FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD

ESCUELA PROFESIONAL DE ENFERMERÍA

AUTORES :

BACH. ENF. URIBE VIVIANO CLEOFÉ M. BACH. ENF. GARCÍA RODRIGUEZ, JESIKA.

DOCENTE :

BLGO. MG. JAIME PASTOR SEGURA

PUCALLPA – PERÚ 2008 E VIVIANO CLEOFÉ M. BACH. ENF. GARCÍA RODRIGUEZ, JESIKA.

DOCENTE :

BLGO. MG. JAIME PASTOR SEGURA

PUCALLPA – PERÚ 2008

DEDICATORIA A mis padres por el apoyo invalorable que me han dado para terminar la carrera de enfermería y por estar ahí cuando más los necesité.

CLEOFÉ

2

DEDICATORIA

A mis Padres por estar ahí cuando más los necesité por su ayuda y constante cooperación, a mi esposo Roger por apoyarme, ayudarme en los momentos más difíciles, y por todo su amor y a mi hija Gabriela por ser el motivo y la fuerza para terminar la carrera de enfermería.
JESIKA

3

AGRADECIMIENTO
A Dios, por la vida y fortaleza, a nuestros padres, porque gracias a su apoyo hemos llegado a realizar uno de los anhelos más grandes de nuestra vida, fruto del inmenso, amor y confianza que depositaron en cada una de nosotras y con los cuales hemos logrado terminar nuestros estudios profesionales que constituyen el legado más grande que eternamente agradecidas. A nuestros docentes en especial al Biólogo Jaime Pastor por su apoyo y su tiempo empleado para Ayudarnos en este trabajo pudiéramos recibir y por lo cual les viviremos

INDICE INTRODUCCIÓN………………………………………………………………….. 06

4

I CAPÍTULO 1. Antecedentes: a) Nacional……………………………………………………………………. b) Internacional……………………………………………………………….. II CAPÍTULO 2. Marco teórico conceptual 2.1. Definición operacional del problema………………………………….. III CAPÍTULO 3. Desarrollo del tema central 3.1 Nutrición…………………………………………………………………… 22 2.3 Nutrición durante el embarazo…………………………………………. 22 3.3 Importancia de estar saludable antes de concebir…………………..23 4.3 Cambios fetales 3.4.1 Primer trimestre…………………………………………………… 23 3.4.2 Segundo trimestre………………………………………………...24 3.4.3 Tercer trimestre……………………………………………………. 25 3.5 Factores que afectan la nutrición durante el embarazo……………… 26 3.5.1 Impacto del tabaco, alcohol y drogas durante el embarazo….27 3.6 Hábitos y conocimientos alimentarios en mujeres embarazadas…… 28 7.7 Necesidades nutricionales del embarazo…………………………….. 29 A. Ácido fólico: vitamina esencial……………………………………. 30
B. Calcio………………………………………………………………………. 31 C. Hierro……………………………………………………………………….. 32 D. Fibra………………………………………………………………………… 33 E. Omega – 3……………………………………………………………34 8.7 Control prenatal…………………………………………………………..

07 10

16

35 35 36

8.1 8.2

Diagnostico y manejo nutricional de la embarazada………….. Objetivos del control prenatal en las gestantes……………….. IV CAPÍTULO: Análisis y discusión

4.1 Alimentos Desaconsejados Durante El Embarazo ……………… 4.2 Factores negativos que evita una alimentación adecuada en la gestación ……………………………………………………..... 4.2 Consecuencias de una nutrición inadecuada …………………… 4.3 Cuidados de enfermería……………………………………………. V CONCLUSIÓN………………………………………………………………… VI RECOMENDACIONES………………………………………………………. VII BIBLIOGRAFÍA………………………………………………………………..

38 38 39 41 42 43 44

5

VIII ANEXOS……………………………………………………………………….

45

INTRODUCCIÓN

Una etapa fundamental en la vida del ser humano es su período de formación dentro del vientre materno, época durante la cual se inicia el desarrollo de las características físicas y mentales del individuo, de manera que cualquier deficiencia en ese proceso de formación se verá reflejada en la vida futura. Por ello, es de vital importancia proporcionar a la madre todos los recursos necesarios y el ambiente adecuado para el crecimiento y desarrollo del niño durante la gestación. Así sabremos que es muy importante la nutrición materna, puesto que durante el embarazo los requerimientos nutricionales aumentan significativamente. Durante las diferentes etapas del desarrollo fetal las exigencias de nutrientes se ven incrementadas y, finalmente, se consumirán más elementos de los que se utilizan normalmente. Sin embrago, es posible que se necesite hasta un 20% adicional de alimentos durante el embarazo. EL hierro, las proteínas, el calcio y las vitaminas son fundamentales en estos momentos. La causa principal de un bajo peso al momento de nacer es la desnutrición materna, ésta es una situación frecuente en los países subdesarrollados como el nuestro, donde amplios sectores de la población no tienen acceso a una alimentación suficiente en cantidad ni a nutrientes adecuados requeridos durante el embarazo. Sin embargo, al paradigma sostenido por mucho tiempo entre la interdependencia de la nutrición materna y el estado neonatal se le plantean reajustes y nuevas orientaciones. En efecto, se refiere que el peso neonatal es un patrón relativamente insensible a los efectos nutricionales, que la naturaleza e intensidad de los problemas de salud relacionados con la nutrición dependen del momento e intensidad de los trastornos nutricionales maternos durante el embarazo, y que las deficiencias leves o de exceso de nutrientes alteran el crecimiento y desarrollo fetal posiblemente para toda la vida.

6

I CAPÍTULO NUTRICIÓN DURANTE EL PERIODO DE LA GESTACIÓN 1. ANTECEDENTES:
A) NACIONAL:

 PIÑA BACA, Fernando y otros. (2006) “Comportamiento, actitudes y prácticas de alimentación y nutrición en gestantes.”. Investigación realizada Lima, la cual trata de conocer actitudes y prácticas de las gestantes, aplicándose 156 encuestas divididas en 6 ejes: Datos generales; (Conocimiento sobre nutrición; Actitudes nutricionales; Prácticas nutricionales; Otros alimentos; Hábitos.) Teniendo como resultado que el 86% conoce que debe tomar leche, sin embargo solo el 35% la consume todos los días, el 33% 2 ó 3 veces por semana y el 27% a veces. El 85% conoce que debe tomar sulfato ferroso, el 91% que debe consumir 3 comidas principales y 1 refrigerio. El 59% conoce qué alimentos facilitan la absorción del hierro y el 47 % cuáles son ricos en hierro.

7

Huevo: consumen a veces el 44%, 2 a 3 veces por semana el 38 % y todos los días el 13%. Consumen pollo a la brasa el 58%, hamburguesa 30%, helados 79%, tortas y golosinas 56%, gaseosa 66%. Llegando a la Conclusión que las gestantes saben cuántas comidas deben consumir por día. La mitad conocen qué alimentos son ricos en hierro y cuáles facilitan su absorción. Los alimentos ricos en hierro no son de su agrado. Un alto porcentaje tienen malos hábitos de alimentación. Los alimentos proteicos son poco consumidos.  GRADOS VALDERRAMA, Flor de María y otros. (2003) “Estado nutricional pregestacional y ganancia de peso materno durante la gestación y su relación con el peso del recién nacido.” Estudio retrospectivo longitudinal, descriptivo, desarrollado en el Hospital Cayetano Heredia de Lima, el cual tuvo como objetivo determinar la relación existente entre la ganancia de peso materno durante la gestación con el peso del recién nacido para los diferentes estados nutricionales pregestacionales maternos según el IMC. Se seleccionaron 1016 mujeres cuyos partos fueron atendidos en el Hospital Nacional Cayetano Heredia entre Enero 1995 a Septiembre 2000 según los criterios de inclusión y exclusión. La población se estratificó en cuatro categorías de acuerdo al IMC pregestacional (Adelgazada: < 19.8, Ideal: 19.8-26, Sobrepeso: 26.1-29, Obesa: >29). Se realizó un análisis de regresión múltiple que incluyó IMC pregestacional, ganancia ponderal materna, edad materna, número controles prenatales y paridad como variables independientes y peso al nacer como dependiente. Luego, se realizó un análisis de regresión múltiple para cada grupo de IMC pregestacional. Obteniendo como resultado que el IMC pregestacional y la ganancia de peso durante la gestación influyen significantemente en el peso del recién nacido. Para las mujeres adelgazadas, IMC ideal y con sobrepeso; por

