P. 1
mecanismos de fractura

mecanismos de fractura

|Views: 27|Likes:

More info:

Published by: Judith Ramirez Moreno on Nov 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/24/2011

pdf

text

original

Jornadas SAM 2000 - IV Coloquio Latinoamericano de Fractura y Fatiga, Agosto de 2000, 615-622

MECANISMOS DE FRACTURA EN FUNDICIONES DE GRAFITO ESFEROIDAL AUSTEMPERIZADA – ADI
R.A. Martínez, R.E. Boeri y J.A. Sikora División Metalurgia, INTEMA, Facultad. de Ingeniería, UNMdP – CONICET. J.B. Justo 4302 (7600) Mar del Plata, Argentina

RESUMEN Mediante microscopía electrónica de barrido se analizan en este trabajo superficies de fractura de fundición esferoidal austemperizada generadas por diferentes modos de solicitación (tracción, flexión, impacto y fatiga), velocidades de carga, temperaturas y medios circundantes. Se identifican zonas de fractura frágil, dúctil y particularidades características de estos materiales, proponiéndose hipótesis acerca de los mecanismos de fractura actuantes. Palabras claves Fundición de Grafito Esferoidal, Fractura, Mecanismos INTRODUCCION Los mecanismos clásicos de fractura descriptos en la bibliografía [1,2,3,4] para los aceros, como la fractura dúctil con nucleación y crecimiento de micro-huecos, o el clivaje intergranular y transgranular, no operan en forma análoga en las fundiciones con grafito esferoidal, ya que las particularidades de la matriz metálica y la presencia de esferoides de grafito, sumada al alto tenor de Si presente en la aleación, modifican el comportamiento plástico del material, y dificultan el análisis de las superficies de fractura. Es por ello que los mecanismos de fractura de las fundiciones de grafito esferoidal (FE) en general, y de las austemperizadas (ADI) en particular no han sido suficientemente explicados hasta el presente. Esta investigación tiene por objetivo avanzar en la caracterización de la superficie de fractura de fundiciones de grafito esferoidal austemperizadas, con el fin de identificar los mecanismos de fractura actuantes ante distintos tipos de solicitaciones. El estudio se realizará mediante observaciones por microscopía electrónica de barrido (SEM) sobre diversas superficies de fractura. Estas superficies de fractura son generadas empleando diversos modos de solicitación, temperaturas, y velocidades de aplicación de carga, lo que permitirá evaluar el comportamiento del material dentro del espectro usual de condiciones de trabajo para piezas en servicio. METODOLOGIA EXPERIMENTAL Se utilizaron fundiciones esferoidales eutécticas, aleadas con 0.8 a 1% de cobre y 1.2 a 1.5% de níquel, empleándose muestras tomadas de bloques “Y” de 1 pulgada [5]. El tratamiento de austemperizado fue realizado según un ciclo consistente en una austenización a 910o C, seguida de un enfriamiento en baño de sales a 360o C, en el cuál las muestras fueron mantenidas por 90 minutos. Con este ciclo térmico se obtuvo un ADI grado 2 [6].

