P. 1
Estructura Financier A, ad de Seguros y Otros Aspectos

Estructura Financier A, ad de Seguros y Otros Aspectos

5.0

|Views: 2.263|Likes:
Publicado porapi-3857419

More info:

Published by: api-3857419 on Oct 19, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

República Bolivariana de Venezuela Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior Universidad Nacional Experimental “Simón Rodríguez”

Cátedra: Seguros Facilitadora: Carmen Cañizales

Participantes:

Arteaga Iranney Ernesto Caraballo Nidia García Jaylyn González Isbelia Malpica Jessica Saldinas

C.I. 15.505.758 C.I. 13.140.731 C.I. 4.249.572 C.I. 15.647.828 C.I. 14.062.067 C.I. 14.286.972

Caracas, 14 de Abril de 2.008

INTRODUCCIÓN La estructura financiera y la contabilidad de las compañías de seguro en Venezuela, está bajo la supervisión, vigilancia, fiscalización, regulación y control de la Superintendencia de Seguros (SUDESEG), a través de la Ley de Empresas de Seguro y Reaseguros, en concordancia con su reglamento. Esta estructura financiera muestra la organización patrimonial de la empresa y su capacidad para mantener el equilibrio constante entre los flujos monetarios de entrada y salida sin perjudicar el resultado económico de la gestión. En el presente resumen, se indicará algunos de los Artículos que regulan esta actividad. Igualmente, los pasos a seguir para el reclamo ante la compañía de seguros para proceder al pago de la indemnización que corresponda al asegurado o beneficiario del seguro. El pago de la indemnización se efectuará una vez determinada la procedencia del siniestro y el monto de los daños y su indemnización, mediante el ajuste o liquidación del siniestro practicada directamente por la compañía o a través del informe de un liquidador de seguros. En la actualidad las empresas de seguros están desarrollándose económicamente, e incluso, adoptando medidas en conjunto para atacar y alertar sobre uno de los problemas que, en muchos mercados, afecta el funcionamiento normal y los resultados operativos de las aseguradoras, como lo es el fraude y la legitimación de capitales, que afectan las finanzas de las mismas. ESTRUCTURA FINANCIERA DE LAS COMPAÑÍAS DE SEGURO La estructura financiera, es aquella que presenta la composición de la forma en que se financia una empresa o entidad. Los conceptos que integran la estructura financiera se ubican en el lado derecho del balance general. Muestra la organización patrimonial de la empresa y su capacidad para mantener el equilibrio constante entre los flujos monetarios de entrada y salida sin perjudicar el resultado económico de la gestión. La estructura financiera de las compañías de seguros y reaseguros, es muy similar a la estructura financiera de los bancos.

A continuación se detallan algunos Artículos de la Ley de Empresas de Seguros y Reaseguros, 1995, que regulan las actividades financieras del sector asegurador venezolano. En lo referente al funcionamiento de las empresas, se citan los siguientes Artículos: Artículo 65.- Las empresas de seguros y de reaseguros deben mantener un margen de solvencia según la fórmula y la cuantía que determine la Superintendencia de Seguros, se entiende por margen de solvencia la cantidad de dinero necesaria que permita que las empresas puedan cumplir a cabalidad los compromisos asumidos con los asegurados o con las cedentes, según el caso. A estos efectos, dispondrán de un patrimonio propio no comprometido, deducido cualquier elemento inmaterial o activo intangibles. En todo caso, el margen de solvencia de las compañías de seguros de ramos generales será el monto mayor entre el margen de solvencia, calculado en función de las primas netas cobradas en el año y el que se obtenga en función de la siniestralidad y sus desviaciones en los últimos tres (3) años; para el caso de compañías especializadas en el ramo de seguros de vida, o para la cartera de ese ramo en compañías de ramos generales, se calculará el margen de solvencia atendiendo a fórmulas especiales de cálculo estimadas en base a las reservas matemáticas. Artículo 75.- Las empresas de seguros autorizadas de acuerdo con esta Ley, no podrán otorgar préstamos, de cualquier naturaleza que ellos sean, directa ni indirectamente, a sus directivos y funcionarios ejecutivos, salvo los préstamos documentados o automáticos sobre pólizas de seguros de vida. Artículo 76.- Las empresas de seguros, de reaseguros y las sociedades de corretaje de seguros o de reaseguros, no podrán otorgar directa ni indirectamente, préstamos a compañías en las cuales sus directores o funcionarios ejecutivos posean más de una tercera parte de su capital social. La Sección II, se refiere a las reservas Artículo 80.- Las empresas que operen en seguros generales deberán constituir y mantener una reserva para riesgos en curso que no será inferior a las primas cobradas, deducidas las primas devueltas por anulación o cualquier otra causa, y netas de comisión correspondientes a períodos mensuales de riesgos no transcurridos. Artículo 81.- Las reservas matemáticas en el caso de seguros de vida y las de riesgos en curso en el caso de seguros generales deberán estar representadas en Venezuela así:

1. No menos del treinta por ciento (30%) en títulos valores negociables libremente emitidos o garantizados por la Nación, las entidades regionales o las municipalidades, o por títulos públicos emitidos en bolívares por gobiernos o empresas públicas latinoamericanas, siempre que en el último caso su pago se encuentre garantizado por los respectivos gobiernos o emitidos por organismos públicos financieros internacionales. 2. No más de un veinte por ciento (20%) en cédulas o bonos hipotecarios emitidos por bancos hipotecarios o bancos de inversión, en acciones y bonos emitidos por sociedades anónimas de acreditada solvencia constituidas en Venezuela o que habiéndose constituido en el extranjero tengan en la República el objeto principal de sus negocios o la mayor parte de sus activos, preferentemente que estén inscritos en la Bolsa de Valores. 3. No más del cincuenta por ciento (50%) en la siguiente forma: a) En dinero efectivo en caja o depositado en bancos, bancos de inversión o entidades de ahorro y préstamo, de comprobada solvencia y domiciliadas en el país, que no sean empresas filiales, afiliadas o relacionadas; b) En préstamos garantizados con prenda sobre los bienes a que se refieren los numerales 1 y 2 de este artículo siempre que estos préstamos no excedan del ochenta por ciento (80%) del valor de cotización de dichos bienes; c) En préstamos garantizados con hipoteca de primer grado sobre inmuebles urbanos situados en el territorio nacional, siempre que no se atribuya a las reservas una cantidad superior al setenta y cinco por ciento (75%) del justiprecio del inmueble; y, d) En predios urbanos edificados, situados en el país, libres de hipoteca, enfiteusis y anticresis estimados sobre la base del justiprecio efectuado por peritos autorizados. Parágrafo Primero.- El Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio de Hacienda, oída la opinión del Banco Central de Venezuela y de la Superintendencia de Seguros, podrá disminuir el porcentaje a que se refiere el numeral 1 de este artículo. En tal caso, los porcentajes a que se refieren los numerales 2 y 3 se considerarán aumentados proporcionalmente. Parágrafo Segundo.- En el caso de que al establecer las reservas matemáticas o de riesgos en curso, al final del ejercicio, resultare que éstas no están invertidas en la forma prevista en este artículo, la empresa tendrá un plazo de ciento ochenta (180) días continuos contados a partir de la fecha de cierre del balance, para efectuar los ajustes correspondientes, a cuyo fin deberá utilizar únicamente sus activos al 31 de diciembre del año respectivo y si éstos no fueren suficientes, la Superintendencia de Seguros ordenará la adopción de medidas apropiadas para que dichas reservas queden representadas en la forma prevista en esta Ley.

En todo caso, el Superintendente de Seguros podrá tomar, por sí mismo, todas las medidas y providencias que considere necesarias para la reconstitución de las reservas legales. Parágrafo Tercero.- La Superintendencia de Seguros podrá autorizar, en cada caso, la inversión de reservas en hipotecas constituidas sobre inmuebles suburbanos o rurales. Parágrafo Cuarto.- Las empresas aseguradoras no podrán computar en la inversión de sus reservas las acciones u obligaciones de compañías en las cuales posean mayoría de acciones o en las que sus directores o accionistas sean propietarios de más de un tercio de su capital social. Parágrafo Quinto.- En el caso de las reservas matemáticas en los seguros de vida, la distribución de la inversión a que se refiere este artículo, versará sobre el neto que resulte, una vez deducidos los préstamos documentados o automáticos concedidos con garantía de las mismas pólizas. Artículo 82.- Las empresas de seguros deberán constituir y mantener, en la forma que determine el Reglamento las reservas para prestaciones y siniestros pendientes de pago al final de cada ejercicio anual. Artículo 83.- El importe de las reservas para prestaciones y siniestros pendientes de pago, deberá estar representado en Venezuela en los bienes determinados en el artículo 81 de esta Ley, pero sin sujeción a los porcentajes establecidos en el mismo. A los efectos de su representación en el activo, será de aplicación el contenido del Parágrafo Segundo del artículo 81 de esta Ley. Artículo 85.- Cuando la situación financiera de una empresa diere fundados motivos para suponer que pudiere incurrir en estado de atraso o de quiebra, el Superintendente de Seguros podrá ordenar que los bienes que representen las reservas matemáticas, de riesgos en curso, de contingencias y para prestaciones y siniestros pendientes de pago, sean entregados en fideicomiso a alguna institución autorizada para operarlo de acuerdo a la ley respectiva y de su defecto el Banco Central estará obligado a aceptarlo. Artículo 86.- Las empresas de seguros llevarán un registro en un libro empastado y foliado, sellado por la Superintendencia de Seguros, en el cual se anotarán los bienes que representan las reservas matemáticas y de riesgos en curso.