8

cada Kg de ganancia ponderal materna durante la gestación el peso del recién nacido se incrementa en 42.15, 34.17 y 21.47 g respectivamente. En el grupo de obesas no se encuentra esta relación. Llegando a la Conclusión que Existe una relación lineal directa entre las variables IMC pregestacional y ganancia de peso materno durante el embarazo con el peso del recién ya sea en forma individual o asociada, para las mujeres adelgazadas, con IMC ideal y con sobrepeso.  PAJUELO, Jaime y otros.(1996).”Características Nutricionales de la Gestante en el Hospital Nacional Dos de Mayo” Lima-Perú Se estudió a 259 gestantes correspondientes al I (45), II (88) y III (126) trimestre de embarazo; de las cuales 56 eran adolescentes. Se les tomó las siguientes medidas: peso, talla, perímetro de brazo (PB) y pliegue celular subcutáneo tricipital (PCST); con las dos primeras se calculó el Índice de Quetelet (IQ) y con las dos últimas, el área muscular (AM) y el área grasa (AG). Bioquímicamente se determinó hemoglobina (Hb) y hematocrito (Ht); considerándose anémicas aquellas mujeres por debajo de 11 g/dl. La mayoría de gestantes tiene un IQ dentro de los rangos normales de la referencia para no gestantes, en el resto de gestantes predominó el sobrepeso y la obesidad de tipo temporal. En los indicadores de depósito los resultados fueron análogos al IQ, pero con predominio en el déficit. El 60% de las gestantes eran anémicas. 33, 65 y 66% según el trimestre de gestación. El 72% de la población no consumía ningún suplemento. El 69% de gestantes del II y III trimestre no recibían ningún suplemento. Llegando a la conclusión que el problema de las gestantes es la anemia y en menor medida el sobrepeso y obesidad.
 UNMSM. (2000). “Estado nutricional de las gestantes en el instituto

materno perinatal, según el índice de Quetelet, índice de Quetelet modificado y nomograma de Rosso”. Lima-Perú En las segundas jornadas científicas en salud realizada en la facultad de medicina de la UNMSM se publicó un estudio en la que se concluye

9

según el índice de Quetelet las gestantes se clasifican en sobre peso: 46.8%, peso normal 31.2%, obesidad: 20%, deficiencia crónica: 1.23%, bajo peso: 0.74%.
 Doris Alvarado, Lizbeth R. (2006) “Estado nutricional pregestacional,

ganancia de peso materno durante la gestación y su relación con el peso del recién nacido, de mujeres atendidas en el hospital Arzobispo Loayza”. Lima- Perú El presente estudio fue de tipo descriptivo correlacional, retrospectivo, transversal. La muestra estuvo conformada por 60 mujeres de edades entre 18 y 35 años, cuyos controles prenatales y parto fueron atendidos en el hospital Nacional Arzobispo Loayza, durante los meses de enero y marzo del 2006. Teniendo como resultado que el estado nutricional pregestacional de las madres según el IMC, tendía a la normalidad en 63.3%; los porcentajes de sobrepeso y obesidad fueron altos con 21.7% y 10%

respectivamente y las madres delgadas 5%. En relación con el peso del recién nacido (mitad hombre y mitad mujeres), la tendencia del peso estuvo dentro de los valores normales, con un porcentaje menor de recién nacido macrosómicos. Según la ganancia promedio del peso durante la gestación, para los diferentes estados nutricionales, se observó que el incremento de peso fue acorde con la ganancia de peso adecuado recomendado, sin embargo el incremento para mujeres con obesidad fue mayor a lo recomendado. B) INTERNACIONAL:  JANCO A. (2000). “Nutrición de las mujeres embarazadas desde la perspectiva de urbano “. La investigación se desarrolló en la ciudad de Potosí de Bolivia, la cual trata de conocer la realidad del estado nutricional de gestantes y el impacto del embarazo sobre la nutrición femenina.

10

Dicho estudio realizó control prenatal a 80 gestantes, pesándolas en balanzas Secca y midió con cinta métrica. Peso y talla se llevaron al normograma, obteniéndose el índice P/T%, que se comparó en curva patrón de incremento de peso, clasificando a las gestantes según estado nutricional (A: bajo peso, B: normopeso, C: sobrepeso, D: obesidad). Se consignaron datos como edad, paridad, importancia del control prenatal, impresión de su estado nutricional anterior al embarazo y percepción del impacto del embarazo actual en su peso. Teniendo los siguientes resultados: 13,8% de las madres son A, 42,5% B, 32,5% C, 11,2% D. Un 73,5% de las madres A refieren historia de bajo peso, ninguna sobrepeso ni obesidad anteriores. El 64,9% de B refiere aumento de peso con el embarazo, y un 3,9% historia de sobrepeso, ninguna de obesidad. Para C, el 73,2% ha aumentado de peso por el embarazo, reportando un 54,2% normopeso anterior al embarazo. Las D refieren 100% historia de sobrepeso u obesidad. Llegando a la siguiente conclusión: todas las madres consideran importante el control prenatal. La distribución de los pesos es similar a la que se encuentra en las comunidades urbanas. El 58,7% de los embarazos ocurre entre los 25-34 años, siendo en su mayoría multíparas. El peso materno sería directamente proporcional a la edad y paridad de la madre. No habría un cambio sustancial del estado nutricional durante el embarazo en las madres obesas y sobrepeso.  RACHED PAOLI, Ingrid y otros. (2003) “Efectividad del índice de masa corporal en el diagnóstico nutricional de gestantes” Caracas – Venezuela Con el fin de analizar las concordancias de la clasificación nutricional en gestantes al aplicar diferentes criterios de clasificación basado en el índice de masa corporal y evaluar su efectividad se estudiaron 314 gestantes adultas, sanas, en el primer trimestre, de estrato socioeconómico IV. En todas se aplicaron dos metodologías para la clasificación nutricional:

11

el diagnóstico nutricional integral y el índice de masa corporal utilizando los valores de referencia del Instituto de Medicina, FAO/OMS, Frisancho, Bray y Atalah. Se calculó Kappa y se determinaron las concordancias y no concordancias. Se calculó sensibilidad, especificidad y valor predictivo positivo y negativo. El mayor grado de acuerdo entre el diagnóstico nutricional integral y los criterios de clasificación analizados en las comparaciones con cuatro y tres categorías nutricionales fue con Frisancho con los siguientes resultados 89,2%, kappa = 0,81 en el primer caso y 91,4%, Kappa = 0,84, en el segundo. En el rango de déficit la sensibilidad de los criterios de clasificación de Bray y de Atalah fue más alta que la del resto de los criterios estudiados. En el rango de exceso FAO/OMS, Frisancho y Bray tuvieron una sensibilidad alta (entre 1 y 0,99); de ellos, Frisancho tuvo además una alta especificidad en relación a FAO/OMS y Bray. Los criterios de clasificación de Frisancho fueron los mejores para diagnosticar el estado nutricional de gestantes en el primer trimestre, por lo que se recomienda su uso en grupos de población con estas características.  BALESTENA SÁNCHEZ, Jorge M. (2001) “Valoración Nutricional de la gestante” En la ciudad de Habana Se realizó un estudio retrospectivo, el cual incluía a 130 pacientes que tuvieron su parto entre enero de 1995 y diciembre de 1998. Las pacientes fueron clasificadas según la tabla de peso/talla para las gestantes cubanas, al inicio del embarazo y fueron divididas en: bajo peso (54), normopeso (52) y sobrepeso (24) de esta forma se conformó el grupo estudio. Utilizaron diferentes variables, las cuales fueron extraídas de las historias obstétricas de las pacientes: edad materna, ganancia de peso en cada trimestre y al final de la gestación, edad gestacional al momento del parto y peso del recién nacido.

12

Para el análisis estadístico de los resultados se utilizó el porcentaje, la media, la desviación estándar y el estadígrafo Z para la diferencia de proporciones de muestras independientes con nivel de significación de p < 0,01.  BARBOSA RUÍZ Rafael Edmundo.(2006) “Conocimientos de mujeres gestantes sobre los requerimientos nutricios en el embarazo”. Guadalajara-México Dicha investigación tuvo como objetivo explorar los conocimientos de las mujeres gestantes de bajo riesgo sobre los requerimientos nutricios en el embarazo, para la cual se reclutó por conveniencia a 50 mujeres gestantes de bajo riesgo que acudieron a consulta prenatal con la enfermera materno-infantil. Posterior a la consulta y bajo consentimiento informado, se aplicó un cuestionario diseñado ex profeso para recopilar información sobre características sociodemográficas y conocimientos de los requerimientos nutricios durante el periodo de embarazo. Los datos fueron analizados con estadística descriptiva. Teniendo resultado que la mayoría de las mujeres encuestadas (93%) se encuentra en edad reproductiva entre 18 y 31 años de edad; de ellas, 75% tiene escolaridad básica de primaria o secundaria y en la mitad, el ingreso económico asciende a dos mil pesos mensuales. De los requerimientos nutricios que deben incluirse en la alimentación como el hierro y la fibra más del 90% refiere tener ese conocimiento; en contraste con 50% que dice conocer sobre calcio, proteínas e ingesta suficiente de líquidos. En general, solo 63% de las mujeres embarazadas tiene conocimiento suficiente sobre dichos requerimientos nutricios. Llegando a la siguiente conclusión: Aunque un poco más de la mitad de las mujeres gestantes tiene el conocimiento suficiente, el resto de mujeres no lo tiene de la misma forma. Por lo que en posterior deberán analizarse factores relacionados como la edad, escolaridad, ingreso económico y número de gestaciones, entre otros.

13

FAJARDO RIVERO, Manuel.

(2003) “Estado nutricional. Comportamiento en el

embarazo y el parto”. Guadalajara- México. Se realizó un estudio epidemiológico descriptivo de corte transversal, el universo lo constituyeron 134 gestantes, la información se obtuvo de los tarjetones de atención prenatal y de la HC del recién nacido. Las complicaciones ante parto fueron más frecuentes en pacientes malnutridas, el parto pre término y distócico predominó en gestantes malnutridas, las pacientes malnutridas (bajo peso y obesa) aportaron recién nacidos bajo peso. El estudio se realizó a 134 gestantes evaluando su estado nutricional al inicio del embarazo mediante el índice de masa corporal clasificándose: Bajo peso menos de 19.80%, peso adecuado. 19.81-26%, sobrepeso 26,129% y obeso mayor de 29%. Considerando malnutridas las gestantes bajo peso, sobre peso y obesa. El análisis se hizo a través de métodos inductivos y deductivos comparándose los mismos con estudios nacionales e internacionales llegando a conclusiones: El estado nutricional materno antes de la gestación o durante esta constituye un determinante crítico de los resultados del embarazo para la madre y el niño.  PEREGO, María del Carmen y otros. (2005) “Estudio bioquímiconutricional en la gestación temprana”. En la ciudad de Buenos Aires, Argentina se realizó un estudio de parámetros de sus hijos. El objetivo de este estudio fue describir las concentraciones medias de hemoglobina, hematocrito, hierro sérico, ferritina, reticulocitos, proteínas totales, albúmina, calcio, fósforo, magnesio, fosfatasa alcalina, colesterol total, HDL-colesterol, folato y vitamina B12 en 314 embarazadas antes de bioquímicos en mujeres embarazadas, que permite diagnosticar precozmente patologías del embarazo y prevenir o atenuar la

14

la 16a semana de gestación que asistieron a la maternidad entre los años 2000 y 2002. Se excluyeron los embarazos múltiples, malformaciones fetales graves y enfermedad hemolítica. Se aplicaron técnicas bioquímicas según estándares internacionales, previo consentimiento informado, con controles de calidad internos y externos. El 14% de las embarazadas estaban anémicas y el 39% no tenía reservas de hierro, alcanzando una respuesta reticulocitaria adecuada solamente el 24%. Además, un tercio presentaba niveles bajos de proteínas, 20,5% de albúmina y 61,4% de calcio, mientras que cerca de la mitad no alcanzó niveles mínimos de folato y vitamina B12. Estos resultados podrían repercutir negativamente sobre el desarrollo fetal, mayor incidencia de parto prematuro y menores reservas de hierro del recién nacido. Se plantean intervenciones preconcepcionales como fortificación de alimentos con hierro y folatos y suplementación con hierro durante el embarazo.

15

II CAPÍTULO 2. MARCO TEÓRICO CONCEPTUAL 2.1. DEFINICIÓN OPERACIONAL DEL PROBLEMA
• Ácido Fólico: El ácido fólico es una de las vitaminas del complejo B que tu cuerpo utiliza. El ácido fólico es usado para hacer células rojas y proteínas importantes como el ADN. El tener suficiente ácido fólico es importante especialmente en el tiempo de crecimiento, como el acelerado crecimiento durante los años de adolescencia y durante el embarazo. • Agruras o agrieras: Sensación de quemazón que surge del estómago o bajo tórax hacia el cuello. También conocido como reflujo, pirosis, dispepsia o acidez.

16

Anemia: niveles anormalmente bajos de sangre o glóbulos rojos en la sangre. En la mayoría de los casos se debe a una deficiencia de hierro o falta de hierro.

Antojos: urgencia inmediata de consumir algún tipo de alimento especial como helados, encurtidos o pizza.

Antropométrico.- La antropometría es la ciencia de la medición de las dimensiones y algunas características físicas del cuerpo humano. Esta ciencia permite medir longitudes, anchos, grosores, circunferencias, volúmenes, centros de gravedad y masas de diversas partes del cuerpo, las cuales tienen diversas aplicaciones.

Calcio.- Mineral que se encuentra en los dientes, los huesos y otros tejidos del cuerpo.

Calorías: Las calorías (provenientes de los carbohidratos, proteínas y grasa) son la fuente de energía del cuerpo. Se dice que si ingieres más calorías de las que el cuerpo quema en un día, ganarás peso. Por otro lado, si el total de las calorías es menor de las que el cuerpo necesita, perderás peso. Desgraciadamente, no todo es tan sencillo como parece.

Controles prenatales.- Es el control que toda gestante debe tener para asegurar un buen desarrollo del niño dentro del vientre materno, así mismo como para preservar la buena salud de ella.

Diagnóstico.- es el procedimiento por el cual se identifica una enfermedad, o cualquier condición de salud-enfermedad

Energía.-

en nutrición

se refiere al consumo de alimentos y la

cantidad que el ser humano requiere para vivir. A pesar de parecer dos cosas elementales, esto implica que el ser humano es un

17

transformador de tipos de energía que funciona en forma permanente o constante. • Estrato socioeconómico.- Nivel de clasificación de un inmueble como resultado del proceso de estratificación socioeconómica. Legalmente existe un máximo de seis estratos socioeconómicos: Estrato 1. Bajo-bajo; Estrato 2. Bajo; Estrato 3. Medio-bajo; Estrato 4.Medio; Estrato 5.Medio-alto y Estrato 6.Alto. Ninguna zona residencial urbana que carezca de la prestación de por lo menos dos servicios públicos domiciliarios básicos podrá ser clasificada en un estrato superior. • Fibra: En el caso de los alimentos, la fibra es la parte de las frutas, verduras, legumbres y granos integrales que no pueden digerirse. La fibra de los alimentos puede ayudar a prevenir el cáncer. En el caso del cuerpo, la fibra se refiere al tejido compuesto de células largas como hilos, como la fibra muscular o la fibra nerviosa. • Fósforo.- Elemento no metálico que se encuentra en la sangre, los músculos, los nervios, los huesos y los dientes, y que es un componente del trifosfato de adenosina (TFA), la fuente principal de energía de las células del cuerpo. • Hábitos.- Disposición estable que inclina a determinadas acciones, haciéndolas más fáciles. Un hábito sólo se adquiere por repetición de actos, porque produce un acostumbramiento y un fortalecimiento que da facilidad para su acción propia. Los hábitos se adquieren con la práctica. Y la repetición de actos se convierte en costumbre, y la costumbre es como una segunda naturaleza. • Hemoglobina (Hb).- La sustancia que está en el interior de las células sanguíneas y se une al oxígeno para llevarlo de los pulmones a los tejidos.

