P. 1
Proyecto de Autoestima

Proyecto de Autoestima

3.0

|Views: 12.845|Likes:
Publicado porColegio de Alpartir
Prpyecto para la mejora de la autoestima

Autoras: María Elena Conejero Amorós y Mari Paz López Alacid
Prpyecto para la mejora de la autoestima

Autoras: María Elena Conejero Amorós y Mari Paz López Alacid

More info:

Published by: Colegio de Alpartir on Nov 27, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/21/2015

pdf

text

original

M. Elena Conejero y M.

Paz López

Proyecto de Autoestima

PROYECTO PARA LA MEJORA DE LA AUTOESTIMA

María Elena Conejero Amorós Mari Paz López Alacid

1

M. Elena Conejero y M. Paz López

Proyecto de Autoestima

1. Introducción Toda persona tiene en su interior sentimientos, que según su personalidad puede manifestarlos de diferentes maneras. Muchas veces estas manifestaciones dependen de otros factores, según el lugar físico, sentimental y emocional, éstos pueden influir positiva o negativamente en la formación de la persona, o sea en la autoestima.

2. ¿Qué es la Autoestima? La autoestima es el sentimiento valorativo de nuestro ser, de nuestra manera de ser, de quienes somos nosotros, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran nuestra personalidad. Esta se aprende, cambia y la podemos mejorar. Es a partir de los 5-6 años cuando empezamos a formarnos un concepto de cómo nos ven nuestros mayores (padres, maestros), compañeros, amigos, etcétera y las experiencias que vamos adquiriendo. Cuando hablamos de la autoestima estamos refiriéndonos al grado de aceptación de sí mismo, al grado de estima que profesa hacia su propio concepto. Se trata de sentirse bien consigo mismo, pero sobre todo se trata de una persona capaz de encariñarse con su propio proyecto de autorrealización. Un adecuado nivel de autoestima es la base de la salud mental y física del organismo. El concepto que tenemos de nuestras capacidades y nuestro potencial no se basa sólo en nuestra forma de ser, sino también en nuestras experiencias a lo largo de la vida. Lo que nos ha pasado, las relaciones que hemos tenido con los demás (familia, amigos, etc.), las sensaciones que hemos experimentado, todo influye en nuestro carácter y por tanto en la imagen que tenemos de nosotros mismos. El autoconcepto deriva de la comparación subjetiva que hacemos de nuestra persona frente a los demás, así como de lo que éstos nos dicen y de las conductas que dirigen hacia nosotros. También los éxitos y los fracasos personales influyen en nuestra forma de valorarnos. 3. Características de una alta autoestima 3.1 Alta Autoestima Alguien con una buena autoestima no necesita competir, no se compara, no envidia, no se justifica por todo lo que hace, no actúa como si "pidiera perdón por existir", no cree que está molestando o haciendo perder el tiempo a otros, se da cuenta de que los demás tienen sus propios problemas en lugar de echarse la culpa "por ocasionar molestias". 3.2 Características de la autoestima alta Cree firmemente en ciertos valores y principios, está dispuesto a defenderlos aún cuando encuentre fuerte oposiciones colectivas, y se siente lo suficientemente seguro como para modificar esos valores y principios si nuevas experiencias indican que estaba equivocado.

Es capaz de obrar según crea más acertado, confiando en su propio juicio, y sin 2

M. Elena Conejero y M. Paz López

Proyecto de Autoestima

• • • • • •

• •

sentirse culpable cuando a otros le parece mal lo que halla hecho. No emplea demasiado tiempo preocupándose por lo que halla ocurrido en el pasado, ni por lo que pueda ocurrir en el futuro. Tiene confianza por su capacidad para resolver sus propios problemas, sin dejarse acobardar por los fracasos y dificultades que experimente. Se considera y se siente igual a cualquier otra persona aunque reconoce diferencias en talentos específicos, prestigio profesional o posición económica. Da por supuesto que es una persona interesante y valiosa para otros, por lo menos para aquellos con quienes se asocia. No se deja manipular por los demás, aunque está dispuesto a colaborar si le parece apropiado y conveniente. Reconoce y acepta en sí mismo una variedad de sentimientos e inclinaciones tanto positivas como negativas y está dispuesto a revelarlas a otra persona si le parece que vale la pena. Es capaz de disfrutar diversas actividades como trabajar, jugar, descansar, caminar, estar con amigos, etc. Es sensible a las necesidades de los otros, respeta las normas de convivencia generalmente aceptadas, reconoce sinceramente que no tiene derecho a mejorar o divertirse a costa de los demás.

