P. 1
ELISIONES VOCÁLICAS DEL AYMARA-Art

ELISIONES VOCÁLICAS DEL AYMARA-Art

|Views: 2.685|Likes:
Publicado porIti Apaza Ichuta

More info:

Published by: Iti Apaza Ichuta on Dec 17, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/17/2015

pdf

text

original

ELISIONES VOCÁLICAS EN AYMARA

T. Esteban Apaza Ichuta1 Julio, 2011
   “Lo esencial del lenguaje no son absolutamente los sonidos, ni los gestos, ni las imágenes, ni las grafías. Lo esencial del lenguaje es la utilización funcional del signo y esto es lo que corresponde al lenguaje humano”. Vygotski (1932:85). 

RESUMEN La certeza de las elisiones vocálicas en aymara no solo puede tratarse a través del análisis morfofonémico, sino también, su tratamiento es sensible a partir de los contextos sintácticos de frases y oraciones. Es así, que ambos argumentos motivan las supresiones o caídas vocálicas. Por tanto, los esclarecimientos respecto a este fenómeno se delinean mediante la condición idiosincrásica del aymara, es decir, las explicaciones en cuanto a los procesos de elisión son dilucidados de acuerdo a su característica funcional de su morfología y sintaxis. A partir de este encajamiento, hacemos una distinción fundamental entre el condicionamiento morfo-fonológico y sintáctico. Por un lado, cuando los sufijos se afijan a las raíces de las palabras o por la presencia contigua de los sufijos a los radicales ya sufijados, en tales ambientes, se produce la eliminación vocálica. Por otro lado, el proceso de elisión en final de palabra responde a una motivación sintáctica en cuanto se formula estructuras de frases y oraciones. En ambos contextos, las elisiones vocálicas involucran a la semántica, en la que, diferencia o precisa el significado léxico durante la secuencia de oraciones y en otros casos no hay tal incidencia, es libre, así como testifican los testimonios discursivos del aymara. Palabras clave: morfofonémica, condicionamiento sintáctico, elisión vocálica, morfema.
                                                            
1

  Estudiante egresado de la Universidad Pública de El Alto, Carrera: Lingüística e Idiomas. 

1. INTRODUCCIÓN El fenómeno de las elisiones vocálicas en aymara ha creado una discusión polémica entre los que defienden no tener caída vocálica y los que argumentan su consistencia inherente al fenómeno mencionado. En rigor a la verdad, la Reforma Educativa impone una escritura errónea, no contextuada a sus principios y características morfológicas como gramaticales propias del aymara. Esto fue confrontado por la población misma y las universidades a través de distintos estudios realizados con relación a los procesos de supresión vocálica. Por lo general, el presente trabajo pretende vislumbrar algunos pauntamientos con relación a las elisiones vocálicas que sistemáticamente registra el idioma aymara. El estudio es efectuado en el contexto del habla actual y espontanea del aymara de ‘Pakajaqi’. Por tanto, en primera instancia expreso los contenidos perceptibles a través del tiempo y algunos conceptos que nos ayudaran a comprender mejor el tema, en segundo lugar, propongo un análisis morfofonémico que describe la caída vocálica en un nivel morfológico, en la que, involucro a los radicales y sufijos como los componentes claves de este proceso. En tercera instancia, caracterizo elisiones vocálicas que se motivan en contextos sintácticos, sean estos; frases y oraciones y finalmente presento las conclusiones. 2. PERCEPCIÓN DIACRÓNICA Sobre el fenómeno de las elisiones vocálicas es difícil de evidenciar y establecer el momento de su aparición u origen. Sin embargo, es importante considerar las percepciones diacrónicas que han demostrado la existencia de los mismos. En cuanto a este impacto, Bertonio (1612:125) afirma su presencia a través del fenómeno sincopas y menciona lo siguiente: “En efte nombre fyncopa comprehenderemos las figuras, por cuya caufa fe quita de las dicciones alguna vocal, ahora fea en medio, ahora al fin dellas…donde fe vfa mucho el quitar las vocales cafi en todas partes de la oración…”2 También conviene recordar, los estudios lingüísticos realizados por Hardman, et.al (2001:43) en el que menciona; “El nativo hablante conserva más conciencia de las vocales suprimidas a final de palabra que de las vocales internas de palabra que se suprimen como
                                                            
2

Cfr. Ludovico Bertonio (1612:121 y 125) reeditado por Ivan Tavel Torres (2002)

2   

resultado de los requisitos de la sufijación”. Ya este registro se había considerado en base a los postulados lingüísticos de la etapa moderna. Posteriormente, aparece Cerrón-Palomino (1994) [2008:79] quien comparte los principios y contextos fundamentales por las que se eliden las vocales. Tales teorías apelan, entonces, a la morfología por una parte y a la sintaxis por otra. Poco después, estos argumentos involucrados en los contextos propicios de las secuencias determinadas son reafirmadas por (Beas, 1999), (Kim, 2003) y (Laime, 2005). 3. ELISIÓN VOCÁLICA Antes de entrar de lleno al presente trabajo, quiero presentar un esbozo teórico a grandes rasgos sobre los procesos de elisión vocálica3. Esto me lleva a conceptualizar brevemente su consistencia lingüística. La idea principal de las elisiones vocálicas se apoya en la supresión o el desaparecimiento de una vocal en distintos contextos sin que esto cause distorsión alguna en su significación y estructura (Lewandowski, 1995 y Dubois, et. al., 1998). La aceptabilidad de este fenómeno, en aymara, descansa a razón de ciertos condicionamientos lingüísticos4. De hecho, muchos autores han caracterizado desde dos puntos de vista diferente; una que trata a partir de los procesos morfofonémicos y otra a partir del contorno oracional, más bien sintácticamente originada5, es decir, “provocada probablemente por la acción o presencia contigua de otros morfemas portadores de tal capacidad o por consideraciones sintácticas” (Beas, 1999:1). A partir de esta visión, primeramente presentaremos los argumentos teóricos preliminares que se generan a partir de los procesos morfológicos (en lemas nominales y verbales), luego, aquellos que son sintácticamente condicionadas (en frases y oraciones) consiguientemente.
                                                            
 Se denomina elisión a la supresión de la vocal breve final de una palabra cuando es seguida de una palabra que comienza por vocal (Cfr., Sánchez, 1993 :87) 4   Según, Orellana (2007: 91-97), “en aimara se da más la pérdida de fonemas en el interior o al final; en ambos casos es bastante predecible la ocurrencia del fenómeno. Si bien es cierto que la pérdida de fonemas es un hecho que se explica en la fonología, también es cierto que determinadas ocurrencias o fenómenos de la sintaxis y la morfología se dan no sólo mediante la adición de morfemas sino también mediante alargamiento de vocales o su desaparición” 5 La caída de una vocal puede estar en un plano intraléxico y transléxico (Cfr. Cerrón Palomino, 2008:79)
3

3   

4. MORFOFONÉMICA El sistema de reglas morfofonémicas que generan las elisiones vocálicas ocurren al interior de las palabras (lexemas), esto remite a contextos favorables de las estructuras silábicas. La conducta de los sufijos que provocan estos procesos morfológicos, se benefician de una fuerza morfémica que tiende a elidir la vocal final de la raíz o la vocal del sufijo involucrado, o en su caso, pierde la vocal del sufijo antepuesto o pospuesto según la fuerza vocálica en conflicto (Cerrón-Palomino, 2008: 79-81) y (Laime, 2005: 72). En este espaciamiento morfofonémico, los sufijos implicados suelen ser los derivativos tanto como los flexivos que se ligan a los temas nominales y verbales. En este afán, primeramente empezaremos a describir lo procesos de elisión vocálica que se registran en los contextos nominales y seguidamente aquellos procesos que se reconocen en contextos verbales ya sean en frontera de raíz y sufijo o en frontera de sufijo con otro sufijo. 4.1. Contextos nominales: raíz + morfema Este fenómeno característico ocurre en los temas nominales, especialmente en frontera de raíz y morfema. La base fundamental de este proceso descansa a razón de la influencia de los rasgos vocálicos y consonánticos que poseen los radicales y los sufijos que son partes de estos procesos morfofonémicos. Dichos fenómenos son esquemáticamente representados:

(1) a) Pronombres Demostrativos + /-sa/ ‘ubicativo’ Ak(a)-sa = aksa ‘este lado’ Uk(a)-sa = uksa ‘ese lado’ b) Pronombres Demostrativos + /-jita/ ‘fijativo’ Ak(a)-jita = akjita ‘exactamente aquí’ Khay(a)-jita = khayjita ‘exactamente en ese lugar’ c) Pronombres Demostrativos + /-kata/ ~ /-kati/ ‘acercativo’ Khay(a)-kata = khaykata ‘al frente’ Khur(i)-kata = khurkata ‘al otro lado’

4   

d) Pronombres Demostrativos + /-ja/ ‘averiguativo’ Ak(a)-ja = akja ‘ por aquí’ Khur(i)-jata = khurjata ‘de más allá’

(2) a) Pron. Demos. y Pron. Interr. + /-ch’a/ ‘tamaño o extensión’ y /-chhapi/ ‘duda’ Uk(a)-ch’a = ukch’a ‘ese tanto o tamaño’ Qhawq(a)-ch’a-sa = qhawqch’asa ¿qué tamaño es? Kawk(i)-chhapi-pacha = kawkchhapipacha ‘quién o cuál será’

b) Pron. Demos. y Pron. Interr. + /-jita/, /-kati/, /-kata/ y /-jata/ ‘lugar’ kawk(i)-jata = kawkjata ‘de donde’ ak(a)-jita = akjita ‘exactamente aquí’

(3) a) Adverbio + /-xa/ ‘colocativo’ Pat(a)-xa-na = patxana ‘encima’ Alay(a)-xa-na = alayxana ‘arriba’ b) Nombre + /kipta/ ‘ascelerado’ y /-na/ ‘adv. de lugar’ Awil(a)-kipta-ña = awilkiptaña ‘envejecer’ Qurum(a)-kipsta-ña = qurumkipstaña ‘ voltearse’ Tahkh(i)-na-ma = thaknama ‘por el camino’ c) con el sufijo /-pacha/ ‘si mismo o en…’ Machaq(a)-pacha = machaqpacha ‘nuevo mismo’ Chiq(a)-pacha = ‘en verdad’ d) Pron. Pers., Pron. Demos. y Pro. Interr. + /-jama/ ‘comparativo’ Jup(a)-jama = jupjama ‘como él/ella’ Uk(a)-jama = ukjama ‘así’ Khit(i)-jama = khitjama ‘como quien’ e) con el sufijo /-kipa/ ‘intercalador’ y /-parixu/ ‘esclusividad’ May(a)-kipa = maykipa ‘después del otro o intercalado’ Aymar(a)-parixu = aymarparixu ‘exclusivamente aymara’

5   

Como podemos observar en los ejemplos dados, en (1), (2) y (3), los contextos en las que se eliden la vocal son casi idénticos fonológicamente representados, los radicales uka, aka, khaya y siguientes muestran las secuencias VCV, VCV y CCVCV… + CV se produce la perdida de la vocal en ambientes consonánticas, cuando los morfemas se sufijan a las radicales de los pronombres y nombres, formando otra secuencia silábica CV+CV=CØCV y en otros casos no se construye la conformación silábica distinta a la de la base. (4) a) Nombre + /-itu/, /-ita/ ‘afectivo, diminutivo y intensificador’ Wank’(u)-itu = wank’itu ‘conejito’ afec. Wayn(a)-itu = waynitu ‘jovencito’ afec. Jisk’(a)-ita = jisk’ita ‘Paqueñita’ dimin. Sum(a)-ita-wa = sumitawa ‘es muy agradable’ intens. Las elisiones del esquema (4a) son un tanto diferente, la pérdida de la vocal temática en frontera de raíz y morfema ocurren en contextos de choque vocálico, es decir entre la vocal final del tema y la vocal inicial del sufijo como en las secuencias CV+VCV=CØVCV. Por lo que, el aymara no admite secuencias diptongadas o similares. 4.2. Contextos nominales: morfema + morfema Otro de los casos que toma atención este trabajo son los sufijos débiles que pierden su vocal por influencia de los morfemas fuertes durante la afijación a las radicales. Respecto a este fenómeno, existe una necesidad definido, por el cual, propicia la información semántica en cada contexto del discurso. Es decir, en el proceso de la afijación coexisten algunos sufijos que al afijarse a una radical sienten la necesidad de perder la vocal por razones semánticas (o distinción de significado) como en (5a - 5e), sean estos en ambientes similares o no. Tales elisiones vocálicas estructuran secuencias silábicas nuevas, como podemos ver en los siguientes: (5) a) Uta-n(a)-ka-ki-wa = /-ka/ ‘verbalizador’ Uta-n-ka-ki-wa ‘está aún en casa’ b) Kawki-t(a)-sa = /-sa/ ‘de información’ Kawki-t-sa ‘de dónde’
6   

c) Uta-p(a)-layku = /-layku/ ‘causativo’ Uta-p-layku ‘a causa de su casa’ d) Phuku-t(a)-kama = /-kama/ ‘agrupador’ Phukhu-t-kama ‘de la olla’ e) Yuqa-nak(a)-kama Yuqa-nak-kama ‘entre hijos…’ Uk(a)-jama-r(u)-jama = /-jama/ ‘comparativo’ Uk-jama-r-jama ‘en ese modo, así’

En el caso de (6a) consideramos diferente la información morfofonémico, nótese que el sufijo ‘conjuntor’ /-mpi/ es duramente influido por el /-pacha/ ‘inclusivo’ cuando estos aparecen contiguamente. Con elación a esta influencia, el sufijo /-mpi/ es reducido a /-m/ pero no pierde su significado, en otras palabras fonológicamente cae la vocal final, luego la consonante, en este último caso, es claro que en esta conformación no admite la secuencia de dos consonantes bilabiales. (6) a) Jupa-m(pi)-pacha = /-pacha/ ‘inclusivo’ Jupa-m-pacha ‘con él/ella más’ Qawra-m(pi)-pacha Qawra-m-pacha ‘con las llamas más’

4.3. Contextos verbales: raíz + morfema Pasando ahora en los casos verbales, también es necesario distinguir y presentar nociones acerca de los procesos de elisión vocálica. De hecho, los casos particulares en el contexto verbal son idénticos a los casos que ocurren en los contenidos nominales. Así, como las ilustraciones de (7a) son puramente radicales con base verbal. Tales secuencias registran la
7   

perdida de la vocal final de los temas en cuestión, cuando a ello se aglutinan ciertos sufijos de contenido derivacional, p. ej.:

(7) Lakiña + a) ‘escojer’ Irpaña + ‘llevar ’

/-xa/ = ‘devisor’

lak(i)-xa-ña / lakxaña ‘clasificar’

/-su/ = irp(a)-su-pxi / irpsupxi ‘eductivo’ ‘lo sacan’

Jariña + /-su/ = jar(i)-su-ni-ña / jarsuniña ‘lavar’ ‘completivo’ ‘lavarlo’ Aptaña + /-thapi/ = apt(a)-thapi-ña / apthapiña ‘levantar’ ‘aglutinativo’ ‘reunir’ Qunuña + /-xa/ = qun(u)-xa-ta-ña / qunxataña ‘sentar’ ‘colocativo’ ‘sentar sobre algo’ Saraña ‘ir’ Uñaña ‘ver’ + /-ta/ = sar(a)-ta-ña / sartaña ‘incoativo’ ‘parar o despertar’

+ /ch’uki/ = uñ(a)-ch’uki / uñch’uki ‘acc. detenida’ ‘ve detenidamente’

Q’ipiña + /-kata/ = qip(i)-kata-ña / q’ipkataña ‘cargar’ ‘atravesativo’ ‘cargar al frente’ Q’ipiña + /-xaru/ = q’ip(i)-xaru-ña / q’ipxaruña ‘cargar’ ‘incoativo’ ‘cargarlo’ Irpaña + /-xäsi/ ‘llevarle’ ‘estático’ = irp(a)-xäsi-ña / irpxäsiña ‘retenerlo/la’

Parlaña + /-xaya/ = parl(a)-xaya-ña / parlxayaña ‘hablar’ ‘acompañativo’ ‘hablar con alguien’ Saraña + /-chi/ = sar(a)-chi / sarchi ‘ir’ ‘posibilidad’ ‘quizás fue’ Tuqiña + /-ja/ = tuq(i)-ja-ña / tuqjaña ‘reñir’ ‘enfatizador’ ‘tomar atención’ Saraña + /-ka/ = sar(a)-ka-ña-wa / sarkañawa ‘ir’ ‘adelantador’ ‘hay que adelantarse’
8   

Jiwaña + /-ja/ ‘morir’ ‘reflexivo’

= jiw(a)-ja-tay-na / jiwjatayna ‘se había muerto’

Saraña + /-pacha/ = sar(a)-pacha-wa / sarpachawa ‘ir’ ‘inferencial’ ‘debió ir’ b) Janq’u + /-s/ = janq’(u)-s-ta-ña / janq’staña ‘blanco’ ‘verbalizador’ ‘blanquear’ Punchu + /-t’a/ = punch’(u)-t’a-si-ña / puncht’asiña ‘poncho’ ‘momentaneo’ ‘ponerse el poncho momen.’ 4.4. Contextos verbales: morfema + morfema La determinación de la inestabilidad vocálica que se manifiestan en linde de morfema son a menudo sufijos de distintos cargas semánticas y gramaticales. En los casos de (8), las vocales de algunos sufijos son borradas continua o discontinuamente, al parecer, por razones de precisión semántica. Estos si son también interpretables a conciencia de los actos elocutivos de aymara hablantes, sin prejuicio en su interpretación semántica y gramatical. Lo que es obvio, que cada uno de los ejemplos contextualiza distintos ocurrencias de este fenómeno. Sin embargo, se prevé una relativa generalización, como se observa, el sufijo /-i/ de 3raP se mantiene fuerte ante los ambientes señalados, a menos que este sea sufijado con /-ja/ ‘enf.’, pierde la vocal en su variante /-ni/ del futuro como en (8c).

(8)

a) Saraña → sar(a)-naq(a)-k(a)-i-wa ‘ir’ ‘R + acc. dif. + ger.+ 3raP + ser/estar’ Sar-naq-k-i-wa ‘(él/ella) está caminando’ b) Parlaña → parl(a)-xaya-sk(a)-i-(i)tu-wa ‘hablar’ ‘R + acomp.+ ger.+ 3raP+afec.+ser/estar’ Par-jaya-sk-i-tu-wa ‘(él/ella) me está hablando’ c) Mistuña → mistu-n(i)-ja-rak(i)-chi ‘R + 3raP + enf.+ agr.+ posib.’ Mistu-n-ja-rak-chi ‘tal vez ya salió’

 

d) Qipiña

→ q’ip(i)-xar(u)-i-wa ‘R + incoa.+ 3raP + afir.’ Qip-xar-i-wa

Otras formas de elisión son también mucho más predecibles al interior de los verbos conjugados como en (9). El flexivo /-ta/ de 1raP siempre suele perder su vocal en todas las conjugaciones afirmativas, esto nos remite a considerar al sufijo /-wa/ ‘afir.’ como fuerte solo en 1ra Persona. Así mismo, el sufijo /-ka/ ‘neg.’, es muy débil frente a los flexivos de persona, siendo así, suprime su vocal considerablemente, como en los casos ilustrativos de (9c y 9d). (9) a) Presente Pasado - Afirmativo Q’ipiña q’ip(i)-t(a)-wa → qiptwa q’ip(i)-ta-wa → q’iptawa q’ip(i)-i-wa → q’ipiwa q’ip(i)-tan-wa → q’iptanwa b) Presente Pasado - Interrogativo Saraña sar(a)-t(a)-ti → sartti sar(a)-ta-ti → sartati sar(a)-i-ti → sariti sar(a)-tan-ti → sartanti c) Presente Pasado - Negativo Jutaña janiw jut(a)-k(a)-t(a)-ti → jutktti √ jut(a)-k(a)-ta-ti → jutktati √ jut(a)-k(a)-i-ti → jutkiti √ jut(a)-k(a)-tan-ti → jutktanti d) Presente Pasado – Neg.-Interr. Umaña janit um(a)-k(a)-ta → umkta √ um(a)-k(a)-ta → umkta √ um(a)-k(a)-i → umki √ um(a)-k(a)-tan → umktan 4.5. Contextos adverbiales Ahora bien, por último evidenciamos algunas elisiones vocálicas en los adverbios compuestos y simples. En el primer caso de (10a), durante el proceso de composición constituye elisiones del primero o segundo segmento y algunas de estos son compensados
10   

por el alargamiento vocálico y otras no. Esto nos lleva a determinar que los rasgos influentes de las vocales tanto del 1ro y 2do segmento intervienen a suprimir o compensar la vocal final del primer componente secuencial. Mientras tanto en los ejemplos dados en (10b), ocurre que cuando a estas radicales de origen adverbial se sufija, estas pierden la vocal final sin que haya cambios o distorsión semántica ni gramatical. (10) a) Adverbios compuestos Qhara + uru Qhar(a)uru Qharüru → ‘mañana’ Jichha + aruma Jichha(a)r(u)ma Jichhärma → ‘esta noche’ Wasuru + jayp’u Was(uru)(j)ayp’u Wasayp’u → ‘ayer en la tarde’ Maya + mara May(a)mara Maymara → ‘el año pasado’ Adverbios simples Anchhichh(a)-ita ‘afec.’ Anchhichita ‘ahorita’ Nayr(a)-ja ‘enf.’ Nayrja ‘mucho antes o antes’ 4.6. Casos especiales En los ejemplos como los de (11a) si bien hay elisiones vocálicas, estos son libres, es decir, durante el habla pueden o no articular la elisión. Completamente al margen de esto, dichas palabras con o sin la perdida de las vocales no cambia el significado y ambos pueden ser usados en los contextos discursivos. En fin, estos procesos morfofonémicos se registran en

b)

11   

límite de morfema, así como también al interior de los temas sin que haya la influencia de algún morfema como en (11b).

11

a)

Ala-t(a)-ma = /-ma/ Pos. 2daP Ala-t-ma-x ~ ala-ta-ma-x ‘loque tu compraste’ Lluqu-ll(a)-pa-x = /-pa/ Pos. 3raP Lluqu-ll-ma-x ~ lluqullamax ‘tu corazoncito’ Awicha-ll(a)-ma-x = /-ma/ Pos. 2daP Awicha-ll-ma-x ~ awicha-lla-ma-x ‘tu abuelita’

b) Ach(a)chilax Achchilax~achachilax ‘él abuelo’ Finalmente, podemos resumir que los procesos en cuanto a las elisiones vocálicas examinadas hasta aquí, nos remite a un análisis perfectamente morfofonémico, efectuado en el marco de los condicionamientos morfológicos y fonológicos. Por tanto, las elisiones registradas en límite de radical y morfema o en linde de morfemas sean estos en contextos nominales y verbales o las que ya se han mencionado. Todo esto nos cursa a deducir dos procesos diferentes: para los casos (1), (2), (3), (5), (6), (7), (8c), (9), (10a) y (11a, 11b) regla 1) y para los casos de (4a), (8a, 8b y 8d) y (10b) regla 2) respectivamente. 1) V → Ø 2) V → Ø C_C _V

5. SINTÁCTICAMENTE CONDICIONADA En esta segunda parte del análisis, se ha visto importante considerar los procesos de elisión que ocurren en el linde de palabra. Las cuales, operan en contextos o ámbitos de las
12   

estructuras fraseológicas y oracionales (Hardman, et. al., 2001:71) y (Beas, 1999:3). En lo que respecta a este caso, daremos una taxonomía tanteada a partir de las consideraciones preliminares, es decir, sujeto a un re-análisis. A partir de esa visión vamos a considerar elisiones vocálicas que se registran en las frases, luego en oraciones. 5.1. Frases Ahora bien, es evidente que la base subyacente de una frase nominal expone cierta condición para que puedan encausar la elisión vocálica. En cada caso de (12a) el modificador que la antecede al sustantivo pierde la vocal final. Todas las frases nominales similares a esta suprimen la última vocal en contextos de límite de palabras. Sin embargo, los ejemplos de (12b) pueden deducir que no hay tal supresión. Pues nótese que, el primer grupo de modificadores presencian tres silabas y la último silaba pierde su vocal, mientras que la segunda contiene dos silabas y retiene íntegramente la vocal final. Ante esta situación de ocurrencia, los modificadores de tres o más silabas pierden la vocal en límite de palabras, no importa si estos completan tres secuencias silábicas a través de la sufijación como en (12c) (12) a) Ch’iyar(a) allpachu Qalarar(a) yapu Ch’aran(a) isi Lunthat(a) anu Qanqat(a) pantaluna b) Jayra tawaqu Thantha yuqalla Jach’a tata c) Janq’u-r(u) tukuta Jisk’a-ll(a) qawrampi Sumi-t(a) manq’a

5.2. En oraciones Por otra parte, también hay elisiones sintácticamente condicionadas al interior de las oraciones. Estos pueden clasificarse en sujeto de la oración (S), complemento directo (CD),
13   

complemento indirecto (CI), complemento de sujeto (CS) y complementos circunstanciales (CC) sean estructuras simples o estructuras complejas suboracionales, como en los siguientes casos: Sujeto de la oración: (13) Jupa-x(a) anatiwa Jupax anatiwa ‘él/ella juega’ Antuku-x(a) jachaskiwa Antukux jachaskiwa ‘Antonio está llorando’ Jisk’a qawra-x(a) anatiti Jisk’a qawrax anatiti ¿La llamita juega? Uma-ri-ri-naka-x(a) arumpaqara-w(a) uxu-px-i Uma-ri-ri-naka-x arumpaqara-w uxu-px-i ‘Los que bebieron hablaron en toda la noche’ Complemento directo: (14) T’ant’(a) munta T’ant’ muta ‘quiero pan’ Uk(a) apsunixa Uk apsunixa ‘sacaré eso’ Jupar(u) uñjta Jupar uñjta ‘veo a él/ella’ Urqu-r(u) sara-ña-p(a) amtayta-ti Urqu-r sara-ña-p amtayta-ti ‘lo recordaste que debe ir a ver el llamo’ Complemento indirecto:

(15) Qawratak(i) siwar(a) q’iptaniña Qawratak siwar q’iptaniña
14   

‘hay que traer cebada para llama’ Jupar(u) manq’(a) liwaskta Jupar manq’ liwaskta ‘doy cena/almuerzo a él’ Anur(u) jiwkatayañ(a) munta Anur jiwkatayañ munta ‘quiero matar al perro’ Uta utachi-ri-ru-r-x(a) payllaskapxawa Uta utachi-ri-ru-r-x payllaskapxawa ‘pagaremos a los que techan la casa’ Complemento de sujeto: (16) Jupax(a) suma tawaquwa Jupax suma tawaquwa ‘la joven es buena’ Awkimax(a) ancha qhuruwa Awkimax ancha qhuruwa ‘tu padre es muy malo’ Uka jach’a anumax(a) chach(a) ch’ikhiwa Uka jach’a anumax chach ch’ikhiwa ‘ese tu perro grande es muy inteligente’

Complemento circunstancial: (17) Naya-x(a) qharuru-w(a) sarxkta Nayax qharuruw sarxkta ‘ya estoy yendo mañana’ Juma-layk(u) jutta Jumalayk jutta ‘he venido a causa de ti’ Jan(i) yati-r(i) yati-r-jama-ki-w(a) arusxi jan yatir yatirjamakiw arusxi ‘habla como no supiera’

15   

De acuerdo a las percepciones dadas, las vocales en límite de palabra son suprimidas a causa de la cohesión gramatical y la continuidad secuencial de muchos grupos, llamados categorías gramaticales o simplemente constituyentes inmediatos de una cadena estructural mayor. En ese sentido, llegamos a admitir la regla siguiente: V → Ø _#

Sin embargo, hay que tomar en cuenta a la condición semántica en los procesos de elisión vocálica que ocurren al interior de las oraciones. Vale decir, que en las oraciones siguientes: ‘chach ma’a munta’ y ‘chacha ma’a munta’, no significan lo mismo. Ahora ‘chacha’ contiene dos significados muy propios que depende del contexto. A esto nos referimos cuando decimos que la semántica también es parte influyente en los procesos de elisión vocálica. 6. RETENCIÓN VOCÁLICA Ahora bien, se ha dicho que la lengua aymara en ciertos casos puntuales retiene la vocal final dentro las frases y oraciones. Esto no deja de resultar importante para hilvanar un aporte complementario con relación al tema que se está tratando aquí. En esa medida, la retención de las vocales finales en las secuencias de frases y oraciones puede tratarse por tres razones; una, que todos los modificadores que no cumplan el requisito antes mencionada en (11b) mantienen la vocal final, sean estos adjetivos o adverbios con distintos funciones sintácticas como en (18a), tales ejemplos, son perfectamente deducibles y justificados de acuerdo a las expresiones regulares del aymara; dos, las palabras sufijados al final con el sufijo /-pi/ ‘reafirmativo’ no pierde su vocal final como en (18b);y tres, las vocales se mantienen por causas pragmáticas o de estilo a partir de las figuras literarias como las poesías.

18

a) Walja uyja Nayra maranakax khusänwa Juykhu anux ja’ kuns uñjkiti Juri jawiraw ukaxa. Jayra jararankhu
16 

 

Aski amuyuwa Kimsa tunk parinaw pat sari. Ancha jilawa Tata Phili. Suma tiya mayt’akitaya Quli panqara janiy jan samtixa b) Nayapi sartxa Ukapi maluxa Anujapi khus ut uñjixa Jupax chikatampipi churixa

7. CONCLUSIÓN A partir de estas observaciones postuladas, he propuesto a grandes rasgos una aproximación aún muy general respecto a las elisiones o supresiones vocálicas del aymara. A partir de este conducto más o menos conveniente, considero dos puntos importantes implicados a responder desde una perspectiva de los fenómenos de eliminación vocálica: Primero, resulta cabalmente natural y espontaneo, así como adecuado a sus orígenes lingüísticos del aymara sostener y defender los argumentos teóricos e empíricos respecto a la característica peculiar de las elisiones vocálicas. Es un hecho social y lingüístico que no se puede dudar, ni negar de su existencia o consistencia. Segundo, la perspectiva del fenómeno desprende dos sub-campos implicados; una que sugiere el estudio desde la morfo-fonología. En la que establecen patrones de su comportamiento en límite de raíz y morfema, así como en linde de morfemas (sufijos) operadas a través de los procesos semántico-gramatical de los sufijos implicados. Otra que determina, únicamente por razones o motivaciones sintácticas en la que se compone los discursos de la frase y oración. Sin embargo, en esta última parte, si la vocal final de palabra se retiene, no es más que por razones de intención pragmática o estilo y otros ya mencionadas en (18a).

17   

En fin, de acuerdo con las líneas expresadas, es también importante invitar a retomar un análisis más detallado desde los postulados que se han expuesto o a partir de la fonología, en la que, los rasgos distintivos de las fonemas influyen la caída de los vocales y a partir de la morfología prosódica que dictamina los sufijos involucrados conforme a sus rasgos prosódicos dentro las secuencias sintácticas del aymara. BIBLIOGRAFÍA BEAS, Omar (1999) “Morfofonémica y elisiones vocalicas en aymara sureño: un análisis no linear”; UCP: Perú, en http://www.aymara.org/biblio/obeas.pdf CERRÓN-PALOMINO, Rodolfo (1994) Quechumara: estructuras paralelas de las lenguas quechua y aymara; CIPCA: La Paz CERRÓN- PALOMINO, Rodolfo (2008) Quechumara: estructuras paralelas de las lenguas quechua y aymara; Plural Editores: Bolivia CREVELS, Mily y MUYSKEN, Pieter (2009) Lenguas de Bolivia, Tomo I: Ámbito Andino; Plural editores: Bolivia HARDMAN, et. al. (1988) Compendio de Estructura Fonología y Gramática del Idioma Aymara; Editorial ILCA: La Paz HARDMAN, et. al. (2001) Compendio de Estructura Fonología y Gramática del Idioma Aymara; Editorial ILCA: La Paz KIM, Yuni (2003) “Vowel elision and the morphophonology of dominance in Aymara” LAIME, Teofilo (2005) Kunjams Aymanan Qillqt’añäni ‘cómo escribir en aymara’; Offset “VISIÓN”: Bolivia ORELLANA, Amanda (2007) Morfología nominal del aimara de Zepita; UNMS Tesis: Lima SÁNCHEZ, Manuel (1993) Estudio Métrico de las Argonáuticas Órficas. II.: Hechos Prosódicos-Métricos; Universidad de Cádiz:

18   

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->