Artículo 87.- Serán nulos y sin ningún efecto los gravámenes que se establezcan sobre los bienes destinados a reservas matemáticas, de riesgos en curso o de contingencias establecidas en esta Ley. Artículo 88.- En las empresas de seguros la suma del capital pagado, las reservas de superávit y las utilidades no repartidas al 31 de diciembre de cada año, deberá representar no menos del diez por ciento (10%) de la suma de las reservas matemáticas, para riesgos en curso y de contingencias. Las empresas de seguros que no cumplan con este requisito, no podrán disponer de sus utilidades y, antes del 30 de junio siguiente a la fecha de cierre del ejercicio deberán incrementar el capital pagado o aumentar el capital social, enterando en caja la cantidad que fuese necesaria, previa información a la Superintendencia de Seguros. Artículo 90.- Cualquier enajenación o gravamen de los bienes que constituyen la inversión de las reservas obligará a la empresa a sustituir los valores correspondientes por otros bienes de los indicados en el artículos 81 de esta Ley. Artículo 91.- En caso de que la autoridad judicial decretare alguna medida preventiva o ejecutiva sobre bienes de alguna empresa de seguros, oficiará previamente a la Superintendencia de Seguros para que ésta determine los bienes sobre los cuales será practicada dicha medida. Artículo 92.- Las empresas de seguros o de reaseguros constituidas en Venezuela no podrán distribuir dividendos a sus accionista ni repartir las utilidades que prevean sus estatutos, cuando resulte del balance que el capital y las reservas legales no estén representados en su totalidad y sanamente por los activos de la empresa no afectados a las reservas matemáticas, para riesgos en curso y para contingencias. Artículo 93.- Los asegurados gozan de privilegio sobre los bienes que representan las reservas matemáticas, las de riesgos en curso y las de contingencias, las que se destinarán, en primer término, a satisfacer las reclamaciones de los tenedores de pólizas que no hayan sido pagados por otros medios.

LA CONTABILIDAD DE LAS EMPRESAS DE SEGURO Sección III Artículo 94.- Las empresas de seguros deberán cortar sus cuentas y efectuar el cálculo y ajustes de las reservas al 31 de diciembre de cada año, y las de reaseguros al 30 de junio. Artículo 95.- Las empresas de seguros y las de reaseguros deberán presentar a la Superintendencia de Seguros, dentro de los primeros noventa días siguientes a la fecha de cierre del ejercicio económico, el balance, el estado de ganancias y pérdidas, los anexos contables y estadísticos y un ejemplar de la memoria aprobados por sus respectivas asambleas de accionistas. Parágrafo Primero.- La Superintendencia de Seguros podrá otorgar una prórroga para la presentación de los mencionados documentos, que no excederá del lapso antes indicado, cuando la empresa de seguros o de reaseguros justifique en forma fehaciente que por alguna causa extraña a ella, que no le sea imputable, no pudo dar cumplimiento al contenido de este artículo. Parágrafo Segundo.- Cuando en el balance y estado de ganancias y pérdidas presentados por la empresas de seguros o de reaseguros, existieren irregularidades graves en criterio de la Superintendencia de Seguros, ésta ordenará su publicación, en un diario de mayor circulación, con indicación de que tales estados no han sido aprobados por la Superintendencia y de que se ha ordenado una auditoria por contadores públicos en ejercicio independiente de la profesión, a efectos de comprobar la regularidad o no de los mismos. Los nuevos estados deberán ser presentados a la consideración de la Superintendencia, en un plazo no mayor de ciento veinte días contados a partir de la fecha de la publicación referida. Si al vencimiento de dicho plazo no estuviere terminada la auditoria, el Superintendente podrá prorrogarlo por igual lapso. Si la empresa no contratare la auditoria dentro de los treinta días siguientes a la publicación, la Superintendencia de Seguros la sancionará con multas de Bs. 100.000,00 por cada mes de atraso en el cumplimiento de lo ordenado. Artículo 96.- Los corredores de seguros y las sociedades de corretaje de seguros o de reaseguros deberán cortar sus cuentas al 31 de diciembre de cada año y presentar a la Superintendencia de Seguros, dentro de los primeros noventa días siguientes a la fecha de cierre, el balance, estado de ganancias y pérdidas y los anexos contables. Parágrafo Primero.- La Superintendencia de Seguros podrá otorgar una prórroga para la presentación de los referidos documentos, que no excederá del lapso antes indicado cuando el corredor o sociedad de corretaje de seguros o de reaseguros, justifique en forma

fehaciente que por alguna causa extraña a ella, que no le sea imputable, no pudo dar cumplimiento al contenido de este artículo. Parágrafo Segundo.- Cuando en el balance y estado de ganancias y pérdidas presentados por los corredores de seguros, las sociedades de corretaje de seguros y las de reaseguros se comprobaren irregularidades graves a juicio de la Superintendencia de Seguros, ésta ordenará que en un plazo no mayor de ciento veinte días, contados a partir de la notificación del rechazo de los estados financieros, los presenten de nuevo auditados y dictaminados por contadores públicos en el ejercicio independiente de la profesión. Si al vencimiento de dicho plazo las personas a que se refiere este artículo, no hubiesen dado cumplimiento a la señalada obligación, la Superintendencia de Seguros las suspenderá del ejercicio de sus actividades hasta tanto acaten lo ordenado. Artículo 97.- La contabilidad de las empresas de seguros o de reaseguros, y de los corredores de seguros y sociedades de corretaje de seguros o de reaseguros, se deberá llevar agrupando las cuentas según el código e instrucciones que para cada tipo de actividad establezca la Superintendencia de Seguros. Artículo 98.- Si la Superintendencia de Seguros observare que los estados financieros remitidos por las empresas regidas por esta Ley o por los corredores de seguros no se ajustan a los respectivos códigos e instrucciones, ordenará las modificaciones del caso y fijará el lapso para que sean presentados nuevamente. Artículo 99.- Los balances y estados de ganancias y pérdidas de las empresas de seguros y de las de reaseguros, deberán ser publicados dentro de los quince días siguientes a su aprobación en un diario de los de mayor circulación en la localidad donde tengan su asiento principal, sin necesidad de que sean auditados por contadores públicos en ejercicio independiente de su profesión. Parágrafo Único.- Las empresas de seguros o de reaseguros no podrán publicar ni repartir balances ni estados demostrativos de ganancias y pérdidas que no se ajusten en un todo a los modelos establecidos al efecto por la Superintendencia de Seguros y sin que su publicación haya sido autorizada por la misma. Se exceptúan de este último requisito los balances y estados de ganancias y pérdidas que sean puestos a disposición de los accionistas de acuerdo con el Código de Comercio y los estados financieros preparados por la empresa a los efectos de la declaración del impuesto sobre la renta.

Artículo 100.- Aprobados los balances y estados de ganancias y pérdidas de los corredores y de las sociedades de corretaje de seguros y de reaseguros, éstos estarán en la obligación de remitir un ejemplar de ellos, dentro de los quince días siguientes, a las empresas de seguros con las cuales mantengan relaciones de negocios. Artículo 101.- La Superintendencia de Seguros, a requerimiento de las empresas de seguros, expedirá copia certificada de los estados financieros presentados por los corredores y por las sociedades de corretaje de seguros o de reaseguros. LOS SINIESTROS LIQUIDACION, AJUSTES, OPCIONES DE LIQUIDACIÓN, RECLAMOS La liquidación de siniestros comienza con la comunicación que el asegurado o el beneficiario del seguro deben formular a la entidad aseguradora, para que esta abone el capital asegurado. Para la liquidación de los siniestros resultan necesarias tres etapas: La comprobación del siniestro, su valoración, la liquidación, para proceder a su pago. A fin de comprobar debidamente el siniestro, el asegurador exige una serie de pruebas tendientes a ese objeto y realiza todas las gestiones que considera convenientes para cerciorarse del suceso que se halla cubierto por el seguro. La valuación de los daños sufridos por el asegurado en los seguros sobre las cosas es de suma importancia, porque el monto de la indemnización no sólo depende del capital asegurado, sino también del valor de las cosas en el día del siniestro. La valuación de los bienes asegurados requiere la intervención de expertos o peritos liquidadores. Los beneficiarios de la póliza o el asegurado titular en caso de gastos médicos, deberán dirigirse a la compañía y solicitar los formatos necesarios para introducir el siniestro, los cuales podrán variar dependiendo de la cobertura afectada. Para Seguros Catatumbo IV, Cobertura Integral, Venezuela, el Asegurado tiene veinte (20) días hábiles, contados a partir de la ocurrencia del evento para reportar el siniestro, así como treinta (30) días continuos a partir de la fecha de notificación para presentar los recaudos. En caso de solicitársele recaudos adicionales al Asegurado, el mismo tendrá de treinta (30) días continuos para la presentación de los mismos.

