P. 1
Prácticas de Conservación de Suelos en Laderas

Prácticas de Conservación de Suelos en Laderas

5.0

|Views: 15.969|Likes:
Publicado porluis taboada
Experiencias de prácticas de conservación de suelos en laderas. Sistematizado por Ing. Luis Taboada Barreto.
Experiencias de prácticas de conservación de suelos en laderas. Sistematizado por Ing. Luis Taboada Barreto.

More info:

Published by: luis taboada on Nov 28, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/10/2014

pdf

text

original

Sections

Las prácticas mecánico - estructurales son aquéllas que consisten en estructuras diseñadas
en base a los principios de ingeniería para reducir la erosión a través del control de la
escorrentía superficial, ya sea modificando la longitud de la pendiente (acortándola) o
modificando la inclinación de la misma (reduciéndola)

LAS PRÁCTICAS MECÁNICO-ESTRUCTURALES EN EL MANEJO Y CONSERVACIÓN DEL SUELO EN ZONAS DE
CULTIVOS, QUE SE DESARROLLAN SON LAS SIGUIENTES:

• Terrazas de banco
• Terrazas de formación lenta
• Rehabilitación de andenes

En áreas de cultivos, estas prácticas se utilizan cuando las técnicas agronómicas, forestales,
pastoriles y de protección, por si solas o en conjunto, no son muy efectivas, pudiéndose combinar
varias de las prácticas mecánicas-estructurales en una misma área tratada (en áreas de pastos y/o de
bosques se construyen zanjas de infiltración para acortar el recorrido del agua de escorrentía en las laderas e
infiltrarla en el suelo).

A. TERRAZAS DE BANCO O TERRAZAS DE ABSORCION

Las terrazas de banco son plataformas o bancos escalonados, construidos transversales a
la pendiente y separadas por taludes de tierra o muros de piedra protegidos con vegetación.
El ancho del banco varía con la pendiente, el cultivo y la profundidad del suelo (Foto 11.53).

Foto 67 Terraza de banco con muro de piedra.

133

Aunque son las obras más efectivas en controlar la erosión en laderas, su uso es limitado por su
alto costo. Se recomiendan las terrazas de bancos para cultivos muy rentables como hortalizas,
flores y algunos frutales. Además, debe de contarse con la disponibilidad de agua para riego en la
temporada seca, asegurando el máximo provecho de las terrazas.

Las terrazas de banco son las prácticas mecánico estructurales más completas y efectivas
para el control de la erosión.

En muchos lugares del mundo como Filipinas, China, Indonesia y Perú, se utilizan mucho las
terrazas de banco. Las terrazas de banco con muros de piedra se han utilizado en el antiguo
Perú, desde la época Pre Hispánica, estas terrazas son más conocidas como andenes.

Los bancales o terrazas de absorción, consisten en el acondicionamiento del suelo en
plataformas escalonadas en serie en las laderas, y transversales a la pendiente del terreno. Los
escalones son separados y estabilizados por paredes casi verticales, construidas con muros de
piedras o de tierra fijados con cobertura vegetal (arbustiva, herbácea, etc.).

De acuerdo al tipo de material en que se construye su talud, las terrazas de absorción
pueden ser de piedra, de tierra o de tapial (Fotos 67, 68 y 69).

Foto 68 Faena de construcción de Terrazas de banco con talud de tierra. CC. Chacaraya ,microcuenca Antoro
Chihuancaya, Chumbivilcas; Cusco.

FUNCIONES

o

Modificar la pendiente media original de la ladera.

o

Reducir al mínimo la erosión hídrica.

o

Mejora la capacidad retentiva de humedad y nutrientes.

134

o

Favorece la formación de microclimas, disminuyendo el riesgo de las heladas, a causa de la
generación de un efecto de turbulencia de las masas descendentes de aire frío y por la
capacidad y liberación de calor del suelo, de los muros de piedra y del componente forestal.

o

Favorece la infiltración del agua (de lluvia y/o de riego).

VENTAJAS

o

Excelente alternativa para la actividad agropecuaria, frutícola y forestal en regiones
montañosas con poca extensión de tierras planas.

o

Incrementa la productividad y producción agrícola, pecuaria y forestal.
Posibilita la instalación de cultivos anuales, frutales, y/o árboles y arbustos forestales

Foto 69 Terraza de banco con pared de tapial.

o

Incrementa el valor del terreno.

o

Incrementa la rentabilidad de la producción agrícola.

DESVENTAJAS

o

Requiere de una abundante disponibilidad de mano de obra.

o

Requiere de suelos profundos.

o

Limita el uso de maquinaria y animales para las labores agrícolas.

o

Es viable económicamente sólo para la producción de cultivos altamente rentables, debido a
los altos costos de instalación.

CRITERIOS DE EJECUCIÓN

CRITERIOS TECNICOS

o

Las terrazas de banco deben estar ubicadas en suelos de mediana profundidad efectiva, de
textura media, y no susceptibles a deslizamientos.

135

o

Esta práctica es adecuada para laderas con pendientes mayores al 30%, siempre y cuando
los muros sean de piedra.

o

De preferencia en zonas con posibilidades de efectuar agricultura bajo riego.

o

La disponibilidad de materiales en la zona de intervención definirá su diseño y construcción.

CRITERIOS SOCIO-CULTURALES

o

Requiere de grupos humanos que trabajen de manera organizada y participativa.

o

Exigen una debida protección de la circulación y pastoreo del ganado.

CRITERIOS ECONÓMICOS

o

Requiere de suficiente disponibilidad de mano de obra y de mayor tiempo que otras obras
mecánico - estructurales.

o

Se exige que el cultivo que se instale en estas terrazas sea rentable.

o

El uso de equipos y herramientas disminuye el tiempo de ejecución y costo en algunas
etapas del proceso constructivo.

CRITERIOS AMBIENTALES

o Las terrazas con muros de piedra reducen el efecto de las heladas nocturnas, por la liberación
del calor que durante el día almacenan las piedras.

Foto 70 Terrazas de absorción con muros de piedra y cultivo de papa. Anexo Yanacocha, microcuenca
Chaupihuaranga, Daniel Alcides Carrión; Pasco.

DISEÑO

Previamente, para definir el proceso constructivo de la terraza de banco deben determinarse los
siguientes elementos de diseño:

o Ancho de la plataforma.
o Pendiente del terreno.
o Profundidad efectiva del suelo.
o Altura del talud o muro.
o Inclinación del talud o muro.
o Contrapendiente de la plataforma.

136

En la Figura 11 se muestran los elementos de diseño, y dimensiones que usualmente se aplican en
las terrazas de banco con muro de tierra.

Para determinar los elementos mencionados debe tenerse en cuenta los siguientes
criterios:

a) El ancho de la terraza debe ser lo mayor posible para facilitar el laboreo en la instalación,
manejo y cosecha de los cultivos; depende de los siguientes factores:

Profundidad del suelo.
Pendiente del terreno.
Disponibilidad de mano de obra.
Altura e inclinación del muro.

Cuanto más profundo es el suelo, incluyendo la profundidad del material madre no consolidado, el
ancho de la terraza puede ser mayor, siempre que la altura del talud o muro resultante no sea
mayor de 2 m. El largo, está en función al tamaño de la parcela, a los intereses del propietario, a la
naturaleza del terreno y a la disponibilidad del material.

La capa arable del suelo, al final del proceso de construcción de la terraza, debe permanecer
nuevamente como tal, porque será la capa arable útil para el desarrollo de los cultivos. La
superficie de la plataforma terminada no debe presentar ondulaciones.

Figura 13 Diseño de terraza de absorción con muros de piedra.

b) Con relación a la pendiente del terreno, el ancho de la plataforma es mayor a menor
pendiente. Para un determinado ancho, el corte será mas grande cuanto mayor es la
pendiente. Por consiguiente, el ancho de las terrazas dependerá también del esfuerzo que
piensa dedicar el dueño del terreno en la construcción; cuanto mayor es el ancho, mayor será
el esfuerzo; y para un mismo ancho, cuanto mayor es la pendiente más grande será el

> 60%

1

H

0.30 H

relleno

0.20

> S = 2%

S > 30 - 50%

corte

pestaña

Ancho de la Terraza

137

esfuerzo requerido en realizar el movimiento de tierras que resulta de efectuar los cortes y
rellenos en el terreno.

c) La profundidad efectiva del suelo es uno de los factores fundamentales a tomar en cuenta para
la construcción de las terrazas, porque determina la profundidad del corte y, por lo tanto, el
ancho de la plataforma. A menor profundidad del suelo, menor será el ancho de la plataforma,
lo cual restringe el uso de la terraza.

d) La altura del talud o muro no debe ser muy alta, porque pierde estabilidad y es propenso a

derrumbes.

e) No se recomienda la construcción del talud o muro muy inclinado porque se pierde terreno
para el cultivo.

Figura 14 Cálculo del ancho de la base del muro de terraza con muros de piedra
(aplicable también a terrazas de formación lenta)

donde: C = Ancho de la corona
H = Altura total del muro
B = Base del muro
Z = Z’ = Z’’ = Talud de inclinación.

Si el talud es de tierra, éste debe ser sembrado con plantas perennes que le den estabilidad y
protección, sin embargo también se puede usar plantas que sean útiles económicamente. Como
una forma de asegurar la estabilidad del muro, en caso que éste sea de piedra, se aconseja dejar
una pequeña pestaña o margen de seguridad de 50 cm de ancho (Figura 12). Si el suelo es
pedregoso, se aprovecha este material para construir los muros. El cimiento de los muros deberá
tener una profundidad mínima de 30% de la altura total del muro, y un ancho mayor de 0.60 m, de
acuerdo a la pendiente y tamaño del material empleado.

C

H

B

Z

1

Z´´

H

C

B = C + Z H

Ejemplo

C = 0.4 m

Z = 0.20

H = 1.20

B = 0.64

B = C + H ( Z´ + Z´´ )

Ejemplo

C = 0.40 m

Z = 0.20

H = 1.20

B = 0.64

Z´ = 0.10

Z´´ = 0.10

B´ = 0.75 m

138

f) La plataforma debe tener una contra pendiente de 2% de inclinación hacia adentro, terminando
en una canaleta en el borde interno, que actuará como dren (para evacuación del exceso de agua).
Al construirse una terraza, debe verificarse que se cumplan las siguientes especificaciones:

Borde interno de la terraza o pie del talud debe estar a nivel.
Borde externo de la terraza o borde superior del talud debe estar a nivel.
Profundidad del borde interno de la terraza debe ser la adecuada, para evitar desbordes.

PROCESO CONSTRUCTIVO

RECONOCIMIENTO DEL TERRENO

Se realiza un reconocimiento del terreno antes de proceder a construir las terrazas para:

Verificar si la profundidad del suelo es la necesaria para la construcción de terrazas.
Determinar la ruta que seguirá la zanja de infiltración, de ser necesaria, para que
intercepte la escorrentía, proveniente de zonas más altas.
Determinar el ancho de las terrazas.
Señalar las rutas de los caminos y canales de riego, en caso de ser necesario
construirlos.

El proceso constructivo de las terrazas se inicia con la limpieza y desbroce del terreno; sigue el
replanteo del trazo de los muros, clavando estacas o colocando piedras cada 10 m, empleando el
nivel en A. Luego se procede a excavar una zanja de infiltración en la parte alta adyacente a la
zona donde se van a construir las terrazas. Cuando los muros son de piedra, inicialmente se
acopia este material. Los muros de piedra deben tener una altura menor de 1 m y la cimentación,
un ancho mínimo de 0.60 m.

Foto 71 La construcción de terrazas de absorción debe tener en cuenta la disponibilidad de la mano de obra. CC.
Pongoyucc, microcuenca Misquimayo, Víctor Fajardo; Ayacucho.

139

El detalle del procedimiento es como sigue:

i) PARA TERRAZAS DE BANCO CON MURO DE PIEDRA

Trazado de líneas guías, iniciando por el lado de la máxima pendiente.
Dividir el espacio entre líneas guía en franjas de 2.0 m.
Construcción del cimiento
Acarreo de materiales (piedras) y construcción del muro o pirca en doble hilera y amarre

respectivo.
Movimiento de tierra de la plataforma

o Retiro de la capa arable hacia los costados.
o Relleno, devolución de la capa arable y nivelación del terraplen.
Diseño del sistema de riego y drenaje.

ii) PARA TERRAZAS DE BANCO CON TALUD DE TIERRA

Trazado de líneas guías, iniciando por el lado de la máxima pendiente.
Dividir el espacio entre líneas guía en franjas de 2.0 m.
Realizar el corte y remoción del material de la primera franja a un costado.

Foto 72 Cultivos de maíz, haba y papa cultivados en terrazas de absorción con muro de tapial en la Comunidad de
Huichay, microcuenca Muylo, Tarma; Junín.

140

Rellenar la primera franja con el material removido hasta lograra una profundidad mínima de 30
cm de la faja contigua y continuar sucesivamente hasta terminar la primera plataforma.
Realizar la nivelación de la primera faja, tratando en lo posible de no colocar material de la
capa arable en el talud de la terraza. Asimismo, verificar la nivelación de los bordes interno y
externo del terraplén.
Finalmente, en el talud instalar pastos mejorados y/o hierbas aromáticas o medicinales con la
finalidad de estabilizarlo.

RECOMENDACIONES

o Se recomienda su construcción en lugares donde no existan andenes que rehabilitar.
o No es recomendable construir terrazas en suelos erosionados o que muestran la roca parental,
ni en laderas muy empinadas cuyo suelo tiene alto contenido de arena.
o La profundidad del suelo debe ser mayor de 30 cm (podría ser menor, si el material madre no
consolidado puede ser fácilmente picado o desmenuzado, de modo que pueda ser considerado como suelo, es
decir, permite el crecimiento de las plantas).
o Las terrazas de absorción pueden construirse en laderas con pendientes de hasta 55%, pero en
pendientes menores de 30%, esta práctica no es económicamente viable, recomendándose
usar otras técnicas de control de la erosión, como terrazas de formación lenta, prácticas
agronómico culturales, etc., debido a que el esfuerzo, tiempo y los costos son mucho menores
y se pueden emplear máquinas y tractores para construirlas y cultivarlas.
o Cada 30 m debe construirse las vías de acceso de aproximadamente 2 m de ancho.
o La construcción de terrazas de absorción es la más costosa de las prácticas mecáno -
estructurales, por el movimiento de tierras, requiriéndose mucha mano de obra y desgaste de
herramientas. Sin embargo, esto puede aliviarse con el empleo de equipos como moto
perforadora, carretas, etc.
o El suelo debería estar con un nivel de humedad suficiente (mínima cohesión) como para poder
removerlo con facilidad.
o Sobre estas terrazas debe instalarse cultivos rentables, tales como hortalizas, flores, frutales,
semilleros, alfalfa y plantas aromáticas y/o medicinales.
o El componente forestal debe instalarse en las partes bajas del muro y no encima, por el riesgo
de debilitamiento del muro cuando se desarrollen las raíces.
o Construir las terrazas preferentemente antes y al finalizar el periodo de lluvias.

Figura 15 Terraza
De banco con talud
de tierra

141

Foto 73 Parcela familiar con terrazas de absorción en plena producción de maíz en comparativo con áreas
aledañas. Caserío Corian, microcuenca Lauricocha, Lauricocha ; Huánuco.

MANTENIMIENTO

El mantenimiento debe ser más detallado en los terrenos de textura fina (franco – arcillosos,
arcillosos) y en pendientes altas por el peligro de deslizamientos. Luego de las lluvias realizar la
reposición y estabilización de las piedras del muro que pudieran haber sido afectadas por el paso
de animales y personas, o por el laboreo en la terraza, y nivelación del terraplén. Antes y durante la
ocurrencia del periodo de lluvias debe mantenerse limpia y operativa la canaleta de desagüe de la
plataforma. El componente forestal debe tener un mantenimiento anual de poda de formación y
continuas podas de sanidad.

B. TERRAZAS DE FORMACIÓN LENTA

Las terrazas de formación lenta son aquellas que se forman progresivamente por efecto del
arrastre y acumulación de sedimentos en las barreras de piedra, tierra, champas; barreras
vivas o una combinación de ellas, que se ubican transversalmente a la pendiente máxima
del terreno, constituyéndose luego en el espacio entre dos muros continuos la plataforma
donde se instalarán los cultivos (Foto 11.59).

FUNCIONES

o Reduce la erosión hídrica de los suelos de ladera.
o Reduce la pendiente media de la ladera.
o Forma microclimas y disminuye las heladas cuando se combina con barreras vivas.
o Propicia la infiltración del agua que discurre por la superficie.

VENTAJAS

o De fácil construcción, requiere poca mano de obra, no necesita mucho adiestramiento.
o En pendientes moderados (<30%), los terraplenes son amplios y facilitan la preparación del
suelo con tracción animal y/o maquinaria.

142

o Permite la instalación de la agroforestería con especies arbustivas así como de pastos, que
además de proteger la estructura del suelo, genera ingresos.

Foto 74 Terrazas de formación lenta con muro de piedra. CC. Tupicocha, microcuenca Lurín, Huarochirí; Lima

DESVENTAJAS

o No se percibe incrementos inmediatos en la producción de los cultivos.
o Cuando las terrazas son de tierra, no se estabilizan si no se instala la barrera viva en sus

taludes.

o Su construcción requiere un trabajo por etapas por lo que puede demorar varios años.
o Exige mantenimiento constante

CRITERIOS DE EJECUCION

CRITERIOS TÉCNICOS

o La disponibilidad de materiales en la zona determinará el tipo de estructura de la terraza de
formación lenta a construir: muros de piedra, bordos de tierra o de champa.
o Se adecuan en laderas cuyas pendientes son moderadas.
o En las terrazas con muros de piedra, debe considerarse un margen de seguridad o pestaña de
50 cm al pie del muro para garantizar su estabilidad.
o El ancho de la plataforma depende, principalmente, de la pendiente original del terreno: a
mayor pendiente del terreno, menor será el ancho de la plataforma.
o Las zanjas debajo de las terrazas deben desaparecer una vez formada la terraza.

143

Foto .75 Terrazas de formación lenta con muro de piedra y barbechado para producción de cultivos. CC.Ccollpa,
microcuenca Vilca, Huancavelica.

CRITERIOS ECONÓMICOS

o Para obtener mayor rentabilidad de estas terrazas, instalar barreras vivas con especies de
pastos mejorados, frutales y/o plantas aromáticas.
o El uso de yunta o maquinaria disminuye los costos.
o La disponibilidad del material en el lugar, determinará si se construirá una terraza con talud de
piedra, de tierra o de champa.

CRITERIOS AMBIENTALES

o Las terrazas deben construirse al inicio y casi al término del periodo de lluvias, con la finalidad
de que las estructuras de la terraza se afirmen y estabilicen con el agua de lluvia.

CRITERIOS SOCIO-CULTURALES

o Exige participación organizada y continua de los campesinos en el mantenimiento de las
estructuras de la terraza.
o De preferencia, estas terrazas deben construirse en suelos productivos y en unidades
familiares, para garantizar el mantenimiento permanente que requieren.
o En zonas con explotación ganadera, se exige un manejo adecuado de los hatos y una debida
protección del área de las terrazas en formación.

DISEÑO

En el diseño de las terrazas de formación lenta se requiere determinar: ancho de las
terrazas, tipo de muro, altura del muro y la pendiente final del terraplén.

144

Foto 76 Proceso del inicio de construcción del muro de una terraza de formación lenta con muro de piedra.
Caserío Paragaday, microcuenca Chanchacap, Otuzco; La Libertad.

o El ancho de las terrazas está definido por el distanciamiento que existe entre muros. Se
busca que este distanciamiento sea el mayor posible para facilitar las labores culturales y
mejor aún si permite el uso de la yunta o maquinaria agrícola.

El ancho de las terrazas depende de los siguientes factores:

Pendiente y altura del muro, cuanto menor sea la pendiente del terreno, el ancho de la terraza a
formar, podrá ser mayor, pero estará limitado por la altura del muro.
Profundidad del suelo, en suelos de regular a buena profundidad, el ancho de la terraza puede

ser mayor.

Esfuerzo del hombre.

Existen dos métodos para determinar el distanciamiento entre muros:

1) Utilizando la tabla de distanciamiento máximo, y
2) Utilizando principios geométricos a través de la aplicación de una fórmula.

Uso de la tabla de distanciamiento máximo

La Tabla 22 es una guía para determinar el distanciamiento máximo entre muros en función de la
pendiente y de la altura del muro. Como puede observarse, para una determinada pendiente del
terreno, el distanciamiento entre muros será menor, según la altura de muros sea menor.

Debe tenerse en cuenta que si los muros van a tener 0,60 m de ancho en su base, el ancho
efectivo de la terraza será 0,60 m menor que el distanciamiento entre muros que figura en la Tabla.
Por ejemplo, en caso que la altura efectiva del muro sea 1 m y la pendiente. del terreno 30%, la
distancia efectiva entre muros o ancho de la terraza completamente formada será de 2,40 m en vez
de 3,0.

La altura de los muros que se presenta en la Tabla 22 es la altura que tendrán los muros
considerando que las terrazas están terminadas.

145

Tabla 22 Distanciamiento máximo entre muros en metros en función de la pendiente del terreno
y de la altura de los muros.

PENDIENTE DEL
TERRENO (%)

ALTURA DEL MURO ( m )

2

1,50

1

0,60

10

19

14

9

5

15

13

10

6

3.5

20

10

7

5

2.5

25

8

6

4

2.0

30

7

5

3

2.0

35

3

1.5

40

2.5

1.5

45

2.0

1.0

50

2.0

1.0

Uso de la fórmula:

D = (100 * h) / (So – Sf)

La formula es producto de un análisis geométrico, que se aprecia en la figura 16 donde:

Figura 16 Diseño geométrico del proceso constructivo de terrazas de formación lenta.

o El cálculo de la altura del muro puede hacer uso de cualquiera de los dos métodos
mencionados.

Como la terraza se va formando lentamente, no es necesario construir el muro completamente
sino conforme se va formando la terraza. Los muros se pueden construir en tramos de 35 cm
de altura, apenas se rellena este tramo, se levanta el siguiente tramo de 35 cm y así

D =

So - Sf

100.h

%)

%)

Sf

So

h

So

Sf

So - Sf

100.h

D =

h = Altura final de la cara interna del muro (M)

D = Distancia entre terrazas (m)

So = Pendiente original del terreno (%)

Sf = Pendiente esperada del terreno una vez que se forme la terraza (%)

146

sucesivamente hasta que se forme completamente la terraza. De acuerdo a la pendiente final
que se desea obtener de terraza, se logran los distanciamientos en función a una formula
geométrica, cuya aplicación para ciertas condiciones se presenta en la tabla 23.

Tabla 23 Ejemplo de cálculo de distanciamiento entre muros en base a la fórmula

h (m)

Sf (%)

So (%)

D (m)

1.00

10

15

20.00

20

10.00

25

6.67

30

5.00

35

4.00

40

3.33

45

2.85

50

2.50

1.50

10

15

30.00

20

15.00

25

10.00

30

7.50

35

6.00

40

5.00

45

4.29

50

3.75

Foto 77 Faena de construcción de Terrazas de formación lenta con talud de tierra. Anexo Pomacochas,
microcuenca Suyobamba, Bongará, Amazonas.

En caso, de no disponer de piedras con facilidad se podrá usar champas (trozos de suelo
estabilizados por las raíces de gramíneas), y a falta de éstas se podrán construir muros de tapia o
combinarse tipos de muros y conseguir terrazas con barreras mixtas.

147

.50 - .60

.60 - .70

.30 - .40

.50 - .60

.25

.35 - .45

.30 - .40

.30 - .40

.50

.70 - .80

30%

.25

2 %

.20

1

.15 - .20

.35

A continuación se presenta el diseño de una terraza de formación lenta con barrera mixta, en la
que se indican las dimensiones frecuentemente utilizadas.

Figura 17 Diseño de terraza de formación lenta con barrera mixta

Figura 18 Diseño de terrazas de formación lenta con talud de piedra

sedimento
retenido

muro de piedra

Agroforesteria

cultivos

0.40

0.6 m a mas

0.3 - 0.4 m.

superficie
del terreno

148

Sea que se empleen muros de piedra, de champa o de tapia, se deberá fijarlas en el suelo
(mediante excavaciones el terreno) haciendo las veces de cimientos. Estos deben tener una base de 40
cm.

Los muros de piedra tendrán una base de 60 cm de ancho y una corona de 40 cm, por lo que la
cara externa del muro tendrá una ligera inclinación hacia atrás. La altura del muro, por encima de
la superficie del terreno, dependerá del esfuerzo que se realice, pero no deberá ser menor de 35
cm, ni mayor de 1,50 m, en cada fase de la construcción. Las piedras empleadas para la
construcción del cimiento deben ser las más grandes. Las piedras deberán acomodarse con
relativa precisión para conseguir mayor estabilidad (figura 18)

Los muros de tapia serán paralelepípedos de 60 cm de ancho y una altura no mayor de 1,50 cm
por encima de la superficie del terreno. Cuando se construye este tipo de muros deben
compactarse fuertemente para impedir que sean penetrados por raíces de las plantas, que podrían
debilitarlos y hacerlos colapsar.

PROCESO CONSTRUCTIVO

La construcción de las terrazas se inicia con la limpieza y desbroce del terreno, continuando con el
replanteo sobre el terreno del trazo de los muros, clavando estacas o colocando piedras cada 10 m
y empleando el nivel en A. Cuando el muro es de piedra se procede inicialmente al acopio de este
material y su colocación en las áreas vecinas a la zona de construcción del muro.

Foto 78 Faena de construcción de Terrazas de formación lenta con talud de tierra en CC. Mara mara, microcuenca
Chacabamba, Chincheros; Apurímac.

La construcción propiamente dicha, se inicia con la excavación para construir el cimiento, de 40 cm
de profundidad y de 60 cm de ancho, que se hará a lo largo de la curva de nivel trazada. El
cimiento se construye con las piedras más grandes.
Las piedras para construir el primer tramo del muro, por encima de la superficie del terreno,
también podrán ser del mismo tamaño que las del cimiento. Conforme se va elevando la altura de
los muros, las piedras podrán ser de menor tamaño. Cuando se desee acelerar la formación de las
terrazas, se necesita hacer movimiento de tierra, procediéndose de la misma manera que para la
construcción de las terrazas de absorción, cuidando de que la capa superficial del suelo se
mantenga en su misma posición.

Si el muro es de tierra, previamente se apertura una zanja de infiltración, que al final de la
construcción del talud quedará en forma adyacente hacia aguas abajo. El muro se construirá con
la tierra procedente de la excavación y se colocará arriba del borde de la excavación para formar
su camellón o lomo. Este lomo debe ser compactado, por capas, conforme se va acumulando la
tierra, hasta lograr la altura de diseño de la primera etapa (Figuras 19 y 20). Se recomienda que la

149

construcción de terrazas de formación lenta se realice por fases o etapas, pudiéndose construir
cada una de ellas al final de cada campaña agrícola.

Figura 19 Instalación de terrazas de formación lenta con barreras vivas. Proceso de formación, primera fase.

La construcción de las siguientes etapas
consistirá en levantar la altura del muro para
contener los sedimentos que con el tiempo ha
venido acumulándose en la parte hacia arriba
del muro y que irá formando paulatinamente la
terraza. La construcción de la terraza concluye
cuando la pendiente de la plataforma sea
menor al 12%. (fig. 20)

Figura 20 Instalación de terrazas de
formación lenta con barreras vivas. Proceso
de formación, primera a tercera fase.

I) PROCESO CONSTRUCTIVO DE TERRAZAS DE FORMACIÓN LENTA CON MURO DE PIEDRA POR FASES

Utilizando cualquiera de los métodos expuestos, se establece el distanciamiento entre
terrazas, y para su ejecución deben seguirse los siguientes pasos:

a) Con el nivel en “A” se trazan las curvas a nivel que servirán de guía para la apertura de la
zanja de cimentación del muro.
b) En una primera fase de la construcción de la terraza de formación lenta, comenzando por la
primera curva de nivel, situada en la parte superior, se procede a cavar una zanja para el
cimiento del muro, de tal forma que la altura del cimiento sea como mínimo de 0.4 m y el ancho
de la base del muro 0.6 m, a partir de éste, se construye el muro de piedra hasta que tenga
una altura superior a la altura de la superficie del terreno.

c) El Suelo removido se acumula por detrás del muro y luego se esparce entre hileras de piedras.

d) Posteriormente en una segunda fase de la construcción de la terraza de formación lenta, que
puede ser luego de una campaña agrícola, la terraza puede haberse colmatado ya en su parte
superior, por lo que es necesario continuar levantando el muro con la piedra que producto de la
erosión a quedado en la superficie del terreno, hasta sobresalir (valor mínimo) 0.35 m. de la
superficie del terreno en la parte superior del muro.

150

e) Esta segunda fase debe repetirse tantas veces sea necesario hasta lograr que la terraza tenga
la forma de una terraza de absorción o de banco.

Figura 21 Barrera viva conformada por una pirca reforzada por vegetación arbórea. El árbol es sembrado
adyacente a la pirca (1). Con el paso del tiempo el material de arrastre se acumula sobre la pirca (2) formando una
terraza

II) PROCESO CONSTRUCTIVO DE TERRAZAS DE FORMACIÓN LENTA CON TALUD DE TIERRA Y BARRERAS
VIVAS

a) Las curvas a nivel se trazan con ayuda del nivel en “A” y servirán de guía para la apertura de
las zanjas y construcción del camellón. Para determinar el espaciamiento entre líneas guía, se
puede usar cualquiera de los dos métodos anteriormente expuestos.

b) Por cada línea guía se cava un canal, cuya tierra extraída se coloca hacia arriba y se va
compactando para formar un camellón de tierra, que permita retener arrastre de sedimentos
que suelen darse con la precipitación.

c) Posteriormente en una segunda fase de la construcción de la terraza de formación lenta, que
puede ser luego de una campaña agrícola, la terraza puede haberse colmatado ya en su parte
superior, por lo que es necesario continuar levantando el camellón, que producto de la erosión
puede haber disminuido su altura, hasta sobresalir, no más de 0.35 m. de la superficie del
terreno en la parte superior del muro.
d) Esta segunda fase debe repetirse tantas veces sea necesario hasta lograr que la terraza tenga
la forma de una terraza de absorción o de banco y sobre éste camellón establecer la
instalación de barreras vivas.

151

Foto 79 Faena comunal de Construcción de terrazas de formación lenta con muro de tierra .

RECOMENDACIONES

o Son las mismas que para las terrazas de banco, siendo recomendable que la pendiente del
terreno no sea mayor de 30%. En el caso del empleo de barreras de piedra, la pendiente de
ladera puede ser hasta 50%.
o Se recomienda una altura máxima para los muros de 1.00 m, aunque pueden hacerse más
altas. Haciendo un mayor numero de barreras de una altura menor y reduciendo el
distanciamiento entre cada una se logra un mejor aprovechamiento de la piedra y una mayor
protección del terreno.
o Es recomendable instalar barreras vivas, generalmente constituidas por una hilera de plantas
arbustivas y/o arbóreas, ladera abajo del talud o muros, actuando con el tiempo como un
puntal de contención y refuerzo de las pircas (Figura 11.19).
o Debe protegerse el área tratada del ingreso de animales, especialmente de vacunos y ovinos,
porque destruirían los taludes y la agroforestería instalada.

MANTENIMIENTO

o Es necesario que cuando se instalen cultivos en la terraza se utilicen los surcos en contorno
para limitar la escorrentía, deslizamientos y desbordes.
o Realizar el cuidado y mantenimiento de la agroforestería con la poda y limpieza respectivas.
o Anualmente debe construirse la siguiente fase, levantándose el muro o talud, tratando de
compensar el arrastre del suelo que se produce hacia la parte baja.

152

Foto 80 Proceso de instalación bordo de tierra (combinado con zanja de infiltración) para la formación de terrazas
de formación lenta.

Foto . 81 Terraza de formación lenta- segunda etapa. Microcuenca Tuntún-Chinchao-Huanuco

153

Foto 82 Terraza de formación lenta con talud de tierra con barreras vivas. CC. Querobamba, Microcuenca Chonta,
Sucre, Ayacucho.

C. REHABILITACIÓN DE ANDENES

Es bien conocido a través de la historia, la gran importancia que tuvo los andenes en la
actividad agrícola, ya que fueron intensa y adecuadamente utilizados por nuestros
antepasados. Los andenes son estructuras construidas por los pueblos andinos desde
mucho antes de la llegada de los Incas con el fin de incrementar el área de producción
agrícola y el manejo ecológico de cultivos; sin embargo en la actualidad es bien notorio
observar que muchas de estas estructuras agrícolas, por diversas causas se encuentran en
grave estado de deterioro y abandono, y otras eventual o inadecuadamente utilizadas.

Los andenes son terrazas horizontales, estabilizadas por muros de piedra y construidas con la
finalidad de cultivar en laderas y de aprovechar y conservar el suelo y las aguas de lluvia y/o de
riego. Fueron construidas en laderas cuyas pendientes variaban de 5 a 60% (3°a 33°
respectivamente). El ancho, longitud del banco o terraplén y también la altura del muro
extremadamente variables, mientras que las pendientes transversal y longitudinal de la terraza
entre 0 y 0.3%.

El sistema de andenerías comprende un conjunto de estructuras frágiles que requieren de un adecuado manejo y
mantenimiento permanente para su continuo aprovechamiento. Se caracterizan porque reducen la pendiente a un
grado menor al máximo no erosivo, a veces a cero. Fueron hechas por y para un mundo de dimensiones humanas
mediante trabajo manual, con herramientas manuales y para un laboreo manual. Están expuestas a las fuerzas de la
naturaleza como parte de un ecosistema de explotación racional de los recursos suelo y agua. Es una tecnología
autóctona que se caracteriza por su adaptación al ambiente ecológico y además contiene una dimensión simbólica
muy compleja. Su verdadero valor debe ser comprendido como sistema artificial, productivo y ecológico y debe ser
rescatado en forma documentada, técnica y científica.

El sistema de andenerías son obra del trabajo comunitario que convirtió las superficies inclinadas de las laderas en
inmensos escalones de superficies casi perfectamente horizontales, sostenidas por paredes de piedra edificadas a
un talud reducido, con el objeto de soportar las actividades agrícolas y pecuarias. El suelo, patrimonio de

154

excepción en el mundo a sido creado y, a sido conservado mediante un eficiente manejo. Estas terrazas
horizontales en nuestro país fueron diseñadas y construidas como parte de una tecnología adecuada y apropiada
para la realidad del espacio vertical andino.

Foto 83 Terrazas y muros originales de la andenería inca. Chinchero-Urubamba-Cuzco

En el país existen muchas áreas acondicionadas con andenes de diversos tipos y en diferentes
estados de conservación. Sin embargo, No hay un inventario completo que permita conocer la
situación actual de la andenería peruana (Tabla 24 y Figura 20.) Se considera que tanto factores
humanos como materiales son los causantes del abandono de los andenes. Por otro lado, los
cambios climáticos que pueden haber reducido la disponibilidad de agua de riego y los sismos
pueden haber destruido el complejo sistema de riego y drenaje.

El abandono puede ser causado por la falta de interés en la agricultura, que a su vez puede ser consecuencia de la
falta de rentabilidad y el aislamiento por falta de caminos para sacar los productos. Es un hecho que la ganadería
en la sierra ha contribuido significativamente a la destrucción de los andenes. Amenaza a los andenes; el clima, la
vegetación espontánea, los deslizamientos, la fauna y el hombre, incluso, los cambios económicos y la evolución
de las herramientas).

El deterioro de los andenes se debe a la falta de mantenimiento y a un desmantelamiento
deliberado para aprovechar las piedras en la construcción de viviendas y de cercos para los
animales, es decir, por falta de interés en aprovecharlos para la agricultura. Por consiguiente, no se
trata sólo de rehabilitar andenes; debe considerarse si existe interés de los campesinos por
aprovecharlos nuevamente.

Actualmente no existe ningún estudio publicado que brinde una información precisa sobre la
localización, extensión, estado de conservación y uso de los andenes. El estudio de estas
estructuras ha recibido poca atención en años anteriores, como posibilidad de poderlos utilizar
nuevamente en la actividad agrícola; mediante la rehabilitación de aquellos andenes que
actualmente se encuentran derruidos y/o abandonados. En el año 1996 el ex INRENA elaboró el
Inventario Nacional de Andenes en los departamentos de Arequipa, Apurímac, Cusco, Ica, Lima,
Moquegua, Puno, Ayacucho, Huancavelica, Lima y Tacna, determinándose que el área bajo
andenes es de 256,954 has. Sin embargo, por causas presupuestales quedó pendiente evaluar
otras zonas del país a nivel de provincias, con clara presencia de sistemas de andenes en sus
territorios. Este inventario utilizó en su evaluación de andenería los siguientes criterios:

155

Estado de conservación de los andenes; conformada por tres variables: bien conservados
(A), medianamente conservados (B), y derruidos (C).

Uso actual de los andenes; conformada también por tres variables: uso permanente (1), uso
temporal (2) y sin uso agrícola.

Tabla 24 Distribución de andenes, según departamento y provincia, INRENA 1996

TIPO

AREQUIPA

APURIMAC

CUSCO

ICA

LIMA

MOQUEGUA

PUNO

TACNA TOTAL (ha) %

A1. Bien conservados con uso
permanente

3,260.00

875.00

3,055.00

4,965.00

1,410.00 13,565.00 5.28

A2. Bien conservados con uso
temporal

6,775.00

430.00

945.00

450.00

2,425.00

11,025.00 4.29

B1. Moderadamente
conservados con uso
permanente

10,195.00

25.00

4,395.00

160.00

4,950.00

4,500.00

6,780.00 31,005.00 12.07

B2. Moderadamente
conservados con uso
temporal

11,855.00

6,260.00

2,990.00

915.00

28,315.00

2,830.00

20,895.00

2,100.00 76,160.00 29.64

B3. Moderadamente
conservados sin uso agrícola

105.00

105.00

0.04

C1. Derruidos con uso
permanente

90.00

310.00

400.00

0.16

C2. Derruidos con uso
temporal

6,120.00

15,430.00

13,610.00

960.00

28,405.00

910.00

17,715.00

1,155.00 84,305.00 32.81

C3. Derruidos sin uso agrícola

10,140.00

905.00

1,180.00

1,000.00

13,710.00

5,735.00

5,685.00

2,035.00 40,390.00 15.72

TOTAL

48,345.00 22,620.00 23,675.00 3,345.00 79,380.00

19,390.00 46,720.00 13,480.00 256,955.00 100.00

%

18.81

8.80

9.21

1.30

30.89

7.55

18.18

5.25

100.00

Figura 22 Distribución de los andenes. INRENA 1996

156

Foto 84 Andenes deteriorados factibles de ser rehabilitados.

Los andenes, propiamente, son terrazas de banco con muros de piedra, construidos por los
antiguos peruanos y masificados durante el imperio incaico. Constituyen terrazas construidas a
manera de escalones artificiales sobre terrenos en pendientes que generan efectos positivos para
el uso adecuado de las tierras para la agricultura en laderas.

La rehabilitación de andenes consiste en devolver las características y la estructura física
del andén, que por diversas razones se han deteriorado, con la finalidad de ponerlos en uso,
al restituir la operatividad de sus estructuras, que se encuentran en diferentes estados de
uso y conservación.

OBJETIVOS DE LA REHABILITACION

o Reducir o controlar la erosión hídrica del suelo, incrementando la producción y productividad

del cultivo.

o Recuperar la frontera agrícola, poniendo en uso los andenes abandonados y con escaso uso

agrícola.

VENTAJAS

o Los andenes son estructuras que cuentan con suelos que han sido productivos y que con
prácticas simples pueden recuperar su fertilidad y potencialidad agrícola.
o Los andenes disminuye el riesgo de los cultivos a ser afectados por las heladas.
o La gran mayoría de andenes constituye un trabajo ya hecho en su mayor parte.

o Los cultivos que se instalen en andenes rehabilitados tendrán grandes ventajas comparativas
por mejor crecimiento y mayor rendimiento.
o La rehabilitación no sólo tiene beneficios básicamente productivos (agropecuarios) sino, también
paisajísticos (turísticos) y culturales (patrimonio).

157

o Los andenes rehabilitados garantizan la sostenibilidad de la producción agrícola.

Foto 85 Rehabilitando andenes. Labores de limpieza y acondicionamiento de acequia. CC. Huayopampa,
Microcuenca Añasmayo, Huaral; Lima

DESVENTAJAS

o Requiere mano de obra especializada.
o Alto costo de inversión (incluye un sistema de riego).
o En la mayoría de casos se ubican en lugares inaccesibles y lejanos.
o Se ha perdido tradición y conciencia de mantenimiento y/o rehabilitación, aún en las zonas
donde se hace uso de éstas estructuras.

CRITERIOS PARA SU REHABILITACIÓN

CRITERIOS TÉCNICOS

o Debe determinarse el estado de conservación de los andenes.
o Un criterio básico para iniciar los trabajos de rehabilitación será la disponibilidad de agua.
o Se dará prioridad a los sectores menos deteriorados para iniciar la rehabilitación.
o Evaluar la disponibilidad de piedras y suelo para la rehabilitación de los muros y la terraza.

CRITERIOS SOCIO-CULTURALES

o Definir si el área a rehabilitar está comprendida en una zona intangible según el catastro del
Instituto Nacional de Cultura.
o Considerar el criterio organizativo (época de trabajo, calendario de ejecución, festividades, etc)

158

o Para decidir si deben rehabilitarse los andenes también deben tomarse en cuenta la factibilidad
social, considerando los aspectos siguientes: propiedad de los andenes, disponibilidad de
asistencia técnica, idiosincrasia del poblador andino, etc.

CRITERIOS ECONÓMICOS

o Magnitud del área a rehabilitar.
o Disponibilidad de mano de obra.
o Instalación de cultivos de alta rentabilidad

PROCESO DE REHABILITACIÓN DEL ANDÉN

Estructuralmente, los andenes constan principalmente de un muro de contención o talud, de una
plataforma y canales de regadío; pudiendo también tener en algunos casos, escaleras de piedra
construidas a todo lo largo de la ladera, y en otros solo peldaños de piedra construidos en la misma
pared del talud, para la comunicación entre andén y andén; sin embargo, no todo los andenes
están conformados por todas estas partes, la gran mayoría posee solo una parte de ellas. Los
muros del talud del andén pueden estar compuestos de varias hileras de piedras angulosas de
diferentes tamaños y formas, simétrica o asimétricamente superpuestas; asimismo, cada andén
posee un talud con características propias de altura, espesor y grado de inclinación que le
proporciona una mayor estabilidad, para soportar el peso del relleno de la plataforma saturado con
agua.

Foto 86 Andenes en proceso de rehabilitación. CC. Andamarca, microcuenca Moyobamba, Lucanas; Ayacucho.

159

En forma general el procedimiento de rehabilitar andenes puede ser muy diferente en
lugares y zonas del país; sin embargo, aquí se detalla el procedimiento más común a tener
en cuenta.

o Efectuar un inventario físico del área a rehabilitar.
o Los trabajos deben iniciarse, preferiblemente antes del inicio de la época de lluvias con el
propósito de lograr una buena cimentación al colocar las piedras
o Limpiar el lugar de todo material o vegetación que pueda estorbar las labores de rehabilitación,
sobre todo en los sitios donde se volverán a levantar los muros de piedra. También se limpia
las zanjas que corresponden a los cimientos y las piedras que todavía permanecen en estas
zanjas, para volver a construir los cimientos.
o Separar los distintos materiales de que estuvieron hechos los andenes, como piedras, cascajo,
tierra de cultivo, para volverlas a utilizar en el proceso de reconstrucción. Estos materiales que
se deslizaron durante el deterioro de los andenes pertenecen al andén superior. Las piedras se
acumulan cerca del pie del andén superior.
o Efectuar el trazo respetando la línea original de la cimentación.
o En caso de requerirse una nueva cimentación, su profundidad debe ser mayor de 50 cm.
o Los muros que todavía están en pie y tengan su base al descubierto, se recomienda
reforzarlos en su cara inferior con un pequeño muro de piedras, debidamente cimentado.
o Al levantar los muros, o al cerrar las brechas de estos, debe utilizarse las piedras más grandes
en la parte inferior del muro, o sea que a mayor altura del muro menor será el tamaño de las
piedras. En los espacios que pueden quedar entre estas piedras, se coloca piedras más
pequeñas. Al cerrar las brechas debe cuidarse que las piedras estén bien “amarradas” a la
parte sana del nuevo muro, y bien alineadas. En general, al colocar las piedras, éstas deben

quedar “trenzadas o amarradas”.

o A medida que se levanta el muro, debe tenerse en cuenta su inclinación hacia la ladera, que
debe ser la misma que la del muro antiguo. Esta inclinación permite que el muro soporte la
presión del suelo de la terraza.
o Entre el muro de piedra y el relleno de tierra se hará un relleno con cascajo que servirá como
zona de drenaje. El cascajo también puede colocarse al fondo del andén.
o En caso que se deba rellenar, se coloca la tierra por capas, apisonando y nivelando cada capa
antes de colocar la siguiente. La tierra debe estar algo húmeda para obtener mejor
compactación. Las capas de tierra puede tener una altura de 20 a 40 cm.
o Conforme se eleva el relleno, se levanta el muro de piedras, que al final, debe sobresalir unos
20 a 30 cm, por encima de la plataforma.
o Cuidar que la capa de suelo superficial mantenga esta posición, por ser la más adecuada para
lograr una buena siembra y germinación de las semillas.
o Reconstruir los canales y drenes respetando el sistema original.

RECOMENDACIONES

o Se debe establecer si todavía existe la fuente de agua. En caso de que no exista y de todas
maneras se requiera de riego se debe desestimar la rehabilitación.
o Dar mantenimiento permanente a la andenería rehabilitada.
o Es necesario contar con información para determinar en campo el grado de deterioro de los

andenes.
o Establecer censos con fines de protección del sistema de andenería rehabilitada.
o Priorizar la rehabilitación en los sectores de menor grado de deterioro.

160

MANTENIMIENTO

Los andenes son estructuras de fragilidad muy variable, según el tipo de roca empleada en el
muro, el relieve del terreno, la pendiente y el clima. Estas estructuras están constantemente
sometidas a la acción del clima, los movimientos telúricos, la vegetación, la fauna y principalmente
por acción antrópica. Han sido abandonadas muchas veces, para ser reconstruidas nuevamente
con igual o peor tecnología.

Como ecosistema esta afectado a nivel de parcela, de vertiente y de región. La terraza como
unidad está amenazada por el agua, precipitaciones torrenciales, vegetación espontánea,
deslizamientos, nieve y hielo, pérdida por transporte de la materia orgánica. La caída del muro del
andén, provoca la desestabilización o caída de otros muros y así de manera sucesiva. Es por
tanto, fundamental como medidas básicas de conservación de los andenes: la prevención de
derrumbes, la reconstrucción de muros y el mantenimiento del nivel de la terraza.

Asimismo:

o Debe respetarse el trazado original de los cimientos de los andenes.
o Realizar el mantenimiento de la infraestructura de riego de todo el sistema de andenerías.
o Realizar aplicaciones con abonamientos orgánicos después de cada campaña agrícola.
o Eliminar constantemente toda especie arbórea o arbustiva que crezca entre las piedras de los

muros.

Foto 87 Faena comunal de rehabilitación de andenes. Concurso en la microcuenca Challaviento-Tarata-Tacna

161

Foto 88 Andenes rehabilitados y en capacidad de soportar cultivo intensivo.

D. WARU WARU

En el altiplano de Puno, entre los 3,800 a 4,000 msnm, existen más de 100,000 hectáreas de
vestigios de antiguos camellones denominados waru waru ó sukacollo (vocablos quechua y aymara
respectivamente), cuya antigüedad se remonta a 3,000 años. Los Lupacas y los Tiahuanacos, en
épocas preincaicas, desarrollaron un amplio sistema de control de las inundaciones y del
microclima en las zonas circunlacustres en base a una tecnología integral muy eficiente: los Waru-
Waru, también llamados camellones o campos elevados.

Esta infraestructura agrícola esta conformada por terraplenes para la agricultura de 4 a 10 m de
ancho y de 10 a 120 m de largo, alternados y conectados con canales, los mismos que cumplen
funciones de captación, aducción y drenaje del agua.

La distribución de camellones toma diferentes formas. No se sabe con certeza, por que se
abandono la agricultura en estas zonas, sin embargo, algunos campesinos de la zona aún
mantienen los principios de manejo del agua, suelo y cultivos en estas planicies inundables y que
pueden ser replicables a otras zonas similares del país.

El Waru Waru es un sistema agroecológico de manejo de suelo, agua y cultivos, en planicies
pantanosas e inundables, que permiten la agricultura bajo la forma de campos elevados o
terraplenes y canales alternados.

162

Estos sistemas agrícolas fueron aplicados por pobladores prehispánicos del altiplano de Perú y
Bolivia, en terrenos planos con inundables; los mismos que están ubicados en áreas circundantes
al lago Titicaca, sin embargo puede ser utilizadas en áreas similares de cualquier región andina
con lagunas, lagunas temporales, ríos, bofedales de pie de ladera y en pampas inundables con
pastos pobres.

Foto 89 Crecimiento uniforme de papa sobre waru waru.

Se han determinado que existen tres tipos de sistemas de waru waru, de acuerdo a la fuente
de agua:

SISTEMA PLUVIAL

En el cual la lluvia es la principal fuente del agua. Este sistema requiere de pequeñas lagunas que
almacenen agua durante los periodos secos y un sistema de canales que distribuyan el agua para
los camellones.

SISTEMA FLUVIAL

En el cual la humedad es suministrada por el agua adyacente al río. Este sistema requiere de
infraestructura hidráulica, tales como canales y diques para el transporte del agua.

SISTEMA FREÁTICO

En el cual el agua subterránea es la fuente de humedad en los camellones. Este sistema es
utilizado en áreas donde el nivel freático esta cerca de la superficie del suelo y existe un sistema de
recarga al sistema como la infiltración de una laguna cercana. Debe mencionarse que gran parte
del conocimiento que se tiene de la rehabilitación y construcción de los waru waru hechos en el
altiplano hasta el presente, corresponden al trabajo realizado por el Proyecto Interinstitucional de
Waru Waru (PIWA) que ha venido realizando estas tareas desde el año 1981 y parte de esa
experiencia adquirida se menciona aquí.

163

FUNCIONES

o Permite el mejoramiento de la fertilidad natural del suelo, mediante la reincorporación de
suelos orgánicos acumulados en los canales. La descomposición gradual de la materia
orgánica utilizada en la construcción de un nuevo camellón permitirá la disponibilidad de
nutrientes a los cultivos instalados.
o Se usa principalmente para conservar el agua, pues evita o reduce las pérdidas de agua por
escorrentía, y secundariamente para reducir la erosión hídrica del suelo. Esto debido a la
estructura esponjosa del suelo del terraplén que presenta mejores condiciones para retener
agua capilar; por otro lado, el agua proveniente de las lluvias y de escorrentía, es acumulada y
retenida en los canales del agroecosistema, que se puede considerar una "cosecha de
lluvias", esta agua de los canales por subirrigación permiten una mayor disponibilidad de
humedad en la cama de cultivo y por periodos prolongados; además, los excesos de humedad
por fuertes precipitaciones son disminuidos por el drenaje de agua de los terraplenes a los
canales.

o Presenta un efecto microclimático que atenúa las temperaturas de congelamiento, mejorando
las condiciones para el desarrollo de los cultivos. Este efecto termorregulador es debido al
efecto que tiene el agua en los canales de acumular radiación solar durante el día e irradiarla
hacia los cultivos en la noche.
o Lavado de sales, que son disueltas con las precipitaciones y lixiviadas hacia los canales del
sistema, subsecuentemente ellas son eliminadas a través de los canales de drenaje.

Foto 90 El agua almacenada en los canales retiene el calor durante el día para liberarlo en la noche y atenuar el
efecto de las heladas en los cultivos.

VENTAJAS

o Ampliación de la frontera agrícola a través del uso de áreas marginales, especialmente de
aquellas donde existe el problema de escasez de tierra.

164

o El waru waru permite disminuir los riesgos de pérdidas de cosecha en áreas con alto riesgo de
inundación y anegamiento, especialmente en años con alta presencia de precipitación pluvial.
o El riesgo de pérdida por factores climáticos (heladas, sequías e inundaciones) es menor. El sistema
de waru waru permite disminuir el efecto negativo de las heladas hasta en un 30% frente al
cultivo en pampa.
o El menor grado de enmalezamiento de los camellones.
o Favorece el incremento de la producción y rendimiento de los cultivos por mejores condiciones
de aireación principalmente y de la fertilidad del suelo, aumentando la asimilación de los
nutrientes del suelo.

Foto 91 Los rendimientos de los cultivos tradicionales obtenidos en waru waru son significativamente superiores
al compararlos con otros sistemas.

o Bajos costos de producción a causa del menor manejo agronómico dedicado a los cultivos
ubicados en los waru waru.
o La menor incidencia de plagas y enfermedades debido a la utilización de suelos con escasa
contaminación por esos agentes.
o El sistema es de fácil acceso a la economía de pequeños campesinos ya que se utilizan
herramientas tradicionales y promueve formas autóctonas de trabajo colectivo.
o Mejora las condiciones socioeconómicas de zonas altoandinas de extrema pobreza al
promover la generación de empleo, reducir la migración y generar ingresos.
o Los camellones pueden sembrarse en dos campañas agrícolas. En la estación de lluvias y en
la seca, aprovechando la humedad remanente, que asciende por capilaridad.

DESVENTAJAS

o Si bien el costo de rehabilitación de los waru waru es bajo respecto a las irrigaciones, resulta
alto para las economías de las familias campesinas.

165

o La construcción de waru waru requiere de áreas amplias, hoy en día mayormente sólo
disponibles en los terrenos comunales. Su difusión a nivel parcelas individuales es limitado.
o Exige capacitación en cuanto al manejo agronómico de los cultivos que se instalen,
particularmente en cuanto a lo referente a las labores culturales.

Foto 92 La labor de (re) construcción de los waru waru exige el trabajo colectivo de toda la población.

CRITERIOS PARA LA REHABILITACIÓN O CONSTRUCCIÓN

CRITERIOS TÉCNICOS

o Por lo general, los camellones presentan una morfología variada. El hecho de que exista una
gran cantidad de formas puede ser atribuido a las diferentes funciones, fisiografía local y/o
preferencias culturales de parte de los antiguos agricultores que los construyeron. Las partes
de un waru waru se muestran en la figura 23.
o Las dimensiones utilizadas con mayor frecuencia son: ancho entre 4 y 10 m, largo de 10 a 120
m. y entre 1 a 2 m de altura.
o En áreas donde la incidencia de heladas es menor, los canales deben hacerse más pequeños
que la superficie cultivable.
o La orientación de los camellones respecto al sol es de suma importancia . Para lograr captar
la mayor cantidad de energía solar a través de sus ondas largas los camellones deberían
orientarse en el sentido Este – Oeste.
o Los suelos utilizados para los camellones deben ser preferentemente compactados para
facilitar la retención del agua al reducirse la porosidad, permeabilidad e infiltración. De este
modo, los suelos arcillosos son preferidos para este propósito.
o Para determinar la altura del camellón debe tenerse en cuenta el historial del nivel freático y la
intensidad de las precipitaciones.

166

CRITERIOS SOCIO CULTURALES

o Es relevante considerar las características de organización y participación de los campesinos
del sector en los trabajos comunales.

Figura 23 Las partes de un Waru Waru

CRITERIOS ECONÓMICOS

o Considerar la disponibilidad de mano de obra para los trabajos iniciales de construcción,
posteriormente las producciones sostenidas a largo plazo requieren de baja inversión de mano
de obra.

CRITERIOS AMBIENTALES

o Considerar la frecuencia e intensidad de la precipitación de la zona para la determinación de la
altura del camellón.
o El ancho del canal y la incidencia del daño ocasionado por la helada están correlacionados.
Esto resalta la importancia de los canales y del agua que se almacena en ellos, para elevar la
temperatura local alrededor de los campos.

167

PROCESO CONSTRUCTIVO O DE RECONSTRUCCIÓN

ACCIONES PREVIAS

La (re) construcción de los waru waru se realiza preferentemente durante la estación seca, de
Mayo a Setiembre, aunque en algunas áreas puede realizarse inmediatamente después de la
cosecha a causa de la disponibilidad de mano de obra en los siguientes meses del año.

La ubicación del sector a (re)construirse debe iniciar con el reconocimiento de las características
topográficas del terreno, disponibilidad de materiales (piedras, clase de vegetación, etc.) el nivel freático,
la distancia de la fuente de agua (río o laguna), los posibles canales de drenaje y el estado de
conservación de los restos de camellones si los hubiera.

Reconocer el grado en que se organiza y participa en trabajos comunales la población del lugar.
Asimismo identificar sus calendarios de actividades, y en especial reconocer sus épocas de
siembra, identificación y manejo de cultivos, así como de su sistema de producción.

ACCIONES DURANTE LA (RE) CONSTRUCCIÓN

La formación del camellón exige que el suelo del cual se extrae las capas superficiales o capa
arable sean colocadas al final del proceso de construcción del camellón y por el contrario las
capas más profundas del suelo extraído sean colocadas en la base del camellón al inicio de la
construcción de éste. De este modo, la construcción inicial de un camellón requiere de la
excavación de la capa arable del suelo con su vegetación y su posterior colocación sobre la
superficie del camellón en formación y hasta una altura que esta en función al nivel promedio de
inundación de los suelos de la zona. Con está operación se tiene como resultado una plataforma
para los cultivos y al mismo tiempo el canal adyacente.

La profundidad de la capa arable en el camellón debe ser como mínimo de 60 cm y debe evitarse
en lo posible que en esa profundidad no existan capas con acumulación de arcillas, carbonatos,
sulfatos, sales, piedras, etc.
El suelo debe tener una textura preferentemente franco arcilloso para dar una mayor estabilidad al
camellón. En general, suelos arenosos no son recomendables para la construcción de los
camellones.

La proporción del terraplén o camellón respecto del canal dependerá de la función que se le
quiera dar al waru waru. De este modo, una proporción de 50/50 entre Terraplén/Canal será la
más conveniente para reducir el efecto de heladas; una proporción 60/40 se construirá en áreas
cercanas a un río o laguna, en donde es menor el efecto de las heladas.

La construcción del muro se logra superponiendo filas de champas, en cada fila el lado con pastos
o paja de la champa se coloca hacia abajo y el lado cóncavo hacia arriba y encajando entre ellos
de la mejor manera. La altura del muro varía de una hilera a dos o tres hileras y con un talud de 5
a 10% de inclinación.

El acondicionamiento de la cama de cultivo exige tener un terraplén con un suelo mullido y en lo
posible con la incorporación de enmiendas orgánicas y de fósforo. Para el caso de enmiendas
orgánicas se recomienda como mínimo 5 TM/ha.

168

ACCIONES DESPUÉS DE LA (RE) CONSTRUCCIÓN

Después del tercer año, los camellones exigirán mantenimiento a causa de la erosión que desliza
las paredes del camellón hacia el canal, sin embargo; en los canales húmedos se va formando un
nuevo humus, el mismo que en forma de champas serán utilizado en la reconstrucción periódica
del camellón. Este lodo orgánico, rico en nutrientes, constituirá en un abonamiento para el uso
continuado de los cultivos que se instalen en los camellones.

Como fue mencionado, el ancho del canal dependerá de la incidencia y frecuencia de las heladas
en la zona. Un canal de un metro de ancho retendrá en sus aguas menor calor latente y por lo
tanto, menor atenuación de las heladas por la noche que un canal de dos metros de ancho con
mayor volumen de agua y mayor calor latente.

MANTENIMIENTO

o La reconstrucción periódica de los camellones es necesaria para reparar los daños causados
por la erosión y el sistema de canales. La reconstrucción debe ser generalmente hecha
durante la estación seca, aun cuando podría hacerse inmediatamente después de las
cosechas a causa de la falta de mano de obra disponible en otros meses del año.

La reparación de los taludes deteriorados durante los primeros años debe realizarse de
inmediato, para dar estabilidad a las campañas subsiguientes. El mantenimiento de los taludes
consiste en reparar los taludes deteriorados y reinstalar la vegetación que los protege.

Foto 93 Waru Waru recién (re) construidos mostrando sus áreas de camellones y canales.

RECOMENDACIONES

o La producción agrícola puede ser gravemente afectada si se elige para la capa arable del
camellón un suelo proveniente de perfiles con altos contenidos de sales o carbonatos. Un

169

análisis de suelos sería indispensable antes de iniciar el trabajo de construcción o
rehabilitación de los sistemas de waru warus.
o Debe tenerse en cuenta prioritariamente: la orientación y estructura de los terraplenes, la
ubicación de las compuertas de alimentación y el drenaje del agua, la profundidad de remoción
y la altura del terraplén.
o Si bien es cierto los waru waru pueden construirse fácilmente con maquinaria, sin embargo; su
diseño será muy simple y se tendría mezclada la capa arable y el subsuelo en el terraplén; y
por las dimensiones de un tractor estándar no se tendría una proporción terraplén / canal más
adecuada en muchos casos.
o La (ré) construcción con herramientas tradicionales como chaquitaclla, pico, pala, mantas entre
otros, permitirá tener un diseño más acorde con la necesidad de la zona.
o Cuando se procede a roturar el suelo del terraplén debe tenerse cuidado de no roturar la zona
donde se ubica el muro de contención con fines de darle mayor estabilidad.
o Si existiese abundancia de piedras en el sector y buena disponibilidad de mano de obra, puede
contemplarse la utilización de muros de piedra para dar mayor contención a la estructura.
o El talud del muro está sujeto a erosión constante por lo que su estabilidad no sólo depende del
tipo de textura que tiene, sino también, de la vegetación que da cobertura al talud y de sus
raíces que dan sostén al suelo.
o Está vegetación reduce los costos de mantenimiento y alarga la vida útil del camellón. En
general, los pastos naturales que dan mejor cobertura al talud es la Chilliwa (Festuca
dolicophylla), Totora (Cirpus rigidus ), Phalaris, entre otros.

o Los waru waru presentan camellones o terraplenes artificialmente construidos que demandan
de manera imprescindible el manejo apropiado de los otros componentes productivos como:
buena preparación del suelo, adecuadas y oportunas labores culturales, manejo de semillas,
sistema de rotación de cultivos y control fitosanitario que aseguren la producción esperada
por los agricultores.

Foto 94 Cultivos de papa sobre sistemas de waru waru. Parcelas en Huancané con áreas de camellones y canales.

170

E. ZANJAS DE DESVIACION Y DE DRENAJE

Las zanjas de desviación y zanjas de drenaje en zonas de cultivos, son sistemas de evacuación del
agua de lluvia en exceso que causan daños a las áreas cultivadas. Generalmente se aplica en
zonas donde, en alguna época del año, la precipitación es muy intensa. En estas zonas, la
escorrentía es inevitable en las laderas cultivadas y siempre que se haya concentrado, se
necesitará un sistema de evacuación seguro. Si se descuida este hecho básico se producirá una
fuerte erosión por cárcavas (según la pendiente y el volumen de la escorrentía, no siempre se puede contar
con las depresiones naturales para dar salida a un volumen adicional de escorrentía).

Estas estructuras cuya función es la de estabilizar las corrientes de agua deben seguir los
siguientes principios: i) de ser posible, desviar el agua en lugar de concentrar una escorrentía
excesiva, ii) utilizar zonas forestales y prados y pastizales adyacentes como zonas para dispersar
el agua, iii) elegir pendientes suaves para los emplazamientos de las corrientes de agua.

Las zanjas de desviación son canales de pendiente mínima que se construyen en la cabecera de
las parcelas agrícolas en forma transversal a la máxima pendiente de la ladera con el propósito de
captar las aguas superficiales provenientes de las partes altas para dirigirlas hacia un cauce natural
o algún canal de drenaje o desagüe.

Los canales de drenaje son zanjas construidas y protegidas para evacuar en forma controlada la
escorrentía interceptada por un sistema de obras físicas, tanto fuera como dentro de la parcela,
cuando no existe un drenaje superficial natural que cumpla satisfactoriamente esta función.

VENTAJAS

○ Controla la velocidad del agua de escorrentía evitando la erosión hídrica del suelo.
○ Es una práctica que exige poca cantidad de mano de obra y relativamente fácil de construir.

DESVENTAJAS

○ Exige la limpieza constante de la zanja por cuanto, luego de las lluvias puede ocurrir el
desborde por colmatación y el riesgo de formación de cárcavas.

CRITERIOS TÉCNICOS PARA EL DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN

○ Las dimensiones de la zanja está en función al volumen de agua de precipitación que va a

captar.

○ Pendientes fuertes requieren zanjas más grandes y mejor protegidas para evitar la erosión,
debido a que la velocidad del flujo de agua es mayor.
○ Pendientes suaves requieren canales más pequeños, debido a la menor velocidad del agua.
○ Los canales deben ser lo más rectos posibles.

CRITERIOS SOCIO-CULTURALES

○ Debido a que no existe el hábito de la construcción de ésta obra, se requiere promover los
beneficios de ésta práctica para evitarla destrucción de las áreas cultivadas.

171

Foto 95 Zanjas de desviación en las cabeceras de parcelas familiares con terrazas de formación lenta en el caserío
Vallicopampa, microcuenca Cascasen, San Marcos; Cajamarca.

CRITERIOS AMBIENTALES

○ Deben construirse simultáneamente a la ejecución de otras prácticas de conservación de
suelos: surcos en contorno, terrazas de absorción y de formación lenta, áreas con labranza
conservacionista, con cobertura vegetal y en general en áreas con prácticas agro – culturales.
○ Estas estructuras deben ser estabilizadas con un componente forestal y/o pasturas.

DISEÑO Y PROCESO CONSTRUCTIVO

Las zanjas de desviación tienen sección transversal trapezoidal con pendiente mínima hacia el
canal de evacuación. Su longitud es variable, depende de la extensión y topografía del terreno a
proteger. Las dimensiones de las zanjas que se construyen en la sierra del país varían dentro de
cierto rango:

A = Ancho del borde superior :

0,40 - 0,50 m.

a = Ancho de la base

:

0,30 - 0,40 m.

P = Profundidad de la zanja

:

0,30 - 0,40 m.

Talud = Relación

h:v :

1 : 0.20 - 1 : 1.5

172

PROCESO

La construcción de la zanja debe comenzar desde la salida del agua hacia arriba para evitar que el
agua se acumule antes de estar terminado. La protección, sobre todo si el canal se construye en
épocas de lluvias, debe realizarse inmediatamente después de su construcción.

Existen dos formas para proteger los canales: en pendientes menores al 20%, la vegetación (pastos)
brinda una protección adecuada; en laderas con pendientes mayores a 20%, la velocidad del agua
puede ser tal que arrase la vegetación, por lo tanto se recomienda protección con piedra.

Para la estabilización del lecho del canal de desagüe se recomienda la implantación de especies
vegetales capaces de soportar las variaciones de temperatura del lugar y largos períodos de
sequía, que no sea afectada por inundaciones periódicas y que promueva buena cobertura del
suelo, poseer un sistema radicular agresivo con gran poder de agregación del suelo y capaz de dar
firmeza a las plantas para resistir el arrastre de la escorrentía y finalmente no constituirse en planta
invasora.

MANTENIMIENTO Y CUIDADOS DE LOS CANALES DE DRENAJE

o Inmediatamente después de la demarcación del canal, establecer pasto de cobertura.
o Proteger la estructura del canal, estableciendo vegetación de protección a un máximo de 1 m,
del borde del canal.
o Utilizar piedras o diques en el canal mientras la vegetación no esté establecida.
o Si existieran pequeñas cárcavas en el canal es necesario realizar su recuperación, llenándolas
o cambiándolas de forma y volviendo a revegetar, de tal forma que cualquier escorrentía desde
arriba se desvíe sin problemas a otro lugar,
o No permitir maniobras de la maquinaria o pastoreo de ganado en el lecho del canal.
o Mantener el canal limpio de sedimentos y de plantas invasoras.
o Mantener el pasto de protección dentro de la zanja a una altura máxima de 10 cm.
o Corregir periódicamente fallas en la vegetación de cobertura del canal.
o Realizar la revisión periódica de los taludes y lecho del canal, principalmente en los puntos de
desagüe de las terrazas.
o La localización, construcción y mantenimiento de los canales de drenaje ó desagüe deben ser
realizados por técnicos especializados.

173

II. MANEJO Y CONSERVACIÓN DEL SUELO EN ÁREAS DE PASTOS

El estado de los pastizales ubicados en las partes altas, y cabeceras de las cuencas
hidrográficas, juega un rol muy gravitante en el balance y oferta hidrológica de las cuencas
alto andinas. Debemos tener en cuenta que una óptima condición de la cobertura vegetal
mejora de manera sustantiva el almacenamiento y distribución del agua en el suelo. Pero
cuando la cubierta vegetal es escasa, se altera negativamente el ciclo hidrológico,
generándose deficiencias en el abastecimiento de agua.

Los suelos de las zonas alto andinas peruanas, dadas las condiciones de ubicación, orografía y
clima diversos, constantemente están sometidos a procesos de deterioro que acompañan a la
erosión. Sin embargo, aquellos suelos que presentan cobertura vegetal, especialmente aquella
conformada por pastizales, poseen la mejor fuente de protección natural ante los procesos de
erosión.

Foto 96 Cabecera de cuenca andina dominada por pastizales. Oyón, Lima.

Es concepto ampliamente difundido que la erosión de los suelos, además de elevar los niveles de
contaminación y sedimentación en los depósitos de agua, virtualmente representa la pérdida del
potencial agrícola de una nación. De lo expresado anteriormente podemos resaltar que, es de la
mayor importancia el comprender y enfatizar acerca de la necesidad del Manejo de Praderas y sus
beneficios en relación a la prevención y control de la erosión, complementada con la adecuada
gestión del agua a nivel de cuencas hidrográficas.

Es necesario revertir los procesos de erosión de los suelos, especialmente en las micro cuencas
alto andinas mediante el Manejo de Pastizales; y debe resaltarse que es necesario incorporar el
Enfoque Social pues tanto la actividad agropecuaria, como las actividades complementarias que
incluyen el aprovechamiento de los bosques, comúnmente generan conflictos con el medio
ambiente; especialmente cuando se trata de recursos de propiedad colectiva: pastizales naturales,

174

que constituyen el sustento forrajero más importante y del cual dependen miles de familias
campesinas. Es muy necesaria la interpretación acerca de como funcionan los patrones culturales
y sociológicos en los que se basa la vida campesina, principalmente cuando un basto sector del
país gestiona sus cultivos y crianzas dentro de un ecosistema sumamente frágil y vulnerable a los
efectos de la erosión.

Entender la magnitud del problema de los “Pastizales Naturales”, así como de las causas que han

determinado la condición de deterioro actual, permitirá implementar propuestas técnicas, sociales,
económicas y ambientales viables en las cuales se asigne mayores probabilidades de éxito a las
actividades y esfuerzos orientados al Desarrollo Sostenible.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->