18

Hematocrito (Ht): Porcentaje del volumen total de la sangre que ocupa la fracción de los glóbulos rojos. Las cifras normales de hematocrito en personas oscilan en Hombres: 40.7-50.3 %, Mujeres: 36.1- 44.3 % dependiendo de diversos factores fisiológicos, como la edad y la condición física del sujeto.

Hierro: Mineral importante que el cuerpo necesita para producir la hemoglobina, una sustancia de la sangre que lleva el oxígeno de los pulmones a los tejidos de todo el cuerpo. El hierro es también una parte importante de muchas otras proteínas y enzimas que el cuerpo necesita para el crecimiento y desarrollo normal.

Incidencia.- Se refiere a número de “casos” nuevos en un periodo de tiempo.

Infertilidad: Incapacidad de tener hijos después de 12 meses de relaciones sexuales sin ningún tipo de protección.

Índice de masa corporal (IMC).- o índice de Quetelet (IQ) es la medida que relaciona el peso del cuerpo con la altura. A veces, se usa el IMC para medir la cantidad total de tejido graso del cuerpo y comprobar si una persona tiene un peso saludable.

kilocaloría (kcal).- Es igual a 1000 cal. (prefijo "kilo" indica "mil" unidades).

Magnesio.- Mineral que el cuerpo usa para ayudar a mantener los músculos, los nervios y los huesos. También se usa en el metabolismo de energía y en la síntesis de proteínas.

Normograma.- un normo grama de mediciones de peso y altura se puede usar para averiguar la superficie de una persona; sin hacer

19

cálculos matemáticos, para determinar la dosis adecuada de quimioterapia. Los nomogramas de las características de un paciente y de una enfermedad pueden ayudar a predecir el desenlace de algunos tipos de cáncer. • Nutrientes: sustancias que nutren y que se obtienen de los alimentos a través de vitaminas y minerales. • Nutrición.- Asimilación y uso de los alimentos y otro material nutritivo que realiza el cuerpo. La nutrición es un proceso de tres etapas. Primero, se consumen los alimentos o la bebida. Segundo, el cuerpo descompone los alimentos o la bebida en nutrientes. Tercero, los nutrientes se desplazan por el torrente sanguíneo hasta diferentes partes del cuerpo donde se usan como "combustible" y para muchas otras finalidades. • Proteínas: Su función es el buen desarrollo de los tejidos corporales. Se encuentran principalmente en carnes, pescados, mariscos, pollos, huevos y leguminosas secas. • Sodio: Mineral que el cuerpo necesita para mantener el equilibrio de los líquidos. El sodio se encuentra en la sal de mesa y en muchos alimentos procesados. Demasiado sodio puede hacer que el cuerpo retenga agua. • Sobrepeso.- Exceso de peso en el cuerpo que puede resultar de la grasa, los músculos, los huesos o la retención de agua con relación a la estatura. Tener sobrepeso no siempre significa ser obeso. • Sulfato ferroso.- Es una sal hidratada, FeSO4.7H2O que contiene 20% de hierro. Se utiliza para tratar o prevenir la mayoría de las anemias, en especial la anemia ferropénica. El tratamiento con sulfato ferroso dura por lo menos 3 meses.

20

Suplemento.- Lo que suple, amplía o complementa a otra cosa. Por ejemplo: Un suplemento vitamínico es un preparado que contiene vitaminas.

Vitaminas: Grupo de sustancias esenciales para el funcionamiento celular, el crecimiento y el desarrollo normales. Existen 13 vitaminas esenciales, lo cual significa que son necesarias para que el cuerpo funcione

Zinc: Mineral micronutriente presente en todos los seres vivos, el cual juega un papel importante en la composición de numerosas encimas (casi el 80%), por lo que es importante en todos los grandes procesos metabólicos. También se requiere para el crecimiento, la reproducción, la cicatrización, la agudeza gustativa y la actividad de la insulina.

21

III CAPÍTULO

3. DESARROLLO DEL TEMA CENTRAL 3.1 NUTRICIÓN
La nutrición es el proceso por cual el organismo absorbe y asimila las sustancias necesarias para el funcionamiento del cuerpo. Este proceso biológico es unos de los más importantes determinantes para el óptimo funcionamiento y salud. También se ocupa de solventar las necesidades energéticas del cuerpo aportándole los hidratos de carbono necesarios, las grasas, las vitaminas, proteínas y todas aquellas sustancias que requiere el cuerpo para poder desarrollar las actividades cotidianas.

3.2

NUTRICIÓN DURANTE EL EMBARAZO

22

La gestación supone un notable aumento de las necesidades nutritivas en razón de la formación de los tejidos fetales y placentarios, del crecimiento mamario y uterino y de las recargas maternas: peso y volumen. El embarazo impone a la mujer un aumento de la necesidad de nutrientes que debe basarse en un correcto aporte de nutrientes, que asegure el crecimiento materno fetal y que conserve un estado nutricional satisfactorio

5.3

IMPORTANCIA DE ESTAR CONCEBIR

SALUDABLE ANTES DE

La nutrición previa a la concepción es una parte fundamental de la preparación para el embarazo. Factores como el peso de una mujer comparada con su altura y lo que se come pueden jugar un papel importante en la salud de la madre durante el embarazo y en la salud del feto en desarrollo. Es importante también tener presente cuán importante es el peso de una madre antes del embarazo, influye en forma directa sobre el peso que tendrá el bebé al nacer. Los estudios muestran que las mujeres que tienen un peso inferior al normal tienen más probabilidades de tener un bebé pequeño, a pesar de que en el embarazo pueden aumentar lo mismo que una mujer en peso. Las mujeres con sobrepeso tienen mayor riesgo de sufrir complicaciones en su embarazo, como por ejemplo la diabetes gestacional o hipertensión.

3.4CAMBIOS FETALES
3.4.1 PRIMER TRIMESTRE El primer trimestre es la etapa donde se forman prácticamente todas las estructuras, los órganos y sistemas del feto. Después de

23

esta etapa, todas las partes del cuerpo van a crecer y desarrollarse, y así mismo el feto va ganando peso y tamaño. Esta etapa es crucial para el buen desarrollo del feto y es dónde las malformaciones anatómicas pueden aparecer. Así mismo, todas las deficiencias en el estado nutricional van a influir en el desarrollo del nuevo ser. Al final del período el feto empieza a tener movimientos en el útero, y prácticamente todos los órganos ya están formados. Es importante la formación de una placenta de tamaño suficiente por lo cual se vuelve imprescindible comer bien. Es decir: comer un poquito de cada cosa. Una alimentación adecuada implica diariamente: 20% de proteínas, 60% de hidratos de carbono no refinados, es decir, deben ser integrales y 20% de grasas. Los hidratos de carbono deben ingerirse en lo posible en forma de granos, no de harinas. De esta forma mantienen la mayor parte de sus vitaminas y minerales, los cuales se perderían contribuyen al buen funcionamiento del aparato digestivo. El cereal tiene la glucosa que uno busca en un dulce, con la diferencia de que para llegar a ella los órganos digestivos deben trabajar mucho más. Al realizar una digestión más larga con los cereales se establece un circuito más equilibrado entre digestión, absorción y todos los procesos orgánicos (metabolismo). Tanto el dulce de leche como el arroz terminan en glucosa, pero el dulce no contiene ninguna vitamina y el cereal sí. 3.4.2 SEGUNDO TRIMESTRE Alrededor de la 26 semana, el feto ha crecido unos 23 centímetros y pesa 670 gramos aproximadamente. Aparece la grasa que va llenando el espacio debajo de la piel, cambiando el aspecto y en el refinamiento. Lo positivo es que llenan pero no engordan y sus fibras

