P. 1
Fundamentos de Politica Publica.

Fundamentos de Politica Publica.

|Views: 1.870|Likes:
Libro de Gestión Pública. Escuela Superior de Administración Pública de Colombia.
Libro de Gestión Pública. Escuela Superior de Administración Pública de Colombia.

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Federico Fernández Reigosa on Nov 27, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/06/2013

pdf

text

original

Adolfo Rodríguez Bernal

1

Políticas Públicas en Escenarios Globales. La Acción Pública en el Siglo XXI

2

Adolfo Rodríguez Bernal

POLÍTICAS PÚBLICAS EN ESCENARIOS GLOBALES
La Acción Pública en el Siglo XXI

ADOLFO RODRÍGUEZ BERNAL

Escuela Superior de Administración Pública
3

Políticas Públicas en Escenarios Globales. La Acción Pública en el Siglo XXI

POLÍTICAS PÚBLICAS EN ESCENARIOS GLOBALES La Acción Pública en el Siglo XXI

Adolfo Rodríguez Bernal
Primera edición, 2010. ISBN: 978-958-652-358-5

ESCUELA SUPERIOR DE ADMINISTRACIÓN PÚBLICA
Director Nacional, Honorio Miguel Henríquez Pinedo. Subdirector Académico, Mauricio Villalobos Rodríguez. Subdirector Administrativo y Financiero, Germán Insuasty Mora. Coordinación Edición: Teresa González Velásquez Concepto gráfico y diagramación: Libardo Jiménez López Impresión: William Gabriel Castillo Jiménez Impresión y acabados: Grupo de Publicaciones y Recursos Educativos. ESAP. Bogotá D.C., mayo de 2010. Todos los derechos son reservados. Esta obra no puede ser reproducida sin el permiso escrito de la Escuela Superior de Administración Pública. La responsabilidad de las opiniones expresadas en este documento compete exclusivamente a sus autores y no compromete de modo alguno, el pensamiento oficial de la Escuela Superior de Administración Pública, salvo en aquellos casos en que expresamente así se indique.

4

Adolfo Rodríguez Bernal

POLÍTICAS PÚBLICAS EN ESCENARIOS GLOBALES
La Acción Pública en el Siglo XXI

ADOLFO RODRÍGUEZ BERNAL

2010
5

Políticas Públicas en Escenarios Globales. La Acción Pública en el Siglo XXI

6

Adolfo Rodríguez Bernal

CONTENIDO
PREFACIO

PRIMERA PARTE
FUNDAMENTOS DE POLÍTICA PÚBLICA Capítulo I NUEVO ESCENARIO GLOBAL Relaciones Centro/Periferia Tendencias Dinámicas Globales Reorganización Territorial de los Flujos Económicos Multiniveles Territoriales 1. MONOPOLIZACIÓN DE LOS FLUJOS ECONÓMICOS Flujos Financieros. Telecomunicaciones. Biotecnología Acceso a los Recursos Naturales. Armas de Destrucción Masiva. 2. SOCIEDAD DEL RIESGO GLOBAL Soberanía del Consumidor y Masificación Social Industria Cultural y Democracia Cosmopolita Protagonistas de la Acción Pública Global Movimientos Sociales y Emancipación Global Ciudades Globales y Redes de Control Social 3. TRANSNACIONALIZACIÓN DEL PODER PÚBLICO Política Mediática de Mercado Acción Colectiva y Capacidades Tecnológicas Redes de Políticas y de Comunidades de Política Gobierno Mundial y Buen Gobierno Gestión de Mercado y Management
7

17 21 23 23 24 24 25 29 30 30 30 31 31 32 33 34 37 38 39 41 43 44 45 46 48

Políticas Públicas en Escenarios Globales. La Acción Pública en el Siglo XXI

Referencias Bibliográficas Reseñas Bibliográficas Bibliografía Glosario de Términos Capítulo II FUNDAMENTOS DE ANÁLISIS DE POLÍTICA PÚBLICA 1. CAMBIOS EPISTEMOLÓGICOS DESDE EL MERCADO Pluralismo de Mercado Individualismo Metodológico Cambios operados en la Teoría de la Acción Colectiva Teoría de la Elección Pública A. COMPONENTES DE TEORÍA Y MÉTODO 2. TEORÍAS POLÍTICAS DE TRANSICIÓN Modelo de Mercado Enfoque Social Perspectiva Estatal 3. CICLO GLOBAL DE POLÍTICA PÚBLICA Críticas al Ciclo de Políticas Públicas Alternativas Teóricas de Transición Globalización del Ciclo de Política Pública B. COMPONENTES DEL OBJETO Y LA PRÁCTICA SOCIAL 4. PROBLEMÁTICA PÚBLICA Problemas Públicos Relaciones Causa-Efecto Inclusión en la Agenda Política 5. PRÁCTICA SOCIAL GLOBAL Origen de la Acción Pública Actores, Intereses y Contradicciones Interrogantes a la Acción Público/Privada Referencias Bibliográficas Reseñas Bibliográficas Bibliografía Glosario de Términos
8

51 52 57 60 63 65 65 66 68 68 70 71 72 76 83 87 87 88 89 90 91 91 94 95 97 97 98 100 102 103 110 117

Adolfo Rodríguez Bernal

SEGUNDA PARTE
POLÍTICAS PÚBLICAS EN EL ESCENARIO GLOBAL Capítulo III POLÍTICA PÚBLICA POLICÉNTRICA Países del Atlántico Norte 1. PREFERENCIA DE ÉLITE DEL PODER GLOBAL Élite del Poder y Sociedad de Masas Estado Transnacional Estado Mínimo Neoliberal Referencial Global y Política Pública Sistema Político de USA y Forma de Operar 2. ENFOQUE COGNITIVO EUROPEO Socialdemocracia y Desarrollo Social Estado Supranacional Estado Social de Derecho Construcción de Referenciales y Política Pública de la UE Sistema Político de la UE y Forma de Operar 3. PERSPECTIVA GESTIÓN PÚBLICA DE MERCADO El Triángulo de hierro: PLD, Keidanren y MITI Estado Nacional Japonés Estado Económico-Social Referencial Global y Política Pública Japonesa Sistema Político Japonés y Formas de Operar Conclusiones Referencias Bibliográficas Reseñas Bibliográficas Bibliografía Glosario de Términos Capítulo IV POLÍTICA PÚBLICA MONOCÉNTRICA Países Periféricos del Sur 1. POLÍTICA PÚBLICA EN EL SISTEMA MUNDO Economía Mundo Reproducción Social Global Sistema Político Mundial Actores y Protagonistas Transnacionales Configuración del Sistema Mundo
9

121 123 123 125 126 127 133 135 136 138 139 139 142 143 146 150 152 153 154 155 156 158 162 163 174 175 177 177 180 181 182 183 184 185

Políticas Públicas en Escenarios Globales. La Acción Pública en el Siglo XXI

Conclusiones 2. POLÍTICA PÚBLICA EN LA SOCIEDAD RED Red de Redes Redes Económicas Redes Sociales y Movimientos Sociales Red de Políticas Ciudad Global Sociedad Global y Teoría de Redes Conclusiones 3. POLÍTICA PÚBLICA EN EL SOCIALISMO DE MERCADO Socialismo de Mercado Actores y Protagonistas Construcción de la Sociedad Socialista Conclusiones Referencias Bibliográficas Reseñas Bibliográficas Bibliografía Glosario de Términos Capítulo V MOVIMIENTOS SOCIALES ALTERGLOBALIZACIÓN 1. RACIONALIDAD SOCIAL GLOBAL ALTERNATIVA Movimiento “Alter-Mundista” Estudios Culturales Estudios Subalternos Modernidad Colonialidad Construcción Social de Democracia 2. ACTORES SOCIALES Y ALTERMUNDISMO Movimiento Medioambiental Global Movimiento Feminista Sin Fronteras Movimiento Social Global de Trabajadores 3. CARTA DE PRINCIPIOS DEL FORO SOCIAL MUNDIAL Conclusiones Referencias Bibliográficas Reseñas Bibliográficas Bibliografía
10

186 187 190 191 193 195 196 197 198 199 201 204 205 206 207 208 226 228 231 233 233 236 240 243 244 249 249 250 250 253 255 257 258 271

Adolfo Rodríguez Bernal

Glosario de Términos Capítulo VI PODER GLOBAL Y BUEN GOBIERNO A. ESTRUCTURA DEL PODER MUNDIAL 1. ESTADO TRANSNACIONAL Y SUPRANACIONAL Sociedad de Consumo Masivo Global Gobierno Mundial y Dimensiones del Poder Democracia Cosmopolita 2. RED ESTATAL DEL PODER MUNDIAL Redes de Información Planetaria Redes del Gobierno Mundial y Buen Gobierno Redes de Poder en la Periferia B. EL MODELO BUEN GOBIERNO 1. NATURALEZA DEL BUEN GOBIERNO Política Pública Transnacional Ciclo Global de Política Pública Gobernabilidad y Política Pública Gobernanza y Democracia 2. FUNDAMENTOS DE LA ACCIÓN DEL BUEN GOBIERNO Actores Gubernamentales, Oficiales y No Oficiales Participación de los Actores Sociales Referencias Bibliográficas Reseñas Bibliográficas Bibliografía Glosario de Términos CAPÍTULO VII NUEVA GESTIÓN PÚBLICA A. CAMBIOS GLOBALES Y TENDENCIAS HISTÓRICAS Monopolización de los Flujos Económicos Transnacionalización del Poder y de las Políticas Públicas Transformaciones Sociales y Gestión del Riesgo Global B. FUNDAMENTOS DE LA NUEVA GESTIÓN PÚBLICA, NGP Modelo de Gestión y Gerencia de Mercado
11

277 281 281 284 285 285 287 288 288 288 289 290 291 292 293 295 296 298 299 302 305 306 314 316 319 320 320 320 321 323 323

Políticas Públicas en Escenarios Globales. La Acción Pública en el Siglo XXI

1. ACCIÓN PÚBLICA GLOBAL EN EL MODELO DE GESTIÓN Modelo de Mercado Desregulación Descentralización 2. PLURALISMO DE MERCADO EN LA NUEVA GESTIÓN PÚBLICA Gerencialización Agencialización Externalización C. COMPONENTES Y MODALIDADES DE LA NGP 1. COMPONENTES TEÓRICO-TÉCNICOS Objetivos Principios Estrategias Planeación Estratégica Técnicas de Gestión 2. MODALIDADES DE GESTIÓN Gestión Contractual Gestión del Recurso Humano Gestión Financiera Gestión de Servicios Públicos Control de Gestión Referencias Bibliográficas Reseñas Bibliográficas Bibliografía Glosario de Términos

325 325 327 327 329 329 330 331 332 333 333 334 335 336 337 338 338 338 339 339 340 343 344 346 350

TERCERA PARTE
CICLO GLOBAL DE POLÍTICA PÚBLICA Capítulo VIII REFERENCIALES DE LA ACCIÓN PÚBLICA GLOBAL 1. FOROS DE DECISIÓN DE LA ÉLITE DEL PODER GLOBAL Foros Económicos Foros de Política Social Foros Político - Militares 2. ORGANIZACIÓN DE LA ÉLITE DEL PODER GLOBAL
12

355 356 360 362 370 377 381

Adolfo Rodríguez Bernal

Estructura de la Élite del Poder Global Clubes de Reflexión de la Élite Global Prospectiva Política Global 3. FOROS DE ADOPCIÓN, ADAPTACIÓN Y AJUSTE DE POLÍTICA Foros Supra-Nacionales Foros Nacionales Foros Antiglobalización Referencias Bibliográficas Reseñas Bibliográficas Bibliografía Glosario de Términos Capítulo IX GOBERNAR POR CONTRATO 1. NUEVOS ESCENARIOS PARA LA EJECUCIÓN DE POLÍTICA Cambios Operados en el Poder Público Política Contractual y Rol de Mediación Gobernar por Contrato 2. EJECUCIÓN CONTRACTUAL DE POLÍTICAS PÚBLICAS Ejecución de Políticas en el Marco del Mercado Decisión y Ejecución de Política Implementación como Problema Político Ejecución de Política en Escenarios Descentralizados Métodos y Técnicas de Ejecución de Política Conclusiones Referencias Bibliográficas Reseñas Bibliográficas Bibliografía Glosario de Términos Capítulo X EVALUACIÓN GLOBAL DE POLÍTICAS PÚBLICAS Dimensión Política de la Evaluación, Responsabilidad Social y Rendición de Cuentas 1. ESCENARIOS DE EVALUCIÓN DE POLÍTICA PÚBLICA Evaluación multinivel de política pública en y entre países desarrollados Evaluación de políticas de cooperación entre países del centro y la periferia Evaluación multinivel de políticas públicas en y entre países periféricos Evaluaciones nacionales
13

382 388 390 395 395 399 399 405 407 410 412 415 418 418 420 426 435 435 436 436 437 438 440 441 442 444 445 447

449 449 449 449 449

Políticas Públicas en Escenarios Globales. La Acción Pública en el Siglo XXI

Evaluaciones regionales y locales 2. PLURALIDAD DE ACTORES EN LA EVALUACIÓN DE LA ACCIÓN PÚBLICA Evaluación Gestión Gerencial Evaluación Agencial Evaluación Privada Concurrencia de Evaluaciones Público/Privadas ¿Qué es un Reporte Social? 3. CRITERIOS Y OBJETIVOS DE LA EVALUACIÓN ESQUEMA Centro: rentabilidad, responsabilidad, sostenibilidad e integración Centro/periferia: responsabilidad social, sostenibilidad y cooperación Periferia: eficiencia, eficacia, responsabilidad social y sostenibilidad Gobernabilidad en la Agenda de Gobierno Eficiencia y eficacia en la gestión contractual 4. TIPOLOGÍAS DE EVALUACIÓN Evaluación ex–ante –viabilidad, factibilidadEvaluación Concomitante Evaluación Ex–post 5. TÉCNICAS DE ANÁLISIS Y EVALUACIÓN Técnicas de análisis económico Técnicas de análisis social Técnicas de evaluación de sostenibilidad Referencias Bibliográficas Reseñas Bibliográficas Bibliografía Glosario de Términos

449 452 452 452 453 454 457 458 460 460 460 460 460 461 461 462 462 463 463 463 463 468 469 472 474

14

Adolfo Rodríguez Bernal

AGRADECIMIENTOS
A la Comunidad Académica de las universidades donde he realizado mi práctica como investigador y docente, en especial, a los estudiantes que han trabajado con interés por el conocimiento de los cambios económicos sociales y políticos en los escenarios nacionales, latinoamericanos y globales. A los colegas que en el transcurso de la vida universitaria han sido consecuentes con sus responsabilidades y que no han escatimado esfuerzos por cumplir su función social, como intelectuales, independientes de los condicionamientos institucionales y que saben conservar su dignidad en coyunturas difíciles de la vida profesional. A los egresados de las distintas universidades que he podido orientar en su proceso de formación hacia las urgentes transformaciones que requiere el país, sin comprometer sus responsabilidades con fines egoístas y particulares y que rescatan el conocimiento permanente como fuente transformadora de la realidad. A la actividad colectiva de los distintos intelectuales, expertos y estudiosos que han hecho grandes aportes al desarrollo de las Ciencias Sociales, fuente inagotable de conocimiento y cuyas contribuciones han sido incorporadas a la bibliografía de esta obra, entendiendo el sentido colectivo de la construcción social del conocimiento. A Teresa González Velásquez, por su interés y esfuerzo que ha ido más allá del sentido técnico de una publicación, hacia la comprensión de la estructura y proyección del texto en el marco de los procesos de adopción, adaptación y ajuste de las políticas públicas en el país. A Libardo Jiménez López que articuló de manera adecuada la dimensión artística y técnica con los contenidos del texto. Al personal de la imprenta de la ESAP por el cuidado y dedicación técnica demostrada al producir este resultado investigativo. A la ESAP por la decisión de publicar la presente obra. El autor

15

Políticas Públicas en Escenarios Globales. La Acción Pública en el Siglo XXI

16

Adolfo Rodríguez Bernal

PREFACIO
El comienzo del siglo XXI ha estado marcado por los resultados de los profundos cambios operados con el derrumbe del Estado del Bienestar en la década de los 70 y el tránsito hacia el dominio pleno del mercado global, para los países desarrollados a partir de la década de los 80 y para los países dependientes en la década de los 90 del pasado siglo. Las tendencias dominantes del nuevo siglo se traducen en la consolidación de la economía global en red; la configuración de la sociedad del riesgo global y la transnacionalización del poder público global, transformando el panorama de relaciones entre los países desarrollados del Atlántico Norte y los Países Periféricos del Sur. En estos escenarios globales, los actores del poder dominante, construyen los nuevos referenciales de la acción pública que servirán de fundamento al proceso de adopción, adaptación y ajuste de las políticas públicas por los gobiernos multinivel: mundial, supranacional, nacional, regional y local, en torno a sus problemas y niveles de desarrollo. En el contexto de la megapolítica, las políticas públicas se convierten en la expresión de un doble proceso contradictorio: transnacionalización de la política pública en el escenario global y, la simultánea, desnacionalización de la política estatal con privatización de la producción normativa, (re)direccionando la globalización del derecho. La visibilidad de la acción pública global de los escenarios dominantes y su ocultamiento en los espacios periféricos, subalternos y dependientes, ha puesto de relieve la profunda crisis en que se han sumido las ciencias sociales, enraizadas, en la historia del Estado Nación en países desarrollados y en su contrapartida, los Estados Nacionales Periféricos. Los antiguos patrones de disciplinariedad, característicos de la ciencia en la modernidad, deben ceder paso a la interdisciplinariedad y a la transnacionalización del conocimiento; el individualismo metodológico en la indagación y en la ciencia debe hacer el tránsito hacia la acción colectiva, proyectando la investigación en la sociedad del conocimiento. La primacía metodológica de la acción colectiva ha cambiado el rol de la investigación en ciencias sociales y, hoy, se rescata los inmensos aportes colectivos al desarrollo del conocimiento científico, apoyado en las redes del saber humano, ligadas entrañablemente a la sociedad de la información y del conocimiento.
17

Políticas Públicas en Escenarios Globales. La Acción Pública en el Siglo XXI

En ese sentido, este libro es producto de los aportes colectivos en los diversos campos trabajados, lo que se traduce en la bibliografía como una pequeña muestra del potencial de la tarea colectiva para la reconstrucción de la ciencia social y la cimentación de una sociedad global desarrollada, pacífica y democrática. El texto ha sido estructurado a partir de tres ejes fundamentales: la historicidad de las tendencias de política pública que orientan o pretenden orientar la acción pública global; el desdoblamiento de los roles de políticas públicas en escenarios globales dominantes y subalternos; y proyección de los cambios operados en el ciclo global de políticas públicas. En la Parte I Fundamentos de Política Pública: se hace un esfuerzo por avizorar los nuevos escenarios globales de la sociedad del riego global, con el fin de vislumbrar el conjunto de condiciones económicas, políticas y sociales que han servido de fundamento a la construcción de los referenciales o matrices cognitivas de la acción pública global. El Capítulo I en el nuevo escenario global de las políticas públicas, se ocupa del proceso de transformación global expreso en: la expansión y monopolización de los flujos económicos; las mutaciones sociales en la sociedad del riesgo global; y, la transnacionalización del poder político que prefigura un nuevo orden mundial. El Capítulo II examina cinco dimensiones esenciales de análisis de política pública: los cambios epistemológicos desde el mercado; las tendencias de las políticas públicas en transición; los cambios en el ciclo global de políticas públicas; el redimensionamiento de los problemas públicos; y, la práctica social global. En la Parte II las Políticas Públicas en el Escenario Global: se examina el rol de la historia, como parte de la esencia humana, la que nunca termina sino que se proyecta y recomienza, presentando una doble contradicción: entre la modernidad “triunfante” en los escenarios dominantes que ha engendrado su antítesis, la historia de la colonialidad en escenarios dependientes, que, a su vez, tiende a negar la modernidad, y una síntesis expresa en los movimientos sociales alter-mundistas acerca de “otro mundo es posible”. El Capítulo III se ocupa de las políticas públicas en el escenario global, al caracterizar las tendencias dominantes de los países del Atlántico Norte, a saber: la teoría de la Élite del Poder Global con la hegemonía de los Estados Unidos; el Enfoque Cognitivo de las Política Públicas, dominante en los países de la Unión Europea; y la racionalidad política de la Gestión Pública de Mercado. El Capítulo IV sobre Política Pública Global en la Periferia, trata de aproximar la reflexión sobre las tendencias desde una racionalidad distinta, esto es, desde los intereses de la periferia. Aquí se resaltan tres grandes enfoques teóricos: la teoría del Sistema Mundo; la Configuración de la Sociedad Red; y, el Socialismo de Mercado. El Capítulo V examina la Perspectiva de los Movimientos Sociales Alter-Globalización al describir el estado de los movimientos sociales globales y su compromiso frente a “otro
18

Adolfo Rodríguez Bernal

mundo es posible”, destacando, tanto desde el centro como de la periferia, cinco tendencias alternativas fundamentales: movimiento alter-mundialización, estudios culturales, estudios subalternos; programa modernidad/decolonialidad; y, la cuestión de la construcción de la democracia cosmopolita. De manera complementaria y secuencial en esta Parte II se hace una análisis de la universalización del proceso de dominación global que crea la ilusión del alcanzar el fin de la historia, sobre todo, cuando se consolida el Gobierno Mundial y se formulan estrategias eficaces de dominación, expresas en el Modelo de Buen Gobierno y en la Nueva Gestión Pública de Mercado que pretenden generalizar y profundizar, aún más, el proceso de acumulación global del capital. El Capítulo VI, en el marco del Poder Global y Buen Gobierno, analiza el proceso de transnacionalización del poder público y con él de las políticas públicas y la configuración de la nueva estructura del poder global con la conformación de redes estatales de poder y avances en el modelo de Buen Gobierno para mejorar los procesos de gobernabilidad, legitimidad y estabilidad política. El Capítulo VII sobre el Paradigma de la Nueva Gestión Pública, se ocupa de la responsabilidad que le cabe a la Nueva Gestión Pública en la gestión de los procesos de mercado y de las condiciones de la acumulación global, explicando sus fundamentos y las modalidades que hacen posible la acción pública en el contexto global. La Parte III sobre el Ciclo Global de Política Pública: se ocupa de la responsabilidad complementaria y subsidiaria que deben asumir los gobiernos multinivel, global, supraregional, nacional, subregional y local, respecto de la acción pública, transformando la esencia del ciclo global de política pública: construcción de referenciales de la acción pública con la adopción, adaptación y ajuste de las políticas públicas en los distintos niveles de gobierno; ejecución de las políticas públicas mediante la figura de “Gobernar por Contrato”; y, evaluación no solo económica sino de la responsabilidad social de los gobiernos corporativos que colonizan los espacios públicos. El Capítulo VIII se ocupa de la Construcción de Referenciales de la Acción Pública Global, distinguiendo entre foros y cumbres de decisión de la Élite del Poder Global, de los foros supranacionales y nacionales de adopción, adaptación y ajuste de la política pública y de los foros de ejecución e implementación regional y local. El Capítulo IX, avanza en la Implementación Contractual de la Política Pública Global, destacando la nueva forma de “Gobernar por Contrato, ante los cambios operados en el poder público, la nueva estructura del gobierno y su rol en la mediación contractual. La implementación contractual implica toma de decisiones para la resolución de problemas públicos, ejecutando políticas públicas con la adopción de métodos, lógicas y técnicas deductivas, sin ningún control democrático.

19

Políticas Públicas en Escenarios Globales. La Acción Pública en el Siglo XXI

El Capítulo X analiza la Evaluación Global de las Políticas Públicas, realizada en: distintos escenarios, con participación de pluralidad de actores, cambiando los criterios y los objetivos de la evaluación tradicional, estableciendo nuevas tipologías de evaluación y utilizando nuevas técnicas de análisis de evaluación e impacto de las políticas públicas. El Autor

20

Adolfo Rodríguez Bernal

PRIMERA PARTE FUNDAMENTOS DE POLÍTICA PÚBLICA
El carácter histórico de los modelos, paradigmas, teorías, escuelas y tendencias en las políticas públicas conduce a una reflexión previa sobre los fundamentos para su análisis en dos direcciones: identificar los cambios operados en el nuevo escenario global y señalar la reconstrucción de los componentes básicos del análisis de política pública. El capítulo I, en el nuevo escenario global de las políticas públicas, se ocupa del proceso de transformación global con la expansión y monopolización de los flujos económicos; las mutaciones sociales expresas en la sociedad del riesgo global; y, la transnacionalización del poder público que prefigura un nuevo orden mundial. El capítulo II se ocupa de los componentes del análisis de políticas públicas: los cambios epistemológicos desde el mercado; las tendencias de las políticas públicas en transición; cambios en el ciclo global de políticas públicas; el redimensionamiento de los problemas públicos; y, la práctica social global, sus actores y protagonistas.

21

Fundamentos de Política Pública

������������������� ��������������������� �����������������

����� ���������������� ���������������������������

���������������� ������������ �������������

����������������� �������������������� ������������������

22

Nuevo Escenario Global

CAPÍTULO I NUEVO ESCENARIO GLOBAL
Relaciones Centro/Periferia
El proceso de acumulación global del capital acelera, en forma vertiginosa, la generación de enormes flujos financieros, productivos y mercantiles que han sido canalizados por el mercado y que han desbordado las fronteras nacionales, transformando, en forma radical, las relaciones locales, regionales, nacionales y globales. La mundialización de la acumulación de capital transciende el proceso gestado en las naciones desarrolladas del Atlántico Norte, rebasando sus confines y poniendo en crisis la hegemonía política consolidada en los Estados del Bienestar, lo que explica el tránsito del poder estatal hacia el dominio y expansión del mercado global. La acumulación de capital modifica las relaciones territoriales Centro/Periferia, más no las relaciones de dominación entre: el centro que constituye el mundo desarrollado, industrializado, democrático, el primer mundo y la periferia, con países subdesarrollados, dependientes o tercer mundo, exportadores de materias primas, parte pobre del mundo. La mundialización espacial del mercado y de las relaciones económicas forjan la globalización de relaciones políticas hacia la transnacionalización del poder político y de la sociedad hacia el consumo y la cultura de masas con sujeción plena al dominio del mercado, financiero, productivo y comercial. La globalización de la economía, la política y la cultura es una de las macro-tendencias que están redefiniendo el contexto mundial a principios de este siglo. Se manifiesta en la emergencia de un único espacio global de interdependencias, flujos y movilidades, que cubre el planeta entero y se superpone al viejo territorio estructurado como un mosaico de continentes, países y regiones. En este espacio se despliega un conjunto de sistemas globales, cuyos componentes funcionan altamente integrados a pesar de la dispersión y la distancia. Las nuevas dinámicas globales tienen a su vez una creciente incidencia en los territorios y sociedades singulares. Como consecuencia, aumenta la complejidad de cada territorio, y crece la incertidumbre en relación a su futuro desarrollo. (Bervejillo, F., 1995).
23

Fundamentos de Política Pública

Tendencias Dinámicas Globales
La economía opera como su locomotora. Sistema financiero transnacional, internacionalización de los mercados de consumo y de factores, globalización de las empresas y de los procesos productivos, todo ello asociado a la expansión del nuevo paradigma tecnológico y la emergencia de nuevos modos de acumulación post-fordistas. (Bervejillo, F., 1995). El Estado finalidad que cede paso al Estado Mediador en la globalización, cambiando de roles al verse precisado a crear las condiciones para la libre circulación de estos grandes flujos económicos que están en la base de la acumulación del capital y de la producción, a la vez que, debe garantizar en su territorio, estabilidad política y legitimación social. La dimensión político-institucional e ideológica esta asociada a la caída del mundo de bloques, la nueva multipolaridad en un único espacio de jerarquías y dominios, la progresiva construcción de nuevas regulaciones globales, la interdependencia de los movimientos de opinión, etc. (Bervejillo, F., 1995). La sociedad ingresa, de manera masiva, al mercado mundial como consumidora de productos, bienes y servicios, aportados por tales flujos, opacando y marginando la relación del ciudadano, sujeto de derechos respecto del Estado y rescatando la relación de consumo sociedad-mercado y con ella el principio de soberanía del consumidor. “Esta dimensión social, remite a los cambios de las organizaciones sociales nacionales y la simultánea construcción de la estructura social mundial, predominio del consumo sobre las relaciones ciudadanas, la cultura de masas, la expansión de acción pública global, los nuevos movimientos sociales, las ciudades globales y las redes de control social. El espacio cultural, que se sostiene sobre la cobertura total de los medios masivos electrónicos -los mismos relatos e imágenes llegando a la vez a todo el planeta-, y a la vez, sobre la movilidad acrecentada de la población, migratoria y turística, que lleva consigo culturas y las mezcla en las metrópolis postmodernas de fin de siglo”. (Bervejillo, F., 1995).

Reorganización Territorial de los Flujos Económicos
La internacionalización de los mercados, especialmente, a partir de la I y II Guerra Mundial, profundiza el desarrollo desigual y desequilibrado que caracteriza al sistema capitalista, lo que se traduce en el establecimiento de relaciones diversas y desiguales entre los pueblos frente a esos flujos financieros, productivos y comerciales: Primero, mientras los flujos financieros en los países desarrollados consolidan poderosos grupos de inversionistas, prestamistas, rentistas y especuladores que requieren espacios más allá de sus fronteras nacionales por la relativa saturación de estos; los países subdesarrollados se ven precisados a acceder a ellos, ante la escasez de capital financiero con el crecimiento de su deuda externa, con pérdida de su autonomía económica y de soberanía política, al rebasar límites de acumulación de capital nacional.
24

Nuevo Escenario Global

Segundo, la concentración de la producción industrial y manufacturera en los países del centro fortalece el desarrollo de las Empresas Transnacionales, ETN que acceden a distintos espacios públicos, habilitando la producción de bienes, prestación de servicios y responsabilidades sobre asuntos públicos, lo que precipita la lucha por los mercados; mientras la debilidad de la industria, incluso privada, en los países del Sur, expresada en el estancamiento de sus industrias, permite el crecimiento de la transferencia de tecnologías, provocando la importación de productos extranjeros para la producción y el consumo. Tercero, el comercio de los países industrializados tiene la capacidad de invadir con sus productos a los mercados a los países pobres, en el proceso de producción, distribución, cambio y consumo de la riqueza; y por tanto, los mercados de éstos países son penetrados por la diversidad y multiplicidad de productos de las ETN que ven estimulada su producción industrial; mientras los países poco desarrollados pierden enormes espacios en su mercado interno ante la falta de productividad y competitividad Estos flujos afectan el medio ambiente, demandan la construcción infraestructuras en el nuevo espacio global y establece una relación fluida entre lo territorial y lo sectorial: Medio Físico-Ambiental: como instrumento del proceso de acumulación global del capital, el medio físico-ambiental se hace más interdependiente para garantizar el monopolio de acceso a los recursos naturales; fuente de materias primas para la producción industrial y manejo de la fuerza de trabajo por las corporaciones transnacionales. “La globalización incluye, a un tiempo: construcción de la infraestructura en el nuevo espacio global, apoyada en nuevas tecnologías de telecomunicaciones y transportes; constitución de sistemas globales de acción económica, cultural y política, incluyendo la constitución de nuevos actores globales, la creación de códigos y reglas, y la definición de ámbitos y mercados; progresiva integración de componentes territoriales preexistentes en los nuevos sistemas globales (ciudades y regiones altamente integradas en los circuitos globales); y, progresiva incidencia de las dinámicas globales sobre cada territorio local, integrado o no, y la interdependencia de los territorios sin importar su distancia. (Bervejillo, F., 1995). Gestión Territorial Sectorial: La gestión capitalista del espacio global articula las dimensiones territoriales globales, nacionales y locales con el referencial sectorial que no solo expresa la división del trabajo global sino que actúan como canales por los cuales circulan los distintos flujos económicos.

Multiniveles Territoriales
La reorganización territorial multinivel obedece a relaciones de dominación-subordinación establecidas entre países del centro y de la periferia. Los niveles espaciales mundial y supranacional están asociados a la expansión de los cinco monopolios estratégicos: finanzas, telecomunicaciones, biotecnología, acceso a los recursos naturales y armas de destrucción masiva. El nivel espacial nacional, reservado a los países de la periferia, se
25

Fundamentos de Política Pública

limita a permitir el acceso a sus recursos naturales, a las materias primas, a ofrecer su abundante fuerza de trabajo y a demandar productos básicos en el mercado. Los espacios regionales y locales tienen como misión albergar los proyectos multinacionales en cadena para disminuir los costos de producción de las industrias globales. El escenario mundial para la ejecución de la política pública tiene como referenciales espaciales la relación mundial-sectorial, regional-macro-micro y mundial-sectorial-regional. El escenario del Estado-nación tiene en cuenta el referencial global-sectorial, globalterritorial y, global-sectorial-territorial. Esta estructura conduce al diseño de estrategias, de sistemas de planeación y de evaluación del impacto en todos sus niveles. La prospectiva territorial, asociada a las prácticas de planificación y gestión estratégica en las que el sujeto es el propio territorio organizado, se inscriben en una gama de respuestas que también incluye políticas de promoción de medios innovadores, orientadas a complementar las trayectorias productiva y sociocultural, y políticas explícitas hacia la formación de redes interterritorios. (Bervejillo, F., 1995) Planeación del mercado global, estableciendo las diferencias entre planeación mundial a través de la gestión de agencias, la regional: macro y micro y, la gestión administrativa llevada a cabo por agencias oficiales o privadas o ambas. En los países Latinoamericanos prevalece la planeación determinística nacional que implica administración nacional y territorial, regional y local con administración territorial.

• Mundial, Supra-Nacional
El monopolio de las telecomunicaciones sirve de base a la construcción de redes mundiales y supranacionales que aceleran la circulación de los flujos financieros, productivos y comerciales a partir de una serie de estrategias, tales como: liberación de los mercados, libre circulación de los factores de la producción, desregulación y procesos de privatización, descentralización de la producción global para reducir costos y garantía de seguridad desde el monopolio de las armas de destrucción masiva. Las redes telemáticas, públicas o corporativas, se constituyen en el sistema nervioso de todos los nuevos sistemas globales: sean de tipo científico-tecnológico, económico-financiero, político o cultural. Además de comunicación, las nuevas tecnologías permiten la acción a distancia y el control centralizado, en tiempo real, de procesos altamente complejos y geográficamente dispersos. Las redes telemáticas no sólo aportan la base material de los sistemas globalizados: también proveen la versión más neta del nuevo paradigma organizativo basado en la idea de flexibilidad y descentralización integrada. Las empresas y otras organizaciones humanas «copian» la nueva geometría de las redes, en particular cuando se globalizan. En esta nueva geometría organizacional, la autonomía de las partes y la coordinación del conjunto aumentan a la vez, y se refuerzan en la búsqueda de la mayor productividad y flexibilidad. (Bervejillo, F., 1995)
26

Nuevo Escenario Global

El diagnóstico territorial constituye un elemento esencial, no sólo en la formulación y articulación de las políticas públicas y de sus instrumentos, sino en general en la definición de mecanismos para su seguimiento y evaluación, y en los procesos de toma de decisiones a nivel global, regional, nacional, subregional y local. Frente a estos interrogantes, resulta necesario acudir a conceptos como competitividad sistémica, mesonivel territorial, redes urbanas, regiones virtuales, y otros, que al permitirnos pensar las nuevas relaciones local-global se constituyen en el soporte conceptual de las nuevas estrategias. (Bervejillo, F., 1995)

• Nacional
Por su parte, las redes a nivel territorial Nacional y las integraciones Supranacionales en la Periferia se orientan a los procesos de adopción, adaptación y ajuste de los modelos y políticas, lo que demanda la transformación del rol del Estado Finalidad al Estado Mediador en la recepción de los flujos económicos y la creación de condiciones para facilitar a las corporaciones transnacionales el acceso a los recursos naturales, a las materias primas y a preparar la fuerza de trabajo para estas mismas corporaciones. La interpenetración de las economías nacionales se realiza al nivel del capital, del trabajo, de los mercados y del proceso de producción, en un espacio económico de geometría cada vez más variable. Empresas, gobiernos e individuos, todos se incorporan a la nueva dinámica de la economía internacional. Los países y naciones dejaron de ser las unidades económicas de nuestra realidad histórica. (Castells, 1985). El concepto de ventajas comparativas de los países, basadas en la dotación de recursos naturales, perdió significación con el paso a un mundo en el cual la información y la tecnología cambiantes se volvieron los factores más relevantes en la cadena de valor de los procesos productivos. Estos cambios justifican un desplazamiento conceptual: de las ventajas comparativas, estáticas, a las ventajas competitivas, dinámicas y sistémicas. En la formulación más difundida acerca de las «ventajas competitivas de las naciones», los factores que contribuyen a crear estas ventajas están referidos a la vez a sectores y a entornos geográficos determinados, y están además integrados bajo el concepto de «medio ambiente doméstico» de las empresas. (Porter, 1991) En síntesis, la competitividad tiene una base territorial específica, y se construye socialmente mediante la articulación de los niveles local y global dentro de cada país. En otras palabras, ni las políticas nacionales por sí mismas pueden generar el medio ambiente competitivo requerido por las empresas, ni las iniciativas o acciones de promoción empresarial en el nivel micro son suficientes para ello. La articulación local-global, o micromacro, en el seno de un país, requiere una atención específica a las estructuras y dinámicas interinstitucionales en el nivel meso. (Stöhr, 1992)

27

Fundamentos de Política Pública

• Regional y Local
Las redes urbanas de las ciudades globales permiten la integración de las regiones y localidades que ofrecen las condiciones a la producción mundial del capital. Los centros urbanos a través de las redes brindan mano de obra barata para los proyectos transnacionales; recursos naturales en sus suelos y cuencas hidrográficas; materias primas de bajo costo y demanda de productos a las empresas transnacionales. El significado y la dinámica de las regiones vendrán determinada por su posición en dicho espacio de los flujos, dominado y modelado por intereses globales cuyas estrategias cambiantes interactúan constantemente con los intereses sociales y políticos territorialmente enraizados en localidades históricamente estructuradas. Es en esa dialéctica entre la dominación global del espacio de los flujos y las aspiraciones segmentadas de las sociedades locales en donde se teje la nueva problemática del desarrollo regional. (Castells, 1989) En relación con esta revalorización del mesonivel, los procesos de descentralización político administrativa hacia gobiernos regionales o locales, que son quienes directamente inciden en el mesonivel, pueden leerse como una flexibilización de la regulación, en coherencia con la simultánea flexibilización en el régimen de acumulación y en la organización de la producción. (Vázquez Barquero, 1992) Las redes de ciudades y las regiones virtuales constituyen dispositivos privilegiados de la nueva geografía económica en el espacio globalizado. Las redes de ciudades en sentido estricto se contraponen a las jerarquías rígidas, y están pautadas por la coexistencia de competencia y cooperación, en una tensión pactada. (Camagni, 1994)

28

Nuevo Escenario Global

1. MONOPOLIZACIÓN DE LOS FLUJOS ECONÓMICOS
El sistema global de mercado para el manejo de la expansión de los flujos económicos globales: financieros, productivos y comerciales ha venido forjando cambios al interior de la organización de los tres grandes bloques supra-nacionales: EE.UU. y área de influencia (NAFTA y TLC), la Unión Europea, UE (27 países) y, Japón en el sureste asiático. Los intereses comunes de estos tres grandes bloques se expresan en el mantenimiento y ampliación de los procesos de monopolización de cinco sectores globales estratégicos: flujos financieros, medios de comunicación y telecomunicaciones, biotecnología, acceso a los recursos naturales, y, armas de destrucción masiva. (Amín, S., 2001).

������������������

������������������

�������������

������������������� ��������������������� �����������������

������������ ������������������

�������� ������������������

29

Fundamentos de Política Pública

Flujos Financieros.
Los capitales financieros, fluyen a través de una compleja red institucional compuesta por cuarenta y tres (43) Bolsas de Valores en EE. UU., Europa y Suramérica; sesenta y una (61) organizaciones con funciones regionales en el Pacífico, Asia y América Latina; quince (15) instituciones financieras internacionales y 146 bancos centrales emisores.

Telecomunicaciones.
Diversos estudios y análisis realizados a los medios de comunicación han arrojado que la concentración económica de los mismos está representada por los monopolios y oligopolios, siendo estos últimos los de mayor escala. Los grandes propietarios, a través de sus empresas emiten su ideología “económica” dominante en la sociedad hacia una audiencia determinada. La forma más práctica de transmitir esa ideología dominante es a través del monopolio de la información y de las comunicaciones que redundan en el incremento de sus ganancias, así: (Lasswell, H., 1985). • De las 300 primeras firmas de información y comunicación, 144 son norteamericanas, 80 son de la Unión Europea, 49 son japonesas. • De las primeras 75 empresas de prensa, 39 son americanas, 25 son europeas, 8 son japonesas. • De las 88 primeras firmas de informática y telecomunicaciones, 39 son americanas, 25 son europeas, 8 son japonesas. • De las 158 primeras empresas fabricantes de material de comunicación, 75 son americanas, 36 son europeas y 33 son japonesas. • Y el resto -cuando hay restos-tampoco es del Sur. El resto es de Canadá, Australia, Suiza, Taiwan, Singapur, es decir, al Norte, al fin y al cabo, independientemente de su ubicación puramente geográfica (Ramonet, 2001). “Las tres grandes agencias mundiales AP, Reuter y AFP, tienen sus sedes centrales en las capitales de los países del Norte. Los medios de comunicación social de los países del Tercer mundo se encuentran en una clara situación de dependencia informativa en lo que respecta a las fuentes primarias de información que son las agencias, teniendo que utilizar sus servicios para saber lo que ocurre tanto en el mundo como, a veces, dentro de sus propias fronteras”. (Corominas, 1999, citado por Herrera V., M., 2004).

Biotecnología.
Las empresas que desarrollan semillas y plantas transgénicas mediante la biotecnología son grandes transnacionales. Están a la cabeza de esta tecnología en el mundo: Monsanto, Aventis (AgrEvo y Rhône Poulnec), Novartis, DuPont, Bayer, Hi-Breed, Pioneer y Astra-Zeneca.
30

Nuevo Escenario Global

La biotecnología se ha convertido en un multimillonario negocio de unas cuantas empresas constituidas por sociedades anónimas, que a través de la venta, fusión o absorción, pueden desaparecer o aparecer convertidas en otras, por tanto, de esta forma si hay daños en el mediano y largo plazo para el ambiente o la salud, también pueden ser empresas de responsabilidad anónima.

Acceso a los Recursos Naturales.
Arquitectura institucional de la industria petrolera. La Asociación Internacional de Productores de Petróleo y Gas (OGP) -es una organización que consiste aproximadamente de 45 compañías petroleras involucradas en operaciones a nivel mundial. Las siete más grandes empresas petroleras: Exxon Mobil (EE UU), Shell (UK-NL), BP (UK), ChevronTexaco (EEUU), Agip (Italia), Total Fina Elf (Francia) y Repsol (España). Las cinco mayores refinerías son: Cosmo Oil Company Ltd (Japón), Nippon Oil Corp (Japón), Showa Shell Sekiku KK (Japón), Toen General Sekiku KK (Japón) y Valero Energy Corp. (EE UU).

Armas de Destrucción Masiva.
Las armas de destrucción masiva son aquellas capaces de infringir bajas y destrucción en masa: armas nucleares, químicas y biológicas y sus medios de lanzamiento (Departamento de Defensa de los EEUU, 2001). Documentos recientes agregan a las anteriores aquellas armas radiológicas, convencionales o no, que puedan producir tales efectos.

31

Fundamentos de Política Pública

2. SOCIEDAD DEL RIESGO GLOBAL
Los cambios operados en las organizaciones sociales nacionales y la simultánea construcción de la estructura social mundial, están asociados al predominio del consumo, la cultura del mercado, la acción pública global, los nuevos movimientos sociales, las ciudades globales y las redes de control social: La Sociedad Mundial, concebida como tejido de relaciones sociales, se reconstruye, en forma simultánea y paulatina en los estados nacionales y en las múltiples organizaciones transnacionales, con participación de actores, grupos e individuos, conectados en red. Es una sociedad multidimensional con una cultura global heterogénea en la que se definen identidades y es estructurada como sistema global en torno a relaciones de consumo transnacionales. Por tanto, “La Sociedad Mundial debe entenderse de manera multidimensional, policéntrica, contingente y política” (Beck, U., 1998). En la Sociedad Global, las relaciones sociales ya no se limitan a los individuos que viven en el contexto de tal o cual cultura, sino que se presentan cada vez más como “desterritorializadas”, o como realidades mundializadas. Contrariamente al argumento antropológico que fijaba la cultura en un lugar geográficamente definido, o a las premisas nacionales que arraigaban a las personas en el suelo fijo de un territorio, ahora tenemos un -desencaje- de las relaciones sociales en el ámbito planetario”. (Octavio I., citado por Ortiz, R., 1998). “La sociedad red es una sociedad cuya estructura social está construida en torno a redes de información a partir de la tecnología de información microelectrónica estructurada en Internet. Pero Internet en ese sentido no es simplemente una tecnología; es el medio de comunicación que constituye la forma organizativa de nuestras sociedades, es el equivalente a lo que fue la factoría o la gran corporación en la era industrial. Internet es el corazón de un nuevo paradigma socio-técnico que constituye en realidad la base material de nuestras vidas y de nuestras formas de relación, de trabajo y de comunicación”. (Castells, Manuel, 2006).

32

Nuevo Escenario Global

������������������������ ������������������

������������������ ����������������������

������������������� ���������������������

����������������� ��������������������������

�������������������� �������������������

����������������� �����������������������

Soberanía del Consumidor y Masificación Social
El dominio del mercado se traduce en la universalización del consumo, relación global básica, que explica la, “soberanía del consumidor global”, con menoscabo y sumisión de la ciudadanía como expresión que fue central y dominante, en la vinculación de la sociedad y el Estado. La asociación Sociedad-Estado, donde ciudadano y sociedad civil constituían el fundamento de la democracia representativa, debe ceder espacio al vínculo sociedad-mercado con el pleno dominio del consumidor como relación social que servirá de soporte a la masificación y a nuevas formas de organización social.
33

Fundamentos de Política Pública

El mercado mediante el consumo forja la Sociedad de Masas. Las élites del poder al producir, masifican el consumo con base en la monopolización de cinco grandes sectores: flujos financieros, financiamiento y créditos de consumo; medios de comunicación, expansión de los mass media; biotecnología, consumo masivo de tecnología; acceso a los recursos naturales; y, armas de destrucción masiva. La sociedad de masas es una colección abstracta de individuos que reciben impresiones proyectadas por los medios de comunicación de masas; las comunicaciones están organizadas de tal modo que es difícil o imposible que el individuo pueda replicar en seguida o con eficacia; la opinión en la acción esta gobernada por las autoridades que organizan y controlan los cauces de dicha acción; la masa no es independiente de las instituciones, al contrario, los agentes de la autoridad penetran en esta masa, suprimiendo toda autonomía en la formación de opiniones por medio de la discusión. No obstante, el dominio del consumidor en el mercado global se encuentra con su contradictora inmediata, la creciente pobreza y exclusión social que impera en menor escala en el mundo desarrollado y en forma dramática en el mundo dependiente, negando la ley básica de mercado, esto, es la demanda por la incapacidad de consumo de la mayoría de la población pobre del mundo.

Industria Cultural y Democracia Cosmopolita
El proceso gradual de conformación de la cultura global, ha girado en torno al desarrollo del mercado financiero y del consumo mercantil, desplazando, de manera parcial y simultánea, a la producción capitalista industrial, eje central en la configuración de la cultura nacional, para dar paso a reconstrucción de la cultura de mercado global. Las principales tendencias de cambio cultural global se presentan en tres direcciones: conformación de la industria cultural para el consumo de masas; proceso de glocalización, como nueva dimensión de las relaciones culturales globales/locales; y, el vertiginoso desarrollo de la institucionalidad global. Las culturas nacionales son integradas, desde la perspectiva de mercado, a la cultura global, atendiendo la demanda de bienes de consumo básico, como aquellos que ofrece la industria cultural para satisfacer necesidades de ocio y descanso, esto es, articulando la industria basada en el trabajo y la industria cultural para el consumo de masas. El concepto de glocalización que articula lo global y lo local, comienza a sustituir la noción de globalización cultural. La glocalización expresa al mismo tiempo, la teoría cultural, pues, “parece absurda la idea de que se puede entender el mundo actual, sus colapsos y sus arranques, sin aprender al mismo tiempo los sucesos de políticas culturales, acervo cultural, diferencia cultural, homogeneidad cultural, etnicidad, raza y género”. (Robertson, R., citado por Beck, U., 1998).

34

Nuevo Escenario Global

El gigantesco avance de la institucionalidad global que combina la acción pública y privada, más allá de las fronteras nacionales, cambia los escenarios sociales al incorporar nuevos actores y protagonistas, trazando el rumbo de dichas instituciones, habilitando su capacidad en la orientación de la acción y generando nuevos espacios para la práctica política y social. En el escenario social nacional e internacional, emergen grupos de interés colectivo que crean asociaciones culturales, minorías étnicas, políticas y religiosas, que en general, se agrupan en círculos de interés en red, en torno a la industria cultural, al consumo de masas y a la articulación cultural global / local, esto es, alrededor del proceso de glocalización. Los movimientos sociales de carácter cultural y la red de grupos de interés que los componen, elaboran referenciales para la acción pública que sirven de marco a su lucha por la emancipación social, por el respeto a la multiculturalidad, a la soberanía social, a la autonomía inclusiva en el proceso de glocalización y a la consolidación de la lucha por la protección del medio ambiente y de la biodiversidad. En este escenario, las estructuras institucionales tienen grandes repercusiones en la transformación de la acción pública y vinculan a distintas instituciones relativas a la cultura, pregonando el respeto a la pluriculturalidad. Las instituciones étnicas, religiosas y políticas están subsumidas en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, Organización Mundial de Propiedad Intelectual, OMPI, y muchas más. “El pensamiento institucional destaca el papel desempeñado por las estructuras institucionales en la imposición de elementos ordenadores sobre u mundo potencialmente informe...Creemos que es posible identificar al menos seis de estas concepciones sobre las que un poco de trabajo teórico daría resultados: orden histórico, orden temporal, orden endógeno, orden normativo, orden demográfico y orden simbólico”. (G. March, J. y P. Olsen, J., 1984). Aparecen así, tres arreglos institucionales que tienen consecuencias en los cambios de la acción pública. Las instituciones para la organización social, cuentan con una serie de organismos, programas y fondos entre los que se destacan la: Organización Internacional del Trabajo, OIT, Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, Organización Mundial de la Salud, OMS, Organización Mundial Internacional, OMI, Organización Mundial del Turismo, OMT; el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA, Programa Mundial de Alimentos, PMA; los fondos de la UNICEF (para la niñez), el FNUAP (para la población), el UNIFEM (para la mujer), entre otros. La democracia cosmopolita, imaginada en el contexto del mercado, quiere garantizar el respeto del derecho internacional humanitario, rescatando valores pluriculturales que confieren sentido a la movilización y a la participación de los consumidores en todos los ámbitos de la vida social.
35

Fundamentos de Política Pública

La democracia cosmopolita que tiene como eje la universalización del mercado y del consumo, se orienta por el derecho internacional humanitario con énfasis en valores colectivos, superando valores propios de la democracia burguesa en el marco del Estado y sustentada en el respeto a los derechos del hombre y el ciudadano, con gran acento en conductas individualistas. Las principales tendencias en la construcción de la democracia cosmopolita, hacen relación a: cambios operados en las relaciones civiles nacionales, en términos de garantizar el respeto tanto de los derechos fundamentales en el ámbito nacional como del derecho internacional humanitario en el contexto global; al despliegue de los movimientos cívicos nacionales como movimientos sociales globales; y, al papel jugado por los procesos de descentralización y privatización en la cimentación de la democracia. La sociedad civil transnacional se fundamenta en el acatamiento de los derechos humanos, del derecho internacional humanitario y, en general, del derecho internacional y sirve de soporte a los ajustes realizados y por realizar en las sociedades civiles nacionales, dirigidos garantizar el respeto de los derechos fundamentales en el Estado Social de Derecho vinculado al contexto global. El despliegue y proyección de los movimientos cívicos nacionales hacia movimientos cívicos transnacionales, contribuye a la construcción de nuevas identidades y al surgimiento de multiplicidad actores y protagonistas, conectados en red, dotando de mayor capacidad de acción a los más diversos movimientos sociales del planeta. La tendencia a la privatización de asuntos públicos en la globalización, altera la relación público-privado y los fundamentos mismos de la libertad, convirtiéndola en democracia de mercado, con influencia decisiva de la privatización y descentralización nacionales. La descentralización territorial que buscaba democratizar al acercar el Estado a la sociedad, a la postre, ha sido sustituida por la acelerada privatización de los asuntos públicos. En la esfera de la democracia cosmopolita los grupos de interés colectivo, forjan alianzas por el respeto democrático de los derechos de trabajadores migrantes, desplazados, refugiados y turistas, luchas integradas a comunidades internacionales y a grupos de interés social, que pretenden consolidar la democracia cosmopolita y pregonan la observancia de la justicia internacional inspirada en el derecho internacional humanitario. Las disposiciones institucionales que afectan la transformación de la acción pública para la democracia están articuladas en el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, PNUAH, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, OACDH, los polarizados foros sociales mundiales, entre otras. En síntesis, actores, intereses e instituciones, concurren en el foro social de las disciplinas sociales con el fin de controvertir la globalización cultural, las desigualdades entre riqueza y pobreza y las flaquezas de la democracia, abriendo nuevas perspectivas a la construcción
36

Nuevo Escenario Global

de una sociedad mundial, inspirada en procesos de respeto a la multiculturalidad, al logro de la igualdad y equidad social en una democracia cosmopolita.

Protagonistas de la Acción Pública Global
En la construcción del paradigma Sociedad Mundial, “global o en red”, actúan como sujetos de acción pública en el escenario mundial, los estados nacionales, las organizaciones internacionales, las empresas transnacionales, las organizaciones sociales y las ONG. El sentido de la acción pública se centra en la consolidación de una cultura global, el predominio de las organizaciones sociales trasnacionales con imperio de lo privado, no-estatal, y cimentación de una democracia cosmopolita. La construcción de organizaciones internacionales, en las que priman formas no estatales y privadas sobre antiguas configuraciones estatales, con base en la globalización del referencial sectorial en la división internacional del trabajo. La práctica política de los nuevos actores globales frente a la acción pública, rompió el presupuesto del Estado como sujeto único, permitiendo la comprensión de lo público más allá de lo estatal, esto es, el giro de las relaciones público-privado, y de las estatales hacia las no estatales en el escenario global. El avance teórico de la sociología política, ha aportado importantes elementos de análisis de la acción pública global; la sociología de redes transnacionales ha enfatizado el estudio de nuevas formas de organización y la conformación de redes de política; la sociología de grupos y de la acción social han estimulado estudios de impacto de acciones individuales y grupales en la acción colectiva. ¿Cómo pensar el hecho de que los actores actúan, defienden sus estrategias, eligen sus preferencias, movilizan sus recursos, en resumen, son “libres”, en el marco de unas estructuras de orden global sobre las cuales no tienen sino la posibilidad de actuar marginalmente? La acción estatal es desbordada por la acción pública global, la cual es interpretada desde el pluralismo de los actores del mercado, creando los presupuestos del individualismo metodológico que concibe a toda acción colectiva como la suma de acciones individuales, impugnando los supuestos de la teoría clásica de la acción colectiva. “El Individualismo Metodológico es la tesis según la cual todos los fenómenos sociales deben ser explicados en términos de individuos, propiedades de esos individuos (tales como creencias, deseos, otros estados mentales o acciones) o relaciones entre esos individuos. Dicho de otro modo, cualquier explicación sociológica, para ser inteligible, debe poder ser «reducida» o entendida en términos de esos tres tipos de entes, y únicamente de ellos”. (Elster, J., 1982).

37

Fundamentos de Política Pública

La teoría económica de la elección pública introduce con éxito, el individualismo metodológico como fundamento y propone restablecer, en la medida de lo posible, los mecanismos de mercado, en especial, en el campo de los bienes públicos sin propugnar aún, la sustitución de las organizaciones públicas por el mercado. “Tres son los fundamentos de esta teoría: primero, los individuos toman sus decisiones y se comportan de manera racional, únicamente en consideración a sus intereses personales y buscando optimizar los beneficios de sus decisiones; segundo, la teoría del public choice insiste en la distinción entre los bienes privados, que son producidos por el mercado, y los bienes públicos, que emanan de los servicios públicos y de las administraciones; y, tercero, la escuela del public choice se une a la cuestión fundamental de la asignación de recursos, por definición, limitados”. (Mac. Lean, 1987, citado por Thoenig et Meny, 1992). Esta teoría ha tenido un gran peso en el avance de las teorías de transición nacional/ global, del análisis de políticas públicas, en especial, sobre los enfoques Neo-institucionalista, Neo-corporativista y de las Asociaciones de Defensa (Sabatier, A., Jenkins, S., H., 1993).

Movimientos Sociales y Emancipación Global
El papel central de los movimientos sociales en estas transformaciones, frente a las crisis de la sociedad moderna, ha llevado a consolidar a este espacio como el de la lucha social por la emancipación de la sociedad en su conjunto y a profundizar el conflicto entre la libertad económica y el crecimiento de la desigualdad y la pobreza. (De Souza S., B, 1998). Los movimientos sociales globales, como formas de emancipación social, aportan a la construcción de referenciales para la acción pública, sobre la base de su lucha contra la desigualdad, la pobreza, el desempleo y el abismo, cada vez más profundo, entre centro y periferia, es decir, entre la estructura de la dominación global y la dependencia. El avance de los movimientos sociales globales, promueve la capacidad para incorporar nuevos actores, grupos e individuos a los procesos de emancipación, buscando rescatar sus autonomías, lo que facilita construir nuevos referenciales de la acción pública y la conquista de novedosas formas de participación social en la toma de decisiones, manejo de conflictos, concertación, negociación y generación de consensos. Los movimientos sociales promotores de la democratización mundial, exigen el respeto de los derechos humanos y la aplicación de la justicia internacional; luchan por una sólida participación democrática e identidad de los movimientos sociales nacionales y globales; fortalecimiento de la democracia, descentralización y ampliación de la misma al mercado; garantía de seguridad y defensa de los derechos ciudadanos y de masas de consumidores.

38

Nuevo Escenario Global

“La pobreza en medio de la abundancia”, el dramático crecimiento en la globalización de las desigualdades socioeconómicas y de la miseria humana en casi todos los países y regiones del mundo, una consecuencia de la desenfrenada operación del capital transnacional, es mundial y generalizada. La desigualdad en los ingresos, en el financiamiento y los gastos globales se traducen en macro problemas globales en materia de riqueza, pobreza y desempleo. “La globalización y la localización no-solo son dos momentos o caras de la misma moneda; son al mismo tiempo fuerzas impulsoras y formas de expresión de una nueva polarización y estratificación de la población mundial en ricos globalizados y pobres localizados”. (Zygmunt, B. citado por Beck, U., 1992). La doble tendencia está a favor de la concentración de riqueza entre una capa privilegiada que abarca a alrededor de un 20 por ciento de la humanidad, en la cual la diferencia entre ricos y pobres se hace mayor dentro de cada país, del norte y el sur, simultánea a un agudo incremento de las desigualdades entre el norte y el sur. La desigualdad mundial en la distribución de la riqueza y el poder es una forma de violencia estructural permanente contra la mayoría del mundo. Este es un fenómeno ampliamente observado, pero es necesario vincularlo más explícitamente a la globalización. Solo en América Latina, el número de personas que viven en la pobreza creció de 183 millones en 1990 a 230 millones en 1996, según cifras divulgadas por la Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (ECLAC). Tomando en cuenta el crecimiento demográfico, el porcentaje de la población que vive en la pobreza, según ECLAC, aumento de 40 por ciento de la población total en 1980 a 44 por ciento en 1990 y 48 por ciento en 1996. (Robinson, W., 1993).

Ciudades Globales y Redes de Control Social
La organización mundial comprende un conjunto de estructuras y formas estatales, noestatales y privadas, centrales y dominantes frente a otras marginales y dependientes.”La economía mundial capitalista consiste, según Wallerstein, en que la apropiación del plus trabajo se da en unas condiciones de explotación, que no comprende dos clases, sino tres fases: espacios centrales, semiperiferia y países y regiones periféricos, lo que, por supuesto, ha introducido cambios sustanciales en la organización estatal tradicional. (Wallerstein, I., citado por Beck, U., 1992) Las principales tendencias en la organización global están referidas al tránsito de lo sectorial nacional a lo sectorial transnacional, respecto de la división internacional del trabajo; la reproducción y profundización de la desigualdad, traducida en riqueza globalizada y pobreza localizada; y, el paso de relativa certidumbre nacional hacia una sociedad del riesgo mundial. La globalización sectorial consolida, sin duda, la división internacional del trabajo y fortalece la creación de la sociedad de consumo transnacional, basada en la emergencia
39

Fundamentos de Política Pública

actores, protagonistas, pares y redes globales. La intensificación de la interacción global en las tres últimas décadas, ha expandido enormemente las migraciones transnacionales. “De acuerdo con algunos estimativos, en un día promedio más de siete millones de personas cruzan las fronteras nacionales por avión, carro o a pié”. Sohn y Buergenthal, 1992, citado por De Sousa, S., B., 1998) (El grueso de estos “terceros mundos transnacionales” está concentrado en migraciones laborales, refugiados y desplazados y el movimiento internacional de turistas. Estos migrantes dejan una impronta especial en la cultura global a través de los paisajes étnicos o de personas, ya sean paisajes técnicos, financieros, mediáticos o de ideas”. (Appardurai, Arjaun, citado por Beck, U., 1992). Estos cambios redimensionan las relaciones entre lo sectorial y lo espacial, en términos de las articulaciones entre: deslocalización nacional y (re)localización global; micro-regiones subnacionales y macro-regiones supranacionales; centralismo / descentralismo nacional respecto a las relaciones centro / periferia en el nivel internacional y la cuestión de las regiones ecológicas nacionales y globales. La incertidumbre y la volatilidad se apoderan de las instituciones generando la sociedad del riesgo en razón de la insostenibilidad ecológica, las preocupaciones por los efectos del consumo de productos transgénicos, el monopolio y uso de las armas de destrucción masiva que ciertamente transforman el panorama de certidumbre de la sociedad nacional. En este escenario, los de grupos de interés colectivo, crean mutualidades y congregaciones de grupos de interés social para hacer prevalecer el interés colectivo sobre el privado y público estatal, tanto en el campo política social sectorial como en el de servicios públicos territoriales, proponiendo superar el abismo entre riqueza globalizada y pobreza localizada, el desempleo y, problemas inherentes a la sociedad del riesgo global.

40

Nuevo Escenario Global

3. TRANSNACIONALIZACIÓN DEL PODER PÚBLICO
Los cambios producidos en la naturaleza del poder público, en la globalización del derecho y de las ideologías, están asociados a nuevas tendencias en el sistema mundo: elecciones desde el mercado, representación de la acción colectiva, redes de comunicación y control político, estructura del poder y gestión pública global. La dominación política plena del mercado global ha transformado la naturaleza transnacional del poder en la sociedad del consumo, al recomponer las relaciones políticas entre gobiernos nacionales con nuevos actores globales de regulación y en relación a los actores de emancipación social. “La estructura transnacional de poder se expresa a través de formas operativas funcionalmente diferenciadas, que tomadas en su conjunto representan un instrumental complejo cuyo objetivo central es consolidar y expandir su capacidad de acción e influencia a través del mundo. Utiliza como carta de presentación un conjunto de valores y aspiraciones que pretende representar: la estabilidad política, la eficiencia económica, la creatividad tecnológica, la “lógica” del mercado, las bondades del consumismo y la defensa de la libertad; entre otros” (Somavía, J., 1976). En primer lugar, las relaciones de dominación permiten diferenciar a los actores políticos afines al ejercicio del poder que ejercen funciones de regulación y actúan como gobiernos oficiales y/o corporativos, respecto de los actores sociales de resistencia y emancipación del poder global en el mercado mundial: “Las empresas transnacionales (ETN) están detrás del 85 por ciento de la Inversión Extranjera Directa (IED) y del 66 por ciento del comercio mundial. Estas cifras nos indican que las ETN son el actor económico más relevante del sistema global actual. Además, este poder económico se traduce en poder e influencia política, lo que es utilizado por las ETN para moldear el contexto en función de sus intereses”. (Tabasco, C., Verger, J., Planeéis, T., 2006) Los actores sociales de resistencia y emancipación estructuran movimientos sociales de comunidades, consumidores, ciudadanos, entes no gubernamentales, sindicatos de profesionales y coaliciones de defensores frente a la regulación social y al poder global del
41

Fundamentos de Política Pública

mercado, presentando alternativas, resumidas en “otro mundo es posible”. En segundo lugar, “el mercado tiende a borrar las fronteras entre lo público y lo privado. El código de Buen Gobierno no diferencia la entidad pública de la corporación privada en la acción pública. Gobernar ya no es solo una función del gobierno oficial sino del sector empresarial. Se intensifican las interacciones entre gobierno oficial y privado en todas las instancias: global, nacional, regional y local, en la sociedad del consumo”. (Rodríguez A., 2007). Reciprocidad de estrategias de cambio global: mediante la privatización de lo público, el Estado cede soberanía compartiendo funciones de gobierno con la Comunidad Internacional, las corporaciones globales y las organizaciones no gubernamentales; mientras mediante la publificación las corporaciones privadas, al colonizar lo público, hacen visible su misión, al asumir funciones de gobierno en la producción de bienes, prestación de servicios y encargos públicos. En tercer lugar, en la perspectiva de la gobernabilidad, el concepto de Buen Gobierno es una categoría de mercado que compendia en sus respectivos códigos la acción pública, privada y de organismos internacionales. Es decir, el Buen Gobierno oficial direcciona y hace mediación política de la acción pública desde estos distintos sectores y organismos. La naturaleza transnacional del poder conlleva la estructuración del rol de mediación del Estado-nación, al convertirlo en sujeto central de la acción pública en la sociedad del consumo, con capacidad de concurrir a la toma de decisiones con otros actores globales: corporaciones transnacionales, la comunidad internacional y los estados de carácter transnacional y supranacional.

42

Nuevo Escenario Global

������������������ ����������

������������������ ������������������������

������������������� �����������������������

������������������ ������������������������ ��������������

������������������ �������������

������������������� ������������

Política Mediática de Mercado
Se ha ido pasando a otro tipo de política, de la electoralista al marketing político, donde el partido es sustituído por los expertos electores y la movilización por la comunicación política. Lo público por antonomasia ha pasado a tener su sede en los medios de comunicación. Con su auge y creciente protagonismo, no sólo ha cambiado el concepto mismo de lo público, sino también el de la política. “Con la consolidación de los medios de comunicación en el espacio público—y su vínculo poder con el sector empresarial y el adelgazamiento del estado-, lo público tiene mayor auge en los medios de comunicación. Lo que sí es cierto es que, los medios de comunicación cada día dictan la agenda política, y deciden por la ciudadanía lo que es público o lo que se queda marginado en lo privado. Descontextualizan, a través de programas hablados o noticiarios, lo público y lo privado, de acuerdo a los intereses de los grupos hegemónicos en el poder. A menos que se trate de un ciudadano educado que tenga influencia dentro de la clase política, la agenda política social se les ha dejado a los periodistas. Tales profesionales pueden dialogar en los medios de comunicación con los políticos, los cuestionan, se alían
43

Fundamentos de Política Pública

con ellos o desfavorecen su carrera política. Les dan voz de acuerdo a su conveniencia, incluso imponen la agenda política en la medida que se alían con grupos de poder, convirtiéndose así en un poder político. Pero la mayoría de la ciudadanía queda fuera de la toma de decisiones. Es preponderantemente en la microesfera pública en donde las acciones políticas cobran sentido, en donde grupos sociales tienen más cercanía con los políticos, o bien, se organizan autónomamente para lograr arreglar un problema que les aqueja, y lo extrapolan a un nivel regional, nacional e incluso internacional. A medida que la clase política ha perdido la dimensión de lo que es su tarea como gobernante y el ciudadano se ha alejado de la política, los medios de comunicación, particularmente a través de los empresarios y periodistas han sustituido el papel del ciudadano para negociar con el político. El periodista, entonces, cumple con una doble función, por una parte informa a la sociedad sobre el trabajo de los políticos, y por el otro hace alianzas con el político y establece intereses de poder”. (Martell, L., 2007). Los actores sociales y políticos tienen como desafío al mundo y sus problemas, en esa medida tienden a organizarse en cada uno de los niveles espaciales y a través de éstos, desde el nivel local hasta el nivel global, posiblemente conformando redes sociales y políticas de naturaleza transnacional. Para abarcar el mundo los actores sociales políticos se organizan por niveles espaciales y a escala planetaria. Todo lo cual trae consigo problemas culturales sumamente complejos y, sobre todo, de identidades, que posiblemente se procesarán de manera específica en cada forma política general por niveles. Posiblemente un sujeto individual pueda poseer una identidad múltiple: local, posnacional, regional supranacional y global. La acción política también se vuelve acción política transnacional. La acción política que desarrollan los sujetos socio-políticos no se detiene en el límite de una forma política general, la sobrepasa, desde las formas políticas del nivel espacial local hasta el global, de abajo hacia arriba y viceversa. En este sentido es transnacional, aunque es menester precisar que tendrá rasgos muy específicos que estarán determinados por la forma política general del nivel espacial. Así siempre se tendrá políticas local, posnacional, supra-regional y global, cada una con sus objetivos bien definidos y delimitados por la forma específica en la que se desenvuelve en cada nivel espacial.

Acción Colectiva y Capacidades Tecnológicas
Los partidos políticos pierden, en forma paulatina, legitimidad ante sus electores frente a la emergencia de nuevas formas de participación directa de la población, de las comunidades, consumidores y ciudadanos que en el mediano plazo son vinculados al Movimiento Social. A medida que estos movimientos han crecido, un cuerpo igualmente variado de obras académicas en las ciencias sociales ha empezado a analizar, empírica y teóricamente, las posibilidades de que un movimiento contra-globalización pudiera beneficiarse de las capacidades tecnológicas asociadas con la globalización general, y pudiera volver contra sí mismas las estructuras organizativas e ideológicas de las globalización neoliberal, sub44

Nuevo Escenario Global

virtiendo sus normas excluyentes de gobernabilidad y su lógica de asignación de recursos. De todas formas, como cabía esperar, ese trabajo académico no ha experimentado un crecimiento similar al de los movimientos sociales.

Redes de Políticas y de Comunidades de Política
“El sistema transnacional de comunicaciones es un todo: agencias de noticias, empresas de publicidad, programas de radio y televisión, películas, revistas e historietas de difusión internacional, radiofotos, “comics”. Sus distintos componentes, que tienen su origen mayoritario en los países desarrollados, se refuerzan los unos a los otros, estimulando en su conjunto aspiraciones hacia formas de organización social y estilos de desarrollo imitativos de los países capitalistas desarrollados, que la experiencia ha demostrado sólo se pueden aplicar en los países del Tercer Mundo sobre la base de una alta y creciente concentración de ingresos en pocas manos e inaceptables desigualdades sociales. Las principales agencias a que nos referimos tales como UPI, AP, Reuters, France Presse, no son empresas “internacionales” sino transnacionales, teniendo todas sus casas matrices en los países capitalistas desarrollados. Su acción trasciende las fronteras de su lugar de origen con impacto e influencia en un elevado número de países extranjeros. Sus actividades están entrelazadas con un sinnúmero de otras expresiones del sistema transnacional de producción en particular, la publicidad, las ediciones de revistas y programas de televisión y las empresas transnacionales clásicas. En ese contexto, el marco conceptual desarrollado para analizar y controlar el desempeño de las empresas transnacionales es aplicable - con determinadas modificaciones - a las agencias de noticias. Dentro de este enfoque, resulta ser uno de los aspectos menos investigados del fenómeno transnacional”. (Martell, L., 2007). Y la capacidad por parte de las estructuras del poder para heterodeterminar la subjetividad humana, nuestras conciencias, a través de los mass media, y la realidad virtual, alcanza cotas difíciles de imaginar. El capital transnacional productivo y, en concreto, el financiero especulativo, son los nuevos señores que operan, íntimamente relacionados y casi sin restricciones, en todo el planeta, diseñando un entorno institucional supraestatal (FMI, BM, OMC, OCDE, G-7, UE, TLC, APEC, Mercosur...) acorde con sus necesidades de acumulación y beneficio (Fernández D., R., 2000). En la “sociedad del espectáculo” los individuos se relacionan entre sí a través del espectáculo, y en función de éste, configurándose una sociedad de masas, crecientemente atomizada y pasiva. La banalidad y el hedonismo insolidario de la sociedad del “entretenimiento” se consolidan, al mismo tiempo que progresa la decrepitud moral individual y colectiva. Lo cual crea el caldo de cultivo idóneo para la proliferación de toda suerte de comportamientos asociales, individuales y colectivos. (Debord, 1990). Tenemos entonces que Foucault distingue tres niveles de generalidad en el ejercicio del poder: un nivel microfísico en el que operarían las tecnologías disciplinarias y de producción de sujetos, así como las “tecnologías del yo” que buscan una producción autónoma de
45

Fundamentos de Política Pública

la subjetividad; un nivel mesofísico en el que se inscribe la gubernamentalidad del Estado moderno y su control sobre las poblaciones a través de la biopolítica; y un nivel macrofísico en el que se ubican los dispositivos supraestatales de seguridad que favorecen la “libre competencia” entre los Estados hegemónicos por los recursos naturales y humanos del planeta (Castro-Gómez, S., 2007).

Gobierno Mundial y Buen Gobierno
Estas nuevas condiciones demandan la construcción de un nuevo orden global en torno al desarrollo desigual y desequilibrado del capitalismo mundial, lo que ha generado profundos cambios en la reorientación de roles y funciones del Estado, organismos y empresas transnacionales, actores centrales de la estructura del poder mundial. Los países desarrollados han estructurado, el estado transnacional norteamericano, el supranacional de la Unión Europea y el Estado Japonés (el estado Chino e Indio) sobre tres pilares básicos: poder económico basado en las empresas transnacionales y organismos que establecen los referenciales de la política económica global -FMI, el BM y la OMC-; poder social ejercido desde Naciones Unidas y organismos internacionales que se ocupan del desarrollo social; poder político de directorios, partidos y organización militar en la OTAN. En este contexto, los “países pobres” y “en vías de desarrollo” se organizan en la red mundial del poder, como estados reguladores, bajo la apelativo de “Estados Mínimos” o “Estados Sociales de Derecho”, donde el Buen Gobierno-mediador, asume roles y funciones para garantizar libre movilidad de flujos financieros, económicos y mercantiles, a la vez, que han de responder en precarias condiciones territoriales a garantizar estabilidad política y legitimación social. En este marco se explica la crisis del Estado del Bienestar en la década del 70 en los países desarrollados, pues, en los países periféricos poco desarrollados no podríamos hablar del típico Estado del Bienestar, sino más bien en un remedo del primero. En síntesis, mientras en los Estados Providencia desarrollados, el déficit fiscal por alto gasto social limita la acumulación del capital, existen capitales para invertir, prestar y hasta para especular; en los países pobres el déficit financiero esta acompañado de deuda externa, esto es, de escasez de capital. Mientras en los primeros existe una industria manufacturera sedienta de mercados en los segundos, la debilidad de la industria impide la competencia y productividad industrial, haciéndolos vulnerables a la industria externa. Y, finalmente, mientras los primeros tienen una capacidad mercantil para invadir no solo el mercado interno sino muchos externos; los segundos son reducidos a espacios marginales a sus mercados internos. El sistema político mundial, integra el conjunto de los estados nacionales concurrentes y a múltiples organizaciones transnacionales, lo que supone, desintegración de las soberanías nacionales e integración o inclusión de las soberanías en el nuevo orden político mundial,
46

Nuevo Escenario Global

con pleno predominio de los estados transnacionales en el escenario internacional. Al efecto, la gobernabilidad democrática global en el sistema político mundial, esta soportada en la integración, en red, del conjunto de estados transnacionales, estados sociales de derecho o estados mínimos neoliberales y de la diversidad y multiplicidad de los organismos internacionales concurrentes. La creación de condiciones de gobernabilidad está en relación directa con el respeto y garantía de los derechos humanos y apoyo a los avances de la justicia y la seguridad social global; con los avances en la descentralización de carácter social y la imposición de límites a los procesos de privatización. Las tecnologías de la información y las comunicaciones tienen una importancia sin igual para la creación de condiciones de la gobernabilidad mundial democrática, al superar distancias geográficas y establecer dependencias internacionales. “En una palabra, esta tecnología ha reforzado las interdependencias entre comunidades locales, nacionales e internacionales como no se había visto en ninguna época histórica anterior. Los estados, verdaderos nodos de poder están en contacto permanente con organizaciones transnacionales que actúan de manera paralela o por mutuo acuerdo; en la resolución de problemas transnacionales de cambio climático, drogas, etc.; eventos transnacionales como guerras, mundiales de football, etc.; el surgimiento de comunidades transnacionales como el Islam, de expertos, organizaciones políticas, etc.; y, con estructuras transnacionales de la producción, el trabajo, bancos, conocimientos y cooperación”. (Rosenau, citado por Beck, U., 1992). La acción de los estados globalizados, en la perspectiva de la gobernabilidad, implica la conquista del derecho a la integración regional y a la cooperación internacional en el manejo de los terceros mundos transnacionalizados, esto es, procesos de migración internacional de fuerza laboral, desplazados, refugiados y turistas. En esta esfera los grupos de interés dominante y colectivo, se organizan en coaliciones de interés colectivo, alrededor del logro de equilibrios en el poder político, económico y social nacional y global, la estructuración de un adecuado orden mundial, estabilidad política internacional y democracia cosmopolita. Las instituciones del nuevo orden mundial comprenden regionales internacionales en torno a tres ejes de cooperación: financiera, de mercados, comercio y militar; sectorial, en medio ambiente, transporte, comunicaciones, energía, electricidad y agrícola; y, desarrollo social, en derechos humanos, pobreza, población, racismo, educación, salud, género y niñez. El gobierno global implica grados de interconexión e interdependencia que sobrepasan el alcance de las autoridades regionales, nacionales y locales. En el primero, los gobiernos regionales se caracterizan porque necesitan de mediaciones transnacionales a causa de la interconexión de las decisiones nacionales. En el segundo, los gobiernos nacionales son los que se ocupan de los problemas que afectan a una población particular en el ámbito de un territorio nacional. Por último, en el tercero, los gobiernos locales se establecen en
47

Fundamentos de Política Pública

relación con las cuestiones del trabajo y de la vecindad y tienen que ver más directamente con la asociación de las personas para resolver sus problemas básicos e inmediatos. Todo este orden implica “distintos dominios de autoridad, conectados tanto vertical como horizontalmente”, lo que bien puede ser “un nuevo complejo institucional de alcance global”. Es importante anotar que siendo la propuesta de “democracia cosmopolita” mucho más compleja, nosotros nos hemos limitado a exponer aquí lo esencial. Resumo, Taylor y Held, con las obras “Geografía Política” y “La Democracia y el Orden Global” respectivamente, en la investigación sobre el sistema político mundial virtual, nos aportan el análisis del cruce de las variables política/espacio y gobiernos/niveles espaciales, lo cual es esencial para comprender y explicar los nuevos fenómenos políticos de fines de siglo y del siglo XXI. El encuentro con estos dos autores y estas dos obras, permitieron seguir el curso de las investigaciones con mayor certeza, en lo que se refiere a la transición histórica planetaria en curso.

Gestión de Mercado y Management
La compleja relación entre transformación del Estado y reforma de la administración replantea la ya vieja separación entre política y administración, al evidenciar, más que disociación, la articulación fluida y permanente entre una u otra esfera, siendo notorias sus relaciones de influencia recíproca. En principio observamos tres ejes de ejes de correlación de la administración con la política: uno, la reciprocidad institucional con la justicia, el gobierno, y el legislativo; dos, el trato con el sistema electoral, los partidos políticos y los medios de comunicación para el control político; y tres, la reciprocidad con el gobierno en la ejecución y gestión de las políticas públicas. “La administración y políticas no son fenómenos discretos sino que están efectivamente interrelacionados. Tanto en lo objetivo como en lo subjetivo, la naturaleza del sistema administrativo puede influir sobre los resultados del sistema político. La administración elabora políticas públicas, no siempre escritas y promulgadas del mismo modo que las reglas elaboradas por las legislaturas y los ejecutivos. Más aún las reglas operativas elaboradas por los administradores pueden ser más evidentes en los resultados efectivamente experimentados por los individuos que las reglas formalmente promulgadas. De igual modo, los administradores constituyen el principal contacto personal entre los ciudadanos y su gobierno; en consecuencia definen un gran porcentaje de los resultados objetivos del proceso de las políticas”. (Guy Peters, 1999). La acción gubernamental en el marco de las políticas públicas es uno de los campos privilegiados de relación entre política y administración y, en especial, permite la comprensión de los estrechos vínculos entre transformación del Estado y reforma de la administración pública. La gestión de las políticas públicas demanda la adopción del proceso de planeación y la disposición de los recursos públicos en todas sus etapas y en torno a ello se va configurando la organización compleja del sector público, comandada, bien, por la
48

Nuevo Escenario Global

burocracia oficial, o bien, por la gestión Inter / agencia que articula en red formas de gerencia pública, privada o social. En el contexto de la OCDE, una amplia gama de políticas de gestión gubernamental, por consiguiente, se vincula con el diseño y la operación de sistemas administrativos. Estos sistemas administrativos tienen influencia en el comportamiento organizacional en el interior de la Administración Pública, al darle forma a los recursos humanos y financieros disponibles para que las agencias operen y lleven adelante sus programas, a las condiciones que deben ser cumplidas para la utilización de los recursos humanos y financieros, y en la medida en que se desarrolla y se comunica la información acerca del funcionamiento organizacional. “En un Estado soberano, las instituciones son valoradas primariamente por su capacidad para implementar la agenda de políticas del gobierno electo. En un Estado corporativo-negociador, las instituciones administrativas son valoradas por la construcción de un consenso acerca de cómo modificar las políticas y los programas. En un Estado de tipo institucional, las instituciones administrativas aparecen como protegiendo al sector público de los políticos electos”. (March y Olsen, 1984) Con base en los cambios operados en los referenciales de la acción pública global, en este caso, en el proceso de transformación del Estado, y las directrices esbozadas en las políticas públicas, se han venido construyendo paradigmas liberales alternativos para la reforma de la administración pública. Veamos las principales alternativas y perspectivas: La Nueva Gestión Pública, NPM, estructurada en torno del Estado Mínimo Neoliberal, en el marco de la globalización, pone el acento en el imperio del mercado con la reducción al mínimo de las funciones estatales, negando en la práctica, la existencia del Estado Social de Derecho. Los defensores del modelo coinciden en señalar que éstas son sus características: • Delegación de la toma de decisiones en quienes están más próximos al problema y tienen claridad en sus objetivos. • Orientación hacia el desempeño, dando énfasis a los resultados y productos más que a los insumos. • Disposición hacia el cliente: informar y escuchar al público permite comprender el querer de los ciudadanos y respuestas adecuadas. • Direccionamiento al mercado, mediante contratos de gestión y de personal que estimulen la competencia entre organismos públicos y privados. La gestión de la política pública es realizada por sujetos plurales y esta orientada por los principios del Estado Mínimo Neoliberal y en su ejecución el Estado actúa como socio en colaboración con otros agentes públicos, privados o sociales, mediante la celebración de contratos Inter / agencia en torno de proyectos públicos. Gestión política en tres campos: • La gestión de la política económica esta dirigida a lograr el dominio del mercado sobre el Estado, promoviendo apertura económica, mercado libre, diseño de una política
49

Fundamentos de Política Pública

macro-económica y fiscal que garantice equilibrio presupuestario, libre ejercicio del mercado financiero y modernización del aparato productivo, en concordancia con las decisiones de organismos internacionales especializados al efecto. • Gestión marginal de la política social al ser reducida al cumplimiento de funciones básicas en el campo de seguridad, educación y salud, pues, las demás funciones sociales deben ser privatizadas. • La gestión de la política internacional se hace en torno a procesos de cooperación para lo cual se establecen tratados o convenios internacionales de carácter económico, sujetos a necesidades del mercado y al avance del consumo masivo. Organización Inter / agencia. La gestión de las políticas públicas demanda la existencia de sujetos plurales y la estructura de un sistema en red, donde el Estado Mínimo, como socio principal, planea y coordina la ejecución y gestión de la política pública, indicando las misiones principales a ser realizadas, contractualmente con agencias públicas, privadas o sociales, en torno a proyectos específicos. Esta situación da lugar al desarrollo de la teoría de la agencia que rescata la cooperación público / privado / social, en un sistema donde los agentes, como representantes de la casa principal, en cada caso, actúan como actores en este escenario, acogiendo un trabajo determinado por misión. La atención del cliente y la ejecución de proyectos y resultados, es decir, en el consumidor más que en el ciudadano. (Bardach, M., 1998) La estrategia de gestión por agencias requiere planeación concertada, vía análisis de situación; presupuesto definido por proyectos; uso fiduciario de recursos; gestión de personal por misión y vinculación temporal al proyecto; relaciones multi-direccionales con el entorno de los agentes; y, rendición de cuentas de las responsabilidades del agente. La gestión operativa de proyectos, concertados en forma previa, demandan de la aplicación de un conjunto de técnicas gerenciales públicas, sociales y privadas que permitan la ejecución eficiente de la política social, de la prestación de servicios públicos o de la gestión de los asuntos públicos encomendados. Concurrencia en red de la gerencia pública con la gerencia privada y social entre las distintas agencias que integran la ejecución del proyecto. Finalmente, la construcción de un nuevo tipo de Estado ha sido una preocupación permanente y el gran tema en América Latina, como lo muestra la abundante literatura y los procesos de reforma acometidos por los países miembros del CLAD. “Se trata de construir un Estado para enfrentar los nuevos desafíos de la sociedad postindustrial, un Estado para el siglo XXI, que además de garantizar el cumplimiento de los contratos económicos, debe ser lo suficientemente fuerte como para asegurar los derechos sociales y la competitividad de cada país en el escenario internacional. Se busca, de este modo, una tercera vía entre el laissez-faire neoliberal y el antiguo modelo social-burocrático de intervención estatal”. (CLAD, 1998)

50

Nuevo Escenario Global

Referencias Bibliográficas
Bervejillo, F., 1995, Territorios en la Globalizacion… Bervejillo, F., 1995, Op. Cit. Bervejillo, F., 1995, Op. Cit Bervejillo, F., 1995, Op. Cit. Bervejillo, F., 1995, Op. Cit. Castells, 1985, Reestructuración Económica, Revolución Tecnológica… Porter, 1991, La ventaja Competitiva de las Naciones. Stöhr, W., B., 1992, Estrategias para el Desarrollo Local… Castells, 1989, Nuevas Tecnologías y Desarrollo Regional… Vázquez Barquero, 1992, Desarrollo Económico Local y Descentralización Camagni, 1994, From city hierarchy to city network Amín, S., 2001, Capitalismo, Imperialismo, Mundialización Lasswell, H., 1985, Estructura y Función de la Comunicación en la Sociedad Ramonet, 2001, Información y Comunicación en la Era de la Globalización Liberal Corominas, 1999, citado por Herrera V., M., 2004. Beck, U., 1998, ¿Qué es la Globalización? Octavio I., citado por Ortiz, R., 1998, Otro Territorio Castells, Manuel, 2006, La Sociedad Red Robertson, R., citado por Beck, U., 1998 G. March, J. y P. Olsen, J., 1984, El Nuevo Institucionalismo Elster, J., 1982, Marxismo, Funcionalismo y Teoría de Juegos Mac. Lean, 1987, citado por Thoenig et Meny, 1992 Sabatier, A., Jenkins, S., H., 1993, Policy Change and Learning De Souza S., B, 1998, De la Mano de Alicia E.B. Kapstein, citado por Beck, 1998 Robinson, W., 1993, Nueve Tesis sobre Nuestra Época Wallerstein, I., citado por Beck, U., 1998 Appardurai, Arjaun, citado por Beck, U., 1998 Somavía, J., 1976, La Estructura Transnacional de Poder Tabasco, C., Verger, J., Planeéis, T., 2006, Amistades Peligrosas Rodríguez A., 2007, Buen Gobierno o ¿Elogio del Gobierno de Mercado? Martell, L., 2007, La Fragmentación del Espacio Público Global Martell, L., 2007, Op. Cit. Fernández D., R., 2000, Capitalismo Global, Resistencias Sociales y… Debord, 1990, Comentarios sobre la Sociedad del Espectáculo Castro-Gómez, S., 2007, Michel Foucault y la Colonialidad del Poder Rosenau, citado por Beck, U., 1992 Taylor, 2002 y Held, 1997, Geografía Política y La Democracia y el Orden Global Guy Peters, 1999, La Política de la Burocracia March y Olsen, 1984, Op. Cit. Bardach, M., 1998, Getting Agencies to Work Together CLAD, 1998, Una Nueva Gestión Pública para América Latina
51

Fundamentos de Política Pública

Reseña Bibliográfica Territorios en la Globalización Cambio Global y Estrategias de Desarrollo Territorial Federico Bervejillo
El autor de este trabajo es Consultor en Desarrollo Urbano; arquitecto. Diplomado en Gestión de Desarrollo Regional por el ILPES (Líder 94). Las opiniones expresadas en este documento, el cual no ha sido sometido a revisión editorial, son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden no coincidir con las de la Organización. Según la tesis central de este documento, ningún territorio puede mantenerse al margen de las nuevas corrientes, derivadas en gran parte del proceso de globalización. En el artículo se analizan las consecuencias de este fenómeno para el desarrollo territorial¸ de hecho, se reconoce que la globalización ofrece diversas posibilidades y, a la vez, plantea amenazas que deben aquilatarse a la luz de las características específicas de cada territorio, producto de su historia y evolución. Para responder a los nuevos desafíos es imprescindible definir, o redefinir, las prioridades de las estrategias de desarrollo territorial, los métodos que suponen y los actores que deberían participar en su aplicación. En segundo lugar, convendría describir claramente el marco conceptual de esas estrategias y la justificación social de la planificación. La globalización tiene una doble faz: por un lado, supone la creación de un único espacio mundial de interdependencias, flujos y movilidades, que constituye el ámbito de la nueva economía y cultura global, y por otro, comporta la reestructuración de los territorios preexistentes, una nueva división del trabajo internacional e interregional, y una nueva geografía del desarrollo con regiones ganadoras y perdedoras. La globalización también pide una renovación en los métodos y herramientas de las estrategias territoriales. La nueva importancia de la prospectiva territorial, asociada con las prácticas de planificación y gestión estratégica en las que el sujeto es el propio territorio organizado, se inscriben en una gama de respuestas que también incluye políticas de promoción de medios innovadores, orientadas a complementar las trayectorias productiva y sociocultural, y políticas explícitas hacia la formación de redes interterritorios.

52

Nuevo Escenario Global

Reseña Bibliográfica Alto a la OTAN. El proyecto imperialista neoliberal de la hegemonía de Estados Unidos Samir Amin
Traducido del original francés por Ángeles Maestro De su libro L’Empire du Chaos, Editorial L’Harmattan, Paris, 1991. I. Condenar las intervenciones de la OTAN La intervención de la OTAN, en cualquier lugar, sean cuales sean las circunstancias y las razones invocadas, es y será siempre inaceptable. La OTAN fue creada en 1949 para asegurar -según decían- la defensa de Europa occidental contra una eventual agresión de la Unión Soviética. Que esta amenaza fuera real o no (y yo digo que esta amenaza no existía, que la URSS no imaginó jamás avanzar más allá de las fronteras del Tratado de Yalta), y, en consecuencia, que la existencia de la OTAN haya sido una exigencia incontrovertible o sólo el pretexto mediante el cual EEUU ha establecido su hegemonía política sobre el conjunto del mundo capitalista, complementando la supremacía económica de la que se benefició desde el final de la II Guerra Mundial (y yo afirmo que la tutela de Europa era el único objetivo verdadero de la OTAN), constituyen cuestiones históricas que no examinaré aquí, aunque no sea más que porque habiendo desaparecido de escena la URSS, la amenaza que hubiera podido representar ya no existe. II. El proyecto imperialista neoliberal de la hegemonía de Estados Unidos y el hundimiento del proyecto europeo Las clases dirigentes de los países de la Tríada (Estados Unidos y Canadá, Unión Europea, Japón) que constituyen los centros desarrollados del capitalismo mundial, y el conjunto de fuerzas políticas que les representan, desde la derecha clásica a la izquierda mayoritaria (socialista) han diseñado y desarrollan desde hace 20 años una doctrina llamada neoliberal, fundada sobre el principio de la garantía de máxima libertad para los mercados llamados desregulados, tanto en el plano nacional como en el sistema mundial. El proyecto concede prioridad a las estrategias de expansión desplegadas por las fuerzas dominantes del capital -las transnacionales- y se dedica a someter a esta exigencia prioritaria al conjunto de políticas llevadas a cabo en todos los aspectos de la vida social, incluidos, claro está, aquellos que atañen al orden internacional y a la geoestrategia.

53

Fundamentos de Política Pública

III. El imperialismo, estado permanente del capitalismo Gradualmente, el eje alrededor del cual se organiza el sistema capitalista mundial, el que definirá las formas futuras de la polarización, se ha constituido alrededor de lo que yo llamo los cinco nuevos monopolios de los cuales se benefician los países de la Tríada dominante, y que son: 1. Los monopolios en el ámbito de la tecnología; monopolios que exigen gastos gigantescos, a los que sólo el Estado -el grande y rico Estado- puede hacer frente. 2. Los monopolios que operan en el terreno del control de los flujos financieros de envergadura mundial. La liberalización de la implantación de las instituciones financieras mayores, que actúan sobre el mercado financiero mundial, ha dado a estos monopolios una eficacia sin precedentes; y el capital financiero constituye el segmento más mundializado del capital. El modelo capitalista angloamericano pone el acento sobre este monopolio, al que intenta dotar de una legitimidad particular. 3. Los monopolios que actúan sobre el acceso a los recursos naturales del planeta. 4. Los monopolios que operan en los campos de las telecomunicaciones y de los medios de comunicación, quienes no solamente uniformizan por la base la cultura mundial que ellos vehiculan, sino que abren nuevos caminos a la manipulación política. 5. Finalmente, los monopolios que actúan en la esfera de las armas de destrucción masiva. Limitado por la bipolaridad de la posguerra, este monopolio es de nuevo el arma absoluta cuyo uso exclusivo, como en 1945, se reserva la diplomacia norteamericana. Si la proliferación comporta peligros de rearme, a falta de un control mundial democrático y de desarme verdaderamente global, no hay ningún otro medio para combatir este inaceptable monopolio. Tomados en conjunto, estos cinco monopolios definen el marco en el cual la ley del valor mundializada se expresa. Lejos de ser la expresión de una racionalidad económica pura, que se pudiera separar de su marco social y político, la ley del valor es la expresión condensada del conjunto de estos factores. Ellos anulan el esfuerzo de industrialización de las periferias, devalúan el trabajo productivo realizado en estas condiciones, en tanto que sobrevaloran el pretendido valor añadido vinculado a las actividades para las que operan los nuevos monopolios en beneficio de los centros. Producen pues una nueva jerarquía en el reparto de los beneficios a escala mundial, más desigual que nunca, subalternizan las industrias de las periferias y las reducen al estatuto de actividades precarizadas. La polarización encuentra aquí su nuevo fundamento encargado de dirigir sus formas de desarrollo futuro. A esta visión de un mundo unipolar, es preciso oponer la de una mundialización multipolar como la única estrategia que permite un desarrollo social aceptable para las diferentes regiones del mundo, y por lo mismo, la democratización de las sociedades y la reducción de las causas de conflicto. La estrategia hegemónica de Estados Unidos y de sus aliados de la OTAN es hoy el principal adversario del progreso social, de la democracia y la paz.
54

Nuevo Escenario Global

Reseña Bibliográfica “La Sociedad del Riesgo Global” Ulrich Beck
2006 - Siglo XXI de España Editores -

Jesús Alborés Rey Simon Pates
Ulrich Beck nació en 1944 en Stolp (hoy, Slupsk), Alemania. Estudió sociología, filosofía, psicología y ciencia política en Friburgo y Múnich. Es catedrático de Sociología en la Universidad Ludwig-Maximilian de Múnich y profesor en la London School of Economics. La Sociedad del Riesgo Global: Hacia una nueva modernidad fue publicado en el año 1986 (la edición en castellano es de Paidós, del año 1998, con reediciones en el 2002 y en el 2006) y desde su publicación ha dado lugar a un nuevo enfoque en la disciplina que podríamos denominar “sociología del riesgo”. Entre sus obras se encuentran: Las políticas ecológicas en la edad del riesgo (1988), Crisis ecológica y sociedad (1997), La individualización: el individualismo institucionalizado y sus consecuencias sociales y políticas (2003), Un nuevo mundo feliz: la precariedad del trabajo en la era de la globalización (2003), ¿Qué es la globalización?: falacias del globalismo, respuestas a la globalización (2000, 2004, 2008), La mirada cosmopolita o La guera es la paz (2005), Un nuevo mundo feliz: la precariedad del trabajo en la era de la globalización (2007). Ulrich Beck, uno de los principales teóricos sociales y políticos contemporáneos, reúne en esta obra una serie de importantes ensayos en los que defiende la necesidad de emplear un nuevo marco de referencia para comprender la sociedad del riesgo global en la que vivimos. “Divide su obra en tres partes: En la primera, que llama “Sobre el volcán civilizatorio: los contornos de la sociedad del riesgo”, estudia la evolución de la sociedad basada en el reparto de la riqueza a otra basada en el reparto de los riesgos y la teoría política del conocimiento en la sociedad del riesgo. En la segunda “Individualización de la desigualdad social: la destradicionalización de las formas de vida de la sociedad industrial”, se ocupa de las clases y las capas sociales, las desigualdades entre hombres y mujeres, la individualización y la desestandarización del trabajo productivo. Y, en la tercera, de la “Modernización reflexiva: hacia la generalización de la ciencia y de la política”, muestra de modo conclusivo las relaciones políticas, los riesgos y la ciencia. La sociedad industrial ya ha dado el paso a una sociedad del riesgo, mientras que en el plano normatico, de valores, etc. perviven todavía las instituciones y comportamientos correspondientes a un tipo de sociedad basada en el reparto de riqueza. Cuando Beck se refiere a los nuevos riesgos atómicos, químicos o genéticos, está señalando que se trata de riesgos imperceptibles (solo la ciencia nos dirá si hay radiación atómica, aunque no
55

Fundamentos de Política Pública

notamos sus consecuencias), que no se pueden limitar temporal o localmente, es decir son globales, y que suele ser irreversibles, difícilmente cuantificables e indiscriminados (afectan tarde o temprano a todos, ricos o pobres, aunque no de la misma manera). El tema central es la ciencia. El papel que tradicionalmente se le ha asignado a la ciencia ha sido el de dominio y control de la naturaleza, basado en el “progreso” de la sociedad industrial. Con la crisis medioambiental este papel ha sido modificado y, en realidad, ha pasado a ser el de apaga-fuegos, adaptando y ajustando una natualesza que, previamente, no tenía. El abuso político de la ciencia ha producido una “cientificación” de la política pero también una politización de la ciencia, lo que supone que la ciencia, el progreso, la industrialización, son objeto de revisión. La ciencia aparece en el fondo, como la causa y el origen de los riesgos de la Modernidad. La ciencia es la causa pero también la encargada de definir los riesgos ya que sin su ayuda sería imposible construirlos socialmente. En definitiva, no existen soluciones científicas al problema del riesgo ya que el conocimiento científico se ve imposibilitado de evaluar soluciones culturalmente aceptables. En este campo “La racionalidad científica no sirve de nada sin racionalidad social, pero la racionalidad social es ciega sin racionalidad científica”. Su propuesta plantea, en primer lugar, más democracia participativa para que los ciudadanos de las sociedades de riesgo sean más autónomos y libres. En segundo lugar habla de la subpolítica, una zona intermedia entre el sistema político y la sociedad civil, donde articular los nevos sistemas de lucha en el que tendrán una gran importancia las “comunidades de riesgo”. Estas comunidades aparecen a partir de la percepción de un peligro y actúan como grupos transversales a las propias clases sociales tradicionales e incluso a los grupos de interés. La Sociedad del Riesgo y la Modernidad Reflexiva cuestionan muchas cosas, por ejemplo la teoría de los sistemas autorreferenciales y autopoiéticos de Luhman. Pero también han sufrido duras críticas de todo el conjunto de teorías que se agrupan bajo el nombre de “modernización ecológica” (entorno a Mol y Spaargaren), y que buscan la salida en el propio conocimiento científico y tecnológico, tales como el concepto de “post-normal science”. (La mayor parte de esta Reseña de José Fariña ha sido seleccionada de la publicación realizada en su Blog-Web): http://elblogdefarina.blogspot.com/2008/01/ulrichbeck-la-sociedad-del-riesgo.html

56

Nuevo Escenario Global

Bibliografía
AMÍN, S., 1998, El Capitalismo en la Era de la Globalización, Paidós, Barcelona, Buenos Aires, México. AMÍN, Samir, 2001, Capitalismo, Imperialismo, Mundialización, Este artículo presenta una síntesis de temas abordados en cuatro libros del autor: Itinéraire intellectuel. Regards sur le demi-siècle, 1945-1990. París, L’Harmattan, 1993; La gestion capitaliste de la crise. París, L’Harmattan, 1995; L’ethnie à l’assaut des nations. París, L’Harmattan, 1994; Les défis de la mondialisation . París, L’Harmattan, 1996. AMÍN, Samir, 1999, Alto a la OTAN. El proyecto imperialista neoliberal de la hegemonía de Estados Unidos, Traducido del original francés por Ángeles Maestro. De su libro L’Empire du Chaos, Editorial L’Harmattan, Paris, 1991. BARZELAY, Michael, 1998, La Reforma de la Administración Pública: un enfoque de políticas, Rev. CLAD, Reforma y Democracia No. 10, Caracas, Venezuela. BARDACH, M., 1998, Getting Agencies to Work Together; Pratt, John W. and Richard J. Zeckhauser (eds.), Principal and Agents: The Structure of Business. BECK, Ulrich, 1998, ¿Qué es la Globalización?, Falacias del Globalismo, respuestas a la globalización, Paidós Estado y sociedad, Barcelona y Buenos Aires. BERVEJILLO, Federico, 1995, Territorios en la Globalizacion Cambio Global y Estrategias de Desarrollo Territorial, ILPES, Rev. Prisma, N° 4, Univ. Católica Uruguay. BOISIER, S., 1992, «La Gestión de las Regiones en el Nuevo Orden Internacional: Cuasi-estados y Cuasi-empresas». BOISIER, S., 1994, «Crisis y Alternativas en los Procesos de Regionalización». Revista de la CEPAL, Nº 52. BOISIER, S., 1995, La Mesoeconomía Territorial: interacción entre personas e instituciones, Santiago, ILPES, Documento 95/26.

57

Fundamentos de Política Pública

CAMAGNI, R., 1994, “From city hierarchy to city network: reflections about an emerging paradigm”, en Juan R. Cuadrado-Roura, Peter Nijkamp, Pere Salva (eds.) Moving frontiers economic restructuring, regional development and emerging networks, Avebury. CARRIÓN Tabasco, Jesús VERGER Planeéis, Toni, 2006, Amistades Peligrosas: Empresas Transnacionales, Poder Político y Poder Mediático, Rev. Nº 22 de Pueblos, Especial Multinacionales. CASTELLS, Manuel, 2006, La Sociedad Red, Una Visión Global, Alianza Editorial, Univrsidad Oberta de Catalunya, España, ISBN: 978-84-206-4784-5 CASTELLS, M., 1985, Reestructuración Económica, Revolución Tecnológica y Nueva Organización del Territorio. En Metrópolis, Territorio y Crisis, Comunidad de Madrid. CASTELLS, M., 1989, Nuevas Tecnologías y Desarrollo Regional, Economía y Sociedad, Nº 2, Madrid, Cazes, B. (1994), Regain de la prospective? Espaces et Sociétés, Nº 74-75. CLAD, Consejo Científico, 1998, Una Nueva Gestión Pública para América Latina, Caracas, Venezuela. CASTRO-Gómez, Santiago, 2007, Michel Foucault y la Colonialidad del Poder, Tabula Rasa, Enero –Junio No. 006, Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca, Bogotá, Colombia. DE MATTOS, C.A., 1990, Paradigmas, Modelos y Estrategias en la Práctica Latinoamericana de Planificación Regional, Revista de la Sociedad Interamericana de Planificación, Nº 89. DE SOUSA, Santos, Boaventura, 1998, De la Mano de Alicia, Siglo del Hombre Editores, Uniandes, Bogotá, Colombia. DEBORD, Guy, 1990, “Comentarios sobre la Sociedad del Espectáculo”. Anagrama. Barcelona. ELSTER, John., 1982, “Marxismo, Funcionalismo y Teoría de Juegos”, Zona Abierta 33, 1984. FERNÁNDEZ Durán, Ramón, 2000, Capitalismo Global, Resistencias Sociales y Estrategias del Poder, Un recorrido histórico por los procesos antagonistas en el siglo XX, y perspectivas para el XXI, Madrid-Pelegrina. B. GUY Peters, 1999, La Política de la Burocracia, F.C.E., México, D.F.

58

Nuevo Escenario Global

HELD, David, 1997, La Democracia y el Orden Global, del Estado Moderno al Orden Cosmopolita, Paidós, Barcelona, España, ISBN: 978-84-493-0436-1. HERRERA Velásquez, Meliant, 2004, Los Medios de Comunicación Social en la Sociedad Capitalista Actual, revista Electrónica en América Latina, Razón y Palabra No. 38 Abril – Mayo, México. IANNI, Octavio, 1993, A Sociedade Global, Civiliçacâ Brasileira, Rio de Janeiro. LASSWELL, Harold, 1971, La Concepción Emergente de las Ciencias de Políticas, en Aguilar, El estudio de las políticas públicas, México, Porrúa. LASSWELL D. Harold, 1985, Estructura y Función de la Comunicación en la Sociedad, en Moragas M, Sociología de la comunicación de masas, Vol. II, Gili, Barcelona. G. MARCH, James y P. OLSEN, Johan, 1984, El Nuevo Institucionalismo: factores organizativos de la vida política, The American Political Science Review, vol. 78. MARTELL, Lenin, 2007, La Fragmentación del Espacio Público Global, Revista Electrónica Razón y Palabra No. 55, Febrero - Marzo Universidad Autónoma del Estado de México, México MENY, Ives et THOENIG, Jean-Claude, 1992, Las Políticas Públicas, Ariel, Barcelona, España. ORTIZ, Renato, 1998, Otro Territorio, Convenio Andrés Bello, Bogotá, Colombia. PORTER Michael E., 1991, La ventaja Competitiva de las Naciones. (Aparicio Martín Rafael Trad.), Barcelona: Vergara. RAMONET, Ignacio, 2001, Información y Comunicación en la Era de la Globalización Liberal, el quinto poder, Director de Le Monde diplomatique, Paris. ROBINSON, William I., 1993, Nueve Tesis sobre Nuestra Época, Foro de Sao Paulo: Is There a New Latin American Left?, Monthly Review, Vol.46, No.2, junio de 1994, Brasil. RODRÍGUEZ Adolfo, 2007, Buen Gobierno o ¿Elogio del Gobierno de Mercado?, Rev. Polémica, ESAP, Bogotá, Colombia. ROSENAU, 1990, Turbulence in World Politics, Brighton. SABATIER Paul A., JENKINS-Smith, Hank C., 1993, Policy Change and Learning: An Advocacy Coalition Approach, Boulder, CO Publication.
59

Fundamentos de Política Pública

SOHN Louis and Thomas BUERGENTHAL (eds.), 1992, The Movement of Persons Across Border, Washington, D.C: The American Society of International of Low. SOMAVÍA, Juan, 1976, La Estructura Transnacional de Poder y la Información Internacional. Nueva Sociedad, 25 julio-agosto. STÖHR, W., B., 1992, Estrategias para el Desarrollo Local para hacer frente a la Crisis Global, EURE, Vol. XVIII No. 55. TABASCO, Carrión, VERGER, Jesús, PLANEÉIS, Toni, 2006, Amistades Peligrosas: Empresas Transnacionales, Poder Político y Poder Mediático, Rev. Nº 22 de Pueblos, julio de 2006, Especial Multinacionales. TAYLOR, Peter, J., 2002, Geografía Política Economía Mundo Estado Nación y Localidad, Trama, España. VÁZQUEZ Barquero, Antonio, 2000, Desarrollo Económico Local y Descentralización: Aproximación a un Marco Conceptual (LC/R.1964), Santiago de Chile, CEPAL.

