P. 1
Política pública para Cine

Política pública para Cine

|Views: 151|Likes:
Publicado porDaniel Moreno
Política pública para cine, en el marco del desarrollo al fomento de material audiovisual y cinematográfico en Bolivia.
Política pública para cine, en el marco del desarrollo al fomento de material audiovisual y cinematográfico en Bolivia.

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Daniel Moreno on Nov 21, 2011
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

01/26/2013

pdf

Tabla de Contenido

Introducción 1. 2. TEMA TEMÁTICAS DE LA SITUACIÓN PROBLEMÁTICA 2.1. Instituciones existentes 2.2. Antescedentes acerca de la producción cinematográfica en Santa Cruz 2.3. Acerca del fomento a la producción cinematográfica en Bolivia 2.4. La Distribución y Exhibición cinematográfica en Bolivia 2.5. Convenios y acuerdos de colaboración nacionales e internacionales 3. 4. 5. OBJETIVOS JUSTIFICACIONES MARCO LEGAL INTERNACIONAL 5.1. Co-producción cinematográfica 5.2. Derechos de autor 6. MARCO LEGAL NACIONAL 6.1. Constitución Política del Estado Boliviano 6.2. Ley del Cine (Bolivia) 6.3.Reconocimiento 7. 8. del consejo nacional del cine como institucion descentralizada de derecho público POLÍTICAS PÚBLICAS PARA CINE REQUISITOS 8.1. Sociales 8.2. Políticos 8.3. Económicos 9. PROYECCIÓN PARA SU APLICACIÓN

Introducción

Debemos ser concientes de la importancia que implica el lenguaje en nuestras vidas, esa es la base de nuestra primera construcción, como seres humanos. Esto, precisamente porque el cine es considerado un lenguaje; De ahí la necesidad de actualizar la normativa cinematográfica en nuestro país. La importancia cae sobre la intensionalidad que se tenga, al momento de realizar un producto audiovisual ó cinematográfico. Pero, debemos aclarar que no es nuestra misión solucionar todos los problemas que se presentan; no obstante, somos responasables de nuestras acciones individuales y colectivas. Contar con la saviduría para saber que hacer en cada situación que se presente, es un desafío de todos.

1. TEMA
Desde el punto de vista comunicacional, se considera realizar una política pública para cine; más precisamente, en el área de fomento a la produción y su relación con la distribución y exhibición, en el mercado cinematográfico nacional. Palabras Clave: Fomento a la producción cinematrográfica y audiovisual. 2. TEMÁTICAS DE LA SITUACIÓN PROBLEMÁTICA 2.1. Instituciones existentes 2.1.1. CONACINE “El Consejo Nacional del Cine de Bolivia (CONACINE) es una

entidad descentralizada y de derecho público que funciona bajo la tuición del Ministerio de Educación y Culturas, a través del Viceministerio de Desarrollo de Culturas. Cuenta con una Dirección Ejecutiva y un Directorio que es la instancia superior de decisión y que está conformado por representantes del Estado e Instituciones privadas vinculadas a la actividad audiovisual, como la Asociación de Cineastas de Bolivia, el Movimiento del Nuevo Cine y Video Boliviano y la Cámara Nacional de Empresarios Cinematográficos. Esta instancia es presidida por el Viceministerio de Desarrollo de las Culturas. La existencia del actual CONACINE, tiene como antecedente una de las acciones establecidas en el Decreto Ley 15604 de junio de 1978, a partir del cual se crea el Consejo Nacional Autónomo del CineCONACINE, encargado de regular toda la actividad cinematográfica en el país. Esta organización inicia sus actividades en diciembre de 1982 bajo la dirección de Oscar Soria y el apoyo del Ministerio de Informaciones, al que entonces pertenecía. Más tarde, mediante el artículo 5to de la Ley General del Cine, se produce el resurgimiento de dicha institución, estableciendo sus finalidades, atribuciones y composición. Por determinación de la Ley de Cine se crea el Fondo de Fomento Cinematográfico (FFC), un fondo rotativo de préstamos, destinado a incentivar la producción de corto y largometrajes en diferentes soportes, según procedimientos establecidos por la Ley del Cine, el Reglamento del Fondo de Fomento

Cinematográfico y las Normas Básicas que rigen al Estado. Las características del FFC son las siguientes: ¨ No financia ningún proyecto en su totalidad, el monto del préstamo es un capital de arranque proveniente del Tesoro General de la Nación y sujeto a las normas estatales. ¨ Es un fondo rotativo sustentado por un sistema de créditos con tasas de interés. ¨ Es un fondo de contrapartida, no de subvención, para proyectos que tienen posibilidades de recuperación. ¨ Los préstamos deben ser devueltos una vez estrenada la película, la miniserie televisiva o el video. ¨ Cada proyecto debe probar su propuesta de recuperación financiera. Para acceder a un crédito del CONACINE se deben cumplir con procedimientos normativos como, certificar Registro de Empresa extendido por el CONACINE, acreditación de titularidad de derechos de autor y registro del guión en la Dirección de Derechos de Autor, presupuesto general del proyecto, nómina de los Jefes de Área y del elenco principal que se respaldará por precontratos o cartas de intención firmadas por las partes. Más del 50% de los Jefes de Área deben ser de nacionalidad boliviana; además de plan de financiamiento, de acuerdo a la ingeniera financiera de producción; incluyendo respaldos de otras fuentes de financiamiento; entre otros. La solicitud de préstamo con toda la documentación respaldatoria se pone a consideración del Directorio del CONACINE, quienes establecen la conformación de una Comisión de Directorio conformada por un representante de la Asociación de Cineastas de Bolivia, un representante del Movimiento del Nuevo Cine y Video Boliviano y un representante del Viceministro de Cultura, quienes evalúan el proyecto y elevan informe, con la justificación técnica correspondiente y el monto de crédito al que se puede acceder. El informe se presenta al Directorio, instancia que define su aprobación e instruye, por intermedio de la Dirección Ejecutiva al Asesor legal, elaborar el contrato de crédito, a ser protocolarizado ante Notario de Gobierno, como todo contrato con entidades públicas. Ninguna solicitud que no cuente con la documentación requerida se considera en Directorio y tampoco se toman en cuenta solicitudes de productores que hubiesen incumplido obligaciones con el Fondo de

Fomento Cinematográfico, en atención al Reglamento de la Ley del Cine. Una vez estrenada la producción y según los términos establecidos en el contrato los realizadores que incumplen los plazos comprometidos, pueden solicitar reprogramación de la deuda al Directorio del CONACINE, la que es analizada por una Comisión de Evaluación y, sobre el informe técnico, se instruyen nuevos términos para recuperar el crédito. En caso de incumplimiento a la reprogramación, el Directorio instruye a las instancias correspondientes a que se adopten las medidas establecidas por Ley. Misión El CONACINE logra el crecimiento de la cultura audiovisual en el marco de la diversidad social boliviana. Visión Un Consejo Nacional del Cine que articule emprendimientos públicos y privados para el desarrollo de la industria audiovisual del país. Finalidades y atribuciones Las finalidades del CONACINE son: “impulsar, fomentar, coordinar, asesorar y ejecutar las actividades en el ámbito de su competencia, en provecho del cine nacional, cuando éste es utilizado como medio de comunicación social, recreación, educación, arte y cultura. - Reciprocidad y teniendo en cuenta las disposiciones favorables que existen en los procesos de integración regional y subregional. - Otorgar la licencia de acuerdo a reglamento a las productoras extranjeras para el rodaje en el territorio nacional a fin de proteger los valores culturales del país. - Certificar ante las autoridades pertinentes la calidad de productora nacional a que se refiere el artículo cuarto de la ley. - Registrar la propiedad intelectual cinematográfica y los contratos de coproducción, exhibición y distribución. - Coordinar con todas las instituciones educativas, la implementación de la educación cinematográfica. - Prestar asistencia a las actividades cinematográficas nacionales cuando se le solicite. - Administrar el Fondo de Fomento a la producción cinematográfica nacional. - Desarrollar toda otra labor compatible con sus finalidades, sin otras limitaciones que las de la Ley”. (1)
(1) CONACINE. Extraído el 16 de Noviembre de 2009 desde: http://www.conacine.net

2.1.2. ASOCINE “La Asociación de cineastas de Bolivia es una institución sin fines de lucro que agrupa y representa a los cineastas bolivianos. Se creó en la ciudad de La Paz, el 15 de diciembre de 1977. Sus objetivos principales son: • Fomentar e impulsar la producción y otras actividades cinematográficas, valorando la identidad cultural boliviana. • Representar a los cineastas de Bolivia ante el Consejo Nacional de Cine, CONACINE u otras instituciones de carácter privado y en cualquier evento de la especialidad. • Jerarquizar el trabajo profesional cinematográfico en Bolivia. El ASOCINE es miembro de la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (FIPCA). Pueden pertenecer a la Asociación de Cineastas de Bolivia todas las personas que tengan una probada experiencia profesional en la producción cinematográfica en 35 y 16 mm, de películas terminadas en las siguientes categorías: A.- Directores de largometrajes B.- Directores de cortometrajes C.- Productores y productores ejecutivos D.- Guionistas de largometrajes y cortometrajes E.- Jefes de Área: directores de fotografía, editores, sonidistas, directores de arte, asistentes de dirección y jefes de producción. F.- Compositores de partituras para largometrajes G.- Otros, con reconocida trayectoria en el campo cinematográfico, cuyo ingreso será determinado por la Directiva”.(2)

2.1.3. CINEMATECA BOLIVIANA “La Fundación Cinemateca Boliviana es una entidad cultural sin fines de lucro, fue fundada el 12 de julio de 1976 con el objeto de promover la recuperación,

preservación y difusión de todas las obras de imágenes en movimiento, de corto y largometraje filmadas en el país. Así como la salvaguarda de las obras clásicas rodadas en el exterior, especialmente aquellas de valor artístico, histórico, técnico o científico destacado. Entre sus principales actividades están: •Organizar el archivo de imágenes en movimiento, debidamente clasificado y catalogado. •La adquisición de aquellas obras cinematográficas y de imagen en movimiento consideradas de valor histórico, educativo y artístico. •La organización del Repositorio Nacional de Imágenes en Movimiento, como depósito Legal para el área. •La difusión en el exterior de obras cinematográficas y de imágenes en movimiento en general producidas en la República de Bolivia con el consentimiento de los propietarios de los derechos, •La selección, preservación y difusión del mejor cine universal exhibido en Bolivia. •La difusión de las obras clásicas de la historia del cine universal. •La formación de la apreciación cinematográfica crítica en los espectadores. Desde 1980 la cinemateca Boliviana forma parte de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos (FIAF) (3)

(3) CINEMATECA BOLIVIANA. Extraído el 16 de Noviembre de 2009 desde: http://www.bolivian.com/cinemateca/edificio.html

2.1.3.

