LA BIOGRAFÍA

Federico García Lorca nació el 5 de junio de 1898 en el municipio de Fuente Vaqueros, Granada, en el seno de una familia acomodada. Su padre, Federico García Rodríguez, era un próspero hacendado, y su madre, Vicenta Lorca, maestra de escuela. Tenía tres hermanos más pequeños: Francisco, Concha e Isabel. Como estudiante fue algo irregular, cuando era niño lo pusieron bajo la tutela del maestro Rodríguez Espinosa en Almería, ciudad en la que residió con su familia entre 1906 y 1909. Comenzó a estudiar Derecho pero abandonó la Facultad de Granada para instalarse en la Residencia de Estudiantes de Madrid (1918–1928), donde conoció, además de a otros intelectuales y poetas, a Salvador Dalí; pasado un tiempo, regresó a la Universidad de Granada, donde se licenció en Derecho, aunque nunca ejerció la abogacía, ya que su vocación era la literatura. En 1929, todavía víctima de serios problemas emocionales, Lorca viaja a Nueva York donde permaneció un año. Poco después de regresar a España en 1930, nace la Segunda República, y a nuestro poeta se le encarga la codirección de la compañía estatal de teatro “La Barraca”. Al estallar la Guerra Civil en 1936 le ofrecieron exilio político en Colombia y México, cuyos embajadores previeron que el poeta pudiera ser víctima de un atentado, sin embargo Lorca rechazó la oferta y volvió a Granada. Tras una denuncia anónima, el 16 de agosto de 1936 fue detenido en la casa de su amigo, el falangista y poeta Luis Rosales, quien obtuvo la promesa de las autoridades nacionales de que sería puesto en libertad «si no existía denuncia en su contra». Sin embargo, ninguno de sus amigos de la Falange evitó que fuera fusilado la madrugada del 18 de agosto de 1936.
( ht t p: / /w w w .j unt ade an dal uc i a. e s / e d uc ac i o n/ webportal/web)

LA OBRA
Lorca el poeta. “El silencio sin estrellas, huyendo en sonsonete, cae donde el mar bate y canta su noche llena de peces.” (Lorca, Preciosa y el viento, 1928).

Lorca el dramaturgo. “Creo sinceramente que el teatro no es ni puede ser otra cosa que emoción y poesía, en la palabra, en la acción y en el gesto.” (Lorca, 1931). La primera obra teatral de Lorca, El maleficio de la mariposa, fue un completo fracaso. Afortunadamente esto no desanimó a nuestro autor, que se dedicó a desarrollar aún más su teatro experimental, utilizando desde marionetas hasta un drama surrealista –rebelándose así contra el teatro realista de la clase media–. En 1931 fue nombrado director de la compañía de teatro universitaria La Barraca, subvencionada por el Gobierno, que viajó por toda España representando piezas clásicas españolas en pueblos que no habían visto jamás una obra de teatro. En esta época escribió una serie de obras, conocidas como ‘tragedias’, que se convirtieron en sus piezas más famosas: Bodas de sangre, Yerma y La Casa de Bernarda Alba. Las tres relatan las dificultades a las que las mujeres se enfrentaban en la España rural. La estrecha relación que tenía con su madre y su homosexualidad pudieron ser los factores que caracterizaron la mirada de Federico, uno de los escritores que mejor han retratado a la mujer en la literatura. (http://www.tertuliaandaluza.com)
Logotipo portada: http://colegioandalucialalinea.blogspot.com/

VII Feria del Libro 2011

Lorca trabajó la poesía desde que empezó a escribir, aunque probablemente sus versos ya florecían en su cabeza mucho antes. Su primera colección de textos, Impresiones y paisajes, se publicó en 1918. El Poema del Cante Jondo (1931) y e Romancero Gitano (1928) le convirtieron en el ‘poeta de Andalucía’. El fuerte choque cultural que supuso el viaje a Estados Unidos, dio lugar a una de sus obras más conocidas, Poeta en Nueva York (1940).

IES VEGA DEL GUADALETE
22, 23 y 24 de Noviembre La Barca de la Florida
ORGANIZAN Librería Las Delicias Biblioteca Juan Leiva

EL PAISAJE DE LOS LIBROS "Los libros son a veces algo más que una lectura. Llegan poco a poco a convertirse en escenario, en el paisaje que da compañía sin necesidad de hablar. Su atmósfera apiñada en los estantes acaba

Los libros ajustan las obsesiones de un escritor y los sueños de un lector, buscan un punto de encuentro en un viaje de largo recorrido. Para eso hace falta que el escritor se prepare café, se someta a la disciplina del trabajo, haga caso todas las mañanas al despertador y medite sobre los colmillos de los perros de caza. Pero también hace falta un lector con ganas de arrojar la bola de su vida en la ruleta, capaz de vivir su propio deseo, dispuesto a imaginar un mundo en perpetua transformación. La lectura es una diversión que nos hace libres, porque exige que el orgullo de la individualidad se convierta en una forma de diálogo, nos ayuda a reconocernos en los otros, demuestra que todas las novelas están inacabadas, que la narración de la historia no tiene todavía un final, nos recuerda las fisuras del orden y la esclavitud. Las casetas en las ferias de libro son un punto de encuentro, como la lectura, dos soledades juntas en una realidad compartida. En cada volumen hay un sueño, la historia de un escritor, el fruto de una reflexión sobre la libertad. Libros para amantes desengañados y para ilusiones infantiles, libros para melancólicos y para gentes que no resisten la melancolía.

comportándose como los amigos más íntimos, lo que no necesitan darnos conversación o tener brillo, sino abandonarse a la tranquilidad, al silencio compartido, para vivir en común la simple sensación de estar. Saben Celebramos en nuestro centro la VII FERIA DEL LIBRO en torno a la Conmemoración del 75 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE los libros convertirse en el paisaje perfecto para un estado de ánimo. A veces dan refugio y son como el gabinete del capitán en un barco atormentado o como las habitaciones de piel cálida frente a la lluvia; a veces intuyen los sentimientos ajenos y se limitan a decorarlos con una sabiduría respetuosa, fundiéndose con ellos, os dejábamos las como los atardeceres poéticos en las últimas escenas de una película, secuencias que ponen melancolía y placidez según las ocasiones, para dejar que el espectador se hunda largamente en su alma. Más allá de la lectura, los libros son también una atmósfera, amurallándonos con su desorden desde la pared (…). “El paisaje de los libros”, Ideal, 11 de mayo de 1990 PUNTO DE ENCUENTRO “(…) La lectura es siempre un punto de . encuentro, el territorio intermedio en el que se juntan los ojos del escritor y del lector. Cuando alguien oye la radio en un coche,, durante un viaje de largo recorrido, los kilómetros van distorsionando las frecuencias y hay que ajustarlas, buscar la sintonía. .

FEDERICO GARCÍA LORCA, que fue fusilado en la madrugada del 18 de agosto entre Víznar y Alfacar (Granada). El año pasado

palabras del poeta en su locución “Medio pan y un libro” (1931) con motivo de la

inauguración de la biblioteca de su pueblo, Fuentevaqueros, y este curso os traemos dos fragmentos sobre los libros y la lectura del poeta, también granadino, LUIS GARCÍA

MONTERO, conocedor profundo de la obra de Federico García Lorca.

El mundo entero cabe detrás de unas palabras. Todos los lectores tiene una historia que escribir; todos los escritores forman parte de una lectura determinada de la historia”. “Punto de encuentro”, en La casa del jacobino, Editorial Hiperión, Madrid, 2003, págs. 77-78.