Si el reclamo es por el fallecimiento del asegurado, se deben consignar los siguientes recaudos: Planilla de declaración del siniestro suministrada por el Asegurador para tal fin, debidamente completada con todos los detalles del accidente, Certificado o acta de defunción en original y copia, Cédula de identidad original del fallecido, Informe del médico forense y resultado de la autopsia en original y copia, Cualquier otro documento que el Asegurador considere necesario para el análisis y liquidación del caso presentado Documentos relacionados con los Beneficiarios: Cónyuge: acta de matrimonio en original, y copia de la cédula de identidad, Hijos mayores de 18 años: acta de nacimiento en original, y copia de la cédula de identidad, Hijos menores de 18 años: acta de nacimiento en original, copia de cédula de identidad si la hubiere y autorización del Juzgado de Menores para la consignación del beneficio. Padres: acta de nacimiento del fallecido en original, y copia de la cédula de identidad de cada uno de los padres. Personas diferentes a las filiaciones indicadas: original y copia de la cédula de identidad. Cuando no existe designación de Beneficiarios: declaración de únicos y universales herederos, emanada por un Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil. Cuando el Beneficiario es una persona jurídica: copia del registro de comercio, copia del acta de Junta Directiva donde conste que la persona que va a recibir el pago está autorizada para hacerlo, y en la cual debe aparecer los datos de ésta y el cargo que ocupa, copia de la cédula de identidad de la persona que actuará en representación de la empresa para recibir el beneficio. Si el reclamo es por invalidez permanente del Asegurado, éste debe consignar ante las oficinas de C.A. Seguros Catatumbo IV, Cobertura Integral los siguientes recaudos: La Planilla de declaración de siniestro suministrada por el Asegurador para tal fin, debidamente completada con todos los detalles del accidente, Cédula de identidad del Asegurado (copia), Informe de dos médicos especialistas que certifiquen la invalidez,

Cualquier otro documento que el Asegurador considere necesario para el análisis del caso presentado. Si el reclamo es por gastos médicos: La solicitud de liquidación de siniestros cubiertos por esta póliza se podrá llevar a cabo utilizando cualquiera de las modalidades siguientes: Mediante clave telefónica: Al requerir atención médica, el Asegurado podrá contactar a nuestro Administrador de Reclamos GEH Asesores Integrales de Salud a través del teléfono 0500-GEHSALU (4347258). Para la solicitud de claves, la clínica puede contactar a GEH Asesores Integrales de Salud por el el teléfono: 0501-GEHCLAV (4342528) Mediante reembolso: Una vez pagados los gastos por servicios médicos, el Asegurado debe notificar la ocurrencia del siniestro al Asegurador dentro de los veinte (20) días hábiles y siguientes a la fecha en que sucedió éste, y debe consignar ante las oficinas de C.A. Seguros Catatumbo los siguientes recaudos: Planilla de declaración de siniestro suministrada por el Asegurador para tal fin, debidamente completada con todos los detalles del accidente, facturas originales correspondientes a los medicamentos, exámenes y atenciones médicas recibidas, con número de RIF y de NIT, informe del médico especialista tratante, exámenes e informes de procedimientos y de exámenes practicados, cualquier otro documento que el Asegurador considere necesario para el análisis del caso presentado. Si el reclamo es por gastos de exequias: La solicitud de liquidación de los siniestros cubiertos por la póliza se podrá efectuar utilizando las modalidades siguientes: Servicio funerario directo: Inmediatamente de producirse el fallecimiento del Asegurado un representante de éste debe comunicarse mediante el servicio telefónico y/o de fax con Servi Apoyo Briper, por los números de acceso al servicio indicados seguidamente y en el cuadro póliza - recibo: 0416-630.84.88, 0414-917.17.86, 0414- 212.3887, Tele-Fax 0212- 761.14.28 Reembolso: En caso de no haber logrado la comunicación con Servi Apoyo Briper; ante la ocurrencia del fallecimiento del Asegurado, un representante de éste debe notificarlo a C.A. Seguros Catatumbo, dentro de los veinte (20) días hábiles y siguientes a la fecha en que se produjo el siniestro, y debe consignar ante sus oficinas los siguientes recaudos: La planilla de declaración de siniestro suministrada por el Asegurador para tal fin, debidamente

