Está en la página 1de 1

Causa Dados dos eventos A y B, A es causa de B si se cumplen una serie de condiciones lógicas, dos sucesos importantes.

La ocurrencia de A va acompañada de la ocurrencia de B, o si examinamos, representamos numéricamente el grado en que ocurren A y B, entonces encontramos una correlación positiva entre ambas variables. La no-ocurrencia de B implica que tampoco podrá hallarse la ocurrencia de A, aunque la ocurrencia de B no tiene por qué estar ligada necesariamente a la concurrencia de A.

Cuando dos eventos A y B cumplen las dos condiciones anteriores decimos que existe una relación causal entre ambos: en concreto "A es causa de B" o equivalentemente "B es un efecto de A". La idea de causa intuitivamente surge del intento de explicarnos lo que ocurre a nuestro alrededor mediante un determinado esquema lógico subyacente que nos permite relacionar unas cosas con otras mediante conexiones necesarias. Esta capacidad para establecer conexiones causales es una habilidad cognitiva básica de primates superiores, algunos mamíferos superiores e incluso algunos invertebrados como el pulpo de mar. Esta habilidad cognitiva básica es importante precisamente porque existe cierta evidencia empírica de que que siempre que se dan las mismas circunstancias como causas, se producirá siempre el mismo efecto. Eso es lo que entendemos por principio de causalidad que según puede formular de un modo un tanto naïf como "todo lo que sucede en el mundo, en la Naturaleza tiene una causa" (también se suele parafrasear una proposición de Aristóteles: "Todo lo que se mueve, se mueve por otro").

efecto s. m. 1 Resultado de una causa: tener la piel morena es un efecto de los rayos del sol. 2 Impresión producida en el ánimo: causar buen efecto. 3 Finalidad u objetivo con que se hace algo: los alumnos que deseen solicitar beca deberán presentar un documento a tal efecto. 4 Documento o valor comercial: las letras, los cheques y los pagarés son efectos que se utilizan para el pago en operaciones comerciales. 5 Movimiento giratorio que se da a una bola o pelota al impulsarla y que la hace desviarse de su trayectoria normal. — s. m. pl. 6 efectos Bienes o cosas que pertenecen a una persona: efectos personales.