615

Puede considerarse que la matriz de una FE posee una distribución de huecos. debido al efecto de concentración de tensiones.Martínez. Nótese que los contornos de algunos huecos que albergan. como las presentes en el contorno celular de FE. que constituyen zonas de mayor tensión. lo que sugiere que estos han crecido con anterioridad al evento de fractura final. Impacto: Se utilizaron probetas prismáticas de 10x10x55mm con y sin entalla. El análisis de las superficies de fractura fue realizado mediante SEM. coalescen. Estas muestras fueron ensayadas en un péndulo convencional. caracterizada por la presencia de “dimples” con apreciable deformación plástica previa al evento de rotura. o albergaban primitivamente nódulos de grafito. Figura 1. con y sin prefisuración por fatiga [9. Un análisis detallado de estas superficies de fractura permite identificar la presencia de algunas facetas de clivaje sumamente dispersas.[8. Impacto a 80o C El mecanismo por el cuál se produce este tipo de fractura es la nucleación y crecimiento de microhuecos. Se puede observar la típica rotura dúctil. La deformación plástica producida por las cargas actuantes induce la nucleación de microhuecos. y también utilizando una cuba para sumergir las muestras y evaluar el efecto del medio circundante. temperatura a la cuál el material se encuentra en el “upper shelf”. RESULTADOS Y DISCUSION Las Figuras 1 y 2 muestran superficies de fractura generadas por un ensayo de impacto realizado a 80ºC. y finalmente forman una superficie de fractura continua. Impacto a 80ºC Figura 2. se encuentran altamente deformados.12]. empleando equipamiento de CINDECA (La Plata). ensayadas en forma convencional. y también bajo condiciones de flexión lenta (cuasi estático) en una máquina universal de ensayos. representada por la presencia de los esferoides de grafito.35mm) [7]. y en la periferia de los nódulos de grafito. Estos se generan en partículas de segunda fase. Boeri y Sikora Las superficies de fractura analizadas en este trabajo fueron generadas mediante los siguientes ensayos: Tracción: se utilizaron probetas de ¼” (6. las cavidades de los nódulos crecen. que puede considerarse como una fase de resistencia nula. con una velocidad de impacto de 5m/s.11] Fractomecánicos: Probetas SEN(B) de 10x20x85mm para la determinación de KIC. A medida que aumenta la deformación. 616 .

Figura 5. Flexión lenta a temperatura ambiente La apariencia de la superficie de fractura no cambia significativamente cuando se observa una probeta de impacto ensayada a temperatura ambiente (Figura 3).Superficie generada por impacto y baja temperatura como se observa en detalle en la Figura 5. por ejemplo. Este mecanismo de fractura combina características de fractura dúctil y frágil. la alta velocidad de deformación. Impacto a temperatura ambiente Figura 4. y los escalones de clivaje se vuelven crestas. El cuasi clivaje se produce por la existencia de condiciones que impiden la deformación plástica. la fragilización del material (por hidrógeno o corrosión bajo tensión).[10] 617 . Impacto a temperatura ambiente Figura 6. La única diferencia identificada es la aparición de una mayor proporción de pequeñas regiones en las cuales se presentan superficies de fractura por clivaje. Una fractura por cuasi clivaje se inicia en las facetas centrales de clivaje. o la baja temperatura.IV Coloquio Latinoamericano de Fractura y Fatiga Figura 3. la presencia de estados triaxiales de tensión (como en la raíz de una entalla). o una ensayada en flexión lenta (Figura 4). Este tipo de superficie de fractura puede ser caracterizada como de cuasi clivaje.Jornadas SAM 2000 . A medida que la fisura avanza radialmente las facetas de clivaje se mezclan con áreas de rotura por dimples.

y prácticamente en su totalidad muestra planos de clivaje. cambiando de dirección en las discontinuidades. la superficie de fractura generada por el ensayo en flexión lenta de la misma probeta. Puede suponerse que la fisuración por fatiga en FE responde a este comportamiento genérico. con escasas facetas de clivaje (Figuras 10 a y b). El cambio del aspecto de fractura al aumentar la fragilidad está mayormente asociado a un aumento progresivo en la proporción de fractura por clivaje. aún en fracturas que se han producido luego de una considerable deformación plástica (ensayos realizados en el upper shelf de la curva energía vs.Martínez. Las fisuras tienden a avanzar por planos cristalográficos. Impacto a baja temperatura Figura 8. sin que haya podido observarse un cambio de comportamiento abrupto en ningún caso. ii. falla catastrófica. 618 . Temperatura). que cuando se ensayan en seco. en otra zona de la misma superficie de fractura. prácticamente nula (Figura 9a y b).14] reportan la existencia de un mecanismo de fragilización de FE por contacto con agua ante solicitaciones cuasi-estáticas. debido probablemente a las reversiones repetitivas de los planos de deslizamiento del material. tales como límites de grano. como las mostradas en la Figura 12. aparecen en mayor proporción cuando las muestras se ensayan en agua. La Figura 11 muestra una zona de la superficie de fractura de una probeta ensayada a la tracción en agua. cuando se observan muestras ensayadas a baja temperatura y carga dinámica (Figuras 6 y 7) se nota claramente la diferencia con las anteriores. y la deformación plástica alrededor de los huecos de los nódulos. Este crecimiento es en general transgranular. En cambio. y iii. similares a las observadas en el ensayo de choque a temperatura ambiente. muestra una superficie predominantemente dúctil. sin embargo. inicio. en un ensayo de choque. La evolución del aspecto de la superficie de fractura con la temperatura. Trabajos recientes [13. Las facetas de clivaje. donde se observa un mecanismo totalmente dúctil. Boeri y Sikora Upper Shelf Clivaje Energia [ J ] Cuasi Clivaje Dimples Lower Shelf Zona de Transición -120 -120 --8 0 80 --4 0 40 0 0 40 40 o o 80 80 120 120 Temperatura [ Temperatura [ C ] C ] Figura 7. La superficie de fractura es más plana. Se advierte una mucho menor deformación plástica de las cavidades que contienen los nódulos de grafito. Se ha observado que. El crecimiento está influenciado por la microestructura y la tensión media. la Figura 12 muestra. El inicio y crecimiento ocurren principalmente por fisuración en planos de deslizamiento. es posible observar pequeñas proporciones de áreas de fractura por clivaje o cuasi-clivaje. una fractura por fatiga presenta tres etapas en su desarrollo: i. esta representada en la Figura 8. Mecanismo vs. En los materiales metálicos en general [4]. propagación. La superficie generada en la prefisuración por fatiga de probetas SEN(B) es predominantemente plana. en la cual prevalece el mecanismo frágil de clivaje. T [C] En cambio.

IV Coloquio Latinoamericano de Fractura y Fatiga Figura 9a. Superficie generada en flexión lenta Figura 10b.Jornadas SAM 2000 . Nódulo con cavidad no deformada Figura 10a. Detalle de la 10a Figura 11. Fractura dúctil en tracción ensayado en agua Figura 12. Superficie generada por fatiga Figura 9b. Clivaje en tracción ensayado en agua 619 .

las deformaciones iniciales se concentran en el contorno de los huecos que contienen los nódulos. mientras que una fisuración semejante aparece con menor grado de deformación. cuando la fractura se produce a baja temperatura. los mecanismos difusionales no tienen tiempo de operar. ensayada a diferentes temperaturas y con diferentes solicitaciones. o por su interacción con inclusiones o microhuecos presentes en la matriz. 620 . o a muy alto régimen de aplicación de la carga. Superficie de la muestra ensayada en seco Figura 14. iniciadas en los nódulos. si así fuera. debería ser posible observar otras fisuras en la superficie lateral de las secciones remanentes de las probetas de tracción rotas. la fisuración superficial aparece después de gran deformación plástica. La Figura 13 muestra la presencia de pequeñas fisuras que crecen en planos perpendiculares a la dirección de aplicación de la carga. Figura 14. En cambio. Este último mecanismo está esquematizado en la Figura 16. muestran regiones caracterizadas por clivaje en contacto con la superficie externa de la probeta. ya que estos actúan como concentradores de tensiones. aunque el alargamiento de la muestra previo a la rotura ha sido muy superior. En ningún caso se observaron fisuras largas uniendo nódulos. En este caso el mecanismo se podría interpretar como iniciándose en alguna inclusión del contorno celular y propagando por clivaje.Martínez. llevan a proponer el siguiente mecanismo de fractura: a temperaturas o regímenes de carga que permiten el desplazamiento de dislocaciones. Es aparente que en las muestras ensayadas en seco. Este mecanismo es esquematizado en la Figura 15. Para probetas ensayadas en seco. El crecimiento de estas cavidades culmina con la coalescencia de las mismas. Boeri y Sikora La observación de la superficie de fractura de las muestras ensayadas a la tracción en agua. la superficie muestra también fisuras semejantes al caso anterior. Esto sugiere que algunas fisuras superficiales podrían crecer durante el ensayo. Con este objeto se observó la superficie lateral de las probetas de tracción ensayadas en agua. Superficie de la muestra ensayada húmeda (agua) La observación de la evolución en el aspecto de la fractura de fundición nodular austemperizada. por contacto con los nódulos más cercanos. pulidas previamente para evitar confusión con rayas de mecanizado. Figura 13. alcanzándose las tensiones críticas de clivaje sin que se produzca deformación plástica importante. en las muestras ensayadas en agua.

D. Rolfe. Annual book of ASTM standards. Ø Se han propuesto modelos de los mecanismos de fractura dúctil y frágil. 621 . 1987. REFERENCIAS 1.CNEA. 1995. 4th ed. 101 Philip Dr.94. Philadelphia. ASTM E23 . Fractura dúctil Figura 16. 3. S.M. ASTM A536-84. 1991. Aplication of fracture mechanics.T. J. es posible observar pequeñas proporciones de áreas de fractura por clivaje. New Jersey 07632 USA. aún en fracturas que se han producido luego de una considerable deformación plástica. AGRADECIMIENTOS A la UNMDP. Philadelphia. Barsom. Anual book of ASTM standards. El cambio del aspecto de fractura al aumentar la fragilidad está mayormente asociado a un aumento progresivo en la proporción de fractura por clivaje.94b. 1986. 4. por el apoyo económico. 5. Ø Los resultados muestran que. 6. Monografía Tecnologica Proyecto Multinacional de Investigación y Desarrollo de Materiales OEA . Buenos Aires – Argentina.. 1995. 2nd ed. Philadelphia. sin que haya podido observarse un cambio de comportamiento abrupto en ningún caso. Broek. MA 02061 USA. de acuerdo a la temperatura de ensayo. ASTM A 897M-90. Standard specification for austempered ductile iron castings.. el FONCYT y el CONICET. Standard test methods and definitions for mechanical testing of Steel Products Annual book of ASTM standards. 1995. Elementary engineering fracture mechanics. Prentice-Hall. Standard test methods for notched bar impact testing of metallic materials Anual book of ASTM standards. Philadelphia. Standard specification for ductile iron castings. 7. Norwell. Kluwer Academic Publishers. Fracture and fatigue control in structures.IV Coloquio Latinoamericano de Fractura y Fatiga Figura 15. 2. 1995. Fractura frágil CONCLUSIONES Ø Se ha observado que las superficies de fractura de las probetas de impacto presentan distintas proporciones de áreas de fractura dúctil y de fractura por clivaje. Englewood Cliffs.A.. ASTM A370 . de Vedia. L. Mecánica de fractura.Jornadas SAM 2000 .

K.Ray. “Embrittlement of austempered spheroidal graphite cast Iron”. K. T. AFS Transactions. On the toughness and fatigue properties of austempered ductile iron.A novel material property to fulfill quality assurance of castings.. B. Shibutani et. Faucher. S. 127-132.K.Martínez. H. Fracture toughness . 95. 1999. Gagne. M. Chicago April (1984) 9. 1999. Boeri y Sikora 8. “Embrittlement characteristics of facture toughness in ductile iron by contact with water”. Wang. Kobayashi. Komatsu et al. Yamada. AFS Technical Information Paper Number 250261. Yamamoto. Dynamic fracture toughness of austempered ductile iron. 1st International Confe rence on Austempered Ductile Iron.579-585 12.539-544 622 . 11. Al. International Journal of Cast Metals Research.C. 1987 10. International Journal of Cast Metals Research.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->