Materiales II

Ingeniería De La Edificación

PROBETAS DE HORMIGÓN
Fabricación de probetas de hormigón para ensayos

El uso del hormigón como elemento constructivo y estructural, genera que debamos controlar sus propiedades y características exhaustivamente, tanto en su producción como en su estado de servicio. Para ello, nos valemos de ensayos que realizamos sobre probetas normalizadas de este elemento. Las fabricaremos como para ser representativas del hormigón a usar, pero también existirán casos en los que debamos extraerlas del propio hormigón a examinar, las llamadas probetas testigo.

Índice:

1. Probetas:
1.1 - Moldes 1.2 - Características 1.3 - Fabricación 1.4 - Adecuación a tolerancias

2. Probetas Testigo

73 veces el diámetro. Las dimensiones nominales serán: Probetas Cúbicas: Probetas Cilíndricas: Si una probeta cilíndrica tiene una longitud superior a 1.73 veces su diámetro dispondrá de una parte central en la que el efecto de cortante habrá desaparecido y los valores de la resistencia a compresión medidos. cilíndrica y prismática.1 . fijen la relación longitud/diámetro en 2. medidas y otras características de las probetas y moldes. cúbica. entre ellas la española.Materiales II Ingeniería De La Edificación 1.Moldes Los moldes para probetas de hormigón deberán atenerse a las características que estipula la norma UNE EN-12390/1 Ensayos de hormigón endurecido. El superar muy sobradamente la cifra de 1. Para cada una de ellas.73 diámetros nos podría llevar a probetas de esbelteces excesivas en las que se podría alterar el valor de la resistencia a compresión y esta es la razón de que muchas normas. aunque algo más bajos en probetas más cortas. . Parte 1: Forma. Existen tres tipos normalizados de probetas. la dimensión principal d se debería elegir para que sea al menos tres veces y media el tamaño nominal del árido en el hormigón. serán más uniformes y reales que cuando la longitud de la probeta es igual o inferior a 1. Probetas 1.

aceite o grasa para conseguir una buena estanqueidad al agua. permite el uso de probetas cúbicas para los ensayos de resistencia a compresión y de probetas prismáticas para los ensayos de flexotracción. En el caso de ensayos de resistencia a compresión. del orden de un 2 a un 15%.Materiales II Probetas prismáticas: Ingeniería De La Edificación Los moldes pueden ser calibrados. ya comercializados para tal fin con los marcajes de cumplimiento adecuados. siempre respetando las características específicas para los moldes que indica la norma. siempre que el tamaño máximo sea inferior a 12 mm. la norma EHE-08 permite el uso de probetas cúbicas de 15 cm. Los moldes calibrados se deberán fabricar en acero o fundición. o pueden ser fabricados con cualquier material que sea adecuado para ello. de arista en el caso de hormigones con f(ck) mayor o igual a 50 N/mm². con la posible excepción del plato de la base. Se pueden realizar en otros materiales. que serán los materiales de referencia. La instrucción española de hormigón usa como referencia las probetas cilíndricas para la realización de los ensayos. A sus resultados se le aplica un factor de conversión de acuerdo con: según un coeficiente de conversión λ dado por: . se ha comprobado que en el caso de moldes de plástico y cartón dan resultados de resistencia a compresión más bajos. Los componentes del molde. Por ejemplo. Las juntas de los moldes pueden ser tratadas con cera. si bien. de arista o de 10 cm. Todos deben ser estancos y no absorbentes. deben tener marcas de identificación. Todas las partes de un molde calibrado deberán ser lo suficientemente robustas para impedir cualquier deformación en el montaje y en el uso. siempre y cuando se realicen pruebas que demuestren su equivalencia a largo plazo con probetas realizadas en moldes de acero o fundición.

