Universidad Nacional de Rosario Facultad de Ciencia Política y RR II Escuela de Comunicación Social

Los Niños-Billiken
Permanencias y cambios en el modo de comunicación de la revista con su público.

Foto de la primera portada de Billiken, del 19 de noviembre de 1919

Alumna: Martin, María Eugenia Director de tesis Profesor Alberto Pérez. Rosario, noviembre de 2005

Las revistas infantiles deben ser entendidas e interpretadas como intervenciones emocionales en la vida cotidiana de sus lectores. Kristen Drotner. (English Children and their magazines.1751-1945. New Heaven 1988,4)

2

Agradecimientos
La consecución y desarrollo de esta tesis, no hubiera sido posible sin la colaboración de docentes, familiares, seres queridos y amigos, quienes me alentaron desde los primeros esbozos de este trabajo. Quiero agradecer al profesor Alberto Pérez, por su predisposición, paciencia y guía. Su visión y sus aportes en la lectura de cada borrador han sido puntos clave en el proceso de escritura. A mi familia, por el apoyo, la compañía y los recuerdos de su infancia teñidos de memorias y lecturas compartidas. Por su inmensa colaboración en la búsqueda, recolección y catalogación de material empírico. A mis amigos, quienes me brindaron su visión, aportes y material bibliográfico. A quienes desinteresadamente me abrieron las puertas de su infancia y rescataron de sus archivos colecciones de revistas que aún conservan las marcas del paso del tiempo, de los crayones y del sutil espacio marcado por el recorte de las tijeras. A Patricio O´Brien por su colaboración en el procesamiento de las imágenes. Sin los aportes de todos ellos, este trabajo no hubiese podido ser concretado.

3

Desarrollo del Trabajo I. Introducción
-Objetivos

II. Contexto Editorial en Argentina: conformación del público lector
-El modelo editorial de Vigil -Un viaje a través del tiempo: entre la diversión y la escuela. Billiken en la segunda mitad del siglo XX

III. Billiken en la década del ´40. El modelo de niñez durante el peronismo
(1946 – 1955) - Una mirada al interior de la revista - De publicidades y lectores - Hombres del bronce -Cada cual atiende su juego -Blancas y religiosas palomitas -La infancia desde la visión del Peronismo - El modelo peronista en Billiken

IV. Los Niños-Billiken de la década del ´60.
-Billiken en el marco del modelo desarrollista -Esbozos de una sociedad de consumo -La clave: conocer qué opinan los lectores -Noticias en Billiken -Contexto Editorial -Los lectores participan -Recordando a Vigil -Principios indiscutibles en todo niño-Billiken -A los niños en su día… y a los padres también -Las nenas con las nenas…

4

-El que gana es el mejor -Los Niños-Billiken de Latinoamérica Hacer que algo cambie para que nada cambie

V. Los chicos-Billiken de los ´90
-Diseño y Contenidos -Los Adultos en Billiken -Los hermanos sean… desunidos -Otros docentes, otra escuela -Los chicos ya no opinan lo mismo de la escuela -Los chicos del futuro. -Los Chicos-Billiken defienden el medio ambiente. -Chicos, Chicas… Adolescentes. -Hombres y Mujeres renovados -Lo que no quedó afuera de la actualidad -Los 80 años de Billiken. -Regalos que cautivaban lectores -La revista y el universo informático -Los chicos ciberlectores de Billiken -Estructuración del sitio -Fiel a su estilo

VI. Conclusiones VII. Material Bibliográfico Consultado.
-Fuentes

5

IIntroducción

Portada del 24 de agosto de 1964. Edición Nº 2364

6

El presente trabajo se propone indagar el tratamiento del concepto de niñez comunicado por la revista infantil Billiken en momentos históricos diferenciados y distantes entre sí en lo social, cultural, político y tecnológico-informático. Conocer el modo en que la revista se dirigía y dirige a los niños de distintas épocas, como así también su grado de aceptación por parte del público, será una de las posibles vías de acercamiento elegida, para así analizar los factores que llevaron a su persistencia en el tiempo, conformando nuevas comunidades de lectores, con características diferenciales en capa período. El encuentro con el material empírico, es el modo elegido para observar las particularidades de la comunicación de Billiken y analizar el camino por el cual la revista logró instalarse entre su público y subsistir en el tiempo, a partir de una posible visión particular en relación a la infancia. La elección de la mencionada temática de trabajo radica en mi interés por encontrar dispositivos que me permitan indagar cómo a partir de ciertas formas particulares de encuentro con su público, la revista pudo generar un vínculo de fidelidad sostenido por varias generaciones de lectores. El hecho de que una publicación como Billiken llegase a mantenerse vigente desde su creación en 1919 hasta la actualidad, amerita indagar en sus páginas elementos que hayan hecho posible su continuidad en el tiempo y vigencia en el mercado. Mi hipótesis de trabajo se sustenta, entonces, en que Billiken posiblemente pudo encontrar en sucesivos momentos, el modo exacto de comunicarse con su público, de brindarle a los niños lo que ellos esperaban de una revista infantil a través de los años, en la medida justa en que la innovación no chocase con lo previsible de la tradición editorial. Para analizar este supuesto, el eje temático a indagar, será el modelo de lo que denominaré “Niños-Billiken” o de infancia, propuesto por el magazine a sus lectores, en diferentes momentos de la historia Argentina. A tal fin, analizare un corpus de revistas que incluyan números aislados de la publicación comprendidos entre las décadas del ´40, del ´60 y del ´90, en el marco del siglo XX.

7

Los ejemplares que comprenden la década del ´40 y parte del ´50, fueron elegidos por las particularidades que presenta el período, asociadas al gobierno justicialista, tales como la propaganda ideológica que ejerció sobre determinados sectores, incluido también el infantil, y su fuerte presencia en medios gráficos, libros de texto escolares, eventos deportivos, etc. Se intentará de ver de este modo, si el aparato peronista, logró, al igual que en muchos otros medios, infiltrarse en los contenidos de Billiken y en el modo de comunicación que la revista estableció con su público. La década del ´60, en tanto momento particular de ebullición política, cultural social, fue marcando además, rasgos de modernidad entre los argentinos, a partir de ciertas transformaciones en las relaciones intergenéricas, cambios en la vida cotidiana y esbozos de una sociedad de consumo que se profundizaría con el correr de los años. Se intentará ver, si los cambios que la misma propulsó fueron marcando avances o modificaciones en la revista y en su comunicación con los lectores. Para finalizar, la revisión de ejemplares del último decenio del siglo XX, será un modo de aproximarse a la política de Billiken de cara al año 2000, la posible incidencia en ella de los factores sociales, políticos y culturales del momento, las nuevas concepciones vinculadas a la idea de familia y la proliferación y auge de las tecnologías de la información. Esta selección variada de publicaciones me permitirá, a través de un recorrido socio-histórico, cotejar interrogantes a nivel de contenido, sobre probables continuidades o rupturas en el discurso de la revista a través del paso del tiempo, su política editorial frente a publicaciones similares y la imbricación con otros medios de comunicación como la radio, la televisión e internet. Conjuntamente, se intentará conocer el modo adoptado por la publicación en las épocas mencionadas, para incluir en sus páginas elementos de la vida cotidiana, escolar y familiar Otros factores a indagar tendrán que ver con la probable permanencia y/o modificación a través de los años, del material divulgado en determinadas secciones, y la presencia de elementos, que den cuenta en sus páginas de una identidad particular impuesta por Billiken. Finalmente, la conjunción de estos factores, en el entramado de relaciones sociales y culturales establecidas entre la publicación y sus lectores, tal vez puedan aportar datos concretos para conocer el concepto de niñez, en tanto categoría de público lector, comunicado por la revista en las distintas épocas.

8

OBJETIVOS: Objetivo General:

Indagar, la probable evolución del abordaje y concepción de niñez, en tanto categoría de público lector comunicado por la revista, por medio de un análisis comparativo de distintas publicaciones de las décadas de 1940, 1960 y 1990. Específicos:

Analizar la evolución histórica y contenido de determinadas secciones de la revista, en relación a su tratamiento discursivo, imbricación de hechos y noticias de actualidad, permanencias y cambios en el tiempo.

♣ ♣

Indagar las particularidades de los Niños-Billiken (o infancia propuesta por la revista a los lectores) de las diferentes décadas. Investigar la potencial existencia de dispositivos en relación a géneros y formatos específicos, que den cuenta de la constitución de la publicación en tanto herramienta vinculada a las actividades escolares y recreativas.

9

IIContexto Editorial en Argentina: Conformación del público lector

Portada del 28 de junio de 1948. Edición Nº 1493

10

Nuestro país experimentó desde mediados del siglo XIX oleadas inmigratorias provenientes principalmente del nordeste y sur del continente europeo, en su mayoría italianos y españoles, en busca de mejores condiciones de vida. De esta manera Argentina llegó a tener una de las proporciones más altas de inmigrantes del mundo, siendo aún una nación joven y poco poblada. Posteriormente, a fines del siglo XIX, arribaron masas de población desde distintas partes de Europa. Tal como relatan Juan Carlos Korol e Hilda Sabato,1 “Estas migraciones tuvieron también un relevante papel en las transformaciones del país, y sobre todo del área pampeana. Vascos, franceses, alemanes, escoceses, ingleses e irlandeses encontraron su destino en el Río de la Plata. Difiriendo en número, idiosincrasia y trayectoria, cada grupo siguió un camino distinto. Pero todos ellos en mayor o menor medida, contribuyeron a definir la forma que fue adoptando la sociedad en que se habían establecido”. De esta manera, a la par del crecimiento poblacional se alcanzó, conjuntamente, con el paso de los años, un notable descenso del analfabetismo. Este fenómeno fue consecuencia de la instrumentación de la Ley 1420 de educación común, promulgada en 1884, que estableció que la enseñanza debía ser laica, gratuita y obligatoria. Su implementación redundó en un paulatino acercamiento de las clases populares y trabajadoras al mundo de las letras durante las primeras décadas del siglo XX. Los hijos de los inmigrantes eran indirectamente los encargados de transmitir a sus familias el idioma, los usos y costumbres de la nueva tierra. En consecuencia, y en palabras de Beatriz Sarlo 2 “La escuela pública llenaba un supuesto vacío simbólico proporcionando todos los elementos culturales valorables […] La cultura era un capital a adquirir y no un conjunto de valores que debían ser desenterrados del pasado paterno o de las estrategias de la vida cotidiana”.

1

Korol Juan Carlos. – Sábato, Hilda. Como fue la inmigración irlandesa en Argentina. Colección Esquemas Históricos. Ed. Plus Ultra, Buenos Aires. 1981. pág. 9. 2 Sarlo, Beatríz. La Máquina Cultural: Maestras, Traductoras y Vanguardistas. Ed. Ariel, Buenos Aires.1988.pág. 63.

11

Paralelamente, podría destacarse que como consecuencia del mayor acceso educativo se producía también una mayor apropiación y consumo de bienes simbólicos. A la vez que aumentaba el número de lectores, también lo hacía el de casas editoriales que ofrecían diferentes publicaciones desde folletines, periódicos y revistas hasta colecciones de libros de variados autores. José María Gutiérrez3 señala: “Entre 1880 y 1892 aparecieron aproximadamente 660 publicaciones. En ese mismo período se produjo la mayor oleada inmigratoria del siglo pasado (de los 260.000 inmigrantes llegados a la Argentina en el decenio 1871-1880 se pasó a 850.000 aproximadamente, de los cuales se registraron 1.500 relacionados directamente con la industria gráfica)”. El acercamiento de la población argentina al sistema escolar fue en paulatino aumento. La instrucción primaria era considerada un pilar fundamental y no accesorio para la inserción social, cultural y laboral de las nuevas generaciones de argentinos. Consecuentemente, para este nuevo mercado objetivo se fue formando un mercado editorial, que con el transcurso del tiempo diversificó públicos, creando productos a la medida de cada uno de ellos y estimulando la tarea de los escritores Así, para Luís Alberto Romero4, “En los años que van entre las dos guerras mundiales o entre el advenimiento del radicalismo y del peronismo, si se prefiere definirlo en términos de nuestra historia política, Buenos Aires conoció un fenómeno singular: el desarrollo de una serie de empresas editoras que ofrecieron a precios económicos, un conjunto significativo de buenas obras de literatura y el pensamiento universal. La cuidadosa elección, las extensas tiradas, su organización didáctica en bibliotecas y colecciones, la combinación de obras consagradas con otras de tendencias estéticas o sociales de avanzada, todo lleva a pensar en una verdadera empresa cultural. Su existencia estuvo posibilitada, en primer lugar por la extensión cuantitativa del público lector, fruto de varias décadas de educación popular, pero también por la maduración de ciertos cambios en la sociedad porteña y particularmente en sus sectores populares, entre quienes se reclutaban particularmente los lectores de estas obras.” La mencionada industria editorial posibilitó la aparición de distintos géneros: científicos y literarios, policiales, de aventuras y románticos, entre otros, junto a una amplia gama de divulgaciones de entrega periódica como diarios y revistas. Mujeres, hombres y niños comenzaron a disfrutar de ellos, pudiendo entablar con cada casa
3

Gutiérrez, José María. La Historieta Argentina. Colección Fin de Milenio. Ediciones Biblioteca Nacional y Página 12.Buenos Aires. 1999. pág.25. 4 Romero, Luis Alberto. Buenos Aires en la entreguerra: Libros Baratos y Cultura de los Sectores Populares. En Armus, D. (comp.) Mundo Urbano y Cultura Popular,.Sudamericana, Bs. As,1990. pág.41.

12

editora un vínculo particular. “Empresas culturales antes que meramente comerciales, sin duda, ejercieron un papel positivo en la ampliación del público lector, en la orientación de sus gustos e intereses, en la conformación de su sensibilidad” 5, refiere Romero Una de las primeras compañías editoras de libros de corte popular, fue “Tor” fundada en 1916 y caracterizada por la oferta de textos de bajo precio, en su mayoría obras de la literatura universal de autores tales como Julio Verne, Jack London, Walter Scott o Robert Stevenson. Otras casas editoras igualmente exitosas fueron Sopena y Claridad, que seguían en mayor o menor medida la formula de Tor, ofreciendo la lectura de “clásicos” indispensables en el orden del deber-saber de mitad de siglo XX. Este universo cultural al que accedían los argentinos iba moldeando y conformando no sólo a lectores más alfabetizados con hábitos de lectura particulares, sino también a ciudadanos más concientes de la realidad nacional con una apropiación particular en relación a actividades en torno al acto de lectura, como por ejemplo las relaciones familiares y la administración de tiempo libre. Al respecto, el historiador Roger Chartier6 afirma que “la lectura no es sólo una apropiación abstracta de intelección, es la puesta en marcha del cuerpo, la inscripción en un espacio, la relación consigo mismo y los demás”. De esta manera podría pensarse que la maquinaria editorial puesta en marcha en nuestro país durante el siglo XX fue describiendo hábitos culturales que se fueron arraigando entre los argentinos. Entre ellos pueden mencionarse las subscripciones semanales de libros, manuales y enciclopedias con el fin de conformar bibliotecas estudiantiles, indispensables para actividades escolares, el entretenimiento o quizás la simple exposición en un lugar central del hogar. También surgieron clubes de lectores, sociedades barriales y bibliotecas populares, todas ellas con el fin de promover la actividad lectora, generando a su vez grupos de intereses e intercambio simbólico. Luis Alberto Romero7 se refiere a los mencionados cambios sociales “La aspiración al ascenso individual y a la reforma social son sólo un aspecto de esa nueva cultura que caracterizó a estos sectores populares, entre trabajadores y medios. Los cambios en las formas de vida estaban modelando nuevas ideas y actitudes que resultaron perdurables. El acceso a la vivienda propia cambió la idea del hogar y ubicó a
5 6

Romero, Luis Alberto. op.cit. pág.41. Chartier, Roger. El Mundo como Representación. Historia Cultural: entre práctica y representación, Editorial Gedisa, Barcelona,1992. pág.42. 7 Romero, Luis Alberto, Breve Historia Contemporánea de la Argentina, F.C.E, Bs.As. 1994. pág.60.

13

la mujer-liberada de la obligación de trabajar-en el centro de la familia, que pronto se reunió en torno del aparato de radio. Por un movimiento complementario, las hijas aspiraron a trabajar en una tienda, o en una oficina, a estudiar y también a una creciente libertad sexual. Una cierta holgura económica, y la progresiva reducción de la jornada de trabajo, que junto al domingo, empezó a incluir el sábado “inglés”, aumentó el tiempo libre disponible. Ello explica el éxito de bibliotecas, conferencias y lecturas pero también el desarrollo de una gama muy variada de ofertas para elevarlo. La tendencia a una homogeneización de la sociedad en torno de una cultura compartida por sectores sociales diversos, se acompañó de un proceso igualmente significativo de diferenciación de funciones. Una de sus manifestaciones fue la constitución de un mundo intelectual y artístico que aunque estuvo impulsado por la creciente demanda cultural de la sociedad, definió una forma de funcionamiento propia” Sin embargo, no es curioso que se fuera desarrollando a la par, una amplia oferta de diarios y revistas, muchos de ellos aún vigentes en la actualidad. En su libro “Sociología del Público Argentino”, Adolfo Prieto8, afirma: “Creada la necesidad de la lectura, la misma es satisfecha en gran parte por los medios habituales en el resto del mundo. Una decena de diarios editados en Buenos Aires, cuyos tirajes oscilan entre los 100.000 y 300.00 ejemplares por titulo, más los diarios de tiraje menor que se editan en las ciudades y pueblos del interior, cumplen con la necesidad diaria de lectura de un enorme porcentaje de lectores, muchos de los que no quedan satisfechos con ella, hallan el complemento de la revista semanal de cine, de radio, de deportes, sentimental, hogareña, pornográfica, de aventuras o de simple entretenimiento. Unas 30 publicaciones, sin contar las de simples tiras cómicas y de aventuras invaden los kioscos de todo el país con ediciones que en algunos casos llegan a los 300.000 ejemplares”. Carlos Ulanovsky9, en su libro “Paren las Rotativas”, realiza una reseña cronológica de los diarios y revistas argentinos más destacadas desde fines de siglo XIX. El mismo refiere que la primer publicación de la Argentina data de los tiempos de la colonia, cuando en 1810 Mariano Moreno funda La Gaceta de Buenos Ayres, con el fin de difundir los ideales de la revolución de mayo. Medio siglo después, se crearán tres nuevos diarios que marcarán un hito en el periodismo argentino: La Capital de Rosario en 1867, La Prensa en 1869 y La Nación en 1870. Por la misma época,
8 9

Prieto, Adolfo. Sociología del público argentino. Ediciones Leviatán, Buenos Aires. 1956. Ulanovsky, Carlos. Paren las Rotativas: Historia de los grandes diarios, revistas y periódicos argentinos. Compañía Editora Espasa Calpe, Bs. As. 1997. pág. 33.

14

comenzó a publicarse Caras y Caretas, una de las revistas que dejaría huellas en la industria gráfica argentina, fundada por José S. Álvarez (Fray Mocho) en 1898. La misma, cubría todo tipo de acontecimientos, literarios y político. Se autodefinía como “Semanario festivo, literario, artístico y de actualidades”, cubriendo sucesos de carácter nacional e internacional. Caras y Caretas se destacó entre otras revistas de su época, por la atención dedicada a su calidad gráfica, integrando fotos e ilustraciones en sus textos, utilizando la caricatura como ejercicio periodístico y siendo finalmente semillero para nuevas generaciones de periodistas, editorialistas y dibujantes. Con escasa diferencia de años, ingresan al mercado publicaciones que serán un hito de la historia gráfica de nuestro país, como las revistas El Hogar (1904) y Mundo Argentino (1911) de la compañía Haynes, Revista Atlántida (1918), El Gráfico (1919), Para Ti (1922) y La Chacra (1925) todas de Editorial Atlántida. Junto a ellos, aparecen diarios destacados como La Razón (1905), Crítica (fundado por Natalio Botana en 1913) y El Mundo (1928). Salen a la venta además, géneros como el comic e historias de aventuras entre ellas Tit Bits (1909) y el Tony (1928), aunque muchas de las ya mencionadas revistas incluían en sus páginas viñetas humorísticas. No obstante, tal como se destacó anteriormente, si bien el grueso de la producción gráfica de las primeras décadas del siglo XX tenía su epicentro en Buenos Aires, según Adolfo Prieto, el resto de las ciudades y pueblo del interior comenzaba a hacer lo mismo en los ámbitos en los que se circunscribían, donde ingresaban al círculo comercial diarios y revistas de repercusión local. Para el autor, éste también es el momento de aparición de los primeros diarios sensacionalistas que facilitan la lectura del público gracias al agregado de grandes fotografías e ilustraciones que fueron poco a poco frenando y disminuyendo en el “ingente grupo de nuevos lectores el gusto por la lectura de libros”. El modelo editorial de Vigil Constancio Cecilio Vigil, hijo del fundador del diario “La Ley”, nace en Rocha, Uruguay el 4 de septiembre de 1876, allí estudió letras y ciencias en la universidad de Montevideo. En el año 1901 comienza su carrera periodística al dirigir la revista “La Alborada”, que contenía ideas sobre fraternidad latinoamericana. Años más tarde decide

15

radicarse en nuestro país e incursiona en el género infantil 10 por medio de la creación de “Pulgarcito”, semanario que contenía cuentos y secuencias de estampas patrióticas, iniciando de esta manera lo que sería la historieta de ambientación histórica. En el mismo año, surge de la mano de Eustaquio Pellicer, uno de los iniciadores de Caras y Caretas, la revista “PBT”, que se definía como “Semanario infantil ilustrado para niños de 6 a 80 años”. Esta última, a diferencia de Pulgarcito, según Gutiérrez 11 “No aspiraba a un público segmentadamente infantil, sino que alternaba su contenido en un porcentaje para niños y otro para adultos, tal vez previendo lo que sucedería con Pulgarcito, que a partir del segundo año debió modificar radicalmente su contenido al punto de llegar a publicar una sección fija de turf en su primera página, o quizá buscando la difícil competencia comercial con Caras y Caretas en la ampliación del público lector a los más jóvenes”. Años más tarde Vigil, tal como Ulanovsky12refiere, llega a ser director de publicaciones de la editorial Haynes, dirigiendo el semanario “Mundo Argentino” y “El Hogar” y luego en 1918 decide emprender su propia empresa editorial. “Lo primero que hizo fue sacar una competencia del semanario Mundo Argentino, publicado por Haynes. Su título era Atlántida y a las dos semanas de salir ya vendía 60.000 ejemplares. Durante sus primeros dos o tres años, esta publicación fue considerada como un modelo del pensamiento liberal, en especial por que en sus paginas alternaban los mejores escritores, pensadores y periodistas del momento, presentados en un clima de gran apertura y respeto intelectual”, comenta el autor de Paren las Rotativas. Tal como se hizo mención anteriormente, otras publicaciones que luego integrarían su editorial serían las revistas Para Ti, El Gráfico y La Chacra, lo que Mirta Varela13 define como una estrategia editorial de segmentación y diferenciación de públicos por edades, clases y sexos. Si bien en el momento de aparición de estas revistas en nuestro país, existía una amplia oferta de material de lectura delimitada por sexos, intereses y edades, no sucedía lo mismo en relación al público infantil. Podría pensarse entonces, que la proliferación de publicaciones vinculadas con la franja más joven de la población, esté relacionado
10

Sería pertinente resaltar que Constancio Vigil también fue autor de varios libros de cuentos entre los que se destacan Vida Espiritual, Amar es Vivir, La Hormiguita Viajera, Misia Pepa, El Mono Relojero y un diario de lecturas, Upa. 11 Gutiérrez, José María. op. Cit. pág.42. 12 Ulanovsky, Carlos. op. Cit. pág.33. 13 Varela, Mirta. Los Hombres Ilustres del Billiken. Héroes en los medios y en la escuela. Ediciones Colihue. Colección Signos y Cultura, Buenos Aires.1994. pág. 40.

16

con un nuevo impulso del sector comercial por explotar y explorar un lugar antes impensado en la sociedad. Quizás esto último se vincule con el papel que lentamente fue cobrando la idea de la infancia en el imaginario adulto: familiar, educativo y político. Para la cientista de la educación Sandra Carli, 14 ”La infancia se convirtió en un objeto emblemático del siglo XX, fijado por los saberes de distintas disciplinas, capturado por dispositivos institucionales, proyectado hacia el futuro por las políticas de Estado y transformado en metáfora de utopías sociales y pedagógicas.” Con el transcurso del tiempo el lugar ocupado por los niños en la familia y en la sociedad comenzó a ser visto como objeto de atención y cuidado. Para Carli “A partir de la modernidad, la infancia adquirió un status propio como edad diferenciada de la adultez, en la que el niño se convirtió en objeto de inversión, en heredero de un porvenir” En consonancia con los cambios en relación a la visión del niño en la sociedad, el proyecto más exitoso de Vigil vendría de la mano de Billiken, considerada la revista dedicada íntegramente a la infancia más antigua del habla castellana, publicada por primera vez el 17 de noviembre de 1919, cuando, en palabras de Ulanovsky, apenas se conocía un modelo en el género, la publicación italiana el “Corriere dei Piccoli”. El nombre de la versión argentina15 proviene de un pequeño muñeco ideado por el estadounidense Billy Kent, a quién puso su propio nombre, y que fabricó inspirado en una antigua leyenda india que cuenta de un dios de la alegría, la bondad y la sabiduría. El muñeco, que a principios de siglo se había hecho popular en todo el mundo, inspiró a Vigil para el título de su nueva revista, escribiendo Billy Kent todo junto y sin la T final. El objetivo que el periodista uruguayo se proponía era entretener y educar a un segmento de público que empezaba a ser conocido y valorado por el mercado y la sociedad, en parte gracias a su incorporación al universo escolar, como consecuencia de la ley 1420 de educación. Al respecto, Varela16 destaca: “Billiken lo abarca todo en el mundo infantil porque es única y esto implica ocupar todo el campo, abordar todos los temas, todas las necesidades, todos los públicos con los límites obvios que la moral, las buenas costumbres y el buen gusto imponen” No obstante, si bien Billiken es considerada la revista pionera en su género, existieron ejemplares de corta duración como el mismo Pulgarcito o Colorín Colorao,
14

Carli, Sandra. De la familia a la escuela. Infancia, Socialización y Subjetividad .Ediciones Santillana, Buenos Aires, 1999, pág.12. 15 Billiken, La vuelta a la Infancia en 80 años. Integra la colección de Billiken Nº 4170 del 29 de noviembre de 1999. 16 Varela, Mirta, op.cit, pág. 20.

17

que a su vez estuvieron antecedidas, según Gutiérrez, por secciones completas destinadas a los pequeños como “Páginas Infantiles” en Caras y Caretas y “Para los niños” en “La Vida Moderna”. Curiosamente, también el mismo Vigil17, en 1918 incluyó en la revista Atlántida una página denominada “Notas de Billiken” lo cual muestra cómo se venían delineando pequeños espacios que contemplaban a los niños. Sin embargo, lo que destacó al producto de Vigil del resto de sus competidoras, fue que ninguna de ellas había alcanzado la fórmula del éxito que logró Billiken en materia de calidad gráfica, formato tabloide, diagramación e ilustraciones interiores. Quizás parte de su éxito pueda también tener conexión con las máximas de redacción que el fundador de Billiken legó a sus sucesores: “Es preciso presentar algo nuevo y atrayente cada cierto tiempo y conocer cuándo es llegada la oportunidad de decirlo. Para juzgar un material hay que preguntarse ¿divierte, enseña, agrada, emociona? Si no responde satisfactoriamente a algunos de esos interrogantes, el material debe ser rechazado. Todo es bueno y todo sirve. El caso es dar con la forma u oportunidad de aprovecharlo”18 Parte del auge de la revista en sus comienzos, tuvo que ver con la incorporación de material atractivo, que difícilmente pudiera ser encontrado en los libros escolares, pero que se acercaban a la escuela por sus contenidos, comúnmente denominados de “cultura universal”. De este modo, sus páginas presentaron la vida de genios, científicos e inventores, la naturaleza y modo de funcionamiento de algunos inventos, hechos asombrosos y descubrimientos del futuro. Partiendo así, de la fórmula de entretenimiento con instrucción sana y útil, Billiken se convirtió en un suceso notable no sólo en nuestro país, sino en toda Hispanoamérica.

Un viaje a través del tiempo: entre la diversión y la escuela. Billiken en la segunda mitad del siglo XX
17 18

Información obtenida de la revista Billiken, correo de lectores del 13 de abril de 1992. Ulanovsky, Carlos, op.cit. pág. 33.

18

Un aspecto de singular importancia en la revista desde su creación, ha sido su conexión directa con los programas educativos, lo que la convirtió en un instrumento de colaboración indispensable para la realización de las actividades escolares. Prueba de ello son las múltiples páginas que desde su lanzamiento el magazine ha dedicado a la narración de hechos, ente otros, de la historia y geografía argentina, acompañados de figuras coleccionables, láminas y modelos para armar. Un sinnúmero de argentinos, pudieron encontrar entre la tinta y el papel las huellas de los sucesos de mayo y la multitud frente al Cabildo retratada bajo la lluvia, Sarmiento, su madre y el telar, Tucumán, la independencia y una casa de frente ornamentado para pegar en el cuaderno de clases. Para Ulanovsky, fue a partir del 1925, cuando el descendiente del fundador de Editorial Atlántida, Carlos Vigil, perfeccionó la idea de seguir semana a semana desde una revista los programas educativos. En 1932 Carlos Vigil declaraba19 “No existía el material escolar, ni los libros de texto. Por 20 cvs. ofrecíamos láminas de próceres que en las librerías estaban a 3 o 4 pesos”. De esta manera la publicación no sólo logró imponerse como aliada de padres e hijos a la hora de reunir material educativo, sino que también operó como material de apoyo y consulta entre los docentes. Así, además de los niños, otros dos actores intervienen en el proyecto de Vigil: los padres que compran y avalan la adquisición de la revista y los docentes que inspiran su labor escolar diaria en ella. Tal vez la máxima de redacción “Es preciso presentar algo nuevo y atrayente cada cierto tiempo y conocer cuándo es llegada la oportunidad de decirlo”, establecida por Vigil haya sido uno de los motores que permitieron la vigencia de la revista desde 1919 hasta la actualidad. Quizás también ese axioma implicara mantenerse al corriente de los cambios sociales que afectasen el modo de comunicación con sus lectores sin que ello conlleve transformaciones más rotundas que el mismo público no podría asimilar. Por esto, Eliseo Verón20 recalca que en el “análisis de cualquier soporte no sólo es imprescindible tener en cuenta al texto sino también a los lectores, en un proceso conjunto y no escindido”. Para reforzar aún más esta idea creo pertinente incluir la

19

Ulanovsky, Carlos. op cit. Verón, Eliseo. El análisis del contrato de lectura., un nuevo método para los estudios del posicionamiento de los soportes de los media. En “Les Medias. Experiences, recherches actuelles, aplications”. IREP, París, 1985.
20

19

definición de estética de la recepción descripta por Jauss21 en la que “El objeto de sus investigaciones es la literatura definida como un proceso que implica siempre tres factores: el autor, la obra y el público. Es decir, un proceso dialéctico, en el cuál, el movimiento entre producción y recepción pasa por la intermediación de la comunicación literaria. De este modo, la noción de recepción es entendida en el doble sentido de acogida o (apropiación) e intercambio”. Podría pensarse también que, no sólo formarían parte del proceso de recepción los niños sino también otros dos actores mencionados en el capitulo anterior: los padres y docentes. Esto últimos, son quienes avalan la compra y los contenidos de la revista y a su vez, los docentes quiénes se nutren de ella como herramienta educativa. De este modo, la revista en sí misma, sería un lugar simbólico de confluencia de todos estos actores. Cabe aclarar que si bien el alcance de este tipo de trabajo no permite una aproximación concreta a los discursos de los lectores y por lo tanto tampoco al modo en que la revista era leída por ellos en diferentes momentos históricos, sí podemos lograr un acercamiento al público de manera indirecta por medio de otros ángulos como el correo de lectores e interpelaciones concretas a los niños por parte de la publicación: concursos, torneos deportivos y literarios, entre otros Sin embargo, las características del publico al que se dirige el magazine son determinadas de alguna manera desde sus inicios, circunscribiendo una especie de lector objetivo al cual son destinados una serie de contendidos específicos, un “horizonte de expectativa” en palabras de Jauss22. Este horizonte es delimitado desde el momento en que surge el texto, está implicado en la obra y se trata de esa lectura originaria planteada en, este caso por Vigil, que haciendo surgir al texto, será respondida en posteriores concretizaciones. Sin embargo los esfuerzos por dirigirse a esos niños de la manera en la cual se dirige la publicación de Atlántida se construye en torno a un núcleo de saberes previos en relación a la concepción e ideal de infancia imperante. Este modelo a su vez, se nutre y se moldea con la respuesta de su público, lo que el autor define como “horizonte de experiencia”. El mismo, es aportado por el receptor, es dato de época, un dato epocal, e incluye sus expectativas concretas procedentes de sus intereses, necesidades y experiencias condicionadas por las circunstancias sociales específicas de cada estrato social El texto es recibido en un determinado momento, con unos códigos determinados y un determinado contexto cultural y socio-político y las lecturas que se
21

Jauss, Robert. Estética de la recepción y comunicación literaria. En Punto de vista Año IV Nº 12. Julio –Octubre de 1981. Buenos Aires. pág. 34. 22 Jauss, Robert, op.cit. pág.34

20

hagan de ese texto, se harán desde ese lugar. Esas lecturas dirán lo que un grupo o sector de una época dada entendió de la obra, esto es: que ese “entendimiento” deriva del contexto socio-cultural, y no de las subjetividades individuales, sino también de las relaciones entre las distintas interpretaciones entre sí (niños, padres, contexto escolar) y de lecturas previas (publicaciones anteriores). Así una obra se constituye siempre de nuevo, como resultado de la coincidencia entre los horizontes de expectativa y experiencia inscriptos en ella. Al respecto, Beatriz Sarlo23 agrega, “Los textos producen sus lectores, incluyéndolos en un proceso de adquisición de hábitos retóricos y temáticos. Es sabido, la lectura educa al lector y desarrolla ciertas disposiciones que conforman también una idea sobre lo que la literatura debe ser, sobre lo que el lector puede esperar de un relato y sobre cómo éste debe en consecuencia ser leído. La lectura colabora en la creación de un horizonte de expectativas simbólicas. Naturalmente unida al continum de mensajes y experiencias sociales, se incluye en un ámbito ideológico (diferenciado social y culturalmente) dentro del cual los lectores viven su relación con la cultura”. En consonancia con los estudios del mencionado autor, el crítico norteamericano Stanley Fisch24 ha desarrollado el concepto de “comunidad interpretativa”, idea que remite a la identificación del lector (Niños-Billiken) como miembro de una comunidad (familia-amigos-escuela) cuyos supuestos sobre la literatura determinan el tipo de atención que él imprime y el tipo de literatura que él contribuye a que se produzca. De esta manera, las comunidades interpretativas son las que producen el sentido e intereses particulares involucrados en los procesos de lectura. Estas comunidades están integradas por aquellos que comparten estrategias interpretativas no sólo para leer sino para hacer que se escriban textos, para construir sus propiedades, es decir, existen previamente al acto de leer, y determinan la forma en que se lee. De este modo, podría decirse nuevamente que los contenidos presentados por la publicación, estarían directamente vinculados a los intereses y expectativas de la comunidad de lectores-Billiken. Paralelamente, podría verse como el magazine, en tanto soporte, establece con su público lo que Eliseo Verón25 denomina “Contrato de Lectura”: “El discurso del
23

Sarlo, Beatriz. El imperio de los Sentimientos. Narraciones de circulación periódica en Argentina (1971/1927) catálogos editora, Bs. As. 1985 pág. 37. 24 Fish, Stanley en Chartier Roger, Op. Cit. 25 Verón, Eliseo. El análisis del contrato de lectura ...etc. pág.182. * La idea del imaginario de lo decible-visual, hace referencia a aquello que el público espera ver y leer de una publicación.

21

soporte por una parte, y sus lectores por la otra. Ellas son las dos partes entre las cuales se establece como todo contrato, un nexo, el de la lectura. En el caso de las comunicaciones de masa, es el medio el que propone el contrato” y agrega que “El éxito de un soporte de la prensa escrita se mide por su capacidad de: -Proponer un contrato que se articule correctamente a las expectativas, motivaciones, intereses y a los contenidos del imaginario de lo decible- visual*. -De hacer evolucionar su contrato de lectura de modo de seguir la evolución socio-cultural de los lectores, perseverando el nexo. -De modificar se contrato de lectura si la situación lo exige, haciéndolo de una manera coherente.” Los siguientes capítulos intentarán develar como la revista pudo unir estos tres factores mencionados por Verón, a fin de mantener vigente el contrato sellado con su público. Por esta razón, se intentará hacer un análisis comparativo de los períodos históricos delimitados, con el objetivo de conocer qué expectativas e intereses de la época la revista cubría y de que manera interpretaba y traducía al papel los cambios experimentados en el hacer-ser de los niños. En consonancia, además, con la hipótesis que emparenta directamente a Billiken con la institución escolar, las páginas siguientes, tienen por objetivo examinar material y secciones específicas de la revista, con el fin de indagar cambios y permanencias de la misma en relación al el rol y las representaciones sociales de los niños, su relación con la familia, la escuela y el medio social.

III-

22

Billiken en la década del ´40. El modelo de niñez durante el peronismo (1946 – 1955)

Billiken, portada del 20 de diciembre de 1948. Edición Nº4171

Este capítulo intentará acercarse el concepto de niñez comunicado por Billiken durante la década del ´40, con especial atención al período del gobierno peronista entre 1946 y 1955. Un interrogante central, será conocer el grado de incidencia que tenía en el

23

modo de comunicación de la revista con su público, el modelo educativo, social y político del momento. Es decir, indagar la posible irrupción del aparato peronista en el estilo de comunicación de Billiken y en su modalidad de dirigirse a los niños de la década. Sería un punto pertinente, además, preguntarse por el rol de la familia y la escuela en los años ´40 y por el lugar que ambas instituciones ocupaban en el discurso y los contenidos de la revista. Conocer asimismo, cómo eran según la publicación, los Niños-Billiken en el mencionado contexto permitirá tener, tal vez, una idea más clara sobre la visión de la sociedad y de la década que manifestaba la revista. En relación a los sucesos más destacados de este período, Luís Alberto Romero26 pone el acento en los cambios experimentados por los sectores populares que crecían a la par del nuevo Estado. Estos, en tanto gozaban de mejores condiciones económicas se incorporaron al consumo y a nuevos beneficios en relación a la apropiación del espacio urbano y sus derechos y deberes como ciudadanos. Muchos adquirieron la ansiada vivienda propia y fueron consumidores plenos, accediendo a electrodomésticos, ropa, libros, calzado y vacaciones. En este período ocupó un lugar sustancial la apropiación del tiempo libre, consecuencia del asueto sabatino y la proliferación de lugares de esparcimiento y diversión. Cobraron relevancia el teatro, el cine, la música y las actividades al aire libre. A la par, también crecía cada vez más el lugar que ocupaba el pueblo trabajador, y su conciencia en el ejercicio de los nuevos derechos, asociados a la acción del estado y su concepto eje de “justicia social”. Por acción de esta máxima peronista, según el autor27 “Los trabajadores se integraron a la Nación de la mano del Estado y a la vez se incorporaron a la sociedad establecida, de cuyos bienes acumulados aspiraban a disfrutar, con prácticas típicas ya desarrolladas por quiénes, en épocas anteriores, habían seguido el mismo proceso de integración". Para ello, el Estado facilitó a la clase trabajadora el acceso a los bienes materiales y simbólicos, por medio de un fuerte estímulo a la educación y la promoción cultural. “El Estado distribuía, y el público recibía junto con los bienes, una dosis masiva de propaganda. La mayoría de los diarios y todas las radios fueron manejadas, directa o indirectamente, desde la secretaría de Prensa y Difusión”. Esta propaganda oficial, se instaló en las escuelas por medio de la incorporación obligatoria de La Razón de mi vida, de Eva Perón como libro escolar.
26 27

Romero, Luis Alberto. Breve Historia. … etc. pág 158. Ibidem, pág. 158.

24

En este contexto, según Sandra Carli28, como parte de una toma de conciencia de la sociedad, fruto de los efectos producidos por los desastres ocasionados durante la segunda guerra mundial, las proclamas internacionales y la propia realidad social de la Argentina, la infancia llegó a ser en el imaginario de la época un bien común que debía ser cuidado. El creciente interés por la realidad y las condiciones de vida de los niños en el ámbito local, estaba en consonancia con los cambios que se producían en el terreno internacional sobre las temáticas referidas a la infancia. Esto podría visualizarse, por ejemplo, a partir de 1942, en ocasión de la “Declaración de Oportunidades para el Niño” del VIII Congreso Panamericano del Niño, celebrado en Washington. En este evento se había enfatizado la necesidad de ofrecer a los niños un conjunto de oportunidades familiares, educativas y sociales. Lo que de alguna manera ponía de manifiesto la necesidad de reconocer a la infancia como la semilla de la sociedad, indispensable para el desenvolvimiento y futuro de las naciones. Para ello, se planteaba el derecho a que éstos tuviesen la oportunidad de crecer en un ambiente familiar rodeado de cariño, en el marco de una situación económica estable y con el apoyo del estado. Comenzaba a tener auge por aquel entonces, la toma de conciencia por la mejora de las condiciones generales de vida del niño, procurando que no fuesen separados de sus familias y especialmente de sus madres. El rol materno, se veía cada vez más a asociado al cuidado y al afecto indispensable en el desarrollo y sano crecimiento de la infancia. Por su parte la figura paterna, en el ideal de la época se asociaba a un rol de autoridad, respeto, orden y sustento familiar. Consiguientemente, los fundamentos del Congreso instaban a que los estados proveyeran los recursos necesarios para brindar a la infancia una educación mental, física y espiritual. Al mismo tiempo se consideraba al niño como miembro activo de la comunidad y del futuro de su país y se involucraba a la niñez directamente en el hacer diario por el progreso de la comunidad, las responsabilidades de la ciudadanía y el bienestar social.

Una mirada al interior de la revista

28

Carli, Sandra. Niñez, pedagogía y política. Transformación de los discursos de la infancia en la historia de la educación argentina entre 1880 y 1955. Miño y Dávila, Buenos Aires.2003. pág.265.

25

Durante el período que va de 1946 a 1955, en relación a la presentación gráfica de Billiken, puede observarse un esquema casi invariable número a número, teñido en algunas ocasiones por acontecimientos políticos de la época, con una tirada que oscilaba entre los 270 y 300 mil ejemplares, cifras que tendían a incrementarse en vísperas de fechas patrias . El magazine presenta una estructura de 38 páginas, tapas con ilustraciones a cuatro colores, acompañadas de láminas doble pliego, también en colores, que retratan próceres, imágenes de la naturaleza, la fauna y las estaciones del año, entre otros. Su interior es en blanco y negro, a excepción de algunas historietas, cuentos y actividades didácticas, que suelen ser publicadas a dos tintas. Todos los números, en este período, en su primera página, comienzan con una fábula o historia del tipo moralizante. Asimismo, en el interior de cada ejemplar, también se narra una historia o adaptación de clásicos de la literatura universal, que generalmente ocupa de 6 a 9 páginas, distribuidas a lo largo de toda la revista. Pude observarse como Billiken, publica de modo ininterrumpido, semana a semana comics o historietas, que ponen de manifiesto el rol de diversión y entretenimiento, que a la par del educativo, siempre detentó el magazine. Muchas de ellas, por sus contenidos y personajes (detectives, pilotos, o superhéroes) son dedicadas mayoritariamente a los varones y otras están dirigidas de modo indistinto a niñas y niños, que pasaron luego a constituir clásicos en Billiken, tales como: Ocalito y Tumbita, Pelopincho y Cachirula y La Familia Conejín. Por aquél entonces, no existían en el mercado revistas que compitieran abiertamente con los contenidos específicos de Billiken, aunque si se podría calificar a la década del ´40 como el momento de esplendor de la historieta. Razón por la cual, había una oferta variada de publicaciones del género, tales como Tit Bits, Pif Paf e Intervalo y las clásicas Rico Tipo, Patoruzito, y las publicaciones de Editorial Abril: Mickey, Pato Donald, Diverlandia, Gatito y Bolsillito. Durante esta década, y desde su creación, la publicación se dirigió a niños de distintas edades comprendidos aproximadamente entre los 3 y 13 años. Al contar con un público tan diverso, ésta propone actividades específicas para cada uno ellos, divididas por ejemplo al modo de los cursos escolares en secciones fijas denominadas: 1ro inferior y superior, 2do, 3ro, 4to, 5to y 6to grado. En ellas se acompañan de algún modo

Este incremento del número de ejemplares, en consonancia con fechas patrias, puede responder a la utilización de la revista en tanto material escolar, aún más en la proximidad de efemérides, para los cuáles la revista publicaba materiales, actividades y lecturas especiales.

26

los contenidos que según los planes escolares eran impartidos a los alumnos de cada nivel: “Geografía”, “Historia Argentina”, “Biología”, “Nociones de Gramática y Lengua” etc. Así los lectores aprenden desde el abecedario hasta la geografía del río Pilcomayo con láminas y figuras para recortar que permiten ser utilizadas en el cuaderno escolar. Según refiere el mismo magazine: “Una de las iniciativas de Billiken que contó con la inmediata adhesión de sus lectores fue la publicación de temas en capítulos semanales, que reunidos formaban verdaderos libros. Algunos de ellos fueron publicados luego, en volúmenes de la denominada “Biblioteca Billiken” como: Nuestra Historia, Vidas Ilustres, Los Granaderos de la Libertad, La Humanidad a través de los Tiempos, Remedios Escalada, etc.".29 Billiken entonces, no se convirtió en una pasatiempos, sino también una revista de formación y apoyo escolar, que en entregas semanales acompaña las actividades y contenidos escolares, abarcando de un modo integral las facetas entretenimiento y educación. Consiguientemente, el tipo de información que varía número a número, es aquella coincidente con sucesos del “Calendario Escolar” y ciertos tópicos que se ofrecen al modo de entregas por secciones, por ejemplo: “Partes del Cuerpo Humano”, “Regiones del País y el Mundo”, etc. Invariablemente, cada número en este período tiene un espacio denominado “El niño y la música” escrito por Kurt Phalen. En ella suelen aparecer reseñas de la vida de compositores salientes, características de algunos instrumentos, obras famosas y nociones generales de teoría musical. Se incluyen también, páginas dedicadas a biografías de personajes célebres, especialmente, aquellos destacados en el ámbito de la ciencia, como por ejemplo Benjamín Franklin, Tomás Alba Edison, el matrimonio Curie, Pasteur y Graham Bell, entre otros. De publicidades y lectores
∗ ∗

La Biblioteca Billiken constituía un conjunto de volúmenes sobre temas específicos vinculados a la ciencia, biografías, lecturas amenas, y cuentos, que se podían adquirir por suscripción o en las librerías del país. 29 Edición 50 Aniversario. Billiken del 3 de noviembre de 1969.  El Calendario Escolar, sección que estuvo presente durante varias décadas en las páginas de Billiken, presentaba las efemérides que debían recordarse en las escuelas, por resolución del Ministerio de Educación.

27

Tal como Beatriz Sarlo refiere30, “Los avisos, insertados en las publicaciones semanales hablan al público, pero también de él.” Es decir, las publicidades son pautadas para instalar, a través de un discurso persuasivo, una fuerza de marca, crear identidad, convencer y vender. Sin embargo, también dan cuenta de los intereses de un público determinado, aquél inscripto en el magazine, dejando al descubierto sus hábitos culturales, elecciones y prácticas. Es notorio, que una publicación infantil como Billiken, además de publicar avisos dirigidos netamente a los niños (de golosinas, juguetes, refrescos, útiles escolares, etc.), incluya en sus páginas publicidades con un discurso destinado a un público adulto. Este último tipo de avisos, ofrece desde jabón para la ropa y fijador capilar, hasta cursos de formación educativa por correspondencia, que apelan directamente a los padres de los lectores.
“La balanza no miente. Para que sus chicos crezcan lindos y sanos cuide su alimentación. Déles Kero, el dulce extracto de maíz, rico en dextrosa, que proporciona al organismo energía y vigor” “En poco tiempo será usted experto en Radio, Televisión y Cine Sonoro. Esta oportunidad está al alcance de su mano mediante el afamado sistema “Rosenkranz” de estudio por correspondencia, que se imparte en forma amena, fácil y práctica por excelencia”

¡Qué derechita! Así debe ver siempre a su hijita, pues significa en ella un crecimiento normal. En cambio, si usted nota que camina agobiada, consulte de inmediato con su médico y si le indica el uso de una espaldadera, recuerde el “juvenil”. Estos niños crecen Sanos, robustos y alegres porque toman a diario Emulsión Scott. Contiene aceite de hígado de Bacalao de la mejor calidad y es rica en calcio, fósforo y vitaminas A y D. Sus hijos la tomarán con agrado. Désela desde hoy

Los avisos expuestos anteriormente, reafirman la idea expresada por Sarlo, para quién las publicidades hablan sobre los lectores. En este caso, podría afirmarse que la revista no sólo era leída por niños en edad escolar sino por un público aún más amplio extensivo a padres y docentes.
30 

Sarlo, Beatriz. El imperio de los Sentimientos…etc. pág. 46. El subrayado es mío.

28

Tal vez los padres, durante la década del ´40 compartían la lectura de Billiken, como parte de un hábito cultural de la época, o quizás en virtud de la menor cantidad y variedad de medios de comunicación que existen en la actualidad, y los docentes en tanto fuente directa de material gráfico y visual. Aquí entonces, podría hablarse de la conformación de una “comunidad interpretativa”, constituida por niños, padres y docentes, que según el modelo propuesto por Stanley Fisch31, determinarían a partir de su horizonte de experiencia el tipo y nivel de contenidos ofrecidos por la revista. De este modo, nuevamente, podría volver a reafirmarse la validez del concepto de “contrato de lectura” acuñado por Eliseo Verón, para quién en toda publicación subyace un convenio imaginario que es el que la sostiene como tal, a partir de los intereses y motivaciones de su público. En el caso de Billiken, quizás, deberíamos hablar de un público que supera el infantil, y es aquel que se inscribe también en el universo adulto. Hombres del bronce Un punto de singular importancia en la publicación fue un particular modo de presentar la historia argentina y sus héroes, en tanto hombres del bronce, sin fisuras ni traspiés. Según Félix Luna32, “En sus páginas brilló siempre la epopeya de los próceres con luz casi sublime […] Billiken reflejaba la historia de acuerdo con los cánones más o menos clásicos. Por supuesto, no irrumpía con mensajes novedosos o revulsivos, no había nada sobre los marginales, por ejemplo. Pero en líneas generales, la historia que salía en Billiken era la historia clásica adaptada para los chicos” Según la misma revista: “Billiken propició siempre la celebración de hechos importantes en la historia argentina y de la humanidad, brindando material gráfico e informativo para facilitar la tarea escolar. Las conmemoraciones que significan un reconocimiento a la labor de nuestros antepasados tienen un gran valor formativo en las generaciones del presente.”33 Además, el modo en cómo son contados los sucesos de la historia nacional es casi inalterado año a año, conservando sutiles diferencias en la redacción pero manteniendo un criterio editorial en relación al perfil histórico a transmitir. Sin embargo, más allá del modo particular en que fueran presentados estos “hombres del
31 32

Fish, Stanley. op.cit. Luna, Félix en Vuelta a la infancia en 80 Años. Publicación que integra la edición de la revista Billiken Nº 4170 del 29 de noviembre de 1999. 33 Edición 50 Aniversario. Billiken del 3 de noviembre de 1969.

29

bronce” en la revista subyace como común denominador un ideal patriótico signado por la lealtad hacia la patria, sus símbolos y tradición. Esto es, un compendio de valores que harían a los Niños-Billiken de la década, dignos representantes del pueblo Argentino. Para la revista, entonces, aquel que pudiese representar y dar cuenta del amor por la patria, sería la esperanza de futuro de un país mejor:
“Quién sirve a su Patria, sirve al Mundo34” “Sirviendo a la familia, servimos a la Patria35”

Tal como se detalló anteriormente, conjuntamente con las fechas patrias, se producía un incremento en las ventas de la revista, lo cual podría señalar un índice de apropiación de la misma en tanto material de apoyo educativo, no sólo para su público objetivo, sino también para la labor docente. Cada cual atiende su juego En los contenidos presentados en esta década, pueden observarse espacios dedicados exclusivamente a las niñas denominados “Trabajos Manuales Escolares” que enseñan paso a paso el arte de tejer y bordar, recetas de cocina y nociones de costura. En su edición 50 aniversario, Billiken hace referencia a la aparición de este tipo de contenidos: “Las niñas tuvieron siempre secciones en nuestra revista que las ayudaban a convertirse en verdaderas “amas de casa”. En ellas se publicaron y publican recetas de cocina básica y adecuadas a la alimentación infantil, labores, nociones de tejido, corte y confección, puericultura, cuidado de enfermos, etc".36 Pero no sólo las niñas tuvieron una sección dedicada exclusivamente a ellas, Billiken también incluyó un apartado similar destinada a los niños, vinculada al trabajo con metales, madera y algunas nociones de construcción. Aquí quizás se puede vislumbrar el ideal de niños del presente y hombres y mujeres del futuro a forjar, que el magazine transmitía en función del horizonte de expectativa y experiencia del momento. Esto es, la idea de mujer de las décadas del ´40 y ´50 asociada al rol de ama de casa, dedicada a su hogar y su familia, y la de hombre, en el rol de la fuerza, el sostén económico y la habilidad manual.
34 35

Billiken, Edición del 18 de octubre de 1948. Billiken, Edición del 18 de agosto de 1948. 36 Ejemplar 50 Aniversario, Billiken 3 de noviembre de 1969.

30

Dicha demarcación de actividades por géneros, es también reflejada en láminas e historietas, en las que el hombre de todos los tiempos es asociado, por su virilidad, a la realización de trabajos forzosos, bajo climas extremos, en el campo, la industria, el puerto, en las batallas y guerras. La mujer, pulcra y ordenada, por su parte, es retratada muchas veces en el ámbito de la cocina, rodeada de sus hijos y esposo. Suele también vérsela en la ciudad, de compras, de la mano de sus niños, con gesto sonriente y mirada afectuosa. La misma publicación aconseja a sus lectoras:
Si prolija en todo tu eres, un mayor encanto adquieres37

El hombre caracterizado en Billiken, es aquel que no se permite la distracción o el entretenimiento, sino que está atento a las necesidades materiales de los suyos, para los que trabaja de sol a sol. De algún modo, a través de estas caracterizaciones, la revista imprimiría el ideal familiar al que aspirarían los futuros hombres y mujeres Billiken: un núcleo familiar consolidado, con roles y pautas preestablecidas, afianzado en una solidez económica que permitiría momentos de esparcimiento y el beneficio derivado de ciertos objetos de consumo, en el marco de un hogar armonioso y sereno. Blancas y religiosas palomitas La publicación está íntimamente ligada a la idea de familia, en tanto núcleo en el que priman el respeto y el afecto mutuo entre sus integrantes Por medio de cuentos, fábulas y máximas se inculcaba a los niños a la obediencia hacia sus mayores y superiores. Se comunicaba la idea de que el amor familiar era fruto de la buena conducta y el cumplimiento de deberes tales como el estudio, el aseo, el orden y la amistad. Ejemplos de ellos son las siguientes frases extractadas de algunas publicaciones:
A tus padres honrarás y digno de ellos te harás.38 Corre a besar a tu madre, si ya no lo hiciste hoy.39
37 38

Billiken, edición de 19 de julio de 1948. Billiken, Edición del 16 de agosto de 1948. 39 Billiken, Edición del 14 de Junio de 1948.

31

¿Qué crees que hay en el mundo que tu madre te niegue?40 Niños y niñas deben sentir el afán de ser útiles.41

En sus páginas, también pueden leerse cuentos moralizantes como el extractado a continuación, titulado “El mejor regalo”, 42que sintetiza, de algún modo, el ideal de obediencia que se difundía desde la revista:
“Para el día del cumpleaños de su madre Juanita deseaba el mejor regalo de los regalos. 1º pensó en una labor hecha por ella. Después prefirió escribir una carta que decía así: Quisiera regalarte lo más lindo del mundo, más ya que nada te agrada como saber que soy buena, mi regalo consiste en estas promesas 1º Levantarme todos los días a primera hora antes de ir a la escuela 2º No mancharme las manos con tinta. 3º Juntarme solamente con las niñas que tu elijas 4º Traerte las mejores calificaciones de mi clase”

Este tipo de material publicado, tal vez intentaba ir más allá del publico lector objetivo de Billiken, para instalarse como potencial referente de padres y maestros, quiénes tal como se mencionó anteriormente, accedían a la lectura del magazine y esperaban encontrar en sus páginas lo que ellos mismos promulgan en sus hogares y aulas. En lo que respecta al ámbito escolar, se puede destacar que en este período el jardín de infantes comenzaba a ser cada vez más difundido. Razón por la cual algunas láminas y dibujos para colorear en la revista están destinadas a lo que en ese momento se denominaba educación Preescolar o Inicial. Por su parte el plan educativo peronista postulaba la educación obligatoria, gratuita y gradual desde los 5 a los 14 años. Según explica Carli43, este comprendía dos años del ciclo preescolar, 5 años para la primaria, y un ciclo de pre-aprendizaje de 2 años. Dicho programa venía de la mano de los postulados del primer plan quinquenal en relación a un modelo de educación igualitaria para la población. Además, por aquel entonces estaba vigente la ley que decretaba la implementación de la enseñanza religiosa en todas las escuelas públicas. El ideal cívico40 41

Ibidem. Billiken, Edición del 9 de julio de 1948. 42 Billiken, Edición del 29 de noviembre de 1948. 43 Carli, Sandra. Niñez, pedagogía y política. … etc. pág.265.

32

moral y la fuerza de la iglesia como institución tenían un peso notorio que se reflejaban en la publicación por medio de la alusión a la figura de santos, fechas del calendario litúrgico, y la constante incitación al perfeccionamiento de las virtudes patrias y deberes morales de los lectores. Quizás, la revista intentaba a través de sus páginas, llevar adelante una actividad educativa a nivel de formación del carácter y deberes sociales de los futuros hombres y mujeres del país, que respondía también a los ideales de la época. Muchas de estas ideas aparecieron en la publicación durante toda la década del ´40 a modo de máximas ubicadas a pié de página. Según narra la misma publicación 44, “Desde el primer Billiken, siempre había una yapa para pensar, un refrán ubicado al principio o al final de la página que hablaba de la naturaleza de las relaciones entre las personas, de la cultura. En las tres últimas décadas, las frases aparecieron en cualquier parte de la revista, pero no dejaron de estar como en el primer día”. Algunas de ellas, tenían directa alusión religiosa y otras eran tendientes a formar en el carácter de los niños, ciertos valores como la obediencia, el respeto y los deberes religiosos:
El hombre más aburrido es el que ocioso ha vivido.45 Dios y tu conciencia honrada fijan en ti su mirada.46 Quien por mal camino va, por peor acabará.47 Ser puntual en todo es algo muy honroso.48 La humildad es inseparable de la sabiduría.49 Niños y niñas deben sentir el afán de ser útiles.50 Cree en Dios y en su poder y nada habrás de temer.51 Evita todos los días a las malas compañías.52 Piensa que en Jesús, hijo de Dios, tú tienes otro sol para tu espíritu, sol inmenso y fulgurante que consuela y conforta, inagotable manantial de amor y sabiduría 53

44 45

Billiken, Vuelta a la Infancia en 80 años, op. cit, pág. 30. Billiken, Edición del 30 de septiembre de 1946. 46 Ibidem. 47 Ibidem. 48 Billiken, Edición Nº 1488, del 24 de mayo de 1948. 49 Billiken, Edición del 8 de Julio de 1948. 50 Ibidem. 51 Billiken, Edición del 18 de agosto de 1948. 52 Ibidem. 53 Constancio C. Vigil citado en Billiken del 18 de agosto de 1948.

33

Estás formado por un cuerpo y un alma. Para el cuerpo conviene la higiene en todos sus aspectos. […]Para el alma también existe una higiene: no pensar cosas malas, no ceder a los viles sentimientos; practicar la humildad y la sencillez, elevarse hasta el cielo en la plegaria54

El 20 de diciembre de 1948, continuando su labor cuasi catequística, la tapa de la revista muestra la imagen del camino de Belén como representación de la navidad. En su interior se presenta cuentos y oraciones para conmemorar la celebración religiosa y una sección titulada “Fotos de la Sagrada Familia según los grandes pintores”. También destaca que “El mundo cristiano celebra en esta fecha el nacimiento de Jesús en un establo de
Belén en Palestina. El Divino Niño iba a ser más tarde el Redentor y el Salvador del mundo, dando su vida por la humanidad.”55. Artículos de este tipo, indicarían la importancia del

factor religioso en los Niños-Billiken, asociando como factor excluyente, al conjunto de los lectores con la profesión del catolicismo. Para Sandra Carli,56 “Los niños se constituyen en sujetos en la trama de los discursos que se configuran en un período determinado. Es el discurso el que constituye la posición del sujeto como agente social, de allí que la posición del sujeto niñez debe entenderse entonces como posición discursiva, lo cual no implica absorber la existencia total de los niños sino solamente considerar lo que adquiere sentido en una época dada. La niñez se construye como objeto del discurso en tanto se torna objeto de significación social, si bien los niños, en un sentido etario, existieron siempre”. Los Niños-Billiken, formarían parte, entonces, de una construcción discursiva elaborada por la publicación, en la que la infancia, estaría moldeada por una visión particular en torno a su deber-ser en tanto hijos de Dios y de sus padres, alumnos y ciudadanos o futuros responsables de un país. En dicha construcción, los modelos de “Dios”, “Patria” y “Los grandes hombres de la historia nacional”, marcan modelos de conducta y ejemplos a imitar. La infancia desde la visión del Peronismo

54 55

Billiken, Edición de 7 de Julio de 1947. Billiken, Edición del 20 de diciembre de 1948. 56 Carli, Sandra. Niñez, pedagogía y política. … etc. pág. 25.

34

Paralelamente a los cambios que se daban respecto de la infancia en el plano internacional, el peronismo, en el ámbito local, fue configurando un discurso sobre la niñez fundado en la concepción de los niños como los futuros ciudadanos que llevarían adelante la transformación del país. Para Carli, “En la trama de los discursos políticos y educativos del peronismo en el poder, ente 1945 y 1955 se configuran discursos acerca de la infancia en los cuales los niños son objeto de políticas sociales y moldeados por una pedagogía política progresivamente volcada al adoctrinamiento y a la búsqueda de la inscripción de la niñez en las luchas por la hegemonía". En este nuevo orden de cosas, los niños y jóvenes fueron instados a participar en la escena política saliendo de los marcos impuestos por la escuela y de la familia. El Estado fue ocupando cada vez más posiciones en la vida del niño; en la escuela pública, la crianza familiar, en los medios masivos de comunicación y por medio de actividades variadas como eventos de beneficencia, torneos infantiles y concursos, de los que participaban el presidente de la nación y su esposa. De esta manera se proponía construir, mediado por el aparato partidario, identidades políticas en los niños y jóvenes. Por su parte, Perón, para referirse al público infantil utilizaba frecuentemente en sus discursos las frases “Los únicos privilegiados son los niños” durante su primer gobierno y “La nueva generación del 2000”, en su segunda etapa partidaria. El tipo de política reformista que el primer mandatario postulaba para el modelo educativo, se basaba en la educación de los niños como futuros ciudadanos y trabajadores de la argentina del 2000. Para ello, propuso la incorporación en las escuelas de una preparación infantil para el mundo laboral por medio de materias prácticas. Estas incluían el manejo de técnicas y herramientas de trabajo para niños y niñas tales como costura, bordado, cestería, juguetería, carpintería, electricidad, etc. Este modelo de educación práctica estaría en consonancia con las ya mencionadas secciones adoptadas por la revista, tituladas “Trabajos manuales escolares para niños y niñas.”

El modelo peronista en Billiken

35

En determinadas ocasiones la revista hizo alusión directa al gobierno peronista, y una de ellas fue en conmemoración del fallecimiento de Eva Perón. En esa oportunidad, la tapa de la revista presentó una cinta de luto en el margen superior izquierdo de su tapa junto al retrato de la primera dama, acompañado del siguiente texto:
“Sra. Eva Perón, Jefa Espiritual de la nación, cuyo fallecimiento ha motivado conmovedoras demostraciones de dolor y que sigue viviendo en el corazón de aquellos a quienes prodiga amor y ternura en la vasta y admirable obra inspirada en el bello lema de que los únicos privilegiados son los niños”57

El número siguiente, del 11 de agosto de 1952, guardando relación con la efeméride sanmartiniana que se celebraría, publica en la tapa una representación del cruce de los Andes, pero conserva la cinta de luto de la edición anterior. En las primeras páginas de la revista se observan fotos de Eva Perón, tomadas en distintas oportunidades junto a grupos de niños. Aquí la revista, en consonancia también con lo que muchos medios de la época publicaban, dice58: “En una frase de la señora Eva
Perón, jefa espiritual de la Nación, cuya muerte ha conmovido hondamente al país, encontramos sintetizado su gran amor a la infancia: En la Argentina los únicos privilegiados son los niños y estos supieron corresponderle haciéndola vivir momentos muy felices.

La página siguiente de este número continúa destacando la labor política de Eva Duarte
59

“Los pequeños que tuvieron la dicha de acercarse a Eva Perón como este que

aparece en la fotografía, no solamente supieron de su ternura, sino que además conservaron el recuerdo eterno de su afectuosa y cariñosa solicitud”.

El mismo ejemplar, presenta fotos, que destacan su acción política junto a epígrafes como el siguiente: “El 6 de enero de cada año, los reyes magos llegaron para
todos los niños de Argentina, gracias a la bondadosa iniciativa de Eva Perón. La vemos aquí, acompañada por su esposo, cumpliendo personalmente su generosa misión”60. “Siempre que viajó por el interior del país se acercó a los niños, porque Eva Perón sabía que su presencia cordial significaba para los pequeños una enorme felicidad y bastaba una sonrisa de ella para confortarlos espiritualmente. Numerosas obras de bien para los niños se han realizado durante los últimos años en Argentina, merced a la iniciativa de Eva Perón. Entre las de mayor significación figurara la ciudad infantil, que tan útil misión cumple”.
57 58

Billiken, Edición del 4 de agosto de 1952.Nº 1704. Billiken, 11 de agosto de 1952, Nº 1705. 59 Ibidem. pág. 4. 60 Ibidem. pág. 4.

36

El número del 25 de agosto de 1952, relata los funerales de la esposa del presidente:
“En medio del profundo dolor de la inmensa multitud congregada en todo el largo trayecto, el imponente trayecto al que se sumaron mujeres, hombres y niños parte desde el Congreso Nacional en dirección al local de la central obrera. En el recinto de la Confederación Gremial del Trabajo se encuentra la caja mortuoria que guarda la figura yaciente de la Sra. Eva Perón y el que descansará hasta su traslado definitivo al monumento que perpetuará su memoria”61.

Con el paso de los años, un ejemplar de 1955 recuerda en el Calendario Escolar, el fallecimiento de la Primera Dama62:
“26 de Julio fallecimiento de la Sra. Eva Perón. La Sra. Eva Perón, de cuyo fallecimiento se cumplen 3 años, rodeada de niños, a quiénes prodigó siempre su cariño y ternura. Creadora de la ciudad infantil, obra de la Sra. Eva Perón en favor de la niñez” Acompañado del siguiente epígrafe: “Vista panorámica de la diminuta ciudad de ensueño. Sonrisas infantiles que expresan el júbilo de los pequeños”

Otra fecha de relevancia en el período peronista fue la celebración del 17 de Octubre. Según un estatuto oficial, dicho día debía ser celebrado como fiesta escolar. Se impulsaba también a los docentes a explicar el motivo de la celebración e interrogar a los niños sobre cómo se celebraba en sus casas la fecha. En Billiken, durante el gobierno peronista, también se la recuerda en el “calendario escolar” bajo el título “Día de la lealtad popular”, en una página en la que se retrata a Juan D. Perón, en el balcón de la Casa Rosada junto a su esposa, saludando a un grupo de obreros con carteles que expresan la popular frase: “Perón Cumple, Evita dignifica”63 Era también un argumento común en el aparato peronista la divulgación mediática de distinto tipo de actividades organizadas para los niños, generalmente del tipo deportivas, en las que participaba el presidente. De esta manera se subrayaba la acción del Estado en eventos benéficos que promovían el publicitado lema “Los únicos privilegiados son los niños”. Aún más, durante los años ´50 las actividades vinculadas con el ámbito deportivo, comenzaron a tomar mas relevancia en el marco del accionar del Estado, ya que se las consideraba una manera de profundizar la nueva moral de los
61 62

Billiken, Edición del 25 de agosto de 1952. Billiken, Edición del 25 de julio de 1955. 63 Billiken, Edición del 25 de agosto de 1952.

37

hombres que se quería formar. Para Carli,64 este tipo de instrucción deportiva intentaba complementar la que se recibía en la escuela, apuntando de este modo a un paradigma de educación integral de los cuerpos y las almas infantiles. De esta manera, en comunión con las actividades llevadas a cabo por el gobierno, en marzo de 1955 el magazine titula en doble página65: “Inauguración de la 2º olimpíada Infantil y Juvenil organizada por la Fundación Eva Perón”. En ella se muestra una foto de Juan Domingo Perón, el día 6 de marzo, izando la bandera argentina y brindando el discurso de bienvenida a los asistentes. Asimismo, el texto que acompaña las fotos resalta la concurrencia al evento de diversos “Secretarios de Estado Americanos”. En otra ocasión, Billiken66 publica una nota en la que se promociona la “Fiesta de la Educación Física”, organizada por la Dirección General de Educación Física. La noticia habla del “Hermoso aspecto que presentaba el estadio del club River Plate, el 26 de
octubre durante las exhibiciones de gimnasia ofrecidas por alumnos de los establecimientos de enseñanza secundaria de la Capital y alrededores”

Como ya se mencionó, el Estado ejercía propaganda política en los sectores infantiles por medio de la incorporación de contenidos doctrinarios en el colegio, eventos públicos y medios de comunicación. Así, se pretendía lograr que los niños fueran reproductores ideológicos del sistema, con accionar en el futuro. De esta manera, en los colegios se estudiaban, por ejemplo, los contenidos y fundamentos de los Planes Quinquenales impulsados por el gobierno y hasta se imprimieron sus fundamentos a modo de material educativo. En Billiken también aparecen recuadros que proclaman en sucesivos números leyendas “¡Apoye el 2º plan quinquenal!”67 Los objetivos de dicho Plan en relación a la población infantil priorizaban por parte de la enseñanza primaria la idiosincrasia de cada alumno, las características regionales y el ambiente en que este se desarrollaba así como también su capacitación práctica para que pudiese en su futuro desempeño laboral, desenvolverse en la región en que habitaba. Según el Plan Quinquenal, el nuevo objetivo de la educación era tales como:

64 65

Carli, Sandra. Niñez, pedagogía y política. … etc. pág. 315. Billiken, Edición del 25 de marzo de 1955. 66 Billiken Edición Nº 1408 del 11 de noviembre de 1946. 67 Billiken, 29 de agosto de 1955.

38

“realizar la formación moral, intelectual y física del pueblo sobre la base de los principios fundamentales de la doctrina peronista”68 En el ejemplar 1855, del 4 de Julio de 195569, la tapa de la revista representa un gran escudo con la inscripción “9 de julio 1816-1947 Independencia Económica y Política” En ella se celebra un aniversario más del acontecimiento por el cual el 9 de Julio de 1947, Perón declara la independencia económica del país respecto de las potencias extranjeras. En el interior del número se marcan los acontecimientos más relevantes ocurridos en el marco de dicho evento:
“9 de Julio de 1947, en la histórica casa de Tucumán donde se declara la Independencia política en 1816, el presidente de la República, General J. D. Perón proclamó la Independencia Económica Argentina y la recuperación de los bienes nacionales. El ministro del Interior don Ángel Borlengui leyó el acta correspondiente. Los logros alcanzados fueron los siguientes: Recuperación de puestos de trabajo, Economía social; créditos bancarios, Posesión de diques y fuentes de energía, Posesión de minas y yacimientos, Economía social: La tierra para el que trabaja, Protección al comercio de productos argentinos, Protección de la industria nacional, Defensa del Patrimonio Artístico y cultural, Creación de la Flota Mercante."

También durante este período, y como ocurría con las publicidades, no todos los anuncios y alusiones directas al Peronismo publicados en la revista se dirigen específicamente a los niños. Por su característica discursiva y modos de apelación, algunos de ellos parecen dirigirse a sus padres o docentes. Es decir, a un público adulto implícito también en el número de lectores de Billiken. Ejemplos de esto son los siguientes avisos, expuestos a modo de recuadro:
“La dirección General de Asistencia Social de la Secretaría de Trabajo y Previsión, tiende a reemplazar la incapacidad de producción del hombre anulado o disminuido físicamente, tratando de recuperarlo integralmente”70
68 69

Carli, Sandra. Niñez, pedagogía y política. … etc. pág. 308. Billiken, Edición Nº 1855, del 4 de Julio de 1955. 70 Billiken, Edición del 9 de agosto de 1948.

39

“A aquellas personas que por su edad, enfermedad, invalidez o desocupación, no están en condiciones de trabajar, la dirección general de asistencia social de la secretaría de trabajo y Previsión les hace llegar los auxilios necesarios”71 30 de agosto de 1948 Nº 1502

Estos extractos, vuelven a reafirmar, que durante la década del ´40 y parte del ´50, la lectura de Billiken, no se circunscribía sólo al público infantil, sino que comprendía a una comunidad lectora mucho más amplia, que en su conjunto estaba unida a Billiken por un contrato imaginario de experiencias y expectativas mutuas a la cual eran dirigidos contenidos con alusión política directa . Finalmente, puede verse cómo la revista en este período habla a los niños, pero no del modo en que los niños hablan, sino desde el rol de los adultos, marcando derechos, obligaciones y compromisos a cumplir. Los Niños-Billiken de esta etapa, son niños con la responsabilidad de conservar los valores del presente en el futuro, son los niños que ven en el colegio su segundo hogar, en sus padres el ejemplo y la obediencia y en sus amigos un “prójimo” en el sentido más cercano al ideal postulado por el catolicismo. De alguna manera, la publicación, de modo indirecto enfatiza el ideal familiar asociado a los roles materno y paterno, definidos a partir de las tareas de cada uno en el marco del hogar. Para el magazine, en esta década, una familia se conforma en cuanto tal, a partir de una serie de valores, obediencia, afecto, y respeto muto. Por ello, apela a sustentar y apoyar la educación que los padres y docentes brindan a los niños, intentando inculcar en sus páginas el respeto, la unión familiar y la espiritualidad. De este modo, Billiken se convierte en comunicadora-vehiculizadora de a. Valores patrióticos. b. Valores asociados a la religión. c. Valores asociados a la tradición, familiar, escolar y nacional. d. Valores asociados al trabajo y al progreso. Este recorrido por la década del ´40, genera nuevos interrogantes en relación a la continuación y permanencia de algunos de los principios detallados en este período por
71 

Billiken, Edición Nº 1502 del 30 de agosto de 1948. La imposibilidad de contar con material empírico coincidente o posterior a los hechos de la Revolución Libertadora, no permiten conocer si el magazine reflejó en sus páginas estos acontecimientos y su posición respecto de los mismos.

40

parte de la publicación en etapas subsiguientes de la historia argentina. A continuación, se intentará conocer cuántos de los puntos esenciales del contrato establecido entre lectores y publicación seguirán vigentes en el magazine, y que nuevos aspectos incorporará el mismo.

IV –
41

Los Niños-Billiken de los años ´60

Portada del 12 de septiembre de 1966. Edición Nº 1966

Entre la finalización de la Segunda Guerra y los años sesenta a nivel mundial, estuvieron vigentes dos tendencias contradictorias en nuestro país y el mundo que oscilaban entre la expansión del consumo, fruto de la prosperidad económica y 42

diferentes tipos de movimientos contestatarios, que cuestionaban el orden capitalista vigente, teniendo como actores principales a los jóvenes. Es decir, mientras que una parte de la sociedad reafirmaba con sus acciones el modelo capitalista de consumo, otra parte de la misma rechazaba este orden de cosas. Asimismo, la brecha generacional entre niños, jóvenes y adultos, fue haciéndose cada vez más notoria. En este período, la población juvenil tuvo un protagonismo importante a nivel social, tanto en la esfera local como internacional en acontecimientos como las protestas universitarias, los sucesos del mayo francés, el hippismo, y la cultura del rock, entre otros. Sin embargo estos jóvenes para muchos, rebeldes y desenfrenados, foco de la atención local y global no forman parte del público objetivo al que la revista dirige habitualmente sus esfuerzos comerciales. Desde este escenario, y a partir de la noción de infancia en tanto construcción social, sería relevante interrogarse por el lugar asignado por la revista a los niños de los años ´60. ¿Continuará Billiken utilizando las mismas estrategias de comunicación que las usadas durante los ´40? ¿Cuál será para la publicación el modelo de niño-Billiken de esta época? Ante una nueva década, sería pertinente también conocer si la revista incorporará nuevos elementos a su contenido general, que den cuenta del paso del tiempo y de un nuevo tipo de lectores. Para conocer si se producirán o no modificaciones en el contrato de lectura instaurado entre el medio y su público, podrá indagarse ¿qué aspectos característicos de la esencia billiken se mantendrán inalterables pese al paso de los años? ¿continuará vigente el postulado formulado por su creador de combinar en una misma publicación la formula de diversión y aprendizaje? ¿Acompañará la revista los cambios sociales que se sucedían en el ámbito local? Durante los años ´40 y 50, Billiken, otorgará una posición de relevancia a la familia, incorporándola a sus contenidos y fomentando un ideal de unidad, valores comunes y buenas costumbres. ¿Cuál será, en el contexto de los años ´60, el lugar que ocupará la institución familiar? y ¿Cuáles serán los valores que la revista comunicará en torno a la misma?

43

En relación a la visión general de la niñez en el marco de la década, Sandra Carli,72 comenta que “Ha estado estrechamente articulada a los procesos, concepciones y alcances de la escolaridad pública como territorio constitutivo de la cultura y de la sociedad argentina moderna. Los cambios que se producen en distintas esferas, a partir de los años ´50 y en especial de los años ´60 no sólo marcan el comienzo de la crisis de los sentidos fundadores de la escolaridad estatal, sino también la recuperación de nuevas visiones sobre el niño. La escuela se convierte en objeto de crítica, al mismo tiempo que emergen nuevas estructuras familiares y concepciones sobre la niñez." Tal como refiere la autora, la niñez, en cuánto tal, cobró relevancia en nuestro país, a partir de la creación del sistema educativo y de la ley 1420. Luego, la visión de la misma fue evolucionando y aggiornándose respecto de los cambios sociales del período, la creación de nuevas instituciones, movimientos y disciplinas como la psicopedagogía y el psicoanálisis, que paulatinamente fueron aportando renovados conceptos y modos de entender al niño en el contexto familiar y escolar. En este sentido, para María del Carmen Feijoo y Marcela Nari73 “Tanto la divulgación del psicoanálisis como los nuevos planteos en el campo de la pedagogía (los sesenta no sólo introdujeron a Jacques Lacan sino también a Jean Piaget) duplicaron un nuevo estilo, en ciertos sectores de la sociedad argentina, de trato con la infancia. Muchos pensadores proponían reeducar a los padres, al mismo tiempo que en las librerías comenzaba a circular una gran cantidad de obras sobre las etapas de crecimiento del ser humano” En paralelo, la visión clásica de”familia tipo” comienza a ser dejada de lado y nuevos y complejos vínculos parentales, empiezan a esbozarse a partir de los desmembramientos familiares. Si bien no existía una ley de divorcio, el artículo 67 del nuevo código civil simplificaba el trámite y las parejas separadas comenzaban a ser una nueva realidad en nuestro país. Conjuntamente, el rol de la mujer en este período empieza a también a ocupar un lugar central a partir de movimientos que luchan por transformaciones en las relaciones intergenéricas. Muchas mujeres de clase media, durante los ´60, ocuparon un lugar en las universidades y en el mercado laboral, tanto por necesidad económica o con el fin de ejercer su profesión. De este modo, muchas de ellas pudieron acceder, impulsadas por los efectos de la publicidad y los medios masivos de comunicación, a estilos de consumo antes impensados como
72 73

Carli, Sandra. Niñez, pedagogía y política. … etc. pág 317. Feijóo, Carmen y Nari, Marcela Los Sesenta de las mujeres. En Lo Mejor de Todo es Historia. El País Inestable. Editorial Taurus, Buenos Aires ,2002, Tomo 5. pág. 95.

44

electrodomésticos, cigarrillos, ropa,

comida envasada, etc. Consecuentemente, la

ocupación de la mujer fuera del hogar, provocó un aumento de las matrículas en jardines de infantes, guarderías y maternidades, lo que de algún modo, marcó en la década, el ingreso al sistema escolar desde edades cada vez más tempranas. Si bien, tal como se mencionó más arriba, nuevos modos de entender e interpretar la institución escolar, la familia, el rol de la mujer y del niño, iban ganando terreno en el plano local, dichos cambios no tenían un impacto formal en los contenidos de Billiken. Por el contrario, durante gran parte de la década, la revista continuó preservando una estructura editorial conservadora, para tal vez, de algún modo garantizar a los padres de sus lectores que nada cambiaría, pese a los sucesos que conmovían a las nuevas generaciones. En el plano económico, durante casi todo el transcurso de los ´60, las preocupaciones sobre la temática del desarrollo económico y los procesos de industrialización o de modernización de los países de América Latina, intentaron incorporar los aspectos sociales dentro de una visión que identificara la idea de desarrollo con crecimiento económico. Comenzó a pensarse entonces, que la única vía para salir del subdesarrollo en que se encontraban muchas naciones, surgiría a partir de la inversión que impulsaría el sector industrial y la industria nacional. Un breve repaso por el escenario político permitirá ver una sociedad movilizada, influenciada por los cambios que se vivían en el plano internacional y local y en constante puja entre el disciplinamiento y la liberación. Este será además, un período caracterizado por la inestabilidad política y el debilitamiento constitucional, en el que sucesivos gobiernos son destituidos no ya por el golpe de mano de una logia militar sino por los propios comandantes en jefe del ejército. A diferencia del período peronista, en el que la revista refleja en sus páginas material con directa alusión al partido gobernante, durante esta etapa conservará una posición de neutralidad y apoliticismo. Los mandatarios y autoridades políticas sólo aparecerán mencionados en el marco de actos y eventos de índole pública, pero ya no se hará alusión a ellos en relación a su política de gobierno, antecedentes y trayectoria como ocurría en el caso del Presidente Perón y su Esposa. Billiken en el marco del modelo desarrollista

45

La década comenzará gobernada por Arturo Frondizi, representante de la Unión Cívica Radical Intransigente, quién ejercía la presidencia, desde 1958. Su política de gobierno, y en general la de la mayoría de los presidentes que se sucedieron a lo largo de este período, estuvo orientada por un discurso moderno que subrayaba la importancia de las fuerzas productivas y el papel que en ellas debían cumplir los empresarios como propulsores de un desarrollo económico que se vería impulsado por el capital extranjero. De estas manera, industrias como la siderurgia, petroquímica, celulosa, automotriz, energía, fueron consideradas factores clave en el proceso de desarrollo. Razón por la cual, también se alentaban las actividades investigativas y de promoción de estas disciplinas. Tras un recorrido por las páginas de la revista, a partir de 1960, puede notarse como el fervor desarrollista del periodo, sumado al impulso que cobraban las industrias locales y la revalorización de los recursos naturales con los que contaba el país empiezan a ser reflejados en sus páginas. A modo de materiales educativos, láminas e ilustraciones, lecturas y juegos, los aspectos económicos y las diferentes regiones del país con sus áreas productivas adquieren una relevancia que no habían tenido antes en Billiken. En un ejemplar de 1960, por ejemplo, la revista publica una crónica sobre una muestra organizada en la Sociedad Rural Argentina, en la que se van desglosando en sucesivas páginas, aspectos productivos, científicos y técnicos inherentes al país. De este modo, por medio de fotos, ilustraciones y lecturas, se presentan pabellones de energía atómica, industrias nacionales, avances e investigaciones científicas que muestran los desarrollos alcanzados por Argentina en materia tecnológica y productiva:
Billiken visita la Exposición Rural Argentina74 Argentina en el tiempo y en el mundo El 17 de noviembre próximo pasado el presidente de la Nación, Dr. Arturo Frondizi en presencia de altas autoridades nacionales y representantes de naciones amigas, inauguró oficialmente la exposición-feria organizada por la comisión nacional ejecutora del 150 aniversario de la Revolución de Mayo, que lleva el título de Argentina en el tiempo y en el mundo. Esta importante muestra, destinada a exhibir el desarrollo alcanzado por el país y otros estados en materia cultural, científica y técnica, abarca unas 30 hectárea s[…]Una visita a la exposición permite apreciar las enormes posibilidades de nuestro país en el mundo, tanto en el presente como en el futuro”

74

Billiken, Edición del 12 de diciembre de 1960.

46

Sin embargo, puede notarse, que este modo de comunicar a los niños los aspectos económicos de Argentina, no fue un hecho esporádico y fruto de los primeros años de la década. Por el contrario, se convirtió en un nuevo modo de transmitir a su público una temática de la que también se hablaba a nivel nacional. De algún modo, fundado en las nociones de horizonte de experiencia y horizonte de expectativa planteadas por Jauss, a partir de las cuáles los lectores, en este caso, el público infantil, siempre están capacitados para leer aquello de lo que en su época o inserción social se está hablando. En consonancia con la aparente nueva política de la revista de incorporar material didáctico e instructivo sobre los aspectos económicos del país, en un ejemplar de 196675 se destacan los aspectos productivos del cultivo del algodón, las características de la planta, los modos de cosecha y las zonas algodoneras por excelencia en Argentina. Entre ellas se destacan: Chaco, Formosa, Corrientes, Santiago del Estero, Salta, Tucumán, Catamarca, Misiones. Además, ese mismo número, incluye una nota sobre la clásica Exposición Rural de Palermo:
En la Exposición Rural, al norte de la ciudad en la zona de Palermo, se levanta el solar que ocupa la Sociedad Rural Argentina, fundada en 1866, que celebra en este año su centenario y realiza una gran exposición internacional de ganadería, agricultura e industria. Hoy haremos una recorrida general de las novedades que varias empresas aportan a la industria nacional.

En páginas siguientes, se muestran

fotos de los stands de empresas

internacionales radicadas en el país como Phillips, el Pabellón Word, y los de las gaseosas Pepsi Cola y Coca Cola. Semanas más tarde, el ejemplar del 12 de septiembre de 1966 muestra, mediante una conjunción de fotografías y textos, el interior del stand de la compañía Phillips, presente en la Exposición, junto con sus robots cibernéticos. Dado que Billiken se caracterizó desde sus primeros años por presentar el origen de determinados inventos y sus creadores, el siguiente articulo, profundizaría en el contrato de lectura que la publicación mantiene, desde su creación, con su público al dar a conocer hechos novedosos e interesantes, maquinas modernas, aparatos que hacen la vida del hombre moderno más sencilla, etc.

75

Billiken, Edición del 29 de agosto de 1966.

47

Atraídos hacia ese lugar por el gran movimiento de visitantes, hemos visto algo interesante y maravilloso… ¡El show del futuro! … ¿Qué es?... ¿quiénes son sus estrellas y… qué hacen? … Este es un fantástico espectáculo del futuro, en el que dos robots electrónicos realizan una serie de pruebas que les encantarían, amiguitos. Dentro de la pista del stand persiguen siempre la luz, es decir, son fotosensibles, no se manejan por control remoto, no son maquinarias automáticas que repiten siempre la misma cosa, tampoco han sido hechos para obedecer ordenes… ¿Qué es lo que son entonces?... Son máquinas cibernéticas: que se gobiernan a sí mismas… Estas “estrellas” han sido aseguradas en… ¡Un millón de pesos cada una! y su construcción demandó 4 meses al departamento de desarrollos Especiales de Phillips Argentina S.A.

En las páginas consecutivas del mismo ejemplar, se trata

la temática “El

Puerto”, desde su aspecto económico, la labor que les compete a sus empleados y la importancia de las ciudades portuarias, como Buenos Aires, para la economía del país. Se presentan, además, ilustraciones para colorear, que muestran a trabajadores y elementos constitutivos de esta actividad productiva, como así también los niveles de exportación de Argentina. En consonancia con la presentación de aspectos productivos del país, un ejemplar 196476, dedica varias de sus páginas a explicar los beneficios derivados de la explotación minera y las fuentes de riqueza que esta actividad implica para los argentinos. Para ello, se describen los lugares de obtención de sustancias energéticas, las ciudades mineras por excelencia, los inicios de la actividad en el país y la creación de Yacimientos Carboníferos Fiscales
“La energía es la verdadera riqueza de un país puesto que ella mueve sus industrias, sus transportes, y todas las fuentes de creación o transformación de elementos útiles y necesarios para sus habitantes. […].Nuestro país ha sido profusamente dotado de una variedad de minerales distribuidos en su amplio territorio de una manera cuya importancia económica irán revelando paulatinamente las investigaciones que con tal objeto se realizan. Entre ellas poseemos, afortunadamente, en cantidad apreciable, las mencionadas sustancias energéticas: carbón, petróleo, gas y uranio. […]

Otro apartado también incluido en el mimo ejemplar, combina datos históricos y geográficos sobre el Yacimiento de Río Turbio, el modo de vida y las comunicaciones
76

Billiken, Edición del 24 de agosto de 1964.

48

de esa localidad. Esto, marca de alguna manera, la función educativa de la revista de extender los conocimientos que se imparten en la escuela a partir de artículos que combinen distintos saberes y abarquen temáticas de actualidad. Otras notas del mismo ejemplar, describen la capacidad productiva del Yacimiento de Río Turbio, los usos, aplicaciones y explotación del carbón en la actualidad y el origen de la mencionada sustancia, acompañada de dibujos e infografías. Podría inferirse, que este tipo de presentaciones y notas especiales, tal vez intentan contribuir desde la temática del desarrollismo al conocimiento del motor económico del país, a partir de la divulgación científico-educativa. Tal vez, para la revista era considerado un dato de singular importancia que los Niños- Billiken de esta época no sólo conocieran su país, sino también los aspectos que contribuían a su desarrollo. Esbozos de una sociedad de consumo La sociedad argentina había logrado en los primeros años posteriores a la caída del peronismo ser la expresión de lo que algunos economistas llamaban el desarrollo intermedio. Las transformaciones socio-económicas de este período, juntamente con el establecimiento de empresas transnacionales y un relativo ascenso del sector industrial llevaron a una demanda creciente de profesionales y empleados cada vez más especializados. Éstos, no sólo contribuyeron, a raíz de su mayor poder adquisitivo, a un incremento en el consumo (accediendo a los nuevos productos de confort para el hogar: electrodomésticos, autos, etc.), sino que también fueron quienes engrosaron las matrículas universitarias. De esta manera, muchos niños de la década del ´60 y aún más de los períodos subsiguientes, se formaron en hogares cuyos padres, en un número significativo, habían adquirido una formación secundaria, terciaria e incluso universitaria, con nuevas visiones en relación a la educación, la formación de sus hijos, la religión y la sociedad. Paralelamente la población infantil de esta década experimentó también directa e indirectamente de los beneficios ligados al consumo: la televisión y las revistas fueron convirtiéndolos en objeto de sus campañas publicitarias y por ende del mercado mismo. Durante este período Billiken enfrentará dos hechos que harán peligrar el vínculo con sus lectores. Uno de ellos fue, la aparición de su principal competidora: la revista “Anteojito”, creación de Manuel García Ferré. Este último, un español que había 49

llegado al país en 1947, comenzó a incursionar en el mundo infantil a través de pequeñas historietas (que paradójicamente aparecieron por primera vez en Billiken como Pi Pío) y de cortos publicitarios. Uno de los personajes de sus filmes, Anteojito fue el que luego dio vida a la revista de igual nombre y similares contenidos a la creación de Vigil. De las páginas de Anteojito, también fueron protagonistas Calculín, Hijitus, Larguirucho, Oaki, Petete y Pi Pío, quienes por medio de historietas y aventuras llegaban igualmente cada semana a los hogares argentinos. Sus secciones no variaron demasiado de las que aparecían en la publicación de Atlántida: Preguntando se Aprende, El Jardín de Anteojito, Calendario Anteojito, ¿Saben Anteojitos...?, Aprendamos Jugando, Comiditas, Lectura Comprensiva y otras más, figuraban como una opción alternativa frente a la publicación de Editorial Atlántida. Sin embargo, el hecho que la diferenciaba de esta última, era que muchas de las caricaturas que formaban parte de la revista, tenían su espacio propio en TV, lo que generaba de algún modo un sello identitario entre personajes que se leían en formato papel, pero que también podían disfrutarse en el televisivo. El segundo hecho de no menos singular importancia en la década del ´60 para Billiken, será la popularización del consumo televiso. Si bien esto no llevará a una proporcional caída de ventas, si se presentará como otra opción para el tiempo libre, que fue ganando adeptos entre los niños. La televisión que tenía antecedentes en nuestro país desde 1951, irrumpirá en esta década con fuerza, fruto de la aparición y tecnologización de emisoras, como así también de la mayor cantidad de argentinos con televisores en sus hogares, para convertirse de esta manera en fenómeno arrasador. Con ella, aparecerán emisiones destinados a captar la atención de la familia y del público infantil reunidos frente al televisor: los programas de humor de Pepe Biondi, los ciclos musicales juveniles como “El Club del Clan”, las telenovelas de Alberto Migré, los “Sábados Circulares” de Nicolás Mancera y series americanas como “Bonanza”, el “Súper Agente 86” y “Lassie”. Todo ello, poco a poco, fue restando el tiempo que los argentinos destinaban a la lectura y cada vez más, fue requiriendo de los medios escritos una interacción más intensa con lo que se editaba en la pantalla. Para no mantenerse al margen de estos cambios, Billiken generará modos de intervención que le permitirán estar presente en el medio televisivo a través de concursos educativos: 50

Con gran alegría los niños esperan el sábado para sentarse frente al aparato de televisión y seguir las incidencias de una interesante y entretenida audición. Se trata de “El Saber de los Niños” que se transmite por canal 11 a las 12.30 con el auspicio de compañía Toddy, para su riquísimo alimento y se prepara en forma instantánea con leche fría o caliente. En este programa, animado por Ernesto Lenchini, Billiken está presente y en nuestra revista se publican las figuritas sobre cuyos temas los niños deben contestar y los estudiosos ganan muchos y formidables premios77!

Es decir, que de este modo, la revista continuaba ofreciendo a padres y niños los términos de un contrato en el que se garantizaba el saber y el estudio, pero en el que era intermediario el medio televisivo. Todo esto, mediado por un truco comercial, por medio del que, sólo podrían concursar aquellos niños que con la compra de los ejemplares de Billiken obtenían las figuritas con las temáticas sobre las que se debían responder. La clave: conocer qué opinan los lectores Editorial Atlántida también intentó hacer frente a los embates competitivos y comerciales de la década por medio de un reposicionamiento de su imagen en tanto trayectoria y tradición. Para ello, una de sus estrategias, fue aprovechar la ocasión de la celebración del 50 aniversario de la revista. Su festejo, fue presentado como un acontecimiento de singular importancia, que requirió de la organización de una serie de eventos con una intensa participación del público infantil. A la vez, fue un modo encontrado por los editores y responsables de la revista, de mostrar que Billiken sólo puede rendirse homenaje en función y en compañía de su público. Intentando sentar precedente del prestigio de una empresa con medio siglo de vigencia en la infancia de generaciones siempre nuevas de argentinos se lanzó un “Ejemplar Aniversario”. Esta edición especial de 200 páginas realiza un repaso por los contenidos de la revista desde sus inicios en 1919. En ella aparecen historietas, secciones antiguas, poesías, cuentos y demás personajes. En contratapa de este ejemplar, aparecer la siguiente cita:78 “Desde nuestros número inicial, señalamos una trayectoria, una norma periodística de la que podemos afirmar con legitima satisfacción
77 78

Billiken, Edición del 28 de agosto de 1967. Billiken, Edición 50 Aniversario, 3 de noviembre de 1969.

51

Billiken no se apartó nunca. Por eso Billiken se quedó en el maravilloso país de la infancia, donde quiso acumular un riquísimo tesoro de emociones gratas como la mejor manera de agradecer el cariñoso favor dispensado por millones de niños durante 50 años” Los términos del festejo, no se limitaron sólo a la opción en papel, sino que también incluyeron un evento masivo, lugar común de encuentro físico de todos los lectores, y del que tendrá participación Carlitos Balá, animador infantil televisivo del momento. Esto último, muestra nuevamente la imbricación del medio gráfico, con el televisivo. Otro punto diferencial marcado también por Billiken, será la participación directa de los niños en sus páginas por medio del correo de lectores, como un medio de retroalimentación directa con los deseos y expectativas de su público. Es decir, los niños no sólo serán incentivados a participar en tanto lectores, sino que también serán interpelados en tanto consumidores de la publicación, con hábitos y opciones preferenciales. Quizás este tipo de propuestas, le permitían a Billiken conocer más acerca de su público, y así obtener respuestas directas de posibles cambios deseados por los niños, como así también generar lazos de identificación y diferenciación con sus competidores. Cabe destacar, que junto con la incorporación del correo de lectores, en la página final, dedicada a la sección “Enciclopedia Infantil” comienza a aparecer en un apartado, la pregunta ¿Qué es lo que te gusta más en Billiken? Los lectores debían responder a ésta, enviando sus opiniones a la dirección de correos de Billiken. Así, los niños, contribuían a partir de su horizonte de experiencia, intereses y motivaciones, a actuar sobre la matriz de Billiken, para que esta renueve sus contenidos y se acerque a las necesidades actuales de su público. Es significativo como muchas de los mensajes que publica la revista muestran la apropiación de Billiken por parte de los niños en tanto fuente de consulta escolar y como material de lecturas amenas. Esta retroalimentación con su público, deja entrever, a partir de los comentarios de algunos niños, cómo la revista en muchos hogares formaba parte de una tradición de lectores que perduraban por generaciones: de abuelos, padres y niños. También refleja como los docentes hacían uso de ella, en tanto material educativo, lo que por otra parte habla de las expectativas, motivaciones, intereses y contenidos del imaginario social al que hace referencia Eliseo Verón.

52

Cartas de nuestros lectores79. Alberto Castellani: Capital Federal “para mis hermanos y para mí Billiken es la revista semanal más instructiva. Además de tener útil información escolar trae amenos entretenimientos que hacen al niño de hoy más inteligente para el futuro. Marta Reneé Socca80. Provincia de Mendoza. Estoy en 7mo grado y hace ya 5 años que compro esta revista. Es muy completa y es utilizada por grandes y chicos en nuestra casa. Mi mamá es maestra jardinera y utiliza muchas láminas para el material didáctico, mis hermanos menores la utilizan recortando los dibujitos más agradables y con ellos juego. Me despido deseando que todos los niños tengan en sus manos esta hermosa revista como si fuera una compañera inseparable. Felices Bodas de Oro Billiken. Yo, como Mendocina te saludo, revista Billiken y te deseo, no solamente que cumpla un feliz aniversario sino millones de años más. Así como mi querida madre se ilustró con tus páginas, yo hago lo mismo y encuentro un apoyo instructivo en tus enseñanzas, en tus juegos, en tus historietas y cuentos. ¡ Arriba Billiken! Susana Ansalone, Mendoza81 Hace 3 años que compro la Revista Billiken. Me es útil y compañera inseparable. Hasta mi mamá pasa hojeándola. Es muy linda e instructiva. Liliana Bogante García. Provincia de Buenos Aires82.

Han pasado 50 años y Billiken sigue cumpliendo el objetivo didáctico que su fundador le ha dado, porque ha sabido infundir en sus continuadores el mismo ideal que lo llevó al esfuerzo de presentar una revista que no sólo lograba llenar el vacío de tal tipo de publicaciones, sino que creó el lenguaje capaz de llegar a la mente infantil y sirvió de guía para complementar la educación en los hogares, a todos los padres de las generaciones que fueron pasando hasta este cincuentenario y que actualmente sigue cumpliendo el mismo objetivo con la misma eficiencia. Resulta muy difícil ser actual en cada época, máxime cuando el nacimiento data de 50 años atrás. Sin embargo Billiken tiene la fuerza renovadora de la juventud y logra la vivencia necesaria para educar, instruir, en un lenguaje actualizado, sutil y sencillo como para llegar a todos los niveles. Publicaciones de este tipo deberían tomarse de modelo por el carácter constructivo que se le da a todo lo que en ella se puede encontrar. ¡Felicitaciones!
79 80

Billiken, Edición del 28 de julio de 1969. Ibidem. el subrayado es mío. 81 Billiken, Edición del 11 de noviembre de 1969. El subrayado es mío. 82 Ibidem. El subrayado es mío.

53

Carlos Fernando Castro. Proveeduría Deportiva83.

La opinión de este último lector, sintetiza de alguna manera dos constantes en la vida de Billiken: las ideas de permanencia e innovación, formula que le permitió sostenerse a través del tiempo y de los cambios en los modos de interpretar la niñez, a partir de los ejes de: la moral, la diversión y la educación. Noticias en Billiken Durante los años ´60, en el plano social, tal como explica Luís Alberto Romero84: “El voseo empezó a imponerse en el trato cotidiano y la conversación se nutrió de términos tomados de la sociología y del psicoanálisis, una de las pasiones de los sectores medios” En otras palabras, las formas del lenguaje fueron variando y se volvieron menos rígidas tanto en el trato familiar como interpersonal. Contribuyó a esto, la mayor difusión de los medios televisivos y radiales, que fueron imponiendo al habla una apariencia de mayor frescura y espontaneidad, que lentamente fue cooptando la prensa gráfica. Estos cambios se reflejarán paulatinamente en la publicación y aparecerán como hechos aislados, tal como el uso del apelativo “chicos” como sinónimo de niños, término este último que se había mantenido invariable, hasta esta década, en el lenguaje utilizado por la revista. La utilización de esta palabra, indica quizás, un uso más próximo, de mayor confidencialidad y amistad con el público infantil, que tiende a interpretar a los lectores en tanto protagonistas de un nuevo período. Puede esto, estar en consonancia también con los nuevos usos del lenguaje en la sociedad argentina, y que tal vez, al igual que el voceo al que hacía referencia Luís Alberto Romero, comenzaban a imponerse en el uso cotidiano:
Chicos , a pedido de numerosos amiguitos y participantes seguimos publicando notas y sucesos del torneo anual de Iniciación Atlética, “por eso hoy hablan para ustedes, estimados, Billikitos lectores, los atletas campeones, padres y maestros, y todos están de acuerdo en que

83 84

Ibidem. el subrayado es mío. Romero, Luís Alberto. Breve Historia…etc. pág.  El subrayado es mío. Billiken, Edición del 7 de agosto de 1967.

54

cada jornada del torneo fue una fiesta atlética que despertó en los chicos el ansia de superación por el deporte” y en que estas pruebas se realicen más a menudo.

Otro hecho novedoso de la publicación, es que en 1967, aparece por primera vez en sus páginas, el Noticiero Billideportes, definido como “Una carrera hacia la amistad de todos los Billikitos”. Este hecho es llamativo, ya que la prensa gráfica en este caso, toma elementos de la televisión y la radio para el formato de presentación de noticias, lo que implica, de algún modo, el uso de un lenguaje más ágil y espontáneo, que sintetice en breve las ideas a transmitir. Esto último además, redunda en noción de lo que, en términos de Jauss, describe Beatriz Sarlo:85 “Los textos producen sus lectores, incluyéndolos en un proceso de adquisición de hábitos retóricos y temáticos. Es sabido, la lectura educa al lector y desarrolla ciertas disposiciones que conforman también una idea sobre lo que la literatura debe ser, sobre lo que el lector puede esperar de un relato y sobre cómo éste, debe en consecuencia ser leído. La lectura colabora en la creación de un horizonte de expectativas simbólicas”. Es decir, Billiken conoce a su público, sabe que tipo de formato de escritura pueden leer, conoce, además, la familiarización de los niños con la TV, y entiende que esta nueva propuesta puede resultarles atractiva y fácil de asociar e interpretar. En ella se cuenta sobre los resultados de los Campeonatos Escolares Billiken, torneos, noticias vinculadas a programas televisivos, actualidad musical, etc. De esta manera pone en contacto a los niños, con noticias de la ciudad, de los medios masivos, etc. y con los futuros eventos que organizaba la revista, manteniendo la expectativa semanal por las novedades a publicar, a la vez que un vínculo mayor con el universo de sus lectores. Los párrafos siguientes, muestran ejemplos de la estructuración del noticiero, y alguno de los hechos que destaca.
Billideportes ofrecerá en los números siguientes las fotos de todos los integrantes de los grupos de primera división de fútbol, coleccionalos, y…a formar los equipos!!!86 Noti billikito: ¡Los Beatles!!!!! En revolver: Ringo, Paul, John, Y George, los cuatro “flequilludos” integrantes del famoso conjunto británico que tanto entusiasma a chicos y chicas de todo el mundo, nos ofrecen canciones como “Eleonor Rigby” y “Submarino Amarillo”, electrizantes con un ritmo fabuloso, especial para silbar y entonar. Este long play está grabado por la marca Odeón.87
85 86

Sarlo, Beatriz, El imperio de los Sentimientos….etc. pág. 37. Billiken, Edición del 28 de agosto de 1967. 87 Billiken, Edición del 7 de agosto 1967.

55

La publicación de noticias vinculadas al ámbito musical, también forma parte de un acontecimiento novedoso en la historia de Billiken. En años anteriores, sólo se hacían menciones en la sección “El niño y la música” a aspectos referentes a la vida de grandes músicos, características de determinados instrumentos, registros vocales, etc. Sin embargo, el hecho de dar a conocer, en este caso, el nuevo álbum editado por la banda inglesa “The Beatles”, cuyo fama y auge entre el público adolescente comenzó en los años ´60, da muestra de una inclinación del magazine por modernizar su información y estar a tono con los preferencias de su publico. Para Verón 88, esto estará relacionado, con el modo encontrado por los medios, de “seguir la evolución sociocultural de sus lectores” Contexto Editorial Un hecho saliente en el plano editorial fue el lanzamiento al mercado en 1962, de la revista Primera Plana dirigida por Jacobo Timermann (y clausurados años más tarde por el General Juan Carlos Onganía). En palabras de Romero89, “Cumplió una función esencial en la educación de los nuevos sectores medios y altos. Apareció en 1962, para servir de vocero a los grupos que empezaban a nucleares detrás del general Onganía. Pero además, o precisamente por eso, asumió con entusiasmo y una cierta ingenuidad la tarea de difundir la modernidad entre unos lectores que gracias a la profusión de claves para iniciados que su lectura demandaba, debían ser ellos mismos una minoría, reclutada entre las nuevas capas profesionales y los ejecutivos eficientes.,”. Con respecto a las publicaciones infantiles, tal como se mencionó anteriormente, la década del ´60, marcará la aparición de la principal competidora de Billiken, Anteojito y de otras publicaciones destinadas al público adulto como Tía Vicenta, Che, Usted, TV Guía, (dedicada a la actualidad televisiva) y Gente. En lo que respecta a Billiken, en tanto producto editorial, puede remarcarse, que luego del fallecimiento de Constancio C. Vigil, en 1954, pasa a ocupar su cargo, Carlos Vigil, sobrino del fundador de Editorial Atlántida. El mismo, no producirá cambios significativos en la publicación, sino que por el contrario conserva el estilo impuesto por su mentor. En materia gráfica, si bien el logotipo y las tapas de Billiken presentan
88 89

Verón, Eliseo, El análisis del contrato de lectura... etc. pág. 182. Romero, Luís Alberto. Breve Historia. …etc. pág 158.

56

algunas modificaciones respecto del período anteriormente analizado, siguen conservando su estética característica. La tipografía comienza a ser menos rígida, y las tapas, a colores, presentan ilustraciones humorísticas realizadas por el dibujante Lino Palacios. Las páginas del interior, son en su mayoría a color, coincidiendo éstas, generalmente con la narración de relatos históricos e historietas. A fines de la década del ´60, en su ejemplar 50 aniversario, del 3 de noviembre de 1969 la revista ejemplifica la tirada de sus ejemplares, que rondan semanalmente los 350 mil ejemplares. Números impresos del primer ejemplar 17/11/ 1919 al 03/ 11/ 1969: 500.614.000 ejemplares = 3.623 veces la circunferencia de la tierra, 3.820 viajes a la luna = 47.558 tn. de papel. Con tanta cantidad de Billikens, se puede construir una columna de 47.558m de alta de 1m x 1 m de base. Los lectores participan Pese a que tal como se mencionó anteriormente, en el transcurso de la década la revista sufrió cambios contextuales, como la aparición de nuevos competidores y cambios en su comité editorial, la mayoría de sus contenidos conservaron el estilo de la década anterior. Por ejemplo, continuó vigente la página dedicada al “Calendario Escolar”, las actividades manuales “Para Ellos” y “Para Ellas”, reseñas de la historia nacional, “Monumentos Históricos” “El niño y la música”, biografías de personajes célebres, fechas memorables, “La Humanidad a través de los tiempos” y “Enciclopedia Infantil” en contratapa. Al igual que en el período de los años ´40 -´50, se continuó incluyendo láminas doble pliego y color, en consonancia con efemérides nacionales. Se incluyó además una sección novedosa para el momento: “Cómo hablan otros niños del mundo” que implica por primera vez en la revista un curso con ilustraciones y algunas nociones básicas sobre las lenguas inglesa y francesa. Tal vez, la incorporación de este curso de inglés guarda relación con una nueva concepción en la sociedad respecto del vínculo con la cultura de otros países, la internacionalización del mercado, la llegada a Argentina de compañías extranjeras y la necesidad de inculcar saberes en los niños que los ayuden a vivir en consonancia con los cambios sociales a nivel del “deber ser” y del “deber saber” del momento. 57

Un acontecimiento que marcará una diferencia fundamental respecto de otras décadas, será la inclusión de una nueva sección denominada Actualidad Docente en la última página de la revista, abierta a los interrogantes de padres y maestros en el plano laboral. Este hecho, no sólo demuestra la lectura de la revista por parte de los adultos, sino también la apropiación que de ella hacían los docentes como herramienta laboral. En la misma se presenta información del Ministerio de Educación, contenidos didácticos, respuesta y consejo ante dudas de índole laboral y novedades del ámbito educativo, dirigidos específicamente a los adultos. De esto modo, la revista se remite quizás a una de las pautas editoriales instauradas por su fundador de presentar algo nuevo y atrayente cada cierto tiempo y conocer cuándo es llegada la oportunidad de decirlo. El ejemplar aniversario90 de noviembre de 1969 testimonia la aparición de esta nueva página:
El 22 de mayo de 1967 una nueva página se agregó a Billiken. Los lectores observaron entonces que la lectura no concluía en la tradicional y última página de Enciclopedia Infantil. Otro título se agregó, engrosando la revista con una nueva sección: Actualidad docente, que cristalizó una idea y un anhelo: brindar a los docentes del país la información directa, el apoyo autorizado, la novedad pedagógica en simples trazos. Nuestro deseo fue y continúa siendo que el maestro, el profesor de la campaña y de la ciudad, puedan enterarse directamente de cambios legislativos, reglamentarios, didácticos, etc., en sus mil detalles, muchas veces imposibles de obtener. Actualidad docente significa por sus esenciales propósitos la primera aparición del periódico docente en un semanario, con la agilidad de toda información periodística. Pero además, con la responsabilidad inmensa de aconsejar a nuestros lectores en problemas serios de su vida profesional o escolar que cabe analizarlos con el mayor respeto a la persona humana. Un tiempo nuevo, un docente moderno, un padre de la hora actual, advierte el cambio. Decirlo todo hoy y tratar de ser eficaces es nuestro propósito. Recoger las palabras de todos ustedes, nuestros lectores, es el compromiso moral que nos hemos impuesto para contribuir modestamente a la elevación del nivel educativo de nuestra escuela.

Esta sección, recibía consultas en torno a temas tales como: reinscripción a cargos docentes, desempeño de suplencias, equivalencias entre docentes públicos y privados, jubilaciones, sueldos, licencias, cursos de actualización, técnicas pedagógicas,
90

Billiken, Edición Aniversario del 3 de noviembre de 1969.

58

etc. La misma se definía como un espacio dedicado a “Dar a padres y maestros los últimos adelantos de la ciencia de la educación y principios de relaciones humanas a fin de que nuestras notas incidan en un normal desenvolvimiento de padres y alumnos”. Tal como se hizo mención anteriormente, el hecho de incluir al público adulto en el marco de los contenidos de la revista, de cuenta, tal como refiere Eliseo Verón91, de la práctica de lectura en cuanto “práctica social”. Esto es, una actividad que motiva intereses y expectativas, no sólo de quienes escriben y envían dudas puntuales, sino también del total de lectores adultos que pueden interesarse por la información publicada. A continuación, se extractaron algunos ejemplos de respuestas brindadas a docentes y padres en algunos números de la publicación. Cabe destacar que en la revista, no se presentan los interrogantes de los lectores, sino que estos se infieren a partir de la información que les brinda Billiken. El contenido de las consultas y réplicas, muestra tal vez, como la publicación intenta acercarse a la figura humana del docente, en tanto profesional; con inquietudes laborales, con vacilaciones e incertidumbres. Y por otro lado, también da cuenta de la confianza que los maestros tenían en la revista en tanto depositaria de un saber vinculado a lo educativo que les permitía canalizar sus dudas en un medio no vinculado directamente a los estratos oficiales.
Rosa de Bazán Capital: Hasta la fecha no tenemos conocimiento de que se hubiera creado la caja de jubilaciones para las amas de casa.92 Rosalía y Liliana, Bahía Blanca: Sobre a quién corresponde ocupar el cargo de directora interina en una escuela de tercera categoría, habiendo dos maestras suplentes y ninguna titular, le informamos que debe hacerlo la maestra de mayor puntaje y no la de mayor antigüedad en la escuela.93 Elena Fondevila de Alonso, Pilar, Córdoba: Los docentes podrán jubilarse contando con 55 años de edad y 25 de servicios. Para mayor información le aconsejamos leer el nº 2479 de Billiken.94

91 92

Verón, Eliseo. El análisis del contrato de lectura…etc. pág.182. Billiken, Edición del 11 de marzo de 1968. 93 Ibidem. 94 Ibidem.

59

Esta última cita, da cuenta de un círculo de informaciones que se van acumulando ejemplar a ejemplar y de cómo se va formando un piso o background de saber que les permite a los docentes acrecentar la información concerniente a su campo profesional número a número. Recordando a Vigil Resulta llamativo, como durante el transcurso de la década la revista dedica semanalmente un espacio en sus páginas destinado a reflejar inauguraciones en diferentes partes del país de plazas, colegios, jardines de infantes y bibliotecas, con el nombre del fallecido fundador de la Editorial Atlántida. Este quizás, es otro de los esfuerzos realizados en este período por imprimir a todo lo que se vincule con la infancia, el saber, el entretenimiento y la educación, el sello Atlántida y Vigil. De alguna manera también esto, da cuenta de una necesidad institucional por crear y conservar la marca identitaria de Billiken en tanto pionera en el universo literario infantil. Con el tiempo, “Homenaje a Vigil” se convirtió en una sección que pasó a ocupar una página fija cada semana en la revista, dando cuenta de las diferentes instituciones del país que fueron bautizadas bajo el nombre del creador del magazine. Esto asimismo, habla de una feedback creado entre la comunidad de lectores y el medio, quiénes respondían positivamente a los pedidos de Billiken, reafirmando una vez más la noción de contrato entre la publicación y sus lectores. Principios indiscutibles en todo niño-Billiken Al igual que en el período 1946-1955, Billiken continúa dedicando un espacio en sus páginas a acontecimientos religiosos, máximas y principios morales, oraciones y reflexiones escritas por Constancio C. Vigil. La revista siempre tuvo una inclinación por unir las ideas: Dios-PatriaHeroísmo como valores que debían estar presentes en cada niño argentino, imitando además la imagen de los grandes hombres de la historia nacional. En ocasiones como aniversarios de la Revolución de Mayo, declaración de la Independencia, muerte del General San Martín y celebración del día del maestro, se traían a colación las grandes figuras de la Patria como ejemplos a imitar. El General Manuel Belgrano, los Hombres 60

de Mayo, San Martín y Sarmiento, fueron algunas de los próceres que nunca faltaron en sus páginas. Al respecto, la publicación misma, en su ejemplar aniversario95 del 3 de nov de 1969, trae a colación esta idea:
A través de la sección Calendario Escolar: Billiken propició siempre las

celebraciones de hechos importantes en la historia argentina y de la humanidad, brindando material gráfico e informativo para facilitar la tarea escolar. Las conmemoraciones que significan un reconocimiento a la labor de nuestros antepasados tienen un gran valor formativo en las generaciones del presente.

De este modo, la revista destaca su faz educativa y su responsabilidad por comunicar a los Niños-Billiken los hechos de la historia nacional y preservar la memoria, comunicando año a año y de manera casi idéntica un conocimiento standard sobre determinadas efemérides. En el mismo ejemplar, la revista destaca:
Billiken ha contribuido al conocimiento de la República Argentina, de las características de su suelo, de sus bellezas naturales, de sus tradiciones y, especialmente, de los próceres que forjaron su libertad y su grandeza. En todas las efemérides patrias a las que dedicamos números especiales, las láminas y textos de Billiken son utilizadas como valioso material ilustrativo y de consulta96.

Paralelamente, y de modo no coincidente con fechas patrias, semana a semana, se publicaron frases que vinculaban al niño con sentimientos patrios que rozaban el chauvinismo. De algún modo Billiken tomaba el lugar de ente educador con ciertos objetivos morales a transmitir y una nación de infancia, sumamente impregnada de principios y pautas a imitar. Es decir, el modelo de niño-Billiken se regía por la lealtad, respeto y conciencia por su historia nacional, la valoración de los adultos, la noción de futuro como territorio de esperanzas y el ideal de familia como meta a alcanzar. A continuación se citan algunas de las máximas publicadas en sus páginas:
“Hogar, Patria y Realización, esa es tu ley97”. “Ama tu patria y hazte digno de ella98”
95 

Billiken, Edición Aniversario del 3 de noviembre de 1969. El subrayado es mío. 96 Ibidem. 97 Billiken, Edición del 2 de septiembre de 1968. 98 Billiken, Edición del 25 de abril de 1960.

61

“Cada cual haga todo el bien que pueda.99” “Todo lo que es inútil debe suprimirse.100” “Un árbol bueno no debe dar frutos malos.101” “Dios te ayudará para ser bueno.102”. “El daño que hagas a otro te dañará a ti mismo.103”.

Un ejemplar104 del 20 de noviembre de 1961, hace alusión a las condiciones necesarias en los niños para ser “Buenos Patriotas”, sintetizando este hecho en la buena conducta, el estudio y el respeto.
Para ser buen patriota no basta amar a la patria, es necesario servir con lealtad. Sirve a la patria el niño que es buen hijo y buen alumno, Sirve a la patria el niño que se esfuerza por aprender, por no mentir, por ser bueno y prolijo. Así será la patria, cada vez más grande y más gloriosa.

Al igual que en otros números y que en ejemplares de la década anterior, la revista del 10 de junio de 1963 realiza una síntesis de valores morales necesarios para vivir en sociedad. Puede verse que a pesar del paso del tiempo, las nociones comunes de obediencia y civismo no varían demasiado
Volvamos a la cortesía para vivir mejor. “Hacer un hábito del saludo amistoso, de la visita cortés, de las exteriorizaciones de congratulación en los aniversarios personales y del mensaje augural en las fiestas clásicas de celebración universal, como un modo de afirmar los vínculos afectivos. Compartir las emociones del amigo en las horas de triunfo, en los acontecimientos penosos o en las alteraciones de su salud, honrando los postulados de una solidaridad fecunda y digna. Emplear en el trato con los subordinados y los humildes la condescendencia, la amabilidad y la paciencia, entendiendo que esas virtudes enaltecen la propia ponderación”.

Billiken además, proseguía campañas o se asociaba con otras entidades que promovieran los deberes morales y la ética, tal vez, a fin de afirmar por otras vías y
99

Billiken, Edición del 17 de octubre de 1960. Billiken, Edición del 27 de noviembre de 1961. 101 Billiken, Edición del 31 de diciembre de 1961. 102 Billiken, Edición del 5 de diciembre de 1960. 103 Billiken, Edición del 30 de mayo de 1966. 104 Billiken, Edición del 20 de noviembre de 1961.
100

62

canales sus ideas en relación a la buena literatura, las imágenes apropiadas a transmitir y la información a inculcar. Todo ello, tal vez, era un modo de asegurar a los padres, que en una sociedad agitada, con nuevas visiones sobre la vida, la educación y la enseñanza familiar, la revista se empeñaba por garantizar que nada cambiaría. Constancio C. Vigil publicó en esta revista muchos escritos exaltando los valores morales y mostrando a los niños lo que su figuraba consideraba el mejor camino para crecer espiritualmente. Asimismo, muchos de los contenidos de Billiken se asociaron directamente a actividades promovidas por la Conferencia Episcopal Argentina, asociando directamente a sus lectores con los principios de la religión católica: “Dios es tu Fuerza” es el título bajo el que en sucesivos números105 la revista promociona la “Gran Misión de Buenos Aires” evento que se realizó en el año 1960 y cuyo acto inaugural convocó a autoridades eclesiásticas, gubernamentales y seguidores del culto católico.

“Acto inaugural de la gran misión de Buenos Aires El primero de este mes, con solemne acto que tuvo por escenario la plaza de Mayo, fue inaugurada en esta capital la Gran Misión de Buenos Aires, movimiento realizado por la Iglesia Católica para la propagación de la doctrina cristiana. La ceremonia se inició cuando la imagen de Nuestra Señora de Luján, traída desde su Santuario bonaerense, llegó al histórico lugar. Asistieron altos dignatarios de la Iglesia, autoridades nacionales, gran cantidad de público y muchos niños que acudieron a saludar a la venerada imagen”

A continuación, la descripción de algunos epígrafes que acompañan las fotos principales de la nota, dan cuenta del público presente, que incluye, no sólo a autoridades religiosas, sino también a autoridades políticas y gubernamentales:
Autoridades presentes: “Arzobispo de Buenos Aires y Primado de la Argentina, Cardenal Antonio Caggiano, durante su discurso al recibir la imagen de manos del Obispo de Mercedes. Durante la ceremonia aparecen de izquierda a derecha: Monseñor Antonio Caggiano, arzobispo de Buenos Aires, el nuncio apostólico, monseñor Humberto Mozzoni, y Monseñor Casimiro Morcillo y Gonzáles, arzobispo de Zaragoza, España.

105

Billiken, Ediciones Nº 2127 y 2128 del 17 y 24 de octubre de 1960.

63

“Asistieron a la ceremonia de izquierda a derecha, intendente de Buenos Aires Hernán Giralt, la esposa del Ministro de Educación, Señora del Presidente del la República Elena Faggionato de Frondizi y el Ministro de Educación Dr. Luis R. Mac Kay

Esto también marca de alguna manera, el modo en que se presentaban a los niños las autoridades políticas, en contextos religiosos, interactuando con la clerecía, y cómo estas últimas ocupaban un lugar central para la línea editorial de Billiken, en su modelo de país. Asimismo, frases y apelativos vertidos en esta nota como: “solemne acto” (haciendo referencia a la “Gran Misión”), Nuestra Señora de Luján y Venerada Imagen, en el marco de un “nosotros inclusivo” asocian e identifican al conjunto de lectores con la doctrina católica en tanto modo de vida y profesión de fe. De algún modo, entre padres, lectores y responsables de la revista, aquello que Fish llamaría una comunidad interpretativa, existía el acuerdo tácito de confluir y concordar en una serie de valores comunes, entre los que se incluía la práctica religiosa, actos votivos, oraciones y consejos espirituales. Billiken, durante los ´60, da también cobertura a acontecimientos noticiosos de relevancia y despliegue internacional o local, de la misma manera que lo cubriría un semanario de actualidad, pero con un enfoque comunicacional orientado hacia los niños. En ocasión del fallecimiento de Juan XXIII, la edición del 24 Junio de 1963, dedica un espacio de reflexiones en relación a la muerte del sumo Pontífice.
Juan XXIII, el Pontífice de la Paz: “Bienaventurados los pacificadores” enseñó Nuestro Señor Jesucristo en el sermón de la montaña. Y Juan XXIII, el sumo Pontífice que dejó la vida terrenal el 3 de Junio pasado fue esencialmente bienaventurado en su infatigable y tenaz tarea de lograr la armonía, la unidad y la paz sobre la tierra. En esta época en que la humanidad se halla conmovida por la amenaza de terribles guerras, que pueden aniquilarla, la voz de Su Santidad se alzó clara y valiente para expresar: “En la época moderna se considera realizado el bien común cuando se han salvado los deberes y derechos de la persona humana. Sus nobles pensamientos se encuentran claramente expresados en sus encíclicas: “Mater et Magisterio” y “Pacem in Terris”. Sus máximas y preocupaciones fueron la unidad cristiana y la justicia, y consagró sus afanes a la reunión del concilio Vaticano II, que mereció el apoyo de los cristianos de todo el mundo y aún de personalidades de otras confesiones.

64

Humilde, sencillo, bondadoso, visitó a niños, enfermos, recluidos en cárceles, llevando a todos palabras de consuelo, de fe, de esperanza y de redención. Que el ejemplo de “El Pontífice de la Paz”, guíe a las futuras generaciones para que todos los seres humanos se sientan hermanos e hijos de un amoroso Padre Celestial”

En páginas siguientes, se muestran fotos del Papá junto a algunos niños en eventos de índole pública, celebrando oficios religiosos y visitando a presos en las cárceles. Cuando la revista, en alusión a la muerte de Juan XXIII, habla de “las guerras de estos días” seguramente hace referencia a la guerra que desde 1959 hasta 1975 tuvo lugar en Vietnam, y de la que tomaron participación los Estados Unidos, Las Repúblicas Socialistas Soviéticas y la República Popular China. De algún modo, este extracto, afirma las ideas vertidas anteriormente en relación al aval de religiosidad que editorial Atlántida imprimía a su publicación. Si bien, un acontecimiento como el fallecimiento de un pontífice implicaría una cobertura mediática muy fuerte, es clara la presentación en la revista de su figura, en tanto líder religioso más que como personalidad destacada. En el ámbito local, un hecho que también cobró relevancia en tanto valor periodístico-de actualidad, fue la publicación en Billiken del mandato presidencial del Doctor Arturo Illía, en la primera página del 28 de octubre de 1963. En la misma, puede advertirse una crónica breve, en la que, a diferencia de ciertas filtraciones políticas que se denotaban en el período peronista, se destaca una función informativa más que persuasiva.

Asunción del mandato del doctor Arturo Illía106 El 12 de octubre tomaron posesión del mando los doctores Arturo Illía y Carlos H. Perette, elegidos presidente y vicepresidente de la República Argentina en los comicios realizados el 7 de julio próximo pasado. Con ellos nuestro país inició un nuevo período constitucional y los actos celebrados contaron con el apoyo entusiasta de toda la ciudadanía y de enviados especiales de naciones extranjeras que se asociaban a nuestro júbilo, reiterando con su presencia los lazos tradicionales de amistad.

A los niños en su día… y a los padres también
106

Billiken, Edición del 28 de octubre de 1963.

65

Durante esta década, también Billiken dedica un espacio relevante, año a año en sus páginas a las celebraciones del día del niño. En ellas suelen presentarse actividades didácticas, juegos, y figuras para recortar. En julio de 1962107, se destinan varías páginas a la conmemoración de esta festividad, haciendo hincapié en la declaración de sus derechos universales. Es decir, la revista en esta oportunidad, no sólo acompaña un festejo, sino que también comunica a los Niños-Billiken sobre los derechos que le competen
Derechos del niño. El 20 de noviembre de 1959 la asamblea general de las Naciones Unidas aprobó y proclamó por unanimidad la Declaración de los Derechos del Niño, en la cual se consignan los derechos y libertades de que según lo ha determinado la comisión internacional, todo niño, sin excepción debe disfrutar. […] *El niño debe figurar en todas circunstancias entre los primeros que reciban protección y socorro. *El niño tiene derecho a recibir educación que será gratuita, y obligatoria, al menos en las etapas elementales. *El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreación, los cuales deberán estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación. La sociedad y las autoridades se esforzarán por promover el goce de este derecho. *El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor, comprensión. Siempre que sea posible deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres.

El número del 10 de junio de 1963 anuncia la inclusión en el Calendario Escolar de la celebración del Día del Niño, como una noticia que el magazine, no podía dejar de brindar a su público.
En su sesión del 24 de junio de este año, el Consejo Nacional de Educación, resolvió incluir en el calendario escolar el día del niño. El primer domingo de agosto se celebrará esta conmemoración, a la que adhiere con todo júbilo esta revista, compañera inseparable de la infancia108.

107 108

Billiken, Edición del 30 de julio de 1962. Billiken, Edición del 10 de junio de 1963.

66

Billiken en el día del niño, durante cada año de esta década, y de modo similar año a año, muestra en sus páginas fotos de niños jugando, poesías y actividades manuales como la realización de figuras en papel a modo de obsequio para sus lectores. Marca esto, tal vez, la previsibilidad de lo que los lectores pueden encontrar respecto de determinados acontecimientos en sus páginas. Por ejemplo un ejemplar de 1969,109 anunciando la víspera de la conmemoración del día del niño, publica el diario y el decálogo del niño argentino, que no hacen más que reafirmar el ideal de infancia de la publicación al que todo niño debe aspirar. Nuevamente, también aquí se presentan los valores modelo del verdadero Niño-Billiken

Decálogo del niño argentino No basta que un niño digo “Soy Argentino”, debe probar que lo es realmente. Prueba que es argentino el niño que posee estas cualidades. 1º Constituye un motivo de continua alegría para los padres. 2º Divide el tiempo dedicado al estudio, del tiempo dedicado a jugar. 3º Agradece toda ayuda para aprender y ser sano y fuerte. 4º Camina con el cuerpo erguido. 5º No se enoja y grita. 6º Ama a los árboles y a los pájaros. 7º No miente. 8º Desea ser útil a los demás. 9º Piensa ser trabajador cuando sea hombre. 10º Sabe que amar a la patria es ser honrado y bueno.

Ciertamente, puede observarse, que el alcanzar el ideal de chico-Billiken pone en juego, más de una actividad y demasiado esfuerzo. Es decir, más allá de las conductas morales y religiosas a las que se hacía referencia anteriormente, también implica actitudes que, desde la impronta corporal y la gestualidad, no sólo transmitan sino que también muestren y demuestren un verdadero Niño- Billiken. En el mismo ejemplar, se publica el Diario de un niño. Nuevamente aquí, se hace hincapié en cómo debe ser el modelo de infancia apropiado para el engrandecimiento de la sociedad. Este deber-ser implica esfuerzos, lucha constante por
109

Billiken, Edición de julio de 1969.

67

corregir conductas erróneas pero que según Billiken, se ven premiadas por la satisfacción del deber cumplido
No hago lo que no puedo referir después. Pedía juguetes y ahora pido libros Nos explicó la maestra, que con voluntad se consigue todo lo que es posible. Esto quiere decir que si me lo propongo, seré cada día más útil, más estimado y más feliz. La mejor calificación es la que me anoto yo mismo. El mejor premio es el que me doy yo mismo al reconocerme hoy mejor que ayer. No hay engaño posible.

En consonancia con las celebraciones vinculadas a la familia, también se publica por ejemplo, la conmemoración del día del padre con una poesía en su primer página. Es interesante aquí, ver el lugar que Billiken da en la década, al rol paterno en tanto sostén económico de la familia:
Yo te pido110. Angelito de mi guarda Que me sabes escuchar Yo te pido que le digas Al que cuida a mi papá Que por siempre lo proteja Que lo aparte de todo mal Cuando vaya a su trabajo Cuando vuelva a mi hogar Cuando ría con sus hijos Cuando sufra algún pesar Angelito de mi guarda Que me sabes escuchar Yo te pido que le digas Cuanto quiero a mi papá! ¡Que de tanto que lo quiero Ya no se si quererlo más Ni de noche ni de día No lo dejes de guardar!
110

Billiken, Edición del 17 de junio de 1963.

68

En la víspera del día del niño, una nueva edición de Billiken publica oraciones y alabanzas que, en ocasión de la celebración, parecen estar destinadas no sólo a los niños sino también a sus padres. Esto, muestra una vez más como la revista no sólo tenía como meta al público infantil, sino que también incluía a una comunidad de lectores más extensa, unidos también por un contrato común.
Plegarias por el niño111 Colme el Señor de sus bienes a los padres que tiene a su hijo en su corazón y en su conciencia y crece como un rosal a pleno sol sin padecer la dureza de la tierra. Los que saben que aún así puede morir y de su muerte hay un consuelo, más no la hay en el dolor de haberlo torturado, que sube cada hora de las entrañas del corazón y del corazón a la boca. Los que contemplan en su hijo a la patria que renace, a la humanidad divina que se alegra o triunfa. Los que reconocen que es imposible dignificar al niño sin que los propios poderes se dignifiquen a sí mismos. Los que embellecen su vida y la vida del hijo con la ley del amor.

Las nenas con las nenas… Tal como ocurría en la década del ´40, en esta etapa Billiken continuará publicando contenidos dedicados de modo exclusivo a varones y niñas, demarcando ciertas lecturas y actividades por género. Dicha práctica, tal vez muestre cómo el imaginario social respecto de la mujer, aún determinaba en la década que ciertas actividades como el cocinar o los quehaceres del hogar, estaban relacionadas de modo directo con la mujer, siendo esto un símbolo de su feminidad.
Reglas básicas para servir te 112 Siempre que sirvas té caliente ofrece a tus invitados leche (nunca crema, pues estropea su sabor), rodajas de limón y azúcar (preferentemente en cuadritos). Siempre que sirvas té helado frece rodajas de limón, o jugo de limón, y azúcar. Agradables variaciones: jugo de naranja, fresco o concentrado, para endulzar y aromatizar.

111 112

Billiken, Edición del 28 de julio de 1969. Billiken, Edición del 6 de junio de 1966.

69

Otros números de esta década, también aconsejan a las niñas sobre, como realizar un Arreglo floral con rosas y lirios, consejos de cocina, tejidos y bordados para realizar durante las vacaciones de invierno, e instrucciones útiles para tomar un baño de sol. Las actividades que se describen en la sección varones, no distan mucho de las que podían observarse durante la década del ´40 en las que se dan indicaciones sobre cómo construir pequeños muebles, maquetas de aviones y barcos en papel y se regalan figuras coleccionables de fútbol, box, automovilismo, etc. Esta división de intereses específicos y delimitación de roles quizás indique, que pese a los cambios que se esbozaban en la época en relación al lugar que aspiraban a ocupar hombres y mujeres, Billiken aún no lo consideraba como un suceso a incorporar en sus contenidos. Tal vez una norma de la revista, haya sido dejar que ciertos acontecimientos nuevos que sacudían a la sociedad decantaran, y una vez que tomaran una forma e identidad consolidada en el terreno de lo familiar, de lo económico, político o social, pudiesen ser naturalizados, y así tomar cuerpo en la publicación

El que gana es el mejor Por otra parte la revista también organizaba grandes eventos de índole pública que congregaban a sus lectores como torneos escolares, actividades por el día del niño, del estudiante, etc. De esta manera, se intentaba crear lazos duraderos con el lector, más allá de la conexión semanal a través de la lectura de la revista. Al respecto, la edición 50 Aniversario de 1969 destaca113:
Con la realización de los campeonatos escolares nuestra revista ha querido promover una actividad infantil que desarrolla un sano espíritu de superación. Los torneos de iniciación atlética, de natación, de iniciación artística y de composición, despertaron el interés de miles de niños de todo el país que participaron con gran entusiasmo. Billiken ha organizado estas competencias ya que tiene también grandes valores formativos de orden moral y social. El verdadero participante en un campeonato es aquel que sabe que el triunfo se logra con el esfuerzo, con su constancia, con el trabajo y esas virtudes
113

Ibidem.

70

las distingue y admira en los que compiten con él. Hay pues un reconocimiento de la propia capacidad y de los otros participantes. El triunfo corresponde al mejor, así los torneos son fuente de fecundas experiencias en los niños.

En la cita anterior, puede verse una característica más de los chicos Billiken: aquellos que se esfuerzan por ser “el mejor / la mejor” en todo aquello que hacen, no sólo en las actividades escolares, sino también en las artísticas y deportivas. La revista marca un ideal de perfección constante, que también puede observarse en la nota que se seleccionó a continuación. Esta, transmite la idea que no sólo es buen alumno aquel que estudia y de destaca, sino aquel, que a ejemplo de Sarmiento, figura escolar por excelencia, no falta nunca a clases. Los lectores que cumplan esos requisitos serán los premiados por la publicación:
Premio Billiken- Constancio C. Vigil114. Varios miles de niños son los que haciendo un esfuerzo especial no faltaron un solo día a clase este año. Esta cantidad extraordinaria, que nos alegra sobre manera, ya que significa que existen muchos niños y niñas que siguen el ejemplo de Domingo Faustino Sarmiento, nos obliga, sin embargo a modificar nuestros planes primitivos. Por esta razón el premio Billiken consiste en un libro de Constancio C. Vigil. Se otorgará de la siguiente manera. Los interesados podrán retirarlo en nuestra redacción. Deberán exhibir documento de identidad y un certificado de asistencia firmado por la directora del establecimiento al que concurren, en el sello del mismo. Los alumnos del interior que concurran a escuelas dependientes del Consejo Nacional de Educación, pueden hacer llegar el comprobante por correspondencia.

Eso último, además de marcar el ideal de perfección a alcanzar por los niños, muestra la estrecha vinculación de Billiken con las autoridades educativa y el sistema escolar. De otro modo, no se habrían entregado certificados de asistencia que permitieran a los alumnos concursar en los premios Constancio C. Vigil. Asimismo, da cuenta de cómo ambas: revista e institución escolar, instan la noción de responsabilidad en los niños. Los Niños-Billiken de Latinoamérica

114

Billiken, edición del 11 de diciembre de 1961. El subrayado es mío.

71

Es notable, como Billiken, refiriéndose a figuras patrias representativas de Argentina, hechos salientes de la historia nacional, y realizando además eventos vinculados a lo local, fuera no sólo leída por niños de Argentina, sino también de varios países de Hispanoamérica. Como prueba de ello, en su contratapa, junto al número de edición aparece un cartel que indica los modos de pago y formas de adquisición de la misma en América del Sur, México y España. Esto último constituye un dato significativo, dado que muestra a una revista básicamente enfocada a sucesos del país, con aceptación en el mundo. Asimismo, se fomentaba el intercambio epistolar entre los niños de América Latina, a través de la sección “Actualidad Docente”
El profesor Manuel de Jesús Delena Avila, Escuela Rural Federal “Niños Héroes”, San José de Lourdes, -fresnillo, Zacatecas, México, desea establecer amistad entre sus alumnos y los de un sexto grado de la primaria de cualquier parte de la república mexicana o de otras repúblicas de América Latina. Al publicar estas notas, esta Sección cree ayudar a favorecer una mayor comprensión entre los pueblo americanos, ya que estamos absolutamente convencidos que el conocimiento de la vida de los pueblos, costumbres e instituciones además, realizado por maestros, es el mejor camino para la integración total de este continente.

Este hecho, también fue destacado por Ulanovsky115, quién en su libro reflexiona sobre el fenómeno Billiken en Latinoamérica: “A España llegaron a enviar 30.000 ejemplares semanales y el doble de esa cantidad a Perú, Colombia, Venezuela y México. Millones de chicos de la Primera mitad del siglo de la Argentina (en dónde la revista llegó a vender 500.000 ejemplares cada 7 días) y otros países, pueden acreditar que aprendieron a leer con Billiken. Hacer que algo cambie para que nada cambie Del recorrido realizado por una serie de ejemplares publicados durante los años ´60, podría observarse cómo la revista, conserva una entidad discursiva similar a la del período anteriormente analizado. Tal vez, durante esta etapa, sean más salientes las permanencias que los cambios o rupturas respecto del período 1940-1955.

115

Ulanovsky, Carlos. op. cit. pág. 33.

72

La publicación, sigue manteniendo la previsibilidad que la caracterizó durante años, en relación a las secciones, juegos, informaciones, y hechos destacados a publicar. Si bien, algunos de ellos fueron aggiornándose a las necesidades del momento, no varió sustancialmente la esencia del magazine en tanto material educativo y de entretenimiento, a la vez. Billiken mantendrá una actitud casi de neutralidad respecto de los cambios que durante la década se sucedían a nivel local. Muy pocos aspectos de lo nuevo, se reflejarán en sus contenidos, lecturas, actividades didácticas e historias. Por el contrario intentará cerrarse sobre los valores vigentes en la década del ´40 y que la caracterizaron desde sus inicios: tales como la unidad familiar, los principios religiosos y morales, el deber a la patria y el respeto a los mayores y superiores. Intentando así, mantener el contrato de lectura vigente con su público infantil y adulto, y preservar además, el vínculo que une a ambos por medio de una publicación que combina “la fórmula del entretenimiento con instrucción sana y útil”116. Tal como se hizo referencia en páginas anteriores, Billiken, hablando como un adulto, comunica al público infantil el modelo ideal de un verdadero seguidor de la revista. Es Niño-Billiken aquel que encuentra diversiones sanas, útiles y provechosas, que lleva adelante acciones de caridad, que respeta a sus mayores, que trata con afecto a sus pares, que sigue el ejemplo de los hombres patrios y que marca con su conducta el futuro de la nación. Son Niños-Billiken en la escuela quiénes obedecen al docente, se esfuerzan por conocer y aprender, no sólo lo que se dicta en clases, sino aquello que hace a su cultura general. Este modelo de alumno, jamás falta al colegio, es buen compañero y excelente en deportes, sabe ver el atractivo en la lectura y puede divertirse con prudencia. Quizás lo más saliente de este período en materia de innovación sea la inclusión de los lectores en el formato de la publicación, a través de las secciones “Correo” y “Actualidad docente”. Este generó vínculos estrechos con adultos y niños, apelando a ellos también como consumidores. A través de estos formatos, Billiken no sólo canalizó dudas y publicó comentarios de sus lectores, sino que también conoció las necesidades, en materia de contenidos, de sus compradores. Finalmente, puede verse, también en este período, una mayor interacción del medio gráfico con el televisivo, a partir de propuestas que generan un círculo de atención y feedback entre lo que se publica en la revista y lo que acontece en la TV.
116

Billiken Vuelta a la Infancia en 80 años…etc pág. 5.

73

Esto deriva en ciertos cambios en el uso del lenguaje, de las formas y modos de comunicar. Tal vez, los ´60 marcaron un pequeño despegue y algunas modificaciones que quizás se profundizarían sólo años mas tarde y de manera más acabada. Por ello, el capítulo siguiente, se plantea conocer la propuesta de Billiken a las puertas del nuevo siglo.

VBilliken y los 90

74

Portada del 6 de diciembre de 1999

Los años ´90 llegarán como un período de cambios y transición hacia el nuevo siglo. En nuestro país marcan el inicio de la era menemista, asociada a las privatizaciones, la convertibilidad del peso y cifras devastadoras en materia de desocupación. Temáticas como la educación, el rol de padres y docentes y el lugar del niño en la familia originarán fuertes debates en la sociedad.

75

Durante este período, las nuevas tecnologías vinculadas a la era de lo digital e internet, ampliaran los recursos de conexión y acceso a la educación y diversión Por su parte, Billiken hacia el final de la década, cumplirá 80 años en el mercado. El interrogante central, será conocer, ante la avalancha de transformaciones sociales, políticas y económicas imperantes en el país, qué cambios y permanencias acontecerán en Billiken. ¿Podrá una revista originada alrededor de la segunda década del siglo XX mantenerse en el mercado en el siglo XXI? ¿Cuál será el modo de llegar a sus lectores en esta etapa y cuánto peso tendrá durante los ´90, su máxima de entretener y educar? ¿Cómo enfrentará Billiken la proliferación de portales en Internet que brindan herramientas para la resolución de tareas escolares? ¿Cuáles serán los principios de los Niños-Billiken en esta época? Y ¿Cuáles serán las diferencias y similitudes respecto de los lectores de décadas anteriores? ¿Cuál será el ideal de infancia que se intentará comunicar? Teniendo en cuenta el contrato establecido entre ambas partes, en este capitulo se intentará conocer finalmente si Billiken llegará a acercarse al horizonte de experiencias, deseos, intereses y necesidades que motivan a los niños de la década. Diseño y Contenidos La década del ´90 marcará un período de renovaciones importantes en la revista, no sólo en materia de contenidos, sino también en lo referente a su comunicación visual. Avances y cambios que serán paulatinos, pero que hacia el final del decenio tomarán nuevas formas, aunque nunca dejando de lados el postulado original impulsado por Vigil de combinar en una misma publicación las fórmulas de diversión y entretenimiento. Su tipografía, disposición general y colores, tenderán a ser menos rígidos y más aleatorios, invitando al lector a un juego, donde la lectura no está encasillada en bloques de textos compactos, sino en porciones menos estancas y más lúdicas. Los mismos estarán escritos a partir de la perspectiva de una publicación que habla a los lectores de igual a igual. En los ´90, los Niños-Billiken, pasarán a ser los Chicos-Billiken. Se hace uso de un estilo discursivo menos formal, más directo y que toma elementos de la conversación oral y cotidiana. Aparecerán apelativos y formas 76

cortas para denominar a ciertos términos. Esto marcará un giro de aggiornamiento y actualidad al discurso utilizado por Billiken: “seño” por maestra o señorita, “cole” por colegio, “revi”, por revista, “abues, pás y más”, por abuelos, madres y padres, “requete, super y re” como calificativos, “tranqui” por tranquilo, “un montón” por mucho, “dibus y pelis” por dibujos animados y películas. El color en tapas e interiores, será la estrella, junto con la fuerza de las imágenes y fotografías, favorecidas por los avances del diseño que permitirán llegar al lector de un modo actualizado y acorde a las publicaciones de la década. Esto tal vez, esté favorecido, por la incorporación al staff de Billiken de un departamento de diseño, lo que de algún modo mostrará una política editorial de acentuar la comunicación a partir de la fuerza de la imagen. El diseño general de la revista, compondrá un estilo amigable para con los lectores, dónde no sólo la información será lo relevante, sino el modo en que ella es presentada. En referencia a este punto, Eliseo Verón expondrá117: “Lejos de ser externas al contrato de lectura, las imágenes son uno de los lugares privilegiados donde ésta se constituye, donde el enunciador teje el nexo con su lector, donde el destinatario se le propone una cierta mirada sobre el mundo”. Con una tirada que oscila entre los 26 y 30 mil ejemplares, Billiken, durante esta época, intentará llegar a su siempre variado público. No obstante, deberá compartir una importante porción del mercado con su tradicional competidora Anteojito, y luego en el año 1998, enfrentar el surgimiento de la revista Genios, que hacia final de milenio, alcanzó una tirada de unos 70.000 ejemplares. Genios, del grupo Clarín, se lanzó al mercado como un producto similar al de Atlántida: material novedoso, un discurso cercano al sentir y querer de la infancia, fichas coleccionables y temáticas vinculadas a la ciencia y la tecnología. Su aparición, fue uno de los factores desencadenantes del cierre de Anteojito en febrero del año 2002. Tal vez, el hecho de enfrentar a un nuevo competidor, llevaran a una serie de cambios intrínsecos en Billiken, que darán por resultado un material renovado pero fiel a su esencia fundacional. A partir de los ´90 será una revista que no se bastará con ser ella misma objeto de lectura, sino que ofrecerá una serie de suplementos que diversificarán sus contenidos por áreas temáticas, intereses y edades. La historia y sus próceres, guardando el lugar de relevancia que siempre tuvieron en Billiken con cada fecha patria, serán parte del entramado de un complejo y elaborado
117

Verón, Eliseo. El análisis del contrato de lectura…etc. pág. 190.

77

material de lectura y consulta escolar que acompañaran los ejemplares a modo de entregas gratuitas. De este modo, se intenta separar el lugar del saber y el estudio, en fascículos coleccionables, del lugar de entretenimiento e interés general que aporta la publicación semana a semana. A la vez, Billiken perpetúa su tradicional lugar de fuente de conocimiento, equiparable a los manuales escolares, los libros de historia y geografía, constituyendo un compilado de reseñas, fechas, líneas del tiempo, láminas, figuras y fotos, listas para ordenar, encarpetar y colocar en un lugar central en el hogar. Un cúmulo de saber archivado semana a semana, con información considerada certera, útil y auxiliar de las tareas escolares, tanto para alumnos como para docentes. Fiel a su tradición la revista no dejará de colocar a los hombres de la patria en el lugar de heroísmo, de las figuras intachables que todo lo pudieron en favor de los demás. Como la publicación misma lo dice al celebrar sus 80 años de vida en el mercado118 se menciona a los héroes patrios como “los que nunca faltaron a la cita”: Bartolomé Mitre, Guillermo Brown, Mariano Moreno, Cornelio Saavedra, Domingo Faustino Sarmiento, José de San Martín, Manuel Belgrano, Martín Güemes, José Gervasio de Artigas, Cristóbal Colón y Juan Manuel de Rosas . En enciclopedias históricas, suplementos y ediciones especiales, todos ellos fueron conservando su grado de protagonismo y prestigio. Año a año, pero según un ideario común fueron parte de las páginas de la revista, como un modo de preservar viva la historia desde la visión de la editorial. Tal como Mirta Varela expresa en su libro: “Uno de los elementos determinantes de las biografías del Billiken es su estructura: una estructura sumamente cerrada y marcada por la cronología de la vida. Principio y fin, nacimiento y muerte, son datos demasiado fuertes que se resisten a cualquier otro principio ordenador. Entre el nacimiento y la muerte, el relato gira en torno a las anécdotas de los personajes […], se conoce la historia nacional a través de sus vidas”119 Así para esta autora, por ejemplo, “Moreno es de Profesión patriota”120, “Belgrano es un patriota con toda la ambigüedad que este término supone. Sus estudios lo convierten en abogado, en hombre de letras. Y en este campo, siempre se lo recuerda
118 

Billiken, La vuelta a la infancia en 80 años. op.cit. pág. 124. Es significativa la aparición de la históricamente condenada figura de Rosas en este espacio, dado que en décadas anteriores fue escasamente tratada por Billiken. 119 Varela Mirta. Op.cit. pág.108. 120 Ibidem. pág. 109.

78

brillante: un hombre educado, civilizado”121 Para Varela, la figura del héroe en este tipo de publicaciones es necesaria “para la construcción de la idea de Nación”122, Sin embargo a diferencia de décadas anteriores, estas figuras, durante los ´90 no se presentarán de modo estricto como ejemplos a imitar, sino como hacedores de la patria. Quizás esto, no marca una percepción inferior del nivel de heroicidad de los hombres patrios, sino una flexibilización en relación al modo de ver a la infancia y “los niños Billiken”. Tal vez, el modelo de niño al que adhiere la publicación no es aquel que pueda repetir con sus actos la heroicidad de los grandes hombres, sino aquel que conozca lo que sucedió en su país y pueda entenderlo. Un modo este último, tal vez de mostrar el nuevo rol de la infancia, desde una perspectiva más cercana al hacer cotidiano y a la naturaleza de los niños de la época. En una sección denominada “Reíte de vos mismo” que aparece esporádicamente durante los ´90 publica un artículo en la edición del 13 de abril de 1992 que titula: Si vos
hubieras sido uno de los grandes protagonistas de la historia americana… ¿qué podría haber pasado? Si hubieras sido Cristóbal Colón, Rodrigo de Triana se hubiera desgañitado gritando “tierra”, vos hubieras seguido durmiendo en tu camarote o tomando sol en la cubierta. Con el tiempo, los indios hubieran descubierto Europa y vos habrías terminado anclado en Puente La Noria Si hubieras sido… French o Berutti, después de la reunión en la jabonería de Vieytes hubieras corrido a la puerta del Cabildo a repartir cintas azules y amarillas- en vez de Argentina, hoy se llamaría “Boca Juniors”. En la bombonera residiría el Presidente Dieguito Latorre. ¿El himno nacional? Dale Boooo San Martín […] La aparición de un pichón de cóndor, te hubiera hecho regresar desesperado a llorar a los brazos de las damas mendocinas. Argentina, Chile, y Perú, pertenecerían hoy a España. Un conquistador del desierto ¡Cómo te hubiera gustado ir montado a un caballo por las pampas! ¿Y cuándo de pronto apareciera un verdadero indio? A correr desesperadamente hacia el fuerte! “huinca pequeño arrugando”, hubiera dicho el cacique. Todavía habría malones asolando Buenos Aires.
121 122

Ibidem. pág. 118. Ibidem, pág. 127.

79

El extracto de esta sección, habla en cierta forma, de un nuevo modelo de infancia presentado por Billiken, en la que hay espacio para el miedo, la cobardía, la pereza, y el fanatismo. Donde se dialoga con los niños desde su mismo lenguaje, ya no portando la voz de adulto, sino de igual a igual, desde el rol de un otro que lo comprende, que lo entiende y que habla su mismo idioma. La revista, una vez más es amiga de los niños, pero convirtiéndose ella misma en un niño. Quizás estos cambios, respondan a las nuevas visiones en torno a la infancia imperantes en la década, fruto de los cambios políticos, sociales, tecnológicos y pedagógicos experimentados en los ´90. Hechos que fueron tramándose en años anteriores, eclosionarán y cobrarán forma en la revista de un modo renovado: la nueva manera de entender las identidades generacionales, el imperio de los medios masivos de comunicación, la publicidad y el consumo, el surgimiento y cooptación de las tecnologías de la información en la vida cotidiana, la sociedad del saber y de la información, todo ello, influirá en los contenidos y el modo de comunicación de Billiken con su público. Como ya se mencionó en el transcurso de este trabajo, por una parte, la publicación intentará dar respuesta a las demandas de su público, y por otra, estos se verán influenciados y motivados a partir de los impulsos del medio. Es decir, el medio y sus lectores, formarán parte de un complejo entramado formado a partir de horizontes, intereses y necesidades mutuas, selladas en un contrato de lectura imaginario.

Los Adultos en Billiken Sandra Carli,123 en un artículo publicado en la revista educativa “Alternativas”, señala que la creciente presencia de la televisión en las últimas décadas, junto con el desarrollo de las redes y del mundo virtual, podrían ser alguno de los fenómenos que coadyuvan al aumento de la brecha entre las generaciones adultas y jóvenes durante los ´90.

123

Carli, Sandra. Alternativas, Revista de Educación, Comunicación y Tecnología, 2001. año XII, nº 14. pág. 7.

80

La misma autora, en un artículo publicado por la Universidad de San Andrés124, profundiza sobre este punto: “Otro emergente clave de estas décadas lo constituye la explosión de conflictos específicos en la relación entre las generaciones, es decir en la relación entre adultos y niños. Estos conflictos son considerados prototípicos de un ciclo histórico caracterizado a nivel mundial por la tan mentada crisis de autoridad, por los efectos del corrimiento hacia modalidades más permisivas de crianza y educación permeadas por procesos de psicologización de la educación, y por la modificación de las fronteras de edad como resultado de cambios tecnológico-mediáticos con impacto en la cultura de las generaciones”. Una nota125 publicada en Billiken sobre las actividades en vacaciones muestra este nuevo rol infantil, en el cual los niños tienen una cierta actitud de control por sobre sus padres, revirtiendo las conductas predecibles de otras épocas.
Durante las vacaciones de invierno los chicos crean nuevos entretenimientos, invitan a amigos, salen con los abuelos, le cambian la vida a la tía que viene a cuidarlos. En vacaciones los dueños de la casa son los chicos. Pobre casa!!.

Este cambio advertido entre los roles de padres e hijos, que tiene como consecuencia una flexibilización de las reglas, normas de conducta y deberes filiales puede advertirse en las páginas de la revista. Mientras que en décadas anteriores la figura de los progenitores era asociada al ideal de perfección, respeto, abnegación, sustento y modelo a imitar, en los años ´90, adquirirán una idea más humanizada y con un mayor número de fisuras. Ya no serán los padres que durante el período peronista marcaban valores y conductas, a los que desde la revista se inducía agradar por medio de oraciones, sacrificios y la perfección en el rendimiento escolar. Por el contrario, los mismos, son presentados, desde la visión del Niño-Billiken de esta década, como seres con preocupaciones, responsabilidades, defectos, errores, incertidumbres y estrés. Como seres a los que a veces es difícil interpretar y a los que les cuesta entender a sus hijos, como adultos de otra generación, pero que no por ello restan afecto y cuidados a sus hijos. Según una nota126 publicada en junio de 1991: los

124

Carli, Sandra. Infancia, Cultura y Educación en las décadas del ´80 Y ´90 en Argentina. Documento de Trabajo Nº 15. Serie “Documento de Trabajo”, Escuela de Educación, Universidad de San Andrés. pág.16. 125 Billiken, Ejemplar del 24 de julio de 1995. 126 Billiken, Edición del 10 de junio de 1991.

81

padres no nacen, se hacen. Mientras se van haciendo, meten algunos golazos a favor y otros en contra. Teniendo hijos perfectos, es increíble que eso pase, pero pasa!

En otro ejemplar127 , en ocasión del día de la madre, se la retrata en “El identikit
de una mamá moderna” Madre hay una sola, pero considerando el trabajo que le toca hacer en la casa, debiera haber tres o cuatro. Menos mal que a tu mamá le tocó el mejor hijo del mundo. Bahh… es lo que ella cree.

A continuación, la revista por medios de dibujos y frases detalla los ítems que hacen a una madre en los ´90:
-Walkman para escuchar el curso de inglés -Cuaderno del hijo más grande que hay que vigilarlo porque no hace la tarea -Reloj que le avisará a que hora va a tener que salir corriendo. -Teléfono inalámbrico para hablar con una amiga. -Bolsa con las compras del día. Tiene tantas cosas que hacer que se olvida de dejar todo en la cocina. -Docenas de boletas que deberá pagar haciendo largas colas. -Novela que hace 6 meses intenta terminar, sin que le alcance el tiempo. -Zapatillas de gimnasia para hacer ejercicios mientras limpia la casa.

Otro artículo128 del mismo número describe la “profesión de madre”, mostrando nuevamente un rol sacrificado, saqueado por los tiempos, el estrés y las variadas actividades que implican educar, entretener y acompañar a un hijo. Sin embargo, la revista destaca siempre el lugar del afecto y las buenas intenciones que remedian, del algún modo, las falencias del “ser padre hacia fines del milenio”:
Profesión nada fácil la de ser madre: levantar chicos que remolonean, perseguir botones perdidos, curar resfríos, explicar tareas que no se entendieron en la escuela, hacer comidas ricas, abundantes, nutritivas, económicas y atractivas […], jugar cuando no tenemos con quién, guardar fotos, cuadernos, rulos, zapatitos, chupetes, cartillas de vacunación, cartas de la abuela, tener plantas que nos oxigenan y música que nos alegra, además de todo lo que tiene que hacer!
127 128

Billiken, Edición del 14 de octubre de 1991. Ibidem

82

En ocasión del día del padre, también se retratan las características salientes, que desde la visión Billiken, tiene un padre de los ´90129.
Padre hay uno solo ¿alguien resistiría dos? Con uno no alcanza, ¡Porque es un ídolo! , acá te mostramos un identikit muy detallado de lo que siempre lleva consigo uno. -Manual del Padre ejemplar (¡a veces no sabe qué hacer con sus chicos!). -Delantal de la cocina, porque es un padre muy moderno. -Lista de excusas para no ir al dentista (a él tampoco le gusta aunque disimule). -Diario para estar siempre bien informado, de los chistes). -Zapatillas último modelo para hacer deporte y estar en forma. -Cámara para fotografiar todos los movimientos de sus hijos. -Herramientas para arreglar las canillas de la casa (más bien desarreglarlas)

Los hermanos sean… desunidos Lo extractos citados, muestran parte de la nueva visión de la revista en la década en relación a la concepción de familia. La misma, comienza a ser comunicada como una unidad integral, sustentada en el afecto de sus miembros, pero en la que no deja de haber problemas, celos, olvidos y relaciones asimétricas de poder. Mientras que en años anteriores, Billiken proponía a sus lectores cultivar una actitud de respeto a los mayores, ejemplo y fraternidad hacia los hermanos, orden y cuidado personal, durante los ´90 adquirirá una visión más pasiva en lo que a este terreno respecta. La publicación se presentará como aquella que comprende, que sabe sobre las discusiones entre hermanos mayores y menores, que entiende el aburrimiento en el colegio, que reniega de los castigos y que sabe de promesas no cumplidas por los padres. Este producto de Atlántida, surgido a fines de la primer década del siglo XX, y presente casi a fines del milenio, respetando su formula básica de diversión y entretenimientos, aggiorna su actitud, cubriendo el horizonte de experiencias de su público. Aquí nuevamente, está vigente la noción de Jauss130 al postular que “la
129

130

Billiken, Edición del 11 de junio de 1990. Jauss, Robert, Experiencia Estética y Hermenéutica Literaria. Ensayos en el campo de la experiencia

estética. Editorial Taurus, Madrid., 1986. pág. 11.

83

expectativa y la experiencia se enlazan entre sí, y por tanto se produce un momento de nueva significación”. Es decir, los nuevos intereses del público, sumados a los cambios proyectados por la revista, dan como resultado pequeñas modificaciones, que conservando la idea original que llevó adelante la publicación, hacen que esta pueda superar el paso del tiempo y mantenerse vigente. El vínculo entre hermanos, es presentado por Billiken como una relación a la vez tensa y tierna, condimentada por complicidad, celos diferencias y revanchas. Dos ediciones131 publicadas en 1991, abordan las dificultades familiares de la convivencia:
Hermano Mayor- Hermano Menor. La Guerra Interminable: salvo Hansel y Gretel, Pulgarcito y sus 6 hermanos, la historia no registra casos de hermanos que todo el tiempo se lleven bien… y compartir los mismos padres y la misma casa no es nada sencillo. El que peor la pasa es el hermano menor…No, el más sufrido es el mayor… en fin, tanto el mayor como el menor tienen porqué protestar.

La guerra continúa. A pedido del queridísimo público, volvemos a tratar el drama de los dramas: tener hermano. Ya sabés: todo lo que te sale mal es culpa de tu hermano. Pero vos sos el hermano de tu hermano! Cuando se trata de hermanos varones, la competencia abarca todos los rubros. Cuánto comen, quién elige el programa de TV, cuál anda mejor en la escuela, cuál tarda más en el baño, quién se lava menos las rodillas, etc. Para ponerse más de acuerdo, viven a las piñas, a las patadas y a los empujones, ¡cuánto amor!, y cuándo no están juntos, se extrañan.

En las décadas del ´40 y ´60, la agresión o la violencia física, no hubieran sido una alternativa válida o un modo apropiado de retratar la relación entre hermanos. Siguiendo las normas de conducta, consejos morales y decálogos en los que la revista se inspiraba, la respuesta al ataque hubiera sido el diálogo, el entendimiento mutuo y el perdón de las ofensas. Sin embargo, perspectivas de este tipo, durante los ´90 tomarán un giro diferente y más pagado de humor y autoevaluación. Otros docentes, otra escuela No sólo el rol de la familia será cuestionado, sino también la posición que la escuela, en tanto institución de respeto, saber y bienestar inspiraba en años anteriores.

131

Billiken, Ediciones del 29 de abril de 1991 y 13 de mayo de 1991.

84

A partir de los ´90, la asistencia al colegio será presentada como una actividad agobiante y a la vez necesaria. Asimismo, el papel de alumno será descripto desde la posición de la fatiga, la pereza, el agobio, entrecruzada su vez, por relaciones asimétricas con sus compañeros. En relación a esta temática, en abril132 de 1991, Billiken advierte sobre “Cómo
zafar del patotero de grado” En cada curso, hay un delincuente que tiene zumbando a los demás. El patotero vive inventando alguna nueva forma de hacerles la vida difícil a los compañeros. Se terminó. Aquí van soluciones para deshacerse de él, estudiar tranquilo y dejar de andar por el cole como un conejito asmático.

Así este ejemplar, indica cómo enfrentarse al mencionado tipo de compañeros, proponiendo estrategias que van desde la defensa hasta la golpiza grupal. Tal como se mencionó anteriormente, este tipo de notas, que marcan un estilo en el magazine durante los ´90, indican un quiebre respecto del discurso pacificador de los años ´40 y ´60. Conjuntamente, a la vez que Billiken presenta una imagen más sacrificada sobre el rol de los padres, hace lo mismo respecto de los docentes. Durante este período, se revalorizará su figura, en tanto aquel que debe guiar a grandes grupos de alumnos, atender sus necesidades y demandas, contender revueltas y dar respuestas:
Ser maestro, que no es lo mismo que trabajar de maestro, es una profesión nada sencilla. […]Ahí está ella o él, contestando preguntas, enseñando conocimientos, solucionando problemas, como verdadera enciclopedia humana, teniendo la obligación de saberlo todo, pero… ¿porqué saberlo todo? ¿Porqué un maestro no puede aprender junto con sus alumnos y también de ellos? Si el aprendizaje como dicen los que saben es dar y recibir. Ser maestro, un trabajo en dónde el sueldo es lo de menos y lo de más se hace por el placer de enseñar y por cariño a los alumnos. Un trabajo que lleva sólo 4 horas en las escuela y un montón de horas más corrigiendo cuadernos, preparando clases, haciendo cursos de perfeccionamiento para enseñar mejor cada día. Y después de todo ese trabajo, llegan las ansiadas vacaciones y los maestros descansan sólo un mes: enero. En febrero, otra vez la escuela, a planificar lo que van a enseñar durante el año133.
132 133

Billiken, Edición Nº 3719 del 22 de abril de 1991. El subrayado es mío. Billiken, Edición del 9 de marzo de 1992.

85

Podría inferirse, que en esta época los maestros siguen ocupando el lugar de saber y respeto que en años anteriores se comunicaba en las páginas de Billiken. Sin embargo, con la llegada de los ´90, comienza a moldearse el rol de un profesional que, pese a las falencias del sistema educativo, las cargas horarias, el déficit salarial y las exigencias de perfeccionamiento, siente pasión por su vocación. A partir de los ´90, la educación escolar, en cuanto tal, fue objeto de críticas generalizadas desde la sociedad, la política y los medios. La misma, estuvo atravesada por condicionamientos económicos y políticos, y con fuertes discusiones en torno a la calidad y tipo de enseñanza que se transmitía a los alumnos. Tal vez, nuevamente la revista aquí, vuelva a dirigirse de modo directo a los docentes en tanto lectores, pero con una visión renovada, más cercana al sentir del momento, expresando que comprende lo duro y gratificante, a la vez de su labor. La publicación, en el párrafo anteriormente extractado, habla a los niños, pero tiene un guiño de complicidad hacia los maestros, intentando tal vez llegar a los padres, para transmitir la verdadera complejidad de la labor educativa, que comienza en el aula y termina en el hogar del docente.

Los chicos ya no opinan lo mismo de la escuela Es una práctica común para Billiken en este decenio, publicar la opinión de los chicos ante determinados temas, como un modo tal vez, de exponer opiniones diversas con las que pudiesen identificarse sus lectores: En la misma nota134 publicada sobre la misión de los docentes, se piden opiniones a los lectores sobre el comienzo de clases, los maestros y sus expectativas ante el nuevo año lectivo. De este modo, pueden observarse valores que los lectores esperan de los maestros más allá de las transmisión del conocimiento, como la simpatía y la complicidad, sumado a la actitud negativa que para los mismos implica la constancia y el estudio.
134

Ibidem.

86

-Este año nos toca una maestra nueva, porque la que estaba el año pasado, cambió de escuela. Con las chicas nos llamamos por teléfono y tratamos de adivinar cómo será. Yo quiero que sea linda, con buena onda y que se haga más amiga de nosotros que de los chicos. Mirna, ( 9). -Yo empiezo el cole con mucho entusiasmo. “Este año voy a ser el mejor alumno, voy a estudiar como loco”, me digo. Después me olvido. A mitad de año ya ando más o menos. Y en los últimos meses me digo: “Este año ya está, para mejorar espero el año que viene y listo” Alejandro, (8).

Un sondeo similar, bajo el título Cómo llegaste a fin de año, fue publicado135 al término del ciclo lectivo con el fin de conocer la valoración de los lectores en relación a la temática titulada:
Unos llegan con la lengua afuera, otros como su fiera el primer día. Hay quienes ya se preparan para el año siguiente, y están los desesperados por las vacaciones ¿ Y vos? -Yo llegué a fin de año, pero sin delantal… bueno, ¿sabés que dice mi mamá? Dice: “este guardapolvo parece un trapo de piso… dónde anduviste, nene? Rodrigo (7) -A mí me fue bien. Si me hubiera ideo mal… no sé, la maestra me hubiera hecho repetir. ¡Si me tiene entre ojo y ojo porque me la paso haciendo desastres! Bruno (8) -Yo llegué apenas. Parecía que no iba a pasar de grado. Esperaba tanto las vacaciones que iba tachando lo días en el almanaque. Ana (9)

Artículos de este estilo, se repiten año a año. Puede observarse como el ejemplar136 del 6 de diciembre de 1999, al final de la década, también publica una nota similar, titulada ¡Terminaron las clases!, lo que marca anhelos e intereses comunes en los lectores. Allí se describe como: la responsable, el dormilón, la ansiosa, el inseguro, la agrandada, el preocupado, la eufórica y la distraída viven el final de clases. Quizás, de esta manera se busca generar en los niños sentimientos de identificación, no sólo

135 136

Billiken, Edición del 2 de noviembre de 1991. Billiken, Edición del 6 de diciembre de 1999.

87

personal, sino grupal que les permitan reírse de sí mismos y encontrar conductas análogas en sus compañeros. Billiken se muestra como el ojo que todo lo ve y que todo lo sabe. Como si estuviera presente en las aulas, en los patios y colegios y viviera de cerca las distintas realidades que luego se presentan en el papel. Durante esta década, a diferencia de las anteriores, son recurrentes las notas vinculadas a temáticas que tienen que ver con el sentir del alumno respecto de la escuela, los compañeros, la maestra y el aula, en tanto instancias a la vez reales y graciosas. Por otra parte, la revista, en sintonía con sus lectores, comunica la llegada del receso escolar como una instancia liberadora, un momento propicio para la diversión y la aventura. Para Billiken, las vacaciones además, son sinónimo de sol, mar y aventura. Una práctica frecuente durante los meses de verano, fue la publicación de: “Juegos para hacer en la playa”, “Historias para leer durante las vacaciones”, “Consejos para no aburrirte en la playa” y temáticas afines, que permiten a la publicación continuar en el mercado durante enero y febrero, a partir de propuestas con un atractivo comercial. La portada del mismo número137 de diciembre de 1999 titula: …Y llegaron las vacaciones!.. marcando una instancia esperada, libre de presiones y obligaciones, con cientos de actividades para hacer:

Los chicos del futuro. Tal como se refirió en los períodos anteriormente analizados, la revista siempre reflejó en sus páginas adelantos del futuro, hechos asombrosos, descubrimientos que harían la vida de las futuras generaciones más sencilla, ágil y dinámica. Tal vez, en el contrato imaginario establecido entre los lectores y la revista misma se pactaba el saber de un Niño-Billiken que no sólo conociera y diera cuenta de hechos históricos, biografías de personajes célebres, geografía y actualidad, sino que también fuera parte y se involucrara en los hechos del futuro. Quizás, el cúmulo de conocimientos, que Billiken y los lectores consideraban que debían adquirir a partir del horizonte de experiencia imperante en la década,
137

Ibidem.

88

incluían el mencionado saber sobre el mañana. Esto, fue un hecho, que independientemente de los cambios y política editorial de cada era, se mantuvo constante en la revista misma, estableciendo una marca de estabilidad y coherencia discursiva. Estos tópicos, fueron luego adoptados por revistas que surgieron en la época, como Conozca Más, de Editorial Atlántida y Muy Interesante, propiedad de García Ferré. Dichas publicaciones, no sólo apuntaban a un público adulto, sino también joven y adolescente, en las que se divulgaban temáticas vinculadas a la ciencia y adelantos en relación a la salud, el futuro y las nuevas tecnologías. De este modo, el niño-Billiken de la época podía conocer e informarse sobre los acontecimientos que, muchos de ellos originados en países del extranjero, lo sorprenderían en algún momento de su vida. Notas138 como las extractadas a continuación, además de informar a los lectores, los ponen a la vanguardia sobre los nuevos objetos de consumo existentes en el mercado.
En Japón han salido a la venta pequeños grabadores y reproductores de minidiscos que en lugar de cassettes utilizan diskettes de computadoras. Tal invento sirve para leer, información guardada en el diskette: una novela por ejemplo, grabar conversaciones o escuchar música. La capacidad de estos pequeñísimos diskettes es infinitamente mayor a la de un casssette. Con esto, dicen, mueren definitivamente los grabadores. Es decir, tirá esa antigüedad que te regalaron el mes pasado y empezá a llorar por esta joyita En Italia se están fabricando coches de juguete que andan de verdad. Son réplicas exactas y reducidas de los Ferrari y Lamborghini y pueden marchar a 60 Km. por hora. Están pensados para chicos de 5 a 16 años. Ya se han celebrado varias competencias deportivas con estos coches. Uno de los detalles interesantes es que cuestan 12 mil dólares, así que creemos que ti papá no se va a negar. Pedíselo tranquilo!

Los Chicos-Billiken defienden el medio ambiente. Un agregado que puede observarse en materia de contenidos en la revista, es la proliferación de artículos relacionados con el cuidado y la defensa del medio ambiente, que con el paso de los años, derivaran en secciones relacionadas con la ecología. El

138

Billiken, Ediciones del 19 de agosto y 8 de octubre de 1991.

89

contrato establecido entre la revista y los niños, a través de la fórmula de entretener e informar, agrega al postulado de la información este nuevo tópico. El mismo, será un hecho, que marcará un punto diferencial respecto de las décadas anteriormente analizadas, en las que no abundaba material de este tipo. Tal vez, por aquel entonces, no existía en la sociedad o los programas escolares, preocupaciones marcadas por los temas ambientales, como sí sucedería a partir de la década del ´70 y que luego se profundizaría durante los ´80 y los ´90. En su edición 80 Aniversario139, la revista, refiriéndose a los niños de los años ´50 dice: “Los chicos de esos años, hay que decirlo, no se preocupaban mucho por la ecología ni por la extinción de las especies y no dudaban demasiado cuando se trataba de “bajar” un gorrión o una paloma de un hondazo”. La creciente aparición de notas vinculadas a temas ecológicos en Billiken, puede deberse a las nuevas inquietudes tanto mundiales como locales, en torno a la preservación de los recursos no renovables y a los ingentes intentos por mejorar la calidad de vida de la población, a través de una mayor conciencia por las problemáticas ambientales. Esto también se une a la idea de otorgar a las generaciones venideras un mundo más sano y más habitables, idea que durante los ´90, fue transferida e inculcada también a los más pequeños. Es difícil diferenciar dónde comienzan los deseos de los lectores y cuánto de ellos tienen las nuevas propuestas de la revista, sin embargo todo confluye en un espacio común, horizonte de experiencia, donde se cruzan ilusiones, deseos, imágenes y experiencias que tienen que ver con sus deseos cotidiano y lo concreto. De este modo, número a número, tópicos como: “Animales Maltratados”, “Pingüinos en Desgracia”, “El Parque Oceanográfico Cousteau”, “Bioesfera, el mayor experimento Ecológico de la Historia”, o ¡Basta de plomo, nafta ecológica!, aparecen en Billiken a modo de breves notas, comentarios y consejos. Muchos de ellos, forman parte de coberturas especiales a doble página y otras figuran en breves recuadros en la Sección Extra, que a finales de los ´90 pasó a llamarse ¡EY!. Las mencionadas secciones, se ubicaban entre las primeras páginas de la revista y contienen un compilado de temas diversos ubicados en pequeños recuadros distribuidos de manera no uniforme y que comunican sobre las novedades musicales,

139

Billiken, La vuelta a la Infancia en 80 años…etc. pág.54.

90

del cine y la literatura, con agregados sobre agenda de eventos, datos curiosos y ecología. Los lectores de Billiken de la nueva era, parecen querer estar a la vanguardia de los últimos acontecimientos y novedades relacionadas con el medio ambiente. De alguna manera, estas variaciones en el contrato establecido entre el medio y su público respecto de las anteriores décadas, dan cuenta de la necesidad de los nuevas generaciones por conocer los que sucede en su entorno y que de algún modo puede afectar su futuro y el de las generaciones venideras. En EXTRA y ¡EY!, además, se publican notas que aconsejan o desaconsejan sobre el uso de determinados productos que pueden perjudicar los recursos naturales, modalidades de reciclaje y campañas ambientales. Tal vez aquí, la revista intente no sólo informar, sino generar cambios de actitud entre sus lectores en pos de la conservación del medio ambiente, marcando una nueva generación de chicos-Billiken, más preocupados por el universo que los rodea. Chicos, Chicas… Adolescentes. Tal como ya se ha mencionado, una de las estrategias de Billiken radicó y radica en ofrecer a un público variado: niños, niñas y pre-adolecentes temáticas y entretenimientos destinados a cada uno de ellos. De este modo, una misma publicación puede contener en si misma un abanico de lecturas y juegos destinados a un público diferenciado. De la lectura de las cartas publicadas en el correo de lectores, puede inferirse que la revista no sólo está destinada a niños en su primera etapa de la vida escolar, sino que también es leída por adolescentes de escuela media. Muchos de ellos, acuden al correo de lectores con el objetivo de encontrar en la publicación, pares con preferencias similares por ídolos de la música, la TV o el cine, a la vez que otros publicarán avisos, para formar clubes en torno a temáticas como videojuegos e informática. Para Jauss,
140

“La comunicación literaria debe ser concebida como un campo

intersubjetivo, dónde es preciso entender la relación dialéctica entre el texto, sus receptores y los receptores entre sí”. Billiken, a través de los contactos que genera, traspasaría la red que une revista-lector, para tejer un vínculo más amplio de relaciones
140

Jauss, Robert. Estética de la recepción...etc. pág. 37.

91

entre los lectores entre sí, que motivados por intereses similares, conservan el lazo de unión de la revista. Paralelamente, dada la variedad de provincias, ciudades y pueblos mencionados en los correos, puede reafirmarse el carácter de federalista de la publicación. Billiken, nace en Buenos Aires, y si bien algunos de sus artículos están relacionados con la Capital Federal y sus alrededores, se logra un equilibrio variado al incluir notas y referencias geográficas sobre distintas zonas del país, como así también cartas, dibujos, chistes y juegos de niños y niñas de todas las edades, residentes en distintas ciudades y países vecinos: A tal fin, se instauró una sección denominada: “Hacete Amigo”. La misma postulaba:
“Amigos, Amiguitas, amigazos… de todo se consigue leyendo esta sección y escribiéndole a alguno de los chicos que figuran en ella”. En la misma, se publican mensajes

con pedidos de todo tipo. Por ejemplo, el que se transcribe a continuación141:
Juan Ignacio Guarino: Tengo 9 años y quiero intercambiar trucos de

videojuegos.Quiero cartearme con chicos de cualquier edad. A mí me gustan las aventuras, tengo 9 años, me gusta leer y soy de Boca. Escriban pronto, porque no tengo amigos!

Tal vez este mensaje, refleja el sentimiento de unión de los lectores hacia Billiken, quiénes confiaban no sólo en que la misma publicara sus cartas, sino que su alcance y difusión les permitiera establecer lazos que en su vida no podían construir, como en el mencionado caso, la amistad. En el mismo ejemplar
142

se publica una carta desde Cuba, lo que demuestra que

la revista aún era leída en otros países de América y que el interés por estrechar vínculos con otros niños, trascendían la barrera de lo local: Tengo 12 años,, me gusta escribir y tener amigos de todo el mundo. El béisbol y el boxeo son mis deportes favoritos. Espero sus cartas a calle 10 Nº 17, Carretera de Gíbara y Comandante Fajardo. Alcides Pino, Holguín, Cuba.

141 142

Billiken, Edición Nº 4185 del 13 de marzo de 2000. Ibidem

92

En esta etapa Billiken renueva la propuesta-contrato de los años ´60 de ofrecer, a partir de la disposición de los lectores y el espacio otorgado por al revista, la posibilidad de encontrar un otro (par-amigo) con intereses y expectativas comunes con quién estrechar lazos. Por otra parte, este tipo de cartas invitan a formar clubes y grupos a partir de intereses particulares, mostrando algo antes no percibido en la publicación como las relaciones intergenéricas entre los lectores. Durante los ´90, será más común la invitación a realizar actividades y juegos de manera compartida entre niños y niñas, hecho que en las décadas anteriormente analizadas, no formaba parte de una práctica habitual en Billiken. Como ya ha sido mencionado, tradicionalmente la revista conservaba una tradición de dividir roles y actividades por géneros. Quizás, el paso del tiempo y las nuevas ideas en relación a la figura de hombres y mujeres, animaron prácticas de mayor colaboración, unión y amistad entre ambos sexos. Por otra parte, los lectores mismos, a través de sus intereses y motivaciones, fueron dando a Billiken la pauta de estos cambios, gestados lentamente. Los mensajes seleccionados a continuación son sólo una muestra de la innumerable cantidad de mensajes publicados de chicos y chicas de variadas edades y de diferentes lugares del país que buscan encontrar un otro común, mediado por Billiken.
Queremos formar un club de chicos/as de 10 a 15 años que les guste la música. Manden investigaciones sobre los grupos que más les gustan. Quiénes los piden son Florencia Montanucci y Juliana Siste de Olavaria143.

Somos chicas que queremos formar un club de amigos por correo. El nombre es “The pen friends club”.Los interesados deben tener de 12 a 15 años y pueden ser chicos y chicas. Dirigirse a Celeste, España 232, 6640. Bragado, Pcia de Buenos Aires.144 A mi hermano Maxi de 11 años, a todo 2do año del Instituto Ntra. Sra. de Luján, a mis papás, y a María Laura que es mi mejor amiga”, de Natalia Nervi (14) de Lomas de Zamora145.

Hombres y Mujeres renovados

143 144

Billiken, Edición del 29 de noviembre de 1999. El subrayado es mío. Billiken, Edición del 26 de Marzo de 2000. El subrayado es mío. 145 Billiken, Edición de6 de noviembre de 1998.El subrayado es mío.

93

Asimismo, el rol de mujeres que Billiken comunica en esta época, difiere del que se presentaba durante los años ´40, ´50 y ´60. En aquel entonces la revista hablaba a los niños de una mujer ligada a la vida del hogar y los quehaceres domésticos, que se esmeraba por agradar a su esposo e hijos a través de deliciosos manjares. Ese ideal de mujer era comunicado a sus pequeñas lectoras, quiénes recibían sus primeros consejos sobre cómo ser una buena madre y mujer en cursos de cocina, clases de comportamiento, lecciones de jardinería y demás, en la Sección: “Para Ellas” La misma temática, pero renovada, será publicada durante los ´90, bajo el nombre: “El Club de las Chicas”. Esta, por sus contenidos, se acerca a las revistas femeninas de actualidad, donde las lectoras reciben consejos sobre moda, peinados, maquillaje y accesorios. Tal vez, aquí comienza a marcarse la fuerza que durante los ´90 cobrarán la imagen y el cuidado del cuerpo en la mujer-adolescente y niña, como sinónimo de belleza y perfección. En relación también al nuevo rol de mujer que se comunica durante esta etapa en Billiken, puede observarse en un artículo146 de 1991, los aspectos más salientes de la vida de la escultora Lola Mora, subrayando principalmente cómo su condición de mujer y sus actitudes escandalizaban a la sociedad porteña.
En su época, la gente pensaba que las mujeres debían dedicarse a sus maridos. Sin embargo, Lola no pudo con su genio. Su voluntad era ser artista, más precisamente escultora. Sus esculturas, reconocidas en el mundo, aquí comenzaron a ser criticadas. Además de esculpir serios bustos de próceres como Laprida, Alvear o Avellaneda, Lola hacía esculturas un poco audaces para ese momento. A los argentinos, por ejemplo, no les gustó que las nereidas estuviesen desnudas. El destino de la fuente era Plaza de Mayo, pero desnudas frente a la catedral. Pero no sólo escandalizaban sus obras. Lola era una adelantada para su época. […]Una mujer con pantalones, causaba horror, sobre todo a los hombres.

La nueva visión de la mujer que el magazine comienza a presentar, también implica asignar un nuevo rol a los hombres. Tal como se comentó anteriormente, al igual que la imagen de los padres cobró un giro diferente, la del hombre en sí mismo también varió. En la nueva Billiken, los varones no sólo realizan actividades de carpintería, sino que a la vez integran clubes sobre temáticas vinculadas a la TV, o aprenden consejos de cocina rápida.
146

Billiken, Edición Nº 3741 del 21 de octubre de 1991.

94

En los ejemplares de esta década, se pueden observar trucos para realizar postres, golosinas y minutas en donde las fotos muestran a niños y niñas involucrados en la preparación, dando la pauta de que ciertas actividades no son condición exclusiva de un género en particular. Lo que no quedó afuera de la actualidad Tal como sucedió durante los años ´60, en materia política argentina, Billiken expondrá sucesos, que sin tener una tendencia partidaria determinada, marcan hechos salientes para el país, como es el caso de la asunción de algún mandatario, elecciones generales o el cambio de moneda. En un número publicado147 del 8 de mayo de 1995, puede observarse, que si bien la revista informa sobre el hecho puntual de los comicios electorales a celebrarse el 14 de mayo de ese año, no se hace alusión a ninguno de los candidatos ni partidos políticos involucrados.
El domingo 14 de mayo, en nuestro país habrá elecciones generales. Vamos a hacer un repaso de cómo se realiza este acto tan importante para la democracia. Discursos, promesas, slogans, debates, publicidades. Las campañas electorales se valen de muchos recursos para captar votos. En las elecciones del 14 de mayo se presentarán 14 candidatos a presidente de la nación. También son 14 las provincias en las que el gobierno se puede reelegir. En todo el país se vota para presidente y vice, y en algunos lugares cargos provinciales y municipales.

El ejemplar148 del 6 de enero de 1992, relata el surgimiento de la Ley de Convertibilidad impulsada por entonces Ministro de Economía, Domingo Cavallo. A partir de la misma, comienza a circular una nueva moneda: el peso, que equivalía en aquel momento a un dólar estadounidense. Billiken, toma este hecho, para explicar el pase de la conversión monetaria a partir del valor de la revista, y refleja además, su variación respecto de las distintas monedas que estuvieron presentes en el país. De algún modo, aquí también se observa como la revista, vigente en Argentina desde casi la segunda década del siglo XX, fue experimentando y acompañando los cambios de la nación, en su formato, contenidos, publicidades y valor comercial.
147 148

Billiken, Edición Nº 3930 del 8 de mayo de 1995. Billiken, Edición del 6 de enero de 1992.

95

Nuevo peso para los argentinos: Estrenamos un nuevo año y también un nuevo peso, Le decimos chau! al austral para darle la bienvenida a monedas y billetes recién salidos del horno, bueno, el horno es la casa de la moneda, que está trabajando con todo. “Un peso equivale a 10.000 australes, es decir, que para pasar una cifra redonda de australes a pesos hay que quitarle 4 ceros. En relación al dólar estadounidense que se utiliza como referencia internacional, nuestro peso equivales a un dólar. 4 Billetes que ya son historia Peso Moneda Nacional: Estuvo desde 1881 hasta 1969. ¿Querés saber cuántos pesos moneda nacional costaba la revista Billiken en enero de 1969? $70 Peso Argentino: Estos Billetes pasaron por las manos de los argentinos como una flecha, ya que estuvieron apenas dos años, desde 1983 hasta 1985. En enero del ´85, nuestra revista valía $A 420. Te presentamos al Peso Ley: Seguramente no tuviste oportunidad de usarlo, porque apareció en 1970 y tuvo que cederle el lugar al siguiente peso monetario en 1983. Nuestros lectores de aquél momento compraban el Billiken con $ 80.000 El austral no necesita presentación, todavía habrá alguno en tus bolsillos. Si tenés buena memoria, te acordarás de que hicieron su aparición en 1985 y ellos aún te pueden ser útiles para comprarte en el kiosco un superbilliken a A 30.000

Los 80 años de Billiken. En 1999, la revista celebró sus 80 años de vida. Para ello, lanzó una Edición Especial149, que acompañó su edición del 29 de noviembre de 1999, denominada “Vuelta a la infancia en 80 Años”. La misma, destaca una vez más la misión de Billiken: “Nació apuntando a un territorio sagrado: La infancia. Tuvo, tiene y tendrá dos misiones no menos sagradas: `Educar y entretener. No menos sagradas porque cuando se educa y se entretiene con armas nobles, se ayuda a construir el alma, el carácter, la sabiduría, la bondad. […] Es un privilegio, pero también un compromiso redoblar la imaginación, las ganas y el amor con los que tantos hicieron ayer, hacemos hoy y harán mañana cada página y cada edición de Billiken. En eso estamos cada día. En hacer con papel y tinta, con videos, con cd´s, con el espíritu fundacional y los avances
149

Billiken, La vuelta a la Infancia en 80 años…etc pág. 2.

96

tecnológicos, lo mejor. Un trabajo profesional, pero regido y modelado por el cariño por la mas pura, simple y magnífica esencia de Billiken”. En esta última cita, puede verse, cómo la revista se adjudica el rol de moldear el carácter, la formación y los modales de generaciones y generaciones de niños, a través de una orientación específica hacia el orden, el respeto y la moral, guiados juntamente por el entretenimiento. Valores y actitudes, que requieren además mantenerse vigente y conocer las expectativas de su público en cada etapa, para de ese modo continuar siendo un referente en el mercado. Este suplemento, de tapas duras y formato libro, al igual que la Edición de Bodas de Oro de 1969, relata las diferentes etapas de la revista a lo largo de sus 80 años de historia. En la misma, se recuerdan accesorios de moda, juegos, personajes famosos, y expresiones más usadas en cada década. En paralelo con los acontecimientos de la celebración, en el ejemplar150 del 6 de diciembre de 1999, los lectores enviaron cartas como las extractadas a continuación, en las que dan cuenta de la lectura de la revista en tanto tradición familiar.
Ezequiel (10), Lisandro (6), y Luciana (12) Martinez Bovier, de ciudad del Valle, Entre Rios, son 3 hermanitos que quieren mucho a Billiken. Ellos nos contaron que heredaron ese cariños por la Revi, porque sus abues, tíos y primos y papá también la compraban cuando eran chicos. Como regalo por nuestros 80 años los chicos reprodujeron algunas de las tapas que hace mucho tiempo dibujó Lino Palacio.

Jazmín Gabrí, 36 nos mandó un e-mail desde Caracas, Venezuela, contando que la primera Billiken que su mamá le regaló, la compró (a comienzos de la década del ´70). Traía un aparato para hacer burbujas. Todavía conserva muchos de los regalos que traía la revi, como por ejemplo el gorro del General San Martín y un compás mágico. Las secciones que más le gustaban eran “Chicas” y “de todo un poco”, y las historietas preferidas eran Dany y Pompón y el Mono Relojero. Jazmín se sintió muy triste cuando Billiken dejó de aparecer en Venezuela, pero después de 20 años la volvió a encontrar, hoy se la compra a su hija.

Para dicha ocasión, también se realizó una muestra en la Biblioteca Nacional:
En 1919, Constancio C. vigil fundaba una revista pensada para los niños llamada Billiken. Hoy, 80 años después, algunos de sus muchos tataranietos fueron a visitar la muestra
150

Billiken, Edición del 6 de diciembre de 1999. El subrayado es mío.

97

de Billiken en la Biblioteca Nacional y reconocieron juntos la historia de la revista, que de alguna manera, es su historia familiar151 .

El mismo número del magazine, en tapa, destaca como un logro institucionalizado que: La revista Billiken ha sido declarada de interés educativo y cultural
por las cámaras de diputados y senadores de la provincia de Buenos Aires y por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación. Declarada de interés la celebración del 80 Aniversario de Billiken por el Senado de la Nación, la Secretaría de Educación del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires. Auspiciado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de Buenos Aires. En cierta forma, tal vez, la publicación intenta mostrar a su público que la revista no sólo es

reconocida por sus lectores, sino por las autoridades educativas y nacionales, quiénes rescatan y valoran su fórmula educativa. Cabe destacar también, que durante los ´90, Billiken cambiará su modalidad de festejo. A diferencia de los períodos anteriormente analizados, en que la revista, a modo de conmemoración por su aniversario, organizaba eventos públicos que congregaban a niños de todo el país, durante los ´90 otorgará premios y realizará muestras interactivas, pero no convocará expresamente a sus lectores a actos masivos. Quizás Billiken infirió que los niños de esta década ya no se veían motivados por los grandes eventos públicos, sino que por ejemplo eran partidarios de las relaciones interpersonales fundadas a través del descubrimiento e intercambio con otros niños por correspondencia. Muestra de ello, es la celebración de sus 72 años en el mercado, en la que la revista como acontecimiento principal, sorteó equipos de computación. Este hecho, marca un punto de novedad respecto, por ejemplo de aquellos festivales conducidos por las estrellas de la televisión, en los que primaban la música, los juegos y el espectáculo en una tarde al aire libre. Quizás, para los Chicos-Billiken de los ´90, sea más atractivo el contar con una computadora personal que hace las veces de elemento de trabajo, fuente de relaciones interpersonales y medio de diversión: Regalos que cautivaban lectores

151

Ibidem. el subrayado es mío.

98

Hacia finales de la década, conjuntamente con los suplementos en papel, la revista promocionó e incluyó en sus números cd´s interactivos con contenidos educativos, juegos y software específico. Asimismo, incluyó mochilas, útiles escolares, accesorios de moda y golosinas. Todo ello, posiblemente formaba parte de una estrategia por incrementar y conservar el número de lectores con los que contaba la revista y a la vez, cautivar otros nuevos. La práctica de incluir regalos acompañados a cada ejemplar no fue solo patrimonio de Billiken, sino también de otras revistas similares. Tal como Ulanovsky152 los expresa, Anteojito fue la primera publicación que incorporó, al modo de las revistas italianas de su tipo, útiles infantiles y sorpresas junto con cada número. Esto, le significó una duplicación de las ventas, a la vez que otras compañías editoras imitaban este modo de conservar y ampliar su público objetivo semana a semana. La revista y el universo informático Los años ´90 fueron el sinónimo de una era que asociada a la paridad peso-dólar permitió la tecnologización e informatización de la sociedad. Desde la perspectiva de Felipe Pigna153“La globalización trajo modas y nuevos hábitos de consumo, como la proliferación de los locutorios telefónicos, los envíos de todo tipo de productos a domicilio, el auge de los celulares, el crecimiento explosivo del consumo de tevé por cable y la implantación de la cultura shopping, que trajo un efecto positivo insospechado: la instalación de decenas de salas cinematográficas en diversos puntos del país”. Este hecho, puede observarse también en las publicidades que pautaban espacios en Billiken. Si bien se observan los clásicos avisos de productos de consumo masivo como golosinas, gaseosas, productos lácteos, juguetes, calzado escolar, zapatillas y ropa, también se advierten cada vez más páginas con anuncios de computadoras, walkmans y discmans en tanto objetos de consumo. Los efectos de la publicidad y las necesidades propias de los usuarios llevaron a que lentamente las computadoras, fueran introduciéndose en la escuela y los hogares, y comenzaran a ser utilizadas como herramientas educativas, de consulta y diversión. De este modo, las nuevas generaciones aprendieron a convivir con ellas y a la vez que
152 153

Ulanovsky, Carlos. Op.cit. Pigna, Felipe. . El final de los principios. En Lo Mejor de Todo es Historia. El País Inestable. Editorial Taurus. 2002. Buenos Aires. Tomo 5. Pág. 484.

99

fueron creciendo, fueron añadiendo nuevos aspectos vinculados al campo de lo tecnológico a sus vidas. Los cd´s ofrecidos por la publicación a modo de obsequio con cada ejemplar, marcan quizás un índice de cómo los temas referidos al área de informática y nuevas tecnologías informáticas, fueron cobrando más espacio y relevancia en la revista. Asimismo, en esta década, salieron a la venta, revistas como “Computer World”, “Compu Magazine” y otras similares, que informaban a los usuarios sobre las nuevas tendencias vinculadas al universo de la computación, trucos de reparación, consejos y clases sobre softwares, etc. Dichas publicaciones, por su contenido, representaban posibles competidores para Billiken. Por lo tanto, en el magazine infantil también se publicaron secciones con clases para el mejor aprovechamiento de la computadora en el colegio, juegos virtuales, y sitios recomendados para visitar en Internet, instructivos para el uso de los dispositivos de hardware y software y antivirus. Dichas temáticas, fueron parte de una práctica semanal, en la que número a número se brindaban pequeñas clases, que involucraban también en sus contenidos a los docentes como fuente de consulta y lugar de saber, a la vez que mostraban las herramientas tecnológicas como soporte y ayuda para la concreción de los trabajos escolares. De este modo, se intentaba, posiblemente, brindar a los lectores, algo de lo que otras publicaciones ofrecían en la materia y evitar de ese modo, la fuga de su público objetivo hacia otras revistas. Años más tarde, cuando el uso de Internet adquirió mayor popularidad, comenzaron a aparecer recomendaciones sobre sitios web, el correo de lectores adaptó también la forma electrónica (Billiken@atlántida.com.ar) y la revista misma, conservando su formato papel, se trasladó al ciberespacio en www.billiken.com.ar . Allí, actualmente, pueden leerse los mismos contenidos de la versión en papel, de un modo interactivo.

100

Los chicos ciberlectores de Billiken
Estructuración del sitio: A partir del año 2003, Billiken, al igual que muchas otras publicaciones, incorporó sus contenidos a la web, trasladando simultáneamente al ciberespacio el material que podía obtenerse en los kioscos semana a semana. La misma publicación, en su Edición 80 Aniversario 154, hace referencia a su inclusión en internet: “Los tiempos han cambiado y para un medio gráfico como Billiken es ineludible acoplarse a ellos. La cuota de mayor imagen y de internet en nuestras páginas es necesaria”. El sitio, que puede visitarse en www.billiken.com.ar, haciendo uso de los recursos que aporta la web, amplia el espacio destinado a la producción de los lectores a la vez que genera puntos de interactividad con la revista, por medio de lecturas que remiten directamente a la misma y no pueden leerse en su versión on-line.
154

Billiken, La vuelta a la Infancia en 80 años. pág.128.

101

De este modo, la presentación electrónica de Billiken, no compite ni le resta protagonismo a la tradicional revista. Por el contrario, el sitio web, funciona como un modo de autopromoción y adelanto de los contenidos de la versión en papel. Asimismo, la publicación on line, podría entenderse como un modo buscado por los responsables de editorial Atlántida de tener presencia en el ciberespacio, pauta también acuñada por la mayoría de las publicaciones de circulación local e internacional. El sito, ofrece a los lectores, recursos y servicios, habituales del medio digital y de páginas similares, pero que serían imposibles de ofrecer en su versión en papel. Básicamente, muchos de ellos dan cuenta de elementos que involucran actividades de entretenimiento con la web: como protectores de pantalla, imágenes para la pc, postales electrónicas, fotos de personajes de la TV y carátulas para imprimir. En su estructuración interna, el mismo, conservando la identidad de la revista en materia visual, se presenta a través de un diseño amigable y atractivo, con una variedad de colores que van desde el celeste, verde, amarillo, violeta, naranja y fucsia. La disposición de las notas, recuadros y elementos gráficos, guarda relación con el estilo adoptado por Billiken en esta década y con las características propias del medio digital. Es decir, la información y los recursos que invitan al usuario a visitar e ingresar a cada uno de los links del sitio, están dispuestos de manera aleatoria, invitando al lector a realizar su propio recorrido a través de cada una de las páginas y no de manera predefinida. www.billiken.com.ar está dividido en secciones: leer, mirar, reír, jugar, navegar, escribir, cada una de ella además, con links hacia dentro sitio. Paralelamente, haciendo click en el apartado comenzar, los lectores acceden al sumario de la revista, en el que se presenta la portada del numero de Billiken a la venta y todas las notas de la semana, pero con acceso restringido a las principales o destacadas, que sólo pueden leerse en la tradicional revista. En la misma página además, los niños pueden cargar su foto, conformando una galería de imágenes de los visitantes. A través del link comenzar, se pueden también leer versiones anteriores de la publicación por fecha o número, con sus correspondientes portadas., que datan desde el año 2003. Cada una de las secciones o apartados que conforman la revista electrónica, constituyen un sitio construido con amplia participación de los lectores, en el que manifiestan su curiosidad e inquietudes, solicitando y enviando información.

102

El link leer, presenta un avance de la nota de tapa de la versión en papel, reportajes, horóscopo, cuentos, ranking de música, preguntas de los lectores y hechos sorprendentes. Los niños además, en esta enlace, pueden recorrer la colección completa de cuentos publicados por la versión on line desde su aparición, que según los creadores del sitio, constituyen una “biblioteca propia”, aunque digitalizada. La publicación del horóscopo en Billiken, forma parte de una incorporación reciente, impensada durante las décadas del ´40 o ´60, dónde los consejos de la revista giraban en torno al camino religioso y moral más que a la predestinación astral. El apartado mirar, ofrece videos de adelantos de las películas infantiles en cartelera y dibujos enviados por los lectores, mostrando de algún modo la interacción total entre distintos medios y modos de comunicar. Así, a la vez que este link ofrece un servicio a los lectores para mantenerlos informados respecto de la cartelera de cine infantil, abre paso a un nuevo modo de publicitar estrenos vía Internet. La sección reír, publica en la web las tradicionales historietas, comics, chistes, adivinanzas y trabalenguas que desde siempre se publicaron en la revista. Análogamente, ingresando al link Jugar, los niños acceden a una multiplicidad de juegos interactivos, que involucran actividades con palabras, sonidos y nemotecnia. Este tipo de actividades marcan tal vez un punto diferencial respecto de los entretenimientos que aparecen en la versión en papel. Mientras que estos últimos proponen al lector tareas del tipo manuales, que requieren del uso de útiles escolares, los juegos interactivos implican el uso y habilidad en el manejo de herramientas y dispositivos de tecnología informática. En navegar, los ciberlectores, además de descargar los mencionados recursos para la pc, pueden hacer un link hacia otros sitios, generalmente de instituciones como por ejemplo Greenpeace o el Centro Nacional de Salud Ambiental. También pueden acceder a páginas educativas, relacionadas con el arte o la salud. En este caso, el tradicional recurso de los sitios en internet, de recomendar otras direcciones web se traduce en Billiken, a partir de vincular, según su definición155 a páginas sobre “temas que preocupan e interesan a sus visitantes”. De algún modo, aún en su versión digital, la revista conservaría su lugar de privilegio en materia de conocer y recomendar contenidos apropiados y específicos para los niños.
155

http://www.billiken.com.ar/navegar.php

103

La misma sección, también ofrece un espacio para relacionarse con “Billikenamigos”, que se describe como156 “un lugar donde podés dejar tus mensajes para que lean y respondan otros chicos”. El mismo, estructurado al modo del clásico “Correo de lectores”, apunta al intercambio de direcciones electrónicas para constituir comunidades de chat, enviar mensajes y saludos de cumpleaños y relacionarse con gente de otros países. Resulta llamativo, como en el panel pueden leerse correos de chicos de todas las edades. Esto indicaría, por una parte, como los recursos tecnológicos y la revista electrónica son consumidos por chicos de temprana edad y a la vez como la misma es leída por un público adolescente. Los mensajes publicados, en general son breves e incluyen la presentación, de los niños, quiénes manifiestan el perfil de amigos de ambos sexos que quisieran conocer, delimitado por afinidades, edades o procedencia. Todos ellos incluyen su dirección electrónica, lo que les posibilita mantener un contacto fluido vía chat o correo electrónico.
Hola, me llamo José Alejandro y soy de Venezuela. Me encanta la página de Billiken y quiero tener amigos y amigas para hablar. Si quieren hablar conmigo mi msn es canache_realmadrid_7@hotmail.com Hola, soy Fyto, tengo 15 años y soy de Esquel. Quiero conectarme con chicos y chicas de 15 y 16 años. Mi correo es RODOLFO_@hotmail.com. El que quiera agrégueme. Hola, me llamo Daniela, tengo 8 años y mi correo electrónico es

danielitamartinderossi@hotmail.com Soy de Lima, Perú y mi cumple es el 19 de julio… ¡Ya voy a cumplir 9!

En la sección escribir, se invita a los niños a redactar, notas para ser publicadas en la web. Según el sitio157, los Billicomentaristas son “Chicos que cuentan lo que sucede a su alrededor y les parece interesante para compartir. Como viven en distintos lugares, escriben como periodistas para que quienes están lejos conozcan lo que ellos viven y ven cada día”

156 157

http://www.billiken.com.ar/billikamigos26.php http://www.billiken.com.ar/comentaristas.php

104

Las notas, se envían por correo electrónico o mediante un formulario que se completa desde la web con: volanta, título, copete y cuerpo de la nota, advirtiendo que como en cualquier redacción, el texto será revisado por un editor, que ajustará los detalles y posibles errores, y finalmente la nota será publicada en la sección Billicomentaristas de Billiken on line. Paralelamente, la misma página, aporta una serie de consejos para redactar artículos noticiosos, en el que se desglosan los géneros periodísticos, las partes de una noticia y se explica, con ejemplos, la mejor forma de escribirla. Fiel a su estilo Aún desde la web, Billiken conserva la fórmula a la que fue fiel desde 1919 de ofrecer “diversión sana y útil”. Es decir, que sus contenidos en Internet, aún con las características particulares del medio, conserva el sello de la revista. En el mismo, se publican no sólo actividades lúdicas y didácticas sino también notas educativas, consejos e información al modo tradicional de la revista. El espacio web, además, muestra una estrecha relación con los ciberlectores. Los mismos, colaboran con el envío de material: chistes, cartas, notas, e inquietudes. Los visitantes, no son una entidad anónima, sino visible, plasmada en su galería de fotos y en el contacto ofrecido vía correo electrónico. De este modo, el magazine trasciende el papel y su espacio en la web, para formar una comunidad más amplia, aquella generada por los lectores entre sí. Atlántida ofrece un producto que amplía los contenidos que ofrece la versión impresa, adaptándose conjuntamente a las necesidades del público infantil de cada momento. www.billiken.com.ar, no es un espacio separado de la versión en papel, sino un sitio que habla y da cuenta de la misma. Es decir, la versión web y la impresa no son dos entidades competitivas, sino compatibles y que interactúan entre si. De este modo, los niños, en cada página están invitados a dejar sus comentarios, dudas y sugerencias, a la vez que colaboran en la elaboración del próximo número a la venta, escribiendo notas y enviando preguntas para el personaje televisivo, o líder musical que será entrevistado por Billiken

105

En relación al nexo entre lectores y revista, en una nota publicada en su misma web, el magazine refiere158: “Así, entre anécdota y anécdota, entre dato y dato, va transcurriendo esta historia de amistad y compromiso mutuo. Billiken siguió y sigue creciendo, cambiando, actualizándose para acompañar a los chicos. Y los chicos la siguen queriendo y la querrán por siempre. Porque, después de todo, esta es una historia de amor sin fin, una historia que continúa”. Billiken, al hablar de compromiso mutuo, tal vez, hace referencia a este contrato entre las partes: la revista misma y sus lectores, o la versión web y sus visitantes. Un contrato, que puede modificarse con el transcurso del tiempo, pero sigue fiel al estilo que permitió su vigencia. Tal vez, algo de la fórmula histórica de la publicación tenga que ver con el lugar que el otorga a los lectores, con el modo en que puede comunicarse con ellos década a década, de abuelos a padres y de padres a nietos. La clave del éxito, tal vez sea encontrar las particularidades de cada momento, explorarlas, darles forma y lograr su vigencia en el mercado. Al mismo tiempo, el horizonte de experiencia de sus lectores es la fuente directa para conocer lo que ellos quieren en cada época, los cambios que son necesarios, lo que nunca debe faltar, lo que no puede cambiar y lo que pasó de moda. El vínculo estrecho que siempre existió entre lectores y revista, y entra ésta y padres y docentes, le permitió no correrse del lado de los receptores, para conservar, pese al transcurso del tiempo, el vínculo con la infancia de cada época Pero por sobre todo, la revista deja entrever que entiende a los niños en su contexto, afianzando la idea comunicada por Jauss que dice que los medios no pueden ofrecer aquello que ni la sociedad ni su tiempo entenderían. Billiken, conoce el horizonte cotidiano y los hábitos diferenciales de sus lectores del ciberespacio de esta nueva etapa. Por esto a la vez que ofrece en su sitio los contenidos típicos de la revista, trasciende la misma. La publicación intentaría de algún modo, responder a las expectativas informáticas de una nueva generación de lectores, renovando el contrato implícito que los une, trabajando sobre su función recreativa y educativa, a partir de los recursos audiovisuales que la época puede ofrecerle. De este modo, se posiciona a la altura de sitios similares, pero con una marca identitaria particular, que aporta la tradición de Billiken: educar y entretener No obstante, su aparición on-line, no sólo constituye una estrategia, de autopromoción, sino también de presencia en el ciberespacio, lugar que en los últimos
158

http://www.billiken.com.ar/destacada.php

106

tiempos ha monopolizado la atención del público. Adultos, jóvenes y niños recurren diariamente y casi con exclusividad a internet, como una práctica casi institucionalizada en la búsqueda de información, lectura, y entretenimiento. Aquellos medios que logran imponerse además en la web, ganan de algún modo protagonismo y presencia, no sólo en su ámbito concreto como la circulación semanal en el papel, sino también en el ámbito digital. Billiken tal vez, vaya por ese camino, intentando generar lecturas simultáneas en ambas versiones, que no compitan entre si, sino que contribuyan a mantener su producto vigente.

VIConclusiones

107

Portada del 19 de octubre de 1931.

A lo largo de este recorrido por diferentes etapas de la revista en la historia argentina, puede observarse el juego constante de los factores “permanencia” y “cambio”, como elementos de equilibrio en el pase entre lo viejo y lo nuevo. Pensar en Billiken, una revista que se originó en 1919, lleva a pensar también en las razones que determinaron su persistencia en un terreno tan cambiante como el de la infancia. Es ciertamente difícil poder llegar a conocer desde el plano de los lectores las motivaciones que en el encuentro íntimo con la publicación, determinaron el establecimiento de un vínculo entre los niños y Billiken. Y más aún cuando ese vínculo

108

implicó el contacto con un público siempre nuevo, en el marco de escenarios cambiantes. La revista misma, responde a este interrogante, destacando como factores de éxito la transmisión generacional y un vínculo estrecho con los niños, sustentado en el eje de contenidos educativos-de entretenimiento: “El lunes 17 de noviembre de 1919, los chicos argentinos tuvieron su revista. Ese día nació Billiken, una publicación dedicada exclusivamente a ellos, aunque también compartida por toda la familia. Constancio C. vigil, fundador de la Editorial Atlántida, la había pensado para que acompañara el crecimiento de sus lectores. Con ella aprendieron a leer y escribir y se divirtieron muchas generaciones. En cada etapa, la publicación reflejaba la época. En sus páginas nunca faltaron la novedad, el entretenimiento, la fantasía, y el conocimiento. Leer Billiken se transformó en una costumbre que fue pasando de padres a hijos y que se mantuvo a través del tiempo.”159 Posiblemente, su supervivencia, guarde relación con varios factores. Por ejemplo, con aquella norma inspirada por su fundador de ofrecer algo nuevo y atrayente cada cierto tiempo, siempre que se conociese la oportunidad de decirlo. Aún más, esta máxima cobra mayor fuerza en los momentos en los que la revista debió enfrentar a competidores de peso. En cada una de esas oportunidades, se redobló sobre lo nuevo, pero remarcando la importancia de la tradición. Billiken entonces, marcó su lugar como pionera en el terreno de las publicaciones infantiles, ubicando a sus competidoras en la posición de un calco sin esencia. Esa esencia que lleva a la lectura compartida entre abuelos, padres e hijos y que conlleva implícito un código común, compartido por todos ellos. Aquel en el que cada lector encuentra rastros de su memoria y de su infancia, teñidos de valores inculcados, lecturas amenas, figuras para coleccionar, símbolos patrios e imágenes de la historia. Elementos, que aún, pese al paso del tiempo, se mantienen vigentes. Tal vez, otro factor que de cuenta de la permanencia de Billiken en el mundo infantil, guarde estrecha relación con los adultos, quienes en el rescate de su memoria intentan preservar para sus hijos una parte de su infancia reflejada en el papel. Una publicación previsible, familiar, con contenidos que no traspasan lo desconocido y ofrecen un saber estandarizado.

159

Billiken. Edición Nº 3749 del 18 de noviembre de 1991.

109

También en sus casi 86 años en el mercado, quizás juegue un rol importante la figura de los docentes y de la institución escolar. Billiken no sólo fue y es amiga de los niños, sino también de padres y maestros. Estos últimos son quienes rescatan y llevan a las aulas, por medio de sus láminas y figuras, la faz educativa de la publicación. Y un último factor y quizás el más importante en esta fórmula del éxito, la constituyan los niños, con su afirmación en tanto lectores y participes de los procesos de cambio. Ellos mismos, con el paso del tiempo, fueron quienes se abrieron paso y lograron una posición de mayor protagonismo en la revista. Sin duda, son muchos los aspectos que en el magazine marcan continuidades: la presentación de historias asombrosas, inventos y hechos del futuro. El lugar que siempre ocuparon las historietas, los juegos, refranes y consejos. Las entregas periódicas y la presentación de artículos y temas de “cultura universal”, indispensables en todo niño Billiken. No obstante, el concepto de Niño-Billiken y de infancia fue cambiando para la revista. Si entendemos como Sandra Carli, la niñez en tanto construcción, podemos ver que la publicación, incluyendo el horizonte de experiencia de sus lectores moldeó un ideal de infancia que se fue aggiornando para encontrar su lugar en cada década. Así, los valores de los Niños-Billiken, de modo paulatino, se hicieron menos estrictos. Fundamentalmente, durante los ´90, en donde los principios morales, de religiosidad, de patriotismo y obediencia se fueron disipando, para dar paso a un modelo de niñez menos juiciosa y con más fisuras. La revista dejó de lado su tradicional división entre sexos y roles, para pasar a ser un ámbito de interrelación y encuentro entre los lectores de todas las edades. Esta transformación de los Niños-Billiken, generó también cambios en la idea a comunicar respecto de los padres y docentes. Estos, dejaron de ser vistos como seres dotados de perfección, reflejando un costado más humano, con fallas y tropiezos. Podría decirse entonces, que la publicación, fue lentamente adaptándose a los cambios que cada nueva década impuso. La Billiken de los ´90 no es la misma que la de los ´40, en la que se infiltraba la propaganda del aparato peronista. Al igual que el mundo, el país y la sociedad argentina, los niños evolucionaron hacia nuevas formas de comunicación a las que la revista se fue adecuando. La popularización de la TV en los años ´60, y años más tarde de las tecnologías de la información, requirieron de nuevos ajustes y contenidos, ganando su espacio en Billiken. Así, con la llegada de los ´90,

110

puede observarse como el magazine abandona el discurso de los adultos para hablarles a los niños de igual a igual. Podría entonces repetirse en Billiken, la fórmula de Verón, para quién el éxito en un soporte de prensa, se mide por su capacidad de proponer un contrato que se articule con las expectativas de su público, evolucionando junto a sus lectores, con las modificaciones que el contexto requiera. El universo Billiken, propone más de una línea de estudio posible. Los límites de este trabajo tuvieron como eje principal los cambios y permanencias en concepto de niñez comunicado por la revista en tres etapas puntuales de la historia argentina. Otras vías de estudio, que quedaron fuera de este proyecto podrían retomarse en trabajos futuros, de modo tal de profundizar nuevas aristas en la relación Billiken y los niños. Sin embargo, más allá de las particularidades y generalizaciones que puedan hacerse respecto de la revista, existe un lugar de singular importancia: el del lector y su recepción. Un zona difícil de abordar, pero en la que sin duda hay espacio para la memoria, la nostalgia y el recuerdo.

Material Bibliográfico Consultado
Carli, Sandra. Niñez, pedagogía y política. Transformación de los discursos de la infancia en la historia de la educación argentina entre 1880 y 1955. Miño y Dávila, 2003. Buenos Aires. Carli, Sandra. Alternativas, Revista de Educación, Comunicación y Tecnología, 2001. año XII, nº 14.

111

Carli, Sandra. Infancia, Cultura y Educación en las décadas del ´80 Y ´90 en Argentina. Documento de Trabajo Nº 15. Serie “Documento de Trabajo”, Escuela de Educación, universidad de San Andrés. Chartier, Roger. El Mundo como Representación. Historia Cultural: entre práctica y representación. Editorial Gedisa, Barcelona.1992 Feijóo, Carmen y Nari, Marcela. Los Sesenta de las mujeres. En Lo Mejor de Todo es Historia. El País Inestable. Editorial Taurus. 2002. Buenos Aires. Tomo 5 Gutiérrez, José María. La Historieta Argentina. Colección Fin de Milenio. Ediciones Biblioteca Nacional y Página 12.Buenos Aires. 1999. Pág.25 Jauss, Hans Robert. Estética de la recepción y comunicación literaria. En Punto de Vista Año IV Nº 12 Julio-Octubre de 1981. Buenos Aires Jauss, Hans Robert. Experiencia Estética y Hermenéutica Literaria. Ensayos en el campo de la experiencia estética. Taurus. 1986. Korol J.C. – Sábato, H. Como fue la inmigración irlandesa en Argentina. Colección Esquemas Históricos. Ed. Plus Ultra, Buenos Aires. 1981. Pigna, Felipe. El final de los principios. En Lo Mejor de Todo es Historia. El País Inestable. Editorial Taurus. 2002. Buenos Aires. Tomo 5 Plotkin, Mariano. Mañana es San Perón. Propaganda, rituales políticos y educación en el régimen peronista (1946-1955). Ariel. Historia Argentina. 1993 Prieto, Adolfo. Sociología del público argentino. Ediciones Leviatán, Buenos Aires. 1956. Romero, Luis Alberto. Breve Historia Contemporánea de la Argentina.. F.C.E , Bs.As, 1999 . Romero, Luis Alberto. Buenos Aires en la entreguerra: Libros Baratos y Cultura de los Sectores Populares. En Armus, D. (comp.) Mundo Urbano y Cultura Popular, Bs. As., Sudamericana, 1990 Sarlo, Beatriz. El imperio de los Sentimientos. Narraciones de circulación periódica en Argentina (1971/1927) catálogos editora, Bs. As. 1985 Sarlo, Beatriz. La imaginación técnica. Editorial nueva visión. 1997 Sarlo. Beatríz. La Máquina Cultural: Maestras, Traductoras y Vanguardistas. Ed. Ariel, Buenos Aires.1988. Ulanovsky, Carlos. Paren las Rotativas: Historia de los grandes diarios, revistas y periódicos argentinos. Compañía Editora Espasa Calpe, Bs. As. 1997

112

Varela, Mirta. Los Hombres Ilustres del Billiken. Héroes en los medios y en la escuela. Ediciones Colihue. Colección Signos y Cultura, Buenos Aires.1994. Verón, Eliseo. El análisis del contrato de lectura, un nuevo método para los estudios de posicionamiento de los soportes de los media, en “Les Medias Experiences, recherches actuelles, aplications”, IRP, París, 1985. Verón, Eliseo. Prensa escrita y teoría de los discursos sociales: Producción, recepción, regulación. En Langages, discours et sociétés, Nro. 4. Didier Erudition, Paris, 1988.

Fuentes consultadas
Revistas Billiken: 8 de Julio de 1946 Nº 1390 30 de Septiembre de 1946 Nº 1946 07 de Octubre de 1946 Nº 1947 11 de noviembre de 1946 07 de Julio de 1947 19 de abril de 1948 Nº 1483

Cabe aclarar que muchas revistas no dejan constancia de su edición, ya que la misma no figuraba en las fuentes originales, por encontrarse estas en malas condiciones o con algunas páginas faltantes.

113

10 de Mayo de 1948 24 de Mayo de 1948 Nº 1488 7 de junio de 1948 14 de Junio de1948 19 de julio de 1948 26 de Julio de 1948 9 de Agosto de 1948 16 de Agosto de 1948 30 de agosto de 1948 Nº 1502 18 de octubre de 1948 29 de noviembre de 1948 Nº 1511 13 de diciembre de 1948 20 de diciembre de 1948 18 de febrero de 1952 Nº 1679 25 de febrero de 1952 Nº 1680 28 de julio de 1952 Nº 1702 4 de agosto de 1952 Nº 1703 11 de agosto de 1952 Nº 1704 25 de agosto de 1952 8 de septiembre de 1952 Nº 1708 1 de diciembre de 1952 Nº 1720 19 de abril de 1954 3 de enero de 1955 24 de enero de1955 31 de enero de 1955 7 de febrero de 1955 14 de febrero de 1955 21 de febrero de 1955 28 de febrero de 1955 7 de marzo de 1955 14 de marzo de 1955 21 de marzo de 1955 Nº 1840 28 de marzo de 1955 19 de abril de 1955 17 de octubre de 1955 Nº 1869 23 de septiembre de 1957 Nº 1956 4 de noviembre de 1957 14 de Julio de 1958 Nº 2034 28 de julio de 1952 Nº 1702 28 de octubre de 1958 29 de diciembre de 1958 Nº 2034 5 de enero de 1959 Nº 2035 2 de marzo de 1959 Nº 2043 22 de Junio de1959 6 de Julio de 1959 13 de Julio de 1959 Nº 2061 3 de agosto de 1959 Nº 2064 24 de agosto de 1959 Nº 2067 26 de octubre de 1959 Nº 2073 14 de Marzo de 1960

114

25 de Abril de 1960 Nº 2102 30 de Mayo de 1960 Nº 2107 6 de Junio de 1960 Nº 2108 13 de junio de 1960 Nº 2109 27 de Junio de 1960 Nº 2110 4 de Julio de 1960 Nº 2111 11 de Julio de 1960 Nº 2112 18 de Julio de 1960 Nº 2113 23 de Julio de 1960 Nº 2114 8 de agosto de 1960 Nº 2115 15 de agosto de 1960 Nº 2116 12 de Septiembre de 1960 Nº 2122 19 de Septiembre de 1960 Nº 2123 26 de Septiembre de 1960 Nº 2134 3 de Octubre de 1960 Nº 2125 10 de Octubre de 1960 Nº 2126 17 de octubre de 1960 Nº 2127 24 de Octubre de 1960 Nº 2128 14 de Noviembre de 1960 Nº 2131 21 de noviembre de 1960 Nº 2132 5 de diciembre de 1960 Nº 2134 12 de diciembre de 1960 Nº 2135 19 de diciembre de 1960 Nº 2136 26 de diciembre de 1960 Nº 2137 2 de enero de 1961 Nº 2138 16 de enero de1961 Nº 2140 6 de febrero de 1961 Nº 2143 3 de abril de 1961 Nº 2151 10 de abril de 1961 Nº 2150 29 de Mayo de 1961 Nº 2159 19 de junio de 1961 Nº 2162 10 de julio de 1961 14 de agosto de 1961 28 de agosto de 1961 6 de noviembre de 1961 Nº 2182 27 de noviembre de 1961 Nº 2185 11 de diciembre de 1961 Nº 2187 25 de diciembre de 1961 Nº 2189 1 de enero de 1962 Nº 2190 15 de enero de1962 Nº 2192 22 de enero de1962 Nº 2193 5 de marzo de 1962 Nº 2199 12 de marzo de 1962 Nº 2200 19 de marzo de 1962 Nº 2201 2 de abril de 1962 Nº 2203 23 de abril de 1962 Nº 2206 28 de mayo de 1962 Nº 2211 11 de junio de 1962 Nº 2213 25 de junio de 1962 Nº 2215 2 de Julio de 1962 Nº 2216

115

16 de julio de 1962 Nº 2218 23 de julio de 1962 Nº 2219 30 de julio de 1962 Nº 2220 6 de agosto de 1962 Nº 2221 27 de agosto de 1962 Nº 2224 17 de septiembre de 1962 Nº 2227 24 de septiembre de 1962 Nº 2228 1 de Octubre de 1962 Nº 2289 8 de octubre de 1962 Nº 2230 12 de noviembre de 1962 Nº 2235 19 de Noviembre de 1962 Nº 2236 3 de diciembre de 962 Nº 238 17 de diciembre de 962 º 2240 24 de diciembre de 1962 Nº 2241 1 de enero de 1963 Nº 2242 7 de Enero de 1963 Nº 2243 14 de enero de 1963 Nº 2244 21 de enero de 1963 Nº 2245 28 de enero de 1963 Nº 2246 4 de febrero de 1963 Nº 2247 11 de febrero de 1963 Nº 2248 18 de febrero de 1963 Nº 2249 25 de febrero de 1963 Nº 2250 4 de marzo de 1963 Nº 2251 11 de Marzo de 1963 Nº 2252 18 de marzo de 1963 Nº 2253 25 de marzo de 1963 Nº 2254 1 de abril de 1963 Nº 2255 8 de abril de 1963 Nº 2256 15 de abril de 1963 Nº 2257 22 de abril de 1963 Nº 2258 29 de abril de 1963 Nº 2259 6 de Mayo de 1963 Nº 2260 13 de Mayo de 1963 Nº 2261 20 de Mayo de 1963 Nº 2262 27 de Mayo de 1963 Nº 2263 3 de Junio de 1963 Nº 2264 10 de junio de 1963 Nº 2265 17 de junio de 1963 Nº 2266 24 de junio de 1963 Nº 2267 1 de Julio de 1963 Nº 2268 7 de Julio de 1963 Nº 2269 15 de Julio de 1963 Nº 2270 22 de julio de 1963 Nº 2271 28 de julio de 1963 Nº 2272 5 de agosto de 1963 Nº 2273 12 de agosto de 1963Nº2274 19 de agosto de 1963 Nº 2275 26 de agosto de 1963 Nº 2276 2 de septiembre de 1963 Nº 2276

116

9 de septiembre de 1963 Nº 2277 16 de septiembre de 1963 Nº 2278 23 de septiembre de 1963 Nº 2280 30 de septiembre de 1963 Nº 2281 7 de octubre de 1963 Nº 2282 14 de octubre de 1963 Nº 2283 21 de octubre de 1963 Nº 2284 28 de octubre de 1963 Nº 2285 4 de noviembre de 1963 Nº 2286 11 de noviembre de 1963 Nº 2287 18 de noviembre de 1963 Nº 2288 25 de noviembre de 1963 Nº 2289 2 de diciembre de 1963 Nº 2290 8 de diciembre de 1963 Nº 2291 15 de diciembre de 1963 Nº 2292 22 de diciembre de 1963 Nº 2293 29 de diciembre de 1963 Nº 2294 5 de enero de 1964 Nº 2295 12 de enero de1964 Nº 2296 19 de enero de1964 Nº 2297 26 de enero de 1964 Nº 2298 2 de febrero de 1964 Nº 2299 9 de febrero de 1964 Nº 2300 16 de febrero de 1964 Nº 2301 23 de febrero de 1964 Nº 2302 2 de marzo de 1964 Nº 2303 9 de marzo de 1964 Nº 2304 16 de febrero de 1964 23 de febrero de 1964 2 de marzo de 1964 9 de marzo de 1964 Nº 2304 16 de marzo de 1964 Nº 2305 23 de marzo de 1964 Nº 2306 30 de marzo de 1964 Nº 2307 6 de abril de 1964 Nº 2308 13 de abril de 1964 Nº 2309 20 de abril de 1964 Nº 2310 27 de abril de 1964 Nº 2311 4 de Mayo de 1964 Nº 2312 11 de Mayo de 1964 Nº 2313 18 de Mayo de 1964 Nº 2314 25 de Mayo de 1964 Nº 2315 1 de Junio de 1964 Nº 2316 8 de Junio de 1964 Nº 2317 15 de junio de 1964 Nº 2318 22 de junio de 1964 Nº 2319 29 de junio de 1964 Nº 2320 6 de julio de 1964 Nº 2321 13 de Julio de 1964 Nº 2322 20 de Julio de 1964 Nº 2323

117

27 de Julio de 1964 Nº 2324 24 de agosto de 1964 Nº 2328 2 de Mayo de 1966 Nº 2416 30 de Mayo de 1966 Nº 2420 6 de Junio de 1966 Nº 2421 29 de agosto de 1966 Nº 2433 12 de Septiembre de 1966 Nº 2435 14 de noviembre de 1966 21 de noviembre de 1966 28 de noviembre de 1966 5 de diciembre de 1966 12 de diciembre de 1966 19 de diciembre de 1966 26 de diciembre de 1966 2 de enero de 1967 9 de enero de 1967 16 de enero de1967 23 de enero de1967 6 de febrero de 1967 13 de febrero de 1967 20 de febrero de 1967 23 de febrero de 1967 22 de Mayo de 1967 Nº 2471 7 de agosto de 1967 Nº 2482 28 de agosto de 1967 Nº 2485 25 de septiembre de 1967 Nº 2489 11 de Marzo de 1968 Nº 2513 1 de abril de 1968 Nº 2516 2 de septiembre de 1968 Nº 2538 19 de Mayo de1969 Nº 2575 28 de julio de 1969 Nº 2585 1 de septiembre de 1969 7 de septiembre de 1969 14 de septiembre de 1969 21 de septiembre de 1969 27 de septiembre de 1969 4 de octubre de 1969 11 de octubre de 1969 18 de octubre de 1969 27 de octubre de 1969 Edición Aniversario del 3 de noviembre de 1969 10 de noviembre de 1969 17 de noviembre de 1969 24 de noviembre de 1969 1 de diciembre de 1969 7 de diciembre de 1969 14 de diciembre de 1969 21 de diciembre de 1969 31 de diciembre de 1969 22 de enero de1990 Nº 3654

118

14 de mayo de 1990 Nº 3670 11 de Junio de 1990 Nº 3674 18 de Junio de 1990 Nº 3675 2 de julio de 1990 Nº 3677 3 de Septiembre de 1990 Nº 3686 1 de Octubre de 1990 Nº 3690 17 de diciembre de 1990 Nº 3701 31 de diciembre de 1990 Nº 3703 21 de enero de 1991 Nº 3706 4 de febrero de 1991 Nº 3708 11 de febrero de 1991 Nº 3709 15 de abril de 1991 Nº 3716 22 de abril de 1991 Nº 3719 29 de abril de 1991 Nº 3720 13 de mayo de 1991 Nº 3722 25 de mayo de 1991 Nº 3715 10 de junio de 1991 Nº 3726 17 de Junio de 1991 Nº 3727 8 de Julio de 1991 Nº 3730 15 de Julio de 1991 Nº 3731 22 de Julio de 1991 Nº 3732 2 de agosto de 1991 Nº 3738 5 de agosto de 1991 Nº 3734 12 de agosto de 1991 Nº 3735 19 de agosto de 1991 Nº 3736 26 de agosto de 1991 Nº 3737 2 de septiembre de 1991 Nº 3738 9 de septiembre de 1991 Nº 3739 16 de septiembre de 1991 Nº 3740 30 de septiembre de 1991 Nº 3742 7 de octubre de 1991 Nº 3743 14 de octubre de 1991 Nº 3744 21 de octubre de 1991 Nº 3745 28 de octubre de 1991 Nº 3746 11 de noviembre de 1991 Nº 3748 18 de noviembre de 1991 Nº 3749 25 de noviembre de 1991 Nº 3750 9 de diciembre de 1991 Nº 3752 6 de enero de 1992 Nº 3756 9 de marzo de 1992 Nº 3765 16 de Marzo de 1992 Nº 3766 13 de abril de 1992 Nº 3770 4 de mayo de 1992 Nº 3773 1 de junio de 1992 Nº 3777 22 de junio de 1992 Nº 3780 13 de julio de 1992 Nº 3782 13 de Marzo de 1995 Nº 3922 20 de marzo de 1995 Nº 3923 27 de marzo de 1995 Nº 3924 8 de Mayo de 1995 Nº 3933

119

19 de Junio de1995 Nº 3936 26 de Junio de1995 Nº 3937 24 de Julio de 1995 Nº 3941 21 de agosto de 1995 Nº 3945 11 de septiembre de 1995 Nº 3948 18 de septiembre de 1995 Nº 3949 2 de octubre de 1995 Nº 3951 1 de Julio de 1996 Nº 3990 29 de Julio de 1996 Nº 3994 7 de abril de 1997 Nº 4030 6 de noviembre de 1998 Nº 4114 12 de marzo de 1999 Nº 4132 26 de julio de 1999 Nº 4152 2 de agosto de 1999 Nº 4153 Vuelta a la Infancia. Edición Especial 80 Aniversario Integra la Colección del Billiken del 29 de noviembre de 1999 Nº 4170 26 de Marzo de 2000 Nº 4184

120

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful