P. 1
La Edad Antigua. Introducción. Las primeras civilizaciones

La Edad Antigua. Introducción. Las primeras civilizaciones

|Views: 9.340|Likes:
Introducción a la historia de las primeras civilizaciones. Contiene tablas resumen de los hechos y modos de vida de las antiguas culturas mesopotámicas, egipcias, indias y chinas. Mapas aclaratorios muy simplificados para entender la teoría.
Introducción a la historia de las primeras civilizaciones. Contiene tablas resumen de los hechos y modos de vida de las antiguas culturas mesopotámicas, egipcias, indias y chinas. Mapas aclaratorios muy simplificados para entender la teoría.

More info:

Published by: Antonio García Megía on Nov 29, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial No-derivs

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/11/2013

pdf

text

original

Sections

2011 Antonio García Megía y María Dolores Mira y Gómez de Mercado

LA EDAD ANTIGUA: INTRODUCCIÓN. LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES
Angarmegia: Ciencia, Cultura y Educación. Portal de Investigación y docencia

http://angarmegia.com - angarmegia@angarmegia.com

LA EDAD ANTIGUA
INTRODUCCIÓN

Las primeras civilizaciones
Notas y recursos didácticos para la clase de Historia

Una propuesta de

María Dolores Mira y Gómez de Mercado Antonio García Megía

El presente documento forma parte del proyecto del Portal de Educación y Docencia Angarmegia, Ciencia, Cultura y Educación (http://angarmegia.com). Propone algo más que unos apuntes para orientar a nuestros alumnos de Educación Secundaria en sus estudios sobre el tema. Junto a un el texto muy simplificado y centrado en aspectos esenciales para completar, o diversificar, los contenidos recogidos en su libro base, incorpora:  Una colección de mapas históricos en tamaño y resolución adecuados para ser utilizadas en presentaciones o exposiciones del profesor o el estudiante. Son originales y se extraen de fotogramas de vídeos confeccionados específicamente para ilustrar, aclarar o motivar esta Unidad Didáctica. Todas las imágenes, además, se encuentran, más dimensionadas, en el documento La Edad Antigua. Introducción. Las primeras civilizaciones. Imágenes, descargable desde la sección de Imprimibles del Portal Angarmegia. Textos y documentos históricos de dificultad variada, de autores de reconocida solvencia, para ampliar conocimientos o comprender mejor las circunstancias que determinan los hechos estudiados, analizar o comentar.

El proyecto también dispone, como queda dicho, de vídeos relacionados y de actividades interactivas para mejorar y reforzar las adquisiciones. Los vídeos están localizables en la sección Vídeos del Portal o en el Canal Angarmegia de YouTube. Las direcciones son:  Vídeos en el Portal: http://angarmegia.com/videos.htm  Angarmegia en YouTube: http://www.youtube.com/user/angarmegia  Las actividades interactivas se encuentran en la sección Refuerzo al estudio: Interactivos: http://angarmegia.com/refuerzoestudio.htm  El álbum con todas las imágenes en mayor tamaño es accesible Imprimibles: Imprimibles: http://angarmegia.com/apoyos_imprimibles.htm Agradecemos cualquier crítica o sugerencia que tengan a bien hacernos. Nuestra mayor satisfacción estriba en conocer que nuestro trabajo puede contribuir a mejorar el nivel educativo de las generaciones que habrán de sustituirnos.

Antonio García Megía
Maestro, Diplomado en Geografía e Historia, Licenciado en Filosofía y Letras, Doctor en Filología Hispánica.

CONTENIDO

Síntesis teórica _______________________________________________________ 9 Cronologías y mapas _________________________________________________ 19
CRONOLOGÍA BÁSICA ___________________________________________________ 21 CRECIENTE FÉRTIL ______________________________________________________ 21 MESOPOTAMIA – I _______________________________________________________ 22 MESOPOTAMIA - II ______________________________________________________ 22 MESOPOTAMIA – III _____________________________________________________ 23 MESOPOTAMIA – IV _____________________________________________________ 23 MESOPOTAMIA – V ______________________________________________________ 24 MESOPOTAMIA – VI _____________________________________________________ 24 EGIPTO – I ______________________________________________________________ 25 EGIPTO – II ______________________________________________________________ 26 INDIA – I ________________________________________________________________ 27 INDIA – II _______________________________________________________________ 27 INDIA – III ______________________________________________________________ 28 CHINA – I _______________________________________________________________ 28 CHINA – II ______________________________________________________________ 29 CHINA - III ______________________________________________________________ 29 CHINA - IV ______________________________________________________________ 30

Selección de textos ___________________________________________________ 31
La escritura jeroglífica egipcia _______________________________________________ 33 Código de Hammurabi ______________________________________________________ 37 Confucio: padre de la nación más antigua del mundo _____________________________ 55 El Libro de los Muertos _____________________________________________________ 62 El Brahmanismo ___________________________________________________________ 65

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

Síntesis teórica

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA: INTRODUCCIÓN. LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES

LA EDAD ANTIGUA

Síntesis teórica

INTRODUCCIÓN Se denomina Edad Antigua a la etapa de la Historia que se caracteriza por la aparición y desarrollo de las primeras civilizaciones. La Historia tradicional establece el descubrimiento de la escritura como acontecimiento que establece la frontera cronológica entre la Prehistoria y el comienzo de la Historia. La reconstrucción del devenir humano hasta ese momento se ha elaborado a partir del descubrimiento y estudio de restos arqueológicos. Ahora el historiador dispone, además, de fuentes documentales escritas para realizar su trabajo. Es de resaltar que mientras regiones como Egipto o Mesopotamia, posiblemente por razones biogeográficas, transitan directamente del neolítico a la historia en el IV milenio a. C., otras, entre las que se encuentra Europa, han de esperar bastantes siglos para materializar esta evolución. Los límites cronológicos generalmente aceptados establecen el inicio de la Edad Antigua alrededor de 3000 a.C. y su final, coincidiendo con la caída del Imperio Romano de Occidente, en el 476 d.C. En esta etapa se conforman los primeros Estados, como Egipto, Grecia o Roma, que a partir de 509 a. C. comienza un proceso de expansión imperialista que impondrá su dominio sobre casi toda Europa y los territorios ribereños del mar Mediterráneo. La estructura política, con la sola excepción de un breve periodo de la historia de Atenas que se rige por un sistema primitivo de democracia directa, se articula a través de monarquías teocráticas, que otorga a los gobernantes la dignidad de dioses, o, cuando menos, de descendientes de los dioses que, hasta la consolidación del cristianismo, lo que ocurre en el siglo IV d. C., son multitud.

ORIGEN DE LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES Las primeras civilizaciones de la Historia se localizan en Mesopotamia, Egipto, India y China hace unos 5.000 años a orillas de grandes ríos: el Tigris y el Éufrates, el Nilo, el Indo y el Huang Ho o Río Amarillo, cuyas márgenes, fértiles y fáciles de regar, son terreno propicio para el desarrollo de la agricultura. El crecimiento económico subsiguiente produce muy significativos cambios: aumenta la población y las aldeas se transforman en ciudades que pueblan sociedades complejas. Nace, gracias a ello, una nueva forma de existencia, nace la civilización.

Página 11

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA: INTRODUCCIÓN. LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES

El concepto de civilización supone que la cultura a la que se aplica contiene los siguientes elementos:    Tiene a la ciudad como foco y referencia para el desarrollo político, económico, social, cultural y religioso. Se coloca bajo la protección de determinados dioses a los que considera cruciales para el progreso comunitario. Crece la clase sacerdotal como casta que intermedia y regula las relaciones con los dioses. Desarrolla dos entramados burocráticos. Uno, gubernamental, que regula, media y sanciona las demandas y los conflictos surgidos entre la población, y otro, de carácter guerrero, que posibilita la adquisición de nuevos dominios, lo que significa más poder, y protege la propiedad de enemigos externos. Organiza las relaciones sociales en una estructura desigual donde el grado de poder e influencia viene dado en función del la riqueza económica que posee el individuo. La sociedad se constituye así en una clase superior, reducida, integrada por reyes, sacerdotes y principales líderes políticos y militares, otra de hombres teóricamente libres, agricultores y artesanos, junto a un último contingente de esclavos e individuos sin derechos.

La civilización potencia el desarrollo de la escritura, utilizada por reyes, sacerdotes, mercaderes y artesanos como recurso para mantener registros y de formas de actividad artística e intelectual que les caracterizan y definen. La arqueología estima que la civilización empieza en Sumer, una pequeña región de la Baja Mesopotamia, donde avanzadas sociedades agrícolas de la Edad del Cobre crecen y prosperan porque aprenden a controlar las periódicas crecidas de sus ríos que aprovechan en beneficio de una floreciente agricultura de regadío. El ingenio humano produce en esta situación de bonanza algunos de los inventos más extraordinarios que ha pergeñado la humanidad: el arado, el transporte rodado y la escritura. En un principio los reyes gobiernan solo sobre una ciudad. Luego, mediante pactos o uso de la fuerza logran construir grandes imperios.

MOMENTOS El estudio de las civilizaciones de la Antigüedad, suele agruparse atendiendo a criterios geográficos y de vinculación o dependencia cultural, comercial o política en:  Antiguo Oriente, que incluye las primeras civilizaciones del Extremo Oriente, China e India, y las del Oriente Próximo que recoge Mesopotamia, el Antiguo Egipto, el Imperio Persa, Fenicia y Palestina. Todas ellas desarrollan una gran variedad de culturas, idiomas, religiones y sistemas de escritura. Se caracteriza, a nivel sociopolítico, por la existencia de un poder omnímodo en la cúspide del imperio que somete al pago de tributos a las comunidades campesinas sujetas a él, pero que mantienen una condición social libre. Existe la esclavitud, pero no representa la fuerza de trabajo principal. Son civilizaciones que, aparte la ubicación geográfica, no coinciden en su desarrollo ni en tiempo ni en procedimiento. Así, Mesopotamia contempla la aparición de varias ciudades-estado en torno a los ríos Tigris y Éufrates a lo largo del IV milenio a.C. Es el rey Sargón quien, alrededor del 2371 a. C. logra el dominio de Akkad. El imperio por él iniciado permanece varios siglos antes de fragmentarse y desaparecer.

Página 12

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA: INTRODUCCIÓN. LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES

La unificación de Egipto la alcanza el rey Menes hacia el 3100 a. C. Su historia vivirá hasta tres importantes imperios antes de ser dominado por pueblos extranjeros. Las ciudades independientes de los valles del Indo y del Ganges han de aguardar hasta el año 1500 a.C. a que los arios unifiquen su lengua, el sánscrito, y religión, el hinduismo. La unificación política no será posible hasta el advenimiento del rey Asoka, bajo cuyo reinado se extiende una nueva espiritualidad religiosa: el budismo. China, por su parte, contempla la sucesión de cuatro dinastías, Shang, Zu, Qin y Han, entre el 1700 a. C. y el inicio de nuestra era. Es el primer emperador Quin quien extiende el territorio, unifica la escritura y la moneda, y construye, en el siglo III a. C., la Gran Muralla para proteger la frontera su imperio. Los territorios dominados son tan vastos que se crea un numeroso cuerpo de funcionarios para mejorar la administración. Antigüedad Clásica, que incorpora las antiguas civilizaciones griega y romana que constituyen el sustrato de la a sociedad occidental de hoy. Ellas absorben el conocimiento de pueblos antiguos y lejanos y elaboran a partir de ello un pensamiento y una cultura originales que enseñan y difunden. Abarca el periodo comprendido entre los siglos VIII a. C. y V d. C. Se caracteriza por la incorporación de los conceptos sociopolíticos de ciudadano y libertad, que son aplicables solo a una minoría privilegiada sostenida por el trabajo de los esclavos.

Página 13

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA: INTRODUCCIÓN. LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES

MESOPOTAMIA
Ubicada en el Creciente fértil. Llanura aluvial regada por los ríos Tigris y Éufrates, entre el Océano Índico, el Mar Mediterráneo, los Montes Zagros y las montañas de Armenia. Sumer SÍNTESIS HISTÓRICA CIENCIA, CULTURA Y
RELIGIÓN

Asentamiento de los sumerios, pueblo no semita, a partir del 3200. Comienza la fundación de las ciudades estado. En torno al 2800 a.C. separación del poderes político y religioso. Primer rey importante: Mesilim de Kish, Gilgamés edifica la ciudad amurallada de Uruk. A partir de 2500 a. C. se desarrollan la I Dinastía de Ur, fundada por Mesannepadda, la I Dinastía de Lagash, fundada por Urnanshe, que acaba definitivamente con el dominio de Kish. Los sacerdotes apoyan un golpe de estado que sitúa en la cima real a Lugalzaggesi, de Unma que conquista Lagash, Ur, Uruk, Larsa… Su derrota ante el acadio Sargón I, determina el final del periodo sumerio

Trabajan el metal y conocen la rueda. Se concentran en ciudades-estado independientes regidas por una monarquía hereditaria, que se articulan en torno al templo como centro político, religioso y económico, capaz, incluso, de prestar cantidades a interés con las riquezas acumuladas por las ofrendas. Conocen la escritura, de tipo cuneiforme, que realizan sobre arcilla con ayuda de estiletes de caña. Es importante la figura del escriba. Tienen dioses locales y otros comunes como a triada formada por Enlil, dios del viento, An, dios del cielo y Enki, dios de la tierra. Junto a ellos veneran al sol, Utu, la luna, Anna, y el amor, Inanna. Disponen de un calendario de doce meses, un día de 24 horas de 60 minutos y dividen el círculo en 360º. Akad y III Dinastía Sumeria Sargón I, funcionario de la ciudad de Kish, se apodera, hacia 2350 a. C., del trono local e invade Mesopotamia meridional, parte de Siria y Asia Menor. Crea un estado centralizado con capital en Akad. Su poder se basa en el uso de arcos y armas ligeras. Los guti, pueblo pastor procedente de los Montes Zagros, destruyen Akad y dominan el territorio entre el 2150 y el 2050 a. C. Expulsados por Utujengal de Uruk se restituye la hegemonía sumeria con capitalidad en Ur. Con Sulgi se unifican los territorios sumerios y acadios pasando los reyes locales a gobernadores provinciales. Se conquista Siria y Capadocia. En 1950 a. C. los semitas del desierto se apoderan de Sumer y Akad. Mesopotamia se fracciona de nuevo en ciudades-estado gobernadas ahora por reyes semitas.

CIENCIA, CULTURA Y

SÍNTESIS HISTÓRICA
RELIGIÓN

No se rompe en ningún momento con la tradición sumeria. Estado centralizado altamente burocratizado. Consolidación del sistema bancario en los templos con préstamos a interés: 33% para granos y 20% para metales. Garantía de devolución: propiedades, inmuebles y esclavos. Se favorece la construcción de canales de irrigación y diques que aumentan la producción y potencian el comercio. Nuevas divinidades: Ishtar, diosa del amor y la guerra, Anunitu diosa de los nacimientos y la fertilidad, y Shamash, dios del sol. Florecen la literatura, las artes plásticas y la arquitectura.

Página 14

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA: INTRODUCCIÓN. LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES

MESOPOTAMIA
BABILONIA Periodo convulso y poco conocido entre 1800 y 1728 a. C., fecha en que Hammurabi asciende al trono de Babilonia e inicia una política de alianzas y guerras, continuada por sus sucesores, que alcanza a dominar desde el Golfo Pérsico hasta las zonas montañosas del norte y el noroeste uniendo definitivamente Akad y Sumer, englobadas en el Imperio Babilónico, y perdura hasta, aproximadamente, 1104 a. C., fecha en que Nabucodonosor I es derrotado por los asirios. Antes, desde 1513 a. C., ha sufrido vicisitudes varias como la derrota frente al hitita Mursil I, que la somete a vasallaje, o el acoso y dominio casita y elamita que prolongan su decadencia hasta 1137 a. C. en que accede al trono el citado rey Nabucodonosor. Resurge el imperio con la independencia de asiria alcanzada por Nabopolasar (625 a. C.). Nabucodonosor II domina Siria y ocupa Jerusalén. La conquista de Ciro, en 539 convierte el imperio en provincia persa

CIENCIA, CULTURA Y RELIGIÓN

SÍNTESIS HISTÓRICA

Simplifican la escritura cuneiforme. Uso del acadio como lengua estatal y litúrgica y del sumerio como lengua comercial. Importante literatura con epopeyas como La creación del mundo o Gilgamés. Grandes bibliotecas en palacios y templos. Agricultura estatal. Las parcelas de regadío son otorgadas en lotes a colonos y arrendatarios a los que, además, se suministra material y fondos procedentes de bienes del palacio y del templo. Utilización de documentos tipo pagaré, y de metales y joyas a modo de moneda. Creen en la vida ultraterrena y en la existencia de demonios y dioses malignos, a los que tratan de apaciguar con la ofrenda de sacrificios. El gran dios es Marduk, aunque cada ciudad tiene el suyo propio que habita en el templo donde no penetra jamás el pueblo. Dominan la aritmética y la astronomía. Regulan la justicia mediante leyes escritas basadas en la ley del talión que están recogidas en el Código de Hammurabi. Imperio Asirio Poco conocido hasta 1450 a. C., fecha en que pasa a ser vasallo de Mitani hasta 1390 a. C. gracias a Eriba-Adad. Periodo de expansión en nombre del dios Assur que concluye tras el reinado de Tukultininurta I, hacia 1207 a. C. Tiglapileser I reanuda las conquistas llegando al Mar Mediterráneo, al Mar Negro y a los Montes de Armenia, que perderán de nuevo sus sucesores. Será el cruel Asurbanipal II, años 883 a 859 a. C. quien restaure el imperio, con capital en Kalaj, gracias a la aparición de la caballería. Salmanasar III y Sumuramat (Semíramis), ocupan Damasco y someten a vasallaje a Fenicia e Israel. El dominio total llega con Tiglarpileser IV, que se proclama rey de Babilonia y favorece a los campesinos frente a los sacerdotes. Estos se sublevan y consiguen la restauración de sus privilegios con Sargon II. Luego Senaquerib destruye Babilonia y traslada la capital a Nínive, Asarhadom conquista Egipto, hasta Nubia, que no puede retener su hermano Asurbanipal. La decadencia que sigue culmina con la independencia de Babilonia, alrededor del año 600 a. C.

CIENCIA, CULTURA Y

SÍNTESIS HISTÓRICA
RELIGIÓN

Expertos en ciencia militar. Inventan la caballería. Sus carros de guerra montan tres hombres, conductor, arquero y guerrero que protege a los anteriores con un gran escudo de hierro. Utilizan la crueldad con los vencidos como arma de sumisión. Los reyes se consideran vicarios del dios Asur al que consagran las victorias. Mantienen los dioses babilónicos. Unifican la lengua. Las tierras pertenecen a nobles y sacerdotes. El intento de modificar esta situación provoca enfrentamientos internos. Crean importantes bibliotecas. Construyen zigurats, templos en forma de pirámide escalonada

Página 15

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA: INTRODUCCIÓN. LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES

EGIPTO
Situado al nordeste de África, a lo largo del río Nilo. Tradicionalmente se articula en dos grandes regiones Bajo (desembocadura) y Alto Nilo. Imperio Antiguo En los inicios del III milenio a. C., el rey Menes unifica los reinos de Hieracómpolis, en el Alto Nilo y Buto, el Bajo Nilo. Comienza el Imperio Antiguo con capital en Menfis. Nueva escisión de ambos estados hacia el 2150 a. C. Imperio Medio Mentuhotep II de Tebas reunifica el país hacia el 2052 a. C. Primeras incursiones de los hicsas rechazadas. Máxima expansión territorial con Sesostris III y Amenemhat III, quienes dominan Nubia y sus minas de oro y abren nuevas rutas comerciales. Nueva invasión hicsa en 1650 a. C. quienes, con la fortaleza que les otorgan sus carros de guerra tirados por caballos, conquistan los territorios del norte y trasladan la capital a Avaris. Imperio Nuevo SÍNTESIS HISTÓRICA Amosis expulsa a los hicsos en 1570 a. C. Egipto alcanza la mayor expansión territorial con Tutmosis III y sus sucesores, llegando a dominar zonas próximas al río Eufrates. Amenofis IV traslada la capital a la actual Tell el Amarna e introduce el culto monoteísta al dios Aton, lo que le granjea la enemistad de la casta sacerdotal. Su yerno, Tutankamon, se ve obligado a restituir el antiguo culto y volver la capital a Tebas. Frecuentes y continuas luchas contra libios e hititas. Los sucesores de Ramsés III pierden Nubia y Palestina. El estado se empobrece y gana poder la clase sacerdotal. En 715 a. C. los etíopes apoderan de Tebas. En 622 a. C. Asurbanipal conquista Egipto y lo convierte en provincia asiria. Dinastía Saíta Creada por Samético I tras conseguir la liberación del dominio asirio en 663 a. C. La clase sacerdotal pierde poder. Nueva capital en Sais. Asentamiento de los aqueos en el delta. Florecimiento comercial. Dominio exterior Samético III es derrotado por los persas en 525 a. C. Egipto se convierte en provincia dependiente de este imperio. Alejandro Magno conquista el territorio en el 332 a. C. y funda la ciudad de Alejandría. Un general suyo, Ptolomeo, inicia el 304 a. C. una nueva dinastía a la que da su nombre. Creación de la Biblioteca de Alejandría. A partir del año 30 a. C. Egipto es definitivamente provincia romana. Economía esencialmente agrícola. Depende de las crecidas anuales del Nilo que fertiliza con limo fértil de forma periódica sus orillas. Diques y canales permiten recoger hasta tres cosechas al año. La ganadería se centra en el Alto Nilo. La agricultura es planificada por el faraón con el consejo de los sacerdotes. Determina qué, dónde y cuándo se efectúan siembra y cosecha. El suelo es propiedad del faraón. Solo una carta real puede ceder temporal o definitivamente su posesión a sacerdotes o militares. Todo el grano se deposita en silos reales para su redistribución y almacenamiento. El campesino bajo contrato de arrendamiento que le obliga a un tributo en especie fijo. Se cultiva trigo, cebada, lino, vid y productos de huerta. El territorio se organiza en nomos, unidades administrativas, cuyo responsable, un nomarca, controla la actividad productiva y recauda los impuestos. Poseen importantes conocimientos de hidráulica y geometría. Saben confeccionar tintas y colores. Poseen un calendario con 365 días y 6 horas. La semana es de 10 días y el mes de 3 semanas. Diferencian tres estaciones en el año. Conocen la escritura que fijan sobre papiro. Es de tipo jeroglífico, aunque evoluciona con el paso del tiempo. Son politeístas y rinden culto a los muertos. Consideran el cuerpo como residencia del alma, por eso practican el embalsamamiento de cadáveres que momifican y conservan en tumbas, en el caso de los hombres importantes, de carácter monumental. Es la función de pirámides y mastabas que decoran con jeroglíficos y pinturas.

CIENCIA, CULTURA

Y RELIGIÓN

ECONOMÍA

Página 16

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA: INTRODUCCIÓN. LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES

INDIA
Civilización, iniciada por los dravidianos. Cubre la zona que se extiende desde el Himalaya hasta el mar, ocupando los actuales territorios de Pakistán, Afganistán y parte de la India, alcanzando las fronteras de la actual Persia. Cultura Harappa Población drávida. Surge en las orillas del río Indo. Aglomeraciones urbanas con edificaciones de ladrillo dispuestas en cuadrícula con alguna altura fortificada como elemento de defensa. Regidos por un rey, rajá o maharajá, en función de su poder. Economía basada en la agricultura. Almacenamiento del grano en un silo central que exige un importante aparato burocrático para su gestión. . Lengua sánscrita con sistema propio de escritura. Conocimientos de astronomía: intuyen los movimientos de rotación y traslación. Sistema de numeración decimal que incluye el cero. Primeros elementos religiosos hinduistas. Se venera a la diosa de la tierra, la madre universal. Variedad de dioses locales. Invasión de los arios hacia 1500 a. C. Periodo védico Los arios, que luchan con arco, carro de guerra y coraza, se imponen a los drávidas a mediados del II milenio a. C. Hacia el 600 a. C. aparecen los primeros estados. Los más importantes son Magadha, Kosala, Kuru, Gandhara y Kashi, que pugnan porr conseguir la hegemonía. Es el rey Bimbisara, de Maghada, quien unifica la zona norte de la India. Sus sucesores, los Nandas, amplían las fronteras, establecen más tributos y realizan importantes obras de canalización. Hacia 321 a. C., el trono Nanda es usurpado por Chandragupta Mauyra, con quien se establece un imperio en toda la India. Los arios no desarrollan escritura hasta el 700 a. C. La fuente muestra literaria más antigua es el Rig Veda, una colección de himnos a los dioses. Cultivaban algodón, trigo y cebada. Al principio las tierras se poseen en forma comunitaria. La decadencia de las unidades tribales lleva a la propiedad privada y al trabajo especializado. Gobierna como un rey un jefe militar con poderes limitados por la asamblea de ancianos y la asamblea tribal. Su autoridad se acentúa cuando los sacerdotes lo asocian al poder divino. En la época nómada existen tres clases sociales: guerreros y aristocracia, sacerdotes y pueblo. La división de castas se instituye con el sedentarismo. Los arios se dividen en kahatriyas, guerreros y los aristócratas, brahmanes, sacerdotes, y vaishyas, agricultores. Los no arios son los sudras. El paso del tiempo hace más compleja y rígida esta división. La religión, de carácter animista, deriva hacia el brahmanismo. Se venera ahora a Brahma, dios creador, a Shiva, el destructor y a Vishnú, el conservador. El brahmanismo proclama la metempsicosis o reencarnación. Entre los siglos VI y V a. C. se introduce el budismo que propone la igualdad de todas las personas. Dinastía Maurya – Periodo budista Chandragupta inicia una expansión territorial que culmina su nieto Asoka que funda, hacia el 272 a. C. el primer gran imperio indio con capital en Pataliputra. Pacifista, se convierte al budismo aunque es tolerante con el resto de las religiones. A su muerte el imperio de divide en dos. Hacia 185 a.C. se hace con el poder la dinastía Sunga. A partir 185 de fragmenta en múltiples reinos y sufren sucesivas invasiones extranjeras. Habrá de esperar al 50 a. C. para que recupere hegemonía el reino de Kusana, al norte de la India. Gautama Buda predica su doctrina de liberación de las reencarnaciones mediante el autodominio y el perfeccionamiento que conduce al Nirvana entre 560 y 483 a. C. Por las mismas fechas Vardhamana (Mahavira) enseña que el sufrimiento terrenas es consecuencia de la fusión del espíritu con la materia alcanzándose la liberación a partir de la automortificación y la ausencia de violencia. Su seguidores fundan sectas jaimistas. SÍNTESIS HISTÓRICA RELIGIÓN SÍNTESIS HISTÓRICA ECONOMÍA, CULTURA Y
RELIGIÓN

SÍNTESIS HISTÓRICA

Página 17

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA: INTRODUCCIÓN. LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES

CHINA
Cerrada entre fronteras naturales, montañas. Bañada, entre otros grandes ríos, por el Hoang Ho, o río Amarillo, de periódicas salidas de cauce, y el Yangtse-Kiang, o río Azul, en cuyas fértiles orillas favorece el asentamiento de las poblaciones que originan las civilizaciones Chinas. Dinastía Shang Sucede a la dinastía legendaria Hsia. Desde 1500 a 1000 a. C. En el Honan nororiental. Estado feudal con un rey que ejerce funciones sacerdotales. Ciudades amuralladas. Escritura ideográfica utilizada por los sacerdotes cuya principal misión es interpretar los oráculos. Luchas frecuentes entre tribus vecinas. Conocen el carro de guerra. Cuando el rey muere todo su séquito es sacrificado para que le acompañe en el viaje al más allá. Religión basada en el tao, o cielo sublime, la fuerzas de los antepasados y de la naturaleza. Dinastía Zhou occidental SÍNTESIS HISTÓRICA 1000 – 770 a. C. Estado feudal. La distribución espacial de los feudos es causa de la pérdida del poder real. La posesiones del rey ocupan el centro del territorio rodeadas por las de sus vasallos, protegidas a su vez, por las de los siervos. La expansión, pues, es imposible. Traslado de la capital a Lo-Yang. Dinastía Zhou oriental 770 – 256 a. C. Los señores feudales, dada la debilidad del rey, se independizan y constituyen grandes principados que se empeñan en guerras inacabables entre sí y contra tribus nobles. El factor decisivo no es el número de guerreros, sino el de campesinos que determinan la producción. Los comerciantes ascienden en su poder dentro del estado al tener la responsabilidad de abastecer a las ciudades. Entre el 551 y el 479 a. C. vive KuntTsé (Confucio), un maestro de la moral responsable de la difusión de una ética que promueve la tolerancia, la armonía social y el cumplimiento del deber. Por la misma época LaoTsé revitaliza el tao y proclama que la sociedad debe ser dirigida por sabios. A su vez, Mo-Ti predica el amor universal y condena las guerras de agresión. A partir de 403 a. C. se desarrolla la etapa de los reinos guerreros. La administración del estado corre a cargo de la casta de funcionarios, ganando importancia la burguesía. Dinastía Ch‟in Hacia el 221 a. C., y hasta el 206 a. C., el estado de Ch‟in se anexiona los principados que todavía perviven y su rey Cheng adopta el título de emperador, iniciando un estado centralizado y dividido en provincia dirigidas por un funcionario. De facilita el intercambio comercial simplificando, y unificando, el sistema de medidas y la escritura. Se produce una quema de libros, no técnicos, con objeto de borrar la memoria de la tradición feudal. Se inicia la construcción de la Gran Muralla Cina. Dinastía Han A partir del 206 a. C. se resuelve un enfrentamiento entre aspirantes con el triunfo de Lieu Pang que inicia esta dinastía. Se adopta el sistema administrativo Ch‟in pero la organización feudal Zhou. El estado central se reserva las funciones de exacción de impuestos, realización de obras hidráulicas y justicia en litigios entre regantes, así como la protección de fronteras. El mayor esplendor se alcanza con Wu-Ti, quien derrota a los hunos y expande el territorio. Decae la estructura feudal y florece la ruta de la seda, pero el país pasa penurias económicas por el coste de las guerras. Las guerras internas entre las grandes familias se mantienen hasta la era histórica, alrededor del año 25 d. C. en que se instaura la Dinastía Han llamada oriental. SÍNTESIS HISTÓRICA SÍNTESIS HISTÓRICA SÍNTESIS HISTÓRICA SÍNTESIS HISTÓRICA

Página 18

LA TEORÍA EN IMÁGENES

Cronologías y mapas

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

CRONOLOGÍA BÁSICA

CRECIENTE FÉRTIL

pág. 21

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

MESOPOTAMIA – I

MESOPOTAMIA - II

pág. 22

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

MESOPOTAMIA – III

MESOPOTAMIA – IV

pág. 23

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

MESOPOTAMIA – V

MESOPOTAMIA – VI

pág. 24

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

EGIPTO – I

pág. 25

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

EGIPTO – II

pág. 26

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

INDIA – I

INDIA – II

pág. 27

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

INDIA – III

CHINA – I

pág. 28

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

CHINA – II

CHINA - III

pág. 29

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

CHINA - IV

pág. 30

DOCUMENTOS COMPLEMENTARIOS

Selección de textos

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

La escritura jeroglífica egipcia
Carolina Domenech Belda

Es un tipo de escritura que usa caracteres ideográficos combinándolos con caracteres fonéticos que representan uno o varios sonidos y que tiene su origen en un sistema pictográfico usado en la cultura Nagadiense. F. Champollion la definió como «un sistema complejo, una escritura a la vez enteramente figurada, simbólica y fonética, en un mismo texto, en una misma frase, incluso en una misma palabra». El número de signos fue aumentando a lo largo del tiempo. En origen eran alrededor de 700 mientras que en época de ocupación romana contaba con más de 5000. Características a tener en cuenta 1. Dimensión: la proporción de lo que representan los signos no se corresponde con la realidad.

2. Disposición: los signos, en vez de estar alineados unos junto a otros, se reagrupan y disponen en el interior de un cuadrado imaginario que segmenta la superficie disponible, ahorrando así un espacio notable. La escritura jeroglífica no deja espacios en blanco, no separa unas palabras de otras ni utiliza puntuación entre frases.

Además algunos signos pueden aparecer indistintamente en posición horizontal o vertical, según convenga mejor para adaptarse a ese cuadrado imaginario. 3. Direccionalidad: la escritura jeroglífica egipcia puede escribirse en sentido horizontal o en vertical y en ambos casos puede estar orientada de derecha a izquierda o de izquierda a derecha indistintamente. En consecuencia podemos encontrar cuatro orientaciones distintas:

pág. 33

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
Para saber dónde comienza un texto, observaremos la dirección hacia dónde miran los signos, y esa dirección nos marcará el inicio del texto. Así en el primer ejemplo, como los signos miran hacia la izquierda, tendremos que empezar a leer por la izquierda, mientras que en el segundo, el primer signo es el de la derecha, siendo el sentido de escritura en este caso de derecha a izquierda. Lo mismo sucede cuando el texto se dispone en columnas verticales: si los signos miran hacia la izquierda la primera columna que leeremos será la de la izquierda y si lo hacen hacia la derecha la de ese mismo lado. En el caso de columnas verticales siempre se empieza a leer por la parte superior. 4. Pronunciación: la escritura jeroglífica es exclusivamente consonántica, no tiene vocales. Por ello, además de utilizar ciertas consonantes como si fueran vocales, los egiptólogos han adoptado un convencionalismo que consiste en incluir la vocal «e» entre el resto de las consonantes para poder leerlas:

Tipos de signos Existen tres tipos de signos: 1. Fonogramas. 2. Ideogramas. 3. Determinantes. Algunos signos sólo pueden pertenecer a una de estas categorías pero otros pueden funcionar como dos o incluso tres de ellas. Fonogramas:  Son signos jeroglíficos que representan un sonido o una serie de sonidos y no un significado.  Siempre son consonantes, no hay vocales aunque sí consonantes débiles o semiconsonantes. Pueden ser:  Unilíteros: signos que representan una sola consonante.

 

Bilíteros: equivalen a dos consonantes y son los más abundantes. Trilíteros: que tienen valor de tres letras.

Cuatrilíteros: signos que representan un grupo de cuatro consonantes. Son muy escasos.

Ideogramas: Se trata de signos que no corresponden a un sonido sino a una palabra. Cuando el ideograma representa la imagen de su propio objeto se convierte en un pictograma.  Muchos fonogramas se convierten en ideogramas al colocarles un trazo vertical. La raya vertical indica que el signo no es fonético sino que debe interpretarse en su significado real como palabra.
 

pág. 34

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

Determinantes o determinativos: Se trata de signos sin valor fonético que se colocan normalmente al final de una palabra para indicar la clase semántica a la cual pertenece. Así al nombre de una persona seguía un determinativo de hombre árbol , mujer , o niño ; al de un árbol el de

; después de un concepto abstracto podemos encontrarnos el signo

que lo determina, o para agua o acciones conectadas con ella. Así, contamos con una larga lista de signos, algunos son los mismos que en otras ocasiones funcionan como fonogramas, que en ciertos casos funcionan como determinantes de un término.

 

Pueden aparecer o no, pero si aparecen es importante localizarlos ya que ni se transliteran ni se traducen. En ocasiones son fundamentales para determinar el significado de la palabra:

Los complementos fonéticos En ocasiones, algunos signos bilíteros, trilíteros y cuatrilíteros están complementados por signos monolíteros. Estos signos reiteran fonemas ya incluidos en el signo junto al que van y no se transliteran (son los signos marcados por un asterisco):

Como consecuencia de la utilización de complementos fonéticos resulta que una misma palabra puede ser escrita de diferentes formas usando un número u otro de signos en función del gusto del escriba o, muchas veces, del espacio disponible:

pág. 35

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
Por ello, y como cuestión práctica señalaremos que, a la hora de utilizar los diccionarios de jeroglíficos egipcios, buscaremos las palabras no por los signos sino por la transliteración que es realmente lo que tenemos que comprobar que coincide, aunque los signos con los que ha sido escrito el vocablo sean diferentes a los recogidos en el diccionario. De ahí que es absolutamente fundamental realizar una correcta transliteración de los signos. La anteposición honorífica En ocasiones se invierte el orden de escritura de los signos. Suele suceder en el caso de mencionar divinidades que, por una cuestión de respeto y deferencia, nunca se colocan al final. Es muy frecuente encontrar esta anteposición honorífica en los cartuchos reales que contienen el nombre dado al faraón al subir al trono ya que está compuesto casi siempre con el nombre del dios Ra.

Aunque en realidad el orden en que aparecen r` + nfr + k3. Lo mismo sucede en el resto de los cartuchos con nombres reales:

Artículo localizable en: http://bib.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/antig/35738363434140164754491/p0000001.htm#I_0_

pág. 36

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

Código de Hammurabi
Prof. Dr. G. Fatás

PRÓLOGO Cuando Anum, el Altísimo, Rey de los Anunnakus, (y) el divino Enlil, señor de cielos y tierra, que prescribe los destinos del País, otorgaron al divino Marduk, primogénito del dios Ea, la categoría de Enlil [soberano] de todo el pueblo, (y) lo magnificaron entre los Igigus; cuando impusieron a Babilonia su sublime nombre (y) la hicieron la más poderosa de los Cuatro Cuadrantes; (cuando) en su seno aseguraron a Marduk un reino eterno de cimientos tan sólidos como los de cielo y tierra, en aquellos días, Anum y el divino Enlil también a mí, Hammurapi, príncipe devoto (y) respetuoso de los dioses, para que yo mostrase la Equidad al País, para que yo destruyese al malvado y al inicuo, para que el prepotente no oprimiese al débil, para que yo, como el divino Shamash, apareciera sobre los “Cabezas Negras” e iluminara la tierra, para que promoviese el bienestar de la gente, me impusieron el nombre. Yo soy Hammurapi: El Pastor Elegido del divino Enlil, el acumulador de la abundancia y de la opulencia, el que ha llevado a buen fin cuanto concierne a Nippur-Duranki (y es) devoto cuidador del Ekur ; el Rey Eficiente que ha restaurado Eridu en su lugar (y) purificado el ritual del E'abzu; el Huracán de los Cuatro Cuadrantes; el Engrandecedor del nombre de Babilonia, el agrado del corazón de Marduk, su señor, el que acude a diario a servir al Esagil; la Semilla Regia generada por el divino Sin, el enriquecedor de Ur, el humilde, el fervoroso, el que aportó la abundancia al Ekishnugal; el Rey Prudente, obediente al divino Shamash, el poderoso que ha consolidado los cimientos de Sippar, el que ha revestido de frondosidad la capilla superior de Aya, el que ha hecho del Ebabbar un templo excelso, semejante a la morada de los cielos; el Guerrero Compasivo con Larsa, el renovador del Ebabbar para el divino Shamash, su aliado; el Señor Revitalizador de Uruk, el suministrador de aguas de la abundancia a su pueblo, el que ha levantado la cúspide del Eanna, el que ha acumulado abundancia para Anum y la divina Ishtar; el Protector del País, el que ha reunido a las gentes dispersas de Isin, el que ha colmado de abundancia el templo de Egalmaj; el Dragón de los Reyes, el hermano predilecto del divino Zababa, el consolidador de los cimientos de Kish, el que ha rodeado con un aura resplandeciente el Emete‟ursag, el celebrante fiel de los solemnes ritos de Utar, el administrador del templo Jursagkalamma; la Malla Captora de enemigos, a quien Erra, su compañero, concedió el logro de sus deseos; el engrandecedor de Kuta, el que ha acrecentado inmensamente todo lo del Meslam; el Búfalo Fiero que cornea a los enemigos, el predilecto de Tutu, la alegría de Borsippa, el devoto que no abandona sus deberes para con el Ezida; el Dios de los Reyes [superior a los demás reyes], el sabio perspicaz, el ampliador de los cultivos de Dilbad, el que colmó los silos para el divino Urash, el audaz; - el Señor Merecedor del cetro y la corona a quien hizo perfecto la sabia diosa Mama; el diseñador de los planos de Kesh; el suministrador de los alimentos puros de la divina Nintu;- el Prudente, el Perfecto, el que proveyó pastos y abrevaderos a Lagash y a Girshu, el que suministró las magnas ofrendas al Eninnu; el Captor de Enemigos, el predilecto de Telitum que cumple los oráculos de Sugal, que alegra el corazón de Etar; el Príncipe Puro cuyas oraciones acepta el divino Adad; el que, en Karkara, aplaca el corazón del divino Adad, el guerrero; el proveedor continuo de lo que es debido en el E'udgalgal; el Rey Vivificador de Adab, el organizador del templo Emah; el Príncipe de los Reyes, irresistible en la guerra; el que donó la vida a Mashkan Shapir, el que hartó de agua al Emeslam; el Sabio, el Buen Ecónomo; el que alcanzó las profundidades de la sabiduría; el que amparó a los habitantes de Malgum en la catástrofe, el cimentador de sus casas; el que, en la abundancia, decretó para el divino Ea y la divina DamgaInunna magnificadores de su reino- ofrendas eternamente puras; el Primero entre los Reyes, el

pág. 37

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
sometedor de los pueblos del Éufrates por orden del divino Dagán, creador suyo; el que se apiadó de los habitantes de Mari y de Tuttul; el Príncipe Piadoso que hizo brillar el rostro del divino Tishpak, el que preparó banquetes santos al divino Ninazu; el salvador de su pueblo en la dificultad, el que consolidó sus cimientos en medio de Babilonia, en paz; el Pastor de la Gente, cuyas obras son del agrado de Ishtar ; el que aseguró la presencia de Ishtar en el E‟ulmash, en el centro de Acad; el Proclamador de la ley inmutable, el caudillo de los pueblos, el restaurador de su Virtud Protectora a la ciudad de Asur; el Silenciador de Rebeldes; el rey que, en el Emesmes de Nínive, proclamó los títulos de la divina Ishtar; el Piadoso Orante ante los Grandes Dioses; el descendiente de Sumula‟el, el poderoso heredero de Sinmuballit, la semilla eterna de la realeza; el rey poderoso, Sol de Babilonia que hace amanecer la luz sobre el País de Súmer y Acad , rey sometedor de los Cuatro Cuadrantes , el protegido de Ishtar. Cuando Marduk me mandó a gobernar el pueblo, a enseñarle al País el buen camino, yo hice de la Verdad y la Equidad el asunto mas importante: me ocupé del bienestar del pueblo. En aquellos días. LEYES 1 § Si un hombre acusa a otro hombre y le imputa un asesinato pero no puede probarIo, su acusador será ejecutado. 2 § Si un hombre le imputa a otro hombre actos de brujería pero no puede probarlo, el que ha sido acusado de magia tendrá que acudir al divino Río y echarse al divino Río y, si el divino Río se lo lleva, al acusador le será lícito quedarse con su patrimonio. Pero si el divino Río lo declara puro y sigue sano y salvo, quien le acusó de magia será ejecutado. El que se echó al divino Río se quedará con el patrimonio de su acusador. 3 § Si un hombre acude ante un tribunal con falso testimonio y luego no prueba su declaración, si se trata de un caso con pena de muerte, ese hombre será ejecutado. 4 § Si acude a atestiguar en un proceso sobre cebada o dinero, pagará la multa de ese proceso. 5 § Si un juez instruye un caso, dicta sentencia y extiende veredicto sellado, pero luego modifica su sentencia, al juez le probarán que ha cambiado la sentencia y la suma de la sentencia la tendrá que pagar 12 veces. Además, en pública asamblea, le echarán de su sede judicial de modo irrevocable y nunca más podrá volver a sentarse con jueces en un proceso. 6 § Si un hombre roba algo propiedad del dios o del Palacio será ejecutado y el que haya aceptado de sus manos lo robado sera ejecutado también. 7 § Si un hombre compra o recibe en depósito plata u oro o un esclavo o esclava o un buey, o una oveja, o un asno, o lo que sea, de manos de un hijo de un hombre o del esclavo de un hombre sin testigos ni contrato, ese hombre es un ladrón; será ejecutado. 8 § Si un hombre roba un buey o una oveja, o un asno, o un cerdo, o una barca, sean del dios o del Palacio, lo devolverá 30 veces; si son de un individuo común, lo devolverá 10 veces. Si el ladrón no tiene con qué devolver, será ejecutado. 9 § Si un hombre que ha perdido una cosa suya halla lo perdido en manos de otro hombre, y el hombre en cuyas manos se halla lo perdido declara: “Un vendedor me lo vendió; lo compré ante testigos”, y si el dueño de lo perdido declara: “Voy a presentar testigos que conocen la cosa perdida por mí”, y si el comprador presenta al vendedor que se la vendió y a los testigos ante los que compró y el dueño de lo perdido presenta también a los testigos que conocían lo perdido por él, los jueces examinarán sus declaraciones; además, tanto los testigos ante los que se compró como los testigos que conocían lo perdido declararán lo que saben ante [el] dios. Si según ello, el ladrón es el vendedor; que sea ejecutado. El dueño de lo perdido recuperará lo perdido. El comprador recuperará el dinero que pagó del patrimonio del vendedor . 10 § Si el comprador no presenta al vendedor que se lo vendió ni a los testigos ante los que compró, mientras que el dueño de lo perdido presenta a los testigos que conocen lo perdido, el ladrón es el comprador; que sea ejecutado. El dueño de lo perdido recuperará lo que perdió.

pág. 38

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
11 § Si el dueño de lo perdido no presenta testigos que reconozcan lo perdido, es un embaucador: ha extendido rumores calumniosos; que sea ejecutado. 12 § Si al vendedor le llega su última hora, el comprador se resarcirá con 5 veces lo que reclamaba en el caso. 13 § Si ese hombre no tiene entonces los testigos a mano, los jueces fijarán un plazo de hasta 6 meses. Si no presenta a sus testigos en 6 meses, ese hombre es un embaucador; que cargue con toda la multa del juicio. 14 § Si un hombre rapta un hijo menor de edad de otro hombre, será ejecutado. 15 § Si un hombre deja que un esclavo del palacio o una esclava del palacio o un esclavo de un individuo común o una esclava de un individuo común salgan por la puerta principal de la ciudad, será ejecutado [Si permite su fuga?]. 16 § Si un hombre oculta en su casa un esclavo o una esclava escapados del Palacio o incluso de un individuo común y cuando los pregonan no los saca, ese dueño de casa será ejecutado. 17 § Si un hombre captura en el campo a un esclavo o esclava fugitivos y los lleva a su amo, el amo le dará 2 siclos de plata. 18 § Si el esclavo no quiere dar el nombre de su dueño, lo llevará al palacio; allí se estudiará su caso y luego lo llevarán a su dueño. 19 § Si retiene a ese esclavo en su casa y luego el esclavo es hallado en su poder, ese hombre será ejecutado . 20 § Si el esclavo huye también del poder de su captor, que éste, a petición del dueño del esclavo, lo jure públicamente por la vida del dios y no tendrá castigo. 21 § Si un hombre abre un boquete en una casa, lo ejecutarán y lo dejarán colgado frente al boquete. 22 § Si a un hombre saqueador lo detienen, ese hombre será ejecutado. 23 § Si el saqueador no es detenido, el hombre saqueado declarará públicamente lo que haya perdido ante (el) dios; la ciudad y el prefecto en cuyo territorio y jurisdicción ocurriese el saqueo le repondrán lo perdido. 24 § Si ha habido alguna víctima mortal, la ciudad y el prefecto pagarán una mina de plata a sus parientes. 25 § Si en la casa de un hombre hay un incendio y algún hombre que había venido a apagarlo desea algún objeto y se queda con el objeto del dueño de la casa, ese hombre será quemado en ese mismo fuego. 26 § Si un soldado de leva o un militar que recibe orden de ir a una campaña del rey, no va, o contrata a un mercenario para que vaya en su lugar, ese soldado -o ese militar- será ejecutado; el que lo denuncie se quedará con su patrimonio. 27 § Caso que un soldado o un militar haya caído cautivo estando de servicio en una fuerza del rey, y su campo o su huerta se hayan confiado -en su ausencia- a otro y ése haya ido cumpliendo con sus cargas fiscales: si consigue volver y regresar a su ciudad, le devolverán su campo y su huerta, y él cumplirá con sus cargas fiscales . 28 § Caso que un soldado o un militar haya caído cautivo estando de servicio en una fuerza del rey, si su hijo puede cumplir con sus cargas fiscales, que su campo y su huerta se los den a él, y él cumplirá con las cargas fiscales de su padre. 29 § Si su hijo fuera pequeño e incapaz de cumplir con las obligaciones fiscales, le entregarán una tercera parte del campo y de la huerta a su madre, de modo que su madre lo críe. 30 § Si un soldado o un militar deja las cargas fiscales por su campo, su huerta y su casa y se ausenta, y otro, en lugar suyo, se queda con su campo, su huerta y su casa y cumple con sus cargas fiscales durante 3 años, si aquél vuelve y reclama su campo, su huerta y su casa, que no se los den; el que cargó y cumplió con sus cargas fiscales, ése seguirá. 31 § Si se ausenta sólo por un año y luego vuelve, le darán su campo, su huerta y su casa, y él seguirá con sus cargas fiscales. 32 § Si a un soldado o a un militar que ha caído cautivo estando de servicio en una fuerza del rey lo rescata un mercader y logra que vuelva a su ciudad, si su patrimonio [mueble] dan para su rescate, que se lo pague; si su patrimonio no da para su rescate, que sea

pág. 39

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
rescatado por el templo del dios de la ciudad; si el templo del dios de la ciudad no tiene para su rescate, que lo rescate el Palacio. Ni su campo, ni su huerta, ni su casa podrán ser dados para el rescate. 33 § Si un oficial o un suboficial recluta desertores o admite y alista mercenarios como substitutos (de reclutas), ese oficial o suboficial será ejecutado. 34 § Si un oficial o un suboficial se queda con cosas de un soldado, estafa a un soldado, alquila a un soldado, entrega al soldado en un proceso a un poderoso o se queda las recompensas que el rey otorga al soldado, ese oficial o suboficial será ejecutado . 35 § Si un hombre compra a un soldado el ganado mayor o menor que haya dado el rey al soldado, perderá el dinero que pague. 36 § El campo o la huerta o la casa de un soldado o de un militar o de un colono no puede venderse. 37 § Si un hombre compra el campo, la huerta o la casa de un soldado, de un militar o de un colono, que la tablilla sea rota y que pierda su dinero: el campoo la huerta o la casa volverán a su dueño. 38 § Un soldado o un militar o un colono no podrá escriturar parte alguna de su campo, su huerta o su casa en favor de su esposa y de su hija, ni darlos para saldar una deuda. 39 § Sólo el campo o la huerta o la casa que uno posea por haberlo comprado podrá escriturarlo en favor de su esposa y de su hija, o darlo para saldar una deuda. 40 § Una (sacerdotisa) naditum o un mercader o quienquiera sujeto a otro tipo de carga fiscal podrá vender su campo, su huerta y su casa; el comprador cumplirá con las cargas fiscales por el campo, la huerta y la casa que haya comprado. 41 § Si un hombre le cambia el campo, la huerta o la casa a un soldado o a un militar o a un colono y le paga un traspaso, que el soldado o el militar o el colono vuelva a hacerse cargo de su campo, de su huerta o de su casa; además, se quedará con lo que haya entregado de traspaso. 42 § Si un hombre arrienda un campo para explotarlo pero luego no produce cebada en el campo, que le prueben que no lo cultiva bien y él le dará al dueño tanta cebada como produzca su vecino. 43 § Si no explota el campo y lo deja yermo, le dará al dueño tanta cebada como produzca su vecino, y el campo que dejó yermo se lo devolverá, desfondado y rastrillado, a su dueño. 44 § Si un hombre arrienda un yermo por 3 años para roturarlo y luego se cruza de brazos y no lo rotura, que el cuarto año desfonde el campo, lo cave, lo rastrille y se lo devuelva al dueño del campo; además, le abonará 10 kures de cebada por cada bur. 45 § Si un hombre arrienda su campo a un arrendatario y recibe la renta de su campo, si el divino Adad devasta el campo o se lo lleva una riada, los perjuicios serán sólo del arrendatario. 46 § Si no hubiese recibido aún la renta de su campo -tanto si arrendó el campo a medias o a tercias-, la cebada que haya quedado en el campo se la repartirán el arrendatario y el dueño del campo según la proporción pactada. 47 § Si el arrendatario, al no ver compensado su trabajo el año anterior, declara querer seguir cultivándolo, que el dueño del campo no objete; su arrendatario seguirá cultivando y luego, al cosechar, que se quede con la cebada según contrato. 48 § Si un hombre contrae una deuda y el divino Adad devasta su campo o se lo lleva una riada, o, por falta de agua, no se produce cebada en el campo, en ese año no le devolverá cebada a su acreedor; que moje su tablilla y no pague el interés de ese año. 49 § Si un hombre toma dinero prestado de un mercader y le entrega al mercader un campo listo para el cultivo de cebada o de sésamo y le dice: “Cultiva el campo, coséchalo y quédate con la cebada o el sésamo que se críen”, si luego un arrendatario cría en el campo cebada o sésamo, que, al cosechar, sea el dueño del campo quien se quede con la cebada o sésamo que se críen; pero la cebada debida por el dinero que haya tomado del mercader, con su interés, más una indemnización por los gastos de cultivo, se los entregará al mercader.

pág. 40

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
50 § Si entrega un campo sembrado [de cebada] o un campo sembrado de sésamo, será el dueño del campo quien se quede con la cebada o el sésamo nacidos en el campo, y luego le devolverá al mercader el dinero y su interés. 51 § Si no tiene dinero para devolver, le dará al mercader [cebada o] sésamo, a precio de mercado, por el dinero -y sus intereses- que él tomó prestado del mercader, según la ley del rey. 52 § Si el arrendatario no cría en el campo ni cebada ni sésamo, que no se modifique el contrato. 53 § Si un hombre descuida reforzar el dique de su campo y no refuerza su dique y, por ello, se abre una brecha en la margen y deja que el agua se lleve el mantillo, el hombre en cuyo dique se ha abierto la brecha compensará por la cebada que haya echado a perder. 54 § Si no puede compensar la cebada, que lo vendan a él y sus bienes, y que, después, los que tenían las tierras cuya cebada se llevó el agua, se lo repartan. 55 § Si un hombre abre su acequia para regar y luego se descuida y deja que el agua se lleve el campo de un vecino, pagará una indemnización en cebada según la cosecha de su vecino. 56 § Si un hombre suelta el agua de modo que deja que el agua se lleve el trabajo del campo de su vecino, pagará una indemnización de 10 kures de cebada por cada bur. 57 § Si un pastor, al tratar de las hierbas para pasto de ovejas, no se pone de acuerdo con el dueño de un campo y sin consentimiento del dueño del camp- apacienta las ovejas en el campo, que el dueño del campo coseche su campo; el pastor que apacentó las ovejas en el campo le pagará, además, 20 kures de cebada por cada bur. 58 § Si -una vez que las ovejas hayan subido de las tierras de cultivo y se hayan instalado ya cerca de puerta principal de la ciudad las cubas del abrevadero comunal- el pastor lleva las ovejas a las tierras de cultivo y las apacienta en un campo, el pastor se hará cargo del campo en el que apacentó y, al llegar la siega, pagará una indemnización al dueño del campo de 60 kures de cebada por cada bur. 59 § Si un hombre -sin permiso del dueño de una huerta- corta un árbol en la huerta de un hombre, le pagará 1/2 mina de plata. 60 § Si un hombre confía un campo a un hortelano para que plante una huerta y el hortelano la planta, que él la cultive cuatro años, y el quinto año, que se la repartan en partes iguales; el dueño de la huerta elegirá primero la parte que quiera quedarse. 61 § Si el hortelano no termina de plantar la huerta y deja una zona yerma, que incluya la zona yerma en la parte que le toca. 62 § Si no plantase una huerta en el campo confiado -y si se trata de un campo labrado-, que pague al dueño del campo, como indemnización por la producción del campo durante los años en que estuvo abandonado, lo que haya cosechado su vecino; además, tendrá que poner el campo en condiciones y devolvérselo al dueño. 63 § Si es un campo baldío, que lo ponga en condiciones de cultivo y se lo devuelva al dueño del campo; además, pagará una indemnización de 10 kures de cebada por cada bur al año. 64 § Si un hombre le confía su huerta a un hortelano para que lo polinice, el hortelano, mientras tiene la huerta, le entregará al dueño de la huerta 2 partes de la producción de la huerta, y él se quedará con la tercera. 65 § Si el hortelano no poliniza y deja que baje la producción, el hortelano [le] [pagará una indemnización] [al dueño de la huerta] por la producción de la huerta [según lo que obtenga] su vecino. 66 § Si un hombre toma dinero prestado de un mercader y su mercader se lo reclama pero no hay con qué devolverlo, y ya le ha entregado la huerta polinizada al mercader diciéndole: “Quédate los dátiles que se han criado en la huerta a cambio de tu dinero”, que ese mercader no dé su conformidad; el dueño de la huerta será quien se quede con los dátiles y, luego, le pagará el dinero y su interés al mercader a tenor de su tablilla [contrato]; los dátiles sobrantes producidos en la huerta, que se los quede el dueño de la huerta.

pág. 41

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
67 § Si un hombre va a hacerse una casa, y su vecino [...] [Si ... ], que no le pida precio por ello; si entrega cebada, dinero o un objeto propio por una casa sujeta a carga fiscal que pertenece al patrimonio de su vecino y que él quiere comprar, perderá todo lo que haya dado; que la casa vuelva a su dueño. Si esa casa no está sujeta a carga fiscal, que la compre; podrá pagarla con cebada, dinero o un objeto propio. 68 § Si un hombre trabaja un campo baldío [de su vecino] sin el consentimiento de su vecino, en la casa su vecino [...] [Si un hombre le dice al dueño de una casa en mal estado]: “Repara el derrumbe que de tu muro, que pueden pasar a esta parte desde tu casa”, o si le dice al dueño de un campo baldío: “Trabaja tu campo baldío, que pueden abrir una brecha en mi casa desde tu campo baldío”, y presenta testigos, si un ladrón [entra] utilizando el derrumbe, el dueño [de la casa en mal estado resarcirá todo lo que desapareció al] pasar por el muro; si [un ladrón entra pasando por el campo baldío], el dueño [del campo baldío] resarcirá todo [lo que haya desaparecido ... ]; pero si [...]. 69 § Si [un hombre alquila una casa ... y] el inquilino le da de una vez el alquiler de un año al dueño, y luego el dueño de la casa exige al inquilino que salga sin que haya expirado el plazo, el dueño de la casa, por echar de su casa al inquilino sin haber expirado el plazo, perderá el dinero que le haya dado el inquilino. § [Si] un arrendatario compra [la casa de un individuo común [... ] del alquiler a pagar [para] comprar la casa de individuo [...] que ha puesto [...] lo ponga [...]; si ... [...] del individuo; si no llega a efectuar la compra, perderá [el dinero que] haya recibido y [...] volverá a su dueño. § [Si un hombre toma dinero prestado [...] , que, al llegar la cosecha, [pague] su dinero y su interés; si no hay nada para dar, [le dará] cualquier objeto propio, o cebada; si hay [...] para dar [...]. § Si un mercader quiere [...] [...] por 5 siclos de plata [...] no extiende en su favor una tablilla sellada el hijo de un hombre no [...] que lo ejecuten. § Si el esclavo de un hombre [...], que pague 1/3 de mina de plata, y ese esclavo [...] todo [...] sea ejecutado. § [Si] un hombre [...] a otro hombre [...] la plata § [Si [...]; si el hombre [...] que pierda [...] del dinero que haya dado. § Si un esclavo [o una esclava ..., que vuelvan] a su dueño; si [...] golpea [...], que no vuelvan [a su dueño]. 70 § Si un mercader presta cebada o dinero con interés, se quedará con un interés de 100 silas por cada kur; si lo que presta es dinero, se quedará con un interés 1/6 de siclo y 6 granos por cada siclo de plata. 71 § Si un hombre que tiene una deuda no tiene el dinero para devolver, que se quede con cebada o dinero según la ley del rey, siendo su interés anual de 1 fanega por cada kur; si el mercader aumenta el interés [por la cebada a 100 silas] por kur [o a más de] de siclo y 6 granos [por siclo de plata] y se queda con ello, perderá lo que haya prestado. 72 § Si un mercader presta cebada o dinero con interés y luego se queda con [... del] cebada o del dinero según su capital [..., que] la cebada o el dinero, su capital y su interés [ ... y que] la tablilla [contrato] sea rota. 73 § Si un mercader [...] recibe [...] con interés [...] y luego no descuenta los pagos ya cobrados en cebada o dinero, o no extiende otra tablilla, o suma el interés al capital, ese mercader devolverá por partida doble la cebada [o el dinero] cobrada. 74 § Si un mercader hace un préstamo de cebada o dinero que genera intereses y, cuando hace el préstamo, entrega el dinero según una pesa pequeña o la cebada según un celemín pequeño, pero luego, cuando cobra, cobra el dinero según una pesa grande o la cebada según un celemín grande, perderá todo lo que haya prestado. 75 § Si [un mercader] efectúa un préstamo de [...], perderá todo lo que haya prestado. 77 § Si un hombre le entrega dinero a otro hombre para una sociedad ganancial, que se repartan ante el dios por partes iguales las ganancias y las pérdidas que se originen. 78 § Si un mercader le entrega dinero a un agente para que venda y compre, y lo manda de gira, que el agente, durante la gira, [...]; si, en el lugar a donde fue, hace buen negocio, que se

pág. 42

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
apunte el interés de todo el dinero que haya conseguido, que cuente sus días y que luego le pague a su mercader. 101 § Si en el lugar a donde fue no hace ganancias, el agente entregará al mercader el doble del dinero que hubiera recibido. 102 § Si el mercader le anticipa dinero para la gira al agente y éste, en el lugar a donde fue, sufre pérdidas, devolverá al mercader sólo el capital. 103 § Si, estando de gira, un enemigo le obliga a dejar cuanto lleva, que el agente lo jure por la vida del dios, y no tendrá castigo. 104 § Si un mercader da a un agente cebada, lana, aceite o cualquier mercancía para su venta, que el agente vaya apuntando el dinero que devuelve al mercader; el agente se procurará un recibo sellado por el dinero que le haya ido entregando al mercader. 105 § Si un agente es descuidado y no se procura recibo sellado por el dinero que haya dado al mercader, el dinero que no conste en recibo sellado no se contará en el balance. 106 § Si un agente recibe dinero de un mercader pero luego se lo niega a su mercader, que ese mercader le pruebe ante el dios y ante testigos al agente que ya recibió el dinero, y el agente devolverá al mercader 3 veces el dinero que haya recibido. 107 § Si un mercader da un crédito a un agente y el agente le ha devuelto a su mercader todo lo que el mercader le había dado, pero el mercader le niega al agente haber recibido nada de él, que ese agente se lo pruebe al mercader ante el dios y ante testigos, y el mercader, por habérselo negado a su agente, le devolverá 6 veces al agente todo lo que se quedó. 108 § Si una tabernera no cobra cebada como precio por la cerveza y cobra en dinero según una pesa grande y rebaja el valor de cerveza en relación al valor de la cebada, que se lo prueben y la tiren al agua. 109 § Si una tabernera en cuyo local suelan reunirse embusteros [= conspiradores] no agarra a esos embusteros y los lleva a Palacio, que esa tabernera sea ejecutada. 110 § Si una (sacerdotisa) naditum [o] una (sacerdotisa) ugbabtum que no reside en un convento gagu abre una taberna o entra por cerveza en una taberna, a esa mujer, que la quemen. 111 § Si una tabernera da 1 cántaro de cerveza a cuenta, cobrará, al llegar la cosecha, 50 silas de cebada. 112 § Si un hombre se halla de gira y le confía a otro hombre plata, oro, pedrería o un objeto suyo y le encarga que lo transporte como mercancía, y ese hombre no entrega toda esa mercancía en el lugar al que debía llevarla, y se la queda, que el dueño de la mercancía le pruebe a ese hombre que no ha entregado toda la mercancía, y ese hombre le devolverá 5 veces al dueño de la mercancía todo lo que le había confiado. 113 § Si un hombre tiene derecho a reclamarle ya a otro hombre cebada o dinero y -sin permiso del dueño de la cebada- se le lleva cebada del granero o de la era, que le prueben a ese hombre que se ha llevado cebada del granero o de la era sin permiso del dueño, y devolverá toda la cebada que se hubiera llevado y, además, perderá su derecho sobre lo que hubiera prestado. 114 § Si un hombre no tiene aún derecho a reclamarle a otro hombre cebada o dinero, pero le embarga un rehén, pagará por cada rehén 1/3 de mina de plata. 115 § Si un hombre tiene derecho a reclamarle ya a otro hombre cebada o dinero y le embarga un rehén, y luego, al rehén, en casa del que la tomó como garantía, le llega su última hora y se muere, en este caso ha lugar una reclamación judicial. 116 § Si el rehén, en casa del que lo embargó, muere a golpes o por malos tratos, que el dueño del rehén se lo pruebe a su mercader; si fuera un hijo del hombre, ejecutarán a un hijo suyo; si fuera un esclavo del hombre, pagará 1/3 de mina de plata; además, perderá sus derechos sobre todo lo que hubiera prestado. 117 § Si las deudas se apoderan de un hombre y tiene que vender a su esposa, a su hijo o a su hija, o andar ofreciéndoles para que sirvan por la deuda, que trabajen 3 años para la casa del que los compró o los tomó en servicio; el cuarto año serán libres. 118 § Si lo que da para que sirva por las deudas es un esclavo o una esclava, que el mercader deje pasar el plazo, [y luego] proceda a su venta; no habrá reclamación.

pág. 43

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
119 § Si las deudas se apoderan de un hombre y tiene que vender a una esclava que ya le haya dado hijos y el dueño de la esclava paga todo el dinero que le había prestado el mercader, que redima a su esclava. 120 § Si un hombre quiere guardar su cebada y la guarda en casa de otro hombre y luego hay una pérdida en un silo, o el dueño de la casa abre el granero y se queda con grano, o niega haber guardado en su casa cebada alguna, que el dueño de la cebada declare públicamente su cebada ante el dios, y el dueño de la casa pagará 2 veces la cebada que había aceptado al dueño de la cebada. 121 § Si un hombre guarda cebada en casa de otro hombre, pagará por año y kur de cebada 5 silas de cebada como almacenaje. 122 § Si un hombre da a otro hombre en depósito plata, oro o lo que sea, que todo lo que entrega lo enseñe a testigos, que redacte un contrato y que luego haga la entrega. 123 § Si efectúa la entrega sin testigos ni contrato y luego se lo niegan en el lugar en que lo entregó, en ese caso no podrá haber reclamación judicial. 124 § Si un hombre da a otro hombre en custodia plata, oro o lo que sea ante testigos y luego él se lo niega, que se lo prueben a ese hombre, y pagará 2 veces todo lo que niega. 125 § Si un hombre da algo suyo en custodia y luego -por un boquete o un derrumbe de la pared- desaparece lo suyo y también bienes del dueño de la casa, que el dueño de la casa, por negligente, reemplace todo lo que había recibido en depósito y ha permitido que desaparezca, y lo restituya al propietario; luego, el dueño de la casa seguirá buscando lo que haya desaparecido, y que se lo quite a quien se lo robó. 126 § Si un hombre -sin que le haya desaparecido nada- dice: “Me ha desaparecido algo”, y acusa al barrio, que el barrio le pruebe públicamente ante el dios que no le ha desaparecido nada, y él, todo lo que reclamaba, lo pagará 2 veces y lo pagará a su barrio. 127 § Si un hombre señala con el dedo a una (sacerdotisa) ugbabtu o a la esposa de otro hombre, y luego no lo prueba, a ese hombre que lo azoten ante los jueces; y le raparán media cabeza. 128 § Si alguien toma esposa, pero no redacta un contrato sobre ella, esa mujer no es esposa. 129 § Si la esposa de un hombre es sorprendida acostada con otro varón, que los aten y los tiren al agua; si el marido perdona a su esposa la vida, el rey perdonará también la vida a su súbdito. 130 § Si un hombre fuerza a la esposa de otro hombre, que no había conocido varón y vivía aún en la casa de su padre, y yace con ella, y lo sorprenden, que ese hombre sea ejecutado; esa mujer no tendrá castigo. 131 § Si a la esposa de un hombre la acusa su marido y no ha sido descubierta acostada con otro varón, que ella jure públicamente por la vida del dios, y volverá a su casa. 132 § Si a la esposa de un hombre, a causa de otro varón, se la señala con el dedo, ella, aunque no haya sido descubierta acostada con el otro varón, tendrá que echarse al divino Río por petición de su marido. 133a § Si alguien está preso y en su casa hay aún de comer, que su esposa, [mientras] su [esposo está preso], guarde su cuerpo [y no] entre [en casa de otro]. 133b § Si esa mujer no guarda su cuerpo y entra en casa de otro, que se lo prueben a esa mujer y que la tiren al agua. 134 § Si alguien es hecho preso y en su casa no hay de comer, que su esposa entre en casa de otro; esta mujer no tiene culpa. 135 § Si alguien está preso y en su casa no hay de corner, y su esposa, antes de que él vuelva, entra en casa de otro y alumbra hijos, y luego su marido logra volver y regresa a su ciudad, que esa mujer vuelva con su primer marido; los hijos seguirán a su padre. 136 § Si un hombre abandona su ciudad y se fuga, y, tras irse, su esposa entra en casa de otro, si ese hombre vuelve y pretende retomar a su esposa: que, por haber sentido rechazo hacia su ciudad y haber huido, la esposa del fugitivo no vuelva a su marido. 137 § Si un hombre quiere divorciarse de una (sacerdotisa) shugitum que le ha dado hijos, o de una (sacerdotisa) naditumque le ha dado hijos, que a esa mujer le devuelvan su dote;

pág. 44

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
además le darán la mitad del campo, de la huerta y de los bienes muebles, y criará a sus hijos; desde que haya criado a sus hijos, que a ella, de todo lo que les fue entregado a sus hijos, le den una parte como a un heredero más, y que case con ella el marido que a ella le guste. 138 § Si un hombre se divorcia de su esposa principal, que no le ha dado aún hijos, le dará todo el dinero de su precio de novia; y le restituirá toda la dote que trajo de casa de su padre; luego, que se divorcie de ella. 139 § Si no ha habido precio de novia, le pagará 1 mina de plata como compensación por el repudio. 140 § Si es un individuo común, le pagará 1/3 de mina de plata como compensación por el repudio. 141 § Si la esposa de un hombre que vive en la casa del hombre planea irse y hace sisa, dilapida su casa, es desconsiderada con su marido, que se lo prueben; si su marido declara su voluntad de divorcio, que se divorcie de ella; no le dará nada para el viaje ni como compensación por repudio. Pero, si su marido no declara su voluntad de divorcio, que el marido tome a otra mujer y que la primera viva como una esclava en casa de su marido. 142 § Si una mujer siente rechazo hacia su marido y declara: “Ya no vas a tomarme”, que su caso sea decidido por el barrio y, si ella guardó su cuerpo y no hay falta alguna, y su marido suele salir y es muy desconsiderado con ella, esa mujer no es culpable; que recupere su dote y marche a casa de su padre. 143 § Si no ha guardado su cuerpo, ha estado saliendo, ha dilapidado la casa y ha sido desconsiderada con su marido, a esa mujer la tirarán al agua. 144 § Caso que un hombre haya tomado (por esposa) a una (sacerdotisa) naditum y esa naditum le haya ofrecido una esclava a su marido y ella le haya hecho tener hijos, si luego ese hombre se propone tomar (¿por concubina?) a una shugitum [por la esterilidad de la esposa], que no se lo concedan a ese hombre; no tomará a la shugitum. 145 § Caso que un hombre haya tomado (por esposa) a una (sacerdotisa) naditum y ella no le haya alumbrado hijos, si luego se propone tomar a una gugitum, que ese hombre tome a la shugitum, que la meta en su casa; pero la shugitum no tendrá el mismo rango que la naditum. 146 § Si un hombre toma (por esposa) a una (sacerdotisa) nadltum y ella le ofrece una esclava a su marido y alumbra hijos, pero luego esa esclava se considera del mismo rango que su dueña por haber dado hijos, que su dueña no la venda; la obligará a llevar el copete y la contará como esclava. 147 § Si no alumbró hijos, que su dueña la venda. 148 § Si un hombre toma una esposa y a ella le ataca la sarna, y quiere tomar (por esposa) a otra, que la tome; que a su esposa con la sarna no la repudie; ella vivirá en la casa que hizo él y, mientras ella viva, él la seguirá manteniendo. 149 § Si esa mujer no quiere seguir viviendo en casa de su marido, que reciba la dote que trajo de casa de su padre y se marche. 150 § Si un hombre regala a su esposa un campo, una huerta o un objeto, y le extiende documento sellado, que, después de muerto su marido, no lo reclamen sus hijos; la madre dará su herencia al hijo suyo que más quiera, no tiene que dársela a otro. 151 § Si la esposa de un hombre que vive en la casa del hombre, para evitar que se quede con ella un acreedor de su marido, obliga por contrato a su marido y le hace extender una tablilla, si ese hombre, antes de tomar a esa mujer, ya se había endeudado, sus acreedores no podrán hacerse con su mujer. Igualmente, si esa mujer, antes de entrar en casa de su marido, ya se había endeudado, sus acreedores no podrán quedarse con su marido. 152 § Si, después de haber entrado en casa del hombre, contraen una deuda, que ambos la reembolsen al mercader. 153 § Si la esposa de un hombre, a causa de otro varón, hace que maten a su marido, a esa mujer la empalarán. 154 § Si un hombre yace con una hija suya, a ese hombre lo desterrarán de la ciudad.

pág. 45

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
155 § Si un hombre le elige una novia a su hijo y su hijo yace con ella, y más tarde es él quien yace con ella y lo sorprenden, a ese hombre lo atarán y lo tirarán al agua. 156 § Si un hombre elige una novia a su hijo, pero su hijo no ha yacido aún con ella y es él quien yace con ella, que le pague a ella 1/2 mina de plata; y le restituirá a ella cuanto hubiese traído de casa de su padre; luego, que case ella con marido de su elección. 157 § Si un hombre, después de muerto su padre, yace con su madre, que los quemen a ambos. 158 § Si un hombre, después de muerto su padre, yace con su “principal” [=madrastra], que ya había alumbrado hijos, ese hombre será expulsado de casa de su padre. 159 § Si un hombre, que había mandado ya a casa de su suegro el regalo de esponsales y había dado el precio de la novia, se encapricha de otra mujer y le dice a su suegro: “No tomaré a tu hija por esposa”, el padre de la muchacha se quedará con todo lo que le había sido llevado ya. 160 § Si un hombre manda a casa de su suegro el regalo de esponsales y da el precio de la novia y luego le dice a él el padre de la muchacha: “No te daré mi hija”, que calcule 2 veces lo que le había sido llevado y lo devuelva. 161 § Si un hombre manda a casa de su suegro el regalo de esponsales y da el precio de la novia, y luego su amigo lo calumnia, y su suegro le dice al marido: “No tomarás a mi hija por esposa”, que calcule 2 veces lo que le había sido llevado y lo devuelva, pero que a su esposa no la tome su amigo. 162 § Si un hombre toma una esposa, ella le alumbra hijos y luego a ella le llega su última hora, que el padre de ella no reclame su dote; su dote será solamente de sus hijos. 163 § Si un hombre toma una esposa y luego ella no le proporciona hijos, y a esa mujer le llega su última hora, si el suegro le devuelve el precio de la novia que él había llevado a casa de su suegro, que el marido no reclame (además) la dote de esa mujer; su dote será solamente de casa de su padre. 164 § Si el suegro no le devuelve el precio de la novia, él descontará de la dote de ella el precio de novia, y, luego, que la dote de ella se la devuelva a su padre. 165 § Si un hombre le regala un campo, una huerta o una casa a su heredero predilecto y redacta un documento sellado, luego, al llegarle al padre su última hora, cuando los hermanos hagan partes, él se quedará con la donación que le había hecho el padre, y, además de todo ello, harán partes iguales de los bienes de la casa del padre. 166 § Si un hombre les elige esposas a los hijos que haya tenido, pero no ha elegido aún esposa a su hijo menor, luego, al llegarle al padre su última hora, cuando los hermanos hagan partes, de los bienes de la casa del padre asignen a su hermano menor, que no ha tomado aún esposa, además de su parte, dinero para el precio de novia, y, de este modo, le dejarán tomar una esposa. 167 § Si un hombre torna una esposa y ella le alumbra hijos, y luego, a esa mujer, le llega su última hora, y, después de muerta ella, él toma otra esposa y ella le alumbra hijos, que más tarde, al llegarle al padre su última hora, los hijos no hagan partes según las madres; se quedarán con las dotes de sus respectivas madres y, luego, harán partes iguales de los bienes de la casa del padre. 168 § Si un hombre se propone desheredar a su hijo y les dice a los jueces: “Desheredo a mi hijo”, que los jueces decidan sobre su caso, y si el hijo no ha cargado con una falta lo suficientemente grave como para arrancarlo de su posición de heredero299, el padre no lo arrancará de su condición de heredero. 169 § Si ha cargado con una falta respecto a su padre lo bastante grave para arrancarlo de su posición de heredero, que, la primera vez, no se lo echen en cara. Si se carga con una falta grave por segunda vez, su padre Io privará de su condición de heredero. 170 § Caso que la esposa principal de un hombre le haya alumbrado hijos, y su esclava también le haya alumbrado hijos, (si) el padre, en vida, les declara a los hijos que le haya alumbrado la esclava: “Soís hijos míos”, y los considera en todo iguales a los hijos de la mujer principal, que los hijos de la mujer principal y los hijos de la esclava, cuando al padre le haya llegado su última hora, hagan partes iguales de los bienes de la casa del

pág. 46

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
padre; el heredero preferido, hijo de la esposa principal, escogerá una parte y se la quedará. 171a § Ahora bien, si el padre, en vida, no les declara a los hijos que le haya alumbrado la esclava: “Sois hijos míos”, que, cuando al padre le haya llegado su última hora, los hijos de la esclava no hagan partes iguales de los bienes de la casa del padre con los hijos de la esposa principal; se efectuará la puesta en libertad de la esclava y de sus hijos: los hijos de la esposa principal no les exigirán a los hijos de la esclava su vuelta a la esclavitud. 171b § La esposa principal se quedará con su dote y con el peculio que su marido le haya dado y escrito en una tablilla, y vivirá en la casa del marido; mientras viva, que lo disfrute, que no lo venda; lo que deje a su muerte es sólo de sus hijos. 172 § Si su marido no le da un peculio, que se le restituya toda su dote, y ella, de los bienes de la casa de su marido, se quedará con una parte como un heredero más. Si sus hijos, para echarla de casa, la maltratan, que los jueces decidan sobre su caso e impongan una pena a los hijos; esa mujer no se irá de casa de su marido. Si esa mujer quiere marcharse, que el peculio que le había dado su marido lo deje a sus hijos; ella se quedará con la dote de casa de su padre, y que luego se case con un marido de su elección. 173 § Si esa mujer, en su nueva familia, alumbra hijos a su segundo marido, una vez muerta esa mujer, los hijos del primer marido se repartirán su dote con los del segundo. 174 § Si a su segundo marido no le alumbra hijos, se quedarán su dote los hijos de su primer marido. 175 § Si un esclavo del palacio o un esclavo de individuo común toma (por esposa) a una hija de señor y ella alumbra hijos, el dueño del esclavo no reclamará como esclavos a los hijos de la hija de señor. 176a § Y si un esclavo del palacio o un esclavo de individuo común toma (por esposa) a una hija de señor y ella, al tomarla él, entra con la dote de casa de su padre en la casa del esclavo del palacio o del esclavo del individuo, y luego, tras cohabitar, fundar un hogar y adquirido bienes, le llega su última hora al esclavo del palacio o al esclavo del individuo, que la hija de señor conserve su dote. Ahora bien, que hagan 2 partes de todo lo que su marido y ella habían ido adquiriendo desde que cohabitaron, y el dueño del esclavo se quedará con una mitad y la hija de señor se quedará con la otra mitad, para sus hijos. 176b § Si una hija de señor no tiene dote, que hagan 2 partes de todo lo que su marido y ella misma hayan ido adquiriendo desde que cohabitaron, y el dueño del esclavo se quedará con una mitad y la hija de señor se quedará con la otra mitad, para sus hijos. 177 § Si una viuda, con hijos pequeños, quiere entrar (como esposa) en casa de otro, que no entre sin permiso de los jueces. Cuando entre, que los jueces valoren el patrimonio dejado por su marido y que el patrimonio del primer marido lo den en custodia al marido nuevo y a la mujer, y que se escriba una tablilla; tendrán que cuidar del patrimonio, y criar a los pequeños, y no venderán objeto alguno: el comprador que compre algo perteneciente a los hijos de la viuda perderá su dinero; la propiedad volverá a su dueña. 178 § Caso que una (sacerdotisa) ugbabtu -o una (sacerdotisa) naditum o una (hieródula) sekretum- cuyo padre le haya dado una dote, le haya redactado una tablilla, (si) en la tablilla que le redacta no le autoriza por escrito a dar su dote donde a ella le plazca y no le deja actuar según su gusto, cuando al padre le haya llegado su última hora, sus hermanos se quedarán con su campo y su huerta y, de acuerdo con (el valor de) su parte, le darán comida, aceite y vestido y así satisfarán sus deseos. Si sus hermanos no le dan comida, aceite y vestido de acuerdo con (el valor de) su parte y no le satisfacen sus deseos, que ella entregue su campo y su huerta al arrendatario que le plazca y que su arrendatario la vaya sustentando; que ella, mientras viva, goce del usufructo del campo, de la huerta y de todo lo que le diera su padre, pero que no lo venda ni nombre heredero a otro: su herencia es sólo de sus hermanos.

pág. 47

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
179§ Caso que una (sacerdotisa) ugbabtu o una (sacerdotisa) naditumo una (hieródula) sekretumcuyo padre le haya dado dote, le haya redactado un documento sellado; (si) en la tablilla le autoriza por escrito a entregar su dote donde le plazca y le permite obrar según prefiera, cuando al padre le llegue su última hora, que entregue su herencia donde le plazca; sus hermanos no le pondrán pleito. 180 § Si un padre no da dote a una hija suya (sacerdotisa) naditum, (sacerdotisa) kallatum o (hieródula) sekretum, ella, cuando al padre le haya llegado su última hora, recibirá una parte de los bienes de la casa del padre como un heredero más y, mientras viva, gozará de su usufructo; pero su legado es sólo de sus hermanos. 181 § Si un padre consagra (a una hija) al dios (como sacerdotisa) naditum, (hieródula) qadishtum o (hieródula) kulmashítum y no le da dote, ella, al llegarle al padre su última hora, recibirá como parte el tercio de su herencia de los bienes de la casa del padre y, mientras viva, gozará de su usufructo; pero su legado es sólo de sus hermanos. 182 § Si un padre no da dote a una hija suya (sacerdotisa) naditum del divino Marduk de Babilonia, ni le redacta documento sellado, ella, al llegarle al padre su última hora, recibirá como parte el tercio de su herencia, y no estará sujeta a carga fiscal. Una naditumde Marduk puede entregar su legado donde le parezca. 183 § Si un padre da una dote a una hija suya (sacerdotisa) shugitum, se la da a un marido y le redacta documento sellado, ella, al llegarle al padre su última hora, no recibirá parte alguna de los bienes de la casa del padre. 184 § Si un hombre no da dote a una hija suya (sacerdotisa) shugitum ni se la da a un marido, sus hermanos, cuando al padre le haya llegado su última hora, le entregarán una dote según el valor del patrimonio, Y, a ella, le darán un marido. 185 § Si un hombre se lleva a un recién nacido para adoptarlo y lo cría, ese niño no podrá ser reclamado. 186 § Si un hombre se lleva un pequeño para adoptarlo, y una vez que se lo ha llevado él no cesa de buscar a su padre y a su madre, que el niño vuelva a casa de su padre. 187 § Ni un hijo [adoptivo] de (cortesano) girsiqu que sirve en Palacio ni un hijo de (hieródula) sekretum podrán ser reclamados. 188 § Si un maestro artesano se lleva a un hijo [ajeno] para criarlo y le enseña su oficio, no podrá ser reclamado. 189 § Si no le enseña su oficio, ese niño podrá volver a casa de su padre. 190 § Si un hombre se lleva un niño para adoptarlo y lo cría, pero no lo trata como a hijo, ese niño podrá volver a casa de su padre. 191 § Si un hombre con un pequeño al que se había llevado para adoptarlo y criarlo funda su propia familia y luego tiene hijos y se propone echar al niño, que ese hijo no se vaya de vacío; el padre que lo crió le dará, de sus bienes muebles, la tercera parte de herencia suya y que se marche; no le entregará nada de campo, ni de huerta, ni de casa. 192 § Si el hijo [adoptivo] de un (cortesano) girsiqu o el hijo de una (hieródula) sekretum le dice al padre que lo ha criado o la madre que lo ha criado: “Tú no eres mi padre; tú no eres mi madre”, que le corten a lengua. 193 § Si el hijo [adoptivo] de un (cortesano) girsiqu o el hijo de una (hieródula) sekretum averigua la casa de su padre [natural] y desdeña al padre que lo ha criado o a la madre que lo ha criado y se marcha a casa de su padre, que le saquen un ojo. 194 § Si un hombre confía su hijo a una nodriza y ese hijo muere mientras lo cuida la nodriza, si la nodriza, sin saberlo el padre ni la madre, se procura otro niño y se lo prueban, por haberse procurado otro niño sin saberlo el padre y la madre, que le corten un pecho. 195 § Si un hijo golpea a su padre, que le corten la mano. 196 § Si un hombre deja tuerto a otro, lo dejarán tuerto. 197 § Si le rompe un hueso a otro, que le rompan un hueso. 198 § Si deja tuerto a un individuo común o le rompe un hueso a un individuo común, pagará 1 mina de plata. 199 § Si deja tuerto al esclavo de un hombre o le rompe un hueso al esclavo de un hombre pagará la mitad de su valor.

pág. 48

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
200 § Si un hombre le arranca un diente a otro hombre de igual rango, que le arranquen un diente. 201 § Si le arranca el diente a un individuo común, pagará 1/3 tercio de mina de plata. 202 § Si un hombre golpea en la mejilla a otro hombre mayor que él, le darán en público 60 azotes de vergajo de buey. 203 § Si un hijo de hombre golpea en la mejilla a otro hijo de hombre como él, pagará 1 mina de plata. 204 § Si un individuo común golpea en la mejilla a un individuo común, pagará 10 siclos de plata. 205 § Si el esclavo de un hombre golpea en la mejilla al hijo de un hombre, que le corten una oreja. 206 § Si un hombre golpea a otro hombre durante una discusión acalorada y le produce una herida, que ese hombre jure: “Le he golpeado sin intención [de hacer ese daño]”, y pagará el médico. 207 § Si muere debido a sus golpes, que jure lo mismo, y, si [el muerto] es un hijo de hombre pagará 1/2 mina de plata. 208 § Si es el hijo de un individuo común pagará 1/3 de mina de plata. 209 § Si un hombre golpea a una hija de hombre y le causa la pérdida de(l fruto de) sus entrañas [aborto], pagará 10 siclos de plata por (el fruto de) sus entrañas. 210 § Si esa mujer muere, que maten a su hija. 211 § Si es a la hija de un individuo común a quien le causa a golpes la pérdida de(l fruto de) sus entrañas, pagará 5 siclos de plata. 212 § Si esa mujer muere, pagará 1/2 mina de plata. 213 § Si golpea a la esclava de un hombre y le provoca la pérdida de(l fruto de) sus entrañas, pagará 2 siclos de plata. 214 § Si esa esclava muere, pagará 1/3 de mina de plata. 215 § Si un médico hace incisión profunda en un hombre con bisturí de bronce y le salva la vida al hombre, o si le abre la sien a un hombre con bisturí de bronce y le salva un ojo al hombre, percibirá 10 siclos de plata. 216 § Si es el hijo de un individuo común, percibirá 5 siclos de plata. 217 § Si es esclavo de un hombre, percibirá 2 siclos de plata. 218 § Si un médico hace incisión profunda en un hombre con bisturí de bronce y le provoca la muerte, o si le abre la sien a un hombre con bisturí de bronce y deja tuerto al hombre, que le corten la mano. 219 § Si un médico hace incisión profunda al esclavo de un individuo común y le provoca la muerte, restituirá esclavo por esclavo. 220 § Si le abre la sien con bisturí de bronce y lo deja tuerto, pagará en plata la mitad de su valor. 221 § Si un médico compone un hueso roto a un hombre o le cura un tendón enfermo, el paciente pagará al médico 5 siclos de plata. 222 § Si es el hijo de un individuo común, pagará 3 siclos de plata. 223 § Si es el esclavo de un hombre, el dueño del esclavo pagará al médico 2 siclos de plata. 224 § Si un veterinario hace incisión profunda en un buey o en un asno y le salva la vida, el dueño del buey o del asno le dará al médico 1/6 de [siclo de] plata al médico como paga. 225 § Si hace incisión profunda en un buey o un asno y le causa la muerte, pagará al dueño del buey o del asno 1/4 de su valor. 226 § Si un barbero, sin consentimiento del dueño de un esclavo, afeita el copete a un esclavo que no sea suyo, que corten la mano del barbero. 227 § Si un hombre hace que un barbero le afeite el copete a un esclavo que no es suyo, que ejecuten a ese hombre y lo cuelguen a la puerta de su casa; que el barbero jure: “Lo he afeitado sin saberlo” y no tendrá castigo. 228 § Si un albañil hace una casa a un hombre y la termina, le dará, por cada sar construido, 2 siclos de plata de honorario.

pág. 49

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
229 § Si un albañil hace una casa a un hombre y no consolida bien su obra y la casa que acaba de hacer se derrumba y mata al dueño de la casa, ese albañil será ejecutado. 230 § Si muere un hijo del dueño de la casa, que ejecuten a un hijo de ese albañil. 231 § Si muere un esclavo del dueño de la casa, le darán al dueño de la casa esclavo por esclavo. 232 § Si destruye bienes de la propiedad, que restituya todo lo destruido y, por no haber consolidado bien la casa que hizo y haberse derrumbado, que a su costa rehaga la casa derrumbada. 233 § Si un albañil hace una casa a un hombre y no hace su trabajo según el proyecto y una pared se comba, ese albañil consolidará bien esa pared con su dinero. 234 § Si un barquero calafatea un barco de 60 kures a un hombre, éste le pagará 2 siclos de plata de honorarios. 235 § Si un barquero calafatea un barco a un hombre y no deja su trabajo bien terminado y, en ese mismo año, el barco escora o sufre daño, el barquero desarmará ese barco y lo reforzará a su costa, y, luego, le dará el barco ya reforzado al dueño del barco. 236 § Si un hombre deja en alquiler su barco a un barquero y el barquero es descuidado y hunde el barco o lo deja inservible, el barquero restituirá un barco al dueño del barco. 237 § Si un hombre contrata un barquero y un barco, y lo carga de cebada, lana, aceite, dátiles o la carga que sea, y ese marinero es descuidado y hunde el barco o deja que se pierda su contenido, el barquero restituirá el barco que ha hundido y todo el contenido que ha dejado perder. 238 § Si un barquero hunde el barco de un hombre y luego consigue reflotarlo, pagará la mitad de su valor en plata. 239 § Si un hombre contrata un barquero, le pagará 6 [kures de cebada] por año. 240 § Si [el barco de] un patrón de barco de remos aborda el barco de un patrón de barco de vela y lo hunde, que el fletador del barco hundido declare públicamente ante el dios todo lo que haya perdido, y el patrón del barco a remo que haya hundido al barco de vela le restituirá su barco y todo lo perdido. 241 § Si un hombre embarga un buey como garantía, pagará 1/3 de mina de plata. 242-243 § Si un hombre alquila [un buey] por un año, entregará a su dueño, en pago por un buey trasero, 4 kures de cebada, y, en pago por un buey delantero, 3 kures de cebada. 244 § Si un hombre alquila un buey o un asno y, en descampado, lo mata un león, (el riesgo) será sólo de su dueño. 245 § Si un hombre alquila un buey y lo mata por descuido o a golpes, le restituirá buey por buey al dueño del buey. 246 § Si un hombre alquila un buey y le rompe una pata o le corta el tendón de la nuca, dará buey por buey al dueño del buey. 247 § Si un hombre alquila un buey y lo deja tuerto, le pagará la mitad de su valor en plata al dueño del buey. 248 § Si un hombre alquila un buey y le rompe un cuerno, le corta la cola o le rasga la lomera, pagará 1/5 de su valor en plata. 249 § Si un hombre alquila un buey y el dios lo golpea y se muere, que el hombre que haya alquilado el buey jure públicamente por la vida del dios, y no tendrá castigo. 250 § Si un buey, al ir por una calle, da un cornada a un hombre y lo mata, no ha lugar una reclamación judicial. 251 § Si el buey de un hombre suele dar cornadas y su barrio ya le ha hecho saber que da cornadas y él ni le recorta los cuernos ni controla su buey, si luego ese buey da una cornada a un hijo de hombre y lo mata, pagará 1/2 mina de plata. 252 § Si es el esclavo de un hombre, pagará 1/3 de mina de plata. 253 § Caso que un hombre haya contratado a otro hombre para que guarde un campo, y le confía cereal, le encarga el cuidado de las reses y el deber de cultivar el terreno, si ese hombre sustrae simiente o forraje y lo hallan en su poder, que le corten la mano. 254 § Si se queda con el cereal y debilita las reses, restituirá 2 veces la cebada que haya recibido.

pág. 50

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
255 § Si alquila las reses del hombre o sustrae la simiente y no produce nada en el campo, que a ese hombre se lo prueben y, al llegar la cosecha, calculará una indemnización de 60 kures por cada bur. 256 § Si no puede pagar la indemnización, que lo arrastren con la yunta por ese mismo campo. 257 § Si un hombre contrata a un agricultor, le pagará 8 kures de cebada al año. 258 § Si un hombre contrata a un boyero, le pagará 6 kures de cebada al año. 259§ Si un hombre roba en el campo un arado pesado de siembra, pagará 5 siclos de plata al dueño del arado. 260 § Si lo que roba es un arado de reja o una grada, le pagará 3 siclos de plata. 261 § Si un hombre contrata a un ganadero para que lleve a pastar reses u ovejas, le pagarán 8 kures de cebada al año. 262 § Si un hombre [confía(?) [...] un buey o una oveja [a un ganadero(?) [...]. 263 § Si (el ganadero / pastor) deja que se pierdan el buey o la oveja que le han sido confiados, restituirá buey por buey y oveja por oveja a su dueño. 264 § Si [un pastor], a quien le fueron confiadas reses u ovejas para que las apacentara, por haber cobrado ya su salario [por anticipado] está satisfecho y deja que mermen las reses, que mermen las ovejas o que disminuyan las crías, dará, empero, crías y productos según lo contratado. 265 § Si un pastor, a quien le fueron confiadas reses u ovejas para que las apacentara, comete fraude y cambia las marcas del ganado y lo vende, y se lo prueban, lo que hubiese robado, reses u ovejas, lo restituirá 10 veces a su dueño. 266 § Si en un corral, hay un toque de dios o un león mata (reses), el pastor jurará públicamente su inocencia ante el dios, y, las pérdidas del corral, será el dueño del corral quien las afrontarle en lugar suyo. 267 § Si el pastor es negligente y permite que haya infección de modorra en el corral, será el pastor quien compense todas las pérdidas por la modorra, en reses u ovejas, que haya provocado, y se las pagará a su dueño. 268 § Si un hombre alquila un buey para pisar (mies), el alquiler será 2 celemines de cebada. 269 § Si alquila un asno para pisar (mies), el alquiler será 1 celemín de cebada. 270 § Si alquila un carnero para pisar (mies), el alquiler será 1 sila de cebada. 271 § Si un hombre contrata bueyes, una carreta y su carretero, pagará al día 3 fanegas de cebada. 272 § Si un hombre contrata sólo una carreta, pagará al día 4 celemines de cebada. 273 § Si un hombre contrata un peón, le pagará, desde comienzo de año hasta el quinto mes, 6 granos de plata al día; desde el sexto mes hasta fin de año, le pagará 5 granos de plata al día. 274 § Si un hombre contrata a un maestro artesano, le pagará al día: honorario de un [... ], 5 granos de plata; honorario de un tejedor, 5 granos de plata; honorario de un hilandero, [... granos] de plata; [honorario] de un tallista de sellos, [... granos] de plata; [honorario] de un arquero(?, [... granos] de plata; [honorario] de un herrero, t... granos] de plata; [honorario] de un carpintero, 4(?) granos de plata; honorario de un guarnicionero, [... ] granos de plata; honorario de un esterero, [... ] granos de plata; honorario de un albañil, [... granos] de plata. 275 § Si un hombre alquila un [barco (?)... ], su alquiler, al día, será 3 granos de plata. 276 § Si alquila un barco a remo, pagará por alquiler 2 1/2 granos de plata al día. 277 § Si un hombre alquila una barcaza de 60 kures de arqueo, pagará, al día, por alquiler, 1/6 [de siclo] de plata. 278 § Si un hombre compra un esclavo o una esclava y, antes de que haya pasado un mes, le da un solo ataque de epilepsia, que lo devuelva al que se lo vendió, y el comprador recuperará el dinero pagado. 279 § Si un hombre compra un esclavo o una esclava y le hacen reclamación, será el vendedor quien afronte la reclamación. 280 § Caso que un hombre, en país extranjero, haya comprado el esclavo o la esclava de otro, y luego, a la vuelta, al viajar por su país, el (antiguo) dueño del esclavo o de la esclava

pág. 51

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
reconozca a su esclavo o a su esclava, si ese esclavo o esa esclava son nativos del país, quedarán en libertad sin indemnización alguna. 281 § Si son nativos de otro país, que el comprador declare públicamente ante el dios el dinero que hubiera pagado, y el dueño del esclavo o de la esclava le pagará al mercader el dinero que hubiera pagado y, así, redimirá a su esclavo o a su esclava. 282 § Si un esclavo dice a su amo: “Tú no eres mi amo”, que (el amo) pruebe que sí es su esclavo y luego le corte la oreja. EPÍLOGO (Éstas son) las Sentencias de Equidad que estableció Hammurapi, rey potente, y que le hizo aceptar al País como conducta segura y dirección correcta. Yo soy Hammurapi, el rey perfecto. Respecto a los “Cabezas Negras” que me regaló Enlil y cuyo pastoreo me confió Marduk, no fui nada negligente, no me crucé de brazos. Les fui buscando lugares tranquilos, resolví las dificultades más duras, les hice salir la luz. Con el arma poderosa que me habían prestado el divino Zababa y la divina Ishtar, con la agudeza que me destinó el divino Ea, con la fuerza que me donó el divino Marduk, aniquilé a los enemigos arriba y abajo [por doquier], extinguí la resistencia, y volví placentera la vida del País. Asenté a la gente aglomerada en regadíos, y no dejé pasar a nadie que los pudiera inquietar. Los Grandes Dioses me llamaron: yo soy el único Pastor Salvífico, de recto cayado, mi buena sombra [protectora] se extiende por mi capital, llevé en mi regazo a la gente de Súmer y Acad, han prosperado por la Virtud mía [lamasssum: la de H. es Ishtar], los he conducido en paz, los he resguardado con mi perspicacia. Para que el fuerte no oprima al débil, para garantizar los derechos del huérfano y la viuda, en Babilonia, la capital cuya cabeza exaltaron Anum y el divino Enlil, en el Esagil, el templo [bitum, casa] cuyos cimientos son tan sólidos como los cielos y la tierra, para decretar el derecho del País, para dictar las sentencias del País, para garantizar los derechos del oprimido, he inscrito mis eximias palabras en mi estela, y las he alzado ante mi estatua "Rey de la Equidad". Yo soy el rey que sobresale de entre los reyes. Mis palabras son exquisitas, mi potencia no tiene igual. Que, por orden de Shamash, el gran juez de cielos y tierra, brille mi Equidad en el País; que, por la palabra de Marduk, mi señor, mis ushurtum [anfibol.: signos y designios] no tengan que enfrentarse a quien las aniquile; que, en el Esagil, que tanto amo, sea mi nombre pronunciado con gratitud por siempre. Que el oprimido a quien llevan a juicio pueda acudir ante mi estatua de Rey de la Equidad, que lea y relea [o: que le lean] mi estela inscrita y oiga mis exquisitas palabras, que mi estela le aclare el caso, él mismo comprenda su sentencia, y su corazón respire diciendo: “Hammurapi -el Señor que se manifiesta como padre carnal de la gente- ha vibrado ante las palabras del divino Marduk, su señor, y ha hecho realidad los deseos de victoria de Marduk arriba y abajo; ha regocijado el corazón de Marduk, su señor, y convertido el bienestar en el destino sempiterno de la gente, e impuesto su derecho en el País”. Que recite todo esto, y que me bendiga de todo corazón ante el divino Marduk, mi señor, y la divina Zarpanitum, mi dueña; que el Genio [shedum], la Virtud, los dioses del acceso [en la entrada] al Esagil y la obra [de ladrillo] del Esagil, encomienden mi fama diariamente ante el divino Marduk, mi señor, y la divina Zarpanitum, mi dueña. Que, en días venideros -en cualquier tiempo-, el rey que surja en el País guarde las palabras de Equidad que he grabado en mi estela; que no falsee la legislación [lit.: el juzgar un juicio, dínam dayánum] que le he dado al País, ni las sentencias [lit.: decidir una decisión, purussam parásum] que he dictado al País; que no aniquile mis signos-designios. Si ese hombre tiene inteligencia y es capaz de poner orden en su país: que atienda a las palabras que he grabado en mi estela, y que esta estela le enseñe el camino, la conducta, la legislación que he dado al País, las sentencias que he dictado para el País, y que dirija bien a sus “Cabezas Negras” [seres humanos], que les dé una ley y que decida sobre ellos: que erradique de su país al malvado y al inicuo y procure el bienestar de su gente. Imprecaciones. Yo soy Hammurapi, "Rey de la Equidad" [estatua], a quien el divino Shamash otorgó la Verdad: mis palabras son exquisitas, mis obras no tienen igual; sólo para un necio son algo vacío, para el perspicaz, están destinadas a la gloria. Si ese hombre atiende a las

pág. 52

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
palabras que he grabado en mi estela, no desecha la ley, no da sentido torcido a mis palabras ni altera mis signos- designios, que a ese hombre, igual que a mí, el Rey de la Equidad, el divino Shamash le prolongue el cetro [reinado] y que pastoree a su gente en la Equidad. Pero si ese hombre no atiende a las palabras que he grabado en mi estela, desprecia mis maldiciones y no se arredra ante las maldiciones de los dioses, y deroga la ley que yo he dado, da un sentido torcido a mis palabras, altera mis signos- designios, borra mi nombre inscrito y luego graba el suyo o, por estas maldiciones, instiga a otro a que lo haga, a ese hombre, sea rey [sharrum], señor [enum], gobernador [ishshiakum] u otra clase de hombre [awilutum], a ese hombre, llámese como se llame, que el gran Anum, el Padre de los Dioses, el que me llamó a mi reinado, le quite la gloria de la realeza; que quiebre su cetro y que maldiga su destino. Que el divino Enlil, el Señor, el fijador de destinos, cuyas órdenes son inmutables, el magnificador de mi realeza, le extienda por doquier revueltas invencibles, un desespero que le lleve a su ruina en su misma sede; que le dé por destino un reinado penoso, escasez de días, años de hambruna, tinieblas sin amanecer, muerte de la mirada del ojo [ceguera]; que decrete, con su solemne boca, la ruina de su capital, la dispersión de su gente, el cambio de dinastía, la extinción de su nombre y su memoria en el país. Que la divina Ninlil, la Gran Madre, cuyas órdenes tanto pesan en el Ekur, la patrona celosa por mejorar mi fama, agrave su caso en la sala del juicio y la condena que preside el divino Enlil; que ponga en boca del divino Enlil, el Rey, la destrucción de su país, la pérdida de su gente y la espiración de su aliento como si fuera agua. Que el divino Ea, el Príncipe Magno, cuyos designios son providentes, el más agudo de los dioses, el que más sabe de todo, el encargado de prolongar los días de mi vida , le prive del juicio y el discernimiento y lo suma en la confusión [lit.: lo tega siempre en la negrura]; que ciegue sus ríos desde los manantiales y que en sus tierras no deje crecer la cebada, vida de su gente. Que el divino Shamash, el juez Supremo de cielos y tierra, que yergue a los seres vivos [= el sol], el señor, la confianza mía, derribe su realeza, no atienda sus derechos [lit.: no juzgue sus juicios], extravíe su senda, haga resbalar los pies de sus tropas; que le tenga preparado, en los presagios que le pida, el augurio infausto de la erradicación de los cimientos de su realeza y la ruina de su país; que la palabra nefasta del divino Shamash lo tome desprevenido: que, arriba, lo arranque de entre los vivos y, abajo, atormente a su alma de sed de agua en el averno. Que el divino Sin, Señor de los Cielos, dios creador mío, cuya plaga es la más patente de todas las de los dioses [castigo de Sin = lepra, ¿epilepsia?], le quite la corona y el trono de su realeza; que le imponga una pena severa, su mayor castigo que no desaparezca de su cuerpo, de modo que termine los días, los meses, los años de su reinado entre lamentos y lágrimas; que le descubra que hay un rival para su reinado y le destine una vida parecida a la muerte. Que el divino Adad, Señor de la Abundancia, Jefe de canales de cielos y tierras [dios del clima], mi auxiliador, le prive de lluvia de los cielos y del caudal de la fuente; que aniquile a su país con miseria y hambruna; truene con fuerza contra su capital y convierta a su país en colina ruinosa [tillum > ár. tell] del Diluvio Universal. Que el divino Zababa, el Gran Luchador, hijo primogénito del Ekur, que avanza a mi derecha, le quiebre el arma en el campo de batalla; que le convierta el día en noche y haga que su contendiente se plante encima de él. Que la divina Ishtar, Señora de la Guerra y la Batalla, la que abre mi arma [desenvaina mi espada], Virtud Protectora mía, amante de mi reinado, maldiga en su corazón irritado [airada], con rabia inmensa, su realeza; que convierta su bien en mal; que le quiebre el arma en la guerra y en el campo de batalla; que le tenga dispuestos desorden y revolución; que prostre a sus guerreros y abreve la tierra con su sangre; que deje pilas de cadáveres de sus tropas en campo abierto [sin enterrar, para que vaguen, desdichados], que a su ejército no le permita lograr cuartel [salvarse]; y en cuanto a él, que lo entregue sin condiciones a manos de su enemigo y lo lleve encadenado a un país enemigo suyo. Que el divino Nergal, el más Fuerte de los dioses, irresistible en la batalla, el que me asegura el triunfo, con su enorme poder [kashushum, ¿un arma especial?]queme a su gente como un incendio desatado en el cañaveral y, con su arma poderosa, lo haga azotar y desmenuce sus miembros como de figurilla de barro. Que la divina Nintu, Princesa Excelsa de los países, madre, creadora mía, le quite al heredero y no deje ni su nombre; que en el seno de su gente no se genere simiente humana. Que la divina Ninkarrak, Hija de Anum, que intercede por mi bien en el Ekur, haga salir en sus miembros [viriles] grave enfermedad, un mal demoníaco

pág. 53

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
[assakum, un demonio], un bubón doloroso que no se aplaque, cuya naturaleza ignore el médico, que no pueda calmar con vendajes y que, como el mordisco de la muerte, no se lo pueda arrancar, para que, hasta que se le extinga la vida, no cese de llorar por su virilidad. Que los Grandes Dioses de cielos y tierra, que los divinos Anunnaku todos, que el Genio del templo, que el templo de ladrillo del Ebabbar lo maldigan con maldición nefasta a él, a su semilla, a su país, a sus tropas: a su gente y a su ejército. Que, con estas maldiciones, el divino Enlil lo maldiga por su boca que no puede cambiarse [con sentencia inalterable] y que le alcancen de inmediato. DIOSES Y TEMPLOS Adab, lugar al SE de Nippur, culto a la diosa Nimmaj (hoy Bismaya). Adad/Ishkur, dios del clima y la tormenta, culto en Karkara. Anum/An, Dios del cielo, padre de los dioses (Uruk). Anunnaku, el panteón, los dioses. Aya, diosa de la luz, esposa de Shamash (Sippar). Dagán, dios del cereal (Éufrates medio). Damgalnunna, esposa de Ea/Enki (Malgum). Dilbad, al S de Borsippa (dios Urash). Duranki, lazo de cielo y tierra, mote de Nippur. Ea/Enki, el Viviente, dios del saber y la magia, rey del abismo inferior de agua dulce; E‟abzu, casa del abismo subterráneo, templo de Ea en Eridu. E‟anna, csa del cielo, templo de Ishtar en Uruk. Ebabbar, casa blanca, templo de Shamash en Sippar y Larsa. Egalmaj, palacio espléndido, templo de Ishtar en Isin. Ekishnugal, casa rebosante de luz, templo de Sin en Ur. Ekur, casa de la montaña, templo de Enlil en Nippur. Emaj, casa espléndida, templo de Ninmaj en Adab. Emeslam, casa del guerrero infernal, templos de Nergal (Kuta, Mashkan Sapir) y Erra (Kuta). Emesmes, templo de Ishtar en Nínive. Emete‟ursag, casa digna del héroe, templo de Zababa en Kish. Eninnu, casa de los 50 [pájaros blancos del abismo], templo de Ningirsu (Girsu). Enki = Ea. Enlil, „señor aire‟, dios de la atmósfera, hijo de Anu, esposo de Ninlil, jefe de los dioses (Nippur). Erra, dios de la peste y la guerra (Kuta). Esagil, casa de la alta cima, templo de Marduk en Babilonia. E‟udgalgal, casa de las tempestades, templo de Adad en Karkara. E‟ulmash, templo de Ishtar en Acad. Ezide, casa de la justicia, templo de Tutu en Borsippa. Hursagkalamma, montaña mundial, templo de Ishtar en Kish. Id, río divino cuando juzga por ordalía. Igigu, conjunto de los dioses mayores. Inanna = Ishtar. Ishkur = Adad. Ishtar = Inanna, diosa de la guerra y del amor, planeta Venus. Mama, un nombre de la gran diosa madre. Marduk, dios de Babilonia, sucesor de Enlil. Nanna = Sin. Nergal, dios ínfero. Ninazu, dios sanador e ínfero. Ninkarrak, diosa médica, hija de Anu. Ninlil, „señora aire‟, esposa de Enlil. Nintu, un nombre de la gran diosa madre.

Texto localizable en: http://www.unizar.es/hant/

pág. 54

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

Confucio: padre de la nación más antigua del mundo
Héctor Rojas

CULTURA MILENARIA Muchos historiadores hacen referencia a China como la nación más antigua del mundo, porque ha sufrido pocos cambios en sus estructuras desde el siglo VI a.C. hasta mediados del XX, cuando la revolución comunista materialmente destruyó una cultura de casi tres mil años. En cualquier caso, un gran número de tradiciones se han recuperado en las últimas décadas. Podría decirse que existen regiones en China, especialmente al interior, que en ausencia de influencias externas, hoy permanecen detenidas en el tiempo. La forma de producción, alimentación, vestido, permanecen intactos. Aun así, los vientos transformadores que invitan a probar las bondades del desarrollo de las grandes ciudades, están llamando a gritos a los jóvenes campesinos en busca de oportunidades que los acerquen a los íconos de consumo de occidente, que comienzan a inundar el corazón de la tradicional nación. China estuvo gobernada durante casi 4000 años por el .Hijo del Cielo. o Emperador. Vale mencionar que el “Reino del Centro” significado de los caracteres que forman la palabra China, (Zhong-Centro, Guo-País) propuso a su gobernante las funciones de mediar entre el Cielo y los hombres. El Dragón Celeste, tenía el mandato y con él la autoridad de celebrar ritos. La historia se divide en períodos dinásticos que llevan el nombre de la familia que gobernaba ese período, tal como las grandes familias reales de occidente. La dinastía XIA correspondió al período comprendido entre los siglos XXI a XVI a.c; la SHANG desde el XVI al XI a.c.; la ZHOU entre los siglos XI y 221 a.c., la QIN entre el año 221 al 206 a.c.; la HAN entre los años 206 a.c. a 220 d.c. Entre los siglos III a VI d.c. se presentaron algunas guerras internas y subdivisiones hasta que retomó la familia TANG asumiendo el poder dinástico entre los años 618 a 907; posteriormente la SONG hacia los años 970 a 1279; la YUAN entre 1279 y1368; la MING entre 1368 y 1644 y finalmente la QING O MANCHÚ; hacia 1644 hasta 1911. Se podrían mencionar muchas cosas al respecto de cada dinastía, pero se consideraran solamente tres referentes: 1. Se hará mención a la dinastía reinante al momento de nacer Confucio (551-479 a.n.e), quien nació en el seno de una familia aristocrática venida a menos, en un período de caos y revolución social. La dinastía Zhou existía sólo de nombre, mientras sus estados vasallos no respondían al poder central, librando constantes guerras de poder, dejando al pueblo en la miseria. En este escenario transcurrió la infancia de Confucio, lo que motivó su búsqueda de un mundo de amor, armonía y orden. 2. Se considerará al Príncipe Ying Zheng, heredero de la casa real de Qin, quien logró unificar China en el año 221 a.C. Precisamente con la ayuda de los míticos guerreros que pasaron a la historia por el descubrimiento, en 1974 de sus réplicas en terracota, en la ciudad de Xi´an; que fuera en algún momento capital del imperio. Después de vencer en una campaña de más de 15 años, en el llamado período de los reinos combatientes, se consolida la extensión territorial actual y finalmente, se hizo llamar Qin Shihuang que significa .primer soberano emperador., considerando que ya no era suficiente el título de rey. Aplicó el Código Qin en todos los reinos, unificando normas, sistemas de medición, moneda, escritura, construyó carreteras para el intercambio comercial y unió las murallas de los reinos para defenderse de los pueblos extranjeros, creando así una muralla de 6400 kilómetros de extensión, la Cháng Chéng, o Larga fortaleza conocida en Occidente como la Gran Muralla China. 3. La dinastía Ching o Manchú que provenía de la zona norte, de Manchuria, fue la última dinastía con la cual se termina el imperio y se establece la República China, con

pág. 55

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
la salida de Puyí el último de los Manchues en 1911. El período previo a la terminación de las dinastías, durante el siglo XIX, estuvo acompañado por la formación de Sociedades Secretas Xenófobas con ideas liberales y nacionalistas que conformaron el movimiento Kuomingtan cuyos pilares fueron el Nacionalismo (contra lo extranjero), Republicanismo (cambiar el Imperio) y Socialismo (reforma agraria). Su fundador fue Sun. Yat . Sen (1866-1925), considerado El Padre de la China Moderna, quien estudió medicina en Hong- Kong y posteriormente lideró la revolución de Nanjing en 1911, cuando cae Puyi, el último emperador, quien es apresado en la ciudad Prohibida. ESENCIA DE LA CULTURA CHINA Antes de hacer referencia a las propuestas de Confucio, se hará mención a la forma como se presentó el nacimiento de éste personaje. Todo está enmarcado en un mito que responde a unos hechos que transforman su condición humana, en una forma casi divina, que evidencia nuevamente una estrecha cercanía con el perennialismo, en virtud de la grandiosidad de su llegada al mundo. Se retomará a YAÑEZ en su texto Confucio:
“la sociedad china de aquellos tiempos se movía con base a unas rígidas tradiciones, en las que primaba el respeto a los mayores. Las mujeres siempre se hallaban supeditadas a su marido solo dormían a su lado si a él le apetecía; y llegaban a pasarse semanas enteras sin verle. Si bien no se quejaban, tampoco lo celebraban. Se limitaban a vivir sometidas. A pesar de eso, Cheng Tsai tomó una iniciativa que debió provenir de una inspiración divina: al parecer la joven dio muestras de rebeldía al obedecer sus propios pensamientos. Temerosa de que por haberse casado con un hombre tan mayor no pudiera tener un hijo, decidió ir en secreto al tempo del monte Ni-Kieu. Mientras ascendía por una de sus empinadas laderas, pudo advertir que las hojas de los árboles y de las plantas se erguían a su paso. Pronto fueron los troncos los que empezaron a inclinarse reverencialmente, a pesar de que el aire estuviese paralizado. Todo este prodigio se repitió después de que hubiera rezado para que se le concediese el don de engendrar a un varón. Aquella misma noche sus sueños resultaron muy inquietos, debido a que recibió la visita del Señor Negro (divinidad de las aguas) Nunca olvidaría el mensaje que éste le comunicó: Traerás al mundo un hijo muy sabio en el interior de una morera hueca. Allí lo depositarás unos instantes. No habían transcurrido nueve meses, cuando Cheng-Tai volvió a ser visitada mientras dormía.En este caso fueron cinco ancianos, a los que en seguida ella identificó como la representación humana de los cinco planetas más importantes del firmamento. Todos ellos tiraban de las riendas de una bestia mitológica, cuyo cuerpo era el de una vaca, sin embargo, se veía cubierta totalmente de grandes escamas y sólo disponía de un cuerno. En cierto momento la dejaron sola, con el propósito de que vomitase un objeto de jade, el cual ofrecía esta inscripción: “Un niño procedente del agua regenerará a la débil dinastía de los Cheu. Luego será considerado un rey sin corona”. Cheng Tsai supo lo que debía hacer para corresponder a este obsequio: sin abrir los ojos, encontró la cinta de seda que debía atar en el cuerno de la bestia fantástica. Al momento toda la ensoñación desapareció. Como puede entenderse, se sintió tan inquieta que contó a su marido el sueño que acababa de tener. Te ha visitado el unicornio k´i-lin y sus cinco señores, respondió el viejo héroe, sin mostrar un gran asombro. Cuando se aproximaba la fecha del parto, la jovencita ya había conseguido la suficiente información para saber que existía un lugar llamado la .morera hueca.. De esta manera puedo marchar hasta la colina del Sur, donde pretendía encerrarse en una cueva que recibía ese nombre. Como era normal en aquellos tiempos, no dio este paso hasta contar con la aprobación de su marido. A partir de este momento volvemos a encontrarnos con la leyenda. Porque Cheng-Tsai no quiso que le acompañasen ninguna de sus doncellas; sin embargo, contó con la mejor ayuda espiritual: dos dragones montaron vigilancia a derecha y a izquierda de la colina; una pareja de espíritus femeninos de cuidaron de rociar el interior de la gruta con perfumes y brotó una fuente de agua en el suelo, aunque se secaría en el momento que fuese lavado el cuerpo del niño. Como se puede entender la madre recogió al bebé con sus propias manos, debido a que salió sin encontrar ninguna resistencia y causar el menor dolor. Se supone que ella ni siquiera debió

pág. 56

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
cortar el cordón umbilical. Después de haber aseado al pequeño, escuchó una música celestial y una voz que anunciaba esta recompensa: -¡Mujer, supiste conmover de tal manera al cielo, que se te ha concedido el honor de tener un hijo santo! Este acontecimiento quedaría reflejado en el nombre del niño, ya que se le llamó Kong (cuyo significado es hueco) en honor de la cueva donde había nacido. Ahora conviene explicar que si le conocemos en occidente por Confucio, es porque así le denominaron los primeros monjes jesuitas que llegaron a China. Se ha situado este nacimiento el día 20 del décimo mes del reinado del Duque Siang de Lu, que equivale en nuestro calendario al 27 de agosto del 551 a. C. Una fecha algo discutible, pero que la mayoría acepta debido a ciertos testimonios arqueológicos”.

ALGUNAS DE SUS ENSEÑANZAS Las Analectas de Confucio son el registro de lo que Confucio y sus discípulos dijeron hace más de 2.000 años. Es un libro importante para el estudio de Confucio, su vida y pensamiento. El libro ha sido leído de manera obligatoria en la educación tradicional China. Sus líneas, frases, adagios se han convertido en lemas populares cotidianos, que dieron lugar en esencia a la civilización China antigua. Para entonces, tanto la existencia humana como la sociedad ideal se conseguían con la autocultivación de mente y cuerpo, la armonía familiar y la autoridad en el ejercicio del poder daban lugar a la pacificación del país. Como ya se mencionó, el período caótico del nacimiento de Confucio, motiva el hecho de que éste buscara un mundo de amor, armonía y orden. Confucio aspiraba un mundo en donde los ancianos pudieran pasar sus últimos años en paz y felicidad, en el que se pudiera confiar en los semejantes como amigos cercanos, y todos los niños recibieran debidamente amor y educación. Un mundo ideal de prosperidad nacional, paz y riqueza universal y felicidad para el pueblo. Viajó por muchos estados enseñando y aprendiendo. La moral y la jerarquía representaban el orden social apropiado, esencial para conseguir un mundo ideal. Para tal fin, debía existir un elemento común entre la moral y la ética popular; una conciencia primaria de “ren”, o “benevolencia”. Concepto que consideraba posible entre los hombres. Tal como Rousseau, años después, Confucio creía que todos los seres humanos nacían semejantes en naturaleza, con capacidad de ser benévolos aunque las diferencias se daban a partir de las influencias ideológicas y sociales del mundo. “Ren” es la palabra más usada en los más de 10,000 caracteres de las Analectas de Confucio, pues se repite más de 100 veces. En muchas partes del libro, el filósofo expone el significado de la palabra. Cuando su estudiante Fan Chi preguntó qué era “ren”. Confucio contestó: “Ama a tu prójimo”. Mencio avanzó un poco más al respecto: “Ama a tu prójimo como a tu familia, y ama a todas las criaturas como si fueran seres humanos”. Cuando el estudiante Zi Zhang preguntó cómo alcanzar “ren”, Confucio contestó que a través de las cinco virtudes siguientes: dignidad, magnanimidad, honradez, laboriosidad y amabilidad. Con dignidad se gana el respeto ajeno; con magnanimidad, el apoyo de otros; con honradez, la confianza. Por otra parte, la laboriosidad ayudará a realzar la capacidad en el trabajo, y la amabilidad conducirá a la lealtad y fidelidad de los subordinados. La autodisciplina y el respeto a las buenas costumbres equivalen al “ren”. Si el ser humano es capaz de dominar sus deseos y ambiciones y enmarcarlos en los parámetros de la sociedad, el mundo sería un lugar benévolo. Los parámetros van más allá de la conducta, hacen referencia a un comportamiento comprometido con la sociedad. EL GOBIERNO COMO UN ARTE En el arte de gobernar de las analectas, se propone “Gobernar con benevolencia”. El destino de un país y su pueblo está en manos de sus gobernantes. Confucio definió el significado de “gobierno” con su homónimo que significa “justicia”. Si usted gobierna con justicia, ¿quién se atreve a traicionarlo?

pág. 57

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
Para Confucio lo más importante para el gobierno de un país es: “Suficiente suministro de alimentos, una fuerza militar adecuada y la confianza del pueblo”. Este último punto resulta esencial para sostener un país. “Para un país o una familia, más terrible es el desequilibrio que la pobreza, y la inestabilidad más que la pequeñez. El equilibrio ahuyenta la pobreza; la armonía compensa la pequeñez; y la estabilidad niega el derrumbe”.
Cuando el reino Lu encaró dificultades financieras, su rey procuró aumentar los impuestos al pueblo y pidió la opinión de Confucio. Uno de sus estudiantes contestó: .Si el pueblo viviera en la abundancia ¿cómo podría el gobernante estar fuera de ella? Si el pueblo sufre escasez, cómo puede el gobernante alcanzar la abundancia?. Al decir esto, Confucio y sus estudiantes recomendaban al rey intentar enriquecer al pueblo como solución fundamental a las dificultades financieras, en lugar de trasladarle al pueblo los problemas.

Según DAWSON Raymond en su libro Confucio, a los pocos años de la aparición del Ki-lin (unicornio), en el 479 a.C., Confucio se levantó muy pronto. Algo que a todos les pareció extraño. Después de realizar las abluciones oportunas y de vestirse, cogió su bastón y comenzó a pasear por delante de la puerta de su vivienda. De repente comenzó a cantar:
“llegó el momento de que el Tai Chan se derrumbe Pues el gran árbol será destruido. ¡El sabio desaparecerá cual planta marchita!”

CONFUCIO TERMINÓ SIENDO CHINA “El duque de Ngau de Lu encargó que alrededor de la tumba de Confucio se edificara un templo funerario, en el que se reunieron todas las reliquias que lo recordaban: su bonete, sus trajes de los rituales, su laúd y su carro. En este pequeño conjunto surgió el culto confuciano. En el S. II a.c. el historiador Sse-ma Tsien escribió lo siguiente: Me sentí dominado por el respeto al entrar en la morada funeraria: viendo el carro del Maestro, sus ropas, sus objetos ceremoniales y todo lo que recordaba a los sabios que en las prescritas pepotas se dedicaban a instruir a sus semejantes. Tanta era mi emoción que me costó poder andar. En el mundo son legiones los que, desde los monarcas hasta los sabios, se vieron rodeados en su vida de la gloria; pero ésta terminó con sus propias vidas. Sin embargo, la de Confucio, aunque fuese un hombre vestido de lienzo, se ha transmitido durante diez generaciones. Los que se dedican al estudio le contemplan como a su patrón. Después del hijo del cielo y de los señores, todos los que en el reino del Antro hablan de las artes liberales, toman decisiones y regulan de acuerdo a las doctrinas del Maestro. Esto es lo que se debe entender como la verdadera santidad. En el 194 a.c. el emperador Han, fundador de la nación China, llegó a la tumba de Confucio para inclinarse en señal de respeto. Una ceremonia que se repetiría a lo largo de dos mil años seguidos. Porque Confucio ya era China, el sabio prudente, el maestro de Lu, obtuvo pocos triunfos en vida, con su muerte se convirtió en el Ser Humano más famoso de su inmenso país. Todo se lo debió a la ciencia contenida en sus libros y al recuerdo de su siempre errante existencia. La religión confuciana proviene de la antigua existencia de China, que se basaba en la adoración del universo en sus partes y en sus fenómenos. Este universalismo se dividió en las dos ramas del taoismo y el confucionismo. Como éste provenía de la antigüedad puede considerarse animista y politeísta. Sus divinidades surgen del yang y son espíritus benéficos, mientras que los demonios tienen su origen en el yin y son espíritus del mal como los espectros. Sin embargo, no pueden dañar al hombre sin la autorización del cielo. En esta doctrina el Cielo (t´ien) es el centro o el dios más alto, no hay otra deidad más allá del mundo, ni ningún creador de la vida o del universo. El hijo del cielo es el emperador (ti) cabeza al mismo tiempo de la religión estatal el cielo le dispensa su protección o le hace perecer cuando con su conducta se hace merecedor a ello”.

pág. 58

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
MENTALIDAD COLECTIVA El tamaño de China, su larga historia, su diversidad regional y su estructura jerárquica hacen que sea en la actualidad altamente compleja; es difícil hablar de una sola sociedad China o definir los desafíos del desarrollo desde la óptica de Occidente. Hay todavía mucha mentalidad feudal dentro de la sociedad y la economía, y es a través de la conciencia colectiva que el individuo-económico es todavía una minoría comparado con el individuo-feudal. La mayoría de los chinos no actúan en su propio interés individual, una condición necesaria para el funcionamiento normal de la economía capitalista de mercado. Esto explica por qué las más exitosas empresas chinas modernas están organizadas a lo largo de líneas familiares, una especie de socialismo feudal. En ese sentido, el confucionismo es lo contrario al proyecto socialista en la medida en que el porvenir colectivo se pierde en su esencia. El confucionismo esta en todas partes, en las mínimas actitudes, en el respeto a una etiqueta omnipresente. Ha sido eficaz, de hecho, el confucionismo influenció en gran medida el sudeste asiático contribuyendo al progreso en Singapur, Taiwán, Macao y Hong Kong, gracias a la presencia de la diáspora China. El Partido Comunista Chino, puede ser entendido como una institución feudal. La mayoría de los chinos, todavía actúa sobre una mentalidad colectiva en el sentido socialista feudal. Así la democracia occidental no resulta oportuna en estas sociedades. El confucionismo se ha adaptado a la modernidad, a pesar de ser una tradición más oral que escrita, ha logrado pasar las generaciones a partir del ejemplo. Con facilidad, los jóvenes chinos no saben acerca de las analectas de Confucio, pero practican la piedad filial como si leyeran los cuatro libros clásicos. .Se presume que quien es buen hijo y buen hermano, será buen ciudadano y buen súbdito. Las enseñanzas de Confucio se reflejan aún en la actitud de la gente, aunque probablemente un joven transeúnte no sepa quién fue, sí reconoce en el ejemplo de sus padres y abuelos, su legado y lo practica en su cotidianidad. A pesar de ello, los comentarios de los jóvenes Chinos que regresan después de estudiar fuera de su país, tienen que ver con ideas nuevas, relacionadas con la búsqueda de su enriquecimiento personal, al mejor estilo del liberalismo clásico. Las virtudes que promueve el confucionismo son el respeto a los demás, la lealtad, la virtud, la motivación, la solidaridad, la educación, la comunicación de los saberes, que armonizan completamente con la sociedad actual, con el espíritu de empresa, con la sociedad contemporánea. El fracaso de Mao estaba escrito dada la solidez y la presencia de esta tradición multisecular en el corazón de todos y cada uno de los chinos y el fracaso económico debía conducir al fracaso político a la sombra del gran líder. Deng Xiao Ping aguardaba el momento de proponer otra política diferente. La apertura de Deng fue total, se presenta el fin de la colectivización agrícola, se da un llamado a los capitalistas extranjeros y un retorno de la jerarquía natural propuesta por Confucio. Sin embargo, esa apertura masiva y rápida conlleva un peligro potencial, para los chinos de la diáspora, al tiempo que aportaban su dinero, no reintroducirían la tradición budista confucionista, en una China que había perdido sus referencias, al mismo tiempo, los chinos exiliados habían conocido otras costumbres en occidente, portador de valores diferentes cuando, no contrarios. En efecto los chinos de la diáspora invitados por Deng eran portadores de dos tradiciones rechazadas por la China socialista, la propia, mantenida al abrigo de ataques y conservada como cosa preciosa y la occidental, combinación del individualismo con la democracia, forjada tras varios siglos de maduración y algunas revoluciones en medio. Cada individuo es el producto de dos factores: la herencia y la educación. La primera tiende a proveerle de los órganos y las funciones mentales que le transmiten las generaciones precedentes; la segunda es el resultado de las múltiples influencias del medio social en que el individuo está obligado a vivir. Esta acción educativa es, por consiguiente, una adaptación de las tendencias hereditarias a la mentalidad colectiva: una continua aclimatación del individuo en la sociedad.

pág. 59

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
En ese sentido, vale mencionar la obra de HALBWACHS Les Cadres Sociaux de la Mémoire, en la que, ofrecía una perspectiva sociológica sobre la cuestión de la memoria. Recoge por un lado una serie de consideraciones sobre los elementos sociales de la memoria y, por otro, analiza los procedimientos de memorización colectiva de la familia, los grupos religiosos y las clases sociales. La conclusión fundamental de esta investigación es que, existen unos .marcos sociales de la memoria., bien generales como el espacio, el tiempo y el lenguaje; bien específicos, relativos a los diferentes grupos sociales, que crean un sistema global de pasado que permite la rememorización individual y colectiva. Para Halbwachs, los ámbitos colectivos más relevantes implicados en la construcción de la memoria son la familia, la religión y la clase social. Así, los individuos articulan su memoria en función de su pertenencia a una familia, una religión o una clase social determinada. En cuanto a la familia, el marco colectivo se ordena según un criterio genealógico que permite la reconstrucción de una memoria familiar en la que está incluido el individuo. El medio mnemotécnico fundamental que utiliza la familia es el nombre de pila que , por un lado, reenvía al individuo aludido, en su frecuente repetición, a la trama genealógica y , por otro lado, instala la imagen de una persona particular: “Cuando pienso, por ejemplo, en el nombre de mi hermano, uso un signo material que , por sí mismo, es significativo (...) El signo material en tanto que tal juega un papel accesorio: lo esencial es que mi pensamiento concuerda entonces con los que, en el espíritu de mis padres, representan a mi hermano: el nombre no es sino el símbolo de esta concordancia (...) Es decir que mi pensamiento es entonces singularmente rico y complejo, ya que es el pensamiento de un grupo en cuyas dimensiones, por un momento, se prolonga mi conciencia”. Cuando los chinos conservadores llamaban a rechazar la .gangrena occidental., iba implícita una crítica contra el reformador Deng y su séquito de seguidores. La astucia de éstos fue demostrar mediante pacientes y bien logrados experimentos, que el socialismo chino era capaz de integrar ciertos elementos del capitalismo occidental y que estos elementos podrían proferir mayor eficacia al régimen en evolución y consolidarlo a fin de cuentas. Deng incluso logró que el confucionismo recuperado, defendiese el sistema chino frente a la influencia perniciosa del exterior así como los japoneses de la era meiji se protegieron con su tradición confucionista, sintoista, proponiendo una barrera contra la occidentalización demasiado profunda de su sociedad, que ellos deseaban fuese única. También se convirtió el confucionismo recuperado en elemento de dinamización de China. Vale rescatar la tolerancia China y en general de Asia oriental frente a las palabras nuevas y su capacidad para lograr que coexistan sin violencia con las creencias anteriores. Por supuesto, teniendo en cuenta, la ausencia de una religión revelada y la importancia concedida al equilibrio, al camino medio, a la armonía de las relaciones y a las búsquedas del consenso, fue más fácil que China mantuviera como propone Halbwachs, su memoria colectiva, pero, al mismo tiempo, aprovechara la llegada de los nuevos vientos occidentales del capitalismo. En Oriente el concepto de verdad absoluta carece de sentido, solo cuentan las percepciones de la realidad, diferentes, divergentes o tal vez opuestas, y por tanto, la necesidad de negociar opiniones al rededor de una realidad aceptable para todos, que pasará a ser la realidad en consecuencia; nada más lejano a la pretensión occidental de poseer la verdad absoluta, de donde resulta que si uno tiene razón el otro esta sumido en el error. China ha logrado asimilar las propuestas de occidente, como le correspondiera al Japón del emperador Meiji luego de la visita del comodoro Perry, sin dejar atrás los recuerdos colectivos representados en las acciones de su gente. Su capacidad para asumir conceptos nuevos sin rechazar los valores del pasado, combinando las herramientas técnicas de occidente con su proyecto de país socialista. La sociedad China es consciente de la entrada de las nuevas olas de Occidente, pero sigue confiando en que las enseñanzas del pasado y el ejemplo de las tradiciones servirán para recibir los beneficios de la fuga de cerebros, en la medida en que, a su regreso sus aportes, seguramente representarán una proporción mayor en competitividad y productividad, que si se hubiesen quedado esperando por algún cupo en las universidades.

pág. 60

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
PARA CONCLUIR Confucio es considerado creador de la religión de Li, que buscaba un orden social ideal basado en el amor al prójimo y el respeto a la autoridad cuyos símbolos deben ser los ritos sociales del culto público y las festividades en el ritual y la música. El Li de Confucio al igual que las leyes de Moisés, abarca leyes religiosas y de la vida civil, y las considera partes integrantes de un todo. Confucio era producto de su tiempo, vivía en lo que Comte llamó la era religiosa. (LI, 1952: 24) El confucionismo dio una especie de significado filosófico y hasta político al ritual, a la música y la danza. Los estudios de su época eran: ritual, música, tiro de ballesta, conducción de carruajes, escritura y matemática. Pero al ver en la actualidad la revitalización de China, no debería entenderse como en los siglos atrás cuando China era la potencia dominante Asia oriental. El pueblo chino puede estar orgulloso de su proceso de revitalización, pero al parecer, no debería tener ningún sentimiento de “nacionalismo histórico”. El resurgimiento de China es un concepto occidental para describir su desarrollo. Ya lo mencionaba Napoleón al hacer referencia al “gigante dormido”. La mayoría de las potencias se basaron en el imperialismo para explotar ilimitadamente al nuevo continente. El progreso de China se basa en cinco mil años de historia y la asimilación de su construcción de nación. La China moderna es una nación que participa en el desarrollo del mundo. El pueblo chino tiene un fuerte sentido de la historia, que puede ser tanto un tesoro como una carga. Es un tesoro porque siempre puede tener un ejemplo histórico para identificarse y tener un punto de vista histórico de la misión nacional y el auge y caída del Estado. Puede ser una carga porque está acostumbrado a ser fuerte. Esta perspectiva representa una misión histórica en donde China debería ser fuerte y poderosa, cualquier debilidad o humillación es temporaria y cada persona China debería esforzarse en seguir el esplendor del pasado. Confucio, tiene suficientes méritos para ser reconocido como el padre del pensamiento chino y por qué no, de Asia oriental, sin desconocer la influencia notable del Budismo en China y tampoco las propuestas, menos pragmáticas de Lao Tse. En la búsqueda de la armonía individual, familiar y social; Confucio ofrece el ejemplo que se ha mantenido generacionalmente hasta nuestros días, sin dejar de lado que sus enseñanzas datan de cientos de años atrás, es innegable la fuerza de su discurso, que se nutre a diario con las actitudes del pueblo chino. La mística de las tradiciones, el encanto enigmático de sus rituales corresponden a un pueblo que a pesar del paso del tiempo, permanece, evoluciona y se transforma buscando una relación armónica entre los suyos.

Revista de Relaciones Internacionales, Estrategia y Seguridad. Volumen 2, número 2. Julio-diciembre. Universidad Militar de Nueva Granada. Bogotá. Páginas 189-205

pág. 61

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

El Libro de los Muertos
Manuel Soto de la Vega

El Libro de los Muertos egipcio es una colección de textos de innovaciones, hechizos, conjuros, oraciones, himnos, letanías y fórmulas mágicas, escritos generalmente en rollos de papiro con ilustraciones o viñetas. Fueron colocados en las tumbas de los egipcios que podían permitirse tal lujo a partir del Imperio Nuevo. No obstante, la colección más antigua que se conoce, está inscrita en las paredes de las cámaras y corredores de las pirámides de Unas, Teti, Pepi I, Nemty-En-Saf I y Pepi II, reyes de la V y VI dinastía en Sakkara. Estos textos se les conoce como “Textos de las Pirámides” y están escritos enteramente en jeroglíficos y muchos de sus “Capítulos “ son copias de una colección más antigua, por lo que no se pude precisar su origen, edad y autor. Pero podemos suponer que los Capítulos copiados en las paredes de las tumbas de los reyes mencionados, en esencia, representan las creencias de los egipcios de tales dinastías con respecto a los muertos y, la continuidad del pensamiento religioso entre las clases más altas de Egipto. El objeto de este “libro” era permitir al difunto salvar los peligros que se le presentaban después de la muerte, instruyéndolo en las palabras que le permitían ingresar a los diversos estados del inframundo, le aseguraba la protección de los dioses y proclamaba asimismo su identidad con muchos de ellos. La verdadera naturaleza del Libro de los Muertos no ha sido comprendida perfectamente. No es realmente un “Libro”, ya que libro sugiere una composición con una unidad, un escrito en “determinado tiempo” por un autor o autores. El título le fue dado por el alemán Richard Lepsius quien en 1842 publicó el gran “Papiro de Turín” bajo el título de “Das Todtenbuch” y desde entonces lo han usado los egiptólogos. El título por el cual era conocido por los antiguos egipcios era: “Manifestado en la luz”, “La manifestación del día”, “La manifestación de la luz”. Sin embargo, “Per t er hru”, como se conocía en escritura jeroglífica es probable que haya tenido un significado especial para los egipcios, y que no se haya traducido correctamente a los idiomas modernos; pero existe otra versión que es una idea que puede expresar todo el trabajo y que es: “Capítulos para perfeccionar el Ka” o “Capítulos de salir al día”. Se dice también que el título de Libro de los Muertos procede del nombre que los profanadores de las tumbas dieron a los papiros con inscripciones que hallaron junto a las momias: “Kitab al-Mayitun”, en árabe, que significa “Libro del difunto”. Aunque este Libro nos da una idea de la religión entre los egipcios y sus creencias funerarias, no es un conjunto de dogmas o revelaciones para los creyentes. El Ka era una parte importante, y aparentemente eterna, del hombre. Por el significado de la palabra se le puede definir como: “un resplandor” o “un espíritu-alma traslúcido”. A menudo se le ha traducido como: “el brillante”, “glorioso”, “inteligente” o calificativos semejantes; pero su verdadero significado es el de “escena divina”. En los “Textos de las Pirámides”, encontramos que el Ka de los dioses estaba en el cielo y hacia allá se dirigía el Ka del hombre tan pronto como el cuerpo moría. Las principales versiones o revisiones de manuscritos que forman el Libro de los Muertos son: 1. La “Versión Heliopolitana”, o sea, recopilada por los sacerdotes de On (Heliópolis) basada en una serie de textos que se han perdido. Los “Textos de las Pirámides” que no proporcionan ninguna información acerca de su autor o autores. Representa un sistema

pág. 62

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
de Teología promulgada por los sacerdotes de Ra, el Dios del Sol. Algunos Capítulos parecen estar dedicados al dios Thot y que, sin duda, pertenecen a la clase de literatura que los griegos llamaron “Hermética” y es muy cierto que fueron incluidos en la lista de los cuarenta y dos trabajos que según Clemente de Alejandría constituyen los libros sagrados de los egipcios, por lo que parece estar bien fundamentada ya que los griegos llamaron Hermes al dios Thot a quien los egipcios designaban como “El señor de los libros divinos”, “escriba de la Compañía de los Dioses” y “Señor de la palabra divina”. Algunos Capítulos se encuentran en las tumbas, sarcófagos, estelas y papiros de las dinastías XI, XII y XIII. Pero la esencia deriva de escritos primitivos, probablemente predinásticos. 2. La “Versión Tebana” (Uast, la Tebas de los griegos) escrita en jeroglíficos sobre papiros, está dividida en Capítulos sin un orden determinado, sin embargo, con muy pocas excepciones, cada capítulo tiene un título y una viñeta. Aunque no todos los Capítulos están en las copias hay algunos que sin duda eran necesarios para la preservación del difunto en su tumba, y de su alma en el más allá. Esta Versión fue usada por quién podía sufragar los gastos, desde la dinastía XVII hasta la XXI. En los “Textos de las Pirámides” eran los sacerdotes los que decían o cantaban las invocaciones, los conjuros o las diversas secciones. En la “Revisión Tebana”, los himnos y plegarias eran dichos por el difunto, en el otro mundo lo que le permitía alcanzar la perfección del alma. 3. La “Revisión Saita” (Sai) estuvo en uso de la dinastía XXVI hasta el final de la era Ptolemaica en Egipto, aproximadamente. En esta época se arreglaron los Capítulos en un orden definido y se hizo una revisión cuidadosa de todo el trabajo. Durante este período aparece un cierto número de Capítulos que no se encontraban en los papiros antiguos; pero que no son sino nuevas ediciones o extractos de trabajos anteriores. En muchas copias de esta Revisión se omiten signos, palabras y aún pasajes completos, lo cual dificulta su lectura. Estos Capítulos compuestos en un período más tardío, representan ideas y creencias de carácter religioso, que eran desconocidas para los egipcios de la dinastía V y VI, y demuestran que había tenido lugar un desarrollo considerable del pensamiento religioso en las mentes de la frente, desde que fueron recopilados los “Textos de las Pirámides”. Los antiguos egipcios conservaron los rasgos más notables de su religión, compleja en extremo, pero no abandonaron sus viejas ideas, dioses y mitos. Aún cuando adoptaran a otros, al contrario, trataron de alguna manera de reconciliarlos y armonizarlos. En épocas diferentes, los sacerdotes de cada uno de los principales centros de culto: Heliópolis, Menfis, Tebas y Hermópolis, trataron de poner algún orden a las creencias. Las selecciones del Libro de los Muertos contenidas en los papiros de Ani, Hunefer y Anhai, reflejan la confusión de los Capítulos. El número total de los Capítulos hasta ahora conocidos es de ciento noventa y su extensión es muy desigual aunque no existe un solo papiro que los contenga a todos. Algunos de estos capítulos son derivados directamente de los “Textos de las Pirámides”, algunos son versiones de los Capítulos hallados entre los textos del Imperio Medio y el resto son de origen Tebano. De hecho, la palabra “Capítulo”, aplicada al trabajo de los escribas, no sería correcta, ya que sugiere unidad y coherencia, quizá sería más apropiado llamarles “Invocaciones” o “Hechizos mágicos”. El Libro de los Muertos demuestra, sin duda alguna, que los egipcios creían en un “Juicio Final” y que, el futuro del alma de un hombre, en el otro mundo, dependía de la vida que había llevado sobre la tierra. El alma de los transgresores de la ley se aniquilaba y el alma de los justos entraba en la vida eterna. Los Tasadores de Osiris, incorruptos, estrictamente justos e imparciales, pesaban el corazón de los hombres en la “Gran Balanza” de la verdad y la decisión final de Osiris concordaba con la opinión de Thot, personificación de la justicia eterna y Maat, la verdad. El

pág. 63

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
pesaje de los corazones era muy importante y siempre se incluía una viñeta de la escena del Juicio en los papiros donde estaba escrito el Libro de los Muertos. Otra sección impresionante es el Capítulo CXXV de la edición moderna, conocida como la “Confesión negativa”, que encierra el código moral y religioso de Osiris, el cual exigía muestras de un alto nivel moral y un carácter religioso personal exaltado, para que los solicitantes entraran en su reino. Aquí el difunto asegura cuarenta y dos veces que no ha hecho nada malo en su vida, enumerando los “pecados” que no ha cometido. El difunto se identifica con el gran dios Osiris; pero a pesar de tal protección, busca los medios mágicos para combatir los peligros del Inframundo e invoca la protección de dioses menores. ¿Qué sucede al difunto en la otra vida?, es algo confuso, puede ir al “Campo de paz”, viajar en el cielo para vivir como las estrellas, ser uno con Osiris en sus dominios en un “Mundo superior”, viajar con Ra en su barca solar o una combinación de estos estados. No hay dos papiros que contengan los mismos Capítulos, estos o se repiten en el mismo orden en más de un papiro, por lo tanto se puede pensar que cada persona escogía ella misma los Capítulos que deseaba. No hay dos papiros que lleven el mismo tratamiento en sus viñetas.

BIBLIOGRAFÍA
WALLIS BUDGE. The Egyptian Book of the Dead. Edit. Dover. Nueva York, 1989. ANA MARIA DONADONI ROVERI. Las Creencias Religiosas. Edit. Electa Turín Italia, 1988. MICHALOWSKI El Arte en el Antiguo Egipto. Edit: Akal. Madrid España 1988.

Texto localizable en: http://www.institutoestudiosantiguoegipto.com/libro_de_los_muertos.htm

pág. 64

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN

El Brahmanismo
J. Roger Riviére

1. Concepto. En primer lugar, es necesario precisar la definición de esta forma religiosa hindú; es un término empleado generalmente para caracterizar el conjunto de creencias religiosas que sucedieron al vedismo, religión de los Vedas, forma primera y antigua de la religión de los hindúes, y que corresponde a la que introdujeron los arios cuando invadieron poco a poco el territorio del norte de la India, unos 2000 años a. C. Este vedismo evolucionó lentamente entre los a. 1500 y 500 a. C. bajo la influencia de numerosos factores externos e internos y se transformó en brahmanismo A las especulaciones y prácticas arias se superpusieron las concepciones autóctonas de los pueblos no arios de la India, los cultos y los dioses locales; el brahmanismo traducía el esfuerzo hecho por los brahmanes para absorber estos cultos dentro de la ortodoxia. Algunos indólogos, como p. ej. Gonda, distinguen el brahmanismo del hinduismo moderno llamándole hinduismo antiguo, ya que el primero es la prolongación del brahmanismo. Con el profesor Renou, hay que admitir que es difícil establecer una separación estricta entre brahmanismo e hinduismo moderno, ya que se trata de la misma forma religiosa, muy compleja, y que ha evolucionado lentamente pero de una manera continua. Lo que permite establecer una barrera entre el vedismo y el brahmanismo no es el contenido, sino la estructura; las dos formas poseen una literatura distinta, y las Upanishads, como se ve en el estudio de los Vedas, indican el importante momento de este cambio de orientación religiosa hacia el teísmo, hacia un cierto ideal de santidad, hacia una nueva y grandiosa concepción del mundo. Con relación al vedismo, el brahmanismo fue un movimiento de vida espiritual, surgida de lo más profundo de la experiencia mística y que marcó de una manera indeleble el alma de la India. Naturalmente, los textos sagrados sobre los que se funda el brahmanismo son los Vedas; las Upanishads posvédicas; el enorme conjunto de la gran epopeya que constituyen el MaWbhárata, el Rámáyana y los Purána; y, por último, la considerable masa, poco estudiada todavía, de los Tantra. Debemos añadir los textos sobre las instituciones y las prescripciones jurídicoreligiosas conocidas con el nombre general de dharmashástras; el conjunto de esta literatura brahmánica forma la smriti, la tradición, opuesta a la shruti, la revelación védica. La smriti continúa de hecho las especulaciones védicas, pero puede discutirse, interpretarse, modificarse, mientras que la revelación, la shruti, es inmutable e intangible, por no ser obra humana según la tradición ortodoxa brahmánica. Vamos a estudiar sucesivamente las creencias religiosas, las especulaciones filosóficoreligiosas, los ritos y las formas cultuales cuyo conjunto dio origen al brahmanismo. 2. De los dioses védicos a los dioses brahmánicos. La evolución del vedismo al brahmanismo se hizo de una manera insensible; los principales dioses védicos pasaron a un plano secundario, surgieron nuevos mitos, tomaron una mayor importancia algunos dioses védicos inferiores. Los dioses siguieron alcanzando un número considerable; la cifra tradicional es de 33 dioses, pero dicha cifra se multiplicó al dividirse cada una de las fuerzas naturales. La Brihad Áranyaka Upanishad cita 3.303 dioses, y el Mahábhárata adelanta el número de 33.330; no olvidemos que se trata de números simbólicos. En la mitología tradicional, Indra es jefe y señor de los dioses; los Puránas indican ocho grandes dioses: Súrya, Candra (Soma), Váyu, Agni, Yama, Varna, Indra y Kubera. Pero, en el brahmanismo ulterior aparecieron tres dioses: Brahmá, Visnú y Shiva; los dos últimos dominaron y dominan todavía a todo el hinduismo. En el brahmanismo no aparecen las parejas
pág. 65

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
divinas que caracterizan al vedismo, p. ej., los ashvin; se introdujo la noción de la energía femenina, la shakti, y se creó el importante movimiento del shaktismo; se observa una creciente importancia del concepto del dios niño en el culto visnuista a Krishna. Los dioses del brahmanismo tienen un comportamiento humano; el naturalismo de los Vedas tiende a desaparecer y los dioses se separan de los elementos naturales, aunque persisten los antiguos mitos sobre la fecundidad. Cada uno posee sus propias características iconográficas, seguidas con gran fidelidad por el arte clásico: sede, peinado, postura, gesto, atributos con valores simbólicos, etc. A menudo tienen partes del cuerpo adicionales (cuatro u ocho brazos, varias cabezas), lo que simboliza un dinamismo divino y un poder sobrehumano. Los dioses brahmánicos se asemejan a los hombres, y, por otra parte, su poder es limitado, aunque sea muy superior al de los humanos; desaparecerán después de la disolución del mundo. Residen en el cielo o en la cumbre de una montaña inaccesible, e intervienen poco en los problemas humanos. Cada hindú tiene un dios escogido y reverenciado especialmente por él, indicado por su jefe espiritual; hay divinidades ciudadanas que pertenecen a un antiguo culto local preario ligado a la vegetación y en el que predominan las figuras femeninas. Estas diosas rudimentarias fueron absorbidas en la teología shivaíta con el nombre de mátriká, o sea, madrecitas: Shitalá, que vela por la salud de los niños; Manasá, que cuida de las mordeduras de serpiente, etc. El brahmanismo se caracteriza por sus grandes divinidades que siguen dominando el panteón del hinduismo, siendo las principales: Súrya, que es el Sol y cuyo cochero es Aruna, la aurora; su culto fue importante sobre todo en la era cristiana, y principalmente entre los indoescitas de Cachemira. Candra, la Luna, identificada con el soma, la ambrosía del sacrificio, pero que no parece haber tenido culto autónomo; sirve de refugio a las almas errantes. Los planetas y las estrellas están divinizadas, y dan origen a creencias y mitos utilizados ampliamente por la astrología hindú. Indra, señor de los dioses, tiene un papel de mago y de dios de las lluvias, destructor de los demonios, los asura. Agni es el dios del fuego en todos sus aspectos: terrestre, celeste, funerario, ritual, digestivo; devora las ofrendas de los sacrificios. Váyu es el dios del viento. Varuna es el señor de las aguas. Yama es el soberano de los infiernos, rodeado de demonios. Kubera es el dios de las riquezas y su imagen está presente en casi todos los hogares hindúes. Káma es el dios del amor y su culto sigue vivo. Skanda, el que cabalga sobre el pavo real, es el dios de la guerra y también el de los ladrones; se le adora de manera particular en el país tamil bajo el nombre de Subrahmanya. Ganesha o Ganapati es el dios de cabeza de elefante, hijo de Shiva, que hace superar los obstáculos y da el éxito; es el patrón de estudiantes y escritores y su culto es popular. El dios Brahmá no es muy notable en el brahmanismo, ya que es un producto de la especulación sobre el brahmán védico; teóricamente se encuentra en un plano de igualdad con Visnú y Shiva, como dios creador, pero su culto no es popular y tiene un solo santuario en la India, sito en Pushkara, en el Rájpútáná. 3. Dioses brahmánicos: representación y culto. Estos dioses tienen sus representaciones y se les invoca según el ritual brahmánico, pero de esta multitud de divinidades surgieron dos dioses que se convirtieron en los más grandes del brahmanismo: Visnú y Shiva. Visnú absorbió las funciones de Indra, de Brahmá como demiurgo; es el conservador del cosmos, el dios benefactor, el salvador del mundo, considerado a veces por los visnuistas como el dios supremo. Lleva la concha, el disco, la maza y el loto, y a veces el arco y la espada; cabalga sobre el águila divina, Garuda, enemiga de las serpientes, y su culto es muy popular en el sur de la India y en el sudeste asiático. Entre dos creaciones, Visnú reposa sobre la serpiente de mil cabezas, símbolo de lo infinito. Cuando en el universo hay males o cuando se viola la ley divina, Visnú realiza descensos periódicos, los avatarás, a la Tierra, que tradicionalmente alcanzan el número de diez; los primeros tuvieron lugar bajo forma de animales: pez, tortuga, jabalí; y los otros bajo formas humanas. De estos últimos, los realizados como Ráma y Krishna tienen una importancia capital para el brahmanismo A Ráma, adorado popularmente, se le canta en el Rámáyana junto con su esposa Sitá, su hermano Lakshmana y su fiel compañero Hanumant, el rey de los monos. El dios favorito de los visnuistas es Krishna: de niño fue salvado de las amenazas del cruel Kamsa; ya adolescente fue

pág. 66

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
educado entre los pastores y pastoras que danzaban al son de su flauta; tenía una favorita: Rádhá. Se convirtió en guerrero modelo y maestro de la Bhagavadgitá. Los gestos de Krishna son simbólicos y representan las relaciones de Dios con las almas humanas. Su culto es muy popular y sigue vivo en las sectas visnuistas. Shiva es el segundo dios importante del brahmanismo. En los Vedas es un adjetivo que significa propicio y que se aplica a Rudra, dios terrible de la tormenta y del rayo, de la muerte y de la fecundidad. Shiva ha tomado su carácter como destructor del mundo, entregado a la danza de la vida cósmica, señor de ascetas y yoguis, dios de la fecundidad. Está acompañado por los antiguos dioses locales o genios cuyo jefe es el toro blanca Nandin, representado siempre ante sus santuarios. Shiva recogió un importante número de mitos autóctonos, de dioses locales, de ritos mágicos primitivos; se convirtió en el dios supremo de las sectas shivaístas. El aspecto del poderío, de la energía de Visnú y Shiva se divinizó bajo la forma de las shakti, conceptos ya existentes en los Vedas, esta importante noción del brahmanismo ha amalgamado las antiguas imágenes de las divinidades femeninas, los cultos populares de la Gran Diosa, de la Madre, muy extendidos por toda la India, sobre todo en el sur. La shakti de Visnú es Lakshmi o Shri, la belleza, el esplendor benéfico del dios; la de Shiva tiene varias formas: Durgá, la inaccesible, diosa de la guerra, destructora de los demonios, de los asura que devastaban el universo; Káli, la negra, señora del tiempo; Párvati, la hija de la montaña, y Kumári, la virgen. Esta diosa con nombres diversos refleja los distintos aspectos de Shiva, y su culto es muy popular. El brahmanismo admite que el mundo está poblado por seres sobrenaturales, poderosos, benévolos y maléficos: los asuras, titanes enemigos de los dioses, los nága, seres humanos y serpientes a la vez, genios de las aguas, de los árboles y de las grutas cuyo culto sigue vivo en las esferas populares de la India, los gandharva, los músicos celestes, las apsaras, sus esposas y toda una serie de demonios y diablesas, de almas en pena, los bhútas, de genios, de seres humanos divinizados, tales como los rishis, los sabios visionarios de los Vedas, los héroes célebres, los magos, los siddhas, que flotan entre el cielo y la tierra. A los animales, a las plantas, a los parajes naturales se les da a menudo un carácter sagrado. Desde el punto de vista hindú no hay una diferencia radical entre el hombre y el animal; uno y otro son envoltorios físicos de un alma en migración perpetua, y se considera que los animales tienen ciertos poderes mágicos porque participan de lo sagrado; la vaca siempre fue considerada como sagrada desde los tiempos védicos, y los mitos relativos a Krishna boyero vinieron a reformar las creencias populares, pero es de advertir que la vaca no es objeto de ningún culto directo. El culto al árbol está muy extendido por las clases inferiores, se le considera albergue de genios y refleja antiguas creencias autóctonas. Las piedras preciosas, la perla, los fósiles, los metales son a veces objeto de un cierto culto. Las aguas son sagradas como instrumentos purificadores; los ríos, como p. ej. el Ganges, son objeto de particular veneración; los lagos, los estanques artificiales cercanos a los templos, los tirthas, son centros de peregrinación y devoción; por otra parte, el término de tirtha engloba las ciudades santas, los lugares donde se realiza el culto y los parajes que sirven de centros de peregrinación. 4. Doctrinas brahmánicas. El brahmanismo muestra una tendencia unitaria, después del politeísmo difuso de los Vedas, hacia la instauración de un principio supremo, de un dios trascendente, noción que se alcanza a través del concepto de un dios inmanente. Esta divinidad total engloba todas las actividades religiosas y sociales de la India; este progreso hacia un dios personal ha tomado forma gracias a la doctrina del amor divino, que se ha superpuesto a la doctrina del conocimiento. El hinduismo va a completar y a afirmar esta condensación de la idea divina. La noción de la creación del universo se basa en la filosofía Sámkhya: el mundo no nace de la nada, sino de un sustrato eterno que lleva en sí tres elementos cuya mezcla constituye el mundo fenomenológico, tanto en el plano psíquico como en el físico. La razón de la creación se presenta a menudo como un juego divino; se desarrolla en forma de nacimientos o desarrollos sucesivos; el universo se presenta en forma de huevos cósmicos, en número ilimitado, que

pág. 67

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
representan cada uno un universo con siete grados celestes y siete subterráneos. Esta creación dura un día de Brahmá, un kalpa, después del cual viene la disolución del universo; ese día dura 4.320.000 años humanos. Cada kalpa se divide en cuatro yugas o edades, y nuestro universo se halla en el cuarto yuga. Brahmá no es eterno; su vida dura 100 años brahmánicos, después de los cuales el Ser supremo crea otro Brahmá. En el brahmanismo, el hombre es solamente un elemento entre los seres creados, pero él es el único que tiene la posibilidad de elevarse por encima de los dioses por sus virtudes ascéticas, y más aún cuando se convierte en liberado por el conocimiento místico e íntimo de su identidad con el Ser supremo, el Brahmán. Esta búsqueda de lo espiritual a través del yoga se realiza fuera de las castas, cuyas divisiones tenían en el brahmanismo un sentido más religioso que social. El yogui, el sádhu, el santo, todos son hombres en busca de lo divino que siguen las enseñanzas de un jefe espiritual, guru, cerca del cual suelen vivir. El ser humano se compone en el brahmanismo de un cuerpo material y de un alma, purusha, sin principio, mónadas sin fin, ya que durante la disolución del universo reposan y son absorbidas por Brahmá. Todas estas almas individuales son esencialmente idénticas y eternas, ya que, según las Upanisliads, están en el Ser como el viento en el espacio. Pero como la materia está considerada como una sustancia en estado de vibración, por lo que existen diversos planos sutiles y materiales, el alma tiene una serie de envolturas sutiles que la siguen después de la muerte; hay una jerarquía de funciones físicopsíquicas que comportan todos los grados y que llegan hasta la más pura espiritualidad. Cuando llega la muerte, el alma permanece en los planos sutiles con esos envoltorios sutiles; Yama la juzga y va a los paraísos donde reinan los dioses y se convierte en un antepasado, o va a los infiernos; pero estas estancias son temporales, ya que las almas están destinadas a renacer según la ley de la metempsícosis. El Karman es uno de los dogmas centrales del brahmanismo, ya que define una ética y su doctrina ha sido determinante para establecer la noción del alma y la de la responsabilidad de los actos, con su corolario sobre la metempsícosis de las almas y la existencia humana según la ley divina que rige el comportamiento y las tendencias más profundas de cada ser humano. Estos conceptos tan distintos del vedismo corresponden a una evolución profunda en los tiempos de las Upanishads; la teoría védica del sacrificio fue reemplazada por la teoría del conocimiento personal, considerado como un sacrificio superior; la gnosis en vez del ritual público. Toda la vida religiosa del hindú, en la evolución del vedismo al brahmanismo, se hace interior, personal, individualista. Pero no debe considerarse a los brahmanes como una jerarquía de sacerdotes dentro de una iglesia establecida. Los brahmanes son en el brahmanismo los que nacen en la primera casta. Antiguamente fueron los que guardaban los Vedas, los que actuaban en virtud de ciertos derechos y por el nacimiento en el ritual védico; ahora les incumbe conservar la dirección del culto, de los ritos solemnes, de la enseñanza de los textos sagrados. Todo brahmán puede actuar como sacerdote, pero actualmente hay una clase especial de brahmanes consagrados exclusivamente a los ritos y que se hallan siempre en los templos. Pero no existe entre ellos una jerarquía establecida con unas cabezas religiosas como ocurre en otras religiones. 5. Ritual y observancias brahmánicas; evolución hacia el hinduismo. El ritual védico ha desaparecido de hecho y la liturgia del sacrificio ha sido reemplazada por los ritos privados y, sobre todo, por el culto espectacular al ídolo y al templo con sus peregrinaciones. El sacrificio ha quedado relegado a un segundo plano a causa del tantrismo, que se estudia en el hinduismo. Se ha conservado el antiguo mantra védico, pero con nuevas asociaciones y sistemas de recitado; estos mantras se incluyen dentro de figuras geométricas, sede supuesta de la divinidad; estos recitados van acompañados por gestos de las manos. La imagen del dios o de la diosa se hace habitual, y hay textos iconográficos que precisan las técnicas de fabricación; es la encarnación permanente o temporal de la divinidad. Siguen siendo desconocidos el origen y el desarrollo del culto a las imágenes en el brahmanismo; se ha supuesto una influencia autóctona (medio drávida) o una influencia griega. La adoración a la imagen se llama la pújá, el homenaje, y se ejecuta a la vez como rito privado y como rito

pág. 68

DRA Dª M. DOLORES MIRA Y GÓMEZ DE MERCADO Y DR. D. ANTONIO GARCÍA MEGÍA SERIE APOYOS DIDÁCTICOS

LA EDAD ANTIGUA - INTRODUCCIÓN
público. El señor de la casa o el sacerdote doméstico cumplen a diario con la pújá privada dentro del hogar; el rito público tiene lugar en el templo, y son los sacerdotes especializados, pujar, los encargados de realizarlo. Los fieles son simples espectadores del rito que honra al dios como señor al que se viste, se alimenta y se venera. De este modo, el templo se convierte para el brahmanismo en un centro importante, sobre todo en el sur de la India; se transforma en una verdadera ciudad en la que se emplean miles de servidores. En el brahmanismo hay numerosas observancias religiosas; éstas son minuciosas, numerosas e importantes, e incluyen la abstinencia, la continencia, el baño, las ofrendas y el recitado de textos. Las donaciones forman uno de los elementos esenciales de estas reglas, cuyas descripciones se leen en los textos epigráficos de la India. Las fiestas son religiosas y profanas a la vez y tienen lugar de acuerdo con las fechas fijas del calendario lunar y según la región. En la voz' hinduismo, puede verse cómo han evolucionado estas prescripciones del brahmanismo en los siglos pasados, para aparecer a menudo en la vida religiosa moderna de los hindúes. Allí se estudian las influencias que han modificado algunas costumbres religiosas, particularmente las procedentes del tantrismo, y la importancia de la devoción en todo un sector del hinduismo moderno. Se intenta establecer una evolución histórica del brahmanismo partiendo del 320 d. C., que permitió al brahmanismo afirmarse frente al budismo que reinaba en numerosas partes de la India. Comenzó entonces a hacerse sentir la popularidad del visnuismo y del shivaísmo en las sectas de los bwgávata y de los pashupata, protegidos oficialmente por algunos monarcas Gupta, Cálukya y del sur de la India. Las invasiones de los hunos (475534 d. C.) destruyeron muchos monasterios búdicos, pero no pudieron tener influencia sobre el brahmanismo, que no poseía ni jerarquía ni organización monástica propiamente dicha, ya que los ascetas hindúes andaban errantes y sólo se reunían de cuando en cuando durante las fiestas. La exaltación de la devoción hacia el s. vii d. C. en la India central y meridional por la influencia de los grandes devotos tamil, los Alvár y los Náyanár; la fijación del pensamiento vedántico en el s. viii por Shankara y sus sucesores; la creación de las órdenes religiosas por shivaístas y visnuistas fueron los factores que aceleraron la desaparición del budismo en la India y que hicieron triunfar el brahmanismo A pesar de sus persecuciones y de su poder político, el Islam no impidió el desarrollo y la evolución del brahmanismo; la tolerancia habitual de los hindúes hizo posible la convivencia pacífica de grupos y sectas religiosas y su multiplicación. El impacto de la técnica de Occidente y el cristianismo en el s. xix, que modificó el sustrato religioso de la India y provocó la aparición de personalidades religiosas hindúes, prepararon el brahmanismo contemporáneo llamado igualmente hinduismo moderno. Bibliografía
A. C. BOUQUET, El Hinduismo, en E. O. JAMES, Historia de las Religiones 1, Barcelona 1955. J. ROGER RIVIÉRE, El pensamiento filosófico de Asia, Madrid 1960, 1764 A. BARTH, Les religions de 1'Inde, 5 ed. París 1914 L. DE MILLOUÉ, Le Brahmanismo, París 1903 L. DE LA VALLEÉ POUSSIN, Notions sur les Religions de Z'Inde: le Brahmanisme, París 1910. H. VON GLASENAPP, Die Religionen Indiens, Stuttgart 1943 L. RENOU y J. FILLIOZAT, L'Inde classigue I, París 1949, 381667 J. GONDA, Les religions de 1'Inde, I. Vedisme et Hindouisme ancién, París 1962 E. W. HOPKINS, The religions of India, Boston 1895. A. B. KEITH, Religion and Philosophy of the Veda, Cambridge (Mass.) 1925 S. LÉVI, La doctrine du sacrifico dans les Brahmanes, París 1898 P. D. MEHTA, Early Indian Religions Thought, Londres 1956. K. W. MORGAN, The religion of the Hindu, Nueva York 1958 L. VON SCHROEDER, Arische Religion, 2 vol. Leipzig 191416 S. RADHAKRISHNAN, Indian Philosophy, 2 vol. Londres 1951. Texto localizable en: http://www.mercaba.org/Rialp/B/brahmanismo.htm

pág. 69

2011 Antonio García Megía y María Dolores Mira y Gómez de Mercado
LA EDAD ANTIGUA: INTRODUCCIÓN. LAS PRIMERAS CIVILIZACIONES
Angarmegia: Ciencia, Cultura y Educación. Portal de Investigación y docencia

http://angarmegia.com - angarmegia@angarmegia.com

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->