FICHA PARA EL REPORTE DE LECTURA Nombre: Mildred Paola Cabello Calvo Fecha de entrega del trabajo: 04.Oct.

11 / 1 semestre AUTOR: Gabriel García Márquez Noticia de un secuestro TÍTULO: EDITORIAL Y AÑO PAÍS: Editorial: Diana / Fecha y Año: mayo del 1996 (primera edición) Colombia, Bogotá El secuestro El narcoterrorismo (colombiano) Y narcotráfico

TEMA(S) ABORDADO(S):

RESUMEN

Capítulo 1. Este es yo creo que es el capítulo es muy importante ya que empieza esta intrigante e interesante historia ya que nos menciona como es que secuestraron a 2 mujeres una periodista y una fisioterapeuta y de esta manera van secuestrando a más personas que en el transcurso de este resumen se los iré delatando Maruja y Beatriz iban en un coche el cual lo manejaba el chofer de maruja en el transcurso del camino, maruja se dio cuenta de que 2 carros la seguían un mercedes y un taxi. Ella llevaba en una bolsa unos pendientes con incrustaciones de esmeraldas así que las escondió. Hasta que las asaltaron, estos llevaban pasamontañas, a la primera en sacar fue a maruja, ella pensó que solo querían los objetos de valor así que estaba nerviosa de que vieran los pendientes, por el otro lado estaba Beatriz ella estaba casi en el suelo las sacaron mientras que se le cayó algo de su bolsa. El chofer se bajó del carro para salir huyendo (el chofer solo llevaba Unos 3 días trabajando para maruja) pero lamentablemente le dispararon en la cabeza atravesando los vidrios del auto subieron a las 2 mujeres en diferentes carros maruja en el mercedes y Beatriz en el taxi. Después el chofer escucho que los 2 carros se habían ido él se paró agarro el coche y se fue por la avenida circunvalar mientras la policía se comunicaba con las familias de cada una. Ellas iban en los coches Maruja sintió que los asaltantes estaban nerviosos así que intento controlarse ya que si se ponía nerviosa ellos también se podían poner igual y podrían suceder una desgracia. Llegando al lugar las bajaron del coche y maruja y Beatriz no podían ver casi nada tenían la cabeza mirando el piso de un patio de una casa.

Capítulo 4. la descripción correspondía al automóvil de Maruja. La esquina del crimen era a pocos pasos de la casa de ella. Bueno este capítulo es muy interesante ya que nos relata la forma en la que su familia está pasando por esta situación. ropa interior etc. donde Beatriz tenía que hacer una escala antes de llegar a la suya. Había sido un tema central de su campaña para la presidencia. De modo que el secuestro de los periodistas fue una reacción a la idea que atormentaba al presidente César Gaviria desde que era ministro de Gobierno de Virgilio Barco: cómo crear una alternativa jurídica a la guerra contra el terrorismo. Él pensó que solo su esposa había sido secuestrada por que encontraron su cartera en el auto de Maruja pero finalmente Villamizar el esposo de Maruja le dijo: sabes que eso ya no importa finalmente nuestras esposas no han ¡llegado! Momentos después un policía se acercó al doctor y le dijo Lo único que podemos decirle por ahora es que está desaparecida -dijo el oficial-. Les pidieron toallas sanitarias. Diana (la hija del presidente) y su grupo. Encontramos su cartera en el asiento del carro. pues con las primeras bombas la opinión pública pedía la cárcel para los narcoterroristas. y una libreta donde dice que lo llamaran a usted en caso de urgencia no había ninguna duda El mismo doctor Guerrero le había aconsejado a su esposa que llevara esa nota en su libreta de apuntes. Guerrero esposo de Beatriz. Al igual como Villamizar estaba igual de preocupado Capítulo 3. El primero en enterase del secuestro fue el Doc. Este capítulo nos relata la forma en la que Maruja y Beatriz se están secuestradas. También en ese sentido la extradición debía ser un instrumento de emergencia para presionar la entrega de los delincuentes. con las siguientes pedía la extradición. pero a partir de la cuarta bomba empezaba a pedir que los indultaran. También tenían televisión y radio ellas escuchaban el radio para escuchar las noticias al igual que la televisión y también para ver novelas en cambio ellos escuchaban el radio para escuchar música y a un volumen muy alto en cambio ellas con un volumen muy lento como para que no se den cuenta de que lo escuchen. La prioridad era contra el narcoterrorismo. y . cepillos de dientes. Aunque ignoraba el número de las placas. Ellas pidieron a sus secuestradores objetos o encargos por decirlo así. También en este capítulo secuestran a Pacho.Capítulo 2. Ellas tenían una sudadera con la que se cubrían del frio y una bata.

Pero Pardo andaba en medio de aquella ventisca con un maletín de papeles que llevaba a todas partes.Gaviria estaba dispuesto a aplicarla sin contemplaciones en los primeros días después de su posesión apenas si tuvo tiempo de conversarlo con nadie. el cadáver de Marina Montoya fue encontrado en un terreno baldío al norte de Bogotá. pero la táctica de ablandamiento logró que no mantuvieran encañonadas a sus cautivas mientras dormían. las mismas lentejas. Pero también él se encontraba arrastrado por los atafagos inaugurales. Su hija Laura creía que él se había quedado sin empleo porque no tenía horas de salida ni llegada en la casa. y se acomodaba para trabajar donde podía. Los guardianes hablaban mucho entre ellos sin más precauciones que los susurros Maruja había logrado convencerlos de que en el caso de un rescate armado era más realista que las protegieran para asegurarse al menos un tratamiento digno y un juicio compasivo. Al amanecer del día siguiente. en un palacio sacudido por los ímpetus renovadores de uno de los presidentes más jóvenes de este siglo. jueves 24. El nombramiento como consejero de Seguridad y Orden Público había sido uno de los primeros. agobiado por la organización del gobierno y la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente que hiciera la primera reforma de fondo del Estado en los últimos cien años. devorador de poesía y admirador de los Beatles. con los mismos frijoles. Lo que se hablaba dentro del cuarto seguía siendo en susurros pero los movimientos se habían vuelto más espontáneos. Maruja no tenía que sofocarse con la almohada para toser. El almuerzo y la comida seguían iguales. que parecía más de poeta lírico que de funcionario de Estado Capítulo 5. y cada quien se servía su café o cambiaba los canales de televisión. pues eran fatalistas irredimibles. y que escondieran las armas envueltas en una bayetilla detrás del televisor Capítulo 6. recostada contra la cerca de alambre de . Un mes después del secuestro de Maruja y Beatriz se había resquebrajado el régimen absurdo del cautiverio. aunque tomaba las precauciones mínimas para que no la oyeran desde fuera. La verdad es que aquella informalidad forzada por las circunstancias estaba muy de acuerdo con el modo de ser de Rafael Pardo. Al principio parecían indiferentes. Ya no pedían permiso para levantarse. las mismas piltrafas de carne reseca y una sopa de paquete ordinario. Rafael Pardo compartía la inquietud sobre el terrorismo desde el asesinato de Luis Carlos Galán. Estaba casi sentada en la hierba todavía húmeda por una llovizna temprana. Su situación era peculiar. y con ideas de cambios de fondo a los que él mismo había bautizado con un nombre modesto: El Revolcón.

La versión que el monje le contaba era creíble pero era muy extraño que hubiera vuelto tan rápido y no creo que el monje se haya involucrado en un crimen. Barrabás tenía fama de ser un sanguinario sin corazón que además se vanagloriaba de sus crímenes. era imposible adivinar la verdad. En . y sin más informaciones que las del enemigo.púas y con los brazos extendidos en cruz. no creo que tuviera corazón para matar a una mujer en ruinas a la que parecía querer como a su abuela y que lo mimaba como a un nieto. Después le ordenaron que volviera a casa y dejara a Marina en manos de Barrabás. En cambio. O estaba libre o estaba muerta. y el monje le dijo que cuando salió con ella lo habían esperado en la cochera dos jefes nuevos pero estos no entraron al cuarto donde estaban Maruja y Beatriz El monje les preguntó para dónde la llevaban y le dijeron que ese no era el lugar de hacer las preguntas por que podían escuchar donde estaba marina o a donde la llevarían. El juez de instrucción criminal hizo el levantamiento. el otro guardián de turno. y casi desbaratada por los orificios de entrada y salida de seis tiros disparados desde más de cincuenta centímetros. Sin embargo. con mucho cabello plateado. Es decir antes eran ellas las únicas que la sabían viva. junto al cuerpo empapado por la hierba silvestre sólo se encontraron cinco cápsulas de nueve milímetros. Las contradicciones de los propios guardianes desbarataron la versión de que a Marina la habían llevado a una finca. Las heridas estaban repartidas en el cráneo y el lado izquierdo de la cara. y una muy nítida como un tiro de gracia en la frente. Capítulo 8. y ahora eran las únicas que no sabían que estaba muerta. puesta al revés. Ahora tenían otro problema pero no era cómo encontrar a Pablo Escobar en una ciudad martirizada por la violencia. Este capítulo trata de que Maruja y Beatriz no se habían enterado de las muertes de los demás secuestrados ya que no tenían televisor ni radio. Alguien que había llegado antes que la justicia le había robado sus zapatos. El cuerpo técnico de la policía judicial le había tomado ya cinco juegos de huellas digitales. Media hora después de que se llevaran a Mariana el monje volvió enseguida Beatriz pregunto sobre Marina. también la describió como una mujer de unos sesenta años. con los agujeros de la boca y los ojos en la nuca. pues no habían dejado tatuajes en la tela y en la piel. vestida con una sudadera rosada y medio color marrón Debajo de la sudadera tenía un escapulario con una cruz de plástico. El cadáver tenía la cabeza cubierta por una capucha acartonada por la sangre seca. Capítulo 7.

los primeros dos meses del año de 1991 se habían cometido mil doscientos asesinatos -veinte diarios. se enfrentó a gritos con los guardianes para que la oyeran hasta los vecinos. De pasada murieron nueve civiles y fueron heridos otros ciento cuarenta y tres que no tenían nada que ver con la guerra El Cuerpo Élite. sin dramatismo. Capítulo 9. Maruja tomó conciencia de que estaba en manos de los hombres que quizás habían matado a Marina y a Beatriz. Trataban de tranquilizar a Maruja con promesas ilusorias o intimidarla con amenazas. encargado de la lucha frontal contra el narcotráfico. y Medellín fue el centro de la acción urbana. sorprendidos por una situación impensable. y entró el mayordomo con el radio y el televisor. estaba señalado por Pablo Escobar como la encarnación de todos los males.y una masacre cada cuatro días. le soltó la noticia: . Un acuerdo de casi todos los grupos armados había decidido la escalada más feroz de terrorismo guerrillero en la historia del país. y se negaban a devolverle el radio y el televisor para que no se enterara. Sola en el cuarto. con una escuadrilla especial de helicópteros a su disposición. y que machos de ellos eran adolescentes que vivían de cazar policías. Era claro que sus guardianes tenían instrucciones de no maltratarla. La misión de formarlo se le encomendó a la Policía Nacional para mantener al ejército lo más lejos posible de los efluvios perniciosos del narcotráfico y el paramilitarismo. Cuatrocientos cincuenta y siete policías habían sido asesinados en pocos meses. y se jugó la carta de que la necesitaban viva a toda costa. Lo había creado el presidente Virgilio Barco en 1989. no supieron qué hacer. le dijo a Maruja. Susurraban en conciliábulos inútiles. muy temprano. Nunca se había sentido más dueña de sí. El DAS había dicho que dos mil personas de las comunas estaban al servicio de Escobar. Pasó de la solicitud encarecida a la exigencia colérica. no volvió a caminar y amenazó con no volver a comer. Y enseguida. por cada agente recibían un millón y medio. y entrenados por el Especial Air Servicie (SAS) del gobierno británico. Por cada oficial muerto recibían cinco millones de pesos. El 16 de febrero de 1991 murieron tres suboficiales y ocho agentes de la policía por la explosión de un automóvil con ciento cincuenta kilos de dinamita frente a la plaza de toros de Medellín. «Usted se va a enterar ahora de una cosa». la puerta se abrió sin ningún anuncio. pero no consiguieron quebrantar su voluntad de no comer. Esto fue un cálculo certero: tres días después de la liberación de Beatriz. y ochocientos mil por cada herido. El mayordomo y los guardianes. desesperado por la imposivilidad de establecer responsabilidades exactas en cuerpos tan grandes como el ejército y la policía. salían a llamar por teléfono y regresaban aún más indecisos. En su origen no fueron más de trescientos.

Así estaban las cosas a principios de abril. Capítulo 10. Su última carta era ya una lista de quejas interminables. pero cuando había algo más delicado éste mismo lo mandaba a la finca de su padre en busca de buenos consejos. De todos modos. si los acusados por los Extraditables eran veinte. Trabajo le costó a Maruja convencerlos de que esperaran la orden oficial por boca de algún emisario directo de Pablo Escobar. A Alberto Villamizar le pareció un milagro. Capítulo 11. Hay que celebrarlo. Con el optimismo renovado. La noticia no la sorprendió. A fines de marzo. No decía ni hora ni fecha de la liberación. pues en aquellos días había estado repasando nombres de posibles mediadores que fueran más confiables para Escobar por su imagen y sus antecedentes. El viejo le servía a Villamizar medio vaso del whisky sagrado. Maruja seguía las telenovelas con tanta atención. El mensaje del padre García Herreros abrió una brecha en el callejón sin salida. -Ya esto se acabó -gritaron-. Peor: era evidente que Escobar estaba usando a Villamizar como instrumento para mandar recados al gobierno sin dar nada a cambio. y por el modo de proceder los Extraditables lo mismo podía ser cinco minutos después que dentro de dos meses. Cuando Villamizar se encontraba sin salida lo discutía con Jorge Luis Ochoa. Don Fabio compartió su desencanto. El mayordomo y su mujer irrumpieron en el cuarto dispuestos para la fiesta. . «Tómeselo todo -le decía. cuando Villamizar volvió a La Loma y le hizo a don Fabio un relato pormenorizado de sus desencuentros con Escobar. las cartas de ida y vuelta no tenían nada más que decir. tanto a él como a Villamizar les pareció que el padre García Herreros podía ser el mediador apropiado para la entrega de Escobar. en efecto. que si no había soluciones rápidas iban a incrementar los ataques sin discriminaciones contra la policía y la población civil. También Rafael Pardo tuvo noticia del programa y lo inquietó la idea de que hubiera alguna filtración en su oficina. En las emisiones recientes de Colombia los Reclama aparecían cada vez más amigos y actores populares. Maruja oyó el comunicado de los Extraditables el domingo 19 de mayo a las siete de la noche.que yo no sé cómo aguanta usted esta tragedia tan macha». Que la tregua no estaba rota pero había dado libertad a su gente para que se defendiera de los cuerpos de seguridad. Se quejaba de que el procurador sólo hubiera destituido a dos oficiales. pues en las últimas semanas había recibido señales inconfundibles de que las cosas iban mejor de como las supuso cuando le llegaron con la promesa descorazonadora de alfombrar el cuarto.-Doña Marina Montoya está muerta. que éstos estaban incluidos en la lista de los grandes atentados.

Personajes principales Maruja – periodista del periódico foicine Alberto Villamizar – esposo de Maruja Beatriz Villamizar de Guerrero . Se lo transmitió a los periodistas.redactor jefe de El Tiempo Pablo escobar – narcotraficante. como de costumbre. pues el comunicado de Escobar era inequívoco. Los periodistas de más confianza se quedaron en los corredores del apartamento -y algunos en el bar. Los periodistas salieron en estampida. Será mañana con seguridad y en un lugar seguro. con la impresión pavorosa de no saber quién era ni dónde estaba. la pusieron en guardia contra el ridículo.su cuñada y asistente personal de Focine Marina Montoya . Otros hicieron campamentos en camionetas y automóviles frente al edificio. Como a las nueve. y la desilusión del mayordomo.que creyó descubrir mensajes cifrados hasta en las lágrimas de glicerina de los amores imposibles. que esperaba la orden oficial antes de dormirse.hasta que Villamizar los invitó a salir para cerrar la casa.hermana del secretario general de la presidencia de la república Francisco santos . Maruja quiso ponerse la ropa con que había llegado. pero las llamadas de periodistas y amigos no le dieron tregua. y allí pasaron la noche. pero Villamizar no se inmutó. cada día más espectaculares. jefe del cartel de Medellín Cesar Gaviria . A Villamizar no lo había inquietado ninguna duda. Las noticias del padre García Herreros. pero no le hicieron caso. una emisora de radio anunció con grandes aspavientos que la señora Maruja Pachón de Villamizar acababa de ser liberada en el barrio del Salitre. -Nunca la soltarán en un lugar tan apartado para que le pase cualquier vaina -dijo-. La noticia del día seguía siendo la espera de los secuestrados. hicieron evidente que lo increíble iba a suceder. -Es palabra de guerra -dijo Villamizar. Pero la falta de nuevas noticias en la radio. Trató de ocupar el teléfono lo menos posible. lunes. previendo una liberación intempestiva que la hiciera aparecer frente a las cámaras con la triste sudadera de secuestrada. -Lo que sorprende -le dijo.presidente del gobierno colombiano . aunque sólo fuera ante sí misma.es la confianza que usted le tiene a esa gente. y se quedó en la cama hasta las once. Un reportero le cerró el paso con el micrófono. Se tomó una dosis alta de somníferos y no despertó hasta el día siguiente. Villamizar despertó el lunes con los noticieros de las seis de la mañana.

y los actos de grupos o clases sociales. todavía se usan en los periódicos diariamente.Por lo general en los cartones políticos se hace censura o parodia sobre algún acontecimiento. También puede tratarse de alegorías. La forma más común de las caricaturas políticas y sociales es la viñeta. cejas. u otra representación humorística que exagera los rasgos físicos o faciales. en ocasiones un estrato de la sociedad reconocible. Si bien el término caricatura es extensible a las exageraciones por medio de la descripción verbal. su uso queda generalmente restringido a las representaciones gráficas. se presentaban principalmente en los periódicos. etc. etc. sociales o religiosas.) y exagerarlos o simplificarlos para causar comicidad o para representar un defecto moral a través de la deformación de los rasgos. La caricatura puede ser también el medio de ridiculizar situaciones e instituciones políticas. humorístico. exagerar) es un retrato que exagera o distorsiona la apariencia física de una persona o varias. Paola cabello 1 semestre 4 . con el fin de producir un efecto grotesco. o bien aspectos comportamentales o los modales característicos de un individuo. para crear un parecido fácilmente identificable y. Características La caricatura como género artístico suele ser un retrato. boca. suele tener una intención satírica más que humorística. con el fin de alentar el cambio político o social. nariz. En cuanto al lenguaje es principalmente icónico. Su técnica usual se basa en recoger los rasgos más marcados de una persona (labios. generalmente. En este caso. es decir se quiere transmitir el mensaje principalmente por el dibujo. la vestimenta. el texto casi siempre en los cartones políticos es muy escaso En esta página hay algunos cartones de la época de Benito Una caricatura (del italiano caricare: cargar. Las caricaturas son dibujos que exageran las características físicas del personaje: pelo.