3 . se usan las de 16x32 cm. deficiente acabado de las superficies sobre las que se ejerce la carga.Fabricación La fabricación de probetas para ensayos se realizará de acuerdo a la norma UNE EN-12390/2. como son la falta de paralelismo entre las caras sobre las que se realiza el ensayo. se ha podido comprobar. empleando diferentes dimensiones de probetas. dejando de ser representativos o extrapolables. El ensayo puede sufrir alteraciones como consecuencia de varios factores entre los que destacan el efecto probeta-plato. de altura..2 . Esta norma dispone: Antes del llenado. son las que proporcionan mayores resistencias y uniformidad en los resultados. Existen otros a tener en cuenta. la velocidad de aplicación de las cargas e incluso el diseño de la propia máquina. Australia y otros. deben utilizarse probetas de 10x20 cm. como veremos a continuación. se debería cubrir la parte interior del molde con una película de desencofrante no reactivo para evitar que el hormigón se adhiera al molde. En España. En Francia por ejemplo. mientras que en Gran Bretaña. se emplean probetas cilíndricas. Existe la inclinación al empleo de probetas cilíndricas de 15 cm. descentrado de la probeta. es decir. Así. Con probetas de 15x30 cm. de diámetro por 30 cm. la dureza de los platos el tamaño y esbeltez de la probeta. que con áridos de tamaña máximo comprendido entre 20 y 40 mm.. en el caso de la rotura a compresión la UNE EN-12390/3. las de 15x30 cm. su tamaño máximo no debe superar el tercio del diámetro del molde como indica la norma. para alcanzar la compactación completa. no deben emplearse áridos de tamaño superior a 50 mm. son las idóneas. con el ahorro que ello conlleva. Cada capa debe compactarse por uno de los métodos siguientes: Vibración mecánica − Compactación con vibrador interno − Compactación con mesa vibrante . Si el tamaño máximo del árido es pequeño e inferior a 20 mm. 1.Características Influencia de la forma y dimensiones sobre los ensayos. dependiendo de la consistencia del hormigón y del método de compactación. se usan las probetas cúbicas en la determinación de la resistencia a compresión. mientras que con áridos de tamaño máximo 10 mm. tomaremos como ejemplo la medida de la resistencia a compresión de un hormigón determinada por medio de la rotura de una probeta sometida a una carga axial. por la ventaja de tener una superficie de aplicación de carga de prácticamente 200 cm². de los que da cuenta la norma UNE EN-12390/1 y la respectiva norma del ensayo. dado la gran ventaja que tienen frente a las cilíndricas al evitarse el proceso de refrentado que se debe realizar en las probetas cilíndricas. Para corregir y adecuar las probetas.Materiales II Ingeniería De La Edificación 1. etc. al igual que en otros países como Estados Unidos. El hormigón debe compactarse inmediatamente después de su vertido en el molde. Los moldes deben rellenarse en una o más capas. las probetas de 10x20 cm. el que las probetas estén húmedas o secas. Canadá. se usan distintos métodos. Como ejemplo de las influencias a las que se ve sometido el resultado de un ensayo. Alemania y otros. La tendencia actual es a realizar los ensayos sobre probetas cúbicas. El espesor de esta capa debe estar entre el 10% y el 20% de la altura de la probeta. de forma tal que se obtenga una compactación completa sin una excesiva segregación o aparición de flujo de lechada. y cuando sea necesario. debido a que si éstas son muy grandes con relación al TM el efecto pared disminuye y los resultados obtenidos cambian.

El material de refrentar debe consistir en un mortero compuesto de tres partes en peso de cemento con alto contenido en alúmina. hasta que las burbujas de aire mayores cesen de aparecer en la superficie y se hayan eliminado las depresiones dejadas por la barra de compactar o la maza. o en cámara a esa misma temperatura y 95% de humedad. Se pueden usar otros cementos que cumplan con la Norma EN 197-1 si se tiene la certeza de que a la hora del ensayo el mortero tiene al menos igual resistencia que el hormigón. Se coloca la probeta con un extremo sobre un plato metálico horizontal.Materiales II Ingeniería De La Edificación En ambos casos. ni penetre significativamente en la capa inferior. Después de retirar los moldes se curan hasta inmediatamente antes del ensayo en agua a una temperatura de 20ºC. tomaré como referencia el ensayo de resistencia a compresión. vibraciones y deshidratación. aunque pueden permitirse pequeñas desviaciones locales. asegurarse que la superficie de la probeta a refrentar esta húmeda. Se evita la sobrevibración. usamos los métodos siguientes: Pulido: Las probetas curadas en agua deben sacarse de la misma. pero no del aire ocluido. con objeto de eliminar las burbujas del aire atrapado. éstas se mantienen en el molde al menos 16 horas. no se suelen presentar problemas de este tipo debido a que éstas se ensayan en una dirección perpendicular a la de moldeo. Se tiene cuidado de que la barra de compactar o maza no golpee con fuerza la parte inferior del molde. con lo cual siempre dispone de las dos caras paralelas y perfectamente planas que proporcionan las caras de los moldes. Según norma UNE-EN 12390/3. se golpea lateralmente el recipiente de forma cuidadosa con el mazo. Se sujeta rígidamente un collarín de acero de dimensiones correctas y que tenga el borde superior . para el pulido durante no mas de 1 hora y deben volverse a introducir en agua durante al menos una hora antes de volver a pulirlas o a ensayarlas. protegidas de impactos. resulta también necesario reducir las dimensiones de la probeta.Adecuación a tolerancias La norma UNE EN-12390/1 estipula las tolerancias admitidas en las dimensiones de las probetas y los moldes. A veces. En el caso concreto de los ensayos en los que se aplican cargas o esfuerzos. 1. Compactación manual Se distribuyen los golpes de la barra de compactar o maza de manera uniforme sobre la sección transversal del molde. En las probetas cilíndricas. Refrentado: Utilizando mortero de cemento de alto contenido en alúmina: Antes de refrentar. normalmente 25 para hormigones con una consistencia equivalente a las clases de asentamiento S1 y S2. Para el correcto curado de las probetas. El refrentado debe ser tan fino como sea posible y no debe tener más de 5 mm de grosor. se especifica los métodos para conseguir tal fin. Se somete el hormigón a un número suficiente de golpes por capa. limpia y que todas las partículas sueltas han sido eliminadas. Después de compactar cada capa. cuando se compacte la primera capa.4 . ISO 3310-1). más una parte en peso de arena fina (la mayor parte de la cual pase por el tamiz de malla de alambre de 300 µm. En el caso de las probetas cúbicas y prismáticas. la vibración se aplica durante el mínimo tiempo necesario para lograr una compactación completa del hormigón. pero no más de 3 días. el acabado superficial y el paralelismo entre las caras donde se aplican dichas cargas es fundamental para obtener resultados fiables. En cada ensayo. que puede causar una pérdida de aire ocluido. la superficie de una de las bases del cilindro queda imperfecta (la que queda en superficie) por lo que es necesario darla un tratamiento para alcanzar una planeidad acorde a las tolerancias exigidas.