4. Características de una baja autoestima 4.1 Baja Autoestima Todos tenemos en el interior sentimientos no resueltos, aunque no siempre seamos conscientes de estos. Los sentimientos ocultos de dolor suelen convertirse en enojo, y con el tiempo volvemos el enojo contra nosotros mismos, dando así lugar a la depresión. Estos sentimientos pueden asumir muchas formas: odiarnos a nosotros mismos, ataques de ansiedad, repentinos cambios de humor, culpas, reacciones exageradas, hipersensibilidad, encontrar el lado negativo en situaciones positivas o sentirse impotentes y autodestructivos. Cuando una persona no logra ser auténtica se le originan los mayores sufrimientos, tales como, enfermedades psicológicas, la depresión, las neurosis y ciertos rasgos que pueden no llegar a ser patológicos pero crean una serie de insatisfacciones y situaciones de dolor, como por ejemplo, timidez, vergüenza, temores, trastornos psicosomáticos. La autoestima es importante porque es nuestra manera de percibirnos y valorarnos así como también moldea nuestras vidas. Una persona que no tiene confianza en sí misma, ni en sus propias posibilidades, puede que sea por experiencias que así se lo han hecho sentir o por mensajes de confirmación o desconfirmación que son trasmitidos por personas importantes en la vida de ésta, que la alientan o la denigran. Otra de las causas por las cuales las personas llegan a desvalorizarse, es por la comparación con los demás, destacando de éstos las virtudes en las que son superiores, por ejemplo: sienten que no llegan a los rendimientos que otros alcanzan; creen que su existencia no tiene una finalidad, un sentido y se sienten incapaces de otorgárselo; sus seres significativos los descalifican y la existencia se reduce a la de un ser casi sin ser. No llegan a comprender que todas las personas son diferentes, únicas e irrepetibles, por lo que se consideran menos que los demás. 3

M. Elena Conejero y M. Paz López

Proyecto de Autoestima

4.2 Características de la baja autoestima
• • • • •

Autocrítica dura y excesiva que la mantiene en un estado de insatisfacción consigo misma. Hipersensibilidad a la crítica, por la que se siente exageradamente atacado/a, herido/a; hecha la culpa de los fracasos a los demás o a la situación. Indecisión crónica, no por falta de información, sino por miedo exagerado a equivocarse. Deseo innecesario por complacer, por el que no se atreve a decir NO, por miedo a desagradar y a perder la buena opinión del peticionario. Perfeccionismo, autoexigencia de hacer "perfectamente" todo lo que intenta, que conduce a un desmoronamiento interior cuando las cosas no salen con la perfección exigida. Culpabilidad neurótica, por la que se acusa y se condena por conductas que no siempre son objetivamente malas, exagera la magnitud de sus errores y delitos y/o los lamenta indefinidamente, sin llegar nunca a perdonarse por completo. Hostilidad flotante, irritabilidad a flor de piel, siempre a punto de estallar aún por cosas de poca importancia, propia del supercrítico a quién todo le sienta mal, todo le disgusta, todo le decepciona, nada le satisface. Tendencias defensivas, un negativo generalizado (todo lo ve negro: su vida, su futuro y, sobre todo, su sí mismo) y una inapetencia generalizada del gozo de vivir y de la vida misma.

