P. 1
Trabajo de Riesgo

Trabajo de Riesgo

4.4

|Views: 9.141|Likes:
Publicado porapi-3857419

More info:

Published by: api-3857419 on Oct 19, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/11/2015

pdf

text

original

República Bolivariana de Venezuela Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior Universidad Nacional Experimental “Simón Rodríguez”

Cátedra: Seguros

Facilitadora: Lic. Carmen Cañizales Participantes: Arteaga Iranney C.I. 15.505.758 Ernesto Caraballo C.I. 13.140.731 Nidia García C.I. 4.249.572 Jaylyn González C.I. 15.647.828 Isbelia Malpica C.I. 14.062.067 Jessica Saldinas C.I. 14.286.972 Caracas, 25 de Febrero de 2.008

1

INDICE Pág. 1 2 3 5 8 10 15 23 24 25

Introducción…………………………………………………………... Riesgo y Costo Financieros Definición de Riesgo……………………………………….………... Clasificación de Riesgo…………………………………….……….. Como evitar Riesgos, Como afrontar Riesgos…………………... Riesgos Empresariales……………………………………………… Requisitos para que un riesgo sea Asegurado………………….. Gerencia de Riesgo (dentro de la empresa)……………………… Conclusión…………………………………………………………… Mapa Conceptual…….……………………………………………… Bibliografía………………………………………………...………….

INTRODUCCIÓN

2

El riesgo es un factor que ha estado presente desde tiempos muy antiguos debido a que toda actividad que realice el ser humano posee su cuota de probabilidades de que algo no ocurra como es esperado, existen riesgos que son inherentes a la actividad que se realice y otros son creados por el hombre debido a su mala actuación. Existen muchos factores que han aportado para que los diferentes tipos de riesgo vayan en ascenso. Es por ello que Venezuela al igual que otros países del mundo ha venido evolucionando en materia de riesgo y de seguro en general, de allí la consolidación de Ley de Contrato de Seguro LCS junto con otra leyes regulatorias en materia de seguro e inclusive en la LCS uno de sus capítulos es dedicado al riesgo como tal. Debido al ascenso o aumento de los riesgos (de accidentes, desastres naturales, entre otros) personas naturales y jurídicas han optado por traspasar la responsabilidad de su respuesta ante la consumación de un siniestro a compañías de seguros. Pero esta decisión de la contratación de los servicios de una compañía de seguros por parte de empresas genera un costo y es el administrador de riesgo quien realice todo un estudio para saber que tan beneficio es la celebración de contratos de seguros colectivos con la contraparte que es el aporte económico que se va a realizar. En pocas palabras la empresa debe emplear una buena gerencia de riesgo. Sin embargo, para que un riesgo sea asegurado debe cumplir con características como: ser posible, ser licito y ser determinado, además en el contrato de seguro (póliza) se va establecer los deberes y derechos de los asegurados y los riesgos cubiertos

RIESGO Y COSTO FINANCIEROS

3

Definiciones:

1) www.monografías.com “Es la probabilidad de que suceda un evento, impacto o consecuencia adversos. Se entiende también como la medida de la posibilidad y magnitud de los impactos adversos, siendo la consecuencia del peligro, y está en relación con la frecuencia con que se presente el evento”. 2) www.wikipedia.com “Riesgo es el daño potencial que puede surgir por un proceso presente o suceso futuro, (y esto se puede dar en cualquier ámbito laboral y más en instituciones de seguros, ya que en estos lugares los clientes pueden utilizarla para la comisión de delito y así poder hacer cualquier tipo de fraude.)”… 3) Ley de Contrato de seguro (Artículo 30) “Riesgo es el suceso futuro e incierto que no depende exclusivamente de la voluntad del tomador, del asegurado o del beneficiario, y cuya materialización da origen a la obligación de la empresa de seguros. Los hechos ciertos, salvo la muerte, y los físicamente imposibles, no constituyen riesgo y son inasegurables. Tampoco constituye riesgo la incertidumbre subjetiva respecto a determinado hecho que se haya cumplido o no”. De acuerdo a las definiciones citadas, se puede definir riesgo como la probabilidad de que un evento adverso ocurra en cualquier actividad que desarrolle es ser humano (financiera, social, personal, entre otros), en la cual no se tiene el control.

Clasificación:

4

Los Riesgos pueden ser: 1. Riesgos Morales: es la conducta del asegurado que tiende a provocar el siniestro. El Riesgo moral puede ser de dos tipos: activo o pasivo. a) Riesgo Moral Activo: Es cuando el siniestro resulta de mala fe o del intento fraudulento del asegurado. b) Riesgo Moral Pasivo: es cuando el asegurado no provoca el siniestro deliberadamente sino que lo hace de modo incompetencia y/o ineptitud. 2. Riesgos Materiales: se clasifican en: a) Por su número (globales o especiales) Riesgos Globales: se denominan así por amparar una pluralidad de riesgos. Esta idea se asocia con las llamadas pólizas de TODO RIESGO, bajo las cuales queda normalmente amparado cualquier daño o pérdida a menos que específicamente este excluido. Riesgos Especiales: las pólizas especiales declaran específicamente los riesgos que cubre, de modo que la cobertura se limita a esa numeración. b) Por su origen pueden ser: Intrínseco: son aquellos que tienen su origen en una cualidad o característica inherente al objeto del seguro. Extrínsecos: son aquellos que se materializan debido a una actuación de una causa externa. c) Por su probabilidad puede ser: Constantes o variables

(Progresivos o regresivos) Constantes: son aquellos en los cuales la probabilidad de materialización del riesgo se mantiene razonablemente constante a lo

5

largo de la vigencia del contrato. La gran mayoría de los riesgos son constantes en cuanto a probabilidad. Ejemplo: se asegura un inmueble contra incendio, la fuerza misma de los hechos no hace variar las probabilidades del incendio. El incendio con el paso del tiempo es más susceptible a incendiarse. Variables1: son aquellos en los que la probabilidad de materialización del riesgo se altera durante el período del seguro. Ejemplo: Seguro de Vida en Caso de Muerte. Hay otros riesgos donde este dsminuye por la fuerza misma de las cosas. Como el Seguro de Maternidad. El paso del tiempo hace que disminuya la posibilidad que una mujer quede encinta. Aquí no hay participación volitiva del asegurador para que el riesgo diminuya. Progresivos: cuando la probabilidad aumenta. Regresivos: cuando la probabilidad disminuye.

d) Por su naturaleza: Normales: son aquellos que observan un comportamiento similar al promedio de riesgos de su misma naturaleza. Anormales: son los que demuestran una conducta distinta a la promedio de riesgos de su misma especie o que por su propia naturaleza son imposibles de proceder por los métodos de observación generalmente aceptados. La mayor parte de los riesgos pertenecen a la categoría de riesgos normales. Tarados: es aquel que por una condición intrínseca resulta ser más grave que los promedios de su especie. Catastróficos: son aquellos que por una parte al ocurrir cada evento, afecta un número de unidades de riesgo y por otra parte son imposibles de predecir según las medidas estadísticas normales. Ejemplo: Terremoto.
1

No debemos confundir los Riesgos Variables con la variación del Riesgo por la circunstancia distinta a la fuerza misma de los hechos

6

e) Por su conocimiento: Ciertos: son aquellos en los que para el momento de la celebración del contrato las partes Seine con certeza que el diestro no han ocurrido, es decir, que el riesgo como tal tiene una existencia cierta. Putativos: se deriva de la raíz latina de PUTARE que significa reputar. Y es aquel riesgo que para el momento de la celebración donde contrato se reputa como existente, aunque las partes ignoran si para ese momento un siniestro pueda haber ocurrido. Si para el momento de pactar el seguro las partes se encuentran en idéntico estado de ignorancia, entonces dicho seguro será válido aún cuando ya hubiere ocurrido y la indemnización será procedente. • Como evitar Riesgos, Como afrontar Riesgos

Analizar, reducir y financiar (Erik Keuf. Obra citada. p. 48). Por analizar riesgos se entiende lograr un conocimiento a fondo de su naturaleza especificando su ubicación, su volumen y su gravedad. Una vez analizados, lo cual ha permitido su identificación y evaluación, la siguiente acción fundamental es la de eliminarlos y, de no ser posible, reducirlos por medio de la prevención que tiene por objeto dificultar la materialización de los peligros y reducir su probabilidad y su frecuencia y la protección, cuya finalidad es llevar a su mínima expresión a un riesgo cuando este se materializa. Por último la Administración de Riesgos debe atender a los aspectos financieros de la pérdida financiando la sustitución de los activos perdidos, la compensación de la pérdida de ingresos debida al lucro cesante y los gastos complementarios ocasionados por la ocurrencia del siniestro, de forma tal

7

que la empresa pueda continuar adelante en el logro de sus objetivos sin mayor perturbación. Existe una labor previa que debe realizar la Administración de Riesgos antes de proceder con su análisis, reducción y financiamiento y es la de SENSIBILIZACIÓN que debe ser ejercida principalmente sobre la dirección de la empresa ya que si los miembros que la componen no están convencidos de la necesidad de aplicación de las técnicas que encierra la Administración de Riesgos. La causa que genera su existencia El conocer la causa que genera la existencia del riesgo nos permitirá definir las medidas de prevención destinadas a reducir la frecuencia de los siniestros. Estas causas generadoras de riesgos se originan por cuatro acciones fundamentales que son las siguientes: a) El acto humano: Se puede manifestar por acción voluntaria, por imprudencia, por error, y por negligencia. Debido a que la materialización del riesgo está siempre directa o indirectamente relacionada con un acto humano, en nuestro análisis nos ocuparemos exclusivamente del acto humano directo causante del riesgo que puede tener carácter individual y carácter colectivo. Este significado de acción lo extendemos al de omisión en el sentido de que el siniestro puede generarse también por haber dejado de cumplir determinadas acciones y no necesariamente por el cumplimiento de otras. Como ejemplos típicos de actos humanos originadores de riesgos podemos citar: Inadecuado control de la energía estática en botas, aislantes y equipo similar

8

-

Fumar en lugares prohibidos expresamente Descuido en el manejo de materiales a de maquinaria y equipo Colocar sobrepeso en estructuras diseñadas para el paso o uso restringido de un número determinado de personas o para soportar tonelajes específicas En cuanto al acto humano por omisión podemos señalar el dejar

conectados sistemas eléctricos o mecánicos fuera de horas de trabajo. b) El acto de la naturaleza. Bajo esta denominación agrupamos todo tipo de catástrofe natural como huracanes, temblores de tierra, maremotos, erupciones volcánicas, rayos, tormentas y similares. Aunque pudieran parecer causales de fuerza mayor, y por lo tanto imprecisas en su pronosticación, consideramos que la posibilidad de identificación de las zonas potenciales de ocurrencia de estos fenómenos naturales les otorga caracteres de previsibilidad. c) El acto circunstancial. El acto circunstancial se caracteriza porque, generalmente, la intervención humana suele ser de tipo indirecto prevaleciendo en su ocurrencia las circunstancias naturales que circundan al riesgo. Ejemplo típico de este tipo de acto es la existencia de un material combustible junto a una fuente de calor suficiente en relación al grado de combustibilidad del material, y la presencia de un comburente que al oxigenarse con el aire cause el estallido de la materia combustible. d) El acto administrativo. Es conocido también como "la decisión del príncipe" y se refiere a aquellas acciones que pueden comprometer la realización de los objetivos de la empresa y por lo tanto revestir el aspecto de un verdadero siniestro. Como ejemplo un acto administrativo típico podemos mencionar: El exceso de reglamentación que sobre contaminación ambiental se ha producido a nivel internacional en los últimos años y

9

que en algunos países, como en el caso venezolano, establece inclusive responsabilidades de tipo penal para los accionistas y altos directivos de las empresas. Este tipo de riesgos tienen un lindero poco definido a veces con los riesgos típicos de las empresas pero, bajo determinadas circunstancias, pueden ser asegurables. Existen riesgos que son inherentes a la actividad que se realice por lo tanto lo que se debe hacer que se debe de tratar es minimizar lo más posible ese riesgo por otro lado tenemos riesgo que son incorporados, es decir, que no es propio de la actividad, pero que de igual manera existe • Riesgos Empresariales

El resultado final de una compañía se construye por su habilidad para lograr los objetivos y evitar los riesgos. El riesgo según su definición.- Es la posibilidad de que ocurra un acontecimiento que tenga un impacto en el alcance de los objetivos empresariales, por lo cual el riesgo se mide en términos de consecuencias y probabilidad. En términos generales, podríamos decir entonces que la gestión de riesgo es el arte de oscilar entre la pérdida y el beneficio. A pesar que aparecen algunas diferencias en los detalles, en la mayoría de las definiciones el riesgo empresarial se interpreta en el espacio de categorías como incertidumbre, probabilidades, alternativas, pérdidas. El consultor español Mauricio León Lefcovich, después de destacar que ser empresario significa correr riesgos calculados, describe los rasgos del riesgo empresarial de la siguiente manera: "Existe riesgo cuando se tienen dos o más

10

posibilidades entre las cuales optar, sin poder conocer de antemano los resultados a que conducirá cada una. Todo riesgo encierra, pues, la posibilidad de ganar o de perder, cuanto mayor es la posible pérdida, tanto mayor es el riesgo” Por ejemplo, aunque las compañías de seguros de vida no pueden determinar el año en que morirá cada tenedor de pólizas, pueden calcular las probabilidades objetivas que se basan en la expectativa de que los índices de mortalidad prevalecientes en el pasado se repitan en el futuro. ¿Por qué motivo es importante la Administración de los Riesgos Empresariales? pues porque cualquier actividad empresarial busca un objetivo de lucro, cuanto mayor riesgo tiene un activo mayor, será la rentabilidad mínima exigida por los accionistas. El riesgo en sí mismo no es malo; lo que sí es malo es que el riesgo esté mal administrado, mal interpretado, mal calculado o incomprendido. ¿Qué es la Administración de los riesgos empresariales? La administración y control de los riesgos debe comenzarse a entender desde su concepto básico: Es el proceso continuo basado en el conocimiento, evaluación, manejo de los riesgos y sus impactos que mejora la toma de decisiones corporativas. Es decir, es un proceso dinámico que asocia el conjunto de pasos secuenciales lógicos y sistemáticos que sirven para que el administrador, identifique, valore y maneje los riesgos asociados con su organización, los cuales de ser ejecutados correctamente ayudando a encontrar soluciones reales y prácticas a los riesgos detectados, minimizando pérdidas o maximizando oportunidades, para ello es importante entender que ningún administrador podrá tomar decisiones si no conoce el circuito del proceso del negocio; es decir: " zapatero a tu zapato."

11

EVALUACIÒN Y ADMINISTRACION DEL RIESGO EMPRESARIAL

Dado que el riesgo queda inevitablemente ligado a la incertidumbre sobre eventos futuros, resulta imposible eliminarlo. Ante esto, la única forma de enfrentarlo es administrándolo, distinguiendo las fuentes de donde proviene, midiendo el grado de exposición que se asume y eligiendo las mejores estrategias disponibles para controlarlo a medida que surge la necesidad de cuantificar la exposición del Activo en Riesgo. La adopción del enfoque contemporáneo permite el Análisis de Riesgos con base a los procesos; diferenciar los aspectos financieros y aspectos no financieros del Riesgo. • Requisitos para que un riesgo sea Asegurado

En primer lugar que debe establecer que para que exista un riesgo debe cumplirse con las siguientes características, de las cuales las dos primeras son reales y la tercera es potencial pudiendo llegar a convertirse en real y son: 1) La existencia de un objeto expuesto a sufrir un daño o pérdida, determinado por: la propiedad y su uso, la salud o la capacidad de generar ingresos de una persona, y la responsabilidad ante terceros. 2) La presencia de la causa o causas posibles que ocasionan el daño o la perdida al objeto, que pueden ser de origen natural, como los terremotos; de origen humano, como los robos; y de origen económico, los cambios sociales.

12

3) El perjuicio o pérdida resultante que sufre el objeto que ocurre la causa, el cual generalmente se mide en términos económicos, como ser el costo de la pérdida de un Inmueble debido a un incendio, o el generado por una hospitalización. Después de saber que efectivamente existe un riesgo existe y para que el mismo sea asegurado, el riesgo debe cumplir lo siguiente: 1) Ser posible: Las posibilidades se miden por una combinación binaria (0 y 1), en donde 0= a imposibilidad de que el hecho ocurra y 1= a certeza de que ocurrirá. Entonces, el grado de probabilidad se expresa en una fracción que va del 0 al 1, y ésta al convertirla en porcentaje (%), nos da el grado de probabilidad. De acuerdo con esto, el riesgo debe ser posible como la probabilidad aritmética de que el siniestro ocurra. Si la probabilidad aritmética es (0), entonces no hay riesgo y por lo tanto no hay seguro. Ejemplo no se puede contratar un seguro sobre la pérdida de un objeto que no exista al tiempo de la contratación del seguro. Esto esta consagrado en el Art. 49 de la Ley del Contrato de Seguros. Cabe decir que si el evento debe necesariamente ocurrir en una fecha preseñalada y no se puede evitar entonces, el grado de probabilidad es (1) y por lo tanto no hay riesgo. Ejemplo: una persona no puede asegurarse contra el hecho de que los comercios no abren el día primero de Mayo, porque los comercios necesariamente no abrirán debido a que es un día feriado nacional. Tampoco hay riesgo cuando el suceso no pueda implicar la exigibilidad de la garantía. Ejemplo: sí el bien asegurable no es estimable en dinero,

13

entonces no se puede exigir ninguna prestación porque ésta es dineraria para el asegurador. Ejemplo: si la cosa ya estuviese íntegramente asegurada, tampoco puede tener otro seguro, porque ya está totalmente cubierto el valor de la cosa. Hoy día Los Seguros de Daño permiten la pluralidad de Seguros. (Art. 63 al Art. 65, Ley del Contrato de Seguros). La doctrina tradicionalmente ha sostenido la discusión sobre la administrabilidad del Riesgo Putativo, así como también las legislaciones se han dividido en cuanto a admitirlo o no. El principio general es que si la cosa ha perecido para el tiempo de la contratación del seguro, no corre el riesgo y por lo tanto el seguro es nulo (por falta de objeto). Desde el punto de vista teórico, se puede pensar en la circunstancia en la cual ninguno de los contratantes sepa si la cosa ha perecido o no, al tiempo de contratar el seguro; y en este supuesto se puede estipular un seguro bajo las circunstancias de que la cosa haya perecido o no. La mayoría de las legislaciones han estado de acuerdo en no permitir la contratación de seguros sobre riesgos putativos. Pero en algunas legislaciones entre ellas la nuestra, se logró admitir la posibilidad de contratar este tipo de seguros en el caso de los seguros marítimos. De manera que esta posibilidad no existe en el caso de los seguros terrestres. En todo caso para reclamar la validez de un seguro de riesgo putativo, existe al momento de reclamar un problema probatorio de importancia, porque es requisito indispensable para la validez de este contrato de seguro tomado sobre riesgo putativo la ignorancia real de las partes sobre el estado de la cosa. Realmente hoy en día es prácticamente imposible

14

pensar la contratación de un seguro sobre riesgo putativo; los avances en los sistemas de comunicación en los medios de transporte marítimo permiten el hecho de que sea imposible que se desconozca, por lo menos, durante un período que permita la contratación de un seguro, el estado en el que se encuentra un determinado buque. Por lo que en la práctica el seguro de riesgo putativo ha desaparecido. 2) Ser Lícito: En el sentido de que la ocurrencia del siniestro no debe estar penada por la ley, o al menos esta no debe prohibir la indemnización de un determinado daño. Por lo que para este caso se dan varios supuestos. a) No está permitido asegurar la pérdida o deterioro de una cosa de ilícito comercio. No debe confundirse las cosas de ilícito comercio con las cosas de comercio restringido o prohibido porque el ilícito comercio es por ejemplo la sucesión futura mientras que el segundo podríamos hablar de las drogas, armas, el petróleo. Las cosas de comercio restringido o prohibido eventualmente pueden ser objeto de seguro pero los ilícitos no se Pueden asegurar. b) La imposibilidad de asegurar daños sobre cosas que sirven para actividades ilícitas, mucho más si el daño se deriva del uso ilegal de la cosa. Ejemplo: si tenemos un vehículo para transportar contrabando, desde el Punto de vista conceptual no podría ser asegurado; pero en la práctica es muy difícil que los asegurados conozca que el bien está destinado a una actividad ilícita porque no hay nadie que diga que utiliza el carro para el contrabando. Esto también es válido para los bienes inmuebles ya que si aquel está destinado a un fin ilícito y si produjese un siniestro, obviamente éste no tendrá cobertura. Ejemplo: si un inmueble tiene un seguro contra incendio y tiene instalado un alambique clandestino y sé esta destilando licor. Si se produjese un incendio por una explosión del alambique el asegurador no está obligado al pago.

15

No solamente el siniestro debe provenir del uso ilícito de la cosa sino que también puede provenir de una casa distinta pero al tiempo que la cosa estaba siendo ilícitamente usada, entonces el asegurador puede excepcionarse. c) El riesgo es ilícito cuando el daño que se deriva, tiene un origen intencional aún cuando el hecho en si no sea delito. Ejemplo: una persona por un ataque de malacrianza decide estrellar su caro contra un muro; eso en si no es un delito, pero no podrá reclamarle el pago al asegurador. d) No puede haber seguro cuando este se refiere a la pérdida de un beneficio. Aquí la doctrina ha hecho una distinción entre la pérdida de un beneficio esperado y la mera esperanza del beneficio. Cuando alguien siembra tiene la esperanza de cosechar, lo cual tiene un fundamento objetivo por lo que no se puede comparar con alguien que juega a los caballos para obtener también; pero que objetivamente no tienen una base real para esperar la obtención del beneficio porque cuenta con el azar, mientras que el agricultor cuenta con su trabajo. Por lo que ese beneficio esperado si es susceptible de aseguramiento. Ejemplo: uno puede asegurar aún antes de sembrar. Lo que es ilícito es asegurar contra la pérdida de una esperanza de beneficio. Ejemplo: Yo no me puedo asegurar contra el hecho de que no me gane el KINO. Hoy el seguro de beneficio esperado es muy utilizado por los empresarios artísticos y deportivos. 3) Ser determinado: El asegurador puede tomar sobre si todos o solo algunos de los riesgos a que esté expuesta la cosa asegurada; pero si no

16

estuviere expresamente limitado el seguro a determinado riesgo, el asegurador responderá de todos, salvo las excepciones legales. Las exclusiones legales del artículo 78 de la Ley del contrato de Seguros, opera aún cuando el seguro estaba contratado a todo riesgo, estos se encuentran excluidos. De tal manera que solo si existe en la póliza una cláusula especial acerca de la exclusión de éstos riesgos, es susceptible el asegurador de pagar la indemnización. Ejemplo: el 27 de Febrero y el 04 de Febrero donde los comerciantes habían pedido cobertura a raíz de estos sucesos y cuando ocurrieron los del 04 de Febrero al reclamar su cobertura contra todo riesgo los aseguradores sé excepcionaron por las exclusiones legales. • Gerencia de Riesgo (dentro de la empresa).

En los años que siguieron a la finalización de la Segunda Guerra Mundial, el concepto de protección no había penetrado todavía en la preocupación de la dirección empresarial y, por lo general, esta limitaba su responsabilidad a cubrir los daños ocasionados al personal de la empresa, más específicamente reducidos al de perjuicios visibles por pérdidas temporales o definitivas de la capacidad del trabajador para hacer frente a su tarea, y los daños que atañían básicamente al patrimonio de la empresa reduciéndose esta cobertura casi en forma exclusiva a la de incendio. Las empresas aseguradoras, tal vez influenciadas también por el espíritu estrictamente de reconstrucción del poderío industrial de la post-guerra, no generaban nuevos productos que pudieran interesar a sus clientes. Además, la relación entre ambas partes prácticamente no existía sino en forma indirecta a través del intermediario o productor de seguros. Como bien apuntan acertadamente algunos autores, el sistema utilizado "era más sufrido que querido", lo cual significaba que era aceptado como un

17

mal necesario, posición esta que evolucionó en forma asombrosa a partir de la década de los setenta pasando de esta condición, un tanto peyorativa, a otra de mayor relevancia hasta llegar a convertirse en elemento vital y necesario para el buen desarrollo de la empresa en función del cumplimiento de sus objetivos, proceso que fue acelerado: Por el estrechamiento de los márgenes de beneficios debido a la existencia de una competencia más numerosa y agresiva Por el desarrollo de un consumismo que llegó a alcanzar a veces la categoría de hipertrofiado Por la abundancia de leyes y reglamentos que extendieron la responsabilidad civil ante terceros más allá de las instalaciones físicas de las plantas industriales, y Por el tamaño de esas instalaciones y la complejidad de los equipos modernos debido a la alta tecnología incorporada, lo que elevó la siniestralidad en forma mucho más que proporcional a como venia sucediendo hasta finales de la década de los sesenta, llegando a adquirir en algunos casos dimensiones catastróficas. No obstante fue el seguro de responsabilidad Civil el que experimentó la evolución más fuerte en las dos últimas décadas pues su Cobertura, la cual normalmente estaba restringida a daños corporales se extendió a aquellos causados por los productos fabricados por las empresas y por los daños inmateriales resultantes de la privación del disfrute de un bien o servicio, llegando inclusive a cubrir daños resultantes como consecuencia del mal ejercicio de una profesión determinada. Dentro de este auge de nuevas coberturas son dignos de mención el desarrollo de seguros muy especializados como los que cubren las operaciones petroleras en mar abierto, los riesgos nucleares y los riesgos

18

espaciales derivados de la puesta en órbita de satélites de diversos tipos de uso. Todo este cuadro obligó en forma prácticamente compulsiva a las empresas a ir definiendo el área de seguros y, más concretamente la persona o personas que se encargaran de manejar asunto tan complejo. También se comenzó a establecer un mayor contacto directo entre las empresas de seguros y el cliente asegurado lo que hizo que las personas fueran hablando un mismo idioma y entendiéndose más a fondo en materia tan compleja. Toda esta situación evolutiva de los riesgos y de los medios utilizados para hacerles frente dio origen al nacimiento de la Administración de Riesgos como una consecuencia de las situaciones que fue necesario superar. Donde antes se formulaban soluciones irreflexivas con la utilización pura y simple del seguro, ahora la empresa interviene a manera preventiva desde antes de la formación potencial del riesgo. Esta evolución es lo que da origen a la Administración de Riesgos donde ya no se razona más en términos de "seguro" sino en términos de "riesgo", lo cual, paralelamente, ha ido eliminando la tendencia a asegurar pérdidas en vez de riesgos. La Administración de Riesgos debe poseer ante todo un carácter global en el sentido de que abarque todos los aspectos con potencialidad de riesgos que existen en la empresa y que esta actitud forme parte de la estrategia trazada por su dirección en pos de sus objetivos. Debe además tomar en cuenta que las técnicas que se empleen para el desarrollo de una buena Administración de Riesgos no solamente se limiten a compensar las pérdidas resultantes de un siniestro sino que vayan más allá hacia la prevención de las mismas, inclusive hacia la reducción de aquellas que no puedan ser evitadas en su totalidad, actividad conocida como Control de

19

Pérdidas. Debe abarcar también todos y cada uno de los aspectos del desarrollo de la empresa la cual no debe limitar su campo de acción que estará definido por las características individuales de cada una. Por último, podemos concluir que el objetivo principal de la Administración de Riesgos es el de reducir el costo de las pérdidas a través de métodos de control y de financiamiento. Dentro de esta concepción destacamos algunas de las definiciones existentes pertenecientes a diversos autores: Es la función de liderazgo ejecutivo en el manejo de los riesgos específicos con que se enfrenta la empresa comercial.2 Es un conjunto de técnicas y reflexiones que concurren en la protección del patrimonio de la empresa contra los riesgos.3 Es la ciencia que se dedica a estudiar, analizar y predecir con el mayor grado de exactitud posible la ocurrencia de hechos que puedan ocasionar un perjuicio que afecte económicamente a una persona, instituci6n o empresa, con el objeto de medir y canalizar tales hechos para que no ocurran o, para que si ocurren, causen el menor daño posible Analizados los enfoques y conceptos de le Administración de Riesgos expresados por diversos autores, consideremos su definición como la Administración de Riesgos es un proceso ordenado que actúa como función de enlace entre las diversas ciencias y técnicas utilizadas para manejar y controlar riesgos. • El Seguro como elemento Financiero dentro del contexto Interno de la empresa.
2 3

Mark R. Greene. Obra citada. P. 100 Eric Kauf. Obra citada. P. 45

20

LA EVALUACIÓN DE LOS RIESGOS: Una vez que los riesgos han sido identificados y clasificados, el siguiente problema para el Administrador de Riesgos es determinar, a través de la evaluación, un método apropiado para su tratamiento. En particular, una decisión para transferir o no un riesgo dependerá a menudo de consideraciones relacionadas con la posible magnitud de la pérdida y con la frecuencia con la que pueda ocurrir. Debido a esto, algunas formas de evaluación del riesgo son de considerable importancia. La teoría de la probabilidad ofrece técnicas apropiadas para hacer cálculos matemáticos acerca del riesgo y, de esta forma, suministrar un método para medir la incertidumbre que rodea a las pérdidas fortuitas. Es esencial para el Administrador de Riesgos mantener registros de perdida adecuados con el propósito de trazar distribuciones de pérdida. Puede ser útil representar aquellas distribuciones observadas a través de funciones matemáticas que, a su vez, pueden ser usadas para la determinación de probabilidades apropiadas. EL MANEJO DE RIESGOS: Una vez que se tiene la información apropiada sobre las características de los riesgos que enfrenta una empresa, se dispone de una variedad de técnicas para enfrentar las consecuencias financieras de la probabilidad de pérdidas. Las propiedades técnicas pueden ser catalogadas introductoriamente en cuatro categorías: Evitación: se entiende una actitud basada en motivos de diversa índole por medio de la cual se rehúsa un riesgo eliminado radicalmente la probabilidad de su enfrentamiento. Prevención y Protección de riesgos son métodos que se utilizan para reducir la probabilidad de que ocurra un evento dado.

21

-

Asunción de riesgos es un procedimiento donde las pérdidas financieras, si llegaran a ocurrir, se resarcen con recursos financieros propios, o de terceros, en combinación con aseguradores profesionales.

-

Transferencia de riesgos se conoce al transferirlo a personas u organizaciones fuera de la empresa. El procedimiento de transferencia más utilizado es el seguro. El Administrador de Riesgos requiere habilidad, o para decidir el modo

apropiado de planificación y obtención de fondos para hacer frente a las posibles consecuencias financieras de las pérdidas. LA ELABORACIÓN DE REGISTROS: La elaboración de registros apropiados es esencial para el departamento de riesgos de una empresa principalmente por dos razones: Estos registros forman la base de los informes que salen del departamento de riesgos, y Ellos suministran los datos estadísticos necesarios para el proceso de decidir las formas apropiados de acción en relación con el tratamiento del riesgo. EL DEPARTAMENTO JURIDICO: Desde el momento en que la Administración de Riesgos utiliza frecuentemente el uso de contratos como un vehículo para la transferencia de riesgos, la necesidad de cooperación con el departamento jurídico se hace evidente. En términos de contratos de seguros este departamento puede ser muy útil redactando los contratos de acuerdo a las particularidades contenido. de cada riesgo. Puede también redactar cláusulas específicas sobre contratos tipo y ayudar a la interpretación de su

22

EL DEPARTAMENTO DE PERSONAL: Dejando de lado el hecho de que si los planes de beneficio de los empleados son supervisados por el departamento de riesgos o el de personal, es esencial que exista una cooperación muy cerrada entre ambos para obtener la máxima efectividad de los diferentes programas que integran los beneficios de los empleados. Allí donde los programas de seguro colectivo están bajo la responsabilidad del Administrador de Riesgos, él debe negociar con los aseguradores y ser responsable por la cobranza, los reembolsos, la contabilidad de los fondos, así como por toda la administración del programa. El departamento de personal debe ocuparse de determinar la magnitud de los beneficios, los aspectos de elegibilidad, el enrolamiento de empleados en los diferentes planes y otros asuntos de tipo no esencialmente financiero. La cooperación interdepartamental en el manejo de los beneficios de los empleados es más efectiva estableciendo dos comités: uno con la responsabilidad de desarrollar y diseñar nuevos planes y la revisión de los existentes; y otro que interpretaría las provisiones de planes existentes y revisaría su manejo buscando asegurar una administración satisfactoria y uniforme. El Administrador de Riesgos o su representante pueden muy bien pertenecer a ambos. EL DEPARTAMENTO DE FINANZAS: El departamento de finanzas está involucrado a menudo en las operaciones del Administrador de Riesgos ya que en muchas firmas su supervisor inmediato es a menudo uno de los funcionarios financieros de la firma. Aún cuando no sea este el caso, el departamento de finanzas tiene un interés en conocer como están protegidos los activos de la firma contra pérdidas fortuitas y si tal protección es adecuada. El funcionario de finanzas también está interesado en la adecuación de los acuerdos de pérdida que pueda ocurrir bajo los contratos

23

de seguros y en cualquier reporte financiero que puede emanar del departamento de riesgos. La intención por este interés deriva del hecho de que los recursos financieros de la firma están directamente relacionados con la ocurrencia de pérdidas y que tales pérdidas pueden tener un efecto serio en la estabilidad financiera de la empresa. EL DEPARTAMENTO DE PRODUCCION: En las empresas industriales, los departamentos de producción están directamente enfrentados al riesgo ya que la pérdida de materiales, maquinaria y trabajo pueden interrumpir seriamente las operaciones de la firma con el resultado de pérdida de ingresos y activos. Las pérdidas derivadas de fuego y riesgos aliados son de particular preocupación así como la pérdida de tiempo por accidentes de empleados y enfermedad. El Administrador de Riesgos deberá buscar la cooperación del departamento de producción en la preparación del manual de seguros en materia de seguridad y en materias relacionadas con el fuego y ajuste de pérdidas. RESPONSABILIDADES DEL ADMINISTRADOR DE RIESGOS: Los deberes y responsabilidades del Administrador de Riesgos incluyen, en su sentido más amplio, las siguientes actividades: 1.- La identificación y clasificación de los riesgos, 2.- La evaluación de los riesgos, 3.- El manejo de los riesgos, 4.- La elaboración de registros, 5.- La cooperación con otros departamentos, 6.- La emisión y la recepción de informes, 7.- El conocimiento de la política empresarial, 8.- La gerencia de la oficina de Riesgos, 9. - El grado de iniciativa, 10.- El desarrollo de habilidades profesionales. El administrador de riesgo al cumplir con dicha actividades tratará de minimizar el riesgo a la pérdida de dinero para la empresa y que la misma se desarrollo de acuerdo a los objetivos planteado.

24

CONCLUSIÓN Finalmente y en términos generales se dice que el riesgo existe cuando se tienen dos o más probabilidades entre las cuales hay que optar, sin poder conocer de antemano los resultados a que conducirá cada una, todo riesgo encierra probabilidades y posibilidades de ganar o perder. La determinación del riesgo es una es un proceso complejo que abarca el estudio de diferentes factores, la elaboración de un modelo de evaluación de un proceso que toma decisiones de inversión. Los riesgos se encuentran altamente relacionados con las decisiones de inversión las cuales se basan en expectativas varias de probabilidades objetivas lo cual crea posibilidades de que ocurran resultados específicos con base a hechos consumados. Para evitar o neutralizar un riesgo, es necesario planificar acciones, que permita realizar una investigación previa para así conocer lo suficiente acerca de riesgos, Investigar bien sus características antes de determinar que acción efectuar, determinar si las consecuencias son soportables o si se puede aceptar el riesgo sin realizar acciones para eliminarlos. En la planificación lo más importantes prevenir como disminuir algún impacto de riesgo en caso de que ocurra, y así determinar si se puede evitar un riesgo tomando estrategias, ó tomando medidas de protección utilizando la mejor rama de seguro y un buen instrumento financiero. Las empresas deben realizar transferencias de riesgos con empresas aseguradoras mediante contrataciones de actividades o servicios de alto riesgo y a su vez concertar condiciones que regulen la responsabilidad ante determinados riesgos, bien sean de índole financiero, humano, material, entre otros. La Administración de los riesgos en términos generales esta va a depender en su mayoría del manejo de un buen control interno dentro de la empresa que realice mediciones y seguimientos de riesgos en todas las áreas, con el fin de generar un buen patrimonio.

25

MAPA CONCEPTUAL

26

BIBLIOGRAFÍA http://www.analitica.com/va/economia/opinion/5753437.asp http://www.pwc.com/extweb/challenges.nsf/docid/5B2ECEE http://www.wikipedia.com http://www.monografias.com Guía de Riesgos de la materia Fundamentos de Seguros del Instituto Universitario de Profesionales Gerenciales IUPG Ley de Contratos de Seguros

27

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->