En el momento del ensayo. Pueden aceptarse mezclas comercializadas de azufre para refrentar que sean adecuadas. Puede ser necesario recortar el material de refrentado sobrante de los bordes de la probeta. Se llena el collarín con el material de refrentado hasta que forme una superficie convexa sobre el borde del collarín. para reducir los riesgos de polución. La mezcla debe calentarse a la temperatura recomendada por el suministrador o a una temperatura tal. de manera que el borde superior sea horizontal y sobrepase la posición más alta de la superficie de hormigón. Si la capa de refrentado suena a hueco. mantenida verticalmente. de hasta el 2%. La mezcla se remueve continuamente para asegurar su homogeneidad y para impedir que se formen sedimentos en el fondo del recipiente de fundir.Materiales II Ingeniería De La Edificación mecanizado al extremo superior de la probeta a refrentar. debe eliminarse y refrentarse de nuevo. El ensayo de compresión no debe efectuarse hasta que hayan transcurrido al menos 30 min. el refrentado debería ser al menos tan resistente como la probeta de hormigón. Se ha de tener cuidado de que la temperatura de la mezcla se mantiene entre los límites especificados. pues con ello se incrementa la producción de vapores sulfurosos y el peligro de ignición. que este revestido con una fina capa de aceite desmoldante. hacia abajo sobre el material de refrentado con un movimiento rotatorio hasta que haga un completo contacto con el borde del collarín. limpia y deben retirarse toda clase de partículas sueltas. el material de refrentado puede consistir de una mezcla compuesta en partes iguales en peso de azufre y arena silícea fina (la mayor parte que pase por el tamiz de 250 µm y que sea retenida por el tamiz de 125 µm conforme a ISO 3310-1). hasta apoyar en el plato horizontal que contenga la mezcla de azufre fundida. siendo recomendable una espera de 2 horas a fin de permitir que la capa dada se enfríe.. Inmediatamente se coloca la probeta con collarín y plato en posición en un ambiente con aire húmedo que tenga ≥ 95% de humedad relativa y a una temperatura de (20 ± 5) ºC. El plato y el collarín deben retirarse cuando el mortero está lo suficientemente endurecido para poder ser manejado sin deteriorarlo. Se debe inspeccionar la probeta para asegurarse de que el material de refrentado se ha adherido perfectamente a ambas caras de la misma. Se baja un extremo de la probeta. Puede añadirse una pequeña proporción de negro de humo. aunque pueden permitirse pequeñas desviaciones locales. Alternativamente. que mientras se remueve continuamente. El nivel de mezcla en el recipiente de fundir no debe dejarse demasiado bajo. Debido a esto. Dispositivo de refrentado . desde la operación de refrentado. Se presiona con un plato de refrentado de cristal. un sistema extractor de humos debe funcionar durante todo el proceso de fundido del azufre para asegurar la completa extracción de los vapores de azufre. que son más pesados que el aire. Se utiliza un equipo de refrentado que asegure que las dos caras refrentadas estén paralelas y se utiliza aceite mineral como desmoldante de los platos. la superficie de la probeta debe estar seca. El refrentado debe ser tan fino como sea posible y no debe tener más de 5 mm de grosor. se alcance la consistencia requerida. Método del mortero de azufre Antes de refrentar. Se deja que la mezcla se endurezca antes de repetir el procedimiento con el otro extremo.