5. La autoestima y los niños Hay personas muy importantes en la vida de los niños. La confianza que estas personas tienen en el niño puede afectar su autoestima. ¿Quiénes son las personas importantes en las vidas de los niños? Normalmente son los padres, los hermanos y hermanas, y los abuelos. También pueden ser los educadores, los maestros, los líderes juveniles e incluso las estrellas de televisión. Las personas que son importantes para los niños tienen una gran influencia en el desarrollo de la autoestima. 5.1 Autoestima en el desarrollo del niño Un niño está construyendo al crecer el concepto de sí mismo: * Va formándose una idea de quién es, si gusta o no, si es aceptado o no. * Irá creándose unas expectativas acerca de sus posibilidades. * Se encontrará bien, consigo mismo o por el contrario a disgusto con lo que hace. * Se creará un clima, un tono emocional, una predisposición a disfrutar con los retos de la vida; o a padecer, a lamentarse, a ver lo negativo. 5.2 Características de niños con autoestima positiva Por lo general, los niños con autoestima positiva: - Hacen amigos fácilmente. - Muestran entusiasmo en las nuevas actividades. 4

M. Elena Conejero y M. Paz López

Proyecto de Autoestima

-

Son cooperativos y siguen las reglas si son justas. Pueden jugar solos o con otros. Les gusta ser creativos y tienen sus propias ideas. Demuestran estar contentos, llenos de energía y hablan mayor esfuerzo.

con otros sin

5.3 Características de los niños con autoestima negativa Por lo general, estos niños hacen comentarios como los siguientes: - "No puedo hacer nada bien." - "No puedo hacer las cosas tan bien como los otros." - "No quiero intentarlo. Sé que no me va ir bien." - "Sé que no lo puedo hacer." - "Sé que no voy a tener éxito." - "No tengo una buena opinión de mí mismo." - "Quisiera ser como..." 5.4 Acciones que pueden debilitar la autoestima de los niños Se han de evitar las siguientes acciones porque pueden autoestima de los niños. Esto puede ser muy perjudicial. - Tener demasiadas o muy pocas expectativas de los niños. - Gritarles o hacerle críticas constantes, especialmente delante de otros. - Criticar a los niños más de lo que se le elogia. - Utilizar adjetivos como “tonto o estúpido” con los niños. - Al cometer errores, decirles que han fracasado. - Sobreprotegerlos o descuidarlos. 6. El estudio de la autoestima en la sociedad, familia y escuela Es en la edad más temprana cuando se va moldeando el concepto de uno mismo, la emoción y el sentimiento hacia nuestra propia persona y, aunque esto no sea un tema completamente inmodificable, es en esta fase cuando estamos creando unas bases duraderas en el tiempo. Los padres y educadores tenemos un peso importante en la formación de la autoestima del niño, ya que con nuestro estilo educativo vamos moldeando la propia imagen que se crea de sí mismo. 6.1 Sociedad La sociedad cumple una función muy importante para la persona, ya que a partir de la cultura de esta, la familia adopta diferentes pautas o formas de vida que son transmitidos a sus miembros y determinan o ayudan a formar la personalidad de cada uno, teniendo a esta como modelo social. Las personas que tienen poca confianza de su capacidad dentro de la sociedad, tienden a buscar roles sometidos y evitan las situaciones que requieren asumir responsabilidades. En nuestra sociedad el nivel de autoestima de una persona está en cierta medida, ligado a lo que hace para ganarse la vida. Por ejemplo: un hombre puede alcanzar una 5 afectar la