Movimiento del Nuevo Cine y Video Boliviano

“El Movimiento del Nuevo Cine y Video Boliviano es una asociación con personería jurídica, conformada el año 1984, que aglutina a trabajadores de la imagen a nivel nacional. A lo largo de sus 20 años de vida, EL MNCVB se ha caracterizado por su lucha para conseguir mejores condiciones para la actividad audiovisual básicamente en los campos de la producción y la difusión. Durante años, ha llevado a cabo ciclos de difusión de video nacional en diferentes espacios y también se ha preocupado por la producción, habiendo realizado varios trabajos en video. También fue parte activa del movimiento latinoamericano de video y fue co-organizador de varios encuentros latinoamericanos de video. El MNCVB incursionó también en la edición de la revista de cine y video IMAGEN, la única revista especializada creada en el país. El MNCVB apoya activamente todos los festivales y concursos de video, tal es el caso del concurso Amalia Gallardo. La asociación, a través de su máximo órgano, que es la Asamblea de sus miembros, es quien determina los lineamientos del Concurso, la temática, la elección de los jurados, etc. También participa en el Festival de Cine y Video para la Juventud. El Movimiento está presente también en las diferentes actividades culturales como los Festivales de la Cultura de Sucre y Potosí, el SIART (Salón Internacional de Arte) etc. Desde el 2001 ha creado la Semana del Vídeo Boliviano PRIMER PLANO, en la cual se realiza anualmente una muestra de video así como mesas redondas en torno a la problemática audiovisual”. (4) 2.2. Antescedentes acerca de la producción cinematográfica en Santa Cruz 2.2.1. Las primeras producciones realizadas en Santa Cruz. “La primera producción que se realizó en Santa Cruz fue dirigida por Hugo Roncal, después de intervenir en varias películas de Jorge Ruiz, fue un documental de

carácter antropológico, “Los Ayoreos”, grupo étnico que habita en Bolivia, emocionante retrato de vida y costumbres de la tribu selvática premiada en el festival de Bilbao – España, obra que constituye hoy un importante testimonio de una de las culturales fundamentales de nuestra nacionalidad. Ficha técnica Año de producción: 1979 Director: Hugo Roncal Tituló original: Los Ayoreos Categoría: Documental Formato: 16 Tipo: Color Duración: 15min. La segunda producción realizada en Santa Cruz, pero no la menos importante, pues fue la primera película “Los Igualitarios”. Se estrenó en 1991 y fue dirigido por Juan Miranda. El film basa su guión en la vida del caudillo Andrés Ibáñez, líder del levantamiento popular en Santa Cruz (1876) en contra del régimen latifundista, feudal y esclavista, conocido como movimiento Igualitario. El personaje central es Rosendo Pedraza, campesino fugitivo de una hacienda de Santa Cruz, que decide unirse a las tropas irregulares. La película entrelaza personajes ficticios, con personajes de la época. Ficha técnica Año de estreno: 1991 Director: Juan Miranda Producción ejecutiva: CRUZTEL S.R.L. Asistentes: Miguel Bustos, Rosario Arzabe Guión: Oscar Barbery Suárez Fotografía: Juan Miranda Cámara: Fernando Miranda, Edgar Terrazas”(5)

2.3.

Acerca del fomento a la producción cinematográfica en Bolivia

2.3.1. Fondo de Fomento Cinematográfico “Por determinación de la Ley 1302 (capítulo III, artículo 15), se crea el Fondo de Fomento Cinematográfico (FFC), cuyo logro e importancia son por demás sustentables, tanto por tratarse de la ejecución misma de la Ley, como del futuro de una de las dimensiones culturales más completas de nuestra época. El diseño conceptual, técnico y operativo de este fondo tiene las siguientes bases: Es un fondo rotativo sustentado por un sistema de créditos a bajas tasas de interés; Es un fondo más bien de contrapartida, no de subvención, para proyectos que tienen serias posibilidades de recuperación; El propio producto del rodaje es la única garantía material exigida para la concesión de un crédito; Los préstamos deben ser devueltos una vez estrenada la película, la miniserie televisiva o el video; Cada proyecto debe probar su propuesta de recuperación financiera, a través de normas del sistema bancario, mereciendo, cada uno de ellos, estudios puntuales; El CONACINE decide, con autonomía, el destino de estos fondos y coadyuva en la gestión de contrapartes y criterios de producción locales e internacionales, y avales, comunicaciones, etc. Además, reglamenta la selección de proyectos y establece los mecanismos estéticos, narrativos, técnicos financieros. El FFC no financia ningún proyecto en su totalidad. Conformado por un monto de arranque proveniente del Tesoro General de la Nación y por aportes externos, se trata, de todos modos, de un fondo modesto. 2.3.2. Requisitos para acceder a recursos del FFC

El Directorio del CONACINE califica los proyectos presentados según los siguientes parámetros:

1.- Interés especial. Proyecto con alta calidad técnica y tema de gran interés nacional. 2.- Interés general. Proyecto cuyo tema es de interés nacional, aunque su calidad técnica no reúna condiciones óptimas. 3.- Sin méritos especiales. Proyecto cuyo tema y calidad técnica no reúnen condiciones óptimas. 4.- Para el Fondo de Fomento prima la presentación de proyectos, un claro tratamiento financiero-crediticio, diseño de mercado, criterios empresariales y, por supuesto, aquellos de valoración cinematográfica, estética y artística. 5.- El FFC de Bolivia está abierto a toda idea de intercambio, acuerdo de colaboración mutua y/o emprendimiento conjunto que involucre a otros países. 2.3.3. Convocatorias para la presentación de proyectos

Una de las primeras acciones del CONACINE, una vez consolidado como institución, fue el lanzamiento de una convocatoria a nivel nacional a través de medios periodísticos, para la presentación de proyectos a ser considerados por el Fondo de Fomento Cinematográfico. Anualmente fueron presentados distintos proyectos de los cuales algunos fueron aprobados para su respectivo crédito por la Comisión de Evaluación, instancia designada por el Directorio del CONACINE y conformado por representantes del movimiento ASOCINE y el Viceministerio de Cultura. Como ya se ha mencionado, tras la primera convocatoria en 1995, se registra un hecho inédito: una vez vigente la Ley del Cine se estrenaron cinco películas nacionales. Este hecho, permitió establecer que dicho instrumento legal es capaz de modificar la actividad cinematográfica nacional, al incorporar demandas traducidas en el compromiso del Estado de fomentarla a través de medidas específicas. La demanda de los recursos del Fondo no deja de crecer, a la vez que se depuran los mecanismos de crédito y se perfeccionan algunos aspectos del propio dispositivo de fomento. Realizadores y analistas de políticas públicas culturales, coinciden en la necesidad de reformular la política general del FFC, ante la premura de modificar su estatuto jurídico, transformándolo en Fundación o alguna instancia similar, que

permita mayor eficacia en el uso, captación y ejecución de recursos. 2.3.4. Financiamiento otorgado por el FFC

El Fondo de Fomento Cinematográfico es un fondo de carácter rotativo que otorga préstamos previa evaluación de una comisión designada por el Directorio del CONACINE que, a través de un informe, recomienda su aprobación o rechazo. También define plazos no mayores a dos años, según la magnitud del proyecto, a una tasa de interés de 7.2% anual. La garantía es fijada de acuerdo a la presentación del propio producto del rodaje. Como se trata de fondos públicos se asume la figura de crédito supervisado que debe garantizar el uso de acuerdo a lo contratado, por lo tanto se exigen descargos documentados sobre sus usos. La devolución debe hacerse efectiva una vez estrenada la película. El Fondo de Fomento Cinematográfico no financia ningún proyecto en su totalidad, de hecho el crédito no supera el 25% del costo total. La idea es facilitar las gestiones nacionales e internacionales de coproducción a los autores de los proyectos, proporcionándoles un respaldo financiero básico que les permita obtener recursos de coproductores extranjeros. A partir del 2002 se presenta un punto de inflexión que promete una tendencia creciente y de un incremento en la cantidad de proyectos financiados, representando en este corto período, un volumen de créditos superior a los realizados en los nueve años precedentes.” (6)

(6) CONACINE. Extraído el 16 de Noviembre de 2009 desde: http://www.conacine.net/financiamientos/

2.4.

La Distribución y Exhibición cinematográfica en Bolivia

“Siendo el cine un gran impulsor del entretenimiento y estando su producción bien controlada por los grandes estudios cinematográficos norteamericanos, ya que tienen un mecanismo de producción industrial de películas. Así, se empezó a programar, no la exhibición de una película pura, sino de verdaderos rotativos que ofrecíuan, por el mismo precio, una serial y dos películas. A la película principal se sumaba una de menor costo, de producción barata y apresurada, que por su condición de relleno, pasó a ser llamada serie B. Posteriormente la serie B evolucionaría hasta ser un género por derecho propio, pero en aquel tiempo, iba adosada al cine normal. Las llamadas seriales dominicales eran historias dirigidas al público infantil o juvenil, y que por ende, ofrecían historias de vaqueros (western), de aventuras o de ciencia ficción. Contaban con una docena de capítulos, de algunos minutos de extensión cada uno, y terminaban en cliffhangers que obligaban al espectador a acudir al cine el domingo siguiente, para saber cómo el protagonista saldría del peligro de muerte. Historias dominicales de matinée como por ejemplo Flash Gordon contra el universo, no sólo le dieron carta de naturaleza en el cine a personajes por entonces recientes como Superman o Batman, sino que son la evidente fuente de inspiración para hitos fílmicos posteriores como Star Wars o Indiana Jones. En la época comenzó también la relación entre el negocio del cine y el de la música. Personajes tan disímiles como Mario Lanza, Frank Sinatra, Marlene Dietrich, Jorge Negrete o Carmen Miranda, por mencionar unos pocos ejemplos casi al azar, desarrollaron carreras paralelas como cantantes y actores, con éxito variable según la época y el país.” (7) 2.5. Convenios y acuerdos de colaboración nacionales e internacionales

Dichos convenios y acuerdos están establecidos sobre todo para generar material audiovisual y fotográfico, en la categoría de documental. “Convenios y Acuerdos de Colaboración establecidos:

ProDocumentales firma Convenio con Defensor del Pueblo de Bolivia (Junio 2008 )

• Convenio de Cooperación la Universidad de Tarapacá - Chile (Enero 2008)
• • • • • Convenio con la Secretaría de Derechos Humanos de Argentina (Marzo 2007) Convenio con Asociación Pro Arte y Cultura – Bolivia (Enero 2007) Convenio con Fundación Alternativa de Panamá (Noviembre 2006) ProDocumentales ha firmado un Acuerdo con el ICAIC - Cuba ProDocumentales ha firmado un Convenio de Colaboración con el CUEC de la UNAM (Enero 2006) • CONVENIO DE COLABORACIÓN CON EL INSTITUTO CERVANTES. (Mayo 2005) • CONVENIO DE COLABORACIÓN CON LA UNIVERSIDAD CASTILLA-LA MANCHA • CONVENIO DE COLABORACIÓN CON LA ESCUELA DE FOTOGRAFÍA "YUYO PEREYRA" EN ARGENTINA • La Asociación Prodocumentales firma un convenio de Colaboración con la Escuela de Cine de Santa Fé. • • CONVENIO DE COLABORACIÓN CON LA FUNDACIÓN AUDIOVISUAL DE BOLIVIA. (Diciembre 2004) CONVENIO DE COLABORACIÓN CON EL CONSEJO NACIONAL DEL CINE DE BOLIVIA - CONACINE. (Octubre de 2004)” (8)

3.

OBJETIVOS

Es importante abordar este tema, desde un punto de vista crítico-analítico; de está forma podremos aportar al desarrollo del mercado audiovisual y cinematográfico en Bolivia. Enfocándonos principalmente en el área de fomento a la producción de material audiovisual; pero, sin dejar de lado la relación que está tiene con su distribución y exhibición. Además de elllo, es importante una contextualización e interpretación del problema principal. 4. JUSTIFICACIONES

Científica: Los datos obtenidos en este trabajo nos servirán para manejar una perspectiva más analítica, dentro del campo audiovisual y cinematográfico en Bolivia. De está manera, es necesario proponer una visión que pueda complementarse con cualquier otra visión existente, que al mismo tiempo ayude al desarrollo de nuestro cine. Social: La implementación de este proyecto se enmarca dentro de las probavilidades: por una parte de incentivar a los trabajadores del audiovisual boliviano, a la producción de material cinematográfico, rentable, autosustentable, y eficiente para el mercado laboral actual. Y por otra, impulsar a la actualización de la normativa, que regula el mercado cinematográfico en nuestro país. Personal: Como trabajador audiovisual, este es un tema que también me afecta, pero para ello es necesario contar con datos específicos, que nos ayuden a comprender determinados temas. 5. MARCO LEGAL INTERNACIONAL

Como referencia tenemos los siguientes documentos: 5.1. COOPRODUCCIÓN CINEMATOGRÁFICA Un documento acerca de la coproducción cinematográfica a nivel internacional

ACUERDO LATINOAMERICANO DE COPRODUCCIÓN CINEMATOGRÁFICA Conferencia de Autoridades Cinematográficas de Iberoamérica- CACI “Los Estados signatarios del presente Acuerdo, Miembros del Convenio de Integración Cinematográfica Iberoamericana. •Conscientes de que la actividad cinematográfica debe contribuir al desarrollo cultural de la región y a su identidad. •Convencidos de la necesidad de impulsar el desarrollo cinematográfico y audiovisual de la región y de manera especial la de aquellos países con infraestructura insuficiente. •Con el propósito de contribuir a un efectivo desarrollo de la comunidad cinematográfica de los Estados Miembros; Han acordado lo siguiente: ARTÍCULO I A los fines del presente Acuerdo se considera obra cinematográfica aquella de carácter audiovisual registrada, producida y difundida por cualquier sistema, proceso o tecnología, destinada a su explotación comercial. ARTÍCULO II Las partes entienden por “obras cinematográficas en coproducción” a las realizadas en cualquier medio y formato, de cualquier duración, por dos o más productores de dos o más países Miembros del presente Acuerdo, sobre la base de un contrato de coproducción estipulado al efecto entre las empresas coproductoras de conformidad con las disposiciones del presente Acuerdo, y debidamente registrado ante las autoridades competentes de cada país. ARTÍCULO III Las obras cinematográficas realizadas en coproducción de conformidad con lo previsto en este Acuerdo, serán consideradas como nacionales por las autoridades competentes de cada país coproductor, y gozarán con pleno derecho de las ventajas que resulten de las disposiciones relativas a la industria cinematográfica, que estén en vigor o que pudieran ser promulgadas, en cada país. Estas ventajas serán otorgadas solamente al productor del país que las conceda. No obstante, las autoridades competentes podrán limitar las ventajas establecidas en las

disposiciones vigentes o futuras del país que las conceda, en el caso de las coproducciones financieras o en las que la aportación financiera no sea proporcional con las participaciones técnicas y artísticas. Dicha limitación deberá ser comunicada al coproductor interesado, en el momento de ser aprobado el proyecto de coproducción. ARTÍCULO IV Para gozar de los beneficios del presente Acuerdo, los coproductores deberán cumplir con los requisitos establecidos en las Normas de Procedimiento, señaladas en el Anexo “A” del presente Acuerdo y que se consideran como parte del mismo. ARTÍCULO V 1. En la coproducción de las obras cinematográficas la proporción de los respectivos aportes de cada uno de los coproductores podrá variar desde el veinte (20) al ochenta por ciento (80%) por película. Las aportaciones de los coproductores minoritarios miembros deben incluir en forma obligatoria una participación técnica y artística efectiva. La aportación de cada país coproductor en personal creador, en técnicos y en actores, debe ser proporcional a su inversión. Excepcionalmente podrán admitirse derogaciones acordadas por las autoridades competentes de cada país miembro. En principio, la aportación de cada país incluirá por lo menos, un elemento considerado como creativo, un actor o actriz en papel principal, un actor o actriz en papel secundario y un técnico cualificado. El actor o actriz en papel principal podrá ser substituido por dos técnicos cualificados. 2. Se entiende por personal creativo a las personas que tengan la cualidad de autor (autores, guionistas y/o adaptadores, directores, compositores) así como el montador jefe, el director de fotografía, el director artístico y el jefe de sonido. La aportación de cada uno de estos elementos creativos será considerada individualmente. 3. Las obras cinematográficas realizadas bajo este Acuerdo, no podrán tener una participación mayor al treinta por ciento (30%) de países no miembros y necesariamente el coproductor mayoritario deberá ser de uno de los países miembros. 4. En el caso de coproducciones multilaterales en que uno o unos coproductores cooperen artística y técnicamente mientras otro u otros solo participen

financieramente, el porcentaje de participación de este último no podrá ser inferior al diez por ciento (10%) ni superior al veinticinco por ciento (25%) del coste total de la producción. Dentro de una coproducción multipartita, la participación menor de los países miembros no podrá ser inferior al diez por ciento (10%) porcentual y la mayor no podrá exceder del setenta por ciento (70%) del coste total de la producción. ARTÍCULO VI Las partes se comprometen a: • Que las obras cinematográficas en coproducción, de conformidad con el Artículo I del presente Acuerdo, sean realizadas con profesionales nacionales o residentes de los Estados Miembros. • Que los Directores de dichas coproducciones sean nacionales o residentes de los Estados Miembros o de América Latina, del Caribe u otros países de habla hispana o portuguesa. • Que lascoproducciones realizadas bajo el presente Acuerdo, respeten la identidad cultural de cada país coproductor habladas en cualquier lengua de la región. ARTÍCULO VII 1. El revelado del negativo en los procesos de post-producción será realizado en cualesquiera de los estados Miembros o coproductores. Excepcionalmente, y previo acuerdo de los coproductores podrá ser realizado en otros países. 2. La impresión o reproducción de copias será efectuada respetando la legislación vigente de cada país. 3. Cada coproductor tendrá derecho a los contratipos, duplicados y copias querequiera. 4. El coproductor mayoritario será el encargado de la custodia de los originales de imagen y sonido, salvo que el contrato de coproducción especifique otras modalidades. 5. Los contratipos, duplicados y copias a que se refiere este artículo podrán realizarse por cualquier método existente.

6. Cuando la coproducción se realice entre países de distinta lengua, existirán las
versiones que los coproductores acuerden, conforme a la legislación vigente en cada país.

ARTÍCULO VIII En principio, cada país coproductor se reservará los beneficios de la explotación en su propio territorio. Cualquier otra modalidad contractual requerirá la aprobación previa de las autoridades competentes de cada país coproductor. ARTÍCULO IX En el contrato a que se refiere el Artículo I se establecerán las condiciones relativas a la repartición de los mercados entre los coproductores, mercadeo, áreas, responsabilidades, gastos, comisiones, ingresos y cualesquiera otras condiciones que se consideren necesarias. ARTÍCULO X Será promovida con particular interés la realización de obras cinematográficas de especial valor artístico y cultural entre empresas productoras de los Estados Miembros de este Acuerdo. ARTÍCULO XI 1. Los créditos o títulos de obras cinematográficas realizadas bajo el presente Acuerdo deberán indicar, en cuadro separado, el carácter de coproducción de la misma y el nombre de los países participantes. 2. A menos que los coproductores decidan otra cosa, las obras cinematográficas realizadas en coproducción serán presentadas en los Festivales Internacionales por el país del coproductor mayoritario o, en el caso de participaciones igualitarias, por el país del coproductor del cual el director sea residente. 3. Los premios, subvenciones, incentivos y demás beneficios económicos que fuesen concedidos a las obras cinematográficas, podrán ser compartidos entre los coproductores, de acuerdo a lo establecido en el contrato de coproducción y a la legislación vigente en cada país. 4. Todo premio que no sea en efectivo, es decir, distinción honorífica o trofeo concedido por terceros países a obras cinematográficas realizadas según las normas establecidas por este Acuerdo, será conservado en depósito por el coproductor mayoritario, o según lo establezca el contrato de coproducción.

ARTÍCULO XII En el caso de que una obra cinematográfica realizada en coproducción sea exportada hacía un país en el cual las importaciones de obras cinematográficas están sujetas a cupos o cuotas: • La obra cinematográfica se imputará, en principio, al cupo o cuota del país cuya participación sea mayoritaria. • En el caso de obras cinematográficas que comporten una participación igual entre los países, la obra cinematográfica se imputará al cupo o cuota del país que tenga las mejores posibilidades de exportación. • En caso de dificultades, la obra cinematográfica se imputará al cupo o cuota del país coproductor del cual el director sea residente. • Si uno de los países coproductores dispone de la libre entrada de sus obras cinematográficas en el país importador, las realizadas en coproducción serán presentadas como nacionales por ese país coproductor para gozar del beneficio correspondiente. ARTÍCULO XIII Las Partes concederán facilidades para la circulación y permanencia en su territorio del personal artístico y técnico que participe en las obras cinematográficas realizadas en coproducción, de conformidad con el presente Acuerdo. Igualmente, se concederán facilidades para la importación y exportación temporal en los países coproductores del material necesario para la realización de las coproducciones, según la normativa vigente en cada país. ARTÍCULO XIV 1. La transferencia de divisas generada por el cumplimiento del contrato de coproducción se efectuará de conformidad con la legislación vigente de cada país. 2. Además de la especificación de los modos de pago y de las distribuciones de ingresos, podrá acordarse cualquier sistema de uso o intercambio de servicios, materiales y productos, que sea de la conveniencia de los coproductores. ARTÍCULO XV 1. Por excepción a las disposiciones precedentes del presente Acuerdo, pueden ser admitidas como proyectos de coproducciones bipartitas financieras, aquellas que reúnan las condiciones siguientes:

• Tener una calidad técnica y un valor artísticos reconocidos; estas características deberán ser constatadas por las autoridades competentes. • Ser de un coste igual o superior al monto determinado por las autoridades cinematográficas de cada país en su momento. • Admitir una participación minoritaria que podrá ser limitada al ámbito financiero, conforme al contrato de coproducción, sin que sea inferior al 10% (diez por ciento) ni superior al 25% (veinticinco por ciento). Excepcionalmente las autoridades competentes podrán aprobar porcentajes de participación financiera superiores a la señalada. • Reunir las condiciones fijadas para la concesión de nacionalidad por la legislación vigente del país mayoritario. • Incluir en el contrato de coproducción disposiciones relativas al reparto de los ingresos. 2. El beneficio de la coproducción bipartita sólo se concederá a cada una de estas obras después de autorización, dada caso por caso, por las autoridades competentes. 3. En estos casos, el beneficio de la coproducción sólo será hecho efectivo en el país del cual es originario el coproductor minoritario, cuando una nueva película de participación mayoritaria de ese país, haya sido admitida por las autoridades competentes al beneficio de la coproducción en los términos del presente Acuerdo. Las aportaciones financieras efectuadas por una y otra parte deberán estar, en el conjunto de esas películas, globalmente equilibradas en un plazo de cuatro años. ARTÍCULO XVI El presente Acuerdo estará abierto a la adhesión de los Estados Iberoamericanos que sean partes del Convenio de Integración Cinematográfica Iberoamericana. La adhesión se efectuará mediante el depósito del instrumento respectivo ante la SECI. ARTÍCULO XVII Cada una de las partes podrá en cualquier momento denunciar el presente Convenio mediante la notificación escrita a la SECI. Esta denuncia surtirá efecto para la Parte interesada un (1) año, después de la fecha en que la notificación haya sido recibida por la SECI y previo cumplimiento de las obligaciones contraídas a través de este Acuerdo por el país denunciante.

ARTÍCULO XVIII La Secretaria Ejecutiva de la Cinematografía Iberoamericana (SECI) tendrá como atribución velar por la ejecución del presente Acuerdo, examinar las dudas y controversias que sugieren de su aplicación y mediar en caso de conflicto. ARTÍCULO XIX A voluntad de uno o varios de los Estados Miembros, podrán proponerse modificaciones al presente Acuerdo, a través de la SECI, para ser consideradas por la Conferencia de Autoridades Cinematográficas de Iberoamérica (CACI) y aprobadas por la vía diplomática. En fe de lo cual, los abajo firmantes, debidamente autorizados a este fin por sus Gobiernos, suscriben el presente Acuerdo, en un ejemplar original en español y otro en portugués, cuyos textos son igualmente auténticos. Hecho en Madrid, a los 20 días de Dos Mil. NORMAS DE PROCEDIMIENTO PARA LA EJECUCIÓN: Para la aplicación del Acuerdo Latinoamericano de Coproducción Cinematográfica se establecen las siguientes Normas: 1. Las solicitudes de admisión de coproducción cinematográfica bajo este Acuerdo, así como una copia del contrato de coproducción correspondiente, se depositarán simultáneamente ante las autoridades competentes de los países coproductores por lo menos cuarenta días antes del inicio del rodaje. Una copia de dichos documentos será depositada ante la SECI. 2. Dichas solicitudes deberán ser acompañadas de la siguiente documentación en el idioma del país correspondiente: 2.1 Documentos que certifiquen la propiedad legal de los derechos de autor de la obra a realizar. 2.2 Guión y sinopsis. 2.3 Copia del contrato de coproducción indicando: a) Título de la coproducción; b) Identificación de los productores contratantes; c) Identificación del autor del guión o del adaptador, si se ha extraído de fuente literaria; d) Identificación del director, nacionalidad y residencia. Se permite una cláusula de substitución para prevenir su reemplazo si fuera necesario; e) Presupuesto por rubros en la moneda que determinen los coproductores, reflejando el porcentaje de

participación de cada productor que deberá corresponderse con la valoración financiera de sus aportes técnicos y artísticos; y detalle que identifique los gastos que se desarrollan en cada país; f) Plan financiero, incluyendo monto, características y origen de las aportaciones de cada coproductor; g) Cláusula que establezca la Distribución de las recaudaciones y reparto de los mercados, medios, o una combinación de éstos; h) Fecha para el inicio del rodaje y su terminación; i) Cláusula que detalle las participaciones respectivas de los coproductores en gastos necesarios superiores o inferiores al presupuesto que en principio serán proporcionales a sus respectivas contribuciones; j) Cláusula que señale las medidas a tomar si una de las partes incumple sus compromisos, o si las autoridades competentes de cualquiera de los países rechaza la concesión de los beneficios solicitados k) Cláusula que prevea el reparto de la propiedad de los derechos de autor, sobre una base proporcional a las respectivas contribuciones de los coproductores 3. 4. Lista del personal creativo y técnico indicando nacionalidad y categoría de su trabajo, y en el caso de los artistas, nacionalidad, papeles a interpretar, indicando categoría y duración de los mismos. 5. Programación de la producción, indicando locaciones y plan de trabajo 6. La substitución de un coproductor solo se permitirá en casos excepcionales, previa notificación a las autoridades competentes de los países coproductores y a la SECI. 7. Las modificaciones introducidas eventualmente en el contrato original, deberán ser notificadas a las autoridades competentes de cada país coproductor y a la SECI. Una vez terminada la coproducción, las autoridades gubernamentales respectivas procederán a la verificación de los documentos, a fin de constatar el cumplimiento de las condiciones de este Acuerdo, de las Reglamentaciones correspondientes y del contrato respectivo. Hecho esto podrán proceder a otorgar el Certificado de Nacionalidad.” (9)
(9) ACUERDO LATINOAMERICANO DE COPRODUCCIÓN CINEMATOGRÁFICA. Extraído el 20 de Noviembre de 2009 desde: http://www.natlaw.com/treaties/latam/latam/latam96.htm

5.2.

DERECHOS DE AUTOR producción, pero

Un documento acerca del derecho de autor, con una base en la con una distribución y una exhibición a través de la red.

“DERECHO DE AUTOR EN LA NUEVA ERA DIGITAL, LA INDUSTRIA DEL LIBRO, DE LA MÚSICA Y DEL AUDIOVISUAL. TENDENCIAS. CREATIVE COMMONS

PRODUCCIONES AUDIOVISUALES 27. Las producciones audiovisuales no escapan desde luego a la problemática derivada del entorno digital. Es preciso manifestar, sin embargo, que sin ánimo alguno de minimizar los efectos negativos que el entorno digital les ha producido, no guardan realmente punto de comparación alguno con la copia analógica de sus propias producciones audiovisuales, en donde las pérdidas siguen resultando millonarias. Uno de los factores que sin duda alguna ha incidido en que la descarga de películas cinematográficas a través del entorno digital no tenga la misma demanda que otros géneros de la creación, lo es el enorme tiempo que consume el acto de transmisión de un archivo que contenga la producción audiovisual de mérito al ordenador personal, pues aún contando con conexiones de banda ancha, la espera puede ser excesiva, derivado del gran volumen de información que tiene que ser transmitido a través de la red. 28. Según información proporcionada por la Motion Picture Association of America (MPA), el costo promedio de una película norteamericana es de 100 millones de dólares y el 60% de las películas así producidas nunca llega a recuperar la inversión. La pérdida estimada por las acciones de piratería durante el 2004 ascendieron a 3.5 billones de dólares, cifra que no considera los daños causados con motivo del intercambio de películas cinematográficas a través de la red. Se estima igualmente que dicha cantidad se incremente a 5.4 billones de dólares durante el presente año.

29. Para tratar de abatir esta ilegal actividad, durante el presente año la MPA ha presentado 250 demandas en contra de igual número de personas, acusadas en todos los casos de ilegalmente descargar o intercambiar películas cinematográficas protegidas por el derecho de autor a través de Internet. Al mismo tiempo, en lo que va del año han logrado desactivar más de 30 sitios ilegales en Internet dedicados al comercio ilegal de películas cinematográficas. 30. En otro dato estadístico, la MPA considera que mas del 90% de los estrenos de películas que son pirateados son resultado de la grabación ilegal que las personas llevan a cabo en sala cinematográfica, para posteriormente ponerlas a disposición del público a través de la red, o bien mediante la reproducción y venta física de ejemplares de las mismas en DVD´s. Las sanciones criminales pueden alcanzar en USA la aplicación de multas hasta por $250,000 dólares y prisión por hasta 5 años. Por la vía civil, los daños pueden ser calculados a razón de no menos de $30,000 dólares por cada película ilegalmente copiada o distribuida por Internet, cifra que puede alcanzar inclusive los $150,000 dólares si se prueba que dicha conducta fue deliberada y dolosa. 31. Movie88.com fue un sitio Web localizado en Taiwán, que a cambio del pago de solamente un dólar por película, transmitía a sus usuarios obras cinematográficas de reciente estreno en las salas de exhibición a través del entorno digital. Según cifras reportadas, este sitio Web contaba con una base de datos compuesta de cerca de 3,000 películas. 32. Tiempo después de la clausura del sitio Web en Taiwán, un sitio Web gemelo apareció localizado en Irán, aprovechando las aparentes ventajas de una ausencia total de leyes tutelares de los derechos de propiedad intelectual. Poco tiempo después del inicio de sus operaciones, también fue desmantelado por las autoridades. Desde luego, hay otros tantos que han replicado este esquema, quizá en menor escala y con menos potencial de tráfico de usuarios, pero al fin y al cabo, no dejan de constituir una seria amenaza para la industria productora formalmente establecida. 33. En la Web existen sitios que de manera totalmente legal llevan a cabo la distribución en línea de obras cinematográficas, debiendo en cada caso el usuario

aceptar dar cumplimiento a las reglas o condiciones de uso impuestas por cada sitio. Desde luego, tales condiciones de uso establecen como principios generales el derecho de uso de la obra audiovisual en un solo ordenador conectado al sitio vía Internet, así como una serie de limitaciones que comprenden una prohibición expresa para sublicenciar la obra, adaptarla, modificarla, comunicarla públicamente y realizar obras derivadas, entre muchas otras. El pago de las cantidades acordadas se efectúa normalmente vía tarjeta de crédito, de manera tal que los usuarios quedan permanentemente identificados frente al proveedor del servicio. Entre los sitios más populares están CinemaNow (a) e Intertainer (b). 34. Por otra parte, Movielink (c) es la denominación de la alianza conformada por los 5 grandes productores cinematográficos norteamericanos, siendo éstos MGM, Paramount, Sony, Universal y Warner. Entre sus objetivos inmediatos esta el desmantelamiento de la red ilegal de distribución de películas, y ofrecer a los internautas un atractivo servicio de distribución a través de la red. Las estimaciones de esta nueva compañía les han permitido pronosticar que para finales del presente año, por lo menos un 20% de los hogares en los Estados Unidos contará con una conexión de banda ancha de cuando menos 580 kbps de velocidad, misma que será necesaria para poder optar por este servicio. 35. Movielink no lleva a cabo la transmisión en línea de películas cinematográficas para personas u organizaciones que residan fuera del territorio de los Estados Unidos de América. El sitio inclusive precisa que dicho servicio no podrá ser accesado por terceros que se encuentren fuera del territorio norteamericano. 36. La industria cinematográfica a nivel mundial sigue teniendo como principal mercado de explotación la sala cinematográfica, en donde se generan al menos el 75% de los recursos que la película en su totalidad habrá de producir, siendo éste aún el mercado primerazo de explotación.

a) http://www.cinemanow.com b) http://www.intertainer.com/alt/main.html c) http://www.movielink.com

La venta y renta de películas aportan entre un 15% a un 20% del ingreso adicional, mientras que otras formas de explotación secundaria aportan el resto del porcentaje, entre las que se citan las transmisiones de pago por evento, televisión abierta, utilización de películas en aviones, barcos y autobuses. La utilización de las obras audiovisuales a través del entorno digital no se consolida aun como una alternativa económicamente atractiva para el sector, no obstante que ello podrá incrementarse en la misma medida en que los métodos de producción del cine igualmente migren de los formatos tradicionales de filmación en 35 milímetros, a formatos de grabación digital.” (10)

10) DERECHO DE AUTOR EN LA NUEVA ERA DIGITAL, LA INDUSTRIA DEL LIBRO, DE LA MÚSICA Y DEL AUDIOVISUAL. TENDENCIAS. CREATIVE COMMONS. (2005) Documento preparado por el Sr. José Luis Caballero Leal, Profesor, Universidad Panamericana, Socio de Jalife, Caballero, Vázquez & Asociados, México D.F.OMPI-SGAE/DA/ASU/05/13

6.

MARCO LEGAL NACIONAL 6.1. Constitución Política del Estado Boliviano

CAPÍTULO SÉPTIMO COMUNICACIÓN SOCIAL

Artículo 106. I. El Estado garantiza el derecho a la comunicación y el derecho a la información. II. El Estado garantiza a las bolivianas y los bolivianos el derecho a la libertad de expresión, de opinión y de información, a la rectificación y a la réplica, y el derecho a emitir libremente las ideas por cualquier medio de difusión, sin censura previa. III. El Estado garantiza a las trabajadoras y los trabajadores de la prensa, la libertad de expresión, el derecho a la comunicación y a la información. IV. Se reconoce la cláusula de conciencia de los trabajadores de la información. Artículo 107. I. Los medios de comunicación social deberán contribuir a la promoción de los valores éticos, morales y cívicos de las diferentes culturas del país, con la producción y difusión de programas educativos plurilingües y en lenguaje alternativo para discapacitados. II. La información y las opiniones emitidas a través de los medios de comunicación social deben respetar los principios de veracidad y responsabilidad. Estos principios se ejercerán mediante las normas de ética y de autorregulación de las organizaciones de periodistas y medios de comunicación y su ley. III. Los medios de comunicación social no podrán conformar, de manera directa o indirecta, monopolios u oligopolios. IV. El Estado apoyará la creación de medios de comunicación comunitarios en igualdad de condiciones y oportunidades. (11)

(11) Asamblea Constituyente de Bolivia. (2008) NUEVA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO. CONGRESO NACIONAL, 24.

6.2. Ley del Cine (Bolivia) ÍNDICE Ley N ° 1302 de 20 de diciembre de 1991 Artículos Capítulo I: De las actividades cinematográficas en general Objeto de la Ley Concepto Campo de aplicación Definiciones Capítulo II: Del Consejo Nacional del Cine Estructura institucional Finalidades Atribuciones Composición Organización administrativa Capítulo III: De la producción cinematográfica Impulso de la producción Film nacional Coproducción Régimen arancelario De las modalidades de otorgamiento Clasificación Capítulo IV: De la distribución, exhibición y comercialización Libertad de comercio Registro Condiciones de exhibición Prohibición Obligatoriedad Capítulo V: Del archivo nacional de imágenes en movimiento Calidad institucional y funciones

Copia de filmes nacionales Copia de filmes extranjeros Reinversión Capítulo VI: De la cultura cinematográfica Educación audiovisual Formación cinematográfica Carrera de cine y medios audiovisuales Programa cultural de cine Entidades de utilidad social y beneficio cultural Capítulo VII: De las asociaciones cinematográficas Asociaciones representativas Capítulo VIII: De la junta de calificación Calidad institucional Composición Reglamento de calificación Apelación y recurso de nulidad Prohibiciones Capítulo IX: Disposiciones transitorias y finales Reglamento de calificaciones Reglamento Jaime Paz Zamora Presidente Constitucional de la República (12) 6.3. RECONOCIMIENTO DEL CONSEJO NACIONAL DEL CINE COMO INSTITUCION DESCENTRALIZADA DE DERECHO PÚBLICO (Decreto Supremo 24384 del 15/10/96) VICTOR HUGO CARDENAS CONDE PRESIDENTE CONSTITUCIONAL INTERINO DE LA REPUBLICA CONSIDERANDO: Que la Ley 1302 de 20 de diciembre de 1991 norma, protege e impulsa las actividades cinematográficas en general;

Que el artículo 5 de la mencionada ley crea el Consejo Nacional del Cine, CONACINE, como institución de derecho público, dotada de personalidad jurídica, con el objeto de fomentar la producción audiovisual boliviana y ejecutar actividades en el ámbito de su competencia; Que el decreto supremo 23943, de 7 de mayo de 1993, aprueba el reglamento de la ley 1302 del cine; Que el decreto supremo 23660 de 12 de octubre de 1993, reglamentario de la Ley 1493 de ministerios del Poder Ejecutivo, establece el número, áreas de competencia así como las funciones comunes y específicas de las secretarías nacionales y el número, áreas técnicas así como las funciones comunes y específicas de las subsecretarías de los ministerios. Que el artículo 118 del decreto supremo 23660 determinara que el Ministerio de Desarrollo Humano tiene tuición sobre el Consejo Nacional del Cine; Que la ley 1654 de 28 de julio de 1995 de descentralización administrativa, menos su decreto supremo reglamentario 24206 de 29 de diciembre de 1995, no disponen la descentralización del Consejo Nacional de Cine a las prefecturas de los departamentos, por lo que CONANCINE conserva su funcionamiento bajo tuición del Ministerio de Desarrollo Humano, de conformidad al artículo 118 del decreto supremo 23660; Que es necesario adecuar el marco legal constitutivo del Consejo Nacional de Cine a la ley 1493 y decreto supremo 23660. EN CONSEJO DE MINISTROS DECRETA: ARTICULO 1.— Se reconoce al Consejo Nacional del Cine, CONACINE, calidad de institución descentralizada de derecho público, con personalidad jurídica e independencia de gestión, cuyo funcionamiento se halla bajo tuición del Ministerio de Desarrollo Humano. ARTICULO 2.— El Consejo Nacional del Cine, CONACINE, estará conformado por los siguientes miembros:

a) El Secretario Nacional de Cultura o su representante, en calidad de presidente del CONACINE. b) Un representante del Ministerio de Comunicación Social. c) Un representante de la Secretaría Nacional de Hacienda. d) Un representante del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto. e) Un representante del Ministerio de Justicia, f) Un representante de la Cámara Nacional de Empresarios Cinematográficos. g) Un representante de la Fundación Cinemateca Boliviana. h) Un representante de la Asociación de Cineastas de Bolivia. i) Un representante de la organización legalmente constituida de los productores y realizadores bolivianos de video. j) Un representante de la organización legalmente constituida de las empresas comercializadoras de videos. ARTICULO 3.— Se derogan todas las disposiciones legales contrarias a este decreto. El señor Ministro de Estado en el despacho de Desarrollo Humano queda encargado de la ejecución y cumplimiento del presente decreto supremo. Es dado en el Palacio de Gobierno de la ciudad de La Paz, a los quince días del mes de octubre de mil novecientos noventa y seis años. FDO. VICTOR HUGO CARDENAS CONDE, Eduardo Trigo O’Connor d’Arlach, MINISTRO SUPLENTE DE RR. EE. Y CULTO, Carlos Sánchez Berzaín, Jorge Otasevic Toledo, José Guillermo Justiniano Sandoval, MINISTRO DE LA PRESIDENCIA Y SUPLENTE DE JUSTICIA, Fernando Candia Castillo, Freddy Teodovich Ortiz, Moisés Jarmúsz Levy, Reynaldo Peters Arzabe, Guillermo Richter Ascimani, Alfonso Revollo Thenier, Douglas Ascarrunz Eduardo, MINISTRO SUPLENTE SIN CARTERA RESPONSABLE DE DESARROLLO ECONOMICO. (13)
(12), (13) Ley de cine. Colección de Leyes Electrónicamente Accesible.

BO018ES Otros (Cine), Ley,

20/12/1991, N° 1.302

7.

POLÍTICAS PÚBLICAS PARA CINE

La propuesta que plantea el presente trabajo, está enfocada a desarrollar el fomento a la producción de material audiovisual y cinematográfico en Bolivia. Con el resguardo de políticas públicas, que se mantengan acordes al perfil estructural de nuestro cine; esto mejoraría de manera significativa el mercado laboral de este medio, haciendoló eficaz y productivo, sin dejar de lado la innovación y la calidad. Sin embargo, no hay que olvidar, que Bolivia es uno de los países latinoamericanos con un ídice bajo en competitividad regional y que además tiene un mal desempeño en el manejo tecnológico; cabe mensionar que estos datos, han sido obtenidos de uno de los últimos reportes del Foro Económico Mundial (FEM) y de la Corporación Andina de Fomento (CAF). A esto, hay que sumarle un sin número de conflictos, que son a su vez estructurales como coyunturales y que pueden llegar a influenciar y afectar de alguna manera al cine de hoy. (Entre las ifluencias negativas tenemos: la corrupción comercial, la corrupción de mercado, la corrupción humana, etc.) En lo que corresponde al cine, en la actualidad en Bolivia existen instituciones como el CONACINE, que han sido designadas para cumplir ciertas funciones, bajo ciertas normativas, claro esta. Una de ellas de carácter financiero, la que corresponde al Fondo de Fomento Cinematográfico (FFC), es sin duda estrategica para la producción de una película en nuestro país. Sin embargo no existen estudios actuales que respalden la existencia de una “correcta funsionabilidad” de sus normas. Por tal motivo, surge la siguiente cuestionante: -¿Qué sucede, cuándo un cineasta ó un equipo de producción, arriesgan todo en un proyecto? O podríamos debatir durante horas, acerca de: si -¿Vale la pena hacer cine en Bolivia?

“Existen mejores condiciones para hacer cine, pero las posibilidades de recuperar en taquilla los costos de producción son cada vez más remotas.” (a) Verónica Cordoba, también nos dice lo siguiente “El mercado internacional es un dios difícil de complacer, sin embargo. Pide como requisito elemental terminar la película en 35mm, con sonido dolby stereo y la participación de actores internacionales. Todo eso encarece los proyectos, desdibuja los contenidos, estandariza los guiones, limita la temeridad estilística, convierte el modesto cine de un país de pioneros en una imitación barata de Hollywood.” Pero, ¿Qué tipo de cine? Es el que debemos hacer; ya que no se puede esperar desmasiado del actual Fondo de Fomento Cinematográfico (FFC). Considerando que funciona más como un elemento simbólico o metafórico, sobre todo, para los proyectos que no pueden acceder a él. El CONACINE, actua como una institución generadora de prestamos; para aquellas producciones, claro está, que tengan las posibilidades o los recursos que se necesitan para poder pagar una deuda determinada, más una taza de interés del 7.2% anual, en un plazo no mayor a los dos años, “una vez estrenada la película” (CONACINE. 2009. Fondo de Fomento Cinematográfico. www.conacine.net) Además, de cumplir con todos los otros requisitos establecidos por dicha institución. “Catorce cineastas bolivianos que han contraído préstamos del Conacine hasta ahora no han logrado devolver esos créditos y en este momento están con juicios. Desde 7 mil hasta 150 mil dólares” (b) “El total suma un millón 400 mil dólares (capital e intereses)” (b)
a) Verónica Córdova S. (C) 2009 Miradas Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.http://www.eictv.co.cu/miradas/index.php?option=com_content&task=view&id=687&Itemid=92 b) Por Redacción Central. (2008). El cine pierde un millón de euros y la posibilidad de reactivarse.Los Tiempos , 9/12. Oobtenido el 21 de noviembre de 2009, desde http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/tragaluz/20081209/el-cine-pierde-unmillon-de-euros-y-la posibilidad-de_27028_35839.html

A esto, habría que agregarle la coyuntura (contexto, cultura, comunicación, etc.) que ha vivido nuestro país en los últimos 20 años tanto a nivel local como internacional; Paradójicamente éstas variables, han ayudado a que un sin número de cineastas “nuevos” reclamen su lugar en el romantico pero salvaje mundo del cine y el audiovisual. No obstante todo esto, gracias a la evolución constante de las nuevas tecnologías en el mundo; muestra de ello es la brecha que ha acortado, sobre todo en los costos de producción, la utilización del formato video en la grabación, para luego ser transformado (en post-producción) a formato cine (celuloide); así también, a la velocidad y revolución que caracterizan a la red con su infinidad de comunidades virtuales, que están evolucionando la comunicación virtual con fenómenos como: Google, Myspace, Facebook, Youtube, Wikipedia, etc. Y también al toque profundo que la globalización despertó en los países a través de su intercambio de información, de cultura, de pensamientos, sentimientos, conocimiento, etc. Todo eso ha ido transformando las bases del nuevo modelo mundial de mercado, en todos los campos laborales; transformando además la normativa, se es necesario. Haciendo alución a la historia de nuestro país, durante varios años, se impusieron las crisis, no solo en el mercado interno cinematográfico; sino también, en la canasta familiar, en el ambito laboral. Si investigamos más, nos damos cuenta que éstas crisis también fueron producto de las dictaduras, que durante varios años sufrío Latinoamérica. Entre sus objetivos tener el control físico-espiritual-mental de las personas Pese, a todo ello, el cine boliviano se ha caracterizado por ser un cine inconformista hacia la censura y los tabus de su sociedad, por eso está en constante evolución; experimenta, pero alcanza la madurez de una manera profesional. Fruto de ello son el legado de películas nacionales, que han conseguido logros internacionales, convirtiendosé en material importante de nuestra cultura cinematográfica.

Para citar algunas, tenemos a: “CHUQUIAGO” del Director Antonio Eguino que tuvo un índice elevado de espectadores. “EL DÍA QUE MURIÓ EL SILENCIO” del Director Paolo Agazi. Que nos muestra la vida común de los habitantes de un pueblito, a través de una narrativa atractiva y un tratamiento audiovisual, muy bien logrado, gracias a una inspiradora fotografía. Si bien ahora, son más las películas que se producen por año; éstas además tienen una mayor promoción publicitaría mucho antes de su estreno, utilizando para esto los medios masivos tradicionales. También tienen un despliegue en equipos de producción y post producción mucho más modernos y mejores que los de hace 20 años atrás. Cuentan además con un sin número de oportunidades para que su trabajo pueda aprovecharse al máximo no solo a nivel Local.. Y sin embargo, muy pocas logran atrapar el verdadero arte; resultado de la reconstrucción subjetiva de la realidad, que debe estar debidamente montada en el imaginario “mounstroso” de la maquinaria cinematográfica. Es por eso que son muy pocas las películas “comerciales” nacionales, que puedan aportar una aceptable visión de la realidad hoy en día. Muchas de estás películas no cuentan con una buena historia y casí todas están sujetas a estereotipos cerrados, que no aportan para nada en lo conceptual del trabajo; además estas películas carecen de una reflexión filosófica que aporte valores o principios a la sociedad. Ya que la moda actual es hacer una comedia vulgar, solo por que alguno de los media (a) lo dijo. Está comedia debe estar cargada de situaciones cliché; solo para entretener a la audiencia y así además salir del problema creativo que requiere una buena estructura de guión.

a) Medios de Comunicación Masiva (MCM)

El slogan de “hacer siempre algo sencillo” ha hecho que muchos productores y directores se lo tomen al pie de la letra, prueba de ello es la baja capacidad simbólica, que se maneja en el lenguaje cinematográfico, debido a una mala combinación de los elementos narrativos-subjetivos; que combinados con técnicas de mercadeo convierten este arte, en un producto más del mercado competidor. Muchas de las películas del periodo 2009, en Bolivia; tienen está caracteristica. Pero, paralelamente a esto, la otra cara de la moneda nos muestra que otras películas pese a no tener el apoyo y el financiamiento necesario ó muchas veces por carencias en la coproducción, la promoción u otra área; continuan haciendo un buen trabajo, logrando de está manera hacer historia. Otro aspecto indispensable en nuestro análisis, es el rol del modelo de distribución y exhibición que prima en nuestro país. En está oportunidad, se considera indispensable comenzar con una frase que corresponde a Carlos de Mesa Quisbert, la misma sostiene lo siguiente “Quién controle la distribución controla el conjunto de la estructura cinematográfica” (Carlos de Mesa Quisbert, 1991, pp. 267). Haciendo alución a la interacción con las demás Fases de producción.

FASES DE PRODUCCIÓN Pre-Producción Producción Post Producción

Estas fases, ayudan en la elaboración de una película cualquiera, hablando en terminos generales.

Sin embargo, está misma idea, se venia gestando, en terminos comerciales, casi desde los inicios del cinematógrafo (1) y a medida en que está innovadora técnica se hacia más conocida, la industria cinematográfica mundial también comenzo a crecer; el público comenzó a acudir más seguido a las salas de proyección; creando una demanda que ayudó considerablemente a su desarrollo. No obstante, también comenzarón a aparecer nuevos “estandares comerciales” sobre el uso de las películas cinematográficas, nacen los primeros debates sobre los derechos de autor; además se fueron implementando nuevos modelos de producción-distribución-exhibición en el mercado cinematográfico mundial; el contexto y la coyuntura de la época, marcaron las nuevas tendencias en la sociedad; las guerras mundiales y sus propagandas hicieron lo suyo, favoreciendo siempre al vencedor. Por otra parte, el desarrollo tecnológico se fue convinando perfectamente con las asombrosas y experimentales técnicas de los pioneros (Serguei Einsenstein, Dziga Vertov, Georges Méliès, Porter, DW Griffith - en el ambito cinematográfico mundial) de lo que más tarde se lo conocería con el nombre de cine. Actualmente el cine comercial se ha convertido en un mercado muy lucrativo, sobre todo para los estudios cinematográficos norteamericanos quienes tienen una producción anual de más de 400 largometrajes. Sin embargo, la producción norteamericana está por debajo de la India, país que en el 2006, tuvo una producción de 1.091 largometrajes; por su parte la industria fílmica nigeriana, realizó 872 películas durante un año, en formato vídeo, superando de esta manera a la industria cinematográfica norteamericana, según una encuesta sobre el cine mundial realizada por el Instituto de Estadística de la UNESCO (IEU).

1) Cinematógrafo: Aparato óptico que produce la impresión de movimiento haciendo pasar rápidamente muchas imágenes fotográficas correspondientes a momentos consecutivos.

“Todo el conjunto de la Unión Europea ocupa una segunda plaza, con 706 títulos pero, contrasta con su escasa capacidad exportadora: Ya que sólo ha conquistado el 3% del mercado estadounidense.” (a) No obstante la industria cinematográfica norteamericana, es quién se lleva la mayor recaudación de taquilla; solo de América Latina salen cerca de 150 millones de dolares por año. Aproximadamente cada país aporta entre 5 a 10 millones de dolares cada año, por la exhibición de películas norteamericanas en su territorio. Esto comienza a tener sentido, si recordamos que solo los “Estados Unidos invierte en cine más que el conjunto de países cuyos datos están disponibles. Con una inversión total de 2.559 millones dólares en 1999; la Unión Europea se sitúa en segundo lugar.” (a) Visto desde un punto de vista comercial, sería prácticamente imposible competir con un mercado económico tan grande y que además se encuentra posicionado en el negocio de hacer películas “comerciales” desde hace bastante tiempo atrás. Además cuentan con el monopolio de la industria cinematográfica, a través de un mecanismo de Distribución y Exhibición mercantilista; pero se les ha escapado de las manos la Internet. A raíz de esto es que los grandes estudios de cine norteamericanos, han desarrollado un sistema que pueda vincular las fases más significativas en la realización de un film (sea este un largometraje o un cortometraje). Para ello, han creado un modelo muy particular de interacción y comercialización de películas, que vincula pricipalmente la Producción – la Distribución – y la Exhibición de sus propias películas principalmente, en el mercado mundial del entretenimiento y de la propaganda pro-americana.

a) Fuente: Comunicado de Prensa de la UNESCO Nº 40 – 2009 bajado desde la web. El 21 de noviembre de 2009 desde http://www.unesco.org/courier/2000_10/sp/doss13.htm#top

A consecuencia de este modelo, es que son cada vez más las salas de cine que se abren en Estados Unidos y mayor el índice de salas de cine que se cierran en el resto del mundo; en la mayoría de los casos por la supuesta escases de público, sin embargo la razón principal, se centra en la creación de Multisalas de proyección que centralizan y llegan a monopolizar la distribución y exhibición cinematográfica de un determinado país. Hay que admitir, que todo esto, se encuentra marcado por la fuerza psicológicaemocional que posée el cine, sobre el espectador. Es así, que cobra interés, sobre todo para los partidos políticos y otros poderes económicos de la sociedad; tener el control de esta poderosa herramienta comunicacional. Sobre todo si las intensiones son lucrar a costa del sacrificio de otros. Es por eso, que la propuesta de política pública desarrollada en este trabajo, apunta a establecer una interacción más fluida y práctica, a través de alternativas, que se han venido desarrollando en el país, pero, que debido a no tener mucho apoyo; han quedado simplemente en el acuerdo. La creación de Festivales de video y cine, han logrado en estos últimos años, ayudar al desarrollo del audiovisual nacional. Tal es el caso del Festival Internacional de video y cine digital - FENAVID INTERNACIONAL. Que, sobre todo en Santa Cruz, incetiva a la producción de material audiovisual. De la misma forma, se podría esperar del cine; pero lastimosamente, existe una diferencia abismal, debido a que ahora cualquiera puede hacer cine y mucho más si cuenta con los recursos tradicionales, además si contamos con un carismático modelo de cine comercial que apunta más a un Festival estilo Hollywood. De ser así, adoptaríamos un modelo vacío, sin identidad, carente de veracidad, un modelo en decadencia y muy limitado. Qué puede privarnos de la experimentación de nuevas visiones, que nos ayuden en el descubrimiento y desarrollo de nuevos lenguajes. Nuestro Festival de cine no debe tener estás caracteristicas.

Además, estás políticas nos deben ayudar a establecer un lazo comunicacional con el mundo entero; que el cine en Bolivia no se encarge de repetir lo que la televición dice, que mantenga como elemento indispensable la innovación y su construcción de identidad. Para ello es muy necesario, conocer acerca del mercado internacional, como está estructurado, como se mueve, cuáles son sus tendencias, etc. El conocimiento de estos datos, guiará al cineasta boliviano, en el momento de realización de una película. Para concluir, es necesario tomar en cuenta observaciones y que estás sirvan como complemento al verdadero arte cinematográfico, que se ha venido construyendo en nuestro país, hace bastante tiempo atrás; pese a las “auto-libertades” y “privilegios” que una pequeña, pero, “distorcionada parte”, de nuestra sociedad actual, otorga a quienes no lo merecen; generalmente disfrazada de política, clase social, o estatus socioeconómico. Es por ello, que, la primera propuesta a exponerse, tiene que ver con el Fondo de Fomento Cinematográfico (FFC). Más precisamente, con las cuotas de interés, que se manejan, al momento de cerrar un contrato de algún proyecto cinematográfico; Ya que previamente, se debe tomar en cuenta que, hacer cine ahora, requiere más que solo arte. El cine, se ha desarrollado de manera significativa desde su inicio comercial en el siglo IXX. Esto, gracias a su constante dinamismo y su armoniosa conmutabilidad hacia con las demás artes (música, literatura, pintura, fotografía, etc.) Sin embargo, es necesario que nuestro actual modelo de cine nacional, se tome con mayor responsabilidad su intervención en la cultura, la ideología, los valores éticos, etc. Ya que las nuevas generaciones lo necesitarán. Así también, se requiere, que el trabajador de dicho oficio, apunte siempre a su formación y a su constante actualización dentro de su área.

De está manera, el proyecto cinematográfico, no sea tomado como una simple “ecuación mediocre”, salida de la ocación o de la coyuntura actual, como sule suceder, cuando la premisa del mercado comercial, se reduce a solo producir por producir. Y en otras ocaciones, cuando se persigue un supuesto mal construído, que logra lanzar, alguno de los “laureados” personajes, que adornan nuestro cine convencional o comercial en Bolivia actualmente. Así, la taza de interés que se establezca, debería estar no solo relacionada a los costos de producción ó a la recaudación total de taquilla de las diferentes salas nacionales como extranjeras. Sino que además, se pueda equilibrar con las posibilidades que ofresca un proyecto independiente, pero con una propuesta debidamente trabajada. De cierta forma esto ayudaría, a que, tanto empresas lucrativas, como entidades no lucrativas; ya no direccionen su retorno de la inversión (ROI), a la obtención de una ganancia económica o propagandistica. Si no al contrario, que se apunte a establecer un enlace cultural que beneficie a la misma sociedad. Es importante, tener en cuenta los criterios que toma la entidad encargada del FFC, al momento de optar por la realización de algún proyecto en específico. Se considera, entonces prudente, analizar de manera constante estos criterios; si en su caso, existe un aporte positivo o negativo en el desarrollo del arte cinematográfico. También es importante, que se pueda fiscalizar las acciones emitidas por el directorio de las instituciones representantes, que controlan los canales de producción, distribución y exhibición en el mercado (¿a quienes beneficia realmente?) tanto a nivel local como internacional. Además, las posibilidades de desarrollo del sector cinematográfico en Bolivia, se pueden dar al implementar políticas públicas que ayuden a la correcta fiscalización del mercado económico cinematográfico y su relación con el mundo entero. La propuesta concluye con un tema intrínseco, que tiene que ver más con la ética personal, que con la moral colectiva del individuo y es que cada persona,

independiente de la funsión que realiza, está totalmente comprometida a su comunidad, al desarrollo de su comunidad. Es por eso que la responsabilidad de hacer cine, no debe llevarse a cabo, solo con criterios mercantilistas, debe incluir una propuesta que revitalize las corrientes existentes; aprovechando los recursos con que se cuenta, tanto humanos que ha diferencia de otros países en Bolivia existen profesionales muy capaces en las diferentes áreas del cine y del audiovisual. Hablamos de Fotógrafos, Camarógrafos, Sonidistas, Productores, Actores, Actrices, Productores, Directores de Fotografía, Directores, etc. Que se encuentran en distintas partes del país y del mundo que pueden realizar un trabajo de calidad a muy bajos costos. Por último, para optimizar la interacción de nuestro mercado con el internacional, compactar la normativa existente acerca de las coproducciones en Latinoamérica. Para poder reducir el tiempo y los costos en los recursos, que son derrochados de manera innecesaria, cada vez con mayor frecuencia. 8. REQUISITOS 8.1. SOCIALES

Tomando en cuenta lo señalado anteriormente, el ciudadano debe tener la capacidad de auto evaluación, de reflexión, de sentido crítico de la realidad y de análisis investigativo, para afinar su percepción subjetiva. Se toman estos puntos, porque nuestra sociedad, exige productos y servicios que estén relacionados al arte, la cultura, la soberanía, etc.

8.2.

POLÍTICOS

Se necesita implementar leyes, que hayan sido creadas bajo las bases de una correcta investigación previa; en las cuáles se tome en cuenta al ser humano como un ser evolutivo. De lo contrario se continuaría cometiendo el mismo error, provocando un efecto domino en nuestra estructura normativa.

Pero para ello se necesita realizar un proceso legislativo para su aprobación y ejecución. 8.3. ECONÓMICOS

En cuanto a la economía, hay que tener encuenta que los modelos económicos no son estáticos, si bien ahora nuestro cine está viviendo un momento de abundancia, no hay que dejar de lado la posibilidad de entrar en una crisis, más aún si los canales de distribución y exhibición son controlados por multinacionales extranjeras. Si bien se conoce de la existencia de un Fondo de Fomento Cinematográfico, es necesrio un análisis más profundo para corregir sus fallas. 9. PROYECCIÓN PARA SU APLICACIÓN Mi propuesta apunta a un elemento estrategico para el desarrollo del cine en Bolivia; lamentablemente por problemas internos y externos, este instrumento de ayuda, se puede convertir en un obstáculo, para proyectos prometedores y con temáticas que si bien no necesariamente debrían ser comerciales. Su posibilidad de aplicación, depende principalmente del equipo multidisciplinario que lo integre; segundo de los recursos económicos, técnicos. Requerimientos necesarios: Recursos Humanos: Equipo multidisciplinario, compuesto por personal capacitado y especializado en las distintas áreas (Legislación, Comunicación, Investigación, etc.) Recursos Técnicos: Material de escritorio, Instalaciones, etc. Recursos Económicos: Inversión, Transporte, Costos fijos, costos variables. Si este trabajo tuviera la posibilidad de ejecutarse, tendría la capacidad de adaptarse a la coyuntura de cualquier crisis, debido a su base de datos y su

correcto análisis. Una vez erradicado el problema central, so siguiente es establecer una sólida base; allí entraría en juego la capacidad del equipo multidisciplinario para encontrar una solución segura y a la vez viable. Es así que se considerá viable la realización del presente trabajo, tomando en cuenta los anteriores puntos.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA
(1) CONACINE

www.conacine.net (2) ASOCINE Asociacióncineastas@bolivia.com C. Montevideo Edificio Requima, Piso 8 La Paz- Bolivia (3) CINEMATECA BOLIVIANA. Oficina de gestión: Teléfono: 2117408 , Calle Belisario Salinas, Ed. B. Salinas, Planta Baja Of. 5. Nueva Sede: (2005) Capitán Ravelo Esq. Prolongación Federico Suazo La Paz – Bolivia. http://www.bolivian.com/cinemateca/edificio.html (4) imolivis@hotmail.com C. Montevideo Edificio Requima, Piso 8 La PazBolivia (5) FESTIVAL IBEROAMERICANO DE CINE DE SANTA CRUZ BOLIVIA. 17 al 26 de Agosto 2000. Santa Cruz- Bolivia. (6) CONACINE http://www.conacine.net/financiamientos/ (7) ESTUDIO DE AUDIENCIAS. (2009) Determinar los factores externos que influyen en el público cruceño al momento de asistir a las salas de cine, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra durante el periodo II – 2009. (8) Convenios y Acuerdos de Colaboración http://www.prodocumentales.org/paginas/convenios.php (9) Copyright 2004 National Law Center for Inter-American Free Trade InterAmÔ Database (10) Documento preparado por el Sr. José Luis Caballero Leal, Profesor, Universidad Panamericana, Socio de Jalife, Caballero, Vázquez & Asociados, México. (2005). DERECHO DE AUTOR EN LA NUEVA ERA DIGITAL, LA INDUSTRIA DEL LIBRO, DE LA MÚSICA Y DEL AUDIOVISUAL. TENDENCIAS. CREATIVE COMMONS. D.F.OMPI-SGAE/DA/ASU/05/13 (11) CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO BOLIVIANO

Asamblea Constituyente de Bolivia. (2008) NUEVA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO. CONGRESO NACIONAL, 24. (12), (13) LEY DE CINE. Colección de Leyes Electrónicamente Accesible. BO018ES Otros (Cine), Ley, 20/12/1991, N° 1.302 Otras Fuentes

● CORPORACIÓN ANDINA DE FOMENTO. (2003). Construyendo el dorado.
Lecciones del Programa - Andino de Competitividad – PAC. ISBN: 9972-64925-3

● Verónica Córdova S. (C) 2009 Miradas Joomla! es Software Libre distribuido
bajo licencia GNU/GPL.http://www.eictv.co.cu/miradas/index.php?option=com_content&task =view&id=687&Itemid=92

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->