completada, original del certificado de defunción, original y copia de la cédula de identidad del fallecido, facturas originales con número de RIF y de NIT, correspondientes a los gastos de exequias, sellada por la funeraria y firmada por un representante del Asegurado, en señal de aceptación, en caso de accidente donde intervengan las autoridades competentes, el informe respectivo, así como el recorte de prensa si lo hubiere, cualquier otro documento que el Asegurador considere necesario para el análisis del caso presentado. Si el siniestro ocurre fuera del territorio nacional, las facturas por gastos médicos o servicios funerarios y los demás documentos deberán estar certificados por el Consulado de Venezuela en el país donde ocurrió el siniestro. Derecho a la indemnización. Ocurrido un siniestro cubierto por el seguro y durante la vigencia de la póliza, el Asegurador deberá proceder al pago de la indemnización que corresponda al asegurado o beneficiario del seguro. Este derecho supone la existencia de un contrato de seguro válido y el cumplimiento por el contratante o asegurado de las obligaciones y deberes impuestos por el contrato y la ley. Ajuste o liquidación del siniestro. El pago de la indemnización se efectuará una vez determinada la procedencia del siniestro y el monto de los daños y su indemnización, mediante el ajuste o liquidación del siniestro practicada directamente por la compañía o a través del informe de un liquidador de seguros. En conformidad al procedimiento de liquidación de siniestros, el contratante o asegurado tiene derecho a exigir que la liquidación sea realizada por un liquidador oficial de seguros. Asimismo, tiene derecho a que se le notifique del informe final de liquidación, y a impugnar éste, si no se encuentra conforme con lo resuelto. Derecho a arbitraje. Las diferencias entre el contratante, asegurado o beneficiario y el Asegurador, pueden someterse al conocimiento y resolución de un árbitro designado de común acuerdo.

PRESENTACION EMPRESAS-USUARIOS

DE

CASOS

TIPICOS,

FRAUDES,

CON

RESPECTO

A

Es importante alertar sobre uno de los problemas que, en muchos mercados, afecta el funcionamiento normal y los resultados de la operatoria aseguradora. Nos referimos a los casos de fraude cometidos por asegurados, urdiendo siniestros inexistentes o incrementando dolosamente daños sufridos realmente. En el seguro de vehículos automotores es una situación muy frecuente, constituyendo una fuente importante de desacuerdo entre asegurados y aseguradores. Existe también otro ramo en el cual se originan numerosos fraudes, dado la especial naturaleza del riesgo cubierto. Nos referimos a casos correspondientes a los seguros que cubren la responsabilidad patronal, por daños personales sufridos por trabajadores con motivo o en ocasión del trabajo, según la legislación existente en cada país. Muchas veces algunos empleadores reciben reclamos de trabajadores por daños físicos accidentales, sufridos supuestamente con motivo o en ocasión del trabajo o en su traslado de ida o regreso del mismo, que están protegidos por la legislación laboral y cubiertos por el seguro respectivo, contratado por la empresa en la que prestan servicios. Un ejemplo sería el de empleados que para cobrar una indemnización-, denuncian ante las autoridades policiales que, yendo o viniendo de su trabajo, fueron atacados por ladrones desconocidos, que no alcanzaron a despojarlos de nada valioso, pero que en el forcejeo les produjeron determinados daños físicos, cubiertos por el seguro de accidentes laborales. Tales daños físicos existen realmente, pero lo cierto es que se produjeron, por ejemplo, mientras el afectado jugaba un partido de fútbol con sus amigos y no en su ida o regreso del trabajo. Aparte de los seguros de automotores que ya señalamos, otros ramos como Robo o Incendio también son proclives a soportar fraudes, a los que no son ajenas tampoco las coberturas de Responsabilidad Civil. En casi todos los mercados se sufre esta clase de problemas, originados en verdaderas fábricas de siniestros constituidas por diferentes actores que, empezando por la

supuesta víctima, incluye a veces la complicidad de médicos, abogados, falsos testigos y hasta policías inescrupulosos. (Informe Mensual FIDES). ¿QUÉ HACER EN CASO DE ACCIDENTE? Solicite la intervención del tránsito, tome los datos del tercero como nombre, dirección, teléfono, placas del vehículo, si está asegurado, el número de la póliza y la Aseguradora a la cual pertenece, está información será útil para el reporte del accidente, comuníquese con su compañía aseguradora, donde generalmente mandan abogados de ser necesario al lugar del accidente de su auto involucrado en daños o lesiones a terceros, no asuma, ni acepte responsabilidades y tampoco realice arreglos directos, de aviso a la compañía dentro de los tres (3) días siguientes (opcional para cada compañía de seguros), a partir de la fecha de la ocurrencia del hecho, siempre que haya levantado el croquis solicite asistencia judicial al centro de tramitación de siniestros o sucursal más cercana, asista cumplidamente a todas las citaciones por parte de las autoridades, efectuando las declaraciones correspondientes para definir la responsabilidad de los hechos, esté pendiente de la emisión del fallo o resolución que sobre el accidente emitan las autoridades, solicite una copia y envíela a la compañía para anexarla al registro del siniestro, debe abstenerse de efectuar la reparación del vehículo sin conocimiento de la compañía. (adriáticacom.ve) El procedimiento a seguir para la obtención del expediente de tránsito, por siniestros de automóviles, es el siguiente: Conductor o Responsable de la Unidad Siniestrada: 1. Se dirige a las oficinas de tránsito cercanas al lugar del accidente, Oficina de Choque Simple o Investigaciones Penales, según sea el caso, y entrega: Por Levantamiento de Accidente: Dos juegos de copias en una sola página de los documentos del conductor involucrado (cédula de identidad o comprobante, licencia de conducir vigente, certificado médico vigente), Dos juegos de copia de la boleta de citación, carnet de circulación (de no tener el título de propiedad, copia fotostática del certificado de origen y permiso de circulación), póliza de seguros, responsabilidad civil o póliza de casco contra todo riesgo. Declaración Jurada: Igual al anterior, salvo la presentación de la boleta de citación.

2.- Solicita la planilla de elaboración de experticia en las Oficinas de Choque Simple o de Investigaciones Penales, según sea el caso, la lleva a la Oficina de Avalúos Civiles (Asociación de Peritos Avaluadores de Venezuela, Cuerpo Técnico Venezolano de Transporte y Tránsito Terrestre), a los fines de practicar la experticia de los daños ocurridos al vehículo, presencia la misma. 3.- Cumplidos los lapsos de espera de la Oficina de Avalúos Civiles, retira la experticia y la lleva a las Oficinas de Choque Simple o de Investigaciones Penales, según sea el caso, para completar el expediente del siniestro. (Brigada Especial de Vigilancia VIVEX, La Yaguara).

APORTE Artículo extraído del Informe Mensual FIDES , Octubre 2006 Ariel Fernández Dirube y Pedro Zournadjian

EL RIESGO DE INCENDIO EN CONDOMINIOS

en cuanto a los bienes protegidos. En general se aseguran sólo las partes comunes del El seguro de incendio en condominios, llamados también edificios en propiedad horizontal en inmueble, quedando a cargo de cada propietario algunos países, es un tema de especial asegurar su propia unidad, aunque también es trascendencia que puede dar lugar a serios posible contratar la cobertura en forma integral, problemas patrimoniales para los titulares de cada incluyendo las unidades en la proporción correspondiente a cada una de ellas. unidad. Un reciente incendio producido en la ciudad de Un primer problema, es el infraseguro. En este caso, Buenos Aires, ha puesto de manifiesto las muchas veces no se tiene en cuenta que existen dificultades que genera esta cuestión, frente a elementos comunes en mayor cantidad que los estimados, como es el caso de las instalaciones casos concretos imprevistos. para la provisión y distribución del agua, del gas, El hecho consistió en una violenta explosión iluminación, residuos, calefacción, etc. seguida de incendio, originada en un escape de gas producida en una unidad de vivienda que En todos los casos la suma asegurada debe ocupaba el tercer piso de un gran edificio en contratarse a valor depreciado por el uso antigüedad condominio, que afectó severamente a varias y estado de conservación.. unidades del mismo y a importantes partes El aseguramiento del valor venal no es posible por comunes. cuanto dicho valor está directamente generado por El seguro de incendio del edificio en condominio la ubicación del terreno y no por el valor de la pérdida material sufrida, ya que el valor del terreno puede tener diferentes alcances no se pierde por el daño del edificio construido en él.

El artículo refleja la el problema que se presenta en los edificios a la hora de ocurrir un siniestro por incendio que afecta no sólo a un inmueble sino también a otros y a partes

comunes del edificio. En el caso del inmueble ubicado en Argentina, se aseguran sólo las partes comunes del inmueble, y cada propietario asegurar su propia unidad, un primer problema, es el infraseguro. de las instalaciones para la provisión y distribución del agua, del gas, iluminación, residuos, calefacción, etc. En todos los casos la suma asegurada debe contratarse a valor depreciado por el uso antigüedad y estado de conservación. Este Artículo nos lleva a pensar que en nuestro País, los propietarios de apartamentos no tenemos la costumbre de asegurar los inmuebles y mucho menos el edificio en sus áreas comunes, lo que significa que a la hora de un siniestro, quedamos desprotegidos.

Mapa Conceptual

ANÁLISIS

Las empresas de seguros y reaseguros en Venezuela, para poder funcionar deben regirse por la Ley de Empresas y Reaseguros y su reglamento, allí están contemplados los aspectos más importantes sobre la estructura financiera, la contabilidad, para poder mantener el equilibrio constante entre los flujos monetarios de entrada y salida sin perjudicar el resultado económico de la gestión, también están expresados los Artículos referidos a la obligación que tienen dichas empresas, en cuanto a la liquidación de siniestros y todos las acciones que se desprenden de los derechos y obligaciones, tanto del Asegurado como de las Aseguradoras. De la fiscalización constante y controles que se apliquen a las empresas aseguradoras, depende el buen funcionamiento de éstas, y por lo tanto el capital de ellas y del asegurado, para poder cumplir con las sumas aseguradas en las pólizas. El conocimiento por parte de los asegurados de los requisitos que deben cumplir para obtener la liquidación de un siniestro cubierto en las pólizas de seguros, les permitirá asegurar el reembolso económico a que tienen derecho, no arriesgándose a perderlo por no cumplir con requisitos de plazos u otros, que puedan declarar la extemporaneidad del siniestro.

CONCLUSIÓN La estructura financiera de las compañías de seguros es muy similar a la estructura Financiera de los Bancos, está representada por el patrimonio en su ecuación fundamental de activos y pasivos, contar con una supervisión constante por parte de la Superintendencia de Seguros, a través de la aplicación de la Ley de Empresas de Seguros y Reaseguros, y su reglamento, implica el resguardo de los dineros y activos invertidos en la contratación de las pólizas de seguro, el cumplimiento de la Ley evitará sin duda colocar en riesgo a los asegurados y a la empresa misma. Actualmente, se han desarrollado múltiples mecanismo para implementar fraudes o cometer actos delictivos, uno de ellos es el lavado de dólares a través de la contratación de pólizas de seguro, es por ello que el cumplimiento de las normas en materia de estructura financiera y contabilidad que deben llevar este tipo de empresa, se hace sumamente importante. La Asociación Internacional de Oficinas (Agencies) de Fraude en Seguros, como Organismo que agrupa a las oficinas, departamentos o servicios dedicados a detectar y combatir el fraude en perjuicio del seguro en distintos países, ha solicitado la colaboración de FIDES para desarrollar a nivel internacional un importante estudio sobre mantener el

equilibrio constante entre los flujos monetarios de entrada y salida sin perjudicar el resultado económico de la gestión Por otra parte, para los asegurados deben conocer los procedimientos inherentes a la declaración de los siniestros, su ajuste, liquidación, es de suma importancia, ello le ayuda a no cometer errores y estar claro a la hora de presentarse una situación de siniestros.

BIBLIOGRAFÍA

Consulta [On-line], Adriática de Seguros, Disponible en: http://www.adriatica.com.ve/ declarar.html, Abril 11, 2008 Consulta [On-line], FIDES, Informe Mensual, Disponible en: mensual/01.htm, Abril 10, 2008 Consulta [On-line], Gobierno en línea. Disponible en: http://www.sudeseg.gov.ve/, Abril 09 2008 Consulta [On-line], SegurosCatatumbo. Disponible en: http://www.catatumbo.com/, Abril 12 2008 http://www.fideseguros.com/

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->