M. Elena Conejero y M. Paz López

Proyecto de Autoestima

posición social elevada y tener, no obstante una baja autoestima. Puede tener conciencia de la importancia que tiene, pero aun así considerarse a sí mismo, un ser humano despreciable, indigno de respeto y del afecto de los demás. Los criterios mediante los cuales, las personas, se evalúan a sí mismas son culturales. Algunos de estos criterios son: si soy gordo, flaco; guapo, feo; blanco, negro; rubio, moreno, o si se tiene la capacidad para luchar, honestidad, capacidad para soportar el dolor, la astucia para ganar dinero, los modales, la capacidad para manipular a las demás personas, etc. Toda persona se ve a sí misma desde el punto de vista de los grupos en que participa y todo aquello que piensen de uno influirá positiva o negativamente en la personalidad o forma de pensar. 6.2 Familia La autoestima, además es aprender a querernos y respetarnos, es algo que se construye o reconstruye por dentro. Esto depende, también, del ambiente familiar en el que estemos y los estímulos que este nos brinda. En la violencia familiar las víctimas y los agresores poseen muy baja autoestima, ya que por un lado, la víctima es alguien al que maltratan sin que ésta pueda poner límites y no se da cuenta de que está siendo abusada. Por otro lado, los agresores compensan lo inferior que se sienten, maltratando y abusando, en este caso, de un familiar. Muchas de las heridas emocionales que tiene una persona, producidas en su niñez pueden causarnos trastornos psicológicos emocionales y físicos (cáncer, úlceras, hipertensión, trastornos cardíacos y alimentarios, problemas en la piel, depresiones, etc.), produciendo dificultades en la vida de las mismas (conflictos serios en el trabajo, disminución de la energía y de la capacidad creativa, relaciones matrimoniales desastrosas, no poder hacer o conservar amigos, poco entendimiento con los hijos). Existen padres, madres, docentes o cuidadores que humillan, desprecian, no prestan atención, se burlan o se ríen del niño/a cuando pide ayuda, siente dolor, tiene un pequeño accidente, necesita que lo defiendan, expresan miedo, piden compañía, se aferran buscando protección, tiene vergüenza, etc. Estas actitudes se completan con otras totalmente opuesta, demostrándole al niño que es "querido y bonito" creándole una gran confusión. Pero estas muestras de cariño son aparentes, adjudicándole un rótulo a su identidad, que trae como consecuencia un peso negativo en formación y en el desarrollo de sus capacidades. En el momento en que la persona afectada es adulta, transmitirá la humillación o el maltrato a personas más pequeñas o vulnerables. Es una cadena hereditaria de abuso y poder, ya que el desprecio y la vergüenza vivida en la infancia son la fuente de los problemas que afectan en la vida adulta y los causantes de la baja autoestima. La principal imagen y más generalizada forma de violencia es el maltrato emocional. Hay muchas maneras para asustar a un niño y hacerlo sentir culpable e intimidado, sin recurrir a la violencia física. El niño se atormenta con pensamientos y sentimientos que no pueden comunicar ni compartir con nadie y aprenden a soportar el dolor y el silencio. La autoestima y la comunicación están muy relacionadas, porque según como se diga algo, el efecto será positivo o negativo, de aprendizaje o de resentimiento, que se transmite desde la infancia hacia el futuro. Por esta razón, se entiende que los padres y madres que dañan la autoestima de sus hijos no siempre lo hacen intencionalmente, ya que ellos fueron educados del mismo modo. Ninguna forma de maltrato es educativa y ningún mensaje o comunicación que culpabiliza, critica, acusa, insulta o reprocha es un buen estímulo para nadie. Y menos en la infancia, cuando no hay posibilidades de defenderse, protegerse o entender que es la impotencia y el desconocimiento de otras formas de trato lo que lleva a los padres y madres a 6

M. Elena Conejero y M. Paz López

Proyecto de Autoestima

asumir diferentes modelos educativos. 6.3 Escuela Es fundamental que los padres y docentes sean capaces de transmitir valores claros. Es muy importante que se les enseñe a los niños el significado de esos valores. Los maestros deben conocer el ambiente y aceptarlo si quieren ayudar a los niños a que vean estos dentro del mismo. En todos los ambientes el niño tiene las mismas necesidades básicas de amor y seguridad, el derecho de ser una persona de valor y tener la oportunidad de triunfar. Los educadores deben ser conscientes de los distintos ritmos de desarrollo de cada niño, para que el mismo se sienta cómodo con el propio y capacidad de desarrollo. También podemos decir que los maestros pueden favorecer u obstaculizar el proceso por el cual uno puede encontrarse a sí mismo. Su comprensión o la ausencia de la misma, pueden favorecer o hacer la personalidad que se desarrolla y está en vías de manifestarse. Por ello, el educador tiene mucha responsabilidad en este tema tan importante o en esta cuestión del tiempo necesario para que uno se encuentre a sí mismo. Además es necesario saber que la mente de cada niño está llena de imágenes. Estas imágenes son de tres dimensiones. En primer lugar, se relaciona con la imagen que tiene de sí mismo. Puede imaginarse a sí mismo como una persona que puede llegar a triunfar. Por el contrario, el niño puede tener la impresión de ser una persona de poco valor, con escasa capacidad y pocas posibilidades de lograr éxitos en alguna área de su actividad. El segundo grupo de imágenes se vincula con la opinión que el niño tiene de sí mismo en relación con otras personas. Puede considerar que sus valores, sus actitudes, su hogar, sus padres, el color de su piel o su religión, son la causa de que se le mire con temor, desconfianza y disgusto, o que se le trate con interés. La imagen que cada niño tiene de sí mismo se forma a través del reflejo de las opiniones de los demás. El tercer juego de imágenes se vincula con la imagen de sí mismo, tal como desearía que fuera. Si la distancia entre estas dos imágenes, como se ve realmente y la imagen idealizada, no es grande, de modo que a medida que crece y madura pueda alcanzar la asimilación de estas dos imágenes, se puede decir que se acepta a sí mismo como persona. Por todo lo mencionado, es muy importante que la escuela del niño le ayude a descubrir y aprender a ser las personas que siempre quisieron ser, respetándole sus tiempos, sus conflictos y sus confusiones.

Para ser un buen educador... • Saber que la escuela puede mejorar o degradar a la gente que está en ella. • Estar dispuesto a complementar las nuevas informaciones con los viejos conocimientos. • Debe ajustar las oportunidades de aprendizaje a cada niño, de modo que pueda progresar a su propio ritmo de velocidad. • Debe tener la capacidad e incluir el desarrollo de habilidades intelectuales junto con el estímulo para que el niño se acepte a sí mismo. • Tiene que saber cómo crear un ambiente, para encontrar oportunidades dentro del mismo, donde cada niño pueda sentirse importante. • Debe reconocer los puntos fuetes de cada niño: debe tener en claro que las decisiones de los niños pueden ser vencidas a través de sus fortalezas. • Tener conciencia de los sentimientos y de las imágenes que los niños tienen en su 7

M. Elena Conejero y M. Paz López

Proyecto de Autoestima

mente cuando van a la escuela. Comprender que algunas veces los niños sólo se desarrollan mediante la aprobación, ya que la crítica debe esperar hasta que el niño sea suficientemente fuerte para aceptarla. Aceptar la conducta que no sea adecuada comprendiendo que los seres inestables se rigen en la conducta agresiva cuando las presiones son demasiado grandes.

7. Técnicas para mejorar la autoestima  BUSCA DENTRO DE TI:

ESCÚCHATE A TI MISMO MÁS QUE A LOS DEMÁS: Analiza con cuidado las opiniones de los demás sobre ti. Tú (y solo tú) eres quien debe tomar la última decisión acerca de ti. CONVIERTE LO NEGATIVO EN POSITIVO: Nunca pierdas las ganas de pensar en positivo, invierte todo lo que parezca mal o que no tiene solución. DATE UNA OPORTUNIDAD Y RECONOCE TUS CUALIDADES: Puedes pensar en 5 ejemplos que te hacen especial. Siempre tenemos cualidades en que podemos destacar. ACÉPTATE TAL COMO ERES: La aceptación es la base de la seguridad, la confianza, el amor y la autoestima. Aceptarse a sí mismo implica conocerse. Me debo comportar a mi manera siempre que ello no moleste a los demás. ACEPTA TUS SENTIMIENTOS: Cuando alguien te hace una broma, sonríe. Trata de disfrutar prácticamente de todo. Y si a veces hay cosas que te puedan poner triste, piensa que pasará porque la vida es para vivirla lo mejor que podamos. CUIDA DE TI MISMO: Aprende a ser independiente. LA VERGÜENZA: La vergüenza es un sentimiento profundo que te inmoviliza. Los más desvergonzados son los niños. La vergüenza deriva en debilidad, incompetencia o incapacidad. Investiga quién te juzga y sepárate de esa fuente. AMATE A TI MISMO: La felicidad nace de uno mismo y puede nacer hasta de las pequeñas cosas que te suceden, es cuestión de aprender a sentirla. PENSAR EN TODO O EN NADA: No debemos pensar en que todo es blanco o es negro, eso te crea ansiedad. Nadie es perfecto, porque todos somos diferentes, algunos tenemos unas cualidades en las que destacamos mejor que otros. RESPIRA: Cuando tengas una preocupación respira profundamente y plantea soluciones.

8

M. Elena Conejero y M. Paz López

Proyecto de Autoestima

 BUSCA FUERA DE TI: LA CONFIANZA: Cuando nos perciben como dignos de confianza, los demás estarán dispuestos a ser honestos y abiertos con nosotros. Di elogios con honestidad. Acepta y respeta las diferencias. Respeta tus fronteras y las de los demás. APRENDE A ESCUCHAR DE VERDAD: La mayoría de las personas creen saber escuchar, sin embargo muy pocas saben hacerlo de verdad. Haz preguntas que lleven a la persona a ir mas lejos: “¿y entonces que pasó?, ¿cómo fue eso?, ¿cómo te sentías?”. El mejor conversador es aquel que sabe escuchar de verdad. PERDONA Y OLVIDA: El perdón no excusa el comportamiento. No significa la aprobación. Más bien implica estar dispuestos a ver con compasión. La persona que te hizo daño, probablemente hizo lo que hizo por su propia debilidad y sus limitaciones. EN EL INSTITUTO: Es bonito trabajar en equipo pero con independencia. El éxito tuyo será el éxito de todos y te sentirás a gusto en lo que forma parte de tu vida cotidiana. ABANDONA EL PERFECCIONISMO: No es fácil ser perfecto, cuando únicamente eres un ser humano. Los perfeccionistas siempre buscan algo que esté mal y lo encuentran y luego se sienten traumatizados por ello. Por tanto hay que tener prioridades y ordenarlas según lo que sea mas importante para ti. VALORA TUS TRIUNFOS: En nuestra sociedad de ganar o perder, la mayoría de las personas pasan un montón de tiempo sintiéndose perdedoras. Escribe tus éxitos de cada día. Percibe como sigues mejorando. Aprecia y celebra tu progreso. PROTEGE TU AUTOESTIMA: Muchas personas hieren a los demás; sin embargo, quizá no se den cuenta de ello si sonreímos y lo soportamos. En el mundo todos pensamos diferente, y a veces quisiéramos que nos entendieran tal y como somos o queremos, pero eso casi resulta imposible, por eso es mejor aprender a entender a la gente, que buscar que la gente te entienda. PONTE METAS Y REALÍZALAS: Enumera las áreas importantes de tu vida: la familia, los amigos, los estudios… Luego imagina que te gustaría tener en cada categoría y escríbelo. Por último, pon una fecha en cada punto. Una meta es un deseo con una línea de tiempo. 8. Conclusión El tener una buena autoestima depende del ambiente familiar, social y educativo en el que estemos y los estímulos que este nos brinda. La influencia que tiene la familia en la autoestima del niño es muy importante, ya que ésta es la que le transmite o le enseña los primeros y más importantes valores que llevarán al niño a formar, a raíz de estos, su personalidad y su nivel de autoestima. Muchas veces los padres actúan de diferentes maneras, que pueden ser perjudiciales para el niño dejándole marcas difíciles y un continuo dolor oculto que influirá en el desarrollo de su vida. Pero también están los que le valoran y reconocen sus logros y sus esfuerzos y contribuyen a afianzar la personalidad. Otro factor importante que influye en la familia, es la comunicación, ya que están estrechamente relacionadas. Según se hayan comunicado nuestros padres con nosotros, esos van a ser los factores que influyan en nuestra personalidad, nuestra conducta, nuestra manera de juzgarnos y de relacionarnos con los demás. Estas experiencias permanecen en nuestro 9

M. Elena Conejero y M. Paz López

Proyecto de Autoestima

interior toda la vida. Por eso, hay que aprender a reconocerlas y a anular su poder para que no nos sigan haciendo sufrir, y para no transmitírselas a nuestros hijos. Hay una estrecha relación entre la sociedad, la familia y la persona, ya que la sociedad es la que le presenta a la persona un modelo social con costumbres y con una cultura que a través de la familia son trasmitidos al individuo. Pero cuando los integrantes de la misma, tienen asuntos indefinidos en el interior por un pasado doloroso en la infancia le trasmitirá el mismo dolor y las mismas confusiones a su hijo, causándole problemas de comunicación en el ambiente social. Para poder ayudar a una persona que tiene autoestima baja, en primer lugar, se tiene que concienciar del problema que tiene y luego se le podrá ayudar con un especialista y apoyándolo durante el tratamiento o el proceso de recuperación. En el caso de los niños, la escuela también cumple un papel muy importante ya que es la que debe tener la estrategia y las formas para ayudar al niño con estos sentimientos tan distorsionados y que le ocasionan tantos problemas.

10

M. Elena Conejero y M. Paz López

Proyecto de Autoestima

ANEXO Autoevaluación. Ejercicios prácticos A continuación proponemos un ejercicio para valorar el nivel de autoestima de los alumnos. La autoevaluación consta de un cuestionario de actitudes (Anexo I) que el alumno deberá responder y corregir una vez finalizado con la clave de corrección adjunta en el Anexo II. El profesor deberá comentar los resultados según la escala de Cooersmith. Ejercicio escala Autoestima: "Baremo" 0-10 Destaca significativamente Baja. 10-15 Media- Baja. 15-16 Media. 16-22 Media alta. 22-25 Destaca Significativamente Alta.

Anexo I: Cuestionario de Actitudes De las frases que van a continuación, algunas describen probablemente situaciones o estados que ocurren con frecuencia; otras por el contrario, muy esporádicamente. Señala a continuación cuáles de ellas "te describen" con una cierta aproximación y cuáles "no tienen nada que ver contigo". Contesta a todas las preguntas y hazlo con cierta rapidez.

Me describe Nada tiene que ver conmigo aproximadamente o muy poco. 1. Más de una vez he deseado ser otra persona. 2. Me cuesta mucho hablar ante un grupo. 3. Hay muchas cosas en mí mismo que cambiaría si pudiera. 4. Tomar decisiones no es algo que me cueste. 5. Conmigo se divierte uno mucho. 6. En casa me enfado a menudo. 7. Me cuesta mucho acostumbrarme a algo nuevo. 8. Soy una persona popular entre la gente de mi edad. 9. Mi familia espera demasiado de mí. _ _ _ _ _ _ _ _ _ 11 _ _ _ _ _ _ _ _ _

M. Elena Conejero y M. Paz López

Proyecto de Autoestima

10. En casa se respetan bastante _ mis sentimientos. 11. Suelo ceder con bastante facilidad. _ 12. No es nada fácil ser yo. _ 13. En mi vida todo está muy embarullado. _ 14. La gente suele secundar mis ideas. _ 15 No tengo muy buena opinión de mi _ mismo. 16. Hay muchas ocasiones en las que me _ gustaría dejar mi casa. 17. A menudo me siento harto del trabajo _ que realizo. 18. Soy más feo que el común de los _ mortales. 19. Si tengo algo que decir, normalmente lo _ digo. 20. Mi familia me comprende. _ 21. Casi todo el mundo que conozco cae _ mejor que yo a los demás. 22. Me siento presionado por mi familia. _ 23. Cuando hago algo, frecuentemente me _ desanimo. 24. Las cosas no suelen preocuparme mucho. _ 25. No soy una persona muy de fiar. _

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

Anexo II: Clave de corrección de la Escala de Autoestima de Cooersmith La máxima puntuación que una persona podría alcanzar sería de 25 puntos y la mínima de 0 puntos. Puntúan con 1 punto las siguientes respuestas:

Item nº 1 2 3 4 5 6 7

Puntúa si ha respondido: No me describe No me describe No me describe Me describe Me describe No me describe No me describe 12

M. Elena Conejero y M. Paz López

Proyecto de Autoestima

8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24

Me describe No me describe Me describe No me describe No me describe No me describe Me describe No me describe No me describe No me describe No me describe Me describe Me describe No me describe No me describe No me describe Me describe

13

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->