P. 1
Personaje Redondo II - Notas de Clase

Personaje Redondo II - Notas de Clase

|Views: 687|Likes:

More info:

Published by: Carmen Cantillo Valero on Nov 29, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/23/2013

pdf

text

original

EL PERSONAJE REDONDO (II

)
En cuanto el personaje es forzado por el autor, inmediatamente se mete en un callejón sin salida. Una de las cosas más difíciles que me ha costado hacer, precisamente, es la eliminación del autor, eliminarme a mí mismo. Juan Rulfo

Frente al plano (controlado por la historia), el personaje redondo está dirigido más por intenciones íntimas que por propósitos externos:    Influye en la historia Mueve la acción Afecta al resultado final a través de sus actitudes, comportamientos y acciones

Todorov: … según su grado de complejidad, se oponen los personajes chatos [planos] a los personajes densos [redondos]. E.M.Forster, que insistió sobre esta oposición, los define así: “El criterio para juzgar si un personaje es denso reside en su actitud para sorprendernos de manera convincente. Si nunca nos sorprende, es chato”. Tal definición se refiere, como vemos, a las opiniones del lector acerca de la psicología humana “normal”; un lector sofisticado se dejará sorprender con menos facilidad. Los personajes densos deberían definirse más bien por la coexistencia de atributos contradictorios; en esto se parecen a los personajes “dinámicos” [aquellos que cambian en el transcurso de la historia], con la diferencia de que en estos últimos tales atributos se dan en el tiempo. Y añade Casti: La línea que separa al personaje plano del redondo es poco clara. La diferencia es más relativa que absoluta, porque a menudo un personaje plano puede ser adornado con detalles personales realistas que tienden a hacer de él una persona más completa, mientras que el personaje redondo, a pesar de su mayor complejidad, puede consistir en una combinación convencional de rasgos. Cuando se habla en términos relativos el personaje redondo puede interpretarse como un todo complejo, un todo que encierra rasgos contrastantes, de personalidad y carácter. La cuestión central suele desarrollarse alrededor de sus contradicciones internas y de sus conflictos aun cuando estos conflictos internos pueden mostrarse, en sí mismos, como estereotipos convencionales.
Taller de Escritura "PARÉNTESIS" Escuela de las Artes de Málaga

Como ser complejo, el personaje redondo encierra rasgos contrastantes, incluso contradictorios, de personalidad y carácter. Alrededor de estos rasgos conflictivos suele desarrollarse la historia (y lo contrastante no es sólo que el personaje pueda ser bueno y malo a la vez). La indeterminación abierta: Un personaje redondo siempre es susceptible de ser explorado más allá, funciona como una construcción abierta. (Aunque, por muy abierta que parezca la estructura que da forma al personaje redondo, es difícil que venga exenta de cierto carácter convencional). Para Linda Seger: Todos hemos visto personajes estereotipados, definidos únicamente por su aspecto físico. Son personajes unidimensionales. Los personajes bien definidos son más abiertos que sustanciales. Conocemos diversos aspectos de ellos. Entendemos su forma de pensar. Los vemos actuar y somos conscientes de su estado emocional a través de sus reacciones. El personaje redondo tiene tres dimensiones: pensamientos, acciones y emociones. Puede aparecer mejor definido en alguna de estas categorías, pero todas contribuyen a su tridimensionalidad. Pensamientos: actitudes y modo de razonar del personaje. Acciones: tanto las acciones en sí como las decisiones que llevan a la acción. Emociones: tanto el carácter del personaje como sus reacciones emocionales. Vemos actuar al personaje redondo y somos conscientes del estado de ánimo a través de sus reacciones. De esta forma nos invita a la identificación. Un personaje redondo no se deja apresar por un estereotipo. Los personajes estereotipados no permiten la identificación y pueden definirse con una o dos palabras: el detective irresistible, la rubia tonta, el salvavidas musculoso, la modelo despampanante, la prostituta de gran corazón, la mujer recompensa (para el guerrero vencedor), el chusma, el niñato, el carca, el guiri. Hay que distinguir, no obstante, entre el estereotipo y el personaje tipo. Cuando se suprimen una o dos de las dimensiones del personaje (pensamientos, acciones y emociones) estamos ante el personaje tipo. Un padre inseguro o un jefe bravucón son personajes tipo porque sus retratos quedan contrastados con los de otros padres y jefes. Es decir, no llegamos a la conclusión de que todos los padres son inseguros o todos los jefes bravucones a la vista de ese modelo. El personaje tipo no sugiere que todos los integrantes del grupo tengan la misma característica, mientras que el estereotipo es precisamente eso lo que hace. Es un proceso que realizamos con todo aquel que sea diferente a nosotros o con aquellas personas que no entendemos:
Taller de Escritura "PARÉNTESIS" Escuela de las Artes de Málaga

     

Negros, asiáticos, indios, guiris. Personas con impedimentos físicos o mentales, enfermos mentales. Musulmanes, judíos, católicos, fundamentalistas, hindúes, budistas. Góticos, hippies y otras tribus. El sexo opuesto, sean hombres o mujeres. Personas con orientaciones sexuales diferentes a la nuestra. Gays, lesbianas y, a la contra, heterosexuales.  Las personas mayores o más jóvenes que nosotros.  Quienes provienen de otra cultura. Consecuencia: Prevención contra los estereotipos al escribir. Personaje plano y estereotipo: no actúan, reaccionan. El personaje redondo (tridimensional) contiene valores, emociones, actitudes y paradojas. Desempeña muchos papeles y existe en una variedad de contextos. Aunque estos otros contextos no estén en la obra, el lector percibe que es así. Al contrario que con los personajes planos, crear un personaje redondo significa construir un aparato psíquico sometido a unas fuerzas internas contrarias que crean tensión (el conflicto psicológico). Estas fuerzas surgen de una oposición entre lo que la persona piensa y lo que intuye, siente o desea. Pueden expresarse enfrentando dos verbos entre los siguientes: querer, deber, poder, saber. Yo quiero pero no debo Yo debo pero no quiero Yo debo pero no puedo Estas fuerzas internas contrapuestas no se enuncian ni se explican, se expresan mediante la acción. Propuesta de trabajo: Continuemos desarrollando el personaje redondo que empezamos a construir para el anterior encuentro. El ejercicio consiste en estudiar su principal conflicto interno y escribir un relato donde transmita su estado emocional a través de las reacciones provocadas.

Taller de Escritura "PARÉNTESIS" Escuela de las Artes de Málaga

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->