El presente trabajo tiene como objeto de análisis la novela Boquitas Pintadas del escritor argentino Manuel Puig, partiendo

de la premisa de que esta obra rompe con la tradición de la literatura clásica en Argentina. En primer lugar, Boquitas Pintadas fue escrita a fines de la década del 60, época marcada por revoluciones estudiantiles y en la que la historia mundial estuvo sellada por dos hechos significativos: El Mayo Francés y la Primavera de Praga. En medio de estos acontecimientos surge, el hipismo y la liberación femenina, tras el invento de la píldora anticonceptiva. En el arte se produce una revolución en contra del “arte canónico”.Aparece el “ Pop Art”, que puede definirse como: Una representación de la sociedad de consumo vuelto arte. En la década de 1970, aparecieron otras tendencias basadas en la ruptura de los soportes tradicionales, especialmente los cuadros de taller y las esculturas. El arte rompe así sus limitaciones convencionales y se manifiesta en la naturaleza, la ciudad, el cuerpo humano, el mundo cotidiano. El arte conceptual, por su parte, engloba múltiples realizaciones que tienen en común la supremacía de la idea del artista sobre la obra acabada, de esta manera el Pop Art también se traslada a la literatura. El Pop rompe con los estereotipos y las reglas establecidas. Este movimiento trabaja con la técnica del “ Collage”, arte que adopta Puig para su obra. José Amícola, en su libro “Manuel Puig: El beso de la mujer araña” afirma que: “ La obra de Puig(...) surge en el momento de mayor prestigio del canon reafirmado por Borges que dictaminaba mesura para las letras argentinas. Puig viene a quebrar esta ley de internarse en la senda de la experimentación(... Puig es un huérfano que rechaza radicalmente la estética borgeana y se desentiende de ella”. Manuel Puig inserta otra manera de hacer literatura, emparentándose con Arlt y Cortázar, aunque sus temas , estilo y preocupaciones estéticas y socio-culturales, poco o nada tiene que ver con estos autores. Por lo tanto, se postula que Puig, por introducir a la literatura argentina la técnica de “collage” en su novela, Boquitas

titulado “Rubias de New York”. modeladas por los valores de la sociedad de consumo. que circulaba en el campo cultural de la época. La novela de Puig. certificados de defunción. una crónica de desengaños y frustraciones. Según Corbata. la novela presenta la originalidad. una nueva interpretación de la tradición de la novela. Juan carlos constituye el centro de la irradiación y confluencia de todas las acciones de la novela. su atractivo y virilidad y de la entrega. Se trata de una figura masculina dominante. pero siempre como en un submundo. el sacrificio de los . rompe con la tradición de la literatura clásica argentina. que impone su dominio mediante trucos que ocultan sus carácter. informes médicos. un doble invertido del folletín. La acción gira en torno del personaje de Juan Carlos. fragmentos de tangos y boleros. Jorgelina Corbatta postula que esta novela es en realidad. Éstos viven la inmediatez de sus vidas inauténticas y alienadas. en un juego de enmascaramientos sucesivos. una nueva mirada frente a la sociedad y los estereotipos marcados en la época. que preceden a cada entrega se constituyen como paratextos al ir expresando la manera de ser de los personajes. tiene como característica la mezcla de estilos discursivos. Desde el título la relación con las canciones y la sensibilidad popular se manifiesta: “Boquitas pintadas” es un fragmento del tango de Alfredo Le pera. su verdadero yo. La concepción de la novela en la que se enmarca esta obra. Crecieron entre tangos y filmes que los manifestaban y promovían. una galería de personajes estafados por un sistema al que se adhirieran sin cuestionamiento alguno de sus reglas. el amor. la instrumentalización de la oralidad. “Boquitas Pintadas” se sirve de una multiplicidad de discursos para referir su universo narrativo: cartas. Los epígrafes. recupera la estructura del folletín.Pintadas. actas policiales. A través de elementos como éstos. El deseo. revistas. Es en estas entregas donde aparecen las distintas estrategias narrativas. de todas las mujeres que encuentra a su paso. es desde esta técnica que se van configurando las características psicológicas de los personajes. Se presenta dividido en dieciséis entregas que se dividen en dos partes de ocho cada una. boleros y tangos. en una proyección constante de versiones falsas de si mismo.

