Está en la página 1de 16

LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES

50 Días de fe
Parte 6ª de 8
Rick Warren

“Mi Dios va a satisfacer todas tus necesidades de acuerdo a sus gloriosas riquezas en Cristo Jesús.” Fe. 4:19
(“NIV”)
2 CORINTIOS 9:6-13
I. CUANDO TIENES UNA NECESIDAD. _______________
“El que siembra en pequeña cantidad también va a cosechar en pequeña cantidad, y el que siembra
generosamente también va a cosechar generosamente.”“ 2 Co. 9:6 (“NIV”)
Dios: Mis caminos no son tus caminos” Isa. 55:8 (“NIV”)

LOS CAMINOS DEL HOMBRE:


¡Préstamo! ¡Trabajar más! ¡Pedir o robar!

EL CAMINO DE DIOS: ____________________________


“Da a otros y Dios te dará a ti... La medida que uses para otros es la medida que Dios va ha usar para ti.”
Lucas 6:38 (“GN”)

II. DA CON EL _____________________________________


“Cada uno ha de decidir en su propia mente cuanto debe dar. No den con reluctancia o como una
respuesta a la presión. Porque Dios ama a la persona que da alegremente.” 2 Co. 9:7 (“NLT”)

CÓMO HEMOS DE DAR:

• ___________________________________
“…decide en tu mente…”

• _____________________________________
“… no con reluctancia…”

• ______________________________________

“… no como respuesta a la presión…”

• ______________________________________

“Dios ama a la persona que da alegremente”

• _____________________________________

“Cada día del Señor aparta algo de lo que has ganado durante la semana, y úsalo para la ofrenda.” 1Co.
16:2 (“LB”)
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

COMO DAR ALEGREMENTE?


1. Recuerda ______________________________
“Dios da semilla al sembrador y comida a los que necesitan comer. Dios también te va ha dar semilla y
multiplicarla.” 2 Cor. 9:10 (“GW”)
2. Recuerda ______________________________________
“ ¡Vas a ser enriquecido para que puedas dar todavía más generosamente!”. 2 Co. 9:11 (“NLT”)
3. Recuerda ______________________________________
“Usa los recursos de este mundo para beneficiar a los otros... De esta manera, tu generosidad
almacena una recompensa para ti en el cielo.” Lucas 16:9 (“NLT”)

III. ESPERA QUE DIOS CUMPLA________________


“Dios es capaz de hacer que TODA gracia abunde para ti, para que en TODAS las cosa, en TODO
tiempo, teniendo TODO lo que necesitas, abundes en TODA buena obra.” 2 Co. 9:8 (“NIV”)

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE PARA DIOS QUE YO DÉ?


¡Es una prueba de fe! La gente va a alabar a Dios porque tú obedeces el evangelio que dices que crees y
porque compartes con liberalidad con ellos y otros. 2 Co. 9:13 (“NCV”)

“Trae el diezmo completo al almacén... Pruébame en eso, dice el Señor, y ve si no voy a abrir las puertas
del cielo y derramar tanta bendición que no vas a tener suficiente sitio para ella! Mal. 3:8-11 (“NIV”)

“Recuerda la generosidad de Jesucristo…” 2 Co. 8:9 (“Ph”)


“…Somos salvos por la maravillosa y impecable generosidad que se movió para salvarnos...” Hechos 15:11
(Men)
“Todos nosotros vivimos de su generosa abundancia, regalo, tras regalo, tras regalo.” Juan 1:16 (Men)
“Ofrécele tu vida como un sacrificio vivo... cuando piensas lo que ha hecho por tí, ¿es mucho pedir?”
Ro. 12:1 (“NCV / LB”)

6 - ii
LA MANERA QUE TIENE DIOS
DE CUBRIR MIS NECESIDADES
50 Días de fe
Parte 6ª de 8
Rick Warren

Hemos estado con la serie 50 días de fe estas ultimas seis semanas y estoy emocionado con el par de semanas
que nos quedan. Guardamos lo mejor para el final. A lo largo de estas series hemos hablado de la importancia de
las promesas de Dios. Qué si vas a ser un hombre / una mujer de fe tienes que aprender y reclamar las promesas
de Dios.
Una de las promesas más famosas en toda la Biblia es Filipenses 4:19 “Mi Dios va a satisfacer todas mis
necesidades de acuerdo a sus gloriosas riquezas en Cristo Jesús.” Es un enunciado muy amplio. Dios dice, voy
a satisfacer todas tus necesidades de acuerdo con mis riquezas en Cristo Jesús. Algunos de ustedes no entienden
este versículo. Dicen, tengo necesidades en mi familia que no se están satisfaciendo. Tengo necesidades físicas,
necesidades sociales, necesidades financieras, necesidades sexuales, tengo muchas necesidades en mi vida que
no se están satisfechas. Así que ¿por qué el versículo no funciona para mí? ¿Por qué no funciona en mi vida la
promesa?
No es culpa de Dios. Tienes que entender que detrás de cada promesa hay una premisa. Hay una condición. Y
Dios dice, “Si tú haces esto, entonces yo haré lo otro.” Y hoy vamos a ver esas condiciones—las premisas
detrás de las promesas. Y si sigues las condiciones–las premisas detrás de las promesas – puedes contar por
hecho lo que Dios dice, voy satisfacer tus necesidades. No dice voy a proveer todo lo que codicias. Dice que va
ha proveer por todas las necesidades de tu vida.
En 2 Corintios 9, Dios deletrea primero el principio–lo que Dios quiere que hagamos–y luego deletrea el
procedimiento–cómo se hace. Finalmente nos da la promesa—la garantía. Si piensas tomar apuntes alguna de
estas semanas, esta es una buena semana. Esto te puede ahorrar algo de dinero. Va a aumentar tu alegría. Va ha
aumentar tu fe. Te va a cambiar la vida, el entender como Dios satisface tus más profundas necesidades.
Aquí está el principio.

I. Cuando tengas una necesidad planta una semilla.


2 Corintios 9:6 “Cualquiera que siembre en poca cantidad va a cosechar en poca cantidad y cualquiera que
siembre generosamente ya a cosechar generosamente.” Este es el principio de sembrar y cosechar. Cuándo un
sembrador mira a un campo vacío y quiere una cosecha, ¿qué hace para obtener una cosecha? ¿Ora por ella?
No. La oración es inútil en ese punto. ¿Se queja? No. Quejarse es inútil en ese punto. Lo que necesita es salir y
sembrar la semilla. Hasta que no siembre la semilla no va a pasar nada en la pieza de propiedad vacía. Tiene que
empezar dando.
Son dos sembradores y los dos están en deuda. Los dos tienen una bolsa de semilla. Uno dice, “esto es todo lo
que tengo” Me lo voy a quedar. No lo voy a dar. “No lo voy a sembrar porque es todo lo que tengo y una vez
que se va se va.” Nunca va a salir de su deuda. El otro sembrador dice “aquí hay una bolsa de semilla. La voy a
sembrar. La única manera en que voy a salir de esta deuda es dar lo que tengo.” Ese es el principio.
¿Qué está diciendo Dios aquí? Dios está diciendo que el plan financiero que tiene para tu vida empieza al dar
con fe. Es una prueba de fe. Puede parecer ilógico. Dices, “No tengo lo suficiente. ¿Por qué voy a dar lo que
tengo? Por qué los caminos de Dios no son nuestros caminos. Y Dios quiere enseñarnos fe.
Dios dice,“Mis caminos no son tus caminos.” ¿Cuál es el camino del hombre cuándo se encuentra en un
atolladero financiero? Típicamente lo primero que hace es pedir prestado. Cargarlo. Si no lo puedo pagar
pónmelo en la tarjeta de crédito. No tengo lo suficiente así que lo pongo en el crédito. Así que la manera del
hombre es el préstamo.
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

La segunda manera del hombre es trabajar más, trabajar dos trabajos, trabajar más horas, conseguir más dinero
como pueda. Algunos van a pedir. Viven de sus familiares. Algunos roban. Pero la mayoría de la gente va a
pedir crédito o a trabajar más cuando están en deuda.
Dios dice, “¡Un descanso! Ese no es mi plan.” El camino del Señor es DAR. Dice que esparzas la semilla
cuándo tengas una necesidad. Eso es un enunciado de fe. Cuanta más semilla siembres, mayor será la cosecha.
Si quiero un poco de grano, siembro unas pocas semillas. Si quiero un montón mediano de grano, siembro un
montón mediano de semilla. Si quiero una gran cantidad de grano, siembro gran cantidad de semillas. Cuándo
tengas una necesidad, planta semilla.

He hablado con gente que dice, “cuando salga de mis deudas empezaré a dar.” Dios dice, “No entiendes.
Empieza a dar y te ayudo a salir de tus deudas.” Es un enunciado de fe.
No necesitas la ayuda de Dios en tu vida. Si quieres ir solo por la vida, Él te deja. Te va a dejar que lo hagas.
Pero el mejor momento para plantar una semilla es cuando tienes una necesidad, el mejor momento para ser
generoso es cuando estás bajo presión financiera. Quiero que escuchen la historia de Thurman y Patricia.
Patricia: Empecé a asistir a la iglesia de Saddleback en 1993 cuando mi hija me invitó a venir con ella. Ella
había oído de Saddleback a unos de sus empleados. Después de asistir me gustó, pero mi marido no estuvo
interesado en venir hasta que nos encontramos con sus viejos amigos y se enteró de que ella y su marido venían
aquí a Saddleback.
Thurman: En el primer servicio que asistí, el pastor Rick estaba hablando acerca de lo importante que era para
nosotros el tener la guía y dirección de Dios en nuestra vida. Cuando entregué mi vida a Cristo realmente
deseaba llegar a ser un hombre de fe. Dios me ha escuchado y a través de muchas pruebas me ha estado
enseñando a confiar en Él en todo incluyendo mi familia, mi trabajo, mi economía y todas las otras áreas de mi
vida. En 1988 sentí que Dios me dirigía a empezar un negocio. Cómo la idea era de Dios decidí confiar en él
para traer el trabajo a mi puerta. Negué todas las maneras convencionales de empezar un negocio como la
propaganda etc. Me imaginé que podía confiar en Dios para traerme trabajo y Él lo hizo.
Durante los años 90, nuestra compañía crecía cuando todas estaban menguando. Pero no estábamos devolviendo
al Señor lo que le pertenecía por derecho. Luego en el otoño de 1994 Patricia y yo tuvimos la oportunidad de
hacer un compromiso de fe al participar en la campaña para construir. Oramos acerca de lo que Dios quería que
diéramos. Después decidimos suspender en el aire todos nuestros planes personales por tres años y hacer una
promesa de donación que extendiera nuestra fe. Después de todo. sabíamos que todo lo que tenemos pertenece
a Dios de todas maneras. Así que también creímos que Dios podía proveer y proveería para que diéramos.
Patricia: Durante los tres años de dar a “Tiempo para construir” las cosas no corren siempre suavemente. Más
de una vez nuestra economía fue tan estrecha que nos encontramos en posición de tener que elegir entre pagar
nuestras cuentas o pagar nuestro compromiso. Por supuesto esto era simplemente Dios poniendo a prueba y en
crecimiento nuestra fe. Todas esas veces nos recordamos que no era nuestro dinero el que estábamos dando. Era
el dinero de Dios. Y nos recordamos de todas las promesas de que Dios nos iba a proveer por nuestras
necesidades si nos manteníamos fieles a Él.
Thurman: Durante “Tiempo para construir” nuestras oportunidades de trabajar siempre parecían estar a una
llamada de teléfono de distancia. Cada vez que nuestras finanzas empezaban a bajar Dios hacia que sonara el
teléfono y un cliente decía algo así, “necesito dos excavadoras, dos cargadores de camiones, tres cargadores
para ruedas de goma, y dos escarbadoras; todo operativo ahora, inmediatamente. ¿Cuándo puedes traerlo?” El
que llamó dijo que se había caído un tren y dijo “Te necesitamos ahora mismo. Y tienes que estar preparado
para trabajar todo el día hasta que el trabajo este terminado.” ¡Habla de un Dios que provee en gran manera!
Dios no llega nunca tarde y siempre provee justo a tiempo!
Patricia: Luego en 1997 se nos presentó otra oportunidad para crecer y dar por fe a través de la campaña
“Construir para la vida”, Otra vez, Thurman y yo oramos acerca de nuestra donación y pedimos a Dios que nos

6 - 2
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

dijera específicamente cuanto nos debíamos comprometer a dar. Por segunda vez decidimos detener todos
nuestros sueños metas personales por tres años y comprometernos a ayudar a avanzar el trabajo de Dios aquí a
través de nuestra maravillosa iglesia. Pero como dice el pastor Rick no puedes dar más que Dios. A lo largo de
estos seis años hemos sido fieles completando nuestro compromiso. Dios ha sido bueno con nosotros
proveyendo una buena casa, automóviles buenos para conducir y un montón de otros placeres además de
satisfacer nuestras necesidades. Dios usó las campañas de “Tiempo para construir” y “Construyendo para la
vida” para ayudarnos a crecer en la fe como pareja. Nunca hubieramos aprehendido esas lecciones si no
hubiéramos dado un paso en la fe.
Thurmond: ¿Quién iba a saberlo? Como a medio camino de nuestro compromiso la tormenta El niño llegó al
Sur de California. Parecía como si nunca iba a parar de llover. En mi negocio eso es un gran problema. Si llueve
nuestro equipo no trabaja y si no trabaja no ganamos. Y hombre, tuvimos enormes gastos de mantenimiento.
Como dijo Patricia antes fue otra prueba de fe. ¿Vamos a seguir fieles a Dios cuando las cosas están apretadas o
vamos a olvidarnos de nuestro compromiso? Me pasé horas recordándole a Dios que este era su negocio y que
la lluvia estaba haciendo las cosas difíciles. Era su negocio pero yo era el que recibía todas las llamadas de
enfado de los prestamistas frustrados. Por supuesto Dios quiere que sepamos por experiencia que podemos
confiar en Él tanto en los tiempos buenos como en los malos Pero no hay manera de que sepamos con certeza
que Dios va ha cumplir su promesa y proveer hasta que nos vemos en ese camino difícil. Es cuando aprendemos
que Dios es fiel y se Le puede confiar. Durante esos das difíciles la música y la palabra de Dios en Saddleback
nos animaban a continuar creyendo y dando. Poníamos una cinta y adorábamos a Dios con las canciones de
Saddleback. Hay muchas, muchas historias separadas que podríamos contar de como Dios proveyó los trabajos
adecuados en el tiempo adecuado al ser nosotros fieles a él. Muchas veces nos bendecía con un gran cheque que
era justo lo que necesitábamos en ese momento. Es cierto que no puedes dar más que Dios. Él es bueno, fiel,
justo, amante, cuidadoso, maravilloso y siempre, siempre, siempre allí en tiempos de necesidad.
Para terminar, si nunca has confiado en Dios con tu economía haciendo un compromiso de fe deja que te
animemos ha hacerlo. Dios te sorprenderá con los resultados. Y te vas a maravillar de las maneras que Dios
satisface tus necesidades cuando pones Su Reino primero en tu ofrenda. Nosotros lo probamos. Cambió
nuestras vidas y nuestro matrimonio. Él es realmente un Dios maravilloso, maravilloso.
El principio de segar y cosechar se aplica a todas las áreas de nuestra vida. No solamente a las finanzas sino a
todas las áreas. Cualquier cosa que des en tu vida la vas a recibir. Si lo que haces es criticar, ¿qué vas a recibir?
Critica. Si te comportas con amabilidad, la gente va a ser amable contigo. Si tratas con enfado, sabes lo que vas
a recibir? Enfado. Lo que sea que vas a dar lo vas a recibir. Si das amor vas a recibir amor.
Cualquier cosa que se te devuelve, no sólo se te devuelve, sino que se te devuelve con aumento. Si tu te enfadas
con alguien date cuenta de cómo ellos se enfadan todavía más contigo. Simplemente ocurre de esta manera. Si
tu criticas un poco a alguien, ellos te critican realmente. La verdad es que cualquier cosa que des, se te
devuelve.
Así que cualquier cosa que necesites la tienes que dar. Si necesitas más tiempo, da de tu tiempo. Si necesitas
más dinero, da dinero. Si necesitas más energía, da energía. ¿Cómo consigues más energía? ¿Sentándote a
comer papas fritas? No. Saliendo ha hacer ejercicio. Dando la energía cuando ejercitas, construyes el músculo,
usando el músculo. Lo que sea que necesites más de ti, úsalo. Dalo y el Señor va a bendecir.
Ese es el principio. Cuando tengo una necesidad, lo que sea que necesito, lo doy.
El procedimiento esta en el siguiente versículo.

II. Da con la actitud apropiada.


Hay una manera de plantar semilla buena y otra mala. No funciona a no ser que lo hagas con una buena actitud.
2 Corintios 9:7 “Cada uno de vosotros ha de hacerse una idea de cuanto debe dar. (En otras palabras nadie te

6 - 3
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

puede decir que dar). No den con reluctancia o como respuesta a la presión. Porque Dios ama a la persona que
da alegremente.”
Clarifiquemos esto de frente. Dios no necesita tu dinero. Todo el dinero es de Dios de todas maneras. De hecho
el dinero no es realmente tuyo. Es de Dios. Solo te lo ha dado. Lo usas mientras estás vivo y cuando te mueras
se lo va a dar a otro. Tú realmente no posees nada. Lo tienes como prestado por Dios mientras estás en la tierra.
Así que Dios no necesita tu dinero
¿Qué necesita? Necesita tu corazón. Quiere lo que representa tu dinero. La mayoría de nosotros se pasa la vida
pensando en dinero, planeando el dinero, ahorrando dinero, gastando dinero, preocupándose por el dinero,
invirtiendo el dinero, usando el dinero. Dios dice, es una parte muy importante de tu vida. Yo quiero estar en tu
vida.
Dios quiere sus corazónes no su dinero. La Biblia dice, ‘Donde está tu tesoro, está tu corazón.” Dios está más
interesado en tu actitud que en la cantidad. La cantidad no le importa mucho a Dios. Lo que das no le importa
mucho a Dios. Está interesado en tu actitud. No está interesado en cuánto das. Está interesado en por qué das
esa cantidad. ¿Por qué no es más y por qué no es menos? ¿Por qué das lo que das? Él quiere tu corazón.
Si quieres que Dios provea tus necesidades tienes que tener cinco actitudes en tu vida. Están todas en este
versículo.
1. He de dar concienzudamente. Dice, “decide en tu mente,” No dejes que nadie te diga lo que tienes que dar.
No pueden. Tienes que decidirlo por tí mismo. Concienzudamente. No das impulsivamente, te lo piensas
primero. Oras acerca de ello. Haces una decisión deliberada basada en la oración y en pensamiento consciente.

No aprendí esta verdad hasta después de muchos, muchos años de Cristiano. Pase muchos años de Cristiano
pensando que la manera más espiritual de dar era dar espontáneamente. Tenía que motivarme emocionalmente
Necesitaba sentir. Si veía una necesidad pensaba. “Voy a dar todo lo que tengo.” Y sacaba mi billetera y
cualquier cosa que tuviera la daba. Pensaba que si era espontáneo era espiritual.
Dios dijo, “No. Estás equivocado. Quiero que planees la donación. Quiero que te lo pienses. Quiero que lo
consideres seriamente.” Consideralo en oración. Sé razonable. No impulsivo.
2. Sé entusiastico. He de dar con entusiasmo. Él dice, “…no reluctantemente,” ni motivado por el
remordimiento. Nunca des porque te sientes culpable . “Sin gruñir... no reluctantemente,” No des con
reluctancia.
3. He de dar voluntariamente. Dice, “...no como respuesta a la
presión.” Si has estado en esta iglesia por un tiempo ya sabes que no creemos en dar bajo presión. Algunos de
ustedes dicen. “!Yo me siento forzado con sólo hablar de ello!” Es problema suyo. Yo no estoy poniendo
presión. Es un problema interno y has de tener cuidado con él. Tenemos consejeros. No estoy poniendo ninguna
presión en tí. De hecho, deja que te cuente lo contrario. Si alguna vez te sientes forzado a dar—no des. Porque
no recibes ningún crédito. Dios dice que es tu actitud lo que cuenta. Así que si alguna vez te sientes forzado a
dar no des. Eso significa que si algún día alguien viene a tu puerta y te cuentan una historia de ponerse a llorar
y te ponen presión para que des puedes decirles, “¡El pastor Rick me dijo que no diera! Porque te lo estoy
diciendo. Nunca, nunca, nunca des bajo presión. Si te sientes obligado no va a contar de todas maneras en el
libro de Dios y lo que Él está buscando es mi corazón.

4. Debo dar alegremente. Si quiero que Dios supla mis necesidades he de dar con alegría, “Dios ama a la
persona que da alegremente.” El Nuevo Testamento de la Biblia fue escrito originalmente en Griego y la
palabra para alegre es hilaros. Apuesto que sabes que palabra obtenemos nosotros. Hilaridad. Dios dice
quiero que lo pases bien cuando das. A de ser un rato en el que se te salen las tripas de risa. La Biblia no
dice, “Da hasta que te duela.” La Biblia dice, “da porque es agradable.” Y la verdad es que así es. Es

6 - 4
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

siempre agradable dar porque sabes que hace una gran diferencia. Si no has aprendido esto es porque
todavía no has dado lo suficiente. La Biblia dice que des porque es agradable.

¿Por que Dios ama al dador alegre? Porque Él es uno. Dios te da con alegría en cada uno de los segundos de tu
vida. El aliento que acabas de tomar, Dios te lo dio alegremente. No tendrías nada si no fuera por el dar alegre
de Dios. Y Dios quiere que aprendas a ser como Él.
Cuando estás dando alegremente eres más como Jesucristo que en cualquier otro momento. Te pareces más a
Dios, eres más como Dios que en cualquier otro momento de tu vida porque el dar alegremente representa la
esencia de Dios. Y tú no puedes ser un Cristiano, un seguidor de Cristo, sin aprender a dar alegremente. Porque
esa es la naturaleza de Dios. Dios ama dar. Le encanta darte alegremente y mira para abajo y dice, “¡ese es mi
chico! ¡Esa es mi chica! Está dando con alegría. Se está haciendo como yo.” Debo dar alegremente.

5. Debo dar todas las semanas. 1 Corintios 16:2 "En cada día del Señor...” ¿Cuándo es el Día del Señor? El
Domingo, el primer Día de la semana. ¿Por qué alabamos el domingo? Porque Jesús fue resucitado el
Domingo. Así que celebramos la resurrección de Jesús. “Aparta algo de lo que has ganado durante esa semana
y úsalo para la ofrenda.” Dar es un acto de adoración y debes de dar en el día de adoración, en el lugar de
adoración. Adoración no es venir, cantar algunas canciones y escuchar el mensaje. La adoración consta de otras
partes –oración, compromiso y dar. Dios dice, “Quiero que me des las primicias de tu dinero el primer día de la
semana porque quiero ser el primero en tu vida.”

¿Cómo puedes aprender a dar alegremente? Porque por naturaleza no soy naturalmente un dador alegre. Hay
tres cosas para recordar. Y si puedes acordarte de estas tres cosas puedes llegar a ser un dador muy alegre.
1. Recuerda que todo viene de Dios. Nunca vas a dar algo que
Dios no te haya dado. No tendrías nada si no fuera por Dios. La Biblia dice en 2 Corintios 9:10 “Dios da
semilla al segador y comida al que tiene hambre y Dios también te va a dar semilla y multiplicarla.” ¿Cuándo
el sembrador va a sembrar la semilla de donde sacó la semilla? No la inventó él. Dios se le dio la semilla. Va a
obtener una cosecha pero aun la semilla viene de Dios. Es todo de Dios para empezar.
2. Recuerda que Dios garantiza. La garantía de Dios es que
cualquier cosa que des a Dios, Dios te la va a devolver. Lucas 6:38 “Da a los otros y Dios te va a dar a tí. La
medida que uses en otros es la medida que Él va ha usar para tí.” Dios dice que puedes elegir cuanto va a
bendecir tu vida. Puedes elegir con lo que das. Cuánto me des, te daré. Simplemente vamos a medir de aquí para
allí. Dios da la garantía en 2 Corintios 9:11. Dice, “Serás enriquecido para que puedas dar aun más
abundante.” ¿Sabes como Dios engrandece tu corazón, cómo te da un corazón más grande? Se lo das a Él. Te
devuelve más de lo que tenías. Cuando le das más a Él, Él te devuelve más a tí. Continua creciendo tu corazón.
Si tienes un corazón pequeñito crece más y más grande. Recuerda la garantía del Señor, que Él te va a bendecir
más y más.
3. Recuerda la recompensa eterna.
¿Sabías que Dios te recompensa cada vez que das? Estás atesorando un tesoro en el cielo. La Biblia dice en
Lucas 16:9 “Usa los recursos de este mundo para beneficiar a otros. De esta manera tu generosidad atesora una
recompensa para tí en el cielo.” Todo a lo que me agarro en esta vida, lo voy a perder en el momento que muera.
Cualquier cosa que me niegue a dejar, la voy a perder al final de la vida. Pero cualquier cosa que ponga en las
manos de Dios la voy a disfrutar para siempre en la eternidad. Dice que se está atesorando allí en el cielo. No es
que cuando te mueras llegas al cielo y te vuelves a llamar, “¡Mándamelo todo ahora!” No. Tienes que ir dando
mientras vives para ir sabiendo a donde va. Me has oído decir muchas veces: No puedes llevarte nada contigo
pero lo puedes mandar por adelantado. Cada vez que das estás atesorando en el cielo. Y ese tesoro está
asegurado por la CSDP –la corporación de seguros de depósitos del Padre.

6 - 5
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

Uno de los dadores más alegres que conozco es Amy.


Amy: Cuando estaba creciendo mi padre terrestial me enseñó a ahorrar y a pagar mis tarjetas de crédito cada
mes y a vivir con menos de lo que ganará. Estas fueron lecciones financieras invaluables y siempre estaré
agradecida por ellas.
Pero la mayor lección financiera que aprendí viene de mi Padre Celestial. Dios me ha enseñado a confiar en Él
para la provisión de todo lo que necesito al dar el diez por ciento de mis ingresos y darlo con fe. He sido parte
de la iglesia Saddleback por muchos años. De hecho estuve aquí durante las tres campañas –“Poseer la tierra”,
“Tiempo para Construir”, y “Construyendo para la vida”. En cada una de esas campañas hice un compromiso
para construir por fe y las lecciones que aprendí fueron absolutamente increíbles.
Dios realmente cuida de tí si Le eres fiel. Por ejemplo una vez me pusieron cesante en mi trabajo por diez
semanas. Pero continué dando y Dios aseguró que me dieran veinte semanas de pago para cesantes. Otra vez
estaba de cesante por razones médicas y todo el dinero que tenía era el dinero del estado, pero fui fiel al dar el
diez por ciento y cuando volví al trabajo me dieron un bono grande que me permitió ponerme al día con el
compromiso para construir. Les podría contar muchas otras historias de como Dios ha proveído los más
mínimos detalles de mi vida. La Biblia dice que al probar nuestra fe en Dios por medio de nuestras donaciones.
Él nos va ha bendecir más abundantemente todavía para que podamos ser todavía más generosos. He
encontrado cierta esa promesa. Después de comprometerme a “Construir para la vida”, fui elegible para un
programa de mi compañía, “Igualo tu regalo”. Al mes siguiente me dieron un incremento que me permitió
dirigir $15,000 al año a las causas de Dios. Ha sido interesante el ver como Dios proveía y el disfrutar la
aventura de dar.
Recientemente Dios a probado mi fe otra vez. Al principio del año tuve que bajar de una posición de dirección
en mi trabajo a causa de mis problemas de salud. Pero no estoy contenta con mi nuevo trabajo así que he dado
un paso de fe y he resignado aunque no tenga otro trabajo esperándome. De hecho el viernes fue mi ultimo día
y ahora estoy totalmente libre. Puede parecer un poco loco, pero después de confiar en Dios para que tenga
cuidado de mí todos estos años, aprendí a confiar en las promesas de Dios y puedo decir honestamente que no
estoy preocupada. De hecho, me voy a un viaje de misiones a China este mes. (Y si alguno del equipo de China
esta aquí. La otra noche se completaron los fondos para ir.) El sito más seguro para estar es en el centro de la
voluntad del Señor. Cuando te das cuenta que Dios es la fuente de lo que necesitas y no otra gente, es mucho
más fácil tranquilizarse en relación con asuntos financieros. Por seguir los principios financieros de Dios ahora
yo estoy totalmente libre de deudas exceptuando la de mi casa y estoy planeando en tenerla pagada al final de
este año.
Soy una mujer soltera pero Dios me ha bendecido al obedecer su palabra acerca de dar. Me ha permitido
incrementar mis donaciones de un diez por ciento a un veinte por ciento. Me gustaría tomar el crédito por eso
pero es todo el hacer de Dios. Es un milagro que he gozado al ver. Si realmente quieres añadir gozo y emoción
a tu vida trata de dar en la fe. Una vez que empieces no vas a parar nunca.
Así que el principio es, cuándo tengas una necesidad planta una semilla. Y el procedimiento es dar con alegría.
Entonces es cuando viene la promesa.

III. Puedo esperar que Dios provea todas mis necesidades.


Dios promete esto una y otra vez en la Biblia. Hemos hablado acerca de promesas en esta campana de fe. Lo
que hemos hablado es las promesas en las diferentes áreas. Hemos hablado de las diferentes promesas en las
diferentes áreas. Pero hay más promesas en la Biblia acerca de dar que acerca de todas las otras cosas. Dios
tiene más promesas acerca de esto en la Biblia y es por lo que lo tratamos en los 50 Días de fe. Porque Dios te
quiere enseñar a que esperes que él satisfaga todas tus necesidades.
2 Corintios 9:8 “Dios es capaz de hacer que toda la gracia abunde para ti para que en todas las cosas, en todo
tiempo, teniendo todo lo que necesites, puedas abundar en toda buena obra.” Circula todos los “todos”.

6 - 6
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

“Toda gracia.” Dios dice que te va a dar toda gracia. No algo de gracia. Toda gracia.
“Para que en todas las cosas.” No en algunas cosas en la vida, sino en todas las cosas.
“Todo el tiempo.” No parte del tiempo, sino todo el tiempo.
“Vas a tener todo lo que necesitas.” No algo de lo que necesites, sino todo lo que necesites.
“Y abundar en toda buena obra.”
Pregunta: ¿Qué parte de tu vida no está cubierta por ese versículo? Lo cubre todo. ¿Incluye el pago de tu casa?
Sí. ¿Incluye el pago para el colegio? Sí. ¿Incluye el del medico? Sí. Dios dice que sí. Dios dice todo.
Este es el verdadero asunto. ¿Es Dios un mentiroso? Ese es el asunto. Ves que cuando hablas de dar, no estás
hablando realmente de dar. Estás hablando de la fe. ¿Va Dios ha hacer lo que dice que va ha hacer? ¿Va a
cumplir sus promesas? ¿Puedo depender de Dios? Dar no es siquiera acerca de dar; es acerca de la fe.
De verdad, lo siento por la gente que no diezma. Significa que no confían en Dios. No puedo depender en que
Dios mantenga su palabra de que si le pongo al primero en mis finanzas va satisfacer todas mis necesidades.
No entiendo cómo mucha gente puede confiar su vida eterna a Dios pero no puede confiar su dinero a Dios. Eso
no tiene sentido. ¿Si puedo confiar que Dios me salva, me perdona, puedo depender en que Él de mantener su
palabra, si hago lo que me dijo que hiciera? Por supuesto.
Dar es una prueba de fe. No es una prueba de sentimientos. No tiene nada que ver con cómo te sientes. Es
simplemente una prueba de fe. ¿Por qué es tan importante para Dios? ¿Por qué es nuestro dar tan importante
para Dios?
“Es una prueba de fe. La gente va a alabar a Dios porque tú obedeces el evangelio que dices que crees y porque
libremente lo compartes con ellos y otros. Cuándo doy pruebas de fe testifica de que yo realmente creo lo que
digo a la otra gente, creo que Dios va a cuidarme a mi. Y Dios lo usa para bendecir a otra gente. Por eso es tan
importante. Es un asunto de fe Esta semana recibí una carta con un regalo de seis figuras. “Querido Pastor
Rick, el Febrero pasado diste un mensaje que me dejo pensando acerca de diezmar. Hasta ese día mi mujer y yo
sólo dábamos esporádicamente o lo que quedaba de vez en cuando. Pero tu citaste una promesa bíblica donde
Dios dice, “Pruébame.” Así que mi mujer y yo decidimos tomar el reto. Nos comprometimos a diezmar el diez
por ciento de nuestro dinero ese año. No teníamos ni idea de lo que Dios nos tenía reservado. Yo estaba en el
proceso de cerrar una compañía y de abrir otra y ni siquiera sabía si iba a tener dinero alguno ese año sobre el
cual dar el diezmo. Pero en Mayo compre una propiedad y la revendí en octubre con una ganancia sustancial y
el cheque incluido constituye nuestro diezmo por esa venta. Pero está la parte de prueba de fe. Una semana
antes de escribir ese cheque tuve que cerrar en otra propiedad, poner dinero en otro proyecto y pagar los gastos
de la compañía. Empecé a preguntarme si podía permitirme el escribir el cheque de nuestro diezmo. Iba a estar
estrecho sin ese dinero. Pero un compromiso es un compromiso y Dios viene primero. Así que escribimos el
cheque y nunca nos sentimos mejor. Luego el ultimo lunes me llamaron para darme un contrato nuevo, para
desarrollar una propiedad nueva. El dinero es casi el doble del diezmo que acabamos de dar. Pensaba que no
podía permitirme el lujo de diezmar pero ahora pienso que no puedo permitirme el de no diezmar.
¿Ya has aprendido la lección? El verso del que está hablando es uno muy famoso en la Biblia. Malaquias 3:8-
10.“Trae tu diezmo entero al deposito. Pruébame en esto,” dice el Señor, “Y mira si voy a abrir las puertas de la
abundancia del cielo y verter tanta bendición que no vas a tener sitio suficiente para ella.” Circula la frase
“pruébame.” Dios aquí lanza un reto. Aquí está el versículo del reto de Pepsi de la Biblia. Él dice. “Te tiro el
guante.” Es el único versiculo de la Biblia en el que puedes probar que Dios existe. Dios dice, “Te lo pruebo.
Ponlo a prueba y te lo pruebo a ti” Dice, “Vamos a jugar un pequeño juego. Tú me lo das a Mí y yo te lo
devuelvo y vamos a ver quién de los dos da más.”
A mí me sorprende que Dios, que creo todo el universo, se ponga a juicio. Dios no tenía que hacer promesas.
Podría haber dicho simplemente, “Quiero que des el diezmo porque lo digo Yo y Yo soy Dios y tú no lo eres. Y
me debes todo de todas maneras.” Pero Él no hace eso. Porque es un Dios amante, fiel y caritativo. Quiere que
aprendan a ser cómo él. Quiere que aprendan a no ser tacaños. Quiere que aprendan a ser generosos. ¿Sabías

6 - 7
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

que el nervio más sensitivo de tu cuerpo va del corazón a tu billetera? Nos ponemos nerviosos con sólo hablar
de esto. Podría hablar de un montón de cosas y no te pondrían nerviosos.
Podría haber dicho simplemente “¡Dalo!” sin embargo hace una promesa. Y pone Su carácter a prueba. Y dice,
Pruébame. ¿Es Dios real? ¿Es Dios amoroso? ¿Va a cumplir su promesa Dios?” No lo sabrán hasta que no
empiecen a diezmar.

Diezmo significa diez por ciento. No significa el dieciocho o quince. Significa diez. Dios dice que si hago cien
dólares los primeros diez dólares van de vuelta a Dios. Si hago quinientos dólares, los primeros cincuenta van
de vuelta a Dios. ¿Por qué dijo Dios el diez por ciento? ¡Me rindo! No tengo ni la menor idea. No lo sé. Sé
que todo pertenece a Dios y que podía haber dicho, “Dame el cincuenta por ciento y tú coges cincuenta.” Podía
haber dicho “Me das noventa y vives con diez..” Pero dijo exactamente diez y me imagino que sabe lo que esta
haciendo.
Espero que pongas esto en practica. La próxima semana tenemos una ofrenda “A Por Los Niños”. Si nunca has
hecho un compromiso espero que ores acerca de hacer este. Si no sabes de que se trata, dentro del programa,
por si nunca hiciste un compromiso para dar, hay una hoja pequeña con las instrucciones de cómo dar. Pero
como muchos de ustedes están en el programa “Construyendo para la vida” y muchos no están tenemos dos
tarjetas diferentes y necesito enseñárselas. Hay una tarjeta beige y una tarjeta blanca. Quiero clarificar esto. Si
estás dando para “Construir para la vida” usas la tarjeta beige. Con ella puedes revisar tu compromiso o
reafirmarlo, “Voy a seguir dando lo que estaba dando a ‘Construir para la vida’”. Si no estás involucrado en
“Construir para la vida” puedes unirte a nosotros por los últimos doce meses. Ahora miren aquí todos. Por favor.
Si eres de la Florida llena sólo una tarjeta.
Kay y yo hemos revisado docenas de esas ofrendas especiales. He sido un cristiano por cuarenta años. He
revisado docenas de esas ofrendas en iglesias diferentes. Hemos dado cada vez y hemos hecho una ofrenda
sacrificial. Siempre crecemos en la fe. Les conté hace dos semanas que en tres ocasiones Dios me dijo que diera
todos mis ahorros. Y ha más que repagado. He aprendido esa lección con espadas. La semana que viene Kay y
yo vamos a hacer el regalo más sacrificial, el mayor que hemos hecho nunca. ¿Por qué hacemos esto?
Primero, quiero seguir creciendo en la fe. Personalmente. No creo que Dios haya terminado de expandir mi
corazón, de hacerme crecer. No voy a apoyarme en un compromiso que hice en 1946 (por supuesto no estaba
vivo entonces). No voy a vivir en de los compromisos del pasado. Quiero que Dios sigua aumentando mi fe así
que simplemente sigo dando mayores pasos de fe.
Dos, quiero que Tú sepas que nunca voy a pedirte un sacrificio más grande del que yo voy ha hacer. Si está a mi
alcance, siempre me aseguro que yo me sacrifico más que nadie en esta iglesia.
Tercero, sé, por haber andado cuarenta años en el Señor, que no puedo dar más que Dios. Amo ver lo que hace
en mi vida. Y amo sus bendiciones en mi vida.

Algunos de ustedes están atrapados financieramente y no tienen trabajo. No se preocupen por esta ofrenda. No
es un gran asunto. Sois amados aquí. Os queremos aquí. Eres más importante que cualquier ofrenda que puedas
dar. Recuerda de todas maneras que Dios está interesado en tu actitud y no en la cantidad. El tema de
Saddleback por veinte años a sido siempre sacrificio igualitario no regalo igualitario. No todos podemos dar la
misma cantidad. Estamos en diferentes eslabones. Pero todos podemos sacrificarnos. Si solo tuviera dos
centavos podría sacrificar uno. Y sería tan significante como alguien que da una ofrenda de seis figuras. Dios
mira al sacrificio. No mira a lo que das. Él mira lo que té queda después de dar. Aquellos de vosotros que
nunca se han comprometido a dar, únanse a nosotros en los próximos doce meses. Den una oportunidad a Dios
de hacer un milagro en su vida. Antes de tomar la comunión quiero que escuchen la historia de Amy y Wade.

6 - 8
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

Wade: La primera vez que tomamos el reto de dar un paso de fe y hacer un compromiso nos sentimos un poco
incómodos. Pero Amy y yo estábamos dedicándonos sinceramente a seguir los planes de Dios en vez de los
nuestros. Así que oramos juntos por un par de semanas acerca de lo que íbamos a comprometer. Nos
preocupábamos acerca del ser capaces de mantener nuestro compromiso. ¿Qué si llega una emergencia de
dinero? ¿Qué si sale otra necesidad cualquiera? Esperabamos que Dios nos diera una respuesta audible, pero no
nos la dio. O por lo menos un número que resaltara acerca de cuanto quería que diéramos, pero no. En lugar de
eso nos dio a los dos la misma idea para dar.
Del compromiso “Construir para la vida” aprendí que un paso de fe pequeño de mi parte puede llevar a una vida
mucho mejor y a una relación con Dios más estrecha. Ademas del compromiso, yo empecé a pasar un rato
diario con Dios y Amy y yo empezamos a orar juntos lo que a enriquecido nuestro matrimonio. Nos hemos
acercado el uno al otro lo mismo que nos hemos acercado a Dios.
Amy: En 1995 Wade y yo participamos en la campaña de “Tiempo para construir”. Comprometimos el diez por
ciento de nuestro dinero al fondo de la campaña “Tiempo para construir”. Esta fue la primera vez que yo acepte
mí responsabilidad de creyente de diezmar. Fue un gran primer paso de fe. Después en el otoño de 1997,
cuando Wade y yo estábamos terminando nuestro compromiso con “Tiempo para construir,” supimos que
nuestra iglesia levantaba otro énfasis de tres años llamado “Construyendo para la vida”. Al principio me sentia
incomoda con la idea. Sentía que acabábamos de terminar nuestro compromiso con “Tiempo para construir” y
que ahora les tocaba dar a otros. Pero Dios empezó a trabajar en nuestro corazón. Me di cuenta que Dios no
había terminado de trabajar en nuestra vida. Me di cuenta de que Dios no había terminado de enseñarnos acerca
de la fe. Tenía otras lecciones para que aprendiéramos. Dios quería que creciéramos en nuestra dependencia en
Él. Así que otra vez Wad y yo empezamos a orar acerca de cuanto habríamos de comprometer sin discutir
ninguna cantidad especifica entre nosotros. En el ultimo momento, Dios había susurrado la misma cantidad en
nuestros oídos. Esta vez nuestro compromiso nos haría dar un paso de fe mucho mayor. El pastor Rick nos dice
que cuando estás construyendo un propósito para la vida tienes que usar tu tiempo, tu energía y tu tesoro en
vista de la eternidad. Al poner esta verdad en practica descubrimos como muchos, muchos otros, que realmente
no puedes dar más que Dios. Dios nos ha bendecido mucho en los últimos tres años, incluyendo que nos dio un
hijo bellísimo que tiene ahora dos años.

Sé que algunos de vosotros estáis pensando, “Me gustaría hacerlo, pero me da miedo. Me asusta” Cuando
escucho eso significa simplemente que tú no entiendes realmente cuanto te quiere Dios. Y cuanto a prometido
tener cuidado de ti. Y cuanto quiere que crezcas en la fe. Así que hoy vamos a recordarnos a nosotros mismos
cuanto nos quiere Dios. Miren a esos versículos antes de tomar la comunión.
2 Corintios 8:9 “Recuerda la generosidad de Jesucristo.” Es lo que hace la comunión. En la comunión
recordamos la generosidad de Jesús para con nosotros.
“Nos salvamos porque la increíble generosidad de Jesús se movió para salvarnos.”
Juan 1:16 “Todos vivimos de su generosa abundancia, regalo tras regalo, tras regalo.“ La razón por la que
damos es porque Jesús nos dio primero a nosotros. Dio su vida por nosotros. Hace dos mil años Jesucristo
extendió sus brazos en la cruz e hizo el ultimo sacrificio cuando dio su vida por tí. Si Dios no hubiera hecho
nunca nada más por ti en tu vida, le debes a Él tu vida entera por lo que ya ha hecho por ti. Dio su vida para que
pudieras pasar toda la eternidad en el cielo.
Vamos a recordar esto hoy. Voy a pedir a los que sirven que vengan y que empiecen a servir. Vamos a esperar a
que todos se hayan servido para tomar la comunión. Pero deja que te hable de su significado.
Cuando Jesucristo murió en la cruz pagó por tres cosas en tu vida. Pagó por tu perdón. Pagó por tu libertad.
Pagó por tu futuro. Y es lo que vamos a recordar hoy.

6 - 9
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

. Primero, Jesús pagó por tu perdón. En la cruz pagó por cada pecado que has cometido alguna vez. Él lo
limpió, pagó por ello para que tú no tengas que pagar por ello. Él tomó el castigo para que tú no tengas que
pasar por el castigo. Puedes ir al cielo y no al infierno por lo que Él ha hecho.

Segundo, pagó por tu libertad. La libertad para ser todo lo que Dios quiere que seas. Libertad para descubrir tu
propósito en la vida. Libertad del miedo de la muerte. Libertad de las expectaciones de los otros. Libre de ser lo
que estás hecho para ser.

Luego pago por tu futuro. La Biblia dice, “Ningún ojo ha visto, ningún oído ha oído, nada ha llegado al
corazón del hombre de las cosas maravillosas que Dios ha preparado para aquellos que Le aman.” Dios tiene
un lugar para tí en el cielo porque Jesucristo ya ha pagado por él.

Quiero que pienses a cerca de todas las cosas por las que Jesucristo murió: para librarte a ti de culpa, de
vergüenza, de remordimiento, para limpiar todo lo que has hecho aluna vez que estaba mal. Ahora mismo da
gracias a Dios porque gracias al sacrificio de Jesús tu pasado esta perdonado. Tu pasado paso. Jesús murió para
que tu pudieras conocer a Dios y Su propósito para tu vida. Da gracias a Dios ahora que el te hizo con un
propósito. Que te hizo para un plan. Que no importa lo que pase en tu vida él lo puede usar para el bien de
acuerdo a su plan. Jesús murió para que tú pudieras ser aceptado en el cielo. Da gracias a Dios porque te espera
el cielo.

Si nunca has abierto tu vida a Cristo necesitas hacerlo ahora mismo. Antes de que tomemos los elementos de
comunión, el pan y la copa, di simplemente: Me comprometo Señor, me comprometo a tí, te doy mi vida. La
abro para tí” Comemos los símbolos para recordarnos que Jesús dio su vida por nosotros. Que hizo el sacrificio
mayor. Y Jesús dijo, “Cuando coman este pan háganlo para acordarse de mí”
Jesucristo compartió una copa con sus discípulos. Dijo “esto representa la sangre que voy a verter por vosotros.
[Esto es cuanto les amo. Les amo lo suficiente para dar mi vida por ustedes.] Quiero que hagan esto para
acordarse de mí.” Al beber da gracias de que todo lo que tienes viene de Él En la mesa están los compromisos
que habéis dado. Esos son los compromisos que han levantado la iglesia de Saddleback.
Trece años atrás, la pequeña pila de tarjetas para “Poseer nuestra tierra”. El sacrificio de esa gente compró la
tierra en la que estamos adorando ahora.
Hace seis años muchos de vosotros hicisteis un compromiso en esa otra pila –“Tiempo para construir”. Los
compromisos que aquí están representan los sacrificios de donaciones que por un periodo de tres años
construyeron este edificio en el que adoramos.

Esa otra pila representa los compromisos de “Construir para la vida.” Muchos de vosotros os habéis sacrificado
a lo largo de estos últimos tres años para “Construir para la vida”. Muchos de vosotros os habéis sacrificado
para hacer muchos proyectos maravillosos durante los últimos tres años. Ya hemos terminado cinco de estos.
Vamos a empezar con el sexto. El edificio para los niños. Esta iglesia ha sido construida a base de sacrificio.
Pero vamos a ponerlo en perspectiva. No es nada comparado al sacrificio que Jesús hizo por tí. Y por mí. Hoy
hemos hablado de devolver al Señor. No me excuso por eso. Si vas a crecer en la fe, necesitas aprender a
devolverle al Señor. Pero lo que Dios realmente quiere es a ti.tu vida. .
“Ofrezcámosle nuestras vidas como un sacrificio vivo” Cuando piensas en lo que Él ha hecho por ti, ¿es
mucho pedir? La respuesta es no. Oración:
Si puedo confiar en Cristo con mi perdón y mi libertad y mi futuro, Le puedo confiar mis finanzas. ¿Necesitas
pedir a Dios que te perdone por no confiarle con tus finanzas? Si es así, hazlo ahora. Y pídele que té de la fe
para hacer lo que está bien.

6 - 10
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

Jesús, nunca vamos a ser capaces de pagarte por todo lo que nos has dado. De hecho, todo lo que tenemos fue
un regalo tuyo. Sólo podemos darte lo que tu nos has dado. Ayúdanos a aprender el milagro de la generosidad.
Extiende nuestra fe, aumenta nuestro compromiso. Profundiza nuestro amor por ti. Rompe la garra del
materialismo en nuestras vidas. Hay varios aquí hoy con dificultades financieras muy severas y oramos ahora
mismo por ellos como una familia. Te pedimos que les ayudes. Haz un milagro en su vida. Al confiar ellos en Tí
y prepáranos para hacer un milagro a través de nosotros y en nuestros corazones esta semana que entra. En el
nombre de Jesús, Amén.

6 - 11
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

Guía de Aplicación del Mensaje

El modo en que Dios satisface mis necesidades


50 Días de Fe
Parte 6 de 8
Rick Warren

“Mi Dios va a cubrir todas tus necesidades de acuerdo a sus riquezas en Gloria en Cristo Jesús.” Philippians 4:19

¿Está activa en tu vida la promesa de este versículo de Filipenses? ¿ Encuentras que Dios satisface tus necesidades ?
Si no, es porque Dios esta esperando que tú hagas las cosas a su manera. Se necesita fe para hacer las cosas a la
manera de Dios y la clave de la fe es tomar las promesas de Dios y aplicárselas a uno mismo. La siguiente discusión te
va a ayudar a entender los principios de Dios y seguir sus procedimientos acerca de dar – incrementando tu fe para
que puedas tener confianza plena acerca de recibir las riquezas gloriosas que promete.

Abre tu grupo con una oración.

ES SOLO UNA GUÍA. ELIJA Y ESCOJA SUS PUNTOS

1. CUANDO TIENES UNA NECESIDAD PLANTA UNA SEMILLA


[Meta del líder: Ayuda al grupo a entender que cosechamos en proporción a lo que sembramos y que hemos de dar
antes de esperar que nuestras necesidades se satisfagan]

Lea 2 Corintios 9:6. ¿Qué dice el versículo acerca de la correlación entre lo que sembramos y lo que cosechamos?
 De acuerdo a Lucas 6:38, ¿qué nos manda Dios para que podamos recibir sus bendiciones?
 La manera de Dios es dar, mientras que la manera del hombre es pedir prestado, trabajar más, y acumular cosas.
¿Qué nos impide confiar en Dios totalmente y dar en tiempos de dificultad financiera? ¿Cómo es dar en tiempos
de incertidumbre la máxima prueba de fe?
• ¿Da algunos ejemplos de cosechar lo que sembramos en términos de tiempo y energía?

Ministerio– Ministerio es usar los talentos que nos dio Dios para servir a los otros. ¿Cómo apoyarnos en la
promesa de Dios de que vamos a recibir una bendición abundante como resultado de dar nos ayuda a estar más
enfocados en servir a otros?

2. DA CON LA ACTITUD CORRECTA


[Meta del líder: Inspira a tu grupo a dar de corazón y a aplicar los procedimientos descritos en la Biblia.]
 Considera 2 Corintios 9:7. Según este versículo, ¿hay una manera correcta y otra incorrecta de dar?
¿Cómo hemos de dar?
• Concienzudamente (“… toma tus propias decisiones …”): ¿Por qué quiere Dios que nuestro dar sea una
decisión deliberada?
• Con entusiasmo (“ … sin reluctancia …”): ¿Cuáles serían algunas recompensas de dar con avidez y con el
corazón abierto?
• Voluntariamente (“ … no como respuesta a la presión…”): ¿Por qué es importante dar voluntariamente?
• Alegremente (“Dios ama al dador alegre”): ¿Por qué ama Dios al dador alegre?

6 - 12
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

• Semanalmente: En 1 Corintios16:2 se nos instruye que apartemos dinero para dar al principio de la semana.
¿Deja ver esta acción el lugar que Dios ocupa en nuestro corazón?

¿Como dar alegremente?


• Recuerda que todo viene de Dios. Según 2 Corintios 9:10, ¿quién suple y multiplica nuestros recursos?
• Recuerda el ejemplo de Dios. ¿Qué promesa nos esta dando Dios en 2 Corintios 9:11?
• Recordar mi recompensa eterna. ¿Por qué nos instruye Dios a guardar nuestro tesoro en la vida que viene y
no en este mundo como lo hace en Lucas 16:9?

Madurez – Madurez es el resultado del crecimiento espiritual de los creyentes. ¿Cómo podemos madurar en
confianza a través de confiar en Dios para proveer en todos los aspectos de nuestra vida y especialmente con
nuestras finanzas?

3. ESPERA QUE DIOS SATISFAGA TUS NECESIDADES


[Meta del líder: Conduce a los miembros del grupo a confiar que el Señor va a satisfacer todas sus necesidades por
medio de esperar lo que promete.]

 ¿Qué es capaz de hacer Dios según 2 Corintios 9:8?


• ¿Qué razones da Dios para bendecidnos más que suficiente con nuestras necesidades propias?
• ¿Cuál debe ser el resultado de los hechos de Dios en nuestra vida?
¿Por qué es tan importante para Dios el dar?
 En 2 Corintios 9:13, ¿qué razones da Pablo de la importancia del dar?
• ¿Cómo da el dar credibilidad al evangelio?
 Reflexiona en la promesa de Dios en Malaquias 3:10. ¿Qué va hacer el Señor en respuesta a nuestro dar?
• ¿Cómo puede nuestro dar generoso probar la existencia de Dios? ¿Cuáles son los hechos generosos de Jesús
descritos en 2 Corintios 8:9?
 ¿Cómo ha sido su generosidad descrita en Hechos15:11 y en Juan 1:16?
• ¿Cómo la generosidad amorosa de Jesús ha de afectar la manera en que damos a otros?

Magnificación – Magnificación es reconocer el cuidado y la provisión que Dios nos da. ¿Cómo el esperar
que Él va a cubrir todas nuestras necesidades se convierte en un testimonio de generosidad y gracia?

Repasen en un momento las tareas o retos que hicieron en la aplicación personal en la reunión pasada. El ver a Dios
trabajando en la vida de los que se comprometen a Él es esencial para el crecimiento.

∆ APLICACIÓN PERSONAL Y COMPROMISO:


[Meta del líder: Motivar a un compromiso vital con Dios, confiándole con cada necesidad personal y pidiéndole la fe
para hacer el compromiso apropiado de dar. ]
“Ofrézcanle su vida como un sacrificio vivo...” (Romanos 12:1) Cuando piensas lo que ha hecho por ti , ¿Es mucho
pedir?

Dios no necesita tu dinero – Él provee oportunidades de dar para conseguir tu atención. Lo que Dios realmente quiere
de ti es tu vida. Considera lo que este versículo del libro de los Romanos te dice acerca de tu vida ¿Qué áreas de tu
vida estás apartando de Dios? ¿Cuándo tienes una necesidad, das primero con la actitud correcta? Comprométete a
orar acerca de esto y a compartir con el grupo cuando os reunáis la próxima vez.

6 - 13
LA MANERA EN QUE DIOS CUBRE MIS NECESIDADES
50 Días de fe - Parte 6ª de 8

6 - 14