor va a proveer.” Tenía todas las intenciones y ni dudaba de que Dios iba a dejar a su hijo o a resucitarlo de los muertos. ¿Por qué? Tenía las promesas de Dios. Aquí está la gran prueba de tu vida: ¿Qué vas ha hacer cuando Dios te dice, “quiero que sacrifiques el mayor de tus sueños”? Es la máxima prueba de fe. Cuándo dice Dios, lo que más valoras en tu vida, lo que más quieres en tu vida, lo que más deseas en la vida, ¿me lo ofrecerás en el altar? Es una prueba. ¿Vas ha hacer lo que hizo Abraham? ¿Vas a esperar en contra de la esperanza? ¿Vas a esperar con fe? Y ¿Vas a contar con las promesas de Dios? Romanos 4:18 “Aunque parecía que la esperanza de Abraham no podía realizarse, fue el padre de muchas naciones exactamente como Dios había prometido.” Fíjate en la palabra “parecía”. Las cosas nunca son tan sombrías como parecen si las miras desde el punto de vista de Dios. Los discípulos siguieron a Jesús por tres años. Pensaron que iba a establecer su reino y que ellos iban a ser dirigentes y un día miran hacia arriba y ven a Jesús colgado de una cruz y está muerto. Hablando de un callejón sin salida. Estaban hechos polvo. Hay está el Mesías. Es el Hijo de Dios. ¿Cómo es posible que esté colgando de una cruz? No sabían que faltaban sólo un par de días para la Pascua. Dios se especializa en dar la vuelta a situaciones muertas y en resucitar situaciones que parecen no tener esperanza cuando confiamos en las promesas de Dios. Circula “exactamente”. “Fue el padre de muchas naciones exactamente como Dios había prometido.” Una promesa sólo es tan valida como la integridad del que promete. Y Dios no puede mentir. Jim and Gail aprendieron que Dios cumple sus promesas. Jim: Queremos compartir cómo las promesas de Dios nos ayudaron en nuestra lucha con la infertilidad.

8 - 6

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8 Gail: Empezamos a salir juntos a los quince y después de siete años nos casamos. La cosas rodaron hacía delante y en 1992 supimos que íbamos a tener un niño. Estábamos emocionados. Pero nuestra emoción desapareció cuando el medico nos enseñó que no había latido en el corazón de nuestro hijo. Este fue el primero de los embarazos perdidos. Tuve otro aborto y un embarazo atópico. Traté de dar sentido a las perdidas pero me preguntaba por qué Dios no me dejaba tener un bebé. Porque ni Jim ni yo sabíamos que hacer con nuestra pena, nuestro matrimonio empezó a apagarse. No fue porque tuviéramos grandes discusiones o peleas. Fue simplemente un lento descenso de la comunicación. Acostumbrábamos a reírnos mucho y de repente no se oyó más la risa, la conversación o simplemente el disfrutar de estar juntos. La pesadumbre de la tristeza y del dolor se colgaba de mi todo el rato. Sonreía para mi familia y mis amigos pero por dentro estaba tan triste. El dolor y la desilusión hacía que Jim y yo estuviéramos separados por un mundo. Jim: En ese tiempo yo no tenía a Cristo en mi vida así que el dolor de ver cómo mi mujer sonreía cuando nuestra felicidad se esfumaba era más de lo que podía soportar. Me sentía fracasado como marido porque no podía solucionar el problema. Nuestro matrimonio se convirtió en dos personas viviendo bajo el mismo techo sin ninguna consolación. Sin darme cuenta, caí en un idilio adultero con otra mujer. Y Dios dice, “Tus pecados te van a encontrar.” Y me encontraron una noche. Cuando mi mujer estaba tratando de hablarme de nuestra relación Gail encajo las piezas y leyó mi rostro. En ese momento nuestro matrimonio se encontró en un gran callejón sin salida. Cuando me dirigía a la puerta Gail me detuvo diciendo, “Solucionemos esto.” Eso fue un shock. Gail había empezado a asistir a la iglesia Saddleback y Dios estaba trabajando en su vida. Cuando me otorgó gracia fue la primera vez que sentí el amor de Cristo trabajando a través de alguien. Yo traté de llenarme con lo que el mundo ofrece pero volví vacío. Finalmente me di cuenta de que la respuesta no estaba allí y comprometí mi vida a Cristo en 1996. Gail: Ni en un millón de años hubiera pensado que la infidelidad iba a tocar mi matrimonio. Conozco a mi marido y se que ha tenido que estar en mucho dolor para ir a ese lugar. Así que en el mismo momento que el admitió su infidelidad decidí amarle a través de cualquier cosa que estuviera pasando. No fue de ninguna manera fácil pero puedo decir que somos más fuertes porque nos mantuvimos. Llegamos a un callejón sin salida pero el divorcio no iba a ser una opción para nosotros. Jim: Después de pasar por la crisis de nuestro matrimonio nos envolvimos con el grupo de Soporte de Los Brazos Vacíos de Saddleback, que ayuda a las parejas que están pasando por la perdida de un niño. Al continuar los exámenes médicos para la infertilidad nuestro corazón de dirigió hacia la adopción. Sentimos que Dios nos dirigía a adoptar internacionalmente. Enseguida nos dimos cuenta que la única manera de mantener la cordura durante este proceso era confiar en Dios. Nos apoyamos en todo tipo de versículos bíblicos como Habacuk 2:3 que nos dice que seamos pacientes y que confiemos en el tiempo de Dios durante un retraso. Gail: Queríamos adoptar un infante internacional. Tratamos la republica de Georgia, después México, después Rusia, pero en cada callejón sin salida Dios nos decía “tengo otros planes para vosotros.” Así que nos pusimos de rodillas y dijimos, “Dios vamos a ir a donde quieras que vallamos.” Y Dios nos mando a Crinea. En Crinea no te emparejan con un niño antes de viajar. En vez de eso tienes que visitar los orfanatos para elegir un niño. Esto nos asustó. ¿Cómo íbamos a elegir a nuestro niño? Jim: Después de mucho viajar llegamos a un orfanato donde nos permitieron visitar a ocho niños. Decidimos adoptar a un chico de dos años que se llamaba Alek y estábamos emocionados. Pero el juez de la región se negó a permitir adopciones internacionales. Se nos rompió el corazón para decir lo mínimo. Después de esperar dos

8 - 7

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8 años y de atravesar el océano para adoptar íbamos a volver a casa sin niño. Fue uno de nuestros puntos más bajos y otra vez tuvimos que aprender a confiar en el Señor y a no contar con nuestro propio entendimiento. Gail: Pero al día siguiente nuestro coordinador de adopciones dijo que había un niño de cuatro años que quería que viéramos. En mi mente tuve pena de mi misma diciendo “no es lo que yo quería. Yo no quería un niño de cuatro años.” Sabía lo dañado que podía estar un niño más mayor después de vivir tanto tiempo en un orfanato. Pero Dios me recordó que habíamos orado por dos años y que íbamos a coger a quien Él quisiera en nuestra familia. Al día siguiente conducimos hasta el orfanato solamente para encontrarnos en otro callejón sin salida. La señora que nos había dado permiso para visitar a los niños estaba fuera enferma. Así que nos sentamos en el coche tratando de luchar con las lagrimas de frustración. Nuestro conductor era un Cristiano Ukraniano y tuvo la fe que nosotros no tuvimos entonces y dijo, “ Déjenme entrar y ver de que me puedo enterar.” Cuando volvió dijo que nos iban a dejar entrar. Nos dirigieron a un cuarto y luego entro este niño diminuto de cuatro años. Nos miramos el uno al otro y supimos en ese momento que ese era el niño que Dios había planeado para nuestra vida. En el 6 de Febrero de 1998 vinimos a ser la mamá y el papi de Andrew. Hoy Andrew esta muy sano. Es inteligente y muy gracioso y ama cantar y más que nada tiene un verdadero corazón para Jesús. Jim: Cada uno de nosotros tiene sus propias pruebas de fe únicas. Pero las promesas de Dios son las mismas para todos nosotros. Aunque te encuentres con retrasos y callejones sin salida mantente en las promesas de Dios. También ábrete a la redirección de Dios o a la repuesta a tus oraciones en una manera diferente, mejor de lo que pensabas. Él sabe lo que es mejor. Si una puerta se cierra Él siempre abre otra. Así que sigue creyendo. La cuarta cosa que haces cuando estás esperando en Dios… 4. Reconoce los hechos con fe. Enfréntate con ellos. Pero enfréntalos con fe. Reconoce los hechos de tu vida con fe. Romanos 4:19-20 dice, “Sin debilitarse en su fe, reconoció el hecho de que su cuerpo estaba como muerto… y que también estaba muerta la matriz de Sara. (Esta siendo muy directo aquí.) Pero él no flaqueo con incredulidad...” la traducción de la palabra de Dios dice, “A través de la fe reconoció el hecho de que...” Abraham reconoce que él y su mujer han pasado los días de tener hijos. Tiene 99 y su mujer 89 y es médicamente imposible que vallan a tener hijos. No deniega los hechos. Se enfrenta con ellos con fe. Esto es muy importante, entiéndelo: la fe no ignora la realidad. La fe no pretende que no tienen problemas La fe no actúa como si no hubiera ninguna dificultad. La fe no deniega. ¡Favor de oír esto! Mucha gente piensa que lo es. Fe es enfrentarte con los hechos de tu vida sin que te desanimes con ellos. Eso es fe. No es negar que tienes problemas. No es negar que estás enfrentándote con un callejón sin salida o una situación sin esperanza desde el punto de vista humano. Es enfrentarte con los hechos problemáticos en tu vida sin desanimarte con ellos. Eso es la fe verdadera. Algunos de ustedes se están enfrentando al cáncer. Algunos tienen a alguien que aman enfrentándose con el cáncer ahora. No puedes negar el diagnostico pero puedes revelarte en contra del veredicto. Gran diferencia. No puedes negar el diagnóstico “No tengo cáncer.” Si, lo tienes. “No tiene cáncer.” Si lo tiene. No puedes denegar la diagnosis. Eso es fantasía. Es denegarlo. Pero puedes desafiar el veredicto.” Puedes desafiarlo y decir, “vamos a trabajar con esto y vamos a trabajar con esto y vamos a hacer todo lo que podamos para vencerlo y desafiar el veredicto.

8 - 8

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8 Esto es muy importante. Hay una rama de la cristiandad ahí fuera que dice, “Deniega todos tus problemas y simplemente sonríe, sonríe, sonríe! Eso no es Jesús. Eso es Poliana. Dice, ¡No estoy enfermo! Tengo una fiebre de 104 pero no estoy enfermo.” O “No tengo deudas. Estoy al borde de la bancarrota pero no tengo deudas.” La fe no te pide que niegues la realidad. Nunca hace eso. La fe te pide que te enfrentes con la realidad de tu vida sin desanimarte por eso. No es vivir en negación. No es aferrarse al pasado. Fe no es tontería de cabezadura. Si todavía te aferras a la mercancía de animalito.com, déjalo ir. ¡Eso está muerto! Está muerto. Déjalo ir. Si todavía estás esperando que vuelvan las cintas de ocho pistas, olvídalo. Eso se terminó. No van a volver. Si todavía estás esperando a que ese chico o chica especial te invite a salir, ese de la secundaria, y estás en la cincuentava reunión conmemoratoria, olvídalo. ¡Ese cachorro no va a venir a casa! Olvídalo. Si estás esperando que el grupo agujeritos en las mejillas te elija presidente, ¡olvídate! Sufre profundamente pero olvídalo. Algunos de vosotros tenéis que pasar por profundos sufrimientos legítimos. Las cosas no salieron como planearon. Lo que soñabas para tu vida no va a suceder. Pero no te tienes lastima a tí mismo. Crees que Dios sabe más y dices, “Sí, no salió como planeaba pero Dios tiene mejor plan.” Eso es fe. “Si, las cosas no salieron como pensaba pero creo que Dios no ha terminado con mi vida y que está trabajando en mi vida y Dios me tiene guardadas cosas buenas todavía.” Eso es fe. Es enfrentándose con los hechos en fe. No es fantasía. Es simplemente no estar desanimado. Una cosa. He dicho a los pastores por muchos, muchos años. Es una vieja regla de calvario: cuando el caballo está muerto desmonta. No sigas pegando a un caballo muerto. Cuándo un sueño muere simplemente desmontas y enriendas otro porque Dios no ha terminado contigo. Algunos de vosotros os queríais casar pero nunca lo hicisteis. Algunos queríais tener hijos pero nunca los tuvisteis. ¿Qué haces con un amor que está bloqueado? ¿Meterte en una celda? ¿Construir una barricada alrededor de ti? ¿Preocuparte de tí mismo? ¿Un nopal? No voy a dejar que nadie se me acerque nunca más. No voy a dejar que nadie me haga daño. Voy a contener mis emociones. Por supuesto que no. ¿Que haces cuando un amor esta bloqueado? Lo rediriges. Lo recanalizas. Saben la historia que les he contado varias veces acerca de Corrie ten Boom. Cuando era joven estaba comprometida para casarse. De repente el chico rompió con ella y se casó con una amiga. Quedó devastada. Y nunca se casó. Fue por la vida como mujer soltera. Pero ella redirigió su amor. No se metió en una pequeña barricada. Y se convirtió en uno de los lideres cristianos más amorosos del siglo veinte, influenciando a millones y millones de gente. Ella redirigió su amor en una nueva dirección. Allison y Mack. Allison: . Mi nombre es Allison y este es mi marido Mack. Está detrás de mi como ha estado durante los últimos veinte años, como mi soporte moral. Desde que era una niña quise ser mamá. Me crié en una casa en la que ser esposa y madre definía quien eres. El cuadro de la vida ideal para mi era papá, mamá y bebes. Sin embargo tuve que enfrentarme con los hechos de mi vida y darme cuenta de que el plan de Dios para mi no incluía hijos biológicos. Me casé de adolescente y me quedé embarazada pero fue un embarazo atópico y me tuvieron que operar de emergencia para que no muriera desangrada. Pero durante la operación los médicos descubrieron que tenía endometriosis, una enfermedad dolorosa que puede causar la infertilidad. Mi primer matrimonio terminó en el

8 - 9

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8 divorcio después del primer año. Después me volví a casar hace veinte años. Mi esposo maravilloso y yo tratamos de embarazarme por varios años. Tratamos todas las medicinas disponibles incluso cirugía de reconstrucción pero nada ayudó. Después de muchas conversaciones y poca oración decidimos adoptar. Nos conectamos con una agencia de adopción del estado y fuimos los orgullosos padres de un niño de 3 años y medio. Michael era un niño hermoso pero no sabíamos de su pasado y cómo este iba a sabotear la adopción. Michael había nacido de una chica de dieciséis años y más tarde nos enteramos que era esquizofrenica. Ella le había abusado mentalmente y físicamente y su padre también tenía una historia de enfermedad mental y era un drogadicto. Michael fue parte de nuestra familia por dieciocho meses. Durante ese tiempo le echaron de tres guarderías por actuar sexualmente en relación a los otros niños. Michael resistía cualquier autoridad femenina especialmente la mía. Su reacción me dejó muy confundida. La cosa en la vida que yo quería tanto—ser una madre—se me estaba escapando de entre los dedos otra vez. Sentí que había sido un fracaso al cargar niños y ahora al adoptarlos. Me sentía miserablemente. Y desgraciadamente se llevaron a Michael de nuestra casa cuando se escapó a la edad de cinco años. Durante los dieciocho meses que estuvo Michael en nuestra casa mi endometriosis empeoró. Estaba en dolor constante y eso dañó mi relación con mi marido. Después de muchos análisis me dijeron que la única solución era una histerectomía completa. Así que a los 25 me enfrenté a mi mayor pesadilla. Nunca iba a poder tener hijos. Sentía que Dios me había abandonado y me sentí sola y confundida. Los médicos me dejaron en el hospital dos semanas. Pero me aseguraron que mi dolor se había acabado y que podría resumir mi vida normal. Cuando estaba creciendo fui una persona muy activa pero los años de dolor crónico me habían convertido en una persona introvertida que trababa de protegerse. Así que esperaba que la operación me ayudara a volver a ser la persona libre que siempre había sido. Pero seis semanas después de la operación el dolor volvió y la enfermedad se empeoró. En vez de solucionar el problema tuve nueve operaciones más. Y hoy vivo en una dieta muy restringida. Cuando el pastor Rick habla de enfrentarse con los hechos con fe le entiendo. El hecho es que mi vida no fue cómo la planeaba. Pero el tiempo que pasé recuperándome de múltiples operaciones me dio mucho tiempo para pensar. Llegué a ver la gran sabiduría de Dios detrás de mis dificultades y de todos los callejones sin salida. Mi lucha contra la infertilidad ha sido el factor más importante acercándome a Cristo. Me ha enseñado de su amor y su sabiduría. Ha profundizado mi fe y mi relación con Él. Casi todas las semanas escuchábamos historias de bebes tirados a la basura y abandonados en las escaleras de las puertas. Le solía preguntar al Señor ¿por qué?¿Por qué no podía yo tener uno de esos pequeños? ¿Por qué mi esposo y yo no podíamos ser padres? ¿Por qué no yo? Dios fue siempre paciente y amable pero la respuesta siempre vino como “No”. Encontré consolación en el verso, “Mi gracia es suficiente para ti.” Y Dios no nos ha devuelto con oído sordo. Me dio un hijastro maravilloso y he tenido el privilegio de ser una parte activa de su vida. Ahora se ha casado y ha crecido y tenemos un nieto. ¿Por qué permitió Dios esta prueba en mi vida? Hay varías buenas rezones. Primero, me enseñó a depender solamente en Él y a confiar en Su sabiduría y en su plan para mi vida. Segundo me ha dado un ministerio de mi dolor. Ha usado mis experiencias para tocar la vida de muchos otros. Empecé un grupo de soporte para mujeres y parejas con endometriosis y he hablado con mujeres por todo el país y las he animado y apoyado a moverse hacia delante en sus vidas. Dios no está desperdiciando el dolor por el que pasé.

8 - 10

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8 Todavía siento el deseo de tener hijos, pero puedo alegrarme en el trabajo que Dios esta haciendo en mi vida. Se que las experiencias de mi vida me han hecho la persona que soy hoy. Y puedo decir honestamente que si tuviera la oportunidad de cambiar mi vida no cambiaría ni una sola cosa. Cada experiencia me ha preparado de una manera única para hacer el trabajo de Dios. Me he enfrentado a los hechos de mi vida con fe. En vez de estar deseando algo que nunca va a pasar, Dios me dio un sueño nuevo, el sueño de ayudar a otros. Estoy enfocando en todo lo bueno que Dios a reservado para mi y mi fe es más fuerte que nunca. ¿Cómo sigues creyendo cuando te sientes como para desistir? Haces estas cinco cosas. Te puedes acordar de lo que puede hacer Dios. Puede hacer cualquier cosa. Luego puedes apoyarte en las promesas de Dios y recordar lo que te ha prometido. Luego reconoces los hechos de tu vida con fe. No los niegas. Los reconoces pero no te desanimas. Y finalmente... 6. Te alegras anticipando Tienes expectación – esperas con alegría que Dios va a actuar en tu vida y va ha hacer las cosas buenas incluso cuando no es la manera en que lo planeaste. Va ha hacer cosas buenas. Esperas que el actúe. Romanos 4:20-21 “Abraham nunca dudó. Creyó a Dios por fe y la confianza creció más fuerte y él alabó a Dios por sus bendiciones antes de que pasaran. Estaba seguro de que Dios era capaz de hacer cualquier cosa que prometiera.” Date cuenta “antes de que pasaran.” Eso es verdadera fe. Hemos hablado de ella la semana pasada. Cuando das las gracias a Dios por algo después de que pase, eso es agradecimiento. Cuando le das las gracias por algo antes de que pase eso es fe. Y la forma mayor de fe es dar las gracias por adelantado “Dios, no se como vas a vas a sacar a delante la cosa. Estoy en un callejón sin salida. Pero te doy las gracias por adelantado porque sabes lo que estás haciendo. Te doy las gracias por adelantado porque vas a arreglarlo todo.” Un día Jesús fue a la tumba y alguna gente le pidió que resucitara a Lázaro de los muertos y él fue y oro,”Padre, Te doy las gracias porque ya me has escuchado.” ¿Qué estaba haciendo? Dando gracias a Dios por adelantado. Hoy han escuchado tres historias muy conmovedoras acerca de parejas que mantuvieron la fe a pesar de todo y Dios las liberó a cada una de ellas de una manera diferente. Una a través de un embarazo, a otra a través de la adopción y a otra por medio de un ministerio nuevo para ayudar a otra gente que está sufriendo. ¿Por qué? Porque cuando Dios libera hay tres tipos de liberación... 1. Liberación circunstancial. En ese tipo de liberación Dios cambia la situación. Milagrosamente da la vuelta a la situación. Dios va ha hacer eso muchas, muchas veces en tu vida. Pero no lo va ha hacer siempre. Va ha hacer muchos milagros en tu vida pero no siempre va a cambiar la situación. 2. Algunas veces hace liberación personal y te cambia a tí. Y tú obtienes una perspectiva más amplia, obtienes una fe más profunda. Obtienes más carácter. Una actitud mejor. Y Dios te cambia y deja la situación. Liberación personal. 3. Pero hay algún dolor en la vida que sólo se va a aliviar con una liberación de ultima instancia. Y esa es el cielo. Un día vamos a un sitio–esos de nosotros que conocemos al Señor– donde no hay dolor, lagrimas, sufrimiento, tristeza. Y esa es la liberación que en ultima instancia te ofrece Dios.

8 - 11

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8 Dios no ha prometido quitarte todo tu dolor. Dios no ha prometido que todas las personas que amas van a vivir todo lo que tú quieras que vivan. Dios no ha prometido que no vas a tener dificultades, que nunca vas a tener callejones sin salida, que nunca vas a tener retrasos. No ha prometido quitarte todo el dolor. Ha prometido darte la fuerza para aguantarlo. Y ha prometido que un día en ultima instancia te va a liberar con el cielo donde no hay pena, sufrimiento, tristeza y dolor. La Biblia dice esto, “Nos regocijamos en la esperanza de la Gloria de Dios.” ¿Qué es la gloria? El paraíso. Pero sólo hay una manera de llegar. A través de Jesucristo. No trabajas por ello o te lo ganas. Es a través de Jesucristo. La palabra bíblica para “liberación” es “salvación”. Eso es lo que la salvación significa.” Jesucristo es tu Salvador. Es tu liberador. Y te va a liberar. Ese es un grito más largo que el pensamiento positivo. Todo lo que el mundo te puede ofrecer es pensamiento positivo. El mundo espera lo mejor. Pero Jesucristo ofrece la mejor esperanza. Oración: ¿Estás en un callejón sin salida esta mañana? Jesucristo puede cambiar tu callejón sin salida sin esperanza en una esperanza sin fin. Así que cualquier problema que parezca sin esperanza para ti, te urjo a darlo y a dar tu vida a Jesucristo ahora mismo. Di, “Jesucristo, te doy mi problema y te doy mi vida ahora mismo.” Como este testimonio se trataba de la infertilidad quiero orar por aquellos están enfrentándose con este mismo asunto. En una iglesia de este tamaño hay cientos de parejas que hubieran tenido hijos pero que no pudieron por una razón o la otra. Nosotros nos tomamos muy enserio – el dolor – en la familia de nuestra iglesia. Así que cualquier pareja que quiera una oración especial para tener hijos haga el favor de levantarse y bajar la cabeza y rodear a su esposa con el brazo para que yo y la familia aquí presente podamos orar por ustedes. La Biblia dice que como familia de la Iglesia debemos llorar con los que lloran y regocijarnos con los que se regocijan. Quiero guiar a nuestra familia eclesiástica en una oración por ustedes. Se han levantado muchas, muchas parejas en cada servicio Y yo quiero pedir a la iglesia que ore por un hijo para ustedes. Quisiera decir al resto de ustedes. El callejón sin salida en el que se encuentran tal vez no sea infertilidad pero es muy doloroso. Daselo a Jesucristo y pídele que te libere. Ahora oremos por estas parejas. Padre nuestros corazones siguen a estas parejas tan maravillosas de nuestra familia de la iglesia a las que amamos tanto. Tu has visto el deseo y el dolor en su corazón. Ya has oído sus oraciones. Ayúdales a saber que su espera por los hijos no es de ninguna manera el reflejo de su fe. Has dado hijos a padres que no se lo merecen para nada mientras que esos que se lo merecen tienen que esperar. Hoy, todos los presentes nos unimos como iglesia al pedir que traigas un hijo a las vidas de esas parejas. Has dicho que cuando dos o tres están de acuerdo será hecho. Padre en la mayoría de esos casos va a ser un milagro. Pero eso no es problema para Ti. Si lo quieres hacer a través de un nacimiento Tu voluntad será hecha. Si lo quieres hacer por medio de una adopción, Tu voluntad será hecha. Si lo quieres hacer redirigiendo el amor a niños que ya están aquí, Tu voluntad será hecha. Dales la fuerza de perseverar en la frustración, las visitas, los médicos, los exámenes interminables, los procedimientos, las entrevistas. Todas esas cosas nos prueban la paciencia. Ayúdales a ver tu mano incluso en los detalles. Oro para que su espera por los hijos sea una espera con fe. No siempre entendemos tu tiempo pero sabemos que es perfecto y que nunca es un momento demasiado tarde. Juntos, oramos que de aquí a un año estaremos regocijándonos en mirar y en los sonidos de nuevos niños en nuestra familia de la iglesia. Te pedimos los milagros en nombre de Jesús. Amén.