Glosario de Términos
Mundialización de la economía (universalización). El Consejo Europeo de Turín definió el fenómeno de la mundialización de la economía como uno de los principales desafíos a los cuales la Unión Europea debe enfrentarse en este final de siglo. Designa un proceso de integración económica creciente de la economía mundial cuyos motores principales son los siguientes: • La liberación de los intercambios internacionales y de los movimientos de capitales; • La aceleración del progreso tecnológico y la llegada de la sociedad de la información; • La desregulación. Estos tres elementos se refuerzan recíprocamente puesto que el progreso tecnológico estimula los intercambios internacionales y el comercio mundial permite una mejor difusión de los progresos tecnológicos. En paralelo, la desregulación estimula el desarrollo de las nuevas tecnologías y contribuye a suprimir los obstáculos a los intercambios. No obstante, algunos reprochan a este progreso tecnológico que permita a las empresas y a los particulares eludir más fácilmente las normativas nacionales. Territorio: Campo de encuentro entre los seres humanos y el espacio. En cada caso particular el territorio resulta acogiendo las características propias de las relaciones entre estos dos componentes. El territorio en la contemporaneidad ha venido sufriendo grandes transformaciones, a tal punto que algunos autores consideran conveniente dejar de hablar de territorio para acoger, más bien los conceptos de territorialidades, y otros como desterritorialización y reterritorialización
60

Nuevo Escenario Global

Sociedad del riesgo global: “Fase de desarrollo de la sociedad moderna donde los riesgos sociales, políticos, económicos e industriales tienden cada vez más a escapar a las instituciones de control y protección de la sociedad industrial”. (U. Beck) Soberanía del Consumidor. Determinación por parte de los consumidores de los tipos y las cantidades de bienes y servicios que producirán con los recursos escasos de la economía. Característica de un sistema de libre mercado donde los consumidores, a través de la demanda que generan, orientan la producción y las inversiones de las empresas. Glocalización: Como término económico se refiere a la persona, grupo, división, unidad, organización o comunidad que está dispuesta y es capaz de “pensar globalmente y actuar localmente”. El concepto implica que la empresa se adapte a las peculiaridades de cada entorno, diferenciando sus producciones en función de las demandas locales. (Roland Robertson) Ciudad global o mundial es un concepto promovido por el departamento de geografía en la Universidad de Loughborough, y define a las ciudades que cumplen con una serie de características nacidas debido al efecto de la globalización y al constante crecimiento de la urbanización. Las más complejas de estas entidades serían las “ciudades globales”: las que tienen un efecto directo y tangible en los asuntos mundiales a través de el medio socioeconómico, con influencia en términos de la cultura o la política.(Saskia Sassen,1992).

61

Fundamentos de Política Pública

62

Fundamentos de Análisis de Política Pública

CAPÍTULO II FUNDAMENTOS DE ANÁLISIS DE POLÍTICA PÚBLICA
Las profundas transformaciones en los fundamentos del análisis de política pública, asociadas a la transición de la racionalidad y de la lógica Estatal al dominio pleno del mercado, exigen una reflexión epistemológica sobre los cambios desde la perspectiva del mercado global con proyecciones en la ciencia política. Tan necesaria reflexión en momentos de transición contribuye, de manera decisiva, a formular interrogantes no resueltos por las tendencias nacionales de políticas públicas, a elaborar críticas a las directrices teóricas que han mostrado incapacidad explicativa y a examinar las alternativas teóricas de transición exitosas. Por tal razón, este capítulo examina los fundamentos del análisis de política pública en tres dimensiones esenciales: cambios epistemológicos desde el mercado; componentes de teoría y método, analizando las teorías políticas de transición y el ciclo global de política pública; y los componentes acerca del objeto y de la práctica social.

63

Fundamentos de Política Pública

������������� �������
�������������� ������������

������������ ����������������

����������������������� ����������������

�������������� ����������� ����������������

����������� ���������������

����������� ������������������������

������������������ �������������

������������ �������

��������������� ����������������

��������������� ������

64

Fundamentos de Análisis de Política Pública

1. CAMBIOS EPISTEMOLÓGICOS DESDE EL MERCADO
En la reconstrucción de los referenciales de la acción pública y en el diseño de política pública, tres cambios epistemológicos significativos, operados desde el mercado, han tenido enorme influencia y peso, en la generación de tendencias teóricas en la transición nacional/global, tanto en la perspectiva de mercado, como en el enfoque social y las centradas en el Estado.

Pluralismo de Mercado
La crisis del Estado del Bienestar como sistema cerrado y sujeto único de la acción pública conduce al reconocimiento de pluralidad de actores que operan en el mercado que no solo son sujetos de la acción privada sino de la acción pública, lo que implica una nueva perspectiva de análisis del Estado concebido como sistema abierto. Los sistemas nacionales cerrados conllevan “imposición” y “uniformidad”. Al contrario, los sistemas abiertos al mercado reconocen la diversificación del poder traducida en un pluralismo político secular, basado en una pluralidad de grupos independientes, aunque no exclusivos, que respetan la multi-culturalidad. Estas nuevas condiciones explican la pluralidad de actores que participan en el ajuste de los referenciales y en la formulación de políticas que pretenden reorientar la acción pública, que comprende su carácter contradictorio y circunstancial. Por tanto, el elemento central es la dialéctica del disentir, un debate entre el consenso y el conflicto. El pluralismo de mercado tiene consecuencias para la acción pública e impone nuevos roles y funciones a la acción del Estado, tales como: • Garantizar el derecho de propiedad que es inviolable. La inversión nacional y la extranjera se sujetan a las mismas condiciones y reciben igual trato en la ley. • Facilitar la libre competencia al penalizar las prácticas que la limitan y los abusos de monopolios naturales o legales. Ninguna ley ni concertación puede autorizar ni establecer monopolios. La producción de bienes y servicios y el comercio exterior son libres.
65

Fundamentos de Política Pública

• Garantizar la libertad para contratar. Los términos contractuales no pueden ser modificados por leyes o disposiciones de cualquier clase. Los conflictos contractuales se solucionan vía arbitral o judicial, según lo previsto en el contrato o en la ley. • Promover el desarrollo económico y social, estimular la creación de riqueza, garantizar la libertad de trabajo y la libertad de empresa, comercio e industria. El Estado brinda oportunidades de superación a los sectores que sufren desigualdad. • Respetar la coexistencia de diversas formas de empresa. La actividad empresarial, cualquiera que fuere la propiedad, la organización o nacionalidad de sus propietarios, recibe el mismo tratamiento legal. • No ejercer actividades empresariales o productivas. Por excepción, por ley aprobada por 2/3 de los miembros de cada cámara, puede intervenir en: aplicación del principio de subsidiariedad cuando la iniciativa privada es inexistente o no alcanza a satisfacer la demanda; o en situaciones de guerra o de calamidad pública, con medidas extraordinarias de carácter temporal.

Individualismo Metodológico
Los cambios de mercado giran en torno a las transformaciones de las relaciones sociales. Así, la prevalencia y dominio de las relaciones civiles entre la sociedad y el Estado dan paso a la extensión y relevancia de las relaciones de consumo entre la sociedad y el mercado, es decir, el dominio ciudadano cede espacio hacia la soberanía del consumidor. En este marco, uno de los puntales básicos sobre los que se apoya la construcción del pensamiento económico es el individualismo metodológico. Todos y cada uno de los seres humanos estamos adoptando continuamente decisiones, es decir, eligiendo entre las alternativas disponibles. Elegir significa sencillamente asignar un valor diferente a cada una de las alternativas posibles. Los economistas parten del supuesto de que el individuo actúa racionalmente, es decir, elige la alternativa a la que asigna más valor. El Individualismo Metodológico es la tesis según la cual todos los fenómenos sociales deben ser explicados en términos de individuos, propiedades de esos individuos (tales como creencias, deseos, otros estados mentales o acciones) o relaciones entre esos individuos. Dicho de otro modo, cualquier explicación sociológica, para ser inteligible, debe poder ser “reducida” o entendida en términos de esos tres tipos de entes, y únicamente de ellos (Elster, 1982). El individualismo metodológico tiene una larga tradición, puesto que es el presupuesto epistemológico de importantes corrientes de las ciencias sociales, particularmente de la economía, como es el caso de la escuela neoclásica, y la teoría de la acción humana, subyacente en los planteamientos de los economistas austriacos.
66

Fundamentos de Análisis de Política Pública

En la esencia de este pensamiento se encuentra el hecho que el único método científico válido es el que explica los fenómenos sociales a partir de una reconstrucción de las relaciones e interacciones que existen entre espíritus individuales. El individualismo metodológico se justifica por el carácter necesariamente subjetivo de toda percepción humana en materia de hechos sociales, que impone límites a nuestro conocimiento y moldea nuestras creencias. “A diferencia del análisis marxista, un enfoque económico válido puede consistir perfectamente en asumir que los individuos no están orientados exclusivamente por motivos egoístas o por ganancias materiales. Esto es así porque se trata de un método de análisis, no de un supuesto acerca de algunas motivaciones particulares, entre otras. La conducta es manejada por una más rica gama de valores y preferencias. El análisis asume que maximizar su bienestar tal y como ellos lo conciben, sean las conductas egoístas, altruistas, leales, rencorosas o masoquistas. Las conductas que miran hacia delante son también asumidas como consistentes a través del tiempo. En particular, los individuos intentan el criterio de lo mejor como lo que ellos pueden anticipar serán las consecuencias inciertas de sus acciones. La conducta que mira hacia delante, sin embargo, puede todavía estar enraizada en el pasado, puesto que el pasado puede ejercer una larga sombra sobre actitudes y valores.” (Becker, 1993). En resumen, la racionalidad individual no es suficiente para la racionalidad colectiva. El individualismo metodológico se caracteriza por: • Conocer los valores preferidos y sus respectivos pesos • Conocer todas las políticas alternativas • Conocer las consecuencias de cada política alternativa • Calcular la razón de logro y de sacrificios en cada política alternativa • Selección eficiente de cada política alternativa • Las asociaciones de grupos de interés están organizadas de manera transparente y cuentan con líderes que movilizan a los nuestros hacia una acción colectiva en torno a una serie finita de objetivos. Se espera que esos grupos [de acción colectiva] actúen en favor de sus intereses comunes, así como se espera que los individuos actúen en nombre de sus intereses personales. Esa opinión acerca del comportamiento de los grupos se encuentra a menudo no sólo en las discusiones populares, sino también en los escritos de los eruditos. Muchos economistas, con diversas tradiciones metodológicas e ideológicas, la han aceptado implícita o explícitamente. Ese punto de vista ha sido importante, por ejemplo, en muchas teorías de los sindicatos de trabajadores, en las teorías marxistas de la acción de clases, en los conceptos de “poder compensador” y en diversos estudios de las instituciones económicas. (Olson, Mancur, 1965).

67

Fundamentos de Política Pública

Cambios Operados en la Teoría de la Acción Colectiva La teoría económica de la elección pública introduce con éxito, el individualismo metodológico como fundamento y propone restablecer, en la medida de lo posible, los mecanismos de mercado, en especial, en el campo de los bienes públicos sin llegar aún a propugnar la sustitución de las organizaciones públicas por el mercado. Inspirada en los postulados de la economía, en especial, del modelo neoclásico, toma como supuestos el principio del Homo Economicus, el tipo de empresario de Shumpeter y en la teoría del consumidor, como fundamento teórico de su enfoque. En situaciones de mercado, la acción colectiva depende de las acciones individuales y, en esos términos, la ética del mercado le provee de los valores que orientan el comportamiento individual: libertad, igualdad, fraternidad y principio de justicia. Sus objetivos son el logro de mayor racionalidad y eficiencia a partir de la elección racional de bienes y servicios para lo cual emerge la necesidad de organización, entendiendo que en las asociaciones económicas, la medida del éxito es la utilidad marginal definida y comprendida. El problema de la acción colectiva es agregativa: como implicar a la mayor proporción posible de un grupo en una actividad en aras del bien colectivo del mismo. Pone el acento en los grupos de interés pero no en los movimientos sociales.

Teoría de la Elección Pública
La elección pública se propone restablecer en la medida de lo posible los mecanismos de mercado, introduciéndolos en el campo de los bienes públicos. Tres fundamentos de esta teoría: • Los individuos toman sus decisiones y se comportan de manera racional, únicamente en consideración a sus intereses personales y buscando optimizar los beneficios de sus decisiones. Según Ostrom las organizaciones no son sino una suma de individuos con la vista puesta en la obtención de ciertas ventajas comunes o para el bien de todos. Por analogía, los políticos, los funcionarios y demás servidores públicos del Estado toman decisiones y se comportan de manera racional en consideración a sus intereses personales y no sociales, buscando optimizar los beneficios con sus decisiones: votos, reproducción en el poder, influencias, acceso a cargos y recursos públicos, asumiendo un comportamiento típico de mercado.

68

Fundamentos de Análisis de Política Pública

• La teoría del public choice insiste en la distinción entre los bienes privados, que son producidos por el mercado, y los bienes públicos, que emanan de los servicios públicos y de las administraciones. La diferencia esencial reside en que los bienes producidos por el mercado son mensurables, vendibles, y se producen en cantidades determinadas por la oferta y la demanda. Mientras que los bienes públicos son indivisibles. Los bienes privados no se diferencian sustancialmente de los bienes y servicios públicos, pues, aunque los primeros los produce el mercado, son mensurables y vendibles, los segundos producidos o gestionados por las administraciones se producen en cantidades y precios determinados por las leyes de la oferta y la demanda, lo que se traduce en relaciones estrechas del mercado, del uso y consumo de los bienes y servicios públicos. • La escuela del public choice (Mac. Lean, 1987) se une a la cuestión fundamental de la asignación de recursos, por definición, limitados. Los bienes colectivos constituyen un caso particular de fenómenos de externalidad (spiil over) positivos o negativos, es decir, de efectos que beneficiarán o perjudicarán a un grupo. (Thoenig y Meny, 1992) La asignación y distribución de los recursos públicos por definición limitados, como acontece por analogía con los recursos privados, también constituyen un caso particular que afecta a los distintos grupos de la sociedad de manera positiva o negativa, esto es, que sus resultados beneficiarán o perjudicarán a diversos grupos. La teoría de la elección pública (public choice theory) tiene como fundamento estos tres presupuestos que ligan la economía con la política a través del Estado, articulando las voluntades de políticos y funcionarios que se comportan como individuos, manejando recursos públicos sujetos a las leyes de mercado y asignando los recursos públicos con afectaciones positivas y negativas que benefician o perjudican a determinados grupos sociales. El comportamiento del político y del burócrata se dirige a optimizar y a maximizar el presupuesto público, atendiendo prioritariamente sus propios intereses, haciendo elección económica o social que involucra a los individuos independientemente de su voluntad para tomar decisiones colectivas y públicas y solo después buscará el bienestar social.

69

Fundamentos de Política Pública

A. COMPONENTES DE TEORÍA Y MÉTODO
��������� �������

����������������� �������������

������� ������

����������� �������

��������������� ���������������

����������������� ���������������������

�������������������������� ��������������

������������ ���������������������

����������������������� ���������������������

70

Fundamentos de Análisis de Política Pública

2. TEORÍAS POLÍTICAS DE TRANSICIÓN
El Estado-Nación, incluyendo, por supuesto, al Estado del Bienestar, goza del monopolio de la producción de sentido y, por tanto, en este escenario se combinan dos funciones esenciales: la construcción de marcos generales de interpretación del mundo y las funciones de cimentación de un compromiso social sobre el cual reposan los sistemas políticos modernos. Estas dos funciones participan en la construcción de un orden político legítimo (Cfr. Muller, 2000) y permiten control social y capacidad de gobernabilidad. El gobierno se constituye en el foro principal y punto de referencia obligada para el futuro de la sociedad. Esta situación cambia en el marco de la globalización, cuando se produce un desdoblamiento de estas funciones, pues, de un lado, los actores que participan en la construcción de matrices cognitivas globales, se refieren cada vez menos, a al status estatal, y más a la organización del Estado Transnacional que opera en grandes bloques económicos de los países del Norte; mientras el Estado mediador debe reproducir el orden político global y de ven presionados a asumir y traducir en un marco territorial, cada vez más cuestionado, las consecuencias del referencial de mercado y de asegurar, bien que mal, la reproducción de los compromisos políticos y sociales con pérdida de soberanía, legitimidad y gobernabilidad. En el marco de la globalización, el Estado Nacional pierde el monopolio de la producción de sentido y, por tanto, de la construcción de marcos de referencia para la acción pública, base de interpretación para la adopción, adaptación y ajuste de las políticas públicas, pasando tal privilegio al Estado Transnacional y Supranacional en escenarios globales; mientras en el contexto de la red del poder mundial, los Estados Mediadores cumplen la función de construir compromiso social, perdiendo soberanía, gobernabilidad y capacidad para resolver problemas públicos. Estos profundos cambios se traducen en la crisis de las ciencias sociales nacionales, cuando se ven abocadas a interpretar las complejas transformaciones globales, lo que demanda de un período de transición de los sistemas explicativos que oscilan entre la pérdida de dominio de la racionalidad estatal y el afianzamiento de la supremacía del modelo del mercado. La reconstrucción de los referenciales de la acción pública y el rediseño de política pública,
71

Fundamentos de Política Pública

demanda reflexión epistemológica acerca de los cambios operados en el mercado, que han generado tendencias teóricas de transición desde tres escenarios distintos: el modelo de mercado, el enfoque social y la perspectiva estatal.

Modelo de Mercado
La teoría económica de mercado construida a partir del pluralismo de actores, el individualismo metodológico y la teoría de la elección pública, se ha convertido en punto de partida y apoyo al análisis epistemológico de las distintas tendencias de las políticas públicas en las perspectivas del mercado. El tránsito del dominio del Estado al mercado ha generado una vasta producción intelectual generando las teorías de transición que no solo introducen un importante debate epistemológico sino procesos de deconstrucción y construcción teórica, abocando el reto que han impuesto los cambios globales a las ciencias sociales. Los marcos teóricos clásicos se ven seriamente cuestionados por los hechos, procesos y problemas globales que han venido superando teorías, modelos, paradigmas, matrices cognitivas que venían sirviendo de marcos de referencia de la acción pública y base de la formulación y diseño de las políticas públicas.

a. Teoría de la Elección Pública
En los escenarios globales, los supuestos clásicos de la teoría de la racionalidad absoluta de los individuos en el mercado, tales como, toma de decisiones, elección racional, eficiente ejecución de metas, maximización de los valores de logro, se ven severamente limitados por la misma irracionalidad del mercado, con profundas contradicciones que exigen explicación: • La racionalidad del reparto monopólico del mercado por las empresas transnacionales frente a la pregonada libre competencia. Monopolio y libre mercado produce ruptura del presupuesto de eficiencia en el equilibrio competitivo, en la unicidad y estabilidad del equilibrio, generando ineficiencia de los mercados reales. • La racionalidad distributiva del mercado ha conducido a resultados contradictorios: a la concentración de la riqueza y, en forma simultánea, al crecimiento inmoderado de la pobreza, expreso en superproducción de bienes y servicios y ampliación de necesidades insatisfechas en la población mundial, cuando la pobreza niega la ley de la demanda. • La racionalidad de la libre elección individual en presencia de la universalización de los valores de mercado, produce una ruptura del individualismo metodológico y de la ideología del individualismo, en cuando este se enmarca el consumismo y al juego de las “libres” reglas del mercado.
72

Fundamentos de Análisis de Política Pública

• La racionalidad en las decisiones y elección individual es denegada y sustituida por la teoría de decisión de las élites. La toma de decisiones de la élite del poder global para el conjunto de la sociedad de masas, pues, “a través del cerebro de los consumidores del mercado, influidos en su modo de sentir y percibir por lo que se decide en las oficinas publicitarias de las grandes potencias del mercado, sin atender a más racionalidad que la maximización de los beneficios del mercado”. (Sacristán, M., citado por López A., S., 2009). • La dicotomía mercado-democracia El mercado dominante en el proceso político impone las decisiones de las élites del poder, mientras la democracia es una expresión simbólica que no controla al mercado y cuya libertad se traduce en la libertad del consumo de masas cuando estas cuentan con los recursos para la satisfacción de sus necesidades. La teoría de la elección pública (public choice theory) subsume toda acción pública del Estado a los supuestos epistemológicos de mercado y, por tanto, su comportamiento solo se explica en el marco del mercado, asumiendo una actitud de arriba abajo (top down), esto es, una análisis deductivo que prevalece sobre el análisis inductivo propio de la racionalidad social. La cautelosa aplicación de la estrategia económica deductiva desde los mercados globales, en el análisis y gestión de los fenómenos políticos, supone que el comportamiento racional del gobierno mundial y nacional son similares en los escenarios de mercado, pues, los políticos, los funcionarios y el electorado son promotores pragmáticos de intereses materiales propios de quienes buscan ventajas a través del poder. En este contexto se produce la superación de los modelos macro y micro económico. La política macroeconómica nacional es superada por la macroeconomía global, así como la micro economía empresarial privada de carácter nacional ha sido superada por la macroeconomía propia de las corporaciones globales privadas. La soberanía absoluta de los países hegemónicos frente a la soberanía limitada de los países subalternos y dependientes, cobra expresión en el desarrollo de la economía pública global en manos de los gobiernos oficiales en concurrencia con los gobiernos corporativos, incorporando tanto al sector público como al sector privado; mientras en los países subdesarrollados, se recuperan las relaciones del mercado global de manera complementaria y marginal.

b. Equilibrio de Grupos y Teoría de Juegos
La política pública definida, en el marco de los principios de la teoría de la elección racional, como la búsqueda del logro del equilibrio de grupos, frente a la lucha desplegada entre estos grupos para influenciar la política pública, señalando al Estado el cumplimiento de un conjunto de roles específicos en tal sentido.
73

Fundamentos de Política Pública

En el escenario global, la teoría de los grupos en el ámbito nacional se ve confinada por tres hechos fundamentales: la interacción con los grupos externos dominantes; garantizar equilibrio en un contexto de profundas desigualdades; y, la primacía de la política transnacional sobre la nacional en la búsqueda del equilibrio de los grupos en contienda. En primer lugar, cómo garantizar la interacción equilibrada entre grupos de poder desigual: grupos económicos internos dominantes, grupos económicos externos de dominio pleno, en el contexto de las empresas multinacionales, financieras, productivas y comerciales, de los Organismos Internacionales y de grupos de consumidores internos, mediante tratados, acuerdos, pactos, convenios, consensos, declaraciones, cartas y protocolos. En segundo lugar, la política pública global dominante, en cualquier tiempo, buscará el equilibrio en la lucha de los grupos, aunque el balance tiende a favorecer a los grupos externos cuya influencia está determinada por su número, riqueza, dominio técnico, fortaleza organizacional, liderazgo, acceso a las decisiones y cohesión interna. En tercer lugar, el sistema político nacional pierde el control absoluto frente al equilibrio de los distintos grupos, puesto que en la política pública global, los acuerdos, convenios y tratados se establecen las reglas de juego, se arreglan compromisos y se balancean los intereses y se decretan y ejecutan compromisos para el logro de tales equilibrios entre los grupos. En el mismo sentido, la política pública considerada como teoría de juegos, esto es, como la toma de decisiones de elección racional en situaciones competitivas, en las cuales dos o más participantes hacen elecciones racionales y los resultados dependen de la elección hecha por cada uno de ellos, se ve transformada en los escenarios globales: De un lado, la teoría de juegos como modelo abstracto y deductivo para hacer política, en condiciones de competencia externa, ha de concretarse en procesos económicos reales que comporta la formulación de estrategias financieras, productivas y comerciales que favorecen los intereses de los poderosos jugadores externos. De otro lado, el camino de la elección no se da en situaciones de conflicto sino de dominación dependencia, lo que cambia la esencia del juego estratégico, convirtiéndolo en una matriz de suma cero, en la que los países desarrollados en su elección ganan lo que pierden los países periféricos que deben elegir en condiciones de subalternalidad. Por último, el rol del Estado frente a la política como teoría de juegos cambia significativamente cuando, participan los estados desarrollados en el escenario global, en la determinación de las reglas de juego, orientadas a lograr consensos entre los países y los grupos poderosos, como actores del juego estratégico en la política pública.

c. Neo-corporativismo
El neocorporativismo, como teoría de transición, alude a situaciones que han tenido lugar durante la segunda posguerra en algunos países centro y nor-europeos y puede ser visto
74

Fundamentos de Análisis de Política Pública

como cuestión estructural, esto es, como un sistema institucionalizado de representación de los intereses o un aspecto funcional, es decir, como un sistema institucionalizado de formación, decisión y ejecución de las políticas y de programas de acción. El aspecto estructural del modelo neocorporativo se refiere a “un sistema de representación de los intereses cuyas unidades constitutivas están organizadas en un número limitado de categorías únicas, obligatorias (de derecho o al menos de hecho), no en competencia entre sí, ordenadas jerárquicamente y diferenciadas funcionalmente, reconocidas o autorizadas (si no creadas) por el Estado que deliberadamente les concede el monopolio de la representación en el interior de las respectivas categorías a cambio de la observación de ciertos controles sobre la selección de sus líderes y sobre la articulación de las demandas y de los apoyos a dar”. (Schmitter, 1981). En el aspecto funcional, el neocorporativismo postula que en el proceso de formación, decisión y ejecución de las políticas-programas de acción, las grandes organizaciones de los intereses deben colaborar entre sí y con las autoridades públicas. “Es precisamente por la profunda interpenetración recíproca entre las burocracias del Estado y las grandes organizaciones de intereses que el concepto tradicional de representación de los intereses se vuelve algo inadecuado para comprender el corporativismo a nivel teórico”. Se trata más bien de un sistema integrado de “guía social” que no debe ser confundido “simplemente con mayores consultas y colaboración entre gobiernos y grupos de interés organizados”, fenómeno “naturalmente común a todas las democracias constitucionales con una economía capitalista altamente desarrollada”. (Lehmbruch, 1981). Los sujetos de la política son el Estado, los empresarios y los sindicatos obreros, lo que excluye a muchos sectores de importancia creciente en las sociedades post-industriales, como los servicios, lo que produce muchas resistencias sociales. Más que un tipo general de sistema decisional y representativo, el neocorporativismo parece una especie particular que se aplica en un contexto político específico: el de los partidos socialistas en el poder, con los que los sindicatos tienen vínculos anteriores, que los inducen a aceptar un intercambio de política de ingresos y moderación sindical a cambio de reconocimientos y privilegios políticos. Con gobiernos no-socialistas, el enfoque neocorporativo no se sostiene porque ni los gobiernos ni los sindicatos aceptan fácilmente esa lógica de intercambio, y los gobiernos suelen preferir soluciones de autoridad, que disminuyan la importancia política de los sindicatos. El paradigma neocorporativo implica “una estructura política en un sistema capitalista avanzado que integra grupos socio-económicos organizados de productores a través de un sistema de representación y de recíproca interacción y colaboración a nivel del vértice y de control social a nivel de masa”. El modelo asume, por ejemplo, que organizaciones sindicales y empresarias concierten con los poderes públicos para tomar decisiones, pero decisiones principalmente referidas a la política de ingresos y a las decisiones coyunturales: en las decisiones referentes a las bases estructurales de la economía y a las instituciones que la regulan su papel es bastante más reducido. (Panitch, 1981).
75

Fundamentos de Política Pública

El neocorporativismo es un modo entre otros para gestionar el capitalismo avanzado, al que se recurre para facilitar la resolución conjunta de dos funciones vitales: la acumulación de capital y la legitimación por vía del consenso público. El neocorporativismo es considerado idóneo para ambos fines porque su política de colaboración interclasista favorece el consenso social y las compensaciones normativo-institucionales acordadas con los sindicatos a cambio de la moderación de sus demandas económicas, asegurando a los empresarios la oportunidad de acumulación.

Enfoque Social
Las tendencias teóricas de las políticas públicas centradas en la sociedad han resultado insuficientes para explicar los cambios sociales globales y por tanto, surgen grandes interrogantes a dichas tendencias sobre problemas no resueltos, directrices teóricas que han resultado insuficientes para dar cuenta de los intereses y de la racionalidad social.Se analizan esfuerzos teóricos y prácticos realizados en la etapa de la transición al dominio del mercado.

a. El Socialismo desde Caída del Muro de Berlín
La caída del Muro de Berlín en 1989, la desintegración de la Unión Soviética y la desaparición de los países socialistas europeos se ha interpretado desde ángulos diversos: para sus críticos representa el fracaso del socialismo como teoría y como aspiración de construir un régimen social más humano y justo; mientras para sus defensores, es una prueba de que estos países se habían apartado del socialismo y que, al contrario, existen grandes logros alcanzados por el socialismo en Asia y América Latina, países que representan el 23% de la población mundial. El análisis de estas nuevas circunstancias de cambio, de los fracasos y éxitos del socialismo, produce un debate y un reflujo de las ideas tanto conservadoras como revolucionarias y socialistas que interrogan sobre resultados no alcanzados, formulan criticas a las insuficiencias teóricas y/o presentan alternativas teóricas y prácticas: Fracasos y Retos del Socialismo. El viraje del Socialismo soviético hacia el capitalismo occidental, muestra el fracaso del socialismo como alternativa al mercado capitalista y su desafío consiste en examinar los medios económicos, sociales y políticos que permitan encuadrar el mercado en la perspectiva de la reproducción social. Hacer la autocrítica de dar prelación al autoritarismo del partido socialista sobre la democracia como factor de fracaso y responder al desafío de construir una democracia cosmopolita que refuerce la democracia política, sin escatimar la democracia social basada en los derechos sociales y la democracia económica en el encuadramiento del mercado. Superar la represión social y responder a las estrategias de resistencia y emancipación en el más amplio espectro político, garantizando el pluralismo y la multiculturalidad en
76

Fundamentos de Análisis de Política Pública

el plano global, nacional y regional, organizando la interacción y la coexistencia de las comunidades, los ciudadanos y los consumidores cosmopolitas. (Cfr. Amín Samir, en: Vega, R., 1999) Socialismo de Mercado. El Socialismo de Mercado como alternativa presenta varios matices diferenciales que se dirigen desde la posibilidad de una economía mixta de carácter socialdemócrata hasta reconocer una planificación limitada por parte del Estado, produciendo un ajuste artificial de los precios de un conjunto limitado de bienes de producción. Las críticas simultáneas, a las teorías sobre el colectivismo y la planificación estatal frente al socialismo no conforme con el mercado libre y el rechazo al laissez faire del liberalismo clásico en las tendencias de la economía internacional de mercado, llevaron al concepto de economía social de mercado que tuvo como pionero a Ludwig Erhard en la década de los 20 del siglo XX En este contexto se han formulado un conjunto de interrogantes que han servido al debate sobre el mercado socialista mundial, de cuya solución depende nuevas construcciones teóricas y prácticas que pretenden orientar la acción colectiva y que sirven de fundamento a la proyección de las políticas públicas en el campo socialista: • ¿Es posible el manejo de información y de hacer los cálculos que expliquen la viabilidad de las economías mixtas del socialismo del mercado? • ¿La producción mercantil es incompatible con el socialismo? • ¿En el socialismo dejan de existir el valor y el dinero? • ¿Las decisiones económicas en el socialismo pueden estar subordinadas a una planificación centralizada? • ¿En el socialismo de mercado no prevalecerá, finalmente, el mercado capitalista? Tendencias del Socialismo en el siglo XXI. La contradicción entre la caída del muro de Berlín y la pervivencia del Socialismo de Mercado, es decir, entre los éxitos y fracasos del sistema socialista, justifican plenamente las inquietudes teóricas y prácticas sobre el socialismo en el siglo XXI. Es la continuación de las reflexiones sobre un fenómeno que adquiere actualidad y vigencia, en especial, por los desarrollos del Socialismo en América Latina. “El socialismo que ha muerto es el socialismo autoritario orientado hacia el control del ciudadano por una política monopolizada o controlada desde el partido único, que reclamaba un reparto del fruto de la propiedad y de la producción, pero no un simultáneo reparto del poder. Este socialismo sí ha muerto. El socialismo como ideal humano de construcción política, basado en la participación del ciudadano, en el control de su vida política y económica, así como en el reparto de los bienes, no ha muerto. Hay que decirlo una y otra vez: un proyecto socialista se hace hoy imprescindible.” (De Borbón Parma, Carlos Hugo, 2004). En este contexto, se renuevan las inquietudes, interrogantes, críticas a las teorías del socialismo del Mercado y a las distintas alternativas teóricas propuestas, que buscan
77

Fundamentos de Política Pública

explicar en el período de transición los fenómenos económicos, sociales y políticos aún no explicados y que, finalmente, permitirán la supervivencia del socialismo en la era del mercado global.

b. La Socialdemocracia en el Siglo XXI
Según, los ejes de trabajo de la Socialdemocracia en el Siglo XXI (Cfr. Pintos C., Jesús, 2009) se han venido centrando en los siguientes aspectos: 1. Visión holística y política de la sociedad frente al reduccionismo económico. Todo el mundo tiene claro que debe de haber más regulación de un capitalismo global por parte de las instituciones, como ha quedado reiterado en la crisis económica actual y que implica una crítica del paradigma estrictamente neoliberal. 2. Democracia cosmopolita: si la sociedad está globalizada, la gestión de la misma no sólo debe de ser deudora de “una mano invisible”, sino de una acción política institucionalizada relacionada incluso con un concepto de ciudadanía mundial (David Held). Según la ONU la sociedad debe estar más interconectada con otros organismos de carácter regional o supra-regional, en aras de la justicia universal, de la ciudadanía universal y del derecho internacional. 3. Movimientos sociales: necesidad de incluír las demandas posmaterialistas, como la ecología, en la agenda política (R. Inglehart), sin negar la necesaria defensa de los trabajadores y el humanismo frente a la reificación del capital trasnacional. La socialdemocracia debe ir de la mano de la ecología. El feminismo es otro tema de esta agenda, reclamando la lucha por la igualdad efectiva de la mujer en todas las esferas sociales. 4. Superar la idea de la Tercera Vía, como vía reformista y parlamentaria frente a la disyuntiva capitalismo-socialismo marxista 5. Republicanismo: hablamos de republicanismo en el sentido dado en la Teoría Política a la búsqueda de una mayor participación de la sociedad, es decir, la síntesis republicanismo y socialdemocracia. En un mundo dominado por los mercados, significa buscar un concepto cívico de “res publica”, de ciudadanía activa, engarzada en un sistema político. 6. Socialdemocracia y posmodernidad: El aporte del pensamiento posmoderno al análisis de la complejidad social es reconocer la incertidumbre constante en la que nos movemos. (Braudillard, Deleuze, Derrida, Foucault...) La socialdemocracia debe de defender un proyecto moderno, no posmoderno, ilustrado, progresista, y adaptado a las necesidades del nuevo siglo. 7. Democracia y nacionalismo: El debate no sólo debe existir entre Estados (y cuantas naciones los forman), sobre todo entre Estados desarrollados, sino entre
78

Fundamentos de Análisis de Política Pública

esos Estados y buena parte del mundo que muere de hambre, sobre lo que habitualmente estamos acostumbrados a mirar para otro lado porque lo vemos más lejos. ¿Qué pasa con los retos de la pobreza mundial, ayudamos a esas naciones periféricas o sólo miramos para nuestro ombligo? Giros Neoliberales en la Unión Europea: ¿Se produce un viraje de la socialdemocracia Europea hacia el Neoliberalismo? La oposición a la Constitución Europea muestra en el Referéndum realizado, cuando en Francia el 79%, en Holanda el 68% y en Irlanda el 64% de las clases trabajadoras en estos países votaron en contra de la Constitución, y el 69% en Alemania, el 72% en Dinamarca, el 74% en Suecia y el 62% en Bélgica indicaron que habrían votado en contra si hubiera habido un Referéndum sobre la Constitución europea en su país. La población en los países de la UE considera que: las desigualdades sociales son demasiado grandes (72%); hacen falta medidas redistributivas que reduzcan tales desigualdades (68%); debiera aumentarse la progresividad fiscal (64%); y debieran expandirse los derechos sociales y laborales (76%) ha alcanzado los niveles más altos de los últimos 30 años. No obstante, en los niveles de las élites políticas y desde el Estado se promueven cambios de los postulados social-demócratas que implican fuertes virajes hacia el modelo del mercado neoliberal, como lo muestra una serie de estudios recogidos bajo la dirección de Jobert en la obra “Le Tournant Néo-Libéral en Europe”. (Jobert, Bruno, 1994). Construcción de la Democracia Cosmopolita. La renovación de la socialdemocracia tiene como meta general de la política ayudar a los ciudadanos a guiarse en las grandes revoluciones de nuestro tiempo: Plantea una actitud positiva hacia la globalización, pero que no signifique identificar globalización con un apoyo universal al libre comercio. Es decir, hay un rechazo a la globalización neoliberal de mercado porque milita contra el bienestar de la sociedad y sus efectos sobre la pobreza. Las transformaciones de la vida personal, abandonando el colectivismo conducen a una nueva relación entre individuo y comunidad, una redefinición de derechos y obligaciones. No hay fronteras permanentes entre gobiernos y sociedad civil. Estado social de derecho debe garantizar igualdad, libertad, fraternidad y desarrollo de la democracia. La realización del hombre con la naturaleza y su vinculación con los procesos productivos e industriales, conlleva el compromiso y la responsabilidad de los socialdemócratas de luchar por la protección ecológica y medioambiental como fundamento de la sostenibilidad del desarrollo económico y social.

79

Fundamentos de Política Pública

c. Movimientos Sociales
En los escenarios globales se pregunta por las tendencias de articulación de las formas de resistencia y de emancipación adoptados por los antiguos movimientos sociales en el marco del Estado-nación hasta la consolidación de los nuevos movimientos sociales globales, proyectados más allá de las fronteras nacionales, como formas de resistencia hacia otro mundo posible. Movimientos Sociales Nacionales: Se trata de establecer las características de los procesos de resistencia de los movimientos sociales en el marco del Estado nacional, tales como el movimiento campesino, movimiento obrero, movimiento de clase media y movimiento estudiantil, el populismo y las luchas nacional democráticas; el movimiento indígena y de minorías étnicas, el movimiento de mujeres y jóvenes, así como el movimiento medioambientalista buscando conquistas en el orden nacional. Durante los últimos veinticinco años los movimientos sociales de la región estuvieron bajo el impacto de esta situación crítica, que era posible superar con políticas de preservación del interés nacional, con la suspensión del pago de una deuda internacional altamente cuestionable y de tasas de interés totalmente insanas. Sin embargo, prevalecieron los intereses ligados al pago del servicio de la deuda y las renegociaciones que incluían inmensas comisiones apropiadas por agentes privados. En este período se afirmó una típica burguesía “compradora” en la región, que se impuso progresivamente sobre los capitales locales afectados por las políticas neoliberales e impedidos de beneficiarse de los cambios del comercio mundial que fueron casi totalmente aprovechados por los países asiáticos. Ayudados por reformas agrarias profundas, realizadas en la post-Segunda Guerra Mundial Estos países no dependían tan directamente de los préstamos internacionales para sostener sus políticas de exportación y de crecimiento económico y disponían de mercados internos más amplios y de políticas educacionales profundas que buscaban neutralizar la influencia de regímenes socialistas en el sudeste asiático. (Bruckmann, Mónica y Dos Santos, Theotonio, 2008) Al mismo tiempo, los movimientos sociales son cada vez más afectados por las fuerzas sociales emergentes. Es el caso de los movimientos de género, los indígenas, los negros, los grupos de defensa del medio ambiente y otros, que imponen nuevos temas a la agenda de las luchas sociales. Su punto de partida asume formas liberales, expresadas en la defensa del derecho a votar, de garantizar jurídicamente sus derechos en bases iguales a la fracción masculina dominante, de valorizar sus características propias, de reconocer su identidad y sus características étnicas como parte sustancial de la cultura nacional. Con el tiempo, estas reivindicaciones pasan a integrar todo un proyecto cultural que exige el rompimiento con la estructura económico social que generó el machismo, el racismo, el autoritarismo. Podemos encontrar una identificación sustancial entre el modo de producción capitalista, como fenómeno histórico, con estas formas culturales que penetran profundamente en todo la superestructura de la sociedad moderna. Las propias raíces de
80

Fundamentos de Análisis de Política Pública

estas llagas se encuentran en la pretensión de una racionalidad iluminada que tendría a Occidente como cuna y que justificaría el colonialismo, despreciando sustancialmente la importancia de las culturas y civilizaciones asiáticas, orientales o de las civilizaciones americanas pre-colombinas. (Bruckmann, Mónica y Dos Santos, Theotonio, 2008) Durante esta fase es necesario destacar dos características fundamentales: En primer lugar, la identidad de los movimientos sociales empieza a reivindicar una cierta autonomía, sale del marco de los partidos, de las reivindicaciones nacional-democráticas y desarrollistas, para asumir una autonomía bastante significativa, que da origen y se vincula a la cuestión ciudadana de lucha por los derechos civiles y se confunde con las luchas contra las dictaduras en América Latina. Se empieza a desarrollar una interacción entre los movimientos sociales con relativa autonomía de los partidos políticos y de las ONG que las apoyan. En segundo lugar, se presenta una tendencia a la formación de partidos políticos a partir de estos movimientos. La expresión más avanzada de esta tendencia es el Partido de los Trabajadores en Brasil. Existen también otras organizaciones políticas impregnadas de esa visión ideológica, una sociedad civil que se esta formando y que proyecta sobre el Estado la gran cuestión que la sociedad civil todavía no resolvió: en la medida en que ella crece y gana importancia, su relación con el Estado deja de ser simplemente crítica para ejercer también hegemonía sobre el Estado. A partir de este momento, la postura crítica se transforma en una postura positiva, que se expresa en propuestas de políticas de Estado y que viene constituyendo una nueva fase de diseño de un nuevo programa de políticas públicas que absorbe parte del programa nacional democrático-desarrollista anterior pero con críticas significativas y que incluyen nuevos elementos en la agenda, como las demandas ecológicas y democráticas de participación política. (Bruckmann, Mónica y Dos Santos, Theotonio, 2008) Movimientos Sociales Globales. “Después de Seattle en 1999, los encuentros del Foro Social Mundial en Porto Alegre y las manifestaciones de masa que lo sucedieron en varias partes del mundo ya se perfila una nueva realidad de los movimientos sociales que indican una dinámica no solamente defensiva sino también ofensiva. A pesar de que este fenómeno ya estaba inscrito en las movilizaciones de 1968, cobra un significado especial después de la caída del campo soviético cuando las luchas sociales ganan la dimensión de un gigantesco movimiento de la sociedad civil contra la globalización neoliberal. Su articulación con fenómenos políticos se hace más evidente y se expresa en el surgimiento de formas de lucha insurrecciónales nuevas, como el zapatismo en México y sus desdoblamientos internacionales en la convocatoria por la lucha contra el neoliberalismo que atrajo personalidades de todo el planeta ; la emergencia de movimientos indígenas de resistencia que terminan derrocando gobiernos y dando origen a partidos y nuevos gobiernos como en Bolivia y Ecuador ; el éxito electoral del PT en Brasil, que surge de una articulación de los movimientos sociales y de fuerzas de izquierda en Uruguay y Venezuela.
81

Fundamentos de Política Pública

Todos estos fenómenos conforman una nueva ola de transformaciones sociales y políticas en América Latina que tiene fuertes raíces en los nuevos movimientos sociales y en su articulación con las fuerzas de los movimientos sociales clásicos, en el desarrollo de la izquierda en su conjunto e inclusive, la emergencia de sectores nacionalistas en las clases dominantes. Estos elementos producen un complejo proyecto histórico aún en construcción que se expresa también el los procesos de integración regional acompañados de una creciente densidad diplomática entre los gobiernos de la región”. (Bruckmann, Mónica y Dos Santos, Theotonio, 2008). Los movimientos sociales antiglobalización o altermundismo están formado por activistas provenientes de distintas corrientes políticas, a finales del siglo XX de la convergencia de éstos en la crítica al llamado pensamiento único y a la globalización económica. Este modelo produce de manera simultánea contradicciones profundas: mientras beneficia a las multinacionales, acentúa la precarización del trabajo, consolida un modelo de desarrollo económico injusto e insostenible, y socava la capacidad democrática de los Estados. Elaboran una crítica sistemática al libre comercio frente a la monopolización corporativa del mercado; crítica a la mercantilización de la sociedad, generando una sociedad de consumo de masas; crítica a las grandes instituciones financieras internacionales (FMI, OMC, Banco Mundial...); crítica al poder de las grandes multinacionales en detrimento de la soberanía nacional y la democracia. Resistencia y Emancipación. Las fuerzas del capitalismo han colocado al mundo ante una catástrofe ecológica y social sin precedentes. Depredación de la naturaleza, extinción de especies, saqueo, desplazamiento forzoso, precarización de la vida, avasallamiento cultural, violencia, impunidad, exclusión, mutilación y muerte son los signos de un sistema que niega la dignidad y la vida. Son los signos de un sistema que ha entrado en crisis y que golpeará fuerte para evitar su caída. El avance del proyecto de resistencia y emancipación encuentra sus límites en la contrarrevolución continental. Generalmente, los intelectuales, luchadores populares y militantes de la vida, ante la crisis del capitalismo, la recolonización y las alternativas populares, declaran que están convencidos de que el capitalismo no ofrece salidas para los pueblos y que es necesario trabajar en la construcción de caminos distintos al que ofrece este sistema, que es necesario descolonizar los territorios y las mentes. Construir una estrategia continental de emancipación (resistencia - transformación) desde los pueblos; enfrentar al bloque contrainsurgente organizándonos para impedir los golpes, las injerencias y las imposiciones; entender que nuestras luchas deben ser desnacionalizadas, continentalizadas y mundializadas; y, crear nuevos paradigmas de organización social, económica y cultural, nuevos proyectos de vida basados en los valores del vivir bien, del respeto entre los seres humanos, como verdadera esencia de la liberación.

82

Fundamentos de Análisis de Política Pública

Perspectiva Estatal
La globalización del poder ha generado un conjunto de modelos que han servido de fundamento a la formulación de políticas públicas para la toma de decisiones y la elección racional, permitiendo la acción del Estado Mediador frente a la sociedad y al mercado. En esta perspectiva, se han venido desarrollando tres alternativas teóricas de transición que pretenden dar respuestas no solo a problemas en el marco del Estado nación sino a cuestiones particulares, más allá de sus fronteras en escenarios globales: el Neo-institucionalismo, los Sistemas Políticos Abiertos y la Gestión Pública Global:

a. Neo-institucionalismo
Con la proyección del mercado, la política pública comienza a ser subordinada a fuerzas externas, a considerar los efectos del comportamiento de los consumidores sobre la acción pública, a percibir la utilidad de la acción como toma de decisiones calculadas, la eficiencia de las tendencias históricas y la producción de resultados institucionales. El neoinstitucionalismo surge como un paradigma hegemónico en las ciencias sociales que explica el tránsito del imperio del Estado al dominio del mercado. Retoma los postulados de la escuela institucional clásica, introduciendo la proyección del mercado desde sus tres premisas o supuestos básicos: el pluralismo de mercado, el individualismo metodológico inherente a la teoría de la acción racional y el desarrollo de la política como elección pública (public choise) En primer lugar, el Neoinstitucionalismo acoge los enfoques teóricos del conductismo y la elección racional, basados en supuestos individualistas y rechaza algunos supuestos del viejo institucionalismo, para construirse en alternativa que pretende proveer nuevos criterios y principios para las instituciones estatales desde la perspectiva de mercado que le sirven de trasfondo a su origen y desarrollo. Una organización eficiente conduce al establecimiento de arreglos institucionales y derechos de propiedad que crean incentivos para canalizar el esfuerzo económico individual hacia actividades productivas. Dicho de otro modo, una organización eficiente contribuye a aumentar la tasa privada de retorno de los emprendimientos productivos y, por consiguiente, a estimular el crecimiento económico. (North y Thomas 1973). La teoría de las instituciones tiene tres componentes básicos: a) una teoría de los derechos de propiedad; b) una teoría del Estado; y c) una teoría de la ideología. La teoría de los derechos de propiedad debe ser capaz de describir los incentivos económicos individuales y grupales con que cuenta el sistema y, debe explicar las formas de organización económica que los seres humanos diseñan para reducir costos de transacción y organizar el intercambio: el Estado especifica y resguarda la estructura de derechos de propiedad; y, una teoría de la ideología expresa en la “estructura” se refiere al marco institucional, introduciendo el “cambio” a la forma
83

Fundamentos de Política Pública

en que las instituciones son creadas, modificadas o destruidas en el tiempo. La ideología ayuda a esclarecer varios aspectos relativos a la observancia de las reglas de juego. (North, 1981). La tesis de North (1993) es que las instituciones forman la estructura de incentivos de los individuos que interactúan en sociedad y que, por consiguiente, las instituciones políticas y económicas son los determinantes fundamentales del desempeño económico en el largo plazo. Las elecciones que hacen los individuos dependen de sus creencias; éstas son una consecuencia del aprendizaje acumulativo que se transmite culturalmente de generación en generación. El tiempo es la dimensión en la cual el proceso de aprendizaje de los seres humanos moldea la evolución de las instituciones. El nuevo institucionalismo contiene muchas de las características de la versión anterior de esta manera de entender la política, pero también hace aportes en diversos aspectos teóricos y empíricos. Utiliza muchos de los supuestos del antiguo pensamiento institucionalista, pero lo enriquece con las herramientas de investigación y con la explícita preocupación por la teoría que habían informado tanto al conductismo como al análisis de elección racional (Guy Peters). En segundo lugar, retoma los postulados de la escuela neoclásica de la economía política, introduciendo los cambios operados en el mercado, en términos del pluralismo de mercado, el individualismo metodológico y la teoría de la elección pública. El individualismo metodológico sustenta la reflexión acerca de los costes de transacción (North, 1990) al reconocer que intercambiar tiene costos obliga a realizar modificaciones significativas a la teoría económica convencional, y a admitir que estos costos afectan el desempeño económico. Según cálculos citados por North (1993, p. 4), en 1970, el 45 por ciento del producto nacional bruto de Estados Unidos de América correspondía al sector de transacción. El neoinstitucionalismo permite la construcción de marcos de referencia de las políticas públicas, explicativos de los cambios generados por el mercado en el período de transición, 1970-80, se proyecta en tres direcciones: neoinstitucionalismo histórico que el pluralismo del mercado y del consumo no solo da cuenta de los cambios culturales en el comportamiento individual y grupal y su proyección en la modificación de las reglas de comportamiento establecidas desde el Estado y las instituciones políticas; el neoinstitucionalismo económico o teoría de la elección pública (public choice) que redefine el comportamiento de los agentes del poder y del Estado en torno al mercado y el carácter de los bienes y servicios públicos con relación al mercado y el neoinstitucionalismo sociológico, que se ocupa del fenómeno de las organizaciones políticas y administrativas y su poder sobre la organización social. El neo-institucionalismo presenta diferentes modalidades, entre ellas. Los tres neo-institucionalismos referidos por Peter Hall y Taylor, neo-institucionalismo histórico, neoinstitucionalismo de elección racional (comprende el neo-institucionalismo económico o public choice) y neo-institucionalismo sociológico y, sus proyecciones en el institucionalismo internacional (Guy Peters, 2000).
84

Fundamentos de Análisis de Política Pública

b. Sistemas Políticos Abiertos
Habermas estima que los sistemas sociales cumplen tres condiciones: intercambio de los sistemas sociales con su ambiente como apropiación de la naturaleza externa y socialización o apropiación de la naturaleza interior; los sistemas sociales alteran sus patrones de normalidad de acuerdo con el estado de las fuerzas productivas y el grado de autonomía sistémica; y, el principio de organización determinado por la capacidad de aprendizaje institucional admitido. El contexto externo como nuevo entorno del sistema. Entre los sistemas y sus entornos o ambientes se establecen tensiones dialécticas derivadas de la complejidad, por lo que el equilibrio del sistema se basa en el cierre de su perímetro de comunicación y el filtrado de la información ambiental que garantiza su estabilidad y mantenimiento. Papel de las comunicaciones en los sistemas abiertos. Los medios de comunicación describen al sistema social, transmiten de manera dinámica sus intereses y valores, los actualiza y regenera con la información nueva. En este sentido, están estrechamente relacionados con los valores e intereses dominantes, en torno a los cuales se busca el mantenimiento del equilibrio del sistema. Nuevas características del sistema político. Los sistemas para Luhmann son cerrados sobre sí mismos, es decir, son auto-referentes y auto-poiéticos, en tanto son capaces de crear sus propias estructuras y componentes. Esta característica de los sistemas cuestionan la relación todo/parte para incluir una nueva diferenciación sistema/entorno. Se puede denominar a un sistema como autorreferente cuando los elementos que los constituyen están integrados como elementos de función, y en todas las relaciones entre estos elementos corre paralela una remisión a la autoconstitución. Así los sistemas autorreferenciales operan necesariamente por auto contactó y no tienen ninguna otra forma de relación con el entorno que ese autocontacto. Para hacer comprensible la distinción entre autorreferencia y autoorganización, Maturana y Valera han propuesto la designación del concepto de “autopoiesis”…lo que cambia el problema fundamental de referencia de la teoría en el campo de los sistemas abiertos al entorno (por ejemplo, los sistemas psíquicos y sociales). La política como sistema auto-referente: por auto-referente se entiende un sistema que produce y reproduce las decisiones políticas. La auto-referencia política es el resultado de la diferenciación de los sistemas políticos; la idea de bienestar como meta política constituye el exacto correlato semántico de auto-referencia política; un problema de los auto-referentes es la propensión al cortocircuito.

c. Gestión Pública Global
Tránsito de la Administración Pública hacia la Nueva Gestión Pública, NGP. El Estado
85

Fundamentos de Política Pública

finalidad o Estado social, como sujeto único de la acción pública, se ve forzado a ceder paso al Estado Mediador de Mercado, sujeto plural de la acción pública global. En el primero, el Estado racional-nacional tiene el monopolio legítimo de la fuerza y en su acción político-administrativa prima el acto de decisión central y su imposición a través de la coerción social. Las instituciones, valores y normas explican el comportamiento y la conducta social, con subordinación de la irracionalidad propia las necesidades de la sociedad civil. En el segundo, el Estado mediador adopta el pluralismo de mercado en la toma de decisiones horizontales y su imposición por coerción física. Más que las instituciones es la cultura del mercado, valores y normas de consumo las que explican el comportamiento y conducta de la sociedad de masas, subordinada a la racionalidad y soberanía del consumidor. La Nueva Gestión Pública de Mercado. La NGP tiene como finalidad la gestión de política pública económica que regula los flujos de mercado, orientando y controlando por resultados el desarrollo de estos sectores estratégicos, utilizando el complejo de redes o entramado en cada sector con el apoyo de los medios de comunicación. La NGP no solo gestiona el acceso a la inversión, transferencia de tecnología y del comercio de los sectores nacionales mencionados a las transnacionales dominantes, sino que debe gestionar su expansión en el territorio nacional, mediante la adopción de estrategias de descentralización y privatización a nivel regional y local. La NGP también gestiona los procesos de privatización del sector público, cuando las ETN asumen funciones públicas, tales como la producción de bienes públicos, prestación de servicios públicos, encargos sobre responsabilidades públicas y la concreción de responsabilidades, mediante contratación y gerencia público/privada. Política y NGP. La transnacionalización del poder público y la simultánea desnacionalización de las políticas públicas, ha conducido a la construcción, tanto, del Modelo del Buen Gobierno multinivel como del paradigma de la Nueva Gestión Pública y del management público/privado, soportada en los medios de control político a partir del uso de las redes de política y de comunidades de política. La NGP tiene como responsabilidad la gestión y gerencia de las políticas sociales que coadyuvan al desarrollo del capital social, en especial, educación, salud, vivienda, justicia y defensa, mediante procesos de contratación con el sector privado, los organismos internacionales o las organizaciones no gubernamentales. La NGP gestiona lo relativo a la prestación de los servicios públicos por parte de instituciones del Estado, corporaciones globales, organismos internacionales y organizaciones no estatales, mediante contratación y gerencia, en el marco de las estrategias de descentralización y de privatización de estos servicios públicos.
86

Fundamentos de Análisis de Política Pública

3. CICLO GLOBAL DE POLÍTICA PÚBLICA
La crisis del estado del bienestar significó la evolución del ciclo de política públicas en tres sentidos: primero, asunción de una serie de críticas al ciclo anglosajón de políticas públicas; segundo, presentación de alternativas en la transición y, tercero, globalización del proceso de política pública.

Críticas al Ciclo de Políticas Públicas
A partir del proceso de transición desde la década de los 80 para los países desarrollados del centro, la etapas heurísticas clásicas del ciclo de políticas públicas son sometidas a una crítica rigurosa, especialmente, por tratadistas y estudiosos tales como Nakamura, Sabatier y Jenkins-Smith, Muller y Surel. Enumeramos a continuación los puntos críticos señalados a las etapas del ciclo de políticas públicas: • No es una teoría causal, sin referencia a la investigación en otras etapas y, por tanto, no puede haber un sistema coherente de hipótesis dentro y en etapas cruzadas. • La secuencia es descriptiva e inexacta. Las evaluaciones de programas existentes afectan el ajuste de la agenda y la formulación de la política mientras que los burócratas procuran poner la legislación en ejecución en forma vaga (Nakamura, 1987). • Las etapas heurísticas son muy legalistas, diagonal de arriba hacia abajo en el cual el foco está típicamente en el paso y la puesta en práctica de una parte de legislación importante. Este foco descuida la interacción de la ejecución y la evaluación de numerosos partes de la legislación -ninguna de ellas preeminentes dentro de un dominio dado de la política (Hjern y Hull, 1982; Sabatier, 1986). • Un solo ciclo de la política centrado en una parte de la legislación simplifica el proceso y reduce lo múltiple dentro de un ciclo completo. Intentan continuamente afectar la conceptualización del problema y en tal situación -centrarse en “un ciclo de política”, tiene muy poco sentido.

87

Fundamentos de Política Pública

• El modelo tiende a hacer creer que el objetivo de las políticas públicas es la resolución de problemas, dando demasiado peso a la función de decisión de las políticas, cuando en realidad, las políticas públicas no resuelven problemas, pues, estos son resueltos por los actores de problemas y de las contradicciones sobre todo a partir de procesos de aprendizaje. (Muller y Surel, 1998) • La mirada mecánica de la relación entre el pasado el presente y el futuro, determinado fases mecánicas de identificación del problema, formulación de una solución o de una acción, toma de la decisión, aplicación de la acción, evaluación de los resultados (Jones, 1970, citado por Roth, D., A., 2003).

Alternativas Teóricas de Transición
El tránsito de la lógica dominante del Estado a la del Mercado globalizado, de-construye el modelo heurístico de las etapas del ciclo de políticas públicas, cuando emergen nuevos actores, agentes, grupos, agencias legislaturas; diversos programas que comprometen niveles múltiples de gobierno; valores, intereses y contradicciones, mostrando nuevas alternativas y perspectivas frente al ciclo de políticas públicas con capacidad de respuesta a las críticas formuladas. Con fundamento en criterios propios de una teoría científica, Sabatier descubre una serie de marcos teóricos alternativos que responden a las críticas formuladas al ciclo de políticas públicas. Esos criterios son: identificar conductores causales claros que den lugar a hipótesis falsifiables; debe ser el tema de desarrollo conceptual reciente y de prueba empírica; debe ser una teoría positiva con capacidad explicativa del proceso de la política; cada marco debe tratar los amplios sistemas de factores que al mirar la formulación de normas públicas son importantes: valores e intereses en conflicto, flujos de información, arreglos institucionales, y variación en el ambiente socioeconómico. (Sabatier, 1991) selecciona siete marcos de referencia para el análisis: Las etapas heurísticas. Se trata de un foro de defensa de este enfoque que busca experimentar el renacimiento del enfoque clásico del ciclo de política pública. Elección racional institucional. Es extremadamente amplio en alcance y se ha aplicado a los problemas importantes de la política en los Estados Unidos y en otros países. Corrientes-Múltiples. Esta basado en “el modelo de la anarquía organizada o “Pote de la basura”, y en el modelo de comportamiento organizacional. Punto-Equilibrio. La formulación de políticas en los Estados Unidos está caracterizada por períodos largos del cambio incremental, puntuados por breve períodos del cambio política.

88

Fundamentos de Análisis de Política Pública

Coaliciones de Defensa. Se centra en la interacción de las coaliciones de la defensa -agentes que proceden de una variedad de instituciones que comparten un sistema de creencia en la política dentro de un subsistema de política. Difusión Política. Busca explicar la variación en la adopción de la innovación de la política, a través de una gran cantidad de estados (o de lugares). La adopción es una función de las características de los sistemas políticos específicos y de una variedad de procesos de difusión. Conductores de Causalidad de Referenciales Mayores. En Estudios Comparados se da la vuelta a una variedad de referenciales que eran extremadamente importantes en los Estados Unidos en los años 60 y 70 para explicar la variación en resultados de la política (generalmente, gastos presupuestarios) a través de una gran cantidad de estados y de lugares.

Globalización del Ciclo de Política Pública
La transnacionalización de las políticas públicas ha roto las fronteras de los antiguos estados-nación y, por tanto el ámbito de las políticas son escenarios globalizados donde se cumple el proceso con la participación parcial de los Estados-nación, de las corporaciones transnacionales y de los organismos internacionales. (Rodríguez B., A., 2006). En consecuencia, se producen profundos cambios en el ciclo de políticas proyectados en los escenarios globales, dando paso a la construcción de referenciales de la acción pública global, verdaderos fundamentos de la adopción, adaptación y ajuste de las decisiones de política; de la implementación mediante la figura de gobernar por contrato; y, el proceso de evaluación multinivel: global, supranacional, nacional, regional y local.

89

Fundamentos de Política Pública

B. COMPONENTES DE OBJETO Y LA PRÁCTICA SOCIAL
������������������

��������������������

���������� ��������������

��������������� ��������������

���������������������� ���������������������

�������������������� ���������������

������������������������� �����������������

����������������������

������������ ��������������

90

Fundamentos de Análisis de Política Pública

4. PROBLEMÁTICA PÚBLICA
En forma breve, se examinarán los fundamentos de la Problemática Pública, a saber: hechos sociales y problemas públicos que están en el origen de la acción pública, identificar los componentes de problema, analizar las relaciones causa-efecto de problemas públicos y el camino recorrido para ser inscritos en la agenda pública. La historia de los problemas y conflictos públicos esta asociada a la historia de las instituciones públicas, al desarrollo de las políticas públicas y del derecho público. En este sentido, los problemas de los servicios públicos están ligados con las entidades prestadoras de los mismos; problemas de la salud pública ligados con la historia de los hospitales públicos; problemas de la educación pública ligada con las instituciones educativas; historia de los problemas agrarios a sus respectivas instituciones. La historia de los problemas públicos esta vinculada a la historia de la vida privada. Algunos problemas públicos son generados por el sector privado. Grandes problemas públicos son actualmente problemas vinculados con la vida privada. Ejemplo: endeudamientos privados que se convierten en problemas de deuda pública. El esquema de articulación entre lo privado y lo público se ve modificado históricamente, pero hoy la velocidad del cambio en esas conexiones ha llevado a la creación de modelos a los cuales no estábamos acostumbrados. Se reitera el doble flujo de privatización de lo público y de publificación de lo privado Un problema reclama la atención pública porque afecta a un interés o un derecho de modo que: vulnera compromisos legítimos; debilita nuestra condición común de ciudadanos; atenta contra los valores comunes sobre los que se asienta nuestra comunidad; lesiona bienes sociales de tal forma que éstos sólo se pueden proteger mediante la acción colectiva; va en contra de la justicia, la equidad o el interés común.

Problemas Públicos
La realidad social puede entenderse como un conjunto de problemas que coexisten e interactúan unos con otros y entre sí, generando macro-problemas o nudos problemáticos que por supuesto, presentan mayor complejidad pero que, en todo caso, se encuentran encadenados en relaciones causa-efecto.
91

Fundamentos de Política Pública

Problematizar es analizar de manera articulada un conjunto de cuestiones, lo que conduce a la identificación de diversos actores que perciben de manera distinta una situación como “anormal” de acuerdo a intereses, creencias e ideologías. Por tanto, el planteamiento del problema debe superar diversos relatos acerca de ellos, seleccionando el problema central, modificando su naturaleza, debatiendo en audiencias públicas estos problemas como objetos legítimos de la acción y de su inscripción en la agenda pública. La identificación y planteamiento de problemas es un proceso de aproximación objetosujeto implícito a su estudio riguroso y, por tanto, se mueve en la complejidad propia de esa realidad. La definición de temas de estudio y su problematización es solo el primer paso en la determinación y definición de problemas específicos. Todo problema debe ser descrito, identificado en sus elementos y, por tanto, ha de ser definido o formulado de manera clara y rigurosa. En estos términos existen procedimientos metodológicos y técnicos que permiten identificar, formular o reformular los problemas con los propósitos esperados. Entre los procedimientos más usados para la identificación de los problemas en el campo investigativo tenemos: la elaboración de diagnósticos, base de la planeación tradicional, determinística o normativa; el diseño de la Matriz DOFA, como identificación de debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas; y, análisis situacional, asociado a la planeación estratégica situacional, entre otros. En determinados escenarios (local, regional, nacional, supranacional o global) en función de las necesidades sociales y de su satisfacción se formulan una serie de problemas públicos que presentan un encadenamiento en relación causa-efecto. El análisis conduce a elegir problemas principales y asociados como raíces o resultados y esta situación conducen a un proceso de problematización social. El problema público se define como una construcción social, un hecho cultural que obedece a una estructura cognoscitiva y moral (Gusfield, 1981). Por una parte, en una sociedad existen creencias sobre las situaciones y los acontecimientos que dan nacimiento a un problema. Por otra, el aspecto moral se traduce en juicios que definen el acontecimiento como insoportable e inmoral y, por consiguiente, debe conducir a una acción de cambio. Conocimiento y juicio moral se combinan para que un fenómeno se transforme en problema y desafío. (Meny y Thoenig, 1992). Todo problema en su construcción presenta una secuencia, primero, adquiere cierto nivel de generalidad como problema público, segundo, adquiere reconocimiento social y, tercero, es susceptible de ser parte de la agenda política para ser institucionalizado. Los componentes estructurales del problema están referidos a necesidades y demandas sociales, lleva implícito un conjunto de contradicciones y por eso es objeto de controversia pública y en el intervienen un conjunto de actores o de agentes sociales en su construcción y formulación.
92

Fundamentos de Análisis de Política Pública

En la globalización, los problemas públicos son definidos de manera general como marcos interpretativos para los demás países, sobre todo los del Sur, que frente a su solución asumen compromisos políticos y sociales respecto de sus nacionales. En el marco del Estado-Nación, los problemas públicos que entran en la agenda política y social, en general, proceden de tres ámbitos: relaciones internacionales, del campo económico y social. Veamos algunos ejemplos de problemas en cada escenario: Primero en el ámbito mundial: La globalización de la riqueza y localización de la pobreza es la principal expresión del mundo global, fuente de la violación reiterada de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, de los conflictos y guerras regionales, nacionales y globales. Incluso, para el desarrollo del mercado, la pobreza es la negación de toda capacidad de compra y, por tanto, de la demanda de mercado. En perspectiva del mercado, el capitalismo produce daños ecológicos y ambientales, cambios climáticos, deforestación, destruye el trabajo, aumenta el desempleo y la informalidad, condiciona la productividad de los países pobres, convirtiéndolos en “pobres crónicos”, monopoliza los flujos financieros, la biotecnología, el acceso a los recursos naturales y los medios de comunicación. En ámbito social traslada los costos de la reproducción social del estado a las comunidades pobres, transforma el ciudadano en consumidor, rompiendo las formas de representación social, produce fenómenos migratorios a gran escala, de trabajadores, exilados, refugiados, turistas, rompiendo las instituciones democráticas. En el escenario de la transnacionalización del poder, el monopolio económicos de los medios de comunicación le permite control político y militar de todos los pueblos del mundo, pérdida de soberanía y poder de los países atrasados, conflictos, guerras y terrorismo, así como el monopolio sobre las armas de destrucción masiva En forma simultánea al nuevo orden mundial, se ha expandido el crimen organizado en torno a la producción y tráfico de la droga que implica lavado de dinero, comercio de insumos químicos para producirla, trata de blancas, tráfico de armas y vinculación de estos capitales a los grandes flujos financieros del mundo global. El mal social que genera la producción y tráfico de droga es un problema global que funciona dentro los principios de mercado pero que por sus perjuicios éticos, biológicos y sociales entra en la órbita de la ilegalidad, es un problema que el modelo de mercado se ha mostrado incapaz de resolverlo y más bien permite su expansión acelerada. En el ámbito de las relaciones internacionales: restricciones a los flujos internacionales de capitales, faltan de garantías para la inversión, competencia mercantil, barreras a la ampliación de los mercados, falta de control de la droga y del crimen organizado, etc. En la economía mundial: regulaciones estatales, el dumping, los aranceles que aumentan los costos de transacción, competencia industrial versus libertad de comercio, altos costos
93

Fundamentos de Política Pública

de la mano de obra, monopolio de las patentes de innovación. Problemas ambientales, tales como la lluvia ácida y la disposición de residuos industriales. Redes sociales: problemas de las migraciones, de los refugiados y del turismo, excesivos costos de la salud pública, enfermedades infecciosas, SIDA, malaria, enfermedades endémicas, universalización de la educación con oferta privada, limitantes del transporte y de las comunicaciones, etc. Segundo, en América Latina y Colombia, el crecimiento de la deuda, baja de las reservas internacionales, baja competitividad y productividad, carencias para la inserción en el mercado, droga y crimen organizado de carácter global, desorden público y debilidades de la defensa nacional. Económicos: inflación y bajo poder adquisitivo, altas tasas de interés y baja inversión, contrabando y desempleo, crisis fiscal y gasto publico, recesión y baja competitividad de la industria, inseguridad en el campo, concentración latifundista, faltan de vías de comunicación Sociales: Inseguridad social y crisis de la salud pública, baja cobertura y calidad de la educación, altos costos de la vivienda de interés social, deficiente gestión en la prestación de los servicios públicos, violencia, guerra y desorden público.

Relaciones Causa-Efecto
Las indagaciones acerca de las relaciones causa-efecto han mostrado que existen muchas alternativas y pluralidad de modos posibles que explican el origen de los problemas públicos. La complejidad y multiplicidad de estas relaciones ha llevado a la construcción de tipologías causales y sobre los efectos de la problemática pública. La explicación de un problema esta ligada a un conjunto de causas posibles, en espacios públicos o privados, vinculados a los intereses, los valores y la ideología, individual o colectiva, que buscan las razones por las cuales de ha llegado a una situación problemática determinada. Estas tipologías muestran en la práctica los distintos modos de articulación de distintos problemas y explican la naturaleza de los cambios y de las dinámicas asociadas a cada tipo de relación establecida en el escenario global, nacional o territorial. Estos tipos de causalidad están asociados a los distintos niveles de profundidad analítica. Toda explicación causal implica un trabajo de artesanía intelectual orientado a la selección de información, de los distintos relatos sobre la situación y de un proceso de síntesis que de cuenta de los distintos componentes del problema en estudio, resultado en sí mismo determinado por las lecturas particulares de sus múltiples actores.

94

Fundamentos de Análisis de Política Pública

En el marco de la complejidad del problema a analizar los distintos actores, beneficiados o afectados, privilegian la causalidad más vinculada con sus intereses, valores e ideología que expresa conflictos frente a los distintos relatos explicativos acerca del problema, los cuales se convierten en la base de los acercamientos y consensos en función de las fuerzas de los actores comprometidos en la situación. Todo problema público produce una serie de nuevos problemas considerados como efectos, consecuencias o resultados de su emergencia y desarrollo como problema inicial, social o público. Por analogía con las tipologías causales podemos estructurar tipologías múltiples, secuencias e intrincadas sobre efectos o resultados de un evento problemático Una estrategia metodológica para abordar la complejidad de la problemática pública y simplificar su comprensión sin menoscabo de su estructura y organicidad, consiste en la reconstrucción de las relaciones dentro de un árbol del problema que encadena las relaciones causa-efecto, mejorando el análisis integral del problema estudiado. Las relaciones causa-efecto abordadas, de esta manera, permite la formulación de hipótesis causales o las relacionadas con efectos y resultados no solo para la comprensión e interpretación del fenómeno analizado, sino, ante todo, para someter dichas hipótesis a un proceso de verificación o de comprobación causal o consecuencial. ¿Qué es el árbol de problemas? El árbol de problemas es una técnica que se emplea para identificar una situación negativa (problema central), la cual se intenta solucionar mediante la intervención de un proyecto utilizando una relación dentro de tipologías o modelos causa-efecto. Gestión de Recursos Públicos: la distribución y gestión de recursos públicos globales incorporan las relaciones público-privado, cuando las funciones públicas son cumplidas por uno u otro sector o ambos, mediante proyectos y contratos que distribuyen los recursos y determinan la relación de agencia en la distribución y en la ejecución de los mismos.

Inclusión en la Agenda Política
Todo problema en su construcción presenta una secuencia desde su inicio hasta la inclusión en la agenda, primero, adquiere cierto nivel de generalidad como problema público, segundo, adquiere reconocimiento social y, tercero, es susceptible de ser parte de la agenda política para ser institucionalizado. “La inscripción de un problema en la agenda política se vuelve entonces un juego complejo de lógicas cognitivas y normativas, asociado a las modalidades de intercambios entre los actores sociales, que apunta, en particular, a administrar esa “relación global/sectorial” integrando más o menos perfectamente los elementos de “código” característicos del campo político.

95

Fundamentos de Política Pública

Resumiendo, su aproximación a la puesta en agenda, Cobb y Elder proponen el esquema ideal siguiente, característico de la progresión de un problema hacia la agenda institucional. P76 Fuente: Esquema adaptado de Cobb, Elder, 1972
��������������� ������������
���������������� ������� ������������ ��������� ������������ ���������� ������� ���������������

���������

������

������ ����������

��������������� ������������

De forma muy simplificada, la emergencia de un problema y su puesta eventual en agenda dependen de este modo de una interacción inicial entre uno o varios actores que se unen a un fenómeno dado, a veces en la ocasión de un acontecimiento disparador, esta dinámica conduce a una primera problematización” (Muller, P. 1998).

96

Fundamentos de Análisis de Política Pública

5. PRÁCTICA SOCIAL GLOBAL
La práctica social tiene como base las relaciones sociales y está orientada a la transformación del orden social y a dar direccionalidad del cambio y por tanto tiene relación con los intereses de los individuos, grupos y clases sociales. Por ello es necesario precisar los actores y protagonistas, sus intereses, formas de organización y contradicciones para descubrir la direccionalidad del cambio o la oposición a este mismo.

Origen de la Acción Pública
“Todo fenómeno social aparece de manera más o menos aleatoria y caótica, ninguna regla precisa podría determinar las condiciones y los procesos de su emergencia. De ellos se derivan dos proposiciones complementarias: (I) la imposibilidad de ver de la misma manera, todos los fenómenos sociales, lo que explica que nadie sea excluido de toda posibilidad de ser inscrito en la agenda política; (II) Los fenómenos sociales pasan por una serie de prismas, actuando en tanto procesos de selección, que modifican la naturaleza, la audiencia, el sentido de los fenómenos percibidos y contribuyen a hacer los objetos legítimos para la acción pública. El conjunto de esos prismas corresponde a una fase de problematización, en el curso de la cual un cierto número de actores van a ser llevados a percibir una situación como “anormal”. Los actores perciben una desviación entre lo que son, lo que podrían ser y lo que deberían ser. (Muller, P., Surel, Y., 1998) La expresión “problemática pública” más que una reflexión sobre obstáculos epistemológicos convoca a identificar, plantear y describir problemas reales, ligados a la relación público-privado que asume en los distintos sectores, territorios nacionales, regionales y locales en perspectiva económica política y social. La identificación y el planteamiento de problemas tiene importancia en la gestión pública, en tres sentidos: primero, demanda investigación para desentrañar la diversidad y explicación de problemas del sector público; segundo, ofrece alternativas de resolución de problemas y conflictos como base de la formulación de políticas públicas; y, permite elaborar diagnósticos que soportan planes, el diseño de estrategias y asignación de recursos para la acción pública. La recuperación del estudio de la problemática pública en estos tres sentidos, dando prioridad a lo problemático sobre lo temático, produce cambios significativos en el objeto del
97

Fundamentos de Política Pública

conocimiento, en la actitud metodológica asumida, en las pautas pedagógicas trazadas y en la reorientación de las técnicas didácticas con tal fin. Las pautas pedagógicas de formación y capacitación deben priorizar en el análisis de la problemática pública, con el fin de identificar problemas, interpretarlos y explicarlos en sus relaciones de causalidad y efectos, describir los agentes y actores, intereses y contradicciones, así como la propuesta de resolución de conflictos como tarea permanente del gestor público. Conviene introducir, acorde al desarrollo de la ciencia y la tecnología, los niveles técnicos y tecnológicos para el tratamiento de estos problemas en la construcción del árbol del problema, el análisis de fuentes estadísticas, directas e indirectas, manejo de las técnicas de resolución de conflictos, teoría de juegos, etc. Es necesario abocar la cuestión del origen de la acción pública en una perspectiva histórica que explica su relación con los problemas públicos, con los referenciales sectoriales que orientan esa acción frente a estos problemas y hacer una aproximación a tipologías de problemas, observadas, en diversas instancias y escenarios -estructurales, situacionales y coyunturales- en que se debaten los problemas públicos. La acción pública tiene su origen en procesos, hechos y fenómenos sociales que cobran expresión en necesidades y problemas públicos. Las ciencias sociales tienen por objeto la explicación de los primeros, la identificación de necesidades y problemas a partir de los segundos. La comprensión de las necesidades sociales y de la naturaleza de los problemas está asociada al sentido y dinámica de la acción pública.

Actores, Intereses y Contradicciones
Tanto en la construcción de los referenciales de la acción pública como en la formulación de los problemas públicos, las decisiones de política, su implementación o ejecución y gestión los actores y protagonistas están presentes y cumplen distintos roles, según el nivel de empoderamiento que tenga dentro del proceso. En el marco de la globalización, los actores y protagonistas están ubicados dentro de la estructura del poder y del orden global. En el contexto del Estado-Nación, los actores y protagonistas se articulan a la estructura global-nacional, en estos términos: Los actores y protagonistas de los tres bloques de los países del Norte participan de manera directa en la estructura tripartita de Poder global, Económico: FMI, BM, OMC, AMI; Poder Político: ONU con todos su órganos, programas y fondos; y el Poder Militar, ejercido desde CSNU, la OTAN y los ejércitos países del Atlántico Norte. Los protagonistas externos, aparecen como: gobiernos y organismos externos: FMI, BM, OMC; agencias internacionales: BID, ONU, CEPAL; corporaciones transnacionales:
98

Fundamentos de Análisis de Política Pública

ITT, IBM, SIMMENS; grupos privados trasnacionales: ONG, Iglesias, profesionales; grupos supra-regionales: UE, TLC, MERCOSUR. Actores y protagonistas mediadores: países Semi-periféricos: España. Portugal, Taiwán, Corea, India; Organismos Regionales Internacionales: CEPAL, OEA; Organismos Regionales: INTAL, ALADI, SICA, SELA, APEC; organismos sectoriales: CITEL, OLADE; medio ambiente y Asentamientos Humanos: CEPAL, OPS. Actores Nacionales: Considerados en dos campos: a. Actores y Protagonistas Oficiales: el ejecutivo; las legislaturas; las agencias administrativas; las Cortes y las Instituciones territoriales; y, los participantes no oficiales: grupos de interés; movimientos sociales; partidos políticos; ciudadanos y consumidores. “Los actores elaboran argumentaciones concurrentes, que apuntan a definir un problema en un “lenguaje” que corresponde a sus valores, sus creencias, sus posiciones, sus intereses, los caracteres de su organización… en este marco general, la génesis de la acción publica es entonces desglosada en tres procesos ideales analíticamente distintos, que llevan a la problematización de los fenómenos sociales, sobre la inscripción formal sobre la agenda y la influencia eventual de las “ventanas políticas” (Muller, P., Surel, Y., 1998). El conjunto de intereses al interrelacionarse encuentran elementos comunes que se traducen en ciertos rasgos de identidad, pero en la mayoría de los casos se encuentran en diversos grados de contradicción, lo que genera conflictos económicos, políticos y sociales que demandan alternativas y mecanismos de resolución. Tanto los sujetos individuales como las comunidades y grupos sociales asumen diversas identidades según épocas históricas o etapas evolutivas. Las migraciones y las experiencias históricas, están asociadas a procesos de identificación con su propia cultura o con culturas diversas. Las migraciones conducen inevitablemente a una mayor diversidad étnica y cultural en el interior de los países, transformando las identidades y desdibujando las fronteras tradicionales. Puede observarse diferencias de identidad entre los adolescentes en el mundo global respecto de las identidades que prevalecieron en las décadas de los 60 y de los 70, tanto para el mundo desarrollado como para los países dependientes. La contradicción conjuga factores internos y externos del fenómeno o problema objeto de la acción social y está en oposición al equilibrio de fuerzas contrarias que configuran y determinan su identidad cuantitativa y global, generando un crecimiento cuantitativo que puede transformar la relación en otra identidad diferente. La dialéctica es el método de las contradicciones, es un proceso de razonamiento, de cuestionamiento y de interpretación, que ha recibido distintos significados a lo largo de la historia de la filosofía y del desarrollo de las ciencias. Por tanto, ha evolucionado desde la mayéutica hasta la dialéctica como actitud metodológica.

99

Fundamentos de Política Pública

Interrogantes a la Acción Público/Privada
Frente a esta compleja problemática se plantean una serie de interrogantes que exigen explicación y acción pública y privada global: • Desarrollo económico sostenible global: ¿Cómo garantizar un medio ambiente sano?, ¿Cómo luchar contra el calentamiento global y la contaminación ambiental?, ¿Cómo proteger la diversidad del sistema ecológico y el futuro de las especies?, ¿Cómo conservar los recursos hídricos y evitar la desertificación o pérdida de biodiversidad?, ¿Cómo manejar las fuentes energéticas? La globalización y la tercera revolución industrial, hacia una nueva forma de desarrollo y el fin de la pobreza, África continente futuro, la prevención y resolución de conflictos, ¿Estamos preparados para el siglo XXI? (UNESCO, 2002). • Movilidad sectorial de flujos económicos: ¿Cómo organizar la regulación transnacional?, ¿Cómo manejar los flujos financieros, de inversión, de producción, de ciencia y tecnología, mercantiles y comerciales?, ¿Cómo lograr la universalidad del consumo?, ¿Cómo evitar el monopolio sobre los flujos financieros, de la biotecnología y de acceso a los recursos naturales?, ¿Cómo garantizar la integración económica? • Movilidad sectorial de flujos sociales: ¿Cómo controlar migraciones laborales, de refugiados y turistas?, ¿Cómo luchar contra la pobreza, la exclusión, la informalidad y el desempleo?, ¿Cómo cooperar contra la droga y el crimen organizado?, ¿Cómo garantizar la equidad de género y los derechos a los ancianos, jóvenes y niños?, ¿Cómo avalar los derechos a minorías étnicas y religiosas? ¿Cómo garantizar la seguridad alimentaria? • Movilidad sectorial de los flujos políticos: ¿Cómo luchar contra el monopolio de armas de destrucción masiva?, ¿Cómo evitar el tráfico de armas?, ¿Cómo erradicar las armas químicas?, ¿Cómo garantizar los derechos humanos y el derecho internacional humanitario?, ¿Cómo respetar el ejercicio de la globalización del derecho?, ¿Cómo garantizar la seguridad de la sociedad? Democracia en el futuro, el porvenir de los derechos humanos, las mujeres y la infancia en el siglo XXI, futuro del trabajo y del tiempo, apartheid urbano o tercera época para la ciudad, el final de la utopía o el nacimiento de nuevas utopías. (UNESCO, 2002) • Movilidad sectorial de los flujos culturales: ¿Cómo favorecer el desarrollo la libertad de los sistemas de información y de las telecomunicaciones?, ¿Cómo lograr la expansión de las lenguas y de la literatura?, ¿Como garantizar el respeto de la multiculturalidad de los pueblos?, ¿Cómo garantizar las autonomías culturales, étnicas y religiosas y el respeto a la diversidad?
100

Fundamentos de Análisis de Política Pública

¿Choque de culturas o hibridación cultural? Patrimonio y las generaciones futuras, futuro de las lenguas, de la literatura, de las artes visuales, inteligencia artificial, nuevas fronteras de la educación, información, redes e identidades, ciberespacio y clonación. (UNESCO, 2002) Hacia un nuevo Pacto Cultural: futuro de la especie humana, de la explosión a la implosión de la población, avances y riesgos de la biotecnología, enfermedades en el siglo XXI, contaminación química e invisible, escasez relativa del agua, el problema de los alimentos y de los energéticos, el futuro en el espacio. (UNESCO, 2002)

101

Fundamentos de Política Pública

Referencias Bibliográficas
Elster, 1982, Marxismo, Funcionalismo y Teoría de Juegos Becker, 1993, The Economic Way of Looking at Behavior Olson, Mancur, 1965, The Logic of Collective Action Thoenig y Meny, 1992, Las Políticas Públicas Cfr. Muller, 2000, El análisis Cognitivo de Políticas Públicas Sacristán, M., citado por López A., S., 2009 Schmitter Philippe, C., 1981, en: Schmitter y Lehmbruch, 1992, Neocorporativismo Más allá del Estado. Lehmbruch, 1981, en: Schmitter y Lehmbruch, 1992, Neocorporativismo Más allá del Estado. Panitch, 1981, Trade Unions and the Capitalist State Cfr. Amín Samir, en: Vega, R., 1999 Ludwig Erhard, 1994, Economía Social de Mercado De Borbón Parma, Carlos Hugo, 2004 Jobert, Bruno, 1994, Le Tournant Néo-Libéral en Europe Bruckmann, Mónica y Dos Santos, Theotonio, 2008, Balance Histórico de los Movimientos Sociales en América Latina Bruckmann, Mónica y Dos Santos, Theotonio, 2008, Op. Cit. Bruckmann, Mónica y Dos Santos, Theotonio, 2008, Op. Cit. Bruckmann, Mónica y Dos Santos, Theotonio, 2008, Op. Cit. North y Thomas 1973, The Rise of the Western World North, 1981, Structure and Change in Economic History North, 1993, Instituciones, Cambio Institucional y Desempeño Económico Guy Peters, 2003, El Nuevo Institucionalismo en la Ciencia Política Guy Peters, 2003, Op. Cit. Nakamura, 1987, The Textbook Process and implementation Research Hjern y Hull, 1982; Sabatier, 1986 Muller y Surel, 1998, Génesis de la Acción Pública Jones, 1970, citado por Roth, D., A., 2003. Sabatier, 1991, Toward Better Theories of the Policy Process Rodríguez B., A., 2006, Buen Gobierno o ¿Elogio del Gobierno de Mercado? Meny y Thoenig, 1992, Op. Cit. Cobb, Elder, 1972, Participation in American Politics Muller, P., Surel, Y., 1998, Op. Cit. Muller, P., Surel, Y., 1998, Op. Cit. Muller, P., Surel, Y., 1998j Op. Cit. UNESCO, 2002, Foro Social Mundial UNESCO, 2002, Op. Cit. UNESCO, 2002, Op. Cit. UNESCO, 2002, Op. Cit. UNESCO, 2002, Op. Cit.

102

Fundamentos de Análisis de Política Pública

Reseña Bibliográfica La Lógica de la Acción Colectiva Mancur Olson (1932-1998)
Harvard University Press, 2ª ed., México 1992. Licenciado por la North Dakota State University, obtuvo un máster en la Oxford University y el doctorado en Economía por la Harvard University en 1963. Profesor de Economía en la University of Maryland. Como director del Center for Institutional Reform and the Informal Sector (IRIS) de Maryland, Olson colaboró activamente con gobiernos de muchos países en su esfuerzo de construcción de instituciones que impulsaran el desarrollo económico. Entre esos países están Rusia, India, Bangla Desh, Mongolia, Nepal. Polonia y Egipto. Tres obras fundamentales de investigación, con distintos enfoque metodológicos, se dedicaron a dar explicaciones analíticas del comportamiento de los grupos de acción colectiva ya sean partidos políticos, reglas de consenso para las decisiones públicas o propiamente los grupos de acción colectiva: cronológicamente, la de Anthony Downs, “An Economic Theory of Democracy”, en 1957; la de James M. Buchanan and Gordon Tullock, “The Calculus of Consent”, en 1962 y la de Mancur Olson, “The Logic of Collective Action”, en 1965. En “La lógica de la acción colectiva” Mancur Olson analiza la contradicción existente entre los objetivos individuales y lo que se puede conseguir actuando en grupo. Destacó la importancia de las instituciones políticas sobre el desempeño económico de las naciones. Abordó también la provisión de bienes públicos y las políticas fiscales de las democracias y las autocracias, así como el papel de los derechos de propiedad y los acuerdos contractuales en el desarrollo económico. Es famosa su parábola de los autócratas como bandidos que tratan de explotar racionalmente a sus víctimas. Todos los individuos que detentan el poder se interesan de manera global en la prosperidad económica. Pero “un bandido sedentario” es mejor que “un bandido itinerante”, pues al primero le interesa que sus víctimas sigan siendo prósperas, de modo que nunca roba todo. Por la misma razón, una autocracia inestable robará más que en una autocracia estable, pues esta última tiene perspectivas a más largo plazo y mayor interés en la prosperidad futura. “La premisa básica que Olson analiza y desarrolla en LAC es: “la racionalidad individual no es suficiente para la racionalidad colectiva”… En 1965, cuando Olson presenta su LAC, la discusión se centraba en como afirmar una teoría económica que demostrara, analítica y empíricamente, que la acción individual, que descansa en el interés propio, era la base fundamental del intercambio entre los grupos de individuos que permitía entender como se formaban los precios y la “Riqueza de las Naciones”, como le gustó ponerlo a Adam Smith para referirse a la suma de individuos e, implícitamente, al crecimiento.
103

Fundamentos de Política Pública

Así es que, Olson reconoce grupos de acción colectiva (grupos, aunque no clases) como agentes de decisión económica además de los agentes individuales que no pertenecen a grupos de acción colectiva. La racionalidad de los grupos de acción colectiva se basa en el interés propio de los individuos (bases de la teoría económica tradicional), en los grupos pequeños y, en los “incentivos selectivos” para los grupos grandes. Entre los grupos de acción colectiva, grandes y pequeños, el sistema de gobierno es un grupo más, aunque tiene la capacidad política del poder de coerción. Consecuencias y contribuciones de este enfoque: 1. No habrá países que logren una organización simétrica de todos los grupos con un interés en común, y que, por lo tanto, logren resultados óptimos a través de una negociación global. 2. Las sociedades estables, cuya fronteras no hayan sido rectificadas tienden a acumular más acuerdos y organizaciones para la acción colectiva a medida que pasa el tiempo. 3. Los miembros de “pequeños” grupos poseen un desproporcionado poder organizativo para la acción colectiva, y tal desproporción disminuye, pero no desaparece, a lo largo del tiempo en las sociedades estables. 4. En una situación de equilibrio, las organizaciones y los acuerdos de intereses específicos reducen la eficiencia y la renta global de las sociedades en que actúan, y constituyen un factor de división en la vida política. 5. Las organizaciones de vasto alcance se ven incentivadas a lograr que la sociedad en la que actúan sea más próspera; a redistribuir la renta en beneficio de sus miembros con el mínimo exceso de peso posible; y a dejar sin efecto tal redistribución cuando el volumen redistribuído no posea un nivel considerable en relación con el costo social de la redistribución. 6. Las coaliciones de distribución toman decisiones con más lentitud que los individuos o las empresas que la constituyen, acostumbran tener mesas de negociaciones y órdenes del día sobrecargados, y fijan precios con más frecuencia que cantidades. 7. Las coaliciones de distribución retardan la capacidad de una sociedad para adoptar nuevas tecnologías y para reasignar recursos en respuesta a las condiciones cambiantes, reduciendo así la tasa de crecimiento económico. 8. Las coaliciones de distribución, una vez que son lo bastante grandes como para tener éxito, adoptan un carácter excluyente y tratan de limitar la diversidad de rentas y valores entre sus miembros. 9. La acumulación de coaliciones de distribución aumenta la complejidad de las normativas, las funciones del gobierno y la complejidad de los acuerdos, y modifica asimismo la dirección de la evolución social”. (Cfr. Adrián C. Guissarri).
104

Fundamentos de Análisis de Política Pública

Reseña Bibliográfica Instituciones, Cambio Institucional y Desempeño Económico Douglass North
México, F.C.E., 1993 Douglass Cecil North (5 de noviembre de 1920, Cambridge, Massachusetts, EE. UU.) es un economista e historiador estadounidense, galardonado con el Premio Nobel de Economía en 1993 junto a Robert Fogel por su renovación de la investigación en historia económica, a partir de la aplicación de técnicas cuantitativas para explicar los cambios económicos e institucionales. Síntesis de su pensamiento económico: El marco analítico de North (1993, es una modificación de la teoría neoclásica. Acepta la hipótesis fundamental de la escasez y, por consiguiente, de la competencia, al igual que las herramientas analíticas de la teoría microeconómica neoclásica, pero modifica sus hipótesis de racionalidad al asumir información incompleta y modelos subjetivos de la realidad, así como retornos crecientes, que son característicos de las instituciones. Adiciona la dimensión del tiempo, que no es tomada en cuenta en el análisis neoclásico. La tesis de North es que las instituciones forman la estructura de incentivos de los individuos que interactúan en sociedad y que, por consiguiente, las instituciones políticas y económicas son los determinantes fundamentales del desempeño económico en el largo plazo. Las elecciones que hacen los individuos dependen de sus creencias; éstas son una consecuencia del aprendizaje acumulativo que se transmite culturalmente de generación en generación. Las instituciones son restricciones diseñadas por el hombre para reducir la incertidumbre que supone la interacción humana. La incertidumbre surge debido a la información incompleta que se tiene con relación al comportamiento de la gente y a las limitaciones computacionales del individuo para procesar, organizar, y utilizar información. Al estructurar la interacción humana, el marco institucional limita el conjunto de elecciones de los actores y reduce la incertidumbre. Las instituciones están conformadas por: a) restricciones informales (normas de comportamiento, convenciones y códigos de conducta autoimpuestos); b) restricciones formales (reglas, leyes, constituciones); y c) las características de aplicación de estas restricciones (policía, sistema judicial). En el marco analítico institucional considera los costos de transacción del intercambio. Reconocer que intercambiar tiene costos obliga a realizar modificaciones significativas a la teoría económica convencional, y a admitir que estos costos afectan el desempeño económico. North critica el paradigma neoclásico que no los toma en cuenta, a pesar de su importancia en el mundo real. Según cálculos citados por North en 1970, el 45% del producto nacional bruto de Estados Unidos de América correspondía al sector de
105

Fundamentos de Política Pública

transacción. El cambio institucional es un proceso ubicuo, continuo y acumulativo que se origina en la interacción entre instituciones y organizaciones. Las instituciones son las reglas del juego, y las organizaciones y sus empresarios son los jugadores. Las organizaciones están conformadas por grupos de individuos aglutinados con el propósito de alcanzar ciertos objetivos. Las organizaciones incluyen: a) cuerpos políticos (partidos políticos, senado, concejo municipal, cuerpos reguladores); b) cuerpos económicos (empresas, sindicatos, granjas familiares, cooperativas); c) cuerpos sociales (Iglesias, clubes, asociaciones deportivas); y d) cuerpos educativos (colegios, universidades, centros de adiestramiento vocacional. North sugiere que los cambios institucionales tienden a ser graduales porque las restricciones informales confieren estabilidad a las instituciones. No obstante, las instituciones, al reducir el precio que la gente paga por defender sus convicciones, hace que los dogmas, las ideologías y las modas pasajeras sean fuentes importantes de cambio institucional. Para avanzar en la formulación de una teoría del cambio social, North propone desechar la hipótesis de racionalidad que sustenta a la teoría económica convencional y explorar constructivamente la naturaleza del aprendizaje humano. Concretamente, sostiene que el marco analítico para entender la toma de decisiones bajo condiciones de incertidumbre debe basarse en una teoría del proceso de aprendizaje humano. Considera que la cultura es clave para entender el fenómeno de la “dependencia de curso” [path dependence], es decir, para comprender por qué es tan difícil que las economías— una vez encaminadas por la senda del crecimiento, el estancamiento, o el declive—logren revertir sus tendencias de largo plazo. North explica que el aprendizaje de cualquier generación está fuertemente condicionado por las percepciones derivadas del aprendizaje colectivo secular. Así, el aprendizaje es un proceso acumulativo filtrado por la cultura de una sociedad. Aconseja que al diseñar políticas de desarrollo para las economías del Tercer Mundo y el Este europeo se tenga presente los fundamentos del enfoque institucional-cognoscitivo. En primer lugar, recomienda tener en mente que la simple transferencia de reglas formales—políticas y económicas—de economías de mercado exitosas a economías atrasadas o en transición no es condición suficiente para lograr un buen desempeño económico, ya que los resultados económicos dependen también de las reglas informales (que cambian gradualmente) y de la aplicación de las reglas (cuyo costo está determinado, en buena medida, por las reglas informales). Al formular un nuevo marco analítico para el estudio de la historia económica y el desarrollo económico, North ha hecho una aportación apreciable a la ciencia económica. El enfoque de North es mucho más complejo y comprensivo que los modelos concebidos en la tradición neoclásica, y ha demostrado que la teoría económica puede realizar avances considerables a través de un diálogo inter-disciplinario franco y sin restricciones. (Pardo R., G., 1977).
106

Fundamentos de Análisis de Política Pública

Reseña Bibliográfica El Advenimiento del Neocorporativismo Diana Armas Dueñas.
A mediados de los años 70 del siglo XX, comenzó “oficialmente” el controvertido debate politológico y sociológico sobre el corporatismo o neocorporativismo. Diversos académicos e intelectuales alemanes, británicos y estadounidenses convergieron en la recuperación terminológica de un fenómeno polémico ideológicamente. Desde 1974, Schmitter, Pahl y Winkler o Lehmbruch difundieron sus trabajos sobre dicho fenómeno, iniciando un debate teórico e ideológico sobre una problemática neocorporativa que parecía señalar “el descubrimiento simultaneo ”sobre nuevos procesos sociales y políticos que transformaban radicalmente la naturaleza de las sociedades capitalistas desarrolladas y las relaciones entre Estado y Sociedad civil. Este renacer de los estudios corporativos, dentro del debate sobre las formas de gestión técnica de la política (ante la crisis de la “democracia de partidos”), puede situarse con el trabajo de P. Schmitter, “Still the Century of Corporatism?” (1974) popularizado posteriormente por estudios y compilaciones monográficas (Comparative Political Studies, 1977; Schmitter y Lehmbruch, 1979; o Berger, 1981); aunque hay que señalar el inicio de los estudios sobre los “grupos de poder” en la década de los sesenta en el mundo intelectual británico y norteamericano: A. Shonfield (1965); Samuel H. Beer (1965); H. Eckstein (1969) o el noruego Rokkan. Al respecto, Sanz Menéndez destacó la “producción teórica ingente sobre este fenómeno, polarizada por Philippe Schmitter, y centrada en la construcción, destrucción y reconstrucción del concepto neocorporativo”. Aparecía, pues, un “nuevo concepto” político-social que representaba, para muchos teóricos, un óptica adecuada para intentar la comprensión de la realidad política del pluralismo social y los “grupos de intereses”, dentro de la tendencia a la tecnificación de la política. Pero este debate concluyó con un “relativo fracaso” por sus “ambiciones macroteóricas”, su “estiramiento conceptual” y sus “generalizaciones científicas”, que para Sanz Menéndez dejaron “meras generalidades, que producen vaguedades y a la oscuridad conceptual”, y una relevancia normativa coyuntural que dificulta su estudio actual. Pluralidad de usos y versiones del corporatismo de un concepto polisémico, a nivel terminológico y conceptual, que de manera generalizada se refería a formas y medios específicos de representación en intermediación de intereses (una referencia derivada esencialmente de los planteamientos de Shmitter, y que suponía una supuesta reacción al fracaso observado de los tradicionales organismos de intermediación y representación de la voluntad popular). Pero también suponía una forma institucionalizada de elaboración de políticas públicas para Lehmbruch; un nuevo marco de organización económica estatista para Pahl y Winkler; un sistema específica de ordenación de las relaciones sociolaborales e industriales en torno a la negociación y gestión global de la política salarial para Offe o Streeck; o un nuevo sistema de control capitalista para Jessop o Panicht.
107

Fundamentos de Política Pública

a. La versión neocorporativista: Philippe Schmitter, partiendo de sus estudios sobre los grupos de interés en Iberoamérica (“Interest conflict and political change in Brazil”, 1971), desarrolló su análisis sobre el fenómeno corporativo de representación de intereses a partir de la realidad de los regímenes autoritarios iberoamericanos. En ellos encontró un “Pluralismo limitado”, definido como “regimentación desde arriba de la representación de los intereses en un conjunto preordenado de categorías jerárquicas; reconocimiento oficial y control sobre las finanzas internas; la selección de líderes y la articulación de demandas; monopolio formal de representación; imposición de una relación simbiótica entre esas asociaciones semivoluntarias y la burocracia central”, sobre una estructura organizativa autoritaria de partido político único, centralización administrativa y despolitización tecnocrática (1973).
Desde la “política comparativa” (al igual que Lehmbruch), lanzó a la arena intelectual y editorial el debate corporativo. Traspuso un fenómeno estructural detectado en los regímenes autoritarios iberoamericanos a la realidad de la Europa occidental y democrática, que para Sanz Menéndez no resaltó la especificidad del fenómeno en Europa, lo que conllevó “una inmediata pérdida de precisión” al reflejar un concepto excesivamente amplio, pero que también conllevó una apertura normativa y una popularización académica. Mientras, G. Lehmbruch, partiendo de su concepto de “democracia consociacional”, tipo de democracia de consenso señalada por Almond, observó la existencia de modelos no competitivos de gestión de conflictos en las democracias partidistas de occidente (Austria o Suiza) que generaban patrones de elaboración y ejecución de políticas públicas (1967). Asimismo, Pahl y Winkler: un nuevo sistema económico corporatista, caracterizado por la propiedad privada y la intervención estatal, se imponía como la solución menos costosa para los grupos sociales relevantes (1974). Esta era una estrategia unida al proteccionismo estatal, similar a la desarrollada por el fascismo y el nacionalsindicalismo en la crítica coyuntura de los años treinta (“fascismo con rostro humano”); así como un medio de gestión de crisis, separada de la representación de intereses, de la contienda electoral o la elaboración concertada de políticas públicas (en manos de la burocracia estatal).

b. El contexto político-social: ¿crisis del Estado democrático-social?: El proceso de reestructuración de la relación entre Estado y Sociedad civil que se desarrolló en Europa Occidental durante la crisis del Estado de Bienestar o keynesiano, no fue ajeno al territorio español, aunque con significativas diferencias históricas. La crisis económica de los años 70 y las limitaciones que dicho modelo de Estado presentaba para aunar crecimiento económico ye estabilidad política, condujo a la deslegitimación política y a la reflexión intelectual. El equilibrio keynesiano se venía abajo, y la Sociedad civil surgía bajo diferentes manifestaciones como nuevo actor protagonista de la realidad histórica. La “sagrada” institución del Estado era cuestionada en su papel intervencionista y paternalista, y las denominadas tendencias “neocapitalista” aparecían en el horizonte socioeconómico sembrando expensas y recelos.
Nuevos modelos de entender el papel del estado, el protagonismo de la Sociedad civil, alternativos movimientos sociales, que aportaban, en suma, soluciones a la crisis estructural
108

Fundamentos de Análisis de Política Pública

del modelo político, social y económico que había permitido la estabilidad sistémica de Europa Occidental. Y de entre esos modelos alternativos, surgían una serie de tendencias y mecanismos de representación profesional, de intermediación de intereses, de negociación paraparlamentaria y extramercantil, que recordaba parcialmente proyectos y realidades asociados ideológicamente a sistemas políticos autoritarios y totalitarios: el Corporatismo. La famosa y anunciada crisis de gobernabilidad de los sistemas políticos liberal-capitalistas en su versión europea keynesiana a partir de los años 70, unida indisolublemente a la deslegitimación ideológica de tales sistemas, ante la incapacidad manifiesta para resolver las demandas crecientes de la sociedad; hizo replantearse a los principales movimientos sociales la viabilidad del sistema e impulsó la génesis de todo tipos de modelos alternativos de reequilibrio. Desde la Ciencia política y la sociología, surgieron numerosos estudios que analizaban el fenómeno de la “ingobernabilidad”. Economistas liberales como Brittan (1975) teóricos neoconservadores como Bell (1979); y neomarxistas como Offe (1975) y Habermas (1975), buscaron las razones de la crisis y las posibles vías alternativas. Dentro de estos estudios, se desarrolló el análisis global de un fenómeno político-social de naturaleza difusa, denominado como “mesogobiernos” o gobiernos intermedios. Víctor Pérez señalaba que este fenómeno se incardinaba en el proceso de redefinición del papel de Estado y de sus relaciones con la sociedad civil, dentro del contexto de solución parcial o global del problema de la gobernabilidad. Los definía como “conjuntos institucionalizados de posiciones de autoridad en asociaciones de dominación” caracterizados por: 1. Autoridad apoyada o sancionada por el estado. 2. Actividad orientada a la satisfacción de intereses e identidades de grupos funcionales o territoriales. 3. Bases sociales de dominación constituidas por tales grupos (segmentos territorial o estructuralmente diferenciados). 4. Grupos de escala media territorial y funcionalmente (ni estatales ni locales). c. Nueva corporación y viejas técnicas: los “mesogobiernos”. Por ello dentro de este aparentemente difuso fenómeno del “mesogobierno” se distinguirían aquellos de base territorial, y aquellos de base funcional (económica o profesional), los cuales pueden adoptar múltiples formas. Por lo que respecta a este estudio, destacan los mesogobiernos económico-funcionales, englobado genéricamente bajo la denominación de “neocorporatismo”, entendido como “un sistema de intermediación de intereses y de participación en la definición y en la ejecución de la política económica de los Estados”, que puede adoptar formas múltiples y variables (para Schmitter “liberal o autoritario”, y para Lehmbruch “societal o estatal”). Veáse Victor Pérez Díaz, El retorno de la sociedad civil. Madrid, Instituto de Estudios Económicos, Colección Tablero, 1987.

109

Fundamentos de Política Pública

Bibliografía
AGASSI, Joseph, 1975, “Institutional Individualism”, British Journal of Sociology, Vol. XXVI. AGASSI, Joseph, 1960, Methodological Individualism, British Journal of Sociology, Vol. XI. ANDERSON, Elizabeth, 2000, Beyond Homo Economicus: New Developments in Theories of Social Norms, Philosophy & Public Affairs, vol. 29, No. 2. ARROW, J. Kenneth, 1951, Social Choice and Individual Values. Nueva York: Wiley. AXELROD, Robert, 1996, La Evolución de la Cooperación: el Dilema del Prisionero y la Teoría de Juegos. Madrid: Alianza. BERVEJILLO, Federico, 1995, Territorios en la Globalización, Cambio Global y Estrategias de Desarrollo Territorial, ILPES y Revista PRISMA, N° 4, Universidad Católica del Uruguay. BECKER, G., 1993, Nobel Lecture: The Economic Way of Looking at Behavior. Journal of Political Economy, Vol. 101. No. 3. BECKER, G., 1987, Tratado sobre la Familia, Madrid: Alianza, [Treatise on the family, Cambridge: Harvard University Press]. BENSON, J.K., 1982, A framework for policy analysis, en D.L. Rogers y D.A. Whetten (eds). BOISIER, S., 1992, La Gestión de las Regiones en el Nuevo Orden Internacional: Cuasiestados y Cuasi-empresas». En: Boisier, S., El difícil arte de hacer región, Cusco, Centro de Estudios Regionales Andinos. BOISIER, S., 1994, Crisis y Alternativas en los Procesos de Regionalización. Rev. CEPAL 52.
110

Fundamentos de Análisis de Política Pública

BOISIER, S., 1995, La Mesoeconomía Territorial: Interacción entre Personas e Instituciones (Notas para orientar a los gobiernos regionales). Santiago, ILPES, Documento 95/26. BRUCKMANN, Mónica y DOS SANTOS, Theotonio, 2008, Balance Histórico de los Movimientos Sociales en América Latina, Rebelión BUCHANAN, James M. 2005, Elección Pública: Génesis y Desarrollo de un Programa de Investigación, Center for Study of Public Choice, George Mason University, revista Asturiana de Economía - Rae No. 33. BUCHANAN, J. M., 1954a, Social Choice, Democracy, and Free Markets, Journal of Political Economy, vol. 62. BUCHANAN, J. M., 1954b, Individual Choice in Voting and the Market, Journal of Political Economy, vol. 62. BUCHANAN, J. M., 1975, The Limits of Liberty: Between Anarchy and Leviathan, Universidad de Chicago, Chicago. BURT R.S, 1982, “Toward a Structural Theory of Action: Network Models of Social Structure, Perception and Action” NY: Academic Press CASTELLS, M., 1985, Reestructuración Económica, Revolución Tecnológica y Nueva Organización del Territorio, en Metrópolis, Territorio y Crisis. Madrid: Comunidad de Madrid. CASTELLS, M., 1989, Nuevas Tecnologías y Desarrollo Regional. Economía y Sociedad, Nº 2, Madrid, Cazes, B. (1994). «Regain de la prospective?». Espaces et sociétés, Nº 74-75. CAMAGNI, R.P. y C. Salone, 1993, «Network Urban Structures in Northern Italy: Elements for a Theoretical Framework». Urban Studies, Vol. 30, Nº 6. GARCÍA Canclini, N., 1993, «México 2000: Ciudad sin Mapa. Desurbanización, Patrimonio y Cultura Electrónica». Medio Ambiente y Urbanización, Año 10, Nº 43-44. GARCÍA Canclini, N., 1994, El Debate sobre la Identidad y el Tratado de Libre Comercio, Mundo, región, aldea. Identidades, políticas culturales e integración regional, Montevideo. COASE, Ronald H., 1937, The Nature of the Firm. Económica, No 4, Citado por North, 1990.

111

Fundamentos de Política Pública

COASE, Ronald H., 1960, The Problem of Social Cost, Journal of Law and Economics, No 3, Citado por North, 1990. COBB, Roder W. y ELDER, Charles, 1972, Participation in American Politics: the Dynamics of Agenda Building, Boston, Allyn and Bacon. COLEMAN J.S., 1988, Social Capital in the Creation of Human Capital, en: American Journal of Sociology 94. COLONOMOS, Ariel (Soussa direction), 1995, Sociologie des Réseaux Transnationaux, Edition L’Harmattan, Paris. DE BORBÓN Parma, Carlos Hugo, 2004, Algunas Reflexiones sobre el Socialismo del S. XXI. DE LEON, Peter, 1970, Una Revisión del Proceso de las Políticas: De Lasswell a Sabatier, Presentado en el XX aniversario del Centro de Investigación y docencia económicas en México, 1996. DIETERICH Steffan, Heinz, 2007, El Socialismo del Siglo XXI ELSTER, Jon, 1982, Marxismo, Funcionalismo y Teoría de Juegos. Alegato en favor del individualismo metodológico, Zona Abierta, núm. 33 (1984). FRIEDMAN, Milton, 1953, “Methodology of Positive Economics”. Essays in Positive Economics. Chicago: The University of Chicago Press. GALASKIEWICZ J. WASSERMAN S., 1993. Social Network Analysis, Concepts, Methodology, and Directions for the 1990s, en: Sociological Methods & Research” Vol. 22. GIDDENS, Anthony, 1995, La Constitución de la Sociedad. Bases para la Teoría de la Estructuración, Amorrortu. Buenos Aires. GOODIN, R., 1996, The Theory of Institutional Design, Cambridge University Press. Cambridge. GRANOVETTER M., 1985, ‘Economic Action and Social Structure: The Problem of Embeddedness’ en, American Journal of sociology, 91. GUY, Peters, 2003, El Nuevo Institucionalismo en la Ciencia Política, Gedisa, Barcelona. HALL, Peter A. and TAYLOR, Rosemarry C.R., 1996, Political Science and the Three New Institucionalisms, Political Studies XLIV, Harvard University, Cambridge, USA.
112

Fundamentos de Análisis de Política Pública

HALL, Pater A., 1986, Governing the Economy: the Politics of State Intervention in Britain and France, Oxford University Press. New York. HAYEK, Friedrich A., 1969, Individualism and Economic Order. Chicago: The University of Chicago Press. HECLO, Hugh, Modern Social Politics in Britain and Sweden, New Haven, Yale University Press. HECLO, Hugh, WILDAVSKY, Aaron, 1974, The Private Government of Public Money, Community and policy inside British Politics, Macmillan, London. HJERN, Benny, and HULL, Chris, 1982, implementation Research as Empirical Constitutionalism,” European Journal of Political Research 10: I OS-liS. JOBERT, Bruno (sous sa direction), 1994, Le Tournant Néo-Libéral en Europe, Idées et recettes dans les pratiques gouvernementales, Éditions L`Harmattan, 75005 Paris. JONES, Charles, 1970, An Introduction to the Study of Public Policy, Ed. Duxbury Press, USA, Belmont, Calif., Wadsworth Pub. Co. KLIJN, E. H., 1998, Redes de Políticas Públicas: Visión General, Policy Networks, An Overview, Copyright W.J.M. Kickert, J.F. Managing Complex Networks. Sage, London KNOKE, David, KUKLINSKI James H., 1982, “Network analysis” Newbury Park, London: Sage. KENNETH, Shepsle, A. y BONCHEK, Mark S., 2005, Las Fórmulas de la Política, Instituciones, Racionalidad y Comportamiento, Cide-Taurus-Santillana, México. LANGE, Oskar R. & TAYLOR, Fred, M., 1970, Sobre la Teoría Económica del Socialismo, Barcelona, España. LEBOWITZ, Michael A., 2004, Socialismo de Mercado, Capitalismo y Comunismo, Revista Herramienta No. 27, Buenos Aires, Argentina. LESTER, James and GOGGIN, Malcolm, 1998, Back to the Future: The Rediscovery of Implementation Studies, Policy Currents 8(3):1-10. LÓPEZ Arnal, Salvador, 2009, Crítica de las Teorías Neoliberales de Giulio Palermo, Contribución a la crítica de la categoría mercado. LUHMANN, Niklas, 2005, El Derecho de la Sociedad, Publicado por Kaz
113

Fundamentos de Política Pública

LUDWIG Erhard, 1994, Economía Social de Mercado: su valor permanente, edición y presentación Ignacio Miralbell, Madrid: Rialp. MANDEL, Ernest, 1968, Respuesta Socialista al Desafío Americano. Editorial Nova Terra, 1970. MARCH, J.; OLSEN, J., 1997, El Redescubrimiento de las Instituciones, La base Organizativa de la Política, Fondo de Cultura Económica, México. MARCH, J.; OLSEN, J., 1993, “El Nuevo Institucionalismo. Factores Organizativos de la Vida Política”, Zona Abierta 63/64, Pablo Iglesias, Madrid. MAZMANIAN, Daniel, and SABATIER Paul, 1981, “A Multivariate Model of Public Policy; Making,” American Journal of Political Science 24, 1983. MENY, Yves et THOENIG Jean-Claude, 1992, Las Políticas Públicas, Trad. Salvador del Carril, Editorial Ariel, S.A., Barcelona, España MENGER, Karl, 1985, Investigations into the Methods of Social Sciences with Special Reference to Economics. New York: New York University Press. MULLER, Pierre, 2000, El análisis Cognitivo de Políticas Públicas: Hacia una Sociología de la Acción Pública, Revue Française de Science Politique, Vol. 50, No. 2, Trad. Catalina Toro P. MULLER, Pierre, 2005, Las Políticas Públicas, Universidad Externado de Colombia MULLER, Pierre et SUREL, Yves, 1998, Génesis de la Acción Pública en: El análisis de Políticas Públicas, Paris, Montchrestien. NAKAMURA, Robert, 1987, The Textbook Process and implementation Research: Policy Studies Review 1:142-154. NORTH, Douglas C., 1993, Instituciones, Cambio Institucional y Desempeño Económico, México, Fondo de Cultura Económica. NORTH, Douglass C. & THOMAS, Robert Paul, 1973, The Rise of the Western World, A New Economic History. Cambridge: Cambridge University Press. NORTH, Douglass C. (1981). Structure and Change in Economic History. New York: W. W. Norton & Co. NORTH, Douglass C. (1990). Institutions, Institutional Change and Economic Performance. New York: Cambridge University Press
114

Fundamentos de Análisis de Política Pública

OLSON, M., 1965, The Logic of Collective Action, Harvard University Press, Cambridge. OSTROM, Elinor, 1986, An Agenda for the Study of Institutions, Public Choice 48:3-25. PANITCH, Leo, 1977, The Development of Corporatism in Liberal Democracies, Comparative Political Studies N. 1. PANITCH, L., 1981, “Trade Unions and the Capitalist State “, en New Left Review, No. 125. PARAMIO, Ludolfo, 2005, “Teorías de la Decisión Racional y de la Acción Colectiva”, Sociológica, año 20, 57, Universidad Autónoma Metropolitana, México. PÉREZ, Díaz, Victor, 1987, El Retorno de la Sociedad Civil. Madrid, Instituto de Estudios Económicos, Colección Tablero. PINTOS Capeáns, Jesús, 2009, Teoría Política: La Socialdemocracia en el Siglo XXI. POPPER, Karl R., 1995, “La Teoría de la Ciencia desde un Punto de Vista Teórico-Evolutivo y Lógico”. La Responsabilidad de Vivir, Barcelona. Ediciones Paidós Ibérica, S. A. POPPER, Karl R., 1994, Conjeturas y Refutaciones: El Desarrollo del Conocimiento Científico. Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica, S. A. PORTER, M.E., 1991, Ventajas Competitivas de las Naciones. Santiago, ILPES, Documento L/4. Traducción del artículo aparecido en Harvard Business Review, Marzo-Abril 1990. RIKER, W., 1962, The Theory of Political Coalitions, Yale University Press, New Haven. RODRÍGUEZ Adolfo, 2006, Buen Gobierno o ¿Elogio del Gobierno de Mercado?, Rev. Polémica, ESAP, Bogotá, Colombia. RODRÍGUEZ Bernal, Adolfo, 2007, Comunidad y Gobierno Local en el Escenario Global, Colombia, 1990-2006. Foro Internacional: Globalidad, Gobernabilidad y Territorio, U. del Valle. RODRÍGUEZ Bernal, Adolfo, 2008, Gobierno y Políticas Públicas, Programa de Fortalecimiento Institucional de la ESAP, Bogotá, Colombia. RODRÍGUEZ Bernal, Adolfo, 2008, Fundamentos de Problemática Pública, Programa de Fortalecimiento Institucional de la ESAP, Bogotá, Colombia. RODRÍGUEZ, Castillo Luis, 2007, Reseña de Neoinstitucionalismo en Ciencia Política.
115

Fundamentos de Política Pública

ROSE, Richard, 1976, The Dinamics of Public Polity, A Comparative Analysis, Sage, London & Beverly Hills. ROTH, Deubel, André-Noel, 2003, Políticas Públicas, Ediciones Aurora, Bogotá, Colombia SABATIER, Paul, 1986, Top-Down and Bottom-Up Models of Policy Implementation: A Critical and Suggested Synthesis, Journal of Public Policy 6 (January): 21-48. SABATIER, Paul, 1988, An Advocacy Coalition Framework of Policy Change and the Role of Policy-oriented Learning Therein, in: Policy Science No. 21. SABATIER, Paul, and Hank JENKINS-Smith, eds. 1993, Policy Change and Learning: An Advocacy Coalition Approach. Boulder: Westview Press. SABATIER, Paul A., 1991, Toward Better Theories of the Policy Process, PS: Political Science and Politics, University of California, Davis. SABATINI, F., 1990, Planificación del Desarrollo Regional: desde los Sistemas Espaciales a los Procesos Sociales Territoriales». Revista Interamericana de Planificación, Nº 89, 1990. SARMIENTO, Anzola, Libardo, 2001, Sistema Mundo Capitalista, Fábrica de Riqueza y miseria. SASSEN, Saskia, 1992, La Ciudad Global». ALFOZ, Nº 90. SCHMITTER Philippe C., LEHMBRUCH Gerhard (Coordinadores), 1992, Neocorporativismo. Más allá del Estado y del mercado, Alianza Editorial, México, D.F. SCHMITTER Philippe C., STREECK Wolfgang, LEHMBRUCH Gerhard (Coordinadores), 1992, Neocorporativismo II. Más allá del Estado y del mercado, Alianza Editorial, México, D.F. SCHMITTER, P. y LEHMBRUCH, G. (1992): “Neocorporativismo”, Madrid, Ed Alianza. SCHMITTER, Philippe, 1987, “El Siglo del Corporativismo”, Doc. Sociología de la UBA. STÖHR, W.B., 1985, Complejos Territoriales de Innovación. Trad. Ponencia presentada al 32º Congreso Norteamericano de Ciencia Regional, Filadelfia, 1985. ILPES, Doc. CPRD-C- 100. STÖHR, W.B., 1992, Estrategias de Desarrollo Local para Hacer frente a la Crisis Global, EURE, Vol. XVIII, Nº 55.
116

Fundamentos de Análisis de Política Pública

TICKTIN, Hillel, 1997, Market Socialism: The Debate Among Socialists, Bertell Ollman (ed.), New York; London: Routledge. ISBN 0-415-91967-3. UNESCO , 2002, en el Foro Social Mundial, Porto Alegre, Brasil. VÁZQUEZ Barquero, A., 1992, Desarrollo Local y Flexibilidad en la Acumulación y Regulación del Capital, Seminario sobre Iniciativa Local y Desarrollo, Montevideo, CLAEH-IDES. VÁZQUEZ Barquero, A., 1993, Política Económica Local. Madrid, Pirámide. VEGA, Renán (Editor), 1999, Marx y el Siglo XXI, Una Defensa de la Historia del Socialismo, 2ª. Edición, Ediciones Antropos Ltda, Bogotá, D.C. YEPES, Palacio, Alberto, 1998, Cinco Años de Retrocesos Continuos. Banco Mundial. WILLIAMSON, Oliver E., 1989, Las Instituciones Económicas del Capitalismo. México: F. C. E.

Glosario de Términos
Sistema político: es la plasmación organizativa de un conjunto de interacciones estables a través de las cuales se ejerce la política en un contexto limitado. Este sistema viene formado por agentes, instituciones, organizaciones, comportamientos, creencias, normas, actitudes, ideales, valores y sus respectivas interacciones, que mantienen o modifican el orden del que resulta una determinada distribución de utilidades, conllevando a distintos procesos de decisión de los actores, que modifican la utilización del poder por parte del político a fin de obtener el objetivo deseado. (Wikipedia). Un Movimiento Social (MMSS) es la agrupación no formal de individuos u organizaciones dedicadas a cuestiones político-sociales que tiene como finalidad el cambio social. Los movimientos sociales como estructuras de cambio social tienen su origen en las crisis de las organizaciones de izquierda y del socialismo, tanto socialdemócrata como marxistas, principalmente partidos políticos y sindicatos. (Wikipedia) El Neoinstitucionalismo es una corriente de pensamiento que se ha posicionado como uno de los paradigmas hegemónicos en las ciencias sociales. Retoma los postulados de la escuela neoclásica de la economía política, introduce una reflexión relevante acerca de los costes de transacción (North, 1990), se sustenta en el individualismo metodológico inherente a la teoría de la acción racional y utiliza como técnicas de análisis a la teoría de juegos (Elster, 1990). Esto con la ventaja de que no se idealizan, como señala José Ayala (1996), las estructuras de los derechos de propiedad ni las elecciones a favor del bien común. Dicha corriente propone como agenda de investigación el estudio de las instituciones de117

Fundamentos de Política Pública

finidas por North como “las reglas del juego en una sociedad o, más formalmente, son las limitaciones ideadas por el hombre que dan forma a la interacción humana. Estructuran incentivos en el intercambio humano”. La finalidad del estudio es explicar cómo ocurre la cooperación y por qué no ha ocurrido en otros lugares. (Shepsle, Kenneth A. y Mark S. Bonchek, 2005). En palabras de Panitch (1981), el paradigma neocorporativo implica “una estructura política en un sistema capitalista avanzado que integra grupos socio-económicos organizados de productores a través de un sistema de representación y de recíproca interacción y colaboración a nivel del vértice y de control social a nivel de masa”. Advocacy coalitions son asociaciones para la promoción y defensa, es decir, coaliciones o alianzas para defender, amparar, apoyar, abogar y argumentar a favor de una demanda. La promoción y la defensa consisten, fundamentalmente, en dar forma a los puntos de vista de los asociados y en plantearlos de modo que puedan ser comprendidos. Advocacy se refiere a incidencia política directa y la define por un atributo operativo: es una “estrategia utilizada por organizaciones no gubernamentales (ONG), activistas, e incluso los mismos gestores de políticas para influir en las políticas. La incidencia incluye no sólo la creación o reforma de políticas, sino también intenta asegurar la implementación efectiva o el cumplimiento de ellas. La incidencia política es un medio para un fin, una estrategia más para abordar los problemas que queremos resolver”. (Cfr. Rosenfeld M., 2003). Privatización: cuando el Estado que gobernaba, como sujeto único a la cosa pública económica y social, con el proceso de privatización cede soberanía y comparte funciones de gobierno con gobiernos, organismos internacionales, empresas transnacionales y organizaciones no gubernamentales. Publificación: cuando el sector privado vinculado a la producción asume funciones de gobierno en sus respectivos sectores, al incorporarse a la producción de bienes, prestación de servicios, de asesorías, consultorías y al asumir responsabilidades públicas que se hacen de público conocimiento. Problemática Pública: la expresión “problemática pública” más que una reflexión sobre obstáculos epistemológicos convoca a identificar, plantear y describir problemas reales, ligados a la relación, temporal y espacial, público-privado, que asume características particulares en los distintos sectores y territorios en las escalas global, nacional, regional y local en las perspectivas económica, política y social. Transversalidad de lo público: “Es la organización (reorganización), mejora, desarrollo y evaluación de los procesos políticos, de modo que una perspectiva de equilibrio entre lo público-privado este incorporada en las políticas, instancias, niveles y etapas, por los actores normalmente involucrados en la adopción de medidas de política”.
118

Fundamentos de Análisis de Política Pública

Intersectorialidad de lo público: es entendida, de un lado, como coordinación y colaboración en programas públicos sectoriales, nacionales, regionales y locales destinados a solucionar problemas del desarrollo y, de otro, como cooperación y solidaridad internacional alrededor de programas globales y sectoriales, que buscan resolver problemas públicos de distintos estados. Gestión de problemas públicos: a diferencia de la administración tradicional, ligada a la producción nacional, la nueva gestión pública, sistémica, abierta y de cara al mercado, se ocupa de las alternativas de solución de problemas públicos en relación con el carácter de los flujos económicos, sociales y políticos globales, nacionales, regionales y locales. Problemas sectoriales y territoriales: problemas considerados espacialmente, relativos a un sector determinado o problemas en el marco territorial ya se trate de regiones o localidades. Estos problemas cambian en el tiempo y en el espacio y responden a hechos y necesidades de carácter económico, político, cultural o social. Actores y protagonistas sociales: los actores y protagonistas son los sujetos de la acción pública frente a los problemas sociales que acceden a la agenda. Para el caso, los actores oficiales se clasifican como gubernamentales y no gubernamentales y los actores sociales que comprenden las comunidades, los consumidores y los ciudadanos. Intereses y valores sociales: tanto los individuos como los grupos y las colectividades tienen intereses, un conjunto de valores e ideologías que están en la base de sus relatos ofreciendo definiciones, interpretando las causas de los problemas y proponiendo alternativas de solución, es decir, con capacidad de orientar su accionar. Árbol de problemas: causalidad y efecto: es un proceso de construcción de las principales relaciones entre un conjunto de problemas íntimamente asociados que permite establecer relaciones de causalidad entre ellos y precisar los efectos, impactos, resultados y consecuencias. Agenda pública: “Es el conjunto de problemas percibidos como aquellos que piden un debate público e incluso la intervención de las autoridades legítimas. Pero el problema previamente recorre estas fases: surgimiento, controversia social y política, transformación en objeto de intervención política y formulación del problema en un lenguaje aceptable para la sociedad y las élites políticas” (Muller, P. 1998).

119

Políticas Públicas en el Escenario Global

120

Adolfo Rodríguez Bernal

SEGUNDA PARTE POLÍTICAS PÚBLICAS EN EL ESCENARIO GLOBAL
El análisis de las políticas públicas en el escenario global demanda la ubicación espacio-temporal de las tendencias alternativas de las políticas públicas, Centro/Periferia y su relación con los movimientos sociales altermundistas; el proceso de (re)estructuración operada en el poder global y su proyección en los Modelos de Buen Gobierno y de Nueva Gestión Pública. El Capítulo III se ocupa de la caracterización de las tendencias dominantes de los países del Atlántico Norte, a saber: la teoría de la Élite del Poder Global con hegemonía de los Estados Unidos; el Enfoque Cognitivo de las Política Públicas, dominante en los países de la Unión Europea; y la racionalidad política de la Gestión Pública de Mercado. El Capítulo IV trata de aproximar la reflexión sobre las tendencias desde una racionalidad distinta, esto es, desde los intereses de la Periferia. Aquí se resaltan tres grandes enfoques teóricos: la teoría sobre el Sistema Mundo, la Sociedad Red, y, el Socialismo de Mercado. El Capítulo V examina los movimientos sociales alter-globalización que traducen la visión colectiva por “Otro Mundo Posible”, destacando, desde el Centro y la Periferia, cinco (5) tendencias alternativas: movimiento alter-mundialización, estudios culturales, estudios subalternos; programa modernidad/colonialidad; y, la construcción de la democracia cosmopolita. El Capítulo VI analiza el proceso de transnacionalización del poder público y con él de las políticas públicas y la configuración de la nueva estructura del poder global con la conformación de redes estatales de poder y los avances en el modelo de Buen Gobierno para mejorar los procesos de gobernabilidad, legitimidad y estabilidad política. El Capítulo VII se ocupa de la nueva responsabilidad de mercado que compete a la Nueva Gestión Pública de los procesos y de los flujos económicos de mercado y de la acumulación en condiciones globales, analizando sus fundamentos y las modalidades que hacen posible la acción pública en el contexto global. Esta parte II acerca de las Políticas Públicas en el escenario global, integrada por cinco capítulos comprende los aportes y cambios operados en el trabajo colectivo e interdisciplinario en la investigación de esta compleja problemática, llamada a revolucionar los fundamentos epistemológicos de las ciencias sociales con el fin de (re) construirlas.
121

Políticas Públicas en el Escenario Global

122

Política Pública Policéntrica

CAPÍTULO III POLÍTICA PÚBLICA POLICÉNTRICA
Países del Atlántico Norte
El capítulo está dedicado a presentar las tendencias de análisis de la Megapolítica Pública Global de los países centrales del Atlántico Norte, en especial, de la trilateral compuesta por Estados Unidos, Canadá, los 27 países de la Unión Europea y del Japón con el fin de mostrar la construcción de los referenciales llamados a orientar la acción pública global. Como se comprenderá esta nueva situación planetaria lleva implícito un conjunto de cambios al interior de las ciencias sociales en el campo epistemológico, esto es, teórico, metodológico pero sobre todo en materia del objeto de estas disciplinas sociales y en el redireccionamiento de las prácticas sociales y colectivas. Estos cambios se han venido gestando con el rescate de elementos teóricos dominantes en los Estados del Bienestar e incorporación de las nuevas perspectivas y mecanismos del mercado, ampliando la capacidad explicativa de la relación Estado-mercado en las teorías de transición, tales como, el Neoinstitucionalismo, el Neocorporativismo y la Teoría de Redes o del Entramado. El dominio político del capitalismo moderno se manifiesta: de un lado, en la integración “policéntrica” transnacional y supranacional en grandes espacios económicos, sociales y, de otro lado, en la transformación política de los Estados dependientes que al perder soberanía por transferencia de poder, modifican su rol en la nueva red del poder global. Estas nuevas formas del poder transnacional Norteamericano y supranacional de la Unión Europea, están asociadas al desarrollo del sistema capitalista mundial en espacios globales, esto es, en escenarios conflictuales, geográfico-económicos, de gran densidad de población y con enormes posibilidades de explotación de recursos naturales. La transnacionalización del poder, conlleva el paso de la política nacional “monocéntrica” (basada en autoridad nacional) a la política mundial “policéntrica” (poder hegemónico global); el desdoblamiento de la estructura entre ricos y pobres como riqueza globalizada y pobreza localizada, es decir, reproducción de la exclusión Centro/Periferia; y, tránsito de la certidumbre nacional a la sociedad del riesgo mundial (seguridad, defensa y poder militar).
123

Políticas Públicas en el Escenario Global

Los grupos de interés dominante y de resistencia colectiva, estructuran acuerdos en torno a la conservación ecológica y a la protección del medio ambiente y a la garantía de la seguridad nacional y global, lucha contra el monopolio de las armas y abusos del poder militar y movilización contra la desigualdad y el terrorismo. Se resaltan tres enfoques alternativos de análisis de políticas públicas globales: la tendencia Americana de “Élite del Poder Global”; el enfoque Cognitivo Europeo y, la alternativa de la racionalidad de la acción pública global con una política pública de mercado que orienta la Gestión Pública de mercado con liderazgo japonés.

124

Política Pública Policéntrica

1. PREFERENCIA DE ÉLITE DEL PODER GLOBAL
Esta alternativa de análisis de política pública global, está fundamentada en la estructura del poder, esto es, relación de la élite del poder global y de la sociedad de masas; conformación del Estado Transnacional y consolidación del Estado Mínimo Neoliberal, lo que demanda comprender el proceso político en términos de la creación de referenciales de la política pública y del sistema político y sus formas de operar.

��������������� �����������������

���������������� ��������������������

������������������������� �����������������

��������������������

���������������������� ���������������� ��������������

����������������

�������������������� ����������������

����������������������� �����������������

125

Políticas Públicas en el Escenario Global

Élite del Poder y Sociedad de Masas
La política pública es definida como la preferencia de la élite del poder global que gobierna a sociedad del consumo de masas en el mercado global. La élite del poder global expande y masifica el consumo con base en la monopolización de los flujos financieros, traducidos en inversiones y créditos de consumo; medios de comunicación al proyectar los mass media; biotecnología con la transferencia y consumo masivo de tecnología; acceso a los recursos naturales; y, armas de destrucción masiva. La élite del poder, en la cima de esta estructura, ha sido conformada por las poderosas corporaciones globales, el directorio político y los señores de la guerra en coincidencia con los intereses de los que dominan la economía, los que tienen poder político y los que controlan los instrumentos de violencia. “En el pináculo de cada uno de los tres dominios ampliados y centralizados se han formado esos círculos superiores que constituyen las élites económica, política y militar. En la cumbre de la economía, entre los ricos corporativos, es decir, entre los grandes accionistas de las grandes compañías anónimas, están los altos jefes ejecutivos; en la cumbre del orden político, los individuos del directorio político; y en la cumbre de la institución militar, la élite de estadistas –soldados agrupados en el Estado Mayor Unificado- y en el escalón más alto del ejército. Como cada uno de esos dominios a coincidido con los otros, como las decisiones tienden a hacerse totales en sus consecuencias, los principales individuos de cada uno de los tres dominios de poder –los señores de la guerra, los altos jefes de las empresas, el directorio político- tienden a unirse, a formar la minoría del poder de los Estados Unidos”. (Mills, W., 1993) La élite del poder norteamericana –en la que se encuentran según nos dicen, algunos de los “grandes organizadores del mundo”- ha jugado un papel central y su hegemonía a escala mundial ha tenido un papel protagónico en la transformación de los paradigmas de la acción pública, como lo demostró Mills. Las proyecciones de la élite del poder norteamericana sirvieron a la integración de las élites del poder global, “Grupo de los 8”, estableciendo su dominio hegemónico en el campo económico, político y militar tanto en los países desarrollados como en los dependientes. El G-8 como élite del poder mundial está constituido por élite política de los Estados más desarrollados del Atlántico Norte, la élite económica de las empresas y corporaciones globales hegemónicas y, por la élite militar que comprende los Altos Mandos de los Ejércitos que concurren en la OTAN. La consolidación de los intereses de las élites económicas, políticas y militares en el escenario global, esta soportado por la redes de flujos financieros, productivos y comerciales, por las redes de política y de comunidades de política y por las redes militares, en la creación del nuevo orden mundial. El soporte social de este tipo de poder está en la configuración de la sociedad de con126

Política Pública Policéntrica

sumo global de masas con la construcción de una democracia de masas, más allá de la democracia representativa, constituyéndose en el fundamento de la llamada democracia cosmopolita bajo el supuesto de la soberanía del consumidor global. Los actores integrantes de la élite del poder: ricos corporativos, el directorio político y el Estado Mayor Unificado del Ejército, comienzan a ser transformados y fortalecidos con la emergencia de nuevos actores de poder: las empresas transnacionales, los organismos internacionales y los entes no gubernamentales. Estas tres élites configuran la élite del poder global, simbolizada por el G-8 con una organización que asume todas las funciones de un ejecutivo plural con liderazgo de los EE. UU., funciones legislativas privatizadas y jurisdiccionales, sobre todo, orientadas a garantizar el control en los países de la periferia. En el contexto de estas tres dimensiones de la élite del poder global se estructura el conjunto de relaciones entre los países desarrollados del norte y los países poco desarrollados y dependientes del Sur, normalizando los flujos económicos, sociales y políticos del desarrollo desigual y desequilibrado del mundo global.

Estado Transnacional
La formación del Estado Transnacional se produce en el marco del proceso de transformación de la acumulación de capital en espacios nacionales a la acumulación global del capital que significa una nueva relación entre el capital global y el trabajo global, lo que demanda la reforma de la estructura tanto de los antiguos Estados nación desarrollados como de los Estados nacionales dependientes de la periferia. La acumulación nacional de capital generó la organización del sistema político interestatal en que se destaca el papel dominante de los países desarrollados del Atlántico Norte frente a la dependencia de los países subdesarrollados y periféricos ligados a las relaciones capitalistas de producción en condiciones distintas. La crisis de los estados del Bienestar de los países desarrollados, aceleraron el tránsito hacia la mundialización de la economía y la consecuente construcción del Estado Transnacional por los Estados del G-8 con proyección de sus espacios a los territorios de los Estados Periféricos, en los campos de materias primas, insumos y mercados. La estructura transnacional de poder se expresa a través de formas operativas funcionalmente diferenciadas, que tomadas en su conjunto representan un instrumental complejo cuyo objetivo central es consolidar y expandir su capacidad de acción e influencia a través del mundo. Utiliza como carta de presentación un conjunto de valores y aspiraciones que pretende representar: la estabilidad política, la eficiencia económica, la creatividad tecnológica, la “lógica” del mercado, las bondades del consumismo y la defensa de la libertad; entre otros. (Somavía, Juan, 1976).
127

Políticas Públicas en el Escenario Global

La transnacionalización de las funciones legislativas, ejecutivas y judiciales de los Estados rompe los principios de soberanía, autodeterminación e independencia de los Estados nacionales, a los que se impone un número creciente de normas jurídicas transnacionales y mecanismos coercitivos que garantizan su cumplimiento. En consecuencia, el Estado Transnacional no está integrado por Estados Internacionales ni Supranacionales, puesto que los Estados nacionales son parcialmente negados y, en ese sentido, son Estados multi-sectoriales (en lo económico, social, político, cultural, ecológico) con un modelo de colaboración interestatal que tiene como eje la articulación sectorial de la compleja relación entre los procesos de globalización y de localización. El Estado Transnacional centraliza y descentraliza decisiones políticas en forma sectorial, no territorial, implicando la acción de pluralidad de actores transnacionales y fijación de responsabilidades políticas. Son Estados múltiples con unidad jerárquica; estrechamente conectados al mercado mundial, participando de la política global, es decir, la globalización se convierte en fundamento de su pensamiento y quehacer político. Cuando los Estados Transnacionales deben compartir lealtades de sus súbditos con autoridades regionales, sub-estatales y subnacionales. El Estado Transnacional niega, en cierta forma, la organización periférica del Estado nacional-territorial contenedor de la sociedad, proyectándolo, como Estado Mínimo, inserto en la red del poder mundial, cumpliendo funciones de regulación económica, política y social, asignadas en el escenario global. La configuración económica, política y militar de la élite del poder global en el G-8 con predominio de los EE. UU., ha servido de base a la ordenación estructural del Estado Transnacional, en estos términos: El primer hecho fundamental es el proceso de mundialización de la economía, esto es, la unificación de la economía mundial, con la integración de todas sus partes sin excepción en un sistema de relaciones labrado por el capital y colocado bajo la dominación de los países capitalistas centrales, es una realidad desde hace más de un siglo. (Chesnais, 1999). Esta mundialización de la economía y del capital exige una transformación de la red interestatal en dos sentidos: al interior de los estados nación desarrollados, se produce una reorganización para incorporar instituciones políticas y económicas transnacionales, ampliando y extendiendo sus funciones a otros países, sin perder soberanía; mientras al interior de los Estados periféricos se producen ajustes con pérdida de soberanía. Los Estados nacionales dependientes en la periferia, deben producir cambios internos en su nueva misión que faciliten la expansión y movilidad de los flujos económicos, con apertura de sus mercados, lo que les ha significado pérdida de soberanía. Ajustan su estructura al modelo del Estado Mínimo Neoliberal y sus funciones como Estados Mediadores de los flujos de mercado, conectados a la red interestatal. Estos Estados cumplen un papel estratégico y aunque pierden autonomía en el proceso de acumulación global de capital, a
128

Política Pública Policéntrica

la postre se ven fortalecidos en el ejercicio de sus nuevas funciones. La Élite del Poder al integrar poderes nacionales y globales, consolida al Estado Transnacional en torno al monopolio de los flujos económicos, financieros, productivos y mercantiles, a partir de la institucionalización de funciones ejecutivas, legislativas y judiciales destinadas al control de la acción pública global. Desde el circuito económico de la élite del poder global de los estados desarrollados se profundiza la expansión global creciente de los cinco grandes monopolios que ejercen estos países: los flujos financieros, los medios de comunicación, la biotecnología, el acceso a los recursos naturales y las armas de destrucción masiva. Las élites económicas de los países más desarrollados identifican sus intereses y avanzan la producción mundial, en especial, frente al manejo de los flujos económicos que rompieron las fronteras nacionales y, sobre todo, en la gestión mundial de los cinco sectores estratégicos monopolizados, anteriormente citados. Los países en vías de desarrollo son integrados a esta estructura transnacional, a través del mercado, como receptores de los flujos producidos por estos cinco grandes monopolios, lo que implica la apertura de sus mercados y la eliminación de todo tipo de restricciones económicas para el logro de tales propósitos. Las redes económicas producto del desarrollo de las necesidades de circulación de estos flujos, se convierten en el instrumento más eficaz para la consolidación del proceso de mundialización de la economía y de las élites del poder económico, en este caso, vinculadas estrechamente al Grupo de los Ocho, G-8, como expresión de la distribución del poder en el seno de la Trilateral. Mediante las cumbres y foros permanentes de la élite del poder global se construyen los referenciales de la acción pública que sirven de base a la adopción, adaptación y ajuste de políticas públicas transnacionales económicas, sociales y militares que pretenden direccionar la gestión de las políticas públicas. El segundo hecho fundamental, es la transnacionalización del poder y de las políticas públicas en los países del G-8, ampliando su capacidad para construir los referenciales de la acción pública y la toma de decisiones de la élite política de los países desarrollados, representados en las Cumbres del G-8; mientras en los países periféricos la política pública estatal se desnacionaliza y la producción de normas se privatiza, dando un marco normativo para la acción desde la globalización del derecho. Esta coyuntura fundamental expande el poder de la élite política en relación al manejo de la sociedad del riesgo global, a través de Naciones Unidas, donde las élites deciden en foros y cumbres mundiales y donde además, tienen el derecho de veto sobre los temas del desarrollo social global. Aquí se dan las directrices centrales para el manejo de la sociedad de masas bajo los principios de la cultura del mercado.
129

Políticas Públicas en el Escenario Global

En el campo social, la élite política a través de los distintos organismos, programas, fondos y delegados de Naciones Unidas toman decisiones sobre la acción pública en los más diversos sectores de la vida social que han servido de fundamento a la adopción, adaptación y ajuste de las políticas sociales de los países periféricos. La articulación de los países en vías de desarrollo a la red del poder mundial, exige el ajuste de sus roles y funciones, a una suerte de Estado Mínimo, con transferencia de sus soberanías nacionales y desmonte de sus responsabilidades de reproducción social, regulando solo funciones elementales de defensa, justicia y educación. En el campo político, la élite del poder global configura la estructura Policéntrica del Estado Transnacional, viabilizando la participación orgánica de los nuevos actores y protagonistas globales: corporaciones transnacionales, organismos internacionales y organismos no gubernamentales, ONG. El tercer hecho fundamental es la articulación y el predominio militar en el G-8, de la élite del poder global integrada por la élite política, económica y militar para la toma las decisiones sobre los asuntos de seguridad de los países del Atlántico Norte a través del CSNU y la OTAN, en cumbres y foros mundiales donde se analizan cuestiones de defensa, seguridad, terrorismo y control a las armas de destrucción masiva. En el escenario militar, la élite del poder global estructura la dominación militar del Estado Transnacional, coordinando acciones militares de los distintos ejércitos de los países desarrollados, configurando la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, para la seguridad transnacional y lucha contra el terrorismo. La adhesión de los países dependientes a las formas globales de organización militar y a los conceptos de seguridad nacional y hemisférica y al principio de lucha contra el terrorismo, ha demandado la renuncia explícita de estos países del tercer mundo a la producción de armas de destrucción masiva.

Predominio de la Élite del Poder Norteamericana en el Estado Transnacional
El Estado Transnacional Americano es el prototipo. La élite del poder norteamericana ha jugado un papel central, como lo demostró Wright Mills, y su hegemonía a escala mundial ha tenido un papel protagónico en la transformación de los paradigmas de la acción pública. Desde el círculo económico, la élite del poder global de los estados desarrollados se estructura el Estado Transnacional, con predominio de EE. UU., profundizando la expansión global creciente de los cinco grandes monopolios que ejercen estos países: los flujos financieros, los medios de comunicación, la biotecnología, el acceso a los recursos naturales y las armas de destrucción masiva. El poder de los EE.UU. en los sectores económicos claves se hace evidente. Cinco de los 10
130

Política Pública Policéntrica

principales bancos son estadounidenses, seis de las 10 principales compañías farmacéuticas y/o biotecnológicas, cuatro de las 10 principales compañías de telecomunicaciones, 7 de las principales compañías de tecnologías de la información, 4 de las principales compañías de petróleo y gas, 9 de las 10 principales compañías de software, 4 de las 10 principales compañías de seguros y 9 de las 10 principales compañías de comercio minorista. Sólo en el sector de las aseguradoras la Unión Europea tiene una proporción mayor entre los 10 primeros lugares que los EE.UU. El poder soberano de los EE.UU. está diversificado a lo largo de varios sectores económicos, pero es particularmente la fuerza dominante en las finanzas, en la farmacéutica y la biotecnología, en las tecnologías de la información y el software, y en el comercio minorista. En otras palabras, las gigantescas compañías de los EE.UU. tienen una poderosa red de control sobre los sectores más importantes de la “nueva economía”, las finanzas y el comercio. Los Estados Unidos poseen el 48% de las 500 mayores empresas transnacionales farmacéuticas y biotecnológicas, en telecomunicaciones, en tecnologías de las información, petróleo y gas, solfware, seguros y comercio minorista; es el centro del sistema financiero internacional con el FMI, el BM, la OMC. Casi un 48% de las mayores compañías y bancos en el mundo son de los EE.UU. y un 30% son de la Unión Europea, sólo 10% son japoneses. En otras palabras, casi 90% de las mayores corporaciones que dominan la banca, la industria y los negocios son estadounidenses, europeas y japonesas. El poder económico está en esas 3 unidades geográficoeconómicas. (Petras, James, 2002). El núcleo de decisiones más importantes de los Estados Unidos, incluye problemas internacionales, asociados con los Organismos Internacionales, cuyas soluciones tienen consecuencias globales. De otro lado, ningún sector del poder ha sentido más influencia del ejército y estrategias militares que el de la política extranjera con la Organización del Tratado del Atlántico Norte –OTAN- que mantienen el monopolio sobre las armas de destrucción masiva.

Antecedentes históricos del Estado Transnacional
Las bases del Estado Transnacional evolucionan desde la posguerra en EE UU con la doctrina Monroe desde 1823 habían postulado América para los Americanos, so pretexto de luchar contra los antiguos estados colonialistas, ampliando su escenario de acción y presentado una visión planetaria de dominación más allá de sus fronteras nacionales. En la posguerra se materializa la expansión norteamericana, primero, con el New Deal del Presidente Roosevelt en 1933, luego, con el Plan Marshall en 1947 y con la Alianza para el Progreso del Presidente Kennedy en 1961. El primer New Deal (1933-35) se propuso restablecer la confianza del país y combatir el desempleo con base en un conjunto de reformas económicas y sociales. El “segundo New Deal” (1935-38), se inició una vez
131

Políticas Públicas en el Escenario Global

que las primeras medidas habían devuelto la confianza al país, y después de que Roosevelt fuera reelegido para un nuevo mandato en 1936. “El Plan Marshall fue inspirado por los imperativos de la planificación para la reconstrucción Europea. Los préstamos del Banco Mundial se dedicaron a la restauración Europea, con grandes beneficios para las empresas estadounidenses. Los contribuyentes estadounidenses proporcionaron los fondos, mientras que las grandes empresas obtuvieron un doble beneficio procedente de las exportaciones, y de la mejora de las oportunidades de inversión”. (Cfr. Chomsky, Noam, 1996) Noam Chomsky demostró que a partir de la finalización de la Segunda Guerra Mundial la diplomacia estadounidense se dio a la tarea de diseñar y poner en funcionamiento un conjunto de instituciones intergubernamentales destinadas a preservar la supremacía de los intereses de los Estados Unidos y regular el funcionamiento del sistema internacional para asegurar su adecuada gobernancia. El protagonismo de posguerra de EE. UU. acelera la creación de la Comunidad Internacional con el GATT, las Instituciones de Bretton Woods, del Banco Mundial, concertando relaciones económicas, financieras y comerciales entre Estados y, luego con el sistema de la ONU, acuerdos en el campo social, todo lo cual acelera la transferencia de soberanías estatales a los organismos internacionales nacientes, perdiendo los Estados, en forma paulatina, el monopolio en el manejo de las relaciones internacionales. Mientras “el GATT se proponía explícitamente contribuir al alza de los niveles de vida, a la búsqueda del pleno empleo y al uso colectivo de los recursos mundiales; el Banco Mundial era considerado como un instrumento privilegiado de la reconstrucción y del desarrollo. Y, por último, las Naciones Unidas incluía una profusión de instituciones especializadas que hacían aparecer en la vida internacional a otros tantos sectores reputados internos y que en lo sucesivo exigían responsabilidad colectiva; trabajo (OIT), agricultura y alimentación (FAO), cultura y educación (UNESCO), salud (OMS), desarrollo industrial (ONUDI), etc.” (Cfr. Badie, Bertrand, 2000). La Alianza para el Progreso, programa para el desarrollo socioeconómico de Latinoamérica, preveía un plan de carácter decenal y fue aprobado por la Organización de Estados Americanos, excepto Cuba, el 17 de agosto de 1961, en la conferencia de Punta del Este (Uruguay), a instancias del presidente estadounidense John Fitzgerald Kennedy. El plan, diseñado para el periodo comprendido entre 1961 y 1970, buscaba la cooperación y ayuda mutua de los estados firmantes, el refuerzo de sus comportamientos democráticos y la redistribución justa de la riqueza obtenida con la inyección económica que procuraría la inversión de los 20.000 millones de dólares previstos. Se pretendía evitar la extensión de los principios políticos de la triunfante Revolución Cubana. Las relaciones de dominación Norte/Sur ha profundizado el desdoblamiento de los conflictos mundiales, configurando un sistema de relaciones de poder entre los países
132

Política Pública Policéntrica

desarrollados del norte y los dependientes del sur. La élite del poder global privilegia el enfoque “norte-sur”, de “arriba-abajo” con el fin de ampliar el impacto tecnológico en los centros del mercado del sur, al estimular la movilidad de los flujos financieros, biotecnológicos, de acceso a los recursos naturales y al uso de la mano de obra. Bajo el direccionamiento del mercado y del modelo neoliberal no solo se consolida el Estado Transnacional más allá de las fronteras nacionales sino que se orientan, de manera simultánea, cambios sociales en los países, directa o indirectamente vinculados, promoviendo el desarrollo de la estructura del Estado Mínimo. El Estado Transnacional adquiere el monopolio de sentido de la acción pública al construir los referenciales de la Política Pública Global con capacidad para integrar la acción pública Nacional, la política de Cooperación Internacional y política global dirigida hacia los países del Sur, en especial, hacia América Latina.

Estado Mínimo Neoliberal
El Estado Mínimo Neoliberal busca achicar o adelgazar al Estado clásico al comprimir sus funciones y si es posible reducirlo a roles clásicos de defensa y seguridad, educación, salud e infraestructura. Debe reorientar la acción hacia el mercado, liberándose de la misión de reproducción social y mejorar su rol en el campo de la cooperación internacional. La ineficacia e ineficiencia del Estado clásico han sido las principales causas de la crisis de los países en vías de desarrollo, crisis generada por: el exagerado intervencionismo, excesiva presencia en la producción, gigantismo de su aparato administrativo, déficit fiscal permanente e ineficiencia técnico-administrativa. El Estado Mínimo Neoliberal reorienta el sentido de la acción en esta dirección: • Dominio del Mercado respecto del Estado. Apertura Económica, para insertar las economías nacionales en la economía capitalista global. “Esto significa eliminar: el proteccionismo, impuestos de importación, permisos, restricciones, cuotas de importación, subvenciones y estímulos a las exportaciones. Entraña también, la suscripción de tratados de libre comercio en el ámbito nacional e internacional, competencia global y transitoria en bloques con la suscripción de tratados de libre comercio, como el TLC y el ALCA”. (Cfr. Durán, Víctor Manuel, Pág. Web). Protección del funcionamiento de las leyes del libre mercado. Desregulación de las economías nacionales, esto es, la nueva forma del “laisser-faire laisser-passer”. El libre mercado regula mejor y a menor costo. Es indispensable la privatización, esto es, que el Estado no debe tener ninguna función económica. Nuevas políticas fiscales y tributarias que garanticen equilibrio presupuestario constante y sostenido sin déficit crónico y sistemático. “Disminuir” o “minimizar” los impuestos a los
133

Políticas Públicas en el Escenario Global

ingresos directos y aumentar los impuestos al valor agregado (IVA), disminuir o eliminar los gastos sociales del Estado. Nuevas políticas monetarias y financieras que eviten la emisión constante y sistemática de “dinero inorgánico”, lo que acelera la inflación. Estabilidad y expansión monetaria controlada, con autonomía del Banco Central. Libre funcionamiento del mercado financiero, tasas de interés fijadas por el mercado y libertad para entrar y salir a los capitales foráneos y a la inversión extranjera. Modernización del aparato productivo nacional, de la infraestructura productiva, luchar contra el proteccionismo de las políticas de industrialización, flexibilizar condiciones de trabajo, eliminar normas que restringen su funcionamiento y a los sindicatos, principales enemigos de la productividad y de la competitividad. • Marginalidad social frente al Estado. El Estado no puede asumir las funciones de reproducción social, lo que conlleva cambio de orientación de la política fiscal y del gasto público. Eliminación de políticas sociales y de seguridad social, mediante su privatización. El Estado solo debe asumir, en el mejor de los casos, las funciones básicas: seguridad: externa (Defensa Nacional/Ejército) e Interna (Policía), educación, salud, construcción de obras de infraestructura y reforma de los sistemas educativos. “La educación para la competitividad es la clave del crecimiento económico. Para ser competitivo se requiere reconvertir el aparato productivo (modernizar), adiestrar y readiestrar la mano y la “mente de obra”. Nuevo sistema educativo que articule la educación primaria, secundaria y universitaria con la formación profesional y con la investigación científicotecnológica. Hay que reorientar los contenidos y darle prioridad al denominado “Código de la Modernidad”. Hay que redistribuir los gastos del Estado en materia educativa, dándole prioridad a la educación básica y media, disminuyendo los gastos en la educación superior y ésta última, si es posible, privatizarla”. (Cfr. Durán, Víctor Manuel, Pág. Web) • Cooperación internacional en el ámbito del mercado. Relaciones de cooperación, mediante tratados o convenios bilaterales o multilaterales de carácter económico, político, social y cultural, sujetos a las necesidades del desarrollo de los mercados, propiciando la ampliación del consumo de masas y el establecimiento de una democracia de masas. Los efectos prácticos del Estado Mínimo Neoliberal, sobre todo, al limitar su participación social, es la organización de la Nueva Gestión Pública en una relación Inter / agencias, en la óptica de atención al cliente, propiciando una democracia de masas y avance de la industria cultural del consumo de masas. La comprensión del proceso político en términos del ciclo de formulación, implementación y evaluación de la política pública, será abordado desde la construcción de referencial global y la política pública, y del rol del sistema político y de sus formas de operar:

134

Política Pública Policéntrica

Referencial Global y Política Pública
La toma de decisiones públicas globales es un proceso complejo, orientado desde la racionalidad del modelo de mercado en dos fases: construcción de los referenciales para la toma de decisiones globales; y, proceso de adopción, adaptación y ajuste de la política pública por el gobierno multinivel en distintos espacios territoriales. La toma de decisiones de política pública es un proceso complejo, condicionado por cuatro factores principales: • El papel de la élite del poder como decisor plural: sus expectativas, intereses y valores presionan sobre la sociedad de masas y el Estado con el fin de cumplir una función pública de mercado, un mandato de arriba-abajo (top down), de lo central a lo periférico, de lo global a lo local y de presión económica, política y social. • Los procedimientos normativos globales que intervienen en el proceso imponen condicionamientos, cuando no exigencias a los procesos de adopción de decisiones. En materia de políticas públicas globales, la producción de normas y de reglas se privatizan, lo mismo que los circuitos de comunicación y la división de tareas. • En la adopción, adaptación y ajuste de las políticas públicas las relaciones de influencia recíproca de poder entre los actores consolida los juegos de poder. Al igual que las empresas y los partidos, los servicios públicos funcionan como conjunto de organizaciones plurales o pluralistas. • Los foros, conferencias y cumbres de decisión de la élite del poder se distinguen de los foros realizados en las otras instancias territoriales con fines de adopción, adopción, ajuste o implementación de la política pública global, cumpliendo funciones de mediación para la ejecución de la política pública. La toma de decisiones de política por la élite del poder global a través de la construcción de referenciales se convierte en el elemento central para la orientación de la acción público-privada y para la formulación de las políticas públicas con amplio grado de universalidad, legitimidad y capacidad de coerción, aunque son formuladas sin control social ni democrático.

Política Pública Transnacional de Estados Unidos
La política pública transnacional tiene alcances globales y pone el énfasis en las dimensiones económica, polítca-social y militar: 1. La política económica orientada por el consenso de Washington sobre la base de la monopolización de los sectores financiero, comunicaciones, biotecnología, de acceso a los recursos naturales y armas de destrucción masiva. “De acuerdo a Williamson los diez instrumentos de política propuestos por el
135

Políticas Públicas en el Escenario Global

“Consenso de Washington” (1990), eran: 1. La disciplina fiscal; 2. Priorización de gasto público en educación y salud; 3. Reforma tributaria; 4. Tasas de interés positivas determinados por el mercado; 5. Tipos de cambio competitivos; 6. Políticas comerciales liberales; 7. Apertura a la inversión extranjera; 8. Privatizaciones; 9. Desregulación; y 10. Protección a la propiedad Privada. Este consenso se centró principalmente en el régimen de inversiones, privatización de las empresas estatales asuntos de disciplina fiscal, liberalización de la política comercial y desregulación de los mercados internos”. (Williamson, John, 1990). 2. La Política Social orientada por los distintos organismos, programas, fondos y consejeros de Naciones Unidas y su ejecución regulada por el marco del Banco Mundial, con el desarrollo del Estado mínimo neoliberal y el desmonte de la política social en manos de los Estados. 3. La política militar con la hegemonía de los Estados Unidos en la OTAN para la seguridad de los asociados y lucha contra el terrorismo con bases militares en países de mundo desarrollado y subdesarrollado. La gobernabilidad democrática global en el sistema político mundial, esta soportada en la integración, en red, del conjunto de estados transnacionales, estados sociales de derecho o estados mínimos neoliberales y de la diversidad y multiplicidad de los organismos internacionales concurrentes. La sustitución del dominio estatal por el poder transnacional en el escenario global, conlleva el paso de la política nacional “monocéntrica” (basada en autoridad nacional) a la política mundial “policéntrica” (poder hegemónico global).

Sistema Político de USA y Forma de Operar
Sistema Político de los Estados Unidos, como Estado Transnacional, transforma las funciones de las distintas instituciones para adecuarlas al rol de mediación política entre su sistema nacional y el de los Estados desarrollados asociados y los dependientes periféricos. Esta mediación se apoya en la estructura del sistema Político. La democracia representativa de los Estados Unidos descansa sobre la estructura tripartita del poder: Ejecutivo, legislativo y judicial. Poder Ejecutivo: El presidente es jefe de estado y de gobierno, comandante en jefe del ejército y jefe del poder ejecutivo integrado por el vicepresidente, los miembros del Gabinete y los jefes de los departamentos ejecutivos, que son 15: Estado, Tesoro, Defensa, Justicia, Seguridad Nacional, Interior, Agricultura, Comercio, Trabajo, Salud y Servicios Sociales, Educación, Vivienda y Desarrollo Urbano, Transporte, Energía y Asuntos de los Veteranos. Política Exterior de los Estados Unidos: El presidente dirige la política exterior: es responsable de la protección de los norteamericanos en el extranjero y de los ciudadanos
136

Política Pública Policéntrica

extranjeros en los Estados Unidos; decide sobre el reconocimiento de nuevas naciones y gobiernos; negocia tratados con otras naciones y acuerdos ejecutivos con poderes extranjeros que no están sujetos a la confirmación de Senado. Al presidente le corresponde el nombramiento de sus Embajadores; y, se apoya para su política exterior en el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa. El Departamento de Estado: asesora al Presidente en política internacional; dirige la representación de Estados Unidos en el exterior, ante otros países y organismos internacionales; plantea y propone tratados internacionales del Estado con terceros; representa al Gobierno Federal ante cualquier evento internacional; tiene representación diplomática de la República; y, protege a los ciudadanos, empresas e instituciones estadounidenses en el exterior. El Departamento de Defensa y el Pentágono tiene competencias para la dirección de la seguridad nacional y lucha contra el terrorismo. Estados Unidos poseen cerca de 800 bases militares alrededor del mundo, en 63 países. Sus bases tienen una extensión total de 120.191 kilómetros cuadrados Poder legislativo: constituido por el Congreso de los Estados Unidos, el cual se compone del Senado y la Cámara de Representantes. El Senado se compone de dos Senadores por cada Estado. La Cámara de Representantes elige a su Presidente y a los demás funcionarios y tiene la facultad de formular acusaciones constitucionales contra cualquiera de los funcionarios civiles de la Unión. En Política Exterior el Senado por mayoría de dos tercios de los Senadores presentes, presta consejo y el consentimiento al El Presidente de los Estados Unidos para concluir acuerdos y tratados internacionales y para designar a las personas que proponga para cargos como las Embajadas, Consulados y los Tribunales de Justicia. En general el Congreso de los Estados Unidos cumple funciones de mediación con otros Estados asociados o no, en materia de aprobación de contratos, convenios y recursos en los distintos ámbitos de la política pública. Pero en todo caso, en materia de política exterior en Estados Unidos la toma de decisiones es compartida entre el poder ejecutivo (la presidencia y la administración) y el poder legislativo (el Congreso). Poder Judicial: La Corte Suprema, también denominado Tribunal Supremo, es la cabeza del Poder Judicial de los Estados Unidos. La Corte se compone de un Juez Presidente y ocho Jueces Asociados , que son nominados por el Presidente de los Estados Unidos y confirmados con el “consejo y consentimiento” del Senado.

137

Políticas Públicas en el Escenario Global

2. ENFOQUE COGNITIVO EUROPEO
El enfoque Cognitivo Europeo, como alternativa de análisis de política pública global, se consolida a partir de la estructura de poder entre la dirigencia política y la democracia social, la conformación del Estado Supranacional y la transformación del Estado Social de Derecho. Este proceso político demanda la construcción de los referenciales de la acción y de las políticas públicas globales y de la organización del sistema político y de sus formas de operar.
���������������� �������������������

������� �������������

������������� ����������

�������������� �����

����������������� �������

������� ��������

������������������������ �������������������������

������������������������� �����������������

138

Política Pública Policéntrica

La estructura del poder supranacional se consolida con la evolución dinámica acaecida en sus tres dimensiones fundamentales: el rol de la socialdemocracia en el desarrollo social, la conformación del Estado Supranacional y, la construcción del Estado Social de Derecho:

Socialdemocracia y Desarrollo Social
La profunda transformación económica y política de las sociedades en la globalización y la crisis financiera del capitalismo y de la alternativa socialista, llevó a la socialdemocracia a redefinir la relación entre política y economía de mercado para lograr reducir los desequilibrios económicos a escala nacional, europea y global. Para alcanzar este objetivo, se debe consolidar el Estado Social de Derecho sustentado sobre nuevas formas de cooperación entre la sociedad civil, las empresas, los organismos internacionales y sobre políticas públicas fundadas en la economía de mercado que parta de una fuerte inserción social y política. A partir de la segunda guerra mundial, surgen nuevos y poderosos actores de la acción pública, en las que priman formas no estatales y privadas sobre antiguas configuraciones estatales, se vigorizan empresas y corporaciones transnacionales, los organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales –ONGs-. Se estructura una mutua relación de injerencia gubernamental en la economía de las grandes empresas, a la vez que, hay intromisión de esas grandes empresas en los procedimientos gubernamentales, lo que supone una estructura de poder, base de la dirección política conjunta y articulada que ha tenido una importancia significativa en la comprensión de la estructura histórica global del presente “Las decisiones de un puñado de empresas influyen en los acontecimientos militares, políticos y económicos de todo el mundo. Las decisiones de la institución militar descansan sobre la vida política así como sobre el nivel mismo de la vida económica, y se afectan recíprocamente. Las decisiones tomadas en el dominio político determinan actividades económicas y programas militares. Hay una economía política vinculada de mil maneras con las instituciones y decisiones militares”. (Wright Mills, W., C., 1993). “El motor de los cambios en la globalización han sido las corporaciones transnacionales y su aplastante dominio sobre la ciencia y la tecnología, mediante la monopolización de la biotecnología, los flujos financieros, el acceso a los recursos naturales, los medios y las telecomunicaciones y las armas de destrucción masiva”. (Cfr. Samir A., 1999)

Estado Supranacional
El Estado Supranacional por su parte, está integrado por Estados territoriales que comprende múltiples sectores (económico, social, político, cultural, ecológico) con un modelo
139

Políticas Públicas en el Escenario Global

de cooperación interestatal que tiene como eje el proceso de globalización-nacionalización-localización. En este sentido los Estados Supranacionales, implican unidad de lo múltiple, están conectados a los mercados nacionales y mundiales, participando de la política global que se convierte en la base de su quehacer político. Este modelo se fundamenta en el Estado-nación de base territorial que contiene la sociedad, y se afirma como uno de los soportes esenciales del Estado Supranacional, polo central de la red del Poder Mundial, con funciones de regulación y de legitimación precisas, organizados como Estados Sociales de Derecho. En este sentido los Estados Supranacionales, implican unidad de lo múltiple, están estrechamente conectados al mercado tanto a los mercados nacionales como al mercado mundial y participan de la política global, es decir, la globalización se convierte en la base de su pensamiento y de su quehacer político. El Estado Supranacional lleva implícita centralización y descentralización nacional y local de decisiones políticas, prevaleciendo la descentralización territorial. Esto implica pluralidad de actores nacionales, transnacionales concurrentes y determinación de responsabilidades políticas. Los Estados Supranacionales deben compartir las lealtades de sus aliados con autoridades regionales, sub-estatales y subnacionales. Prevalece la soberanía “inclusiva” que supone concentración del poder supranacional y que, a la vez, garantiza la unión e integración de los Estados-nación y de sus localidades. La supra-nacionalización de las funciones legislativas, ejecutivas y judiciales de los Estados constituye una auténtica cruzada complementaria a los principios de soberanía, autodeterminación e independencia de los Estados nacionales, con el establecimiento de número creciente de normas jurídicas supranacionales y de mecanismos coercitivos que garantizan integración y cumplimiento.

Evolución histórica del Estado Supranacional
La Unión Europea es el modelo típico de Estado Supranacional que se basa en las siguientes condiciones históricas: “En primer término, la homogeneidad es una condición de la estabilidad de la Unión Europea como espacio de vida coherente que implica la similitud de condiciones de vida, de relaciones sociales, económicas, políticas y la libre circulación de capitales, bienes y personas. En segundo lugar, la homogeneidad es una condición del buen funcionamiento de la Unión Europea, como sistema político multipolar y, por tanto, es necesaria la semejanza de máximas y modelos de comportamiento de los titulares del poder público, esto es, igualdad jurídica y constitucional que reside en la aplicación práctica del derecho y de la cultura jurídica general. En tercer lugar, la homogeneidad es una condición de la integración de la Unión Europea,
140

Política Pública Policéntrica

con fundamento sólido en valores e ideas directrices comunes. La UE, debe garantizar que el sentido y el fin de la comunidad política, han sido en principio transpuestas a los Estados nacionales, y serán realizados bajo las condiciones de la globalización y de la geo-regionalización. La homogeneidad es una condición del atractivo propio y de capacidad de la Unión Europea para vincularse a las personas de manera no solamente racional, sino igualmente afectiva. La Unión supranacional debe aparecer ante sus ciudadanos, como antes de ella el Estado nacional, como “su” espacio vital, su patria” (Cfr. Thomas Schmitz, Trad.: María Roca) En 1951 surgió la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), con seis miembros: Bélgica, Alemania Occidental, Luxemburgo, Francia, Italia y los Países Bajos En 1957 firmaron los Tratados de Roma por los que se crearon la Comunidad Europea de Energía Atómica (Euratom) y la Comunidad Económica Europea (CEE) para eliminar barreras comerciales y crear un mercado común. En 1967 se fusionaron las instituciones de tres Comunidades Europeas y desde entonces existió la Comisión, el Consejo de Ministros y el Parlamento Europeo. Los miembros del Parlamento Europeo eran elegidos por los parlamentos nacionales pero en 1979 se celebraron elecciones directas por los ciudadanos de los Estados miembros. Desde entonces celebran elecciones directas cada 5 años. El Tratado de Maastricht (1992) introdujo nuevas formas de cooperación entre los gobiernos de los Estados miembros. Mediante este Tratado se creó la Unión Europea (UE). En 1992 la UE decidió la unión económica y monetaria (UEM) e introdujo la moneda europea única gestionada por un Banco Central Europeo. El euro se hizo realidad el 1 de enero del 2002, cuando los billetes y monedas reemplazaron a las monedas nacionales en 12 de los 15 países de la Unión (Bélgica, Alemania, Grecia, España, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Austria, Portugal y Finlandia). La UE ha crecido mediante sucesivas oleadas de adhesiones. Dinamarca, Irlanda y el Reino Unido se unieron en 1973, Grecia en 1981, España y Portugal en 1986 y Austria, Finlandia y Suecia en 1995. La Unión Europea acoge a diez nuevos países en 2004: Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia y la República Checa. Bulgaria y Rumania esperan unirse en 2007 y Croacia y Turquía hacen negociaciones de adhesión en 2005. El Tratado de Niza, que entró en vigor el 1 de febrero del 2003, fija nuevas normas sobre el tamaño de las instituciones de la UE y su forma de trabajo. El nivel de institucionalización de la Unión Europea es muy avanzado, cuenta con un Consejo Europeo, un Consejo de Ministros, una Comisión Europea, un Parlamento Europeo, un Tribunal de Justicia, un tribunal de Cuentas y un Comité Económico y Social, además de la institución de una ciudadanía europea, entre otras instituciones y en la actualidad enfrenta el problema de profundizar el nivel integración política acorde al nivel de integración económica de Unión Económica.
141

Políticas Públicas en el Escenario Global

En forma simultánea, las relaciones de dominación Norte/Sur ha profundizado el desdoblamiento de los conflictos mundiales, configurando un sistema de relaciones de poder entre los países desarrollados del centro, los países semi-periféricos mediadores y los países dependientes en la periferia. La Comunidad Europea, centro político y económico, cada vez, más integrado prefiere una periferia ligada al centro como zona de libre comercio al diferenciar las exitosas economías del Asia Oriental, de las emergentes economías de América Latina y de las más castigadas del África al sur del Sahara. El Estado Supranacional adquiere el monopolio de sentido de la acción pública al construir los referenciales de la Política Pública Global con capacidad para integrar la acción pública Nacional, la Cooperación Internacional y política global dirigida hacia los países periféricos.

Estado Social de Derecho
El Estado Social de Derecho es un ente regulador que establece reglas de juego a la economía privada para garantizar el ejercicio de la libertad económica. Este tipo de estructura busca la síntesis entre la democracia y los fines sociales del Estado, es decir, busca la satisfacción de las demandas vitales de las personas menos favorecidas, la corrección de las estructuras injustas originadas en el abuso de la propiedad, la guarda eficaz de los bienes colectivos, la defensa de la iniciativa privada y de la libertad de empresa, en un marco jurídico que las ponga al servicio del desarrollo integral del ser humano. A diferencia de la singularidad del Estado del Bienestar, el Estado Social de Derecho, en la era global, es concebido como un nodo de la red de poder mundial, en el concierto de una pluralidad de estados, por tanto, con una soberanía limitada al reconocer la pluralidad de otros sujetos y actores que condicionan su accionar. La acción pública del Estado Social de Derecho se dirige a lograr: • Equilibrio Estado-mercado. El Estado promueve las libertades económicas sin interferir los espacios del mercado. Diseño de la política macroeconómica, en la perspectiva del mercado mundial, y de regulación económica, ahorro, inversión, libre movilidad de los recursos productivos y crecimiento económico. • Prioridad social en la relación Estado-mercado. La democracia social significa la realización del principio de igualdad en la sociedad, la cual debe ser perfeccionada por el Estado, garantizando organización y participación social, en el entendido que la soberanía reside en los pueblos y éstos deben ejercerla. Cumple funciones estatales básicas, en el campo de la justicia, la garantía del derecho internacional humanitario y la debida protección de las masas y del ciudadano. El Estado sirve de soporte y fundamento del orden y de la integración social. (Habermas, Jürgen, 1994)
142

Política Pública Policéntrica

• Las políticas de bienestar, diseñadas y ejecutadas, en concurrencia con el sector privado y social, mantienen el equilibrio fiscal entre ingreso y gasto público y permite, cubrir los riesgos sociales de: enfermedad, accidentes, desempleo y muerte. Ofrece igualdad de oportunidades, avala el salario mínimo, presta asistencia contra la pobreza, ayuda pública, apoyo a las minorías y a zonas deprimidas. • Relaciones internacionales soberanas y democráticas Construcción de políticas internacionales con soberanía incluyente y democracia cosmopolita, como fundamentos del nuevo orden internacional global, establecimiento relaciones de cooperación mediante tratados o convenios bilaterales o multilaterales de carácter económico, político, social y cultural, firmados con otros estados y sujetos del derecho internacional. La sustitución del Estado del Bienestar por el Estado Social de Derecho es un proceso complejo que implica la readecuación de sus funciones en el contexto global, pues, cambia el sentido de la acción pública, cuando se toma conciencia de ser, un nodo más en la red de poder mundial, con pérdida de soberanía en la formulación de políticas públicas, cuyos referenciales son, ahora, globales. El adecuado tamaño del aparato estatal pone límites al crecimiento colosal de las burocracias públicas y urge la adopción de reformas hacia un modelo post-burocrático que supere sus anteriores limitaciones, asume funciones estatales básicas, sin interferir los espacios del mercado, al servir de soporte del orden social, y dar la debida protección a las masas y al ciudadano. La aprehensión de las tendencias del proceso político, entendido como el cambio del ciclo de formulación, implementación y evaluación de la política pública global, será analizado en dos direcciones: la construcción de referenciales y política pública en la UE, sistema político de la UE y sus formas de operar:

Construcción de Referenciales y Política Pública de la UE
Hasta los años setenta, el Estado del Bienestar había gozado del monopolio de la producción de sentido, combinando dos funciones esenciales: construcción de marcos generales de interpretación del mundo, por una parte, y la asunción de responsabilidades frente a la reproducción social, sobre las cuales reposan los sistemas políticos modernos. El proceso de globalización tiende a disociar estas dos funciones y produce su desdoblamiento: de un lado, “los actores que participan hoy en la construcción de matrices cognitivas globales, se refieren cada vez menos, al status estatal”, y más al Estado Transnacional y Supranacional, organizados en grandes bloques económicos de los países del Norte, mientras los antiguos Estados, al reproducir un orden político global “se ven presionados a asumir y traducir, en un marco territorial, cada vez más cuestionado, las consecuencias del referencial de mercado y de asegurar, bien que mal, la reproducción de los compromisos
143

Políticas Públicas en el Escenario Global

políticos y sociales” con pérdida de soberanía, legitimidad y gobernabilidad. (Cf. Muller, Pierre, 2001). El Enfoque cognitivo de Políticas Públicas antes que preocuparse por resolver problemas públicos se ocupa de señalar la importancia de la construcción de referenciales o de marcos normativos con capacidad de dar orientación de la acción pública. La reconstrucción de estos cuadros de interpretación del mundo, plantea la cuestión de las relaciones entre los actores y las estructuras de sentido. Referencial Global Sectorial, RGS: La construcción del referencial global no se ha sujetado a las fronteras del Estado-nación, aunque este sea el lugar de lo global, en la medida en que en las sociedades nacionales se efectúan transacciones entre una visión global y diferentes sub-universos de sentido, correspondientes a los diversos sectores y dominios de las políticas públicas. La formulación de problemas bajo una forma “inteligible” para el aparato político-administrativo, requiere aprehender estos fenómenos de manera dinámica, asociando lógicas horizontales y verticales, se podría decir que este discurre así para cada espacio de intercambios sectoriales de administrar “una relación global/sectorial” evolutiva, que toma la forma de una gestión de la adaptación a la norma de mercado (Muller, P. 1998). Toda acción pública supone una representación o imagen de la realidad sobre la cual se quiere intervenir. En referencia a esta representación o imagen, los actores organizan su percepción del problema, confrontan sus soluciones y definen sus propuestas de acción. A este conjunto de imágenes las llamaremos referencial de la acción pública. El referencial global es una representación general alrededor de la cual se van a ordenar y jerarquizar las diferentes representaciones sectoriales. Esta conformado por un conjunto de valores fundamentales que constituyen las creencias básicas de una sociedad, así como por una serie de normas que permiten escoger entre varias conductas. Este referencial de mercado descansa sobre un triple cambio de normas: una rearticulación de lo social con lo económico; una redefinición de la frontera entre lo público y lo privado; y, una transacción entre el centro y la periferia con la política de descentralización (Muller, P., Surel, I., 1998). En esta perspectiva el referencial sectorial es una imagen del sector o de la profesión que se convierte en marco de referencia para la orientación de la acción pública y como instrumento de mediación facilita la cooperación, colaboración y articulación no solo entre los sectores nacionales, en el ámbito interno, sino en las relaciones externas en el escenario global. Los operadores de transacción corresponden a algoritmos definidos que realizan la operación de empoderamiento en el referencial global que es el acto fundador de la acción pública, teniendo en cuenta nuevas orientaciones económicas globales y en razón de las restricciones debidas a la competencia exterior. La matriz cognitiva y normativa que estructura el sentido de la acción pública y la acción
144

Política Pública Policéntrica

de los actores comprometidos no expresa más que el lugar, el rol y el status de los grupos involucrados en el dominio de la transformación: el referencial es más «verdadero» porque permite a los actores comprender sus relaciones con el mundo y su actuación: lo real no se ve privado de sentido. “Europa ocupa, en esta crisis un rol esencial. En primer lugar, porque el proceso de construcción europea muestra de manera cuasi-experimental la importancia decisiva de las políticas en el seno de lo político, en la medida en que la Unión Europea, que se ha constituido como conjunto de políticas públicas, constituye el primer objeto político no estático, produciendo políticas públicas legítimas. De otro lado, ¿porque Europa muestra de alguna manera el futuro de los sistemas políticos nacionales a través de la puesta en evidencia del déficit de legitimación que los afecta, todos en grados diversos: como producir la legitimidad cuando la búsqueda de la experiencia se hace prioritaria? No es suficiente, sin duda, revalorizar el rol del Parlamento Europeo para resolver este problema”. (Cf. Muller Pierre et Surel, Yves, 1998).

Políticas Públicas de la Unión Europea
Si algo caracteriza por encima de todo a la Comunidad Europea (CE) y, en sentido más amplio, la Unión Europea (UE) es precisamente su condición de ‘fábrica’ incesante de políticas públicas. Políticas de regulación de los mercados y de la moneda, de cohesión económica y social, políticas ambientales, de transportes y telecomunicación, investigación, comercio exterior y cooperación, de justicia e interior, etcétera; el catálogo sería interminable. En virtud de los tratados, la CE dispone de competencias exclusivas (agricultura y pesca, moneda, libre competencia, etc...) o compartida en la gran mayoría de los sectores y materias objeto de una intervención pública. Sus políticas tienen un impacto directo sobre el comportamiento de los gobiernos y las administraciones públicas de los Estados miembros, pero también de los empresarios, agricultores, consumidores, jueces, asalariados, las regiones y los municipios, los grupos de interés, las ONG, etc. (Francesc Morata (editor), 2001). Tres dimensiones esenciales de la Política Pública Europea: 1. Política Económica definida por los organismos regionales de la Unión Europea con la asesoría y coordinación de la OCDE, en especial, para la regulación de las flujos económicos y su monopolización. 2. Política Social, construida desde Naciones Unidas como referenciales de la acción pública pero implementada con la perspectiva de lograr la consolidación del Estado Social de Derecho 3. Política miliar para la seguridad de los países del Atlántico Norte, en materia de uso de armas de destrucción masiva, terrorismo y narcotráfico y decidida en el CSNU y en los Foros de la OTAN
145

Políticas Públicas en el Escenario Global

Sistema Político de la UE y Forma de Operar
“Con la entrada en vigor del Tratado de Amsterdam el 1 de mayo de 1999 se ha iniciado una nueva etapa en la construcción de la Unión Europea. Superados los retos del mercado interior y de la implantación del euro, es posible observar con mayor claridad que el proyecto europeo nos afecta directamente a todos y no sólo a los Estados miembros. Por ello, el funcionamiento de los poderes, el tipo de normas que aprueban el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros de la Unión Europea, o las garantías que el ordenamiento comunitario ofrece a los ciudadanos europeos, entre otros temas, afectan cada vez más a la órbita de los intereses individuales y colectivos. La Unión Europea es un sistema político singular que ha sido capaz de integrar a Estados soberanos que, sin embargo, comparten o han transferido sus poderes y competencias a las instituciones de la Unión en un grado que hubiera sido inimaginable hace pocas décadas. Pero no es un proyecto acabado ni cerrado, por lo que es necesario seguir reflexionando sobre el mismo, en particular ante la proyectada ampliación al Este europeo, que producirá una conmoción de efectos incalculables”. (Linde P., E. y Mellado P., P., 1999). ¿Cómo funciona la Unión Europea? La Unión Europea es más que una mera confederación de Estados. Se trata, de un nuevo tipo de estructura que no encaja en ninguna de las categorías jurídicas clásicas. Su sistema político es único en la historia y ha estado en constante evolución desde hace más de cincuenta años. La Unión Europea tiene una estructura tripartita: • El Consejo de Ministros de la Unión Europea, que representa a los Estados miembros, es el principal órgano decisorio de la Unión. Cuando se reúne a nivel de Jefes de Estado o de Gobierno, se convierte en el Consejo Europeo, cuya función es dotar a la UE de impulso político en cuestiones fundamentales. • El Parlamento Europeo, que representa a los ciudadanos, se reparte las competencias legislativas y presupuestarias con el Consejo de la Unión Europea. • La Comisión Europea, que representa el interés común de la UE, es el principal órgano ejecutivo. Tiene derecho a proponer legislación y vela por que las políticas de la UE se apliquen adecuadamente. El Consejo de la Unión Europea, también conocido como el Consejo de Ministros, es el principal órgano decisorio de la Unión. El Consejo dispone del poder legislativo, que comparte con el Parlamento Europeo en el marco del “procedimiento de codecisión”. Por otra parte, el Consejo y el Parlamento comparten la responsabilidad de la adopción del presupuesto de la UE. El Consejo también concluye los acuerdos internacionales negociados por la Comisión. El número de votos asignado a cada país de la UE se corresponde aproximadamente con el tamaño de su población.
146

Política Pública Policéntrica

Con el Tratado de Maastricht, el Consejo Europeo se convirtió oficialmente en el iniciador de las principales políticas de la Unión y se le otorgó un poder de arbitraje en las cuestiones conflictivas sobre las que los ministros no pueden alcanzar un acuerdo en el Consejo de la Unión Europea. El Consejo Europeo aborda asimismo problemas internacionales acuciantes a través de la Política Exterior y de Seguridad Común (PESC), destinada a permitir que la UE se pronuncie con una sola voz sobre cuestiones diplomáticas. El Parlamento Europeo: es el órgano elegido que representa a los ciudadanos de la Unión. Ejerce la supervisión política de las actividades de la UE y participa en el proceso legislativo. Desde 1979, los diputados del Parlamento Europeo son elegidos por sufragio universal directo cada cinco años. Sus veinte comisiones, que se ocupan de los trabajos preparatorios para las sesiones plenarias, así como los grupos políticos, suelen reunirse en Bruselas. El Parlamento participa en los trabajos legislativos de la Unión a tres niveles: • De conformidad con el “procedimiento de cooperación”, introducido por el Acta Única Europea en 1987, el Parlamento Europeo puede emitir su dictamen sobre los proyectos de directivas y reglamentos propuestos por la Comisión Europea y puede solicitar que modifique sus propuestas a fin de tener en cuenta su posición. • Igualmente desde 1987, el “procedimiento de dictamen conforme” somete a ratificación por el Parlamento la celebración de acuerdos internacionales negociados por la Comisión, así como cualquier propuesta de ampliación de la Unión. • En 1992, el Tratado de Maastricht instituyó el “procedimiento de codecisión”, que pone en pie de igualdad al Parlamento con el Consejo cuando se trata de legislar sobre toda una serie de cuestiones importantes como la libre circulación de trabajadores, el mercado interior, la educación, la investigación, el medio ambiente, las redes transeuropeas, la salud, la cultura, la protección de los consumidores, etc. El Parlamento Europeo comparte también con el Consejo la responsabilidad de adoptar el presupuesto comunitario, tiene la posibilidad de rechazarlo, como ha ocurrido ya en varias ocasiones. Corresponde a la Comisión Europea proponer el proyecto de presupuesto, que es debatido entonces por el Consejo y el Parlamento Europeo. El Parlamento es el órgano de control democrático de la Unión: dispone del poder de destituir a la Comisión aprobando una moción de censura por mayoría de dos tercios. Asimismo, supervisa la gestión cotidiana de las políticas comunitarias, formulando preguntas orales y escritas a la Comisión y al Consejo. Los Tratados son la base de numerosos actos jurídicos de Derecho derivado, que tienen una incidencia directa en la vida cotidiana de los ciudadanos de la UE. El Derecho deri147

Políticas Públicas en el Escenario Global

vado consiste fundamentalmente en reglamentos, directivas y recomendaciones adoptados por las instituciones de la UE. Esta legislación, junto con las políticas de la Unión en general, son el resultado de decisiones adoptadas por el triángulo institucional formado por el Consejo (en representación de los gobiernos nacionales), el Parlamento Europeo (en representación de los ciudadanos) y la Comisión Europea (órgano independiente de los gobiernos de la UE y garante del interés colectivo europeo). La Comisión Europea: es el tercer elemento del triángulo institucional que gestiona y dirige la Unión Europea. Sus miembros son elegidos por los Estados miembros de común acuerdo y su nombramiento, por un período de cinco años, está sujeto a la aprobación del Parlamento Europeo. Desde 2004, la Comisión se compone de un comisario de cada Estado miembro. La Comisión es la garante del interés común, por lo que no debe someterse a las instrucciones de ningún gobierno nacional. Como “guardiana de los Tratados”, ha de velar por que los reglamentos y las directivas adoptados por el Consejo y el Parlamento se apliquen en los Estados miembros y, en caso contrario, el responsable del incumplimiento se lleva ante el Tribunal de Justicia para obligarla a cumplir el Derecho comunitario. Como brazo ejecutivo de la UE, la Comisión pone en práctica las decisiones adoptadas por el Consejo en ámbitos tales como la política agrícola común. Dispone de amplios poderes para la gestión de las políticas comunes de la UE, como la de investigación y tecnología, la de ayuda exterior, la de desarrollo regional, etc. Asimismo, gestiona el presupuesto de estas políticas. Otras instituciones y organismos comunitarios El Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, con sede en Luxemburgo, está compuesto por un juez por Estado miembro y asistido por ocho abogados generales. Los jueces y los abogados generales son designados de común acuerdo por los gobiernos de los Estados miembros por un período renovable de seis años. Su independencia está garantizada. La función del Tribunal es garantizar el respeto de la legislación de la UE y la correcta interpretación y aplicación de los Tratados. El Tribunal de Cuentas, con sede en Luxemburgo, fue creado en 1975. Está compuesto por un miembro por cada país de la Unión y sus miembros son nombrados de común acuerdo por los Estados miembros por un período de seis años, previa consulta al Parlamento Europeo. Este Tribunal verifica la legalidad y la regularidad de los ingresos y los gastos de la Unión, así como la correcta gestión financiera del presupuesto comunitario. El Comité Económico y Social Europeo: Al tomar decisiones relativas a una serie de ámbitos de actuación, el Consejo y la Comisión consultan al Comité Económico y Social Europeo (CESE). Los miembros de este Comité representan a los distintos grupos de
148

Política Pública Policéntrica

intereses económicos y sociales que constituyen lo que puede denominarse la “sociedad civil organizada”, y son nombrados por el Consejo por un período de cuatro años. El Comité de las Regiones, instaurado al amparo del Tratado de la Unión Europea, está compuesto por representantes de las entidades regionales y locales nombrados por el Consejo a propuesta de los Estados miembros por un período de cuatro años. El Banco Europeo de Inversiones, con sede en Luxemburgo, concede préstamos y garantías para ayudar a las regiones menos desarrolladas de la UE y contribuir a que las empresas sean más competitivas. El Banco Central Europeo, con sede en Frankfurt, es responsable de la gestión del euro y la política monetaria de la UE: “La unión económica y monetaria [UEM] y el euro”).

149

Políticas Públicas en el Escenario Global

3. PERSPECTIVA GESTIÓN PÚBLICA DE MERCADO
La persistencia en el nacionalismo japonés no ha sido obstáculo para que el Japón en el seno de la trilateral, se haya consolidado como la primera potencia dentro del nuevo orden mundial de tendencia neoliberal, particularmente, en el contexto de su relación de apertura económica en el del Asia-Pacífico Tras su derrota en la II guerra mundial, el Japón queda bajo la tutela de Estados Unidos, pero dada su importancia económica y su ubicación política y militar estratégica en la región Asia-Pacífico, se imponen acuerdos comerciales preferenciales con Estados Unidos que eran ventajosos para Japón, ya que se permitió modernizar la industria japonesa con transferencia de tecnología y obtener ventajas comparativas, ya que poseía una industria moderna, y una mano de obra trabajadora, preparada, barata y sumisa. El Japón llegó pronto a ser la segunda potencia dentro de los países capitalistas, formando parte de la Trilateral y estrechamente integrado al poder de élite del poder global, participando en la construcción de los referenciales de la acción pública y haciendo parte integral de la élite económica, política y militar. En primer lugar, en el campo económico la expansión de los flujos financieros vigoriza la banca y sus relaciones con el FMI y el BM, en el campo productivo fortalece sus relaciones con las ETN, en especial, al interior de la OCDE y, del desarrollo comercial no solo en el Asia Pacífico sino con EE.UU. y La Unión Europea. Los antecedentes del crecimiento económico de Japón conectados con una política imperialista sobre las regiones de su entorno: Corea, China, sobre todo Manchuria, e incluso sobre las regiones orientales del Imperio ruso, que había llevado el Transiberiano hasta Vladivostok (1891-1904) y que mantendrá el control de estas importantes regiones. Japón importa materias primas, petróleo en crudo y algunos bienes de consumo. El 22% son productos agrícolas, el 23% energético y el 9% mineral y metales. Sus principales proveedores son Estados Unidos y la Unión Europea, que suman el 51% de las importaciones, además del sureste asiático. Pero Japón exporta a estos mismos proveedores, productos elaborados de alto valor añadido y maquinaria de equipamiento.
150

Política Pública Policéntrica

En segundo lugar, en el campo político, conservando su tendencia nacionalista, el Japón adopta una nueva constitución, más acorde con la nueva mentalidad, creando una monarquía parlamentaria en la que el emperador es el jefe del Estado pero no tiene poderes ejecutivos, condiciones indispensables para un Estado Neoliberal. El Estado Neoliberal es un ente regulador que establece reglas de juego a la economía privada para garantizar el ejercicio de la libertad económica. Esta estructura regula más no interviene al proceso económico; renuncia a la responsabilidad de garantizar la reproducción social en su conjunto, aunque se ocupara de las funciones sociales necesarias a la acumulación del capital. En tercer lugar, en el campo militar, la participación integral del Japón a las decisiones del CSNU y a la estructura de la OTAN, pues, al finalizar la II Guerra Mundial, el Japón estaba totalmente arruinado y sometido, tras una larga contienda y dos bombas atómicas sobre su territorio, no obstante su experiencia bélica. Como se recordará, el apogeo y experiencia militar durante los años 30 y la segunda guerra mundial, llevó a la invasión de Manchuria y gran parte de China, por el Pacífico invade a Filipinas, Indochina e Indonesia; regiones que le garantizaba las materias primas para su industria que le faltaban en su territorio. Como alternativa de análisis de política pública global, prima el enfoque de racionalidad Política en la Gestión Pública con matices diferenciales respectos de los demás países integrantes de la OCDE; redefiniendo los nuevos actores y protagonistas globales, reordenando al Estado Neoliberal y la Gestión y Gerencia para el Mercado.

151

Políticas Públicas en el Escenario Global

������������������� ����������������������

�������������� �������

���������������� ������

�������������� �����

��������������� ���������� ���������������

������� ��������

�������������������� �������������������������

������������������������ �����������������

La estructura del poder del Estado Japonés, articulado al poder global, en su dinámica histórica presenta tres dimensiones fundamentales: el Triángulo de hierro PLD, Keidanren y MITI, la conformación de Estado Nacional Japonés y el desarrollo del Estado económico y social:

El Triángulo de Hierro: PLD, Keidanren y MITI
Para Jean-Pierre Lehmann, en 1955, se creó el triángulo de hierro entre el Partido Liberal Democrático, PLD, la patronal keidanren y los ministerios fuertes, es decir, el de Finanzas y el todopoderoso MITI, que hizo que el sistema fuera distinto a los otros económicamente avanzados. Este triángulo ha controlado, en la práctica, la totalidad de la vida económica, social, política e intelectual del país.(Lehmann, 1998, citado por JETRO, 1992).
152

Política Pública Policéntrica

La gestión de las empresas japonesas, y en particular de los keiretsu, las participaciones cruzadas, el vínculo privilegiado entre las empresas del mismo y el banco del grupo, la forma de vida y el sistema de pensiones, como el producto de una política industrial tendiente a alcanzar a occidente, revelando ser eficaz. (Jiro y Dore, 1999, citado por JETRO, 1992). En el Japón las PYMES han podido configurar una extensa red de sociedades comerciales creando empresas conjuntas con diversos socios extranjeros y con una propiedad de éstas repartida entre una PYME, un banco, una sociedad general de comercio japoneses y el socio local de turno. (Tsurumi, 1976, citado por JETRO, 1992). En la década de los setenta se ponen en marcha políticas tanto de protección social como para la necesaria mejora de la calidad de vida, donde hay que incluir el medio ambiente, pues, el ecosistema se había degradado considerablemente, viviendas e infraestructuras. En el contexto del mercado Asia-Pacífico, el Japón está incrustado entre India y China, así como los países del sureste asiáticos emergentes, denominados los tigres y los dragones asiáticos, en un escenario global de relaciones múltiples que desarrolla y proyecta el mercado mundial. Para muchos analistas, el capitalismo al estilo japonés, desde la postguerra, ha sido un un sistema económico híbrido entre el capitalismo y el socialismo, que ha tenido más de lo segundo que de lo primero. (Cfr. JETRO, 1995) Con base en la soberanía del consumidor, relación social relevante al mercado, surgen una pluralidad de poderosos actores de la acción pública y privada, en las que se destacan formas estatales y no estatales, las organizaciones internacionales, se vigorizan empresas y corporaciones transnacionales y organizaciones no gubernamentales –ONGsSe pone en curso una práctica común de gestión público/privado al estructurar una dirección política conjunta y articulada que permite cierta injerencia gubernamental en la economía de las grandes empresas, a la vez que, intromisión de estas grandes empresas en los procedimientos gubernamentales.

Estado Nacional Japonés
La perspectiva nacionalista japonesa, no limita la relación estrecha con los Estados Unidos y la Unión Europea, aunque expresa sus diferencias políticas e introduce cambios significativos al modelo de la Nueva Gestión Pública, buscando responder a las necesidades de expansión, gestión y gerencia del mercado en tan importante contexto, atendiendo a la integración de directivos, científicos y profesionales en las ETN. En este contexto la organización nacionalista japonesa es otra modalidad de organización articulada a la estructura política de sus aliados, vinculando decisiones centrales en el
153

Políticas Públicas en el Escenario Global

espacio transnacional y políticas sociales y de defensa y seguridad. Pero el énfasis de la política japonesa está puesto en la política desde el mercado, esto es, la política financiera, tecnológica y comercial. En tal sentido se crean las siguientes condiciones: “Directrices para la efectiva integración de los dirigentes y profesionales locales en las filiales extranjeras de las multinacionales exitosas: uno, globalización de las políticas y prácticas de recursos humanos; dos, adopción de un management internacional competitivo; tres, las corporaciones multinacionales, deben desarrollar y retener a los gerentes talentosos en sus filiales; cuatro, los managers locales deben cumplir una función clave en la dirección de las subsidiarias en sus países, en la casa matriz, o en un tercer país al que hayan sido asignados. Prácticas de gestión de recursos humanos que llevan a cabo las grandes empresas japonesas tanto dentro como fuera de su país: empleo para toda la vida o por un tiempo muy prolongado (shushinkoyo) un sistema salarial basado en una jerarquía (nenko joretsu) y un sindicalismo dominado por la empresa (kigyo-betsu rodokumiai) También hay numerosas escuelas de pensamiento dedicadas al desarrollo del estilo japonés de gestión de recursos humanos, estas pueden clasificarse en: la escuela culturalista (que incluye la teoría de la inmutabilidad) y la escuela estructuralista (que estudia el mercado interno de trabajo y las escuelas racionalistas)”. (Cfr. JETRO, 1995). La escuela estructuralista afirma que el sistema laboral, aparentemente paternalista de las grandes corporaciones modernas japonesas, está basado en el respeto por la persona, estilo del management japonés que ha sido muy efectivo en cultivar la lealtad del empleado, en asegurar estabilidad laboral, y la crear lugares de trabajo productivos. (Koike, 1988, citado por Dean K., T., 2001)

Estado Económico-Social
Estado de carácter social que liga el desarrollo del mercado con el mejoramiento de la calidad de vida de los trabajadores en el ámbito de la cultura japonesa, más allá de la cultura de mercado y que no podemos identificar ni con el Estado Mínimo Neoliberal ni con el Estado Social de Derecho. La estructura del sistema político abierto al mercado sirve de base a la gestión de los procesos económicos y a sus flujos financieros, productivos y comerciales, creando condiciones para emular el desarrollo técnico y tecnológico, la productividad industrial y la competencia en el mercado global. La aprehensión de las tendencias del proceso político japonés, en relación al ciclo de formulación, implementación y evaluación de la política pública, será presentado en dos perspectivas complementarias: el referencial global y la política pública Japonesa, sistema político Japonés y sus formas de operar.
154

Política Pública Policéntrica

Referencial Global y Política Pública Japonesa
En el poderoso Ministerio de Comercio e Industria (MITI) el grupo más aportante tiene a su cargo el seguimiento de desarrollos tecnológicos mundiales y hace recomendaciones a la industria sobre las tendencias futuras y las consecuencias para ésta (Freeman, 1982). De acuerdo con estos criterios se recomendaron los sectores estratégicos que evolucionan de acuerdo con los avances del Japón en la economía mundial. El modelo de mercado propone gestionar y gerenciar la ejecución de la política pública sobre los flujos económicos, políticos y sociales propios de la acumulación global de capital. En el campo económico privilegia la gestión de cinco sectores estratégicos monopolizados: finanzas, telecomunicaciones, biotecnología, acceso a los recursos naturales, armas de destrucción masiva. En el campo social se descarga de la reproducción social, excepto de aquellos ligados a la producción de capital, tales como educación, salud, vivienda, migraciones como formas de reproducción de la fuerza del trabajo. En el plano político gestionar las políticas públicas globales a través de la contratación y del management. La política, el imperio de la ley y la pluralidad de actores son valores centrales de la sociedad global, los cuales dependen de la economía, la eficiencia y la eficacia; mientras el mercado, la contratación y la gerencia rigen las acciones gubernamentales, que garantizan la racionalidad procedente del mercado. La apertura económica y social es una política pública que estimula la competencia y la productividad en el mercado de los agentes de la producción de bienes y servicios y de prestación de servicios públicos. La necesidad de “desregular” ha sido uno de los argumentos más importantes en la práctica para la Nueva Gestión Pública (OCDE, 1992). La contratación pública/privada permite la ejecución de esas políticas públicas, habilitando la economía, la eficiencia y la eficacia soporte básico de la gestión pública de mercado. En general, la política pública global japonesa se proyecta en los campos económico, político social y militar, en los términos siguientes: 1. Política Económica concertada con sus aliados, los Estados Unidos y la Unión Europea y un desarrollo amplio de la Gestión de los flujos de mercado en el contexto de la India, China y los países emergentes del sureste asiático. En el caso de las relaciones exteriores, la alternativa de la Alianza con Estados Unidos se busca bajo formas específicamente asiáticas; aunque se participa en foros como APEC (Asia Pacific Economic Conference) o ASEM (Asia Europa Meeting), la opción que cuenta con mayores perspectivas es el ARF o Asean Regional Forum, puesto en marcha por la ASEAN u Organización del Naciones del Sudeste Asiático como un órgano consultivo en materia de seguridad. La ARF permite una resolución de conflictos más informal y agrupa no solo a los miembros de este club, sino a las grandes potencias (China, Japón, Rusia, Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea) en calidad de observadoras.
155

Políticas Públicas en el Escenario Global

2. Política Social que conecta la expansión de la producción con el desarrollo social y el enraizamiento de sus corporaciones globales con la organización social y con el propósito de mejorar el nivel de calidad de vida. 3. La política militar, en comienzo de protección estadounidense y de desarrollo de su seguridad y la de sus aliados a través del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y con su participación en la OTAN.

Sistema Político Japonés y Formas de Operar
La revolución iniciada en la era Meiji tenía un perfil fundamentalmente nacionalista y estaba encaminada a hacer del Japón una potencia que pudiera rivalizar económica y militarmente con Estados Unidos y Europa. El sistema político del Japón es el de la democracia constitucional y las actividades del gobierno se dividen en los tres órganos: legislativo, ejecutivo y judicial. La Dieta designa al Primer Ministro y al Presidente de la Corte Suprema de Justicia, quienes son nombrados, formalmente, por el Emperador. La Dieta es el más alto órgano del poder del Estado y, por lo tanto, tiene precedencia por sobre el Ejecutivo. La designación del Primer Ministro, quien encabeza el Poder Ejecutivo, se realiza por resolución de la Dieta. El Primer Ministro designa a la mayoría de los miembros del Gabinete (de entre los miembros de la Dieta). De esta manera, el Gabinete trabaja en solidaridad con la Dieta y es responsable ante ella. La Dieta se divide en dos Cámaras: la Cámara baja o Cámara de Representantes; y la Cámara alta o Cámara de Consejeros. También tiene autoridad para designar al Presidente y a otros jueces de la Cortes Suprema, que son quienes determinan la constitucionalidad de las leyes o de los actos oficiales. La Dieta es designada por la Constitución como al más alto órgano del poder del Estado. Está compuesta por miembros elegidos directamente por los ciudadanos de más de 20 años de edad. Los partidos políticos son la unidad básica de la actividad política. El Primer Ministro es elegido por la Dieta de entre sus miembros y éste forma el Gabinete, el cual controla el poder ejecutivo del gobierno. La Dieta es el único órgano de Estado con atribuciones para aprobar leyes; aprueba el presupuesto, ratifica los tratados internacionales y da inicio a las propuestas de enmienda de la Constitución. El Gabinete, cuya mayoría de miembros proviene de la Dieta, es el órgano supremo decisorio del Poder Ejecutivo. El Primer Ministro, que lidera el Gabinete, tiene poder para designar y destituir a los Ministros de Estado que conforman el Gabinete. El Gabinete tiene bajo su control la coordinación de un número de ministerios y otros órganos admi156

Política Pública Policéntrica

nistrativos en los cuales delega el ejercicio y control de las tareas del gobierno central del Japón. El Poder Judicial es completamente independiente. Está compuesto por la Corte Suprema, que es la máxima autoridad judicial del país, y además, existen: cuatro tipos de tribunales inferiores, ocho tribunales superiores, 50 tribunales de distrito, 50 tribunales de familia y 438 tribunales sumariales. La Corte está formada por un Presidente y catorce jueces. De acuerdo a la Constitución, el Emperador nombra al Presidente, una vez que haya sido designado por el Gabinete; los catorce jueces restantes son nombrados directamente por el Gabinete. Desde su ingreso en Naciones Unidas en 1956, Japón ha desempeñado un importante papel como miembro de la comunidad internacional. Japón es miembro del G-8. Las relaciones con otros países asiáticos son una prioridad especial para Japón. Japón participa en varias actividades cuyo objetivo estriba en el logro de la paz, la prosperidad y la estabilidad del mundo. Japón contribuye a solucionar los problemas mundiales mediante, la lucha contra el terrorismo, prestando ayuda para garantizar el crecimiento de la economía mundial y protegiendo el medio ambiente; y toma parte activa en el mantenimiento de la estabilidad regional mediante el fortalecimiento de los lazos y la intensificación de la cooperación con las principales potencias mundiales. Japón toma parte activa en las operaciones de paz de Naciones Unidas; cumple con sus responsabilidades internacionales al contribuir con ayuda financiera y enviar personal a las misiones de paz de Naciones Unidas que consisten en ejercer de mediador entre las partes enfrentadas en un conflicto tratando de ayudar para lograr el cese de la lucha armada y supervisando la retirada de las tropas. Japón participó en las operaciones destinadas a ayudar a los afectados por los conflictos de Camboya Mozambique en 1992. Presta ayuda al pueblo de Timor Oriental desde 1999 y participa en las operaciones de paz en Etiopía desde julio del 2000. Asimismo, Japón también ha extendido la ayuda oficial al desarrollo (AOD) hacia las naciones en vías de desarrollo para contribuir a su prosperidad socioeconómica. Entre las directrices de la política de la AOD de Japón se incluyen tanto la ayuda destinada a apoyar los esfuerzos que los países en vías de desarrollo realizan como el aumento de la seguridad humana. Japón es uno de los mayores donantes mundiales de AOD. La prestación de AOD concedida por Japón se realiza de distintas formas: La donación se concede para que los países en vías de desarrollo puedan satisfacer las necesidades básicas de sus gentes en materia de alimentación, salud y educación. Mientras tanto, los préstamos se conceden para llevar a cabo grandes obras cuyo objetivo consiste en ayudar a un país a alcanzar el desarrollo económico, como es la construcción de puentes y carreteras. Otra forma de AOD consiste en el envío de Voluntarios Japoneses
157

Políticas Públicas en el Escenario Global

para la Cooperación en el Extranjero a los países en vías de desarrollo para que les transmitan su pericia y sus conocimientos especializados en campos como el de la tecnología, la salud y la educación. La implementación de las políticas públicas demanda la mediación de actores concretos, dominantes en las relaciones de mercado. La política económica está mediada por actores y protagonistas de mercado vinculados a la movilidad de los flujos financieros, productivos y mercantiles y a la política social en la que concurren Organismos Internacionales y ONG a la gestión de los flujos sociales necesarios al desarrollo de la acumulación capitalista.

Conclusiones:
Las conclusiones resaltan cuatro resultados básicos: cambios históricos globales en el panorama del análisis de política pública, proyecciones de la acción colectiva, nuevos criterios para la construcción de referenciales de la acción pública y del análisis de las nuevas circunstancias del ciclo de política en el ámbito global, nacional y local. 1. Principales Cambios históricos en la globalización • La acumulación global del capital y de la producción genera enormes flujos financieros, productivos y mercantiles que son canalizados por el mercado, desbordando así las fronteras nacionales y transformando las tradicionales relaciones nacionales, Estado-sociedad-mercado. • Este complejo proceso económico demanda la transformación de la naturaleza del poder político global, a partir del, no menos, complejo proceso de transferencia del poder “localizado” en los antiguos Estados nacionales hacia el dominio del poder político del mercado en el escenario global. • La transnacionalización de las políticas públicas ha roto las fronteras de los antiguos estados-nación y, por tanto el ámbito de las políticas son escenarios globalizados donde se cumple el proceso con participación total o parcial de los Estados-nación, las corporaciones globales y los organismos internacionales. • El modelo tiende a privilegiar el enfoque “norte-sur” y de “arriba-abajo” que favorece el punto de vista de los decidores y legisladores. Las políticas trasnacionales construyen espacios de sentido, en el que los actores redefinen problemas, experimentan soluciones y realizan actividad política en la sociedad • Esta perspectiva permite ligar las políticas públicas a las dinámicas y a los actores de la política (politics) y a los procesos e interacciones en que participan en la formación y evolución de la política, es decir, de la forma como se gobiernan las sociedades humanas en el escenario global.
158

Política Pública Policéntrica

2. Proyecciones de la Acción Colectiva • En torno al análisis de política pública global en estas tres grandes tendencias con referenciales orientados desde el mercado, se despliega una amplia y profunda labor colectiva de estudiosos, expertos, intelectuales y cientístas para examinar los avances, desarrollos y limitaciones de las teorías de la transición, en especial, del neoinstitucionalismo, el neocorporativismo y la teoría de redes. • También el escenario es ideal para examinar, deconstruir, reconstruir, ajustar o crear nuevas alternativas de las distintas tendencias, enfoques y escuelas dominantes en el pasado, centradas en el Estado, la sociedad y el mercado, en especial, la perspectiva sistémica, burocrática, incrementalista, de equilibrio de grupos y la teoría de juegos. • Especial atención debe darse a los cambios operados en el enfoque sistémico y en el modelo sistema político, como unidad de análisis de la política pública, utilizado cada vez, en mayor proporción en todas y cada una de las tendencias globales, ahora dominantes. • Igualmente se presentan las condiciones propicias para analizar las restricciones y proponer cambios epistemológicos a las teorías sociales desde la perspectiva socialista, socialdemócrata y los movimientos sociales, en el redireccionamiento de la acción colectiva propuesta desde las relaciones del mercado dominante. • Otro ambicioso proyecto colectivo ha de pasar por el examen de los cambios y desarrollos del objeto de los referenciales teóricos, metodológicos y prácticos de las distintas tendencias de política pública en la periferia y en el contexto de los movimientos sociales altermundistas, de otro mundo es posible, los cuales constituyen verdaderas alternativas de política pública en escenarios globales. • Como se comprenderá este es un escenario privilegiado para analizar la crisis de las ciencias sociales en la era global que proporciona las condiciones históricas y sociales que dan lugar a una nueva reflexión epistemológica con el fin de crear capacidad investigativa y explicativa de la realidad social, creando o reconstruyendo el conocimiento, las teorías, los paradigmas, modelos y matrices cognitivas que sirven de referenciales de la acción pública en los ámbitos nacional, regional y global. 3. Construcción de referenciales de las políticas públicas en el escenario global: • Demanda de nuevas alternativas teóricas y metodológicas para abordar el análisis de políticas en el escenario global que concurren con las críticas al proceso de la política pública nacional y el fundamento de la propuesta de Sabatier sobre “La Necesidad de Mejores Teorías”.
159

Políticas Públicas en el Escenario Global

• La perspectiva dominante del análisis de las políticas públicas deviene del mercado global, con excepción hecha, de la teoría de los movimientos sociales que demandan la racionalidad y dominio de lo social sobre las lógicas del mercado y del Estado. • La transnacionalización del poder y de las políticas públicas ha generado profundos cambios en la naturaleza del poder nacional y global y, por tanto, en el análisis de la política pública, tanto, en el escenario global como en el nacional y local. • La reorganización política del Estado Transnacional demandó implementación de estructuras propias del Estado Mínimo Neoliberal, a las naciones bajo su dominio, y el encadenamiento a la red de poder global, generando estructuras que han hecho viable la relación entre la élite del poder y sociedad de masas. • La nueva estructura del Estado Supranacional exigió la transformación del Estado del Bienestar en Estados Sociales de Derecho, encadenados a red del poder global, generando viabilidad de relaciones en el nuevo sistema mundo político, incluyendo países que fueron sus antiguas colonias. • En la construcción de los referenciales de la acción pública global han tenido un papel esencial la realización permanente de foros globales, entre las élites del poder, las corporaciones globales, los organismos internacionales y las organizaciones no gubernamentales. • El referencial global sectorial que ha sido la más fiel expresión de la división internacional del trabajo se ha convertido en el sistema mundo en el canal más expedito y efectivo para acelerar la circulación de enormes flujos económicos, políticos y sociales globales entre las distintas naciones del mundo. 4. Nuevas circunstancias del ciclo global de política pública: • La transnacionalización de las políticas públicas ha roto las fronteras de los antiguos estados-nación y, por tanto, el ámbito de las políticas son escenarios globalizados donde se cumple el proceso con la participación parcial de los Estados-nación y de los organismos internacionales, de las corporaciones globales y las ONG. • La globalización del ciclo de política pública cambia el contexto nacional/sectorial al escenario global/sectorial y se reconoce la pluralidad de actores en el mercado que implica una acción pública en la que concurren la asociación público privada, APP, en la decisión, ejecución y evaluación de la política pública. • Las nuevas tendencias del análisis de políticas públicas en escenarios globales, en las perspectivas de la élite del poder global, del nuevo enfoque cognitivo y
160

Política Pública Policéntrica

de la racionalidad política de la gestión pública de mercado, han orientado la reconstrucción de los referenciales de la acción pública global, más allá de los límites del Estado nación, en todos los escenarios de la vida económica, política y social. • Gobernar por contrato es la nueva forma de ejecución de política pública, resultado de la expansión del dominio del mercado global que ha generado cambios en la naturaleza del poder público; en la política contractual, en la estructura de gobierno, en su rol de mediación; en la organización y la gerencia público/privada. • En la evaluación de la política pública se operan cambios significativos con relación a la valoración de los objetivos, resultados e impactos de la política, cuando se trata de evaluar a una entidad oficial con propósitos sociales, respecto de una corporación global o empresa privada con fines de ganancia que por acceder al cumplimiento de funciones públicas tiene responsabilidad social y, por tanto, ha de evaluarse resultados e impactos económicos y sociales.