lo que él interpreta como pérdida de identidad. Siguiendo a Jorgelina Corbata . sofocar sus necesidades internas para no contravenir las reglas de juego de la sociedad en que viven. Esta es otra de las originalidades de Puig. necesitan medios externos que los encarnen y expresen. afirma que la influencia de la sociedad moderna sobre el individuo es tan grande que produce la serialización. es un espejo donde debe mirarse la mujer burguesa. Juan Carlos. no es solo un personaje de folletín. Según Corbatta la narración transcurre aparentemente en ausencia del narrador y los recursos para suplir ese vacío son múltiples. problemas de interés femenino son temas fundamentales. y su búsqueda de la propia identidad mediante la adhesión a modelos suministrados por los “ mass media”. De esta manera se revalida el “pop art” en la obra literaria.En este sentido. en lugar del amor. los conflictos que experimentan no afloran con facilidad al nivel conciente y. En relación a la voces narrativas. Nene. éstas se configuran a partir de un sujeto de la enunciación que permite la inclusión de múltiples registros estructurales y modos de decir coloquiales. la simulación. a los que se suman la descripción minuciosas propias de las influencias del cine que tenía el autor. así como la crítica al estilo de vida de la sociedad argentina. Así. pueden en general engañarse a si mismos. . para hacerlo. se habla siempre de lo prohibido a través del ocultamiento. Corbatta establece que los personajes.amantes. influenciado por la corriente filosófica existencialista de Jean Paul Sartre que. En esta obra. seres que aceptan las reglas de la sociedad en que viven y respetan en todo momento los cánones de la clase a la que pertenecen. los personajes de Boquitas aparecen como personajes inconscientes de las motivaciones que determinan su conducta. se describe al argentino de clase media. la hipocresía y la envidia. la nobleza. los impulsa a imitar modelos supuestamente prestigiosos. en su última obra filosófica. de entre los años treinta y cuarenta. son objeto de una fuerte represión exterior. Crítica de la razón dialéctica (1960). el deseo de “ ser mejores” de los personajes. Se repiten las cartas y el monólogo interior. pero en los casos en que ese control disminuye los conflictos afloran en forma indirecta. no vacilaba en engañarla. siendo para él la mayor prioridad el poder . el objeto de su deseo.

La referencia temporal deíctica se caracteriza por tiempos discursivos planteados desde un presente. La expansión del deseo asume una forma mas bien metonímica. carente de identidad. se advierte la utilización de clichés como elementos configuradores del deseo. por lo tanto utiliza una modalidad escénica que sólo le permite enunciar acciones. Esta modalidad también es una irrupción de Manuel Puig a la tradición literaria. El narrador del folletín es un narrador personal. Uno de los principales motivos por los cuales afirmamos que Boquitas Pintadas rompe con los cánones de la época es su tema y uno de ellos es la frustración del deseo. Esta ideología puede advertirse en la relación que guardan los personajes . resaltando la simpleza y el vacío. Sin embargo. es el lector quien debe reunir los fragmentos en los cuales no se advierte presencia del narrador. se remite a la captación de los sentidos. momento en el cual el narrador se metamorfosea en la radionovela que las amigas escuchan. es objetivo. hace pensar en una ausencia que no es tal. Ya que el narrador aparece enmascarado en el texto. histórico.. oculto. muestra el momento en que se realiza la escritura. . se expresa como un recolector de experiencias o de fragmentos de ella. En Boquitas Pintadas. estableciendo así una contemporaneidad de la acción presentada por personajes. De esta manera se presenta mediante la transcripción de acciones y testimonios. en el campo del deseo y su desautomatización en la realidad que viven los personajes. Es de esta forma que se manifiesta explícitamente luego que los personajes finalizan la escritura de epístolas.El narrador que hace la fábula se presenta de forma impersonal. Cumple una misión activa de exhibir la trama desde los diferentes discursos y focos a la vez. con las descripciones. esto encierra una intención: la función ideológica del narrador. En esta obra el narrador se enmascara a través de la utilización de los distintos registros discursivos nombrados anteriormente. Este es un tipo de narrador objetivo. no obstante. Éste no tiene capacidad interpretativa. estético de la Argentina en los años treinta y cuarenta. con el contexto social económico. no emite juicios. pues su rol está en la disposición más que en un juicio explícito sobre lo narrado. salvo cuando Mabel va a encontrarse con Nené en Buenos Aires. Esto opera como expansión de la palabra. delegados por el narrador con el momento de la enunciación.

según Jorgelina Corbatta cobraban en los mass media una expresividad propia de la clase media argentina que Puig critica en la novela.Los personajes no poseen un yo articulado. es lo que le da originalidad a la obra y son los motivos por los cuales se afirma que esta obra rompe con tradición literaria del país. En conclusión. interdiscursividades. coherente y racional. que. En el intercambio de enunciados. sino que en él coexisten una multitud de modalidades que están en permanente cambio. Boquitas engloba e incorpora distintas modalidades de discurso oral y escrito y supone la comprensión de todas estas partes en un todo reunido. Esto sumado a la temática. Esta obra pone en acción la dialéctica del tiempo del deseo con la del tiempo real de los personajes. . habitan un mundo artificial motivado por el deseo. es como se van configurando las identidades. el estilo y lo expuesto en este trabajo.