8 - 12

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8 GUÍA DE APLICACIÓN DEL MENSAJE CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fe Parte 8ª de 8 Rick Warren “… Dios hace todo bien y a tiempo, pero la gente nunca puede entender completamente lo que está haciendo.” Eclesiastés 3:11 (“NCV”) Nos encontramos que comúnmente queremos que Dios actué deprisa cuando hay algo que queremos que pase. A tiempo para Dios no es a tiempo para nosotros, y no podemos entender totalmente sus caminos. Nos encontramos esperando por Dios; No hemos de perder la fe para que podamos recibir las promesas que tiene para nosotros. Podemos mantener nuestra fe mientras esperamos por Dios cuando entendemos las seis etapas de la fe. ( Son: 1) Un Sueño: Dios siempre empieza con un sueno; 2) Decisión: Hemos de decidir y no actuar; 3) Retraso: Lo que esperamos no se realiza instantáneamente. 4) Dificultad: Los problemas vienen mientras esperamos; 5) Camino sin salida: Dios permite que nuestro sueno parezca morir y la situación puede parecer sin esperanza 6) Liberación: ¡Dios nos prepara por un milagro! Frecuentemente, lo mas desesperada la situación, mayor la liberación va a ser. Vamos a encontrarnos con estas seis fases de la fe una y otra vez a través del tiempo de nuestra vida. Debemos entonces dejar que dios trabaje en nosotros durante estas fases –alegremente esperando que Dios actué en nuestra situación. Abre tu grupo con una oración. ES SÓLO UNA GUÍA. ELIJA Y
ESCOJA SUS PUNTOS

1. RECUERDA LO QUE PUEDE HACER DIOS [Meta del líder: ayudar al grupo a llegar a la realización de que la mayoría de nuestras vidas están más haya de nuestro control. Enfócales en el hecho de que Dios se especializa en los imposibles de la vida ]

Abraham puso su fe en Dios.. En Romanos 4:16-17, ¿qué cosas maravillosas puede hacer Dios? • ¿Qué va a pasar con nuestra fe si enfocamos en lo que Dios puede hacer en vez de en lo que nosotros no podemos hacer? • ¿Cómo se diferencia la fe del pensamiento positivo? ¿Qué dice Lucas 18:27 que es posible con Dios? • Cuando nos enfrentamos con lo imposible, ¿cómo el saber lo que Dios puede hacer cambia nuestra actitud en la vida?
Ministerio – El ministerio es servicio a los a otros y ayudar a servir sus necesidades. ¿Como nos puede

ayudar la fe a continuar ministrando a otros incluso en situaciones imposibles? 2. CONTAR CON LO QUE DIOS PROMETIÓ [Meta del líder: Lleva al grupo a realizar que contar con la palabra de Dios en fe les llevara a través de situaciones sin esperanza]

8 - 13

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8

Romanos 4:18 De la traducción “”Phillips” cuota, “Cuando la esperanza estaba muerta dentro de él, Abraham siguió confiando con fe. Contó con la palabra de Dios.” ¿En que se basó de la confianza de Abraham en este versículo? • ¿Cuales son algunos ejemplos de situaciones en nuestra vida que parecen sin esperanza? • ¿Cuándo la situación parece no tener esperanza, en que promesas de la Biblia nos podemos apoyar para encontrar esperaza? • ¿En que falsas promesas nos apoyamos algunas veces? • ¿Cómo respondió Abraham cuando se le probo, de acuerdo a Hebreos 11:17? • ¿Puedes dar algunos ejemplos de cómo se prueba nuestra fe? • ¿Cómo responde la gente a las pruebas de su fe cuando no confían en Dios o cuentan con sus promesas?
Membresía – Estar conectado con la familia de Dios es esencial, especialmente cuando estás desanimado.

De que maneras especificas puede la membresía en la familia de la iglesia y el grupo pequeño cambiarnos a través de los tiempos como esos? 3. RECOGNIZE THE FACTS IN FAITH [Meta del líder: Ayudar a tu grupo a aprender la diferencia entre fe y negación y como utilizarla al enfrentarte con los hechos de la vida]
 

De acuerdo a Romanos 4:18-19, a qué hechos se tubo que enfrentar Abraham? ¿Cuál fue la respuesta de Abraham a esos hechos en Romanos 4:20-21? • ¿Cuáles son algunos hechos acerca de la vida que muy frecuentemente queremos negar? • ¿Qué hace el negarlo por la situación? ¿Cómo nos ayuda el tener fe al enfrentarnos con la desesperanza
Madurez – Estar dispuestos a enfrentarse con los hechos acerca de nuestras vidas sin desanimarnos es parte de madurar en Cristo. ¿Cuáles son las algunas maneras de ejercitar nuestra fe activamente de cara a sueños perdidos y a situaciones sin esperanza?

REGOCIJARSE CON ANTICIPACIÓN [Meta del líder: Lleva a tu grupo a realizar que se puede seguir creyendo mientras esperan por Dios y que se puede esperar alegremente a que Dios actué en su situación.]

Leer Romanos 4:20-21. ¿Qué hizo Abraham que mostró su gran confianza y fe en Dios? • A Abraham se le usa como a un gran hombre de la fe. ¿Por qué piensa usted que es así? ¿Qué hace la diferencia en la fe de Abraham? • ¿Por qué es tan difícil regocijarse y tener fe mientras esperamos por Dios? De acuerdo a Romanos 12:12, ¿qué podemos hacer mientras esperamos por Dios en medio de nuestra tribulaciones? Sabiendo que la fe es dar gracias a Dios por adelantado por lo que va ha hacer, ¿de qué maneras podemos regocijarnos activamente mientras esperamos? • Compartan entre ustedes tiempos en los que se regocijaron con anticipación de lo que Dios iba ha hacer y compartan los tiempos cuando Él usó tu dolor para ayudar a otros.
Magnificación – Podemos magnificar a Dios en la manera en que vivimos nuestra vida. Podemos encontrar

gozo en nuestras tribulaciones si tenemos confianza y fe en Dios. Si vivimos por fe, el gozo de nuestra vida 8 - 14

CÓMO SEGUIR CREYENDO 50 Días de Fé - Parte 8 de 8 magnifica a Dios. Haz que cada miembro piense una cosa por la que se pueden regocijar y alabar a Dios en medio de las tribulaciones. Repasen en un momento las tareas o retos que hicieron en la aplicación personal en la reunión pasada. El ver a Dios trabajando en la vida de los que se comprometen a Él es esencial para el crecimiento.
∆ APLICACIÓN PERSONAL Y COMPROMISO:

[Meta del líder: Dirigir al grupo en un rato de confesión personal, oración y acción de gracias por lo que Dios va ha hacer.] ¿Tienes un sueño o una esperanza que estás esperando que Dios va ha realizar? ¿O hay en tu vida una situación que parece sin esperanza? ¿Tienes una necesidad que parece imposible? Comparte esta prueba de fe con el grupo y comprométete a orar por las necesidades mutuas persistentemente pidiendo que cambie la desilusión a esperanza y gozo. Comparte con otro miembro del grupo dónde estás en las seis fases de la fe. Comprométanse a apoyarse en ello mutuamente en las próximas semanas para tener la fe de que Dios les va a sacar de sus tiempos difíciles mientras que cuentan con las promesas de Dios al enfrentarse a los hechos de sus situaciones y regocijándose con fe en lo que Dios va ha hacer.

8 - 15

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->