161

Políticas Públicas en el Escenario Global

Referencias Bibliográficas
Élite del Poder Mills, W., 1993, La Élite del Poder Somavía, Juan, 1976, Estructura Transnacional del Poder Chesnais, 1999, El surgimiento de un régimen de acumulación mundial Petras, James, 2002, ¿Quién Gobierna el Mundo? Cfr. Chomsky, Noam, 1996, El Nuevo Orden Mundial Cfr. Badie, Bertrand, 2000, La Soberanía Desafiada Cfr. Durán, Víctor Manuel, Pág. Web Williamson, John, 1990, Consenso de Washington Enfoque Cognitivo Wright Mills, W., C., 1993, Op. Cit. Cfr. Samir A., 1999, El Capitalismo en la Era de la Globalización Cfr. Thomas Schmitz, Trad.: María Roca, Unión Supranacional Tratado de Maastricht, 1992 Habermas, Jürgen, 1994, Historia y Crítica de la Opinión Pública Cf. Muller, Pierre, 2001, Políticas Públicas en la Unión Europea Muller, P., Surel, Y., 1998, Análisis de Políticas Públicas Muller, P., Surel, Y., 1998, Op. Cit. Cf. Muller Pierre et Surel, Yves, 1998, Op. Cit. Francesc Morata (editor), 2001, Políticas Públicas en la Unión Europea Linde P., E. y Mellado P., P., 1999, Sistema Político de la Unión Europea Alcántara S., M., 2000, Sistemas Políticos de la Unión Europea Gestión Pública de Mercado Lehmann, 1998, citado por JETRO, 1992. Jiro y Dore, 1999, citado por JETRO, 1992. Tsurumi, 1976, citado por JETRO, 1992. Cfr. JETRO, 1995 Cfr. JETRO, 1995. Koike, 1988, citado por Dean K., T., 2001. Freeman, 1982, citado por JETRO, 1992. OCDE, 1992, Regulatory Reform

162

Política Pública Policéntrica

Reseña Bibliográfica Élite del Poder Charles Wright Mills
México, F.C.E., 1993 Charles Wright Mills (28 de agosto de 1916, Waco (Texas) – 20 de marzo de 1962, West Nyack, (Nueva York) fue un sociólogo estadounidense. Es recordado por estudiar la estructura de poder en los Estados Unidos en su libro titulado “La élite del poder” (The Power Elite). Mills se enfocó en las responsabilidades de los intelectuales de la sociedad posterior a la Segunda Guerra Mundial. La estructura del poder se cimenta en: los dominios económico, político y militar; en la consolidación de la élite del poder como integración de la élite económica, política y militar; y, en la sociedad de masas. “En la sociedad norteamericana, el máximo poder nacional reside ahora en los dominios económico, político y militar. La economía ha llegado a estar dominada por dos o trescientas compañías gigantescas, relacionadas entre sí administrativa y políticamente, las cuales tienen conjuntamente las claves de las resoluciones económicas. El orden político se ha convertido en una institución ejecutiva centralizada que ha tomado para sí muchos poderes dispersos y ahora se mete por todas y cada una de las grietas de la estructura social. El orden militar se ha convertido en la mayor y más costosa de las características del gobierno, posee toda la severa eficacia de un dominio burocrático. En el pináculo de cada uno de estos tres dominios ampliados y centralizados se han formado esos círculos superiores que constituyen las élites económica, política y militar. En la cumbre de la economía, entre los ricos corporativos, es decir, entre los grandes accionistas de las grandes compañías anónimas, están los altos jefes ejecutivos; en la cumbre del orden político, los individuos del directorio político; y en la cumbre de la institución militar, la élite de estadistas-soldados agrupados en el Estado Mayor Unificado y en el escalón más alto del ejercito. El concepto de la élite del poder y de su unidad se apoya en el desarrollo paralelo y la coincidencia de intereses entre las organizaciones económicas, políticas y militares. Se funda también en la similitud de origen y de visión, y el contacto social y personal entre los altos círculos de cada una de dichas jerarquías dominantes. La transformación del público en masa nos preocupa especialmente, ya que suministra una clave importante para entender a la élite del poder…La idea de una sociedad de masas sugiere la idea de una élite de poder…En una masa, 1) es mucho menor el número de personas que expresa una opinión que el de aquellas que la reciben; 2) las comunicaciones que prevalecen están organizadas de tal modo que es difícil o imposible que el individuo pueda replicar enseguida o con eficacia; 3) la realización de la opinión en la acción está
163

Políticas Públicas en el Escenario Global

gobernada por autoridades que organizan y controlan los cauces de dicha acción; 4) la masa no es independiente de las instituciones; al contrario los agentes de la autoridad penetran en esta masa, suprimiendo toda autonomía en la formación de opiniones por medio de la discusión”.

164

Política Pública Policéntrica

Bibliografía
Sobre la Élite del Poder Global ABERBACH, Joel y ROCKMAN, Bert, 1999, Reinventar el Gobierno: Problemas y Perspectivas. En Gestión y Análisis de Políticas Públicas, N° 15, INAP, Madrid. AMÍN, Samir, 1999, El Capitalismo en la Era de la Globalización, Paidós, España. BADIE, Bertrand, 2000, “La soberanía desafiada”, en Un mundo sin soberanía. Bogotá: Tercer Mundo Editores. BANCO MUNDIAL, 1997, El Estado en un Mundo en Transformación. Informe sobre el Desarrollo Mundial 1997, Banco Mundial, Washington D.C. CHESNAIS, François, 1999, El surgimiento de un régimen de acumulación mundial bajo dominio financiero, Utopías, nuestra bandera: revista de debate político, Nº. 179. CHOMSKY, Noam, 1996, El Nuevo Orden Mundial (y el Viejo), Crítica, Grijalbo, Mondadori, Barcelona. DUNLEAVY, P.J. y HOOD, C., 1994, From Old Public Administration to New Public Management, Public Money and Management, vol. 14, núm. 3. DURÁN, Víctor Manuel, Pág. Web. www.bokfynd.nu/forfattare/Duran,Victor Manuel. html HORN, M., 1995, The Political Economy of Public Administration. Cambridge: Cambridge University Press. HORKHEIMER, Max y ADORNO, Theodor W., 1970, Dialéctica del Iluminismo, Editorial SUR, Buenos Aires. HUNTIGNTON, Samuel, 1996, El Choque de las Civilizaciones y la Reconfiguración del Orden Mundial” Paidós Estado y Sociedad. Buenos Aires, 1º Ed. LASCH, Christopher; 1996, “La Rebelión de las Élites”. Paidós. Barcelona.
165

Políticas Públicas en el Escenario Global

MILLS, Wright, 1993, “La Élite del Poder”, FCE, México. NEGRI, Antonio y HARDT, Michael, 2000, “Empire”. Harvard University Press. Cambridge-London. OCDE, 1996, La Administración al Servicio del Público, Ministerio para las Administraciones Públicas, Madrid, 3ª edición. OCDE, 1995, Governance in Transition: Public Management Reforms in OECD Countries, París. OCDE, 1996, Un Gobierno Alerta. Iniciativas de Servicios de Calidad en la Administración. PUMA, México. OSBORNE, D. y GAEBLER, T., 1992, Reinventing Government. How the Entrepreneurial Spirit Is Transforming the Public Sector, Addison-Wesley. OSBORNE, D. y PLASTRIC, P., 1998, La Reducción de la Burocracia: Cinco Estrategias para Reinventar el Gobierno, Paidós, Buenos Aires. PETRAS, James, 2002, ¿Quién Gobierna el Mundo?, Rebelión, traducido para Rebelión por Jorge Capelán SOMAVÍA, Juan, 1976, La Estructura Transnacional de Poder y la Información Internacional. Nueva Sociedad, 25 julio-agosto. WILLIAMSON, John, 1990, Consenso de Washington, Diez Instrumentos de Política, Banco Interamericano de Desarrollo, Washington. WILLIAMSON, 1998, “Revisión del consenso de Washington”, en L. Emergí (ed.), El desarrollo económico y social en los umbrales del siglo XXI, Banco Interamericano de Desarrollo, Washington.

166

Política Pública Policéntrica

Reseña Bibliográfica El Análisis Cognitivo de Políticas Públicas: Hacia una Sociología de la Acción Pública Pierre Muller
París, Revue Française de Science Politique No. 50, 2000 Trad. Catalina Toro La tesis que buscamos defender aquí es la siguiente : de una parte, el análisis de políticas públicas ha contribuido a renovar de una manera espectacular un cierto número de interrogaciones fundamentales de la Ciencia Política, comenzando por aquellas que tienen que ver con la naturaleza del Poder Político, porque ella ha conducido a sociologizar el análisis del Estado. Pero, de otra parte , esta empresa renovadora está sujeta a un cierto número de obstáculos relacionados con la postura de investigación que han adoptado la mayor parte de los analistas que han contribuido a esta ruptura y que les impide verdaderamente dar cuenta de las transformaciones de la acción pública hoy en día, en particular porque encuentran enormes dificultades para poner en cuestión una de los interrogantes fundamentales de la Ciencia Política : « Como se construye el orden en una sociedad compleja ? » Es allí donde el enfoque cognitivo de las políticas públicas puede aportar un cierto número de elementos de respuesta, en la medida en que tiende a formular de otra manera la cuestión de la acción pública: a partir del momento en el cual, el objeto de políticas públicas no es más únicamente el « solucionar problemas », sino la contracción de marcos de interpretación del mundo, entonces si es posible preguntarse sobre la relación entre políticas y la construcción de un orden social en términos renovados. Las políticas públicas constituyen así un nivel de interpretación específica de la actividad política. Con ello el análisis de las políticas ha contribuido, sobre todo en Europa a romper con una concepción que considera al Estado, bajo formas diversas como « una empresa de dominación» caracterizada en primera instancia por su capacidad de imponer un orden político global, substituyéndola por una concepción centrada en la aptitud del estado para « resolver problemas ». La cuestión que queremos abordar aquí refiere a la posibilidad de preservar lo ya adquirido en el enfoque por los actores integrando el carácter irreductible de la dimensión global: como pensar el hecho de que los actores actúan, defienden sus estrategias, eligen sus preferencias, movilizan sus recursos en resumen son « libres », en el marco de las estructuras de orden global sobre las cuales no tienen sino la posibilidad de actuar marginalmente? Una vez, formulados estos señalamientos preliminares, podemos decir que el punto de partida del análisis cognitivo de las políticas públicas se basa en el siguiente supuesto: las
167

Políticas Públicas en el Escenario Global

políticas públicas no sirven (en todo caso solamente) a resolver problemas. No se trata de afirmar, de ninguna manera, a través de esta fórmula que las políticas públicas nada tienen que ver con los problemas públicos, cuya existencia es desafortunadamente incontestable. Se trata de tomar consciencia de que contrariamente a aquello que quieren hacer creer los responsables políticos, la relación entre acción pública y problemas públicos es muchos más compleja que la idea común según la cual las políticas sirven para resolver problemas. Comprendemos la importancia del rol de los actores (responsables políticos, altos funcionarios, jefes de empresas o representantes de organizaciones profesionales), puesto que son ellos quienes expresan el « sentido », quienes « dicen » las « necesidades » que surgen de la transformación global-sectorial. El actor no es « libre » en el sentido en el que no tendrá límites; sin embargo, las limitaciones se imponen a través de las preferencias y estrategias de los actores. El análisis cognitivo de las políticas públicas busca responder a una doble ambición: integrar la dimensión de lo global, inevitable para comprender las lógicas en los cambios de las políticas públicas, resaltando el rol de los actores en la construcción de marcos de interpretación del mundo y la puesta en marcha concreta de la dialéctica de lo global y lo sectorial. Las investigaciones de Bruno Jobert constituyen un aporte decisivo en la comprensión de la dialéctica entre el juego de los actores y la transformación de matrices cognitivas… El cambio de referencial pasa por el funcionamiento diferenciado de diversas instancias, que el denomina « foros ». El distingue el foro científico de los economistas del foro de la comunicación política y del foro de las comunidades de Políticas Públicas que son los lugares donde se fabrican las « recetas » a partir de las cuales van a concretarse los programas de la acción pública. La variedad y especificidad de los actores que intervienen en esos foros explican la fuerte diferenciación de la inscripción del nuevo referencial global según las esferas de acción, los sectores o según los países. De lo Global a la Globalización: Recogemos aquí la idea desarrollada desde perspectivas diferentes, por Habermas, Luhmman, o en Francia por Yves Barel, según las cuales las sociedades modernas están marcadas por su carácter auto referencial; el desarrollo de las políticas públicas es ahora el signo de la necesidad, que le es propia para tomar a cargo su historicidad. En esta perspectiva, la política no se define solamente por la monopolización de la violencia legítima, sino también como el lugar donde son definidos los marcos de interpretación del mundo. Ellos significa que desde la perspectiva del análisis cognitivo de políticas públicas, el proceso de globalización corresponde a un desdoblamiento entre, las funciones de construcción de marcos generales de interpretación del mundo, por una parte, y las funciones de construcción de un compromiso social sobre el cual reposan los sistemas políticos modernos, por otra. Hasta ahora el Estado-Nación se constituía en el lugar donde se combinaban –más o menos bien- esas dos funciones que participan a la construcción de
168

Política Pública Policéntrica

un orden político legitimo, el proceso de globalización, tiende a disociarlas de manera cada vez más clara. Por un lado, los actores que participan en la construcción de matrices cognitivas globales se refieren cada vez menos, a un status estatal: redes de empresas y financieras, instituciones internacionales como la Banca Mundial, el FMI o el OMC, redes de la «sociedad civil», (Iglesias, Ongs, especialmente en el campo humanitario o ambiental), redes científicas. Los foros de producción de ideas globales son transnacionales. La explosión de redes informáticas, aun cuando es difícil medir las consecuencias políticas, no hacen más que acentuar esta evolución. Por otra parte, los Estados se ven presionados a asumir y traducir, en un marco territorial cada vez más cuestionado, las consecuencias del referencial de mercado y de asegurar, bien que mal la reproducción de los compromisos políticos y sociales.

169

Políticas Públicas en el Escenario Global

Bibliografía
Sobre Enfoque Cognitivo de Política Pública ALCÁNTARA Sáez, Manuel, 2000, Sistemas Políticos de la Unión Europea, Editorial Tirant Lo Blanch. AUCOIN, P., 1990, Administrative Reform in Public Management: Paradigms, Principles, Paradoxes and Pendulums. Gov. International Journal of Policy and Administration, Vol. 3. AUCOIN, P., 1995, The New Public Management: Canada in Comparative Perspective. Montreal: Institute for Research on Public Policy. BARZELAY, M., 2000, The New Public Management: Improving Research and Policy Dialogue. Berkeley: University of California Press. BARZELAY, M., 1999, How to Argue about New Public Management. En: International Public Management Journal. Vol. 2 No. 2. CLAD, 1999, Una Nueva Gestión Pública para América Latina. En Revista del CLAD Reforma y Democracia Nro 13, Febrero, Caracas. HABERMAS, Jürgen, 1994, Historia y Crítica de la Opinión Pública, Ediciones G. Gili, S.A., México, D.F. HOOD, C., 1998, The Art of the State. Oxford: Oxford University Press. HOOD, C. y M. JACKSON, 1991, Administrative Argument. Aldershot: Darmouth P. C. LAPSLEY, I. y OLDFIELD, R., 2001, «Transforming the Public Sector: Management Consultants as Agents of Change», The European Accounting Review, vol. 10, núm. 3. LINDE Paniagua, Enrique, MELLADO Prado, Pilar, 1999, El Sistema Político de la Unión Europea, Ediciones Pirámide.
170

Política Pública Policéntrica

MORATA, Francesc, (editor), 2001, Políticas Públicas en la Unión Europea, Ariel. MULLER, Pierre, 2000, El Análisis Cognitivo de Políticas Públicas: Hacia una Sociología de la Acción Pública, Revue Française de Science Politique, Vol 50, Trad Catalina Toro P. MULLER, Pierre, 1898, La Mediación como Construcción de una Relación con el Mundo, Trad. Carolina Rodríguez T. MULLER, Pierre, et Surel, Yves, 1998, el Análisis de Políticas Públicas, la Génesis de la Acción Pública, Trad. Carolina Rodríguez T. POLLITT, C., 1993, Managerialism and the Public Sector, Oxford, 2o. Edition, Blackwell. SCHMITZ, Thomas, Unión Supranacional, Trad.: Prof. María Roca, Universidad de Vigo. Tratado de MAASTRICHT o Tratado de la Unión Europea (TUE), 1992, firmado en la localidad holandesa que lleva dicho nombre

171

Políticas Públicas en el Escenario Global

Reseña Bibliográfica Japón: Perfil del Mercado Una Introducción al Consumidor y a las Industrias Japonesas
Japan External Trade Organization, JETRO, 1992 “Establecida en 1958 por el gobierno japonés como una institución pública dedicada a la implementación de las políticas de comercio exterior, JETRO dedicó las dos primeras décadas de su existencia a la misión fundamental de fortalecer la economía japonesa a través de la promoción de sus exportaciones. Posteriormente, y en la medida en que creció el superávit comercial de Japón a niveles sin precedentes, JETRO se enfocó en ayudar a las empresas extranjeras para ingresar al mercado japonés. En 1998, la organización incrementó sustancialmente su capacidad de investigación debido a la fusión con el Instituto de Economías en Desarrollo (IDE). El modelo económico japonés no hubiera sido posible sin la participación activa de los keiretsu en los que se integran las grandes compañías de seguros y la gran banca, y las especiales relaciones de coplanificación industrial de aquellos con el MITI (Ministry of International Trade and Industry). Éste es creado en 1949 cuando el comercio exterior es sentido en el Japón como una prioridad nacional (Johnson, 1982). La estructura y funcionamiento de éste tampoco hubiera sido posible sin las relaciones, por no decir de connivencia, entre los burócratas de la empresa y los de las administraciones públicas, típicas de la economía japonesa que no tienen parangón en Occidente. A pesar de la destrucción del tejido industrial en la Segunda Guerra Mundial, de la pérdida de los territorios colonizados en Asia donde obtenía la mayor parte de las materias primas que consumía y de las que era altamente deficitario- y de la llegada de seis millones de repatriados en la posguerra, el Japón ha logrado llegar a ser una de las primeras potencias económicas del planeta, entre los líderes mundiales. El MITI en la década de los cincuenta participa muy activamente en la configuración de los keiretsu en torno a la banca, con nuevos conglomerados nacidos de los zaibatsu y como herederos de la actividad de aquellos; para desempeñar un papel indicador de tendencias deseadas, perdiendo la mayoría de los poderes formales de que gozaba pero conservando una fuerte autoridad moral (Porter, 1991). La Organización Japonesa de Comercio Exterior que es una organización auxiliar del Ministerio de Comercio Internacional e Industria creada en 1958 y conocida mundialmente por las siglas JETRO (Japan External Trade Organization). El papel fundamental del JETRO ha sido el de instrumento del Gobierno japonés para conseguir que la industria japonesa optara por una estrategia de enfoque de competencia global. Actualmente JETRO está presente en más de 60 países de los cinco continentes. (JETRO, 1992).
172

Política Pública Policéntrica

Muchas empresas japonesas implementaron programas de calidad total como política esencial para ensanchar cuota de mercado. Para conseguirlo dieron importancia máxima a la educación de su fuerza laboral como medio de elevar su nivel intelectual y su flexibilidad. Este proceso de mejora continua, lento pero sin pausa, es lo que se conoce como kaizen; proceso sin sobresaltos, preventivos que conducen a cambios profundos en la empresa, cuyo máximo exponente sería la reingeniería.

173

Políticas Públicas en el Escenario Global

Bibliografía
Sobre Acción Racional y Gestión de Mercado ABEGGLEN, James C., 1958, The Japanese Factory: Aspects of its Social Organization. Free Press, Glencoe, Illinois. ABEGGLEN, James C. y George STALK, Jr., 1986, Kaisha: La Corporación Japonesa. Plaza & Janes Editores S.A., Barcelona. BARZELAY, M., 2003, La Nueva Gestión Pública. Una Invitación al Diálogo Globalizado, l Seminario en London School of Economics and Political Science, February, London. CERVERA Aguirre, M., 1996, Globalización Japonesa: Lecciones para América Latina, México: Siglo XXI: Universidad Nacional Autónoma de México, ISBN 968-23-2028-3 COTARELO, R., MALDONADO, J y ROMÁN, O., 1993, Sistemas Políticos de la Unión Europea. Con inclusión de Estados Unidos y Japón, Editorial Universitas, Madrid. DEAN Keeley, Timothy, 2001, Claves del Management Japonés en Gestión de Recursos Humanos, International Human Resource Management in Japanese Firms: Their Greatest Challenge, Ed. Palgrave, New York (USA). GARCÍA, Sánchez, I., M., 2007, La Nueva Gestión Pública, Evolución y Tendencias, Univ. De Salamanca. JETRO (Japan External Trade Organization), 1995, Panorámica de la Política de Promoción de Importaciones de Japón, Madrid. JETRO (Japan External Trade Organization), 1992, Japón: Perfil del Mercado. Una introducción al consumidor y a las industrias Japonesas, International Communication, Department, Tokio. OCDE, 1992, Regulatory Reform, Privatization and Competition Policy, Paris.
174

Política Pública Policéntrica

PRADO-Lorenzo J. M., GARCÍA Sánchez I. M., 2008, The Effect of Participation in the Development of Local Agenda 21 in the European Union In International Conference of Territorial Intelligence, Huelva 2007 POLLITT, C., 1998, Evaluation and the New Public Management: an International Perspective. En Evaluation Journal of Australasia, 9: 1-2.

Glosario de Términos
Interacción social: La interacción comunicativa es un proceso de organización discursiva entre sujetos que, mediante el lenguaje, actúan en un proceso de constante afectación recíproca. La interacción es la trama discursiva que permite la socialización del sujeto por medio de sus actos dinámicos, en tanto que imbrican sentidos en su experiencia de ser sujetos del lenguaje. En este sentido, interactuar es participar en redes de acción comunicativa, en redes discursivas que hacen posible, o vehiculan, la aprehensión, comprensión e incorporación del mundo. (Rizo G., Web). Global-sectorial: Proceso de mediación social, en la medida en que el objeto de cada política pública es tomar a su cargo los desajustes que pueden ocurrir entre un sector y otros sectores, o aún entre un sector y la sociedad global. Se dirá que el objeto de una política pública es la gestión de una relación global-sectorial, que de manera abreviada se anotará como RGS (Muller, 2006). Keiretsu es un término japonés que hace referencia a un modelo empresarial en el que existe una coalición de empresas unidas por ciertos intereses económicos. Es un tipo de grupo de negocios. Suele ser una estructura basada en dos partes, un núcleo central en el que se sitúan una organización de gran poder económico, un banco y una organización de desarrollo de negocios (trader). Por afuera del núcleo central existe un conjunto de pequeñas organizaciones con gran independencia, pero que comparten departamentos y acuerdos económicos, y que poseen una alta interdependencia con el núcleo central. Es una visión empresarial parecida al Zaibatsu, con la diferencia de que el Keiretsu posee una estructura mucho más horizontal, con una menor cadena de mando. Wikipedia. Megapolítica: “estudia realidades supranacionales y transnacionales. El comportamiento supranacional analiza a las naciones como miembros de una comunidad más amplia en tanto que la política transnacional abarca a todas las estructuras, instituciones o pautas de comportamiento que existen aparte de las Naciones sólo en forma directa o a través de organismos establecidos para tales efectos”.( Andrés Serra Rojas). La Macropolítica “tiene por objeto a la sociedad nacional, la sociedad regida por un Estado”. Puede darse el caso de un Estado en que convivan varias naciones con sus respectivas culturas (Marruecos a modo de ejemplo) o de una nación repartida entre varios Estados (que podría ser el caso de Palestina). (Norberto Bobbio).
175

Políticas Públicas en el Escenario Global

Mesopolítica es el nivel en que se incluyen todas aquellas investigaciones cuyo objeto es una comunidad política de tamaño inferior a la Nación. Quedan en él incluidos también los trabajos que analizan cualquier fenómeno producido en estas comunidades. Destacan en este ámbito las investigaciones realizadas en ciudades concretas. Principalmente se trabaja a este nivel en estudios de comportamiento electoral. La micropolítica o función organizacional política como “la filosofía, las políticas y las acciones interrelacionadas que, bajo el enfoque de relación de poder/comunicación, buscan obtener el fin de la misión organizacional. La función política se refiere a la relación de poder entre la organización empresarial y todos aquellos agentes con influencia que pueden interceptar o desviar su trayectoria”. (Roberto Porto Simões).

176

Política Pública Monocéntrica

CAPÍTULO IV POLÍTICA PÚBLICA MONOCÉNTRICA
Países Periféricos del Sur
En este capítulo intentaremos hacer el análisis de la Política Pública Global en el contexto de los países periféricos dependientes, particularmente, en las regiones del Asia del Este, Asia-Pacífico y de América Latina, con el fin de mostrar el proceso de construcción de referenciales alternativos en el (re)direccionamiento de la acción pública global. La acumulación de capital en el mundo globalizado, ha demostrado que el sistema capitalista produce de manera simultánea dos fenómenos irreconciliables, riqueza y pobreza que en vez de disminuir la brecha, la incrementa y, por tanto, hace evidente su incapacidad para resolver los problemas centrales de la humanidad, en estos campos: • Acumulación y concentración de la riqueza y profundización e incremento de la pobreza y de la exclusión social que se ha traducido en la riqueza globalizada y la pobreza localizada, (Zygmunt Bauman, citado por U. Beck, 2000) y en la injusticia y la desigualdad social. • Mundialización de los flujos económicos con la monopolización por parte de las corporaciones globales de cinco sectores estratégicos: finanzas, telecomunicaciones, biotecnología, acceso a los recursos naturales y armas de destrucción masiva. (Cfr. Amín, Samir, 1998) • Globalización de la explotación de los niños, mujeres y trabajadores inmigrantes, incremento de la productividad y generación de desempleo. El hambre, las guerras regionales y los conflictos internos producen desplazamiento y migraciones de grandes masas de trabajadores que padecen precarización laboral, persecución xenófoba, pérdida de identidad cultural, represión policiaca, hambre, cárcel y muerte. (Cfr. Subcomandante Marcos, 1999) • Globalización de la corrupción y del crimen organizado. La corrupción financiera de la banca y de las empresas transnacionales está conectada con la producción financiera de la droga y el crimen organizado de los insumos químicos, del tráfico de los productos de la droga, lavado de activos, tráfico de armas, trata de
177

Políticas Públicas en el Escenario Global

blancas, etc. (Castells Manuel, 1997). • La legítima violencia de un poder ilegítimo. “Este es el símbolo del Poder militar norteamericano, el pentágono. La Nueva “Policía mundial” pretende que el ejército y policías “nacionales” solo sean “el cuerpo de seguridad” que garanticen el “orden y progreso” en las megalópolis neoliberales”. (Subcomandante Marcos, 1999). • Dominación de la megapolítica de los países desarrollados del norte con la construcción de referenciales para orientar la acción pública y las políticas públicas globales y el proceso subalterno de adopción, adaptación y ajuste de de dichas políticas por los países periféricos dependientes del capitalismo mundial. • Movimientos sociales globales de resistencia y de emancipación. La crudeza de los problemas señalados ha venido engendrando movimientos alter-globalización, de trabajadores, de mujeres y género, ecológicos, medioambientalistas, de de-colonización y alternativas de construcción de una democracia cosmopolita. En esta nueva situación planetaria se agudiza, aún más, la crisis epistemológica de las ciencias sociales en el campo teórico y metodológico pero, sobre todo, en relación al objeto de las disciplinas sociales en la globalización y la reorientación de las prácticas sociales y colectivas respecto de la acción pública. En el marco periférico no solo se identifican las principales tendencias, escuelas y paradigmas teóricos, asumiendo una actitud metodológica de abajo-arriba (bottom up) sino que sobre los hechos, procesos y problemas históricos se analizan y cuestionan los resultados de las teorías dominantes en los países desarrollados y su proyección en la periferia, ahondando el debate sobre la crisis epistemológicas de las ciencias sociales. La transformación política estructural de los Estados periféricos dependientes que han perdido soberanía de manera paulatina, haciendo transferencia de su poder a los escenarios globales, cambian de rol dentro de la red del poder global, reconociendo la importancia de su integración económica, política y social supranacional. Estas nuevas posturas emergentes de la periferia están asociadas a los límites al desarrollo del capitalismo en el sur, en escenarios globales, esto es, en espacios conflictuales, geográfico-económicos, con gran densidad de población y con enormes posibilidades de explotación de recursos naturales, renovables y no renovables. La sustitución del dominio estatal por el poder transnacional, conlleva, el sometimiento de la dominación política nacional “monocéntrica” (basada en autoridad nacional) al dominio “policéntrico” (poder hegemónico global); con el desdoblamiento de la estructura entre países ricos y pobres, globalización de la riqueza y localización de la pobreza, es decir, reproducción de la inclusión-exclusión centro / periferia.
178

Política Pública Monocéntrica

La racionalidad social, la resistencia colectiva y los procesos emancipatorios, están asociados a la lucha por la conservación ecológica, la protección medioambiental y a la seguridad nacional y global, a la lucha contra el monopolio de las armas de destrucción masiva y a los abusos del poder militar y a la movilización contra la desigualdad y el terror. Este capítulo, resalta tres enfoques alternativos de análisis de políticas públicas globales: el sistema mundo con otra visión de la estructura del poder y de las políticas públicas; la política pública en la sociedad red; y la teoría política sobre el Socialismo de Mercado.

179

Políticas Públicas en el Escenario Global

1. POLÍTICA PÚBLICA EN EL SISTEMA MUNDO
El sistema-mundo, en general, como unidad histórica global comprende una división del trabajo planetario y múltiples sistemas culturales. Para Wallerstein, el sistema-mundial capitalista no es homogéneo en términos culturales, políticos y económicos; está caracterizado por profundas diferencias en el desarrollo cultural, acumulación del poder político y capital, expresándose en una división duradera del mundo en el núcleo (países del centro), la semi-periferia y la periferia. Wallerstein caracteriza el ‘sistema-mundo’ como una serie de mecanismos que redistribuyen los recursos desde la ‘periferia’ al ‘centro’ del imperio. El ‘centro’ es el mundo desarrollado, industrializado, democrático –el primer mundo-, los mal denominados países en vías de desarrollo o semi-períféricos, dominados y dominadores y, la ‘periferia’, países subdesarrollados o tercer mundo exportadores de materias primas, parte pobre del mundo. Ubica el origen del régimen actual de sistema-mundo en el siglo XVI en Europa occidental y lo define como un sistema social con sus reglas, estructuras, normas y funcionamiento propio que responde a su lógica interna, aunque otros autores como André Gunder Frank, sostiene que el sistema-mundo en una escala global, incluyendo Asia, Europa y África, ha existido desde el cuarto milenio A. C.; Andrey Korotayev y otros autores sitúan el principio de la formación del sistema-mundo en el milenio décimo A.C.

180

Política Pública Monocéntrica

�������������� �����������������

�������������� �������������������

����������������

���������������� �������������

����������������������� ���������������

������������ ���������������

El sistema mundo está compuesto por: la economía mundo, el sistema de reproducción social global y el sistema político mundial, lo que precisa la existencia de pluralidad de actores en cada escenario. Se analiza, de manera breve, el papel de los nuevos actores y protagonistas y la configuración actual del sistema mundial.

Economía Mundo
Este desarrollo ha estado marcado desde el trabajo de Fernando Braudel, por el concepto de economía mundo o economía mundial que se expresa en grandes ciclos de acumulación del capital en sus fases de expansión comercial y financiera que explica la acumulación desde fases nacionales hacia globales con la expansión imperialista.
181

Políticas Públicas en el Escenario Global

Acumulación de capital está en la base del proceso de producción, distribución, cambio y consumo de la riqueza. El sistema-mundo, según Wallerstein, presenta ciclos cortos o fluctuaciones de la economía y ciclos largos que son las tendencias profundas y duraderas del desarrollo y crisis económica. Estos ciclos, a corto y largo plazo, llevan implícitas contradicciones que resultan irresolubles en el propio sistema de los intereses, lo que lleva a las crisis y a rupturas en la estructura del sistema. La teoría de los ciclos de Arrighi, bajo la influencia de la perspectiva del sistema-mundo de Wallerstein, analiza los grandes ciclos de acumulación de capital que se iniciarán con posterioridad al imperio español y portugués, concretamente en las ciudades-estado italianas del norte donde comienza el primer mercantilismo o capitalismo mercantil. Arrighi también introdujo una noción importante: la coexistencia entre ‘’diferentes lógicas’’, ya que el declive de un centro de acumulación de capital y la aparición de un nuevo centro emergente pueden coincidir durante años. El modelo secuencial de Arrighi del capitalismo del mundo es también una interpretación histórica de la vieja noción marxista de la expansión financiera: de una etapa de desarrollo de capitalismo productivo (basado en la producción y comercio de productos) se pasa a una etapa final de desarrollo de capitalismo financiero (basada en la especulación financiera). La teoría del sistema-mundo hace uso de las investigaciones de Nicolás Kondratiev sobre la noción de ciclos largos. Las ondas u oscilaciones cíclicas en la periferia son en gran medida más pronunciadas que en el centro y las depresiones mucho más severas. El nivel de desigualdad es históricamente más alto en la periferia que en el centro, pero la desigualdad también aumenta en el centro. A principios de los años 70, la Agencia Central de Inteligencia (Central Intelligence Agency, CIA) de los Estados Unidos ordenó la elaboración de un informe a Ehud LevyPascal sobre los ciclos económicos largos de Kondratiev que fueron publicados en 1976. El interés de la CIA y también de la OTAN en el problema de los ciclos es obvio: si la teoría de los ciclos largos de Kondratiev era correcta, podía comportarse como cualquier teoría y debería permitir hacer predicciones de gran importancia a largo plazo tanto para la planificación militar como la política y económica.

Reproducción Social Global
El análisis de los sistemas-mundo sostiene que los estados modernos nunca han sido sociedades. Los estados son unidades políticas de la sociedad moderna internacional y económica. Según Wallerstein han existido tres clases de sistemas sociales a lo largo de la historia de la humanidad: 1. Los mini-sistemas -lo que los antropólogos llaman bandas y tribus (donde se produce una división del trabajo a pequeña escala dentro de la que hay una sola cultura y un único proceso político) y dos tipos de sistemas-mundo (donde se produce una división del trabajo a mayor escala y pueden encontrarse diversas culturas): 2. Los imperios-mundo (bajo una estructura política) y 3. La economía-mundo (que tiene
182

Política Pública Monocéntrica

múltiples estructuras políticas). Evidentemente los sistemas-mundo son más grandes y étnicamente más diversos que los mini-sistemas. La sociedad moderna, el “moderno sistema-mundo”, es del último tipo, una economía-mundo de carácter político múltiple, y es el primero y único que se constituye plenamente como economía mundial capitalista, emergiendo en los años 1450 a 1550 y consiguiendo su ampliación y extensión por todo el planeta hacia 1900.

Sistema Político Mundial
El sistema-mundo presupone la evolución del capitalismo en el marco del imperialismo, posición que ha sido para el marxismo del siglo XX una constante en la historia del capitalismo. El imperialismo, como fase superior del capitalismo es la representación que tenía Lenin del proceso capitalista y para lo cual acuñó las expresiones de centro y periferia para analizar la economía y la política internacional. Este enfoque de política pública tiene como componentes básicos del sistema político mundial: política global, política regional supranacional, política nacional, política regional y local; los nuevos actores y protagonistas tanto del poder global del centro como los de la periferia; la configuración del Sistema Mundo; y, la consolidación de formaciones políticas en cada uno de los espacios políticos señalados. El sistema político mundial es, ahora, objeto de investigación y análisis de la ciencia política que ha de dar cuenta de la dimensión mundial de la política y de las formas específicas en cada uno de sus niveles espaciales con capacidad explicativa de las dinámicas políticas horizontales y verticales multiniveles para la comprensión de la acción política en el sistema político mundial. El sistema político mundial es una realidad macroeconómica que se estructura en cuatro subsistemas interdependientes: política global, política regional supranacional, política nacional, política regional y local. La integración horizontal/vertical se produce sectorialmente de arriba-abajo y territorialmente en regiones y localidades. Las doctrinas políticas globales orientan la acción política transnacional de actores y protagonistas políticos, es decir, doctrinas globales de alcance, local, regional, nacional, supra-nacional y mundial que dota de sentido y guía las acciones de los actores sociales y políticos en el sistema-mundo. La dimensión política global se configura con: 1. Gobierno global (ejecutivo, legislativo y judicial) con dirección política y gestión pública adecuada. 2. Sociedad civil global, demandante y participativa, 3. Democracia global cosmopolita. 4. Ciudadanía global. 5. Derechos y deberes políticos globales. 6. Derecho público global. 7. Ética global. El mundo tiende a organizarse en sistemas regionales supranacionales, considerados como
183

Políticas Públicas en el Escenario Global

componentes estructurales del sistema mundo, espacios donde encuentran articulación los diferentes componentes del poder multinivel, en forma complementaria y contradictoria en sus dimensiones económica, política y social. La región supra-nacional es el resultado del proceso de integración de sociedades nacionales, en una formación social supra-regional (economía, sociedad, cultura y política) con un grado de unidad, homogeneidad y complejidad en una dimensión del sistema político regional. Los sistemas políticos nacionales fueron impactados por la globalización, la continentalización, la regionalización y la localización. La desnacionalización del Estado se da en dos sentidos: exógeno hacia escenarios globales y endógenos hacia los escenarios territoriales, regiones y localidades nacionales. El Estado nacional se transforma en una forma política administrativa de mediación (entre lo político supra-regional y lo político local), subordinada a la región supra-nacional y funcional a los gobiernos regionales y locales municipales. Las formas políticas locales (regiones, entidades federativas y municipios) obedecen a procesos de descentralización política y privatización de la gestión territorial, cobrando autonomía jurídico-política y autodeterminación como sujetos políticos. Los sistemas políticos, regionales y locales con sus respectivos gobiernos, se proyectan hacia arriba, mediante el proceso de glocalización con gran activismo y dinamismo en la configuración de regiones y entidades estatales con la finalidad de servir de soportes y motores y al acoplamiento a las regiones supranacionales.

Actores y Protagonistas Transnacionales
Los actores y protagonistas políticos transnacionales tienen como desafío al mundo y sus problemas y para responder a él, tienden a organizarse en cada uno de los espacios multinivel, desde lo local hasta lo global, conformando redes de política y de comunidades de política de naturaleza transnacional. La acción política transnacional no se detiene en la política general de arriba-abajo y, viceversa, conservando rasgos específicos de cada nivel espacial, local, nacional, supraregional y global, con objetivos bien definidos y delimitados, acorde con las distintas condiciones especiales señaladas. Los movimientos sociales se dotan de alcances globales planteando formas de emancipación y requerimientos de formas de democracia eficaces, vinculada con la democracia directa, propia de los movimientos sociales, participativa, incluyente, equitativa y responsable, sea esta, “democracia cosmopolita” o “democracia dialogante”.

184

Política Pública Monocéntrica

Configuración del Sistema Mundo
El capitalismo, como sistema histórico social, integra la división del trabajo para el funcionamiento de la economía-mundo. Los países no tienen economías, sino que son parte de la economía-mundo. No son sociedades o mundos separados, trazando una división tripartita del trabajo en zonas: central, semi-periférica y periférica. En el ‘centro’ está el mundo desarrollado, industrializado, democrático –el primer mundo-, los mal denominados países en vías de desarrollo o semiperíféricos, y en la ‘periferia’, mundo subdesarrollado o tercer mundo son los exportadores de materias primas, la parte pobre del mundo. Piana en 2004 definió el centro como aquella zona compuesta de países libres donde no existe la dominación entre ellos; la semi-periferia como aquellos países dominados mientras que al mismo tiempo dominan a otros (generalmente de la periferia) y la periferia como los países que son dominados y no dominan. Amín expone la “tesis de la desconexión”, que es una serie de propuestas acerca de la necesidad de que los países subdesarrollados se “desconecten” del sistema capitalista mundial. Esta necesidad de desconectarse no significa autarquía, sino la de abandonar los valores que parecen estar dados naturalmente por el capitalismo, para lograr poner de pie un internacionalismo de los pueblos que luche contra este. La necesidad de desconexión es el lógico resultado político del carácter desigual del desarrollo del capitalismo, pero también la desconexión es una condición necesaria para cualquier avance socialista, tanto en el Norte como en el Sur. Sobocinski postula la escala o grado de proletarización, descrito en “El Capitalismo histórico” de Wallerstein, como un indicador del status de un país en la escala de dominación (centro, semi-periferia y periferia). Indica que las tendencias económicas parecen señalar al status semi-periférico como el más extendido y en el que se encuentra la mayoría de la población del mundo, y la importancia de desigualdades internas (y del colonialismo interno) dentro de los países que predominarán en un futuro próximo, que será seguido probablemente por la aparición de conflictos de clase internacionales a escala global provocadas por el aumento de las desigualdades.

185

Políticas Públicas en el Escenario Global

Conclusiones:
El análisis de los sistemas-mundo es una llamada de atención ante la necesidad de refundar las ciencias sociales históricas por aquellos que perciben las incertidumbres de los modelos ortodoxos y creen necesario contribuir a explicar la transformación del mundo evitando el tópico de la creencia en el desarrollo progresivo y el triunfo inevitable de la bondad que sostienen los ideólogos de las ciencias sociales clásicas. El análisis de los sistemas-mundo es una propuesta para abrir los obturadores que evitan que exploremos muchas áreas del mundo real. El enfoque de los sistemas-mundo no es un paradigma de las ciencias sociales históricas, es un ejercicio de carácter conceptual y analítico que permite la discusión sobre el paradigma establecido en un momento de transición y cambio científico. (Wallerstein, I., 1979) El moderno sistema-mundo ha aportado a las ciencias sociales un nuevo modelo teóricointerpretativo, afirmando que solo existe un mundo conectado por una compleja red de relaciones de intercambio económico. El proceso gradual de expansión del capital tiene como resultado: la red mundial, o sistema de intercambio económico que existe en la actualidad. Para Wallerstein el análisis de la teoría sistema-mundo rechaza la coherencia intelectual de las disciplinas de las modernas ciencias sociales y la demanda de unidisciplinariedad de las ciencias históricas, afirmando que las disciplinas modernas, producto del siglo XIX, están profundamente desarticuladas porque no resultan lógicas si se separan, como se manifiesta, de hecho, en numerosos análisis entre los eruditos de las distintas disciplinas académicas. El análisis que permite a la teoría del sistema-mundo ofrecer un valor heurístico –una vía intermedia- entre las generalizaciones históricas y las narraciones particulares. El método óptimo debe perseguir el análisis dentro de las estructuras sistémicas, durante el tiempo y el espacio suficiente para comprender las lógicas que dominan; mientras que reconoce que estas estructuras sistémicas tienen principio y fin y no deben concebirse como fenómenos eternos. Los analistas de los sistemas-mundo sostienen que la evidencia histórica sugiere que las sociedades humanas se han hecho cada vez más desiguales. Las ciencias sociales modernas que defienden el progreso de la historia, emergieron en las zonas del centro, que con solo una población mundial del 20% del sistema-mundo moderno posee el 80% de la riqueza, porcentaje que se tiende a ampliarse como efecto de la polarización de la desigualdad y del poder inherente al funcionamiento del sistema. El análisis de los sistemas-mundo advierte sobre la necesidad de refundar las ciencias sociales históricas por aquellos que perciben las incertidumbres de los modelos ortodoxos y creen necesario contribuir a explicar la transformación del mundo evitando el tópico de la creencia en el desarrollo progresivo y el triunfo inevitable de la bondad que sostienen los ideólogos de las ciencias sociales clásicas.
186

Política Pública Monocéntrica

2. POLÍTICA PÚBLICA EN LA SOCIEDAD RED
La alternativa de la política pública en la sociedad red, es una tarea colectiva que tiene como antecedentes los múltiples trabajos de investigadores, profesionales y expertos que construyen distintas opciones acerca de la teoría de redes o del entramado desde los años 30 del siglo pasado. El enfoque sobre la Sociedad Red se remonta en sus inicios a los trabajos de Manuel Castells, en torno a los estudios urbanos, con énfasis en el papel de las ciudades en la cristalización de los entramados y de las redes que paulatinamente afectan la organización de todas las sociedades humanas. A la teoría de redes concurren las más variadas corrientes y teorías antropológicas, sicológicas, sociológicas como también de la matemática de los grafos en lo que se refiere a su formalización. Estos orígenes históricos han sido excelentemente tratados por Scott J., 1991. (Lozares, Carlos, 1996). Los enfoques modernos remiten a la sociedad del conocimiento y a la sociedad de la información como fundamento de la Sociedad Red; los nuevos actores y protagonistas están vinculados a las redes o a los entramados económico, político y social; es la configuración en red de la sociedad global; y, la consolidación de redes de política y de comunidades de política, además, de las redes económicas y sociales. La sociedad del conocimiento, post-industrial y post-moderna, es producto de la revolución científico-técnica que ha modificado el escenario material de la vida para convertirse en fundamento de la civilización. La revolución en las ciencias naturales y de la cultura, se ha proyectado en el progreso de la técnica en la industria, en la agricultura, en la estructura política, en la organización social, en el cambio cultural, en el sistema ecológico y en la sociedad del riesgo y, sobre todo, en el desarrollo de la telemática que articula avances y acorta distancias, al poner en contacto a las más diversas sociedades del universo dando inicio a una nueva civilización y marcando la diferencia entre el avance y el atraso social. (Castells, 2002). La sociedad de la información es un periodo histórico caracterizado por una revolución tecnológica centrada en las tecnologías digitales de información y comunicación, concomitante, pero no causante, con la emergencia de una estructura social en red, en todos los ámbitos de la actividad humana, y con la interdependencia global de dicha actividad. Es un proceso de transformación multidimensional que es a la vez incluyente y excluyente en
187

Políticas Públicas en el Escenario Global

función de los valores e intereses dominantes en cada proceso, en cada país y en cada organización social. Como todo proceso de transformación histórica, la era de la información no determina un curso único de la historia humana. Sus consecuencias, sus características dependen del poder de quienes se benefician en cada una de las múltiples opciones que se presentan a la voluntad humana. La sociedad del conocimiento y la sociedad de la información están en la base de la visión sobre la Sociedad Red, como la expresión más nítida del complejo de las relaciones sociales en el marco de la mundialización y de la globalización tanto de los escenarios de los países desarrollados como de los países atrasados o en vías de desarrollo. “La sociedad red, en sus diversas expresiones institucionales, es, por ahora, una sociedad capitalista. Es más, por primera vez en la historia, el modo de producción capitalista determina la relación social en todo el planeta. Pero este tipo de capitalismo es profundamente diferente del de sus predecesores históricos. Posee dos rasgos distintivos fundamentales: es global y se estructura en buena medida en tomo a una red de flujos financieros. El capital funciona a escala global como una unidad en tiempo real; y se realiza, invierte y acumula principalmente en la esfera de la circulación, esto es, como capital financiero. Aunque el capital financiero ha solido estar entre las fracciones de capital dominantes, estamos presenciando el surgimiento de algo diferente: la acumulación de capital se efectúa y su creación de valor se genera, cada vez más, en los mercados financieros globales establecidos por las redes de información en el espacio atemporal de los flujos financieros. Desde estas redes, se invierte el capital, a escala global, en todos los sectores de la actividad: industrias de la información, empresas de medios de comunicación, servicios avanzados, producción agrícola, sanidad, educación, tecnología, fabricación tradicional y nueva, transporte, comercio, turismo, cultura, gestión del medioambiente, propiedad inmobiliaria, actividades bélicas, mientras se vende la paz, religión, entretenimiento y deportes.”. (Castells, 2002). La acumulación y expansión de la riqueza y de la pobreza a escala global, resultado de la producción capitalista, ha generado cambios económicos, políticos y sociales sustanciales que giran en torno a la universalización del capital como relación social fundamental que domina en todo el planeta, con claras tendencias en tres direcciones. En primer lugar, el dominio del modelo del mercado ha sido el resultado del proceso de transformación de la ciencia en una fuerza productiva directa, que no solo genera las condiciones de expansión de los flujos económicos, financieros, productivos y comerciales sino la apropiación privada de dicho proceso, cobrando expresión en la monopolización de cinco sectores estratégicos: flujos financieros, telecomunicaciones, biotecnología, acceso a los recursos naturales y armas de destrucción masiva. En segundo lugar y en este contexto, la estructuración de la Sociedad Red, con fundamento en el modelo técnico y tecnológico informacional que explica el desarrollo de las TIC, de las telecomunicaciones, de internet y de las redes económicas, políticas y sociales,
188

Política Pública Monocéntrica

consolidando el poder de las comunicaciones en la dominación política del capitalismo y, por supuesto, de mercado planetario. La difusión y desarrollo de ese sistema tecnológico ha cambiado la base material de nuestras vidas, por tanto la vida misma, en todos sus aspectos: en cómo producimos, cómo y en qué trabajamos, cómo y qué consumimos, cómo nos educamos, cómo nos informamosentretenemos, cómo vendemos, cómo nos arruinamos, cómo gobernamos, cómo hacemos la guerra y la paz, cómo nacemos y cómo morimos, y quién manda, quién se enriquece, quién explota, quién sufre y quién se margina. Las nuevas tecnologías de información no determinan lo que pasa en la sociedad, pero cambian tan profundamente las reglas del juego que debemos aprender de nuevo, colectivamente, cuál es nuestra nueva realidad, o sufriremos, individualmente, el control de los pocos (países o personas) que conozcan los códigos de acceso a las fuentes de saber y poder. Castells En tercer lugar, el predominio de la cultura del mercado, a partir de la consolidación de las relaciones de consumo y de la soberanía del consumidor en la sociedad de masas globalizada que se constituyen en instrumentos poderosos para garantizar el control político y social. Cultura de mercado, como principal referencia ética del “capitalismo global de redes”, universalista, modelización y esquematización, ligado al consumo intensivo y a la sociedad de masas En estos términos, para Manuel Castells, 2002, “la estructura social se crea a través de tres tipos de relaciones: • Relaciones de producción, muy ligadas a la interacción del hombre con la naturaleza y cómo aquel transforma a esta para la creación de bienes y servicios que satisfagan sus necesidades, • Relaciones de experiencia, núcleo fundamental de las relaciones humanas y que se han estructurado históricamente alrededor del sexo y la familia, • Relaciones de poder, entendido este como la habilidad de ejercer la violencia para garantizar el cumplimiento de las reglas sociales dominantes”.

189

Políticas Públicas en el Escenario Global

���������������� �����������������

�������������� ��������������������

����������������� �����������������������

�������������

������������������ ������������������

����������������

���������������� ������������������

Red de Redes
Esta red de redes de capital unifica y gobierna los centros específicos de acumulación capitalista, estructurando la conducta de los capitalistas en torno a su sometimiento a la red global. Desempeñan sus estrategias competitivas o convergentes mediante los circuitos de esta red global y, por lo tanto, dependen en definitiva de la lógica capitalista no humana de un procesamiento de la información aleatorio cuya operación es electrónica. (Castells, 2002).
190

Política Pública Monocéntrica

Las redes sociales son la expresión técnica y tecnológica de las relaciones productivas, sociales y políticas de la sociedad capitalista. Su formidable expansión obedece a la ramificación del sistema capitalista a escala mundial. La movilidad de los flujos económicos más allá de unidades territoriales nacionales, vienen acompañados de la estructuración de redes financieras, productivas y comerciales; los flujos sociales que transcienden todas las fronteras cobran expresión en redes migratorias, de los consumidores, del empleo, de movimientos sociales; y, la globalización de las relaciones políticas demandan la construcción de redes de políticas y de comunidades de política. Aunque las teorías de redes se desarrollan en el Estado del Bienestar, son los cambios profundos del mercado tales como, el individualismo metodológico, el pluralismo de mercado y las teorías de la elección pública (public choice) los que dan un impulso poderoso a los desarrollos de las teorías de redes en la transición hacia el modelo de mercado y, sobre todo, en su plenitud en las relaciones dominantes del mercado. La red aparece como un conjunto de nodos interconectados. Lo que un nodo es concretamente, depende del tipo de redes a que nos refiramos. Son los mercados de la bolsa y sus centros auxiliares de servicios avanzados en la red de los flujos financieros globales. Son los consejos nacionales de ministros y los comisarios europeos en la red política que gobierna la Unión Europea. Son los campos de coca y amapola, los laboratorios clandestinos, las pistas de aterrizaje secretas, las bandas callejeras y las instituciones financieras de blanqueo de dinero en la red del tráfico de drogas que penetra en economías, sociedades y Estados de todo el mundo. Son los canales de televisión, los estudios de filmación, los entornos de diseño informático, los periodistas de los informativos y los aparatos móviles que generan, transmiten y reciben señales en la red global de los nuevos medios que constituyen la base de la expresión cultural y la opinión pública en la era de la información. (Castells, 2002). Los años 70 son un gran momento que marcan los cambios que estructuran nuevas Teorías de la Redes. Los científicos sociales son atraídos por este tipo de análisis que permiten captar aspectos de la estructura social que de otra manera habían permanecido abstractos en otras perspectivas. Las innovaciones mas importantes se llevan a cabo en el campo teórico y conceptual, en el de los métodos, algoritmos y, en el de la recogida de datos y del muestreo.

Redes Económicas
Las redes económicas son el resultado instrumental, técnico e innovador de la expansión de los flujos financieros, productivos y mercantiles que se reproducen en los escenarios global, nacional y local, facilitando la organización de las corporaciones globales en esos distintos espacios, de manera flexible y adaptable y una política dirigida a crear las condiciones de movilidad de estos flujos, lo que conlleva reorganización de las relaciones de poder en el contexto estatal.

191

Políticas Públicas en el Escenario Global

“La nueva economía se organiza en torno a las redes globales de capital, gestión e información, cuyo acceso al conocimiento tecnológico constituye la base de la productividad y la competencia. Las firmas comerciales y, cada vez más, las organizaciones e instituciones se organizan en redes de geometría variable, cuyo entrelazamiento supera la distinción tradicional entre grandes empresas y empresas pequeñas, atravesando sectores y extendiéndose por agrupaciones geográficas diferentes de unidades económicas. En consecuencia, el proceso de trabajo cada vez se individualiza más, se desagrega la realización del trabajo y se reintegra su resultado mediante una multiplicidad de tareas interconectadas en emplazamientos diferentes, marcando la entrada en una nueva división del trabajo, basada en los atributos y capacidades de cada trabajador más que en la organización de las tareas”. (Castells, 2002). En primer lugar, las redes financieras que constituyen una gigantesca telaraña de más de doscientos países que conectan a los organismos financieros internacionales, organismos financieros regionales, bancos emisores, la banca privada transnacional, las bolsas de valores y demás organismos financieros con objetivos de inversión a gran escala en los sistemas económicos productivos y comerciales, así como en las sociedades de consumo. En segundo lugar, las redes de producción están diseñadas para garantizar los flujos productivos, de distribución y de comercialización de los bienes o los servicios hasta que alcancen su realización en el consumo final. Es indispensable su conexión con la red financiera en orden a garantizar su financiación y de la publicidad, cuyos costos se adicionan al costo final, todo lo cual será recuperado por la venta del producto. Por tanto, las cadenas productivas en red integran las etapas del proceso económico de un bien o servicio, en términos de su producción o elaboración, distribución en distintos espacios, intercambios comerciales entre productores y consumidores, atendiendo las distintas modalidades de consumo para lo cual es indispensable tener acceso a los flujos de información y a los valores que circulan en cada momento del proceso. Los conglomerados industriales se concentran en espacios geográficos específicos que brindan las mejores condiciones a la producción, las cuales van más allá de las actividades de aprovisionamiento y, desde allí, exploran las actividades de las organizaciones y los individuos que conforman la red, estableciendo las estrategias necesarias al desarrollo de su objeto social. Términos como cluster y aglomeración han sido utilizados para describir redes de este tipo; sin embargo, este concepto proviene de lo que el economista Alfred Marshall llamaba distritos industriales, el cual se ilustra a partir de sus investigaciones empíricas, que tienen como fundamento que el conocimiento y la organización son los «agentes gemelos de la producción», combinados para proveer un crecimiento dinámico dentro del contexto de las economías capitalistas. Este enfoque es desarrollado a partir de la concepción de la gestión del conocimiento y el aprendizaje organizacional (Blundel y Smith, 2001). En tercer lugar, la apertura comercial y la desaparición de muchas barreras han permitido una expansión sin precedentes de los flujos mercantiles y de comercio con la disponibilidad
192

Política Pública Monocéntrica

de nuevos modelos de interacción entre los participantes, proporcionando un amplísimo abanico de posibilidades a los más diversos usuarios actuales de la red. Las redes comerciales no solo atienden el comercio mayorista y minorista al interior de los países por medios terrestre, marítimo, aéreo y fluvial sino que atiende al comercio internacional, las exportaciones e importaciones y la construcción de redes que se derivan de los tratados internacionales como el ALCA, el TLC y otros de no menor importancia.

Redes Sociales y Movimientos Sociales
La expansión de los flujos y de las redes económicas demanda la incorporación masiva de la mano de obra de los trabajadores y de las mujeres a la producción y de la sociedad de masas al consumo, lo que genera un conjunto de flujos sociales diversos, encadenados mediante las redes sociales. “Las redes electrónicas de comunicación, que interactúan con la audiencia en una diversidad de códigos y valores, subsumidos en última instancia en un hipertexto audiovisual digitalizado. La asunción más habitual acerca del impacto de la tecnología de la información sobre las ciudades es el aumento espectacular del trabajo a distancia. Los servicios sanitarios ofrecen servicios concebidos en función de las necesidades de la gente. Los sistemas expertos, las comunicaciones en línea y la transmisión en vídeo de alta resolución permiten la interconexión a distancia de la asistencia médica. Los reconocimientos médicos regulares también se realizan por ordenador y teléfono, basándose en la información actualizada e informatizada del paciente. En efecto, estos complejos médicos son una importante fuerza económica y cultural en las zonas y ciudades, donde se ubican, y tienden a extenderse por su entorno con el tiempo”. (Castells, 2002). Las Redes Sociales pueden definirse como un conjunto bien delimitado de actores -individuos, grupos, organizaciones, comunidades, sociedades globales, etc.- vinculados unos a otros a través de una relación o un conjunto de relaciones sociales a fin de que las características de estos lazos en tanto que totalidad pueden ser usados para interpretar los comportamientos sociales de las personas implicadas, pero parece más bien un objetivo genérico que un criterio especifico de definición (Mitchell, J. C., 1969). Lo que la gente siente, piensa y hace, tiene su origen en las pautas de las relaciones situacionales que se dan entre actores. La raza, la edad, el sexo, la categoría social importan mucho menos en la teoría de redes que las formas de las relaciones, mantenibles o mantenidas. El enfoque de las redes es estructural sin desconocer la variedad de distintos estructuralismos como corrientes de pensamiento en sociología. Las redes sociales adoptan una perspectiva pragmática y empírica frente al tratamiento del concepto de estructura. De todas formas, este punto de vista tiene más que ver con la estructura de la sociología tradicional de Levi-Strauss.
193

Políticas Públicas en el Escenario Global

El enfoque de redes concibe la estructura social como pautas, modelos de relaciones específicas que ligan unidades sociales, incluyendo actores individuales y colectivos. La red social como metáfora e instrumento de investigación, esta aproximación trata de interpretar el comportamiento de los actores a la luz de sus posiciones variables en la estructura social. “Cinco principios generales que guían el trabajo analítico estructural en una gran variedad de áreas sustantivas. • Las relaciones sociales estructuradas son una fuente más poderosa de explicación sociológica que los atributos personales de los miembros de un sistema. Se hace un desarrollo exhaustivo sobre las diferencias entre el análisis atributivo y el relacional que ya se ha comentado. • Las normas emergen de la localización de las relaciones sociales en los sistemas estructurados • Las estructuras sociales determinan la operación de las relaciones diádicas. • El mundo está compuesto de Redes no de grupos. • Los métodos estructurales suplementan y suplen los métodos individualistas”. (Wellman, B., 1983) Las relaciones entre actores afectan las acciones, percepciones y comportamientos recíprocos. La distribución desigual condiciona tanto la cooperación y colaboración entre individuos como la competencia y el conflicto. La naturaleza dinámica de las redes está asociada a la estructura del sistema. Los principios y criterios para el análisis estructural de estos fenómenos son: • Principio de COHESIÓN. Actores similares están vinculados por sus relaciones. Estas relaciones facilitan procesos de socialización por interacción a partir de la similaridad de creencias y de comportamientos. La fuerza causal se basa precisamente en la intensidad de los lazos de comunicación. • Principio de EQUIVALENCIA. Actores equivalentes tienen pautas de relación con otros semejantes a sus actores equivalentes. El modelo es el que define los límites sociales en torno a los grupos de referencia originando creencias y tendencias comportamentales homogéneos entre actores equivalentes. • Principio de PROMINENCIA. Sitúa a los individuos sobre el eje vertical de la organización: los líderes arriba, los dirigidos abajo. Se invoca el mecanismo causal en la medida en que un individuo es el objeto de las relaciones de muchos otros, que son a su vez objeto de las relaciones de otros muchos. • Principio de RANGO. Es la suma de las relaciones del actor: más relaciones se tienen, más acceso se posee a los recursos sociales. Pero se pueden encontrar modelos más sofisticados como los vínculos de puente. • Principio de CORRETAJE. El actor individual tiene la libertad de seguir o perseguir sus propios intereses en la medida en que sus relaciones se conecten con gente que está desorganizada y que pueden contraponerse unos contra otros, librándose él así de dichas constricciones. (Wellman, B., 1983)
194

Política Pública Monocéntrica

Redes de Políticas
El modelo reciente de redes puede ofrecer un marco teórico más adecuado para analizar las relaciones de los actores en la elaboración de políticas públicas. En una primera aproximación, las redes de políticas “son patrones más o menos estables de relaciones sociales entre actores interdependientes, que toman forma alrededor de los problemas y/o de los programas de políticas. Las redes de políticas públicas, forman el contexto en el que tiene lugar el proceso político”. (Klijn, E. H., 1998) Para Jordan y Schubert, una red de políticas es una etiqueta genérica que abarca los diferentes tipos de relación entre el Estado y los grupos de interés que existen en el proceso de definición de políticas públicas. La organización en redes puede ser vista como respuesta a una serie de condiciones cambiantes en las democracias modernas: • El fortalecimiento de la sociedad organizada, caracterizada por el aumento en cantidad e importancia de los actores colectivos. • Una creciente diferenciación funcional en el Estado. • La creciente intervención y descentralización del Estado en la producción de políticas. • Nuevos constreñimientos a la autonomía del Estado por las organizaciones supranacionales. (Kenis P. y Volver, S., 1991). El enfoque de redes de políticas enfatiza lo estructural y no en los actores; esa estructura de las redes afecta los productos de las políticas y puede constreñir la agenda. Desde esta perspectiva, se enfatiza la importancia de las características autónomas distintivas de cada sector de política (policy sector) y, por tanto, la multiplicidad de patrones de interacción público-privado que puede tener lugar en diferentes niveles de gobierno, ya sea nacional, regional o local. En consecuencia se estudia cómo, combinando los aportes de la ciencia política y la teoría de las organizaciones, se logra elaborar una concepción que trasciende la distinción tradicional entre agente y estructura, reconciliando el principio de racionalidad limitada con las corrientes neoinstitucionalistas. De esta forma se desarrolla un concepto flexible, que permite capturar el complejo juego entre actor e institución en los niveles intermedios. (Cristina Zurbriggen, 2003) Una tipología de las redes. Ahora bien, para tratar de poner orden entre estos y otros modos de definir las redes, podemos seguir a Marsh y Rhodes, quienes establecen dos modelos polares de redes según la interrelación de sus actores: las redes de asuntos y la comunidad política. (Marsh, D. y Rhodes, R.A.W., 1992). Las redes de asuntos surgirían a causa de tres factores. El primero es el aumento en el número de actividades y, con ello, el incremento de las expectativas. El segundo es el peculiar juego semiformal de influencias que acompaña este crecimiento. El tercero es la especialización y la estratificación que hoy caracteriza tanto a
195

Políticas Públicas en el Escenario Global

la fuerza de trabajo como al liderazgo político de la burocracia. (Hugh Heclo, 1993) Las redes de asuntos incluyen un gran número de participantes con diversos grados de compromiso o de independencia. De hecho, es imposible decir dónde acaba una red de asuntos y dónde comienza su entorno. Por otro lado, una comunidad política es una forma institucionalizada de interacción entre un grupo de presión y el gobierno que favorece ciertos intereses, lo que refiere una asociación más estable. De acuerdo con Smith, la comunidad política y sus prácticas de cooptación y estilo consensual explican mejor los productos de políticas que las posiciones de los partidos o la influencia parlamentaria. (Smith, 1993)

Ciudad Global
La Sociedad Red esta conformada por una multiplicidad de ciudades conectadas en forma de telaraña y con distinta capacidad para el manejo de los flujos económicos, sociales y políticos que requiere el capital para su virtual proceso de acumulación a nivel global. Por eso las ciudades globales son los espacios por excelencia que ofrecen todas las condiciones para el desarrollo del sistema capitalista global. “Estas ciudades o, mejor, sus centros de negocios, son complejos de producción de valor basados en la información, donde las sedes de las grandes compañías y las firmas financieras avanzadas pueden encontrar tanto proveedores como la mano de obra altamente cualificada que precisan. En efecto, constituyen redes de producción y gestión, cuya flexibilidad no necesita incorporar trabajadores y proveedores, sino tener capacidad de acceso a ellos cuando convenga y en el momento y cantidades requeridos en cada caso particular. Se sirve mejor a la flexibilidad y adaptabilidad mediante esta combinación entre aglomeración de redes nucleares y su interconexión global con sus redes secundarias dispersas vía las telecomunicaciones y el transporte aéreo. No obstante, los servicios avanzados, y aún más los servicios en general, se dispersan y descentralizan a la periferia de las áreas metropolitanas, a zonas metropolitanas menores, a regiones menos desarrolladas y a algunos países menos desarrollados. Han surgido nuevos centros regionales de actividades de procesamiento de servicios en los Estados Unidos (por ejemplo, Atlanta, Georgia, Omaha, Nebraska), en Europa (por ejemplo, Barcelona, Niza, Stuttgart, Bristol) o en Asia (por ejemplo, Bombay, Bangkok, Shanghai). Las periferias de las principales áreas metropolitanas bullen con el nuevo desarrollo de oficinas, ya sea en Walnut Creek, San Francisco, o en Reading, cerca de Londres. Y, en algunos casos, los nuevos centros de servicios avanzados han surgido en los límites de la ciudad histórica, siendo el ejemplo más notable y logrado La Défense de París. Sin embargo, en casi todos los casos, la descentralización del trabajo de oficina afecta a «las oficinas traseras», es decir, al procesamiento masivo de las transacciones que ejecutan estrategias decididas y diseñadas en los centros empresariales de altas finanzas y servicios avanzados. Son éstas precisamente las actividades que emplean al grueso de los trabajadores semi196

Política Pública Monocéntrica

cualificados, en su mayoría mujeres que viven en los suburbios, en gran parte reemplazables o reciclables a medida que la tecnología evoluciona y la montaña rusa económica sube y baja”. (Castells, 2002).

Sociedad Global y Teoría de Redes
En países con contextos culturales e institucionales tan distintos como China, India o Estados Unidos examinan aspectos como la productividad en las empresas, los mercados financieros globales, la identidad cultural, los usos de Internet en la educación y la salud, engendran sociedades en red. El movimiento antiglobalización, los procesos políticos, los medios de comunicación y la identidad, y las políticas públicas que guían el desarrollo tecnológico; demuestran la base tecnológica de la sociedad red que aparece como la nueva forma de organización social surgida en la era de la información.. La idea central de los análisis de Redes reside en el supuesto de que lo que la gente siente, piensa y hace tiene su origen y se manifiesta en las pautas de relaciones situacionales que se dan entre actores oponiéndose así a la idea de que los atributos de los actores individuales sean la causa de las pautas de comportamientos y de las estructuras sociales. La raza, la edad, el sexo, la categoría social importan menos que las formas de las relaciones mantenidas o mantenibles que son las que realmente posicionan a las unidades en la estructura social: lo que construye las posiciones sociales son las relaciones mutuas entre actores, los diferentes vínculos que les mantienen en redes sociales. Por consiguiente la explicación del comportamiento requiere un análisis de cómo los actores están conectados unos a otros en las diversas situaciones en las que son observados. El análisis de Redes es un conjunto conceptual y de métodos descriptivos, estructurales y predictivos para conseguirlo. El sistema de redes o entramados de redes globales, interconectan los distintos actores y protagonistas que operan en los espacios económicos, sociales, políticos y culturales, explicando las modificaciones tanto espaciales como temporales que produce el nuevo sistema. Las principales redes operan en los siguientes espacios: • Redes económicas: redes financiera, productivas y comerciales • Redes de control social • Redes políticas: del poder estatales, de políticas y comunidades de política. • Redes militares: redes OTAN, internas a cada país e integración militar • Redes regionales • Redes nacionales • Redes de resistencia e emancipación social

197

Políticas Públicas en el Escenario Global

Conclusiones:
La sociedad red es resultado de la expansión técnica y tecnológica que demanda el manejo y la movilidad de los flujos económicos, sociales y políticos, pero a la vez, constituye una estructura que acelera y dinamiza las relaciones económicas, sociales y políticas que están en la base de dichos procesos, rompiendo las distancias y haciendo uso del tiempo de otro modo. En la sociedad red se expresa la acción colectiva humana, apoyada en las tecnologías de la información y de las comunicaciones, TICs, y en la construcción acelerada de redes económicas, sociales y políticas que dio lugar al desarrollo analítico de la teoría de redes o del entramado, como expresión del avance de las relaciones sociales. En la sociedad red se consolidan las sociedades globales como espacios estratégicos para la reproducción del capital por contar con todos los factores necesarios a la producción, distribución, cambio y consumo de la riqueza y en ese marco construir la convivencia social, asociada a la producción capitalista. A través de la redes de las ciudades globales se aceleran los movimientos de los flujos económicos, financieros, productivos y mercantiles; fluyen las decisiones fronterizas entre distintas regiones y Estados; se oferta y gestiona la mano de obra que demanda el capital para la producción, la distribución y el consumo de la riqueza. Las redes de las ciudades globales como expresión técnica y tecnológica de los sistemas de información y de comunicaciones conectadas a los mercados globales, al consumo mundial y a los procesos de marketing político, se convierten en un componente fundamental de la organización social mundial. A través de las redes y de los medios de comunicación fluyen los modelos dominantes en una perspectiva deductiva y de arriba-abajo (top down), impregnados por los valores, intereses y motivaciones propias de la cultura del mercado, dirigida a los consumidores antes que a los ciudadanos y a la sociedad civil. La expansión creciente de las redes de política y de comunidades de política tiene un efecto significativo sobre las políticas públicas, en especial, al permitir cierto grado de participación necesaria a la adopción, adaptación, ajuste e implementación de las políticas públicas transnacionales.

198

Política Pública Monocéntrica

3. POLÍTICA PÚBLICA EN EL SOCIALISMO DE MERCADO
La teoría política del Socialismo, como alternativa histórica de desarrollo social en la perspectiva de la acción colectiva, ha presentado un proceso evolutivo, ligado a los cambios operados en la acumulación capitalista, desde su nacimiento en la Revolución de Octubre de 1917 hasta su configuración actual como socialismo de mercado o socialismo del siglo XXI. “La teoría socialista en general, y el marxismo en particular, nos brindaron tres elementos claves para una cultura cognoscitiva socialista. En primer lugar, dieron una explicación de la injusticia y de la desigualdad basada en el funcionamiento del capitalismo y del imperialismo, en términos de clase, de gobierno clasista y de explotación. En segundo lugar, abrieron una perspectiva histórica que apuntaba hacia la posibilidad de un cambio inherente al desarrollo mismo del capitalismo. Finalmente, crearon una concepción del agente histórico y social que se centraba en la capacidad y en la fuerza colectiva de los explotados, los oprimidos, los dominados”. (Göran Therborn, 1999). El desarrollo de la acumulación capitalista en el escenario global, más allá de las fronteras de los Estados nación, ha potenciado el impulso del mercado y condicionado las luchas del socialismo en estos nuevos escenarios, lo que explica las trasformaciones teóricas operadas con el propósito de reorientar la acción pública social en esta nueva situación. “Hoy el sistema capitalista está definido y caracterizado por tres contradicciones esenciales, en el sentido de que el sistema está incapacitado incluso para pensar en como superarlas: en la producción la alienación del trabajador y de las leyes económicas; la polarización a escala mundial sin paralelo en la historia; y, una incapacidad para poner término a la destrucción de los recursos naturales, destrucción que ha alcanzado tal nivel que amenaza el futuro de la humanidad” (Amín, Samir, 1999). La construcción del Socialismo gira en torno a dar respuesta estructural a esta compleja problemática, buscando superar estas contradicciones, a partir de la emancipación de los trabajadores del dominio del modelo neoliberal, la lucha contra la pobreza y la exclusión social y la protección y conservación de los sistemas ecológicos y ambientales con uso adecuado y racional de los recursos naturales.
199

Políticas Públicas en el Escenario Global

“Las luchas por el socialismo en el mundo actual deben enfrentar cuatro de los mayores desafíos a los que los pueblos están confrontados: • El desafío del mercado. Se trata de precisar los objetivos y los medios (jurídicos, administrativos, organizativos sociales y políticos) que permitan encuadrar el mercado y ponerlo al servicio de una reproducción social que asegure el progreso social (pleno empleo, mayor igualdad, etc.). • El desafío de la Economía Mundo. Se trata de utilizar los márgenes que permitan invertir la relación interior/exterior, rechazar el ajuste unilateral a las coacciones exteriores para obligar al sistema mundial a ajustarse a las exigencias de nuestro propio desarrollo. • El desafío de la democracia. Se trata de reforzar la democracia política (los derechos fundamentales del ser humano, las libertades, el pluralismo, el Estado de Derecho) con la definición concreta de derechos sociales (derecho al trabajo, de la decisión económica, etc.) que delimitan las reglas de encuadramiento del mercado. • El desafío del pluralismo nacional y cultural. Organizar la coexistencia e interacción de muy diversas comunidades, definidas en el marco del más amplio espacio político posible, debe ser el objetivo de las estrategias de liberación”. (Amín, Samir, 1999).

200

Política Pública Monocéntrica

�������� ���������������������

����������������� ���������������������

����������������������� ���������������

������������������ �������������������

Socialismo de Mercado:
Esta alternativa de análisis de política pública global, promovida desde la teoría socialista con énfasis en el mercado y que algunos identifican como el socialismo del siglo XXI, gira en torno a: la hibridización entre los postulados clásicos del socialismo y el modelo de mercado, adoptado a sus propósitos para orientar una acción pública que afecta tanto a la sociedad y al mercado como al Estado, reconociendo no solo al Estado como sujeto central de la acción pública sino la participación de actores y protagonistas del sector corporativo e intergubernamental global y la mediación de la política y la gestión para la construcción y desarrollo de la sociedad y del Estado Socialista. El socialismo de mercado es un sistema económico en el que los medios de producción son controlados por los trabajadores en cada empresa (en general, los beneficios son repartidos entre los trabajadores de la propia empresa) y la producción no está planificada centralmente por el Estado, sino orientada a través del mercado. La idea central es que ese
201

Políticas Públicas en el Escenario Global

mercado no es un mecanismo exclusivo del capitalismo y que es plenamente compatible con la propiedad por los trabajadores de los medios de producción (principio fundamental del socialismo). Uno de los principales defensores del socialismo de mercado en la actualidad es el estadounidense (Schweickart, David, 2002). Las empresas y las fábricas son propiedad de la sociedad y administradas por los trabajadores, a partir de jurisdicciones locales. Estas empresas, deben lograr, competir en los mercados para vender sus mercancías. El beneficio es compartido por los trabajadores. Cada empresa grava el capital que emplea, y el impuesto es distribuido a los bancos públicos, que financian ampliación de la industria existente y la nueva. Dentro de una economía de mercado, se pretende dar al Estado una capacidad de intervención que permita potenciar la propiedad social de los medios de producción a partir de determinados niveles de volumen de empleo, generando incentivos para el autoempleo y la creación de cooperativas que inunden el mercado de empresas que elaboren diferentes productos que permitan aumentar la capacidad de elección de los individuos y alcanzar el pleno empleo. La única intervención estatal en la economía es la encaminada a corregir los fallos de mercado (bienes públicos, bienes preferentes, efectos de las externalidades, fallos en los procesos de producción y fallos derivados de las características del mercado), especialmente en el mercado de trabajo, importante por sus consecuencias sociales. En general esta teoría sugiere que se debe intervenir de la manera que menos distorsione la economía en su conjunto, y ésta intervención es a través de incrementar o potenciar la propiedad social, sin atacar la privada, por ejemplo, creando empresas sociales donde las condiciones del mercado hayan demostrado la dificultad de crear o mantener empresas privadas y sin crear empresas públicas que sólo generen costos u otros déficits más serios que los de la empresa privada. Socialismo de Mercado en China. China tiene, de acuerdo al Foro Económico Mundial, una economía “factor-driven” motivada por la incorporación continuada de grandes cantidades de mano de obra barata, inversiones en bienes de capital básicos, mejoramiento de infraestructuras y aprovechamiento de los recursos naturales. Entre los mayores motores de crecimiento de la economía China, están la apertura comercial y un duradero enfoque hacia las exportaciones a través de subsidios impositivos, permisibilidad hacia la inversión exterior y el ingreso de grandes flujos de capital extranjero, fuertes inversiones públicas en infraestructuras de transporte y la aceptación de la economía de mercado mixta y sus mecanismos de formación de precios, mercados de capitales y propiedad privada como vías para mejorar la eficiencia de los viejos monopolios públicos y crear un tejido industrial secundario privado, normalmente a través de joint ventures entre gobiernos locales y empresas extranjeras. La enorme tasa de ahorro china, tanto privada como pública, esta, se alega, fuertemente motivada por la inexistencia de una red estatal de protección social frente a la enfermedad o la vejez, lo que llevaría a los trabajadores chinos a ahorrar más del 50% de sus ingresos
202

Política Pública Monocéntrica

en prevención de problemas de salud o para cubrir su vejez -Hay que notar, sin embargo, que de hecho esos y otros beneficios se obtienen en China a través de los sindicatos (ver Federación Nacional de Sindicatos China)-. Actualmente, hay un amplio consenso entre los economistas, tanto neokeynesianos, como liberales-conservadores, especialmente esos que trabajan para el FMI, sobre los efectos de este “exceso de ahorro”: una demanda interna deprimida con exceso de capital para invertir en activos fijos, lo que a su vez forma parte fundamental de los actuales desequilibrios comerciales entre Asia y los países occidentales, que a su vez tienen una baja tasa de ahorro (ver: Sistema Monetario Internacional). Sin embargo, todas estas sugerencias pueden ser vistas como respondiendo a un interés geopolítico de estos últimos países, especialmente los EEUU. Debate sobre el Socialismo. El punto de arranque del debate es un artículo de Ludwig von Mises de 1920, en el que negaba categóricamente la posibilidad de cálculo económico racional en un sistema económico socialista, específicamente, se aducía que en este no se podría fijar el precio de los “bienes de capital”. El argumento principal es que sin mercado, no hay formación de precios, sin formación de precios, no puede haber cálculo económico. Además Von Mises argumentaba que el mecanismo de formación de precios sólo era posible mediante las relaciones de intercambio de bienes producidos sobre la base de un régimen de propiedad privada. Más tarde el economista rumano Abba Lerner y el polaco Oskar Lange refutaron esta última conclusión construyendo explícitamente un modelo en que existía formación de precios sin mercado, y en el que de hecho podía alcanzarse la misma asignación eficiente de libre mercado sin necesidad de mecanismos de formación de precios. Esa contra argumentación estimuló fuertemente el debate. Antes del trabajo de Lerner y Lange, el debate ya había empezado. En la década de 1930 hubo numerosos intentos de refutar esta tesis por parte de F. Taylor, H. D. Dickinson, C. Landauer, E. Heimann y otros. Se destaca Karl Polanyi cuya aversión por la economía de mercado como por el socialismo centralizado le habían llevado a tratar de elaborar una teoría positiva de la economía socialista. Consideraba que la economía de mercado y el socialismo centralizado eran dos formas de «ilibertad», y en un seminario en Viena en 1922 sobre guild socialism lanzó un desafío a Von Mises sobre sus puntos de vista.

Las tres propuestas económicas del debate
Capitalismo de mercado: tiene una ventaja en cuanto cada propietario tiene conocimiento sobre los bienes y fuerza de trabajo de que dispone, desarrollando cada cual su actividad productiva imperfectamente coordinada con la del resto de propietarios gracias a los precios. Pero sus críticos manifiestan que este sistema se enfrenta con la sistemática marginación de las necesidades presentes y futuras de las personas más pobres. Según sus críticos, a menos que aceptemos que el cálculo económico debe estar al servicio de los caprichos de una plutocracia, el capitalismo no debería ser la alternativa más deseable. Socialismo planificado: podría evitar la marginación de necesidades pero al costo de centralizar una ingente cantidad de información sobre los bienes de producción y la búsqueda de su combinación más eficiente. Además, durante la mayor parte del siglo XX
203

Políticas Públicas en el Escenario Global

fue matemáticamente imposible administrar esta información, pero el desarrollo de la computación hizo posible que un sistema input-output típico de una economía extensa -para usar un término acuñado por Friedrich Hayek- pudiera resolverse en tan sólo 17 minutos a principios de la década de 1990. (Hayek, Friedrich, 1990). “La planificación central se ha extendido a través de todo el mundo por la vía de las corporaciones multinacionales, mientras los medios de comunicación masiva celebran la “muerte” de la planificación estatal en los antiguos países comunistas. La planificación centralizada socialista democrática determina las necesidades sociales básicas de la población y asigna los recursos económicos para satisfacerlas. En contraposición la planificación capitalista centralizada invierte en áreas que aseguren los máximos beneficios a los dueños del capital y en esas condiciones los sobreprecios en los artículos de consumo esenciales crean inseguridad en áreas referidas a las necesidades humanas vitales y maximiza la concentración de la riqueza, capital y poder”. (Petras James, 1999). Socialismo de mercado: sus exponentes reivindican la combinación de las virtudes de la descentralización del capitalismo con las virtudes de la justicia social del socialismo planificado. Sus modelos alternativos son variados y van desde una forma avanzada de economía mixta socialdemócrata hasta una planificación limitada al ajuste artificial de los precios de un conjunto limitado de bienes de producción. Sus críticos capitalistas sostienen que este sistema es incapaz de calcular sin explicar por qué las economías mixtas actuales son viables económicamente, mientras que sus críticos planificadores sostienen que la supervivencia de la forma “mercancía” impediría alcanzar una verdadera justicia social. “Bajo el socialismo, la actividad del mercado suministra los servicios y las mercancías, pero las condiciones de producción, reproducción y realización están guiadas por los intereses sociales del régimen. Un régimen político basado sobre movimientos sociopolíticos activos dentro de un estado democrático, puede evitar el poder de traslado del “poder del mercado” al poder político y la transformación de los intereses sociales en intereses de los actores del mercado. Este es necesario y útil bajo el socialismo en áreas específicas como la de servicios, producciones especializadas y la distribución, pero sujeto a control por la sociedad civil”. (Petras James, 1999).

Actores y Protagonistas
La clase obrera considerada como el núcleo de la sociedad concurre con las corporaciones nacionales privadas, los organismos internacionales, ONGs, sindicatos, los actores políticos y agentes gubernamentales. Es decir, el conjunto de actores procedentes de la sociedad, del Estado y del mercado. En general, el Estado interviene para potenciar la propiedad social de los medios de producción a partir de determinados niveles de volumen de empleo, generando incentivos para el autoempleo y la creación de cooperativas que inunden el mercado de empresas
204

Política Pública Monocéntrica

que elaboren diferentes productos que permitan aumentar la capacidad de elección de los individuos y alcanzar el pleno empleo.

Construcción de la Sociedad Socialista
El socialismo de mercado busca el control planificado del gobierno sobre la industria pesada, la energía y la infraestructura y, a la vez, descentralizan las decisiones a nivel local. También permiten la propiedad privada de los medios de producción y en servicios, en ciertos sectores económicos secundarios y bajo ciertos límites. En el mercado se determinan los precios de los bienes de consumo y productos agrícolas, permitiendo a los campesinos vender sus productos en un mercado libre. Según Heinz Dieterich Steffan el Socialismo del siglo XXI se aparta de la vieja teoría de la Dictadura del Proletariado de Marx, asumiendo una postura de desarrollo de la Democracia participativa, semejante al liberalismo social. Los fundamentos que aporta al debate son: 1. En primer lugar la moral: Recuperar el sentido ético de la vida. Luchar contra los males que sembró el capitalismo: individualismo, egoísmo, odio, privilegios. Es un arma en la lucha contra la corrupción. El respeto por la vida, por los derechos individuales y sociales, por la inclusión. 2. En el aspecto político: La democracia participativa. Hoy el socialismo se construye como proceso de perfeccionamiento de la democracia, y esta se perfecciona con más participación popular. Pasar de una democracia meramente delegativa, como es hoy, que no es siquiera una representativa, porque delegamos, pero no nos sentimos efectivamente representados, a una democracia participativa. El poder popular. 3. En lo social: Igualdad con libertad. Desarrollo de la libertad personal individual y, a partir de ésta, por el progreso de la sociedad, una sociedad de incluidos, de iguales, sin privilegios. 4. En lo económico: Cooperativismo y asociativismo. El control fundamental de los medios de producción debe ser social, lo que no es sinónimo de estatal. La única vía posible es una economía mixta, que tendría tres sujetos, el Estado, la empresa privada y la propiedad social, como cooperativa. 5. Deliberación pública que incluya el respeto irrestricto de los derechos políticos a todos los actores miembros de la comunidad, en igualdad de condiciones sin importar su filiación política.

205

Políticas Públicas en el Escenario Global

Conclusiones:
El Socialismo de mercado como alternativa de análisis de política pública tiene un gran significado para la orientación de la acción pública de millones de personas ubicadas en una de las regiones más pobladas del mundo, la China y sus efectos sobre la India, el sureste asiático y la región Asia-Pacífico. La discusión sobre el Socialismo de Mercado, iniciado desde la Escuela Austriaca, no ha sido superada en la práctica social, presentando tres alternativas generadoras de distintas tendencias de política pública: capitalismo de mercado, socialismo planificado y socialismo de mercado, con resultados bien distintos. El socialismo del siglo XXI se mueve en un dilema entre la construcción de una modalidad de socialismo liberal, fundado en una democracia participativa, cooperativismo y asociativismo, igualdad con libertad y sentido ético de la vida; o, la inclinación hacia un socialismo de mercado, inmerso en contradicciones señaladas por la Escuela Austriaca. La racionalidad social imperante en el socialismo de mercado, introduce cambios esenciales en el ciclo de las políticas públicas, esto es, en la formulación, implementación y evaluación, así como en la dirección de la acción de los actores concurrentes, el Estado, las ETN, los Organismos Internacionales, las ONGs, los sindicatos, etc. La Planificación Central en el Socialismo de Mercado se ve precisada a ceder terreno a la Planeación Estratégica desde la perspectiva del mercado, lo que se traduce en cambios significativos en las estrategias, la dirección y los procesos de gestión de la política pública, cediendo importantes espacios a la lógica del capital. Las relaciones Internacionales y los procesos de cooperación globales presentan un conjunto de contradicciones lógicas en el manejo de los flujos financieros, propiedad intelectual de la transferencia de tecnología y en las relaciones mercantiles en los convenios, tratados y contratos en la aplicación de los recursos públicos y privados

206

Política Pública Monocéntrica

Referencias Bibliográficas
Sistema Mundo Zygmunt Bauman, citado por U. Beck, 2000 Cfr. Amín, Samir, 1998, El Capitalismo en la Era de la Globalización Subcomandante Marcos, 1999, 7 Piezas Sueltas del Rompecabezas Mundial Castells Manuel, 1997, Las Metamorfosis de la Cuestión Social Subcomandante Marcos, 1999, Op. Cit. Wallerstein, I., 1979, El Moderno Sistema Mundial Wallerstein, I., 1979, Op. Cit. Sociedad Red Lozares, Carlos, 1996, La Teoría de Redes Sociales Castells, 2002, La Era de la Información Castells, 2002, Op. Cit. Castells, 2002, Op. Cit. Castells, 2002, Op. Cit. Blundel y Smith, 2001, Pension Incentives and the Pattern of Early Retirement Castells, 2002, Op. Cit. Mitchell, J. C., 1969, Social Networks in Urban Settings Wellman, B., 1983, Network Analysis Wellman, B., 1983, Op. Cit. Klijn, E. H., 1998, Policy Networks: An Overview Kenis P. y Volver, S., 1991, Policy Networks and Policy Analysis Cristina Zurbriggen, 2003, Análisis de los Policy Networks Marsh, D. y Rhodes, R.A.W., 1992, Policy Networks in British Government Smith, Martín, 1993, Pressure, Power and Policy Hugh Heclo, 1993, Las redes de asuntos y el poder Ejecutivo Castells, 2002, Op. Cit. Socialismo de Mercado Amín, Samir, 1999, Retorno a la Cuestión de la Transición Socialista Göran Therborn, 1999, Vida y Tiempos del Socialismo Amín, Samir, 1999, Op. Cit. Schweickart, David, 2002, Más allá del Capitalismo Hayek, Friedrich, 1990, La Fatal Arrogancia Petras James, 1999, La Conceptualización del Socialismo Petras James, 1999, Op. Cit.
207

Políticas Públicas en el Escenario Global

Reseña Bibliográfica Seis Tesis sobre Sistema Mundial, Dependencia, Globalización y Desarrollo Heinz R. Sonntag en Globalización
Ediciones simbióticas, 2004 El presente trabajo, antes que el resultado de una investigación histórico-teórica y conceptual reciente, es más bien la síntesis sistematizada de hallazgos y conocimientos que he venido desarrollando, ampliándolos, durante los últimos 25 años de mi quehacer académico e intelectual, por lo tanto también en permanente evolución hacia el futuro. Primera tesis: El descubrimiento de que el sistema de la economía del mercado capitalista funciona, desde sus inicios en el largo siglo XVI (F. Braudel), en atención a una tendencia creciente a su mundialización económica y simultánea particularización sociopolítica, no es ni muy reciente ni muy revolucionario. Usado en la práctica por los colonializadores y comerciantes, guerreros y administradores coloniales en los siglos XVI y XVII, fue formalizado en teoría por la economía política clásica de finales del siglo XVIII ) y se manifestó en las obras de muchos de sus autores, por ejemplo Adam Smith y David Ricardo, pero estaba también presente en la sociología positivista de Auguste Comte (aunque bajo el nombre de la civilización moderna y restringido a Europa Occidental). El que haya sido críticamente reformulado por Marx y Engels, primeramente en el Manifiesto Comunista (1848/s.f.) y después en la amplia literatura de Marx en su crítica a la economía política burguesa, no le otorgó carácter explosivo, como tampoco lo hicieron las distintas versiones de la teoría del imperialismo. Las diferentes sociedades y sus Estados incorporaron la conciencia acerca de ese descubrimiento de la mundialización en sus prácticas colectivas y sus políticas económicas, de modo tal que la misma podía contribuir a su propia evolución, consolidación y legitimación (Wallerstein, 1988; Ferrer, 1996). Ello se evidencia con el auge del comercio exterior y su creciente importancia para las economías “nacionales” pertenecientes a la economía-mundo europea en los siglos fundacionales del capitalismo y es emblemáticamente visible cuando los pueblos latinoamericanos iniciaron, a comienzos del siglo XIX, la era de la “liberación nacional” que, a la postre, iba a terminar tan sólo a finales de la década de los sesenta del siglo XX. Segunda tesis: Este sistema mundial se inició como una economía-mundo ubicada en Europa Occidental y no se diferenciaba como tal de otras economías-mundo previas y simultáneas: abarcaba un espacio geográfico claramente circunscrito, funcionaba según determinados principios económicos y tenía un centro, una semiperiferia y una periferia. Pero los principios económicos que la regían le otorgaban una dinámica particular que la obligaba a la expansión cualitativa y cuantitativa interna y externa, esto es: hacia la transformación de las sociedades que estuvieron en su área de influencia y hacia otras economías-mundo incorporándolas (Wallerstein, 1974). Dichos principios podían y pue208

Política Pública Monocéntrica

den conceptualizarse en la relación entre el capital y el trabajo asalariado, y resumirse en la férrea ley de la acumulación de capital, es decir: para fines no distintos a la propia acumulación. Hubo varias ondas de expansión interna y externa: la primera, a lo largo siglo XVI, una segunda a partir de la Primera Revolución Industrial a mediados del siglo XVIII, una tercera con la Segunda Revolución Industrial a finales del siglo XIX (cuando esta economía-mundo se transformó en el sistema mundial), una cuarta después de la Segunda Guerra Mundial, una quinta en la actualidad, lo cual destaca el carácter cíclico de la evolución de este sistema, aunado al hecho de que entre onda y onda se dieron períodos de contracción Tercera tesis: El pensamiento social latinoamericano del siglo XIX, profundamente influido por el liberalismo de las sociedades desarrolladas de la época, aceptaba la realidad del sistema mundial (aún en formación y por tanto todavía la economía-mundo europea) tal cual era. Ello se correspondió no sólo con los intereses económicos de las clases dominantes locales: los terratenientes y los comerciantes, y de sus adláteres políticos, sino que, como ya mencioné, había sido incluso un motivo fundamental (aunque pocas veces explicitado) de la búsqueda de la independencia cual liberación nacional (Carmagnani, 1984, passim). En cambio, en el pensamiento social del siglo XX se transforma dicha perspectiva. Ello obedece a razones históricas y de evolución de nuestras sociedades entre el ocaso de las repúblicas oligárquicas a finales del siglo XIX/comienzos del siglo XX y la consolidación del populismo después de la Segunda Guerra Mundial (Sonntag, 1988). El grupo de intelectuales reunidos por Raúl Prebisch para darle sistematicidad a un pensamiento del desarrollo, se dio cuenta que las expansiones y contracciones de nuestras economías durante el tiempo post-independentista habían guardado estrecha relación con las ondas expansivas y recesivas del capitalismo europeo; así, por ejemplo, el auge de cierta industrialización en algunas regiones de Argentina, Brasil, Chile, México y Uruguay durante el último cuarto del siglo XIX, al igual que la transformación de la organización social del trabajo en las unidades de producción por la imposición de la relación capital, había sido causado por el aumento de la demanda de los productos primario-agrarios y mineros de estos países a consecuencia de la Segunda Revolución Industrial. De ahí que se plasmara un planteamiento dentro del atraso de los países de la región que fue visualizado como subdesarrollo, esto es: como producto del desarrollo de las sociedades industrializadas y por ende del funcionamiento del sistema económico mundial; es menester recordar que Prebisch y su grupo de la CEPAL intentaban indicar este hecho vía la demostración de la falsedad de la teoría clásica del comercio exterior o de las ventajas comparativas de Ricardo, señalando que los precios de los bienes manufacturados crecían a un ritmo mayor que los de los primarios y que la difusión del progreso técnico nunca tuvo lugar: el intercambio desigual. Un concepto clave dentro de estas argumentaciones, destinadas a construir una teoría del desarrollo, fue el de dependencia, entendiéndose por tal el hecho de que las economías subdesarrolladas (en vías de desarrollo) aseguraban su reproducción ampliada gracias a sus vínculos con el exterior. Por más rudimentario que suene este concepto de dependencia externa, debe constatarse que el planteamiento cepalino significaba que se reconocía por
209

Políticas Públicas en el Escenario Global

primera vez, desde luego fuera de los ámbitos del pensamiento de Marx, del marxismoleninismo y de su teoría del imperialismo, que la mera existencia del sistema económico mundial implicaba un desarrollo desigual que engendraba desarrollo y subdesarrollo al mismo tiempo y en base a su misma dinámica. Cuarta tesis: A finales de la década de los sesenta, en algunos países como Venezuela (Córdova/ Héctor Silva Michelena, 1964/1967), en Perú (Quijano, 1966/1977), en México alrededor de la revista Problemas del Desarrollo que editaban Alonso Aguilar M. y Sergio de la Peña, etc., surgió un planteamiento novedoso en las ciencias sociales. Se trata del enfoque de la dependencia, tal y como lo denominaran años después sus formuladores más prominentes: Fernando Henrique Cardoso y Enzo Faletto (1969). En este enfoque, el concepto de dependencia experimentó una importante metamorfosis. Cardoso/Faletto y los que indagábamos por el mismo sendero nos separábamos del concepto de dependencia externa y empezamos a hablar de la dependencia estructural o histórico-estructural. No convertimos la dependencia en concepto fundacional de una teoría. Quinta tesis: En vista de lo anterior, sugiero que adoptemos una perspectiva analítica diferente de la globalización de la que asumen algunos teóricos ya citados de ella. La caracterizan como otra onda de expansión cuantitativa y cualitativa del sistema históricosocial mundial, tal vez tan profunda y radical como ninguna otra anterior y por ello eventualmente capaz de inducir no cambios civilizacionales dentro de la misma civilización (como las ondas expansivas hasta ahora), sino un cambio de civilización: “sociedad post-capitalista”, “economía post-industrial”, “cultura post-moderna” son los términos que están de moda. Sexta tesis: En vista de estas alternativas, que a mi juicio lo son de verdad, no exteriorizaciones fantasiosas de intelectuales, la pregunta en nuestra parte del mundo, en el sur en general, es obligatoriamente: ¿qué es el desarrollo hoy? Es obvio que las políticas de ajuste no han logrado el inicio de un nuevo proceso de desarrollo. En el mejor de los casos han producido un (modesto) crecimiento que no ha sido capaz de revertir las tendencias al empeoramiento de las condiciones de vida de las grandes mayorías ni de impedir el aumento de la fragmentación y exclusión sociales: incluso muchos de los que hasta hace poco todavía las defendían están desertando. La razón más profunda del fracaso de esas políticas la veo en que tales políticas son cortoplacistas, no se fundamentan en un proyecto societal ni en una visión integral del actual sistema histórico, pese a su aparente cercanía al neoliberalismo (el cual evidentemente no presenta alternativa alguna para nosotros). Habrá entonces que diseñar tal proyecto y construir tal visión. Y frente a los dos senderos que puede tomar la globalización, el diseño y la construcción deben estar preparados para el advenimiento de cualquiera de los dos. Ello implica pensar al mismo tiempo en términos estratégicos y de corto y mediano plazo. Y en este difícil proceso, hay dos conjuntos de preguntas con los cuales quiero concluir: • ¿Puede seguir siendo la célebre civilización industrial, esto es: el sistema social vigente, el objetivo de su propia evolución? ¿No se impone la creación de nuevos sistemas de valores y normas comunicativos e interactivos que contribuyan a la
210

Política Pública Monocéntrica

liberación social e individual? • ¿Cuáles son los mecanismos sociales para lograr que el impacto de las nuevas tecnologías no conlleve otra modernización refleja (Ribeiro) sino un orden de creatividad colectiva (Furtado)? • ¿Cuáles son las unidades macrosociales que pueden ser espacio y objeto del desarrollo: los Estados-nación, territorios integrados como por ejemplo una unión económica y política entre la Comunidad Andina de Naciones y MERCOSUR? ¿O se necesitan sólo unidades microsociales para funcionar económica y socialmente en atención al objetivo de la emancipación? • ¿Qué Estado y qué mercado tienen que jugar cuáles papeles en los procesos sociales y económicos? • ¿Cuál debe ser el modo selectivo de inserción de cada sociedad en el sistema mundial para permitirle sacar provecho de su funcionamiento? ¿Es ello viable? • ¿Son comensurables desarrollo y democracia? Una nota final no concluyente: El pensar sobre el desarrollo y sobre procesos históricos de mediana y larga duración siempre ha implicado una dosis de utopía histórica. Opino que no podemos ni debemos renunciar a ella. Recordémonos de lo que dijo alguna vez Carlos Fuentes: “La historia sin la utopía es solamente madera podrida.”

211

Políticas Públicas en el Escenario Global

Bibliografía
El Moderno Sistema Mundo: ABU-LUGHOD, Janet L., 1989, Before European Hegemony: The World System A.D. 1250-1350, Oxford University Press US, 1989, ISBN 0-19-506774-6, ISBN 978-0-19506774-3 AMÍN, Samir, 1973, Le Developpement Inegal. Essai sur les formations panish du capitalisme peripherique, Paris: Editions de Minuit. AMÍN, Samir, 1976, Unequal Development: An Essay on the Social Formations of Peripheral Capitalism, New York: Monthly Review Press. AMÍN, Samir, 1992, ‘Empire of Chaos’ New York: Monthly Review Press. AMÍN, Samir, 1998, El Capitalismo en la Era de la Globalización, Paidós, Barcelona, Buenos Aires, México. AMÍN, Samir, 1999, Los fantasmas del Capitalismo, El Ancora, Bogotá. AMÍN, Samir, 1999, Miradas a un Medio Siglo, Itinerario intelectual 1945-1990, IEPALA Madrid; Plural – La Paz. AMÍN, Samir, 2001, El Hegemonismo de los Estados Unidos y el Desvanecimiento del Proyecto Europeo, Ed. El Viejo Topo; Madrid. ANDERSON, B., 1993, Comunidades imaginadas. Reflexiones sobre el origen y la difusión del nacionalismo. México: Fondo de Cultura Económica. ARRIGHI, G., HOKINS, T.K., WALLERSTEIN, I., 1999, “Movimientos Antisistémicos”. Akal (Cuestiones de Antagonismo), Madrid. ARRIGHI G., and SILVER, B. J., 1984, Labor Movements and Capital Migration: The United States and Western Europe in World – Historical Perspective’ in Labor in the Capitalist World – Economy (Bergquist Ch. (Ed.)), Beverly Hills: Sage.
212

Política Pública Monocéntrica

ARRIGHI G., 1991, World Income Inequalities and the Future of Socialism Fernand Braudel Centre, State University of New York at Binghamton. ARRIGHI G., 1995, The Long Twentieth Century: Money, Power, and the Origins of Our Times, London, New York: Verso. ARRIGHI G., 1999, Chaos and Governance in the Modern World System (con Beverly J. Silver) ARRIGHI G. Et al., 1996a, ‘Modelling Zones of the World-Economy: A Polynomial Regression Analysis (1964-1994)’ State University of New York at Binghamton: Fernand Braudel Center. ARRIGHI G. Et al., 1996b, ‘The Rise of East Asia in World Historical Perspective’ State University of New York at Binghamton: Fernand Braudel Center. ARRIGHI G. Et al., 1996c, ‘Beyond Western Hegemonies’ State University of New York at Binghamton: Fernand Braudel Center. ARRIGHI, Giovanni, 1998, “Globalization and the rise of east Asia: lessons from the past, prospects for the future”, en International Sociology, vol. 13, número 1, pp. 59 a 77. ASHLEY, David, 1997, History without a subject. The postmodern condition, Boulder/ Col., Westview Press. BORÓN, Atilio, 2000, “¿Posmarxismo? Crisis, recomposición o liquidación del marxismo en la obra de Ernesto Laclau” (1996), en Tras el búho de Minerva. Mercado contra democracia en el capitalismo de fin de siglo; Bs. As., México, etc.: CLACSO y F. C. E. BORNSCHIER V., 1996, ‘Western society in transition’ New Brunswick, N.J. Transaction Publishers. BORNSCHIER V. and HEINTZ P., reworked and enlarged by Th. H. Ballmer – Cao and J. Scheidegger (1979), ‘Compendium of Data for World Systems Analysis’ Machine readable data file, Zurich: Department of Sociology, Zurich University. BORNSCHIER V. and SUTER Chr., 1992, ‘Long Waves in the World System’ in ‘Waves, Formations and Values in the World System’ (Bornschier V. and Lengyel P. (Eds.)), New Brunswick and London: Transaction Publishers. Cardoso, Fernando Henrique/E. Faletto (1969) Dependencia y desarrollo en América Latina, México, Siglo XXI Editores. CARDOSO, Fernando Henrique (1973) “Las contradicciones del desarrollo asociado”, en Cuadernos de la Sociedad Venezolana de Planificación, número 113-115, pp. 5 a 27.
213

Políticas Públicas en el Escenario Global

CARMAGNANI, Marcello (1984) Estado y sociedad en América Latina: 1850-1930, Barcelona, Ed. Grijalbo. CÓRDOVA, Armando/H. Silva MICHELENA (1964/1967) Aspectos teóricos del subdesarrollo, Caracas, Ed. Biblioteca de la UCV. COROMINAS, Jordi, 1997, ¿Socialdemocracia mundial o socialismo de mercado? Sitio web de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cabañas” de El Salvador. http:// www.uca.edu.sv/facultad/chn/c1170/socialismo demercado.html CHASE-DUNN Ch. K., 1991, ‘Global Formation: Structures of the World Economy’ London, Oxford and New York: Basil Blackwell. CHASE-DUNN Ch. K., 1992a, The National State as an Agent of Modernity Problems of Communism, January – April. CHASE-DUNN Ch. K., 1992b, ‘The Changing Role of Cities in World Systems’ in ‘Waves, Formations and Values in the World System’ (Bornschier V. and Lengyel P. (Eds.)), New Brunswick and London: Transaction Publishers. CHASE-DUNN Ch. K. and HALL Th. D., 1997, ‘Rise and Demise, Comparing World – Systems’ Boulder, Colorado: Westview Press. CHASE-DUNN Ch. K. and PODOBNIK B., 1995, ‘The Next World War: World – System Cycles and Trends’ Journal of World Systems Research 1, 6 (unpainted electronic journal at world – wide – web site of the World System Network: http://jwsr.ucr.edu/). DOS SANTOS, Theotonio, 1972, Socialismo o fascismo: el nuevo carácter de la dependencia y el dilema latinoamericano, Buenos Aires, Ed. Periferia. EAGLETON, Terry, 1996, The illusions of postmodernism, Oxford, Blackwell Publishers. FRANK A. G. and GILLS B. (Eds.), 1993, ‘The World System: Five Hundred or Five Thousand Years?’ London and New York: Routledge, Kegan&Paul. HOPKINS, Terence/I. WALLERSTEIN et al., 1996, The Age of transition. trajectory of the world-system 1945-2025, London y New Jersey, Zed Books. IANNI, Octavio, 1996, Teoría de la globalización, México, Siglo XXI Editores. FERRER, Aldo, 1996, Historia de la globalización, México, Fondo de Cultura Económica. KOROTAYEV A., MALKOV A., KHALTOURINA D., 2006, Introduction to Social
214

Política Pública Monocéntrica

Macrodynamics: Compact Macromodels of the World System Growth. Moscow: URSS, ISBN 5-484-00414-4. LACLAU, Ernesto y MOUFFE, Chantal, 1987, Hegemonía y estrategia socialista. Hacia una radicalización de la democracia, Madrid, Siglo XXI editores. MARINI, Rui Mauro, 1970, Subdesarrollo y revolución, México, Siglo XXI Editores. MARX, Carlos/Federico ENGELS, 1848/s.f., Manifiesto del partido comunista, Moscú, Ediciones en Lenguas Extranjeras. QUIJANO, Aníbal, 1966/1977, Dependencia, urbanización y cambio social en América Latina, Lima, Mosca Azul Editores. RAFFER K., 1987, ‘Unequal Exchange and the Evolution of the World System Reconsidering the Impact of Trade on North – South Relations’ London, Basingstoke and New York: Macmillan/Saint Martin’s Press. SASSEN, S., 1991, La Ciudad Global: Nueva York, Londres, Tokio. Princeton, N.J.: Princeton University Press. SASSEN, S., 1993, Cities in the World Economy. London: Sage. SASSEN, S., 1996, ¿Losing control? Sovereignty in an Age of Globalization. New York: Columbia University Press SILVA Michelena, Héctor/H. SONNTAG, 1969, Capitalismo, burocracia y planificación, Caracas, Ed. Nueva Izquierda. SONNTAG, Heinz R., 1988, Duda-certeza-crisis. La evolución de las ciencias sociales de América Latina, Caracas, UNESCO-Nueva Sociedad. SONNTAG, Heinz R., 1994, “The fortunes of development”, en International Social Science Journal, número 140, pp. 227 a 245. SONNTAG, Heinz R., 2004, Seis Tesis sobre Sistema Mundial, Dependencia, Globalización y Desarrollo en: Globalización, Ediciones simbióticas. SUNKEL O., 1978a, ‘The Development of Development Thinking’ in ‘Transnational Capitalism and National Development. New Perspectives on Dependence’ (Villamil J.J. (Ed.)), Hassocks, Sussex: Harvester Press. SUNKEL O., 1978b, Transnationalization and its National Consequences in ‘Transnational Capitalism and National Development. New Perspectives on Dependence’ (Villamil J.J. (Ed.)), Hassocks, Sussex: Harvester Press.
215

Políticas Públicas en el Escenario Global

SUNKEL O., 1984, Capitalismo transnacional y desintegración nacional en América Latina, Buenos Aires, Rep. Argentina: Ediciones Nueva Vision. WALLERSTEIN, Immanuel, 1974, The modern world-system. Capitalist agriculture and the origins of the european world-economy in the sixteenth century, New York y London, Academic Press. WALLERSTEIN, Immanuel, 1979, El Moderno Sistema Mundial. La agricultura capitalista y los orígenes de la economía-mundo europea en el siglo XVI. Madrid: Siglo XXI Editores. WALLERSTEIN, Immanuel, 1988, El capitalismo histórco, Madrid, Siglo XXI Editores. WALLERSTEIN, Immanuel, 1995, After Liberalism, New York, The New Press. WALLERSTEIN, Immanuel, 2005, Estados Unidos confronta al mundo. Madrid: Siglo XXI Editores. WALLERSTEIN, Immanuel, 2005, La crisis estructural del capitalismo. México: Editorial Contrahistorias. WALLERSTEIN, Immanuel, 2006, Análisis de sistemas-mundo. Una introducción. Madrid: Siglo XXI Editores. WALLERSTEIN, Immanuel, 2007, Geopolítica y geocultura: ensayos sobre el moderno sistema mundial. Barcelona: Kairos.

216

Política Pública Monocéntrica

Reseña Bibliográfica Una fotografía de la sociedad actual La sociedad red: una visión global Castells, Manuel (ed), 2006
Madrid: Alianza, 557 páginas ISBN: 84-206-4784-5 Reseña de Jon Murelaga Ibarra Para los que no conozcan a Castells, la obra supondrá un punto de inicio adecuado para adentrarse en el universo de la sociedad reticular. Se aconseja a estas personas que realicen una lectura reflexiva y que confronten las teorías expuestas con otras reflexiones clásicas de Masuda, Giddens, Touraine... Para los seguidores de Castells, el libro reafirma lo ya conocido sobre el Informacionalismo. La Sociedad Red: una visión global se divide en siete partes que ofrecen un conjunto de textos ilustrativos de la producción científica actual en torno a las sociedades tecnologizadas.

Parte I. La teoría de la Sociedad Red
A modo de introducción se resumen las claves de la Sociedad Red. En este capítulo, Manuel Castells se limita a apuntar los argumentos ya conocidos de otros libros anteriores, como The information age (1996).

Parte II. Diversidad Cultural e Institucional de la Sociedad Red
En total, se ofrecen tres capítulos que analizan la repercusión de las TIC en cinco realidades referenciales: Silicon Valley, Finlandia, Rusia, China y Gran Bretaña. “Modelos institucionales de sociedad red: Silicon Valley y Finlandia” es una ampliación del libro de Himanen y Castells The Information Society and the Welfare State: The Finnish Model (2002), análisis metódico de las razones por las que Finlandia presume de su situación privilegiada dentro del grupo de países tecnologizados. Elena Vartanova y Jack Linchuan Qiu realizan un magnífico trabajo sobre la tecnologización de Rusia y el desarrollo de Internet en China. Vartanova concluye que aunque Rusia se sobrepone de la crisis económica, posee una cantidad importante de factores para cimentar la sociedad red, aunque el mayor handicap al que se enfrenta es la carencia de <<cultura de redes>> en la que “ni los políticos ni las élites empresariales rusas han demostrado voluntad para transformar las estructuras paternalistas autoritarias en modelos de relaciones sociales y económicas innovadoras y horizontales” (pp. 134-135).
217

Políticas Públicas en el Escenario Global

Linchuan Qiu comienza su capítulo lazando dos preguntas que guían su “análisis inductivo”: ¿Existe una sociedad red en China, tal y como parece a través del prisma de Internet chino? y ¿qué tiene de particular este conjunto concreto de formaciones red? De esta manera, Linchuan Qiu examina, entre otros, la difusión, contexto y marco institucional de Internet en el gigante asiático. Steve Woolgar cierra la segunda parte del libro con una aproximación a las experiencias tecnológicas desarrolladas en Gran Bretaña entre 1997 y 2002 mientras fue director del programa <<ESCR Virtual Society?>> del Consejo de Investigaciones Sociales y Económicas del Reino Unido.

Parte III. La Economía Red
Alstyne, Bulkley, Benner y Zaloom, reputados miembros de la maquinaria literaria científica sobre nuevas tecnologías, exponen la composición de la nueva economía invisible. Una estructura donde la información adquiere un peso relevante en la creación de riqueza –productividad–. En el capítulo se analiza la influencia de la sociedad red en la construcción de un nuevo modelo de trabajo más flexible que el tradicional –Silicon Valley– y la renovación de los conceptos clásicos de mercados financieros por los de redes financieras globales.

Parte IV. Sociabilidad y estructura social en la era de Internet
En “La sociabilidad en red dentro y fuera de la web”, Keith Hampton realiza un estudio de varias comunidades virtuales como Netville y la posibilidad de que sustituyan a las relaciones sociales. El autor concluye que la sustitución total es poco probable y resume su estudio de la siguiente manera: “La comunicación mediante ordenador ayuda a superar obstáculos para la interacción dentro de los modelos de relaciones existentes. En vez de transformar espectacularmente nuestra forma de vida, las nuevas tecnologías de la sociedad red tienen un impacto sutil, facilitando la interacción y la coordinación” (pp. 289). Al capítulo de Hampton le suceden dos estudios de campo. El primero (“Estructura social, identidad cultural y autonomía personal en la práctica de Internet: la sociedad red en Cataluña”), se centra en el proceso de transformación que resulta de la interacción entre tecnología, cultura y sociedad, para lo que los autores se basan en los datos obtenidos de un sondeo realizado a 3.005 catalanes. El segundo estudio (“Segregación racial y brecha digital en la región metropolitana de Detroit”), lo facturan Baker y Coleman, que se centran en las pautas de uso de los ordenadores y de Internet según una serie de variables claves para el estudio de la brecha digital en la región norteamericana.

218

Política Pública Monocéntrica

Parte V. Internet e interés público
Lo más destacado de este apartado son los capítulos sobre aprendizaje y salud virtual. El primero (“Promesas y mitos del aprendizaje virtual en la educación”) apunta hacia un nuevo paradigma educativo denominado aprendizaje. Tras un correcto desarrollo de los entresijos del aprendizaje virtual, Tony Bates concluye que “a medida que se perfeccione la tecnología, permitiendo la interacción síncrona y asíncrona, tanto en vídeo como en texto, y a medida que los profesores empiecen a comprender el poder y el potencial del aprendizaje digital, es probable que veamos emerger nuevos y más poderosos métodos en la enseñanza y el aprendizaje” (pp. 357). El segundo (“Redes de salud virtual y transformaciones sociales: expectativas de centralización, experiencias de descentralización”), viene avalado por James E. Katz o Ronald Rice (Internet and the health communication –2001–). Junto a Sophia Acord, los autores identifican las áreas que han cubierto las expectativas despertadas por la sanidad y realizan una contribución a la sanidad pública e individual de producirse un mayor progreso tecnológico.

Parte VI. Movimientos sociales en red y política informacional
Este apartado consta de dos capítulos de los que destaca “Movimientos sociales en red: movimientos globales por una justicia global” (Jeffrey Juris). El autor realiza un despliegue divulgativo de la evolución de los grupos alternativos, también llamados antiglobalización, y la importancia que han adquirido las redes informáticas en el devenir de estos colectivos.

Parte VII. La cultura de la Sociedad Red
Pekka Himanen escribe el último capítulo que se titula como su libro, The hacker ethic and the spirit of the information age (2001). Himanen resume su “Teoría del hacker” mediante un paralelismo que realiza del trabajo previo The Protestant Ethic and the Spirit of Capitalism (1930), del sociólogo Max Weber. Mientras el autor alemán apunta los tres elementos que constituyen el núcleo de la cultura capitalista, Himamen alimenta los argumentos del Informacionalismo –como sucesora del capitalismo– mediante otros tantos aspectos fundamentales de la actualidad tecnologizada: el uso de la tecnología de la información, la organización de la información en redes globales y el procesamiento simbólico de la información. Jon Murelaga Ibarra

219

Políticas Públicas en el Escenario Global

Bibliografía
La Sociedad Red: ACTOR NETWORK THEORY and After, Blackwell. Lewkowicz, I., 2004, “Pensar sin estado. La subjetividad en la era de la fluidez”, Paidós, Buenos Aires. BARNES, J., 1954, “Class and committees in a Norwegian island parish”, Human Relations, vol. 7, N° 1. BATESON, G., 1991,”Pasos hacia una ecología de la mente”, Planeta-Lohle, Buenos Aires. BAUMAN, Z., 2002, “Modernidad Líquida”, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires. R. BLUNDELL, S. SMITH, C. Meghir, 2002, Pension Incentives and the Pattern of Early Retirement, Economic journal, ISSN 0013-0133, Vol. 112, Nº 478, 2002. CAPRA, F., 1998, “La trama de la vida”, Anagrama, Barcelona. CASTORIADIS C., 1983, “La institución imaginaria de la sociedad”, Tusquets. Buenos Aires. -1994. \”Los Dominios del Hombre: Las Encrucijadas del laberinto\”, Gedisa, Barcelona. -1997. “El Imaginario Social Instituyente”. Revista Zona Erógena Nº 35. Buenos Aires. -1998. “Hecho y por hacer. Pensar la imaginación”, Eudeba, Buenos Aires. CASTELLS, R., 1997, “Las Metamorfosis de la Cuestión Social”, Paidós, Buenos Aires. CASTELLS, Manuel, 1995, La ciudad informacional. Tecnologías de la Información, reestructuración económica y el proceso urbano-regional. Madrid: Alianza Editorial. _________, 2002, La Era de la Información. Vol. I: La Sociedad Red. México, Distrito Federal: Siglo XXI Editores. _________, 2001, La Era de la Información. Vol. II: El poder de la identidad. México, Distrito Federal: Siglo XXI Editores. _________, 2001, La Era de la Información. Vol. III: Fin de Milenio. México, Distrito Federal: Siglo XXI Editores.
220

Política Pública Monocéntrica

_________, 2002, The Information Age: Economy, Society and Culture. Vol. I: The Rise of the Network Society. Second Edition. Oxford, UK: Blackwell Publishing. DABAS, E., 1993, “Red de redes, Las prácticas de intervención en las redes sociales”, Paidós, Buenos Aires. DABAS, E. y NAJMANOVICH, D. (Comp.), 1995, “Redes, El lenguaje de los vínculos, Hacia el fortalecimiento de la sociedad civil”, Paidós, Buenos Aires. DABAS, E. y NAJMANOVICH, D., 2003, “Una, dos, muchas redes. Itinerarios y afluentes del pensamiento y abordaje en redes” Revista electrónica “El ático”, www.elatico.com, N°11 del 15 de diciembre. DABAT, Alejandro, 2003, El futuro del socialismo marxista, Paradigmas y Utopías, La reformulación del proyecto socialista. Revista de reflexión teórica y política del partido del trabajo. No. 6 México. DELEUZE G., 1993, “De las sociedades disciplinarias a las sociedades de control”, Suplemento Futuro, 1993. DELEUZE G. y GUATTARI, F., 1986, “Rizoma”, Pre-textos, Valencia. DOMÉNECH, M. y TIRADO F. (comps), 1998, “Sociología simétrica, Ensayos sobre ciencia, tecnología y sociedad”, Gedisa, Barcelona. FOUCAULT, M., 1976, “Vigilar y Castigar”. Siglo XXI, México. 1988 “Nietzsche, la genealogía y la historia”, Pre-textos, Valencia. 1993 “Las redes del poder”, Almagesto, Buenos Aires. HANNEMANN, R., 2001, Introduction to Social Network Methods. Online Textbook: http://wizard.ucr.edu/~rhannema/networks/text/textindex.html HECLO, Hugh, 1993, “Las redes de asuntos y el poder Ejecutivo”, en Luis Aguilar Villanueva ( panis.), Problemas públicos y agenda de gobierno, Miguel Ángel Porrúa, México. KENIS, Patrick y VOLVER, Schneider, 1991, “Policy Networks and Policy Analysis: Scrutinizing a New Analytical Toolbox”, en Renate Mayntz (coord.), Policy Networks. Empirical Evidence and theoretical Considerations, Westview Press, USA. KLIJN Erik-Hans, 1998, “Policy Networks: An Overview”, en William Kickert y John Koppenjan (cords.), Managing Complex Networks, Sage, Londres. LATOUR, B. 1994, Nunca hemos sido modernos. Ensayo de Antropología Simétrica. Debate, Barcelona.
221

Políticas Públicas en el Escenario Global

LATOUR, B. KEYNOTE Speech, 1998, On Recalling ANT, Actor Network and After Workshop, Keele University, July, Publicado en John Law and John Hassard (eds). LOZARES, Carlos, 1996, La Teoría de Redes Sociales, Universidad Autónoma de Barcelona, Revista de Sociología, Papers, 48 MITCHELL J.C., 1969, Social Networks in Urban Settings, Manchester, England: Manchester University Press. MOLINA, J. L., 2001, “El análisis de redes sociales”, Ediciones Bellaterra, Barcelona. ________, 2005, “El estudio de las redes personales: contribuciones, métodos y perspectivas”, Empiria, en prensa tomado del sitio personal de José Luis Molina: http://seneca. uab.es/ panish ogía/jlm/, “El análisis de redes sociales”, Ediciones Bellaterra, Barcelona. MOLINA, J. L., 2001, “El análisis de redes sociales”, Ediciones Bellaterra, Barcelona. MARSH, David y RHODES R. A. W., 1992, Policy Networks in British Government, Oxford University Press, Oxford. MATURANA, H y Varela F., 1990, “El árbol del conocimiento”, Editorial Universitaria, Santiago de Chile. MORENO, Jacob. L., 1934, ¿Who Shall survive? Nervous and Mental Disease Pusblising Company, Washington D.C. – 1951. “Sociometry, Experimental Method and the Science of Society”, Beacon House, Nueva York. MORIN, E., 1981, “El Método, La naturaleza de la naturaleza”, Vol I, Ediciones Cátedra, Madrid. NAGURNEY, A. Y WAKOLBINGER, T., 2004, “Social Networks: New Paradigms for Modeling, Applications, Computations, and Visualization” en UMASS Amherst Student Chapter of INFORMS, Operations Research / Management Science Seminar Series, November 19. Najmanovich, D. 2005. “El juego de los vínculos: subjetividad y redes sociales figuras en mutación”, Ed. Biblos, Buenos Aires. NAJMANOVICH, D., 2005, “El juego de los vínculos: subjetividad y redes sociales figuras en mutación”, Ed. Biblos, Buenos Aires. NÚÑEZ, R., 2001, “Redes Sociales: del rol estático a la posición dinámica en el desarrollo de las practicas”. Revista “Campo Grupal” N°22, Abril. RODRÍGUEZ Nebot, J., 1995, “El que espera en el umbral. Problemas en la intervención en redes sociales” Ediciones Multiplicidades, Uruguay. Sitios Web Recomendados en Castellano: Redes Sociales en sentido amplio: http://www.fundared.org.ar/ Sobre Análisis de Redes Sociales ARS: http://revista-redes.rediris.es/
222

Política Pública Monocéntrica

SASSEN, Saskia, 2007, Elements for a Sociology of Globalization [or A Sociology of Globalization] (W.W. Norton, 2007) ISBN 0-393-92726-1. SCOTT John, 1991, Social Network Analysis, Newbury Park, London, Sage. SMITH, Martin J., 1993, Pressure, Power and Policy, State Autonomy and Policy Networks in Britain and the United States, University of Pittsburgh Press. SCHWEICKART, David, 2002, Más allá del capitalismo SUBCOMANDANTE Marcos, 1999, 7 Piezas Sueltas del rompecabezas Mundial, en: Marx y el Siglo XXI, una defensa del la historia del socialismo, Ediciones Antropos Ltda, Bogotá, D. C., Colombia. WELLMAN, B., 1983, Network Analysis: Some Basic Principles, Sociological Theory, V. 1. WELLMAN, B., et BERKOWITZ, D. (Éds), 1988, Social structures: a network approach, New York. Cambridge University Press. ZURBRIGGEN, Cristina, 2003, El análisis de los Policy Networks y de su utilidad

223

Políticas Públicas en el Escenario Global

Reseña Bibliográfica Democracia Económica. Propuesta para un socialismo eficaz David Schweickart
Barcelona, Realidad 55, 1998 David Schweickart es un matemático y filósofo estadounidense, proponente económico de un socialismo de mercado basado en el control obrero. Posee una licenciatura en matemáticas de la Universidad de Dayton, un doctorado en matemáticas de la Universidad de Virginia, y un doctorado en filosofía por la Universidad Estatal de Ohio. En la actualidad es profesor de filosofía en la Universidad Loyola de Chicago.Profesor invitado en la Universidad de Kentucky, en la Universidad de New Hampshire. Es editor y escritor, contribuye a Solidarity Economy, un periódico en línea dedicado a la promoción de la democracia económica. En 1999 Schweickart fue nombrado miembro del año de la facultad en la Universidad Loyola de Chicago.

Un socialismo plausible que realmente funcionaría
En 1920, Ludwig von Mises disparó el tiro de salida en lo que había de ser una escaramuza académica durante diversas décadas. El Socialismo, declaró von Mises, es imposible: sin propiedad privada de los medios de producción, no puede haber un mercado competitivo para los bienes de producción; sin un mercado para los bienes de producción, es imposible determinar sus valores; sin estos valores, la racionalidad económica es imposible. La “Democracia Económica” es un modelo cuya forma ha sido dada por los debates teóricos sobre organizaciones económicas alternativas que han proliferado en los últimos veinte años, a partir de la evidencia empírica de modos de organización del trabajo, y del recuerdo histórico de diversos “experimentos” a gran escala hechos después de la Segunda Guerra Mundial. De estos experimentos pueden sacarse lecciones negativas, básicamente del fracaso de la planificación central en la Unión Soviética y en la Europa del Este, pero también hay lecciones positivas, derivadas especialmente de tres casos principales: el “fracaso” socialista: Yugoslavia, el “éxito capitalista: Japón; y, el caso: Mondragón.

Democracia Económica
El modelo socialista que esbozaré a continuación tiene características en común con el socialismo yugoslavo, con el capitalismo japonés y con el cooperativismo de Mondragón, pero no es una versión estilizada de ninguno de ellos. Nuestro modelo difiere de cada uno de estos experimentos en diversos aspectos cruciales; pero estos experimentos, sus éxitos y sus fracasos, constituyen una prueba empírica altamente relevante para las reivindicaciones que haré en favor de este modelo. El modelo de “Democracia Económica” es algo más que el control general de una eco224

Política Pública Monocéntrica

nomía por parte de la ciudadanía, significa algo distinto a la característica común de los sistemas yugoslavo y de Mondragón, en los cuales los trabajadores de una determinada empresa controlan democráticamente su funcionamiento, como una forma de socialismo caracterizada por la autogestión de los trabajadores. La estructura económica del modelo tiene tres características básicas: cada empresa productiva está dirigida democráticamente por sus trabajadores; la economía del día a día es una economía de mercado: las materias primas y los bienes de consumo se compran y se venden a precios determinados por las fuerzas de la oferta y la demanda; y, la nueva inversión se controla socialmente: el fondo de inversión se genera mediante los impuestos y se distribuye según el plan democrático de acuerdo con el mercado.

La Eficacia
El tema de la eficacia keynesiana es más importante, pero aquí puede darse el caso de que la Democracia Económica, dado que su mecanismo de inversión aporta incentivos específicos para la creación de empleo, tenga menos problemas con el paro que el capitalismo. Esta conclusión viene reforzada por la consideración, ya apuntada por Marx, y después estudiosamente ignorada por la teoría neoclásica, de que el paro es fundamental en un capitalismo “saludable”, porque sirve para disciplinar la clase trabajadora. Esta disciplina no hace falta en la Democracia Económica (estoy haciendo un breve resumen de un tema importante). Estas son las conclusiones de Henry Levin (1984: 28), basadas en sus siete años de estudio de campo: Hay incentivos, tanto personales como colectivos, en las cooperativas, que probablemente comportan una mayor productividad. Las consecuencias específicas de estos incentivos son que los trabajadores de las cooperativas tienden a trabajar más y de una manera más flexible que en empresas capitalistas; tendrán un menor nivel de movimiento y de absentismo; y tendrán más cuidado de la planta y de la maquinaria. Además, las cooperativas productoras funcionan con relativamente pocos trabajadores no cualificados y directivos medios, no tienen muchos obstáculos en la producción y tienen mejores programas de formación que las empresas capitalistas.

Una breve Conclusión
La Democracia Económica es una forma eficaz de socialismo; más eficaz, de hecho, que el capitalismo. Pero la eficacia no es ni mucho menos la única virtud de la Democracia Económica. Un análisis detallado y justo demostrará que la Democracia Económica está menos infectada de la manía del crecimiento que el capitalismo, y que, por tanto, está más preparada para un mundo que tiene que aceptar unos límites ecológicos; que es más estable que el capitalismo, más democrática, más igualitaria. La Democracia Económica sintoniza mucho mejor con los valores auténticos e inherentes del socialismo marxista que ninguna de las alternativas existentes o propuestas. Las instituciones de la nueva sociedad que se vayan formando poco a poco dentro de la vieja sociedad son las instituciones de la Democracia Económica. Si el socialismo tiene que ser el futuro de la humanidad (de ningún modo un resultado inevitable), la Democracia Económica es un futuro que podemos proyectar realísticamente, y un honorable objetivo de lucha.
225

Políticas Públicas en el Escenario Global

Bibliografía
Socialismo de Mercado: AMIR, Samir, 1999, Retorno a la Cuestión de la Transición Socialista, en: Marx y el Siglo XXI, una defensa del la historia del socialismo, Ediciones Antropos Ltda, Bogotá, D. C., Colombia. BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO, 2006, La política de las políticas públicas, Editorial Planeta; ISBN-10: 1597820091 BOETTKE, Peter J., 2005, Hayek y el socialismo de mercado: ciencia, ideología y política pública, Revista europea de economía Política, No. 2 BUCHANAN, James M., 1986, Liberty, Market and State: Political Economy in the 1980s New York University Press. DEL RIO Salvador, 1999, Economía mixta contra el afán privatizador. Ediciones Siempre Volumen: 45 Número: 2385. DÍAZ Vázquez, Julio A., 2000, CHINA: ¿REFORMA O REVOLUCIÓN? Universidad de la Habana, Centro de Investigaciones de Economía Internacional. Grupo de Investigación Macroeconomía, La Haban. ELSON, Diane, 2004, ¿Socialismo de Mercado o Socialización del Mercado?, Foro de Economía Política – Teoría Económica www.red-vertice.com/fep. GIDDENS, A., 1996, Más allá de la izquierda y la derecha, El futuro de las políticas radicales, Ed. Cátedra, Madrid. HAYEK, F. A., 1990, La Fatal Arrogancia. Los errores del socialismo. Unión Editorial, Santiago de Chile. HEINZ Dieterich Steffan, 2007, el Socialismo del siglo XXI

226

Política Pública Monocéntrica

JORDI, Corominas, 1997, ¿Socialdemocracia mundial o socialismo de mercado? Sitio web de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cabañas” de El Salvador. http:// www.uca.edu.sv/facultad/chn/c1170/socialismodemercado.html KALECKI, M. 1986. Selected Essays on Economic Planning, Oxford. LUDWIG von Mises, 1920, El Cálculo Ecónomico en el Sistema Socialista MANDEL, Ernest; In Defence of Socialist Planning, New Left Review, N° 159 (septiembre, octubre), 1986. MURRAY, R., 1987, Ownership, Control and the Market”, New Left Review 164, pani-agosto. NOVE A. y NUTI, D., 1983, The Economics of Feasible Socialism, Londres. OMC, Consenso entre China y EE. UU, 2001, Sitio web de la BBC, Diario Electrónico Mundo.Com. http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/business/newsid_1379000/1379884.stm PETRAS, James, Globalization: A Socialist Perspective. Binghamton University United States of America (USA). http://www.info.com.ph/~globalzn/petras.htm. PETRAS James, 1999, La Conceptualización del Socialismo, en: Marx y el Siglo XXI, una defensa del la historia del socialismo, Ediciones Antropos Ltda, Bogotá, D. C., Colombia. SANTISO, Javier (Editor), Banco Interamericano de Desarrollo, 2006, La economía política de lo posible; ISBN-10: 159782027X SCHWEICKART, David, 2002, Más allá del Capitalismo, Sal Terrae, Barcelona. SCHWEICKART, David, 1998, Socialismo de mercado: debate entre socialistas SCHWEICKART, David, 1998, “Democracia económica, propuesta para un socialismo eficaz”, Realidad, 55, enero-febrero, Barcelona. SCHWEICKART, David, 1993, Contra el Capitalismo SCHWEICKART, David, 1980, Capitalismo o control obrero STIGLITZ, J. (1993b), Market Socialism and Neoclassical Economics, in Bardhan and Roemer. THERBORN, Göran, 1999, Vida y Tiempos del Socialismo: esbozos de un retrato histórico, en: Marx y el Siglo XXI, una defensa del la historia del socialismo, Ediciones Antropos Ltda, Bogotá, D. C., Colombia.
227

Políticas Públicas en el Escenario Global

VELAZCO Gamboa, Emilio, 2005, La economía socialista de mercado: el modelo chino, QI LINFA, Consejero Económico y Comercial de la Embajada de la República Popular China en Chile XIAOPING, Deng, 1992, “La planificación y el mercado, nada tienen que ver con las diferencias entre el socialismo y el capitalismo. La nuestra es una economía mercantil donde prima la ley del valor”. Cambio 16/América Nº 1094, 09/11/92. ¿A dónde va China?

Glosario de Términos
Técnicas de información y comunicaciones, TICs: Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) podrían definirse como un conjunto de herramientas e infraestructuras utilizadas para la recogida, almacenamiento, tratamiento, difusión y transmisión de la información. Las redes de políticas públicas, forman el contexto en el que tiene lugar el proceso político. Representan un intento dentro de la ciencia política para analizar la relación entre el contexto y el proceso en la hechura de políticas. Se explora el escenario teorético de este concepto a fin de incrementar nuestro conocimiento de las características del enfoque de red de políticas públicas y sus influencias. (E. H. Klijn, 1998) Comunidades de políticas: Redes caracterizadas por la estabilidad de relaciones, la continuidad de una membrecía altamente restrictiva, una interdependencia vertical basada en la responsabilidad compartida de la tramitación de servicios y aislamiento de otras redes e invariablemente el público general (incluyendo al parlamento). Tienen un alto grado de interdependencia vertical y articulación horizontal limitada. Están altamente integradas. (Rhodes, 1988:78). El sistema-mundo (World-systems approach); es un desarrollo de la crítica post-marxista que intenta explicar el funcionamiento de las relaciones sociales, políticas y económicas a lo largo de la historia en el planeta Tierra. Es una teoría historiográfica, geopolítica y geoeconómica con gran vigencia y aplicación en las relaciones internacionales. Wikipedia La teoría de la dependencia es una respuesta teórica elaborada entre los años 50 y 70 por científicos sociales (principalmente argentinos, brasileños y chilenos) a la situación de estancamiento socio-económico latinoamericano en el siglo XX. La Teoría de la Dependencia utiliza la dualidad centro-periferia y las teorías sobre los sistemas-mundo para sostener que la economía mundial posee un diseño desigual y perjudicial para los países no-desarrollados, a los que se les ha asignado un rol periférico de producción de materias primas con bajo valor agregado, en tanto que las decisiones fundamentales se adoptan en los países centrales, a los que se ha asignado la producción industrial de alto valor agregado. Wikipedia La teoría del centro-periferia, teoría de la dependencia o del intercambio desigual es “una versión ampliada de la tesis de la causalidad acumulativa” (Richardson, 1986), y
228

Política Pública Monocéntrica

establece la estructura jerárquica de las regiones/países, define las diferencias entre el centro y la periferia (las actividades más avanzadas se concentran en el centro, el ambiente cultural es más favorable en el centro, la demanda creciente de exportaciones es propia del centro y los rendimientos crecientes duraderos en el tiempo son patrimonio del centro; sin embargo, las oportunidades de beneficio no son percibidas ni utilizadas en la periferia, que a su vez es incapaz de adaptarse por falta de mano de obra y de capital (Aydalot, 1985, págs. 147-148)), establece una relación de dominación del centro (por su capacidad de innovación tecnológica e institucional) sobre la periferia (no apta a la innovación), y concluye que las disparidades regionales tienen su causa tanto en las relaciones interregionales como en la dinámica interna de la periferia, incapaz de generar una dinámica propia de desarrollo (Prebisch, 1949; Friedman, 1972; Lipietz, 1990).

229

Políticas Públicas en el Escenario Global

230

Movimientos Sociales Alterglobalización

CAPÍTULO V MOVIMIENTOS SOCIALES ALTERGLOBALIZACIÓN
A diferencia de las opciones analíticas de la Élite del Poder, del Enfoque Cognitivo Europeo y de la Nueva Gestión Pública de los países desarrollados y en contraste con el enfoque sobre el Sistema Mundo, la Sociedad Red y el Socialismo de Mercado, la perspectiva de los Movimientos Sociales Globales, ofrece variadas alternativas de análisis de política pública desde la resistencia y la emancipación en base a principios distintos: racionalidad social global por oposición al mercado; observando las premisas del Foro Social Mundial y la conciencia social prospectiva de “Otro mundo es posible” La propuesta desde la resistencia y emancipación conduce al análisis de una política global centrada los intereses sociales, en perspectiva de la racionalidad de la sociedad, buscando en la globalización la alternativa del “otro mundo posible” en oposición abierta a las alternativas teóricas de análisis de políticas públicas globales, centradas en el mercado y en la regulación social. Para la comprensión del papel y significado de los Movimientos sociales globales actuales es preciso sintetizar los enfoques alternativos desde la racionalidad social global, señalando cuáles son los actores y protagonistas sociales de “Otro Mundo es Posible”, y rescatar la Carta de Principios del Foro Social Mundial

231

Políticas Públicas en el Escenario Global

������������������������

�������������������

��������������������

���������� ������������

������������ ������������� �����������

���������� �����������

�������������������� ���������������������

������������������� ������������������

������������������ �������������

�������������������� �������������

����������������� ����������������������

������������������������ ������

232

Movimientos Sociales Alterglobalización

1. RACIONALIDAD SOCIAL GLOBAL ALTERNATIVA
La actitud metodológica distinta en perspectiva de abajo-arriba (bottom up), sin desconocer la contraria y dominante de arriba-abajo (top down), busca superar los enfoques verticales, jerárquicos, autoritarios y deductivos que están en la base de los referenciales, paradigmas y modelos de dominación. La prevalencia de los intereses sociales expresos en la racionalidad social sobre los del mercado y los del Estado, sometido a la racionalidad del mercado, predominan en el Movimiento Social Global que sin desconocer avances en el proceso de globalización, se opone a su orientación bajo la lógica capitalista y a su expresión neoliberal. En el proceso de construcción de “otro mundo posible” concurren cinco (5) enfoques alternativos y convergentes, desde la racionalidad social global, a saber: movimientos alter-globalización o altermundismo; los estudios culturales; los estudios subalternos; el programa de investigación modernidad/colonialidad; y, construcción social de la democracia cosmopolita.

Movimiento “Alter-Mundista”
El Movimiento Altermundista es un movimiento social internacional formado por grupos activistas provenientes de diversas corrientes políticas y surgidas en respuesta a la globalización neoliberal a finales del siglo XX entendida ésta como la progresiva liberalización y desregulación del comercio y movimientos especulativos internacionales y el menoscabo de la soberanía de los estados. Se opone, por tanto, al llamado Pensamiento Único, que preconiza las ideas neoliberales como única alternativa posible”. (Rebelión, Ignacio Vila, I., 2002). Este movimiento refiere a las movilizaciones en Seattle en 1999 contra la Globalización neoliberal y en las que participaron entre 50.000 y 100.000 personas convocadas principalmente por sindicatos, organizaciones ecologistas, profesionales, contra la OMC (Organización Mundial de Comercio) hasta hacer fracasar la llamada Ronda del Milenio. Es importante como el inicio del movimiento alter-globalizador, alternativo a la globalización corporativista. La globalización neoliberal es «hegemónica», en el sentido gramsciano de combinar, por
233

Políticas Públicas en el Escenario Global

un lado, una visión ideológica de «lo que existe en interés de todos», y que se acepta mayoritariamente como «sentido común», aun por los grupos subordinados y sin privilegios, con la capacidad efectiva de aplicar la coerción, por otro lado, cuando quiera que es necesario para preservar la distribución existente de privilegios y exclusión. La «globalización contra-hegemónica» conduce a la construcción de una economía política global que usara la reducción del espacio y la facilidad de la comunicación transfronteriza para mejorar la igualdad, la justicia y la sostenibilidad, en lugar de intensificar las formas existentes de dominación. Tres movimientos sociales transnacionales persiguen la globalización contra-hegemónica: los movimientos obreros, los movimientos de las mujeres y los movimientos medio-ambientalistas. Al mismo tiempo, se destaca que la globalización contra-hegemónica se apoya en los movimientos sociales ya establecidos desde hace largo tiempo y en sus «tropas» ideológicas. El dominio de las relaciones de mercado se traduce en el establecimiento de un modelo de desarrollo económico desigual e insostenible que beneficia a las corporaciones multinacionales en detrimento del trabajo global, restando capacidad democrática y soberanía a los Estados, generando en forma simultánea, concentración de la riqueza, crecimiento de la pobreza y de la exclusión social. A este tipo de dominación de mercado se opone la racionalidad social con una ideología de izquierda colectivista con vocación estructuralista que reivindica los enfoques altermundistas, culturales, anticoloniales y democráticos, contrarios al modelo económico neoclásico que fundamenta la economía de mercado y el libre comercio. Las corrientes internas más destacadas de los movimientos sociales alter-mundistas son: el anti-capitalismo neoliberal; el movimiento ecologista proyectado hacia el desarrollo sostenible; pacifismo y antimilitarismo; movimientos indigenistas; movimiento obrero y sindical; movimientos de género; y, movimientos de liberación nacional. Los movimientos sociales alter-mundistas formulan cinco (5) críticas fundamentales: • Crítica al “libre comercio” corporativo-estatal A los países periféricos se los invita a vincularse al mercado y al libre comercio cuando este está monopolizado por las corporaciones transnacionales, resultando espacios de mercado limitados con enormes desigualdades en el desarrollo técnico y tecnológico lo que limita la productividad y, por tanto, la competitividad de estos países. El desarrollo de la acumulación capitalista global, a través del libre mercado produce, de manera simultánea, dos efectos contradictorios: centralización y concentración de la riqueza, sobre todo, en los países desarrollados y expansión creciente de la pobreza y de la exclusión social, en los países de la periferia.
234

Movimientos Sociales Alterglobalización

En la primera dimensión, las empresas transnacionales forman monopolios y oligopolios que además de negar el libre comercio, estructuran gobiernos corporativos proyectando el comercio forzado por tratados y organismos internacionales. La repartición de la riqueza es poco equitativa, generando costos sociales y ambientales de alto impacto. En la segunda dimensión, la acumulación y localización de la pobreza y de la exclusión social niega las leyes de la demanda de mercado porque los pobres pierden la capacidad de consumo y se profundizan sus necesidades pasando de la pobreza relativa a situaciones de pobreza absoluta, esto es, hacia la miseria. Los movimientos sociales alter-globalización proponen reemplazar el indicador económico del desarrollo de los países industrializados, esto es, el Producto Interno Bruto, PIB, por el índice de bienestar económico sostenible, IBES, como indicador de bienestar social alternativo que debería reflejar más fielmente los indicadores que de verdad importan en el desarrollo humano. • Crítica a la mercantilización de la sociedad El dominio del mercado y la soberanía del consumidor han llevado a la supeditación de la actividad humana a la rentabilidad y a la fe en el mercado como solución universal de todos los problemas, incluso los que están fuera de la órbita del mercado tales como la creciente emisión de gases y el efecto de invernadero de impacto creciente. El pluralismo del mercado no solo se ha expresado en las limitaciones del Estado como sujeto único de la acción pública sino en la reducción del sector público en beneficio del proceso privatizador de los servicios públicos, lo que ha venido afectando la deficiente redistribución de la riqueza y la supeditación a las leyes del mercado. • Crítica a las grandes instituciones financieras internacionales El crecimiento exorbitante y el dominio global de los flujos financieros se expresan en el poder transnacional del G-8 con participación central de E.E. U.U., la Unión Europea y Japón, mediante las instituciones financieras internacionales (FMI, BM, OMC…) cuyo objetivo es maximizar el beneficio del capital privado de los países ricos, sin importar las necesidades y la suerte de millones de seres humanos. • Crítica al poder de las grandes multinacionales en detrimento de la soberanía nacional y la democracia La transnacionalización del poder y de las políticas públicas en la banca y las corporaciones transnacionales va en detrimento directo de la soberanía nacional y de la democracia cuando se produce desnacionalización de las políticas en los
235

Políticas Públicas en el Escenario Global

países de la periferia y la producción privada de las normas por las empresas transnacionales. Las corporaciones transnacionales que colonizan el espacio público al producir bienes, públicos, prestar servicios públicos y asumir responsabilidades públicas gobiernan corporativamente, tomando decisiones mediante el control de los medios de comunicación en detrimento de los partidos políticos y de la autonomía de la democracia.

Estudios Culturales
Los Estudios Culturales son un campo de investigación de carácter interdisciplinar que en el marco de la resistencia y la emancipación de las sociedades, asume una perspectiva metodológica de abajo-arriba (bottom up) con el fin de explorar nuevas formas de producción de conocimiento y de creación de significados y de difusión de los mismos para el cambio de las sociedades actuales. Desde esta perspectiva, analizan los discursos reguladores de las prácticas de la sociedad y revelan el papel hegemónico representado por el poder en la regulación de las actividades cotidianas de la sociedad. El ámbito de los estudios culturales combina la economía política, la comunicación, la sociología, la teoría social, la teoría literaria, la teoría de los medios de comunicación, el cine, la antropología cultural, la filosofía y el estudio de fenómenos culturales en las diversas sociedades. Los investigadores de los Estudios Culturales a menudo se interesan por cómo un determinado fenómeno se refiere a cuestiones de ideología, nacionalidad, etnia, género y clase social. Se estudian de manera comparada las culturas en relación a la cultura de mercado, las culturas populares y la cultura de masas y de estas frente a la cultura de élite. Cultura popular hace referencia a aquello que nos define como pertenecientes a una nación o territorio, dándonos cierto tipo de identidad hacia un grupo. La cultura popular es la cultura del pueblo y hace referencia a la cultura de “masas”, por oposición a la cultura de élite que sólo atañe a una parte minoritaria más instruida o específica de la población. Con el fin de poder contextualizar mejor el uso que se hace de cultura dentro de los Estudios culturales, quizás sea útil partir de las tres definiciones que el mismo Williams propone en su (Keywords, 1983): «un proceso general de desarrollo intelectual, espiritual y estético; un modo de vida particular, referido a un pueblo, un periodo o un grupo; los trabajos y las actividades intelectuales y artísticas».

Contexto de los Estudios Culturales:
El proceso de crisis del Estado del Bienestar en los países desarrollados desde mediados de los años 50 del siglo pasado y el transito del imperio del Estado del Bienestar hacia el
236

Movimientos Sociales Alterglobalización

dominio del modelo del mercado global, sirvió de contexto histórico al origen y desarrollo de este vasto campo de investigación conocido con el nombre de Estudios Culturales. La expansión de las relaciones de consumo conduce a la soberanía del consumidor y a la construcción de la sociedad de masas frente a la cultura hegemónica de la élite del poder. El control hegemónico de élite exige la consolidación de una cultura de masas, implícita en los valores de mercado y su reproducción mediante la expansión de los medios de comunicación en red, que sirven de base al desarrollo de las industrias culturales. El control hegemónico de los agentes culturales y su impacto social se consigue mediante la expansión de los medios de comunicación y la construcción de las industrias culturales que conducen al imperialismo cultural, centrado en la exposición de modelos de pensamiento y de conducta propios de la sociedad americana, para que otras sociedades adopten estos mismos modelos, garantizando la reproducción cultural. La industria cultural es el conjunto de empresas e instituciones cuya principal actividad económica es la producción de cultura de forma masiva y en serie basada en la repetición constante de unos esquemas básicos que muestran un conjunto de situaciones y modelos irreales e inaccesibles en la gran mayoría de los casos, con una finalidad lucrativa. Los principales medios de producción cultural son la televisión, la radio, los diarios y revistas, el cine, la música, las editoriales, el teatro, la danza, los videojuegos. La mayoría de las necesidades estructurales de la sociedad moderna encuentran su satisfacción en la cultura de masas. En definitiva, la Industria Cultural es vista como una represora de los instintos y la individualidad de las personas, así como una herramienta que permite y promueve la perpetuación del sistema capitalista. Los Estudios culturales nacieron vinculados más o menos directamente con la militancia política de los setenta –la Nueva Izquierda, el marxismo althusseriano o neogramsciano, la teoría feminista y el movimiento de las mujeres, el movimiento de los derechos civiles, la resistencia contra las guerras coloniales o imperialistas, la deconstrucción- en medio de una época políticamente muy reaccionaria como fue la de Reagan o Thatcher. (Cfr. Beverley, 1996).

Origen y Tendencias de los Estudios Culturales:
Los estudios culturales se basan en cuatro grandes estudios de los llamados founding fathers (padres fundadores): Primero, The Uses of Literacy (1957), de Richard Hoggart, una revisión crítica de la cultura de resistencia de la clase trabajadora frente a la gran influencia de los medios de comunicación de masas. En este trabajo defiende el valor de la cultura popular frente a la nueva cultura de masas, cuya principal expresión aparece en los llamados medios populares y otras soluciones de las industrias culturales. Hoggart establece una comparación entre la cultura popular y la cultura ‘colonizadora’ de la clase trabajadora.
237

Políticas Públicas en el Escenario Global

Segundo, Culture and Society (1958), de Raymond Williams, en el cual influido por el pensamiento sobre la hegemonía cultural de Gramsci, su compromiso político se define en torno a la corriente de la nueva izquierda. En este libro hace un recorrido crítico que va desde la literatura romántica a George Orwell, con marcas analíticas que pasan por los registros de clase, cultura, industria, arte. Sus trabajos hacen referencia a los medios de comunicación y al conjunto de las expresiones de las industrias culturales. Comienza a atender, asimismo, a preocupaciones relacionadas con nuevas tecnologías culturales, en especial a la televisión y al cine, ante las cuales ofrece a la vez que un conjunto de trabajos críticos, una serie de alternativas de carácter practico Williams entiende que el uso de Hegemonía es más abarcador que el de Cultura, ya que involucra el proceso de subordinación y dominación. Hegemonía, es entendida entonces, como: “todo un cuerpo de prácticas y expectativas en relación con la totalidad de la vida”. O sea que en cierto sentido: “es una cultura, pero una cultura que asimismo debe ser considerada como la vívida dominación y subordinación de clases particulares”. Inmediatamente, señala lo perjudicial que puede ser sustituir Cultura por Hegemonía, ya que un uso categórico y totalizador del segundo negaría el espacio común de prácticas y elementos significativos mejor entendidos por el primero. Tercero, Edward Thompson influenció profundamente los estudios de historia social británica con su libro The Making of the English Working Class (1963), así como las investigaciones sobre cultura popular y las subculturas realizadas en el ámbito de la sociología, la antropología y la etnografía. (Grandi, R., 1995) Buen intento de crear una historia social desde abajo, desde la llamada baja cultura, y una culturalización crítica de la propia categoría de clase social. Thompson desarrolló su teoría de la cultura en el seno de tradiciones marxistas y contrapone su propia definición de cultura a la de Williams -«un modo de vida completo»-: un antagonismo entre dos modos de vida, en el que la cultura popular se identificaba como cultura del pueblo. (Grandi, R., 1995) La rebelión de Thompson contra el estalinismo fue librada bajo la bandera del comunismo libertario con su insistencia en la lucha por la vida de los trabajadores por su emancipación en forma decidida. Gran parte del trabajo de Thompson en el período de 15 años después de la aparición de su obra tomó la forma de una defensa de la práctica del materialismo histórico en contra de las tendencias abstractas y esquematizadas en el seno del marxismo. Cuarto, The Popular Arts (1964), de Stuart Hall y Paddy Whannel, en el que se relacionan críticamente los niveles de alta cultura y baja cultura. Influenciado por la teoría de la hegemonía de Antonio Gramsci y por las interpretaciones de Althusser sobre el papel de los medios como estructuras del poder dominante, ejerció influencia en el discurso crítico de los estudios culturales de los años 70.
238

Movimientos Sociales Alterglobalización

Planteó un modelo de codificación-descodificación (1973), en el que rechaza el determinismo de la recepción y plantea la interpretación activa y dialéctica de las audiencias, si bien atribuye a la posición social o clase social un papel relevante en los procesos de codificación-descodificación. La teoría de Stuart Hall es un intento coherente y fundado de explicar el funcionamiento de los medios de comunicación y la cultura en las sociedades industriales contemporáneas. Desde presupuestos marxistas liga la descripción del proceso comunicativo, con el funcionamiento de los mass media, con las culturas y subculturas y con las ideologías. La identificación de las principales tendencias de los Estudios Culturales en la actualidad y los variados efectos para su discusión en relación a la historia intelectual, a las variadas definiciones, sus diferencias y afinidades, así como el desarrollo de diversos estudios y sus proyecciones al futuro, así como su posterior expansión y difusión hacia otros ámbitos, incluidos los medios académicos norteamericanos, indios y australianos. La principales dimensiones, tendencias y categorías de los estudios culturales son: la historia de los estudios culturales, género y sexualidad, colonialismo y postcolonialismo, raza y etnicidad, cultura popular y sus audiencias, ciencia y ecología, políticas de la disciplinariedad, cultura global en la edad postmoderna, ciencia, cultura y ecosistema, etnografía y estudios culturales.

Los estudios culturales en América Latina:
La práctica de la política cultural en América Latina es, por lo general, diferente. Las representaciones de ciertos grupos subalternos - por ejemplo, los negros en el Brasil o los pueblos indígenas en México - han formado parte del mestizaje o de la identidad híbrida que constituye lo nacional popular encajando imágenes ideales que contrastan con el abandono en que viven estos grupos. De ahí que los zapatistas tuvieran que ponerse la máscara para “ser vistos”. Hay, desde luego, una política de representación de gente marginada, pero en los fuertes entornos simbólicos nacionales esa política no disfruta de las condiciones para rectificar injusticias. De hecho, los zapatistas “ocultan” su identidad. Los académicos norteamericanos especializados en América Latina, sin embargo, cada vez más interpretan las prácticas culturales de esos grupos de acuerdo con el paradigma de la política de representación. Uno tiene que preguntarse si esta tendencia cobrará vigencia en Latinoamérica. Desde luego, se trata de la transferencia de los discursos hegemónicos (y en algunos casos rentables) en el contexto actual de transnacionalización y globalización. (Yúdice, 2002)

Características de los Estudios Culturales
Ziauddin Sardar enumera las siguientes características de los estudios culturales: • Los estudios culturales examinan sus materias en términos de prácticas culturales y sus relaciones con el poder.
239

Políticas Públicas en el Escenario Global

• Tienen el objetivo de comprender la cultura en toda su complejidad y analizan el contexto político y social, que es el lugar donde se manifiesta la cultura. • Son tanto objeto de estudio como lugar de la crítica y la acción política. • Tratan de reconciliar la división del conocimiento, para superar la fractura entre un conocimiento cultural “tácito” y otro “objetivo” (universal). • Se comprometen con una evaluación de la sociedad moderna moral y con una línea de acción política radical. (Sardar, Ziauddin y Loon, Borin, Van, 2005).

Estudios Subalternos
Los Estudios Subalternos son escritos sobre la Historia y Sociedad India comienza en 1982 como una serie que pretendía intervenir en algunos debates relacionados directamente con la escritura de la historia moderna de la India. Ranajit Guha (nacido en 1923), historiador de la India que entonces enseñaba en la Universidad de Sussex, fue la inspiración que estaba detrás de este proyecto. Guha y ocho académicos jóvenes, asentados en la India, Reino Unido y Australia conformaron el colectivo editorial de Estudios Subalternos hasta 1988, año en que Guha se retiró del equipo. La serie tiene ahora una presencia global que va más allá de la India o el Sur de Asia, como campo de especialización académica. (Chakrabarty, Dipesh, 1980) El proyecto de estudios subalternos que bosquejó Gramsci fue desarrollado posteriormente por un grupo de historiadores y politólogos de la India, bajo la dirección -quizá sea más preciso decir bajo la inspiración, porque es un grupo en principio igualitario- de Ranajit Guha. Su libro Elementary Aspects of Peasant Insurgency in Colonial India (1993) es, para mí, el texto esencial del grupo. Como la Escuela de Birmingham, metodológicamente el grupo mezcla elementos de las ciencias sociales con aportes de la crítica literaria, el estructuralismo y la teoría posestructuralista y feminista, sobre todo Foucault y algunos elementos de la deconstrucción. (Beverley, 1996) “El nacionalismo y el colonialismo emergieron, así, como las dos principales áreas de investigación y debate que definieron el campo de la historia India moderna en los años 1960s y 1970s. En un extremo se encontraba el historiador de Cambridge Anil Seal, cuyo libro The Emergence of Indian Nationalism (1968), presentó al nacionalismo como una construcción realizada por una pequeña élite que se había formado en las instituciones educacionales que los británicos habían establecido en la India. Tanto el nacionalismo como el colonialismo aparecen en esta historia como personificando la paja y el agua. La historia del nacionalismo indio, señala Seal (1973,2), “fue la rivalidad entre los mismos indios, y su relación con el imperialismo el aferramiento mutuo de dos inestables hombres de paja”. En el otro extremo de esta discusión estaba el historiador indio Bipan Chandra, profesor de la prestigiosa Universidad Jawaharlal Nehru, durante los años 1970s en Delhi. Chandra y sus colegas vieron la historia colonial india como una batalla épica entre las fuerzas del nacionalismo y el colonialismo. Recurriendo a los escritos de Marx y a las teorías
240

Movimientos Sociales Alterglobalización

latinoamericanas de la dependencia y el subdesarrollo, Chandra (1979) argumentó que el colonialismo era una fuerza regresiva que distorsionó el desarrollo de la sociedad y la política india. Para él, la pregunta por los males sociales, políticos y económicos de la India postindependentista –incluyendo la pobreza extrema y los conflictos religiosos y de casta– debería buscarse en la economía política del colonialismo. Sin embargo, Chandra vio el nacionalismo de una manera diferente. Lo vio como una fuerza regeneradora, como la antítesis del colonialismo, algo que unió y produjo un “pueblo Indio” que se movilizó contra los británicos. En este sentido, los lideres nacionalistas como Gandhi y Nehru fueron los autores de semejante movimiento antiimperial para la unidad de la nación. Para Chandra, el conflicto de los intereses y la ideología entre los colonizadores y el “pueblo Indio” fue el más importante de la India británica. Todos los otros conflictos de clase o casta eran secundarios a esta contradicción principal, por lo que deberían ser tratados como tal en las historias del nacionalismo”. (Chakrabarty, Dipesh, 1980) Estudios Subalternos como paradigma de cambio, 1982-1987 intervino en esta situación. Intelectualmente, comienza sobre el mismo terreno que debía rebatir: la historiografía que tenía sus raíces en el sistema educativo colonial. Comenzó como una crítica a las dos escuelas historiográficas contendientes: la escuela de Cambridge y la de los historiadores nacionalistas. Ambas aproximaciones eran elitistas, señaló Guha en la declaración que inauguró la serie de Estudios Subalternos. Escribieron la historia del nacionalismo como la historia (story) del logro de las élites, tanto indias como británicas. Pero, a pesar de sus méritos, ninguna de estas visiones pudo explicar “la contribución del pueblo hecha por sí mismo, esto es, independientemente de la élite, a la formación y desarrollo de este nacionalismo” (Guha, 1982, 3; énfasis de Guha). A partir de esta afirmación queda claro que los Estudios Subalternos era parte de un intento de articular la razón histórica con grandes movimientos por la democracia en la India. Al buscar una aproximación anti-elitista para escribir la historia, el proyecto tenía bastante en común con la “historia desde abajo” iniciada por Christopher Hill, E. P. Thompson, E .J. Hobsbawm y otros. Además, tanto Estudios Subalternos como la escuela de la “historia desde abajo” eran de inspiración marxista; al intentar moverse más allá de las lecturas deterministas de Marx, ambas tenían una deuda intelectual con el comunista italiano Antonio Gramsci. La palabra “subalterno” en sí –y por supuesto el conocido concepto de “hegemonía”, tan crítico para el proyecto teórico de Estudios Subalternos– nos devuelve a sus escritos. Como en las historias escritas por Thompson, Hobsbawm, Hill y otros, Estudios Subalternos también estaba interesado en “rescatar desde la condescendencia de la posterioridad” el pasado de los grupos socialmente subordinados de la India. El propósito declarado de Estudios Subalternos era producir análisis históricos donde los grupos subalternos fueran vistos como los sujetos de la historia. Como Guha (1984, vii) señaló tiempo atrás, al escribir la introducción de un volumen de Estudios Subalternos: “Nos oponemos, en realidad, a bastante de la práctica académica prevaleciente en la historiografía… ya que fracasó en reconocer al subalterno como el creador de su propio des241

Políticas Públicas en el Escenario Global

tino. Esta crítica se encuentra en el corazón mismo de nuestro proyecto”. (Chakrabarty, Dipesh, 1980) El trabajo del Grupo de Estudios Subalternos, una organización interdisciplinaria de intelectuales sudasiáticos dirigida por Ranajit Guha, nos ha inspirado a fundar un proyecto similar dedicado al estudio del subalterno en América Latina. El actual desmantelamiento de los regímenes autoritarios en Latinoamérica, el final del comunismo y el consecuente desplazamiento de los proyectos revolucionarios, los procesos de redemocratización, las nuevas dinámicas creadas por el efecto de los mass media y el nuevo orden económico transnacional: todos estos son procesos que invitan a buscar nuevas formas de pensar y de actuar políticamente. A su vez, la redefinición de las esferas política y cultural en América Latina durante los años recientes ha llevado a varios intelectuales de la región a revisar algunas epistemologías previamente establecidas en las ciencias sociales y las humanidades. La tendencia general hacia la democratización otorga prioridad a una reconceptualización del pluralismo y de las condiciones de subalternidad al interior de sociedades plurales. (G.L.E.S., 1995) Primera Etapa: 1960-1968 Como es bien sabido, aunque la mayoría de los países latinoamericanos ganaron su independencia en el siglo XIX, los estados nacionales resultantes fueron gobernados predominantemente por criollos blancos que establecieron regímenes coloniales internos con respecto a los indios, los esclavos descendientes de africanos, el campesinado mestizo y mulato, o los nacientes proletariados. La revolución mexicana marcó una desviación con respecto a este modelo blanco, patriarcal, oligárquico y eurocéntrico de desarrollo, pues se fundaba en la agencia de los indios y los mestizos, no sólo como soldados sino también como líderes y estrategas del levantamiento revolucionario. No obstante, durante el México postrevolucionario, en un proceso que ha sido ampliamente estudiado, este protagonismo fue bloqueado a nivel económico, político y cultural - en favor de la emergente clase mestiza, alta o media - mediante la supresión de las comunidades y líderes indios, así como por la resubalternización del indio, que dejó de ser visto como un sujeto históricopolítico para convertirse en artefacto “cultural” vinculado al nuevo aparato estatal (p. e. en el muralismo mexicano). (G.L.E.S., 1995) Segunda Etapa: 1968-1979 La crisis del modelo protagónico de la revolución cubana empieza con el colapso de la guerrilla del Ché Guevara en Bolivia y de los focos guerrilleros a finales de los sesenta; un colapso basado en parte sobre la separación existente entre estos focos y las masas que ellos buscaban impulsar hacia la acción revolucionaria. (Una imagen muy vívida de esto proviene del mismo Ché Guevara, quien en su Diario reconoce la falta de apoyo por parte de la población campesina de lengua Aymará que él estaba tratando de organizar). (G.L.E.S., 1995)

242

Movimientos Sociales Alterglobalización

Tercera Etapa: los años ochenta La revolución nicaragüense y la importante difusión teórica y práctica de la teología de la liberación se convirtieron en fuentes primarias de referencia durante esta etapa. Las palabras claves fueron “cultura”, “democratización”, “globalización” y algunos “post” (postmarxismo, postmodernismo, postestructuralismo). Formas establecidas de la cultura alta, como por ejemplo la literatura, fueron cuestionadas por la crítica que desarrollaron la deconstrucción, el feminismo y los estudios negros y chicanos en los Estados Unidos, siendo reemplazadas por una visión antropológica de la cultura como “experiencia vivida”. En concordancia con la emergencia de proyectos como el Grupo de Estudios Subalternos o el Centro de Estudios Culturales en Birmingham dirigido por el jamaiquino Stuart Hall, los latinoamericanistas empezaron a criticar la persistencia de sistemas coloniales o neocoloniales de representación en América Latina (cf. Rama 1984). Se tenía la sensación de que las dinámicas políticas y culturales habían comenzado a funcionar en un contexto global que tornaba problemático el modelo centro-periferia de la teoría de la dependencia, así como las estrategias nacionalistas que lo acompañaban (el final del ciclo de crecimiento de los sesenta y la crisis del endeudamiento fueron, de hecho, los eventos económicos predominantes durante toda la década). (G.L.E.S., 1995)

Modernidad Colonialidad
“En el espíritu del Foro Social Mundial de Porto Alegre, un grupo de investigadores latinoamericanos y estadounidenses, están elaborando una novedosa interpretación de modernidad, globalidad y diferencia, con un Programa de Investigación sobre modernidad/colonialidad, una forma distinta de pensamiento, «un paradigma otro», la posibilidad misma de hablar sobre «mundos y conocimientos de otro modo», inspirados en el espíritu del Foro Social Mundial de Porto Alegre. Un significativo número de factores que podría plausiblemente entrar en la genealogía del pensamiento de este grupo, incluyendo: la Teología de la Liberación desde los sesenta y setenta; los debates en la filosofía y ciencia social latinoamericana sobre nociones como filosofía de la liberación y una ciencia social autónoma (e.g., Enrique Dussel, Rodolfo Kusch, Orlando Fals Borda, Pablo González Casanova, Darcy Ribeiro); la teoría de la dependencia; los debates en Latinoamérica sobre la modernidad y postmodernidad de los ochenta, seguidos por las discusiones sobre hibridez en antropología, comunicación y en los estudios culturales en los noventa; y, en los Estados Unidos, el grupo latinoamericano de estudios subalternos. Desde un pensamiento de frontera, construyen conceptos claves en la perspectiva de la colonialidad, tales como: el sistema mundo moderno colonial, colonialidad del poder (Quijano), diferencia colonial y colonialidad global (Mignolo), la noción de Dussel de exterioridad y transmodernidad y el concepto de Mignolo, colonialidad del ser, Eurocentrismo, y el concepto de pensamiento de frontera, hermenéutica pluritópica y pluriversalidad. Cada una de
243

Políticas Públicas en el Escenario Global

estas nociones se encuentran enraizadas en complejas conceptualizaciones que representan décadas de investigación; incluso así son, por supuesto, debatibles”. (Cfr. Escobar, 2003). Se discuten las implicaciones epistemológicas del giro decolonial para la descolonizacion del concepto de «capitalismo global» tal y como se ha manejado en los paradigmas de la economía política y en los estudios culturales. Se discuten además los conceptos de «colonialidad del poder», «epistemologías fronterizas» y de «transmodernidad» para pensar no en «nuevas utopias» sino en «utopias otras» a partir de una cartografía distinta de las relaciones de poder global del «sistema-mundo Europeo/Euro-norteamericano moderno/ colonial capitalista/patriarcal». (Cfr. Grosfoguel, R., 2006) Tres áreas de importancia que han permanecido largamente fuera del proyecto, pero las cuales son de gran relevancia para las experiencias mismas que el proyecto teoriza. La primera, y quizás la más apremiante, es la de género; la segunda es la de la naturaleza y el ambiente; y la tercera es la de la necesidad de construir nuevos imaginarios económicos capaces de apuntalar luchas concretas contra el neoliberalismo y los designios para las economías alternativas. (Cfr. Escobar, 2003).

Construcción Social de Democracia
Inspirados en el Foro Social Mundial, en especial, el de 2006: tres lugares, tres momentos y una sola voz por otro mundo posible, Bamako, Caracas y Karachi, desde distintas tendencias se construir la base social a través de la democracia. “Las políticas neoliberales quieren imponer un único método de socialización a través del mercado, cuyo impacto destructivo en la mayoría de los seres humanos ya está perfectamente demostrado. El mundo tiene que concebir la socialización como el principal producto de una democratización sin lagunas. En este contexto, en el que el mercado tiene su espacio, pero no todo el espacio, la economía y las finanzas deben ponerse al servicio de un programa social y no someterse unilateralmente a las necesidades de una aplicación incontrolada de iniciativas del capital dominante que favorece los intereses privados de una exigua minoría. La democracia radical que queremos promover vuelve a aplicar todos los derechos de la fuerza inventiva del imaginario de la innovación política. Su vida social radica en (la insoslayable) diversidad producida y reproducida, no en un consenso manipulado que termina con las eternas discusiones y la débil disidencia en los guetos”. (Bamako (21). Desde el derrumbre del “sistema socialista”, el Foro Social Mundial ha estado debatiendo propuestas para solucionar las injusticias sociales, aunque sin partir de una concepción ideológica común, ni de una propuesta política. En él se han concentrado organizaciones feministas, ambientalistas, de derechos humanos, y políticas, con ideas diferentes de como avanzar hacia un mundo más justo.
244

Movimientos Sociales Alterglobalización

Mientras el Foro Social Mundial concluía con un llamado a transformar el mundo en que vivimos, terminar con las políticas neoliberales, y establecer la justicia social, comenzaba en Davos el debate de como mantener las políticas neoliberales, liberar aún más el comercio -aunque para esto sólo deben ceder los países pobres- y desarrollar políticas ambientales sin necesidad de modificar el sistema capitalista. ¿Es posible una gestión democrática de la sociedad mundial? Pero de seguir esta tendencia la cuestión es hasta qué punto las democracias estatales vigentes podrán mantener su legitimidad y hasta donde llegará la coexistencia entre estados-nación mínimamente democráticos (cada persona un voto) y una especie de dictadura mundial del capital y de los países ricos. La democracia nacional-liberal conservadora El “neoliberalismo” como ideología y el modelo económico-político imperante a escala global es poco de liberal. Tanto M. Tatcher, como R. Reagan, adalides de este modelo político, buscaban la liberalización del mercado en favor de los ricos con la defensa de las instituciones tradicionales propia de los conservadores: la nación, la familia, la propiedad privada. Esta tensión entre conservadurismo moral y mercado genera una de las principales contradicciones del neoliberalismo (Corominas, 2000) Los neoliberales, bajo aparentes organismos multilaterales, suelen imponer en los foros internacionales sus decisiones unilaterales a los países pobres que son la mayor parte de la población mundial. A las instituciones más democráticas que sirven a los intereses de los países pobres se las tiende a estrangular financieramente mientras se potencia las organizaciones económicas y financieras mundiales privadas o para-estatales regidas antidemocráticamente (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Organización Mundial de Comercio) que disponen de una capacidad de intervención efectiva en la gestión del mundo. (Corominas, 2000). La democracia liberal-libertaria “Los liberales libertarios, en contrate con los liberales “conservadores” suelen ser liberales también en cuestiones morales: apoyan la libertad sexual o la despenalización de la droga. Frente a la democracia doctrinaria (dictadura de las mayorías) buscan establecer una democracia legal o libertaria limitada siempre por las libertades individuales. Las mayorías tienen que respetar los principios individuales (autonomía individual, libertad de expresión, libre movimiento, etc.) que están por encima de las legislaciones, del Estado y de la actividad política. Los derechos de los individuos a su autonomía no son algo que pueda decidirse democráticamente. Los políticos no pueden inmiscuirse en el imperio de la ley que es la libertad y el respeto a los derechos individuales. La democracia liberal-libertaria propone una sociedad mundial de mercado libre y una red de estados mínimos. La mejor política económica es la de la absoluta libertad, de manera
245

Políticas Públicas en el Escenario Global

que cada país se especialice en aquellas actividades para las que disponga de “ventajas comparativas”. Lo único que se necesitaría es que los países receptores del capital generen las condiciones adecuadas para acoger la inversión extranjera: infraestructura, formación, transparencia, justicia y flexibilidad absoluta para repatriar beneficios. La red de estados mínimos debe preservar sobretodo el imperio de la ley (derechos individuales) y ofrecer una red de seguridad para aquellos en que el mercado es una fuente ineficiente. Esta red estaría sujeta a una autoridad superior elegida democráticamente. Su cometido sería asegurar el imperio de la ley y de la libertad en el plano global”. (Corominas, 2000) La nueva socialdemocracia o “Tercera Vía” “La socialdemocracia ha evolucionado desde una percepción estatalista a una concepción global. El planteamiento socialdemócrata teórico más poderoso y más susceptible de influir las políticas socialdemócratas en el futuro inmediato lo constituye probablemente el trabajo de A. Giddens. La pretensión de renovar la socialdemocracia es lo que se ha bautizado como tercera vía. La búsqueda de un nuevo papel para el estado-nación dentro de un mundo cosmopolita frente a la concepción estatista y desarrollista de la vieja socialdemocracia; la importancia de la autonomía individual y de la promoción de una sociedad civil activa frente al colectivismo y la burocracia tradicional. En general, para los socialdemócratas se trata de promover una mayor gobernabilidad mundial. Una estructura de gobierno -local, nacional, regional y mundial- más fuerte significa un marco de reglas, instituciones y prácticas establecidas que disponen límites y ofrecen incentivos para el comportamiento de los individuos, las organizaciones y las empresas”. (Corominas, 2000) La democracia socialista El totalitarismo del socialismo real hace difícil hoy hablar de democracia comunista. Sin embargo, el socialismo no sólo no se opone a la democracia sino que una democracia de mediana intensidad parece requerir algún tipo de equidad y paridad social entre los seres humanos. (Corominas, 2000) La democracia cosmopolita Una de las propuestas más sugerentes en la actualidad para democratizar la sociedad mundial proviene de D. Held. Frente a los socialdemócratas convencidos de que no hay alternativa al sistema de propiedad capitalista y socialistas defensores de la economía dirigida cree que es posible explorar una gestión democrática de las empresas y de la propiedad. Lo que la democracia cosmopolita prescribe es la necesidad de extender la democracia a la economía y el lugar de trabajo, pero deja la determinación del modelo institucional específico para concretar el cambio en manos del proceso de experimentación y ensayo públicos.” (Corominas, 2000) “Además de la autoexperiencia de la sociedad civil, son los derechos fundamentales trans246

Movimientos Sociales Alterglobalización

nacionalmente válidos los que fundan la democracia cosmopolita. Por lo que se refiere a la validez de los derechos fundamentales, según Kant ésta depende de una graduación de los derechos entre súbditos de distintas nacionalidades, y en última instancia también de la garantía de unos derechos civiles mundiales para todos. Esto incluye una graduación de contenido de varios derechos (políticos y sociales) hacia dentro. Contra la barbarie, la civilización sólo está protegida por tanto (y sólo temporalmente) cuando los derechos fundamentales tienen validez global. Cuando se trata de la protección de los derechos humanos, concurren, cooperan y compiten varios actores entre sí: Organizaciones interestales como los comités de las Naciones Unidas, o Estados determinados, solos o en interacción con otros Estados o con organizaciones no gubernamentales o con forma de comités conjuntos regionales. Las relaciones entre estos actores estatales y no estatales y los individuos portadores de estos derechos pueden describirse con la ayuda de tres modelos: el político-realista, el internacionalista y el cosmopolita”. (Beck, Ulrich, 2002) “El modelo político-realista, centrado en el Estado, destaca la prioridad y soberanía de los Estados. Para los realistas, los derechos de los individuos son por ello una oportunidad de la jurisprudencia nacional-estatal, y tanto las organizaciones interestatales como las organizaciones no gubernamentales (ONG) pueden, en el mejor de los casos, desempeñar sólo funciones de asesoramiento. Las relaciones interestatales permanecen subdesarrolladas porque el principio de soberanía impide la injerencia en los asuntos internos de otros Estados, mientras que la política exterior debería estar más determinada por los intereses geopolíticos y de poder que por consideraciones de orden moral. Consiguientemente, sólo hay que juzgar las decisiones sobre ayudar financieras o incluso sobre la aplicación de la tortura según el criterio de la utilidad que reporta a los aplicadores. La concepción político-realista desarrolla también el modelo internacionalista. En este modelo, los Estados siguen desempeñando un papel esencial y cargan con la principal responsabilidad de los derechos individuales. A pesar de ello, sus actuaciones están influidas por un consenso transnacional en constante desarrollo sobre las normas sobre derechos humanos y, en cierto grado, están modificadas por éstas. Las organizaciones estatales y las ONG tratan de jugar un papel importante en la protección de los derechos humanos, y en algunas situaciones consiguen su propósito; su capacidad de maniobra depende, empero, de la colaboración de los Estados. El influjo de la comisión de derechos humanos de la ONU es, por tanto, mucho mayor en Canadá que en China o que en Gran Bretaña. El tercer modelo puede llamarse cosmopolita. Aquí el individuo está en el centro del análisis, y entre los individuos, las organizaciones interestatales y las ONG se postulan una relación directa. La prioridad del Estado para actuar a nivel mundial se cuestiona así cada vez más desde abajo y desde arriba en la medida en que el desarrollo de una sociedad civil global se considera posible y eficaz. Los partidarios del modelo cosmopolita subrayan el importante papel de las instituciones de la ONU, las cuales se centran principalmente en la defensa de los derechos humanos y otros desiderata”. (Beck, Ulrich, 2002)
247

Políticas Públicas en el Escenario Global

“Lo más interesante de la democracia cosmopolita es que busca extender la democracia hacia arriba, hacia abajo y lateralmente al estado-nación. Contra la teoría realista predominante en la teoría política internacional D. Held considera que la sociedad mundial actual se encuentra sometida a una fuerte tensión entre la legitimidad democrática dentro de las fronteras del estado y la implementación de una política de poder y fuerza fuera de esas fronteras. Todas estas consideraciones llevan a D. Held a afirmar que la legitimidad de la democracia sólo puede ser redimida en un contexto transnacional mediante su radicalización. La democracia cosmopolita implica el desarrollo de capacidad administrativa y de recursos políticos independientes a escala regional y global como complemento necesario a las políticas locales y nacionales. Para ello es necesario crear nuevas instituciones políticas que coexistan con el sistema de estados pero que irían más allá del estado en aquellas esferas donde las actividades y las decisiones estatales tengan claramente consecuencias transnacionales e internacionales. A corto plazo D. Held propone la reforma de las instituciones más antidemocráticas de la ONU para asignar a los países en desarrollo una voz significativa y capacidad de decisión; la creación de un tribunal mundial de los derechos humanos; la creación de una fuerza militar internacional bajo control democrático; el suministro de recursos vitales a los que ocupan las posiciones sociales más vulnerables en el mundo, la experimentación sistemática con diferentes formas de organización democrática de la economía; la democratización de la ciencia y de la tecnología forzando a los expertos a dar cuenta de sus proyectos ante el escrutinio público. A largo plazo propone la creación de un parlamento global con capacidad de recaudación impositiva conectado a todas las regiones y naciones; la creación de un tribunal de cuestiones fronterizas; el desarrollo de una economía multisectorial y la pluralización de las pautas de propiedad y posesión; el establecimiento de un ingreso básico garantizado para todos los adultos; la creación de un tribunal penal internacional; la transferencia de la capacidad coercitiva de los estados a instituciones regionales y globales para erradicar la guerra”. (Corominas, 2000)

248

Movimientos Sociales Alterglobalización

2. ACTORES SOCIALES Y ALTERMUNDISMO
Los grandes movimientos sociales antiglobalización aparecen como nuevos actores y protagonistas: Movimientos ecologistas y ambientalistas (Federación Internacional de Amigos de la Tierra), Marcha Mundial de Mujeres (1996), trabajadores como movimiento social global y de campesinos (Vía Campesina y la CLOC), Social Watch (1996), ATTAC, 1999 (Movimiento internacional para el control democrático de los mercados financieros y de sus instituciones) (1998), Acción Global de los pueblos -AGP (1998) y Jubileo Sur (1999), Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en 1996.

Movimiento Medioambiental Global
En las últimas décadas del siglo XX, las organizaciones que se ocupan de las cuestiones medioambientales han sido las ONG transnacionales que han experimentado una mayor expansión (Sikkink y Smith 2002). Sin existir apenas como categoría en los años cincuenta, para los noventa se habían convertido en la manifestación más importante de las ONG transnacionales, sin contar los grupos de derechos humanos. El movimiento medioambientalista global ha sido el más efectivo de todos los movimientos sociales transnacionales en cambiar el discurso global y la legislación. En resumen, el movimiento medioambientalista global ofrece uno de los mejores ejemplos disponibles de «globalización contrahegemónica». En el mismo sentido, el espacio de la política medioambiental se ha convertido en uno de los mejores lugares para medir los límites de la globalización contrahegemónica. El cuidado del medioambiente es, casi por definición, una cuestión colectiva y, por tanto, una cuestión que por sí misma conduce a la movilización colectiva. Incluso los economistas neoclásicos reconocen que la degradación medioambiental es una externalidad que los mercados pueden no ser capaces de resolver, especialmente si esas externalidades se encuentran dispersas a lo largo de divisiones políticas nacionales. Por ello, los movimientos medioambientalistas tienen ventajas relativas en comparación con la movilización obrera sobre cuestiones laborales, que la ideología neoliberal afirma enérgicamente que deben resolverse a través de la lógica del mercado si se quiere maximizar el bienestar económico; también las tienen frente al movimiento de las mujeres, que todavía sufre la oposición de aquellos que afirman que las cuestiones de género son «privadas» y que, por tanto, no son objetos adecuados de la acción política colectiva (especialmente, no para la acción política colectiva que traspasa las fronteras nacionales).
249

Políticas Públicas en el Escenario Global

Movimiento Feminista Sin Fronteras
El neoliberalismo global ha situado perentoriamente las cuestiones de género en primer plano para las organizaciones de los movimientos sociales transnacionales. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (1999, 80) habla de un «déficit del cuidado» global, señalando que las mujeres pasan la mayoría de las horas de trabajo prestando cuidado gratuito, y añade que «el mercado no ofrece prácticamente ninguna remuneración a cambio de ese cuidado». Otros han señalado cómo el «ajuste estructural» y otras estrategias neoliberales para la gobernabilidad global contienen una discriminación sistemática, interna, por razón de género (Cornia, G. A., Richard J. y Frances S., 1987). Las bases ideológicas del movimiento de las mujeres proceden del discurso de los «derechos humanos», pero el feminismo transnacional, mucho más que el movimiento obrero, ha peleado con las contradicciones que supone construir una política usando el lenguaje universalista de los derechos. Aunque nadie puede ignorar cómo la exigencia por el reconocimiento de que «los derechos de las mujeres son derechos humanos» ha ayudado a las mujeres oprimidas y sometidas a abusos a lo ancho de una variedad increíble de situaciones geográficas, culturales y de clase, cualquier presunción ingenua de crear un solo proyecto feminista global, «de talla única», se ha sustituido por una percepción de que el fin es más complejo (Basu, A. y McGrory, E., 1995). La adopción de la Declaración sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (DEDM) por la Organización de Naciones Unidas (ONU) podría considerarse como el equivalente normativo de las victorias de los movimientos medioambientalistas en el acuerdo de Montreal para limitar la emisión de clorofluorocarbonos (CFC), y en el Acuerdo de Kyoto sobre calentamiento global. Las feministas críticas han examinado las actividades de la ONU, como la Conferencia Mundial de Pekín sobre las Mujeres de 1995, y las acusan de perpetuar las relaciones de poder colonial bajo el disfraz de la unidad transnacional (Spivak 1996). Mohanty (2003) resume el rompecabezas elegantemente: «El reto es ver cómo las diferencias nos permiten explicar las conexiones y las relaciones transfronterizas mucho mejor y con más precisión; cómo la diferencia relevante nos permite teorizar preocupaciones universales de una forma más completa» (Lipschutz, R.D. y Mayer, J., 1996).

Movimiento Social Global de Trabajadores
Tras haber sido considerado por los socialistas del siglo XIX como un agente primordial para el cambio social progresista, el movimiento obrero fue dejado a un lado por la mayoría de los teóricos de los movimientos sociales hacia la mitad del siglo XX, al estimarse que estaba preocupado fundamentalmente por defender los privilegios de la aristocracia obrera del Norte frente a los retos del Sur y que, en cualquier caso, sufría de esclerosis. (Anner y Evans, 2004). La corriente parece estar cambiando de dirección otra vez. El análisis reciente del movimiento obrero estadounidense ha comenzado a defender
250

Movimientos Sociales Alterglobalización

la necesidad de revisar la valoración de la importancia potencial de los trabajadores como actores progresistas. (Clawson, D., 2003) La ATTAC y el FSM son los paradigmas de organizaciones que están diseñadas explícitamente para construir grupos de redes transnacionales que pretenderían transformar la globalización neoliberal en una imagen inversa de la misma, orientada hacia la protección de lo social, con un mercado subordinado a la política y respetuosa de las diferencias. El mejor análisis de la ATTAC lo ha realizado Ancelovici (2002). En opinión de este autor, la ideología de la ATTAC se identifica esencialmente con un «estatismo asociativo», que presupone dos estrategias que intentan reafirmar la primacía de las decisiones sociopolíticas frente a la dominación creciente de los mercados globales. Por un lado, se observa un afecto muy tradicional (y francés) por el poder regulador del Estado-nación. Por otro lado, se rechaza el control que tienen los partidos, las burocracias o las asociaciones representativas del proceso de adopción de decisiones en lo público y lo político, en beneficio de estructuras participativas con base local. En pocas palabras, el análisis de la ATTAC nos sugiere que las bases políticas de la «globalización contrahegemónica» contienen una combinación de «liberalismo socialmente solidario» (con su énfasis en la protección social asentada con firmeza dentro del Estadonación) con formas de democracia participativa de la «nueva izquierda». El FSM, una de las formas organizativas más importantes de «globalización contrahegemónica» del Sur, confirma esta perspectiva. Sería una caricatura incompleta proponer que, en sus orígenes, el FSM –que hoy en día sería probablemente la aglomeración singular de mayor tamaño de organizaciones y activistas del Sur– comenzó siendo como una especie de proyecto compartido entre la ATTAC y el Partido de los Trabajadores (PT) brasileño. Puesto que la visión fundacional de los organizadores del PT era la de que fuera un partido político clásico, marxista, de movilización de masas, la participación del PT en el FSM es solamente una confirmación más de hasta qué punto la «globalización contrahegemónica» tiene sus raíces simultáneamente en las luchas cotidianas por la dignidad y la seguridad en el lugar de trabajo, y en los programas políticos clásicos de protección social (Polanyi, K., 2001), en los cuales la maquinaria del Estado-nación se encuentra fuertemente involucrada (McMichael, P., 2000). Posteriormente, lo que se dio en llamar la “batalla de Seattle”, de las sucesivas movilizaciones de carácter global, denominadas por sus actores “contra-cumbres”. La protesta en la ciudad de Seattle (EUA) en contra de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Las contra-cumbres se expresan como la confluencia de movimientos opositores al modelo neoliberal contra la OMC, el G8, el FMI, el BM y en América el NAFTA y ALCA, contra de la invasión a Irak en todo el mundo. En el primer Foro Social Mundial (FSM) realizado en Porto Alegre, como respuesta al Foro Económico Mundial de Davos, se consolida el sendero de la articulación creciente
251

Políticas Públicas en el Escenario Global

de los movimientos sociales opositores a la globalización neoliberal a escala global, bajo el lema “otro mundo es posible” La coordinación entre grupos y países, y la organización de la participación activa, se realiza a través de las distintas herramientas de internet. La red de comunicación electrónica sustenta a las redes de lucha global. Como los movimientos se ven obligados a superar la frontera mediática, la visibilidad del conflicto es tan importante como su enfrentamiento. El intercambio de flujos informativos en la red tiene lugar fundamentalmente a través de: las páginas web propias o portales colectivos; las listas de distribución y correo electrónico convencional y los foros de debate; los sitios web denominados de comunicación alternativa o contra información.

252

Movimientos Sociales Alterglobalización

3. CARTA DE PRINCIPIOS DEL FORO SOCIAL MUNDIAL
El Comité de entidades brasileñas que organizó el primer Foro Social Mundial, realizado en Porto Alegre del 25 al 30 de Enero de 2001, considera necesario y legítimo, después de analizar los resultados de dicho Foro y las expectativas por él creadas, establecer una Carta de Principios que oriente la continuidad de esa iniciativa. Los principios que constan en la Carta - que deberán ser respetados por todos los que desearen participar del proceso y por aquellos que sean miembros de la organización de las nuevas ediciones del Foro Social Mundial -consolidan las decisiones que presidieron al Foro de Porto Alegre, que garantizaron su éxito y ampliaron su alcance, definiendo orientaciones que parten de la lógica de esas decisiones. 1. El Foro Social Mundial es un espacio abierto de encuentro para: intensificar la reflexión, realizar un debate democrático de ideas, elaborar propuestas, establecer un libre intercambio de experiencias y articular acciones eficaces por parte de las entidades y los movimientos de la sociedad civil que se opongan al neoliberalismo y al dominio del mundo por el capital o por cualquier forma de imperialismo y, también, empeñados en la construcción de una sociedad planetaria orientada hacia una relación fecunda entre los seres humanos y de estos con la Tierra. 2. A partir de ahora, basándose en la proclamación que surgió en Porto Alegre que “otro mundo es posible”, el Foro se convierte en un proceso permanente de búsqueda y construcción de alternativas, no limitándose exclusivamente a los eventos que le den apoyo. 3. El Foro Social Mundial es un proceso de carácter mundial. Todos los eventos que se realicen como parte de este proceso tendrán una dimensión internacional. 4. Las alternativas propuestas en el Foro Social Mundial se contraponen a un proceso de globalización, comandado por grandes corporaciones multinacionales y por los gobiernos e instituciones que sirven a sus intereses, con la complicidad de los gobiernos nacionales. Estas alternativas surgidas en el seno del Foro tienen como meta consolidar una globalización solidaria que, como una nueva etapa en la historia del mundo, respete a los derechos humanos universales, a todos los ciudadanos y ciudadanas de todas las naciones y al medio ambiente, apoyándose en sistemas e instituciones internacionales democráticos que estén al servicio de la justicia social, de la igualdad y de la soberanía de los pueblos.
253

Políticas Públicas en el Escenario Global

5. El Foro Social Mundial reúne y articula a entidades y movimientos de la sociedad civil de todos los países del mundo, pero no pretende ser una instancia de representación de la sociedad civil mundial. 6. Las reuniones del Foro Social Mundial no tienen un carácter deliberativo. O sea, nadie estará autorizado a manifestar, en nombre del Foro y en cualquiera de sus encuentros, posiciones que fueran atribuidas a todos sus participantes. Los participantes no deben ser llamados a tomar decisiones, por voto o aclamación - como conjunto de participantes del Foro - sobre declaraciones o propuestas de acción que incluyan a todos o a su mayoría y que se propongan a ser decisiones del Foro como tal. 7. Por consiguiente, debe asegurarse que las entidades participantes de los encuentros del Foro tengan la libertad de deliberar - durante la realización de las reuniones - sobre declaraciones y acciones que decidan desarrollar, aisladamente o de forma articulada con otros participantes. El Foro Social Mundial se compromete a difundir ampliamente esas decisiones, por los medios a su alcance, sin direccionamientos, jerarquizaciones, censuras o restricciones, aclarando que son deliberaciones de las propias entidades. 8. El Foro Social Mundial es un espacio plural y diversificado, no confesional, no gubernamental y no partidario, que articula de manera descentralizada y en red a entidades y movimientos que estén involucrados en acciones concretas por la construcción de un mundo diferente, local o internacional. 9. El Foro Social Mundial siempre será un espacio abierto a la pluralidad y a la diversidad de actuación de las entidades y movimientos que quieran participar, además de abierto a la diversidad de géneros, etnias, culturas, generaciones y capacidades físicas, desde que sea respetada la Carta de Principios. No deben participar del Foro representaciones partidarias ni organizaciones militares. Podrán ser invitados a participar, en carácter personal, gobernantes y parlamentares que asuman los compromisos de esta Carta. 10. El Foro Social Mundial se opone a toda visión totalitaria y reduccionista de la economía, del desarrollo y de la historia y al uso de violencia como medio de control social por parte del Estado. Propugna el respeto a los Derechos Humanos, la práctica de una democracia verdadera y participativa, las relaciones igualitarias, solidarias y pacificas entre las personas, etnias, géneros y pueblos, condenando a todas las formas de dominación o de sumisión de un ser humano a otro. 11. El Foro Social Mundial, como espacio de debates, es un movimiento de ideas que estimula la reflexión y la divulgación transparente de los resultados de esa reflexión sobre los mecanismos e instrumentos de dominio del capital, sobre los medios y las acciones de resistencia y de superación de ese dominio, sobre las alternativas propuestas para solucionar los problemas de exclusión y desigualdad social que están siendo creados, tanto internacionalmente como en el interior de los países, por el proceso de globalización capitalista, con sus dimensiones racistas, sexistas y destructivas del medio ambiente.
254

Movimientos Sociales Alterglobalización

12. El Foro Social Mundial, como espacio de intercambio de experiencias, estimula el mutuo conocimiento y reconocimiento por parte de las entidades y movimientos participantes, valorando el intercambio, en especial de aquello que la sociedad construye para centrar la actividad económica y la acción política en la atención a las necesidades del ser humano y el respeto por la naturaleza, tanto para la generación actual como para las futuras. 13. El Foro Social Mundial, como espacio de articulación, busca fortalecer y crear nuevas articulaciones nacionales e internacionales, entre entidades y movimientos de la sociedad, que aumenten, tanto en la esfera pública como la privada, la capacidad de resistencia social no violenta al proceso de deshumanización que vive el mundo y a la violencia utilizada por el Estado, además de fortalecer aquellas iniciativas de humanización que están en curso a través de la acción de esos movimientos y entidades. 14. El Foro Social Mundial es un proceso que estimula a las entidades y movimientos participantes a que coloquen sus acciones locales y nacionales junto a las instancias internacionales, como cuestiones de ciudadanía planetaria, introduciendo en la agenda global las prácticas transformadoras que estén vivenciando para la construcción de un nuevo mundo más solidario.

Conclusiones:
En el marco de los escenarios de los Movimientos Sociales Globales por “Otro Mundo es Posible” y con la mirada en la construcción de nuevos referenciales para la acción pública que sirvan de base a la formulación de políticas públicas en la perspectiva de la racionalidad social, las conclusiones resaltan tres resultados básicos: breve presentación de distintos enfoques y tendencias alternativos, proyecciones de la variedad de actores y protagonistas sociales e importancia de la Carta de Principios del Foro Social Mundial 1. Enfoques y Tendencias Alternativas desde la racionalidad social global: • La expansión de los movimientos sociales alter-globalización ha cobrado una fuerza inusitada y de manera simultánea y convergente tanto en los países del centro cono en los países de la periferia por la construcción de “Otro mundo es posible”. • Se observa la consolidación de diversos enfoques y tendencias alternativas y convergentes en el propósito de concebir otro mundo posible • Sistematización de un conjunto de críticas desde los movimientos sociales alternativos a la globalización capitalista y neoliberal. • Variados enfoques y tendencias alternativas de los estudios culturales con un amplio programa de trabajo y sus proyecciones en América Latina.
255

Políticas Públicas en el Escenario Global

• Las proyecciones de los Estudios Subalternos iniciados en la India, las distintas etapas de su desarrollo como mirada de la periferia a los países del centro. • El desarrollo del Programa de Investigación modernidad/colonialidad que en comienzo integró investigadores norteamericanos y latinoamericanos con una perspectiva crítica de la modernidad. • Esfuerzos colectivos por repensar con base en la realidad de los cambios globales, las alternativas de reconstrucción de la democracia en la globalización. 2. Actores y Protagonistas Sociales del Altermundismo: • Se observa la variedad de actores y protagonistas sociales convocados a los escenarios de los movimientos sociales altermundistas por otro mundo es posible. • El papel de control de los movimientos medioambientalistas global para la conservación ecológica y del medio ambiente en orden a garantizar la sustentabilidad del desarrollo social. • La construcción del movimiento feminista sin fronteras, luchando por la garantía y respeto de los derechos humanos de las mujeres y de género. • La reorganización de los trabajadores en el movimiento social global como agente primordial del cambio social. • La concurrencia de otra serie de movimientos sociales étnicos raciales y culturales diversos que concurren a esta odisea por el mejoramiento del bienestar de la humanidad en su conjunto. 3. Carta de principios del Foro Social Mundial: • Foro social Mundial abierto a le reflexión en oposición al neoliberalismo y al dominio del mundo por el capital. • Su contribución a la construcción de alternativas globales y mundiales “Hacia otro Mundo es Posible”. • Reúne y articula a entidades y movimientos de la sociedad civil de todos los países del mundo en espacio abierto a la pluralidad y a la diversidad.

256

Movimientos Sociales Alterglobalización

Referencias Bibliográficas
Rebelión, Ignacio Vila, I., 2002, Crisis de la Democracia Representativa… Cfr. Beverley, 1996, Sobre la situación actual de los Estudios Culturales Grandi, R., 1995, Texto y contexto en los medios de comunicación Grandi, R., 1995, Op. Cit. Yúdice, 2002, Contrapunteo estadounidense/latinoamericano de los estudios culturales. Sardar, Ziauddin y Loon, Borin, Van, 2005, Estudios Culturales para Todos. Chakrabarty, Dipesh, 1980, Una pequeña historia de los Estudios Subalternos Beverley, 1996, Op, Cit. Seal, 1968, The Emergence of Indian Nationalism Chandra, 1979, Nationalism and Colonialism in Modern India Chakrabarty, Dipesh, 1980, Op. Cit. Guha, 1982, Subaltern Studies Chakrabarty, Dipesh, 1980, Op. Cit. G.L.E.S., 1995, Manifiesto Inaugural G.L.E.S., 1995, Op. Cit. G.L.E.S., 1995, Op, Cit. G.L.E.S., 1995, Op. Cit. Cfr. Escobar, 2003, Mundos y Conocimientos de otro Modo Cfr. Grosfoguel, R., 2006, La descolonización de la economía política Cfr. Escobar, 2003, Op. Cit. Bamako (21), IX Asamblea Parlamentaria Corominas, 2000, Sociedad mundial y democracia Corominas, 2000, Op. Cit. Corominas, 2000, Op. Cit. Corominas, 2000, Op. Cit. Corominas, 2000, Op. Cit. Corominas, 2000, Op. Cit. Beck, Ulrich, 2002, Democracia Cosmopolita Beck, Ulrich, 2002, Op. Cit. Beck, Ulrich, 2002, Op. Cit. Corominas, 2000, Op. Cit. Sikkink y Smith 2002, Infrastructures for Change Cornia, G. A., Richard J. y Frances S., 1987, Adjustment with a Human Face. Basu, A. y McGrory, E., 1995, The Challenge of Local Feminisms Lipschutz, R.D. y Mayer, J., 1996, Global Civil Society… Clawson, D., 2003, The Next Upsurge Polanyi, K., 2001, The Great Transformation McMichael, P., 2000, Development and Social Change Foro Social Mundial, 2001, Porto Alegre, Brasil

257

Políticas Públicas en el Escenario Global

Reseña Bibliográfica De la Mano de Alicia Boaventura de Sousa Santos
Bogotá, D.C., Ediciones Uniandes, 1998 Boaventura de Sousa Santos, profesor de la Universidad de Coimbra en Portugal y de la Universidad de Madison en Wisconsin. Autor de libros como Estado, derecho y luchas sociales (Ilsa, Bogotá, 1991), De la mano de Alicia (Siglo del Hombre Editores-Ediciones Uniandes, Bogotá, 1998), La globalización del Derecho: los nuevos caminos de la regulación y la emancipación (Ilsa-Universidad Nacional de Colombia, Bogotá, 1998), Reinventar la democracia (Ediciones Sequitur, Madrid, 1999). “El tema central del libro es la crisis del paradigma de la modernidad. Una crisis que no solo se refiere a la incapacidad de los países centrales para responder a los grandes retos económicos, ecológicos, políticos y sociales que afronta el mundo actual, sino también a la incapacidad de las ciencias sociales –y de las ciencias en general- para proponer soluciones que respondan a tales problemas…Lo esencial de su aporte está en la manera como combina la crítica a los presupuestos epistemológicos de la modernidad y, en especial, a la racionalidad cognoscitiva instrumental, con la explicación del agotamiento del desarrollo social y en especial de la capacidad emancipatoria” (Mauricio G.V., 1998). “La Primera parte del libro hace una reflexión analíticas sobre las transformaciones sociales en el final de este siglo y enuncia vías que se traducen en motivos de creación sociológica; hace una evaluación del marxismo a la luz de la tradición teórica de la sociología con el objetivo de distinguir las áreas o dimensiones en que continúa teniendo actualidad, -y quizás más actualidad que nunca- de aquellas en que está desactualizado y que por eso debe ser revisado profundamente o incluso abandonado. En la Segunda parte del texto, se analiza la crisis de la modernidad como paradigma social con referencia a la sociedad Portuguesa, presentando once tesis a manera de manifiesto contra el discurso mítico que, en sus múltiples versiones, ha dominado el análisis de la identidad nacional; describe el paradigma socio-cultural de la modernidad y su trayectoria histórica a lo largo de los diferentes períodos del capitalismo; presenta los lineamientos generales de una propuesta teórica sobre los modos de generación del poder social; y, finalmente, analiza las identidades de origen, étnico y cultural a la luz del proceso histórico que pretendió suprimirlas. En la Tercera parte, en visión prospectiva se hace una reseña de los estudios sociológicos sobre la administración de justicia con respecto al imperativo político de la democratización de la justicia y del acceso al derecho; hace un análisis crítico de la universidad en las sociedades contemporáneas, frente a su rigidez funcional y organizacional; con referencia
258

Movimientos Sociales Alterglobalización

al paradigma de la modernidad, antes tratado, plantea el exceso de regulación y el déficit consecuente de emancipación que truncaron en diferentes formas la articulación entre subjetividad y ciudadanía y dejaron a las sociedades capitalistas contemporáneas al borde de un bloqueo global de las alternativas emancipatorias; se ocupa de la relación entre multiculturalismo, globalización y protección a los derechos humanos; y, necesidad de sobrepasar el bloqueo que solo puede ser superado por la vía del pensamiento utópico, una de las tradiciones suprimidas en la modernidad que es necesario recuperar.

259

Políticas Públicas en el Escenario Global

Reseña Bibliográfica Sobre la Situación Actual de los Estudios Culturales John Beverley
En Asedios a la Heterogeneidad Cultural. Homenaje a Antonio Cornejo Polar. Editores J.A. Mazzotti y Juan Cevallos. Pittsburg: Asociación Internacional de Peruanistas, 1996. Carolina Rodríguez Torres Maestra en Artes Plásticas En momentos en que los fenómenos hijos de la globalización llevan un desarrollo tal que nos ubican en realidades nuevas y complejas, los estudios culturales se despliegan no sólo como posibilidad de navegar y comprender las contemporáneas relaciones entre sociedad y cultura, sino como una nueva realidad en sí. Entonces ellos -de modo paradójico- serían también producto de la globalización, pues su tradición e historia responde a la coincidencia de situaciones que se han ido poniendo en marcha simultáneamente al escalamiento de esta nueva etapa del capitalismo. El inicio de este campo transformador fue propiciado por la izquierda y sobre las necesidades de cambio en el conocimiento académico, ahora rebasado en su capacidad para dar cuenta de los nuevos fenómenos sociales y culturales. Mas se planteó la necesidad no sólo de entender los horizontes mutados sino de incidirlos. En primer lugar, el capítulo introductorio sobre los estudios culturales hace un importante aporte al precisar: intereses, campos y categorías de estudio; identificar características comunes a la multiplicidad concurrente de definiciones; señalar la variedad de opciones metodológicas y técnicas; identificar su estrecha relación con la naturaleza del poder; y, su enraizamiento con las culturas populares. El variado campo de los estudios culturales en relación a distintos intereses y diversos objetos de estudio se expresa en diversas categorías: historia de los estudios culturales, género y sexualidad, nacionalidad e identidad, colonialismo y postcolonialismo, raza y etnicidad, cultura popular y sus audiencias, ciencia y ecología, identidades políticas, instituciones culturales, las políticas de disciplinariedad, discurso y textualidad, historia y cultura global, cultura en la edad postmoderna y muchos otros. En el conjunto múltiple y complejo de definiciones sobre los estudios culturales, se ofrece una definición general que identifica algunos de los elementos recurrentes a este campo: Los estudios culturales son interdisciplinarios, transdisciplinarios y algunas veces,
260

Movimientos Sociales Alterglobalización

contra-disciplinarios que operan en tensión entre las tendencias que abrazan una abierta visión antropológica y una más cerrada concepción humanística de cultura. La actitud metodológica y las técnicas más difundidas en los estudios culturales se refieren a: análisis textual, semiótica, deconstrucción, etnografía, entrevistas, análisis fonético, psicoanálisis, análisis de contenido, survey para la investigación y todas las técnicas que proveen importantes elementos de conocimiento. Una de las características más relevantes de los estudios culturales es su intrincada relación con las estructuras de poder. Existe una larga historia de los esfuerzos por teorizar las mutuas relaciones e interrelaciones de las distintas formas culturales y la historia de las fuerzas políticas y de poder que las tipifica. Por último, en las relaciones entre cultura y sociedad se destaca una característica esencial de los estudios culturales y es su relación con las culturas populares. El análisis de las prácticas populares en los estudios culturales envuelve los análisis de inclusión, exclusión y la observación de sus luchas sobre el poder que incrementa el trabajo sobre las prácticas culturales, lenguajes y lógicas de las personas. En segundo lugar, Beverley hace tres reflexiones sobre: el proyecto del “Birmingham Centre for Cultural Studies” de Inglaterra, modelo fundador de la idea de estudios culturales; la discusión de las tensiones o contradicciones en el proyecto con relación a los estudios culturales y estudios subalternos; y, la discusión del proyecto de Néstor García Canclini, como articulación más importante y de influencia de los estudios culturales latinoamericanos. “La Escuela de Birmingham tenía dos componentes teóricos: uno era el tipo de trabajo que hacían los historiadores asociados al marxismo inglés, por ejemplo el libro esencial de E.P. Thompson, The Making of the English Working Class, o la sociología desarrollada durante el periodo de gobierno del partido laborista, representada sobre todo por Raymond WiIliams. El otro componente fue el impacto del pensamiento estructuralista y posestructuralista sobre las ciencias sociales y la crítica literaria -particularmente la noción de sistema semiótico como formadora de sujetos sociales-. El texto clave en este sentido fue quizá “Notas sobre ideología y los aparatos ideológicos de estado” de Althusser. El éxito del modelo de Birmingham y de la idea de estudios culturales está directamente relacionada con la lógica “generacional” que tiene que ver con la globalización -entendida como una nueva etapa o régimen del capitalismo- y la manera en que todos los fenómenos que se asocian con la globalización -el “éxtasis de la comunicación”, según Baudrillard, el posfordismo, el posmodernismo, etcétera- afectan el curriculum tradicional universitario y cambian la relación de la diversidad con la hegemonía. Lo paradójico de la historia temprana de los estudios culturales en el mundo anglosajón es cómo pudo proliferar y llegar a un nivel casi hegemónico dentro de la academia, un programa vinculado más o menos directamente con la militancia política de los setenta
261

Políticas Públicas en el Escenario Global

–la Nueva Izquierda, el marxismo althusseriano o neogramsciano, la teoría feminista y el movimiento de las mujeres, el movimiento de los derechos civiles, la resistencia contra las guerras coloniales o imperialistas, la deconstrucción- en medio de una época políticamente muy reaccionaria como fue la de Reagan o Thatcher. Un elemento clave en la “vocación política” de los estudios culturaIes era la cuestión de la cultura popular. Como se sabe, la Escuela de Frankfurt, aunque da lugar al estudio académico de cultura de masas, tenía una visión negativa de esa cultura; pensaba en ella como una especie de lavado de cerebro capitalista; la relacionaba con el fascismo porque en los treinta éste era el contexto político inmediato para Adorno y sus compañeros. Nuestro interés en la cultura popular coincidió con el fenómeno posmodernista del colapso en una serie de frentes de producción cultural de la distinción entre alta cultura y cultura de masas –el Pop Art, la música minimalista, los Beatles, la telenovela, el “performance”, el testimonio, etcétera-. Siguiendo la herencia del Frente Popular y el mesianismo de Benjamín, queríamos reivindicar una agenda política implícita en el espacio de la cultura popular, porque lo que estábamos predicando era un poder de gestión de clases y grupos sociales subalternos que no dependía de la alta cultura burguesa: estábamos tratando de construir una especie de populismo cultural. En mi propio acercamiento a los estudios culturales, aparece esta posibilidad de contradicción alrededor de la articulación de la categoría de lo subalterno en relación con el tema de la cultura popular. Como se sabe, esta categoría, por lo menos en la manera en que se emplea hoy en las ciencias humanas, viene de Gramsci, en unas páginas claves de los Cuadernos de la cárcel sobre la historia de Italia. El proyecto de crear los estudios culturales latinoamericanos nos vinculó a la Red Interamericana de Estudios Culturales organizada por George Yúdice y Néstor García Canclini. Hubo una polarización entre lo que estábamos entendiendo por –o inventando como- estudios subalternos y estudios culturales. Parece ser que era necesario para establecer nuestra identidad “subalterna” producir una diferencia u otredad con respeto a estudios culturales -en otras palabras, quizá estábamos reproduciendo en nuestra propia constitución la oposición dominante/subalterno que pretendíamos estudiar. Acabamos de sacar una colección inicial de textos nuestros y de amigos como un número especial de la revista Dispositio, bajo el título Subalternal Studies in the Américas. La lógica de los estudios subalternos presupone la posibilidad de que pueda crearse un nuevo bloque histórico potencialmente hegemónico. Esa pequeña historia es necesaria para contextualizar la discusión que sigue del proyecto de Néstor García Canclini, porque hay a la vez una coincidencia y una desconexión entre su proyecto y nuestra articulación de la idea de estudios subalternos. Si uno quiere hacer estudios culturales en América Latina la referencia esencial es García Canclini.

262

Movimientos Sociales Alterglobalización

García Canclini forma parte, como yo, de esa generación que participó en América Latina en el sueño de la revolución, pero fracasó y ahora vuelve con un nuevo programa, ajustado a las condiciones actuales, que incluyen el colapso de la alternativa representada por el bloque soviético y la crisis del marxismo”. (Cf. Beverley, 1996)

263

Políticas Públicas en el Escenario Global

Reseñas Bibliográfica de dos artículos de un Libro Debates Post Coloniales: Una Introducción a los Estudios de la Subalternidad
La Paz. Bolivia, Editorial Historias, 1996

Prefacio a los Estudios de la Subalternidad Algunos Aspectos de la Historiografía Colonial de la India Ranajit Guha
Subalternidad como Perspectiva

Veena Das
Carolina Rodríguez Torres Maestra en Artes Plásticas “La dimensión crítica del texto tiene un punto de partida doble, en el colonialismo británico y en el nacionalismo indio que lo desplazó…La hegemonía colonial en la construcción institucional e imaginaria de la India es así cuestionada desde el punto de vista de una sociedad civil abigarrada -la sociedad subalterna-, que siempre permanece heterogénea y elusiva a la política de los de “arriba”. La propia noción de subalternidad resulta forjada como algo distinto, ajeno y preexistente al mundo occidental -la Razón como Historia-, aunque sin desconocer que es este mismo mundo el que le ha legado este concepto desde la vertiente gramsciana” (Silvia Rivera Cusicanqui y Rossana Barragán, 1996). La condición y la perspectiva subalterna Uno de los basamentos primordiales de los Estudios Subalternos es su punto de partida en la crítica a la construcción elitista de los discursos del nacionalismo indio, que ha desconocido el papel histórico de los grupos subalternos (en general del pueblo) en la constitución del mismo. Los textos de Ranajit Guha ubican en los términos definitorios del grupo y del cuerpo de investigaciones. Señalan los aspectos bajo los que se comprende la condición de “subalterno”, lo que implica el término mismo, en cuáles discursos se hace pesquisa a sus huellas y cómo se establece esta circunstancia en relación a la dominación. Por su parte Veeda Das recoge y analiza los logros del grupo de investigaciones y explicita puntos de cuestionamiento y una mirada a ciertas dimensiones que falta contemplar para seguir adelante en el conocimiento y en el establecimiento (o tal vez “la toma”) de la “perspectiva subalterna”. Me atrevo a decir que, al advertirse una transición entre los textos de apertura (Guha) y conclusión (Das), se resumen de algún modo los desarrollos y retos a futuro de este grupo
264

Movimientos Sociales Alterglobalización

de Estudios Subalternos. Este “tránsito” inicia en el inquirir la “condición subalterna” y camina hacia la búsqueda por asumir “la perspectiva subalterna”. Guha destaca que los estudios subalternos, se interesan en todo lo que implique esta condición, en especial al llegar a esclarecer que: “La coexistencia de estas dos esferas o vertientes [la esfera de la política de lo subalterno y la de la élite], era el índice de una verdad histórica importante: el fracaso de la burguesía india en su intento de hablar en nombre de la nación. Hubo vastas áreas de la vida y la conciencia del pueblo que nunca fueron integradas a su hegemonía”.(Guha, Ranajit. 1997(1981). Por su parte, Veeda Das, tras valorar las ganancias y los “puntos frágiles” de los trabajos hasta ese momento realizados, precisa la necesidad de tareas urgentes como la deconstrucción de ciertos conceptos ( presencias del discurso colonial, como el presupuesto de la acción social como “acción racional”) y la revisión de las propias corrientes en las que se formaron los investigadores para superar limitantes y seguir avanzando en la constitución de la visión de la subalternidad como una perspectiva más profundamente “otra”, alterna, en diálogo real con los discursos occidentales. El llegar a asumir una “perspectiva subalterna” implica ser conscientes de las raíces mismas de lo subalterno en su relación binaria con lo dominante, tanto al hablar de lo subalterno como “objeto de estudio”, así como al encargarse de “la conciencia” de la posición (y la formación en lo occidental) de los propios investigadores. Si el discurso subalterno se puede leer en las fisuras del discurso dominante - ya que están unidos en una relación de interdependencia - entonces ambos discursos se marcan mutuamente. Esto parece evidente cuando Guha explica su proceder al pesquisar las huellas de lo subalterno primeramente en los escritos históricos sobre la insurgencia campesina en la India colonial, la mayoría de los cuales corresponden o reivindican el discurso de élite, constituyéndose en un “código contrainsurgente”. Así mismo – y esto se deduce de los textos - quien investiga en el marco de los estudios subalternos no puede negar sus marcas occidentales porque de alguna manera se hacen manifiestas y además porque esto equivale a negar la propia historia (Spyvak); pero a su vez estos discursos de la subalternidad ya han establecido y siguen grabando con fuerza su impronta en los de occidente. Para finalizar quiero resaltar que algunos de los aspectos focales de los textos aquí referidos son el establecimiento de las condiciones y los rasgos de la esfera de la política subalterna, el hincapié en la ubicación del “subalterno” como protagonista de su propia historia o la introducción de la noción de “sujeto subalterno” (no sólo como seguidor de iniciativas de la élite nacionalista) y la dificultad que aparece al pretender determinar una “conciencia subalterna” general, del tipo esencialista. Al respecto es sugestivo el señalamiento de Das: “El primer acto emancipatorio que los Estudios de la Subalternidad lleva a cabo en nuestra comprensión de las tribus, castas u otros grupos, es el de restaurarles su condición de seres históricos”. (Das, Veena. 1997 (1989)

265

Políticas Públicas en el Escenario Global

Reseña Biblográfica «Mundos y Conocimientos de otro Modo» El programa de investigación de modernidad/colonialidad Latinoamericano Arturo Escobar
Universidad de Carolina del Norte (UNC), Chapel Hill. Instituto Colombiano de Antropología e Historia, Bogotá, 2003 Traducción de Eduardo Restrepo “Este artículo presenta y examina críticamente el trabajo de un grupo de investigadores en Latinoamérica y en los Estados Unidos que están elaborando una novedosa interpretación de modernidad, globalidad y diferencia. He denominado este grupo como «el programa de investigación de modernidad/colonialidad, MC» para referirme a lo que parece ser una perspectiva emergente pero significativamente coherente que está alimentando un creciente número de investigaciones, encuentros, publicaciones y otras actividades en torno a una serie de conceptos compartidos, aun si son objeto de debate. Este cuerpo de trabajo constituye una nueva perspectiva desde Latinoamérica, pero no sólo para Latinoamérica sino para el mundo de las ciencias sociales y humanas en su conjunto. «Cruzando Fronteras», la oportuna temática del Congreso 2002 CEISAL5 celebrado en Ámsterdam del 3 al 6 de julio, indica la creciente relevancia de las «fronteras» para la construcción de los imaginarios políticos, sociales y culturales desde y sobre Latinoamérica en los albores del nuevo milenio. El artículo se centra en el análisis de los conceptos de «pensamiento de frontera» y «epistemologías de frontera» del programa mencionado anteriormente. El artículo tiene dos partes: la primera presenta una visión general del territorio actual de la MC y la segunda, parte se refiere a las preguntas abiertas y aún no resueltas que enfrenta el programa de investigación MC. I. Programa de Investigación MC: ¿qué está pasando con el desarrollo y la modernidad en los tiempos de globalización?, ¿la modernidad está finalmente siendo universalizada o es dejada atrás? El presente es un momento de transición: entre un mundo definido en términos de modernidad y sus corolarios, desarrollo y modernización, y la certidumbre por ellos instalada —un mundo que ha operado largamente bajo la hegemonía europea en los pasados doscientos años si no más—; y una nueva realidad (global) que puede ser vista ya sea como la profundización de la modernidad sobre el mundo o, al contrario, como una profunda realidad negociada que comprende múltiples formaciones culturales heterogéneas —y, por supuesto, muchos matices entre ellas.

266

Movimientos Sociales Alterglobalización

Globalización como radicalización de la modernidad. Una visión intramoderna de la modernidad: ¿el poder de la modernidad eurocentrada -como una historia local particularsubyace en el hecho de que ha producido particulares designios globales de forma tal que ha «subalternizado» otras historias locales y sus designios correspondientes?, ¿podría uno postular la hipótesis de que alternativas radicales a la modernidad no son una posibilidad histórica cerrada? Y, si así es, ¿cómo podremos articular un proyecto en torno a esta posibilidad? ¿Podría ser posible pensar sobre y pensar diferentemente desde una «exterioridad» al sistema mundial moderno? ¿Puede uno imaginar alternativas a la totalidad imputada a la modernidad y esbozarla, no como una totalidad diferente hacia diferentes designios globales, sino como una red de historias locales/globales construidas desde la perspectiva de una alteridad políticamente enriquecida? El programa de investigación de modernidad/colonialidad: Las conclusiones principales son, primero, que la unidad analítica es la modernidad/colonialidad -en suma, no hay modernidad sin colonialidad. Segundo, la «diferencia colonial» es un espacio epistemológico y político privilegiado. La mayoría de teóricos europeos «defensores de la patente europea de la modernidad», como Quijano (2000) los denomina satíricamente- han sido ciegos a la diferencia colonial y a la implicada subalternización del conocimiento y de las culturas. Nociones y temas claves del programa de investigación de MC: nociones claves de este programa de investigación son: el sistema mundo moderno colonial que articula las principales formas de poder en un sistema; Colonialidad del poder (Quijano), un modelo hegemónico global de poder, instaurado desde la Conquista, que articula raza y labor, espacio y gentes, de acuerdo con las necesidades del capital y para el beneficio de los blancos europeos; Diferencia colonial y colonialidad global (Mignolo), referidas al conocimiento y dimensiones culturales del proceso de subalternización; Colonialidad del ser, más recientemente sugerido por Nelson Maldonado-Torres, como la dimensión ontológica de la colonialidad en ambos lados del encuentro; Basado en Levinas, Dussel y Fanon, la colonialidad del ser apunta hacia el «exceso ontológico» que ocurre cuando seres particulares imponen sobre otros; Eurocentrismo como el modelo de conocimiento que representa la experiencia histórica local europea, la cual ha devenido globalmente hegemónica desde el siglo XVII (Dussel, Quijano); de ahí la posibilidad de pensamiento y epistemologías no-eurocéntricos. II. Algunas tendencias, preguntas abiertas y tareas por adelantar: He presentado algunas de las principales líneas de cuestionamientos y conceptos de un colectivo al que me he referido como el programa de investigación MC. Además me he enfocado en las principales figuras intelectuales del grupo -básicamente, Enrique Dussel, Aníbal Quijano y Walter Mignolo. El grupo de modernidad/colonialidad: El grupo asociado al programa de investigación MC puede ser tentativamente caracterizado de la siguiente manera: 1. Este grupo es ampliamente interdisciplinario o, mejor, transdisciplinario. 2. Aunque firmemente anclado en «Latinoamérica», no puede decirse que el grupo es de la Latinoamérica geográfica, sino más bien que está constituido por unos sitios en red. 3. El grupo puede ser considerado como una comunidad de argumentación que trabaja colectivamente en conceptos y estrategias. 4. Los participantes del grupo tienden a compartir una posición política que
267

Políticas Públicas en el Escenario Global

parece ser consistente con su énfasis radical, incluso si su práctica continúa desplegándose –aunque no exclusivamente— en la academia. Preguntas abiertas, sitios de tensión: Para terminar, quisiera resaltar brevemente tres áreas de importancia que han permanecido largamente fuera del proyecto, pero las cuales son de gran relevancia para las experiencias mismas que el proyecto teoriza. La primera, y quizás la más apremiante, es la de género; la segunda es la de la naturaleza y el ambiente; y la tercera es la de la necesidad de construir nuevos imaginarios económicos capaces de apuntalar luchas concretas contra el neoliberalismo y los designios para las economías alternativas. En-generamiento, modernidad/colonialidad: Sería importante para las feministas pensar sobre las contribuciones que el proyecto MC podría hacer a la teorización del género y la diferencia. Es verdad que después de las críticas realizadas por las mujeres de color y del Tercer Mundo en los ochenta, los supuestos feminismos universales han sido más conscientes de las dimensiones raciales y culturales de las dinámicas de género; sin embargo, variedades del eurocentrismo continúan siendo predominantes en un número de posiciones feministas. Naturaleza y diferencia colonial: Como el feminismo, la ecología y el ambientalismo presentan similares desafíos y posibilidades al proyecto MC. La ecología y el ambientalismo implican diferentes formas de pensar –necesariamente relacionales, situadas e históricas–; formas de leer la modernidad; una aguda preocupación por la epistemología -articularmente una crítica de la ciencia reduccionista y el discurso logocentrista-; y una articulación de la cuestión de la diferencia –diferencia ecológica y cultural– que puede ser fácilmente ligada a la colonialidad y viceversa. Repensando la economía, en lo concreto: El proceso combinado de modernidad y colonialidad puede ser comprendido como un proyecto para la conversión radical de las ecologías humanas y biofísicas en el mundo. Uno puede hablar sobre un proyecto sistemático de reconversión cultural, ecológica y económica en torno a líneas eurocéntricas. Contrariamente, uno puede considerar la necesidad de constituir proyectos de transformación mundial con base en prácticas de diferencia cultural, ecológica y económica —tendientes a mundos y conocimientos de otro modo. Conclusión: El grueso de los abordajes de la identidad en los discursos libertarios en filosofía y otros campos han descansado en el postulado de una alteridad fundacional y un sujeto trascendental que constituiría una alternativa radical en relación con un igualmente homogenizado Otro moderno/europeo/norteamericano. Cualquiera sea la apelación a identidades indígenas, mestizas, católicas, primordialistas, antiimperialistas o vitalistas –en contraste a la identidad blanca, protestante, instrumental, desencantada, individualista, patriarcal, etc., euro/americana—, estas estrategias de alterización, en el análisis arqueológico de Castro-Gómez, están condenadas al fracaso. Reconocer el carácter parcial, histórico y heterogéneo de todas las identidades es comenzar a corregir este error y comenzar un viaje hacia visiones de la identidad que emergen desde una episteme posilustrada o una episteme de la post Ilustración”. (Arturo Escobar, 2003).
268

Movimientos Sociales Alterglobalización

Reseña Bibliográfica La Democracia y el Orden Global Del Estado moderno al gobierno cosmopolita David Held
Barcelona, Paidos, 1997 David Held (1951 -), sociólogo británico, especialista en teoría política y relaciones internacionales. Junto con Daniele Archibugi ha sido una de las figuras claves en el desarrollo del cosmopolitismo, y un reconocido erudito en la campo de la globalización. Se formó en Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos. Ha sido profesor de Política y Sociología de la Open University y es catedrático de Ciencia Política en la cátedra Graham Wallas de ciencias políticas en la London School of Economics (LSE). Fue cofundador de la editorial Polity especializada en temas de teoría política, ciencias sociales y humanidades. Wikipedia Su obra “Democracia y Orden Social” ofrece un trabajo original y sistemático en cuatro partes: en la primera parte, se evalúan las concepciones tradicionales de la democracia; en la segunda, se rastrea el surgimiento y el desplazamiento del Estado-nación moderno en el contexto del sistema interestatal y de la economía mundial; en la tercera, se exploran las bases teóricas de la democracia y el Estado democrático y los profundos cambios que sufren estos conceptos para mantener su relevancia en el siglo XXI; y, en la cuarta, se propone un modelo diferente de la democracia que sentarán las bases para preservar sus principios en una sociedad global de Estados. “David Held ha esbozado la idea de la democracia cosmopolita en una visión de futuro en los siguientes términos y pasos. Primero: el orden global se concretiza en entramados de poder múltiples donde se incluyen los cuerpos, el bienestar, la cultura, las organizaciones de voluntarios, la economía, las dependencias internacionales y la violencia organizada. El espacio posible de la democracia cosmopolita surge de estas diferentes redes (un equilibrio de poder pluridimensional entre las naciones, las organizaciones y los hombres). Segundo: todos los grupos y organizaciones reclaman una relativa autonomía, que se manifiesta en determinados derechos y deberes. Estos ejemplos de lo permitido y lo ofrecido deben estar vinculados a los fundamentos del derecho democrático cosmopolita, que hay que aplicar a cada campo de acción de lo social, lo económico y lo político. Tercero: estos derechos fundamentales están legitimados y garantizados por parlamentos y tribunales transnacionales y localmente interrelacionados –según el modelo del Parlamento Europeo y del Tribunal de Justicia Europeo-, los cuales se podrían establecer
269

Políticas Públicas en el Escenario Global

también en espacios transnacionales de Sudamérica, Asia y África. Cuarto: Los Estados nacionales ceden parte de su poder y soberanía a instituciones y organizaciones transnacionales y desarrollan una nueva autocomprensión que sirve de nudo de comunicación y coordinación para dependencias transnacionales. Quinto: Los individuos pueden hacerse miembros de distintos espacios de poder nacionales y trasnacionales y, de este modo, ejercer los derechos de cogestión y autogestión, desde el ámbito local hasta el ámbito global. Sexto: Subvención cívica para todos, independientemente de sí se participa en trabajos industriales, domésticos o públicos en la sociedad civil; esto garantiza el ejercicio de la libertad política”. (Ulrich Beck) Plantea Held, que en el contexto actual de interconectividad regional y planetaria, el compromiso con los ideales de autonomía y democracia en una comunidad política se hace extensible a todas “las comunidades cuyas acciones, políticas y leyes estén interrelacionadas y entremezcladas”.

270

Movimientos Sociales Alterglobalización

Bibliografía:
AMIN, Samir, 2000, Dominación económica y militar en el nuevo orden mundial, Foro Tercer Mundo, Naciones Unidas, DAKAR. ___________, 1999, El capitalismo en la era de la globalización, Paidós, España. ANNER, Mark y EVANS, Peter, 2004, Building Bridges Across a Double-Divide: Alliances between U.S. and Latin American Labour and NGO’s, Development in Practice 14 (1-2). ANCELOVICI, Marco, 2002, «Organizing against Globalization: The Case of ATTAC in France. Politics & Society 30(3), 427-463. ARRIGHI, G., HOKINS, T.K., WALLERSTEIN, I., 1999, “Movimientos Antisistémicos”. Akal (Cuestiones de Antagonismo). Madrid. BAMAKO (21), abr. (EFE).- La IX Asamblea Parlamentaria UE-ACP (África, Caribe, Pacífico) BARZELAY, Michael (1999), The policy Domain of New Public Management. BASU, Amrita y C. Elizabeth MCGRORY, 1995, The Challenge of Local Feminisms: Women’s Movements in Global Perspective, Social Change in Global Perspective. Boulder: Westview Press. BEVERLEY, John, 1996, “Sobre la situación actual de los Estudios Culturales”, en Asedios a la Heterogeneidad Cultural. Libro de Homenaje a Antonio Cornejo Polar. Editores J.A. Mazzotti y Juan Cevallos. Pittsburg: Asociación Internacional de Peruanistas. BECK Ulrich, 2002, La crisis de la sociedad global, México, Siglo XXI. BECK, Ulrich, 2002, “Democracia cosmopolita”, www.redfilosofica.de/beck2002.html BORÓN, Atilio A., 2002, Imperio & Imperialismo. Una lectura crítica de Michael Hardt y Antonio Negri”, Buenos Aires: CLACSO.

271

Políticas Públicas en el Escenario Global

CARRIÓN Tabasco, Jesús y VERGER Planeéis, Toni, 2006, Amistades peligrosas: empresas transnacionales, poder político y poder mediático en Rev. Nº 22 de Pueblos, julio de 2006, Especial Multinacionales, Madrid, España. CASTELLS, Manuel, 1999, La era de la información. Economía, sociedad y cultura (Volúmenes I, II y III), Ed. Siglo XXI, México. CASTRO-Gómez, Santiago, 1998, Teorías sin disciplina (latinoamericanismo, poscolonialidad y globalización en debate), Prolegómenos a una crítica poscolonial de la razón Edición Santiago Castro-Gómez y Eduardo Mendieta. México: Miguel Ángel Porrúa. CEO, 2000 a), Enfrentando el Poder de las Transnacionales (Declaración de Córdoba). En boletín N° 6 de Corporate Europe Observer, Amsterdam. CEO, 2000 d), Davos 2000, New Beginnings for Global Capitalism. En boletín N° 6 de Corporate Europe Obeserver, Amsterdam. CORNIA, Giovanni A., JOLLY, Richard y STEWART, Frances, 1987, Adjustment with a Human Face. Oxford: Clarendon Press. COROMINAS, Jordi, 2000, Sociedad mundial y democracia, ECA, San Salvador, Año LV No. 618. www.uca.edu.sv/facultad/chn/c1170/democracia.html. CHANDRA, Bipanm, 1979, Nationalism and Colonialism in Modern India. New Delhi: Orient Longman. CHAKRABARTY, Dipesh, 1980, Una pequeña historia de los Estudios Subalternos, Universidad de Chicago, Traducido por Raúl Rodríguez Freire, Anales de desclasificación. Documentos complementarios. www.desclasificacion.org CHOMSKY, Noam, 1996, Cap. 1: Para entrar en materia, Págs. 9 a 109, en: El nuevo orden mundial (y el viejo), Crítica, Grijalbo, Mondadori, Barcelona. CLAWSON, Dan, 2003, The Next Upsurge: Labor Fuses with Social Movements. Ithaca, NY: Cornell University Press. DAS, Veena. 1997 (1989).La Subalternidad como Perspectiva. Declaración de DOHA, 2001, convocada por la OMC, el ALCA, CAN-MERCOSUR, TLC, IV Conferencia Ministerial de la Organización Mundial, Cancún DURÁN, Víctor Manuel, Pág. Web. www.bokfynd.nu/forfattare/html

272

Movimientos Sociales Alterglobalización

DUSSEL, Enrique. (1992). 1492. El encubrimiento del Otro. Antropos. Bogotá. _____________. (1983) [1975]. Introducción a la Filosofía de la Liberación. Editorial Nueva América. Bogotá. ELSTER, J., 1982, “Marxismo, funcionalismo y teoría de juegos”, Zona Abierta 33 ESCOBAR, Arturo, 2003, Mundos y Conocimientos de otro Modo, El programa de investigación de modernidad/colonialidad Latinoamericano, Departamento de Antropología, Universidad de Carolina del Norte (UNC), Chapel Hill, Instituto Colombiano de Antropología e Historia, Bogotá, Trad.de Eduardo Restrepo. EVANS, Peter, 2007, Instituciones y desarrollo en la era de la globalización neoliberal, Colección En Clave de Sur. 1ª Edición: ILSA. Bogotá, Colombia. FANTASIA, Rick y VOSS, Kim, 2004, Hard Work: Remaking the American Labor Movement. Berkeley: University of California Press. FAZIO Vengoa Hugo, 2004, El mundo en los inicios del siglo XXI ¿Hacia una formación social global? , Bogotá, IEPRI y CESO-Uniandes. FORO Social Mundial, 2001, Porto Alegre, Brasil FORO Social Mundial, 2006: tres lugares, tres momentos y una sola voz por otro mundo posible, Bamako, Caracas y Karachi, Declaración de Bamako,- La IX Asamblea Parlamentaria UE-ACP (África, Caribe, Pacífico) GARCÍA Canclini, Néstor, 1997, El malestar en los estudios culturales. Fractal GLES (Grupo Latinoamericano de Estudios Subalternos), 1995, Manifiesto Inaugural, Duke University Press. GRANDI, Roberto, 1995, Texto y contexto en los medios de comunicación, Bosch, Barcelona. GRAMSCI, Antonio, 1999, Selections from the Prison Notebooks of Antonio Gramsci. Quintin Hoare y Geoffrey Nowell-Smith (eds.). New York: International Publishers. GROSSBERG, Lawrence, NELSON, Cary, TREICHLER, Paula A., 1992, Cultural Studies, New York, London: Routledge, Hall, Stuart (1990). GROSFOGUEL, R., 2006, “La descolonización de la economía política y los estudios postcoloniales: transmodernidad, pensamiento fronterizo y colonialidad global”, Tabula Rasa. GRUPO Latinoamericano de Estudios Subalternos, Teorías sin Disciplina, “Manifiesto Inaugural”, revista Boundary 2 (vol. 20, número 3) y reimpreso en el Volumen The
273

Políticas Públicas en el Escenario Global

Posmodernism Debate in Latin America (eds: J. Beverley, J. Oviedo, M. Aronna, Duke University Press 1995) con el título “Founding Statement”. GUHA, Ranajit, (Ed.), 1982, Subaltern Studies: Writings on South Asian History and Society. Delhi: Oxford University Press. GUHA, Ranajit, 1993, Elementary Aspects of Peasant Insurgency in Colonial India. GUHA, Ranajit. 1997(1981). Sobre Algunos Aspectos de la Historiografía Colonial de la India. HABERMAS, Jürgen, 1994, Historia y Crítica de la Opinión Pública, Ediciones G. Gili, S.A., México, D.F. HALL, Stuart y WHANNEL, Paddy, 1964, The Popular Arts HARDT, Michael y NEGRI, Antonio, 2000, Empire. Boston: Harvard University Press. HELD, David, 1997, L Democracia y el Orden Global: Del Estado moderno al gobierno cosmopolita, Barcelona, Paidós. HOGGART, Richard, 1957, The Uses of Literacy. LENIN Martell, 2007, Fragmentación del espacio público global, Universidad. Autónoma de México. LIPSCHUTZ, Ronnie D. y Judith MAYER, 1996, Global Civil Society and Global Environmental Governance: The Politics of Nature From Place and Planet. Albany, N.Y.: State University of New York Press. MALDONADO-Torres, Nelson, 2003, «Imperio y colonialidad del ser». Ponencia al XXIV Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos, LASA. Dallas. MCMICHAEL, Philip D., 2000, Development and Social Change: A Global Perspective. Thousand Oaks, Calif.: Pine Forge Press. G. MARCH, James y P. OLSEN, Johan, 1984, El Nuevo Institucionalismo: factores organizativos de la vida política, The American Political Science Review, vol. 78, 3 (1984). Trad. Ángel Manuel Faerna. MARTÍN-Barbero, Jesús. “Nosotros habíamos hecho estudios culturales mucho antes de que esta etiqueta apareciera” Entrevista Revista Diness. MATO, Daniel, 2002, “Estudios y otras prácticas latinoamericanas en cultura y poder”. En: Daniel Mato, (ed.), Estudios y otras prácticas latinoamericanas en cultura y poder. Pp. 21-43. Caracas: Clacso.
274

Movimientos Sociales Alterglobalización

MENY, Ives et THOENIG, Jean-Claude, 1992, Las Políticas Públicas, Ariel, Barcelona. MIGNOLO, W., 2008, “opción des-colonial: desprendimiento y apertura. Un manifiesto y un caso”, en H. Cairo y W. Mignolo (eds.) Las vertientes americanas del pensamiento y el proyecto des-colonial. Madrid: Trama editorial / GECAL. MIGNOLO, W., 2007, La idea de América Latina. La herida colonial y la opción decolonial. Barcelona: Gedisa. MIGNOLO, Walter D., 2005, Cambiando las Éticas y las Políticas del Conocimiento: Lógica de la colonialidad y postcolonialidad imperial, Duke University, Durham, U.S. MIGNOLO, Walter, 2003, “Las humanidades y los estudios culturales: proyectos intelectuales y exigencias institucionales”. En: Catherine Walsh (ed.), Estudios culturales latinoamericanos. Retos desde y sobre la región andina, Quito: Abya-Yala-UASB. MIGNOLO, W., 2000, Local Histories / Global Designs: Coloniality, Subaltern Knowledges, and Border Thinking. Princeton (New Jersey): Princeton University Press. MIGNOLO, W., 1995, The Darker Side of the Renaissance: Literacy, Territoriality, Colonization, Ann Arbor (Michigan): University of Michigan Press. MILLS, Wright, 1993, “La Élite del Poder”, FCE, México. MULLER, Pierre, 2000, Análisis cognitivo de las políticas públicas: hacia una sociología de la acción pública, Revue Francaise de Science Politique, V 50, No. 2 MULLER, Pierre, and Yves SUREL, 1998, L’analyse des politiques publiques. Paris : Montchrestien. OLSON, M., 1992, La lógica de la acción colectiva, México: Limusa. POLANYI, Karl, 2001, The Great Transformation: The Political and Economic Origins of Our Time. Boston, Mass.: Beacon Press. QUIJANO, Aníbal, 2000, Coloniality of Power, Ethnocentrism, and Latin America. En Nepantla 1(3): 533-580. ____________, 1988, Modernidad, identidad y utopía en América Latina. Sociedad y Política Ediciones. Lima. QUIJANO, A., 2000, “Colonialidad del poder, eurocentrismo y América Latina”, en E. Lander (comp.): La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales. Perspectivas latinoamericanas. Buenos Aires: CLACSO.

275

Políticas Públicas en el Escenario Global

QUIJANO, A., 2000b), “Colonialidad del poder y clasificación social”. Journal of WorldSystems Research, vol. VI, nº 2. RODRÍGUEZ B., Adolfo, 2004, Construcción del Referencial Global para la Transformación del Estado y de la Administración Pública, Ponencia al IX Congreso Internacional del CLAD, Madrid, España. ____________, 2007, Buen Gobierno o ¿Elogio del Gobierno de Mercado?, Rev. Polémica, ESAP, 2007 SABATIER. Paul and Hank JENKINS-Smith, 1988, Symposium Issue, “Policy Change and Policy-Oriented Learning: Exploring an Advocacy Coalition Framework,” Policy Sciences. SARDAR, Ziauddin y LOON, Borin Van, 2005, Estudios Culturales para Todos”. Barcelona: Paidós ISBN 978-84-493-1748-4 SCHMITZ, Thomas, 2001, Unión Supranacional, Trad. María Roca, Univ. Vigo SEAL, Anil, 1968, The Emergence of Indian Nationalism SIKKINK, Kathryn y Jackie G. SMITH, 2002, Infrastructures for Change: Transnational Organizations, 1953-1993. En S. Khagram, James V. Riker y K. Sikkink. Restructuring World Politics: Transnational Social Movements, Networks and Norms. Minneapolis: University of Minnesota Press. SOMAVÍA, Juan, 1976, La Estructura Transnacional de Poder y la Información Internacional. Nueva Sociedad, 25 julio-agosto, 1976. THOMPSON, Edward, 1963, The Making of the English Working Class. VILA Ignacio, 2002, Crisis de la Democracia Representativa y Contrapoder, Rebelión, México. WALLERSTEIN, Emmanuel, 2004, Capitalismo Histórico y Movimientos Antisistémicos. Un Análisis del Sistema-Mundo, Barcelona: AKAL WILLIAMS, Raymond, 1958, Culture and Society WILLIAMS, Raymond, 1983, Keywords: a vocabulary of cultura and society, Great Britaine and United States. YÚDICE, George, 2002, Contrapunteo estadounidense/latinoamericano de los estudios culturales. En libro: Estudios y otras prácticas intelectuales latinoamericanas en cultura y poder. Daniel Mato (compilador). CLACSO, Venezuela.
276

Movimientos Sociales Alterglobalización

Glosario de Términos
Memoria: La memoria humana, a diferencia de la memoria de los animales que actúa principalmente sobre la base de sus necesidades presentes, puede contemplar el pasado y planear el futuro. Respecto de su capacidad, se ha calculado el cerebro humano puede almacenar información que “llenaría unos veinte millones de volúmenes, como en las mayores bibliotecas del mundo”. Algunos neurocientíficos han calculado que en toda una vida se utiliza solo una diezmilésima parte (0,0001) del potencial del cerebro. (Wikipedia). Identidad: Una de las acciones que realiza el sujeto – sociedad, grupo y/o personas- en su proceso de socialización tiene que ver con distinguirse y diferenciarse frente a otro e iniciar un proceso de autorreferencia que culmina con el desarrollo de la capacidad de identificarse a sí mismo y dar cuenta desde el yo a su propia identidad. Alteridad: Pensar en la alteridad conlleva el encuentro con y para el otro. Superar la necesidad reprochable del ser humano de mantener al otro fuera, lo que comporta la mayor dificultad en la construcción social intersubjetiva, por lo que conviene señalar esta tarea como primordial en la recreación de la praxis social. Cultura para la Paz: “la cultura de paz es una cultura que promueve la pacificación, una cultura que incluya estilos de vida, patrones de creencias, valores y comportamientos que favorezcan la construcción de la paz y acompañe los cambios institucionales que promuevan el bienestar, la igualdad, la administración equitativa de los recursos, la seguridad para los individuos, las familias, la identidad de los grupos o de las naciones y sin necesidad de acudir a la violencia” (Boulding, 1992, Pág. 107) Derechos Humanos: Es importante diferenciar y no confundir los derechos humanos con los derechos constitucionales. Aunque generalmente los derechos humanos se suelen recoger dentro de los derechos constitucionales, no siempre coinciden. La división de los derechos humanos en tres generaciones: Los derechos de primera generación son los derechos civiles y políticos, vinculados con el principio de libertad. Los derechos de segunda generación son los derechos económicos, sociales y culturales, que están vinculados con el principio de igualdad. La tercera generación de derechos, surgida en la doctrina en los años 1980, se vincula con la solidaridad. Normalmente se incluyen en ella derechos heterogéneos como el derecho a la paz, a la calidad de vida o las garantías frente a la manipulación genética. (Wikipedia) Derecho Internacional Humanitario, (DIH): Es la agrupación de las distintas normas, en su mayoría reflejadas en los Convenciones de Ginebra y los Protocolos adicionales que tienen como objetivo principal la protección de las personas no participantes en hostilidades o que han decidido dejar de participar en el enfrentamiento. Las distintas normas del DIH persiguen evitar y limitar el sufrimiento humano en tiempos de conflictos armados. Estas normas son de obligado cumplimiento tanto por los gobiernos, los ejércitos participantes en el conflicto como por los distintos grupos armados de oposición o cualquier parte participante en el conflicto. Existe diferenciación entre el Derecho Internacional
277

Políticas Públicas en el Escenario Global

Humanitario y el Derecho de los Derechos Humanos, pues ambos han sido desarrollados en caminos distintos y desarrollados en tratados diferentes. El Derecho de los Derechos Humanos, es aplicable en tiempos de paz y en tiempo de conflicto pueden suspenderse distintas disposiciones. No violencia: La palabra no violencia proviene de la traducción del término hindú “ahimsa”. Los movimientos no violentos europeos siempre han utilizado el término no violencia como una sola palabra. La razón principal es la de explicitar con total claridad que la opción no violenta no supone una mera negación de la violencia directa, sino un proyecto positivo de transformación radical de la sociedad y de nosotros y nosotras mismas. El objetivo fundamental será acabar con la denominada violencia estructural haciendo de la coherencia entre fines y medios uno de sus elementos fundamentales. Provención: Provenir significa proveer a las personas y a los grupos las aptitudes necesarias para afrontar un conflicto. La provención se diferencia de la prevención de conflictos en qué su objetivo no es evitar el conflicto sino aprender como afrontarlo. La provención debe trabajarse de forma gradual, desde los aspectos más superficiales a los más profundos de si misma y de la relación con las otras personas. Diplomacia Ciudadana: Es un concepto relativamente reciente (unas dos décadas), que no tiene una definición única y universalmente aceptada, a pesar de los intentos de varios autores por concretar o especificar su contenido. En 1982 Joseph Montville definió la diplomacia de segunda vía (track-two diplomacy) como: Un proceso diseñado para asistir a líderes oficiales en la exploración de posibles soluciones, fuera del ojo público y sin los requerimientos para negociar formalmente o buscar situaciones de ventaja. Posteriormente, Louis Diamond y John McDonald propusieron el término de diplomacia de vía múltiple (multy-track diplomacy) para incluir las contribuciones de movimientos sociales y otros actores no gubernamentales. Ambas definiciones hacen referencia al papel de “diplomacia alternativa” que pueden jugar organizaciones de la sociedad civil (OSC) con relación a la diplomacia formal. Vida Cotidiana Las posibilidades de localizar los problemas y los conflictos territoriales en condiciones de ser apropiables, comprensibles e intervenibles están asociados a ámbitos como la región, la zona, la localidad, la comuna, el barrio o la vereda, en los que el sujeto recrea cotidianamente su vida. Gramática Cultural Es desde la compresión y el discernimiento de la gramática cultural en la cual los sujetos confrontan sus problemas y los conflictos territoriales, desde donde se puede iniciar los procesos de agenciamiento en la producción de sus lugares de vida a nivel micro, local y territorial. Dinámica Cultural Es necesario comprender las dinámicas culturales a partir de las cuales se intervienen en los niveles locales y territoriales los problemas públicos y los conflictos sociales.
278

Movimientos Sociales Alterglobalización

Derechos humanos: “Son libertades, facultades, instituciones o reivindicaciones relativas a bienes primarios o básicos que incluyen a toda persona, por el mero hecho de su condición humana, para la garantía de una vida digna. Son independientes de factores particulares como el estatus, sexo, etnia o nacionalidad; y son independientes o no dependen exclusivamente del ordenamiento jurídico vigente. Desde un punto de vista más relacional, los derechos humanos se han definido como las condiciones que permiten crear una relación integrada entre la persona y la sociedad, Habitualmente, se definen como inherentes a la persona, irrevocables, inalienables, intransmisibles e irrenunciables. Liderazgo y mediación: El liderazgo en el ámbito de la política y la administración, reconoce y atribuye al líder la capacidad para conducir la acción y pensamiento de las personas y el quehacer de las organizaciones. El liderazgo es el producto de relaciones entre el individuo y su grupo social de referencia. El poder constituye la forma particular como se pautan las relaciones en las organizaciones, entre la colectividad y quienes ejercen el poder, así como el modo como se emplea esa influencia social. El líder reconocido como mediador trabaja en el contexto de los valores del grupo para transformar el conflicto y resolverlo, buscamos aprender nuevas técnicas y herramientas que faciliten su labor de mediación en los campos o áreas donde se ha generado el conflicto individual o colectivo. Teorías del conflicto: En general, la sociología del conflicto gira en torno al estudio de la mutua relación entre Orden y Conflicto Social. Las perspectivas de orden tienden al desarrollo de la teoría de la anomia, de la desviación y adaptación social; mientras las alternativas del conflicto enfatizan en la teoría de la alienación, en las distintas formas de la lucha social y sus efectos sobre el cambio del orden social. Estas teorías evolucionan y en la actualidad las tendencias teóricas sobre el conflicto global se desdoblan en el neoestructuralismo funcional frente a la teoría de clases en sociedades avanzadas. Conflicto latente y manifiesto: Los conflictos en su desarrollo atraviesan por una serie de fases secuenciales que es preciso identificar para mejorar el trabajo de prevención y de resolución posterior. La primera fase corresponde al conflicto latente, oculto o implícito que genera situaciones inconformidad e incomodidad entre sus oponentes y al conflicto manifiesto, en el cual las partes toman conciencia del conflicto y éste se expresa de manera directa, visible y explícita, comprometiendo a los actores y protagonistas en su eventual escalamiento o en su resolución. Práctica de paz: Deberemos acercarnos al conflicto como parte natural de nuestra vida. Como algo inevitable que dice presente y ocupa de manera constante todo nivel de nuestra cotidianidad personal, interpersonal, intra-grupal o internacional. Será necesario pues re-crear nuestras controversias -asumiendo la paz y el conflicto- no como opuestos, sino complementarios. Será necesario no enmarcar los conflictos en un esquema polarizado -propio de una batalla a ganar o perder- sino en una problemática solucionable a ser resuelta con apertura y equidad a los sentimientos, temores e intereses de todas las partes (Fisas, 1987; Johnson, 1995; McCollough, 1991; Rodríguez & Juvenal, 1988; Wichert, 1989).
279

Políticas Públicas en el Escenario Global

280

Poder Global y Buen Gobierno

CAPÍTULO VI PODER GLOBAL Y BUEN GOBIERNO
Los referenciales de la acción pública analizados son insuficientes para la comprensión y explicación de los profundos cambios y del giro generado en la acción pública global y, por tanto, es necesario examinar los fundamentos de la estructura del poder mundial y del modelo de Buen Gobierno para el diseño y ejecución de las políticas públicas globales. La estructura del poder global está ligada a la conformación de los Estados Transnacional y Supranacional y a la configuración de la Red Estatal del Poder Global. En primer lugar, la ordenación de este tipo de Estados globales, corresponde a la universalización de la Sociedad de Consumo Masivo Global, a la afirmación del Gobierno Mundial y de sus dimensiones de Poder y a la construcción de la Democracia Cosmopolita. En segundo lugar, la cristalización de este tejido Interestatal se apoya en los avances alcanzados por las Redes de Información Planetaria, en la eficacia de las Redes del Gobierno Mundial y del Buen Gobierno y la forma de operar de las Redes de Poder en la Periferia. Es importante comprender la naturaleza de un gobierno plural detrás del modelo de Buen Gobierno y de sus componentes: transnacionalización de la política pública, globalización del ciclo de política pública, gobernabilidad en términos de estabilidad y legitimidad, gobernanza en la construcción de democracia; y, el rol de los actores gubernamentales y no gubernamentales con relación a los actores y los protagonistas sociales, comunidades, ciudadanos y consumidores.

A. ESTRUCTURA DEL PODER MUNDIAL
“El desarrollo del capitalismo condujo a la unión de las antiguas provincias independientes “en una sola nación, bajo un solo Gobierno, una sola ley, un solo interés nacional de clase y una sola línea aduanera”. Hoy, la élite financiera transnacional necesita colocar al mundo bajo “un solo Gobierno, una sola ley, un solo interés de clase” en este caso transnacional, y “una sola línea aduanera”. La globalización consolidó la dominación del capitalismo mundial y profundizó la sumisión de los capitalismos periféricos, incapaces de ejercer el control sobre sus procesos
281

Políticas Públicas en el Escenario Global

económicos domésticos. Esta situación ha consolidado un direccionamiento de la acción pública global, donde han jugado un papel esencial instituciones globales como el FMI, BM, OMC, ONU y la OTAN”. (Cfr. Atilio A. Borón, 2002) Las clases dirigentes de los países de la Tríada (Estados Unidos y Canadá, Unión Europea, Japón) que constituyen los centros desarrollados del capitalismo mundial, y el conjunto de fuerzas políticas que les representan, desde la derecha clásica a la izquierda mayoritaria, han diseñado y desarrollado desde hace 20 años la doctrina neoliberal, fundada sobre el principio de la garantía de máxima libertad para los mercados desregulados nacional y mundialmente. (Samir Amín, 1998). Una nueva “hegemonía” mundial se consolida en un mundo tripolar de bloques económicos americanos, europeos y asiáticos, es decir, la vieja configuración de las nacionesestado del capitalismo ha sido reemplazada, paulatinamente, por la fase transnacional de la acumulación capitalista. Los monopolios en el ámbito de la tecnología exigen gastos gigantescos, a los que hace frente el Estado grande y rico; los monopolios que controlan los flujos financieros mundiales exigen liberalización de las instituciones financieras que actúan sobre el mercado financiero mundial; los monopolios actúan sobre el acceso a los recursos naturales del planeta; los monopolios operan en los campos de las telecomunicaciones y de los medios de comunicación, uniformizando la cultura mundial que ellos vehiculan, y abriendo nuevos caminos a la manipulación política. Finalmente, los monopolios que actúan en la esfera de las armas de destrucción masiva. Limitado por la bipolaridad de la posguerra, este monopolio es de nuevo el arma absoluta cuyo uso exclusivo, como en 1945, se reserva la diplomacia norteamericana. Si la proliferación comporta peligros de rearme, a falta de un control mundial democrático y de desarme verdaderamente global, no hay ningún otro medio para combatir este inaceptable monopolio. (Cfr. Samir Amín, 1998). La globalización de la dominación política, ha implicado simultaneidad de un doble proceso histórico de integración “policéntrica” transnacional y supranacional de grandes espacios económicos y sociales. La consolidación de estos fenómenos exige, en primer lugar, desintegración de antiguos Estados-nación y, en segundo lugar, la recomposición del dominio soberano de antiguos Estados-nación capitalistas con la cesión de soberanía por parte de los Estados dependientes, nacionales y no-nacionales, modificando su rol en la red de poder global, consolidándose bien como Estados Sociales de Derecho o bien como Estados Mínimos Neoliberales. “Los americanos han desarrollado una visión estructurada del conjunto del proyecto, calificado de “gobierno global”. El gobierno en cuestión se ha construido sobre dos pilares. En el plano económico se trata simplemente de transferir todo el poder aparente de decisión a las instituciones de Bretton Woods (FMI y Banco Mundial), a la OMC y al AMI. Y digo bien poder aparente, porque las instituciones de Bretton Woods han sido
282

Poder Global y Buen Gobierno

construidas de tal manera que se asegura su control a Estados Unidos. La Organización Mundial del Comercio y el Acuerdo Multilateral de Inversiones son instituciones que están directamente bajo la bota de las transnacionales. Por supuesto, las agencias especializadas de Naciones Unidas -la CNUCED, la FAO, la ONUDI, el PNUD, etc- están, en este proyecto, marginadas o sometidas. El proyecto elimina, pues, de entrada el único verdadero y necesario interrogante: ¿cómo regular democráticamente los mercados, tanto a escala nacional, como regional y mundial? El segundo pilar de este gobierno se basa en sustituir formalmente por la OTAN -en realidad por Estados Unidos, a los cuales se asocian obligatoriamente los otros países de la OTAN-, a cualquier otra forma de expresión política y militar de la “comunidad internacional”. (Samir Amín, 1998).

������������������� ������������
���������������� ���������������������

����������������������

������ ��������������� �������������

�������������������� �������

��������������� �������������

����������������������� ���������������
�������������������� ����������

�������������� ���������������

283

Políticas Públicas en el Escenario Global

1. ESTADO TRANSNACIONAL Y SUPRANACIONAL.
Estas nuevas formas de poder transnacional (Estado Americano) y supranacional (Unión Europea), están asociadas al desarrollo del sistema capitalista mundial en espacios sociales globales, esto es, en escenarios conflictuales, geográfico-económicos, de gran densidad de población y con enormes posibilidades de explotación de recursos naturales, renovables y no renovables. La transnacionalización de los poderes soberanos avanza en forma paulatina y segura, mediante los nuevos actores globales, esto es, empresas transnacionales, organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales y privadas. El tránsito de las soberanías absolutas “exclusivas” hacia las autonomías y responsabilidades de los organismos internacionales y posteriormente hacia el “imperio” del Estado Transnacional o hacia el dominio del Estado Supranacional. El planeta, hoy en día, está dirigido por una constelación de organizaciones con un papel ejecutivo o político. Las organizaciones ejecutivas se distribuyen en tres esferas de poder: la esfera de poder económico y financiero, la esfera de la sociedad del consumo y la esfera de poder militar y policial. El Gobierno Mundial se expresa en tres formas de poder: en el Estado Transnacional Americano, en el Estado Supranacional de la Unión Europea y en el Estado Nacional Japonés asociados al desarrollo del sistema capitalista mundial en espacios sociales globales. El Estado Japonés ha mantenido una estrecha alianza económica, política y militar, desde el final de la II Guerra Mundial con los Estados Unidos y la Unión Europea, lo que permitió el Milagro Japonés y el dominio económico, político y militar sobre el sureste asiático, lo que para muchos ha significado el imperialismo japonés. Las estructuras del Estado Transnacional Norteamericano, las del Estado Supranacional Europeo y del Estado Japonés, están estrechamente vinculadas a círculos concéntricos generados por las relaciones de la élite económica, política y militar que se han constituido en el fundamento de la Élite del Poder Global en el G-8. La configuración de estas estructuras y en torno a ellas la organización de los Estados nacionales desarrollados, con prevalencia de soberanía incluyente, y la de los países en vías de desarrollo, despojados de ella, ha generando un tipo de gobernabilidad que distingue
284

Poder Global y Buen Gobierno

el ámbito de las decisiones del gobierno mundial frente a las mediaciones de los gobiernos nacionales de la periferia.

Sociedad de Consumo Masivo Global
La relevancia de las relaciones de consumo en el ámbito de los vínculos entre la sociedad y el mercado dominante, lleva implícita la soberanía del consumidor, marginando, en cierta forma, las relaciones civiles establecidas en términos de derechos civiles y políticos entre la sociedad y el Estado, entonces dominante. El soporte social de este tipo de poder está en la configuración desde el mercado de la sociedad de masas global con el desarrollo de una democracia de masas, más allá de la democracia representativa, constituyéndose en el fundamento de la llamada democracia cosmopolita bajo el supuesto de la soberanía del consumidor global. La Cultura del mercado global aparece como el conjunto intereses y valores que rigen el comportamiento de los consumidores a partir de principios básicos tales como el pluralismo de mercado, el individualismo metodológico y el comportamiento de los sujetos y ubicación de los bienes públicos sujetos al mercado y a la elección pública.

Gobierno Mundial y Dimensiones del Poder
El Gobierno Mundial articula e integra tres formas de poder: el del Estado Transnacional Americano, el del Estado Supranacional de la Unión Europea y el del Estado Japonés. La transnacionalización de estos poderes soberanos avanza en forma paulatina y segura, mediante la integración de nuevos actores globales: los Organismos Internacionales, las Empresas Transnacionales, los Gobiernos Nacionales, los Movimientos Sociales y las Organizaciones No Gubernamentales, proyectando tres grandes dimensiones del poder: 1. Gobierno Mundial. La élite del poder global ha configurado la estructura policéntrica de los Estados transnacional, supranacional y nacional japonés, viabilizando la participación orgánica de los nuevos actores globales: corporaciones transnacionales, organismos internacionales y no gubernamentales, ONGs. La élite del poder global, ha venido perfilando la estructura del Estado transnacional con predominio de los EE. UU. y su proyección imperialista; la élite del poder de los países de la Unión Europea, UE, ha venido conformando el Estado Supranacional y su dominio colonialista; y, la élite del poder Japonés y su proyección imperialista en el sureste asiático. En los Foros y las Cumbres de la Élite del Poder se toman las decisiones de Política a partir de la construcción de referenciales de la acción pública que sirven de base a la dirección, ejecución y gestión de la política pública en distintos escenarios globales.
285

Políticas Públicas en el Escenario Global

La Política Económica Mundial se pone en ejecución por Organismos Internacionales: FMI, BM, AMI, OCDE, OMC; la Política Social supra-regional proyectada por los distintos Organismos y Programas de Naciones Unidas y Regionales como la CEPAL; y, la Política de Seguridad de los países desarrollados del Atlántico Norte desplegada por el CSNU y la OTAN. La política económica, se estructura e implementa a través del FMI, BM, AMI, OCDE, OMC y Naciones Unidas, como mediadora, a través de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, UNCTAD, el Centro de Comercio Internacional, CCI, y, la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, ONUDI. Los referenciales de la acción pública global sirven de base a la toma de decisiones de política pública social, mediante los distintos organismos, programas, fondos y comisionados de las Naciones Unidas, donde los países del G8 no solo tienen el pleno dominio de este escenario sino el derecho al veto. Finalmente, las decisiones de orden político militar son tomadas e implementadas a través del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, CSNU, sino de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, con la participación de las organizaciones militares de organismos regionales. 2. Globalización del Derecho. Producción privada de normas públicas como fundamento de la globalización del derecho: transformaciones normativas que inciden en el manejo de flujos de mercado, sociales y políticos, en la creciente interdependencia entre los estados y los organismos internacionales en todos los ámbitos de la vida humana. La globalización de distintos campos del derecho: derecho económico: financiero, productivo y de transferencia de tecnología y derecho comercial “Lex Mercatoria”; derecho internacional humanitario y derechos sociales como fundamento del desarrollo de la sociedad global; y, el derecho a la seguridad mundial que comprende derechos políticos y militares de los países globalizados 3. Organismos de vigilancia y control social/privado transnacional, en forma similar a la antigua estructura del poder judicial que comprende varios campos decisionales: organismos reguladores de la política y la legislación económica en materia financiera, marcas y patentes, Cámaras de Comercio, etc.; organismos e instituciones de vigilancia y control social para el respeto y garantía de los derechos humanos y tribunales de justicia; organismos de vigilancia y control sobre la seguridad global y de control político y militar, en la órbita de la trilateral. En este escenario, se generan las articulaciones del Gobierno Mundial y Buen Gobierno Nacional para la expansión de la acumulación del capital y alternativas de solución a los problemas que genera la globalización de la riqueza y la localización de la pobreza,
286

Poder Global y Buen Gobierno

base de violación de los derechos humanos, de conflictos, guerras y movimientos sociales, destrucción ecológica y ambiental, como indicadores de ingobernabilidad. En el Modelo de Mercado, los gobiernos mundial y nacional son responsables de la política económica de acumulación global del capital, de las políticas ecológicas y ambientales, de las políticas sociales de reproducción social de la fuerza de trabajo, de la política cultural de universalización del consumo y de la política de seguridad y defensa.

Democracia Cosmopolita
David Held ha esbozado esta visión de futuro en los siguientes términos y pasos. Primero: el orden global se concretiza en entramados de poder múltiples donde se incluyen los cuerpos, el bienestar, la cultura, las organizaciones de voluntarios, la economía, las dependencias internacionales y la violencia organizada. El espacio posible de la democracia cosmopolita surge de estas diferentes redes (un equilibrio de poder pluridimensional entre las naciones, las organizaciones y los hombres). Segundo: todos los grupos y organizaciones reclaman una relativa autonomía, que se manifiesta en determinados derechos y deberes. Estos ejemplos de lo permitido y lo ofrecido deben estar vinculados a los fundamentos del derecho democrático cosmopolita, que hay que aplicar a cada campo de acción de lo social, lo económico y lo político. Tercero: estos derechos fundamentales están legitimados y garantizados por parlamentos y tribunales, transnacional y localmente interrelacionados –según el modelo del Parlamento Europeo y del Tribunal de Justicia Europeo-, los cuales se podrían establecer también en espacios transnacionales de Sudamérica, Asia y África. Cuarto: Los Estados nacionales ceden parte de su poder y soberanía a instituciones y organizaciones transnacionales y desarrollan una nueva autocomprensión que sirve de nudo de comunicación y coordinación para dependencias transnacionales. Quinto: Los individuos pueden hacerse miembros de distintos espacios de poder nacionales y trasnacionales y, de este modo, ejercer los derechos de cogestión y autogestión, desde el ámbito local hasta el ámbito global. Sexto: Subvención cívica para todos, independientemente de sí se participa en trabajos industriales, domésticos o públicos en la sociedad civil; esto garantiza el ejercicio de la libertad política. Los derechos y deberes políticos, así como el derecho público global están sujetos al respeto y garantía global del derecho internacional humanitario y su articulación en el ámbito nacional con los derechos humanos económicos, políticos y sociales a cargo de los Estados nacionales.
287

Políticas Públicas en el Escenario Global

2. RED ESTATAL DEL PODER MUNDIAL
La estructura del poder mundial se ha consolidado y expandido rápidamente a partir de la configuración de una poderosa Red Estatal del Poder Mundial que articula y armoniza las decisiones y la ejecución de las políticas públicas entre los países desarrollados del Centro y los países subdesarrollados de la Periferia en tres direcciones: Redes de Información Planetaria, las Redes del Gobierno Mundial y del Buen Gobierno y Redes de Poder en la Periferia.

Redes de Información Planetaria
Existen complejas redes de información y de comunicación planetaria con suficiente capacidad técnica y tecnológica para conectar los más diversos lugares del mundo, superando enormes distancias con comunicaciones que transitan a la velocidad de la luz y convirtiéndose en palanca clave para generar desarrollo y, a la vez, desigualdad. “La proliferación acelerada de las redes informáticas globales y la digitalización de una gran variedad de actividades políticas y económicas para su circulación en dichas redes plantea una serie de preguntas sobre la eficacia de la autoridad estatal y la participación democrática. En un contexto de cambios múltiples, parciales y específicos, vinculados con la globalización, estas formas de digitalización han posibilitado el ascenso de ciertas escalas subnacionales, como la de las ciudades globales, y de escalas supranacionales, como la de los mercados globales, en dominios donde antes dominaba la escala nacional”. (Saskia Sassen, 2007).

Redes del Gobierno Mundial y Buen Gobierno
La configuración tanto del Estado Transnacional como del Estado Supranacional y de los Estados nacionales desarrollados, con soberanía incluyente, y la de los países en vías de desarrollo, despojados de ella, vinculados a las redes de poder, genera un tipo de gobernabilidad que distingue las decisiones del gobierno mundial frente a las ejecuciones de los gobiernos nacionales. Estructuración de una compleja red multinivel con funciones diferenciales: la de los Estados Centrales para la toma de decisiones y la de los Estados Periféricos para la adopción, adaptación, y ajuste de Políticas Públicas Globales por parte de los gobiernos nacionales,
288

Poder Global y Buen Gobierno

regionales y locales de la periferia.. No obstante, quienes piensan que las nuevas tecnologías de la información y la ampliación de los flujos informativos acentuarían el poder estatal, quizás minusvaloran a las poderosas multinacionales propietarias de estas tecnologías con la inmensa superioridad informativa respecto de los países dependientes. Existe una economía global, organizada y dirigida por un número relativamente reducido de sociedades internacionales que en la actualidad, según un estudio, lo constituyen 37.000 compañías en EE. UU. que ocupan puestos decisorios del orden económico mundial y que además de sus propias funciones, se han venido apoderando de muchas funciones importantes de los gobiernos. (Cfr. Schiller, Harbert, I., 1996). Lo mismo podemos afirmar de la multiplicidad de redes sociales conectadas con la diversidad de organismos, programas y fondos de la ONU que, sin duda, asumen funciones gubernamentales más allá de las de los Estados Nacionales a las cuales condicionan por su universalidad y recursos. Las redes de seguridad mundial y del poder militar que tienen una incidencia directa sobre la seguridad y la guerra de los distintos Estados y sus ejércitos, condicionan de una forma las redes estatales con funciones de integración y de mediación en los más variados campos, económico, social, político y cultural

Redes de Poder en la Periferia
El capital transnacional requiere que las naciones-estado de la periferia, desempeñen tres funciones importantes: adoptar políticas fiscales y monetarias que garanticen la estabilidad macroeconómica; brindar la infraestructura básica necesaria para la actividad económica global; y, brindar control, orden y estabilidad social. Las redes periféricas tienen funciones primordiales en dos sentidos: Uno, transferir conocimiento y articular actores económicos, políticos y sociales ante una periferia dispersa y formada por vínculos débiles y, dos, asegura las relaciones de dominación centro/periferia, principalmente, en el campo de las inversiones, la trasferencia de tecnología y el aseguramiento de espacios de mercado para el comercio. En resumen, no somos testigos de “la muerte del Estado nacional”, sino de su transformación en estados neoliberales. Es cierto, por tanto, como muchos académicos y activistas han señalado, que el capital aun necesita del poder estatal. La pobreza en medio de la abundancia, el dramático crecimiento en la globalización de las desigualdades socioeconómicas y de la miseria humana en casi todos los países y regiones del mundo.

289

Políticas Públicas en el Escenario Global

B. EL MODELO BUEN GOBIERNO
Modelo Político de Mercado

����������������������� ���������������������
���������������� �������������
��������������� ����������������

������ �������������

���������������� ����������������

�������������� ���������������
���������������� ������������������������

La naturaleza del modelo Buen Gobierno –oficial y corporativo- se constituye sobre: la política pública transnacional; el ciclo global de política pública; la gobernabilidad institucional, legalidad, legitimidad y estabilidad política; gobernanza, vinculada a la construcción de democracia; y, se fundamenta en el balance equilibrado y dinámico entre actores gubernamentales, oficiales y no oficiales; y actores sociales, comunidades, ciudadanos y consumidores en política social.

290

Poder Global y Buen Gobierno

1. NATURALEZA DEL BUEN GOBIERNO
Desde los años 70 en Europa y los Estados Unidos y desde los 90 en América Latina, con el dominio pleno del modelo de mercado y del cambio del sistema político, la noción de Buen Gobierno ha tenido una expansión inusitada en los organismos internacionales, tanto en el sector público como en el privado. El mercado tiende a borrar las fronteras entre lo público y lo privado frente a las posibilidades de ganancias y, por eso, los códigos de Buen Gobierno difícilmente diferencian entre entidad pública y empresa privada, sobretodo, cuando éstas asumen encargos en la provisión de bienes, prestación servicios o manejo de asuntos públicos. Gobernar ya no es solo una función de los gobiernos o del sector público sino del sector empresarial. Exige nuevas interacciones entre gobierno público y privado en sus diferentes niveles: nacional, regional, local y la sociedad del consumo, vínculos estos necesarios al desarrollo del mercado. El Buen Gobierno genera cambios en los valores, las concepciones, las actitudes y, al mismo tiempo, en los principios, pautas y normas que regulan los intercambios entre individuos, grupos y organizaciones. Es notoria y visible la interconexión e interpenetración entre los sectores público y privado que presentan reiteradas convergencias en discursos, decisiones, prácticas y resultados que, a la vez, muestran gran interdependencia entre sus organizaciones. Lo que explica un conjunto de comportamientos de los gobiernos oficiales y empresariales que acogen los preceptos y pautas de los códigos del Buen Gobierno, dictados por el Banco Mundial, la OCDE, los Estados Unidos o la Comunidad Europea. El ejercicio del poder se desdobla en acciones del gobierno oficial, mundial, nacional y local y en el gobierno corporativo transnacional, cuando las empresas privadas acceden al espacio público, como productoras de bienes, prestadoras de servicios y encargadas de asuntos públicos. Los Organismos Internacionales y, en ocasiones, las Organizaciones No Gubernamentales, mediante convenios y/o tratados internacionales, asumen funciones públicas y el ejercicio de actividades de gobierno. El código del Buen Gobierno se centra en valores de: liderazgo, responsabilidad y profesionalidad, atrayendo, motivando y reteniendo a personas de excelencia para el servicio público; honestidad y transparencia, recuperando la confianza de la sociedad; calidad en la planificación y la gestión de las organizaciones; equidad y gobierno digital, permitiendo
291

Políticas Públicas en el Escenario Global

que los clientes y ciudadanos obtengan información del gobierno y accedan a los servicios que les ofrecen, desde su casa u oficina; costos menores, reduciendo el gasto que no agrega valor para obtener mayores beneficios sociales y hacer, en forma periódica, un proceso de rendición de cuentas. “Las relaciones y la distribución de recursos existentes se caracterizan también por las reglas que regulan el comportamiento de los actores y especifican cuestiones como qué es y no es aceptable, qué posiciones pueden ocupar los actores, qué actores pueden tomar parte y en qué juegos, qué acción está interconectada con qué posición y qué costes y beneficios están relacionados con determinados comportamientos. El Código de Buen Gobierno Corporativo Empresarial, surgió en mercados de capitales desarrollados y ha sido promovido en los países a través de programas de cooperación internacional y son una herramienta para crear confianza y eficiencia en el manejo societario” (Restrepo Fr., L. C., y otros, Monografías Univ. Quindío). El mercado se ha convertido en el corazón del sistema político y es el marketing político el que compendia el lenguaje mediático y el conjunto de tecnologías aplicables a los procesos de gobierno y a los medios de comunicación que forman las opiniones y las decisiones de los clientes, es decir, de los ciudadanos y consumidores. El Buen Gobierno, en este contexto, demanda nuevas visiones, nociones y avances técnicos que permitan la conexión de los consumidores y los ciudadanos con autoridades locales, regionales nacionales y, por supuesto, con el gobierno mundial, las corporaciones multinacionales y los organismos internacionales, exigencia elemental de la globalización.

Política Pública Transnacional
La transformación del Estado del Bienestar en el marco de la globalización pasa por la expansión de la acción pública global que transciende a la acción estatal, causando impacto en la visión tradicional y abriendo caminos hacia escenarios donde se articula la Acción Pública Estatal y Global. Este proceso ha generado nuevos enfoques en el análisis de política pública a partir de cambios operados en la naturaleza del poder, en la construcción teórica, en el método, en especial, en el ciclo de política pública (agenda, formulación, decisión, implementación y evaluación) y en las prácticas de los nuevos actores. El tránsito gradual del poder del Estado al dominio de mercado, se acelera desde la posguerra, con el ingreso de las sociedades al consumo masivo de productos, bienes y servicios del mercado mundial, lo que ratifica la soberanía del consumidor en el Mercado y la pérdida de potencia de la ciudadanía respecto del Estado.

292

Poder Global y Buen Gobierno

El dominio político del capitalismo moderno se manifiesta: de un lado, en la integración “policéntrica” transnacional y supranacional en grandes espacios económicos, sociales y, de otro, en la transformación política estructural de los Estados dependientes que pierden soberanía por transferencia y modifican su rol en la nueva red del poder global. “La estructura transnacional de poder se expresa a través de formas operativas funcionalmente diferenciadas, que tomadas en su conjunto representan un instrumental complejo cuyo objetivo central es consolidar y expandir su capacidad de acción e influencia a través del mundo. Utiliza como carta de presentación un conjunto de valores y aspiraciones que pretende representar: la estabilidad política, la eficiencia económica, la creatividad tecnológica, la “lógica” del mercado, las bondades del consumismo y la defensa de la libertad; entre otros” (Somavía, Juan, 1976).

Ciclo Global de Política Pública
La transnacionalización de las políticas públicas ha roto las fronteras de los antiguos estados-nación, cediendo espacio a los escenarios globalizados, donde tiene lugar, el complejo proceso de política pública con la participación parcial dentro del pluralismo de los Estados, de los organismos internacionales, de las ETN y de las ONG. Estos son los rasgos generales del ciclo global de políticas públicas:

Construcción de Referenciales y Diseño de Política Pública Global
Los foros globales están en la base de la construcción de referenciales de la acción pública global, distinguiendo entre foros y cumbres de decisión de la Élite del Poder Global, de los foros supranacionales y nacionales de adopción, adaptación y ajuste de la política pública y de los foros de ejecución e implementación de la política regional y local. En los Foros y Cumbres Globales de Decisión, la Élite del Poder Global, integrada por la élite económica, política y militar, establecen los referenciales de la acción pública que orientan al proceso de las políticas públicas globales. Se organizan grupos de élite comprometidos con los estudios de futuro y la prospectiva política y la construcción de escenarios globales para asesorar a los gobiernos de los distintos Estados. Con el fin de cumplir sus funciones de mediación, los Estados Mediadores de los países de la Periferia han de adoptar, adaptar y ajustar la política pública global, tendiente a la ejecución o implementación de estas políticas en los niveles supranacionales, nacionales, subnacionales, regionales o locales.

Implementación de la Política Pública Multinivel de Mercado
La implementación contractual de la política pública es la nueva forma de gobernar, ante los cambios operados en el poder público en la nueva estructura del gobierno y el rol de mediación contractual de los mismos. La implementación contractual implica toma de
293

Políticas Públicas en el Escenario Global

decisiones para la resolución de problemas públicos, ejecutando políticas públicas con la adopción de métodos, lógicas y técnicas deductivas, aunque sin control democrático. Los diagnósticos y/o análisis de situación en los distintos niveles territoriales sirven de base a los procesos de planeación con la identificación de estrategias que se concretan en un conjunto de programas y proyectos multinivel, lo que demanda de la aplicación de los recursos de carácter político, organizacional, técnico y financiero. Desde la perspectiva metodológica la definición alternativa de los enfoques top down y bottom up en la etapa de implementación de política pública, redefiniendo no solo el carácter de la gestión y de la gerencia público/privada y ejecución mediante agencias que demandan de procesos de Gestión Contractual.

Análisis y Evaluación de Política Pública Global de Mercado
La evaluación de las políticas públicas globales se realiza en distintos escenarios, con participación de pluralidad de actores, cambiando los criterios y los objetivos de la evaluación tradicional, estableciendo nuevas tipologías de evaluación y utilizando las técnicas de análisis de evaluación e impacto de las políticas públicas. Es necesario distinguir entre viabilidad, factibilidad y evaluación multinivel de política pública, las características de la contratación y de gestión contractual para adelantar estos procesos. Las nuevas condiciones de este ciclo de política pública que conduce a la elaboración de nuevas tipologías de evaluación multinivel de política pública. En este sentido, distinguir entre la evaluación del impacto económico de la política pública respecto de la evaluación social del impacto público/privado, determinando la responsabilidad social corporativa y la rendición de cuentas e incluso viabilizando la evaluación del impacto económico/social en la perspectiva público/privado.

Condiciones de Gobernabilidad y Gobernanza:
La dinámica de la acción nacional y local se puede lograr desde dos perspectivas metodológicas contradictorias, aunque mutuamente implicadas: desde la gobernabilidad, como enfoque top-down, es decir, desde el gobierno hacia la sociedad de masas, con observancia de las autonomías territoriales; y, desde la gobernanza como perspectiva bottom-up, dirigida desde la acción social hacia el gobierno, comprometiendo la interacción de diferentes actores políticos y sociales, en especial, comunidades y ciudadanos que rescatan sus propias autonomías. En efecto, concurren estos dos procesos interrelacionados: la gobernabilidad, enmarcada en política pública de regulación económica y social y la gobernanza, en la perspectiva de la construcción de democracia participativa y, en este contexto, examinar las posibilidades de la práctica del Buen Gobierno y su proyección en la gestión pública.
294

Poder Global y Buen Gobierno

Mientras la gobernabilidad busca equilibrio entre la oferta y demanda social; la gobernanza pone el acento en la participación de múltiples fuerzas y poderes sociales, de empresarios, comunidades, ciudadanos, consumidores y movimientos sociales en el logro de una democracia participativa.

Gobernabilidad y Política Pública
En este escenario las políticas públicas transversales e intersectoriales deben garantizar la creación de condiciones políticas de gobernabilidad, como capacidad de respuesta del Estado a las demandas sociales y de gobernanza, como posibilidad social de construir participación democrática con el liderazgo del Buen Gobierno. Los gobiernos disponen de instrumentos de políticas públicas potentes para orientar y canalizar el desarrollo y organizar la convivencia. Las actuaciones legislativas y normativas que ejercen la función reguladora, la política fiscal, la política de inversión o las políticas de promoción son algunos de los ejemplos más conocidos. “Gobernabilidad es la capacidad de las instituciones y de los movimientos de avanzar hacia objetivos definidos de acuerdo a su propia actividad y de movilizar con coherencia las energías de sus integrantes para proseguir esas metas previamente definidas. En efecto, Gobernabilidad es un estado de equilibrio dinámico entre demandas sociales y capacidad de respuesta gubernamental. Eficacia gubernamental y legitimidad social se combinan positivamente en un círculo virtuoso de gobernabilidad, garantizando la estabilidad de los sistema políticos” (A. Camou, 2004) La gobernabilidad está asociada a la eficacia, a la legitimidad y a la estabilidad política del Estado para mantener la cohesión social necesaria para afrontar la modernización. Para Antonio Camou: estos tres componentes remiten a la tradición de: “razón de Estado” (interés de este y de sus gobernantes sobre cualquier otro) en términos del paradigma del gobierno eficaz; de legitimidad del “buen gobierno”; y de la “estabilidad” política. El concepto de Gobernabilidad global aparece como la capacidad de respuesta del Buen Gobierno (público o privado) en instancias globales, nacionales y locales a las demandas sociales cosmopolitas, en términos de satisfacción de necesidades y resolución de problemas en el seno de la transnacionalización de la política pública. Estrategias de Gobernabilidad. El desplazamiento de las hegemonías nacionales por el espectro del mercado, han estado precedidas por dos estrategias que buscan acelerar el tránsito de la estructura tradicional centralista hacia el desarrollo local moderno, implementando procesos de descentralización y de privatización. La descentralización territorial es una estrategia para mejorar la gobernabilidad local o la capacidad para generar “Buen Gobierno”, en orden a atender la complejidad de la vida lo295

Políticas Públicas en el Escenario Global

cal y las demandas de las comunidades y ciudadanos, rompiendo la excesiva centralización y monopolización de funciones del Estado Central. La estrategia neoliberal de privatización, por su parte, propone transformación de relaciones patrimoniales en relaciones modernas, dando primacía al capital financiero sobre el comercial y el productivo; busca la sustitución del clientelismo por un sistema político que encause la pluri-culturalidad hacia la democracia de mercado. La combinación de estas estrategias de descentralización y privatización buscan mejorar la gobernabilidad neoliberal. A través de la primera, acercar el Estado al ciudadano, legitimando su accionar; y, mediante la segunda, el Estado se descarga de la función de producir bienes y servicios, reservando este rol a las empresas privadas, facultadas para intervenir en los asuntos públicos. Detrás del traslado de competencias, funciones y recursos de la nación a las localidades para la política social y la prestación de los servicios públicos, están los intereses de inversionistas privados.

Gobernanza y Democracia
Bajo este epígrafe se tratará de explorar el papel de la noción de gobernanza en el escenario nacional y global, al incorporar los distintos actores sociales y, en especial, al reconocer el empoderamiento de las mujeres en la construcción de una democracia participativa y sus implicaciones para la política pública. La gobernanza busca mantener el equilibrio de la relación entre gobernantes y gobernados. Las demandas de los movimientos sociales, de consumidores y ciudadanos sobre los gobiernos crecen y requieren de mayor capacidad de desempeño de éstos para aumentar el grado de gobernabilidad. La gobernanza busca mejorar la gobernabilidad promoviendo acuerdos entre el gobierno público y privado, las élites dirigentes, los grupos sociales estratégicos, los consumidores y ciudadanos, lo que conlleva el desarrollo de una nueva cultura política, fundada en la participación social y la construcción de la democracia del consumo que intenta plasmar el equilibrio entre soberanía del consumidor y acción del gobierno en sociedades complejas. La gobernanza implica organización de los agentes políticos que inciden en la formulación de alternativas de política pública e involucra la configuración de redes de política pública y de un proceso horizontal entre actores que actúan desde las distintas instancias e intereses territoriales y comunales, locales, regionales y nacionales de carácter oficial, privado y social. Las acciones propias de la gobernanza tienen como referencial la transversalidad del saber humano y demanda intersectorialidad en la satisfacción de las necesidades sociales y en la resolución de problemas públicos y de conflictos sociales.
296

Poder Global y Buen Gobierno

A manera de ejemplo, el desarrollo sostenible por su carácter transversal aborda la dimensión ambiental, incorporando los aspectos económicos, políticos y sociales, rescatando el papel que en el proceso juega el sector privado y las organizaciones sociales lo que se convierte en un instrumento que ayuda a superar la fragmentación o la segmentación de diferentes programas sectoriales y promueve un diálogo multisectorial, tanto en el interior como en el exterior. El Buen Gobierno en este contexto, demanda nuevas visiones, nociones y avances técnicos que permitan la conexión de los consumidores y los ciudadanos con autoridades locales, regionales nacionales y, por supuesto, con el gobierno mundial, las empresas multinacionales y los organismos internacionales, exigencia elemental de la globalización. De acuerdo con lo anterior los procesos de gobernanza tienen en cuenta dos dimensiones: (a) una dimensión estructural que hace referencia a los arreglos institucionales existentes en una sociedad dada, (neoinstitucionalismo) y (b) una dimensión dinámica o de proceso que se refiere a las acciones de las redes de actores (policy network) que pueden afectar a la dimensión estructura (Criado, JI. y otros, 2002). Esto significa que desde el modelo cognitivo se orienten cambios institucionales que comprometen el liderazgo moral y político de los actores principales para mejorar las estructuras institucionales y la capacidad para resolver los problemas sociales y la configuración de redes de política (policy network) que permitan las interconexiones entre actores en el conocimiento, la información y toma de decisiones políticas. La aplicación de la técnica política al Buen Gobierno ha involucrado a la Sociedad de la Información, SI, como modelo conceptual asociado que privilegia y mejora el funcionamiento del mercado; y las Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC que comprenden el conjunto de herramientas e infraestructuras utilizadas para la recolección, almacenamiento, tratamiento, difusión y transmisión de la información. El equilibrio entre gobernabilidad y gobernanza conduce a la construcción de una gobernabilidad democrática cuando las comunidades, los ciudadanos y los consumidores, participan en la toma de decisiones, en la solución a las demandas sociales y, al contrario, la ruptura de ese equilibrio podría llevar a una gobernabilidad autoritaria, cuando se impone la voluntad de gobierno sobre las demandas sociales.

297

Políticas Públicas en el Escenario Global

2. FUNDAMENTOS DE LA ACCIÓN DEL BUEN GOBIERNO
La gobernabilidad, como enfoque de arriba-abajo (top down), con sus secuelas de legalidad, legitimidad y estabilidad política y la gobernanza, como perspectiva de abajo-arriba (bottom up), dirigida desde la acción social hacia la gubernamental, con construcción de democracia, constituyen fundamentos de la acción del Buen Gobierno. La transnacionalización de estos poderes soberanos avanza en forma paulatina y segura, mediante la integración de nuevos actores globales al Gobierno Mundial: la Comunidad Internacional, las Corporaciones Globales, Gobiernos Nacionales, las Organizaciones no Gubernamentales y los Movimientos Sociales. El declive de los gobiernos de los estados nacionales pobres, se traduce en el auge del gobierno mundial con un nuevo poder, planetario, global, y sin ningún control de la democracia. Cada vez más, las decisiones de política pública son de su competencia y es apoyada mediante convenios y tratados de cooperación con otros Estados nacionales. El enfoque del buen gobierno desde la gobernabilidad neoliberal, demanda examinar el rol del gobierno nacional en la mediación sectorial-territorial, la reforma política, el diseño de estrategias de gobernabilidad, realizar ajustes a la política local y la reforma de la gestión local en términos de implementación de la política pública. Desde los años 70 en Europa y los Estados Unidos y desde los 90 en América Latina, el dominio pleno del modelo de mercado genera cambios en el sistema político. La noción de Buen Gobierno ha tenido una expansión inusitada, tanto en el sector público como en el privado. La viabilidad del Buen Gobierno está asociada a su liderazgo frente a actores políticos y sociales. Su mediación está dirigida a lograr compromisos y la asunción de responsabilidades gubernamentales y no gubernamentales y la coordinación social con empresarios, consumidores, comunidades, ciudadanos y movimientos sociales. Los resultados del cambio de la acción gubernamental y social global, deben ser evaluados en el marco de las políticas públicas como referencial básico de la acción pública y relacionados con la historia contradictoria de las relaciones sociales. En el VII Congreso Internacional del CLAD celebrado en Lisboa en el 2002 se llegó
298

Poder Global y Buen Gobierno

a afirmar que la pluralidad de actores es lógicamente consustancial a intereses y valores diferentes y, en algunos casos, contrapuestos. La gestión pública hace frente a numerosas demandas y nuevas exigencias en el terreno de la sostenibilidad, las empresas ven con recelo nuevas normativas o iniciativas que puedan suponer aumento de costes o, incluso, disminución del consumo, las asociaciones y movimientos ecologistas ejercen de punta de lanza en la denuncia y la sensibilización que merecen los nuevos retos, los sindicatos se han aproximado tradicionalmente con prevención respecto al posible impacto negativo de la protección del medio ambiente sobre la ocupación y los puestos de trabajo industriales.

Actores Gubernamentales, Oficiales y No Oficiales
El mercado tiende a borrar las fronteras entre lo público y lo privado frente a las posibilidades de ganancias y, por eso, los códigos de Buen Gobierno difícilmente diferencian entre entidad pública y empresa privada, sobretodo, cuando éstas asumen responsabilidades en la provisión de bienes, prestación servicios públicos, de asesorías y consultorías o manejo de asuntos públicos. Gobernar ya no es solo una función de los gobiernos o del sector público sino del sector corporativo empresarial. Exige nuevas interacciones entre gobierno oficial y privado en sus diferentes instancias: nacional, regional, local, en relación a la sociedad del consumo, resultado del desarrollo del mercado. Es notoria y visible la interconexión e interpenetración entre los sectores público y privado que cada vez, presentan reiteradas convergencias en sus discursos, decisiones, prácticas y resultados, mostrando creciente interdependencia organizacional. Los gobiernos oficiales y corporativos, acogen los preceptos y pautas de los códigos del Buen Gobierno, dictados por el Banco Mundial, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, Estados Unidos y la Unión Europea. El código del Buen Gobierno genera nuevo discurso en torno a valores de liderazgo, responsabilidad, profesionalidad con el fin de atraer, motivar y retener a personas de excelencia para el servicio público; propone honestidad y transparencia en orden a recuperar la confianza de la sociedad; busca calidad en la planificación y la gestión de las organizaciones; promueve la equidad y el gobierno electrónico, permitiendo que los consumidores y clientes accedan a la información del gobierno y a los servicios ofrecidos desde su casa u oficina; reduciendo costos y gastos para obtener mayores beneficios sociales y hacer, en forma periódica, procesos de rendición de cuentas. El código de Buen Gobierno reconoce las posiciones que ocupan los actores, regula su comportamiento, definen los roles en los cuales toman parte, las estrategias y los juegos en que intervienen; se fijan reglas que regulan sus relaciones y la distribución de los recursos existentes; analizando relaciones costo-beneficio, asociadas a estas conductas. Las prácticas corporativas de las empresas tratan de normalizar el funcionamiento de
299

Políticas Públicas en el Escenario Global

los mercados, especialmente de los mercados de capital. La incursión corporativa en el escenario público, esto es, en la producción de bienes, prestación de servicios públicos y asunción de responsabilidades públicas genera la necesidad de regular su accionar político como gobierno corporativo. Los Códigos de Buen Gobierno Corporativo concurren con los del Buen Gobierno Oficial, en los países desarrollados y estos modelos se han promovido en los países del tercer mundo, a través de programas de cooperación internacional como estructuras para crear eficiencia en el manejo de la reproducción social. La comisión Europea realizó un estudio de impacto en los países Europeos que han adoptado los Códigos de Buen Gobierno, destacando que mientras a nivel legislativo no ha habido forma de promulgar una regulación Europea común, con los Códigos de Buen Gobierno la convergencia es casi total. El mercado se ha convertido en el corazón del sistema político y es el marketing político el que compendia el lenguaje mediático, al conjunto de tecnologías aplicables a los procesos de gobierno y los medios de comunicación que forman las opiniones y las decisiones de los clientes, es decir, de ciudadanos y consumidores. El Buen Gobierno aparece como una categoría de mercado que compendia gobierno en acción con sus respectivos códigos de Buen Gobierno: oficial, privado y de organizaciones internacionales. Es decir, el Buen Gobierno expresa direccionalidad política de la acción y de las actividades que, de manera conjunta y fluida, desempeñan estos distintos sectores y organismos coordinados por el gobierno oficial en la esfera pública. A través de la privatización de lo público emergen las empresas transnacionales, ETN, los Organismos Internacionales, OI, y Organismos no Gubernamentales, ONG, Sindicatos y Movimientos Sociales, actores poderosos que mediante contratación, se ocupan de la producción de bienes públicos, prestación de servicios públicos, de asesorías y consultorías y asumen responsabilidades en asuntos públicos, dando vía libre a estos flujos globales y generando cambios significativos en la dominación política tradicional. En sus relaciones contractuales con el Estado, estos organismos generan diversas instituciones que se convierten en fundamento y criterio de política para actuar en estos campos, como gobierno o autoridades privadas en el manejo políticas, recursos y de los asuntos públicos que les han sido encargados. Los Organismos Internacionales e incluso las Organizaciones no Gubernamentales también asumen, mediante convenios y/o tratados internacionales, funciones de implementación de políticas públicas y el ejercicio pleno de actividades de gobierno. Estas situaciones generan la nueva noción de “Gobernar por Contrato”. En efecto, los enormes y poderosos flujos económicos, financieros, productivos y mercantiles conducidos por el mercado, desbordan las instituciones y actividades tradicionales del Estado en el campo político y de gestión, lo que traduce su dinámica transformación en estos dos campos.
300

Poder Global y Buen Gobierno

La tendencia del cambio global, la podríamos sintetizar como la ocurrencia de un doble proceso: la privatización de lo público y la publificación de lo privado lo que se expresa en la mutua penetración entre las actividades del Estado y del Mercado: Privatización de lo público: el Estado que gobernaba, como sujeto único a la cosa pública económica y social, con el proceso de privatización cede soberanía y comparte funciones de gobierno con gobiernos, organismos internacionales, empresas transnacionales y organizaciones no gubernamentales. El aparato estatal que regulaba lo público, económico y social, se convierte en creador de condiciones para la producción privada global, mediante su activa participación en la gestión de los flujos financieros, productivos y mercantiles, canalizados a través del mercado. Publificación de lo Privado: el sector privado vinculado a la producción asume funciones de gobierno en sus respectivos sectores, al incorporarse a la producción de bienes, prestación de servicios, de asesorías, consultorías y al asumir responsabilidades públicas. El sector privado que solo se ocupaba de la gerencia privada de la producción empresarial, como sujeto privado único, ahora comparte con la gerencia pública la acción sobre la producción global que se expresa en el mercado mundial. En síntesis, se produce una nueva relación entre política y administración, articulada por el mercado: Buen Gobierno y Gerencia Pública frente al Buen Gobierno y la Gerencia Privada. Es decir, sector público y privado se interpenetran e interactúan mutuamente como Buen Gobierno en la acción pública, como gestores y gerentes en la resolución de problemas sectoriales y territoriales. El Buen Gobierno democrático se ejerce desde distintos niveles, público, privado o social hacia los agentes intermedios, señalando posibilidades individuales y colectivas para tomar parte, participando en el proceso, mediante propuestas y valoraciones. La democracia participativa no solo confiere mayor legitimidad a los procesos sino que se traduce en el logro de consensos para adelantar acciones reales. La organización de los agentes políticos involucra la configuración de redes de política pública y de un proceso de jerarquización de actores que actúan desde las distintas instancias e intereses territoriales y comunales, a saber: local, regional, nacional; oficial, privado y social; participación de individuos y comunidades en la vida pública local que es el reconocimiento de la existencia de diversidad y pluralidad de la cultura local. En síntesis, tanto la gobernabilidad y las políticas públicas como la gobernanza y la participación democrática sirven de punto de partida y de apoyo al accionar del Buen Gobierno en el dominio del mercado, transformando de manera sustancial la relación entre política y gestión pública.
301

Políticas Públicas en el Escenario Global

Participación de los Actores Sociales
Analizado el comportamiento de los actores gubernamentales, oficiales y no oficiales en la perspectiva de la gobernabilidad, es decir, del gobierno hacia la sociedad de masas, corresponde, ahora, estudiar las condiciones de la participación de los actores sociales, comunidades y ciudadanos, en una mirada desde la gobernanza, esto es, de la sociedad hacia la gobernabilidad y el buen gobierno, con el fin de completar un cuadro integral del papel de los actores en la construcción de la acción pública. Las demandas de los movimientos sociales sobre los gobiernos crecen y requieren de mayor capacidad de desempeño de éstos para aumentar el grado de gobernabilidad, de estabilidad y de legitimidad. La capacidad de gobernabilidad demanda decisiones políticas adecuadas y recursos suficientes para garantizar eficacia, legitimidad y estabilidad política para mantener la cohesión social necesaria para afrontar la modernización. La participación de los consumidores abre el proceso al debate que a pesar de sus limitaciones, es una oportunidad de información, de educación ambiental, de movilización y de sensibilización, y sobre todo, es un instrumento de cambio social que requiere de la participación de más actores, colectivos y ciudadanos. Se diseña un marco teórico, conceptual y operativo para desarrollar un proceso de participación que debe combinar ambición con realismo, innovación con sistematización. El movimiento social engendra poder y posibilidades de emancipación y de cambio social, todo lo cual le permite confrontar a gobiernos y autoridades en todas las instancias, locales, nacionales o globales, debilitando o apoyando las decisiones que estos toman en torno a sus intereses y a los problemas sociales que los afectan. “El poder de los movimientos se pone de manifiesto cuando los ciudadanos corrientes unen sus fuerzas para enfrentarse a las élites, a las autoridades y a sus antagonistas sociales. Estos movimientos atraen a la gente a la acción colectiva por medio de repertorios conocidos de enfrentamiento e introducción de innovaciones en torno a sus imágenes. En su base se encuentran las redes sociales y los símbolos culturales a través de los cuales se estructuran las relaciones sociales” (Tarrow, S. 1997) En fin, la incapacidad gubernamental para resolver este conjunto de necesidades y problemas locales, pone en el centro de la controversia al enfoque social, tomando en cuenta el papel que juegan el conjunto de actores sociales locales, lo que implica el análisis desde la noción de gobernanza y del movimiento social alternativo. Además, en la perspectiva de la glocalización, como visión alternativa a la globalización que se dirige de lo local hacia lo global, se confiere prioridad a las comunidades como actores centrales del proceso, rescatando la integralidad territorial, local, nacional global; dando primacía a las estructuras culturales de los pueblos en relación al comportamiento y direccionalidad del cambio global; considerando los fenómenos de identidades culturales y los procesos de hibridación; reorientando acciones nacionalistas fundamentadas en
302

Poder Global y Buen Gobierno

etnias, religiones y minorías de las antiguas dependencias coloniales. El proceso de glocalización y los movimientos sociales locales y nacionales se articulan a los movimientos antiglobalización, conectados por la construcción de una democracia globopolítica, fundamentada en relaciones civiles entre distintos países y pueblos del mundo con el respeto de sus culturas y del derecho internacional humanitario. Movimientos sociales globales son las manifestaciones de resistencia y emancipación ante la imposición del proceso de globalización. Son movimientos sociales, como las Organizaciones no Gubernamentales, ONGs, que buscan integrar la justicia y equidad en torno a los derechos humanos y, sobre todo, al derecho internacional Humanitario. “Si salimos del mundo de la política formal y miramos a la sociedad, observamos la fuerza creciente, en la calle y en la opinión pública, del movimiento antiglobalización (o en favor de una globalización alternativa, según las tendencias que coexisten en el movimiento)” (Castells, M. 2002). Por su dominio global y peso en la solución de esta problemática, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional son, para los grupos antiglobalización, los responsables de la asfixiante situación en la que se encuentran la mayor parte de los países pobres, incapaces de afrontar la deuda que en muchos casos supera su PIB. Los activistas antiglobalización exigen una sociedad más justa, el control del poder ilimitado de las multinacionales, democratización de las instituciones económicas mundiales y distribución más equitativa de la riqueza. Sus enemigos principales son las multinacionales y las grandes organizaciones económicas y políticas internacionales, fundamentalmente el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Comercio, OMC. Este resumen servirá de marco analítico y punto de partida para realizar, detenidos razonamientos sobre las dimensiones de la participación de los actores y protagonistas del desarrollo social en Colombia, en relación con las perspectivas teóricas y metodológicas que ofrecen las nociones de gobernabilidad y de gobernanza. La participación de los actores sociales en Colombia, además del contexto descrito, se ha visto condicionada por, al menos, cinco factores que en gran medida, explican sus problemas y limitantes, así como sus menguadas proyecciones en la construcción de una democracia participativa, efectiva y real. El análisis de estos factores permitirá formular interrogantes que serán la base de futuras indagaciones explicativas del fenómeno: En primer lugar, y a pesar de los avances de la constitución de 1991 en Colombia, la participación comunitaria y ciudadana se ha formalizado, dejando de lado el verdadero sentido de una participación social, real y efectiva: ¿Cómo cambiar esta situación para incentivar la construcción de una democracia participativa en los ámbitos económico, político y social?
303

Políticas Públicas en el Escenario Global

En segundo lugar, el concepto de ciudadanía no es universal al contexto colombiano, pues, subsiste desarrollo desigual, modos tradicionales de producción, formas asociativas y comunitarias que se conjugan con modalidades de participación ciudadana en la política y de consumidores en el mercado: ¿Cómo la participación social de carácter pluralista puede mejorar los procesos de gobernabilidad? En tercer lugar, el peso político de las relaciones de clientelas, ha generado una cultura de las contraprestaciones de recursos, servicios y cargos públicos por favores electorales que de alguna forma significa la compra de votos, lo que restringe seriamente la acción participativa de los actores sociales: ¿Qué papel pueden jugar las formas de participación social directa frente a la (re)construcción de la democracia? En cuarto lugar, la estructura del sistema de clientelas ha servido a la penetración de los dineros de la droga en el escenario de la política, consolidando los fenómenos de la para-política que captura al Estado y a sus instituciones, haciendo inviable un verdadero proceso de participación democrática: ¿Cómo frenar la incursión de esos dineros ilícitos en los escenarios de la política? En quinto lugar, la violencia política procedente de los grupos armados y del para-militarismo en Colombia se ha manifestado en el ejercicio de presiones armadas, desplazamiento de la población y voto forzado que desfigura el sentido mismo de la participación democrática de los distintos actores sociales: ¿Cómo detener la violencia y las presiones armadas que impiden el desarrollo de la democracia participativa?

304

Poder Global y Buen Gobierno

Referencias Bibliográficas
Cfr. Atilio A. Borón, 2002, Imperio & Imperialismo Samir Amín, 1998, El Capitalismo en la Era de la Globalización Rodríguez B., A., 2007, Buen Gobierno o ¿Elogio del Gobierno de Mercado? Saskia Sassen, 2007, Elements for a Sociology of Globalization Cfr. Schiller, Harbert, I., 1996, Aviso para Navegantes Roth, D., 2003, Políticas Públicas Sabatier, Paul and Hank Jenkins-Smith, 1988, Policy Change Muller y Surel, 1998, Análisis de Políticas Públicas Meny et Thöenig 1992, Políticas Públicas Yanow, 1987, Criticisms Sabatier, 1991; Sabatier y Jenkins-Smith, 1993, Policy Change and Learning Nakamura, 1987, The Textbook Process Hjern y Hull, 1982, Implementation Research Sabatier y Hank, 1988, Op, Cit. Cohen, March y Olsen, 1972, A garbage can model Sabatier y Hank, 1988, Op. Cit. Baumgartner y Jones, 1993, Agendas and Instability Sabatier y Jenkins-Smith, 1988, Op. Cit. Sabatier y Hank, 1988, Op. Cit. Mazmanian y Sabatier, 1981, A Multivariate Model of Public Policy. A. Camou, 2004, Gobernabilidad: Marco Conceptual Criado, JI. y otros, 2002, La Necesidad de Teoría(s) sobre Gobierno Electrónico CLAD, 2002, VII Congreso Internacional, Lisboa A. Camou, 2004, Po. Cit. Tarrow, S. 1997, El Poder en Movimiento Castells, M. 2002, La Era de la Información David Held, 1997, Democracia y el Orden Global Restrepo Fr., L. C., y otros, Monografías Univ. Quindío, Códigos de Buen Gobierno Sabatier, Paul, and Jenkins-Smith, 1993, Policy Change Kingdon John, 1984, Agendas, alternatives and public policies Berry, F. S. & Berry, W. D., 1990, State lottery adoptions as policy innovations

305

Políticas Públicas en el Escenario Global

Reseña Bibliográfica Imperio Michael Hard y Antonio Negri
análisis-reseña de Aurelio Sainz Pezonaga ¿Dónde estamos? En Imperio, una nueva fase de dominación capitalista sin centro y sin fronteras, inmersos en un contexto biopolítico. ¿Qué podemos hacer? Olvidar toda esperanza en una unidad o norma transcendental, deconstruir en la teoría y en la actividad cotidiana el sistema que nos gobierna y las crisis que lo atraviesan, realizar y extender nuestra potencia de actuar cooperativa y singular, que es hoy inmensa, por encima de los obstáculos que el imperio pone a nuestro deseo de liberación, igualdad y comunismo. Estas son, en breve, las tesis y las propuestas que el filósofo estadounidense Michael Hardt y el teórico y político italiano Antonio Negri exponen en Imperio. Imperio es una apuesta fuerte por la revitalización del pensamiento radical. Haciendo uso del análisis socio-histórico, la teoría jurídico-política, la creación filosófica y la formamanifiesto, los autores trazan las líneas fundamentales de lo que, en otros lugares, se ha llamado “globalización” y proyectan las condiciones sociales actuales desde las que es posible construir liberación. Dos son los conceptos principales que utilizan en el análisis. El primero es el de imperio, que da título al libro, y el segundo, el de contexto, terreno o espacio biopolítico. El contexto biopolítico es el resultado de los cambios en la producción y en la reproducción acaecidos en los últimos treinta años. Sintéticamente, estos cambios consisten en el paso de la producción industrial a la producción informacional y en el paso de la sociedad disciplinaria a la sociedad de control. El control global y difuso de la vida social funciona, entonces, rompiendo y obstaculizando, unificando o segmentando a la multitud y su poder productivo general. Impide, de este modo, que, a partir de las capacidades productivas de vida, se haga posible la constitución de una comunidad biopolítica auto-organizada, de un sujeto político, de un poder constituyente que supondría un serio peligro para la misma existencia del imperio. Desde el punto de vista de la sociedad de control, el biopoder es una forma de poder que regula la vida social desde su interior. Y, en síntesis, el espacio biopolítico es la arena donde se enfrentan los dos biopoderes: el control desde dentro sobre la vida, que trocea y corrompe a la multitud, y las fuerzas sociales productivas de vida, que generan y regeneran una potencia común, desde abajo, expansiva, creadora de valores, más allá de toda medida.
306

Poder Global y Buen Gobierno

El Imperio se opone a imperialismo. Tiene como característica primera el declive de la soberanía del estado-nación sobre la que se sustentaba el imperialismo. Este era una extensión de la soberanía de los estados-nación más allá de sus fronteras. La frontera es el elemento definitorio, tanto material como ideológicamente, de los estados-nación. Es la que permite distinguir entre el mercado interior y el exterior. Es el límite sobre el que se levanta la construcción imaginaria de la identidad nacional. Rodea el centro desde donde se proyecta la expansión y la competencia con otras potencias imperialistas. El imperio surge, pues, de la erosión de la soberanía del estado-nación. Y surge como una nueva soberanía, una nueva lógica y estructura de dominación sin fronteras. Hardt y Negri ocupan buena parte de Imperio trazando una rica genealogía del estadonación, de su despliegue, de su declive y de la final aparición del imperio. Tres son las líneas que siguen fundamentalmente. La primera describe la fundación del estado-nación como máquina creadora de una unidad transcendental (el pueblo, la nación, la voluntad general) a partir de individuos previamente aislados por el mercado. La segunda línea describe el capital como una fuerza expansiva. El capital necesita un afuera con el que intercambiar sus mercancías porque está internamente limitado por la diferencia entre lo que los trabajadores producen y lo que consumen. La tercera línea remite al carácter excepcional dentro de la modernidad del constitucionalismo estadounidense. Para entender, sin embargo, el declive de la soberanía de los estados-nación y el surgimiento del imperio es necesario situarse en la crisis de los años sesenta y setenta. De hecho, tras la Segunda Guerra Mundial ya se hablaba de una soberanía limitada por la política de bloques de la guerra fría y por la amenaza nuclear. Aunque, al mismo tiempo, las luchas de liberación nacional, la descolonización, las nacionalizaciones que la acompañaron, el New Deal para todos que se proclama en esa época y la Liga de Países No Alineados provocan una multiplicación de los estados y un fortalecimiento del Estado. La construcción del imperio. La salida de la crisis consistirá en la interiorización de la misma: el debilitamiento de la soberanía estatal a favor de la construcción del imperio. A nivel macro, la desregulación financiera y monetaria se convierte en la hegemonía del capital financiero, la competencia entre capitales da como resultado la desconexión de las grandes compañías de su base territorial. El mercado mundial sustituye al mercado inter-estatal. El capital se descentraliza y se hace móvil. Estados Unidos recupera su hegemonía, ayudado, entre otras cosas, por la transferencia de capital desde Europa, Japón y todos los países subordinados cargados de deudas. La URSS, enfrentada a sus propias contradicciones e incapaz de integrar la nueva subjetividad proletaria producida por las luchas de los años sesenta y setenta, se debilita hasta quebrar. Las transformaciones que conducen a la producción biopolítica, la adopción de políticas neoliberales que incentivan la inversión en lugar del consumo, la potenciación de organizaciones supranacionales y la competencia interregional dan forma al nuevo orden. Ha nacido el imperio. Hardt y Negri describen el imperio a modo de pirámide y como
307

Políticas Públicas en el Escenario Global

combinación de los tres regímenes clásicos de gobierno. Así, en la cúspide, se hallaría la monarquía. Su función consiste en unificar la totalidad del sistema a través de una fuerza policial global. Y está compuesta por el gobierno de los Estados Unidos, los demás miembros del G-7 y las grandes organizaciones supranacionales militares y financieras. En la parte media, encontraríamos a la aristocracia cuya función es la articulación de los diversos elementos del sistema, distribuyendo el mando a través del planeta. La formarían, por un lado, el capital financiero y las compañías transnacionales que actúan en el mercado mundial, en las redes de flujos de capital, tecnología, bienes y población; y, por el otro, el conjunto de los estados-nación que median con los poderes globales, negocian con el capital transnacional, redistribuyen ingresos y disciplinan a la población. En la parte más baja, se situaría la democracia con la función de transformar la multitud (multiple, inconclusa, constituyente) en pueblo (unitario, cerrado, constituido) por medio de la representación. Aquí hay que incluir de nuevo a los estados-nación en la tarea de legitimar el conjunto. Y junto a ellos encontramos, por un lado, a lo medios de comunicación y a las organizaciones religiosas, que se presentan como la voz y la conciencia del pueblo, y, por otro, a las ONG humanitarias y sin fronteras cuya acción política descansa en una apelación moral universal. Hardt y Negri señalan cuatro características generales del imperio. Una de ellas, el que tenga como objeto de gobierno la vida social en su totalidad que es, al mismo tiempo, el espacio de su reproducción, la hemos tratado al hablar del contexto biopolítico. La segunda, la ausencia de fronteras y, por tanto, de un afuera del imperio, la hemos también apuntado en la diferenciación con respecto al imperialismo y en el carácter expansionista del capital, etc. Aquí habría que añadir que la ausencia de fronteras determina que el despliegue de la fuerza imperial se realice bajo un derecho policial en cuanto está dirigido a mantener un orden interno, en un estado de excepción permanente, desde un centro integrador (la cúspide de la pirámide) y sobre un terreno de continua contestación, movilidad y crisis. La tercera es que la legitimidad del uso de la fuerza imperial descansa en la defensa de valores universales. Así el imperio dice defender la paz al fin lograda (pero que es continuamente interrumpida por los “otros” demonizados), la vida (en concierto con las ONG humanitarias) y la justicia (las guerras del imperio son siempre guerras justas). El uso de la fuerza se realiza con el consenso continuamente reclamado de todos los poderes y en una reconstrucción ininterrumpida del equilibrio sistémico. Por último, el poder imperial se concibe a sí mismo al margen de la historia. No reconoce pasado, ni busca alcanzar algo en el futuro. Como juez supremo todopoderoso que se alza por encima de todas las diferencias (ellas mismas sin historia y sin dislocaciones internas), garantizando su armoniosa convivencia, se quiere eterno.

308

Poder Global y Buen Gobierno

Bibliografía
Sobre Estructura del Poder Mundial: AMÍN, Samir, 1998, El Capitalismo en la Era de la Globalización, Paidós, Barcelona, Buenos Aires, México. BECK Ulrich, 2002, La Crisis de la Sociedad Global, México, Siglo XXI. BORÓN, Atilio A., 2002, Imperio & Imperialismo. Una lectura crítica de Michael Hardt y Antonio Negri, Buenos Aires: CLACSO002. BORÓN, Atilio A., 2002, La Estructura de la Dominación Mundial: De Bretton Woods al AMI, CLACSO. CAMOU, A., 1994, Gobernabilidad y Democracia. Revista Noesis CAMOU, A., 1995, Gobernabilidad y Democracia (México, Cuadernos del IFE, 1995); CAMOU, Antonio, 2004, “Gobernabilidad: Marco Conceptual”. CAPARRÓS Valderrama, R., 1994, “Lo Político y lo Económico en el Proceso Histórico de Integración Europea” en Caparrós V., R. (ed.), La Europa de Maastricht, Univ. de Málaga. CASTELLS, Manuel, 2002, La Era de la Información. Vol. I: La Sociedad Red. México, Distrito Federal: Siglo XXI Editores. CHANGEUX Jean-Pierre, 1997, Une même éthique pour tous ?, Paris, Odile Jacob. COHEN, M. D., MARCH, J. G., and OLSEN, J. P. (1972). A Garbage can Model of Organizational Choice. Administrative Science Quarterly, 17(1). CRIADO, J.I., RAMILO, M.C. & SALVADOR, M., 2002, ‘La Necesidad de Teoría(s) sobre Gobierno Electrónico. Una propuesta Integradora, XVI Concurso de Ensayos Mo309

Políticas Públicas en el Escenario Global

nografías sobre Reforma del Estado y Modernización de la Administración Pública del CLAD. DE SOUSA, Santos, Boaventura, La globalización del derecho, ILSA, U. N. de Col. DI FILIPPO, A., 1997, “Multilateralismo y Regionalismo en la Integración de América Latina”, Documentos de trabajo, N’. 46, Santiago de Chile, Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL. HEIN, Wolfgang, 1994, El Fin del Estado-Nación y el Nuevo Orden Mundial. Las instituciones políticas en perspectiva, Nueva Sociedad Nro. 132 julio- agosto. HELD, David, 1997, Democracia y el Orden Global: Del Estado moderno al gobierno cosmopolita, Barcelona, Paidós. HJERN, Benny, and HULL, Chris, 1982, Implementation Research as Empirical Constitutionalism,” European Journal of Political Research 10: I OS-lis. MENY Ives y THOENIG Jean-Claude, 1992, Las Políticas Públicas, Versión española a cargo de Francisco Morata, Ariel, Barcelona. MAZMANIAN, Daniel, and SABATIER Paul, 1981, “A Multivariate Model of Public Policy; Making,” American Journal of Political Science 24, 1983. MARTIN, H.P. y SCHUMANN, H., 1998, La trampa de la globalización. El ataque contra la democracia y el bienestar, Taurus, Madrid. MULLER, Pierre, et Surel, Yves, 1998, el Análisis de Políticas Públicas NAKAMURA, Robert, 1987, The Textbook Process and implementation Research: Policy Studies Review 1:142-154. RODRÍGUEZ B., 2007, Adolfo, Buen Gobierno o ¿Elogio del Gobierno de Mercado?, Rev. Polémica, ESAP. RODRÍGUEZ B., Adolfo, 2004, Construcción del Referencial Global para la Transformación del Estado y de la Administración Pública, Ponencia al IX Congreso Internacional del CLAD, Madrid, España. ROTH Deubel, André-Noél, 2003, Políticas Públicas, Ediciones Aurora, Bogotá. SCHMITTER, Ph. C., 1992, “La Comunidad Europea como forma emergente de dominación política” en Benedicto, J. y Reinares, F. (eds.), Las transformaciones de lo político, Alianza, Madrid.
310

Poder Global y Buen Gobierno

SOROS, G., 1998, The Crisis of Global Capitalism, Little Brown, London. (Hay trad. castellana en Soros, G., 1999: La Crisis del Capitalismo Global. La Sociedad Abierta en Peligro, Debate, Madrid). STIGLITZ, J.E., 2002, El Malestar en la Globalización, Taurus, Madrid. SOMAVÍA, Juan, 1976, La Estructura Transnacional de Poder y la Información Internacional. Elementos para la definición de políticas frente a las agencias, transnacionales de noticias, Nueva sociedad, No. 25 julio-agosto. SASSEN, Saskia, 2007, Elements for a Sociology of Globalization [or A Sociology of Globalization] (W.W. Norton, 2007) ISBN 0-393-92726-1. SASSEN Saskia, 2001, ¿Perdiendo el control? La soberanía en la era de la globalización Barcelona, Ediciones Bellaterra. TARROW, S., 1997, El Poder en Movimiento. Los Movimientos Sociales, la Acción Colectiva y la Política. Alianza Universidad. YANOW, D., 1987, Criticisms: What Implementation Research has not Taught us, Policy studies Review, Vol. 7 No. 1

311

Políticas Públicas en el Escenario Global

Reseña Módulo No. 1 Buen Gobierno Adolfo Rodríguez Bernal
Bogotá, D.C., ESAP, 2009 El Módulo se ocupa del análisis de los fundamentos teóricos y metodológicos del modelo Buen Gobierno, enraizado en las nuevas condiciones del mercado global, que ha sido construido por la Comunidad Internacional, en especial, por los organismos económicos internacionales del FMI, BM, OMC, los organismos sociales de la ONU e incluso por las instituciones militares de la OTAN. El Modelo Buen Gobierno plural –oficial y corporativo-, ha sido el resultado de la transnacionalización de la política pública y del ciclo de política que para su operatividad demanda gobernabilidad, esto es, legalidad, legitimidad, estabilidad política y gobernanza, para lograr participación y la posibilidad de construir de democracia social. En la práctica, este modelo ha sustituido al régimen presidencialista y al parlamentario, convirtiendo al gobierno en mediador entre el gobierno mundial y los sectores nacionales; y, entre la nación, las regiones y las localidades. Gobernar no es solo una función de los gobiernos oficiales sino del sector corporativo empresarial, creando nuevas interacciones entre gobierno y sector privado en sus diferentes instancias: global, supraregional, nacional, subregional y local, en relación a las comunidades y ciudadanos y, sobre todo, a la sociedad del consumo de mercado.

Transnacionalización de la Política Pública
Desde los años 70 en Europa y los Estados Unidos y desde los 90 en América Latina, con el dominio pleno del modelo de mercado y del cambio del sistema político, la noción de Buen Gobierno ha tenido una expansión inusitada, tanto en el sector público como en el privado. Es notoria y visible la interconexión e interpenetración entre los sectores público y privado que presentan reiteradas convergencias en discursos, decisiones, prácticas y resultados que, a la vez, muestran gran interdependencia entre sus organizaciones. En este marco, mientras el poder político y la política pública se transnacionaliza en los escenarios de los países desarrollados centrales del Atlántico Norte (Trilateral); en los países subdesarrollados de la periferia, se produce desnacionalización de la política pública estatal, dando paso a la creación privada de la normatividad, principalmente, por las corporaciones transnacionales y los organismos internacionales. El dominio político del capitalismo moderno se manifiesta: de un lado, en la integración “policéntrica” transnacional y supranacional en grandes espacios económicos, sociales y, de otro lado, en la transformación política estructural de los Estados dependientes que al perder soberanía
312

Poder Global y Buen Gobierno

por transferencia, han de modificar su rol en la nueva red del poder global.

Globalización del Ciclo de Política Pública
La transnacionalización del ciclo de políticas públicas ha roto las fronteras de los antiguos estados-nación y, por tanto, el nuevo ámbito de las políticas son escenarios globalizados donde se genera integración parcial de los Estados-nación y de los organismos internacionales, sin control democrático. En los foros, conferencia y cumbres mundiales se construyen los referenciales de la acción pública, base de la política pública; la contratación, público/privada, se convierte en la forma dominante de ejecución de la política pública; y, el análisis y evaluación de la política pública/privada, debe atender nuevos espacios globales, regionales, nacionales, subregionales y locales.

Condiciones de Gobernabilidad y Gobernanza
La dinámica de la acción nacional y local se puede lograr desde dos perspectivas metodológicas contradictorias, aunque mutuamente implicadas: desde la gobernabilidad, como enfoque top-down, es decir, desde el gobierno hacia la sociedad civil, con observancia de las autonomías territoriales; y, desde la gobernanza como perspectiva bottom-up, dirigida desde la acción social hacia el gobierno, comprometiendo la interacción de diferentes actores políticos y sociales, en especial, comunidades y ciudadanos que rescatan sus propias autonomías. En efecto, concurren estos dos procesos interrelacionados: la gobernabilidad, enmarcada en política pública de regulación económica y social y la gobernanza, en la perspectiva construcción de democracia participativa y, en este contexto, examinar las posibilidades de la práctica del Buen Gobierno y su proyección en la gestión pública. Mientras la gobernabilidad busca equilibrio entre la oferta y demanda social; la gobernanza pone el acento en la participación de múltiples fuerzas y poderes sociales, de empresarios, comunidades, ciudadanos, consumidores y movimientos sociales en el logro de una democracia participativa. El equilibrio entre gobernabilidad y gobernanza conduce a la construcción de una gobernabilidad democrática cuando las comunidades, los ciudadanos y los consumidores, participan en la toma de decisiones, en la solución a las demandas sociales y, al contrario, la ruptura de ese equilibrio podría llevar a una gobernabilidad autoritaria, cuando se impone la voluntad de gobierno sobre las demandas sociales. El Buen Gobierno hace mediación, buscando mantener un balance equilibrado y dinámico entre los actores gubernamentales, oficiales y no oficiales y los actores sociales, comunidades, ciudadanos y consumidores. (A. Rodríguez B., 2009).

313

Políticas Públicas en el Escenario Global

Bibliografía
Sobre Buen Gobierno: ÁLVAREZ, Jairo Estrada Transnacionalización y mercantilización de la educación pública http://alainet.org/active/show_text.php3?key=6001 ATKINSON, M. y COLEMAN, W. 1992. “Policy Networks, Policy Communities and the Problems of Governance”, Governance 5, N_ 2, págs. 154-180. BAYART, Jean François, 2004, Le gouvernement du monde : Une critique politique de la globalisation. Fayard : Paris. BLANCO, Ismael y GOMA, Ricard, 2002, Gobiernos locales y redes participativas, Editorial Ariel S.A. Primera edición, Barcelona. BAUMGARTNER, F. R., y JONES, B. D., 1993, Agendas and Instability in American Politics. Chicago: University of Chicago Press. BERRY, F. S. & BERRY, W. D., 1990, State lottery adoptions as policy innovations: An event history analysis. American Political Science Review 84(2). CASTELLS, Manuel, 2005, Global Governance and Global Politics. Political Science and Politics. Vol. 38, No. 1. RESTREPO Fr., L. C., ARIAS H., P. A., MOLINA A., L., RUIZ H., J. A., Códigos de Buen Gobierno, Monografías Universidad del Quindío, Pág. Web. DOORNBOS, M. (2003) ‘Good Governance: The Metamorphosis of a Policy Metaphor’, Journal of International Affairs, 57(1). ESTÉVEZ, A., 2002, el modelo secuencial de políticas públicas 30 años más tarde: http://www.uca.edu.ar/esp/sec-investigacion/esp/subs-observatorio/page.php?subsec=d ocumentos&page=2002 GAUDIN Jean-Pierre, 2002, Pourquoi la Gouvernance ? Presses de Sciences Po.
314

Poder Global y Buen Gobierno

HARDT, Michael, NEGRI, Antonio, 2000, Imperio, Harvard University Press, Cambridge, Massachusetts. KINGDON John, 1984, Agendas, alternatives and public policies, New York, Longman. MUXI, Zaida, 2004, La arquitectura de la ciudad global, Editorial Gustavo Gili, S.A. Barcelona RODRÍGUEZ B., Adolfo, 2009, Buen Gobierno (Módulo 1), Escuela Superior de Administración Pública, ESAP, Bogotá, D.C. RODRÍGUEZ A., Buen Gobierno o ¿Elogio del Gobierno de Mercado?, Rev. Polémica, ESAP, 2007 RHODES, R. 1996, “The New Governance: Governing without Government”, Political Studies, N_ 44, págs. 652-667. ROSENAU, J. 1992, Governance, Order and Change in World Politics, en J. Rosenau y E-O Czempiel (dir.), Governance without Government: Order and Change in World Politics, Cambridge, CUP. SCHILLER, Harbert, I., 1996, Aviso para Navegantes, Icaria Editorial, S.A., Barcelona, España, ISBN 84-7426-279-8. SCHMITZ, Thomas, Unión Supranacional, Traducción: Prof. Dr. María Roca, Universidad de Vigo SABATIER, Paul, 1999, “The need for better theories”. En Theories of the policy process. Westview Press. SABATIER, Paul, and Hank JENKINS-Smith, eds. 1993, Policy Change and Learning: An Advocacy Coalition Approach. Boulder: Westview Press. SABATIER. Paul. 1986. “Top-Down and Bottom-Up Models of Policy Implementation: A Critical and Suggested Synthesis,” Journal of Public Policy 6 (January): 21-48. -------,1991, Toward Better Theories of the Policy Process: PS: Political Science and Politics 24 (June):147-156. SABATIER. Paul, and HANK Jenkins-Smith. 1988. Symposium Issue, “Policy Change and Policy-Oriented Learning: Exploring an Advocacy Coalition Framework,” Policy Sciences 21:123-272. ------ 1993, Policy Change and Learning: An Advocacy Coalition Approach. Boulder: Westview Press.
315

Políticas Públicas en el Escenario Global

SCHILLER, Herbert, I., 1996, Aviso para Navegantes, Icaria Editorial, S.A., Barcelona, España, ISBN 84-7426-279-8. WORLD BANK, 1992, Governance and Development, Washington D.C. WORLD BANK, 1997, World Development Report 1997: The State in a Changing World. Nueva York: World Bank y Oxford University Press. WORLD BANK, 2001, World Development Report 2000-2001: Attacking Poverty. Nueva York: World Bank y Oxford University Press. WORLD BANK, 2002, World Development Report 2002: Building Institutions for Markets. Nueva York: World Bank y Oxford University Press. WORLD BANK, 2004, World Development Report 2004: Making Services Work for the Poor. Nueva York: World Bank y Oxford University Press.

Glosario de Términos
Polity: la política concebida como el ámbito del Estado, del poder y el gobierno de las sociedades humanas. Politics: como actividad de organización y lucha por el control del poder y Policy: como la designación de los propósitos y programas de las autoridades públicas. (Roth, 2003). Gobierno Corporativo: De acuerdo a la OCDE, implica un conjunto de relaciones entre la dirección de las empresas, su consejo, sus accionistas y los terceros interesados. El Gobierno Corporativo también provee la estructura a través de la cual los objetivos de la sociedad son determinados, así como es monitoreado su desempeño y cumplimiento. Gobernabilidad Democrática: La gobernanza como enfoque sostiene que el logro de una adecuada gobernabilidad depende de una serie de acuerdos básicos entre las élites dirigentes, los grupos sociales estratégicos y una mayoría ciudadana, lo que conlleva desarrollo de nueva cultura política de gobernabilidad democrática, es decir, un conjunto de ideas, principios y valores que intentan plasmar un equilibrio entre la responsabilidad ciudadana y la naturaleza, las posibilidades y límites de la acción gubernamental en el marco de sociedades complejas Código de Buen Gobierno: Representan pronunciamientos en torno al gobierno corporativo, con recomendaciones y de adopción voluntaria por las empresas. Estos códigos son emitidos por comisiones especializadas de expertos, con frecuencia constituidas a iniciativa de organismos oficiales, con el cometido de estudiar los criterios y pautas a que deben someterse las sociedades para la transparencia informativa y funcionamiento de los órganos de gobierno.

316

Poder Global y Buen Gobierno

Acción Pública: “La acción pública que tiende a la reproducción del sistema social, se apoya en los intereses y las representaciones de la sociedad global, articulados con intenciones, experiencias y proyecciones ideológicas de los actores económicos y de las comunidades, ciudadanos y consumidores”. (Rodríguez, A. 2006). Política Pública: Las políticas públicas tienen por característica construir y transformar los espacios de sentido, en el seno de los cuales los protagonistas van a plantear y (re)definir sus problemas y a probar, en definitiva, las soluciones que les favorecen. Es el resultado de la actividad de una autoridad investida de poder y de legitimidad. Análisis de política pública: centra su atención en los problemas a los que la intervención de los poderes públicos intenta dar respuesta y, por tanto, no se trata de preocuparse de las características propias de las instituciones, de la normativa, o de los grupos presentes, como de considerar aquellos aspectos que resulten relevantes o significativos con respecto a la adopción y puesta en práctica de una política pública. Ciclo de política: “El proceso de elaboración de toda política pública implica decisiones e interacciones entre individuos, grupos e instituciones, decisiones e interacciones influenciadas sin duda por las conductas, las disposiciones del conjunto de individuos, grupos y organizaciones afectadas”. “Se trataría de reconstruir el proceso, es decir, la serie de acciones u operaciones que conducen a la definición de un problema y al intento de resolverlo” (J. Subirats) Buen Gobierno: El Buen Gobierno aparece como una categoría de mercado que compendia el gobierno en acción: oficial, privado y de organismos internacionales con sus respectivos códigos de Buen Gobierno. El PNUD interpreta el gobierno de un país como el ejercicio de la autoridad económica, política y administrativa para manejar sus asuntos en todos los niveles, promoviendo cohesión, integración y bienestar de su población. Gobernabilidad: Gobernabilidad es un estado de equilibrio dinámico entre demandas sociales y la capacidad de respuesta gubernamental (A. Camou, 2004). La gobernabilidad es la cualidad propia de una comunidad política según la cual sus instituciones de gobierno actúan eficazmente dentro de su espacio de un modo considerado legitimo por la ciudadanía, permitiendo así el libre ejercicio de la voluntad política del poder ejecutivo mediante la obediencia del pueblo (Arbós, X. y Giner, S. 1993) Gobernanza: La gobernanza busca mantener el equilibrio de la relación entre gobernantes y gobernados. Las demandas de los movimientos sociales, de comunidades, consumidores y ciudadanos sobre los gobiernos crecen y requieren de mayor capacidad de desempeño de éstos para aumentar el grado de gobernabilidad.

317

Políticas Públicas en el Escenario Global

318

Nueva Gestión Pública

CAPÍTULO VII NUEVA GESTIÓN PÚBLICA
El proceso de acumulación global del capital ha forjado cambios profundos en la estructura del poder global, sobre todo, a partir de la década de los 80, en los países desarrollados. En este contexto, se ha venido construyendo el modelo de la Nueva Gestión Pública, NGP, teniendo por referentes: los cambios globales y tendencias históricas; los fundamentos del modelo de mercado, los componentes y modalidades que la gestión pública debe asumir en la práctica económica y social. En primer lugar, se destacan los cambios globales y tendencias históricas en tres direcciones: expansión y monopolización de los flujos económicos; transnacionalización del poder y de las políticas públicas; y, las transformaciones sociales que están en la base de la sociedad del riesgo global. En segundo lugar, se analizan los fundamentos del modelo relativos: al dominio del mercado, la regulación de los flujos económicos, los procesos de descentralización y de privatización, y las nuevas formas de organización que adquiere la gestión de la acción pública: gerencialización, agencialización y tercerización o privatización. En tercer lugar, se examinan: primero, los componentes teórico técnicos, en términos de objetivos, principios, estrategias, planeación estratégica y técnicas de gestión; y, segundo, las principales modalidades de gestión: gestión contractual, , gestión del recurso humano, gestión financiera, gestión de los servicios públicos y control de gestión.

319

Políticas Públicas en el Escenario Global

A. CAMBIOS GLOBALES Y TENDENCIAS HISTÓRICAS Monopolización de los Flujos Económicos
La expansión de los flujos económicos, financieros, productivos y mercantiles que circulan por el mundo y su monopolización en cinco sectores globales estratégicos: finanzas, telecomunicaciones, biotecnología, acceso a los recursos naturales y armas de destrucción masiva que han servido de base a la determinación de la política global. La gestión de política económica tiene como finalidad la regulación de estos flujos de mercado, orientando y controlando por resultados los avances de estos sectores estratégicos y con el apoyo de los medios de comunicación, la configuración y uso del complejo de redes o entramados disponibles en cada sector. El nuevo modelo no solo debe gestionar el acceso a la inversión, transferencia de tecnología y del comercio de los sectores nacionales mencionados a las transnacionales dominantes, sino que debe gestionar su expansión en el territorio nacional, mediante la adopción de estrategias de descentralización y privatización a nivel regional y local. También gestiona los procesos de privatización del sector público, cuando las ETN asumen funciones públicas, tales como la producción de bienes públicos, prestación de servicios públicos, asunción de encargos públicos y la concreción de responsabilidades directas o mediante contratación y gerencia público/privada.

Transnacionalización del Poder y de las Políticas Públicas
La transnacionalización del poder público y la simultánea desnacionalización de las políticas públicas, ha conducido a la construcción, tanto, del Modelo del Buen Gobierno multinivel como del paradigma de la Nueva Gestión Pública y del management público/ privado para control político a partir del uso de las redes de política y de comunidades de política. Compete a la NGP el desarrollo de la política social. Tiene como responsabilidad la gestión y gerencia de las políticas sociales que coadyuvan al desarrollo del capital social, en especial, educación, salud, vivienda, justicia y defensa,
320

Nueva Gestión Pública

mediante procesos de contratación con el sector privado, con los organismos internacionales o con las organizaciones no gubernamentales. Gestiona lo relativo a la prestación de los servicios públicos por parte de instituciones del Estado, corporaciones globales, organismos internacionales y organizaciones no estatales, mediante contratación y gerencia, en el marco de las estrategias de descentralización y de privatización de estos servicios públicos. Gestiona de manera directa o por contrato, los procesos de regulación y trámites para la construcción de vivienda, de acueductos y alcantarillados, construcción de vías, regulaciones para la prestación de servicios públicos, asesorías y consultorías y demás funciones tales como licencias de construcción, etc. Gestiona los trámites y procedimientos para imponer multas y sanciones, así como la gestión directa o mediante contrato para la recaudación de impuestos nacionales, regionales y locales, buscando la participación de las comunidades, los ciudadanos y los consumidores, a través de redes sociales.

Transformaciones Sociales y Gestión del Riesgo
Las profundas transformaciones sociales en los campos de la masificación social con el dominio de la cultura del consumo con pluralidad de actores, presencia de movimientos sociales, la consolidación de las ciudades globales y de la sociedad del riesgo global, la Nueva Gestión Pública tiene funciones de gestión de los problemas de participación social, buscando efectividad, legitimidad y estabilidad social. En el marco de la multiculturalidad y de la influencia directa de la cultura del mercado global, debe gestionar la industria cultural procedente del exterior y los procesos de glocalización para arraigar cambios sociales, promoviendo procesos de participación de los consumidores con el fin de desarrollar la democracia cosmopolita Debe promover, gestionar y gerenciar procesos de formación y de capacitación de los nuevos actores sociales, nacionales y globales, proyectando los cambios en la acción pública desde el mercado, desarrollando la participación de los movimientos sociales y programando la contratación social. Está llamada a gestionar y gerenciar conflictos, de manera directa o mediante contratación de los problemas propios de los movimientos sociales, tales como los de protección ecológica y del medio ambiente, pobreza y exclusión social, desempleo e informalidad, migraciones laborales, refugiados, turistas Está encargada de la gestión del ordenamiento territorial y del desarrollo urbano de las ciudades globales con el manejo y control de las redes sociales. Debe gestionar lo relativo al entramado de las redes económicas, políticas y sociales que concurren en las ciudades,
321

Políticas Públicas en el Escenario Global

ocupándose de la estructura tecnocrática y mediática que incide en la organización social. En resumen, el modelo de mercado NGP se construye para gestionar y gerenciar los flujos económicos, políticos y sociales propios de la acumulación global de capital. En el campo económico da prelación a la gestión de los cinco sectores estratégicos monopolizados: finanzas, telecomunicaciones, biotecnología, acceso a los recursos naturales, armas de destrucción masiva. A nivel social se descarga de los procesos de reproducción social, excepto aquellos ligados con la producción de capital, tales como educación, salud, vivienda, migraciones que tienen que ver con la reproducción de la fuerza del trabajo. A nivel político gestionar políticas públicas globales a través de la contratación público/privada y los sistemas de management público. Teniendo en cuenta, como señala Barzelay (2003), que «si concebimos a la nueva gestión pública como un debate en torno a estas cuestiones, debemos descartar de inmediato definiciones formales, como que la nueva gestión pública sea una corriente internacional, un conjunto de ideas novedosas, un modelo de organización de servicios públicos, o una pura teoría. Todas estas definiciones, que estimulan la literatura en este campo, serían secundarias frente a la tarea central de hallar las mejores respuestas, según las circunstancias, a las cuestiones de cómo estructurar, gestionar y controlar, individual y colectivamente, los sistemas burocráticos públicos. (García Sánchez, I., M., 2007).

322

Nueva Gestión Pública

B. FUNDAMENTOS DE LA NUEVA GESTIÓN PÚBLICA, NGP:
Modelo de Gestión y Gerencia de Mercado

�����������������
�������������

�����������������

������������� ��������������

����������������

���������������

���������������

El paradigma de Nueva Gestión Pública, NGP, tiene como fundamentos: la acción pública global en el del modelo de mercado; la desregulación económica; la descentralización territorial y, la adopción del pluralismo de mercado, incorporando diversidad de actores a las nuevas formas de gestión, gerencialización, agencialización y tercerización El imperio del mercado global impone un modelo de gestión que al desbordar los límites nacionales del mercado, requiere de la desregulación para abrir las fronteras a la libre circulación de los flujos económicos mundiales en el país, y la descentralización territorial para irrigar estos flujos, en especial, las inversiones en distintas regiones y localidades. El pluralismo de mercado impone nuevos actores de la acción pública que se expresa en las nuevas dimensiones de la gestión pública, en la que concurren el gerencialismo, en perspectiva empresarial privada; la agencialización con la vinculación contractual de agentes privados; y, la tercerización de los servicios públicos, gestionados por organizaciones privadas con o sin ánimo de lucro.
323

Políticas Públicas en el Escenario Global

Las relaciones entre los sectores público y privado se consolidan mediante procesos de negociación, lo que, configura el gobierno por contrato, traducido en la acción oficial y la simultánea concesión de espacios de mercado al gobierno corporativo para la inversión, el crédito, la especulación, desarrollo productivo y comercial, en el manejo de flujos comerciales, sociales y políticos. El aparato estatal y corporativo debe ajustarse a las necesidades de transversalidad y de intersectorialidad que demanda la gestión de estos flujos globales y su operatividad en un ámbito específico de la acción pública. Es decir, la nueva gestión pública presenta un doble carácter: gestionar las políticas públicas globales para el manejo de los flujos económicos, sociales y políticos y, gerenciar, agenciar o tercerizar la acción pública para garantizar las operaciones en sectores específicos de la vida económica, política y social. Respecto de la gestión pública, cada ministerio, como cabeza de sector, sirve de mediador en la adopción de políticas globales en torno a la orientación de procesos internacionales, canalizan la intersectorialidad de los flujos a través del manejo de las relaciones internacionales. Así, por ejemplo: Hacienda y Crédito Público y el DNP manejan los flujos financieros y de inversión; Desarrollo Económico los flujos productivos y tecnológicos; Comercio los flujos mercantiles; Relaciones Exteriores los flujos políticos y sociales con la intermediación de las Embajadas. La Nueva Gestión Pública, NGP, incorpora la administración por misión al sector público e integra al privado y al social, mediante contratación de Agencias, en torno a proyectos específicos, vinculación temporal de los funcionarios o trabajadores, con gestión fiduciaria de los recursos y determinación de responsabilidades y rendición de cuentas.

324

Nueva Gestión Pública

1. ACCIÓN PÚBLICA GLOBAL EN EL MODELO DE GESTIÓN
El dominio de las relaciones de mercado, global ha servido de punto de partida y de apoyo al Nuevo Modelo de Gestión Pública, lo que demanda desregulación económica de los mercados para permitir la movilidad de los flujos económicos globales y descentralización territorial para incorporar dichos flujos, sobre todo, el de las inversiones extranjeras en las distintas regiones y localidades.

Modelo de Mercado
La Nueva Gestión Pública, NGP, orientada por el mercado global desde los años 80, ha sido un movimiento reactivo a la administración pública burocrática, encargada de la reproducción social, a cuyo desmonte ha contribuido, de manera decidida, a la liquidación del Estado del Bienestar y al cambio de rol de los Estados nacionales en la periferia. En la década de 1980 la gestión pública se convirtió en un área activa de interés para numerosos países y foros. Junto con los países angloamericanos, otros como Suecia o Dinamarca, y algunos en el área de países en desarrollo, se interesaron por la transformación de valores, instrumentos, programas de acción, marcos organizativos o, simplemente, por la adopción de buenas prácticas gerenciales para la mejora de los servicios públicos procedentes del enfoque propuesto por la NGP (Barzelay, 2001). A diferencia de la administración clásica, ligada a la producción nacional, la Nueva Gestión Pública es sistemática, abierta y de cara al mercado mundial y tiene relación permanente con flujos económicos, sociales y políticos globales, nacionales, regionales y locales. (Barzelay, M., Ferlie, E., Hook, C. M, Jackson). La fuerza del mercado estructura los componentes intelectuales de la NGP : por un lado, la Nueva Economía Institucional, que incorpora el individualismo metodológico, el pluralismo de mercado y la Teoría de la Elección Pública y, de otro lado, la Teoría de los Costes de Transacción y el postfordismo. El Nuevo Institucionalismo considera que las instituciones públicas son relevantes para entender y explicar las interacciones entre los individuos, pues están dotadas de una lógica propia que condiciona las preferencias individuales. (Lapsley y Oldfield, 2001). Y es
325

Políticas Públicas en el Escenario Global

que como Serna (2001) indica, se define el concepto de institución como el conjunto de valores, normas, reglas, rutinas y procesos, que se desarrollan en un determinado entorno organizativo y que inciden directamente en la actuación desarrollada por los distintos actores implicados, dirigiendo y limitando su comportamiento. “La teoría de la elección pública o «public choice» puede definirse, utilizando para ello las palabras de Mueller (1989), como el estudio económico de las decisiones que se adoptan al margen del mercado o, sencillamente, como la aplicación de la Economía a la Ciencia Política. Sus propuestas giran en torno a los problemas que la burocracia administrativa plantea en la obtención de la eficiencia en la actuación pública, criticando el monopolio estatal bajo el que actúan” (Downs, 1967). En la teoría clásica de la elección pública la competencia es vista como la panacea para la resolución de los problemas burocráticos. Asumiendo que el monopolio público puede ser remplazado por la gestión de los servicios mediante contratos puntuales en mercados atomizados donde compradores y vendedores poseen una completa información (McMaster y Sawkis, 1996). Las medidas que proponen para evitar el monopolio burocrático pueden resumirse en las siguientes (Niskanen, 1971): más competencia en el desarrollo de los servicios públicos; privatización o contratación externa para reducir el gasto; mayor información sobre la viabilidad de las alternativas de servicios públicos ofertados en bases competitivas y de acuerdo con costes comparados; y, controles más estrictos sobre la burocracia. La existencia de costes de transacción en los intercambios realizados en el mercado proporciona una explicación de las ventajas comparativas de organizar la producción dentro o fuera del ámbito público: cuanto mayores sean los costes de las transacciones externas, mejor será producir dentro de la administración, situándose el límite de la intervención pública en el punto donde se igualen sus costes con los de contratar en el exterior. Así, la arquitectura pública, entendida está como la estructura organizativa óptima (Jackson, 2001), se realizará en función de los costes de transacción, lo que llevará a la administración pública a incorporar condiciones similares a las del mercado como mecanismos de control cuando aseguren un mantenimiento de dichos costes equilibrados con los intereses que todos los artífices de procesos sociales y colectivos merecen (Boston et al., 1996). Por su parte, la gerencia profesional, definida principalmente a partir de las ideas de los Neo-Tailoristas (Pollitt, 1993), se centra en el estudio de la organización burocrática interna de la administración. Abogando por romper el supuesto mito de las diferencias de gestión entre el sector privado y el sector público (Arellano, 2002). El Neo-tailorismo propone de reinvención del gobierno, refiriéndose a la transformación fundamental de los organismos y sistemas públicos para que se produzcan mejoras espectaculares en su eficacia, su eficiencia, su adaptabilidad y su capacidad para innovar. Para esta teoría, el carecer de un sistema de gestión adecuado -información fidedigna relativa a los costes de las actividades y a los logros conseguidos- y el perfil tradicional de
326

Nueva Gestión Pública

los gestores públicos son los factores más importantes que impiden la consecución de la ansiada eficiencia (Martín, 1983; Peters y Waterman, 1982). Esta transformación se logra cambiando su propósito, sus incentivos, su responsabilidad, su estructura de poder y su cultura» (Osborne y Plastric, 1998). Podemos concluir que las técnicas propuestas por esta teoría son fundamentalmente: separación entre política y gestión; reducción de las normas de actuación, especialmente referidas a los órganos directivos, pues se persigue el gerencialismo o profesionalización del gestor; incremento de los controles económicos y financieros que permiten exigir responsabilidades personales; introducción de mecanismos incentivadores para premiar logros y sancionar fallos (García Sánchez, I., M., 2007). La NGP ha de orientarse hacia el consumo y al cliente como relación social predominante, bajo la premisa del individualismo metodológico de mercado, limitando a la ciudadanía a la práctica del consumo, incentivando la competencia en el sector público, mediante la contratación a plazo y procedimientos de oferta, promoviendo la competencia entre financiadores y prestadores de servicios, como la llave para reducir costes y mejorar estándares.

Desregulación
La desregulación permite a los gobiernos eliminar la excesiva normatividad o flexibilizar procesos que atañen a todos los sectores de la economía para favorecer los negocios y las operaciones eficientes del mercado, lo que conlleva un aumento en la competitividad, mayor productividad y eficiencia, aunque esta liberalización afecte los derechos de los usuarios, en especial, cuando se imponen oligopolios de hecho o de derecho. La desregulación de los procesos de gestión financiera, productiva y comercial, permiten la libre circulación de los flujos de mercado mundial, conectando a los mercados de los distintos países con los mercados globales, estimulando la creación de empresas y de empleos, es decir, acelerando el proceso de acumulación de capital a escala mundial. La apertura de los mercados al comercio mundial se convierte en la piedra angular del proceso, lo que ha permitido a los gobiernos neoliberales cumplir en este vasto campo sus funciones de mediación de los procesos de inversión extranjera directa, en la gestión de la transferencia de tecnología y en el desarrollo del comercio.

Descentralización
Una doble estrategia neoliberal sirve de base a la NGP: la descentralización territorial y las privatizaciones en la prestación de los servicios públicos por las corporaciones nacionales o globales privadas. La descentralización tiene como finalidad aumentar la flexibilidad administrativa del aparato estatal (CLAD) y de acercar a los consumidores a las instituciones prestadoras de servicios.
327

Políticas Públicas en el Escenario Global

Bajo la Nueva Gestión Pública no todos entienden lo mismo. Para unos, es un sistema de manejo descentralizado que aplica innovadores instrumentos de gestión como lo son el controlling, el benchmarking y la gestión esbelta (lean management). Para otros, es privatizar en la mayor medida posible las actividades gubernamentales (Schröeder, 1998). Más allá de la descentralización de funciones, recursos y competencias de la nación hacia las regiones y localidades, aquí se trata de la descentralización de las corporaciones globales y de los organismos internacionales para la gestión de los flujos económicos, financieros, productivos y comerciales hacia los países periféricos, hacia sus regiones y localidades. Descentralizar la ejecución de los servicios públicos es una tarea esencial en el camino de la modernización gerencial del Estado latinoamericano. Al respecto el CLAD señala claramente que las funciones que pueden ser realizadas por los gobiernos subnacionales y que antes estaban centralizadas, deben ser descentralizadas; sin embargo, establece ciertas salvedades en tanto que la relación entre la centralización y la descentralización no es dicotómica sino complementaria, y en tanto que la descentralización realizada sin contrapartidas a los lugares más pobres tiende a reproducir la desigualdad social existente. Al mismo tiempo que sostiene que más importante que definir estrictamente lo que cada nivel de gobierno debe hacer, es la necesidad de establecer mecanismos de cooperación entre ellos. (CLAD, 1998) No obstante, en las actividades exclusivas del Estado que permanezcan a cargo del Gobierno Central, la administración debe basarse en la desconcentración organizacional. Los organismos centrales deben delegar la ejecución de las funciones hacia las agencias descentralizadas. El principio que orienta este cambio es el de que debe existir una separación funcional entre las estructuras responsables de la formulación de políticas y las unidades descentralizadas y autónomas, ejecutoras de los servicios, y de esta manera, orientar la administración pública a través del control de los resultados obtenidos por las agencias autónomas. (CLAD, 1998)

328

Nueva Gestión Pública

2. PLURALISMO DE MERCADO EN LA NUEVA GESTIÓN PÚBLICA
El pluralismo de mercado abre el espacio económico y social a los nuevos actores de la acción pública global, mediante la estructuración de las nuevas dimensiones de la gestión de la acción pública: la gerencialización o management público; la agencialización que introduce la contratación de la acción pública; y, la tercerización de los servicios públicos.

Gerencialización
“Este movimiento ayudó a generar un grupo de doctrinas de reforma administrativa basadas en la idea de gestión profesional, experiencia portátil, experiencia vital sobre experiencia técnica, requerimiento de un alto poder discrecional para lograr resultados (free to manage) y para un mejor rendimiento organizativo, a través del desarrollo de apropiadas culturas y la medida y ajuste activo de los productos organizativos”. (Hood, 1991). El management publico está basado en la aplicación del marketing al sector público, aunque por principio las lógicas de la administración pública y el marketing sean opuestas: la administración pública es normativa y porta la idea del bien público. Se basa en la ética y busca la satisfacción del interés común, en tanto que el marketing busca satisfacer el bienestar individual, es oportunista y se basa en la novedad. La administración pública representa la situación permanente del Estado y tiene responsabilidades a largo plazo, mientras que el marketing está atento al mercado en un momento determinado de su funcionamiento y tiene objetivos a corto plazo. La primera se basa en la lógica política y la segunda, en la lógica económica. Sin embargo, los Laufer y Burlaud juzgan que la administración pública y el mercado son menos opuestos de lo que se piensa, pues este último consiste esencialmente en una relación entre el mercado y su público”. (Cfr. Barzelay, 1998). La profesionalización de la alta burocracia es el punto de partida de la Reforma Gerencial. La idea que plantea el CLAD es que se le debe de reconocer su matiz político en tanto que la burocracia necesita ajustar su actuación en función de criterios políticos y que para que se conviertan en verdaderos ‘policymakers’ (tomadores de decisión) debe de haber mayor estabilidad sobretodo en la alta burocracia. Finalmente, el CLAD en 1998 a la luz de la discusión internacional respecto a los postu329

Políticas Públicas en el Escenario Global

lados de la NGP emitió un pronunciamiento conocido como ‘Una Nueva Gestión Pública para América Latina’ en donde los distintos países miembros de la región se pronunciaban a favor de una reconstrucción de la administración pública a través de la Reforma Gerencial. La idea de trasfondo era cómo mejorar la gestión del Estado (entendida como la capacidad del estado para concretar en la realidad, de manera eficiente y efectiva, las decisiones tomadas a nivel político) desde una perspectiva propia de los gobiernos de América Latina y con mecanismos que aumentaran la eficacia, la eficiencia y la efectividad de la administración pública. En el caso colombiano, la gerencia pública (Public Management) bajo las orientaciones del ministerio cabeza de su respectivo sector, se ocupa de las operaciones sectoriales económicas, sociales o políticas con una profusa división del trabajo en gerencias financieras, productivas, comerciales; gerencia social en salud, seguridad social, educación, vivienda y, gerencias territoriales, regionales y locales en las que concurren distintos sectores. De manera similar se organiza la gestión y la gerencia privada en uno o varios sectores de inversión privada, cuando participa en espacios del sector público, como productor de bienes, prestador de servicios públicos, asesor o consultor o asume responsabilidades de gestión sobre asuntos públicos.

Agencialización
La Teoría de la Agencia aparece como una forma de cooperación pública/privada, en la que un individuo principal del sector público, delega mediante relación contractual en un agente, la ejecución de una tarea o prestación de un servicio, con el fin de obtener unos resultados determinados. La gestión de las políticas públicas demanda la existencia de sujetos plurales y la estructura de un sistema en red, donde el Estado, como socio principal, planea y coordina la ejecución y gestión de la política pública, indicando las misiones principales a ser realizadas, contractualmente con agencias públicas, privadas o sociales, en torno a proyectos específicos, con vinculación temporal de funcionarios y trabajadores, gestión fiduciaria de recursos, fijación de responsabilidades y rendición de cuentas. Esta situación da lugar al desarrollo de la teoría de la agencia que rescata la cooperación público/privado/social, en un sistema donde los agentes, como representantes de la casa principal, en cada caso, actúan como actores en este escenario, acogiendo un trabajo determinado por misión. La atención se centra en el cliente y en la ejecución de proyectos y resultados, es decir, en el consumidor más que en el ciudadano. (Bardach, M., 1998). La estrategia de gestión por agencias requiere de planeación concertada, vía análisis de situación; presupuesto definido por proyectos; uso fiduciario de recursos; gestión de personal por misión con vinculación temporal al proyecto; relaciones multi-direccionales con el entorno a partir de los agentes; y, rendición de cuentas del agente.

330

Nueva Gestión Pública

En el ámbito público la definición de principal y agente es compleja al encontrarnos en presencia de múltiples figuras. Mayston (1993) se cuestiona quien es el principal en dicha relación, descubriendo tres posibles respuestas a dicha pregunta: el electorado —a través de los procesos democráticos de elecciones y los controles parlamentarios—; los consumidores de los servicios públicos; y los políticos del gobierno central en el poder. Albi et al. (1997) establecen relaciones de agencia superpuestas entre distintos niveles de la gestión pública, tales como ciudadanos, parlamentarios, gobierno, agencias y empleados públicos; ampliadas por Pina Martínez y Torres Prada (1996) bajo la teoría de la red contractual a prestamistas, sindicatos y otros agentes legítimamente interesados. Dos niveles básicos en la relación de agencia en el sector público: La relación Ciudadanos/ Políticos/Gestores: Esta delegación sucesiva de responsabilidad se produce en todos los ámbitos territoriales de la administración, como pueden ser el estatal, autonómico, local, etc., pues la elección de los representantes y la delegación de gestión en los subordinados es común a todas ellas. La relación ínter-administraciones: bajo lo que Arenilla (1991) denomina luchas de poder entre las distintas administraciones territoriales, entendemos que existe un afán de obtener mayor supremacía en un ámbito territorial determinado a través de la sustracción de competencias estatales con la consiguiente desviación de los recursos financieros necesarios. Estas actuaciones pueden, en ocasiones, realizarse sin considerar su efecto en el bienestar social de todos los ciudadanos, sino que vienen justificadas por la necesidad que los gobernantes ejercientes en territorios inferiores tienen de incrementar su poder político. Así, es posible encontrarnos con relaciones de agencia entre los distintos niveles de administración, las cuales, además, pueden producir importantes divergencias entre los servicios recibidos por habitantes de las distintas comunidades y provincias que forman el territorio.

Externalización
La externalización como nueva modalidad de la gestión pública, conlleva concertación y privatización de los servicios públicos, esenciales para la población, tales como los de educación, sanidad, vivienda, atención poblaciones vulnerables, etc., que son desviados a empresas privadas o a “holdings empresariales públicos” que gestionan fondos públicos y cuyo objetivo es la competitividad y la producción de una ganancia media. Privatización/externalización o énfasis en prácticas de gestión del sector privado. Supone, un desplazamiento del estilo militar (military-style) de la ética del servicio público o una mayor flexibilidad en las recompensas. En ese sentido, supone una sustitución del énfasis en la ética del sector público, la contratación y pagas fijas, el modelo de empresario fijo, una estructura de recursos humanos fija, o puestos de trabajo de por vida

331

Políticas Públicas en el Escenario Global

C. COMPONENTES Y MODALIDADES DE LA NGP
�����������

����������

����������������������

���������

�����������

�������������������

��������������������� ���

�������������������

��������������� �������

������������������

����������� ��������������

�������������������� ��������

������� ����������

La organicidad del modelo de la Nueva Gestión Pública, NPM, se explica por sus componentes teórico-técnicos y las modalidades de gestión adoptadas. En primer lugar, los componentes teórico-técnicos están referidos a los objetivos, a los principios, a las estrategias, a la planeación estratégica y a las técnicas de gestión. En segundo lugar, las modalidades de gestión remiten a la gestión contractual, a la gestión del recurso humano, a la gestión financiera, a la gestión de servicios públicos y al control de gestión.
332

Nueva Gestión Pública

1. COMPONENTES TEÓRICO-TÉCNICOS
Estos son los cinco componentes teóricos y técnicos de la Nueva Gestión Pública, NPM:

Objetivos:
La meta de la Nueva Gestión Pública es la de modificar la administración pública de tal manera que aún no sea una empresa, pero que se vuelva más empresarial. Los motivos que hacen interesante la NGP para la política y la administración son muy diversos y más bien difusos: la administración espera lograr con ella más autonomía y una disminución de la burocracia; los políticos de economía y finanzas desean sanear de esta manera rápidamente la economía doméstica; los gobiernos y algunos parlamentos esperan más y nuevas posibilidades de dirección (Schröeder, 1998). En general se busca lograr: economía, eficiencia y eficacia: “conduce a un gobierno más económico y eficiente, con servicios de mayor calidad y programas más eficaces, y además, simultáneamente, introduce cambios como la ampliación del control político, mayor libertad a los gerentes para que lleven a cabo su gestión, mayor transparencia gubernamental y una mejora de la imagen de aquellos ministros y líderes más comprometidos” (Pollit y Bouckaert, 2000). Conforme al documento “Governance in Transistion” de la OCDE (1995), las reformas de la NGP presentan rasgos comunes a partir de los cuales se establece una agenda común, los cuales en su totalidad tienen por objeto el lograr administraciones orientadas a resultados: 1. Devolver autoridad, otorgar flexibilidad; 2. Asegurar el desempeño, el control y la responsabilidad; 3. Desarrollar la competencia y la elección; 4. Proveer servicios adecuados y amigables a los ciudadanos; 5. Mejorar la gerencia de los recursos humanos; 6. Explotar la tecnología de la información; 7. Mejorar la calidad de la regulación; 8. Fortalecer las funciones de gobierno en el centro.

333

Políticas Públicas en el Escenario Global

Al respecto Fragoso (2004) señala que una revisión integral de la NGP implica: 1. Enfocarse más de cerca a los resultados en términos de eficiencia, eficacia y calidad del servicio. 2. Reemplazar las estructuras organizacionales altamente centralizadas con un medio ambiente que descentralice la gestión de las decisiones. 3. Flexibilidad para explorar alternativas en la provisión directa al público, el cual debe proveer más costo efectivo en el resultado de las políticas. 4. Nuevas políticas de manejo de personal que den mayor flexibilidad al desarrollo del staff (por ejemplo, a través de multihabilidades). 5. Uso de mecanismos para mejorar cuestiones tales como el desempeño en la concesión y la creación de medios competitivos y de mercado dentro de las organizaciones del sector público. 6. Incentivos para mejorar el desempeño (o por lo menos remover dicentivos) que permitan a las organizaciones el conservar un porcentaje de ahorros de su desempeño mejorado. 7. Fortalecimiento de capacidades estratégicas al centro para “conducir” al gobierno a dar respuesta a cambios externos y a intereses diversos rápida y flexiblemente y al menor costo. 8. Mayor responsabilidad y transparencia en los requisitos para reportar los resultados.

Principios
Principios de la NGP, según el CLAD: • La administración pública debe ser transparente • Flexibilización organizacional • Autonomía de Gestión • Enfoque en la efectividad, eficiencia y calidad en el cumplimiento de tareas. • Separación de la dirección estratégica (¿Qué?) de la dirección operativa (¿Cómo?). Existe consenso de los defensores de este modelo en éstas características: • Delegación en la toma de decisiones en quienes están más próximos al problema y tienen claridad en sus objetivos. • Orientación hacia el desempeño, dando énfasis a los resultados y productos más que a los insumos. • Disposición hacia el cliente: informar y escuchar al público permite comprender el querer de los ciudadanos y respuestas adecuadas. • Direccionamiento al mercado, mediante contratos de gestión y de personal, alimentando la competencia entre organismos públicos. El CLAD, 1998, agrega que la Reforma Gerencial demanda: • Profesionalización de la burocracia • Administración pública transparente
334

Nueva Gestión Pública

• La ejecución descentralizada hacia los gobiernos locales de los servicios públicos • Participación de agencias u organizaciones no gubernamentales en la prestación de servicios públicos. • Dirección administrativa basada en evaluaciones. • Control de resultados, de costos, de competencia administrativa y de control social • Estado red capaz de aglutinar a diversos actores sociales •Satisfacer las demandas del cliente-usuario

Estrategias
El Consenso de Washington, FMI, 1982, plantea achicar el tamaño del Estado: • Simplificar el aparato de la administración pública. • Uso racional y eficiente del gasto público. • La descentralización de servicios públicos • Rendición de cuentas y transparencia. El Banco Mundial, BM, 1998, demanda una formulación estratégica de las políticas: • Separación del diseño de las políticas respecto de su implementación, y del financiamiento respecto de su provisión • Sistema de gestión financiera con énfasis en resultados • Sistema de personal con énfasis en la gratificación por el desempeño particular El Consenso de la OCDE, 1995, busca desarrollar: • Capacidad estratégica de la alta dirección • Focalización de la acción pública en resultados • Entornos administrativos descentralizados • Flexibilidad para explorar opciones distintas en la prestación y regulación de los servicios públicos: participación del sector privado • Focalización en la eficiencia de los servicios y la satisfacción del usuario como cliente. El CLAD por su parte, recomienda: • Montaje de una red de relaciones más democráticas entre la prestación de los servicios públicos y los ciudadanos-consumidores • Implantación de un modelo contractual y competitivo de acción estatal, a partir del cual se pueda aumentar la eficiencia y la efectividad de las políticas. • La profesionalización de la alta burocracia es el punto de partida de la Reforma Gerencial • La administración pública debe ser transparente y sus administradores deben ser Responsabilizados • Descentralizar la ejecución de los servicios públicos • En las actividades exclusivas del Estado que permanezcan a cargo del Gobierno Central,
335

Políticas Públicas en el Escenario Global

la administración debe basarse en la desconcentración organizacional • La Administración Pública Gerencial se orienta, básicamente, por el control de los resultados • La mayor autonomía gerencial de las agencias y de sus gestores debe ser complementada con nuevas formas de control • Responsabilización del servidor público en tres aspectos: i) ante la sociedad, ii) ante los políticos electos en términos de la democracia representativa, y iii) ante los representantes formales e informales de la sociedad, que estén actuando en el ámbito de la esfera pública no-estatal. • Responsabilidad del Estado en relación con los derechos sociales y su papel financiador en el área de los servicios sociales de educación, salud y cultura. • Crear las condiciones favorables para el pleno empleo. • Ampliar el espacio público, con la creación del concepto de lo público no-estatal, y procura aumentar las formas de participación popular en la evaluación y en el control de los Servicios públicos. • Acción colectiva o la cooperación entre las personas dotadas de espíritu público es posible y efectiva. • Oferta de servicios públicos a través de entidades públicas no estatales El Consenso de SANTA CRUZ, 2003, Reforma para una Gestión de Calidad: Importancia estratégica de los RH en la gestión pública de calidad en los servicios. • Preeminencia de las personas (valor del capital humano) • Profesionalización de los servidores públicos • Estabilidad en el empleo • Observancia de principios éticos (honradez, transparencia) y constitucionales • Responsabilidad de los directivos en la gestión de las personas • Promoción de la comunicación, participación, diálogo, transacción y consenso entre empleadores y personal

Planeación Estratégica
La planeación estratégica para la NGP es el proceso de desarrollo e implementación de planes para alcanzar propósitos y objetivos previamente trazados por parte de los actores, públicos y privados. La planificación estratégica se aplica, en este caso, a la producción de bienes, prestación de servicios y a la asunción de responsabilidades sobre asuntos públicos, proporcionando una dirección general, fundamentada en estrategias financieras, de manejo de recursos humanos, en tecnologías de la información y de marketing. Planificación estratégica, que haga realidad la dirección por objetivos y la evaluación de los resultados. La adopción de la filosofía de la dirección por objetivos no es una opción para las Administraciones Públicas, sino un imperativo legal derivado de la Ley General Presupuestaria, que declara que la actividad económico-financiera de las mismas tiene como fines el desarrollo de objetivos y el control de la gestión de los resultados a través de
336

Nueva Gestión Pública

un cambio basado en las personas. (Parrés García, Alejandro, 2005). Con la separación de las decisiones estratégicas de las operativas, se estima reducir los puntos de competencias conjuntas y se definirá claramente la responsabilidad de cada plano y nivel. Esto sólo es posible cuando se delegan competencias a la administración de manera directa o a través de la contratación de agencias.

Técnicas de Gestión
La Gerencia Pública como proceso no solo se ocupa de la dirección, planeación y control, sino del logro de su misión en todos los campos de su competencia, en relación a la evaluación, ajuste y proyección de la organización en el cumplimiento de sus funciones con economía de recursos, eficiencia y eficacia. En todos y cada uno de estos procesos hace uso de un conjunto de técnicas, destinadas al cálculo, la cuantificación y la elaboración de indicadores. Estas se clasifican en tres grandes dimensiones: • Las técnicas de dirección, planeación y control de la organización -pública y/o privada-, en su conjunto, dirigidas al desarrollo de las habilidades directivas, liderazgo para el cambio organizacional, toma de decisiones, capacidad de negociación y de manejo del conflicto; técnicas para la planeación estratégica, capacidad para el análisis de situaciones complejas, y para la formulación de estrategias en función de los cambios del entorno y para garantizar el logro de metas y objetivos; y, técnicas para el control de gestión en los distintos campos de la actividad institucional. • Las técnicas correspondientes al cumplimiento de la misión institucional o empresarial, a partir del establecimiento de una contabilidad de costos, para examinar en este marco, sus funciones y responsabilidades, proyectando otro conjunto de técnicas sobre marketing, dirección de operaciones, diseño organizacional, gestión contractual, dirección de recursos humanos, gestión financiera y presupuestal, gestión de servicios públicos, gestión medioambiental, gestión de sistemas de información y control de gestión. • Las técnicas de evaluación, ajuste y proyección de la institución u organización con visión prospectiva con el fin de analizar los resultados e impacto de la acción público y/o privada. Dichas técnicas apuntan a desarrollar, entre otras, análisis comparados Benchmarking, alternativas de solución de problemas públicos, capacidad para producir ajustes en el corto y largo plazo, trabajo en equipo; creatividad e innovación, capacidad de asumir el cambio y de generar la reingeniería de procesos complejos y en situaciones de ambigüedad e incertidumbre.

337

Políticas Públicas en el Escenario Global

2. MODALIDADES DE GESTIÓN
Las modalidades de gestión que estructura y organiza la NGP, podemos sintetizarlas de la siguiente manera: gestión contractual; gestión de los recursos humanos; gestión financiera; gestión de prestación de los servicios públicos y los procesos de control de gestión que caracterizan a la NPM.

Gestión Contractual
“Bajo gestión contractual se entiende la dirección de la administración con base en objetivos acordados, que abarca desde la definición de éstos hasta el control de su cumplimiento. La gestión contractual se basa en contratos, es decir, en acuerdos entre las partes contractuales. Ahora bien, ¿quiénes son estas partes contractuales? Por un lado tenemos a la dirección política y por el otro a los prestadores de servicios, es decir, el lado operativo. En el caso de los contratos no se trata de acuerdos con obligatoriedad jurídica, como se conocen dentro del ámbito empresarial, sino que solamente se trata de un acuerdo de compromiso de cumplimiento con los objetivos acordados dentro de un período de tiempo establecido. Dentro de los contratos se fijan los servicios y productos según calidad y cantidad (objetivos del servicio) y el presupuesto requerido (objetivos financieros). El principal objetivo de la gestión de contratos es el de enfocar el interés y la atención de las áreas especializadas sobre el rendimiento de su servicio y/o producto. A partir de la transferencia de responsabilidades de recursos las áreas especializadas desarrollarán así un sentido de responsabilidad hacia el cliente y el mercado” (Schröeder, 1998).

Gestión del Recurso Humano
“Dirigir cualquier organización es, en definitiva, dirigir personas. La gestión de los recursos humanos de la organización tiene una dimensión estratégica que no acaba de calar en la cultura de las organizaciones públicas. Nuevo enfoque de las relaciones laborales, con el compromiso del empleador de abonar un salario a cambio de la fuerza de trabajo hacia el compromiso de contribuir al desarrollo integral, profesional y personal, de los trabajadores; por haberse advertido de que afecta favorablemente a los resultados de la organización y hace sostenible en el tiempo el incremento del valor de la misma. El recurso y el talento humano son la base de los procesos de modernización de la ges338

Nueva Gestión Pública

tión pública y, por tanto, la acción del Estado debe estar dirigida a potenciar el talento humano, creando las condiciones para su desarrollo y el de la acción y gestión pública con aprovechamiento del recurso humano en su conjunto. Las necesidades de personal, tanto desde el punto de vista cuantitativo (cantidad de recursos humanos) como cualitativo (características de los mismos), vienen condicionadas por el despliegue estratégico de la organización: es lo que se conoce como la “alineación” de los objetivos del área de recursos humanos con los objetivos estratégicos de la organización a través de un cambio basado en las personas”. (Cfr. Parrés García, Alejandro, 2005). La evaluación del desempeño de un cargo requiere, en el caso concreto, de una respuesta a las siguientes preguntas (Schröeder, 1998): • ¿Cuáles son las metas que deberán cubrir las necesidades (outcome)? • ¿Qué prestaciones cubren estas necesidades (output)? • ¿Quién cubrirá las necesidades? • ¿Cuántos recursos públicos deberán ser destinados para este efecto?

Gestión Financiera
En general, la gestión financiera se ocupa de la eficiente administración del capital de trabajo buscando un equilibrio de los criterios de riesgo y rentabilidad; además de avanzar la estrategia financiera para garantizar la disponibilidad de fuentes de financiación y proporcionar las operaciones como herramientas de control de la gestión de la organización. El objeto de la Gestión Financiera es el manejo óptimo de los recursos financieros y físicos que hacen parte de las organizaciones a través de las áreas de Contabilidad, Presupuesto, Tesorería y Servicios Administrativos. El nuevo marco normativo económico financiero de las Administraciones Públicas apoya esta visión al revalorizar la importancia de los principios de eficacia, eficiencia y calidad en la gestión pública e incidir especialmente en el desarrollo de la dirección por objetivos y en la responsabilidad por la gestión efectuada (Parrés García, Alejandro, 2005). El “control financiero permanente” previsto en la Ley General Presupuestaria parece ser el marco más adecuado para desarrollar este “control de gestión”. El método hasta ahora empleado para planear un presupuesto considera las cifras del año anterior y las nuevas solicitudes de fondos realizadas por las dependencias o unidades productivas.

Gestión de Servicios Públicos
La ejecución e implementación de la política social y la gestión de la prestación de los servicios públicos se realiza, mediante procesos de contratación, público/privada, a través de la gerencia o del management público, ya sean de manera directa entre instituciones del Estado y las Corporaciones Privadas o mediante agencialización.
339

Políticas Públicas en el Escenario Global

La orientación del suministro de servicios hacia el ciudadano-usuario. Se trata de una revolución en la administración pública, ya que el antiguo modelo burocrático weberiano era autoreferenciado, vale decir, dirigido más hacia la afirmación del poder del Estado y de la burocracia estatal para responder a las demandas de los ciudadanos. Los ciudadanos deben participar tanto en la evaluación como en la gestión de las políticas públicas, especialmente en el área social. En el caso de la evaluación, varias reformas administrativas en todo el mundo están introduciendo instrumentos para estimar los resultados de los servicios públicos a través de la consulta popular. En lo que se refiere a la gestión, las comunidades están asumiendo la responsabilidad por programas en las áreas de educación, salud y vivienda, como puede comprobarse en diversas experiencias exitosas en América Latina. (CLAD, 1998).

Control de Gestión
El control de Gestión contractual, del recurso humano, financiero, de los servicios públicos y medio ambiental, no solo demanda el establecimiento claro de metas, objetivos e indicadores de éxito sino la participación evaluativa de los directivos, funcionarios y empleados sino de los usuarios y clientes. En este sentido, la “gestión de calidad significa que la administración, junto con sus directivos y empleados, hará todo lo posible para organizar procesos de producción, estándares y recursos, de tal manera, que dentro del proceso de producción de las prestaciones sean consideradas las necesidades legítimas del cliente/ciudadano. El control de gestión, como función directiva debe tratar de: evaluar, medir, la evolución de la actividad desarrollada, analizar las relaciones de causa-efecto y proponer las medidas oportunas para mejorar su eficacia y eficiencia Separación política/administración, decisión/gestión o gestión directa profesional (hands-on) en el sector público y en los puestos superiores. Ello supone un control activo, visible, discrecional por personas identificables en el ápice estratégico (free to manage). Esta doctrina se conecta con la rendición de cuentas, que requiere una clara asignación de responsabilidades por las acciones, y no una difusión del poder, sustituyendo a la proliferación de normas y estándares cualitativos e implícitos. (Schröeder, 1998). Para la valoración (subjetiva) de los productos por el cliente, estos criterios son decisivos: • El producto deberá cumplir con los requerimientos y con el fin previsto. Adicionalmente deberá contar con una elevada calidad dentro de las áreas que el cliente considera relevantes para su adquisición (visión selectiva de la calidad). • El producto deberá ser competitivo en precio y rendimiento con respecto a las comparaciones que el cliente pueda hacer con la competencia (visión relativa de la calidad). • (“inicio de calidad orientado al valor”) parece cobrar especial importancia para la administración pública, sobre todo donde no existe la competencia y donde
340

Nueva Gestión Pública

las prestaciones son subvencionadas por motivos políticos (ejemplos: regular el tráfico, escuelas)”. (Schröeder, 1998). La evaluación orientada a los resultados o el mayor énfasis en el control de los productos, supone una asignación de recursos y recompensas ligadas a la medida del rendimiento, lo que acentúa los impactos sobre los procesos, sustituyendo el énfasis antiguo puesto en el procedimiento y el control. “Controlling como un concepto integral puede definirse como una gestión rentable y efectiva de la administración en el sentido del cumplimiento con las metas preestablecidas. Para tal efecto, el ha de poner a disposición la información necesaria en el momento indicado dentro de los planos de toma de decisiones y el grado de saturación correspondiente. Controlling, para ser un real instrumento de apoyo, depende de un cálculo de costosbeneficio (en este caso prestación de servicios). De esta forma se logrará establecer una verdadera relación entre los costos y las prestaciones de servicio, lo cual permitirá a la administración evaluar la rentabilidad de vías alternas para prestar determinado servicio. Una parte primordial dentro del concepto de controlling es la realización de informes. La libertad surgida por la descentralización y delegación deberá ser relacionada con la obligación de realizar informes” (Schröeder, 1998). La Administración Pública Gerencial se orienta, básicamente, por el control de los resultados, contrariamente al control paso a paso de las normas y procedimientos, como se hacía en el modelo burocrático weberiano. La propuesta del CLAD es hacia un modelo de control a posteriori de los resultados que sustituya al modelo weberiano que pretendía vigilar al milímetro las decisiones tomadas por la burocracia. “La administración pública gerencial hace uso del control a posteriori de los resultados como un instrumento técnico capaz de hacer que las organizaciones aprendan de sus errores, y a partir de esto, elaboren sus estrategias futuras. Este último punto es lo que se ha denominado principio de aprendizaje organizacional, fundamental para que logre desarrollar la capacidad de aprender de su desempeño y mejorar continuamente la prestación de los servicios públicos. Pero la definición de los objetivos no basta para evaluar los resultados obtenidos por la burocracia y para ubicarla en un proceso continuo de aprendizaje organizacional. Se requiere la presencia de otros tres mecanismos, esenciales en este proceso: a. El primero de estos mecanismos es el establecimiento de un modelo contractual entre el organismo central y las agencias descentralizadas. Es el denominado contrato de gestión, que tiene como base metas cuantitativas definidas a priori y posteriormente evaluadas; a través del cual se define qué hacer después de la evaluación, en términos de sanciones, premios u otras formas de corregir los errores (sistema de consecuencias). b. La buena definición de los objetivos organizacionales depende también de la modificación de la rígida jerarquía que caracterizaba al modelo weberiano.
341

Políticas Públicas en el Escenario Global

Esto debe ser así porque es preciso hacer a los funcionarios públicos responsables de las metas, conscientes de la misión de su organización, y la mejor forma de lograrlo es delegando poder (empowerment) y autonomía a los gerentes. c. Por último, la administración pública basada en los resultados tendrá que realizar fuertes inversiones en la construcción de instituciones y en el entrenamiento de personal calificado, de modo de posibilitar la evaluación del desempeño, tanto organizacional como individual. Los Estados latinoamericanos precisarán montar sólidos sistemas de evaluación del desempeño en los próximos años, en el caso de que quieran en realidad transformar las actuales estructuras de la administración pública”. (CLAD. 1998). De otro lado, “La mayor autonomía gerencial de las agencias y de sus gestores debe ser complementada con nuevas formas de control. En lo primordial, el control deja de ser el control burocrático que buscaba estimar si todos los procedimientos se habían cumplido en forma correcta, para preocuparse más por las ganancias de eficiencia y efectividad de las políticas. El control que antes era llevado a cabo sólo por los administradores y las estructuras internas de control externo e interno, ahora pasa a ser, adicionalmente, la combinación de cuatro tipos de control: a. Control de resultados, realizado a partir de indicadores de desempeño estipulados de forma precisa en los contratos de gestión. b. Control contable de costos, que abarcará no sólo el control de los gastos realizados, sino también el descubrimiento de formas más económicas y eficientes de hacer cumplir las políticas públicas. c. Control por competencia administrada, o por cuasi-mercados, en los cuales las diversas agencias buscan ofrecer el mejor servicio a los usuarios; esta competencia puede traer ganancias de eficiencia y efectividad al sistema, ya que la pugna obliga a una utilización más racional de los recursos. d. Control social, por medio del cual los ciudadanos evaluarán los servicios públicos o participarán en la gestión de los mismos. El control social es un instrumento fundamental para manejar la compleja relación entre los ciudadanos y sus agentes, los políticos, y los burócratas. El control de la población sobre la burocracia (supervisión de tipo “alarma de incendio”) asegura mayor optimización de la relación entre el principal (ciudadanos) y sus agentes gubernamentales, toda vez que el costo de la información es menor que el que corresponde a la relación establecida entre políticos y burócratas. Pero el control social sólo trae consigo estos beneficios en caso de estar basado en sólidos mecanismos institucionales y para ello se deben de crear instituciones que incentiven a la población para controlar el Poder Público. (CLAD. 1998).

342

Nueva Gestión Pública

Referencias Bibliográficas
Cfr. Barzelay, 1998, Getting Agencies to Work Together Hood, 1991, Administrative Argument; Hood, 1991, Op. Cit; Hood, 1991, Op. Cit Lapsley y Oldfield, 2001, Transforming the Public Sector Serna, 2001, El papel de las instituciones en la gestión pública Pollitt, 1993, Managerialism García Sánchez, I., M., 2007, La nueva gestión pública; García Sánchez, I., M., 2007, Op. Cit.; García Sánchez, I., M., 2007, Op. Cit. Arellano, 2002, Nueva Gestión Pública Ferlie, E., 1996, The New Public Management in Action Barzelay, 2001, La nueva gerencia pública Mueller 1989, Public Choice Downs, 1967, Inside Bureaucracy Buchanan, 1954, Individual Choice Niskanen, 1971, Bureaucracy and Representative Government McMaster y Sawkis, 1996, The Contract State Williamson, 1975, Markets and Hierarchies Jackson, 2001, Public Sector Added Value Boston et al., 1996, The New Zealand Model Martín, 1983, Managing without Managers Peters y Waterman, 1982, In Search of Excellence Osborne y Plastric, 1998, La reducción de la burocracia Schröeder, 1998, Nueva Gestión Pública; Schröeder, 1998, Op. Cit.; Schröeder, 1998, Op. Cit.; Schröeder, 1998, Op. Cit.; Schröeder, 1998, Op. Cit.; Schröeder, 1998, Op. Cit.; Schröeder, 1998, Op. Cit. Gimeno Ruiz, 1997, La descentralización de la gestión pública Mayston 1993, Principals, Agents Albi et al. 1997, Gestión pública Pina Martínez y Torres Prada, 1996, Análisis de la información externa Arenilla, 1991, Modernización de la Administración Periférica Gore, 1993, National Performance Review Report, U.S. Government Barzelay, 2003, La nueva gestión pública Bardach, M., 1998, Getting Agencies to Work Together Pollit y Bouckaert, 2000, CLAD, 1999, Una Nueva Gestión Pública para América Latina OCDE, 1995, Governance in Transition Fragoso, 2004, Aplicación de la nueva gerencia pública Ormond y Löffler, 1999, Nueva Gerencia Pública Arellano et .al 2000, Nueva Gerencia Pública en Acción Parrés García, Alejandro, 2005, El reto de la “Nueva Gestión Pública”; Parrés García, Alejandro, 2005, Op. Cit.; Parrés García, Alejandro, 2005, Op. Cit Mendoza (1990, Técnicas Gerenciales

343

Políticas Públicas en el Escenario Global

Reseña Bibliográfica Nueva Gestión Pública: Aportes para el buen gobierno Peter Schroder
México, Fundación Friedrich Naumann, 1998

¿Por qué necesitamos la Nueva Gestión Pública?
“La Nueva Gestión Pública (NGP) es el sistema de control de la administración pública más innovador a nivel mundial y se está implementando en casi todos los países industrializados. Desde la segunda mitad de los años ochenta ha siso desarrollado dentro del ámbito angloamericano y ha alcanzado niveles muy desarrollados, especialmente en Nueva Zelanda. Las empresas gubernamentales fueron privatizadas, los mercados públicos y privados fueron desregulados y se hizo patente una clara separación entre la definición estratégica de las tareas gubernamentales mediante las dependencias políticas (LO QUE HACE el Gobierno) y el cumplimiento de las tareas operativas a través de la administración así como de gestores independientes o privados (CÓMO son cumplidas las tareas).La administración y los gestores privados cumplen con las tareas cuantitativas y cualitativas transferidas por el gobierno, para las cuales se ha acordado un beneficio financiero (solicitud de prestaciones y presupuesto global).

La Nueva Gestión Pública
Bajo la Nueva Gestión Pública no todos entienden lo mismo. Para unos, es un sistema de manejo descentralizado que aplica innovadores instrumentos de gestión como lo son el controlling, el benchmarking y la gestión esbelta (lean management). Para otros es privatizar en la mayor medida posible las actividades gubernamentales. La NGP posee las siguientes características: dirección orientada a la competencia mediante la separación de competencias entre los financiadores y los prestadores de servicios; enfoque de efectividad, eficiencia y calidad del cumplimiento de tareas; separación de la dirección estratégica de la dirección operativa; trato igual de prestadores de servicios particulares como públicos en el marco de la prestación de servicios y presupuestos globales; impulso enfocado de la innovación y manejo operativo delegado.

Los instrumentos de la Nueva Gestión Pública:
a) gestión contractual; b) transferencia de la responsabilidad sobre los recursos; c) orientación hacia el rendimiento (output); d) controlling (cálculo de costos y prestaciones de servicios, realización de informes, elaboración del presupuesto); e) orientación hacia los ciudadanos-clientes; f) personal; g) técnica de información; h) gestión de calidad.
344

Nueva Gestión Pública

Activación de la nueva estructura
Para tal efecto se tendrá que encontrar un motor que motive a los empleados a demostrar su capacidad innovadora y de rendimiento para ofrecerlo al servicio de la administración pública. La aplicación de instrumentos empresariales no es suficiente para lograr una mejor eficiencia y eficacia. Finalmente, la presión real para obtener la eficiencia la ejerce una competencia que funcione. Fomento de la competencia: Creando puntos de referencia (benchmarking), el origen del benchmarking se remonta a la economía empresarial; competencia por medio de la economía privada. La experiencia internacional ha demostrado que la expansión de la competencia como instrumento de dirección es la medida más importante para lograr mayor orientación del ciudadano y mayor rentabilidad.

Aplicación e Implementación de las medidas
La Nueva Gestión Pública no posee una teoría propia y se basa en experiencias empíricas adquiridas por los intentos de lograr una administración pública más eficiencia y efectiva, en muchos casos impulsado no por el convencimiento de que la administración debería trabajar más rápido y mejor, sino simplemente por la falta de recursos financieros. Sin una estrategia, la implementación en la mayoría de los casos no rendirá frutos y será abortada en algún momento en medio del proceso. Lo que entonces pueda quedar de la administración, generalmente resulta peor que las condiciones anteriores. Con una Nueva Gestión Pública que funcione adecuadamente, los desarrollos erráticos como la corrupción y el nepotismo serán detectados fácil y oportunamente y podrán ser evitados. Al mismo tiempo se podrá lograr, mediante una clara delimitación de las responsabilidades, que los culpables rindan cuentas. Con estas condiciones vale la pena asumir la difícil tarea de instruir la Nueva Gestión Pública”. (Peter Schroder, 1998).

345

Políticas Públicas en el Escenario Global

Bibliografía:
ALBI, E., GONZÁLEZ Páramo, J.M. y LÓPEZ Casanovas, G., 1997, Gestión pública, Ariel Economía, Barcelona. ARELLANO, David, 2002, Nueva Gestión Pública: ¿el meteorito que mató al dinosaurio? Lecciones para la reforma administrativa en países como México. en Revista del CLAD Reforma y Democracia N° 23. Caracas- Venezuela. ARELLANO Gault, D. y otros., 2000, “Nueva Gerencia Pública en Acción: procesos de modernización presupuestal. Un análisis organizativos (Nueva Zelanda, Reino Unido, Australia y México)”. Revista Reforma y Democracia. Número 17. Caracas: CLAD. ARENILLA, M., 1991, Modernización de la Administración Periférica, Ministerio para las Administraciones Públicas, Madrid. AUCOIN, Peter, 1996, “Operational Agencies: From Half-Hearted Efforts to FullFledged Government Reform.” Choices: Institute for Research on Public Policy, 2(4). AUCOIN, Peter, 1990, “Administrative Reform in Public Management: Paradigms, Principles, Paradoxes and Pendulums”, En: Governance Vol. 3 No. 2 AUCOIN, Peter, 1995, The New Public Management: Canada in Comparative Perspective: Ed. Institute for Research on Public Policy, Montreal, Quebec BANCO MUNDIAL ,1997, El Estado en un Mundo en Transformación. Informe sobre el Desarrollo Mundial 1997, Banco Mundial, Washington D.C. BARZELAY, M., 2003, La nueva gestión pública. Una invitación al diálogo globalizado, Seminario celebrado en London School of Economics and Political Science, London. BARZELAY, Michel, 2001, “La nueva gerencia pública. Un ensayo bibliográfico para estudiosos latinoamericanos (y otros)”, en Revista del CLAD Reforma y Democracia Nro.19, Caracas.

346

Nueva Gestión Pública

BARZELAY, M., 1998, Atravesando la Burocracia. Una Nueva Perspectiva de la Administración Pública, México, Fondo de Cultura Económica. BARZELAY, Michael, 1992, Breaking through bureaucracy, California: University of California Press. Existe versión en español editada por el FCE (1998) Atravesando la Burocracia: Una Nueva Perspectiva de la Administración Pública, México BARDACH, M., 1998, Getting Agencies to Work Together; Pratt, John W. and Richard J. Zeckhauser (eds.), Principal and Agents: The Structure of Business. BRESSER PEREIRA, Luiz, 2001, Reforma de la Nueva Gestión Pública: Ahora en la Agenda de América Latina, Sin Embargo... Trabajo publicado en www.top.org.ar. BOSTON, J., MARTIN, J., PALLOT, J. y WALSH, P., 1996, The New Zealand Model, Oxford University Press, Oxford. BUCHANAN, J.M., 1954, Individual Choice in Voting and the Market, Journal of Political Economy. CONSENSO de Santa Cruz, 2003, V Conferencia Iberoamericana de Ministros de Administracion Publica y Reforma del Estado, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, CLAD CLAD, 1999, Una Nueva Gestión Pública para América Latina, En Rev. CLAD Reforma y Democracia No. 13, Febrero, Caracas, Venezuela. DEL CASTILLO Alemán, Gloria, 2008, La evaluación en el Marco de la Nueva Gestión Pública, FLACSO, México. DOWNS, A., 1967, Inside Bureaucracy, Little Brown, Boston. DUNLEAVY, Patrick y Chisthoper HOOD, 1994, From old public administration to new public management en Public Money and Management, Vol. 14 No. 3, Oxford. DUNSIRE, Andrew, 1995, Administrative Theory in the 1980s: a Viewpoint en Public Administration, Vol. 73 No. 1, primavera, Londres. FERLIE, E.; ASHBURNER, L.; FITZGERALD, L. y PETTIGREW, A., 1996, The New Public Management in Action, Oxford, Oxford University Press. FRAGOSO, Jaime, 2004, Aplicación de la nueva gerencia pública en la modernización de las agencias estatales mexicanas: ponencia presentada en el Congreso Internacional del CLAD sobre la Reforma del Estado y de la Administración Pública, Madrid. GARCÍA Sánchez, Isabel María, 2007, La nueva gestión pública: evolución y tendencias, Universidad de Salamanca.
347

Políticas Públicas en el Escenario Global

GORE, A., 1993, National Performance Review Report, U.S. Government Print Office, Washington HOOD, C. ,1995, The New Public Management in the 1990s: Variations on a Theme, en Accounting, Organizations and Society, Vol. 20 (2/3). HOOD, Chistopher y Michael JACKSON, 1991, Administrative Argument., Aldershot, Hants.: Dartmouth. Existe versión en español editada por el FCE (1997) “La argumentación administrativa”, México HUGHES, O, and O`NEILL, D., 2000, The limits of new public management: Reflections on the Kennett ‘revolution’ in Victoria, International Public Management Network Conference, Mcquarie Graduate School of Management, Sydney, Australia. INAP, LÓPEZ, Andrea, La Nueva Gestión Pública: Algunas Precisiones para su Abordaje Conceptual, Serie I: Desarrollo Institucional y Reforma del Estado Documento No. 68 JACKSON, P.M., 2001, Public Sector Added Value: Can Bureaucracy Deliver? Public Administration, vol. 79, núm. 1. KUHN, Thomas S., 1971, La estructura de las revoluciones científicas, FCE, México LAPSLEY, I. y OLDFIELD, R., 2001, Transforming the Public Sector: Management Consultants as Agents of Change, The European Accounting Review, vol. 10, núm. 3. MAYSTON, D., 1993, Principals, Agents and the Economics of Accountability in the New Public Sector, Accounting, Auditing and Accountability Journal, vol. 6, núm. 3. MARTIN, S., 1983, Managing without Managers, Sage, Beverly Hills MARTÍNEZ Pina, V. y TORRES Prada, L., 1996, Análisis de la información externa, financiera y de gestión, de las Administraciones Públicas, Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, Madrid. MCMASTER, R. y SAWKIS, J., 1996, The Contract State, Trust Distortion and Efficiency, Review of Social Economy, núm. 54. MENDOZA, Xavier ,1990, Técnicas Gerenciales y Modernización de la Administración pública en España. En Documentación Administrativa. N” 223, Madrid, julio-septiembre. MUELLER, D. C., 1989, Public Choice II, Cambridge University Press, Cambridge. NISNAKEN, W.A., 1971, Bureaucracy and Representative Government, Aldine, Atherton, Chicago.
348

Nueva Gestión Pública

OCDE, 1994, Performance Management in Government: Performance Measurement and Results - Oriented Management, Public Management Studies –PUMA-, París OCDE, 1995, Governance in Transition: Public Management Reforms in OECD Countries, París. OCDE, 1996, Un Gobierno Alerta. Iniciativas de Servicios de Calidad en la Administración. PUMA, México. ORMOND, D. y LOEFFLER, E., 1999, “Nueva Gerencia Pública: ¿qué tomar y qué dejar?”. Revista Reforma y Democracia. Número 13. Centro Latinoamericano para la Administración y el Desarrollo. OSBORNE, D. y PLASTRIC, P., 1998, La reducción de la burocracia: Cinco estrategias para reinventar el gobierno, Paidós, Buenos Aires. OSZLAK, Oscar, 1999, Quemar las Naves (o como lograr reformas estatales irreversibles). Trabajo presentado al IV Congreso Internacional del CLAD, México. PETERS, T. y WATERMAN, R., 1982, In Search of Excellence, Harper and Row, New York. POLLITT, Christopher, 2003, The Essential Public Manager (Open University Press, Maidenhead/Filadelfia. POLLITT, C., 1998, Evaluation and the New Public Management: an international perspective. En Evaluation Journal of Australasia. POLLITT, C., 1993, Managerialism and the Public Sector, Oxford, Second Edition, Blackwell. POLLITT, C. y BOUCKAERT, G., 2000, Public Management Reform. A Comparative Analysis, Oxford University Press, New York. PARRÉS García, Alejandro, El reto de la “Nueva Gestión Pública” a través de un cambio basado en las personas, Cuerpo Superior de Administradores, Comunidad Autónoma de Canarias. RICHARDS, S., 1994, El paradigma del cliente en la gestión pública. En Gestión y Análisis de Políticas Públicas No. 1, INAP, Madrid, Septiembre- Diciembre. RUIZ Gimeno, A., 1997, La descentralización de la gestión pública. Implicaciones contables, Actualidad Financiera. SERNA, M.S., 2001, El papel de las instituciones en la gestión de las administraciones
349

Políticas Públicas en el Escenario Global

públicas, Revista del CLAD Reforma y Democracia, núm. 20. SCHRÖDER, Peter, 1998, Nueva Gestión Pública: Aportes para el buen gobierno Fundación Friedrich Naumann, Oficina Regional América Latina, México, D.F. WILLIAMSON, O., 1975, Markets and Hierarchies: Analysis and Antitrust Implications, the Free Press, New York. WORLD BANK, 1997, World Report, Washington: Banco Mundial. WORLD BANK, 2000, Reforming Public Institutions and Strengthening Governance, Public Sector Group, Washington. WORLD BANK, 2004, Evaluation Capacity Development: OED Self Evaluation, Operations Evaluation Department, OED, Banco Mundial, Washington, D.C.

Glosario de Términos
Gestión pública: la “acción conjunta del Estado y la comunidad para lograr los objetivos del desarrollo; se expresa mediante el diseño de políticas públicas, estrategias para su implementación, ejecución de programas y proyectos, monitoreo de los mecanismos de acción, evaluación de resultados y mejoramiento conjunto con base en la valoración de los aciertos y los errores, de forma que se garantice el cumplimiento de fines, objetivos, metas y niveles de desempeño”. Interacción política y social: El concepto de sistema político abarca el conjunto de interacciones, que la persona que investiga considera interesante estudiar, y no la totalidad de las que se dan en la política. La relación social puede referirse a una multitud de interacciones sociales, reguladas por normas sociales, entre dos o más personas, teniendo cada una posición y realizando un papel social. La interacción comunicativa es un proceso de organización discursiva entre sujetos que, mediante el lenguaje, actúan en un proceso de constante afectación recíproca. La interacción es la trama discursiva que permite la socialización del sujeto por medio de sus actos dinámicos, en tanto que imbrican sentidos en su experiencia de ser sujetos del lenguaje. En este sentido, interactuar es participar en redes de acción comunicativa, en redes discursivas que hacen posible, o vehiculan, la aprehensión, comprensión e incorporación del mundo. Interactuar permite comprender el entorno físico y dotar de sentido y significado a nuestra experiencia en el mundo (http://www.geocities.com/mrizog) Redes de polítícas y de gestión: Las redes de políticas públicas buscan establecer la cooperación entre actores con interés común en una política o en actividades de gestión. Las redes de políticas públicas como patrones más o menos estables de relaciones sociales entre actores interdependientes, que toman forma alrededor de los problemas y/o de los programas de políticas.
350

Nueva Gestión Pública

Conjunto de Ordenadores enlazados con fines comunes. Una Red es de área local cuando todos sus componentes (usuarios) están concentrados en un espacio reducido (el ámbito de un edificio de oficinas por ejemplo), pero pueden tomar el nombre de WAN o MAN cuando se extienden a áreas metropolitanas o superan la interconexión de regiones completas. Comportamiento organizacional: es el estudio y la aplicación de conocimientos relativos a la manera en que las personas actúan dentro de las organizaciones. Los elementos claves en el comportamiento organizacional son las personas, la estructura, la tecnología y el ambiente exterior en el que funciona. El comportamiento organizacional brinda un conjunto útil de herramientas en muchos niveles de análisis. Por ejemplo, ayuda a que los administradores observen el comportamiento de los individuos en la organización. También facilita su comprensión de la complejidad de las relaciones interpersonales, en las que interactúan dos personas (dos compañeros de trabajo o un par formado por un superior y un subordinado). En el nivel siguiente, el comportamiento organizacional es valioso para examinar la dinámica de las relaciones en grupos pequeños, tanto en equipos formales como en grupos informales. Cuando es necesario que dos grupos o más coordinen sus esfuerzos, los administradores se interesan en las relaciones intergrupales que surgen. Conflicto horizontal y conflicto vertical: El primero hace referencia a los conflictos entre personas jerárquicamente simétricas, que no se encuentran orgánicamente subordinadas en el esquema jerárquico de la organización. El segundo presenta un conflicto entre personas jerárquicamente asimétricas, orgánicamente subordinadas, es especialmente aconsejable en este caso recurrir a la intervención de profesionales externos para poder realizar una mediación interpersonal. Desarrollo organizativo: se basa en la noción que una organización, si quiere ser efectiva, ha de ser algo más que simplemente eficiente. Se ha de adaptar a los cambios. Cada organización ha de pensar cuáles son las fuerzas negativas que dificultan el cambio de la organización y a continuación, reflexionar sobre las fuerzas positivas que pueden contrarrestar esas fuerzas negativas y ayudar al cambio organizacional. Enfoque Sistémico Proactivo: Esto es un auto examen continuo de las relaciones interpersonales o del espacio de convivencia dentro de la organización que permita detectar elementos que puedan generar conflictos negativos. Así, la organización proactiva no se espera a que estalle un conflicto profundo para evaluar su estructura y su cultura organizacional. Intereses: conjunto de deseos, preocupaciones, temores y necesidades que cada parte involucra en la disputa en cuestión; movilizan la gestión, escalada y resolución del conflicto, en pos de su satisfacción. Misión: Todas las organizaciones –lucrativas y no lucrativas, públicas y privadas, etc.tienen una misión. Cualquier organización en lo básico es una agrupación estructurada de personas que coordinan los esfuerzos para conseguir una determinada misión con los
351

Políticas Públicas en el Escenario Global

recursos de que disponen. La misión es el reflejo fiel de la razón de ser de una organización, la justificación social de su existencia. En otras palabras, a partir de su definición, se debe poder responder a la siguiente pregunta: ¿Cuál es el objetivo final de la organización?. Pero el alcance de la misión puede ir todavía más allá de la explicación de la razón de ser de la organización, al incorporar otros elementos como los principios éticos y morales subyacentes y el comportamiento de la organización. En otras palabras, habría de dar respuesta a preguntas como estas: ¿Cuáles son las características diferenciales de la organización?, y ¿qué puede y que no debe hacer la organización? Planificación estratégica: es el esfuerzo disciplinado de producir decisiones y acciones fundamentales que acaban definiendo qué es una organización, qué es lo que hace y por qué lo hace. Esta definición tan abierta denota que no hay un único modelo de planificación estratégica ni tampoco unos resultados homogéneos. Los responsables y el resto de las personas que integran las organizaciones son las que idean, estructuran y dirigen los procesos de planificación estratégica para poder responder las tres preguntas siguientes: ¿Dónde estamos?; ¿A dónde queremos llegar?; ¿Qué hemos de hacer para poder llegar?. La planificación estratégica puede aportar toda una serie de beneficios a las organizaciones, pero no existe garantía de que así sea, como siempre, la última palabra la tienen las personas, no los procedimientos ni las técnicas. Administración por objetivos (APO): Filosofía de administración que involucra activamente a los empleados en la fijación de metas específicas y cuantificables, cuyo grado de cumplimiento es evaluado periódicamente para determinar los progresos alcanzados. Gestión estratégica del conocimiento: Es una disciplina emergente que tiene como objetivo generar, compartir y utilizar el conocimiento tácito (Know-how) y explícito (formal) existente en un determinado espacio, para dar respuestas a las necesidades de los individuos y de las comunidades en su desarrollo. Gestión financiera del Estado: Comprende el conjunto de procesos administrativos que permiten la obtención de recursos financieros y su aplicación a la concreción de los logros de los objetivos del Estado. Gestión por resultados: Puede definirse como el modelo que propone la administración de los recursos públicos centrada en el cumplimiento de las acciones estratégicas definidas en el plan de gobierno, en un período de tiempo determinado. De esta forma, permite gestionar y evaluar la acción de las organizaciones del Estado con relación a las políticas públicas definidas para atender las demandas de la sociedad. Gobierno electrónico: El concepto de “Gobierno Electrónico” incluye todas aquellas actividades basadas en las modernas tecnologías informáticas, en particular Internet, que el Estado desarrolla para aumentar la eficiencia de la gestión pública, mejorar los servicios ofrecidos a los ciudadanos y proveer a las acciones del gobierno de un marco de mayor transparencia.
352

Nueva Gestión Pública

Nueva gestión pública: Es un enfoque de compresión, análisis y abordaje de los problemas de la Administración Pública mediante la introducción de herramientas del management con una marcada orientación hacia la eficiencia, eficacia y efectividad en la solución de los problemas enfrentados. Bibliografía de este glosario Anthony Robert N. (1998) “El control de gestión: marco, entorno y proceso” Ediciones Deusto, España. Makón, Marcos (2000). El modelo de gestión por resultados en los organismos de la administración pública nacional. Argentina. Michael Barzelay. Investigación sobre las reformas a la política de la gestión pública en la región de América Latina: Marco Conceptual, Guía Metodológica y Estudios de Casos. Diálogo Regional de Políticas. BID. 2002. Spendolini Michael (1994) “Benchmarking” Editorial Norma, Barcelona. Sistema de Información de Buenas Prácticas en Iniciativas de Gobierno Electrónico y Gestión Pública. http://www.gestion-publica.cl/contenido.php?cont_codigo=152

353

Ciclo Global de Política Pública

354

Adolfo Rodríguez Bernal

TERCERA PARTE CICLO GLOBAL DE POLÍTICA PÚBLICA
El ciclo global de política pública es el resultado de los profundos cambios operados en el proceso de políticas que rompió los límites nacionales para proyectarse en los escenarios globales; mostrando los giros en la formulación de las políticas nacionales, dando paso a la construcción de referenciales globales que se convierten en fundamentos de las decisiones de política pública transnacional; del gobierno por contrato en su implementación; y del proceso de evaluación multinivel: global, supranacional, nacional, regional y local. En primer lugar, los foros globales sirven a la construcción de referenciales de la acción pública mundial, sin olvidar distinguir entre los foros y cumbres de decisión de la Élite del Poder Global, de los foros supranacionales y nacionales de adopción, adaptación y ajuste de la política pública y los de los foros de ejecución e implementación regional y local. En segundo lugar, la implementación contractual de la política pública es la nueva forma de gobernar por contrato, ante los cambios operados en el poder público, la nueva estructura del gobierno y su rol en la mediación contractual. La implementación contractual implica toma de decisiones para la resolución de problemas públicos, ejecutando políticas públicas con la adopción de métodos, lógicas y técnicas deductivas, sin control democrático. En tercer lugar, la evaluación de las políticas públicas globales se realiza en: distintos escenarios, con participación de pluralidad de actores, cambiando los criterios y los objetivos de la evaluación tradicional, estableciendo nuevas tipologías de evaluación y utilizando nuevas técnicas de análisis de evaluación e impacto de las políticas públicas.

355

Ciclo Global de Política Pública

CAPÍTULO VIII REFERENCIALES DE LA ACCIÓN PÚBLICA GLOBAL
Los foros globales, macro-regionales y nacionales constituyen los escenarios apropiados para la construcción de los referenciales de la acción pública multinivel y de la política pública transnacional conectando, mediante complejas redes internacionales a la diversidad de instituciones y de los actores globales. Los foros tienen una organización jerárquica y cumplen distintos objetivos: foros de decisión política; de adopción, adaptación y ajuste de las políticas globales; de ejecución e implementación de política pública; y de análisis y evaluación de las políticas públicas en los distintos niveles donde está llamada a operar. A la realización de estos foros asisten los organismos decisores de la política global: los Estados, gobiernos y organismos económicos, FMI, BM, UNCTAD; financieros, AMI; productivos, OCDE; comerciales, OMC; sociales (PNUD y distintos organismos de la ONU); y, organizaciones militares, CSNU y la OTAN. El antecedente más inmediato de la organización de los foros globales ha sido la creación de las Naciones Unidas en la posguerra, que ha cumplido un papel significativo en la construcción de referenciales de la acción pública para el nuevo orden mundial, en la organización de la economía, el desarrollo social y la transnacionalización de la política. Con la creación de las Naciones Unidas se plantea una nueva perspectiva sobre la organización de los países desarrollados del Atlántico Norte y su función respecto de los países del sur, periféricos y dependientes. La estructura organizativa de esta nueva entidad global descansa sobre tres pilares básicos: el desarrollo económico de los pueblos, la política social para mantener el orden social y la seguridad militar para garantizar estabilidad política. Son los principios para crear un gobierno mundial que garantice la paz y la estabilidad de los pueblos. Cada uno de estos ejes esta encargado de producir las orientaciones de política de los pueblos y, por tanto, mediante las redes económicas, políticas, sociales y militares se provee de la estructura necesaria para organizar de manera permanente las cumbres, las conferencias, congresos, foros y eventos donde se discuten los problemas de los países y
356

Referenciales de la Acción Pública Global

pueblos y se construyen los referenciales de la política y de la acción pública. En primer lugar, la UNCTAD convoca una serie de conferencias tendientes a definir los referenciales de la acción pública multinivel: en el plano global dirigidas al Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, PNUMA; Meteorología y Cambio Climático, OMM; Propiedad Intelectual OMPI; Transporte marítimo, OMI; a nivel macro-regional: fuera de la Unión Europea, UE, la Comisión Económica para Europa, CEPE; la Comisión Económica para África, CEPA; la Comisión Económica para Asia Occidental, CESPAO; Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico, CESPAP; y, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL; y, finalmente, conferencias a nivel Nacional. En segundo lugar, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, convoca conferencias globales en: Desarrollo y reducción de la Pobreza; Declaración del Milenio; Trabajo y Seguridad, OIT; Alimentación y Seguridad alimentaria, FAO; Programa Mundial de Alimentos, PMA; Salud, OMS OPS; Turismo hacia el 2030, OMT; Foro de Juventud, UNESCO; Desplazamiento: Observatorio del desplazamiento interno, ACNUR; Políticas y Ciencias Sociales; Foro de Ministros de Relaciones Sociales, UNESCO; Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización Internacional de Drogas, PNUFID En tercer lugar, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, CSNU, convoca cumbres y conferencias a través de: el Organismo Internacional de Energía Atómica, OIEA cuyo objetivo es asegurar que la asistencia prestada sobre energía atómica no se utilice con fines militares sino para fines de paz, salud y prosperidad, estableciendo normas de seguridad nuclear y protección ambiental; La Comisión del Espacio de Naciones Unidas, COPUOS (Committee on the Peaceful Uses Of Outer Space), para usos pacíficos del espacio extra atmosférico de Naciones Unidas; Las Fuerzas de Paz o “cascos azules”, son cuerpos militares encargados de mantener la paz en áreas de conflictos, monitorear y observar los procesos pacíficos y de brindar asistencia a ex combatientes en la implementación de tratados con fines pacíficos. En la posguerra la ONU para la intermediación centro-periferia desde el modelo económico creó organismos regionales que han organizado cumbres conferencias y foros de adopción, adaptación ajuste, ejecución y gestión de política pública, tales como la: Comisión Económica para Europa, CEE, Comisión Económica para Asia Occidental, CESPAO, Comisión Económica para Asia y el Pacífico, CESPAP, Comisión Económica para África, CEPA y la Comisión Económica para América Latina, CEPAL. También la Organización de Estados Americanos, OEA.

357

Ciclo Global de Política Pública

������������������� ������������������

������������������� �����������������

������������������� ����������������

����������������� ����������������������

������������� ������������ ��������������

������������������������ ����������������

������������������ ����������������������� ����������������

��������� ��������

����������������

���������������� ����������������������

�����������������������

��������������������

����� ���������������

Mediante las cumbres y foros permanentes de la élite del poder global se construyen los referenciales de la acción pública que sirven de base a la adopción, adaptación y ajuste de políticas públicas transnacionales económicas, sociales y militares que pretenden direccionar las acciones tendientes a la gestión de las políticas públicas. La construcción de referenciales llamados a orientar la acción pública global se traduce en la producción de distintas estructuras cognitivas, tales como: modelos, tipologías,
358

Referenciales de la Acción Pública Global

paradigmas, matrices cognitivas, plataformas, planes de acción, declaraciones propias de cumbres, conclusiones y recomendaciones de foros y conferencias convocadas al efecto. Los problemas globales que entran en la agenda pública mundial están, en cierta forma, en el origen de la acción pública e inspiran la construcción de referenciales para su orientación y direccionamiento, aunque es claro, que las políticas públicas no resuelven problemas, pues, esta es una función concreta de los actores de los problemas públicos.

359

Ciclo Global de Política Pública

1. FOROS DE DECISIÓN DE LA ÉLITE DEL PODER GLOBAL

��������������� ������ ��������

�������������� ��������� ���

����� ����� ������

������������� ���� ����

A la construcción de referenciales de la acción pública concurre la élite del poder global integrada por la élite económica, política y militar global en las distintas cumbres, foros y las conferencias mundiales, lo que presupone una concepción del orden social global y sus objetivos están dirigidos al control del cambio social global. La consolidación de los marcos de acción cuenta con tres escenarios específicos: el Foro de DAVOS de la élite económica vinculada a la OCDE; la Cumbre de la élite política en el G8 fundamentada en los foros sociales desarrollados por los distintos organismos de la ONU; y el Foro de la élite militar sobre la seguridad mundial de la OTAN. Estos eventos constructores de referenciales de la acción pública global presentan una estructura organizativa en cada uno de los escenarios y circuitos del poder para la toma de decisiones globales de política económica, social y militar, organizando espacios de decisión y asesoría para la adopción, ejecución y evaluación de la política pública global.
360

Referenciales de la Acción Pública Global

En primer lugar, en el escenario económico, el circuito está conformado por el Foro Económico Mundial (Foro de DAVOS), complementado por la Cumbre del G8 (legitimando decisiones económicas) y por el Foro de la OTAN (economía de guerra), articulando sus decisiones económicas con las Conferencias de Naciones Unidas sobre el Comercio y Desarrollo, UNCTAD. Los desarrollos de los referenciales de la acción pública económica y las necesidades de asesoría para la ejecución de decisiones políticas en otras partes del mundo, llevó a la Organización del FMI y del BM con participación de organismos especializados en distintos campos de la política económica global: el financiero con el AMI; el productivo, con la OCDE; y, el mercantil con la OMC. En segundo lugar, en el escenario político, el circuito está conformado por la Cumbre del G8 (legitimando la política social), acompañado por los foros de DAVOS y de la OCDE (responsabilidad social de las empresas), y por el Foro de la OTAN (guerra social), coordinando sus decisiones sociales con el Programa de Naciones Unidas para el desarrollo social, PNUD. Los desarrollos de los referenciales de la acción pública social y la asesoría para la ejecución de decisiones de política social se hace de manera directa por PNUD y los organismos especializados de Naciones Unidas, en coordinación con los Ministerios de los respectivos países, mediante programas conjuntos de la ONU en cada país, UNDAF. Este escenario, el G8 asume roles mediadores con el resto del mundo en materia económica a través del BM, la UNCTAD y su organismos especializados; y en materia militar coordina acciones con el Consejo de Seguridad de Naciones Unidad, CSNU y la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN. En tercer lugar, en el escenario militar, el circuito está conformado por el Foro de la OTAN (seguridad y defensa), con participación de los foros de DAVOS y de la OCDE (seguridad económica) y la Cumbre del G8 (Legitima la política y las acciones militares) en coordinación con el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, CSNU, para el resto del mundo. Los desarrollos de las Políticas y de las acciones militares y la proyección de las mismas en todas las regiones y Estados del mundo están a cargo tanto del CSNU, de la OTAN y sus entidades regionales y nacionales de seguridad, defensa y vigilancia de las instituciones de Derechos Humanos, asegurados por Tribunales Judiciales Internacionales. Con el fin de comprender el proceso de construcción de referenciales de la acción pública global y la toma de decisiones de política global, es necesario examinar con mayor detalle la articulación de los distintos escenarios, organizaciones, foros y cumbres de los tres componentes de la élite del poder global: económica, política y militar.

361

Ciclo Global de Política Pública

Foros Económicos

���������������� ��� ��

���������������� ���� ��

����� ��������� ��������

��������������� ��� ��

Los foros económicos buscan construir los referenciales de la política económica tendiente a regular la acción pública/privada sobre los flujos financieros, productivos y mercantiles y los procesos de monopolización de cinco sectores estratégicos de la economía global: financiero, telecomunicaciones, biotecnología, acceso a los recursos naturales y monopolio sobre las armas de destrucción masiva.

a. Foros Financieros
• Referenciales Financieros: En el escenario financiero, la libre fluidez del capital global, demanda la estabilidad macrofiscal de los Estados menos desarrollados con el fin de acelerar las inversiones hacia estos, reduciendo costos de inversión y facilitando la especulación financiera. Disciplina fiscal y reforma tributaria: equilibrio presupuestario constante y sostenido, eliminando el déficit presupuestario crónico y sistemático. La expansión monetaria tiene que ser controlada confiriendo autonomía a los Bancos Centrales. El sistema financiero busca equilibrio entre ingresos y gastos a partir de la disciplina fiscal y la disminución del gasto público, reforma tributaria con exoneración de los inversionistas y fijación de tasas de interés por el mercado. Priorización del gasto público en educación y salud. Para ser competitivo se requiere adiestrar y readiestrar la mano y la “mente de obra”. Hay que redistribuir los gastos del Estado en materia educativa, dándole prioridad a la educación básica y media, disminuyendo los gastos en la educación superior y si es posible, privatizarla.
362

Referenciales de la Acción Pública Global

Tasas de interés determinadas por el mercado y los capitales foráneos y la inversión extranjera deben tener libertad para entrar y salir de los países sin restricción alguna. Los grupos de interés dominantes se asocian en redes complejas que comprende un conjunto de inversionistas nacionales y foráneos interesados en la movilidad y fijación de flujos del capital financiero entre productores, comerciantes y consumidores. • Política Financiera: el Consenso de Washington El Consenso de Washington es un modelo marco que traza los criterios de política para el manejo financiero global, en especial, para los países periféricos y el Acuerdo Multilateral de Inversiones, AMI, establece un marco normativo al que deben someterse los Estados en relación con los flujos financieros. El Consenso de Washington fue formulado originalmente por John Williamson en un documento de noviembre de 1989 (“What Washington Means by Policy Reform”). En él incluyó una lista de diez políticas que eran más o menos aceptadas por todo el mundo en Washington. Originalmente ese paquete de medidas económicas estaba pensado para los países de América Latina, pero con los años se convirtió en un programa general: disciplina fiscal; reordenamiento de las prioridades del gasto público; reforma impositiva; liberalización de las tasas de interés; tasa de cambio competitiva; liberalización del comercio internacional; liberalización de la entrada de inversiones extranjeras directas; privatización; desregulación; y, derechos de propiedad. • Derecho Financiero Global. El Acuerdo Multilateral de Inversiones (AMI), que discuten los países en la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), busca ampliar radicalmente el margen de libertad de movimiento y operación de los inversionistas extranjeros y sus inversiones, y ofrecerles más derechos. En consecuencia, restringe severamente los derechos y poderes de los estados para regular el ingreso, el establecimiento y las actividades de las compañías extranjeras y sus inversiones. Los objetivos centrales del AMI son “establecer un amplio marco multilateral para la inversión internacional con normas de alto nivel en materia de liberalización de regímenes de inversión y protección de inversiones y con procedimientos de solución de diferencias efectivos”. En consecuencia, el AMI restringe severamente los derechos y poderes de los estados para regular el ingreso, el establecimiento y las actividades de las compañías extranjeras y sus inversiones. (Martín Khor, 1998). El estatuto de inversiones del AMI es un conjunto de principios y de normas que regulan los flujos financieros globales y a las instituciones, bancos emisores, bolsas de valores, el sistema bancario mundial y el sistema de redes de carácter financiero que operan globalmente.

363

Ciclo Global de Política Pública

• Organización Financiera Mundial Los mercados de capitales y los flujos financieros monopolizados, fluyen mediante una red institucional compuesta por cuarenta y tres (43) Bolsas de Valores en EE. UU., Europa y Suramérica; sesenta y una (61) organizaciones con funciones regionales en el Pacífico, Asia y América Latina; quince (15) instituciones financieras internacionales y 146 bancos centrales emisores, vinculados por red. El Sistema Financiero Internacional integrado por: Ocho (8) Organismos Mundiales: Fondo Monetario Internacional, FMI, Banco Mundial, BM, Banco Internacional para la Construcción y el Desarrollo, BIRF, Asociación Internacional para el Desarrollo, IDA, Corporación Financiera Internacional, IFC, Agencia de Garantías de Inversiones Multilaterales, MIGA, Centro Internacional para la Resolución de Disputas sobre Inversión, ICSID y el Banco de Pagos Internacionales, BIS. También hacen parte el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, la Coalición Industrial Japonesa KEIDANREN, el Consejo Mundial de Comercio sobre Desarrollo Sostenible, WBCSD, el Comité de Movimiento de Capitales y Transacciones Invisibles, CMTI, y el Acuerdo Multilateral de Inversiones, AMI.

b. Foros Productivos
• Referenciales de la Producción La mundialización de la economía, se ha traducido en la evolución de la organización productiva desde del modelo fordista hacia las distintas alternativas post-fordistas, con nuevas modalidades del proceso de acumulación de capital y cambios operados en la contractualización salarial de la mano de obra. Apertura a la inversión extranjera: liberación para entrar y salir del país: “abrir sus fronteras” a la competencia internacional. “Competitividad” es la palabra clave. Eliminar el proteccionismo y el establecimiento de impuestos de importación, de permisos, restricciones y cuotas de importación, las subvenciones y estímulos a las exportaciones. En la apertura de la inversión para la producción conlleva flexibilización laboral que implica desempleo y salarios bajos, protección de la propiedad privada, expansión de la privatización de las empresas estatales y de los servicios públicos. Flexibilización de las condiciones de trabajo. Abolición de normas rígidas, contenidas en Convenciones Colectivas, dar elasticidad a normas reguladoras de las relaciones de trabajo, haciendo posible empresas eficientes y competitivas. Privatización. Achicar el Estado al vender o transferir al sector privado empresas y/o servicios públicos. El Estado no debe tener ninguna función en el área económica, la protección de la propiedad privada.
364

Referenciales de la Acción Pública Global

La conversión del conocimiento en fuerza productiva directa solo fue posible por la articulación entre ciencia, tecnología, el sector científico-educativo y producción industrial, dinamizada por el sector electrónico-informático, lo que ha configurado un nuevo patrón productivo (jerarquía estructurada de sectores y ramas) y un nuevo ciclo industrial que determina las ondas de difusión de la revolución tecnológica. La nueva articulación tienen múltiples implicaciones socioeconómicas, institucionales y organizacionales como las siguientes: 1) la emergencia de nuevos paradigmas de práctica óptima, derivados de la confluencia entre la electrónica, las comunicaciones y los métodos japoneses de producción y organización que incorporan la calidad y el conocimiento vivo en la producción; 2) la centralidad del trabajo intelectual, el llamado capital humano y los procesos de aprendizaje organizacional en el conjunto de la producción social; 3) la autonomización y separación de las fases de concepción y diseño del producto, y la fase propiamente manufacturera del mismo mediante las relaciones de subcontratación (outsourcing) que están en la base de la nueva empresa-red; 4) la aparición de un nuevo patrón de competencia global de naturaleza sistémica, basado en la pugna por los activos de conocimiento y las rentas tecnológicas a lo largo de las cadenas de valor, con nuevos participantes como la nueva empresa-red y los llamados “sistemas nacionales de innovación” (Pavitt, Soete); y 5) un nuevo tipo de jerarquía de países, regiones y localidades, a favor de aquéllos con mayor desarrollo y articulación exitosa entre el SC-E y el SE-I, con mejores condiciones de integración en el mercado mundial y mayores logros institucionales y culturales que posibiliten lo anterior. (Alder, E, 1988 y Foray, 1994). • Política Productiva Mundial En los Foros de la OCDE las empresas multinacionales analizan: la reubicación de la producción –delocalización y relocalización industrial-; producción productividad y competitividad global; cadenas de producción y sistema cluster; economías de aglomeración global y a escala; producción masiva para el consumo –soberanía del consumidor-; monopolio industrial –biotecnología, acceso a los recursos naturales, producción de armas-; transferencia de tecnología, propiedad intelectual –marcas y patentes-; zonas francas, maquila y uso de mano de obra; migraciones laborales; e industria del ensamblaje. Las directrices son de gran amplitud, con capítulos que abarcan: conceptos y principios generales, publicación de informaciones, empleo y relaciones laborales, medio ambiente, lucha contra la corrupción, intereses de los consumidores, ciencia y tecnología, competencia y fiscalidad. Las directrices pueden no ser legalmente de cumplimiento obligatorio en el ámbito internacional, pero tampoco son opcionales para las empresas. Los Foros tienen el objetivo de “generar políticas activas que estimulen las ventajas competitivas dinámicas de los sectores industriales, incrementando el valor agregado unitario de los bienes y servicios involucrados, el comercio internacional de los mismos, el empleo consecuente y el eslabonamiento productivo local. Tres tendencias caracterizan los referenciales y las políticas productivas en estos campos:
365

Ciclo Global de Política Pública

Primero, la monopolización de la biotecnología y el gran negocio de las transnacionales de la alimentación. Las empresas que desarrollan semillas y plantas transgénicas mediante la biotecnología son grandes transnacionales. Están a la cabeza de esta tecnología en el mundo: Monsanto, Aventis (AgrEvo y Rhône Poulnec), Novartis, DuPont, Bayer, Hi-Breed, Pioneer y Astra-Zeneca. Segundo, la monopolización de acceso a los recursos naturales. Arquitectura institucional de la industria petrolera. La Asociación Internacional de Productores de Petróleo y Gas, OGP, es una organización que consiste aproximadamente de 45 compañías petroleras involucradas en operaciones a nivel mundial. Las siete mas grandes empresas petroleras: ExxonMobil (EE UU), Shell (UKNL), BP (UK), ChevronTexaco (EEUU), Agip (Italia), TotalFinaElf (Francia) y Repsol (España). Las cinco mayores refinerías son: Cosmo Oil Company Ltd (Japón), Nippon Oil Corp (Japón), Showa Shell Sekiku KK (Japón), Toen General Sekiku KK (Japón) y Valero Energy Corp. (EE UU). Tercero, la monopolización en la producción de armas convencionales y de destrucción masiva y el tráfico de las mismas para la guerra. • Derecho Productivo Mundial Propiedad intelectual y transferencia de tecnología (OCDE). Derecho productivo, referido a la propiedad intelectual, inventos e innovaciones. La propiedad intelectual se divide en dos categorías: la propiedad industrial, que incluye las invenciones, patentes, marcas, dibujos y modelos industriales e indicaciones geográficas de origen; y el derecho de autor, que abarca obras literarias y artísticas, tales como novelas, poemas y las obras de teatro, las películas, las obras musicales, las obras de arte, como dibujos, pinturas, fotografías y esculturas, y diseños arquitectónicos. Los derechos de autor son aplicables a los artistas, intérpretes o ejecutantes sobre sus interpretaciones o ejecuciones, los derechos de los productores de fonogramas sobre sus grabaciones y los de los organismos de radiodifusión sobre sus programas de radio y de televisión. La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) de Naciones Unidas, es una institución internacional dedicada a fomentar el uso, control y protección de obras del intelecto humano. Dichas obras objeto de -propiedad intelectual- amplían las fronteras de la ciencia y la tecnología y enriquecen el mundo de la literatura y de las artes. Gracias a su labor, la OMPI desempeña una función importante en la mejora de la calidad de vida y su disfrute, además de generar riqueza para las naciones. • Organización Productiva Mundial La OCDE es una organización de cooperación internacional, compuesta por 30 Estados, cuyo objetivo es coordinar sus políticas económicas y sociales. Fue fundada en 1961 y su sede central se encuentra en la ciudad de París, Francia. Su antecesor fue la Organización
366

Referenciales de la Acción Pública Global

Europea para la Cooperación Económica. La producción mundial en manos de Empresas Transnacionales, ETN, de EE.UU., CE y Japón se han organizado en el Comité de Inversión Internacional y de Empresas Multinacionales, CIEM, en el Comité de Movimiento de Capitales y Transacciones Invisibles, CMTI, la Organización Internacional de Empresarios, OIE, el Comité Asesor de Sindicatos, TUAC, y el Comité Asesor del Comercio y la Industria, BIAC, integrado por: Cámara Internacional del Comercio, CIC: organización mundial de los negocios, integrada por varias multinacionales poderosas: Asea Brown, Boveri, Bayer, British Petroleum, Dow Chemical, General Motor, Hyundai, Nestlé, Novartis, Shell, Toshiba, Zenear y otras. La Mesa Redonda Europea de Industriales, ERT: integrada por las 45 mayores multinacionales, entre otras, Unilever, Fiat, Simmens, Nestlé, British Petroleum, Daimler-Benz, Phillips, Unión de Confederaciones Europeas de Industriales y Empresarios, UNICE. El Consejo de los EE.UU. para el Comercio Internacional, USCIB: Constituido por más de 300 multinacionales, entre ellas, Coca Cola, Chevron, Dupont, General Motor, ATT, Honeywell, Ford, McDonalds, Monsato, Nestlé USA, Philis Morris, Shell, Texaco, Unilever. El Consejo Industrial sobre Asuntos Nacionales de Canadá, BNCI: Grandes Bancos y Empresas Multinacionales con 30 miembros: Air Canadá, ATT, Bechtel, Bombardier, Canadian Pacific, Cargill, Dupont, General Motor, Hewlett Packard, Loram, Mitsubishi, Monsanto, Nestlé, Northem, Telecom, Petro Canadá, Placer Dome. La Coalición Industrial Japonesa, KEIDANREN: integrada por más de 1000 miembros de industrias y empresas transnacionales, entre otras, Toyota, Mitsubishi, Nissan, Sony, Satura Bank, Nipón Steel Corporation. El Consejo Mundial de Comercio sobre Desarrollo Sostenible, WBCSD: “grupo industrial de presión verde”. Forman parte de este Consejo: Wolkswagen, Fiat, Shell, Unilever, ATT, Nestlé, Xerox, British Petroleum, Sony, Mitsubishi, Texaco, Shell, Hitachi, Volvo, Renault.

c. Foros Comerciales
• Referenciales del Comercio En materia del comercio, la universalización del consumo, exige el libre comercio con la apertura de los mercados de los países menos avanzados, aunque en realidad, existe previa monopolización de los mercados y, por tanto, un reparto de los mismos por las poderosas empresas transnacionales. Políticas comerciales liberales. El ideal neoliberal es llegar a una economía global de libre mercado. En el comercio nacional e internacional las políticas se orientan al libre comercio y al proceso de desregulación del mercado y de la competencia; maximizar los beneficios
367

Ciclo Global de Política Pública

de la empresa para ofrecer el tipo de cambio más competitivo. Desregulación: libre mercado. Es la nueva forma del “laisser-faire / laisser-passer”, pero radicalizada. El contrato colectivo, seguridad e higiene, protección social, etc. encarecen los productos e impiden la competitividad y la inserción en la globalización. • Política Comercial Global Foros Comerciales: OMC, TLC, NAFTA, ALCA. La Organización Mundial del Comercio, OMC, administra los acuerdos comerciales negociados por sus miembros y es un foro de negociaciones comerciales multilaterales; administra los procedimientos de solución de diferencias comerciales (disputas entre países); supervisa las políticas comerciales y coopera con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional con el objetivo de lograr una mayor coherencia entre la política económica y comercial a escala mundial. La OMC funciona mediante rondas de negociación de la Conferencia Ministerial: Declaración Ministerial y otra sobre comercio de productos de tecnología de la información (esta última firmada por 18 miembros, en Singapur, 1996); Declaración Ministerial y otra sobre comercio electrónico (Ginebra, 1998); la reunión fracasa por las protestas masivas (La batalla de Seattle) y no produce ninguna declaración (Ronda del Milenio, 1999); “Programa de Doha”, 2001; No se hace declaración por desacuerdo frente al G-21 (integrado por países del Sur) que reclaman eliminación de los subsidios agrícolas (Cancún, 2003); Declaración Ministerial (Hong Kong, 2005). • Derecho Mercantil Global: Lex Mercatoria El código de conducta considera cinco principios o dimensiones de la OMC que son de particular interés para entender su funcionamiento. Estos cinco principios configuran la base legal sobre la que los Estados miembros pueden llegar a acuerdos, sin que estos acuerdos puedan violar ninguno de estos principios, es decir, que la OMC es un marco o estructura de normas: la no discriminación, la reciprocidad, el principio de acuerdos vinculantes, la transparencia y, determinadas excepciones (safety valves). Derecho mercantil, entendido como un conjunto de principios y reglas consuetudinarios que son amplios y uniformemente reconocidos y aplicados en las transacciones internacionales, la ley del mercado o derecho mercantil es probablemente la forma más antigua de transnacionalización de este campo jurídico. (De S. S., Boaventura, 1998). La OMC y los tratados de Comercio, ALCA y TLC, regulan y controlan los flujos de comercio. El Derecho Comercial Internacional regula las relaciones de carácter mercantil entre organizaciones privadas, provenientes de diferentes países. Las normas de carácter público, especialmente, tratados bilaterales y multilaterales celebrados entre las naciones, que formen parte de esta disciplina. Existen organismos internacionales como UNCITRAL, que es la Comisión de las Na368

Referenciales de la Acción Pública Global

ciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional, y la Cámara Internacional de Comercio, con sede en París, que se han dedicado a desarrollar este tema, creando normas aplicables a todos los países en este ámbito legal. Un tratado de libre comercio (TLC) es un acuerdo comercial regional o bilateral para ampliar el mercado de bienes y servicios entre los países participantes, mediante la eliminación o rebaja sustancial de los aranceles para los bienes entre las partes, y acuerdos en materia de servicios. Este acuerdo aplica las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) o por mutuo acuerdo de países participantes. Los principales objetivos de un TLC son: eliminar barreras que afecten o mermen el comercio; promover las condiciones para una competencia justa; incrementar las oportunidades de inversión; proporcionar una protección adecuada a los derechos de propiedad intelectual; establecer procesos efectivos para la estimulación de la producción nacional; fomentar la cooperación entre países amigos; ofrecer solución a controversias. • Organización del Comercio Mundial La Organización Mundial del Comercio (OMC, o WTO en ingles) fija reglas del comercio mundial, reduciendo considerablemente el margen de decisión de los estados en el área de la economía o del medioambiente. El Comercio Mundial integrado en el GATT, la Organización Mundial del Comercio, OMC, la Unión Europea, UE, el Tratado de Libre Comercio, TLC, el Área de Libre Comercio de las Américas, ALCA, y el Consenso de Washington. La Organización Mundial del Comercio conocida, OMC, fue establecida en 1995, para administrar los acuerdos comerciales negociados por sus miembros, en concreto el Acuerdo General sobre Comercio y Aranceles (GATT), el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (GATS en inglés) y el Acuerdo sobre Comercio de Propiedad Intelectual (TRIPs en inglés). La OMC es un foro de negociaciones comerciales multilaterales; administra los procedimientos de solución de diferencias comerciales (disputas entre países); supervisa las políticas comerciales y coopera con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional con el objetivo de lograr una mayor coherencia entre la política económica y comercial a escala mundial.

369

Ciclo Global de Política Pública

Foros de Política Social
������� ��� ���

������� ��� ���

����� �������� ��������� ���

������� ���

Las conferencias mundiales han conseguido un efecto a largo plazo mediante: la movilización de gobiernos locales y nacionales y de organizaciones no gubernamentales (ONG) para la resolución de grandes problemas mundiales; el establecimiento de normas y directrices internacionales para la política nacional; la función de foro donde se pueden debatir propuestas y buscar acuerdo y la puesta en marcha de un proceso por el que los gobiernos se comprometen y rinden cuentas de forma regular a las Naciones Unidas. “Las cumbres y las conferencias de las Naciones Unidas celebradas en los últimos 15 años han generado un consenso mundial sobre las políticas y las actividades de promoción de los objetivos de erradicación de la pobreza y fomento del desarrollo sostenible y proporcionan un marco básico para lograrlos. La Cumbre del Milenio se basó en las decisiones adoptadas en esas cumbres y conferencias y reforzó algunos de sus mensajes fundamentales. Esas decisiones, junto con los aspectos de la Declaración del Milenio relacionados con el desarrollo, constituyen el programa de desarrollo de las Naciones Unidas”. (Fuente: E/2005/61). Estas cumbres, foros y conferencias permanentes de Naciones Unidas ofrecen los referenciales de las políticas sociales para los países del tercer mundo: modelos, tipologías, matrices cognitivas, plataformas, planes de acción, etc., cuyo propósito es orientar la acción público-privada en el campo social (PNUD): Agenda para el desarrollo. Principales resultados de las conferencias sobre: • Alimentación: Cumbre Mundial sobre la Alimentación + 5 Roma, 10 al 13 de junio de 2002: La FAO celebró en junio de 2002 una reunión mundial con el propósito de examinar el avance realizado para eliminar el hambre. La reunión, la Cumbre Mundial sobre la Alimentación:
370

Referenciales de la Acción Pública Global

cinco años después, tiene como fin rastrear el adelanto realizado desde la Cumbre de 1996 y someter a consideración formas de acelerar este proceso. Otras cumbres y conferencias: Cumbre Mundial sobre la Alimentación Roma, 1996: con representantes de 185 países y de la Comunidad Europea; Conferencia Internacional sobre Nutrición Roma, 1992: Sede central de la FAO con delegaciones de 159 países, la Comunidad Económica Europea, 16 organismos de las Naciones Unidas, 11 organizaciones intergubernamentales y 144 organizaciones no gubernamentales; Conferencia Mundial sobre la Alimentación Roma, 1974: los gobiernos examinaron el problema mundial de la producción y consumo de alimentos, y proclamaron solemnemente “el derecho inalienable de todo hombre, mujer y niño a no sufrir hambre o desnutrición para alcanzar el pleno desarrollo de sus facultades físicas y mentales”. • Asentamientos Humanos: Período extraordinario de sesiones de la Asamblea General para realizar un examen y una evaluación generales de la aplicación del Programa de Hábitat Nueva York, 2001: cinco años después de Hábitat II, celebró una sesión especial para revisar y evaluar la puesta en marcha del programa mundial de Hábitat. Finalizó con la Declaración sobre las ciudades y otros asentamientos humanos en el Nuevo Milenio de las Naciones Unidas para revisar el progreso que se ha hecho en las naciones y ciudades para cumplir los objetivos planteados por el Programa Hábitat. Segunda Conferencia de las Naciones Unidas sobre Asentamientos Humanos (HABITAT II) Estambul, 1996: Aborda dos temas de ámbito mundial con idéntica importancia: “Vivienda adecuada para todos” y “desarrollo sostenible de los asentamientos humanos en un mundo en vías de urbanización”. • Declaración del Milenio: Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas Nueva York, 2000: “Sólo desplegando esfuerzos amplios y sostenidos para crear un futuro común, basado en nuestra común humanidad en toda su diversidad, se podrá lograr que la mundialización sea plenamente incluyente y equitativa”, proclamaron los líderes del mundo al adoptar unánimemente la “Declaración del Milenio de las Naciones Unidas” durante la clausura de la Cumbre del Milenio en el año 2000. • Derechos Humanos: Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos Viena, 1993: los representantes de 171 Estados adoptaron por consenso la Declaración y Programa de Acción de Viena de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos; La Conferencia Mundial de Derechos Humanos afirmó, en su Declaración y Programa de Acción de Viena (en particular el párrafo 33 de la sección I) que los derechos a la educación, la capacitación y la información pública eran esenciales para promover y lograr relaciones estables y armoniosas entre
371

Ciclo Global de Política Pública

comunidades, así como para consolidar la comprensión mutua, la tolerancia y la paz. Conferencia Internacional de Derechos Humanos Teherán, 1968: Esta primera Conferencia Internacional de Derechos Humanos examinó los progresos logrados en los veinte años transcurridos desde la aprobación de la Declaración Universal de Derechos Humanos y preparó un programa para el futuro. • Desarrollo Social: 43ª Comisión para la sesión del desarrollo social Nueva York, 2005: Examen y evaluación de la Declaración de Copenhague y el Programa de Acción a 10 años de su implementación y de los resultados del vigésimo cuarto período especial de sesiones de la Asamblea General Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Social+5 24ª sesión especial de la Asamblea General Ginebra, 2000: Reunión en que los Estados miembros de las Naciones Unidas participaron en la evaluación y seguimiento de los objetivos de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, planteándose los siguientes desafíos: la confirmación de la responsabilidad de cada país en relación con los acuerdos de Copenhague; el convencimiento Norte-Sur de la necesidad de un sistema sólido de servicios sociales básicos; principios sanos de políticas sociales; atención especial al papel de la mujer en las políticas sociales; y el papel de la sociedad civil, como socios críticos en la búsqueda de soluciones. Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Social Copenhague, 1995: La situación mundial de mediados de la década pasada fue el escenario en el cual se llevó a cabo esta Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social. La globalización, las transformaciones de la economía mundial, la pobreza, el desempleo y la desintegración social fueron los hechos que impulsaron el debate y pusieron en el tapete el redimensionamiento de los aspectos sociales del desarrollo, con énfasis en los países menos desarrollados y más aislados. • Educación: Foro Mundial sobre la Educación Dakar, 2000: primer y más importante de los eventos mundiales celebrados en el comienzo del nuevo siglo. Integró los 6 marcos regionales de acción del mundo, manifestando un “compromiso colectivo para actuar” y cumplir los objetivos y finalidades de EPT para 2015. Reunión de mediados del decenio del Foro Consultivo Internacional sobre Educación para Todos Ammán, 1996: Seis años después de la Conferencia de Jomtien (Tailandia), la reunión de mediados del decenio del Foro Consultivo Internacional sobre Educación para Todos, reunió a unos 250 dirigentes de 73 países, entre los cuales se encontraban ministros de educación, representantes de organismos bilaterales y multilaterales y organizaciones no gubernamentales. Su objetivo consistió en evaluar los avances logrados desde la Conferencia de Jomtien.
372

Referenciales de la Acción Pública Global

Conferencia Mundial de Educación para Todos Jomtien (Tailandia), 1990: 1500 delegados de 155 países y representantes de unas 150 organizaciones intergubernamentales, gubernamentales y no gubernamentales formularon un llamamiento a todos los países con el fin de universalizar la educación básica adecuada. Esta Declaración empieza proclamando que “cada persona --niño, joven o adulto-- deberá estar en condiciones de aprovechar las oportunidades educativas ofrecidas para satisfacer sus necesidades básicas de aprendizaje”. • Financiación para el Desarrollo: Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo Monterrey, 2002: En la resolución A/RES/54/196 del 14 de enero de 2000, la Asamblea General decidió convocar en el año 2001 una reunión intergubernamental de alto nivel de los encargados de adoptar decisiones políticas, por lo menos a nivel ministerial, sobre la financiación del desarrollo. Decidió asimismo que la reunión intergubernamental de alto nivel abordará cuestiones nacionales, internacionales y sistémicas relativas a la financiación del desarrollo en forma integral en el contexto de la mundialización y la interdependencia. • Infancia: Sesión especial de las Naciones Unidas en favor de la infancia 27ª sesión especial de la Asamblea General Nueva York, 2002: La Cumbre Mundial en Favor de la Infancia (CMFI) se celebró en 1990, menos de un año después de la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño, por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas. La Cumbre adoptó una Declaración y un Plan de Acción, que incluía 27 metas para la supervivencia, el desarrollo y la protección de la infancia y la adolescencia. Cumbre Mundial en Favor de la Infancia Nueva York, 1990: se registró la mayor asistencia de líderes mundiales de la historia, liderada por 71 jefes de Estado y de Gobierno, y de otros 88 altos cargos, ministros en su mayoría. La Conferencia Mundial adoptó una Declaración Mundial sobre la supervivencia, la protección y el desarrollo en la década de los noventa, así como un Plan de Acción para su aplicación durante ese período. • Mujer e Igualdad de Género: Examen y evaluación de la Plataforma de Acción de Beijing y el Documento final del 23º período extraordinario de sesiones de la Asamblea General, 2005: 49° Período de sesiones Nueva York, 2005: En la Declaración Política adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su vigésimo tercer período extraordinario de sesiones en junio de 2000, los Estados Miembros acordaron examinar regularmente la aplicación de la Plataforma de Acción de Beijing con la intención de reunir a todas las partes involucradas en la evaluación de los avances y considerar nuevas iniciativas, diez años después de la adopción de la Plataforma de Acción de Beijing”. La mujer en el año 2000: igualdad entre los géneros, desarrollo y paz para el siglo XXI
373

Ciclo Global de Política Pública

23ª sesión especial de la Asamblea General Nueva York, 2000: Cinco años después de la conferencia de Beijing, el período extraordinario de junio de 2000 brindó a todos los interesados la oportunidad de compartir y comparar experiencias, renovar antiguos compromisos y adquirir otros nuevos, examinar los obstáculos encontrados así como las buenas prácticas a la hora de aplicar la Plataforma de Acción. Conferencia Mundial sobre la Mujer Beijing, 1995: La Declaración de Beijing y su Plataforma de Acción fue aprobada en la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer celebrada por los representantes de 189 países. La Plataforma es un reflejo del nuevo compromiso internacional por alcanzar las metas de igualdad, desarrollo y paz de las mujeres de todo el mundo. Supone, además, la consolidación de los compromisos adquiridos durante la Década de la Mujer de las Naciones Unidas, 1976-1985, que formó parte de la Conferencia de Nairobi, como también de los compromisos afines adquiridos en el ciclo de conferencias mundiales de las Naciones Unidas celebradas en el decenio de 1990. Las 12 esferas decisivas de especial preocupación de la Plataforma de Acción son las siguientes: pobreza, educación y formación, salud, violencia, conflictos armados, economía, toma de decisiones, mecanismos institucionales, derechos humanos, medios de comunicación, medio ambiente y las niñas. Conferencia Mundial sobre la Mujer Nairobi, 1985: La Conferencia de Nairobi recibió el mandato de buscar nuevas formas de superar los obstáculos para alcanzar los objetivos del Decenio: igualdad, desarrollo y paz. Se establecieron tres categorías básicas para mediar los adelantas: medidas constitucionales y jurídicas; igualdad en la participación social; e igualdad en la participación política y en la adopción de decisiones. Conferencia Mundial sobre la Mujer Copenhague, 1980: En esta Conferencia se reconoció que había disparidad entre los derechos garantizados y la capacidad de la mujer para ejercerlos. Se establecieron tres esferas en las que precisaba establecer medidas de igualdad, desarrollo y paz: igualdad de acceso a la educación; igualdad en las oportunidades de empleo; igualdad en servicios adecuados de atención a la salud. Conferencia Mundial sobre la Mujer México, 1975: En esta reunión se inicia el proceso y se establecen tres objetivos: en torno a igualdad, paz y desarrollo para el decenio: la igualdad plena de género y la eliminación de la discriminación; la integración y plena participación de la mujer en el desarrollo; contribución de la mujer al fortalecimiento de la paz mundial. • Población: Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo ICPD+5 Nueva York, 1999: Los progresos y desafíos en la implementación de las estrategias sobre población y desarrollo fue el tema central de esta reunión de líderes mundiales. En esta sesión especial de la Asamblea General se revisó y evaluó la implementación del Programa de Acción que surgió de la Conferencia de 1994.
374

Referenciales de la Acción Pública Global

Conferencia Internacional sobre la Población y Desarrollo en el Cairo, 1994: Más de 180 Estados participaron en esta cita que aprobó un nuevo Programa de Acción como guía para la acción nacional e internacional en el área de población y desarrollo para los próximos 20 años. Este nuevo Programa de Acción pone énfasis en la relación integral entre la población y desarrollo y se concentra en responder a las necesidades de los individuos --en el marco de las normas de derechos humanos universalmente reconocidas- en lugar de lograr sólo metas demográficas. Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo Ciudad de México, 1984: Esta Conferencia revisó y ratificó en la mayoría de los aspectos los acuerdos de la Conferencia de Bucarest de 1974 y amplió el Plan de Acción Mundial sobre Población (PAMP), para incorporar los resultados de las últimas investigaciones y datos proporcionados por los gobiernos. Los derechos humanos individuales y familiares, las condiciones de salud y bienestar, el empleo, la educación, entre otros, fueron temas relevantes dentro de la Declaración suscrita por la Conferencia. Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo en Bucarest, 1974: En esta Conferencia, de naturaleza intergubernamental, participaron representantes de 135 países. El énfasis del debate se centró en las relaciones entre población y desarrollo. El Plan de Acción Mundial sobre Población señala, entre otros principios, que la meta esencial es el desarrollo social, económico y cultural de los países, que los fenómenos demográficos y el desarrollo son interdependientes, y que los objetivos y políticas demográficas son parte integrante de las políticas de desarrollo social y económico. Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo Belgrado, 1965: En este encuentro internacional se enfatiza en el análisis de la fecundidad como parte de una política para la planificación del desarrollo. Esta Conferencia se realiza en un momento en que confluyen los estudios sobre aspectos demográficos del desarrollo llevados a cabo por especialistas con el inicio de los programas de población subvencionados por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo Roma, 1954: Esta Conferencia, de carácter eminentemente académica, resolvió básicamente profundizar en el conocimiento demográfico de los países en desarrollo y fomentar la creación de centros de capacitación regional que contribuyeran al tratamiento de los temas de población y a la preparación de personal especializado en el análisis demográfico. • Tecnología de la Información y de la Comunicación: Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información Túnez, 2005: En la segunda fase se está tratando de poner en marcha el Plan de Acción y se han creado Grupos de Trabajo para hallar soluciones y alcanzar acuerdos en los campos de gobierno de Internet y mecanismos de financiación. Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información Ginebra, 2003: La primera fase de
375

Ciclo Global de Política Pública

la Cumbre Mundial se celebró en Ginebra a invitación del Gobierno de Suiza en diciembre de 2003. Se abordaron numerosos temas relacionados con la Sociedad de la Información y se adoptaron una declaración de principios y un Plan de Acción que abordaron todos los temas relacionados con la Sociedad de la Información. La segunda fase de la Cumbre Mundial se celebrará en 2005 en Túnez, a invitación del Gobierno de ese país. • Salud: Conferencia Internacional sobre Salud Urbana. Ámsterdam, 2006: El tema de la conferencia sobre “La movilidad de la población y su efecto sobre la salud urbana”, con especial atención sobre las consecuencias de la inmigración en la salud y la sanidad en los entornos urbanos. En la medida en que la urbanización crece, resulta cada vez más necesario comprender cuál es la relación que tiene la vida en las ciudades con la salud. Otras Conferencias: I Conferencia Mundial de Promoción de la Salud, Bangkkok, Tailandia, 2005; V Conferencia Mundial de Promoción de la Salud, Cd. México, 2000; International Conference of Drug Regulatory Authorities, 1980; Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud, Alma Ata-Kazajstán, 1978 Período extraordinario de sesiones de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA Nueva York, 2001: Alarmada porque la epidemia se propaga aceleradamente y por sus repercusiones en todo el mundo, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió convocar un período extraordinario de sesiones sobre el VIH/SIDA al más alto nivel político. El período extraordinario de sesiones se encaminará a intensificar la actividad internacional de lucha contra la epidemia y a movilizar los recursos necesarios. Además, temas económicos y militares, los organismos de las Naciones Unidas se ocupan de los siguientes temas sociales: terrorismo, cambios climáticos, migraciones y desarrollo, trabajadores migrantes, asentamientos humanos, cultura, racismo, derecho internacional, descolonización, elecciones, familia, juventud, envejecimiento, gestión pública, personas con discapacidad, pueblos indígenas, refugiados, trabajo, turismo, desplazamiento. El Pacto Global (Global Compact) es un acuerdo entre Naciones Unidas (ONU) y el Foro de DAVOS para promover el diálogo social en la creación de una ciudadanía corporativa global, que permita conciliar los intereses de las empresas, con los valores y demandas de la sociedad civil, los proyectos de la ONU, sindicatos y Organizaciones no gubernamentales (OGNs), sobre la base de 10 principios en áreas relacionadas con los derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la corrupción: Derechos Humanos: 1. Apoyar y respetar la protección de los derechos humanos; 2. No ser cómplice de abusos de los derechos; Ámbito laboral: 3. Apoyar los principios de la libertad de asociación y sindical y el derecho a la negociación colectiva; 4. Eliminar el trabajo forzoso y obligatorio; 5. Abolir cualquier forma de trabajo infantil; 6. Eliminar la discriminación en materia de empleo y ocupación; Medio Ambiente: 7. Apoyar el enfoque preventivo frente a los retos medioambientales; 8. Promover mayor responsabilidad
376

Referenciales de la Acción Pública Global

medioambiental; 9. Alentar el desarrollo y la difusión de tecnologías respetuosas del medio ambiente; Anti-Corrupción: 10. Las empresas deberán trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas extorsión y criminalidad. • Referenciales de la Política y de la Acción Pública Global Los referenciales de la política social global se construyen en los Foros Convocados por Naciones Unidas y a través de la adhesión a los tratados y convenciones internacionales. Se hacen explícitos los compromisos de política social relacionados con la reducción de la pobreza, en la distribución y regulación social y respeto de los derechos sociales a nivel global, regional y en la política social nacional. • Decisiones de Política Social Se adoptan, se adaptan y se ajustan en coordinación directa entre los organismos respectivos de Naciones Unidas, PNUD y los Ministerios correspondientes en cada país. Esto ha dado lugar a la formulación de Programas Conjuntos de Naciones Unidas en cada país, UNDAF. Ministerio de la Política Global: ONU con varios organismos especializados que atienden la política social, PNUD. • Derecho Social Globalizado Derechos Sociales: derechos Humanos, OACNUDH, OCHA, Ecología y Medio Ambiente: PNUMA, migraciones: FNUAP, trabajo y Seguridad: OIT, alimentación: FAO.

Foros Político-Militares
������������������ ������ ��� ���

����������� ���������� ��� ����

����� ������� ���� ����

������ ������� ����

377

Ciclo Global de Política Pública

En la consolidación de los marcos de acción y de la política militar global concurren las élites del poder global en cumbres y foros mundiales: Foro de la élite militar de la OTAN sobre Seguridad y Defensa; la élite económica en la OCDE; y, las Cumbres de la élite política en el G8. La relación mutua de la élite del poder con el resto del mundo, en materia de política militar, se hace a través del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, CSNU, que mediante sus cumbres y foros, así como los de los organismos especializados no solo contribuyen a la formulación de política militar global sino a su adopción y ejecución. La Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, no solo se ocupa de garantizar y gestionar militarmente la seguridad y defensa de los flujos económicos, financieros, productivos y mercantiles sino de controlar la política social global, generando seguridad estratégica para el Atlántico Norte. Esta constituida por las redes de la organización militar entre los países miembros de la OCDE y por la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN que firma tratados de cooperación militar con los 26 países miembros y coordina acciones militares de los aliados y, sobre todo, contra el terrorismo. La cumbre de la OTAN es la oportunidad periódica para los Jefes de Estado y los Jefes de Gobierno de los países miembros para evaluar y proporcionar direcciones estratégicas para las actividades de la Alianza. Las cumbres no son encuentros regulares como las más frecuentes reuniones ministeriales de la OTAN, sino coyunturas importantes en el proceso de toma de decisiones de la Alianza al más alto nivel. Las cumbres a menudo se usan para introducir nuevas políticas, invitar nuevos miembros a la Alianza, lanzar nuevas grandes iniciativas y construir asociaciones con países no miembros de la OTAN. Entre 1957 y 2008 se han realizado 20 cumbres en distintos países. La OTAN es un complejo sistema de alianzas militares concebidas para establecer una suerte de “cordón sanitario” capaz de garantizar la contención del enemigo; la amenaza soviética, la agresión islámica, el terrorismo. En el caso latinoamericano esta política se plasmó en la firma del TIAR, Tratado Inter-Americano de Asistencia Recíproca y la creación de la Escuela Inter-Americana de Defensa, organismos éstos que cumplieron un papel crucial en la reafirmación de la hegemonía norteamericana en el área y en el sostenimiento de las tenebrosas dictaduras militares durante mucho tiempo. Las directrices OCDE para la protección de las empresas multinacionales fueron aprobadas como consecuencia de la preocupación pública de que las empresas multinacionales se estaban tornando demasiado poderosas e irresponsables. Las directrices son recomendaciones de práctica empresarial adecuadas, dirigidas principalmente a las empresas con sede en aquellos países que adhieren a ellas. Las directrices son de gran amplitud, con capítulos que abarcan: conceptos y principios, principios generales, publicación de informaciones, empleo y relaciones laborales, medio ambiente, lucha contra la corrupción, intereses de los consumidores, ciencia y tecnología, competencia y fiscalidad. Las directrices pueden no ser legalmente de cumplimiento obli378

Referenciales de la Acción Pública Global

gatorio en el ámbito internacional, pero tampoco son opcionales para las empresas. Temas militares de las cumbres, foros y conferencias del CSNU y la OTAN a. Armamento nuclear y militarismo b. Lucha contra el terrorismo a. Armas de destrucción masiva La Agenda Global del G8 se ocupa de problemas de ese orden: armamento nuclear, militarismo, lucha contra el terrorismo y las armas de destrucción masiva. Como se observa las cumbres del G8 construyen referenciales para la acción pública global consensuados con poderosas corporaciones globales en el campo económico y con organismos internacionales en el campo social, lo que explica la participación de entidades públicas y privadas globales con capacidad de diseñar políticas que orienten la acción pública y privada a nivel mundial. ¿Cómo opera la élite militar global? Veamos la mediación del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, CSNU, entre la élite del poder global en el campo militar en relación al resto del mundo en ese mismo escenario: El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, CSNU es el organismo de las Naciones Unidas encargado de mantener la paz y seguridad entre las naciones. A diferencia de otras reparticiones de la ONU que únicamente pueden realizar recomendaciones a los gobiernos, el Consejo de Seguridad puede tomar decisiones (conocidas como “resoluciones”) y obligar a los miembros a cumplirlas, de acuerdo a lo estipulado por la Carta de las Naciones Unidas. El Consejo está conformado por 15 naciones, 5 permanentes y 10 temporales. Los cinco miembros permanentes son los Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, la República Popular China y Rusia. Los 10 miembros no permanentes son electos cada dos años como representantes regionales. La presidencia del Consejo se rota mensualmente de manera alfabética. Los cinco miembros permanentes cuentan con derecho a veto. Funciones y poderes del Consejo de Seguridad, de acuerdo a la Carta: • Mantener la paz y la seguridad internacionales de conformidad con los propósitos y principios de las Naciones Unidas • Investigar toda controversia o situación que pueda crear fricción internacional • Recomendar métodos de ajuste de tales controversias, o condiciones de arreglo • Elaborar planes para el establecimiento de un sistema que reglamente los armamentos • Determinar si existe una amenaza a la paz o un acto de agresión y recomendar qué medidas se debe adoptar • Instar a los Miembros a que apliquen sanciones económicas y otras medidas que no entrañan el uso de la fuerza, con el fin de impedir o detener la agresión • Emprender acción militar contra un agresor • Recomendar el ingreso de nuevos Miembros a la ONU
379

Ciclo Global de Política Pública

• Ejercer las funciones de administración fiduciaria de las Naciones Unidas en “zonas estratégicas” • Recomendar a la Asamblea General la designación del Secretario General y, junto con la Asamblea, elegir a los magistrados de la Corte Internacional de Justicia • Referenciales de la Política Militar En las Cumbres, Foros y Conferencias del CSNU y de la OTAN se construyen los referenciales de las políticas de seguridad y defensa que han servido de base a las Resoluciones adoptadas por estos organismos frente a países u organizaciones que violan los principios allí establecidos. • Decisiones de Política Militar: CSNU, OTAN Monopolización de las armas de destrucción masiva. Las armas de destrucción masiva son aquellas capaces de infringir bajas y destrucción en masa: armas nucleares, químicas y biológicas y sus medios de lanzamiento (Departamento de Defensa de los EEUU, 2001). Documentos recientes agregan a las anteriores aquellas armas radiológicas y otras, convencionales o no, que puedan producir tales efectos. “Los Estados Unidos, tienen en su propio territorio 5.700 bases mayores y menores, además de otras instalaciones militares, y mantienen otras 725 bases e instalaciones en 38 países de las cuales, las 35 mayores tienen un costo de unos 800 millones de dólares cada una, las menores tienen un costo de por lo menos unos 10 millones, también cada una. Por supuesto que son muchas más las bases e instalaciones militares de Estados Unidos en el exterior, pero el Departamento de Estado solo cuenta las que valen más de 10 millones de dólares. El total de gastos militares de Estados Unidos para el período 2002-2003 es de 370 millardos de dólares, lo que equivale a la suma de los presupuestos militares de las quince potencias militares que le siguen y a todo el producto interno bruto de Rusia. Mientras que la ayuda pública al desarrollo en el presupuesto federal de los Estados Unidos bajó a menos del 1%, a la par de que han previsto un aumento en el gasto militar de 48 millones de dólares, ¿qué les parece? 76 de las 100 primeras firmas productoras de armas son de los Estados Unidos y Europa Occidental, 10 japonesas y 5 israelíes. La producción de armas es dominio de las compañías estadounidenses. Cumbres del TIAR. Cooperación y coordinación de acciones entre los ejércitos de los países cabeza de cada bloque Supranacional y los Estados de su área de influencia; determinaciones acerca de la Seguridad Nacional e Internacional por los países integrantes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN. En el caso de América Latina rige el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, TIAR, para el mantenimiento de la Paz y la Seguridad en el Continente y escuelas de entrenamiento de las tropas por parte del ejército Estadounidense.
380

Referenciales de la Acción Pública Global

2. ORGANIZACIÓN DE LA ÉLITE DEL PODER GLOBAL
Los cambios del proceso de acumulación de capital en el marco de los Estados del Bienestar de los países desarrollados en los que se fundamentaba las Naciones Unidas, hacia la acumulación del capital en escenarios globales, genera cambios económicos, sociales y políticos significativos que han implicado la transformación de las funciones y del alcance de Naciones Unidas. Estos cambios giran en torno al tránsito del proceso de dominación estatal hacia el establecimiento del imperio del mercado. En pleno dominio del mercado, el acuerdo de la élite del poder global es invariable sobre las bondades de la globalización neoliberal y el impulso continuo de las reformas que lo viabilizan: liberalización comercial y financiera, privatizaciones, flexibilidad del mercado laboral, apertura a la inversión extranjera, políticas macroeconómicas deflacionarias como evitar el déficit presupuestal, tipos de interés determinados por el mercado, disciplina fiscal y reforma tributaria, privatización del gasto público en educación y salud. El desmonte del Estado del Bienestar se tradujo en no intervención económica con privatización; desmonte de responsabilidades de reproducción social, excepto salud y educación para el trabajo; y, regulación de las funciones de defensa y justicia que garantizan el orden social. Pero mientras las élites se muestran implacables en el impulso de las políticas neoliberales y a los propósitos de la dominación social global, no ha mostrado tanta diligencia en la lucha contra la pobreza, la cancelación de la deuda o la erradicación del sida, incumpliendo sus promesas año tras año. El manejo de la Seguridad y defensa hemisférica es una de las preocupaciones centrales para garantizar la no expansión de las armas de destrucción masiva y sentando criterios de la Paz Mundial, ordenado acciones militares donde consideran lesionados sus intereses y garantizando la paz social. La relación mutua de la élite del poder con el resto del mundo, en materia de política social, se hace a través del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Social, PNUD que mediante sus foros y los de organismos especializados no solo contribuye a la formulación de política social global sino a su adopción y ejecución.
381

Ciclo Global de Política Pública

La élite económica global participa a través de la OCDE. Las directrices de la OCDE para las empresas multinacionales fueron aprobadas por primera vez en 1976 como consecuencia de la preocupación pública de que las empresas multinacionales se estaban tornando demasiado poderosas e irresponsables. Las directrices son recomendaciones de práctica empresarial adecuadas, dirigidas principalmente a las empresas con sede en aquellos países que adhieren a ellas. Las directrices son de gran amplitud, con capítulos que abarcan: conceptos y principios generales, publicación de informaciones, empleo y relaciones laborales, medio ambiente, lucha contra la corrupción, intereses de los consumidores. La élite política global concurre mediante las Cumbres del G8. La Agenda Global del G8 se ocupa de problemas de ese orden: desarrollo del África (erradicar la pobreza, el sida, la malaria), innovación y propiedad intelectual, crisis alimentaria, economías emergentes, anticorrupción global, condonación de la deuda externa de América Latina. La élite militar global adelanta foros en la OTAN. Estos foros conducen a las construcciones de referenciales que orientan las acciones militares con relación al comportamiento social; previene fenómenos de seguridad social y defensa nacional, maneja las movilizaciones sociales y controla grupos sociales armados, plantea los fenómenos del terrorismo y domina el orden social.

Estructura de la Élite del Poder Global
La consolidación de los intereses de las élites económicas, políticas y militares en el escenario global, esta soportado por la redes de flujos financieros, productivos y comerciales, por las redes de política y de comunidades de política y por las redes militares, lo que ha incidido de manera decisiva en la transformación de las Naciones Unidas en la creación del nuevo orden mundial y la reestructuración de la élite del poder global. La élite del poder mundial está en la cima de esta estructura, conformada por la Élite Política de los Estados más desarrollados del Atlántico Norte, que manejan la política social global, a través de los organismos intergubernamentales; por la Élite Económica, que direccionan a las empresas y corporaciones globales más grandes y poderosas; y, por la Élite Militar, integrada por los Altos Mandos de los Ejércitos de los países desarrollados, para garantizar su seguridad y defensa, en coincidencia con los intereses de los que dominan la economía, los que tienen poder político y los que controlan los instrumentos de violencia. La estructura y organización de la Élite del Poder Global se extiende a los tres círculos concéntricos de la Élite Económica Política y Militar:

a. Organización Económica
La política económica, se estructura e implementa a través del FMI, BM, AMI, OCDE
382

Referenciales de la Acción Pública Global

y OMC. Naciones Unidas como mediadora cuenta con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, UNCTAD, el Centro de Comercio Internacional, CCI, y, la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, ONUDI. En el escenario financiero, el FMI se centra principalmente en la política macroeconómica. Las medidas de política sobre presupuesto público, gestión de las tasas de interés, el dinero y el crédito, y el tipo de cambio— y la política del sector financiero, que comprende la regulación y supervisión bancarias y de otras entidades financieras. Además, el FMI presta atención a las medidas de carácter estructural que influyen en los resultados macroeconómicos, en la política del mercado laboral que repercute en el empleo y el comportamiento de los salarios. Por conducto de la supervisión que realiza de la política económica de los países miembros, el FMI examina el conjunto de los resultados económicos, un concepto que suele conocerse como “resultados macroeconómicos”. Esto incluye el gasto total (y sus componentes principales como gasto de consumo e inversión empresarial), producto, empleo e inflación y también la balanza de pagos del país, es decir, la posición externa representada por las transacciones de un país con el resto del mundo. El FMI y el Grupo del Banco Mundial -que comprende a la Corporación Financiera Internacional (CFI) y la Asociación Internacional de Fomento (AIF)- se complementan. Mientras que el FMI se centra sobre todo en los resultados macroeconómicos y la política macroeconómica y del sector financiero, el Banco Mundial se interesa principalmente en los temas relacionados con el desarrollo a largo plazo y la reducción de la pobreza. Su actividad incluye el financiamiento concedido a los países en desarrollo y en transición para proyectos de infraestructura, la reforma de determinados sectores de la economía y las reformas amplias de índole estructural. El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial diseñan la política económica y medioambiental del planeta por intermedio de préstamos y créditos otorgados a los Estados del Tercer Mundo bajo la condición que estas apliquen una política económica de inspiración ultraliberal, con desprecio de realidades humanas y ecológicas El Fondo Monetario Internacional, FMI es una organización integrada por 184 países, que trabaja para promover la cooperación monetaria mundial, asegurar la estabilidad financiera, facilitar el comercio internacional, promover un alto nivel de empleo y crecimiento económico sustentable y reducir la pobreza. El FMI es la institución central del sistema monetario internacional, es decir, del sistema de pagos internacionales y tipos de cambio de las monedas nacionales para la actividad económica entre los países. Sus fines son evitar las crisis en el sistema, alentando a los países a adoptar medidas de política económica bien fundadas; es también un fondo al que los países miembros pueden recurrir para superar los problemas de balanza de pagos. El Banco Mundial, BM (en inglés: WBG World Bank Group) es un organismo de las
383

Ciclo Global de Política Pública

Naciones Unidas. Su propósito es reducir la pobreza mediante préstamos de bajo interés, créditos sin intereses a nivel bancario y apoyos económicos a las naciones en desarrollo. Está integrado por 185 países y fue creado en 1944 y tiene su sede en Washington. El Banco Mundial presta apoyo tanto a los países desarrollados como a los países en desarrollo en la forma de financiamiento, garantías, estudios analíticos y de asesoría, alivio de la deuda, iniciativas para el fortalecimiento de la capacidad de seguimiento y promoción a nivel mundial. En esta organización concurren los países de la OCDE en producción y la transferencia de tecnología y la OMC. En el escenario de la producción económica global, estos bloques de países estructuran su dominio en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, que cuenta con el Grupo de los Ocho países más desarrollados, 31 países industrializados dentro de los 67 afiliados y una composición rigurosa en la producción mundial, en el sistema financiero y en el comercio internacional. La OCDE y su funcionamiento. Las actividades se desarrollan a través de comités y grupos de trabajo en los que participan los funcionarios de los gobiernos de los distintos países, responsables de las materias objeto de evaluación y estudio. Existen actualmente alrededor de 150 comités y grupos de trabajo. Cada país cuenta con una delegación permanente, con servidores públicos de distintas dependencias, que asisten a las reuniones de los comités o grupos de trabajo o coordinan la asistencia de funcionarios desde los respectivos países, según se requiera. En el ámbito del Mercado mundial, la Organización Mundial del Comercio (OMC, o WTO en ingles) fija reglas del comercio mundial, reduciendo considerablemente el margen de decisión de los Estados en el área de la economía o del medioambiente. Promueve tratados comerciales de carácter regional tales como el ALCA y el TLC. ¿Cómo Opera la Élite Económica? En la consolidación de los marcos de acción y de la política económica global concurren las élites del poder global en foros y cumbres mundiales: foro económico mundial de la élite económica en DAVOS; Cumbre de la élite política en el G8 en temas económicos; y el Foro de la élite militar sobre Economía de Guerra de la OTAN. La relación mutua de la élite del poder con el resto del mundo, en materia de política económica, se hace a través de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, UNCTAD que mediante sus foros no solo contribuye a la formulación de política económica global sino a su adopción y ejecución. Veamos la mediación de la UNCTAD entre la élite del poder global en el campo económico en relación al resto del mundo en ese mismo escenario: La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, UNCTAD, del inglés, United Nations Conference on Trade and Development se estableció en 1964 como
384

Referenciales de la Acción Pública Global

un cuerpo intergubernamental permanente de las Naciones Unidas. La UNCTAD es el principal órgano de la Asamblea General de la ONU para los asuntos relacionados con el comercio, las inversiones y el desarrollo. Los objetivos de la organización son “maximizar las oportunidades comerciales, de inversión y desarrollo de los países en vías de desarrollo así como la asistencia en sus esfuerzos para integrarse en la economía mundial” (extraído de la página web oficial). En la actualidad, el UNCTAD cuenta con 193 estados miembros y su sede se encuentra en Ginebra, Suiza. La UNCTAD dispone de una plantilla de 400 miembros y un presupuesto anual regular de aproximadamente 50 millones de dólares estadounidenses así como unos fondos extraordinarios de asistencia técnica de unos 25 millones de dólares estadounidenses. El trabajo intergubernamental se realiza en cuatro niveles de reuniones: La conferencia UNCTAD se lleva a cabo cada 4 años, la última fue UNCTAD XII en Accra, Ghana, en 2008; la anterior fue UNCTAD XI en Sao Paulo en 2004; y la próxima será en Doha, Qatar en 2012; la mesa de comercio y desarrollo gestiona el trabajo de la UNCTAD entre dos conferencias y se reúne tres veces al año; cuatro comisiones UNCTAD y un grupo de trabajo -éstos se reúnen más a menudo que la mesa para reanudar la política, el programa y los asuntos relacionados con el presupuesto-; las comisiones pueden convocar reuniones de expertos en ciertas áreas de forma que proporcionen información experta a las discusiones políticas de la comisión. La UNCTAD genera una serie de informes sobre ciertos temas, entre ellos: el informe sobre comercio y desarrollo; el informe de inversión mundial; el informe sobre el desarrollo económico de África; el informe sobre los países menos desarrollados; el informe sobre sus estadísticas; el informe sobre comercio electrónico y desarrollo; la revisión de transporte marítimo. Los foros de la élite global en materia económica presentan cierta especialización y complejas formas de construcción de marcos referenciales y de decisión política y formas de organización en todos y cada uno de los escenarios propios de los flujos económicos: financieros, productivos y comerciales.

b. Organización de la Política Social
La Cumbre del G8 integra un grupo de países industrializados del mundo cuyo peso político, económico y militar es muy relevante a escala global. Está conformado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia. Cumbre tras cumbre, encontramos una invariable reafirmación por parte del G8 de las bondades de la globalización neoliberal y un impulso continuo de las reformas que lo deben permitir: liberalización comercial y financiera, privatizaciones, flexibilidad del mercado laboral y políticas macroeconómicas deflacionarias como el déficit presupuestal y elevados tipos de interés.
385

Ciclo Global de Política Pública

La Agenda Global del G8 se ocupa de problemas de este orden: Crisis financiera, colaboración en los sectores de transporte, industria, construcción y generación de energía; cambio climático (emisiones de dióxido de carbono, calentamiento global), seguridad energética, innovación y propiedad intelectual, crisis alimentaria, la seguridad energética, el crecimiento económico y el desarrollo sostenible, la eliminación de barreras arancelarias, impuestos sobre bienes y servicios ambientales, economías emergentes. El G8 no tiene formalmente capacidad para implementar las “soluciones” que diseña. Para conseguir que sus iniciativas, las que realmente interesan, cuenta con el poder de sus países miembros en las instituciones internacionales como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el Banco Mundial, el FMI o la OMC. De hecho, de los cinco miembros permanentes (con derecho a veto) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, cuatro son miembros del G8, y en el marco del Banco Mundial y el FMI los países del G8 acumulan más del 44% de los votos. En las negociaciones en el marco de la OMC, los países del G8 también acostumbran a funcionar como un bloque formado por la UE, Japón, Estados Unidos y Canadá. El desarrollo de la política social por el G8, ha demandado la consolidación de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, creada en la posguerra con una estructura que incluye la Corte Constitucional de Justicia, el Consejo de Seguridad, el Consejo Económico y Social y los siguientes órganos, programas, fondos y oficinas: Un conjunto de organismos internacionales especializados, tales como: organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, Organización Internacional del Trabajo, OIT, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, Organización Mundial de la Salud, OMS, Organización Meteorológica Mundial, OMM, Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, OMPI, Organización Mundial Internacional, OMI, Organización Mundial del Turismo, OMT. Programas de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización Internacional de Drogas, PNUFID, Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA, Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, PNUAH, Programa Mundial de Alimentos, PMA. Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, Fondo de las Naciones Unidas para la Población, FNUAP, Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer, UNIFEM, Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, OACDH.

c. Organización Político Militar
La élite militar de la OTAN -principal fuerza militar del Atlántico Norte-, a través de foros en el campo de la economía analizan las acciones militares en todo el mundo, unas
386

Referenciales de la Acción Pública Global

veces directamente, otras a través de sus distintas alianzas y acuerdos multilaterales con algunos países, orientados a resolver problemas de la economía global, adoptando medidas militares para superar la crisis económica de los países desarrollados: guerras de destrucción aliados de contratistas y proyectos de construcción de gran rentabilidad económica y política; economía, droga y guerra en el caso de la producción de opio en Afganistán con sus efectos sobre Pakistán e Irán. Desde finales de la II Guerra Mundial estamos asistiendo a una escalada militarista de la OTAN sin precedentes que muestran el interés voraz de las empresas transnacionales y sus Estados por el control de los recursos energéticos y otras materias primas necesarias para dominar la economía mundial en el nuevo marco de globalización neoliberal, lo que ha llevado al mundo a una situación de guerra permanente. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, CSNU y la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, actúan como Ministerios de Seguridad y Defensa Hemisférica a través de estos organismos: Comisión del Espacio de Naciones Unidas, COPUOS (Committee on the Peaceful Uses Of Outer Space), para Usos Pacíficos del Espacio Extra atmosférico de Naciones Unidas. Las Fuerzas de Paz de la ONU, o “cascos azules”, son cuerpos militares encargados de crear y mantener la paz en áreas de conflictos, monitorear y observar los procesos pacíficos y de brindar asistencia a ex combatientes en la implementación de tratados con fines pacíficos. El Organismo Internacional de Energía Atómica, OIEA. Objetivo: asegurar que la asistencia prestada sobre energía atómica no se utilice con fines militares sino para fines de paz, salud y prosperidad. El OIEA establece normas de seguridad nuclear y protección ambiental. Estos organismos internacionales están apoyados por estas instituciones norteamericanas: La Agencia Central de Inteligencia que junto con la Agencia de Seguridad Nacional, es la oficina gubernamental de los Estados Unidos encargada de la recopilación, análisis y uso de “inteligencia”, mediante el espionaje en el exterior, ya sean gobiernos, corporaciones o individuos que pueda afectar la seguridad nacional del país. La Oficina Federal de Investigación (en inglés: Federal Bureau of Investigation, FBI) es una entidad Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América. Las oficinas centrales del FBI están ubicadas en Washington, DC, y tienen 56 oficinas locales en las principales ciudades de los Estados Unidos, así como más de 400 organismos residentes en pequeñas ciudades y pueblos en toda la nación, y más de 50 oficinas internacionales, llamadas “Diplomacias Legales”, en embajadas de Estados Unidos en todo el mundo. Interpol es la mayor organización de policía internacional, con 187 países miembros,
387

Ciclo Global de Política Pública

por lo cual es la tercera organización internacional más grande del mundo, tan sólo por detrás de las Naciones Unidas y la FIFA. Creada en 1923, apoya y ayuda a todas las organizaciones, autoridades y servicios cuya misión es prevenir o combatir la delincuencia internacional. La Agencia de Seguridad Nacional, NSA por sus siglas en inglés, es una agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de obtener y analizar información transmitida por cualquier medio de comunicación, y de garantizar la seguridad de las comunicaciones del gobierno contra otras agencias similares de otros países.

Clubes de Reflexión de la Élite Global
Existen una serie de organizaciones privadas globales de reflexión (incluye los llamados tanques del pensamiento mundial) que realizan estudios de futuro, prospectiva política con uso de técnicas proyectivas con el fin de prestar asesoría a la élite del poder mundial, y al gobierno mundial. Las principales organizaciones privadas son: La Trilateral Commission es un organismo de reflexión internacional co-fundado en 1973 por David Rockefeller y Zbigniew Brzezinski (ex-consejero del presidente Jimmy Carter). Reúne a dirigentes de 3 zonas económicas principales: América del Norte, Europa Occidental y Japón. La Comisión Trilateral es una organización internacional privada fundada en 1973, establecida para fomentar una mayor cooperación entre Norteamérica, Europa, y Japón. Fue fundada por iniciativa de David Rockefeller, miembro ejecutivo del Council on Foreign Relations y del Grupo Bilderberg y aglutina a personalidades destacadas de la economía y los negocios de las tres zonas principales de la economía capitalista: Norteamérica, Europa y Asía-Pacífico. Precisamente la inclusión del Japón es la principal diferencia con el Grupo Bilderberg. En la reunión del Grupo Bilderberg en 1972, David Rockefeller propuso la creación de la Comisión Internacional para la Paz y la Prosperidad (también conocido como la Comisión Trilateral). La iniciativa tuvo muy buena acogida en la reunión. La primera reunión de miembros ejecutivos tuvo lugar en Tokyo, Japón en Octubre de 1973. La Comisión Trilateral está vinculada (ó incluso forma parte de) el Grupo Bilderberg y el Council on Foreign Relations. El CFR (Council on Foreign Relations, Consejo de Relaciones Exteriores) es una organización norteamericana que reúne a los líderes políticos o económicos de muy alto nivel (como George Bush padre, Henry Kissinger, o David Rockefeller). El Council on Foreign Relations (CFR) es una organización estadounidense no partidista, dedicada a la política exterior, fundada en 1921 y con base en la 58 East 68th Street (en Park Avenue (Manhattan) en Nueva York, con una sucursal en Washington, D.C. Muchos creen que se trata de la organización privada más poderosa por su influencia en la política exterior de
388

Referenciales de la Acción Pública Global

los Estados Unidos. Publica la revista bimensual Foreign Affairs. Tiene una extensa página web que provee enlaces a su think tank, el programa de estudios David Rockefeller, otros programas y proyectos, publicaciones, historia, biografías de directores notables y otros miembros del directorio, miembros corporativos y notas de prensa. El IFRI (Instituto Francés de Relaciones Internacionales) es una suerte de CFR a la francesa. Encontramos políticos de derecha y de izquierda, jefes y empresarios, periodistas, y algunos universitarios (personal de universidades). Los programas del IFRI se caracterizan por: un análisis de la actualidad internacional enriquecida por la contribución de investigadores de horizontes diferentes; una visión del porvenir. La identificación de grandes tendencias que afectarán el sistema internacional del mañana es una prioridad; la consideración de las implicaciones de la evolución internacional para las empresas. Los programas diversificados buscan esclarecer el campo decisional de los responsables de la esfera pública y privada. El Club de Rome es un “club de reflexión” de lideres políticos y económicos, principalmente europeos. El Club de Roma es una organización formada por prominentes personalidades, que busca la promoción de un crecimiento económico estable y sostenible de la humanidad. El Club de Roma tiene, entre sus miembros a importantes científicos (algunos premios Nobel), economistas, políticos, jefes de estado, e incluso asociaciones internacionales. En 1968 se reunió en Roma un grupo de 35 científicos, políticos e investigadores, que provenían de 30 países distintos, para hablar de los cambios que se estaban produciendo en el planeta por consecuencia de acciones humanas. Dos años más tarde el club de Roma estaría creado y legalizado bajo legislación suiza. Treinta años más tarde, el Club de Roma contará entre sus filas con más de 100 especialistas de 52 países, habrá publicado más de 21 informes de sumo interés ambiental y mantendrá una posición importante, en el ámbito ambiental, reconocida internacionalmente. Es necesario destacar que después de la publicación del Informe sobre los límites del desarrollo por Donella Meadows en 1972, se desató el inicio de un movimiento que sería conocido como ecología política y otras corrientes político-filosóficas derivadas tales como el ecofeminismo o el ambientalismo. El Grupo de Bilderberg, fundado en 1954, es, sin duda, el más poderoso de las redes de influencia. Reúne personalidades de todos los países, líderes de la política, de la economía, de las finanzas, de los medios de comunicación social, así como algunos científicos y universitarios. Para aquellos que investigan sobre las redes de poder, el Grupo de Bilderberg es el verdadero gobierno mundial. He aquí las listas por países de miembros del Grupo de Bilderberg: USA, Canada, Grand Bretagne, France, Belgique, Suisse, Hollande, Allemagne, Autriche, Italie, Espagne, Portugal, Norvège, Suède, Danemark, Finlande, Luxembourg, Irlande, autres pays Los Illuminati son una “élite dentro de la élite” que se reúne en el seno de una organización secreta fundada en el siglo 17. Originariamente, su proyecto era de cambiar radicalmente el mundo, destruyendo el poder de los regímenes monárquicos, los cuales, en la época,
389

Ciclo Global de Política Pública

obstaculizaban el progreso de la sociedad y de las ideas. La Revolución Francesa y la fundación de los Estados Unidos han sido resultados de su estrategia. Para los Illuminati, la democracia política era un medio y no un fin en si-mismo. Según ellos, el pueblo es por naturaleza ignorante, estúpido y potencialmente violento. El mundo debe entonces ser gobernado por una élite esclarecida o iluminada. A lo largo del tiempo, los miembros de este grupo han pasado de estatuto de conspiradores subversivos al de dominadores implacables cuyo objetivo esencial ahora es de conservar su poder. La Corporación RAND (Research And Development) es un think tank norteamericano formado, en un primer momento, para ofrecer investigación y análisis a las fuerzas armadas norteamericanas. Desde entonces la organización de esta corporación ha cambiado y actualmente también trabaja en la organización comercial y gubernamental de los Estados Unidos. RAND tiene alrededor de 1.600 empleados distribuidos en seis sitios: en los Estados Unidos. - Santa Mónica, California (sede) y Washington, DC (actualmente localizados en Arlington, Virginia y Pittsburgh, Pensilvania); En Europa - Leiden en los Países Bajos, Berlín, Alemania, y Cambridge en el Reino Unido. En el 2003, se inauguró el instituto RAND-Qatar. Algunos consideran que el nombre de la corporación es un acrónimo de la frase “Reserch And Development” (“investigación y desarrollo”). La Brookings Institution es un centro de investigación (think tank o usina de ideas) sin fines de lucro, fundado en 1916. Su sede se encuentra en Washington D.C. Estados Unidos. Brookings afirma que están dedicados a la función pública a través de la investigación y la educación en las ciencias sociales, especialmente en economía, gobierno y política exterior. Uno de los centros de investigación más antiguos Washington, Brookings declara que su objetivo principal es “ayudar al desarrollo de políticas públicas sólidas y promover la comprensión del público de cuestiones de importancia nacional.” La organización se describe a sí misma como independiente, pero a menudo es descrita por los medios de comunicación como una organización liberal. Por otra parte, algunos liberales de EE.UU. han criticado la labor de los estudiosos en política exterior Brookings por dar demasiado apoyo a las posiciones de la administración Bush. Estas organizaciones que asesoran a los gobiernos se ocupan de: elaborar los estudios de futuro, de la prospectiva política y de la aplicación de técnicas prospectivas, que son los fundamentos de la formulación, diseño y toma de decisiones que orientan las políticas públicas multinivel: globales, supranacionales, nacionales, regionales y locales.

Prospectiva Política Global
La acción de este conjunto de instituciones de asesoría y consultoría giran en torno a la elaboración de Estudios Prospectivos, atendiendo sus fundamentos, la metodología para construcción de escenarios, las técnicas prospectivas y de formulación de políticas públicas y, los procesos de elaboración de la decisión pública. La toma de decisiones públicas es un proceso complejo que requiere de opciones de ra390

Referenciales de la Acción Pública Global

cionalidad de los modelos de decisión adoptados y en conexión con las proyecciones del proceso de planificación de las políticas públicas. La toma de decisiones de una política pública es un proceso complejo, condicionado por cuatro factores principales: • El papel desempeñado por el decisor plural. Un papel compuesto por las expectativas y los valores del mercado que presiona sobre los distintos niveles, una función pública de mercado, un mandato de arriba-abajo (top down), de lo global a lo local y la presión económica, política y social. • Los procedimientos globales que intervienen en el proceso que imponen condicionamientos, cuando no exigencias a los procesos de decisión. Más concretamente, en materia de políticas públicas globales: las reglas, los circuitos de comunicación y la división de tareas. • Las relaciones de influencia y de poder entre los actores. Los juegos de poder. Al igual que las empresas y los partidos, los servicios públicos funcionan como conjunto de organizaciones plurales o pluralistas. Los distintos elementos, oficinas, grupos y profesiones que los componen no obedecen en sus comportamientos cotidianos a objetivos unívocos comunes que se impondrían a todos de la misma manera. • La ambigüedad y el malentendido como factores de la acción. La anarquía organizada. Las decisiones se toman sin que nadie se dé verdaderamente cuenta. Después se percibe que se ha hecho algo parecido a una opción. No es evidente ni identificable quién, cuándo, cómo y por qué.

a. Fundamento de los Estudios Prospectivos
Los estudios prospectivos exigen la identificación de problemas, la construcción previa de los referenciales de la acción pública, la actitud metodológica y las prácticas realizadas, poniendo el acento en el papel del futuro como disciplina académica. Las nuevas tendencias del análisis de políticas públicas en escenarios globales, han reorientado la reconstrucción de los referenciales de la acción pública global, más allá de los límites del Estado nación, en todos los escenarios de la vida económica, política y social. Las características de los escenarios con visión global de futuro: tendencias, eventos y situaciones deseables, ha tenido aplicación en numerosos campos de las ciencias sociales, describe una situación futura y la progresión de los acontecimientos; etapas: análisis, comportamiento organizacional, retrospectiva, actores, escenarios; análisis estructural de situaciones alternativas: incertidumbre, turbulencia, inestabilidad; hipótesis razonadas basadas en hechos y experiencias de variables estratégicas y dependientes. La prospectiva designa el estudio del futuro lejano. Es una disciplina que tiene por propósito fundamental la exploración del porvenir en el contexto de las ciencias humanas y sociales. Es una reflexión científica sobre el porvenir del hombre y de las sociedades, proceso evolutivo que se convierte en un esfuerzo de imaginación creativa (Berger, 1964). Es necesario superar la representación tradicional del futuro como destino que se expresa
391

Ciclo Global de Política Pública

en esfuerzos de adivinación mediante las revelaciones y las profecías; y de igual forma, la visión del futuro como previsión que se expresa en formas de conocimiento a través de la futurología y la ciencia ficción; para concebir el futuro como devenir poniendo al servicio de su conocimiento la futurología y la prospectiva (Dror, 1993). La prospectiva busca alternativas futuras, es una apreciación holística en lugar de parcial y desintegrada. Su trayectoria viene del porvenir hacia el presente. La prospectiva no es una utopía porque se basa en lo que es, sustentada en hechos históricos, sociales y en el carácter dinámico de la sociedad. La prospectiva hace uso de conjeturas e hipótesis.

b. Metodología de Construcción de Escenarios
Metodología como actitud asumida para comprender el futuro y técnicas prospectivas utilizadas: primero, en la construcción de escenarios y segundo, en el uso y adaptación de técnicas predictivas: extrapolación, regresión, modelos complejos, suavizar curvas, método de analogía y predicciones múltiples, método Delphi y Brainstorning. La metodología de escenarios permite la obtención de un futuro deseado a partir de las reuniones con grupos de personas, por medio de conversaciones, pensadas y planificadas, logran una comprensión compartida de una situación dada, que conduce a la toma de decisiones alternativas o escenarios externos, derivados de escenarios internos, (Kees Van Der Heiden, 1998). La construcción de escenarios. Los estudios prospectivos tienen como fundamento grandes preguntas: ¿Qué nos depara el futuro? Gran incertidumbre. Para: salir de la incertidumbre se diseñan y aplican metodologías de escenarios que permiten imágenes holísticas y/o escenarios alternativos de futuro. En la construcción de escenarios se distinguen dos tipos de escenarios: exploratorios, donde las tendencias pasadas y presentes conducen al futuro y, de anticipación o normativos, construidos sobre imágenes de futuros deseables o temidos. Cada uno de estos escenarios según Oswaldo R., Hevia A., (2006) Debe responder estos interrogantes: • Percepción del presente: ¿Dónde estamos? Delimitación del sistema, fenómeno o problema y su contexto; horizonte temporal; conjeturas iniciales; variables internas y externas. • Percepción del futuro probable ¿Para dónde vamos? Análisis retrospectivo; estrategia de los actores; escenarios probables y alternos. • Diseño del futuro deseable: ¿Hacia dónde queremos ir? Elaboración de escenarios alternativos; interacción y negociación de los actores. • Estrategias de desarrollo: ¿Hacia donde podemos ir? Formulación cuantitativa; determinación de probabilidades relativas.

392

Referenciales de la Acción Pública Global

Procedimientos para la construcción de escenarios • Análisis de primeros datos: tormenta de ideas • Estudios históricos, comportamiento de variables, análisis retrospectivo. • Recesión frente a la recuperación futura • Decadencia del fenómeno y permanencia a mediano plazo • Enumerar tendencias y patrones significativos • Gráfica de relaciones causales • Fuerzas impulsoras • Interrogantes e interpretación de la situación actual • Tiempo de las variables básicas • Diagramas de influencia. La construcción de escenarios puede hacerse desde tres perspectivas lógicas: inductiva, deductiva e incremental. La lógica inductiva, de abajo-arriba, pone el énfasis en las bases de datos, líneas y tendencias históricas, escenarios categóricos, poderosos y plausibles. La lógica deductiva, de arriba-abajo, centra su atención en el marco global, adecuando datos, describiendo cobertura, medios de comunicación, represión estatal, niveles de violencia, ingresos, fugas de capital, desempeño, inversión; año horizonte y dimensiones claves. La lógica incremental insiste en la incorporación estratégica de los pequeños y grandes cambios generados y el desarrollo paulatino de procesos reales, dando peso a los problemas públicos abordados desde abajo y la elaboración de un pronóstico compartido. (Oswaldo R., Hevia A., 2006)

c. Técnicas Prospectivas y Formulación de Políticas
La formulación de políticas públicas se fundamenta en los estudios prospectivos para la toma de decisiones y en la legitimación social. Este proceso demanda el uso de técnicas de construcción de escenarios y de previsión política, asociadas al proceso de proyección y toma de decisiones de política. La actitud metodología asumida por el investigador para explorar, comprender el futuro, conduce al uso de técnicas prospectivas. El conjunto de técnicas que los especialistas y expertos han venido utilizando en la elaboración de predicciones y pronósticos son las siguientes: • Extrapolación es la proyección de una tendencia cuantitativa, basada en la historia y a una tasa constante. Es una teoría modesta, poco conocida del sistema, no exhaustiva, estable, lineal, cuantitativa. • Regresión es la predicción de una tendencia o evento, basada en su relación con una o más tendencias. Describe tendencias secundarias, tiempo atrasado y simultanea equivalencia, errores, cuantificación. • Modelado complejo: cubren toda una gama de enfoques que tienen una cosa en común: especifican dos o más proposiciones precisas que comparten al menos un factor o variable. El modelo econométrico ha sido el modelo de la dinámica
393

Ciclo Global de Política Pública

del sistema. Tiene enunciados explícitos, cuantificación, variables verificables, plausibles. • Adaptación de curva es otro método preciso en donde el pronosticador, modesto en cuanto a su comprensión teórica del sistema, podría encontrar un patrón en los datos, el cual podría expresarse en forma de curva o ciclo expresa matemáticamente. Es un método relativamente sencillo, analogía cuantitativa, macro-políticas. • La predicción por analogía, también, es un método preciso que maneja una categoría de casos que contribuye a las analogías. Conduce a hacer analogías históricas, es un método modesto pero que ofrece cierta validez. • Predicciones de múltiples fuentes consiste en recopilar y procesar los pronósticos que obtenemos de distintas fuentes. Se fundamenta en varios expertos, errores de predicción. La técnica Delphi, que consulta una serie de expertos, permite que las fuentes interactúen entre si, usualmente en forma estructurada. • Predicción de juicio: holismo informal, captar matices, globalidad, es un método que permite rescatar a partir de predecir juicios en torno a la organicidad de un fenómeno para captar matrices y el sentido de globalidad del mismo. • Brainstorning o Lluvia de Ideas método no estructurado que implica una interacción cara a cara y permite la tradicional práctica de circular informes, escritos y comentarios por un individuo o apoyados por otros.

394

Referenciales de la Acción Pública Global

3. FOROS DE ADOPCIÓN, ADAPTACIÓN Y AJUSTE DE POLÍTICA Foros Supra-Nacionales
Por más de 60 años los cinco grupos regionales de Naciones Unidas, CEE, CESPAO, CESPAP, CEPA y CEPAL, han desarrollado numerosas cumbres, conferencias y foros sobre energía, agua, agricultura, medio ambiente, tecnología, industria, desarrollo social, conflicto, transporte, comercio, finanzas, inversiones, economía, información y comunicación, estadísticas y género que han servido como referenciales para la orientación de la acción pública global. Pero con el desarrollo creciente de algunos países y sus intereses comunes, más allá, de sus fronteras regionales, se ha venido constituyendo nuevos grupos macro-regionales de carácter supranacional que han venido transformando las condiciones de los escenarios globales en los países del sur, subdesarrollados o dependientes. El creciente peso de países del Sur y su organización pronostica cambios a futuro en la construcción de referenciales, mediante cumbres, conferencias y foros, de política y de acción pública que se ocupan de la adopción, adaptación y ajuste de las políticas públicas en torno a las decisiones tomadas en los países desarrollados del Atlántico Norte, con contadas excepciones. Asociaciones de países emergentes. En este marco, los desarrollos relativos de otras regiones, organizaciones y grupos llamadas a adoptar e implementan estas políticas, tienden a cambiar, dado el desarrollo vertiginoso de nuevos grupos de países que han ganado influencia global y que con el transcurrir del tiempo podrían convertirse en nuevos actores con poder de decisión. Son los casos de las cumbres de los países emergentes del G5 (India, China, Brasil, México y Sudáfrica), las cumbres de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático, ASEAN y las de Asia Pacífico APEC, África y América Latina. a. Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN), organización regional de estados del sureste asiático creada en 1967. Los principales objetivos de la ASEAN: acelerar el crecimiento económico y fomentar la paz y la estabilidad regional. La ASEAN ha establecido un foro conjunto con Japón, y sostiene un acuerdo de cooperación con la Unión Europea (UE). Su secretariado permanente se encuentra en Yakarta.
395

Ciclo Global de Política Pública

Países miembros de la ASEAN: Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia, Brunei, Vietnam, Laos, Birmania y Camboya. En 1992, los miembros de la ASEAN acordaron establecer una zona de comercio libre y reducir las tarifas a productos no agrícolas durante un periodo de 15 años, que comenzó en 1993. La reunión de la ASEAN en 1994 estableció el reconocimiento de la necesidad de relaciones internas más próximas, el aumento de sus miembros y un papel mayor en la seguridad regional después del fin de la guerra fría. b. Asia-Pacific Economic Cooperation, APEC (en español Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) es un foro multilateral creado en 1989, que trata temas relacionados con el intercambio comercial, coordinación económica y cooperación entre sus integrantes. Como mecanismo de cooperación y concertación económica está orientado a la promoción y facilitación del comercio, las inversiones, la cooperación económica y técnica y al desarrollo económico regional de los países y territorios de la cuenca del Océano Pacífico. La suma del Producto Nacional Bruto de las 21 economías que conforman el APEC equivale al 56 por ciento de la producción mundial, en tanto que en su conjunto representan el 46 por ciento del comercio global. c. Comisión Económica para África, CEPA, que han venido desarrollando la Organización para la Unidad Africana, OUA, fue una organización regional que agrupaba a los países del continente africano. Fue fundada en 1963 (un año después de la disolución de la Unión de Estados Africanos) y reemplazada en el 2002 por la Unión Africana. Sus fines fueron promover la unidad y solidaridad de los estados africanos y servir como vocería colectiva del continente. También estaba dedicada a erradicar el colonialismo y promover la cooperación internacional. Su sede estaba en Adis Abeba, Etiopía. Contaba al 2002 con 53 Estados miembros más la República Árabe Saharaui Democrática (Sahara Occidental). Con motivo de esta última incorporación Marruecos se retiró en 1985 de la OUA. También el Movimiento para la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC) fue miembro observador. d. Organismos Regionales de América Latina. Los esfuerzos de integración se han realizado en tres ejes bien definidos: Primero, integración financiera, de mercados, comercio y cooperación militar. Se han creado organismos regionales tales como: el Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe, INTAL, la Asociación Latinoamericana de Integración, ALADI, Sistema de Integración Centroamericana, SICA, Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo, ALAIFD, Sistema Económico Latinoamericano, SELA, Banco Centroamericano Integración Económica, BCIE, Asociación Latinoamericana de Libre Comercio, ALALC, Comunidad y Mercado Común del Caribe, CARICOM, Cooperación Militar, tierra, agua y aire, para la guerra, la paz, el armamento y el desarme, el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, TIAR.
396

Referenciales de la Acción Pública Global

Segundo, integración y cooperación sectorial, en especial, en medio ambiente, transporte, telecomunicaciones, energía y electricidad y desarrollo agrícola. En este eje se han creado organismos tales como: la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones, CITEL con 15 organismos regionales internacionales, Organización Latinoamericana de Energía, OLADE Tercero, cooperación para el desarrollo social, en particular, en derechos humanos, pobreza, población y desarrollo, racismo e intolerancia, educación, salud, género y niñez. Estas organizaciones presentan diferencias lógicas, en función a que su promoción depende de tres intereses fundamentales, con sus respectivas racionalidades y perspectivas, desde: el Estado, el mercado y la sociedad. Encontramos organismos tales como: Medio Ambiente y Asentamientos Humanos de la CEPAL, la Conferencia Mundial Año Internacional de la Mujer, CMAIM, la Organización Panamericana de la Salud, OPS. Este conjunto de condiciones limitantes y la necesidad de fortalecer y ampliar la capacidad de negociación con los países desarrollados, han generado significativos procesos de integración en la OPEP, MERCOSUR, el CAN y otros procesos de integración. Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, formada por 11 países: Arabia Saudita, Argelia, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Irán, Iraq, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar y Venezuela. Estos países dependen fuertemente de las exportaciones de petróleo para mantener su economía. El propósito de la OPEP es crear estabilidad en el mercado petrolero a través de un sistema de cuotas, a las que deben sujetarse sus miembros para crear un balance entre la oferta y la demanda. Al interior de estos cinco macro-escenarios de los países del sur, operan otra serie de grupos de países y organizaciones supra-regionales y supranacionales con objetivos de integración específicos, tales como países no alineados, ampliación de los mercados, producción manufacturera, desarrollo de negociación financiera, medio ambiente, desarrollo social, lucha contra la pobreza y la exclusión social, seguridad política y social, negociación de tecnología, etc. Diversos Grupos de Países con objetivos distintos: G-5, G-7, G-8, G-10, G-15, G-20, G-22, G-24, G-30, G-33, G-67 y el Movimiento de países no alineados, NOAL. G-5: (México, Brasil, China, India, y Sudáfrica) países que han pedido medidas internacionales para resolver la crisis alimentaría que afecta a las economías en desarrollo, e instaron a las naciones ricas del G8 a que lideren la lucha contra el calentamiento global. G-7: principales países industriales que hacen seguimiento de la evolución económica mundial y evaluar las políticas económicas; G-8 con la participación de Rusia: a fin de examinar los problemas económicos y políticos más importantes en sus temarios. G-10: (Alemania, Japón, Bélgica, Países Bajos, Canadá, Reino Unido, Estados Unidos, Suecia, Francia, Suiza e Italia). Grupo de países que han acordado participar en los Acuerdos Generales para la Obtención de Préstamos (AGP)
397

Ciclo Global de Política Pública

G-15: (Argelia, Indonesia, Perú, Argentina, Jamaica, Senegal, Brasil, Kenya, Sri Lanka, Chile, Malasia, Venezuela, Egipto, México, Zimbabue, India y Nigeria) Está integrado por países de América Latina, África y Asia, y tiene la meta común de estimular el crecimiento y la prosperidad. El G-15 se concentra en la cooperación entre países en desarrollo en materia de inversión, comercio y tecnología. G-20: Se creó como un nuevo foro de cooperación y consulta sobre temas relacionados con el sistema financiero internacional. Estudia, examina y promueve las deliberaciones entre los principales países industriales y de mercados emergentes sobre aspectos de política que guardan relación con la promoción de la estabilidad financiera internacional. G-22: Se reunió por primera vez el 16 de abril de 1998 en Washington, para examinar aspectos relacionados con la estabilidad del sistema financiero internacional y el eficaz funcionamiento de los mercados mundiales de capital. G-24: Grupo Intergubernamental para Asuntos Monetarios Internacionales y Desarrollo. Busca coordinar la posición de los países en desarrollo sobre aspectos monetarios y de financiamiento del desarrollo internacional y asegurar que sus intereses estén adecuadamente representados en negociaciones sobre temas monetarios internacionales. G-30: es un órgano internacional privado, sin fines de lucro, integrado por personalidades de alto nivel de los sectores público y privado y los medios académicos. Tiene por objeto profundizar la comprensión de los aspectos económicos y financieros internacionales, explorar las repercusiones internacionales de las decisiones de política y examinar las opciones de política sobre temas clave. G-33: reemplazó al G-22 principios de 1999 y posteriormente en ese año fue reemplazado por el G-20. El Grupo de los Treinta y Tres estaba integrado por los ministros de Hacienda y los gobernadores de bancos centrales de Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, China, Corea, Côte d’Ivoire, Egipto, España, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, Malasia, Marruecos, México, Países Bajos, Polonia, la RAE de Hong Kong, el Reino Unido, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia y Turquía. G-77: El grupo se creó con el fin de articular y promover los intereses económicos colectivos de sus países miembros y fortalecer su capacidad conjunta de negociación en todos los principales aspectos económicos internacionales del sistema de las Naciones Unidas. El Movimiento de Países No Alineados (NOAL o MPNA) es una agrupación de Estados que se formó durante el conflicto geopolítico/ideológico mundial de la segunda mitad del siglo XX, llamado Guerra Fría, que se manifestó con el enfrentamiento indirecto entre los EE.UU. y la URSS. La finalidad del MPNA era conservar su posición neutral y no aliarse a ninguna de las superpotencias ya nombradas. Aunque haya caído el Muro de Berlín (1989) y la URSS se haya disuelto (1991), la organización continúa vigente.
398

Referenciales de la Acción Pública Global

Foros Nacionales
Las cumbres, foros y conferencias nacionales, regionales y locales para la adopción, adaptación, ajuste, ejecución y gestión de las políticas públicas globales, no solo se orientan por las decisiones de la política global sino por los referenciales de las supra-regiones en las que está integrado el país respectivo y los acuerdos y declaraciones de las cumbres, conferencias y foros de las organizaciones especializadas en las que concurre un país determinado. • Económicos Acuerdos de inversión y monitoria financiera del BM, AMI con Min-Hacienda, DNP Banco de la República; Tratados y Acuerdos sobre propiedad intelectual, marcas y patentes entre distintas ETN de la OCDE con los Min-Desarrollo de la Industria, Min-agricultura y Min-comercio. Tratados de Libre Comercio con la OMC, TLC, Min-Comercio, Min-agricultura, Min-desarrollo industrial • Políticos Privatización de la política social y de la prestación de servicios públicos, se refleja en los procesos de contratación para la construcción de obras de infraestructura, para la ejecución de la política pública de los servicios públicos, especialmente, en el marco de lo propuesto por el BM y el PNUD con programas especializados de los Ministerios con funciones del Desarrollo Social. La coherencia y coordinación de estas actividades sectoriales, vistas en conjunto, para propender por un desarrollo adecuado de los sectores y de la acción de la administración pública, propuesto desde las Naciones Unidas en el programa UNDAF. • Militares Adopción, adaptación y ajuste del Plan Colombia que ha financiado a la Seguridad Democrática en el marco de las decisiones tomadas en el CSNU, OTAN, TIAR y el MinDefensa, encargado de coordinar las decisiones de política entre Seguridad Hemisférica y Nacional

Foros Antiglobalización
a. Foro Social Mundial
El Foro Social Mundial (FSM) es un encuentro anual que llevan a cabo miembros del movimiento por una globalización diferente, para organizar campañas mundiales, compartir y pulir las estrategias de reunión, y para que los diferentes integrantes se informen unos a otros de los nuevos movimientos existentes.
399

Ciclo Global de Política Pública

El primer FSM fue organizado por la Asociación Internacional para la Tasación de las Transacciones Financieras para la Ayuda al Ciudadano (ATTAC) y el Partido de los Trabajadores de Brasil (PT). Se llevó a cabo en enero de 2001 en Porto Alegre, Brasil, una de las plazas fuertes del PT. Acudieron 12.000 asistentes de todo el mundo. Al segundo FSM, también en Porto Alegre, del 31 de enero al 5 de febrero de 2002 acudieron más de 12.000 delegados oficiales, representando a gente de 123 países y 60.000 asistentes. Se llevaron a cabo 652 talleres y 27 conferencias. Un conferenciante célebre fue el estadounidense Noam Chomsky. El tercer FSM fue celebrado nuevamente en Porto Alegre, en enero de 2003. Hubo muchos talleres en paralelo, incluyendo, por ejemplo, el taller “La vida tras el capitalismo”, que proponía una discusión enfocada a las posibilidades participativas, no-comunistas, no-capitalistas de diferentes aspectos de las estructuras sociales, políticas, económicas y de comunicación. El cuarto FSM se llevó a cabo en Mumbai, India, del 16 al 21 de enero de 2004. La asistencia fue superior a las 75.000 personas que se esperaban. La diversidad cultural fue un aspecto notable del forum. Otra decisión notable fue la de utilizar software libre, que se llevó a cabo con la ayuda de voluntarios de Hipatia y la Free Software Foundation. Uno de los conferenciantes clave fue Joseph Stiglitz. La quinta edición de este evento se llevó a cabo en Porto Alegre en 2005, mientras que la sexta se llevó a cabo en Venezuela, del 24 al 29 de enero de 2006. El FSM ha promovido la organización de muchos foros sociales regionales, incluyendo el Foro Social Europeo, el Foro Social Asiático y el Foro Educacional Europeo. El Séptimo FSM de Nairobi reunió en enero de 2007 a activistas de todo el mundo para debatir acerca de la pobreza, la violencia sexual, el SIDA, los acuerdos comerciales y la deuda de los países subdesarrollados. El objetivo de este Foro no fue llegar a conclusiones finales, sino el intercambio de ideas y el establecimiento de alianzas para que la gente se una a los distintos movimientos y las propuestas salgan de las organizaciones sociales. El Foro mostró los problemas de los pueblos africanos y ha enfatizado la necesidad de darles voz a 850 millones de personas. En Junio de 2007, y auspiciada por una red de organizaciones a nivel internacional, se lanza en Berlín la convocatoria para una semana de movilizaciones a celebrar a partir del 20 de Enero de 2008, culminando el 26 de Enero en una jornada mundial por el “Otro Mundo posible”. El FSM-2008 optó así por un nuevo formato descentralizado.

b. Foros Alternativos y Movimientos Sociales
El altermundismo o “Movimiento por la Justicia Global” es un movimiento social global conformado por activistas de diversas corrientes políticas, socialistas, nacionalistas y ecologistas que resisten y buscan emancipación con relación pensamiento único y a
400

Referenciales de la Acción Pública Global

la globalización, que ha engendrado pobreza, precarización del trabajo, consolida un modelo de desarrollo económico injusto e insostenible, y que socava la democracia. Los simpatizantes del término antiglobalización de ideología izquierdista y colectivista, presentan como alternativas tesis proteccionistas tales como: el nacionalismo económico o comunitaristas de políticas y partidos verdes, ante problemas económicos y sociales del mundo. El nombre altermundismo viene de los lemas de “Otro mundo es posible” y “Un mundo donde quepan muchos mundos”, en el Foro Social Mundial de Porto Alegre. El Movimiento de Resistencia Global es una corriente de protesta mundial que aúna a decenas de grupos de diferentes países que tienen en común su rechazo al capitalismo y al modelo neoliberal. Es un movimiento en el que se dan cita colectiva diferente como sindicatos, intelectuales de izquierda, ecologistas, indigenistas o grupos desfavorecidos que acusan al sistema económico de amoral e injusto. Los diferentes grupos alter-mundialización llevan más de una década trabajando en cuestiones relacionadas con los problemas causados por la globalización de la economía mundial. Son numerosas las campañas que han organizado para la condonación de la deuda externa de los países pobres o para la reforma del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. A pesar de tener una trayectoria de años de trabajo, los antiglobalistas han acaparado espacio en los medios de comunicación y atención desde las instancias internacionales a raíz de la presencia de sus simpatizantes en actos paralelos a las grandes reuniones económicas y políticas internacionales. La protesta de Seattle, que consiguió abortar la reunión de la Organización Mundial del Comercio, supuso un punto de inflexión en la historia del movimiento. La noticia de la presencia de más de 50.000 simpatizantes fue reproducida en los medios de comunicación de todo el mundo. Los enfrentamientos que allí tuvieron lugar dieron una imagen de violencia muy alejada de los verdaderos objetivos de los organizadores. El éxito del Foro Social de Porto Alegre en Brasil, celebrado en paralelo al Foro Económico Mundial supuso otra gran baza. Más recientemente, la cancelación de la conferencia que el Banco Mundial tenía previsto llevar a cabo en Barcelona no deja duda sobre la fortaleza del movimiento de resistencia. A lo largo de la década de los 90 surgen los grandes movimientos internacionales: Vía campesina (1992), Marcha Mundial de Mujeres (1996), Jubileo 2000 (1996), Social Watch (1996), ATTAC (1998), Acción Global de los pueblos -AGP (1998) y Jubileo Sur (1999). El “encuentro intergaláctico” llevada a cabo por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en 1996 y considerado la primera convocatoria internacional contra la mundialización neoliberal, a través del ciberespacio es reconocido como la primera
401

Ciclo Global de Política Pública

guerrilla informacional por su política defensiva a través de Internet y la estrategia de visibilidad del movimiento a través de la web. (Castells: 1997). En junio de 1999 ATTAC (Movimiento internacional para el control democrático de los mercados financieros y de sus instituciones) organiza un encuentro internacional para debatir acerca de la actuación de los movimientos sociales a escala mundial promoviendo el uso de la Internet para el establecimiento de redes de organizaciones de todo el mundo. Posteriormente, lo que se dio en llamar la “batalla de Seattle”, en noviembre de 1999, marca el comienzo simbólico de las sucesivas movilizaciones de carácter global, denominadas por sus actores “contra-cumbres”. La protesta en la ciudad de Seattle (EUA) en contra de la Organización Mundial del Comercio (OMC), se constituyó en la primera de sucesivas movilizaciones que le dieron a la protesta una impronta mundial. Con la consigna “que nuestra resistencia sea tan trasnacional como el capital”, se presentó como un enfrentamiento directo contra la globalización neoliberal y consistió en acciones de protesta simultáneas a la cumbre como resultado de alianzas entre movimientos diversos y heterogéneos. (Wallerstein, 2005). Las contra-cumbres se expresan como la confluencia de movimientos opositores al modelo neoliberal en el lugar donde se desarrollan las reuniones de la OMC, el G8, el FMI, el BM y en América el NAFTA y ALCA., como lo fueron los acontecimientos de Seattle, Washington, París, Praga, Génova, Gotemburgo, y muchos otros y las enormes manifestaciones en contra de la invasión a Irak en todo el mundo. A partir de Seattle la prensa mundial acuña la denominación de movimientos antiglobalización, posteriormente sustituida por “globalifóbicos”. Esta última sugiere una connotación negativa que se va conformando a partir de la sucesión de movilizaciones internacionales y el crecimiento del número de asistentes a las protestas en todas partes del mundo. Las acciones en Gotemburgo y principalmente en Génova (2001) evidenciaron una creciente represión y criminalización de las acciones por parte de los Gobiernos y los organismos multilaterales. En un cuarto momento, el primer Foro Social Mundial (FSM), realizado en Porto Alegre, como respuesta al Foro Económico Mundial de Davos, consolida el sendero de la articulación creciente de los movimientos sociales opositores a la globalización neoliberal a escala global. Bajo el lema “otro mundo es posible” se inaugura en enero del 2001 y se reedita en el 2002, 2003 y 2005 en Porto Alegre, Brasil, en el 2004 en Mumbai, India y en el 2006 en Caracas, Venezuela, coincidente con el Foro Económico Mundial de Davos. La globalización de la riqueza y localización de la pobreza esta en la base de la violación de los derechos humanos y cobra expresión en la injusticia, la inequidad y exclusión social, generando, a la vez, procesos de emancipación social, al poner en primer plano los movimientos alternativos anti-globalización
402

Referenciales de la Acción Pública Global

La glocalización en una perspectiva alternativa a la globalización se dirige de lo local hacia lo global, da prioridad a las comunidades como actor central del proceso, al rescatar la integridad territorial, local, nacional global; da primacía a las estructuras culturales de los pueblos en relación al comportamiento y direccionalidad del cambio global; considera los fenómenos de identidades culturales y los procesos de hibridación; reorienta acciones nacionalistas fundamentadas en etnias, religiones o antiguas dependencias coloniales. El proceso de glocalización y los movimientos sociales locales y nacionales se articulan a los movimientos antiglobalización, conectados con la construcción de una democracia globopolítica, fundamentada en relaciones civiles entre distintos países y pueblos del mundo con el respeto de sus culturas y del derecho internacional humanitario. Movimientos sociales globales son las manifestaciones de resistencia y emancipación ante la imposición del proceso de globalización. Son movimientos sociales, como las Organizaciones no Gubernamentales, ONGs, que buscan integrar la justicia y equidad en torno a los derechos humanos y, sobre todo, al Derecho Internacional Humanitario. “Si salimos del mundo de la política formal y miramos a la sociedad, observamos la fuerza creciente, en la calle y en la opinión pública, del movimiento antiglobalización (o en favor de una globalización alternativa, según las tendencias que coexisten en el movimiento)”. (Castells, Manuel, 2002). Por su dominio global y peso en la solución de esta problemática, los organismos económicos internacionales son, para los grupos antiglobalización, los responsables de la asfixiante situación en la que se encuentran la mayor parte de los países pobres, incapaces de afrontar la deuda que en muchos casos supera su PIB. Sus enemigos principales son las multinacionales y las grandes organizaciones económicas y políticas internacionales, fundamentalmente el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Comercio, OMC. Los activistas antiglobalización exigen una sociedad más justa, el control del poder ilimitado de las multinacionales, democratización de las instituciones económicas mundiales y distribución más equitativa de la riqueza.

c. Propuestas más Conocidas
• Tasa Tobin, impuesto sobre las transacciones financieras internacionales para desarrollar el Tercer Mundo y frenar la especulación. • Condonación de la deuda externa. • Libre circulación de personas. • Supeditación de las multinacionales al control político democrático por parte de los ciudadanos. • Reforma o supresión de las instituciones financieras internacionales (FMI, OMC, Banco Mundial...). • Eliminación de las barreras agrícolas proteccionistas de la UE, para elevar la
403

Ciclo Global de Política Pública

renta de millones de campesinos en los países pobres. • Introducir los conceptos de Indice de Bienestar Económico Sostenible IBES en lugar del PIB como único indicador del estado de una nación y dar más importancia al Índice de Desarrollo Humano. Conceptos como la huella ecológica también debería entrar en el debate político cotidiano. • Introducir la democracia participativa según el modelo de Porto Alegre, cuyo ayuntamiento consulta a sus ciudadanos sus prioridades sobre cómo gastar el dinero público. (Wikipedia)

404

Referenciales de la Acción Pública Global

Referencias Bibliográficas
Martín Khor, 1998, ¿Qué es el AMI? Alder, E, 1988, State Institutions Foray, 1994, Conceptual Framework Berger, 1964, Phénoménologie du temps et prospective Dror, 1993, Enfrentando el Futuro Castells, 1997, Las Metamorfosis de la Cuestión Social Castells, Manuel, 2002, La Crisis de lo Político Wallerstein, 2005, La crisis estructural del capitalismo Kees Van Der Heiden, 1998, Escenarios Oswaldo R., Hevia A., 2006, Metodología de Escenarios Siglas de Naciones Unidas ACNUDH: Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ACNUR: Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados BIRF/Banco Mundial: Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (World Bank) CCI: Cámara de Comercio Internacional (CCI) CCT: Comité contra el Terrorismo; lucha contra el terrorismo. (CTC) CEPA: Comisión Económica para Africa (ECA) CEPAL: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (ECLA) CEPE: Comisión Económica para Europa (ECE) CESPAO: Comisión Económica y Social para Asia occidental (ESCWA) CESPAP: Comisión Económica y Social para Asia y el Pacifico (ESCAP) FAO: Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación FMI: Fondo Monetario Internacional (IMF) FNUAP: Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) INTERPOL: Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) OCAH: Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) OCDE: Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OECD) ODM: Objetivos de Desarrollo del Milenio (MDGs) OIEA: Organismo Internacional de Energía Atómica (IAEA) OIM: Organización Internacional para las Migraciones (IOM) OIT: Organización Internacional del Trabajo (ILO) OMC: Organización Mundial del Comercio (WTO; WTO/OMC) OMGI: Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) OMPI: Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (WIPO) OMS: Organización Mundial de la Salud (WHO) OMT: Organización Mundial del Turismo (UNWTO; UNWTO/OMT) ONG: Organización no gubernamental (NGO) ONU: Organización de las Naciones Unidas (UN) ONUDD: Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC)
405

Ciclo Global de Política Pública

ONUDI: Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (UNIDO) ONU – Hábitat: Programa de las Naciones Unidas para Asentamientos Humanos PNUD: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDP) PNUFID: Programa de las Naciones Unidas para la Fiscalización Internacional de Drogas PNUMA: Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) UNCTAD: Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo UNESCO: Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNICEF: Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)

406

Referenciales de la Acción Pública Global

Reseña Bibliográfica Hegemonía o Supervivencia La estrategia imperialista de Estados Unidos. Chomsky, Noam
Editorial B. 2004. Traducción de Carlos José Restrepo. Muchos pensaran que el gobierno de Bush es el peor de todos los gobiernos de los últimos dos siglos, tal vez varios pensarán que la caída de las torres gemelas es verdaderamente un quiebre en la historia; incluso, no faltarán personas que crean que la política de “Defensa preventiva” fue inaugurada por George Bush II. Estas ideas son desbaratadas por el análisis frío, objetivo y documentado de Chomsky. En concordancia con el título del libro, la tesis principal está dirigida a demostrar que la élite norteamericana a fin de preservar la hegemonía está dispuesta a todo, así sea sacrificar la supervivencia de la humanidad. Así como lo leen. Y si se pasaron por alto las líneas anteriores, pues les recomiendo que regresen y lo mastiquen bien, porque detrás de esta actitud hay terribles consecuencias, una de ellas es obvia pero no por eso la omitiré: el fin de la vida humana y su civilización. ¿Poca cosa para asegurar el lucro de hoy? La élite siempre ha tenido su propia agenda, así esté en contra de lo que opine la mayoría. La élite en realidad acoge la democracia sólo como un barniz que le permita seguir con sus negocios sin ser molestada. Pero la democracia es un lastre cuando se permite al “pueblo”, a la multitud, intervenir en las decisiones que afectan a todos. La élite desprecia el verdadero concepto de democracia como participación de todos, y prefiere quedarse con su formalidad o revestimiento externo, vale decir, el simulacro cada cierto tiempo de sufragio de la gente que elegirá a personas que terminarán haciendo cosas para las cuales no fueron elegidas. Esta idea proviene desde los Padres de la Nación. Quienes veían a la multitud como “LA GRAN BESTIA” a la cual había que mantener a raya. Alexander Hamilton entendía que la gran bestia no debía pasar los límites debidos. Por eso el control de la población ha sido siempre preocupación de las élites para legitimarse y perennizarse en el mando. Otros, como Madison creían en una élite “ILLUMINATI”, quiero decir, iluminada que guiará al rebaño....ejemmm al pueblo. Eso del control de mentes se remonta a David Hume, por cierto. La élite illuminati, quiero decir, de los iluminados desde hace tiempo tiene como premisa prevenir cualquier desafío al poder de EUA. Los antecedentes del unilateralismo norteamericano los podemos encontrar en el idealismo del ex presidente de EUA Woodrow Wilson: “GOBIERNO DE POCOS, PERO BUENOS...OH YEAH!!!!”, una frase que me hace recordar al famoso Adam Weishaupt de los Illuminati de Baviera. La plasmación del idealismo Wilsoniano consiste en la responsabilidad de Estados Unidos de que en el exterior el gobierno esté en manos de buenos aunque sean pocos. Esa idea, ha sido llevada a cabo a través del S. XX
407

Ciclo Global de Política Pública

con múltiples actos de terrorismo de Estado, intervenciones armadas, intrigas o asesinatos de líderes políticos. No sólo en Latinoamérica, sino en todo el mundo. Reagan (política del Roll Back) ha sido uno de los más notables con sus ataques a Nicaragua (que le valió una Resolución condenatoria de la ONU) y Granada. Por tanto, Bush II no es más que la continuación de una larga política. “La defensa preventiva” no es más que un eufemismo para el ataque arbitrario como demostraron los experimentos de Afganistán e Irak (al fin de cuentas, eso han sido). El último capítulo es impresionante, indica cosas que hasta parecen inverosímiles sino fuera porque provienen de archivos desclasificados de la CIA: - El sistema de militarización del espacio, que permite a EUA ser invulnerable. No es un escudo estratégico, sino un arma de largo alcance frente al cual no hay escape. - La estrategia del “loco”. No se piense que las bravatas suicidas de Bush II y sus secuaces es una cosa de hoy. Es una política de antaño, que se remonta hasta Kennedy y el asunto de los misiles en Cuba que casi llevó al mundo al desastre nuclear. - Luego de la caída de la URSS ya no se piensa en la carrera armamentista para disuadir, sino PARA ATACAR. EUA no quiere dejar que nadie asome siquiera como incipiente rival. CHINA está en la mira. http://perrodechacra.hazblog.com/Politica-y-Sociedad-b2/Hegemonia-o-Supervivencia-b2-p5.htm Publicado por Amílcar Mendoza Luna en 19:00 0 comentarios Etiquetas: Amílcar Mendoza Luna, George Bush, hegemonía, Noam Chomsky, unilateralismo

408

Referenciales de la Acción Pública Global

Reseña Bibliográfica El Club de los Elegidos Cómo la élite del poder global gobierna el mundo David Rothkopf, 2008
David Rothkopf, autor del título mundialmente aclamado Running the world, es presidente de Garten Rothkopf y profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad de Columbia. Elaborado a partir de entrevistas exclusivas y un exhaustivo trabajo de investigación, El club de los elegidos nos desvela la realidad de un grupo privilegiado que, cada vez más, dirige nuestros destinos. Sin alarmismos pero sin concesiones, Rothkopf analiza cómo la enorme desigualdad en la distribución del poder actúa en detrimento de nuestro bienestar en términos políticos, económicos y, por encima de todo, morales. Saber cómo actúan y qué intereses mueve a esta élite es hoy, más que nunca, de suma importancia para los ciudadanos de un mundo global y pretendidamente democrático. Nuestro futuro depende de ello. Lejos de enfoques sensacionalistas, “El club de los elegidos” realiza un apasionante análisis del papel que tiene en nuestras vidas la nueva élite global que nos gobierna. Son seis mil en un mundo de seis mil millones, poderosos procedentes de diversos ámbitos que dirigen gobiernos, finanzas, corporaciones internacionales, medios de comunicación, movimientos religiosos y, en la sombra, organizaciones criminales y terroristas. Sus decisiones crean o destruyen empleos, marcan la dirección del mercado, levantan o hacen caer gobiernos. Son seis mil en un mundo de seis mil millones. Dirigen gobiernos, finanzas, corporaciones internacionales, medios de comunicación, movimientos religiosos y, en la sombra, organizaciones criminales y terroristas. Son la élite global, poderosos procedentes de ámbitos diversos que, desde hace pocas décadas, poseen más influencia que ningún otro grupo del planeta. ¿Quiénes son y cómo han llegado a detentar un poder tan desmesurado? ¿Realmente contribuyen a la estabilidad de gobiernos y economías? ¿Existe un vínculo entre la desigual distribución de riqueza y la desigual distribución de poder? En un mundo donde el poder de los gobiernos nacionales es cada vez más limitado, ¿qué lugar ocupa la democracia? Lejos de enfoques sensacionalistas cercanos a la teoría de la conspiración. El club de los elegidos realiza un apasionante análisis del papel que esta nueva élite, cuyas decisiones crean o destruyen empleos, marcan la dirección del mercado, levantan o hacen caer gobiernos enteros, tiene impacto en nuestras vidas. Conocer a fondo la trascendencia de aspectos como el petróleo en la economía internacional, el papel de Asia en un futuro próximo o la necesidad de nuevos mecanismos de control de esta élite financiera se hace necesario en un mundo global, en el que las naciones-estado ya no serán capaces, a partir de ahora, de garantizar los derechos humanos tal como los conocemos. El autor.
409

Ciclo Global de Política Pública

Bibliografía:
ACKOFF, R., 1986, Rediseñando el futuro. Limusa. México ADLER, E., 1988, State Institutions, Ideology, and Autonomous Technological Development: Computers and Nuclear Energy in Argentina and Brazil, Latin American Research Review, Vol. 23. AMIN, Samir, 1991, Alto a la OTAN. El proyecto imperialista neoliberal de la hegemonía de Estados Unidos, Traducido del original francés por Ángeles Maestro.DE SOUSA Santos, Boaventura, 1998, De la Mano de Alicia, Tábula Rasa, Ediciones Uniandes, Bogotá, Colombia. ANTENTAS, J.MJ., EGIREUN, J. y ROMERO, M. (coords), 2003, Porto Alegre se mueve. Veinte opiniones sobre el futuro del Foro Social Mundial (2003, Madrid: La Catarata), ISBN: 84-8319-171-7 BERGER, G., 1964), Phénoménologie du temps et prospective. Universitaires de France, Francia, Presses. CAMDESSUS, 1999, “Discurso ante la Asamblea General del FMI y el BM. FMI. Washington. CASTELLS, R., 1997, “Las Metamorfosis de la Cuestión Social”, Paidós, Buenos Aires. CASTELLS, Manuel, 2002, La Crisis de lo Político, Nuevos Rumbos, Pag. Web., 2002. DABAT y Rivera, 2004, “Nuevo ciclo industrial mundial e inserción internacional de los países en desarrollo”, en Dabat, Rivera y Wilkie, Globalización y cambio tecnológico, UG, UNAM, UCLA, PROFMEX y Juan Pablos Editor, Guadalajara. DELEUZE G., 1993, “De las sociedades disciplinarias a las sociedades de control”, Suplemento Futuro Pagina/12 26/7/1993 DE SOUSA SANTOS, Boaventura, 1998, De la Mano de Alicia, Siglo del Hombre Editores Ediciones Uniandes, Bogotá.
410

Referenciales de la Acción Pública Global

DROR, Yehezkel, 1993, “Enfrentando el Futuro”, Edit. Fondo de Cultura Económica, México. FORAY, D. A. y DAVID, P., 1994, Conceptual Framework for Comparing National Profiles in Systems of Learning and Innovations, Paris: OCDE. HEVIA Araujo, Oswaldo Ramón, 2006, Metodología de Escenarios : ¿utopía o concreción prospectiva en las ciencias sociales?, Publicado por GEHA. KEES Van der Heijden, 1998, Escenarios. El arte de prevenir el futuro. Edit. Panorama. México KHOR, Martín, 2001, La Globalización desde el Sur, Estrategias para el Siglo XXI, Instituto del Tercer Mundo, Montevideo, Uruguay. KHOR, Martín, 1998, ¿Qué es el AMI? Revista del Sur - Red del Tercer Mundo - Third World Network Secretaría para América Latina: Jackson 1136, Montevideo 11200, Uruguay MILLS, Wright, 1993, “La Élite del Poder”, FCE, México. OLSON, M., 1965, The logic of collective action, 2ª ed., Cambridge: Harvard University Press, 1971 [La lógica de la acción colectiva, México: Limusa, 1992]. OTAN, Tratado del Atlántico Norte, Washington D.C. - 4 de abril de 1949 OTAN: Una alianza por la libertad OTAN, Cumbres y Encuentros Ministeriales, http://www.nato.int/docu/comm.htm PETRAS, James, 2008, Lessons from the Collapse of Wall Street, Copyright 2005-2009 Copyright Global Research, Web site engine by Polygraphx Multimedia, USA. RODRÍGUEZ B., Adolfo, 2004, Construcción del Referencial Global para la Transformación del Estado y de la Administración Pública, Ponencia al IX Congreso Internacional del CLAD, Madrid, España. ____________, (2007). Buen Gobierno o ¿Elogio del Gobierno de Mercado?, Rev. Polémica, ESAP, 2007 ROTHKOPF, David El Club de los Elegidos, Cómo la Élite del Poder Global Gobierna el Mundo, Ed. Tendencias, Urano Publishing, Inc. Texto Manu González Ilustración Quelot, ISBN10 8493619442; ISBN13 9788493619442 SMELSER, N., 1962, Theory of collective behaviour, Londres: Routledge & Kegan Paul [Teoría del comportamiento colectivo, México: Fondo de Cultura Económica, 1989].
411

Ciclo Global de Política Pública

TOUSSAINT, Éric, BELLO, Walden, BONFOND, Olivier, WALLERSTEIN, Immanuel, MBATIA, Wangui, WARSCHAWSKI, Michael, ROMERO, Miguel, ANTENTAS, Josep María, VIVAS, Esther, INDUSA, Hassan, ROUSSET, Pierre, 2008, El futuro del Foro Social Mundial. Retos y perspectivas después de Nairobi, Barcelona, Icaria Editorial, ISBN 978-84-7426-968. UNESCO, 2002, Claves para el siglo XXI, Editorial Crítica, Madrid, España. WILLIAMSON, John, 1989, Consenso de Washington (“What Washington Means by Policy Reform”, Conferencia en el Institute for International Economics. WALLERSTEIN, Immanuel, 2005, La crisis estructural del capitalismo. México: Editorial Contrahistorias.

Glosario de Términos
Predicción: Análisis racional de lo que va a suceder. Es la información que puede influir en la toma de una decisión. Se dispone de ella a tiempo y tiene valor de predicción y/o ayuda a evaluar las acciones tomadas. El tiempo también es decisivo cuando se toma en consideración el problema de la incertidumbre: como la predicción se hace cada vez más difícil a medida que se piensa en futuros más alejados del presente. Prospectiva: es una disciplina con visión global, sistémica, dinámica y abierta que explica los posibles futuros, no sólo por los datos del pasado sino fundamentalmente teniendo en cuenta las evoluciones futuras de las variables (cuantitativas y sobre todo cualitativas) así como los comportamientos de los actores implicados, de manera que reduce la incertidumbre, ilumina la acción presente y aporta mecanismos que conducen al futuro aceptable, conveniente o deseado. Retrospección: Mirada u observación del pasado. Volver atrás en los acontecimientos. Recurrencia de un recuerdo, sentimiento o experiencia perceptiva del pasado. Es una disciplina con visión global, sistémica, dinámica y abierta que explica el pasado, desde las evoluciones presentes de las variables, tanto cuantitativas como cualitativas. Pronóstico: Conocimiento anticipado de lo que sucederá en un futuro a través de ciertos indicios, una declaración de probabilidades sobre un hecho futuro o método de predicción lineal que implica la proyección de series de datos con el objetivo de evaluar la ocurrencia probable de cualquier acontecimiento o el desarrollo de una tendencia. Control de mando: consiste en una verificación de resultados, no de su valoración (lo que constituiría una evaluación). Estructura y funcionamiento de los sistemas de control estratégico, cuadro de mando integral como base del control de gestión, vinculación de los indicadores de los cuadros de mando integral, los mapas estratégicos, el control de la gestión estratégica.
412

Referenciales de la Acción Pública Global

Toma de decisiones: Acción de seleccionar, bajo ciertos criterios, entre dos o más alternativas para dar solución a un problema. El proceso de toma de decisiones constituye un elemento central dentro de la planificación. Técnicas de decisión: La Investigación de Operaciones ha cumplido un gran papel en el proceso de decisión. Trabaja modelos, hace elaboración y evaluación del modelo. Muestra las limitaciones del modelo y de la solución. Observa la calidad de la información básica que alimentará el modelo. Hace clasificaciones. Analiza la decisión ante situaciones de certeza, riesgo e incertidumbre. Produce árboles de decisión. Matrices de homogeneización. Estudia el problema general de la optimización. “La Élite de Poder” está constituida por “Los altos círculos” en el mundo capitalista y sobretodo en la sociedad norteamericana. Los poderes económicos, militar y políticos conjugan el máximo poder nacional y en sus círculos superiores se constituyen las élites de poder. (Wright Mills). Sociedad de consumo, o sociedad de consumo de masas, es un término utilizado para designar al tipo de sociedad que se corresponde con una etapa avanzada de desarrollo industrial capitalista y que se caracteriza por el consumo masivo de bienes y servicios, disponibles gracias a la producción masiva de los mismos.

413

Ciclo Global de Política Pública

414

Gobernar por Contrato

CAPÍTULO IX GOBERNAR POR CONTRATO
Ejecución de Política Pública
La transnacionalización del poder y de las políticas públicas conduce a la globalización del proceso o del ciclo de las políticas públicas al rebasar las fronteras nacionales tanto en la construcción de referenciales y orientación de las políticas públicas en escenarios globales como en su proceso de implementación y de evaluación territorial multinivel. Gobernar por Contrato, se ocupa de la ejecución de las políticas públicas, en dos direcciones: la primera, señala los nuevos escenarios para la ejecución de política, resaltando: los cambios operados en el poder público, la política contractual y el rol de mediación y, la dinámica de gobernar por contrato; la segunda, expone las características de la ejecución contractual de la política pública en términos de: ejecución de política en el marco del mercado; decisión y ejecución de política global; implementación como problema político; ejecución de políticas en escenarios descentralizados; y, métodos y técnicas en la ejecución de política pública. El análisis de los nuevos escenarios globales para la ejecución de política nos permite identificar un conjunto de tendencias que determinan el rumbo de la política pública transnacional. Los cambios operados en el poder público permite identificar: el proceso de desregulación económica para facilitar el acceso al mercado de los cinco sectores estratégicos monopolizados; renuncia del Estado a su responsabilidad en la reproducción social; y, colonización de lo público por el sector privado. Respecto de la política contractual y el rol de mediación las tendencias remiten a: la transnacionalización de la política contractual; predominio del pluralismo de mercado en la ejecución de la política; y, mediación del buen gobierno y de los empresarios de la mediación. Por último, gobernar por contrato genera directrices para: la internacionalización en la negociación contractual pública/privada; las modalidades de la contratación internacional; y, la auto-organización en la perspectiva de la Nueva Gestión Pública y del Management Público. El examen sobre la ejecución contractual de la política pública permite resaltar sus características básicas en: el marco del mercado los -proyectos consensuados, contratación de asuntos públicos, ejecución de recursos, responsabilidad y agencia, rendición de cuentas-; la decisión y ejecución de política global su -horizontalidad en la ejecución de la política
415

Ciclo Global de Política Pública

y enfoque sistémico como alternativa de ejecución; la implementación como problema político remite a la -legitimación de la política, participación de beneficiarios y afectados y normatividad para la acción de los ejecutores; la ejecución de políticas en escenarios descentralizados demanda -ejecución y reformas institucionales, planeación: diagnostico, estrategias, programas y proyectos y aplicación de los recursos públicos-; y, los métodos y técnicas en la ejecución de política pública reivindicando -simultaneidad de los momentos, desarrollos Científicos-Tecnológicos y aprendizaje en la implementación-. Estas tendencias y características del Gobierno por Contrato permiten comprender la articulación Sectorial/Territorial en la ejecución de las políticas públicas en el plano territorial multinivel y la diversidad de alternativas presentadas, de acuerdo con la definición de los actores plurales de la acción pública y de las múltiples posibilidades de organización dentro de los valores y dominio de mercado.

416

Gobernar por Contrato

���������������� �������������������

�������������������� ������������������

��������������������� ���������������������������

���������������������� ������������������������

��������������������� �����������������������������

�������������������������� ���������������������������

��������������������� �����������������������

������������������� ������������������ ����������������

������������������� �����������������

�������������������� �����������

��������������������� �����������������������

417

Ciclo Global de Política Pública

1. NUEVOS ESCENARIOS PARA LA EJECUCIÓN DE POLÍTICA
Los nuevos escenarios globales para la ejecución de política pública rebasan los antiguos escenarios nacionales a partir de: los cambios operados en el poder público transnacional; en la formulación de política contractual y mediación del Buen Gobierno y de los empresarios de la mediación; y, en la dinámica de gobernar por contrato

Cambios Operados en el Poder Público
La ruptura, casi simultánea, de las fronteras entre Estados desarrollados y dependientes, presenta dos sentidos distintos pero complementarios: en una primera fase, la expansión del capital de los países del centro hacia países periféricos: y, la recepción de capital de estos países hacia su interior, acentuando la colonización económica, en estos términos: Los recursos financieros, apoyados en redes de información y comunicaciones, fluyen de los inversionistas de países desarrollados hacia los subdesarrollados con recursos escasos, tipificando la oferta de inversión de los acreedores frente a la demanda de este recurso escaso por los deudores, creando las condiciones para el desarrollo del mercado capitales. La producción, soportada en la transferencia de tecnología, moviliza el monopolio científico-tecnológico de los países del centro ante la carencia de ese tipo de desarrollo en los países periféricos, relaciones definidas por el reconocimiento de la propiedad intelectual e industrial, de marcas y patentes. La circulación mercantil, universalizada y a gran escala, de los países del norte fluye a los países pobres con limitadas posibilidades y de condiciones para el tráfico mercantil, lo que les demanda la construcción de obras de infraestructura física y el desarrollo del transporte que la hagan posible. Estos cambios económicos tienen enormes incidencias para la trasformación del sistema político de estados nacionales periféricos, en especial, con el proceso de transnacionalización del poder, de las políticas públicas, la recomposición de sus gobiernos y cambios sustanciales operados en el ciclo de política pública global. La transnacionalización del poder público es de doble vía: de adentro-afuera como el
418

Gobernar por Contrato

acceso de grupos dominantes nacionales al escenario mundial; y, de fuera-adentro como el acceso directo de las corporaciones transnacionales y de los organismos internacionales al espacio nacional, económico, político y social. Las reformas introducidas al Estado desde el dominio del mercado permiten el acceso de las corporaciones globales al espacio económico, social y político de los países dependientes, con la ampliación de la circulación mercantil e inversión extranjera en estos distintos espacios: • Mediante la desregulación económica, el Estado cede el dominio al mercado, permitiendo el acceso a cinco monopolios en sectores estratégicos: financiero, telecomunicaciones, biotecnología, acceso a los recursos naturales y de las armas de destrucción masiva. El vertiginoso avance del pluralismo de la oferta, permite la irrupción en el mercado interno de grupos poderosos, en ocasiones con mayor poder que el del estado, como son las corporaciones globales y los organismos internacionales que transforman el panorama del poder político nacional. El monopolio sobre los flujos financieros tienen la virtud de direccionar el desarrollo; el monopolio sobre los medios de comunicación ejercen control económico, social y político; el monopolio sobre la biotecnología produce dependencia tecnológica sectorial; el monopolio de acceso a los recursos naturales, proporciona fuentes energéticas y de materias primas para los países desarrollados; y, el monopolio sobre las armas de destrucción masiva permiten el control de toda forma de resistencia y de emancipación. • La renuncia del Estado a la intervención en el proceso de reproducción social se traduce en el dominio de la política social de los organismos internacionales especializados y la inversión directa extranjera