Está en la página 1de 1

EL TRABAJO EN LA BIBLIA

(Gnesis 1:28) La Biblia registra la vida de un pueblo trabajador por excelencia. Desde la perspectiva teolgica el trabajo es un quehacer creativo con el propsito de obtener el beneficio necesario, tanto en lo personal como en lo familiar. Dios mismo realiza un trabajo creativo en todo lo que significa la creacin (Gn. 1:1ss). Ms an, el primer mandato a Adn y Eva es trabajar (Gn. 1:28) en armona con la creacin. Es el Dios Creador quien hace coopartcipe al ser humano de su obra creadora para que esta perdure por siempre. En el Nuevo Testamento el trabajo tambin adquiere importancia. Jess mismo trabaj por reino de los cielos. Los apstoles y dems discpulos tambin siguen esta lnea del quehacer creador; es decir el trabajo. El trabajo en s no es una maldicin, tal como se interpreta en Gn. 3:17-19, sino que es una tarea creadora. Lamentablemente, despus de la cada de Adn y Eva, el trabajo ser en adelante con dolor. En el proceso del trabajar seis das , el descanso es un da de reposo, con el fin de reponer fuerzas y reservado para Dios. l lo bendijo y lo santific (Gn. 2:1-3). Dios mismo despus de trabajar arduamente en el proceso de la Creacin, descans en el sptimo da. Dios nos ha dado a cada de nosotros esa capacidad creadora para obtener algn beneficio del mismo, de modo, que todos debemos tener esas oportunidad de generar el beneficio necesario para nuestro propio bien y el de nuestra familia. Nada cae del cielo, todo se logra en base de esfuerzo creativo. Esa capacidad creadora es al final de cuentas una gran bendicin de nuestro Creador. Sin embargo, hay un da que es nuestra ofrenda a Dios y en ese da debemos alabarlo y rendirle culto. Lamentablemente este ltimo aspecto ha sido obviado por el ser humano en los das de hoy. Jess entre sus muchas acciones, alaba al hombre laborioso y lamenta la desocupacin (Mateo 20:1-16). Ms adelante, el apstol Pablo hace una exhortacin de trabajar y no ser perezoso (Romanos 12:11). Por otro lado, Jess enfatiza que el obrero es digno de su salario (Lucas 10:7). Es decir, todo trabajo debe ser recompensado, ya que de ese quehacer creador depende su bienestar y el de su familia. No nos debe sorprender el rol de artesano -carpintero, que Jess asumi para sostener a su familia. Los discpulos de Jess eran tambin artesanos y desde sus trabajos fueron llamados para trabajar en el reino de Dios. Vemos tambin como Pablo quien era un artesano -constructor de carpas, se ganaba su salario con la obra creadora de sus manos.