P. 1
Tacuate

Tacuate

5.0

|Views: 1.239|Likes:

More info:

Published by: Guadalupe Cuamatzi Cortes on Dec 11, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/27/2013

pdf

text

original

Sections

  • 1.1. Geografía y Vegetación114
  • 1.2. A partir de Tibón
  • 1.3. Santiago Ixtayutla195
  • 1.4. Santa María Zacatepec
  • 2.1. Independencia
  • 2.2. La Reforma
  • 2.3. Municipio de Santiago Ixtayutla
  • 3.1. Vida cotidiana y alimentación
  • 3.2. Construcciones521
  • 3.3. Indumentaria550
  • 3.4. El grupo doméstico
  • 4. Carreteras [ ]
  • 5.1. El nacimiento
  • 5.2. La niñez
  • 5.3. El matrimonio
  • 5.4. La muerte

ó

Proyecto de Investigación Formativa

“Etnográfica e identidad”

Françoise Vatant

Diarios de campo

Guadalupe Cuamatzi
Marisela López
Alejandro Muñiz
Edwin Trujeque
Valeria Pérez
Françoise Vatant

Radiografía de los Tacuates

ÍNDICE
Presentación

I. Contextualización de este trabajo en mi práctica docente
II. Procedencia de la información trabajada en esta monografía
III. Algunas digresiones sobre el trabajo de campo

A. Los otros
B. Nosotros

A.

I. PRESENTACIÓN DE LA ZONA
Introducción

A. Ubicación de los municipios de Santiago Ixtayutla y
Santa María Zacatepec en el contexto regional

1. Colindancia administrativa

2. Vías de acceso
2.1. Hacia la costa
2.2. Hacia el eje Putla-Pinotepa Nacional
2.3. Otras vías de acceso
3. Presentación de las comunidades de la región
3.1. Estado de Guerrero
Ometepec
3.2. Estado de Oaxaca

a. Distrito de Tlaxiaco

Tlaxiaco
San Esteban Atatlahuca

b. Distrito de Sola de Vega

Santiago Amoltepec

c. Distrito de Juquila

San Pedro Tututepec

d. Distrito de Jamiltepec

Jamiltepec
Pinotepa Nacional
San José de las Flores
Guadalupe el Tambor
San Agustín Chayuco
Pinotepa de Don Luis
San Juan Jicayan

e. Distrito de Putla

Putla
La Reforma
Santa Cruz Itundujia
Independencia
El Paraíso

Radiografía de los Tacuates

Zaragoza

B. Presentación de los municipios de Santiago Ixtayutla
y Santa María Zacatepec

1. El ámbito natural
1.1. Geografía y Vegetación
1.2. Clima
1.3. Fauna
2. Las comunidades
2.1. El municipio de Santiago Ixtayutla

a. Zona central

Santiago Ixtayutla
La Humedad
La Cuchara
Pueblo Viejo
Xiniyuva
El Mosco
El Duraznal
El Huamuche
Llano Verde-Llano Escondido

b. Zona occidental

El Naranjo
Villa Nueva
Buena Vista
La Muralla
El Carasol-El Frutillo

c. Zona oriental

San Lucas Atoyaquillo
Las Trojes
Corral de Piedra
El Cucharal
2.2. El municipio de Santa María Zacatepec
Chapultepec
Llano Grande
Nejapa
Santa Cruz de Rufino Tamayo
Santa María Zacatepec

II. HISTORIA
Introducción

A. Historia "prehispánica-mítica" y colonial

1. A partir de fuentes escritas
1.1. A partir del texto “Reproducción: esc. prep. fed. por coop. No.92, Jamiltepec, Oaxaca,
Febrero de 1993”

1.2. A partir de Tibón
2. A partir de vestigios materiales

Radiografía de los Tacuates

3. A partir de informantes
3.1. Santiago Ixtayutla
3.2. Santiago Amoltepec
3.3. Independencia
3.4. Otros

B. Historia cercana

1. Historia reciente de algunos municipios
1.1. Santiago Amoltepec
1.2. La Reforma
1.3. Santiago Ixtayutla

a. El Huamuche
b. Buena Vista
c. La Muralla
d. El Carasol-El Frutillo
e. San Lucas Atoyaquillo
f. Las Trojes
g. Corral de Piedra
h. El Cucharal

1.4. Santa María Zacatepec

a. A partir de los archivos
b. A partir del trabajo de campo
2. Origen de los primeros habitantes de municipios aledaños
y de algunas comunidades del municipio de Ixtayutla
2.1. Independencia
2.2. La Reforma
2.3. Municipio de Santiago Ixtayutla

a. Santiago Ixtayutla
b. La Humedad
c. El Mosco
d. El Huamuche
e. El Naranjo
f. Villa Nueva
g. La Muralla
h. El Frutillo
i.
San Lucas Atoyaquillo

3. Cronología a partir de legajos de Reforma Agraria
3.1. Cronología a partir de legajos de Reforma Agraria del municipio de Santiago Ixtayutla
3.2. Cronología a partir de legajos de Reforma Agraria del municipio de Santa María Zacatepec
3.3. Integración de ambas cronologías

III. LENGUA
Introducción

A. Lengua

1. Municipio de Ixtayutla

2. Municipio de Zacatepec

Radiografía de los Tacuates

3. Relación entre las variantes del mixteco de Ixtayutla y de Zacatepec

B. Bibliografía comentada

1. Smith Stark, T. (1995)

2. Egland, S. (1978)
3. Jakua‟a yo tu’un va’a (aprendamos a leer mixteco)

C. Vocabulario

1. Expresiones de cortesía

2. Palabras que se refieren a identidad, parentesco o persona

3. Numeración

4. Nombre de algunas fiestas en mixteco

5. Diferentes palabras sueltas

6. Palabras y expresiones del español regional

7. Palabras en chatino

D. Sobre la palabra "tacuate"

E. Algunos nombres de comunidades

F. Apellidos

B.

I. LO ECONÓMICO
Introducción

A. Actividades productivas "locales"

1. Actividades productivas que dependen de la tierra
1.1. Recolección
1.2. Agricultura

a. La tierra
b. Los productos
c. Los procesos de trabajo
c.1. La milpa
c.2. El café
c.3. Otros

El cempasúchil
El maguey

d. El consumo
e. Representaciones locales sobre la agricultura

1.3. Ganadería
1.4. Explotación forestal
2. Actividades productivas que no dependen de la tierra
2.1. Con materia prima producto de actividades productivas que dependen de la tierra

a. El ixtle
b. Las bolsas

Radiografía de los Tacuates

c. El barro
d. La carpintería
e. El trapiche
f. Los molinos
g. Otras

2.2. Con materia prima que tiene que ser comprada
3. Trabajo doméstico
3.1. Vida cotidiana y alimentación
3.2. Construcciones
3.3. Indumentaria

a. Fuera de los municipios estudiados
b. En el municipio de Santiago Ixtayutla
c. En el municipio de Santa María Zacatepec

3.4. El grupo doméstico

B. Otras actividades económicas

1. Migración
1.1. Nivel regional
1.2. Nivel nacional
1.3. Nivel internacional
2. Educación formal

3. Comercio

4. Carreteras

5. Transporte
6. Otras

APÉNDICE: PRECIOS

Salarios
Precio de las mujeres
Dinero gastado para [y en] las fiestas [y otros eventos festivos]
Salud
Servicios
Transporte
Productos agrícolas
Ganado
Alimentación
Hoteles
Artesanía

II. LO SOCIO-POLÍTICO
Introducción

A. Organización interna

1. Organización administrativo-política

2. Organización a partir de la tenencia de la tierra

3. Organización religiosa

Radiografía de los Tacuates

4. Justicia

5. Organización familiar. El ciclo de vida
5.1. El nacimiento

a. Embarazo
b. Parto
c. Bautizo
d. Adopción

5.2. La niñez

a. Educación informal
b. Juegos

5.3. El matrimonio

a. Generalidades
b. Boda
c. Parentesco
c.1. La alianza
c.2. La filiación
c.3. El compadrazgo
c.4. Terminología de parentesco
d. Sexualidad
e. Relaciones entre los sexos

5.4. La muerte

a. Panteón
b. Velatorio, entierro y levantamiento de cruz
c. Violencia

c.1. Representaciones "valorativas"
c.2. Violencia entre comunidades
c.3. Violencia política [intracomunitaria]
c.4. Violencia “individual”
c.4.1. Borrachera
c.4.2. Asaltos
c.4.3. Violencia sexual
c.4.4. Crímenes sin motivo explícito

c.5. Accidentes

B. Relaciones con el exterior

1. Las instituciones nacionales

INEA
INI

Procuraduría Agraria
PROCAMPO
SEDESOL

Otras
2. Programas
2.1. Los programas emergentes
2.2. Los programas permanentes

a. Los programas “sociales”
b. Los programas productivos

3. Radio

Radiografía de los Tacuates

III. LO IDEOLÓGICO

A. Diferentes sistemas de creencias

1. Mitos
1.1. Del águila
1.2. Otros mitos [o relatos]
2. Creencias
2.1. Creencias diversas

a. Sobre los animales
b. Sobre el dinero
c. Sobre la muerte
d. Peticiones de lluvia
e. Sobre otros temas

2.2. Creencias relativas al cuerpo

a. Nagual
b. Salud-enfermedad
b.1. El contexto “tradicional”
b.1.1. El susto-espanto
b.1.2. La brujería-curandería
b.1.3. Las drogas

b.2. La medicina “institucional”

b.2.1. La infraestructura
b.2.2. Las enfermedades

2.3. Sueños
3. Piedras
3.1. Piedra Yundoso
3.2. Piedra Yucusa
3.3. Piedra Ñola
3.4. Otras
4. Patrimonio arqueológico
B. Religión

1. Generalidades
1.1. Los templos
1.2. Los religiosos

a. Las religiosas
b. Los padres
c. Los catequistas

1.3. Las sectas
2. Las fiestas
2.1. Fiestas religiosas

a. El Santoral

Todos Santos
Virgen de Guadalupe [12 de diciembre de 1997, La Humedad]
Octava de Juquila [15 de diciembre de 1997, El Huamuche]
Cristo Rey [26 de noviembre de 1998, Llano Verde]

b. El Temporal
b.1. Ciclo de Pascuas

Radiografía de los Tacuates

Carnaval
Tercer Viernes [Chapultepec]
Semana Santa
Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús [5 de junio de 1997, Llano Verde]
Corpus Christi

b.2. Ciclo de Navidad

2.2. Fiestas laicas

a. Públicas
a.1. Coyunturales
a.2. Periódicas

16 de septiembre
20 de noviembre

b. Familiares
b.1. Cumpleaños
b.2. XV años

C. Música

D. Danza

C.

I. LOS TACUATES DEL MUNICIPIO DE SANTIAGO IXTAYUTLA ¿TACUATES
DE CALZÓN, TACUATES SIN CALZÓN, MIXTECOS QUE SE DICEN
TACUATES, MIXTECOS QUE SE DICEN MESTIZOS? ¿Y LOS MESTIZOS?

A. Características de los habitantes del municipio
a partir de la observación de las diferencias

1. Desde los grupos
2. Desde los individuos

B. Significaciones de la palabra "tacuate" en la región estudiada

1. A partir de los habitantes de la propia zona tacuate
2. A partir de los habitantes de otras partes de la región

C. A quiénes se les denomina “tacuates” en la región

II. LOS TACUATES DEL MUNICIPIO DE SANTA MARÍA ZACATEPEC

III. RELACIONES DE LOS TACUATES DEL MUNICIPIO DE IXTAYUTLA
Y DE LOS TACUATES DEL MUNICIPIO DE ZACATEPEC

Radiografía de los Tacuates

IV. OTROS GRUPOS ÉTNICOS DE LA REGIÓN
A. Amuzgos

B. Chatinos

C. Mixtecos

D. Nahuas

E. Negros

F. Triquis

G. Húngaros

V. PERSONALIDAD
A. A partir de nuestra propia experiencia

B. Según la gente de la región

C. Representaciones que tiene la gente de esta
región sobre otras partes de México o del mundo

D. Representaciones que tiene la gente de
otras partes de México sobre esta región

Bibliografía

Radiografía de los Tacuates

"Ninguna clase de datos debe dejarse sin tocar en nombre de su
lejanía o complejidad, de su pequeñez o trivialidad. La tendencia de la
moderna investigación va más y más hacia la conclusión de que la ley
está en cualquier parte está en todas partes
".
TYLOR, 1975 (1871):45

"Lo que ha desacreditado el método comparativo: acumular confusas
observaciones de viajeros y documentos, en lugar de criticarlos y
seleccionarlos. Bastan, insiste Durkheim, algunos hechos
".
LUQUE, 1985:191

Radiografía de los Tacuates

PRESENTACIÓN [ ]

"…una especie de vergüenza y aversión siempre me lo impedía [relatar

mis expediciones]. Y bien, ¿hay que narrar minuciosamente tantos
detalles insípidos, tantos acontecimientos insignificantes? La aventura no
cabe en la profesión del etnógrafo; no es más que una carga; entorpece el
trabajo eficaz con el peso de las semanas o de los meses perdidos en el

camino…"
LÉVI-STRAUSS, 1973(1955):3.

I. Contextualización de este trabajo en mi práctica docente [ ]

Esta monografía es el resultado de las numerosas etapas del Proyecto de Investigación Formativa (PIF)
"Identidad y Etnografía". Abierto por primera vez en 1993 con el nombre de "Identidad y Etnografía", se
le fueron añadiendo precisiones debido a los cambios sufridos en el transcurso de los semestres. Empezó
desdoblado en dos PIF conformados uno alrededor de una problemática teórica, el otro de una zona
"étnica". El primero aglutinaba a varios estudiantes que trabajaban, cada uno en su propia zona, algunos
de los múltiples aspectos que recubre la categoría de "identidad"; por eso el nombre que este PIF llevaba

era "polo identidad". El segundo, cuyo nombre fue primero “polo etnográfico” y, luego, “polo triqui”,
pretendía tomar una región1 común a sus miembros —en su inicio la zona triqui— en la que cada
estudiante iba a poder analizar un aspecto teórico de su elección. Dificultades que no viene al caso
presentar aquí2 me llevaron a cambiar, en 1997, la zona de estudio, junto con la organización interna del
trabajo. Decidí supeditar el objetivo institucional principal de los PIF —peligrosamente implícito— de
sacar tesis de licenciatura, a una mini-investigación colectiva susceptible de tener, después de dos años, un
resultado igualmente colectivo publicable y resultados individuales más diversificados: haber aprendido a
investigar, empezar la tesis, presentar una ponencia en una reunión académica,3 etcétera. La zona elegida
fue la zona tacuate y el primer objetivo común, que se fijaba para cumplirse en un plazo de dos años, la
elaboración colectiva de una monografía.4

El trazar camino andando me obligó a revisar doblemente este objetivo:

1 Empleo aquí “región” en su sentido común; tomando en consideración las discusiones teóricas que se dan alrededor de
este término cuando se utiliza como categoría, vale la aclaración en un texto didáctico.
2 Remito a los interesados a Vatant (2000:58 y ss), escrito paralelamente a esta monografía para hacer un balance
analítico de estos seis años de experiencia. En éste se encuentran respuestas a las interrogantes que no pueden dejar de
surgirle al lector interesado en lo que hay "detrás del telón" de toda práctica, etnográfica-docente en este caso.
Aprovecharé este espacio abierto para presentar una de estas dificultades, mostrando el absurdo al que puede llevar la
conciencia. Una de las razones por la que nunca había integrado estudiantes a la denominada Triqui Baja era la
peligrosidad de la zona; muy insegura en tiempos normales, atravesaba un periodo muy violento cuando la conocí. De
hecho, algunos meses después de haber seleccionado la zona de Ixtayutla, supe por un artículo de La Jornada del
domingo 7 de septiembre de 1996 ¡que Ixtayutla era considerado más violento que Copala!
3 Así, en 1998, los estudiantes presentaron unas ponencias en la XXV Mesa Redonda de la SMA (Franco, V. y F.
Vatant, 1998).
4 Es importante precisar: “monografía publicable”. Lo queramos o no, nuestro trabajo se da en un contexto social que
valoriza ante todo los resultados publicados independientemente de su contenido. Si bien la posibilidad de ser publicado
no es un sello de garantía, lo contrario juega sin duda un papel muy importante en la ineficiencia ya reconocida de los
PIF. Además de ser un incentivo tanto al trabajo de campo de los estudiantes como al interés del profesor, la publicación
permite la difusión y acumulación de una información etnográfica que ningún etnólogo puede menospreciar, pero que se
pierde generalmente; más todavía, es uno de los pocos caminos hacia la actualización constante de las representaciones
de este real tan velozmente cambiante.

Radiografía de los Tacuates

Primero, no fue posible redactar esta monografía colectivamente. Por un lado, los
problemas personales e intersubjetivos que surgieron durante estos dos años hicieron que sólo
dos de los cinco estudiantes que contribuyeron a la recolección de datos acabaran el PIF
conmigo. Por otro, sacar el primer borrador del texto final,5 redactado a partir del material bruto
de los diarios de campo de los estudiantes,6 me tomó más de 960 horas de trabajo.
Segundo, esta labor me confirmó que no hay monografía a secas, sino que toda monografía
se realiza desde un cierto eje teórico que se construye a partir de una o varias preguntas. Llegué
cuando mucho a un primer marco etnográfico general; aun cuando este nombre resulta más
correcto que el de "monografía" para dar cuenta del estado actual de nuestro conocimiento de la
zona, seguiré empleando el término "monografía" por razones obvias. En este punto reside la
mayor apuesta de esta publicación,7 permitir a las nuevas generaciones acortar doblemente el
tiempo de reconocimiento etnográfico: por un lado, por tener una visión inicial de la región en la
que trabajarán, la que ninguno de nosotros tenía; por otro, por disponer de un cierto modelo de un
primer trabajo de campo y tener así una primera idea de lo que se debe hacer, pero igualmente de
los errores que no se deben cometer.

Realicé esta primera sistematización de datos organizando los datos etnográficos, puntos de
convergencia de lo real y de los marcos teóricos que son intrínsecos a sus diferentes
aprehensiones. Si bien éstos pudieron haber permanecido implícitos cuando constituían los lentes
para obtener la información, tuvieron que ser explicitados para organizarla, permitir algunas
reflexiones y, sobre todo, detectar algunas de las hipótesis-preguntas-problemas no resueltos. En
relación con la información, me tuve que imponer una regla del juego:8 conservar toda la
información que se encontraba en los diarios de campo, por más nimia que me pareciera...y a
veces lo era. Más todavía, intenté en la medida de lo posible, aprovechar el estilo y las
ocurrencias tan amenas de los diarios de campo, limitándome —lo que fue un trabajo titánico— a
organizar la información.

5 O sea la última versión de los diferentes textos elaborados a partir del material bruto, de la que sólo me quedaría
revisar detalles y estilo [lo que, por cierto, sumó muchas más horas de trabajo] para satisfacer las exigencias de los
dictaminadores —entre los cuales me incluí después de los numerosos meses que tomó este proceso de dictaminación.
6 En un primer momento pensaba incluir en el paquete didáctico la primera versión de estos diarios, así como las
diferentes fases de elaboración que permitieron llegar a este resultado final. Pero, aún en este nuevo formato de edición
en CD-ROM, sería demasiado tedioso; conservo este material y está a disposición de los interesados.
7 Se decidió editar este material en CD-ROM por su función didáctica. Puesto que está destinado a servir de materia
prima para cualquier nuevo tipo de investigación, no previsible de antemano, me parece mucho más ágil darle a la
computadora la orden de buscar cualquier rubro que perder un tiempo tan precioso en hojear, muchas veces en vano,
cientos de páginas. Hubiera sido todavía mejor adaptar este texto a un programa que lo hubiera convertido en banco de
datos, con posibilidad de cruzar la información. Pero mis conocimientos no llegan a eso y la ENAH no tiene el personal
técnico capaz de apoyar a los investigadores en este sentido.
Este material digitalizado viene acompañado de una presentación impresa por razones expresadas en ella.
8 Tuve que considerar así este trabajo tan minucioso y tedioso que tomaba por materia primera diarios de campo de
principiantes; una vez eliminado lo duplicado, al interior de cada diario de campo y entre todos ellos, y organizada
mínimamente la información generalmente dispersa, tuve que volver a reconstruir un solo diario para fragmentarlo a su
vez según nuevos ejes más académicos.

Radiografía de los Tacuates

En relación con la elección de este “grupo”9, varios fueron sus motivos. El primero y más
inmediato fue que “conocía” al grupo tacuate de Santa María Zacatepec, comunidad tan cercana a

la zona triqui que el mismo Centro Coordinador del INI de San Juan Copala, centro de la Triqui
Baja, era responsable de los proyectos productivos que se empezaban a fomentar en esta parte de
la Mixteca; así, en uno de mis trabajos de campo, había tenido la ocasión de conocer a algunos de
los miembros de la Unión de Comunidades Tacuates recién formada que —contrariamente a los
triquis— parecían interesados en que se hiciera un estudio sobre ellos. Otra característica
alentadora era que ya se había escrito una monografía sobre ellos, la de Carmen Cordero
Avendaño de Durand, El combate de las luces. Los Tacuate, publicada en 1992.10 Al leer este
libro, primera tarea a la que nos abocamos, el interés creció paralelamente a los problemas
surgidos con los nacientes conocimientos. El más importante, que pasó a constituirse como
nuestro eje de investigación colectiva y que todavía no está resuelto, era el propio orden de
realidad de esta categoría de "tacuate". Finalmente, la lectura de este libro, tan exhaustiva como
se pudo, nos había enseñado la existencia de dos grupos tacuates uno en el municipio de Santa
María Zacatepec y el otro en el municipio de Santiago Ixtayutla ,11 pero sólo nos informaba del
primero, atravesado por la carretera Santiago Pinotepa Nacional-Concepción Carrizal.12 Para
nuestra primera salida al campo nos proponíamos conocer el segundo municipio, adentrado a
siete horas de camión de Jamiltepec, situación que respondía a nuestro anhelo de descubrimiento.

II. Procedencia de la información trabajada en esta monografía [ ]

La información etnográfica organizada aquí proviene del trabajo de campo de los miembros del PIF,
principalmente en el municipio de Santiago Ixtayutla pero igualmente en municipios vecinos por los que
se necesita pasar viniendo de carreteras principales, durante los dos semestres del año de 1997: Guadalupe
Cuamatzi [30 de mayo-5 de junio, 26-28 de octubre y 9-18 de diciembre], Marisela López [25 de octubre-
12 de noviembre], Alejandro Muñiz [29 de mayo-13 de junio, 25 de octubre-23 de noviembre], Valeria
Pérez [29 de mayo-12 de junio, 25 de octubre-8 de noviembre], Edwin Triujeque [25 de octubre-5 de
noviembre] y Françoise Vatant [28 de mayo-7 de junio]. Esta información fue complementada, cuando se
juzgó necesario y factible, con otros datos:

9 Se entrecomilló la palabra "grupo" puesto que un objetivo de esta monografía es sentar las primeras bases para
investigar lo que recubre la categoría "tacuate".
10 Una parte de ellos no había quedado satisfecha con esta publicación, por lo que les interesaba un nuevo estudio para
rectificar algunos puntos, particularmente el enfoque mismo dado a la investigación.
11 Tomando en cuenta que Santa María Zacatepec y Santiago Ixtayutla denotan tanto a los municipios como a sus

cabeceras municipales, para minimizar los riesgos de confusión especificaré, en la medida de lo posible, “municipio” en

el caso de que se tratara de ellos.
12 1. Esta ranchería de San Juan Copala es el punto de encuentro de dos carreteras, una que va a Tlaxiaco, la otra a
Juxtlahuaca, para seguir ambas al centro del país o a la capital del estado.
2. Aprovecho el nombre de este núcleo rural para precisar que la nomenclatura de las diferentes comunidades
mencionadas en esta monografía es la de Ángel García García (s/f). Es importante señalarlo, ya que los nombres de la
mayoría de estas comunidades pueden escribirse y sobre todo decirse de varias maneras. Privilegié la uniformidad por
tratarse de una monografía publicada en CD-ROM. Tal rigor no imperó en la síntesis. En caso de que no se hubiera
podido localizar una comunidad mencionada en el campo, se quedó tal como se oyó. En el caso de San Juan Copala, si
bien aparece con acento en el texto citado, lo dejé sin acento como se encuentra en la mayoría de las fuentes.

Radiografía de los Tacuates

Personalmente, hice trabajo de campo formal en el municipio de Santa María Zacatepec los
días 6 y 7 de junio de 1994,13 y del 29 de octubre al 4 de noviembre de 1997.14 Me limité aquí a
integrar la información relevante para un trabajo centrado en el municipio de Santiago Ixtayutla.
Valeria y Alejandro siguieron desarrollando sus prácticas de campo del año 1998 en esta
región; primero, asistiendo ella a Carnaval y ambos a algunas festividades de la Semana Santa;
luego, principalmente para sus tesis. Tomando en cuenta que seguían inscritos como estudiantes
del PIF, integré aquí parte de la información correspondiente a este año, mientras la nueva
información recabada para sus tesis en salidas posteriores a 1998 no fue tomada en cuenta.15
Por eso los acontecimientos no fechados son los de 1997 y principalmente del mes de junio;
cuando sea necesario se explicitará la fecha de los que se desarrollaron en los meses de 1997
distintos a junio y en 1998. Además, se tenía que poner un punto final, que no puede ser más que
arbitrario, a la experiencia continua e inacabada del trabajo etnográfico. La tardanza de esta
publicación16 me permitió deshacerme de la pregunta que me hacía al reinicio de mi PIF en el
año 2001: ¿cómo actualizar año tras año, sin caer en el tedio y el refrito, un texto siempre
discreto? En efecto, la experiencia de este PIF, en el que sirvió por primera vez como material de
base, me llevó a considerarlo como material definitivamente muerto, a nivel institucional por lo
menos. Tomando en cuenta que los nuevos estudiantes estaban más interesados en abrir sus
propias zonas de estudio, pensé entonces que una reelaboración en profundidad17 dentro de los
municipios de Ixtayutla y de Zacatepec sólo podía provenir de los que participamos de la
experiencia del primer PIF y que el futuro de este paquete didáctico se daría más en
investigaciones en extensión hacia otros municipios.18 Pero el siguiente año, ¡una nueva
estudiante decidió profundizar el caso de dos comunidades del municipio de Ixtayutla! Preferí
pensar que no se pueden prever los casos particulares que se seguirán dando y que cada PIF
generará sus propias modalidades de decisión y difusión.
Finalmente, utilice otros datos, resultado de actividades complementarias del PIF, que se
desarrollaron en el INEGI y en los diferentes archivos consultados —de la SRA y sobre todo de
algunas instituciones locales; al igual que la información etnográfica, deberán ser
complementados y analizados. En algún momento pensé integrar la información que proviene de
la bibliografía existente sobre los tacuates, pero me pareció más apropiado que cada quien lo

13 Cuando, estando de trabajo de campo en la zona triqui, había asistido a la reunión entre miembros del INI y de la
Unión de Comunidades Tacuates de Santa María Zacatepec anteriormente mencionada.
14 Una vez conocido mínimamente el municipio de Santiago Ixtayutla, se había decidido que los estudiantes seguirían
con este municipio mientras yo trabajaba en el de Zacatepec. Pero estaba demasiado agotada para seguir con este ritmo y
me regresé a la zona triqui, estimando suficiente mi embarradura para orientar y supervisar a los estudiantes. Una vez
abierta esta nueva zona de estudio, cada vez que iba a la zona triqui me lanzaba a Zacatepec para cultivar mis contactos.
15 Además, para proteger sus tesis —todavía inacabadas en este momento— y la información directamente asociada con
ellas, tuve que sacar de esta monografía parte de la materia prima más original de su temática. La presentación de la tesis
de Valeria parecía inminente en 2002; Alejandro archivó sus datos ¡desperdicio que este paquete didáctico no pudo
evitar del todo! para dedicarse a otras actividades más lucrativas.
16 Se dio a dictaminar en octubre de 2000 y el primer dictamen fue entregado en junio de 2001; la primera corrección de
estilo fue parcialmente terminada en abril de 2002 y tuvo que ser retomada en otras condiciones en septiembre del
mismo año.
17 Esta reelaboración "en profundidad" implica investigaciones temáticas que parten de la primera fase de organización
que constituye este material didáctico.
18 Estas investigaciones en extensión podrían tomar como modelo esta monografía u otro más afín a los intereses de
cada estudiante —me refiero particularmente a los intereses que provendrán de la temática de su proyecto de tesis.

Radiografía de los Tacuates

haga desde su objetivo; a diferencia de lo etnográfico, en perpetuo movimiento, los libros
permanecen inmutables; sólo su lectura cambia. Me limité a integrar lo que me parecía
particularmente importante de mis lecturas.

III. Algunas digresiones sobre el trabajo de campo [ ]

A. Los otros

Aun cuando existe poco escrito sobre la región de Santiago Ixtayutla,19 los antropólogos, o quienes son
considerados así,20 son bastante conocidos y reconocidos en esta región21 que el propio INI recorre desde
Jamiltepec. Independientemente de las opiniones que cada uno se haya formado del deber ser y hacer de
los antropólogos,22 de la mayoría de éstas se puede desprender que el populismo que sustentó estas
experiencias previas, lejos de crear un precedente favorable, constituye un obstáculo para el trabajo de
campo de nuevos especialistas:

En relación con los trabajadores de las instituciones gubernamentales, su ayuda innegable
no logra compensar el burocratismo, las falsas promesas y otras conductas inherentes a un trabajo
escasamente valorado por las instancias superiores y que se hace más por el parecer que por el
hacer.

A su vez los académicos, en mayor o menor grado según sean extranjeros o nacionales,
comparten varias características, de las que la principal es la mercantilización de una información
a menudo dudosa, ya que "prefabricada":

"Los que saben la historia de La Humedad y de Ixtayutla, ahora no quieren hablar, porque
hace tres años vino un antropólogo gringo que hablaba muy bien el mixteco, pero como
cada vez que los entrevistaba les pagaba, ahora quieren cobrar".23

Eso repercute en la vida diaria del antropólogo extranjero o con facha de extranjero. La
señora de un puesto convidó a Edwin, mexicano de tez blanca, a un pan de muerto; cuando éste le
preguntó si podía ver las ofrendas, le sugirió comprarle cosas a la gente o darles dólares, lo que
encarece terriblemente el costo del trabajo de campo y dificulta la labor de los estudiantes.24 Si se
toma en cuenta que durante un solo día en Llano Verde, comunidad en la que más se había
implantado, Valeria se acabó un rollo de fotos —versión moderna de cuencas de colores y nuevo

19 El único trabajo académico-etnográfico que conocimos fue la tesis profesional de Severiano Miguel Reyes Ramírez
(1989).
20 Durante nuestra estancia, llegaron varios investigadores. Los de la radio de Jamiltepec llegaron un día a Corral de
Piedra, comunidad chatina, porque les interesaba la historia, pero no tuvieron tiempo suficiente para llevar su proyecto a
cabo y se fueron. En esta misma comunidad, acababa de pasar un hombre que decía ser antropólogo y que respondía al
nombre de Gonzalo; estaba acompañado de un doctor de Veracruz llamado Rafael. Dijo a quienes se lo preguntaron que
era curandero y que quería recoger alguna piedra para integrarla al collar que siempre tenía puesto.
21 Cualquier desconocido es un antropólogo potencial puesto que, como lo dice el padre Jesús José María, de La

Reforma: “sólo los antropólogos y sociólogos se meten a estos lugares; son como ratas metidos por donde sea”.

22 Así, para quien fuera administrador del INI de Jamiltepec, el trabajo de investigación se debía realizar junto con los
líderes de los grupos estudiados.
23 Informante de La Humedad.
24 Y la de los antropólogos en el momento de comprobar gastos puesto que los únicos gastos reembolsables, los de
comida y hospedaje, son inexistentes frente a los que no se autorizan, cartones de cervezas, otras formas de alcohol y de
regalos, sin olvidar el pago de los informantes, entre muchos otros.

Radiografía de los Tacuates

eje de investigación—25 se entenderá que la enseñanza de la antropología establece sus propios
topes a la democratización que se dice buscar.
El hecho de que la mayoría nunca regrese26 provoca desconfianza:

"Hace algún tiempo, vino un antropólogo quien le pidió a un maestro de Ixtayutla que lo
ayudara en una investigación sobre Ixtayutla para hacer un libro, pero nunca le trajo el libro
ni regresó a verlo".27

Así, aun cuando este maestro decía tener mucha información que él mismo había
recopilado, se fue con evasivas para no regresar sobre este asunto. Eso, añadido a la desconfianza
tradicional de la gente de los lugares retirados, que es muy fácil de engañar, explica el tipo de
preguntas a las que deben responder los recién llegados: sobre la antropología, sobre lo que se va
a hacer con la información, sobre el sueldo cobrado a sus expensas, etcétera, cuando no el
mutismo con el que se topan.

Las técnicas empleadas por los diferentes buscadores de información pueden variar, desde
su observación más o menos participante hasta la organización de una asamblea general
técnica más propia de las instituciones en la cual se pregunta directamente a los participantes
la información buscada generalmente la historia del pueblo por medio de la traducción de
quienes son bilingües. Entre ambas técnicas, está la no menos académica recolección de
información "desde la carretera", o sea pagando a un informante.28

B. Nosotros

Para cerrar estas consideraciones sobre el trabajo de campo, presentaré las experiencias exóticas que
vivieron algunos estudiantes del PIF.

1. Cuando Valeria tuvo que ir de Ixtayutla a El Naranjo por las veredas, única vía de
comunicación entre ambos pueblos, el presidente municipal de Ixtayutla se la encargó a un
hombre de Ixtayutla vestido de calzón y cotón que hablaba un poco de español. Salieron
muy temprano, después de haber pasado a la casa de éste para tomar pan y café; alrededor
de dos horas y media más tarde, le dijo a Valeria que descansara; a su negativa, cuando ella

se volteó la abrazó diciéndole “mamacita, mamá”; Valeria lo aventó, sin golpearlo porque

llevaba machete, gritándole que no la tocara; a los diez minutos le dijo que hasta ahí la
llevaba; Valeria le dio el dinero convenido y él se fue; le quedó a Valeria seguir sola y
llegar más de cuatro horas después a su destino.
2. Guadalupe, que debía ir a Itundujia acompañada por un guía, hombre de calzón de La
Humedad, tuvo que cambiar de plan por razones parecidas. Los propios hijo y nuera del
presidente municipal la desanimaron al decirle que se cuidara si iba con él. Ella le

aconsejaba, tan pronto como él le dijera “algo” en el camino, amenazarlo con que lo iba a

acusar con la autoridad; él añadió que el hombre sería confiable si fuera comisionado por la

25 Nuevo eje de investigación en tanto Valeria quería iniciarse en la antropología visual.
26 Yo misma todavía no he regresado a Ixtayutla ―espero poder hacerlo una vez publicado este trabajo― y la gente se
cansó de preguntarles a Valeria y a Alejandro cuándo regresaría con los pedidos que me habían encargado.
27 Todo lo que viene entrecomillado sin más precisión es cita directa de alguno de los diarios de campo de los
estudiantes. Pero es posible que haya alguna cita directa que no esté entrecomillada.
28 Entre el momento de escribir esto y la publicación final, aprendí a valorar el trabajo hecho con informantes —no
siempre "desde la carretera" como lo pensaba—, que permite complementar la información que procede de la
observación participante.

Radiografía de los Tacuates

presidencia, pero que no lo era suficientemente siendo un trato personal. Vimos con el caso
precedente que el aval de la autoridad no era tampoco una garantía. Es cierto que el propio
presidente tampoco lo era, ya que el día que Marisela los acompañó a él, a su comitiva y a
otros funcionarios locales cuando iban a Puerto Escondido en una camioneta, al empezar

ésta a tomar varias curvas, se agarró de la pierna de Marisela, “dejando su mano ahí como si
nada fingiendo que se caía”; al decirle ella que “si quería agarrar una buena pierna, su
secretario las tenía mejor”, empezaron a reírse y a hablar en mixteco. Un trabajador social

que venía con ellos se le acercó ulteriormente a Marisela para decirle que los hombres de la
región no podían entender que las muchachas jóvenes viajaran solas; que si regresaba a
Ixtayutla de preferencia lo hiciera acompañada.
3. Los riesgos sexuales pueden igualmente provenir del desconocimiento de las costumbres, o
de una interpretación previa fantaseada. Marisela relata la siguiente experiencia en La
Humedad:

"fui sola a lavar al río y, no viendo la piedra en la que habitualmente lava la gente, me puse
a lavar por donde la gente cruza el río. Hombres iban y venían; pasaban en grupos con sus
rifles ya que el día anterior habían arrestado a gente de Zaragoza. Había terminado de lavar
cuando vi a alguien en el río que sacaba los brazos y me gritaba en mixteco; conforme se
acercaba, distinguí que era un joven; me dio miedo pero me quedé; en lo que guardaba mis
cosas, él ya había llegado a donde estaba yo y apestaba a aguardiente; empezó a acercarse y
le grité que tomara su jabón y se bañara; como no entendía y me ofrecía su jícara, la tomé,
me eché agua en la cabeza y empecé a enjabonarme la cabeza; él hizo lo mismo y entonces
comprendí que eso era una invitación para cualquier mixteco; me enjuagué; él hizo lo
mismo pero el jabón le entró a los ojos y parecía que iba a caerse, así que comencé a
echarle agua; caminé a la orilla; él empezó a seguirme; le pedí mi jabón como una manera
de indicarle que ya había terminado el juego y que ya me iba y él me agarró la mano fuerte;
me aterré y empecé a gritarle; en eso pasó una niñita que se acercó de inmediato; cuando el
tipo la vio, se calmó y me soltó; la niña se puso en cuclillas y le habló; él se hincó y
hablaron; regresé por mis cosas, esperé a la niña en la orilla y nos fuimos juntas".

A su regreso, la persona donde se hospedaba Marisela le dijo que eso le pasaba por ir sola y
por haberle ofrecido el jabón. Los demás presentes comenzaron a reírse ante el enojo de
Marisela e hicieron chistes de que si el tipo hubiera abusado de ella no hubiera podido
casarse con ella porque ya lo era.
4. Por suerte no toda experiencia exótica es sexual y nos pasa a nosotras las mujeres. No faltan
los necios por apoderarse de las cosas del visitante, como le ocurrió a Edwin en El Cucharal
cuando llegó un viejo —con calzón, borracho y hablando en mixteco— que sabía tocar el
violín y quería que Edwin le diera uno, junto con medicina; se tomó el agua de Edwin y
quería abrir su mochila; cuando un niño le devolvió su libreta, el viejo se la arrebató y la
quería romper; Edwin se levantó enojado y se la quitó; por fin, los muchachos se lo llevaron
a la cárcel aunque siguiera protestando.29
5. Se recomienda tener una brújula para andar solo en el monte. Regresando de Las Trojes a
San Lucas Atoyaquillo una tardecita, Valeria tomó otro camino que el que llevaba a San
Lucas y tuvo que “pasar la noche en el monte, ya que dormir sería un eufemismo". Al día

29 Al viejito, pero igual hubiera podido haber sido a Edwin.

Radiografía de los Tacuates

siguiente, tratando de recuperar el camino se perdió totalmente y la vida se le complicó
cuando las veredas desaparecieron.

"Siendo franca comencé a aterrarme y entristecerme cuando lo único que veía eran cerros
idénticos y en algunas partes no se veía absolutamente nada, porque los árboles impedían
ver los cerros de enfrente".

Después de tranquilizarse, siguió caminando hasta lograr ver un pedazo de carretera de
terracería hacia el que decidió caminar.

“Subir y bajar montes, espinarme, ser picada por una abeja, darme algunos sentones
mientras me daba cuenta que los tamales que me habían regalado se habían echado a
perder, perder la respiración por la vegetación que me cubría, me llevaron a otra noche en
el monte. Escogí un lugar para dormir; mi primera elección fue treparme a un árbol, pero
sabía que si me dormía me iba a dar un verdadero trancazo; así es que bajé y, como pude,
arranqué algunas hojas para hacer una especie de pesebre; la tierra estaba muy fría y hacía
mucho más frío que la noche anterior. Como lo único que llevaba era mi cuaderno de
campo, arranqué varias hojas y me las puse en todo el cuerpo para cubrirme del frío y de
los malditos moscos".

Pudo observar, como lo había hecho el día anterior, todo el ciclo de la luna hasta que
amaneciera. Entonces nuestra Robinsona continuó subiendo el cerro; al alcanzar la punta le
pareció que llegar a la carretera le costaría toda la vida, por lo que decidió cambiar totalmente
de rumbo y

"así caminé con una sed de perro hacia quién sabe donde; lo más terrible fue meterme otra
vez en la vegetación espesa y espinosa, por donde no dejaban de picarme los malditos
jejenes".

Su decisión fue acertada y se encontró a un señor que sólo hablaba mixteco pero que entendía
español, quien la guió hacia la comunidad de Xiniyuva —cercana a la cabecera municipal de
Ixtayutla— adonde pudo regresar para pasar una noche mejor, bien ganada.
Ya algunos días antes había podido vivir una experiencia digna de los Buscadores del arca
perdida
. Para no volver a correr riesgos ―viniendo del municipio de Itundujia― con el que
iba a ser su guía ―hijo casado de la familia en donde se hospedaba en El Paraíso― que le

había pedido la noche anterior que fuera su novia, Valeria prefirió irse sola a La Humedad,
primer pueblo del municipio de Ixtayutla. Hizo en diez horas lo que se supone se hace en
cuatro. Pero ¡cuántas emociones! Cuando llegó a la canastilla instalada para cruzar el río que
separa los dos distritos, un letrero explicaba que el 20 de noviembre, día de la aventura, no
habría servicio en todo el día; que el que supiera nadar cruzara el río y usara la canastilla
estacionada del lado de Ixtayutla , la cual no tenía candado.

"Nadando, pensé que realmente estaba loca pues aunque calculé que me arrastraría el río,
me arrastró el doble y por poco caí en un remolino del cual ni la mejor de las suertes me
hubiera salvado. Al llegar a la dichosa canastilla tardé otras tres horas en saber cómo
demonios funcionaba; nunca lamenté no haber aprendido física más que en estos
momentos; intenté unas tres formas, hasta que finalmente sin pensarlo, la canastilla llegó a

Radiografía de los Tacuates

la mitad del río; de ahí sólo mis manos y un cable que marca los 50 metros del río fueron
los instrumentos para llegar al otro lado; lo mismo fue para el regreso después de recoger
mis cosas que se hallaban del otro lado. Cansada y con seis ampollas, busqué el camino a
La Humedad adonde llegué justo cuando empezaba a chispear; en el camino encontré a
muchas mariposas, tantas que esperaba que me apareciera Mauricio Babilonio".

Radiografía de los Tacuates

A.

I. PRESENTACIÓN DE LA ZONA [ ]
Introducción [ ]

Si bien no se han agotado las polémicas sobre las categorías de grupo "étnico", o de grupo

“etnolingüístico”, nuestra mente las asocia automáticamente a diversas categorías como "triqui",
"mixteco", "amuzgo", etcétera —para quedarnos en los límites geográficos de esta región— y, en menor
grado, con la de "mestizo". Además, se da un consenso entre las diferentes personas que se relacionan
cotidiana, administrativa, política e intelectualmente con los miembros de dichos grupos, para
considerarlos como triquis, mixtecos, amuzgos, etcétera. Sin embargo, la categoría "tacuate" no es tan
unánimemente adoptada.

Por un lado, no está totalmente institucionalizada. En el índice de la Biblioteca del Museo
Nacional de Antropología e Historia (MNAH) no está el rubro "tacuate", pero sí el de "Santa
María Zacatepec”, y los censos del INEGI, por ejemplo, no la toman en consideración.30 La
iniciativa de ley indígena, presentada por Diódoro Carrasco, gobernador del estado de Oaxaca en
aquel momento, al Congreso de Oaxaca y aceptada a principios de junio de 1998, sólo nombraba
los siguientes pueblos indígenas: amuzgos, cuicatecos, chatinos, chinantecos, chocholtecos,
chontales, ixcatecos, mazatecos, mixes, mixtecos, nahuas, triquis, zapotecos y zoques, "así como
a las comunidades indígenas que los conforman".
Por otro lado, si bien algunos antropólogos consideran a la categoría “tacuate” represen-
tativa de un grupo étnico ―formado por dos grupos territorialmente distintos, los de Santa María
Zacatepec y los de Santiago Ixtayutla― susceptible de ser estudiado como tal, la mayoría la

obvia en sus estudios. Entre varios libros que no viene al caso citar aquí, tenemos, en el primer
caso, además del libro de Cordero ya citado, el de Etnografía y educación en el estado de Oaxaca
(1993), que le dedica a los tacuates un capítulo, al igual que a otros grupos oaxaqueños, y sobre
todo los textos de Enrique Marroquín que trabajó sobre la identidad de ambos grupos. En el
segundo caso están C. Basauri, La población indígena en México (1940),31 el Handbook of
Middle American Indians
(1969), el tomo del INI, Etnografía contemporánea de los pueblos
indígenas de México. Pacífico Sur
(1995) y, recientemente, Bartolomé y Barabas (coord.),
Configuraciones étnicas en Oaxaca. Perspectivas etnográficas para las autonomías (1999) que,

siguiendo a Barth (1972), consideran que “podrían ser considerados como un grupo étnico
organizacional”.32 Sin embargo, independientemente de su origen y marco de referencia,33

30 Después del artículo de Miguel Bartolomé (1999:147), me entra la duda; pero como no se precisan los censos
considerados, mantengo mi afirmación para revisarla ulteriormente.
31 Aunque Basauri no abre un apartado especial para tratar este grupo, pone la foto de una indumentaria que

corresponde al municipio de Santa María Zacatepec en cuya leyenda se explicita la palabra “tacuate”.
32 De una vez introduciré aquí lo más importante de su aportación sobre este grupo: “Un caso especial es el de los
mixtecos tacuates, asentados en los municipios de Santa María Zacatepec y Santiago Ixtayutla de la Costa. Este
grupo de alrededor de 8 000 personas es con frecuencia confundido como un grupo diferente al mixteco (incluso en
los censos), aunque en realidad son hablantes de la misma lengua. Se trata de los descendientes de un antiguo
señorío, cuya existencia está registrada en un documento pictográfico desde el siglo XI a partir del señor 11 Tigre (A.
Caso, 1979:137) y que mantuvo una identidad política singular al menos hasta el siglo XVII (M. Smith, 1973:86).
Este grupo ha conservado hasta el presente parte de su territorio, una indumentaria distintiva y algunos rasgos
culturales que marcan su diferencia respecto al resto de los mixtecos. Como es frecuente, el haber pertenecido a una
comunidad política específica dio origen a una ideología étnica distintiva. En ello también influyen las rígidas
fronteras étnicas que se mantienen respecto a la población mestiza regional. A pesar de participar de la tradición

Radiografía de los Tacuates

cualquiera que sea su validez teórica, el término existe en la región, aun cuando su referente
puede divergir del que designa la categoría antropológica y referirse a grupos etnográficamente
mal definidos; si bien en la región que se puede construir alrededor del eje Huajuapan de León-
Juxtlahuaca-Concepción Carrizal-Tlaxiaco, denota el grupo de Santa María Zacatepec, sin tomar
en consideración al de Ixtayutla, en la región de Putla ya abarca ambos municipios, mientras que
en los municipios alrededor de Ixtayutla puede designar tanto a los habitantes de Ixtayutla ―en
cuyo caso se les asocia a los de Zacatepec― como de otros grupos vecinos,34 dependiendo de
quiénes hablan.

Independientemente de que una investigación posterior pueda arrojar más luz sobre las
circunstancias que asociaron un signo con varios referentes, cada uno de éstos pudiendo a su vez
ser denotados por diferentes signos, todo converge en que el grupo conocido antropológicamente
como "tacuate", ubicado en los municipios no colindantes de Santa María Zacatepec y de
Santiago Ixtayutla en el estado de Oaxaca, pertenece al grupo mixteco y puede haber constituido,
en un pasado más o menos lejano, una unidad ubicada en esta región. Un mito, que podemos
llamar desde ahora el mito del águila, difundido en el ámbito regional,35 aun cuando se puede
referir a comunidades distintas según quién es el emisor y presentar transformaciones internas
propias del mito, ratifica a primera vista esta visión; mi lectura etnográfica le presta el beneficio
de mi ignorancia histórica pero le da una realidad contemporánea más "imaginaria" que
"consistente" puesto que hoy día estos dos sub-grupos, que no comparten celebraciones, no
forman una unidad de ningún tipo, ni geográfica, ni política, ni siquiera parental. Hasta el
momento, los únicos contactos grupales directos36 entre ambos de los que nos enteramos fueron
promovidos por antropólogos37 y las diferencias entre ellos parecen ser mayores que los puntos
compartidos. Las constantes migraciones de mixtecos, cuando no mestizos, que provinieron de
zonas más o menos vecinas ayudaron a modificar la configuración de cada uno, borrando cada
vez más, en el caso de Ixtayutla, la pertinencia del término para denotar un grupo empírico
discreto,38 y hoy día la situación "étnica" parece mucho más sencilla en Zacatepec que en
Ixtayutla.39 En efecto, las migraciones en el primer municipio, cuya cabecera está sobre la
carretera federal Putla-Pinotepa Nacional, fueron principalmente mestizas, de tal suerte que salta

lingüística y cultural Mixteca, los tacuates podrían ser considerados como un grupo étnico organizacional (Barth,
1972) diferenciado dentro del grupo etnolingüístico mixteco. Este pasado compartido no ha logrado que ahora
integren una unidad político-administrativa, ya que Zacatepec pertenece al distrito de Putla e Ixtayutla a Jamiltepec”
(p. 147).
33 Nos falta todavía el rastreo de esta denominación, particularmente desde cuándo y en qué ocasión fue asociada
con estos dos grupos.
34 Durante el simposio ya mencionado, una participante, investigadora del CIESAS y hablante nativa de mixteco,
Alejandra Cruz, nos dijo que en la costa así se acostumbra llamar a los grupos "inferiores".
35 Ver por ejemplo Geist, I. [1990:319 y ss].
36 Tampoco conocimos a individuos que hubieran establecido relaciones personales con tacuates del otro municipio.
37 Específicamente por Enrique Marroquín —que hizo su tesis doctoral sobre este grupo al que considera como
grupo étnico—, secundado por la maestra Manuela López Lucas, quien fue la principal informante de la Doctora
Cordero. Ambos desde Zacatepec, organizaron una visita "fraternal" a Santiago Ixtayutla, de la que algunos
fragmentos son conservados en el video de aquel, Palabras de los ancianos.
38 A menos de que sea justamente lo contrario, o sea que estas migraciones provocaran la constitución de una nueva
unidad.
39 Como todo lo que parece simple puede provenir de una ignorancia, se tendrá que investigar en dos direcciones: a
partir del factor tiempo, hacia el pasado, para trabajar la procedencia de los grupos que migraron a Ixtayutla; y, a
partir del factor espacio, investigar territorialmente del lado de las fronteras del municipio con otros municipios.

Radiografía de los Tacuates

a la vista del más desprevenido que en él confluyen dos grupos diferenciados histórica y
lingüísticamente; los miembros de uno son monolingües de español40 mientras los del otro, el
grupo tacuate, asentado ahí desde tiempos más remotos, son monolingües o bilingües de mixteco;
independientemente de lo que cada uno de ellos sea objetivamente, se autoadscriben ya sea como
tacuates o como mestizos y raras veces se emplea la palabra "mixteco" para referirse al grupo no
mestizo. Por otro lado, en Ixtayutla, de acceso todavía difícil, las migraciones partieron de otras
zonas mixtecas tan serranas e incomunicadas como el propio Ixtayutla, que expulsaron a su gente
antes de su proceso de mestizaje. Así, en la parte "mixteca" del municipio existe una gran
confusión que todavía no desenredo. Mi hipótesis es que si bien desde el punto de vista
lingüístico parece existir una cierta uniformidad en el mixteco hablado, algunos elementos
perceptibles evidencian varias procedencias entre estos hablantes, y sólo a algunos de ellos se les
podría atribuir la categoría de “tacuate”.

A. Ubicación de los municipios de Santiago Ixtayutla y Santa María Zacatepec en el contexto
regional [VER
MAPAS 1 y 41] [ ]

Ambos municipios pertenecen al estado de Oaxaca: el de Santa María Zacatepec al distrito de Putla y el de
Santiago Ixtayutla al distrito de Jamiltepec.42 Así, el centro del primero se relaciona casi exclusivamente
con la región de Putla,43 mientras el del segundo se relaciona más con Santiago Jamiltepec y Pinotepa
Nacional.44 El municipio de La Reforma, del distrito de Putla, es el único municipio que colinda con
ambos.

1. Colindancia administrativa [ ]

El municipio de Santiago Ixtayutla colinda con varios municipios, del mismo y de otros distritos. Dentro
del distrito de Jamiltepec, colinda con los municipios siguientes: el municipio del mismo nombre,
Santiago Tetetepec, San Agustín Chayuco y San Juan Colorado. Dentro del distrito de Putla colinda con

40 Y si acaso hablan el mixteco, lo aprendieron con fines más bien políticos.
41 Los mapas pueden desplegarse mediante el hipervínculo o pueden verse en la introducción impresa de este
material digitalizado.
42 Según Tibón (1961:196) a principios de siglo "nominalmente dependían del jefe político de Jamiltepec".
43 Putla es igualmente importante para el lado oeste del municipio de Ixtayutla.
44 Trataré de no utilizar en este trabajo las diferenciaciones que se acostumbra hacer entre Mixteca Baja, Alta y de la
Costa; si se encuentran estos términos, deben ser considerados como una concesión más social que conceptual y pido
disculpas de antemano. El entender esta diferenciación altamente relativa, o más bien su papel en diversas ideologías,
es una tarea importante para la antropología de la Mixteca. Dos observaciones me permitirán ilustrar la magnitud del
problema.
Mientras la mayoría de la información antropológica ubica a los municipios de Santa María Zacatepec y Santiago
Ixtayutla en la Mixteca de la Costa, la gente de Amoltepec ubica a esta comunidad y a Ixtayutla en la Mixteca Baja, a
Tlaxiaco, Chalcatongo, y la región que forman, en la Alta, y a Jamiltepec en la de la Costa; en 1949, las autoridades
de Zacatepec dicen, en un documento [ver parte II.] que pertenecen a la Mixteca Baja.
En relación con nuestro medio académico, creo interesante mostrar la contradicción que existe en la diferencia que
hace Bartolomé entre Mixteca Alta y Mixteca de la Costa, en el texto (Ibíd.:147) y en los mapas (176). Mientras en
el texto se lee que “el río Verde establece la divisoria entre la Mixteca Alta y la de la Costa”, el mapa —en el que por
cierto no viene dicho río— incluye, dentro de la Mixteca de la Costa, la región situada al sur del Río Verde y parte de
la región situada al norte.
Para una perspectiva lingüística de esta triple partición, ver en la parte A.III.B, a Manrique, L., Y. Lastra y D.
Bartholomew (1995).

Radiografía de los Tacuates

los municipios de La Reforma y de Santa Cruz Itundujia y, dentro del distrito de Sola de Vega, con los de
Santiago Amoltepec y Santa Cruz Zenzontepec, municipio chatino.

Unos de los acontecimientos más propicios para la convivencia regional entre comunidades
son los torneos de básquetbol45 que se dan en las fiestas, religiosas o civiles, y reflejan las
diferentes relaciones que el municipio de Ixtayutla establece con los tres distritos desigualmente
comunicados; en efecto, los transportes con cuatro ruedas empezaron por entrar al municipio por
Jamiltepec, adentrándose cada vez más desde el lado de Putla, mientras hacia Sola de Vega
perduran las veredas. Entre otros factores, tales diferencias provienen de los conflictos
intercomunitarios que se dan en la región, circunscritos a las comunidades involucradas.
Hacia el norte, los habitantes de la cabecera tienen pleito con los de Santa Cruz Itundujia y
de Santiago Amoltepec debido a problemas de límites territoriales,46 mientras La Humedad,
comunidad del municipio de Ixtayutla situada al norte, tiene buenas relaciones con las tres
comunidades. A su vez, La Humedad tiene viejas rencillas, que comparte con la gente de Buena
Vista47 ―otra comunidad del mismo municipio― con Zaragoza, municipio de Itundujia. Hacia
el este, comunidades de Ixtayutla se enfrentan muy a menudo con comuneros de Santa Cruz
Zenzontepec; la cabecera municipal tiene problemas de linderos con El Cucharal ―comunidad
de Zenzontepec― que pasó a depender agrariamente de una comunidad de Ixtayutla, San Lucas

Atoyaquillo, y que tiene con Santa Cruz problemas por límites de tierra ya que, si bien el límite
es Río Verde, los de Zenzontepec dicen que sus tierras van más allá.
El municipio de Santa María Zacatepec colinda en su parte occidental con el estado de
Guerrero, mientras sus demás colindancias, en el estado de Oaxaca, se dan todas con municipios
del distrito de Putla: Hidalgo Mesones, Putla de Guerrero, San Andrés Cabecera Nueva, La
Reforma, Santa María Ipalapa y San Pedro Amuzgos.

2. Vías de acceso [ ]

Por vías de acceso entendemos las diferentes vías que comunican ambos municipios al exterior. Por ser
Santa María Zacatepec una de las entradas secundarias a Santiago Ixtayutla, se presentarán sus vías de
acceso al exponer las de Ixtayutla. Sólo una carretera48 llega directamente a la cabecera municipal de
Ixtayutla, comunicándola con Santiago Jamiltepec aun cuando, por la parte oeste y sur-oeste, varias
carreteras permiten el acceso a comunidades "fronterizas" del municipio de Ixtayutla, por las que se puede
llegar muy a menudo caminando a la cabecera. Así, varias comunidades de Ixtayutla, cuyas
autoridades siguen yendo a Ixtayutla para todo lo relacionado con la vida político-administrativa

―correo,49 asambleas generales, etcétera―, pueden depender social y comercialmente de comunidades

vecinas de otros municipios.

45 Algunos de los veinte equipos que fueron al torneo del 20 de noviembre en Ixtayutla eran los de San Lucas
Atoyaquillo, San José de las Flores, El Naranjo, Independencia, Guadalupe el Tambor. Esta consideración es
particularmente importante cuando se pasa del nivel municipal al nivel local de las comunidades puesto que la
unidad que representa el municipio es administrativa, sin correspondencia en la vida informal.
46 Para su protección y la de sus invitados durante las fiestas, contratan vaqueros de otros pueblos.
47 Debido a que el agua que les llega proviene de un río de Zaragoza del que los "dueños" no les dejaron tomar.
48 En épocas de lluvia, se puede volver intransitable.
49 El correo entre las diferentes comunidades del municipio y la cabecera municipal es transportado por personas
comisionadas por las autoridades caso de La Muralla. En Ixtayutla, habría doce correos. Cuando están en servicio,
si logran agarrar una camioneta, no pagan.

Radiografía de los Tacuates

2.1. Hacia la costa

Para llegar a Jamiltepec desde el Distrito Federal sólo hay un autobús de primera clase, de la línea Estrella
Blanca, que es nocturno; equipado con baño y videocasetera, sale de la terminal de Taxqueña a las 22:30 y
llega a Jamiltepec a las 8:00 ó 9:00, después de haber pasado por Pinotepa Nacional,50 de donde sale una
carretera que sube a Putla. Otro autobús, sin baño ni televisor, ni cortinas, sale a la medianoche del

Distrito Federal y llega a Jamiltepec a las 12:00 del siguiente día; el chofer “sube pasaje” en el camino,

aunque la gente se vaya parada.

De regreso, el autobús que sale para México deja Jamiltepec a las 19:00 y Pinotepa a las
21:00 para llegar a la ciudad de México poco después de las 7:00. Otro sale a las 18:00 y llega a
México a las 4:00.

Si uno quiere viajar de día, debe tomar cualquier autobús que salga de la central Taxqueña
para Acapulco51 y puede o no llegar a la terminal de donde salen los autobuses para Puerto
Escondido, ruta que pasa por Jamiltepec; en el segundo caso, se debe transbordar y cruzar una
buena parte de la ciudad para llegar a ella. Los autobuses que van a Puerto Escondido salen
frecuentemente,52 en general dos al mismo tiempo por la inseguridad de las carreteras. Además
de las líneas locales, que hacen siete horas de viaje, parándose unas cien veces para llegar a
Jamiltepec, transita también la línea SUR. El estado de Oaxaca empieza más o menos media hora
después de la desviación hacia Ometepec,53 de donde salen dos carreteras: una hacia La Montaña
y otra hacia Pinotepa. Durante todo el camino se ve gente negra y en cada parada hay mucha
venta: tacos, aguas, helados, tamales,54 etcétera.

Unas camionetas ―que pueden no salir si hay poca gente o si el responsable de la
camioneta la necesita para otro asunto― parten de Jamiltepec en el lugar llamado La Playita
para Santiago Ixtayutla entre las 10:00 y 11:00, aun cuando hay siempre la posibilidad de

encontrar transporte ocasional, sobre todo hasta San José de las Flores ―última comunidad del
municipio de Jamiltepec después de Santa Elena Comaltepec―, El Rosario, Santa Cruz Flores

Magón y Buenos Aires, que parecen ser todas comunidades mestizas. Se hacen alrededor de seis
horas de viaje, incluyendo las paradas.

Otras dos carreteras comunican el municipio con la costa.
Procediendo de Pinotepa Nacional, de donde salen y llegan camionetas que surcan la región
a diario, una carretera llega a San Agustín Chayuco, cabecera municipal del municipio del mismo
nombre, distrito de Jamiltepec, de donde parten varias veredas que llevan a diferentes partes del
municipio de Ixtayutla, pasando por San Luis Yucutaco, última comunidad del municipio de
Chayuco, con población hablante de mixteco; una de ellas conduce a la agencia de El

50 La mayoría de la gente se baja y de regreso se sube en Pinotepa. Hacia Jamiltepec, en abril de 1998, estaba en
construcción el Puente las Arenas a cargo del grupo ICA. Pasando Huexpala, había otro puente en construcción.
51 Saliendo de México a las 6:30, se hacen alrededor de cinco horas de viaje por la autopista, con sólo dos paradas
en unas "cafeterías-baños" a la orilla del camino, que parecen pertenecer a una cadena.
52 El que corresponde al autobús que sale a las 6:30 del Distrito Federal parte a las 12:30.
53 “La carretera pavimentada que unirá el puerto de Acapulco con la ciudad de Ometepec, y a ésta con Pinotepa
Nacional, aunque iniciada hace ya varios años, es construida lentamente, tanto por lo limitado de las sumas
invertidas en su realización, cuanto por los innúmeros obstáculos que deben vencerse, representados éstos por los
grandes ríos que se suceden a lo largo de la Costa Chica. Cuando la carretera se termine, el acceso a Cuijla será

rápido y expedita la salida de sus productos agrícolas y ganaderos” [Gonzalo Aguirre Beltrán, 1989:90].

54 Los de iguana son comunes.

Radiografía de los Tacuates

Huamuche,55 municipio de Santiago Ixtayutla, donde se pueden tomar las escasas camionetas
que salen hacia la cabecera municipal.
Otra vía de entrada es por Pinotepa de Don Luis, adonde llegan algunas camionetas de
pasajeros que salen a menudo sólo en la mañana de Pinotepa Nacional;56 sólo una de ellas,

la que sale entre las 10:00 y las 11:00 ―pasando por San Juan Colorado, San Pedro Siniyuvi,

Santa María Nutío, comunidades del municipio de San Juan Colorado, y San Cristóbal, del
municipio de San Agustín Chayuco― llegará a la Muralla, primera comunidad de Santiago
Ixtayutla, de donde regresará hasta el día siguiente. Caminando, el trayecto Pinotepa de Don
Luis-La Muralla se hace en tres o cuatro horas. La carretera sigue hasta El Frutillo, de donde se
podrá continuar a la cabecera caminando para alcanzar otra vez El Huamuche.
Ambas carreteras se vuelven intransitables en caso de fuertes lluvias.

2.2. Hacia el eje Putla-Pinotepa Nacional

La segunda vía principal de acceso pasa por La Reforma y comunica la parte oeste del municipio de
Ixtayutla con la carretera Putla-Pinotepa Nacional, que une el eje México-Oaxaca con la costa. Viniendo
del Distrito Federal, se puede llegar a La Reforma tanto por Putla como por Pinotepa Nacional, pero es
más rápido llegar por Putla. "Bajando" o "subiendo", se abandona la carretera Putla-Pinotepa Nacional en
Nejapa, comunidad tacuate del municipio de Santa María Zacatepec situada a una hora hacia la costa de su
cabecera municipal, para adentrarse en la sierra y llegar a La Reforma. Así, esta vía de acceso a la capital
es común a los dos municipios tacuates: lo que es entrada secundaria para Ixtayutla es principal para
Zacatepec.57

Desde el Distrito Federal, los autobuses directos hasta Putla son nocturnos y sólo uno, el de
las 20:00 de la línea Cristóbal Colón, va directamente hasta Pinotepa Nacional, o sea llega a
Nejapa. Este autobús y los demás, de las 20:30 y 22:30 de esta misma línea, y de las 17:30, 19:30
y 22:10, de SUR, salen de San Lázaro, pasan por Huajuapan y Tlaxiaco y hacen alrededor de
ocho horas y media a nueve horas hasta Putla.
Viajando de día, hay dos vías de entrada a Putla, ambas por Huajuapan, que atraviesan cada
una partes diferentes de la zona triqui: por Juxtlahuaca o por Tlaxiaco. Pasando por Juxtlahuaca y
la “Triqui Baja”58, si uno sale temprano de la TAPO hacia Huajuapan, puede tomar en esta
ciudad un Boquerón, línea de autobuses locales de tercera que recorren el trayecto Pinotepa
Nacional-Huajuapan dos o tres veces al día en ambos sentidos. Pasando por Tlaxiaco59 y la “Alta
Triqui”, un autobús Cristóbal Colón sale, igualmente de la TAPO, a las 9:30 y llega a las 17:30 a
Tlaxiaco; a esta hora se puede tomar la última camioneta que llega dos horas más tarde a Putla,
donde uno deberá pernoctar para salir de Putla hasta el día siguiente, ya que las últimas

55 Como la carretera que conectará un día a ambas localidades ―Chayuco y El Huamuche― está inconclusa,
después de caminar unas dos horas a paso lento, se llega de nuevo a la carretera antes de alcanzar El Huamuche.
56 El micro que sale de Pinotepa Nacional a las 7:00 llega a Pinotepa de Don Luis a las 8:00.
57 Otra muestra de la falta de unidad del municipio de Ixtayutla, puesto que las comunidades que se comunican
directamente con La Reforma tienen poco en común con las comunidades chatinas del lado opuesto.
58 La observación hecha a propósito del empleo "Mixteca Alta", "Baja" y "de la Costa" en una nota precedente sigue
siendo válida para la división que se hace entre la Triqui Alta y la Triqui Baja [ver monografía sobre la zona triqui
todavía en proceso].
59 Viniendo del Distrito Federal, después de la desviación de Teposcolula, el autobús pasa por Santiago Yolomecatl,
San Pedro Mártir Yucuxaco y San Martín Huamelulpan. En San Martín Huamelulpam, donde siembran maíz y trigo,
hay un museo y una zona arqueológica. La gente con hijos grandes ya no habla mixteco, aun cuando sus papás lo
hablaban. Hay evangélicos, lo que causa algunos problemas dentro de una misma familia.

Radiografía de los Tacuates

camionetas que bajan a Zacatepec dejan de circular alrededor de las 19:00.60 Sale otro autobús de
la TAPO a las 10:30 para llegar a Tlaxiaco a las 19:00.
Por ambos lados, Putla, o Pinotepa Nacional, se puede tomar el autobús Cristóbal Colón
mencionado de ida o de regreso, o el Boquerón, o una de las numerosas camionetas de redilas que
surcan el tramo Putla-Pinotepa Nacional, con dos trechos Putla-Santa María Zacatepec61 y Santa
María Zacatepec-Pinotepa Nacional; "bajando", se debe transbordar en Santa María Zacatepec, al
menos de que se tome la única camioneta regular que corre diario de Putla hacia La Reforma.62
Los habitantes del municipio de Santa María Zacatepec y los de la parte occidental del
municipio de Santiago Ixtayutla63 dependen de la región que va de Huajuapan de León a
Pinotepa y parece ser hoy en día una sola gran unidad64 cuyo parteaguas cultural podría ser
Zacatepec o Putla,65 o el hinterland formado por ambos. En el eje norte-sur, la carretera
Huajuapan-Pinotepa Nacional66 comunica a la gente en un sentido, que podría llamarse vertical;
toda la gente parece formar una familia67 cuyos miembros se propagan, como las olas, de pueblo
en pueblo; suben y bajan de las camionetas hombres, mujeres y niños, cada cual para ir a sus
asuntos; trabajo agrícola o asalariado para los primeros, mercado y trabajo hogareño para las
segundas, escuela68 y/o venta-entrega de productos caseros y otros asuntos para los terceros. La
gente habla entre sí, preguntando por fulano o mengano; las combis rebasan gente caminando
cortas distancias. Si bien predomina la indumentaria hoy en día universal de los occidentales,
unos pocos hombres, viejos en su mayoría, llevan el traje indígena, tacuate en el municipio de
Santa María Zacatepec que nos ocupa; es más común encontrar mujeres vestidas con el traje
blanco con listones de colores, típico de las tacuatas de este municipio. Un eje imaginario este-
oeste, pocas veces realizado en carreteras, comunica, arriba, las regiones de Puebla-Tlaxcala con
las de Oaxaca; abajo, las costas de Guerrero y Oaxaca, uniendo —con muchos rodeos si se pasa

60 Pero se puede igualmente pernoctar en Tlaxiaco y tomar al día siguiente uno de los autobuses que llegan del
Distrito Federal o de Oaxaca, o bien camionetas Tlaxiaco-Putla que salen cada hora desde las 6:00.
61 Putla-Zacatepec, en cuyo tramo “hay unos paisajes formidables con una vegetación boscosa”, se hace en

alrededor de una hora y media de viaje. Al anochecer hay más gente que parece regresar de los trabajos del
campo que coches circulando. En la orilla del camino, se ven los tapetes rojos que forman los chiles secándose al
sol.
62 Excepto los domingos, días en los que no salen camionetas; el domingo es día de mercado grande tanto en Putla
como en La Reforma, por lo que no hay movimientos entre ambos mercados. Esta camioneta sale en la esquina de
las calles de Oaxaca y Guerrero de Putla a las 12:00 y regresará a Putla hasta el día siguiente, dejando La Reforma a
las 5:00.
63 Uno de los objetivos, o simplemente resultados, a largo plazo de esta investigación será definir si esta pertenencia
es reciente e incluye fundamentalmente mestizos de mayor o menor profundidad histórica, o es más antigua e incluye
a los tacuates; personalmente, en este estadio de la investigación, me inclinaría por la primera, pensando que se fue
trasladando a esta zona el grupo al que anteriormente pertenecían los tacuates, antes más vertidos sobre la sierra. Esta
observación es válida para los demás grupos indígenas incluidos en esta región.
64 Ver el simposio ya mencionado.
65 Ya que, según gente del INI, Putla ahora no pertenece ni a la zona mixteca ni a la costa. Viniendo del norte,
pasando Putla entramos en la "zona cultural" de la costa, que se puede caracterizar superficialmente por la hamaca y
el hecho de que las mujeres cargan sus cosas sobre la cabeza.
66 "Trato de impulsar la construcción de la brecha Huajuapan-Pinotepa" [Ricardo Martell, en Tibón (1961:165)].
67 Me estoy refiriendo particularmente al eje que pasa por Juxtlahuaca, observación que proviene quizás de mi
estancia recurrente en la Triqui Baja; se tendría que determinar si se da este fenómeno del lado de Tlaxiaco.
68 Por los asentamientos dispersos que predominan en esta región y porque varias comunidades deben concurrir a las
escasas escuelas de educación media superior o normales.

Radiografía de los Tacuates

por las carreteras— las dos zonas amuzgas de Guerrero y de Oaxaca. Gente de Ometepec y
poblaciones cercanas, por ejemplo, tienen asuntos en Cacahuatepec y San Pedro Amuzgos. Los
coheteros recorren los diferentes pueblos que piden sus servicios, difundiendo danzas y música.
Si bien la carretera Putla-Pinotepa está pavimentada, la desviación que sale de Nejapa
rumbo a La Reforma es de terracería. En Nejapa pasan escasas camionetas de comerciantes que

van a La Reforma, proviniendo de “arriba” o de “abajo”. También pueden pasar, en forma

todavía más aleatoria, coches particulares o camionetas de las diversas instituciones que surcan la
región. Nejapa-La Reforma, a una distancia de treinta y dos kilómetros una de la otra, se hace en
dos a dos horas y media, pasando por el pueblo de Llano Grande, última comunidad del

municipio de Santa María Zacatepec. Este tramo, “con unos parajes muy bellos con una

vegetación que varía entre lo selvático, boscoso, tropical y semiárido, retocado con algunos
arroyuelos y, hacia el este, una impresionante cascada”, es muy peligroso sobre todo en las
fechas en las que la gente compra cosas para las fiestas y hay tantos asaltos que una partida de
policías acompaña generalmente al micro.
A partir de La Reforma, se debe continuar caminando para llegar a las primeras
comunidades69 del municipio de Santiago Ixtayutla, de donde se seguirá, siempre caminando,
hasta la cabecera municipal. En junio de 1997, se empezó a construir la carretera que, entrando al
municipio de Ixtayutla, iba a pasar por Villa Nueva para llegar hasta El Naranjo; a pesar de que
después del huracán Paulina la obra estuvo parada y en muchos tramos fue destruida, en 1999 ya
se podía utilizar. Por esta entrada, se llega a Ixtayutla70 pasando por Llano Verde después de El
Naranjo. Caminando de La Reforma a El Naranjo se hacían de cinco a seis horas, subiendo y
bajando por veredas pesadísimas;71 una de ellas pasa por un río que se cruza varias veces,
bordeando el barranco; en muchas zonas la tierra es de color rojo. El Naranjo-Llano Verde se
hace en seis horas caminando; el camino está lleno de subidas muy empinadas, con una
vegetación boscosa, hasta el punto denominado “La Cruz” de donde empieza a bajar hasta Llano
Verde; llegando al río, se puede pasar caminando por encima de un árbol que está atravesado; a
una hora de El Naranjo, el paisaje comienza a volverse semitropical. Por otra ruta que pasa por el
Espinazo del Diablo, situado a mitad del camino El Naranjo-Llano Verde, se hacen nueve horas
caminando. Finalmente, de Llano Verde a Ixtayutla se hace otra hora y media.72

2.3. Otras vías de acceso

Se puede también llegar al municipio de Ixtayutla directamente desde Tlaxiaco, sin dar la vuelta por Putla.
La carretera, que pasa por Chacaltongo, Santa Cruz Itundujia donde deja de ser asfaltada e
Independencia,73 llega hasta El Paraíso, última comunidad del municipio de Itundujia antes de La
Humedad primera comunidad del municipio de Ixtayutla; ambas comunidades están separadas por el

69 Se puede ir por veredas hasta tres comunidades de Ixtayutla —El Naranjo, Villa Nueva y Buena Vista— también
comunicadas entre ellas por veredas. Aquí me limitaré al camino La Reforma-El Naranjo, único conocido por el
equipo.
70 La gente de la cabecera de Ixtayutla hace todo un día para llegar caminando, con o sin mulas, hasta La Reforma.
71 Cuando pusieron la luz, los de El Naranjo tuvieron que llevarse caminando postes entre veintiséis hombres; así lo
hicieron con la puerta de la escuela cuando la construyeron.
72 Hace veintiseis años caminando de Santiago Ixtayutla a Putla se hacían diecisiete horas, pero seguramente por
caminos distintos a los mencionados aquí.
73 Entre Independencia y La Humedad, se hacen unas seis horas caminando, incluyendo la travesía del río...si todo
marcha bien.

Radiografía de los Tacuates

Río Verde, frontera “natural” entre los municipios de Ixtayutla y de Amoltepec, que los animales cruzan

nadando y los humanos por medio de una canastilla.

Finalmente, la parte noreste del municipio de Ixtayutla, comunicada por una carretera con
la cabecera municipal, sólo lo está por veredas a la zona chatina colindante.

3. Presentación de las comunidades de la región [ ]

Las comunidades mencionadas aquí presentan un interés muy desigual para esta monografía. Entre ellas se
encuentran centros regionales, como Tlaxiaco, Putla, Jamiltepec y Pinotepa Nacional. Otras son cabeceras
municipales, de las que sólo algunas se relacionan significativamente con los dos municipios estudiados.
Finalmente algunas son comunidades de las que tuvimos conocimiento en los azares de nuestras rutas de
entrada. Tomando en cuenta el objetivo introductorio de esta publicación, me pareció importante
incluirlas.

Empezaremos por Ometepec, la única que pertenece a otro estado. Luego, se presentarán
las demás dentro de los distritos y si acaso dentro de los municipios a los que pertenecen. Se
empezará por el distrito de Tlaxiaco siguiendo con los distritos que son directamente colindantes,
para finalizar con el de Putla.

3.1. Estado de Guerrero

Ometepec

Tomando en cuenta el número de veces que se escucha mencionarlo en el tramo Acapulco-Jamiltepec,
Ometepec parece ser un lugar muy importante, tanto en Guerrero como en Oaxaca. Tiene fama de ser una
región muy peligrosa en donde hay muchos asaltos.

En octubre de 1997, en el Boquerón que iba de Putla a Pinotepa Nacional, viajaba con su
nietecito una señora gorda que venía de Ometepec. ¡Toda una mujer! Toda su vida había vendido
en la zona fierros que su marido hacía y otros que compraban; en esta época de su vida se
limitaba, a pesar de tener algunos fierros con ella, a buscar pedidos ya que se decía demasiado
cansada para cargar. Viajaba cómodamente, bajando en restoranes y en hoteles.

3.2. Estado de Oaxaca

a.

Distrito de Tlaxiaco

Tlaxiaco

Es el centro de un sistema de mercados en el que cada día la plaza se cambia de comunidad, llenándose
por algunas horas todo el pueblo sede.

Hay por lo menos cuatro hoteles, el Hotel México, el Colón, el Portal74 y el San Michel.75

San Esteban Atatlahuca

En la cabecera municipal de San Esteban Atatlahuca del mismo nombre predominan todavía los
hablantes de mixteco, que se entienden con todos los demás hablantes de mixteco menos con los de
Guerrero "y los que hablan triqui". Ellos dicen descender del reino mixteco de Tilantongo, hoy día
Santiago Tilantongo, cabecera municipal del distrito Asunción Nochixtlan. En Atatlahuca, hay unas grutas
con una entrada de cincuenta centímetros de diámetro, lugar muy misterioso con esqueletos que sacaron
algunos antropólogos; se encontraron igualmente metates enterrados a dos metros bajo tierra. Siembran

74 El más caro.
75 $70.00 por una persona en noviembre de 1998.

Radiografía de los Tacuates

maíz, frijol y habas y, cuando sobra, bajan a vender a Tlaxiaco. La cola del huracán Paulina les quiso
dañar la cosecha.76

b.

Distrito de Sola de Vega

Santiago Amoltepec77

Cabecera municipal del distrito, Amoltepec es una de las tantas comunidades de la región que apenas está
saliendo del aislamiento.78 El mapa que se encuentra en la comunidad comprende veintiún comunidades,
incluyendo el centro: Piedra del Tambor, Barranca Obscura, Barranca Honda, Río Ciruelo, Colonia de
Jesús, San Isidro, La Soledad, El Cocal, El Laurel, Las Cuevas, El Mamey,79 Barranca Cocida, Llano
Nuevo, Huamuchil, Barranca Rica, San José de las Flores,80 Llano Tigre, La Mesilla, San Lorenzo El
Zapote y Pueblo Viejo. Limitándonos a los municipios más recurrentes en esta presentación, colinda al
noroeste con Itundujia, al sur con Zenzontepec y al suroeste con Santiago Ixtayutla. El Río Ciruelo separa
el municipio de los municipios chatinos81 que están al este. Tiene problemas de tierra con todos los
municipios que lo rodean —a excepción de Ixtayutla e Itundujia—, particularmente con todos los
municipios chatinos; por eso para ir a Oaxaca tienen que atravesar toda la Mixteca, invirtiendo el doble de
tiempo que si se fueran por la zona chatina. Ya tienen mucho tiempo peleados, "se han matado y ni sacan
nada bueno de una raya"; aun cuando por un rato dejaron de tener problemas, en 1998 otra vez tenían
conflictos, por lo que en noviembre de este mismo año, la autoridad iba a realizar un primer encuentro con
los niños para restablecer las paces.82 Desde hace algunos años se turnan policías que llegan de diferentes
partes del estado de Oaxaca; llegan un mes, descansan unos días y se regresan.

Lo más rápido es llegar desde Oaxaca, en media hora por avioneta, como en todos los
pueblos importantes serranos. Por tierra, para llegar de Jamiltepec, tienen que llegar a Ixtayutla y
de ahí irse caminando o dar un rodeo para tomar un transporte en El Paraíso. La entrada al
municipio se hace por Tlaxiaco de donde, en 1998, no salían todavía camionetas directas; se
debían tomar las que salían para Independencia a las cinco o seis de la mañana. De Tlaxiaco a
Santa Cruz Itundujia, comunidad del distrito de Putla, el camión, que pasaba por San Agustín
Tlacotepec, Chalcatongo de Hidalgo y Santiago Yosonduo, todas en el distrito de Tlaxiaco,
cobraba veinticinco pesos y hacía tres horas.83 Pavimentada hasta Chalcatongo, después la

76 Información proporcionada en noviembre de 1998 por un hombre de Atatlahuca, conocido en Tlaxiaco.
77 Existe otra cabecera municipal, San Cristóbal Amoltepec, en el mismo distrito.
78 Un señor de una de las comunidades del municipio, que estuvo trabajando como cinco o seis años en Monte
Albán dice: "Somos casi iguales, jodidos, aquí nunca ha venido un ingeniero técnico que nos asesore, la gente está
así por falta de asesoramiento, porque si no, podría sembrar tomate para vender o por lo menos rábanos y lechugas
para comer".
79 Los de Ixtayutla suelen ir a la fiesta que se realiza en El Mamey, agencia política de 493 habitantes en 1995.
80 Cuando mencionemos a "San José de las Flores", nunca se tratará de esta comunidad sino de la comunidad del
municipio de Jamiltepec.
81 Los chatinos entraron a Ixtayutla por 1990 [información del padre José].
82 Seguramente no se logró del todo puesto que, en agosto del 2000, volvía a hablarse de sus conflictos en algunos
periódicos. Ver por ejemplo el artículo de La Jornada del día 28, "Ancestral problema entre Amoltepec y
Yucutindoo. Se agudiza el conflicto territorial de comunidades de la Sierra Sur. Muertes e impunidad, las constantes
en la región oaxaqueña" (Rosa Rojas, enviada, p. 16). Del mismo artículo, me parece importante citar: "El conflicto
ancestral de límites entre la comunidad mixteca de Santiago Amoltepec con las poblaciones vecinas ―Zaniza y
Textitlán (zapotecos), Yucutindoo (mestizos) y Zenzontepec (chatinos), pueblos de la Sierra Sur―, que ha dejado

más de 100 muertos en las últimas décadas, está otra vez en el filo de la navaja, dicen los de Amoltepec, 'porque
Yucutindoo se niega a conciliar' ".
83 En otra parte del diario de campo, se dice que el microbús hace entre cuatro y cinco horas.

Radiografía de los Tacuates

carretera se volvía de terracería. De Itundujia a Independencia, pasando por las comunidades de
Unión de Galeana, Providencia, Guerrero, Chapizal y Buena Vista de Juárez, eran otras tres
horas. Durante todo el camino había letreros sobre planificación familiar, higiene de alimentos y
letrinas. De Independencia a Amoltepec había que caminar nueve horas o tomar la camioneta
que bajaba cada tercer día y hacía cuatro horas, pasando por las comunidades de Las Cuevas y El
Mamey y por una cascada, parte frecuentada por gente interesada en las cuevas. Podían
igualmente pasar carros chicos, camiones84 o camionetas, particulares o de alguna institución.
Era también frecuente ver algunos hombres en bicicleta. En noviembre de este año, en Amoltepec
anunciaron que en adelante habría salidas en autobús a Tlaxiaco, los lunes, miércoles y viernes a
las 9:00, en tanto que los regresos serían los martes, jueves y sábados.
Amoltepec, que podría ser el último municipio de habla mixteca de este lado, tiene un alto
porcentaje de monolingüismo; sin embargo ya no se oye hablar "lengua" a los niños, lo que
muestra una pérdida del idioma. Por eso algunos miembros se esfuerzan por fortalecer el mixteco
y, según el presidente de bienes comunales —quien tuvo que aprenderlo en 1995 ya que en la
escuela le prohibían hablarlo— cada cuatro meses se reúnen algunos hombres de Tlaxiaco,
Chalcatongo, Santiago Yosonduo, Itundujia y Amoltepec para escribirlo.
El vestido que usan las mujeres es de colores fuertes y/o floreado; se peinan con una o dos
trenzas amarradas en la parte final; algunas tienen cola de caballo; usan rebozo liso o negro
tejido, que llevan de México, y usan zapatos de plástico o tenis. Antes, vestían con naguas y los
hombres con calzón. Algunos hombres visten todavía calzón de manta y camisa. Los jóvenes
llevan pantalón de mezclilla y camisa; los señores, pantalón y camisa de varios colores. Casi
todos se ponen sombrero o cachucha.
Según algunos habitantes, hay 12 000 habitantes que representan, según otros, unas 90
familias; según los del INI, las cifras de hace dos años a su disposición, indican 7 000 personas
aun cuando recomiendan ir a la supervisión escolar para obtener una cifra más exacta, pues cada
año mandan a todos los maestros a censar casa por casa; según los censos del INEGI de 1995,85
eran 8 576 habitantes; de los 5 096 hablantes de mixteco mayores de cinco años, 3 905 y 1 191
eran, respectivamente, bilingües de mixteco y español y monolingües de mixteco.
En la cabecera municipal hay dos centros de salud del IMSS, muchas veces cerrados.
Frente a la presidencia, dirigida hacia donde sale el sol, está la escuela primaria bilingüe Manuel
Altamirano —que existe desde hace veinte años y cuyos grupos son como de 35 niños— donde
tienen una videoteca. Los lunes, se hace el ejercicio a las diez de la mañana ya que primero hacen
honores. Hay también una secundaria que tiene cuatro años de antigüedad. En las rancherías sólo
existe hasta segundo de primaria, por lo que muchos de los niños van al centro a estudiar.
Aunque la escuela dice ser bilingüe, como les mandan maestros que hablan otra variante del
mixteco las clases se dan en español. Al salir de la escuela a las dos de la tarde, los niños se
ponen a jugar en las canchas.

En medio de la presidencia, ubicada en la carretera, y de la escuela, está la cancha de
básquet; a los costados de esta carretera en curvas, tanto arriba como abajo, las casas —que
pueden ser de adobe con techo de lámina o de tablas de madera— están esparcidas entre sus
milpas. Varias casas, que en realidad son tiendas, cerradas entre semana, pertenecen a gente que

84 Por ejemplo en 1998, el que era tesorero de Amoltepec tenía un camión.
85 Al menos de que se especifique de otro modo, los datos del INEGI provienen del año 1995, tal como los presenta
Ángel García García y colaboradores (s/f).

Radiografía de los Tacuates

vive en los ranchos y las abren los domingos. No hay luz eléctrica en las casas; algunas tienen
planta solar y estufas de gas.

En el municipio, todo es propiedad comunal, por lo que el presidente de bienes comunales
tiene su oficina en la cabecera. Sólo hay veintiocho pequeños propietarios en el centro, pero no
son tierras para cultivar. Dentro del municipio, no hay problemas de tierras entre comunidades
sino entre vecinos de la misma comunidad. No hay empresas forestales y cultivan, además de la
milpa y tomatitos, café y marihuana. Trabajan poco el barro y hombres y mujeres saben tejer la
palma.

Hay una Conasupo, varias tiendas86 y los domingos hay plaza, donde llegan de varias
comunidades. Apenas están construyendo el mercado, arriba del centro, por lo que algunos de los
puestos se ponen arriba y otros cerca de la presidencia; aun cuando el municipio quiere
reacomodarlos en el mercado, la mayoría no desea irse para allá porque no venden igual y cuesta
trabajo subir la mercancía. Los días de plaza, por la mañana comienzan a ponerse algunos
puestos, entre los que la mayoría son de mujeres, unas vendiendo en cestos su pan, otras tamales
de pollo. En unos se venden dulces, jabón, cuadernos, lápices y otras chunches; en otros, dulces,
bolitas para el cabello, jícaras de plástico y gorras. Llegan también a vender petates, tenates,
algunos con mecapal. Todo el día se escuchan corridos por el altavoz y avisos de llamadas
telefónicas. No faltan los borrachines bebiendo aguardiente y aquellos que están encerrados en la
cárcel que está al lado derecho de la presidencia. Como a las tres de la tarde la gente se comienza
a retirar y al final sólo quedan los básquetbolistas.
Pertenecen al programa estatal de Aula Abierta y, a su llegada, la despensa87 se amontona
afuera de la presidencia para que, al día siguiente, los hombres de varias comunidades carguen en
redes sobre sus mulas lo que les corresponde para llevárselo.
Dicen estar organizados con sistemas de cargos, tener mayordomos y hacer faenas en todo
el municipio. Los cargos son presidente municipal y su ayudante, con una intendente de la
presidencia, síndico y su suplente, tesorero, ocho regidores —de obras, de educación, salud,
etcétera— y cuatro principados, con sus respectivos suplentes. Según una autoridad de
Independencia, hay tatamandones. Las autoridades se eligen por usos y costumbres. Las
decisiones que atañen a la vida del municipio, se toman en asambleas generales:

Por la mañana del martes 17 de noviembre de 1998, don Alberto, presidente de bienes comunales, le
anuncia a Valeria que va haber asamblea con todas las comunidades para enterar a todos de lo que
pactaron los otros municipios sobre los linderos de Amoltepec; "vienen muchísimos, tantos que no caben
en las canchas". Poco a poco va llegando gente aunque no tanta como decía Alberto. Al comenzar la
reunión a las doce, Alberto le pide a la gente se acerque para comenzar; les lee unos documentos donde
Zenzontepec acepta reconocer los límites de Amoltepec siempre y cuando se respete lo que ellos
estipularon en 1954; los municipios de Santiago Textitlán y Santa María Zaniza, así como San Mateo
Yucutindo del municipio de Zapotitlan del Río, postulan algo parecido, que al someterse a votación no
les parece a los asistentes. Uno de los presentes alega que por qué tienen que dar a San Mateo el Cerro
Amole en el cual vivieron sus antepasados; otro reclama a las autoridades el hecho de que sólo quieran
hacer tratados de paz; otro se queja de la rapidez con la que se quiere tomar una resolución, pues el
presidente de bienes comunales quería que el miércoles o jueves se fijaran los límites por orden
presidencial. Finalmente, después de algunas intervenciones, acuerdan pedir una ley de amparo.

86 Llevan el café y las cervezas de Oaxaca.
87 Paquetes de puré de tomate, atole y sopa de pasta.

Radiografía de los Tacuates

Igual que en Ixtayutla, se festeja a Santiago, el santo patrón, el 25 de julio. También
festejan Carnaval, Semana Santa y Todos Santos. Ningún padre vive en el municipio y sólo a
veces llega uno de Itundujia y a veces de Oaxaca; pero sí hay religiosas permanentes. La iglesia,
que se abre los domingos en la mañana, es de adobe, con techo de lámina y bancas de madera; los
santos son el señor Santiago, la Virgen de la Soledad y la Virgen de Guadalupe. Todos los
domingos hay rosario y la mayoría de los fieles son mujeres que se sientan del lado derecho,
dejando el lado izquierdo a algunos hombres. El catequista dirige la misa mientras la mayoría
sigue hablando entre sí; las mujeres pasan a dejar las flores a los santos, los hombres rezan el
credo, se dan la paz y piden que haya trabajo y salud. Prenden varias velas a los santos y les
llevan flor de bolsa, de Todos Santos o de la que se dé en ese momento. El panteón está en lo alto
de una loma de donde se alcanza a divisar todo el pueblo.
Sobre las relaciones entre Amoltepec e Ixtayutla, no queda duda que fueron muy estrechas
después de la Revolución y que mucha gente de Amoltepec fue migrando a Ixtayutla donde se
integraron a los "nativos". Actualmente, aun cuando los de Amoltepec pasan por Ixtayutla cuando
se van a trabajar a la costa, las opiniones divergen: unas gentes de la cabecera municipal dijeron
no tener familia en Ixtayutla, aun cuando creían probable que los de la comunidad de La
Mesilla88 sí tuvieran algún familiar, por ser la más cercana a Ixtayutla; por el contrario, el padre
José de Itundujia89 considera que hay todavía mucha relación entre la gente de ambos
municipios, que se llevan muy bien y que están emparentados. Los de Ixtayutla dicen de los de
Amoltepec que son muy peleoneros y cargan armas; desaconsejan ir allá ya que es muy peligroso
y violento y que “para allá no hay paso”; acostumbran subir a Amoltepec para vender chile, lo
que se refleja en los dibujos que los niños hacen de los habitantes de Ixtayutla.90 En general, se
puede decir que entre Amoltepec e Ixtayutla hay buenas relaciones, quizá un poco distantes pero
buenas.

La conclusión de Valeria después de su estancia en Amoltepec es:

"Dentro de las diferencias entre los dos municipios de Amoltepec y de Ixtayutla, considero
que las relaciones entre las comunidades de Amoltepec son buenas, probablemente porque
en todas se habla o entiende la lengua, cosa que en Ixtayutla no sucede puesto que ni todos
hablan mixteco, ni dependen de la misma manera de la cabecera y tampoco hay un mercado
que los reúna a todos. Míticamente no parece haber vínculo entre estos dos pueblos.
Históricamente puede que haya pero no es tan reconocido o evidente para la gente de
Amoltepec como para la gente de Ixtayutla".

88 Para llegar a esta comunidad se hacen seis horas caminando desde Amoltepec.
89 Cuando estaba trabajando con los de Amoltepec, en 1992, le tocó ir con ellos por su códice a la Universidad de
Texas; les hicieron un facsímil porque no les quisieron entregar el original e inclusive se rieron cuando les hicieron la
petición.
90 Para su tesis, Valeria tuvo que hacer dibujar a niños entre los nueve y doce años en escuelas de diferentes lugares.
En Amoltepec, lo primero que pregunta el director Octaviano a los niños de sexto año es si conocen por algún
nombre a los de Ixtayutla, a lo que responden que no; por eso Valeria opta por pedirles que dibujen a una persona de
Ixtayutla y a otra de Amoltepec; la mayoría de los niños dibujaron a los dos pero a las niñas les costó más trabajo y
algunas dijeron que no conocían Ixtayutla. Muchos pusieron a los de Ixtayutla vendiendo chiles.

Radiografía de los Tacuates

c.

Distrito de Juquila

San Pedro Tututepec91

En la desviación que parte de la carretera Jamiltepec-Puerto Escondido, hay un letrero que lleva el nombre
de San Pedro Tututepec, junto con otro de la escuela secundaria técnica de San Pedro. Una segunda
desviación, a partir de la cual el camino a San Pedro es de subida aunque antes era plano, pasa por La Luz
Tututepec, agencia que tiene viviendas de cemento. Estos caminos están pavimentados. Se planeaba hacer
pasar por Tututepec la carretera que atraviesa Santa Rosa de Lima, y de la cual parte la desviación que
comunica con San Pedro y La Luz, pero se dice que el señor Carlos Cortés,92 padre de Luisa Cortés —
candidata electa por el PRI a diputada en 1997— movió sus influencias para que esta carretera se desviara;
que pretextó que se atropellarían a niños y animales aun cuando el verdadero motivo era que, en aquel
tiempo, siendo el comerciante más grande, temía que con el camino entrarían más establecimientos
comerciales que le quitarían el mercado.

Cabecera del municipio del mismo nombre, pertenece al distrito de Juquila que colinda con
el distrito de Jamiltepec. Está en una zona más alta que La Luz. Las calles y las casas,
distanciadas unas de otras, no presentan un orden preestablecido. En el centro93 hay un pequeño
kiosco enfrente del palacio municipal, rodeado por árboles y plantas de ornato dispuestas por toda
la plaza. Muchas callejuelas están pavimentadas con cemento. Una oficina de telégrafos está
ubicada en la presidencia municipal,94 todavía en obra en 1998.95 El Hotel Cortés, construcción
que presenta un frente de unos diez metros96 que actualmente no cuenta con un letrero, y tiene
excusado y regadera, es el único lugar del municipio donde se pueden rentar cuartos; unos tienen
ventana sin vidrio y dos portezuelas de madera para cerrar.

91

1. Así viene en el mapa pero en el texto tomado como referencia, viene como "Villa de Tututepec de
Melchor Ocampo"; su nombre viene del mixteco tutu, "papel" y del náhuatl tepec, "cerro".
2. "―¿Cabecitas de pájaros? ¿Tienen que ver con el nombre de Tututepec?
― Tal vez [...] Lo curioso es que a tótotl (pájaro, en azteca), corresponde el mixteco tidzaa; y a tépec, 'en el cerro',
yucu, que quiere decir lo mismo. En mixteco, Tututepec se llama Yucudzaa, 'cerro de los pájaros'.

― ¿Cuál de los dos nombres fue el primero?
― No sé. El señor Cortés cree que el náhuatl. También es náhuatl el nombre del fundador de Tututepec.
―¿Quién?
Mazatzin, el venado.
― ¿Un mixteco con nombre mexicano?
― No, un tolteca. Su descendiente Casandoo se jactaba de su origen tolteca" [Tibón, 1962:70 y s].
92 La historiadora Rosanna Woensdogt comenta en su tesis que Carlos Cortés, padre de Luisa, se pirateó uno de los
libros de Manuel Grácida.
93 En la plaza hay un letrero con los siguientes datos:
Villa Tututepec de Melchor Ocampo
Municipio 40,501 hab.
Territorio 1,249 km. cuadrados
Densidad de Población 32.43 hab/km. cuadrado
Crecimiento 2.42% anual
Duplicación de población 28.9 año
Fuente INEGI Conteo 1985 (?)
94 El presidente municipal para 1999 sería el señor Rodrigo Herrera Arrazuela.
95 A las campanas de la iglesia se les había construido una estructura de cemento para suplir la que tenían antes, de
palos de madera y teja.
96 Esta casa, ubicada enfrente del centro de salud, pertenece a la familia Cortés. Integra una tienda y un restaurante
atendido por la señora Faustina y la señora Laurencia, madre de Luisa Cortés, que rentan cuartos.

Radiografía de los Tacuates

Hay cinco sectores, entre los que se encuentran dos barrios de representación indígena, el
Barrio La Playa, que va del lugar donde se encuentra la piedra Yucusa hasta la calle principal que
demarca la división; y El Barrio Grande, que está al otro lado de la avenida principal.
Aunque pareciera ser que en Tututepec marcha todo sin ningún problema por el hecho de
contar con más servicios públicos y una economía más agilizada, de trasfondo se encuentran
varios conflictos y desigualdad entre los pobladores y la clase pudiente que detenta los puestos
públicos. Uno de los problemas se da por límites de tierras, e incluso se dio el caso de que
hubieran dos ejidos dentro de las tierras comunales.
Según un informante,97 que oyó por la radio sobre las costumbres de la zona, si bien la
mayoría es monolingüe de español, es posible que unas cincuenta personas hablen el mixteco,
pero la mayoría decide no hacerlo; es el caso de unas señoras que, aunque hablan el mixteco, no
lo enseñan a sus hijos.

d.

Distrito de Jamiltepec

Jamiltepec98

En Jamiltepec, en la mañana hay bastante gente. Muchas mujeres visten con indumentaria indígena de
diferentes tipos, como falda con listones color azul celeste y mantilla blanca; en algunas mujeres se ven
bordados; otras llevan faja roja. Aun cuando muchos hombres llevan también varios tipos de calzón y
cotón de manta cotón y calzón ancho, cotón y calzón cruzado arremangado hasta la rodilla, etcétera ,
la mayoría viste como mestizos.

En su centro, la plaza tiene un kiosco alrededor del cual están dispuestas algunas mesas
donde la gente puede consumir bebidas y alimentos ligeros; esta misma disposición se encuentra
en Santa María Zacatepec. El Ayuntamiento, así como la iglesia situada en un costado, dan sobre
la plaza,99 que se prolonga hacia la salida a Pinotepa por una zona mercantil que llega más o
menos —reduciéndose cada vez más— hasta la estación de autobuses. Primero está el mercado
donde varias mujeres venden tamales u otros productos en una calle repleta de negocios fijos;
luego los dos restoranes que se recomiendan a la gente de afuera; la estación de las combis que

97 La chirimoya, la naranja, la verdolaga, la hierbabuena se dan en su huerto. Tiene dos cerdos medianos y gallinas.
98 En Jamiltepec, cuyo nombre en mixteco es Casandoo, hay tres barrios: el Barrio Central, que es el de mestizos, y
los barrios Grande y Chico, donde moran los mixtecos. Hay dos cementerios: el de los mestizos y el de los mixtecos;
éste se encuentra fuera del cerco del panteón, en una lomita con un árbol frondoso.
Junto al palacio municipal hay una antigua estatua de granito de tres mil años o más, con rasgos olmecoides. Según
una persona, viene de Piedra Parada, zona arqueológica próxima a Comaltepec, casi sin explorar, donde hay muchas
piedras paradas, como menhires, y una gran escultura que representa un jaguar. Según otra, viene de Cerro Grande,
montaña de mil metros de altura a cinco horas a caballo de Jamiltepec. Otra más dice que viene de Tututepec, y otra
que siempre estuvo allí. Pero la versión acertada es la que dice que llegó hace unos 75 años de Los Herreros, terreno
al suroeste de la cuadrilla llamada "Boquilla del Río Verde", a unos cuarenta metros del camino que conduce al mar,
donde hay otra estatua completamente cubierta por la vegetación (Tibón, 1962:118 y ss).
"Existe un organismo gubernamental que trata de subir el nivel de vida y de educación de los grupos autóctonos y
trabaja en favor de la fraternidad entre indígenas y mestizos. Dirige tal organismo, el Instituto Nacional Indigenista,
un hombre sabio y bueno, Alfonso Caso; colaboran con él antropólogos, sociólogos y médicos, a quienes anima un
espíritu que no parece de nuestros días: el de los apóstoles laicos.
En Jamiltepec funciona, desde hace algunos años, un centro del INI. Su labor, máxime en las escuelas, es eficaz y
benéfica. El último 16 de septiembre, los habitantes del Centro vieron con asombro participar en el desfile patriótico
a niños y niñas de los barrios Grande y Chico, de San José de las Flores y de Mechoacán, todos pulcramente vestidos
de blanco" (Tibón, Ibíd.:125).
99 En junio de 1997, el templo principal estaba en reconstrucción y se oficiaba en un local a su lado. Entre la
presidencia municipal y el templo se encuentra el Centro Coordinador del INI.

Radiografía de los Tacuates

salen a Pinotepa; La Playita ya mencionada, de donde salen camionetas de pasajeros hacia
diferentes partes de la región. Al final, la Procuraduría Agraria y uno de los hoteles, que son por
lo menos dos: éste, frente a la terminal de autobuses, o sea ligeramente descentrado, de reciente
construcción; otro, más céntrico, que parece mucho más antiguo y haber sido refuncionalizado a
partir de un edificio habitacional. En las calles transitan tanto vehículos de cuatro y dos ruedas,
incluyendo camiones de carga y paleteros, como peatones y gente a caballo; el acarreo de cubetas
de agua es frecuente. Los taxis pasan seguido y también jóvenes rumbo a la escuela. Se oye a la
gente hablar español y mixteco.
Entre los servicios, se evidencian secundaria técnica, papelería, dentista, veterinaria y
tienda campesina de Sedesol. A pesar de ser cabecera de distrito, Jamiltepec no tiene sucursales
bancarias ni establecimientos comerciales del tamaño de los de Pinotepa Nacional.
Hay una base de policías que son mandados a diferentes partes del municipio.
Cada semana a las ocho pasa una procesión de la virgen por el centro de Jamiltepec, llevada
fundamentalmente por ancianos.
Uno de los personajes más importantes parece ser un tal Cresencio Hilario Lorenzo de la
Cruz, de origen mixteco, que tiene varios negocios, entre los que se cuentan hoteles, venta de
automóviles, etcétera. Se le han querido encontrar nexos con el narcotráfico, pero sin poderse
comprobar nada. Actualmente, algunos lo consideran como una fuerza de contrapeso para los
caciques de Jamiltepec, porque dicen que manda matar a quien mate a alguien del pueblo. Sin
embargo, no quiere la presidencia para no descuidar sus negocios, buscando más bien poner a
alguien del pueblo junto con un asesor para impulsar el desarrollo económico de Jamiltepec, para
lo cual tiene el apoyo de la gente.

Pinotepa Nacional100

Pinotepa Nacional es una ciudad pequeña, con población principalmente mestiza, aunque también se
escucha a mucha gente hablar en “lengua” y se ve a otra con fenotipo negroide. De un lado del zócalo está
el Ayuntamiento101 y al costado, la iglesia. La plaza, alargada, tiene un buen tamaño y tiene una especie
de kiosco descentrado bastante modernizado; a ella dan muchos pequeños restoranes y otras tiendas. Aquí
"a partir de las cinco de la tarde, comienzan a llegar algunos adolescentes; los varones se sientan en las
bancas o en las escaleras de la plaza en grupos y fuman cigarros, toman refrescos y platican, presumen,

100

1."Pinotepa, que ellos llaman Ñuyoco, 'tierra nueva' " (Tibón,1962:21).
2. "Había dos Pinotepas en el siglo XVI: la grande [la que hoy se llama "Nacional", se llamaba "del Rey"] y la
chica [don Luis]. La grande se encomendó, a raíz de la Conquista, al rey de España; la chica a cierto don Luis de
Castilla. [...] Por lo tanto [si se hubiera añadido el apellido "Castilla" hubiera prestado a confusión ya que todo lo
perteneciente a España era "Castilla"] el pueblo le añadió a la Pinotepa chica el nombre de pila del encomendero; y
hoy todavía se llama Pinotepa de don Luis" [Tibón, (1962:225)].
"a raíz de la independencia la antigua (225) Pinotepa del Rey fue llamada Pinotepa del Departamento. [...] de
Jamiltepec.
En 1826, Pinotepa ya no es del Departamento, sino del Estado. [...] no encontramos el decreto del congreso
oaxaqueño que atribuye a Pinotepa el título de Nacional. Sólo comprobamos que el cambio ha debido efectuarse
entre 1863 y 1873: tal vez al terminar la guerra de Intervención. [...] Puesto que la reconquista del primer distrito
oaxaqueño se inició con la toma de Pinotepa del Estado y que desde allá el general Díaz organizó la marcha sobre
Jamiltepec, me parece claro que el título de Nacional fue conferido por don Porfirio (228) ―organizador de la
Guardia Nacional― a Pinotepa, debido al patriotismo y espíritu reciamente 'nacional', es decir superior al localismo

'estatal', demostrado por los pinotepenses en la lucha antiimperialista. [...] permiten deducir que Pinotepa se volvió
'Nacional' en el mismo momento en que Jamiltepec fue declarada villa.
Ahora que hemos delimitado el tiempo (marzo-noviembre de 1866) del nuevo bautizo de Pinotepa [...]" (Ibíd.:229).
101 En 1997, el cabildo era del PRD.

Radiografía de los Tacuates

dicen groserías y se molestan entre sí". En el centro hay cinco bancos ya que en Pinotepa circula mucho
dinero, tres de ellos con cajeros automáticos. Pero no hay ningún establecimiento comercial del tipo
supermercado como Aurrera, Gigante, Comercial Mexicana, etcétera; los establecimientos más grandes
son misceláneas y la tienda del ISSSTE, que también es pequeña.

Parece ser el centro regional de intercambio económico —más importante que Jamiltepec,
cabecera municipal— adonde llegan diversas mercancías de los demás municipios y
comunidades. El mercado está un poco afuera del centro y de aquí salen los micros que van a
toda la región. En el mercado, se venden infinidad de cosas: frutas, verduras, carne de res, pollo,
pescado, camarón, antojitos, hierbas, imágenes, ropa comercial y artesanal, sombreros, casetes,
utensilios domésticos; hay tienditas, peluquería, muchos puestos de comida, etcétera. Se observa
una gran confluencia de vendedores de diferentes partes de la costa con un importante comercio
de maíz, que ocupa una sección de terreno de comercialización grande en la que sólo se ven
hombres. Entre las vendedoras que hablan mixteco, algunas mujeres llevan enredo lila y más
corto que otros. En las orillas, se ponen a vender de manera informal —es decir sin locales
establecidos— hablantes de mixteco de diferentes pueblos de la costa; venden principalmente
frutas piña, mangos, cocos. Hay también venta-compra de ganado.
En las fondas más comunes pueden comerse, además de carne de pollo, res y cerdo, otros
guisos preparados con armadillo, víbora o codorniz y también es famoso el “pan de vida” que
está hecho con huevo y que se expende en el mercado.

San José de las Flores

Agencia municipal del municipio de Jamiltepec constituida en ejido, limítrofe con el municipio de
Santiago Ixtayutla, con quien no tiene comercio, es principalmente hispanohablante. Los primeros
pobladores llegaron en 1930 de San Miguel el Grande, distrito de Tlaxiaco, debido a la Revolución. Con
energía eléctrica, tiene un centro de salud que no depende de Coplamar, así como una telesecundaria. Hay
un restaurante-tiendita-caseta telefónica y la mayoría de las casas son de adobe, ladrillo y techo de teja.

Hay explotación forestal controlada por los ejidatarios y una empresa forestal. Es zona
cafetalera. Utilizan estaca y no arado por la inclinación del terreno. Hay ciruelos y mangos. Los
chatinos, algunos de los cuales se han quedado a vivir, llegan a vender maíz.
Para el 20 de noviembre de 1998 se hicieron dos bailes ya que el pueblo está dividido entre
priístas y perredistas y hay dos presidentes municipales.
Algunos dicen que festejan Semana Santa, haciendo procesión, mientras otros dicen que

aquí no la festejan.

Guadalupe el Tambor

En esta comunidad del municipio colindante de Santiago Tetepec pegado al área chatina se habla mixteco
y español; aun cuando la lengua cambia un poco, se entienden con los de Ixtayutla, que a veces llegan a
venderles chile. Ellos a su vez van a vender maíz a San José de las Flores. Los de La Soledad de
Carrizo102 también producen para vender.

102 La Soledad de Carrizo es un pueblo muy pequeño, en donde hablan español, del municipio de Santiago Tetepec
entrando por El Rosario; está a tres horas caminando de San José de las Flores. Otro pueblo indígena de por acá es
Tetepec. Festejan el 18 de diciembre su fiesta patronal, La Soledad. El jueves 19 de febrero de 1998, en un trocero
que subía a San José de las Flores viajaban cuatro personas de Carrizo. Una de ellas, cuya tía trabajaba de maestra en
Ixtayutla, quería el nombre de la dentista porque en Jamiltepec le cobraban muy caro, $2 000.00 por una placa; a
Ixtayutla sólo había ido dos veces. Llegando a San José, se fueron caminando las cuatro personas; a caballo se hacen
doce horas. El 28 de febrero de 1998 iban a tener baile.

Radiografía de los Tacuates

El viernes 11 de diciembre de 1998, una hija de Alberto, de San Lucas Atoyaquillo, se fue a

la fiesta del Tambor.

San Agustín Chayuco

Es la cabecera municipal de un municipio que colinda con el de Ixtayutla.

Ambrosia, quien cubre un interinato en el preescolar de La Humedad, comunidad de
Ixtayutla, es de Chayuco, donde todos hablan español además de mixteco. Según ella, es mucho
más antiguo Chayuco que Ixtayutla. En San Agustín Chayuco festejan el 30 de abril y 1º de
mayo; después vuelven a festejar al mismo santo en agosto 28 y 29; también festejan Carnaval
con tejorones. De Jamiltepec a Chayuco se hace una hora; de Chayuco a Ixtayutla, un día entero.
De San José de las Flores hay camino a Chayuco por el que se hacen tres horas caminando.
Viendo los comercios de este lugar, parece que practican actividades económicas de mayor
rendimiento monetario que las comunidades vecinas de Ixtayutla. Además, el ganado vacuno se
ve con mayor frecuencia en corrales de las orillas del pueblo.

Pinotepa de Don Luis

Cabecera municipal del municipio de mismo nombre, es un gran centro artesanal. Se elaboran bordados y
tejidos para la comercialización así como guajes, sonajas y jícaras.103 A escala doméstica se hacen
calabazas dibujadas. Hay una cooperativa, el Centro Artesanal Ndoyu'u, donde las mujeres se reúnen para
tejer. En algunas casas, almacenan toda la mercancía en costales, sacando para cualquier interesado —de
miles de muebles y de cachivaches— su producción de indumentarias y la de las comunidades vecinas,
incluyendo la de Ixtayutla de donde llegan mujeres a comprar enredos y a vender o dejar a consignación
sus huipiles. Entre octubre y marzo, más o menos, los hombres de Don Luis bajan al mar a buscar los
caracoles y allá mismo, con caracol vivo, tiñen el hilo.

San Juan Jicayan

En San Juan Jicayan, municipio de San Pedro Jicayan, distrito de Jamiltepec, está el “Cerro del Diablo”.

e.

Distrito de Putla

Putla

Si bien Jamiltepec y Pinotepa Nacional son particularmente importantes en el ámbito comercial para
Ixtayutla, Putla lo es para Zacatepec y para el lado oeste del municipio de Ixtayutla.

Todavía me parece más acertada y significativa que todo lo que vendrá a continuación la
presentación que de este pueblo hace Ricardo Martell en Tibón (1961):

"― Putla es uno de los Microméxicos antiguos en que se encuentra la llave del

Macroméxico actual. [...] es una muestra viviente del México del siglo XVIII [...]

― ¿Sobrevive en Putla el orden social de la colonia?
― Sí, sólo que ahora los gachupines y los criollos forman un bloque compacto con los

mestizos para explotar a los indios [Triques, mixtecos y pastores]" (157).

En abril de 1998, en San José de las Flores una familia, señor, señora e hijo, provenientes de La Soledad de Carrizo y
que tenían familia en San José y en La Humedad esperaban camioneta a Jamiltepec.
103 Algunas con trabajo de bajorrelieve.

Radiografía de los Tacuates

El mercado de Putla,104 sin orden muy definido —mezclándose puestos de ropa, comida,
verduras, artículos de limpieza, instrumentos de plástico, zapatos—, es muy grande y abarca
varias calles, ampliándose todavía más los domingos cuando, a su alrededor, se instalan los
comerciantes que, sólo en este día de plaza, llevan ropa, verduras, fruta y otros productos como
trastes de plástico, listones, telas, etcétera. Aquí también bajan los pueblos vecinos a vender por
montones lo que les sobra o el “monocultivo” destinado a la venta, en mayor cantidad en este
caso.105 Se venden igualmente pescados de agua dulce y salada conservados en sal y camarones,
particularmente por mujeres y hombres afro-mestizos de la costa; gallinas y guajolotes vivos,
pájaros, semillas, diversas clases de frijol, chile, chocolate, café, piloncillo, cohetes, copal, fruta,
pan, artesanías, cirios para iglesia, hierbas deshidratadas de uso medicinal y para condimentar,106
vajillas, utensilios para limpieza, sillas de madera, y muchos artículos de plástico como juguetes,
trastes, casetes y ropa comercial. Muchos de los mercaderes, sobre todo los que están instalados
en las banquetas, son indígenas y las transacciones se hacen en triqui, amuzgo, mixteco y
español. Se pueden ver también algunas personas que venden a pequeña escala caminando por las
calles del mercado; entre ellas, mujeres indígenas, triquis sobre todo, recorren el mercado
vendiendo alcatraces, fruta y textiles mostrando sus bordados elaborados en telares de cintura.
Muchos, vendedores y compradores, se quedan en el parque frente al palacio municipal, sede de
particular bullicio en días de mercado donde la gente que baja de los pueblos aprovecha sus
compras para arreglar sus asuntos administrativos. En el mercado y a sus alrededores hay muchas
tiendas y puestos fijos de ropa a la moda urbana, radios, lámparas, relojes, televisores,
electrodomésticos, etcétera. Los puestos de ropa y electrodomésticos son de armazón metálico y
la mayoría de los puestos de alimentos se tienden sobre la calle o banqueta.

La Reforma

Ya vimos que este municipio, que cuenta con las cuatro rancherías de Río Tigre, Estanzuela Grande, El
Porvenir y Nueva Esperanza, separa Santa María Zacatepec de Santiago Ixtayutla. No se habla ninguna

lengua aparte del español y la gente dice que ahí fueron siempre “gente de razón”.

Algunas casas, varias de ellas dispersas, son de adobe y techo de teja, tabique o ladrillo.
Pero la mayoría son de concreto y las calles, de terracería. Unas están todavía en obra negra
mientras otras se ven bien construidas muchas de dos plantas , con materiales de
construcción, herrería y buenos terminados. Hay establecimientos comerciales, papelerías,
farmacias, estéticas unisex, etcétera, bien surtidos y grandes, uno cada dos calles.
El señor que les prestó su casa a los estudiantes tiene una tienda grande que atiende con sus
hijos. Venden ropa, zapatos, cinturones, regalos, relojes, ropa interior, etcétera. Uno de sus
clientes, indígena de El Carasol, comunidad de Santiago Ixtayutla, pregunta por un reloj: “es un

Citizen, valen setenta pesos”.

En el pueblo hay clínica de salud,107 ginecólogos, médicos particulares, farmacia donde se
atienden partos y hasta dentista. Se ven antenas parabólicas. Hay por lo menos dos grupos de
A.A., uno en la esquina que está frente al mercado, y una cantina donde los hombres llegan a

104 "Burgoa used the term feria or fair in reference to the Putla market that was to be attended by Tututepec and
Achiutla (1934, I:352)". ("Burgoa utilizaba el término fair o feria para referirse al mercado de Putla al que debían
asistir Tututepec y Achiutla") [Pohl, J., J. Monaghan y L. Stiver (1997, I:219)].
105 Caso de los triquis que llegan a vender sus plátanos.
106 Hay mucho orégano fresco.
107 Unidad medico rural del IMSS.

Radiografía de los Tacuates

beber. En el centro hay una cancha de básquet donde los jóvenes acostumbran jugar; al este, la
iglesia y al oeste, el Ayuntamiento. A lado de éste, se encuentra un kiosco construido arriba de un
montículo que parece prehispánico y en cuya base está una estructura de piedras y tierra.
Enfrente, está un pequeño mercado fijo con unos cuantos locales. Hay caseta telefónica, pero
entre semana sólo hay línea de nueve de la mañana a siete de la noche y los fines de semana sólo
puede salir una llamada por cada una que entra.
Últimamente sólo los viejos continúan trabajando la tierra, pues los más jóvenes se han
estado yendo al otro lado, sobre todo a Nueva Jersey, a trabajar en restaurantes y hoteles. Según
el padre de La Reforma, aquí el 50% de los ingresos depende de lo que la gente gana en Estados
Unidos, por lo que la economía es "falsa". Si la gente no se vio tan afectada por el huracán
Paulina, fue debido a este guardadito que tenían. En La Reforma también venden pan con
capricho.108 En noviembre, llegan "los tacuates de Ixtayutla, los de calzón de manta, los inditos"
a trabajar en la cosecha del café; en marzo llegan jornaleros a trabajar en el maíz.
En 1998, la construcción de la iglesia, de color azul como la mayoría de las iglesias de la
región, estaba casi terminada y sólo le hacían falta algunos detalles como la colocación de las
puertas de las entradas laterales109 y terminar de pintar los costados. Para evitar que con un
huracán que provoque fuertes vientos se afecte su construcción, se tuvo que derribar un gran
árbol ubicado cerca de ella. La Reforma es parroquia diocesana y el padre en ella radicado es
responsable, junto con otras del propio municipio, de las comunidades de El Naranjo y de Buena
Vista, del municipio de Ixtayutla. Si bien es más frecuente que él se desplace para dar su misa, en
ocasión de ceremonias colectivas como confirmaciones,110 en donde acostumbra asistir un
obispo de Oaxaca, la gente de las comunidades atendidas se desplaza para concurrir a La
Reforma.

Se dio una confirmación el 4 de noviembre de 1998. La víspera, algunos señores escombraron el interior
de la iglesia y algunas muchachas trapearon y arreglaron el curato para dejarlo listo para la venida del
obispo. El mero día, desde temprano comenzó el movimiento de gente para organizar el evento. Afuera
de la cocina del curato se pusieron dos mesas rectangulares grandes. En una se pusieron tazas con avena
de arroz y un plato con pan; después, llegó una señora con unos totopos y una bolsa de pan que puso
igualmente en la mesa. El padre se concentró desde la mañana en entregar boletas para las personas que
venían a confirmarse, mientras los niños repasaban algunas cosas que tendrían que saber para su
confirmación. Llegó una camioneta con sillas de plástico para ponerlas en la iglesia, ya que las bancas de
madera no alcanzaban para recibir a toda la gente. En el interior de la iglesia se pusieron algunos
adornos hechos de papel y mantas alargadas que se colgaron en los pilares. En el altar, se colocaron los
floreros llenos. La primera de las misas de confirmación fue para todos los niños y adultos que venían de
rancherías aledañas; la segunda, para niños y adultos de La Reforma, y cada una duró dos horas. En la
primera misa se tronaron cohetes al principio y al final; en la segunda sólo al finalizar. Al término de la
primera misa, el obispo, quien había llegado en la mañana del mismo día en una camioneta nueva
automática, fue el invitado especial para la comida, la cual se efectuó en las afueras del curato. Aunque
hubo dos rondas para servir la comida para dos grupos diferentes de gente , no fue una comida en
grande para todos los involucrados; se sirvió sopa de pasta, pollo frito acompañado con sopa blanca de
caracol en una mesa donde se colocó un mantel con flores y servilletas. Toda la gente que participó, ya
sea como padrinos o confirmados, estaba bien vestida, con ropa para la ocasión. Durante todo el tiempo
del acontecimiento, quedó estacionada por la cancha una furgoneta del ejército y el día anterior

108 Nombre local de la concha.
109 En éstas, está grabada la leyenda siguiente: “Recuerdo de la familia D. Medel B.”.
110 En cada ocasión se confirman personas de diferentes edades y se atiende a gente de varias comunidades de los
dos municipios de La Reforma e Ixtayutla.

Radiografía de los Tacuates

alrededor de cinco soldados habían recorrido el poblado a pie por causa de un incidente reciente: una
camioneta de redilas había sido atrancada a la altura de Estanzuela y todos los ocupantes, cinco o seis
personas, victimados. El padre Jesús de La Reforma no dejó de quejarse de los medios de información
que no le reconocieron al obispo que, desde antes de que saliera a la luz el problema de los nexos del
ejército con el narcotráfico, ya había hecho algunas declaraciones al respecto, a cuya consecuencia

recibió una “calentadita”. El señor Ruperto Santiago García brindó una “ofrenda” que envió su esposa, la
señora Rosalía Molina Reyes, y que consistía en pan dulce — “muertitos” — y algo de fruta.

La colonia Emiliano Zapata es también conocida como "Río Leche".

Santa Cruz Itundujia

La cabecera de este municipio, que colinda al sur con el municipio de Ixtayutla, tendrá unos 900
habitantes según los informantes111 y parece ser un asentamiento antiguo, a diferencia de la mayoría de
sus agencias, entre las cuales se encuentra Independencia; tiene una iglesia, una biblioteca de nombre
"Ricardo Flores Magón" y una tienda campesina de Liconsa. En la cabecera y la mayoría de las agencias,
excepto Iturbide, quedan ancianos hablantes de mixteco —aunque el resto de la población ya es
hispanohablante—, y no se ve a nadie con traje tradicional. Sólo las agencias de Guerrero y Nuevo
Allende son totalmente bilingües de mixteco, incluyendo los niños. Trece comunidades del municipio son
perredistas y sólo la población de Guerrero es netamente priísta.

Independencia

De esta agencia municipal del municipio de Itundujia, salen una carretera hacia Amoltepec y otra hacia
Ixtayutla. Cuando Otulia, ya abuela, venía de chica hablaban en mixteco.

Calles secundarias secantes atraviesan las tres calles principales. La mayoría de las casas
son de adobe, con teja o techo de lámina; sólo algunas tienen cerco y platanares. Hay centro de
salud, Conasupo y una tienda comunal proveedora de café, luz eléctrica112 y letrinas; pero no hay
teléfono. La gente se puede bañar en el río. Tienen primaria y telesecundaria. Frente a la agencia,
hay una cancha.

La propiedad de la tierra es tanto comunal como privada. Siembran maíz, frijol y algunos
árboles frutales como naranjos; cuando hay, venden el sobrante entre ellos mismos. En 1998, al
frijol se les dañó porque la lluvia estuvo fuerte y "la cuarentena se alargó". Por aquí casi no hay
migración. El suegro de doña Otulia le contó a Valeria que hace tiempo hicieron una asamblea
para poner la plaza; cada quien llevaría algo para vender, así como dinero para comprar; uno dijo:

“yo voy a llevar tamales”, otro dijo: “yo, chayotes” y así sucesivamente. Todos los domingos

llevaban su ocote a la plaza por si les agarraba la noche.
Antes, los principales se iban caminando hasta Tlaxiaco, "tardaban días; por eso se llevaban
así de tortilla". Tatamandones hay ya pocos. En 1980 comenzaron a derrocar a los tatamandones
porque eran terratenientes; el movimiento cobró realmente fuerza entre 1984 y 1986, cuando la
gente comenzó a despertar y ya se hablaba de democracia. Los de aquí son perredistas mientras
en El Paraíso son priístas. El agente en 1998, Wenceslao, era médico veterinario de la UNAM y
además maestro de la telesecundaria.
La fiesta patronal es el 18 de diciembre, día de la Soledad, y el mayordomo es voluntario.
Carnaval sólo lo festejan los de la segunda manzana, que es una cuadrilla de Independencia; los
capitanes se disfrazan de mujeres y juegan varios días. Festejan también Todos Santos y Semana

111 Según INEGI tiene 684 habitantes.
112 Hay televisores.

Radiografía de los Tacuates

Santa. El padre llega de Itundujia. Son muy católicos aun cuando hay también evangelistas y
Testigos de Jehová, y todos conviven.
Según el ayudante de la agencia, Emilio, no hay ninguna relación entre Independencia e
Ixtayutla; casi no van; sólo pasan los de Ixtayutla cuando hacen la peregrinación del Señor de la
Columna hacia Santa Catarina Yosonotu. Los que sí bajan son los de Amoltepec, que a veces
llegan a trabajar a Independencia.
En Independencia apenas habrá entre 300 y 400 habitantes, según ellos mismos.113

El Paraíso

De esta comunidad del municipio de Santa Cruz Itundujia a Ixtayutla se hacen cinco horas caminando,
incluyendo la travesía del Río Verde. Las casas son de adobe y techo de teja de dos aguas. Mientras el
INEGI reconoce 300 habitantes en 1995, la gente de la comunidad calculaba unos 400 habitantes en 1998.
Algunos viejitos siguen hablando mixteco pero sólo entre ellos; los demás son hispanohablantes. La fiesta
patronal es el 25 de diciembre y no hay mayordomías. Eligen a sus autoridades por asamblea en la que las
mujeres viudas y solteras participan.

Zaragoza

Antes se hablaba mixteco, pero ahora ya no. No hay luz, ni agua y les han matado gente. En la región
tienen la reputación de ser tercos.

B. Presentación de los municipios de Santiago Ixtayutla
y Santa María Zacatepec [VER
] [ ]

1. El ámbito natural [ ]

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->