24

dando una imagen más cercana a la que se observa al nacer. En la semana 28 el bebé comienza ya a tener períodos de sueño y despertar, abre los ojos y los cierra, de igual modo, se aumentan los movimientos dentro del útero. Sigue creciendo rápidamente y a la semana 28 alcanza los 25 cm y pesa 900 gramos, ya se evidencia en la madre el crecimiento de la matriz. Los movimientos que inicialmente eran irregulares y erráticos, se van haciendo más regulares y más intensos entre la semana 27 hasta la semana 32. Es preciso aumentar el aporte de proteínas. Lo importante es que la mujer consuma las proteínas que necesita, sin interesar si son animales o vegetales, pero debe estar convenientemente asesorada para saber qué cantidad y que calidad le corresponde. En este período también se necesita un aporte de hierro que las “carnívoras” obtendrán en la carne, morcilla o huevo y las vegetarianas en la espinaca y las lentejas. Hasta los seis meses son importantes las vitaminas: A y E que las encontramos en la zanahoria, aceite, germen de trigo, yema de huevo; y la B que la hallamos en la levadura de cerveza. 3.4.3 TERCER TRIMESTRE Hacia el final de la semana 28 el peso alcanza un kilogramo y medio y la longitud está entre 35 y 40 cm. Una sustancia llamada vermix caseosa, cubre todo el cuerpo. Es aconsejable continuar con la ingesta de alimentos variados y en poca cantidad para evitar el sobrepeso. Es bueno comer más alimentos con fibras (zapallo, salvado) para que el intestino funcione normalmente, ya que la posición del feto en este momento impide su movimiento habitual y produce constreñimiento.

25

Hacia la semana 36 y 37 el peso ha aumentado notablemente, llegando a subir hasta 224 gr. por semana, pero su aumento es más lento que en las semanas anteriores. Hacia el noveno mes, el feto cambia de posición, rota y se coloca sentado, con la cabeza hacia abajo. Ya al final, pesa entre 3 y 3 Kg y medio. Mide entre 46 y 50 cm.

3.5FACTORES QUE AFECTAN LA NUTRICIÓN DURANTE EL EMBARAZO
Las molestias más comunes relacionadas con la nutrición en el embarazo son las náuseas y el vómito (malestar matinal), el estreñimiento, la pirosis (agruras), la pica y los antojos. Las náuseas y vómitos son más comunes durante el primer trimestre. Menos del 1% de las mujeres embarazadas se ven afectadas por náuseas y vómitos tan graves que obliguen a hospitalizarlas para reponerles los líquidos y los electrólitos perdidos. En ocasiones se llega incluso a la necesidad de alimentarlas por sonda o por vía endovenosa. Al tratamiento se le añade un medicamento para controlar el vómito. Otro de los trastornos o molestias frecuentes es el estreñimiento. En general es posible mejorar el funcionamiento intestinal aumentando el consumo de fibra en la alimentación. Algunas frutas que pueden ayudar a controlar en parte el estreñimiento son las cítricas. En algunos casos, cuando el problema es significativo, es preferible evitar el consumo de las frutas que tienen efectos astringentes (es decir, que disminuyen el contenido de agua de las heces y, por ende, la velocidad a la cual éstas se desplazan por el intestino) como las manzanas, peras, plátanos y guayabas. Además, conviene aumentar la cantidad de líquidos que se consume en el día para hidratar la fibra y aumentar el volumen de las heces. El ejercicio regular pone en movimiento grandes grupos musculares (nadar, caminar, montar en bicicleta) también tonifica el intestino y ayuda al tránsito intestinal.

26

Las agruras o agrieras, médicamente conocidas como pirosis, también constituyen un síntoma frecuente durante el embarazo. A medida que el bebé va creciendo, muchas mujeres sienten ardor en la boca del estómago hacia el final de la gestación. Si el consumo de comidas pequeñas y frecuentes no ayuda a controlar el síntoma, evitar acostarse o recostarse durante varias horas después de comer, esto ayudará a que la gravedad evite que el contenido ácido del estómago refluya por el esófago y evitar los alimentos cocinados con grasa o aceite o muy condimentados. Aunque menos frecuente que los anteriores, de vez en cuando se presenta el fenómeno conocido como pica, que es la práctica de consumir sustancias que no son alimentos (como cal, yeso, arena, tierra o almidón para la ropa) o las cantidades excesivas de alimentos de bajo valor nutricional (como almidón de maíz, hielo). Dicho fenómeno está bajo la influencia del entorno cultural. Es más común en poblaciones del medio rural o con antecedentes familiares de pica. Se ha dicho que este hábito y el de los antojos pueden corresponder a la necesidad que tiene el organismo de algún nutriente específico que se encuentra en estos elementos. No obstante, los estudios que se han realizado para determinar si la afirmación es cierta no han dado ningún resultado reproducible. Los dos hábitos deben ser controlados cuando los elementos consumidos, ya sean alimentos o no, amenazan con desequilibrar la dieta normal de la mujer embarazada. 3.5.1 Impacto del tabaco, alcohol y drogas durante el

embarazo
El tabaco, el alcohol y las drogas pueden hacerle daño al feto. Se ha demostrado que el cigarrillo se asocia con bajo peso del feto al nacer y con un aumento en la incidencia de complicaciones graves como la implantación baja de la placenta y el desprendimiento prematuro de la placenta normalmente insertada que pueden causar la muerte en el periodo fetal o

27

neonatal. Por ello hay que aconsejar de forma bastante estricta a las mujeres fumadoras que abandonen el hábito durante el embarazo, o que cuando menos lo reduzcan. El alcoholismo materno se asocia con abortos espontáneos. Hasta el 10% de los hijos de madres que tienen problema serio de consumo de alcohol durante el embarazo pueden nacer afectados por el síndrome alcohólico fetal (SAF), un grupo de anomalías serias que afectan la estructura de la cara y del cráneo y cursa con afección del crecimiento y trastornos de aprendizaje. En la actualidad no existe un nivel seguro conocido de consumo de alcohol durante el embarazo, de forma que es aconsejable la abstinencia completa. El uso de drogas ilícitas contribuye a la aparición de retraso de crecimiento intrauterino y posteriormente en el desarrollo infantil. El riesgo aumenta en los bebés de madres consumidoras de cocaína y en las que toman mezclas de drogas y alcohol. En consecuencia, conviene intentar convencer por todos los medios posibles a la mujer usuaria de drogas o alcohol de que suspenda su hábito. Si ello resulta impracticable, ha de insistirse en la importancia de una buena nutrición, factor clave en la prevención de las anomalías congénitas y la muerte fetal.

3.6

Hábitos

y

conocimientos

alimentarios

en

mujeres

embarazadas
Al llevar a cabo la elección de los diversos alimentos que serán consumidos cotidianamente, la opción está integrada por seis grupos básicos: a) la leche y sus derivados lácteos, b) frutas y verduras, c) cereales y legumbres, d) carne, pollo, pescado y huevos,

28

e) aceites y grasas, f) azúcares y dulces. Sin embargo, a pesar de todo lo conocido, se debe tener en cuenta que el consumo de alimentos está radicalmente condicionado por las creencias y los hábitos alimentarios que la población posee, que pueden mantenerse, modificarse o bien adquirirse durante periodos tan particulares como son el embarazo. Los hábitos alimentarios surgen como producto de la interacción existente entre la cultura y el medio ambiente, se transmiten de una generación a otra, e incluyen desde la manera en que se seleccionan los alimentos, hasta la forma en que los consumen o sirven a las personas cuya alimentación está en sus manos. En el caso de la embarazada, otro de los factores identificados es la posible diferencia entre el número de gestaciones previas, por la exposición de la mujer a mayor información sobre los requerimientos nutricionales durante el embarazo, en comparación con la mujer primigesta. En cuanto a los conocimientos que poseen las embarazadas sobre alimentación y nutrición, es importante destacar que estos, muchas veces han resultado insuficientes, y los hábitos alimentarios referidos no siempre concuerdan con sus conocimientos, principalmente por cuestiones de índole económica.

9.7NECESIDADES NUTRICIONALES DEL EMBARAZO
El embarazo constituye una de las etapas de mayor vulnerabilidad nutricional en la vida de la mujer, y esto se debe a que durante el transcurso del mismo, existe una importante actividad anabólica que determina un aumento de las necesidades nutricionales maternas de

29

casi todos los nutrientes, con relación al periodo preconcepcional, puesto que el feto se alimenta sólo a expensas de la madre. Se calcula que el embarazo insume un total de 85.000 Kcal correspondientes a la madre, la unidad feto-placentaria y el metabolismo, por lo tanto es de suponer que habrá que aumentar los valores calóricos ingerido. Con esta información, un comité de expertos propuso en 1996 un incremento de sólo 110 Kcal los primeros dos trimestres del embarazo y de 150-200 Kcal durante el último, en mujeres con estado nutricional normal. De este modo, la nutrición en el embarazo debe ser equilibrada y adecuarse a las necesidades nutricionales aumentadas durante ese momento.

A. ÁCIDO FÓLICO: VITAMINA ESENCIAL

El folato y el ácido fólico son una forma diferente de la vitamina del complejo B, fundamental tanto para la salud de la madre como del bebé. Y, aunque la vitamina se encuentra naturalmente en algunos alimentos, éstos no nos proporcionan la cantidad diaria recomendada de ácido fólico, por lo que se hace imprescindible tomar un suplemento vitamínico durante el embarazo esto para prevenir los defectos de nacimiento en el cerebro (anencefalia) y la médula espinal (espina bífida).

Verduras como el espárrago (cocido, no enlatado), la lechuga, el tomate, las espinacas (también muy ricas en hierro) o la remolacha roja (o betabel) no enlatada son alimentos que contienen altas cantidades de ácido fólico.

30

Frutas como la naranja, el aguacate o palta, las fresas, el pomelo o el plátano (también rico en potasio). Legumbres como los guisantes, las alubias o judías (no enlatados). Cereales como el maíz (no enlatado) y los componentes del pan integral.

• •

B. CALCIO La cantidad recomendada de calcio en la dieta de la mujer embarazada es de 1.000 a 1.300 mg. al día. El calcio previene la hipertensión de la mujer embarazada y sus problemas derivados, como la preeclampsia, disminuye el riesgo de partos prematuros, la morbilidad neonatal y otras serias complicaciones. Los alimentos ricos en calcio son:

Sardinas en aceite (con las espinas), salmón o bacalao también enlatados con espinas, que son blandas y se pueden ingerir. Los dos primeros, además, al ser pescado azul nos aportarán los beneficios del Omega-3.

Los frutos secos: almendras, avellanas, nueces (ricas también en Omega-3, vitamina E y cobre). La yema de huevo. Las legumbres: garbanzos, soja (tofu). Vegetales de hoja verde: espinacas, brócoli… Mariscos. Los frutos secos, legumbres y verduras además aportarán

• •

todos los beneficios de los alimentos ricos en fibra.

31

Si existe alergia a la proteína de la leche de vaca, o intolerancia a la lactosa, hay alternativas que permiten tomar otro tipo de leches, de origen vegetal, como la leche de arroz, de avena, de soja o de almendras. Sin embargo, éstas deben estar enriquecidas en calcio, pues por sí solas el nivel de este mineral es bajo. También existen zumos y otras bebidas enriquecidos con calcio, así como determinadas marcas de cereales y galletas. La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber y usar el calcio. Nuestro cuerpo produce esta vitamina naturalmente gracias a la luz del sol, por lo que, aparte de todos los beneficios que nos aportará el caminar durante el embarazo, se encuentra éste. Recordemos también que la absorción del calcio se ve dificultada, aparte de por la carencia de vitamina D, por el consumo elevado de café, alcohol, falta de ácido clorhídrico en el estómago, falta de ejercicio y el estrés. Todo ello, como sabemos no es nada recomendable durante el embarazo, así que tenemos más fácil que nuestro cuerpo en estos momentos se dote del calcio necesario para nuestra salud y la del bebé. C. HIERRO Debido al aumento de volumen de sangre que se produce en el mujer durante el embarazo es fundamental que cuente con reservas de hierro es su organismo para garantizar el aporte de oxígeno necesario para el bebé. El feto depende de la sangre de su madre y del hierro que ella consume para producir las células rojas de su sangre, y es a partir del segundo trimestre cuando requiere mayor cantidad. La dosis de hierro recomendada en el embarazo es de 30 mg/día, es decir más del 30% de la dosis habitualmente indicada. La dosis de tratamiento es de 100-200 mg/día

32

Los alimentos ricos en vitamina C ayudan a que el hierro de los alimentos sea mejor absorbido. La anemia en el embarazo no tratada adecuadamente aumenta el riesgo de parto prematuro, de deficiencias fetales, de bajo peso al nacer e incluso de mortalidad materna postparto en los casos más acusados. Los alimentos con principales fuentes de hierro son:

Pescados y mariscos: Almejas, ostras, sardinas, calamares, pulpo, langostinos, pescadilla.

Legumbres y cereales: Garbanzos, lentejas, frijoles, habas, galletas, arroz y pan integral y soja. Los cereales en el desayuno son una excelente opción, hay algunos que contienen hierro añadido.

Verduras, hortalizas y frutas: Espinacas, acelgas, ajo, brócoli, perejil, coles, alcachofas, remolacha, rábanos, y fresas.

Carnes:

Cerdo,

conejo,

pato,

pollo,

pavo

e

hígado,

especialmente de ternera y de cordero. También embutidos, salchichas, codorniz y perdiz.

Lácteos: Huevos, yogur, leche y queso. Frutos secos: Almendras, avellanas, nueces, piñones, así como frutas deshidratadas como ciruelas.

D. FIBRA

33

La fibra es importantísima para una correcta digestión, para prevenir el estreñimiento, para controlar el peso, para reducir los niveles de colesterol, prevenir la hipertensión o controlar la diabetes. Los alimentos ricos en fibra tenemos:

Los cereales: El arroz, el pan, las galletas o la pasta y en general todos los cereales conviene que sean integrales mejor que refinados, ya que los refinados contienen mucha menos fibra. Trigo, avena, cebada, mijo o también el maíz..

Las verduras y hortalizas: Espinacas, acelgas, puré de patata, repollo, zanahoria, espárrago, el tomate, la remolacha roja y el aguacate (estos 3 últimos además con alto contenido en ácido fólico), evitar las que producen flatulencia (como alcachofas, col, coliflor, coles de Bruselas, pimiento, pepino, rábanos, cebolla, puerros).

Las frutas frescas y desecadas: Varias piezas al día: higos y ciruelas pasas (con un alto contenido), pera, manzana, albaricoque, mango, manzana, naranja, plátano (además rico en potasio)

Frutos secos: Almendras, avellanas, nueces (además muy ricas en Omega-3). Al igual que en el caso de los cereales, descartaremos aquellos frutos secos que, preparados industrialmente, se presentan azucarados, con miel o sal.

Las legumbres: guisantes y habas secos (con alto contenido), garbanzos, lentejas, judías verdes.

E. OMEGA - 3

La ingesta diaria recomendada de ácidos grasos poli insaturados omega-3 es de 2 gramos al día para las gestantes

34

durante los 6 primeros meses. La cantidad recomendada pasa a ser de entre 2 y 2′5 gramos durante el tercer trimestre de embarazo. Dentro de los alimentos ricos en Omega-3 tenemos:

Estos ácidos grasos se encuentran, sobre todo, en el pescado azul, dentro del cual existe mucha variedad: sardinas, anchoas o boquerones, bonito, atún, jurel, palometa, salmón, caballa, arenque, congrio, trucha de mar, salmonete, pez espada o emperador…

Es recomendable ingerir otros alimentos ricos en omega-3 como alternativa al pescado, como: • • • • • • Los preparados lácteos (no se les puede llamar “leche”) enriquecidos en omega-3. Los huevos también enriquecidos en omega-3 Las semillas de lino (que además ayudan a evitar el estreñimiento). Las nueces (también ricas en vitamina E y cobre). Las semillas o pipas de calabaza. Galletas o cereales enriquecidos con omega-3.

3.8

CONTROL PRENATAL

Se entiende por Control Prenatal a la serie de entrevistas o visitas programadas de la embarazada con integrantes del equipo de salud, con el objeto de vigilar la evolución del embarazo y obtener una adecuada preparación para el parto. Implica no sólo el número de visitas sino cuándo fueron realizadas durante el transcurso del embarazo y con qué calidad.

35

A pesar de todos estos beneficios, una gran porción de las mujeres gestantes continúan sin tener consultas prenatales, aún cuando es algo que les permitiría detectar y tratar problemas y posibles complicaciones del embarazo.

9.1

DIAGNOSTICO Y MANEJO NUTRICIONAL DE LA EMBARAZADA
Constituye uno de los objetivos más importantes del control prenatal. En el primer control prenatal la embarazada debe tener un diagnóstico nutricional, con fines de implementar una serie de medidas en relación a sus características nutricionales. El diagnóstico se basa fundamentalmente en dos parámetros maternos: El peso y la talla. En Chile se utiliza la gráfica que desarrolló Rosso y cols, que relaciona el porcentaje de peso para la talla, también denominado índice peso/talla. Este índice obtenido del nomograma, permite el diagnóstico nutricional y su seguimiento en relación a la edad gestacional en la que clasifica a las embarazadas en zona A o bajo peso materno, zona B o peso materno normal, zona C o sobrepeso materno y zona D u obesidad materna.

9.2

OBJETIVOS DEL CONTROL PRENATAL EN LAS GESTANTES
Las madres con bajo peso tienen como objetivo nutricional un aumento de peso superior al 20% de su peso inicial e idealmente un aumento total en relación con la magnitud del déficit, es decir alcanzar al término de la gestación una relación peso/talla mínima equivalente al 120%.

36

Las madres con nomopeso tienen como objetivo nutricional un aumento del 20% de su peso inicial alcanzando al término de la gestación una relación peso/talla entre 120 y 130%. Las madres con sobrepeso deben incrementar un peso tal que las ubique al término de la gestación entre 130 y 135% de la relación peso/talla. Las madres obesas deben incrementar su peso no menos de 7,5 kilos y no más de 10,5 kilos. Una ganancia de peso en este rango permite no cometer iatrogenia en la nutrición fetal y la madre no incorpora masa grasa adicional a su peso pregestacional.

IV CAPITULO ANALISIS Y DISCUSIÓN
Una nutrición adecuada para la madre, incluso desde antes del inicio del embarazo es importante, puesto que existe una relación directa entre la nutrición y la capacidad reproductiva, encontrando una menor fertilidad en las mujeres con deficiencias nutricionales. El soporte nutricional para la madre adquiere aún mayor relevancia una vez iniciada la gestación. Durante el embarazo se debe disponer de los nutrientes necesarios para atender todos los procesos vitales relacionados con la formación del niño y de su alojamiento en la madre. La única manera de que estos nutrientes lleguen hasta el niño es suministrándolos a su madre en forma

37

sostenida a lo largo de toda la gestación, pues cada parte del feto se desarrolla en etapas diferentes y si no hay el aporte requerido de sustancias alimenticias en el momento preciso, esto se reflejará en alteraciones específicas de diversos órganos. La prevalencia de anemia del embarazo en países en desarrollo es del 56% y fuera de éstos, del 30%. Para los países de América del Sur la cifra disminuye a 37% y siempre es posterior a la deficiencia de hierro (ferritina sérica).

4.1 ALIMENTOS DESACONSEJADOS DURANTE EL EMBARAZO Durante el embarazo existen una serie de alimentos que no son aconsejados para evitar o reducir su consumo y, así, procurar que el bebé se forme y crezca en un ambiente óptimo.  Evitar los alimentos fritos y grasosos.  El café y el té son especialmente perjudiciales durante el embarazo, ya que tienden a aumentar el ácido úrico seroso que dificulta la tarea de los riñones.  Usar sal con discreción.  Infusiones a evitar: Valeriana, algodón, sharamasho, Estas infusiones pueden estimular las contracciones uterinas y precipitar, de esta forma, el parto.

4.2.

FACTORES NEGATIVOS QUE EVITA UNA ALIMENTACIÓN ADECUADA EN LA GESTACIÓN Si bien siguen en discusión en la actualidad muchos puntos relacionados con el crecimiento fetal y la influencia de determinados factores

38

de riesgo: edad materna, paridad, hábito de fumar, poca ganancia de peso materno durante la gestación, enfermedades asociadas con la gestación, entre otras, por citar los más relevantes; parece cierto que la mala nutrición previa al embarazo, la poca ganancia de peso, antes de las 20 semanas y una corta edad gestacional tienen entre otros factores implicaciones inmediatas y a largo plazo sobre la salud fetal, comenzando por la afectación de su peso y las complicaciones que de éste se derivan. Algunos autores destacan la necesidad de promover en mujeres con bajo peso pre concepcional el incremento de éste hasta alcanzar el peso ideal y sobre todo antes de sus primeras 20 semanas ganar 4 kg. Existen otros factores que contribuyen a que ocurran deficiencias nutricionales, tales como el seguimiento de dietas y de ejercicio destinado a mantenerse en forma, el interés en incrementar solamente el consumo de proteínas, el consumo de alcohol, el hábito de fumar, y el consumo de drogas ilícitas (heroína, cannabis, cocaína, anfetaminas, nuevas drogas de síntesis, alcohol, tabaco, etc.) que en las dos últimas décadas ha ido en aumento; la heroína utilizada en la década de 1980, va siendo sustituida por otras drogas de diseño que, aunque resultan más cómodas en su administración, no por eso son menos nocivas al feto y al recién nacido. 4.3. CONSECUENCIAS DE UNA NUTRICIÓN INADECUADA Una nutrición materna insuficiente trae consecuencias negativas para el niño, una de las más serias es el bajo peso al nacer (< 2500 kg). Estos niños tienen un riesgo de morir hasta 40 veces mayor al de los que nacen con peso mayor y además pueden mostrar deficiencias del desarrollo intelectual y el rendimiento escolar a largo plazo, llegando incluso a padecer hipertensión arterial, diabetes y problemas cardiovasculares en la vida adulta. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que 600 mil mujeres y más de 5 mil recién nacidos mueren cada día como consecuencia de complicaciones del embarazo

39

 Fumar en el embarazo.tabaquismo durante el

Un estudio ha revelado que el hábito del embarazo provoca un incremento de la

arteriosclerosis, lesiones en las arterias coronarias, en el feto o el bebé recién nacido y un aumento del riesgo de sufrir del corazón en la edad adulta. Según una investigación del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, las mujeres que fuman 15 cigarrillos o más al día, tienen un 20 por ciento de posibilidades más que las no fumadoras de que el feto desarrolle la malformación del labio leporino. Debes tener en cuenta que cuando menor es el cuerpo, menor resistencia posee. La mala alimentación de la mujer y su consecuente desnutrición afectan el desarrollo del feto, los efectos dependen del déficit de nutrientes y del momento de la gestación en que éste se produce.  Otras de las consecuencias de los trastornos alimentarios durante el embarazo son:
• • • •

Óbito fetal. El recién nacido disminuye de peso en vez de aumentarlo El nonato puede sufrir desnutrición dentro del vientre materno. Aumenta el riesgo de desnutrición y mortalidad durante el primer año de vida del niño. Deficiencias en el desarrollo intelectual. Bajo rendimiento escolar retardo o detención del crecimiento y riesgo de déficit psicomotor posterior.

• • •

40

4.4. CUIDADOS DE ENFERMERIA
Orientar a las madres gestantes sobre una nutrición balanceada y la importancia de los controles pre natales. Establecer el estado nutricional de la mujer desde la primera consulta e identificar los factores asociados a la malnutrición En cada visita prenatal examinar la dieta ingerida para descubrir desvíos en su seguimiento debido a los "caprichos o antojos" nutricionales. Brindar consejería y los efectos que causa al feto el consumir alcohol, drogas, durante la gestación. Recomendar que no debe de realizar dietas, ayunas ya que el feto no recibirá los nutrientes adecuados. Orientar a que no consuma café, chocolates, té, cacao, porque esto no ayudará a la absorción de las vitaminas. Orientar que debe controlar su peso, presión arterial para prevenir alguna enfermedad. Aconsejar a las madres gestantes que deben lavar las frutas y las verduras por que pueden ser portadores de microorganismos. Orientar que no deben consumir medicamentos sin prescripción médica.

41

V CONCLUSIÓN

El periodo de gestación de la mujer es una fase importante, tanto para la madre como para el feto, ya que si no existe el cuidado especial que amerita, ambos corren riesgos de enfermedades o hasta la muerte. Durante éste periodo la madre debe de consumir alimentos que la nutran e ingerir alimentos saludables tales como: hierro, calcio, vitamina A, vitamina C y ácido fólico. Si la madre hace lo indicado tendrá un bebe saludable y su restauración física será en un periodo normal.

42

El consumo de alcohol y drogas antes y durante el periodo de gestación puede llegar a causar daños permanentes al feto. Durante cada trimestre los cambios fetales son distintos y hay que tomar en cuenta diferentes modos de alimentarse. Es importante mantener la talla y el peso adecuado.

VI RECOMENDACIONES
Tener una dieta equilibrada ya que algunos alimentos pueden causar enfermedades que pueden llegar a ser perjudicarles tanto para la madre como para el bebé. Los alimentos que van hacer consumidos crudos es conveniente lavarlos bien, como las frutas y verduras, ya que pueden ser portadores de microorganismos capaces de producir infecciones. Evitar en lo posible la ingesta de cafeína, cacao, té, café, refrescos de cola, chocolate entre otros, ya que éstos impiden la absorción adecuada de las vitaminas y los minerales.

43

Realizar una dieta equilibrada y no dietas restrictivas o limitantes que no aseguren los requerimientos nutricionales básicos. Tener cuidado con la ingesta de medicamentos y suplementos vitamínicos que no son recomendados por el médico. Evitar consumir alcohol, tabaco u otras drogas, ya que son perjudiciales para el desarrollo del feto.

Los programas de intervención para mejorar el estado nutricional materno debe comenzar antes de que se produzca el embarazo, para garantizar que este comience en condiciones óptimas.

VII BIBLIOGRAFIA
• • • • • • • http://www.geosalud.com http://www.babysitio.com http://www.buenasalud.com http://perinatal.bvsalud.org http://kidshealth.org/parent/en_espanol/embarazo/eating_pregnancy_esp.html http://sisbib.unmsm.edu.pe/BVRevistas/anales/v58_n2/nutriciong.htm http://www.familia.cl/salud/embarazo/nutricion_embarazo.htm

44

• • •

http://colombiamedica.univalle.edu.co/Vol33No1/prenatal.htm http://escuela.med.puc.cl/paginas/Departamentos/Obstetricia/AltoRiesgo http://sisbib.unmsm.edu.pe/ginecologia/Vol_41/nutricion_materna.htm

45

NUTRIENTES NECESARIOS PARA UNA BUENA ALIMENTACIÓN DURANTE LA GESTACIÓN

NUTRIENTE Proteínas

NECESARIO PARA Crecimiento de las células y producción de sangre Huesos y dientes fuertes,

LAS MEJORES FUENTES Carnes magras, pescado, pollo, claras de huevo, habas, mantequilla de maní, tofu (soja)

Carbohidratos Producción diaria de energía Pan, cereales, arroz, patatas, pasta, frutas, vegetales Calcio contracción de los músculos, funcionamiento de los nervios Producción de glóbulos rojos Hierro (necesarios para prevenir la anemia) Vitamina A huesos fuertes Encías, dientes y huesos Vitamina C sanos; ayuda a absorber el hierro Desarrollo de glóbulos rojos, Vitamina B6 utilización efectiva de las proteínas, grasas y carbohidratos Desarrollo de glóbulos rojos, Vitamina B12 Vitamina D sistema nervioso Huesos y dientes sanos; ayuda a la absorción del Carne, pollo, pescado, leche (Nota: los vegetarianos que no adicional de vitamina B12) Leche enriquecida, productos lácteos, cereales y panes mantenimiento de la salud del consumen productos lácteos necesitan un suplemento Cerdo, jamón, cereales integrales, bananas Frutos cítricos, brécol, tomates, jugos de fruta enriquecidos Leche, queso, yogurt, sardinas o salmón con espinas, espinacas Carne roja magra, espinacas, panes y cereales enriquecidos con hierro

Piel saludable, Buena visión, Zanahorias, vegetales de hojas verdes, patatas dulces (batatas)

46

calcio Producción de sangre y de Ácido Fólico proteínas, efectiva función enzimática Almacenamiento de energía corporal Vegetales de hoja verde, frutas y vegetales de color Amarillo oscuro, habas, guisantes, frutos secos Carne, productos lácteos como la leche entera, frutos secos, Grasa mantequilla de maní, margarina, aceite vegetal (Nota: limita el consumo de grasa a 30% o menos de tu ingesta diaria de calorías)

REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES DIARIOS DURANTE EL EMBARAZO, PARA MUJER CON PESO ADECUADO PARA LA TALLA

REQUERIMIENTO Energía (kcal) Proteínas (g) Vitamina A (mcg retinol) Vitamina D (UI) Vitamina E (UI) Acido Ascórbico (mg) Acido Fólico (ug) Vitamina B6 (mg) Vitamina B12 (mg) Calcio (mg) Hierro (mg) Magnesio (mg) Zinc (mg)

NO EMBARAZADA 2.200 46 750 400 12 30 200 2,0 2,0 800 28 300 15

EMBARAZADA 2.500 57 1.500 800 15 50 400 2,5 3,0 1.200 50 450 20

47

NOMOGRAMA PARA EL CÁLCULO DEL ÍNDICE PESO-TALLA DE LA EMBARAZADA

48

DIAGNÓSTICO NUTRICIONAL SEGÚN ÍNDICE PESO-TALLA Y EDAD GESTACIONAL DURANTE EL EMBARAZO

49

La ingesta de nutrientes debe seguir las mismas pautas que la pirámide nutricional en cuya base se encuentra el grupo del pan, la pasta, y cereales, sugiriéndose una ingesta diaria de 7 porciones al días. En la siguiente posición se encuentran los vegetales y frutas de los cuales se deben ingerir un promedio de 4 raciones al día entre los dos. Después se encuentra el grupo de los huevos, granos, carnes y se sugiere consumir al menos 3 raciones al día. Se debe ingerir además 2 raciones de lácteos al día, incluyendo leche y derivados. En la punta de la pirámide encontramos las grasas saturadas y los carbohidratos de absorción rápida como el azúcar refinada, los dulces de pastelerías, las frituras, las cuales deben tener una ingesta controlada.

50

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful