P. 1
CONFORMACIÓN DE LA SOCIEDAD VENEZOLANA Y ELEMENTOS PARA SU ESTUDIO

CONFORMACIÓN DE LA SOCIEDAD VENEZOLANA Y ELEMENTOS PARA SU ESTUDIO

3.0

|Views: 11.345|Likes:
Publicado porwilliansalas

More info:

Published by: williansalas on Dec 03, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/14/2014

pdf

text

original

CONFORMACIÓN DE LA SOCIEDAD VENEZOLANA Y ELEMENTOS PARA SU ESTUDIO Obviamente, antes de la llegada de Colón ya existía una organización social entre

los indígenas venezolanos; por lo tanto, en la medida en que las comunidades lograron una unidad étnico-cultural, se inició el proceso de formación de la nación venezolana. La cultura en Venezuela comenzó con la simbiosis de dos elementos enteramente distintos que se encuentran en el momento del descubrimiento colombino: el indio y el español. El choque de estas dos culturas es el punto de partida de la formación de Venezuela como pueblo y de su conciencia como ente social, gracias al mestizaje. Luego de iniciado el proceso de conquista y colonización del territorio que hoy día conforma Venezuela y hasta inicios del siglo XX, la diferenciación y organización del espacio geográfico nacional estuvo condicionada por las exigencias de la agricultura y la ganadería, pues ambas representaron por más de tres siglos las principales actividades económicas desarrolladas en Venezuela; el impacto de esas actividades significó la diferenciación del espacio venezolano en tres importantes y extensos dominios. En el siglo XX, el inicio de la actividad petrolera cambia de manera definitiva la estructura económica venezolana, y con ello el proceso de diferenciación del espacio geográfico, al transformar de manera considerable el paisaje y la geografía del poblamiento venezolano. La geografía como ciencia: La geografía estudia el permanente y complejo proceso de interacción entre el hombre y el medio, en sus múltiples aspectos. A través de esta ciencia se descubren y precisan las características de la naturaleza misma, de las leyes que la rigen y del espacio donde se desarrollan las posibilidades e intereses del hombre en tanto como ser social y sus relaciones con los demás grupos y lugares. En cuanto a la geografía humana, numerosas y complejas son las subramas que la integran: Geografía de la población. Geografía económica. Geopolítica. En conclusión, puede afirmarse que el inicio de la era petrolera introdujo cambios profundos en la tradicional economía rural venezolana y entre otras consecuencias inmediatas, generó el aumento continuo de los ingresos fiscales y por ende, del poder del gobierno; una migración de pobladores rurales hacia la capital del país y demás ciudades cercanas a las zonas petroleras y un progresivo cambio de la población a formas de organización social, que hasta entonces eran, si no desconocidas, por lo menos limitadas a un reducido segmento de la sociedad venezolana. DIFERENTES POBLACIONES EXISTENTES EN EL TERRITORIO HOY LLAMADO VENEZUELA DESDE HACE 20.000 AÑOS HASTA EL PERIODO DE CONTACTO EUROPEO De manera general puede decirse que el proceso poblador del territorio que hoy día conforma Venezuela se inició desde los remotos tiempos de la aparición del hombre en el Noroeste (NO) del subcontinente suramericano. En ese prolongado proceso, que tuvo su inicio hace más de 12.000 años, se distingue claramente la etapa del predominio absoluto de los Indígenas en la ocupación del espacio geográfico venezolano, de aquélla que comenzó la penetración de la población hispánica. Durante los milenios en que el poblamiento indígena fue el único que se extendió sobre la superficie del país, quedó determinado el patrón que hasta ahora ha regido la distribución espacial de los habitantes. La

presencia indígena antes de la llegada de los españoles se mostraba, en primer lugar, en el arco costero montañoso que bordea de Noreste (NE) a Noroeste (NO) la extensa cuenca orinoquense, en segundo lugar, en la amplia región de los Llanos y en tercer lugar, en las riberas de los principales ríos de la Guayana. Es entonces sobre esta base espacial prefijada por las poblaciones prehispánicas que se desenvolverá luego el proceso de poblamiento, inclusive hasta el presente. Economía y poblamiento en el periodo prehispánico: El manejo simultáneo de evidencias arqueológicas, lingüísticas y etnohistóricas para analizar las características del poblamiento prehispánico de Venezuela, muestra la presencia de influencias culturales de múltiple procedencia que se aglutinaron dentro del actual territorio nacional. Con la evidencia arqueológica, Venezuela deja de ser una simple zona de tránsito de las oleadas migratorias, y se convierte en un centro de agrupación de un significativo número de grupos humanos, los cuales, por los procesos de adaptación a los nuevos ambientes donde se asentaban, y el mestizaje de culturas, produjeron formas económicas y sociales nuevas que sirvieron de arquetipos a otras poblaciones de territorios vecinos. La actividad económica agrícola y ganadera y sus modalidades de poblamiento en el período Colonial: A finales del siglo XV, al momento de producirse el llamado “descubrimiento” de América, el territorio actual de Venezuela se encontraba ocupado por una gran variedad de pueblos, con disímiles grados de cultura y formas de vida. Estos pueblos comprendían desde el nomadismo recolector hasta una organización social bajo un jefe y una agricultura experimentada. El poblamiento al inicio del período colonial estuvo íntimamente relacionado con ciertos factores naturales, como la altitud, a fin de establecerse en sitios con temperaturas más bajas y soportables, y la ubicación en relación al mar o algún río. LAS ÁREAS CULTURALES SEGÚN MIGUEL ACOSTA SAIGNES, MARIO SANOJAS E IRAIDA VARGAS Y JOSÉ MARÍA CRUXENT La aproximación a los hechos y personajes de la prehispánica venezolana se ha profundizado con valiosos y numerosos aportes de las investigaciones arqueológicas, antropológicas y etnológicas de connotados estudiosos como Miguel Acosta Saignes, Mario Sanoja, Iraida Vargas, Irving Rouse, J. M. Cruxent, Erika Wagner, y Albertina Zucchi, entre otros, quienes han aplicado modernas técnicas en su investigación sobre el pasado prehispánico venezolano. En la prehispania venezolana temprana pueden definirse tres grandes grupos socioeconómicos. El grupo de "Cazadores Paleoindios" (sic) datan en nuestro territorio desde unos 10 o 12.000 años a.C., y sus restos concernientes al sistema de alimentación compuestos por osamentas de mastodontes, glypodontes y megaterios han sido reportados en la quebrada Curucuchú, en el estado Falcón, así como en Sabana Canaima. La unidad básica de este grupo humano correspondía a un número de 50 0 60 personas, y la estructura social; la horda estaba caracterizado por un sistema de vida dedicado a la recolección y caza de paleofauna. El grupo de "Recolectores de Conchas Marinas" se caracterizó por un estilo de subsistencia en ambientes ecológicos costeros ricos en fauna marina, que permitió el desarrollo de un grupo humano coexistente con los grupos de "cazadores". En Venezuela se han reportado yacimientos de residencia transitoria en la isla de Cubagua (2.325 a.C.), Manicuare (1.130-1.190 a.C.), Punta Gorda (1.795 a.C.) y Cerro Iguana (1450 a.C.).

A partir del año 3.000 a.C. se hacen presentes en el territorio venezolano grupos con una definida cultura agroalfarera. La agricultura en Venezuela, según datación por Carbono 14, se inició para el año 2.000 a.C., con el inicio, precisamente, del cultivo de la yuca, posiblemente en principio, en su variedad dulce. Aunque esa fecha del 2.000 a.C., corresponde a Rancho Peludo en la costa noroccidental del lago de Maracaibo, la introducción temprana del modo de vida sedentaria basado en la producción de alimentos ocurre en Venezuela de manera más orgánica y con un impacto socio-cultural significativo, en la región del bajo Orinoco entre 1000 y 600 a.C. Se cree que el hombre apareció en el territorio que hoy conocemos como Venezuela, hace unos 16.000 años. Esta población había llegado por el Sur, de la región del Amazonas, por el Oeste, de los Andes y por el Norte, del Caribe. Según el antropólogo Miguel Acosta Saignes, existían las nueve áreas culturales siguientes: 1) Andes Venezolanos con los Timoto-Cuicas 2) Caribes occidentales con los Pemones, Bobures y Motilones 3) Cuenca del lago de Maracaibo con los Goajiros, que eran recolectores y pescadores 4) Arawacos Occidentales que comprendían los Caquetíos de Falcón, Lara y Yaracuy y se extendían en el sur hasta los llanos 5) En Lara los Jirajara-Ayamán y los Gayones 6) Los Caribes del Oriente (De allí viene el nombre del equipo de Beisbol Venezolano) desde la Península de Paria hasta Borburata (Cerca de Puerto Cabello en el estado Carabobo) 7) En los llanos y en el delta del Orinoco (Waraos), el área de los recolectores, pescadores y cazadores de los llanos 8) Los Otomacos, Guanos, Taparitas y Yaruros en la desembocadura del Apure en el Orinoco 8) En la Guayana Venezolana, al sur del Orinoco, los Caribes nómadas (aquellos que no viven en un lugar fijo, sino que se desplazan de una zona a otra). Se estima que había entre 350 mil y 500 mil habitantes, siendo el área andina la más poblada (Timotocuicas), gracias al avance de la agricultura. POBLAMIENTO INDÍGENA: NOMADISMO Y SEDENTARISMO En general, es aprobada la idea que los pueblos del paleoindio eran cazadores, recolectores y nómadas y que en este tiempo se dieron los mayores desplazamientos humanos en el continente. Con el descubrimiento de la Agricultura durante el periodo formativo, comenzó la sedentarización y con ello nacen las principales civilizaciones americanas, algunas de las cuales desarrollaron la escritura, complejos y precisos calendarios, métodos de cultivo, observaciones astronómicas y otros factores que las pusieron a la par de otras civilizaciones en otros continentes. La agricultura provoca una serie de cambios en la organización social y en las formas de vida: nomadismo y sedentarismo, permitiendo este último, más tiempo para las actividades domésticas y creativas: pule la piedra, construye viviendas, almacena la cosecha, fabrica utensilios de barro, teje sus propias vestiduras, y primordialmente, a través de los ritos funerarios, concretiza su concepción del universo y del papel que

cumple en el mundo; para ello, construye templos y celebra sus cultos. Por último, con el avance de las técnicas empleadas en la agricultura, se da origen a las grandes ciudades en las que ya podemos encontrar toda una organización establecida, desde el punto de vista social, político, económico, religioso y cultural en sus diferentes manifestaciones artísticas, tales como la pintura, la cerámica y la alfarería, el tejido, la danza, la música y el canto, y por intermedio de la tradición oral, la conservación de los diferentes mitos y leyendas, que poseen en su gran mayoría, un elevado sentimiento estético-literario. CARACTERÍSTICAS SOCIOCULTURALES Y POLÍTICAS DE LA VENEZUELA ABORIGEN PARA EL MOMENTO DEL CONTACTO La conquista de las Indias Occidentales fue una empresa emprendida bajo el impulso del capitalismo naciente, que daba sus primeros pasos en Europa. Iniciada por la Corona de Castilla, es ejecutada por empresarios de diversas nacionalidades con la autorización, regulación y fiscalización del Estado Español. Es así como en 1492 se afianza la expansión colonial de España y con el respaldo de los Reyes de España, Cristóbal Colón realiza cuatro travesías entre los años 1492 y 1504. Es en su tercer viaje (1498 – 1500) cuando "descubre" Venezuela. Los alemanes se dan a la tarea de recorrer el territorio, estableciendo relaciones con las cercanas islas del Caribe, conservando la sede del poder en la recién creada ciudad de santa Ana de Coro, único centro de control político y administrativo de la provincia. Entre 1529 y 1542 organizan y emprenden desde Coro seis entradas de conquista y reconocimiento "de la tierra adentro". A raíz de estas jornadas surge la fundación de Maracaibo, como un puesto de avance en la escalada exploratoria. A partir de 1545 con la fundación de El Tocuyo, el proceso de conquista experimenta un significativo cambio en la ocupación del territorio, ahora dirigido hacia el interior de la provincia. Este hecho se expresa particularmente en lo económico, al responder a viejas peticiones de los vecinos, relacionadas con las mercedes de tierras o repartimientos y las encomiendas de indios. En esa especie de autorización consensual que es la Capitulación, la Corona enumera las facultades que se reserva y las compensaciones que reconoce a los factores de la operación, vale decir, los estímulos y privilegios con los cuales retribuye a quienes con su dinero, su energía y su audacia hacen posible las expediciones, y al frente de ellas vienen con el título de Adelantados. Las Capitulaciones eran títulos negociables, no muy diferentes, en ese sentido, de lo que serían después las Concesiones para la explotación de minerales y servicios en la época republicana. Las primeras fueron para descubrimientos, después siguieron las de segundos viajes y nuevas exploraciones, las de poblamiento, las dirigidas al ensayo de rutas desconocidas, al establecimiento de centros urbanos, al rescate e intercambio con los indios, y sobre todo a la búsqueda de perlas, oro, palo Brasil, etc. Con las Capitulaciones, también se aplicarán las leyes, las instrucciones, los usos y costumbres de la guerra, los hábitos de formación castrense y las reglas varias que desde la metrópoli se traen con la cultura hispana al Nuevo Mundo. Las capitulaciones que suscribe el Monarca son los ejercicios iniciales de su soberanía sobre América; comenzaba a sí a disponer libremente del inmenso bien que el "Descubrimiento" y la ocupación, y luego la confirmación pontifical le había deparado. Se aspira a la sujeción completa del Nuevo Mundo, bajo la inspiración exclusiva y para beneficio determinante de la Corona. Sobre cuatro frentes se cumple, con certeza simultánea la acción dirigida al predominio español:

1) En la esfera físico – política, que atañe a lo práctico e inmediato, España busca tomar conocimiento y posesión material de la naturaleza hallada: suelo, y subsuelo con todo su contenido, tierra firme e islas, mares, ríos, lagos, animales y plantas; imponer sumisión a los pobladores, aprehender sus bienes y su herencia cultural, especialmente lo que de ello tenga valor. Para esta finalidad se organizan numerosas expediciones de penetración y en la medida en que se realiza el reconocimiento, y se acomete y amplía la ocupación, van surgiendo centros urbanos (pueblos, ciudades y lugares) que sirven de base para incursiones más profundas. 2) En el ámbito religioso, España no podía permitir que un asunto tan vital quedara sin expreso cuidado público y remitido a la libre conciencia y voluntad de las personas comunes. En función de ello, se establece un programa de evangelización pura. Una vasta red de Misiones alcanzará, en la centuria siguiente, buena parte del fin perseguido. Actuando dentro de la efectividad del Real Patronato Eclesiástico, la Iglesia dependerá más del Soberano que del Papa, y llegará a ser una maquinaria fundamental para los designios Imperiales para el trasiego de su cultura al Nuevo Mundo. 3) En el orden económico, la Monarquía define bien sus regalías; nada escapa a la previsiva y minuciosa reglamentación del mercantilismo. El Soberano precisa, a cada paso y con toda exactitud, su participación en los beneficios de la operación americana. El sistema de reparto de solares y tierras es cuidadosamente preparado; en convergencia con los otros medios (expediciones, evangelización, repartimientos y encomiendas de indios) asegura la Metrópoli influencia general en todo cuanto respecta al indígena y al suelo. En la distribución y adjudicación de la tierra se cifra un importante estímulo para el riesgo del esfuerzo trasatlántico; el móvil económico no es nada desdeñable, el ideal de la fama y la ambición de gloria no excluyen las apetencias del mejoramiento material. 4) Para el aspecto humano y social, stricto sensu, junto a la esclavitud - a la cual son reducidos los rebeldes – las Encomiendas y Repartimientos constituyen la cuarta pieza de este mecanismo subyugante. Sobre el indio recaerá el peso de La Encomienda, con todas sus implicaciones. La penetración en el territorio de Venezuela, se acomete por los dos costados del país: oriente y occidente. Bajo el signo de la paz empieza la acción, sin embargo la conquista de Venezuela termina siendo de las más sangrientas y desordenadas de América. Antes de la llegada de los españoles se sucedieron en la isla de Santo Domingo varios grupos de pobladores del continente americano. Generalmente provenían de la América del Sur e iban trasladándose por medio de balsas o canoas a través de las pequeñas Antillas hasta establecerse en las grandes Antillas. Los aborígenes provenían de las cuencas de los ríos Orinoco en Venezuela, Xingu y Tapajo, en la Guyana, como pudieron posteriormente comprobar los españoles a colonizar esos lugares y observar que las culturas eran similares. La transmisión de herencias culturales, las mezclas de diversas culturas, los largos periodos de residencia de los grupos indígenas en las islas, así como la presencia de nuevos factores geográficos y ecológicos hicieron que las culturas adquirieran numerosos rasgos que la diferenciaban de las existentes en tierras continentales.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->