Está en la página 1de 2

Consejos para Ligar a una Mujer

Consejos para Ligar a una Mujer Nadie puede atraer, seducir o conquistar por s solo. Se necesita de la otra persona! Lo que pasa es que la mayora de las personas tendemos a ser egocntricas, es decir, nos concentramos solamente en nosotros mismos (sea para bien o para mal) y olvidamos que no todo depende de nosotros. La cultura en que vivimos nos hace pensar que como hombres somos 100% responsables de controlar nuestro xito con las mujeres. De lo contrario somos fracasados. Aqu unos Consejos para Ligar a una Mujer y dejar atrs los miedos, y salir a la calle a conquistar a la chica de los sueos: Seguridad: Desde pequeo te ensean a imponerte como el hombre, pero a veces se les olvida decirte que no se trata de imponer tus opiniones, sino saber decir y hacer en el momento oportuno. En un partido de futbol, el delantero tiene una fraccin de segundo para decidir, as tambin es el amor. Ser indeciso expresa las dudas, y eso no es nada bueno al momento de querer iniciar una relacin. Tacto: Las mujeres y los hombres son diferentes, eso te debe quedar claro. Y no estamos hablando de los das difciles, las chicas suelen ser muy susceptibles a molestarse por comentarios o conductas inoportunas.

Olvidar fechas importantes, revivir detalles del pasado, todo eso y ms puede detonar una reaccin en cadena que te puede dejar solo. Aprender a conocer a tu pareja. Verbo mata carita: Ser divertido, inteligente, persuasivo, y tener un toque de impredecible, suele ser una mezcla irresistible para las mujeres. Para eso debes recurrir a la biblioteca familiar, leer los peridicos, guardar las frases romnticas y los chistes, para siempre tener un detalle especial con ella, as slo tendr ojos para ti. S sincero: Este es el punto ms importante, porque el sexto sentido femenino detecta cualquier mentira que trates de decir. Habla las cosas, trata de no ocultar nada, que sepa que te interesa y por eso quieres que sepa todo sobre ti. No presumas lo que no tengas, evita las mentiras por quedar bien, guarda las ganas de inventar historias fantsticas para justificar tu impuntualidad, o tu amnesia para recordar alguna fecha especial. Mejor di las cosas de frente y aprende a decir perdn, que al final recibirs tu recompensa.