conforme a la Norma ISO 3310-1. Se vierte el volumen requerido de arena. . La arena a usar ha de ser fina y silícea. se separan las dos cajas de los restos de la probeta metiendo aire a través de las aberturas previstas a tal efecto. Se libera la probeta y se gira sobre la otra cara. Se instala el marco de colocación en una superficie de trabajo horizontal. en el centro de la caja. Una de las cajas de arena debe colocarse en el marco y bloquearse en esta posición. Se vierte la cera de parafina hasta el borde de la caja y se deja endurecer. la probeta se pone en el montón de arena y se sujeta en su posición. y cuya mayor parte pase por el tamiz de tejido de alambre de 250 µm y que sea retenida por el tamiz de 125 µm. Se repiten las operaciones con la segunda caja. Después de acabado el ensayo de compresión. sin derramarla. comprobar que la superficie de la probeta a refrentar estar limpia y que todas las partículas sueltas han sido retiradas.Materiales II Ingeniería De La Edificación Método de caja de arena Antes de refrentar. Se hace funcionar el vibrador durante (20 ± 5) s asegurándose que las guías ruedas soportan correctamente la probeta. Después de limpiar con un trapo las caras de carga.

las probetas testigo suministran valores de resistencia inferiores al dado por probetas realizadas en laboratorio. Probetas testigo En determinadas ocasiones hay que recurrir a la ejecución de ensayos informativos cuando el hormigón ya está en la propia obra. por ejemplo mediante el pachómetro. Es preciso que la separación entre los testigos a extraer sea la suficiente para que correspondan a amasadas diferentes de un mismo lote con objeto de tener una muestra realmente representativa del hormigón. por lo que la separación mínima entre ellos deberá estar condicionada al volumen de la hormigonera utilizada. Los testigos extraídos deben ser representativos de todo el lote de hormigón considerado. las microfisuras originadas por la extracción. Las probetas testigo son piezas de forma cilíndrica. por lo que debemos realizar ensayos por medio de la toma y rotura de probetas testigo. pudiendo rebajarse si el cemento es de alta resistencia inicial. A veces esto no es posible. . Asimismo. endurecido y en carga. Por esto. La extracción no debe realizarse a edades inferiores a 14 días si el cemento es portland normal. éstas probetas son de inferior calidad a las que se realizan en un entorno controlado como es el laboratorio. debido a. se tendrá en cuenta en su rotura la dirección de la aplicación del esfuerzo con relación a la compactación del hormigón en la estructura. desprendimientos de áridos y pérdidas de adherencia con la pasta. Hay que evitar la inclusión de armaduras en los testigos. esclerométricos. la norma EHE-08 recomienda tener en cuenta una disminución de un 10% en la resistencia. la influencia que tienen las dimensiones del mismo sobre la de los componentes del hormigón. condiciones del contorno. por lo que se procura establecer la localización de éstas. entre otras razones. lo que repercute en las resistencias a compresión. etc. transporte y curado no son ideales. En el caso de elementos estructurales se emplean sobre todo probetas cilíndricas extraídas mediante sondas rotativas o perforadoras tubulares. a pesar de ser el testigo una parte integrante de la misma. en estos casos puede dar buen resultado realizar ensayos paralelos ultrasónicos o esclerométricos a fin de tratar de identificarlos. dimensiones del elemento estructural. mediante ensayos ultrasónicos. etc. Esto se debe a que en los hormigones de bajas resistencias hay un mayor peligro de microfisuración.Materiales II Ingeniería De La Edificación 2. Dado que las condiciones del hormigón en cuanto a ejecución. Las probetas deberán ser sometidas a refrentado. Para tener en cuenta estos factores. La resistencia de los testigos suele ser inferior a la real del hormigón de obra. cúbica o prismática que se extraen del hormigón puesto en obra mediante corte del hormigón endurecido. por consiguiente es conveniente definir las zonas o lotes de una estructura construidos con un determinado volumen de hormigón.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful