P. 1
Entorno legal de la gerencia del código de comercio de Venezuela

Entorno legal de la gerencia del código de comercio de Venezuela

|Views: 77|Likes:
Publicado porkarfer8209808

More info:

Published by: karfer8209808 on Dec 01, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/01/2011

pdf

text

original

Entorno legal de la gerencia del código de comercio de Venezuela

Hoy, la globalidad de los mercados, las nuevas tecnologías, los cambios en el proceso de decisión de compra de los clientes y el incremento de los costes comerciales, entre otros factores, han generado un nuevo escenario comercial difícil de controlar con antiguas recetas. En este nuevo escenario la VENTA ya no es el fin último, estamos ante un nuevo paradigma comercial que se fundamenta en ATRAER, VENDER, SATISFACER Y FIDELIZAR clientes. Estos cambios precisan un nuevo estilo en la dirección de equipos de ventas, requieren la presencia de un nuevo perfil de Director Comercial.

que Venezuela cuenta con un marco legal completo. “En este taller damos a conocer las diferentes obligaciones que necesitan las empresas para estar en concordancia con el marco legal vigente”, dijo. En Venezuela existe un marco legal para todas las empresas desde 1955 con el nacimiento del Código de Comercio que es la base fundamental para que como contadores, administradores o asesores, formen el criterio sobre cuáles son los requisitos indispensables para la constitución de una empresa. Ciertamente el país ha evolucionado, hemos pasado por procesos de cambio y más aún en la actualidad donde el Estado ejerce su poder coercitivo solicitando más información sobre el estatutos de las empresas, es allí donde los profesionales de administración, contadores o asesores deben manejar un cúmulo de conocimientos legales que solicita el Estado para el funcionamiento de la empresa nos forman basados en los criterios de gerencia moderna, pero obvian los requisitos actuales para el manejo de una empresa en Venezuela entonces, cuando tu solicitas la información a un profesional desconocen el marco legal para la constitución de una empresa porque creemos que sólo basta con ir al Registro Mercantil, pero en la medida que las empresas evolucionan crecen los procesos de documentación que se debe cumplir.

Ya entró en vigencia la Ley de Costos y Precios justos que requiere un inventario de todos los productos, ¿de qué manera se pueden preparar a los empresarios para cumplir los requerimientos? Es importante cuando una empresa mantiene los documentos al día vemos todas las solicitudes se cumplen fácilmente. Es normal que el Estado bajo su poder coercitivo quiera determinar los niveles de costos de producción que ya los empresarios deben mantenerlo bien documentado en cifras para proceder de manera sencilla, de acuerdo a su magnitud y su objeto social incluso,

existen mecanismos para determinar si sus costos deben ser manejados bajo criterios de rentabilidad. En el mundo ya existe ese tipo de control sin embargo, lo que recomiendo es que aunque no podemos entablar una guerra con el Estado porque debemos suministrar la información que soliciten y en esa buena lead se evaluarán las líneas de acción, pero si tienes documentación y registros al día, pasarás la prueba

El marco legal para el funcionamiento de las empresas en Venezuela es muy completo, ciertamente son muchas leyes como la de salud e higiene laboral, la Lopcymat para la seguridad del trabajadores, igual que el beneficio de alimentación así como las vacaciones, pero también como lo señalaba al principio hay un registro de actividades susceptibles para el ambiente en el que por ejemplo, hay empresas o clínicas que son centros de manejo tóxico y peligrosidad para la salud de sus propios trabajadores; deben cumplir prerrogativas legales o de lo contrario recibirán sanciones no sólo administrativas, sino pecuniarias e incluso, hasta de prohibición de libertad, pero la Ley es clara y las sanciones recaen sobre el propietario, administrador y los comisarios de las empresas que deben respaldar la información Es suficiente un taller para conocer todo el marco legal? No, ya hemos dictado a nivel nacional en dos partes, la primera de procesos documentales, es decir, desde el primer documento que nace del contrato del comisario con los socios incluso, antes del Registro Mercantil y la otra parte del taller tiene que ver con los cálculos de las obligaciones legales, cómo debe ser el procedimiento, las instancias a acudir y el deber ser para obtener las solvencias respectivas

Freddy Mora Bastidas El marco jurídico regulatorio de las pequeñas y medianas empresas (pymes) en Venezuela Resumen Desde hace mucho tiempo Venezuela ha estado sumergida en una profunda crisis económica. En vista de esta situación el Estado ha tratado de reactivar nuestra economía y para ello ha implementado políticas para el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas y así de esta manera generar fuentes de empleo y reactivar el aparato productivo. Antes de saber si los emprendedores tienen una pequeña o mediana empresa deben constituir una sociedad mercantil y de acuerdo al numero de trabajadores que posea esa sociedad y segun el ingreso que reciba al final de un ejercicio económico, desde el punto de vista jurídico pudiera considerarse como m microempresa, pequeña o mediana empresa. En la actualidad el gobierno venezolano trata de hacer una distinción clara entre el microempresario y la pequeña y mediana industria. Así cuando estemos en presencia de una pequeña y mediana empresa que sobrepase el criterio establecido en el Decreto con Fuerza de Ley para la Creación Estimulo, Promoción y Desarrollo del Sistema Microfinanciero, entendemos que tímidamente las autoridades competentes tratan de equipararlas a las pequeñas y medianas industrias. En vista del aumento del desempleo y la depreciación del aparato productivo venezolano, vemos que la pequeñas y medianas empresas son una buena altemativa para todos aquellas personas que entran al mercado laboral. Sin embargo, para el camino que deben recorrer se puede pronosticar poco éxito al emprender esta idea de conformar una pequeña y mediana empresa o una microempresa.

* Abogado. Maestría en Derecho Laboral (en curso) UBA. Especialista en Derecho Laboral. Profesor Instructor en la Cátedra de Legislación Empresarial de la Escuela de Administración y Contaduría de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de los Andes, Mérida, Venezuela. Abogado litigante. Funcionario de carrera adscrito al Ejecutivo Regional del Estado Mérida de 1.996 a 2001. Email: fremoba@cantv.net ISSN: 1317-8822 • AÑO 2 • Nº 1 • VOL 1 • ENERO - JUNIO, 2003 • 3-10 • VISIÓN GERENCIAL Freddy Mora Bastidas Introducción. en los últimos tiempos ha cobrado gran importancia la necesidad de fomentar la creación y consolidación de las pequeñas y medianas empresas (pymes) para reactivar nuestra economía, al ser entre otras una de nuestras principales fuentes de empleo. Como lo señala Armas (1999), al referirse a la importancia de las pymes: “Las pymes, sea cual fuese su grado de desarrollo tecnológico, cumple un papel importante como generadores y distribuidores del ingreso nacional. Su 4 capacidad para emplear mano de obra poco calificada, durante las fases iniciales de los procesos de industrialización, las convierte en factor de estabilidad social. Además las pymes contribuyen a democratizar el capital y a distribuir regionalmente el ingreso, porque están menos concentradas en las áreas industriales. La instalación de una gran empresa en un área poco desarrollada será más beneficiosa en la medida en que se desarrolle una cadena de proveedores locales que distribuyan excedentes”. (p. 41 y 42). El gobierno se ha propuesto como meta el impulso de las pequeñas y medianas empresas para convertirlas en un baluarte fundamental y principal motorizador de la fracturada economía venezolana, los altos jerarcas de la Administración Pública se han planteado apuntalar el mercado de trabajo a través de la promoción de las pequeñas y medianas empresas, como factor determinante para tratar de salir de la crisis económica que en la actualidad atraviesa Venezuela; pero estas son solo intenciones, pues en la realidad es prácticamente inaccesible constituir y mantener una pequeña y mediana empresa. Según la novísima Constitución Venezolana, aprobada por el pueblo y publicada en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela bajo el Nº 36.860, el Estado tiene como un fin indeclinable e insoslayable “la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo”. Se puede observar que en las

Disposiciones Constitucionales relativas a los derechos económicos y en particular el artículo 112 se establece lo siguiente: “El Estado promoverá la iniciativa privada, garantizando la creación y justa distribución de la riqueza, así como la producción de bienes y servicios que satisfagan, las necesidades de la población, la libertad de trabajo, empresa, comercio, industria, sin perjuicio de su facultad para dictar medidas para planificar, racionalizar y regular la economía e impulsar el desarrollo integral del país”. También se puede detallar que el artículo 118 de la Constitución Nacional, consagra el derecho para la promoción de las asociaciones y cooperativas, destinadas a la actividad económica. Uno de los avances que ha tenido el actual gobierno en el apoyo de las pequeñas y medianas empresas se puede evidenciar en el Decreto con Fuerza de Ley para la promoción y desarrollo de la pequeña y mediana industria, publicado en la Gaceta Oficial de la Républica de Venezuela, bajo el Nº 5.552 Extraordinario de fecha Doce (12) de Noviembre de Dos Mil Uno (2001) y el Decreto con Fuerza de Ley de Creación, Estímulo, Promoción y Desarrollo del Sistema Microfinanciero, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela, bajo el Nº 37.164 de fecha Veintidós (22) de Marzo de Dos Mil Uno (2001). Es cierto, las pequeñas y medianas empresas son entes que en teoría son fáciles de manejar e impulsar pero, a los fines de desarrollar el presente artículo, es necesario conocer en primera instancia ciertas nociones fundamentales que permitiran comprender el marco jurídico regulatorio que tienen las pyme en el ordenamiento legal venezolano. Al hablar de las pymes (pequeñas y medianas empresas) es problable que algunas personas no entiendan su significado. En primer lugar tenemos que referirnos a la disciplina jurídica que regula la constitución y funcionamiento de las pyme. Para esto debemos observar lo contenido en el artículo 1º y 9º del Código de Comercio Venezolano donde podemos evidenciar en concordancia con los mencionados artículos que al referirnos a las pyme básicamente estamos en presencia de una actividad especulativa que realizarán ciertas personas de manera regular y permanente sea de manera individual o colectiva, siendo esta la actividad de los comerciantes. En la legislación venezolana los comerciantes regulan todas sus actividades por la disciplina denominada Derecho Mercantil y el instrumento jurídico principal que contiene la mayoría de las disposiciones jurídicas que los regulan a los comerciantes es el Código de Comercio En segundo lugar tenemos que conocer el significado del término empresa. Garrigues (1979), se refiere al concepto económico y al concepto jurídico de empresa: “... Económicamente, la empresa es organización de los factores de la producción (capital y trabajo) con el fin de obtener una ganancia ilimitada. Los elementos integrantes por la comunidad del destino económico (obtención de la ganancia máxima), constituyendo

una unidad organizada conforme a las exigencias de la explotación económica. Esta unidad de concepto se manifiesta también desde el punto de vista contable, que abarca toda la actividad de la empresa dentro de determinado períodos de tiempo (“ejercicio económico”) y separa el patrimonio mercantil del patrimonio privado del empresario. (...) Nuestros preceptos positivos no formulan un concepto jurídico VISIÓN GERENCIAL • ISSN: 1317-8822 • AÑO 2 • Nº 1 • VOL 1 • ENERO - JUNIO, 2003 • 3-10 Freddy Mora Bastidas unitario de empresa. (...) Los juristas han pretendido transportar intacto aquel concepto económico al campo del Derecho, y a falta de un concepto legal se han dedicado a formular las más variadas construcciones doctrinales. Para lograr un concepto jurídico que pueda encuadrarse en el sistema de Derecho positivo (...), los juristas buscan la posibilidad de reconducir a una unidad jurídica los distintos elementos de la empresa. ...”. (p. 166) En la actualidad no existe un concepto jurídico unitario de empresa y podemos ver que los juristas dependen exclusivamente del concepto económico para regular la constitución y funcionamiento de esta persona jurídica de derecho privado. En tercer lugar, es importante dejar clara la noción de persona jurídica. García (1944), habla claramente del concepto jurídico de persona: “Se da el nombre de sujeto, o persona, a todo ente capaz de tener facultades y deberes. Las personas jurídicas divìdense en dos grupos: físicas y morales. El primer término corresponde al sujeto jurídico individual, es decir al hombre, en cuanto tiene obligaciones y derechos; se otorga el segundo a las asociaciones dotadas de personalidad (un sindicato o una sociedad mercantil, (...). Como ambas definiciones son ambiguas preferirmos decir, persona jurídica individual y persona jurídica colectiva”. (p. 271, 273 y 273). Cuando nos referimos a la persona jurídica colectiva es una una figura creada por el legislador, previo el cumplimiento de ciertas requerimientos establecidos en el ordenamiento legal respectivo que una vez cumplidos le otorgan la capacidad para contraer obligaciones y adquirir los derechos establecidos en el ordenamiento legal. En la doctrina existen personas jurídicas de derecho público y personas jurídicas de derecho privado. En el caso que nos ocupa, las pyme son una persona jurídica de derecho privado, ya que su constitución esta regulada por las normas jurídicas del derecho privado, especificamente la rama del derecho denominada: Derecho Mercantil. En cuarto lugar, es fundamental conocer el significado del término emprendedor y emprender. Cabanellas (1979) desarrolla ambos conceptos y expone lo siguiente: “Emprendedor. Quien acomete con resolución y confianza acciones difíciles y azarosas. Se supera así la simple iniciativa; y es

condición de muchos que triunfan y de otros que al menos lo han intentado para su propio servicio o al de los demás. (...) Emprender. Iniciar, acometer una acción por lo común peligrosa o difícil. ...” (p. 78). Uno de los principios fundamentales de las empresas es la iniciativa y el riesgo; se necesita la determinación de una sola persona o de varias personas para comenzar un arduo camino que los puede conllevar a convertirse en una persona que ha conseguido un engranaje perfecto y ha logrado el desarrollo de una actividad independiente y que, a su vez, produzca riqueza o preste algún servicio a la colectividad. Teniendo claro los conceptos de empresa, de personalidad jurídica, de emprendedor y de emprender, los interesados deben delimitar la forma jurídica que adoptarán en función de la legislación vigente. Para constituir una pequeña y mediana empresa los interesados una vez decididos sobre la forma que tendrá su empresa deben cumplir con los requerimientos exigidos en el Código de Comercio. Entre las formas más utilizadas en la práctica tenemos las siguientes: Firma personal, Sociedad 5 Anónima y Sociedad de Responsabilidad Limitada. Según las disposiciones del Código de Comercio, en términos generales para constituir las sociedades se debe cumplir con las siguientes formalidades: Redacción de un documento en el cual incluyan el documento constitutivo y los estatutos sociales, inscripción en el Registro de Comercio, fijación y publicación en un periódico para darle la debida publicidad. Sin el cumplimiento de las referidas formalidades las sociedades mercantiles no producen la totalidad de los efectos previstos en la Ley; efectos que tienen importancia tanto desde el punto de vista interno de las relaciones entre los socios, como desde el punto de vista de las relaciones entre la sociedad y los terceros. En relación con la firma personal, el comerciante emprendedor solamente tiene la obligación de cumplir con la debida inscripción en el Registro de Comercio. En relación con las formalidades que deben cumplir la persona o personas interesadas en constituir una firma personal o una sociedad, es importante resaltar que ni la Ley que regulan la creación, estímulo, promoción y desarrollo del Sistema Microfinanciero, ni la Ley para la promoción y desarrollo de la pequeña y mediana industria y mucho menos el Código de Comercio, establecen algunos incentivos a los fines de cancelar menos impuestos y aranceles para la constitución de las personas jurídicas a los fines de emprender sus actividades, lo que dificulta la creación de las firmas personales o sociedades destinadas a la actividad económica de las pequeñas y medianas empresas. El Código de Comercio no tiene ninguna disposición que se refiera específicamente a las pyme. Antes de la existencia del Decreto con Fuerza de

Ley para la Promoción y Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, la Oficina Central de Estadística e Informática (OCEI) tenía ciertos criterios para catalogar a las pyme. Armas (1999) nos indica lo siguiente: “Existen diversas formas de medir el tamaño de una empresa. La más generalizada se basa en el número de empleados, aunque Freddy Mora Bastidas ISSN: 1317-8822 • AÑO 2 • Nº 1 • VOL 1 • ENERO - JUNIO, 2003 • 3-10 • VISIÓN GERENCIAL también se utiliza como indicadores el monto del capital o el de los activos. Las definiciones reflejan el dinamismo o el grado de industrialización de las economías. En Venezuela, de acuerdo con la Oficina Central de Estadística e Informática (OCEI), una microempresa tiene menos de cinco trabajadores, una pequeña tiene entre 5 y 20 trabajadores, una mediana tiene entre 21 y 100 trabajadores y una grande tiene más de 100. En la Unión Europea, una microempresa emplea menos de nueve empleados, una pequeña tiene entre 10 y 49, si tiene de 49 a 249 es mediana y es grande cuando tiene más de 250”. (p. 36). 6 En la actualidad el criterio jurídico lo conseguimos en dos instrumentos legales: En el artículo 2º del Decreto con Fuerza de Ley de Creación, Estímulo, Promoción y Desarrollo del Sistema Microfinanciero, da una definición de microempresario, a aquel que tenga la iniciativa de comercializar, prestar servicio, transformar y producir industrial, agrícola o artesanalmente y que tenga un número no mayor de Diez (10) trabajadores, genere ventas anuales hasta la cantidad de 9.000 Unidades Tributarias. Para el momento de elaborar el presente artículo la unidad tributaria asciende a Diecinueve Mil Cuatrocientos Bolívares (Bs. 19.400,00); lo que significa que una microempresa será aquella que tenga un número no mayor de Diez (10) trabajadores y que al cierre de su ejercicio económico se determine que ha obtenidos en sus ventas anuales la cantidad de Ciento Setenta y Cuatro Millones Seiscientos Mil Bolivares (Bs. 174.600.000,00). En el artículo 3º del Decreto Ley para la promoción y desarrollo de la pequeña y mediana industria, cataloga a la pequeña industria como aquella empresa que llegaré a tener entre once (11) y cincuenta (50) trabajadores al año, así como ventas anuales entre 9.001 a 100.000 Unidades Tributarias. En la actualidad la pequeña industria sería aquella que tuviera el número de trabajadores anteriormente señalado y que al cerrar su ejercicio económico se determine que ha obtenido un ingreso anual mínimo de

Ciento Setenta y Cuatro millones Seiscientos Diecinueve Mil Cuatrocientos Bolivares (Bs. 174.619.400,00) hasta un máximo de Mil Novecientos Cuarenta Millones de Bolivares (Bs. 1.940.000.000,00). Igualmente el mencionado Decreto para la promoción y desarrollo de la pequeña y mediana industria, establece los criterios para distinguir a las mediana industria, catalogando a la misma como aquella unidad de explotación económica que tenga anualmente una planta entre cincuenta y un (51) y cien (100) trabajadores, así como ventas anuales entre 100.001 y 250.000 Unidades Tributarias. En la actualidad la mediana industria sería aquella que tuviera el número de trabajadores señalado anteriormente y que al cerrar su ejercicio económico se determine que obtuvo un ingreso anual mínimo de Mil Novecientos Cuarenta Millones Diecinueve Mil Cuatrocientos Bolivares (Bs. 1.940.019.400,00) hasta un máximo de Cuatro Mil Ochocientos Cincuenta Millones de Bolivares (Bs. 4.850.000.000,00). En la actualidad el Gobierno venezolano trata de hacer una distinción clara entre el microempresario y la pequeña y mediana industria. Así cuando estemos en presencia de una pequeña y mediana empresa que sobrepase el criterio establecido en el Decreto con Fuerza de Ley para la Creación, Estímulo, Promoción y Desarrollo del Sistema Microfinanciero, entendemos que timidamente las autoridades competentes tratan de equipararlas a las pequeñas y medianas industrias. Obligaciones legales que tienen los microempresarios y los pequeños y medianos empresarios. Obligaciones Mercantiles.Al ser una empresa, el emprendedor tiene que cumplir con todas las obligaciones del comerciante. En efecto, debe asentar en el Registro de Comercio todos los documentos previstos en el artículo 19 del Código de Comercio, tales como: las firmas de comercio personales o sociales, los escritos donde se modifica el documento constitutivo estatutario, los escritos donde se disuelva una sociedad o donde se liquide o en la cual se vendan acciones o cuotas de participación, los poderes que los comerciantes otorgan a sus factores o dependientes. También debe llevar la contabilidad de la empresa; es decir, tiene que llevar un libro Diario en el cual el emprendedor de la pequeña y mediana empresa debe asentar de manera cronológica todas las operaciones sean activas o pasivas, de credito o al contado que realiza diariamente. Debe llevar un libro de Inventario para que el emprendedor

realice una estimación económica de los bienes que tenga al comenzar su giro y al final de cada año. También debe llevar el libro Mayor en el que se abriran las cuentas con cada persona con la que el emprendedor tenga negocios. En fin tiene que cumplir con todas las obligaciones derivadas del ejercicio del comercio. Debe celebrar las Asambleas (Ordinarias y Extraordinarias en el caso de que las pyme sea una sociedad), tiene que presentar los balances, estados de ganancias y pérdidas, inventarios, así como inscribir en el Registro Mercantil todas las actuaciones anteriormente señaladas y aquellas indicadas en el artículo 19 del Código de Comercio.

Obligaciones laborales.Otras de las principales obligaciones del emprendedor son las relativas a la materia laboral. Evidentemente si el

VISIÓN GERENCIAL • ISSN: 1317-8822 • AÑO 2 • Nº 1 • VOL 1 • ENERO - JUNIO, 2003 • 3-10 Freddy Mora Bastidas emprendedor no tiene factores o dependientes en su empresa no puede asegurar su éxito en la actividad que está emprendiendo. El hecho de que sea un microempresario o un pequeño o mediano empresario no lo exime del cumplimiento de las normas laborales. Es deber insoslayable e impostergable del emprendedor o emprendedores comenzar de buena forma la relación de trabajo con todos sus trabajadores, respetando las condiciones generales del trabajo, las reglas relativas a la relación de trabajo subordinado y las obligaciones derivadas con la terminación de la relación de trabajo. En cuanto al Derecho Colectivo los emprendedores tendrán la obligación de negociar colectivamente con el sindicato de trabajadores siempre que cumplan ciertos requisitos exigidos por la normativa laboral vigente en el país. Relación de Trabajo La Ley Orgánica del Trabajo no exime a los microempresarios ni a las pyme de mantener una relación de trabajo con sus trabajadores, vemos con mucha preocupación como en la actualidad algunos patronos utilizan otras figuras jurídicas para simular la relación de trabajo. Hay que dejar claro que independientemente de la figura jurídica que vincula a esos trabajadores con las pyme, o de la denominación de la actividad desarrollada, estaremos en presencia de una relación de trabajo. El artículo 65 de la Ley Orgánica del Trabajo, preceptuá lo siguiente: “Se presumirá la existencia de una relación de trabajo entre quien preste un servicio personal y quien lo reciba. …”. El artículo

66 de la Ley Orgánica del Trabajo, plasma lo siguiente: “La prestación de servicio en la relación de trabajo será remunerada”. Si en una vinculación jurídica entre una pyme con un trabajador se dan: a) La prestación del servicio, b) la dependencia técnica, económica o jurídica y c) la remuneración, estaremos en presencia de una relación de trabajo y por ende tendrán los emprendedores que cumplir con las obligaciones pautadas por la normativa laboral. Condiciones Generales del Trabajo Regularmente al constituir una pyme los emprendedores necesitaran trabajadores para poder desarrollar las actividades que se propone y al iniciar la relación de trabajo tiene que cumplir con algunas de las condiciones de trabajo, previstas en la Ley Orgánica del Trabajo: 1) En cuanto a la cancelación del salario es pertinente señalar que los emprendedores debe cumplir con lo preceptuado en el artículo 129 de la Ley Orgánica del Trabajo, que establece: “El salario se estipulará libremente, pero en ningún caso podrá ser menor que el fijado como mínimo por la autoridad competente y conforme a lo prescrito por la Ley”. ¿Cuál es el salario fijado por la autoridad competente?. Es aquel que ha fijado el Ejecutivo Nacional, de conformidad con el Decreto N° 2.387 de fecha Veintinueve (29) de abril de Dos Mil Tres (2003). En el mencionado Decreto se establecen dos criterios que nos interesan para observar el salario mínimo que debe cancelar los emprendedores de las microempresas y pymes: a) A partir del Primero (1º) de Julio se fija la cantidad de Doscientos Nueve Mil Ochenta y Ocho Bolívares (Bs. 209.088,00) de salario mínimo mensual, para aquellas empresas que tengan más de Veinte (20) trabajadores. El mencionado Decreto establece una modificación a este salario mínimo a partir del Primero (1º) de Octubre al establecer la cantidad de 7

Doscientos Cuarenta y Siete Mil Ciento Cuatro Bolívares (247.104,00) b) En aquellas empresas que tengan menos de Veinte (20) trabajadores se les debe cancelar como salario mínimo desde el Primero (1º) de Julio hasta el Treinta (30) de Septiembre de Dos Mil Tres (2003) la cantidad de Ciento Noventa y Un Mil Seiscientos Sesenta y Cuatro Bolívares (Bs. 191.664,00) de salario mínimo mensual y desde el Primero (1º) de Octubre de Dos Mil Tres (2003) la cantidad de Doscientos Veintiséis Mil Quinientos Doce Bolívares (Bs. 226.512,00) de salario mínimo mensual. 2) Los emprendedores tendrán de conformidad con lo preceptuado en el artículo 223 de la Ley Orgánica del Trabajo la obligación de pagar a los trabajadores el bono vacacional a razón de siete (07) días por año y un (1) día adicional por cada año hasta que el trabajador acumule Veintiun (21) días.

3) Igualmente tendrán la obligación de otorgarle de acuerdo con lo indicado en el artículo 219 un descanso anual remunerado de quince (15) días hábiles para el primer año de trabajo efectivamente realizado y un (1) día adicional por cada año hasta que el trabajador acumule quince (15) días adicionales. 4) Los emprendedores deben pagar las horas extraordinarias diurnas que laboren sus trabajadores, de acuerdo con lo estatuido por el artículo 155 de la Ley Orgánica del Trabajo tendrán un recargo del cincuenta por ciento (50%) sobre el salario convenido para esa jornada. En el caso de las horas extraordinarias nocturnas de conformidad con lo indicado en el artículo 156 de la Ley Orgánica del Trabajo los emprendedores tendrán que calcular en primera instancia el salario que obtendrá el trabajador en la jornada nocturna recargando un treinta por ciento (30%) sobre el salario convenido para la jornada diurna y luego tendrá que calcular las horas extraordinarias de conformidad con lo previsto en el artículo 155 de la Ley Orgánica del Trabajo. 5) Deben otorgarle a sus trabajadores el día de descanso obligatorio (que regularmente es el día domingo) o de lo contrario debe cancelar el recargo legal respectivo de acuerdo con lo indicado en el artículo 154 de la Ley Orgánica del Trabajo y darle el descanso compensatorio

Freddy Mora Bastidas ISSN: 1317-8822 • AÑO 2 • Nº 1 • VOL 1 • ENERO - JUNIO, 2003 • 3-10 • VISIÓN GERENCIAL correspondiente según lo pautado por el artículo 218 de la mencionada Ley Laboral. Relación de trabajo subordinado 1)Los emprendedores para dar por terminada la relación de trabajo con las personas que tienen bajo su dependencia deben acudir a las circunstancias desplegadas en el artículo 102 de la Ley Orgánica del Trabajo y deben participar el despido al Juez de Estabilidad Laboral dentro de los cinco días de despacho siguiente al despido, tal y 8 como lo exige el artículo 116 de la Ley Laboral, cumpliendo el emprendedor con la obligación impuesta por el artículo 47 del Reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo, es decir; que el emprendedor debe indicar en la participación del despido su nombre, domicilio, el carácter con el cual actúa, el nombre y apellido del trabajador despedido, el tiempo de servicio, la clase y monto del salario, la naturaleza de la labor

desempeñada, así como los hechos que justificarían el despido. De no cumplirse con esta obligación a la luz y razón del derecho, el legislador considera que el despido se ha realizado sin causa justificada y posteriormente por mandato judicial tendriá que indemnizar al trabajador como si lo hubiera despedido injustificadamente. 2) Los emprendedores tienen que otorgarle el preaviso al trabajador que pretenden despedir injustificadamente, de conformidad con las reglas previstas en el artículo 104 de la Ley Orgánica del Trabajo. Para el momento de la elaboración del presente artículo existe una circunstancia particular que ha caracterizado el mercado laboral, debido a la persistencia en el tiempo de la inamovilidad laboral, que es propiciada por el Ejecutivo como un paliativo para disminuir el desempleo. En este caso sui generis, vemos que los emprendedores para poder terminar una relación de trabajo deben cumplir con las pautas procedimentales contenidas en el artículo 453 de la Ley Orgánica del Trabajo, es decir, deben solicitar previamente la autorización del Inspector del Trabajo para poder terminar una relación de trabajo por causa justificada. Terminación de la relación de trabajo Cuando termina la relación de trabajo los emprendedores tienen dos obligaciones fundamentales: 1) En caso de haber omitido el preaviso del trabajador despedido injustificadamente debe cancelarle la indemnización establecida en el artículo 104 de la Ley Orgánica del Trabajo. 2) Cancelar la prestación de antigüedad correspondiente de acuerdo con las previsiones del artículo 108 de la Ley Laboral, siempre que que tenga una relación de trabajo superior a tres meses, correspondiendole cinco (05) días de salario a partir del cuarto mes y dos (02) días adicionales por cada año efectivamente laborado. 3) En el caso de que el trabajador haya sido despedido injustificadamente cumplir con la cancelación de las indemnizaciones previstas en el artículo 125 de la Ley Laboral venezolana. Condiciones y medio ambiente del trabajo Los emprendedores deben cumplir con todas las obligaciones derivadas de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo, destinadas al aseguramiento de condiciones mínimas de seguridad, salud, bienestar en el sitio de trabajo con la finalidad de garantizar un desarrollo efectivo de sus facultades físicas y mentales. Negociaciones Colectivas

En primera instancia más que una obligación de los emprendedores de las microempresas y de las pymes es un derecho de los trabajadores, pero para poder llegar a la Negociación Colectiva se necesita de la existencia de un Sindicato. Según las disposiciones laborales venezolanas especificamente la contenida en el artículo 417 y 418, para constituir un sindicato de empresas se necesitan como mínimo Veinte (20) trabajadores y para constituir un sindicato de trabajadores de una misma profesión, oficio o trabajo, o profesiones, oficio o trabajos similares en empresas de una misma rama industrial se necesitan por lo mínimo Cuarenta (40) trabajadores. Si tomamos en cuenta los requisitos establecidos por el legislador venezolano para catalogar a las microempresas y las pequeñas y medianas empresas, forzosamente tenemos que afirmar que el derecho colectivo no esta expresamente consagrado para los trabajadores de las microempresas; ni para los trabajadores de aquellas pequeñas empresas que tengan menos de Cuarenta trabajadores de una misma profesión, oficio o trabajo de una misma rama industrial. Hecha la afirmación anterior los emprendedores solo tendrán la obligación de negociar colectivamente con los sindicatos legal y legitimamente constituidos. Derechos que tienen los microempresarios y los pequeños y medianos empresarios. Derechos Mercantiles.El emprendedor goza de los mismos beneficios de los comerciantes, tienen posibilidadades de accesar a los créditos y financiamientos que a través de las políticas públicas el Gobierno está emprendiendo para fortalecer este sector, VISIÓN GERENCIAL • ISSN: 1317-8822 • AÑO 2 • Nº 1 • VOL 1 • ENERO - JUNIO, 2003 • 3-10 Freddy Mora Bastidas como hemos expresado anteriormente con la entrada en vigencia del Decreto con Fuerza de Ley de Creación, Estímulo, Promoción y Desarrollo del Sistema Microfinanciero, se aspira que de manera rápida y pertinente los microempresarios tengan acceso al financiamiento por parte del Estado para así desarrollar de manera óptima la empresa que emprendan. Mientras que con el Decreto con fuerza de Ley para la Promocion y Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, el Gobierno Nacional aspira el desarrollo económico de este sector y así de esta manera materializar las disposiciones constitucionales que propugnan el desarrollo sustentable; se pretende con este instrumento jurídico formentar el pleno empleo y el desarrollo económico.

Igualmente los emprendedores al ser una sociedad mercantil gozan de dos beneficios consagrados a los comerciantes: El estado de Atraso y el Procedimiento de Quiebra. Derechos Laborales.El emprendedor goza de un beneficio estatuido por la Legislación Laboral denominado “Reducción de Personal”, y es “... considerada como una forma justificada de dar por terminada la relación de trabajo. Como lo dice Corredor, 1988, (p. 93): “El procedimiento autorizatorio de reducción de personal ... constituye una causa justificada de la resolución del contrato de trabajo, o de la terminación de la relación de trabajo por motivos de fuerza mayor”. (Mora, 2002, p. 36). La fuerza mayor se refiere a circunstancias económicas o tecnólogicas. Como podemos observar este es un derecho que tienen los emprendedores para terminar con causa justificada la relación de trabajo. Los microempresarios tienen un derecho contemplado en el parágrafo único del artículo 117 de la Ley Orgánica del Trabajo de no reenganchar a los trabajadores despedidos, siempre que esa empresa solamente ocupe menos de diez (10) trabajadores. En este caso el microempresario solamente tendrá la obligación de cancelar las prestaciones sociales, demás beneficios laborales y las indemnizaciones previstas en el artículo 125 de la Ley Laboral. Ventajas de los microempresarios y de las pequeños y medianas empresas. Estímulo, Promoción y Desarrollo del Sistema Microfinanciero, se puede observar la intención del Ejecutivo Nacional al crear el Fondo de Desarrollo Microfinanciero. Dicho Fondo es creado con la finalidad de financiar a la economía popular y alternativa entre las que cuentan a los microempresarios. Estos según el mandato de este Decreto Ley tendrán la posibilidad de solicitar creditos flexibles con o sin intereses para estimular y desarrollar su actividad económica. En el Decreto con Fuerza de Ley para la promoción y desarrollo de la pequeña y mediana industria, se establece una serie de políticas públicas destinadas a la promoción de la pequeña y mediana industria, a través de programas de 9

compras públicas y preferencias a los fines de que estas empresas puedan participar en los programas de compras ofertados por la Administración Pública.

En relación al financiamiento, el mencionado Decreto Ley establece ciertas medidas, obligando a un conjunto de entes, entre los cuales podemos mencionar: Banco Industrial de Venezuela, Fondo de Pequeña y Mediana Industria, Fondo de Crédito Industrial y el Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria a los fines de que establezcan políticas y programas de asistencia preferencial de este sector con la finalidad de impulsar y desarrollar esta actividad económica. En el mencionado Decreto Ley también se establece la posibilidad de financiamiento para aquellas emprendedores que todavía no han constituido su empresa y que solamente tienen un proyecto de inversión. En este caso el Decreto Ley delega en el Instituo Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria la obligación de establecer anualmente los montos y las condiciones especiales para el otorgamiento de estos posibles financiamientos siempre que a juicio de este organismos sean prioritarios para el desarrollo de esta actividad económica.

Al analizar el Decreto con Fuerza de Ley de Creación, Freddy Mora Bastidas ISSN: 1317-8822 • AÑO 2 • Nº 1 • VOL 1 • ENERO - JUNIO, 2003 • 3-10 • VISIÓN GERENCIAL Conclusión. En vista del aumento del desempleo y la depreciación del aparato productivo venezolano, vemos que la pequeñas y medianas empresas son una buena alternativa para todos aquellas personas que entran al mercado laboral. Sin embargo por el camino que deben recorrer se puede pronosticar poco éxito al emprender esta idea de conformar una pequeña y mediana empresa o una microempresa. En realidad es loable esa intención clara del Ejecutivo Nacional al establecer normas jurídicas 10 destinadas al apoyo de de los microempresarios así como de las pequeñas y medianas empresas, pero en realidad se diversifica en muchos entes la obligatoriedad del apoyo a estos emprendedores, situación que en la práctica traería consecuencias negativas por el exceso de trámites administrativos y trabas burocraticas. La pérdida del poder adquisitivo y la depreciación de la moneda son un óbstaculo para la creación y mantenimiento de las pyme. Si una persona o un

grupo de personas se deciden emprender una actividad económica bajo la figura de pequeña y mediana empresa, se puede observar por el criterio legal establecido en el Decreto con Fuerza de Ley de Creación, Estímulo, Promoción y Desarrollo del Sistema Microfinanciero y en el Decreto Ley para la promoción y desarrollo de la pequeña y mediana industria, que económicamente sería poco probable que en la actualidad una ciudadano común tuviera la posibilidad real y efectiva de tener una pequeña y mediana empresa. Otro problema que pudiéramos ver en la práctica son los requisitos impuestos por los organos competentes como parte de sus políticas para que los microempresarios y las pequeñas y medianas empresas puedan acceder a las fuentes de financiamiento. Vemos que es muy difícil la supervivencia de las microempresas porque se necesita como requisito mínimo para acceder al financiamiento un análisis crediticio a los fines de determinar si tiene capacidad para honrar sus obligaciones. (Este análisis credicitio y proyecto de factibilidad necesarios para aspirar a un financiamiento debe ser elaborado por un profesional del área y por supuesto lleva implícito un costo determinado). Por otro lado, podemos observar que las microempresas y las pequeñas y medianas empresas tienen una serie de obligaciones jurídicas y, sumado a la crisis económica en la que esta sumergida Venezuela, se puede concluir que es muy difícil comenzar y mantener un desarrollo económico progresivo, estando de antemano condenadas al fracaso, ante tantas trabas jurídicas. El Estado tiene una misión fundamental en relación a la promoción de las microempresas y pequeñas y medianas empresas, pero debido a las políticas económicas que se están implementando esta destinado al fracaso. Debe atinar en las políticas y medidas a implementar para lograr fomentar un clima de confianza y credibilidad en el mercado económico venezolano y de esta manera propiciar condiciones eficaces, eficientes y efectivas para la creación de las pequeñas y medianas empresas y lograr el impulso de la economía y el desarrollo de Venezuela. Referencias de información Armas, V. (1999). Esplendor y miseria de las pymes venezolanas. Revista Debates IESA 36 - 41. Código de Comercio. Gaceta Oficial de la Républica de Venezuela Nº . Julio 26, 1955. Decreto con Fuerza de Ley de Creación, Estímulo, Promoción y Desarrollo del Sistema Microfinanciero. Gaceta Oficial de la Républica de Venezuela, 37.164, Marzo 22, 2001. Decreto con fuerza de Ley para la promoción y desarrollo de la pequeña y mediana industria. Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela

, 5.552, Noviembre 12, 2001. Enciclopedia Práctica de la Pequeña y Mediana Empresa. (1º. Ed.). (2001) Barcelona, España.: Editorial Océano/Centrum. Iturraspe, Francisco. (1999). Dossier Sobre Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo. Caracas, Venezuela.: Cuadernos Electrónicos de la UCV. Garrigues, Joaquin. (1979). Curso de Derecho Mercantil. Editorial Porrua, Garay, Juan. (1999). Legislación Laboral Práctica. Ley del Trabajo Comentada. Caracas, Venezuela.: Librería Ciafre. Garay, Juan. (1999). Reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo. Anotado y Comentado. Librería Ciafre. 1999. García Maynez, Eduardo. (1944). Introducción al Estudio del Derecho. México.:Editorial Porrua. México. Mora Bastidas, Freddy. (2002). La Reducción de Personal: Política Eficiente o medida arbitraria para prescindir del servicio de los trabajadores. Trabajo especial de grado no publicado, Universidad Santa María, Mérida, Venezuela. VISIÓN GERENCIAL • ISSN: 1317-8822 • AÑO 2 • Nº 1 • VOL 1 • ENERO - JUNIO, 2003 • 3-10 Freddy Mora Bastidas

B. Derecho mercantil: marco legal básico El Derecho mercantil es la rama del Derecho a la que corresponden las normas jurídicas que regulan la actividad comercial y empresarial. Por tanto, las empresas, en cuanto a su personalidad, responsabilidad y forma de constitución, se encuentran reguladas por normas que corresponden a esta rama del Derecho. Las siguientes normas constituyen su marco legal básico: 1. Código de Comercio. Constituye la norma básica del Derecho mercantil. Se creó por Ley de 22 de agosto de 1885, pero se ha ido modificando para mantenerlo en vigor y constantemente adaptado a las necesidades de cada momento. 2. Leyes especiales. Bajo este nombre se agrupan una serie de leyes y otras normas que tratan determinados aspectos para los que, aun estando en su mayoría regulados en un nivel más básico por el Código de Comercio, se ha considerado necesario, dada su complejidad actual, establecer normas específicas

que los regulen. Estas leyes, por tanto, desarrollan y complementan aspectos ya regulados por el Código de Comercio. Las principales son: - Ley de Sociedades Anónimas. - Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada. - Ley de Sociedades Laborales. - Reglamento del Registro Mercantil. - Ley General de Cooperativas. - Ley Concursal. C. Formas jurídicas de empresas y sus principales características Las formas jurídicas que pueden adoptar las empresas se recogen en la Tabla 1.1 y sus principales características son las siguientes: Con personalidad física 1.Empresario individual El Código de Comercio define al empresario individualcomo la persona física que ejercita de forma habitual y en nombre propio, por sí o por medio de representante, una actividad constitutiva de empresa. El Código añade que pueden ser empresarios: las personas mayores de edad y los menores emancipados, así como los no emancipados en determinadas circunstancias y siempre que tengan la libre disposición de sus bienes. Como la personalidad del empresario coincide con la de la empresa, no existe separación entre el patrimonio del empresario (es decir, sus bienes, derechos y obligaciones) y el de la empresa. La responsabilidad del empresario respecto a las deudas de su empresa es, por tanto, ilimitada. 2. Comunidad de bienes Es una asociación de personas que ponen en común sus bienes para la realización de una actividad. Esta asociación tiene personalidad física, ya que la personalidad de la comunidad de bienes es la personalidad de cada uno de sus componentes. Al

igual que ocurre con el empresario individual, el patrimonio de la comunidad coincide con el de los asociados. La responsabilidad de los mismos es, por tanto, también ilimitada Formas jurídicas de empresas En los apartados siguientes vamos a introducirnos en los conceptos de persona física y de persona jurídica, para pasar a analizar después los diferentes tipos de empresas. A. Personalidad física y personalidad jurídica Al clasificar las empresas por el número de sus propietarios, distinguimos entre la empresa individual y la empresa colectiva o societaria. - En la empresa individual, la empresa y su propietario tienen una misma personalidad, es decir, la empresa se identifica con su propietario; por tanto, él y su empresa constituyen una misma cosa. - En las empresas colectivas o societarias surge el problema de la identificación y conocimiento de sus propietarios, de saber el grado de participación que tiene cada uno de ellos en la propiedad y de conocer qué responsabilidad tienen con respecto a las acciones de la empresa. En las empresas individuales, como la personalidad de la empresa coincide con la persona del propietario, que es una persona física, se dice que la empresa tiene personalidad física. En las empresas societarias, al haber normalmente más de un propietario, existe un problema de identidad que hace necesario el establecimiento de unas normas que regulen los diferentes tipos de asociaciones y que otorguen a las empresas una personalidad definida y concreta. La empresa societaria adquiere su personalidad propia, distinta de la de sus propietarios, en función de las normas jurídicas que la regulan, por lo que se dice que la empresa tiene personalidad jurídica.

Empresas. Formas jurídicas (segunda parte)
Con personalidad jurídica 3. Sociedad regular colectiva

Se trata de una sociedad en la que todos los socios participan, en nombre colectivo y bajo una razón social, en la proporción que libremente establezcan, de los mismos derechos y obligaciones. Sus características más importantes son las siguientes: - Es una sociedad de trabajo, ya que todos los socios son gestores de la misma, salvo que por propia voluntad renuncien a este derecho. Los socios pueden aportar capital o no hacerlo, pero siempre tienen que aportar su trabajo personal.

Tabla 1.1. Principales formas jurídicas de empresas. - Es una sociedad personalista, puesto que el socio es gestor nato de la empresa. Por consiguiente, son muy importantes las cualidades personales y patrimoniales del mismo. - Es una sociedad de responsabilidad ilimitada, ya que cada socio responde de las deudas sociales de forma subsidiaria, solidaria y personal. Es decir, si la sociedad no puede responder de las deudas, los socios responden con sus bienes personales, tanto actuales como futuros, de forma ilimitada, pudiendo demandarse a uno o más socios del total de la deuda social.

- El nombre de la sociedad, o razón social, se forma con el nombre de todos los socios. También se puede formar sólo con el nombre de uno o de algunos de ellos, pero en este caso debe añadirse las palabras «y compañía». Al final del nombre siempre se añadirá la indicación Sociedad Colectiva, o Sociedad Regular Colectiva.

Empresas. Formas jurídicas (tercera parte)
4. Sociedad comanditaria simple Es una sociedad formada por dos tipos de socios, unos llamadoscolectivos, que aportan trabajo y capital, y que, al igual que en la sociedad colectiva, responden ilimitadamente con todos sus bienes, y otros llamados comanditarios, que aportan sólo capital y que responden únicamente con los fondos aportados Sus características más importantes son las siguientes: - Es una sociedad mixta de trabajo (socios colectivos) y capital (socios comanditarios). - A pesar de su carácter mixto, es una sociedad predominantemente personalista, en función de la importancia que todavía representa en ella el carácter personal de sus socios colectivos, que son los que gestionan la sociedad. - El nombre de la sociedad se forma solamente con los nombres de los socios colectivos, debiendo añadirse al final la indicación Sociedad en Comandita. 5. Sociedad de responsabilidad limitada En este tipo de sociedad los socios aportan un capital y responden de las deudas sociales únicamente con la aportación realizada. Su responsabilidad, por tanto, está limitada. Sus características más importantes son las siguientes: - Es una sociedad de capital, ya que el socio no tiene ningún derecho nato a la gestión de la sociedad, sino que lo importante es su aportación de capital. El capital social está dividido en participaciones iguales, que pueden ser acumulables, por lo que los socios pueden participar con distintas cantidades de dinero.

- La sociedad se rige por la voluntad de sus socios, reunidos en Junta General, y expresada por mayoría de capital. La gestión y representación de la sociedad se encarga a otro órgano social. Este órgano de gestión puede ser: un Consejo de Administración, un administrador único, o dos o más administradores que actúan solidaria o mancomunadamente. - La forma concreta de organización y administración de cada sociedad, así como sus datos principales, es decir, su nombre, objeto, fines, domicilio y capital, entre otros, se recogen ensus Estatutos. Éstos, junto con las normas legales, son los que rigen la vida de la sociedad. - A continuación del nombre de la sociedad debe añadirse la indicación Sociedad de Responsabilidad Limitada, oSociedad Limitada, o bien sus abreviaturas: S.R.L. oS.L. Sus limitaciones legales son que el capital social no puede ser inferior a 3 005 euros y que tiene que estar suscrito y desembolsado en su totalidad. 6. La sociedad limitada nueva empresa Dentro de las sociedades limitadas se ha establecido, para facilitar la creación de empresas de reducida dimensión, una modalidad específica con menos requisitos. Se contempla así la denominada sociedad limitada nueva empresa como una forma de sociedad limitada más sencilla en donde se han simplificado y reducido los trámites para su constitución y para su posterior gestión. Esta nueva modalidad de sociedad limitada presenta, con respecto al resto de las sociedades de responsabilidad limitada, las siguientes diferencias: - El nombre de la sociedad se forma con el nombre y apellidos de uno de los socios, más un código alfanumérico al que debe añadirse la indicación Sociedad Limitada Nueva Empresa, o bien su abreviatura: S.L.N.E. - Se reducen y simplifican algunos trámites y documentos (entre ellos los de constitución) y se facilita la realización de los mismos por medios telemáticos.Además estas empresas pueden utilizar un sistema de contabilidad simplificada. - Al ser una modalidad dirigida a pequeñas empresas, se limita el importe máximo del capital social, que no podrá ser superior a 120 202 euros, así como la calidad y número de los socios, que en el momento de su constitución sólo pueden ser personas físicas y con un número máximo de cinco.

Patrimonio. Concepto económico de empresas (primera parte)

7. Sociedad anónima Es una sociedad en la que los socios, llamadosaccionistas, aportan capital y responden de las deudas sociales únicamente con el importe de su aportación. Su responsabilidad, por tanto, está limitada. Curso de Coaching en CCS Aprende cómo convertirte en tu propio coach en Caracas www.mividasinlimites.comEnlaces patrocinados

Sus características más importantes son las siguientes: Es una sociedad de capital, es decir, el socio no tiene ningún derecho nato a la gestión de la sociedad. El capital social está dividido en partes, no necesariamente iguales, llamadasacciones. - El capital social puede no ser completamente desembolsado por los accionistas en el momento de su constitución. Las acciones en las que se divide deben estar completamente suscritas y desembolsadas como mínimo en un 25% de su importe (en dinero, bienes o derechos), pudiendo desembolsarse el resto en la forma y en los plazos previstos en los estatutos o acordados por los administradores. - Los socios pueden llegar a ser completamente anónimos, de ahí su denominación de Sociedad Anónima. La acción tiene una especial significación, ya que representa la propiedad de una parte del capital social, y es la que da a su poseedor (titular) la condición de socio, atribuyéndole los derechos correspondientes. La acción se convierte así en un documento que tiene valor por sí mismo, puesto que incorpora los derechos sobre la sociedad. - La sociedad se rige por la voluntad de sus accionistas, reunidos en Junta General de Accionistas, y expresada por mayoría de capital. La gestión y representación de la sociedad se encarga a otro órgano social, el cual puede ser un Consejo de Administración, un administrador único, o dos amás administradores, que pueden actuar solidaria o mancomunadamente, según se determine. - La forma concreta de organización y administración de la sociedad, así como sus datos principales, es decir, su nombre, objeto, fines, domicilio, capital, número de acciones, su clase y valor, entre otros, se recogen en sus Estatutos. Éstos, junto con las normas legales, son los que rigen la vida de la sociedad.

- A continuación del nombre de la sociedad debe añadirse la indicación Sociedad Anónima, o su abreviatura:S.A. Sus limitaciones legales son que el capital social no puede ser inferior a 60 101 euros y que tiene que estar suscrito en su totalidad y desembolsado por los socios como mínimo el 25 % del mismo en el momento de la constitución de la sociedad. Tanto las sociedades anónimas como las sociedades limitadas pueden constituirse también por un único socio o, habiéndose constituido con más socios, quedarse en esta situación. En estos casos las sociedades tienen que inscribir esta circunstancia en el Registro Mercantil, e indicar expresamente en todos sus documentos, cartas y comunicaciones su condición deunipersonal. Al nombre de la sociedad deberán añadir la indicación deSociedad Anónima Unipersonal o su abreviatura: S.A.U., o Sociedad Limitada Unipersonal, o su abreviatura: S.L.U.

Empresa. Sociedad Laboral
8. Sociedad comanditaria por acciones Constituye una modalidad de sociedad comanditaria, aunque guarda más parecido con la sociedad anónima, ya que se regula, en general, por las normas de esta última. Sus características más importantes son las siguientes: Es una sociedad predominantemente de capital, ya que lo importante es la aportación realizada. El capital de la sociedad está dividido en acciones, y todos los socios tienen la condición de accionistas. - La responsabilidad de los socios está limitada por su aportación, representada por el importe de las acciones que poseen, con la excepción de los accionistas que sean administradores, que responden ilimitadamente con todos sus bienes de las deudas sociales. El grado de responsabilidad no va unido aquí a la condición de socio, sino a la de administrador de la sociedad. - En todo lo demás, esta sociedad tiene las mismascaracterísticas y limitaciones que las indicadas anteriormente para las sociedades anónimas. 9. Sociedad laboral

Esta sociedad constituye una modalidad de sociedad anónima, o de sociedad de responsabilidad limitada, en la que los trabajadores son socios de la empresa. Pueden existir también socios que no sean trabajadores, pero siempre que la mayoría del capital pertenezca a los socios trabajadores cuya relación laboral con la empresa sea por tiempo indefinido. Sus características más importantes son las siguientes: - Es una sociedad de capital, ya que éste se encuentra dividido en acciones nominativas (en las sociedades anónimas) o en participaciones sociales (en las sociedades limitadas). Todos los socios tienen limitada su responsabilidad económica a la cuantía de su aportación. - La sociedad se rige por la voluntad de sus socios, reunidos en Junta General, y expresada por mayoría de capital. El órgano de gestión y administración puede ser un Consejo de Administración, un administrador único o dos omás administradores, que pueden actuar solidaria o mancomunadamente, según se determine. - En caso de que hubiera un Consejo de Administración y existieran los dos tipos de socios, es decir, trabajadores y no trabajadores, ambas clases tienen que estar representadas en este órgano en proporción a sus aportaciones. - La forma de organización y administración de la sociedad y sus datos principales, como su nombre, objeto, fines, domicilio, capital, número de acciones o participaciones, su clase y valor, entre otros, se recogen en sus Estatutos. Éstos, junto con las normas legales, son los que rigen la vida de la sociedad. - A continuación del nombre de la sociedad debe añadirse, según proceda, la indicación Sociedad Anónima Laboral, o su abreviatura: S.A.L., o bien la indicación Sociedad de Responsabilidad Limitada Laboral o Sociedad Limitada Laboral, o su abreviatura: S.L.L. Sus limitaciones legales son las establecidas para las sociedades anónimas o sociedades de responsabilidad limitada, según la forma que revista la sociedad laboral, y además las siguientes: - El número mínimo de socios es de tres. - Ninguno de los socios podrá poseer acciones o participaciones que representen más de la tercera parte del capital social.

- El capital social debe pertenecer mayoritariamente a trabajadores con contrato por tiempo indefinido, como mínimo el 50,01%. - En esta sociedad el número de horas-año de los trabajadores por tiempo indefinido que no sean socios no puede ser superior al 15%2 de las realizadas por los socios trabajadores. - Además de las reservas legales que correspondan, las Sociedades Laborales están obligadas a constituir un fondo especial de reserva al que deben llevar un 10 % de los beneficios líquidos de cada ejercicio. Este fondo sólo podrá emplearse para la compensación de pérdidas en caso de que la empresa no disponga de otras reservas para este fin.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->